Apostasía Sacerdotal 2


Donde se centra hoy la confrontación de los católicos alemanes con la doctrina que viene de los Apóstoles.

El Camino Sinodal que ha emprendido la Iglesia Católica alemana

la está llevando a alejarse de la sintonía con la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia mundial.

En el 2021 hubo una bendición masiva de sacerdotes a parejas del mismo sexo, a pesar de la oposición vaticana.

Y en enero de 2022 han escalado exigiendo directamente, el cambio de la doctrina de la Iglesia sobre la sexualidad humana,

y que por lo tanto la Iglesia haga una interpretación diferente de la Biblia.

Aquí hablaremos objetivamente sobre qué cambios en la doctrina católica se exigen desde Alemania,

cómo está presionando por ellos y las señales que da el Vaticano al respecto.

El tema que vamos a tratar hoy es delicado

PORQUE TOCARÁ HERIDAS

QUE MUCHOS CATÓLICOS NO PUEDEN EVADIR

aunque es estrictamente algo de dentro de la Iglesia Católica,

y no critica a nadie, sólo expone hechos.

De modo que no vamos a abrir opinión de ningún tipo y nos mantendremos dentro de la más estricta objetividad,

porque podamos opinar diferente que los que tienen la sartén por el mango.

De modo que pedimos que cada oyente saque sus conclusiones sobre el tema.

La Iglesia Católica Alemana, la más rica económicamente del mundo,

ha comenzado un camino sinodal que involucra a la mayoría de los laicos, sacerdotes y religiosos.

Y que tiene como objetivo cambiar el funcionamiento de la Iglesia,

tanto en el campo de la organización, como respecto a la doctrina.

Y como una iglesia nacional no puede cambiar la doctrina por sí sola,

estamos frente a la posibilidad cierta de un Cisma.

Que posiblemente no tenga sólo consecuencias en Alemania, sino en toda la Iglesia mundial.

En el año 2021 hicimos 3 videos sobre este delicado tema, que te invito a ver para que tengas una idea más clara.

El mes de mayo de 2021 había marcado un hito en este proceso, porque sacerdotes y trabajadores pastorales de toda Alemania

desafiaron al Vaticano, al realizar ceremonias de bendición de parejas del mismo sexo.

Y ante eso, la Congregación para la Doctrina de la Fe declaró el 15 de marzo de 2021,

que la Iglesia no tiene el poder de bendecir uniones entre personas del mismo sexo y les pidió no hacerlo.

Pero varios obispos alemanes, 2600 sacerdotes y un grupo de más de 200 profesores de teología,

firmaron una declaración criticando al Vaticano y mostrando su apoyo a las bendiciones de parejas del mismo sexo.

Y finalmente la bendición fue llevada a cabo bajo el lema «el amor gana»,

mientras que las iglesias desplegaban banderas arco iris y los manteles sobre el altar tenían los mismos colores.

Y algo menos de un año después, el 24 de enero de 2022, el enfrentamiento escaló un peldaño más,

cuando 125 funcionarios de la Iglesia, incluidos sacerdotes, monjas, religiosos, catequistas, administradores, músicos,

profesores de religión, trabajadores pastorales y médicos, presentaron una demanda escrita y un video muy bien realizado.

Todos ellos se definen como personas LGTBIQ+.

Y el lema de la demanda es «#OutInChurch – Por una iglesia sin miedo».

El movimiento cismático presentó una plataforma de 7 puntos,

en que si bien el primero es la aspiración a vivir y trabajar abiertamente como LGBTIQ+ en la Iglesia, sin miedo,

la plataforma apunta a que la Iglesia cambie su doctrina respecto a la sexualidad humana.

Hay que considerar que la Iglesia es el segundo empleador más grande de toda Alemania.

Y la legislación alemana tiene una cláusula de lealtad del funcionario respecto al empleador,

y por lo tanto si la Iglesia no ve bien el estilo de vida de estas personas, las puede despedir.

Pero en los hechos eso sucede pocas veces porque los obispos alemanes tratan de no aplicarlas en estos casos.

De modo que la mira está puesta en cambiar la doctrina y no sólo solucionar un tema laboral.

Recordemos lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre las personas que no son heterosexuales,

y advierto que por hablar sobre lo que dice el catecismo nos pueden censurar.

En los numerales 2357 a 2359 el Catecismo sienta posición sobre el tema.

En resumidas cuentas dice que no es despreciable el número de hombres y mujeres que tienen esta tendencia.

Que es objetivamente desordenada y que constituye una prueba para los que tienen tal tendencia.

Y les llama a unirse a Cristo en su prueba, con las dificultades que puedan encontrar en su condición.

Pero la Iglesia no considera un pecado la atracción por personas del mismo sexo, sino que considera pecaminosos los actos.

Expresa que estas personas deben ser aceptadas con respeto, compasión y sensibilidad

y debe evitarse todo signo de discriminación injusta en su contra.

Y que están llamados a la castidad.

El punto central de la plataforma de 7 puntos es la cismático respecto a la doctrina católica expresada en el Catecismo.

Porque habla de lo que llama

«las declaraciones difamatorias y obsoletas de la doctrina de la iglesia sobre la sexualidad y el género».

Exige que las posiciones oficiales de la Iglesia, y por tanto del Catecismo,

se revisen «sobre la base de los hallazgos teológicos y científicos humanos».

Y apela a la responsabilidad de la iglesia mundial por los derechos humanos de las personas con atracción al mismo sexo.

Y expresa que «la Iglesia no debe negar la bendición de Dios

y el acceso a los sacramentos a las personas y parejas» con esta tendencia.

Lo cual como vimos fue contestado con la declaración de la Doctrina de la Fe del 15 de marzo de 2021.

En ningún momento de la plataforma habla de las expresiones sobre la sexualidad plasmadas en la Biblia,

que fue la argumentación vaticana para decir que la Iglesia no tiene permiso para bendecir parejas del mismo sexo.

Pero dice que una iglesia que invoca a Jesús y su mensaje debe promover una cultura de la diversidad.

Y finalmente el mensaje se torna emocional, cuando dice a los obispos

que la Iglesia ha causado mucho sufrimiento a lo largo de su historia, a las personas con estas tendencias,

y por lo tanto les pide que hagan un mea culpa y aboguen por los cambios.

El lanzamiento de esta plataforma disidente de 7 puntos fue algo bien estudiado y profesional,

que excedió lo que puede considerarse como un simple reclamo laboral.

En la estrategia hubo un documental de televisión de una hora de duración titulado «Cómo nos creó Dios»,

en el que el locutor dice que el no cumplir las demandas podría hundir a la Iglesia Católica en otra crisis de fe.

En ese documental, emitido por la televisión pública,

aparecen sacerdotes, un obispo y funcionarios de estructuras eclesiales como Cáritas y las curias dando su testimonio.

Aparece por ejemplo el jesuita Ralf Klein, quien dice que su salida del armario en Berlín frente a 200 católicos, en una reunión diocesana,

fue recibida con un estruendoso aplauso.

También dos ex monjas, una de ellas teóloga, revelan cómo se conocieron y se enamoraron en el convento,

cómo han estado juntas durante 40 años y que para ocultar su relación tuvieron que trabajar lejos de donde vivían.

Y un periodista deportivo dice que fue monaguillo y conferencista,

y que renunció cuando el Benedicto XVI aplicó la línea dura al frente de la iglesia mundial.

¿Y qué han dicho los obispos alemanes sobre esto?

El Obispo Helmut Dieser de Aquisgrán,

ha sostenido que la atracción hacia el mismo sexo «es una orientación básica que pertenece al ser humano».

Y que la Iglesia necesita cambiar su posición bíblica y sus leyes con respecto a la cuestión de la sexualidad humana.

Y otros obispos dieron la bienvenida a la campaña.

Sin duda esta campaña apunta a que el Camino Sinodal alemán asuma el cambio de doctrina sobre la sexualidad en la Iglesia alemana

y a que el Vaticano también lo haga.

Pero hasta el momento ningún acto oficial del Magisterio de la Iglesia ha dado indicación de apertura al respecto.

De hecho, la declaración de la Doctrina de la Fe del 15 de marzo del 2021 reafirmó que los actos no heterosexuales son un pecado

y que la Iglesia no puede bendecir esas relaciones.

Sin embargo Francisco ha realizado gestos que pueden insinuar una apertura.

Como por ejemplo una carta de apoyo al Padre James Martin en su ministerio,

cuando él aboga públicamente por el cambio de la doctrina sobre la sexualidad.

Lo mismo que a la monja Jeannine Gramick que aboga por lo mismo.

tenemos las declaraciones del activista Juan Carlos Cruz,

quien sostiene que el propio Papa le dijo in voce, que estaba herido por esa declaración de la Doctrina de la Fe.

Y luego sucedió la remoción del secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 

arzobispo Giacomo Morandi, responsable de redactar la aludida declaración.

En resumen, la Iglesia Católica es una institución compleja donde hay muchas internas.

Y una de ellas es la que sucede con la Iglesia de Alemania,

que está haciendo presión para cambiar la doctrina católica sobre la sexualidad humana.

Y esto nos pone a las puertas de un Cisma en la Iglesia, porque los alemanes están escalando en sus exigencias.

Por ahora las demandas están circunscritas a Alemania pero no podemos predecir cómo va a seguir esta presión

y qué consecuencias tendrá en el resto de la Iglesia y en el Vaticano.

Bueno hasta aquí lo que queríamos contar sobre la nueva escalada de los alemanes para cambiar la doctrina de la Iglesia,

por lo menos respecto a la sexualidad humana.

Y me gustaría preguntarte qué prevés que pueda suceder en la Iglesia con esta demanda alemana. 

Fuente: Foros de la Virgen María

MIRA ESTOS VIDEOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: