Archivos de etiquetas: alegría

TIERRA DE VOLCANES


Había sido una semana llena de descubrimientos.

El Espíritu Santo nos estaba llenando de conocimientos nuevos y mirábamos todo lo que estaba sucediendo, bajo la Luz con que Dios iluminaba todos los acontecimientos.

Y todo era asombroso. Terroríficamente asombroso.

Vivir así, además de emocionante, es bastante enriquecedor.

Porque se mezclan la inmensa alegría de la Presencia Divina, junto con el dolor que envuelve mirar al desnudo las acciones de Satanás y la impotencia de que la mayoría de la gente ignora todo esto y no hace NADA; ni siquiera quiere CONOCER, para defenderse.

Estábamos trabajando en la tarea que el Espíritu Santo nos había asignado, cuando recibí en mi computadora, la última notificación de uno de los noticiarios que nos mantienen informados de lo que sucede en el mundo.

México registra casi 60 temblores en 12 horas tras la fuerte explosión de Popocatépetl

Publicado: 19 mar 2019 19:41 GMT

El mayor número de movimientos telúricos se sintió en el sur del país.

Cambia Semáforo en amarillo a Fase 3

El titular del noticiario se leía escueto y sentí como si hubiera recibido un puñetazo en el estómago y me faltara el aliento.

Entonces pensé:

“Bueno hace medio milenio éramos el Ombligo de la Luna (es lo que significa México en náhuatl), ahora con cinco placas tectónicas bajo nuestros pies, somos el Ombligo de la Tierra y cuando todas decidan moverse y cambiar la fisonomía del planeta, seremos el Ombligo de la Nueva Creación…

Mientras esto sucede, no cabe duda que los mexicanos seremos los adoradores más apasionados de todo el Universo… Pues con todo lo que la Tribulación implica sobre nosotros, no va a quedar espacio para los ateos.

Tenemos que aprender a MORIR y a vivir cada día como si fuese el último, pero ¿Quién será capaz de comprender esto?

Y recordé un mensaje que Abba le había dicho tiempo atrás a JV:  

Septiembre 23 de 2017

No quisieron entender con Mis Palabras

Hoy en la mañana, estando en Misa, a la hora del rezo del Padre Nuestro, veo a Dios Padre y le digo:

 “Padre, no quieren entender, les he transmitido lo que me has dicho y no quieren hacer caso”,

Y en seguida me responde:

“No quisieron entender con Mis Palabras que les diste, ahora tendrán que entender con las Obras” (o sea, con los DESASTRES que se vendrán).

Yo seguí absorta con mis pensamientos:

Ya no se trata de si quieren creer y convertirse, entonces nos arrodillaremos por el pánico o tendrán que sostener sus ideas apóstatas en el Infierno.

Todos tendremos que bailar al son con que nos toquen  los volcanes y los terremotos. Y todos los sucesos con los que la Naturaleza decida zarandearnos…”

¡Verdaderamente grandioso y luego…!

Entonces Jesús le dijo al Padre Celestial:

–      ¿Ya viste lo que está pensando tu hija?

Desde que me convertí por medio de la Renovación Carismática y aprendí a Orar, me acostumbré a estar en contacto con el Cielo en una comunicación constante.

Aprendí a tratar a Dios, como una Persona independiente de mí, pero que me acompaña constantemente porque forma parte de mi ser,  igual que cualquier otro miembro de mi cuerpo.  Así que lo invito a todo lo que hago y siempre que le informo algo, lo hago como si Él no supiera nada, aunque ÉL lo sabe TODO.

Me enseñó a vivir en el mundo, pero sin pertenecer a él. A convivir en el mundo, manteniéndome lejos de ser atrapada por sus corrientes y sus ideas. No ha sido fácil, pero sí es posible.

De esta forma me ha educado, transformado mi forma de pensar  y en los años que tengo de conocerlo, ÉL ES una parte tan intrínseca, que ya no sé cómo viviría sin ÉL. Más bien me cuestiono, cómo pude vivir sin ÉL los primeros 28 años de mi vida.

Así que cuando vaMos de vacaciones, de compras, de paseo, de visita, a las convivencias sociales, al cine, a trabajar, a investigar e inclusive una vez que fuiMos a ver la película ‘El Secreto en la Montaña’. Y observaMos en la pantalla del cine, el desarrollo de un trágico y romántico melodrama de un amor homosexual, la disfruté junto con Jesús y recibí una tremenda lección de amor, con los comentarios mentales que Él me hizo sobre la película.

Cómo soy la única en mi familia que me convertí  totalmente, mis acciones y relaciones familiares son completamente mundanas, pero de una manera muy particular.

Como mi prioridad fundamental es Dios, lo demás lo he manejado de acuerdo a ello y persevero en que nada, ni nadie, me distraigan de ese objetivo.

Soy templo viviente del Espíritu Santo y el estar plenamente consciente de esta Presencia dentro de mi ser, me ayuda tremendamente a  vencer las tentaciones, porque he comprendido plenamente que cuando pecamos; también OBLIGAMOS a Dios, a ser Testigo  y partícipe involuntario de nuestras fechorías.

Al explicarles todo esto, entenderán mejor lo que me sucedió aquel Martes 19 de Marzo.

México registra casi 60 temblores en 12 horas tras la fuerte explosión de Popocatépetl

Yo seguía el maratónico  correr de mis pensamientos, cuando el Padre Celestial me detuvo en seco,

al preguntarme con mucha dulzura:

–     ¿Hay algo que quieras compartirMe?

Dí un gran suspiro, señalando la pantalla de la computadora, con la noticia que me había inquietado, le dije:

–     Abba  casi todos los seres que amo son tibios o incrédulos… Si trato de advertirles no solo no me creerán; van a burlarse con más ganas de mí y no habré conseguido NADA, más que algunos blasfemen y eso no lo soportaré.

Conozco lo que sucederá con mi hermoso país y lloro por ello. Pero no puedo hacer nada contra la INCREDULIDAD que encadena a la mayoría de los que pudiéramos hacer algo.

Yo estaba preocupada por la ciudad de México y no le dejo en mis oraciones. ¿Pero qué quieres que sienta cuando me entero que estoy viviendo en el estado más vulnerable de todo el país?

Y no sólo eso…

Mi hermosa ciudad en la que vivo, tiene en su área conurbada SIETE volcanes dormidos y algunos de los que amo,  están al alcance de cualquiera de ellos.  Todos en mi familia, escogieron vivir en bosques, cañadas, miradores, colinas y lagunas maravillosas…

Y TODOS Y CADA UNO ha construido su casa junto a un volcán dormido.

Esto, que en su momento constituyó un privilegio, ahora se ha convertido en una terrible amenaza.

Pero esto que yo acabo de enterarme, pocos lo saben y NADIE LO COMPRENDE.

Además, ¿A DÓNDE PODEMOS IRNOS, SI TODO EL PAÍS ES TIERRA DE VOLCANES?

Soy la loca de la casa y si trato de advertirles no voy a conseguir nada…

Tú vas a aprovechar los delirios maníacos de Satanás, para transformar nuestro planeta y algunos conocerán la gloria de la Nueva Creación y a otros los tomarás en cada embestida de Satanás…

Pero nadie conocemos, cual será nuestro destino: ser tomados o dejados, sólo Tú lo sabes…

ÉL me preguntó:

–    ¿Te preocupa?

Yo le contesté con honestidad:

–     En realidad no. Cualquiera que sea tu Voluntad con respecto a mí, yo la acepto. Llevarme o dejarme, haz lo que quieras conmigo. Lo único que te pido, es que me ayudes a no perderme. Yo no quiero estar con Satanás, ni ahora, ni nunca.

Y tampoco quiero dejarle a ninguno de los de mi familia que  él piensa que ya le pertenecen.  Y Tú sabes porqué…Los sollozos me ahogaron.

Sentí como el Amor Infinito del Padre Celestial me rodeó y me inundó, como si me abrazara y me dijo:

–   Y….

Yo continué en medio de mis sollozos:

–    Yo no quiero que les suceda nada. Sé que somos culpables de atraer tu Justicia. Y nos merecemos todo lo que viene sobre nosotros.  Sé que nosotros le hemos dado mucho poder a Satanás con nuestra maldad y falta de perdón.

Pero NO QUIERO QUE NADIE SE PIERDA.  En el último terremoto a mí se me olvidó el Magnificat y terminé hablándote como lo hago normalmente.

TODOS los demás olvidaron el Padre Nuestro y algunos terminaron mezclándolo con palabrotas. Muchos sólo te invocaban: ¡Dios Mío!

Cuando hay pánico, surge nuestro verdadero ‘yo’ y los ateos desaparecen.

Creo que es el momento más difícil y peligroso para siquiera pensar en volvernos hacia Ti.  Pero en instantes así, ¿Qué nos puede garantizar un regreso seguro a tus brazos?

Sobre todo cuando la emergencia por sobrevivir, hace que se nulifique todo lo demás. Por eso Satanás provoca todo con mayor  premura.

Y sentí el dolor como una oleada que me envolvió y agudizó mi angustia.Entonces, al mismo tiempo que sentí cómo la fortaleza del Padre me invadía y fue como si una fuerza interna fortaleciera todo mi esqueleto y me ayudara a sostenerme, oí su Voz dulce y llena de ternura:

–   ¿Ya olvidaste el Poder de la Intercesión?

Como un relámpago acudieron una avalancha de recuerdos y  recordé cómo fue la lección de esa enseñanza en particular…

Logré musitar con agradecimiento y FE:

–        ¡Oh Abba! Es cierto. Aunque sea como un último recurso, podemos arrebatarle las almas a Satanás.

Y me postré dando gracias y alabanzas.

Mientras recordaba lo sucedido un par de años después de mi conversión.

Todo había comenzado cuando era una adolescente demasiado ingenua.

Yo tenía catorce años y hubo una gran fiesta en la hacienda de mis abuelos, estaban celebrando la boda de una de mis primas y fue un acontecimiento lleno de regocijo que reunió a la numerosa parentela que era nuestra enorme familia.

El jolgorio era manifiesto y las viandas abundantes, al igual que el tequila.Hacía rato que había terminado la hora de la comida, ya era avanzada la tarde, cuando yo entré a la casa y fui a la biblioteca de mi abuelo.

El día había sido muy ajetreado y me recosté en el diván que había junto al gran ventanal que daba hacia un balcón, en el que  se apreciaba uno de los rincones favoritos del huerto, al que mi abuelo le tenía un cariño muy especial.

Había tomado un libro y casi me quedo dormida, cuando de repente me encontré entre los brazos de un hombre que me besaba con gran pasión y era evidente que había tomado bastante, porque se mezclaba el olor del tequila, con el de una agradable loción varonil.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí  la identidad de mi atracador, mientras luchaba por escapar de sus apasionados arrebatos que me tenían tan confundida, como descontrolada.

¡Caramba! ¿Qué estaba sucediendo?

Este hombre era uno de mis tíos favoritos. Mayor que yo 17 años, lo quería muchísimo y además había sido el sacerdote que celebró el matrimonio de mi prima.

Ahora yo me afanaba por liberarme de sus fuertes brazos y de sus manos, que habían desgarrado mi blusa en su intento por desnudarme.

Aún no comprendo cómo fue que conseguí escapar de él con mi integridad femenina intacta, pero con el alma hecha pedazos por un desengaño brutal.Salí huyendo hacia mi recámara, que estaba en el piso superior y para mi gran fortuna, no hubo testigos del desgraciado incidente, pues todos estaban afuera, disfrutando de la fiesta.

Guardé un mutismo absoluto y jamás compartí con nadie mi terrible experiencia.

Pero yo cambié y me convertí, en la ‘oveja negra’ de la familia.

Todos estaban escandalizados por mi fobia hacia lo religioso y porque no entendían mi rebeldía, pues solamente asistía a Misa en las bodas, los bautizos y los funerales.

En mi absurdo resentimiento, también arrasé con Dios y nunca dí explicaciones a nadie por mi comportamiento.

Esto en una familia que era muy prolífica en vocaciones religiosas y con un catolicismo a ultranza, que movía todas las áreas de la ancestral vida familiar, era no sólo revolucionario, sino totalmente incomprensible.

Todos estaban convencidos que Satanás me había arrancado la FE y yo era un caso perdido de ateísmo enigmático.

A mi tío lo aborrecí, con la misma fuerza con que lo amaba, porque nunca dejé de amarlo.  Después de mi conversión en la plaza de toros, empecé a sentir la ‘URGENCIA’ de perdonarlo y de hacerlo partícipe de la experiencia tan maravillosa con la que Dios había cambiado mi vida.

La cosa llegó a tal punto, que un día decidí ir a visitarlo al pueblo donde laboraba cómo párroco y preparé todo, sin decirle a nadie del plan que puse en práctica.

Llamé a la oficina y avisé, para que mi suplente se hiciera cargo de mis tareas.

Encargué a mis hijos con una de mis hermanas y le pedí a mi esposo que me prestara el automóvil nuevo, que apenas tenía dos meses que lo habíamos comprado.

Él me dio las llaves diciendo:

–    Te lo presto con la condición de que me lo devuelvas lavadito y reluciente.

Y salí de mi casa cómo lo hacía todas las mañanas a las 8.00 am, pero en lugar de ir a mi trabajo, enfilé rumbo a la vía corta a la Cd. De México.   Eran casi la 13.00 hs cuando antes de llegar a Querétaro, tomé la desviación que me llevaría hasta el poblado donde estaba mi tío y después de saludarlo, él me miraba totalmente pasmado; porque se habían cumplido 14 años de que yo no le dirigía la palabra.

Me invitó a comer y charlamos sobre la familia.

Después de la sobremesa, le dije que tenía que tratar un asunto muy importante y me invitó a pasar a la notaría de la parroquia.

Cuando nos quedamos solos, le relaté mi conversión en la plaza de toros y lo que había significado el descubrimiento, de que Jesús es Verdaderamente un Dios Vivo y Resucitado.

También le manifesté toda la furia, que su falta de respeto había despertado en mi corazón…

Y le dije que la razón de mi visita, era porque quería otorgarle mi perdón; porque el Dios del que me había enamorado no podía vivir en un corazón que guardase resentimientos.

Él me miró, pero no dijo una palabra.

Pensé que tal vez el viaje, había sido totalmente inútil.

Entonces miré mi reloj y dije:

–     ‘Tío, ya casi son las cuatro de la tarde y yo tengo que estar en Guadalajara, a más tardar a las 19.30hs. Por favor discúlpeme pero otro día lo visitaré con más calma.’

Me levanté del sillón que había ocupado para platicar frente a él.

Había llevado conmigo los tres libros del Padre Octavio Michellini:

Confidencias de Jesús a un Sacerdote. Y sacándolos de mi bolso, los deposité sobre su escritorio y me dí la vuelta para salir. 

Él continuaba sentado, sin moverse del lugar que había elegido frente a mí.

Al llegar a la puerta, oí su voz que me dijo:

–   ‘Rosa, espera. Ora por mí y ruégale en tus oraciones; para que ÉL también tenga piedad…’

Yo me regresé y poniendo mis manos sobre su cabeza, oré en voz alta por él.

Cuando terminé, pude ver las lágrimas que descendían por sus mejillas.

Recordé cuando Jesús tocó mi corazón y también las lágrimas lavaron mi arrepentimiento.

Lo bendije y lo besé en la frente.

Entonces me despedí apresurada y salí corriendo para subirme en el auto y regresarme.

Estaba contenta y a la vez preocupada.

Tanto, que ¡Olvidé ponerme el cinturón de seguridad!

En 1981, los carros no eran ‘chismosos’ cómo los de ahora.

Y con este garrafal descuido emprendí el camino de regreso.

Así que prendí nuevamente mi grabadora y puse mis casettes de alabanzas.

Venía preocupada, porque no quería dar ninguna explicación a nadie y esto solo sería posible si lograba llegar  a tiempo.

Recorrí el camino de regreso lo más veloz que podía.  Así llegué a un tramo de la carretera, que tiene una particularidad:

Entre Atotonilco y Tototlán Jal., hay una recta muy larga, donde se pueden mirar los vehículos a la distancia, como si fueran juguetitos.

Allí pisé el acelerador hasta el fondo y sólo veía como la aguja del velocímetro, rebotaba sobre los 200 kms.

En mi vida había manejado a esa velocidad y con mi flamante automóvil nuevo, de un precioso color jade, me parecía que volaba.

Delante de mí en mi propio carril, vi a lo lejos un automóvil rojo oscuro…

Y cómo del lado contrario no venía nadie, me preparé para rebasarlo, sin disminuir la velocidad.

Como veía el camino despejado para mí, en ningún momento hice ningún movimiento de absolutamente nada.

Y de repente, sentí como si me hubieran sujetado suavemente entre el pecho y la espalda.

Mi grabadora y todo lo que traía suelto, salieron volando contra el parabrisas y el tablero…Y vi cruzar delante de mí, a un enorme y bellísimo corcel negro,

Que se perdió galopando entre el sembradío de maíz que ya tenía las milpas altas y que estaba del otro lado de la carretera.

Yo no entendía que había pasado.

Y fue entonces cuando miré, parado justo a unos cinco metros frente a mí, el carro tinto que había visto antes y que había decidido rebasar.

Y observé como el chofer tenía los brazos levantados, como esperando el inminente choque.

Lo que pasó fue que la aparición del caballo fue tan repentina, (No sé a qué velocidad iría) Que él SI frenó de golpe y el carro se le coleó, haciendo que se metiera en mi carril…

Y quedando justo, para que yo lo chocara por detrás.

Cómo yo traía mucha prisa, me preparé para sacarle la vuelta y fue cuando me percaté…

¡Que yo seguía pisando el acelerador!

NO HABÍA HECHO NINGÚN MOVIMIENTO DE ABSOLUTAMENTE NADA.

NO había movido la palanca de velocidades y mi auto estaba detenido, como si estuviera en neutral.  Hice todas las maniobras para poner primera y arrancar, rodee al otro auto y le hice un ademán de saludo al chofer.

Fue cuando pude ver que tenía una cara de terror absoluto y su semblante estaba más verde que mi carro.

No sé cómo estuvo, pero el trayecto que por la mañana me tomó cinco horas, eran exactamente las 7.30 pm cuando estaba pagando la caseta de entrada, de la autopista en Guadalajara.

Llegué a mi casa y lavé el carro.

Cuando recogí mis cosas del interior, pude ver que la grabadora estaba quebrada, pero el parabrisas estaba intacto.

Todas mis cosas se habían salido de mi bolso y se habían desparramado por todos lados.

Mientras las recogí y las regresé a mi bolso, pensaba que si los sucesos hubieran seguido su curso normal, me hubieran levantado de la carretera con una espátula.

Y un escalofrío me recorrió de pies a cabeza.

Fui por mis hijos, les dí de cenar y los arropé en su cama.  Me dí una ducha y mientras me miraba en el espejo del lavabo, empecé a asimilar lo que había pasado…

Y me enfermé del estómago.

Apenas me había puesto mi pijama, cuando llegó mi marido y me dijo:

–     ‘Qué bien mujercita. Así si te presto el auto, las veces que quieras.’

Yo me entregué en las manos de Dios, porque no tenía la menor idea de lo que iba a contestarle, cuando se fijara en el velocímetro y me preguntara por los más de 800 km que le agregué al kilometraje.

Afortunadamente nunca me dijo nada.

Al día siguiente, me encontré con una de mis hermanas en la casa de mi madre y buscando hablarme a solas me dijo:

–   ‘Puedes explicarme que andabas haciendo ayer por la tarde. Porque Jesús me puso a orar por ti por más de tres horas. Y me dio una visión.

Te ví en la carretera de México y una Legión de Ángeles, te estuvieron cuidando por todo el trayecto, hasta tu casa.

Yo pensé: ‘¿En qué lío se habrá metido ahora mi hermana, que ya armó una revolución en el Cielo y necesita un ejército de guardaespaldas.?’  Como lo sucedido con mi tío era mi gran secreto, no estaba dispuesta a dar ninguna explicación y me zafé como pude, diciéndole que después le contaría.

Pero las cosas no eran tan simples.

La siguiente vez que fui con mi grupo de Oración, Alfonso me preguntó:

–     ´Rosita. El lunes como a las 4.00pm Jesús nos quitó a todos de lo que estábamos haciendo y nos puso a orar por ti, con una urgencia como nunca nos había pasado.

Y nos dijo que cuando vinieras, tú nos platicarías el motivo. Rezamos dos Rosarios completos de 15 Misterios y seguimos intercediendo casi hasta las 8.00pm.

Lo más extraño, es que como a las 18.00 pm,  yo ví a Satanás parado sobre un camino, abarcándolo de lado a lado y con una espada lista, para destruirte.’

Después de concluir su relato, todos me miraban expectantes, esperando la explicación que les aclararía, el porqué de una intercesión tan urgente.

Fue entonces que me dí cuenta que mi viaje super-secreto había dejado de serlo y yo debía glorificar a Dios dando testimonio de lo que había pasado; así que les conté todo.

Alfonso dijo:

–    Con razón estaba tan furioso contra ti. No sólo le arrancaste el alma de un sacerdote; sino el de TODA la Comunidad que él pastorea.  Esa noche cuando oré, le di las gracias al Señor por su Protección y por su Amor tan patentes.

Y en la Biblia me salió el Salmo 91, del cual jamás podré olvidar los versículos 11 y 12:

Salmos, 91

  1. El que mora en el secreto de Elyón pasa la noche a la sombra de Sadday,
  2. diciendo a Yahveh: «¡Mi refugio y fortaleza, mi Dios, en quien confío!»
  3. Que él te libra de la red del cazador, de la peste funesta;
  4. con sus plumas te cubre, y bajo sus alas tienes un refugio: escudo y armadura es su verdad.
  5. No temerás el terror de la noche, ni la saeta que de día vuela,
  6. ni la peste que avanza en las tinieblas, ni el azote que devasta a mediodía.
  7. Aunque a tu lado caigan mil y diez mil a tu diestra, a ti no ha de alcanzarte.
  8. Basta con que mires con tus ojos, verás el galardón de los impíos,
  9. tú que dices: «¡Mi refugio es Yahveh!», y tomas a Elyón por defensa.
  10. No ha de alcanzarte el mal, ni la plaga se acercará a tu tienda;
  11. que él dará orden sobre ti a sus ángeles de guardarte en todos tus caminos.
  12. Te llevarán ellos en sus manos, para que en piedra no tropiece tu pie;
  13. pisarás sobre el león y la víbora, hollarás al leoncillo y al dragón.
  14. Pues él se abraza a mí, yo he de librarle; le exaltaré, pues conoce mi nombre.
  15. Me llamará y le responderé; estaré a su lado en la desgracia, le libraré y le glorificaré.
  16. Hartura le daré de largos días, y haré que vea mi salvación.

Todo esto me devolvió los bríos y le dije a ABBA:

–      Abba, a todos tus hijos a los que llames cuando sucedan los terremotos y las explosiones de los volcanes, yo te los entrego cubiertos con la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Dales la Gracia del arrepentimiento y la conversión, para que mueran deseando tu Presencia Santísima. Perdónales sus pecados y permite que alcancen tu Misericordia y tu Salvación.

Y te lo suplico, no tomes en cuenta las blasfemias que su pánico les dicte. Recíbelos como a tus hijos pródigos y ayúdame a seguir perseverante en todas las pruebas de esta Purificación.

TE ADORO Y TE AMO SOBRE TODAS LAS COSAS, AYÚDAME A DEMOSTRÁRTELO.  

LA TIERRA DEL TEQUILA 3


UN AMOR DESVENTURADO

Cuando la Cultura Tolteca estaba en todo su esplendor, hace más de siete mil años,

En Tamoanchan (el hogar de los mortales) en el reino de Tula; estaba Mayáhuel.

Era una hermosa doncella que vivía con su abuela.

Quetzalcoátl la vió y la convenció para que bajase a la tierra con él para amarse,

Convertidos en un árbol āhuēhuētl. bifurcado.

Lo que sugiere una fusión plena de una deidad con un mortal.Pero cuando su abuela, que era unaTzitzimime, se despertó, (hechicera muy poderosa del inframundo y manejadora de fuerzas oscuras)

Y no vio a Mayáhuel, llamó a otras tzitzimime.

(las tzitzimime eran estrellas que intentaban impedir que saliera el sol, trabajaban muy arduamente durante la Fiesta Ceremonial del Fuego Nuevo)

Para que bajasen a la tierra y la ayudaran a buscar a su nieta.

El grupo de hechiceras rastreó todo el Valle del Anáhuac y finalmente descubrieron un hermoso manantial, rodeado de ahuehuetes.

Y la hechicera líder fijó su mirada en uno…

Cuando se acercaban, el árbol se partió y se bifurcó.La abuela de Mayahuel llegó al lugar con las tzitzimime, que también eran unas entidades espantosas de los aires.

Entonces la abuela, descubriendo a su nieta convertida en una rama,

Se acercó con sus temibles acompañantes y cortaron la rama que correspondía precisamente a Mayáhuel.

La abuela la despedazó y entregó los restos para que los devorara una de las tzitzimime,

Y  finalmente, todas la comieron.

Sin embargo la rama en que se había convertido Quetzacóatl permaneció intacta.

Y cuando se alejaron, el dios recobró su forma,

Recogió los restos de la joven virgen Mayáhuetl y los enterró,De ellos brotó la planta del maguey, que de esta manera se convirtió en una planta sagrada.

Porque su origen era divino.

Y porque Quetzalcoatl  se había enamorado de la doncella, para tenerla junto a él, la divinizó totalmente.

Así, tras su muerte, Mayáhuel se convirtió en diosa.

Todo esto sucedió en Teotihuacán, la esplendorosa ciudad Tolteca,

Que los grandes constructores dejarían como legado a la posteridad.  Y después de este suceso, es lo que daría un motivo de su nombre:

“Lugar donde los hombres se convierten en dioses”

Algunos siglos después, todavía durante el esplendor Tolteca,

Mientras florecía el reinado de Tecpancaltzin Iztaccaltzin

Que fue el noveno gobernante conocido del imperio tolteca. Apenas había empezado su tlatonazgo, cuando su madre, Xihuiquenitzin Ziuhcaltzin murió.

Y un tolteca, un noble llamado Papantzin, descubrió gracias a un ratón ebrio, la existencia  del aguamiel.

Luego inventó un tipo de azúcar hecho de la planta de agave.

Él y su hija Xóchitl llevaron el azúcar como un regalo a Tecpancaltzin Iztaccaltzin.

Sin embargo, Tecpancaltzin se enamoró de Xóchitl,Pero ella no compartía sus sentimientos.

Aunque él la retuvo en su palacio sin permitirle a Xóchitl abandonarlo,

Diciéndole que de sus hijos, nacería el próximo tlatoani.

Y mientras tanto ella sería junto con él, la soberana de los toltecas.

Ambos tuvieron un hijo llamado Maeconetzin, que reinaría después de su padre.

Un día estaba Xóchitl en el bosque que rodeaba su palacio, Cuando llegó con ella la diosa Mayáhuel

Y señalándole un grupo de magueyes que adornaban el jardín,

Le regaló la planta y el conocimiento para extraer el aguamiel, Que fue la base para elaborar el Pulque.

Luego llegó Tepoztécatl, perfeccionó la elaboración.

Y de esta manera de la planta del maguey,

Se completó el procesamiento de la bebida ritual en las ceremonias,

Que les hacen ofrenda a los dioses, en todos los Huey Teuccalli. 

El esposo de la diosa del maguey es Patécatl ( es el dios de las medicinas y”señor de la raíz del Pulque” )

Y descubridor del Peyote. (que también es usado en las ceremonias religiosas mexicas)

Patécatl  fue el que designó algunas hierbas para agregarlas al aguamiel del agave, para producir el Pulque. Xóchitl compartió esto con su padre Papantzin y entre los dos, hicieron el proceso:

La mujer raspando los magueyes y extrayendo el aguamiel,

Y el hombre hallando las raíces que en ella se echan para fermentarla.

Y luego obtener el Pulque, que fue motivo de la caída de Ce-Acatl-Topiltzin Quetzalcóatl,

Quien tuvo que abandonar Tula.

El Pulque es una bebida fermentada tradicional de México, cuyo origen de esta forma fue divino.Y que se elabora a partir de la fermentación del mucílago,popularmente conocido en México como aguamiel del agave

O maguey en particular de dos tipos, por esa razón ambos llamados maguey pulquero:

Agave salmiana y Agave atrovirens

Varios códices prehispánicos inmediatos a la Conquista representan ceremonias.

O los procedimientos de obtención del pulque, como en el Códice Tudela.

Poco maquillaje y mucha personalidad, ENAMORA. ¡Sépanlo!

Entre los nativos mesoamericanos, los mexicas tenían las reglas más estrictas para el consumo del Pulque,

Que estaba estrictamente prohibido para los menores de sesenta años

Y que no hubieran cumplido los deberes con su pueblo.

Por ejemplo, si un joven era encontrado ebrio o tomándolo,

La primera vez se le rapaba la cabeza como castigo,

En la segunda ocasión, era castigado con la muerte por medio de golpes o asfixia.Mientras que a los ancianos se les permitía embriagarse durante las fiestas dentro de su casa.

Si alguien lo hacía en público y constantemente,

Se le castigaba con la destrucción de su casa, entre otras sanciones.

Las primeras referencias escritas del Pulque son narradas por Hernán Cortés y Fray Bernardino de Sahagún;

el primero lo menciona en su carta del 15 de octubre de 1524 dirigida al emperador Carlos I de España como:

“[El] Pulque, es un vino que ellos beben; (Sic)”

Tanto impresionó a los españoles la cantidad de usos que las culturas indígenas tenían para el agave,

que durante la época precolombina, el sacerdote y poeta español Francisco de Castro (1618- 1687)

Incluye su sentimiento en la poesía “La Octava Maravilla” dedicada a la virgen de Guadalupe,

Y de la cual es éste fragmento:

Su tronco neto el pleno abarque impide
de brazos dos, en bicodal altura;su herido corazón, licor despide
que al de Hibla no le envidia la dulzura;
asado, electo pasto al gusto mide:

agradecida planta, fiel criatura,
pues al que a ningún costo la cultiva
no sabe –aunque la tuesten- ser esquiva.

Tres potables le brinda: uno, es el vino
que –cuando la alquitara le resuelve-
sabe correr por aguardiente fino;

Su castigada hoja, en hebras vuelve
hilo, si no de asiento, de camino;
de afán y frío en el hogar absuelve:Y al fin, sobre otros mil usos, al dueño
sirve de vino, agua, dulce y leño.

UNA PLANTA MILAGROSA

Los aztecas usaban todos los elementos del Agave-Maguey en todos los aspectos más increíbles.

Elaboraban textiles al igual que con el algodón; con sus espinas hacían las agujas y otros instrumentos, para adornar sus ropas o sus atavíos, como lo demuestra el Penacho de Moctezuma.

Así hicieron el tilmatli de Juan Diego Cuauhtlatoatzin (águila que habla) que es un tejido hecho de fibras de Maguey,

Que los aztecas utilizaban y además de ser una especie de manto, también era para cargar bultos o como cobija para la noche.

Tilmatli su significado en náhuatl es “la trama de nuestra vida”.

Así que que lo que la Virgen dijo a los mexicas al aparecerse en un ayate,

Fue un contundente primer mensaje:

“ESTOY LLEGANDO A LA TRAMA DE TU VIDA”

La fibra de magüey que constituye la tela de la Imagen, no puede en condiciones normales, perdurar más que 20 ó 30 años.

REINA DE MÉXICO Y EMPERATRIZ DE AMÉRICA

De hecho, hace varios siglos se pintó una réplica de la Imagen en una tela de fibra de maguey similar.

Y la misma se desintegró después de varias décadas.

Mientras tanto, a casi quinientos años del Milagro, la Imagen de María en la tilma de Juan Diego, sigue tan firme y hermosa como el primer día.

Se han hecho estudios científicos a este hecho, sin poder descubrirse el origen de la incorruptibilidad de la tela.

EL AGAVE ES UNA PLANTA  PRODIGIOSA

Las pencas enteras se usaban para techar, secándolas y usándolas como si fueran tejas.

Las fibras que se extraían también de las pencas se usaban para fabricar mecates, redes, canastas, mandiles, tapetes etc.,

Los quiotes (el tallo de la floración) se usaban como postes, o para fabricar utensilios y adornos.

Las púas puntiagudas como clavos y agujas, las pencas se asaban y masticaban eran utilizadas como fuente de alimento,

El aguamiel se usaba como endulzante y como materia prima para preparar el pulque, bebida fermentada usada en sus rituales.

En la antigüedad también usaban las pencas del maguey para preparar ungüentos y cataplasmas que aplicaban en el tratamiento de golpes, heridas, y comezones.

Ahora las pencas se usan como saborizante cuando se prepara una clásica barbacoa de cordero,

Y la cutícula que las cubre sirve para envolver la carne que se usa para preparar el delicioso mixiote.

El uso de sus jugos como endulzante a continuado e incluso, se ha promovido gracias a que es una alternativa más sana que el azúcar

Y ahora aparece en los mercados nacionales e internacionales como néctar de agave.

Hamaca hecha con fibras de agave

Y tiene innumerables beneficios curativos, en la medicina natural.

El maguey es una planta ancestral nativa de América que los antiguos mayas y aztecas, empleaban para elaborar el Pulque,

Una bebida fermentada y también un jarabe dulce.

Se sabe que la espina afilada que se encuentra en la punta de su tallo,

Fue utilizada como punzón con el que se pinchaban el lóbulo de la oreja o el glande,Para extraerse sangre durante los ceremoniales sagrados,

El Agave ha tenido una diversidad de usos desde tiempos muy remotos, pues lo utilizaban como alimento, para la obtención de fibras que usaban para el vestido, para la construcción y también para uso doméstico

Alimenticios:

Aguamiel, jugo dulce, jarabe, miel, vinagre, aguardiente, mezcales, guisos, postre, azúcar, saborizante de tamales y pan, levadura, condimento, barbacoa, mezcal dulce y fructosa.

El uso alimentario de la especie ha sido y es todavía muy importante,

Sobre todo en México donde existe una larga asociación cultural con el hombre.Los troncos y la base de las pencas de algunas especies se comen asados.

Los tallos florales tiernos se pueden consumir asados o cocidos, al igual que los bulbillos y las flores de algunas especies.

El aguamiel, que es la savia de la planta, es un gran alimento que se toma como tal o concentrado en forma de miel o chancaca.

Este aguamiel, por diversos procedimientos, permite obtener bebidas estimulantes o fermentadas como el pulque, similar a una chicha.

Y del líquido obtenido del corazón asado, se producen por destilación, aguardientes de alta graduación alcohólica como el mezcal y tequila.

Diversas investigaciones realizadas en los últimos años añaden nuevas utilidades a la planta,

Como el ácido poliláctico, utilizado para fabricar empaques de productos alimenticios.

Medicinales:

Gastritis y úlceras:

La savia del Agave tiene propiedades antisépticas externas e internas, siendo utilizado en este último caso

Para tratar desordenes digestivos causados por el crecimiento de bacterias en el estómago y el intestino,

En particular la causante de úlceras como el helicobacter pilori, lo cual ayuda a personas con gastritis. Prebiótico:

Es estimulante del crecimiento de la flora intestinal.

Inhibe el crecimiento de bacterias patógenas (E.Coli, Listeria, Shigella, Salmonella).

Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos

Mejorando la eliminación de toxinas en el cuerpo.

Sus recomendaciones como planta medicinal abarcan; la tuberculosis pulmonar, enfermedades hepáticas y la ictericia,

Así como su fibra remojada en agua durante un día

Se utiliza como un poderoso desinfectante del cuero cabelludo y tónico en casos de caída del cabello o alopecia.

Las hojas secas en infusión son utilizadas por sus propiedades digestivas y hepáticas.

Externamente es utilizado para la irritación ocular y el jugo de la hoja fresco se usa para tratar heridas e irritaciones de la piel.

Cuándo usar inulina de agave?

De acuerdo a la lista anterior, si sufres de estreñimiento, diabetes, colesterol y triglicéridos altos, sobrepeso

Y problemas gastrointestinales, la inulina de agave es ideal para ti.

¿Cómo consumir la inulina de agave?

La dosis recomendada de inulina de agave son 8 gramos al día, aproximadamente una cuchara cafetera.

Puedes tomarla disuelta en un vaso con agua, agregarla a licuados, gelatinas, jugos, yogurt, leche, diluirla en una botella con agua y beberla en el transcurso del día.

Tejidos y vestuarios:

Hilos, cordeles y tejidos para costales, bolsas, ceñidores, mantas, telas, tapetes, morrales, sandalias, mecapales, naguas, huipiles, cinchos, hamacas, petates, etc.Construcción:

Vigas, garrochas, cercas para delimitar, techos o tejados, canales para conectar agua de lluvia, bateas para mezclas.

Doméstico:

Jabón para ropa, cepillos para lavar, cepillo y escobas, canastas, clavos y recipientes.

En otros países, también es aprovechado por sus cualidades curativas, como cicatrizar heridas.

Además, los mayas descubrieron sus cualidades dulces.

“Ellos no tomaban las bebidas amargas, el cacao lo endulzaban con miel de abejas silvestres o de maguey”, Las fibras de agave también se han aprovechado para elaborar artesanías en lazo como morrales, canastos, hamacas y otros más.

O se comen sus hojas tiernas que son bastante nutritivas.

Otros artículos que se pueden obtener del maguey son pulpa de papel, concentrados de aguamiel, mieles, jarabe, vinagre, jabones, champú, forraje, extractos medicinales, insulinas y esteroides,.

El agave se ha convertido en la planta más importante para México, lugar donde se encuentra en su mayoría.

Birria o barbacoa de Jalisco

De la planta verde y morada se producen algunos de los productos más famosos de la gastronomía mexicana, y también de los más exportados.

Es el caso del tequila y del mezcal, las bebidas con denominación de origen mexicana que no pueden faltar en cualquier celebración.

Desde uno reposado hasta uno joven, el tequila 100% agave es siempre garantía de calidad.

Dicen que para todo mal hay un mezcal, pero el agave cuenta con su propio medicamento natural.

Ha sido demostrado que el jarabe de agave, sustituto vegano de la miel, alivia los síntomas de la tos.

A partir del jugo de este tipo de agave se saca la famosa bebida fermentada del Pulque.En náhutatl lo llaman “metl” o “mexcalmetl” y un sinónimo de agave es el maguey.

Con esta planta se cocina la famosa barbacoa en México.

Para prepararla, hay que cavar un pozo de un metro y medio de profundidad y envolver la carne en hojas de maguey.

La carne se cocina bajo tierra durante 12 horas y la hoja de maguey da a la barbacoa su sabor tan característico.

Pero los usos del agave no se limitan a la tradición culinaria.

MÁS AGAVE CONTRA EL GASOLINAZO

Además de Harina, el bagazo tequilero ahora producirá etanol, ¡¿Para substituir la gasolina?!

La planta más famosa de México no solamente es un pieza clave para la fabricación de productos tan amados y famosos como el tequila,

También se ha convertido en una manera de luchar contra las reformas políticas que indignan a la sociedad.

Sin embargo, el agave puede ser una parte de la solución al problema.

Un grupo de científicos del Departamento de Biotecnología de la Facultad de Ciencias Químicas de Coahuila,

Ha desarrollado un biocombustible de segunda generación a partir de residuos de agave.

El avance ha supuesto el desarrollo de la tecnología para la generación de etanol carburante, que funciona como alternativa energética y una opción más económica y ecológica para la movilidad en México, informó Excelsior.El agave o maguey puede llegar a ser la alternativa ecológica en muchos sectores,

como el petrolífero y también la opción más natural para tratamientos capilares.

Existen en el mercado diferentes productos para el cabello que, hechos con agave, logran alisar el pelo de manera natural.

Según el Consejo Nacional de Ciencia y Tencología (Conacyt),

Los residuos industriales tequileros y mezcalros en México no aprovechados,

Tienen la capacidad producir 523 millones de litros de bioetanol al año,

Lo que serviría para abastecer a alrededor del 20% de la demanda nacional de gasolina.

Diversas investigaciones realizadas en los últimos años añaden nuevas utilidades a la planta,

Como el ácido poliláctico, utilizado para fabricar empaques de productos alimenticios.

Los usos de la planta parecen no tener fin.

Y las características del agave son utilizadas en muchos ámbitos de la sociedad mexicana.

Hasta los cantantes más reconocidos han rendido homenaje a la planta, como es el caso de Vicente Fernández y su canción La Ley del Monte:

“Gravé en la penca de un maguey tu nombre unido al mío, entrelazados. Como una prueba ante la ley del monte que allí estuvimos enamorados…”

Los mil y un usos del Agave

En el Esplendor del Imperio Tolteca

El Señorío de Tonalá (Del náhuatl: Tonallan tlahtocayotl “lugar por donde sale el sol”)

Xalisco​ (lugar sobre el arenal) fue un tlatonazgo tolteca.

En sus templos adoraban a todo el panteón tolteca y era igual al de los del Valle del Anáhuac.

Pero aquí además, estaban unas deidades locales que dieron nombre a todos los lugares importantes de esta zona del país,

Por los sucesos cosmogónicos en los que estuvieron involucrados.Como Tenaguachi y Tezcatlipoca. Teopilzintli y otros dioses de la lluvia, Heri; dios de la Sabiduría y Nayarith; dios de la guerra.

Aquí tenían un Huey Teuccalli muy especial en la ‘Montaña Sagrada de Tequila’

Que hoy es el Volcán de Tequila un estratovolcán extinto de unos 2,930 m de altitud

Y de aquí se extraía la piedra sagrada de la obsidiana.

Tequila significa: “Lugar donde se corta la obsidiana”.

Y curiosamente presenta una gran similitud con el Volcán Sangangüey en Nayarit.

Ambos se localizan en Faja Neovolcánica Transversal Mexicana a una distancia aproximada de 140km.

El Valle de Atemajac es el nombre del valle donde se fundó la ciudad de Guadalajara en el siglo XVI.

Atemajac significa lugar donde el agua se bifurca.

Actualmente la mayor parte del valle se encuentra urbanizada, formando la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Tiene forma de un llano y se encuentra entre 1530 a 1550 metros sobre el nivel del mar.

Tláloc

Huixtocihuatl  esposa de Tezcatlipoca en la mitología mexica es la diosa de la fertilidad que presidía la sal y el agua salada.

Sahagún la pone como hermana mayor de los Tlaloque y que por la desgracia que hubo entre ellos, la persiguieron y la desterraron a las aguas saladas,

Y allí invento la sal, de la manera de que ahora se hace con tinajas y con amontonar la tierra.

Y por esta invención la honraban y adoraban los que trataban con la sal.

En sus sacrificios hacia esta diosa, todas las mujeres viejas y mozas,

Velaban cantando y bailando alrededor de esta la víctima, principalmente una mujer, 

La cual vestía los mismos atavíos de la diosa.

Las mujeres que danzaban en torno de la víctima, se asían de las manos por medio de xochimecatl, (guirnalda de rosas)

Y los varones que tomaban parte del baile empuñaban sendas flores de cempoalxuchitl y las enredaban en sus muñecas, para aumentar la potencia del ritual.

El día de la fiesta, a primera hora, llevaban a los cautivos al templo de Tláloc y los sacrificaban. Y después en otra ceremonia a la mujer, que durante algún tiempo había personificado (canalizado) a esta diosa.

TLÁLOC como la mayoría de las deidades mesoamericanas en general, posee una ambigüedad’

En cuanto a que Es una Fuerza Suprema, (en realidad es un arcángel, igual que Quetzalcoátl)  en y de la Naturaleza.

La Naturaleza y el Cosmos no representan en términos humanos bondad o maldad, (engaño traidor) Sino más bién un entramado de fuerzas a veces en equilibrio, otras en pugna.

En ocasiones benéficas para los humanos, otras tantas desastrosas

lo cual implica que si bien es Dador de vida, providencia y benefactor,

también muestra su faceta destructiva y aniquiladora.

Unas veces desciende desde el Cielo para fecundar la tierraY poder cultivar la milpa, para germinar las semillas.

Así también envía los relámpagos y rayos, las tormentas, trombas, huracanes;

Las tempestades del agua y todos los peligros del río y del mar.

Pues domina también las fuerzas destructoras y si así es su voluntad,

También puede enviar granizos, inundaciones, sequías, heladas,

Y tormentas de rayos fulgurantes y fulminantes.

Tláloc fue uno de las deidades más importantes en el altiplano de México, uno de los más representados

Y quizás también uno de los de mayor antigüedad del panteón de Mesoamérica.

Aparece representado desde la época teotihuacana.   

LA BROMA “HÚMEDA” DE TLÁLOC

Tláloc fue una de las divinidades que señoreaban en la cultura de los Toltecas

Y su culto se extendió a todos los confines como una deidad agrícola.

Los teotihuacanos tuvieron contacto con los mayas, de ahí que ellos lo adoptaran,

En uno de sus congéneres en la deidad de Chaac.

En la cosmología tlaxcalteca, Tláloc se casó primero con Xochiquétzal, Diosa de la belleza,Pero Tezcatlipoca la secuestró.

Tláloc se casó otra vez con Matlalcueye y tiene una hermana mayor que es llamada Huixtocíhuatl.

Siglos depués de que Mayáhuel les hubiera regalado a los toltecas del Valle del Anáhuac,

El maguey y el Pulque.

En el Valle de Atemajac hubo otro suceso memorable. 

Los indígenas sacaban de los agaves materia prima para la producción de diversos productos.

La tradición pulquera también ha continuado.

Pero el uso más común de estas plantas dadivosas es como materia prima para la producción de aguardientes de agave,

Incluyendo tequila, mezcal, y bacanora, que han obtenido denominación de origen.

En la actualidad el agave que se cultiva más intensamente es el agave azul (Agave tequilana variedad Weber)

Que es el que provee la materia prima para la preparación de Tequila, néctar de agave y la inulina.

El agave se planta cada año de forma cíclica, por una razón muy importante.
Una vez que las plantas del agave están maduras,

Se inicia el proceso de cosecha, conocido tradicionalmente como Jima.

Este consiste en cortar las hojas de la planta al ras de la base

para dejar únicamente el corazón del agave, también llamado piña.En el Valle de Tequila, la tierra es roja y los plantíos agaveros,

Cubren de su color único y carácterístico,

Todos los campos y las laderas, donde se siembra el agave azul.

Después de la cosecha, estas piñas eran apiladas en montones,

Para luego llevarlas a las bodegas  donde las someterían al proceso para elaborar el Pulque.Un día que los jimadores acababan de formar sus montones de piñas, recién cosechadas.

Y se disponían a honrar a Xochipilli en su ceremonia crepuscular,

Cuando moría para recorrer el Inframundo, al mismo tiempo que fertilizaba la tierra.

Entonces Tláloc decidió “humedecer” la ceremonia que estaban celebrando

En el adoratorio que habían construído  en la montaña de Tequila.  Y provocó una gran tormenta acompañada con muchos rayos.

Éstos se clavaron en los montones de piñas,

Y desataron una multitud de incendios en todos los campos agaveros.

Todos los habitantes del Valle de Tequila estaban consternados,Y pensaron que Tláloc estaba muy enojado con ellos,

Y por eso les mandó una colosal tromba con muchos rayos, que duró hasta entrada la noche.

Aunque ellos sentían que no habían hecho nada para ofenderlo,

El enojo divino había sido harto elocuente.

Por lo pronto, fue como si la deidad tolteca, hubiese decidido destruir en unos minutos,Lo que los magueyes habían tardado DIEZ AÑOS en madurar

Y los mexicas cocas llevaban dos semanas cosechando.

En realidad, con una demostración de humor sarcástico,

Tláloc también les hizo con esto un gran regalo:Pues cuando los cocas fueron a ver el desastre que había sucedido con la tormenta,

Todos los agaves habían sido quemados y parecían haberse carbonizado.

Una vez apagado el fuego, los pobladores se acercaron,

Algunas piñas habían explotado

Y encontraron algunos trozos de agave con una consistencia enmieladaY de los que escurría un líquido que sería la base, de la bebida nacional de México.

A partir de aquel día, las ceremonias para honrar a Tláloc, ya no fueron con Pulque,

Sino con Tequila,

El destilado que Tláloc mismo elaboró con un poder que sólo él podía dirigir y manejar.

En la próxima festividad, la deidad les enseñó como podían procesar las piñas,

Dentro de un horno “enterrado”

Barbacoa horneada en la tierra, con hojas de plátano

Similar al que también las deidades habían enseñado como usar, En la elaboración de otra delicia culinaria Jalisciense:

La Birria o Barbacoa,

Que es uno de los platillos favoritos de los tlatoani.Para producir el tequila, las plantas se cosechan y se eliminan las hojas

—paso conocido como jima—,

dejando solamente el tallo

—llama­do piña—.

La piña se hornea y tritura para extraer el jugo,

Que se conoce como mieles por ser rico en azúcares. Las mieles son fermentadas con levaduras durante un periodo que va de 12 a 72 horas,

Tiempo necesario para transformar los azúcares en alcohol.

Y durante el cual se forman algunos de los compuestos

Que confieren al Tequila, su aroma y sabor característico.El origen náhuatl, téquitl (trabajo u oficio) tlan (lugar) habla de un lugar de trabajo.

Y a la vez del trabajo específico de cortar plantas.

La palabra tequio, se refiere a los hombres del campo.

Luego las piñas son transportadas hasta la fábrica donde serán cortadas a la mitad

Para seguir adelante con el proceso.De diez kilogramos de piña, se puede extraer un litro de Tequila 100% agave.

El volcán de Tequila extiende sus brazos para cobijar a este colorido Pueblo Mágico;

Es la tierra del Oro Azul, que se levanta a las faldas del cañón del Río Grande,

Con el paisaje de los cultivos de agave,

Que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad desde 2006.  Con sus antiguas haciendas y las destilerías, que producen el famoso y emblemático destilado,

Pero es mucho más que solo una bebida,

Es toda la cultura llena de historia con sus haciendas tequileras,

Sus impresionantes paisajes azulados de agave, que se visten de rojo con cada puesta de solCuando se iluminan sus doradas barricas;

Y tus noches se llenarán de un inigualable aroma dulce que enamorará tus sentidos:

Es el suave olor del agave cocido que se escapa de los hornos,

Para inundar el pueblo con su aroma y atraparte con su magia.Y todos tus sentidos sucumben.

Vive una experiencia única en los Pueblos Mágicos de México,

Visita Tequila

 

LA TIERRA DEL TEQUILA 2


La organización política de los habitantes de Tenochtitlán, se podría definir como una organización basada en una teocracia militar.

Pero en la que el fin guerrero estaba subordinado al fin religioso y en la que el mismo emperador, era un sacerdote.

Y que en muchos casos prácticos, como en el Calpulli, también eran bastante democráticos.

La religión no influía únicamente en la organización política, sino que también lo hacía en la organización social.

Un grupo de familias o clanes, constituían una tribu reunidas en un Calpulli.

Cuando llegaron los españoles, entre los tenochcas había 20 clanes o calpullis.

Cada calpulli tenía asignada una zona de tierra cultivable; los habitantes de un calpulli se repartían el trabajo de sembrar y cosechar esas tierras.

En cada calpulli los jefes de familia elegían un representante (calpullec), asesorado por un consejo de ancianos (huehuetque).

Los representantes de cada calpulli, formaban el Tlatocan, organismo que presidía el gobierno general de Tenochtitlán.

El gobernante soberano, era el hombre que ocupaba el puesto supremo entre todos los jefes, llamado Tlacatecuhtli (señor de los hombres), también denominado “Tlatoani”.

El cargo del Tlacatecuhtli era electivo.

Aún cuando no existían clases sociales remarcadas, se pueden mencionar los siguientes rangos:

Nobles (pipiltin), entre los cuales estaban los caballeros águila y los caballeros jaguares. 

Sacerdotes, los cuales podían proceder tanto de una familia humilde como de una noble.

Artesanos, divididos en pochtecas (comerciaban fuera de la ciudad) y tlanamacani (que comerciaban en la ciudad)

Plebeyos o campesinos libres (macehualtin)

Siervos (mayeques) campesinos que estaban en calidad de siervos.

Esclavos (tlacotin), generalmente esclavos de guerra que iban al sacrificio o eran ocupados en diversas tareas.

Su organización social y política descansaba en la idea de que las fuerzas que le imprimían energía al Cosmos,

Se manifestaba en los gobernantes, quienes representaban las distintas fuerzas acumuladas por sus deidades. 

El estado, su capital y cada uno de sus pueblos; construyeron una organización política como una réplica de la configuración del Cosmos.

Cada una de las creaciones terrestres, estaba asentada en las cuatro partes del Cosmos por donde “circulaban las fuerzas”.

La Dualidad Cósmica servía de modelo para organización política.

En Tenochtitlán, aparece clara la delegación divina en dos señores divinos:

el “tlatoani”(emperador) por un lado, y el “cihuacóatl”(mujer serpiente) por otro.

En Tenochtitlán, la hermosa capital del Imperio azteca, cada jornada estaba marcada,

Con el son de los tambores que tocaban desde lo alto de los templos de la ciudad.

Pues al oír los huehuetl y las caracolas:

“los caminantes y forasteros se aprestaban para sus viajes, los labradores iban a sus labranzas, los mercaderes y tratantes a sus mercados.”

Y se aprestaban las mujeres a sus quehaceres hogareños.

También empezaba así el día para las clases nobles formadas por los guerreros, funcionarios y sacerdotes que regían el Imperio.

Con la salida del sol, en cada casa noble, los sirvientes debían tener todo preparado para el cuidado de sus señores.Éstos dormían en una estera o petate, de aproximadamente 1,35 metros de ancho por 1,9 de largo,

sobre la que se colocaban suaves mantas de algodón que servían de colchón.

Al despertar los señores, los criados doblaban el petate y las mantas y los guardaban en baúles para dejar la habitación despejada.

Hombres y mujeres se bañaban al menos una vez al día,

Utilizando jabón que hacían con el fruto del copalxocotl o de la raíz de la saponaria y secándose con suaves paños de algodón. 

Los varones, como apenas tenían barba, no necesitaban afeitarse,

Pero sí se peinaban, recogiéndose el cabello con una cinta roja a la que añadían exhuberantes plumas de pájaros tropicales que marcaban su alto estatus.

Las mujeres por su parte, se peinaban con la raya en medio y dos trenzas recogidas en lo alto de la cabeza,

Con las puntas hacia arriba (si estaban casadas).Aunque disponían de cosméticos, eran muy discretas con su uso, porque no lo permitían el honor y sus convicciones religiosas.

Hay que señalar que entre los nobles se practicaba la poligamia,

Y los hombres podían tener tantas esposas como su economía les permitiese.

Los nobles utilizaban ropas de algodón, con largos especiales y adornos de plumas, oro, piedras preciosas o jade.

Los que anunciaban los rituales que regían una jornada cotidiana desde el Templo Mayor

Una vez aseados y vestidos, los varones se sentaban, con las piernas cruzadas y la manta colocada hacia delante,

En unas sillas bajas elaboradas con fibra vegetal y madera.

Alrededor de las nueve de la mañana, era cuando marcaban desde el Templo Mayor

El segundo llamado de las caracolas y los huehuetls,

Todos se disponián para un delicioso desayuno y…

CERAMICA DE TLAQUEPAQUE

Así tomaban la primera comida del día, consistente en deliciosas tortillas de maíz recién elaboradas,

Con algún relleno de carne o pescado, una bebida hecha con atole y tamales con diferentes rellenos.

El menú era elección de cada familia, sólo en el Palacio del Tlatoani se preparaban una gran variedad, para que el monarca eligiera.

Lo que él no elegía, era distribuido para toda su corte, incluidos los asesores gubernamentales.

Y una jícara de chocolate; todo ello servido en recipientes de la preciosa cerámica roja y negra de Cholula,

Que tanto gustaba a la élite azteca.

Los nobles trabajaban en el centro ceremonial donde, además de los templos y adoratorios,

estaban los palacios reales, las dependencias administrativas y el Calmécac

Unos se dedicaban a asesorar al tlatoani (gobernante) en los asuntos políticos y militares.

Otros eran respetados jueces que dictaban sentencias de acuerdo al código legal, en un plazo máximo de ochenta días.

O bien se ocupaban de la administración de la hacienda y la recaudación de impuestos, de la que se encargaban los calpixques.

Los sacerdotes instruían a los nobles en el Calmëcac,  atendían los templos y preparaban las festividades.  Los guerreros veteranos, por su parte, formaban a los jóvenes en el Telpochcalli o escuela militar.

Había asimismo inspectores que supervisaban que en el mercado no hubiera altercados, ni estafas en precios y medidas.

Al mediodía, los ministros del Templo Mayor tocaban las bocinas y las caracolas.

Cuando era mediodía en punto, los ministros del Templo tocaban las bocinas y caracoles, haciendo señal que ya podían todos comer“.

Era el momento de hacer una pausa para tomar una comida frugal.

Porque todos desde el monarca hasta el más humilde esclavo, eran moderados en todo lo que utilizaban en su persona.

Otros preferían acudir a alguna fonda de las que había en la zona del mercado,

Donde según Hernán Cortés, se podía comprar bebida y comida deliciosa:

“en casas donde dan de comer y beber a buen  precio”.

En cambio, a los que permanecían en las dependencias del centro ceremonial;

les llevaban comida de las cocinas de palacio.

Tras este corto descanso,todos volvían a sus quehaceres hasta la puesta del sol,

Cuando los tambores y las trompetas del Templo sonaban de nuevo para marcar el fin de la jornada laboral.

De vuelta a casa antes de cenar, tomaban un baño ritual de vapor en el temazcal,

Era una estancia con una pared pegada al fuego de la cocina, que siempre estaba encendido

Para que el baño pudiera usarse en cualquier momento.

En el temazcal se colocaban plantas aromáticas, como la cacaloxochitl,

Y los que no tenían criados, se ayudaban con sus familiares más cercanos, para terminar el ritual.

Tras el baño, se vestían con ropas limpias y se sentaban en torno a la mesa, cubierta por hermosos manteles. 

Los criados servían platos de carne, pescado y verduras, que se tomaban con trocitos de tortilla de maíz a manera de cubiertos,

Y que se mantenían calientes sobre pequeños braseros de barro.

Los sirvientes no sólo estaban pendientes de que no faltara comida o bebida,

Sino que a menudo pasaban aguamaniles para que los comensales se lavaran las manos, que se secaban en paños de algodón.

Para beber se acostumbraba a tomar agua, aguamiel o zumos.

El consumo de alcohol -en particular el Pulque o uctli, que se elaboraba fermentando el jugo del maguey

estaba prohibido hasta los 52 añosedad en la que podían gozar de ciertas prerrogativas.

Al terminar la cena, los aztecas salían al patio principal de su residencia y rodeados de flores.

Era un verdadero deleite el disfrutar arrullados por el agua de las fuentes, para paladear un buen chocolate espumoso y fresquito,

endulzado con miel y vainilla. O condimentado con chile.

Mientras disfrutaban de una pipa de tabaco,

Hasta que desde el Templo,  con las antorchas encendidas y con sus bocinas de caracolas,

Era anunciada la hora de dormir.

Entonces, “se ponía la ciudad en tanto silencio que parecía que no había hombre en ella,

desbaratándose así los mercados, recogiéndose la gente,

quedando todo en tanta quietud y sosiego, que era una extraña cosa la que se sentía“.Y así terminaba una jornada sencilla en la hermosa México-Tenochtitlan.

Esta rutina se alteró con la llegada de los extranjeros…

Aunque dieron una fiera batalla, Hitzilopochtli y todas las demás deidades aztecas,

Tuvieron que contemplar como sus colosales estructuras que lo honraban como un “gran dios” de los aztecas…

Fueron sepultadas por la  llegada de los misioneros españoles que con la nueva religión y la Gran Basílica del Tepeyac,

Los expulsaron totalmente de las tierras mexicanas.

Aunque ahora están determinados a volver, como nos enteraremos en otro post.

Pero por lo pronto, tanto en el Telpochcalli, como en el Calmécac eran forjados los aztecas.

La educación completísima que recibían, primero en sus hogares y luego en la escuela,

Que era culminada en el Calmécac, que tenía una razón importantísima, de que cuya edificación hubiese sido precisamente,

Dentro del gran recinto del Templo Mayor.

Los alumnos perezosos o imprudentes, eran castigados severamente.

Por ejemplo, la embriaguez se penalizaba con la muerte.

asesinos seriales

Y para los que se están preguntando, cómo era posible que los aztecas fuesen, bastante civilizados en sus actitudes, más que muchos en la sociedad actual.

Y que tuvieran normas de conducta tan especialmente correctas en lo que nosotros llamaríamos una moralidad excesiva, (a los ladrones reincidentes les cortaban primero una mano y a los mentirosos tampoco les iba mejor, pues no querrán saber lo que pasaba con su lengua)

Todos los rapados exhibían en su persona, una publicidad estentórea y que duraba por meses,

De que era un peligroso delincuente en recuperación…“Caras vemos, corazones no sabemos”

Ya que la honorabilidad actualmente, en gran parte de nuestras sociedad, también parece estar en vías de extinción.

Los que ya están crecidos espiritualmente, están viendo unas exigencias casi idénticas,

A la rigidez que exige la vida monacal más rigurosa.

Y que caracteriza a la que llevan las almas consagradas en la religión católica.

PORQUE EN REALIDAD ‘ÉSTOS‘ seres….

¿POR QUÉ?

Los aztecas fueron instruídos directamente por sus deidades.

Porque su religión era una teofanía muy intensa, por el estoicismo cotidiano que practicaban.

Y en el que estaba centralizado todo lo que hacían.

Y lo que los expertos ateos califican cómo ‘dioses menores’ con muy mal disimulado desprecio,

Es tiempo de que se enteren que estos “diocesillos menores”, tienen ni más ni menos, que la categoría y el poder de los ángeles,

Porque exactamente eso son.

Y créanlo, son bastante poderosos y PARA NADA parecen ‘diocesillos’

Si conocieran como REALMENTE manejan nuestras propias vidas, emplearían TODA SU ERUDICIÓN

EN RECONOCERLOS…

¡SON ÉSTOS!

¿POR QUÉ LAS DEIDADES AZTECAS EXIGÍAN ESTA CONDUCTA TAN INTACHABLE?

¿Y DABAN TAN CRUELES CASTIGOS A SU PUEBLO MÁS RESPETUOSO Y COOPERATIVO?

Primero que nada estaban construyendo SU REINO y no querían que nada alterara el objetivo que se proponían.

Y menos que nada deseaban que el Verdadero Dios Único y Trino, SE ENTROMETIERA en ello…

En otro post, ampliaremos esta revelación…Si alguno de los alumnos de los Calpulli, sobresalía por su habilidad y valor en las Guerras Floridas,

Era inmediatamente trasladado al Calmécac, para ser entrenado dentro de las fuerzas especiales mexicas:

Los guerreros águilas y jaguares.

Los alumnos que demostraban aptitudes y satisfacían las exigentes obligaciones

Que les daban en su privilegiada enseñanza en los Calpulli,También eran trasladados al Calmécac, donde se terminaba de instruirlo según sus destrezas y pasaban a formar parte de la nobleza azteca.

Cuando alcanzaban la edad requerida para casarse, finalizaba su instrucción en el Telpochcalli.

El Calmécac (casa de los mancebos) era la escuela para los hijos de los nobles mexicas de México-Tenochtitlan.

En esta institución se les entrenaba para ser sacerdotes, guerreros de la élite, jueces, ingenieros, arquitectos, maestros, gobernantes o astrónomos, (de sus instrumentos hablaremos después)

Y se graduaban en la maestría que significaba el arduo entrenamiento sobre tácticas y estrategias militares,

Con las que mantenían su supremacía sobre los pueblos que habían sometido.

Educándolos en historia, astronomía, medicina y muchas otras ciencias, la medición del tiempo, música y poesía.

Y cuestiones de economía y gobierno.

Y sus obligaciones particulares a las deidades que los supervisaban en todas sus actividades.

Se sabían de memoria todas las enseñanzas contenidas e ilustradas en sus códices.

Todo esto impartido con una rigurosa disciplina y las normas contenidas en la ‘Antigua Regla de la Vida’

Que había sido enseñada por Quetzalcoátl desde los ancestrales tiempos de la cultura Tolteca.

La escuela funcionaba como un internado, donde los jóvenes vivían, dormían y comían.

Con TODOS los estudiantes tanto nobles como macehuales, la instrucción se enfocaba en la Cosmogonía Mexica,

Porque era totalmente Mistérica y como UNA de sus deidades principales era Huitzilopochtli,

También eran preparados para ser extraordinarios guerreros.

Esto significaba que tenían la obligación de ser maestros en todas las materias que incluían:

Rituales, poesía, himnos a las deidades, expertos en la milicia y…

Todos los conocimientos mistéricos, impartidos en una enseñanza abierta y que todos los aztecas conocían

Para los mexicas era muy importante que sus gobernantes fueran aptos para los cargos que desempeñaban,

Que tuvieran la capacidad de tomar buenas decisiones y mantuviesen fuertes convicciones sustentadas en la Antigua Regla de la Vida,

Legada desde sus ancestros: los Toltecas.

En el Calmécac se les enseñaba todo esto.

Y los alumnos sufrían y vencían diversas pruebas, sobre todo en la guerra,

ERAN PROBADOS FUERTEMENTE para demostrar su valor y su habilidad militar.

Desde pequeños se les levantaba en la madrugada para recibir baños de agua fría.

Hacían penitencia y autosacrificio, usando espinas de maguey,

Ayunaban frecuentemente y practicaban la abstinencia.

Además usaban ropa ligera para desarrollar el control de sus cuerpos contra los elementos,

El frío y la altura sobre el nivel del mar, de la gloriosa México-Tecnochtitlan es mundialmente reconocida.

Trabajaban duro durante el día y pasaban en vela muchas noches en rituales de purificación.

Las pequeñas trasgresiones eran castigadas con severidad y las imperfecciones no eran toleradas.Todo esto servía para forjar un carácter fuerte y formidable, digno de la nobleza de su idiosincaracia como cultura.

Y que los forjaba para que pudieran desempeñarse en todos los aspectos de su vida como adultos.

Fundamentalmente como responsables de una familia y forjadores de la siguiente generación,

Lo que aumentaría la gloria del imperio.

A los veintisiete años se graduaban con una consagración a Quetzalcoátl,

En impresionantes ceremonias celebradas en el Templo Mayor.

El Gato Viudo

Chava Flores

Cuando la luna se pone regrandota

Como una pelotota y alumbra el callejón

Se oye el maullido del triste gato viudo

Y su lomo peludo se eriza con horror

Pero no falta quien mande un zapatazo

Que salga hecho balazo a quitarle lo chillón

Y en el alero del místico tejado

El gato se ha quejado cantando esta canción

Gato: Para curar mi mal de amores

Dijeron los doctores que no había salvación

Ahora me dicen gato viudo

Porque una gata pudo

quitarme lo chiquión

Antes sacaba del mandado

Me daba pa’ mi helado, mi cine y mi futbol

Ahora con lo que me ha pasado

Me tiene más enfriado que un hielo de jaibol.

Con esta triste y maullida serenata

La noche es una lata, no duerme el más gallón

Salió una vieja con cuetes, crema y bata

Y le pidió a la gata tuviera compasión

Pero la indina se hace la remolona

Pos’ dice la patrona que ya no dé jalón

El pobre gato está pagando el pato

Allá va otro zapato y allá va otra canción

Gato: Para curar mi mal de amores

Dijeron los doctores que no había salvación

Ahora me dicen gato viudo

Porque una gata pudo

quitarme lo chiquión

Antes sacaba del mandado

Me daba pa’ mi helado, mi cine y mi futbol

Ahora con lo que me ha pasado

Me tiene más enfriado que un hielo de jaibol.

LA TIERRA DEL TEQUILA 1


Dentro de la sociedad mexica, los jóvenes del pueblo o hijos de la nobleza tenían algo en común: La Educación.

NO importando el estrato social, los tenochcas iniciaban desde muy temprano sus actividades en las instituciones, que les asignarían un rol a desempeñar, desde los artesanos hasta los gobernantes, de la gran urbe de México – Tenochtitlan.

Cuando los primeros españoles llegaron a nuestro país a principios del siglo XVI , la cultura mexica dominaba gran parte del territorio.

Este hecho no solo se debía a una casualidad, sino que fue la culminación de un largo proceso de desarrollo, que involucró todos los ámbitos de aquella admirable sociedad.

Los mexicas que habían llegado al Valle de México en calidad de errantes y lograron construir uno de los estados más impresionantes de la Historia Universal. Para hacerlo siguieron una serie de pasos que hoy podemos rastrear:

Se dieron a la tarea de ser mejores: aprendieron, asimilaron, crearon y refinaron; las técnicas científicas, artísticas, militares, arquitectónicas, religiosas y educativas, que heredaron de los Toltecas.  Por su profunda entrega religiosa, perfeccionaron las enseñanzas y destacaron de una manera increíble y potencializaron las conductas aprendidas de quienes hasta entonces, habían sido los mejores:

Los Teotihuacanos y los Toltecas.

Los primeros conquistadores que ingresaron a la ciudad de México-Tenochtitlán el 08 de Noviembre de 1519 se toparon con una urbe maravillosa que no solo era impresionante por su ingeniería hidraúlica y su colosal arquitectura que consiguió ser una Venecia Americana,

Sino también por el funcionamiento político, social, religioso y comercial, que la impulsaban.

En aquella urbe reinaba la armonía, la civilidad y el balance. La sociedad mexica logró ascender y dominar su entorno; porque fueron educados con disciplina y para la grandeza.

De ambas cosas se encargaban los padres y los maestros de las rigurosas escuelas mexicas… Para entender conceptos referentes a la educación azteca, es necesario considerar varios puntos:  

Segundo, los niños eran sumamente importantes, extremadamente valiosos y eran considerados un regalo de los dioses.

Al referirse a ellos sus padres les llamaban “mis joyas”  “mis plumas preciosas”  es decir, lo más fino, lo más valioso que tengo.

Se creía que los niños habían sido forjados en lo más alto de los cielos. Igualmente se pensaba que eran intermediarios entre los hombres y algunas deidades.

También eran regeneradores del tiempo cíclico.

Y tenían una participación muy importante, durante las festividades que se realizaban durante la Ceremonia del Fuego Nuevo. 

Porque muchos de ellos eran ofrecidos como sacrificio especial, en el Templo Mayor de la ciudad de México-Tenochtitlan.

El hecho de ofrecerlos en sacrificio significaba el privilegio más especial como padres y como adoradores de sus deidades y suplicaban por una sola cosa: la continuidad y restauración de la vida.

Para convertir a un niño en ciudadano modelo se utilizaban diversas herramientas que iban desde las palabras, los consejos y los ejemplos; hasta severos y a veces muy crueles castigos.

La educación comenzaba desde el momento mismo de su nacimiento y era específica dependiendo de su sexo.

La partera era la encargada de darle la bienvenida a este mundo.

Las primeras palabras que escuchaban los niños mexicas, les recalcaban

Que su principal oficio y su mayor obligación, era dar de comer y beber al Sol, con el cuerpo y con la sangre de los enemigos.

En el caso de los varones, al cuarto día de nacido,  se realizaba una significativa ceremonia:

una parte del cordón umbilical era ofrecido junto con algún objeto del oficio de su padre en el recinto especial que había en Huītzilōpōchco,

Que era donde se consagraban los guerreros a Huitzilopchtli después de egresar del Tepochcalli.

Si era niña, se le hacía una consagración en el altar particular de cada casa a la diosa Toci, se le enterraba junto con un objeto designado por la madre (un utensilio doméstico y una pluma de quetzal)

Y era ofrecido con un himno cómo este:

Nyman no cecemmani oaltemo in tlalticpac

Quioalcui, quioaltemoa in malacatl in tzotzopaztli,

in tanatli, in ixquichcioatlalquitl quioaltemoa…

Luego se esparcían y descendían acá a la tierra

Y buscaban husos para hilar, y lanzaderas para tejer, y petaquillas y

Todas las otras alhajas que son para tejer y labrar… (Jesús Oropeza Hidalgo, Santa Ana de Mis Recuerdos)

Los niños eran un tesoro tan hermoso e invaluable, que la educación empezaba en casa y terminaba en la escuela.

Y lo consideraban tan primordial, porque por medio de la educación preservaban  su identidad, sus raíces, su arraigo y su pertenencia…

Porque la pistola no se saca sin motivo, ni se enfunda sin honor

Sabían perfectamente quienes eran y lo asumían plenamente sobre todo a nivel espiritual.  Y precisamente porque lo sabían, honraban a sus dioses, se gloriaban de su pasado y eran tremendamente responsables.

Adoraban a sus deidades, respetaban a sus mayores y reverenciaban a sus ancianos; recitaban de memoria la “Antigua Regla de Vida” recibida como herencia de sus antepasados.

Y donde estaban contenidas sus tradiciones y costumbres, aquello en lo que siempre creyeron.

Muchos de estos conceptos eran atribuídos a Quetzalcoatl, quién les había enseñado lo bueno y lo útil.

Por ello las mujeres educaban a las hijas, mientras que los varones instruían a los hijos;

De esa manera durante todo el proceso de educación informal que se llevaba en la familia, niños y niñas aprendían las conductas adecuadas y diferentes para cada sexo.

En efecto, podría decirse que en la educación se combinaban los discursos solemnes y las muestras de amor y cariño de padres a hijos, con castigos y reprimendas sumamente rigurosos.

De los tres o cuatro años en adelante, los infantes debían ejecutar tareas sencillas con gran comedimiento y obediencia;

Conforme pasaban los años el trabajo se hacía más complejo y las labores más pesadas.

Así aprendían los niños los oficios del padre, mientras que las jovencitas todas las labores domésticas: asear la casa, preparar los alimentos, hilar las prendas de vestir de la familia, etc.

En un principio, a los niños rebeldes se les amenazaba con una buena azotaina, que se hacía efectiva cuando mostraban desobediencia.Más tarde, ante las actitudes negativas de los infantes y jovencitos,

Los padres les aplicaban dolorosos punzamientos con púas de maguey (preparándolos, de paso, para las futuras prácticas de autosacrificio),

O bien los semiasfixiaban con el humo de chiles quemados.

Por su parte, las adolescentes que mostraban actitudes negativas, como el coqueteo y el gusto por el chisme;

Eran obligadas a barrer de noche fuera de la casa, lo que era considerado como algo peor que recibir una paliza.

Los castigos eran parte de la educación mexica, los regaños llenos de palabras implacables, eran la reprimenda más ligera.

Princesas, donde quiera- ESCARAMUZAS, NO cualquiera

Los rebeldes que no mostraban mejoría eran azotados.

Cuando la conducta inapropiada se intensificaba,

los castigos eran aplicados de acuerdo a la falta cometida.

E iban aumentando en severidad, si no se corregían.

En casos extremos se les cortaba el cabello, lo que los ponía en evidencia durante meses.

Y los castigos eran válidos tanto para los jóvenes del pueblo, como para los hijos de los nobles.

Lo más importante era forjar hombres y mujeres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu.

Porque debían mostrar sin hipocresías, la integridad interior que los caracterizaba.

Y mostrar al mundo que los rodeaba, un rostro y un corazón, con nobleza y dignidad.

Porque gracias a estas enseñanzas, los mexicas habían logrado conquistar y dominar, gran parte de su entorno.

La finalidad de las enseñanzas era que aprendieran a servir a su comunidad, mediante un oficio y que dominaran el “Arte de la Guerra.”

Estaban tan seguros de la calidad de la educación recibida, que consideraban que un joven al egresar de estas escuelas, estaba listo para el matrimonio.

Y para encabezar una familia, además de haberse convertido en un formidable guerrero.

Las familias de Tenochtitlan consideraban a sus hijos como una dádiva de los dioses que darían continuidad al linaje,

Colaborarían en las actividades productivas de la familia y aprenderían los más importante:

Honrar y venerar a sus dioses, respetar a sus mayores y servir a su comunidad y a su cultura.Algún día celebrarían su matrimonio, conformando así un nuevo pilar en la organización social del Calpulli.

Era muy importante que al interior de la familia los niños aprendieran que en la generación del Universo, llevada a cabo por los dioses supremos,

Las energías masculina y femenina se habían unido para dar fuerza a la creación de la vida.

Para el pueblo azteca eran primordiales la religión y la guerra, su organización política se centraba en ambos aspectos.

Destacando la figura del Calpulli,

Que era una especie de clan autónomo que tenía una propiedad colectiva, además de tradiciones ancestrales

Y costumbres religiosas muy particulares. Porque incluían las tradiciones familiares ancestrales, ya que se manejaban por linajes.

En cada Calpulli había un jefe por cada veinte familias y otro de mayor rango por cada cien,

Quienes eran las autoridades que vigilaban el correcto funcionamiento de todos los miembros del barrio.

El conjunto de calpullis formaba un Tlatocayotl y en la cúspide de la pirámide político-jurídica,

Se encontraba la figura del Tlatoani gobernante vitalicio, con poder político, judicial, militar y religioso.

En la sociedad mexica la división en los centros de enseñanza, no se trataba de hechos elitistas, ni discriminatorios.

En el Telpochcalli se instruían la gente del pueblo sencilla, los macehuales o macehualtzin;

Que no eran vasallos, ni esclavos, sino guerreros.

De hecho el sustento y la gloria de todo el imperio se debía a ellos.

Si los jóvenes del pueblo asistían a una escuela y los hijos de la nobleza a otra,

Se debía a que estos centros de enseñanza eran tan especializados, que se les educaba para las tareas que desempeñarían en la sociedad.

Por ejemplo el artesano, era preparado para buscar la belleza, en tanto que el gobernante, era para ser justo.

Y un imparcial regente, que representaba todo lo que identificaba a los aztecas como nación.

Sin embargo TODOS por igual recibían un riguroso entrenamiento militar, ya que la vocación mexica era guerrera por excelencia.  En ambas escuelas iniciaban sus actividades en la madrugada y con un baño de agua helada.

Después venía un desayuno muy parco, seguido por clases específicas para las diferentes vocaciones.

Y lecciones generales que todos debían dominar; porque era primordial la preparación religiosa,

Pues todos eran considerados un sacerdote en potencia.

De esta manera memorizaban himnos para los dioses y cantares en los que se recordaban las glorias de sus antepasados.

La manera en que los dioses habían creado el mundo y las historias de ellos mismos, en el linaje al que pertenecían.

La tarea no debió ser sencilla, considerando que el panteón divino de los mexicas, era en extremo abundante y complejo.En el terreno práctico aprendían, practicaban y se especializaban, en el uso de las armas y el combate cuerpo a cuerpo.

Una de de ellas era el Atlatl, un propulsor de lanzadardos o “brazo extendido”,  conocido en diversas regiones del mundo.

Y otra era el Macuahuitl, una especie de espada de madera, con fuertes filos de obsidiana,

Que era manejada con letal maestría y causaba mucho daño.

Sus demás actividades era dar mantenimiento a los templos y trabajar las tierras comunes.

Telpochcalli (en náhuatl ‘casa de los mancebos’), eran centros en los que se educaba a los jóvenes del pueblo,

A partir de los 7 años, para servir a su comunidad y para la guerra.

A diferencia de los nobles que asistían al Calmécac.

Esta división no tenía nada que ver con clasismo o prejuicios llenos de soberbia e ignorancia, como sucede en la actualidad.

Conocidos generalmente como macehualtin, los hijos de los plebeyos, asistían al Telpochcalli.

Estas escuelas para jóvenes se encontraban en cada barrio o Calpulli.

El mundo mexica se caracterizaba por el cuidado que ponían los gobernantes, en el buen funcionamiento de su sistema educativo.

Las escuelas de Tenochtitlan atendían a los jóvenes de acuerdo con su extracción social:

Los hijos de los nobles acudían al Calmécac, institución que se hallaba dentro del recinto ceremonial,

Mientras que los vástagos de los demás pobladores conocidos como macehualtin,

Asistían a las escuelas de jóvenes, llamadas Telpochcalli, que había en cada barrio de la ciudad.

La vida en ambos centros era un entrenamiento muy fuerte,

Porque los ideales eran muy elevados, sus objetivos mistéricos y sus experiencias cosmogónicas, también lo demandaban así. Desde la madrugada comenzaban las extenuantes actividades.

Solían memorizar los himnos con los hechos relevantes de sus ancestros y las alabanzas a sus deidades.

Además de aprender y ejercitarse en el manejo de las armas como el átlatl, instrumento utilizado para lanzar pequeñas lanzas

Y el macuahuitl, la espada de madera con filos de obsidiana.

Los alumnos tenían otras obligaciones, como la de dar mantenimiento a los templos (Teocalli), acarreando los materiales necesarios.

Y trabajando las tierras heredadas de forma colectiva para su sustento.

Especialmente se buscaba su resistencia al dolor mediante prácticas de autosacrificio.

Tortura del tlatoani Cuauhtémoc, para que les entregara a los españoles el Tesoro de Moctezuma

El  gran fracaso de los estudiosos y expertos que en su momento, desde hace medio milenio registraron en diferentes códices,

Fué porque solo interrogaron para conocer la cultura que habían sometido.

Pero NO absorbieron lo trascendental y que forjaba el espíritu de los aztecas.

Y tanto los antiguos como los modernos, fueron incapaces de comprender donde radicaba la grandeza de los pueblos mesoamericanos.

Por eso saqueron las riquezas materiales; porque eso era lo ÚNICO que les importaba…

Llamaron a los conquistados y sometidos, “bárbaros”, cuando la única barbarie existe en quién sólo acepta lo material como idiosincracia.

Y no tiene la menor idea de que existe un mundo espiritual y lleno de energía cósmica a nuestro alrededor.

En la actualidad los ateos “expertos” y eruditos en antropología e historia,Cometen el mismo error tomando como “mitos” lo que su ignorancia crasa y su lerda inteligencia embriagada de soberbia,

NO puede aceptar; porque ha sido nublada por las Tinieblas de Satanás, en todos los ámbitos en que vivimos.

Uno de los más lamentables, es la “erudición voluntaria” y totalmente humana, que se introdujo en la Iglesia y ha arrasado también  con los que debieran vivirlo y combatirlo desde los púlpitos,

Pero al parecer los únicos activos son los masones eclesiásticos y SON los que están destrozando la Iglesia desde su interior. 

Ese espíritu lo absorbieron en el meztizaje, los que amando a México, lo siguen engrandeciendo.

Porque es lo que da la esencia a nuestras ancestrales tradiciones…Y que se refleja en  la trascendencia de nuestro espíritu indomable.

Por eso los aztecas eran extraordinarios practicando su religión y NO FALLABAN,

Porque lo llevan metido en su sangre y eran tan expertos, que esto mismo fue su perdición, cuando se toparon con la brutalidad española.

El momento de la Caída de Tenochtitlan, ya había sido decretado por Dios.

Y esto da una explicación plena a las actitudes del Tlatoani Moctezuma Xocoyotzin,

Que fue TODO menos un cobarde y ESTO LO CONVIRTIÓ, en un frágil obstáculo a la arrogancia española.

Porque para los aztecas, sus fortalezas fueron convertidas en sus debilidades.

También espiritualmente hablando, FUE OTRA BATALLA ÉPICA.

Que Quetzalcoátl y todos sus compinches perdieron,

Cuando la Tierra Azteca fue conquistada de la misma forma como sucedió con Josué,

en el cap. 18 del Deuteronomio.

México Lindo Y Querido

Ana Gabriel

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti

que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

Que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí México,

lindo y querido Si muero lejos de ti

Voz de la guitarra mía,

al despertar la mañana

quiere cantar su alegría

a mi tierra mexicana

Yo le canto a sus volcanes

a sus praderas y flores

que son como talismanes

del amor de mis amores

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti

que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

Que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti…

Cielito Lindo

Ana Gabriel

¡Ay, ay, ay, ay!, canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

De la sierra, morena

cielito lindo, vienen bajando

un par de ojitos negros

cielito lindo de contrabando

De la sierra, morena

cielito lindo vienen bajando

un par de ojitos negros

cielito lindo de contrabando¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

Ese lunar que tienes,

cielito lindo junto a la boca,

no se lo des a nadie

cielito lindo que a mi me toca

Ese lunar que tienes,

cielito lindo junto a la boca,

no se lo des a nadie

cielito lindo que a mi me toca

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

Canción Mixteca

Patricia Trujano

Que lejos estoy del suelo
Donde he nacido.
Inmensa nostalgia
Invade mi pensamiento.
Y al verme tan solo y triste
Cual hoja el viento.
Quisiera llorar, Quisiera morir
De sentimiento.Oh! tierra del sol
Suspiro por verte.
Ahora que lejos
Yo vivo sin luz.
Sin amor.
Y al verme
Tan solo y triste
Cual hoja el viento
Quisiera llorar, Quisiera morir
De sentimiento.

Que Suerte La Mia

Jose Alfredo Jimenez

Te vas por un momento

Te vas diciendo que vuelves

Que vuelves pronto

A quererme mas

Te vas y yo presiento

Que aqui se acaba todo

Que ya a mi vida, no volveras.

Que triste agonia

Tener que olvidarte

Queriendote asi

Que suerte la mia

Despues de una pena

ERES MÍO, DEL SOMBRERO A LAS ESPUELAS.

Volver a sufrir.

Que triste agonia

Despues de caido

Volver a caer

Que suerte la mia

De estar tan perdido

Y volver a perder.

Amor, amor sagrado

Asi me lo habias jurado

Ante una virgen Ante un altar

Saliste igual que la otra

Juraste muchas cosas

Y al verme herido

Tambien te vas.

Que triste agonía

Tener que olvidarte

Queriendote asi

Ni contigo, ni sin tí, tienen mis penas remedio. CONTIGO porque me matas y SIN TÍ, porque me muero…

Que suerte la mia

Despues de una pena

Volver a sufrir.

Que triste agonia

Despues de caido

Volver a caer

Que suerte la mia

De estar tan perdido

Y volver a perder.

LA TIERRA DEL MARIACHI


Cuando somos capaces de hacer una donación sin reservas de todo nuestro ser y nos abandonamos confiadamente en las manos de nuestro ABBA, porque sabemos que ÉL solamente proveerá y permitirá en nuestra vida,

Lo que estamos urgentemente necesitando, para alcanzar la maduréz espiritual que ÉL en su santísima Voluntad quiere.

ESTA ES LA DECISIÓN MÁS DEFINITIVA Y SABIA QUE PODRÍAMOS HACER JAMÁS

Y desea que aprovechemos para ser sus miserables siervos inútiles y sus dóciles instrumentos, porque quiere ayudarnos a vencer ante las poderosas embestidas de Satanás, que cada véz están siendo más furiosas y despiadadas.

Aprender y comprender las divinas enseñanzas del Espíritu Santo, utilizando los carismas que su Amor nos proporciona, es una experiencia sublime,

Porque cuando nos toca con el Don de Ciencia Infusa, es como si nuestro Abba extendiera su Mano y tocase con un dedo la frente de nuestro cuerpo espiritual…

Y sucediera una explosión de Luz, porque nos invade al mismo tiempo el Amor Divino, su Sabiduría y el Conocimiento Pleno de lo que Dios quiere que comprendamos.

Esto nos abre horizontes infinitos que nos hacen ver la Verdad y la Mentira de lo que el mundo presenta con fascinante espejismo, velado por las Tinieblas de las insidias de Satanás.

Estamos orando para que todos los que leerán la serie de artículos que publicaremos en los próximos días,

También vivan la magistral y emocionante experiencia, que constituyó hacer un viaje maravilloso hasta el inicio de nuestra Historia Ancestral,

Para hacernos ver lo que verdaderamente sucede en nuestro instante espiritual.Porque contemplar la antropología y la arqueología de la fascinante Cultura de los Aztecas, a través de los Ojos de Dios, es una sublime y maravillosa experiencia.

Todos los videos que escucharán, pueden hacerlo sin ninguna preocupación, porque estamos orando a la protección de nuestra Madrecita y la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

No olviden que ES EL ESPÍRITU SANTO el que nos Guía y su Poder el que nos unge y protege,

Esto para que no haya ningún escrúpulo que les pueda crear obstáculos o sorprender;

Porque su contenido es profundamente espiritual Y PAGANO.

Una de las lecciones más impactantes, fue la increíble manera como Satanás a través de las nueve jerarquías angélicas que tiene en sus lacayos,

Forjó, educó y consiguió, la adoración completa y perfecta de un pueblo prehispánico,

Que lo materializó con una ingeniería hidraúlica genial y una arquitectura imponente,

Manifestadas en la deslumbrante y colosal majestad de México – Tenochtitlán,

La impresionante Venecia Mexicana construida sobre el Lago de Texcoco, en un sistema acuífero que tenía agua dulce y salada; con una extensión similar a la del Lago de Chapala.

Y que fascinó tal grado a los españoles, llegando a preguntarse si lo que estaban viendo era real, tal como lo dejaron escrito los cronistas.

Lo que no dijeron fue que también estaban ATERRORIZADOS, al contemplar la Grandeza de aquella civilización, tan extraordinaria.

Porque jamás habían visto nada parecido y nadie los había preparado, ni tenían la menor idea de la existencia de una cultura QUE LOS ABRUMÓ.

Y era totalmente desconocida para cualquiera, en la Europa Medieval.

Cuando es el Dios Verdadero tu Mentor, el aprendizaje es completo, perfecto y absoluto.

Además de esclarecer muchas interrogantes, se acepta la enorme responsabilidad de que no podemos ser avaros con la maestría que hemos adquirido.

Y DEBEMOS COMPARTIR con todos nuestros hermanos, la ciencia que nos ha sido entregada por absoluta Bondad Divina…

Este es un Himno a la diosa Tonantzin

El relato completo de este himno en particular, nos ocuparía un artículo completo, mientras tanto lo único que podemos decirles, es que éste no está “retocado”,

Los misioneros lo dejaron tal como los aztecas lo cantaban, cuando la Presencia Divina de la Emperatriz de las Américas, los impulsó a convertirse por millares.

Y su adoración fué auténtica y trasladada por ellos mismos en idioma náhuatl y con su melodía originales; a la que reconocerían como la Madre de Dios y Madre Nuestra.

Porque así era como lo cantaban hace más de tres mil años, cuando los Toltecas dominaban el Valle del Anáhuac.  Fray Bernardino de Sahagún escribió:

uno de estos está en México, donde está un montecillo que llaman Tepeacac y que los españoles llaman Tepequilla y ahora se llama Nuestra Señora de Guadalupe.

En este lugar tenían un templo dedicado a la madre de los dioses, que ellos llaman Tonantzin, que quiere decir nuestra madre.

Allí hacían muchos sacrificios en honra de esta diosa y venían a ella de muy lejanas tierras, de más de veinte leguas de todas las comarcas de México. Y traían muchas ofrendas: venían hombres y mujeres y mozos y mozas a estas fiestas.

Era grande el concurso de gente en estos días y todos decían ‘vamos a la fiesta de Tonantzin’;

Y ahora que está ahí edificada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, también la llaman Tonantzin, tomando ocasión de los predicadores que también la llaman Tonantzin. …

Vienen ahora a visitar a esta Tonantzin de muy lejos, tan lejos como de antes, la cual devoción también es sospechosa,

Porque en todas partes hay muchas iglesias de Nuestra Señora y no van a ellas y vienen de lejanas tierras a esta Tonantzin como antiguamente.”  

Xochipilli-Macuilxóchitl (‘príncipe de las flores) en la mitología mexica es el dios del amor, los juegos, la belleza, las flores, el maíz, el placer y la ebriedad sagrada. Macuilxochitl (Cinco flores), dios de los juegos y las apuestas.

Su hermana melliza era Xochiquétzal (flor preciosa) diosa del placer amoroso, la sensualidad y las artes.

En realidad los dos son potestades, que utilizan su influencia cautivadora y no permiten a sus adeptos liberarse, pues son ayudados por otra potestad: Tlazoltéotl.

Cuando se junta este trío, ningún humano que no esté protegido por la Gracia Divina, tiene escapatoria…

Por eso su música es tan embriagadora….

En su festividad religiosa asociada, que significa  Fiesta de las Flores se hacían ofrendas de comida y los pueblos cercanos a Teotihuacan,

Llevaban cautivos como tributo para los sacrificios y para el juego de Patolli.

Ahora conoceremos la formidable cultura musical que impulsaba la vida en la población ancestral de México,

Pues la totalidad de los habitantes del suelo mexicano era profundamente religioso

Y TODA su vida y sus actividades cotidianas, giraban alrededor de sus deidades.

Y eran ellas, las que escogían sus tlahtimines (sacerdotes) y sus tlatoani (gobernantes)

Y ningún aspecto de sus actividades cotidianas, estaban exentas de rituales,

Pues hasta para comer, bañarse, trabajar o estudiar, dormir o tener sexo, hacer la guerra o contemplar la naturaleza, había un dios o un ente espiritual a quién tomar en cuenta.

Su música, cantos y danzas eran impresionantes y los misioneros españoles comprendieron perfectamente lo que estaba sucediendo…

Y por eso decidieron destruir códices, himnos y música, junto con las grandiosas construcciones que glorificaban a las deidades paganas…

Y arrasaron con todo lo que constituía la adoración satánica prehispánica.No hay que olvidar que Lucifer, antes de que Dios lo arrojara del Cielo, era el encargado de los coros angélicos que rinden gloria y alabanza a nuestro ABBA.

Cuando se convirtió en Arcángel Caído, Dios se retiró de él y perdió los atributos divinos, junto con la belleza y la capacidad de amar.

Pero ABBA no le quitó los dones particulares con los que lo había creado. Y uno de ellos fue, su prodigiosa genialidad musical…

Esto continúa vigente y con los aztecas no se quedó atrás. Si quieren darse una ligera idea de lo grandiosa y bellísima que fué,

En la actualidad ya deben conocer a los magníficos exponentes de la Música New Age.

La Música Azteca

La música tenía una gran importancia en la vida de los aztecas y la ejecutaban en forma instrumental, vocal y con danzas.

Su sistema músical tenía escalas de siete sonidos.

Estas composiciones eran ejecutadas por un grupo de músicos que se reunía en una cámara llamada Mixcoacalli.

Cada uno de los intrumentos de los aztecas cumplían con una función que cambiaba según el acontecimiento.  

Los principales eran:

El teponaztli. Especie de xilófono construido de un tronco de árbol ahuecado, cuyo hueco es la caja de resonancia;

En la parte superior tiene dos incisisones longitudinales y una transversal que forman dos lengüetas las cuales, al ser golpeadas, próducen sonidos de tercera y quinta, como bajos de orquesta.

Estos sonidos claros y vibrantes eran preferidos para acompañar las danzas y para llamar al pueblo a guerra Teponaztli

Huéhuetl. Equivalía al tambor y se contruía de un tronco de árbol ahuecado, con ranuras en la parte inferior, formando la base del intrumento.

La parte superior se cubría con una piel de tigre, que se restiraba para producir un sonido más agudo.

Este sonido rápido y sonoro volaba disparado por los campos, anunciando y llamando a las tribus a la guerra.

Para que fuera oído a grandes distancias, lo enterraban,

Y cuando su llamado era producido desde lo alto del Teocalli, significaba que había un terrible acontecimiento.  Y todos asistían inmediatamente, para reaccionar a lo que fuesen requeridos.

Tanto el teponaztli como el huéhuetl eran grabados con con figuras humanas o de animales y leyendas alusivas a los ritos a los que se destinaba.

Y cuando eran sucesos trascendentales para su supervivencia como civilización, narraban esto en sus instrumentos guerreros, para que quedase constancia histórica, para la posteridad.

En Tlaxcala fue encontrado un hermoso teponaztli que fue usado en el combate contra Hernán Cortez.

Los instrumentos al estilo del timbal los hacián de cántaro de diferentes tamaños cuyas bocas eran cubiertas con piel humana restirada.

El tzicahastli y el omnizacahastli eran raspadores construidos con fémures humanos a los que se les hacían ranuras y eran frotados con una concha. Con estos raspadores marcaban el ritmo de sus ritos.Como instrumentos de viento tenían pequeñas flautas de barro llamadas chichitles, con cuatro agujeros, que producían escalas pentáfonas.

Ocarina. Este instrumento representaba mucho tiempo de evolución musical y exige además de un alfarero diestro, con conocimiento acústico, un sistema musical y un estilo melódico muy desarrollado.

La principal ocarina fue llamada huilacapiztli (tortolitas) por los aztecas.

Tiene dos, tres, cuatro y hasta cinco agujeros que producen de dos a quince sonidos y con objeto de controlar su afinación, tiene dos agujeros adicionales.

– Tlapitzali (flautas). Existía una gran variedad de estas flautas que producían sonidos sumamente agudos y eran utilicadas en la impresionante ceremonia del Quinto Sol Azteca (Toxcatl), dedicado al dios Tezcatlipoca.

Estas flautitas tienen una tesitura similar a la del flautin o piccolo moderno y eran consagradas en honor del mancebo que había sido seleccionado, para representar durante todo el año al dios Tezcatlipoca.

Este mancebo-dios rompía sus flautas favoritas, al ir subiendo solemne, los peldaños que lo llevarían ante la divinidad, en la escalinata principal del Templo Mayor.

Tezcatlipoca y Quetzalcoatl.

-Atecocoli. Caracol marino al que se le cortaba su vértice. Era usado como trompeta y producía un sonido parecido a la cornamusa y acompañaba cantos y danzas.

Atecocolli. Esta gran variedad de instrumentos nos dan una idea de la sonoridad de las grandes orquestas cortesanas con que organizaban sus ritos y ceremonias paganas.

Los instrumentos musicales acompañaban a los aztecas incluso en el campo de batalla, en donde los usaban para señalar un ataque o para dirigir las formaciones de batalla.Instrumentos Musicales Aztecas

Los aztecas usaban una gran variedad de instrumentos musicales que incluían tanto de viento como de percusión.

Los instrumentos de viento incluían flautas de arcilla, trompetas de concha de mar y ocarinas.

Por otra parte, los instrumentos de percusión incluían tambores de varios tipos, rayadores, batidores y sonajeros.

Los tambores eran particularmente importantes y se hacían de varios tipos.

El más famoso era llamado “huehuetl” el cual era un gran tambor de mano vertical cubierto con una capa de piel de animal.

Producía un nodo bajo en el centro de la cabeza del tambor y un nodo alto cerca del borde exterior.

El Ayotl estaba hecho de caparazón de tortuga.

Se colocaban un par de puntas en la parte ventral del caparazón,

Y éstas eran golpeadas con pedazos de cuerno para hacerlas sonar.

El Omichicauaztli, por otra parte, estaba hecho de huesos de venado y se tocaba raspando los huesos grandes con huesos más pequeños.

También fabricaban una variedad de sonajeros, incluido el Cacalachtli de arcilla

Y el Ayacahtli con forma de calabaza, que estaba lleno de granos, semillas o pequeñas piedras.

El Chicahuaztli era otro tipo, pero hecho con un bastón más largo y poseía una punta irregular.

Este instrumento era particularmente importante en las ceremonias religiosas.

Instrumentos de Viento

Entre los instrumentos de viento especializados con los que creaban su música única, fabricaban variedades de instrumentos similares a las trompetas,

Con materiales casi listos para su utilización, tal como el Atecocoli hecho con una concha grande perforada.

El Tepuzquiquiztli estaba hecho de cobre o de calabazas muy grandes y el Quiquiztli estaba hecho de conchas de mar más pequeñas.

Las flautas incluyendo el silbato-flauta Chichitli y el Cocoloctli, el cual era una flauta que hacía un sonido especial similar a un zumbido.

Los niños eran enviados a la escuela  donde aprendían ciencias, arte, danza, música y cómo tocar los diversos instrumentos,

Formaban sus propias bandas musicales,

Con coreografías apropiadas a los diferentes rituales con que celebraban los festivales que eran muy  frecuentes en el transcurso del año.

El idioma Náhuatl es muy poético y musical y se manifestaba de forma incomparable en los himnos sagrados con que alababan a los dioses y pedían favores y bendiciones,

Tales como éxito en una batalla, lluvia, una buena cosecha, etc.

Estos himnos eran diferentes para todos los dioses importantes del panteón Azteca.

Y los sacerdotes de cada deidad dominaban y ejecutaban su particular ceremonia, mientras los demás los seguían, porque sabían ser coros magníficos e impecables.

Y sabían manejar magistralmente instrumentos tales como tambores y grandes palos-sonajeros y trompetas, para anunciar los tiempos de penitencia.

Los juegos rituales, en conjunto con otras actividades, eran ejecutados durante las ceremonias sostenidas al final de cada mes azteca de 20 días.

También eran magníficos compositores de diversas canciones románticas y domésticas, aplicables a los rituales domésticos.

Tenían formidables coreografías magníficamente ataviadas que se presentaban en las plazoletas adyacentes al Templo Mayor, donde se realizaban los sacrificios humanos.

Y conmemoraban gloriosas batallas pasadas y las hazañas que realizaron los héroes ancestrales mexicas.

Armería real de Moctezuma

Moctezuma tenía una armería, en su palacio que contenía chimallis (escudos), macuahuitls (espadas de obsidiana) y tepoztopillis (lanzas), entre otras armas.

Algunas de las cuales, según las crónicas, estaban hechas en metales y piedras preciosas.

Dejemos de hablar de los libros y cuentas, pues va fuera de nuestra relación, y digamos cómo tenía Montezuma dos casas llenas de todo género de armas, y muchas dellas ricas, con oro y pedrería, donde eran rodelas grandes y chicas.

Y unas como macanas, y otras a manera despadas de a dos manos, engastadas en ellas unas navajas de pedernal, que cortan muy mejor que nuestras espadas, e otras lanzas más largas que no las nuestras, con una braza de cuchilla, engastadas en ellas muchas navajas.

Que aunque den con ellas en un broquel o rodela no saltan e cortan en fin como navajas, que se rapan con ellas las cabezas. y tenía muy buenos arcos y flechas, y varas de a dos gajos, y otras de a uno, con sus tiraderas,Y muchas hondas y piedras rollizas hechas a mano, y unos como paveses que son de arte que las pueden arrollar arriba cuando no pelean, porque no les estorbe, y al tiempo del pelear, cuando son menester, las dejan caer e quedan cubiertos sus cuerpos de arriba abajo.

También tenía muchas armas de algodón colchadas y ricamente labradas por de fuera de plumas de muchos colores, a manera de divisas e invinciones, y tenían otros como capacetes y cascos de madera y de hueso, también muy labrados de pluma por de fuera,

y tenían otras armas de otras hechuras que por excusar prolijidad lo dejo de decir y sus oficiales, que siempre labraban y entendían en ello y mayordomos que tenían cargo de las armas.

Bernal Díaz del Castillo, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, Capítulo XCI: De la manera e persona del gran Montezuma y de cuán grande señor era

GUERRERO ÁGUILA

Dominaban perfectamente una aplicación insólita del arte musical y de la danza bélica, que se ejecutaba en el campo de batalla.

La realizaban los nobles guerreros águila y jaguar, (los integrantes de las fuerzas especiales mexicas) cuyas armas tenían sonidos espeluznantes en las trompetas de conchas de mar.

Y los silbatos que en conjunto con tambores y otros instrumentos, los utilizaban para señalar un ataque o dirigir el movimiento de tropas, en las formaciones de batalla.

Eran magistrales entonando cantos de pájaros y voces de otros animales con especiales significados, que aterrorizaban a sus contrincantes.

Cantaban himnos místicos y marchas de victoria durante la batalla, con guerreros cantantes y bailarines, entrenados simultáneamente en el arte de hacer la guerra,

Formando parte de una ceremonia bélica, mientras luchaban con increíble agilidad…

Combatían danzando. (siendo capaces de hacerlo venciendo hasta tres contrincantes a la vez)

Convirtiéndose con esto, en una especie de espectaculares samurais, integrantes estrellas del CIRQUE DU SOLEIL.

GUERRERO JAGUAR

Todo esto mientras entonaban el Himno a Huitzilopochtli.

Y el Tlacochcalcatl (general segundo al mando después del Tlatoani) daba instrucciones al Tlacateccatl, (otro comandante) que ordenaba a los que tocaban los instrumentos, el cambio de ritmos en la música.

Y con lo que los soldados interpretabana las estrategias a seguir en la batalla.

Y esto los motivaba para ser los incomparables combatientes, que al mismo tiempo descontrolaban totalmente,

Desquiciando a sus adversarios con el “arte de la canción bélica”

Para lo que se usaban diversos tipos de instrumentos, sonajeros y pequeños silbatos.

Una ofrenda a Xochipilli.

Para la cosmovisión nahua el Sol simbolizaba la vida, y su trayectoria reflejaba su lucha contra la muerte.

Los mexicas creían que cada día el astro transitaba por el mundo de los vivos hasta el atardecer,

Cuando moría para recorrer el inframundo, al tiempo que fertilizaba la tierra.  Al amanecer renacía triunfante por el Este, llenando de alegría y esperanza a todos los participantes.

Precisamente la alegría y la esperanza son los ejes que guían la exposición:

Una ofrenda a Xochipilli. Entre luces canta y llega el Sol,

Macuilxóchitl Xochipilli en su advocación de Sol matinal.

Es un depósito ritual localizado en el Templo Rojo Sur del recinto ceremonial de Tenochtitlan.

El técpatl o cuchillo de sacrificios, era un elemento importante en los rituales mexicas.

Con el técpatl, los sacerdotes abrían el pecho de las víctimas de sacrificios humanos para extraer el corazón que habría de alimentar a los dioses,

Con la esperanza de que dicho presente trajera bendiciones para la humanidad.

​ El procedimiento sacrificial más generalizado entre los aztecas, era el que se realizaba por extracción del corazón (cardiectomía).Está integrada por 83 piezas halladas en la Ofrenda 78 del Templo Mayor, cuya principal característica es que se trata de instrumentos musicales en miniatura

Patricia Ledesma Bouchan, directora del Museo del Templo Mayor y curadora de la muestra, destacó que la característica principal de esta ofrenda:

Son las réplicas en miniatura de instrumentos musicales que fueron hallados entre otras cosas, con tres técpatl

Cuchillos monumentales de aproximadamente un metro, que tienen en la faz la representación del rostro de Xochipilli.

Esta deidad representa al Sol naciente, por lo cual se le denominaba Señor del rojo crepúsculo,

Para aludir al momento de transición entre la noche y el día, con el teñir de rojo del cielo.

Además de la alegría, se le asociaba con la poesía, el arte, la procreación, el maíz tierno y el verano.

Así, en la muestra figuran piezas como minúsculos tambores, flautas, sonajas, mangos de abanico, ollas-tambor y cascabeles de cobre,

Entre otros instrumentos que se plasmaron en los códices durante fiestas y bailes náhuatls.

Los cuchillos de sacrificio que acompañaban la ofrenda son tres, de tamaño monumental y presentan los atavíos del dios Macuilxóchitl-Xochipilli:

Crónicas novohispanas relatan que los nahuátls, saludaban todos los días, al astro matinal; le ofrecían una plegaria y música”

Y sacrificaban una  ave relacionada con este dios: la pava cojolita (Penelope purpurascens), identificada como el coxcoxtli,

Que con su canto marcaba el inicio del día y a la cual sacrificaban en honor a esta deidad,

Bañando parte del Templo Rojo Sur del Templo Mayor, con su sangre.

El Mariachi:

Música de cuerdas, canto, trompeta y orgullo de México

COCULA JALISCO, en la época prehispánica llevó el nombre de “Cocollán”​ que significa:

“Lugar de ondulaciones” o “Lugar que se mueve en lo alto”.

Cocula, Jalisco, México

Mariachi, música de cuerdas canto y trompeta, así es el título del nombramiento de la UNESCO a este género que representa a México musicalmente.

Desde la época prehispánica los habitantes de Cocula llamados cocas, eran magníficos ejecutantes de la música que creaban con los instrumentos aztecas en las ceremonias que celebraban en la montaña sagrada de Tequila.

Después que los españoles aniquilaran sus cantos tradicionales, los misioneros los evangelizaron y les dieron una nueva forma de ejecutar los cantos y las melodías sacras,

Para celebrar las nuevas fiestas religiosas, con los instrumentos traídos por ellos  desde España,

A los que después los cocas añadirían la vihuela, creada por ellos mismos y el guitarrón.

Éste último en sustitución del contrabajo y el laúd traídos por los españoles a la Nueva España.

  • Vihuela.

Es una creación de los aztecas Coca del suroeste de Jalisco en México.

Tiene cinco cuerdas y una espalda arqueada.

Y es ligeramente más grande que un ukelele.

Se juega con una selección de pulgar en el estilo rasqueado (rasgueado) y es la base armónica y rítmica del mariachi.

  • Trompeta

  • Guitarrón

El guitarrón es la base del bajo del grupo y es el elemento más importante en el mariachi.

Sirve no sólo como el bajo, sino que da su sonido muy característico.

Una regla de oro es que si no hay guitarrón, no debería haber mariachi.

  • Otros instrumentos. Hay ocasiones en que se utilizan instrumentos como la flauta, el cuerno francés, el arpa y el clarinete.
  • Estos instrumentos se utilizan para arreglos específicos.

El grupo de mariachis contiene las siguientes partes:

Los violines y las voces son la voz principal, la sección rítmica es la armonía, y el guitarrón es el bajo (como el barroco “basso continue”).

Transcurrieron tres siglos y con el tiempo, el nuevo grupo fue tomando su propia forma y particular estilo.

Por ello, a los antiguos instrumentos musicales indígenas como la flauta,

Se les agregarían los violines, las guitarras, el arpa, el clarinete y las trompetas. 

Durante la Guerra de los Pasteles(1838-1839),

La influencia francesa en la Nueva Galicia provocó que las actuaciones del grupo fueran constantemente utilizadas en las fiestas de bodas (marriage)

Y otras celebraciones que los requerían.

Este vocablo francés marriage-matrimonio, aplicado a la música del grupo que oían en tales ocasiones,

Terminó designando al propio grupo,

Y de esta manera nació finalmente el Mariachi Mexicano.

Amor Eterno
Tú eres la tristeza de mis ojos
Que lloran en silencio por tu amor
Me miro en el espejo y veo en mi rostro
El tiempo que he sufrido por tu adiós
Obligo a que te olvide el pensamiento
Pues, siempre estoy pensando en el ayer
Prefiero estar dormido que despierto
De tanto que me duele que no estés
Como quisiera, ay
Que tú vivieras
Que tus ojitos jamás se hubieran
Cerrado nunca y estar mirándolos
Amor eterno
E inolvidable
Tarde o temprano yo voy a estar contigo
Para seguir,
Para seguir, amándonos
Yo he sufrido tanto por tu ausencia
Desde ese día hasta hoy, no soy feliz
Y aunque tengo tranquila mi conciencia
Se que pude haber yo hecho mas por ti

Obscura soledad estoy viviendo

La misma soledad de tu sepulcro

Tú eres el amor de cual yo tengo

El más triste recuerdo de Acapulco…

Hasta que te Conocí
No sabia, de tristezas, ni de lágrimas,
Ni nada, que me hicieran llorar
Yo sabía de cariño, de ternura,
Porque a mí­ desde pequeño,
Eso me enseño mamá, eso me enseño mamá,
Eso y muchas cosas más
Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
Yo era muy feliz, yo viví­a muy bien
Yo vivía tan distinto, algo hermoso
Algo divino, lleno de felicidad
Yo sabia de alegrías, la belleza de la vida
Pero no de soledad, pero no de soledad
De eso y muchas cosas más
Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
Yo era muy feliz, o vivía muy bien
Hasta que te conocí
Vi la vida con dolor
No te miento fui feliz
Aunque con muy poco amor
Y muy tarde comprendí
Que no te debía amar
Porque ahora pienso en tí
mucho más que ayer,
pero mucho más

La popularidad de los mariachis de Cocula y Tecalitlán fue creciendo y existen registros oficiales que en dos ocasiones (1905 y 1907) Don Porfirio Díaz celebro con mariachis su cumpleaños

Y también los llamó durante la visita de Elihu Root, quien fuera secretario de estado de Estados Unidos.

La Revolución trajo consigo la creación del corrido que se convirtió en el estilo musical del movimiento.

Y cuando vino la paz y gracias a la industria del cine, el mariachi ocupó nuevamente un lugar protagónico

Y fue marco de identidad mexicana, con las películas rancheras que se filmaron en la época dorada del cine mexicano.

Luego el General Lázaro Cárdenas, incluyó en las actividades de su campaña electoral al Mariachi Vargas de Tecalitlán que fuera fundado en 1898 por Gaspar Vargas,

Y esta acción permitió que el mariachi tomara una fuerza aun mayor en la cultura de México y formara parte de la identidad del país.

El repertorio de los mariachis es muy vasto, abarca música de diferentes regiones de México entre los cuales están:

Jarabes, polkas, minués, valonas, valses, chotis, corridos (que cuentan historias de amor, hazañas o combates),

Serenatas y canciones típicas de la vida rural.

Actualmente es el género ranchero, que requiere un alto nivel interpretativo y voces privilegiadas para representarlo.

Hoy en día el amor y respeto continúa en agrupaciones como la de los Vargas que ya van para cinco generaciones.

Y es tan apreciado por muchas otras culturas y países, que hay grupos en lugares tan remotos como Japón, China y muchos más, donde los miembros del mariachi no son solo mexicanos.

El género musical más famoso de México es el resultado de un fascinante proceso de mestizaje cultural que de forma asombrosa se originó y desarrolló, para  tener los alcances globales más insólitos.

Paloma Querida
Por el día que llegaste a mi vida
Paloma querida, me puse a brindar
y al sentirme un poquito tomado
Pensando en tus labios
Me dio por cantar
Me sentí superior a cualquiera
y un puño de estrellas te quise bajar
Pero al ver que ninguna alcanzaba
Me dio tanta rabia, que quise llorar
Yo no sé lo que valga mi vida
Pero yo te la quiero entregar
Yo no sé si tu amor la reciba
Pero yo te la vengo a dejar
Me encontraste en un negro camino
Como un peregrino sin rumbo y sin fe
y la luz de tus ojos divinos
Cambiaron mis penas
Por dicha y placer
Desde entonces

En lugares tan lejanos como Japón y Sudáfrica se pueden encontrar conjuntos tocando esta alegre música y cantándola en el idioma local.

La música del mariachi y sus formas musicales

Las formas de las canciones del mariachi (como el bolero, la canción ranchera, el son, el huapango, el joropo y el danzón)

La banda de mariachis se utiliza para muchas ocasiones diferentes, como bailes, bodas y funerales.

También son muy populares para llevarle serenata a una mujer de la cual se está enamorado o cantando a la madre de quién quiera homenajearla.

Por eso en las Fiestas Guadalupanas, los artistas suben al Tepeyac a homenajear a nuestra Celestial Madrecita, en la mayor Fiesta Mexicana.

E32 VIVIR MURIENDO


La Ciencia de la Muerte

Dios creó todo, pero la Muerte, NO es obra suya. Dios NO creó la Muerte. Ha sido generada por los esponsales humanos con Satanás.

Adán la generó, antes de generar a su hijo, cuando débil ante la debilidad de la Mujer pecó seducido por ella, bajo el silbido de la Serpiente y las lágrimas de los ángeles.

Pero la pequeña muerte NO es un gran mal, cuando con ella cae como una hoja que ha terminado su ciclo, la carne.

Al contrario, es un bien porque nos regresa a nuestro Origen, en donde un Padre nos Espera…

Y así como NO ha hecho la muerte de la carne, Dios tampoco ha hecho la muerte del espíritu.Al contrario, él mandó al Resucitador Eterno, a su Hijo Jesucristo a darnos la Vida, a los que estábamos muertos.

El milagro de Lázaro, del joven de Naím y de la hija de Jairo, fueron milagros de la pequeña muerte.

De Magdalena, Zaqueo, Dimas, etc. Todos muertos en el espíritu, Jesús hizo vivos en el Señor.

La muerte da gloria a Dios, cuando es aceptada y sufrida con santidad.

La muerte es una voluntad de Dios que se cumple.

También aunque el ejecutor de ella, sea un hombre feroz que se ha vuelto árbitro de los destinos de los demás.

Y por su adhesión a Satanás, se convierte en instrumento para atormentar a sus iguales, asesinando a los mismos y siendo maldito por Dios.

La muerte es siempre la extrema obediencia a Dios, que amenazó con la muerte al hombre por su pecado.

La muerte del cuerpo, es liberación del espíritu.

Nuestra vida en la Tierra no es más que una gestación para nacer a la Luz, a la Vida.

Muchos miran con horror la fosa sepulcro oscuro, donde el cuerpo que se ama con idolatría, vuelve a la verdad de su origen: Lodo.

Fango del cual se suelta una flama, una luz: el alma.

Qué es lo que hace valioso al cuerpo con el espíritu, que es manifestación de Dios y ante el cual la carne es una nada despreciable.

El hombre cuida mucho de los derechos de la carne que es perecedera y mortal.

Y que solo cuando es tenida como esclava del espíritu y NO dueña del espíritu, puede convertirse a su debido tiempo en regia habitante del Reino de los Cielos.

La pequeña muerte es la que nos saca de la tierra y libera nuestro espíritu de la carne.La gran Muerte es la que mata lo inmortal: el espíritu. De la primera se resucita. De la segunda NO se resucita en la eternidad.

Se estará para siempre separado de la Vida, porque Dios es nuestra vida.

Los animales obedeciendo la orden de los instintos saben regularse en la comida, en los connubios, en el escogerse las madrigueras.

Y el hombre con sus continuas desobediencias en el orden natural y sobrenatural, muchas veces se da la primera y la segunda muerte; con abusos en sus placeres y en sus vicios.

Matando también su carne; al manejarlos como si fueran armas esgrimidas en un loco frenesí de autodestrucción, matando su alma.

Buscan la muerte con los errores de la vida. Y la perdición con las obras de sus manos.

Siempre es justa la hora de la muerte, porque es dada por Dios. Él es el Dueño de la vida y de la muerte.

Y si NO son de Él ciertos medios de muerte usados por el hombre por instigación demoníaca; son siempre de Él, las sentencias de muerte dadas por Él,

Para quitar a un alma de un tormento terreno demasiado atroz o para impedir mayores culpas a aquella alma.

La muerte es siempre un calvario, grande o pequeño, pero siempre calvario. Aunque las apariencias indiquen lo contrario. Porque es proporcionada por Dios, a las fuerzas de cada uno de sus hijos.

Fuerzas que Dios aumenta a medida que la muerte que ha destinado para su creatura, es cumplida santamente.

Cuando la hora de la reunión con Dios está más próxima, es más necesario aumentar la Fe, porque en la Hora de la muerte Satanás nunca se cansa de perturbar con sus trampas: Es astuto, feroz, lisonjero y con sonrisas, con cantos, con engaños, aparentes caricias de sus garras.

Tratando de hipnotizar con silbidos repentinos con los que siempre ha buscado doblegarnos; aumenta sus operaciones para arrancarnos del Cielo.

Y es precisamente en esta hora cuando debemos abrazarnos de la Cruz, para que las olas del último huracán satánico no nos sumerjan.

Después viene la Paz Eterna. Hay que tener ánimo.

La Cruz es la fuerza en la Hora de la muerte.

El justo no le teme a la muerte, porque sabe que al obrar el bien tiene la sonrisa de Dios.Para los impíos la muerte es pavorosa. Tienen miedo. Y más miedo todavía cuando sienten que NO han actuado bien o lo han hecho mal del todo.

La boca mentirosa del hombre trata de engañarse a sí mismo, para consolarse y engañar a los demás:

Yo he actuado bien’

Pero la conciencia, que está como un espejo de dos caras bajo su rostro y el Rostro de Dios; acusa al hombre de NO haber obrado bien y de NO obrar para nada bien como lo proclama.

Y es entonces cuando un gran miedo los molesta: el miedo del Juicio de Aquel que todo lo conoce. Y aquí la gran pregunta:

¿Por qué si se le teme tanto como a Juez, NO evitan el tenerlo como tal?

¿Por qué lo rechazan como salvador y NO lo aceptan como Padre?

¿Por qué si lo temen, NO actúan obedeciendo sus Mandatos y NO lo saben escuchar con voz de Padre que guía, hora por hora con mano de amor? Si al menos lo Obedecieran cuando habla con voz de Rey.

Sería obediencia menos premiada, porque es menos dulce a su corazón. ¡Pero sería Obediencia!

Entonces, ¿Por qué NO lo hacen y sin embargo le tienen pavor a la muerte?

La muerte NO se evita y son felices los que llegan a ella vestidos de amor, al encuentro de Aquel que los espera.

Temen a la muerte aquellos que NO conocen el Amor y que NO tienen la conciencia tranquila.

Éstos, cuando por enfermedad, por edad o por cualquier otro motivo, se sienten amenazados por la muerte; se asustan, se afligen o se rebelan.

Intentan por todos los medios y con todas sus fuerzas, escapar de ella.  1MUERTEInútilmente, porque cuando la hora ha sido señalada, ninguna cautela vale para desviar la muerte.

La muerte de los inocentes que mueren sin rencor, es bella como un martirio.

Y como NO tienen la mancha del Odio, también son víctimas que Dios toma como hostias.

Son las flores de hoy, cortadas por el Enemigo de Dios que busca destruir a sus hijos.

Y por el Odio desencadenado con todas sus fuerzas,En el fragor del Infierno de la violencia, en su máximo esplendor.

NO solamente la muerte del pecador es horrible, sino también su vida. 

NO hay que ilusionarse sobre su aspecto exterior, es un maquillaje. Un barniz para cubrir la verdad.

Porque una hora; solamente una hora de la Paz del justo, es incalculablemente más rica en felicidad, que NI la más larga vida de pecado.

Las apariencias indican lo contrario.

Y así como a los ojos del Mundo NO aparecen la riqueza y la alegría de los santos;

Así también se esconde el Abismo de inquietud y de insatisfacción que hay en el corazón del injusto.Y del que como cráter de un volcán en erupción vomita vapores acres, corrosivos y venenosos; que intoxican  a los desventurados, cada vez más.

Tratan de sofocar la inquietud buscando darse todas las satisfacciones que apetecen en su ánimo extraviado

y por lo mismo satisfacciones de Maldad, porque están fermentados en ella.

Los pecadores obstinados e impenitentes, llegan a la perfección del Mal y su muerte es un horror que los hace estallar en la otra vida,

Porque los sumerge en un horror mucho más grande:

LA GRAN MUERTE.

El alma tiene derecho a la Vida Verdadera.

El alma muere cuando se la mantiene separada de Dios.

Hay que nutrirla lo más posible con la Palabra de Dios.

Y solo así saturados de Él, todos los días tendremos vitalidad espiritual, para vencer todas las asechanzas y todas las tentaciones.

La muerte del espíritu se puede constatar a la medida que se pierde la noción del Bien y del Mal.

El alma que se ha sumergido en la impenitencia final, es incapaz de sentir NI siquiera remordimientos

Y SE VUELVE INSENSIBLE AL DAÑO CAUSADO AL PRÓJIMO

La falta de remordimiento es la señal de su decadencia espiritual.El espíritu está muerto cuando NO se tiene la gracia vivificante del Espíritu Santo.

Y ES CONTROLADO POR SATANÁS

Un espíritu muerto, comunica su muerte al alma y de la misma manera que un espíritu vivo, trasmite su vida al alma.

Como la sangre trasmite la vida al cuerpo, así el espíritu proporciona la vida al alma.

¡Hay que vivir! Sólo entonces la muerte no será un fin, sino un pincipio. Un principio de alegría sin medida.

El espíritu es el señor de nuestro ser y cuando está muerto es un esclavo.

Y ésta será la culpa de la que responderemos.El hecho de que el hombre lo atropelle y lo mate, NO le cambia su característica de señor de nuestro ser.

El que deja que el Enemigo mate su espíritu se convierte en cómplice del delito de Deicidio.

Porque a los ojos de Dios, el espíritu es la parte selecta que Él Mismo dio al hombre y permite a Dios convertirnos en Templos Vivos e hijos suyos.

El espíritu es el que volverá a animar la carne, en la hora del Último Juicio.

Resurrección gloriosa del espíritu vivo o tremenda realidad,

para merecer la Segunda Muerte. 1SEGUNDA MUERTEDios NO quiere moradas hechas por mano de hombre.

Él quiere los templos VIVOS que Él hizo con sus propias Manos.

Templos de sangre y de alma.

Templos que la Sangre de Jesús ha revestido de Púrpura Inmortal, Purificando sus preciosos altares.

Esto es lo que Él quiere para reconciliarse con el hombre.

Las tentaciones son inevitables, pero ellas por sí solas NO hacen daño.

Son malas cuando cedemos a ellas.

Nunca serán más fuertes que nosotros, porque el Padre siempre da fuerzas superiores a quién quiere permanecer en el Bién.El Mal está, cuando deseamos ceder al mal y es entonces cuando nosotros mismos saboteamos las fuerzas de Dios con una voluntad perversa, al abandonarnos al beso de la Tentación.

Cuando procedemos así, sometemos al alma a un trance de muerte y de un alma enferma o moribunda, salen aquellos sentimientos que causan asombro.

Y NO debería. En un cuerpo corrupto están los hedores de la muerte y en las almas corruptas, están las manifestaciones de Pecado.

Por eso hay que ser cristianos verdaderos y NO de nombre o de palabra.

El signo de la Cruz debe ser grabado en las fibras vivas de nuestro corazón, NO sobre frontones vacíos. 1Jesus_cruzHay que abrir el corazón al Amor

Para el cristiano, la muerte ha sido destruida con la Muerte de Jesús.

Nuestras culpas han sido anuladas con su Sangre. En anticipo Él nos ha rescatado.

Y el espíritu que es impulsado por el Espíritu Santo, debe dar obediencia y agradecimiento a Dios por los dones del Espíritu Santo

que auxilian al espíritu vivo en el que Él habita y nos convierte en verdaderos hijos de Dios.

 Y por eso hay que imitar en todo a Cristo.

¿Hay sufrimiento?

Hay que reflexionar en quién nos hace sufrir. Veremos que es el hombre. Siempre está el nombre de un hombre, detrás de la causa de nuestro sufrimiento y solo Dios puede aliviarlo.

¿Nos sentimos débiles en el espíritu y mortificados por nuestras caídas?

Examinémonos bien ¿Somos nosotros los que pusimos los medios y NO huimos de nuestros tentadores?

En nuestra alma la culpa ha sido lavada por el Bautismo, pero han quedado los fomes.

Por eso debemos rechazar totalmente las tentaciones y buscar siempre la semejanza y la perfección, tal como lo ordenó el Mandato de Jesús.

Quién espontánea y premeditadamente mata su alma,

termina casi siempre por matar también su cuerpo.Violento contra su alma, se vuelve violento contra su carne.

Y la mata con sus vicios, terminando por suicidarse, como lo hizo Judas.

Quién sin premeditación mata su alma con el pecado mortal, pero poseyendo voluntad de vida, arrepentido busca regeneración y confía en la Misericordia,

NO solo devolverá la vida a su espíritu, sino por la humillación de la caída, disminuirá en soberbia y crecerá en su amor por Dios.

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU

VIVIR MURIENDO

El que quiere vivir por el espíritu y quiere llevar a otros a que vivan la misma vida,

debe posponer la carne; hasta casi matarla, para cuidar solo del espíritu.

El hombre debe pasar por una autogénesis a una segunda creación.

Volver a crearse y hacer que el espíritu reine hasta llegar a la perfección.

Por eso hay que llorar por las culpas, pero ¡Hay que levantarse!

NO siendo muertos vivos y formar parte en el futuro, de los eternos condenados.

El amor es el factor más potente que Jesús nos da en anticipo, para estimular un cambio.

El hombre es como un niño que aprende a hacerse adulto e independiente de la ayuda de otros, precisamente como lo necesita un incapaz que debe ser ayudado en todo; para crecer, nutrirse caminar.

Y lo auxilia el que ya está formado, habiendo alcanzado la edad perfecta en el cuerpo, en el intelecto, en el espíritu.

Y Jesús hace de ‘madre’ para hacer del hombre ‘infante espiritual’, un adulto de la estirpe selecta,

Un regio sacerdote, una hostia viviente, que continuamente se ofrece a Dios como Cristo, con Cristo, por Cristo; a fin de continuar el Sacrificio Perpetuo que se ha iniciado con Cristo y que terminará hasta el Fin de los Siglos.

Y la leche que nos nutre, es su Caridad.Verdaderamente los hombres han sido redimidos por el Amor,

antes que por la Sangre y que la Muerte del Hijo de Dios.

Y es su Amor el que da la madurez necesaria, para que el alma aprenda a ser vino y hostia, consagrados a su Amor.

El hombre es un ser que solo delante del holocausto, se rinde.

Jesús obtuvo su triunfo, después de la Muerte. Y lo mismo es para sus discípulos.

Para ser harina de hostias, es necesario saberse despojar de todas las impurezas por el Amor.Ninguna otra cosa como el Amor, es absoluta en operar esta depuración de la personalidad, para volverla apta para vivir en el Cielo.

Pero después de tanto dolor, toda la amargura que se vive por amor a nuestro Rey, la encontraremos convertida en dulzura.

Todas las heridas con las que seamos afligidos, serán gemas eternas. ¡Todo el dolor será júbilo!

El tiempo pasa y todo instante pasa. Solo queda Dios y con Él, su Eternidad.

Cuando se piensa en esto, se anhela el Dolor como el aire para respirar.1VIDLa uva es más dulce, cuanto más madura es y más madura es, cuanto más sol agarra.

El dueño de la viña no cosecha su uva para hacerla vino, si no está bien madurada.

Y para que madure: la poda de modo que el sol pueda descender y circular entre racimo y racimo.

Y hacer de los granillos ásperos y verdes, otras tantas perlas de líquido azucarado.

En el otoño, después de tanto sol y tanta podadura, las uvas están bellas y ya son útiles al hombre.

Dios es el Sol y las almas-víctimas, la viña donde debe formar el Vino Eterno.

Dios es el Sol y el Viñador. Las circunda y las inunda con sus rayos.

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. 2 El Padre corta todos los sarmientos unidos a mí que no dan fruto y poda los que dan fruto, para que den más fruto. Jesús no dice que él es la cepa o el tronco de la planta, dice que es la Vid, incluyendo también los sarmientos y el fruto. La poda es la labor constante y amorosa del Padre. La limpieza, el crecimiento, el cuidado de la planta, necesita la poda. El VIñador poda los brotes de soberbia, de egoísmo, de rutina, de insolidaridad… Poda, con esmero y cariño, todo lo que impide dar fruto. Sus cuidados siempre están dirigidos a ayudarnos a dar más y mejores frutos.

Y los mortifica para que sean verdaderos sarmientos cargados de fruta y NO vanos zarcillos que NO sirven a nadie.

Es necesario que el Sol y el Viñador los trabajen a su completo placer en las almas.

Y ellas deben imitar a los racimos que no hacen voces de protesta, ni hacen resistencia al Sol y al Viñador.

Sino al contrario, se dejan abrir para recibir los rayos cálidos. Se dejan medicar con líquidos apropiados.

Se dejan acomodar sin reacción alguna. Y así se hacen siempre más grandes y dulces. Un verdadero prodigio de jugos y de belleza.

También las almas deben desear el sol y la obra del Eterno Viñador, cuanto más se acerca para ellas la hora de la Divina Vendimia

NO están destinadas al Místico Lagar, los racimos reacios y enfermos que NO han querido volverse maduros, sanos y dulces.

Y que se han escondido, para NO ser curados.

Los que son dignos de la Vendimia, son los racimos que NO han tenido miedo de ser podados y medicados. Y que dócilmente se han sacrificado en sus gustos por Dios.

Cuando la Vendimia se avecina, las almas-víctimas deben aumentar sus esfuerzos, para absorber cuanto más puedan de Dios.

Él los convertirá en Licor de Vida Eterna. Deben secundar su generosidad, para secundar las Obras de Jesús.

Él quiere hacer de ellos, racimos dignos de ser puestos a los pies del Trono de Dios.

Almas-víctimas. Los corredentores tienen el deber de salvar primeramente a sus familias.Y Jesús tiene con ellos los mismos cuidados que el Viñador tiene con las plantas haraganas.

Aunque ahora no sepan darnos las gracias, cuando lleguen a la Vida las darán; porque la Luz les ilumina horizontes que su humanidad les vela.

Y con éstas promesas no hay que llorar, sino continuar orando, llorando y sufriendo por ellos, en los brazos de Jesús que son más dulces que aquellos de todas las madres.

Jesús nos devolverá los seres que hemos amado, en un Reino donde la triste muerte de la tierra NO tiene acceso y donde la horrible muerte del espíritu, ya no es posible.

Las promesas de Jesús secan las lágrimas, cuando desciende esta esperanza que es fe y bendición. La separación es penosa, pero cuando sabemos que NO ES TOTAL, el dolor disminuye.VIVIR MURIENDO ES MORIR AMANDO 

Y morir amando es seguir el camino de la Cruz. Es amar el calvario, el dolor, el sacrificio, hasta el martirio Total.

MORIR AMANDO

Amar Es morir. Amar totalmente, es morir totalmente.

Para el que ama, la muerte deja de ser Destrucción para volverse Construcción.

El que muere construye, reedifica.

1Camino_de_cruZ

EL CAMINO DE LA CRUZ

El que ama se dona totalmente, con una generosidad absoluta, porque lo único que desea, es la felicidad del ser amado y su completo bienestar.

Para el alma-víctima que llega a amar a Dios con un amor total, la muerte es la Ofrenda con la cual agradece todos los dones recibidos de Aquel que murió por ella primero y obtener la sonrisa y el beso de Jesús, es la máxima de las recompensas.

EL CAMINO DE LA CRUZ  

El Amor fue el sacerdote del Calvario.

El Amor es el sacerdote del místico altar donde se realiza la inmolación total, para morir por el Dios Único y Trino, al cual ha llegado a amar de tal forma, que la muerte no solo ha perdido su horror, sino que se ha convertido en una imperiosa necesidad,Con la cual puede abrazar a su Dios, al probarle de esta manera, como Él es más importante que su propia vida y NO puede ahogar el grito de su corazón, que clama jubiloso en una triple oblación.

Morir amando es una gloria que solo puede comprender el que la prueba.

Morir amando es rendir el Verdadero Culto a Dios. 

Morir amando solo se puede gozar cuando se ha aprendido la Ciencia de la Muerte y una dulzura inefable envuelve las palabras:

“Sacrifícame Señor mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas…”El Amor de Dios, el hombre lo rechaza con desprecio y en los tiempos actuales, el Amor Vilipendiado de Dios, por Justicia y Respeto de su Perfección, NO puede soportar más las afrentas.

Dios llama una y otra vez por todos los medios, pidiendo que se abran los corazones a su Amor Intensísimo y que se hagan víctimas, aceptando ser consumidos, para darle alivio al Amor.

Advierte que es la Hoguera de un Holocausto lo que ofrece; pero que NO huyan de Él, los que NO se han vendido a Satanás.

Ninguno, por más pequeño y mezquino que sea por su estado de pecado debe creerse rechazado por Él. Eso es Misericordia.

Y de las almas más miserables, puede y quiere hacer, estrellas fulgidísimas para su Cielo. Y repite su amoroso llamado:

“YO TE AMO TAL COMO ERES, EN ESTE MOMENTO.”

            NO importa los pecados que hayas cometido. Ya los he pagado Yo en la Cruz. En Ella y con los brazos abiertos, te estoy diciendo cuanto te amo.

Te estoy esperando. Arrepiéntete y conviértete. SOY TU PADRE Y TE AMO.

 Quiero darte consuelo y alivio. Venid a Mí, todos. Pobres, manchados, débiles y los haré reyes. Dadme vuestra miseria, Yo la cubriré con mi Grandeza.

Dadme vuestras tinieblas y Yo os daré mi Luz. Vuestras imperfecciones y Yo os daré mi Perfección. Vuestro egoísmo y Yo lo cubriré con mi Bondad.  

¡Venid! Entrad en mi Amor y dejadlo entrar en vosotros. Soy el Pastor que se fatiga hasta la muerte por la oveja perdida y por ella Yo he dado mi Sangre.

¡Oh, mis corderitos! No teman si muchos harapos y manchas hay en vuestros vestidos y heridas en vuestra alma.

Abrid solo el corazón y aspirad mi Amor. Seréis justos para con Dios y para con vosotros mismos, porque daréis consuelo a Dios y a vosotros, salvación.

¡Venid! Generosos que me amáis ya. Arrastrando a los hermanos que titubean todavía.

Si en todos pido que me permitan entrar, es para dar alivio al Amor Rechazado.A vosotras amadísimas almas-víctimas, pido de daros totalmente a Mí.

Seréis destruidos sobre la Tierra por mi Amor vehemente, pero recreados de una gloria tan alta, como vosotros NO lo podéis concebir.

¡Qué fulgor tendrán las almas que acogieron el Amor de Dios, hasta ser consumidas por Él!

Tendrán el Fulgor mismo de mi Amor que quedará en ellas:

Fuego y Gema eterna de Divinísimo Esplendor. 

N252 EL MISTERIO DE LA MUERTE 2


Marzo 27 de 2019

 Habla Dios Padre

Hijitos Míos, la Muerte, para unos es el momento más deseado de sus vidas; para otros, el más temido. ¿En qué consiste la diferencia?

Míos, la Muerte es el momento deseado de Mí Corazón; es el momento en el cuál vuestras almas regresan a Su Creador después de un largo viaje.

Es el momento del coloquio Divino entre Vuestro Dios con Su creatura, es el momento del intercambio amoroso de las almas con Su Dios; es el pase a una nueva vida.

Vosotros, vuestras almas, Me pidieron el Don de la vida para servirMe en la Tierra, para llevar Mí Amor, Mí Compasión a los necesitados, Mí Ternura a los afligidos, Mí Redención a los pecadores.

Vosotros hicisteis un pacto de amor y donación de vuestra voluntad aquí en el Cielo, para bajar a la Tierra y poder ayudarMe en la salvación de las almas;hicisteis un pacto de amor para procurarMe felicidad al hacer Mí Voluntad.

¿Cómo no voy Yo a resistir abrazaros y buscaros cuando vosotros retornáis a Mí Reino, después de una larga o corta travesía por la Tierra?

¿Cómo NO voy Yo a hacer fiesta con los Míos, por vuestro retorno a la Casa Celestial?

¿Cómo NO voy Yo a gozar de vuestro regreso triunfal después de que habéis dejado Mí Presencia y Mí Amor entre vuestros semejantes?

Sí, hijitos Míos, la muerte es alegría en el Cielo, es alegría en Mí Corazón, es el momento de la eterna unión; es el principio de una nueva vida probada en el Amor, después de la donación y triunfo de vuestra alma a Su Dios,Es la coronación a vuestras almas por Su Dios por haberos donado para llevar Su Santo Nombre y Amor a los vuestros.

Esto hijitos Míos, es en realidad la muerte, vuestra muerte; la cuál NO es fin, sino principio, Principio de Gloria,

Principio de Mí Amor a vosotros para un gozo eterno. Es el regreso e intercambio de experiencias de Vuestro Dios con vosotros.

Es el recuerdo de Mí Presencia en vosotros, de Mis Cuidados amorosos mientras cumplíais vuestra misión, vuestra donación.

Es el recordar vivencias y de aceptar errores. Es momento de purificación gloriosa ante un Dios que os ama por sobre todas las cosas.Es el momento de enfrentarse a la Verdad de Mí Corazón, pero es el momento del enfrentamiento con Mí Misericordia, con Mí Amor.

Si vuestra alma llega a Mí, deseosa de unión a pesar de vuestras faltas, deberéis estar seguros de que Yo seré para vosotros Amor Total.

NO encontraréis al Juez que muchos temen y que os imagináis. Sino encontraréis al Padre compasivo, al Padre que entiende perfectamente vuestra pequeñez y que sabrá disculpar todas vuestras faltas.

Si es vuestra humildad y arrepentimiento los que se presenten ante Mí, Yo os abrazaré y enjugaré vuestras lágrimas de dolor por haberMe contristado.

Si es vuestro pequeño amor el que viene ante Mí a dar cuentas al Amor, Yo lo colmaré y lo engrandeceré y será vuestro triunfo eterno ante vuestros hermanos en Mí Reino Celestial.   Hijitos Míos, ¡Cómo deseo el encuentro final! ¡El encuentro del Principio! Mí Corazón se llena de alegría infinita al ver a las almas que retornan-

Y Yo, como si no supiera nada de vuestras vidas y de vuestra misión en la Tierra, Me gusta escucharos. Me gusta compartir de vuestra vida pasada, Me gusta vivir con vosotros vuestra vida.

El encuentro final ¡Qué alegría! Deberéis desear y pedirMe éste encuentro final, porque debéis estar seguros que Mí Gozo es grande al teneros nuevamente ante Mí y porque deseo nuevamente fundiros a Mí Ser y así, Yo compartir con vosotros Mis Gozos y Gloria por toda la Eternidad.

Hijitos Míos, NO temáis éstos momentos de gran Gloria y Amor de Mí Corazón. Si vosotros tenéis plena Fé y Confianza en Mí Amor, NO temáis,

Yo conozco perfectamente vuestra pequeñez, vuestros defectos y vuestros pecados. Yo os conozco mejor que vosotros mismos, puesto que Yo os creé y os acompañé desde el primer momento de vuestra existencia.  

Yo os he amado desde siempre y Mí Amor hacia vosotros, cuando con vuestra libre voluntad, Me pedís bajar al Mundo a servirMe, sabiendo los peligros existentes allá.

Por eso mismo el regreso es gratísimo a Mí Corazón. Mí Corazón es extremadamente sensible a las muestras de amor que Me proporcionan las almas al donárseme en vuestra libre voluntad.

Debéis estar gozosos con vuestra muerte, porque Me dáis también a Mí, gran gozo y ésta alegría que Me dáis, NO la podréis comprender sino hasta que estéis Conmigo.

NO temáis hijitos Míos, a la unión definitiva, DESEADLA. Un Padre que os ama con un amor que no puede llegar a medir vuestra pequeña mente humana, os está esperando. ¡Me dáis tanto gozo, os lo aseguro!

Tened confianza y venid a Mí arrepentidos y Yo sabré reconfortaros, pero venid. Que vuestros últimos momentos en la Tierra sean de alegría y cantos jubilosos hacia Vuestro Padre, hacia Vuestro Dios,Para que cuando cerréis vuestros ojos se abran acá en Mí Reino y que vuestro gozo y vuestros cantos se unan a los de Mis Ángeles y Mis Santos.

Los que han de temer su muerte son aquellos que durante su vida se dedicaron a blasfemar Mí Nombre, a atacar Mí Doctrina, a tratar de evitar la veneración y el amor a Mí Santísima Hija, la Siempre Virgen María.

Para ellos Sí seré Juez riguroso, ya que todo lo que tuvísteis en la Tierra, todo lo obtuvisteis de Mí.

Vuestra vida, vuestro bienestar, vuestra salud, vuestros hijos, vuestros dones y capacidades y todo, os lo dí a pesar de vuestras blasfemias y negaciones,

A pesar de vuestra falta de amor hacia vuestros semejantes, a pesar de haber hecho lo posible por tratar de destruir la Obra de Mí Hijo sobre la Tierra, por haber tratado de destruir Mí Iglesia.

Esto no es más que la prueba, de que Caín fue el primero en practicar el Bestialismo, con los primates.

Para aquellos Sí seré Juez Severo y NO Padre amoroso, porque Me tuvieron y Me despreciaron; porque los consentí por ser Mis “hijos problema” y NO quisieron escuchar la voz amorosa de Su padre para volverlos al buen camino.

Estos Sí han de temer el momento del encuentro, porque su Vida Eterna será de llanto y dolor. Llanto y dolor que primero Me infringieron a Mí, vuestro Dios, y a pesar de Mí Dolor Infinito, vuestra condenación de dará.

Hijitos Míos, los que Me amáis, Orad por todas ésas almas, las que NO Me aman, las que Me atacan, las que NO desean una vida eterna de alegrías y de Amor de Mí Corazón.

Pedid por su salvación, Orad, haced penitencia y ayunos por ellas, para que Yo pueda romper sus duros corazones y pueda introducirMe por las pequeñas resquebrajaduras y mueva sus corazones al arrepentimiento sincero,

Para hacerles llegar Mí Luz de Amor y pueda Yo por vuestra Intercesión, ganarMe otra alma para Mí Reino.  

Todas las almas Me pertenecen, todos sóis Míos, ¡volved a Mí, hijitos Míos, volved a Mí, os amo!

Uníos a los Méritos de Mí Hijo, unid vuestras pequeñas fuerzas y méritos, a los méritos Omnipotentes de Mí Hijo y así alcanzaréis fuerza insospechada.

Revestíos con Su Vida de ejemplo y amor y purificáos con Su Divina Sangre para que unida a vuestra muerte, os alcance de Mí Hijo, la Gracia de vuestra purificación final.

Y así os presentéis ante Mí, gloriosos y santos y os haga pasar a Mí Reino por toda la Eternidad.

Vivíd bajo la protección amorosa de Mí Hija, vuestra Madre, la Santísima Virgen María, de quién obtendréis todos los cuidados amorosos y santos que vuestras almas necesitan durante vuestra vida sobre la Tierra y que necesitarán al final de ella.Ella os revestirá con la blancura de Su Manto Virginal y Ella os presentará ante Mí y abogará por vosotros cuando os encontréis ante Mí Presencia.

Confiad plenamente en Ella porque os ama mucho más de lo que un padre o una madre de la Tierra os pueden amar. Vivir con Ella y amarla, es signo inequívoco de salvación eterna.

Vivid bajo la Inspiración Divina de Mí Santo Espíritu para que os guíe por el sendero del amor, el sendero seguro de la salvación, tanto vuestra como la de vuestros semejantes.

Y vivíd seguros de que vuestro Padre Celestial os está esperando en ése último suspiro de vida, para abrazaros con el abrazo amoroso y comprensivo, lleno de ternura y de perdón, lleno de disculpas y de salvación, para compartir con vosotros Su Vida Eterna.

PORQUE QUIERO QUE TOMÉIS MUY EN CUENTA, ESTO QUE VOY A DECIROS.

la ventaja de pedirle a Dios QUE NOS DE LA GRACIA DE LA CONVERSIÓN, AHORITA MISMO, es que nos ahorraremos una fatal experiencia si la muerte nos sorprende en pecado mortal…

Queridos hijitos Míos os quiero hacer una ligera semblanza didáctica sencilla pero entendible, sobre el Cielo, el Purgatorio y la Tierra.

El Cielo es vuestro hogar, en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis aún antes de bajar a servirMe.

El Cielo siempre ha existido, NO tiene principio ni tendrá fin, ya que es parte de Mí, como lo sois también vosotros. El Cielo y su gozo lo constituye Mí Amor.

Cuando el alma decide por propio libre albedrío bajar a servirMe, como Mí Hijo lo hizo; atendiendo una necesidad de Mí Corazón, en la ayuda a sus hermanos y la difusión de Mí Amor como alimento y vida, Yo le concedo el Don de la Vida.

El Don de la Vida, como ya os he explicado, es un Don excelso concedido a algunas almas, a las que Yo escojo para bajar a servirMe.

En este PRECISO instante, ese brillo de LUZ es el Espíritu Santo, con el que comienza el Don de la Vida…

NO todas las almas tienen la oportunidad de bajar y, el tener el Don de la Vida. Es un honor grandísimo para el alma y un gozo para Mí, vuestro Dios, al ver que el alma se ofrece a su Dios en amor y sacrificio, para servirMe en la Tierra.

El alma goza en el Cielo antes de bajar, pero podría decirles que su gozo el limitado, según su nivel de creación.

El alma que regresa después de su misión por la Tierra, alcanza niveles superiores de gozo, porque fue escogida por Mí, se donó, se sacrificó por Mí, en sus hermanos, NO sucumbió a las tentaciones fortísimas del Mal y regresó triunfante.

El gozo del alma triunfante se vuelve superior, porque Yo así premio su donación libre y espontánea por servir a su Dios.

Mi hijo Pablo, apóstol de Mí Hijo Jesucristo, os habló algo de ésto, al deciros sobre la existencia de “varios Cielos” a los que otra gran santa les llama “moradas”.  Según haya sido vuestro desempeño, con la misión que os concedí para llevar a cabo sobre la Tierra, podréis alcanzar diferentes niveles de gozo en el Cielo a vuestro regreso.

En todos los niveles el gozo es total, pero como sabéis, NO es lo mismo llenar hasta el borde, un recipiente grande que uno pequeño.

Si amasteis y os distéis por completo, durante vuestra vida, por Mí, en vuestros hermanos, vuestro “recipiente”, vuestra capacidad de gozar en Mí Cielo, será mayor.

Si os distéis menos por los demás, para Mí Amor a vuestros hermanos, vuestro gozo será menor. Si casi NO os distéis, pero al menos algo pequeñito distéis, el gozo que os dé será casi del mismo nivel que teníais antes de bajar.

El gozo que os dé en cada nivel, será total, de modo que NO podréis envidiar el gozo que tenga un alma en un nivel superior, debido a que Yo colmaré plenamente el “recipiente”Vuestra alma según lo crecida que regrese después de su paso por la Tierra, por haber vivido en el Amor y haberlo dejado en las almas de sus semejantes.

Si distéis mucho amor y alimentasteis correctamente a vuestra alma, ella llegará muy crecida, muy madura en el Amor y ella será colmada, como premio a ésa donación.

Si en cambio, NO distéis mucho amor, distéis lo mínimo u os salvasteis por intercesión de otros, NO por méritos propios, vuestra alma llegará pequeña, raquítica, pero aún así la colmaré.

Su gozo será pequeño, como pequeño y raquítico fue el amor que dejó en la Tierra. No podrá desear más, porque NO supo amar más y tampoco envidiará a las almas más crecidas y con más gozo, porque NO le podrá “caber más amor” a su recipiente pequeño, a su alma poco crecida.

Esto Mí Hijo os lo ejemplificó con los talentos. Aquella alma rica en talentos, ella admira Mí obra en ella, siente la responsabilidad, pero se dá a sus hermanos y dá todo,   

Por eso, “al regresar al amo”, o sea, a vuestro regreso a Mí Reino, a vuestro Hogar, Yo le agradezco su buen servicio y le doy más, porque fue fiel en lo poco y ahora le doy mucho más en Mí Reino.

Al que se le dieron menos talentos y también los puso a trabajar, se le dá de la misma forma que al primero y se le premia según su nivel de donación.

Pero NO así al que, aunque se le dio poco y sintió la responsabilidad con su Dios, tuvo miedo y NO hizo nada por Mí Reino entre vosotros.

A éste no sólo se le quita lo que se le dió, sino se le reprende y lo que tenía se le dá al que se le dió más, porque es un alma en la que puedo confiar para trabajar en las cosas de Mí Reino.

La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella. Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse; todo lo creado, sufrió por tal pecado.La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo.

Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

El alma baja de la misma forma que bajó Mí Hijo, con una donación total. La diferencia estriba en que la Esencia Divina de Mí Hijo, NO se podía manchar por el Pecado Original.

Esto es porque Soy Yo Mismo, en Mí Segunda Persona y como Dios, Yo tengo todo el Poder y la Gracia Divina para NO mancharMe con algo que es infinitamente más pequeño que Yo: el Pecado Original, causado por la desobediencia de vuestros primeros padres.  El Pecado afectó a la materia creada de la cual tomáis cuerpo y al encarnaros, vuestra alma va a ser afectada en vuestro desenvolvimiento sobre la Tierra.

 Si el alma toma del alimento debido Oración, vida de amor, Eucaristía; esa alma estará fuerte para vencer las insidias del Mal, en el campo de batalla.

Si el alma NO se alimenta bien, esa alma estará muy atacada y, si NO es vencida, por lo menos muy herida quedará a su regreso a Mí Reino, cuando Yo la mande llamar.

Este campo de batalla –la Tierra- está ahora al mando del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas, además de tratar de haceros caer en la perdición eterna para que NO podáis regresar a Mí Reino, vuestro Hogar.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo.Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas y como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida.

Y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos,

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha, os volvisteis instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.

El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión.

Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia al final de su vida, todas han sufrido “heridas” y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves que aunque ya han sido perdonados sus pecados, tienen que purgar por su mal proceder.  El Purgatorio “sanará” todas esas heridas que el Demonio os causó, porque vosotros lo permitisteis en alguna etapa de vuestra vida.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras; para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al gozo eterno.

Hijitos Míos, que esta pequeña explicación os haga reflexionar sobre vuestro paso por la Tierra y tened presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

Os he concedido el Don de la Vida porque fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para ayudarMe a levantar la Creación al nivel Divino del Principio.He puesto Mí Confianza en cada uno de vosotros, dándoos diferentes talentos para ser puestos al servicio de la salvación eterna de vuestros hermanos y según los uséis, así será vuestro premio eterno.

El tiempo es corto y tampoco sabéis cuándo os he de llamar a cuentas, así que reparad vuestro camino pasado y emprended, ya desde ahora, un nuevo camino basado en Mis Leyes y en Mí Amor.

Yo Soy el Buen Dios que perdona todo un pasado lleno de maldad y al olvidarlo os da la oportunidad de ganaros un buen lugar en Mí Reino, vuestro Hogar de Siempre.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Espíritu Santo de Amor. Recibid, también, las bendiciones de Mí Hija, la Santísima Virgen María, Madre del Salvador y Redentor del Mundo.

http://diospadresemanifiesta.com/

A92 LA SANTA MISA 1


Primera Comunión en Erbil, Irak… la Iglesia Mártir y Perseguida por ISIS

15 de Marzo de 2019

Se está celebrando en la Iglesia una Primera Comunión comunitaria y Habla nuestro Señor Jesucristo: 

Se alegra Mí Corazón al ver tantos niñitos acercarse a Mí para tomar por primera vez Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Vida misma. ¡Cómo se alegra Mi Corazón al ver Mi Templo lleno!

 Pero a la vez se entristece porque la gran mayoría sólo viene por compromiso, otros sólo para acompañar a los que los invitaron, NO para acompañarme a Mí, Vuestro Dios y Salvador.

Vienen a Mi Casa y la gran mayoría no sabe siquiera cómo se deben comportar, el respeto que se Me debe en Mi Casa, cómo seguir la ceremonia de la Santa Misa. Veo corazones indiferentes a Mi Presencia Real y Verdadera en el altar.

Veo corazones que llevan años de no recibir Mí Cuerpo en la Sagrada Eucaristía. Veo corazones sucios por el pecado y se acercan a tomarMe de manos de Mi Ministro, como si fuera cualquier cosa. Sólo lo hacen por compromiso ante sus invitados, por el qué dirán o por llenar un requisito en la Misa.

Se levantan a tomarMe porque los demás lo hacen y ellos ya ni se acuerdan o poco les importa, de que hay que recibirMe con el alma limpia de todo pecado y alegre de recibirMe.¡Cuántas almas son las que Me reciben estando en grave falta!

NO saben que están tomando su propia condenación.

Hijitos Míos, pregunto ¿Acaso he dado ocasión para merecerMe tanto desprecio, tanto pecado, tanta ingratitud de parte vuestra?

Son tantas las bendiciones que derramo en la celebración de la Sagrada Eucaristía y NO sabéis apreciarlas y mucho menos, agradecerlas.

VENIR A MISA ES:

Venir a compartir conmigo Mi Vida, Mi donación total por todos vosotros en todos los tiempos, venir a compartir conmigo el recuerdo de la Institución de la Sagrada Eucaristía, venir a compartir Mis Palabras de Vida.

Venir a compartir la alegría de ver tantas almas que salen del Purgatorio por cada Misa bien realizada, venir a compartir conmigo Mi Donación, Entrega y Sacrificio Eterno a Dios Padre por vuestra salvación y santificación.Venir a visitarmMe debiera ser una fiesta grandísima de vuestro corazón.

Debiera ser la alegría de la familia, del poderse acercar a convivir en una forma real y verdadera con Mi presencia VIVA con vosotros.

Debiera ser el deseo más grande de vuestro corazón y de vuestra alma, de venir al menos cada Domingo, para agradecerMe, para contarMe vuestras alegrías y necesidades; para acompañarMe a Mí, vuestro Dios y Señor el Amor por excelencia, para compartir éstos momentos Divinos en los cuáles se une el Cielo con la Tierra.

Es tanto y tan grande lo que se vive en una Misa, que quedaríais asombrados si pudierais ver la magnificencia que rodea un altar, una capilla, una Iglesia, al estarse celebrando una Misa.

Os daría vergüenza el presentaros en el estado del alma en la que muchos de Mis hijos se presentan, a una celebración de Mi Sagrado Cuerpo y Sangre Preciosos.  El Cielo entero se encuentra entre vosotros, los ángeles rodean el altar y custodian cada lugar interna y externamente de la Capilla o Iglesia en donde se está celebrando Mi Sacrificio Perpetuo.

Los Santos del Cielo se sientan y os acompañan en los mismos lugares en los que todos vosotros estáis. Las Iglesias se llenan de Cielo, ¡Es la Fiesta preferida del Cielo!

Es la fiesta Perenne de Mí Corazón. Es la Fiesta que recuerda Mí Donación Total por vosotros, es la Fiesta que recuerda vuestra salvación y vuestra recuperación en todas las Gracias para vuestra salvación.

Es la Fiesta en la que se derraman TODAS las Gracias y Bendiciones que Mi Padre concede no sólo a los que están asistiendo a la Santa Misa, sino a todo el Mundo.

Son Gracias que se derraman de conversión, de salvación, de santificación para el Cielo, Purgatorio y Tierra.La Santa Misa es la Fiesta que reúne a toda la Creación, que reúne a todas las almas creadas de todos los tiempos, pasados, actuales y futuros.

En la Santa Misa se derrama todo el poder Divino, es el Nuevo Paraíso para aquellos que viven en Mi Gracia, en estado limpio de su alma, en aquellos que realmente Me buscan para amarMe y para vivirMe en ellos.
Es el Alimento Supremo para vuestro crecimiento espiritual.

“Quién NO coma Mí Cuerpo, ni beba Mí Sangre, no tendrá parte Conmigo en el Paraíso”, así os lo dije y así es.

Pero también os lo repito: el tibio, el indiferente, el convenenciero, el que sólo Me busca por interés personal y generalmente es por interés material, será vomitado de Mi boca.

Y peor será recordadlo muy bien, aquellos que tomen Mí Cuerpo y Beban Mi Sangre Preciosa estando en pecado mortal, porque NO Me están tomando a Mí, están tomando su condenación eterna.

Hijitos Míos entendedlo bien, Yo NO Soy un dios de Temor, ni Justiciero, ni Rencoroso.

Soy un Dios de Amor, un Dios que se dá en pleno aún a aquellos que poco Me aman o que peor aún, Me atacan.Pero que Soy Paciente y os busco a lo largo de vuestra existencia en la Tierra, esperando el momento de vuestro retorno a la Gracia y a la conversión; las cuáles perdéis por dejaros llevar por las asechanzas y propuestas mentirosas de Mi Enemigo.

Yo os acerco infinidad de ocasiones durante vuestras vidas para que regreséis a la Verdad, para que retoméis la misión que Me prometisteis que realizaríais por Mí en la Tierra.

Yo espero vuestro arrepentimiento sincero para Yo tomaros y llevaros de regreso a la Casa de Mi Padre. En una palabra, Yo busco sólo vuestro bien.

Pero también exijo con justa exigencia, respeto a Mi Persona, respeto a Mi Casa.

Respeto a la recepción de la Sagrada Eucaristía, respeto a Mis ritos, respeto a Mi Nombre Santo en vuestras conversaciones y a Mis representaciones en imágenes y estatuas.

Respeto a Mi Presencia real y verdadera dentro de vosotros, respeto a los lugares santos que se encuentran diseminados por toda la Tierra, respeto al Amor que os doy.Recapacitad hijos Míos y vivid las alegrías y las bondades que os concedo todos los días, ya sea que asistan o no a una Misa…

De todos modos estáis recibiendo a diario las bendiciones que se derraman de cada Misa que se celebran en todos los lugares de la Tierra y NO os dais cuenta de ello y además, NO lo sabéis agradecer.

Ahora lo sabéis y espero vuestro agradecimiento y uníos a cada una de éstas santas celebraciones alrededor de la Tierra en todo momento, porque son ésas gracias que se derraman las que detienen muchos males en vuestro mundo y detienen la furia de Mi Enemigo para atacarlos.

Pero también necesito de vosotros, que asistáis cuando menos los domingos a Mi Santísima Celebración de la Misa, para que personalmente y como invitados de Mí Corazón, vengan a compartir Conmigo Mi Vida y la puedan compartir.

Por manos de Mi Madre Santísima y del Señor San José, a Mi Padre Celestial, para el derrame de Gracias, bendiciones y agradecimientos, para vosotros mismos, para vuestras familias, para el mundo entero, para el Purgatorio y para el Cielo.  Recordad que en cada Misa el Cielo entero convive con vosotros, está junto a vosotros.

Presentaos por favor de una manera digna, tanto de alma como de cuerpo, sabiendo que es el mismo Padre el que está recibiendo toda vuestra vida, junto con la Mía, en ésos momentos.

Vivid conmigo éstos momentos celestiales que se viven en cada Misa, junto con todo el Cielo.

Son grandes momentos, los cuáles veréis cuando estéis conmigo y veréis entonces cuánto dejasteis de aprovechar en cada Misa, o cuánto ganasteis en cada una de ellas.

NO hay Celebración más grande en el Cielo o en la Tierra que la Santa Misa, NO la desaprovechéis hijos Míos.

Yo Soy Dios y Soy también Hombre, pero NO un Hombre común y corriente sino un Hombre en Perfección.

Muchos Me quieren desacreditar quitandoMe Mi Divinidad y dejándoMe tan solo como un simple hombre con todos sus defectos y cualidades.

Os digo que en Mí, NO hay defectos porque, aunque se Me veía como hombre, Mi Divinidad NUNCA se apartó de Mí, desde Mi Concepción en el vientre purísimo de Mí Madre María.

Las manos de Mi Madre y de San José, eran manos SANTAS que Me dieron todo Su Amor, cuidaron de Mí y se dieron en totalidad por Mí, por saber quién era Yo.

Siempre Me respetaron y Me apoyaron, NO cualquiera Me tocaba pero Yo sí tocaba a todos los necesitados, los que humildemente se acercaban a Mí.Solo en Mi Pasión tan dolorosa, manos impuras, pecaminosas, llenas de sangre por ser verdugos, tocaron Mi Divino Cuerpo y ése es el Dolor que ahora siento con el Sacramento de la Eucaristía que os he dejado.

Yo Bendije a Mis Apóstoles y los hice sacerdotes Míos, empezando con Pedro y les di la Gracia de poder tocar Mi Divino Cuerpo en la Transubstanciación, que ahora muchos quieren desconocer, tanto Ministros de Mi Iglesia, como fieles que van a ella.

Mi Cuerpo y Mi Sangre son DIVINOS y manos NO consagradas NO deben tomarlos.

Aunque algunos ministros se hayan volcado hacia el Mal y que sufrirán grandemente el haber profanado Mi Cuerpo y Mi Sangre Preciosos.

A pesar de su vida de pecado, Yo Me Manifiesto realmente cuando se dicen las palabras correctas de la Consagración.

Pero a veces llego a manos santas de buenos sacerdotes y a veces llego a manos pecaminosas, sucias de su maldad…Y llegar a éstos ministros se compara a los dolores que causaron en Mi Cuerpo Divino, los azotes de aquellos malvados verdugos.

Cada alma tiene su tarea en la Tierra y si Mis Ministros NO están cumpliendo correctamente con la suya.

A los fieles NO LES CORRESPONDE llevar a cabo ésta tarea, NO DEBEN TOCAR MI CUERPO, puesto que NO fueron escogidos para ello.

Solo en casos EXTREMOS Mi Iglesia da esta posibilidad, pero solo en casos EXTREMOS y de preferencia que sean DIÁCONOS,

Pero ésta Gracia solamente está reservada para manos puras, humildes, sencillas y muy amorosas, como las de Mi Madre Santísima y de Mi padre San José.

Hijitos Míos, si vosotros os dierais realmente cuenta de todas las bondades que fluyen de Mí Corazón abierto para vosotros, NO os separaríais de ésta Fuente Viva de Gracias y Bendiciones.

Yo mismo permití que Mi Sacratísimo Corazón fuera expuesto por la lanza en la Cruz Bendita, Fuente de salvación por vosotros; para que al quedar al descubierto, pudiérais vosotros entrar fácilmente a Mi Amantísimo Corazón.

¡Cuántos de vosotros NO se acercan a Mí, porque Me tienen miedo! ¡VedMe, estoy clavado en la Cruz por vosotros, para levantaros de todas vuestras iniquidades!

Estoy clavado en la cruz para vuestra salvación, para abriros las puertas del Cielo, entrando desde estos momentos a través de Mi Corazón abierto por la lanzada.Mi Corazón es fuente de Paz, es Fuente de Amor, es Fuente de crecimiento espiritual. Mi corazón así abierto, en vez de morir por la lanzada, ahora se abre en Vida por vosotros.

Todo aquél que se acerque a Mí con espíritu contrito, con una Fé verdadera y una confianza plena en que Vuestro Dios y Salvador os puede levantar a la Vida Eterna, al perdón de vuestros pecados, a tenerMe plenamente por toda la Eternidad, entonces obtendréis todo lo que Me pidáis, para los demás y para vosotros mismos.

BuscadMe íntimamente, buscad Mi Luz Verdadera para que vuestra alma se quite el velo del pecado, el velo de la mentira con que Mi Enemigo os cubre al llegar a la Tierra; para que NO podáis ver con los ojos del espíritu, con los ojos de la verdad, vuestra verdadera misión por la que habéis bajado a la Tierra.

Deberéis acercaros más seguido a recibir Mi Alimento de Amor para que creciendo vuestra alma, al tomar el Alimento Divino, podáis ser Mis apóstoles, Mis seguidores, Mis verdaderos hijos sobre la Tierra.

Sed otros Cristos, pedid a Mi Padre tal gracia, porque sólo así se podrá dar la Luz Verdadera sobre el Mundo.Es cuando Mi Luz, la Luz Divina se derrame en corazones que acepten Mi Presencia en ellos, cuando Yo viviré y restauraré todo lo que fue creado por Mí Padre al principio de los siglos.

Recordad hijitos Míos, que Yo no puedo actuar sin la ayuda de vosotros.

Son tan pocas las almas que se donan a Mí libre y plenamente, que no guardan nada para sí mismos, que Me permiten una libre actuación en sus vidas. Hijitos Míos, os lo vuelvo a repetir:

¿Es que no tenéis confianza en Vuestro Dios? ¿Vosotros creéis que al daros por Mí, Yo permitiré que tropecéis? ¿O acaso apreciáis más los bienes humanos que los Divinos?

Es vuestra falta de Fé y de confianza la que os traiciona.

Pedidme éstas dos virtudes a Mi Corazón, Fuente abierta de vida y pedidme también el Amor, porque sin él NO os podríais dar a Mí, como Yo Me di por vosotros.  Recordad que Yo nunca os voy a pedir más de lo que vuestras fuerzas puedan soportar.

Se lo dije a Mis discípulos y os lo digo a vosotros: “No os prometo riquezas ni grandes alegrías materiales, ni comprensión de parte de los vuestros, pero sí tendréis alegrías espirituales aquí en la Tierra y poseeréis Mi Reino por toda la eternidad, el cuál sobrepasa por mucho, lo que tenéis en la Tierra”.

La Fé, hijitos Míos, Fé en el Amor de Mí Padre, Fé en Mí Obra de salvación por todos vosotros, Fé en la guía interna con la Voz del Espíritu Santo, Fé en una nueva vida que trasciende a la de la tierra, Fé en la ayuda materna de Mi Madre Santísima,

Fé en la ayuda espiritual de Mi Padre San José tanto para vuestras familias como para nuestra Iglesia, Fé en la ayuda que os prestan Mis Angeles y Mis Santos.

Fé es lo que debéis pedir con todo vuestro corazón a Mí Corazón abierto. “Si tuvierais Fé del tamaño de una semilla de mostaza, podríais ordenar aquella montaña que se moviera de lugar y lo haría”.Esta es la Fuerza de la Fé.

Pero cuántas “montañas” de corazones duros existen entre vosotros. De corazones cerrados a la Luz Divina, de corazones encerrados en las pasiones de éste mundo, de corazones muertos y que matan a otros con falsas enseñanzas, falsas culturas, falsos amores.

Pedid con Fé que la Luz Divina que brota de Mí Corazón abierto por vosotros renueve ésos corazones y muchos más. Es sólo a través de la Luz que Yo os puedo dar, que podréis entender la Luz de Mí Vida y Mis Enseñanzas.

Venid a Mí y pedidla de corazón. Son tantos en los cuáles se viven las mentiras de Mí Enemigo que NO podéis imaginároslo.

Oh, hijitos Míos, a diario renuevo Mi Sacrificio en el altar por todos, todos Mis hijitos sobre la Tierra.

NO me importa a que religión pertenezcan, a que ideología, sólo deseo que me encuentren en Mí Corazón. Yo a todos os llamo, a todos. Por todos morí, sin excepción de raza, credo o cultura. En Mi Corazón hay cabida para todos vosotros. Vosotros sois Mis hijos y Yo soy Vuestro Dios y Salvador.

Venid TODOS, escuchad Mí Voz y todos los que seáis Míos escucharéis y reconoceréis Mi Voz de Pastor.

Y os guiaré hacia pastos verdes en los que viviréis al amparo del Amor por toda la Eternidad.

Mí Corazón os espera, Mi Corazón os llama, Mi Corazón os bendice. Venid y bebed y Yo os daré agua de Vida Eterna.

Yo os Bendigo en el Nombre de Mi Padre, Amor Supremo, en el Mío, Pastor Divino y en el del Amor Verdadero, Mí Santo Espíritu

http://diospadresemanifiesta.com/

UN PLAN DIVINO Y PERFECTO 4


En un bello atardecer de verano, María pasea despacio bajo el emparrado que cubre la terraza, llevando del brazo a su prima Isabel.

El aire está saturado con el aroma de las rosas y las abejas revolotean sobre las flores del jardín y del huerto.

Las dos conversan, mientras arrojan alimento a los palomos.

María pregunta:

–    ¿Pero por qué estás así tan triste? Dios te ha dado la alegría de ser madre y no te la quitará ahora que rebosas de ella. El pequeño Juan recibirá los besos de su madre y Zacarías tendrá todos los cuidados de su fiel esposa, hasta una edad muy avanzada.

Isabel contesta:

–    Eres buena y me consuelas. Estaba ya demasiado vieja para dar a luz a un hijo… Y ahora qué voy a tenerlo, siento miedo.

–    ¡Oh, no! ¡Aquí está Jesús! No hay que tener miedo en donde está Jesús. Mi Niño te quitó todo sufrimiento. Tú lo dijiste, cuando era tan pequeñito como un botón.

Ahora que tiene tres meses en mi vientre, siento palpitar su corazoncito alegrando el mío. Él te librará de todo peligro. Ten fe.

–    La tengo…  pero si muriera, no vayas a dejar al punto a Zacarías. Sé que piensas en tu casa; pero quédate todavía un poco más, para ayudar a mi marido con su dolor…

–    Me quedaré para congratularme con tu alegría y con la de él. Me iré cuando te sientas con fuerzas y contenta. No te intranquilices Isabel. Todo saldrá bien.

Entran lentamente a la casa e Isabel se retira a sus habitaciones, acompañada por el séquito de mujeres que están listas para ayudar en el parto a Isabel.

María va al comedor, donde Zacarías pasea muy preocupado.

Después de orar juntos, María se retira a su habitación, para seguir orando.

El tiempo pasa y al despuntar el alba del día siguiente, mientras Zacarías pasea nervioso, recorriendo de lado a lado el jardín; los gritos de la parturienta se han hecho más agudos.

María está postrada junto a su telar, suplicando al Eterno… Zacarías entra y la ve de esta manera y empieza a llorar.

Es un llanto que lo estremece con sollozos inarticulados, por el castigo sufrido por su incredulidad y que le impide hablar.

María se levanta y lo toma de la mano. Es la jovencita que con palabras maternales, consuela a aquel anciano desolado…

El sol está despuntando en el horizonte y en ese momento, entra una mujer con el feliz anuncio:

–           ¡Ya nació! ¡Eres el padre dichoso de un varoncito!Los dos alaban al Señor y le traen al bebé para que lo bendiga el padre.

Cuarenta y dos días después…

Zacarías, con sus regias vestiduras sacerdotales, se ve muy majestuoso e imponente. Su cara resplandece con la alegría de ser padre y con el honor de presentar a su varón primogénito al Señor. Parece un patriarca.

En el Templo, los guardias lo reciben con honores, igual hacen los sacerdotes.

La ceremonia de presentación del nuevo israelita y la de purificación de la madre es mucho más pomposa que cualquiera, por dos motivos: hacen fiesta por el hijo de un sacerdote y por el milagro de su nacimiento.

Toda la clase sacerdotal está presente y rodean a las personas que asisten.

Cómo María lleva entre sus brazos al pequeño Juan, mientras se dirigen al lugar de la purificación; algunos curiosos hacen sus comentarios…Una mujer dice:

–    No puede ser.  ¿No véis que está encinta? Lleva al recién nacido y Ella ya está gruesa.

Un hombre le contesta:

–    Y con todo, no puede ser sino la madre. La otra está muy anciana.

Otro comenta:

–     Tal vez sea una parienta, pero ¡Es imposible que sea la madre!

Alguien más dice:

–     Sigámoslos y veamos quién tiene razón.

Y su asombro es muy grande cuando ven que la que cumple con el rito de la Purificación es Isabel.

Ofrece su corderito balante como holocausto y sus palomos por el pecado.

Luego Isabel, radiante y orgullosa; recibe de los brazos de María a Juan y lo llevan hacia el Lugar Santo, donde lo presentarán al Señor. Un anciano comenta:

–    ¿No lo sabéis? Es el hijo del sacerdote Zacarías de la estirpe de Aarón. El que se quedó mudo cuando ofrecía el incienso en el Santuario.

Varios agregan:

–      ¿Será su hijo el Mesías que espera Israel?

–       No nació en Belén.

–       Y tampoco de una Virgen.

–       No puede ser el Mesías.

Y los comentarios siguen…

Mientras tanto, termina la ceremonia y hay una fiesta de felicitaciones sobre los padres.   Cuando salen del Templo para emprender el regreso, encuentran a José; al que María le había avisado, para regresar a Nazareth.

Al verlo, el rostro de María se alegra…

Y José la saluda con respeto:

–      La bendición de Dios esté sobre ti, María.

María contesta sonriente:

–     Y sobre ti, José. ¡Alabado sea el Señor que viniste!…  Mira, Zacarías e Isabel están a punto de partir, para llegar a su casa antes de que anochezca.

–    Tu mensaje llegó a Nazareth, cuando estaba realizando algunos trabajos en Caná. En cuanto me enteré me vine. Perdóname por no llegar a tiempo para la ceremonia.

–    No. Tú perdóname por haber estado tanto tiempo lejos de Nazareth. Ahora Isabel ya está más fuerte y no me necesita más.

–    Hiciste bien, mujer.José saluda y conversa con los primos y los felicita por todo.

Admira al vigoroso niño que cuando lo apartan de la tetapara mostrárselo a José, chilla y patalea a todo pulmón.

Todos ríen de sus protestas y la charla se generaliza.

María mira a José con una mezcla de aflicción y de sondeo.

También él la mira.

Y después de algunos minutos se inclina sobre ella y le pregunta:

–           ¿Estás cansada? ¿O te duele algo? Estás pálida  y triste…

–           Lamento separarme de Juanito. Lo quiero mucho. En cuanto nació lo estreché contra mi corazón…

José no pregunta más.

La hora de despedirse ha llegado.

Entran en el mesón donde dejaron encargado el carruaje y el asnillo con el equipaje de María.Las dos primas se abrazan con cariño y María besa una vez más a Juanito antes despedirse de Zacarías.

Luego le pide su bendición.

Al arrodillarse ante el sacerdote, el manto se le resbala de la espalda y bajo el ardiente sol del estío, queda de manifiesto su cuerpo redondeado por la gravidez.

Luego, cuando van a subir sobre sus borriquillos, José le ayuda a María para que suba a la silla y la observa…

Pero no dice ni una palabra. 

¿Quién podrá describir con exactitud el dolor de José, sus pensamientos, la agitación de su alma?…

Como pequeña barca en medio de la borrasca, se encuentra en el centro de una vorágine de ideas contrarias: en un afluir de reflexiones, la una más punzante y dolorosa que las anteriores.

Es un hombre aparentemente traicionado por su mujer. Ve que se derrumba su buen nombre y la estima que el mundo tiene por él. Creyó ver que se le señala con el dedo y se le compadece en Nazareth…

Y también sintió que su cariño y la estima que tiene por María, se desbaratan ante la cruda evidencia del hecho que tiene ante sí…Pero es un hombre justo y valiente. Guarda un heroico silencio…

Y emprenden el regreso a Nazareth y toman el camino principal que va a Galilea.

Tres días después…

En una radiante mañana, María está tejiendo bajo la sombra de un manzano cargadísimo de fruta.

El rocío de la madrugada, todavía cubre las hojas de las flores en el jardín.

Bajo los párpados se ven las ojeras y sus ojos están hinchados de tanto llorar. Sus lágrimas caen sobre su trabajo y en su aflicción suspira, con una gran pena en su corazón.

En el silencio circundante, tan solo se escucha el murmullo del agua que cae en un estanque en el fondo del huerto.

María se estremece al escuchar un golpe en la puerta de la entrada de la casa.

Deja la rueca y el huso y se levanta para ir a abrir.  Aun cuando su vestido blanco es amplio y lo lleva suelto, no logra esconder lo redondo de su vientre.

Cuando abre la puerta, se encuentra frente a José.

Su cara marfileña palidece aun más y lo mira con ojos interrogadoramente tristes.

José la mira con ojos suplicantes…

Ninguno de los dos dice nada.

Por un largo momento, solo se miran.

Luego, es María la que interroga:

–     ¿A esta hora José? ¿Tienes necesidad de algo? ¿Quieres decirme algo? Ven.

José entra y cierra la puerta. Pero no dice nada.

María pregunta:

–     Habla José. ¿En qué te puedo servir? Una voz ronca y ahogada por el llanto contenido, implora:

–     En que me perdones.

José se inclina para arrodillarse…

Pero María, que es siempre reservada en tocarlo, lo toca en el hombro y se lo impide.

María se ruboriza y palidece alternadamente mientras dice:

–     ¿Mi perdón? No tengo nada qué perdonarte, José.

Sólo tengo que darte las gracias por todo lo que hiciste aquí cuando estuve ausente  y por el amor que me das.

José la mira.

Dos gruesas lágrimas asoman en sus ojos oscuros de mirada noble y profunda y ruedan por sus mejillas hasta su barba.

Y dice con la voz entrecortada:

–     Perdón, María. Desconfié de ti. Ahora lo sé. No soy digno de tener un tesoro tan grande.

Falté a la caridad. Te acusé en mi corazón. Te acusé injustamente, porque no te pregunté la verdad.

Falté a la Ley de Dios, porque no te amé como me habría amado a mí mismo…   María responde gentil:

–     ¡Oh, no! ¡En nada has faltado!

–     Sí, María. Si hubiera sido acusado de un crimen semejante, me habría defendido. Tú…

No quería que te defendieses, porque estaba para tomar mis propias decisiones, sin preguntarte cosa alguna. Falté al haber sospechado de ti.

Aun la sola sospecha es ofensa, María. Por el dolor que he sufrido… Tres días de suplicio… Perdóname María.

–      No tengo nada qué perdonarte. Más bien soy yo quién te pido que me perdones por el dolor que te causé….

–     ¡Oh! ¡Sí que fue un dolor! Mira, hoy mismo me dijeron que en las sienes he encanecido. Y me he demacrado como un viejo.

Estos días han sido para mí, más que diez años de vida.

¿Por qué María has sido tan humilde en callar, en no decir a tu esposo tu gloria y permitir que sospechase de ti?José no está arrodillado, pero está tan inclinado que es como si lo estuviese..

Y María le pone su pequeña mano sobre la cabeza y sonríe.

Parece como si lo absolviera.

Y dice:

–     Si no lo hubiera sido de una manera perfecta, no habría merecido concebir al Esperado que viene a cancelar la Culpa de la Soberbia que destruyó al hombre.

Obedecí… Porque Dios me pidió esta obediencia… Mucho me costó… Por ti, por el dolor que sufrirías…

Pero no tenía más alternativa que obedecer… Soy la esclava de Dios… Y los esclavos no discuten las órdenes que reciben.

Las ejecutan, José; aun cuando hagan llorar sangre. – María llora silenciosamente mientras dice esto.

José, inclinado como está; no lo advierte hasta que una lágrima cae al suelo…

Y levanta su cabeza…

Toma las manos de María entre sus manos morenas y fuertes y besa la punta de sus dedos que sobresalen entre las suyas.

Mientras dice con firmeza:

–           Ahora hay que tomar todas las providencias, porque…

José no agrega más, pero mira el cuerpo de María que se ruboriza toda.   Ella se sienta de golpe para controlar su turbación, en un movimiento instintivo por ocultarse a la mirada masculina.

Y José agrega apresurado:

–     Hay que hacerlo cuanto antes… Vendré a vivir contigo.

Cumpliremos con la ceremonia del matrimonio, la semana entrante… ¿Está bien?

–    Todo lo que haces está bien, José. Eres el jefe de la casa y yo tu sierva.

–     No. Yo soy tu siervo.  Soy el siervo bienaventurado de mi Señor que crece en tu seno. Bendita tú eres entre todas las mujeres de Israel. Esta noche avisaré a mis familiares.

Y luego… Cuando esté aquí, trabajaremos para recibirlo…

¡Oh! ¡Cómo podré recibir en mi casa a Dios? ¿En mis brazos a Dios?

Me moriré de alegría… ¡Jamás me atreveré a tocarlo!

–    Lo podrás… Como lo haré yo también por la Gracia de Dios.

–    Pero tú eres Tú. Yo soy un pobre hombre. ¡El último de los hijos de Dios!…

–    Jesús viene por nosotros los pobres, para hacernos ricos en Dios.

Viene a nosotros dos, porque somos los más pobres y reconocemos serlo.

Alégrate José. La estirpe de David tiene al rey esperado y nuestra casa se hace más fastuosa que el palacio de Salomón.Porque aquí estará el Cielo y nosotros compartiremos con Dios el secreto de la Paz que más tarde los hombres conocerán.

Crecerá entre nosotros y nuestros brazos servirán de cuna al Redentor que crecerá. Y nuestras fatigas lo alimentarán y lo cuidarán…

¡Oh, José! ¡Oiremos la Voz de Dios, llamarnos padre y madre! ¡Oh!…

Y María llora con un llanto pleno de alegría.

José, que se ha arrodillado a sus pies, llora con la cabeza escondida entre los pliegues del amplio vestido blanco de María.

Los días pasan y después de la ceremonia del matrimonio, que levanta una ola de comentarios nada caritativos.

Entre todos los que vieron a una novia con las redondeces de una avanzada gestación…Y que los censuraron por no haberlo celebrado cuando estas humillaciones se hubiesen evitado,

José se fue a vivir a la casita de María.

Tres meses después, en pleno invierno, María está trabajando, haciendo el recamado de una fina tela blanca.

Deja su labor porque ya anochece y la luz que entra del huerto es cada vez más opaca.

Se levanta y su vientre, totalmente abultado, no le impide andar con ligereza majestuosa.

Con el donaire y dignidad de una verdadera reina.

Su sonrisa está llena de dulzura y majestad. Su bellísimo rostro ha cambiado.   Ahora ya es una mujer que ha adquirido la perfección de esa belleza que ilumina a las mujeres que esplenden, con la gloria de la maternidad.

José regresa del poblado y María le envía una sonrisa llena de amor.

José le corresponde, pero no puede ocultar un gesto preocupado.

María lo mira con ojos interrogantes y se levanta para tomar el manto que José se está quitando.

Lo dobla y lo pone sobre el arquibanco, mientras José se sienta junto a la mesa. Apoya su codo en ella, muy pensativo.

Y mientras, con la otra mano; con movimientos nerviosos se acomoda y se desacomoda la barba.

María le pregunta:

–    Tienes algo que te atormenta…  ¿Puedo consolarte?

José contesta:

–   Tú siempre me consuelas, María. Pero esta vez, tengo una gran preocupación… Por tí.

–   ¿Por mí José? ¿De qué se trata?

–    Pusieron un Edicto en la puerta de la sinagoga. Se ordena que todos los palestinenses se empadronen.

Y hay que ir a empadronarse al lugar de origen. Nosotros debemos ir a Belén…  –     ¡Oh! –Interrumpe María poniéndose una mano en vientre… Jesús ha saltado de gozo.

José dice:

–     Te molesta,  ¿Verdad? Es duro lo sé.

–     No, José. No es esto. Creo… Pienso en las Sagradas Escrituras. En Raquel, madre de Benjamín y mujer de Jacob de la que nacerá una Estrella…

José completa:

–     El Salvador…  Raquel fue sepultada en Belén, del que está escrito: “Y tú, Belén de Efratá, eres el más pequeño entre los poblados de Judá; pero de ti saldrá el Dominador…”

José se sobresalta y pregunta:

–      ¿Crees… crees que ya llegó el tiempo? ¡Oh! ¿Cómo haremos?

José está asustado y mira a María con ojos llenos de compasión….

Ella lo ve y sonríe.

Y trata de despejar su preocupación:

–      José, el tiempo está ya muy próximo.  Pero el Señor puede abreviarlo, para quitarte esta preocupación. No tengas miedo…

–      ¡Pero el viaje!… Y si das a luz allá, ¿Qué vamos a hacer? No tenemos casa… No conocemos a nadie…–      No tengas miedo… Todo saldrá bien. Confiemos en Dios. Él nos guía… También el Edicto es su voluntad.

¿Qué cosa es el César?…  ¡Un instrumento de su voluntad!…  Desde que el Padre determinó perdonar al hombre, arregló todos los sucesos para que su Mesías naciese en Belén…

Mira que un poderoso que nos domina desde una nación muy lejos de aquí, ahora quiere conocer el número de sus súbditos y nos ordena que vayamos a Belén, para cumplir las Profecías…

No tengas miedo… Dios sabe cómo nos protegerá… Él está con nosotros.

José la mira sorprendido y recupera su sonrisa.

Luego dice con alegría:

–     ¡Bendita tú, sol de mi espíritu! Ya no perdamos tiempo; pues hay que partir lo antes posible…  Y tenemos que regresar pronto, porque aquí todo está preparado para Él… Para Él…  –     Para nuestro hijo, José. Tal lo debe ser a los ojos del mundo, recuérdalo.

El Padre ha rodeado con el Misterio su venida y nosotros no tenemos el derecho de levantar el velo.

Él, Jesús; lo hará por Sí Mismo, cuando llegue la Hora…

–     Tienes razón como siempre, bendita mía. Voy a prepararlo todo para nuestro viaje.

–      Está bien esposo mío. Partiremos cuando  lo dispongas…

Y José se adelanta a preparar los borriquillos…María revela:

–     También mi José tuvo su pasión. Empezó  en Jerusalén cuando vio mi estado. Y duró varios días, lo mismo para él, que para mí.

Espiritualmente no fue menos dolorosa y tan solo porque mi esposo era un Justo, se mantuvo de una forma tan digna y silenciosa, que los siglos apenas si lo han notado.

¡Oh, nuestra primera pasión! ¡Quién puede describir su íntima y silenciosa intensidad!

¡Quién mi dolor al comprobar que el Cielo no me había escuchado todavía, revelando a José el Misterio!

Comprendí que lo ignoraba al verlo tan respetuoso conmigo, como de costumbre. Si hubiera sabido que llevaba en mi seno al Verbo de Dios, hubiera adorado al Verbo encerrado en mí, con actos sólo dignos para Dios.

¿Quién puede describir mi abatimiento que trataba de vencerme y de persuadirme que había esperado en vano en el Señor?

Pienso que fue la rabia de Satanás. Sentí que LA DUDA se levantaba tras de mi espalda y alargaba sus zarpas heladas para apresarme y hacer que no orase.

LA DUDA, que es tan peligrosa y tan letal al corazón.

Letal porque es el primer microbio de la enfermedad mortal que lleva por nombre: DESESPERACIÓN’. Contra la que se debe reaccionar con todas las fuerzas, para que el alma no se pierda, ni se pierda a Dios.

El Dolor de José.

En este punto su santidad brilla más alta que la mía.

Lo digo con afecto de esposa, porque quiero que améis a mi José. A este sabio y prudente hombre. A este hombre paciente y bueno, que está unido al Misterio de la Redención por un desgarrador e indescriptible sufrimiento.

Él os salvó al Salvador a costa de su sacrificio y de su santidad.  Si hubiese sido menos santo, hubiera obrado humanamente denunciándome como adúltera para que fuese lapidada y el hijo de mi pecado muriese conmigo.

Si hubiera sido menos santo, Dios no le hubiera concedido sus luces como guías en semejante prueba.

Pero José era un santo.

Su espíritu limpio vivía en Dios. Su caridad era grande y fuerte.

Y por su caridad os salvó al Salvador cuando no me acusó ante los ancianos y más tarde, cuando con su obediencia nos llevó hasta Egipto.

Breves en número, pero tremendos por su intensidad; fueron los tres días de la pasión de José y mía.

De mi primera pasión, porque comprendía su sufrimiento y no podía consolarlo, porque tenía que obedecer la orden de Dios que me había dicho: “¡No digas nada!”

Cuando llegamos a Nazareth y vi que se iba después de una lacónica despedida, inclinado como si hubiese envejecido de repente.

Y que no vino por las tardes como solía hacerlo; os aseguro hijos, que mi corazón lloró lágrimas de sangre.  Encerrada en mi casa sola, en donde todo me recordaba la Anunciación y la Encarnación.

Y donde todo me recordaba a José, unido a mí con una castidad intachable.

Tuve que hacer frente al desconsuelo, a las insinuaciones de Satanás y esperar, orar…

Y perdonar las sospechas de José y la agitación de su justo desdén.

Porque es menester esperar, orar y perdonar, para obtener que Dios intervenga a nuestro favor.Cuando vinisteis a servir a vuestro Dios aquí a la Tierra, Él se comprometió con vosotros de cuidaros en todo momento…

Y ese “todo momento” NO tiene descanso Mis pequeños, estáis en todo momento en el Pensamiento y en el Corazón de vuestro Dios.

Así que, antes de que volváis a querer decir que vuestro Dios no se acuerda de vosotros; que ciertamente es un error gravísimo, meditéis y calléis.

Y antes que nada, agradeced que vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador, que os está cuidando, está velando por vosotros en todo momento.

Llegará un momento en que Lo conoceréis y Lo veréis Cara a cara. conoceréis Su Amor, os daréis cuenta Quién es vuestro Dios y todo lo que recibisteis de Él, desde el momento de vuestra concepción…

Y por qué se os concedió el Don de la vida.

NO seáis ingratos con vuestro Creador, Él es Puro Amor y si algo sucede en vuestra existencia, Él está velando por vosotros, está viendo por vuestro bien, porque Él es Puro Bien.Aceptad de corazón, lo que venga a vuestra vida, es para vuestro bien.

A veces, tendréis que esperar mucho tiempo, a veces poco; pero el final, será bellísimo y lo agradeceréis infinitamente. Todos vosotros a lo largo de vuestra existencia, tendréis pruebas. Algunas, para que os reforcéis en la Fe y en el Amor.

Otras, para que os acerquéis más fuertemente a Su Corazón. Otras más, para que os deis cuenta de que debéis vivir en humildad y en un sometimiento total a la Voluntad de vuestro Dios y Señor.

Yo Soy el Ejemplo Fiel de lo que os sucede. Yo Misma, también fui probada y fue una Prueba muy fuerte.

Una prueba que en cierto momento, merecería a la muerte…

Porque Me tomó el Santo Espíritu y Me dio la Vida en Mi Vientre, de Aquél que fue vuestro Salvador. Vosotros NO estáis en ese momento fuerte, en el que os estéis jugando vuestra vida.

Deuteronomio 22,23 Muerte a la virgen infiel y traidora

Yo, Me estaba jugando la vida, pero acepté la Voluntad de Nuestro Padre, de Nuestro Dios y ved el Regalo que obtuve al final: al Salvador. El Mesías, se desarrolló en Mi Vientre.

¡Qué Alegría, qué Honor! Y todo eso Me lo concedió Nuestro Dios y Señor, porque acepté Su Voluntad sin ponerLe ninguna restricción. Me di en totalidad por Él, Me di en totalidad por vosotros.

Os digo esto Mis pequeños, para que confiéis plenamente en vuestro Dios.

Si vosotros Lo estáis siguiendo, si vosotros creéis en Él firmemente, si vosotros NO tenéis duda de que vuestro Dios os ve, os guía, os consiente, os prueba; pero sobre todo, OS AMA, NO TEMÁIS.

 Simplemente, dejad que Él se manifieste en vosotros, como se Manifestó plenamente en Mí, Su Sierva.

Amad fuertemente a Nuestro Dios. AmadLo podría decir con locura, porque NO HAY ningún amor en la Tierra, que se pueda parecer al Amor que Nos da Nuestro Dios.  ¡Tanto Amor, tanta Dulzura, tanta Delicadeza! Cada uno de vosotros habréis sentido en algún momento de vuestra vida, Su Presencia.

Su trato siempre delicado, sin que os fuerce en ningún momento. OS DA LA LIBERTAD TOTAL, para que escojáis el seguirLe o el traicionarLo y darLe la espalda. O Le dais alegría o Le dais tristeza.

Vosotros mismos ahora, podréis juzgaros. Si estáis recibiendo solamente bienes de parte de Nuestro Dios, ¿Acaso Él se merece que Le paguéis con males, con traición, con grosería, con pecado?…

¿Verdad que NO, Mis pequeños? Si realmente amáis a vuestro Dios, amadLe. AMADLE con todas vuestras fuerzas, con todo vuestro amor.

Dejad que desde el Cielo os ilumine Mi Señor y Mi Dios. PedidLe a la Comunión de los Santos que os ayuden a entender vuestra misión, que os ayuden a llevarla con la mayor perfección posible, como Nuestro Dios y Señor se merece.

Venid a Mí, Mis pequeños. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, que también velo continuamente por vosotros. Yo, como Madre vuestra os instruyo, os aconsejo y os explico tantas cosas tan bellas, que vienen de Nuestro Dios y Señor.Venid a Mí y pedidMe Consejo y Me daréis  gran alegría, porque os podré hablar de Mi Señor y Mi Dios y Me daréis esa alegría de transmitiros las Verdades del Cielo, Sus alegrías y el futuro que os espera, tan bello, tan santo, tan puro.

Es tan bello todo lo viene de Nuestro Dios y cada uno de vosotros está llamado a regresar al Reino de los Cielos. 

Fuisteis creados para producir Amor. 
Hacedlo Mis pequeños.

La humanidad necesita del Amor de Nuestro Dios. Necesita conocer también, Su Perdón.

Venid a Mí Mis pequeños, para que os ayude a apreciar las bellezas que os tiene preparadas Nuestro Dios para toda la Eternidad.

DejadMe Mis pequeños, que os enamore del Amor de Nuestro Dios.

DejadMe Mis pequeños, que os lleve hasta la profundidad del Corazón de Mi Hijo. PermitidMe Mis pequeños, que os llene de Mi Amor, que es el Amor de la Trinidad en Mí.Lo que ahora vivís; por un lado es una prueba para vuestra fidelidad hacia el Amor Infinito de Nuestro Dios. Por otro lado, es para engrandecer el Reino de Nuestro Dios y con eso os ganaréis más Gloria en el Reino de los Cielos.

Mientras más hagáis en la Tierra, por que conozcan el Amor y las Verdades enseñadas por Mi Hijo, más grandes seréis en el Reino de los Cielos.

Os he dicho que Nuestro Padre, Nuestro Dios, vela por cada uno de vosotros en todo momento. NO hay segundo que NO esté con vosotros. Os conoce perfectamente.

Tratad pues Mis pequeños, de complacerLe a Quien con todo Amor os creó. ¡Valéis tanto para Él!

Vosotros NO tenéis idea de lo que valéis para vuestro Dios, vuestro Creador.

Cuando Él crea a un ser, le da capacidades que vosotros NO tenéis idea aún, de lo que podéis hacer. Pero primeramente OS PRUEBA, para ver si sois merecedores de todo lo que Él tiene pensado daros.

Todos esos regalos y más, se os van dando a lo largo de vuestra existencia y se incrementarán cuando hayáis cumplido vuestra misión aquí en la Tierra, cuando vuestra alma se libere de vuestro cuerpo.Vuestras potencias espirituales, también se liberarán y os daréis cuenta de todo lo que hizo vuestro Dios y Creador por vosotros. El cuerpo, afectado por el Pecado Original os limita…

Pero ya liberados, gozaréis infinitamente todo lo que tenéis, todo lo que se os ha otorgado…

Pero especialmente el Amor. Por eso, tanto os lo insistió Mi Hijo. Toda Su Evangelización, se resume en ello: el Amor. 

El Amor primeramente hacia vuestro Creador. Luego, el Amor hacia vuestro Salvador. luego el Amor de Mi Santo Esposo, el Espíritu de Amor, que os da las capacidades para amar, para servirLe a vuestro Dios en Su Santísima Trinidad…

Y os da las Potencias del Alma que cada uno recibe primeramente, para cumplir su misión y posteriormente, como regalo eterno por haber cumplido correctamente con lo que se os pidió.

¡Es tanto el Amor que se derrama sobre cada uno de vosotros, que debierais estar agradeciendo día y noche lo que tenéis…!

 ¡Y que con Fe, debéis aceptar.  Agradeced. AGRADECED en todo momento que vuestro Creador, vuestro Dios, NO aparte de vosotros Su Vista NI Sus Bendiciones, ni por un segundo.

Sois Su Creación, sois Su regalo si vivís para Su Bien, si vivís para Su Voluntad. Si vivís para expandir Su Amor sobre la Tierra.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo pido Yo ahora, Mis pequeños.

MOMENTOS DIFÍCILES SE VENDRÁN

TENÉIS QUE PREPARAROS

PARA SER MUY VALIENTES Y TREMENDAMENTE INTRÉPIDOS

MI AMADO ESPOSO, EL SEÑOR SAN JOSÉ Y YO

ACABAMOS DE DAROS EL EJEMPLO

Dejaos pues que el Amor Infinito de la Santísima Trinidad, os colmen plenamente. Os transformen y así podáis entender tanto Amor que recibís de vuestro Dios.

Y de esta forma, también sepáis agradecerLe a vuestro Dios, como Él se merece.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

UN PLAN DIVINO Y PERFECTO 3


BASILICA DE LA ANUNCIACION EN NAZARETH

Ha pasado casi un año, desde que María está en su hogar paterno.  La casa santa de sus padres que guarda recuerdos tan queridos…

En la siguiente primavera, Ella está en su habitación. Junto a una de las paredes está la cama.

Junto a la otra pared, hay un anaquel con una lámpara de aceite, rollos de pergamino, una exquisita labor de costura que es un recamado muy elaborado, cuidadosamente doblada.

Junto a la puerta, que está abierta y que da al huerto, tiene una cortina que el viento mueve ligeramente.

María está sentada sobre un banco, tejiendo un lino muy blanco y delicado como la seda.

Sus manos trabajan rápidamente con el huso. Su hermoso rostro juvenil, está levemente inclinado y muestra una sonrisa muy dulce.

Un silencio profundo reina en la casita y en el huerto. Se siente mucha paz y hay mucho orden.

Todo está muy bien arreglado. El ambiente humilde por su apariencia y por sus muebles, tiene algo de austero y majestuoso, por su gran limpieza y el cuidado con el que están dispuestas todas las cosas.En el pequeño jarrón que está junto a la lámpara, hay unos ramos de flores, de durazno y de peral, con sus colores blancos, ligeramente teñidos de rosado.

María empieza a cantar en voz baja y luego levanta más la voz. Es una alabanza que vibra dentro de su habitación de doncella y en la que repercute la palabra: ‘Yehové’ con una entonación que rememora los cantos del Templo.

Deja el huso y el hilo y junta sus manos sobre el pecho, sigue cantando con adoración y su rostro se enciende como si estuviera animado con un hermoso fuego.

En sus ojos brillan las lágrimas y una sonrisa celestial se dibuja en sus labios perfectos.  El canto se torna en plegaria:

“Señor Dios Altísimo, no te demores más en mandar a tu Siervo para que traiga la paz a la tierra. Acelera el tiempo propicio y la virgen pura y fecunda para que venga tu Mesías.

Padre, Padre santo, concédele a tu sierva ofrecer su vida a este fin. Concédeme morir tras haber visto tu Luz y tu Justicia en la Tierra, sabiendo que la Redención se ha cumplido.

¡Oh, Padre Santo, manda a la Tierra el Suspiro de los Profetas! Envía el Redentor a la tierra y que pueda servirlo a tu sierva. Que cuando cese mi día se me abra tu Casa por haber sido abiertas sus puertas por tu Cristo para todos aquellos que en ti hayan esperado.

Ven, ven, Espíritu del Señor. Ven a los fieles tuyos que te esperan. ¡Ven, Príncipe de la Paz!…”.

Y la ardiente petición prosigue.

María está cómo absorta en su alabanza…

De pronto la cortina se mueve, como impulsada por el viento y una luz blanca, como de perlas fundidas, ilumina toda la habitación…

Se materializa lentamente una figura radiante y bellísima. Parece un cuerpo humano que tiene unas formidables alas, pero que emana pura luz.En su rostro admirable se dibuja una sonrisa y el ángel se prosterna ante una María que se pone de pie asustada y se pega hacia la pared.

Una voz dulce, con arpegio celestial le dice:

–     Dios te guarde, ¡María llena de Gracia!

María se estremece y baja la mirada.

Su turbación aumenta al ver al portentoso personaje postrado ante ella, como a un metro de distancia, con las manos cruzadas en el pecho y mirándola con una veneración infinita.

María se ruboriza violentamente y luego palidece.

Su rostro expresa sorpresa y un asombro absoluto y aprieta sus manos sobre su pecho.

El Angel dice:

–     No, no temas. María. El Señor está contigo. Eres bendita entre todas las mujeres.

Pero María tiembla involuntariamente, ante el portentoso ser que continúa arrodillado ante Ella.

El Ángel insiste:

–    ¡No tengas miedo María! Yo soy Gabriel el Ángel de Dios. Mi Señor me ha enviado a ti. No tengas miedo, porque el Señor te ama y porque has hallado gracia ante Dios.

Concebirás ahora y darás a luz a un Hijo, a quién pondrás por nombre “Jesús”. Será grande. Será llamado Hijo del Altísimo y realmente lo será.

El Señor Dios le dará el trono de David su padre y reinará para siempre en la Casa de Jacob. Y su reino no tendrá fin jamás.

Comprende, ¡Oh, santa Virgen! A quien ama el Señor; Hija de Él bendecida, llamada a ser Madre de su Hijo.

Comprende qué Hijo vas a engendrar.María contesta con voz trémula:

–    ¿Cómo puede suceder esto si yo no conozco ningún hombre? ¿Acaso el Señor Dios ya no acepta más la oferta de su sierva? ¿Es que ya no quiere que sea virgen por amor a Él?

–    ¡María! Serás madre no por obra de varón. Eres la Virgen Eterna, la santa de Dios. El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el Poder del Altísimo, te cubrirá con su sombra.

Por esto el que nacerá de ti, será llamado Santo e Hijo de Dios. Todo lo puede nuestro Señor Dios.

Isabel la estéril, en su vejez ha concebido un hijo que será el Profeta de tu Hijo, el que le preparará el camino.

El Señor le ha quitado el oprobio y su memoria permanecerá en el pueblo unido a tu nombre, como el nombre de su hijo al de tu Hijo santo hasta el final de los siglos.

Los pueblos os llamarán bienaventuradas, por la Gracia del Señor que llegó a vosotras y a ti especialmente; que por medio de ti, se derramará sobre ellos.

Isabel se encuentra en su sexto mes de haber concebido y su pesantez la llena de alegría. Y más se regocijará cuando conozca la tuya. Para Dios nada es imposible María, tú la llena de Gracia.

¿Qué debo contestar a mi Señor? No te llenen de confusión las ideas que en ti se levantan. Él cuidará de tus intereses, si pones en Él tu confianza.

¡El mundo, el Cielo y Dios Eterno… esperan tu respuesta!

María cruza sus manos sobre su pecho, se inclina profundamente y dice:

–      He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según su palabra.  

El Espíritu de Dios desciende sobre la doncella que inclinada, acaba de dar su respuesta afirmativa.

El Ángel resplandece de alegría…

Y se postra con adoración…

Luego su luz se va diluyendo, hasta que desaparece y se queda la Virgen sola en un éxtasis sublime…

La cortina ya no se mueve y en la habitación se encierra el Misterio santo.

María revela:

    Desde muy pequeña me había consagrado a Dios y el Espíritu Santo me había mostrado la causa del Mal en el mundo.

Me dijo del dolor del Padre cuando Eva pecó. Cuando se envileció, ella, creatura de gracia, al nivel de una creatura inferior.

Decidí ofrecer a Dios mi pureza y mi amor, para consolarle del dolor de aquella herida y tenía intención de conservar mi cuerpo puro, al conservarme yo pura; en mis pensamientos, deseos y contactos humanos.

Sólo para El reservaba yo el palpitar de mi amor; sólo para Él, la razón de mí ser. Pero si no existía en mí el ardor de la concupiscencia, si existía el sacrificio de no ser madre.

Quise borrar de mí las huellas de Satanás. No sabía que yo no tuviera ningún pecado, ¡Cómo podía imaginarlo siquiera! Nunca pensé que yo era la Doncella de Israel.

Sabía que ya se había cumplido el tiempo del que hablaron los profetas y mi oración más ferviente era poder servir a la Virgen Escogida y así poder ser la esclava del Mesías.

Por eso las palabras del Ángel, estremecieron mi alma de júbilo, cuando comprendí la Misión a que Dios me llamaba:

SER LA MADRE DEL REDENTOR.“HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR.    HÁGASE EN MÍ, SEGÚN TU PALABRA”

Al pronunciar aquellas palabras, felicidad y dolor estrecharon mi corazón, cuando se abrió como un lirio, para proporcionar la sangre que alimentaría en mi seno al Germen del Señor.

Dios me había pedido que fuera virgen.  Obedecí.

Al amar la virginidad que me hacía pura, como la primera mujer antes de conocer a Satanás.

Dios me pidió que fuera esposa. Obedecí.

Poniendo el matrimonio en aquel prístino grado de pureza que existió en el pensamiento de Dios, cuando creó a los primeros seres humanos.

Convencida de ser destinada a vivir sola en el matrimonio y a que los demás despreciasen mi esterilidad santa.

Entonces Dios me pidió que fuese Madre. Obedecí.

Creí que era posible y que esa palabra venía de Dios; porque al oírla, la paz se derramaba dentro de mí.

Y me llené de gozo. Gozo de ser Madre. Gozo porque creí poder hacer feliz a Dios, al arrancar la espina que Eva clavó en su Corazón, al llenarlo de dolor y de amargura con su Desobediencia. ¡Por su soberbia, su lujuria y su incredulidad!YO ANULE EL NO DE EVA, CUANDO DIJE “SI”

Sí. Sí. Sí.  SIEMPRE SÍ A LOS QUERERES DE DIOS.

Volví a subir las etapas por las que Eva bajó.

Eva buscó el Placer, el Triunfo, la Libertad.

Yo acepté el Dolor, el Aniquilamiento, la Esclavitud.

Me convertí en la Esclava de Dios, en el cuerpo, en el alma, en el espíritu. Dije sí para los tres, segura de que Dios cumpliría sus promesas y remediaría las humillaciones de los que murmurarían contra mi estado.

Y así desafié la opinión del mundo y el juicio del esposo.

Mi fuerza era Dios y le confié sin vacilar mi vida, mi honor, mi futuro: todo, sin reserva alguna.

Sabía que ÉL socorrería mi dolor de esposa que se ve tratada como culpable y de Madre que engendra un Hijo para el Patíbulo.Y abracé mi destino con una punzada de dolor que fue creciendo de hora en hora, conforme sentía crecer en mi seno a mi Creatura Divina.

¡Oh, felicidad bendita que invadía toda mi alma, al saber que había arrancado del Corazón de Dios, la amargura de la Desobediencia de Eva!

¡Oh, dicha gloriosa de ser el Puente del Perdón y la Paz, entre Dios y el Hombre!

Cuando cesó el éxtasis que me llenaba de inefable alegría y regresé a la tierra, mi corazón estaba envuelto por las rosas del Amor Divino.

Y el primer pensamiento que me punzó el corazón  y se me clavó como la espina de una rosa, fue el pensar en José.

Yo lo amaba, era mi santo y providente custodio desde que lo quiso Dios, por medio de la palabra de su sacerdote. Desde que me convertí en su prometida, pude conocer y apreciar la santidad de este Justo.

Junto a él había sentido como desaparecía mi soledad de huérfana  y dejé de extrañar mi permanencia en el Templo.

Era tan bueno como el padre que había perdido y cerca de José me sentía segura, era como si él también fuese sacerdote.

Toda duda había desaparecido y sabía que no tenía que temer nada, por parte de José. Más segura que un niño en los brazos de su mamá, así estaba mi virginidad confiada a José.

Y ahora, ¿Cómo iba a decirle que ya era yo Madre?

Buscaba las palabras para darle la noticia y no las encontraba.

No quería enorgullecerme del Don de Dios y no podía de ninguna manera,  justificar mi maternidad sin decir: ‘El Señor me ha amado entre todas las mujeres y a mí su sierva, me ha hecho Madre.’

Tampoco podía engañarlo ocultándole mi estado.Yo oraba al señor y el Espíritu del que estaba llena me dijo:

–      “Cálmate. Déjame que Yo te justificaré ante tu esposo”

¿Cuándo? ¿Cómo? No se lo pregunté. Me confié a Él de una manera absoluta. Jamás el Eterno me había dejado sin su ayuda. Su mano me había sostenido, protegido, guiado hasta aquí y sabía que lo haría, una vez más…

Sabía que Él me defendería y haría resplandecer la verdad.

Aquella noche mi confianza humana llegó a la perfección… Podía hacerlo porque Dios estaba en mí. Porque Dios era mío en mi Hijo. ¡Oh, qué alegría! No por gloria mía…

Ser una sola cosa con Dios; poder amarlo con una total unión y así poder decirle: ‘Tú, Tú que estás en mí, ayúdame a hacer todas las cosas con tu divina perfección.’

Si Él no me hubiera dicho: “Cálmate” Me habría atrevido a poner mi rostro en el suelo y decir a José: ‘El Espíritu ha venido a mí y en mí, está el Germen de Dios’

Y José me habría creído. Porque me quería y porque como todos los que no mienten jamás, no hubiera imaginado que yo mintiese.

Pero obedecí el divino mandato y por largos meses a partir de aquel momento, sentí la primera herida que me sangraba el corazón.

El primer dolor de mi suerte de Corredentora.Esa misma tarde al anochecer, María termina de orar. Su rostro está encendido con una luz que parece como si también la transfigurara. La boca sonríe, pero el llanto brilla en la mirada azul de sus ojos.

Luego se levanta y va hasta la cocina. Prepara  un tazón con leche caliente, pan, verduras y una manzana. Es una cena frugal que come muy despacio.

Oye que tocan a la puerta y va a abrir.

Entra José y la saluda. Él se quita el manto y la acompaña hasta la cocina. Le entrega unos huevos y un par de racimos de uvas.

Ella lo invita a cenar y le sirve un tarro de leche, una manzana, aceitunas y queso.

Y los dos se sientan frente a la mesa.

José le cuenta cómo pasó el día. Le habla de sus sobrinos y le pregunta a Ella como está. La trata con mucho amor y un gran respeto. También le promete traerle unas flores nuevas para su jardín, que un centurión romano le va a traer por un trabajo que le hizo.

Y José dice muy contento:

–    Cuando llegue la luna nueva, las trasplantaré aquí. Tienen hermosos colores y un perfume muy grato.  Las vi el verano pasado, porque solo en verano florecen. Te perfumarán toda la casa. Luego las podaré cuando la luna sea propicia.

María sonríe con dulzura:

–    Muchas gracias José. Eres muy bueno conmigo.

–    Es lo menos que puedo hacer, por la esposa más buena, bella y santa.

–    José, también yo tengo algo qué decirte. Hoy recibí la noticia de que nuestra parienta Isabel, la mujer de Zacarías, está por tener un hijo…

José la mira asombrado y pregunta:

–     ¿A esa edad?

María responde sonriente:

–     ¡A esa edad! Todo lo puede el Señor. Ahora ha querido proporcionar a nuestros parientes, esa alegría.

–    ¿Cómo lo sabes? ¿Estás segura de la noticia?

–    Vino un mensajero. Es uno que no dice mentiras. Quisiera ir a su casa para servirle y decirle que me congratulo con ella, si tú me lo permites…

–     María, tú eres la Señora  y yo el siervo. Todo lo que hagas está bien hecho. ¿Cuándo quieres partir?

–     Lo más pronto posible. Estaré ausente por algunos meses.

–     Y yo contaré los días esperándote. Ve tranquila. Cuidaré de la casa, del huerto y del jardín… Yo te acompañaré.

Y me sentiré más tranquilo si no vas sola por el camino. Después me harás saber cuándo regresas y yo iré por ti.

–     Eres muy bueno José. El Señor te lo pague con bendiciones y aleje de ti el dolor. Es lo que siempre le pido.

–     Avísame cuando estés lista para irnos.

–     Así lo haré.

Y los dos castos esposos se sonríen.

José se levanta, se pone su manto y se despide de María.

María lo ve irse con un suspiro de aflicción, levanta los ojos al Cielo y regresa a su habitación para seguir orando…

La semana siguiente…

Al amanecer, José llega con dos borriquillos y los dos emprenden el camino hacia la campiña, para tomar el camino que lleva hacia Belén.

Al atardecer, entran en el poblado y llegan hasta una de las casas más hermosas. Rodeada por árboles frutales y un extenso huerto-jardín.

José se despide:

–     Tú sabes que urge que regrese. Aquí te dejo María y espero con ansia tu llamado.

María responde:

–     Lo sé. Vete con Dios José. Yo daré tus saludos a los parientes.

Y José monta en el borriquillo del que se ha bajado la Virgen y se va.

María se queda con el otro que está cargado con su baúl y se acerca a la puerta de hierro. Ve un extraño objeto que sirve para llamar y tira de la cuerda; pero lo hace con tanta delicadeza que apenas y se oye.

Entonces una vecina que los ha visto llegar, se acerca y tira de la cuerda con  mucha fuerza varias veces, haciendo sonar el acero con estrépito, mientras dice:

–     Así se hace mujer, si no nunca te van a oír. Ten en cuenta que Isabel ya está vieja y Zacarías también. Y ahora, además de sordo está mudo…  ¿Sabes? Los siervos también son viejos…

Aparece el jardinero llevando en la mano un rastrillo y María entra, mientras le da las gracias a la mujer.

Luego dice al siervo:

–    Soy María, hija de Joaquín y de Anna de Nazareth. Prima de vuestros patrones…  El hombre, mientras hace pasar el asno comenta:

–    ¡Gran felicidad y suma desgracia hay en esta casa! El Cielo ha concedido un hijo a la estéril, ¡El Altísimo sea alabado! Pero Zacarías volvió mudo del Templo de Jerusalén hace ya seis meses. Se hace entender por señas o escribiendo.

¿Has tenido noticia de ello? ¡La patrona tanto que te ha deseado en esta alegría y en este dolor! Siempre habla de ti con Sara y dice: ‘¡Si estuviera aquí conmigo mi pequeña María!  ¡Si hubiera estado todavía en el Templo! ¡Hubiera dicho a Zacarías que la trajese!

Pero el Señor quiso que se casase con José de Nazareth. Sólo Ella puede darme consuelo en esta aflicción y ayudarme a pedir a Dios porque Ella es muy buena. En el Templo todos la extrañan.’ ¡Sarah! ¡Sarah!…  Mi mujer está un poco sorda…

En lugar de Sarah se asoma sobre la escalera que está al lado de la casa, la anciana Isabel. Tiene la cara llena de arrugas, el pelo casi blanco… Es un contraste extraño con su notoria vejez, su estado patente de gravidez, a pesar de la ropa amplia que la cubre.

Se lleva la palma de la mano a la frente, para ver mejor y reconoce a María.

Levanta los varazos al Cielo y exclama:

–    ¡Oh! –con admiración y gozo.

Y baja lo más rápido que puede a encontrarse con María, la doncella amada.

Y ésta cuyos movimientos siempre son moderados, corre como un cervatillo y llega al pie de la escalera, al mismo tiempo que Isabel.

Las dos se abrazan llorando de gozo.

Isabel se separa con un ‘¡Ah!’ lleno de admiración y gozo y tal vez un poco de dolor.

Se pone las manos sobre su vientre abultado. Baja la vista, palidece y se sonroja alternativamente.

María y el siervo extienden sus manos para sostenerla, porque vacila cómo si se sintiese mal.

Pasa como un minuto y luego Isabel, cómo si se hubiese rejuvenecido; se inclina profundamente.

Levanta un rostro radiante, mira a María con una sonrisa de gran veneración y exclama:

–   ¡Bendita tú entre todas las mujeres!… ¡Bendito el Fruto de tu vientre!… ¿Cómo es posible que haya sido digna tu sierva, de que vinieras a mí, tú; la Madre de mi Señor?

Sí. Ante el sonido de tu voz, el niño ha saltado en mi seno jubiloso…

¡Y cuando te abracé, el Espíritu del señor reveló cosas altísimas a mi corazón!

Eres Bienaventurada porque creíste que Dios puede hacer lo que la inteligencia humana cree que no es posible.

Bienaventurada tú, que por tu Fe harás que el Señor cumpla las cosas que te prometió y las que predijo a los Profetas, para estos tiempos.

¡Bendita tú, por la salud que engendras para la estirpe de Jacob!

Bienaventurada tú, porque trajiste la santidad a mi hijo que lo siento moverse y saltar como un cabritillo jubiloso, porque se siente liberado del peso de la culpa.

Llamado a ser el Precursor, santificado desde antes por  la Redención del Santo que se está desarrollando en ti.

María, con dos lágrimas que resbalan como perlas, de sus bellos ojos…  Y que ríen a Isabel que está llena de júbilo, con el rostro y los brazos levantados al cielo,

En la misma actitud que tomará tantas veces su Hijo, exclama:

–    Magnificat  ánima mea Dóminum,
et exsultávit spíritus meus
in Deo salvatóre meo,
quia respéxit humilitátem
ancíllae suae.
Ecce enim ex hoc beátam me dicent
omnes generatiónes,
quia fecit mihi magna,
qui potens est,
et sanctum nomen eius,
et misericórdia eius in progénies
et progénies timéntibus eum.
Fecit poténtiam in bráchio suo,
dispérsit supérbos mente cordis sui;
depósuit poténtes de sede
et exaltávit húmiles,
esuriéntes implévit bonis
et dívites dimísit inánes.
Suscépit Ísrael púerum suum,
recordátus misericórdiae,
sicut locútus est ad patres nostros,
Abraham et sémini
eius in sæcula
Glória Patri, et Filio,
et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio,
et nunc et semper,
et in sæcula sæculórum. Amen.Al final, en el versículo: “Ha socorrido a Israel, su siervo etc.”, recoge las manos sobre el pecho y se arrodilla muy curvada hacia el suelo adorando a Dios.

El siervo, que prudentemente se había alejado cuando comprobó que Isabel no se sentía mal y que siguió hablando con María; regresa del huerto acompañado de un imponente anciano, que tiene la cabeza y la barba totalmente blancas y con grandes gestos y sonidos guturales, saluda desde lejos a María.

Isabel dice:

–     Viene Zacarías. –y toca por la espalda a María que se ha quedado absorta en su plegaria…

Agrega:

–    Mi Zacarías está mudo. Dios lo castigó por no haber creído. Luego te lo contaré. Ahora espero que Dios lo perdone porque viniste, tú, la Llena de Gracia.

María se yergue y va al encuentro de Zacarías. Se inclina ante él, profundamente hasta la tierra… besando la orla de su blanca vestidura.

Zacarías hace los gestos de bienvenida y todos juntos entran a la casa.

Reciben a María con grandes demostraciones de afecto y le ofrecen leche recién ordeñada y panecillos.

Llevan el cofre de María a la habitación de los huéspedes y María responde a todas las preguntas que Zacarías escribe sobre una tableta encerada.

María es cuestionada sobre José y cómo se encuentra, siendo su prometida.

Es evidente que a Zacarías le es negada toda luz sobrenatural acerca de la gravidez de María y de su condición de Madre del Mesías.

Isabel se acerca a su marido y poniéndole con amor  una mano sobre el hombro; le dice:

–    María también es Madre. Alégrate por su felicidad.  

No añade más. Mira a María y la Virgen también guarda silencio. No le invita a que diga nada más.

Isabel comprende y se calla.

Cuando al día siguiente están a solas, Isabel dice a María:

–           En el Templo, todos te echan de menos y están tristes. En la Fiesta pasada, cuando fui con Zacarías por última vez a Jerusalén, para dar gracias a Dios por haberme dado un hijo; oí de tus maestras estas palabras: “Al Templo parecen faltarle los querubines de la Gloria; desde que la voz de María ya no resuena entre estas paredes.”

María se ruboriza y sonríe…

María revela:

“PORQUE PARA DIOS, NADA ES IMPOSIBLE.”

Esto me dijo el Ángel al referirse al sexto mes de embarazo de mi prima, que había concebido un hijo en su avanzada edad.

Yo solamente comuniqué a José, la necesidad de ir a atender a Isabel en el tiempo que faltaba para el parto y después durante el puerperio.

“Partió apresuradamente…” dice el Evangelio.

Y lo hice porque quería ayudar materialmente a Isabel, mujer valerosa de fe firme y entrega confiada en la Voluntad de Dios; a la que con su don quitó la humillación de la esterilidad; pero a la que al quedar encinta en edad no apropiada, tenía un gran sufrimiento físico.

Dios provee aun en las cosas más pequeñas a quién en ÉL espera.

El don de Dios nos debe hacer siempre mejores y yo no podía ser egoísta. Hice a un lado mis propias labores y me fui a hacer las de Isabel. No me dio miedo no tener tiempo después para preparar la llegada de Jesús.

Sabía que Dios es el Dueño del tiempo y que la caridad nunca retrasa; así como también sabía del grave daño que el egoísmo causa a nuestra alma.

Con grande amor y alegría, acudí presurosa a la casa de mi prima. Dios santificó mi intención y pre santificó al Bautista, pues al saludarnos, al mismo tiempo que se quitaron los sufrimientos físicos a Isabel, quedó llena del Espíritu Santo…

Y los movimientos del bebé, fueron el primer discurso del Precursor, ya que hizo comprender a su santa madre, el Misterio que se encerraba en mí.Dios le descubrió nuestro secreto. Y yo di al Señor la Alabanza que era justo darle, porque no podía negar la Gracia que me había sido concedida: ser la Madre de su Verbo.

Los meses fueron transcurriendo y conversábamos mientras tejíamos.

¡Cuánta paz había en aquella casa!

Si no hubiera venido a mi mente el recuerdo de José y el pensamiento de que mi Niño era el Redentor del Mundo, hubiera sido feliz.

Pero la sombra de la Cruz y el eco fúnebre de las voces de los profetas, me perseguían a través de los siglos y eran un martirio que no se apartaba de mí.

Mi nombre: MARÍA.  (Estrella, pero también Amargura)

Y la amargura se mezclaba en mi corazón, con las dulzuras que Dios vertía en él.

Y fue siempre en aumento hasta la muerte de mi Hijo.