Archivos diarios: 13/05/21

D EL JINETE DE LA GUERRA 2


CIELOPROFECÍAS Y REVELACIONES

MENSAJES DE DIOS PADRE

Agosto 1 /2004 – 3:30 pm

Hijo mío: Aquí en el silencio de tu cuarto, mientras la vida pasa, el mundo se está convirtiendo en una gran fosa; l

as almas bajan al abismo; al pozo sin salida.

La muerte es el sello de muchos de mis hijos; el mundo se ha vuelto frio en caridad,

en amor, en obras; las gentes andan cada una por su lado, no tienen tiempo para mirar la obra de Dios;

el egoísmo, la avaricia y el ansia de poder unidos a la falta de perdón,

están haciendo de mi Creación, un valle de llanto, muerte y desolación.

A través de toda la historia de la humanidad, los hombres se han distinguido, no por su paz, si no por sus guerras;

la violencia ha formado cadenas y barreras de separación;

la muerte, la violencia, el orgullo, la soberbia y ante todo la muerte espiritual,

que es un alejamiento total de los preceptos de Dios,

han desencadenado los más atroces derramamientos de sangre;

manchando con sus actos y su violencia el espíritu de la tierra.

De padres alejados de Dios nace un fruto triste,

la cadena de frialdad y rechazo, está en el hombre desde el momento de la concepción;

como son los padres así son los hijos, a no ser que se conviertan.

La limpieza del espíritu comienza en el hogar.

El amor, el diálogo y las buenas costumbres deben ser el alimento para el alma.

La oración y el respeto a Dios y el cumplimiento de sus preceptos, deben ser el alimento para el espíritu.

Los hombres, la pobre humanidad,

no han entendido que la riqueza no está en acumular bienes materiales,

SINO MAS BIEN EN GUARDAR

UN PERFECTO EQUILIBRO

ENTRE EL CUERPO, EL ALMA Y EL ESPÍRITU;

de ahí emana la verdadera riqueza humana.

La tierra no soporta ya más tanta violencia, tanta degradación.

Mi Creación se está viendo en peligro, por la falta de amor y de Dios.

Si el hombre amara, la Tierra seria un paraíso,

pues todo lo que Dios creo, guarda la Sinfonía del Amor.

El amor y el respeto, unidos a la obediencia de los Preceptos divinos,

son la clave para una perfecta comunión entre el hombre, la Tierra y Dios;

pero el hombre al romper uno de estos elementos,

produce un desequilibrio que es lo que está llevando a la humanidad de hoy

a su propia muerte y destrucción.

Si oráis, ayunáis y os vestís de sayal como la ciudad de Nínive,

tendré compasión y no los castigaré como está escrito;

de lo contrario haré llover Fuego del Cielo,

que borrará de la faz de Tierra a la inmensa mayoría.

Porque en Sodoma y Gomorra NO SE VIO, 

la putrefacción espiritual, social y moral que se ve hoy en la Tierra.

Si estas dos ciudades las desaparecí de la faz de la Tierra,

cuanto más no haré hoy con tanta miseria espiritual y

TANTÍSIMO PECADO

QUE ATEMORIZA HASTA LOS MISMOS INFIERNOS.

¿Queréis la vida?,

AMA, SIRVE Y PERDONA

Y lo más importante: OBEDECE Y ESCUCHA

La Voz del Señor tu Dios. 

De lo contrario acabaré con toda semilla de maldad,

así los justos caigan en la poda.

Mayo 14 de 2010 – 10:15 p.m.

Tiempos de guerra y desolación están cerca.

Llegaré como ladrón en la noche y a muchos encontraré dormidos.

¡Millones se perderán!;

Todos aquellos que no están inscritos en el libro de la vida, tienen sus días contados.

El gran país del Norte, invadirá a Persia,

sus corceles y su armada traerán desolación y muerte.

Su ansia de poder y expansionismo, despertarán a un león dormido.

Del oriente se levantará el Dragón Rojo y escupirá fuego por su boca.

El destructor de naciones se pone en marcha;

abandona su morada para reducir un país a un desierto.

Las ciudades serán arrasadas, despobladas…

Y el humo de muerte cubrirá toda mi Creación.

¡Gemid y lamentaos hijas de Sión, por el día aquel dice el Señor!

Porque desfallecerá el corazón de los reyes de la Tierra;

el Secreto que SILENCIARON…

los sacerdotes quedarán consternados y estupefactos los profetas.

Los enemigos llegan de un país lejano;

lanzan sus gritos contra las ciudades.

¡Ay de ti, Jerusalén!

¡Tu conducta y tus acciones te han merecido esto!.

¡En el cielo cabalga justiciero Ajenjo!

Se acerca como jinete apocalíptico, viene a restablecer el orden.

Y a limpiar mi Creación de toda mala hierba;

trae la desolación,

su fuego abrasador purificará las entrañas de mi Tierra.

¡Oh hijas de Sión; recoged a vuestras crías; agrupadlas,

porque las trompetas de mi Justicia están por sonar!.

Haced vuestras cuentas; tenedlas claras,

porque mi Ángel Justiciero se acerca.

Mi Creación gime, las estrellas se consternan

al Paso de mi ARDIENTE IRA.   

¡LEVANTAOS MONTES Y COLLADOS,

AVES DEL CIELO Y CRIATURAS TODAS,

PORQUE EL DÍA GRANDE Y TERRIBLE

17. Porque ha llegado = el Gran Día de su cólera y ¿quién podrá sostenerse?» = Apocalipsis 6

DEL SEÑOR SE ACERCA!.

Octubre 20 / 2010 9:30 a.m.

Pueblo mío; Orad.

Orad, con mi Rosario de la Misericordia Infinita, porque el Mal se cierne sobre mi Creación y mis criaturas.

NO OS CANSÉIS DE ORAR Y ALABAR

A VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS,

PARA QUE DETENGA EL CURSO DE LA GUERRA,

QUE TRAERÍA CONSECUENCIAS CATASTRÓFICAS

PARA LA CREACIÓN Y LA HUMANIDAD.

Pueblo mío: EL GRAN PAÍS DEL NORTE,

JUNTO CON SUS ALIADOS Y OTRAS ORGANIZACIONES,

PLANEAN INVADIR A PERSIA;

ESTO TRAERÍA LA GUERRA,

LA DESOLACIÓN Y LA MUERTE

DE MILLONES DE SERES HUMANOS

Y LA DESTRUCCIÓN CASI TOTAL DE MI CREACIÓN.

Al ser invadida Persia, despertaría a un león dormido, que se uniría al Dragón Rojo,

el cual vomitaría fuego sobre el gran país del Oso y la estepa;

DESENCADENÁNDOSE

LA TERCERA GUERRA MUNDIAL,

QUE DURARÍA MINUTOS,

POR TODO EL POTENCIAL ARMAMENTISTA

QUE HAY, DESTINADO

A LA DESTRUCCIÓN Y LA MUERTE.

¡Oh, que desolación; lo que ayer era verde y florido, en polvo y desierto ha quedado!.

Mi Creación llora desconsolada, al ver tanto infortunio, dolor y muerte.

La radiación y la contaminación, acabará con muchos;

mis aves morirán y la vida en el mar se extinguirá;

el hambre se apoderará del resto que quede;

muchos desearán estar muertos, pero la Muerte se negará a escucharlos.

El tiempo de la purificación comenzará y mi pueblo será probado,

como se prueba el oro en el fuego.

Los presos en Medio Oriente cantan alabanzas, antes de ser ejecutados, igual que Pablo y Silas en prisión…

Octubre 06 de 2011  8:50 a.m.

LA PURIFICACIÓN PARA MI PUEBLO FIEL Y ORANTE,

SERÁ MÁS LLEVADERA;

los días serán difíciles, pero si confiáis en vuestro Dios y guardáis sus Preceptos,

todo pasará como un sueño para vosotros. 

Para todos aquellos que me han dado la espalda, estos días serán su peor pesadilla.

La tecnología del hombre de hoy no podrá detener el Fuego de mi Justicia. 

El cosmos está a punto de sufrir grandes cambios, que afectarán la vida en la Tierra;

el Universo se conmocionará, las estrellas perderán su brillo,

el sol y la luna se oscurecerán (Joel 2, 10).

De las entrañas de mi Tierra, dragones de fuego brotarán

y mi Creación temblará y gemirá como mujer en parto. 

LA TECNOLOGÍA DEL HOMBRE

SE REVERTIRÁ CONTRA ÉL

y en su afán de querer detener el Paso de mi Justicia,

lo que hará será acrecentar los problemas. 

Lo que está escrito se cumplirá al pie de la letra;

porque no sale una palabra de mi boca, sin que regrese a Mí, dando el fruto esperado.

LA FALTA DE AGUA

Y LA CARENCIA DE ALIMENTOS

TRAERÁ LA GUERRA ENTRE LAS NACIONES

EL CONFLICTO ARMADO

SÓLO PRODUCIRÁ MÁS DESOLACIÓN Y MUERTE

Y HARÁ DE MI CREACIÓN UN VALLE DE LÁGRIMAS. 

La soberbia del hombre desencadenará  muchas desgracias. 

¡Pobre de ti Jerusalén!

¡Porque serás probada como se prueba el oro en el fuego!. 

¡Oh reyes de la tierra, de nada os servirán vuestros corceles y vuestras flechas de fuego!

¡De nada servirán vuestros pájaros de acero!

¡Vuestra ciencia y tecnología no servirán de nada, en el tiempo de mi Justicia!.

Oh naciones impías que no quisisteis acogeros a mi Misericordia,

QYÉ NEGÁSTEIS MI EXISTENCIA

que no hicisteis caso a mis advertencias y que despreciasteis a mis emisarios. 

el Genocidio de Ruanda, fue avisado en kibeho, no hicieron caso, ¡Y TODO SE CUMPLIÓ!

¿Por qué os quejáis y lamentáis ahora?.

No digáis que no estabais avisadas,

porque con mucha anterioridad os había anunciado estos tiempos. 

¡Ya es tarde para vosotras Babilonias modernas!

¡Tapasteis vuestros oídos a mi verdad y vuestros hijos se rebelaron contra Mí!

  ¡Siguiendo cada uno los dictámenes de su perverso corazón!. 

No os destruiré por completo.

A pesar de vuestros pecados y maldad, dejaré supervivientes como lo hice con Lot y su familia,

ellos habitarán mis Nuevos cielos y mi Nueva tierra.

Y serán mi Pueblo y yo seré su Dios.

Junio 08 de 2012 – 8:15 a.m.

El Nuevo Orden Mundial al servicio de mi Adversario

ya tiene todo listo, para cambiar el destino de la humanidad.

Mi pueblo será esclavizado y todos sus bienes serán expropiados.

Todo comenzará con la implantación de la Marca de la Bestia: el microchip;

mi Pueblo fiel caminará por el desierto de la purificación.

Solo los que perseveren alcanzarán la corona de la vida.

Os digo, que todos aquellos que se dejen marcar perderán su individualidad…

Y serán esclavos al servicio de un sistema.

La llamada globalización, que los reyes de este mundo están llevando a cabo,

someterá bajo su dominio a las naciones más pobres.

Todo lo controlará el Nuevo Orden Mundial,

los ricos serán más ricos y los pobres más pobres.

Hijos míos, el Nuevo Orden Mundial está regido por la Masonería,

que es una tenebrosa organización dirigida por mi Adversario.

Es mi Adversario quien dirige a los gobernantes de las naciones poderosas,

ENTRE SUS OBJETIVOS ESTÁ

ACABAR CON UNA TERCERA PARTE DE LA HUMANIDAD

POR MEDIO DE LA GUERRA

Y establecer un único gobierno a nivel mundial,

donde todas las demás naciones que no hacen parte de este selecto grupo,

estarían sometidas a un régimen dictatorial.

UN SOLO GOBIERNO,

UNA SOLA RELIGIÓN,

UNA SOLA MONEDA (AMERO)

UN SOLO EJÉRCITO

Y ORGANIZACIONES SECRETAS

AL SERVICIO DEL RÉGIMEN

ENTRE ELLAS UNA AUTORIDAD RELIGIOSA

Que se encargaría de encarcelar, torturar y desaparecer

a todos aquellos que no estuvieran marcados y que no se acogieran a las leyes

y a la religión del Nuevo Orden Mundial.

Pueblo mío, la llamada globalización es el comienzo del Nuevo Orden Mundial,

Las naciones poderosas explotarán los recursos naturales

apoderándose de las cosechas y fuentes hídricas de las naciones sometidas.

Y éstas morirán de hambre y sed.

La globalización con sus tratados, le dará potestad a las naciones poderosas

de ejercer dominio territorial sobre las naciones más pobres,

ASÍ PERDERÍAN LA IDENTIDAD

COMO NACIONES LIBRES

Y PASARÍAN A SER UNAS COLONIAS MÁS

DEL RÉGIMEN.

Hijos míos, todo esto fue planeado hace mucho tiempo, por los llamados Iluminatis

que son los verdaderos reyes que rigen los destinos de la humanidad.

Esta organización ultra-secreta es la encargada de manejar las economías y políticas de las naciones;

PROVOCAN GUERRAS y crean desastres

utilizando tecnologías, de los seres infernales llamados por vosotros extraterrestres.

Hijos míos, os anuncio todas estas cosas, para que sepáis del futuro que se os depara.

Y así estéis preparados, para asumir con Fe y valentía

los cambios que sufrirá este mundo.

Agosto 30 de 2012 – 8:35 A.M.

La paz de los hombres está por terminar.

Un acontecimiento repentino, cambiará los destinos de la humanidad.

La muerte de uno de los reyes de este mundo, hará que la guerra se desate. 

¡Todo está planeado para desestabilizar la paz!. 

Las  naciones se atacarán unas a otras, el caos se apoderará de la humanidad…

Y UNA TERCERA PARTE,

DESAPARECERÁ 

¡Mi Creación se vestirá de luto por la pérdida de tantas almas!

el Cielo llorará y la humanidad comenzará su calvario. 

¡Ay de ti, Jerusalén que no quisisteis escucharme!

¡Ay de ti, Israel, porque tu suerte está echada!. 

Tus colinas serán ocupadas por tus enemigos y tus aliados no podrán defenderte. 

¡Tu hora ha llegado!. 

Naciones más poderosas usurparán tu tierra y tus riquezas…

Y EL GRITO DE GUERRA

TE HARÁ ESTREMECER… 

¡Oh Jerusalén, le disteis la espalda a Tu Salvador!

¡Y por tus calles corrió la Sangre de mi Unigénito. 

Sangre inocente con la que cargaron ayer tus hijos…

Y que mañana será tu desgracia y tu dolor. 

Por ti, ¡Oh Israel, mi creación sufrirá!. 

Tu ansia de poder y expansionismo se revertirá en contra vuestra. 

En vez de cantos de alegría y júbilo por la victoria, vuestros hijos derramarán lágrimas por vuestra caída. 

Escuchad de nuevo el Lamento de mi Hijo:

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados!. 

¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos,

como la gallina reúne a sus polluelos debajo de las alas! 

¡Y no has querido!.

  He aquí que se queda desierta vuestra casa. 

Os digo que ya no me veréis hasta que digáis:

¡Bendito el que viene en nombre del Señor! (Mateo 23. 37-39).

¡Oh Jerusalén, yaces desolada y triste, sumida en el abandono;

los que ayer victoreaban tu nombre, hoy yacen en el polvo, son olvido!. 

Todos te han dado la espalda y te han entregado en manos de tus enemigos. 

¡Entonad naciones un cántico plañidero por aquella que ha dejado de ser la hija de mi pueblo!. 

Todo lo pasado vuelve a repetirse:

la humanidad se mueve entre alegrías y tristezas;

nada es eterno en este mundo pasajero, lo que ayer fue, hoy ya no existe.

Todo mortal es hierba, toda su gloria como flor del campo.

La hierba se seca, la flor se marchita,

pero la palabra de nuestro Dios permanece por siempre (Isaías 40. 6,7,8).

Os digo mortales, que la grandeza de mi Misericordia,

está por dar paso a la grandeza de mi Justicia.

Febrero 10 de 2013 – 1:35 p.m.

Las naciones se prepararán para la guerra.

LOS EMISARIOS DEL MAL  

BUSCAN ACABAR CON

UNA TERCERA PARTE

DE LA HUMANIDAD,

todo está planeado para desestabilizar la paz.

Los reyes de las naciones poderosas al servicio de mi Adversario quieren dar inicio a la guerra,

para establecer su reinado de dominio y sometimiento a las naciones

y así allanar el camino para la aparición del Anticristo.

Planes de destrucción masiva van a ponerse en marcha,

aprovechando el conflicto bélico.

La muerte silenciosa será esparcida por los aires,

el caos y la anarquía, por un tiempo la humanidad vivirá.

Mi pueblo comenzará a hacer purificado en el Horno de la Tribulación;

EL RETUMBAR DE LOS CORCELES,

EL ESTALLIDO DE LAS BOMBAS

Y EL ESTRUENDO

DE LOS PÁJAROS DE ACERO,

se robarán la paz de mi Creación.

Mi Tierra se estremecerá y gemirá como mujer en parto.

Mi Pueblo caminará al destierro;

las mujeres, los niños y los ancianos, abandonarán las ciudades;

los jóvenes serán reclutados

y los hombres serán más escasos que el oro de ofir.

Ayes se escucharán por doquier,

la hija de mi pueblo será mancillada,

su honor y su vergüenza rodarán por el suelo.

¡Oh, cuánto dolor hay en mi Pueblo,

la desgracia le ha venido de improvisto!.

De nada vale gritar, nadie escuchará, todo es caos y desolación.

Las ciudades parecen fantasmas, el silencio de la muerte las habita;

mi Pueblo ha comenzado su calvario;

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

, su tragedia es un grito desesperado que traspasa la inmensidad del Universo,

clamando justicia y libertad.

¡Ay de ti, Jerusalén, porque no quedará de ti piedra sobre piedra!.

Tus colinas serán tomadas por tus enemigos,

tus casas saqueadas, tus hijas avergonzadas y tus valientes muertos.

LA INJUSTICIA DE LOS HOMBRES

DESPERTARÁ MI JUSTICIA.

Pero al final el orden y el derecho reinarán.

Mis sobrevivientes serán mañana mi Pueblo Elegido

que habitará conmigo, los Nuevos Cielos

y la Nueva Tierra, de mi Nueva Creación.

Septiembre 25 de 2013 – 6:35 a.m..

La gran nación del norte en cualquier momento desatará la guerra,

porque escrito está que Damasco desaparecerá

y sólo ruinas de ella quedarán.

ORÁCULO CONTRA DAMASCO

Mirad, Damasco dejará de ser ciudad,

se trocará en montón de ruinas.

Sus pueblos serán abandonados para siempre;

serán morada de ganados, que allí se tumbarán sin que nadie los eche.

Desaparecerán los fortines de Efraín,

EL REINO DE DAMASCO

Y EL RESIDUO DE SIRIA.

Quedarán como la gloria de los israelitas. (Isaías 17, 1 al 3).

La paz de los hombres es efímera,

porque siempre estará sujeta a la voluntad humana que es tan cambiante:

Hoy hablan de paz y mañana hacen la guerra.

Se acercan los días en que se cumplirá todo cuanto está escrito

y ya no habrá marcha atrás.  

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html  

234 EL AMOR DE MADRE


234 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Se ve que es destino de las ciudades de este nombre el extenderse plácidas sobre onduladas colinas;

Es ya tarde cuando llegan a Belén de Galilea.

La ciudad está rodeada de colinas ondulantes, verdes y llenas de bosques.

De prados en los que pastan los rebaños que poco a poco, van bajando a sus rediles para pasar la noche.

El crepúsculo baña con sus violáceos colores todo lo que toca.

El aire está lleno de una música pastoril de cencerros y balidos temblorosos,

a los que se unen los gritos alegres de los niños que juegan y las voces de las madres llamándolos.

Jesús dice:

–      Judas de Simón,

ve con Simón a buscar alojamiento para nosotros y las mujeres.

En el centro del poblado está el albergue.

Allí nos reuniremos.

Mientras Judas y Zelote lo obedecen,

Jesús se vuelve a su Madre,

y le dice:

–      Esta vez no sucederá como en la otra Belén en Judea.

Encontrarás dónde descansar, Madre mía.

En este tiempo viajan pocos y no hay ningún edicto.

María contesta amorosa:

–      En esta estación…

Sería placentero dormir aún en los prados.

En medio de estos pastores, entre sus corderitos.

Y María envía una sonrisa a su Hijo,

así como a unos pastorcillos que la miran con curiosidad.

Es tan atractiva su sonrisa,

que uno de ellos da un codazo al otro y le dice en voz baja:

–    Tiene que ser Ella.  

Y se le acercan diciendo:

–       Te saludo… 

María llena de Gracia. ¿El Señor está contigo?

María responde con una sonrisa mucho más dulce:

–     Ahí está.

Y  les señala a Jesús.

Que se ha vuelto para hablar con sus primos y decirles que den limosnas a los  pobres, que se acercan pidiendo quejumbrosamente.

Y tocando levemente a su Hijo, la Madre,

le dice:

–     «Hijo mío, estos pastorcitos te buscan.

Y me han reconocido; no sé cómo…

Jesús sonríe,

y dice:

–    Es que ha pasado por aquí Isaac…

Dejando el perfume de la Revelación.

Jovencito, ven aquí.

El pastorcillo, un morenito de unos trece años, fuerte a pesar de ser delgado, de ojos vivos, negrísimos,;

y cabellos que le caen lacios formando una melena de ébano;

envuelto en su piel de oveja, que lo hace parecer una copia, muy joven, del Precursor;

se acerca a Jesús, como embelesado, con sonrisa beatífica.  

Jesús pregunta: 

–     Paz a ti, niño.

¿Cómo has reconocido a María?

-Porque sólo la Madre del Salvador podía tener esa sonrisa y ese rostro.

Me dijeron: «Una cara de ángel, ojos de estrella, sonrisa más dulce que el beso de una madre;

dulce como su nombre: María.

Una cara tan santa, que pudo inclinarse hacia el Dios recién nacido».

He visto esto en Ella y la he saludado porque te buscaba.

Te buscábamos, Señor, y…

No me atrevía a saludarte a Tí primero.

–     ¿Quién te ha hablado de nosotros?

–     Isaac de la otra Belén.

Y prometió que nos llevaría a Tí, en cuanto llegara el otoño.

–     ¿Ha estado aquí Isaac?

–     Está todavía por estas regiones.

Con muchos discípulos.

A nosotros, los pastores, fue él quien nos habló.

Creímos en su palabra Señor, deja que te adoremos nosotros también;

como nuestros compañeros en aquella noche dichosa…

Arrodillándose en el polvo del camino.

Y lanza un grito llamando a los otros pastores, que han detenido el rebaño a las puertas de la ciudad.

Puertas por llamarlas de alguna manera, porque en realidad no es una ciudad ceñida de muros.

Están en el mismo lugar en que Jesús se había parado para esperar a las mujeres…

Y entrar con ellas en el pueblo.

El pastorcillo grita:

–     Padre, hermanos, amigos: hemos encontrado al Señor.

Venid. Adorémoslo.

Los pastores vienen y se postran a los pies de Jesús. 

Y le ruegan que no busque alojamiento en otro lugar, sino que acepte su pobre casa;

que está a poca distancia, para él y sus amigos.

Explican: 

–     Es un aprisco grande.

Dios nos protege…

Y tenemos habitaciones, y cobertizos llenos de heno fragante.

Las habitaciones para tu Madre y sus hermanas, porque son mujeres.

De todas formas, también hay una habitación para Tí.

Y llegan los demás pastores que se apiñan con sus ganados, alrededor de Jesús.

Los otros pueden dormir con nosotros en los cobertizos, sobre el heno.

–     Yo también estaré con vosotros.

Será para mí un descanso más agradable, que si durmiera en la habitación de un rey.

Pero vamos antes a avisar a Judas y a Simón. 

Pedro dice: 

–     Voy yo, Maestro.

Y se marcha junto con Santiago de Zebedeo.

Se quedan al borde del camino esperando a que regresen los cuatro apóstoles.

Los pastores miran a Jesús como si fuera ya Dios en su gloria.

A los más jóvenes se les ve verdaderamente felices;

da la impresión de que quisieran grabarse en la mente, hasta los más mínimos detalles de Jesús y María;

la cual se ha inclinado a acariciar a unos corderos…

Que han venido a empinar su morrito, balando, contra sus rodillas.

Y dice:

–     Cuando estaba en Hebrón….

Había uno en casa de Isabel mi pariente, que cada vez que me veía, me lamía las trenzas.  

Le llamaba «amigo», porque era verdaderamente amigo mío, como un niño;

en cuanto podía, venía a mí corriendo.

Éste me lo recuerda completamente, con  estos dos ojos suyos de dos colores.

¡No lo matéis!

Al otro también se le dejó vivir por el amor que me tenía.

Éste se parece mucho a él, con estos ojos de dos colores.

No lo matéis

Al otro también lo dejaron vivir, porque yo lo quería mucho.

El pastor más anciano contesta: 

–    Es una corderita, Señora.

Si no se degollase a todos los corderitos, no habría lugar en la tierra para nosotros.

–     Lo sé.

Pienso en su dolor y en el de sus madres.

Y la queríamos vender porque tiene ojos de dos colores y creo que con uno no ve bien;

pero la tendremos con nosotros si tú la quieres.

–    ¡Oh, sí!

Ya de por sí quisiera que nunca se matará a ningún corderito…

Son tan inocentes…

Y tienen una voz como la de  un niño cuando llaman a su mamá.

Me da la impresión de que matase a un niño, al degollar uno de estos.

Tanto que gimen cuando les quitan a sus corderitos.

Pero pienso en su dolor y en el de las ovejas madres.

Lloran mucho cuando les quitan a sus hijos.

Parecen realmente madres como nosotras.

No puedo ver sufrir a nadie.

Y ante una madre deshecha de dolor, yo también siento un  desgarro interior.

Es un dolor distinto de todos los otros dolores, porque a nosotras el golpe de la muerte de un hijo;

nos lacera no sólo el corazón y el cerebro sino las propias entrañas.

Nosotras, las madres, permanecemos unidas a nuestro hijo siempre;

quitárnoslo significa lacerarnos y desgarrarnos completamente.

Se parecen a nosotras las madres.

No puedo ver que alguien sufra y siento la aflicción de una madre destrozada…

Ya no sonríe María; tiene un brillo de llanto en sus ojos azules.

Y mira a su Jesús…

Que a su vez la está escuchando y mirando.

Y Ella pone una mano sobre el brazo de Él;

como si temiera que fueran a arrebatárselo de su lado de un momento a otro.

Por el camino polvoriento se acercan un pequeño grupo de personas armadas y gritando.

Los pastores se miran entre sí…

y hablan en voz baja.

Luego dicen:

–       Ha sido buena suerte que no hayan entrado esta tarde en Belén de Galilea.

Jesús pregunta:

–     ¿Por qué?

–      Porque aquella gente que ha pasado y ha entrado en la ciudad, va para arrebatar un hijo a una madre.

–     ¿Pero, por qué?

–     Para matarlo.

–    ¡Oh, no!

¿Qué hizo?

Todos se juntan para oír:

–     Encontraron asesinado por el camino al rico Yoel.

Regresaba de Sicaminón con las bolsas llenas de dinero.

No se trató de ladrones porque el dinero estaba con el occiso.

El siervo que lo acompañaba dice que su patrón le había dicho que se adelantara corriendo, para avisar de su llegada.

Y por el camino, dirigiéndose al lugar donde se cometió el homicidio,

solo vio al joven que ahora van a matar.

Dos de la población juran haberle visto cuando atacaba a Yoel.

Ahora las familias del occiso exigen su muerte.

Y si es homicida…

Jesús pregunta:

–    ¿No lo creéis?

–     No me parece que sea posible.

El joven no es muchacho cualquiera.

Es bueno.

Siempre ha vivido con su madre y es su único hijo.

Ella es una viuda santa.

No le faltan los medios para vivir, pues su marido también era rico.

Él no piensa en las mujeres.

No pasa necesidad, ni es un pendenciero.

No está desquiciado…

No es buscapleitos.

Es un hombre cabal.

¿Por qué tendría que matarlo?

–      Tal vez tendrá enemigos.

–     ¿Quién?

¿Yoel el muerto o Abel, el acusado?

–     El acusado.

–     ¡Ah! No sabría…

Pero… No sé qué decirte.

–     Sé franco, hombre.

–      Señor, pienso una cosa…

Pero Isaac nos dijo que no debemos pensar mal del prójimo…

–     Pero se debe tener valor para salvar a un inocente.

–      Si hablo…

Tenga razón o esté equivocado…

Me veré obligado a huir de aquí, porque Aser y Jacob son poderosos.

–     Habla sin temor.

No tendrás que huir.

–     Señor…

La madre de Abel es joven, bella y sensata.

Y muy industriosa.

Aser y Jacobo no son industriosos, ni sensatos.

Al primero le gusta la viuda y al segundo…

Todo el poblado sabe que el segundo es un adúltero, profanador del tálamo de Yoel.

Yo pienso que…

Jesús dice terminante:

–     Entendido.

Vamos, amigos.

Vosotras quedaos con los pastores.

Volveré pronto.

María suplica:

–     No, Hijo.

Yo voy contigo.

Jesús va con premura hacia el centro de la población..

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC