P TIEMPOS PELIGROSOS


Enero 28 de 2021   

Habla Dios Espíritu Santo   

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo 

VisiónVeo Su Rostro grande y se acerca hacia nosotros.

Estando los tiempos como los estáis viviendo, son Mis momentos también, junto con Mi Esposa, la siempre Virgen María,

para ir guiando a las almas hacia su salvación.

Vosotros habéis hecho de vuestra vida un desastre.

La gran mayoría de vosotros os habéis apartado de las bondades del Amor,

de las Leyes, de la vida íntima que Nos deben a Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. 

 Y esto teneMos que detenerlo ya

Las almas caen al Infierno, como las hojas en el otoño...

porque Satanás está llevando a muchas almas a la perdición eterna.

Tenéis que daros cuenta de tanto Amor que se ha derramado sobre vosotros.

Ciertamente tenéis el libre albedrío, pero habéis actuado erróneamente a lo largo de vuestra existencia. 

Muchas almas Nos ha quitado el Malo, mucha maldad ha corrompido los corazones,

vosotros os habéis guiado por vuestra carnalidad y no por la espiritualidad

que debisteis haber tomado desde el principio de vuestra existencia.

Ciertamente, muchos de vosotros no tuvisteis guía paterna o materna

para que se os enseñaran las buenas obras, los buenos caminos, las buenas intenciones.

Y sobre todo el amor hacia Nosotros.

Y tampoco Me buscasteis en vuestro interior.

a pesar de que en momentos de vuestra existencia Yo os hacía ver en vuestro interior,

que vivíais en el error, que vivías dándoNos la espalda,

que no seguíais las Leyes dadas por el Padre y las Enseñanzas del Hijo,

pero Nuestro Amor es inmenso por vosotros y por eso son momentos en que Yo Me voy a manifestar más fuertemente

en la mente y en el corazón de los hombres

con la intención de salvaros, de recuperar vuestras almas,

DE LLEVAROS AL ARREPENTIMIENTO PROFUNDO

Para que podáis regresar al buen camino, pero también deberéis poner de vuestra parte.

Deberéis entrar en oración profunda, deberéis alejaros de todo aquello a donde Satanás os ha llevado

Y que os ha apartado de las Verdades de la Fe

y del Amor de Fusión y de Coparticipación, tanto a vosotros como a vuestros hermanos.

Poco a poco iréis sintiendo más fuertemente Mi Presencia en vosotros; 

como una brújula que os guía hacia un punto fijo,

también estaré Yo guiándoos hacia un punto fijo, que es vuestra salvación eterna.

Entrad en Oración, pedid Mi Guía amorosa, pedidLe a Mi Esposa, la siempre Virgen María, que os cuide en todo momento,

acudid al Cielo a pedir ayuda, porque no estáis solos, tenéis todo a vuestro favor; sois almas creadas por vuestro Dios,

sois almas que lleváis una misión de Amor, sois almas que, terminando vuestra misión, deberéis regresar al Reino de los Cielos. 

VUESTRO LUGAR ESTÁ EN EL REINO DE LOS CIELOS

NO EN EL INFIERNO A DONDE OS QUIERE LLEVAR EL ENEMIGO.

CENTRAOS PUES, YA, EN VUESTRA MISIÓN.

Muchas, muchas almas se siguen perdiendo porque no creéis en el Amor con el que Nosotros os consentimos.

Entended ya, que estáis en momentos difíciles de la Humanidad,

En la muerte física, el ESPÍRITU vuelve a Dios, el CUERPO regresa al polvo y el ALMA va al CIELO o al INFIERNO.

en momentos que, si no escogéis correctamente, os perderéis eternamente.

ORAD, ORAD, ORAD 

Porque ¡Cuánta pena Me dais, Mis pequeños!

Vuestros valores están ofuscados y tergiversados por la Maldad de Satanás

que os ha llevado a buscar los bienes materiales, haciendo a un lado los espirituales.

Pasáis vuestra existencia, o una buena parte de ella, tratando de llenaros de valores materiales

para que vuestra economía sea alta y así, supuestamente, no sufráis.

Ciertamente, se os han dado los valores materiales para cubrir vuestras necesidades humanas,

pero Satanás os lleva por caminos equivocados y vosotros, queriendo tener siempre más de lo material,

os olvidáis del valor más grande que tenéis en vosotros, que es Mi Presencia Divina. 

Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, Soy el Tesoro más grande que un alma puede desear,

no hay ningún otro valor más grande que la Presencia Divina de Nuestra Santísima Trinidad en vosotros.

Perfectamente sabéis que en algún tiempo dejaréis este mundo y os enfrentaréis a vuestra realidad espiritual.

Buscasteis afanosamente los bienes del mundo, quizá hasta cometisteis graves errores, graves pecados por obtener más de ellos

e hicisteis a un lado, durante tanto tiempo de vuestra existencia, los valores grandes del alma

y, sobre todo, Me hicisteis a un lado a Mí, vuestro Dios Espíritu Santo,

que habito en vuestro ser y que, si Me hubierais tenido en cuenta a lo largo de vuestra existencia,

os hubiera llevado por los caminos correctos en donde no os hubiera faltado lo material…

Y sobre todo lo espiritual, para que al final de vuestra existencia, en vuestro Juicio Particular,

pudierais llegar con las manos llenas a presentaros ante vuestro Dios,

con gran alegría de haber cumplido lo que se os pidió.

¿Ahora os dais cuenta, Mis pequeños, del gran error en el cual vivís?

¿Os dais cuenta que habéis desviado vuestro camino porque le hicisteis caso al Mundo, a Satanás?

¿Y Nos hicisteis a un lado, a Nuestra Santísima Trinidad, que os repito:

Somos el tesoro más grande que vuestra alma puede añorar?

¡Cuánto mal hace Satanás en las almas!

Y vosotros, por no tratar de tener una vida espiritual bien cimentada en lo Sacramental,

os desviáis fácilmente.

¡Cuánto desamor hacia Nosotros!

Y eso os lleva a una vida errónea,

porque si no Nos amáis a Nosotros, vuestro Dios, menos amaréis a vuestros hermanos.

Y por eso el mundo está tan caótico, porque ya no respetáis a vuestros hermanos que sí veis

 Y no Nos respetáis a Nosotros, vuestro Dios, que no veis.

Vuestra situación humana es caótica e irá de mal en peor,

si no reconocéis vuestro error y cambiáis vuestro actuar.

Sabéis que Nosotros os vaMos guiando, os vaMos llevando por caminos correctos. 

Se os avisa que vuestro actuar es incorrecto, pecaminoso, que os va llevando a un precipicio.

Y que estáis por caer y perderos eternamente,

Pero si reaccionáis, todo lo que se anuncia para vuestro bien SE PUEDE CANCELAR O AMINORAR, 

pero depende de vosotros 

Y esto es que entréis en razón, que entréis a vuestro corazón,

QUE PIDÁIS PERDON POR VUESTROS ERRORES

Y que encontréis el verdadero Tesoro que poseéis, pero que no lo habéis aprovechado.

Satanás os quiere destruir, os ha mentido a lo largo de vuestra existencia,

os ha llevado por caminos oscuros, por caminos que no os llevan a un bien eterno.

No habéis seguido la Luz, la Luz Verdadera que viene de Nosotros,

pero si reaccionáis y empezáis a tomar esa Luz como vuestra guía en vuestra vida,

disiparéis las tinieblas que os rodean, os ayudaréis a vosotros mismos y a vuestros hermanos que os rodean.

Entended, Mis pequeños, que lo menos que quereMos es vuestra destrucción eterna.

De una forma u otra os vaMos avisando alrededor del mundo de que vuestro actuar es erróneo.

Entended ya, Mis pequeños, antes de que sea demasiado tarde para vuestra salvación.

No confiéis en vosotros mismos, confiad en Nosotros y en Mí,

vuestro Dios, que habito en vuestro interior.

Entrad en vuestro corazón, buscadMe y Me encontraréis.

ESTÁIS A MOMENTOS DE GRANDES ACONTECIMIENTOS

TERRIBLES PARA ESTA HUMANIDAD

SI NO ENTENDÉIS,

ÉSTOS OS APLASTARÁN.

Os amo, Mis pequeños, y dejad que Mi Luz, que lleváis en vuestro interior,

os guíe por la rectitud Divina a la que debéis vosotros alcanzar y así ganar vuestra salvación eterna.

Visión: Veo a Nuestro Señor de frente.

Estira Su Brazo izquierdo, me enseña Su Corazón, un Corazón pequeño, no como otras veces que lo he visto más grande.

Arriba del Corazón veo una Cruz y de la Cruz bajan las cuentas del Santo Rosario hacia los lados…

Y me dice Nuestro Señor:

Ved, ved, Mis pequeños, éste es Mi Corazón amorosísimo por vosotros;

el Fuego que veis en el centro es lo ardiente de Mi Corazón por vuestra salvación.

Ciertamente, este Mi Corazón lo veis pequeño, más pequeño que el vuestro,

porque en Mi Humildad Divina Me quise hacer pequeño para llegar a vuestro corazón;

aun con este pequeño Corazón Me hago así, más pequeño que vosotros,

porque en ningún momento quise presentarMe ante la humanidad como alguien superior,

alguien dominante, alguien inalcanzable.

He venido para la salvación de todos, he venido para regresaros al Reino de los Cielos. 

Ciertamente, veis Mi Corazón Pequeño, pero Mi Amor por vosotros es Infinito, Inmenso.

Y vosotros podéis llegar a tener también ese Amor Infinito cuando os unáis a Mí.

El Rosario que está sobre Mi Corazón significa la presencia de Mi Madre,

que sí, ciertamente Yo Me he dado por vosotros,

pero Ella Me ofreció a Mi Padre como Holocausto por vuestra salvación.

Ella es Intercesora ante Mí por la salvación de todos vosotros.

Os ha dado como arma tremenda, contra las potencias de Satanás,

el Santo Rosario.

El cual os recuerda también la pequeñez,

la humildad con la cual se le puede vencer fácilmente a Satanás.

Yo Me hice Pequeño, como os he mostrado con Mi Corazón Pequeño,

pero os dejé un gran Conocimiento de Mi Palabra que, llevándola a cabo,

podéis llegar a tener el Reino de los Cielos. 

Con el Santo Rosario Meditamos TODA LA VIDA de Jesús y el Amor del Padre, que lo envió para salvarnos… LE ARREBATAMOS LAS ALMAS A SATANÁS Y VENCEMOS EN TODAS LAS BATALLAS

El Santo Rosario es un arma pequeña,

pero tremenda contra las fuerzas de Satanás. 

Tantas veces se os ha dicho que seáis pequeños y podréis alcanzar el Reino de los Cielos.

La soberbia con la que se están presentando aquellos que os están aplastando,

que os están llevando a una vorágine de problemas sociales, económicos, espirituales, que parecen que no tienen solución,

se pueden resolver, nuevamente como os digo:

con la humildad, la sencillez y en el venir a Mí, vuestro Dios y Salvador,

llegando a través de Mi Madre, la Siempre Virgen María,

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la Salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

a través del rezo del Santo Rosario.

Recordad, como os he dicho antes, todos los pecados son perdonables, menos aquél contra el Espíritu Santo,

Que es cuando no creéis que Yo os pueda perdonar vuestros pecados.

porque creéis que vuestros pecados son mayores que Mi Misericordia Infinita.

Ese es un pecado por falta de Fe,

porque no tenéis confianza en que Yo, vuestro Dios y Salvador, he vencido a Satanás y a todo lo que él produce.

Confiad, Mis pequeños, y venid a Mí.

A pesar de que los momentos que estáis viviendo son difíciles,

os debéis preparar como las vírgenes que esperaban a su amo.

Tened siempre vuestras lámparas encendidas, que esto es, vivir en estado de Gracia.

Sabéis que sucederán cosas muy fuertes en vuestro mundo, y aun en el Universo entero,

pero recordad que lo que importa en vosotros es el estado de vuestra alma,

CÓMO ESTARÉIS

EN EL MOMENTO EN QUE SE OS LLAME

A REGRESAR AL REINO DE LOS CIELOS.  

Esa debe ser vuestra preocupación principal, Mis pequeños,

NO lo que perderéis, como así lo tomáis.

Seréis juzgados en Mi Amor, en el amor que tenéis hacia Mí,

en el amor que tenéis hacia vuestros hermanos,

en el amor que habéis dado a lo largo de vuestra existencia.

Mi Reino es de Amor, que es vuestro Hogar también.

Manteneos, pues, en una vida espiritual

y no os preocupéis de lo que pase en lo material a vuestro alrededor,

preocupaos por el estado de vuestra alma,

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

de cómo estará ésta cuando os presentéis de regreso ante Mí,

vuestro Dios, para juzgaros.

Muchas cosas grandes, bellas, podéis hacer por vuestros hermanos para salvarlos,

mucho amor todavía podéis dar a vuestro alrededor y este Amor debéis tomarlo de Mí,

COPIANDO LO QUE YO HICE POR TODOS VOSOTROS

CUANDO ESTUVE SOBRE LA TIERRA

Enseñándoos, guiándoos, fortificándoos, para cuando tuvierais estos momentos.

No temáis, Mis pequeños, Yo os puedo devolver la vida.

Vosotros creéis que perderéis la vida, pero recordad que si vivís en estado de Gracia, si estáis viviendo para servirMe,

Quienes mueren en la Cruz, ¡Resucitarán!

Yo os voy a devolver vuestra vida y os la devolveré en el Reino de los Cielos.

El alma nunca muere, el alma permanece siempre,

pero esta alma que se os ha dado para servirMe,

ésta puede estar en falla grave y podríais perderos para siempre,

por toda la Eternidad;

pero si vuestra alma se gana el Reino de los Cielos, gozaréis inmensamente lo que hicisteis sobre la Tierra.

LlevadMe a los vuestros, no os preocupéis, como se os ha dicho en las Sagradas Escrituras,

por lo que puedan hacer con vuestro cuerpo o con vuestras propiedades, o con lo material que tengáis,

preocupaos por vuestra alma, por aquellos que os pueden llevar a la perdición, al pecado,

A LA DESTRUCCIÓN ESPIRITUAL DE VUESTRA ALMA

Os amo, Mis pequeños, manteneos siempre viendo Mi Corazón Pequeño, Humilde, Sencillo,

PERO INMENSAMENTE PODEROSO

 Que os puede salvar eternamente.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros

Y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: