500 La Perfección Femenina


500 IMITAR A JESÚS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

420a La vocación de la mujer al amor.

Y entre gritos de aplauso y cuchicheos de burla, Jesús atraviesa parte de la ciudad,

para luego entrar de nuevo en las sombras de los árboles que están a lo largo del río.

Los apóstoles se pegan a Él.

Pedro pregunta:

–             ¿Por qué, Maestro, el espíritu inmundo ha opuesto tanta resistencia?

–             Porque era un espíritu completo.

–            ¿Qué quiere decir esta palabra?

–             Escuchadme.

Hay quien se da a Satanás abriendo una puerta a un vicio capital.

Hay quien se da dos veces, quién tres, quién siete.

Cuando uno ha abierto el espíritu a los siete vicios, entonces entra en él un espíritu completo.

Entra Satanás, el Príncipe Negro.

Felipe dice:

–              ¿Ese hombre, joven todavía, cómo podía estar poseído por Satanás?

–              ¡Oh! ¡Amigos!

¿Sabéis por qué sendero viene Satanás?

Tres son las vías generalmente holladas.

Y una no falta nunca.

Tres:

La carnalidad, el dinero, la soberbia de la mente.

La carnalidad es la que no falta nunca.

Emisaria de las otras concupiscencias…

Pasa sembrando su veneno y todo florece con floración satánica.

Por esto os digo: «Sed dueños de vuestra carne».

Que sea este dominio, el comienzo de cualquier otro dominio,

de la misma forma que esta esclavitud es el comienzo de cualquier otra.

El esclavo de la lujuria se hace ladrón y tramposo;

cruel, homicida, con tal de servir a su ama.

La misma sed de poder está emparentada con la carne.

¿No os parece así?

Así es.

Meditad y veréis si me equivoco.

Por la carne Satanás entró en el hombre.

Y feliz si puede hacerlo, por la carne entra de nuevo;

él, uno y septipartito, con la proliferación de sus legiones de demonios menores.

Judas dice:

–            María de Mágdala,

Tú dijiste que tenía siete demonios…

Tú lo dijiste.

Y ciertamente eran demonios de lujuria.

Y sin embargo, la liberaste con mucha facilidad.

–            Sí, Judas, es verdad.

–            ¿Y entonces?

–            Y entonces, mi teoría se viene abajo…

No, amigo.

Esa mujer quería ya ser liberada de su posesión.

Quería.

La voluntad es todo.

Mateo pregunta:

–          ¿Por qué Maestro, vemos que muchas mujeres están atrapadas por el demonio.

Y – se puede decir – por este demonio?

–             Mira, Mateo.

La mujer no es igual que el hombre ni en su formación ni en las reacciones a la culpa original.

El hombre tiene otras metas para su deseo, mejor o peor.

La mujer tiene una meta: el amor.

El hombre tiene otra formación.

La mujer tiene ésta sensible, aún más perfecta, porque está destinada a la generación.

Tú sabes que toda perfección genera un aumento de sensibilidad.

Un oído perfecto oye aquello que pasa desapercibido a otro oído menos perfecto,

y goza en ello.

Y así el ojo, el paladar y el olfato.

La mujer debía haber sido la dulzura de Dios en la Tierra;

debía haber sido el amor…

La encarnación de este fuego que mueve Aquel que Es;

la manifestación, el testimonio de este amor.

Dios por eso, la había dotado de un espíritu supra-eminentemente sensible,

para que madre un día, supiera y pudiera, a sus hijos;

abrirles los ojos del corazón al amor hacia Dios y hacia sus semejantes;

de la misma forma que el hombre habría abierto los ojos de la mente a sus hijos,

para la inteligencia y la acción.

Reflexiona sobre el imperativo de Dios a sí mismo:

«Hagámosle a Adán una compañera».

Dios-Bondad no podía sino querer hacer una buena compañera a Adán.

Quien es bueno ama.

La compañera de Adán debía por tanto, ser capaz de amar,

para acabar de hacer dichoso el día de Adán en el Jardín feliz.

Debía ser tan capaz de amar;

que fuera segunda, colaboradora y sustituta de Dios en amar al hombre, su criatura.

de forma que incluso en las horas en que la Divinidad no se revelaba a su criatura con su voz de amor,

el hombre no se sintiera infeliz por falta de amor.

Satanás sabía que existía esta perfección.

Muchas cosas sabe Satanás.

Es él el que habla en los labios de los pitones, diciendo mentiras entremezcladas con verdades.

Y dice estas verdades, que él odia porque es Mentira,

sólo – tenedlo presente todos vosotros y los futuros – para seduciros con la quimera de que no es la Tiniebla la que habla sino la Luz.

Satanás: astuto, tortuoso y cruel, se introdujo en esta perfección y ahí mordió.

Y ahí dejó su veneno.

La perfección de la mujer en el amar se hizo así instrumento de Satanás;

para dominar a la mujer y al hombre y propagar el mal…

Juan pregunta:

–            ¿Pero y nuestras madres, entonces?

–            Juan, ¿Temes por ellas?

No todas las mujeres sirven de instrumento a Satanás.

Perfectas en el sentimiento, son siempre extremas en la acción:

Ángeles, si quieren ser de Dios;

demonios, si quieren ser de Satanás.

Las mujeres santas, y tu madre entre ellas, quieren ser de Dios.

Y son ángeles.

Bartolomé pregunta:

–            ¿No te parece injusto el castigo de la mujer, Maestro?

También el hombre pecó.

–             ¿Y el premio entonces?

Está escrito que por la Mujer volverá al mundo el Bien y será vencido Satanás.

No juzguéis nunca las obras de Dios.

Esto lo primero.

Pensad más bien, que, como por la mujer entró el Mal…

Por la Mujer es justo que entre el Bien en el mundo.

Debe ser anulada una página escrita por Satanás.

Y lo hará el llanto de una Mujer.

Y, puesto que Satanás gritará eternamente sus voces…

He aquí que una voz de Mujer cantará para cubrir esas voces.

Santiago de Zebedeo:

–           ¿Cuándo?

–            En verdad os digo que su voz ya ha descendido de los Cielos,

donde eternamente cantaba su aleluya.

Simón Zelote:

–            ¿Será más grande que Judit?

–             Más grande que cualquier otra mujer.

Varios dicen:

–             ¿Qué hará?

–             ¿Qué será lo que hará!

Jesús responde:

–             Invertirá a Eva y a su ternario pecado.

Obediencia absoluta.

Pureza absoluta.

Humildad absoluta.

Sobre esta base se erguirá, regia y victoriosa…

Santiago de Alfeo:

–           ¿Pero no es tu Madre, Jesús, la más grande por haberte engendrado?

–            Grande es quien hace la voluntad de Dios.

Y María por esto es grande.

Todo otro mérito viene de Dios.

Pero éste es todo suyo…

«Guadalupe» en náhuatl significa: «aplasta la cabeza de la serpiente» Es justo Génesis 3,15: María Vencedora del Maligno.  Y la imagen de la tilma, es una pintura exacta como la detalla el Apocalipsis 12,

Y bendita sea por ello.

Y todo termina.

Dice Jesús:

Has visto a un «poseso» de Satanás.

Muchas respuestas hay en mis palabras.

No tanto para ti; más bien para otros.

¿Les servirán?

NO.

A aquellos a quienes más necesidad tienen de ellas no les servirán.

Descansa con mi paz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: