P UNA MISIÓN DE AMOR


EL TERCER PURGATORIO

47. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos,  ser arrojado a la Gehenna Marcos 9 47

En el Infierno, los demonios torturan el cuerpo espiritual

en los miembros con los cuáles se pecó, porque los espíritus inmundos generados por el pecado;

están adheridos en el cuerpo espiritual al órgano del cuerpo físico, usado para cometer el pecado….

Y los pecados convertidos en vicios, terminan generando monstruos tan poderosos…

Que CASI igualan en poder y maldad, a los propios  ángeles caídos. 

(Una vez el Señor dijo

QUE EL MISMO INFIERNO ESTABA ATEMOSIZADO, 

por la audacia y la temeridad del hombre para pecar) 

Las consecuencias de esto a la hora de ser torturados en el Infierno, son tan gravísimas; 

que son prácticamente inimaginables, para nuestro pobre intelecto humano;  

pero TAN REALES, que hablaremos de ello en otro artículo posterior.

En el Tercer Purgatorio, en la zona más profunda que colinda con el Infierno,

están los que se han salvado, por la intercesión de los corredentores y prácticamente ha sido

sólo una gracia, el que hayan escapado de las garras de Satanás.

En esa zona, están los que menos saben amar, están intoxicados por el egoísmo y por el Odio….

Y algunos están gravados con tremendos vicios, por eso las oraciones no llegan allí.

Y las que se aplican por ellos, son gracia para otros,

que también las necesitan y por las que nadie ora…

¿Por qué las Oraciones no llegan a ellos…?

Los ángeles caídos fueron creados por Dios, habitan en el Infierno, el reino del Odio,

donde su única diversión es torturar a las almas que se condenaron.

Los Pecados son ejecutados por los hombres, en rebeldía a Dios y a su Ley de Amor…

Los pecados son espíritus vivos, adheridos al alma humana,

Y SON LOS QUE SE CONVIERTEN EN ESPÍRITUS INMUNDOS,.

Cómo están adheridos al alma,

porque se sustentan de la maldad existente en el espíritu humano;

Si no han sido destruidos por el arrepentimiento y el Sacramento de la Confesión,

Acompañan al alma salvada hasta el Purgatorio, donde desfogan su odio contra sus creadores,

Y donde sólo pueden ser destruídos,

por el Fuego Purificador y Expiatorio en el Tercer Purgatorio.

Y éstos espíritus inmundos, hacen el mismo trabajo, que los demonios en el Infierno:

¡Torturando implacables a sus creadores!

La misericordia de Dios permite a estos aliados del infierno,

hacer el tratamiento que aplicamos en la lavandería, cuando usamos cloro,

con la ropa muy manchada…

Por eso no está errada la expresión:

“Que los corredentores también salvamos almas, del Purgatorio

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Porque con el Rosario a la Preciosísima Sangre, podemos destruir a los espíritus inmundos y

Rescatar almas para elevarlas al siguiente nivel, del Tercer Purgatorio,

Donde ellos nos agradecen el haberlas librado de los tormentos infernales,

que ellos mismos se procuraron con su impenitencia…

Sólo cuando hemos atestiguado  este tremendísimo nivel de Sufrimiento,

somos capaces de entender, compadecer y actuar,

para ejercer nuestra misión como salvadores

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRITO

Noviembre 30 de 2021

Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Mi Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Yo Soy el Buen Pastor y voy buscando siempre Mis ovejas.

Todos vosotros, creados por Mi Padre, que les ha dado vida para venir a servirMe a Mí

y a Mi Santísima Trinidad, vuestro Dios,

sois las ovejas de Mi Rebaño.

Pero muchas ovejas han salido a buscar otros pastizales,

que creen que esos pastizales les van a alimentar como Mis Palabras, Mis Obras, como Mi Amor,

y no es así, Mis pequeños.

Por eso Me he manifestado mucho y también Mi Madre, la Siempre Virgen María, se ha manifestado mucho,

para haceros ver a todos vosotros, que los verdaderos pastizales, son aquellos que Yo he sembrado,

que es Mi Palabra, Mis Obras, Mi Amor.

Aquellos que se alimentan correctamente, tendrán vida eterna Conmigo, vuestro Dios,

pero hay muchas ovejas, que ya no son de este rebaño, de Mi Rebaño y creen tener la Verdad

y están muy errados;

Satanás las ha desviado, les ha dado un conocimiento que no es el correcto,

que está muy lejos de las Verdades que Yo, como Dios, os he traído.

Mis pequeños, hay muchos lobos a su alrededor, que os llevan a otros pastizales,

que os dan de comer de algo diferente que no es lo Mío, y os desvían,

que os llevan a errores, que os llevan a fantasías,

las cuales os separan de la realidad Divina, que Yo, como Dios, os he traído.

Hay almas, que se dejan mover por la Verdad, aún a pesar de que estaban en esos otros pastizales,

en esas otras enseñanzas que no son las Mías.

Y, así, es como conocéis de hermanos vuestros que vivían en el error y que cometían grandes faltas,

a veces, muy graves, contra vosotros, los que estáis Conmigo,

contra las Enseñanzas que Yo os he dejado o contra todos los rebaños del mundo.

Esos lobos, solían destruir, matar, no les importaba lo que sucediera en el futuro a las ovejas,

eran instrumentos de Satanás.

Ya os he dicho, Mis pequeños, que Satanás os quiere destruir a todos vosotros,

y lo voy a decir así: a buenos y a malos.

Quiere destruir toda la Creación, quiere destruir todo lo que Yo os he dado en Palabras, en Obras,

en Acciones, aun todo lo creado por Mi Padre para el bien de todos vosotros.

Pero Yo, como Buen Pastor y con Mi Madre, vaMos alrededor del mundo moviendo corazones.

Por eso os he dicho que no está en vosotros juzgar, porque hay almas que, siendo malas a vuestros ojos,

pueden ser tocadas por Mi Amor, tocadas por Mis Palabras,

tocadas por la Vida que Yo os he enseñado, que os lleva directamente al Reino de los Cielos.

Y éstas almas, a las que vosotros condenarías, son salvadas.

Y a veces, esas almas pueden estar en mejor condición espiritual que vosotros mismos, que estáis Conmigo,

o que sentís que prácticamente ya os ganasteis el Cielo, porque estáis Conmigo,

pero vuestras obras, ya no son meritorias.

Por eso, el Único que puede Juzgar, Soy Yo, vuestro Dios.

Manteneos siempre humildes, sencillos, y orando por aquellos que sabéis que se han desviado del camino,

pero pedid que Mi Santo Espíritu les toque y vuelvan al redil,

el Cielo es para todos, de ahí salisteis y vuestro lugar está ahí.

Desgraciadamente, el Enemigo Me quita muchas almas

y son relativamente pocas las que regresan a vuestro Hogar Eterno,

y esto Me causa un gran dolor,

De cualquier manera, como no está en vosotros el juzgar, orad por todos.

Y muchas almas podrán ser tocadas y salvadas, por vuestra intercesión. 

No despreciéis los efectos benéficos y poderosos de la Oración.

Ofreceos continuamente en reparación por vuestros mismos pecados y por los de vuestros hermanos.

Reparad por los dolores que Me causan vuestros pecados y los de vuestros hermanos.

POCO OS ACORDÁIS DE QUE YO SIGO SUFRIENDO,

PORQUE EL PECADO ESTÁ CADA VEZ MÁS FUERTE ENTRE VOSOTROS,

PORQUE FÁCILMENTE OS ENGAÑA SATANÁS.

OS HACE LA VIDA FÁCIL,

OS COLMA DE TENTACIONES EN LAS QUE CAÉIS,

GOZÁIS POR UN TIEMPO,

Y MUCHOS MORÍS EN ESOS PECADOS

A DONDE OS HA LLEVADO SATANÁS

Y OS PERDÉIS ETERNAMENTE.

Es muy astuto este Lobo, os conoce muy bien, Mis pequeños,

y podéis caer muy fácilmente, si no vivís en la Oración y en estado de Gracia,

porque cuando vivís así, Mi Santo Espíritu os estará aconsejando, en vuestro interior, qué hacer,

a dónde ir, a quién invocar, para que Satanás, el Lobo, no os lleve por caminos equivocados.

Yo Soy el Buen Pastor y seguiré cuidando a Mi Rebaño.

Orad, pues, Mis pequeños, para que no os dejéis engañar por el lobo

y para que puedan, vuestras Oraciones, tocar a aquellos hermanos vuestros

que están bajo el influjo de la Maldad de Satanás, SALVADLES 

Yo os lo pagaré eternamente en el Reino de los Cielos.

Cuando hay amor en vuestro corazón para darlo a vuestros hermanos,

la paga es grande, porque Mi Amor paga inmensamente, el bien que le hacéis a vuestros hermanos.

La Oración y la Reparación debe ser algo cotidiano en vosotros. 

¡Son tantos, tantos los pecados que Me llegan desde la Tierra al Cielo!

¡Es tanto Mi Dolor!

Sigo sufriendo la Crucifixión.

Son tantos vuestros hermanos a los que no les interesa Mi Dolor, Mis Penas,

a pesar de que Yo Me di por cada uno de vosotros. 

Por eso, los dolores de parto que está sufriendo esta Humanidad, se irán incrementando,

si esta Humanidad no entiende que todo lo que les está llegando de dolor, es por causa vuestra,

no es venganza Mía, como algunos lo pueden tomar

o por casualidad, como otros también lo dicen. 

No, Mis pequeños,

esto no es cíclico, hacedle saber esto a vuestros hermanos,

QUE MUY LEJANOS ESTÁN DE ENTENDER

LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO

Ciertamente, están sufriendo por su economía, están sufriendo de enfermedades,

están sufriendo de la Naturaleza que se rebela ya contra el hombre y ni aun así entienden,

piensan solamente en lo humano, en lo temporal, EN LO MATERIAL en su economía

Y NO PIENSAN EN SU FUTURO ETERNO...

Tendréis un tiempo Mis pequeños, en que todo lo que os he enseñado,

lo daréis a vuestros hermanos, porque lo necesitarán;

serán tocados por Mi Amor, todavía, Mi Misericordia, tratará de salvar almas,

tratará de hacer entender a esta generación, que a punto está del cambio. 

 QUE MUCHO DE LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO,

ES POR VOSOTROS MISMOS,

PORQUE, PRECISAMENTE,

POR LA MALDAD QUE YA TENÉIS EN VUESTRO CORAZÓN,

ES INEVITABLE, YA,

EL QUE YO APARTE MUCHÍSIMAS ALMAS, DE AQUÍ, DE LA TIERRA,

PORQUE SATANÁS LAS HA TOMADO,

LAS HA INFECTADO CON SU MALDAD

Y ELLAS YA NO SABEN RECONOCER ENTRE EL BIEN Y EL MAL.

¡Es una lástima que tantas almas vayan a tener que ser eliminadas!,

pero no todas condenadas, porque por medio de vuestra Oración de intercesión,

muchas se han de salvar. 

Pero ME DUELE,  Me duele a Mí, como vuestro Hermano, vuestro Redentor, vuestro Dios,

que todo lo que heMos hecho en Nuestra Santísima Trinidad, no haya hecho mella

EN TODOS ESTOS CORAZONES TIBIOS,

MEDIOCRES O MALOS

porque han preferido seguir al Maligno, que les promete los goces temporales

y no se quieren someter estas almas, al cambio que les dará la Vida Eterna.

Os sigo amando, os sigo buscando, aunque Yo siga sufriendo,

Me sigo dando por vosotros, sigo sufriendo los dolores físicos y espirituales

por esta gran cantidad de almas que no quieren someterse libremente a Mi Amor.

¿Qué os he hecho para merecer todo esto?

De Mí, habéis obtenido solamente Amor, os he educado para que con esta educación

llegarais a ser santos. 

Os he hecho jueces de vosotros mismos, para que conocierais cómo atacar el Mal que llega a vosotros

y cómo buscar el Bien, que os deja un lugar muy grande en Mi Corazón.

El Amor lo es todo, Mis pequeños:

el Amor es Vida, es plenitud,

pero ES MI AMOR

NO los amoríos pecaminosos que estáis viviendo y que tanto os he hablado de ellos.

Mi Amor es el que os da la vida eterna, es el que os da las alegrías, pero también las tristezas,

porque también os dije que: “aquellos que quisieran venir en pos de Mí,

tomaran su Cruz y Me siguieran”. 

Sí, el AMOR TAMBIÉN PRODUCE DOLOR

Y lo habéis vivido la gran mayoría de vosotros, pero Me lo seguís causando a Mí, ese DOLOR,

Dolor, que no Me lo merezco, lo sigo sufriendo por causa de vosotros mismos.

Queréis vivir a gusto, sin problemas, pero vais siempre buscando el Mal, la mediocridad;

todo lo malo que existe a vuestro alrededor lo aceptáis en vuestra existencia,

en vuestro modo de vida.

¿Cómo pues, queréis vosotros llegar a la santidad de vida, si estáis buscando todo lo contrario?

¿Cómo pues, queréis tener paz a vuestro alrededor, que la Naturaleza no os ataque,

COMO OS ESTÁ PASANDO AHORA 

Si vosotros no respetáis Mi Creación, que la puse a vuestra disposición?

Estáis sufriendo porque no estáis respetando Mis Leyes, Mis Mandatos.

Os peleáis los unos a los otros, os matáis hasta por cualquier cosa pequeña, de poco valor.

No ponéis gran cosa de vuestra parte,

y queréis que todos estos males se remedien, como si vosotros os lo merecierais,

Entended, que lo que estáis viviendo, ES POR CAUSA VUESTRA 

vosotros tenéis el remedio y os lo he pedido y explicado varias veces:

Postrado ante la Cruz en la que has muerto y a la que yo también te he condenado. Sólo puedo decirte hoy que lo siento, que te amo y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados. Perdóname Señor, HOY ME ARREPIENTO, Perdóname Padre mío por mi maldad, perdóname Señor, por mis errores, perdóname señor por mis pecados. PERDÓNAME SEÑOR, HOY ME ARREPIENTO, PERDÓNAME MI DIOS, CRUCIFICADO.

si os arrodillarais y Me pidierais perdón de corazón, esto cambiaría.

Pero no hay Humildad en vosotros, no os importa, en lo absoluto, el darMe un gusto a Mí, vuestro Dios.

Y TAMPOCO OS IMPORTA VUESTRO PRÓJIMO 

que uniéndoos unos con otros, PUDIERAIS AYUDAR A AQUELLOS 

que tienen una espiritualidad deplorable.

NO ENTENDÉIS,

Y LOS ACONTECIMIENTOS FUERTES Y DOLOROSOS

ESTÁN A LA PUERTA,

Y BIEN PODRÍAIS BAJAR ESA FUERZA DE DOLOR,

PERO NO QUERÉIS.

Os envío a Mi Santo Espíritu, para que toque vuestros corazones, para que os haga recapacitar,

para que os adentréis a vuestra conciencia y con honestidad,

y ante Mí, vuestro Dios, repaséis vuestra vida.

Que os deis cuenta de que no sois esas personas buenas que creéis ser,

y a pesar de saber que Yo os perdono de Corazón y olvido lo que hayáis hecho,

no queréis tomar esas Gracias y Bendiciones.

Repito, si no tomáis

y si no entendéis lo que podéis hacer por vosotros mismos,

SUFRIRÉIS MUCHÍSIMO, Mis pequeños.

Cosas muy desagradables están ya a la puerta;

vosotros decidís:

Querer sufrir muchísimo

O poder DETENER  o al menos, ALIVIAR, los dolores

que debéis pasar para vuestra Purificación.

Vosotros tenéis la última palabra.

Visión: Veo de Dios Nuestro Señor, lo que son Sus Brazos, con un Copón

y Le dice a Dios Padre: 

«Padre, Te ofrezco Mi Sangre, por todas las almas,

y muy en especial, en este momento, por las ánimas del Purgatorio.»

Mis pequeños, mucho dolor también se tiene en el Purgatorio y aunque, ciertamente,

hay Promesa de que en algún momento saldrán, el sufrimiento es grande, porque estas almas,

a Mí, también Me han causado mucho dolor.

Despreciaron todo el Amor que se les daba, pero sí, llegó un momento en que la Luz de Mi Corazón

les tocó el suyo, se arrepintieron, se ganaron Mi Misericordia y, con ella, poder llegar,

en algún momento, al Reino de los Cielos, después de ser purificados en el Purgatorio.

Visión: Veo a almas en el Purgatorio que se acercan a donde está el Copón y caen Gotas,

Gotas de la Sangre de Nuestro Señor y las toman, las toman ansiosamente,

para que sus pecados sean pronto purificados y puedan salir de ahí,

de ese lugar de purificación, en cierta forma, también, de castigo.

Se vive en las sombras, se vive en la meditación de cómo fue en su existencia,

y se les da el Conocimiento del por qué están ahí, porque muchas almas no saben por qué llegaron ahí,

y porqué van a tener que purificarse, para luego, tener su pase al Cielo eternamente.

¡Cuántas almas, cuántas almas!

Debéis tener en cuenta, que todos vosotros tenéis vuestro lugar en el Reino de los Cielos. 

Porque así como en el Cielo hay niveles de Gozo,

en el Purgatorio, también hay niveles de Purificación y de tiempo que han de pasar ahí.

Soy Justo con las almas, conozco vuestro interior, conozco vuestras obras, nada podéis esconderMe,

Las almas del Purgatorio, SUFREN 

y cuando oráis por ellas, las alegráis y ellas responden, también,

con gozo y oración hacia vosotros y los vuestros.

Os he explicado antes ya, lo que es la Comunión de los Santos y debéis actuar así,

como verdaderos hermanos, sabiendo que si tenéis muchos hermanos en el Purgatorio,

sabiéndoos como hermanos espirituales todos vosotros, debéis pedir por ellos.

Hay almas que sufren mucho y llevan mucho, mucho tiempo de Purificación,

y las podéis alegrar y acortar su Purificación, a través de vuestras oraciones, ofrecimientos, Misas,

todo lo que Mi Santo Espíritu os pueda ayudar a discernir,

para pedir por vuestros hermanos del Purgatorio.

Cuando un alma sale de Purgatorio, por la cual orasteis, u os disteis por ella,

al llegar al Cielo, se vuelven intercesores vuestros,

os cuidan, os protegen, Me piden, también, por un regreso pronto para vosotros,

porque ellas ya conocen ese camino para llegar aquí Conmigo, al Reino de los Cielos.

No despreciéis, Mis pequeños, esas ayudas que os pueden dar vuestros hermanos

al llegar Conmigo, al Reino de los Cielos,

aunque, ya, desde el Purgatorio ellas piden por vosotros. 

Muchas veces, a muchos hermanos vuestros, las ánimas del Purgatorio, los han sacado de problemas,

y de problemas graves, porque les tenéis devoción, les tenéis amor, conocéis su dolor y os apiadáis de ellas,

y es el Amor, vuestras oraciones que salen de vuestro corazón, las que les ayudan, a que pronto regresen a Mí.

Ayudadles, Mis pequeños, AYUDADLES, pedidLe a Mi Santo Espíritu,

que os ayude a entender ese sufrimiento tan profundo que se tiene en el Purgatorio,

así las entenderéis mejor y las ayudaréis, todavía más,

al conocer su dolor, al conocer la separación que tienen, todavía de Mí.

Yo también Yo vuestro Señor, vuestro Salvador, vuestro Dios, os pido Oración,

Oración Profunda por esta pobre humanidad, que va cayendo al desfiladero,

Amor, en vuestros corazones es lo que os da el triunfo en vuestra misión

y el pasar poco tiempo de sufrimiento y purificación en el Purgatorio.

Daos por vuestros hermanos, que ellos luego os lo pagarán con su intercesión para vuestra salvación eterna.

¡Es tanto Mi Amor por vosotros,

que cómo quisiera apresurar todo este sufrimiento que habréis de pasar!

Mi Amor se derrama continuamente por vosotros y espero, aún de los mismos que Me traicionan,

que Me blasfeman, que regresen a Mí,

regresen por este Amor, que es un Amor Salvífico, un Amor Purificador, un Amor Santificador.

Por eso tendréis todavía, un momento de gran Esperanza para el Cielo,

en que podréis vosotros reflexionar y cambiar de vida.

Éste será el momento en que veréis vuestro interior como Yo lo veo,

Nuestro pecados son puñaladas, asestadas al Sacratísimo Corazón de Dios

sabréis lo que Me duele de vosotros

y esta será una Oportunidad más, que os daré para reflexionar

sobre vuestro mal comportamiento espiritual.

Entended, Mis pequeños, que Satanás quiere destruiros,

¡Os lo he repetido tantas veces!,

Porque desde que fue corrido del Cielo, juró destruir toda Mi Obra de la Creación,

y sobre todo, Mi Amor, que fue lo que perdió él, por rebelarse contra Mí, su Dios.

Mi Amor es Misericordioso;

espero, en todo momento un cambio definitivo en vosotros. 

Ciertamente, ya os he dicho que el tiempo se terminó…

Y QUE LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS

YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS

pero Mi Misericordia siempre está sobre vosotros y espera un cambio de actitud,

y ese cambio de actitud, vosotros lo debéis buscar y, sobre todo,

vendrá, cuando vosotros, movidos por Mi Gracia y por Mi Amor,

reflexionéis y pidáis perdón por vuestra actitud pasada, por los dolores que Me habéis causado

y por todos los pecados que habréis cometido hasta ese momento de la Gran Iluminación

que permitiré que tengáis, como un momento de Misericordia Infinito sobre vosotros.

Entended, Mis pequeños, que Yo quiero vuestro bien,

lo que estáis viendo alrededor del Mundo, no es el Bien que Yo deseo para Mi Creación. 

ESO, Y COSAS PEORES,

TENDRÁN AQUELLOS QUE ME HAN DADO LA ESPALDA,

LOS QUE ME TRAICIONAN,

LOS QUE NO QUIEREN ESTAR CONMIGO. 

EL INFIERNO ESTÁ PREPARADO PARA  AQUELLAS ALMAS

QUE NO QUIEREN VIVIR EN MI AMOR,

NO DEJÉIS QUE SATANÁS OS QUITE EL AMOR..

Todos vosotros, por más malos que seáis, siempre tenéis una llamita, aunque sea pequeñita, de Amor

que os puede salvar, si empezáis vosotros a cultivarla, a hacerla crecer,

a hacer que esa llamita se vuelva grande,

O se vuelva un incendio de Amor en vosotros,

a tal grado que no podáis detenerle y podáis transmitirlo a vuestros hermanos.

Todo lo podéis lograr si os acercáis a Mí, vuestro Dios.

Yo puedo hacer cambiar un alma, totalmente, a ciento ochenta grados,

y de ser un alma mala, pasar a ser un alma santa,

y lo habéis visto a lo largo de la existencia del hombre;

cómo Yo he escogido a almas que actuaban en el mal,

pero en algún momento, fueron tocadas por Mí, conocieron Mi Amor y lo siguieron;

otras almas, a pesar de haber sido tocados, no volvieron a Mí y se condenaron.

PedidMe, Mis pequeños, que enfervorice vuestro corazón,

ciertamente, estáis siendo atacados fuertemente por Satanás, pero Mi Misericordia permanece

y si los acontecimientos y el dolor que os causarán, os llevan al arrepentimiento

y a vuestro regreso a Mí, a Mi Amor, os tomaré y os protegeré de las fuerzas del Maligno.

Mis pequeños, no desperdiciéis las oportunidades que os doy para regresar a Mí,

porque si no lo hacéis, vuestro dolor será eterno.

¡Os amo, Mis pequeños, os amo, regresad a Mí!.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: