Archivos de etiquetas: arca de noe

A12.- EL AMOR DE MARÍA


1via_lactea

Dios está cumpliendo TODAS las profecías del Antiguo y del Nuevo Testamento. Y el Espíritu Santo está consumando las profecías de Ezequiel: resucitando a los muertos espirituales y efectuando la profecía de Los Huesos Secos, (Ezequiel 37) No importa si perteneces a una de las Iglesias separadas de la Iglesia Santa, Católica, Apostólica y Romana. La Iglesia de Jesucristo, fundamentada sobre Pedro y sus sucesores, hasta llegar al Papa Francisco… Para todos los cristianos existentes sobre el planeta tierra, tercer planeta que gira alrededor del sol, que impulsa nuestra Vía Láctea… Esta promesa la está realizando ‘HOY’ y lo que leeréis a continuación, TAMBIÉN PUEDES EXPERIMENTARLO ‘TÚ’… (Con el arrepentimiento, la conversión y el Don del Espíritu Santo)

Experiencia de un alma “viva” por el Espíritu Santo.

Escribe María Valtorta el 2 de Agosto de 1944 a las 9.00 hs:

“Mientras hago, después de la acción de gracias de la Santa Comunión, mis diarias oraciones; siento en mí aquella sacudida… Esa sensación especial que experimento cuando Jesús me quiere bendecir con una de sus gracias.

Nunca llegaré a explicar bien este fenómeno. Es como un aviso que recibe todo mi ser. Va dirigido al alma, aunque también la materia lo siente. El alma, con una paz y un gozo súbito y sobrenatural al que no acierto a dar un nombre; pero que realmente existe. Y el cuerpo con un, a modo de escalofrío que es al mismo tiempo calor y sensación de bienestar. Después se apodera de mí una especie de somnolencia física por la que deseo recogerme en el silencio y en la soledad y abandonarme sobre la almohada como para dormir. Mas en realidad, la mente y las facultades espirituales están más despiertas que nunca. Y ven, oyen y gozan con una vida intensa. Únicamente disminuyen las fuerzas físicas como presas de una languidez o desvanecimiento. Más ¡Es un gozo tan grande…!

Esta mañana he quedado desplomada y al tiempo que escribo, veo a Nuestro Señor entre cúmulos de nieve paradisíaca, cual si fuesen extensiones inmensas nevadas y candidísimas, contra el azul más terso. La nieve la forman inmensas falanges angélicas, perlas vivas trasvolando por el zafiro del cielo. Ángeles, ángeles y más ángeles: luz y armonía. Luces respecto a las cuales resultan opacas y cochambrosas las perlas más cándidas y los diamantes más tersos. Y armonías respecto a las que son discordante estrépito, los cantos más perfectos y dulces de la tierra.

Círculos festivos de luz nívea. Círculos en torno a la todavía más blanca y espléndida luz de la beatísima Madre de Dios. Veo el rostro de María como una luz casi deslumbradora y sus manos como si fuesen soles, despidiendo rayos que apenas si soportan los ojos; tanto que difícilmente acierto a ver su rostro amable y sus queridas manos unidas en oración, tras el velo de luz que de las mismas se irradia, circundándolas de un halo y de un filtro impalpable de gloriosa luminosidad. Con todo, entreabriendo los ojos del alma ante tal fulgor; logro percibir la sonrisa beatífica de María y su dulce mirar humilde y casto, tan amoroso. Con los ojos vueltos hacia abajo, hacia la pobre tierra y a la pobre María que soy yo, semivelados por las pestañas. Un mirar de virgen humilde y púdica, feliz por su fiesta; mas no orgullosa de ella. Con su actitud parece estar repitiendo el “Magníficat” (Lc 1, 46-55) Que si es reconocimiento de los dones que Dios le hizo; es sobre todo, una alabanza tributada a Dios.

Otra cosa no veo que los ángeles festivos y la Madre y Reina erguida sobre su espléndido basamento, (luz, no es sino luz que sube a rodearla de luz) ¡Bellísima! Con su vestido de perlas entretejidas, hechas luz más potente que aquella que la envuelve.

3thFVC7TEW7

Luz que en su rostro y en sus manos, supera toda luminosidad por el fulgor que despiden. ¡Qué irradiar el de nuestra Madre! Habiendo sido hecha su alma blanca y pura, nada más podía ver, como he dicho al principio. Sino en inmensidades nevadas, una nieve inmaculada contra un cielo terso y bajo un sol diáfano. ¡Oh Paraíso…!

A las 12 horas.  Ezequiel, 44, 4-28

4. Luego me llevó por el pórtico septentrional hacia la fachada de la Casa; miré, y he aquí que la gloria de Yahveh llenaba la Casa de Yahveh y caí rostro en tierra.

5. Yahveh me dijo: Hijo de hombre, presta atención, mira bien y escucha con cuidado lo que te voy a decir acerca de todas las disposiciones de la Casa de Yahveh y de todas sus leyes. Te fijarás bien en lo que respecta a la admisión en la Casa y a la exclusión del santuario.

6. Y dirás a esta casa de rebeldía, la casa de Israel: Así dice el Señor Yahveh: Ya pasan de la raya todas vuestras abominaciones, casa de Israel,

7. que habéis cometido introduciendo extranjeros incircuncisos de corazón y de cuerpo para que estuvieran en mi santuario y profanaran mi Casa, cuando me ofrecíais mi alimento, grasa y sangre; así habéis roto mi alianza con todas vuestras abominaciones.

4Sagrada+Comunión_+Rito+ordinario

8. En lugar de atender al ministerio de mis cosas santas, habéis encargado a otros el ejercicio de mi ministerio en mi Santuario, en lugar vuestro.

9. Así dice el Señor Yahveh: Ningún extranjero, incircunciso de corazón y de cuerpo, entrará en mi santuario, ninguno de los extranjeros que viven en medio de los israelitas.

10. En cuanto a los levitas, que me abandonaron cuando Israel se descarriaba lejos de mí para ir en pos de sus basuras, soportarán el peso de sus culpas.

11. Serán en mi Santuario los encargados de la guardia de las puertas de la Casa y ministros del servicio de la Casa. Ellos inmolarán el holocausto y el sacrificio por el pueblo, y estarán a su disposición para servirle.

12. Por haberse puesto a su servicio delante de sus basuras y haber sido para la casa de Israel ocasión de culpa; por eso, yo levanto la mano contra ellos – oráculo del Señor Yahveh – y soportarán el peso de su culpa.

13. No se acercarán más a mí para ejercer ante mí el sacerdocio ni para tocar mis cosas santas y las cosas sacratísimas: soportarán el peso de su ignominia y de las abominaciones que cometieron.

5Bergoglio da comunión en la mano 14. Les encargaré de ejercer el ministerio en la Casa, en lo que atañe a su servicio y a todo lo que allí se hace.

15. Pero los sacerdotes levitas, hijos de Sadoq, que cumplieron mi ministerio en el santuario cuando los israelitas se descarriaban lejos de mí, ellos sí se acercarán a mí para servirme y estarán en mi presencia para ofrecerme la grasa y la sangre, oráculo del Señor Yahveh.

16. Ellos entrarán en mi Santuario y se acercarán a mi mesa para servirme; ellos cumplirán mi ministerio.

17. Cuando entren por los pórticos del atrio interior, llevarán hábitos de lino; no irán vestidos de lana cuando oficien en los pórticos del atrio interior, y en la Casa.

18. Llevarán en la cabeza turbantes de lino, y fajas de lino a los riñones; no se ceñirán nada que transpire el sudor.

19. Cuando salgan al atrio exterior, donde el pueblo, se quitarán las vestiduras con que hayan oficiado, las dejarán en las salas del Santo, y se pondrán otras ropas, con el fin de no santificar al pueblo con sus vestiduras.

20. No se raparán la cabeza, ni dejarán crecer libremente su cabellera, sino que se cortarán cuidadosamente el pelo.

21. Ningún sacerdote beberá vino el día que tenga que entrar en el atrio interior.

22. No tomarán por esposa ni una viuda ni una mujer repudiada, sino una virgen de la raza de Israel; una viuda sólo en el caso de que sea viuda de un sacerdote.

23. Enseñarán a mi pueblo a distinguir lo sagrado de lo profano y le harán saber la diferencia entre lo puro y lo impuro.

6Eucaristia1 24. En los pleitos serán ellos los jueces; juzgarán conforme a mi derecho; observarán en todas mis fiestas mis leyes y preceptos, y santificarán mis sábados.

25. No se acercarán a un muerto, para no contaminarse, pero por un padre, una madre, un hijo, una hija, un hermano, o una hermana no casada podrán contaminarse.

26. Después de haberse purificado, se contará una semana,

27. y luego, el día en que entre en el Santo, en el atrio interior para oficiar en el Santo, ofrecerá su sacrificio por el pecado, oráculo del Señor Yahveh.

28. No tendrán heredad alguna: yo seré su heredad. No les daréis propiedad en Israel: yo seré su propiedad particular.

Dice Jesús:

“A la Inviolada y jubilosa en el Cielo, Arca cerrada en la que nada ni nadie podrá poner sus manos ya que a donde Dios entró no le es lícito al hombre penetrar; como tampoco a cuanto es propio del hombre culpable en Adán, tú la has visto.

El final de sus días, fue la Vida gloriosa e inmediata; puesto que la que había llevado al Viviente, no podía conocer la muerte y la que no fue profanada por humanidad, no podía conocer la profanación del sepulcro. Ahora bien, la Reina excelsa que arrebata con el gozo del éxtasis a los ángeles, te proporciona  otra enseñanza.

Está dicho: “El mismo príncipe se podrá a sentar delante de Ella para comer su pan delante del Señor” (Ez 44, 3).

Nadie por grande que sea, puede comparecer en Mi Presencia; si no reconoce en María la puerta cerrada por la que sólo Dios entró: a la Madre del Salvador. A la Madre-Virgen, a la Madre divina.

7virgen_maria_eucaristia

Yo la asocié a mi condición de Viviente en el Cielo, para daros a conocer cuál sea su gloria. Si Ella es inferior únicamente a Dios; es porque fue creada por El. Más su Maternidad y su Dolor de Corredentora, la encumbran sobre toda criatura.

Puerta de Dios. De Ella salen la fe, la esperanza y la caridad. De Ella la templanza, la justicia, la fortaleza y la prudencia. De Ella la Gracia y las gracias. De ella la salud, pues de Ella os vino el Dios hecho Carne.

¡Oh Madre mía! Tanto para el Sumo Pontífice como para el último de los creyentes, eres tú el Copón Sagrado en el que la Eucaristía espera a ser distribuida entre los que creen. Todas las gracias pasan a través de tu Cuerpo Inviolado y de tu Corazón Inmaculado.

Y los misterios, la verdad, los sacramentos y todos los dones; únicamente los conocen con verdadera sabiduría y gustan de ellos conscientemente y con fruto; cuantos postrados ante ti, saben pedírtelos.

8milagro-transubstanciacion

Tú haces de filtro entre el Sol y las almas y entre las almas y Dios; para que así el hombre pueda contemplar la Divinidad y la Humanidad ser presentada al Perfecto. Madre, eso lo haces tú que diste a Dios al hombre y das los hombres a Dios, instruyéndolos con tu sonrisa y con tu amor.

Ven siempre a Mí, mi pequeño Juan, pasando a través de María. Es el secreto de los santos.

9mariabienaventurada

Y la Puerta cerrada, que no se abre ni se abrirá jamás por violencia alguna humana. La Puerta santa por la que sólo Dios puede pasar; esa se abre siempre al simple toque del amor de un hijo de Dios y se abre con suma benignidad. Cuanto más humilde y sencillo sea el espíritu que a Ella se dirige, tanto más Ella se abre y os acoge. Os acoge para enseñaros la Sabiduría y el Amor teniéndoos entre sus brazos maternales.

Dirígete pequeño Juan, a tu Maestra que te ama.

Y esto que sigue, es para otra categoría de personas que no saben ser “pequeños Juanes” , ni voces de Cristo.

“Y los levitas que se alejaron de Mí en el descarriamiento de los hijos de Israel… serán los guardianes y porteros de la casa… Por el contrario, los sacerdotes y levitas hijos de Sadoc… Se acercarán a Mí y estarán en mi presencia… Yo soy su heredad” (Ez 44, 10-28).

No es esto aplicable tan sólo a los sacerdotes en el sentido literal de la palabra. Démosle si os place, un significado más amplio y apliquémoslo a los creyentes o cristianos.

Aquel que cree sirve a Dios. Con el Bautismo y la Confirmación os comprometisteis a ello y si sois consecuentes con las ceremonias; queréis decir con ellas a Dios, a vosotros y al mundo que queréis servir a Dios. Sois por tanto, sin haber recibido la consagración; pequeños sacerdotes de vuestro Dios y así debéis de serlo, puesto que Yo os llamo en torno mío para que me améis y me sirváis en esta vida y en la futura.

Pero ¿Qué suele acontecer? ¿Por qué vemos desde lo alto de los Cielos, cómo muchos levitas en la desbandada del mundo, se alejan de Mí yendo tras ídolos que si son vergüenza para los hombres a quienes la Gracia hizo hijos de Dios; para los consagrados son vergüenza suma y profanación?

EL OBISPO DERROCHADOR

EL OBISPO DERROCHADOR

  ¿Por qué han hecho consistir sus creencias en el egoísmo, el sentido, el dinero y la ambición? ¿Por qué sirven a la mentira no teniendo de sacerdotes sino el vestido y no un alma sacerdotal?

Y ¿Por qué he de tener que elegir de entre los hijos de Sadoc, a quienes sustituyan a las voces que han quedado mudas y a las lámparas apagadas? Por compasión del mundo. Sí, por compasión. Pero ¡Ay de aquellos a quienes deba despedir del cargo de guardianes de mi Casa; para que en adelante no lo sean!

A lo largo de todos los siglos fueron los elegidos, procedentes de todas las profesiones y capas sociales; los que vinieron a sustituirles. Arrebatados por el torbellino del amor, subieron bien altos a purificarse en el Fuego y a instruirse con las voces de la Llama divina. Miraron por un instante a Dios con sincera y buena voluntad de verlo y esta visión fue la que les consagró a su servicio.

Y he aquí que Yo digo: “Ellos, por su fidelidad, estarán en mi presencia, sus dones me serán gratos, les instruiré en la Verdad y Yo seré su herencia”.

¡Oh, venid, benditos míos! Venid vosotros, a quienes les ha sido revelada la Verdad, no por obra de hombre sino por querer de Dios en premio a la fidelidad de vuestro amor. Vosotros a quienes se puede decir cómo le dije a Simón: “Bienaventurados de vosotros porque ni la carne ni la sangre sino mi Padre que está en los Cielos os ha dado a conocer la Sabiduría y a reconocer a Cristo” (Mt 16, 13-1º7). Estaos sobre mí Corazón lleno de amaestramientos y de amor infinito para vosotros”.

11-945039_671411122885203_1154265477_n

La vida es guerra y el Cielo su premio. Sabed alcanzarlo descubriendo a Dios en el aura ligera y resistiendo a Satanás en sus violentos torbellinos. Sabed ahormar vuestro corazón al mío tan sólo, teniendo besos de amor para vuestro Señor Dios. No tenéis otro Dios. Servidle a El tan sólo y seréis de los siete mil que se reservó y de los ciento cuarenta y cuatro mil de que habla Juan (Ap. 7, 4 y 9-18): Los elegidos para la verdadera gloria que carece de parangón y término. Y que son los que vienen de la Gran Tribulación de la tierra, a descansar en el Reino de Dios.”

(María Valtorta continúa con su experiencia de la Maternal Reina de los Ángeles)

Ayer noche la Reina excelsa que durante todo el día se me había hecho presente con su fulgor, volvió como Madre al lado de su pobre hija que sufría grandemente. Mas no con su vestidura fúlgida y en el azul del Paraíso; sino con su acostumbrado vestido de lana blanco marfil, poniéndose junto a mi lecho tan dulce y buena, con su sonrisa y sus caricias.

Me refugié en su pecho que parece el de una jovencita grácil, quedando acariciándole sus manos tan lindas y menudas, mórbidas y perfumadas como las flores. Perfumadas con su aroma de Inmaculada. 12-8 de dic

No es fragancia humana. Debe ser perfume del Cielo. ¡Resulta tan grato ¿Sabe?, estar así con las mejillas sobre el corazón de la Madre sintiendo a través de la ropa tosca, latir su corazón y percibir el calor de su pecho; lo mismo que jugar con sus dedos sutiles, igual que si fuera una mamá…! ¡Cuántas veces la he llamado: “Mamá”!

Dirá usted que me repito. Pero es tan grato contarle a usted y a mí misma mis encuentros con María, que no puedo menos de hacerlo. ¡Cuánto le pedí ayer mañana, como Reina del Cielo, por las necesidades de todos! Con confianza de hija le reiteré ayer mis demandas. Esto para todos y de un modo especial; para algunos a quienes quiero salvar del dolor, ya que para ellos dolor equivaldría a desesperación.

Leyendo por casualidad en cierta ocasión la vida de Santa Teresita (“Historia de un alma”, autobiografía de Santa Teresa del Niño Jesús 1873-1897), topo con lo siguiente: “Al ponerme en los brazos del buen Dios, imité al niño que cuando tiene mucho miedo, esconde su cabecita rubia en el hombro del papá”. 13sjoseph

Y yo exclamo: “Pues yo la esconderé en el seno de la mamá. Jesús es el Esposo, el Hermano y el Señor. Me apoyaré por tanto, en El; pero como esposo y hermano, tomando como guía su mano empuñando la cruz. Cuando El quiera me ceñirá con su brazo para atraerme a su corazón. Mas ésta será postura de esposa y por tanto transitoria, no pudiendo pretender que sea permanente. Por el contrario, sobre el corazón de la Mamá; una hija y enferma por añadidura, puede estarse siempre. Así pues; yo me abandono sobre el seno de la Madre. Y esto no lo considero una defección hacia mi Jesús, sino todo lo contrario. Porque estoy segura de que permaneciendo así, estaré siempre al lado de Jesús; ya que tengo la firme convicción de que Jesús se encuentra siempre entre los brazos de María.

 14CTV2CVirgenMaria2C8

De querer buscarlo en otra parte; podría errar fuera de su camino. Más si le busco allí, le encontraré siempre. Madre, elijo tu hombro para mi refugio. Con mi rostro pegado a tu mejilla, te pediré todo y lo esperaré todo, pues una Madre no defrauda”.

¡Si supiese qué dulce resulta sentirla aquí, toda mía…! Sentirla y verla propiamente toda. Toda, toda para mí; viva y verdadera, respirando, sonriendo… Ayer era para el alma el gozo extático total. Hoy es el gozo igualmente para mi humanidad. No acierto a explicar bien este gozo tan completo; esta paz, esta compañía. Todo esto en suma, que experimento. Para poder comprenderlo, habría que probarlo. Me encuentro sola; pero en realidad, estoy con Ella y no me sorprendería de que, si tuviera necesidad de tener abierta la puerta; me la abriese Ella. O si precisara de ayuda, fuera Ella quien me la prestase. Tan real es su Presencia que nada de eso me causaría asombro.

¡Oh, no me merezco todo esto! Mas la bondad de Dios está ciertamente por encima de toda hiperbólica previsión humana.

15EL%20BUEN%20PASTOR

12) ¡ARRIESGAOS AL AMOR, QUE NO A VUESTRA PERDICIÓN!

Publicado el 26/02/2014 por Y María del Getsemaní

(Habla Dios Padre)

Cariño Mío…

¡Abba!

¿Qué ocurrió? Me pregunta Abba con Gran Ternura.

Que me encontré a unas pobres ovejitas que quedaron atrapadas en el “Spam”*  y no los veía. Estaban  en un risco y balaban y balaban y yo no las veía.

¿Se quiere más a las más desprotegidas?

Sí, Abba. Siempre son las que más atesora uno, las que más ama, las que más enternecen el corazón.

Tanto que hablar, Cariño Mío.  Y ahora con la formación de los Grupitos: con las ovejitas adelantadas, con las rezagadas, con las que van llegando, con las que no encontramos, con las que el Maligno esconde…

16-8205B1600x12005D-943979Sí, Aba.

¿Qué te ha quedado clarísimo; que les decías a mis ovejitas escondidas en un rinconcito del risco?

Que las encontré con una alegría grandísima, porque una ovejita de Mi señor vale más que mil reinos;  así que ahora ¡¡¡Encontramos a cuatro!!!

A ver Criatura, ¿Qué teníamos pendiente?

Decirles que no escuchen las voces del Maligno; que no dialoguen con él en su mente. 

¿Por qué?

Porque nos confunde. Nos hace sentir mal al grado de que nos alejemos del Señor, porque nos quiere hacer pensar que no merecemos su compasión y no tendremos su santo perdón.

¿Y eso lo es; Verdad de verdades?

No, Abba. Es mentira de mentiras.

17cara-demonio-5

¿Qué más les has dicho de Mí a Mis Ovejas**?

Que no eres rígido, ni estas esperando a ver qué error cometen para echarlas de lado; sino qué amor tienen en su corazón, para llenarlas de bendiciones. Pero algunas creen que eres un tirano, Abba.

¡Qué! ¿El Dios del Amor que creó esta belleza con Sus Amorosísimas Manos, está pendiente y esperando a ver qué error cometen desde su pobre, frágil y caída humanidad para condenarlas? ¡Si las Amo…!

Sí. Algunas eso creen. Tienen tanto miedo de cometer errores que yo creo que se paralizan.

¡Si os he dado piernas para que os mováis; brazos para que os abracéis unos a otros; bocas para que os beséis castamente y para que os habléis con infinito amor y ternura unas a otras!, ¿Cómo podéis pensar, cómo se os ocurre creer que no os amo? ¿Qué no veo por vosotras? ¿Qué Mis Ángeles no están a vuestro lado por si tropezáis?

18arca-de-noe

 ¿Qué no veis con qué Amor, con qué desesperación os llamo para que regreséis a Mí? ¡Y Me teméis!

Lo único que debéis temer es a estar lejos, Criaturas. Porque es darle oportunidad al lobo a que os despedace. No tengáis miedo a Mi Regazo que es calientito y lleno de amor;

¡TEMED AL DUEÑO DE LA MENTIRA QUE OS QUIERE CONVENCER DE QUE SOY UN DIOS TIRANO y de que no os amo!

 ¿Cómo podéis creer más al dueño de la mentira, que a vuestro Amantísimo Padre que es Amor y Verdad mismas?

SAMSUNG DIGIMAX A503

¡No dejéis que os confundan, Ovejas Mías! Regresad que ya no hay tiempo. No os quedéis distraídas con las cosas del mundo. Corred hacia Mi Hijo Amado que os espera para consentiros. ¿Que no veis con qué ternura acogemos a las que van llegando en estos últimos momentos?

ARRIESGAOS AL AMOR. Arriesgaos a la vida que no a la perdición. Haced este último esfuerzo que os pido; porque no os deseo que muráis y que luego os arrepintáis cuando sea demasiado tarde.

Si esto leéis; es porque no es demasiado tarde. Regresad a Mí, de donde salisteis; a vuestro Santo y Verdadero Hogar, no os quedéis distraídas,

(Veo un incendio que se extiende con rapidez detrás de las ovejitas que están distraídas pastando. No voltean y detrás viene un fuego que las va a  abrasar y ya no podrán salir. Están tan calmadas y se les llama por su nombre, se les exhorta…) 

20incendio-forestal-dp

Algunas están muy cerca, pero no quieren dejar ese pasto de donde se alimentan. Pero lo que se extiende es el fuego y por donde este pasa deja un desierto desolado.

(Habla Nuestro Señor Jesucristo)

CAMINAD HACIA MÍ, (les dice Mi Señor Jesucristo) No os quedéis más distraídas en el mundo que el fuego se aviva a cada instante y si no hacéis por regresar, muy pronto esos pastizales serán polvo, humo y desierto; donde sólo podrán habitar las víboras, las serpientes y los alacranes. Y ese ¡No es terreno para Mis Ovejas!

por eso Os Pido, Os Exhorto, Os Ruego, Mis Amadas Ovejitas: ¡REGRESAD!

21jesc3bas-y-ovejas

(Habla Nuestra Santísima Madre Santa María De Guadalupe)

Pequeños Míos, el tiempo se cierra. Las ultimas ovejitas (veo un arca, como la de Noé en las que suben las últimas parejas de animalitos porque ya el agua comienza a salpicar  el andamio que la sostiene; sólo es cuestión de tiempo y el arca echará a flotar: las puertas ya se van cerrando).

Las que no quieran oír ahora; CUANDO LLEGUEN, ENCONTRARÁN QUE EL ARCA YA ZARPÓ. ¿Eso queréis, Mis Amados? Por Favor, os los suplico, entrad al Arca que es Mi Inmaculado Corazón*** (Ved en este mismo sitio: La consagración a partir del Primer Día- R11 y durante todo el mes de Diciembre)

Y en ella os llevo. El viaje es para adentraros en el Sacratísimo Corazón de Mi Hijo Amado.

22Sagrado Corazón 1

SI LEÉIS, SI ESCUCHÁIS ESTE CLAMOR DE UNA MADRE SANTÍSIMA, LLORANDO POR SUS PEQUEÑOS; NO DESOIGÁIS MI CLAMOR.

QUE SON LOS ÚLTIMOS LLAMADOS ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE.

Alertad a vuestros hermanitos que corran a Mí, Arca de la Salvación; que ninguna construcción humana es ya segura. No os confiéis en vuestras propias fuerzas, que son nada contra la justa Ira del Santo entre los Santos (veo que María Santísima Se hinca mientras El Cordero de Dios deja caer un sobre con un sello roto al piso). Este es el tiempo: Es ya, es ahora es hoy.

23apocalipsis_Capitulo11_contenido_ilust

(Habla San Miguel Arcángel)

¿San Miguel?

Críos del Cielo. NO TENÉIS MÁS TIEMPO. Si estáis leyendo esto y queréis en vuestro libre albedrío, ser de las Ovejas del Señor; dejad todo a un lado y acudid a Nuestra Reina Santísima QUE ES EL ARCA DE SALVACIÓN. No os ocupéis de más nada, más que ¡DE SUBIR AL ARCA QUE ZARPA YA!

Os amamos y aunque os decidáis perderos; seguiremos amandoos por la eternidad

EPÍLOGO:

Esta es la ultima exhortación de este librito**** para que Mis Hijitos la difundan ya. Coloca una imagen del Arca de Noé al calce para que me digan de una vez por todas; si quieren subir o deciden quedarse en terreno de víboras y alacranes; porque Os Advierto:

LO QUE VIENE no es propio para Mis Amados; SINO PARA DEMONIOS.

Vosotros decidís. La decisión es vuestra. Escoged con miras a la eternidad, que la Vida humana en el tiempo es un soplo y la eternidad ES. Cariño, LA ETERNIDAD ES.

Os Amamos,

24arca-de-noe-biblia-religion

(Esta despedida nos la Dice La Santísima Trinidad y Nos Bendice Santamente)

* Se define como Spam a todo aquel correo electrónico que contiene publicidad que no ha  sido solicitado por el receptor del mismo.

** Dios Padre se refiere a los correos en los que sus ovejitas me comparten asuntos personales, me hacen preguntas…

*** Comiencen por la Consagración dada a Agustín Del Divino Corazón (la de los 33 días)

****Folleto 2

25thO51MT5K2

http://tambienestuya.com/