Publicaciones de la categoría: Uncategorized

F91 EL CREDO 10


DESCENDIÓ A LOS INFIERNOS…

Jesús baja a los Infiernos y al Purgatorio

Visión de Ana Catalina Emmerich

Symbolum Apostolorum

Latín

Credo in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et   terrae, et in Iesum Christum, Filium Eius unicum, Dominum nostrum, qui   conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio   Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit   ad ínferos, tertia die   resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris   omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam   catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis   resurrectionem, vitam aeternam. Amen.

Español

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo,   su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y   gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen; padeció bajo el   poder de Poncio Pilato; fue crucificado,   muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al   tercer día resucitó de entre los muertos; y subió a   los cielos; está sentado a la derecha del Padre, y desde allí ha de venir a juzgar   a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica, la Comunión de los Santos, el perdón de   los pecados,   la resurrección de la carne y la vida   eterna. Amén

Descendió a los infiernos: «Como Hombre, su Cuerpo murió.

Pero siendo el Primogénito Viviente de los vivientes: Dios Vivo, con su alma y su espíritu vivos; porque el Pecado jamás lo tocó…

Y Es la Sabiduría y la Gracia mismas… 

Y como ser espiritual que era, fue y predicó a los espíritus que estaban presos».

18. “Pues también Cristo, para llevarnos a Dios, murió una sola vez por los pecados, el Justo por los injustos, muerto en la carne, vivificado en el espíritu. 19. En el espíritu fue también a predicar a los espíritus encarcelados, 20. en otro tiempo incrédulos, cuando les esperaba la paciencia de Dios, en los días en que Noé construía el Arca, en la que unos pocos, es decir ocho personas, fueron salvados a través del agua;21. a ésta corresponde ahora el bautismo que os salva y que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en pedir a Dios una buena conciencia por medio de la Resurrección de Jesucristo, 22. que, habiendo ido al cielo, está a la diestra de Dios, y le están sometidos los Angeles, las Dominaciones y las Potestades. (1 Pedro 3, 18-22)    

Cuando Jesús, dando un grito, expiró, yo vi su alma celestial como una forma luminosa penetrar en la tierra, al pie de la Cruz.

Muchos ángeles, entre los cuales estaba Gabriel, la acompañaban.

Vi su divinidad unida con su alma pero también con su cuerpo suspendido en la cruz. No puedo expresar cómo era esto, aunque lo vi claramente en mi espíritu.El sitio adonde el alma de Jesús se había dirigido, estaba dividido en tres partes. Eran como tres mundos y sentí que tenían forma redonda, cada uno de ellos separado del otro por un hemisferio.

Delante del limbo había un lugar más claro y hermoso; en él vi entrar las almas libres del purgatorio antes de ser conducidas al cielo. La parte del limbo donde estaban los que esperaban la redención, estaba rodeado de una esfera parda y nebulosa y dividido en muchos círculos.

Nuestro Señor, rodeado por un resplandeciente halo de luz; era llevado por los ángeles por en medio de dos círculos: en el de la izquierda estaban los patriarcas anteriores a Abraham. En el de la derecha, las almas de los que habían vivido desde Abraham hasta san Juan Bautista.

Al pasar Jesús entre ellos no lo reconocieron; pero todo se llenó de gozo y esperanza… Y fue como si aquellos lugares estrechos se expandieran con sentimientos de dicha.

Jesús pasó entre ellos como un soplo de aire; como una brillante luz; como el refrescante rocío. Con la rapidez de un viento impetuoso llegó hasta el lugar cubierto de niebla, donde estaban Adán y Eva…

Les habló y ellos lo adoraron con un gozo indecible y acompañaron a Nuestro Señor al círculo de la izquierda: el de los patriarcas anteriores a Abraham.

Este lugar era una especie de purgatorio. Entre ellos había malos espíritus que atormentaban e inquietaban el alma de algunos.

El lugar estaba cerrado pero los ángeles dijeron: «Abrid estas puertas.»

Cuando Jesús triunfante entró; los espíritus diabólicos se fueron de entre las almas llenas de sobresalto y temor.

Jesús, acompañado de los ángeles y de las almas libertadas, entró en el Seno de Abraham.

Este lugar me pareció más elevado que las partes anteriores y sólo puedo comparar lo que sentí, con el paso de una iglesia subterránea a una iglesia superior. Allí se hallaban todos los santos israelitas. En aquel lugar no había malos espíritus.

Una alegría y una felicidad indecibles entraron entonces en estas almas, que alabaron y adoraron al Redentor. Algunos de éstos fueron a quienes Jesús mandó volver sobre la tierra y retomar sus cuerpos mortales para dar testimonio de Él…

50. Pero Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, exhaló el espíritu. 51. En esto, el velo del Santuario se rasgó en dos, de arriba abajo; tembló la tierra y las rocas se hendieron.52. Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos difuntos resucitaron. 53. Y, saliendo de los sepulcros después de la resurrección de él, entraron en la Ciudad Santa y se aparecieron a muchos. (Mateo 27, 50-53)

Este momento coincidió con aquel en que tantos muertos se aparecieron en Jerusalén.

Después vi a Jesús con su séquito entrar en una esfera más profunda: una especie de Purgatorio también; donde se hallaban paganos piadosos que habían tenido un presentimiento de la verdad y la habían deseado.

Vi también a Jesús atravesar como libertador, muchos lugares donde había almas encerradas. Hasta que finalmente, lo vi acercarse con expresión grave al centro del Abismo.

El Infierno se me apareció bajo la forma de un edificio inmenso, tenebroso; cerrado con enormes puertas negras con muchas cerraduras. Un aullido de horror se elevaba sin cesar desde detrás de ellas.¿Quién podría describir el tremendo estallido con que esas puertas se abrieron ante Jesús? ¿Quién podría transmitir la infinita tristeza de los rostros de los espíritus de aquel lugar?

La Jerusalén celestial se me aparece siempre como una ciudad donde las moradas de los bienaventurados tienen forma de palacios y de jardines llenos de flores y de frutos maravillosos.

El Infierno lo veo en cambio, como un lugar donde todo tiene por principio la Ira Eterna, la Discordia y la Desesperación.

Prisiones y cavernas, desiertos y lagos llenos de todo lo que puede provocar en las almas el extremo horror, la eterna e ilimitada desolación de los condenados.

Todas las raíces de la corrupción y del terror producen en el Infierno el Dolor y el Suplicio que les corresponde en las más horribles formas imaginables.

Cada condenado tiene siempre presente este pensamiento: que los tormentos a que está entregado son consecuencia de su crimen, pues todo lo que se ve y se siente en este lugar no es más que la esencia, la pavorosa forma interior del Pecado descubierto por Dios Todopoderoso.

Cuando los ángeles con una tremenda explosión, echaron las puertas abajo; se elevó del Infierno un mar de imprecaciones, de injurias, de aullidos y de lamentos.

Todos los allí condenados tuvieron que reconocer y adorar a Jesús y éste fue el mayor de sus suplicios.

En medio del Infierno había un Abismo de tinieblas al que Lucifer encadenado, fue arrojado.  Y negros vapores se extendieron sobre él.

Es de todos sabido que será liberado durante algún tiempo, cincuenta o sesenta años antes del año 2000 de Cristo.

 Las fechas de otros acontecimientos fueron también fijadas, pero no las recuerdo; pero sí que algunos demonios serán liberados antes que Lucifer para tentar a los hombres y servir de instrumento de la Divina Venganza.

Vi multitudes innumerables de almas de redimidos elevarse desde el Purgatorio y el Limbo detrás del alma de Jesús, hasta un lugar de delicias debajo de la Jerusalén celestial.

Vi a Nuestro Señor en varios sitios a la vez, santificando y liberando toda la creación.

En todas partes los malos espíritus huían delante de Él y se precipitaban en el Abismo. Vi también su alma en diferentes sitios de la Tierra. La vi aparecer en el interior del sepulcro de Adán debajo del Gólgota, en las tumbas de los profetas y con David.

A todos ellos revelaba los más profundos misterios y les mostraba cómo en Él se habían cumplido todas las profecías.

Esto es lo poco de que puedo recordar sobre el descendimiento de Jesús al Limbo y a los Infiernos y la libertad de las almas de los justos.

Pero además de este Acontecimiento, Nuestro Señor desplegó ante mí su eterna misericordia y los inmensos dones que derrama sobre aquellos que creen en Él.

El Descendimiento de Jesús a los infiernos es la plantación de un Árbol de Gracia destinado a las almas que padecen…  La redención continua de estas almas, es el fruto producido por este Árbol en el jardín espiritual de la Iglesia en todo tiempo.

La Iglesia Triunfante debe cuidar este árbol y recoger los frutos para entregárselos a la Iglesia Militante que no puede recogerlos por sí misma…

Cuando en el día del Juicio Final llegue el dueño del árbol nos pedirá cuenta y no sólo de ese Árbol, sino de todos los frutos producidos en todo el Jardín.

¿CÓMO ES EL INFIERNO?

Es un lugar sobre el que los sacerdotes no predican más, porque dicen que la gente se asusta o se burla.  Si siguen creyendo en él, menudo favor hacen a los fieles al:

NO RECORDARLES QUE EXISTE…  

QUE NO ESTÁ VACÍO…  

Y QUE ES PARA SIEMPRE.

TESTIMONIO DE SANTA FAUSTINA KOWALSKA (Religiosa polaca canonizada en el año 2000)

Según un fragmento del relato de su diario:

“Hoy he estado en los Abismos del Infierno, conducida por un ángel. Es un lugar de grandes tormentos, ¡Qué espantosamente grande es su extensión!

Los tipos de tormentos que he visto:

El primer tormento que constituye el Infierno, es la pérdida de Dios.

El segundo, el continuo y eterno remordimiento de conciencia.

El tercero, es que la condición y aquel destino no cambiarán  jamás.

El cuarto tormento, es el Fuego que penetra al alma sin destruirla. Es un sufrimiento terrible,  ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por la Ira Divina.

El quinto tormento, es la oscuridad permanente. Un horrible y sofocante olor. Y a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros. Ven todos el mal de los demás y el suyo propio.

El sexto tormento, es la compañía constante de Satanás.

El séptimo tormento, es una desesperación tremenda, el odio a Dios, las imprecaciones, las maldiciones y las blasfemias.

Estos son los tormentos que todos los condenados padecen juntos, pero esto no  es el extremo de los sufrimientos.

Hay torturas especiales destinadas para cada alma en  particular.

Éstos son los tormentos de los sentidos. Cada alma padece sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la forma en que ha pecado.

Hay cavernas y horribles calabozos; abismos de tormento donde una forma de agonía difiere de otra.

Habría muerto a la vista de aquellas terribles torturas, si no me hubiera sostenido la omnipotencia de Dios.

El pecador debe saber que será torturado por toda la eternidad, en esos mismos sentidos que suele usar para pecar…

Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma pueda encontrar una excusa diciendo que no hay ningún infierno o que nadie ha estado allí y que por lo tanto nadie puede decir cómo es.

Yo, Sor Faustina por orden de Dios; he visitado los Abismos del Infierno para que pudiera hablar a las almas sobre él y para testificar sobre su existencia…

Cuando regresé, apenas podía recuperarme del miedo. ¡Cuán terriblemente sufren las almas allí!

Por consiguiente, oro aún más fervorosamente por la conversión de los pecadores. Y suplico continuamente por la misericordia de Dios sobre ellos.

Oh mi Jesús, preferiría estar en agonía hasta el fin del mundo, entre los mayores sufrimientos, antes que ofenderte con el menor de los pecados”.

Sí. El Infierno existe y NO está vacío. Quien lo sabe mejor que nadie, es Satanás.

Nuestra Madre Santísima dijo santa Faustina:“Yo dí al mundo el Salvador  y tú debes hablar al mundo de su Gran Misericordia…  Y preparar al mundo para su Segunda Venida.

 Oh, qué terrible es ese día. Establecido está ya. Es el Día de la Justicia, el Día de la Ira Divina. Los ángeles tiemblan ante ese día.

Habla a las almas de esa gran misericordia, mientras aún sea el tiempo para conceder la misericordia. Si ahora tu callas, en aquel día tremendo responderás por un gran número de almas.”Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, estuve en los Abismos del Infierno, para hablar a las almas y dar testimonio de que el Infierno existe.

Los demonios me tenían un gran odio, pero por orden de Dios tuvieron que obedecerme.

Lo que he escrito es una débil sombra de las cosas que he visto.

He observado una cosa: la mayor parte de las almas que allí están, son las que no creían que el Infierno existe.

EL CÍRCULO DE LA PERFECCIÓN

Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros NO conocéis.

En el Cielo hay diferentes niveles de gozo, en el Purgatorio, hay diferentes niveles de purgación, en el Infierno, hay diferentes niveles de dolor, de castigo.

Y todo esto os lo digo, Mis pequeños, por aquellos que se creen no valer nada y creen que su vida aquí sobre la Tierra no sirvió para nada.

Estáis muy equivocados Mis pequeños, si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna y puse toda Mi confianza en vosotros para que Me ayudarais a que las almas se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor…

Para que su gozo fuera aumentando día a día y aún para que las almas del Infierno NO sufrieran tanto.

Sí, son cosas que NO conocéis o en las que NO reparáis.

Mucho se necesita de cada uno de vosotros, de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestra intercesión.

Ciertamente las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia y por sus méritos propios. Pero una manera Mis pequeños de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres, de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos, es el agradecimiento.

Por ello y vuestra intercesión de amor hacia ellos, las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones, todo lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos…

Y ellos van subiendo de gozo por vosotros, ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo, con su Dios así su gozo será tremendo y gracias a vosotros, Mis pequeños.

Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos…

Y así, las almas que estaban en niveles bajos, sufriendo mucha purificación, les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio, a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor y se puedan unir ya a Mí, eternamente.

Las almas en el Infierno, también tienen niveles de dolor. En Mi Misericordia, Yo, pido que ésas almas NO sufran tanto, os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello.

Ciertamente han negado el Amor, ciertamente NO quieren saber de Mí, pero aún en Mi Misericordia, porque son hijos Míos, no deseo que sufran y por eso permito que estén en un nivel de menos dolor cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.Cuando vosotros, Mis pequeños, ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día, el ofrecimiento de vuestras obras, TODO.

Todo lo que hacéis a diario por Mí y por vuestros hermanos, todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.

Estad siempre pendientes de todo esto Mis pequeños, para que vuestra vida tenga un mayor sentido, para que realmente os deis cuenta de que NO estáis en la Tierra solamente para sufrir, como muchos dicen.

Sino que cada uno de vosotros trae una misión específica y ésa misión es la salvación de las almas y su mejora en la purificación y en la santificación.

Así vosotros, en vuestras oraciones estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio, a que las del Infierno NO sufran tanto, vosotros pedís a ésos tres niveles y también pedís por vosotros mismos. Las almas del Purgatorio ofrecen su purificación también por las del Cielo y por vuestra salvación, almas de la Tierra. Y las almas del Cielo piden por todos vosotros, almas del Purgatorio y almas de la Tierra.

Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros y éste conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual…

Y ofrezcáis más concientemente vuestra vida, vuestra cruz, vuestras alegrías, sufrimientos, todo lo que tenéis, para la salvación de todas las almas.

Os necesito a cada uno de vosotros, no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo, Mi confianza, en cada uno de vosotros. 

Hijitos Míos, el Don del Perdón es muy importante y lo debéis hacer muy importante en vuestra vida…

Y es tan importante, que si no fuera por él, vosotros mismos NO hubierais adquirido la redención de vuestros pecados y que Yo abriera nuevamente el Cielo para todas las almas.

Gracias a Mi Misericordia, os concedí el Perdón, el perdón del Pecado Original. El perdón es misericordioso y siempre debe estar a flor de piel en vosotros.

Ninguno de vosotros sois perfectos, ninguno de vosotros debéis dejar de dar éste don a vuestros hermanos, cuando yerran o cuando vosotros erráis.

Mis pequeños, gracias a este don, vosotros quedáis purificados y podéis ayudar a vuestros hermanos a rehacer su vida.

Sí, os lo digo así, porque cuando existe algún problema y entra la soberbia y vosotros NO queréis ni dar, ni recibir perdón, vosotros mismos vais decayendo espiritualmente, vuestra alma se va marchitando, sufrís y hacéis que los demás sufran.

Debéis aprender a perdonar y a ser perdonados, se necesita mucha humildad para ello, Mis pequeños y agradecimiento de parte de vuestros hermanos y también de parte vuestra.

Yo os enseñé a perdonar, perdonándoos el Pecado Original. Mi Hijo os enseñó a perdonar después de lo que hicieron con Él…

Él iba perdonando y por ése dolor, por esa donación que Él tuvo hasta la última gota de Su Sangre, Él os perdonó y os sigue perdonando.

Por eso os pido Mis pequeños, que si realmente Me amáis y seguís la doctrina de Mi Hijo, debéis aprender a perdonar y a ser perdonados…

Y así vosotros entraréis a niveles espirituales altos, vuestra alma estará siempre tranquila y dejaréis también tranquila el alma de vuestros hermanos.

EL INFIERNO ESPERA, A LOS QUE  NO SABEN PERDONAR...

Porque muchos de vosotros os quejáis de que os va mal, tanto en lo material como en lo espiritual, como que pareciera que Mi Divina Providencia no os alcanza y estáis muy equivocados, Mis pequeños.

Mi Misericordia, Mi Amor, Mi Perdón y Mi Providencia, siempre está sobre cada uno de vosotros. La diferencia la da, en que muchos de vosotros NO seguís Mis Mandamientos y el Primer Mandamiento os dice que Me amaréis por sobre todas las cosas, sobre todas las cosas.

Mis pequeños, Yo Soy el Primero y el Último, el Alfa y el Omega, vivís y todo vive y todo es creado por Mí. Por eso os he dado a conocer que Me pertenecéis en totalidad y cuando os apartáis de Mí, es cuando os va mal.  Con vuestro libre albedrío vosotros podéis estar Conmigo o podéis estar en contra Mía, si vosotros os separáis, os separáis de todo lo que Yo os pueda dar.

Cuando os separáis con vuestro libre albedrío, es porque  NO queréis tenerMe, ni en vuestro corazón ni en vuestra vida.

Cuando a un amigo de repente os peleáis con él, os apartáis de él, lo negáis, lo rechazáis, ciertamente no tendréis ya lo bueno que él os podía dar. En cierta forma pasa así Conmigo…

Yo Soy vuestro amigo, Soy vuestro Padre y vosotros sois Mis hijos y esto es más doloroso, Mis pequeños.

Porque os estáis apartando de la Familia a la que pertenecéis, Me estáis arrancando el Corazón y Yo, aún a pesar de que Me negáis, os sigo cuidando, os sigo proveyendo.  Ciertamente NO igual que a los hijos verdaderos, a los que Me aman y a los que están Conmigo, pero Sí os sigo cuidando.

Pero por otro lado, como NO queréis tener Mi Gracia, Mi protección, Mis cuidados, Satanás entra en vuestra vida y os empieza a atosigar, empieza a atacaros y os da a conocer lo que es “su mundo verdadero” que es maldad, destrucción, dolor, preocupación, lágrimas.

Cuando estáis fuera de Mí, conocéis el mundo satánico y conocéis su ambiente y es cuando vosotros mismos creéis que Yo Soy el causante de todo ello y NO es verdad, Mis pequeños.

Negasteis Mi Gracia, negasteis Mi protección, estáis negando Mis Leyes, NO queréis nada de Mí, NO queréis nada del Amor, entonces ¿Cómo queréis tener el Amor en vuestra vida, si vosotros mismos NO lo llamáis ni lo procuráis?.

Meditad esto, Mis pequeños, antes de que habléis mal en contra Mía.

Esto os lo vuelvo a repetir, porque sois muy dados a echar la culpa a otros cuando NO os dais cuenta del estado real de vuestra alma.

Meditad, Mis pequeños éstas palabras y regresad a Mí, que os espero con los brazos abiertos y sobre todo con Mi Perdón Misericordioso para vuestra alma.

Porque la soberbia en mayor o en menor grado os destruye. Corrompe vuestra alma, la corroe, destruye vuestro cuerpo, os destruye  espiritualmente… Os destruye como seres humanos.

Mis pequeños, la soberbia os va a quitar la Sabiduría que pueda llegar a vosotros. Mi Sabiduría la que Yo os doy para que vosotros norméis correctamente vuestra vida, la soberbia la destruye. NO la deja trabajar, NO os deja vivir.

Cuando vosotros vivís en la soberbia, actuáis como si fuerais los reyes de la creación, creéis que os merecéis todo y que todos los demás deben estar a vuestros pies. NO aceptáis en ningún momento vuestros yerros…

Creéis que todo lo que hacéis es perfecto y eso va causando malestar a vuestro alrededor, imprudencia, maldad. Así como los que viven en el estado alcohólico, creen que todos los demás actúan incorrectamente y que ellos son los que están bien.

La soberbia es igual, creen que todos están mal y ellos están bien. NO hay en ningún momento humildad para reconocer vuestros yerros, aún vuestra mente queda obscurecida por ésta maldad que os trae la soberbia.

En la soberbia NO actuáis correctamente, NO actuáis en libertad, NO actuáis como debierais actuar, como Mi Hijo os enseñó.

En la soberbia NO hay crecimiento espiritual, NO hay crecimiento de vida, DESTRUÍS y os destruís a vosotros mismos.  Se empiezan a separar de vosotros vuestros hermanos, porque ellos sí saben ver que estáis actuando en el error, cuando vosotros mismos NO veis ése error en vuestra vida.

Mis pequeños, debéis entrar en vuestro corazón y pedir ayuda. Sí, es muy difícil para las almas llenas de soberbia, entrar en su corazón y aceptar que están errando.

Pero cuando vosotros aceptáis que la Luz del Espíritu Santo os puede ayudar y empezáis a tener ésas luces de humildad, de aceptación de vuestro error, es cuando podréis empezar a mejorar.

También os pido a vosotros Mis hijos que estáis Conmigo, que oréis por éstas almas. Porque están cegadas a la realidad, a la Verdad; a la verdad de su vida, que destruye y NO ayudan en nada para la mejora del Reino.

Todos debéis buscar que Mi Reino ya se dé entre vosotros y Mi Reino debe estar lleno de Virtud. No cabe en Mi Reino la soberbia. Ya que precisamente por soberbia se perdió el Paraíso.  Por eso la soberbia es el peor pecado y la peor falta que puede caber en el alma del hombre, porque es destructiva y os puede destruir en totalidad.

No dejéis que Satanás que es el Padre de la Soberbia, entre en vosotros, en vuestra vida. Debéis tener mucho cuidado con lo que hacéis, en lo que pensáis…

Porque si NO os mantenéis en la Oración viviendo en las virtudes, fácilmente podéis ser presa de éste tremendo pecado en vuestra vida y para vuestro desarrollo espiritual.

Cuando la soberbia entra en vosotros, en ése momento empieza la decadencia del hombre, la decadencia de ésa alma, NO crece y NO deja crecer a las demás almas.

Tened mucho cuidado Mis pequeños, en NO caer en éste mal en éste grave pecado, pecado tan destructivo. Acercaos siempre a Mí a través de Mi Santo Espíritu, para que os aconsejemos, para que viváis la realidad que es la del Amor y la humildad.

Teniendo la Humildad Mis pequeños, tendréis todas las demás virtudes; porque ellas pueden crecer en tierra fértil, humilde, sencilla, amorosa, necesitada.

El humilde sabe que necesita de Mí. El soberbio Me niega porque se siente satisfecho, se aparta de Mí, de Mi fuente de Gracia.

Ayudad a vuestros hermanos en la Oración a darse cuenta de su error, pero vosotros deberéis ser muy humildes para reconocer que también vosotros necesitaréis de Mi ayuda para aconsejar a vuestros hermanos.

Vivid siempre así, sencillos, humildes y fácilmente alcanzaréis la perfección.

Hijitos Míos, la mayoría de vosotros tenéis tinacos en las azoteas de vuestras casas, estos tinacos mantienen en su interior varios cientos de litros de agua. Son recipientes que albergan ésta agua que luego utilizaréis para vuestros servicios particulares o para otras cosas. A través de las tuberías, de las mangueras, se transporta el agua para limpiar vuestra persona. limpiáis vuestro hogar, alimentáis a las plantas, a los animalitos, limpiáis vuestro coche, limpiáis vuestra ropa.

Éste líquido precioso os va sirviendo para purificar todo lo que tenéis y es a través de los diferentes conductos que tenéis, vais utilizando ésta agua para hacer uso necesarísimo de todo lo que necesitáis para vuestra vida diaria.

Mis pequeños, Yo Soy ése Tinaco de Gracia. Yo, habitando en el Cielo os voy proporcionando a vosotros Mi Gracia.

Vosotros debéis ser ésos conductos, ésas mangueras que vayan transmitiendo Mi Gracia, Mis virtudes, Mi Amor a vuestros hermanos y así Mi Presencia os debe ir purificando tanto a vosotros como a vuestros hermanos.  

Vosotros sois ésos conductos que he escogido para que viváis sobre la Tierra, para que vayáis haciendo las obras que Yo necesito que se hagan, para ir purificando Mi Reino que está sucio, que está mal habitado, que está lleno de podredumbre, de basura.

 Vosotros debéis ir limpiando, como buenos conductos que debéis ser, todo lo que esté apartado de Mi Gracia, apartado de Mi Pureza, apartado de Mi Belleza.

Es vuestra obligación limpiar el Mundo, para eso estáis sobre la Tierra, Mis pequeños… Para purificar todo… Como el agua purifica, limpia y arrasa todo lo que es sucio.

 Sí, vosotros debéis estar sobre la Tierra, para eliminar toda suciedad, pero empezando con vosotros mismos, para que Mi Gracia pueda fluir libremente a través vuestro… Y vosotros seáis ésos conductos limpios, santos, que deberán limpiar todo aquello que está sucio a vuestro alrededor.

POR FAVOR, AYUDADME…AYUDADME A SALVAR ALMAS QUE ESTÁN PRECIPITÁNDOSE

EN LOS ABISMOS DEL INFIERNO

Sed conductos pues, con los que Yo Me pueda enorgullecer Mis pequeños, para que podáis ir limpiando todo lo que está a vuestro alrededor y así ya todo limpio, prepare el Regreso de Mi Hijo.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la Cabeza de la Serpiente del Mal.

Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

Hijitos Míos,

¡Cuánto os amo!

Yo os amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en del Amor de Mi Santo Espíritu.

La Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey, que tiene medio milenio de existencia y  QUE FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

http://diospadresemanifiesta.com/ 

F90 EL CREDO 9


Y SEPULTADO.

LA CONVERSION ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU.  

Jesús llevó su Amor a empurpurarse con su Sangre sobre la cima del Calvario y ahí Esplende, para recordarnos que fuimos hechos para el Cielo.

Y relampaguea para llamarnos a Sí.

Para volver a grabar el Nombre Santo de Jesucristo, sobre el altar de nuestro corazón sin Dios y sobre el templo profanado de nuestra mente. Para consagrarlos al Dios Verdadero con un verdadero Culto a Dios.

Hay que amar, alabar, cantar, invocar, bendecir, CREER en el Nombre Bendito de Jesús.

EL ARREPENTIMIENTO ES EL DOLOR DE HABER CAUSADO DAÑO.

“Yo Soy el Señor Dios Tuyo.” Pareciera que el dedo de Dios haya escrito esta sentencia en todo lo creado.

El pecador trata de ahogar este grito de la conciencia.

Pero siempre llega el momento en que en medio de la ebriedad y del placer. En el ajetreo del trabajo, en el reposo de la noche, en el paseo solitario, en el vacío de Dios, le reprocha:

‘Sufres porque has convertido en dios a esta CARNE que ávido besas; a este ORO que avaro acumulas;  a este ODIO que carcome tu existencia, con el ansia de Venganza.’ Dios es Paz. El que quiere recuperarla, debe escombrar la mente, el corazón, la carne; de todo lo que NO es paz y causa turbación.

El Pecado es una Maldición.

El arrepentimiento quita el Anatema cuando es sincero.

Cada hombre debe examinarse con sinceridad y entonces sabe en dónde ha errado.

De Dios nadie puede hacer Burla. El alma que se acerca a Él con humildad, obtiene su Perdón.

NO HAY ARREPENTIMIENTO

MIENTRAS DURE EL DESEO

POR EL OBJETO POR EL QUE PECAMOS.

1-tentacion

Dios NO perdona a quién NO se arrepiente,…

Porque es necesario limpiar el corazón para obtener gracias…

Y las excusas NO se pueden perdonar.

EL MAL NO BASTA NO HACERLO.

TAMBIÉN ES NECESARIO NO DESEAR HACERLO.

Por eso Jesús dijo: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió con ella adulterio en su corazón.” (El poder de nuestros deseos en el Bién o en el Mal, ES INFINITO)

Porque el Pecado a los ojos de Dios es un delito realizado.

Cuando hay deleite alimentando pensamientos de adulterio, se es adúltero; de homicidio, homicida; de traición, traidor; etc.

1tentacion-

Jesús vino para salvar a los pecadores y cada alma que se arrepiente y se convierte; es una Justificación para la tremenda humillación a que se sometió el Infinito, al tomar forma humana.

Porque en la Llama del arrepentimiento, el alma se ofrece Amando a la Flama del Amor Divino, que la absuelve y la absorbe dentro de Sí Mismo.

El hombre es débil y cuando peca por lo sorpresivo de los ataques de Satanás, Dios le perdona si surge en él un arrepentimiento sincero y la voluntad de no pecar más.

Porque quién es realmente fiel y ama a Dios, NO se doblega a las pasiones, NI lo quema el Fuego de Satanás, ya que el pecado le repugna.

Y cuando amamos a Dios con todo nuestro ser, NO pecamos. Porque el Pecado es un dolor que se da a Dios.

Quién ama verdaderamente NO quiere lastimar jamás al amado, ni con el más mínimo dolor.

Para el pecador Arrepentirse significa abandonar su vida de pecado y volverse hacia Dios por el camino de la Oración y la Penitencia.

Los pecadores SON los muertos del espíritu.

Y cuando el hombre atiende el llamado de Dios y se arrepiente, se verifica el Milagro anunciado por Jesús.

Y los que escuchan y atienden su llamada…

 Se levantan de su tumba espiritual y resucitan a la verdadera Vida.NO hacer el Mal NO es suficiente para escapar del Infierno.

El poder de Dios arranca de la esclavitud del pecado, pero el arrepentimiento debe llevar a la conversión.

Es decir, al deseo continuo de Conocer, Amar y Pertenecer cada vez más a Dios; buscando hacer siempre la Voluntad Divina.

Y el Reino de Dios llega al corazón que acepta la Ley que vino de los Cielos a través del Evangelio de Jesús, porque al practicarla el hombre se convierte en ciudadano del Reino.

LA CONVERSIÓN DEBE VIVIRSE TODOS LOS DIAS

1Last_Supper

Para el cristiano, convertirse significa despertarse cada día, con el deseo ferviente de ser mejor que el día anterior…

De pertenecer más a Dios y amarle cada vez más, limando las imperfecciones. Tratando de conquistar con el heroísmo y la voluntad, estratos más elevados de la perfección.

Conquistando la salvación con todas las potencias y poniendo en juego todos los dones recibidos de la Gracia de Dios.

LA RESURRECCIÓN MORAL Y ESPIRITUAL.1jesushealsLa salvación se encuentra en el Evangelio. Aceptando todas sus verdades espirituales, practicando una auténtica caridad.

NO se puede conciliar el Reino de Dios, con el Reino de Satanás.

NO es posible dar gusto al mismo tiempo a la carne y al espíritu. Es indispensable el escoger.

Él se ha dado a Sí Mismo dejando el Seno del Padre, para hablar a los hombres.

Se ha humillado Él, Dios; a morir como un malhechor, para lavar nuestro corazón y volverlo capaz de acoger a Dios.

Él ha dado el Paráclito para que fuese Maestro en el conocimiento de su Doctrina de Caridad, pureza, bondad, humildad.

1sacredheart

Jesús Llama:

 “¡Venid! Mis brazos están abiertos. Mi boca tiene besos de perdón y mi Corazón tiene Tesoros de Amor. Dejad las riquezas injustas y venid a Mí, Soy la Riqueza Verdadera.

Dejad los goces indignos y venid a Mí, Gozo Verdadero. Yo Soy el Dios de la Paz. Todo Dolor en Mí se calma. Todo peso se vuelve ligero.

Venid. Dejad aquello que mata y que muere. Aquello que hace daño. Aquello que quiere el Mal. Ayudadme a rechazar al infierno en el Infierno y a abriros el Cielo.

Venid a Mí que os amo.

Ayudadme con vuestra voluntad…

La quiero para actuar.

No porque YO la necesite, sino porque es necesaria para vosotros, para merecer el Reino.

YO puedo darles TODO si venís a mi Corazón y NO de manera humana, sino sobrehumana, eterna, inefablemente dulce.

NO les digo que no conoceréis el Dolor,

Lo he conocido Yo que Soy Dios.

Pero les digo:

Tu dolor se volverá suave si lo sufres sobre mi Corazón.  

En MÍ todo Dolor en Mí se calma”

1sacred-heart-of-jesus-2

El llamado a la conversión, es el Llamado a la Vida…

A la Resurrección del espíritu.

Y esto solo puede suceder aquí en la Tierra, en este momento,

Mediante un milagro de gracia.

Solo aquí, en nuestro único día.

La Respuesta la tenemos nosotros con nuestra voluntad.1Dragon%20de%20la%20Muerte_800

El que lo ama de verdad, se libera de las cadenas del Error y del Pecado y le da el ‘Sí’.

Hay que dar el primer paso y decir a Jesús:

Señor Jesús. Vengo a Ti.’

Y a Satanás:

‘Aléjate de mí. Yo NO te pertenezco’.

PREPARACIÓN A LA MUERTE.

La muerte es inevitable. Entró en el mundo como consecuencia inmediata del Pecado.

Nadie ama la muerte, sobretodo sí es dolorosa, sí es prematura e inmerecida. Nadie la ama.

Y sin embargo, todos debemos morir.

Por eso se debe mirar a la muerte con la misma serenidad, con que se mira todo lo que debe terminar.

Si pedimos a Dios poder amarla, avanzaremos velozmente en el camino de la perfección.

Dios desea estar con sus creaturas y las creaturas debieran desear estar con Él.1MUERTE-DESPRENDIMIENTO DEL ALMA

            La Contemplación de la Muerte es Escuela de Vida.

Si vivimos con santidad, la muerte se convierte en esto:

Separación temporal del cuerpo, del espíritu; para después resucitar triunfalmente para siempre, reunidos y felices en Dios.

Todos nacemos desnudos. Todos morimos y somos destinados a la corrupción. Como se nace, reyes o pordioseros, así se muere.

Es solo la envoltura superficial de lo ostentoso, lo que permite una diferencia entre uno y otro.

Pero lo esencial, el ser humano, no deja de ser carne muerta.

Despojos cuyo destino final es la destrucción.

NO es así lo incorruptible: el alma.

1Cerca-de-la-muerte

EN LA HORA DE LA MUERTE

LA Cruz de la Muerte es la última cruz del hombre y tiene dos brazos:

Uno es la Cruz de Jesús y el otro el nombre de María.

Entonces la muerte sucede  en la paz de los liberados también, de la cercanía de Satanás…

Porque estas son las dos cosas que el Maldito NO soporta.

Todos vamos a morir y esto nunca hay que olvidarlo, si queremos salir victoriosos de la extrema Insidia que nos Odia Infinitamente.

El grito que salva porque NUNCA se le invoca inútilmente, es el Nombre de Jesús.  

El vela en espera de ser llamado…

Y acude pronto, pues ante el Nombre de Jesús…

Tiemblan de Alegría los Cielos y de Terror los Abismos.

Y SE OBRAN LOS MILAGROS…

Sólo los hijos desamorados e imprudentes esperan el último momento, para Llamarlo.

Satanás vela para apoderarse de las almas, como un Ladrón que ataca de repente.

El Mundo está lleno de muertes repentinas y es uno de los productos de nuestra manera de existir.

Hemos multiplicado los placeres y la muerte. El saber y la muerte.

Hay que luchar para que el sol quemante de nuestra carnalidad, NO nos vuelva irreconocibles a los ojos de Dios y repelentes ante Él.

Hay que Vencer, pidiéndole a Dios que nos ayude en nuestra voluntad de ser buenos y con un ferviente deseo de complacerlo.

A Él le basta con esto. Quién hace esto, hace todo.

Porque Dios es nuestro Refugio contra Satanás que trata de impedírnoslo.

_1ngel_de_la_muerte__

Por eso hay que arder en el Amor de Dios. El Pecado nos ha enfermado.

Jesús vino por los enfermos y los pecadores. Las fiebres pueden conocer sus caricias. Nuestros sudores, su Sudario. Nuestras agonías, sus brazos para sostenernos. Nuestras angustias, su Palabra.

Y la carne, fiera enloquecida cuando se pierde se encuentra la Vida. Los que están enfermos  por haber traicionado la Ley de Dios y servido a la carne, pueden encontrar alivio, Jesús NO se cansa de salvar.

Él es el Único que sufre y vela con nosotros. Sonríe a nuestras esperanzas y en canto el Padre que lo quiere, las convierte en realidad.

Para los que tienen el decreto de muerte, Él toma a los que tiemblan frente al Misterio de la Muerte y que lo Llaman.

1lamuerte

Él trasforma las Tinieblas en Luz, el Dolor en Alegría y nos toma de la mano.

Él Conoce la Muerte. La ha conocido antes que nosotros.

Él sabe que es solo un instante y que Dios aturde los sentidos sobrenaturalmente, para NO dejar al alma sola en la lucha extrema.

Hay que confiar y mirarlo solo a Él.

Y cuando Él está con nosotros y su Amor y su Sangre nos cubren… YA NO hay miedo para el encuentro con Dios.

Y así se gana el Combate Final.

DRAGON DE LA MUERTE

DRAGON DE LA MUERTE

VIVIR MURIENDO

El que quiere vivir por el espíritu y quiere llevar a otros a que vivan la misma vida, debe posponer la carne; casi matarla, para cuidar solo del espíritu.

El hombre debe pasar por una autogénesis, a una segunda creación.

Volver a crearse y hacer que el espíritu reine hasta llegar a la perfección.

Por eso hay que llorar por las culpas, pero ¡Hay que levantarse!…

No siendo muertos vivos y formar parte en el futuro, de los eternos condenados.

El amor es el factor más potente que Jesús nos da en anticipo, para estimular un cambio. El hombre es como un niño que aprende a hacerse adulto. E independiente de la ayuda de otros, precisamente como lo necesita un incapaz que debe ser ayudado en todo para crecer, nutrirse caminar…

Y lo auxilia el que ya está formado, habiendo alcanzado la edad perfecta en el cuerpo, en el intelecto, en el espíritu.

Y Jesús hace de ‘madre’ para hacer del hombre ‘infante espiritual’, un adulto de la estirpe selecta, un regio sacerdote, una hostia viviente…

Que continuamente se ofrece a Dios como Cristo, con Cristo, por Cristo, a fin de continuar el Sacrificio Perpetuo que se ha iniciado con Cristo y que terminará hasta el Fin de los Siglos.

Y la leche que nos nutre, es su Caridad.

Verdaderamente los hombres han sido redimidos por el Amor, antes que por la Sangre y que la Muerte del Hijo de Dios.

Y es su Amor el que da la madurez necesaria, para que el alma aprenda a ser Vino y Hostia, consagrados a su Amor.

El hombre es un ser que solo delante del holocausto, se rinde. Jesús obtuvo su triunfo, después de la Muerte. Y lo mismo es para sus discípulos.

Para ser harina de hostias, es necesario saberse despojar de todas las impurezas por el Amor. Ninguna otra cosa como el Amor, es absoluta en operar esta depuración de la personalidad, para volverla apta para vivir en el Cielo.

Pero después de tanto dolor, toda la amargura que se vive por amor a nuestro Rey, la encontraremos convertida en dulzura.

Todas las heridas con las que seamos afligidos, serán gemas eternas. ¡Todo el dolor será júbilo! El tiempo pasa y todo instante pasa. Solo queda Dios y con Él, su Eternidad.

Cuando se piensa en esto, se anhela el Dolor como el aire para respirar.

La uva es más dulce, cuanto más madura es y más madura es, cuanto más sol agarra.

El dueño de la viña no cosecha su uva para hacerla vino, si no está bien madurada.

Y para que madure. La poda de modo que el sol pueda descender y circular entre racimo y racimo. Y hacer de los granillos ásperos y verdes, otras tantas perlas de líquido azucarado.

En el otoño, después de tanto sol y tanta podadura, las uvas están bellas y útiles al hombre. Dios es el Sol y las almas-víctimas, la viña donde debe formar el Vino Eterno.

Dios es el Sol y el Viñador. Las circunda y las inunda con sus rayos. Y los mortifica para que sean verdaderos sarmientos cargados de fruta y no vanos zarcillos que no sirven a nadie.

Es necesario que el Sol y el Viñador los trabajen a su completo placer en las almas.Y ellas deben imitar a los racimos que no hacen voces de protesta, ni hacen resistencia al Sol y al Viñador.

Sino al contrario, se dejan abrir para recibir los rayos cálidos.

Se dejan medicar con líquidos apropiados. Se dejan acomodar sin reacción alguna.

Y así se hacen siempre más grandes y dulces. Un verdadero prodigio de jugos y de belleza.

También las almas deben desear el sol y la obra del Eterno Viñador, cuanto más se acerca para ellas la hora de la Divina Vendimia.  NO están destinadas al Místico Lagar los racimos reacios y enfermos que NO han querido volverse maduros, sanos y dulces.

Y que se han escondido, para NO ser curados.

Los que son dignos de la Vendimia, son los racimos que NO han tenido miedo de ser podados y medicados.

Y que dócilmente se han sacrificado en sus gustos por Dios.   Cuando la Vendimia se avecina, las almas-víctimas deben aumentar sus esfuerzos, para absorber cuanto más puedan de Dios. Él los convertirá en Licor de Vida Eterna.

Deben secundar su generosidad, para secundar las Obras de Jesús. Él quiere hacer de ellos, racimos dignos de ser puestos a los pies del Trono de Dios.

ALMAS -VÍCTIMAS 

Los Corredentores tienen el deber de salvar primeramente a sus familias.

Y Jesús tiene con ellos los mismos cuidados que el Viñador tiene con las plantas haraganas.

Aunque ahora NO sepan darnos las gracias, cuando lleguen a la Vida las darán; porque la Luz les ilumina horizontes que su humanidad les vela.Y con éstas promesas no hay que llorar, sino continuar orando, llorando y sufriendo por ellos, en los brazos de Jesús que son más dulces que aquellos de todas las madres.

Jesús nos devolverá los seres que hemos amado, en un Reino donde la triste muerte de la tierra no tiene acceso y donde la horrible muerte del espíritu, ya no es posible.

Las promesas de Jesús secan las lágrimas, cuando desciende esta esperanza que es fe y bendición. La separación es penosa, pero cuando sabemos que no es total, el dolor disminuye.

Vivir muriendo, es morir amando.

Y morir amando es seguir el camino de la Cruz. Es amar el calvario, el dolor, el sacrificio, hasta el martirio Total.

1Camino_de_cruZ

EL CAMINO DE LA CRUZ

MORIR AMANDO.

Amar Es morir. Amar totalmente, es morir totalmente.

Para el que ama, la muerte deja de ser Destrucción para volverse Construcción.

El que muere construye, reedifica. El que ama se dona totalmente, con una generosidad absoluta, porque lo único que desea, es la felicidad del ser amado y su completo bienestar.

Para el alma-víctima que llega a amar a Dios con un amor total, la muerte es la Ofrenda con la cual agradece todos los dones recibidos de Aquel que murió por ella primero…

Y obtener la sonrisa y el beso de Jesús, es la máxima de las recompensas.

El Amor fue el sacerdote del Calvario.

Porque somos los “otros” CRISTOS…

El Amor es el sacerdote del místico altar donde se realiza la inmolación total, para morir por el Dios Único y Trino, al cual ha llegado a amar de tal forma, que la muerte no solo ha perdido su horror…

Sino que se ha convertido en una imperiosa necesidad, con la cual puede abrazar a su Dios, al probarle de esta manera, como Él es más importante que su propia vida y no puede ahogar el grito de su corazón, que clama jubiloso en una triple oblación.

Morir amando es una gloria que solo puede comprender el que la prueba.

Morir amando es rendir el Verdadero Culto a Dios.

Morir amando solo se puede gozar cuando se ha aprendido la Ciencia de la Muerte y una dulzura inefable envuelve las palabras:

“Sacrifícame Señor mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas…”

El Amor de Dios, el hombre lo rechaza con desprecio y en los tiempos actuales, el Amor Vilipendiado de Dios, por Justicia y Respeto de su Perfección, NO puede soportar más las afrentas.

Dios llama una y otra vez por todos los medios, pidiendo que se abran los corazones a su Amor Intensísimo y que se hagan víctimas, aceptando ser consumidos, para darle alivio al Amor.Advierte que ES la hoguera de un holocausto lo que ofrece; pero que NO huyan de Él, los que no se han vendido a Satanás.

Ninguno, por más pequeño y mezquino que sea por su estado de pecado, debe creerse rechazado por Él. Eso es Misericordia.

Y de las almas más miserables, puede y quiere hacer, estrellas fulgidísimas para su Cielo.

Y repite su amoroso llamado:

1JESS_-~cor

“YO TE AMO TAL COMO ERES, EN ESTE MOMENTO.”

            No importa los pecados que hayas cometido. Ya los he pagado Yo en la Cruz. En Ella y con los brazos abiertos, te estoy diciendo cuanto te amo. Te estoy esperando. Arrepiéntete y conviértete. SOY TU PADRE Y TE AMO.

 Quiero darte consuelo y alivio. Venid a Mí, todos. Pobres, manchados, débiles y los haré reyes. Dadme vuestra miseria, Yo la cubriré con mi Grandeza. Dadme vuestras tinieblas y Yo os daré mi Luz. Vuestras imperfecciones y Yo os daré mi Perfección. Vuestro egoísmo y Yo lo cubriré con mi Bondad.

¡Venid! Entrad en mi Amor y dejadlo entrar en vosotros. Soy el Pastor que se fatiga hasta la muerte por la oveja perdida y por ella Yo he dado mi Sangre.

1bp

¡Oh, mis corderitos! No teman si muchos harapos y manchas hay en vuestros vestidos y heridas en vuestra alma. Abrid solo el corazón y aspirad mi Amor.

Seréis justos para con Dios y para con vosotros mismos, porque daréis consuelo a Dios y a vosotros, salvación.

¡Venid! Generosos que me amáis ya. Arrastrando a los hermanos que titubean todavía.

Si en todos pido que me permitan entrar, es para dar alivio al Amor Rechazado.

1amor rechazado

LOS PRIMEROS CORREDENTORES…

A vosotras amadísimas almas-víctimas, pido de daros totalmente a Mí.

Seréis destruidos sobre la Tierra por mi Amor vehemente, pero recreados de una gloria tan alta, como ustedes NO lo pueden concebir.

¡Qué fulgor tendrán las almas que acogieron el Amor de Dios, hasta ser consumidas por Él! Tendrán el Fulgor mismo de mi Amor que quedará en ellas:

Fuego y Gema eterna de Divinísimo Esplendor.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONOCELA

REPARACION


PEDIDO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
REPARACIÓN DE LOS SAGRADOS CORAZONES

A INICIAR ESTE LUNES 15 DE ENERO

LES LLAMO A INICIAR UNA REPARACIÓN CADA TERCER LUNES DE CADA MES, DURANTE NUEVE MESES DEL AÑO,

EN OFRECIMIENTO A NUESTROS SAGRADOS CORAZONES DOLIENTES:

  • ante las herejías,
  • ante el paganismo,
  • ante la muerte de inocentes,
  • ante la falta de cumplimiento de algunos de Mis hijos predilectos a sus promesas de consagración,
  • ante la falta de amor del hombre hacia sus semejantes.Esta reparación por Mis peticiones anteriores la deberán iniciar con la Oración del Credo, luego con la Oración del Santo Rosario y recibiendo a Mi Hijo en la Eucaristía.
  • Preparados conscientemente de corazón, con alma, potencias y sentidos para que ese Ofrecimiento…

Alcance a la vez para quien lo ofrece estas Gracias:

  • Intercederé por la Paz en todo instante de la vida del que cumpla este ofrecimiento.
  • Seré consuelo en los instantes de dolor.
  • Intercederé para que no oculten sus pecados ni sean instrumentos del Mal.
  • Me mantendré atenta y alejaré todo indicio de soberbia.
  • Les auxiliaré para que alcancen el Don de la Humildad.
  • Me mantendré en constante Bendición de sus hogares.
  • A Mis hijos predilectos les concederé por disposición de la Trinidad Sacrosanta, la virtud del servicio a Mi Hijo con todas sus fuerzas y de esa forma serán quienes dispongan a las almas a entregarse a Mi Hijo, siendo pastores verdaderos, predicadores, liturgos y maestros en el Amor de Mi Hijo hacia el pueblo.

http://www.revelacionesmarianas.com/

F89 EL CREDO 8


MUERTO… 

En el Cenáculo hay unos grandes salones anexos al triclinium principal, que es donde se celebra la Eucaristía y en uno de ellos, están reunidas más de trescientas personas que han sido convocadas por el trabajo apostólico de todos los discípulos de Jesucristo. 1la-muerteSon personas de todas las edades, estratos sociales y razas. De hecho, son personas que sólo podrían accesar al Patio de los Gentiles, en el Templo de Jerusalén.

Mannaém, ungido por el Espíritu Santo y ordenado por Pedro de acuerdo a los carismas recibidos, es el maestro elegido por Dios para instruir a los nuevos catecúmenos cristianos.

Muy poco queda del antiguo y regio hermano de Herodes. Ahora es un maestro cristiano, humilde, amoroso y sencillo; al que escuchan con mucha atención los nuevos catecúmenos cristianos, que anhelan recibir las enseñanzas de su nueva religión.

Mannaém ungido por el Espíritu Santo, habla con poder y convicción:

El Misterio de la Muerte.

JINETE DE LA MUERTE

JINETE DE LA MUERTE

Dios creó todo, pero la Muerte, no es obra suya. Dios no creó la Muerte. Ha sido generada por los esponsales humanos con Satanás.

Adán la generó, antes de generar a su hijo, cuando débil ante la debilidad de la Mujer pecó seducido por ella, bajo el silbido de la Serpiente y las lágrimas de los ángeles.

Pero la pequeña muerte no es un gran mal, cuando con ella cae como una hoja que ha terminado su ciclo, la carne. Al contrario, es un bien porque nos regresa a nuestro Origen, en donde un Padre nos Espera…

Y así como no ha hecho la muerte de la carne, Dios tampoco ha hecho la muerte del espíritu. Al contrario, él mandó al Resucitador Eterno, a su Hijo Jesucristo a darnos la Vida, a los que estábamos muertos.

El milagro de Lázaro, del joven de Naím y de la hija de Jairo, fueron milagros de la pequeña muerte. De Magdalena, Zaqueo, Dimas, etc. Todos muertos en el espíritu, Jesús hizo vivos en el Señor.

La muerte da gloria a Dios, cuando es aceptada y sufrida con santidad. La muerte es una voluntad de Dios que se cumple.

También aunque el ejecutor de ella, sea un hombre feroz que se ha vuelto árbitro de los destinos de los demás. Y por su adhesión a Satanás, se convierte en instrumento para atormentar a sus iguales, asesinando a los mismos y siendo maldito por Dios.

Солдат смертиLa muerte es siempre la extrema obediencia a Dios, que amenazó con la muerte al hombre por su pecado. La muerte del cuerpo, es liberación del espíritu.

Nuestra vida en la Tierra no es más que una gestación para nacer a la Luz, a la Vida. Muchos miran con horror la fosa sepulcro oscuro, donde el cuerpo que se ama con idolatría, vuelve a la verdad de su origen: Lodo.

Fango del cual se suelta una flama, una luz: el alma.

Qué es lo que hace valioso al cuerpo con el espíritu, que es manifestación de Dios y ante el cual la carne es una nada despreciable.

El hombre cuida mucho de los derechos de la carne que es perecedera y mortal. Y que solo cuando es tenida como esclava del espíritu y no dueña del espíritu, puede convertirse a su debido tiempo en regia habitante del Reino de los Cielos.

La pequeña muerte es la que nos saca de la tierra y libera nuestro espíritu de la carne. La gran Muerte es la que mata lo inmortal: el espíritu. De la primera se resucita. De la segunda no se resucita en la eternidad. Se estará para siempre separado de la Vida, porque Dios es nuestra vida.

1PEQUEÑA MUERTE

Los animales obedeciendo la orden de los instintos saben regularse en la comida, en los connubios, en el escogerse las madrigueras.

Y el hombre con sus continuas desobediencias en el orden natural y sobrenatural, muchas veces se da la primera y la segunda muerte; con abusos en sus placeres y en sus vicios, matando también su carne; al manejarlos como si fueran armas esgrimidas en un loco frenesí de autodestrucción, matando su alma.

Buscan la muerte con los errores de la vida. Y la perdición con las obras de sus manos.

1Cartas%20de%20la%20Muerte

Siempre es justa la hora de la muerte, porque es dada por Dios. Él es el Dueño de la vida y de la muerte. Y si no son de Él ciertos medios de muerte usados por el hombre por instigación demoníaca; son siempre de Él, las sentencias de muerte dadas por Él, para quitar a un alma de un tormento terreno demasiado atroz o para impedir mayores culpas a aquella alma.

La muerte es siempre un calvario, grande o pequeño, pero siempre calvario. Aunque las apariencias indiquen lo contrario. Porque es proporcionada por Dios, a las fuerzas de cada uno de sus hijos.

Fuerzas que Dios aumenta a medida que la muerte que ha destinado para su creatura, es cumplida santamente.

Cuando la hora de la reunión con Dios está más próxima, es más necesario aumentar la Fe, porque en la hora de la muerte Satanás nunca se cansa de perturbar con sus trampas: Es astuto, feroz, lisonjero y con sonrisas, con cantos, con engaños, aparentes caricias de sus garras, tratando de hipnotizar con silbidos repentinos con los que siempre ha buscado doblegarnos; aumenta sus operaciones para arrancarnos del Cielo.

Y es precisamente en esta hora cuando debemos abrazarnos de la Cruz, para que las olas del último huracán satánico no nos sumerjan.1cruz

Después viene la Paz Eterna. Hay que tener ánimo.

La Cruz es la fuerza en la hora de la muerte.

El justo no le teme a la muerte, porque sabe que al obrar el bien tiene la sonrisa de Dios.

Para los impíos la muerte es pavorosa. Tienen miedo. Y más miedo todavía cuando sienten que no han actuado bien o lo han hecho mal del todo.

La boca mentirosa del hombre trata de engañarse a sí mismo, para consolarse y engañar a los demás. ‘Yo he actuado bien’ Pero la conciencia, que está como un espejo de dos caras bajo su rostro y el Rostro de Dios; acusa al hombre de no haber obrado bien y de no obrar para nada bien como lo proclama.

Y es entonces cuando un gran miedo los molesta: el miedo del Juicio de Aquel que todo lo conoce. Y aquí la gran pregunta: ¿Por qué si se le teme tanto como a Juez, no evitan el tenerlo como tal?

¿Por qué lo rechazan como salvador y no lo aceptan como Padre? ¿Por qué si lo temen, no actúan obedeciendo sus mandatos y no lo saben escuchar con voz de Padre que guía, hora por hora con mano de amor?

Si al menos lo obedecieran cuando habla con voz de Rey. Sería obediencia menos premiada, porque es menos dulce a su corazón. ¡Pero sería obediencia!

Entonces, ¿Por qué no lo hacen y sin embargo le tienen pavor a la muerte?

La muerte no se evita y son felices los que llegan a ella vestidos de amor, al encuentro de Aquel que los espera.

Temen a la muerte aquellos que no conocen el amor y que no tienen la conciencia tranquila. Éstos, cuando por enfermedad, por edad o por cualquier otro motivo, se sienten amenazados por la muerte; se asustan, se afligen o se rebelan.

Intentan por todos los medios y con todas sus fuerzas, escapar de ella.

1MUERTE

Inútilmente, porque cuando la hora ha sido señalada, ninguna cautela vale para desviar la muerte.

La muerte de los inocentes que mueren sin rencor, es bella como un martirio. Y como no tienen la mancha del odio, también son víctimas que Dios toma como hostias. Son las flores de hoy, cortadas por el Enemigo de Dios que busca destruir a sus hijos.

Y por el Odio desencadenado con todas sus fuerzas en el fragor del Infierno de la violencia en su máximo esplendor.

1elveon

No solamente la muerte del pecador es horrible, sino también su vida. No hay que ilusionarse sobre su aspecto exterior, es un maquillaje. Un barniz para cubrir la verdad.

Porque una hora; solamente una hora de la paz del justo, es incalculablemente más rica en felicidad, que ni la más larga vida de pecado.

Las apariencias indican lo contrario. Y así como a los ojos del mundo no aparecen la riqueza y la alegría de los santos; así también se esconde el abismo de inquietud y de insatisfacción que hay en el corazón del injusto.

Y del que como cráter de un volcán en erupción vomita vapores acres, corrosivos y venenosos; que intoxican  a los desventurados, cada vez más.

Tratan de sofocar la inquietud buscando darse todas las satisfacciones que apetecen en su ánimo extraviado y por lo mismo satisfacciones de maldad, porque están fermentados en ella.

Los pecadores obstinados e impenitentes, llegan a la perfección del mal y su muerte es un horror que los hace estallar en la otra vida, porque los sumerge en un horror mucho más grande.1Guerrero%20de%20la%20Muerte_800

LA GRAN MUERTE.

El alma tiene derecho a la Vida Verdadera.

El alma muere cuando se la mantiene separada de Dios. Hay que nutrirla lo más posible con la Palabra de Dios. Y solo así saturados de Él, todos los días tendremos vitalidad espiritual, para vencer todas las asechanzas y todas las tentaciones.

La muerte del espíritu se puede constatar a la medida que se pierde la noción del Bien y del Mal.

El alma que se ha sumergido en la impenitencia final, es incapaz de sentir ni siquiera remordimientos y se vuelve insensible al daño causado al prójimo.

La falta de remordimiento es la señal de su decadencia espiritual.

1MUERTE DE LA CONCIENCIA

El espíritu está muerto cuando no se tiene la gracia vivificante del Espíritu Santo. Un espíritu muerto, comunica su muerte al alma y de la misma manera que un espíritu vivo, trasmite su vida al alma.

Como la sangre trasmite la vida al cuerpo, así el espíritu proporciona la vida al alma. ¡Hay que vivir! Sólo entonces la muerte no será un fin, sino un principio. Un principio de alegría sin medida.

El espíritu es el señor de nuestro ser y cuando está muerto es un esclavo. Y ésta será la culpa de la que responderemos. El hecho de que el hombre lo atropelle y lo mate, no le cambia su característica de señor de nuestro ser.

El que deja que el Enemigo mate su espíritu se convierte en cómplice del delito de Deicidio. Porque a los ojos de Dios, el espíritu es la parte selecta que Él Mismo dio al hombre y permite a Dios convertirnos en Templos Vivos e hijos suyos.

El espíritu es el que volverá a animar la carne, en la hora del Último Juicio. Resurrección gloriosa del espíritu vivo o tremenda realidad, para merecer la Segunda Muerte.

1SEGUNDA MUERTE

Dios no quiere moradas hechas por mano de hombre. Él quiere los templos que Él hizo con sus propias Manos. Templos de sangre y de alma.

Templos que la Sangre de Jesús ha revestido de Púrpura Inmortal, Purificando sus preciosos altares. Esto es lo que Él quiere para reconciliarse con el hombre.

Las tentaciones son inevitables, pero ellas por sí solas no hacen daño. Son malas cuando cedemos a ellas. Nunca serán más fuertes que nosotros, porque el Padre siempre da fuerzas superiores a quién quiere permanecer en el Bién.

El Mal está, cuando deseamos ceder al mal y es entonces cuando nosotros mismos saboteamos las fuerzas de Dios con una voluntad perversa, al abandonarnos al beso de la Tentación.

Cuando procedemos así, sometemos al alma a un trance de muerte y de un alma enferma o moribunda, salen aquellos sentimientos que causan asombro.

Y no debería. En un cuerpo corrupto están los hedores de la muerte y en las almas corruptas, están las manifestaciones de Pecado.

Por eso hay que ser cristianos verdaderos y no de nombre o de palabra.

1Jesus_cruz

El signo de la Cruz debe ser grabado en las fibras vivas de nuestro corazón, no sobre frontones vacíos. Hay que abrir el corazón al Amor. Para el cristiano, la muerte ha sido destruida con la Muerte de Jesús.

Nuestras culpas han sido anuladas con su Sangre. En anticipo Él nos ha rescatado. Y el espíritu que es impulsado por el Espíritu Santo, debe dar obediencia y agradecimiento a Dios por los dones del Espíritu Santo que auxilian al espíritu vivo en el que Él habita y nos convierte en verdaderos hijos de Dios.

Y por eso hay que imitar en todo a Cristo.

¿Hay sufrimiento? Hay que reflexionar en quién nos hace sufrir. Veremos que es el hombre. Siempre está el nombre de un hombre detrás de la causa de nuestro sufrimiento y solo Dios puede aliviarlo.

1asistente_a_esa_charla_en_harvard_a_punto_de-acabar_con_su_sufrimiento

¿Nos sentimos débiles en el espíritu y mortificados por nuestras caídas? Examinémonos bien ¿Somos nosotros los que pusimos los medios y no huimos de nuestros tentadores?

En nuestra alma la culpa ha sido lavada por el Bautismo, pero han quedado los fomes. Por eso debemos rechazar totalmente las tentaciones y buscar siempre la semejanza y la perfección, tal como lo ordenó el mandato de Jesús.

Quién espontánea y premeditadamente mata su alma, termina casi siempre por matar también su cuerpo. Violento contra su alma, se vuelve violento contra su carne.

Y la mata con sus vicios y termina suicidándose como Judas.

1_la_muerte

Quién sin premeditación mata su alma con el pecado mortal, pero poseyendo voluntad de vida, arrepentido busca regeneración y confía en la Misericordia, no solo devolverá la vida a su espíritu, sino por la humillación de la caída, disminuirá en soberbia y crecerá en su amor por Dios.

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU

1RESURRECCION

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

F88 CREDO 7


 “La Oración en el Huerto de los Olivos”
–      “Padre, si es posible aparta de Mí éste Cáliz, quita de Mi éste dolor Padre; cuánta infidelidad del hombre, cuánto dolor te causa el hombre. Padre he convivido entre ellos, he levantado almas, he salvado a tantos de las garras de Satanás y ni aún así comprenden Padre.

Pueblo de cerviz dura, Pueblo de corazón de piedra. Padre, que no se haga Mi Voluntad, sino la Tuya. Aquí Estoy, Padre, para que se haga en Mí, lo que Tú quieras, TómaMe por ellos, recházaMe por ellos, toma Mi Sacrificio por Ellos.

Padre, perdónalos porque NO saben lo que hacen, déjaMe Padre, todavía darles Vida, todavía estoy aquí sirviéndoTe en éste Mundo; el error del Mundo se ha implantado en sus corazones.

Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida. Padre, permite que abran sus corazones, que vean Tu Obra en Mí. Padre, permiteMe llevarlos a Ti, Te ofrezco todo Mi Ser, Sangre, Mi Amor”.–     “Hijo, mucho has hecho por los hombres y los hombres han Despreciado Mi Bendición. Hijo, acepto Tus actos, acepto Tu Vida, acepto Tu Sangre, acepto Tu Sacrificio, acepto Tu Amor por    ellos.

Date Todo por ellos, Mi Pequeño, Eres el Salvador. Te he dado la Fuerza, Te he dado Mi Amor, tienes Mi Sabiduría, vienes a restaurar el Reino. Estoy Contigo, Mi Pequeño, el Cielo entero está Contigo.

Muere para dar Vida, Ofrece Tu Sacrificio, a Mi, Tu Padre, para darles Vida a Mis hijos. Estoy Contigo Mi Hijo, sigue adelante falta poco ¡TE AMO, TE AMO! Recibo Tu Sacrificio porque los Amo, gracias, Hijo Mío, gracias por aceptar Mi Voluntad”

–     “Padre, gracias, perdónalos, perdónalos, aunque Mi Sacrificio sea inútil para muchos, aquí Estoy para hacer tu Voluntad, Haz de Mi lo que Tu quieras”.

Queridos hijitos, Yo Soy vuestro Dios verdadero, Yo Soy Jesus, Dios verdadero en la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

Yo Soy el verdadero Dios-Hombre quién, bajando del Cielo para vuestra salvación, os vino a redimir del Pecado Original y sus consecuencias.

Hijitos Míos, os quiero volver a recordar que mucho se habla de amores y mucho se habla de dioses, pero el Amor verdadero sólo viene de Mí y de Mis Obras y solo Yo Soy el verdadero Dios.

Muchos hablan de amor, pero tenéis muchos tipos de amores y la mayoría son convenencieros y pecaminosos.

Para que se pueda hablar de un amor verdadero, se debe ver primero el bien que se le dará a quién lo recibirá y NO tanto el que uno pueda recibir.

El “sexo tántrico” es manejado por Satanás a través de la Lujuria y la Idolatría; por eso es tan poderosa su seducción…

Aquellos que utilizan la palabra amor, pero que solo- van por la línea de lo carnal y mundano, son amores convenencieros, egoístas, intrascendentes…

Y más que amor, lo que realmente están viviendo es puro instinto animal.

Existen ideologías que os hablan del vivir el “amor” a su máximo y así os envuelven con las mentiras de usar técnicas determinadas para gozar del amor, pero del carnal…

Para unir más a la pareja y con ello terminan endiosando al sexo, a lo carnal.

Si quieres conocer el verdadero Don de la Felicidad que encierra EL SEXO ORDENADO POR DIOS y que NO solamente es placer genital, invita al Espíritu Santo a que te ilumine el recorrido espiritual en la Biblia, del Libro de Tobías… Y si tienes la Bendición del Sacramento Matrimonial, practica lo que aprendiste con tu esposo@ Y luego COMPARTE EL GOZO DESCONOCIDO QUE EXPERIMENTASTE… Porque Satanás le ha robado a la Humanidad, el Don más precioso con que Dios nos dotó, al crearnos Hombre y Mujer…

Se vuelven maestros del “arte sexual“, pero NO del Amor Divino.

Por endiosar al sexo terminan la más de las veces en aberraciones al mismo, que son trampas del Maligno, en las que caéis fácilmente porque vuestro deseo está fincado solo en lo terreno.

Habláis también de amor a las cosas, amor por los animales, el amor atodo lo que os rodea, etc. Pero cuando ese amor NO lleva antes el agradecimiento a vuestro Dios Creador, a Mi Padre…

Y además, aceptando que El todo lo creó para vuestro bien, podéis caer en la Idolatría a lo creado. Amáis las cosas inertes y vivientes por ellas mismas…

Y NO porque aceptéis que las creó Mi Padre para vuestro bien y que os encomendó cuidarlas desde el Principio.

Cuando Yo os dije: “el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y Me siga”, Me refería a que el que Me siguiera, tendría que luchar contra su propio yo, contra sus pasiones y vicios, contra sus pecados y bajezas, contra el mundo y sus tentaciones.

Hijitos Míos, os he dicho que las tinieblas ya cubren prácticamente, a toda la Tierra. Estáis viviendo momentos de Obscuridad espiritual tremenda. Cada quién se rige según sus creencias y conveniencias y NO por Mis Enseñanzas ni por Mi Amor.

Se empieza a vivir la “ley de la selva”, en donde el más fuerte vence a los más débiles. Cualquiera con capucha y con pistola se impone a decenas de personas y se escapa tan tranquilo después de cometer su fechoría.

Gobernantes sin escrúpulos imponen sus reglas con el fin de llenar sus arcas personales, dejando a su pueblo al borde de la quiebra y de la desesperación…Y Nadie es capaz de mover un dedo por temor a la represalia militar o de grupos asesinos, pagados por los mismos gobernantes, para mantener su tiranía. Y en algunos casos os habéis vuelto cómplices del Mal.

Hijitos Míos; os hago ver Parte del Mal que existe en vuestro Mundo para que lo ataquéis y lo venzáis, pero NO como el mundo os lo pide atacando el mal con mal; sino como Yo os enseñé: atacando al Mal con el Bien.

Y esta es vuestra cruz verdadera: Llevar amor verdadero.El Amor de vuestro Dios a todo lugar en donde haya Mal; ya sea vuestro propio hogar, ya sea en el vecindario, ya sea en vuestro país o ya sea en el Mundo entero.

Al Mal se le ataca viviendo en el Bien, hablando de Mi Bien, orando por el Bien.

Si fuerais perseverantes en el Bien, pronto haríais milagros de transformación a nivel mundial.

Uno de vuestros grandes errores consiste en que oráis fuertemente y aun muy unidos, por obtener un gran favor de Mi Padre, lo cuál es muy bueno.Se os otorga y creéis que ahí terminó vuestra tarea y dejáis de orar…

¡NO! Mis hijitos, el Maligno se enfurece más cuando le quitáis un alma o cuando le afectáis sus malévolos planes.

Por lo tanto, el reforzará su ataque tratando de ganar nuevamente el alma que perdió con vuestra oración…

O tratará de recuperar la obra que se le quitó y que le ayudaba para destruir almas.  

Así como el Maligno NO se dá por vencido en atacar y aniquilar a su presa, vosotros sabiendo ésto NO deberíais apartaros de la Oración jamás.

Yo mismo, cuando NO estaba enseñando, Me apartaba para orar y muchas, muchas noches Me la pasaba orando por vuestra salvación y por la misión de Mis apóstoles.

La Fuerza de la Oración es Tremenda y con ella podéis hasta producir Milagros, que son bendiciones que se obtienen por vuestro amor desinteresado, para que un hermano vuestro obtenga un bien.

Orad mucho, orad con Fé absoluta, sabiendo que Mi Padre os escucha y que Yo intercedo por cada uno de vosotros para que obtengáis el o los bienes, que tanto vosotros como vuestros hermanos, necesitéis.  La Oración os llevará a conocer la Verdad, ella os llevará a conocer el verdadero Amor y el verdadero Amor os llevará a conocer en profundidad, a vuestro Dios.

Sí Mis pequeños, en las Bodas de Caná Yo ayudé a los novios. Mi Madre intercedió por ellos. NO permitió Ella que se pusiera en evidencia ése deseo de halagar a los invitados, con la falta del vino.

Me insistió, Me pidió que les ayudara, lo hice por Amor a Mi Madre.

Mis pequeños, de Mi Madre obtenéis grandes cosas, acercaos a Ella,

Ella es todo Amor.  

Me ha tenido a Mí, que Soy el Amor increado.

 Ella vivió el Amor desde Su Nacimiento, pero de ésos nueve meses que Me tuvo en Su Seno, vivió Mi Amor, vivió el Cielo y eso marca a un alma tremendamente.

Cuando Me tenéis a Mí en vuestro corazón, en las almas queda una marca indeleble para toda vuestra vida. 

Un encuentro Conmigo, una experiencia mística, una experiencia de vida Conmigo, con vuestro Dios…

Marca vuestra existencia para siempre, porque al tener una experiencia del Amor Puro, del Amor Santo, del Amor Divino, las almas gozan infinitamente.

Os he dicho que el potencial de un alma es infinita y cuando Yo permito ésa Gracia, de tener el encuentro Conmigo, el alma goza infinitamente.

En vosotros queda el buscarMe y aprovechar ésas ocasiones. Y ésas ocasiones se pueden multiplicar si Me buscáis…

O también queda en vosotros hacerMe a un lado de vuestra vida, rechazarMe, no querer estar Conmigo.

Yo Soy vuestro Dios, Yo tengo el mejor vino para cada uno de vosotros, Yo puedo hacer en vuestra vida ésas Bodas Divinas en las cuales vuestra alma se despose Conmigo, con vuestro Dios.

Pero en vosotros queda el buscarMe, el querer estar Conmigo eternamente, el llenarse de Mí, el dejarse amar por Mí, vuestro Dios.Yo os doy la libertad…

Y en ésa libertad es como vosotros gozáis más, porque todo lo que se impone NO se goza, todo aquello que se acepta en libertad y por amor se goza, se vive, se transmite y se recuerda eternamente.

A eso os invito Mis pequeños, a que os dejéis marcar por Mí con ésos actos Divinos, ésos encuentros Divinos de Mi Corazón hacia el vuestro.

AbridMe vuestro corazón con vuestra confianza y con ése deseo de estar Conmigo y Yo os prometo grandes encuentros que gozaréis infinitamente.

Hijitos Míos, siempre, siempre durante toda la historia de la Humanidad, Mi contacto con los hombres ha sido para traer Vida, para traerles Luz en su camino, para traer Amor entre ustedes.

Mis pequeños, Mi Nacimiento trajo Vida y era una Vida real.

YA NO era la Voz de Nuestro Dios, de Nuestro Padre a través de los Profetas, ya era Mi Voz como Hombre, entre los hombres.

Traje Vida a aquellos que quisieron escuchar. Conviví entre los hombres para mostrar el camino de la Santidad, de la Perfección, de la Salvación.  Mi Vida aquí en la tierra fue para haceros crecer, para enseñaros las bellezas del Cielo. Para enseñaros sobre los misterios que se habían profetizado desde antiguo, para  aclarar vuestra mente y vuestro corazón.

Mi Predicación fue Vida, fue Luz, fue crecimiento. Era ésta Mi predicación, era para todas las generaciones posteriores.

Mi muerte os trajo Vida. Mi Sacrificio, como Cordero Divino, os trajo Vida.

Siempre siempre, Mi Presencia a través de los Sacramentos que os dejé, dan Vida.Que esta Lección Mis pequeños, la toméis para vosotros, al dejarMe actuar en vosotros ya que estaréis viviendo como Yo viví para Mi Padre.

Que traigáis vida también para vuestros hermanos. Vuestra vida debe dar vida, que en ningún momento dejéis muerte en los corazones.

Que NO le quitéis la paz a vuestros hermanos, que les deis esperanza para seguir caminando y trabajando para su Dios

DejadMe actuar en vosotros para dar Vida. Vuestra humanidad a veces cae y podéis cometer errores que causan muerte espiritual en vuestros hermanos.

 Por eso si me dejáis vivir a Mí vuestro Dios, vuestro Redentor, mas difícilmente será que caigáis en el pecado, en la distracción, en el error.YO os levantaré y os guiaré. Seréis Mis instrumentos fieles, pero dejadMe actuar. Dadle ese regalo a vuestros hermanos, a la Humanidad entera, como Yo Mismo Me di como Regalo a todos vosotros.

Ciertamente sois pequeñitos, insignificantes al Mundo. Pero así os necesito pequeñitos, insignificantes, en los cuales Mi poder y Mi Amor pueden actuar en su Omnipotencia Infinita.

Os he dicho que solamente así a través de los pequeños insignificantes, puedo trabajar, puedo mostrar Mi Poder Divino. Dadle ese regalo a la Humanidad, que recordando Mi Nacimiento, se produzca vuestro nacimiento, el Nacimiento en el cual Yo Naceré en vosotros para vuestros hermanos.

Así voy pidiendo alrededor del mundo, almas que quieran nacer en Mi, almas que Me acepten. Almas en las cuales Yo pueda trabajar nuevamente y mostrarle al Mundo que su Dios todavía Vive…

Que su Dios los Ama, que su Dios los perdona, que su Dios los quiere de regreso en la Casa Paterna…  DejadMe vivir. DejadMe nacer. DejadMe dar Gloria a Nuestro Padre Dios a través de vosotros.

Sed pequeños, como Yo Me hice Pequeño para salvaros.

Hijitos Míos, os voy a hablar hoy sobre la Cruz.
Muchos de Mís hijos y NO sólo los de Mí Redil, sino de los apartados de el; NO les gusta ver Mí Presencia en la Cruz.

Prefieren y así lo dicen, recordar al Jesús haciendo milagros, al Jesús Victorioso… O al Jesús Niño. O al Jesús Vivo entre los hombres. Se espantan de Mí Presencia en la Cruz.Vuestros Primeros Padres, al aceptar las proposiciones del Enemigo y al ponerse en contra del Amor y Voluntad de Mí Padre, aceptan actuar para él, lo escuchan y caen en el principio del Mal.

De una sola vez caen hasta el fondo del Pecado, porque todo lo tuvieron y lo obtenían de la Fuente Preciosa del Amor. Al aceptar lo que el Maligno les proponía, caen en las Tinieblas y a la Obscuridad del Pecado.

Es a través de ellos que el Pecado entra al Mundo, es a través de ellos que se cierran las Puertas del Cielo, es a través de ellos que el Mal se posesiona y ataca la Obra de Mí Padre en la Creación.

Todas las fuerzas del Bien quedan atadas por las del Mal. El Dolor entra en el Mundo. El sufrimiento y el hambre, las pestes y la guerra son consecuencia del Pecado Original.  

Mí Padre NO creó éstos yugos para el hombre y Su Creación. El Demonio los impuso sobre los hombres a causa de la Traición que realizaron vuestros primeros Padres a Dios Amor, Dios Creador.

La Maldad se adueñó de lo que era la Obra Santa de Mí Padre. El Pecado había sido Gravísimo…  Fue la aceptación total del Mal, a la negación voluntaria del Bien.

¡Pobres de Mís hijos que habían sido creados para el Bien Eterno!

Pero Mí Padre, siempre buscando vuestra salvación y vuestro bien, promete al incipiente género humano en la figura de Adán y Eva, que la salvación y restauración vendrá en un tiempo futuro.

Promete también a ellos, que la Serpiente del Mal será aplastada por La Mujer: Mí Madre.  El hombre tiene que pagar su Penitencia y así pasan muchos siglos en los que la Mano Amorosa de Mí Padre nunca se apartó de ellos, ni de sus descendientes.

Pero por causa del pecado y sus consecuencias, ellos mismos las sufrirán en carne propia a través de los siglos…

Y vendrán Guerras, Hambre, Muerte, Destrucción, Enfermedades…

Y lo peor: Injusticias contra los que Mí Padre enviaba, para guiarlos en el Camino de la Luz y la Verdad.  Obviamente EL que se había adueñado de éste Mundo.

Reconocía en aquéllos profetas, las bondades de Mí Eterno Padre….

Y moviendo las voluntades humanas tan apartadas de la virtud, conseguía deshacerse de los enviados del Cielo.

Pero aún así Sus Palabras a través de Sus Profetas, lograban ir guiando a Su Pueblo por el buen camino.

Por fin llego Yo a la historia del hombre, Mí Presencia Viva anunciada por los Profetas por fin se realizaba y así llegaba Yo para guiar personalmente a Mí Pueblo, a la Salvación Eterna.

Pero ¿Qué sucede? Mi Enemigo, percatándose de Mí Presencia sobre la Tierra, consigue deshacerse de Mí, a través de convencer a los mismos Míos, a los de Mí Pueblo…

A que me claven en una cruz. Muerte que se destinaba a los peores criminales de ése tiempo.  Pero, ¿Qué significa en el transfondo ésa Cruz?

Esa cruz, que para los habitantes de ése tiempo significaba la peor muerte; se vuelve Vida para todos, se vuelve nuevamente Luz en el Camino, se vuelve Llave Sagrada que abre las Puertas del Cielo.

Se vuelve la Donación del Amor de Vuestro Dios para los hombres, ¿Por qué? Os preguntaréis.

Yo tenía que vencer al Mal con sus mismas armas. Por él entra la muerte al Mundo y Yo con Mí Resurrección, vuelvo vida ése aparente crimen en la cruz.  

Se vuelve símbolo de Vida, al donar toda Mí Sangre para la Salvación del Género Humano.

Porque es gracias a Mí Sangre Preciosa derramada hasta la última gota, ES que se alcanza la sanación de las almas y de los cuerpos.

Es a través de Mís Sufrimientos atroces, que restauro el sufrimiento infringido en el Paraíso a Mí Padre Celestial.

Es a través de la Humillación a todo un Dios, que destruyó la Soberbia de Mí Enemigo. Es a través de Mí Pobreza aparente y humana, que destruyo el poder y las riquezas de Maldad con las que Mí Enemigo había contaminado al Mundo.

Es a través de Mí Sufrimiento en la Pasión, en donde tomo cada paso pecador del hombre sobre el Mundo; para ir derramando Mí Sangre gota a gota, sobre ésas huellas del mal y levantando al hombre y restaurando su alma ante la Presencia de Mí Padre.

Es en sí la Cruz, la que marca Mí Triunfo sobre las fuerzas del Mal, que se habían posesionado de cuerpos y almas y de la Creación de Mí Padre.

Al ser levantado, QUEDO YO COMO EL TRIUNFADOR sobre todo el Mundo y sus Pecados.  Es Mí Triunfo Divino en donde las fuerzas del Mal ya NO podrán en lo futuro, tener injerencia sobre los que serán Míos y para el Reino Eterno.Es a través de Mí Presencia Sufriente en la Cruz en donde Yo voy a enjugar las lágrimas y sufrimientos de Mís Hijos.

Es en la Cruz, Fuente de Mí Gracia y de Mí Amor hacia vosotros, a la que se acercarán todos aquellos que desearán en lo futuro unirse a Mí Vida de Salvación, para todos sus hermanos.

Como véis hijitos Míos, Mí Sufrimiento en la Cruz se vuelve Vida y Alegría para Mí Padre y para vosotros. NO es un Cristo Sufriente, es un Triunfo Alegre. Mí Corazón por fín lograba el anhelo de Mí Padre…

Por fin se Restauraba el Reino sobre la Tierra. Por fín podía Vuestro Dios, vivir nuevamente entre vosotros. Mí Cuerpo sufría un Sufrimiento Divino y Restaurador…

Mí Alma y Mí Espíritu os daban nueva Vida en el Amor.   No ES la Cruz la representación de Mí fracaso, como así Me quisieran ver Mís enemigos.

ES y debe ser para los Míos, la representación de vuestro Triunfo…

Del Amor Excelso de Vuestro Dios al darse a Sí Mismo en Mí Presencia Divina, para restauraros la Vida Divina que vive en vosotros.

Es Mí Cruz el símbolo excelso del Amor Donado y Triunfante sobre las Fuerzas del Mal.En resumen, es Mí Cruz la Puerta de Entrada al Paraíso. Ved hijos Míos, es Mí Cruz vuestra Salvación y el Amor de Mí Padre hacia vosotros.Ved el Triunfo de Vuestro Dios sobre las Fuerzas del Mal, al cuál ya NO podrá vencer jamás.

Unid vuestras vidas, vuestras alegrías y sufrimientos a Mís Alegrías y Sufrimientos que tuve en la Cruz…

Y salvemos juntos muchas almas.

Devolvamos vida nueva a aquellos que han muerto por el pecado y sus pasiones.

Devolvamos amor y confianza a aquellos que ven en Mí Cruz sólo el fin de Mí Presencia sobre la Tierra y NO el Principio del Reino Eterno.  

VivaMos unidos a la Alegría de Mí Padre. Porque así con Mí Cruz, le he devuelto a Sus hijos amantísimos, que sóis todos vosotros.

¡Regocíjanse Conmigo, con Mí Triunfo y Mí Alegría en Nuestro Padre Dios!

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.  

http://diospadresemanifiesta.com/

F87 EL CREDO 6


 

PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATOS
Yo, vuestro Dios y Señor, el Rey del Universo, ahora, hago un llamado a todos aquellos que son cabezas de pueblo, a todos aquellos que tienen el poder de mandar sobre sus conciudadanos, aquellos reyes, presidentes, jefes de pueblos, que deben de regir a sus pueblos en justicia, en amor, en respeto.

Os digo, en el Nombre de Mi Hijo, así como Él le respondió a Poncio Pilato “tú no seríais quien eres, si el poder no se te hubiera dado de lo Alto”.

Ahora os lo digo a vosotros, vosotros presidentes, reyes, gobiernos de la Tierra no serías lo que sois si el poder no lo hubierais recibido de Mí. Vuestro compromiso es grande, líderes del mundo, vuestra responsabilidad ante Mí, es inmensa, porque vosotros habéis recibido ése poder para mandar y si lo usáis para mal, si lo usáis para destrucción, grave pecado cometéis ante Mis Ojos y gran dolor recibiréis por vuestro actuar.

La justicia que claman los que están siendo gobernados por vosotros llegará a Mis Oídos y vosotros recibiréis lo que merecéis. No os habéis dejado guiar por la Luz Divina del Espíritu Santo…La Única Luz que os iba a dar tanto a vosotros, como a vuestros gobernados, el camino recto, seguro, para convivir ante los hombres y poder llegar ante Mí… Y de ésta forma, poder unir los Cielos con la Tierra, por la virtud a la que debierais haber llegado como pueblos de Dios.

Os habéis vuelto pueblos rebeldes, como el antiguo pueblo de Israel. Y vosotros gobernantes, por NO haber guiado a vuestro pueblo según Mis Designios y sí de acuerdo a vuestros designios o por designios satánicos, recibiréis el pago a vuestro error, a vuestra maldad.

Se os ha dado un poder que habéis desperdiciado, que lo pusisteis a órdenes de falsos ídolos y NO acudisteis a Mí vuestro Dios, para buscar guía segura para atraerlos a Mí.

 Habéis destruido moralidad y espiritualidad, porque vosotros mismos no fuisteis ejemplo entre los pueblos, habéis llevado a vuestros gobernados a la guerra y a la destrucción, al hambre, a la peste, a la miseria, porque vosotros mismos no acudisteis a Mí, para vivir en virtud, en justicia, en equidad. La maldad se apoderó de vuestro corazón y vosotros mismos NO quisisteis apartaros de ella, vuestra maldad será juzgada y las almas de aquellos a los cuales afectasteis, que matasteis, porque NO les quisisteis tender la mano, con el poder que Yo os concedí. Están clamando justicia, ésa justicia os aplastará y os matará eternamente, conoceréis el Averno, al cual llevasteis en vida a muchos de vuestros gobernados.

Mi Justicia está pronta por caer sobre la Tierra, es cuando vosotros mismos pediréis, como se dice en las Escrituras, que las montañas os cubran, para que no veáis Mi Justicia, pero NO podréis apartaros de ella.

Os la habéis ganado porque no escuchasteis a tiempo Mi llamado, hicisteis a un lado todo lo que se os pidió, preferisteis actuar en el mal, en la injusticia, en el pecado. Buscasteis vuestros propios intereses y no los de vuestro pueblo.

Intereses que eran los Míos, para hacer de éste pueblo la Tierra entera, un pueblo en el cual se viviera los Mandamientos que Yo os di y el Amor que Mi Hijo os enseñó. Reparad el daño si podéis, PORQUE EL TIEMPO SE ACABÓ. Arrepentios, arrepentios, Yo, vuestro Dios, el Rey del Universo os lo pide.

Hijitos Míos, en Poncio Pilato Yo representaba a todos los gobiernos de la Tierra, cuando él se siente poderoso, que él se siente que puede mover las leyes porque él es el dueño de ellas, que tiene el poder para gobernar… Yo le respondo que ése poder, ése gobierno sobre su gente, lo recibió de lo Alto, lo recibió de Mi Padre,

 Y ahora lo vuelvo a repetir para todos los gobernantes de la Tierra, el gobierno que tenéis, el don de gobernar y el puesto que tenéis lo habéis recibido de Mi Padre, pero debéis de actuar en justicia y siempre guiados por la Luz del Espíritu Santo.

Cuando vosotros, gobernantes de las naciones, actuáis con injusticia, viendo vuestros propios intereses, llenándoos de los recursos de vuestros hermanos, olvidando sus necesidades, olvidando su bienestar, vosotros estáis actuando en injusticia, en  maldad y así, por ésta misma injusticia y maldad se os juzgará.Cada alma que NO haya recibido justicia de vosotros, os acusará en vuestro juicio. Vosotros  estaréis ante miles y millones de vuestros conciudadanos que os señalarán vuestro mal proceder, porque actuasteis injustamente cuando, el don que se os dio, era Divino.

No vivís según lo que se os da, un poder, un poder Divino, con el cual debéis de ayudar a vuestros hermanos y siempre basados en el Amor. Cuando no hubo Amor en vuestro corazón y hubo maldad para con vuestros hermanos, por ello seréis  juzgados.

Poncio Pilato Me preguntó: “¿Y qué es la verdad?”

Hijitos Míos, todos vosotros creéis tener la verdad y ésta dependerá de vuestra cultura, de vuestros principios, de vuestra propia historia, de vuestra propia experiencia, etc., en pocas palabras si os dais cuenta, estáis hablando de miles o millones de diferentes “verdades”, que solamente los beneficiarán a ellos mismos o a minorías que los sigan.  Pongamos unos ejemplos: Si hubierais nacido en los pueblos de Sodoma y Gomorra, donde prácticamente se vivía en todos los pecados más graves, los niños ahí nacidos podían considerar todo ello como normal y natural y por consiguiente, su verdad sería comportarse como lo que vivía.

Otro ejemplo: Si a través de engaños o de curiosidad os interesarais en estudiar ciencias ocultas, gnósticas, satánicas, de hechicería, etc., al cabo de un tiempo vuestro pensar y vuestro actuar seria el aprendido ahí y vuestra “verdad” sería muy diferente a la de la mayoría de vuestros hermanos.

Otro ejemplo: Si vuestra mentalidad fuera la de los líderes opresores que ahora gobiernan a vuestro mundo y estudiarais de acuerdo con su forma de gobierno y su forma de denigrar al ser humano, buscando una supuesta igualdad económica y social, vuestra “verdad”, también seria muy diferente a la de aquellos hermanos vuestros oprimidos.

Y así os puedo seguir dando infinidad de ejemplos en donde podréis ver como la “verdad” humana fácilmente puede ser manipulada según vuestras conveniencias. Por eso la pregunta de Poncio Pilato: “¿Y qué es la verdad?”, porque él en su tiempo, también vivía  con multitud de maneras de pensar, tanto locales como extranjeras.

Mis pequeños, la verdadera Verdad, valga la redundancia, es aquella que no tiene opositores, puesto que de ella, de una forma u otra todos se benefician.

Es aquélla a la que buscan los hombres virtuosos y con la cual crecen más y se perfeccionan.

Es aquella con la cual se van a guiar durante su vida y les evitará muchos problemas y caídas.Es aquella con la cual traeréis paz y amor, primeramente a vuestro corazón y posteriormente a vuestro prójimo.

Es aquella que traerá paz a todos los pueblos y naciones, borrando las fronteras y reuniéndoos a todos vosotros como un solo pueblo y Yo como vuestro Pastor.

La verdadera Verdad sólo puede venir de Mi, vuestro Dios y Yo os la vine a compartir a la Tierra para que todos vosotros la recibierais y la siguierais.

Ciertamente Mi Verdad sí tiene opositores, uno sólo, Satanás con sus secuaces. Pero si realmente estudiáis su forma de ataque, hasta ellos mismos se benefician de Mi Verdad. Sí, es paradójico, pero para poder engañaros mejortoman una buena parte de Mis Verdades e introducen su Mentira en puntos y momentos estratégicos; para que aquellos que NO están protegidos por el Don del Discernimiento, puedan caer fácilmente en su Engaño.Mis Verdades son las únicas que os pueden llevar a la perfección como ser humanos y como seres espirituales, tal y como Yo Soy. Soy el Dios-Hombre, perfecto como Dios y perfecto como Hombre y todos vosotros, por Mi donación a todos vosotros, estáis invitados a ello también…

Lo cual os va a llevar a vuestra santificación, que es el poder ser otros Cristos para el bien de vuestros hermanos. Observad que os dije: el poder ser otros Cristos para el bien de vuestros hermanos y no os dije, para vuestro propio bien.

Y os digo esto porque Yo, Cristo Jesús, vine a darMe a todos vosotros, NO vine para ser alabado y que se Me hiciera un altar y todos Me alabaran y Me rindieran culto. Mi Misión fue de servicio y por el servicio que os di, Mi Padre Me glorificó y Yo os salvé, os santifico si seguís Mis pasos.

Os vuelvo a remarcar, la única y verdadera  Verdad sólo puede venir de Mi y fue para toda la Humanidad y de todos los tiempos. NO se la vine a dar a unas minorías que creyéndose los escogidos, cada uno con sus ideas, se sintieran mejores que los demás. Eso es soberbia y mentira y en ellas NO puede desarrollarse la Verdad.

La Verdad es transparente y todos vosotros la podéis apreciar y gozar. El error crece en lo oculto y en la obscuridad y os lleva tarde o temprano a la Destrucción, tened cuidado con lo que os traten de tentar.

Y dicen las Escrituras: “Los cristianos se distinguían por su hermandad, estaban todos unidos, vendían sus propiedades y el dinero lo ponían a disposición de los apóstoles, quienes lo repartían según la necesitaran todos, vivían felices ayudándose mutuamente y se diferenciaban de la demás gente.”

Estos fueron los frutos inmediatos de Mis Enseñanzas sobre la Tierra.Después de Mi Muerte y Resurrección, mandé a Mis Apóstoles y Discípulos a enseñar a todas las Naciones y así se lograron crear las primeras comunidades Cristianas, las cuáles vivían como lo que Yo deseo que seáis, como verdaderas hermanos.

La distinción ante los demás NO sólo la daba el hecho de ser cristianos, sino el hecho de comportarse como las almas se comportan el Cielo como hermanos, pero hermanos verdaderos; cuidando de los bienes que se tienen en común, que su Padre les ha permitido compartir, que es fruto de su trabajo.

Esta frase que os dí al principio, encierra todos los frutos de Mi Evangelización. Dice, además de vivir como hermanos, “estaban unidos”.

Os he explicado en uno de los últimos Mensajes lo que significa la unión. Esta os dará la fuerza para vencer todos los ataques del Mal mientras estéis de misión sobre la Tierra. Os dará alimento espiritual a través de la oración de comunidad y divinizará vuestros actos al realizarlos unidos a Mis Méritos con lo cuál viviréis Conmigo en Mi Santísima Trinidad. En la unidad se encuentra la ayuda necesaria para sobrellevar y aún vencer, las dificultades que se os presenten. Las primeros cristianos lo sabían y aprovechaban ésta Gracia perfectamente. Cuando se les presentaba algún problema entre comunidades, se unían a orar para que el Espíritu Santo los guiara.

Se unían en un solo corazón y en un solo deseo ante Mi Presencia, pidiendo por Mi Intercesión, la ayuda del Espíritu Santo, para que los condujera por los caminos perfectos de la predicación y de la solución a !os problemas que se les presentaban,

¡Confiaban perfectamente en su Jesús, en su Dios! Cosa que ahora muy raramente veo entre vosotros, Mis hijos actuales. Si se os presenta algún “problema”, que realmente son situaciones en las que pongo a prueba al alma para probar su Fé en Mí; en vez de acudir a Mí primero, lo tratáis de resolver con vuestras propias fuerzas.

Si no podéis, pedís ayuda a algún amigo o conocido vuestro de los que “todo lo pueden”, porque tienen algún puesto alto en alguna institución o gobierno.

Si por ahí tampoco podéis aún resolver vuestro problema, acudís a brujos o adivinadoras; haciendo cada vez más grave vuestro problema… Y como por ahí tampoco vais a resolver vuestro problema, algunos ya al final se acuerdan de Mí, de su Jesús, de su Dios.

Pero ved como en la gran mayoría de vosotros y aún de los que Me consideran su Dios, no vengo a ser el primero en quién confiáis, sino que acudís a Mí ya que agotasteis vuestros “recursos humanos” y os sentís desesperados. Cuando todo se podía haber resuelto, como Me gusta que sea, a través de la confianza en Mí, vuestro Dios, a través de la oración y en la vivencia real y sincera de Mis Enseñanzas y de Mis Leyes.

Las comunidades actuales son pequeñas y aisladas, por eso vuestro Mundo ahora se revuelca en el lodo y vive en las Tinieblas del Mal, porque NO hay suficiente Oración.

Si vosotros todos o en una gran mayoría, os unierais a orar, como en los principios de la cristiandad, ¡Fácilmente venceríais al Mal y a sus secuaces!

Os atacan y se aprovechan de vosotros porque, a pesar de que os unís a orar, NO lo hacéis de corazón y con la total confianza de que vuestra oración va a ser escuchada por Mí… Y mantenéis la duda sobre la posibilidad de que Yo sí pueda resolver vuestros problemas personales o de comunidad.

¡Cuánta Fe os hace falta, Mis pequeños!

¡Con cuánto fervor y amor se reunían en las primeras comunidades!Se reunían sin que nadie, ni nada los presionara. Se reunían porque el común Amor que los unía: el Mío; se manifestaba ahí, en cada corazón.

Se reunían a tomar de Mi Alimento ávidamente. Alimento de Palabra y alimento Celestial, Mi Cuerpo y Sangre Divinos.

En toda reunión Yo Me Manifestaba a través de Mi Santo Espíritu y salían fortalecidos en cuerpo y alma. Posteriormente, si había algún enfermo de cuerpo o de alma, Mis Apóstoles les imponían las manos para ayudarles a recuperar su salud.

LOS MILAGROS Y LA FE, SEGÚN EL EVANGELIO DE SAN MARCOS 16,20

¡Todo lo Podéis cuando estáis en Mí!

La salud de vuestro Mundo, la salud de vuestra alma, la salud de vuestro cuerpo, TODO está bajo Mi Poder y Yo lo puedo todo, en aquellos que Me piden con verdadera confianza y con verdadera Fé.

Siguiendo con la frase del principio: “Y todos vendían sus propiedades y el dinero lo ponían a disposición de los Apóstoles”. Aquí lo más bello a destacar, es el valor del desprendimiento de las cosas del Mundo, buscando las riquezas del Cielo.

No hay riqueza más grande que tenerMe en vuestro corazón. Corazón que Me posee verdaderamente, ya no necesita buscar nada de éste Mundo, ya que ha encontrado por fin, el verdadero Bien.Al poner el dinero para ser administrado por los Apóstoles, ellos lo hacían siempre bajo la guía del Espíritu Santo. Primero a las viudas desamparadas, luego, a los enfermos, a los que no podían trabajar por estar lisiados, etc.

En el mero principio, ellos llevaban, tanto el rito espiritual como la administración de los bienes económicos, pero pronto se dieron cuenta de que son dos cosas muy diferentes y muy opuestas por lo que, con la ayuda del Espíritu Santo, eligieron a hombres justos para llevar los dineros y a otros para llevar y propagar Mi Palabra.

De aquí se formaron escalafones y se dieron los primeros pasos para establecer las reglas y leyes de Mi incipiente Iglesia.

Cuando doy el poder de mando a alguien, como en el caso de los Apóstoles, en un principio y posteriormente a otros, éste es siempre para servir a los demás y NO para ser servido aprovechándose del liderazgo.Esto se los hice notar cuando Poncio Pilatos Me dijo: ¿Sabías que yo tengo el poder para dejarte en libertad? Y Yo le contesté: “No tendrías poder si no se te hubiera dado de lo alto”.

Esto lo dije y lo digo actualmente, para todos aquellos que se les ha permitido ser jefes o autoridades sobre sus hermanos, el puesto que les concedo es para servir, para ver las necesidades de sus hermanos y para administrar los bienes y el dinero que pertenecen a todos.

Los bienes, tanto espirituales como materiales, os pertenecen a todos. Todos sois Mis hijos, porque Soy vuestro Dios y todos sois Mis hermanos al ser Yo, vuestro hermano mayor, Jesucristo.

Buscad el vivir siempre bajo la Verdad que sólo se puede dar al vivir bajo Mi Amparo y Mi Guía, bajo el Amparo de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad.“Y todos vivían Felices, ayudándose mutuamente”. La vida en Mi Vida, produce esta alegría sobrenatural. Es una alegría celestial, a pesar de aún estar viviendo sobre la Tierra.

Al actuar con caridad verdadera con todos vuestros hermanos, Me estáis dejando en cada corazón y ése es el mayor regalo que le podéis dar a un alma, dejarMe actuar y vivir en las otras almas.

Recordad el pasaje en el cual San Pedro le dice a un lisiado, que le pedía una monedita, a la entrada del Templo: “No tengo DINERO que darte, pero te puedo dar lo que nos legó Jesucristo, el AMOR y con él se puede todo, y tomándolo de la mano, lo sanó”.

Con Fé y con Amor podréis salvar a todas las almas, podréis salvar al Mundo entero.

Yo os Bendigo en el Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre y en el Nombre de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

R127 REPARACIÓN CADA TERCER LUNES


08 DE ENERO DEL 2018

Amados Hijos de Mi Corazón Inmaculado:

La Fuerza de la Oración de mis hijos, mantiene al Padre Eterno con su Mirada sobre la Tierra y enviando a sus Arcángeles a socorrer a mis hijos.

Amados Míos, soy Amor Materno para todos los que así Me acojan.

NO deben separarse de la espiritualidad, NO deben apegarse a falsas ideologías. Les miro buscar el Camino hacia Mi Hijo, pero caminan senderos equivocados que les separan de la Verdad y les llevan a las Garras del Demonio.

Se adentran en caminos peligrosos, en prácticas peligrosas, abriendo la mente para que esta sea invadida por los aliados al Mal.  MI HIJO SE ENCUENTRA DENTRO DE USTEDESY LO QUE DEBEN HACER ES SILENCIO INTERIOR Y RECONCILIARSE CON MI HIJO.

Yo les urjo al rezo del Santo Rosario, ante cada Avemaría que ustedes pronuncian, conscientes de lo que ello implica, el Demonio recibe un rayo de mi luz materna y ante Esta se siente morir…

NO soporta esta invocación que le hace sentir que se quema y se asfixia, recordando que esta Madre de la Humanidad le aplastará la cabeza.

El Demonio sabe que sus días se acortan y debido a ello, se ha decidido a tomar almas débiles por el Pecado y poseerlas para causar y apoyar grandes males que en este instante vive y luego padecerá la Humanidad.  Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Existen algunas obras y actos ante los cuales el Demonio decide atacar y luego huir:

  • La obediencia a la Voluntad Divina que fortalece al hombre para que, en el cumplimiento de la Ley de Dios, encuentre el sostén ante las calamidades humanas.
  • El hijo que conoce a su Señor y su Dios, este hijo es un guerrero espiritual al que el Demonio NO engaña con facilidad, ya que el conocimiento y la fe generan discernimiento y el discernimiento genera unión entre el Amor Trinitario y la creatura humana.
  • El cumplidor de los Mandamientos y Sacramentos y la práctica consciente y de corazón de Ellos, son un impedimento para que el Demonio zarandee a Mis hijos y les derrote.
  • La humildad, la caridad y el perdón son virtudes que poseen quienes acogen el Llamado de Mi Hijo y llevan a la práctica la Sagrada Escritura, reconociendo a través de Ella la Voluntad Divina hacia el hombre. Estas creaturas humanas son la humillación para el mal.
  • Quienes mantienen a Mi Hijo en su corazón y en su constante vivir, adorando, recibiendo, fortaleciéndose en la Sagrada Eucaristía y en el Amor hacia el prójimo, permaneciendo en paz con el hermano, adorando a Mi Hijo con sus actos y obras para bien de sí mismo y de sus hermanos, dando testimonio en cada instante de su vida, es un dardo que el demonio recibe.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Oren el Santo Rosario para que orando y meditando estos Sagrados Misterios, se acerquen y vivan junto a Mi Hijo y junto a esta Madre, el Amor y el Amoroso Dolor, que NO minimiza a la creatura humana, sino la lleva a surcar las alturas.

Deben mantener claridad en este camino espiritual. La vida de cada uno de ustedes debe ser cristocéntrica, por ello deben reconciliarse con Mi Hijo y cumplir la penitencia…

Para que al recibir la Sagrada Eucaristía les fortalezca, les ilumine, les colme del Amor que sobrepasa el amor humano.

La Conversión es un largo camino al que deben disponerse. No encontrarán un lecho de rosas únicamente, deben disponerse a ser fuertes para vencer…Pero sobre todo si cada uno de ustedes se propone NO aumentar las cargas del hermano, esa bendición que dan al hermano les llevará a ustedes a vivir en paz, en amor, en paciencia, en caridad y les aumentará la fe.

Les llamo a iniciar una Reparación CADA TERCER LUNES DE CADA MES, durante nueve meses del año, en ofrecimiento a nuestros Sagrados Corazones dolientes:

  • ante las herejías,
  • ante el paganismo,
  • ante la muerte de inocentes,
  • ante la falta de cumplimiento de algunos de Mis hijos predilectos a sus promesas de consagración,
  • ante la falta de amor del hombre hacia sus semejantes.Esta Reparación por Mis peticiones anteriores la deberán iniciar con la Oración del Credo, luego con la oración del Santo Rosario y recibiendo a Mi Hijo en la Eucaristía, preparados conscientemente de corazón, con alma, potencias y sentidos, para que ese ofrecimiento alcance a la vez para quien lo ofrece estas gracias:
  • Intercederé por la Paz en todo instante de la vida del que cumpla este ofrecimiento.
  • Seré consuelo en los instantes de dolor.
  • Intercederé para que no oculten sus pecados ni sean instrumentos del mal.
  • Me mantendré atenta y alejaré todo indicio de soberbia.
  • Les auxiliaré para que alcancen el Don de la humildad.
  • Me mantendré en constante bendición de sus hogares.
  • A Mis hijos predilectos les concederé por disposición de la Trinidad Sacrosanta, la virtud del servicio a Mi Hijo con todas sus fuerzas y de esa forma serán quienes dispongan a las almas a entregarse a Mi Hijo, siendo pastores verdaderos, predicadores, liturgos y maestros en el Amor de Mi Hijo hacia el pueblo. 

Amados hijos, ¡Cuántos se preguntan con curiosidad qué sucederá en este Instante!,

Esta generación ofende cada instante más y más a Nuestros Sagrados Corazones, viven una euforia espiritual de un Instante y regresan a lo cotidiano cayendo en los actos que forman parte de la vida.

Viven del EGO humano, del “yo soy” y no de “DIOS ES EL QUE ES”.

Amados hijos, Italia padecerá, Roma será sorprendida y Mis hijos llorarán. En este instante la Gran Confusión ha invadido al Cuerpo Místico, el que se encuentra en confusión.La Tierra continúa estremeciéndose fuertemente.

La Naturaleza desea que el hombre sea cumplidor de la función para la que ha sido creado: Adorador de la Trinidad Sacrosanta.

El Instante se torna fuerte para Mis hijos, las novedades confunden al Cuerpo Místico de Mi Hijo, por ello les llamo a redoblar no solo la Oración, sino la práctica de una constante vida de FE, esperanza, caridad y esfuerzo.

Recibirán novedades procedentes del Universo.

El Agua será motivo de luchas en varios países ante la contaminación de esta misma agua.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

¡CONVIÉRTANSE, NO ESPEREN!

SEAN FIELES A MI HIJO, PRACTIQUEN LOS DEBERES DEL BUEN HIJO DE DIOS,

SEAN FRATERNOS Y CARITATIVOS.

Reciban Mi Bendición Materna, son Mis amados hijos a los que insisto para que NO se pierdan.  Les amo.

Mama María

Comentario del Instrumento

Hermanos:

“La prueba para los cántaros de arcilla es el horno; para un hombre es su manera de razonar. 
Los frutos de un árbol mostrarán si fue bien cultivado; de igual modo las palabras de un hombre dan a conocer su fondo. 
No elogies a una persona mientras no se exprese: esa es la prueba para todo hombre.
Si procuras la justicia, la lograrás; te revestirás de ella como de un manto de fiesta. 
Los pájaros hacen sus nidos junto a sus semejantes, la verdad retorna a los que la practican.  (Ecl. 27, 5-9). Amén

https://www.revelacionesmarianas.com/

F86 EL CREDO 5


NACIÓ DE SANTA MARÍA VIRGEN

Yo, hijitos Míos, el Rey del Universo; Yo, hijitos Míos, el Salvador; Yo, hijitos Míos, la Voz del Padre; Yo, hijitos Míos, el Amor que he venido a salvaros.

¡Oh! Pobre humanidad, que se olvida de su Dios,  que se olvida de su Redentor, que se ha olvidado del Amor.

¡Oh! Pobre humanidad que camina a la deriva, que camina por caminos errados, que camina por caminos de perdición.

María le enseña a Jesús, a dar sus primeros pasos…

¡Oh! Pobre humanidad, que NO entiende que el Camino seguro es el vivir en Mi Corazón.Todo Un Dios que se hace Hombre para convivir entre los hombres, todo Un Dios que Vive, camina, habla, come, hace Milagros entre los hombres…

Quienes en lugar de encumbrarlo en sus corazones, lo Desprecian, lo Abofetean y lo Matan.

El mayor Regalo que pudo haber hecho Mi Padre a la humanidad y fue Despreciado.

Pocos corazones acogieron Mi Venida, Mis enseñanzas, Mi Amor. Pocos corazones apreciaron tal Regalo del Cielo.

El corazón del hombre es tan duro, el pecado ha obscurecido sus mentes, cerrado sus oídos, ha hecho de piedra su corazón. Hijitos Míos, son muy pocas las almas de las cuales Yo recibo agradecimiento o amor.

Días grandes están por venir, se recuerda el Advenimiento de vuestro Dios y ¿Qué hace el hombre? Sólo intercambio de cosas materiales, cuando debieran hacer gran fiesta por el recuerdo de la Vida de su Salvador, del Nacimiento de su Salvador aquí en la Tierra.

¡Oh! Mis pequeños, ¡Como se ha endurecido el corazón del hombre!

Vivís en lo material, vivís para el mundo, vuestro Dios ha quedado a un lado, vuestro Dios ya no Vive en vuestro corazón. De algunos se habla que su dios es el dinero o el Ego… 

Vuestro corazón, vuestra mente divagan en cosas vacías, necias, malvadas. El corazón del hombre ha sido arrebatado por el Maligno, se vive para la Obscuridad, se vive para la Maldad.

Se le arrebata al que tiene, se destruye al que posee, el delincuente encuentra su reino y es protegido por los grandes. Éstos grandes, en su afán de poseer el mundo, aplastan al pequeño, destruyen al que es Mío.

Manipulan todos los bienes del mundo para aprisionar al débil. Vuestra vida se ha vuelto un Caos.

El Amor, Mi Amor que todo lo vence se le ha hecho a un lado, las potencias del hombre ahora son ensalzadas, el más fuerte es el que vence. Se le ve débil al que Me ama, ahora el enfermo de “lepra” es aquel que está Conmigo. Se le aparta, se le persigue, se le destruye. Los papeles se han cambiado, el que triunfa es el que tiene más maldad en su corazón.

Las Tinieblas van obscureciendo al mundo. Las luces, que son los Míos, están siendo apagadas, pero NO vencerán aún. Mi Vida, aunque sea una pequeña flama, casi por extinguirse dará gran luz en el momento preciso, cuando Yo lo indique y así, todo volverá a florecer.

La Luz purificará, las Tinieblas serán vencidas, pero el hombre se tiene que dar cuenta de su error, se tiene que dar cuenta de que las Tinieblas lo han llevado a la destrucción espiritual, moral, física.

No hay vida si Yo no estoy con el hombre. El hombre ahora quiere permanecer en la muerte y Yo le permito ésta libertad a pesar del dolor de Mi Corazón…  Yo NO PUEDO  detener al hombre a pesar de que lo Amo tanto. TENGO que esperar su arrepentimiento, tengo que esperar a que escoja Mi Amor. (Porque vivimos en un Mundo Dominado por Satanás)

¡Un Dios que se ha dado por completo al hombre y es Despreciado de ésta manera!…

El hombre ha preferido la maldad, la obscuridad, el Pecado antes que a su Dios. Antes que al Amor, antes que a la Paz que lo va a llevar a producir Cielo en la Tierra.

Mis pequeños, sois Mis hermanos.

Os invito a hacer Familia Conmigo, os invito a traer el Cielo, como Yo lo traje a la Tierra, os invito a compartir el Reino que habéis dejado crecer en vuestro corazón y darlo a vuestros hermanos.  Dad Mis pequeños lo que Yo os he dado, dad Mis pequeños, ese Amor, esa confianza, esa Vida a vuestros hermanos.

Hacedles entender y hacedles VIVIR el Reino, el Reino de vuestro Dios que Yo os vine a traer por mandato del Padre.  Ayudad a vuestros hermanos a entrar por la Puerta Grande, la Puerta de los hijos de Dios.

Ayudadles a vuestros hermanos a comprender las bellezas de Mi Palabra, de Mis Obras, de Mis Milagros. Todo fue dado para vosotros, para todas las generaciones.

Vividlas, para que se gocen vuestros hermanos al veros vivir el Reino de vuestro Dios aquí en la Tierra, que seáis emisarios del Amor.  Vivid Conmigo éste Tiempo: el Nacimiento de vuestro Dios, la Misericordia Infinita de vuestro Padre hacia los hombres.

VIVID, vivid Conmigo ésta alegría de estar nuevamente en el Pesebre, de estar ya con vosotros en la Tierra.

Apreciad el Regalo de vuestro Dios, que por generaciones y generaciones se venía anunciando por los Profetas y que por fin se daba en ese momento de la Historia.

Gozad infinitamente Mi Presencia en esos momentos en los cuales la Promesa se hacía patente en la Tierra.   Agradeced vosotros mismos y por vuestros hermanos Mi Venida, la cual anunciaba la Luz nuevamente para el hombre, que anunciaba el vencimiento del Pecado y de la Maldad de Satanás.

Empezaba ya una época de Amor, de libertad y de Gloria para la Humanidad.

Dejad que vuestro corazón se llene de ese gozo infinito que tuvieron los mismos Ángeles al ir a adorarMe en el Pesebre…

 Acompañad con vuestra mente, con vuestro corazón a esa gente sencilla, a esos pastores que Yo escogí para que fueran los primeros en ver a su Salvador.  Vosotros a los que he escogido de entre el Mundo, a los sencillos, a los obedientes, a los que han dado su “fiat” de amor, Acercaos.

Venid aquí ante el Pesebre y ved ahí la Obra de vuestro Dios: el Regalo Inmenso, Infinito de vuestro Dios, concederos a Su Propio Hijo.

Por fin llegaba la plenitud de los Tiempos y Yo coronaba esa plenitud, el Regalo de vuestro Dios.

Dejad que Mi Santo Espíritu de Amor os haga entender éste Misterio de Amor, éste Regalo Infinito de vuestro Dios.

EL SACRIFICIO DEL PADRE…

Apartaos del mundo en éste Tiempo, vivid los gozos del Cielo, como Mi Misma Madre los Vivió en Total Donación a Mi Padre, cuidando a Su Hijo, a Su Dios y a Su Salvador.

Os pido que seáis Mi padre, os pido que seáis Mi madre en la Tierra, os pido que seáis Mi Familia.

Sois Mis hermanos, cuidadMe, protegedMe, alimentadMe, llevadMe a todos aquellos que necesiten conocerMe, para que también se arrodillen ante Mí con humildad y sencillez…

Y agradezcan a Mi Padre, vuestro Padre y vuestro Dios Sus Bondades y el Regalo que os dio con Mi presencia en la Tierra.  Enamorad a vuestros hermanos con el amor que debe existir en vuestro corazón, con ese santo agradecimiento de Mi Vida entre vosotros.

GozadMe, AdoradMe, AgradecedMe, que Yo Me sigo dando por cada uno de vosotros.

Yo Me sigo Ofreciendo por cada uno de vosotros, Yo os sigo educando, Yo velo por cada uno de vosotros…

Estoy Vivo entre vosotros y en vosotros, NO Me cambiéis por el mundo,

NO Me cambiéis por un regalo que solamente será un compromiso ante vuestros hermanos.  NO olvidéis esta fiesta Santa, por solamente un intercambio material, de compromiso con vuestros hermanos. Soy Yo, vuestro Dios Al que debéis recordar.

Soy Yo vuestro Dios el que vine a Salvaros y a daros todos los regalos del Cielo, Soy Yo vuestro Dios el que ahora os da Vida y os la dará eternamente…

El compromiso es Conmigo, NO con el Mundo.

Gozad, os pido nuevamente. GOZAD, éste Tiempo. Así como lo gozaron todos aquellos que sintieron en su corazón por Obra del Espíritu Santo, Quién Es el que Venía en el Vientre de Su Madre: la Siempre Virgen María.

“HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR…. HÁGASE EN MÍ, SEGÚN TU PALABRA”…

Agradeced a Mi Madre Su Donación, Sus Dolores por vosotros. Dejad que Ella os lleve hasta ese Rinconcito.

Un Rinconcito de la Tierra que fue el Trono de vuestro Dios. Id hacia ese lugar con vuestro corazón. Acompañad a Mi Madre, a Mi padre José…

Acompañadlos en esa adoración de corazón ante su Dios. GOZAD, gozad y ayudad a vuestros hermanos a entender esta Belleza Celestial.

Quedo con vosotros Mis pequeños, quedo con el Mundo, quedo con todos aquellos que han abierto el corazón a su Dios.Hijitos Míos, se os dice en las Escrituras “ProbadMe, probad a vuestro Dios, probad qué Bueno es vuestro Dios”.

Yo os digo: “DejadMe obrar en vuestra vida” A eso se refieren las Escrituras. DejadMe a Mí, ProbadMe a Mí, que Yo maneje vuestra vida, que se haga Mi Voluntad en vuestra vida.

DejadMe a Mí vuestro Dios, todo Bondad, todo Misericordia, todo Vida; que Yo pueda entrar en vuestra vida y os pueda llevar por esos caminos por los que llevo a aquellos que Me son fieles, obedientes, humildes, pequeñitos, confiados.

DejadMe a Mí vuestro Dios, que Yo os lleve por esos caminos en los cuales obtendréis grandes regalos espirituales, con los cueles gozaréis vuestra estancia en la Tierra; en donde se manifestará Mi Triunfo sobre aquellos que han aceptado Mi Vida y Mis Enseñanzas.DejadMe a Mí vuestro Jesús vuestro Dios, que vosotros seáis Mi Trofeo por las obras que Yo pueda hacer a través de vosotros…

Y os pueda presentar posteriormente ante Mi Padre, Gozoso de que Yo a través de vosotros siga obrando en el mundo y trabajando para Él, en vosotros y con vosotros…

Y después de que hayáis cumplido vuestra misión, dejadMe a Mí vuestro Dios, serviros por toda la Eternidad, porque Yo Soy así.

Y os lo dije también: “Que el mayor sirva al menor”  En la Tierra a través de vosotros, serviremos al pequeño, al que NO sabe, al que necesita levantarse…

Y en el Cielo os serviré Yo vuestro Dios, el Grande, el Omnipotente y Eterno.

A llevaros hacia esos horizontes que NI siquiera la mente humana puede imaginar, hacia una Vida Eterna que nunca ha alcanzado ni siquiera a vislumbrar el hombre, porque sus capacidades están bloqueadas por el Pecado.

Muchas cosas grandes tengo Yo para aquellos que se suelten con confianza y con amor. NO TEMÁIS Mis pequeños.  NO temáis de vuestro Dios que Yo NO os voy a quitar, sino al contrario.

OS DARÉ, cuando os deis a Mí.

DadMe vuestra pequeñez para que Yo os pueda engrandecer, dadMe vuestra miseria para que Yo la convierta en Realeza.

Confiad en Mí, Mis pequeños, confiad en Mí… Hijitos Míos, los escribas y fariseos pedían una señal, Me decían  “Danos una señal para creer en Ti”. Su corazón era de piedra, a pesar de que se sabían las Escrituras.

El hombre sigue pidiendo señales para creer. Por la señal creer en Mí, por el Milagro, cuando realmente el Milagro vive en vuestro corazón, os vine a traer el Reino de Mi Padre.

Tenéis el Milagro de la vida, tenéis todos los Milagros de la Naturaleza a vuestro alrededor, tenéis la sonrisa del bebé, tenéis todo Mis pequeños y seguís pidiendo una Señal. La Fe es la señal, pero NO la queréis ver.

El hombre NO ha acrecentado esa Fe en su corazón, NO Me quiere ver en los Acontecimientos que os rodean, el Amor NO puede venir del Maligno.  Todo lo que os rodea, todo lo que se os ha dado, todos los cuidados que se os dan, vienen del Amor de un Padre que os Ama Infinitamente, NO os falta nada.

Si Mi Padre cuida de la Naturaleza, de los animalitos, de las flores, de los Cielos, del mar. Si todo eso camina en orden, en el orden Universal,

¿Todavía pedís una señal para creer?

¿Por qué los astros se mantienen en ese lugar y NO se golpean unos a otros o caen y chocan contra vuestra Tierra? Todos esos son regalos de vuestro Dios…

Y aún así…

¿Pedís una señal?

LA MUJER VESTIDA DE SOL…

Veis señales a vuestro alrededor profetizadas, como la maldad del hombre que os está llevando a la destrucción como al pueblo de Sodoma y Gomorra…

Éstos pueblos que apartaron también el amor de su corazón.

Estáis así ahora Mis pequeños, destruyendo el amor y las bondades que se os dieron en vuestro corazón y pedís una señal.

La Mayor Señal se os dio ya hace más de dos mil años en ese Pesebre…  

El Salvador con vosotros y la Humanidad lo sigue negando, a pesar de los Milagros que se hicieron, a pesar de las Enseñanzas que os Dí…

Y sigue pidiendo la Humanidad una señal.

La Señal más grande, la Señal más bella, Tener a vuestro Dios entre vosotros y el hombre la Despreció y el hombre la sigue Despreciando.

Mis pequeños NO busquéis señales, NO os distraigáis en las cosas que tienen que pasar. Tomad para vuestro corazón la señal que ya se os dio y esa señal os abrirá todos los caminos, será Luz en vuestra vida:

Vuestro Dios con vosotros, la Señal de la Salvación del hombre, ésa es la que debéis apreciar, gozar y agradecer.  Sí hijitos Míos, la  Cruz es la que os salvará. Sí Mis pequeños, Yo mismo vuestro Dios, vuestro Hermano Jesucristo, Hijo del Dios Verdadero, también tomé Mi Cruz.

Me hice pequeñito, Me hice como vosotros. SACRIFIQUÉ Mi condición Divina para hacerMe como vosotros, Mi Cruz fue la aceptación de la Voluntad de Mi Padre.

Pero Mis pequeños, cuando se habla de Cruz inmediatamente creéis hablar de muerte y NO es así Mis pequeños, la Cruz es Vida.

La Cruz que Yo vine a destruir os dio Vida. La Cruz en ése tiempo significaba para los romanos, para ésta gente, destrucción de la maldad, destrucción de los criminales, destrucción de todos aquéllos que provocaban más maldad entre sus hermanos.  La Cruz que Yo tomaba significaba destrucción de la muerte a donde os lleva el pecado, a donde os lleva Satanás…

Y al destruir ésa muerte espiritual, Yo os estaba dando Vida y ahí es a donde os quiero llevar, Mis pequeños.

Que la muerte, la cruz que vosotros lleváis por el Pecado Original; ésa muerte del alma, se debe destruir en vosotros con la virtud y el amor.

Quiero que os fijéis en Mi Cruz, en Mi Sacrificio, en el Amor que Yo puse para traeros Vida. Que la toméis, la sirváis y así alcancéis ésa Vida que Yo os vine a dar al abriros nuevamente las Puertas del Paraíso.Así que Mis pequeños, NO veáis muerte donde NO la hay. Mi Cruz es Cruz de Vida. Es la misma Cruz que debéis llevar vosotros: ir destruyendo todo aquello que pueda apartaros de Mí, que pueda apartaros de la virtud y del amor.

Y toméis ésa vida de perfección enseñando a vuestros hermanos lo que Yo os dejé en predicación.

Vida, toda Mi Vida sobre la Tierra, fue para traer a vosotros ésa vida de Cielo, el Amor que se vive en el Cielo, la fraternidad entre los hombres.

No sufráis Mis pequeños, al contrario, Unios Conmigo y así juntos gozaremos de la Cruz que os va a santificar.

La  falsedad cubre al Mundo, hay falsedad en los corazones, hay falsedad en las obras, hay falsedad en lo que se enseña, hay falsedad por doquier Mis pequeños, el Demonio os cubre de falsedad.

Antes de que Yo viniera a la Tierra, una gran falsedad omnibulaba la mente de todos los hombres. Ahora estáis viviendo ésa falsedad por conveniencia, porque Yo os vine a traer la Luz.

Me costó traeros ésa Luz Mis pequeños, mucho Sacrificio de parte Mía, de vuestro Dios. Han sido poco más de dos mil años de predicación para que ésta Luz de Sabiduría se os diera a todo el género humano y seguís prefiriendo la falsedad.

Habláis con falsedad ante vuestros hermanos, habláis con falsedad para aprovecharos de los bienes de vuestros hermanos. Actuáis con falsedad para dar una cara, cuando realmente tenéis otra y NO os dais cuenta de que Yo conozco la otra.  Creéis vivir de acuerdo a una verdad falsa que os habéis creado; pero tarde o temprano ésa falsa verdad que seguís, os lleva al Abismo.

Vosotros mismos vais cerrando puertas por vivir en la Falsedad, cuando la Luz os abre todo; todas las puertas y os sentís libres… Podéis caminar con la frente en alto cuando vivís en la Verdad.

Ciertamente, en éstos tiempos es atacada la virtud, el Amor, la vivencia de los Sacramentos. Mis Verdades, porque el hombre prefiere vivir en ésa falsedad y se siente acusado cuando ve a otros viviendo en la Verdad…

En la Luz y por eso tratan de destruir siempre la Luz, para que NO les  haga ver ante los hombres su falsedad.Mis pequeños Yo os vine a mostrar ésa vida en la Luz y por eso, todos aquellos que Me siguen Sufren y Mueren a manos de aquellos que prefieren vivir en la falsedad…

Pero sed valientes, porque ésa vivencia en la Luz, os llevará a la Luz Perpetua…

Estaréis Conmigo por los siglos de los siglos. Mientras que aquéllos que han preferido las Tinieblas, la falsedad que ha destilado el veneno de Satanás, los va a llevar a la Condenación Eterna.

Sed Luz para vuestros hermanos Mis pequeños. Cueste lo que os cueste, llevad siempre la Verdad en vuestros labios y en vuestros actos…  Cueste lo que cueste, que se vea que Sois verdaderos Apóstoles de la Verdad y de la Luz…

Que seáis verdaderos apóstoles de Cristo Jesús.

Os amo, Mis pequeños y  NO sufráis. Al contrario, Alegraos cuando se os Persiga por ello, porque a Mi se Me persiguió primero y así estaréis seguros de que estáis actuando en la Verdad.

Al ser perseguidos por vuestros hermanos, ALEGRAOS, que es cuando más cerca estaré Yo de vosotros.  Acudid a Nuestra Fuente de Vida y Amor que os puede proveer de todo lo que podáis necesitar para ése cambio en vuestras vidas y en vuestro corazón.

El Amor todo lo puede, acudid a Él y NO quedaréis defraudados.

Os amo con el Amor que Me concedió Dios Padre y con el Amor que Nos une el Espíritu Santo y os bendigo con el Santo Deseo de que ésta Bendición sea la chispa que encienda vuestra luz interior para producir vuestro verdadero y eterno cambio.

Yo os amo infinitamente y os Bendigo en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

F85 EL CREDO 4


QUE FUE CONCEBIDO POR OBRA Y GRACIA DEL ESPÍRITU SANTO

Hijitos Míos, hoy os quiero hablar sobre lo que Mi Hija muy humildemente aceptó, el ser depositaria de todos Mis Bienes.

Ella NO dudó ni por un momento el contestar el SÍ tan bello y comprometedor, a la pregunta que Mi Arcángel le hacía. Ella sabía la bella misión que Yo le había conferido.

Ella sabía las dificultades que se le presentarían por causa de ésta misión tan loable y aún así aceptó. Ella fue una perfecta depositaria de Mis Bienes y Deseos.

Cada uno de vosotros habéis recibido una misión de mayor o menor grado, pero todos habéis aceptado en el Cielo, el llevarla a cabo para completar la Obra de Redención de Mi Hijo.

A diferencia de Mi Hija, quién estaba totalmente donada a Mí, desde Su más tierna infancia y que Yo lo era todo para Ella.

Vosotros os distraéis tanto durante vuestra vida, que esto hace que vosotros empecéis a realmente, trabajar en vuestra misión a diferentes tiempos de vuestra existencia.

Y todo es debido al grado de entrega que Me tengáis a Mi vuestro Dios, buscándoMe en la Oración y en la vida interior de vuestra alma, ahí en lo profundo de vuestro corazón, donde Yo radico.

Cada uno de vosotros sóis depositarios de Mis Bienes y los debéis hacer fructificar. Mi Hija tuvo al mismísimo Cielo en Su Vientre Virginal, a Mi Hijo Jesucristo…

Pero no limitó Su tarea a sólo la Maternidad Bendita, sino fue después de ella, Apóstol y Misionera, siendo ejemplo fiel del Hijo de Sus Entrañas Virginales.

En Ella tenéis el máximo ejemplo de lo que debéis ser cada uno de vosotros, depositarios de Mis Bienes y administradores de ellos.

La humildad, hijitos Míos, es básica para llevar a cabo vuestra misión terrenal. Os pido que tengáis a Mi Hija Santísima como ejemplo de vida para que logréis llevar a cabo vuestra misión como Yo os la pedí.

Sed sencillos y pequeños para que Yo pueda hacer en vosotros Mi Obra perfecta, como lo logré fácilmente en Mi Hija María.

Pedíd de Ella Su Bendición y Su Guía y Ella os la dará con todo Su Corazón, ya que en Ella se reflejó perfectamente la imagen de Mi Hijo, Su Hijo, vuestro hermano y Redentor.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.Hijitos Míos, hoy os quiero recordar que Su Creación fue de una hechura muy especial, es la Mujer por excelencia en donde Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad, depositamos los dones y virtudes más excelsos y en quién fructificaron al ciento por uno.

Mí Madre como Corredentora, como Madre del Verbo Encarnado, Yo vuestro Dios Jesús, viene a marcar el principio de vuestra redención.

Sin Ella, sin Su Donación total, NO se hubiera podido realizar tal Obra de Amor, como deben ser todas las obras que se ofrecen a Mí Padre, repletas de amor y de total donación.

Así como hubo varios profetas en la antigüedad que profetizaron Mí Venida, también algunos profetizaron sobre la tarea que iba a llevar Mí Madre.

Trabajar para Dios NO es tarea fácil, porque al hacerlo, el mundo se vuelca en forma cruel sobre los que Me pertenecen, por los que pertenecen a Mí Padre.

Así la tarea que tuve Yo, la conocéis la cuál termina humanamente con Mí Muerte en la Cruz, pero en forma Divina es de ahí que empieza su fuerza.

Mí Madre padeció y sufrió lo que Yo sufrí y permanece en la Tierra un tiempo más para ser apoyo a Mis Apóstoles y Discípulos, actuando como Madre, Maestra y Guía de todos ellos y de todos los futuros hijos que Yo le dí en maternidad desde Mí Cruz.

Profetas hubieron en la antigüedad, profetas ahora los hay y profetas los habrá en lo futuro, pero éste tiempo, el Tiempo de Cambio, está marcado para que tengáis a la Gran Profetiza, Mi Madre Santísima.Estos son los tiempos que Se le dieron para que se lleve a cabo la lucha fuerte de Sus hijos –vosotros, todos los que seguís Mis Leyes y Mí Amor–, contra los hijos de las Tinieblas. Estos son los tiempos en los que el Maligno tratará de cubrir al Mundo entero.

Este es el tiempo profetizado desde antiguo en donde se va a dar la Gran Lucha entre la Mujer y la Serpiente.

Conocéis de sobra todos los lugares en donde Mí Madre Santísima se está apareciendo y llevando Mí Mensaje de Salvación.

Conocéis de sobra a través de Ella, lo que Yo deseo para todos vosotros. Conocéis de sobra Mis necesidades que os conciernen a cada uno de vosotros, pero NO estáis haciendo mucho de vuestra parte.El Mal sigue avanzando, la Fé se va diluyendo y se va perdiendo de los corazones, la bondad se vé como bicho raro y se le ataca, porque ya son pocos los que se comportan como es debido.

La lucha por el poder mundial cada vez se hará más patente. Los gobiernos toman el poder para sí mismos.

Los pueblos son apaleados cada vez con mayor fuerza. Ya no se reza ya no se ora, ya no se pide misericordia.

La ley del más fuerte es la que predomina. El “débil” el humilde, el que ama, es atacado y eliminado. Ya no es el tiempo de cultivar las virtudes.Ahora el poder, la carne, las posesiones materiales y humanas son las que dan el valor al hombre. Ahora es el hombre por el hombre, ya no es e hombre por su Dios.

La vida se vuelve más obscura para muchos, porque bastantes de Mis guías en el sacerdocio a los que acudís, ya han perdido ellos mismos “la brújula” y así, NI ellos mismos se saben orientar ni saben orientar a los fieles.

Mis buenos sacerdotes son atacados, son tachados de anticuados y retrógradas. Nuevas ideologías han alterado y manchado a Mis Enseñanzas y a Mí Palabra.

Mí Vida Pública, Mí Muerte, Mí Resurrección han sido inútiles para muchas almas.Ahora, los más grandes errores provienen NO de Mis enemigos, sino de los que eran Mis amigos, Mis sacerdotes y los guías de Mí Iglesia.

Ponen en entredicho Mí Divinidad aunada a Mí Humanidad. Se duda de Mí Presencia Real en la Eucaristía. Se niegan las verdades fundamentales de Mis Enseñanzas y de Mí Iglesia.

El Humo del Infierno se ha introducido a Mí Iglesia y eso ha provocado que Mis mismos sacerdotes no tengan acuerdos comunes, cada quién creé en lo que quiere y así lo enseñan.

La mentira, la falsedad, la traición, entre Mis hijos sacerdotes, se está dando cada vez más fuerte y vosotros, los que os decís seguidores de Mí Iglesia, en vez de orar por ellos para que Mí Santo Espíritu los una en un solo creer y en un solo amor,Os la pasáis destruyéndolos más con la crítica y el rechazo a su persona. Ya tampoco hay amor y comprensión en vuestro corazón.

El Mal va ganando terreno y se burla de todos vosotros ante Mí. Su mayor triunfo y que es acto de Fé, es el de haber logrado hacer creer que él no existe y ha hecho que el hombre crea que todo lo malo que sucede en el Mundo

o son puros problemas psicológicos, cuando afecta al hombre. O son causas “normales” climáticas, cuando se desbordan ríos, cuando los huracanes destrozan pueblos enteros cuando las enfermedades se vuelven epidemias incontrolables, etc.

Ya todo lo explicáis como si fuera obra de la casualidad o a fenómenos naturales, pero sabed y os lo repito nuevamente, el Maligno os ha querido destruir desde el Principio de los Tiempos, porque sóis Mis hijos,…él es el culpable de la gran mayoría de los desastres “naturales” y de los morales que ahora tenéis y por NO saberlo, le quitáis toda responsabilidad. Vuestra ceguera por falta de Fé y por falta de valores os está llevando a vuestra propia destrucción.

Si no aceptáis que tenéis un Enemigo muy poderoso, si no lo atacáis con las Enseñanzas que os dí, y si en vez de ello, lo alimentáis viviendo los errores que os ha manifestado, le estáis dando fuerza a vuestro Enemigo, a vuestro Destructor.

El maligno os persigue y os quiere eliminar, pero vosotros no queréis hacer nada para evitarlo, ¡le estáis dando fuerza descomunal!

Mí Madre en Sus apariciones os está recordando Mis Enseñanzas, Mí Vida, Mis Virtudes, Mí Amor, pero se os hacen ya palabras necias y repetitivas y por ello les dáis la espalda.Aprovechando esto el Maligno, os vuelve a presentar el fruto prohibido, el Pecado en todas sus formas, muy agradable al paladar y caéis nuevamente.

Esta es la época de la gran caída del hombre y cuando os déis cuenta de ello, cuando el Maligno os esté azotando, como esclavos que seréis del Mal que le aceptasteis, entonces recordaréis todo lo que Yo hice por vosotros para evitároslo y todo lo que Mí Madre hizo para recordároslo.

Ya os he dicho que el Triunfo será para todos aquellos que se mantuvieron fieles y firmes en la Prueba y para los que supieron perseverar, a pesar de las persecuciones y de los ataques.

El que NO lucha NO puede vencer.Nosotros os estamos dando las armas espirituales poderosísimas por cierto, para que podáis vencerlo fácilmente, si las tomáis y las seguís.

Pero si dudáis de ellas y NO os protegéis, el Maligno os hará sucumbir.Mis hijitos, Mis pequeños, se os está tratando de ayudar para que no la paséis tan mal en la misión que os tocó a cada uno y en éstos tiempos tan determinantes para la Humanidad entera, pero si NO lo queréis entender, sufriréis dolores indecibles.

El Bien, el Poder y el Amor de vuestro Dios están de vuestra parte, NO seáis necios y entended antes de que sea demasiado tarde.

Yo os bendigo en Nombre de Mí Padre, en Mí Santo Nombre y en Nombre del Amor de Mí Santo Espíritu. Mi Madre os guía y os protege, escuchádle!

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, Madre del Verbo Encarnado, Madre del Amor. Hoy quiero que reflexionéis sobre Mi Vida, vida de dolor, pero también de gozo y que de ella toméis ejemplo para que os podáis proteger de las insidias del Maligno.

Yo, Madre vuestra, al haber sido la Madre de Dios Encarnado, podríais pensar que Mi Vida fué muy cómoda, que fuí consentida por Dios Padre, que no sufrí nada por haber llevado una misión tan sublime.

No, Mis pequeños, se podría decir que fui la Mujer del Amor y la Mujer del dolor.Desde muy pequeña, a la edad de tres años, fuí apartada de Mis padres, San Joaquín y Santa Ana, para ser entregada al Templo y así ser preparada para servir toda Mi Vida a Dios, nuestro Creador.

Vosotros os podéis imaginar Mi dolor por la separación de Mis padres terrenos, a esa edad en donde todavía se necesitan las caricias, los besos, los apapachos de alguien que nos ama.

Prescindí de ello para entregarMe de lleno a las delicias de Mi Padre, delicias que no se pueden tener de alguien de la Tierra.

Fuí creciendo y tuve el segundo gran dolor, otra separación. Se Me ordenó dejar el Templo, ¡Dejar de servir a Mi Dios en Su Casa! Para contraer nupcias con el señor San José.

Sí, era un hombre justo y muy bueno, pero nunca como Mi Señor y por Obediencia acepté ésta segunda separación.

Poco tiempo después tengo un gozo tremendo, infinito, divino: Mi Inmaculada Concepción.

Sí, fué un momento exquisito para Mi Alma donada a Mi Señor, se Me indicó la magnitud de Mi tarea…Pero también se Me indicaron los múltiples sufrimientos que seguirían, los cuáles NO se hicieron esperar…

Y el primero fue cuando Mi futuro esposo San José Me vió encinta del Salvador del Universo. Nuevamente Me ví despojada, en su mente Me vió falla en Mis Virtudes, especialmente de la Pureza…

Callé, pero el Ángel del Señor vino a reivindicar Mis Virtudes ante Mi esposo terreno.

Yo deseaba un lugar preciosísimo para que naciera Mi Bebé, Mi Dios, Mi Señor. Pero nuevamente Me veo despojada, ahora de la comodidad de las cosas de la Tierra…

Y prácticamente mendigando, encontramos un lugar indigno para que el Dueño del Universo naciera, ¡Cuánto dolor y a la vez, cuánto gozo!

Poco tiempo después de Su Nacimiento el Ángel del Señor Nos ordena abandonar Nuestro Hogar porque Herodes quería matar a Mi Hijo.

Vuelvo a ser despojada y ahora de lo poquito que tenía, Mi pobre casita de Nazareth.Y nos tuvimos que ir a un país extraño hasta que el tirano muriera.

Va creciendo Mi Hijo y unos años después vuelvo a ser otra vez despojada y es ahora de Mi esposo San José, nuevamente un gran dolor.

Mi Hijo Jesús mantiene Nuestro Hogar y paso momentos de Cielo a Su lado hasta que llega a Su Plenitud y empieza Su Misión Pública en donde cada vez lo voy perdiendo más y más.

El, al llevar la Palabra del Padre, tenía que recorrer gran cantidad de pueblos y Yo ya sólo lo veía de vez en vez hasta que decido acompañarlo, junto con las discípulas, a muchos lugares de predicación.Lo vela más que antes, pero aun así la separación era cada vez mayor. El Mundo ganaba a su Dios y Yo iba perdiendo a Mi Hijo. Fue un despojo paulatino y muy doloroso, porque sabía en qué iba a terminar todo.

Llega el tiempo de la Traición y de Su Muerte. Las que son madres y han perdido a un hijo podrán entender aunque sea un poquito, Mi Gran Dolor.

Sí, resucita y viene a Mí y está un tiempo más acompañándoMe aquí en la Tierra, pero luego viene Su Ascensión Divina…

Y prácticamente Me quedo sola, despojada de Su Presencia Humana, porque la Divina nunca se separó de Mi Corazón. Este último despojo duró varios años hasta que fuí llamada por Mi Dios a unirMe en cuerpo y alma a Mi Hijo en el Reino de los Cielos.

Con todo esto os quiero hacer notar que la vida de aquél que se da a  Nuestro Dios, lleva una vida de Dolor, de Despojo a todo lo que sea de la Tierra, a todo aquello que lo pueda a uno apartar del Bien Eterno.

Sí, ciertamente se vive el dolor y la pena, pero eso es recompensado en momentos de la Tierra, con innumerables “besitos divinos”, que son momentos que tiene el alma de éxtasis…

Y de regalos divinos palpables durante su misión terrena y culminan con el Gran Gozo al final de sus días en el reino de Nuestro Padre Dios.Sí, se llega a sufrir mucho cuando uno se da en pertenencia a su Dios, pero los momentos de gozo que se ganan por ello, lo mantienen a uno lleno de felicidad y de deseo de seguir sirviendo a Aquél por quién vivimos.

El Maligno no es quien nos despoja de las cosas del mundo al contrario, él es quien las provee, porque con ellas os quiere hacer presas para la perdición eterna.

Es nuestro Dios quien os está cuidando constantemente de que NO os arraiguéis a las cosas del mundo, de forma que así pudiérais perder el Reino de los Cielos.

Pocos de vosotros entendéis bien esto. Las riquezas exageradas, los bienes superfluos, la vida desenfrenada, sólo os llevan a la separación con vuestro Dios y os están abriendo camino a la perdición.  Si en algún momento de vuestra vida sois despojados de algo o de alguien, NO es por maldad ni por causaros daño, ¡Es para salvaros!

Las muchas riquezas, el mucho desvío de lo divino, lleva a la pérdida de lo espiritual, por eso muy claramente es lo dijo Mi Hijo Jesucristo: “No se puede servir a dos amos, o a Dios o al dinero”.

Ellos son diametralmente opuestos, no se puede vivir en los grandes lujos y tener el corazón lleno de amor por los necesitados.

Como regla general, en donde sí hay excepciones, los que viven en grandes lujos no llegan a darse cuenta de las necesidades reales de sus hermanos pobres o simplemente NO las creen o NO les interesan.Por ello, el dinero en exceso y la caridad van muy separadas una de la otra.

Nuevamente os repito, si os véis despojados de algo o de alguien, primeramente, antes de maldecir, haced un balance de vuestra vida ante vuestro Dios.

Ved en vuestro interior qué lugar ha ocupado vuestro Dios en los últimos años y ved qué bienes espirituales habéis adquirido a través de los bienes materiales que atesorasteis.

Poned sinceramente vuestra vida espiritual en la balanza y juzgad vuestro comportamiento con vuestro Dios y con vuestros hermanos y así, si actuáis humildemente, Mi Esposo, el Santo Espíritu os hará reflexionar y AGRADECER el despojo que recibisteis.Atended más a vuestro interior para que podáis entender más a vuestro Dios. Él os cambiará lo mundano por lo divino y así vuestro gozo será mayor.

Ahora os voy a hablar de la alegría del momento de la Anunciación, Mis pequeños. Ciertamente fui preparada por la Santísima Trinidad para ser la Madre del Salvador, ciertamente se Me dio una Creación especial, Inmaculada, Santa, Bellísima en cuerpo y alma.

Ciertamente fui creada para ser el medio por el cual, Mi Hijo, el Salvador, vendría al Mundo. Mi Ser, desde Mi Nacimiento, estaba lleno de Mi Señor. Tantas bellezas, tantas Virtudes, la Llena de Gracia.

Mis pequeños, ¡cuánto se derramó Mi Señor en Mí!, ¡Cuánto Amor! Y tenía que ser Perfecta por Su Gracia, porque, de Mí, tenía que nacer el Perfecto, el Santo de los Santos.Yo, Su Sierva y ahora, Su Madre, Le iba a alimentar, iba a vivir en Mí.

Una madre da vida al hijo de sus entrañas, pero aquí, era Mi Dios, Mi Creador, el que, al Vivir en Mí, Me daba Vida, Me daba Gozo, un Gozo incomparable, bellísimo, Santísimo.

Yo Le alimentaba en Su Cuerpo, Él Me alimentaba en Mi Alma, era un éxtasis amoroso, Mi Dios en Mí, Mi Señor, Mi Creador y ahora, el Salvador.

La Promesa del Padre realizándose en Mí, Su Sierva, Su Esclava. ¡Cuánto Amor derramó en Mí, Mi Señor y Mi Dios! ¡Pero qué regalo tan grande!, de ser quien Le cuidara, Le alimentara, Le enseñara a ser un Pequeño Niño en el Mundo…

Y ayudarLe a crecer en humildad, para presentarse después ante los hombres como un Dios-Hombre.Mis pequeños, ésta vida que Me regaló Nuestro Dios, éste éxtasis de Amor, es un regalo inmenso, no hay nada comparable, escoger a ésta Su Sierva, para llevar en Su Vientre al Dios Hecho Hombre.

¡Cuánto aprendí de Él! ¡Cuánto gocé de Él! ¡Cuánta Vida Me dio! Os quiero compartir éste gozo, Mis pequeños y os quiero preparar también, para que vosotros abráis vuestro corazón, para que Mi Hijo, vuestro Dios y Salvador también pueda Vivir en vosotros.

PedídMelo, Mis pequeños, para que Yo os prepare, para que en éste Aniversario de Su Nacimiento, pueda nacer en vosotros y gocéis los éxtasis de Amor, que Yo, vuestra Madre, Maestra y Guía, tuve y sigo recordando con tanto Amor.

Estas delicadezas de Nuestro Dios, son tan grandes, tan delicadas, que uno pasa toda la eternidad agradeciendo a Nuestro Dios y Creador por Sus Bendiciones.DejadMe pues, Mis pequeños, que os prepare, para que vosotros, siendo Mis hijos, podáis gozar también las bellezas con las que Nuestro Dios os quiere regalar…

Y así empecéis a gozar el Cielo en la Tierra, como Yo lo gocé y lo gozaré en cada uno de vosotros, cuando Mi Hijo se Encarne en vuestro corazón.

Soy vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María, la Madre del Hijo de Dios hecho Hombre para la Redención del género humano.
Hijitos Míos, Soy la Pura, la Santa, la Inmaculada, virtudes con las que Me dotó Nuestro Padre Dios para la misión que debía desempeñar. El Hijo de Dios NO podía descender del Cielo y encarnarse de cualquier mujer, Yo fui preservada del Pecado Original para mantener una situación de pureza, tanto de alma, como de cuerpo… Para que Mi Dios pudiera vivir y desarrollarse sus primeros meses, de un cuerpo y de un alma acorde a Su Categoría de Dios.

Yo fui Tabernáculo purísimo y viviente para albergarlo aquí en la Tierra, Gracia inmensa que recibí de Mi Dios y Señor.
Con ésta introducción os quiero hacer resaltar la importancia que da Nuestro Padre Dios a la Pureza.

Virtud que nuestro Enemigo el Maligno, ataca con toda su furia y procura de ella arrancar, a todo ser que viene a la tierra a servir a Mi Señor.Ya les hemos hablado de ésta virtud tan excelsa, pero ahora quiero profundizar más en ella para poder explicaros la diferencia entre amor y deseo, las cuales van íntimamente ligadas a la Pureza.

El Maligno con sus múltiples engaños, os ha llevado a una situación de error gravísimo, el cuál daña gravemente el Corazón de Mi Dios. Os ha hecho creer que vuestro cuerpo -vuestra belleza exterior-, es lo que cuenta

Y de ahí que os lleva a malgastar vuestro tiempo, el tiempo de Dios, tanto en el tomar demasiados cuidados para mantener bello vuestro exterior…

Como en el hacer mal uso de vuestro cuerpo impidiéndoLe llevar a cabo la Obra de Procreación que Él os ha pedido, para poder seguir mandando almas a la Tierra para que con Su Amor en vosotros, podáis vencer a las fuerzas del Mal.

ALMA DE NIÑA, CORAZÓN DE FUEGO…

Mi Maternidad fue un acto amorosísimo de Nuestro Dios para con todos vosotros. Fui el instrumento sencillo para que con él hiciera grandes obras. ¡Mi Dios tomando a Su pequeña esclava para la Redención del Género Humano!

¡Cuánta dicha, cuánto Amor! La Inmensidad de Nuestro Dios haciéndose pequeñito para entrar en Mi Vientre Virginal y así comenzar Su Vida de Amor en la Tierra.

Misterio insondable del Amor de Nuestro Padre. Derramamiento excelso de Amor para con todos vosotros.

En todos y en cada uno de vosotros pensó vuestro Dios, vuestro Creador, al enviar a Su Unico Hijo a la Tierra para la Redención. A cada uno de vosotros vio, amó y deseó su salvación con el envío de Su Hijo Jesucristo a la Tierra.Cada uno de vosotros ha sido formado, ha sido tomado a Su Servicio, ha sido guiado para ser corredentor junto con Su Hijo Jesucristo. Cada uno de vosotros vale muchísimo.

Dios mismo ha puesto toda Su atención y Su Amor al crearos, al daros el don de la vida, al confiaros una misión de amor para la salvación de todas las almas, pasadas presentes y futuras. Cada uno de vosotros ha sido llamado y preparado para ser presencia de Mi Hijo en la Tierra.

¡Meditad éste honor tan grande, cada uno de vosotros ser presencia viva de Dios en la Tierra! Tenéis todo para ello. Tenéis un alma que es la misma esencia y vida de Dios. Tenéis el donde la vida como lo tuvo Mi Hijo Jesucristo.

Tenéis Sus Enseñanzas de Vida, las cuáles al tomarlas, al vivirlas y al transmitirlas, estaréis prolongando la Vida de Mi Hijo sobre la Tierra.  Hijitos Míos, daos cuenta de la misión tan sublime que tenéis sobre la Tierra, ¡La de ser otros Cristos! Ser vida, al ser salvación de almas y cuerpos para con vuestros hermanos. Todos vosotros bajasteis para ello.

En todos vosotros ha puesto Su Confianza vuestro Padre y Yo vuestra Madre Santísima, se Me ha dado la Gracia de teneros como Mis hijos…

Y al ser Madre, Soy Guía, Maestra, Protectora e Intercesora, para obteneros de vuestro Padre Celestial, todo lo que necesitáis y necesitaréis, de acuerdo a vuestra misión y a vuestra donación.

Si os donáis a la perfección, vuestro Padre podrá hacer con vosotros lo que Conmigo hizo, grandes obras.

¡NO ENTIERRES TUS TALENTOS!

Pero cuánta infidelidad existe ahora para con vuestro Dios, cuánto rechazo al abandono a Su Voluntad, cuándo olvido para realizar vuestra misión, cuánta falta de agradecimiento a tantos dones recibidos a vosotros mismos y para vuestra familia.

Hijitos Míos ya se os ha dicho antes, valéis muchísimo para vuestro Dios y le habéis costado mucho Dolor, Lágrimas, Sacrificios, Blasfemias, Traiciones, en la Vida de Mi Hijo Jesucristo.

El se dio por cada uno de vosotros para libraros de las garras del Mal. Ha invertido muchísimo en cada uno de vosotros porque os ama y lo seguirá haciendo porque os quiere regalar Su Reino por toda la Eternidad.

El Mal conoce vuestra valía y os ataca tanto porque os Envidia, porque él negó y atacó a la Gracia de Dios y como nunca la va a poder recuperar, NO desea que vosotros la ganéis…Y así os ha atacado desde vuestros Primeros Padres y lo seguirá haciendo hasta el Final, porque estaréis tomando el lugar celestial que él y sus ángeles malos despreciaron.

Hijitos Míos, daos ya perfecta cuenta de lo que valéis espiritualmente y NO os dejéis confundir con las asechanzas del Mal, en las que él os hace fincar vuestras esperanzas e ideales en vuestra apariencia exterior y en la materialidad de la Tierra.

¿Cuántas veces NO habéis constatado y vivido éste hecho? Hermanos vuestros actuales y pasados de apariencia hermosa, que al paso de su vida pierden ésa hermosura…

¿En dónde quedó su valor exterior? ¿Para qué les sirvió ésa hermosura exterior?Bien sabéis cómo muchos de ellos le han sacado un provecho material y pecaminoso a su exterior, llevando a la perdición eterna a la verdadera hermosura de su alma, esencia divina de vuestro Dios y Creador.

Desperdiciáis mucho tiempo en adornar y consentir a la envoltura que cubre a vuestra alma…

Olvidándoos de cuidad, alimentar, hacer trabajar los dones recibidos en vuestra alma.

No es vuestra hermosura exterior lo que os va a dar la vida eterna…Y sí os puede servir como lastre para perderla.

¿De qué hubiera servido que Mi Jesús hubiera sido un hombre hermosísimo y que hubiera venido a la Tierra a que fuera admirado por Su belleza exterior?

La belleza que El tenía se la daba la belleza de Su Ser Divino interior. Su Santidad excelsa traspasaba Su cuerpo. Su Divinidad era apreciada a pesar de Su cuerpo “normal”.

Conocéis la vida de santos y santas en quienes se traslucía la presencia de Mi Hijo en ellos, habían permitido Su Nacimiento en ellos.

MILAGROS DE SAN ANTONIO DE PADUA

Era Su Vida en ellos y llegaron a ser lo que son, por haberLe permitido a Mi Hijo vivir plenamente en ellos… Y son reconocidos por vosotros en su santidad y en su valía, por sus hechos y NO por su apariencia “hermosa y vanidosa”.

El valor de vosotros está EN vosotros, NO fuera de vosotros. Ya Mi Hijo os lo dijo: “El Reino de Dios-Mi Presencia Viva- está en vosotros”.

Al permitirLe vivir y actuar en vosotros, estaréis haciendo Su Voluntad y así cumpliendo, perfectamente, la misión por la que vinisteis a la Tierra.

Dejaos guiar por Mi Corazón de Madre, Esposa e Hija de Nuestro Dios.  Por Su Gracia…Yo Me dí en totalidad y Le serví con una total entrega de amor. Vuestro Dios NO se merece las sobras de vuestro tiempo.

Tenéis una misión sublime cada uno de vosotros. Por favor hijitos Míos, no desperdiciéis el Tiempo de Dios que os ha encomendado para servirLe.

Retomad vuestro tiempo pasado y desperdiciado y presentadlo a vuestro Padre, uniéndolo al Tiempo que vivió Mi Jesús en la Tierra

Y ASÍ REPARAD el desperdicio que habéis tenido con el tiempo de Dios y Ofrecedlo por la conversión y santificación de todas las almas y de todos los tiempos.De cada segundo de vuestra existencia, de cada segundo que vuestro Padre os concedió por vuestra libre petición para servirLe en la Tierra, se os tomará cuentas…

Pero Su Misericordia es muy grande y en un instante podréis reparar lo que no habéis hecho en años, de la forma como os lo acabo de explicar. Es el tiempo de Dios bien usado el que alcanza la salvación de las almas.

Orad, hijitos Míos, orad mucho y entregaos perfectamente a vuestro Padre, quién os ama con un amor tan grande que no podéis ni imaginar y por ello os da tantas oportunidades para vuestra salvación.

Reflexionad en éste tiempo de Gracia, por todos sus Favores concedidos y AgradecédLe de corazón todo lo que os ha concedido…  Y también pedídLe de corazón, Perdón por todo el tiempo desperdiciado y las faltas cometidas a Su Amor Infinito y Misericordioso.

Venid hijitos Míos, acercaos al pesebre y adorad a Mi Pequeñito, a vuestro Dios hecho Hombre y agradecédLe Su Presencia entre vosotros, que se dio y se quedó para vuestro cuidado; para vuestro crecimiento y para salvación de cada uno de vosotros.

Que el Amor Infinito del Padre, de Mi Hijo y del Espíritu Santo quede con cada uno de vosotros y Mi Amor de Madre os proteja y Me permita llevaros de regreso a la Casa Celestial.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, de Mi Hijo Jesucristo, de Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre de Madre vuestra y de todo el género humano.  http://diospadresemanifiesta.com/

F84 EL CREDO 3


CREO EN JESUCRISTO, SU ÚNICO HIJO, NUESTRO SEÑOR

Hijitos Míos, que el deseo de servirMe venga desde lo más profundo de vuestro corazón. Me duele tanto ver entre los que se dicen Cristianos, hablar con el “tengo que…”, cuando realmente es el amor el que debe mover al corazón, es el amor el que os debe traer hacia Mí.

Es el amor el que os debe unir perfectamente a Mí, NO es obligación Mis pequeños, entendedlo, Yo NO obligo a las almas a que Me amen, Yo Me derramo en Amor y el Amor al recibirse, va a producir agradecimiento y ése Amor y ése agradecimiento es lo que os va a atraer a Mí.

Tratad de servirMe en el amor, porque el amor es lo que va a hacer el cambio mundial, es lo que va a hacer el Cambio Universal. Os he dicho que Mi Amor transformará todo, pero es el amor deseado, no es el amor obligado.

Vosotros no podéis hacer que vuestros hijos pequeñitos os amen por obligación, el amor se va ganando poco a poco a través de vuestros actos, a través de vuestra donación, a través de vuestro sacrificio, a través de negaros a vosotros mismos, negar vuestra vida para dar una nueva vida en crecimiento.
DadMe pues vuestra vida, así como Yo Me he dado por vosotros, hagamos hijitos Míos, una Unidad en el Amor.Cuando venís a Mí con ése agradecimiento de corazón, con ése deseo de uniros en Oración Conmigo, con ése deseo de buscarMe, de venir a escucharMe, de venir a crecer, de venir a acompañarMe, de venir a compartir vuestros deseos, necesidades o simplemente platicar Conmigo de vuestra vida, Me hace tan Feliz Mis pequeños.

Porque con ello Me estáis dando vuestra confianza y eso para Mí es muy grande. Si vosotros como humanos apreciáis esto, apreciáis que un prójimo, un hermano, se acerque a vosotros y os pregunte cómo estáis; con eso ya vuestro día cambia totalmente porque sabéis que le importáis a alguien, vuestra vida le importa a alguna persona, a vuestro prójimo.

Imagináos a Mí vuestro Dios, el que Soy todo sensible, el que Soy todo amoroso… Cuando una almita Me dice un: “buenos días, cómo estás Padre, te ofrezco mi día, ven y acompáñame, te ofrezco mis alimentos, te ofrezco mi trabajo, ven, vayamos a hacer un bien”.

Cuando Me tomáis en cuenta Mis pequeños, todo es diferente; se Bendice vuestro trabajo, se Bendice vuestra vida. Grandes Bendiciones recibís sin daros cuenta, porque Mi Amor se derrama, se derrama inconmensurablemente sobre aquéllos que Me buscan, Me aman.NO Me separéis de vuestra vida, porque Yo nunca Me separo de vosotros, Mis pequeños. DadMe vuestro pequeño amor para que Yo derrame Mi Amor Infinito sobre vosotros y sobre los vuestros.

Os he dado a Mi Hijo, que es el Amor Infinito, lo tuvisteis entre vosotros en alguna época y ahora lo tenéis a diario en los Sacramentos. Todos los Sacramentos son Vida, pero especialmente la Sagrada Eucaristía, donde podéis tener un contacto total Conmigo, con vuestro Dios en Mi Hijo.

Son regalos que NO os ponéis a meditar en su grandiosidad. Agradecedlos, agradecedlos de corazón, porque a través de ellos obtenéis Vida.

Amaos los unos a los otros como Yo os amo, Mis pequeños, amaos de corazón y NO por obligación.

Tenéis toda una historia en la cual podéis aprender de lo mismo que estáis padeciendo y que NO habéis logrado superar. Se sigue escuchando que la Religión es solamente para aquella gente que NO se ha superado, que NO es moderna,

Que debe de vivir lo que se vive en la actualidad, que la Religión es para las solteronas, para las viejitas, para los niños, pero no para la gente que es productiva para el mundo, SÍ, para el mundo. No habéis superado esto, Mis pequeños.

Así como el hombre necesita alimento para que su cuerpo viva, NO entendéis que necesitáis Alimento para que vuestra alma viva. El hombre quiere mantenerse todavía fuera de Mis Leyes, quiere mantenerse fuera de Mi Directriz.

Os di unos Mandamientos, como os he dicho: Mandamientos de Vida y NO Mandamientos para coartar vuestra libertad. Aquél que realmente vive bajo Mi Ley, que vive bajo Mi Amor; los Mandamientos, Mi Leyes son para ellos ejemplo a seguir, son luces que van dándose en su vida para entender en qué se está fallando y para reparar el camino.

Cuando el Amor es Pleno, NO son necesarios los Mandamientos… Porque los cumplimos sin darnos cuenta porque amamos…

Vosotros sois muy débiles espiritualmente hablando, necesitáis que se os recuerde continuamente en los errores en los que caéis. Yo Soy vuestro Padre y un padre tiene la obligación de avisarle al hijo en qué está errando…

(En lo humano) Porque el Amor mueve al padre para que el hijo se perfeccione, el padre quiere ver en el hijo lo que él mismo no pudo ser y por eso quiere darse en el hijo todo lo que se pueda, para que el hijo sea grande ante los hombres, sea perfecto, se desarrolle mejor de lo que él mismo fue.

Por eso Mis pequeños, si continuamente os estoy indicando cómo debéis hacer las cosas, entended que es porque os amo y quiero que seáis perfectos, que seáis mejores, que cada generación se vaya superando.

Amaos Mis pequeños y amad todo lo que Yo os doy, porque os quiero, porque os amo, porque quiero que estéis ya íntimamente Conmigo, que entendáis que lo que Yo os doy es para vuestro  bien y el de vuestros hermanos.

NO quiero que viváis ya en la Inmundicia del Mundo, sino que viváis el Nuevo Paraíso, entre vosotros el que Yo os daré, cuando podáis entender la Lección que la historia os ha dado y que NO habéis querido superar.

Entended Mi Amor, Mis pequeños y no os sintáis obligados como os decía, a amarMe. Sentid que Yo como Padre os amo y deseo lo mejor para vosotros pero que tengo que llamarles la atención de vez en cuando porque vais por caminos erróneos, NO quiero vuestra muerte, quiero vuestra Vida…

Yo os di el don de la vida, no quiero que la desperdiciéis, se le da a algunas almas y vosotros sois algunas de ellas. NO desperdiciéis éste gran don que os he concedido, cuidadlo, fortalecedlo, para que Me lo presentéis al final de vuestra misión y os sintáis orgullosos de haberMe servido a Mí, a vuestro Padre y vuestro Dios.

 PedidMe un corazón misericordioso, un corazón que se llene de tanto amor, que os desbordéis del mismo. Un corazón que ame como ama el Mío, que cuando veáis a vuestros hermanos NO incurráis al error de la crítica, sino de la salvación.  

Abraham intercede por Sodoma y Gomorra. Abraham fue obediente, fiel y temeroso de Dios y no le rehusó su hijo Isaac.

Vosotros ya ahora como os he llevado, como os he enseñado, conocéis el secreto de la Oración, EL PODER TAN GRANDE QUE TIENE LA ORACIÓN  y aunado a la Misericordia que os estoy pidiendo que toméis de Mí, que Me pidáis para que Yo derrame en vosotros, podréis salvar a muchas almas…

Y os pondréis en el lugar que quiero que os pongáis como verdaderos Cristos, reparando, uniendo, levantando y todo en el Amor, en el Amor de vuestro Dios.

 Que ya de vosotros no salga ésa crítica, que ya no salga de vuestro corazón maldad, ni malos deseos; sino que todo sea unión, que todo sea reparación, que todo sea intercesión, que podáis traerMe a las almas en vuestro corazón y por el dolor que vosotros sintáis por lo que ellos hacen y provocan en Mi Corazón.

Por ése dolor, vosotros reparéis, intercedáis y aún disculpéis por vuestros hermanos, para que ellos alcancen la Salvación Eterna, NO importa la gravedad de su pecado.

Me he dado por todos vosotros, en Mi Hijo Jesucristo. Me di por completo, di Mi Vida, ¿Acaso vuestra vida vale más que la Mía?

Pero os estoy dando éste regalo grande de ser otros Cristos, para que vayáis por el Mundo levantando almas, que Me veáis a Mí y por el amor que se implante en vuestro corazón, les deis a vuestros hermanos lo que Mi Hijo iba dando a Su paso, Vida en todo momento.

Él intercedía por vosotros y por todos los Tiempos, conociendo vuestro pecado, conociendo vuestra necedad, conociendo vuestra insuficiencia de ése deseo de ser mejores. La mediocridad en la que vivís, Él se daba por vosotros iba reparando todo aquello que dañaba a Mi Corazón fuertemente.

Es vuestro Tiempo, es vuestro momento. Lo que hagáis ahora Mis pequeños, es lo que habréis ganado para toda la Eternidad.  

Meditad esto Mis pequeños, ya es vuestro Tiempo, la Oportunidad que se os dio para bajar redundará en vuestros actos, en lo que hagáis en éste momento por vuestros hermanos, por vuestro Dios, por la salvación de todos ellos.

DadMe el gozo que Mi Hijo Me dio salvando almas, cambiando ésta humanidad, cambiando el error en el que se vive. Levantadles en misericordia, NO por obligación os he dicho. Amadles como Mi Hijo os ama y dad todo vuestro ser por vuestros hermanos, que Yo os recompensaré infinitamente lo que hagáis por ellos.

Recordad, solamente tenéis un tiempo, un momento de toda la Eternidad es para vosotros, Aprovechadlo. Aprovechadlo al máximo para la renovación de lo que está caído y que tarde o temprano se renovará por Mi Gracia y por Mi Amor.

Porque os quiero hacer notar la diferencia entre el crecimiento intelectual y el crecimiento espiritual. En lo intelectual tenéis que estudiar desde pequeñitos poco a poquito, vais subiendo de grados de aprendizaje y hasta que NO llegáis a los últimos grados: maestrías, doctorados.Supuestamente NO dais vuestro máximo en vuestra profesión, sino  hasta que estáis ahí, en el conocimiento que os da el Mundo.

Y así es como servís a vuestros hermanos. Con el conocimiento intelectual obtenéis buenos trabajos, buena remuneración económica y de ahí hacéis una vida agradable según vosotros, en lo económico, en lo social.

Mis pequeños, en lo espiritual es diferente. Si en lo intelectual dais vuestra máximo después de muchos años, en lo espiritual podéis dar lo máximo desde pequeñitos.

¡Cuántos hermanitos vuestros han alcanzado la santidad, precisamente porque desde muy pequeñitos se volvieron instrumentos de Mi Amor!La Gracia espiritual es muy diferente, trabaja diferente en el hombre… Y trabaja cuando el hombre le da libertad de acción a Mi Gracia Infinita, a Mi Sabiduría Infinita, a Mi Poder Infinito.

El niño es más capaz, está mejor preparado para recibirMe, por su inocencia, por su pequeñez, por su donación. El adulto medita las cosas, ve lo que le puede sacar de bueno o le pueda afectar en lo malo para su vida.

El niño se da en totalidad, el hombre prevé y pone límites. Por eso en lo espiritual se os pide ser como niños para que os deis plenamente y Mi Gracia pueda trabajar plenamente en vosotros desde pequeñitos, pero desgraciadamente, es por consejo del adulto que el niño se va cerrando.

Muchas veces el adulto llega a ver grandes cosas espirituales en los niños y viene el regaño, viene la limitación, viene el castigo, para que ése niño deje lo espiritual que se le está dando profusamente.

Vosotros mismos limitáis Mi Gracia, vosotros mismos limitáis vuestro crecimiento mundial, limitando a ésos pequeñitos, a los que NO los dejáis en la libertad de actuar y que realmente Yo Soy el que está actuando a través de ellos.

Pero NO, vuestra soberbia no permite que vosotros sigáis las indicaciones de un niño, porque seguís viendo al niño, seguís viendo su exterior y NO estáis viendo la sabiduría que está saliendo de sus labios, que es Sabiduría Santa, que es Sabiduría Excelsa.

Que es Sabiduría Divina que NO puede haber obtenido ése pequeñito, simplemente por un conocimiento mundano o por una dedicación de estudio.

Sabed entender Mis Planes Mis pequeños, para que NO limitéis lo que Yo os quiero dar y que es para bien de todos vosotros.  Entended que NO es el crecimiento de vuestro cuerpo lo que os va a dar la Sabiduría. Lo que os va a dar la Sabiduría es la libertad que Me deis a Mi vuestro Dios, para que Yo Me derrame sobre vosotros.

Mientras más pequeñitos, mientras más libertad Me deis, más podré actuar en vosotros para vuestros hermanos. Enriqueceréis al mundo entero en vuestra pequeñez.

 Espero que con todo lo que os he enseñado podáis ahora apreciar la Sublimidad de lo que es el Nacimiento de Mi Hijo entre vosotros, ése acto de Amor Infinito de Mí, vuestro Padre y vuestro Dios, para con vosotros.

Así como el hombre se separó de Mí por el Pecado Original y os recuerdo que Yo nunca Me separo del hombre. Con Mi Hijo Yo marcaba el fin de ése Castigo y NO que Yo lo  hubiera causado…

Sino que Yo ponía fin a esa separación del hombre Conmigo, con vuestro Dios. Os daba lo más preciado que Yo tengo: a Mi Hijo y os lo di en totalidad.  Que podáis entender en ésta Natividad, en la  que estáis obteniendo Nueva Vida, que estáis regresando nuevamente al buen camino, que se os están dando todas las capacidades, todas las Bendiciones, todos los dones; para que los toméis para reparar vuestra vida pasada y la de vuestros hermanos y seáis hombres nuevos en el Mundo.

Se os han abierto las compuertas de la Gracia para que la toméis y las podáis repartir con la llegada de Mi Hijo a la Tierra. Tuvisteis un nuevo mundo, tuvisteis el Cielo abierto para que de ahí tomarais lo necesario para crecer y empezar nuevamente vuestra ascensión en Gracia, en plenitud, en santidad hacia Mí, de regreso a la Casa Paterna.

Sois los hijos pródigos que debieron ya haber entendido su error y que ahora debéis llegar arrepentidos de corazón. No deseo palabras Mis pequeños, deseo actos. Actos de reparación, actos de crecimiento, actos de perfección y ésa perfección se logra cuando vosotros mismos aceptáis lo que Mi Hijo os vino a dar, lo ponéis en práctica y lo dais a vuestros hermanos a través de enseñanza de vuestra misma vida…

Y así los empezáis a mover a través del ejemplo y vuestra predicación de palabra y los deseos de vuestro corazón a través de vuestra Oración.  El Nuevo Mundo se dará a través de vuestro cambio personal, NO presionéis a vuestros hermanos al cambio, porque Mi Hijo NO lo hizo así, Él os pidió el cambio personal, la libertad total de elección y es a través de ésa madurez espiritual que ya debisteis haber obtenido, en la cual lograsteis vuestra libertad espiritual…

En la cual empezaréis a mover a las almas hacia ése nuevo cambio. Presionáos a vosotros mismos a ser mejores ante vuestros hermanos, a hacer que el Amor, el Amor Divino que Yo os di sea también Divino para vuestros hermanos,

Que NO son los amoríos mundanos lo que cuentan, ni las cosas del mundo lo que cuenta. Hacedles ver que estáis viviendo en un Universo de Bellezas, un regalo infinito que os quiero dar. Que Yo lo que quiero en vosotros es que alcancéis ésa libertad.

Estáis ahorita en la Tierra como encarcelados, como limitados por vuestro propio pecado. Al momento en que vosotros os liberáis por Mi Gracia, tomando el Amor como vuestra vida, haciendo del Amor toda vuestra vida, ES cuando alcanzáis la libertad y entonces es cuando alcanzáis a gozar de todos los bienes que Yo creé para cada uno de vosotros y así es como voláis al universo entero, al bien que os tengo prometido.  

Agradeced de corazón todo lo que Yo os he dado. Agradeced de corazón Mi Misericordia Infinita a través del Nacimiento de Mi Hijo.

Agradeced de corazón el “Fiat” de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

Agradeced de corazón la donación de vuestros hermanos, que ellos, también con su sufrimiento y donación os han enseñado cómo tomaron ellos la Vida de Mi Hijo en su propia persona y así alcanzaron a ser grandes ante Mis Ojos.

Y agradeced de corazón el Don de la vida que os he dado para servirMe, porque con ello obtendréis un lugar muy preciado en el Reino de los Cielos, si termináis vuestra misión en santidad y después de haber logrado que Mi Divinidad amorosa se haya diseminado a través de vuestro Mundo.Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás…

Y que, por vuestras propias fuerzas, no podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños. Recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero. Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/