Archivos de etiquetas: alegría

EL LLAMADO


¿CÓMO JESÚS ME CONVIRTIÓ EN APÓSTOL? 

Mi madre era muy celosa y exigente en lo que se refería a la educación de ser unas ‘señoritas de excelencia’ y con que no nos relacionáramos con cualquiera.

 Mi padre había sido desheredado cuando se casó con ella y aunque éramos una familia de pobres recursos económicos; la exquisitez de nuestra formación familiar, no le envidiaba nada a la más refinada cultura.

La familia de mi padre en mi natal Michoacán, se remontaba hasta la intervención francesa en nuestro país… Y habían dejado su huella en las raíces de nuestro mestizaje.

La cultura y los genes purépechas que nunca pudo ser dominada por los aztecas, corría por nuestra sangre, al igual que la de los colonizadores españoles y franceses, que llegaron con Maximiliano de Absburgo.

Y en la familia de mi padre, todo esto se refinó y no tenía nada que ver con nuestras estrecheces económicas.

Abba dice que nada sucede por casualidad y nunca como ahora que estoy en la plenitud de mi ancianidad; lo contemplo, al mirar retrospectivamente a los sucesos de mi vida.

Cuando cumplí cinco años de edad, ya sabía leer y escribir y mi padre me regaló una enciclopedia ilustrada que se llamaba “Vidas Ejemplares” y tenía maravillosas ilustraciones con las vidas de los mártires de los primeros siglos.

Con esto mi papá me heredó su gusto por la literatura y la exquisita educación que él a su vez había recibido.

Conforme fui creciendo, no olvido sus palabras: Recuerda siempre que para saber mandar, hay que aprender a obedecer

Estas palabras las recordaría muchas veces, después de mi conversión en la plaza de toros… Y cuando me enamoré perdidamente de Jesús.

Había cumplido 29 años, hacía suplencias de supervisora en la empresa de telecomunicaciones más importante de mi país.

Y había tomado como una rutina agradable, levantarme muy temprano y contemplar el amanecer mientras trotaba alrededor del Estadio Jalisco, con una de mis compañeras de trabajo que vivía en esa colonia…

Ella era una de mis amigas del grupo de Oración, que se había formado entre los que habíamos sido llamados por el Espíritu Santo, en el retiro de Septiembre en la plaza de toros..

Mientras trotábamos alegremente alrededor del estadio, mi compañera Marypaz me dijo:

–    Rosa, el Señor Jesús me está diciendo que vayamos a hablar con el párroco de la Iglesia de San Mateo y le pidamos permiso para hacer un grupo de Oración…

La encomienda no me agradó en absoluto, me hice la sorda y apresuré el paso tratando de alejarme de Paz, lo más lejos que pude.

Pero ella no se dejó y pronto me alcanzó.

Y siguió insistiendo, hasta que no pude eludirla más. Yo no tenía el menor deseo meterme en ningún embrollo eclesíástico, que alterara mi cómoda rutina hogareña y laboral…

Tuve que acceder a lo que Jesús quería y yo me sentía como un pobre venado preso y obligado a hacer lo que no quería… 

Por decirlo de alguna manera, Marypaz me arrastró al cadalso que para mí significaba, la notaría parroquial de San Mateo, para que hablásemos con el sr. Cura.

Yo plantee mis últimas objeciones:

 –    Oye, yo no sé cómo dirigir una Asamblea de Oración, no tengo la menor idea de lo que vamos a hacer, dile a Jesús que yo para eso, no sirvo…

Y Jesús me derribó. 

 –    No te preocupes. El Señor dice, que lo dejes tomarte y Él lo hará por ti…

Y Marypaz entró como una castañuela hasta la oficina del párroco.

Yo hubiese deseado estar en cualquier lugar, menos ahí…

Cuando el sr. Cura finalizó la entrevista diciendo que:

–      “Eso no era posible. A él no le agradaban los carismáticos y tenía demasiadas ocupaciones para complicarse la vida con nosotros…” 

A la que le brincaba el corazón cómo una castañuela era a mí.  

Siempre fui introvertida y no me atraía la idea de involucrarme tanto, en ninguna actividad religiosa fuera de mi parroquia donde tomaría un protagonismo que no me correspomdía…

Dejé de sentirme culpable por no encontrar la forma de disculparme y decir que NO a Jesús, pues el párroco me había salvado de algo que definitivamente no tenía el más mínimo deseo de hacer…

Y le dije a mi amiga:

 –     Ya oíste al padre. Y si él no quiere ¡¿Qué podemos hacer nosotros?!

Me despedí apresuradamente de Marypaz y decidí que me comportaría de la manera más inaccesible, antes de que quisiera embarcarme en otra aventura religiosa que NO estaba dispuesta a hacer.

En 1980 todavía no había teléfonos celulares y cambiando mis turnos, yo pretendí perderme en una empresa que entonces tenía dos mil quinientos empleados, en un edificio de más de seis pisos y donde podía estar cubriendo vacantes en cualquiera de las áreas que tenía la compañía.

Eludí a Marypaz, pero NO A JESÚS.

Pasaron como tres semanas y un día me encontré a mi amiga en la sucursal a donde me habían enviado a cubrir una vacante.

Estaba muy felíz de informarme que el párroco había accedido a dar su permiso. (Nunca me enteré cómo sucedió eso)

Para mi total desconcierto, me informó que en dos semanas más, empezaríamos lo que Jesús deseaba y sus instrucciones fueron muy simples:

Tres días de Ayuno y Oración, Eucaristía diaria y empezaríamos con una hora dividida así: 20 minutos de alabanza, 20 min. de Meditación con la Biblia, una breve explicación que yo haría y 20 min. De intercesión.

El grupo estaríamos en la capilla anexa a la parroquia, con el Santísimo Sacramento Expuesto y eso era todo.

Cuando llegó el día, me sentía más nerviosa que nunca y recordando lo que Jesús había dicho mientras trotábamos, oré durante 15 min antes de empezar y le dije al Señor: 

 –    No tengo ni la menor idea de cómo hacer esto; pero Tú dijiste que te entregara TODO y “Aquí estoy Señor, para hacer tu Voluntad. TÓMAME Y HAZ CONMIGO LO QUE QUIERAS… YO TE AMO Y CONFÍO EN TI…”

Y comenzó la Asamblea.

Éramos cómo treinta personas. Cantamos Alabanzas, invocamos al Espíritu Santo y la Virgencita…

Cuando tocó la Lectura abrí el Evangelio en la parte que nos había sido dada durante una de las Misas en la semana y cuando lo explicó Jesús a través de mí, porque hasta yo estaba asombrada de las palabras que fluían de mis labios; fue conciso, claro y duró como 15 minutos.

Luego hicimos peticiones y le dimos gracias al Santísimo Sacramento, ¡Todo fue tan maravilloso, que hasta a mí me encantó!

Salimos de la Asamblea felices y maravillados…

La siguiente semana fue exactamente la misma rutina. Con la diferencia de que cuando llegamos a la Capilla, ¡Estaba completamente llena!

Había más de cien personas y la asamblea se alargó media hora más; porque comenzaron los testimonios, de lo que Jesús había hecho con las peticiones de la semana anterior.

Toda mi reticencia anterior se convirtió en celo por obedecer mi llamado… Y terminé encontrándole un gozo incomparable a lo que ahora hacía.

Las reuniones semanales se convirtieron en lo más importante de mi vida.

Cuando cumplimos un mes, la mayor parte de la asamblea se reunía en la Iglesia Principal porque ya eran cerca de quinientas personas…

Y le avisamos al Padre que si podía permitirnos reunirnos antes de la Misa de las 20.00 pm, porque ya no cabíamos en la capilla…

Él dijo que sí…

Y el siguiente Martes, yo llegué muy alegre a nuestra cita celestial. Sólo que yo no me esperaba lo que sucedió… 

Cuando me dirigí a nuestros asientos acostumbrados en la zona del altar, estaban tres personas… Y a Maripaz y a mí, el Padre nos dijo que esperásemos; porque este día él iniciaría la asamblea y tenía importantes avisos que comunicar a todos los feligreses… 

Nos quedamos paradas a un lado y el padre nos dio la bienvenida a todos.

Luego dijo:

“Estoy muy contento con el resultado de la Asamblea de Oración y tanto me preocupa esto, que fui personalmente a Casa Cornelio para que ellos se hagan cargo de seguir pastoreando a esta comunidad de nuestro amado San Mateo Apóstol.

A partir de hoy el sr. Fulano y zutano y las señoras, fulana y zutana de harán cargo de esto, esto y esto.

Y a ud. señorita Rosa María, si le interesa seguir asistiendo a esta asamblea, podrá hacerlo cómo cualquier feligrés y si no alcanza lugar en las bancas, como puede verlo ahora; deberá quedarse entre los que están parados junto a las puertas.

PERO NO TIENE AUTORIZACIÓN PARA INTERVENIR DE NINGUNA FORMA EN LA ASAMBLEA, MÁS QUE ORANDO, ¿¡Lo ha entendido!?

Aunque estaba a punto de llorar, mi carácter desafiante me hizo erguirme con dignidad y contesté con la más exquisita cortesía, como mi madre me había enseñado: 

—     “Perfectamente, P. Fulano. Si hay algo que necesite de mí, siempre estoy a sus órdenes.

El sacerdote concluyó:

–   ¡Bién!  A partir de hoy quién presidirá las asambleas será el sr. Fulano de tal.

Y le entregó la asamblea a uno de los hombres que envió Casa Cornelio.

Dada mi desairada posición, tuve que caminar por el largo pasillo central de la Iglesia, con la firmeza de cuando lo recorrí en mi marcha nupcial.

Pero sólo que ahora era al revés y lo hacía sola, porque Marypáz no tuvo el coraje de hacerlo y se retiró por un pasillo lateral.

Mientras sentía un mar de ojos que me miraban tan desconcertados como lo estaba yo, pero que no sentían el terremoto de emociones que me envolvían a mí, llegué hasta la puerta principal y me quedé estóica como una estatua.

Cuando debíamos cantar y orar, el Espíritu Santo me urgió:

“Hazlo en voz alta.”

Canté y oré OBEDECIENDO, aunque me sentía morir y no entendía lo que sucedía. 

Luego Jesús me dijo:

 –     Si YO te pidiera que te necesito aquí, aunque sólo fuera como lo hace la señora encargada de la limpieza, ¿Qué me contestarías?

–      “Aquí estoy Señor, para hacer tu Voluntad.” 

–      Vas a seguir viniendo y te quedarás de pie, aunque haya lugar en las bancas, en este mismo lugar. Orarás según te lo inspire mi Santo Espíritu.

Durante esta experiencia fue que descubrí la Oración, la Profecía tan leve como me fue dada y el Don de Lenguas; como los primeros carismas que me dio el Señor, cuando me evangelicé.

Días después en la oficina, Marypaz se acercó y me dijo: 

–      Rosa, dice Jesús que si vas a seguir enojada con ÉL.

Yo me ruboricé y me costó un poco de trabajo admitirlo…  

Y finalmente dije:

–       Sólo quiero preguntarle una cosa:

Yo no tenía el menor interés en hacer la asamblea. Me resistí lo más que pude para ir a San Mateo y cuando me empezó a gustar todo el asunto…

¡Me corren de la manera más humillante!

 El padre fulanito ¿?, Ni siquiera me avisó lo que iba a hacer, no había necesidad de tanta rudeza, con qué me hubiese dicho que no me quiere ver en su parroquia habría bastado. ¡Yo no necesito que me declaren ‘non grata’, en una iglesia llena!

¡Hice el peor ridículo de mi vida! y…  ¡JESÚS SE QUEDÓ CALLADO! ¿POR QUÉ NO ME DEFENDIÓ?

Marypaz ¡Se rió en mi cara!

Y solo declaró:

 –     ¡Oh!..Oh… Yo le decía que no, porque nunca manifestaste nada… Pero ¡Vaya que SÍ estás enojada con ÉL! ¿Entonces ya no te veré el próximo Martes?   

No pude evitar manifestar mi impotencia:

 –    Sí. Aunque no sé cuándo se me pasará lo que siento… ¡Me siento molesta! ¿Cómo se evitan los sentimientos?

Marypaz se rió y dijo: 

 –     Dice Jesús que le ENTREGUES TODO lo que piensas y lo que sientes; y Él se encargará de resolverlo.

La siguiente vez que fui a san Mateo hice exactamente lo que se me había indicado, me paré junto a la puerta y Oré y canté en voz alta.

Apoyé las peticiones de los que me rodeaban y con el tiempo, unas cuantas semanas después, dejó de importarme lo sucedido y los únicos incómodos eran los nuevos  dirigentes aunque nunca entendí porqué…

Yo era feliz orando y viendo cómo Jesús, seguía haciendo sanaciones maravillosas y la Asamblea en San Mateo seguía creciendo.

En una de mis oraciones personales, Jesús me dijo que me había elegido para ser Apóstol de su Amor y que Mi Misión era ayudarlo a salvar todas las almas que pudiera…

Jesús concluyó:

–      QUIERO SEGUIR TRABAJANDO con las ovejitas de este Rebaño. Y lo harás hasta que YO te lleve hacia otro lugar, donde podaMos iniciar otra asamblea. ¿Estás de acuerdo?

Yo contesté:

 –      Está bien Señor. Todo será como Tú lo quieras. 

Mientras asistí a la asamblea, Jesús sanó mi corazón… 

Y lo único que deseaba era que la gente CONOCIERA REALMENTE a nuestro Dulcísimo y Maravilloso Dios Encarnado y se enamorara de Él.

Es la primera vez que relato, lo que me pasó hace casi cuatro décadas…

Y ahora reflexiono:

Lo que el Señor quería, era enseñarme a ser humilde, a ser perseverante ante los ataques de Satanás; aunque todavía no entiendo por qué el párroco estaba tan enojado conmigo o por qué le caí tan mal…

Bueno, como dice la canción: “No soy monedita de oro…” 

C1 MORIR AMANDO 3


LA MARCA EN LA FRENTE Y EN LA MANO

Vosotros sois los pequeños niños de vuestra Madre Niña. Sois parte de mi progenie y pieza clave de mi designio victorioso.

Formáis una corona preciosa de pureza, de amor y de humildad en torno a la cuna en la que Yo estoy recostada.

Dejaos nutrir y formar por Mí; dejaos conducir con docilidad por Mí; dejaos marcar por Mí con mi sello maternal.

Éstos son los tiempos en que los seguidores de aquél que se opone a Cristo son sellados con la marca en la frente y sobre la mano.

–La marca en la frente y en la mano es expresión de una total dependencia de quien es marcado por este signo.

El signo significa a aquél que es enemigo de Cristo, es decir, el Anticristo, y su marca cuando es impresa significa la completa pertenencia de la persona signada al ejército de aquél que se opone a Cristo y lucha contra su Divino y Real Dominio.

La marca es impresa en la frente y en la mano.

La frente indica la inteligencia, porque la mente es la sede de la razón humana.

La mano expresa la actividad humana, porque es con sus manos que el hombre actúa y trabaja.

Por lo tanto, es la persona la que es marcada con el sello del Anticristo en su inteligencia y en su voluntad.

Quien permite ser señalado con la marca en la frente es conducido a acoger la doctrina de la negación de Dios, del rechazo de su Ley, del ateísmo, que en estos tiempos, es cada vez más difundido y propagado.

Y así, es impulsado a seguir las ideologías hoy de moda y a hacerse propagador de todos los errores.

Quien permite ser señalado con la marca en la mano es obligado a actuar de una manera autónoma e independiente de Dios, ordenando la propia actividad a la búsqueda de bienes solamente materiales y terrenos.

De ese modo sustrae su acción al designio del Padre, que quiere iluminarla y sostenerla con su Divina Providencia; al amor del Hijo, que hace de la fatiga humana un medio precioso para su misma redención y santificación; al poder del Espíritu Santo que actúa por doquier para renovar interiormente a cada criatura.

Quien es marcado en la mano trabaja sólo para sí mismo, para acumular bienes materiales; hace del dinero su dios y acaba siendo víctima del materialismo.

–Quien es marcado en la mano obra solo para la satisfacción de los propios sentidos, para buscar el bienestar y el placer, para dar plena satisfacción a todas sus pasiones, especialmente a la de la impureza, y se hace víctima del hedonismo.

–Quien es señalado con la marca en la mano hace de su propio yo el centro de todo su obrar, mira a los demás como objetos para usar y explotar para provecho propio y se hace víctima del egoísmo desenfrenado y de la falta de amor.

Si mi Adversario marca con su sello a todos sus secuaces, ha llegado el tiempo en que también Yo, vuestra Celeste Capitana, marco con mi sello maternal a todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado y forman parte de mi ejército.

Imprimo en vuestra frente mi sello son el Signo Santísimo de la Cruz de mi Hijo Jesús.

Crucifícame Señor Mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas y SÉLLAME con tu Preciosísima Sangre como propiedad absolutamente tuya.

Así abro la inteligencia humana para acoger su Divina Palabra, amarla, vivirla; os conduzco a confiaros completamente a Jesús que os la ha revelado, y os transformo hoy en valientes testimonios de fe.

A los signados en la frente con la marca blasfema, Yo contrapongo a mis hijos, signados con la Cruz de Jesucristo.

Después ordeno toda vuestra actividad a la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad.

Por eso imprimo en vuestra mano mi sello que es el signo del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Con el signo del Padre, vuestra actividad humana es ordenada a una perfecta cooperación al designio de su Divina Providencia, que también hoy sigue disponiendo todas las cosas para vuestro bien.

Con el signo del Hijo, cada una de vuestras acciones es injertada profundamente en el misterio de su Divina Redención.

Con el signo del Espíritu Santo, todo vuestro obrar se abre a su poderosa fuerza de santificación, que sopla por todas partes como un fuego potente, para renovar desde los fundamentos a todo el mundo.

Hijos míos predilectos, dejaos marcar todos, en la frente y en la mano con mi sello maternal en este día en el que, recogidos con amor en torno a mi cuna, celebráis la fiesta del Nacimiento terreno de vuestra Madre Celestial.”

 ¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo Oh Madre de bondad, guardame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya. Amén.

Entonces hoy, os pido a vosotros, hijos consagrados a mi Corazón Inmaculado, todo lo que en este mismo lugar, en mayo de 1917, he pedido a mis tres pequeños niños Lucía, Jacinta y Francisco, a quienes me aparecí.

¿Queréis también vosotros ofreceros como víctimas al Señor, sobre el altar de mi Corazón Inmaculado, por la salvación de todos mis pobres hijos pecadores?

Dadme vuestro Fiat y yo os entregaré como hostia viva y santa, igual que lo hice con el Primer Padre Nuestro cuando mi Hijo Jesucristo nació en Belén.

Os uniré a Jesús y juntos consolaremos el Sacratísimo Corazón tan herido y agraviado, del Altísimo, nuestro Padre y nuestro Dios. Amén

El Ángel del Primer Flagelo

“Recordad hoy, mi última aparición ocurrida en Fátima el 13 de octubre de 1917, confirmada por el milagro del sol.

Mirad cada vez más a la Mujer vestida del Sol, que tiene la misión de preparar a la Iglesia y a la humanidad para la venida del Gran día del Señor.

Los tiempos de la batalla decisiva han llegado.

Ha descendido sobre el mundo la hora de la gran tribulación, porque los Ángeles del Señor son enviados, con sus flagelos, para castigar la tierra.

Cuántas veces os he invitado a andar por el camino de la mortificación de los sentidos, del dominio de las pasiones, de la modestia, del buen ejemplo, de la pureza y de la santidad.

Pero la humanidad no ha acogido mi invitación y ha seguido desobedeciendo el sexto mandamiento de la Ley del Señor que prescribe no cometer actos impuros.

Al contrario, se ha querido exaltar tales transgresiones y proponerlas como la conquista de un valor humano y un modo nuevo de ejercitar la propia libertad personal.

De ese modo hoy se ha llegado a legitimar como buenos todos los pecados de impureza.

Se ha comenzado por corromper la conciencia de los niños y de los jóvenes, llevándolos a la convicción de que los actos impuros cometidos solos ya no son pecado.

Que las relaciones prematrimoniales en el noviazgo son lícitas y buenas; que las familias pueden comportarse libremente y recurrir también a los medios para impedir los nacimientos.

Se ha llegado hasta la justificación y la exaltación de los actos impuros contra natura, incluso a proponer leyes que equiparan a la familia la convivencia de homosexuales.

Nunca como hoy, la inmoralidad, la impureza, y la obscenidad son continuamente propagadas a través de la prensa y de todos los medios de comunicación social.

Sobre todo la televisión se ha convertido en el perverso instrumento de un diario bombardeo de imágenes obscenas, dirigidas a corromper la pureza de la mente y del corazón de todos.

Los locales de diversión, en particular el cine y las discotecas, se han vuelto lugares de pública profanación de la propia dignidad humana y cristiana.

Es el tiempo en el que el Señor nuestro Dios es continua y públicamente ofendido con los pecados de la carne.

Ya la Sagrada Escritura os ha advertido que quien peca por medio de la carne, en la misma carne encuentra su justo castigo.

Y así, ha llegado el tiempo en el que el Ángel del primer flagelo pasa por el mundo, para que sea castigado según el querer de Dios.

El Ángel del primer flagelo inflige en la carne de aquellos que se han dejado signar con la marca del monstruo en la frente y en la mano y han adorado su imagen, una llaga dolorosa y maligna, que hace gritar de desesperación a aquellos que han sido afectados por ella.

Esta llaga representa los dolores físicos que hieren el cuerpo a causa de enfermedades graves e incurables.

La llaga dolorosa y maligna es un flagelo para toda la humanidad, hoy tan pervertida, que ha construido una civilización atea, materialista y hace de la búsqueda del placer el fin supremo del vivir humano.

Algunos de mis pobres hijos han sido heridos por la misma, a causa de sus pecados impuros y sus desórdenes morales y llevan sobre sí mismos el peso del mal que han cometido.

Otros, en cambio, son heridos aún siendo buenos e inocentes: entonces su sufrimiento sirve para la salvación de muchos malos, debido a la solidaridad que os une a todos.

El primer flagelo son los tumores malignos y toda clase de cáncer, contra el cual la ciencia nada puede hacer a pesar de su progreso en todos los sectores; enfermedades que se propagan cada vez más y hieren el cuerpo humano devastándolo con llagas dolorosísimas y malignas.

Hijos predilectos, pensad en la difusión de estas enfermedades incurables en todas partes del mundo y en los millones de muertos que ellas provocan.

El primer flagelo es la nueva enfermedad del S.I.D.A., que hiere sobre todo a mis pobres hijos víctimas de la droga, de los vicios y de los pecados impuros contra natura.

En estos tiempos en los que la humanidad es golpeada por este primer flagelo, vuestra Madre Celeste quiere ser para todos ayuda, sostén, consuelo y esperanza.

Por eso os invito a andar por el camino del ayuno, de la mortificación y de la penitencia.

¡Cuánto deseo de los Sacerdotes la escrupulosa observancia del celibato y de los Religiosos la práctica fiel y austera de su voto de castidad!

A mis pobres hijos atacados por el primer flagelo de la llaga dolorosa y maligna, Yo me presento como Madre Misericordiosa que alivia y consuela, que lleva a la esperanza y a la paz.

A ellos les pido que ofrezcan sus sufrimientos en espíritu de reparación, de purificación y de santificación.

Sobre todo para ellos mi Corazón Inmaculado se vuelve el refugio más acogedor y el camino seguro que los lleva al Dios de la salvación y de la alegría.

En este mi celestial jardín todos serán consolados y estimulados, mientras Yo misma me preocupo amorosamente de dar alivio en el sufrimiento y, si está en la Voluntad del Señor, ofrecer el don de la curación.

Por lo tanto, en estos tiempos en que la humanidad es atacada por el primer flagelo, os invito a todos a dirigir vuestra mirada a Mí, vuestra Madre Celeste, para ser confortados y ayudados.”

DONGO (COMO), 1 DE NOVIEMBRE DE 1989

Fiesta de Todos los Santos

La Nueva Jerusalén

“Hoy es la fiesta de Todos los Santos y mañana recordáis a los que se han salvado pero que aún se encuentran inmersos en los sufrimientos purificadores del Purgatorio.

En estos tiempos de la gran tribulación debéis vivir fuertemente la Comunión de los Santos.

Soy la Reina de todos los Santos.

Soy la Capitana de un único ejército.

Los Ángeles del Señor han recibido de Mí el mandato de responder con fuerza y con energía a todas las insidias que el Dragón, la Bestia Negra, la Bestia semejante a un Cordero y los espíritus malignos, os tienden todos los días.

Qué grande es hoy su poder celestial, porque son enviados por Mí para contrarrestar la táctica de mi Adversario, que es la de alejar a muchos pobres hijos míos de la adoración debida a nuestro Dios, mediante la difusión cada vez mayor del culto satánico y de las misas negras.

A esta perversa y blasfema acción de los demonios, los Ángeles responden con su perenne, profundo e incesante acto de adoración y de glorificación al Señor.

A los peligros que en estos tiempos os tienden los malos, tratando de esparcir en el camino por el que debéis andar obstáculos, dificultades y astutas oposiciones, los Santos del Paraíso responden con su poderosa asistencia e intercesión.

Las tramas ocultas y oscuras, que la Masonería urde contra vosotros, para haceros caer en sus redes, son descubiertas y destruidas por los Santos, quienes hacen descender desde el Paraíso una fuerte Luz que os envuelve, para perfumar de fe, de esperanza, de amor, de pureza y de santidad toda vuestra existencia.

La comunión de vida con los Santos del Paraíso es el remedio que Yo os doy contra los peligros engañosos y muy astutos que la Bestia Negra de la Masonería hoy os tiende.

Contra las dificultades, las burlas, las marginaciones que la Bestia semejante a un Cordero utiliza contra vosotros, mis hijos predilectos, recurrid a una perenne comunión de oración con las almas santas del Purgatorio.

Esta comunión de Oración con las almas purgantes da a ellas la luz y el alivio de abreviar el tiempo de su purificación y os concede a vosotros la seguridad y el valor para realizar en vuestra vida mi designio, que es el de ayudaros a cumplir en todo momento la Divina Voluntad del Señor.

Hoy os contemplo con alegría, reunidos juntos en el celestial jardín de mi Corazón Inmaculado, viviendo esta estupenda realidad de la Comunión de los Santos,

que os une, os ayuda, os compromete a todos a combatir por el pleno triunfo de Cristo, con el advenimiento en el mundo de su glorioso reino de amor, de santidad, de justicia y de paz.

De ese modo vosotros ya estáis contribuyendo a edificar la Nueva Jerusalén, la Ciudad Santa, que debe descender del Cielo como una esposa adornada para su esposo y formáis la morada de Dios entre los hombres,

para que todos lleguen a formar parte de su pueblo, donde cada lágrima será enjugada de sus ojos y allí no habrá más muerte, ni luto, ni lamentos, ni afanes, porque las cosas de antes habrán pasado.”

Una Corona de Doce Estrellas

“Hijos predilectos, contemplad hoy el candor inmaculado de vuestra Madre Celeste.

Soy la Inmaculada Concepción.

Soy la única criatura exenta de toda mancha de pecado incluso del original.

Soy toda hermosa: Tota Pulchra.

Dejaos envolver en mi manto de belleza, para que también vosotros seáis iluminados con mi candor de Cielo, con mi Luz Inmaculada.

Soy toda hermosa por ser llamada a ser la Madre del Hijo de Dios y a formar el virginal vástago del que debe surgir la Flor Divina.

Por eso mi designio se inserta en el Misterio mismo de vuestra salvación.

Al principio soy anunciada como la enemiga de Satanás, la que obtendrá sobre él la completa victoria.

“Pondré enemistades entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la suya; Ella te aplastará la cabeza, mientras tú tratarás de morder su talón”.

Al final soy vista como la Mujer vestida del Sol, que tiene la misión de combatir contra el Dragón Rojo y su poderoso ejército, para vencerlo, ligarlo y arrojarlo a su reino de muerte, para que en el mundo pueda reinar solamente Cristo.

Heme aquí entonces presentada por la Sagrada Escritura con el fulgor de mi maternal realeza:

 “y apareció en el Cielo otra señal: una Mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”.

En torno a mi cabeza hay, pues, una Corona de Doce Estrellas.

La corona es el signo de la realeza.

La misma está compuesta por doce estrellas, porque se convierte en el símbolo de mi materna y real presencia en el corazón mismo del pueblo de Dios.

Las Doce estrellas indican las Doce tribus de Israel, que componen el pueblo elegido, escogido y llamado por el Señor para preparar la venida al mundo del Hijo de Dios y del Redentor.

Puesto que Yo soy llamada a ser la Madre del Mesías, mi designio es el de ser el cumplimiento de las promesas, el brote virginal, el honor y la gloria de todo el pueblo de Israel.

En efecto, la Iglesia me exalta con estas palabras: “Tú eres la gloria de Jerusalén; Tú eres la alegría de Israel; Tú eres el honor de nuestro pueblo”.

Por eso las tribus de Israel forman doce piedras preciosas de la diadema que circunda mi cabeza, para indicar la función de mi materna realeza.

Las Doce estrellas significan también los Doce Apóstoles que son el fundamento sobre el cual Cristo ha fundado su Iglesia.

Me he encontrado a menudo con ellos, para estimularlos a seguir y a creer en Jesús durante los tres años de su pública misión.

En su lugar, Yo estuve bajo la Cruz, junto con Juan, en el momento de la crucifixión, de la agonía y de la muerte de mi Hijo Jesús.

Con ellos he participado de la alegría de su Resurrección; junto a ellos, recogidos en oración, he asistido al momento glorioso de Pentecostés.

Durante mi existencia terrena he permanecido junto a ellos con mi Oración y mi presencia maternal para ayudarlos, formarlos, alentarlos e impulsarlos a beber el cáliz que había sido preparado para ellos por el Padre Celestial.

Soy así Madre y Reina de los Apóstoles que, en torno a mi cabeza, forman doce estrellas luminosas de mi materna realeza.

Soy Madre y Reina de toda la Iglesia.

Las Doce Estrellas significan además una nueva realidad.

El Apocalipsis, en efecto, me ve como un gran signo en el Cielo:

La Mujer vestida del Sol, que combate al Dragón y a su poderoso ejército del Mal.

Entonces, las estrellas en torno a mi cabeza indican a aquellos que se consagran a mi Corazón Inmaculado, forman parte de mi ejército victorioso, se dejan guiar por Mí para combatir esta batalla y para obtener al final nuestra mayor victoria.

Así, todos mis predilectos y los hijos consagrados a mi Corazón Inmaculado, llamados a ser hoy los Apóstoles de los Últimos Tiempos, son las estrellas más luminosas de mi real corona.

Las Doce Estrellas, que forman la luminosa corona de mi materna realeza, están constituidas por las Doce tribus de Israel, por los Apóstoles y por los Apóstoles de estos vuestros Últimos Tiempos.

Entonces, en la fiesta de mi Inmaculada Concepción, os llamo a todos vosotros a formar parte preciosa de mi Corona

y volveros las estrellas brillantes que difunden, por todas las partes del mundo, la luz, la gracia, la santidad, la belleza y la gloria de vuestra Madre Celeste.”

DONGO (COMO), 24 DE DICIEMBRE DE 1989

Noche Buena

El Tiempo se ha Cumplido

“Hijos predilectos, vivid Conmigo en acto de oración incesante y de profundo recogimiento, estas horas de la Noche Santa.

El tiempo se ha cumplido.

Desde hace cientos de años se ha venido esperando este acontecimiento: voces de profetas y de enviados de Dios habían tenido encendida la antorcha de la esperanza y de la espera.

El curso del tiempo y de la historia confluían ambos hacia este extraordinario momento.

En esta Noche Santa todo tiene su cumplimiento.

Yo, Virgen y Madre, doy a luz a mi Hijo Divino: mi castísimo esposo José está junto a Mí y lleva en su persona la presencia de todos los pobres de Israel; la Gruta rústica se vuelve regia por el Hijo de David, llamado a sentarse sobre su trono real;

los pastores acuden para ofrecer el homenaje de los sencillos y de los pobres de espíritu; el coro de los ángeles canta y trae la luz inocente de los niños, de los pequeños, de los puros de corazón.

Con qué inefable amor y delicada ternura, Yo deposito sobre el pobre pesebre a mi Hijo divino, el Primogénito del nuevo pueblo de Israel, el Unigénito Hijo del Padre, el Mesías prometido y esperado desde siglos.

En esta Noche Santa las profecías se realizan, todo tiene su perfecto cumplimiento.

El tiempo se ha cumplido. Vivid con amor, con confianza y con gran esperanza esta Navidad. Es la Navidad de 1989.

Es la Navidad de un año que ha sido muy importante.

Vividlo Conmigo, Madre que cada día os engendra aquella vida que mi Niño os ha dado con su venida entre vosotros.

Vividlo con mi esposo José, en acto de humilde y dócil colaboración al designio de vuestro Padre Celestial.

Vividlo con los pastores que acuden festivos, con la alegría de ser vosotros también testimonios del anuncio, que aún hoy sigue proclamando la paz y la salvación a todos los hombres.

Vividlo con los pequeños, los sencillos, los pobres, que hacen de trono real al dominio de mi Hijo Jesús.

Vividlo con los ángeles que cantan armonías divinas y ofrecen el amor a esta pobre Tierra, que nunca estuvo tan amenazada y golpeada. 

Vivid en espíritu de alegría profunda esta vuestra Navidad.

Puesto que el tiempo se ha cumplido.

Ya entráis en los Acontecimientos que os preparan para su segunda Navidad.

Os aproximáis al momento del Glorioso retorno de Cristo.

No so dejéis, pues, apoderar por el temor, ni por la tristeza, ni por una vana curiosidad, ni por inútiles afanes.

Vivid con la simplicidad de los pequeños, todos los momentos de este nuevo Adviento en mi Corazón Inmaculado

y poned empeño en actuar con rapidez para abrir de par en par las puertas de los hombres y de los pueblos al Cristo que viene.

Y abrid el corazón a la esperanza para acoger con alegría el anuncio que hoy os doy:

se está cumpliendo el tiempo de su Glorioso Retorno.”

 

ORACIÓN PARA AÑO NUEVO


Diciembre 30 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Dice J.V: Veo a la Santísima Virgen vestida con su vestido rosa y con manto azul y veo que es inmensa, está parada sobre el Mundo y está pisando a la serpiente.

Hijitos Míos, Satanás ha tomado el poder mundial, su influencia maligna cae sobre todos los pueblos de la Tierra; por eso veis toda la maldad que se está dando en todas las naciones, ninguna se salva de su influencia, de su Maldad.

Los errores se dan por todos lados, a todos niveles, aún dentro de la misma Iglesia; en las familias, en la sociedad, ya NO HAY suficiente Oración de los hombres para combatir esta Maldad.

Pero sabed Mis pequeños, que estos son Mis tiempos, es el tiempo que Nuestro Padre Dios, Me ha dado para aplastar la cabeza de esta Serpiente Infernal,

Aunque ciertamente, tendréis que sufrir por un tiempo para purgar las ofensas que Le habéis infringido al Corazón de Mi Hijo. Y por los dolores también, que les habéis infringido al Padre y a Mi Esposo, el Espíritu Santo.

Ciertamente, la Maldad de Satanás llegó a todos vosotros, sin embargo la gran mayoría de vosotros, no le pusisteis  una barrera para proteger vuestra alma contra su influencia,

Y preferisteis vivir en el mal y hacer a un lado el Bien que os vino a Enseñar Mi Hijo.

Por eso, deberéis purgar por un tiempo lo que vosotros causasteis, que no se hubiera dado si vosotros hubierais seguido lo que Mi Hijo os dio.

Ciertamente Satanás será vencido y después de eso, de ese dolor que tendréis, he de pisarle la cabeza y será encadenado, para que no haya ya, esa influencia mala sobre vosotros.

E inmediatamente Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios, iluminará toda la Tierra.

Iluminará a aquellos que hayan sido escogidos para iniciar una nueva generación, ese será el Resto Fiel, los que sí entendisteis todo esto que se os explicó y además, pusisteis de vuestra parte para no dejaros influir por la Maldad de Satanás.

La purificación dejará a este Resto Fiel, limpio de toda Maldad, preparados para gozar de los regalos que Nuestro Padre Dios tiene preparados para este Resto Fiel.

Estos verdaderos hijos que sufrieron la Tribulación, que fueron purificados y que se mantuvieron fieles, será un gran regalo todo lo que vendrá para este Resto Fiel, pero más que nada,

El regalo más grande, va a ser la renovación que tendréis en cuerpo y alma, los que seréis escogidos; porque así os renovará mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios.

Mantened en vuestra mente este regalo, manteneos alegres, porque muchos de vosotros sabéis ya, que seréis escogidos, porque ya estáis marcados, sabéis en vuestro interior, cómo vuestro Dios os ama.

Os pido Mis pequeños, que oréis intensamente por las almas,

POR LA SALVACIÓN DE TANTAS ALMAS QUE SERÁN ELIMINADAS DE LA TIERRA,

QUE NO SUPIERON SER FIELES A LAS ENSEÑANZAS

DE TODO UN DIOS QUE VINO A SALVAROS

Es muy doloroso ver cómo el hombre no reacciona, se os da tanto, se os mima tanto, y vosotros, con corazón duro y altanero, os ponéis en contra de vuestro Dios, que tanto os ama.

Hacéis a un lado tantas Enseñanzas y tanto Amor que se derrama sobre vosotros y vosotros no reaccionáis y solamente reaccionáis cuando el castigo ya está sobre vosotros, pero ya es demasiado tarde.

El Resto Fiel se ha ganado su puesto, porque ha tenido una vida entregada a Nuestro Dios y Señor.  

“Señor: Yo cubro con la Sangre Preciosísima a TODAS las almas que están siendo llamadas a tu Tribunal Divino, para que las alcance tu Misericordia y gocen en Tu Gloria de su futuro Eterno…”

Os pido, de cualquier manera, Mis pequeños, que insistáis en la oración, para salvar a tantas almas como podáis, que,

aunque no quedaran para los Nuevos Tiempos, puedan ser salvadas

Y así, deis una alegría grande a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad y sobre todo,

para que Mi Hijo no se sienta decepcionado de haberse dado por todos y solo algunos hayan aprovechado todo el Bien que os dejó.

Os amo, Mis pequeños, insistid en la Oración sobre todo, en el rezo del Santo Rosario; os repito:

ESTE ES MI TIEMPO,

EL TIEMPO EN QUE LA MUJER

VENDRÁ A APLASTARLE LA CABEZA A LA SERPIENTE,

Estad Conmigo, ayudadMe con vuestra oración;

sobre todo, insistiéndoLe a Nuestro Dios y Señor,

que los tiempos se acorten, para que termine esta influencia satánica sobre todos vosotros.

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

Los ataques de Satanás son un magnífico motivo para decir:

Padre Santísimo TE ENTREGO TODO LO QUE SIENTO… (en unos cuantos minutos el DOLOR se vuelve soportable y casi desaparece)

Y…

Madrecita, uno mis lágrimas a las tuyas Y POR CADA UNA TE OFREZCO…” Y con la red divina oramos por paises enteros.

El noticiero es la mejor fuente de inspiración, para la Intercesión.

Y aún llorando, le decimos al Adversario: “Anda, vuelve a golpearme y veremos a quién le va peor…”  

Sírvanse con la cuchara grande y no oren solamente por una sola alma… 

Os pido que vuestra Oración no cese en ningún momento, estáis viendo Acontecimientos ya fuertes de la Purificación. El mismo sol os está afectando y está afectando a la Tierra.

Desde hace tiempo os pedí, Mis pequeños, que observarais al sol, porque en él se iban a dar muchos cambios que os irían afectando.

Yo, como Madre vuestra, estaré con vosotros en todo momento.

En Mis Apariciones, alrededor del Mundo, Nuestro Padre y Nuestro Dios, Me permitió irles anunciando de algunos Acontecimientos que padeceréis.

MUCHOS DE VOSOTROS LOS HABÉIS TOMADO EN CUENTA Y EN SERIO,

PERO MUCHOS MÁS, NO LES HAN HECHO CASO

Y NO SE ESTÁN PREPARANDO

La Gracia de Nuestro Dios, permite que éstos acontecimientos se vayan dando poco a poco, para que la humanidad vaya reaccionando y os vayáis dando cuenta que ya éstos se están saliendo de la “normalidad”, de la que luego habláis.

Los mismos científicos, asombrados están, porque ya no siguen parámetros humanos, ya no tienen con qué comparar lo pasado con lo presente y esto lo está permitiendo Nuestro Dios y Señor,

PARA QUE OS DEIS CUENTA DE QUE YA LO QUE SE ESTÁ DANDO Y SE DARÁ,

NO VIENE DE LOS CAMBIOS NORMALES DE LA TIERRA O DEL UNIVERSO ENTERO,

SINO QUE YA ES OBRA DIRECTA DE NUESTRO DIOS

Y DE LAS FUERZAS SATÁNICAS QUE OS QUIEREN DESTRUIR

Nuestro Dios, os estará protegiendo y Yo Misma, estaré con vosotros también, para guiaros y para que sepáis qué hacer en estos momentos de Purificación

Que como os dijo Nuestro Padre y Nuestro Dios, serán para vuestro Bien, aun a pesar de que os duela lo que vendrá.

Mis pequeños,

UNÍOS EN GRUPOS DE ORACIÓN,

PORQUE LA ORACIÓN CONJUNTA, SIEMPRE SERÁ MÁS PODEROSA QUE LA INDIVIDUAL

Apoyaos los unos a los otros, tanto en lo material como en lo espiritual y ved todo lo que sucederá, como algo positivo.

Porque se os ha dicho ya, que se os cambiará de casa, tendréis un Nuevo Hogar y será muy bello.

VUESTRO SUFRIMIENTO, EN ALGUNOS SERÁ GRANDE

Y EN OTROS, MENOS FUERTE;

DEPENDIENDO DE VUESTROS PECADOS Y DE VUESTRA ESPIRITUALIDAD

ESA ES LA JUSTICIA DIVINA,

ÉSE ES EL AMOR DE NUESTRO PADRE Y CREADOR

Empezaréis a vivir una nueva época y, así como el parto de una mujer que al principio duele, cuando nace el bebé, se terminan las lágrimas y empieza la alegría

y no solamente empieza la alegría por ver nacido el bebé, sino porque empiezan muchas expectativas, ¡Grandes expectativas!

Conoceréis grandes cosas que nuestro Dios os regalará y asombrados y alegres estaréis de tener todo ello;

es como el regalo nuevo que se le da al niño en su cumpleaños, recibe tantos regalos en un momento de fiesta, que no sabe cuál abrir primero, y así estaréis vosotros.

Tantos regalos tendréis de parte de vuestro Dios, que vuestra alegría será inmensa.

Agradeceréis de corazón a Nuestro Dios y os alegraréis, infinitamente, de haber sido obedientes y fieles a Su Amor y a Sus Leyes.

¡Cuánta tristeza Me causan vuestros hermanos!, que no tienen Fe a todo lo que se os dice y se os pide,

que por estar de parte de Satanás, tratan de hacer a un lado o de distorsionar Nuestras Palabras Santas, para engañar a vuestros hermanos, haciéndoles creer que son mentiras.

¡Pobres almas de vuestros hermanos!, que así como los escribas y fariseos, que asesinaron a Mi Hijo y que han creado mentira tras mentira, a través de todos éstos años, posteriores a la Muerte y Resurrección de Mi Hijo,

quieren seguir haciéndolo con la humanidad. Ellos son seguidores de Satanás, y Satanás es pura mentira.

ORAD POR LAS ALMAS DE VUESTROS HERMANOS QUE DUDAN,

PORQUE ELLAS TODAVÍA PUEDEN SER RESCATABLES;

AQUELLAS QUE YA SE HAN SOLTADO TOTALMENTE A LA MALDAD DE SATANÁS,

DIFÍCILMENTE REGRESARÁN A LA VERDAD.

Alegraos pues, vosotros, los que habéis creído, los que a pesar de todas las mentiras y maldades de Satanás, a vuestro alrededor, os habéis querido mantener en la Verdad porque estáis bien cimentados en ella.

Manteneos así, Mis pequeños, inamovibles en la tormenta, la Luz de la Verdad os guía y el Amor os unirá eternamente.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo repito Yo, vuestra Madre: amaos los unos a los otros.

Gracias, Mis pequeños

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga.

Y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

Amadísimo Padre Celestial:

“Tú que eres infinitamente Bueno, infinitamente Poderoso, infinitamente Misericordioso, escucha la Oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María Santísima y por la Sangre Preciosísima de Jesús:

Señor hoy quiero pedirte perdón. Perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho. Perdón por vivir sin entusiasmo y por la Oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. También por la apatía en buscarte y en amarte.

Y por la tibieza en servirte. Por mis pecados de omisión, por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido perdón.

Señor, Dios, Dueño del tiempo y de la Eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este año, quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI.

Gracias porque aunque no tengo mucho, Tú no dejaste que me faltara NADA y hasta recibí pequeños regalos para consentirme, aparte de los grandes dones que sostuvieron mi vida.

Gracias por tu Paciencia, cuando tardé en darme cuenta que fué Satanás el que estaba haciéndome tropezar y me enganché en sus tramposas insidias, con los seres que más amo en la vida, después de Tí.

Así como la torpeza en percatarme que tanto la soberbia como el respeto humano, son como aves fénix que no mueren y nos atrapan, cuando menos lo esperamos, para tratar de alejarnos de Tí.

Gracias por esas alertas con qué el Espíritu Santo, son como un semáforo que nos detienen y nos hacen reflexionar. Y vemos claramente las acciones del Enemigo a través de las personas y tu Amor en nuestro corazón, nos fortalece y nos ayuda a PERDONAR.

Gracias por la vida y el amor; por el mar y la vida que contiene, por las flores, el aire y el sol. Por todas las maravillas con qué dotaste el Universo y la Creación entera.

Por la belleza que aún podemos contemplar, a pesar de la terrible destrucción que nosotros hemos propiciado, con nuestra indiferencia, avaricia e irresponsabilidad.

Gracias por tu infinito Amor, que nos protege y nos defiende, cuando más lo necesitamos. Por la alegría y el dolor; por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Y por las pruebas que nos doblegan y lloramos el ganar perdiendo; pero aceptando con amor tu Voluntad. ¡Por favor ABBA, ayúdanos a CRECER!

¡ENAMÓRAME DE TÍ! Ayúdame a vivir tu Evangelio, como Tú lo predicaste y a dar testimonio, como nuestra Madrecita Santísima.

Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar, las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento y te entrego a las personas que a lo largo de estos meses amé; las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que estén más lejos; los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar; con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Mañana iniciamos un nuevo año, un instante fugáz en Tu Eternidad; pero doce meses angustiantes que sólo nuestra Fe y nuestra Esperanza en Tí, nos dan el aliento para recibir y para entregar.

Al detenernos una pausa en nuestra vida, ante el nuevo calendario aún sin estrenar, te presento todos estos días, que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.

Viviré cada día como si fuera el último y de antemano te digo cuando llegue a su final mi jornada terrena:

“EN TUS MANOS ABBA SANTÍSIMO, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU…”

“!TÓMAME SEÑOR Y HAZ LO QUE QUIERAS Y TENGAS QUE HACER!

Te entrego en sacrificio mi libre albedrío y ANIQUILO mi voluntad, dentro de la Tuya. ¡Por favor ayúdame a hacértelo efectivo y dame las fuerzas para destruir mi ‘yo enemigo’!

Ayúdanos a cumplir nuestra Misión, para alegrar tu Sacratísimo Corazón y reparar el mar de amarguras con que te lo inundamos y destrozamos, con nuestra maldad y nuestra perversión.

Te entrego mi absoluta miseria y te suplico me prestes de tu Santidad, para que me des nueva Vida y sea tu Amor, Tu Bondad y todo lo que impulsa tu Corazón, palpitando en el mío.

TE AMO, DAME MÁS AMOR PARA AMARTE MÁS.

DAME ADORACIÓN, PARA ADORARTE ETERNAMENTE.

DAME SABIDURÍA Y DISCERNIMIENTO, PARA GUIAR MIS PASOS SIN OFENDERTE

DAME JESÚS, TU HEROÍSMO; PARA SER UN GUERRERO@ VENCEDOR@

TE ENTREGO MI COBARDÍA Y MI TIBIEZA,

DAME MADRECITA SANTA, TU INTREPIDÉZ SANTÍSIMA,

QUE MANTIENE A LA SERPIENTE, BAJO TUS PIÉS

DAME ESPÍRITU SANTO, LO QUE ME HACE FALTA PARA SER CORREDENTOR@

Y DARTE TODAS LAS ALMAS QUE DEBÍ DARTE ANTES, CUANDO NO CONOCÍA MI MISIÓN

ABBA, DAME LOS CARISMAS QUE NECESITO, JUNTO CON LA FE PARA USARLOS

Y CON TU ESPADA CORTA LAS CADENAS QUE ME ATAN, PARA RESCATAR A MIS HERMANOS Y DEVOLVÉRTELOS

Y PASAR EN LA ‘BATALLA DEL ARMAGEDÓN’, DE LA RETAGUARDIA AL FRENTE

SIN PENSAR, NI TEMER NINGÚN DAÑO SANGRIENTO O LA MISMA MUERTE,

PORQUE YA ESTOY CUBIERTO@ Y PROTEGIDO@ CON LA SANGRE PRECIOSÍSIMA DE MI REDENTOR.

MENSAJE DE NAVIDAD 2019 1


Diciembre 25 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, Soy vuestro Padre. Soy vuestro Dios. Soy vuestro Creador. Soy Creador de todo cuando existe, de todo aquello de lo que podéis ver y de lo que no podéis ver.

Soy Inmenso, Soy Omnipotente, no hay en vuestra mente forma de entenderMe; pero sí Me podéis definir en una forma: Soy el Amor y con eso os basta, Mis pequeños, Soy el Amor.

Mi Santo Espíritu os puede hacer entender lo que es el Amor.

Y podríais pasar semanas, meses, hablando de lo que es el Amor, de lo que Soy Yo, Mis pequeños; pero Soy el Amor Puro y Santo.

Y con eso, os quiero decir que el Amor Puro no deja entrar algo que le afecte.

Como vosotros podéis pensar, vuestro amor no es Mi Amor; porque vuestro amor está afectado por el Pecado, por la concupiscencia, por los deseos carnales…

Y en Mí no cabe eso Mis pequeños, Yo no tengo esa forma de Pensar ni de Ser.

Yo Soy puro Espíritu, y Espíritu Puro y Santo, Soy el Amor de siempre.

No tengo principio ni fin, Soy el Alfa y el Omega, vosotros fuisteis creados por Mí.

Y por eso en vuestra mente, existe el principio y el fin, pero en Mí no existe eso, Mis pequeños.

Soy también, como os dije, el Amor Santo.

La santidad es la que hace que todo sea perfecto y vosotros debéis tender a ella.

Como os dije, en vosotros hay maldad, concupiscencia, deseos desordenados; que eso no hay en Mí.

Ahora, a lo que voy con todo esto Mis pequeños, es que Yo he querido compartiros lo que Soy Yo, el Amor.

Pero vosotros, muchos de vosotros, habéis preferido el amor carnal, el amor pecador, el amor concupiscente, el amor egoísta.

Si Yo tuviera eso Mis pequeños, no hubiera mandado a Mi Hijo Jesucristo, para que os levantara de la podredumbre en la que estabais por causa del Pecado Original.

Además el Amor, Mi Amor, abarca todo cuanto existe, abarca todo lo que se os da…

Y LO MÁS BELLO QUE ABARCA EL AMOR, SON LOS MILAGROS

Y os he dicho que vosotros, tenéis la capacidad de producir Milagros pero sí, debe haber atrás de ello, Amor profundo.

Los milagros se dan porque amáis; el Milagro no se da nada más, para que quedéis bien ante vuestros hermanos y que os tengan en un puesto muy especial.

El milagro se da porque queréis lo mejor para vuestros hermanos, porque ya habéis aprendido a poneros en su lugar, porque sabéis lo que es sufrir.

Cuando sufrís con ellos y queréis su mejora, es cuando empieza a nacer el milagro; porque estáis deseando de corazón que vuestro hermano el que sufre, el que necesita de Mí, se mejore o pueda resolver sus problemas.

Porque vosotros mismos los habéis tenido alguna vez, y no queréis que vuestros hermanos a los que amáis, porque los amo Yo, sufran.

Esa es una cualidad muy grande que debe tener el que ama, saber acompañar en su dolor a cualquier hermano que tengáis vosotros a vuestro alrededor y que os esté pidiendo vuestra ayuda.

Quizá algunos de ellos, ni siquiera los conozcáis; pero necesitan de vuestra Oración, necesitan estar en una condición mejor de la que están en ese momento, que es por la que están sufriendo.

Ciertamente, en Mi Amor no debe haber dolor, el dolor vino por el Pecado.

Mi Hijo sufrió por vosotros; pero sufrió lleno de Amor por vosotros, para levantaros del estado de pecado en el que estabais y para abriros las Puertas del Cielo.

NACIÓ SUFRIENDO

PERO ES UN SUFRIMIENTO QUE NO ENTENDÉIS TODAVÍA

MI HIJO, LA SEGUNDA PERSONA DE MI DIVINIDAD

INMENSO, OMNIPOTENTE

QUE NO ALCANZÁIS NI SIQUIERA A IMAGINAR SUS TAMAÑOS,

SUS POTENCIAS, SU OMNIPOTENCIA

SE HIZO DEL TAMAÑO DE VOSOTROS,

EN UN ACTO DE AMOR Y DE HUMILDAD TREMENDOS 

Y os repito, no cabe en vuestra mente, en vuestras capacidades humanas, este Regalo de Amor que Yo os di a través de Mi Hijo y que Él aceptó por Amor, para la redención de cada uno de vosotros.

HOY ESTÁIS CELEBRANDO NUEVAMENTE ESE ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

ES EL ANIVERSARIO DEL AMOR MÁS GRANDE,

DEL PADRE CON EL HIJO Y DEL HIJO CON EL PADRE,

PARA VOSOTROS.

PedidLe a Mi Santo Espíritu que os vaya haciendo entender

El camino que lleva a belén
Baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su rey,
Le traen regalos en su humilde zurrón
Al REDENTOR, al REDENTOR, 
Ha nacido en un portal de belén el niño dios.
Yo quisiera poner a tus pies,
Algún presente que te agrade, señor.
Más, tú ya sabes que soy pobre también,
Y no poseo más que un viejo tambor,
Viejo tambor, viejo tambor.
En tu honor frente al portal tocaré,
Con mi tambor.
El camino que

ESTE MILAGRO DE AMOR

que se os Regaló con la Presencia de Mi Hijo entre vosotros.

Y Mi Hijo, hizo patente Su Presencia de Amor y de Milagros entre vosotros y lo sigue haciendo hasta este Tiempo.

En aquél tiempo, muchos Lo vieron nacer, crecer, darse por ellos y dejarles Enseñanzas, Milagros, Amor.

Muchos Lo recibieron y otros, la mayoría, no Lo aceptaron, porque se dejaron llevar por aquellos que estaban llenos de la Maldad de Satanás.

NO HAY AMOR EN ESTOS HERMANOS VUESTROS,

NO HAY VIDA ESPIRITUAL

(Los de la Nueva Era están muertos espiritualmente, porque ES EL MALIGNO a través de sus ángeles caídos, quienes manipulan las POTENCIAS, del alma creada por el Único Dios Trino y Verdadero)

A PESAR DE QUE YO OS DI UN ALMA, QUE ES PARTE DE MÍ,

PARA QUE ÉSTA ALMA, AL HACERLA CRECER EN EL AMOR

También, os regalara grandes Bendiciones, Carismas, Virtudes, que son los regalos del Amor…

Y muchas otras cosas más, que os doy a los que realmente Me seguís y  Me amáis de corazón.

No Soy el Dios del Antiguo Testamento. Ciertamente, leéis en las Sagradas Escrituras, cierta rudeza de Mi parte, hacia los habitantes de ese tiempo; pero,

RECORDAD QUE SATANÁS LOS TENÍA POSEÍDOS, EN SU MALDAD

A una gran cantidad de ellos. Y eran muy pocos los que escuchaban Mi Palabra a través de los profetas.

Mi Amor se hizo patente en Mi Hijo. TODO lo profetizado en el Antiguo Testamento, se hizo patente entre los hombres, al venir Mi Hijo a la Tierra y convivir entre vosotros.

Tenéis todos los secretos de Amor en las Sagradas Escrituras, pero ¿Cuántos de vosotros, realmente abrís ese Libro de Sabiduría Divina; para que a través de esa Sabiduría, norméis vuestra vida?

Buscáis conocimiento vano en libros escritos por los hombres.

Buscáis por un lado y por otro y en lugar de encontrar la Verdad que encontráis en pleno, en las Sagradas Escrituras, os desviáis con lo que Satanás hace a través de sus instrumentos.

Recordad que el Amor es Sencillo, es Humilde, no es altanero, no es grosero, no se impone y por eso, pasa desapercibido entre los hombres.

 Confundís el Verdadero Amor, que está lleno de Virtudes y es Sencillo,

con todo aquello que os da Satanás, que es aparentemente poderoso, dominante, que os eleva ante los hombres; pero que os llena de soberbia la cual os hace caer y os aleja de la Verdad.

El Amor vence a la maldad, vence en su sencillez, porque ahí estoy Yo. Vence en Fuerza, porque Mi Omnipotencia está, a través de aquellos que viven Mi Amor.

Vencen en Sabiduría, porque Mi Santo Espíritu os guía y de esta forma, aplastáis a Satanás con todas sus mentiras, con su supuesta fuerza y poder; con la sencillez vencéis la altanería y la grosería de Satanás.

El Amor en Sí, es un Milagro, para aquellas almas que lo reciben cuando están Conmigo, con Mi Amor y con todo lo que incluye Mi Amor.

Sobresalís, pero no ante el Mundo, sobresalís ante el Cielo mismo.

Ved a Mi Hijo, ved a Mi Hija, la Siempre Virgen María, no eran figuras humanas que buscaran altos puestos dentro del nivel humano, hasta podría decirse que se ocultaban ante los hombres,

Pero aquellos que se acercaban a ellos, salían completamente cambiados, recibían Sabiduría, Bendiciones, Consejos, que ningún sabio en la Tierra podría darles.

EL AMOR LO ES TODO, MIS PEQUEÑOS

PORQUE YO SOY EL TODO Y YO SOY EL AMOR VERDADERO 

El Amor os lo regalo, pero vosotros si realmente Me amáis y amáis a los que están a vuestro alrededor, debéis engrandecerlo con vuestras obras, con vuestra donación, con vuestra sencillez

Y siempre viéndoMe a Mí vuestro Dios, para ayudar a vuestros hermanos.

Soy el Amor y os quiero a todos de regreso, para que viváis en el Paraíso del Amor, que es el Reino de los Cielos.

Desgraciadamente, hay muchos hermanos vuestros que prefieren vivir en la mentira, que prefieren vivir en algo abstracto, pero negativo. Y eso, se manifiesta también, en sus obras.

Aquellos que están llenos del Mal de Satanás, también se les reconoce entre vosotros y no son gente buena; no son gente que produzca buenos frutos, no son gente que busquen el bien de sus hermanos;

sino que se imponen sobre ellos, los aplastan, los vencen y se aprovechan de ellos en múltiples formas. En ellos no hay amor, hay Maldad.

Y LA MALDAD,

TAMBIÉN PUEDE CONVENCER CON APARENTES BUENAS OBRAS

PERO ES PURA PALABRERÍA, VENIDA DEL MALIGNO

PALABRERÍA QUE CONVENCE EN UN PRINCIPIO

PERO QUE DEJA MUY MALOS FRUTOS AL FINAL.

El que actúa en el mal, nunca se va a dar por sus hermanos, destroza, mata, no ayuda por amor, sino por conveniencia; para sacar después, una mayor tajada de lo poco que dio, de lo mucho que prometió y de lo que muy poco cumplió.

Porque nadie quiso recibir a sus padres terrenales, JESUS NACIÓ EN UN ESTABLO, donde se guardaban los animales…

El Amor os da vida, el Amor os lleva a ver por el hermano necesitado;

vosotros estáis necesitados siempre y eso os sirve también, para iros purificando.

OS PONGO PRUEBAS A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA

Y SI OS APOYÁIS EN EL AMOR, EN MIS VERDADES Y EN MIS PROMESAS,

OS VAIS ACRISOLANDO Y OS VAIS PURIFICANDO

Pero NO aquellos que actúan en el Mal, éste mal os va hundiendo cada vez más, en un pantano lodoso, nauseabundo, porque la Maldad os lleva a tal situación,

que apestáis ante vuestros hermanos y nadie os quiere ver ni acercarse a vosotros; porque vuestras obras os han dejado como creaturas indeseables y de imposible trato.

En cambio, aquellos que viven en el Amor, son agradables en todos aspectos, especialmente aquellos que tratan de vivir profundamente en el Amor.

Y esto hace que los que viven en el Mal, no saben qué hacer ante un hermano vuestro que está lleno de Amor.

Y fue lo que pasó con Mi Hijo Jesucristo, era demasiado Amor el que tenían frente a ellos,

Y ellos llenos de tanto mal, no comprendían cómo es que alguien podía actuar en esa forma, a pesar de los ataques que tenía de los superiores del pueblo.

Seis veces se narra en los evangelios un episodio casi idéntico: la multiplicación de los panes y peces…

Ciertamente, Mi Amor es incomprensible para las almas que viven en el Mal, pero no dejéis que ellas os intimiden Mis pequeños; en cambio, vosotras manteneos en la línea de vivir en el  Bien,

de permitirMe a Mí vivir en vosotros, de transmitir lo Mío a vuestros hermanos; que al final seré Yo el que os juzgue y no los que están a vuestro alrededor. Y menos el mismo Satanás, que quiere vuestra condenación.

Así que hijos Míos, los que Me habéis permitido que cambiara vuestra mentalidad de mal, vuestras acciones, vuestra vida desordenada.

Y escogisteis estar Conmigo, seguirMe, transmitirMe, tendréis vuestro premio grande, inmenso al final de vuestra misión y llegaréis triunfantes al Reino de los Cielos.

Mucho bien haréis en la Tierra, y mucho Bien os daré Yo cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Soy vuestro Padre Dios, para muchos estas Fiestas Navideñas, significan solamente, un intercambio de regalos y todo queda en lo material, todo queda en lo superfluo.

NO hay un cambio de vuestro corazón hacia vuestros hermanos y menos en agradecimiento a Nuestra Santísima Trinidad por vuestra liberación, por vuestra salvación, por vuestro crecimiento espiritual.

Y es triste, MUY TRISTE ver, cómo después de tantos años, después de estos siglos, no ha habido gran cambio en vosotros. Se os ha dado mucho y poco, MUY POCO habéis dado vosotros.

Ciertamente Yo, como Padre Providente, continuamente os lleno de regalos, protejo a todos aquellos que Me lo piden, que tienen confianza en Mí; que están esperando Mi Providencia Divina para seguir caminando en el Mundo,

CUMPLIENDO CON LA MISIÓN QUE YO OS HE ENCOMENDADO

Mis hijos fieles, ciertamente reciben continuamente Mis regalos, materiales y espirituales. Muchos, muchos de ellos pueden sentir continuamente, Mi Presencia en ellos y en su vida.

Ciertamente, Yo estoy Presente en la vida de cada uno de vosotros, pero muy pocos se dan cuenta de ello. También esta Navidad es un intercambio de regalos y termina al día siguiente. Y es otro día, en

QUE TODO SE CONVIERTE EN UN OLVIDO MÁS HACIA MÍ, VUESTRO DIOS.

Gozasteis unos momentos superfluos: luces bonitas, esferas, palabras bellas, deseos futuros,

Pero, ¿Realmente, hicieron mella en vuestro corazón, realmente viene un cambio en vosotros, que amerite un crecimiento espiritual y que amerite Mis Regalos Divinos?

Sois Mis hijos, Yo os he dado el don de la vida y os cuido, porque sois Mis hijos.

A buenos y a malos los protejo, los cubro con Mi Gracia, con Mis Bendiciones,

OS PROTEJO DE SATANÁS.

SOIS MIS HIJOS Y OS AMO

Y POR ESO HAGO TANTO POR VOSOTROS

Espero de vuestro corazón, que en algún momento volteé hacia Mí y al haberos dado cuenta de todo lo que habéis recibido a lo largo de vuestra existencia; Yo pueda recibir de parte de vosotros, un agradecimiento, un “gracias” de todo corazón,

pero que salga de lo más profundo de vuestro corazón y que incluya toda vuestra vida, agradeciéndoMe TODO, todo lo que habéis recibido de Mí, de lo que os disteis cuenta y de lo que no os disteis cuenta.

Deseo ese detalle de amor de parte vuestro, que de muy pocos lo recibo, a pesar de que todos vosotros sois Mis hijos y Mis Bendiciones caen para todos, pero no en todos dan los mismos frutos.

Esta Navidad, acaso ¿Va a ser igual que las otras Navidades? ¿Lo pasaréis, nada más en lo superfluo?

¿ME INVITARÉIS A VUESTRA REUNIÓN,

A VUESTRA CENA O A VUESTRA COMIDA?

¿ESTARÉ REALMENTE YO, EN MI SANTÍSIMA TRINIDAD  

O AL MENOS REPRESENTANDO MI HIJO, MI PEQUEÑO BEBÉ

A MI SANTÍSIMA TRINIDAD,

LA PIÑATA. La forma de estrella con siete picos, simboliza los siete pecados capitales: Soberbia, Avaricia, Lujuria, ira, Gula, Envidia y Pereza. Cuando la piñata se rompe, se ha superado al espíritu maligno y como recompensa, caen los dulces y las frutas; que simbolizan las virtudes humanas y los obsequios espirituales, que Dios hace a los hombres…

Y A TRAVÉS DE ÉL YO VAYA RECIBIENDO TAMBIÉN, ESAS ALEGRÍAS

ESOS AGRADECIMIENTOS, ESAS SONRISAS DE VUESTROS PEQUEÑOS

Y ASÍ, TODOS REUNIDOS, VOSOTROS CONMIGO,

CANTO PARA PEDIR POSADA (adentro y afuera)

Afuera

1. En el nombre del cielo, os pido posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.

2. Venimos rendidos desde Nazaret;
yo soy carpintero
de nombre José.

3. Posada te pide, amado casero,
por solo una noche, la Reina del Cielo.

4. Mi esposa es María, es Reina del Cielo
y Madre va a ser
del Divino Verbo.

5. Dios pague Señores, su gran caridad
y los colme el cielo
de felicidad.

Adentro

R1. Aquí no es mesón
sigan adelante
yo no puedo abrir
no sea algún tunante.

R2. No me importa el nombre
déjenme dormir
pues ya les he dicho
que no voy a abrir.

R3. Pues si es una reina
quien lo solicita
¿cómo es que de noche
anda tan solita?

R4. ¿Eres tú, José?
¿ Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.

R5. Dichosa la casa
que alberga este día
a la Virgen Pura
la hermosa María

Todos (mientras se abren las puertas)

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos,
reciban este rincón,
aunque es pobre la morada, la morada,
os la doy de corazón.

Cantemos con alegría, alegría
Todos al considerar,
Que Jesús, José y María
Nos vinieron hoy a honrar.

PASEMOS ESTOS DÍAS, VERDADERAMENTE, EN SANTIDAD?

¡CÓMO QUISIERA QUE ME TOMARAIS EN CUENTA EN ESTOS DÍAS

QUE FUE EL PRINCIPIO DE VUESTRA LIBERACIÓN!

El Nacimiento de vuestro Salvador es el mayor regalo que Yo os he podido dar, haber mandado a Mi Hijo, para que os abriera, nuevamente, las Puertas del Cielo. 

Se dio en totalidad por vosotros, vino a sufrir entre los hombres y lo digo así, porque Satanás estaba atrás de todo esto, Satanás no permitía que el hombre gozara el gran regalo que Yo os daba,

pero entre ese sufrimiento de Mi Hijo, había una gran alegría y Él lo sabía y

SEGUÍA AGRADECIÉNDOME A MÍ, VUESTRO PADRE,

QUE LO HUBIERA ENVIADO PARA ABRIROS, A TODOS VOSOTROS,

LAS PUERTAS DEL CIELO,

PERO NO TODOS LO HAN APROVECHADO.

Vais a celebrar, nuevamente, este aniversario de vuestra liberación, ¿Cuántos de vosotros Me vais a agradecer eso?

Es un misterio grande, Divino, y que solamente Yo, vuestro Dios, podía liberaros del Pecado tan grande de vuestros Primeros Padres,

Y por eso, os mandé a Mi Hijo, en Mi Segunda Persona de Mi Trinidad.

Es un Regalo inmenso, inconmensurable, el que hayáis tenido la Presencia de Mi Hijo entre vosotros, el que haya nacido para vuestra liberación, para vuestro crecimiento espiritual, para el perdón de vuestros pecados,

para recibir, nuevamente, Mis Bendiciones inmensas, inconmensurables, que día a día derramo, sobre todo lo Creado y especialmente en vosotros, que sois Mis hijos y, ¿Cuántos de vosotros, realmente, Me agradecéis por todo esto?

Es bueno que agradezcáis a vuestras amistades, a vuestros hermanos, a los más cercanos a vosotros, por los regalos que os dan, por el bien que os desean, por esos momentos de felicidad que tendréis reunidos en familia, eso es bueno, porque es unión familiar.

Pero ¿Estaré Yo, vuestro Padre, en vuestra reunión familiar?

POCOS, MUY POCOS SE ACUERDAN DE INVITARNOS,

DE TENERNOS PRESENTES EN EL AMOR QUE SE PRODUCE EN VUESTRAS REUNIONES

Yo, que os estoy dando el Regalo más grande, no Me lo agradecéis, porque no os habéis puesto a meditar en ello.

Debéis meditarlo Mis pequeños, porque Me lo merezco, Me merezco todos vuestros agradecimientos, vuestras alegrías, os ayudo a triunfar espiritualmente en vuestra vida,

para que se dé, eso que os vino a dar Mi Hijo, la salvación de vuestra alma.

Muchos de vosotros no vivís para ello, no hacéis crecer a vuestra alma a niveles altos, a niveles espirituales, con los cuales Yo Me congratule con vosotros.

Vivís mediocremente en lo espiritual y eso Me entristece, porque, para todo el tiempo que ha pasado, desde la donación de Mi Hijo, hace un poco más de dos mil años, debierais estar viviendo a niveles muy altos en lo espiritual,

pero le habéis hecho más caso a Satanás, os ha hecho olvidar a qué vino Mi Hijo a la Tierra, os ha hecho olvidar éste Regalo tan grande que celebráis año tras año, pero que ya no hace mella en los corazones.

Vuestro corazón se está volviendo de piedra, vuestro corazón ya no sabe amarMe, vuestro corazón empieza a quedar encadenado nuevamente, en el pecado.

Fuisteis liberados por Mi Hijo, Le pedí que bajara a liberaros y preferisteis el seguir encadenados en el pecado.

No es justo, Mis pequeños, que hagáis esto con vuestro Dios, mucho se os ha dado y muy poco se ha recogido.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

MENSAJE DEL TEPEYAC 3


Una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Estaba embarazada y lloraba de dolor mientras trabajaba para dar a luz. Entonces apareció otra señal en el cielo; Era un enorme dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas había siete diademas. Su cola barrió un tercio de las estrellas en el cielo y las arrojó a la tierra. Entonces el dragón se paró frente a la mujer a punto de dar a luz, para devorar a su hijo cuando ella dio a luz. Ella dio a luz a un hijo, un varón, destinado a gobernar a todas las naciones con una vara de hierro. Su hijo fue atrapado por Dios y su trono. La mujer misma huyó al desierto donde tenía un lugar preparado por Dios. (Apocalipsis 12: 1-6)

Diciembre 16 de 2019

Habla la Santísima Virgen de Guadalupe
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María, la Mujer vestida de Sol con la Luna bajo Sus pies.

Os quiero platicar sobre el significado de las milicias celestiales y el papá que vosotros tenéis en ésta lucha espiritual que actualmente se está llevando a cabo en la Tierra.

Desde el principio del Tiempo el Maligno ha atacado la Obra Creadora de Nuestro Dios.

El fue vencido por Mi Arcángel San Miguel y las huestes celestiales y al ser corrido del Cielo, él juró atacar toda la Obra de vuestro  Dios.

Vosotros, hijitos Míos, sois la presa preferida del Maligno, para ser eliminados de la herencia celestial.

Estáis viviendo una verdadera batalla campal. Sólo aquellos que no quieren ver, no se dan cuenta de ésta batalla espiritual tan poderosa, en,la que todos vosotros estáis siendo afectados, de una u otra forma.

Mi Padre Me ha puesto al frente de las milicias celestiales, donde Mi Arcángel San Miguel es el jefe de ellas.

Este es el Tiempo en el que Mi Dios y Señor Me ha concedido atacar al mal y liberaros a todos vosotros, a los que queráis seguir la Guía Divina dada en vuestros corazones…

Y así llevar a cabo el Plan Divino de Salvación de todo el género humano.

Este es ahora Mi Tiempo, en el que Yo, vuestra Madre Santísima, Guía y Protectora del Pueblo de Dios, he de contraatacar las fuerzas del mal.

Todos vosotros, Mis hijos, los que ahora vivís sobre la Tierra, los que estáis de parte del Bien Divino, sois Mis soldados, soldados que no tienen que ver en nada con la producción de muerte ni de violencia.

Sois soldados de un Dios Divino, de un Dios de Paz, de un Dios de Bien.

Vuestra misión es pacificadora, de unión, de vida espiritual, de crecimiento en el Amor.

MIS SOLDADOS SON SOLDADOS DE ORACIÓN

LUCHAN CON LA FUERZA DEL SANTO ROSARIO

CON LA DONACIÓN TOTAL A NUESTRO DIOS,

CÓMO YO MISMA ME DONÉ A ÉL

Nuestra victoria será una victoria espiritual, sin derramamiento de sangre como Mi enemigo siempre ha actuado al provocar guerras entre pueblos hermanos, entre familias, entre hermanos de sangre.

Él siempre ha provocado separación: odios, distanciamiento espiritual entre la creatura y su Dios.

Él ha provocado muerte física y muerte espiritual. El ha logrado quitar de muchos corazones la Palabra Divina, Él ha causado mucho mal a la Obra de Creación de Nuestro Padre Dios.

Ahora son tiempos en los que la Serpiente Antigua tratará de morder Mi Calcañar, Mi talón, que sois todos vosotros.

No podéis permanecer ya ciegos y sordos al mal que os rodea y menos, manteneros impávidos y estáticos al ataque tan fuerte que estáis sufriendo.

Prácticamente TODOS vosotros habéis ya sido atacados de una forma u otra, por las Fuerzas del Mal.

Quienes con ataque físico como asaltos o asesinatos; quienes con la destrucción espiritual, tanto personal como en familia, al destruirles el núcleo familiar

O con la apostasía a la Fe Divina, prefiriendo sectas que os llevan a un relajamiento en las Verdades que Mi Hijo os vino a enseñar.

No podéis tapar ya el Sol con un dedo, todos vosotros estáis involucrados en ésta lucha tremenda de poderes espirituales.

Vinisteis a la Tierra a ser servidores de vuestro Dios, a uniros a las Huestes Celestiales, para que bajo Mi Guía pudiéramos restaurar el Reino de Dios Padre caído por el pecado

Y POR EL CONSTANTE ATAQUE, SIEMPRE FUERTE

DE NUESTRO ENEMIGO INFERNAL

Estáis viviendo una lucha real de poderes, donde parece que e! Mal está ya venciendo, porque es más el Mal el que ahora parece prevalecer a todos niveles de vuestro Mundo…

Pero lo que es de Dios siempre se desarrolla en la humildad, en la paz, en lo oculto de los corazones.

Yo os invito hijitos Míos, a reflexionar sobre estas verdades que estáis viviendo y que serán determinantes para lograr la paz en vuestro Mundo.

Y para la realización del Plan Divino de Salvación y con ello, la preparación para todo el Mundo para recibir a Mi Hijo en Su Segunda Venida.

Nada queda oculto a los Ojos de Nuestro Dios, todo lo conoce, todo lo ve y por ello, todo lo guía para un destino final con el Triunfo de Su Amor Divino.

Hijitos Míos, uníos a vuestra Madre acompañándoMe a destruir el mal que os rodea,

POR MEDIO DE LA DONACIÓN VOLUNTARIA Y PERFECTA,

CÓMO YO LO HICE, A NUESTRO DIOS

Con las armas Divinas pronto podremos vencer al Mal, sólo necesito vuestra libre donación para que Me acompañéis en la Oración, en el Sacrificio, en la Penitencia, en el Ayuno, en la compañía íntima y constante de la Voluntad Divina de Nuestro Dios y Creador.

TODOS vosotros debéis y podéis hacer algo para vuestro Dios.

Quienes más, quienes menos, según hayáis recibido y según el amor con el que queráis agradar a vuestro Dios.

Una pequeña jaculatoria recitada una o varias veces al día o el ofrecimiento de una Santa Misa…

O el rezo de uno o varios Rosarios al día.

O una pequeña penitencia o un gran sacrificio, etc. todo será tomado por Mi Corazón para ser ofrecido a Nuestro Dios y así poder contrarrestar las fuerzas del Mal.

Sólo os pido que, para ir en contra del Mal que os rodea, produzcáis AMOR en vuestros corazones y que éste se traduzca en buenas obras para con vuestros hermanos.

De ésta forma estaréis venciendo al mal, el cuál ataca la vida física y espiritual de todos vosotros. Haced el bien y vuestro Padre Dios os lo recompensará con creces.

Esta tremenda lucha pronto verá su fin; pero antes el Maligno dará su coletazo final, fuerte, tremendo, nunca antes visto por el ser humano.

NO TEMÁIS, que Mi Hijo, vuestro Dios y Yo, vuestra Madre; acompañada por las huestes angelicales, estaremos prontos a protegeros.

SÓLO OS PIDO QUE PIDÁIS UNA FÉ INMUTABLE, FIRME Y CONFIADA EN VUESTRO DIOS

VAMOS A VENCER, HIJITOS MÍOS,

DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO…

VAMOS A VENCER, UNIDOS EN EL AMOR DE NUESTRO DIOS

Y no temáis, que vuestro Dios nunca os pediría sufrir más de lo que podríais soportar…

RECORDAD QUE EL OS HA PROMETIDO TOMAR EL DOLOR,

PARA QUE NO SUFRÁIS EN LA PRUEBA FINAL

Acercaos a Mi Corazón, venid confiados en Mí, vuestra Madre, para que Yo os revista, a cada uno de vosotros, con las armas que necesitaréis para luchar contra el Dragón poderoso.

Vuestras armas son espirituales, Divinas, envueltas con el Amor de vuestro Dios.

No busquéis ni provoquéis desorden, guerra, odios, rencores, traición. Yo os voy a guiar, Yo voy a guiar a Mis hijos, los que Me ayudarán a vencer a la Serpiente Antigua, al Mal, que va destruyendo a la Obra Divina.

Confiad totalmente en Mi, hijitos Míos, porque ya as puedo decir desde ahora, que el Mal será vencido, porque Nuestro Dios es Omnipotente y no hay nada ni nadie sobre El y Su Poder.

Si estáis con vuestro Dios y Conmigo, estáis del lado de los vencedores y esto os dará un gozo eterno en el Reino de los Cielos.

Desde ahora agradeced a vuestro Dios, la Gracia tan grande que os ha concedido al permitiros bajar a la Tierra a servirLe y para ayudar, en éstos tiempos de Cambio,

Al logro definitivo de la Paz Celestial en la Tierra, logro que dará como resultado el que Mi Hijo pueda vivir entre vosotros una vez más.

Os amo y os bendigo en el Santo Nombre de Mi Dios, en el de Mi Hijo y en el de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor.

Yo, vuestra Madre Celestial, la Siempre Virgen María, he de vencer a la Bestia con vuestra ayuda, ¡AcompañádMe, hijitos Míos, acompañádMe!

Momentos después, al seguir rezando el Santo Rosario, tengo una visión:

Veo al Señor San José, cargando con el brazo izquierdo al Niñito Jesús y teniendo su brazo extendido hacia adelante, está sosteniendo una cruz de su tamaño y me dice:

Esta cruz que fue hecha para Mi Hijo, no le dio muerte, sino que produjo Vida, Vida para todos vosotros y la Cruz  que ahora lleváis todos vosotros, no dará tampoco muerte, sino dará vida a todo el género humano.

Yo también estaré con vosotros en este Tiempo de Cambio, junto con Mi Hijo Jesús y Mi Amada Esposa María.

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, ¿Puede, acaso, un alma, estar triste cuando Yo estoy en ella?

Mis pequeños, un alma, estando ante Mi Presencia, irradia alegría, paz, amor. Yo quiero que vosotros seáis alegres, seáis sencillos, humildes;

pero que la alegría sea para vosotros un distintivo, porque a pesar de las condiciones y situaciones que viviréis, al estar Yo con vosotros, deberéis irradiar Mi Presencia 

Y os vuelvo a repetir, ¿Puede acaso un alma estar triste o atribulada cuando Yo Vivo en ella?

VOSOTROS DEBERÉIS LLEVAR LA ALEGRÍA A VUESTROS  HERMANOS

ESTÉ COMO ESTÉ EL AMBIENTE

Vosotros al estar Conmigo, deberéis vivir como un éxtasis de amor y de hecho, lo viven aquellos que están Conmigo.

Las almas que les rodean, saben que tiene algo diferente ésa persona que Yo he escogido, ésa alma que camina entre vosotros.

Debéis vivir así Mis pequeños, en un continuo éxtasis y ése éxtasis os llevará a una alegría inmensa.

Trabajaréis con la alegría e irradiaréis paz y amor a vuestros hermanos; habrá tribulación contra vosotros, como la tuvieron los primeros cristianos.

Ellos, eran gente especial, se les conocía porque vivían alegres, unidos, amorosos con todos los demás.

Estos son los tiempos en que se cerrará un paréntesis en la Historia de la Humanidad, el Pecado Original lo abrió; se ha vivido la maldad, ha caído el hombre a niveles infrahumanos.

Mucho mal se ha desatado en todo el Mundo y en el Universo entero.

Pocos, muy pocos han luchado contra ésa maldad y serán preservados por ello mismo, porque no la dejasteis entrar en vosotros y si entró, inmediatamente hicisteis todo lo posible para volver al estado de Gracia.

LOS ESCOGIDOS VIVIRÁN EL GOCE CELESTIAL AUN VIVIENDO SOBRE LA TIERRA

, ÉSE ES MI REGALO, MIS PEQUEÑOS, PARA LAS ALMAS QUE FUERON FIELES

QUE ESCOGIERON LA MEJOR PARTE

Perseverad, falta poco, Mis pequeños y Yo estaré con vosotros, para que éste último paso. el paso decisivo para vuestra felicidad en la Tierra.

Y de la Felicidad Eterna, sea seguro, un paso en donde se os probará todavía un poco más.

Yo quiero almas fieles, almas en las cuales pueda confiar plenamente, para derramar Mis Bendiciones, Mis Carismas, Mi Amor.

Estáis ya en el camino, no claudiquéis, seguid adelante y escuchad Mi Santo Espíritu que habita en vosotros.

Os amo, Mis pequeños, seguid adelante.

Gracias, Mis pequeños.

Yo os bendigo en Mi Santo y amoroso Nombre, en el de Mi Hijo, Verbo Encarnado por quién habéis conocido Mi Pensamiento y en el del Espíritu de Amor en la moción de los corazones abiertos a Mi Amor.

MENSAJE DE DIOS PADRE

16 DE DICIEMBRE 2019

Amado Pueblo Mío

EN ESTE TIEMPO DE ADVIENTO ES DESEO DE NUESTRA TRINIDAD

QUE SE GESTEN EN EL VIENTRE DE LA MADRE DE TODOS LOS HOMBRES.

Es imprescindible en este instante que se alimenten, se nutran, se formen, se fortalezcan del amor de la Madre de toda la Humanidad.

Para que tomen de Ella Su mismo Amor, Su misma bondad, Su misma caridad, Su misma paciencia, Su misma amabilidad, Su mismo amor al prójimo,

Su entrega incondicional a la Voluntad de Nuestra Trinidad; Su mismo Fiat en todo momento y en toda situación de su existir.

Es imprescindible que en este instante se alimenten de Su misma prudencia, de Su misma obediencia que en todo momento, sin mirar y sin escuchar otras voces, caminó con Su mirada fija en la Voluntad de Nuestra Trinidad.

Así ustedes adéntrense, géstense en este momento en ese vientre virginal de la Madre, la que Les entregamos para que sea el Arca, el Sagrario en donde ustedes se alberguen, de donde se nutran en cada instante de su existir.

A cada uno les hemos entregado “un Tesoro”:

Ha estado, está y estará frente a cada uno de ustedes, a todos por igual; sin discriminar a ningún hijo, por más pecador que éste se considere.

Nuestra misericordia es infinita y a todos, como hijos nuestros, les damos la herencia en igual medida; mas unos recogen más, otros recogen menos y otros no quieren recoger nada de Nuestra herencia.

Este instante tan delicado para toda la humanidad en general, es a la vez un instante en el que ustedes deben abrir el corazón, la mente, “todos los sentidos”,

pero sobre todo deben abrirse a la FE en Nuestra Palabra y a los llamados de la Madre Santísima,

para que  se nutran de todo cuanto Ella les trae constantemente, para que, obedientes a la guía de la Madre, sean conducidos por el camino recto, por el camino seguro, por el camino en donde no hay desviaciones del egoísmo humano.

Es imprescindible que en estos días de Adviento se gesten, se adentren, se alberguen en el vientre de la Madre para que renazcan a una VIDA NUEVA,

para que ese egoísmo humano, que es el detente común denominador de todos los hombres, sea arrojado para siempre al pie de la Cruz Redentora y Salvadora.

CADA UNO TIENE AL FRENTE SU HERENCIA

¡Tómenla, aprovéchenla, multiplíquenla!,

QUE ASÍ COMO SE MULTIPLICARON LOS PECES Y LOS PANES,

ASÍ SE MULTIPLICARÁ CUANTO USTEDES NECESITEN EN ESTE CAMINAR ESPIRITUAL

PARA QUE LOGREN PRONUNCIAR ESE FIAT INCONDICIONAL A NUESTRA TRINIDAD

¿Por qué detenerse en el camino mirando o escuchando otras voces?

¿Por qué detenerse en el camino, por el qué dirán sus hermanos, por el cómo tomarán el que caminen en santidad, o por lo que dicen sus hermanos de ustedes?

PUEBLO MÍO: Ustedes son Mis Apóstoles y cada uno predica, cada uno predica con su ejemplo, con su amor, con su entrega absoluta. Predican con el testimonio y es lo que hoy como Padre, les vengo a pedir.

LES VENGO HOY A PEDIR ENÉRGICAMENTE

ESTE TESTIMONIO QUE COMO MI PUEBLO, ESTÁN OBLIGADOS A DAR

Desde hoy, que no sea más el yo humano el que se duela, el que se resienta, el que mire, el que sienta, el que escuche.

De hoy en adelante, luchen para que quede anulada esa voluntad humana que detiene a Mi Pueblo, para que como Padre pueda Yo verter en cada uno de ustedes todos los dones y virtudes necesarias,

y con su testimonio, aquéllos que no creen, aquéllos que Me persiguen, aquéllos que Me odian, aquéllos que hieren Mi Corazón segundo a segundo, aquéllos que blasfeman contra Mí;

sean superados por la entrega fiel de Mi Pueblo, por ese darse, por ese desprenderse, o acaso, Pueblo Mío, ¿es que han olvidado que de Mis Manos procede cuanto poseen?

HOY HABLO ENÉRGICAMENTE,

LLAMO A MI PUEBLO CON UNA PETICIÓN AMOROSA,

CON MI CORAZÓN EN LA MANO.

Pueblo Mío, ¿Qué te has hecho?

Pueblo Mío, ¿Dónde estás?

Pueblo Mío, ¡Alza tu voz sin temer a la persecución, sin temer al qué dirán!

Pueblo Mío, fija hoy tu mirada en Mí y albérgate, albérgate y déjate gestar y nutrir por la “Llena de Gracia”.

¡Tomen a esta Madre en todo momento, Ella les conduce a puerto seguro!

Yo, como Padre de toda la humanidad, les bendigo y así como hoy les he preguntado, ¿Dónde estás Pueblo Mío

Así hoy también les digo que les bendigo por escuchar Mis llamados. Pero: es que hijos, son momentos apremiantes y necesito una total e incondicional donación, una total e incondicional obediencia.

El mal acecha, y Mis ángeles permanecen al lado de cada uno de ustedes, Mis fieles. Yo permanezco en todo; Mi Esencia, Mi Germen permanece en todo lo creado.

Todo cuánto ha salido de Mi Mano, posee Mi Germen Divino y ustedes deben desde hoy encontrarme en todo, en todo lo creado.

Les llamo a ofrecer, orar, doblar rodillas por aquellos que en este momento persiguen a Mis fieles, por aquellos que en este momento, gustan el pecado en demasía.

Esta humanidad está sumergida en el pecado y es una plaga que corre, día a día, acaparando a más y más de Mis hijos; pero ustedes, Pueblo Mío, poseen la fuerza de millones.

El único detente que poseen en este instante son los rescoldos de ese yo, de ese egoísmo humano que se resiste a anularse totalmente, a olvidarse de lo que quiere, de lo que gusta y entregarse totalmente a Mi Voluntad,

En donde encontrarán la plena alegría, la plena felicidad, puesto que cuando se vive sumergido en Mi Voluntad, lo demás ya no existe

y todo cuanto acontece es felicidad, porque es una donación, es una fusión a la vez, del alma con Su Creador.

Que este 24 de Diciembre, mire Yo a cada uno de ustedes renaciendo en el Pesebre, que les mire ahí totalmente anulados y entregados a Mi Voluntad.

Y que cada uno me dé el regalo que ansío como Padre:

QUE CADA UNO ME DIGA: “FIAT PADRE” “FIAT VOLUNTAS TUA”,

“HÁGASE TU VOLUNTAD, NO SE HAGA LA MÍA, PADRE”

Les amo, Pueblo Mío y por esta razón es que hoy les hablo con dureza pero con amor misericordioso.

Con el Corazón de un Padre les he hablado hoy, porque son Mi Tesoro, son las niña de Mis Ojos son Mi Esperanza, son el testimonio de que Yo existo y de que Yo Me doy al hombre.

Son el testimonio de que protejo y cuido a los Míos.

Les bendigo el ser; la familia en general. Les bendigo y les fortalezco para que continúen esta misión que cada uno como hijo de Mi Iglesia, posee.

Les bendigo, para que en obediencia caminen siendo fieles a Mi llamado.

No olviden hijos: ¡Albérguense en ese Vientre materno y Virginal! Y aliméntense de esa pureza, de ese Sagrario bendito que es la Madre de todos los hombres. Les amo, son Mi tesoro, son Mi mismo Amor.

QUEDEN EN LA PAZ DE NUESTRA TRINIDAD

MI CASA PERMANECE JUNTO A USTEDES

LES PROTEGE, LES DEFIENDE Y LES LIBRA.

Nota: Al finalizar el Mensaje, pedimos humildemente al Señor una confirmación de Su Palabra y Él gentilmente nos señaló en la Sagrada Escritura el Salmo 144 que inicia así: “Bendito sea el Señor, mi Roca…”

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
10 DE DICIEMBRE DEL 2019

Pueblo de Dios:

En nombre de los ejércitos celestiales y por Voluntad Divina les transmito esta palabra.

Las bendiciones no se hacen esperar para quienes se esfuerzan por continuar practicando el bien y apegados al Evangelio son amor como la Trinidad Sacrosanta es AMOR,  como Nuestra Reina y Madre de Cielo y Tierra es Amor y como Nosotros somos Amor.

En medio de tanta confusión que caracteriza la proximidad del “FIN DE UNA ERA”, “NO EL FIN DEL MUNDO”,

Se mantienen viviendo en las turbulencias que no cesan, en el constante ir y venir de contrariedades que surgen para mantenerles dispersos y fuera de la UNIDAD con la Trinidad Sacrosanta.

Como hijos de Dios, tienen que reconocer al Mal, el cual se encuentra en fuerte lucha contra el Pueblo de Dios para distraerles y llevarles a desertar en la Fe.

Aquellos que se han adentrado en el camino espiritual, logran percibir lo fuerte de este momento en que todos los Demonios se encuentran en la Tierra tentando a los hombres para que caigan.

¡Aún no reconocen que la Humanidad está enardecida y solo necesita un pequeño motivo para arremeter en contra de sus hermanos!

Todo el escenario fue preparado por quienes van a aplastar a la humanidad con su poderío y le han sustraído con engaños la mente, agitándola hacia este obrar y actuar del hombre actual.

Estos levantamientos, este caos actual no nació en esta generación, el Mal ha gestado este estado de la Humanidad para que se haga una realidad en este presente en que viven, ¡DESPIERTEN!

El plan demoniaco de la masonería y de ideologías contrarias al bien, es separar al hombre de Su Creador y robarle el sustento espiritual del Sacrificio Eucarístico, para que caiga en los pecados más despreciables.

Son demasiados los que engañados por el Demonio caen en la trampa del Mal y se amparan a los que renuncian y reniegan de la Trinidad Sacrosanta.

¡AY!…. ¡CUÁNTOS QUEDARÁN EN EL CAMINO, ENGAÑADOS POR EL DEMONIO!

¿Buscan la fe, la libertad?…. Caminen de la Mano de Nuestra Reina y Madre, para que les conduzca hacia el bien, Ella es la predilecta del Padre.

Miramos a los hombres atacar los Templos en honor a la Trinidad Sacrosanta y a Nuestra Reina y Madre…

Y en el Cielo nos estremecemos por tan grave falta,

Y más grave será la próxima falta ya que de atacar los Templos construidos por el hombre para adorar a la Trinidad Sacrosanta,

PASARÁN A ATACAR AL PUEBLO DE DIOS

Y SOBREVENDRÁ LA PERSECUCIÓN TAN ANUNCIADA DESDE TIEMPOS PASADOS 

Leen el Apocalipsis como un niño lee un libro de historias, ¡NO, NO, NO!,

EL LIBRO DEL APOCALIPSIS ES PARA LLEVARSE A CUMPLIMIENTO

COMO SE HA DADO A CUMPLIMIENTO LA SAGRADA ESCRITURA

¡Quien niega el Apocalipsis niega TODA la Sagrada Escritura! (cfr. ii tim 2,16).

Prepárate Pueblo de Dios, eleva el espíritu hacia la unidad con la Trinidad Sacrosanta, une los sentidos del cuerpo físico y los sentidos espirituales

para que sea uno el que obra y uno el que actúa y no sean más sepulcros blanqueados (Cfr. Mt 23,2-32), los que ante las adversidades, olvidan la Palabra Divina

y se esconden en las madrigueras para no ser vistos o para no enfrentarse consigo mismo y mirarse interiormente.

No almacenen alimentos para los lugares que algunos han preparado para los momentos de persecución y de tribulación, si no se preparan primero espiritualmente y con Discernimiento dado por el Espíritu Santo, para que renuncien al Mal con Fe firme y salven el alma.

TEMPLO VIVIENTE Y SAGRARIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

De nada les vale, ni los alimentos, ni medicamentos, ni el dinero, ni de lo que se abastezcan, si no son VERDADEROS TEMPLOS DE AMOR (Cfr. I Cor.6,19).

PUEBLO DE DIOS:

SE ACERCAN INSTANTES FORTÍSIMOS PARA EL PUEBLO DE DIOS

No son instantes como otros que han vivido, estos serán la Prueba en la Fe, en el Amor verdadero, en la verdadera Esperanza, en la Caridad sin igual,

en los cuales algunos serán engañados fácilmente y no por no conocer las Escrituras, no por no conocer la Palabra Divina, no por no orar o por no recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo Nuestro Rey y Señor,

sino por acostumbrarse a llamarse a sí mismos Cristianos y practicar sus deberes pero sin consciencia de la DIVINIDAD ANTE LA QUE SE ENCUENTRAN, sin consciencia y hasta sin Fe.

La costumbre lleva a que criaturas de Dios pierdan la Vida Eterna.

Pueblo de Dios, la Batalla NO ES contra hombres, es contra los espíritus del Mal esparcidos por el Mundo (cfr. ef. 6,12), 

SE ENCUENTRAN EN UNA AGUERRIDA BATALLA EN CONTRA DEL BIEN

POR ELLO EN DONDE MENOS PIENSEN

ENCONTRARÁN QUIENES SE LEVANTEN CONTRA EL PUEBLO DE DIOS

La humanidad es probada, sumamente probada, en especial en la Fe sobre la que el hombre de Dios cree en un Solo y Único Dios, para que luego ya sin Fe, acepte pertenecer a una Religión Única.

En lo social: para que la humanidad pierda su identidad; en lo político: para que la humanidad se una a las ideologías que lidera el Demonio y atropellan a los hombres con crueldad, sin compasión-

En lo económico: porque Satanás sabe bien que el hombre cuando se siente desestabilizado económicamente, es capaz de todo y olvida el bien.

El escenario ha sido cuidadosamente diseñado y el Pueblo de Dios cedió a los caprichos del Mal, poco a poco. Ya sabrán que mis palabras no son en vano.

Por ello ¡Apele cada uno a la Misericordia Divina y arrepiéntanse profundamente, YA!

Este momento es extremadamente perturbador para quienes son TIBIOS, pero para los hijos de Dios firmes en la Fe, es el instante de enaltecer la Fe.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios. A orar por la Paz mundial que se encuentra amenazada aunque ustedes no lo miren, ni lo expongan los medios de comunicación.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios.

EL HOMBRE SABRÁ DEL ESTREMECERSE DE LA TIERRA Y ENTRARÁ EN PÁNICO

Oren, soliciten la Misericordia Divina para los países que el Cielo ha mencionado. Oren por los eventos cósmicos que afectan la Tierra.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios, la Iglesia SE ESTREMECE, no pierdan la Fe.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios, Argentina llorará el algarabío que vive.

Pueblo de Dios, son llamados a ser hijos fieles; comerán, beberán se casarán (Cfr. Lc 17,26-28) sin atender los Llamados Divinos y llegará el Rey y ¿Qué ha sido del hombre?

Miran el Sol, la Luna, las estrellas y les dejarán de mirar, la oscuridad en el alma del hombre será la misma en la que se sumergirá la Tierra.

Atiendan, hijos de Dios, transformen su vida y contribuyan a salvar a sus hermanos, atiendan, no desprecien los Llamados. Auxilien a sus hermanos que padezcan por la naturaleza.

Unidos en la celebración a nuestra Reina y Madre Emperatriz de las Américas, rueguen a Dios para que devele el Misterio:

en Ella acuna al ángel de paz. (1)

¿QUIÉN ES COMO DIOS?

¡NADIE COMO DIOS!

San Miguel Arcángel

(1) Revelaciones sobre el Ángel de Paz, enviado de Dios…

Comentario del Instrumento

Hermanos:

… Festejando a Nuestra Madre de Guadalupe, le imploramos Su Protección y Su bendición e imploramos en la Voluntad Divina, para que en Su tiempo, se devele el Misterio. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

M7 ALTAR DE EXPIACIÓN 1


EL PURGATORIO ES UN ALTAR DE EXPIACION

Acta de Martirio de Santas Felicidad y Perpetua (año 203 d.C.)

Cartago, 7 de marzo de 203

Las Actas del Martirio de las santas Felicidad y Perpetua (7 de marzo del 203) constituyen un relato altamente significativo; para darnos una idea al menos aproximada, de las exigencias que el Cristianismo comportaba en la vida pública, social y familiar.

El ejemplo que protagoniza Perpetua es una muestra patente de anteponer los dictados de la Fe a los lazos de la sangre y de la familia:

“Fueron detenidos los adolescentes catecúmenos Revocato y Felicidad, ésta compañera suya de servidumbre; además de Saturnino y Secúndulo.

Y entre ellos también Vibia Perpetua, de noble nacimiento, instruida en las artes liberales, legítimamente casada, que tenía padre, madre y dos hermanos; uno de éstos catecúmeno como ella y un niño pequeñito al que alimentaba ella misma.

Contaba veintidós años.

A partir de aquí, ella misma narró punto por punto todo el orden de su martirio (y yo lo reproduzco, tal como lo dejó escrito de su mano y propio sentimiento).

“Unos días antes del arresto, el Espíritu Santo me solicitó que ayunara y pidiera fervientemente QUE EN MI PRUEBA SUPLICARA RESISTIR AL AMOR PATERNO…

Y así lo hice…

Cuando todavía nos hallábamos entre nuestros perseguidores, como mi padre deseara ardientemente hacerme apostatar con sus palabras y llevado de su cariño, no cejara en su empeño de derribarme:

– Padre –le dije-, ¿Ves, por ejemplo, ese utensilio que está ahí en el suelo, una orza o cualquier otro?

– Lo veo –me respondió.

– ¿Acaso puede dársele otro nombre que el que tiene?

– No.

– Pues tampoco yo puedo llamarme con nombre distinto de lo que soy:  C R I S T I A N A.

De allí a unos días, se corrió el rumor de que íbamos a ser interrogados.

Vino también de la ciudad mi padre; consumido de pena, se acercó a mí con la intención de derribarme y me dijo:

– Compadécete, hija mía, de mis canas; compadécete de tu padre, si es que merezco ser llamado por ti con el nombre de padre.

Si con estas manos te he llevado hasta esa flor de tu edad, si te he preferido a todos tus hermanos, ¡No me entregues al oprobio de los hombres!

Mira a tus hermanos; mira a tu madre y a tu tía materna; mira a tu hijito, que no ha de poder sobrevivir. Depón tus ánimos, no nos aniquiles a todos; pues ninguno de nosotros podrá hablar libremente, si a ti te pasa algo.

Así hablaba como padre llevado de su piedad, a la par que me besaba las manos, se arrojaba a mis pies y me llamaba entre lágrimas no ya su hija, sino su señora.

Y yo estaba transida de dolor por el caso de mi padre, pues era el único de toda mi familia que no había de alegrarse de mi martirio.

Y traté de animarlo, diciéndole:

Allá en el estrado sucederá lo que Dios quisiere; pues has de saber que no estamos puestos en nuestro poder, sino en el de Dios.

Y se retiró de mi lado, sumido en la tristeza.

Otro día mientras estábamos comiendo, se nos arrebató súbitamente para ser interrogados.

Y llegamos al foro o plaza pública.

Inmediatamente se corrió la voz por los alrededores de la plaza.

Y se congregó una muchedumbre inmensa. Subimos al estrado.

Interrogados todos los demás, confesaron su Fe.

Por fin me llegó a mí también el turno.

Y de pronto apareció mi padre con mi hijito en los brazos. Y me arrancó del estrado, suplicándome:

– Compadécete del niño chiquito.

Y el procurador Hilariano, que había recibido a la sazón el ‘ius gladii’ o poder de vida y muerte, en lugar del difunto procónsul MinucioTiminiano,

Me dijo:

– Ten consideración a las canas de tu padre; ten consideración a la tierna edad del niño. Sacrifica por la salud de los emperadores.

Y yo respondí:

– No sacrifico.

– Luego ¿Eres cristiana?

– Sí, soy cristiana.

Y como mi padre se mantenía firme en su intento de derribarme, Hilarianodio orden de que se lo echara de allí. Y aun le golpearon.

Yo sentí los golpes de mi padre como si a mí misma me hubieran apaleado. Así me dolí también por su infortunada vejez.

Luego, al cabo de unos días Pudente soldado lugarteniente oficial de la cárcel, empezó a tenernos gran consideración, por entender que había en nosotros una gran virtud.

Y así, admitía a muchos que venían a vernos con el fin de aliviarnos los unos a los otros.

Mas cuando se aproximó el día del espectáculo, entró mi padre a verme, consumido de pena.

Y empezó a mesarse su barba, a arrojarse por tierra, pegar su faz en el polvo, maldecir de sus años y decir palabras tales, que podían conmover la creación entera.

Yo me dolía de su infortunada vejez.

En cuanto a Felicidad, también a ella le fue otorgada gracia del Señor, del modo que vamos a decir:

Como se hallaba en el octavo mes de su embarazo (pues fue detenida encinta), estando inminente el día del espectáculo, se hallaba sumida en gran tristeza, temiendo se había de diferir su suplicio por razón de su embarazo (pues la ley veda ejecutar a las mujeres embarazadas), y tuviera que verter luego su sangre, santa e inocente, entre los demás criminales.

Lo mismo que ella, sus compañeros de martirio estaban profundamente afligidos de pensar que habían de dejar atrás a tan excelente compañera, como caminante solitaria por el camino de la común esperanza.

Juntando, pues, en uno los gemidos de todos, hicieron oración al Señor tres días antes del espectáculo.

Terminada la oración, sobrecogieron inmediatamente a Felicidad los dolores del parto.

Y como ella sintiera el dolor, según puede suponerse, de la dificultad de un parto trabajoso de octavo mes, díjole uno de los oficiales de la prisión:

– Tú que así te quejas ahora, ¿Qué harás cuando seas arrojada a las fieras, que despreciaste cuando no quisiste sacrificar?

Y ella respondió:

– Ahora soy yo la que padezco lo que padezco; mas allí HABRÁ OTRO EN MÍ, que padecerá por mí, pues también yo he de padecer por Él.

Y así dio a luz una niña, que una de las hermanas crió como hija.

Como el tribuno los tratara con demasiada dureza, pues temía, por insinuaciones de hombres vanos, no se le fugaran de la cárcel por arte de no sabemos qué mágicos encantamientos, se encaró con él Perpetua y le dijo:

– ¿Cómo es que no nos permites alivio alguno, siendo como somos reos nobilísimos, es decir, nada menos que del César, que hemos de combatir en su  natalicio? ¿O no es gloria tuya que nos presentemos ante él con mejores carnes?

El tribuno sintió miedo y vergüenza, y así dio orden de que se los tratara más humanamente, de suerte que se autorizó a entrar en la cárcel a los hermanos de ella y a los demás.

Y que se aliviaran mutuamente; más que más, ya que el mismo Pudentehabía abrazado la Fe.

Mas contra las mujeres preparó el diablo una vaca bravísima, comprada expresamente contra la costumbre. Así, pues, despojadas de sus ropas y envueltas en redes, eran llevadas al espectáculo.

El pueblo sintió horror al contemplar a la una, joven delicada, y a la otra, que acababa de dar a luz. Las retiraron, pues y las vistieron con unas túnicas.

La primera en ser lanzada en alto fue Perpetua, y cayó de espaldas; pero apenas se incorporó sentada, recogiendo la túnica desgarrada, se cubrió la pierna, acordándose antes del pudor que del dolor.

Luego, requerida una aguja, se ató los dispersos cabellos, pues no era decente que una mártir sufriera con la cabellera esparcida, para no dar apariencia de luto en el momento de su gloria.

Así compuesta, se levantó, y como viera a Felicidad tendida en el suelo, se acercó, le dio la mano y la levantó. Ambas juntas se sostuvieron en pie, y, vencida la dureza del pueblo, fueron llevadas a la puerta Sanavivaria.

Allí fue recibida por cierto Rústico, a la sazón catecúmeno íntimo suyo; como si despertara de un sueño (tan absorta en el Espíritu había estado), empezó a mirar en torno suyo,…

Y con estupor de todos, dijo:

– ¿Cuándo nos echan esa vaca que dicen?

Y como le dijeran que ya se la habían echado, no quiso creerlo hasta que reconoció en su cuerpo y vestido las señales de la acometida.

Luego mandó llamar a su hermano, también catecúmeno.

Y le dirigió estas palabras:

– Permaneced firmes en la Fe, amaos los unos a los otros y NO os escandalicéis de nuestros sufrimientos. 

Mas como el pueblo reclamó que salieran al medio del anfiteatro para juntar sus ojos, compañeros del homicidio, con la espada que había de atravesar sus cuerpos, ellos espontáneamente se levantaron y se trasladaron donde el pueblo quería.

Antes se besaron unos a otros, a fin de consumar el martirio con el rito solemne de la paz.

Todos, inmóviles y en silencio, se dejaron atravesar por el hierro; pero señaladamente Sáturo (que era quien los había introducido en la Fe y que se había entregado voluntariamente al conocer su encarcelamiento para compartir así su suerte).

Como fue el primero en subir la escalera y en su cúspide estuvo esperando a Perpetua, fue también el primero en rendir su espíritu.

En cuanto a ésta, para que gustara algo de sufrimiento, Dios PERMITIÓ que sintiese algo del suplicio…

Porque ya fuese piedad o inexperiencia, el gladiador de Perpetua no sabía matar. No tomó el punto justo y solo la hirió.

“DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO…”

Perpetua, sintió el dolor y gritó al ser punzada en las costillas.

Lo miró dirigiéndole una dulce sonrisa y dijo al turbado atleta:

–           Hermano. Deja que yo te ayude.

Enseguida, ella misma le tomó de la mano y dirigió la espada hacia su garganta.

Y apoyando la punta contra la carótida derecha, dijo:

–     ¡Jesús, a Ti me encomiendo! –Y agregó mirando al gladiador- Empuja hermano. Yo te bendigo.

Desviando la cabeza para que la espada penetre fácilmente, ayuda al nervioso gladiador.

Sin duda alguna mujer tan excelsa no podía morir de otra manera. Hasta tal punto el Demonio le temía.

Los santos intrépidos en su amor por Dios, al martirio del corazón se han unido el de la carne.

¡Si así amaron a sus verdugos!… ¿Cómo habrían amado a sus hijos?

Eran jóvenes y felices en el amor a su familia, a sus creaturas.

PERO DIOS DEBE SER AMADO SOBRE TODAS LAS COSAS…

– Ahora soy yo la que sufro, pero en la arena del circo será Otro Quien  sufrirá por mí, ya que yo sufriré por Él.

Y ELLOS AMARON ASÍ

Se arrancaron las entrañas y el corazón, al separarse de sus pequeños, pero la Fe no muere.

Ellos creen en la otra vida firmemente y saben que ésta es para quién sabe ser fiel y persevera hasta el fin.

Ley en la Ley, es el Amor Han dado la vida hasta el Sacrificio Total por amor a su Dios y porque quieren que los más caros a su corazón lleguen al Reino.

Y PARA GUIARLOS,

TRAZARON CON SU SANGRE,

UNA SEÑAL QUE VA DE LA TIERRA AL CIELO,

¡QUE ESPLENDE Y QUE LLAMA…!

¿SUFRIR? ¿MORIR? ¿QUÉ COSA ES?

ES UN INSTANTE FUGAZ

No es nada aquel instante de dolor con respecto al futuro que los espera.

¿Las fieras? ¿La espada? Son benditas, porque son las que dan la Vida…

¡Oh fortísimos y beatísimos mártires! ¡Oh de verdad llamados y escogidos para gloria de nuestro Señor Jesucristo!

El que esta gloria engrandece, honra y adora, debe ciertamente leer también estos ejemplos, que no ceden a los antiguos, para edificación de la Iglesia, a fin de que también las nuevas virtudes atestigüen que es uno solo y siempre el mismo Espíritu Santo el que obra hasta ahora.

Y a Dios Padre omnipotente y  a su Hijo Jesucristo, Señor nuestro, a quien es claridad y potestad sin medida por los siglos de los siglos. Amén.”

Estas dos mujeres, la una rica e instruida y la otra humilde y sencilla sirvienta, jóvenes esposas y madres, que en la flor de la vida prefirieron renunciar a los goces de un hogar, con tal de permanecer fieles a la religión de Jesucristo,

¿QUÉ NOS ENSEÑAN A NOSOTROS?

Ellas sacrificaron un medio siglo que les podía quedar de vida en esta Tierra y llevan más de 17 siglos gozando en el Paraíso eterno.

¿Qué renuncias nos cuesta nuestra religión? ¿En verdad, ser amigos de Cristo nos cuesta alguna renuncia?

Cristo sabe pagar muy bien lo que hacemos y renunciamos por El.

Aquí es necesario puntualizar tres cosas:

1.- El Bautismo era solicitado por los catecúmenos cuando estaban dispuestos a morir con el Martirio y se sentían preparados con el Amor de Fusion y de Coparticipación para ser Otros Cristos.

2.- Conocían perfectamente lo que significaba SER TEMPLOS VIVOS DEL ESPÍRITU SANTO y por eso la contundente declaración de Felicidad.

3.- También CONOCÍAN la experiencia que representa la PRESENCIA PALPABLE DEL DIOS VIVIENTE, dentro de sí mismos y su Bautismo fue recibido con un Baño de Sangre.

Ahora es ABBA Personalmente el que nos invita a ESTE PRIVILEGIO y que en el Purgatorio desaparece su mérito; porque lo que lo hace plausible es la FE y el Libre Albedrío…

Dos componentes que en el Purgatorio ya no son admisibles, porque en el Juicio Particular adquirimos el CONOCIMIENTO TOTAL y cuando “sabemos” ya no tiene sentido y mérito como Prueba…

Porque aunque el PURGATORIO ES UN ALTAR DE EXPIACION dónde sólo se expían las culpas propias y…

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

YA NO PODEMOS SER CORREDENTORES

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, hoy os quiero hablar de la Gracia tan grande que debéis pedir y que para ella vinisteis a la Tierra a servirMe y es la Gracia de llegar a ser otros Cristos.

Esta Gracia es la sublimación de cada alma que baja a la Tierra, es la misión y la vida, por excelencia, que debe tener cada alma, porque así se vive en el Cielo y Mi Reino Celestial se debe de vivir en la misma forma, transmitiendo a Mi

Hijo en cualquiera de Sus facetas o virtudes, viviendo, realmente, el Amor Celestial como El se los manifestó en todas Sus Obras.

La Vida de Mi Hijo se debe manifestar en cada una de las almas que bajan a la Tierra.

Cada alma baja impregnada de Mi Amor, amor que se debe ir desarrollando, primero, con la ayuda y guía de los padres que os ha tocado tener

Y posteriormente con la ayuda interna que cada uno de vosotros deberá escuchar en su interior, para que sea Mi Santo Espíritu el que os lleve a crecer…

Y consumar el amor infinito que Yo puse en cada uno de vosotros para el Crecimiento y Redención del género humano.

Yo os conozco perfectamente a cada uno de vosotros.  

YO OS GUÍO A CADA UNO DE VOSOTROS EN FORMA PARTICULAR

NINGUNO ES IGUAL A OTRO Y TODOS NECESITÁIS UNOS DE OTROS

PARA VUESTRO BUEN DESARROLLO Y DESENVOLVIMIENTO HUMANO Y ESPIRITUAL

Yo os creé limitados, manteniendo esas necesidades en vosotros y en vuestro prójimo, para que así vivierais en santa humildad.

Apreciando con ella que sin la ayuda de vuestros hermanos, NO PODRÍAIS SUBSISTIR,  ni humanamente ni espiritualmente, por las Enseñanzas que transmito a algunos de vosotros.

He puesto Mi Conocimiento parcialmente en cada uno de vosotros para que, con necesidad humilde os acercarais los unos a los otros;

Pero en vez de aceptar con humildad vuestras limitaciones y así pedirlas, os ensoberbecéis con lo que tenéis, que es limitado. Y no permitís que aflore de cada uno de vosotros vuestra humildad…

Y preferís comprar a veces con altanería y desprecio, los bienes que vuestro prójimo os puede dar para completar lo que necesitáis.

Sólo Mi Hijo ha bajado sin tener la limitación de las Gracias Divinas y teniéndolas todas, las puso a vuestra disposición para que de ellas os sirvierais para vuestro crecimiento espiritual, para vuestro crecimiento en el Amor.

Se quiso humillar haciéndose pequeño y pobre…

Y así enseñaros que hasta Él mismo necesitaba de Su prójimo para subsistir humanamente.

Aceptó la ayuda de ricos y pobres y así también, de los desprecios de ricos y pobres.

Tuvo que trabajar de carpintero, para que con Su trabajo ayudara a otros y con la remuneración de Su trabajo ayudara a Su Familia para la subsistencia diaria.

Quiso aceptar todos los acontecimientos que a diario se Le presentaron y que ahora se os presentan a cada uno de vosotros, tanto humanos como espirituales.

Quiso tomar una a una. todas las situaciones de la vida para así irlas purificando, santificando..

Y que ellas así se volvieran ocasiones de vida, de crecimiento espiritual, de ocasión de sacrificio y para intercesión por TODAS las almas y de TODOS los tiempos.

Os quiso dar ejemplo de aceptación a Mi Voluntad al permanecer oculto, llevando vida normal como de cualquier ciudadano, vida “aparentemente” sin importancia, haciendo cosas normales “sin importancia” para la sociedad.

Pero fue una Vida Oculta obediente y vasta para la salvación de todos vosotros, porque El permanecía en Mi en todo momento.

Quiso pasar desapercibido 30 años, como muchos de vosotros pasáis quizá, toda vuestra vida; bien desapercibidos para el mundo, pero viviendo profundamente para Mi, haciendo Mi Voluntad.

Quiso santificar cada trabajo, cada vida ordinaria o importante, cada momento.

En Su Vida Pública trató a gente de todos niveles sociales y económicos y se hizo uno en cada uno de ellos, menos en los soberbios y en el pecado.

Pero sí comprendiendo a los pecadores y ayudándolos a salir del Abismo, a veces tan profundo en el cuál habían caído por su pecado,

que los mismos conciudadanos deploraban y castigaban, a veces hasta mortalmente los que así procedían, como en el caso de la mujer adúltera que iba a ser lapidada.

Mi Hijo bajó a llevar salvación en la caridad y en la comprensión por conocer vuestra pequeñez y vuestra debilidad.

Os mostró cómo El mismo fue tentado por el Maligno y le hizo saber como Su tarea en la Tierra dependía de Mi, Su Padre.

Y de ésta forma tomaba fuerza extraordinaria. para vencerlo fácilmente en todas las ocasiones en las que se le presentó.

Cuando arrojaba a los Demonios, éstos Lo ponían en evidencia ante el pueblo dándoles a conocer que El era el Mesías, el Hijo de Dios Altísimo.

Y El en lugar de envanecerse, los hacía callar.

La Humildad ante todo, Mi Hijo, Dios en Mi Mismo, el Humilde por excelencia, el Verbo hecho carne, el Amor vivo entre vosotros.

El os enseñó a través de la vida con Sus discípulos, Mis necesidades de salvación, viviendo y enseñando Mi Sabiduría y a la vez acompañada con prodigios grandísimos venciendo, hasta lo humanamente imposible: LA MUERTE.

El os enseñó que viviendo Su Vida, Sus enseñanzas, siempre viéndoMe a Mi primero y a Mi Voluntad, podrían lograr todo.

Así se lo confió a Sus discípulos y les dijo: “Id y predicad a todas las naciones y aquellos que Me sigan podrán hacer las mismas cosas que Me han visto hacer y las harán aún mayores.

ESTE ES UN PRIVILEGIO QUE MI HIJO OS HA DEJADO

Y ES PARA TODOS AQUELLOS QUE REALMENTE QUIERAN SEGUIR

LA VIDA DIVINA DE MI SER INFINITO

Vosotros conocéis la vida de los discípulos cuando, bajando el Espíritu Santo en Pentecostés, los confirma como los verdaderos seguidores de Su Palabra y de Sus Obras.

Vosotros conocéis la predicación de cada uno de ellos y los prodigios que realizaban porque se volvieron otros Cristos.

MILAGROS DE SAN ANTONIO DE PADUA

Vosotros conocéis la vida de los santos de vuestra historia que, sin llegar muchos de ellos a tener una vida de tanto trabajo y tanta donación como la tuvo Mi Hijo y luego Sus discípulos,

HAN PODIDO TAMBIÉN HACER PRODIGIOS GRANDÍSIMOS

GRACIAS AL VOLVERSE OTROS CRISTOS EN ALGUNA DE SUS VIRTUDES

Vosotros, Mis hijitos, sois limitados, no podéis tener todas las virtudes de Mi Hijo, pero cada uno de vosotros debe desarrollar la que Mi Santo Espíritu os ha otorgado,

haciéndola crecer en humildad, en el servicio desinteresado para con vuestros hermanos, pero interesado en hacer Mi Voluntad.

Esa virtud o virtudes os llevarán a vuestra santificación y ayudaréis a la santificación de muchos de los vuestros al lograr, como muchos lo han logrado, hacer de la virtud ó el don que poseen, por Mi Gracia, actos heroicos de amor.

Es una misión sublime a la que todos vosotros estáis llamados y que para ello bajasteis a servirMe,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

la de ser otros Cristos y poner todos vuestros dones y virtudes al servicio Mío y al de vuestros hermanos, para su salvación eterna.

No bajasteis para hacer vida en lo material efímero y egoísta sino en los bienes espirituales, que os darán vida eterna y amor infinito por parte de vuestro Dios.

Podéis ser ama de casa ó renombrado cirujano, podéis ser uno de Mis hijos que limpia vuestras calles o encumbrado magnate, etc. ninguno de vosotros está completo en dones ni en virtudes,

porque así lo he querido, para que os deis cuenta de que todos necesitáis de todos y todos necesitáis de Mi.

NO lo he hecho por egoísmo, lo he hecho para bien vuestro, para que al daros cuenta de vuestras limitaciones, os cuidarais los unos a los otros, creciendo en amor y en servicio mutuo y para el buen desarrollo de vuestro Mundo.

Entended hijitos Míos, que hasta que no os deis perfecta cuenta de que si no vivís como Mi Hijo os enseñó, hasta que no os volváis otros Cristos según los dones obtenidos en cada uno de vosotros,MI Reino no se podrá dar sobre la Tierra.

Vosotros deberéis daros cuenta de que debéis cambiar personalmente, aceptando vuestras limitaciones con humildad;

al veros limitados y humildes Me pediréis que Yo venga a vivir libremente en vosotros y así es como se dará el cambio favorable, cambio que ya muchos ansían y así terminar con la aMldad que ahora cubre a vuestro mundo.

Dejad que la luz, Mi Luz, que habita en vosotros, aflore y empiece a encender corazones.

Que vuestro trato de amor hacia los demás deje vivir a Mi Hijo en vuestros actos diarios y por consiguiente, se empiece a destruir el odio y la maldad que ahora vive entre vosotros.

Dad luz de amor, Mi Presencia viva en vosotros, a vuestros semejantes y ayudadMe a hacer nacer nuevos Cristos, después de permitir que en vosotros sea El el que os habite.

TraedMe almas, levantad pecadores con vuestra comprensión y ayuda espiritual, como Mi Hijo lo hacía. Preparad Mi Reino entre vosotros apartando miedos y egoísmo personal.

¿Acaso le teméis a la luz del día? ¿Acaso le teméis al Amor sincero y verdadero? ¿Acaso no queréis caminar por vuestras calles con confianza y alegría al existir paz y amor entre vuestros semejantes?

¿Acaso no queréis tener trato directo con vuestro Dios y Señor? ¿Acaso no queréis vivir vida de amor fraternal desinteresado en bienes materiales e interesado en el crecimiento de las potencialidades espirituales que Yo os dí?

“Vosotros podréis lograr todo lo que Me visteis hacer y lo haréis mayor cuando, por fin, queráis venir en pos de Mi”, os dijo Mi Hijo Jesucristo y lo respaldo Yo, Su Padre y Dios vuestro.

Haced la prueba y Me veréis en los resultados.

Actuad con amor verdadero y desinteresado para con vuestra persona, sólo viéndome a Mi y a los intereses de superación espiritual que deis a vuestros hermanos y os aseguro que podréis lograr todo.

Mis sacerdotes, mis queridos ministros de Mi Amor.

Los necesito tanto para que a través de ellos se cumpla Mi obra de salvación, pero cuanta frialdad y cuanto desamor encuentro en la mayoría de ellos.

Me duele decirlo, Me duele muchísimo ver que Mis sacerdotes, ministros supremos, Me estén fallando.

Yo ya lo veía desde el principio de la Cristiandad, Mis mismos apóstoles estaban llenos de defectos, pero aún así los tomé para ser mis primeros Obispos. Reconozco vuestra flaqueza, pero aún así os amo y os necesito.

Tenéis que acercaros más a Mi Corazón.

Os habéis desviado de vuestro ministerio, habéis hecho de vuestra vida consagrada reflejo de carne y vicio en muchos de vosotros.

Os he dado más que a la mayoría de Mis crea­turas y así os habré de pedir, en la justicia y en el amor.

Vosotros fuisteis escogidos para ser otros Cristos vivientes, transmitiendo virtud, transmitiendo verdad, transmitiendo amor,

Viviendo Mis en­señanzas y siendo un ejemplo fiel de vuestro primer y máximo maestro, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Hijos Míos, Mis consagrados, todavía hay tiempo. Volved a la virtud, apartaos de la Tierra y de cuanto mal hay en ella.

No os dejéis ensuciar vuestras sagradas túnicas sacerdotales. Habréis de presentármelas cuando vuestro tiempo de servicio toque a su fin. La balanza está esperando sobrepesar ambos lados.

Vuestra concupiscencia os aparta de Mí.  ¿Qué me vais a entregar al final?

Muchas almas se lleva Mi Enemigo por la frialdad de vosotros, Mis consagrados. Vuestro compromiso es muy grande, pero también os doté de bellísimos dones…

Y ¿Qué habéis hecho con ellos? También vosotros os habéis dejado arrastrar por el Mundo.

Vuestra misión es excelsa ¡Comprendedlo, EXCELSA!

Yo perdono aún al pecador más obstinado, siempre y cuando se acerque con espíritu contrito, vosotros lo sabéis. ¿Por qué entonces voso­tros no os acercáis a Mí? ¡Dejad el Mundo y sus obras de una vez por todas!

Vosotros sois Míos, vuestra misión es del Cielo, NO de la Tierra; vues­tro tiempo es totalmente Mío y para Mí, en la salvación de vuestros her­manos.

Vivid la pureza del cuerpo y del alma hijitos Míos, apartaos de todo aquello que os lleve a la impureza, eso daña mucho Mi corazón.      

 No hijitos Míos, no estáis actuando completamente de acuerdo a vuestra Suprema Misión.

No os hagáis tontos, vuestra vida debe ser de virtud y de ejemplo. Muchísimas almas se pierden por vuestro mal ejemplo, vosotros lo sabéis.

Nuevamente os lo repito, os necesito, no Me fallen por favor, por el amor a Mis almas, por el amor a Mis creaturas.

El tiempo se acerca, el Tiempo de la Tribulación ya está,

¿Qué haréis vosotros cuando Yo mismo y vuestros hermanos van a necesitar mas de voso­tros?

Sólo la vida en la virtud os mantendrá con la Fe y la Fortaleza necesarias para ayudarme a salvar almas en la tribulación.

Os doy Mi Espíritu Santo, os doy Mi perdón de corazón, pero tratad de vivir en el camino que os he trazado desde hace 2000 años. Os necesito y el mundo os necesita.

Llevad a las almas a la salvación. Sed buen ejemplo de virtud y amor y venced vuestro egoísmo y vuestras pasiones.

Vosotros Me pertenecéis por completo, no lo olvidéis. La Justicia será más severa con vosotros, pero el Amor será más agradecido por igual.

Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto y santos como vuestro Cristo lo es.

Os bendigo, hijos Míos, en Mí nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre

Acudid a la guía materna de vuestra Madre Santísima para que os lleve a alcanzar la plenitud del Amor y de Mi Hijo Amado.

http://diospadresemanifiesta.com/

EL SANTO ROSARIO


CÓMO ORAR EL SANTO ROSARIO CON PODER.

EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL.

Porque cuando lo ORAS, CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN…  

CON EL SANTO ROSARIO, MAMITA MARÍA NOS TOMA DE LA MANO Y NOS CONDUCE HASTA JESÚS… 

Jesús CONOCE muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, FUE A PEDIRLE a su Madre Santísima que Orara por Él…

Pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima…Y así fue.

Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

ROSARIUM Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación:

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(María llega inmediatamente y se arrodilla a orar junto contigo)

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

LAS TRES ORACIONES

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino.

¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. AmenPATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

 Escuchas la Enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios…

Contemplas el Misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,

Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO.

Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si NO lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?  

Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena y rezas:

PRIMER MISTERIO

OFRECIMIENTO… 

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (10 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.Y así sucesivamente  con los siguientes Misterios…

Culminación (Cuando regresamos a la Cruz y recorremos una vez más las primeras cuentas)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto; en tus manos encomendamos nuestra FE para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa.

Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. AmenLAS LETANÍAS LAURETANAS 

 (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen, R. Ruega por nosotros

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,Madre del Creador, R. Ruega por nosotros

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la Sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística, R. Ruega por nosotros

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,Puerta del Cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL 

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo. Y por la gloriosa Intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

 

A95 ¡A LOS NUEVOS JUDAS! 2


Noviembre 12 de 2019  

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Yo, vuestro Dios, vuestro Jesús, he venido a la Tierra a servir a Mi Padre. He venido a uniros en la Verdad. He venido a dar Luz a vuestro caminar. He venido a guiaros y a llevaros por las sendas del bien.

Antes de Mi Venida, el Mundo no había visto la Luz; salvo aquellos que se habían dejado guiar interiormente por Mi Santo Espíritu y aquellos que eran portavoces Míos ante sus hermanos: Mis Profetas.

La humanidad siempre ha tenido una gran diversidad de criterios, porque cada uno se guía según sus conveniencias, y por ello se han formado multitud de pensamientos que han llevado a la humanidad, en sus diferentes etapas, a caminar en el error.

Por vuestra soberbia y por vuestras conveniencias humanas, habéis creado religiones, sectas, grupos “religiosos” según vuestras humanas intenciones, pero siempre manipulando Mis Verdades a vuestro antojo.

En la gran mayoría de los casos, estas conveniencias han sido aconsejadas por susurros del Demonio, los cuáles os han engañado a tal grado, de que os hacen creer que estáis haciendo un bien, cuando en realidad estáis viviendo en un mal.

La integridad en el hombre no se va a dar sino hasta que comprendáis y viváis Mis Preceptos, Mis Verdades de Salvación.

Al ver como la humanidad estaba envuelta en el error, sumergida en la Maldad, doblegadas por las falsas promesas que el Demonio hacía a los pueblos que le eran fieles, llevando a cabo todo el Mal que él les pedía,

JUAN 3, 16

El Corazón de Mi Padre se enterneció y Me envió a Mi, a Su Unico Hijo, para traeros la Luz de la Salvación.

Y sobre todo, para traeros la Vida misma de Mi Padre Dios; para que al conocerla, pudiérais compararla con el mal que os había enseñado Mi Enemigo.

Antes de Mi Venida, los pueblos de la antigüedad vivían cada uno, según lo que el Maligno les enseñaba y con éstas “enseñanzas” los manipulaba en diferentes formas, para causarNos dolor, usándolos como instrumentos del Mal.

¿Acaso no sufre más un padre, cuando es su propio hijo el que lo ataca en lo que más le duele o cuando lo traiciona?

Cuando alguien mete ideas falsas contra los padres de uno, los padres sufren más el ataque feo y directo de un ser de su propia carne y sangre, que de aquellos que no pertenecen a su familia.

Así el Maligno, a través de las falsas ideas que inculcó en los pueblos antiguos, os puso en Nuestra contra; dañando sobremanera a Nuestro Amor Paternal y Filial.

Por ello, Mi Presencia en la Tierra marca el fin de tanta maldad difundida por el Demonio, pero la lucha por llevaros a la Verdad, Me sigue costando mucho.

Seguís siendo un pueblo testarudo e infiel, porque seguís vuestros instintos y no seguís a vuestro corazón, donde Yo habito.

Queréis seguir siendo pueblo del Mal, abusando de Mi Paciencia y de Mi Bondad.

Queréis seguir blasfemando a vuestro Dios, a pesar de haber ya obtenido de Mí, la Guía de la Perfección Divina.

Queréis seguir actuando como niños malcriados y rebeldes, lo cuál sólo os llevará a una cosa: a tropezar y caer, Caída que os puede llevar a la Muerte Eterna.

Yo os vine a dar el Conocimiento Divino para unificar a todos los criterios humanos. Yo, como hermano vuestro e Hijo de un mismo Padre con vosotros,

Vine como Mensajero de Luz, como Maestro para enseñaros la Verdad y como Ejemplo de lo que se vive en el Cielo.

Me dí en totalidad y Me sigo dando en la Eucaristía y vivo en aquellos que así Me lo permiten; pero queréis seguir atacando por consejos del Mal, a todo lo que de vuestro Padre proviene.

Mi misma Iglesia ha sido fuertemente afectada. El Mal y el Error se han introducido en ella y han sido difundidos por los “JUDAS” de estos tiempos,  

PERO NO TEMÁIS, que la Luz pronto se ha de manifestar: para poner nuevamente, todo en su lugar.

He escuchado los Lamentos de aquellos que realmente, se han mostrado como hijos de Mi Padre, hermanos Míos y fieles seguidores de Mi Iglesia y por su intercesión, pronto el cambio se dará.

Gracias os doy a todos aquellos pequeños Cristos, que se han dejado mover por la Voluntad de Mi Padre y han tratado de seguir lo mejor posible, los Decretos, Leyes y el Amor que Yo os enseñé.

La unidad de los criterios humanos pronto se dará, porque Mi Santo Espíritu así lo promoverá, al mostrar en los corazones de todo ser sobre la Tierra; la Verdad que Yo vine a enseñaros y que pocos la aceptaron sin dudar.

La Verdad es una y los criterios humanos no podrán contra ella, porque éstos están basados en los consejos del Mal

Y SU PROMOTOR YA HA SIDO VENCIDO DESDE ANTIGUO

Y VOLVERÁ A SER VENCIDO, ANTE VUESTROS OJOS, EN BREVE

Aún aquellos que han preferido al Mundo y todo lo que en él hay; por Mi Misericordia también tendrán la oportunidad del Arrepentimiento y de su salvación, porque Yo Me dí por todos, no sólo por los justos.

Vine y sigo viniendo gracias a la intercesión de los que son Míos y siguen Mis Leyes, para la salvación de los pecadores; para ablandar y curar los corazones de aquellos enfermos que han seguido al Mal.

Si Satanás está a vuestro alrededor y está afectando todo y esto es: gobiernos, familias, sociedad en general, Mi Iglesia no se salva de ello. 

Ya os he avisado otras veces que Satanás desgraciadamente, está manipulando muchos de los Acontecimientos que se están dando dentro de la Iglesia.

Todo esto pasa Mis pequeños, porque sois muy pocos los que estáis tomando en serio Mis Enseñanzas y la vida religiosa que debéis llevar,

Una vida espiritual profunda, que pocos, MUY POCOS LA LLEVAN

Si nuestro Señor Jesucristo, regresó al Cielo HERIDO Y LLAGADO, ¿Vamos a ir los siervos vestidos y bañados?

Y AL FALTAR ORACIÓN, AL FALTAR DONACIÓN,

TANTO ENTRE LOS FIELES COMO ENTRE LOS SACERDOTES, MINISTROS DE MI IGLESIA,

SATANÁS OS VA VENCIENDO Y OS VA GANANDO TERRENO.

Ciertamente, los ministros de la Iglesia a la cual pertenecéis, que es Mi Iglesia; también son seres humanos, también fallan, también dejan mucho qué desear.

En cambio, hay otros que son ejemplo de vida, a los cuales debéis seguir y de los cuales os debéis dejar guiar; pero aquellos que están dando un mal ejemplo, que están causando escándalo.

Muchos son ajenos a Mi Iglesia, se han introducido a ella sin ser verdaderos ministros.

 Éstos tendrán su castigo ciertamente, pero un Castigo Mayor habrá para aquellos que siendo sacerdotes o ministros,

QUE DESPUÉS DE HABER ENTRADO DENTRO DE LAS FILAS DEL MINISTERIO SACERDOTAL,

SE VOLVIERON TRAIDORES,

Y SON LOS JUDAS DE ÉSTE TIEMPO

 Han llegado a altos puestos dentro de Mi Iglesia y Me están traicionando, están traicionando lo Mío. Judas Me traicionó, buscó poder y dinero, y que es lo mismo que están ahora buscando algunos de ellos.

Cuánto error, cuánto engaño están transmitiendo pero, sobre todo, un mal ejemplo que está haciendo que muchos fieles deserten, éstos tendrán un castigo muy fuerte.

Entraron a Mi Iglesia, buscando ser buenos sacerdotes, ministros de ejemplo, pero Me traicionaron y ésa traición les va a costar mucho, porque a causa de ello, muchos hermanos vuestros han dejado Mi Iglesia.

Orad por ellos, Mis pequeños…

ORAD POR AQUELLOS QUE ME ESTÁN TRAICIONANDO

Y POR EL QUE ME TRAICIONARÁ

Y SERÁ EL JUDAS MAYOR, ORAD POR ÉL...

Porque causará estragos dentro de Mi Iglesia.

Manteneos en Oración, manteneos en una vida espiritual profunda. Todo esto estaba anunciado ya en las Sagradas Escrituras, ahora es el tiempo en que lo vais a padecer.

Manteneos apoyados en Mis Enseñanzas pero, sobre todo, en Mi Amor. Os he dicho que la Purificación se viene por el amor aquellos que viven el amor, mi verdadero amor,

SON LOS QUE PASARÁN ÉSTA PRUEBA TAN FUERTE

QUE TENDRÁN LA HUMANIDAD Y EL UNIVERSO ENTERO

Yo os amo, Mis pequeños y lo que menos quiero es vuestro Sufrimiento; pero el Premio se gana en el Campo de Batalla. 

Y estáis ahora en el Campo de Batalla, pero contáis Conmigo y Yo os ayudaré a que salgáis victoriosos de esta Gran Prueba.

Os amo, os amo, Mis pequeños, contad Conmigo en todo momento, Soy vuestro Dios, conozco vuestra pequeñez y vuestras necesidades

Y por eso os ayudo, os prevengo, os guío para que no caigáis en los errores a los que os quiere llevar Satanás.

Hijitos Míos, Yo fui modelo de vida para todos vosotros  cuando estuve entre vosotros.

Mis pequeños, conocéis una muy buena parte de Mi Vida y la forma en cómo Yo Me comunicaba con los hombres, siempre con respeto, con Amor y sobre todo, buscando su crecimiento espiritual.

Si vosotros repasáis Mi Vida sobre la Tierra, no podéis reprocharMe nada, no podéis hablar de que hubiera alguna equivocación de Mi parte o algún error, porque Soy vuestro Dios,

Soy Perfecto, como Mi Padre y todo lo que Yo hice fue para que vosotros lo tomarais para vuestra vida y también alcanzarais ésa perfección a la que estáis llamados.

Mi Vida debe ser vuestra vida y, si realmente estáis buscando la perfección de todo vuestro ser, deberéis ser otros Cristos

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Esos nuevos Cristos, de éste tiempo, que necesito que se manifiesten, para que vuestros hermanos se den cuenta que sigo estando Vivo entre vosotros.

SÍ, MIS PEQUEÑOS, CADA VEZ QUE VOSOTROS COPIÁIS ALGO DE MI VIDA,

LA VIVÍS, LA TRANSMITÍS Y LA MOSTRÁIS A VUESTROS HERMANOS,

es la forma en que vuestros hermanos se dan cuenta de que Yo todavía sigo Vivo sobre la Tierra y esto es a través de vuestros actos.

Cada acto vuestro, hecho o realizado, copiando algún acto Mío, Me da Vida sobre la Tierra.

Soy Yo a través de vosotros que actúo todavía, para que poco a poco se vaya preparando la humanidad a recibirMe en Mi Segunda Venida.

¡Cuánto Amor os tengo, Mis pequeños!, No os imagináis cuánto os amo, a pesar de vuestros pecados, de vuestra pequeñez, de vuestras ingratitudes.

Imaginad qué alegría Me dais, cuando dándoos cuenta vosotros mismos de todos vuestros errores, de vuestra pequeñez, de vuestra mediocridad, ponéis un “hasta aquí en vuestra vida”

y empezáis a actuar en mejor forma de cómo lo hacíais, aceptando todo lo que Yo os enseñé y mejorando vuestra vida que por añadidura, ayudaréis a mejorar la de vuestros hermanos.

Esta es la clase de almas que Yo necesito sobre la Tierra y que he ido escogiendo para éstos momentos de Purificación,

ALMAS DONADAS A MÍ,

ALMAS QUE YA ENTENDIERON SU MISIÓN,

ALMAS QUE SE DONAN, PARA QUE LAS TOME COMO INSTRUMENTOS MÍOS

Y que sean otros Cristos en estos tiempos, actuando en total humildad y sobre todo, en total sumisión a Mis Deseos.

Empezad a gozar Mis pequeños, el que ya estéis trabajando para Mí, en el inicio de éstos Nuevos Tiempos,

porque ciertamente paralelo a ésta Purificación, vendrá la Creación  del Nuevo Mundo que tendréis de los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas.

Ya os había dicho anteriormente, que así como os vaya quitando lo malo, lo Terreno, lo que no sirve a vosotros para vuestro crecimiento espiritual, así os voy a ir también llenando de lo bueno.

Vosotros tendréis un cambio muy fuerte a nivel espiritual. Mi Vida será vuestra vida, ¿Qué más podéis pedir?

DEJAOS LLENAR POR MÍ Y SED LOS CRISTOS DE ÉSTE TIEMPO

QUE CIERTAMENTE PURIFICADOS SERÉIS

 Sufriréis, en cierta forma, como Yo sufrí Mi Pasión, pero luego tendréis vuestra resurrección, transfigurados, purificados y llenos de Mi Amor.

Subamos al calvario con la Cruz a cuestas. No dudemos. Nuestra Ascención terminará con la visión celeste del Dulcísimo Salvador.

Preparaos pues Mis pequeños, para esta metamorfosis que sufriréis, pero que gozaréis cuando os empecéis a llenar de lo Mío.

El hombre sufre cuando se le van quitando las cosas en las que confía y eso es lo que estáis teniendo ahora pero aquellos que confían en Mí, empezarán a sentir Mi apoyo

y sentiréis alegría al sentir que se os está vaciando de lo malo y se os está llenando de algo bueno que no conocíais anteriormente.

Esa es la transfiguración que tendréis, Mis pequeños, un crecimiento inmenso espiritual,

Y lo material, ya no lo tomaréis tan en cuenta como ahora lo hacéis.

Todo tendrá su lugar, no le daréis más valor a lo que no lo merece.

PedidMe Mi Sabiduría Santa para que podáis apreciar el cambio paulatino que iréis teniendo.

Dejaos hacer por Mí, vuestro Dios.

Vosotros no comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. No os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

Y ya sea en los Cielos, en el Purgatorio o en el Infierno, es cuando comprenderéis cómo os amaMos.

Nuestro Amor Divino es incomprensible para el hombre, no hay amor humano que pueda parecerse en lo mínimo al Amor que os teneMos.

Por eso no lo apreciáis y no entendéis cuando os digo: Velad y acompañadMe, como le pedí a Mis apóstoles.

¡Os lo he pedido tanto! Y ni siquiera Me pedís que os comparta este sentimiento de Amor y de Sufrimiento que tengo por cada uno de vosotros y Me sigo dando y Me sigo ofreciendo, Mi Vida toda, es para vosotros.

Mi Amor es vuestro amor, ¿Por qué os tengo que repetir tantas veces esto, Mis pequeños?NI ESTÁIS VELANDO NI ORANDO

Estáis en el Mundo, estáis desperdiciando todas Mis Bondades, Mi Donación total y absoluta por cada uno de vosotros.

La Noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.

Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños?

¿OFRECERÉIS VUESTROS SUFRIMIENTOS,

QUE ESTÁIS YA PADECIENDO,

Y ALGUNOS PADECERÉIS TODAVÍA PEORES,

PARA ALIVIAR MIS DOLORES EN EL HUERTO?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso, ¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos?

¿Me daréis vuestro dolor? Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre; no tuve a los apóstoles, a Mis elegidos, en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

AcompañadMe, Mis pequeños, ni una hora pudieron orar Conmigo, ¿Me daréis vuestro tiempo, Me acompañaréis en éstos momentos obscuros y de dolor de la humanidad, recordando los que Yo tuve?

No os separéis de Mí, Mis pequeños, que Yo nunca Me he separado de vosotros, estáis en Mi Corazón, porque os vi desde ése tiempo en el Huerto y os he mantenido muy cerca de Mi Corazón,

orando por vosotros, por esta humanidad, por el dolor que Me causan vuestros pecados, pero, sobre todo, por la indiferencia del hombre hacia su Dios y Salvador.

DadMe vuestro tiempo, reparad el tiempo que no Me pudieron dar Mis apóstoles.

 

Yo le iba enseñando al pueblo lo que tenían que vivir, ciertamente Me basaba en las Escrituras, pero actuaba lo que decían en las Escrituras.

¡Qué difícil es para vosotros actuar lo que Yo os dejé! Y Yo hice todo simple, lo que otros veían complicado en las palabras de los profetas,

Yo os dije simplemente: “ámense los unos a los otros como Yo os he amado” ¿Por qué se os hace tan difícil esto?

Todos bajasteis del Cielo, todos sois hijos del mismo Padre, ¿Por qué? ¿Por qué, Mis pequeños, no os amáis, no os respetáis, no os cuidáis lo unos a los otros?

El Reino de los Cielos es el encuentro del Amor Fraterno, en el Reino de los Cielos se vive plenamente Mi Amor, las almas están llenas de Mi Amor, se comparten unos a otros Mi Amor, pero es un Amor, limpio, puro, sincero.

Os vine a Enseñar esto aquí en la Tierra, para que pudierais unir el Cielo con la Tierra, que no hubiera ya barreras.

Ciertamente la Maldad de Satanás quiere impedir ésta unión y os ataca, pero tenéis Mi Gracia y no la aprovecháis, no hacéis gran cosa por tratar de cumplir lo que os pido.

No os negáis a vosotros mismos para que Yo pueda vivir plenamente con vosotros y en vosotros, dichosos debierais estar de saber que Yo, vuestro Dios, puedo habitar en vosotros.

Si lo hacéis entre vosotros, con personajes a los que respetáis, ¿Por qué no lo hacéis Conmigo, que Soy mucho más que cualquier personaje importante sobre la Tierra?

Preparáis vuestra casa, compráis las mejores viandas, arregláis vuestro hogar para que se sienta a gusto vuestro invitado. ¿Por qué no lo hacéis Conmigo, que os he dado el Don de la vida?

Os he cuidado a lo largo de vuestra existencia, todo lo que tenéis viene de Mí, especialmente Mis cuidados contra los ataques del Enemigo.

Y a Mí, vuestro Dios, vuestro Protector, vuestro Salvador, vuestro Redentor, que Soy más importante que cualquier hombre sobre la Tierra,

Para Mí no hay un lugar especial en vuestra vida, en vuestro corazón, en vuestra mente.

ESO ES LO QUE MÁS ME DUELE, MIS PEQUEÑOS

VUESTRA INDIFERENCIA, VUESTRA FALTA DE SABIDURÍA, VUESTRA FALTA DE AMOR

Todo lo que padeceréis será para vuestro bien. Estáis viendo ya, cómo el Mundo está siendo castigado. Creéis muchos de vosotros que todo lo que está sucediendo es normal.

NO QUERÉIS VER LA REALIDAD PORQUE OS DA MIEDO

 Porque el reconocer que todo se salió ya de las leyes naturales, con eso tenéis un indicativo de que algo extraordinario está pasando

Y NO LO QUERÉIS VER PARA NO PREOCUPAROS Y CAMBIAR

Preferís actuar como el avestruz, si no veis ni oís, creéis que nada sucede a vuestro alrededor, en lugar de PREPARAROS para los acontecimientos peores que vendrán.

Preferís no aceptarlos, engañándoos y de ésta forma perdéis tiempo para hacer un bien a vuestra alma y a la de los vuestros.

Esto indica vuestra falta de Sabiduría, y vuestra tontería os puede llevar a un mal mayor.

Sed valientes, sed sabios, enfrentad la realidad que os rodea, que ciertamente vosotros sois la causa de ésta realidad por vuestro mal comportamiento,

ACEPTAD VUESTRO ERROR

Y ENMENDAD LO QUE PODÁIS CON VUESTROS ACTOS,

CON VUESTRA ORACIÓN, CON VUESTRA DONACIÓN

Los Acontecimientos ya están pronto a darse con mayor intensidad y no os estáis preparando para contrarrestar lo que os pueda suceder.

Insisto, sed sabios y aprovechad el tiempo que os quede para prepararos.

Hijitos Míos, Estoy Crucificado y ciertamente le digo a Mi Madre “he ahí a Tu hijo”. Todos son Tus hijos, y quedasteis hermanados TODOS, sin fronteras, sin razas, sin prejuicios, todos hermanos, como lo sois en el Reino de los Cielos.

En la Cruz, en Mi Dolor, os hermané; el pecado os ha separado, la maldad en vuestro corazón os ha separado; porque le abrísteis vuestro corazón a Satanás, el que es todo  mentira, el que es todo destrucción, el que separa lo que Yo uno.

ESTOS TIEMPOS VAN A SER DE VUESTRA CRUZ

Y OS VOLVERÉIS A HERMANAR

SERÉIS, VERDADERAMENTE UN SOLO PUEBLO

El Dolor, la Destrucción, os hermanará, produciréis amor por ayudaros los unos a los otros y esto os preparará para Mi Segunda Venida, Mis pequeños.

¿Veis cómo de lo aparentemente malo, Yo saco un bien? Mis caminos no son los caminos del hombre ni Mis Pensamientos, los vuestros.

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Yo busco el bien, busco vuestra unión, busco un solo Amor, que es el de Nuestra Santísima Trinidad, y lo queremos para vosotros.

Vosotros aceptasteis lo que Satanás os legó, que fue destrucción, muerte, maldad, vidas sin Vida, porque no estáis viviendo.

Creéis vivir, pero la gran mayoría de vosotros estáis muertos porque el pecado habita en vosotros y no lo queréis desechar de vuestra vida, que no es Vida.

Aquellos que han luchado por mantener Mi Vida y que realmente tienen Mi Vida en su vida, ¡Benditos seréis!, Mi Corazón está con vosotros.

Mi Vida Divina habita en vuestro corazón, anida en vosotros, la habéis acogido y Yo he acogido vuestro corazón,

¡BENDITOS SERÉIS!

PORQUE LOS ATAQUES DE SATANÁS, A PESAR DE QUE CADA VEZ SON MAYORES

VOSOTROS OS TOMÁIS MÁS FUERTE DE MI MANO

Y ME PEDÍS EL NO SEPARAROS DE MÍ

Vosotros, que estáis Conmigo, que no soltáis Mi Mano, que Me acompañáis en todo momento, aún a pesar de vuestras distracciones, olvidos y a veces indiferencia.

A pesar de ello, os atraigo cada vez más a Mi Corazón, porque sois almas de lucha, sois almas verdaderas que aman el Amor, que respetan Mi Amor, que luchan por llenarse de Mi Amor,

 ¿Cómo Me puedo olvidar Yo de vosotros en éstos tiempos, si en la Obscuridad, que ya os rodea, Me buscáis?

Ciertamente encontraréis Mi Luz, vendréis a Mí, os protegeré y os consentiré. Vosotros sois Mis verdaderos hermanos.

Vosotros sois Luz del Mundo en estos momentos, vosotros sois Mi Verdadera Vida en éste Mundo que se ha dejado morir por haber seguido a Satanás.

Por vosotros Mis hermanos, Mis verdaderos hermanos, todo será reconstruido y éste Mundo Nuevo albergará nueva vida,

Mi Vida en vosotros, los que Me escogisteis, a pesar de la adversidad que vivíais a vuestro alrededor, a pesar de las tentaciones, a pesar de la facilidad que os daba Satanás de tomar lo prohibido y no quisisteis hacerle daño a Mi Amor.

Yo Seré vuestro Premio, vuestro Tesoro, Yo Seré plenamente vuestra vida, Seré nuevamente vuestro Dios y vosotros Mi nuevo Pueblo, el Pueblo del Amor.

Porque Mi Evangelización provocó cambios en el corazón de los hombres y desde ése tiempo ha ido produciendo cambios en el corazón de muchos hombres alrededor de todo el mundo.

Esa fue la idea de Mi Evangelización, Evangelización Celestial, Evangelización de Vida, Evangelización de cambio, Mis pequeños.

Se vivía en la oscuridad y Yo traje la Luz y a partir de ése tiempo ha sido más fuerte la lucha entre la Luz y las tinieblas, que al final la Luz vencerá.

Pero desde ése tiempo en que Yo vine a detener a las Tinieblas, que las vencí y se dieron cuenta las tinieblas de que ya la Luz estaba dando un nuevo día a la humanidad,

Los hijos de la Luz no huyen ni temen a la Oscuridad. Los hijos de la Luz NO TEMEN SER PUESTOS EN LO ALTO, para iluminar con su Amor a los demás…

Desde ése momento la lucha se intensificó, al grado de que fui Crucificado por aquellos que se dejaron llevar por las Tinieblas,

pero la Luz permaneció con vosotros aquí en la Tierra y ha ido dando fruto.

Se va deteniendo la Luz por el mismo hombre que no se quiere dar plenamente a Mí, las tinieblas siguen luchando para tratar de doblegar la Luz y nunca podrán.

Me quiso vencer Satanás en Mi Vida Pública y no lo logró ni lo va a lograr en todos aquellos que Me sigan, que ya llevan la Luz en su interior.

Con todo esto Mis pequeños, os estoy anunciando lo que ya os dije, que aquel que Me siguiera iba a tener también problemas fuertes con las Tinieblas y con aquellos que siguen a las tinieblas,

pero por eso os repito, la Luz nunca va a ser doblegada por las tinieblas. Si estáis en la Luz, daréis mucho fruto,

os atacarán las tinieblas y la maldad, todo lo que él ha sembrado en la Tierra, pero al fin, Mi Luz, que es Mi Vida, que Soy Yo, vuestro Dios entre vosotros, VENCERÉ.

Sois Mis instrumentos de Amor, sois Mis instrumentos de Luz, sois Mis instrumentos de vida en éstos tiempos, no os dejéis llevar por la muerte y la obscuridad que Satanás impuso durante mucho tiempo sobre los hombres,

y que Mi llegada marcó la división entre la Luz y las tinieblas.

Seguid adelante, Mis pequeños, ya la Luz está sembrada en el mundo, vosotros sois los que debéis hacer que resplandezca profusamente entre los hombres.

Yo dependo de vosotros y vosotros gozaréis con éste trabajo, como lo han venido gozando todos aquellos que Me han seguido llevando Luz a los que viven en tiniebla.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

Hijitos Míos, no dudéis nunca del Amor de vuestro Dios, de Su Misericordia, ni de Su Comprensión por los caídos en las garras del demonio, ya que el maligno es un ser limitado e infinitamente inferior a Mi Poder y a Mi Amor.

AUNQUE ÉL OS TENGA APRISIONADOS EN SUS GARRAS,

UNA MIRADA VUESTRA QUE IMPLORE MI AYUDA,

OS PODRÁ SALVAR INMEDIATAMENTE

Yo siempre estaré ahí y es más, Yo mismo procuraré el que vosotros podáis encontrar la puerta de salida a vuestros problemas, aún en aquellos, aparentemente gravísimos, en los cuáles os haya aprisionado el Maligno.

El NO  tiene poder sobre Mí y Yo lo tengo en forma TOTAL sobre él, pero él sí afecta gravemente Mi Corazón cuando os utiliza para ir en contra de Mi Amor…

Y si vosotros concientemente lo aceptáis para dañarMe, vuestro fin será el mismo que él tuvo, EL CASTIGO ETERNO.

Pedid intensamente por ésta unidad de criterios en Mis Leyes y en Mi Amor, para que, por fin, podáis vivir como lo que sois, Mi Pueblo Elegido, como Mi Pueblo Santo

Y seamos así, un solo pueblo bajo la guía amorosa del Pastor por excelencia, vuestro Jesús, vuestro Dios.

En el INFIERNO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora, os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos, pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos

Y GOZAD MI CRUZ Y AGRADECED LA VUESTRA

porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros Ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo.

Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Yo os Bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor Infinito del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

¿QUÉ Y CÓMO ES EL ALMA?


El capítulo uno del Libro del Génesis nos relata la Sinfonía de la Creación.

En cada jornada creativa, Dios contempla lo que ha creado y lo califica así: “Y vio Dios que esto era bueno”

Dios creó el Universo para el deleite del hombre y lo llama a través de la grandeza que reflejan las obras de Dios.

Por último en la Tierra, completada de todos los bienes, creó al hombre y lo colocó como rey de cuanto había hecho.

Y cuando contempló su Obra Maestra:

“Y vio Dios que lo que había hecho, era muy bueno

Un artista no se siente complacido hasta que contempla su obra maestra.

En la escala ascendente, la nota se hace más alta y pura. Más completa, más magníficamente divina.HE AQUÍ AL HOMBRE.

El hombre en el cual están los tres reinos precedentes.-privado de linfa el primero; de movimiento, el segundo; de razón, el tercero.

Y adjunto el cuarto reino: aquel de la criatura razonable; dotado de palabra, de inteligencia y de razón.

Razón que regula los instintos. Inteligencia que abre los pensamientos a comprensiones y visiones que son infinitamente superiores a aquellas que se dan a los animales: capacidad de pensar en un bien material.

Palabra que lo hace capaz de expresar sus necesidades y sus afectos; entendiendo a aquellos de sus iguales. Y sobre todo, de alabar a Dios su Creador y orar. O de evangelizar al que lo ignora.

En el hombre están el reino mineral, el vegetal, el animal, el humano y perfección de perfecciones: el espiritual.

He aquí la escala que del desorden del Caos, sube al orden sobrenatural, pasando por el natural. He aquí a la criatura en la cual están reunidos y en síntesis, todos los elementos y caracteres de las otras creaciones; reunidas y perfeccionadas.

A la criatura hecha de fango; o sea, con el polvo en el cual están desmenuzadas las sales minerales en el elemento agua.

Dotado de calor (elemento fuego) y de respiración (elemento aire) De vista natural e intelectual (elemento luz) De sangre, humores, glándulas y órganos reproductores (linfa)

De instintos, pensamientos, movimientos, libertad, voluntad, Dios infunde su “soplo o espíritu de vida.”

Cuando Dios creó al primer hombre, infundió en él más que la vida de la materia hasta entonces inanimada, también la vida del espíritu. De otra manera no habría podido decir que lo había hecho a imagen y semejanza suya.

El hombre fue creado a imagen y semejanza. Y une en sí y en perfecta armonía: cuerpo, alma y espíritu.

Lo creó inmortal para que viviera una sola vez. El orden en la vida humana es éste: que un cuerpo se una a un espíritu para volver al hombre en similitud con Dios; el cual no es carne, sino Espíritu.

No animal, sino sobrenatural. Cada hombre y cada obra tienen su sello diferente:

Dios jamás se repite. Cada hombre es único.Por eso los ángeles tienen diferentes habilidades y competencias: unos son custodios, otros heraldos y otros, serafines adorantes. Cada uno tiene su función.

El Creador proveyendo el resguardo de la Humanidad; su mente santísima la diversificó por el bien de la tierra y según las necesidades, dotó a cada hombre de las habilidades necesarias según las circunstancias.

Y le dio el ingenio para que creara a su vez. Por eso es la diferencia de caracteres y de temperamentos.

Para el Creador, su Obra Maestra fue el hombre.

Y su mayor satisfacción, el fin para el que lo creó. Cuando la mente divina concibió la idea de crear al hombre, su amor pensó en la criatura humana como un dios, hijo de Dios. 

Y el Padre en verdad puso el sello de su Paternidad en su hijo: en el espíritu. La capacidad de conocer y amar a Dios tanto en esta como en la otra vida.

Así pues creo al hombre compuesto de dos sustancias: una material llamada cuerpo, creada inicialmente en el lodo y procreada subsiguientemente con la carne y la sangre del hombre. La otra inmaterial: compuesta por el alma y el espíritu.

Sin el alma el hombre sería una criatura animal guiada por los instintos y las facultades naturales. Y sin el cuerpo el hombre sería una criatura espiritual, con dotes sobrenaturales de inteligencia, voluntad y gracia, igual que los ángeles.

Dios a esta Obra Maestra representada por el hombre, en el cual se encuentran unidas las dos criaturas: la animal y la espiritual, formando una sola unidad.

Le dio su imagen y semejanza en sus pensamientos, en sus afectos, en sus actos, en sus impulsos, en sus deseos y sentimientos.

El Sexto Día fue creado el Hombre. Verdadero anillo de conjunción entre la Tierra y el Cielo. Verdadero punto de unión entre el mundo espiritual y el material. El ser en el cual la materia es tabernáculo del espíritu.

El ser en el cual el espíritu anima la materia, no solo por la vida limitada y mortal; sino por la vida inmortal después de la resurrección final.

El hombre, la criatura en la cual habita el Espíritu Creador.El hombre. La maravilla de la potencia de Dios, al que infunde parte de Sí Mismo Infinito. El polvo elevado a  la potencia de Hombre y Mujer.

Y unidos a ellos la Gracia, que eleva la potencia del hombre-animal, a la potencia de la vida y condición de criatura sobrenatural deificándola, convirtiéndola en hijo de Dios por participación de naturaleza.

Haciéndolo capaz de entrar en relación directa con Él. Disponiéndolo a comprender al Incomprensible.

Haciéndole posible y lícito amar a Aquel a quién sin su Divino Don, no podría el hombre por su sola capacidad, ni siquiera desear amar.

El hombre, hecho triángulo que apoya la base (la materia) sobre la tierra de la que fue extraído y que tiende con sus facultades intelectuales, a ascender al conocimiento de Aquel al que se asemeja.

Y toca con su vértice (el espíritu del Espíritu, la parte electa del almaEL CIELO; perdiéndose en la contemplación de Dios Caridad, accesible por la unión con Dios y lo deifica.

EL CUERPO.

El cuerpo humano es una obra maestra que compendia las artes y las ciencias.

El Divino Escultor proyectó en él, una maravilla arquitectónica y un prodigio de ingeniería, que contiene el más portentoso laboratorio químico y el más asombroso y perfecto conjunto de armonía, belleza y funcionalidad.

Creado originalmente inmortal, fue destinado a ser un Templo Viviente para que Dios lo habitase. Lavado por el Bautismo convierte al hombre en Templo del Espíritu Santo.

La belleza es un atributo de Dios y fue uno de los dones que dio a los progenitores.

Los cuerpos humanos creados por Dios, eran perfectamente hermosos y reflejaban la perfección del que los había creado.

Dios es un Espíritu Purísimo. Y el hombre testimoniaba con la perfección de  un cuerpo armónico y bellísimo, vasos vivos para contener el Espíritu del cual provenían.

El cuerpo humano profanado y corrupto NO puede contener al Espíritu de Dios y es invadido por Satanás.

Cuando Satanás toma posesión, inocula la corrupción en todas sus formas. Y el hombre satanizado es un demonio con todos los desenfrenos de su amo.

Un Satanás que va contra la Ley divina y humana. Que viola hasta las normas más elementales del vivir como hombres racionales.

El cuerpo es solamente la vestidura del alma y por el pecado ha quedado sujeto a la corrupción, a la muerte, a la enfermedad, al dolor.

EL ALMA Y EL ESPIRITU

“El Altísimo NO habita en templos hechos por la mano del hombre.”

Estas palabras fueron dichas por el Templo de Salomón, la más suntuosa casa que el hombre haya elevado en honor de Dios.

Porque Dios Mismo al crear al hombre, se hizo con infinita potencia una morada digna de Sí, en el espíritu del hijo fiel; espíritu que es una partícula de Sí Mismo:

El espíritu del hombre vivo por la Gracia, convertido en Templo del Espíritu Santo, cierra el círculo del amor: Dios conteniéndose a Sí Mismo.

El alma es el cofre, el arca santa, el nutriente que contiene al espíritu que es la gema salida de la Mano de Dios, de los infinitos tesoros de su YO para ponerla dentro de la criatura; signo innegable del origen divino del hombre, que certifica su filiación con su Creador.

Como la sangre en las venas, está el espíritu en el interior del alma. Y así como la sangre da vida al cuerpo para vivir la jornada terrena; así el espíritu da la vida al alma, para vivir los días que no tienen fin.

El alma ES MANIPULADA POR SATANÁS, cuando NO es el Espíritu Santo el que nos Guía…

El alma espiritual es la que diferencia al hombre de los animales. Y ésta viene de Dios y todas sus potencias tienden hacia Él.

Dios es Luz y es el Padre de la Luz y de las luces. A la tierra, su primera criatura, concede y dona la luz.

Así como al hombre, perfección de la Creación y última de las Seis Obras de las seis jornadas divinas; después de las cuales Dios reposó, concede el atributo que lo hace a Él semejante:

El espíritu inmortal. Libre, el hálito suyo divino, infuso en la materia para que sea animado por Dios y tenga derecho al Cielo y a la morada del Padre.

El cuerpo del hombre es animado por el soplo de Dios. Por esto en todo hombre y en cada hombre, se extiende y penetra el Espíritu de Dios con derecho de Rey y con su amor de Padre Creador.

Porque ¿En donde reposa Dios? En el espíritu de los justos. ¿Qué es el espíritu? Es la parte superior del alma humana. ¿Cuándo deja de ser trono de Dios? Cuando la concupiscencia la trastorna…

¿Cómo estamos hechos?

LA PERFECCION DE ADAN

La perfección de la obra regia de Dios en Adán y en la cual Dios puso su inteligencia creadora, estaba en su espíritu.

El semen de Adán si Adán hubiese sabido permanecer Rey cual Dios lo hizo, hubiera sido un semen de perpetua perfección.  El espíritu es el Tabernáculo de Dios. El hombre fue creado para ser un templo viviente para que Dios lo habitase.

Para el espíritu NO hay limitaciones, NO hay obstáculos, NO hay límites, NO hay privaciones, NO hay necesidades.

Él es poderoso, libre, instantáneo y como está formado de luz, cuando se une a la Luz, está pleno de Sabiduría Divina. (Esto explica porque a los incultos, Dios los convierte en doctos sin haber estudiado)

El altar del espíritu es el corazón. Y el sagrario es el punto en el cual  Dios puso en el hombre la necesidad de adoración.

Y esta adoración se alimenta de amor y de necesidad de amar.

Dios hizo este altar precioso y sagrado. Lo hizo para estar formado del amor y de la unión con Él.

Y de la generosidad en el amor incorruptible a las acciones perjudiciales de los sentidos, de las tentaciones, de las insidias, de las tres carcomas del alma.

Porque el amor generoso y la unión con Él, hacen a las fibras del corazón incorruptible a las acciones disgregadoras que vienen del exterior.

Por eso el hombre ha hecho a este órgano, sede de los sentimientos y trono y asilo de las pasiones predominantes.

Y éstas se custodian con cada latido del corazón.

Y en el fondo la gema que esplende, amigable y santa. 

O flameantemente engañosa y malvada: su tesoro es el sentimiento que la domina.

El altar original perfumaba con su amor la santidad de Dios y cantaba su armonía, amándolo y adorándolo sobre todas las cosas porque en todas las cosas estaba el sello innegable del Amor Divino, que las había hecho perfectas y maravillosas para el gozo de su criatura.

El amor es el término de la perfección humana: el Amor Total.

El Amor es una fuerza absoluta y el alimento de la vida. El Amor es el culto de adoración a Dios, porque el que crece en el Amor, crece en perfección.

El hombre está obligado a conocer a Dios por gratitud y por respeto a su propia inteligencia.

Y su propia naturaleza le exige la necesidad de amar, porque  aquel que ama es nacido de Dios y por la caridad es semejante a Dios.  El Sexto Día fue creado el hombre siguiendo el fin para el que fue creado: amar y servir a su Señor durante la vida terrena, conocerlo en su Verdad y después gozar de Él para siempre en la Vida Eterna.

Fue creado el único hombre del cual debía venir toda la Humanidad y del cual fue tomada la mujer; compañera del hombre y para el hombre, con el cual poblará la Tierra, reinando sobre todas las criaturas inferiores.

Fue creado el Único Hombre, aquel que como padre habría trasmitido a sus descendientes todo cuanto había recibido: vida, sentidos, aptitudes materiales; así como inmunidad a todo sufrimiento, razón, intelecto, ciencia, integridad, sabiduría, inmortalidad y el Don de dones: la Gracia.

El hombre era un semidiós por la Gracia y por la Fe.

Cuando el hombre se despertó de su primer sueño y encontró a su lado a la compañera, sintió que la felicidad que Dios le había dado era completa. Era ya tan grande desde antes.

Todo en Adán y en torno a Adán fue hecho para que él gozase de una felicidad completa: sana, santa y la delicia; o sea, el Edén NO era solamente en torno, sino también adentro de Adán.

Lo circundaba un jardín pleno de bellezas vegetales, animales y minerales. Pero dentro de él, un jardín pleno de bellezas espirituales, florecía con virtudes de todo género.

Prontas a madurarse en frutos de santidad perfecta; perteneciente a la ciencia apropiada a su estado y que los hacía aptos para la vida sobrenatural, la Gracia.

Como criatura física, gozaba de esto que veía: la belleza de un mundo virgen, testimonio salido del querer de Dios. Gozaba de esto que podía: su señorío sobre las criaturas inferiores.  Todo había sido hecho por Dios para el servicio del Hombre: desde el sol hasta los insectos, para que todo le fuese una delicia.

Como criatura sobrenatural gozaba, -un éxtasis radiante y suavísimo- de la compañía de la Esencia de Dios: el Amor.

De los raptos de amor entre el Infinito que se donaba y la criatura que lo amaba adorándolo.

El Génesis encubre esta facultad y este comunicarse con Dios en la frase: “Habiendo oído la Voz de Dios que se paseaba en el fresco de la brisa de la tarde.”

Por cuanto el Padre había dado a sus hijos una ciencia proporcionada a su estado, aun así, Él Mismo los instruía.

Porque Infinito es el Amor de Dios y después de haber dado, anhela nuevamente dar y tanto más da, en cuanto más la criatura desea serle hija. Dios se da siempre a aquel que a Él se le da generosamente.

Cuando el hombre se despertó y vio a la mujer, su igual y su complemento; sintió que su felicidad de criatura era total, teniendo el todo humano en plenitud y el todo sobrehumano colmado por el amor dado al amor del hombre.

EL ALMA.

¿Cómo es? ¿Cuáles son sus atributos?

Los Progenitores, además de la Gracia Santificante y la Inocencia, tuvieron en su creación otros dones de su Creador.

La Inmortalidad: atributo divino.

La Inmunidad: de todo dolor y miseria.

La Integridad: la perfecta sujeción de los sentidos a la razón.

La Razón: Es más grande que el instinto.

La Ciencia: ilumina el saber y regula el amor, sujetándolo al orden hacia las criaturas y hacia Dios. Adán estaba formado de carne más que de espíritu.

Pero NO era carnal en cuanto a que sobre la materia, señoreaban el espíritu y la razón.

Y el espíritu inocente y pleno de Gracia, tenía semejanza admirable con su Creador y por lo tanto era inteligente y sabía comprender.

La Libertad: majestad dominante sobre el ‘yo’.

La inteligencia: perfecta e iluminada por la Caridad. Plena de sabiduría y de ciencia divina. Dios dio al hombre la inteligencia unida a la libertad de pensamiento.

¿Qué es el pensamiento? Es al alma de la palabra. La facultad de comprender y conocer expresando las ideas y comunicarlas a los demás, es una cualidad humana.

Los pensamientos brotan en la profundidad de la mente y esto es lo que distingue al hombre de los brutos, en los cuales los movimientos mentales se limitan a los más rudimentarios para vivir.

El hombre piensa  y del pensamiento nacen obras de arte, de genio, de belleza. El hombre piensa  y en este su pensar tiene un íntimo amigo que le sirve de compañía en su soledad.

El pensamiento del hombre viaja, espiritual como es, por todo el Universo. Se sumerge en los recuerdos y emerge en la previsión de los tiempos futuros.

Estudia, contempla y medita, las admirables obras de Dios en la Creación. Reflexiona los misterios de los hombres.

Cada hombre es un misterio encerrado en su vestidura mortal. Luminoso u oscuro según sea su ánimo, santo o satánico.

Misterio solo conocido por Dios para el que no hay nada oculto. Y de la contemplación de las cosas y de los hombres, sube a la contemplación de Dios.

Como el águila que cada vez más alto asciende hacia el sol, así el pensamiento humano puede elevarse y sumergirse en la luminosidad de Dios, después de haber meditado en la capacidad humana.

En la Inmensidad divina después de haber reflexionado en la relatividad humana. En la eternidad divina, después de haber contemplado la efímera temporalidad humana. La Perfección, después de haber mirado sin soberbia que ciega, la imperfección humana.   La Mente: humana es perfecta e imperfectísima. Iluminada por Dios es perfecta. Sin Él cae en el error.

La Razón: debe estar motivada por la bondad. Solo así las acciones humanas obtienen frutos de santidad. Y la razón si es humilde cae de rodillas en obsequio del Dios Infinito e Incomprendible, que solo se vuelve accesible a través de la FE.

Solo la Fe ilumina la ciencia y la ayuda a comprender. El conocimiento de la Esencia de Dios se encuentra en la sabiduría.

Y la sabiduría se encuentra en el luminoso y ardiente centro que es la Caridad. Porque fe es religión y la religión permite a la criatura inteligente pero limitada, comprender al Perfecto e Infinito.

La Memoria: el hombre fue creado para amar y adorar a Dios. Y sufre porque desea a Dios.

Y este sufrimiento lo provoca el vacío interior que existe en el hombre que vive alejado de Él. Porque hay en el hombre un ansia de creer que es más grande que su necesidad de respirar.

Por eso tiene hambre de Dios y experimenta una necesidad instintiva de buscar la Verdad, que se convierte en un acicate doloroso, porque el hombre se engaña voluntariamente en su deseo,

se crea ídolos para aliviar su necesidad espiritual y el alma recuerda a Dios con nostalgia por el momento en que fue creada.

Instante fugaz frente a Él, pero que produce un sello indeleble en lo más íntimo de su ser.

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos la mayor parte del tiempo? Es el nombre de mi ídolo…

Su recuerdo se vuelve borroso porque el cuerpo que habita y al que gobierna una mente pagana, llena de ídolos,

Vive una vida que la enferma y con su espíritu muerto, su sufrimiento aumenta. Porque ella sabe que su cuerpo es perecedero y está unido a algo que es inmortal.

El hombre se pierde en marasmos filosóficos y aún quién dice que no cree en nada, en alguna cosa cree.

El que afirma “No creo en Dios” presupone otra fe. Tal vez en sí mismo o en su inteligencia soberbia.

Es como el pensamiento “no quiero pensar”, por el hecho de expresarlo, está manifestando que está pensando.

La Voluntad: de los atributos del alma, si la voluntad no es usada con sagacidad para manejar la inteligencia, ésta se vuelve como las medicinas peligrosas: en lugar de sanar matan.  La voluntad es la soberana del alma. Dios la respeta y da las fuerzas necesarias para ‘una buena voluntad’ con las virtudes que la hacen inclinarse hacia Él. Pero “No querer ser esclavo del mal”, debe salir del hombre.

La Libertad de Arbitrio: el libre albedrío es el regalo más grande que Dios otorgó a la inteligencia humana.

Dios ama a los hombres y les concede la libertad de arbitrio, para que por ella se perfeccionen en la virtud y se hagan más semejantes a Él.

Cuando el libre albedrío no está sostenido por el amor, la voluntad se debilita, muere, poco a poco porque el libre albedrío se ha dejado seducir y se hace esclavo del mal. Dios lo hizo libre y el hombre lo convierte en esclavo de las pasiones.

El demonio, el mundo, la carne, en un libre albedrío desordenado, conducen al egoísmo desenfrenado que da la muerte al espíritu.

La inteligencia del egoísta queda obnubilada para Dios y sus verdades. La soberbia ensombrece con su humo al egoísta y le ofusca la Verdad.

Comienza el proceso de los ‘¿Por qué?’ de estos se pasa a la DUDA. A la separación no solo de Dios y la confianza en Él, sino también de su justicia, del temor de Dios y de su castigo.

Este es el motivo por el cual se explica, porqué tan fácilmente se peca. La mala voluntad en el pecar, es lo único que Dios, no perdona. Cuando el alma posee un libre albedrío que vive dentro del orden, en obediencia hacia Dios y siendo heroicamente fiel al Bien, el hombre se eleva y el alma se deifica al tomar la semejanza con Dios.

Cuando es el Mal el que lo embrutece; esta semejanza es casi borrada totalmente y la degradación espiritual es tal, que se hace semejante al Demonio.

Todo está en la voluntad con que se hace cada acción, ya sea virtuosa o pecaminosa. Porque es la voluntad la que da valor a nuestros actos. 

QUERER ARREPENTIRSE.   QUERER CONVERTIRSE.    QUERER OBEDECER.

QUERER VENCER.   QUERER PERDONAR.  QUERER AMAR.   QUERER SER FIEL.

QUERER TRIUNFAR SOBRE SÍ MISMOS Y SOBRE EL MAL.   QUERER SER HEROES.

QUERER.    QUERER.   QUERER.

El que NO se quiere salvar teniendo los medios… ES PORQUE QUIERE CONDENARSE.

Hasta el último momento, Dios respeta el libre albedrío y la voluntad, reina y soberana del alma. También la voluntad es el factor fundamental en la RECREACIÓN DEL ALMA.

Toda la Creación natural y sobrenatural, es obra del amor. Todas las providencias, las leyes físicas, morales, espirituales, son obras del Amor.

El Intelecto: Es capaz de distinguir lo que está bien y lo que está mal. Y amaestra sobre el cómo y el porqué, se puede y se debe querer hacer el bien y no querer hacer el mal.

La Conciencia: su voz podría llamarse la Voz del Mismo Dios, hablando en el interior del hombre. Es otra ayuda no-solo en empujar la voluntad a acciones buenas y en detener la misma para acciones malvadas.

Sino en hacer que surja el arrepentimiento y empujar a la reparación de un mal cometido, para que el hombre vuelva a encontrarse en Gracia de Dios, cuando la ha perdido pecando.

LA Intuición: es una ayuda que Dios da a la inteligencia debilitada en la comprensión.

La lucidez de la inteligencia ayuda poderosamente a recibir y comprender las enseñanzas que la Ciencia Eterna, en las lecciones que Dios quiere que sean guía y consuelo en la hora que vivimos,para que el mundo no se embrutezca totalmente; pues las palabras de la justicia no son más que sonidos que repercuten en las orejas y a veces ni siquiera se perciben: NO se hacen alimento de Vida.

Dios crea las almas por amor. Y para que ellas puedan alcanzarle y poseerle, después de haberse esforzado en amarle y conocerle, las ha llenado de dones.

El alma viene de Dios y todas sus potencias físicas, morales y espirituales tienden hacia Él.

El alma originalmente dada al hombre se  recrea y se supera en grados inimaginables, a través de  grandes sufrimientos y tribulaciones, haciéndola apta para reposar en Dios.

El espíritu vivo se funde en Dios y el alma se convierte en Templo Viviente del Espíritu Santo, porque Dios vive en ellas y las funde con Él.

Y es de suma importancia para el alma que quiere avanzar en la vía del Cielo, ser robusta y tener todas sus potencias firmes en Dios. Cuando esto sucede el alma está segura. Cuando las potencias del espíritu están fijas en Él, ninguna fuerza la puede quitar de ahí.

El alma viva tiene tal repugnancia al mal, porque Jesús está en ella y el alma percibe lo que siente Él. El mérito del alma es uno solo: aquel de su buena voluntad de querer tenerlo a Él y aferrarse a Él.

Todo otro pensamiento sería soberbia y vanidad espiritual. Las almas que están fijas en Dios, no deben tener nunca miedo a nada. Solo a pecar.

EL ESPIRITU

El espíritu es un Templo. El ángel custodio de cada criatura, adora en la misma, al Dios que la habita si está en Gracia del Señor.  El espíritu es un Rey. La infinita misericordia del Dios Único y Trino, ha dado a nuestro espíritu todas las ayudas para permanecer dominador.

Los sentimientos pueden ser domados, entregándolos a Dios y pidiéndole que nos llene de su Amor. Es el alma lo que da al hombre el derecho a decir: “Padre mío…”

Cuanto más el alma es hija de Dios, tanto más pronta se siente para seguir  los consejos del Espíritu Santo.

El alma hija de Dios toma de su Padre esta característica divina: la solicitud pronta y alegre de hacer todo aquello que es bien.

La medida de la filiación alcanzada, la da la prontitud con la que el alma secunda las divinas inspiraciones, sin pararse a considerar lo que ellas puedan exigir de esfuerzo por parte de la criatura humana; ni del peligro que hayan de suponer para el individuo carnal.

Y el alma espiritual es la que distingue al hombre de los animales y lo hace dios sobre todos los otros seres creados: dios-rey que domina y somete; comprende, instruye, provee y lo hace dios por su origen y destino futuros.

Es el alma aquella que iluminada por su divino origen, sabe, quiere, puede con fuerza ya semidivina.

Fuerza que Dios potentemente sostiene y ayuda, cuanto más el alma se eleva en la justicia y el hombre se diviniza con una vida de justicia. 

E35 INSTRUMENTOS DIVINOS Y PERFECTOS


Octubre 05 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos Yo, vuestro Señor Jesucristo, vuestro Salvador, vine a la Tierra para traeros la Sabiduría del Cielo y otra orden tajante que se os dio fue:

El que crecierais en Fe, en Amor, el que crecierais en todo lo enseñado por Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad; para que llegarais a la Perfección.

El ser perfectos es dejar que Nosotros, Nuestro Ser Divino entre en vosotros con vuestro permiso y en humildad, os dejéis mover por Nosotros, para que os deMos lo que Nosotros quereMos que tengáis cada uno de vosotros, para que podáis entrar al Reino de los Cielos.

 No es lo que vosotros penséis que se necesita,

ES LO QUE NOSOTROS DESEAMOS QUE TENGÁISY esto lo tenéis que entender perfectamente, Mis pequeños.

EL CIELO ES NUESTRO, NO ES VUESTRO

 La forma en que os debéis de mover, de actuar, de pensar en el Cielo, es Nuestra forma de Pensar, no es la vuestra.

Vosotros seréis invitados a pasar toda la eternidad con Nosotros, en Nuestro Cielo y vosotros en humildad, tenéis que aceptar esto y aprenderlo.

Por eso, Mi Padre Me pidió que bajara a la Tierra a enseñaros cómo os debéis comportar para entrar al Reino de los Cielos.

Mi Padre os dio los Mandamientos, Yo os los vine a explicar. Me visteis actuar y es como vosotros debéis actuar en el Reino de los Cielos.

Si NO estáis actuando como Yo actué, NO sois todavía dignos de entrar al Reino de los Cielos, NO estáis entrando a la Perfección que Nosotros quereMos que tengáis para entrar al Reino de los Cielos.

Entended que el Reino de los Cielos es un lugar de Perfección, ES UN LUGAR DIVINO,

Es un lugar en donde os debéis mover según como Nosotros quereMos; para que gocéis plenamente lo que os vaMos a dar de premio.

Yo, vuestro Salvador Jesucristo, que os di toda una Lección de Amor estando aquí en la Tierra y que plasmado está en las Sagradas Escrituras.

Si Me buscáis en ellas, encontraréis cómo debe ser vuestra forma de actuar para alegrarNos, para que veaMos que estáis cumpliendo con la Lección, como en la escuela.

Si NO estáis creciendo según lo que se os ha dado, NO SÓIS DIGNOS os repito, para entrar al Reino de los Cielos.

VEDME, vedMe en las Sagradas Escrituras, tratad de ser como Yo. COPIADME, copiad Mi Vida, copiad Mis Palabras, copiad Mis Pensamientos.

DejadMe que Yo entre en vosotros y vaya limpiando todo vuestro ser desde vuestro interior, eliminando todo aquello que os pueda llevar a la soberbia

Y ASÍ, EMPEZARÉIS A ENTRAR EN LA PERFECCIÓN

PORQUE YO EL PERFECTO, ESTARÉ EN VOSOTROS

Pensad por un momento, cómo sería el Mundo, si todos fueran como Yo; que ya hubieran aprendido a ser como Yo,  empezaran a actuar en Humildad, en Sencillez.

Y ayudándoos unos a otros con los dones recibidos y siempre actuando en la honradez…

Y DIGO EN LA HONRADEZ, EVITANDO TODO TIPO DE MENTIRA

El mundo cambiaría, el mundo sería otro, gozarías inmensamente, sería un mundo de Paz donde viviríais Mi Perfección, donde viviríais la Divinidad.

Fuisteis creados para ello, se os dio el Don de la vida, para que se logre esto en la Tierra y en el Universo entero.

Si no estáis Conmigo, estáis contra Mí.

Si no estáis actuando como Yo os enseñé, no podéis entrar todavía al Reino de los Cielos.

Os tenéis que mejorar y si no os mejoráis aquí,

EL PURGATORIO OS ESPERA, POR UN CORTO O LARGO PLAZO

A la Perfección estáis llamados, vosotros ponéis el tiempo, vuestra mejora aquí o vuestra mejora en el Purgatorio y os aseguro que aquí sufriréis menos que en el Purgatorio.

Por eso os digo que sí principalmente os doy alimento para vuestro cuerpo, porque vuestro cuerpo os lo pide, pero vosotros debéis aprender a escuchar a vuestra alma, que también os pide Alimento, pero vosotros la acalláis.

 Esto es muy grave, Mis pequeños, porque así no avanzaréis en lo espiritual.

Ya os he hablado sobre el poder del alma, sus capacidades que son inmensas pero que éstas, no se desarrollan si vosotros no ponéis de vuestra parte.

Para que se desarrollen todas las capacidades con las que Yo os puedo dotar, necesitáis estar en estado de Gracia, necesitáis buscar afanosamente, el estar en estado de Gracia.  

Vosotros, desgraciadamente ya veis el pecado como algo normal en vuestra vida.

 Y si realmente meditáis, cualquier día de vuestra existencia todo lo que hicisteis y en qué pensasteis, os daréis cuenta claramente, de esto que os digo.

Cuando vosotros os vencéis a vosotros mismos, tratáis de mantener esa comunión íntima Conmigo, para no buscar y pensar en las cosas del exterior de vuestra alma que os puedan dañar, entonces os ayudaMos.

Mi Santo Espíritu que habita en cada uno de vosotros, os dará Fuerza y Sabiduría, para ir venciendo esos deseos del Mal,

esos deseos o esos pensamientos impuros a donde os lleva Satanás, para que no estéis en lo Mío, que debe ser vuestra meta en vuestra vida.

Y esto os lo digo Mis pequeños porque, mientras menos pecados tengáis,

cuando os presentéis ante Mí, más pronto entraréis al Reino de los Cielos y menos sufriréis en el Purgatorio.

Pocos, muy pocos sois en el Mundo, con los que realmente cuento, para que oréis por vuestros hermanos.

Pocos sois los que estáis en íntimo contacto Conmigo,

y sois aquellas almas que Yo busco, para que intercedáis por vuestros hermanos, por vuestra familia, por vuestro pueblo, por vuestras ciudades, por el Mundo entero.

pero aún entre vosotros que estáis Conmigo, pocos sois los que realmente intimáis Conmigo, que Me buscáis como os pedí antes, con deseos de venceros y de ganar Mi Gracia para vuestra santificación

Y así obtener un poder, sí, pequeños, un poder sobre Mí,

que Me haga derramar Mis Bendiciones sobre todas las necesidades que la Humanidad necesita en la Tierra y en el Universo entero.

Recordad cómo a veces, un alma que se dejó llenar de Mi Amor, salvaba a un pueblo entero con su intercesión.

Podéis lograr grandes milagros cuando Me llegáis a Mi Corazón, cuando Me vencéis con vuestro pequeño amor, PERO LLENO DE MI AMOR

Y ES CUANDO PODÉIS LOGRAR MILAGROS PARA VUESTROS HERMANOS,

PARA VUESTRAS CIUDADES,

PARA EL MUNDO ENTERO, PARA EL UNIVERSO QUE OS RODEA

En una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda, la lava se detuvo milagrosamente a las puertas de la ciudad cuando los pobladores pidieron su intercesión. Por eso la ciudad de Catania y las regiones aledañas al Etna, la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes.

Daos cuenta que la vida es como una preparación para un viaje eterno. Aquí en vuestra vida, día a día, os vais preparando

Y debéis de ir buscando qué es lo que vais a necesitar para la vida eterna y esto es, el Amor, básicamente el Amor.

Yo os dejé todo lo necesario para que vosotros os llenarais de él pero no solamente es tenerlo, sino es darlo, como alguna vez os lo heMos dicho: el Amor es dinámico,

Aquél que ha abierto su corazón y que heMos puesto Nuestro Amor en vuestro corazón, es tanta la alegría que vosotros adquirís, que no soportáis tanto, tanto gozo e inmediatamente, lo dais a vuestros hermanos,

Pero ¿Cuántos de vosotros realmente, estáis viviendo, esta alegría, en estos momentos en la Tierra?

Son pocos, muy pocos los que han permitido que Nuestro Amor Viva en vuestro corazón.

Mis pequeños, estáis viendo cosas tremendas a vuestro alrededor.

Satanás, os he dicho ya antes, que causa todo esto para distraeros,

solamente estáis buscando en cómo cuidar vuestras posesiones materiales, pero el mayor Tesoro que tenéis, ni siquiera veis por Él. 

El Amor lo es todo, Mis pequeños, todo se mueve en el Amor, la vida es Amor, Yo, en Mi Santísima Trinidad, SoMos Amor, todo fue creado en el Amor.

 Y si vosotros, no tenéis ese boleto de entrada al Reino de los Cielos, tendréis que adquirirlo con dolor en el Purgatorio, antes de poder pasar al Reino de los Cielos;

Y OS PUEDO DECIR QUE DUELE,

DUELE MUCHO PASAR UN TIEMPO AHÍ.

Dad ahora lo que podáis, para purificaros en todo lo que podáis, porque necesitaréis estar limpios de corazón y sobre todo, haber movido almas también, hacia el Amor.

Hijitos Míos, cuando Yo os he dicho que debéis ser perfectos, como el Padre Es Perfecto, es quitar todo aquello que os aparte de la Perfección, que es el Amor.

Mis pequeños, Yo os vine a Enseñar lo que se vive en el Cielo, y os he dicho, que lo que se vive en el Reino de los Cielos, es el Amor.

Vuestros Primeros Padres fueron creados, para vivir el Amor y para transmitirlo. Satanás se introdujo en la Creación, por envidia, por maldad y afectó esta finalidad, de que todo fuera tocado por el Amor.

La perfección fue afectada, satanás se introdujo en su corazón y vuestros Primeros Padres tuvieron que ser sacados del Paraíso, de ese lugar bello que había creado el Padre para que se iniciara la Obra de la Creación.

 TODO, todo quedó afectado, la Maldad de Satanás ha afectado todo lo Creado y le ha quitado el Amor a todo lo Creado.

VIVIR EN EL AMOR ES LA FINALIDAD DEL HOMBRE Y DE TODO LO CREADO

El Amor lo es todo y el Amor os va a llevar a vivir eternamente con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Al quedar vosotros afectados por el Pecado Original, habéis dejado entrar no solamente el Amor que os heMos enseñado,

sino todo aquello que Satanás provocó y que va contrario al Amor

Todo lo que estáis viviendo ahora, los odios, guerras, maldades, traiciones y podría seguir nombrando infinidad de situaciones que van en contra del Amor, las ha producido Satanás.

 Vosotros no fuisteis creados para vivir toda esa maldad, pero la lleváis en vuestro corazón.

Actuar en perfección es un trabajo personal, es ir eliminando todo aquello que os aparte con vuestros actos, del Amor.

Todo lo que vosotros actuáis, pensáis, habláis, que no vaya en la línea del Amor, os separa de la perfección.

La santidad es el triunfo que se propusieron las personas que desearon vivir en la perfección.

SE LES CONSIDERA SANTOS,

PORQUE BUSCARON EL DAÑAR LO MENOS POSIBLE NUESTRO CORAZÓN

Y como os he dicho, la perfección se logra eliminando todo aquello que Nos daña y es personal.

Vosotros os conocéis, y Mi Santo Espíritu os va indicando en qué estáis mal y lo vayáis eliminando.

Si vosotros vais procurando cambiar desde aquí en la Tierra, en vuestra misión, fácil será entrar al Reino de los Cielos,

SI NO, TENDRÉIS QUE PASAR UN TIEMPO, CORTO O LARGO

DE PURIFICACIÓN EN EL PURGATORIO,

Para que ahí, entonces sí hagáis lo que os estoy diciendo, entrar en lo profundo de vuestro corazón e ir evitando todo aquello que Nos daña.

¿Cómo podéis vosotros pues, buscar la pureza, la santidad, la perfección, si no hay amor en vuestro corazón?

¿Cómo podréis entrar al Reino de los Cielos, si no estáis buscando el vivir como otros Cristos?

Yo, Cristo Jesús, os vine a traer el Amor, el Amor del Cielo.

Os vine a dar todas las armas espirituales necesarias, para vencer a Satanás, cuando os ataque y os quiera apartar del amor y de la unión a Nuestra Santísima Trinidad.

Os dejáis manipular fácilmente por Satanás y se empiezan a causar problemas entre vosotros.

Si hay tanta Maldad, si hay tanto error a vuestro alrededor, si no veis las iglesias llenas, si no veis el trato amoroso de unos con otros,

Es que han fallado las almas, no han vivido correctamente, no Me buscaron para transmitirMe. Por eso, tengo que purificar a la Tierra.  

Siento mucho dolor, Mis pequeños, en tener que hacerlo, pero como está escrito en las Sagradas Escrituras, que si Yo permitiera que el error prosiga, aún hasta las almas escogidas se perderían.

 Os vuelvo a repetir, vosotros os imagináis a satanás, ciertamente, como un personaje malo, del cual os podéis burlar y hacer con él, lo que queráis,

Y ESTÁIS MUY EQUIVOCADOS,

TAN EQUIVOCADOS, QUE POR ESO ESTÁIS VIVIENDO EN SU MALDAD

Y NO EN MI AMOR.

La humanidad entera, cada vez se llena más de su Maldad, y la humanidad no busca Mi Amor.

Os ha engañado, estáis viviendo una falsedad, estáis viviendo en el error, estáis preparando, con vuestra forma de actuar, vuestra condenación eterna.

Os vuelvo a repetir, en el Reino de los Cielos se vive el Amor en todas sus facetas, ¿qué estáis haciendo, realmente, para que os podáis ganar el Reino de los Cielos?

El pueblo judío, en su pequeñez, en su nada,

EN LUGAR DE CUIDAR A SU DIOS,

EN LUGAR DE VER A SU DIOS ENTRE ELLOS,

ME DESTROZARON, SIN MÁS NI MÁS  

Y guiados por los mismos fariseos y escribas, azuzados por ellos en su odio hacia Mí, su Mesías, su Salvador, Me destrozaron.

Satanás, hizo su tarea, se vengó de Mí, porque fue eliminado del Reino de los Cielos, pero no Me pudo detener en la Muerte.

RESUCITÉ PARA MOSTRARLE A ESA MISMA GENTE QUE ME ASESINÓ

QUE REALMENTE YO ERA SU MESÍAS

Y a pesar de ello, Me siguen negando, Me siguen haciendo a un lado, no buscan el crecer en la espiritualidad Perfecta.

Meditad estas Palabras, “en Mi Espiritualidad Perfecta”

Y el hombre, prefiere seguir engañado y se deja llevar por las invenciones de Satanás y así el hombre hasta presume,

DE HABER ENCONTRADO LA VERDADERA ESPIRITUALIDAD,

SIGUIENDO A OTRAS ALMAS, AZUZADAS POR SATANÁS

Buscáis lo novedoso, buscáis lo fácil, buscáis lo que os conviene, lo que no exija la mejora, lo que no busca la perfección.

Y así, el hombre se sigue dejando llevar por Satanás, por caminos equivocados y que al final, os van a llevar a una obscuridad espiritual en donde la mayoría de vuestros hermanos, no sabrán qué hacer y se desesperarán,

¿Acaso no os dais cuenta de los errores a donde os lleva Satanás?  

¿Qué estáis pensando ganar en esas corrientes espirituales que Satanás ha inventado para apartaros de la Verdad?

No buscáis la perfección, simplemente, buscáis lo novedoso.

No buscáis la perfección porque ni siquiera os tomáis el tiempo para leer las Escrituras, para que alimenten vuestra alma, para que sintáis lo que es verdaderamente bello.

Os dejáis llevar por lo novedoso y eso va creando confusión, que así vivís la gran mayoría de vosotros, en pura confusión.

Retomad las Sagradas Escrituras, si realmente queréis tener la espiritualidad perfecta que os va a llevar al Amor.

Retomad Mi Vida, para que en el actuar vuestro, viváis como Yo viví y eso os lleve a la Perfección.  

Entrad a vuestro interior y pedidLe a Mi Santo Espíritu, que os vaya indicando vuestros errores, con la delicadeza con la que Él actúa en cada alma.

 Aceptad con humildad, lo que os indique Mi Santo Espíritu y vosotros, poned de vuestra parte, con Nuestra ayuda y con la ayuda de Mi Santo Espíritu,

A IR ELIMINANDO TODO AQUELLO QUE DAÑA NUESTRO CORAZÓN

NO DEJÉIS SALIR DE VOSOTROS LA MALDAD QUE YA LLEVÁIS CADA UNO

Satanás ha sembrado en vuestro corazón maldades, todo tipo de maldades, pero está en vosotros impedir que salgan de vuestra mente y de vuestro corazón, con Nuestra ayuda.

PedídNosla, dejad que Nosotros os vayaMos perfeccionando, evitando que salga todo el mal que tenéis en vuestro interior y por el contrario, dejad que sí salga de vosotros, todo el Bien que Yo Mismo os enseñé.  

Cuando hayáis logrado esto Mis pequeños, será señal de que ya estáis encaminados hacia la santidad.

Hacia la vida espiritual perfecta, a la que estáis llamados todos vosotros y así las Puertas del Reino de los Cielos se abrirán de par en par, para dejar entrar a las almas perfectas,

a las almas que supieron vencerse a sí mismas e impidieron que la maldad que anida en vuestro corazón y en vuestra mente no saliera, pero que sí saliera de vosotros todo el Amor que Yo, vuestro Dios Jesucristo, os enseñé.

Hijitos Míos, Yo caminé sobre la Tierra, os evangelicé, os dejé Sabiduría Divina para que vosotros supierais caminar y llegar al Reino de los Cielos;

es un caminar seguro, un caminar santo pero sí, ciertamente es un caminar difícil y no por el hecho de que sea difícil en sí, sino que Satanás os ataca.

Ataca a todos aquellos que se han soltado totalmente a Mi Voluntad, a todos aquellos que quieren ser otros Cristos, a todos aquellos que quieren dejar paz, amor, vida espiritual a sus hermanos aquí en la Tierra.

Esa es vuestra misión Mis pequeños, dejarMe en la Tierra, transmitiendo el mismo Ejemplo que Yo os di, las mismas Palabras, el  mismo Amor,

PORQUE SI OS HE DICHO QUE SEÁIS OTROS CRISTOS,

TENÉIS QUE CUBRIR TODAS ESTAS NECESIDADES ESPIRITUALES

Y AÚN HUMANAS A VUESTROS HERMANOS

No podéis ser solamente humano ni podéis ser solamente espiritual. Lleváis esas dos entidades en vosotros mismos, porque si Me dejáis a Mí, vivir en vosotros, guiaros, enseñaros, Yo estoy en vosotros

y cuando vosotros tomáis esa tarea tan grande, que es la de transmitirMe, entonces, estáis llevando a cabo la misión para la que fuisteis creados, que es una misión espiritual, Mis pequeños.

Ya os he dicho que no vinisteis a la Tierra a llenaros de las cosas del Mundo, vuestra alma trasciende y todo lo que hacéis a nivel espiritual va a trascender y por toda la Eternidad.

Son tantas cosas bellas que podéis sacar de Mí, de Mis Enseñanzas, de Mi Ejemplo, de Mi Amor,

por eso, os pido que leáis continuamente las Sagradas Escrituras y Mi Santo Espíritu os irá llevando hacia la Verdad que vosotros necesitáis saber, para que seáis otros Cristos sobre la Tierra.

Cuando vosotros os dejáis mover por Nuestra Santísima Trinidad, os dais cuenta de lo que vuestros hermanos necesitan. Esta Gracia os la da Mi Santo Espíritu.

Os agradezco, Mis pequeños los que estáis Conmigo, los que habéis tomado en serio vuestra vida, los que hacéis todo lo posible, para que muchos hermanos vuestros Me vayan conociendo cada vez más,

se enamoren de Mi Amor y que Me sirvan para la salvación de todas las almas y de todos los tiempos.  

Ciertamente, vuestra tarea no es fácil, porque así como Me atacó Satanás, porque sabía Quién era Yo y Me quería sacar de la contienda espiritual,

ahora os toca a vosotros ser atacados por él, porque daréis mucho fruto y si no es ahora, será un poco de tiempo después en que salvaréis almas.

No os confiéis de lo que os digan, que todo será bello, será hermoso, que el cambio será como un despertar de un día para otro,

¡NO! Mis pequeños, en las Sagradas Escrituras es muy claro lo que os digo,

que aquél que Me siga también tendrá que padecer como Yo, vuestro Maestro y al padecer Mis pequeños, esta será parte de vuestra purificación,

 para que no tengáis que pasar mucho tiempo en el Purgatorio y luego, paséis al Cielo a gozar eternamente Conmigo.

Mucho Amor os está esperando, Mi Presencia os dará una vida espiritual muy grande en el Reino de los Cielos.

Manteneos firmes en lo que se os ha pedido, no sucumbáis a los ataques de satanás, no temáis a lo que él os envíe, como tentaciones, castigos, maldades.

Yo estaré siempre junto a vosotros para protegeros de todo esto que os quiera hacer satanás. Yo, vuestro Jesús, estoy con vosotros, sigo en la Tierra.

 Estoy día a día con vosotros, en las Misas, en las oraciones de vuestros hermanos y las vuestras, en los sacrificios y penitencias ofrecidos.

No Me separaré de vosotros en ningún momento, manteneos unidos a Mí y grandes cosas hareMos.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre  a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/