Archivos diarios: 16/11/20

A IGLESIA INFILTRADA 2


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Agosto 09 de 2011

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, decir Amor, pero Amor Mío, es cubrir todo, es decir todo, es hablar del Todo, que Soy Yo.

AMOR EN ESTOS TIEMPOS. 

Es Gracia para todos vosotros, son Bendiciones inmensas para todos vosotros, los que estáis Conmigo y aún para aquellos que no están Conmigo, porque también Mi Amor les tocará.

Mi Amor abarca la Creación entera, abarca el Universo y Mi Amor es el que os va a llevar a este cambio tan bello y tan necesario;

para todos aquellos hijos Míos que se merecen este regalo tan grande, que Yo os voy a dar.

Mis pequeños, lo menos que debe haber en vuestro corazón, ES TEMOR.

Soy vuestro Padre y os cuido mucho más que un padre o una madre os puede cuidar en la Tierra;

Porque Yo os conozco desde antes de que bajarais a la Tierra y os amo desde antes de que bajarais a servirMe.

Mis pequeños, vosotros no os dais cuenta aún de la Maldad tan fuerte con la que actúa Satanás sobre las almas.

Vosotros veis la punta del iceberg, veis una puntita, lo pequeñito que Yo os permito ver;

porque si os dejara ver la maldad satánica en pleno, no lo soportaríais. 

En cierta forma voy cubriendo vuestra mente, voy cubriendo vuestras capacidades, para que no veáis lo que no quiero que veáis;

porque es demasiado fuerte, demasiado crudo para vuestras almas, que son pequeñitas y débiles.

Por eso, aunque se va a dar muy fuerte la Purificación con el ataque de Satanás, que como os he dicho,

SATANÁS NO QUIERE QUE SE VENGA LA UNIÓN NUEVAMENTE,

DE TODO LO QUE ÉL DESORDENÓ POR EL PECADO ORIGINAL,

Yo os voy a cuidar, para que no veáis, aún completamente toda ésa Maldad satánica que se ha soltado sobre el Universo entero.

Os voy a estar cuidando, Mis pequeños, y vosotros deberéis estar cuidando lo Mío, que son a las almas.

Yo tomaré la parte más fuerte, porque Soy vuestro Padre y el padre en la familia siempre toma la tarea más fuerte, más ruda, de más dolor.

Y así, estaré con vosotros. Por eso, no quiero, Mis pequeños, que vosotros viváis en el temor,

cuando Yo, vuestro Dios, en toda Mi Potencia, os voy a estar cuidando contra los ataques de Satanás.

Veréis, como os dije, solamente una pequeña parte de su poder; pero aún así, muchos de vosotros os asustaréis fuertemente por vuestra sensibilidad,

pero también por vuestra separación a lo que debéis tener, que es: Fe hacia Mí, amor hacia Mí y docilidad hacia todo lo que Yo os pido.

Con el Amor de Fusión, nos hacemos Uno con Dios…

Os pido, Mis pequeños, os unáis en Oración, os unáis en vida Sacramental, os unáis Conmigo en pureza de corazón.

No claudiquéis, estáis solamente a momentos de que se inicien los Acontecimientos más fuertes, pero eso no quiere decir que vosotros estaréis solos,

Yo voy a estar con vosotros en todo momento.

Cada uno de vosotros lleva una misión, lleva una misión específica para estos momentos y deberéis estar unidos a Mí,

PARA QUE VOSOTROS LA CUMPLÁIS

Y CON ESO ME AYUDÉIS

A LA CORREDENCIÓN DEL UNIVERSO ENTERO.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Hijitos Míos, en el Antiguo Testamento, podéis constatar vosotros cómo se transmitían Mis Órdenes y Mis Deseos por tradición oral.

Y ellos aceptaron seguir Mis Órdenes y Mis Mandatos.

En el Antiguo Testamento tenéis la Palabra. Y la Vida de un Dios entre vosotros con Mi Hijo,

Y a través de Él os llegaron nuevamente Mis Deseos, para vuestro comportamiento dentro de vuestra vida espiritual.

Esto fue escrito y tenéis el Nuevo Testamento, en el cual vosotros os debierais basar,

para que esto lo tuvierais como Palabra Divina y que la siguierais para asegurar vuestra salvación y la de los vuestros.

Mis pequeños, os he dicho que estáis a momentos críticos de la humanidad, en donde no se le hace ya caso a la Palabra antigua ni a la letra moderna.

El mismo hombre actualmente, se ha alejado de todo lo que Yo he pedido

TRAMPAS PARA LA INTEGRIDAD: 1.-Riqueza sin trabajo. 2.-Placer sin conciencia. 3.-Conocimiento sin carácter. 4.-Negocios sin ética. 5.-Ciencia sin humanidad. 6.-Religión sin sacrificio. 7.-Política sin principios.

y está haciendo cada quien su propia doctrina, su forma de ser, su forma de actuar.

Y que en la mayoría de los casos se sale de lo que Yo os he pedido para que alcancéis vosotros vuestra perfección.

A TAL GRADO SE HA ALTERADO TODO,

QUE LA MISMA IGLESIA, A TRAVÉS DE GENTE INFILTRADA,

GENTE MALA, GENTE DE SATANÁS,

OS VA A TRATAR DE DESVIAR TODAVÍA MÁS EN ESTOS MOMENTOS

Y SERÁ UNO DE LOS MAYORES ATAQUES DE SATANÁS

HACIA LOS FIELES, HACIA TODOS VOSOTROS,

 Hacia los fieles de la Iglesia, Mi Iglesia, la que Mi Hijo Jesucristo fundó para todos vosotros.

Pero ahora, a través de todos aquellos que se han infiltrado, para llevaros hacia el Mal,

lo están haciendo de una forma tan sutil, que vosotros lo estáis aceptando

Y ES QUE NO LO DEBÉIS ACEPTAR. 

La Palabra está dada, la Letra está escrita y no os deberéis salir de todo aquello que tengáis en las Sagradas Escrituras.

Es Palabra y Letra Divina y todo aquel que os quiera llevar por caminos diferentes, no vienen de Mí, de vuestro Dios…

Y deberéis apartaros de aquellos que no están siguiendo lo que desde el Cielo, se os ha regalado;

para que vosotros podáis tener derecho a una vida de santidad y con ello, poder vivir Conmigo eternamente.

Tened cuidado, Mis pequeños; sed cautos, sobre todo en éste tiempo de Gran Confusión;

ya que todavía, Satanás va a tratar de dar su último golpe, para que aquellos que se han mantenido en el Bien,

lleguen hasta dudar y separarse de lo que es correcto.

Cuidaos, Mis pequeños, cuidaos de los ataques de Satanás.

Hijitos Míos, así como Satanás es muy sutil para llevaros al error, por eso éstos son los tiempos de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

Porque Ella también es muy sutil, pero en el Amor y Ella os va a ayudar con esa sutileza Divina y femenina, a acercaros a Mí.

Al Amor Verdadero, al Amor que os va a dar Vida en la Tierra y en el Cielo.

Manteneos siempre con Mi Hija, la Siempre Virgen María, para que no claudiquéis, para que no erréis el camino, para que no escuchéis los errores de Satanás.

Ella os va a ayudar a recorrer éste Camino, que os falta, antes de llegar hacia Mí.

Mis pequeños, Ella fue Creada para esta Misión tan grande y bellísima, que es la Redención.

Y para estos momentos vuestros, en este cambio que estáis ya viviendo.

Aquellas almas que confíen en Mi Hija, aquellas almas que se dejen llevar de la Mano por Ella,

aquellas almas que escuchen en su Corazón, Su llamado,

son almas que están asegurando su pase eterno a un mundo de bellezas, al Cielo mismo.

No os separéis en ningún momento de Mi Hija, porque Ella os va a traer hacia Mí, a Mi Santísima Trinidad, Mis pequeños.

Ella es todo Amor, es toda Dulzura, es toda Belleza, es toda Docilidad y por Su Humildad y Docilidad, se le dio el lugar que tiene ahora, Mis pequeños;

QUE VOSOTROS DEBÉIS AGRADECER,

PORQUE ES VUESTRA MADRE TAMBIÉN,

Madre de todo el género humano y acudiendo a Ella, Mis pequeños;

vuestro paso y vuestro trabajo que todavía deberéis llevar a cabo en la Tierra, será fácil y seguro.

Maria le enseñó a dar los primeros pasos a Quién es el Camino

Os repito, NO OS SEPARÉIS DE ELLA EN NINGÚN MOMENTO

Y atraed a todos vuestros hermanos hacia Ella.

Mi Santo Espíritu os ayudará a que, a través de Ella, podáis venir a Mí, porque muchos, muchos hermanos vuestros no confían en Su Persona,

no confían en Su Misión, no confían en quien Es y que fue Creada, os repito, para estos momentos de cambio;

para que vosotros, Sus hijos, podáis asegurar la entrada al Reino de los Cielos.

Recordad, Mis pequeños, Mi Promesa, que Mi Iglesia duraría hasta el fin del mundo.

Ciertamente, Satanás la ha querido destruir desde que ésta fue formada y a pesar de que a momentos ha sido traicionada,

poco después ha sido levantada nuevamente y Mi Iglesia se mantiene.

Las Enseñanzas perduran porque son Divinas, la Iglesia se mantiene porque sus bases, que son las Escrituras, tienen origen Divino;

pero ciertamente, Satanás se ha introducido dentro de ella desde siempre. 

Ahora estáis viviendo estos momentos últimos antes de su Purificación y nuevamente Satanás se encuentra dentro de Ella.

Mucha maldad hay dentro de Ella, veis que los que están dentro de Ella son del mundo

y así como el mundo ha ido perdiendo la Fe y el amor a Mí, vuestro Dios;

los hombres que han entrado a vivir para Mí, como sacerdotes, ministros de Mi Iglesia, siguen siendo del mundo y así como están adentro, también lo están afuera.

El mundo en general se ha corrompido, ha perdido la Fe, ha perdido el amor a Mí, no sigue ya las Enseñanzas que se os dan.

Ciertamente, os fijáis mucho en los ministros de Mi Iglesia, pero si os fijáis en cómo está el mundo,

ha caído también tremendamente en su Fe, en su entrega a Mí, en su amor hacia Mi Santísima Trinidad.

Satanás, en su Maldad, ha ido apartando vuestro corazón de Mi Iglesia,

tanto de los que están como ministros de ella, como de aquellos que sois fieles a ella.

Os ha ido apartando y os ha llevado a tener una vida espiritual muy ligera, muy mediocre…

Y a ratos muy mala, porque Satanás ha ido cambiando partes esenciales de las Enseñanzas que se os dan

y que ya no son las que Yo os di.

Sólo aquellos que Me han pedido Discernimiento Santo para poder ver los errores que vivís actualmente, tanto dentro de la Iglesia como afuera de ella,

PODÉIS RECONOCER LA VERDAD

Y PODÉIS RECONOCER LA MENTIRA,

pero una gran mayoría de fieles están viviendo las mentiras que ahora se enseñan y las viven como si fueran verdades, cuando esto no debiera ser así.

Las Mentiras de Satanás solamente os van a llevar al error, a la mediocridad espiritual y sobre todo, a una lucha fraterna en donde se os atacará;

porque aquellos que defienden el Mal lo sienten como si fuera verdadero y vosotros, que estáis defendiendo la Verdad real de las Escrituras, se os toma como enemigos de Mi Iglesia.

Vosotros sois los mártires de este tiempo y no necesariamente mártires cruento;

porque sois atacados de palabra, sois atacados con el desprecio, con el abandono,

porque no estáis creyendo en las mentiras que se están difundiendo y que ya muchos creen en ellas.

Sois rechazados de la sociedad que ha hecho su propia iglesia, iglesia llena de herejías y de maldad, de conveniencias y de errores.

Se han hecho a un lado Mis Palabras, Mis obras; Mis Enseñanzas las han manipulado a su antojo para ganarse a la gente, para caerles bien… 

Siendo muy permisivos en situaciones en las que nunca antes se les había permitido a las almas llevar a cabo esas acciones,

pues las encaminaban hacia la herejía o al pecado.

Se les está mal formando a los que apenas empiezan a vivir este ministerio de amor, de gran amor hacia Mí…

Pero se dejan llevar por esas conveniencias y no brotan verdaderas vocaciones como Yo quisiera que fueran.

Mucho error hay a vuestro alrededor y como esto ya no tiene remedio

PORQUE LA MISMA IGLESIA YA ESTÁ FUERTEMENTE INFILTRADA

por Satanás; por eso mismo tiene que venir esta Gran Purificación que se os ha anunciado y que es inminente. 

Después de ella brotarán las almas santas, las almas bellas,

tanto sacerdotales como de fieles adheridos fuertemente a las Enseñanzas verdaderas de Mi Iglesia.

Son tiempos de dolor, pero luego vendrá la alegría, el regalo grande en donde viviréis las Verdades enseñadas en los Evangelios y éstas serán llevadas por sacerdotes, ministros Míos, santos.

Amantes de Mi Amor y de Mis Verdades, que las respetarán y las defenderán con ese fuego de amor que pondré en sus corazones.

Tanto los sacerdotes, ministros de Mi Iglesia, de aquellos Tiempos que Vendrán y los fieles, gozarán lo que Yo os Enseñé,

lo que Yo os traje a la Tierra, que son las Verdades y la Alegría del Cielo.

Gozaréis las celebraciones de la Iglesia.

Señor, enciende mi corazón en el FUEGO de tu AMOR ARDIENTE y ayúdame a AMAR como Tú Quieres que lo haga…

Moverán vuestros corazones a un amor más intenso del que ya teníais vosotros, los escogidos para ese tiempo. 

Gozaréis infinitamente el que hayáis sido escogidos para empezar este Nuevo Mundo que os tengo prometido.

 Veréis todo esto, que ahora vivís, como un pasado de dolor, DE UN DOLOR MUY GRANDE  que se Me causaba a Mí, vuestro Dios, en Mi Corazón;

pero en esos tiempos, al gozar y agradecerMe las Celebraciones Eucarísticas,

Me daréis una gran alegría y vosotros mismos también gozaréis de ellas.

Vosotros, los escogidos, tendréis vuestro premio por fin, porque mucho Mal estáis viendo a vuestro alrededor, que os duele y lucháis por que las cosas se hagan bien.

Pero vuestros ruegos, vuestras palabras, vuestros deseos, caen en sacos rotos, ya no se os hace caso.

Mi Santo Espíritu, que Vive en vosotros, enciende vuestro corazón porque desea que todo vuelva a la realidad que Yo os di desde un Principio.

Pero el hombre, que se ha dejado seducir por Satanás, ya no desea ser un fiel servidor Mío, vuestro Dios.

Muy contaminados ya están sacerdotes, ministros y almas escogidas para llegar a ese nivel que Yo deseo: NIVEL SACERDOTAL. 

Una gran decepción Me causan estas almas escogidas porque las amo, porque las he protegido del mundo, porque las he encausado para esta MISIÓN TAN GRANDE

LA MÁS GRANDE QUE EXISTE SOBRE LA TIERRA

y ellos no han sabido defenderla, ya no la ven de esta forma;

La han reducido a una simple forma de vivir y no con la dignidad de lo que realmente debe ser un alma sacerdotal, sirviéndoMe a Mí, vuestro Dios.

Y sirviendo a los fieles, al rebaño por el cual se deben dar con amor y, sobre todo, dándoles la ayuda que necesitan para que alcancen el premio eterno.

Orad por ellos, Mis pequeños, orad por aquellas almas que he mandado,

almas sacerdotales y religiosas que aún no han sido tocadas por la Maldad de Satanás.

PedidMe, pedidMe que las proteja y que sean escogidas para los nuevos tiempos que se acercan,

para que puedan cumplir con el Mandato Divino de ser estas almas escogidas, estas almas que llevan una Misión Divina.

Orad por ellos, daos por ellos, reparad por aquellos que no están cumpliendo como es debido

y que están llevando a muchos de vuestros hermanos al error. 

¡Ay de aquellos sacerdotes y ministros de Mi Iglesia, que no han cumplido como debieron haber cumplido, cuando llegue el momento de su juicio personal! 

Cuánto dolor padecerán en la Purificación que tendrán que pasar,

Y por mucho tiempo tendrán que padecer para reparar tanto daño que muchos de ellos provocaron en infinidad de almas.

LAS ALMAS SACERDOTALES

SON ALMAS ESCOGIDAS PARA SALVAR A OTRAS ALMAS

y muchas de las almas sacerdotales actuales están llevando al error y a la condenación a muchas almas.

Y de eso tendrán que pagar.

Si llegan aún a arrepentirse, su paso por el Purgatorio será muy largo, pero si no se arrepienten, la condenación las espera.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Os amo, Mis pequeños, los que Me amáis, los que Me seguís, los que esperáis ese momento añorado por vuestro corazón de ver nuevamente Mi Iglesia recuperada por Mí, vuestro Dios.

Y llevada nuevamente a la dignidad en la que fue creada; la veréis Pura, Santa e Iluminada por Mi Santo Espíritu.

Os Bendigo, Mis pequeños, Mi Santo Espíritu estará junto a vosotros en todo momento indicándoos qué debéis hacer,

por eso os pido nuevamente, ésa pureza de cuerpo y alma, para que sea una unión sencilla, pero muy íntima y sobre todo, que vosotros deis también vuestro cien por ciento,

para que vuestra misión se desarrolle dentro de Mis Planes y dentro de Mi Voluntad.

Os bendigo, Mis pequeños, y esperad con ansia ese momento, porque ha de llegar y lo gozaréis.

Os bendigo a todos en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesús y en el del Amor y Sabiduría del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

A IGLESIA INFILTRADA 1


CUMPLIMIENTO

Cómo es la Infiltración del Demonio en la Iglesia en los Tiempos Finales

Probablemente estemos viviendo en los días de una de las pérdidas de Fe más grandes de la historia.

Laicos individuales, grupos o parroquias, denominaciones enteras, se están apartando de las enseñanzas de Jesús.

Y aun así se siguen llamando cristianos.

Algunos ni se dan cuenta que están abandonando la Fe.

Vemos denominaciones cristianas enteras que por ejemplo, abogan por el aborto y ordenan pastores homosexuales militantes.

Y las encuestas nos muestran que una abultada cantidad de católicos son pro aborto y pro redefinición del matrimonio,

a pesar de la expresa condena por el Catecismo de la Iglesia Católica.

Y ni que decir de la cada vez más extendida idea de que Satanás no existe, así como tampoco el Infierno.

La deriva está llevando a estas denominaciones, grupos y personas cada vez más lejos de la verdadera Fe bíblica.

Y les hacen la guerra a quienes permanecen fieles uniéndose a los enemigos declarados del cristianismo.

Pero es particularmente peligroso cuando estos lobos se disfrazan de ovejas y hacen esfuerzos dentro de las iglesias para desviarlas.

¿Qué debemos hacer al respecto?

‍Dios nos dio libre albedrío.

Podemos seguir taxativamente lo que nos dice la Biblia o tratar de amoldarla paulatinamente al mundo.

‍Es nuestra decisión y nuestra conciencia y hay varias bibliotecas al respecto.

 LA INFILTRACIÓN DEL ENEMIGO

Jesús informó a sus discípulos que el Reino de los Cielos (su presencia en la tierra a través de la iglesia) sería infiltrada por los enemigos de Dios (ver Mateo 13:24-30,36-43).

Profetizó que mientras todo el mundo durmiera, un enemigo (el diablo) vendría a sembrar cizaña entre el trigo.

El trigo (es decir, los creyentes) y malezas (hijos del maligno) crecerían juntos en el mundo.

En el fin del mundo, Jesús enviará a sus ángeles para recoger las hierbas para quemar y para cosechar el trigo.

Él lo expresa de esta manera:

“El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los que causa el pecado y todos los que hacen el mal” (Mateo 13:41).

Jesús advirtió de una época en que

“muchos se apartarán de la fe” y “muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos” (Mateo 24:10-11).

Hemos visto esta profecía cumplida en varias ocasiones a lo largo de la historia.

Y sin embargo, lo que vemos que sucede hoy en la Iglesia no tiene parangón con lo que se había visto antes.

Aspectos del final de “Gran Apostasía” se hablan en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21.

En Hechos 20:29-31, después de amonestar a los presbíteros de la iglesia de Efeso sobre vigilar el rebaño puesto bajo su cuidado por Dios, San Pablo nos advierte:

“Yo sé que después de mi partida, vendrán lobos feroces entre vosotros y no perdonarán al rebaño.

Y de vosotros mismos se levantarán algunos que enseñarán falsedades para arrastrar a los discípulos tras ellos.

Así que estad en guardia.

Recuerden que durante tres años no he cesado de amonestar a cada uno día y noche con lágrimas.”

La Biblia nos advierte de un día, en que el mundo llegará a ser tan corrupto que incluso los llamados “creyentes” podrán desaparecer.

Separándose de los verdaderos cristianos mostrarán que no son de ellos (ver 1 Juan 2:19).

Vemos estas Escrituras cumpliéndose hoy.

En la medida que denominaciones, líderes y creyentes usan al Señor para servirse a sí mismos y al reino de las Tinieblas.

APOSTASÍA ANTES Y AHORA

No era extraño que en la iglesia primitiva hubiera cizaña entre el trigo.

En 1 Timoteo 1:19-20, vemos el caso de Himeneo y Alejandro, a quienes dice Pablo que había “naufragado su fe” al rechazar la fe y la buena conciencia.

Pablo les entrega a Satanás,

“para que aprendan a no blasfemar” y más adelante advierte:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:01). .

Luego dice:

Porque vendrá tiempo cuando no aceptarán la sana doctrina, sino que, llevados por sus propios deseos, se rodearán de una gran cantidad de maestros que les dirán lo que quieren oír.

Ellos apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las mitos” (2 Tim. 4:3-4).

En los primeros siglos de la iglesia, podemos ver que la profecía de Pablo actuó en los judaizantes, arrianos y los gnósticos que continuamente sangraron la iglesia.

En cierto modo, eran las herramientas de poda en la mano del diablo, sirviendo a los propósitos de Dios.

En siglos más recientes, hemos visto que la apostasía en curso a través del surgimiento de diversos cultos evangélicos, así como los Mormones y los Testigos de Jehová.

Hoy, sin embargo, vemos la apostasía que tiene lugar principalmente dentro de las estructuras de las propias iglesias protestantes, ortodoxas y católica romana.

Cuando Dios comienza a someter a la iglesia visible a una mirada más intensa y santa, partes de ella se desintegran en polvo.‍

Las malezas de Satanás están siendo expuestas y sólo tienen el poder, el dinero y la pretensión de mentiras para perpetuar su farsa.

Vemos líderes dentro seminarios cristianos, denominaciones e iglesias que pretenden ser siervos de Dios, sin embargo niegan deliberadamente la palabra clara de la verdad que se encuentra en las Escrituras.

Sin embargo, millones de personas permanecen en las iglesias, y no hacen nada para corregir la situación.

Lo que es peor, siguen financiando la apostasía continúa con sus diezmos y ofrendas y son engañados como castigo por su colusión.

En 2 Tesalonicenses 2, leemos los comentarios de Pablo acerca de una “rebelión” y de cómo están los que “[rechazan] amar la verdad” y quienes se “[deleitan] en la maldad”.

Pablo los ve como colaboradores o agentes del reino de las tinieblas.

En 2 Corintios 11 habla de ellos como que enseñan “otro Jesús” y transmiten un espíritu diferente del evangelico.

En los versículos 13-15, escribe:

“Estos hombres son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

No es de extrañar, entonces, que sus ministros se disfracen como ministros de justicia.

Su fin será conforme a sus obras”.

En 2 Timoteo 3:1-7, Pablo habla de los “últimos días” de nuevo.

Y dice que se caracterizan por la existencia de aquellos que son “amadores de sí mismos” y “amantes de los deleites más que de Dios”.

Él dice que “[tendrán] una forma de piedad, pero [negarán] su poder” [el de Dios].

En la medida que Satanás, a través de su apariencia de luz, extiende la oscuridad más intensa en toda la Tierra, Dios está al mismo tiempo aumentando la intensidad de su Luz.

La hipocresía, el compromiso, la inmoralidad que Él vio que es adoptada por su pueblo, ya no es capaz de soportar la refinación de su luz.

Y sus devotos están cambiando aún más flagrantemente para el reino que sostiene a las tinieblas – la sinagoga de Satanás (ver Apocalipsis 2:09, 3:9).

LA IGLESIA DE JUDAS

Lo que estamos viendo en nuestros días es el surgimiento de la “Iglesia de Judas”.

Judas Iscariote, el que traicionó a Cristo, era más que un individuo.

Él era un estereotipo.

Su vida y sus acciones representan un patrón que se ha repetido a lo largo de historia de la iglesia y que finalmente ha culminado en nuestros días como la Gran Apostasía.

Judas era alguien que fingía ser un fiel seguidor de Cristo, sin embargo, le robó al que él llamaba el Señor, llegando a ser un traidor (véase Juan 12:4-6, Lucas 6:16).

De manera similar, la iglesia de Judas roba a Dios y a su pueblo en forma material y espiritual.‍

Y al final se vuelve traidora al Señor y lleva a todos a la perdición (ver Mat. 23:15).

Al igual que Judas Iscariote, los líderes de esta apostasía pretenden compartir el pan de nuestro Señor.

Y se ponen trajes para disfrazar su unión con Baal, llevan las túnicas blancas instituidas por Dios en el Sinaí para reflejar la santa vocación del sacerdote (ver Éxodo 28:39-43; Lev 16:04).

Con declaraciones de amor por Cristo que le han de entregar, por así decirlo, con un beso, vendiendo su alma por el poder, el prestigio y piezas de plata.

EL FUTURO DE LA IGLESIA

Debido a su duplicidad en curso, llegó un tiempo en que Satanás entró en Judas, el cual salió a traicionar al Señor (Lucas 22:1-6).

Es por eso que hay denominaciones que han estado viviendo en el compromiso de apoyo al asesinato de niños en el vientre de sus madres, ordenando a sabiendas homosexuales practicantes y adúlteros.

Y renunciando a la Palabra de Dios como su guía infalible para la Fe y la doctrina, y enseñando a otros a hacer lo mismo.

Cuando ves la Abominación en el lugar santo, ya es demasiado tarde.

En otras palabras, cuando ves desplegada la apostasía en la mayoría de los líderes dentro de una denominación, Satanás ya ha ganado mucho terreno para que la comunidad sea salvada.

Lamentablemente, las noticias nos traen que muchas iglesias, denominaciones y grupos parroquiales son culpables de apostasía.

La Iglesia Judas se puede encontrar en todas partes y bajo cualquier pretexto.

¿Cómo respondemos?

Miramos hacia otro lado y fingimos como si no pasara nada, o  exponemos la oscuridad y declaramos la verdad de la Palabra de Dios.

El pastor anglicano y escritor John RW Stott escribió:

Nuestro Señor y sus apóstoles no se encogen cuando es necesario la tarea de denunciar y derribar las falsas enseñanzas.

Desagradable e incluso peligroso es esto, pero no podemos conscientemente evitar la misma tarea para nosotros mismos.

De hecho, en la iglesia de hoy, devastada por muchos lobos rapaces, hay una gran necesidad de buenos y fieles pastores, que no sólo alimentarán a las ovejas, sino derrotarán a los lobos”.

San Pio X

LA SÍNTESIS DE TODAS LAS APOSTASÍAS: EL MODERNISMO

Muchos se preguntan ¿Por qué existen hoy día tantos errores dentro de la Iglesia?

Existen “católicos” que apoyan el aborto y las uniones homosexuales, entre otros errores y horrores morales.

Existen quiénes convierten la misa en una reunión social, una cena conmemorativa.

Existen quienes han reformado los mismos rituales, quitando subrepticiamente todo el sentido de lo sobrenatural y de lo sacro.

Errores todos estos, provenientes y derivados de la actitud y fe modernistas y liberales.

Lo que hoy llamaríamos “catolicismo liberal” o simplemente “progresismo religioso”, con sus diferentes matices pero que en esencia son impulsados por la filosofía del modernismo.

En muy resumidas palabras, el modernismo es aquel error filosófico que intenta transformar a la Iglesia (y a todas sus creencias) en algo subjetivo desligándola a esta misma de toda trascendencia.

Aquí seguimos un consistente resumen realizado por el sacerdote dominico Jean-Dominique, de lo que ha creído siempre la Iglesia y de lo que cree el modernismo, para ilustrar a quienes no han sido informados.

¿QUÉ ES EL MODERNISMO?

Los juicios del magisterio de la Iglesia contra el modernismo son de una vehemencia impresionante.

La doctrina es calificada como: “veneno de error”, “monstruosidad”, “plaga terrible”, “resumidero de todas las herejías”, que “conduce al panteísmo” y a “la destrucción de la religión”, etc..

“Tenemos que luchar contra hábiles enemigos”, afirma el Papa San Pío X“contra un género muy pernicioso de hombres, los modernistas traman la ruina de la Iglesia”.

Estos adversarios están embargados de una “sed de novedades, una habilidad nueva y con frecuencia pérfida son enemigos que se ocultan en el seno y en el corazón mismo de la Iglesia los peores enemigos de la Iglesia”.

Así, los modernistas son tanto más de temer cuanto que

“su insidiosa táctica consiste en no presentar jamás sus doctrinas metódicamente y en con­junto”.

¿POR QUÉ TAMAÑA CONDE­NA?

El término “modernista” nos provee ya una indica­ción.

‍“Moderno” significa aquello que pertenece o convie­ne al tiempo presente o a una época relativamente re­ciente.

En consecuencia, el modernismo consiste en la tendencia a conciliar la exégesis cristiana con los presu­puestos de la crítica histórica y la filosofía moderna.

El modernismo quiere adaptarse al gusto del día; no quiere quedar al margen de la sociedad.

La Igle­sia —dicen— debe adaptarse a las costumbres y a la ma­nera de pensar de la época, las cuales nacieron de una fi­losofía racionalista y subjetivista.

Por decirlo de alguna manera, el modernista que­rrá hacer un maridaje entre la fe tradicional y las nove­dades salidas del Protestantismo y de la Revolución Francesa.

Lejos de subordinar el pensamiento humano a las exigencias de la fe, pide a la Iglesia que tome la filosofía contem­poránea tal como ella es.

Es probable que se conserve el lenguaje tradicio­nal, pero se le dará un sentido nuevo.

El modernismo, en consecuencia, aparece a primera vista como una pretensión de poner al día a la Iglesia, en el sentido de una adopción sincera de los datos de la fi­losofía reinante.

Una consecuencia inmediata es el ecumenismo.

Da­do que el hombre fabrica su religión y que es el maestro de su aproximación a Dios, será suficiente que cada uno siga su conciencia, que practique su propio culto.

Fuente: Foros de la Virgen María