Archivos diarios: 14/01/22

447 Un Rito de Amor


447 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Los apóstoles hacen honor al refresco que les ha sido ofrecido.

Y, comiendo con alegre apetito, hablan y comentan.

–            ¡Buena fruta!

–           Y buena discípula.

—          Bonita casa.

No lujosa, pero no pobre.

–           Y gobernada por una mujer que es dulce y fuerte al mismo tiempo.

Orden, limpieza, respeto y al mismo tiempo afectuosidad.

—            ¡Qué campos tan bonitos tiene alrededor!

¡Una buena riqueza!

Pedro, que no ha olvidado todavía lo que ha sufrido,

dice:

–           Sí. ¡Un horno!…

Los otros ríen.

–           Pero aquí se está bien.

Tomás pregunta:

–        ¿Y sabías que Nique estaba aquí?

Jesús responde:

–          No más de lo que supierais vosotros.

Sabía que cerca de Jericó tenía unas tierras que había adquirido hacía poco.

Nada más.

El amado ángel de los peregrinos nos ha guiado.

–           La verdad es que te ha guiado a Ti.

Nosotros no queríamos venir.

Mateo confiesa:

–           Yo estaba dispuesto ya a echarme al suelo…

Y dejarme achicharrar por el sol ,antes que dar un sólo paso más.

–            Ya no se puede andar de día.

Este año el sol muy pronto es fuerte.

Parece que también él se está volviendo loco.

–           Sí.

Vamos a caminar durante las primeras horas del día y cuando sea de noche.

Pero pronto iremos a los montes.

Allí el calor está más mitigado.  

Judas pregunta:

–           ¿A mi casa?

–           Sí, Judas.

Y a Yuttá y a Hebrón.

–          Pero no a Ascalón, ¿Eh?

–          No, Pedro.

Iremos a lugares a donde no hayamos ido todavía.

De todas formas, tendremos también sol y calor.

Un poco de sacrificio por amor a Mí y a las almas.

Ahora descansad.

Voy a orar al huerto.

Tadeo pregunta:

–           ¿Pero Tú no estás nunca cansado?

¿No sería mejor que descansaras Tú también?

Zelote observa:

–           Quizás el Maestro quiere estar aquí un tiempo…

–           No, partimos al rayar el alba.

Para atravesar el río durante las horas frescas.

–           ¿A dónde vamos a la otra orilla del Jordán?

–           Las turbas regresan después de la Pascua a sus casas.

En Jerusalén demasiados me buscaron en vano.

Predicaré y curaré en el vado.

Luego iremos a poner en orden la casita de Salomón.

Nos será preciosa…

–            Pero no volvemos a Galilea?

–           También iremos allí.

Pero estaremos mucho en estas partes meridionales y un refugio será precioso.

Dormid. Yo salgo.

Es de noche.

De los aleros caen sonando en las hojas, abundantes gotas de rocío. de la vid.

Estrellas inverosímiles en el cielo; un número incalculable de estrellas,

de estrellas en que se pierde la mirada.

Cantos de grillos y aves nocturnas.

Silencio de los campos.

Los apóstoles ya se han retirado.

Pero Nique está levantada, escuchando al Maestro

Él está sentado rígidamente en un asiento de piedra que apoya contra la casa.

La mujer está de pie, delante de Él, con postura de atento respeto.

Jesús debe estar terminando de desarrollar unas palabras.

Dice:

–          Sí.

La observación es cabal.

Pero es cierto que a este penitente, que «está renaciendo», no le habría faltado la ayuda del Señor.

Mientras cenábamos y tú preguntabas al mismo tiempo que servías,

Yo pensaba que la ayuda eres tú.

Has dicho:

«No puedo seguirte sino por breves períodos,

porque se debe vigilar la casa y a la servidumbre nueva».

Y manifestabas tu desazón por ello, diciendo que si hubieras sabido que me ibas

a haber encontrado enseguida, no habrías adquirido esto que te vincula.

Como puedes ver, esto ha servido para hospedar a los evangelizadores.

Por tanto, es bueno.

Pero es que, de todas formas, puedes servir…

En espera de servir perfectamente a tu Señor, te pido un servicio,

por amor a esa alma que está renaciendo, que está llena de buena voluntad,

pero que es muy débil.

El exceso de penitencia podría angustiarla, y Satanás servirse de esa angustia.

–           ¿Qué debo hacer, mi Señor?

–            Ir. Cada luna, ir como si fuera un rito.

Lo es. Es un rito de amor fraterno.

Irás al Carit y, subiendo por el sendero que va entre los robles, llamarás: «¡Elías! ¡Elías!».

Él se asomará extrañado, para ver.

Tú lo saludarás así: «La paz a ti, hermano, en nombre de Jesús el Nazareno».

Le llevarás tantos panes bizcochados cuantos días tiene una luna.

Nada más en el verano.

Desde los Tabernáculos en adelante, junto con los panes le llevarás cuatro loges de aceite cada mes.

Y para los Tabernáculos le llevarás una túnica caprina, que es pesada y no se moja.

Y una manta.

Ninguna otra cosa.

–           ¿Y ninguna palabra?

–          Las estrictamente útiles.

Te preguntará por Mí.

Dirás lo que sabes.

Te confiará sus dudas, esperanzas y desalientos.

Tú dirás lo que tu fe y piedad te inspiren

Por otra parte, no durará mucho el  sacrificio…

Ni siquiera doce lunas…

¿Quieres ser compasiva conmigo y con el penitente?

–            Sí, mi Señor…

Pero ¿Por qué tan triste?

–           ¿Y tú por qué lloras?

–           Porque en tus palabras presiento presagio de muerte…

¿Te voy a perder tan pronto, Señor?

Nique llora en su velo.

–            ¡No llores!

Tendré mucha paz, después…

Sin odio. Sin celadas.

Sin todo este… horror del pecado contra Mí, en torno a Mí…

Sin compañías atroces…

¡No llores, Nique!

Tu Salvador estará en paz. Victorioso…

–              Pero antes… pero antes…

Con mi marido siempre leíamos a los profetas…

Y temblábamos de horror por las palabras de David e Isaías…

Pero, ¿Te va a pasar eso?, ¿Exactamente eso?

–            Eso y más todavía…

–           ¡Oh!… ¿Quién te consolará?

¿Quién hará que en tu muerte tengas… esperanza todavía’?

–            El amor de los discípulos, y especialmente de las discípulas fieles.

–            También el mío, entonces.

Porque yo bajo ningún concepto estaré lejos de mi Redentor.

Sólo… ¡Oh! ¡Señor!…

Exige de mi todas las penitencias, todos los sacrificios,

pero dame un coraje viril para esa hora.

Cuando Tú seas «como una teja reseca», y tengas «la lengua pegada al paladar» por la sed,

cuando parezcas «el leproso que se cubre la cara»,

haz que yo te conozca como Rey de reyes y te asista como sierva devota.

¡No me escondas tu rostro torturado, Dios mío!

Como ahora dejas que me deleite en tu fulgor, Estrella de la mañana,

haz que pueda mirarte entonces, y que tu rostro se estampe en mi corazón,

que – ¡Ay, el mío también, como el tuyo! – ese día estará blando como la cera, por el dolor…

Nique está ahora de rodillas, casi abatida.

Y de vez en cuando levanta su cara bañada en lágrimas a mirar a su Señor,

candor de carne bajo el candor de la luna, contra el color oscuro de la pared.

–              Tendrás todo esto.

Y Yo, tu piedad.

Subirá conmigo a mi patíbulo y de allí subirá conmigo al Cielo.

Tu corona para toda la eternidad.

Ángeles y hombres dirán de ti la más bella alabanza:

«En la hora de la desventura, del pecado, de la duda, ella fue fiel;

no pecó y socorrió a su Señor».

Levántate, mujer.

Y bendita seas ya desde ahora y para siempre.

Le impone las manos mientras ella hace ademán de ponerse de pie.

Y luego vuelven a la casa silenciosa, para el descanso de la noche.

P La Potencia del Amor 2


Enero 09 de 2022

Habla el Espíritu Santo:

EL AMOR PERFECTO

El que crece en el Amor, crece en perfección.

El amor perfecto consiste en amar a Dios Uno y Trino,

y a los hermanos,

más que a cualquier otra cosa en el mundo.

ES EL MANDAMIENTO NUEVO,

LIBREMENTE ACEPTADO

Y VIVIDO CON EL MÁS ALTO GRADO

DE INTENSIDAD,

POR LOS QUE NO CONOCEN

LA ARIDEZ ESPIRITUAL,  

PORQUE ELLOS QUIEREN SUFRIR,

Esa cruz me pertenece Señor, ¡Crucifícame Jesús, porque te adoro sobre todas las cosas! Y ayúdame a Amar, haciendo Tu Voluntad y no la mía…´

PORQUE EL SUFRIMIENTO

ES EL ALMA DEL AMOR…

Y esto es lo que comprende el alma que desea ser víctima.

Porque la naturaleza del Amor lleva en su manifestación,

EL DAR Y EL DARSE

Al igual que el Amor Eterno que lo ha dado ¡TODO!

El Amor tiende a la UNIÓN, por ley natural y sobrenatural.

Y el Dios Omnipotente sacia su sed ardiente de amor,

dándose completamente a nosotros,

para unirse y ser una sola cosa con Él.

Esta perfección del Amor

se completa y se logra en el Paraíso.

Permaneced como la Virgen, al pie de la Cruz. Y seréis consolados. Ni siquiera allí María se sentía abandonada. Por el contrario, su Hijo la amó aún más por sus sufrimientos…

El grado de gloria corresponde a este grado de Amor.

Más intenso en el amor alcanzado…

Y más alto el grado de gloria.

QUIÉN MATA EL AMOR, MATA LA PAZ

La Paz es tanto más viva, cuanto más vivo es el amor.

Y se puede medir cuanto una persona ama, según la paz que tenga en sí.

Quién ama, actúa bien.

Actuando bien, no conoce turbación.

Y esto sirve para todas las formas de amor.

El amor natural no difiere en ciertos aspectos,

del amor espiritual;

ni tampoco difiere en las reacciones.

Amor exagerado y equivocado…

Cuando una persona NO ama

O ama equivocadamente a otra persona;

es inquieta, suspicaz, inclinada a desconfiar

Y aumentar más sus ofensas…

Y automáticamente sus sospechas y sus inquietudes.

EL AMOR NOS DEJA INDEFENSOS,

EN LAS MANOS DEL SER AMADO,

CUANDO HEMOS ENTREGADO TODO

El amor puede lastimar, cuando nos atrapa, nos domina

y nos condena a sufrir por lo que queremos dar y no podemos

o queremos tener y no obtenemos.

A llorar por la separación,

a anhelar ardientemente la posesión.

«Porque es fuerte el amor como la muerte. Y (los celos) la pasión tenáz como el infierno… Cantares 8, 5-14

A añorar su ausencia con los recuerdos.

A exigir el absolutismo en el ser amado,

que nos impulsa a ser lo único para él,

así como sentimos que él lo es para nosotros.

A morir por él y sin él.

Sumergiéndonos en el éxtasis o en la angustia de la incertidumbre,

CONVITIENDO NUESTRA VIDA EN UN SU Y BAJA

ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO

haciendo que aumente la adrenalina por la euforia de la dicha

O EL MIEDO DE PERDERLO

Y por lo tanto, cuando una creatura no ama o ama mal a Dios,

la inquietud aumenta infinitamente

Y SE ACABA LA PAZ

Como un viento de desventura,

arrastra siempre más lejano del puerto a la pobre alma,

que termina por perecer miserablemente…

SI UN MILAGRO DE DIVINA BONDAD

NO INTERVIENE PARA SALVARLA

Y es lógico que así suceda.

Y Dios no tiene la culpa de esto.

Ya que nosotros tenemos la absoluta obligación de amarlo,

PORQUE ÉL NOS HA DADO AMOR

Y NOS PIDE AMOR

Cuando nosotros negamos a Dios Amor

caemos como una consecuencia natural,

en poder del Príncipe del Mal.

Dejamos la luz…

Y las tinieblas nos envuelven.

Comienza entonces el tormento

que es la fase preparatoria de las penas futuras.

Pero el alma amante, segura de ser amante, está en la Paz.

El prójimo podrá acusarla de todas las cosas más malvadas.

Las circunstancias podrán tener la apariencia de castigo celestial.

Pero el alma no saldrá de su paz.

PORQUE ELLA SABE QUE AMA

Y NO LE TEME A NADA

Jesús dijo: “Uno de vosotros me traicionará”…

Y aquella frase fue como una pelota lanzada sobre una laboriosa colmena

Todos se resintieron.

El culpable llegó al grado de denunciarse a sí mismo,

diciendo: “¿Acaso soy yo?”  

Y obtuvo la respuesta afirmativa

que solo la obtusidad de los demás, no permitió que fuese comprendida.

La culpa tiene estas imprudencias:

Ciega al punto que conduce a la autodenuncia.

Pero Juan, el amante fiel,

NO movió la cabeza del pecho de Jesús.

Su paz quedó sin agitación.

Él sabía cuanto y como lo amaba.

Tenía como defensa de toda acusación y reproche; 

su caridad y su pureza.

Y permaneció con la cabeza que no sabía traicionar,

sobre el Corazón que no sabía traicionar.

PORQUE EL AMOR CONDUCE

AL ABANDONO TOTAL EN DIOS

Amar a Dios es poderlo todo,

porque Dios ama al que lo ama y el amor hace todo lo que hace falta.

Cuando este amor santo se posesiona de un alma,

aviva en ella la Fe y la Esperanza,

impulsándola a la práctica de todas las virtudes.

El alma que ama a Dios,

corre por los caminos de la perfección,

SIN IMPORTARLE LAS ESPINAS QUE VA PISANDO 

Llegando a volar sin que esto se lo impidan

Nuestro verdadero bautismo lleno de gloria y júbilo celestial, es cuando somos capaces de decir: «Crucifícame Señor, porque te adoro sobre todas las cosas…

los mil obstáculos, que se le interpone

Ella los traspone con el ardor interno de la Fe viva y la santa esperanza.

El amor es el redentor individual.

QUIÉN AMA INICIA SU REDENCIÓN

Lo que falta lo pondrá Jesús.

Cuando un alma vive en la Caridad,

su corazón está tranquilo y lleno de paz.

OYE LA VOZ DE DIOS Y LA COMPRENDE

DIOS NO SE MUESTRA A QUIÉN NO AMA

Cuando se ama a Dios,

se le obedece con prontitud y con alegría.

Quién no obedece es un rebelde.

Y el rebelde no ama a Aquel contra quién se rebela.

No se conquista el Cielo si no se ama

Y para aprender a amar

Señor, enciende mi corazón en el FUEGO de tu AMOR ARDIENTE y ayúdame a AMAR como Tú Quieres que lo haga…

es necesario que el Maestro Jesús nos enseñe paso a paso,

en cada circunstancia de la vida…

El que está solo, jamás es fuerte.

Ni puede ser amado el que no ama.

EL CORAZÓN SE ENDURECE

CUANDO LA INJUSTICIA ES DEMASIADA.

PARA CONTRARRESTAR ESTO,

ES NECESARIO CONOCER Y DOMINAR A LA PERFECCIÓN,

LA FUERZA DEL PERDÓN

Y cuando se unen estas Tres Fuerzas:

EL AMOR, EL DOLOR Y EL PERDÓN

Se está listo para la unión con Dios

El Amor es confianza absoluta en Dios

y ayuda mutua entre los hermanos

Porque el amor cristiano hace hermanos de debilidad…

Hermanos en el conocimiento de la Verdad.

Y en el esfuerzo de practicarla.

EL AMOR ES CULTO DE ADORACIÓN A DIOS

Amar es dejar todo en el pasado

Y ENTRAR

EN EL ETERNO PRESENTE DIVINO:

El amor por Dios, para salvar a las almas

y el amor por la Doctrina Cristiana, para amar a todos

y amarlo todo, a través de Dios.

PARA ALCANZAR EL VERDADERO AMOR,

ES PRECISO OBEDECER A DIOS.

PORQUE DIOS PERDONA TODO

CONDICIONANDO LA MEDIDA DEL PERDÓN

A LA DEL AMOR QUE TIENE EL CULPABLE

El amor es constructor y une.

Preserva de la corrupción.

El amor conduce a esperar en Dios.

El amor ayuda a evitar el Mal.

34. Raza de víboras, ¿Cómo podéis vosotros hablar cosas buenas siendo malos? Porque de lo que rebosa el corazón habla la boca. Mateo 12

El amor preserva del Egoísmo; 

porque los egoístas son los falsos amantes de sí mismos,

QUE AMAN LA PARTE PERECEDERA

Y DESTRUYEN LA INMORTAL Y SANTA:

EL ALMA

El amor perfecto pospone los intereses humanos, a los divinos.

Es un intercesor que se adhiere a Jesús en la Obra de la Redención.

Muchas almas se salvan en el último momento,

por las oraciones y los sacrificios de las almas víctimas.

Ellas unen sus obras a las de Jesús…

Y se crucifican por su propia voluntad,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Nos da el HEROÍSMO para el martirio. Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino Y subir a la Cruz…

entregándose al Amor en

UN HOLOCAUSTO DE AMOR

Y DE INMOLACIÓN VOLUNTARIA

para padecer y morir,

para dar gloria a Dios y salvación eterna a los hermanos.

SE ENTREGAN PARA SALVAR

EMPUJAN SU AMOR HASTA SER

UNA HOGUERA PARA SALVAR

AMAN EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO

ACEPTAN LA PERSECUCIÓN Y EL MARTIRIO

Sufren las enfermedades que Dios les envía…

Y llegan a un amor tan completo,

que ni las torturas, ni las acusaciones,

las separaciones de sus familiares,

ni la pérdida de sus bienes y hasta de la propia vida,

tienen importancia.

Dios les da una ayuda sobrenatural

Y cambian todo esto en pedestal,

para levantarse hacia el Cielo.

Para aceptarlo todo…

EXTENDIENDO LOS BRAZOS

Y EL CORAZÓN HACIA SU PATÍBULO 

AL QUE SE ABRAZAN POR AMOR A SU DIOS

¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? ¡En Dios pondré mi esperanza! Y todavía lo alabaré…. ¡El es mi Salvador y mi Dios!

Es el amor que con Dios en una entrega total hasta perderse en Él.

Permanece fiel al amor y el pecado no tiene acceso.

PORQUE EL AMOR NUNCA PECA

Y SÍ REDIME,

AÚN A COSTA DE PROCURARSE DOLORES Y ODIO

Y AQUÍ ES DONDE EL AMOR   

SOBREPASA LOS LÍMITES HUMANOS

Y ENTRA EN LOS SOBRENATURALES.

PORQUE DIOS SE PRECIPITA

Y ARREBATA

AL QUE LO AMA CON TODAS SUS POTENCIAS,

HASTA LAS ALTURAS VERTIGINOSAS

DEL HEROÍSMO ESTUPEFACIENTE.

Y el amor perfecto deifica las almas al fusionarlas con Dios.

El miedo nunca edifica y siempre conduce a la desesperación.

EL AMOR ES PRUDENCIA Y VALOR

EL QUE AMA NO TEME

Confía ciegamente en Dios, en su Amor y en su Poder

Y acepta todo lo que la Voluntad divina le pide, precisamente porque le ama.

Las enfermedades que Dios envía a sus justos,

hace que sean como rehenes de guerra,

para la salvación de los demás.

El mundo se ha hecho a sí mismo, centro y medio de placer.

El alma-víctima es el pararrayos de la Justicia Divina

Los sufrimientos del alma-víctima

pagan la dosis de culpa que el mundo diariamente acumula

Y que si no fuera por ellos,

harían que el linaje humano

quedase sepultado bajo la Maldición de Dios.

El que sufre santamente ofrece las batallas más duras,

al feroz guerrero que hay en el mundo

Y que se esconde bajo las apariencias de los hombres:

SATANÁS.

El Torturador y causa de todos los males.

EL ALMA-VÍCTIMA

«El Infierno entero se estremece, cuándo el alma víctima se pone de rodillas… ¡Porque no saben qué misil balístico celestial, les caerá…!»

COMBATE AL MISMO TIEMPO

POR TODOS LOS HOMBRES

Y EL DISTINTIVO DE SUS ENFERMEDADES

Y SUFRIMIENTOS,

ES LA PAZ Y EL GOZO QUE LE ACOMPAÑAN

EN TODO MOMENTO.

La Humildad es Amor.

El Heroísmo es humilde y la Fe intrépida,

Llevan a la mansedumbre que vence al Odio y a la soberbia,

convirtiendo al hombre en rey.

El Amor Perfecto tiene su crisol en:

Cuando Satanás utiliza a los que MÁS AMAMOS, en sus traidores ataques, nuestro PERDÓN debe crecer para neutralizarlo...

EL AMOR POR LOS ENEMIGOS.

Dios es Perfecto y Santo.

La Doctrina Cristiana es Perfecta y Santa.

Los cristianos están obligados a ser perfectos y santos.

La verdadera religión NO es la que se proclama verbalmente.

El comportamiento es el que determina el valor de las creencias

Y la conducta del hombre con el prójimo, con la familia, en el comercio

y en las relaciones con los subordinados;

Es la que proclama si su religión es santa.

EL CRISTIANO OBEDECE

LOS MANDAMIENTOS DE CRISTO

En el Purgatorio estamos SOLOS y se sufre la sentencia en la Cruz por nuestros propios pecados que merecemos… proporcionada por la Justicia Divina, y ya NO tienen mérito de corredención… 

EL QUE DECIDE SEGUIR

EL CAMINO DE LA CRUZ,

SE VERÁ INVARIABLEMENTE PERSEGUIDO

A Satanás no le hace ninguna gracia que un verdadero hijo de Dios,

le arrebate almas.

Y reserva sus más pérfidos ataques,

para doblegar la voluntad del que se le ha escapado.

LO ATACA POR TODOS LOS MEDIOS,

ESPECIALMENTE CON LOS QUE EL HOMBRE MÁS AMA.

SUS ATAQUES SON CRUELES,

«Si en algo te he fallado mi Señor, te pido perdón; pero no permitas que me quede donde estoy. Ayúdame a llegar a donde Quieras que llegue…»

DESPIADADOS, RUINES

Y DE LA MÁS REFINADA VILEZA.

SUS INSTRUMENTOS:

LOS HOMBRES QUE NO

ESTÁN ENTREGADOS A DIOS

EL PERDÓN

(los más pérfidos lo confunden con debilidad)

ES EL ARMA PODEROSÍSIMA

QUE NEUTRALIZA SUS ATAQUES

El que ama con amor perfecto,

utiliza de manera magistral el Perdón

Y VENCE A SATANÁS,

«Déjame que te ayude hermano…» (santa Perpetua)

SIN DAÑAR A LOS HERMANOS

Y así da gloria a Dios.

EL QUE AMA A LOS MALVADOS,

CON SU AMOR

LES ALCANZA DE DIOS,

LA MISERICORDIA

QUE LOS CONVIERTE.

LA PERFECCIÓN DEL AMOR SE ALCANZA

CON EL AMOR DE FUSIÓN

Y EL TODAVÍA MÁS PERFECTO,

AMOR DE COPARTICIPACIÓN

44. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan,

AMOR DE COPARTICIPACIÓN

Quién llega a alcanzar este vértice,

empieza a gustar desde la Tierra las delicias del Cielo… 

Y la dicha infinita de poseer a Dios.

Cuando la regeneración espiritual,

empieza a perfeccionarse

Y el alma aprende a amar perfectamente,

el espíritu DEIFICADO por Dios…

se convierte en verdadero hijo de Dios.

Y es cuando los hombres aprenden a ser dioses,

en la evolución espiritual perfecta: