Archivos del mes: 31 octubre 2021

P UNA MISIÓN DE AMOR


EL TERCER PURGATORIO

47. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos,  ser arrojado a la Gehenna Marcos 9 47

En el Infierno, los demonios torturan el cuerpo espiritual

en los miembros con los cuáles se pecó, porque los espíritus inmundos generados por el pecado;

están adheridos en el cuerpo espiritual al órgano del cuerpo físico, usado para cometer el pecado….

Y los pecados convertidos en vicios, terminan generando monstruos tan poderosos…

Que CASI igualan en poder y maldad, a los propios  ángeles caídos. 

(Una vez el Señor dijo

QUE EL MISMO INFIERNO ESTABA ATEMOSIZADO, 

por la audacia y la temeridad del hombre para pecar) 

Las consecuencias de esto a la hora de ser torturados en el Infierno, son tan gravísimas; 

que son prácticamente inimaginables, para nuestro pobre intelecto humano;  

pero TAN REALES, que hablaremos de ello en otro artículo posterior.

En el Tercer Purgatorio, en la zona más profunda que colinda con el Infierno,

están los que se han salvado, por la intercesión de los corredentores y prácticamente ha sido

sólo una gracia, el que hayan escapado de las garras de Satanás.

En esa zona, están los que menos saben amar, están intoxicados por el egoísmo y por el Odio….

Y algunos están gravados con tremendos vicios, por eso las oraciones no llegan allí.

Y las que se aplican por ellos, son gracia para otros,

que también las necesitan y por las que nadie ora…

¿Por qué las Oraciones no llegan a ellos…?

Los ángeles caídos fueron creados por Dios, habitan en el Infierno, el reino del Odio,

donde su única diversión es torturar a las almas que se condenaron.

Los Pecados son ejecutados por los hombres, en rebeldía a Dios y a su Ley de Amor…

Los pecados son espíritus vivos, adheridos al alma humana,

Y SON LOS QUE SE CONVIERTEN EN ESPÍRITUS INMUNDOS,.

Cómo están adheridos al alma,

porque se sustentan de la maldad existente en el espíritu humano;

Si no han sido destruidos por el arrepentimiento y el Sacramento de la Confesión,

Acompañan al alma salvada hasta el Purgatorio, donde desfogan su odio contra sus creadores,

Y donde sólo pueden ser destruídos,

por el Fuego Purificador y Expiatorio en el Tercer Purgatorio.

Y éstos espíritus inmundos, hacen el mismo trabajo, que los demonios en el Infierno:

¡Torturando implacables a sus creadores!

La misericordia de Dios permite a estos aliados del infierno,

hacer el tratamiento que aplicamos en la lavandería, cuando usamos cloro,

con la ropa muy manchada…

Por eso no está errada la expresión:

“Que los corredentores también salvamos almas, del Purgatorio

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Porque con el Rosario a la Preciosísima Sangre, podemos destruir a los espíritus inmundos y

Rescatar almas para elevarlas al siguiente nivel, del Tercer Purgatorio,

Donde ellos nos agradecen el haberlas librado de los tormentos infernales,

que ellos mismos se procuraron con su impenitencia…

Sólo cuando hemos atestiguado  este tremendísimo nivel de Sufrimiento,

somos capaces de entender, compadecer y actuar,

para ejercer nuestra misión como salvadores

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRITO

Noviembre 30 de 2021

Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Mi Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Yo Soy el Buen Pastor y voy buscando siempre Mis ovejas.

Todos vosotros, creados por Mi Padre, que les ha dado vida para venir a servirMe a Mí

y a Mi Santísima Trinidad, vuestro Dios,

sois las ovejas de Mi Rebaño.

Pero muchas ovejas han salido a buscar otros pastizales,

que creen que esos pastizales les van a alimentar como Mis Palabras, Mis Obras, como Mi Amor,

y no es así, Mis pequeños.

Por eso Me he manifestado mucho y también Mi Madre, la Siempre Virgen María, se ha manifestado mucho,

para haceros ver a todos vosotros, que los verdaderos pastizales, son aquellos que Yo he sembrado,

que es Mi Palabra, Mis Obras, Mi Amor.

Aquellos que se alimentan correctamente, tendrán vida eterna Conmigo, vuestro Dios,

pero hay muchas ovejas, que ya no son de este rebaño, de Mi Rebaño y creen tener la Verdad

y están muy errados;

Satanás las ha desviado, les ha dado un conocimiento que no es el correcto,

que está muy lejos de las Verdades que Yo, como Dios, os he traído.

Mis pequeños, hay muchos lobos a su alrededor, que os llevan a otros pastizales,

que os dan de comer de algo diferente que no es lo Mío, y os desvían,

que os llevan a errores, que os llevan a fantasías,

las cuales os separan de la realidad Divina, que Yo, como Dios, os he traído.

Hay almas, que se dejan mover por la Verdad, aún a pesar de que estaban en esos otros pastizales,

en esas otras enseñanzas que no son las Mías.

Y, así, es como conocéis de hermanos vuestros que vivían en el error y que cometían grandes faltas,

a veces, muy graves, contra vosotros, los que estáis Conmigo,

contra las Enseñanzas que Yo os he dejado o contra todos los rebaños del mundo.

Esos lobos, solían destruir, matar, no les importaba lo que sucediera en el futuro a las ovejas,

eran instrumentos de Satanás.

Ya os he dicho, Mis pequeños, que Satanás os quiere destruir a todos vosotros,

y lo voy a decir así: a buenos y a malos.

Quiere destruir toda la Creación, quiere destruir todo lo que Yo os he dado en Palabras, en Obras,

en Acciones, aun todo lo creado por Mi Padre para el bien de todos vosotros.

Pero Yo, como Buen Pastor y con Mi Madre, vaMos alrededor del mundo moviendo corazones.

Por eso os he dicho que no está en vosotros juzgar, porque hay almas que, siendo malas a vuestros ojos,

pueden ser tocadas por Mi Amor, tocadas por Mis Palabras,

tocadas por la Vida que Yo os he enseñado, que os lleva directamente al Reino de los Cielos.

Y éstas almas, a las que vosotros condenarías, son salvadas.

Y a veces, esas almas pueden estar en mejor condición espiritual que vosotros mismos, que estáis Conmigo,

o que sentís que prácticamente ya os ganasteis el Cielo, porque estáis Conmigo,

pero vuestras obras, ya no son meritorias.

Por eso, el Único que puede Juzgar, Soy Yo, vuestro Dios.

Manteneos siempre humildes, sencillos, y orando por aquellos que sabéis que se han desviado del camino,

pero pedid que Mi Santo Espíritu les toque y vuelvan al redil,

el Cielo es para todos, de ahí salisteis y vuestro lugar está ahí.

Desgraciadamente, el Enemigo Me quita muchas almas

y son relativamente pocas las que regresan a vuestro Hogar Eterno,

y esto Me causa un gran dolor,

De cualquier manera, como no está en vosotros el juzgar, orad por todos.

Y muchas almas podrán ser tocadas y salvadas, por vuestra intercesión. 

No despreciéis los efectos benéficos y poderosos de la Oración.

Ofreceos continuamente en reparación por vuestros mismos pecados y por los de vuestros hermanos.

Reparad por los dolores que Me causan vuestros pecados y los de vuestros hermanos.

POCO OS ACORDÁIS DE QUE YO SIGO SUFRIENDO,

PORQUE EL PECADO ESTÁ CADA VEZ MÁS FUERTE ENTRE VOSOTROS,

PORQUE FÁCILMENTE OS ENGAÑA SATANÁS.

OS HACE LA VIDA FÁCIL,

OS COLMA DE TENTACIONES EN LAS QUE CAÉIS,

GOZÁIS POR UN TIEMPO,

Y MUCHOS MORÍS EN ESOS PECADOS

A DONDE OS HA LLEVADO SATANÁS

Y OS PERDÉIS ETERNAMENTE.

Es muy astuto este Lobo, os conoce muy bien, Mis pequeños,

y podéis caer muy fácilmente, si no vivís en la Oración y en estado de Gracia,

porque cuando vivís así, Mi Santo Espíritu os estará aconsejando, en vuestro interior, qué hacer,

a dónde ir, a quién invocar, para que Satanás, el Lobo, no os lleve por caminos equivocados.

Yo Soy el Buen Pastor y seguiré cuidando a Mi Rebaño.

Orad, pues, Mis pequeños, para que no os dejéis engañar por el lobo

y para que puedan, vuestras Oraciones, tocar a aquellos hermanos vuestros

que están bajo el influjo de la Maldad de Satanás, SALVADLES 

Yo os lo pagaré eternamente en el Reino de los Cielos.

Cuando hay amor en vuestro corazón para darlo a vuestros hermanos,

la paga es grande, porque Mi Amor paga inmensamente, el bien que le hacéis a vuestros hermanos.

La Oración y la Reparación debe ser algo cotidiano en vosotros. 

¡Son tantos, tantos los pecados que Me llegan desde la Tierra al Cielo!

¡Es tanto Mi Dolor!

Sigo sufriendo la Crucifixión.

Son tantos vuestros hermanos a los que no les interesa Mi Dolor, Mis Penas,

a pesar de que Yo Me di por cada uno de vosotros. 

Por eso, los dolores de parto que está sufriendo esta Humanidad, se irán incrementando,

si esta Humanidad no entiende que todo lo que les está llegando de dolor, es por causa vuestra,

no es venganza Mía, como algunos lo pueden tomar

o por casualidad, como otros también lo dicen. 

No, Mis pequeños,

esto no es cíclico, hacedle saber esto a vuestros hermanos,

QUE MUY LEJANOS ESTÁN DE ENTENDER

LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO

Ciertamente, están sufriendo por su economía, están sufriendo de enfermedades,

están sufriendo de la Naturaleza que se rebela ya contra el hombre y ni aun así entienden,

piensan solamente en lo humano, en lo temporal, EN LO MATERIAL en su economía

Y NO PIENSAN EN SU FUTURO ETERNO...

Tendréis un tiempo Mis pequeños, en que todo lo que os he enseñado,

lo daréis a vuestros hermanos, porque lo necesitarán;

serán tocados por Mi Amor, todavía, Mi Misericordia, tratará de salvar almas,

tratará de hacer entender a esta generación, que a punto está del cambio. 

 QUE MUCHO DE LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO,

ES POR VOSOTROS MISMOS,

PORQUE, PRECISAMENTE,

POR LA MALDAD QUE YA TENÉIS EN VUESTRO CORAZÓN,

ES INEVITABLE, YA,

EL QUE YO APARTE MUCHÍSIMAS ALMAS, DE AQUÍ, DE LA TIERRA,

PORQUE SATANÁS LAS HA TOMADO,

LAS HA INFECTADO CON SU MALDAD

Y ELLAS YA NO SABEN RECONOCER ENTRE EL BIEN Y EL MAL.

¡Es una lástima que tantas almas vayan a tener que ser eliminadas!,

pero no todas condenadas, porque por medio de vuestra Oración de intercesión,

muchas se han de salvar. 

Pero ME DUELE,  Me duele a Mí, como vuestro Hermano, vuestro Redentor, vuestro Dios,

que todo lo que heMos hecho en Nuestra Santísima Trinidad, no haya hecho mella

EN TODOS ESTOS CORAZONES TIBIOS,

MEDIOCRES O MALOS

porque han preferido seguir al Maligno, que les promete los goces temporales

y no se quieren someter estas almas, al cambio que les dará la Vida Eterna.

Os sigo amando, os sigo buscando, aunque Yo siga sufriendo,

Me sigo dando por vosotros, sigo sufriendo los dolores físicos y espirituales

por esta gran cantidad de almas que no quieren someterse libremente a Mi Amor.

¿Qué os he hecho para merecer todo esto?

De Mí, habéis obtenido solamente Amor, os he educado para que con esta educación

llegarais a ser santos. 

Os he hecho jueces de vosotros mismos, para que conocierais cómo atacar el Mal que llega a vosotros

y cómo buscar el Bien, que os deja un lugar muy grande en Mi Corazón.

El Amor lo es todo, Mis pequeños:

el Amor es Vida, es plenitud,

pero ES MI AMOR

NO los amoríos pecaminosos que estáis viviendo y que tanto os he hablado de ellos.

Mi Amor es el que os da la vida eterna, es el que os da las alegrías, pero también las tristezas,

porque también os dije que: “aquellos que quisieran venir en pos de Mí,

tomaran su Cruz y Me siguieran”. 

Sí, el AMOR TAMBIÉN PRODUCE DOLOR

Y lo habéis vivido la gran mayoría de vosotros, pero Me lo seguís causando a Mí, ese DOLOR,

Dolor, que no Me lo merezco, lo sigo sufriendo por causa de vosotros mismos.

Queréis vivir a gusto, sin problemas, pero vais siempre buscando el Mal, la mediocridad;

todo lo malo que existe a vuestro alrededor lo aceptáis en vuestra existencia,

en vuestro modo de vida.

¿Cómo pues, queréis vosotros llegar a la santidad de vida, si estáis buscando todo lo contrario?

¿Cómo pues, queréis tener paz a vuestro alrededor, que la Naturaleza no os ataque,

COMO OS ESTÁ PASANDO AHORA 

Si vosotros no respetáis Mi Creación, que la puse a vuestra disposición?

Estáis sufriendo porque no estáis respetando Mis Leyes, Mis Mandatos.

Os peleáis los unos a los otros, os matáis hasta por cualquier cosa pequeña, de poco valor.

No ponéis gran cosa de vuestra parte,

y queréis que todos estos males se remedien, como si vosotros os lo merecierais,

Entended, que lo que estáis viviendo, ES POR CAUSA VUESTRA 

vosotros tenéis el remedio y os lo he pedido y explicado varias veces:

Postrado ante la Cruz en la que has muerto y a la que yo también te he condenado. Sólo puedo decirte hoy que lo siento, que te amo y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados. Perdóname Señor, HOY ME ARREPIENTO, Perdóname Padre mío por mi maldad, perdóname Señor, por mis errores, perdóname señor por mis pecados. PERDÓNAME SEÑOR, HOY ME ARREPIENTO, PERDÓNAME MI DIOS, CRUCIFICADO.

si os arrodillarais y Me pidierais perdón de corazón, esto cambiaría.

Pero no hay Humildad en vosotros, no os importa, en lo absoluto, el darMe un gusto a Mí, vuestro Dios.

Y TAMPOCO OS IMPORTA VUESTRO PRÓJIMO 

que uniéndoos unos con otros, PUDIERAIS AYUDAR A AQUELLOS 

que tienen una espiritualidad deplorable.

NO ENTENDÉIS,

Y LOS ACONTECIMIENTOS FUERTES Y DOLOROSOS

ESTÁN A LA PUERTA,

Y BIEN PODRÍAIS BAJAR ESA FUERZA DE DOLOR,

PERO NO QUERÉIS.

Os envío a Mi Santo Espíritu, para que toque vuestros corazones, para que os haga recapacitar,

para que os adentréis a vuestra conciencia y con honestidad,

y ante Mí, vuestro Dios, repaséis vuestra vida.

Que os deis cuenta de que no sois esas personas buenas que creéis ser,

y a pesar de saber que Yo os perdono de Corazón y olvido lo que hayáis hecho,

no queréis tomar esas Gracias y Bendiciones.

Repito, si no tomáis

y si no entendéis lo que podéis hacer por vosotros mismos,

SUFRIRÉIS MUCHÍSIMO, Mis pequeños.

Cosas muy desagradables están ya a la puerta;

vosotros decidís:

Querer sufrir muchísimo

O poder DETENER  o al menos, ALIVIAR, los dolores

que debéis pasar para vuestra Purificación.

Vosotros tenéis la última palabra.

Visión: Veo de Dios Nuestro Señor, lo que son Sus Brazos, con un Copón

y Le dice a Dios Padre: 

«Padre, Te ofrezco Mi Sangre, por todas las almas,

y muy en especial, en este momento, por las ánimas del Purgatorio.»

Mis pequeños, mucho dolor también se tiene en el Purgatorio y aunque, ciertamente,

hay Promesa de que en algún momento saldrán, el sufrimiento es grande, porque estas almas,

a Mí, también Me han causado mucho dolor.

Despreciaron todo el Amor que se les daba, pero sí, llegó un momento en que la Luz de Mi Corazón

les tocó el suyo, se arrepintieron, se ganaron Mi Misericordia y, con ella, poder llegar,

en algún momento, al Reino de los Cielos, después de ser purificados en el Purgatorio.

Visión: Veo a almas en el Purgatorio que se acercan a donde está el Copón y caen Gotas,

Gotas de la Sangre de Nuestro Señor y las toman, las toman ansiosamente,

para que sus pecados sean pronto purificados y puedan salir de ahí,

de ese lugar de purificación, en cierta forma, también, de castigo.

Se vive en las sombras, se vive en la meditación de cómo fue en su existencia,

y se les da el Conocimiento del por qué están ahí, porque muchas almas no saben por qué llegaron ahí,

y porqué van a tener que purificarse, para luego, tener su pase al Cielo eternamente.

¡Cuántas almas, cuántas almas!

Debéis tener en cuenta, que todos vosotros tenéis vuestro lugar en el Reino de los Cielos. 

Porque así como en el Cielo hay niveles de Gozo,

en el Purgatorio, también hay niveles de Purificación y de tiempo que han de pasar ahí.

Soy Justo con las almas, conozco vuestro interior, conozco vuestras obras, nada podéis esconderMe,

Las almas del Purgatorio, SUFREN 

y cuando oráis por ellas, las alegráis y ellas responden, también,

con gozo y oración hacia vosotros y los vuestros.

Os he explicado antes ya, lo que es la Comunión de los Santos y debéis actuar así,

como verdaderos hermanos, sabiendo que si tenéis muchos hermanos en el Purgatorio,

sabiéndoos como hermanos espirituales todos vosotros, debéis pedir por ellos.

Hay almas que sufren mucho y llevan mucho, mucho tiempo de Purificación,

y las podéis alegrar y acortar su Purificación, a través de vuestras oraciones, ofrecimientos, Misas,

todo lo que Mi Santo Espíritu os pueda ayudar a discernir,

para pedir por vuestros hermanos del Purgatorio.

Cuando un alma sale de Purgatorio, por la cual orasteis, u os disteis por ella,

al llegar al Cielo, se vuelven intercesores vuestros,

os cuidan, os protegen, Me piden, también, por un regreso pronto para vosotros,

porque ellas ya conocen ese camino para llegar aquí Conmigo, al Reino de los Cielos.

No despreciéis, Mis pequeños, esas ayudas que os pueden dar vuestros hermanos

al llegar Conmigo, al Reino de los Cielos,

aunque, ya, desde el Purgatorio ellas piden por vosotros. 

Muchas veces, a muchos hermanos vuestros, las ánimas del Purgatorio, los han sacado de problemas,

y de problemas graves, porque les tenéis devoción, les tenéis amor, conocéis su dolor y os apiadáis de ellas,

y es el Amor, vuestras oraciones que salen de vuestro corazón, las que les ayudan, a que pronto regresen a Mí.

Ayudadles, Mis pequeños, AYUDADLES, pedidLe a Mi Santo Espíritu,

que os ayude a entender ese sufrimiento tan profundo que se tiene en el Purgatorio,

así las entenderéis mejor y las ayudaréis, todavía más,

al conocer su dolor, al conocer la separación que tienen, todavía de Mí.

Yo también Yo vuestro Señor, vuestro Salvador, vuestro Dios, os pido Oración,

Oración Profunda por esta pobre humanidad, que va cayendo al desfiladero,

Amor, en vuestros corazones es lo que os da el triunfo en vuestra misión

y el pasar poco tiempo de sufrimiento y purificación en el Purgatorio.

Daos por vuestros hermanos, que ellos luego os lo pagarán con su intercesión para vuestra salvación eterna.

¡Es tanto Mi Amor por vosotros,

que cómo quisiera apresurar todo este sufrimiento que habréis de pasar!

Mi Amor se derrama continuamente por vosotros y espero, aún de los mismos que Me traicionan,

que Me blasfeman, que regresen a Mí,

regresen por este Amor, que es un Amor Salvífico, un Amor Purificador, un Amor Santificador.

Por eso tendréis todavía, un momento de gran Esperanza para el Cielo,

en que podréis vosotros reflexionar y cambiar de vida.

Éste será el momento en que veréis vuestro interior como Yo lo veo,

Nuestro pecados son puñaladas, asestadas al Sacratísimo Corazón de Dios

sabréis lo que Me duele de vosotros

y esta será una Oportunidad más, que os daré para reflexionar

sobre vuestro mal comportamiento espiritual.

Entended, Mis pequeños, que Satanás quiere destruiros,

¡Os lo he repetido tantas veces!,

Porque desde que fue corrido del Cielo, juró destruir toda Mi Obra de la Creación,

y sobre todo, Mi Amor, que fue lo que perdió él, por rebelarse contra Mí, su Dios.

Mi Amor es Misericordioso;

espero, en todo momento un cambio definitivo en vosotros. 

Ciertamente, ya os he dicho que el tiempo se terminó…

Y QUE LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS

YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS

pero Mi Misericordia siempre está sobre vosotros y espera un cambio de actitud,

y ese cambio de actitud, vosotros lo debéis buscar y, sobre todo,

vendrá, cuando vosotros, movidos por Mi Gracia y por Mi Amor,

reflexionéis y pidáis perdón por vuestra actitud pasada, por los dolores que Me habéis causado

y por todos los pecados que habréis cometido hasta ese momento de la Gran Iluminación

que permitiré que tengáis, como un momento de Misericordia Infinito sobre vosotros.

Entended, Mis pequeños, que Yo quiero vuestro bien,

lo que estáis viendo alrededor del Mundo, no es el Bien que Yo deseo para Mi Creación. 

ESO, Y COSAS PEORES,

TENDRÁN AQUELLOS QUE ME HAN DADO LA ESPALDA,

LOS QUE ME TRAICIONAN,

LOS QUE NO QUIEREN ESTAR CONMIGO. 

EL INFIERNO ESTÁ PREPARADO PARA  AQUELLAS ALMAS

QUE NO QUIEREN VIVIR EN MI AMOR,

NO DEJÉIS QUE SATANÁS OS QUITE EL AMOR..

Todos vosotros, por más malos que seáis, siempre tenéis una llamita, aunque sea pequeñita, de Amor

que os puede salvar, si empezáis vosotros a cultivarla, a hacerla crecer,

a hacer que esa llamita se vuelva grande,

O se vuelva un incendio de Amor en vosotros,

a tal grado que no podáis detenerle y podáis transmitirlo a vuestros hermanos.

Todo lo podéis lograr si os acercáis a Mí, vuestro Dios.

Yo puedo hacer cambiar un alma, totalmente, a ciento ochenta grados,

y de ser un alma mala, pasar a ser un alma santa,

y lo habéis visto a lo largo de la existencia del hombre;

cómo Yo he escogido a almas que actuaban en el mal,

pero en algún momento, fueron tocadas por Mí, conocieron Mi Amor y lo siguieron;

otras almas, a pesar de haber sido tocados, no volvieron a Mí y se condenaron.

PedidMe, Mis pequeños, que enfervorice vuestro corazón,

ciertamente, estáis siendo atacados fuertemente por Satanás, pero Mi Misericordia permanece

y si los acontecimientos y el dolor que os causarán, os llevan al arrepentimiento

y a vuestro regreso a Mí, a Mi Amor, os tomaré y os protegeré de las fuerzas del Maligno.

Mis pequeños, no desperdiciéis las oportunidades que os doy para regresar a Mí,

porque si no lo hacéis, vuestro dolor será eterno.

¡Os amo, Mis pequeños, os amo, regresad a Mí!.

LA MÁS GRAVE HEREJÍA


Enero 22 de  2007

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, ciertamente Soy un Dios de Misericordia,

pero también Soy un Dios de Justicia.

Mi Misericordia es Infinita, os perdono hasta los pecados más graves que podáis cometer,

salvo aquél contra el Espíritu Santo;

pero de ahí en fuera Yo os perdono todos,

siempre y cuando vosotros lleguéis a Mí arrepentidos,

que sea un arrepentimiento SINCERO, de corazón,

que alguno de Mis ministros os dé la absolución y así estaréis nuevamente Conmigo.

Mi Justicia también tiene su momento y lo habéis visto en las Sagradas Escrituras,

primeramente, con vuestros Primeros Padres,

quienes gozaban grandemente del Paraíso, pero cometieron un error grave

y Mi Justicia Divina los condenó a salir de ahí.

También tenéis Mi Justicia en otros pasajes de la Escritura,

y quizá los más conocidos sean los de Sodoma y Gomorra,

y el Diluvio Universal,

en cambio volvéis a tener, nuevamente, Mi Misericordia sobre Nínive,

porque tuvieron un arrepentimiento profundo.

En estos tiempos, Mis pequeños,

se os está dando equivocadamente,

una instrucción EQUIVOCADA sobre Mi manera de actuar sobre vosotros,

desgraciadamente aun de Mi misma Iglesia salen estos errores,

CUANDO ALGUNOS SACERDOTES HABLAN

DE QUE NO EXISTE EL INFIERNO

O QUE NO EXISTE MI JUSTICIA SOBRE VOSOTROS

Y ESTO ES UNA FALSEDAD,

ES UNA HEREJÍA.,

En el INFIERNO, EL REINO DEL ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Mi Justicia existe,

así como existe también Mi Misericordia.

LOS MISMOS MANDAMIENTOS

QUE SE OS DIERON

FUERON PARA QUE VOSOTROS

OS PORTARAIS CORRECTAMENTE

Y SI NO CUMPLÍS CON ELLOS,

ENTRA MI JUSTICIA

Mis pequeños, Mi Misericordia siempre estará antes que Mi Justicia,

y Mi Misericordia es Infinita;

pero también tenéis que cumplir con lo que se os pide

para que podáis seguir obteniendo Mi Misericordia sobre vosotros.

Muchos se quieren amparar en Mi Misericordia y hablan de que,

a pesar de que se porten mal, no puede haber Justicia,

En Jesucristo se cumplió perfectamenle la Misericordia y la Justicia de Dios… Cuando nos crucificamos y Dios nos convierte en corredentores, somos pararrayos de la Justicia Divina… ¡Y ejecutores de su Gloria Portentosa!

no puede haber, como ellos dicen, maldad saliendo de Mí,

y os tengo que decir que Mi Justicia no es maldad,

Es una corrección que Yo os hago para que podáis volver a Mí

y que Mi Misericordia siga cayendo sobre vosotros.

Ciertamente, Soy un Dios de Amor

y Yo quisiera que todos vosotros os portarais correctamente,

pero seguís cometiendo infinidad de errores

y seguís atormentando a Mi Corazón.

Hasta vosotros mismos, siendo padres de familia,

corregís a vuestros hijos cuando cometen algún error;

los castigáis porque, después de haberles dado la explicación de su error,

lo vuelven a cometer.

Vosotros los corregís porque, si no,

el hombre sigue haciendo que sus maldades se vayan a niveles más altos

porque no hay nada que los detenga.

Para eso son las correcciones, Mis pequeños.

Tenéis libertad de actuar para el Bien y para el mal,

ese es el libre albedrío que se os ha concedido,

pero si vosotros preferís actuar en el Mal, tiene que venir una corrección de parte Mía,

y esto lo hago porque os amo,

porque si seguís cometiendo maldades,

ganaréis la condenación eterna

y Mi Amor no puede permitir eso.

Os amo infinitamente y la corrección que os hago

es porque quiero que estéis Conmigo

en el Reino de los Cielos Eternamente.

Entended esto, Mis pequeños,

es Mi Amor el que hace que se derrame sobre vosotros Mi Misericordia

y también es Mi Amor el que os castiga cuando os lo merecéis,

Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros no conocéis.

EN EL CIELO

HAY DIFERENTES NIVELES DE GOZO,

EN EL PURGATORIO,

HAY DIFERENTES NIVELES DE PURGACIÓN,

EN EL INFIERNO,

HAY DIFERENTES NIVELES DE DOLOR, DE CASTIGO.

Y TODO ESTO OS LO DIGO, MIS PEQUEÑOS,

POR AQUELLOS QUE SE CREEN NO VALER NADA

Y CREEN QUE SU VIDA AQUÍ SOBRE LA TIERRA

NO SIRVIÓ PARA NADA..

Estáis muy equivocados Mis pequeños,

si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna

y puse toda Mi confianza en vosotros, para que Me ayudarais a que las almas

se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor,

para que su gozo fuera aumentando día a día

y aún para que las almas del Infierno no sufrieran tanto.

Sí, son cosas que no conocéis o en las que no reparáis.

Mucho se necesita de cada uno de vosotros, de vuestras oraciones,

de vuestra Donación, de vuestra intercesión.

Ciertamente las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia

y por sus méritos propios,

pero una manera, Mis pequeños, de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres,

de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos,

es el agradecimiento.

Por ello y vuestra intercesión de amor hacia ellos,

las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones,

TODO lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos

y ellos van subiendo de gozo, por vosotros,

ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo,

con su Dios así su gozo será tremendo

y gracias a vosotros, Mis pequeños.

Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra Donación,

de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos

y así, las almas que estaban en niveles bajos,

sufriendo mucha purificación,

les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio,

a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor

y se puedan unir ya a Mí, Eternamente.

Las almas en el Infierno, también tienen niveles de dolor.

En Mi Misericordia, Yo, pido que ésas almas no sufran tanto,

os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello.

Ciertamente han negado el Amor,

ciertamente no quieren saber de Mí,

pero aún en Mi Misericordia, porque son hijos Míos

no deseo que sufran y por eso permito que estén en un nivel de menos dolor

cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.

Cuando vosotros, Mis pequeños,

ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día,

el ofrecimiento de vuestras obras, TODO, todo,

todo lo que hacéis a diario por Mí y por vuestros hermanos,

todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos

y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.

Estad siempre pendientes de todo esto, Mis pequeños,

para que vuestra vida tenga un mayor sentido,

para que realmente os deis cuenta de que no estáis en la Tierra

solamente para sufrir, como muchos dicen,

sino que cada uno de vosotros trae una misión específica

y ésa misión es la salvación de las almas

y su mejora en la purificación y en la santificación.

Así, vosotros, en vuestras oraciones

estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio,

a que las del Infierno no sufran tanto,

vosotros pedís a ésos tres niveles y también pedís por vosotros mismos.

LAS ALMAS DEL PURGATORIO OFRECEN SU PURIFICACIÓN

TAMBIÉN POR LAS DEL CIELO

Y POR VUESTRA SALVACIÓN,

ALMAS DE LA TIERRA.

Y LAS ALMAS DEL CIELO PIDEN POR TODOS VOSOTROS,

ALMAS DEL PURGATORIO Y ALMAS DE LA TIERRA.

Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros

y éste conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual

y ofrezcáis más conscientemente vuestra vida, vuestra cruz,

vuestras alegrías, sufrimientos,

TODO LO QUE TENÉIS.

para la salvación de todas las almas.

Nuestro verdadero bautismo lleno de gloria y júbilo celestial, es cuando somos capaces de decir: «Crucifícame Señor, porque te adoro sobre todas las cosas…

Os necesito a cada uno de vosotros,

no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo,

Mi confianza, en cada uno de vosotros.

HIJITOS MÍOS,

EL DON DEL PERDÓN ES MUY IMPORTANTE

Y LO DEBÉIS HACER MUY IMPORTANTE EN VUESTRA VIDA

Y ES TAN IMPORTANTE,

QUE SI NO FUERA POR ÉL,

VOSOTROS MISMOS

NO HUBIERAIS ADQUIRIDO LA REDENCIÓN

DE VUESTROS PECADOS

Y QUE YO ABRIERA NUEVAMENTE EL CIELO

PARA TODAS LAS ALMAS.

Gracias a Mi Misericordia, os concedí el Perdón,

14. ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor.
15. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados. Santiago 5

el perdón del Pecado Original

El Perdón es misericordioso y siempre debe estar a flor de piel en vosotros.

Ninguno de vosotros sois perfectos,

ninguno de vosotros debéis dejar de dar éste don a vuestros hermanos,

cuando yerran o cuando vosotros erráis.

Mis pequeños, gracias a este don, vosotros quedáis purificados

y podéis ayudar a vuestros hermanos a rehacer su vida.

Sí, os lo digo así, porque cuando existe algún problema y entra la soberbia

y vosotros no queréis ni dar, ni recibir perdón,

vosotros mismos vais decayendo espiritualmente,

vuestra alma se va marchitando,

sufrís y hacéis que los demás sufran.

Debéis aprender a perdonar y a ser perdonados,

se necesita mucha humildad para ello, Mis pequeños

y agradecimiento de parte de vuestros hermanos y también de parte vuestra.

Yo os enseñé a perdonar, perdonándoos el Pecado Original.

Mi Hijo os enseñó a perdonar después de lo que hicieron con Él,

Él iba perdonando

y por ése Dolor, por esa Donación que Él tuvo hasta la última gota de Su Sangre,

Él os perdonó y os sigue perdonando.

Por eso os pido, Mis pequeños,

 QUE SI REALMENTE ME AMÁIS

Y SEGUÍS LA DOCTRINA DE MI HIJO,

DEBÉIS APRENDER A PERDONAR

Y A SER PERDONADOS

Y ASÍ VOSOTROS ENTRARÉIS

A NIVELES ESPIRITUALES ALTOS,

VUESTRA ALMA ESTARÁ SIEMPRE TRANQUILA

Y DEJARÉIS TAMBIÉN TRANQUILA

EL ALMA DE VUESTROS HERMANOS

Hijitos Míos, muchos de vosotros os quejáis de que os va mal,

tanto en lo material como en lo espiritual,

como que pareciera que Mi Divina Providencia no os alcanza

y estáis muy equivocados, Mis pequeños,

Mi Misericordia, Mi Amor, Mi Perdón y Mi Providencia,

siempre está sobre cada uno de vosotros.

La diferencia la da, en que muchos de vosotros no seguís Mis Mandamientos

y el Primer Mandamiento os dice que Me amaréis por sobre todas las cosas, 

EL PRIMER MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS

sobre todas las cosas. Mis pequeños,

Yo Soy el Primero y el Último, el Alfa y el Omega,

vivís y todo vive y todo es creado por Mí.

Por eso os he dado a conocer que Me pertenecéis en totalidad

y cuando os apartáis de Mí, es cuando os va mal.

Con vuestro libre albedrío vosotros podéis estar Conmigo

o podéis estar en contra Mía,

si vosotros os separáis, os separáis de todo lo que Yo os pueda dar.

Cuando os separáis con vuestro libre albedrío,

es porque  no queréis tenerMe,

ni en vuestro corazón ni en vuestra vida.

Cuando a un amigo, de repente, os peleáis con él, os apartáis de él,

lo negáis, lo rechazáis, ciertamente no tendréis ya lo bueno que él os podía dar.

En cierta forma, pasa así Conmigo,

Yo Soy vuestro amigo, Soy vuestro Padre y vosotros sois Mis hijos

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

y esto es más doloroso, Mis pequeños,

porque os estáis apartando de la Familia a la que pertenecéis,

Me estáis arrancando el Corazón y Yo,

aún a pesar de que Me negáis, os sigo cuidando, os sigo proveyendo,

ciertamente, no igual que a los hijos verdaderos,

a los que Me aman y a los que están Conmigo,

pero sí os sigo cuidando.

Pero, por otro lado, como no queréis tener Mi Gracia, Mi protección, Mis cuidados,

Satanás entra en vuestra vida y os empieza a atosigar,

empieza a atacaros y os da a conocer lo que es “su mundo verdadero”,

que es maldad, destrucción, dolor, preocupación, lágrimas.

Cuando estáis fuera de Mí, conocéis el mundo satánico

y conocéis su ambiente y es cuando vosotros mismos creéis

que Yo Soy el causante de todo ello y no es verdad, Mis pequeños.

Negasteis Mi Gracia, negasteis Mi protección, estáis negando Mis Leyes,

no queréis nada de Mí, no queréis nada del Amor, entonces

¿Cómo queréis tener el Amor en vuestra vida, si vosotros mismos no lo llamáis ni lo procuráis?.

Meditad esto, Mis pequeños, antes de que habléis mal en contra Mía.

Esto os lo vuelvo a repetir,

porque sois muy dados a echar la culpa a otros,

cuando no os dais cuenta del estado real de vuestra alma.

Meditad, Mis pequeños éstas palabras y regresad a Mí,

que os espero con los brazos abiertos y sobre todo

con Mi perdón Misericordioso para vuestra alma..

En las Escrituras, se os habla de que no podéis entrar a la fiesta,

o sea, al Reino de los Cielos, si no estáis bien arreglados,

si vuestras ropas no están limpias y puras.

Los sufrimientos en el Purgatorio expían nuestros propios pecados, YA NO tienen  MÉRITOS DE CORREDENCIÓN, porque éstos se terminan con la muerte…

Y POR ESO, HE CREADO EL PURGATORIO, 

PARA QUE VOSOTROS SEÁIS PURIFICADOS EN ÉL

PERO, CIERTAMENTE, AHÍ CONOCERÉIS

TODO EL DAÑO QUE ME HICISTEIS

Y EL QUE LE HICISTEIS A VUESTROS HERMANOS.

Ciertamente, tendréis la oportunidad, en el tiempo que Yo decida, para purificaros

y para que os ganéis la entrada al Reino de los Cielos.

La estancia, para algunos, será muy dolorosa,

otros, vivirán en la esperanza,

en la alegría de saber que, en cualquier momento, estarán Conmigo para siempre.

Mis pequeños, poco os acordáis del sufrimiento de las ánimas del Purgatorio,

poco hacéis para aliviar sus penas.

Si realmente os amarais, como decís que lo hacéis,

debierais tener, no solamente el alma de vuestros seres queridos,

En el Purgatorio tenemos que APRENDER a AMAR hasta alcanzar la SANTIDAD, completamente SOLOS, sin la ayuda Divina…

sino también de todos vuestros hermanos de todo el Mundo,

continuamente en vuestros pensamientos y, sobre todo,

en los momentos en que podéis lograr para ellos,

un alivio a sus dolores y penas.

Habréis escuchado, una o varias veces, del sufrimiento que tienen las almas allí,

en ése Lugar de Purificación.

Para que entendáis un poco esto, os quiero decir, que así como vuestra alma,

cuando está en vuestro cuerpo vivo,

no puede gozar todo el gozo que Yo le puedo dar,

porque vuestro cuerpo no soportaría tanto gozo.

De igual manera, vuestra alma

no podría vivir el sufrimiento de purificación que se sufre en el Purgatorio

estando en vuestro cuerpo,

El Amor aumenta con la Purificación. Cuando aumenta el Amor; disminuye el rigor de la Justicia Ofendida y aumenta el deseo para fundirnos con la Esencia Divina.

porque moriríais inmediatamente,

Os estoy hablando a nivel espiritual.

Cuando vuestra alma sale de vuestro cuerpo,

vuestras potencias cambian, se engrandecen,

se vuelven también infinitas porque, si vosotros salisteis de Mí,

si Yo os creé a Imagen y Semejanza Mía,

también vuestra alma es infinita y vuestras potencias también.

Por eso no entendéis, perfectamente, cuando os hablo de Amor,

porque estoy hablando de un Amor a nivel espiritual,

con potencias que vuestra mente humana y vuestras capacidades humanas,

no pueden ni sentir ni imaginar,

porque vuestro cuerpo limita las potencias del alma.

Esto os lo digo para bien, ya que es Mi Amor el que se debiera manifestar en vosotros;

pero cuando es de purificación, es lo mismo,

En el Tercer nivel del PURGATORIO, se sufre el Calvario de Jesús, con  TODO el rigor de la Justicia Divina, además de los tormentos aplicados por los espíritus inmundos, en el miembro del cuerpo con el que los creamos, al NO DARLE IMPORTANCIA al PECADO…

vuestra alma está libre ya de vuestro cuerpo y está en el Purgatorio,

las penas, la purificación que tendréis ahí, es a nivel alma,

o sea, con vuestras potencias ya libres y el dolor es inmenso.

Os digo esto para que entendáis la gravedad y el dolor tan grande que se vive en el Purgatorio

donde, ciertamente, hay una esperanza de salir de ahí

y que, también, ésa esperanza, ya a ciertos niveles,

va minimizando el Dolor del padecimiento de purificación que tenéis.

De igual manera, quiero que entendáis el Dolor que se vive en el Infierno.

También es infinito, como os dije, ya que vuestra alma es infinita

y son dolores que vosotros no imagináis que puedan existir,

porque vuestras capacidades se ven minimizadas por vuestro cuerpo

pero, también, si el alma llega al Cielo, a vuestro Hogar, Mi Reino,

también tendréis un gozo que, en éstos momentos no os podéis imaginar.

Ciertamente, he dado a conocer estos gozos y estos sufrimientos

a almas que escojo, pero ni aún ellas os pueden explicar.

Ciertamente, son gozos y dolores tremendos,

porque los viven a nivel espiritual y por eso no los entendéis.

Quedaos pues, con esta explicación,

de que vuestra alma, fuera de vuestro cuerpo, tiene gozos y dolores indecibles,

inimaginables para vuestras pobres potencias humanas.

Amad pues y haced todo lo posible por vuestros hermanos

que sufren indeciblemente en el Purgatorio

y uníos, también, a las alegrías tremendas, inimaginables,

que vuestros hermanos están gozando en el Reino de los Cielos

y pedidles, a unos, ayuda para no seguir cayendo en faltas

y que hagan que vuestra alma tenga que ser purificada más tiempo en el Purgatorio

y, a vuestros hermanos, en el Reino de los Cielos,

pedidles que os ayuden a lograr llegar a donde Yo, vuestro Padre y vuestro Dios,

os espero, para que viváis eternamente Conmigo.

porque quiero que retoméis el buen camino y no sigáis, libremente actuando en el mal.

Os amo, Mis pequeños, vivid en el Bien

y Mi Misericordia se derramará abundantemente sobre vosotros.

Inicio

SEOL LAGO DE FUEGO Y AZUFRE


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Llamado a la conciencia: 

La Palabra Divina revelada para esta generación a través de Luz de María

constantemente alerta sobre la existencia del infierno.

Tristemente son pocos los que hablan claramente sobre este tema, siendo esto fuerza para el mal

ya que las personas pierden el temor a ofender a Dios y no velan por la salvación de su alma.

El hombre desea darle la responsabilidad de su destino y de su salvación a Dios.

Y esto no es así.

Cada ser humano es actor de su vida, por tanto el buen obrar y actuar es para salvación,

el mal obrar y actuar, es para perdición.

Esto lo conoce el hombre, pero lo olvida y hasta lo niega.

En realidad, el que rechace la salvación está aplicando su propia elección.

En este instante en que se niega con facilidad el infierno y a Satanás:

el Cielo nos alerta reiteradamente para que las almas no se pierdan…

y el hombre pasa la vida teniendo buenas intenciones,

porque se le dice que no debe esforzarse para lograr la salvación,

ya que Dios es solo Misericordia,

y sí lo es,

pero también es justo, es santo y debe juzgar el pecado.

A continuación se incluyen extractos de los Mensajes dados a Luz de María acerca del infierno

para meditarlos e interiorizarlos, tal como lo ha solicitado Nuestro Señor Jesucristo

y la Santísima Virgen María en Sus Llamados para la salvación de nuestras almas.

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

15.12.2015

MI CRUZ DE GLORIA Y MAJESTAD

TRIUNFARÁ APLASTANDO AL MAL

Y “MI PUEBLO SERÁ EN MÍ,

Y YO SERÉ EN MI PUEBLO” (Jer 31,33).

04.2009

Pero para aquellos que hoy están negando la existencia de un Lugar de padecimiento

después de la muerte

para quienes no han llevado una vida unida a Mí,

debo decirles que SÍ EXISTE EL CASTIGO

para los que a sí mismos se niegan la salvación.

NO SOY UN DIOS QUE CASTIGO, 

NO SOY UN DIOS INMISERICORDE,

MI MISERICORDIA ES INFINITA,

MAS EL HOMBRE SE CASTIGA A SÍ MISMO

Y DESPUÉS DE DEJAR  LA TIERRA,

CONTINÚA SUFRIENDO

POR LOS PECADOS COMETIDOS.

¡Sí!, existe un LUGAR de sufrimiento!

Y no lo deben negar puesto que si existe el Cielo y Yo moro en él,

existe también un lugar de sufrimiento,

para aquellos que han vivido toda su vida sumidos en el pecado

y NUNCA, nunca se han arrepentido.

…niegan la existencia de un Lugar de sufrimiento que se forja el mismo hombre

15. y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. Apocalipsis 20

28.11.2010

Mi Pueblo se niega la existencia del Lugar de Fuego,

en donde las almas padecen por causa de su mal proceder en la vida.

En el infierno las almas sufren enormemente ante Mi Ausencia;

LA PENA ES DOLOROSÍSIMA.

15.12.2010

El regocijo del corazón humano es lo mundano.

Y Yo, Yo Soy, una y otra vez olvidado.

Como Padre no me canso en Mi infinita Misericordia, de llamarles una y otra vez.

NO ME CANSO DE MANTENERME EN USTEDES

¿Qué sería del hombre si yo no morara en su interior?,

¿Qué sería del hombre?

No lo pueden ni imaginar,

ESTA PENA LA SUFREN EN EL INFIERNO

03.02.2011

La humanidad camina sin esa conciencia de la existencia del Fuego Eterno:

«INFIERNO», en donde el mayor tormento es

«la ausencia total y absoluta de Mi Presencia». 

En el Purgatorio estamos SOLOS y se sufre LA SENTENCIA EN LA CRUZ DE NUESTROS PROPIOS PECADOS, que merecemos… PROPORCIONADA POR LA JUSTICIA DIVINA

Niegan la existencia del Purgatorio,

niegan la existencia de Mi Casa, de la felicidad eterna.

14.02.2011

El Aliento de Mi Boca cubre la humanidad que vaga desprotegida

sin rumbo, por su libre albedrío.

Les guío en todo instante,

les alerto para que no se entreguen al Fuego Eterno.

29.08.2011

El creador del pecado y del dolor, ha enviado a su heredero

para que con horror y espanto se lance sobre la humanidad

indefensa ante la falta de fe,

y desate la fuerza del odio del Infierno sobre Mis hijos. 

El Anticristo tomará las riendas del Mundo,

las que serán entregadas por manos de los poderosos 

que lamentarán este gran desacierto

cuando se miren esclavos de aquél a quien le sirvieron.

02.03.2013

MI PALABRA NO PASARÁ,

NI ABANDONARÉ A MIS FIELES INSTRUMENTOS

 para que sean los que alerten y proclamen a viva voz:

En el INFIERNO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Mi Verdad, Mi Amor, Mi Entrega,

la existencia del Purgatorio y del mismo Infierno.

Si no, ¿Dónde estarían los demonios si el Infierno no existiera?

21.11.2013

Mi Padre no los creó para perderse, para precipitarse a los Infiernos. 

Han sido creados para gozar de la Bienaventuranza Eterna, de la Gloria Eterna;

pero Mi Pueblo, creyéndome únicamente Misericordia y no un Justo Juez,

ha abusado, HA ABUSADO GRAVEMENTE

 olvidando que lo que cada uno siembre en su camino,

ESO, eso cosechará y recibirá como fruto.

12.01.2014

Amados hijos,

en esta generación en la que el Espíritu Santo distribuye Sus Dones por doquier,

el MALIGNO distribuye a sus secuaces por toda la Tierra,

ha dejado el Infierno vacío y ha esparcido todos los demonios sobre la Tierra

para que todos  los hombres me olviden

y unos contra otros luchen encarnizadamente hasta quitarse la vida unos a otros.

ÉSTA NO ES MI VOLUNTAD,

ÉSTE NO ES MI AMOR,

ÉSTA NO ES MI GENERACIÓN,

ÉSTOS NO SON MIS HIJOS, ASÍ NO DEBEN ACTUAR…

19.01.2014

Yo deseo hijos íntegros, 

conscientes de que así como es necesidad para Mi Pueblo la Tierra Prometida,

es necesario el Infierno para quienes obren y actúen contrario a Mi Voluntad

 08.06.2014

QUIEN VIVE EN LA MEDIOCRIDAD

Y EN LA DESOBEDIENCIA,

COMPLACIENDO LA MENTE Y LLEVANDO LOS SENTIDOS

A CENTRARSE EN LA CARNE

Y EN LA FALAZ BELLEZA FÍSICA,

DANDO RIENDA SUELTA AL PECADO,

NO VIVE EN MÍ,

ME DESCONOCE Y SE SUMERGE EN LO MUNDANO

LLEVÁNDOSE A SÍ MISMO

A PADECER EN ESTE INSTANTE

Y SI NO SE ENMIENDA TOTALMENTE,

PADECERÁ EN EL FUEGO ETERNO.

15. y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. Apocalipsis 20

8.06.2014

DESEO QUE SEAN CONSCIENTES DE

QUE ES NECESARIA LA CONVERSIÓN

DEL MAYOR NÚMERO DE CRIATURAS

Y SI USTEDES SON CAPACES DE PARTICIPAR EN ESTA CONVERSIÓN,

NO TITUBEEN,

NO TEMAN SER DESPRECIADOS,

SINO TEMAN SER ARROJADOS AL FUEGO ETERNO.

22.10.2014

YO VINE A REDIMIRLES DEL PECADO

PARA QUE SALGAN DE ÉL,

NO PARA QUE SE INTERNEN EN EL PECADO

CON FALSOS NOMBRES NEGANDO MI JUSTICIA…

¿O ACASO ES QUE HAN OLVIDADO QUE EL INFIERNO EXISTE?

¿Y que en ese Lago de Fuego,

las almas que permanecen en él, SUFREN

Sufren, sufren Mi Ausencia y sufren por haber vivido contrario a Mi Voluntad?

Aquellos que niegan el pecado,

que niegan la existencia de un Lugar de pena para quienes han vivido sin convertirse,

les recuerdo que Me entregué en la Cruz para redimirles,

pero  no para que vivan en pecado.

47. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna, 48. donde = su gusano no muere y el fuego no se apaga; = Marcos 9

27.10.2014

No claudiquen aunque parezca que Mi Iglesia desaparece,

mantengan la seguridad de que las Fuerzas del Infierno no prevalecerán contra Ella.

30.12.2014

No teme perder su alma, al creer que no existe el lugar de condenación eterna,

desconociéndoMe, desalojándoMe de su vida

y olvidando que Yo les redimí en la Cruz.

Mis hijos han permitido que el veneno del Demonio y sus legiones

les dominen hasta el extremo,

llevando en sus garras el botín de almas al Infierno Eterno.

16.12.2014

Amados Míos, los engañadores en este instante no se hacen esperar,

niegan Mi Justicia y sólo dan fe sobre Mi Misericordia

emitiendo leves susurros de Mi Entrega en la Cruz,

omiten el pecado del hombre para desmentir el Infierno

y no llaman a la conciencia; evitando la salvación de las almas.

NINGUNA CRIATURA HUMANA SE SALVARÁ POR SÍ MISMA,

NINGUNA.

08.04.2015

NO BASTA CON BUENAS INTENCIONES. 

EN EL INFIERNO

SE ENCUENTRAN LAS BUENAS INTENCIONES NO CUMPLIDAS. 

PARA ALCANZAR LA VIDA ETERNA

TIENEN QUE SER CUMPLIDORES DE MI VOLUNTAD EN PLENITUD

13.06.2015

Niegan la existencia del infierno, pero aceptan que existe el mal

y ven la Tierra como lugar de pena en donde pagan los pecados. 

¡Pobres de Mis hijos, cuán ciegos continúan siendo!

13.08.2015

Hijos Míos, no continúen viviendo con tantas permisiones

que les mantienen cediéndole al Mal sin que éste encuentre resistencia.

Éste es el Tentador, el Enemigo del alma,

el que desea que Mis hijos se condenen en el Fuego Eterno.

¡Tantos que niegan la existencia del Mal en el Mundo!

y son esos los que acrecientan y alientan a las almas para que no se resistan ante el pecado.

23.11.2015

¡SEPULCROS BLANQUEADOS

QUE DESEAN LLEVAR A MI PUEBLO HACIA EL INFIERNO

PARA QUE PIERDAN LA VIDA ETERNA!

PERO AQUÍ ESTÁ SU DIOS… 

ESTOY CON MI PUEBLO

PARA MANTENERLES EN TODO INSTANTE

DENTRO DE MI CORAZÓN

Y SOSTENERLES EN MIS BRAZOS.

09.11.2015

¿Quién puede negar la existencia del lugar de pena eterna?

24.01.2016

EN MEDIO DE TANTA CONFUSIÓN

COMO NO LA HAN MIRADO ANTES,

APARECE EL GRAN IMPOSTOR,

ANUNCIANDO LA SOLUCIÓN A TODO LO QUE SUCEDE.

CON MANOS MANCHADAS DE SANGRE DE JUSTOS,

HARÁ MILAGROS PROVENIENTES DEL INFIERNO

PARA ENGAÑAR A MIS HIJOS.

21.03.2016

Para algunos basta con culpar a todos Mis hijos predilectos de este instante,

pero desde antes, las negaciones de la existencia del Infierno,

del pecado como tal

y la responsabilidad de quien lo comete,

la tolerancia a la inmoralidad,

la falta de exaltar la Fe y la unión Conmigo,

la poca acogida a Mi Madre dentro de Mi Iglesia.

Los abusos de las jerarquías en todos los tiempos,

desviando el verdadero sentido de la Fe, la tradición, la Verdad,

el pastoreo, la enseñanza de la Verdad,

el dejar de ser Mis Ministros los últimos y los servidores de todos.

Eso, unido a la inserción de Mis Ministros en la cúpula de las sociedades,

ha inundado Mi Iglesia de intereses que no son ni han sido Mi Voluntad.

02.04.2016

Hijos, tanto ocultamiento de las Revelaciones, que Mi Madre ha legado a la humanidad

PARA QUE SE PREPAREN

es la causa de que el HUMO DEL INFIERNO haya llegado a Mi Iglesia,

en donde la masonería ha sido superada por el satanismo.

14.04.2016

En este instante, es preciso que Yo les instruya, recordándoles la Verdad,

para que no nieguen lo innegable.

No deseo que se extravíen, creyendo que el Demonio no existe

y en base a ese supuesto, ustedes se abalancen al pecado, atenidos a Mi Misericordia.

EL INFIERNO ES ETERNO…

LA ELECCIÓN DEL MISMO ES PARTICULAR, PERSONAL,

CADA UNO TENDRÁ LO QUE HA PEDIDO.

El pecador no se encuentra porque sí, ante el Fuego Eterno,

sino porque en la vida, se negó al arrepentimiento y despreció Mi Misericordia.

14.07.2016

El hombre anhela la inmortalidad, por ello busca equivocadamente

cómo encontrar la inmortalidad del cuerpo. 

El alma es inmortal y esto es lo que debe ocupar a los hombres.

El alma es inmortal en el Cielo o en el Infierno,

tomen conciencia de esto, para que el obrar y actuar sea acorde a Nuestra Voluntad,

para que gocen de la Vida Eterna.

09.08.2016

LES ILUMINO CON MI PALABRA

PORQUE MI PALABRA ES REVELACIÓN,

LA QUE USTEDES CREEN POR FE,

SEGÚN EL ENTENDIMIENTO Y LA VOLUNTAD HUMANA,

QUE VIENE HACIA MÍ O SE ALEJA DE MÍ.

La revelación no es contraria a la razón,

sino una y otra son necesarias.

Aunque la razón no llegue al Misterio Divino,

la Fe evita que el hombre caiga en el Error. 

Como cae en grave error quien proclame que la pena del Infierno termina por Misericordia Divina,

esto es contrario a la Sagrada Escritura. 

La voluntad humana es libre para acoger el bien o el mal.

Aun así, Yo busco al hombre para que desee el bien.

25.08.2016

¡Cuántos de Mis hijos viven en este instante, como si se hubieran condenado al Infierno,

vomitando constantemente la soberbia del ‘yo humano’ sobre sus hermanos!

12.09.2016

DE NO ERRADICAR EL MAL EN USTEDES,

POR VOLUNTAD PROPIA,

EL MAL LES LLEVARÁ A PERECER

HASTA LAS LLAMAS DEL INFIERNO.

CUANDO MIS HIJOS SE DAN POR VENCIDOS

Y NO LUCHAN CONTRA EL MAL,

ESTE DERROTA AL HOMBRE

Y EL HOMBRE PIERDE LA VIDA ETERNA.

18.09.2016

LA BATALLA DE SATANÁS ES CONTRA MI AMOR, 

CONTRA LA UNIDAD, POR ENDE CONTRA LA FAMILIA,

CONTRA LA MORAL,

CONTRA MI MADRE

PORQUE CONOCE QUE MI MADRE

«Guadalupe» en náhuatl significa: «aplasta la cabeza de la serpiente»Es justo Génesis 3,15: María Vencedora del Maligno.  Y la imagen de la tilma, es una pintura exacta como la detalla el Apocalipsis 12,

EN UNIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Y A LAS LEGIONES CELESTIALES,

LE APLASTARÁ

Y LE ARROJARÁ A LOS ABISMOS DEL INFIERNO.

13.11.2016

PUEBLO MÍO,

LUCHAS CONTRA ESPÍRITUS DEL MAL

QUE VAGAN POR LA TIERRA PERVIRTIENDO A LOS HOMBRES,

ROBANDO LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS; 

SON DEMONIOS SALIDOS DEL MISMO INFIERNO,

QUE ARDEN DE ENVIDIA

AL MIRARLES A USTEDES ADORÁNDOME,

RECIBIÉNDOME,

LABORANDO PARA MI REINO,

ANUNCIANDO A SUS HERMANOS

EL INSTANTE EN QUE SE ENCUENTRAN. 

25.01.2017

Amado Pueblo Mío,

algunos con horror, espanto o indiferencia,

miran cuanto acontece en Mi Iglesia;

pero igual continúan sin escudriñar ni mirar al microscopio

lo que verdaderamente sucede en este instante.

Algunos suelen decir que las persecuciones religiosas siempre han existido,

así como los eventos de la Naturaleza

¡Ciegos no sólo de ojos, sino ciegos espirituales!…

Esos son criaturas encadenadas al Infierno, que se han propuesto no abrir el corazón

para comprender que en toda generación

ha habido un instante previo a la Purificación de los que se rebelan contra Mí.

¡Ciegos que dejan pasar con gran indiferencia la labor oculta y silenciosa del Mal

que en todo instante ha permanecido invadiendo a Mi Iglesia para que sea detenida!

Sólo que este instante es el previo a la Purificación,

este instante y no otro,

por lo cual con gran astucia Satanás se centró con gran anterioridad

en atacar a Mi Pueblo a través de la Jerarquía de Mi Iglesia,

pero en este instante trascendental,

EL MAL DEL INFIERNO TOMÓ UNA NUEVA ESTRATEGIA:

INFESTAR A MI IGLESIA,

TRABAJANDO ARDUAMENTE DESDE LOS SEMINARIOS

PARA CONSTITUIR

LA FALSA IGLESIA AL SERVICIO DE LA OSCURIDAD

Y QUE SE REBELA  CONTRA LOS PRINCIPIOS

DE NUESTRA LEY DIVINA.

19.02.2017

¡Tantos anticristos que han pasado a través de la historia!

y en este instante en que se encuentran alertados sobre el último y gran Anticristo

poseedor de todo el terror y el mal salido del mismo Infierno,

no escuchan Mis alertas.

Una vez más Mi Pueblo se enfrentará al horror,

solo que será la última ocasión que tiene el Mal ante Mis hijos.

Ustedes vivirán lo que ninguna generación anterior ha vivido,

desde grandes avances del hombre, hasta la Purificación del mismo:

el gran acto de Mi Misericordia para con el hombre

en el Aviso y en el Milagro de Mi Casa que anteriormente no han tenido.

Ambos prodigios harán que el Poder de Mi Casa se desborde

para que el Resto Santo se purifique más, hasta Mi Segunda Venida.

Sólo que este instante es el previo a la Purificación,

este instante y no otro,

por lo cual con gran astucia Satanás se centró con gran anterioridad en atacar a Mi Pueblo

a través de la Jerarquía de Mi Iglesia,

pero en este instante trascendental, 

EL MAL DEL INFIERNO TOMÓ UNA NUEVA ESTRATEGIA:

INFESTAR A MI IGLESIA,

TRABAJANDO ARDUAMENTE DESDE LOS SEMINARIOS

PARA CONSTITUIR LA FALSA IGLESIA

AL SERVICIO DE LA OSCURIDAD

Y QUE SE REBELA CONTRA LOS PRINCIPIOS DE NUESTRA LEY DIVINA.

29.04.2017

Pueblo Mío, llegará la soberbia y tomará a todas las naciones,

las más potentes utilizarán el poder para combatir a las naciones menos poderosas,

temblará la Tierra,

el Infierno se regocijará

al mirar a Mis hijos como animales quitarse la vida unos a otros.

25.09.2017

Llegará el instante de la Lamentación,

dentro del Infierno en la Tierra

que harán surgir quienes sigan al Demonio como su dios.

28.09.2017

MI IGLESIA HA SIDO CONTAMINADA

Y MIS HIJOS QUE NO SE HAN ESFORZADO

POR CONOCERME VERDADERAMENTE,

Falsa Iglesia con la NEFASTA Teología de la Liberación…

SON PRESA FÁCIL

DE CUANTA IDEOLOGÍA O DOCTRINA FALSA SE LEVANTA. 

El Infierno se encuentra saturado de criaturas que han omitido la verdad

y han acogido falsas ideologías,

entregándose a Satanás y a todo lo que les representa el Mal.

La juventud, principalmente, se ha fanatizado con el mal

y sus diferentes modernismos diabólicos,

acogiendo los bajos instintos con los que el Mal azota al hombre,

despertando los bajos instintos para rebelarse en Mi contra.

20.10.2017

SI NO ME CONOCEN,

NO LOGRARÁN CAPTAR LAS ESTRATEGIAS DE SATANÁS

PARA ENVOLVERLES EN EL PECADO

Y MANTENERLES EN EL CAMINO DEL NO ARREPENTIMIENTO

QUE LES LLEVARÁ A LA SEGUNDA MUERTE.

La persistencia en el pecado y el no arrepentimiento son los medios que utiliza el Mal

para que ustedes no despierten, ni Me miren ni se enmienden.

El decir: “todo es bueno”…,

“el pecado no ofende a Dios porque Dios es Misericordia  y todo lo perdona”…,

“el hombre es salvo porque Cristo pagó por los pecados del hombre y el hombre no debe arrepentirse”…,

“el PURGATORIO NO EXISTE”…, “el INFIERNO NO EXISTE”… 

ES LA LLAVE MAESTRA DE SATANÁS

PARA QUE SE MANTENGAN COMO ÉL,

CAÍDOS POR EL PECADO

Y SE CONDENEN. 

Para algunos es difícil imaginar que los Demonios se encuentran en la Tierra

tentando continuamente al hombre y brindándoles toda la ayuda para que pequen.

15. y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. Apocalipsis 20

26.11.2017

Ustedes escuchan decir que el Infierno no existe, que el Infierno lo viven en la Tierra.

Esta, hijos, es una aberración

y por ser desconocedores de la Sagrada Escritura, por eso son engañados. 

EXISTE EL LUGAR DE FUEGO

EN DONDE LAS ALMAS SE MANTIENEN SIN MÍ,

LAMENTÁNDOSE Y DOLIÉNDOSE,

NO POR VOLUNTAD DIVINA,

sino por el mal empleo del libre albedrío, entregado al Mal y por ende al pecado.

12.06.2018

HAN LLEGADO A NEGAR LA EXISTENCIA DEL INFIERNO,

ESTO, HIJOS, LES DEBE LLEVAR A MEDITAR…

¿QUIÉN SE ENCUENTRA DETRÁS DE TODO LO QUE LE FACILITA AL HOMBRE

EL ACTUAR EN CONTRA DE LA LEY DIVINA?

Los hombres padecen sed y hambre de Mi Palabra.

Mis hijos, Mis sacerdotes, Mis servidores, Mis fieles deben acercar a sus hermanos hacia Mí

y no por hablarles del Infierno Mis hijos se van a alejar,

sino todo Mi Pueblo debe tener la claridad para que elija cuál camino tomar.

No deseo que Mis hijos se pierdan,

Mi Pueblo se ha levantado y se levantará de Mi Mano,

de la Mano de Mi Madre y de la mano de Mis Legiones Celestiales.

MI MADRE APLASTARÁ LA CABEZA DE SATÁN,

PERO MI PUEBLO DEBE CONOCER QUE EXISTE EL BIEN Y EXISTE EL MAL,

QUE EL CIELO ES LA PROMESA PARA MIS HIJOS FIELES

Y EL INFIERNO SE ENCUENTRA LISTO

PARA QUEMAR LA CIZAÑA.

16.06.2018

Mi Pueblo se encuentra sumido en los juegos que involucran al mundo,

entre tanto el Mal continúa su avance sin contemplación,

aplicando la impiedad y todo el ardid del mismo Infierno.

26.07.2018

Algunos llaman a Mi hija  “apocalíptica» bien lejos se encuentran de Mi Palabra,

Soy Yo quien emana, es por Voluntad Divina que se les comunica. (Cf. Ex 3,14; Is 45,5)

Soy “apocalíptico” por llamar al pecado, PECADO;

por advertir a la Humanidad sobre las consecuencias del rumbo que ha tomado

debido a la revolución del liberalismo y del modernismo, aun dentro de Mi Iglesia.

Pero para los modernistas, el pecado no conduce al mal ni al Infierno,

Mi Verdad es pasada de moda y Mis Revelaciones y las de Mi Madre

se han dado en el presente, pero pertenecen al pasado del hombre…

02.02.2019

OLVIDAN QUE TODOS LOS ACTOS Y OBRAS SERÁN JUZGADOS

YA QUE POSEEN CONSCIENCIA

DE LA “CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL” (CFR. GEN 2,17) 

Y POSEEN LIBRE ALBEDRÍO

Y POR ELLO TIENEN ANTE USTEDES EL GOZO INEFABLE DE MI CASA

O LAS PENAS ETERNAS DEL INFIERNO.

27.10.2019

No claudiquen aunque parezca que Mi Iglesia desaparece,

mantengan la seguridad de que las Fuerzas del Infierno no prevalecerán contra Ella.

https://www.revelacionesmarianas.com/INFIERNO.html

385 EL ESCÁNDALO


385  IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

 En ese esplendoroso y tibio día de primavera, el Maestro se ha detenido a la altura de una casita

modesta que tiene en la parte de delante un pozo.

Jesús va luego a sentarse junto al pozo.

Y allí le alcanzan los discípulos, que siguen todavía midiendo las respectivas prerrogativas.

Jesús los mira.

Luego los convoca:

–        Venid aquí, alrededor.

Y oíd la última enseñanza de la jornada, vosotros que os quedáis roncos, celebrando vuestros méritos

y tenéis vuestro pensamiento centrado en adjudicaros un puesto según la medida de ellos.

¿Veis a este niño?  

Está más adelantado que vosotros en la verdad.

Su inocencia le da la llave para abrir las puertas de mi Reino.

Ha comprendido, en su sencillez infantil, que en el amor está la fuerza para llegar a ser grandes…

Y en la obediencia realizada por amor la fuerza para entrar en mi Reino.

Sed sencillos, humildes;

amad con un amor que no sea sólo para Mí, sino recíproco entre vosotros;

sed obedientes a mis palabras, a todas, también a éstas,

si queréis llegar al lugar en que habrán de entrar estos inocentes.

Aprended de los pequeños.

Como el Padre les revela a ellos la verdad, no se la revela a los sabios.

Jesús, mientras habla, mantiene contra sus rodillas, paradito muy derecho, a Benjamín.

Y tiene apoyadas las manos en los hombros del niño.

El rostro de Jesús ahora se muestra lleno de majestad.

Está serio; no enojado, pero sí serio.

Verdaderamente como un Maestro.

El último rayo de sol forma un nimbo de rayos encima de su cabeza rubia.

Los discípulos no han podido entrar en la casa.

Es natural.

Por el número y por respeto.

Nunca lo hacen, si no es por invitación del Maestro a todos o a algunos en particular.

Mantienen siempre un gran respeto, una gran discreción, a pesar de la afabilidad del Maestro

y la ya duradera familiaridad con él.

Incluso el pastor Isaac que fue el primero del número de los discípulos,

no se permite jamás la libertad de acercarse a Jesús;

si al menos una sonrisa del Maestro, no lo llama.

¿Un poco distinto, no? respecto al modo como muchos tratan lo sobrenatural:

a la ligera y casi burlescamente…

Es justo decirlo, porque no es fácil de digerir el que la gente tenga para con lo que está por encima de

su comprensión, por lo sobrenatural…

Los discípulos se han esparcido, por la margen del lago, para comprar pescado para la cena,

pan y las demás cosas necesarias.

Vuelve también Santiago de Zebedeo y llama al Maestro, que está sentado en la terraza, con Juan,

que está acoclado a sus pies, en un dulce y sosegado coloquio.

Jesús se levanta y se asoma por el antepecho.

Santiago dice:

–         ¡Cuánto pescado, Maestro!

Mi padre dice que has bendecido las redes con tu llegada.

Mira: esto es para nosotros – y enseña una cesta llena de un pescado que parece de plata.

Jesús responde:

–         Dios le sea grato por su generosidad.

Preparadlo, que después de cenar vamos a ir a la orilla, donde  están los discípulos.

Y así lo hacen.

La noche pone negro el lago, en espera de la Luna, que se levanta tarde.

Más que vérsele, se le oye borbollar, gorgotear entre los cantos del guijarral.

Sólo las inverosímiles estrellas propias de los países de oriente, se reflejan en las aguas tranquilas.

Se sientan en círculo, alrededor de una barca vuelta, sobre la que se ha sentado Jesús.

Han traído al centro del círculo los pequeños faroles de las barcas,

los cuales apenas si iluminan las caras más cercanas.

El rostro de Jesús está todo iluminado, de abajo arriba, por un farolillo colocado a sus pies.

Todos, por tanto, lo pueden ver bien, mientras habla a uno o a otro de los presentes.

A1 principio es una conversación sencilla, familiar.

Pero luego adquiere el tono de una lección.

Que Jesús dice abiertamente:

–          Venid. Escuchad.

Dentro de poco nos vamos a separar.

Quiero adoctrinaros más para formaros mejor.

Hoy os he oído disputar…

Y no siempre con caridad.

A los mayores de entre vosotros les he dado ya la lección.

Pero quiero dárosla a vosotros también.

No les vendrá mal tampoco a éstos, mayores que vosotros, oírla repetir.

Ahora no está aquí, apoyado contra mis rodillas, el pequeño Benjamín.

Está durmiendo en su cama, soñando sus sueños inocentes.

Pero quizás su alma cándida está de todas formas aquí, en medio de nosotros.

Imaginad que él o cualquier otro niño, estuviera aquí, para ejemplo vuestro.

En vuestro corazón tenéis todos una obsesión que os preocupa, una curiosidad, un peligro.

La obsesión: ser el primero en el Reino de los Cielos.

La curiosidad: saber quién será este primero.

Y finalmente el peligro: el deseo aún humano, de oírse responder:

«Tú eres el primero en el Reino de los Cielos»

Bien de los compañeros con un sentido de aprobación o bien y sobre todo del Maestro,

cuya verdad y penetración de las cosas futuras conocéis.

¿No es, acaso, así?

Las preguntas tiemblan en vuestros labios y viven en el fondo del corazón.

El Maestro, mirando a vuestro bien, secunda esta curiosidad;

a pesar de que aborrezca condescender con las curiosidades humanas.

Vuestro Maestro no es un charlatán al que se le consulta por dos centavos

en medio del bullicio de un mercado;

no es uno poseído por un espíritu pitónico que le procura dinero con el oficio de adivino,

para secundar las restringidas mentes del hombre, que quiere conocer el futuro para «saberse guiar».

El hombre no se puede guiar por sí solo.

Dios lo guía, ¡Si el hombre tiene fe en Él!

Y no aprovecha el conocer, o creer que se conoce, el futuro;

si luego no se dispone de los medios para desviar ese futuro profetizado.

Sólo hay un medio:

la Oración al Padre y Señor, para que por su misericordia nos ayude.

En verdad os digo que la Oración confiada puede transformar un castigo en bendición.

Pero quien recurre a los hombres para intentar, como hombre y con los medios de los hombres,

desviar el futuro;

no sabe orar o sabe orar muy mal.

Yo, esta vez, dado que esta curiosidad puede daros una buena enseñanza, le doy respuesta,

aunque aborrezco las preguntas dictadas por la curiosidad e irrespetuosas.

Os preguntáis: «¿Quién de entre nosotros es el mayor en el Reino de los Cielos?».

Anulo la limitación «entre nosotros».

Amplío los límites a todo el mundo, presente y futuro…

Y respondo: «El mayor en el Reino de los Cielos, es el más pequeño entre los hombres».

O sea, aquel que es considerado «mínimo» por los hombres.

El sencillo, el humilde, el que no desconfía, el inexperto.

Por tanto: el niño.

«Ve y vence. Ve y conquista. Ve y nunca olvides que eres un guerrero de Dios. Habla con autoridad. Camina con seguridad. ERES HIJO DEL REY»

O aquel que sabe construirse de nuevo un alma de niño.

No es la ciencia ni el poder, ni la riqueza o la actividad (aunque sea buena)

lo que os harán «el mayor» en el Reino bienaventurado;

sino el ser como los pequeñuelos, en benevolencia, humildad, sencillez, Fe.

Observad cómo me aman los niños e imitadlos;

cómo creen en Mí e imitadlos;

cómo recuerdan lo que digo, e imitadlos;

cómo ponen en práctica mis enseñanzas, e imitadlos;

cómo NO se ensoberbecen de lo que hacen, e imitadlos;

cómo no experimentan rivalidades contra Mí o contra sus compañeros, e imitadlos.

En verdad os digo que si no cambiáis vuestra manera de pensar, actuar y amar,

reconstruyéndola según el modelo de los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos.

Ellos saben lo mismo que vosotros sabéis de esencial en mi doctrina.

¡Pero con qué diferencia practican lo que enseño!

Vosotros, a cada acto bueno que realizáis, decís: «Lo he hecho yo»;

el niño me dice: `Jesús, me he acordado de Ti hoy y por Ti he obedecido,

he amado, he contenido un deseo de reñir…

Y estoy contento porque Tú, lo sé, sabes cuándo soy bueno y te alegras».

Observad también a los niños cuando cometen una falta.

Con qué humildad me confiesan: «Hoy he sido malo.

Lo siento, porque te he apenado».

No buscan disculpas.

Saben que Yo sé las cosas. Creen.

Sienten dolor por mi Dolor.

¡Oh, amados de mi corazón: niños, en los cuales no hay soberbia, doblez, lujuria!

Os digo: Haceos como los niños, si queréis entrar en mi Reino.

Amad a los niños como al ejemplo angélico que todavía podéis tener.

Porque como ángeles deberíais ser.

Podríais decir para disculparos: «No vemos a los ángeles».

Pero Dios os da a los niños por modelos… y los tenéis en medio de vosotros.

Y si veis a un niño abandonado material o moralmente y que puede perecer;

acogedlo en mi Nombre, porque son los muy amados de Dios.

Quienquiera que reciba a un niño en mi Nombre me recibe a Mí mismo,

porque Yo estoy en el alma de los niños, que es inocente.

Y quien me recibe a mí recibe a Aquel que me ha enviado, es decir, al Señor Altísimo.

Y guardaos de escandalizar a uno de estos pequeños, cuyos ojos ven a Dios.

No se debe nunca escandalizar a nadie…

Pero, ¡Ay!, ¡Tres veces AY de aquel que tan sólo roce el ingenuo candor de los niños!

Dejadlos ángeles lo más que podáis.

¡Demasiado repugnante es el mundo y la carne, para el alma que viene del Cielo!

Y el niño, por su inocencia, es todavía todo alma.

Tened respeto hacia el alma del niño.

Y a su propio cuerpo;

como lo tenéis para con un lugar sagrado. 

También el niño es sagrado, porque tiene a Dios dentro de sí.

En todo cuerpo está el templo del Espíritu;

pero el templo del niño es el más sagrado y profundo, está más allá del doble Velo.

No mováis tan siquiera las cortinas de la sublime ignorancia de la concupiscencia,

con el viento de vuestras pasiones.

Yo querría un niño en cada familia, en medio de cada grupo de personas;

para que fuera freno de las pasiones de los hombres.

El niño santifica, da confortación y frescura, con sólo el rayo de sus ojos sin malicia.

Pero, ¡Ay de aquellos que sustraen santidad al niño con su manera de actuar escandalosa!

¡Ay de aquellos que con sus licencias infunden malicia en los niños!

¡Ay de aquellos que con sus palabras e ironías lesionan la fe en mí de los niños

Sería mejor que a todos éstos se les atara al cuello una piedra de molino

y se los arrojara al mar para que se ahogaran junto con su escándalo.

¡Ay del mundo por los escándalos que da a los inocentes!

Porque, si es inevitable que sucedan escándalos,

¡Ay del hombre que los provoca!

Nadie tiene derecho de hacer violencia a su cuerpo ni a su vida,

porque vida y cuerpo nos vienen de Dios y solamente Él tiene derecho a tomar o partes o el todo.

Pero Yo os digo que si vuestra mano os escandaliza es mejor que la cortéis,

que si vuestro pie os lleva a dar escándalo conviene que lo cortéis.

Es mejor para vosotros entrar mancos o cojos en la Vida,

47. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna,

que ser arrojados al fuego eterno con las dos manos y los dos pies.

Y si no es suficiente tener un pie cortado o una mano,

haced que os corten también la otra mano o el otro pie, para no escandalizar más

y para tener tiempo de arrepentiros antes de ser arrojados adonde el fuego no se extingue

y roe eternamente como un gusano.

Y, si es vuestro ojo el que os es motivo de escándalo, sacáoslo:

es mejor no tener un ojo que estar en el Infierno con los dos:

con un ojo sólo, o incluso sin ojos,

llegados al Cielo veríais la Luz,

mientras que con los dos ojos escandalosos sólo tinieblas y horror veríais en el infierno.

Recordad todo esto.

No despreciéis a los pequeños, no los escandalicéis, no os burléis de ellos.

Son más que vosotros,

porque sus ángeles ven siempre a Dios,

que les dice las verdades que han de revelar a los niños y a los que tienen el corazón de niño.  

384 EL OYENTE PERFECTO


384 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

 352 Parábola para el pequeño Benjamín 

Avanzando por un camino va Jesús, seguido y circundado por sus apóstoles y discípulos.

Se entrevé a lo lejos el lago de Galilea;

resplandeciente, todo sereno y azul, bajo un lindo sol de primavera,

que entibia la tierra, del no tan lejano invierno.

Y la naturaleza se ve muy fresca, renaciente y gloriosa.

Parece que, acercándose la noche, Jesús se está retirando a la casa que lo hospeda;

Y se dirige al pueblo que se ve ya aparecer.

Jesús, como hace frecuentemente, va unos pasos más adelante de los discípulos;

lo suficiente como para poder aislarse en sus pensamientos,

necesitado de silencio después de una jornada de evangelización.

Camina absorto.

Lleva en la mano derecha una ramita verde, que ha arrancado de alguna mata.

y con ella golpea suave, como si las acariciara;

levemente ensimismado, a las hierbas del ribazo.

Por el contrario, los discípulos, detrás de Él van hablando animadamente.

Evocan los episodios de la jornada y no son demasiado delicados,

al sopesar los defectos o bribonadas ajenos.

Todos, más o menos, critican el hecho de que los de la recaudación del tributo al Templo,

hayan querido que Jesús les pagara.

Pedro, siempre vehemente, define el hecho como un sacrilegio,

porque el Mesías no está obligado a pagar el tributo.

Y dice:

–         Esto es como pretender que Dios se pague a sí mismo.

Y no es justo.

Si lo que pasa es que creen que no es el Mesías, pues entonces ya es un sacrilegio.

Jesús se vuelve un momento,

y dice:

–         ¡Simón, Simón, muchos habrá que duden de Mí!

Incluso de los que se creen seguros e inquebrantables en la fe en Mí.

No juzgues a los hermanos, Simón.

Júzgate, siempre primero a ti mismo.

Pedro inclina la cabeza.

Judas, con una sonrisita irónica y llena de superioridad,

dirigiéndose al humillado Pedro,

dice:

–        Ésta es para ti.

Por ser el más anciano, siempre quieres hablar como un doctor.

¿Quién ha dicho que a uno lo juzguen los méritos por la edad?

Entre nosotros hay quien te supera en saber y en poder social.

La posesión demoníaca perfecta, proporciona la fuerza y la determinación, para permanecer en el Mal… ¡PORQUE SE SIENTEN DEIFICADOS!

Entonces se enciende una disputa sobre los respectivos méritos:

Quién se jacta de ser uno de los primeros discípulos,

quién apoya su tesis de preferencia en que para seguir a Jesús ha dejado un puesto influyente,

quién dice que ninguno tiene tantos derechos como él,

porque ninguno se ha convertido tanto a sí mismo como él al pasar de publicano a discípulo.

La disputa se alarga.

Y sin temor a ofender a los apóstoles, asume el tono de una verdadera discusión.

Jesús se abstrae de ello.

Da la impresión de no oír ya nada.

Mientras tanto, han llegado a las primeras casas de Mágdala

Jesús continua caminando…

Y lo siguen los otros detrás, discutiendo todavía.

Un niño pequeño, de unos siete u ocho años, viene tras Jesús corriendo y dando brincos.

Adelanta al grupo vocinglero de los apóstoles.

Es un niño guapo, de cabellos castaño oscuro muy rizados, cortos.

En su faz morena tiene dos ojitos negros e inteligentes.

Es el pequeño Benjamín.

Llama: confidencialmente al Maestro como si lo conociera bien.

Y pregunta:

–        Jesús….

¿Me dejas ir contigo hasta tu casa?

Mirándolo con su dulce sonrisa y preguntando a su vez,

Jesús responde:

–        ¿Tu mamá lo sabe?

–        Lo sabe.

–        ¿De verdad?

Jesús, aunque sigue sonriendo, lo mira con una mirada penetrante.

–        Sí, Jesús, de verdad.

–        Entonces ven.

El niño da un salto de alegría

Y agarra la mano izquierda que Jesús le tiende.

¡Con qué amorosa confianza el niño mete su manita morena, en la larga mano de mi Jesús!

¡Como debieran hacerlo todos los hombres!

Benjamín, que va dando saltitos al lado de Jesús y mirándolo de abajo arriba con una carita

resplandeciente de alegría,

le pide:

–        Cuéntame una parábola bonita, Jesús.

También Jesús lo mira con una alegre sonrisa que le entreabre la boca sombreada por el bigote

y la barba rubio-roja, que el sol enciende como si fuera de oro;

los ojos de zafiro oscuro le ríen de alegría mientras mira al niño.

diciéndole:

–        ¿Y qué vas a hacer con la parábola?

No es un juego.

–        Es más bonita que un juego.

Cuando me voy a la cama la pienso para mí y la sueño.

Y mañana la recuerdo y me la repito para mis adentros para ser bueno.

Me hace ser bueno.

–        ¿La recuerdas?

–        Sí.

¿Quieres que te diga todas las que me has dicho?

–        Eres grande, Benjamín;

más que los hombres, que olvidan.

Como premio te voy a decir la parábola.

El niño ya no salta.

Camina serio y mesurado como un adulto.

Y no se pierde ni una palabra, ni una inflexión, de Jesús;

al cual mira atentamente sin preocuparse siquiera de en dónde pisa.

Jesús dice:

–         Un pastor muy bueno,

habiendo venido a saber que en un lugar del mundo había muchas ovejas que habían sido abandonadas

por pastores poco buenos…

Y que corrían peligro por caminos perversos y en pastos nocivos.

Y que se acercaban cada vez más a barrancos sombríos, fue a ese lugar.

Y sacrificando todo lo que poseía, adquirió esas ovejas y corderos.

Quería llevarlos a su reino, porque ese pastor era también rey, como lo han sido muchos reyes en Israel.

En su reino, esas ovejas y esos corderos encontrarían pastos sanos, frescas y aguas puras;

caminos seguros y refugios invulnerables contra los ladrones y lobos feroces.

Por eso ese pastor reunió a sus ovejas y corderos y les dijo:

«He venido a salvaros, a llevaros a un lugar donde ya no sufriréis,

donde ya no conoceréis peligros ni dolor.

Amadme, seguidme, porque yo os amo mucho y por teneros me he sacrificado en todos los modos.

Pero, si me amáis, mi sacrificio no me pesará. Venid tras mí y vamos».

Y el pastor delante, detrás las ovejas, tomaron el camino que conducía al Reino de la Alegría.

El pastor, a cada momento, se volvía para ver si le seguían;

para exhortar a las cansadas, infundir coraje a las desanimadas, socorrer a las enfermas,

acariciar a los corderos. ¡Cómo las quería!

Les ofrecía su pan y su sal.

Probaba antes él el agua de las fuentes y la bendecía, para experimentar si era sana y hacerla santa.

Pero las ovejas – ¿lo crees, Benjamín? -, las ovejas, pasado un tiempo, se cansaron.

Primero una, luego dos, luego diez, luego cien, se quedaron atrás a rozar la hierba hasta llenarse

y no poder moverse; luego se echaron, cansadas y llenas en el polvo y en el lodo.

Otras se asomaban prominentemente a los precipicios, a pesar de que el pastor dijera: «No lo hagáis»

Y algunas, dado que él se ponía donde había mayor peligro, para impedirles que fueran a esos sitios,

le chocaron con la cabeza proterva y trataron de despeñarlo más de una vez.

Así, muchas terminaron en los barrancos y murieron míseramente.

Otras se enzarzaron…

Y a fuerza de cornadas y mochadas, se mataron unas a otras.

Sólo un corderito no se distrajo nunca.

Corría, balando, y con su balido decía al pastor: «Te quiero».

Corría tras el pastor bueno.

Cuando llegaron a las puertas de su reino, sólo quedaban ellos dos: el pastor, el corderito fiel.

Entonces el pastor no dijo: «entra», sino dijo: «ven» y lo tomó en brazos, estrechándolo contra su pecho.

Y lo llevó adentro;.

Luego llamó a todos sus súbditos y les dijo: «Mirad. Este me ama.

Quiero que esté eternamente conmigo. 

Vosotros amadlo, porque es el predilecto de mi corazón».

La parábola ha terminado, Benjamín.

¿Ahora sabes decirme quién es ese pastor bueno?

–        Tú, Jesús.

–        ¿Y ese corderito quién es?

–          Soy yo, Jesús.

–         Pero Yo ahora me voy a marchar y te olvidarás de Mí.

–         No, Jesús.

No me olvidaré de Ti porque te quiero.

–         Se te terminará el amor cuando dejes de verme.

–         Diré dentro de mí las palabras que me has dicho….

Y será como si estuvieras presente.

Te voy a querer y a obedecer así.

¿Y Tú, Jesús, dime: te vas a acordar de Benjamín?

–        Siempre.

–        ¿Y cómo vas a hacer para acordarte?

–         Me diré a mí mismo que me has prometido amarme y obedecerme.

Y así me acordaré de ti.

–         ¿Y me vas a dar tu Reino?

–         Si eres bueno, sí.

–         Seré bueno.

–         ¿Cómo vas a llevarlo a cabo?

La vida es larga.

–        Pero también tus palabras son muy buenas.

Si me las repito y hago lo que tus palabras dicen que hay que hacer, me conservaré bueno toda la vida.

Jesús se ha detenido y está mirando a esta carita encendida más que por el sol por el amor.

La alegría de Jesús es tan viva, que parece que otro sol se ha encendido en su alma

y emite sus resplandores a través de las pupilas.

Se agacha y besa en la frente al niño.

EL PURGATORIO


EL TERCER PURGATORIO

47. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos,  ser arrojado a la Gehenna Marcos 9 47

En el Infierno, los demonios torturan el cuerpo espiritual

en los miembros con los cuáles se pecó, porque los espíritus inmundos generados por el pecado;

están adheridos en el cuerpo espiritual al órgano del cuerpo físico, usado para cometer el pecado….

Y los pecados convertidos en vicios, terminan generando monstruos tan poderosos…

Que CASI igualan en poder y maldad, a los propios  ángeles caídos.

Las consecuencias de esto a la hora de ser torturados en el Infierno, son tan gravísimas;

que son prácticamente inimaginables, para nuestro pobre intelecto humano;

pero TAN REALES, que hablaremos de ello en otro artículo posterior.

En el Tercer Purgatorio, en la zona más profunda que colinda con el Infierno,

están los que se han salvado, por la intercesión de los corredentores y prácticamente ha sido

sólo una gracia, el que hayan escapado de las garras de Satanás.

En esa zona, están los que menos saben amar, están intoxicados por el egoísmo y por el Odio….

Y algunos están gravados con tremendos vicios, por eso las oraciones no llegan allí.

Y las que se aplican por ellos, son gracia para otros, que también las necesitan y por las que nadie ora…

¿Por qué? Las Oraciones no llegan a ellos…

Los ángeles caídos fueron creados por Dios, habitan en el Infierno, el reino del Odio,

8. «Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno.
9. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida con un solo ojo que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna del fuego. Mateo 18

donde su única diversión es torturar a las almas que se condenaron.

Los Pecados son ejecutados por los hombres, en rebeldía a Dios y s su Ley de Amor…

Y SON LOS QUE SE CONVIERTEN EN ESPÍRITUS INMUNDOS,.

Cómo están adheridos al alma, porque se sustentan de la maldad existente en el espíritu humano;

Si no han sido destruidos por el arrepentimiento y el Sacramento de la Confesión,

Acompañan al alma salvada hasta el Purgatorio, donde sólo pueden ser destruídos,

por el Fuego Purificador y Expiatorio en el Tercer Purgatorio.

Y éstos espíritus inmundos, hacen el mismo trabajo, que los demonios en el Infierno:

¡Torturando implacables a sus creadores!

La misericordia de Dios permite a estos aliados del infierno,

hacer el tratamiento que aplicamos en la lavandería, cuando usamos cloro,

con la ropa muy manchada…

Por eso no está errada la expresión:

“Que los corredentores también salvamos almas, del Purgatorio…”

Porque con el Rosario a la Preciosísima Sangre, podemos destruir a los espíritus inmundos y

Rescatar almas para elevarlas al siguiente nivel, del Tercer Purgatorio,

Donde ellos nos agradecen el haberlas librado de los tormentos infernales,

que ellos mismos se procuraron con su impenitencia…

Sólo cuando hemos atestiguado  este tremendísimo nivel de Sufrimiento,

somos capaces de entender, compadecer y actuar para ejercer nuestra misión como salvadores…

REVELACIONES Y PROFECÍAS

SAN MIGUEL ARCÁNGEL 

Septiembre 27 de 2012 – 2:15 P.M.

Hermanos terrenales, yo vuestro hermano Miguel, en compañía de Gabriel, Rafael,

y mis otros hermanos, los Arcángeles y Ángeles del reino de mi Padre,

queremos que nos tengáis en cuenta;

nuestra misión es protegeros y llevaros seguros a la gloria de Dios.

Hermanos, estad preparados para la llegada del AVISO,

para que podáis resistir la Presencia de nuestro Padre y podáis al regresar hacer su santa voluntad.

Todas las almas que estén en la gracia de Dios,

se les encomendarán  misiones que deberán cumplir en el tiempo del milagro;

misiones todas encaminadas a reunir el rebaño de mi Padre aquí en la Tierra

Todo mortal conocerá el estado de su alma

y tendrá una visión más clara de la existencia de Dios,

de la existencia del Cielo, Purgatorio e Infierno.

Aquellas almas que andan en este mundo en tinieblas o en tibieza espiritual,

su Paso por la Eternidad le servirá para darse cuenta del estado

en que se encuentran las almas condenadas y el estado en que yacen las almas en el Purgatorio.

Mi Padre quiere mostrarles la existencia del Más Allá,

para que tomen conciencia y se arrepientan de sus pecados

y sean hombres y mujeres nuevos cuando regresen a este plano terrenal.

Las almas que por falta de amor hacen el mal en este mundo,

pero que no están consagradas, ni le han vendido el alma al Príncipe de la Oscuridad,

mi Padre les dará una última oportunidad en el AVISO para que se conviertan.

Les mostrará el Averno y sentirán el fuego con que se queman las almas condenadas.

Y verán sus tormentos.

Su Paso por la Eternidad les mostrará todo el daño que han hecho,

será doloroso, pero necesario para su conversión.

Las almas consagradas al Príncipe de este Mundo

y que le han dicho no a la misericordia de Dios, ya no regresarán;

se perderán eternamente en las profundidades del Abismo.

Recapacitad pues hermanos y arrepentíos y convertíos de una vez,

porque el tiempo de misericordia está por cumplirse.

No os apartéis del amor de Dios y contad con nosotros.

Somos portadores de la voluntad del Padre,

nuestra misión es protegeros y llevaros seguros a la gloria de Dios.

Aleluya, Aleluya, Aleluya, somos vuestros hermanos: Miguel, Gabriel, Rafael 

Diciembre 23 de 2013 – 10:30 a.m.

Hoy vengo a deciros que está próximo el día en que rendiréis cuentas a mi Padre.

Alabad la gloria de Dios hermanos,

porque muy pronto todo mortal que tenga uso de razón

tendrá que rendirle cuentas a mi Padre, por su comportamiento en este mundo.

El Juicio que Dios os mostrará cuánto habéis amado y cuánto habéis dejado de amar.

¡Ay de aquellas almas que se van a presentar a mi Padre, sin haber perdonado;

porque padecerán el fuego purificador del Purgatorio

y sentirán el dolor que produce la falta de perdón!.

¡Ay de aquellas almas tibias, porque conocerán el Infierno,

el lugar donde irán a parar, si al regresar continúan con su tibieza espiritual!

Y, ¡Ay de aquellas que el juicio de Dios las sorprenderá en pecado mortal,

porque van a padecer el fuego de las almas condenadas

y van a sentir todo el dolor y la desesperación de estas pobres almas!.

¡Parad ya de ofender a Dios almas pecadoras, dejad vuestra rebeldía,

porque la Hora del Juicio se está acercando

y muchas de vosotras ya no regresaréis más a este mundo!.

¿Qué estáis esperando?,

Mirad que el tiempo cada vez es más corto y está llegando a su límite.

No dejéis para el último momento vuestra salvación,

recapacitad y enderezad vuestro camino,

para que mañana no tengáis que lamentaros por toda la Eternidad.

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Marzo 10 de 2010 12:45 p.m.

Hijos míos, mi Paz este vosotros.

Las almas de vuestros familiares difuntos y antepasados, necesitan de vuestras oraciones;

muchas almas penan en el Purgatorio porque no hay quien ore por ellas.

Generaciones enteras han pasado sin que nadie se acuerde de orar por ellas;

estas pobres almas necesitan oraciones, ayunos y obras de caridad

de vosotros los de aquí, para que puedan ser liberadas.

Acordados hijos míos, que yo vuestro Padre Celestial,

todo lo hago dependiendo de vuestras oraciones y suplicas,

pues respeto mucho vuestro libre albedrio.

De vuestras oraciones, ayunos, obras de caridad y suplicas, a favor de las almas,

depende la sanación de vuestro árbol genealógico.

Todas las bendiciones que tengo para vosotros y vuestras heredades

están interrumpidas por la falta de oración intergeneracional.

Acordaos: un árbol bueno da buenos frutos;

mas un árbol malo da frutos malos;

por eso debéis orar por vuestro árbol genealógico paterno y materno,

para que sean cortadas de raíz, todas las ataduras y maldiciones en las generaciones,

y así podáis vosotros y vuestras heredades vivir en bendición.

Septiembre 21 de 2011  1:30 p.m.

Mi pequeño Juicio os mostrará la gravedad del pecado

y la forma como afecta mi Creación;

todo pecado mortal os quemará el alma,

con el fuego con que son quemadas las almas que se condenan. 

El Cielo y el Infierno se os mostrarán,

para que sepáis que son una realidad. 

Allí se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos, con que se contaminaron

y sentirán asco de ustedes mismos, por todos los pecados cometidos. 

MI PEQUEÑO JUICIO

NO SERÁ TAN DURO PARA MI PUEBLO FIEL

se os mostrarán los pecados que debéis de confesar

y especialmente vuestras omisiones y faltas de caridad para con vuestro Dios

y vuestros hermanos;

sentiréis dolor por haberme ofendido y será como un Purgatorio para vuestras almas;

os digo, que la suma de los pecados veniales no confesados,

se van volviendo en faltas graves que ofenden a mi Divinidad;

por  eso mi Despertar de Conciencias es tan importante,

para que enderecéis vuestro caminar y retoméis la senda de vuestra salvación. 

No olvidéis que sois miembros del Cuerpo de Cristo,

de este Cristo que se entregó por vosotros para la redención de vuestros pecados;

por eso cada vez que pecáis, mi Cuerpo sufre y mi Santo Espíritu se entristece.

¡Ay de aquellos que están en pecado mortal,

porque mi AVISO les va a ser sentir el peso de sus pecados

y sus almas sentirán el fuego de las tinieblas!.  Todos 

Aquellos que me han dado la espalda,

sus almas van a sentir el dolor de las almas que se condenan,

verán el Infierno y estarán en él, por el tiempo que dure mi pequeño Juicio. 

Así se darán cuenta de la existencia del reino de las Tinieblas

y del amo que les espera, si continúan en su camino de perdición y pecado.

ABRIL 27 DE 2012 – 8:45 A.M.

Haced buenas confesiones de vida os lo pido hijos míos;

recibid con mayor frecuencia mi cuerpo y mi sangre,

PARA QUE CUANDO OS PRESENTÉIS

ESPIRITUALMENTE ANTE MÍ,

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

PODÁIS SER JUSTIFICADOS

Y NO TENGA VUESTRA ALMA QUE SUFRIR

LOS PADECIMIENTOS  QUE SUFREN

LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Y LAS ALMAS QUE SE CONDENAN. 

Porque bien sabéis que vuestra alma será llevada

al lugar que le corresponde según sus faltas. 

Visitadme en el Sagrario,

porque estoy derramando abundantes bendiciones

a todos aquellos que se acerquen a platicar conmigo. 

Estoy sanando corazones heridos y maltratados

y concediendo indulgencias plenarias que os servirán para borrar vuestras faltas

y limpiar vuestra alma. 

Acordaos que estoy por partir

para que se cumpla todo lo que está escrito para estos Últimos Tiempos;

de nuevo nos volveremos a ver en mi nueva y celestial Jerusalén

donde estaré ya con vosotros hasta la consumación de los tiempos.

AGOSTO 02/2013 8:15 A.M.

Hijos míos de nuevo os digo, el día de mi llamado está muy cerca,

corred a poner en orden vuestras cuentas para que vuestro Paso por la Eternidad

sea de paz y de gozo y no una amarga y dura experiencia.

Muchas almas que ya han pagado sus deudas en este mundo,

cuando llegue mi AVISO, se quedarán conmigo en el Paraíso y no regresarán más.

Los que estén vestidos de blanco me verán y contemplarán la gloria de Dios;

los de traje gris y gris oscuro conocerán los diferentes estados del Purgatorio

y los que vienen sin el traje apropiado serán separados por mis Ángeles

y entregados a los carceleros para que los lleven al Lugar que les corresponde

En el INFIERNO, el Reino del ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO se sufre el Calvario de Jesús, con TODO el Rigor de la Justicia Divina..

en las profundidades del Abismo.

AGOSTO 02/2013 8:15 A.M.

La hora de la Gran Misericordia está próxima,

preparad vuestros corazones y limpiad vuestras moradas de toda mancha de pecado,

porque se acerca el día en que pasaréis por la Eternidad

y veréis el estado de vuestra alma.

La gloria de Dios espera por mis justos y purificados hijos;

el Purgatorio espera por mis hijos que aún tienen cuentas y deudas pendientes.

Y el Averno espera a todos aquellos que caminan por la senda del pecado,

quebrantando mis Preceptos y dándoMe la espalda y no la cara.

Mi Juicio Personal está muy cerca,

¿Qué esperáis insensatos para poner vuestras cuentas en orden y volver a Mí?.

Vuestra soberbia y vuestros pecados os tienen vendados

y no os dejan ver el grave estado de vuestras almas.

Una gran luz en el firmamento anunciará la llegada de mi AVISO.

Mi gloriosa Cruz será la señal que os anunciará

que vuestro Paso por la Eternidad ha llegado.

Por siete días con sus noches, mi gloriosa Cruz os acompañará;

muchos recibirán sanación y liberación,

otros se convertirán y los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno celeste

y muchos creerán en sus palabras.

Se necesita Fe para comprender el misterio del amor de Dios;

se necesita Fe para comprender el plan que Dios tiene para salvar a la Humanidad.

NOVIEMBRE 29 DE 2013 – 8:15 A.M.

Me duele y entristece ver cómo muchos laicos y religiosas profanan mi Divinidad,

tomándome en la mano y otros dándome,

como si yo fuera un objeto material o un pedazo de pan;

no se dan cuenta que Soy Yo Vivo y Real

Quien se hace vida en vosotros, en la sencillez de una HOSTIA consagrada.

MIRAD CÓMO ME ULTRAJÁIS

¿Éste es el pago que recibo por mi Amor?.

Muchas almas están en las profundidades del Purgatorio y otras se han condenado

por esta vil profanación.

Noli Me Tangere, ¡No me toques!,

Porque vuestras manos no son dignas de recibirMe y de darMe,

este ministerio sagrado solo lo he conferido

a mis Sacerdotes, Obispos, Cardenales y el Papa,

Sólo manos consagradas por la Unción sacerdotal pueden tocarMe.

Haced buenas confesiones, mortificad vuestros sentidos y orad con el salmo 51,

que le di a mi siervo David antes de recibirMe;

si no participáis de mi Cena Pascual,

no podéis alimentaros de mi Cuerpo y de mi Sangre;

os digo esto, porque muchos llegan al final del Santo Sacrificio a recibirMe

como si fuera algo mundano lo que reciben.

Otros Me reciben en pecado mortal

El terrible SACRILEGIO de la comunión en la mano y dada por los ministros laicos...

no sabiendo que con esto se están bebiendo el cáliz de su propia condenación.

Debéis de confesaros mínimo cada mes,

pero si cometéis faltas graves debéis de hacerlo de inmediato;

muchos llevan meses sin confesarse, porque según ellos no tienen pecados;

os digo, que TODOS sois pecadores, solo Dios es Santo.

¡Oh qué engañados que estáis y qué falta de Evangelización en mi Iglesia!.

Os recuerdo las palabras de mi salmo 51 cuando dice:

en maldad yo fui formado y en pecado me concibió mi madre (Salmo 51, 7).

Qué tristeza siento al ver a muchos de mis hijos,

recibiendo mi Cuerpo y mi Sangre, sin haberse confesado primero.

La apostasía ha entrado a mi Casa,

muchas de mis Casas permanecen vacías y otras en museos se han convertido

y Yo, permanezco olvidado en el silencio de sus sagrarios.

¡Oh, qué ingratitud, la soledad y la tristeza me embargan!

¡Qué dolor siento al ver a la inmensa mayoría de la Humanidad tan perdida!.

Cuando lleguen los días de oscuridad, ya no vais a tener mis casas abiertas,

entonces, clamaréis: ¡Señor, Señor, dónde estáis, ven sálvanos!

y ya no habrá Quien os escuche. 

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

383 SACRAMENTO DE LA CONFESION


383 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Y justo mientras se incendian el cielo y el lago por el fuego del ocaso, regresan hacia Cafarnaúm.

Están contentos.

Vienen hablando unos con otros.

Jesús habla poco, pero sonríe.

Hacen la observación de que, si el mensajero hubiera sido más preciso, habrían podido ahorrar camino.

Pero también dicen que la fatiga ha merecido la pena, porque un grupo de hijos de tierna edad,

ha recuperado a su padre sano,

cuando ya se estaba enfriando por la cercana muerte.

Y también porque ya no están sin un mínimo de dinero.  

Jesús dice:

–        Ya os había dicho que el Padre proveería a todo. 

Felipe pregunta:

–        ¿Y es un antiguo amante de María de Magdala?

Tomás responde:

          Parece…

Según lo que nos han dicho…   

Tadeo pregunta:

–        ¿A ti, Señor, que te dijo el hombre?

Jesús sonríe evasivamente.  

Mateo afirma:

–         Yo lo he visto más de una vez con ella, cuando iba a Tiberíades con amigos.

Esto es cierto. 

Santiago de Alfeo, insiste: 

-¡      Dínoslo hermano, condesciende a nuestra pregunta!…

La posesión demoníaca perfecta, tiene una arrogancia que se siente superior a los demás Y NO RECONOCE; pues no sólo admite señalando los pecados en los demás…

¡El hombre te pidió sólo la salud o también ser perdonado?

Con mucho desdén hacia Santiago,

Judas pregunta:

–        ¡Qué pregunta más sin sentido!

¿Pero cuándo el Señor no exige arrepentimiento para conceder una gracia?   

Tadeo lo defiende:

–         Mi hermano no ha dicho una estupidez.

Jesús cura o libera y luego dice: «Ve y no peques más»

Judas replica:

–        Porque ve ya el arrepentimiento en los corazones. 

 –        En los endemoniados no hay arrepentimiento ni voluntad de ser liberados.

Lo cual lo ha demostrado, no sólo uno.

Recuerda todos los casos y verás que huían o arremetían como enemigos;

o por lo menos intentaban una o la otra cosa.

Y si no lo llevaban a cabo era sólo porque se lo impedían sus parientes..    – concluye Judas Tadeo.

Simón Zelote añade: 

–         Y por el poder de Jesús.

La posesión demoníaca perfecta, causada por la impenitencia y el egoísmo desenfrenado; provocan la ceguera moral, emocional y espiritual que Satanás necesita, para hacer capaces a sus instrumentos de cometer los más atroces crímenes….

Judas: 

–         Pero en ese caso Jesús tiene en cuenta la voluntad de los parientes,

que representan la voluntad del endemoniado.

El cual, si no estuviera impedido por el demonio, desearía la liberación. 

Santiago de Zebedeo. exclama:

 –        ¡Cuántas sutilezas!

¿Y para los pecadores entonces?

Me da la impresión de que usas la misma fórmula, aunque no sean endemoniados.   

Mateo dice:

–         A mí me dijo: «Sígueme» 

Y no le había dicho todavía ni una palabra respecto a mi estado».    

Judas, que quiere tener siempre razón, a toda costa.

le responde:

–         Pero te la veía en el corazón.

Pedro dice: 

–        ¡Bueno, bien!

Pero ese hombre, que según la opinión general era un gran lujurioso y un gran pecador;

no endemoniado, ni poseído;

porque un demonio, con los pecados que tenía ese hombre, lo debía tener por maestro…

si no incluso por amo, moribundo, etc. etc.,

En definitiva. ¿Qué te ha pedido?

Estamos paseando por las nubes, me parece…

Hemos regresado a la primera pregunta.  .

Jesús condesciende a su deseo,

respondiendo:

–         Ese hombre ha querido estar solo conmigo, para poder hablar con libertad.-   

Lo primero que ha expuesto no ha sido su estado de salud…

Sino el de su espíritu.

Ha dicho: «Estoy muriendo, pero no cuanto he hecho creer a los demás para poderte tener pronto.

Necesito tu perdón para sanar.

Pero me basta tu perdón.

Si no me curas, me resignaré.

Lo he merecido.

Lo que te pido es que salves mi alma»

Y me ha confesado sus muchos pecados. 

Una nauseante cadena de pecados…

Jesús dice esto, pero su rostro resplandece de alegría.

Bartolomé observa:

–         ¿Y sonríes, Maestro?

¡Me sorprende!

–         Sí, Nathanael

Sonrío. Porque esos pecados ya no existen.

Y porque junto con los pecados, he sabido el nombre de la redentora.

En este caso el apóstol ha sido una mujer.   

Varios exclaman simultáneamente:

–        ¡Tu Madre! 

Otros:

–         ¡Juana de Cusa!

–        Si él iba a menudo a Tiberíades, quizás la conoce.

Jesús mueve la cabeza, negando.

Le preguntan:

–           ¿Entonces quién?

–         María de Lázaro – responde Jesús.

–         ¿Ha venido aquí?

¿Por qué sin que la viéramos ninguno de nosotros?

–         No ha venido.

Ha escrito a su antiguo compañero de pecado.

He leído las cartas.

Todas suplican lo mismo: escucharla, redimirse como ella se ha redimido, seguirla en el Bien como la

había seguido en el pecado.

Y con palabras conmovedoras y llenas de lágrimas, esas cartas le ruegan que alivie el alma de María,

del remordimiento de haber seducido su alma.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Y lo ha convertido. 

Tanto, que se había aislado en su campiña para vencer las tentaciones de las ciudades.

La enfermedad, más de remordimiento del alma que física;

ha acabado de prepararlo a la Gracia. Eso es.

¿Estáis contentos ahora?

¿Comprendéis ahora por qué sonrío?

Todos dicen:

–       Sí, Maestro.

Y luego, viendo que Jesús alarga el paso como para aislarse…

Se ponen a conversar en tono bajo entre sí…

Están a la vista de Cafarnaúm cuando, en la confluencia del camino que han recorrido ellos ,

con el que bordea el lago viniendo de Magdala, se cruzan con los discípulos, que han venido a pie,

evangelizando desde Tiberíades.

Todos, menos Margziam, los pastores y Mannahém; 

que han ido desde Nazaret hacia Jerusalén con las mujeres.

Los discípulos han aumentado, por algunos que se han unido a ellos de retorno de la misión.

Y que traen consigo nuevos prosélitos de la doctrina cristiana.

Jesús los saluda dulcemente.

Pero enseguida se vuelve a aislar en una meditación y oración profundas,

unos pasos más adelante que ellos.

(Esto es ORAR en medio del mundo)

Los apóstoles por su parte, se unen al grupo de los discípulos, especialmente con los más influyentes;

o sea, Esteban, Hermas, el sacerdote Juan, Juan el escriba, Timoneo, José de Emaús,

Hermasteo el filisteo, que al parecer vuela en el camino de la perfección),

Abel de Belén de Galilea, cuya madre va al final del nutrido grupo con otras; mujeres.

De esta manera, discípulos y apóstoles se intercambian preguntas y respuestas sobre las cosas acaecidas

desde que se dejaron. 

Así, se habla de la curación y conversión de hoy

y del milagro del estáter en la boca del pez…

Esto, por las causas que lo han originado,

suscita grandes comentarios, que se propagan de fila en fila, cual fuego aplicado a pajas secas..

UN EXORCISTA PRIVILEGIADO 7


Después que descubriera en mi primer exorcismo con David, lo que significaba el carisma de

Discernimiento,

me sucedieron tres experiencias muy particulares,

que potencializarían y harían crecer grandemente este don.

La primera me sucedió en el centro de mi ciudad.

Me gustaba mucho ir a visitar al Santísimo y en el templo de la Merced, que está

por un costado de la catedral metropolitana, está expuesto todo el día. 

Un día que salí de Misa, me senté a contemplar el centro histórico,

desde la plaza de los Laureles,

a darles de comer a las palomas y a reflexionar muchas cosas…

Entonces me sucedió algo muy curioso…

Estaba mirando la gran cantidad de gente que pasaba,

 había muchos turistas disfrutando los paseos en las calandrias,

tomándose fotografías en la fuente, comiendo refrigerio en las cafeterías  de las sombrillas,

y otros más, cuidando sus niños que corrían y jugaban alrededor de la plaza.

El mariachi tocaba melodías típicas y el tráfico vehicular, era cada vez más nutrido y ruidoso…

Estaba de moda el video de «Thriller» de Michael Jackson.

Y a los jóvenes les encantaba imitar el baile de los muertos vivientes,

al son de la música del estadounidense…

Entretenida como estaba, con lo que sucedía a mi alrededor,

no supe en qué momento, las personas de mi escenario real,

empezaron a caminar como zombies…

Yo me quedé paralizada, mientras miraba totalmente pasmada,

como hasta el policía que dirigía el tránsito vehicular, adquiría los movimientos

y la ¡Apariencia!

de los personajes de una película de terror…

Los niños que jugaban en los escalones de la fuente,

eran los únicos que mantenían apariencia normal.

¡Pero todos los demás…!

Era increíble, estaban mejor caracterizados que si un maquillador profesional,

los hubiera preparado…

A donde quiera que volteara, la situación era la misma.

La gente que salía de la catedral, también. 

De los miles de personas que me rodeaban,

sólo había una que otra lucecita que como luciérnagas, destellaban entre la multitud…

Guadalajara era una ciudad con más de cinco millones de habitantes;

el centro bullía de actividad y sin embargo…

¡Sentí una soledad tan aterradora!…

Que experimenté con una especie de shock que me inmovilizaba hasta para preguntar…

Finalmente pude hacerlo. 

–       Señor Jesús, ¿Qué significa esto?

Jesús me dijo:

–       Estás viendo tu ciudad, espiritualmente.  

Y mi Pueblo católico y cristiano, con sus almas muertas…

Después de un larguísimo momento, en el que asimilaba esto…

Me indicó: «Regresa al templo donde recibiste la Comunión…»

Obedecí y crucé la av. Hidalgo,

Cuando llegué al atrio del templo, me dijo: «Espera un poco…»

Había muchísima gente;

unos entrando a la siguiente Misa y otros saliendo de la anterior…

Me dijo que mirara a las personas y cuando lo hice, las caras desaparecían

y volví a mirar zombies.

Verdaderos muertos vivientes con diferentes grados de descomposición…

Cada uno más espeluznante que el anterior;

de todos los asistentes, sólo miré menos de una docena de luciérnagas…

Jesús sólo me dijo: «Están muertos por el pecado… 

Los que tienen Luz están vivos…»

Era tanta su tristeza, que eso me disminuyó el susto y no sabía cómo consolarlo. 

Yo dije:

–        Pero Señor, las colas para recibir la Comunión, casi rebasan la puerta de entrada…

Jesús respondió:

«Las malas confesiones y los pecados no reconocidos;

además con los  de omisión y la falta de caridad;

les impiden estar sanos…  

Era el espectáculo de una verdadera película de terror.

Ya no supe qué decir.

Avanzamos por el interior…

El templo es una joya arquitectónica medieval.

Por una nave lateral, es un pasillo lleno de confesionarios y siempre hay una media docena de

sacerdotes confesando.

cuando caminamos por allí, había una explosión de Luz, cuando el «Ego te absolvo…» destruía

los espíritus inmundos generados por el Pecado.

Salimos por una capilla de Jesús Redentor, que también tenía tres sacerdotes confesando, 

cruzamos por la zona del altar, donde iba a iniciarse la siguiente Misa,

pasamos por la puerta de la capilla donde está el Santísimo expuesto

y salimos por una puerta lateral…

En el edificio de la presidencia municipal, que está enfrente, también había mucho movimiento,

y allí no salió ninguna luciérnaga.

Fui por mi automóvil al estacionamiento y regresé a mi casa.

Cuando llegué, sólo pude susurrar:

«¡Oh, mi Señor… ¿Cómo puedo consolarte?!

Él sólo me dijo:

«¡Tengo sed! ¡Mucha sed de almas!

¡Tú estás viva, Ayúdame!»

El segundo episodio, me sucedió un Domingo también en Misa.

Cerca de mi casa hay muchos conventos y a mí me gustaba ir a uno

que abría su capilla para los vecinos que quisieran asistir. 

Ya tenía un par de domingos en que regresaba sintiéndome enferma,

y literalmente, llegaba a tumbarme en la cama y pasaba el día tratando de reponerme,

¡Pero no sabía de qué!

El domingo anterior, una vecinita que también tenía carismas

y asistía al mismo grupo de Oración que yo, había venido a visitarme,

y me dijo:

–        Rosita, ¿Puedo ir contigo el próximo  domingo, al convento donde tú vas? 

–        Claro, acompáñame.- le dije.  

Me sorprendió mucho, porque ella siempre asistía a la parroquia del Calvario con su familia.

Y el tercer domingo fuimos juntas a Misa de 7.00 am  

Cuando llegamos, me senté donde acostumbraba,

la última banca del lado izquierdo, junto con mi amiga.

Como siempre éramos casi los mismos asistentes laicos;

todos nos conocíamos y nos saludábamos, porque éramos vecinos de la misma colonia.

En la banca elegida, al otro extremo se sentaba una señora que era doméstica,

de una casa cercana;  

era una señora muy respetuosa y amable, que servía en una pequeña casa de huéspedes.

Y en la banca delantera, estaban casi los mismos fieles, con los que acostumbraba

intercambiar el saludo de la paz.

Justo frente a mí, estaba una doctora;

una mujer muy bonita que atendía en un hospital muy famoso y como yo quedaba a su espalda,

El sacerdote No debe abandonar el altar…

siempre nos tocaba darnos el saludo de la paz.

Mi amiga me dijo al oído:

–         Fíjate bien en estas dos personas, porque debo decirte algo importante…..

La Misa transcurrió como siempre,

con el único evento relevante, que después de la Comunión

yo casi no podía mantenerme en pie y mi amiga me dejó en una banca del parque cercano,

mientras iba por su automóvil para regresarnos a casa.

Yo me sentía tan mal, que por momentos creí que iba a desmayarme… 

Mi amiga estuvo al pendiente de mí los siguientes tres días,

hasta que casi recuperé la normalidad…

El siguiente sábado, llegó a mi casa y nos pusimos a orar juntas…

Entonces me dijo:

Mañana, antes de ir a Misa rezarás el rosario de la Preciosísima Sangre

y yo te acompañaré desde mi casa. 

Luego vendré por ti y volveremos a ir juntas al convento.

Así lo hicimos. 

Todo fue igual que siempre, salvo con una diferencia:

Al empezar la Misa, me atacaron dos demonios muy poderosos, eran ángeles caídos, 

¡¿Cómo era posible que atacaran en plena Misa?! 

«Pues si Dios no perdonó a los Angeles que pecaron, sino que, precipitándolos en los abismos tenebrosos del Tártaro, los entregó para ser custodiados hasta el Juicio;»
II Pedro, 2 

No lo podía comprender…

Pero no pudieron hacerme nada, porque yo estaba cubierta con la Sangre Preciosa de Jesús

fue un poderoso escudo…

Luego a la hora de ir a tomar la Comunión, ví una multitud de espíritus inmundos;

a cual más de horripilantes, arremolinados contra mí, como una jauría de  hienas furiosas…

Tampoco pudieron hacerme nada.

Finalmente llegó otro demonio, al que le pude ver el nombre: Asmodeo…  

Era gigantesco y horripilante.

Fue la primera vez que hice fila para comulgar, sin la oración que acostumbraba;

yo seguía sin entender nada,

Pero si Jesús lo estaba permitiendo, ya me diría la razón.

El Demonio me amenazó furiosísimo, lleno de impotencia y de rabia homicida…

Pero se quedó con ellas, porque no pudo tocarme tampoco.

En la parte final de la Misa, Jesús me mostró al obispo y al sacerdote que oficiaban; 

Literalmente eran un par se cadáveres momificados,

como alguna vez ví las que exhibían  en el museo de Guanajuato…

Recibí la Bendición final y yo estaba en shock.

Mi amiga me sacó de la Iglesia y yo no podía asimilar lo que estaba pasando…

Cuando llegamos a la casa, empezamos a platicar… 

Y se desarrolló la siguiente conversación:

Mary me dijo:

–         ¿Entiendes  ahora, por qué te sientes enferma al regresar de la iglesia? 

Y yo exclamé:

–         ¡Todos esos monstruos me estaban golpeando! 

–          Los dos primeros ¿Sabes quienes son?   

Tenían los nombres mencionados en el Libro de Enoch.

Yo los mencioné… 

Mary tenía un Discernimiento más crecido y trabajado que el mío,

y   me explicó:

–           Uno era de la señora amable, de la misma banca que nosotros,

porque es una bruja que practica la magia negra

y rinde culto a la santa muerte porque es muy vengativa.

El otro era de la doctora que estaba en la banca delantera;

es otra bruja de la Nueva Era, que practica amarres amorosos y otras cosas…  

Y el gigante Asmodeo, se alimenta de todos los lujuriosos que no renuncian a sus vicios

y se atreven a comulgar… solamente en esta capilla.

Yo me sentí abatida.

¡Si esto pasaba en Misa…!

¿Qué sucedía en el mundo…?

Mary continuó:

–         ¿Y la horda de los que querían destrozarte, cuando íbamos a comulgar?

¿Supiste quienes eran?

–           Pude ver sus nombres, cuando me agredían sin poder golpearme…

¿Te diste cuenta que eran diferentes?

–           Sí.

No eran ángeles caídos. ¡Eran espíritus inmundos!  

Y los espíritus momificados del sacerdote y el obispo;

fué por la falta de vida sobrenatural..

Por la falta de FE y vida de oración profunda…

Y llegó el impacto final…

–           Así es.

Los espíritus inmundos generados por las monjas y los religiosos.

¡Eran sus pecados vivos, queriendo destrozarnos! 

Yo pensé:

¡Si la gente lo supiera, qué católicos tan diferentes serían! 

Y Jesús me dijo: “Cuando llegue el momento, lo revelarás…”

El tercer episodio sucedió así:

Estábamos en Pátzcuaro de vacaciones

y una de mis hermanas, acababa de asistir al funeral de su suegra,

que había muerto de un infarto.

A ella le tocó acompañarla en sus últimos momentos y no tuvo auxilios espirituales;

porque sucedió en la autopista, muy lejos de la iglesia. 

La suegra era una mujer envidiosa y llena de amargura, que tuvo una existencia muy infeliz;

y odiaba a casi todo el mundo. 

Tenía un carácter violento e intrigante. 

Cuando estábamos en el lago, mi hermana empezó a discutir y como traté de apaciguarla,

la agarró contra mí…

Y se desquitó conmigo.

En lo álgido de la discusión, pude ver que no era mi hermana la que quería pelear…

Distinguí claramente los espíritus inmundos y los ángeles caídos, que querían robarme la paz.  

Y también pude ver cómo entraron en ella…  

Todo sucedió en aquel viaje, dónde murió su suegra.

Cuando mi hermana la auxiliaba con su terror a la muerte…

¡Sus habitantes espirituales salieron de ella y entraron en mi hermana, mientras la sostenía!

Fue a través del momento de la agonía de la mujer, antes de que sucumbiera al infarto.

Y cómo en una explosión de luz, me quedó muy claro,

por qué los judíos tenían rituales tan complicados, cuando tocaban muertos

y por qué despreciaban tanto a los paganos y pecadores…

Y por eso no querían visitar las ciudades romanas con templos dedicados al paganismo.

También comprendí por qué la violación, es una de las armas favoritas de Satanás,

para destruir a los inocentes y a los que quiere enloquecer con la desesperación…

Los demonios cambian de casa, pasando del agresor a la víctima;

continuando y aumentando su acerbo de destrucción,

¡Porque NADIE CREE, en la actividad demoníaca…!

Mientras asimilaba lo que estaba viendo, dejé de contestarle a mi hermana,

¡Y se acabó la discusión!

Comprendí que no era mi hermana la que me estaba ofendiendo

y esto facilitó enormemente el que yo pudiera perdonarla,  …

Entonces Jesús me dijo:

«Lee la historia de José, desde el capítulo 37 del Libro del Génesis…

Y entenderás la clase de perdón que quiero que practiques…

Esta lección la recuerdo, cada que vislumbro al que está detrás de nuestros perseguidores,

y se facilita mucho la práctica del Perdón…

Por mi parte, abracé a mi hermana y el motivo de la disputa se evaporó

sobre las apacibles aguas de Pátzcuaro.

Terminamos nuestro período de vacaciones, tan contentas como siempre…  

382 LA ESTATERA


382 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Las dos barcas tomadas para volver a Cafarnaúm se deslizan por un lago

inverosímilmente calmo: una verdadera lastra de cristal zarco, que, en cuanto pasan

las dos barcas, recompone su lisa unidad.

Pero no son las barcas de Pedro y Santiago, sino otras dos, alquiladas en Tiberíades.

Y Judas se lamenta un poco por haberse quedado sin dinero después de este

último gasto.

Y Judas dice a Tomás:

–         Hemos pensado en los demás.

¿Pero en nosotros?

¿Cómo nos las vamos a arreglar ahora?

Tenía esperanzas de que Cusa…

Pero nada

Estamos en las condiciones de un mendigo, uno de tantos como ahora salen a los

caminos a pedir limosna a los peregrinos.

Rezongando, en voz baja.

Pero éste, bondadoso, responde:

–        ¿Y qué tendría de malo si fuera así?

Yo no me preocupo de nada.

–        Sí, pero a la hora de comer eres el que quiere comer más que ninguno.

–        ¡Claro! Tengo hambre.

También en el hambre soy vigoroso

Bien, pues hoy, en vez de pedir al que suministra el pan y las viandas,

pediré directamente a Dios.

–        ¡Hoy! ¡Hoy!

Mañana estaremos en las mismas condiciones.

Pasado mañana será lo mismo.

Y estamos yendo hacia la Decápolis, donde no nos conocen y son medio paganos.

No es sólo el pan, también se gastan las sandalias, y luego…

Los pobres que te dan la lata y uno se podría sentir mal y…

–        Y, si sigues más todavía,

dentro de poco ya me habrás imaginado muerto

y tendrás que proveer para un funeral.

¡Pero cuántas preocupaciones!

Yo… Es que no tengo ninguna preocupación.

Estoy alegre, tranquilo como un recién nacido.

Jesús, que parecía absorto en sus pensamientos,

sentado en la proa, casi en el borde,

se vuelve y dice fuerte a Judas que está en la popa.

Pero lo dice como hablando a todos:

–        Está muy bien no tener ni un dracma.

Así brillará más la paternidad de Dios incluso en las cosas más pequeñas.

Judas dice con acritud:

–        Desde hace unos días para ti está todo bien.

Bien si no se produce un milagro,

bien si no nos dan dinero, bien haber dado todo lo

que teníamos; en definitiva, todo bien…

Pero yo me siento muy incómodo…

Eres un Maestro grato,

un santo Maestro, pero para la vida material… no vales nada.

Judas lo ha dicho, como haciendo una observación a un hermano bueno de cuya

bondad imprevisora incluso se gloría.

Y Jesús, sonriendo,

le responde:

–        Es mi mejor cualidad:

Ser un hombre que no vale nada para la vida material…

Y, repito: está muy bien no tener ni un dracma.

Y sonríe luminosamente.

La barca roza en el guijarral.

Se detiene.

Bajan de ella.

Mientras tanto, la otra barca se acerca para detenerse.

Jesús, con Judas, Tomás, Tadeo y Santiago, Felipe y Bartolomé,

se encamina hacia la casa…

Pedro baja de la segunda barca, con Mateo, los hijos de Zebedeo, Simón Zelote y Andrés.

Pero Pedro no se pone en marcha como todos,

sino que se queda en la orilla hablando con los barqueros que los han traído,

Y luego los ayuda a partir de nuevo.

Después, se vuelve a poner la túnica larga y remonta la playa en dirección a la casa.

Atravesando la plaza del mercado, vienen hacia él dos, lo paran,

y dicen:

–        Escucha, Simón de Jonás.

–        Escucho.

¿Qué queréis?

–        ¿Tu Maestro, por el hecho de serlo, paga o no las dos dracmas que

corresponden al Templo?

–        ¡Claro que las paga!

¿Por qué no lo iba a hacer?

–        Pues… porque dice que es el Hijo de Dios y…

–        Y lo es – replica secamente Pedro, que ya está rojo de indignación.

Luego añade:

–        «Pero, dado que también es un hijo de la Ley,

el mejor que tiene la Ley, paga sus dracmas como todo israelita…

–        Según lo que sabemos no es así.

Nos han dicho que no paga, así que le aconsejamos que pague.

Pedro, cuya paciencia está para agotarse,

balbucea:

–        Mmm-m-m

Mmm-m-m…

Mi Maestro no necesita vuestros consejos.

Id en paz y decid al que os envía que las dracmas serán depositadas en la primea ocasión.

–        ¡En la primera ocasión!…

¿Y por qué no enseguida?

¿Quién nos asegura que lo vaya a hacer, si está siempre acá o allá sin rumbo fijo?

–           Enseguida no, porque en este momento no tiene ni un dracma.

Podríais ponerlo boca abajo y no caería al suelo ni una sola moneda.

Estamos todos sin un solo denario, porque nosotros, que no somos fariseos,

que no somos escribas, que no somos saduceos, que no somos ricos,

que no somos espías, que no somos áspides,

normalmente damos lo que tenemos a los pobres, por su doctrina. ¿Entendéis?

Y ahora hemos dado todo.

Y mientras no intervenga el Altísimo podemos morir de hambre o ponernos a pedir

limosna en una esquina de la calle.

Decid también esto a los que dicen que Él es un comilón ¡Adiós!

Y los deja plantados y se marcha barbotando y ardiendo de enojo.

Entra en casa y sube a la habitación de arriba, donde está Jesús escuchando a uno

que le ruega que vaya a una casa que está en el monte de detrás de Magdala,

donde hay uno muriéndose.Jesús despide al hombre prometiendo que irá enseguida,

Luego cuando éste se marcha,

se vuelve hacia Pedro, que se ha sentado en un rincón y está pensativo,

y le dice:

–        ¿Qué opinas, Simón?

¿Según las reglas, los reyes de la tierra de quién reciben los tributos y el censo?,

¿De sus propios hijos o de los extraños?

Pedro se sobresalta.

Dice:
–        ¿Cómo sabes, Señor, lo que debía decirte?

Jesús sonríe haciendo un gesto como diciendo:

«        No le des importancia».

Luego agrega:

–        Responde a lo que te pregunto.

–        De los extraños, Señor.

–        Entonces los hijos están eximidos, como efectivamente es justo

Porque un hijo es de la sangre y casa de su padre.

Y no debe pagar al padre sino el tributo del amor y la obediencia.

Así que Yo, Hijo del Padre, no debería pagar tributo al Templo,

que es la casa del Padre.

Les has respondido bien.

Pero, como hay una diferencia entre tú y ellos…

Y es ésta:

Que tú crees que Yo soy el Hijo de Dios.

Y ellos y quienes los han enviado no lo creen;

pues, para no escandalizarlos, pagaré el tributo.

Y además enseguida,

mientras están todavía en la plaza recaudando.

Los apóstoles se han acercado y oído el asunto a tratar.

Judas pregunta:

–        ¿Y con qué, si no tenemos ni un céntimo?

¿Ves como es necesario tener algo?

Felipe dice:

–        Se lo pedimos prestado al dueño de la casa.

Jesús hace con la mano un gesto de guardar silencio,

y dice:

–        Simón de Jonás, ve a la orilla del mar y echa lo más lejos que puedas

un sedal provisto de un anzuelo resistente.

En cuanto pique el pez, tira hacia ti el sedal.

Será un pez grande.

En la orilla ábrele la boca.

Encontrarás dentro un estáter.

Tómalo,

Ve donde aquellos dos y paga por Mí y por ti.

Luego trae el pez.

Lo asaremos.

Y Tomás, caritativamente, nos proveerá de un poco de pan.

Comeremos e iremos enseguida donde el hombre que está muriéndose.

Santiago y Andrés, preparad las barcas, que las usaremos para ir a Mágdala;

la vuelta la haremos esta noche a pie para no estorbar la pesca a Zebedeo y al

cuñado de Simón.

Pedro se marcha.

Un rato después se le ve en la orilla,

montando en una barca cuya proa está ya metida en el agua.

Echa un cordel delgado y fuerte, provisto hacia el final de una piedra pequeña, o

plomo, y que termina en el hilo fino del sedal propiamente dicho.

Las aguas del lago se abren con salpicaduras de plata cuando el peso se hunde en él;

luego todo vuelve a la calma mientras las aguas se serenan después de un alejarse de

giros concéntricos…

Pasa un rato.

El cordel, que estaba flojo en las manos de Pedro, se tensa y vibra…

Pedro tira, tira, tira.

La cuerda sufre sacudidas cada vez más enérgicas.

Al final, da un tirón y el sedal emerge con su presa, que se contorsiona en el aire,

formando un arco por encima de la cabeza del pescador,

para luego caer en la arena amarillenta,

donde se contuerce, sufriendo el espasmo del

anzuelo que le hiende el paladar y el de la asfixia que comienza.

Es un magnífico pez, grande como un rombo del peso de al menos tres quilos.

Pedro le arranca el anzuelo de los labios carnosos, le mete en la garganta su grueso

dedo y extrae una gruesa moneda de plata.

La coge entre el pulgar y el índice y la levanta para mostrársela al Maestro,

que está en el pretil de la terraza.

Luego recoge el cordel, lo enrolla, toma el pez

y se echa a correr en dirección a la plaza.

Los apóstoles se han quedado todos de piedra…

Jesús sonríe,

y dice:
–        Así habremos eliminado un escándalo…

Regresa Pedro:

–        Ya estaban para venir aquí

Y además con Elí, el fariseo.

He tratado de ser delicado como una niña.

Los he llamado y he dicho:

–        «¡Eh, enviados del Fisco!

Tomad. ¿Son cuatro dracmas, verdad?

Pues dos por el Maestro y dos por mí.

¿Estamos en paz, no?

Hasta que nos veamos en el valle de Josafat,

especialmente contigo, querido amigo».

Se han ofendido porque he dicho «Fisco»

«Somos del templo, no del Fisco.”

«Cobráis impuestos como los recaudadores.

Todo recaudador para mí es “fisco” «‘ he respondido.

Pero él me ha dicho:

«¡Insolente! ¿Me estás deseando la muerte?».

«¡No, amigo! De ninguna manera.

Te deseo un feliz viaje al valle de Josafat.

¿No vas para la Pascua a Jerusalén?

Pues podremos encontrarnos por allí, amigo».

«No lo deseo, ni quiero que te permitas llamarme amigo tuyo.”

«Efectivamente, es demasiado honor» he respondido.

Y me he vuelto.

Lo mejor es que estaba allí medio Cafarnaúm,

que ha visto que he pagado por Ti y por mí.

Así esa vieja serpiente ya no podrá decir nada.

Los apóstoles no han podido evitar reírse por la narración y 1a mímica de Pedro.

Jesús quiere estar serio, pero una leve sonrisa se escapa, no obstante, de sus labios

mientras dice:

–        Eres peor que la mostaza.

Y termina:

–        «Asad el pez.

Y vamos a darnos prisa, que para la puesta del sol quiero estar aquí de nuevo.

381 PARA LOS EXORCISTAS


381 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Están ahora nuevamente en la casa de Nazaret.

Esparcidos en el rellano de los olivos, en espera de separarse para ir a descansar.

Ya ha oscurecido y la luna se levanta tarde, así que han encendido una pequeña

hoguera para aclarar la noche;

Una noche tibia, «demasiado incluso» como sentencian los pescadores previendo

próximas lluvias.

Y es bonito estar allí, todos unidos:

las mujeres en el huerto florecido, alrededor de María;

los hombres aquí arriba.

Y en el borde del rellano, de forma que lo vean tanto éstos como aquéllas,

Jesús, respondiendo a uno o a otro, mientras las discípulas escuchan atentas.

Deben haber referido lo del epiléptico curado al pie del monte y todavía siguen los

comentarios al respecto.

Simón de Alfeo exclama:

–        ¡Vamos, que has hecho falta Tú!

¡Pero ni siquiera el ver que incluso sus exorcistas no podían nada,

a pesar de haber dicho que habían usado las fórmulas más fuertes,

ha convencido a esos cernícalos!

Dice, meneando la cabeza, el barquero Salomón:

–        Y no convencerán a sus escribas ni siquiera diciéndoles sus conclusiones.

–        ¡Ya, claro!

Me parecía que hablaban bien, ¿No es verdad?

Hermas agrega:

–        Muy bien.

Excluyeron todo tipo de sortilegio demoníaco en el poder de Jesús.

Y dijeron que se sintieron invadidos de profunda paz

cuando el Maestro hizo el milagro;

mientras que cuando sale de uno un poder malvado lo sienten como un sufrimiento

–        ¡Pero hay que ver qué espíritu más fuerte!

¡No se quería marchar!

Pero, ¿Cómo es que no lo tenía continuamente poseído?

–        ¿Era un espíritu rechazado, solitario?

¿O era tan santo el muchacho, que por sí mismo lo repelía?

Jesús responde espontáneamente:

–        He explicado varias veces que toda enfermedad,

siendo un tormento y un desorden, puede esconder a Satanás.

Y Satanás se puede esconder en una enfermedad, usarla, crearla, para atormentar y

hacer blasfemar contra Dios.

El niño era un enfermo, no un poseído.

Un alma pura.

Por eso con gran alegría la he liberado del astutísimo demonio,

que quería dominarla hasta el punto de hacerla impura.

Judas pregunta:

–        ¿Y por qué, si era una simple enfermedad,

no hemos podido resolverlo nosotros?

Tomás agrega: .

–      ¡Sí, eso!

Se comprende que los exorcistas, si no era un endemoniado,

no hayan podido hacer nada.

Pero nosotros..

Y Judas de Keriot que no ha encajado la afrenta de haber intentado muchas veces

con el muchacho

y haber obtenido sólo que cayera en un estado de agitación con convulsiones dice:

–        Pero nosotros…

Hasta parecía que se le empeorase.

¿Recuerdas, Felipe?

Tú que me ayudabas oíste y viste las burlas que me dirigía.

Me dijo incluso: «¡Vete! De los dos el más demonio eres tú».

Lo cual hizo que a mis espaldas se rieran los escribas.

Jesús pregunta como sin interés:

–        ¿Y ello te ha dolido?

–         ¡Claro que sí!

No es una cosa bonita que se burlen de uno.

Y no es útil cuando se es apóstol tuyo.

Se pierde autoridad.

Judas está tan ciego a la Verdad,

La posesión demoníaca perfecta, causada por la impenitencia y el egoísmo desenfrenado; provocan la ceguera moral, emocional y espiritual que Satanás necesita, para hacer capaces a sus instrumentos de cometer los más atroces crímenes…. 

que no reconoce que el Demonio le dió la razón, por la cual es un apóstol indigno...

–        Cuando uno tiene a Dios tiene autoridad,

aunque el mundo entero se burle, Judas de Simón.

–        De acuerdo.

Pero Tú aumenta, al menos en nosotros los apóstoles, el poder;

para no sufrir otra vez ciertas derrotas.

–        Ni es justo ni sería útil que Yo aumentara el poder.

Por vosotros mismos lo tenéis que hacer, para salir vencedores.

Si habéis fracasado ha sido por vuestra insuficiencia, y también por haber disminuido

cuanto os había dado, con elementos no santos que habéis querido añadir

esperando mayores triunfos.

Judas pregunta:

–        ¿Lo dices por mí, Señor?

–        Tú sabrás si lo mereces.

Hablo a todos.

Bartolomé pregunta:

–        ¿Pero entonces qué hay que tener para vencer a estos demonios?

–        Oración y ayuno.

No se necesita nada más.

Orad y ayunad.

Y no sólo en la carne.

Por eso bien está el que vuestro orgullo haya quedado en ayunas, sin ser satisfecho.

El orgullo saciado vuelve apáticas la mente y el alma.

Y la oración se hace tibia, inerte; de la misma forma que el cuerpo demasiado lleno

está somnoliento y pesado.

Y ahora vamos también nosotros al justo descanso. 

Que mañana al amanecer todos,

menos Mannahém y los discípulos pastores,

estén en el camino de Caná.

La paz sea con vosotros.

Y retiene a Isaac y a Mannahém y da particulares instrucciones para el día siguiente,

día de la partida para las discípulas y María,

que, junto con Simón de Alfeo, y Alfeo de Sara, empiezan el peregrinaje pascual. –

Pasaréis por Esdrelón para que Margziam vea al anciano.

Daréis a los labriegos la bolsa que por indicación mía os ha dado Judas de Keriot.

Y durante el viaje socorreréis a todos los pobres que os encontréis, con la otra que os

he dado hace poco.

Cuando lleguéis a Jerusalén, id a Betania

y decid que me esperen para la luna nueva Nisán.

Poco podré tardar a partir de ese día.

Os confío a la persona que más estimo y a las discípulas.

Pero estoy tranquilo de que estarán seguras.

Partid.

Nos volveremos a ver en Betania y estaremos bastante tiempo juntos.

Los bendice.

Y mientras ellos se alejan en la noche, salta hacia abajo, al huerto.

Y entra en casa, donde ya están las discípulas y su Madre,

que, con Margziam, están apretando los cordones de los fardos de viaje

y disponiendo todas las cosas para esta ausencia cuya duración no se conoc