Archivo del autor: cronicadeunatraicion

D TENTÁCULOS DEL ANTICRISTO


PROFECÍAS Y REVELACIONES

JULIO 21/ 2009 8:30 A.M.

Hijitos, los días, meses y años por venir, serán de Purificación.

Confiad en el Triunfo de nuestros Dos Corazones y no os dejéis llevar por el Engaño; pues mi Adversario desplegará a través de los medios de comunicación el anuncio de su aparición,

INYECTÁNDOLE A LA HUMANIDAD EL VENENO DE LA MENTIRA. DIRÁ:

“EL MESÍAS ESTÁ ENTRE VOSOTROS, ESPERADLO”.

Vengo a traer la Paz en todos Los confines de la Tierra. EL Cristo os ama y viene a daros la salvación. Amaos, yo soy la solución para la humanidad”.

Acordaos hijitos, que es el Padre de la Mentira que se disfraza e IMITA en todo a mi Hijo.

Es el Gran Falsificador, no lo escuchéis vosotros Los que sois del Rebaño de mi Hijo y mis muy amados niños.

1 de Juan 2 19-24

No caigáis en el Engaño con el cual seducirá a la inmensa mayoría de la Humanidad; acordaos que es astuto y tratará por todos los medios de haceros perder…

Estáis avisados: leed la palabra de mi Hijo, especialmente el Evangelio de Mateo en el capítulo 24, que habla sobre las “Señales Precursoras” para estos Últimos Tiempos:

Meditad esta palabra en vuestro corazón para que así podáis permanecer firmes en la verdad y se la enseñéis a otros.

Preparaos pues hijitos, porque muy pronto se dará a conocer a nivel mundial el SER DE INIQUIDAD, EL ANTICRISTO,

 Vestido de cordero que seducirá con sus engaños a la inmensa mayoría de la Humanidad.

¡Que tristeza embarga mi Corazón de Madre de la Humanidad, al saber que mi Hijo fue rechazado!; pero a otro, muy pronto la humanidad lo seguirá y alabará como si fuera el mismo Dios.!

LA APARICIÓN DEL SER DE INIQUIDAD DIVIDIRÁ LA HUMANIDAD

8. Os digo que les hará justicia pronto. Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?» Lucas 18

Y HARÁ PERDER MÁS LA FE DE LOS HOMBRES,

INCLUSO EN AQUELLOS QUE SE DICEN SER HIJOS DE DIOS

Lágrimas corren por mis ojos al ver la ingratitud de muchos que decían ser fieles a mi Hijo; pero llegarán las pruebas, el hambre y la desolación y le darán la espalda.

COMO FARISEOS Y JUDAS,

ENTREGARÁN TAMBIÉN AL DIOS DE LA VIDA.

Serán muchos los cristianos católicos que renunciarán de mi Hijo, por seguir el falso mesías.

Conocéis la verdad; sabéis quién es mi Hijo, pero como Judas también vosotros mañana le venderéis.

¡Pobres de vosotros; vuestro tormento será peor!

Hijitos: os hago un Llamado para que oréis conmigo por los TIBIOS DE CORAZÓN, pues serán muchos los que se perderán cuando el falso mesías haga su aparición.

Reparad conmigo este agravio, rezando mi Santo Rosario, pues mi hijo revivirá de nuevo su Calvario.

Os amo mis pequeños; PERMANECCED FIRMES EN LA FE.

Uníos fuertemente a Mí, para que podáis tener abrigo y protección.

AGOSTO 26 DE 2011   8:30 A.M.

Hijitos, todos aquellos que atenten contra el equilibrio espiritual de la Creación, serán borrados de la faz de la Tierra.

Acordaos que vuestro mundo es espiritual y vosotros lo sois también; emanáis del Amor y la Misericordia de Dios, que es Vida, Plenitud y Amor en esencia. 

Si la humanidad fuese espiritual viviría en armonía y plenitud con el Creador y la Creación.

Y este mundo materialista y egoísta creado por el hombre no existiría.

ES EL MUNDO MATERIAL

EL QUE ESTÁ LLEVANDO AL HOMBRE AL EGOÍSMO, SOBERBIA E IDOLATRÍA,

HACIENDO DE LA CREACIÓN UN VALLE DE LÁGRIMAS

POR TANTA INJUSTICIA Y PECADO

Hijitos, no es Dios el culpable de la miseria del hombre; es el hombre apartado de Dios el que sojuzga a su propio hermano.

Sabed que mi Padre respeta vuestro libre albedrío, esperando siempre que obréis con justicia.

Pero no, la injusticia y el desamor del hombre de hoy rompen con la Justicia y el Amor de Dios. 

Mirad cómo quebrantáis los Preceptos de mi padre que son:  Amor, Plenitud, Vida y Justicia, para con vuestro Dios y vuestros hermanos.

El Decálogo de mi Padre hoy es olvidado y quebrantado por la inmensa mayoría de la Humanidad.

Es por eso, por lo que Dios hará uso de su Santa Justicia, para separar los justos de los injustos, el trigo de la cizaña.

Hijitos, os explico todo esto para que entendáis QUE NO ES MI PADRE EL CAUSANTE de vuestra desgracia.

Sois vosotros hijitos rebeldes los que con vuestro comportamiento, desamor y pecado, PERMITIRÉIS LA VENIDA DEL ANTICRISTO.

El cual sembrará el Caos y la Desolación por espacio de 1.290 días.

23. El habló así: «La cuarta bestia será un cuarto reino que habrá en la tierra, diferente de todos los reinos. Devorará toda la tierra, la aplastará y la pulverizará.
24. Y los diez cuernos: de este reino saldrán diez reyes, y otro saldrá después de ellos; será diferente de los primeros y derribará a tres reyes;
25. proferirá palabras contra el Altísimo y pondrá a prueba a los santos del Altísimo. Tratará de cambiar los tiempos y la ley, y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y tiempos y medio tiempo.
26. Pero el tribunal se sentará, y el dominio le será quitado, para ser destruido y aniquilado definitivamente.

Mi Padre lo permitirá para purificar su Creación y sus criaturas.

Entended pues hijitos, que es la inmensa mayoría de la Humanidad guiada por mi Adversario la que sembrará la muerte y la desolación.

Al final mi Padre intervendrá restableciendo su Creación y estableciendo con los supervivientes el Reinado de nuestros Dos Corazones.

OCTUBRE 29 DE 2012 – 8:30 A.M.

Que nadie os engañe diciendo que mi Hijo está aquí o allá, mi Hijo ya no pisará esta Tierra.

 Mi Hijo viene a reinar en los corazones de su pueblo purificado y fiel en los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra que mi Padre creará.

Hijitos, no le creáis a aquellos que anunciarán el regreso del mesías a este mundo.

ESE QUE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ANUNCIARÁN

NO ES MI HIJO.

MAITREYA

ESE ES EL ANTICRISTO DISFRAZADO DE MI HIJO.

Acordaos que es el Padre de la Mentira, el gran imitador y falsificador que vendrá a la humanidad hablándole de paz…

Pero en su corazón sólo hay Odio, Soberbia, Envidia, Venganza, Muerte y Destrucción.

Lo seguirán todos aquellos que NO ESTÁN INSCRITOS  en el Libro de la Vida.

Hijitos, la paz sólo proviene de Dios que es amor y misericordia en esencia,

El Ser de Iniquidad viene es a destruiros y a robaros el alma; se os mostrará al principio como un pacificador…

Mientras se gana la confianza de la inmensa mayoría de la humanidad; hablará de paz y solidaridad y hará prodigios, ésta será la Trampa en que muchos caerán.

Acordaos de lo que os dijo mi Hijo en mensajes anteriores:

NO VEÁIS, NI ESCUCHÉIS AL FALSO PROFETA, AL FALSO MESÍAS,

PORQUE TIENE PODER

PARA INFLUIR EN LAS ALMAS Y HACERLAS PERDER

Hijitos míos, apartaos de sus enseñanzas y falsa doctrina, no lo escuchéis, porque tiene poder para convencer, es astuto, es la Antigua Serpiente y conoce vuestras debilidades.

Sellaos con la Sangre de mi Hijo en vuestra mente, potencias, pensamientos, sentidos, sentimientos, memoria, voluntad, consciente, inconsciente y subconsciente…

Sellad también con su Sangre vuestro cuerpo y espíritu y todos los aparatos como:

La Sangre Preciosísima de Jesucristo, tiene TODO EL PODER…

Televisores, radios, equipos, teléfonos, computadores y cualquier otro medio por donde se pueda filtrar su voz o su imagen.

Pedid hijitos míos, mi santa protección y cuando os sintáis en peligro inminente de caer, decid:

¡Ave María Purísima, sin pecado concebida!

Y yo vendré con Miguel y los Ángeles del Cielo a protegeros.

OS ANUNCIO TODO ESTO HIJITOS MÍOS,

PORQUE MI ADVERSARIO ENCARNADO

ESTÁ POR MANIFESTARSE A LA HUMANIDAD

MAITREYA

COMO EL MESÍAS ESPERADO…

Acordaos mis niños, que todos los acontecimientos se han acelerado por la Maldad y el Pecado de la inmensa mayoría de la humanidad de estos Últimos Tiempos.

¡Oh humanidad ingrata y pecadora que clamáis por la venida de un mesías!

¡Ahí les viene su mesías, el cual os llevará a la Muerte Eterna!.

 MARZO 23 DE 2015 – 3:15 P.M.

Hijitos, cada día la Batalla Espiritual es más fuerte, pero no temáis; Yo estoy con vosotros y os cubro con mi Manto para que permanezcáis unidos a Dios y las Fuerzas del Mal no puedan haceros daño.

Intensificad la Oración, el Ayuno y la Penitencia,

PARA QUE EL PODER DEL MAL NO SIGA EXTENDIÉNDOSE

Y SUS TENTÁCULOS DE MALDAD SEAN CORTADO

La Maldad se está tomando el corazón de esta humanidad, el hombre de hoy está apartado de Dios y NO CONOCE MISERICORDIA…

La SOBERBIA llevará a gran parte de esta humanidad a la perdición eterna.

Hijitos, estad preparados porque el Último reinado de mi Adversario está por comenzar.

El tiempo de la Marca de la Bestia se está acercando. 

Los emisarios del Mal aquí en la Tierra representados en la MASONERÍA, quieren dar comienzo al Nuevo Orden Mundial.

Que sería el inicio de la esclavitud del pueblo de Dios.

Millones de dispositivos cutáneos que vosotros llamáis microchip, ya están listos para ser implantados en todos aquellos hijos de la Oscuridad

QUE CON PLENO CONSENTIMIENTO Y RAZÓN

LE DICEN NO AL DIOS DE LA VIDA

Hijitos, siento gran tristeza al saber que muchas almas se van a dejar marcar por falta de conocimiento y al hacerlo van a perderse.

Muchos por temor a perder su empleo se van a dejar marcar y otros lo harán por falta de conocimiento. 

 ¡Muchas de estas almas dicen amar a Dios, pero sólo parece que es de labios y oídos; porque mi Adversario las va a tomar como si fueran de su propiedad!

¡La Marca de la Bestia está llegando, cuidaos vosotros mis hijitos de caer en este engaño; bien sabéis que AL DEJAROS MARCAR, perderéis el alma!

¡CUIDADO CON LAS JORNADAS DE VACUNACIÓN A NIVEL MUNDIAL! 

Porque muchas de estas vacunas van a venir con el dispositivo que al ser inyectadas os estarían introduciendo el Microchip.

Muchas multinacionales al servicio de mi Adversario empezarán a marcar sus empleados con el microchip y todo aquel que se niegue a colocárselo perderá su empleo.

Los gobernantes al servicio de mi Adversario en cada uno de sus países van a implementar el uso obligatorio del microchip, para poder según ellos dar una mejor cobertura en los servicios médicos.

La banca mundial LUEGO DE LA CAÍDA DE LA ECONOMÍA, también va a implantar el uso del microchip en todos sus servicios bancarios.

El que no tenga el microchip implantado no podrá llevar a cabo ninguna transacción financiera.

En el tiempo del Nuevo Orden Mundial, será obligatorio el uso del microchip para poder acceder a todos los servicios que presta el estado en los diferentes países.

OS ANUNCIO ESTO HIJITOS MÍOS CON ANTICIPACIÓN

PARA QUE OS PREPARÉIS DESDE AHORA

Y NADA OS COJA POR SORPRESA.

La Caída de la Economía a nivel mundial está cerca.

¡Pobres de aquellos que tienen puesta su fe y confianza en el dios dinero; porque muy pronto van a caer con su dios y no volverán a levantarse!

Todo está planeado por los emisarios del Mal para acelerar la aparición del Anticristo y poder así apoderarse de los bienes de los hijos de Dios.

Acordaos hijitos que el Cielo os ha regalado unas armas poderosas: la Oración, el Ayuno y la Penitencia.

Los acontecimientos más cerca son la Caída de la Economía a nivel mundial, la Guerra y el Cisma en la Iglesia de mi Hijo.

Todo lo que está escrito se cumplirá al pie de la letra y no tiene marcha atrás.

Noviembre 30/2015 1:50 p.m.

Hijitos, una vez más os digo: mi Santo Rosario es vuestra protección, no os canséis de rezarlo.

Cada Avemaría que hagáis con fe, es un latigazo que le propináis a los Demonios;

EL REZO DE MI SANTO ROSARIO

DESTRUYE LOS PLANES DEL REINO DE LAS TINIEBLAS.

Y SI LO HACÉIS EN CADENA,

DERROTARÉIS LOS EJÉRCITOS DE MI ADVERSARIO

Y GANARÉIS BATALLAS PARA EL CIELO.

Hijitos, los emisarios del Mal están haciendo rituales para consagrar este mundo y la Humanidad al Príncipe de las Tinieblas,

PARA QUE CUANDO HAGA SU APARICIÓN EL ANTICRISTO

LE SEA MÁS FÁCIL SOMETER A LA HUMANIDAD.

Os pido que consagréis vosotros mis hijitos fieles el mundo y la humanidad a la Preciosa Sangre de mi amado Hijo,

para que destruyáis todas las invocaciones y consagraciones que los hijos de la Oscuridad están haciendo para allanar el camino del falso mesías.

Estoy muy triste viendo la destrucción de los hogares.

La falta de oración y LA TIBIEZA  espiritual de muchas familias los está llevando a la perdición.

Mi Adversario ha tomado posesión de muchos hogares y los está destruyendo.

 

CONSAGRACIÓN: Consciente De mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus Pies y Te agradezco por los innumerables pruebas de Tu Gracia que Te has dignado derramar en tan ingrata creatura. En especial Te doy gracias por haberme liberado por Tu Preciosa Sangre del poder destructivo de satanàs. En presencia de mi querida Madre María Santísima, mi Ángel Guardián, mi Santo Patrono y de todas las Huestes Celestiales, me consagro voluntariamente y de todo corazón, oh Querido Jesús, a Tu Preciosa Sangre con La que redimiste al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. T e prometo, con la ayuda de Tu Gracia y con todas mis fuerzas, suscitar y promover la Devoción a Tu Preciosa Sangre, que es el Precio de nuestra Redención, para que tu Adorable Sangre sea honrada y glorificada por todos. De ésta forma quiero reparar mi deslealtad a Tu Preciosa Sangre de Amor y ofrecerte satisfacción por las muchas profanaciones que los hombres cometen contra el inestimable Precio de su Salvación. Que mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que haya cometido en el pasado contra Ti, oh Sangre Santa y Preciosa, queden borrados. Mira, oh Querido Jesús, te ofrezco el Amor, el Honor y la Adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido olvidar mi anterior falta de fe y frialdad y te pido que perdones a todos los que te hayan ofendido. Báñame, oh Divino Salvador, y a todos los hombres, con tu Preciosa Sangre, para que podamos, oh Amor Crucificado , amarte de ahora en adelante con todo nuestro corazón y que honremos dignamente el precio de nuestra Salvación. Amén
Bajo tu Amparo nos acogemos, oh Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita. Amèn

¡Sellad vuestros hijos y hogares con la Sangre de mi Hijo; sellad también vuestros bienes materiales y espirituales!.

¡Selladlo todo con su Gloriosa Sangre, para que mi Adversario y sus huestes del Mal no puedan haceros ningún daño!.

Os instruyo hijitos míos, para que desde ya os preparéis para el gran combate espiritual que se aproxima.

El Infierno se trasladará al mundo en aquellos días, por eso debéis desde ahora estar preparados para que podáis enfrentar esas fuerzas del Mal que buscarán apoderarse del mayor número de almas.

¡Despertad humanidad de vuestro letargo espiritual, porque el tiempo ya no es tiempo y está en juego vuestra salvación!

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

LOS TENTÁCULOS DEL ANTICRISTO

El ANTICRISTO no es sólo una persona que va a llegar a dominar al mundo y que ha sido anunciada desde antiguo por profetas y videntes y por el mismo Señor Jesucristo.

Sino que es TODA UNA MAQUINARIA mediante la cual el Mal y todas aquellas personas que le sirven, desde hace muchos años,

vienen trabajando para alterar la mente y el cuerpo del hombre con el fin de alejarlo de Dios. 

El Mal se ha valido de diferentes medios para contaminar nuestro cuerpo, mente y sentidos, con el fin de debilitar nuestra espiritualidad y distraernos en conductas mundanas y superficiales, que nos alejan de Dios.

Entre muchos otros medios, se pueden mencionar:

Los alimentos alterados genéticamente y cargados de químicos, que enferman el cuerpo y alteran el comportamiento de las personas.

Las nuevas ideologías y antivalores contrarios a la naturaleza humana, la ciencia y la razón, las cuales se difunden por medio del cine, la televisión, el internet y la educación-

Los medicamentos y vacunas, que lejos de curar las enfermedades, alivian los síntomas de las mismas, pero afectan otros órganos, creando una dependencia y desmejorando la calidad de vida de las personas.

Las leyes y tratados internacionales que aprueban conductas deplorables como el asesinato de los no nacidos por medio del aborto, la pedofilia, el matrimonio de personas del mismo sexo…

Y la limitación de la libertad religiosa, restringiendo la práctica de los principios cristianos, bajo el pretexto de que discriminan los supuestos derechos al aborto, la eutanasia, el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y otros tantos supuestos derechos que no son tales, porque atentan contra los derechos de quienes practicamos los principios cristianos y van en contra la misma esencia de la naturaleza humana.

El Mal no descansa, ya que el Demonio sabe que va a ser vencido por la Mujer Vestida de Sol;

por lo tanto, está aprovechando el tiempo que le queda, para tratar de engañar a la mayor cantidad de personas posible,  con el fin de hacerlas perder la Vida Eterna.

Desde el año 2009,  Nuestro Señor Jesucristo, la Santísima Virgen María y San Miguel Arcángel, han venido alertando a la humanidad sobre la existencia de estos “Tentáculos del Anticristo”,

por medio de los mensajes revelados a Luz de María. 

El Cielo ha venido alertando para que despertemos y nos demos cuenta de que el Demonio nos está manipulando, de forma tal, que conscientemente rechacemos sus ataques…

Y modifiquemos nuestros hábitos para ser más espirituales, unirnos más a Dios, nuestro Padre.

Y EVITAR SER CONTROLADOS POR LOS TENTÁCULOS DEL ANTICRISTO… 

Esta serie de artículos que iniciamos hoy con la letra “T” busca presentar los diferentes tentáculos que el Anticristo y sus servidores utilizan para alejarnos de Dios.

Y para hacernos creer que el pecado ya no es pecado porque los tiempos cambiaron, para que caigamos en el pecado justificando nuestras conductas como si fueran correctas.

LOS TENTÁCULOS DEL ANTICRISTO

¿Qué son y qué revela el Cielo sobre ellos?

Nuestro Señor Jesucristo

20.10.2015

Pueblo Mío, el Mal mueve todos sus Tentáculos en busca de almas para llevarlas a la perdición eterna.

Si a Mi Pueblo no se le delimita el mal, por sí solo no buscará el bien, el Mal es comodidad, libertinaje, insensatez e ignorancia aceptada libremente.

Y esto, hijos, es lo que logran los Tentáculos del Mal, siendo atractivos para que ustedes sean fácil presa.

Aquel que parezca Protector de los pueblos será humillado ante toda la humanidad.

Las contiendas aumentan enrolando en ellas a países pequeños, que entran sin meditarlo en el juego premeditado, de quienes se mantienen como los dictadores y dueños de la humanidad.

Estos son las familias poderosas que se han mantenido unidas bajo un solo propósito:   INSTAURAR UN GOBIERNO ÚNICO,

dando así inicio a la unificación de la religión, de la educación, de la economía y preparando a la humanidad para la llegada de Quién será Flagelo de Mis hijos.

El Anticristo se encuentra en el Mundo y solapado examina el escenario en el que se mueven los hombres, articulando cuanto es necesario para que el Caos se generalice.

 Y su aparición sea tomada por Mi Pueblo como un ‘acto de salvación‘ en medio del padecer por causa del Terrorismo, de la Guerra, de las contiendas y de la Hambruna,

que será un Espectro que pasará entre Mis hijos, desesperando al hombre y llevándole a ser más salvaje que un animal.

Ante el hambre el hombre no es hombre.” 

19.04.2017

Los Tentáculos del Mal han esclavizado al hombre mayor y el hombre mayor le ha entregado a la juventud las creaciones de esos Tentáculos.

Y los adultos han entregado a la niñez lo que la tecnología ha creado por orden de los Tentáculos del Mal.

Esta generación se mueve en un círculo de vicios, todos a favor del Mal.

Algunos esperan la aparición de los Tentáculos del Mal,

pero éstos ya dejaron de ser tentáculos y se han transformado en Armas del Mal con las que ha dominado a la Humanidad. 

La Santísima Virgen María

29.09.2014

¿Cómo es que el pueblo de Mi Hijo no reconoce un Tentáculo del Anticristo?

No le reconoce porque no se informa sobre estos hechos, porque no se adentra en el conocimiento de lo que llega a sus manos.

PREPÁRENSE CONOCIENDO LO QUE LLEGA A SUS MANOS

Y ENCONTRARÁN DETRÁS DE TODO ELLO A SATANÁS,

ENCONTRARÁN DETRÁS DE TODO ELLO

LA HUELLA DEL ANTICRISTO.  

14.01.2015

Ustedes, hijos: Escudriñen prepárense y conozcan aquello que creen lejano o imposible a la comprensión del hombre.

Aliméntense del conocimiento, YA QUE ESTÁN SIENDO ENVENENADOS LENTAMENTE Y SIN QUE LO PERCIBAN, 

No sólo por medio de la alimentación, sino por medio de vacunas preparadas en laboratorios,

con la única finalidad de causar severas enfermedades en el organismo del ser humano, para aniquilarlo.

La astucia de Satanás no se hace esperar, abarca todos los campos.

Y ustedes, manteniendo esa indiferencia pasmosa, permiten que toda esta confabulación les llegue sin que opongan ninguna resistencia.  

31.01.2015

YO LES ALERTO PARA QUE EL PUEBLO DE MI HIJO

ADQUIERA CONOCIMIENTO DE CUANTO LE RODEA

Y SE MUEVE CON INTERESES PROPIOS

PARA REDUCIR LA POBLACIÓN MUNDIAL. 

14.02.2016

“El hombre emana lo que nace en su corazón, lo emana a través de sus sentidos y de sus expresiones.

El acto de mirar conlleva  fuerza.

Y ésta a la vez se une a los otros sentidos y se complementan unos a otros, llevando al cerebro a tener la información necesaria, 

para que todo el cuerpo reciba el mensaje que el ojo transmite, así el hombre forma o deforma

29.05.2016

SON INSTANTES DE CONFUSIÓN PARA MIS HIJOS.

CUANDO A LO INDEBIDO SE LE LLAMA BIEN: ¡ATENTOS!

LO INDEBIDO ES INDEBIDO NO CAMBIA COMO EL DÍA Y LA NOCHE

EL PECADO PECADO ES… sAN PIO X

La confusión se expandirá con el viento, y en busca del libertinaje Mi Pueblo se dividirá.

Será entonces cuando los Tentáculos del Anticristo mostrarán la verdad que escondían, pero el hombre será ya una presa contaminada de la mortandad con que su mente ha sido invadida.

27.10.2016

No han reconocido aún los Tentáculos de Satanás, que han actuado desde antes, y en este instante se han abalanzado sobre todas las almas.

Para ustedes, lo que miran como normal conlleva a grandes pecados, grandes ofensas a Mi Hijo, grandes y graves dolores a Mi Corazón Inmaculado,

Y ES QUE NO DISCIERNEN, SÓLO CAMINAN DETRÁS DEL MODERNISMO. 

04.06.2017

El mal conoce que se levanta con el gran apoyo de la élite poderosa, económica y política, sabe que sus Tentáculos han alcanzado poder sobre la mente de Mis hijos

Y CONOCE EL PODER QUE TIENE SOBRE LA HUMANIDAD

MEDIANTE LA TECNOLOGÍA MAL EMPLEADA,

Con el propósito de dispersar a Mis hijos y que estos se centren en complacer sus sentidos, que les exigen mantenerse dentro del mundo de la ilusión y de la irrealidad.

Los Tentáculos del Mal actúan sigilosamente, han envenenado a la juventud y esta se rebela en contra de las normas de conducta morales, espirituales, educativas y sociales.

Los jóvenes se imponen a sus padres sin respeto alguno, imponen sus juicios, deseos, se lanzan a la perdición,

contaminan su cuerpo y su organismo con todo lo que el Mal les ofrece.

Y estos hijos Míos toman todo cuanto se encuentra delante de ellos sin ningún reparo.

El pudor no existe, es asunto del pasado, de la antigüedad. 

07.05.2018

Ante Mis Anuncios de la llegada de un Anticristo y el poder que le preparaba la llegada, el hombre con una idea encapsulada, esperó y espera ver ante sí mismo la aparición del Anticristo.

Sin percibirlo permitieron que ese poder se adentrara en la Humanidad en general

Y POR MEDIO DE SUS TENTÁCULOS:

Se posesionara de todo lo que el hombre necesita para continuar su paso por la vida… 

Se posesionara de toda innovación para hacer del hombre un esclavo de la tecnología mal empleada… 

Se posesionara de la mente del hombre a través del cine, de la televisión y de algunos medios escritos… 

Se posesionara de la mente del hombre deformando la educación hasta hacerla inadecuada e inmoral.

Por medio de las modas ha logrado incitar a la desviación sexual y a través de algunas llamadas religiones modernistas… 

08.02.2019 

HIJOS MÍOS, ¡ATIENDAN POR FAVOR!…

El Anticristo  camina en el Mundo, se encuentra actuando en el Mundo,

SE ENCUENTRA MOVIENDO SUS TENTÁCULOS PARA ENFRENTARLES A USTEDES,

Para ultrajarles y atropellarles, para llevarlos a que cometan más pecados,

PARA DESESPERARLES, PARA DESESTABILIZARLES EMOCIONALMENTE…

Él mueve todos los Tentáculos que posee para ir en contra de Mis hijos y ustedes no reaccionan ante esto

https://www.revelacionesmarianas.com/TENTACULOS%20DEL%20ANTICRISTO.html

Este video es muy importante y revela muchas verdades sobre lo que sucede con la Pandemia…. 

VEANLO ANTES DE QUE LO BORREN

https://lbry.tv/@rubenluengas:2/P%C3%A9rdida-de-libertad–el-alto-costo-de-la-paranoia-social—Rub%C3%A9n-Luengas–EnContacto—-ENVIVO:4  

T ¡¿SE DESCARA LA BESTIA?!


Ex-ejecutivo de Facebook pide a medios de comunicación cancelar contenido bíblico y conservador

19 Enero, 2021

Un ex-ejecutivo de Facebook con orgullo espera que los proveedores de servicios de televisión y las plataformas de redes sociales,

hagan todo a su alcance para acabar con el contenido conservador.

Alex Stamos, ex-director de seguridad de Facebook, recientemente apareció en el programa «Reliable Sources» de CNN con el presentador Brian Stelter.

Stamos le dijo al presentador que los proveedores de telecomunicaciones como AT&TComcast y Verizon deberían eliminar las perspectivas conservadoras de sus redes.

Permitir que los norteamericanos accedan a este tipo de temas, les da a las personas la facilidad de seguir a los medios o reporteros que más les gusta, señala Smatos.

Foto de Alex Stamos, ex-director de seguridad de Facebook.

El conservadurismo, cabe aclarar, hace referencia los puntos de vista o doctrinas tradicionales

y que en ocasiones están sujetos a puntos de vista bíblicos, como el matrimonio o la sexualidad.

El fundamento del argumento del hombre se centra en que hay famosos que se aprovechan de la protección constitucional de la libertad de expresión que les da la ley;

razón por la que tienen «libertad de hablar lo que quieren».

Por ello, deben ser reprimidos tal y como lo hacen plataformas como YouTubeFacebook o Twitter, sostiene Stamos.

«Creo que eso llega a un tema realmente fundamental con nuestras libertades como estadounidenses en la forma en que hemos tratado la libertad de prensa en el pasado», explicó.

«Está siendo abusada por estos actores en el sentido de que hemos dado mucho margen, tanto en los medios tradicionales como en las redes sociales,

a la gente para que tenga una amplia gama de opiniones políticas.

Y ahora está en el gran escenario económico interés de las personas por volverse cada vez más radicales».

ARTÍCULO RELACIONADO: La Fundación para la Libertad de Religión se opone a la decisión de exhibir los 10 Mandamientos en las escuelas de Carolina del Norte

De acuerdo con el ex-trabajador de Facebook, suprimir los medios y el contenido conservador «ayuda a que este no se vuelva viral».

Stamos considera los temas conservadores como «desinformación» o temas no necesarios, según él lo demuestra.

Y aunque habló de los fallos de esta y lo que puede llegar a causar, no nombró lo que ocurre con la información de izquierda o más secularizada,

que en ocasiones crea divisiones, intolerancia religiosa y cosas por el estilo.

El presentador Steler, por su parte, asintió con la cabeza a lo largo de los comentarios de Stamos, aunque sin ofrecer comentarios de rechazo.

Si se censura el contenido conservador, se abriría una puerta para considerar los temas bíblicos en medios y redes como innecesarios y erróneos; por lo que con facilidad serían prohibidos.

Esta tendencia de cancelar la cultura conservadurista lleva un gran tiempo tomando auge, pero no ha logrado establecerse o ganar ventaja suficiente.

Tal vez ahora ENTIENDAN, el por qué YA DEBEMOS TENER TOTAL USO.

DE NUESTRO CUERPO ESPIRITUAL...

R PASO POR EL DESIERTO


ENERO 17 DE 2021 11: 10 AM.

LLAMADO DE MARÍA SANTIFICADORA AL PUEBLO DE DIOS

Amadísimos hijitos, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y mi Amor y Protección Maternal, os acompañe siempre

Hijitos, los días y meses de este año que está comenzando van a ser más cortos;

id preparándoos a vuestro Paso por el Desierto, porque estos días ya están llegando.

La Humanidad muy pronto entrará en conmoción por la llegada de acontecimientos que cambiarán el rumbo de sus vidas;

Fuego del Cielo en cantidad está por entrar en el espacio de vuestro mundo.

Y fuego de las entrañas de la Tierra está por desatarse, por el despertar de los volcanes.

La vida y cotidianidad de la humanidad, está por cambiar y esto llevará a que una inmensa mayoría pierda la cabeza. 

El pánico y el temor se apoderará de muchos, sólo los que tengan su Fe y confianza en Dios, podrán superar las pruebas.

Los días aciagos que os hablé en mensajes anteriores, están llegando.

Conservad la calma y a todo instante alabad la Gloria de Dios, para que las pruebas de purificación os sean más llevaderas.

Leed los Mensajes del Cielo y ponedlos en práctica,

porque será a través de ellos, que os estaremos instruyendo en este Final de los Tiempos.

ES TIEMPO YA HIJITOS,

EN QUE DEBÉIS DE IR GUARDANDO VÍVERES NO PERECEDEROS Y MUCHA AGUA,

Si cómo la gran mayoría vives al día, tendrás que practicar los Carismas y aprender a usar las matemáticas divinas…

PORQUE LOS DÍAS DE ESCASEZ Y HAMBRUNA,

SE ESTÁN APROXIMANDO.

Mirad que os anuncio con anticipación para que la Prueba de la Hambruna no os coja por sorpresa y toque a vuestra puerta.

Aprovechad ahora que el dinero todavía tiene valor para que os proveáis de alimentos y víveres,

PORQUE MUY PRONTO EL DIOS DINERO VA A RODAR POR EL SUELO

Y YA NO SERVIRÁ PARA CUBRIR VUESTRAS NECESIDADES.

 Cómo vamos a ser probados SIEMPRE en Fe, Caridad y Perseverancia, VAMOS A SER MULTIPLICADORES PROFESIONALES

Este dios con la caída de la economía, va a perder su valor y se convertirá en basura que ya nadie recogerá.

Propagad hijitos el Rosario de Provisión, que el Cielo os envió a través de nuestro profeta Enoch,

para que en los días de escasez y hambruna, no os haga falta el Maná de cada día que mi Padre os enviará.  

El Rosario de Provisión debéis de hacerlo después del rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia, para que podáis recibir la bendición del Cielo.

Este Rosario hijitos, debe de resarce en todos los hogares del Pueblo de Dios,

porque con su rezo mi Padre mañana en los días de hambruna, os hará llegar la provisión de cada día.

El Cielo hijitos, os ha enviado a través de Enoch, tres pilares fundamentales para vuestra salvación y Paso por el Desierto de la Purificación.

Estos tres pilares son: La Armadura Espiritual completa, el Rosario de Provisión y la Coraza de la Sangre del Redentor.

Nuestro Carisma de Milagros lo vamos a practicar en todos los frentes… Cuando terminemos de publicar la serie sobre los Tentáculos del Anticristo. comprenderán porqué…

Fortaleza espiritual ésta, que os mantendrá firmes en la Fe y protegidos en los días de la Gran Tribulación que se aproximan.

Mis niños, el Cisma en la Iglesia de mi Hijo se aproxima; orad conmigo con mi Santo Rosario, para que el Calvario que vivirá la Iglesia la purifique

y pueda levantarse mañana fortalecida por la Gracia del Espíritu y siga siendo luz y guía del Pueblo de Dios.

Preparaos pues mis hijitos, porque el tiempo de vuestra purificación está llegando.

AMAOS Y SOCORREOS MUTUAMENTE

PARA QUE LA FUERZA DEL AMOR Y EL SERVICIO,

Cada milagro en la Biblia, fué originado por un problema que FUE RESUELTO CON LA FE

OS AYUDE A SUPERAR TODAS LAS PRUEBAS.

Acordaos, Yo, vuestra Madre, ya estoy en medio de vosotros en compañía de los Ángeles del Cielo y almas bienaventuradas.

Orad a todo instante con mi Rosario, porque con su rezo encontraréis paz

y estaréis cubiertos con mi Manto, para que nada ni nadie pueda haceros daño.

NO OLVIDÉIS MI PROMESA:

HOGAR QUE ORE CON MI ROSARIO NO SE PERDERÁ,

NI NINGUNO DE MIS HIJITOS FIELES Y SU FAMILIA,

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

CONOCERÁ LA MUERTE ETERNA.

¡OS LO PROMETO!.

Quedad hijitos, en la Paz de mi Señor.

Vuestra Madre, María Santificadora

Dad hijitos a conocer los mensajes de salvación, a toda la humanidad.

Haz clic para acceder a ORACIONES_DE_PROTECCION.pdf

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

P SATANÁS ENCARNADO


Enero 17_2021

Habla Dios Padre

Muchas son vuestras preocupaciones, Mis pequeños, cuando solamente debiera ser una vuestra preocupación, que es la de amarMe.

Y manteneros en estado de Gracia, para que podáis seguir amándoMe eternamente, en el Reino de los Cielos.

Os he dicho, varias veces, que Satanás siempre os está tratando de quitar la paz interior.

Él os conoce bastante bien, conoce vuestros defectos, vuestras desviaciones, vuestros errores y los pecados en los que, fácilmente, caéis.

Y esto os causa preocupaciones, porque él os va a poner las tentaciones para que sufráis y no os fijéis plenamente,

en lo que os debéis mantener en vuestra vida, y sobre todo, en vuestro corazón.

Estáis viendo alrededor de vuestro mundo, todo lo que está sucediendo, a nivel de países, de climas, de guerras

Y TODO CAUSADO POR EL MISMO SATANÁS

19. Sabemos que somos de Dios y que el mundo entero yace en poder del Maligno. 1 de Juan 5

Porque, sabéis perfectamente, que todo lo que es malo, viene de él. 

Ciertamente, algunas cosas Yo las permito, para que vosotros reaccionéis y volteéis vuestros ojos a Mí.

Y os deis cuenta de que sois débiles y que sin Mí, no podéis salir adelante.

¿Cuándo os daréis cuenta plenamente Mis pequeños, de esta realidad?

De que sois débiles y que si no estáis tomados de Mí, llenos de Mi Gracia, llenos de Mi Amor;

fácilmente, Satanás os mueve hacia la preocupación, hacia el error, hacia el pecado. 

Esto no es para vosotros, Yo no os creé para que vosotros vivierais en este estado de preocupación y que os lleva a errores humanos y espirituales.

Vosotros sois Mis hijos y vosotros tenéis, ante Mis Ojos, una dignidad mucho mayor, a la cual debéis vosotros llegar;

pero eso es a través de trabajo, de vuestro trabajo personal, espiritual, humano,

PERO SOBRE TODO, ACTUANDO EN SABIDURÍA DIVINA

Por eso, la Oración es importantísima en vuestra vida, Mis pequeños.

Es necesario que vosotros oréis más, que os adentréis a vuestro corazón, Me busquéis ahí, en Mi Santísima Trinidad…

Y que vosotros os acostumbréis a que vivaMos unidos, uniendo vuestra vida en la Mía y de esta forma, actuaréis siempre en la Verdad, en Sabiduría, en Amor, como se debe vivir en el Cielo.

Mis pequeños, hay mucho mal a vuestro alrededor, hay muchos errores en la vida del hombre y todo causado por esa falta de Oración.

TANTO MAL, QUE CUANDO VOSOTROS OS LLENÁIS DE ESE MAL,

LO TRANSMITÍS TAMBIÉN… 

Y en ese momento, ya no estáis trabajando para Mí, vuestro Dios, no estáis trabajando para el Cielo, para la salvación de vuestros hermanos.

Estáis trabajando para Satanás, para destruir vidas, vidas humanas y espirituales.

Daos cuenta de esta realidad, ya que es muy importante que lo hagáis…

porque de esta forma, podríais estar causando vuestra propia desviación y perdición de vuestras almas y la de vuestros hermanos.

DEBÉIS ESTAR PENDIENTES, ESPIRITUALMENTE HABLANDO,

DE CÓMO SATANÁS OS PUEDE ATACAR,

Y ESTO, SOLAMENTE LO LOGRARÉIS,

SI POR MEDIO DE LA ORACIÓN, HAYÁIS LLEGADO YA,

 ALERTA, estás bajo un ataque espiritual: SI SIENTES FALTA DE PAZ, MIEDO, DUDA, DESALIENTO, SOZOBRA, ANGUSTIA, tristeza, estress, sin fuerzas, enfermedad, depresión, mala suerte, nervios, caos y que Dios no te hace caso… Y TAMPOCO LE IMPORTAS

¡INVOCA A MARÍA!:

¡Ave María Purísima, sin pecado concebida! Tres veces… 

Aunque NO pertenezcas a la Iglesia CatólicaNuestra Madrecita te protegerá…  

A UN ESTADO DE SABIDURÍA

QUE FÁCILMENTE, OS PODÁIS DAR CUENTA

DE CUÁNDO OS ESTÁ ENGAÑANDO SATANÁS.

Necesitáis pues, adentraros más a Mi Vida de Amor, a Mi Vida de Perfección; para que no os dejéis engañar por el Demonio.

Estáis viendo los cambios que se están dando alrededor del Mundo.

Y ESTO ESTÁ PREPARÁNDOSE PARA LA PRESENTACIÓN DEL ANTICRISTO,

MAITREYA

AL CUAL LO PRESENTARÁN COMO EL MESÍAS ESPERADO…

Y si no vivís profundamente en Oración, con la cual podréis DISCERNIR el ERROR que estará,

NO OS PODRÉIS PROTEGER CONTRA ESA FUERZA MALIGNA

QUE SATANÁS TRAERÁ A LA TIERRA

Os sigo previniendo, Mis pequeños…  

Y si vosotros no entendéis o NO queréis entender, porque no Me tomáis en cuenta,

vuestro Error puede llevaros hasta la Perdición Eterna.

Manteneos pues en Oración profunda; en un estado de Gracia, en el cual, Yo vea vuestra alma bellísima, porque así es…

Y sobre todo, un alma llena de Amor cual debéis tener, para que podáis mover las almas de vuestros hermanos a vuestro alrededor…

Hijitos Míos, os repito, continuamente, Me pidáis el Discernimiento Santo porque, sabiendo lo débiles que sois, lo inmaduro que sois en lo espiritual, fácilmente Satanás os puede engañar.

El hombre siempre va a buscar lo atractivo, lo maravilloso, lo que se sale de sus capacidades y que le asombran.

Cuando vosotros os asombráis por algo o por alguien, le seguís, porque está en vosotros, siempre, ésa vanidad de querer ser superiores, de sentiros superiores a vuestros hermanos.

Sabiendo esto Satanás, por eso os presentará un personaje con capacidades superiores a las normales, para que os asombréis y le sigáis…

Y os llene de sus Mentiras las cuales, vosotros rápidamente aceptaréis; porque seguiréis asombrados con todo lo que os dirá y lo que le veáis hacer.

OS ESTOY HABLANDO DEL ANTICRISTO, Mis pequeños.

QUE YA ESTÁ ENTRE VOSOTROS,

QUE OS CONOCE PERFECTAMENTE

MAITREYA

Y QUE OS QUIERE ENGAÑAR

PARA QUE OS APARTÉIS DE MÍ, DE MIS LEYES Y DE MI AMOR.

Vosotros, los que pidáis el Discernimiento Santo, os lo concederé, porque no quiero perder vuestras almas y porque seréis lo suficientemente humildes, reconociendo que necesitáis de Mí, para no apartaros de Mí.  

Os daréis perfectamente cuenta de lo que es la debilidad del hombre, cuando veáis a vuestros hermanos, cómo se dejarán engañar tan fácilmente de éste personaje tan dañino para vosotros,

que Me quitará innumerables almas y las llevará a su perdición eterna.

Mis pequeños, Yo Soy la Verdad, el Único que os puede dar Vida eterna. 

SATANÁS, A TRAVÉS DE SU REPRESENTANTE: EL ANTICRISTO,

MAITREYA

OS PROMETERÁ MUCHAS COSAS,

ESPECIALMENTE AQUELLAS POR LAS CUALES VOSOTROS OS DOBLEGÁIS FÁCILMENTE

COMO ES EL PODER, EL DINERO, EL LIBERTINAJE,

Todo aquello que os he pedido en los Mandamientos que os di, para que no cayerais en la Tentación y os mantuvierais al margen del pecado.

Satanás es muy hábil, Mis pequeños, conoce vuestras debilidades y él sabe cómo mostraros las tentaciones, para que caigáis…

Y al caer, os quiere separar de Mí, para que ya no recibáis Mi Gracia, al cerrar vosotros vuestro corazón hacia Mí y abrir vuestro corazón hacia él.

Muchos estragos causará en infinidad de almas.

Ciertamente, vuestro Libre Albedrío no trabajará para vuestro lado, ayudándoos A DISCERNIR contra el Mal que os presentará en forma agradable éste Representante de Satanás. 

Luchas fraternas habrán, porque algunos de vuestros hermanos sí se darán cuenta del Error a donde os estará llevando éste personaje…

Pero, al tratar de advertir a sus hermanos, a aquellas personas que les rodeen, sufrirán…

Y algunos, hasta la muerte tendrán por el ataque de vuestros hermanos,

QUE NO QUERRÁN HACER CASO A SUS ADVERTENCIAS…   

Preparaos pues, Mis pequeños, orando, ayunando, viviendo vida de mortificación, para que Satanás no os pueda hacer caer a través de su Representante el Anticristo.

Cuidaos de dejar entrar sus palabras y conceptos a vuestra mente y a vuestro corazón. Tenéis las Sagradas Escrituras, ahí tenéis toda la Verdad, él las tratará de cambiar. 

Aunque se haga pasar por Mí, vuestro Dios, NO OS ENGAÑARÁ, respaldaos en ellas.

Las Escrituras, su Sabiduría, os mantendrán libres de los ataques de Satanás, porque os daréis cuenta de la Mentira que saldrá de sus labios.

Cuidaos, Mis pequeños, sed humildes y sencillos, recordad que Satanás siempre buscará llevaros por caminos de soberbia, de vanidad.

Por eso la humildad es el gran escudo contra su presencia en vuestra vida y el ser humildes; os ayudará a acercaros a Mí, a pedirMe continuamente Mi protección y Mi ayuda…

Y vosotros, también en humildad, aceptaréis Mi ayuda, aunque la veáis pequeña; aún así, será inmensamente grande.

Os amo Mis pequeños, ORAD. ORAD, ORAD. No os apartéis de la Oración en ningún momento;

El cristiano debe tener identidad de realeza con corazón de siervo. Y EL CORAJE DE UN GUERRERO…

PARA QUE NO SUCUMBÁIS. 

Hijitos Míos, ya os estáis dando cuenta de cómo Satanás os ataca, llevándoos a la duda de las Verdades que se os han enseñado.

Ciertamente, hay supuestos sacerdotes, infiltrados dentro de Mi Iglesia, que os llevan al error y tratan de negar las Verdades que se os han dado en las Sagradas Escrituras.

SUS MENTIRAS SON REPETIDAS

POR HERMANOS VUESTROS SIN FE,

SIN AMOR HACIA MÍ

Y QUE TRATAN DE CREAR MÁS CONFUSIÓN,  

PORQUE ESTA ES LA FORMA

EN LA QUE MÁS OS ATACA SATANÁS.

Os ataca de ésta forma, porque vosotros no buscáis la Fe Verdadera, una Fe fuerte, contra toda tempestad, contra todo ataque.

Os conformáis con una Fe débil que, fácilmente con un viento suave, caéis y no os levantáis, porque no queréis.

No tratáis de reforzar vuestra Fe, vuestros principios y, esto es a través de la práctica en la vida de los Sacramentos, en la vida de Oración, en la vida del estado de Gracia.

Si vosotros no ponéis de vuestra parte, Mis pequeños, ya no digo que caeréis en la primera tempestad que se os presente, o sea, en el primer ataque de Satanás,

CAERÉIS CON LOS PRIMEROS VIENTOS SUAVES QUE OS ACECHEN,

PORQUE NO ESTÁIS PREPARADOS

PARA SOPORTAR LAS PRUEBAS FUERTES.

Vosotros mismos no os estáis defendiendo contra la maldad de satanás, estáis debilitados porque no habéis crecido, porque no queréis. 

Yo os he dejado todo lo necesario para que vosotros crezcáis y os robustezcáis.

Y de esta forma, podáis defenderos contra los ataques de Satanás.

Por eso os vuelvo a repetir,

HAY INFILTRACIÓN DENTRO DE MI IGLESIA, 

A LA CUAL NO DEBERÉIS ESCUCHAR

 Porque si se habla en contra de lo que Yo os he dejado en las Sagradas Escrituras,

Éstos, no vienen de Mí, ni son Mis pastores, ni son Mis representantes fieles que os puedan dar y ayudar a tener una Fe firme,

para soportar las pruebas que tendréis y que serán cada vez más fuertes.

Yo, como Padre de todo el género humano, siempre estoy viendo por las necesidades de todos vosotros.

Todos sois Mis hijos y a todos os quiero de regreso al Seno Eterno.

Os he explicado el actuar de nuestro Enemigo común, el Demonio y os he dicho que desde que fué desterrado de Mi Presencia en el Cielo, él juró destruir toda Mi Obra de Creación,

En dónde todos vosotros Mis hijos, sois el principal objetivo, ya que por su gran envidia, os quiere evitar gozar de lo que él perdió.

Así como Yo tengo a Mis instrumentos entre vosotros;

“¿Y ahora qué quieres que HAGAMOS Abba?…

hermanos vuestros, quienes tomando Mis Palabras, Mis Enseñanzas y el Ejemplo que os dio Mi Hijo Jesucristo,

PARA AYUDAROS A CRECER EN EL AMOR   

Él, el Enemigo de todo lo bueno, de todo lo que es Mío, de todo lo que Me pertenece, también tiene sus instrumentos, sus secuaces,

quienes a pesar de ser hermanos vuestros, también, Me han traicionado y sólo buscan el cómo haceros el Mal.

Este mal va cubriendo poco a poco a la Tierra entera, ha ido poco a poco minando la espiritualidad de todos vosotros,

os ha manipulado a tal grado que os ha hecho aceptar y vivir el error y el pecado, que ya no los tomáis como tales.

Se os ha hecho normal el vivir fuera de Mis Leyes y Preceptos. 

LA JUVENTUD Y LA NIÑÉZ HAN SIDO PROFANADAS…

Estas almitas que debieron haber sido formadas por sus padres para que aprendieran a amar y a conocer a Su Padre Celestial,

al haberlas olvidado, al haberse distraído, con las cosas del mundo, ellas tomaron caminos erróneos y muchos de ellos, ahora…

a ésa temprana edad, se han vuelto adoradores de Satanás y enemigos acérrimos contra Mí, Su Dios, contra lo Mío y contra todo, lo que hable de Mi Amor.

Con todo éste error difundido, el Maligno ha preparado ya el escenario, el campo favorable para que aparezca ya, entre vosotros,

EL HIJO DE LA PERDICIÓN, EL ANTICRISTO,

1 de Juan 2, 19-24

SATANÁS ENCARNADO

EL NO VENDRÁ A ENSEÑAROS SU MALDAD,

LA MALDAD YA ESTÁ EN EL CORAZÓN

DE UNA GRAN CANTIDAD DE MIS HIJOS POR TODO EL MUNDO.

El ya os dió su doctrina y ahora viene a reinar sobre los suyos, quienes lo aceptarán y lo adorarán.

Es la Bestia, es el Pecado en toda su expresión,

ES EL MAL ENCARNADO,

QUIÉN TRAE EL PODER DE MI ENEMIGO

El primero aparecerá como Ángel de Luz…

O sea, como un personaje salvador y apaciguador de los males que aquejan al género humano, de los males que os aquejan todos los días.

El os prometerá evitar todo tipo de mal, tanto de guerras, como de enfermedades, como de la falta de bienes terrenos.

Aquellas almas que no han sabido apreciar y sacar el provecho espiritual, por no querer entender el valor del sufrimiento, fácilmente caerán en sus redes.

En cambio, aquellas almas que reconociéndoLo, porque sabrán escuchar a Mi Santo Espíritu en su corazón, NO LO SIGAN, serán duramente tratadas por él y por sus secuaces.

Yo, como Padre providente y Protector, nunca os abandonaré y por ello os he insistentemente pedido, que os comportéis como verdaderos hermanos. 

¿Por qué os he pedido esto?

Algunos de vosotros seréis protegidos fuertemente, a pesar de sus intensos ataques, para que podáis tener de sobra de lo que humanamente necesitaréis.

Cuando vivís comoverdaderos hermanos y os comportáis como tales, véis por las necesidades de los que están en apuros.

Los que tengan de más, en vez de almacenar, deberán repartir porque se os presionará a aceptar los errores del Malo, a cambio de los alimentos y de los bienes de la Tierra.

No tendréis lujos en éste tiempo próximo por venir, pero no os faltará lo necesario para alimentaros, tanto en vuestro cuerpo como en vuestra alma.

El dolor y la persecución unirán a los Míos. Seréis un solo corazón con Mi Hijo Jesucristo y juntos levantareis a este género humano caído en el error y en el pecado que tanto Me daña.

El tiempo de la prueba será corto porque se ha orado para ello.

Mi Hija, la siempre Virgen María, ha intercedido por todos vosotros y ha allanado el camino.

Para que la Prueba no sea mortal para muchas almas débiles que podrían caer fácilmente en las promesas del Enemigo.

LA LUCHA YA LA ESTÁIS VIVIENDO,

NO PENSÉIS A FUTURO, 

YA ESTÁIS COMBATIENDO AHORA

La lucha es espiritual, porque espiritual será el premio o el castigo eternos. Debéis luchar contra la mentalidad destructiva del mal.

No son los desastres naturales, ni las guerras, ni las pestes las que os podrán matar, sino el ir en contra de Mis Leyes de Amor es lo que realmente os puede matar.

Mi Hijo os dijo: “No temáis a los que quieran matar el cuerpo, temed a los que os puedan matar el alma”.

TODO EL ERROR, LAS IDEOLOGÍAS, DOCTRINAS Y PENSAMIENTOS

CONTRARIOS A MI AMOR

SON LOS QUE YA MATARON

Y ESTÁN MATANDO EL ALMA DE MUCHOS DE MIS HIJOS..

Por eso os digo, estáis esperando a la PERSONA REAL DEL ANTICRISTO, 

Esperando a ver cómo os ataca para protegeros contra él, creyendo que tendréis la fuerza suficiente para combatirlo,

CUANDO YA HABÉIS ACEPTADO CON ANTERIORIDAD SU ERROR

Y YA LO VIVÍS

De tal forma que vuestra fuerza espiritual se ha debilitado como para poder hacerle frente.

Ya NO TENÉIS la fuerza espiritual total como para hacerle frente, YA MINÓ  vuestras capacidades.

YA NO OS PODÉIS CONSIDERAR COMBATIENTES DE PRIMER ORDEN,

PORQUE VUESTRO CORAZÓN ALBERGA

YA ALGO DE SUS ENSEÑANZAS.

Pocos, MUY POCOS son los que se han dado cuenta de su ataque previo y han tratado de protegerse con la Oración intensa, con el Ayuno y con el Sacrificio… 

Los demás le han “sacado provecho”, a las facilidades que su doctrina diseminó, dándole gusto al cuerpo y al bolsillo, éstos son la gran mayoría entre vosotros.

Por eso os digo, el terreno ya es propicio para que el que se pondrá como persona que blasfemará libremente Mi Santo Nombre y que lo apoyarán millones, se presente.

También muchos de vosotros creéis que ÉL aparecerá y que por los portentos que hará; por ellos, muchos lo seguirán.

MAITREYA

No, Mis pequeños, él ya se atrajo a sus seguidores y son los que lo alabarán y adoraran.

Os vuelvo a prevenir, el tiempo que ya estáis viviendo, ya es tiempo que precede a la Presencia real del Anticristo…

PERO TAMBIÉN EL TIEMPO

EN EL QUE MI HIJO APARECERÁ CON GRAN ESPLENDOR

SOBRE LA TIERRA ENTERA.

El trigo y la cizaña se han de separar.

El Maligno, con su representante, sus secuaces y sus seguidores, serán vencidos y eliminados de la Tierra para que Mi Hijo, como Rey, que es del Universo entero,

Venga a reinar sobre los que perseveraron en la Prueba y que ganarán el premio de vivir con Mi Hijo en los Cielos Nuevos y en la Tierra Nueva que os darán.  

Perseverad y confiad plenamente, Mis pequeños.

Aunque la prueba sea fuerte, Mi Gracia y Mis Bendiciones lo son más…

Y todo aquel que se apoye en Mi Amor y en Mi Poder, no tendrá porqué temer.

Sólo os pido os soltéis a Mi Voluntad para que Mi Poder salvífico pueda fluir libremente a través de vosotros y, así como Padre e hijos, logremos vencer plenamente al mal.

Yoestaré con vosotros hasta el final.

Mi Hijo os trajo el Ejemplo, sed, pues, también, ejemplo para vuestros hermanos.

Mío es todo él Poder y la Gloria por siempre.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor del Amor de Mi Santo Espíritu.

144 INSTRUMENTO DEL MALIGNO


144 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Un fuerte movimiento entre la muchedumbre, que se agolpa hacia el sendero que sube al rellano.

Las cabezas de los que están más cercanos a Jesús se vuelven.

La atención se orienta hacia otro objeto.

Jesús suspende su discurso y vuelve su mirada hacia donde los demás.

Está serio; su aspecto es hermoso, con su vestidura azul oscuro, los brazos recogidos sobre el pecho.   

Y el sol rozándole la cabeza con el primer rayo que sobrepasa la cresta oriental del monte.  

La voz iracunda de un hombre grita:

–     ¡Haceos a un lado, plebeyos!

¡Haceos a un lado, que pasa esta belleza!…

Y se presentan cuatro petimetres muy acicalados… 

De los cuales uno es ciertamente romano porque viste toga romana, llevando como en triunfo, sobre sus manos cruzadas a manera de asiento… 

A María de Magdala, gran pecadora todavía.

Ella ríe con su bellísima boca, echando hacia atrás la cabeza de cabellera de oro, toda rizos y trenzas sujetos con horquillas preciosas…

Y con una lámina de oro adornada con perlas que le ciñe la parte alta de la frente. 

 Diadema bajo la cual cuelgan sutiles rizos que velan los espléndidos ojos, a los que un estudiado artificio hace aún más grandes y seductores de lo que ya de por sí son.

La diadema queda oculta detrás de las orejas, bajo la masa de trenzas que pesa sobre el cuello candidísimo y totalmente descubierto.

Es más… lo descubierto es mucho más que el cuello.

La espalda está descubierta hasta los omóplatos y el pecho mucho más.

El vestido está sujeto a los hombros por dos cadenitas de oro. No tiene mangas. Todo está cubierto por decirlo de alguna forma…

Por un velo cuyo único objetivo es el de proteger la piel para evitar que el sol la tueste demasiado.

El vestido es muy ligero, de forma que la mujer, echándose – como hace, zalamera, sobre uno u otro de sus adoradores, es como si se echara sobre ellos desnuda.

Tengo la impresión de que el romano es preferido, porque es al que preferentemente dirige risitas y miradas… 

Y es quien más fácilmente recibe su cabeza sobre el hombro.  

El romano dice:

–      Y así estará contenta la diosa. 

Roma ha hecho de cabalgadura a la nueva Venus… 

Y señalando hacia jesús, remata:

–    Y ahí está el Apolo que has querido ver.

Sedúcelo, pues… pero déjanos a nosotros también algunas migajas de tus halagos.

María ríe y con ágil y procaz movimiento salta al suelo, descubriendo los pequeños pies, calzados con sandalias blancas con hebillas de oro.  

Y un buen trozo de pierna.

Luego el vestido cubre todo.

Es amplísimo, de lana ligera como un velo…

Y muy blanca…

Sujeto a la cintura muy abajo, a la altura de las caderas; por un cinturón cuajado de bullones sueltos de oro.

La mujer está ahí, como una flor de carne – impura – que por un sortilegio hubiera florecido en la verde llanura poblada de muguetes y narcisos silvestres.

Está más hermosa que nunca.

Su boca, pequeña y purpurina, parece un clavel florecido sobre el candor de su dentadura perfecta.

E1 rostro y el cuerpo podrían satisfacer al más exigente de los pintores o escultores, tanto por tonalidad como por las formas.

Su pecho y sus caderas tienen la amplitud justa.

La cintura es cimbreante de modo natural, delgada en relación a las caderas y al pecho.

Parece una diosa como ha dicho el romano.

Una diosa esculpida en un mármol levemente rosado.

La leve tela cubre las caderas para luego pender por delante formando una masa de pliegues.

Todo está estudiado para atraer de forma fulminante.

Jesús la mira fijamente.

Ella, con arrogancia, resiste su mirada mientras ríe…

Y se contorsiona ligeramente por las cosquillas que el romano le está haciendo, con un muguete cortado de entre la hierba, pasándoselo por la espalda y el pecho, que tiene descubiertos.

María, con un gesto estudiado y fingido de enojo, se coloca el velo diciendo:

–    «Respeto hacia mi candor».

Lo cual hace a los cuatro prorrumpir en una fragorosa carcajada.

Jesús sigue mirándola fijamente.

Apenas desvanecido el ruido de las carcajadas…

Jesús, como si la aparición de la mujer hubiera reavivado llamas en el discurso que para terminar se adormecía…

Lo continúa con nueva fuerza…

Y ya no la mira a ella.

Sino a los que lo estaban escuchando, que parecen sentirse en embarazo y escandalizados por esto que ha sucedido.

Jesús continúa:

–     He hablado de fidelidad a la Ley. 

Humildad, misericordia, amor, no sólo hacia los hermanos de sangre sino hacia quien por el simple hecho de haber nacido, como vosotros, de hombre, es hermano vuestro.

Os he dicho que el perdón es más útil que el rencor, que la compasión es mejor que la intransigencia.

Mas ahora os digo que no se debe condenar si no se está exento del pecado por el que se tiende a condenar.

No hagáis como los escribas y fariseos, que son severos con todos pero no consigo mismos…  

Que llaman impuro a lo externo, que sólo puede contaminar lo externo.

Y luego dan cabida a la impureza en su más profundo interior: su corazón.

Dios no está con los impuros, porque la impureza corrompe lo que es propiedad de Dios:

Las almas, especialmente las de los pequeñuelos, que son los ángeles dispersos por la faz de la tierra.

¡Ay de aquellos que les arrancan las alas con crueldad de fieras demoníacas y abaten a estas flores del Cielo para hundirlas en el lodo, haciéndoles así conocer el sabor de la materia!

¡Ay de ellos!… ¡Mejor sería que muriesen abrasados por un rayo antes que cometer tal pecado!

¡Ay de vosotros, los ricos, los que os gozáis la vida y nada más!

¡Porque precisamente entre vosotros fermenta la mayor impureza recostada sobre el ocio y el dinero!

Ahora estáis ahítos.

Hasta la garganta os llega el alimento de las concupiscencias…

Y os estrangula.  

Un día sentiréis hambre…

Un hambre espantosa, insaciable, sin posibilidad de ser atenuada, para toda la eternidad.

Ahora sois ricos. 

¡Cuánto bien podríais hacer con vuestra riqueza!

Sin embargo, con ella hacéis un gran daño, a vosotros y a los demás…

Un día sin final conoceréis una pobreza atroz.

Ahora reís; os creéis los triunfadores; sin embargo, vuestras lágrimas llenarán los estanques de la Gehena.   

Y no se enjugarán jamás.

¿Dónde anida el adulterio?

¿Dónde, la corrupción de muchachas?

¿Quién tiene dos o tres lechos licenciosos, además del suyo propio como esposo;

en los cuales disipa su dinero y el vigor de un cuerpo dado por Dios.

Para que trabaje para su familia y no para debilitarse en repelentes uniones que lo rebajan a nivel inferior al de una bestia inmunda?

Habéis oído que se dijo: “No cometas adulterio”.

Pues Yo os digo que quien mire a una mujer con concupiscencia…

O quien vaya a un hombre con deseo, aun sólo con esto…

Ha cometido ya adulterio en su corazón.

Ninguna razón justifica la fornicación. Ninguna.

Ni el abandono o repudio del marido, ni la conmiseración hacia la repudiada.

Tenéis sólo un alma.

No mientan, una vez que se ha unido a otra por pacto de fidelidad…  

De ser así, ese hermoso cuerpo a través del cual pecáis; irá con vosotros, almas impuras, a las inexhaustas llamas.

Mutiladlo, antes que matarlo eternamente condenándolo.

Vosotros, los ricos, sentinas de vicio llenas de gusanos, sed de nuevo hombres; para que el Cielo no sienta repulsa de vosotros…

María, que al principio ha estado escuchando con una expresión que era todo un cuadro de seducción e ironía…

Con risitas de burla de vez en cuando, en llegando el discurso a su final,..

Muestra una cara hosca de despecho.

Ha comprendido que Jesús le está hablando a ella sin mirarla.

Su enfado se hace cada vez más hosco y rebelde…

Y a lo último no resiste:

Desdeñosa, se envuelve en su velo y seguida por las miradas escarnecedoras de la muchedumbre y perseguida por la Voz de Jesús…

Se echa a correr hacia abajo por la pendiente.

Dejando jirones de su vestido en los cardos y en las matas de escaramujo de los lados del sendero… 

Y huye riéndose, rabiosa y burlona.

Jesús reanuda su discurso:

” Estáis indignados por lo sucedido.

Ya hace dos días que el silbo de Satanás turba nuestro refugio, que está muy por encima del fango; por tanto ya no es un refugio.

Así que lo abandonaremos.

Pero antes quisiera completaros este “Código de “lo más perfecto” en el marco de esta amplitud de luces y horizontes.

Aquí realmente Dios se muestra en su majestad de Creador…

Viendo sus maravillas, podemos llegar a creer firmemente que el Dueño es Él y no Satanás.

El Maligno no podría crear ni siquiera un tallito de hierba.

Por el contrario, Dios lo puede todo.

Que esto nos sea motivo de consuelo. Pero… ya estáis todos al sol.

Puede haceros daño.

Esparcíos hacia arriba por las laderas; ahí hay sombra y frescor. Comed, si queréis.

Yo, mientras, os seguiré hablando sobre el mismo tema.

La hora se ha hecho tarde por muchos motivos.

De todas formas no os duela, que aquí estáis con Dios. 

La muchedumbre grita:

–    «Sí, sí, contigo».

Y cambia de sitio, hacia la sombra de los bosquecillos diseminados que hay en el lado oriental, de modo que la pared montañosa y el follaje protegen del sol, que ya calienta demasiado.

Jesús dice entretanto a Pedro que desmonte el cobertizo. 

Pedro pregunta;

–     Pero… ¿Realmente nos marchamos?  

Jesús contesta:

–     Sí.

–     ¿Porque ha venido ella?…

–     Sí; pero no se lo digas a nadie.

Y menos todavía a Simón Zelote: se entristecería por Lázaro.

No puedo permitir que la Palabra de Dios se transforme en juguete de paganos…

–     Comprendo, comprendo…

–     Pues comprende también otra cosa.

–     ¿Cuál, Maestro? 

–     La necesidad de callar en ciertos casos.

¡Cuidado!; Eres maravilloso, pero tu impulsividad es tanta que te lleva a hacer observaciones punzantes.

–     Comprendo…

No quieres por Lázaro y Simón…

–     Y por otros.

–     ¿Crees que también estarán hoy algunos de éstos?

–     Hoy, mañana, pasado mañana…

Siempre; como también siempre será necesario controlar la impulsividad de mi Simón de Jonás. Ve, ve a hacer lo que te he dicho.

Pedro se pone en movimiento y pide ayuda a sus compañeros.

Judas Iscariote está en un ángulo, pensativo.

Jesús lo llama…

Tres veces, porque no oye.

Al final se vuelve:

–     ¿Me querías, Maestro?

–     Sí; ve tú también a comer y a ayudar a tus compañeros.

–     No tengo hambre, como tampoco Tú.

–     Yo tampoco, pero por motivos opuestos.

¿Estás preocupado, Judas?

–     No, Maestro.

Cansado…

–     Ahora vamos a ir al lago y luego a Judea, Judas.

Y donde tu madre. Te lo prometí…

Judas se reanima.

–     ¿Vas a ir realmente conmigo solo?

–     ¡Sí, hombre! Ámame, Judas.

Quisiera que mi amor estuviera en ti hasta preservarte de todo mal.

–     Maestro… soy hombre; no soy ángel…

Tengo momentos de cansancio. ¿Es pecado tener necesidad de dormir?

–     No, si duermes sobre mi pecho.

Mira allá, qué feliz se ve a la gente.

¡Y qué alegre es el paisaje desde aquí!

Pero también debe ser muy bonita Judea en primavera.

–     Preciosa, Maestro.

Sólo allí, en las alturas de las montañas, que superan a las de aquí, es más tardía.  Hay flores preciosas.

Los huertos  son un esplendor. El mío, atendido en particular por mi madre, es uno de los más bonitos.

Créeme que verla pasear por él, con las palomas corriendo detrás esperando el grano, aplaca el corazón.

–     Lo creo.

Si mi Madre no se siente demasiado cansada, me gustaría llevarla a que viera a la tuya. Se querrían, porque son buenas las dos.

Judas, seducido por esta idea, se sosiega.

Y olvidándose de “no tener hambre y de estar cansado”, corre adonde sus compañeros riendo alegre.

Y siendo alto como es, desata los nudos más altos sin dificultad.

Y come su pan y sus aceitunas, alegre como un niño.

Jesús lo mira con compasión…

Y luego se dirige hacia los apóstoles. 

Pedro dice:

–     Aquí está el pan, Maestro.

Y también un huevo… Se lo he pedido a aquel rico de allí que está vestido de rojo.

Le he dicho: “Tú estás aquí todo tranquilo y contento escuchando; El habla y está derrengado. Dame uno de esos huevecillos, que le aprovecharán más a Él que a ti”.  

Jesús protesta:

–     ¡Pero Pedro!  

Pedro se defiende:

–     ¡No, Señor! Estás pálido como un niño que mama en pecho vacío.

Te estás quedando tan delgado como un pez después de los amores. Déjame a mí. No quiero tener luego cargos de conciencia.

Lo pongo sobre esta ceniza caliente. Son las fajinas que he quemado. Tú te lo bebes. ¿Sabes que hace… cuántos hace… ¡bueno… semanas!, que no comemos más que pan y aceitunas y un poco de suero?…

¡Parece como si nos estuviéramos purgando!

Y Tú comes menos que ninguno y hablas por todos.

Aquí tienes el huevo. Bébetelo tibio, que te vendrá bien.

Jesús obedece.

Pero, viendo que Pedro come sólo pan,

pregunta:

–     ¿Y tú? ¿Las aceitunas?

–     ¡Chisss! Me hacen falta para después.

Las tengo prometidas.

–     ¿A quién?

–     A unos niños.

Pero, si no están formales hasta el final, me como las aceitunas y a ellos les doy los huesos, o sea, tortazos.

–     ¡Hombre, qué bien!

–     ¡Hombre, nunca se los daría…

Pero es que si no se hace así…!  A mí me han dado muchos.

Y si me hubieran dado todos los que merecía por mis fechorías, habría recibido diez veces más.

Pero vienen bien. Soy como soy, precisamente porque me los han dado.

Todos se echan a reír por la sinceridad del apóstol.

                                                       

143 EL LIBRE ALBEDRÍO


143 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

El paisaje es alpino.

Una colina solitaria entre dos valles.

La cima de la colina tiene forma de joroba de camello.

De manera que a pocos metros de la cumbre tiene un anfiteatro natural donde la voz retumba neta como en una sala de conciertos muy bien construida.

La colina está toda florida.

Debe ser el final de la primavera; los cereales de las llanuras tienden ya a dorarse y a madurar para la siega.

Al Norte, un alto monte resplandece con su nevero expuesto al sol.

Inmediatamente más abajo, al Este, el Mar de Galilea parece un espejo reducido a innumerables fragmentos cada uno de ellos, un zafiro encendido por el sol.

Deslumbra con su cabrílleo azul y oro y no se refleja en su superficie sino alguna que otra esponjosa nube que surca el purísimo cielo, o la furtiva sombra de alguna barca de vela.

Al otro lado del lago de Genesaret, un alejarse de llanuras que debido a una leve niebla al ras del suelo  por la evaporación de rocío. 

Son las primeras horas de la mañana y la hierba de la montaña tiene todavía algún diamante de rocío disperso entre sus tallitos.

Parecen continuar el lago, aunque con tonalidades casi de ópalo veteado de verde; más lejos todavía, una cadena montañosa de perfil muy caprichoso, que hace pensar en un diseño de nubes en el cielo sereno.

La gente está sentada: quién en la hierba, quién en gruesas piedras; otros están de pie.

El colegio apostólico está completo.

Jesús  ha vuelto con la multitud, con los pobres…

Y distribuye, según su propio criterio, los óbolos.

Ahora todos están satisfechos…  

Jesús está en pie, subido a una voluminosa piedra.

Para dirigirse a la gran muchedumbre distribuida en las laderas de la montaña.  Jesús puede hablar:

–     La paz esté con vosotros.

Si os enseño los caminos del Señor, es para que los sigáis.

¿Podéis acaso, recorrer el sendero que baja por la derecha y el que baja por la izquierda juntos?

No podéis porque, si tomáis uno, debéis dejar el otro.

Ni siquiera tratándose de dos senderos adyacentes podríais manteneros caminando siempre con un pie en cada uno.

Acabaríais cansándoos, y equivocándoos, aunque se tratara de una apuesta.

Pero es que entre el sendero de Dios y el de Satanás hay una gran distancia…

Que además cada vez se ahonda más, exactamente como sucede con esos dos senderos que terminan aquí:

A medida que van descendiendo se alejan el uno del otro; uno en dirección a Cafarnaúm, el otro en dirección a Tolemaida.

La vida es así, fluye como arco a caballo entre el pasado y el futuro, entre el mal y el bien.

En el centro está el hombre con su voluntad y su libre albedrío.

En los extremos están: en una parte, Dios en su Cielo; en la otra, Satanás con su Infierno.

El hombre puede elegir. Nadie lo obliga.

Que no se me diga: “Pero Satanás tienta” como disculpa de bajar hacia el sendero bajo.

Dios también tienta con su amor, que es bien fuerte; con sus palabras, que son muy santas; con sus promesas, que son muy seductoras.

¿Por qué, entonces, dejarse tentar por uno sólo de los dos, y además por el que no merece ser escuchado?

Palabras, promesas, amor de Dios: ¿No son suficientes para neutralizar el veneno de Satanás?

Fijaos que ello no testifica a favor de vosotros. Una persona que tenga fuerte salud física supera con facilidad los contagios aun no siendo inmune a ellos.

Sin embargo, si uno está ya de por sí enfermo, y por tanto débil, es casi seguro que perecerá si cae en una nueva infección.

O si sobrevive, quedará más enfermo que en el estadio precedente, porque no tiene fuerza en su sangre para destruir completamente los gérmenes infecciosos. 

Pues lo mismo sucede con la parte superior.

Si una persona está moral y espiritualmente sana y fuerte, no es que esté exenta de ser tentada, creedlo, pero el mal no echará raíces en ella.

Cuando oigo a alguno que me dice: “He conocido a tal o cual persona, he leído tal o cual libro, he tratado de llevar a éste o a aquél al bien.

Pero ha sucedido que el mal que había en su mente y en su corazón, el mal que había en el libro, ha entrado en mí”, Yo concluyo:

“Lo que demuestra que ya habías creado en ti el terreno favorable para que entrase; lo que demuestra que eres una persona débil, completamente carente de nervio moral y espiritual.

Porque incluso de nuestros enemigos debemos sacar cosas buenas.

Observando sus errores debemos aprender a no caer en ellos.

El hombre inteligente no es juguete de la primera doctrina que llega a sus oídos. Quien está saturado de una doctrina no puede hacer espacio dentro de sí para otras.

Esto explica las dificultades que uno encuentra cuando trata de persuadir de seguir la verdadera Doctrina a quienes están convencidos de otras.

Pero, si me confiesas que tu pensamiento cambia al mínimo soplo del viento, veo que estás lleno de vacíos, veo que tu fortaleza espiritual está llena de fisuras.

Los diques de tu pensamiento están agrietados en mil puntos por los que salen las aguas buenas y entran las contaminadas.

Y eres tan necio y apático, que ni siquiera te das cuenta y no pones el necesario remedio. Eres un desdichado”.

Sabed elegir, pues, entre los dos senderos, el bueno; y proseguir en él, resistiendo, resistiendo, oponiendo resistencia a las seducciones de la carne, del mundo, de la ciencia y del demonio.

Las fes a medias, compromisos o pactos hechos con dos (el uno contrario al otro) dejádselos a los hombres del mundo. Ni siquiera en ellos deberían existir, si los hombres fueran honestos.

Pero, al menos vosotros, hombres de Dios, no los tengáis.

Ni con Dios ni con Satanás, podríais tenerlos; pero es que ni con vosotros mismos debéis tenerlos, porque no tendrían valor. Vuestras acciones, compuestas de bien y mal, no tendrían valor alguno.

Además, las que fueran enteramente buenas quedarían anuladas por las no buenas.

Las malas os conducirían directamente a los brazos del Enemigo. No sean, por tanto, así vuestras acciones; antes bien, sed leales en vuestro servicio.

Nadie puede servir a dos señores que piensan de forma distinta: amará a uno y odiará al otro, o viceversa.

No podéis ser, al mismo tiempo, de Dios y de Satanás. 

El espíritu de Dios no puede conciliarse con el espíritu del mundo: el uno sube, el otro baja; el uno santifica, el otro corrompe. Y, si estáis corrompidos, ¿Cómo podréis actuar con pureza?

Ya sabéis cómo se corrompió Eva, y Adán por ella.

Satanás besó los ojos de la mujer y los embrujó, de modo que todo lo que veía puro hasta ese momento para ella tomó aspecto impuro y despertó curiosidades extrañas.

Luego Satanás le besó los oídos, y se los abrió a palabras de una ciencia ignota, la suya.

También la mente de Eva quiso conocer lo que no era necesario.

Luego Satanás mostró a los ojos y la mente, despertados al Mal, aquello que antes no habían visto ni entendido, y todo en Eva quedó despertado y corrompido;

Y la Mujer fue al Hombre y le reveló su secreto.

Y persuadió a Adán de que saborease el nuevo fruto, tan hermoso para la vista, tan prohibido hasta ese momento.

Y lo besó y lo miró, con la boca y las pupilas, estando ya presente la mezquindad de Satanás.

Y la corrupción penetró en Adán, que vio. 

Y que a través de los ojos sintió el apetito de lo prohibido y lo mordió con su compañera…

Y cayó desde tanta altura al lodo.  

Cuando uno está corrompido arrastra hacia la corrupción, a menos que el otro sea un santo en el verdadero sentido de la palabra.

Atención, hombres, con la mirada, la de los ojos y la de la mente: una vez corrompidas, por fuerza corromperán lo demás.

Los ojos son faro del cuerpo; del corazón, tu pensamiento.

Si tu ojo no es puro, ten en cuenta que por la sujeción de los órganos al pensamiento los sentidos se corrompen por un pensamiento corrompido…

Todo en ti será tenebroso, seductores velos crearán impuros fantasmas en ti.

Todo es puro en quien tiene pensamiento puro, que a su vez da una mirada pura.

Entonces la luz de Dios, señora, desciende donde no encuentra el obstáculo de la carne.

Pero si por mala voluntad has educado tu ojo a torpes imágenes, todo en ti se transformará en tinieblas.

Inútilmente mirarás incluso a las cosas más santas.

En la oscuridad no serán sino tinieblas…

Y harás obras de tinieblas.   

Por tanto, hijos de Dios, tutelaos contra vosotros mismos. 

Tropezar no es malo, encariñarse con la piedra, SÍ.

Vigilaos atentamente contra todas las tentaciones.

No hay mal en el hecho de ser tentados.

El atleta se prepara para la victoria con la lucha.

El mal está en ser vencidos por falta de preparación o de atención.

Sé que todo puede servir de tentación. Sé que defenderse debilita. Sé que la lucha cansa.

De todas formas, ¡Ánimo!

Pensad en lo que conseguís por estas cosas. ¿Estaríais dispuestos a perder una eternidad de paz por una hora de placer, del tipo que sea?

¿Qué os deja el placer de la carne, del oro y del pensamiento? Nada.

¿Qué conseguís de repudiarlos?

Todo. Hablo a pecadores, porque el hombre es pecador.

Bien, decidme, de verdad: 

¿Una vez aquietado el apetito de la carne o el orgullo o la avaricia, os sentís más lozanos, contentos, seguros?

¿En el tiempo que sigue a la satisfacción del deseo – que es siempre tiempo de reflexión – verdaderamente os habéis sentido felices?

Yo no he probado este pan de la carne.

Pero respondo por vosotros: ¡NO!

Lo que habéis sentido es decaimiento, desagrado, incertidumbre, náusea, miedo, desasosiego: ése ha sido el contenido sacado a la hora transcurrida.

Ahora bien, de la misma forma que os digo: “No hagáis eso nunca” os digo también: “No seáis crueles para con los que yerran”, os lo ruego.

Recordad que todos sois hermanos, hechos de una carne y un alma.

Pensad que muchas son las causas que inducen a pecar. Sed misericordiosos para con los pecadores.

Levantadlos bondadosamente y conducidlos a Dios, mostrando que el camino que han recorrido está erizado de peligros para la carne, la mente y el espíritu.

Si hacéis esto, obtendréis un alto premio, porque el Padre que -está en los cielos es misericordioso con los buenos y sabe dar el céntuplo por uno.

Por lo cual os digo… 

Este discurso es interrumpido por…

Un fuerte movimiento entre la muchedumbre, que se agolpa hacia el sendero que sube al rellano.  

142 LAS TAREAS DEL APOSTOLADO


142 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Es una mañana espléndida.

El aire tiene una nitidez aún más viva de la habitual.

Debido a ello, parece que las distancias se acortan o que las cosas se ven a través de un ocular, que hace nítidos incluso sus más pequeños detalles.

En este ambiente, la muchedumbre se prepara a escuchar a Jesús.

Cada día que pasa, la naturaleza se va haciendo más hermosa, cubriéndose con el vestido opulento de la plena primavera…

Que en Palestina me parece que es justamente entre Marzo y Abril,  

porque después adquiere aspecto estivo, con las mieses maduras y las hojas abundantes y completas.

Ahora está todo florido.

Desde lo alto del monte, vestido de flores incluso en los puntos aparentemente menos aptos para florecer…

Se ve la llanura, con su cimbrear de cereales todavía flexibles movidos por el viento.

Que les imprime un vaivén de ola verde claro, apenas teñida de oro pálido en los ápices de las espigas, que granan bajo sus ásperas aristas.

Por encima de este ondear de cereales al viento leve, se ven enhiestos, vestidos de pétalos, parecen numerosas enormes borlas de tocador,

O bolas de gasa blanca, o de color rosa tenuísimo, o rosa fuerte, o rojo vivo), los árboles frutales.

Recogidos, como ascetas penitentes, los olivos oran.

Y su oración se transforma en una nieve de florecillas blancas que cae, por ahora todavía incierta.

El Hermón es, en su cima, alabastro rosa que el sol besa y del que descienden dos hilos de diamante (desde aquí parecen hilos).

De ellos el astro arranca fulgores casi irreales.

Luego se hunden por debajo de las galerías verdes de los bosques y dejan de verse hasta que llegan abajo, al valle, donde forman cursos de agua, que sin duda desembocan en el lago Merón .

del que, a su vez, salen en las bellas aguas del Jordán, para hundirse nuevamente, ésta vez en el zafiro claro del mar de Galilea,

que es todo un rielar de lascas – piedras preciosas – a las que el sol hace de engaste y llama.

Parece como si las barcas de vela que surcan este lago, sereno y espléndido con su marco de jardines y campos maravillosos, estuvieran guiadas por las nubecillas ligeras que navegan en el otro mar del cielo.

Verdaderamente la creación ríe en este día de primavera, a esta hora de la mañana.

La gente va afluyendo sin interrupción.

Sube por todos los lados.

Hay ancianos, personas sanas, enfermos, niños, recién casados que quisieran comenzar su vida con la bendición de la palabra de Dios, mendigos,

gente bien situada (que llaman a lo apóstoles para darles donativos para los necesitados; y tanto buscan un lugar escondido para ello, que parece que se estuvieran confesando).

Tomás ha cogido una de las alforjas de viaje y está echando en ella tranquilamente todo este tesoro de monedas, como si fuera comida para pollos.

Luego lo lleva todo junto a la piedra desde donde Jesús habla.

Y ríe alegre diciendo:

–    ¡Mira qué bien, Maestro!

¡Hoy tienes para todos!

Jesús sonríe y dice:

–     Vamos a empezar para que inmediatamente se alegren los que están tristes.

Tú y los otros compañeros escoged a los enfermos y a los pobres y traedlos aquí delante.

Esta operación se realiza en un tiempo relativamente breve, pues se deben escuchar los casos de unos u otros.

De todas formas, duraría mucho más sin la ayuda de Tomás, que, con su potente vozarrón, encima de una piedra para que lo vean,

grita:

–     ¡Todos los que tengan padecimientos en su cuerpo que vayan a mi derecha, allí, a aquella sombra.

A Tomás lo imita Judas Iscariote – que también tiene una voz no común en cuanto a potencia y belleza, 

Y a su vez grita:

–     ¡Y todos los que crean tener derecho al óbolo que vengan aquí, alrededor de mí!

¡Y atentos a no mentir porque el ojo del Maestro lee dentro de los corazones.

La muchedumbre comienza a fluir para separarse en tres partes:

los enfermos, los pobres y los que sólo desean doctrina.

Entre estos últimos, dos – luego tres – parecen necesitar algo que no es ni salud ni dinero, pero que es más necesario que estas cosas:

Son una mujer y dos hombres.

Miran, miran a los apóstoles sin atreverse a hablar.

Pasa Simón Zelote con su aspecto grave.

Pasa Pedro con su aspecto de persona atareada, exhortando a un grupo de unos diez rapacillos a que se porten bien hasta el final, prometiéndoles que si así lo hacen les dará unas aceitunas.

Pero que, si arman jaleo mientras habla el Maestro, les dará unos coscorrones.

Pasa Bartolomé, anciano y serio.

Pasa Mateo con Felipe, llevando en brazos a un tullido, el cual, si no, hubiera tenido demasiada dificultad para abrirse paso entre la apiñada muchedumbre.

Pasan los primos del Señor, ofreciendo el brazo a un mendigo casi ciego…

Y a una pobre que quién sabe cuántos años podrá tener y que llora mientras le cuenta a Santiago todas sus desventuras.

Pasa Santiago de Zebedeo llevando en brazos a una pobre niña enferma que ha tomado de su madre…

Que lo sigue angustiada, para impedir que la muchedumbre le haga daño.

Por último, pasan Andrés y Juan, quienes yo diría que son indivisibles.

Si bien Juan, con su serena naturalidad de niño santo, va por igual con todos los compañeros,

Mientras que Andrés, debido a su carácter fuertemente reservado, prefiere ir con su antiguo compañero de pesca y de fe en Juan el Bautista.

Ambos se habían quedado a la entrada de los dos senderos principales para dirigir a la muchedumbre hacia su puesto.

Pero, como ahora ya no se ven más peregrinos por las veredas pedregosas del monte, se han vuelto a reunir para ir donde el Maestro con las últimas limosnas recibidas.

Jesús está ya dedicándose a los enfermos.

Y los gritos de hosanna de la multitud se intercalan entre cada uno de los milagros.

La mujer, que parece llena de pena, por fin se decide a tirar de la túnica a Juan, que está hablando con Andrés y sonríe.

Juan se inclina hacia ella y le pregunta:

–     ¿Qué quieres, mujer?

–     Quisiera hablar con el Maestro…

–     ¿Tienes alguna dolencia?

No eres pobre…

–     Ni tengo dolencias ni soy pobre.

Pero lo necesito, porque hay enfermedades sin fiebre, como también miserias sin pobreza, y la mía… 1a mía…

Y se echa a llorar.

–     Andrés, mira…

Esta mujer lleva una pena en su corazón y querría manifestársela al Maestro; ¿Cómo podemos resolverlo?

Andrés mira a la mujer,

Y dice:

–     Claro, se tratará de algo que te duele manifestar…

La mujer asiente con la cabeza.

Andrés prosigue:

–     No llores…

Juan, preocúpate de que vaya a la parte de atrás de la tienda; yo llevaré allí al Maestro.

Juan, con su sonrisa, ruega a la gente que se abra para dejar paso.

Andrés va, en dirección contraria, hacia Jesús.

Pero los dos hombres de aspecto afligido han observado este propósito y uno detiene a Juan y el otro a Andrés…

Poco después, tanto el uno como el otro están con Juan y la mujer detrás de la pared de ramajes que protege la tienda.

Andrés llega donde Jesús en el momento en que está curando al tullido…

El cual levanta las muletas como si fueran dos trofeos, lozano como un bailarín, bendiciendo a gritos.

Andrés susurra:

–     Maestro, atrás de nuestro cobertizo hay tres personas afligidas.

Su angustia es por un asunto íntimo que no puede ser dado a conocer públicamente…  

Jesús dice:

–     Bien.

Todavía tengo a esta niña y a esta mujer. Luego voy. Ve a decirles que tengan Fe.

Andrés se marcha.

Mientras Jesús se inclina hacia la niña, a la que su madre ha tomado de nuevo sobre su regazo. 

Jesús pregunta:

–     ¿Cómo te llamas.

–     María.

–     ¿Y Yo cómo me llamo?

La niña responde:

–     Jesús.

–     ¿Y quién soy?

–     El Mesías del Señor, venido para curar los cuerpos y las almas.

–     ¿Quién te lo ha dicho?

–     Mi mamá y mi papá, que tienen puesta en ti la esperanza de mi vida.

–     Vive y sé buena.

La niña, que estaba enferma de la columna, pues a pesar de tener ya unos siete años, sólo movía las manos…

Y estaba toda envuelta en gruesas y duras fajas desde las axilas hasta la caderas, que se ven porque su madre ha abierto el vestidito de la niña para mostrarlas.

Permanece así como estaba, durante unos minutos…

Luego, bruscamente, desciende del regazo materno al suelo.

Y se echa a correr hasta Jesús, que ahora está curando a la mujer cuyo caso no alcanzo a entender.

Todas las expectativas de los enfermos han quedado satisfechas.

Ellos son los que más gritan entre la numerosa muchedumbre que aplaude al «Hijo de David, gloria de Dios y nuestra. 

Jesús se dirige hacia el cobertizo.

Judas de Keriot grita:

–     ¡Maestro!, ¿Y éstos?

Jesús se vuelve y dice:

–      Que esperen ahí; también serán consolados.

Y continúa su camino, con paso veloz, hacia la parte de atrás del entramado de ramajes, donde están, con Andrés y Juan, los tres afligidos.  

Jesús indica:

–     Primero la mujer.

Ven conmigo. Entre esos matorrales.

Habla sin temor:

–     Señor, mi marido me abandona por una prostituta.

Tengo cinco hijos; el último tiene dos años. Mi dolor es grande.

Pienso en mis hijos… no sé si los querrá él o si me los dejará a mí. Querrá los varones, al menos el primero…

¿Y yo, que le he dado a luz, habré de privarme en el futuro de la alegría de verlo? ¿Qué pensarán ellos de padre y de mí?

De uno de los dos tienen que pensar mal.  No quisiera que juzgaran a su padre…

–     No llores.

Soy el Dueño de la Vida y de la Muerte. Tu marido no se casará con esa mujer.

Ve en paz y sigue siendo buena.

–     Pero, ¿No lo irás a matar, no?

¡Yo lo amo, Señor!

Jesús sonríe:

–     No mataré a ninguno; eso sí, habrá alguien que actuará en lo que es su oficio.

Debes saber que el demonio no está por encima de Dios. Regresando a tu ciudad vendrás a tener noticia de que alguien mató a la criatura maléfica…

Y de un modo tal que tu marido comprenderá lo que estaba haciendo. Y su amor por ti renacerá.

La mujer besa la mano que Jesús le había puesto sobre la cabeza y se marcha.

Viene uno de los hombres.

–     Tengo una hija, Señor.

Desgraciadamente, fue a Tiberíades con unas amigas. Fue como si hubiera respirado un gas tóxico. Volvió a mí como ebria.

Quiere irse con un griego… y luego… Pero, ¿Por qué tuvo que nacer? Su madre está enferma a causa de este dolor, hasta el punto de que quizás morirá.

Sólo las palabras que te oí pronunciar el invierno pasado me disuaden de matarla. Pero – te lo confieso – mi corazón la ha maldecido ya.

–     No.

Dios, que es Padre, no maldice sino tras el pecado cumplido y obstinado.

¿Qué quieres de Mí?

–     Que la conviertas.

–     No la conozco.

Y está claro que ella no va a venir a Mí.

–     ¡Tú puedes cambiar su corazón a distancia!

¿Sabes quién me ha enviado a ti? Juana de Cusa. Llegué a su palacio en el momento en que estaba saliendo para Jerusalén, para preguntarle si conocía a ese griego infame.

Pensaba que Juana no lo conocería, porque, aunque viva en Tiberíades, es buena…

Pero, dado que Cusa trata con los gentiles…

Efectivamente no lo conocía, pero me dijo:

“Ve donde Jesús, que me llamó el espíritu desde muy lejos y al llamarme, me curó de mi enfermedad: curará también el corazón de tu hija.

Yo haré oración, tú ten fe”.

Tengo fe, ya lo ves; ¡Ten piedad, Maestro!

–     Tu hija, antes de que acabe el día, llorará sobre las rodillas de su madre.

Tú, por tu parte, sé bueno como la madre: perdona. El pasado ha muerto.

–     Sí, Maestro.

Será como Tú quieres. Bendito seas.

Se vuelve para irse…

Luego torna sobre sus pasos:

–     Perdona, Maestro, pero…

Los esclavos de la Lujuria, SON ADORADORES DE ASMODEO…

Tengo mucho miedo… ¡La lujuria es un demonio tan…!

¡Dame un hilo de tu vestido para meterlo bajo el cabezal de mi hija, para que el demonio no la tiente mientras duerme.

Jesús sonríe y menea la cabeza…

Pero, para que el hombre se quede satisfecho, da su consentimiento,

y dice:

–     De acuerdo, para que estés más tranquilo.

De todas formas, debes creer que cuando Dios dice: “quiero” el diablo se aleja sin necesidad de más cosas.

Significa que conservarás esto como recuerdo mío.

Y le da un fleco de una orla.

Viene el tercer hombre:

–     Maestro, mi padre ha muerto.

Creíamos que tenía riquezas en dinero, pero no las hemos encontrado.

E1 mal no sería grave porque entre los hermanos no nos falta el pan. Lo que sucede es que yo vivía con mi padre, porque soy el primogénito.

Y mis hermanos me acusan de haber hecho desaparecer las monedas. Y quieren proceder contra mí por ladrón.

Tú, que ves mi corazón, sabes que no he robado ni un denario. Mi padre conservaba sus denarios en un cofre, en una cajita de hierro. Cuando ha muerto hemos abierto el cofre…

Y ya no estaba la cajita.

Ellos dicen: “Esa noche, mientras dormíamos, la has robado”.

No es verdad. Ayúdame a poner paz y afecto entre nosotros.

Jesús lo mira muy fijamente,

y sonríe.

–     ¿Por qué sonríes, Maestro?

–     Porque el culpable es tu padre.

Su culpa ha sido como la de un niño que esconde su juguete por miedo a que se lo sustraigan. 

–     Pero si no era avaro.

Créeme. Hacía el bien.

–     Lo sé; pero era muy anciano…

Son las enfermedades de los ancianos… Quería conservar su dinero para vosotros… Y por excesivo amor, ha provocado un choque entre tus hermanos y tú.

La cajita está enterrada al pie de la escalera de la bodega.

Esto te lo digo para que sepas que sé las cosas. Mientras te estoy hablando, por pura casualidad tu hermano menor, golpeando airado el suelo, ha hecho quebrar la cajita y la han descubierto.

Ahora se sienten confundidos y arrepentidos por haberte acusado. Vuelve a casa sereno y sé bueno con ellos. No les recrimines nada por su falta de estima.

–     No, Señor.

Ni siquiera iré. Me quedo aquí escuchándote. Ya iré mañana.

–     ¿Y si te quitan el dinero?

–     Tú dices que no debemos ser codiciosos.

No quiero serlo. Me basta con que la paz reine entre nosotros. Por lo demás… Ni siquiera sabía cuánto dinero había en la caja.

No sentiré ningún pesar porque no me digan la verdad. Pienso que ese dinero se podría haber perdido…

Como habría vivido, viviré, si me lo niegan. Me basta con que no me llamen ladrón.

–     Estás muy avanzado en el camino de Dios.

Sigue así. La paz sea contigo.

Y también éste se va contento.

141 USO JUSTO DE LA RIQUEZA


141 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

El mismo discurso de la montaña.

La muchedumbre va aumentando a medida que los días pasan.

Hay hombres, mujeres, ancianos, niños, ricos, pobres.

Sigue estando la pareja Esteban-Hermas, aunque todavía no hayan sido agregados y unidos a los discípulos antiguos capitaneados por Isaac.

Está también presente la nueva pareja, constituida ayer, la del anciano y la mujer.   

Están muy adelante, cerca de su Consolador; su aspecto es mucho más relajado que el de ayer.

El anciano, como buscando recuperar los muchos meses o años de abandono por parte de su hija,

ha puesto su mano rugosa en las rodillas de la mujer. 

Y ella se la acaricia por esa necesidad innata de la mujer, moralmente sana, de ser maternal.   

Jesús pasa al lado de ellos para subir al rústico púlpito.    Al pasar acaricia la cabeza del anciano, el cual mira a Jesús como si lo viera ya como Dios.

Pedro dice algo a Jesús, que le hace un gesto como diciendo: “No importa”.

No entiendo de todas formas lo que dice el apóstol; eso sí, se queda cerca de Jesús; luego se le unen Judas Tadeo y Mateo.

Los otros se pierden entre la multitud. 

Jesús comienza su ministerio de la palabra,

con su habitula saludo:

–     ¡La paz sea con todos vosotros!

Ayer he hablado de la Oración, del Juramento, del Ayuno.

Hoy quiero instruiros acerca de otras perfecciones, que son también oración, confianza, sinceridad, amor, religión.

La primera de que voy a hablar es el justo uso de las riqueza… 

Que se transforman, por la buena voluntad del siervo fiel, en correlativos tesoros en el Cielo.

Los tesoros de la tierra no perduran; los de Cielo son eternos.

¿Amáis vuestros bienes?

¿Os da pena morir porque tendréis que dejarlos y no podréis ya dedicaros a ellos?

¡Pues, transferidlos al Cielo!

Diréis: “En el Cielo no entran las cosas de la tierra.

Tú mismo enseñas que el dinero es la más inmunda de estas cosas.

¿Cómo podremos transferirlo al Cielo?”.

No. No podéis llevar las monedas, siendo – como son – materiales, al Reino en que todo es espíritu. 

Lo que sí podéis llevar es el fruto de las monedas.   

¿Qué es la AVARICIA?:  Un continuo vivir en la POBREZA, por temor a ser pobre?

Cuando dais a un banquero vuestro oro, ¿Para qué lo dais?

Para que lo haga producir, ¿No?

Ciertamente no os priváis de él, aunque sea momentáneamente, para que os lo devuelva tal cual:

Queréis que de diez talentos os devuelva diez más uno, o más.

Entonces os sentís satisfechos y elogiáis al banquero.

En caso contrario, decís: “Será honrado, pero es un inepto”.

Y si se da el caso de que, en vez de los diez más uno, os devuelve nueve diciendo: “He perdido el resto”, lo denunciáis y lo mandáis a la cárcel.

¿Qué es el fruto del dinero?

¿Siembra, acaso, el banquero vuestros denarios y los riega para que crezcan?  

No. El fruto se produce por una sagaz negociación.   

De modo que, mediante hipotecas y préstamos a interés, el dinero se incrementa en el beneficio justamente requerido por el favor del oro prestado. ¿No es así?

Pues bien, escuchad:

Dios os da las riquezas terrenas – a quiénes muchas, a quién apenas las que necesita para vivir – y os dice:

“Ahora te toca a ti. Yo te las he dado.

Haz de estos medios un fin como mi amor desea para tu bien.

Te las confío, pero no para que te perjudiques con ellas.

Por la estima en que te tengo, por reconocimiento hacia mis dones, haz producir a tus bienes para esta verdadera Patria”

0s voy a explicar el método para alcanzar este fin.

No deseéis acumular en la Tierra vuestros tesoros, viviendo para ellos, siendo crueles por ellos…

Que no os maldigan el prójimo y Dios a causa de ellos.

No merece la pena.

Aquí abajo están siempre inseguros.

Los ladrones pueden siempre robaros; el fuego puede destruir las casas;

las enfermedades de las plantas o del ganado, exterminaros los rebaños, destruiros los huertos y las arboledas.

¡Cuántos peligros se esconden contra vuestros bienes! Ya sean estables y estén protegidos, como las cosas o el oro. 

 Ya estén sujetos a sufrir lesión en su naturaleza, como todo cuanto vive, como son los vegetales y los animales…

Ya se trate, incluso, de telas preciosas… todos ellos pueden sufrir merma:

Las casas, por el rayo, el fuego y el agua. 

Los campos, por ladrones, parásitos, sequía, roedores o insectos.

Los animales, por vértigo, fiebres, descoyuntamientos o mortandades;

Las telas preciosas y muebles de valor, por la polilla o los ratones.

 Las vajillas preciadas, lámparas y cancelas artísticas…

¿Sabes por qué Job recuperó todo lo que había perdido? Porque él perdió TODO, menos la FE, perdió todo, menos la CONFIANZA en Dios!

Todo, todo puede sufrir merma.

Pero si de todo este bien terreno hacéis un bien sobrenatural, se salvará de toda lesión producida por el tiempo, por los propios hombres o la intemperie.

Atesorad en el Cielo, donde no entran ladrones ni suceden infortunios.

Trabajad sintiendo amor misericordioso hacia todas las miserias de la Tierra.

Acariciad, sí, vuestras monedas, besadlas incluso si queréis.

Regocijaos por la prosperidad de las mieses, por los viñedos cargados de racimos, por los olivos plegados por el peso de infinitas aceitunas.  

Por las ovejas fecundas y de turgentes ubres…

Haced todo esto, pero no estérilmente, no humanamente. 

Sino con amor y admiración, con disfrute y cálculo sobrenatural.

“¡Gracias, Dios mío, por esta moneda, por estos sembrados y plantas y ovejas, por estas compraventas!

¡Gracias, ovejas, plantas, prados, transacciones, que tan bien me servís!

¡Benditos seáis todos, porque por tu bondad, oh Eterno!

¡Y por vuestra bondad, Oh cosas, puedo hacer mucho bien a quien tiene hambre!

¡O está desnudo o no tiene casa o está enfermo o solo!…

El año pasado proveí a las necesidades de diez.

Este año dado que, a pesar de que haya distribuido mucho como limosna, tengo más dinero y más pingües son las cosechas y numerosos los rebaños…

Daré dos o tres veces más de cuanto di el año pasado,

a fin de que todos, incluso quienes no tienen nada propio, gocen de mi alegría y te bendigan conmigo Señor Eterno”.

Esta es la oración del justo, la oración que, unida a la acción, transfiere vuestros bienes al Cielo.

Y no sólo os los conserva allí eternamente, sino que os los aumenta con los frutos santos del amor.

Tened vuestro tesoro en el Cielo para que esté allí vuestro corazón, por encima.

Y más allá, del peligro, no sólo de infortunios que perjudiquen al oro, casas, campos o rebaños.    

Sino también de asechanzas contra vuestro corazón.

Y de que sea expoliado o agredido por el óxido o el fuego, asesinado por el espíritu de este mundo.

Si así lo hacéis, tendréis vuestro tesoro en vuestro corazón, porque tendréis a Dios en vosotros,

hasta que llegue el día dichoso en que vosotros estéis en Él.

No obstante, para no disminuir el fruto de la caridad, poned a tención a ser caritativos con espíritu sobrenatural.

A LA HORA DE LAMUERTE, LO QUE CUENTA ES EL AMOR

Lo que he dicho respecto a la oración y al ayuno valga para la beneficencia y para cualquier otra obra buena que podáis hacer.

Proteged el bien que hagáis de la violación de la sensualidad dei mundo, conservadlo virgen respecto a toda humana alabanza.

No profanéis la rosa perfumada – verdadero incensario de perfumes gratos al Señor – de vuestra caridad y recto actuar.

El espíritu de soberbia, el deseo de ser uno visto cuando hace el bien, la búsqueda de alabanzas, profanan el bien:

Las babosas del saciado orgullo ensucian con su secreción la rosa de la caridad y la van excavando con su boca.

En el incensario caen hediondas pajas de la cama en que el soberbio, cual atiborrada bestia, retoza.

¡Ah, esas limosnas ofrecidas para que se hable de nosotros!…

Mejor sería no darlas.

El que no las da peca de insensibilidad.

Pero quien las ofrece dando a conocer la suma entregada y el nombre del destinatario, mendigando además alabanzas, peca de soberbia al dar a conocer la dádiva. 

Porque es como si dijera: “¿Veis cuánto puedo?”.

Pero peca también  contra la caridad, porque humilla al destinatario de la limosna al publicar su nombre. 

Y peca también de avaricia espiritual al querer acumular alabanzas humanas…

Que no son más que paja, paja, sólo paja.

Dejad a Dios que os alabe con sus ángeles.

Cuando deis limosna, no vayáis tocando la trompeta delante de vosotros para atraer la atención de los que pasan y recibir alabanzas…

Como los hipócritas, que buscan el aplauso de los hombres.

Por eso dan limosna sólo cuando los pueden ver muchos.

Éstos también han recibido ya su compensación y Dios no les dará ninguna otra.

No incurráis vosotros en la misma culpa y presunción. 

Antes bien, cuando deis limosna, sea ésta tan pudorosa y en secreto…

Que vuestra mano izquierda no sepa lo que hace la derecha.

Y luego olvidaos.

No os detengáis a remiraros el acto realizado, hinchándoos con él como hace el sapo, que se remira en el pantano con sus ojos velados…

Y al ver reflejadas en el agua estancada las nubes, los árboles, el carro parado junto a la orilla.

Y a él mismo – tan pequeñito respecto a esas cosas tan grandes -, se hincha de aire hasta estallar.

Del mismo modo vuestra caridad es nada respecto al Infinito que es la Caridad de Dios. 

Y si pretendierais haceros como Él convirtiendo vuestra reducida caridad en una caridad enorme,

para igualar a la suya, os llenaríais de aire de orgullo para terminar muriendo.

Olvidaos. Del acto en sí mismo, olvidaos.

Quedará siempre en vosotros una luz, una voz, una miel, que harán vuestro día luminoso, dichoso, dulce.

Pues la luz será la sonrisa de Dios; la miel, paz espiritual, Dios también.   

La voz, voz del Padre-Dios diciéndoos: “Gracias”.

Él ve el mal oculto y el bien escondido.

Y os recompensará por ello.

Os lo…

–     ¡Maestro, contradices tus propias palabras!

La ofensa, rencorosa y repentina, proviene del centro de la multitud.

Todos se vuelven hacia el lugar de donde ha surgido la voz.

Hay confusión.

Pedro dice:

–     ¡Ya te lo había dicho… cuando hay uno de ésos, no va bin nada!

De la muchedumbre se elevan silbidos y protestas contra el ofensor. 

 Jesús es el único que conserva la calma.

Ha cruzado sus brazos a la altura del pecho:

Alto, herida su frente por el sol, erguido sobre la piedra, con su vestidura azul oscuro…

El que ha lanzado la ofensa, haciendo caso omiso de la reacción de la multitud,

continúa:

–     ¡Eres un mal maestro porque enseñas lo que no haces y…

La multitud grita:

–     ¡Cállate!     

 –    ¡Vete!

–    ¡Deberías avergonzarte!

–    ¡Vete con tus escribas!

–    ¡A nosotros nos basta el Maestro!

–    ¡Los hipócritas con los hipócritas!

–    ¡Falsos maestros!

–    ¡Usureros!…

Y seguirían, si Jesús no elevase su Voz potente:

–     ¡Silencio!

Dejadlo hablar.

La gente entonces deja de chillar, pero sigue bisbiseando sus improperios, sazonados con miradas furiosas.

–     Sí, enseñas lo que no haces.

Dices que se debe dar limosna, pero sin ser vistos.

Y Tú, ayer, delante de toda una multitud, dijiste a dos pobres: “Quedaos, que os daré de comer”.

–     Dije: “Que se queden los dos pobres. Serán los benditos huéspedes que darán sabor a nuestro pan”.

Nada más. No he dicho que quería darles de comer.

¿Qué pobre no tiene al menos un pan? Mi alegría consistía en ofrecerles buena amistad. 

–     ¡Ya!, ¡ya!

¡Eres astuto y sabes pasar por cordero!…

El anciano pobre se pone en pie, se vuelve y alzando su bastón,

grita:

–     ¡Lengua infernal.

Tú acusas al Santo. ¿Crees, acaso, saber todo y poder acusar por lo que sabes?

De la misma forma que ignoras quién es Dios y aquel a quien insultas, así ignoras sus acciones.

Sólo los ángeles y mi corazón exultante lo saben.

Oíd, hombres, oíd todos y juzgad después si Jesús es el embustero y soberbio de que habla este desecho del Templo.

Él…

Jesús lo interrumpe:

–     ¡Calla, Ismael!

¡Calla por amor a mí! Si he alegrado tu corazón, alegra tú el mío guardando silencio

 Jesús lo ha dicho en tono tan suplicante. 

Que el anciano rectifica:

–     Te obedezco, Hijo santo.

Déjame decir sólo esto: la boca del anciano israelita fiel lo ha bendecido; a Él, que me ha concedido favor de parte de Dios.

Dios ha puesto en mis labios la bendición por mí y por Sara, mi nueva hija; no así contigo:

Sobre tu cabeza no descenderá la bendición. No te maldigo, no ensuciaré con una maldición mi boca, que debe decir a Dios:

“Acógeme”. No maldije a quien me renegó y ya he recibido la recompensa divina.

Pero habrá quien haga las veces del Inocente acusado y de Ismael, amigo de este Dios que concede su favor.

Gritos en coro cierran las palabras del anciano, que se sienta de nuevo.

Mientras un hombre seguido de improperios, a hurtadillas, se aleja.

La muchedumbre grita:

–     ¡Continúa, continúa, Maestro santo!

Solo te escuchamos a ti.

Escúchanos a nosotros:

–     ¡No queremos a esos malditos pájaros de mal agüero!

–    ¡Son envidiosos!

–    ¡Te preferimos a ti!

–     Tú eres santo; ellos, malos.

–    ¡Síguenos hablando, sigue!

Ya ves que estamos sedientos sólo de tu palabra. ¿Casas?, ¿negocios?… No son nada en comparación con escucharte a Tí. 

Jesús concede:

–     Seguiré hablando, pero orad por esos desdichados.   

No os exasperéis. Perdonad, como Yo perdono.

Porque si perdonáis a los hombres sus fallos, también vuestro Padre del Cielo os perdonará vuestros pecados.

Pero si sois rencorosos y no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras faltas.

Todos tienen necesidad de perdón.

Os decía que Dios os recompensará aunque no le pidáis que premie el bien que hayáis hecho.

Ahora bien, no hagáis el bien para obtener una recompensa, para disponer de un aval para el futuro.

Que vuestras buenas obras no tengan la medida y límite, del temor de si os quedará algo para vosotros.

O de si, quedándoos sin nada, no va a haber nadie que os ayude a vosotros.

O de si encontraréis a alguien que haga con vosotros lo que vosotros habéis hecho. 

O de si os seguirán queriendo cuando ya no podáis dar nada.

Mirad: tengo amigos poderosos entre los ricos y amigos entre los pobres de este mundo.  

En verdad os digo que no son los amigos poderosos los más amados.

A éstos me acerco no por amor a Mí mismo o por interés personal, sino porque de ellos puedo obtener mucho para quienes nada tienen.

Yo soy pobre. No tengo nada.

Quisiera tener todos los tesoros del mundo y convertirlos en pan para quienes padecen hambre…   

O en casas para quienes carecen de ellas; en vestidos para los desnudos, en medicinas para los enfermos.

Diréis: “Tú puedes curar”. Sí, y más cosas.

Pero no siempre tienen Fe,

Y no puedo hacer lo que haría, lo que quisiera hacer de encontrar en los corazones Fe en Mí.

Quisiera agraciar incluso a estos que no tienen Fe.   

Quisiera, dado que no le piden el milagro al Hijo del hombre, ayudarlos como hombre que soy Yo también.

Pero no tengo nada. 

Por ello tiendo la mano a quienes tienen y les pido ayuda en nombre de Dios.

Por eso tengo amigos entre los poderosos.

El día de mañana, una vez que ha ya dejado esta Tierra, seguirá habiendo pobres.   

Yo no estaré ya aquí para realizar milagros en favor de quien tiene Fe, ni podré dar limosna para guiar hacia la Fe.

Pero mis amigos ricos, para entonces, ya habrán aprendido por el contacto conmigo, el modo de ayudar a los necesitados.

Y mis apóstoles, igualmente por el contacto conmigo, habrán aprendido a solicitar limosna por amor a los hermanos.

Así, los pobres siempre tendrán una ayuda.

Pues bien, ayer he recibido, de una persona que no tenía nada, más de cuanto me han dado todos los que sí tienen.

Es un amigo tan pobre como Yo, pero me ha dado una cosa que no se paga con moneda alguna.

Y que me ha sido motivo de dicha trayendo a mi memoria muchas horas serenas de mi niñez y juventud.

Cuando todas las noches el Justo imponía sus manos sobre mi cabeza y Yo me iba a descansar con su bendición como custodia de mi sueño. 

Ayer este amigo más pobre me ha hecho rey con su bendición.

Ved, pues, cómo ninguno de mis amigos ricos me ha dado jamás lo que él.

No temáis, por tanto: aunque perdáis el poder del dinero.

Os bastará el amor y la santidad para poder favorecer al pobre, al cansado o al afligido.

Por tanto, os digo: no os afanéis demasiado por temor a la escasez.

Siempre tendréis lo necesario.

No os apuréis demasiado por el futuro.

Nadie sabe cuánto futuro tiene por delante.

No os preocupéis de qué comeréis para mantener la vida, ni de qué vestiréis para -mantener caliente vuestro cuerpo.

La vida de vuestro espíritu es mucho más valiosa que el vientre y los miembros, vale mucho más que la comida y el vestido;

así como la vida material es más que la comida y el cuerpo más que el vestido.

El Padre lo sabe, sabedlo también vosotros. 

Mirad los pájaros del aire: no siembran ni cosechan, no recogen en los graneros y sin embargo, no mueren de hambre, porque el Padre celeste los nutre.

Vosotros, hombres, criaturas predilectas del Padre, valéis mucho más que ellos.

¿Quién de vosotros, con todo su ingenio, podrá añadir a su estatura un solo codo?

Si no lográis elevar vuestra estatura ni siquiera un palmo,

¿Cómo pensáis que vais a poder cambiar vuestra condición futura, aumentando vuestras riquezas para garantizaros una larga y próspera vejez?

¿Podéis, acaso, decirle a la muerte: “Vendrás por mí cuando yo quiera”? No, no podéis.

¿Para qué, pues, preocuparos por el mañana? ¿Por qué ese gran dolor del temor a quedaros sin nada con que vestiros?

Mirad cómo crecen los lirios del campo: no trabajan, no hilan, ni van a los vendedores de vestidos a comprar.

Y, sin embargo, os aseguro que ni Salomón con toda su gloria se vistió jamás como uno de ellos.

Pues bien, si Dios viste así la hierba del campo, que hoy existe y mañana sirve para calentar el horno o como pasto de los rebaños – al final, ceniza o estiércol -,

¡Cuánto más os proveerá a vosotros, hijos suyos, de lo necesario!

No seáis hombres de poca fe.

No os angustiéis por un futuro incierto, diciendo: “¿Cuando sea viejo, qué comeré?, ¿Qué beberé?, ¿Con qué me vestiré?”.

Dejad estas preocupaciones para los gentiles, que no tienen la sublime certeza de la paternidad divina.

Vosotros la tenéis. 

Y sabéis que el Padre conoce vuestras necesidades y que os ama.

Confiad, pues, en Él.

Buscad primero las cosas verdaderamente necesarias:

Fe, bondad, caridad, humildad, misericordia, pureza justicia, mansedumbre, las tres y las cuatro virtudes principales. 

Y todas las demás; de forma que seáis amigos de Dios y tengáis derecho a su Reino. 

Os aseguro que todo lo demás se os dará por añadidura sin necesidad siquiera de pedirlo.

No hay mayor rico que el santo, ni hombre más seguro que él.

Dios está con el santo y el santo está con Dios.

Por su cuerpo no pide y Dios le provee de lo necesario.

Trabaja, antes bien, para su espíritu, y Dios mismo se da a él ya aquí.

Y después de esta vida le dará el Paraíso.

No os acongojéis, pues, por lo que no merece vuestra aflicción.

Doleos de ser imperfectos, no de tener pocos bienes terrenos.

No os atormentéis por el mañana: el mañana tendrá su propia preocupación.

Y vosotros tendréis que preocuparos por el mañana cuando lo viváis. 

¿Por qué pensar en el mañana hoy?

¿Es que acaso, la vida no está ya suficientemente llena de recuerdos penosos del ayer y de pesadumbres del hoy,

como para sentir la necesidad de cargarla además con las angustias de los “¿Qué sucederá?” mañana?

Dejadle a cada día su afán.

Habrá siempre más penas en la vida de las que querríamos tener.

No añadáis penas presentes a penas futuras.

Decid siempre la gran palabra de Dios: “Hoy”.

Sois sus hijos, creados a su semejanza; decid, pues, con Él: “Hoy”.

Y hoy os doy mi bendición.

Que os acompañe hasta el comienzo del nuevo hoy, o sea, mañana.

Es decir, cuando os dé nuevamente la paz en nombre de Dios.  

140 EL AMOR ES DINÁMICO


140 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Los dos pobres se quedan.

Son una mujer muy delgada y un anciano muy viejo.

No están juntos, se han encontrado allí por azar.

Se habían quedado en un ángulo intimidados, poniendo inútilmente la mano a quienes pasaban por delante.

Ahora no se atreven a acercarse, pero Jesús va directamente hacia ellos y los toma de la mano para ponerlos en el centro del grupo de los discípulos,

bajo una especie de tienda que Pedro ha montado en un ángulo

Quizás les sirve de refugio durante la noche y como lugar de reunión durante las horas más calurosas del día: es un cobertizo de ramajes y de… mantos.

Pero sirve para su finalidad, a pesar de que sea tan bajo, que Jesús y Judas Iscariote, los dos más altos. tienen que agacharse para poder entra.  

Jesús dice:

–     Aquí tenéis a un padre y a una hermana nuestra.

Traed todo lo que tenemos. Mientras comemos escucharemos su historia.  

Y Jesús se pone personalmente a servir a los dos vergonzosos y escucha la dolorosa narración.

Ambos viven solos:

El viejo, desde cuando su hija se fue con su marido a un lugar lejano y se olvidó de su padre…

La mujer, que además está enferma, desde que su marido murió a causa de una fiebre.  

El anciano dice:

–     El mundo nos desprecia porque somos pobres.

Voy pidiendo limosna para juntar unos ahorrillos y poder cumplir la Pascua.

Tengo ochenta años. Siempre la he cumplido. Esta puede ser la última.

No quiero ir con Abraham, a su seno, con algún remordimiento. De la misma forma que perdono a mi hija, espero ser perdonado.

Quiero cumplir mi Pascua.

–     Largo camino, padre.

–     Más largo es el del Cielo, si se incumple el rito.

–     ¿Vas sólo?…

¿Y si te sientes mal por el camino?

–     Me cerrará los párpados el ángel de Dios. 

Jesús acaricia la cabeza temblorosa y blanca del anciano.   

Y pregunta a la mujer:

–     ¿Y tú?

–     Voy en busca de trabajo.

Si estuviera mejor alimentada, me curaría de mis fiebres; una vez sana, podría trabajar incluso en los campos de cereales.

–     ¿Crees que sólo el alimento te curaría?

–     No. Estás también Tú…

Pero, yo soy una pobre cosa, demasiado pobre cosa como para poder pedir conmiseración.

–     Y, si te curara, ¿Qué pedirías después?

–     Nada más.

Habría recibido ya con creces cuanto puedo esperar.

Jesús sonríe y le da un trozo de pan mojado en un poco de agua y vinagre, que hace de bebida.

La mujer se lo come sin hablar.  

Jesús continúa sonriendo.

La comida termina pronto (¡era tan parca!…).

Apóstoles y discípulos van en busca de sombra por las laderas, entre los matorrales.

Jesús se queda bajo el cobertizo.

El anciano se ha apoyado contra la pared herbosa; ahora, cansado, duerme.

Pasado un poco de tiempo, la mujer, que también se había alejado en busca de sombra y descanso, vuelve hacia Jesús…

Que le sonríe para infundirle ánimo.

Ella se acerca, tímida, pero al mismo tiempo contenta, casi hasta la tienda;

luego la vence la alegría y da los últimos pasos velozmente, para caer finalmente rostro en tierra emitiendo un grito reprimido:

–     ¡Me has curado!

¡Bendito! ¡Es la hora del temblor fuerte y no se me repite!…

Y besa los pies a Jesús.

–     ¡Estás segura de estar curada?

Yo no te lo he dicho. Podría ser una casualidad…

–     ¡No!

Ahora he comprendido tu sonrisa cuando me dabas el trozo de pan. Tu virtud ha entrado en mí con ese bocado.

No tengo nada que darte a cambio, sino mi corazón.

Manda a tu sierva, Señor, que te obedecerá hasta la muerte.

–     Sí. ¿Ves aquel anciano?

Está solo y es un hombre justo.

Tú tenías marido, pero te fue arrebatado por la muerte; él tenía una hija, pero se la quitó el egoísmo. Esto es peor.

Y, no obstante, no impreca; pero no es justo que vaya sólo en sus últimas horas. Sé hija para él.

–     Sí, mi Señor.

–     Fíjate que ello significa trabajar para dos.

–     Ahora me siento fuerte. Lo haré.

–     Ve entonces allí, encima de ese risco.

Y dile al hombre que allí está descansando, aquél vestido de gris, que venga aquí.

La mujer va sin demora y vuelve con Simón Zelote. 

Jesús indica:

–     Ven, Simón.

Debo hablarte.

Espera, mujer.

Jesús se aleja unos metros. 

Y pregunta:

–     ¿Crees que a Lázaro le supondrá alguna dificultad el recibir a una trabajadora más?  

Simón exclama:

–     ¡Lázaro!

¡Si creo que ni siquiera sabe cuántos le prestan servicio!

¡Uno más o menos…! … Pero, ¿De quién se trata?

–     Es aquella mujer.

La he curado y…

–     No sigas, Maestro.

Si la has curado, es señal de que la amas. Y lo que Tú amas es sagrado para Lázaro. Empeño mi palabra por él.

–     Es verdad, lo que Yo amo es sagrado para Lázaro; bien dices. 

Por este motivo, Lázaro será santo, porque, amando lo que Yo amo, ama la perfección.

Deseo vincular a aquel anciano con esa mujer.

Y que aquel patriarca pueda cumplir con júbilo su última Pascua.

Quiero mucho a los ancianos santos.

Y si puedo hacerles sereno el crepúsculo de la vida, me siento dichoso.

–     También amas a los niños…

–     Sí, y a los enfermos…

–     Y a los que lloran…

–     Y a los que están solos…

–     ¡Maestro mío!

¿No te das cuenta de que amas a todos, incluso a tus enemigos?  

–     No me doy cuenta, Simón; amar es mi naturaleza.

Mira, el patriarca se está despertando.

Vamos a decirle que celebrará la Pascua con una hija a su lado y sin necesidad de buscarse el pan.

Y vuelven a la tienda, donde la mujer los está esperando.

Acto seguido van los tres donde el anciano, que está sentado, atándose las sandalias. 

Jesús pregunta:

–     ¿Qué piensas hacer, padre?

–     Voy a descender hacia el valle.

Espero encontrar un refugio para la noche. Mañana pediré limosna por el camino.   

luego, abajo, abajo, abajo,…

Dentro de un mes, si no me he muerto, estaré en el Templo.

–     No.

–     ¿No debo hacerlo?

¿Por qué?

–     Porque el buen Dios no quiere.

No vas a ir solo. Esta mujer irá contigo. Te conducirá al lugar que voy a indicaros; os acogerán por amor a Mí.

Celebrarás tu Pascua, pero sin penalidades. Ya has llevado tu cruz, padre; suéltala ahora.

Y recógete en acción de gracias al buen Dios.

–     ¿Por qué esto?…

¿Por qué esto?… No… no merezco tanto… Tú… una hija…

Es más que si me dieras veinte años… ¿A dónde me quieres enviar?…

El anciano llora entre la espesura de su poblada barba.

–     Con Lázaro de Teófilo.

No sé si lo conoces.

–     Soy de la zona confinante con Siria.

¡Claro que me acuerdo de Teófilo! ¡Oh, Hijo bendito de Dios, deja que te bendiga!

Y Jesús, que está sentado en la hierba frente al anciano…

Se inclina realmente para dejar que éste le imponga, solemne, las manos sobre su cabeza.

Y pronuncie, poderoso y con voz cavernosa de anciano venerable, la antigua bendición:

«El Señor te bendiga y te guarde. El Señor te muestre su rostro y tenga misericordia de ti. El Señor vuelva a ti su rostro y te dé su paz.

Y Jesús, Simón y la mujer responden juntos:

–     Y así sea.

P ORANDO CON PODER


Enero 15 de 2021

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, hoy os quiero hablar sobre el grandísimo favor concedido a Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, el Santo Rosario.

Todas las culturas, antiguas y modernas, tienen y han tenido la necesidad de alabar, agradecer, pedir, ofrecer holocaustos y, sobre todo, amar a un dios determinado.

El alma tiene ésa necesidad intrínseca, la de buscar y tratar de hallar su espiritualidad, ya que ella tiende a lo eterno, a lo sublime, a lo que no es de la Tierra.

Toda alma encarnada sufre una transformación, está aprisionada por el cuerpo y sus debilidades.

Y así, el alma, tiene necesidad de concentrarse más en las cosas espirituales para poder vencer los desvíos, pasiones, pecado, a donde el cuerpo la quiere arrastrar.

El alma inteligente, el alma que discierne, el alma buena, va a tender a luchar por mantener ésa espiritualidad con la que bajó

Y así, el esfuerzo por mantenerse en ése estado, será grande, porque grandes son los ataques del Maligno por conquistar las almas hacia el mal.

Por lo tanto, el alma, después de discernir en la verdad, llega a la conclusión de que no hay otro camino para mantenerse en la salud espiritual,

Con el Santo Rosario Meditamos TODA LA VIDA de Jesús y el Amor del Padre, que lo envió para salvarnos… LE ARREBATAMOS LAS ALMAS A SATANÁS Y VENCEMOS EN TODAS LAS BATALLAS

que a través del alimento espiritual, el cuál consiste en la Oración y en la vida de Amor.

Mi Hijo Jesucristo, antes de instituir la Sagrada Eucaristía, daba ejemplo grandísimo de lo que la Oración significa y debe, también, significar para todos vosotros.

Las Sagradas Escrituras os lo exponen y os dicen: “Y Jesús, después de predicar se apartaba para orar al Padre”

Y también dicen: “Y Jesús se retiró a solas a orar”

Y en otro pasaje dice: “Jesús pasó toda la noche orando”, etc.

Muchos son los pasajes en los cuáles se os habla del valor de la Oración,

tanto como alimento espiritual, como ayuda a prepararse ante las pruebas fuertes y así os lo narran las Escrituras:

Cuando iba a dar comienzo a Su Vida Pública, Jesús se apartó a orar y ayunar en el desierto durante 40 días.

Cuando iba a ser apresado os dicen las Escrituras: Y Jesús se retiró, junto con Sus apóstoles, en el Huerto de los Olivos.

Y así y en muchas otras ocasiones, tanto El cómo Mi Hija, la Virgen, Madre de Mi Hijo, os enseñan cómo orar a Mí, a Su Padre.

Siempre Su oración iba dirigida a Mí y podía ser:

Oración de agradecimiento, oración de amor, oración de unión íntima, oración de petición, oración de intercesión, como la tenemos en las Bodas de Canaán.

Mi Hija intercediendo por los novios ante Su Hijo-Dios, así como todos aquellos que intercedían por algún semejante para alcanzar sanación y vida, en cuerpos y almas.

Oración de Comunión Divina, la instituir la Sagrada Eucaristía.

Su Vida era oración y así también vosotros debéis alimentar a vuestra alma, con la oración continuada a vuestro Dios, de Quién todo recibís. 

Hijitos Míos, a través de la oración humilde, sencilla, confiada, podréis obtener todo de Mi,

Recordad que os he dicho que no desperdiciéis vuestro tiempo de oración pidiendo cosas materiales superfluas,

Yo velo constantemente por vuestras necesidades básicas.

Y de vez en cuando os doy “regalitos extras” para mantener vuestro cuerpo en el mejor estado, para que podáis cumplir vuestra misión.

Cuando bajáis a la Tierra a servirMe y cuando buscáis primero Mi Reino, Yo os doy la añadidura, la cuál es la que concierne a vuestro cuerpo y sus necesidades.

Sin la Oración, hijitos Míos, no sois nada.

Tenéis lo más grande que os puedo dar, el alma, pero sin la oración ella no puede crecer 

Las almas que viven en estado de Gracia y en oración, vosotros las notáis diferentes, raras, a ojos humanos.

Debéis comprenderlas, agradecerlas y apoyarlas, porque gracias a ésas almas de oración, muchos males son detenidos y aún, anulados.

Cuánto mal se podría detener y destruir si fuerais todos almas de oración.

Viviríais el Cielo en la Tierra, porque el vivir en la oración, es vivir Conmigo y Yo Soy vuestro Cielo, Yo Soy vuestro Dios.

Mi grande Amor Me ha llevado a daros la Gracia, a través de vuestra Madre Santísima, de regalaros el Santo Rosario.

Después de la Sagrada Eucaristía, el rezo del Santo Rosario ocupa un lugar grandísimo en Nuestro Corazón.

Es a través del rezo del Santo Rosario y a la devoción de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que una gran mayoría de los santos que conocéis, alcanzaron ésa santidad que poseen

Es a través del rezo del Santo Rosario que se han obtenido Gracias inmensas para pueblos enteros y aún para toda la humanidad.

Es a través del rezo del Santo Rosario, que el Cielo se ha acercado a la Tierra y así, con la ayuda de su rezo, la Tierra se va a purificar.

Reúne: Oración Activa, Meditación y Contemplación. Además de ACCIÓN GUERRERA por objetivos concretos; con los cuales SOMOS los guerreros de élite mas letales, contra las Huestes Infernales, comandadas por Lucifer.

No podéis apartar la devoción, el amor grandísimo que le tenéis a Mi Hija Santísima, con el rezo del Santo Rosario.

Aquellos que han sido llamados a ser Mis hijos consentidos, Mis hijos en los cuáles Yo puedo confiar más íntimamente,

han venido a través del Corazón de Mi Hija Santísima y por consiguiente, a través del rezo de Santo Rosario.

ES TAN PODEROSO SU REZO,

QUE SERÁ A TRAVÉS DE ÉL,

QUE EL MALIGNO SERÁ VENCIDO Y LUEGO ENCADENADO.

Es a través del rezo del Santo Rosario, máximo exponente de la oración, el que muchos de los acontecimientos adversos a la humanidad,

21. Porque habrá entonces una gran = tribulación, cual no la hubo = desde el principio del mundo = hasta el presente = ni volverá a haberla.
22. Y si aquellos días no se abreviasen, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos se abreviarán aquellos días.

SE VAN A AMINORAR O A CANCELAR.

Es a través del rezo y devoción al Santo Rosario, que una gran cantidad de las almas actuales sobre la Tierra, se van a santificar.

Es a través del amor al Santo Rosario, que llegaréis a alcanzar al Sumo y Eterno Amor, para toda la Eternidad.

EL REZO DEL SANTO ROSARIO

ES LA ORACIÓN MÁS COMPLETA QUE EXISTE.

Sacrificáis vuestro tiempo en su rezo, para dármeLo a Mí, a través de Mi Hija.

Hacéis penitencia al rezarlo de rodillas y con toda delicadeza y amor.

Ayunáis a vuestras bajas pasiones, al permitir que sea vuestra alma la que ore en vosotros.Y así detenéis y obstruís, con vuestra concentración amorosa, las acechanzas del Enemigo.

Ofrecéis holocausto divino, al nombrar varias veces, con amor y respeto, Mi Nombre y el de Mi Hija.

CRECÉIS ESPIRITUALMENTE,

CON LA AYUDA DE MI SANTO ESPÍRITU,

AL MEDITAR CADA UNO DE LOS MISTERIOS DEL SANTO ROSARIO.

Os volvéis corredentores con Mi Hijo, al acompañarLo y viviendo, cada uno de Sus Momentos, en los Misterios que rezáis.

Me agradecéis profundamente las Gracias que recibís, al daros cuenta del regalo tan grande que habéis obtenido por la vida que os concedí.

Y por todos los méritos de Mi Hijo Jesucristo y de Mi Hija, la Virgen María, para vuestra salvación y para vuestra Gloria Eterna.

Vivís momentos místicos durante su rezo, ya que cuando lo rezáis unidos al Cielo, al Purgatorio y con vuestros hermanos sobre la Tierra,

Yo estoy en medio de todos vosotros y si Yo estoy con vosotros, Mi Vida está con vosotros.

Y ME MANIFIESTO  en vosotros y a vosotros en múltiples formas, como muchos lo habéis constatado.

EL REZO DEL SANTO ROSARIO

OS ENVUELVE DE CIELO AÚN EN LA TIERRA.

Hijitos Míos, os he dado un gran poder que no debéis desperdiciar, un gran poder al alcance de todas las edades y de todas las condiciones sociales.

Un gran poder que os alcanzará el triunfo final, si lo usáis con respeto, amor y confianza.

El poder de la Oración y el del rezo del Santo Rosario.

UNÍOS FERVIENTEMENTE A MI HIJA,

LA SIEMPRE VIRGEN MARÍA,

PARA QUE APOYADOS EN VUESTRA MADRE,

SALVÉIS AL MUNDO,

QUE AHORA PARECE ESTAR MÁS EN MANOS DE MI ENEMIGO, QUE EN MIS MANOS.

Vuestra oración sincera, humilde, amorosa, hará arder Mi Corazón en Misericordia.

Los que estamos crucificados, lo sabemos y lo EXPERIMENTAMOS…

Y sus frutos de protección y de Salvación para todas las almas, los podréis ver de inmediato.

 Hijitos Míos, os pido que abráis vuestro corazón para que Mi Amor os invada plenamente y para que seáis almas salvadoras de tantos hermanos vuestros que necesitan de su salvación.

Esto os lo digo, Mis pequeños, porque Yo, como Padre vuestro, ciertamente permito que veáis algo de lo malo que está a vuestro alrededor,

para que vuestro corazón, que está buscando Mi Amor, se apiade de estas almas de vuestros hermanos para que oréis por ellos.

Pero, también, como Padre vuestro, no os dejo ver, en profundidad, la Maldad que se ha desatado sobre el mundo. 

Y que no la soportaríais si os permitiera ver un poco de esta Maldad que se da en lo obscuro, en lo profundo, en lo escondido.

Son maldades satánicas y vosotros caeríais muertos, horrorizados, por lo que Satanás está haciendo ya entre vosotros.   

Porque hermanos vuestros, alrededor del mundo, se han donado a su Maldad y lo apoyan, como Instrumentos de Mal sobre los pueblos de la Tierra. 

Ésta Maldad que os rodea y se da así, en lo escondido, por grupos que solamente quieren la destrucción espiritual y humana de todos vosotros.

Esta Maldad puede ser destruida si vosotros oráis, Mis pequeños, como se os ha dicho.

Especialmente, viviendo en estado de Gracia, dejándoos llenar de Mi Amor 

como os dijo Mi Hija, la Siempre Virgen María, con el rezo del Santo Rosario.

Cuando vosotros producís amor, Mis pequeños, éste amor va doblegando a Satanás y le vais poniendo una valla, la cual él no puede cruzar.

LA MALDAD, CON LA QUE OS ESTÁ ATACANDO,

ES PODEROSÍSIMA

PERO NUNCA MÁS PODEROSA, QUE MI PODER DE DIOS

QUE ES EL QUE OS ESTÁ PROTEGIÉNDOOS… 

Y que está junto a vosotros cuando oráis y cuando hacéis un bien a vuestros hermanos.

Ciertamente, Satanás tiene a sus allegados, que están unidos y os quieren destruir…

Y si vosotros no os unís en el amor,

Y oráis para doblegar sus fuerzas, entonces sufriréis mucho, Mis pequeños.

Yo Soy vuestro Dios y estoy viendo perfectamente cómo se están dando estas luchas fuertes entre almas buenas y almas malas. 

 Y porque os quiero proteger, porque sois Mis hijos, os voy dando todos estos consejos, Mis pequeños,

Gracias Padre por cada marca y cada cicatríz que llevo en mi cuerpo y en mi alma, garantizando que la Lucha no ha sido fácil, pero Tú has sido mi Fortaleza…

PARA QUE VENZÁIS AL ENEMIGO… 

Recordad cómo se desarrollan las guerras, están los generales de ambos lados y con tácticas específicas, van moviendo a su ejército para tratar de destruir al opositor. 

Yo voy conociendo todos los movimientos de Satanás, los conozco de antemano

y os voy previniendo, Mis pequeños, para que os adelantéis a sus movimientos. 

Poned de vuestra parte, Mis pequeños, porque todo esto es para vuestro bien, para que no padezcáis tanto dolor,

¿QUÉ ACASO NECESITÁIS VIVIR MÁS DOLOR

Y MÁS TERROR DEL QUE YA AHORA VIVÍS,

PARA QUE ENTENDÁIS QUE MIS PALABRAS SON CIERTAS

Y MIS CONSEJOS VERDADEROS?

Entended ya, Mis pequeños, o ¿Acaso os gusta vivir en el sufrimiento y en el terror con el que os está atacando Satanás?

Venid a Mí, Mis pequeños, venid arrepentidos, entrad en oración íntima Conmigo, con vuestro Padre y vuestro Dios,

para que Yo os vaya guiando a cada uno de vosotros y os vaya uniendo como un bloque inquebrantable, durísimo, que podrá vencer toda fuerza de satanás.

Yo os ayudo, os protejo y os voy guiando, pero necesito de vuestra donación y ésta tiene que ser dentro de vuestra voluntad libre.

Os amo tanto, Mis pequeños, y no quisiera que vosotros sufrierais.

Daos pues al Amor, dejad que Mi Amor llene vuestro ser, porque con el Amor venceréis las fuerzas malvadas de Satanás.

Os he dicho que él no puede contra Mi Amor, debéis uniros en ése bloque de Amor que venga de Mí y salvad vuestra alma y la de vuestros hermanos con vuestra donación.   

Pero hacedlo ya, Mis pequeños, porque pronto está Satanás para dar su zarpazo final con el que quiere destruir vuestro mundo, vuestra vida. 

Y aunque no lo voy a permitir, sí podréis sufrir excesivamente y esto no lo quiero, Mis pequeños, porque sois débiles.

Os quiero consentir, pero actuad de Mi lado, apoyadMe con vuestra vida de amor y de donación, es una lucha muy fuerte que, ciertamente, Yo puedo soportarla Solo.

Pero sois Mi familia, Mis pequeños y quiero compartir el triunfo con vosotros, uniéndoos en ésta lucha que la estáis viviendo y que la estáis sufriendo. 

Para que entendáis la situación que estáis viviendo. imaginad que vais a una expedición en una selva que no conocéis, vais con varias personas,

pero de repente, os quedáis admirando algo que os llamó mucho la atención y no os dais cuenta que esa expedición sigue caminando y os habéis apartado de ellos.

Tardáis un rato en daros cuenta que os habéis quedado apartados del grupo, escucháis los rugidos de las fieras a vuestro alrededor.

Empieza a caer el Sol y se empiezan a hacer tinieblas a vuestro alrededor.

Empezáis a gritar desesperadamente para que os ayuden, para que vuelvan a vosotros.

Las fieras siguen rugiendo y estáis esperando que suceda algo feo en vosotros, tenéis un peligro inminente a vuestro alrededor y seguís gritando desesperadamente por ayuda.

Mis pequeños, esto es la invocación, esto es lo que se llama la invocación, que debéis tener continuamente hacia Mí, vuestro Dios.

Hace tiempo os explicaba cómo es vuestro alrededor espiritual, os dije que, si os permitiera ver espiritualmente vuestro alrededor,

a vuestra alma, cómo sois atacados continuamente por entidades satánicas, moriríais ipso facto. 

Es una realidad espiritual en la que vivís continuamente,

estáis siendo atacados continuamente por esas entidades satánicas que quieren vuestra muerte, vuestra perdición eterna.

Cuando Yo os he dado esta misión de bajar a la Tierra a servirMe, conozco perfectamente la realidad espiritual a la que vais a bajar, con la que os vais a confrontar,

Y POR ESO OS PONGO VUESTROS ÁNGELES CUSTODIOS

ADEMÁS TENÉIS NUESTRA AYUDA,

Y A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA VAIS TENIENDO MÁS ATAQUES

porque os estáis acercando al final de vuestra existencia y satanás no quiere, de ninguna forma, que vosotros regreséis al Reino de los Cielos.

 Quiero que os deis cuenta perfectamente de esa realidad espiritual que os ataca todo el tiempo y lo habéis vivido.

CON EL PECADO, ADÁN ENTREGÓ SU HERENCIA… 

Jesús la Redimió, pero… 

Los satanistas están entregando continuamente la Creación, al dominio Luciferino y vivimos en el Mundo que está dominado por el Maligno…   

Por eso es necesario que INVOQUEMOS EL AUXILIO DEL CIELO…

Y DEBIÉRAIS ESTAR CONTINUAMENTE INVOCANDO MI AYUDA

Pero os he dado el libre albedrío y vosotros mismos escogéis si queréis o no Mi ayuda o la ayuda de Mi Hija, la Siempre Virgen María. 

De Nuestra Santísima Trinidad, de algún ángel, de algún santo…

Y con esto os quiero decir, que vosotros no podéis caminar solos en el mundo.

NECESITÁIS NUESTRA PROTECCIÓN

 Al momento en que vosotros invocáis a alguien del Cielo, en ese momento se hace presente para vuestra ayuda… Pero respetaMos vuestro libre albedrío.  

Vuestra soberbia os aparta de esa ayuda cuando os creéis autosuficientes.

Y aquellos que están con Satanás también invocan su Maldad para acrecentar el Mal  sobre la humanidad entera.

Cuando grupos satánicos invocan al Enemigo y le ofrecen sangre, como lo han venido haciendo en toda la historia de la Humanidad.

Quiero que os deis cuenta perfectamente de esto, Mis pequeños, si los malos están invocando a vuestro Enemigo, a Satanás.

¡Vosotros os debéis también preocupar por cuidar vuestra alma y la de los vuestros!

LA INVOCACIÓN DEBE SER CONTINUA

Y POR ESO, MI HIJA, LA SIEMPRE VIRGEN MARÍA,

OS HA DADO EL SANTO ROSARIO

CADA AVE MARÍA ES UNA INVOCACIÓN PARA VUESTRA AYUDA

Y de esta forma, va perdiendo Satanás fuerza, porque le estáis pidiendo a Mi Hija continuamente por vuestra ayuda física y espiritual.

En vosotros está el libre albedrío, pero no estáis conscientes de la gravedad del cuidado de vuestra alma,  lo que sufre por las acechanzas del Enemigo.

Y quiero que estéis muy conscientes de esto Mis pequeños, porque a veces no podéis crecer espiritualmente por esas acechanzas que tenéis y porque no invocáis ayuda espiritual del Cielo.

Veis cómo hermanos vuestros se quejan de tanto mal en su vida, en sus relaciones, sobre todo en el amor.

Satanás lucha por quitaros el amor, Mi Amor en vuestro corazón, y del amor que debéis dar a vuestros hermanos.

Estáis viviendo una realidad espiritual, UNA LUCHA TREMENDA de poderes satánicos contra vosotros, y tenéis Mi defensa contra ellos.

Pero no la pedís y os va destrozando poco a poco Satanás por culpa vuestra, por vuestra soberbia, porque Me habéis hecho a un lado de vuestra existencia y no imploráis Mi ayuda.

No escucho de vosotros esos gritos angustiosos pidiendo Mi ayuda,

¡AYUDA DESESPERADA!

  No estáis invocando Mi Santo Nombre para protegeros de tanto Mal.

Tenéis que estar muy conscientes de esto, Mis pequeños.

Y esto se ha ido acrecentando porque son momentos ya últimos de Satanás, porque será vencido precisamente por la invocación que le estáis haciendo a Mi Hija, la Siempre Virgen María…

A TRAVÉS DEL SANTO ROSARIO

Y por eso, él aumentará todavía más su fuerza de ataque contra vosotros.

¡Ave María Purísima, sin pecado concebida! (tres veces)

INVOCAD MÁS SU SANTO NOMBRE

Invocad la Ayuda Divina de Mi Santísima Trinidad, implorad la ayuda también de los Santos Ángeles que están prestos para la batalla.

Invocad la ayuda de todas las almas del Cielo, de las almas del Purgatorio, de la oración de vuestros hermanos en la Tierra.

La lucha es muy fuerte, ciertamente Satanás ya está vencido, pero también vosotros podéis disminuir su ataque y el dolor que pueda causaros.

No solamente el mundo, sino el Universo entero está sufriendo estos dolores, porque cuando fue apartado Satanás del Cielo, cayó a la Tierra.

O sea a todos los planetas del Universo,

Y éstos están siendo afectados también por su Maldad. 

Habéis venido a traer Luz y destruir las Tinieblas que existen en vuestro mundo y en el Universo entero.

La Luz se va a dar pronto, pero la lucha se va a intensificar.

No dejéis de implorar Mi Santo Nombre, quiero escuchar que pidáis ayuda, que vea que en vosotros hay humildad y necesidad Mía, de vuestro Dios, para ayudaros,

Y PRESTO ESTARÉ PARA HACERLO 

Ayudad a vuestros hermanos, implorad por sus necesidades espirituales y aun temporales, pero os repito, la Maldad de Satanás se va a incrementar…

SALMO 120 El auxilio me viene del Señor...

Y necesitáis estar muy protegidos contra esa Maldad que se va a desatar.

Invocad continuamente Nuestra ayuda… INVOCADME MIS PEQUEÑOS y la recibiréis.

Luchemos juntos, Mis pequeños y, así, Nuestro triunfo se dará pronto y lo gozaréis inmensamente Mis pequeños. Que Mi Amor se derrame sobre vosotros y los vuestros.

Confiad en Mí, confiad en Mi Amor, confiad en Mi Misericordia, confiad en el Poder de la Oración.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor,

en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.