Archivos diarios: 2/01/22

MENSAJE A LAS ALMAS VÍCTIMAS


Atención corredentores:

Tenemos mucho trabajo que hacer.

Los que manejamos nuestro cuerpo espiritual,

tenemos diferentes capacidades en desarrollo…

Y voy a hablarles a TODOS sobre lo que el Señor quiere que hagamos:

Cada semana haremos ORACION DE PODER, dependiendo de lo que está sucediendo…

Publicaremos a una Nación Apóstol, porque Satanás está

FLAGELANDO CON FUERZA COLOSAL

A las diferentes naciones…

También publicaremos un milagro realizado por nuestro Señor Jesucristo…

Y si es posible, junto con un testimonio;

(así que estaremos listos para recibir lo que nos envíen: peticiones, comentarios, etc…)

Que todos meditaremos…

Pues durante nuestro trabajo semanal, todo estará relacionado…

En su mensaje de Año Nuevo, Abba nos habló de la urgente necesidad de aprender a escucharLos…

Y según lo que nos indique el Espíritu Santo, haremos nuestra Oración de Poder, sin debilidades, dudas, ni limitaciones…

Para alegrar nuestro corazón,

AL VER DESPLEGARSE LA POTENCIA DE NUESTRO DIOS…

Porque todos ya lo estamos resintiendo en diversas circunstancias,

con dolorosas experiencias y tremendas sacudidas

en nuestra batalla personal de cada uno de nosotros…

Así que atentos a los sucesos, porque nuestro deber es ayudar a la HUMANIDAD,

FE, OBEDIENCIA Y ORACIÓN  = HACEDORES DE MILAGROS

a cargar la Cruz, y a LIMITAR el golpe de los flagelos usando el Poder Divino…

Y si Jesús, calmó la tormenta del mar de Tiberíades, nosotros tenemos la obligación de SALVAR ALMAS

Y CALMAR LA FURIA DE LOS TIFONES Y HURACANES…

Porque la situación no está para tibiezas… 

Así que suplicamos a nuestros hermanos sacerdotes, que al igual que nosotros, están batallando

Con las restricciones que aplican a nuestro ministerio…

En la Epiclesis y  la Oración que hacemos mentalmente en la Liturgia de la Eucaristía antes de la Consagración;

Si tenemos la desgracia de celebrar la santa Misa en una iglesia cerrada y sin fieles con cuerpos físicos y mortales,

Ayudados por las benditas almas del Purgatorio que están presentes,

Haremos la Oración de poder con la Unción sacerdotal y actuaremos nuestra FE,

como lo hacía san Antonio de Padua…

Ayudados por todos los seguidores de Crónica de una Traición y los hermanitos laicos que YA DEBEN

TENER LA FE SUFICIENTE PARA ACTUAR

Como semáforos metereológicos, espero que no nos hayamos tardado demasiado en marcar el alto a este huracán…  

Y la audacia de PRACTICAR

EL PODER SOBRE TODOS LOS ELEMENTOS

OBEDECIENDO plenamente a nuestro ABBA…

En sus Palabras del Evangelio: San Juan, 14, 12, Marcos 16, 14-18

https://cronicadeunatraicion.com/2020/05/29/el-amor-de-fusion-1/

https://cronicadeunatraicion.com/2020/05/29/el-amor-de-fusion-2/

Plenamente fortalecidos con el Amor de Fusión del que ya nos habló nuestro Señor…

Recuerden que nuestros enfrentamientos, que ya estamos teniendo…

Nos convertirán en LOS GUERREROS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS,

en la Iglesia Triunfante

Meditemos el siguiente mensaje:

Septiembre 30 de 2003

Hablan el Padre Celestial y Nuestro Señor Jesucristo

Mis pequeños, ya os hemos dicho, que la vida de oración es la entrega del alma a Nuestro Corazón.

La oración es el alimento del alma, es la vía por la cual aseguraréis la Presencia Divina dentro de vuestro ser.

Ciertamente, Nosotros habitamos en vuestra alma,

pero en vosotros queda que Nos hagáis caso, para que vuestros actos, vuestras palabras,

vuestros pensamientos estén inmersos en la Divinidad.

No es lo mismo un consejo que deis dentro de lo humano, a un consejo que deis dentro de lo Divino.

No es lo mismo que actuéis dentro de lo humano, a que actuéis dentro de lo Divino.

Nuestra Vida en vosotros siempre va a hacer la diferencia, Nuestra Presencia tiene que brotar a través de vosotros.

Ser otros Cristos, quiere decir eso,

que la Divinidad está actuando en vuestra vida íntima, en vuestra vida espiritual

y así vuestra vida, viene a ser la Mía.

Ser otro Cristo, es dejar Mi Vida, es dejar Mis Valores, es dejar Mis enseñanzas, es dejar Mis Milagros en todos vuestros hermanos.

Ésa paz, ésa armonía, que Yo dejaba a Mi paso entre vuestros hermanos,

solamente se puede dar, cuando se vive en ésa vida de oración, en ésa Vida Divina.

Yo llevaba ésa Vida Divina en Mi Corazón, Yo no Me apartaba de la Presencia de Mi Padre, Él no se apartaba de Mí.

Somos Uno solo, Una unidad, la Trinidad Divina

Y a eso habéis sido llamados también vosotros, vivir en la Trinidad y hacer que la humanidad entera entre dentro  de ésa Trinidad Divina,

el Amor de Dios Padre, Mi Amor, de Dios Hijo, el Amor de Dios Espíritu Santo,

Y DEBÉIS LLEVAR A VUESTROS HERMANOS

A LA UNIDAD CON LA TRINIDAD

Pero solamente así, dejando que Nosotros Vivamos en vuestro ser y que vosotros Nos llevéis a vuestros hermanos,

solamente así, podréis llevar a cabo vuestra misión en la forma correcta.

Si vivís para vosotros, si actuáis para vosotros, si pensáis para vosotros, vuestra vida será terrena, vuestro trato con los demás será terreno,

todo lo que salga de vosotros será terreno y eso no dará crecimiento al alma.

Quiero que os deis cuenta perfectamente de ésta gran diferencia, de vivir para vosotros y transmitir vuestro “yo”,

que vivir en Nosotros y transmitirNos a vuestros hermanos.

¿Cómo crecerán mejor vuestros hermanos en lo espiritual?

la respuesta es clara, es obvia y así quiero que os mantengáis, en lo obvio Divino,

solamente a través de Nosotros podéis ayudar realmente a vuestros hermanos.

Os Amo, Mis pequeños, y quiero que os améis los unos a los otros como Yo os Amé y os sigo Amando.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os he dado un regalo inmenso: el alma. Mis pequeños, es parte de Mí vuestra alma…

Soy Yo en vosotros. 

Como dicen las escrituras, el alma está guardada en una vasija de barro, sois tierra, como lo sabéis,

barro al que Yo le di vida y de ahí salieron vuestros primeros padres.

El barro ahora se queda, se queda en la tierra, se queda en el barro, se une al barro de la tierra,

pero el alma, el alma crece y así debe ser vuestra alma en este tiempo.

Creced, creced, Mis pequeños, recordad que, de todo mal, Yo siempre saco un bien y estos son momentos de crecimiento espiritual.

No penséis en el barro, no penséis en vuestro exterior, que éste se quedará aquí en la Tierra,

pensad en vuestra alma que es parte Mía y Yo Soy Omnipotente,

y las almas que se acercan a Mí, adquieren esa omnipotencia.

Ciertamente, vuestra vasija de barro no permite que la omnipotencia de vuestra alma se desarrolle,

porque vuestra alma todavía está envuelta en el pecado,

pero, cuando se libere, entenderéis la potencia que llevabais en vuestro interior.

En estos momentos dejad que vuestra FE os haga entender esto.

Tenéis un gran regalo que Yo os di, pero con vuestra Oración podéis hacer grandes cosas

porque la omnipotencia de Mi Ser, que vive en vosotros, puede realizar grandes prodigios porque es el amor,

Mi Amor, el que los va a realizar para el bien de vosotros y de vuestros hermanos.

VEIS CÓMO DE UN MAL

YO SIEMPRE SACO UN BIÉN

Os reúno y vuestra potencia de Oración unida a Mi Amor, que está en vosotros,

Puede realizar grandes prodigios, grandes milagros.

Pedid para que Mi Amor se extienda por todos lados, para que las sombras se disipen,

19. Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús. Filipenses 4

No escatiméis, no dudéis, utilizad pues esa potencia de amor para que podáis ayudar a vuestros hermanos y os podáis ayudar a vosotros mismos.

PedidMe un aumento de Fe en vosotros, una confianza plena y una sabiduría infinita

para que podáis vosotros utilizarla en ayudar, en ser los Cristos de este mundo,

EN SER LOS CRISTOS DE ESTE MOMENTO

En dejarMe vivir plenamente entre todos vosotros. 

Satanás… Satanás está vencido, aunque todavía os molestará más.

Pero esa potencia de amor que lleváis en vuestro interior, y unidos todos en esa intención,

PODÉIS VENCERLO

MINIMIZAR Y DISMINUIR SUS ATAQUES

NO DUDÉIS

No dudéis, Mis pequeños, no dudéis.

Que mi paz y mi amor quede con vosotros.

En el amor hay fraternidad, en el amor hay sencillez, en el amor hay donación del uno para el otro, no hay obligaciones,

SIMPLEMENTE,

TODO SE REDUCE A AMAR AL PRÓJIMO

Y al amar al prójimo, os estáis amando a vosotros mismos.

Y al estar amándoos a vosotros mismos, estáis amando a vuestro Dios en vuestro interior.

Es tan grande Nuestra Gracia, es tan grande Nuestro Poder y vuestra mente tan limitada, que no podéis entender Nuestra Divinidad,

pero la entendéis realmente en el Amor, es algo de lo que vive el alma.

Un alma que no viva en el amor, que no esté sumergida en el amor, no avanza, decrece, se echa a perder.

Por eso, Mis pequeños, vuestra misión es, amor, es reparación en el amor, es dar vida en el amor, es combatir todo error con el amor.

Mis enseñanzas, a través de Mi Hijo, fueron así, en el Amor, en la vida íntima, en reparar el interior,

para que inmediatamente el exterior, quedara con salud.

La Fé restaura todo, Mis pequeños, una Fé, que acepta curación interior, que acepta renovación, que acepta la Vida de su Dios,

Porque el Espíritu de Dios NO NOS HACE COBARDES, al contrario, NOS DA PODER para amar a los demás y nos fortalece para que podamos vivir, una buena vida cristiana, 2Tim 1-7

ésa Vida fortísima, ésa Vida Omnipotente en vuestro interior, restaura vuestro exterior.

Toda enfermedad, todo lo que afecta vuestro cuerpo, queda automáticamente restaurado al restaurar vuestro interior,

ÉSE ES EL MILAGRO

ésos son los Milagros que Mi Hijo hacía, restaurar el interior e inmediatamente el exterior quedaba restaurado.

Él veía el alma principalmente y la Fé que Él pedía que tuviera el alma, hacía que la persona quedara limpia de su enfermedad.

A VOSOTROS OS FALTA FÉ,

PARA QUE PODÁIS HACER

LOS GRANDES MILAGROS QUE MI HIJO HACÍA.

Pedid, pedid ayuda al Santo Espíritu de Amor en vuestro interior, para que con vuestra Fé, se restaure vuestro interior y vuestro exterior.

Hijitos Míos, pronto la Humanidad entera sufrirá los flagelos del castigo,

la Humanidad no ha querido prepararse para ello, como no se prepararon para el Diluvio.

Para una gran cantidad de hermanos vuestros, esto les caerá como sorpresa,

Una sorpresa para el estado de su alma, porque han querido vivir más para el mundo que para Mí, vuestro Dios.

Mis pequeños, me duele mucho deciros todo esto, porque los padres siempre aman a los hijos

y más Yo, que Soy vuestro Dios y Creador, pero veo que pasa el tiempo y no son muchas las almas que quieran venir a Mí.

es por eso que por el bien de toda la humanidad, tengo que soltar estos flagelos que os harán entrar en razón, Mis pequeños,

Tendréis en varios países del mundo flagelos tremendos que pondrán a todas las demás naciones a pensar y a arrodillarse…

Y como ya os he dicho antes, estas naciones que se arrodillarán, sabrán que pronto también a ellas les llegará algún flagelo,

PORQUE TODOS SERÉIS PROBADOS

EN EL AMOR.

SÍ, MIS PEQUEÑOS, EN EL AMOR,

PORQUE YO LO QUE PERMITO QUE OS PASE,

SIEMPRE VA A SER PARA QUE VUESTRO AMOR CREZCA.

Cuando vosotros os alejáis de Mí, retiro mi Presencia y mi Protección…

DOSIFICANDO EL FLAGELO DE SATANÁS

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

CON QUE OS GOLPEA

AHORA ESTÁ TAN LETALMENTE PODEROSO,

A CAUSA DE MIS HIJOS SATANÍCOS,

QUE LO FORTALECEN CONTINUAMENTE…

Yo no os mando un castigo por venganza o nada más para destruiros, lo hago para que entendáis que os habéis salido de los caminos del Amor.

Os vuelvo a repetir, Me duele mucho que esto suceda, pero lo tengo que hacer para salvar vuestras almas,

porque si os dejo así, Mis pequeños, infinidad de almas se perderían.

Es doloroso pero cierto, que cuando tenéis algún mal, cuando algo grave está sucediendo en vuestra vida,

cuando veis que vuestra vida se puede perder, es cuando volvéis a Mí, cuando os arrepentís,

cuando os arrodilláis y es cuando clamáis Mi Nombre, pidiendo perdón y ayuda.

Vuestro corazón es duro, sois como el pueblo judío en la antigüedad, de cerviz dura, tercos, necios, groseros, malvados,

¿Por qué os cuesta tanto trabajo vivir en el bien, cuando al vivir en el bien recibís Mis Bendiciones a manos llenas?

Cuando vivís en el mal, vosotros mismos os hacéis daño, os atacáis los unos a los otros, no hay paz en vuestra alma ni alrededor vuestro

Y además, no recibís Mis Bendiciones, porque no las pedís, porque no Me tomáis en cuenta para vuestra vida.

No hay Sabiduría en vosotros y, así, os perdéis de tantas Bendiciones que podríais recibir de Mí

pero, porque preferís vivir en el mal os castigáis a vosotros mismos.

Sabéis que Yo no obligo a las almas, pero ahora tengo que permitir esto para que vosotros entendáis que debéis venir hacia Mí.

Porque os amo, debéis estar Conmigo, ya que Satanás os podría destruir eternamente cuando estáis apartados de Mí.

Yo os quiero de regreso Conmigo…  y como no estáis Conmigo

Y veo que estáis destruyendo vuestra alma, destruyendo vuestra vida, tengo que rescataros de alguna forma.

Os amo infinitamente, Mis pequeños. ¡Cómo quiero que vuestro corazón arda también de amor por Mi Corazón!,

FUNDIDO TOTALMENTE CON EL MÍO  

Hijitos Míos, el Mal entró en el mundo y el mundo no luchó por sacar ése mal

Y debido a que dejasteis que el mal fuera carcomiendo vuestra alma,

Y no os acercasteis a Mí, para que vuestra alma fuera recuperada por Mi Gracia,

este Tiempo de Dolor, también será de purificación,

Y AGRADECEDMELO, Mis pequeños, porque ése arrepentimiento de corazón, que quiero tengáis

Es lo que os va a dar el regalo de los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas,

DE UN MUNDO NUEVO QUE NO CONOCÉIS

Cuando Yo permito dolor, pesar, lágrimas en vuestra vida, Mis pequeños, siempre es para purificaros;

a diferencia de lo que hace Satanás con las almas, que también las lleva a la desesperación, al obscurecimiento espiritual,

pero en la maldad y os lleva a un callejón sin salida, en donde os lleva a la desesperación.

Debéis aceptar lo que pase en vuestra vida, porque no es de casualidad

Y lo que pase, será para vuestro bien, aunque será doloroso,

aceptadlo humildemente y ofrecédMelo como Mi Hijo lo ofrecía en todo momento para vuestra salvación.

En vuestros momentos de dolor, acordaos de los momentos de dolor de Mi Hijo y poneos junto a Él y así vuestro dolor disminuirá,

porque estaréis salvando vuestra alma y salvando la de muchos.

Sí, Mis pequeños, vuestro dolor será para salvación de vosotros mismos y de vuestros hermanos.

Nuestro verdadero bautismo lleno de gloria y júbilo celestial, es cuando somos capaces de decir: «Crucifícame Señor, porque te adoro sobre todas las cosas…

¿Veis la diferencia del dolor bondadoso, que viene de Mí y del dolor malvado que viene de Satanás?

Es muy diferente, Mis pequeños, el dolor que Yo permito en vuestra vida, os lleva a la perfección,

porque tarde o temprano tendréis la Luz del Espíritu Santo que os explicará el por qué de ése dolor.

. LUCHAD PUES, MIS PEQUEÑOS,

PARA MEJORAROS

Y PARA QUE VUESTRO CASTIGO DISMINUYA O SE ANULE

Orad por vuestros hermanos que están viviendo en el mal y que recibirán un dolor malvado y negativo de Satanás

Pedid por ellos acallando su mente y su corazón,

para que no se vuelquen en blasfemias contra Mí, vuestro Dios, que solamente busco vuestro bien.

Ayudadles a través de vuestra oración, de vuestra donación, de la aceptación de vuestros dolores para la salvación de sus almas.

TraédMelos, os lo agradeceré, Mis pequeños y si os unís, os repito, a los dolores de Mi Hijo, veréis que la prueba la pasaréis fácilmente 

Y podría decir, hasta alegremente, porque así como Mi Hijo se abrazó a Su Cruz,

sabiendo que con ella iba a salvar innumerables almas y que os iba a abrir las Puertas del Paraíso,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino Y subir a la Cruz…

nuevamente, así vosotros, al uniros a Mi Hijo, también abrazad ahora vuestra cruz, porque con ella muchas almas serán salvadas.

Ya os he dicho que estoy reuniendo a Mi pueblo, el que será preservado en estos tiempos, que iniciará una nueva generación.

Cuando Moisés sacó a mi pueblo de Egipto, estaba contaminado por vivir entre el paganismo egipcio y vosotros estáis igual.

Con esto quiero que os deis cuenta la afectación que vosotros tenéis y que tomáis de vuestro alrededor. 

Quizá muchos de ellos no tenían una Fe firme, pero aun así los rescaté; aunque estaban afectados por la cultura egipcia y por sus dioses.

Eran testarudos, no aceptaban la purificación que tenían que tener, porque Yo quería formar un pueblo, verdaderamente Mío,

Limpio de otras culturas. 

Ya os he dicho que Soy un Dios Celoso, …

Yo no acepto ningún ídolo ni nada antes que a Mí.

La afectación de ese culto que tenían, hizo que adoraran, primeramente, a un buey, hecho de oro.

Ahora podéis razonar, que ¿Cómo es posible, que la imagen de un animal,

Me pregunto por qué yo no oigo la Voz del Señor…

aunque sea hecho con un metal noble, pueda ser más grande que Yo, vuestro Dios?

Porque, actualmente, muchos de vosotros traéis, también, una afectación cultural de lo que veis por aquí o por allá.

Ciertamente, ahora voy escogiendo a Mi pueblo, a Mi nuevo pueblo, para el tiempo que vendrá

Y quiero que aprendáis de lo que sucedió con el pueblo judío en Egipto,

que por su testarudez, por su forma de pensar, que estaban afectados por las culturas egipcias,

Y también, por ser un pueblo que no cedía a Mi Amor, a Mis Leyes, tuvieron que pasar cuarenta años en el desierto,

de un lado para el otro, hasta que esa generación testadura murió,

Y pude llevar después, a los hijos de ellos, a las nuevas tierras en donde vivirían y se guiarían por Mis Leyes, siguiendo Mi Voluntad.

Cuando el hombre se deja guiar por Mí, Soy Bondadoso, podría decirse que, hasta Soy Débil a sus oraciones,

cuando aquellos son humildes, sencillos y os he dicho que lo que Me pidáis lo concederé,

siempre y cuando, ME TENGÁIS A MÍ

COMO LO PRIMERO EN VUESTRA VIDA

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos la mayor parte del tiempo? Es el nombre de mi ídolo…

Y en vuestro futuro; que no antepongáis a nada ni a nadie antes que a Mí,

YO SOY VUESTRO DIOS

Y así será en este tiempo, que voy escogiendo ya, el pueblo,

el nuevo pueblo, donde se Me dará a Mí, ese lugar.

Soy vuestro Dios y no permito a nada ni a nadie que esté ante Mí,

como ahora estáis viendo que anteponéis ídolos, hechos por el hombre,

Anteponéis a personas antes que a Mí, vuestro Dios, o a animales,

a cosas, que creéis que su valor es mayor que Mi Amor y Mi Poder.

Ese pueblo judío tuvo que sufrir una purificación fuerte,

para que olvidaran todo aquello que no era bueno para sus fines religiosos y ceremoniales.

Yo Me merezco todo, porque Soy vuestro Dios y vuestro Creador,

Me merezco todo, porque es Mi Amor Infinito el que os cuida y os provee de todo.

2 Timoteo 3 – Biblia de Jerusalen
Carácter de los hombres en los postreros días
1. Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos difíciles;
2. los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos,
3. desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien,
4. traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios,
5. que tendrán la apariencia de piedad, pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos.

¿Por qué Me dais a Mí las sobras?

¿Por qué os olvidáis de Mí, que Yo Soy Todo para vosotros?

Por eso, es tan importante que viváis esa unión íntima Conmigo, y que viváis ese amor, pequeñito que tenéis, unido al Mío, tan Grande

y Poderoso, pero qué Humilde es hacia vosotros.

¿Acaso tenéis en la Tierra, un padre más Poderoso que Yo?

¿Acaso tenéis en la Tierra, un hermano más poderoso que Yo?

¿Acaso tenéis en la Tierra un amigo más poderoso que Yo?,

Yo Soy Todo para vosotros, Me hago Sencillo, Humilde,

Me abajo a vosotros, para que hablemos con sencillez, sin que Me tengáis el miedo que se Me tenía en ese tiempo.

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, y quiero que se Me trate así, con respeto, porque Soy vuestro Mayor,

pero con sencillez, sin temor, como le habláis a vuestro padre, a vuestro hermano, a vuestro amigo.

RespetadMe, amadMe, dejad que Mi Voluntad Viva en vosotros y todo será perfecto en vuestra vida.

Dejad que Yo habite en vosotros, respetaré vuestras decisiones, pero no Me hagáis a un lado,

CompartidMe todos vuestros pensamientos, todos vuestros deseos, todas vuestras metas…

y Yo os daré Mi Opinión, con sencillez, con respeto, para que todo salga perfecto en vuestra vida.

Quiero Vivir nuevamente con vosotros, como se vivía en el Paraíso Terrenal, con vuestros Primeros Padres,

Yo, con vosotros, sin temor puro Amor, con una familiaridad Divina.

Empezad, pues, Mis pequeños, a tratadMe así, como vuestro Padre más amoroso,

como vuestro Hermano a quien tanto amáis, como vuestro Amigo, a quien tanto queréis.

AmadMe, amadMe, como Yo os amo.

Hijitos Míos, hace tiempo os dije que estáis rodeados de pura mentira, y así es, Mis pequeños,

Satanás se ha encargado de hacer que vosotros no viváis en la Verdad que Yo os he traído a la Tierra.

Eso por un lado, pero lo que tenéis todos los días, también, es una mentira.

Por eso os he insistido para que Me pidáis el don de Discernimiento Santo,

PARA QUE VOSOTROS VIVÁIS LA REALIDAD

Mis pequeños, el Cielo es vuestro Hogar Verdadero, Mi Palabra es la Verdad Absoluta,

Mi Ejemplo, debe ser vuestra vida diaria entre los hombres.

TENÉIS TODO

ESTÁIS LLAMADOS A LA PERFECCIÓN

Estáis llamados a vivir, según lo que Yo os he pedido, que es Mi Divina Voluntad.

Mis pequeños, el Amor ya no es lo que mueve vuestra vida, a vuestras almas.

No vivís como debéis vivir, cuando fuisteis creados.

Fuisteis creados en el Amor, fuisteis creados para servir al Amor, que soMos Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. 

PERO NO ES EL SERVIR,

CÓMO HUMANAMENTE VOSOTROS LO CONOCÉIS

Es un servicio Santo, es un servicio que Nos hacéis a Nosotros, como Dios…

Y AL HACERLO OS DA UNA GRAN FELICIDAD

Pero la gran mayoría de vosotros, no habéis llegado a ese punto.

Todos vosotros tenéis una misión en la Tierra,

todos vosotros debéis servir a vuestro Dios y servir al hombre. 

Cuando vosotros servís, con el deseo de ayudar, con el deseo de dar plenamente, de lo que tenéis,

QUE NO ES VUESTRO, como os heMos dicho,

Y que con ello producís una gran satisfacción, primeramente en vuestros hermanos, con el don que se os ha dado,

Nos dais a Nosotros una gran satisfacción también, porque eso es amor, porque eso es donación,

porque eso es vida en la Gracia, Mis pequeños,.

Debéis actuar en perfección y para ello, debéis pedir la Sabiduría Santa.

Es Amor, es Amor lo que Yo daba, junto con los Milagros.

Yo buscaba realmente la trasformación espiritual, junto con la sanación física..

El amor que pongáis en ayudarle a vuestros hermanos, se os regresará al ciento por uno en el Reino de los Cielos,

diospadresemanifiesta.com/

438 PARÁBOLA DEL AGUA


438 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Magdalena está vestida con una sencilla túnica color malva

Sin  ningún adorno precioso, los cabellos simplemente recogidos en trenzas sobre la nuca.

Parece más joven que cuando era una obra maestra de tocador.

No tiene ya los ojos altaneros de cuando era la «pecadora»,

ni la mirada humillada de cuando escuchaba la parábola de la oveja perdida,

tampoco la avergonzada y brillante de llanto de cuando estaba en la sala del fariseo…

Ahora tiene una mirada serena, límpida otra vez como la de un niño,

y una sonrisa pacífica resplandece también en sus ojos.

Está apoyada en un árbol, cerca del linde de la propiedad de Bethania, y mira hacia la calle.

Espera.

Luego lanza un grito de alegría.

Se vuelve hacia la casa y grita fuerte, para ser oída,

grita con su espléndida voz pastosa y pasional, inconfundible:

–             ¡Está llegando!…

¡Martha, era como nos habían dicho!

¡El Rabí está aquí!

Y  corre a abrir el pesado cancel.

No les da a los siervos el tiempo de hacerlo y sale a la calle con los brazos abiertos,

como hace un niño hacia su mamá,

y con un grito de amorosa alegría:

–            ¡Rabbuní mío! –

Y se postra a los pies de Jesús y se los besa entre el polvo de la calle.

Jesús la saluda:

–             Paz a ti. María.

Vengo a descansar bajo tu techo.

–            ¡Maestro mío! – repite María,

Levantando la cara con una expresión de reverencia, adoración y amor que dice muchas cosas…

Es gratitud, bendición, alegría, invitación a entrar.

Y júbilo por el hecho de que entre…

Jesús le ha puesto la mano sobre la cabeza y parece como si la absolviera una vez más.

María se levanta y, al lado de Jesús, vuelve a entrar en el recinto de la propiedad.

Entretanto han acudido ya los siervos y Martha: éstos, con ánforas y copas;

Martha sólo con su amor, pero es mucho.

Los apóstoles sudorosos, beben las frescas bebidas que los criados vierten.

Hubieran querido ofrecérselo primero a Jesús,

pero Martha se les ha adelantado:

ha tomado una copa llena de leche y se la ha ofrecido a Jesús;

pues sabe que le gusta mucho.

Una vez que los discípulos han apagado su sed,

Jesús les dice:

–           Id a advertir a los fieles.

Por la noche hablaré para ellos.

Los apóstoles que han dejado apenas el jardín, se diseminan en distintas direcciones.

Jesús se adentra en él, entre Martha y María.

Martha dice:

–             Ven, Maestro.

Mientras llega Lázaro, descansa y repón fuerzas.

Están poniendo pie en una fresca habitación que da al pórtico umbroso,

cuando regresa María, que se había alejado a paso rápido.

Vuelve con un ánfora de agua, seguida por uno de los siervos, que trae una jofaina.

Pero es María la que quiere lavar los pies a Jesús.

Desata sus sandalias polvorientas y se las da al criado para que las traiga limpias, j

unto con el manto para que le sacuda el abundante polvo.

Luego sumerge los pies en el agua, que está un poco rosada por algún aroma que contiene,

los seca y los besa.

Luego cambia el agua y ofrece agua limpia a Jesús para las manos.

Y mientras  espera a que el criado vuelva con las sandalias, acoclada a los pies de Jesús, se los acaricia.

Y antes de ponerle las sandalias, se los besa una vez más,

diciendo:

–             ¡Santos pies que tanto habéis andado para buscarme!

Martha, con un amor más práctico, va a lo humanamente positivo:

pregunta:

–              Maestro, ¿Además de tus discípulos, quién va a venir?

Jesús responde:

–              No lo sé con exactitud todavía.

Pero puedes preparar para otros cinco además de los apóstoles.

Martha se marcha.

Jesús sale al fresco del jardín umbroso.

Lleva simplemente su túnica azul marina.

El manto, cuidadosamente plegado por María,

queda encima de un arquibanco de la habitación.

María sale al lado de Jesús.

Caminan por paseos bien cuidados, entre parterres floridos, hasta el estanque de los peces,

que parece un espejo caído entre el verde.

Sólo el zigzagueo argénteo de algún pez y la lluvia fina del surtidor alto y central rompe apenas,

acá o allá, el agua límpida.

Junto al amplio estanque, que parece un pequeño lago, hay unos lugares para sentarse;

de él salen  pequeños canales de riego

Y uno de ellos, es el que alimenta el estanque y los otros más pequeños, son los de desagüe

y se utilizan para el riego.

Jesús se sienta en un asiento que está colocado justo contra el borde del estanque.

María se sienta a los pies de Jesús, en la hierba verde y bien cuidada.

En un primer momento no hablan.

Jesús, visiblemente, goza del silencio y del descanso en el fresco del jardín.

María se deleita en mirarlo.

Jesús juega con el agua cristalina del estanque.

Sumerge en ella sus dedos, la peina separándola en pequeñas estelas,

luego deja que toda la mano se sumerja en ese frescor puro.

Y dice:

–             ¡Qué bonita es esta agua límpida!

Y María:

–           ¿Tanto te gusta, Maestro?

–            Sí, María.

Porque es cristalina.

Mira, no tiene ni un vestigio de barro.

Hay agua, pero es tan pura que parece que no hay nada,

casi como si no fuera un elemento, sino espíritu.

Podemos leer en el fondo las palabras que se dicen los pececillos…

–              Como se lee en el fondo de las almas puras.

¿No es verdad, Maestro?

Y  María suspira con una escondida nostalgia.

Jesús oye el suspiro cortado, lee la nostalgia oculta con una sonrisa…

Y medica inmediatamente la pena de María.

–             ¿Dónde tenemos las almas puras, María?

Es más fácil que un monte ande que no que una criatura sepa mantenerse  pura con las tres purezas.

Demasiadas cosas se mueven y fermentan en torno a un adulto.

Y no siempre se puede impedir que  entren dentro.

Sólo los niños tienen el alma angélica, preservada por su inocencia de las cogniciones que pueden

transformarse en fango.

Por esto los amo tanto.

Veo en ellos un reflejo de la Pureza infinita.

Son los únicos que llevan consigo este recuerdo de los Cielos.

Mi Madre es la Mujer de alma de niño.

Más aún, es la Mujer de alma de ángel.

Cual era Eva cuando salió de las manos del Padre.

¿Te imaginas, María, qué sería la primera azucena florecida en el jardín terrenal?

También son muy bonitas estas que hacen de guía a esta agua.

¡Pero la primera que salió de las manos del Creador!… ¡Ah!,

¿Era flor o diamante?, ¿Eran pétalos o  láminas de plata purísima?

Pues bien, mi Madre es más pura que esa primera azucena que perfumó el viento.

Y su perfume de Virgen intacta llena Cielo y Tierra.

Y tras él irán los buenos por los siglos de los siglos.

El Paraíso es luz, perfume y armonía.

Pero si en él no se deleitara el Padre en contemplar a la Toda Hermosa

que hace de la Tierra un paraíso…

Y si el Paraíso no tuviere en el  futuro a la Azucena viva en cuyo seno están los tres pistilos de

fuego de la Divina Trinidad, quedarían disminuidos en la mitad la  luz, el perfume y la armonía,

la alegría del Paraíso.

La pureza de la Madre será la gema del Paraíso.

¡Pero el Paraíso es inconmensurable!

¿Qué diríais de un rey que tuviera sólo una gema en su tesoro?,

¿Aunque fuera la  Gema por excelencia?

Cuando Yo abra las puertas del Reino de los Cielos… – no suspires, María para esto he venido.

muchas almas de justos y de niños entrarán, estela de candor, detrás de la púrpura del Redentor.

Pero serán todavía pocas gemas para poblar los Cielos, pocos para formar los ciudadanos de la Jerusalén eterna.

Y después…

Cuando los hombres conozcan la Doctrina de verdad y santificación,

cuando mi Muerte haya dado de nuevo la Gracia a los hombres,

¿Cómo podrían los adultos conquistar los Cielos, si la pobre vida humana es continuo lodo que contamina?

¿Será entonces sólo de los niños el Paraíso?

¡No!, ¡no!

Es necesario saber hacerse niños,

pero el Reino se abre también para los adultos. Como niños…

Esta es la pureza.

¿Ves esta agua?

Parece muy limpia. Pero, observa:

basta con que Yo, con un junco, remueva el fondo, para que se vuelva turbia.

Afloran detritos, y lodo.

Su cristal se pone amarillento y ninguno bebería de ella.

Pero si quito el, junco, vuelve la paz…

Y el agua, poco a poco, vuelve a ser cristalina y bonita.

El junco: el pecado.

Así sucede con las almas.

El arrepentimiento,  créeme, es lo que depura…

Llega improvisamente Martha, apurada:

–             ¿Estás todavía aquí, María?

¡Y yo agobiada!…

Pasa el tiempo. Los invitados vendrán pronto y hay muchas cosas que  hacer.

Las criadas están con el pan, los siervos desollando y cociendo las carnes;

yo estoy con la vajilla, las mesas y las bebidas.

Pero todavía hay que coger la fruta y preparar el agua de menta y miel…

María medio escucha las quejas de su hermana.

Con una sonrisa dichosa sigue mirando a Jesús, sin cambiar de posición.

Martha invoca la ayuda de Jesús:

–             Maestro, mira cómo sudo.

¿Te parece justo que trajine yo sola?

Dile que me ayude.

Martha está verdaderamente inquieta.

Jesús la mira con una sonrisa mitad dulce mitad un poco irónica, con un poco de broma.

Martha se inquieta un poco más:

–              Lo digo de verdad, Maestro.

Mira cómo está ociosa mientras yo trabajo.

Y está aquí y ve…

Jesús se pone más serio:

–             No es ocio, Martha. Es amor.

El ocio era antes.

Y tú lloraste mucho por aquel ocio indigno.

Tu llanto puso más alas a mi marcha para salvarla para mí y devolverla a tu honesto afecto.

¿Vas a querer impedirle amar a su Salvador?

¿Preferirías, entonces, verla lejos de aquí para no verte trabajar,

pero lejos también de Mí?

¡Martha, Martha! ¿Tendré que decirte, entonces, que ésta (Jesús le pone una mano en la cabeza),

venida de tan lejos, te ha superado en el amor?

¿Debo decirte entonces  que ésta, que no conocía ni una palabra de bien,

es ahora docta en la ciencia del amor?

¡Déjala en su paz!

¡Ha estado muy enferma!

Ahora es una convaleciente que se cura bebiendo las bebidas que la fortalecen.

Ha vivido muy atormentada…

Ahora que se ha liberado de la pesadilla, mira alrededor de sí y hacia dentro de sí…

Y se descubre nueva y descubre un mundo nuevo.

Déjala que  se refuerce con ello.

Con esta «novedad» suya debe olvidar el pasado, y conquistarse la eternidad…

Que no será conquistada únicamente con el trabajo, sino también con la adoración.

El que dé un pan a un apóstol o a un profeta recibirá recompensa. Sí .

Pero doble recompensa recibirá el que, por amarme, se olvide incluso de comer,

porque más grande que la carne habrá tenido  el espíritu,

que habrá oído voces más fuertes que las de las necesidades -incluso lícitas – humanas.

Tú te preocupas de demasiadas cosas, Martha; ella, de una sola.

Pero es la que es suficiente para su espíritu y sobre todo, para su Señor y el tuyo.

Deja pasar las cosas inútiles. Imita a tu hermana.

María ha escogido la parte mejor, la que no le será arrebatada jamás.

Cuando todas las virtudes queden atrás, al no serles ya necesarias a los ciudadanos del Reino,

quedará sólo la caridad,

La caridad permanecerá siempre.

Ella sola. Soberana. Ella, María, ha escogido la caridad, la ha tomado por escudo y bordón.

Y con ella, como impulsada por alas de ángel, vendrá a mi Cielo.

Martha inclina su cara avergonzada y se marcha.

Para disculparla, María dice:

–              Mi hermana te quiere mucho y se preocupa por darte honor…

–              Lo sé.

Y será recompensada por ello.

Pero necesita ser depurada de su modo de pensar humano, como se ha limpiado esta agua.

¡Mira cómo se ha aclarado otra vez mientras hablábamos!

Martha se depurará por las palabras que le he dicho.

Tú… tú  por la sinceridad de tu arrepentimiento…

–              No.

Por tu perdón, Maestro.

No bastaba mi arrepentimiento para lavar mi gran pecado…

–              Bastaba y bastará a las hermanas tuyas que te imiten;

a todos los pobres enfermos del espíritu.

El arrepentimiento  sincero, es filtro que depura..

Y el amor es sustancia que preserva de todo nuevo emponzoñamiento.

Por eso aquellos a quienes la vida hace adultos y pecadores, podrán volver a ser inocentes como niños,

y entrar como ellos en mi Reino.

Vamos ahora a la casa.

Que Martha no esté demasiado en su dolor.

Vamos a llevarle nuestra sonrisa de Amigo y hermana.

Dice Jesús:

–              No hace falta hacer un comentario.

La parábola del agua es comentario de la operación del arrepentimiento en los corazones.

Así tienes completo el ciclo de la Magdalena.

De la muerte a la Vida. Es la más grande de las resucitadas de mi Evangelio.

Resucitó de siete muertes. Nació de nuevo.

Ya has visto cómo, cual planta que da flores, ha alzado del lodo el tallo de  su nueva flor,

cada vez más alto; y luego la has visto florecer para Mí, esparcir fragancia para mí, morir para Mí.

La has visto pecadora, luego mujer sedienta que se acercaba a la Fuente, luego arrepentida,

luego perdonada, luego amante, luego piadosa ante el Cuerpo despojado de vida de su Señor,

luego sirviendo a mi Madre, amada por ser Madre mía;

en fin, penitente ante el umbral de su Paraíso.

Almas que teméis, aprended a no tener miedo de Mí leyendo la vida de María de Magdala.

Almas que amáis, aprended de ella a amar con seráfico ardor.

Almas que habéis cometido errores, aprended de ella la ciencia que prepara para el Cielo.

Os bendigo a todos para ayudaros a subir. Ve en paz.