Respuesta Celestial


Octubre 21 de 2020

Habla Dios Padre.

Visión: Veo a Dios Padre sentado en Su Trono. Abre Sus Manos, Sus Brazos, sopla y es Su Aliento de Vida para empezar con la Creación.

Hijitos Míos, la Creación fue un regalo que Yo mismo Me hice

para transmitir Mi Amor a seres creados por Mí, para que vivieran Mi Amor.

Mi Amor es Creación, todo lo creado lleva Mi Amor impuesto,

nada se da si no lleva Mi Sello de Amor,

todo lo que veis y lo que no veis.

Primeramente, fue la Creación Angelical,

hechos sin sustancia carnal sino totalmente espiritual.

Gozaba Yo con ellos, transmitiéndoles Mis Potencias de Amor y ellos Me alababan sin conocerMe,

pero sintiendo Mi Vida que fluía a través de ellos,

hasta que cometieron el error, guiados por Luzbell, de darMe la espalda,

y una gran cantidad de ellos se apartaron de Mí y les retiré Mi Amor,

y con ello quedaron convertidos en Demonios,

seres horripilantes a la vista de todo lo creado;

sus potencias se mantuvieron, pero ya no aumentaron por el gran pecado que cometieron.

Luego viene la Creación del hombre

y nuevamente es Mi Amor el que os va creando.

Quiero hacer énfasis en esto, Mis pequeños,

que Mi Amor es el que produce la vida, es el que crea,

es el que perfecciona, es el que os mantiene Conmigo.

Vuestros Primeros Padres empiezan a gozar la Creación que Yo hice para que gozaran ellos y sus descendientes.

Entendían perfectamente lo que Yo había hecho con ellos y lo que Yo quería para su descendencia.

Gozaban inmensamente de Mi Amor, de Mis Bendiciones, de Mis favores,

por el bien que ellos Me daban, salido de su corazón.

Me amaban intensamente y Yo también los amaba intensamente.

Bajaba del Cielo a su corazón, gozaba estar con ellos, ellos eran Mi Paraíso Terrenal.

Ellos eran Santos, eran bellos, estaban llenos de Mi Amor.

Gozaba Yo el amor que tenían en su corazón.

Y no solamente lo tenían sino además lo multiplicaban con sus actos, con sus palabras, con sus agradecimientos,

ERA UN AMOR RECÍPROCO

Yo los seguía bendiciendo y ellos seguían gozando Mi Presencia en ellos.

Yo vivía con un gran gozo en su corazón, eran Mi Paraíso en la Tierra.

Satanás, al darse cuenta de Mi predilección hacia ellos y de Mis planes futuros para con ellos,

se entromete, los engaña y los hace caer en ese pecado tan grave que los aparta de Mí.

El hombre cae, y así como les quité a los ángeles traidores Mi Amor,

también a vuestros Primeros Padres les quité el Conocimiento Infuso que les había Yo regalado cuando los creé.

Aquel que tiene la soberanía sobre todas las cosas

A partir de ahí empieza la decadencia del hombre, que eran los seres más perfectos creados hasta ese momento.

Un gran castigo se merecieron por haberMe dado la espalda, por haber traicionado Mi Obra en ellos,

y que vosotros, sus descendientes, habéis venido sufriendo a lo largo del tiempo por ese Error tan grande que tuvieron.

Cuando Yo he creado todo, lo he creado para que el hombre lo gozara. 

Cuando Yo creé todo, le di una orden tajante a toda la Creación: “Creced y multiplicaos”,

y a vuestros Primeros Padres también les pedí, como Orden Divina, el proteger todo lo creado. 

Pero aquí hay algo muy importante que debéis entender bien, Mis pequeños:

El cuidar de la Creación, porque es préstamo para vosotros, no quiere decir adorar a la Creación,

PORQUE ENTONCES SE CAE EN UNA ABOMINACIÓN

Porque de esta forma el hombre Me hace a un lado,

siendo Yo el Creador y a quien Me debéis todo lo que tenéis.

Vosotros debéis amar y cuidar todo lo creado,

y eso incluye todo lo que tenéis a vuestro alrededor, especialmente a vuestros hermanos.

Pero la Creación es la Naturaleza también, a la que debéis cuidar, porque de ella os alimentáis, de ella vivís,

pero es cuidado el que le debéis y no adoración de ninguna forma,

que así empezaron los pueblos primeros cuando se adoraba al rayo, al fuego, al trueno, etc.

Esas son abominaciones a donde satanás ha llevado al hombre y lo seguís haciendo.

Satanás os sigue engañando, os sigue llevando a la abominación, a hacerMe a un lado,

a no darMe el lugar que Me merezco Yo, como vuestro Dios y Creador,

y que además creo todo en el Amor.

Satanás os lleva a abominaciones en donde os unís personas del mismo sexo,

haciendo creer que es una unión legal ante Mis Ojos.

Satanás os lleva a la degradación espiritual y humana.

Y al hacer esto, va en contra de Mi Orden de “Creced y multiplicaos”.

Con estas uniones, abominables a Mis Ojos,

primeramente, no hay amor, porque en el amor, en el Verdadero Amor, hay procreación, hay reproducción,

hay transmisión de vida y daréis lugar al nacimiento de otro ser como vosotros.

Esa unión, donde hay amoríos pecaminosos, os lleva a la degradación humana y espiritual,

especialmente porque Me dais la espalda,

después opacáis la palabra “Amor”, que Me pertenece y que lleva una fuerza tremenda de producción, de vida,

y no de degradación espiritual y humana, como la lleváis ahora y se ha venido dando a lo largo del tiempo.

(Dice J.V.: Dios Padre me explica en ese momento que la transmisión de los falsos valores, de quienes han preferido vivir en uniones del mismo sexo, los lleva al mal.

Ellos transmiten maldad porque es lo que ellos falsamente o malamente están viviendo, entonces por eso se mantienen en maldad, no pueden producir un bien

porque ellos están viviendo en un mal y lo transmiten, porque ese es el ejemplo que están dando.)

Cuando hay amor, gozáis verdaderamente Mi Presencia en vosotros,

primeramente, para producir vida, y ésta da vida espiritual en vosotros y vida espiritual en los vuestros.

Luego, en unión correcta, santificada y bendecida por Mí, vuestro Dios, dais lugar a un ser,

a un hijo al que amaréis inmensamente y que estará bendecido con Mi Amor

y así Mi Amor, que es vivificante, proseguirá su función entre vosotros.

Satanás os lleva a muchas mentiras, a muchas irrealidades que pronto terminarán;

que las habéis padecido y han llevado a esta Humanidad a una degradación tremenda,

que es lo mismo que sucedía en Sodoma y Gomorra,.

Y estas dos ciudades fueron destruidas por haberMe dado la espalda

y por no haber mantenido la Vida verdadera de Amor que debéis cada uno de vosotros incrementar,

primeramente, en vuestro propio ser, produciendo vida espiritual hacia Mí,

vida espiritual hacia vuestros hermanos

y vida reproductiva en una unión conyugal, bendecida por Mí, vuestro Dios.

Cuando os alejáis de los Mandamientos que os he dado,

estáis traicionando la vida que Yo os he permitido tener para hacer las cosas correctas.

Todo aquel que no está Conmigo ataca Mi Obra, está contra Mí y no recibe Mis Bendiciones

y a eso os ha llevado Satanás; 

os ha hecho creer que podéis tener ese tipo de relaciones del mismo sexo, llamándoles “amor”,

cuando en esa relación no hay vida espiritual, no hay transmisión de Mi Vida,

porque no hay un ser concebido en ese tipo de relaciones.

De esta forma, el hombre ya no es hombre, la mujer ya no es mujer,

Y POR ESO SERÉIS DESTRUÍDOS

Porque no estáis cumpliendo con Mis Órdenes de Creación.

Le habéis abierto vuestro corazón a Satanás,

Me habéis dado la espalda a Mí, habéis creado vuestras propias leyes,

muy contrarias a las que Yo os di para que crecierais en santidad,

para que os protegierais de vuestras propias pasiones,

para que las llevarais a vuestros hermanos y crearais, nuevamente, un Cielo en la Tierra,

pero se os ha hecho más fácil vivir en la degradación, en la falsedad,

EN LA MALDAD A DONDE OS HA LLEVADO SATANÁS

Y ESTÁIS AFECTANDO MI CREACIÓN.

Mi Creación fue hecha con Amor,

y en Perfección para que crecierais, os multiplicarais y vivierais según Mis Leyes y Decretos,

pero aquellos que no lo están haciendo

así serán arrasados por Mi Cólera Divina.

Tiempo se os ha dado para que recapacitarais sobre esto.

Tenéis Mi Voluntad escrita en las Sagradas Escrituras, que os enseñan cómo os debéis tratar entre unos y otros

y cómo debéis vosotros agradecerMe y servirMe a Mí, vuestro Dios y Creador, y no lo habéis hecho.

Muchas oportunidades se os dieron para que recapacitarais.

No pedisteis vivir en la Verdad y en la Sabiduría Divina,

y preferisteis vivir en la mentira a donde os ha llevado Satanás.

LO PREFERÍSTEIS A ÉL 

Y VIVIRÉIS ETERNAMENTE CON ÉL

Tenéis el libre albedrío y no Me escogisteis a Mí como vuestro Dios, preferisteis otros dioses,

lo preferisteis a él, al que os destruyó física, moral y espiritualmente.

Muertos ya estáis, porque vivís en pecado grave por haberMe dado la espalda,

por no haber seguido lo que Yo os pedí.

Fuisteis creados para dar vida, según Mi Orden de crecer y multiplicarse, y no lo hicisteis.

No Me servís para seguir viviendo en este mundo, lo que conocéis y lo que aún no conocéis del Universo entero,

que Yo creé para que fuerais felices y gozarais de Mi Creación de Amor.

Mucho mal habéis causado a Mi Corazón y, a pesar de que os amo porque sois Mi Creación,

no fuisteis los hijos que Yo quise que fuerais

Y SERÉIS ELIMINADOS DE ESTE MUNDO

que Yo creé para alegraros, como a vuestros Primeros Padres.

No os merecéis Mi Creación.

Me duele, Mis pequeños, pero no os merecéis el Amor con que Yo os creé.

Lo rechazasteis y de vosotros tampoco hubo ningún tipo de amor, ni hacia Mí ni hacia vuestros hermanos,

creando vida espiritual, primeramente, y después creando vida humana para llenarla de Mi Amor.

Preparaos para los Acontecimientos que purificarán toda la Creación

y todo lo que aún no conocéis, que también quedó afectado por la maldad de Satanás.

Manteneos en Mi Amor,

Mis pequeños, manteneos en Mi Amor.

Agosto 12 de 2005

Hijitos Míos, quiero hablar a vuestro corazón, quiero hablaros a todos vosotros

por éste gran mal que ha difundido el Enemigo alrededor del mundo,

la concupiscencia que estáis viviendo, la maldad, el pecado del sexo del que estáis padeciendo en éstos momentos.

Mis pequeños, el placer del sexo se os dio como regalo al deber impuesto de la procreación.

Os digo deber impuesto, por seguir la orden que Yo os di, de crecer y multiplicaos.

El goce se os da como regalo a la procreación y Satanás os ha llevado a evitar la procreación

y gozar simplemente del placer, del regalo

y eso no es lo debido, Mis pequeños, estáis yendo contra Mis órdenes, no estáis actuando en la Verdad y en el Amor.

Todo acto humano que no lleve santificación, que no lleve espiritualidad, que no esté unido a Mí,

está condenado al fracaso, a la maldad ó al pecado.

Todo aquello que hacéis vosotros, sea lo que sea, como fin egoísta, caerá en éstas tres categorías necesariamente

y os puede llevar a la condenación eterna.

Cuando un acto humano está unido a Mi Divinidad, por el ofrecimiento que hacéis en ello,

ése acto queda Bendecido y os llevará también a una superioridad, a un engrandecimiento, a la santidad,

que a ella fuisteis llamados, Mis pequeños,

a la santidad de vida, por todos vuestros actos humanos Divinizados en Mi Voluntad.

Por eso veis, Mis pequeños, cómo está viviendo el mundo,

aparentemente, un libertinaje agradable, porque sentís que, porque lo hacen ya muchos,

no tenéis ya obligaciones, ni Conmigo, ni con vuestros hermanos,

pero, por otro lado estáis viendo los resultados:

matrimonios deshechos, asesinatos de jovencitas, nacimientos de bebés en edad temprana de Mis hijas.

Habéis destruido Mi obra, estáis llevando lo santo hacia lo pecaminoso y

, podría decir que en el mejor de los casos, hay nacimientos, aunque estén fuera del Sacramento Matrimonial,

porque en otros lados de la Tierra, la misma mujer ha impedido de una u otra forma el nacimiento de Mis hijos,

de las almas que Yo quiero enviar a la Tierra para vuestro bien.

Estáis yendo contra Mis ordenes, estáis actuando en pecado contra Mí, vuestro Dios.

Cuando el hombre se llena de pecado, cuando el hombre solamente ve por sí mismos,

es cuando son atraídos los males hacia su vida y hacia todo lo que os rodea.

La maldad, el pecado, el apartarse de Mi Gracia, le trae enfermedad mental y física al hombre,

empieza a tener problemas con sus hermanos, empiezan las guerras dentro de la familia, dentro del trabajo, entre países,

empezáis a perder todo lo que Yo normalmente os doy cuando estáis Bendecidos por Mi Gracia, por vivir Conmigo

y por cumplir los Mandamientos que Yo os he pedido.

Mi Hijo sanó a muchos enfermos de cuerpo, al sanarlos primeramente del alma.

Una gran mayoría de vosotros estáis enfermos del cuerpo porque vuestra alma está muy enferma.

Para mejorar en vuestro cuerpo, en vuestra alma, en las relaciones con vuestros hermanos,

para mantener una vida estable y Bendecida sobre la Tierra, debéis regresar a Mí, vuestro Dios y Creador.

Me habéis dado la espalda a Mí, que Soy el Proveedor de todos vuestros bienes, entonces

¿Qué esperáis, cuando no queréis de Mí, nada?,

¿Esperáis bondades cuando no queréis nada de Mí, que Soy la Bondad Infinita?,

¿Os imagináis que aquél que es el Destructor de todos Mis Bienes, -Satanás-, os vaya a pagar con bienes

a la maldad que estáis haciendo en vuestra propia persona y en la persona de vuestros hermanos?,

¡No seáis ingenuos, Mis pequeños, el mal solamente va a producir mal!

Os podrá engañar con un bien efímero, que al final os va a traer más problema que ayuda, para ganaros,

para que estéis con él, para que os mantengáis en vuestro estado de pecado,

pero al final, tendréis mayores problemas que con los que empezasteis.

Os digo todo esto, Mis pequeños, para que os deis cuenta que vuestro mal proceder,

la vida en el pecado, la vida en la concupiscencia, el no cumplir Mis ordenes, siempre os va a traer mal en vuestra vida.

Entended y poned un alto en vuestra vida de maldad y empezad a rectificar vuestra vida,

para que deis mucho fruto, fruto que habéis detenido por años en vuestra vida.

Nunca es tarde para empezar una nueva vida en la Virtud y en la Gracia.

Tenéis la Parábola de Mi Hijo, cuando va pagando lo mismo a los trabajadores que empezaron desde temprano, en la mañana,

hasta aquél último que nada más trabajó una hora, a todos se les dio el mismo regalo, el Reino de los Cielos.

Por eso, confiad en Mi Misericordia,

Yo Bendeciré a todos aquellos que regresen a Mí arrepentidos,

porque no abriré las Puertas del Reino a aquellos que solamente digan “Señor, Señor, dejadMe entrar”,

tenéis que poner de vuestra parte, tengo Yo que ver realmente un cambio de corazón, 

un cambio de actuación en vuestra vida de pecado y entonces así os ganareis el Reino de los Cielos.

Tengo que ver realmente un corazón arrepentido, con un deseo total de cambio para que Yo pueda levantaros,

porque de la otra forma, queréis gozar de los bienes de la Tierra y luego queréis gozar de los bienes del Cielo.

¿Vivís en pecado y creéis que con vuestra vida de pecado podréis entrar al Reino de los Cielos?

¡No, Mis pequeños, no puede ser así!

Orad, buscadMe en vuestro corazón, entended Mis Palabras, dejad que el Santo Espíritu de Amor os guíe,

para que entendáis Mi Voluntad y así podáis salvaros y podáis hacer una vida agradable a vuestros hermanos

con los frutos que deis cuando viváis en Presencia Mía, vuestro Dios y Señor.

Septiembre 05 de 2005

Hijitos Míos, os quiero explicar brevemente, porqué se está dando cada vez más entre vosotros

éstas situaciones aberrantes de relaciones entre hombres con hombres, mujeres con mujeres.

Mis pequeños, el hombre, cuando se ha aparatado de Mí, que ya no acepta Mis Leyes y Mi Amor en su corazón,

tampoco respeta a su prójimo.

Os he dicho que os ha engañado el Demonio, que os ha llevado a una vida fácil,

sexo fácil, negocios fáciles, formas fáciles de vivir.

Cuando Mi Hijo os dijo que aquellos que quisieran seguirle, tendrían que llevar una Cruz como la de Él,

El sufrimiento es INEVITABLE, por eso lo mejor es santificarlo con la donacion voluntaria con la crucifixión de la voluntad.

porque mantenerse en Mis Leyes, mantenerse en las enseñanzas que os dio Mi Hijo,

es una lucha continua, una lucha contra el mundo

y atrás de esto es Satanás quien os desvía de Mis Leyes y de Mis Preceptos.

Entonces, los jóvenes van creciendo, empiezan a tener un ataque,

un bombardeo de ideas contrarias a todo aquello que se os enseñó dentro de Mis Leyes y Decretos.

Las relaciones humanas se vuelven pecaminosas, aún nefastas para la vida natural del hombre.

La vida espiritual, afectada ya desde su nacimiento, porque sus padres no les enseñaron a vivir en Mí,

van cambiando, su niñez, su adolescencia,

y así apartados totalmente de Mí, tomando consejos de todo aquél que os rodea

O del ejemplo que ven a través de los medios de comunicación, afectados ya por el veneno de Satanás,

su escuela es ésta, escuela satánicaescuela de destrucción moral y espiritual, que la llevan a cabo en su vida.

No conocen el trato que se deben de dar como hermanos, no conocen ya la finalidad de lo que puede ser un noviazgo limpio,

para llevarlos a una relación definitiva en el matrimonio para la procreación,

procreación que seguirá dando vida,

pero Mi Vida entre vosotros y así, al no tener una relación limpia, una relación santa desde pequeños,

una relación que os va a llevar a una vida de procreación santa,

se van peleando mujeres y hombres, porque se están viendo como objetos de placer, a ver qué le saca uno al otro,

se van llenando de problemas internos, de vacíos existenciales, de cruda moral y existencial,

el pecado los va agobiando, la misma sociedad, al ver su suciedad en el trato entre ellos, los va apartando,

EL ODIO SE APODERA DE SU CORAZÓN

Y entonces sienten que ya los del sexo opuesto no los entienden y solamente se entienden entre ellos, los del mismo sexo

y así es como se van llevando a cabo éstas relaciones aberrantes.

Porque el Amor, Mis Leyes, Mis Consejos, que debieran de guiarlos, salen sobrando en su vida, 

SE GUÍAN POR EL INSTINTO

Pero ya por un instinto afectado por el pecado

y así terminan relacionándose y viviendo hermanos vuestros del mismo sexo

Y cayendo en un abismo de podredumbre mayor.

Por eso veis ahora entre vosotros éstas situaciones aberrantes que día a día se dan más y más

y todo porque el Amor, el Verdadero Amor, Mi Amor y Mis enseñanzas ya no viven en el corazón del hombre.

Orad mucho, Mis pequeños y dad mucho ejemplo de Mi Amor en vosotros,

guiad a todas aquellas almas con las cuales Yo os pondré en contacto para que las podáis ayudar.

Hacedles entender que fuera de Mí, no encontrarán respuesta a sus preguntas,

que si no están Conmigo, todo será aberrante en su vida, todo les saldrá mal, porque no Seré Yo el que guiará sus pasos y sus metas,

porque no confían en Mí, porque no Me conocen, no conocen a su Padre y no Me tienen confianza para venir a Mí.

Orad, orad por vuestros hermanos, aún los podéis levantar,

no es su culpa que estén así, es Satanás, quien está haciendo su obra en vosotros, en vuestros hermanos,

para impedir Mi Obra Santa y Viva entre vosotros.

Agosto 12 de 2010

Hijitos Míos, Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, aviso a la Humanidad entera que Yo no puedo permitir ésas uniones del mismo sexo,

porque van contra Mi Ley, contra Mis Órdenes de la Creación y no son uniones para dar vida, sino muerte.

Con descaro los llaman matrimonios, cuando el Matrimonio es una institución Divina,

éstas son uniones de pecado y de maldad, respaldadas por Satanás,

para querer destruir todo lo que Yo creé y ordené desde un Principio en la Creación.

El hombre le ha dado la espalda a Mis Leyes, Me está retando a Mí, vuestro Dios

y así, como el pueblo judío, que tantas veces Me dio la espalda,

veis también lo que al pueblo de Sodoma y Gomorra les pasó.

EST+AIS RETANDO A VUESTRO DIOS

¡Oh!, Humanidad perversa y si no reparáis vuestros errores, si no os arrepentís de vuestros pecados,

tendréis también el mismo castigo de Sodoma y Gomorra!

Dentro de Mi Creación no puede haber traidores, ni pueden haber almas que estén tratando de destruir lo que es perfecto.

Habláis a través de las mentiras de Satanás, tratáis de convencer a la Humanidad,

vosotros, los que lleváis a cabo éstas uniones ilícitas,

de que tenéis derechos como cualquier otra unión verdadera y matrimonial

Y NO ES ASÍ.

Estáis actuando contra natura, vosotros no podéis procrear,

vosotros no podéis dar vida, porque sois del mismo sexo.

Vosotros no podéis dar vida tampoco en lo espiritual, porque estáis afectados,

tanto en vuestra mente como en vuestro corazón y en vuestra alma.

No tenéis una vida espiritual correcta, estáis desviados de mente y corazón,

¿Cómo podéis creer caminar en el Bien, queriendo hacer creer que vais por caminos de verdad

cuando no es así porque no estáis actuando bajo Mis Principios Sabios y Verdaderos de todo un Dios?

Os habéis dejado engañar por conveniencia humana

y por vuestras propias desviaciones que escogisteis lo que Satanás os aconsejó.

Satanás tiene tantos esbirros alrededor del mundo, que han llegado a las cúpulas de los gobiernos

y ahora queréis, con ése poder humano, cambiar las Leyes Divinas y esto no será,

Yo, vuestro Dios, os lo digo: Me habéis amenazado a Mí, vuestro Dios,

porque atrás de vosotros está Satanás, que continuamente amenaza Mi Obra y Mi Amor.

Pues ahora Yo os advierto, Humanidad perversa, que si no os arrepentís ¡Y YA PRONTO! de vuestros pecados,

veréis Mi reacción, que no será buena para vosotros,

ya habéis sucumbido al mal y al pecado,

estáis siguiendo lo que Satanás os ha aconsejado,

si no os arrepentís, acabaréis junto con él eternamente.

El tiempo ya es corto e iréis viendo cómo Mi Justicia se irá dando en todos los pueblos de la Tierra.

Os di unas Leyes, unos Mandamientos a seguir y no los estáis siguiendo.

Aquellos que han luchado contra el mundo y se han mantenido cuidando Mis Mandamientos en su vida, y en la de sus hijos,

ELLOS VERÁN MI JUSTICIA PERO NO LES TOCARÁ  

Todo esto os lo digo, Mis pequeños, alrededor del mundo,

que Yo Soy un Dios Justo y que Yo, protejo a los Míos, porque ellos Me protegen a Mí,

porque cuidan Mi Santo Nombre entre todos aquellos que les rodean

y vosotros, los que estáis queriendo engañar a vuestros hermanos, transmitiendo los engaños del mismo Satanás,

PADECERÉIS MI JUSTICIA EN PLENO

Os lo he advertido, en vosotros está el cambiar y que Mi Justicia no os toque de lleno,

o si seguís con vuestros pasos equivocados,

MI JUSTICIA OS APLASTARÁ

ES VUESTRA DECISIÓN.

Nota: Papá Dios me hizo, posteriormente, recordar con esto unas palabras de Su Hijo Jesucristo:

“Todo aquél que le quite la inocencia a uno de éstos pequeños, más le valiera no haber nacido y es mejor que se amarre una rueda de molino al cuello y se lance al mar”.

Inicio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: