P TRES APÓSTOLES DIFERENTES


Julio 16_2020

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, dichosos aquellos que se acercan a Mí.

Dichosos los que con Fe y en amor se acercan a Mí, limpios de corazón y con deseos de alimentarse con este Alimento Divino, que os dejé en la Última Cena.

Mis pequeños, a través de Mis apóstoles os dejé el Sacramento del perdón de los pecados. Le dije a Pedro: “Lo que ates en la Tierra, atado quedará en el Cielo; lo que desates en la Tierra, desatado quedará también en el Cielo.

Mis pequeños, es un Sacramento que Yo he dejado en los sucesores de Pedro, en los ministros de Mi Iglesia.

Les he dejado el poder de perdonar vuestros pecados, cualquier pecado, porque Yo Soy vuestro Dios.

Menos el pecado contra el Espíritu Santo, que ese no es perdonable porque es cuando dudáis de Mi Palabra, cuando dudáis de Mi Providencia Divina que os puede perdonar todo pecado,

CUANDO DUDÁIS DE QUE YO SOY OMNIPOTENTE

Y QUE PUEDO DAROS TODO,

PERO, POR LA DUDA,

DETENÉIS MI PODER DE PERDÓN.

Dichosos vosotros los que estando en pecado, los que estando en esa situación mortal para vuestra alma, os acercáis a Mí y Me pedís con humildad, el perdón de vuestras faltas,

y Yo, a través de Mis ministros, perdono vuestros pecados.

Yo os dejo nuevamente en posición de poder recibir el Alimento Divino, Mi Cuerpo y Mi Sangre, que os va a dar vida con este otro Sacramento, el Sacramento de la Eucaristía.

Otra Verdad que vosotros tenéis entre vosotros, una gran Verdad, un hecho, un milagro inmenso que ni los Ángeles se imaginaban:

Que pudiera Yo quedarMe entre los hombres, que pudiera Yo seguir alimentando a los hombres como alimenté a Mis apóstoles en la Última Cena, es otro Sacramento de vida.

Yo Soy la Resurrección y la Vida. Me mataron porque no querían conocer la Verdad, querían seguir manteniéndose en la oscuridad.

Pero resucité y os sigo dando vida, tenéis vida en Mí, una plena vida en Mí a través de los Sacramentos, que son Sacramentos de vida.

Mis pequeños, cuando os acercáis a Mí y tenéis esa confianza plena de que, estando conMigo, tendréis todo lo necesario para tener Mi Vida y poderla transmitir, el Reino será vuestro. 

LA FE, LA FE ES IMPRESCINDIBLE PARA OBTENER LOS SACRAMENTOS,

QUE CIERTAMENTE LOS TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN,

PERO SI NO CREÉIS, SI NO OS ACERCÁIS A ELLOS,

NO OBTENDRÉIS ESA VIDA QUE TENGO PARA VOSOTROS.

Yo Soy el Cordero, el Cordero que se inmoló para que vosotros tuvierais Vida y que la tuvierais en abundancia, pero se necesita Fe y un gran amor hacia Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo y que os da vida, porque Yo, que Soy la Vida, Me di por todos vosotros.

Venid pues, Mis pequeños, entrad a Mi redil,

entrad para que seáis de las almas escogidas, almas que creéis que Yo Soy vuestro Dios.

Almas que estáis seguras de que Yo, vuestro Dios, os daré Vida Eterna. 

CONFIAD PLENAMENTE EN MÍ, VUESTRO DIOS,

Y ESTARÉIS CONMIGO ETERNAMENTE,

VENCERÉIS FÁCILMENTE A LAS HUESTES DEL MAL.

SATANÁS NO PUEDE CONTRA AQUELLOS QUE ESTÁN LLENOS DE MI VIDA,

AQUELLOS QUE TIENEN UNA FE PLENA EN MÍ,

VUESTRO DIOS Y SALVADOR.

VENCÍ AL MAL, BAJÉ A LOS INFIERNOS

Muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó. de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado. a la derecha de Dios Padre. Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar. a vivos y muertos.

PARA DEMOSTRARLE A SATANÁS QUIEN SOY YO.

Soy un Dios de Vida, él es la Muerte y lo vencí.

Así que Mis pequeños, venid a Mí, NO os quedéis con vuestros pecados, NO DUDÉIS de que Yo os voy a dar vida.

Os repito: Yo vencí al Mal, venid pues a Mí y seréis vencedores y tendréis vida plena conMigo.

Porque ya por el simple hecho de haberMe aceptado vosotros como vuestro Redentor, también estáis invitados a aceptar la cruz,

la cruz que a veces tanto teméis, pero sin que os deis cuenta la lleváis, y para cada quien es diferente, de acuerdo a su misión.

Os he hablado del sacrificio cruento, como el que Yo llevé en muy alto grado, y del sacrificio incruento, que a veces no se ve, pero que se lleva y que no lo podéis evitar.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

 Lleváis una Cruz de acuerdo a vuestra misión y esta cruz conlleva ese sacrificio cruento o incruento, la diferencia la hace el amor. 

Podéis llevar un sacrificio cruento como el Mío, pero ese sacrificio llevaba un Amor Divino que es el que os salvó, es el que os redimió y es el que os ha levantado nuevamente a nivel de hijos de Dios.

Hermanos Míos, Mis pequeños, una Gracia muy especial os concedí estando en la Cruz, pidiéndole a Mi Madre, la Siempre Virgen María que, viendo a Juan, viera a todos vosotros y que os cuidara a todos vosotros. 

COMO OS DIJE, TODOS LLEVÁIS UNA CRUZ,

Y CUANDO LA ACEPTÁIS

Y LA ACEPTÁIS CON AMOR Y COMO OFRENDA,

COMO YO ME OFRENDÉ POR VOSOTROS,

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

ESTARÉIS LLEVANDO A MUCHAS ALMAS, COMO LAS VUESTRAS,

HACIA LA REDENCIÓN Y A SU SALVACIÓN ETERNA.

El sacrificio incruento muchas veces no se nota y es el que padecéis cada uno de vosotros, por lo que hacéis todos los días,

por ejemplo, los que sois padres, el hecho de trabajar para llevar el pan a vuestro hogar y vosotras, como madres, de mantener la paz, el amor, dentro de vuestra familia

y aprovechar lo que el padre lleva al hogar y saberlo administrar, también conlleva a veces un sacrificio, especialmente cuando no alcanza para cubrir con las necesidades que tenéis.

Son sacrificios que os emparentan con la Sagrada Familia que, a pesar de haber sido una Familia muy especial sobre la Tierra,

también padeciMos Mis Padres, María, José y Yo Pequeñito, sufriMos,

Y ESO ES UNA CRUZ INCRUENTA PERO DOLOROSA,

PERO TAMBIÉN OFRECIDA Y ACEPTADA,

PORQUE SE ACEPTABA LA VOLUNTAD DE MI PADRE

EN LO QUE SUCEDÍA EN NUESTRA VIDA

Esa es la gran diferencia entre que vosotros ACEPTÉIS O NO vuestra cruz y el efecto que va a causar, esa negación o esa donación.

Cuando vosotros aceptáis vuestra cruz incruenta, pero con amor, os unís a Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Y camináis junto conMigo, levantando almas, especialmente las de vuestro hogar y luego dando buen ejemplo a vuestros hermanos;

Otros tirarán la cruz, tratarán a toda costa de llevar una vida sin problemas, pero aquí cometerán muchos errores, quizá robarán, quizá cometerán pecados mayores con tal de llevar una vida cómoda y regalada,

y lo que pudiera haber sido salvación para uno y para su familia, por otro lado es condenación de esta persona por el abandono de esposa e hijos,

y así se pueden seguir dando ejemplos de cuando uno no acepta Mi Voluntad, como vuestro Dios, para levantaros hacia la santidad.

El libre albedrío y la aceptación a Mi Voluntad cambia todo, Mis pequeños. 

Tenéis a Pedro, a Pablo y a Judas, tres ejemplos diferentes y Apóstoles los tres.

Pedro, un personaje iletrado, pescador, quizá hasta grosero.

Pablo, gente con mucha cultura, con mentalidad fuerte y con respeto a Yahveh, a Mi Padre.

Y buscando que nadie afectara lo que él había aprendido y que amaba con todo su corazón, a su religión.

Y Judas, que estuvo entre Mis Apóstoles, que le di mucho tiempo muy especial para él, para su conversión y no la aceptó; buscaba solamente los bienes del mundo.

Me vio hacer Milagros, tuvo Mi Predicación, como muchos, muchos la hubieran querido tener, estar junto a Mí, vuestro Dios, y él no la aceptó;

tuvo todas las oportunidades para ser santo, para ser un Apóstol Mío y ser una columna de la Iglesia, como lo fueron los otros Apóstoles, y no las aceptó, fue el traidor.

Pedro, hombre rudo pero dócil, amoroso, obediente y se dio plenamente a Mí, se dio plenamente por la Iglesia, se dio plenamente también por vosotros.

Pablo, hombre amante de su ley, de la ley de donde había crecido, de la ley farisaica y no permitía que hubiera algo diferente,

porque amaba de corazón lo que había aprendido desde pequeño, pero le faltaba esa parte que Yo os vine a traer, el Amor.

Hombre rudo pero que tuvo que aprender, con la caída que Yo permití que tuviera, a conocer el Amor, el amor fraterno.

MARTIRIO DE ESTEBAN

Yo os vine a traer una Evangelización de Amor y de libertad, y la de él era de imposición al grado de hasta permitir el asesinato de aquellos que no quisieran tomar el conocimiento que él tenía antes,

y por eso frente a él murió Esteban y no hizo nada por su defensa, porque no pertenecía a lo que él sabía y seguía.

Tres personajes diferentes, dos que se quedaron conMigo y uno el traidor, la diferencia es el amor y por otro lado la soberbia y el no querer darse a los demás.

Pedro y Pablo se dieron en totalidad, mantuvieron su fe hasta el final, se dieron en totalidad en su predicación y se ganaron la palma del triunfo.

Judas quiso mantenerse en el poder humano, vivir para un gusto humano, sin importarle el crecimiento espiritual, ni el propio, ni el de los demás.

Aprended pues de ellos, Mis pequeños. Vosotros tenéis Mi Predicación, vosotros tenéis también el libre albedrío de tomar Mi Amor o despreciarlo;

vosotros podéis escoger entre ver por Mi rebaño, por vuestros hermanos, por su salvación a través de vuestra oración, a través de vuestro ejemplo,

a través de vuestra vida, llevándoMe a Mí en vuestras palabras y obras,

o podéis buscar solamente la vida fácil.

Mis pequeños, la Iglesia está viviendo momentos difíciles, su espiritualidad ha caído, ya no hay Pedros ni Pablos suficientes para que se pueda adornar mi Iglesia con esas almas.

 Parece que satanás va ganando la batalla, pero Mi Promesa persiste, no será vencida por satanás y permanecerá hasta el fin de los siglos.

OS LLAMO A TODOS A TOMAR VUESTRA CRUZ,

OS LLAMO A TODOS PARA ACEPTAR MI VOLUNTAD EN VUESTRA VIDA

Y AYUDARME EN LA CONVERSIÓN DE VUESTROS HERMANOS

Y EN SU SALVACIÓN ETERNA;

OS LLAMO A TODOS A SER CORREDENTORES

A TRAVÉS DEL OFRECIMIENTO

DE VUESTRAS PENAS, DOLORES,

QUE TODOS TENÉIS EN VUESTRA VIDA.

OfrecedMe vuestras pequeñas o grandes cruces, que son vuestros fracasos, vuestros éxitos, vuestros tormentos, vuestros dolores,

pero principalmente vuestro amor, porque os he dicho que nunca podréis separar el dolor del amor y, si estáis trabajando para Mí, vuestro Dios, lo entenderéis fácilmente.

ALMAS VÍCTIMAS CRUCIFICADOS POR EL AMOR

Yo Me di por vosotros y mucho dolor padecí a lo largo de Mi tiempo de Evangelización pero hubo mucho Amor, porque Yo en todo momento pensaba en vuestra salvación.

No despreciéis, pues, lo que tenéis oportunidad para darMe vuestros dolores, vuestras alegrías y vuestra cruz llena de amor.

Hijitos Míos, os he pedido varias veces que acudáis a Mí y Me pidáis el don de Discernimiento y Sabiduría, muy importantes para vuestra vida espiritual.

 El Don de Discernimiento es un escudo contra todo aquello que vosotros escuchéis o lo que veíais,

Satanás es muy astuto y os tratará siempre de llevar por caminos muy contrarios a lo que Yo os he dado.

Con el Discernimiento Santo que Yo os concedo, vosotros podréis conocer la verdad de lo que escuchéis o de lo que veáis.

 Todos vosotros estáis desarmados si no entráis en una vida espiritual profunda; satanás os puede hacer creer que lo que vosotros imagináis sea bueno, y realmente sea malo, todos vosotros sois débiles a su ataque.

Cualquiera de vosotros, no importa el nivel que tengáis social, cultural, Mis mismos sacerdotes, religiosos o aún el mismo Papa, TODOS, todos podéis ser tentados por Satanás.

Yo mismo, vuestro Dios, fui tentado por él en el desierto.

Ciertamente Yo, como Dios, lo rechacé y no pudo contra Mí.

Adán y Eva, vuestros Primeros Padres, tenían un nivel espiritual muchísimo mayor que el que tenéis vosotros actualmente, fueron tentados y cayeron. 

No creáis todo cuanto se os diga, lo que leáis o lo que os imaginéis que debe que ser lo correcto, todo deberá pasar por el filtro que es el Discernimiento Santo.

Ciertamente vosotros no podréis conocer el interior del pensamiento de vuestros hermanos, pero el Discernimiento que Yo os concedo os dará la Verdad de lo que se esté diciendo o de lo que vosotros veáis a vuestro alrededor. 

OS REPITO: NO IMPORTA QUIÉN SEA EL QUE OS DIGA CIERTAS COSAS,

QUE AUNQUE SUENEN ESPIRITUALMENTE CORRECTAS,

ES MENTIRA LO QUE REALMENTE SE OS ESTÁ DANDO;

HAY MUCHA MENTIRA A VUESTRO ALREDEDOR

Y HASTA ESTÁ VINIENDO DE ALTOS GRADOS EN MI MISMA IGLESIA.

Satanás es el Príncipe de la Mentira y él os puede confundir fácilmente.

Y solamente a través del Discernimiento que Yo os concedo, si es que Me lo pedís, es como saldréis airosos de la batalla.

La Sabiduría os dirá qué hacer con el resultado del Discernimiento que vosotros hagáis, del conocimiento verdadero o falso que llegue a vosotros.

La Sabiduría os va a decir por dónde caminar, cómo desenvolveros durante vuestra misión aquí en la Tierra.

 A la Sabiduría la deberéis seguir a ojos cerrados aquí en la Tierra, con total confianza porque viene de Mí.

 La Sabiduría, muy diferente a la inteligencia humana, es la que os va a llevar por caminos rectos, por caminos de santidad.

ESTO OS PIDO, QUE ME LO PIDÁIS A MÍ VUESTRO DIOS,

PARA LA IGLESIA, PARA SUS MINISTROS, SACERDOTES, RELIGIOSAS,

QUE ELLOS TENGAN ESTE DISCERNIMIENTO SANTO Y LA SABIDURÍA DIVINA,

PORQUE AUN LA MISMA IGLESIA HA SIDO INFILTRADA POR EL ENEMIGO. 

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Debéis proteger a Mis sacerdotes y religiosas porque ellos son más fuertemente atacados que vosotros, porque ellos son los que deben guiar a los fieles.

Y si Satanás los lleva al error, ellos, Mis ministros, llevarán al error a infinidad de hermanos vuestros.

Por vuestro propio bien, orad por ellos para que sean protegidos y, sobre todo, para que sean santos, porque ellos son los que os pueden dar los Sacramentos, os pueden administrar la vida que dan los Sacramentos.

 Protegedlos, orad por ellos incesantemente, no os detengáis, el ataque de Satanás es continuo, más para ellos que para vosotros.

Y vosotros mismos también os debéis proteger para que Satanás no os saque de esta tarea tan importante, que es la protección de toda la Humanidad contra sus ataques.

Orad de día y de noche, no os canséis de hacerlo, Mis pequeños, vuestra vida espiritual depende de ello.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes y a tus religiosos, en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes y religiosos. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos.

Y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre,

para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: