UN EXORCISTA PRIVILEGIADO 6


Amadísimos hermanitos que compartimos este Blog.

Ustedes son parte de mi Familia del Cielo

Soy una pecadora en rehabilitación,

Que por la Gracia de Dios, he vivido sus consuelos divinos y  es preciso que comparta con 

ustedes, las experiencias que han forjado mi misión,

porque es indispensable que aprendan junto conmigo;

el CRECIMIENTO que nos dará el Espíritu Santo,

para nuestra supervivencia, en cuanto se PROCLAME, el imperio del Maligno

a través del hijo encarnado de Satanás: el Anticristo… 

Ya que vamos a necesitar, el USO COMPLETO DE LOS CARISMAS,

EN NUESTRO CUERPO ESPIRITUAL.

Por eso es indispensable, que quienes no han vivido su pentecostés personal;

13. Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!»Lucas 11

Imploren a ABBA por el Espíritu Santo….

Mientras les platico, cómo fue mi propio aprendizaje, de los mismos…

Yo tenía 22 años cuando me casé muy enamorada de mi flamante esposo.

Desgraciadamente muy pronto mi luna de miel terminó abruptamente;

cuando bebí el cáliz de la traición hasta el fondo…

Y descubrí que el hombre que lo era todo para mí;

sólo se había casado conmigo por interés y era un mujeriego incorregible.

Mi calvario de casada se completó;

cuando me enfrenté con la verdadera cara de mi familia política,

que fingiendo ser católicos, honorables y perfectos en la sociedad que nos rodeaba;

en realidad eran masones y ateos…

Siempre criticaban muy duramente al Clero y se gozaban de injuriarlos en mi presencia,

sabiendo que mi familia era prolífica en ellos.

De esta manera mi vida de casada se convirtió, en la fachada hipócrita de una familia perfecta;

pero cuya intimidad estaba plagada de violencia doméstica, mentiras e infidelidades.

La desgracia del ADULTERIO…

No se puede dejar de amar de un día para otro.

Y yo sufría intensamente, porque seguía enamorada de un hombre que NO me amaba

Así estaban las cosas cuando llegó el día de mi Conversión en la Plaza de Toros.

Y uno de los primeros pasajes Bíblicos que Dios me regaló fue:

Isaías, 62

  1. Por amor de Sión no he de callar, por amor de Jerusalén no he de estar quedo, hasta que salga como resplandor su justicia y su salvación brille como antorcha.
  2. Verán las naciones tu justicia, todos los reyes tu gloria. Y te llamarán con un nombre nuevo que la boca de Yahveh declarará.
  3. Serás corona de adorno en la mano de Yahveh. Y tiara real en la palma de tu Dios.
  4. No se dirá de ti jamás «Abandonada», ni de tu tierra se dirá jamás «Desolada», sino que a ti se te llamará «Mi Complacencia» y a tu tierra, «Desposada». Porque Yahveh se complacerá en ti. Y tu tierra será desposada.
  5. Porque como se casa joven con doncella, se casará contigo tu Edificador. Y con gozo de esposo por su novia se gozará por ti tu Dios. (Biblia de Jerusalén)

Con estas palabras, Dios medicó mis heridas de esposa

empezó el camino de mi sanación interior

Un día, yo estaba llorando.

Pasaba de la medianoche y mi amado estaba con su amante de turno.

Yo lamentaba mi amor despreciado…

Y Jesús me dijo:

–       Yo Soy un Dios de Amor y estoy dentro de ti.

No puedo vivir en un corazón que Odia.

Yo estaba celosa, herida y atrapada en un matrimonio;

que se había convertido en un infierno.

Y le contesté:

–          Ojalá pudiera odiarlo…

Así dejaría de sufrir por él.

Yo me enamoré de un hombre bueno y decente….

Y estoy casada con un desconocido, que ni siquiera es un hombre;

es un ‘Pene Gonorréico’

QUE NO USA EL CEREBRO PARA PENSAR,

Porque todo se reduce a vivir deleitándose.

Es tan egoísta, que sólo piensa en sus deseos

y lo único que le importa es cómo obtenerlos…

No lo odio;

sólo quiero retorcerle el pescuezo como si fuera una gallina…

¡Y por favor, ahorita NO me hables de poner la otra mejilla y mucho menos de perdonarlo!

Sé directo y dime lo que opinas, mientras él se revuelca con la otra

y se olvida de su esposa y de sus hijos.

Tiene una familia, sólo para aparentar que es muy respetable.

jesus_fondoscatolicos-blogspot-com_-5

Jesús me contestó:

–        Los Bendigo y Oro por los dos ante mi Padre.

–       ¡Grandioso!

Sólo falta que me digas que además de cederle a mi marido;

me pidas que también interceda por ella, para que le regales el Cielo.

Cuando estoy enojada, NO soy NADA inteligente.

Y Jesús remató:

–          No es mala idea. Podríamos empezar con esto:

SI ME ENTREGAS TODO LO QUE SIENTES

Y TODO LO QUE PIENSAS.

–          Eso de qué me sirve a mí.

–          Fíjate muy bien en lo que voy a decirte:

En verdad, en verdad te digo: que el día que me ames más a MÍ que a él,

DEJARÁS DE SUFRIR.

–          ¿Y cómo hago eso?

–          ENTRÉGAME LO QUE SIENTES.

Lo pensé por un largo momento,

y me rendí:

–          Como siempre, Tú ganas.

Señor te entrego todo lo que siento y todo lo que pienso, porque te amo.

–      ¿Estás dispuesta a Obedecerme?

–          Sí.

–          ¡Bien!

¡Prepárame unas fresas con crema!

Miré el reloj y dije:

–          Señor, es la UNA de la mañana.

–          ¿No quieres Obedecerme?

–          Bien sabes que sí.

Te amo.

–          ¿Cómo me recibirías si viniese  ahorita a  visitarte y supieras lo que me gusta?…

Haz unas fresas con crema, dignas de un rey.

Sin entender nada, bajé hasta la cocina y preparé ese postre para mi Señor Jesús.

En el proceso, mi dolor y sufrimiento casi habían desaparecido

Y dije:

–          Señor Jesús,

¿Por qué no me enamoraste de TÍ, cuando era soltera?

Yo te hubiera consagrado mi vida sin vacilar, en un monasterio de claustro.

Y Jesús me contestó:

–          Te necesito con mis hijas casadas,

que comparten contigo el mismo calvario.

RUMBO AL CALVARIO

Y quiero que comprendan cuanto las Amo…

Y cuál debe ser su comportamiento  con sus maridos, y VERDUGOS…

Desde entonces, siempre le entrego lo que siento y lo que pienso.

Y mi sufrimiento se desvanece en unos cuantos minutos…

Cuando su Amor me inunda, todo lo demás YA NO IMPORTA…  

Y el Dolor se convierte en una ‘dolencia soportable’ pero que NO me quita Su Paz.

PUEDO seguir adelante…

Hice las fresas tal como me las pidió y las serví en un tazoncito de cristal cortado,

como si fueran el agasajo de un emperador.

Apenas había subido a mi recámara…

cuando oí el portón de la cochera que se abría, para que mi marido estacionara su auto…

Yo le dije  al  Señor:

–          Recíbelo TÚ. Porque si lo hago yo…  

Y cuando mi galán se apareció en  la puerta de nuestra recámara;

me levanté muy sonriente…

amor matrimonio -el-marido-esposa-flores-dando-besos-al-aire-libre-y-sonriente-foto-de-archivo

Y le dije:

–          Hola cielito. ¿Ya cenaste?

Él se desconcertó por mi amabilidad.

Pero lo delató su sonrisa…

Y queriendo probarme,

Me contestó:

–          Solo me faltó el postre.

¿Querrías traerme unas fresas con crema, por favor?

Yo también le sonreí, con verdadero amor.

Y dando media vuelta dije:

–          Ahora vuelvo.

Bajé hasta la cocina y saqué el postre del refrigerador.

Mientras caminaba de regreso…

Yo estaba asombrada por el Amor palpitante que sentía en mi corazón, por mi esposo;

y también estaba pasmada, por la dulzura y la ternura de mi voz;

al recibir a mi delincuente marido.  

Y Jesús sólo me dijo:

–          Tú me dijiste que YO lo recibiera…

Y ESO MISMO,  ACABO DE HACER.

Era el atardecer primaveral de un día soleado y con pocas nubes.

Todos los habitantes de la posada familiar donde yo residía temporalmente,

después del resquebrajamiento de mi matrimonio que había durado 19 años;

estaban pendientes de la noticia ininterrumpida, del magnicidio de Luis Donaldo Colosio,

el candidato presidencial a la regencia de mi amada patria mexicana…

Los últimos rayos del ocaso de un sol que se ocultaba,

eran el velo que cubría mi rostro bañado de lágrimas;

la única señal del intensísimo dolor de mi alma,

que me impedía participar del estupor, que a  todos los mexicanos los había paralizado…

Y seguían incrédulos las imágenes y los comentarios que inundaban,

luis-donaldo-colosio-y-carlos-salinas-de-gortari

todos los medios de comunicación…

Estaba semi-recostada en una poltrona y me encontraba solitaria, en la gran terraza- patio

bordeada de jardineras, que hacían muy agradable y acogedor, aquel lugar.

Ordinariamente aquel era un estupendo sitio, para leer o meditar.

Mientras contemplaba las copas de los muchos árboles, que abundaban en todas las casas

y jardines de la bella colonia, que había sido mi barrio en los últimos años…

Pero yo no tenía ánimo para leer o filosofar.

Los sollozos me ahogaban y mis lágrimas hacían que fueran más brillantes

los colores de aquel maravilloso crepúsculo,

mientras yo me sentía, la más infeliz de todas las creaturas.

Y de repente…

Una sensación muy conocida me asaltó…

Los cabellos de mi nuca se levantaron y mi piel se erizó, como la de las gallinas…

Me levanté de la poltrona donde estaba tumbada y me senté, totalmente alerta…

Con mi rostro mojado, porque también mis lágrimas se interrumpieron bruscamente;

Esperé…

El Mundo pareció detenerse…

arcangel-arcangeles-lucifer-portador-de-luz

Y una voz aterradoramente inconfundible, pareció invadirlo todo totalmente…

Con una majestuosidad avasalladora,

me dijo:

–       Mujer…

Yo soy el Amo de este Mundo

Si dejas de Combatirme… Puedo cambiar tu destino. ¡Pero deja a Ese…!

Si te conviertes en mi aliada, dependiendo de tu docilidad hacia mí;

también puedo convertirte, en la reina más poderosa que haya existido jamás,

porque yo soy el Arquitecto del Universo.

La seducción continuó, con una lista interminable de promesas tan alucinantes,

como el Personaje que las pronunciaba.

–       Serás la mujer más hermosa, deseada, rica, famosa y homenajeada.

Te daré juventud y una larga, larga vida…

Aumentaré tu belleza y tu prestigio en la sociedad; pero ¡Deja a Ese!…

Tendrás Todo el éxito, la fama, el poder.

TODOS te honrarán…

Y no habrá deseo que no te sea cumplido… ¡Pero deja a Ese!…

Te Regresaré el amor de tu esposo, tu hogar, tus hijos… Y…

Un terremoto emocional me estaba estremeciendo… 

De todas las cosas que me dijo,

una sola hizo que sintiera como si el piso hubiera desaparecido bajo mis piés:

“Te Regresaré el amor de tu esposo, tu hogar y tus hijos…”

Todo este episodio increíble;

lo hubiera juzgado un delirio causado por una droga alucinógena

si no fuera por dos cosas:

Una.- Las drogas nunca fueron un problema, porque ni siquiera las había probado.

Dos.- Había estado demasiadas veces luchando contra él,

y sabía perfectamente cómo se las gasta..

Y esa frase que retumbaba en todo mi ser, como una gigantesca campana;

que me estaba sacudiendo, como no me había sucedido nunca antes:

“TE REGRESARÉ… ”

Un pensamiento cruzó mi mente como un relámpago: “Pero deja a Ese…”

‘¡Oh, No! ¿Y perderé a Jesús?

Los recupero a ellos, pero perderé a Jesús!...  

HONOR, GLORIA Y PODER

Honor, gloria y poder…

SÍ. ME HABÍA ADVERTIDO TRES VECES:

¡Deja a Ése!

Y ÉSE era el Amor de mi vida:

Mi Señor y mi Dios Adorado.

Mi Jesús Santísimo que era el que le daba sentido a toda mi existencia.

Habían pasado casi 13 años, desde el encuentro personal que había cambiado

totalmente toda mi vida y se la había consagrado completita a mi Señor Jesucristo.

Al mismo tiempo que este recuerdo y estos pensamientos, habían sido instantáneos,

también retumbó como un trueno y veloz como el rayo, la frase esclarecedora:

“TE REGRESARÉ…”

Estas palabras me abrieron un panorama nuevo…

Sobre la amarguísima desgracia, que había destruido mi mundo personal,

y había convertido mi vida, en un negro pozo aciago de dolor…

dolor sufrimiento LLORANDO_1

Y fueron como una inyección de adrenalina, que comenzó a correr por mis venas

y me dieron una determinación cómo no la había sentido jamás. 

Pensé: ‘Así que TÚ eres el Causante…’

Lentamente me puse de pie.

Y quedamos frente a frente, aunque ignoro la estatura que él tiene…

Mientras mis puños cerrados clavaron mis uñas en la palma de mis manos,

en mi esfuerzo por contenerme, extrañamente NO ME SENTÍA TURBADA O TEMEROSA

Me sentía MUY enojada…

Si mi madre o mi familia hubieran estado cerca, sé que se hubieran asustado…

Porque María Félix me quedaba chiquita,

cuando la ira me hacía temblar,  como en aquel instante…

Yo siempre había pensado que mi hogar y mis hijos, me los había dado Dios.

Y mientras él continuaba con su arrogante exposición…

Y su despliegue de desquiciantes promesas,

yo estaba callada.

Lucifer

Luego se desarrolló el siguiente diálogo…

Cuando terminó con sus propuestas, me dijo:

–    ¿Qué me respondes? 

Y lo sentí sonreir como los gatos que ya se desayunaron al ratón.

Con una calma que me sorprendió a mí misma, le contesté muy pausada:

–      Tu oferta es tan atractiva…

Como la de los galanes que prometieron bajarme la luna y las estrellas,

cuando pretendían mi mano.

–      ¿¿¿???

–       La respuesta es ¡NO!

No tienes nada interesante que ofrecerme que sea más valioso que lo que ya tengo.

Pude sentir su Furia como si fuera una ola que me envolviera,

sin embargo se dominó y continuó con cortesía.

Porque también puede ser extremadamente educado:

–      A ninguna mujer le había ofrecido lo que estoy dispuesto a darte a ti…

Dije que te devolvería el amor de tu esposo y a tus hijos.

Le respondí tajante:

–     La respuesta sigue siendo ¡NO!

Y te aclaro que no puedes devolverme lo que no te pertenece.

Desapareció la gentileza y sentí un escalofrío cuando repitió:

–     Piénsalo bien, antes de volver a negarte.

Te reitero todas y cada una, de las promesas que acabo de hacerte,

si estás dispuesta a ser dócil conmigo.

De lo contrario…

La amenaza permaneció flotante en el aire.

Y le dije contundente:

–      Lo único que quiero, no me lo puedes dar tú.

2lucifer (1)

–    ¿Qué es? ¡Dímelo!

Estoy dispuesto a negociarlo…

–      Mi respuesta sigue siendo ¡NO!

Lo único que necesito y que me importa;

es algo que tampoco puedes quitarme, porque ya lo poseo:

El Amor de Jesús.

Y permíteme corregirte en un par de cosas:

Lo material no te lo discuto.

Pero la vida no puedes alargarla, ni acortarla un solo día.

Ese es un privilegio que le pertenece sólo a Dios.

Y mi familia, la consagré al Corazón Inmaculado de María Santísima;

así que, tampoco puedes disponer de ella como lo presumes.

Pude sentir la vibración de su impotencia..

Y con una Cólera descomunal, me advirtió:

–     Escúchame bien; 

este desprecio haré que lo pagues, como ni siquiera te imaginas…

Haré que te pongas a temblar tan solo con escuchar mi nombre,

Porque voy a quitarte TODO…

Así como te prometí la gloria;

ahora te juro que voy a hacer que todo mundo te odie;

como a ninguna otra persona en este mundo.

Haré que todos se aparten de ti con desprecio…

Y te saquen la vuelta con asco, como si fueras una vomitada…

Yo me erguí como no lo había hecho desde la última escaramuza,

luciendo mi traje de gala…

escaramuza traje de gala

Y le respondí:

–      ¿Esta es la promesa por no haber aceptado tu banderita blanca de paz?

¿Tan duras han sido las vapuleadas…?

Antes de que te vayas, yo también te prometo algo:

Aunque mi Santísimo Padre es Dios y Rey de Reyes, yo apenas me estoy educando

Así que estoy muy lejos de ser una princesa con los modales adecuados.

Lo siento por tí…

Pues yo también te advierto una cosa:

Sé qué eres un Arcángel, me lo proclamaste cuando te conocí.

Cada vez que tú te entrometas conmigo, haré que lo lamentes.

Te garantizo que irás a pedirle Misericordia a mi Padre,

para  que sea Él, el que te defienda de mí…

Porque también puedo hacer tu vida tan miserable,

que si no sabes lo que es llorar; por mí derramarás tus primeras lágrimas,

hasta que admitas que la “ESTÚPIDA MUJERCILLA” que soy yo, te sacó de quicio…

(“estúpida mujercilla y maldita perra” eran sus insultos preferidos, para referirse a mí,

en todos los exorcismos…).

Y te arrepientas de haberte cruzado en mi camino…

¿Estamos claros?

La respuesta quedó ahogada por un repentino remolino

cuyo viento casi me derribó sobre la poltrona.

Y mi brío pendenciero se esfumó, al recordar su amenaza,

pues de repente sentí, como si alguien me hubiera golpeado muy fuerte en el estómago.

Poco después que él se fue,

sentí a mi lado la inconfundible y dulce Presencia de Jesús,

que me envolvió con su Paz.

Aunque me sentí un poco avergonzada, por como había tratado a su arcángel preferido

y reflexioné que mi carácter impulsivo, ya me había metido otra vez en problemas…

Decidí que no daría marcha atrás…

Y ahora sería Lucifer, el que TENÍA UN GRAN PROBLEMA CONMIGO y no al revés.

Así que sin poder evitarlo, mis ojos se volvieron a inundar…

Y con voz entrecortada por el llanto,

llorar idolor sufrimiento

le pregunté lastimeramente a Jesús:

–     ¿Vas a dejar, que haga conmigo todo lo que dijo…?

Y el Señor me contestó,

preguntándome:

–     Si se lo permito, ¿Dejarás de Amarme?

Un segundo golpe en el estómago me dejó casi sin aliento…

Y con un enorme suspiro de resignación,

le contesté sintiéndome totalmente derrotada:

–     NO, mi Señor.

Ayúdame a serte fiel eternamente.

La siguiente vez que visité a mi confesor y director espiritual,

le relaté lo sucedido y él me dijo:

–     Del tamaño de la misión, es la tentación.

Te conozco muy bien y estás tan acostumbrada a la vida extraordinaria,

que no me sorprende nada, todo lo que me has dicho.

Sólo que ahora, debemos reforzar las defensas.

Acabas de banderillar a un toro furioso…

Y voy a tener que aumentar mis oraciones por tí…

Este artículo fue publicado originalmente, el 19 de Agosto de 2016 y para actualizarlo,

sólo quiero agregar que el Arcángel Caído que lo protagoniza,

ME CUMPLIÓ CON TODO,

con puntos y comas SU AMENAZA… 

Lo perdí TODO, menos a Dios.

Así que él me volvió, infinitamente más rica y más feliz.

¿Cómo fué posible esto?

Aprendí a alabar ENMEDIO de las lágrimas y al despojarme de TODO,

Gracias Padre por cada marca y cada cicatríz que llevo en mi cuerpo y en mi alma, garantizando que la Lucha no ha sido fácil, pero Tú haz sido mi Fortaleza...

la fusión con la Santísima Trinidad, se fortaleció de tal forma, que ahora puedo testimoniarles esto:

Jesús me llena tanto de alegría, que lo único que me importa es agradecerles diariamente

el enorme privilegio que me han dado en esta maravillosa misión,

que me permite servirles viviendo el Cielo en la Tierra.

Pero yo también le cumplí a Lucifer y le seguiré cumpliendo,

hasta con mi último aliento,

lo que yo le prometí…  

Nota importante:

Se les suplica incluir en sus oraciones a una ovejita que necesita una cirugía ocular,

para no perder la vista y a un corderito, de nuestro grupo de oración,

un padre de familia joven que necesita una prótesis de cadera, para poder seguir trabajando por ellos.

Que Dios N:S: les pague vuestra caridad….

¡Muchísimas gracias y Bendiciones…!  

Y quién de vosotros quiera ayudarnos, aportando una donación económica;

para este propósito, podrán hacerlo a través de éste link

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: