Archivos diarios: 6/08/20

A EL ODIO CONTRA DIOS 2


Hago un llamado URGENTE a todo el mundo católico para que el próximo DOMINGO 9 de Agosto se lleve a cabo una jornada de ayuno y oración a nivel mundial con el rezo del rosario de mi Preciosísima Sangre y con el rezo del Exorcismo de San Miguel, de 12:00 am a 6:00 pm, pidiéndole al Padre Celestial por la protección de mis Templos, Santuarios y Lugares Santos, que están siendo destruidos y profanados por las fuerzas del Mal en este mundo.

CUMPLIMIENTO

¿A quién ves?

La impactante imagen calcinada, con el rostro totalmente desfigurado, de la Sangre de Cristo expuesta durante la primera misa en la Catedral de Nicaragua tras ataque del 31 de julio

Las últimas horas y días han sido verdaderos ejemplos de congoja y dolor.

No solo por los efectos continuos de la pandemia del coronavirus, que sigue dejando millones de víctimas a lo largo y ancho del mundo, sino por algunos hechos que se han dado también en diversos puntos del planeta.

Quizá la imagen más fresca de las últimas horas tenga que ver con Beirut, Líbano y esas potentes explosiones que dejaron miles de víctimas este 4 de agosto.

Pero días antes, en América Latina, más específicamente en Nicaragua, también se vivió una jornada cargada de conmoción: el ataque con bomba molotov en la capilla Sangre de Cristo ubicada en Managua.

Mientras los ecos de las bombas de Beirut seguían sonando con fuerza en todos lados, en Nicaragua se volvió a vivir una jornada cargada de sensaciones encontradas.

Este 5 de agosto se celebró la primera misa en la entrada de la Capilla de Managua presidida por el cardenal Leopoldo José Brenes.

Las imágenes de la ceremonia han sido verdaderamente emocionantes. Pero en particular se destacó una, la del propio rostro de la histórica imagen de más de 300 años dañada y que quedó calcinada durante el ataque que derivó en incendio.

La imagen de la Sangre de Cristo ha sido expuesta, como señal de lo acontecido, pero también como consuelo en medio de una situación dramática que se vive a nivel de Iglesia en Nicaragua.

Por estas horas teólogos, artistas plásticos y devotos discutían en Nicaragua acerca de la conveniencia de que no sea restaurada la imagen, pues de alguna manera lo acontecido forma parte de esa memoria viva de un asedio constante y brutal ataque.

¿A quién ves? Era la pregunta disparadora de esta imagen que no deja de llamar la atención.

En este rostro también se puede apreciar a millones de personas en el mundo que sufren, los perseguidos, los que mueren en atentados, guerras, masacres, accidentes.

Y tantos muchos ejemplos más.

Pero hoy la Sangre de Cristo es el máximo ejemplo de cercanía con los que más padecen horas difíciles en Nicaragua.

El propio Brenes ensayó una respuesta durante su homilía:

“En un ambiente de tristeza y dolor sin duda alguna muchos de ustedes que me están escuchando o viendo no me dejaran mentir porque nuestro sentimientos de esta pesadilla es cuándo vamos a despertar. Sin duda alguna muchos de nosotros quizás no hemos podido dormir, otros algunas horas pensando si esto es realidad lo que de una manera salvaje y terrorista se ha realizado en nuestra imagen de la Sangre de Cristo. Sin embargo el consuelo es para todos. La Iglesia siempre ha sufrido y seguirá sufriendo pero la seguridad es que el Señor nos acompaña. Debemos estar aferrados a la cruz, porque si estamos aferrados a su cruz quien podrá apartarnos del amor de Dios. Vemos a nuestra sangre de Cristo calcinada, pero de pies, la imagen y la cruz resistieron las fuerzas de las llamas como un testimonio para nosotros que la cruz no es vencida tan fácilmente, la cruz no se destruye tan fácilmente, por eso hoy les hago el llamado de estar aferrados a la cruz, al pie de la cruz como María y aquel pequeño grupo que le acompañaban”.

Desconocido arroja un cóctel molotov en la catedral de Managua

Jaime Septién | Jul 31, 2020

«Vengo a la Sangre de Cristo», ha gritado un desconocido, quien ha sido identificado como el que lanzó una bomba molotov, según testigos en Nicaragua este viernes 31 de julio

Este viernes 31 de julio  un hombre, cuya identidad hasta el momento era desconocida, ingresó a la capilla Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua (Nicaragua) y lanzó una bomba molotov, según informan medios como La Prensa. 

Versiones de personas que se encontraban en la Catedral indican que el sujeto, de identidad desconocida, solamente dijo que «iba a la Sangre de Cristo”, supuestamente a honrar esta venerada imagen.

El desconocido –siempre según la versión de las personas que estaban en el recinto religioso– iba encapuchado y llevaba un objeto en la mano, por lo que fueron incapaces de identificarlo o dar mayores rasgos a la policía.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, se expresó en las redes de manera inmediata:

También comenzaron a circular otras imágenes desde dentro de la catedral:

Aseguran los testigos que se trató de un acto planeado, la bomba en la Catedral de Managua

Los testigos aseguran que fue un joven vestido con una camisa celeste.

“El hombre salió corriendo, se tiró los muros y salió por el sector de la Pizza Hut”, declaró una testigo. “Fue algo planeado, a él lo enviaron”, aseguró.

En la capilla se encontraban una trabajadora de la Catedral y un feligrés, quienes dieron cuenta del incendio provocado por el artefacto, lo que hizo que pronto pudiera sofocarse el incendio.

La arquidiócesis de Managua, en un comunicado emitido el día de hoy calificó el acto como “un sacrilegio y una profanación totalmente condenable”.

Pidió a los fieles católicos redoblar la oración para lograr derrotar a “las fuerzas malignas”.

El Cristo crucificado que estaba en la capilla dedicada a adorar su Sangre vertida por el perdón de los pecados de los hombres quedó totalmente carbonizado, causando un profundo dolor a los fieles nicaragüenses.

Se trata de uno más de los ataques que ha recibido la Iglesia católica de Nicaragua desde que comenzaron las protestas y la represión del régimen sandinista a partir de abril de 2018.

Nada más este pasado miércoles fue profanada la capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Nindirí, en Masaya.

Ahí, los delincuentes no conformes con el robo de la custodia y de los objetos de culto llegaron a pisotear las sagradas formas.

Y el 25 de julio, también en Masaya, en la parroquia de Nuestro Señor de Veracruz, robaron todo lo que encontraron a su paso y ultrajaron el recinto sin que hasta el momento se haya podido identificar a ninguno de estos hampones.

Desde la Arquidiócesis de Managua se calificó el hecho como «un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable».

El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, se expresó en las redes de manera inmediata:

También comenzaron a circular otras imágenes desde dentro de la catedral:

Nicaragua: Cardenal convoca a día de oración, silencio y súplica por atentado en catedral

Redacción ACI Prensa

Capilla de la Catedral de Managua que sufrió un atentado el 31 de julio de 2020 / Crédito: Javier Ruiz – Arquidiócesis de Managua

El Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, convocó a los sacerdotes y fieles de Nicaragua para que este domingo 2 de agosto sea un día “de oración, silencio, llanto y súplica”, como acto de desagravio por el atentado que sufrió la Catedral el viernes.

Les convoco a un día de oración, silencio, llanto y súplica por el ultraje, irrespeto, sacrilegio y profanación a Jesús en su Presencia Real del Santísimo Sacramento y ante la destruida y calcinada imagen de la Sangre de Cristo.

Y mirando la Cruz que permanece en pie, aferrarnos a ella y clamar como lo hizo Él desde el Calvario y que lo han repetido muchos cristianos en el mundo, ‘perdónalos, porque no saben lo que hacen’,

Señor, ten misericordia de tu pueblo’”, expresó el Cardenal Brenes en un mensaje publicado el 1 agosto.

En su mensaje titulado “Domingo de rogativa y silencio como acto de desagravio, el Purpurado calificó al atentado como una “acción demoniaca” que “no solo ha herido a Jesús en el Santísimo Sacramento,

a la consagrada y venerada Imagen de la Sangre de Cristo, a su capilla, lugar de culto, a nuestra Iglesia Catedral, templo madre de nuestra Arquidiócesis,

sino también a todos nosotros sacerdotes, religiosos, religiosas, fieles católicos, devotos de esta consagrada imagen, hombres y mujeres cercanos de buena voluntad”.

Frente al sacrilegio, el Cardenal Brenes exhortó a los fieles para que este 2 de agosto, ya sea que se encuentren en parroquias, capillas, sus hogares o usando las redes sociales, realicen con fe:

“Un domingo de silencio espiritual”, “intención en las Eucaristías y otros actos piadosos de adoración”, “oración mirando al Crucificado, y escuchándole”, “ayuno, reparación y súplica”.

Así también, pidió “paz en nuestro corazón, para no caer en la tentación de la provocación y odio”, y el “rezo del Santo Rosario, para que nuestra Madre al pie de la Cruz, nos sostenga”.

“Cuenten siempre con mis oraciones”, concluye el mensaje del Cardenal Brenes.

El 31 de julio, una persona no identificada ingresó a una de las capillas de la Catedral de Managua (Nicaragua) y lanzó una bomba molotov que provocó un incendio y destruyó el sagrario y la imagen de la Sangre de Cristo, un hecho que ha sido calificado de “acto de terrorismo” por el Cardenal Leopoldo Brenes.

Se trata de “un acto de profanación totalmente condenable, por lo que debemos permanecer en constante oración para derrotar a las fuerzas malignas”, expresó la Arquidiócesis de Managua en un comunicado.

En la capilla se ubica el Santísimo en su sagrario, y la consagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo, de casi 400 años de antigüedad y ante la cual San Juan Pablo II se arrodilló en su segunda visita a la ciudad en febrero de 1996.

Recientemente, se han producido otros ataques contra capillas en Nicaragua.

El más reciente es el producido el 29 de julio, cuando desconocidos profanaron con “saña y odio” la capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en el municipio de Nindirí, en Masaya.

Similarmente, el 27 de julio, desconocidos arrastraron por el suelo el Sagrario de Jesús Sacramentado del Sagrario de la Capilla Nuestra Señora del Carmen, ubicada en la Parroquia Nuestro Señor de Veracruz, Masaya.

El párroco, P. Pablo Villafranca, señaló que durante el ataque, destruyeron parte de los muebles y robaron bienes materiales.

30 de julio de 2020 9:02 pm

Profanan con “saña y odio” capilla en Nicaragua

Redacción ACI Prensa

Hostias e imagenes profanadas en capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Crédito: Facebook Parroquia Santa Ana de Nindiri_FP Oficial

La capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en el municipio de Nindirí, en Masaya (Nicaragua), fue profanada con “saña y odio”, pues los desconocidos no solo robaron la custodia y el copón, sino también rompieron imágenes, pisotearon las hostias e hicieron otros destrozos.

El hecho ocurrió este miércoles 29 de julio. El sacerdote Jesús Silva, párroco de la parroquia Santa Ana, a la que pertenece la capilla, hizo la denuncia este jueves en las redes sociales.

“Dicho acto fue realizado con saña y odio pues no sólo robaron la custodia y el copón, sino que quebraron imágenes, ultrajaron el sagrario, pisotearon las hostias, quebraron bancas, ocasionaron daños a muebles, puertas y tubería.

Y no bastándoles con estos ultrajes, hicieron sus necesidades fisiológicas sobre lo que pudieron”, expresó en la página de Facebook de la parroquia.

El sacerdote indicó que los miembros de la capilla de la comunidad de Los Brenes, junto a los feligreses ofrecieron un acto de reparación este jueves 30. “Pedimos sus oraciones”, expresó.

Este ataque fue condenado por el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, que denunció que este tipo de hechos “en los últimos días se ha hecho de manera frecuente en diferentes capillas.

En un comunicado, la Arquidiócesis de Managua indicó que el Purpurado exhorta a los sacerdotes a “resguardar las sagradas especies en las capillas más vulnerables”.

“El señor Arzobispo ofrece sus oraciones y reitera su llamado a los sacerdotes y fieles a estar atentos y vigilantes en el cuidado de sus capillas, pidiendo a todos unirse en oración de reparación y desagravio ante esta situación”, señaló el comunicado publicado este 30 de julio.

Hace unos días también fue profanada la capilla Nuestra Señora del Carmen, de la parroquia Nuestro Señor de Veracruz en la zona pastoral de Masaya.

La Arquidiócesis de Managua denunció que “el Sagrario de Jesús Sacramentado fue arrastrado en el piso” por los desconocidos.

El párroco, P. Pablo Villafranca, dijo que los delincuentes también se robaron bienes materiales de la capilla.

Asimismo, el 20 de julio un hombre en estado de ebriedad irrumpió con una camioneta en la Catedral de Managua, destruyendo parte de la infraestructura del templo. Según testigos, el conductor iba en el vehículo con dos niños.

Nicaragua: ¿Hay una guerra frontal contra la Iglesia católica?

MANAGUA

¿Acaso los más de 20 ataques sufridos en menos de dos años son fruto del azar?

Nadie puede decir que 24 ataques directos en los últimos veinte meses sean producto de la casualidad.  Y ése es el número de ataques que el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CNIDH) ha dado a conocer después de que el viernes pasado un delincuente explotara una bomba molotov en el altar de la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua.

Actos terroristas

No, no es, de ninguna manera, casualidad.  Es fruto de una acción orquestada, sistemática, de hostigamiento por parte de los aliados del presidente Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, quien actúa como vicepresidenta del país centroamericano.  El último, el de la Sangre de Cristo, dio al traste con una imagen venerada desde hace 384 años por los católicos.  Hoy se encuentra completamente calcinada.

Una testigo de este último ataque dijo a La Prensa, el periódico de oposición al régimen sandinista: “Fue un ataque coordinado”.  Quizá no con esas palabras, pero muestra que en el pueblo fiel existe, con claridad, la idea que se trata de una consigna.

Lo mismo opinó el arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes, quien dijo que se trató de un “acto terrorista”, en tanto que la arquidiócesis de Managua se trató, sencillamente, de “un acto premeditado”.

Y abundó: «Es un acto, totalmente condenable, de sacrilegio y profanación, por el cual debemos permanecer en oración constante, para derrotar a las fuerzas del mal».

Al término de la Misa dominical en la Catedral de Managua y tras de que la vicepresidenta Rosario Murillo dijera que «ese fuego comenzó, por las velas de los fieles, por lo que se quemaron las cortinas y las flores», el cardenal Brenes subrayó: «No hay velas ni cortinas, por lo que no podemos pensar que el fuego pueda ser el resultado de la caída de una vela. Fue un acto de terrorismo incendiario (producido) por una poderosa bomba”.

Recuento de horrores

El CNIDH hizo el recuento desde que el 5 de diciembre de 2018, apenas tres días más tarde que Ortega acusara a los obispos de «criminales y golpistas», una mujer de nacionalidad rusa agrediera con ácido sulfúrico –en la misma Catedral de Managua—al padre Mario Guevara, mientras confesaba, hasta el ataque a la Capilla de la Sangre de Cristo.

En el intermedio hay golpizas, cerco a los templos, bombas aturdidoras, impedimentos a los fieles de entrar en el templo hasta actos que merecieron el repudio internacional, como el del 28 de agosto de 2019,

cuando fuerzas del choque del FSLN en complicidad con la policía rodearon, acosaron y atacaron la iglesia San Miguel Arcángel en Masaya y a los asistentes de un oficio religioso por los presos políticos y amenazaron de muerte al padre Edwin Román.

O el del 18 de noviembre del mismo año, la toma y el ataque a la Catedral de Managua, donde grupo de madres de presos políticos resolvieron realizar huelga de hambre en apoyo a la parroquia San Miguel Arcángel y exigiendo libertad para los presos políticos.

Simultáneamente, policías y paramilitares rodearon la zona, cerraron las entradas y terminaron golpeando al vicario, Rodolfo López, a Sor Arelys Guzmán y provocando daños en el templo.

Una misión que no se calla

Frente a este panorama desolador, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), respondió con un comunicado diciendo: «La iglesia siempre será rechazada por aquellos que no aceptan la Verdad que predica (…)

hacer uso de la violencia para silenciar la voz profética de la Iglesia no significa que debemos dejar de animar a nuestro pueblo a cumplir la misión evangelizadora que Cristo mismo nos ha confiado».

Por su parte, el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, desde Rima, a donde tuvo que refugiarse por orden del Papa Francisco, dijo:

«La imagen de la Sangre de Cristo destruida por un acto terrorista en la Catedral de Managua es para el país un recuerdo vivo y conmovedor de un Dios que no solo llevó nuestros sufrimientos en la cruz,

sino que continúa sufriendo en nuestro pueblo oprimido, para al final resucitar con libertad y justicia».

La guerra contra la Iglesia católica ha sido declarada.  Y parece que esta Iglesia mártir no tendrá reposo mientras Daniel Ortega y Rosario Murillo sigan al frente del gobierno y controlando a las fuerzas militares y paramilitares que son afines al gobierno sandinista.

Los actos hablan más que todas las justificaciones.  Y las justificaciones como las de las velas «que provocaron» el incendio en la Capilla de la Sangre de Cristo, muestran el desprecio hacia la Iglesia católica y hacia el pueblo fiel nicaragüense.

 Papa Francisco reza y muestra cercanía al pueblo de Nicaragua tras atentado en Catedral

Al finalizar el rezo del Ángelus este domingo 2 de agosto, el Papa Francisco rezó por Nicaragua y recordó el reciente atentado que sufrió la Catedral de Managua.

“Pienso al pueblo de Nicaragua que sufre por el atentado a la Catedral de Managua donde ha estado muy dañada, casi destruida, la imagen muy venerada de Cristo que ha acompañado y sostenido durante los siglos la vida del pueblo fiel”, indicó el Papa.

En esta línea, el Santo Padre expresó: “queridos hermanos nicaragüenses, les soy cercano y rezo por ustedes”.

2 de agosto de 2020 5:57 pm

7 de mayo de 2020 10:42 am

Así respondió sacerdote a vándalos que pintaron la fachada de la iglesia

Redacción ACI Prensa

El pasado 5 de mayo la parroquia de Santa María Magdalena, en la localidad de Ciempozuelos, Madrid (España) amaneció con una pintada escrita: “La única iglesia que ilumina es la que arde”.

El P. Julián Lozano, uno de los sacerdotes de la parroquia, condenó esta pintada a través de un vídeo publicado en Facebook e hizo una profunda reflexión al respecto.

“Que parte de la sociedad española estaba enferma antes del coronavirus ya lo sabíamos. Enferma de ignorancia, enferma de odio y enferma de ideología. Pero no deja de ser doloroso comprobarlo”, precisa.

El P. Lozano se cuestiona en el vídeo sobre el motivo para que se haya realizado esta pintada y se desee “hacer arder el templo de Santa María Magdalena”,

“quizás porque en estos 50 días la parroquia ha atendido a los enfermos de coronavirus en el hospital de Valdemoro, quizás porque la parroquia a través de Cáritas y un montón de voluntarios ha atenido las necesidades de decenas de familias que han pedido ayuda para las compras”.

“Quizás porque a través de hermandades se han hecho proyectos de batas y mascarillas que se han ofrecido generosamente a quien las necesitase, también a residencias a las que ha bajado voluntarios de la parroquia, residencias muy golpeadas por el coronavirus”, pregunta.

También precisa que hace unas semanas realizó “una crítica respetuosa que realicé sobre la gestión del gobierno”.

Y asegura que espera que no sea ese el motivo por el que han hecho la pintada.

“Espero que no sea eso, que no sea la libertad de expresión lo que hace que algunos piensen que es mejor prender fuego a una iglesia”, afirma.

Sin embargo subraya que “la confianza es más fuerte que el dolor. Yo sé que la gente, la mayoría de la gente es gente de bien que apoya a la parroquia. Confío que todos condenen este acto triste y confío en que nos sigan apoyando para seguir ayudando”.

También aseguró que confía en que “quien haya hecho esta pintada, recapacite y cambie de actitud”.

Y animó a que “los cristianos tomemos nota de algo que es verdadero en la pintada. Y es que para que la iglesia ilumine es necesario que arda.

Que arda del amor de Dios, que arda de caridad, pero también de verdad y de libertad a la hora de expresarnos, a la hora de compartir nuestras opiniones con respeto y siempre para construir”.

Incendio provoca daños al interior de iglesia en España

Redacción ACI Prensa

Este domingo 2 de agosto un incendio causó daños en el interior de la iglesia de San Martín de Plasencia (España), considerada de las más antiguas de la ciudad española y que alberga el segundo retablo local más importante.

Según los medios españoles el incendio selogró traspasar la puerta sur, llenado todo el espacio de humo.

Sin embargo, el siniestro pudo ser controlado rápidamente por los b inició a las 9:30 p.m. (hora local) del domingo, y aunque se cree que fue ocasionado por un fallo eléctrico, el alcalde Fernando Pizarro no descarta que haya sido provocado.

El fuego se desató desde el exterior y Bomberos.

El diario la Vanguardia informa que al interior del recinto “se encuentra un retablo dorado y policromado con pinturas del extremeño Luis de Morales, apodado el ‘divino’, fechadas entre los años 1565 y 1570”.

Estas piezas de arte fueron afectadas por el humo, pero ninguna fue quemada.

“Cuando podamos entrar será el momento de evaluar los daños causados por el fuego”, dijo Pizarro al medio de comunicación.

Al lugar también acudió la policía local, que desalojó a los vecinos de las viviendas más próximas.

También se apersonó el Obispo de Plasencia, Mons. José Luis Retana.

Las investigaciones sobre el origen del incendio iniciarán próximamente.

Sagrada Familia: Turistas pueden entrar, feligreses no

BARCELONA

Pau BARRENA / AFP

Sancionan al cardenal de Barcelona por un funeral por los fallecidos por la Covid-19 en la basílica de Gaudí: el gobierno sólo admitía a 10 personas dentro del templo

El gobierno de Cataluña ha abierto un expediente sancionador contra el arzobispado de Barcelona por no obedecer la norma impuesta de que solo entraran 10 personas en el funeral por los fallecidos por la Covid-19, celebrado este domingo 26 de julio en la basílica de la Sagrada Familia, obra del genial arquitecto Antonio Gaudí.La Sagrada Familia es el templo más emblemático y más visitado de Cataluña. Estas imágenes permiten entender por qué:

Sin embargo, el pasado viernes el gobierno catalán sí autorizó la apertura del famoso templo de la Sagrada Familia de Barcelona, y la entrada de turistas, en un número muy superior.

El funeral, al que asistieron unas 130 personas (menos de una cuarta parte del aforo) lo presidió el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Tras múltiples negociaciones y razonamientos, con todas las autoridades, municipales y autonómicas, y ante la cerrazón del gobierno catalán, el cardenal Omella decidió celebrar el funeral.

Asistieron familiares de los fallecidos, y personas que arriesgaron su vida durante la pandemia, como médicos, enfermeras, personal sanitario, bomberos, operadores de las ambulancias, periodistas, etc.

Libertad

Por su parte, el cardenal Omella presentó una causa judicial contra el Departamento de Salud catalán por intentar conculcar “la libertad religiosa y la libertad de culto”, protegidos por la Constitución Española.

Limitar el aforo a 10 personas es “injusto y discriminatorio”, dijo en una nota el arzobispado.

Esta es la vez primera vez -que se recuerda- que el gobierno y la Iglesia en Catalunya se enfrentan y el asunto es llevado a los tribunales de Justicia.

La actitud de la Iglesia católica ha sido y es ejemplar en el cumplimiento de todas sus obligaciones sobre el coronavirus, y las relaciones, desde el final del franquismo, siempre habían sido amistosas y de cooperación entre ambas instituciones.

En su homilía, el cardenal Omella destacó que se habían observado las más rigurosas medidas de seguridad y que era justo celebrar este funeral que no pudieron tener quienes murieron de coronavirus los pasados meses.

Apeló a la unidad entre todos, y al espíritu de concordia para hacer frente a la crisis económica y social que provoca esta pandemia.

En las otras diócesis catalanas tampoco se siguió la orden de que entraran solo 10 personas en las respectivas catedrales.

El gobierno catalán actualmente es independentista y tiene abiertos muchos frentes, no solo por los rebrotes del coronavirus en estos momentos, sino por el cierre de empresas como Nissan, y de comercios, y el turismo, que pasa por unos momentos muy duros este verano a causa de las decisiones de varios gobiernos europeos de no enviar turistas a España, y a Cataluña en particular, a causa de los nuevos rebrotes del virus.

La recuperación de la vida económica y social de Cataluña va a ser muy dura, como la de toda España, y una gran parte de Europa y América.

Para esta recuperación se necesita unidad, cooperación entre las distintas instituciones, diálogo y comprensión. Solo le faltaba al gobierno catalán el problema de enfrentarse a la Iglesia, permitiendo la apertura de lugares de culto solo a 10 personas, en todos los casos.

Desde el arzobispado se dice: ¿Cómo se pueden celebrar los funerales con solo 10 personas? Es decir, con el cardenal como celebrante, cuatro ayudantes y unos monaguillos. “Esto es ridículo y va contra el derecho al culto y a la libertad religiosa”, dicen fuentes del arzobispado.

En el templo expiatorio que es la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona se celebraron el domingo con toda solemnidad los funerales de los miles que murieron en el silencio y la soledad, sin poder ser asistidos, ni por sus familiares, ni por los sacramentos.

Ahora muchos familiares han recibido el consuelo de una ceremonia religiosa, como hubieran querido en medio de la pandemia y que no fue posible.

Más choques

Por otro lado, y para abundar en buscarse problemas con la Iglesia, la consejera de Justicia del gobierno catalán, Ester Capella, quiso, en un informe, reclamar algunos bienes de la Iglesia, porque los considera indebidamente immatriculados.

El arzobispo de Urgell, Joan Enric Vives, protestó la semana pasada por este informe que, dijo, no se ajusta ni al derecho ni a la historia.

Lo mismo dijo después, en una nota, la Conferencia Episcopal Tarraconense, formada por diez diócesis, diciendo que la Iglesia no se ha apropiado absolutamente de nada que no era suyo.

Antes no era necesario inscribir los bienes de la Iglesia -templos, catedrales, basílicas, templos, capillas, seminarios, edificios y terrenos parroquiales- en el registro de la propiedad, dado que esta ha hecho uso de ellos desde hace siglos.

Ahora la legislación española dice que hay que darles una titularidad y la Iglesia los ha inscrito en el registro de la propiedad.

Los cristianos sufren más de 3 ataques diarios en Francia

Los diputados que denunciaron fueron etiquetados como «exagerados», pero una investigación laica mostró que la realidad es aún peor que la denuncia

Los diputados franceses Nicolas Dupont-Aignan y Agnès Thill fueron criticados cuando, hace algún tiempo, afirmaron que había tres ataques anticristianos por día en Francia.

Los objetores cuestionaron esta cifra y la encontraron exagerada.

Sin embargo, el periodista Jean-Marie Guénois, del famoso periódico liberal y laico Le Figaro, realizó una extensa investigación sobre el tema, confirmando que estas cifras son, lamentablemente y preocupantemente, muy reales.

Esta investigación del periodista de Le Figaro fue objeto de un artículo en el sitio web Christianophibie.fr, que monitorea los actos de persecución anticristiana en Francia y en todo el mundo.

Dos instituciones estatales francesas corroboran las cifras: DILCRAH (Delegación Interministerial para la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el odio anti-LGBT), vinculados a la oficina del Primer Ministro y al SCRC (Servicio Central de Inteligencia Criminal), de la gendarmería francesa.

En marzo de 2020, el SCRC lanzó datos consolidados de 2018 que confirman al menos 877 daños intencionales causados ​​a edificios católicos solo en ese año.

Debido a que solo son daños materiales, no incluyen ningún otro tipo de ataque.

El DILCRAH, que publica informes de «actos antirreligiosos, antisemitas, racistas y xenófobos», anunció en la edición del 28 de enero que se registraron 1.052 actos anticristianos en 2019, así como 1.063 en 2018 y 1.036 en 2017.

Así que los parlamentarios Dupont-Aignan y Thill estaban «equivocados», pero no en el sentido que decían sus detractores: no estaban «exagerando», 

porque los números reales de los ataques anticristianos diarios en Francia son incluso peores que el promedio que habían denunciado.

29 de agosto de 2019 7:43 pm

Prenden fuego a imagen de Cristo y zona del Sagrario en iglesia en México

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Así quedó la parroquia de San José tras el ataque realizado por desconocidos. Crédito: Luz de Luz, periódico de la Provincia Eclesiástica de Hidalgo.

Así quedó la parroquia de San José tras el ataque realizado por desconocidos. Crédito: Luz de Luz, periódico de la Provincia Eclesiástica de Hidalgo.

Por segunda vez en menos de un año la parroquia de San José, en el estado mexicano de Veracruz, sufrió un atentado, cuando desconocidos prendieron fuego a una imagen grande de Cristo crucificado y a la zona del Sagrario, donde se custodia la Eucaristía.

La parroquia de San José se encuentra en la localidad de Zacualpan, estado de Veracruz. Sin embargo, pertenece a la jurisdicción de la Arquidiócesis de Tulancingo, estado de Hidalgo.

El ataque se produjo alrededor de las 2:00 a.m. (hora local) del 27 de agosto, cuando el párroco se encontraba fuera de la ciudad.

Los daños incluyen la imagen de cuatro metros de altura de Cristo crucificado, la zona del Sagrario, dos bancas, imágenes y vidrios rotos.

A pesar del fuego, ni el Sagrario ni las hostias consagradas sufrieron daños.

Según recoge Luz de Luz, periódico de la Provincia Eclesiástica de Hidalgo, el P. José Juan Conde González, párroco de San José, denunció que “se trata del segundo ataque de odio contra la iglesia, porque no fue robo, no fue asalto, no fue un ataque contra mí, fue contra la estructura del templo”.

“Le fue prendido fuego al Cristo y volvieron a incendiar la zona donde se encuentra el Sagrario. Quisieron incendiar la totalidad de bancas, el portón”, señaló.

El sacerdote descartó que se haya tratado de un intento de robo, pues en el templo “permanecen los cálices, los ornamentos y hasta las alcancías, lo que se podían robar todo está en su lugar”.

“Tampoco hay mensajes, anónimos, algo que pueda darnos pistas o algo más que nos lleve a la explicación del ataque”, señaló, tras explicar que ya ha presentado la denuncia ante las autoridades.

En comunicación con ACI Prensa, el P. Yaír Ortega, vocero de la Arquidiócesis de Tulancingo, expresó el dolor de la Iglesia local por “este segundo atentado de odio a la fe ocurrido en la parroquia de Zacualpan, Veracruz. Ya anteriormente habían quemado parte de la nave de central de la parroquia”.

“Pedimos por la población de Veracruz que sufre un clima de inseguridad generalizada”, expresó.

32 LEVADURA DE CONVERSION


32 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Hago un llamado URGENTE a todo el mundo católico para que el próximo 9 de Agosto se lleve a cabo una jornada de ayuno y oración a nivel mundial con el rezo del rosario de mi Preciosísima Sangre y con el rezo del Exorcismo de San Miguel, de 12:00 am a 6:00 pm, pidiéndole al Padre Celestial por la protección de mis Templos, Santuarios y Lugares Santos, que están siendo destruidos y profanados por las fuerzas del Mal en este mundo.

A través del camino montañoso, Jesús va caminando con sus discípulos por una vereda serpenteante que corta la pendiente y sigue el curso del río.

Juan está rojo como la púrpura, cargado como un mozo de cuerda, con una saca grande bien llena.

Judas, por su parte, porta la de Jesús junto con la suya.

Simón lleva sólo la suya y los mantos.

Jesús viste de nuevo su túnica, la madre de Judas debe haber encargado que se la lavaran porque no tiene arrugas. Y calza sus sandalias. 

A pesar del calor y la fatiga, Juan no pierde su buen humor.

Y exclama:

–    ¡Cuánta fruta! ¡Qué hermosos viñedos hay en aquellas colinas! Maestro, ¿Este es el río en cuyas riberas nuestros padres cogieron los racimos milagrosos’

Jesús contesta:

–    No. Es el otro que está más hacia el sur. Pero toda la región es rica en sabrosas frutas.

Simón observa:

–    Ahora ya no es tan fértil aunque siga siendo bella.

Jesús aclara:

–    Muchas guerras han devastado la tierra. Aquí se formó Israel… pero para esto debió fecundarse con su sangre y la de los enemigos.

–   ¿En dónde encontraremos a los pastores?

–    A cinco kilómetros de Hebrón; en las riberas del río que me preguntaba Juan.

–   ¿Entonces es más allá de aquellas colinas?

–    Sí.

–    Hace mucho calor, Maestro. Después ¿A dónde iremos?

–    A un lugar mucho más caliente. Pero os ruego que vengáis.

Caminaremos de noche. Las estrellas son tan claras que no hay oscuridad. Os quiero mostrar un lugar…

Juan pregunta:

–   ¿Una ciudad?

–    No. Un lugar que os hará entender al Maestro; mejor tal vez que sus palabras.

Judas dice:

–    Perdimos varios días por ese incidente sin importancia. Destruyó todo…

Y mi madre que había preparado tantas cosas, ha quedado desilusionada. No sé por qué has querido retirarte hasta la purificación.

Jesús contesta:

–    Judas, ¿Por qué llamas sin importancia un suceso que fue una gracia para un verdadero fiel? ¿No querrías para ti una muerte semejante?

Había esperado toda su vida al Mesías. Cuando era anciano fue por caminos ásperos a adorarlo. Cuando le dijeron: ‘Está en…’ conservó en su corazón por treinta años, las palabras de mi Madre.

El amor y la fe lo revistieron con su fuego en la última hora que Dios le reservó. El corazón se le partió de alegría.

Se le incendió en el fuego de Dios como un holocausto agradable. ¡Qué mejor suerte que ésta!

¿Aguó la fiesta que habías preparado?… Ve en esto una respuesta de Dios.

Que no se mezcle lo que es del hombre con lo que es de Dios. Tu madre, me verá otra vez. todo Keriot puede venir al Mesías; el viejo ya no tenía fuerzas para hacerlo.

He sido feliz de haber estrechado con el corazón, al viejo padre que moría y de haber encontrado su espíritu. Y por lo demás…

¿Para qué dar escándalo con mostrar desprecio a la Ley? ¿Cómo puedo decir que sean fieles, si Yo no lo Soy?

Simón responde:

–     Creo que este es el error de nuestra decadencia. Los rabíes y los fariseos aplastan al pueblo con sus preceptos y después hacen como el que profanó la casa de Juan, que la convirtió en un burdel.

Judas aclara:

–     Es uno de Herodes.

–     Sí, Judas. Pero las mismas culpas cometen las castas que se llaman a sí mismas ‘santas’ ¿Tú qué opinas Maestro?

–     Afirmo que con tal de que haya un poco de verdadero fermento y de verdadero incienso en Israel, se hará el pan y se perfumará el altar.

–     ¿Qué quieres decir?

–     Quiero decir que si hay alguien que con recto corazón venga a la verdad. La Verdad se esparcirá como fermento en la masa de harina y como incienso en todo Israel.

–     ¿Qué fue lo que te dijo esa mujer?

Jesús no responde y se vuelve hacia Juan:

–      Pesa mucho y te cansas. Dámela.

El discípulo más joven contesta:

–     No, Jesús. Estoy acostumbrado a las cargas y luego… me lo aligera al pensar en la alegría que tendrá Isaac.

Al dar vuelta a la colina, a la sombra del bosque se encuentran con las ovejas de Elías, los pastores están bajo la sombra de un árbol, cuidándolas.

Ven a Jesús, se levantan de un salto y corren. Cuando están frente a Él,

Jesús les pregunta:

–     La paz sea con vosotros. ¿Qué hacíais?

Isaac contesta:

–     Estábamos preocupados por Ti. Por el retraso. No sabíamos si ir a tu encuentro u obedecer.

Decidimos venir hasta aquí para obedecerte y al mismo tiempo satisfacer a nuestro amor; pues debías de haber llegado aquí desde hace varios días.

–    Tuvimos que detenernos.

–   ¿Pasó alguna desgracia?

–    Ninguna, amigo. Un fiel murió en mi pecho. Sólo fue eso.

Judas interviene:

–   ¿Qué querías que sucediese pastor? Cuando las cosas están bien organizadas… 

Claro que es menester saber disponerlas y preparar los corazones para recibirlas. Mi ciudad tributó honores al Mesías. ¿Verdad, Maestro?

Jesús responde:

–   Es verdad, Isaac. Al regresar pasamos por la casa de Sara.

También la ciudad de Yuttá, sin ningún otro preparativo que el de su bondad sencilla y la verdad con la que me predicaste, logró entender la esencia de mi doctrina.

Aman con un amor práctico, desinteresado y santo. Isaac, te envían alimentos y vestidos. 

Todos contribuyeron a aumentar los óbolos de tu casa. Tómalos. No tengo dinero. Pero te traje esto que está purificado con la caridad.

–    No, Maestro. Déjalo contigo. Yo estoy acostumbrado a no tener nada.

–    Ahora tienes que ir a lugares a donde te enviaré y lo necesitarás. No es mucho pero sabrás emplearlo.

Ahora se dirige al discípulo más joven:

–     Juan, dale aquella alforja.

Y agrega mirando a Isaac: 

–     Es un regalo que está lleno de amor.

Isaac toma la alforja y va a vestirse detrás de un matorral; pues todavía está descalzo y viste su rara toga improvisada con su cobija.

Elías dice:

–     Maestro, tres días después de que te fuiste, estábamos apacentando los animales en Hebrón.

Y la mujer que estaba en la casa de Juan, nos mandó una criada con esta bolsa diciendo que quería hablar con nosotros.

La primera vez la devolví y le dije: ‘No tengo nada que escuchar’.

Luego la sirvienta regresó y dijo: ‘Ven, en el Nombre de Jesús’. Y fui… esperando que no estuviese su… el hombre que la tiene allí.

Quería saber muchas cosas, pero yo hablé con prudencia. Es una prostituta.

Tuve miedo de que fuese una trampa contra Ti. Me preguntó quién Eres; donde vives; qué es lo que haces; si eres un grande de Israel.

Le dije: ‘Es Jesús de Nazareth. Está por todas partes, porque es un maestro y va enseñando por la Palestina’

También dije que eras un hombre pobre y sencillo. Un obrero a quien ha hecho sabio la Sabiduría… no dije más.

Jesús contesta:

–     Hiciste bien.

Y simultáneamente Judas exclama:

–     ¡Has hecho mal! ¿Por qué no le dijiste que Él es el Mesías? ¡Qué es el Rey del Mundo!

¡Hay que aplastar la soberbia romana bajo el poder de Dios!

Elías explica:

–     No me hubiera entendido. Y luego… todo lo que es de Jesús, es santo

¿Cómo puedo saber lo que ella piensa? No quise poner en peligro a Jesús, hablando de más. Que el mal le venga de cualquier otro, pero no de mí.

Judas se vuelve hacia Juan:

–    Juan, vamos a decirle quién es el Maestro. A explicarle cuál es la Verdad santa.

Juan objeta:

–    Yo no. Iré solo que Jesús me lo ordene.

–   ¿Tienes miedo? ¿Qué puede hacerte? ¿Te causa asco?… El Maestro no le tuvo.

–    No es miedo ni asco. Tengo compasión de ella.

Pero pienso que si Jesús hubiera querido; se hubiera detenido a instruirla. No lo hizo. Entonces no es necesario que lo hagamos nosotros.

Elías muestra la bolsa diciendo:

–     Entonces no había señales de conversión. Pero ahora…

Judas la toma y se sienta sobre la hierba.

Closeup of gold jewelery with precious stones

Extiende su manto y abre la bolsa dejando que caiga sobre él, todo su contenido:

Es un montón de anillos, collares, gargantillas, brazaletes, aretes, pulseras, tiaras… adornadas con piedras preciosas.

Oro brillante que cae sobre el amarillo oro del vestido del apóstol.

Judas, exclama admirado:

–     Maestro, ¡Son puras joyas! ¿Qué hacemos con ellas?

Simón aconseja:

–     Se pueden vender.

Judas responde sin esconder su asombro:

–    Sería un desperdicio.

Elías explica:

–    Yo también le dije cuando las recibí: ‘Tu dueño te pegará’ y ella me respondió: ‘No son suyas. Son mías. Y puedo hacer con ellas lo que se me antoje.

Sé que es oro de pecado… Pero se hará bueno, si se emplea con quien es pobre y santo. Para que se acuerde de mí’…

Y se puso a llorar desconsoladamente.

Judas dice:

–    Ve, Maestro.

Jesús contesta rotundo:

–     No.

–    Manda a Simón.

–    No.

–    Entonces voy yo.

–    ¡No!

Los ‘no’ de Jesús, son cortantes e imperiosos.

Elías ve que Jesús está enojado y pregunta preocupado:

–     Maestro, ¿Hice mal en hablar con ella y en haber tomado el oro?

Jesús contesta:

–     No hiciste mal. Pero no hay nada que hacer.

Judas insiste:

–     Pero tal vez esa mujer quiera redimirse y tenga necesidad de ser instruida.

Jesús suspira y se arma de paciencia. Luego dice:

–    Existen en ella tantas chispas para provocar el incendio en que pueda quemarse su vicio y volver a ser un alma otra vez virgen, por el arrepentimiento.

Hace poco os hablé de la levadura que se esparce en la harina y la hace un pan santo. Oíd esta breve parábola:

Esa mujer es harina. Una harina en quién el Maligno ha mezclado sus polvos de infierno.

Mis palabras y Yo, somos la levadura.

Pero si hay mucho salvado en la harina; piedras, ceniza, arena; ¿Podrá hacerse el pan aunque la levadura sea buena?…

¡No se puede hacer!

Es necesario quitar con paciencia, ese tamo. Las cenizas, las piedritas y la arena.

La misericordia pasa y ofrece ese tamiz. El primero.

El que se compone de verdades breves; pero fundamentales, como son las necesarias para que entienda que está atrapada en la red de la ignorancia completa, del vicio y del gentilismo.

Si el alma lo acepta, empieza la primera purificación. 

La segunda viene con el tamiz del alma misma; que compara su ser con el del Ser que se le ha revelado… Y esto le da horror.

Y aquí empieza su obra.

Por medio de una operación más minuciosa, limpia lo que es harina; pero que aún tiene granitos pesados, para poder obtener un pan óptimo…

Cuando está lista; vuelve otra vez la Misericordia y se introduce en esa harina preparada.

Y también ésta es otra preparación, Judas.  Que la fermenta y la hace pan.

Pero ésta es una operación larga que necesita de la voluntad del alma.

Esa mujer tiene ya en sí, lo mínimo que era justo darle y que puede servirle para terminar su trabajo.

Dejemos que lo haga, si quiere hacerlo. Sin que nada la perturbe.

Cualquier cosa turba a un alma que se elabora: la curiosidad; celo imprudente; las intransigencias; así como las piedades excesivas.

–   ¿Entonces, no vamos?

–   No, Judas. Y para que ninguno tenga tentación, vámonos.

En el bosque aprovecharemos la sombra. Nos detendremos en las márgenes del Valle de Terebinto.

Allí nos separaremos.

Elías volverá a sus pastizales con Leví.

José vendrá conmigo hasta el paso de Jericó.

Después nos volveremos a reunir.

Tú, Isaac; continúa haciendo lo que hacías en Yutta, partiendo de aquí por Arimatea y Lidia, hasta llegar a Docco. Allí nos encontraremos.

Hay que preparar la Judea y tú ya sabes cómo hacerlo

Judas pregunta:

–   ¿Y nosotros?

Jesús contesta:

–    ¿Vosotros? Vendréis conmigo para ver mi preparación. También Yo me preparé para la misión.

–    ¿Fuiste con un rabí?

–    No.

–   ¿Con Juan?

–    De él, sólo recibí el bautismo.

–   ¿Entonces?…

–    Belén ha hablado con las piedras y los corazones.

También allá donde te llevaré Judas… un corazón, el mío. Y también las piedras, hablarán y te darán la respuesta.

Elías trae leche y pan y dice:

–   Tratamos de persuadir a los de Hebrón; pero no creen más que en Juan. Para ellos es su ‘santo’ y no quieren a nadie más.

Jesús dice:

–   Es un pecado común a muchos. Miran al obrero y no al Dueño que lo envió.

¡No importa! El Verbo sufre, pero no guarda rencor… ¡Vámonos!