Publicaciones de la categoría: Anti-Iglesia

REINA DE LOS PROFETAS


LAS APARICIONES Y LAS REACCIONES DE SATANÁS

Rene Laurentín Explica por qué las Apariciones Marianas son Resistidas en la Iglesia

Hemos hablado de la contrariedad que causan las apariciones marianas en muchos ámbitos de la Iglesia;

pero el fenómeno es más de fondo.‍

Cuando en una parroquia sucede una aparición mariana, es profundamente traumático.

Y la primera reacción es negar su autenticidad, hasta ridiculizarla.

Piensa nomás en apariciones importantes como Lourdes o Guadalupe, todas se iniciaron con una resistencia de los curas.

Y ni que decir de las que vinieron luego del Concilio Vaticano II.

¿Por qué es esto?

¿Exceso de celo por separar la paja del trigo?

¿Temor de que alguien les diga que son demasiado crédulos?

¿Culpa reprimida por depositar toda la confianza en una religión, con una base enteramente sobrenatural?

Exceso de cientificismo?

¿O la herejía del minimismo mariano?

En este artículo tomamos los argumentos del Padre René Laurentín, el mayor mariólogo de la historia;

para explicar este fenómeno.

Y lo hacemos como un homenaje a su trabajo y a los frutos que dio para la iglesia.

QUIEN FUE EL PADRE RENÉ LAURENTÍN

El Padre René Laurentín, francés, murió a los 99 años.

El mayor mariólogo de todos los tiempos.

‍Vivió durante los 100 años de Fátima, una extraña coincidencia de un mariano 100 por ciento.

Sin embargo no estudió a fondo estas apariciones a pesar que fue llamado a hacerlo por la Iglesia portuguesa.

Pero él dijo que no porque había demasiadas pasiones políticas que, en su opinión, habrían obstaculizado su trabajo.

Pero fue el gran investigador de las apariciones de Lourdes, cuyos estudios pioneros sentaron la metodología para las investigaciones posteriores de todas las apariciones.

Y también fue el primero en aplicar la tecnología médica para investigar las apariciones de Medjugorje, de las que decía

“Estoy absolutamente seguro de que son verdad.

María no puede engañar a sus hijos que se pelan las rodillas en el Monte Kizevac”.

Además ha sido partidario de las apariciones de Salta, llegando incluso a destrabar el diferendo entre el Obispo de Salta.

Y los Servidores que apoyan las apariciones a María Livia, en uno de sus varios viajes a Argentina.

Fue consultor destacado del Concilio vaticano II.

‍No hay que olvidar que el capítulo final del documento conciliar Lumen Gentium fue prácticamente escrito por él.

Pero a pesar de ello, nunca se alineó con el espíritu del Concilio que sobrevoló después en la Iglesia.

Sino que denunció que los primeros diez años después de del Concilio la mariología sufrió un eclipse.

Que él sabiamente llamó “el invierno mariano” y cuyos argumentos veremos en este artículo.

Llegó a decir que si las apariciones de Lourdes hubieran sucedido hoy día, la Iglesia NO LAS APROBARÍA. 

‍Demostró con documentos en mano, que la devoción mariana se basa, no es un tipo de variación inaceptable de la genuina devoción cristiana…

Sino en un plan establecido desde el inicio por Dios, para guiarnos en la conversión.

Y dijo finalmente que el “invierno mariano” fue disuelto por el pueblo;

por el hecho de su devoción a las múltiples apariciones que luego envió el Cielo.

EL ‘CLAVO CALIENTE’ DE LAS APARICIONES MARIANAS PARA LA IGLESIA

Rene Laurentín dice que las apariciones parecen ser un tema clave en el cristianismo;

al punto que la Biblia se estructura sobre las apariciones mismas.

Dios habla y se aparece al patriarca Abraham, a Moisés y a los profetas.

A Jesucristo, a los apóstoles Pedro y Pablo… 

Y a otros cristianos en los Hechos de los Apóstoles.

En definitiva, de un extremo al otro de las Escrituras.

LAS APARICIONES DE CRISTO RESUCITADO

SON LA CULMINACIÓN Y EL CUMPLIMIENTO DEL EVANGELIO

Y, como enseña el apóstol Pablo (1 Cor 15), son el fundamento de la fe.

Las apariciones de la Virgen son el origen de muchos santuarios y peregrinaciones importantes.

(Guadalupe, Aparecida, La Salette, Lourdes, Fátima).

Y ocupan por diversas razones, una posición importante en la actualidad.

La literatura sobre las apariciones se ha incrementado en una escala sin precedentes, a partir del debate de los años 80.

Todo esto parece que les reserva un lugar de honor.

‍Pero aún permanecen en la Iglesia católica como un signo de contradicción (Lc 2,35).

“Cuando el niño aparece, el círculo de la familia aplaude con alegría”, escribió Víctor Hugo.

Cuando la Virgen se aparece, el círculo de la familia (la Iglesia) no aplaude;

sino que se ve perturbado e inquieto.

LAS APARICIONES SON PELIGROSAS Y DESCONFIABLES

En Lourdes, diez días después de la primera aparición, 21 de febrero de 1858;

la policía de la aldea coge a Bernadette Soubirous de la capa y la arrastra,

para presentarla al comisario de policía Jacomet para tempestuosos interrogatorios.

Y más tarde los del fiscal imperial Dutour y el juez Ribes.

‍El estado se movilizó para reprimir, del prefecto al ministro del emperador Napoleón III, que estaba de vacaciones en los Pirineos…

Y que se popularizó por poner fin a las barreras, los procesos y querellas administrativas, que se habían multiplicado durante el verano de 1858.

En Pontmain (1871) el General de Charrette amenazó a los niños con su sable.

En Fátima, a los jóvenes videntes se le ordenó que se retractaran.

Y fueron encarcelados después, para prevenir la aparición de 13 de agosto de 1917.

Y así sucesivamente, en una serie abundante de hechos.

‍En Lourdes, el 2 de marzo de 1858, durante su primera visita a la rectoría, Bernadette fue rechazada;

con uno de esos tonos de cólera que inflamaban al párroco Peyramale,

a pesar de que era un hombre de corazón, sobre todo atento a los pobres.

‍Los videntes Pontmain fueron amenazados por el obispo de condenación eterna.

Las apariciones por lo tanto, son el argumento teológico menos científicamente estudiado, el más oculto y controversial.

Hay buenas y serias razones por las cuales las apariciones desorientan y son combatidas.

Cuando una aparición reúne a las masas como en Fátima, Lourdes,

la administración civil se moviliza, es normal.

El hecho es que una reunión masiva y apasionada al parecer perturbe el orden público.

El “principio de precaución”, le invita a ponerles fin;

aunque se puede incluso convertirlo a nuestro favor y canalizarlo.

‍El Estado responde como la naturaleza, de acuerdo con la aguda observación de Jacques Monod,

premio Nobel de biología, en su famoso libro “El azar y la necesidad”.

Cuando un caso (una mutación biológica) hace su aparición en un género, intervienen los mecanismos de rechazo;

para reducir la necesidad, eliminándolo o asimilándolo al orden repetitivo establecido de generación en generación.

Este principio universal y también se lleva a cabo en la gestión administrativa y social.

‍Y las soluciones son similares:

La eliminación o integración.

Por lo tanto, Guadalupe, Lourdes y Fátima se han convertido, después de la marginación inicial y la represión, en instituciones nacionales;

tanto en términos de religión como seculares.

Cada vidente de las apariciones que se comunica con el más allá;

es inaccesible para los ordinarios medios sensoriales.

‍Son por lo tanto, para la investigación universitaria, desconocidos.

Y todavía, si se centra en ellas, para reportarlo y encuadrarlo en su nivel, de acuerdo con el método científico;

la sociología o en la medicina no tienen en cuenta las supuestas causas sobrenaturales: el Buen Dios o el diablo.

‍Algunos las definen cómo historias de las cuales es necesario establecer la génesis interna y específica, sobre el plano literario o semiótico:

Un estudio de una tradición folklórica o de una estructura en que se examinan las variantes; pero sobre todo, los estereotipos.

Para otros, un número mucho menor (médicos y psicólogos) estos fenómenos que sólo el vidente percibe,

son fenómenos psicológicos que deben ser considerados como alucinaciones, sueños o fantasías.

‍Hasta ahora se ha pasado por alto el hecho de que los estudios de encefalografía han excluido estas tres explicaciones para los éxtasis.

‍Sin embargo, otros definen las apariciones como un fenómeno antropológico y tratan de ponerlos en esta imagen humana;

sin detenerse en la referencia personal incluso trascendente, que constituye el elemento esencial para los videntes.

¿Si las apariciones ocupan un lugar en la historia, de unos cuatro mil años; tal vez el enfoque actual no debería ser simplista,

cuando no difamatorio, en la confrontación con los videntes y los grupos humanos que les prestan atención?

El problema es complicado.

‍La medicina se ha convertido en una ciencia en el siglo XVI, cuando fundó la “etiología”: el estudio de las causas;

excluyendo las causas sobrenaturales, divinas o diabólicas, extrañas a nuestro cosmos.

Por esta razón, la mayoría de los médicos (incluso cristianos) se niegan a reconocer no sólo un “milagro” (cosa que no es de gran importancia,

sino también el carácter “inexplicable” de una curación.

‍Un científico, de hecho por principios, no abdica de su papel frente a lo incomprensible:

La búsqueda sin descanso hasta que encuentra la explicación: no existe lo inexplicable, sino sólo inexplicado.

El recurso de un “deus ex machina” es la negación misma del método científico.

‍En este marco, continúa incómodamente el estudio de las supuestas curaciones milagrosas:

revisadas por comités científicos en Lourdes o Roma: en vista de las causas de canonización, que requieren un dictamen de los milagros.

‍A pesar que los exorcistas testimonian extrañas enfermedades inexplicables, dialogan con los médicos;

sin que el estudio de estos fenómenos haya sido tratado científicamente.

‍Las consultas de la Iglesia para dar a los “milagros”, un estatus científico

se enfrentaron a esta dificultad:

Y con la misma complejidad del término “milagro” que los Evangelios llaman “señal” y/o prodigio (“sêmeia kai terata “).

En el 1900 se resolvieron los problemas a partir de principios a priori:

“Nunca he encontrado el alma sobre mi bisturí ” (un cirujano en 1900),

o también:

“He estado en el Cielo y no he visto a Dios” (Gagarin).

La ciencia actual, que trata de la relatividad, las relaciones de incertidumbre, etc,

Ha pasado del racionalismo simplista y el “cientificismo”,  a la racionalidad más abierta a lo desconocido.

Sin renunciar a la razón y a la exigencia de no admitir nada que no esté fundado y verificado por la experiencia.

LAS APARICIONES NO SON VISTAS CON OJOS BENIGNOS EN LA IGLESIA

Paradójicamente la Iglesia, que es una de las instituciones más reservadas para lo religioso y lo espiritual, es familiar a esos criterios.

Ahora, en todos los niveles, la pastoral normalmente sofoca las apariciones, causando tensiones y conflictos a menudo duros.

Hoy en día son numerosos, en Dozulé y San Damiano, en Medjugorje, o Damas/Soufanieh;

que la Iglesia ortodoxa local aceptó primero y luego rechazó.‍

Esta oposición y reserva de la Iglesia se basan en fundamentos de irrefutabilidad;

de los cuales es necesario tener pleno conocimiento y plena conciencia.

Ante esta imponente constatación: las apariciones no tienen su lugar entre las diversas disciplinas académicas

que juegan un papel importante en la Iglesia.

Las apariciones posteriores al Evangelio, son ignoradas por la teología dogmática.

No son el objeto de la “fe divina” sino de “fe humana”, escribió el futuro Papa Benedicto XIV en el siglo XVIII.

Son extra y sub teológicas, entonces marginales.

Seamos realistas.

La teología fundamental, las ignora.

No se encuentran entre los “diez lugares teológicos” que son las fuentes de la fe, de acuerdo con Melchor Cano (siglo XVI).

Ni siquiera se menciona en uno de los “lugares anexos” como “la filosofía, el derecho, la historia,” considerados como herramientas.

El primer Código de Derecho Canónico (1917) trataba negativamente este ámbito:

prohibía cualquier publicación de apariciones que no sean reconocidas.

Y castigaba con la excomunión a los transgresores.

‍Estos dos cánones fueron suprimidos el 14 de octubre de 1966 y el nuevo código, simplemente no habla más que apariciones.

En resumen, ya no son prohibidas, pero se han convertido en un hecho no-canónico.

Han bajado en la escala de valores de la Iglesia.

Y a pesar del interés que les otorgan muchos pastores y creyentes que reconocen los frutos, no han encontrado su lugar.

Y nunca han suscitado investigación de un calibre digno de este nombre entre los grandes teólogos.

Esto se debe a algunas razones fundamentales.

De acuerdo con el análisis de Karl Rahner, la tradicional marginación de las apariciones,

no es un reflejo elemental ni un mecanismo simple de rechazo administrativo.

Es causada por razones oficiales y fundamentales:

en primer lugar, las palabras de Jesucristo al apóstol Tomás.

Este discípulo no aceptaba la resurrección de Cristo:

Hasta que no meta mi dedo en sus heridas, no lo creeré”.

Jesús aparece e irónicamente le invita a hacerlo…

Y concluye: «Bienaventurados los que creen sin haber visto» (Jn 20, 29)

Cristo no es garantía de los videntes, sino de los creyentes.

Es la última de las bienaventuranzas, al término del último Evangelio, el cristiano no ve, cree en la palabra de Dios.

Cualquier excepción parece deplorable, a pesar de que las apariciones tienen un lugar considerable en el Nuevo Testamento.

Esto motiva la legítima oposición de la Iglesia a la doctrina de los grandes místicos y a los impulsos de la imaginación; es necesaria la prudencia.

Pero la “prudencia” no significa “desconfianza” o “pusilanimidad”, “rechazo” o “tergiversación”.

En cualquier caso la Iglesia, que considera esencial el Evangelio y los sacramentos, hace una gran reserva sobre la clarividencia de la otra vida.

Opone la certeza divina, fundada en la Palabra y la luz divina;

a las apariciones, ya que estas son sólo manifestaciones ocasionales y discutibles del poder divino.

‍A pesar de estas deficiencias, las apariciones son de gran importancia.

De hecho en la Iglesia, en muchos niveles y a muchos títulos.

LA BIBLIA ES UN TEJIDO DE VISIONES Y APARICIONES

El Nuevo Testamento comienza con la aparición de un ángel al sacerdote Zacarías (Lc 1,5-23),

El mensaje del ángel Gabriel a la Virgen María (Lc 1,25-38) y la de un ángel del Señor a los pastores de Navidad (Lc 2,8-19).‍

La Transfiguración de Cristo es acompañada por la aparición de Moisés y Elías (Mt 17,3),

asiste un ángel a Jesús durante su agonía (Lc 22,43).

Hay más: las manifestaciones visuales de Cristo resucitado a los apóstoles, aunque muy similares a las otras, desde el punto de vista fenomenológico y psicológico.

Se consideran como el fundamento de la fe, de acuerdo con el apóstol Pablo (1 Cor 15,1-53).

Uno puede preguntarse si no existe un cierto forzamiento, como una falta de lógica;

entre la devaluación sistemática de las apariciones actuales y la valorización dogmática de Cristo resucitado.

Las apariciones de Cristo también marcan la historia de la Iglesia primitiva: de Esteban (Hechos 7,56)

A Pedro, Pablo y otros, según los Hechos de los Apóstoles.

‍Algunas apariciones de la Virgen han establecido santuarios y peregrinaciones importantes de la Iglesia Católica, con la excepción de Roma.

Guadalupe, en México (más de 10 millones de peregrinos al año),

Aparecida en Brasil, Lourdes (5 millones de peregrinos al año), Fátima, y así sucesivamente.

Sin embargo, las apariciones han continuado en la Iglesia durante los siglos hasta hoy;

con una multiplicación sin precedentes en los Últimos Tiempos.

Es más, en los tiempos modernos – algo nuevo –…

Muchas apariciones tienen un significado profético, histórico y culturalmente innegable, duradero y significativo.

Guadalupe es considerada por los historiadores independientes,

como el fundamento del cristianismo de la cultura y la civilización mestiza del Nuevo Mundo; 

el continente católico donde reside la mitad de los bautizados de la Iglesia Romana.

La Salette (1846) ha movilizado a grandes espíritus: 

Pío IX, apoyó el reconocimiento de esta aparición, el Papa León XIII reconoció y apoyó a Melanie en sus tribulaciones…

Y en su exilio.

Lo mismo que muchos obispos, santos hoy beatificados y canonizados:

(Don Bosco, San Aníbal Di Francia) y una serie de otras personalidades destacadas del siglo XX:

Arthur Rimbaud, León Bloy, Jacques Maritain, Paul Claudel y Louis Massignon.

‍Lourdes devolvió el valor a la prioridad de los pobres según el Evangelio,

en el momento en el cual la capacidad electoral y cívica se medida por los ingresos, de acuerdo con la artificial lema ” Arricchitevi” (Guizot).

‍Bernadette Soubirous pertenecía a la familia más pobre de la ciudad…

La policía había detenido a su padre por la única razón de que “su estado de miseria

le hacía “presunto culpable” del “robo” de harina, cometido en la panadería Maisongrosse.

Y luego Fátima profetizó en 1917 el fin del Comunismo y la Persecución.

‍Pío XII y Juan Pablo II han sido repetidamente objeto de este mensaje.

‍Ordenaron a todos los obispos a la vez, la consagración pedida por Lucía.

Y otros compromisos que han asumido sin precedentes, haciendo revelar (a través de terceros, es cierto)

la visión del sol en el jardín del Vaticano (Pío XII) y el “secreto Fátima” (Juan Pablo II).

‍Las apariciones han tenido fuerte impacto en la vida pública, en todos los niveles.

‍Lourdes ha determinado la ruta de la red ferroviaria del sur de Francia.

El gobierno marxista de Yugoslavia, radicalmente opuesto a la de las apariciones de Medjugorje, había proyectado la construcción de un aeropuerto cercano.

‍Lourdes es un geiser de creatividad, ha promovido a gran escala el viaje de pacientes con parálisis, dependientes de diálisis

o de los pulmones, ciegos, locos, etc, con enormes beneficios al ser humano,

por las atenciones médicas, movilizando todos los años miles de ambulancias, enfermeras, médicos.

‍Estas apariciones han adquirido también una marca científica.

‍El examen de los videntes, a través del uso del electroencefalograma, utilizado por primera vez en Europa en 1984

y luego en América del Norte y América del Sur, ha revolucionado el conocimiento de que había del éxtasis.

Laurentín lo aplicó por primera vez al estudio de los videntes de Medjugorje.

Esta nueva interacción entre la ciencia contemporánea y las apariciones,

invita a tomar más plenamente las apariciones como un fenómeno humano, no sólo médico.

Sino también psicológico, también relacionadas con el campo del psicoanálisis,

la sociología de la religión, la etnología y la historia de la mentalidad.

‍En el momento ningún fenómeno está siendo excluido de la consideración científica

y todos deben ser investigados del modo más completo que sea posible.

‍¿No sería lo mejor para resolver el contraste entre la importancia de las apariciones

generadoras de una amplia literatura) y su devaluación o exclusión que hemos observado?

Esta tendencia a evitarlas, debida a la ambigüedad del fenómeno, exige superación,

sobre todo de la oposición radical en ideología de la Iglesia y del cientificismo que ha quedado superado.

LO QUE ESTA EN LA BASE Y VELADO POR UN SECRETO IMPLÍCITO

A Satanás no le conviene ser exhibido y desenmascarado…  

Las nuevas apariciones que confirman a las de la Salette, Fátima y Akita: que denuncian sus actividades en el interior del Vaticano….

JAMÁS VAN A SER APROBADAS

Hemos hablado de las de la contrariedad que causan las apariciones marianas en muchos ámbitos de la Iglesia,

pero el fenómeno es más de fondo.‍

Seguramente muchos de nosotros hayamos pasado por episodios con algunos sacerdotes y laicos;

que menosprecian la religiosidad popular, atacando las devociones populares en las últimas décadas.

Que hoy por hoy, es lo que mueve al pueblo y no las homilías muy sesudas y con muchas citas bíblicas o el “trabajo social de base”.

‍Mientras que han sido pocos sacerdotes que las han defendido, especialmente lo han hecho los párrocos más de pueblo.

Para complementar lo dicho por Laurentín, traemos otra opinión coincidente.

El cardenal Carlo María Viganó, Nuncio en EE.UU., ha hablado sobre esto y ha defendido la religiosidad popular.

La afirmación conciliar de la centralidad de la liturgia y la celebración eucarística llevó a bastantes pastores a suprimir muchas de las prácticas populares.

Basándose en que la piedad popular se manifiesta, en diversas circunstancias, bajo formas diferentes de las previstas por los textos litúrgicos oficiales.

Un obispo americano incluso fue tan lejos como para prohibir la Exposición del Santísimo Sacramento.

La reforma hizo hincapié en la mayor importancia que la Sagrada Escritura tenía que tener en la celebración litúrgica.

Como consecuencia, hubo una evaluación negativa de la escasa presencia bíblica en las manifestaciones populares,

muchas de las cuales son pobres en la teología y en las citas bíblicas, pero rica en sentimentalismo.

‍Fuente: Foros de la virgen María.

D INFILTRACIÓN DE LA IGLESIA 2


CUMPLIMIENTO

POR QUÉ EL RELATIVISMO MORAL ESTÁ ECHANDO RAÍCES EN LA IGLESIA

Estamos poniendo la palabra de Dios “patas para arriba” y las consecuencias de ello son funestas,

tanto para los pecadores como para aquellos que se abstienen de informar sobre el pecado.

https://youtu.be/RkmgdVAVrLs

Y lo peor es que estamos arriesgando a un Cisma en la Iglesia.

Porque una buena parte de los católicos desconocen pasajes de la Biblia

y condenan a otros católicos acusándolos de rigidez cuando actúan de acuerdo a ellos.

Mientras que Dios vino a traer un mensaje sobre la necesidad de abandonar el pecado.

‍Y nos dio las indicaciones para reconocer el bien y el mal.

‍Nos encontramos hoy que una buena parte de los católicos se ha contagiado del relativismo moral.

Sostienen que no hay una moral absoluta, sino que ésta depende de cada tiempo, lugar y de las circunstancias de la persona.

Y por lo tanto el verdadero pecado para ellos es creer que todo se debe juzgar de acuerdo a esa moral absoluta.

Por eso no dudan en tildar de rígidos a quienes piensan que Dios se hizo hombre para redimirnos del pecado real.

Claro que en todo esto está el tema de la caridad.

Es absolutamente vital que cualquier corrección se haga con caridad fraterna.

EL PECADO ES REAL

En varios pasajes del Evangelio Jesús sana o protege a una persona, y termina diciéndole “vete y no peques más”.

‍Por ejemplo podemos tomar la narración de Juan 8: 1-11, que presenta a una mujer a punto de ser lapidada por adulterio.

Jesús no cuestiona la ley judía que indicaba la lapidación hasta la muerte de quien fuera encontrado en adulterio.

Pero dice a la multitud que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, y todos, uno a uno, se deshacen de las piedras y se van.

Luego de esto Jesús le pregunta a la mujer a dónde se fueron sus acusadores y señala que nadie la condenado, agregando que él tampoco la condena.

‍Pero termina diciendo “vete y no peques más”.

‍Esta expresión de Jesús deja claro que Jesús considera el pecado como algo real.

No aprueba que se lo deje pasar sin informar, aunque la condena es harina de otro costal.

Y además nos comunica que si una persona está verdaderamente arrepentida debería de dejar de pecar.

Lamentablemente esta conducta de Jesús es ignorada por cada vez más católicos.

Porque para muchos católicos el centro de su fe es no juzgar a los demás y ser amable.

‍De tal forma que conceptos como pecado, expiación, redención, arrepentimiento y santificación está fueran de su consideración

Porque piensan que realmente que Jesús vino a enseñar que nunca hay que juzgar a nadie y que hay que ser amable con las personas; y ahí se acabó el mensaje.

La consecuencia de esto entonces es que nunca juzgarán el pecado como pecado.

‍No dirán que una cosa es incorrecta sino que lo harán depender de la persona y de la situación, y se esforzarán por ser amables y dulces con las personas.

Obviamente no está mal ser amable y dulce con los demás, pero eso sin olvidar el fuerte mensaje que Jesús nos trajo sobre el pecado, su reparación y la necesidad de salvar almas del pecado.

‍Todo esto es consecuencia del relativismo moral qué ha penetrado en la Igles

EL RELATIVISMO MORAL

¿Qué es el relativismo moral?

Es una herejía que opera de hecho como si no hubiera normas dadas por Dios sobre el bien y el mal absolutos.

Si no hay normas absolutas de lo que está bien y de lo que está mal, entonces el bien y el mal son relativos a la época y a la cultura.

‍Y entonces no existe el pecado, sino conductas correctas e incorrectas de acuerdo a la moral imperante en ese momento histórico y en esa cultura.

La conclusión lógica es que no se puede juzgar – en el sentido de advertir o evaluar – sobre bases absolutas.

‍Este es el razonamiento de demasiados católicos, sacerdotes y obispos.

‍Muchos de estos últimos no reconocen que la Biblia no es relativista, sino que impulsa una moral universal.

Y que existe el pecado, que es la fuente de todos los males que aquejan al ser humano, qué debemos saber reconocerlo y que debemos comunicarlo al hermano.

Esto último es lo más difícil, pero por lo pronto deberíamos saber reconocerlo.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha habido expresiones que han caído como anillo al dedo para santificar el relativismo moral.

Cuando el Papa Francisco dijo en el 2013, en una conferencia de prensa mientras volaba de regreso a Roma:

“Si una persona es gay y busca al Señor de buena voluntad ¿Quién soy yo para juzgar?”,

vimos desatar una fiebre de no interpelar a nadie.

Estas insinuaciones del Papa, interpretadas quizás libremente y fuera de contexto, hicieron mella en muchos mal catequizados.

Muchos católicos tomaron esa frase para sacarse de encima la “pesada carga” de interpelar al mundo por sus pecados.

Y otros lo aprovecharon para defenderse cuando alguien les avise lo que no quieren oír, que están en pecado.

Algo así como

“si el Papa dice ‘quien soy yo para Juzgar’ ¿Por qué me juzgas tú a mí”.

Por lo tanto, se creó la actitud de “no te metas”, “no hables”, “déjalo pasar”, entre los católicos.

Cuando eso no es lo que prescribe la Biblia.

‍Por el contrario, hay profusas citas, que veremos abajo, en que se exhorta a los fieles a no dejar pasar los pecados de los demás y a advertirles.

‍Incluso pasajes que mencionan una pena a quien deje pasar el pecado de un hermano sin advertirle, sin interpelar.

‍Lamentablemente hoy esto no se menciona y probablemente la mayoría de los católicos ni lo conozcan.

‍El criterio de misericordia se ha degradado, abaratado, al punto de que ni siquiera logramos el coraje de advertir a alguien que va por el mal camino,

porque la mera advertencia se está tomando como un juzgamiento.

‍Aún cuando la advertencia sea genérica y no aluda a alguna persona en particular.

Todos sabemos que sólo Dios puede juzgar, pero resulta que ahora estos relativistas morales consideran que

sólo Dios es el que puede advertir el mal camino a los pecadores.

Porque los hombres no pueden hacerlo según esta “nueva pseudo doctrina”.

‍Esto está bastardeando el mensaje de Jesús.

LA CARICATURA DE JESÚS QUE SE HA INSTALADO EN LOS BANCOS DE LAS IGLESIAS

Esta nueva pseudo doctrina está fundamentada por la caricatura que se ha hecho del comportamiento de Jesús.

Si lo describe como una persona reconfortante, acogedora, amorosa, amable, que perdona todo sin siquiera pedir reforma de conducta.

Y no se reconoce el lado menos amable y juzgador de Jesús, porque no estamos cómodos con este aspecto.

Sólo estamos cómodos con un Jesús manso y suave.

Recordemos que Jesús volteo la mesa de los cambistas en el templo.

‍También fue duro en muchísimos pasaje del evangelio con gente concreta, no sólo en ese.

Jesús lastimaba los sentimientos de la gente y no se disculpaba por eso, según los criterios que actualmente maneja la sociedad.

Les hablaba de la realidad del pecado, de la necesidad arrepentimiento, de que el infierno es real y ahí la gente llora y rechina los dientes.

‍Dio malas noticias para gente concreta, gente real de su tiempo, pero hablando para todas las épocas.

‍Dijo que enviaría a sus ángeles y arrojaría al horno del fuego a los transgresores.

Cuando habló del juicio final dijo qué hay un fuego eterno preparado para el diablo y los ángeles y para quienes hacen su voluntad en la Tierra.

‍No tenía un lenguaje de miel para atraer a las moscas, como es el criterio en general que se utiliza en las homilías hoy.

‍Jesús decía cosas incómodas y se presentaba como un juez severo que vino al mundo para jugar y estaba ansioso de hacerlo.

‍Y no se refería solamente a los fariseos sino a los pecadores en general.

En el Apocalipsis de San Juan se muestran claramente esas cosas terribles.

tercer lamento

Sus ángeles con espadas poderosas y afiladas derribando a los reyes, naciones, cataclismos, etc.

‍El tierno Jesús qué queremos ver en nuestra época es también un predicador feroz, que no queremos ver.

Que además nos advierte que seremos odiados como Él es odiado, por causa de su juicio.

Sin embargo, hoy lo que predomina es la gracia barata, que es el enemigo mortal de la iglesia.

‍Hay que recordar que Jesús vino a dar una buena noticia y a juzgar a quienes no aceptan la buena noticia.

‍El vino a decir lo que está bien y lo que está mal.

Y pagó un costo por decirlo y por salvarnos que fue su propia vida.

‍Lamentablemente esta mitad de Jesús no es la que el mundo está buscando y tampoco la que está buscando buena parte,

y quizás hasta la mayoría, de los que están sentados en los bancos de las iglesias.

‍Desde hace décadas no se predica la plenitud del planteo de Jesús, sino que se predica la parte amable que nos deja tranquilos, pero en gran riesgo.

SE INTERPRETA QUE ADVERTIR TAMBIÉN ES JUZGAR

Hemos visto que dentro de la Iglesia Católica se está extendiendo un criterio que no tiene raíces bíblicas, “¿Quién soy yo para juzgar?”.

Es correcto decir que sólo Dios puede juzgar el estado del alma humana.

Pero esto no implica la imposibilidad de hacer las advertencias sobre lo que Dios ya juzgó en términos generales.

O sea señalar públicamente lo que dice la Biblia sobre un pecado.

‍La renuencia a advertir sobre la conducta moral es la consecuencia inevitable de relativismo moral y el subjetivismo moral.

Que ha erosionado la capacidad de determinar la verdad moral objetiva sobre la que se basa el buen juicio.

‍No ser crítico es uno de los males de nuestra época.

No juzgar implica una negligencia en el cumplimiento del deber en la jerarquía de la Iglesia.

Porque se oscurece el mensaje de Nuestro Señor, se siembra la confusión entre los fieles,

y se socavan los esfuerzos laicos para luchar contra las perversiones actuales.

Y la Iglesia lo está viviendo amargamente en carne propia.

‍La ausencia de juicio inicial sobre el escándalo del abuso sexual elevó la conducta desviada a un escándalo internacional

que golpeó duro a Benedicto XVI y aún más en el pontificado de Francisco.

Muchos católicos creen realmente que la Biblia llama a no juzgar.

Y lo hacen porque no han tenido una buena catequesis y porque las homilías que escuchan refuerzan esa mala catequesis.

¿ASÍ QUE LA BIBLIA NOS DICE NO JUZGAR A LA GENTE?

Considera lo siguiente:

“A ti, también, hijo de hombre, te he hecho yo centinela de la casa de Israel.

Cuando oigas una palabra de mi boca, les advertirás de mi parte.

Si yo digo al malvado: «Malvado, vas a morir sin remedio»,

y tú no le hablas para advertir al malvado que deje su conducta, él, el malvado, morirá por tu culpa, pero de tu sangre yo te pediré cuentas a ti.

Si por el contrario adviertes al malvado que se convierta de su conducta, y él no se convierte, morirá él debido a su culpa, mientras que tú habrás salvado tu vida” (Ezequiel 33: 7-9).

Ni Pedro ni Pablo, los dos pilares de la Iglesia, eran aprensivos acerca de juzgar a los demás.

Pedro contestó a Simón el mago,

“«Vaya tu dinero a la perdición y tú con él; pues has pensado que el don de Dios se compra con dinero.

En este asunto no tienes tú parte ni herencia, pues tu corazón no es recto delante de Dios.

Arrepiéntete, pues, de esa tu maldad y ruega al Señor, a ver si se te perdona ese pensamiento de tu corazón…” (Hechos 8: 20-23).

Pablo dijo a Elimas,

“Entonces Saulo, también llamado Pablo, lleno de Espíritu Santo, mirándole fijamente, le dijo:

«Tú, repleto de todo engaño y de toda maldad, hijo del Diablo, enemigo de toda justicia, ¿no acabarás ya de torcer los rectos caminos del Señor?” (Hechos 13: 9-10).

He aquí algunos extractos de las epístolas que ilustran el pedido de juicio en la escritura:

“Mas, cuando vino Cefas a Antioquía, me enfrenté con él cara a cara, porque era digno de reprensión”. (Gálatas 2:11).

“Hermanos, aun cuando alguno incurra en alguna falta, vosotros, los espirituales, corregidle con espíritu de mansedumbre, y cuídate de ti mismo, pues también tú puedes ser tentado”. (Gálatas 6: 1).

“A los culpables, repréndeles delante de todos, para que los demás cobren temor”. (Tim 5:20).

“Este testimonio es verdadero.

Por tanto repréndeles severamente, a fin de que conserven sana la fe, y no den oídos a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad”. (Tito 1:13-14).

“Así has de enseñar, exhortar y reprender con toda autoridad.

Que nadie te desprecie”. (Tito 2:15).

“Por mi parte estoy persuadido, hermanos míos, en lo que a vosotros toca, de que también vosotros estáis llenos de buenas disposiciones,

henchidos de todo conocimiento y capacitados también para amonestaros mutuamente”. (Romanos 15:14).

“Sólo se oye hablar de inmoralidad entre vosotros, y una inmoralidad tal, que no se da ni entre los gentiles, hasta el punto de que uno de vosotros vive con la mujer de su padre.

Y ¡vosotros andáis tan hinchados!

Y no habéis hecho más bien duelo para que fuera expulsado de entre vosotros el autor de semejante acción.

Pues bien, yo por mi parte corporalmente ausente, pero presente en espíritu, he juzgado ya, como si me hallara presente, al que así obró:

Que en nombre del Señor Jesús, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de Jesús Señor nuestro, sea entregado ese individuo a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor”. (1 Corintios 5:1-5).

Con estas citas está claro que la Biblia a menudo fomenta la advertencia e incluso el juicio de la conducta de los demás.

PASAJES BÍBLICOS INTERPRETADOS SESGADAMENTE

Pero aquellos que desprecian el juicio a menudo citan (Mt 7:1-2):

“No juzguéis, para que no seáis juzgados.

Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá”.

Esto no es un requerimiento contra el juicio, sino una advertencia de que las advertencias se dictarán sólo con un buen corazón libre de la hipocresía, arrogancia, mezquindad de espíritu, u odio.

Lo que se ve claro en Mateo 7:5,

“Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano”.

El propósito principal de un juicio es ayudar a mi hermano, evitar acciones debilitantes y mejorar.  

La carga de juzgar es que seremos “juzgados como hemos juzgado”.

Algunos citan el incidente de la mujer sorprendida en adulterio y llevada a Jesús como prueba de que no debemos juzgar a los demás.

Nada podría estar más lejos de la verdad.

‍En el incidente se manifiesta la misericordia y la repugnancia de la hipocresía de Dios, si se entiende bien, él juzga su comportamiento como lo demuestra su admonición: “Vete y no peques más”.

Franciscanos de Boston en la Marcha del Orgullo Gay

EL JUICIO PÚBLICO TIENE SU COSTO

Honramos a aquellos hombres y mujeres que a lo largo de los siglos, han tenido el coraje de juzgar la conducta pecaminosa de los demás y declarar públicamente en contra de ella.

A pesar del costo, Sir Thomas More amonestó al rey Enrique VIII que no debería ser aclamado como jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra desde que negaba la autoridad papal.

Y también advirtió al Rey que sería bígamo por casarse con Ana Bolena.

‍¿No lo hizo Juan el Bautista juez cuando acusó públicamente a Herodes de adulterio porque él tomó Herodías como esposa a pesar de que todavía estaba casada con su hermano Felipe?

Los jurados juzgan a los acusados todo el tiempo.

La calidad de un juicio por lo general depende de la información a disposición del juez y la imparcialidad del juez.

¿CUALES SON LAS OPCIONES DE LOS CATÓLICOS?

Una vez que una sentencia ha sido dictada, por ejemplo en la Biblia, la pregunta es ¿qué debemos hacer cuando se pregunta al respecto?

‍Hay varias opciones:

Podríamos no decir nada o «sin comentarios» y dejar el asunto.

Podríamos no decir nada públicamente y amonestar o elogiar en privado, según sea el caso.

Podríamos anunciar nuestro juicio en un foro apropiado.

Por último, podríamos usar el foro público en que se hizo la pregunta para instruir a los espectadores precisamente sobre cual es la posición católica sobre el tema

y hacer hincapié en que amamos al pecador pero odiamos el pecado.

Es el amor que a veces nos lleva a hablar cuando las apuestas son altas.

“¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios?

¡No os engañéis!

Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios” (1 Corintios 6: 9-10).

El Cardenal Dolan, que tomamos como ejemplo, quizás desperdició una oportunidad para instruir no sólo al pecador,

sino también a los confundidos e ignorantes sobre lo que dice la enseñanza de la Iglesia Católica.

‍Pero además ¿cómo podría haber dicho el cardenal Dolan «bravo» al final de su respuesta?Una respueta posible sería:

Este homosexual, según la doctrina aún vigente de la Iglesia católica, que aún no se derogó, debe saber que debe elegir entre una vida célibe,

someterse a una terapia reparativa para volver a la heterosexualidad  o arriesgarse a la condenación eterna por caer en el pecado sexual.

Y en esto también nos basamos en la doctrina de la Iglesia sobre el infierno, que aún sigue vigente y no se derogó.

¿QUE ESTA SUCEDIENDO ENTONCES?

La mayoría de los sacerdotes, obispos, cardenales son buenos hombres dedicados al servicio de Dios.

Pero están sujetos a error, a prejuicios y vanidad como todos los hombres.

La adulación es un peligro siempre presente.

Pero también hay que considerar el principio de Peter que dice que la gente tiende a ser promovida un nivel más allá de su nivel de competencia.

‍Y se aplica claramente en ocasiones a los miembros de la jerarquía eclesiástica.

En los últimos años, hemos visto el buen juicio demasiado a menudo afectado por la cobardía que se hace pasar por prudencia.

Y por la capitulación ante el espíritu de la época que se camufla como preocupación pastoral.

La comunicación instantánea y generalizada de nuestra época expone sin piedad las deficiencias y los errores que se puedan producir en las conversaciones y actos públicos.

Y personas locuaces como el cardenal Dolan son especialmente vulnerables.

La transparencia y la sinceridad son características de bienvenidas, pero la jerarquía de la Iglesia debe aprender a controlar la narración.

Pero por otro lado, también estas cosas pueden suceder y suceden, porque el clima interno de la Iglesia está cambiando informalmente la doctrina y la pastoral.

‍Por lo tanto, y referido al caso de la homosexualidad, no es ninguna novedad decir que se está dando una tendencia de mayor aceptación y

convalidación de la homosexualidad en la Iglesia, que aún no está convalidado por el cambio de la doctrina y la pastoral.

De aquí podemos salir en dos direcciones, que el clima interno retroceda y se vuelva más apegado a la doctrina oficial,

o que se comience a cambiar formalmente ambas.

‍Y este es el dilema que sobrevoló el Sínodo de la Familia.

‍Más allá de lo que cada uno piense sobre si la doctrina y la pastoral de la Iglesia tienen que cambiar sobre la homosexualidad,

haríamos bien en recordar el consejo de Pablo a Timoteo, para no quedar expuestos a las presiones de los medios de comunicación del sistema y de la cultura dominante sobre éste y otros temas:

“Evita las discusiones necias y estúpidas; tú sabes bien que engendran altercados.

A un siervo del Señor no le conviene altercar, sino ser amable, con todos, pronto a enseñar, sufrido.

Y que corrija con mansedumbre a los adversarios, por si Dios les otorga la conversión.

Que les haga conocer plenamente la verdad, y volver al buen sentido, librándose de los lazos del Diablo que los tiene cautivos, rendidos a su voluntad”. (2 Timoteo 2: 23-26 ).

Fuente: Foros de la Virgen María

D LA APOSTASÍA SACERDOTAL 3


Un papa profundamente mariano: «TOTUS TUUS»

CUMPLIMIENTO

Mira Cómo se Cumple la Profecía de Juan Pablo II del Surgimiento de una Anti – Iglesia

En 1976 Juan Pablo II hizo una advertencia profética:

Habló sobre el ascenso de una “Anti Iglesia” que predicaría un “Anti – Evangelio”.

El padre Linus Clovis de Vida Familiar Internacional dijo en el Foro de Vida en Roma, que ya está aquí.

Y que es“indistinguible de la ideología secular, que ha derrocado tanto la ley natural como los Diez Mandamientos”.

Este anti-Evangelio, que busca elevar la voluntad del individuo a consumir, al placer y al poder – disfrazado de ‘derechos humanos – ‘sobre la voluntad de Dios.

Es lo que fue rechazada por Cristo cuando fue tentado en el desierto..

Y ha vuelto a aparecer, con toda su soberbia luciferina, para promulgar una actitud narcisista, hedonista que rechaza cualquier limitación, excepto las impuestas por las leyes hechas por el hombre.

Hoy presenciamos esa terrible batalla dentro de la Iglesia.El enemigo se ha infiltrado y creado el caos.Todo esto lo previo Juan Pablo II en su profecía.

LA PROFECÍA DE JUAN PABLO II

En un discurso durante el Congreso Eucarístico de 1976 para la celebración del Bicentenario de la firma de la Declaración de la Independencia de EE.UU. dado por el Cardenal Wojtyla (Juan Pablo II), él dijo:

“Ahora estamos parados frente a la mayor confrontación histórica que la humanidad ha experimentado alguna vez.

No creo que el gran círculo de la Sociedad Americana, o de todo el amplio círculo de la comunidad cristiana se dé cuenta de esto completamente.

Ahora nos enfrentamos a la confrontación final entre la Iglesia y la anti-iglesia, entre el Evangelio y el anti-evangelio, entre Cristo y el anticristo.

El enfrentamiento se encuentra dentro de los planes de la Divina Providencia. Está, por lo tanto, en el plan de Dios, y debe ser un juicio que la Iglesia debe asumir y afrontar con valentía…”

“Tenemos que estar preparados para someternos a grandes pruebas en un futuro no muy lejano.

Pruebas que nos obligarán a estar dispuestos a renunciar a incluso nuestras vidas.

Y una entrega total de sí mismos a Cristo y para Cristo.

A través de sus oraciones y la mía, es posible aliviar esta aflicción, pero ya no es posible para evitarla que suceda.

¡Cuántas veces la renovación de la Iglesia ha sido a través de la sangre!

No va a ser diferente esta vez”.

Eso fue hace cuarenta años.

Podemos seguir fingiendo que el mundo no está afectado por algo muy oscuro.

Que no hay nada sobrenatural por lo cual preocuparnos, y tampoco alegrarnos.

Podemos seguir creyendo que los tiempos presentes no son diferentes  que los tiempos de antes.

Un papa profundamente mariano: «TOTUS TUUS»

Pero Juan Pablo II hace que nuestras negaciones parezcan aún más ridículas, porque cuando nadie lo decía él ya lo profetizó.

ESTO YA ESTÁ AQUÍ DESPLEGADO

El padre Clovis dijo claramente en el Foro sobre la Vida en Roma, organizado por la Voz de la Familia, que si bien el aumento de la Anti Iglesia ha estado ocurriendo lentamente,

pero de manera constante, durante los últimos años su velocidad ha sido especialmente notable.

“Durante el último medio siglo, ha habido una creciente crisis en la Iglesia, que surge tanto de una falta de enseñanza clara y sin ambigüedades.

Y a partir de un clima de disensión entre sacerdotes, religiosos y laicos.

Dentro de la Iglesia contemporánea, la crisis ha llegado a su punto culminante, si no al punto de quiebre, por el rechazo velado a los paradigmas de Nuestro Señor.

Y el debilitamiento de las posiciones doctrinales establecidas por las prácticas pastorales.

Indicó que hay una sensación entre los fieles católicos que “las cosas eclesiásticas y católicas se caen a pedazos”.

Y que se ha desatado sobre la Iglesia una anarquía pastoral

Dijo además que está trabajando dentro de la Iglesia un “poder oculto” que echa combustible a esta anarquía.

Clovis dice que el aumento de la Anti Iglesia conlleva un asalto directo sobre el “pilar de la creación” y fundamento del orden social:

La verdad de la relación entre el hombre y la mujer tal como se expresa en el matrimonio y la familia.

Recordó que la hermana Lucía, una de las videntes de Fátima, dijo al final de su vida que:

 “la batalla final entre el Señor y el reino de Satanás se hará sobre el matrimonio y la familia”.

“Es bien sabido que cualquier manipulación de una piedra angular provoca el riesgo de colapso de todo el edificio” 

“La piedra angular, la célula básica de la sociedad es el matrimonio y la familia”

Y la Anti – Iglesia está trabajando para minar este fundamento.

“Con la aceptación tácita de la anticoncepción y el divorcio, el reciente abrazo ‘misericordioso’ a los divorciados que se han vuelto a casar

y el benigno visto bueno al ‘matrimonio’ del mismo sexo, el fundamento está siendo manipulado y se ha llegado al punto omega”, dijo Clovis.

Observó cómo el secularismo ateo, que alimenta la anti-Iglesia, ha estado “trabajando para la desaparición de la familia, conducido por el espíritu de la ideología LGBT”

“Su cara pública es la ‘corrección política’ y su vestido de domingo es la inclusividad y no juzgar.

Advirtió a los católicos cómo la anti-Iglesia tratará de engañar a los fieles por haciéndose pasar por la verdadera Iglesia”.

Tal como había profetizado Juan Pablo II hace 4 décadas.

Padre Linus Clovis

LA BATALLA DENTRO DE LA IGLESIA

“Es evidente que la Iglesia Católica y la anti Iglesia actualmente coexisten en el mismo espacio sacramental, litúrgico y jurídico.

Después de haberse hecho más fuerte, ahora está tratando de hacerse pasar por la verdadera Iglesia.

Induciendo o coaccionando a los fieles a ser adherentes, promotores y defensores de una ideología secular”.

Tal como lo sugirió Juan Pablo II los derechos del hombre suplantarán los derechos de Dios en el espacio de la verdadera Iglesia.

“Por lo tanto,

los políticos que votan a favor del aborto y del “matrimonio” del mismo sexo serán bienvenidos en las filas de la comunión:

-Esposos y esposas que han abandonado a sus cónyuges e hijos y entrado en relaciones adúlteras serán admitidos a los sacramentos.

-Sacerdotes y teólogos que rechazan públicamente las doctrinas y la moral católica estarán en libertad de ejercer el ministerio;

Y se extenderá a la disidencia, mientras que los católicos fieles serán marginados, calumniados y desacreditados a cada paso”.

Y agregó un dato importante:

“Para lograr sus objetivos, la anti Iglesia, tiene la colaboración con los poderes seculares, usa la ley y los medios de comunicación para llevar a la sumisión a la verdadera Iglesia.

Por un hábil uso de los medios de comunicación, los activistas de la anti-Iglesia han logrado intimidar a los obispos, al clero y la mayor parte de la prensa católica llevándola al silencio.

Del mismo modo, los fieles laicos están aterrorizados por el miedo a la hostilidad, el ridículo y odio que caería sobre ellos en caso de oponerse a la imposición de la ideología LGBT”.

Y cita un ejemplo muy claro de este proceso:

En 2015, la congregación de San Nicolás de Mira en la arquidiócesis de Dublín dio una ovación de pie a su párroco, cuando declaró desde el púlpito que era homosexual.

Y los instó a apoyar al ‘matrimonio’ de personas del mismo sexo ??? en el referéndum irlandés”.

“Por lo tanto, la influencia opresiva de la anti-Iglesia se ve más claramente operando cuando una persona tiene miedo de defender abiertamente

la revelación de Dios acerca de la homosexualidad, el aborto o la anticoncepción en su comunidad parroquial”.

LOS SACERDOTES Y OBISPOS SON EL CENTRO DEL ATAQUE

Además Clovis describió que los adherentes a la anti-Iglesia apuntan especialmente a los sacerdotes y obispos para que sean el remolque de la línea de la anti Evangelio.

Sabiendo que una vez que estén en sumisión pueden influir en innumerables almas llevándolas lejos de la verdadera Iglesia.

“Sacerdotes y obispos son los líderes naturales de los laicos y están atrapados en la ampliación del miedo generado por la anti Iglesia.

«NO TE ES LÍCITO…»

Además, debido a la promesa de obediencia y respeto, el miedo, siendo reverencial, se agrava en gran medida.

Vemos así las filas divididas, su separación de la unidad y su espíritu evangelizador estigmatizado como proselitismo y sin sentido solemne”.

Además menciona que:

“Los buenos pastores fieles están siendo etiquetados como pequeños monstruos lanzando piedras a los pobres pecadores.

O que están tratando de reducir el sacramento de la reconciliación a una cámara de tortura.

O que están escondiéndose detrás de las enseñanzas de la Iglesia, sentados en la silla de Moisés y juzgando con superioridad y superficialidad”.

Más aún,

“A los sacerdotes se les dice que deben una disculpa a los homosexuales.

Además, se les llama decidores de oraciones y, estigmatizan la asistencia frecuente a misa y confesión frecuente como un demérito”

Clovis llama a la influencia de Francisco dentro de la Iglesia ‘una gran y verdadera bendición’,

puesto que su enseñanza ambigua ha llevado a la anti-Iglesia a salir de las sombras y ponerse a la vista de todos los fieles.

Y esto da ahora a los fieles la posibilidad de discernir a cuál amo a seguir.

Un conflicto oculto durante más de cien años se ha desatado en la Iglesia.

Un conflicto que puso de manifiesto de forma explícita el Papa León XIII, parcialmente contenido por San Pío X, pero desatado en el Vaticano II”.

Y agregó:

“La exhortación apostólica Amoris Laetitia es el catalizador que ha dividido no sólo a obispos y conferencias episcopales entre sí,

sino a sacerdotes de sus obispos y ha dejado a los laicos, ansiosos y confundidos”.

La ponencia del Padre Clovis tiene la virtud de poner en situación el despliegue actual que está teniendo la profecía de Juan pablo II.

“Y estamos en un punto en que cada uno de nosotros, como los ángeles tuvieron que decidirlo al Principio… 

tendrá que decidir por sí mismo si prefiere seguir a Lucifer o a Cristo”.

LA ESTRATEGIA PARA APACIGUAR A DIOS

Ante esta situación el padre Clovis sugiere una estrategia:

“La estrategia requiere que, con el fin de ‘apaciguar a Dios, que está profundamente Ofendido, deben ser satisfechas tres condiciones principales:

-Una reforma de la moral con plena adhesión a las leyes naturales y divinas.

-La devoción de los Cinco Primeros Sábados y

-La Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María”.

Esto evitaría un mayor peligro en los tiempos que se aproximan.

La Virgen, con preocupación Maternal, advirtió de las consecuencias de ignorar Su mensaje:

Guerras, Rusia extendiendo sus errores, la Persecución de la Iglesia y del Santo Padre”.

Ella sin embargo, concluyó su mensaje con un vestigio de esperanza:

‘al final mi Corazón Inmaculado triunfará y se le dará un período de paz al mundo’”, agregó.

Clovis dijo que los católicos que buscan ser fieles a Cristo y a la Iglesia que Él fundó no tienen por qué tener miedo a la actual turbulencia que están presenciando.

“Deben reconocer que ‘nuestra lucha no es contra la sangre y la carne, sino contra Principados, contra Potestades, contra los Poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de Maldad en las regiones celestes’.

Luchamos, como los Apóstoles, teniendo a los mártires como  nuestros modelos y Jesucristo mismo como nuestra recompensa”, agregó.

¿Es Posible que el Demonio tenga Operadores Dentro del Vaticano?

Durante años el rumor o afirmación sobre satanismo dentro del Vaticano ha estado corriendo.

Era algo afirmado por el autor y ex sacerdote (ya fallecido) Malaquías Martin.

Pero no es el único que opina lo mismo dentro del grupo de personas que «tienen cómo saberlo».

El describe una escena en el libro “Windswept House” una ceremonia de entronización real, al parecer, por el arcángel caído Lucifer que supuestamente se llevó a cabo en la capilla de San Pablo, en el Vaticano.

También se refirió al satanismo en la Iglesia en este libro de no-ficción.

Este es un material para tu discernimiento, para ello debes tener en cuenta que donde actúa Dios está el maligno empeñándose en destruir sus planes.

De modo que el Vaticano, y en especial los sacerdotes, son su blanco principal.

Entonces no hay que asombrarse de que sucedan cosas malignas entre los sacerdotes y tampoco de que haya denuncias sin pruebas, falsas y ridículas, porque es parte de la guerra.

Por otra parte, la confusión que impera entre sacerdotes y obispos es un signo de intervención maléfica, es como si estuviera el Maligno azuzando a unos contra otros para que se pierdan en debates estériles.

Y también un signo de actuación del Maligno es el ‘terrorismo’ que hacen algunos católicos para que ningún católico pueda informar de nada eventualmente malo sobre la Iglesia Católica.

Este criterio fue el que permitió crecer la pedofilia dentro de los sacerdotes, porque estaba mal vista la denuncia.

EL DENUNCIANTE MÁS CONOCIDO

Malaquías Martin fue un intelecto agudo que fue liberado de sus votos jesuitas en 1964 y murió en 1999.

Había servido como paleontólogo Pontificia Universidad Bíblica del Vaticano y fue asesor teológico de un cardenal que estuvo preparando las deliberaciones del Vaticano II.

En años posteriores, las controversias y denuncias se arremolinaron a su alrededor.

Martín se desilusionó con las reformas y luego a apoyó a la secta tradicional disidente sedevacantista, así como a grupos que afirmaban que el Vaticano no cumplió con las peticiones de Fátima.

La cuestión no es Malaquías Martin, quien era un escritor brillante, la cuestión es la afirmación sorprendente.

Martin dio la fecha del ritual como el 29 junio de 1963, una semana después de la elección de Pablo VI.

El mismo Papa que más tarde advirtió de que el «humo de Satanás» había entrado en el santuario.

La observación del Papa, opinan otros que fue en referencia a la infiltración de una mentalidad científica y secular entre los sacerdotes y otras personas de fe católica, no satanismo.  

DICE MALACHI MARTÍN QUE EL 95% DEL LIBRO SE BASA EN HECHOS REALES

La novela Malachi Martín de 1998 Windswept House, comienza con un ritual satánico realizado en la capilla de San Pablo, dentro de la Ciudad del Vaticano, por miembros de todos los niveles del clero católico.

¿El propósito? 

Abrir la puerta de la Iglesia a la influencia del diablo y llevar a la destrucción el catolicismo desde adentro.

La premisa del libro habría sido bastante controversial, pero la afirmación de Martín de que el 95% de la historia se basaba en hechos reales.

Y el 85% de los personajes estaban basados en personas reales, la hace más asombrosa.

Sin embargo… ¿Es una aseveración absurda que los propios sacerdotes, obispos y cardenales de Dios, participarían en la obra de destrucción?

Tal vez no, porque la famosa visión del Papa León XIII en 1884 parece sugerir otra cosa.

Varios testigos de primer nivel, cuentan que el papa León XIII estaba subiendo los escalones del altar cuando de repente se detuvo.

Miró fijamente algo en el aire y con una mirada terrible en su rostro se derrumbó al suelo, algunos relatos dicen que cayó chillando.

El Papa fue llevado por aquellos que lo rodeaban a otra habitación, cuando le preguntaron qué había pasado,

él explicó que de repente oyó voces.

Dos voces, una amable y suave, la otra gutural y áspera.

Parecían venir de cerca del Tabernáculo.

Y escuchó la siguiente conversación:

La voz gutural (la voz de Satanás), se jactaba con orgullo diciendo a Nuestro Señor: 

–     “Yo puedo destruir tu Iglesia”.

La suave voz de Nuestro Señor le contestó:

–      “¿Puedes? Entonces adelante, hazlo”.

Satanás le replicó: 

–      “Para hacerlo, necesito más tiempo y más poder”.

A lo que Nuestro Señor preguntó:

–     “¿Cuánto tiempo? ¿Cuánto poder?”

Satanás entonces le pidió:

–     “75 a 100 años. Y un poder mayor sobre los que se entregarán a mi servicio”.

Finalmente Nuestro Señor aceptó y le contestó: –

      “Tú tienes el tiempo, tendrás el poder. Haz con ellos lo que quieras”.

Después de esto, el Santo Padre quedó tan sacudido que se sentó y compuso la Oración a San Miguel Arcángel…

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Que fue instituido entonces como una Oración Universal que se diría después de cada Misa en todo el mundo.

Algunos hoy dicen que la supresión de esta práctica por la Sagrada Congregación de Ritos, luego del Concilio Vaticano II,

encaja muy bien dentro del calendario del Diablo. Y lo cuentan como evidencia de la efectividad de su desafío.

No obstante este suceso no es prueba razonable de la existencia de sectas satánicas dentro del Vaticano.

¿SERÁ CIERTO LO QUE DENUNCIAN MARTIN Y OTROS?

Hay alrededor de un millón de sacerdotes en todo el mundo.

Siempre es una posibilidad de haya algún desviado, y lo hemos visto en los horrores de los abusos sexuales.

Los seres humanos son sólo eso:  Humanos.

Incluso hay afirmaciones de que algunos clérigos eran satanistas antes siquiera de que se ordenaran y que fueron enviados a los seminarios a afectar a la Iglesia.

Pero por si fuera poco, el exorcista Padre Gabriele Amorth coincide con las palabras del padre Malaquías…

Y añade las siguientes declaraciones:

“En el Vaticano, hay sectas satánicas, no se ven, pero están allí.

El diablo está en Fátima, actúa en Lourdes, en todas partes.

Y ciertamente en el Vaticano, el centro de la Cristiandad”.

No hay duda que donde hay cosas de Dios está el Maligno haciéndole la Guerra.

Eso fue lo que quiso decir Amorth y quizás no tanto denunciar hechos satánicos en concreto, dicen algunos.

Pero además Amorth añadió:

“Cuando se habla de ‘el humo de Satanás’ (frase acuñada por el Papa Pablo VI en 1972) en las santas habitaciones…

Todo es verdad, incluyendo estas últimas historias de violencia y pedofilia”.

Sin embargo no todos piensan que las afirmaciones de Amorth son creíbles.

El padre José Antonio Fortea, también un famoso exorcista comentó al respecto que:

el Padre Amorth ha ido mucho más allá de la evidencia al afirmar que Satanás se había infiltrado en los corredores del Vaticano”.

“Los cardenales pueden ser mejores o peores, pero todos tienen intenciones rectas y buscan la gloria de Dios”, dijo.

“Algunos funcionarios del Vaticano pueden ser más piadosos que otros…

Pero de allí a afirmar que algunos cardenales son miembros de sectas satánicas es una distancia inaceptable”.

PERO LA BEATA ANA CATALINA EMMERICH TUVO VISIONES AL RESPECTO

La beata Ana Catalina Emmerich fue una de las místicas que vio con claridad profética,

la infiltración de la Jerarquía de la Iglesia por parte de aquellos bajo la influencia satánica.

Entre sus visiones figuran las siguientes palabras, que parecen estrepitosamente similares, a las advertencias ofrecidas por el Padre Amorth:

“Entonces vi una aparición de la Madre de Dios, y ella dijo que la Tribulación sería muy grande…

Debemos orar sobre todo para que la Iglesia de las Tinieblas salga de Roma.

Vi cosas deplorables: Estaban jugando, bebiendo y hablando en la iglesia; estaban cortejando a las mujeres.

Todo tipo de abominaciones eran perpetradas allí.

Los sacerdotes lo permitían todo y decían Misa con mucha irreverencia.

Vi que pocos de ellos seguían siendo piadosos, y sólo unos cuantos tenían buenas opiniones sobre las cosas.

Entre las cosas más extrañas que vi, fueron largas procesiones de obispos.

Sus pensamientos y enunciados me fueron dados a conocer a través de imágenes que salían de sus bocas.

Sus defecciones hacia la religión me fueron mostradas por deformidades externas.

Algunos tenían sólo el cuerpo, con una nube oscura de niebla en lugar de cabeza.

Otros tenían solamente la cabeza y sus cuerpos y corazones eran como nubes de vapor.

Algunos eran cojos. Otros eran paralíticos. Otros estaban durmiendo o tambaleándose.

Vi lo que creo eran casi todos los obispos del mundo, pero sólo un pequeño número estaba perfectamente sano.

También vi al Santo Padre, temeroso de Dios y orante.

Nada extraño en su apariencia, pero estaba debilitado por la vejez y por mucho sufrimiento…

Entonces vi que todo lo que venía protestantismo estaba gradualmente ganando posiciones.

Y la religión católica caía en completa decadencia.

La mayoría de los sacerdotes eran atraídos por el brillante pero falso conocimiento de los jóvenes maestros…

Y todos ellos contribuían al trabajo de destrucción.

En aquellos días, la Fe caerá muy bajo…

Y se conservará en algunos lugares solamente”.

POCAS PRUEBAS Y DUDOSAS

El problema es que para los hechos denunciados no se presentan pruebas.

Y las que se presentan son dudosas, por ejemplo en el libro Los Milenarios: El Vaticano contra Dios, Ediciones B, 1999,

Que aparentemente fue escrito por una serie de prelados, cuyas identidades no quisieron revelar.

Se relatan las increíbles atrocidades y todo tipo de aberraciones que se cometen de puertas adentro del Vaticano,

incluyendo misas negras y ritos satánicos.

Por ejemplo, en este libro se cuenta el caso de un arrepentido que hizo confesión de sus pecados:

En el santuario romano del Divino Amor a última hora de la tarde,

mezclado entre los demás se acerca al confesionario un penitente muy alterado y turbado…

El confesor lo anima a hablar.

«Padre, pertenezco a una secta satánica, en la que desempeño un papel importante, he arrastrado a muchos a ella.

He llegado a convencer a muchas personas a asistir a misas negras y a otros ritos satánicos.

Sin embargo, el otro día fui yo el invitado a una misa negra en un lugar donde yo jamás hubiera imaginado que se pudiese celebrar semejante rito…

-¿Dónde? Pregunta el confesor desde el otro lado de la reja.

En el Vaticano.

-¿Quiénes eran los demás?

-No sé les podía reconocer, todos íbamos encapuchados y cubiertos de la cabeza a los pies.

Las voces eran graves, imposibles de identificar por el timbre…

La primera inconsistencia es que este pasaje estaría violando el secreto de confesión.

Y lo segundo a considerar es que es una denuncia que ha quedado ahí sin que nadie siguiera adelante en su investigación.

Porque así como donde está Dios, aparece el Maligno para destruir su trabajo.

No es menos cierto que donde el Maligno genera una destrucción, ahí están las huestes celestiales para recomponer la situación.

UN INCIDENTE RARO

Pero también se han dado casos de una extraña especie…  

Incidentes raros, que parecieron horriblemente ocultistas.

El más obvio puede ser el ritual de asesinato de una monja en Ohio, en una capilla del hospital en el Sábado Santo de 1980.

La monja fue encontrada con heridas de arma blanca que casi formaban una cruz invertida.

También había una mancha de sangre en la frente, como si se hubiera colocado ritualmente.

Un sacerdote fue finalmente acusado del crimen y permanece en la cárcel, aunque muchos creen que fue falsamente acusado,

argumentando que el modus operandi misteriosamente coincide con la de un asesino en serie de Texas.

Una vez más, no hay pruebas sólidas.

Todos sabemos que ha habido escándalos de abuso sexual, cientos.

En algunos casos, en algunas ciudades, se han producido pequeños círculos de sacerdotes pedófilos.

Y muchos más en número, se metieron sexualmente con adolescentes (en contraposición a la clásica pedofilia).

Este es un verdadero horror, esto de la falta de pruebas tampoco escapa a la generalidad de los grandes delitos en el mundo,

que muchos se desvanecen por falta de pruebas.

JUAN PABLO II SE TROPEZÓ CON LA FUERZA MALIGNA

Dijo Martin, en su best seller de 1990 de no ficción acerca de la geopolítica y el Vaticano, en The Keys of This Blood:

Mas aterradoramente el Papa Juan Pablo II, se había tropezado con la presencia inamovible de una fuerza maligna en su propio Vaticano…

Y en ciertos obispos de cancillerías.

Era lo que los eclesiásticos conocedores llaman la ‘superfuerza’.

Los rumores, siempre difíciles de verificar, están atados al comienzo del pontificado del Papa Pablo VI en 1963.

De hecho Pablo VI había aludido sombríamente a «el humo de Satanás que ha entrado en el Santuario»…

Quizás una referencia indirecta a una ceremonia de entronización por los satanistas en el Vaticano.

Además, la incidencia de la pedofilia satánica, ritos y prácticas ya estaba documentada entre algunos obispos y sacerdotes.

En forma tan dispersa como en Turín, en Italia, y Carolina del Sur, en los Estados Unidos.

Los actos de culto de pedofilia satánica, son considerados por los profesionales como la culminación de los ritos del Arcángel Caído.

FINALMENTE, UN REPORTAJE A MALAQUÍAS MARTIN

Martín fue entrevistado en su residencia de Nueva York por John F. McManus, editor del The New American antes de su muerte.

He aquí algunas respuestas:

Pregunta: Su libro empieza con una vívida descripción de una “Misa Negra” sacrílega celebrada en 1963 en Charleston, Carolina del Sur.

¿Ocurrió eso realmente?

Respuesta: Sí, sucedió.

Y también es un hecho que participaron altos cargos eclesiásticos del Vaticano por teléfono.

La mujer joven forzada en el ritual satánico aún vive. Y felizmente ha sido capaz de casarse y de llevar una vida normal.

Ella dio los detalles del suceso.

P: Usted se refiere a uno de sus principales personajes como el “Papa Eslavo” y otro como el “Cardenal de la Ciudad Secular.”

¿Se refiere usted al Papa Juan Pablo II y al difunto Cardenal Joseph Bernardin de Chicago?

R: No puedo confirmar esas especulaciones.

He escrito un libro “factual.” No es un documental.

Hay por ahí un glosario que supuestamente da los nombres reales de docenas de mis personajes.

Yo no lo compilé y no suscribo sus conclusiones, pero debo decir que está bien hecho.

P: Además del “Cardenal de la Ciudad Secular” usted describe negativamente a muchos otros cardenales y obispos.

¿Están estas caracterizaciones basadas en hechos reales?

R: Sí, entre los cardenales y la jerarquía hay satanistas, homosexuales, anti-papistas y cooperadores para conseguir un gobierno mundial.

P: ¿Hay tanta intriga y deslealtad en el Vaticano como su libro parece indicar?

R: Hay más de la que he suministrado en el libro.

El Papa está rodeado de hombres con atuendo clerical que no tienen la Fe Católica.

Trabajan con fundaciones, organizaciones, grupos internacionales, instituciones financieras, gobiernos, universidades y otras agencias para traer un Nuevo Orden Mundial.

Puede ser, cualquier cosa es posible, pero también se puede decir cualquier cosa.

Quizás no sea probable que eso exista a ese nivel expresado y que no se hayan generado más denuncias con pruebas concretas.

Sin embargo el Mal sin duda, de un modo más genérico, entró en la Iglesia durante los años 1960 y ha seguido su curso.

Y hoy lo vemos en la apostasía generalizada.

“He visto muy afligido al Padre Santo. Vive en otro palacio y solo se deja ver de muy pocos amigos de confianza. Si el partido malo conociera de su propia fuerza habría ya estallado la revolución. Temo que el Papa tenga que padecer mucho antes de morir. Veo la negra iglesia de Satanás prosperar y ejercitar su pernicioso influjo. La angustiosa situación de la Iglesia y del Papa es tan triste que debemos pedir a Dios incesantemente que acuda en su auxilio. Yo recibí encargo de orar mucho por la Iglesia y por el Papa. Esta noche fui conducida a Roma, donde el Papa vive todavía oculto con el fin de evitar exigencias injustas. Está muy débil y consumido a causa de la tristeza, de la inquietud y de la continua oración. 

Benedicto XVI por ejemplo, se tuvo que enfrentar a una secuela bien visible, como la pedofilia de los sacerdotes, la cual sigue hasta ahora.

Entonces lo del principio del artículo: No debemos ocultar información.

‍Pero la información no hay que creerla a pies juntillas, hay que cruzar datos, discernir y tener Fe en que el Señor está viendo lo que pasa en realidad.

Fuentes: Foros de la Virgen María

D LA APOSTASÍA SACERDOTAL 1


CUMPLIMIENTO

EL ADULTERIO Y LA HOMOSEXUALIDAD,

BENDECIDOS POR LA FALSA IGLESIA.

Los dos temas centrales que discutió el Sínodo de la Familia fueron la comunión a los divorciados vueltos a casar y la bendición de las uniones del mismo sexo. 

Y eso se ha seguido amplificando.

En ambos temas se nota una rebelión contra lo que se ha entendido a través de todas las épocas como los Mandatos de Dios desde el Jardín del Edén.

La Iglesia se está viendo atacada y colonizada para que se abra al disfrute de sus pasiones.

Por más aberrantes y destructivas que sean.

Y por más que tengan consecuencias desastrosas para el futuro propio y de la humanidad.

LA PÉRDIDA DE AUTO-CONOCIMIENTO EN LA MODERNIDAD

La visión clásica y cristiana del hombre comienza con una auto-conocimiento de la naturaleza humana.

‍Que forma un cuerpo de sabiduría perenne y proporciona una unidad de la raza humana.

La modernidad, sin embargo, no ve que la naturaleza humana se rija por la razón, la ley natural, la ley divina o verdades evidentes universales.

El hombre moderno está sujeto únicamente a la ley hecha por el hombre, la voluntad de poder político reinante y las decisiones legales determinados por los tribunales.

‍Estas fuerzas políticas, judiciales e ideológicas, conspiran para erradicar todas las categorías morales y virtudes tradicionales que las sociedades civilizadas transmiten de una generación a otra.

‍Como el significado del matrimonio, la naturaleza de la familia, los ideales de la maternidad y la paternidad, la virtud de la castidad y la santidad de la vida.

La legalización del aborto y la eutanasia equivalen a la arrogancia: el hombre asumiendo que es un dios que determina lo que vive y muere.

‍La legalización de las uniones del mismo sexo repudia todas las leyes naturales, tanto morales como biológicas.

Y la ideología de género niega la evidencia de los cinco sentidos que determina masculino y femenino desde el momento del nacimiento.

El hombre moderno no posee ninguna norma de auto-conocimiento, está constantemente redefiniendo y reinventando las definiciones de la libertad, la igualdad y los derechos.

Para satisfacer los deseos de los ideólogos, que esperan que toda la estructura de la realidad de cabida a su versión imaginaria de una sociedad, en la que todas las aberraciones y perversiones utópicas se asuman como condición de la normativa.

Las versiones modernas de auto-conocimiento no sostienen que el hombre sea un animal racional o la imagen de Dios que posee libre albedrío.

La explicación de los trastornos morales es la razón de ser del determinismo biológico: ciertos individuos «nacen de esa manera».

Hombres que piensan que son las mujeres y mujeres que creen que son hombres, que heredan estos rasgos psicológicos al nacer.

‍La visión moderna del hombre no reconoce el pecado griego de la arrogancia y el pecado mortal de orgullo.

‍Porque invierte o deshace todas las enseñanzas de la Sagrada Escritura:

-fomentando el divorcio por cualquier motivo («No fue así desde el principio»)

-la defensa de la causa del control de la población («Sed fecundos y multiplicaos»)

-la elección de la muerte sobre la vida («he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida para ti y tu descendencia»).

El principio de la sabiduría comienza con el auto-conocimiento.

Si el hombre no es un animal racional, una imagen de Dios, un ser caído o una persona con libre albedrío, entonces él carece de una identidad humana y vive en la ignorancia oscura.

Entonces él se convierte en lo que él desee llamarse a sí mismo y se genera una criatura sin naturaleza, sin voluntad, sin la responsabilidad moral y sin propósito.

Se convierte en una entidad desconocida, un átomo sin forma de humanidad, una criatura amorfa sin la guía de la verdad, la ley o la razón.

‍En lugar de un cuerpo informado por un alma racional, el hombre se comporta como si no fuera más que «materia en movimiento».

Sin las verdades evidentes de auto-conocimiento, el reino del caos en lugar de la ley eterna o la divina Providencia, gobierna un mundo regido por el azar, la locura y la ilegalidad en todas sus formas destructivas.

ESTO COMENZÓ CON EL MOVIMIENTO DEL PANSEXUALISMO

La Iglesia está llegando a ser permeada por esta nueva ideología, porque se está enfrentando a un desarrollo histórico que se fue dando en etapas.

Esto es el resultado del pansexualismo social que podemos rastrear aún antes de la revolución francesa, con la secularización de la sexualidad y la aparición del amor romántico.

Dando así, paso a la revolución sexual que culmina en los últimos años en la ideología de género, que es la madre directa del homosexualismo político que vemos actuando en occidente.    

El efecto de este pansexualismo ha sido:

1º) La reducción de la sexualidad a genitalidad o de la excitación sexual.

2º) El tratamiento de tal sexualidad como objeto de consumo.

3º) Y el reclamo de toda sexualidad como buena.

Así la sexualidad entendida como excitación genital se convierte en un fin en sí mismo.

‍Al punto que si en algún momento no se hace presente el reclamo sexual se vive como una carencia.

SE ELIMINA EL MISTERIO DE LA SEXUALIDAD

La sexualidad entonces deja de considerarse como un elemento con un contenido de misterio y de trascendencia que ha tenido hasta entonces en las culturas y todas las religiones, incluido el cristianismo.

Y cambia hacia una visión secularizada donde la sexualidad se valora como algo meramente mundano, bajo el dominio del hombre; como un elemento más de su naturaleza física.

Es un fenómeno sin precedentes en la historia de la humanidad, que ingresa por vez primera en el cristianismo con Lutero, que niega el valor sacramental del matrimonio.

Entonces llegamos a la primacía del “amor romántico”. Que mide la verdad propia del amor exclusivamente por su intensidad. Y centra el juicio moral en el estado afectivo del momento.

Con la consecuencia de  la pérdida de su valor en cuanto promesa de comunión.

Porque se pone el acento en el propio estado de ánimo y no en la construcción de una vida.

‍Pierde el sentido del tiempo como un elemento positivo del amor y, por el contrario, tiende a eternizar el momento actual.

‍Con este movimiento histórico se aceptan y se extienden los anticonceptivos y con ellos la sexualidad parece por fin haberse separado por un medio científico del peso de la fecundidad, pasando a quedar al arbitrio autónomo de la pareja.  

“Lo serio” de la sexualidad puede ser eliminado por un proceso técnico, de suerte que el significado procreativo de la misma pasaría a ser electivo y el único sentido intrínseco que le quedaría sería la comunicación afectiva o física.

‍Con este contenido, la sexualidad misma pasa a ser una realidad que cabe en un proyecto utilitario.

SE DESEMBOCA EN TEORÍA DE GÉNERO Y HOMOSEXUALISMO POLÍTICO

Y es entonces que aparece la denominada “teoría de género”, que se fundamenta en la consideración de que la sexualidad no es el desarrollo de un impulso natural, sino que se realiza según la propia voluntad.

‍No se habla de sexo masculino y femenino sino de “género”, para indicar que el sexo es biológico, pero el “género” es cultural.

‍Caben entonces otros “géneros” además del masculino y femenino, los que se manifiestan en los distintos tipos de homosexualidad.

‍Es así que arribamos a su expresión política y de movimiento militante.

Todos estos elementos pasan a configurar un bloque que va a circular en los tratados internacionales sobre la población o la mujer, sostenidos por medio neologismos terminológicos:

1º) “derechos sexuales”, que se identifican con la posibilidad de hacerlo fuera del ámbito matrimonial

2º) los “derechos reproductivos”, para la necesidad de limitar los nacimientos, por todos los medios posibles incluido el aborto, pues es el último recurso cuando los demás fallan;

3º) los “modelos familiares”, consideración ambigua de la familia, sin definir y abierta a la homosexualidad.

4º) la “igualdad de derechos”, que significa la protección especial de los homosexuales como grupo, con derechos por encima del resto de la población.

Bien, esta es una explicación socio histórica de las tendencias que están actuando.

¿Pero no habrá una causa detrás de esto que lleva al crecimiento y la hegemonía de de esta ideología de género?

UN HISTORIADOR SUECO DICE QUE TIENE UN ORIGEN SATÁNICO

La monumental tesis de doctorado, del historiador sueco de las religiones, Per Faxneld, publicada bajo el título Feminismo Satánico (Sorgenfrei y Molin, Estocolmo 2014).

Sostiene que las personas que están en los orígenes del feminismo, del homosexualismo y de la ideología de género, así como del socialismo, han citado explícitamente y confiaron en Satanás como el padre de sus ideas.

Esta indagación histórica coincide con la opinión del Cardenal Bergoglio, expresada en el 2010 cuando dijo que la ley argentina de ‘matrimonio’ homosexual y adopción,

se trata “de una ‘movida’ del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”.

Faxneld distingue entre el satanismo en el sentido estricto que estudió en otras partes y que no es el tema de este libro  y el satanismo en el sentido más amplio.

En sentido estricto, el satanismo es la adoración por ritos religiosos, del personaje llamado Satanás en la Biblia, de gente que cree que existe y que se alían con él.

Satanismo en el sentido más amplio, es más bien la exaltación y promoción de Satanás por personas que no creen que existe.

Pero lo utilizan como símbolo de la aversión y el odio hacia el cristianismo, la Iglesia Católica, el orden social natural y cristiano.

El poeta masón italiano Giosuè Carducci (1835-1907), con su “Himno a Satán”, es citado por Faxneld como un ejemplo típico de satanismo en el sentido más amplio.

La historia muestra cómo se ha movilizado a Satanás.

En primer lugar por los socialistas, los comunistas y los anarquistas

Como un agente y motor de la rebelión contra las jerarquías tradicionales, la religión y la propiedad privada.

Se conocen las referencias a Satanás del fundador moderno del anarquismo Mikhail Bakunin (1814-1876).

Y del socialista Pierre-Joseph Proudhon (1809-1865).

‍Pero Faxneld añade algunos ejemplos menos conocidos.

La mayoría se han extraído del mundo socialista americano de principios del siglo XIX y XX y la socialdemocracia sueca.

La historia muestra la importancia – para esta lectura alternativa de la Biblia – de la Sociedad Teosófica, que distingue entre Satanás y Lucifer como una imagen del Mal.

‍De la cual viene una lectura positiva en clave gnóstica y la llamada novela gótica en inglesa y francesa.

En donde las figuras diabólicas se presentan como “malas”, pero terminan fascinando al lector, como es el caso de “Drácula” de Bram Stoker (1847-1912).

SU INFLUENCIA EN LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

Esto nos lleva al tema central del libro, el “feminismo satánico” y el nacimiento de la ideología de género.

Con una prehistoria en la poesía romántica inglesa, la literatura radical en el siglo XIX proclama que Satanás, en el Jardín del Edén, le ofreció a Eva la oportunidad de deshacerse del control patriarcal de Dios y Adán.

Y debe ser celebrado y venerado como el libertador de las mujeres.

Satanás, como símbolo de la inversión y del derrocamiento, enseña a las mujeres y también los hombres, a elegir libremente su identidad de género, y también pone su sello en la elección homosexual.

LA RELECTURA DE LA BIBLIA EN SENTIDO INVERSO

El feminismo, la ideología de género y la promoción de la homosexualidad  especialmente femenina, pero en realidad también masculina han nacido, así como el socialismo y el comunismo, en una relectura contraria a las historias bíblicas de la revuelta de Lucifer y la tentación de Eva.

Diciendo que Dios estaba equivocado y que el diablo, presentado como un rebelde heroico para el orden establecido, tenía razón.

Esta interpretación fue en gran medida simbólica y propuesta por los intelectuales ateos para quienes ni Dios ni el diablo realmente existían.

‍Pero no sin ambigüedad, porque a menudo, a fuerza de hablar del diablo, algunos terminaron creyendo estar a su servicio.

‍El propósito de Faxneld no es crítico, es sólo documental.

‍Y sin embargo, al cierre de su libro uno tiene la impresión de que la investigación académica está confirmando la visión del cardenal Bergoglio, cuando en 2010 en la Argentina se introduce la ley del matrimonio y las adopciones gay.

El cardenal Jorge Mario Bergoglio, el actual Papa Francisco, escribió una famosa carta a las hermanas carmelitas de Buenos Aires.

En este texto, de fecha 22 de junio de 2010, el futuro Pontífice explicó que detrás de la ideología que genera las leyes sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo,

“también está la envida del demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra.

No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al Plan de Dios.

No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una “movida” del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”.

El Padre de la Mentira, para los cristianos, es Satanás.

El crecimiento del secularismo ha “abierto la ventana” a la magia negra, el satanismo y la creencia en lo oculto.

Es así que adquieren más predicamento:

El culto al demonio, luciferismo y misas negras, narcos satánicos y comuniones sacrílegas.

La proliferación del espiritismo, brujería, hechicería, astrología, ocultismo, fenómenos psíquicos y superstición, avistamiento de ovnis.

Y el aumento considerable de obsesiones y posesiones diabólicas;

Los signos e influencia satánica en los medios de comunicación y cada vez más públicamente, son señales claras de que hemos entrado en una de las tribulaciones,

que forman parte de la Gran Tribulación que está profetizada en la Biblia y por los santos de Dios a través de la historia.

El mayor truco del Diablo se ha dicho que es convencernos que no existe o que no es tan malo como lo pintan.

‍Nadie en su sano juicio podría exclamar, ‘¡Maligno, se tú mi bien!’.

Y con este criterio muchos de nosotros hemos tomado la costumbre de ignorar el Mal o no admitir su atrocidad.

Aunque ahora hemos llegado al punto, en que los signos satánicos se  han descarado total y más públicamente.

EL MAL ESTÁ A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Cualquier persona que viva en una comunidad religiosa, cualquiera que seriamente intente rezar, tarde o temprano se encuentra con el Mal.

El diablo trata de socavarle a cada paso.

La Oración se vuelve difícil y entregarnos a algún apostolado activo parece mucho mejor.

‍¿Por qué no dejar la oración “inútil” y entregarnos a algo que beneficia claramente a los demás?

‍Ese es el diablo en su trabajo.

Las buenas personas son seducidas por las cosas buenas.

‍Apenas nos damos cuenta de que hemos abandonado a Dios y debilitado la comunidad.

‍Satanás viene en mil disfraces. 

Nuestro problema es que nos hemos vuelto ‘complacientes’.

Debido a que tendemos a no pensar en el Diablo en términos personales, asumimos que el Mal en realidad no puede hacernos daño.

Queremos una religión de Pascua, sin las luchas, el SUFRIMIENTO y los sacrificios del Jueves y el Viernes Santo.

‍Pero a pesar de que la victoria se gana en Cristo, tenemos que apropiarnos de ella para nosotros mismos.

Como el Papa comentó:

“No hay lugar a dudas, existe una batalla, una batalla en la que la salvación eterna de todos nosotros está en juego.”

¿POR QUÉ LOS JÓVENES COMIENZAN CON EL SATANISMO?

El experto en satanismo, Carlo Climati, denunció que:

“Cada día aumenta el número de jóvenes que se declaran seducidos por el diablo y la magia negra. Con la ilusión de vivir una vida sin reglas siguiendo a un “ángel rebelde”.

El satanismo destruye los valores universales que están escritos en el corazón de cada ser humano.

Crea confusión y una especie de sociedad al revés, donde el bien se vuelve mal y el Mal se vuelve Bien.

Considera que los jóvenes idealizan al diablo con un “ángel rebelde” y se dejan capturar por la ilusión de una vida aparentemente libre sin reglas, por una libertad engañosa que les lleva a un estado de dependencia y de esclavitud.

La moda satánica y del esoterismo se extiende por todo el mundo,

Por desgracia, la sociedad moderna está con frecuencia dominada por el relativismo moral y esto favorece la difusión del satanismo.

A menudo los jóvenes son víctimas de una soledad terrible, producto de la incomunicación y de situaciones familiares difíciles”.

Y encuentran en el esoterismo una solución fácil e inmediata a sus problemas y lo confunden con un juego.

En los últimos años los jóvenes han sufrido una especie de lavado de cerebro que los empuja a no tener miedo del mundo del ocultismo, con una fascinación mortal por los poderes sobrenaturales.

¿CÓMO COMIENZAN CON EL SATANISMO?

El padre José Antonio Fortea, sacerdote y especialista en demonología, explica que:

Los chicos suelen comenzar con el espiritismo y siempre en grupo.   Muchos empiezan incluso en primaria.

Más adelante se animan a comprar algún libro que les interesa, sobre ocultismo o esoterismo.

El último grado es el satanismo, que por supuesto no se encuentra en la esquina del barrio, pero sí en Internet”, asegura.

No existe una gran secta satánica, pero si pequeños grupos. En ellos aprenden cómo hacer ritos y terminan dando el paso en las ceremonias con culto de adoración satánica.

Sobre todo les gusta pedir favores sexuales y acaban haciendo alguna barbaridad.

El fenómeno del satanismo entre los adolescentes parte de una mezcla entre esoterismo y un tipo especial de música rock.

Estos grupos se rodean de toda una parafernalia satánico-sangrienta que en ocasiones haría palidecer al mismísimo Marilyn Manson.

Ellos aseguran que se trata simplemente de una “cuestión de estética”.

“Desde luego -continúa el padre Fortea- el efecto de esas letras es claramente negativo, incita al odio y a la violencia.

Quienes las escriben, suelen tener esas ideas.

Y a veces los chicos pueden estar cerca de cuatro horas diarias escuchando esas consignas; es normal que acaben por aceptarlas”.

LOS DESÓRDENES SEXUALES SON LA BASE DE LA BIBLIA SATÁNICA

La revolución contra la sexualidad humana natural y contra la sexualidad prescritas por la Biblia, son el punto de apoyo sobre el que ha estado creciendo el anticristianismo en las últimas décadas.

Hasta desembocar en lo que vemos hoy sobre la promoción de la homosexualidad llegando a los niños en los colegios.

Lo primero a tener en claro es que más allá de las apostasías imperantes, la revolución sexual hoy tiene su base en la promoción de la teoría de género y la homosexualidad.

Pero también es claro que tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento se declaran contra la homosexualidad.

Levítico 18:22 “No te echarás con varón como con mujer; es abominación”

Primera de 1 Corintios 6:9

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?

No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones”

En el reciente libro La conciencia Gay: Descubriendo el corazón del Padre y la Mente de Cristo sobre la sexualidad, Landon Schott dedica un capítulo entero a la homosexualidad en la Biblia.

Y escribe: “en ninguno de los versículos en la Biblia se apoya el estilo de vida homosexual de ninguna manera. Ni en uno.

Si usted todavía está buscando una escritura que sea compatible con la homosexualidad necesita cerrar su Santa Biblia y abrir la biblia satánica

2 Timoteo 3 – Biblia de Jerusalen
Carácter de los hombres en los postreros días
1. Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos difíciles;
2. los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos,
3. desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien,
4. traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios,
5. que tendrán la apariencia de piedad, pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos.
6. A éstos pertenecen esos que se introducen en las casas y conquistan a mujerzuelas cargadas de pecados y agitadas por toda clase de pasiones,
7. que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad.
8. Del mismo modo que Jannés y Jambrés se enfrentaron a Moisés, así también estos se oponen a la verdad; son hombres de mente corrompida, descalificados en la fe.
9. Pero no progresarán más, porque su insensatez quedará patente a todos, como sucedió con la de aquéllos.

Lamentablemente esta convicción se ha perdido entre los católicos, incluso en los de Misa diaria.

Quienes comienzan por decir que la homosexualidad no es un desorden que hay que tratar, sino un tipo de sexualidad como cualquier otro.

Y terminan por sugerir que la Iglesia debe cambiar la doctrina y su Catecismo porque están fuera de época.

Pero Schott continúa:

“La existencia de Satanás se consuma en una misión:

Desafiar y burlarse de Dios, desafiar el orden de su creación y burlarse de sus órdenes…

La iglesia de Satán invierte el orden de la oración del Señor, diciendo al revés desafía a Dios:

Dios dice amor, la iglesia de Satán dice Odio.

Dios dice las relaciones heterosexuales, la iglesia de Satán dice relaciones homosexuales. 

Dios dice el matrimonio monógamo entre un hombre y una mujer, la iglesia de Satán dice la polígama y las relaciones sexuales abiertas;

Dios dio los Diez Mandamientos;

La iglesia de Satanás estableció su versión, llamándolos los Nueve Principios, que se muestran a continuación:

1 – Satán representa indulgencia en lugar de la abstinencia

2 – Satán representa la existencia vital en lugar de quimeras espirituales

3 – Satán representa la sabiduría sin mancha en lugar del auto engaño hipócrita

4 – Satán representa la amabilidad a aquellos que lo merecen, en lugar de amor desperdiciado

5 – Satán representa la venganza, en lugar de poner la otra mejilla

6 – Satán representa al hombre como otro animal a veces mejor, otras veces peor que aquellos que caminan en cuatro patas. Que a causa de su «desarrollo espiritual e intelectual divino», se ha convertido en el animal más vicioso de todos

7 – Satán representa todos los así llamados pecados, ya que todos ellos llevan a la gratificación física, mental o emocional

8 – Satanás ha sido el mejor amigo que la Iglesia ha tenido y la ha mantenido en el negocio todos estos años.

9 – Al caminar en territorio abierto, no molestes a nadie.

Si alguien te molesta, pídele que se detenga.

Si no se detiene, destrúyelo.

Ahora considera los pasajes anteriores de la biblia satánica con las declaraciones de misión de la Campaña de Derechos Humanos de GLSEN (Gay, Lesbian and Straight Education Network):

Cada persona debe decidir por sí mismo qué tipo de actividad sexual se adapte mejor a sus necesidades individuales.

Puedes desarrollar cualquier forma de expresión sexual que desees, siempre y cuando no perjudique a nadie más.

Si todas las partes implicadas son adultos maduros que voluntariamente asumen total responsabilidad por sus acciones y se involucran voluntariamente en una determinada forma de expresión sexual,

aunque en general se considere tabú, entonces no hay razón para reprimir tus inclinaciones sexuales… No tienes una causa para suprimir tus preferencias sexuales.

El amor espiritual y el amor sexual pueden, pero no necesariamente, ir de la mano.

Estos mismos principios son los que se están extendiendo en los colegios con la educación sexual.‍

También Schott señala que:   “los practicantes homosexuales no son necesariamente demoníacos (o están poseídos por el demonio)

Pero necesitan desesperadamente de la Verdad de Cristo en el amor, así como la oración”.

Aun así, sigue siendo cierto que el pecado homosexual coincide con los propósitos de la biblia satánica.

LAS ARMAS CONTRA SATANÁS

Lo primero es convencerse que el Mal y el Demonio existen.

Joseph Ratzinger citando lo que dijo Pablo VI sobre el tema en la audiencia general del 15 de Noviembre de 1972 expresa:

“El Mal que existe en el mundo es el resultado de la intervención en nosotros y en nuestra sociedad de un agente oscuro y enemigo, el Demonio.

El Mal no es ya sólo una deficiencia, sino un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor.

Terrible realidad, misteriosa y pavorosa”…

“El Demonio es el enemigo número uno, es el tentador por excelencia.

Sabemos que este ser oscuro y perturbador existe realmente y sigue actuando”…

“El tema del demonio y de la influencia que puede ejercer sería un capítulo muy importante de reflexión para la doctrina católica, pero actualmente es poco estudiado”.

Y Ratzinger añadía además:

“Digan lo que digan algunos teólogos superficiales, el Diablo es para la Fe cristiana, una presencia misteriosa pero real, no meramente simbólica, sino personal”…

“el hombre por sí solo no tiene fuerza suficiente para oponerse a Satanás, pero éste no es otro dios; unidos a Jesús, podemos estar ciertos de vencerlo.

Es Cristo, el “Dios cercano”, quien tiene el poder y la voluntad de liberarnos; por esto, el Evangelio es verdaderamente la Buena Nueva”

La segunda cosa a convencerse es lo que sostienen los exorcistas sobre la actividad actual del demonio:

En su último libro el Padre Amoth dice que una actividad actual del Demonio es hacer dudar a los jóvenes de su propio sexo.

¿Entonces cuales son las armas contra el Demonio?

Las mejores armas para usar contra el diablo son las que utilizamos durante la Cuaresma: la Oración, el Ayuno y la Penitencia.

La Oración golpea con fuerza la cabeza del diablo al afirmar que Dios es nuestro objetivo

Por desgracia, cuanto más tratamos de orar, más podemos esperar que Satanás trate de impedírnoslo.

El Ayuno afirma que la mundanidad, el tener más, no es el valor por el que elegimos vivir.

Eso va en contra del intento del diablo para hacernos materialistas.

En cuanto a la Penitencia, amar a los demás es precisamente lo menos que el diablo quiere ver en nosotros y nuestra mayor debilidad es evitar el sufrimiento y el sacrificio.

Si esta actividad demoníaca tiene eficacia entre quienes se consideran cristianos y CASI NO CREEN en el mundo sobrenatural, ni que decir de los amplios sectores de la sociedad que se van progresivamente descristianizando.

Y dentro de familias enteras que durante generaciones no han oído hablar de Dios.

Es ahí donde se hace más fuerte el satanismo.