Archivos de etiquetas: calvario

E32 VIVIR MURIENDO


La Ciencia de la Muerte

Dios creó todo, pero la Muerte, NO es obra suya. Dios NO creó la Muerte. Ha sido generada por los esponsales humanos con Satanás.

Adán la generó, antes de generar a su hijo, cuando débil ante la debilidad de la Mujer pecó seducido por ella, bajo el silbido de la Serpiente y las lágrimas de los ángeles.

Pero la pequeña muerte NO es un gran mal, cuando con ella cae como una hoja que ha terminado su ciclo, la carne.

Al contrario, es un bien porque nos regresa a nuestro Origen, en donde un Padre nos Espera…

Y así como NO ha hecho la muerte de la carne, Dios tampoco ha hecho la muerte del espíritu.Al contrario, él mandó al Resucitador Eterno, a su Hijo Jesucristo a darnos la Vida, a los que estábamos muertos.

El milagro de Lázaro, del joven de Naím y de la hija de Jairo, fueron milagros de la pequeña muerte.

De Magdalena, Zaqueo, Dimas, etc. Todos muertos en el espíritu, Jesús hizo vivos en el Señor.

La muerte da gloria a Dios, cuando es aceptada y sufrida con santidad.

La muerte es una voluntad de Dios que se cumple.

También aunque el ejecutor de ella, sea un hombre feroz que se ha vuelto árbitro de los destinos de los demás.

Y por su adhesión a Satanás, se convierte en instrumento para atormentar a sus iguales, asesinando a los mismos y siendo maldito por Dios.

La muerte es siempre la extrema obediencia a Dios, que amenazó con la muerte al hombre por su pecado.

La muerte del cuerpo, es liberación del espíritu.

Nuestra vida en la Tierra no es más que una gestación para nacer a la Luz, a la Vida.

Muchos miran con horror la fosa sepulcro oscuro, donde el cuerpo que se ama con idolatría, vuelve a la verdad de su origen: Lodo.

Fango del cual se suelta una flama, una luz: el alma.

Qué es lo que hace valioso al cuerpo con el espíritu, que es manifestación de Dios y ante el cual la carne es una nada despreciable.

El hombre cuida mucho de los derechos de la carne que es perecedera y mortal.

Y que solo cuando es tenida como esclava del espíritu y NO dueña del espíritu, puede convertirse a su debido tiempo en regia habitante del Reino de los Cielos.

La pequeña muerte es la que nos saca de la tierra y libera nuestro espíritu de la carne.La gran Muerte es la que mata lo inmortal: el espíritu. De la primera se resucita. De la segunda NO se resucita en la eternidad.

Se estará para siempre separado de la Vida, porque Dios es nuestra vida.

Los animales obedeciendo la orden de los instintos saben regularse en la comida, en los connubios, en el escogerse las madrigueras.

Y el hombre con sus continuas desobediencias en el orden natural y sobrenatural, muchas veces se da la primera y la segunda muerte; con abusos en sus placeres y en sus vicios.

Matando también su carne; al manejarlos como si fueran armas esgrimidas en un loco frenesí de autodestrucción, matando su alma.

Buscan la muerte con los errores de la vida. Y la perdición con las obras de sus manos.

Siempre es justa la hora de la muerte, porque es dada por Dios. Él es el Dueño de la vida y de la muerte.

Y si NO son de Él ciertos medios de muerte usados por el hombre por instigación demoníaca; son siempre de Él, las sentencias de muerte dadas por Él,

Para quitar a un alma de un tormento terreno demasiado atroz o para impedir mayores culpas a aquella alma.

La muerte es siempre un calvario, grande o pequeño, pero siempre calvario. Aunque las apariencias indiquen lo contrario. Porque es proporcionada por Dios, a las fuerzas de cada uno de sus hijos.

Fuerzas que Dios aumenta a medida que la muerte que ha destinado para su creatura, es cumplida santamente.

Cuando la hora de la reunión con Dios está más próxima, es más necesario aumentar la Fe, porque en la Hora de la muerte Satanás nunca se cansa de perturbar con sus trampas: Es astuto, feroz, lisonjero y con sonrisas, con cantos, con engaños, aparentes caricias de sus garras.

Tratando de hipnotizar con silbidos repentinos con los que siempre ha buscado doblegarnos; aumenta sus operaciones para arrancarnos del Cielo.

Y es precisamente en esta hora cuando debemos abrazarnos de la Cruz, para que las olas del último huracán satánico no nos sumerjan.

Después viene la Paz Eterna. Hay que tener ánimo.

La Cruz es la fuerza en la Hora de la muerte.

El justo no le teme a la muerte, porque sabe que al obrar el bien tiene la sonrisa de Dios.Para los impíos la muerte es pavorosa. Tienen miedo. Y más miedo todavía cuando sienten que NO han actuado bien o lo han hecho mal del todo.

La boca mentirosa del hombre trata de engañarse a sí mismo, para consolarse y engañar a los demás:

Yo he actuado bien’

Pero la conciencia, que está como un espejo de dos caras bajo su rostro y el Rostro de Dios; acusa al hombre de NO haber obrado bien y de NO obrar para nada bien como lo proclama.

Y es entonces cuando un gran miedo los molesta: el miedo del Juicio de Aquel que todo lo conoce. Y aquí la gran pregunta:

¿Por qué si se le teme tanto como a Juez, NO evitan el tenerlo como tal?

¿Por qué lo rechazan como salvador y NO lo aceptan como Padre?

¿Por qué si lo temen, NO actúan obedeciendo sus Mandatos y NO lo saben escuchar con voz de Padre que guía, hora por hora con mano de amor? Si al menos lo Obedecieran cuando habla con voz de Rey.

Sería obediencia menos premiada, porque es menos dulce a su corazón. ¡Pero sería Obediencia!

Entonces, ¿Por qué NO lo hacen y sin embargo le tienen pavor a la muerte?

La muerte NO se evita y son felices los que llegan a ella vestidos de amor, al encuentro de Aquel que los espera.

Temen a la muerte aquellos que NO conocen el Amor y que NO tienen la conciencia tranquila.

Éstos, cuando por enfermedad, por edad o por cualquier otro motivo, se sienten amenazados por la muerte; se asustan, se afligen o se rebelan.

Intentan por todos los medios y con todas sus fuerzas, escapar de ella.  1MUERTEInútilmente, porque cuando la hora ha sido señalada, ninguna cautela vale para desviar la muerte.

La muerte de los inocentes que mueren sin rencor, es bella como un martirio.

Y como NO tienen la mancha del Odio, también son víctimas que Dios toma como hostias.

Son las flores de hoy, cortadas por el Enemigo de Dios que busca destruir a sus hijos.

Y por el Odio desencadenado con todas sus fuerzas,En el fragor del Infierno de la violencia, en su máximo esplendor.

NO solamente la muerte del pecador es horrible, sino también su vida. 

NO hay que ilusionarse sobre su aspecto exterior, es un maquillaje. Un barniz para cubrir la verdad.

Porque una hora; solamente una hora de la Paz del justo, es incalculablemente más rica en felicidad, que NI la más larga vida de pecado.

Las apariencias indican lo contrario.

Y así como a los ojos del Mundo NO aparecen la riqueza y la alegría de los santos;

Así también se esconde el Abismo de inquietud y de insatisfacción que hay en el corazón del injusto.Y del que como cráter de un volcán en erupción vomita vapores acres, corrosivos y venenosos; que intoxican  a los desventurados, cada vez más.

Tratan de sofocar la inquietud buscando darse todas las satisfacciones que apetecen en su ánimo extraviado

y por lo mismo satisfacciones de Maldad, porque están fermentados en ella.

Los pecadores obstinados e impenitentes, llegan a la perfección del Mal y su muerte es un horror que los hace estallar en la otra vida,

Porque los sumerge en un horror mucho más grande:

LA GRAN MUERTE.

El alma tiene derecho a la Vida Verdadera.

El alma muere cuando se la mantiene separada de Dios.

Hay que nutrirla lo más posible con la Palabra de Dios.

Y solo así saturados de Él, todos los días tendremos vitalidad espiritual, para vencer todas las asechanzas y todas las tentaciones.

La muerte del espíritu se puede constatar a la medida que se pierde la noción del Bien y del Mal.

El alma que se ha sumergido en la impenitencia final, es incapaz de sentir NI siquiera remordimientos

Y SE VUELVE INSENSIBLE AL DAÑO CAUSADO AL PRÓJIMO

La falta de remordimiento es la señal de su decadencia espiritual.El espíritu está muerto cuando NO se tiene la gracia vivificante del Espíritu Santo.

Y ES CONTROLADO POR SATANÁS

Un espíritu muerto, comunica su muerte al alma y de la misma manera que un espíritu vivo, trasmite su vida al alma.

Como la sangre trasmite la vida al cuerpo, así el espíritu proporciona la vida al alma.

¡Hay que vivir! Sólo entonces la muerte no será un fin, sino un pincipio. Un principio de alegría sin medida.

El espíritu es el señor de nuestro ser y cuando está muerto es un esclavo.

Y ésta será la culpa de la que responderemos.El hecho de que el hombre lo atropelle y lo mate, NO le cambia su característica de señor de nuestro ser.

El que deja que el Enemigo mate su espíritu se convierte en cómplice del delito de Deicidio.

Porque a los ojos de Dios, el espíritu es la parte selecta que Él Mismo dio al hombre y permite a Dios convertirnos en Templos Vivos e hijos suyos.

El espíritu es el que volverá a animar la carne, en la hora del Último Juicio.

Resurrección gloriosa del espíritu vivo o tremenda realidad,

para merecer la Segunda Muerte. 1SEGUNDA MUERTEDios NO quiere moradas hechas por mano de hombre.

Él quiere los templos VIVOS que Él hizo con sus propias Manos.

Templos de sangre y de alma.

Templos que la Sangre de Jesús ha revestido de Púrpura Inmortal, Purificando sus preciosos altares.

Esto es lo que Él quiere para reconciliarse con el hombre.

Las tentaciones son inevitables, pero ellas por sí solas NO hacen daño.

Son malas cuando cedemos a ellas.

Nunca serán más fuertes que nosotros, porque el Padre siempre da fuerzas superiores a quién quiere permanecer en el Bién.El Mal está, cuando deseamos ceder al mal y es entonces cuando nosotros mismos saboteamos las fuerzas de Dios con una voluntad perversa, al abandonarnos al beso de la Tentación.

Cuando procedemos así, sometemos al alma a un trance de muerte y de un alma enferma o moribunda, salen aquellos sentimientos que causan asombro.

Y NO debería. En un cuerpo corrupto están los hedores de la muerte y en las almas corruptas, están las manifestaciones de Pecado.

Por eso hay que ser cristianos verdaderos y NO de nombre o de palabra.

El signo de la Cruz debe ser grabado en las fibras vivas de nuestro corazón, NO sobre frontones vacíos. 1Jesus_cruzHay que abrir el corazón al Amor

Para el cristiano, la muerte ha sido destruida con la Muerte de Jesús.

Nuestras culpas han sido anuladas con su Sangre. En anticipo Él nos ha rescatado.

Y el espíritu que es impulsado por el Espíritu Santo, debe dar obediencia y agradecimiento a Dios por los dones del Espíritu Santo

que auxilian al espíritu vivo en el que Él habita y nos convierte en verdaderos hijos de Dios.

 Y por eso hay que imitar en todo a Cristo.

¿Hay sufrimiento?

Hay que reflexionar en quién nos hace sufrir. Veremos que es el hombre. Siempre está el nombre de un hombre, detrás de la causa de nuestro sufrimiento y solo Dios puede aliviarlo.

¿Nos sentimos débiles en el espíritu y mortificados por nuestras caídas?

Examinémonos bien ¿Somos nosotros los que pusimos los medios y NO huimos de nuestros tentadores?

En nuestra alma la culpa ha sido lavada por el Bautismo, pero han quedado los fomes.

Por eso debemos rechazar totalmente las tentaciones y buscar siempre la semejanza y la perfección, tal como lo ordenó el Mandato de Jesús.

Quién espontánea y premeditadamente mata su alma,

termina casi siempre por matar también su cuerpo.Violento contra su alma, se vuelve violento contra su carne.

Y la mata con sus vicios, terminando por suicidarse, como lo hizo Judas.

Quién sin premeditación mata su alma con el pecado mortal, pero poseyendo voluntad de vida, arrepentido busca regeneración y confía en la Misericordia,

NO solo devolverá la vida a su espíritu, sino por la humillación de la caída, disminuirá en soberbia y crecerá en su amor por Dios.

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU

VIVIR MURIENDO

El que quiere vivir por el espíritu y quiere llevar a otros a que vivan la misma vida,

debe posponer la carne; hasta casi matarla, para cuidar solo del espíritu.

El hombre debe pasar por una autogénesis a una segunda creación.

Volver a crearse y hacer que el espíritu reine hasta llegar a la perfección.

Por eso hay que llorar por las culpas, pero ¡Hay que levantarse!

NO siendo muertos vivos y formar parte en el futuro, de los eternos condenados.

El amor es el factor más potente que Jesús nos da en anticipo, para estimular un cambio.

El hombre es como un niño que aprende a hacerse adulto e independiente de la ayuda de otros, precisamente como lo necesita un incapaz que debe ser ayudado en todo; para crecer, nutrirse caminar.

Y lo auxilia el que ya está formado, habiendo alcanzado la edad perfecta en el cuerpo, en el intelecto, en el espíritu.

Y Jesús hace de ‘madre’ para hacer del hombre ‘infante espiritual’, un adulto de la estirpe selecta,

Un regio sacerdote, una hostia viviente, que continuamente se ofrece a Dios como Cristo, con Cristo, por Cristo; a fin de continuar el Sacrificio Perpetuo que se ha iniciado con Cristo y que terminará hasta el Fin de los Siglos.

Y la leche que nos nutre, es su Caridad.Verdaderamente los hombres han sido redimidos por el Amor,

antes que por la Sangre y que la Muerte del Hijo de Dios.

Y es su Amor el que da la madurez necesaria, para que el alma aprenda a ser vino y hostia, consagrados a su Amor.

El hombre es un ser que solo delante del holocausto, se rinde.

Jesús obtuvo su triunfo, después de la Muerte. Y lo mismo es para sus discípulos.

Para ser harina de hostias, es necesario saberse despojar de todas las impurezas por el Amor.Ninguna otra cosa como el Amor, es absoluta en operar esta depuración de la personalidad, para volverla apta para vivir en el Cielo.

Pero después de tanto dolor, toda la amargura que se vive por amor a nuestro Rey, la encontraremos convertida en dulzura.

Todas las heridas con las que seamos afligidos, serán gemas eternas. ¡Todo el dolor será júbilo!

El tiempo pasa y todo instante pasa. Solo queda Dios y con Él, su Eternidad.

Cuando se piensa en esto, se anhela el Dolor como el aire para respirar.1VIDLa uva es más dulce, cuanto más madura es y más madura es, cuanto más sol agarra.

El dueño de la viña no cosecha su uva para hacerla vino, si no está bien madurada.

Y para que madure: la poda de modo que el sol pueda descender y circular entre racimo y racimo.

Y hacer de los granillos ásperos y verdes, otras tantas perlas de líquido azucarado.

En el otoño, después de tanto sol y tanta podadura, las uvas están bellas y ya son útiles al hombre.

Dios es el Sol y las almas-víctimas, la viña donde debe formar el Vino Eterno.

Dios es el Sol y el Viñador. Las circunda y las inunda con sus rayos.

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. 2 El Padre corta todos los sarmientos unidos a mí que no dan fruto y poda los que dan fruto, para que den más fruto. Jesús no dice que él es la cepa o el tronco de la planta, dice que es la Vid, incluyendo también los sarmientos y el fruto. La poda es la labor constante y amorosa del Padre. La limpieza, el crecimiento, el cuidado de la planta, necesita la poda. El VIñador poda los brotes de soberbia, de egoísmo, de rutina, de insolidaridad… Poda, con esmero y cariño, todo lo que impide dar fruto. Sus cuidados siempre están dirigidos a ayudarnos a dar más y mejores frutos.

Y los mortifica para que sean verdaderos sarmientos cargados de fruta y NO vanos zarcillos que NO sirven a nadie.

Es necesario que el Sol y el Viñador los trabajen a su completo placer en las almas.

Y ellas deben imitar a los racimos que no hacen voces de protesta, ni hacen resistencia al Sol y al Viñador.

Sino al contrario, se dejan abrir para recibir los rayos cálidos. Se dejan medicar con líquidos apropiados.

Se dejan acomodar sin reacción alguna. Y así se hacen siempre más grandes y dulces. Un verdadero prodigio de jugos y de belleza.

También las almas deben desear el sol y la obra del Eterno Viñador, cuanto más se acerca para ellas la hora de la Divina Vendimia

NO están destinadas al Místico Lagar, los racimos reacios y enfermos que NO han querido volverse maduros, sanos y dulces.

Y que se han escondido, para NO ser curados.

Los que son dignos de la Vendimia, son los racimos que NO han tenido miedo de ser podados y medicados. Y que dócilmente se han sacrificado en sus gustos por Dios.

Cuando la Vendimia se avecina, las almas-víctimas deben aumentar sus esfuerzos, para absorber cuanto más puedan de Dios.

Él los convertirá en Licor de Vida Eterna. Deben secundar su generosidad, para secundar las Obras de Jesús.

Él quiere hacer de ellos, racimos dignos de ser puestos a los pies del Trono de Dios.

Almas-víctimas. Los corredentores tienen el deber de salvar primeramente a sus familias.Y Jesús tiene con ellos los mismos cuidados que el Viñador tiene con las plantas haraganas.

Aunque ahora no sepan darnos las gracias, cuando lleguen a la Vida las darán; porque la Luz les ilumina horizontes que su humanidad les vela.

Y con éstas promesas no hay que llorar, sino continuar orando, llorando y sufriendo por ellos, en los brazos de Jesús que son más dulces que aquellos de todas las madres.

Jesús nos devolverá los seres que hemos amado, en un Reino donde la triste muerte de la tierra NO tiene acceso y donde la horrible muerte del espíritu, ya no es posible.

Las promesas de Jesús secan las lágrimas, cuando desciende esta esperanza que es fe y bendición. La separación es penosa, pero cuando sabemos que NO ES TOTAL, el dolor disminuye.VIVIR MURIENDO ES MORIR AMANDO 

Y morir amando es seguir el camino de la Cruz. Es amar el calvario, el dolor, el sacrificio, hasta el martirio Total.

MORIR AMANDO

Amar Es morir. Amar totalmente, es morir totalmente.

Para el que ama, la muerte deja de ser Destrucción para volverse Construcción.

El que muere construye, reedifica.

1Camino_de_cruZ

EL CAMINO DE LA CRUZ

El que ama se dona totalmente, con una generosidad absoluta, porque lo único que desea, es la felicidad del ser amado y su completo bienestar.

Para el alma-víctima que llega a amar a Dios con un amor total, la muerte es la Ofrenda con la cual agradece todos los dones recibidos de Aquel que murió por ella primero y obtener la sonrisa y el beso de Jesús, es la máxima de las recompensas.

EL CAMINO DE LA CRUZ  

El Amor fue el sacerdote del Calvario.

El Amor es el sacerdote del místico altar donde se realiza la inmolación total, para morir por el Dios Único y Trino, al cual ha llegado a amar de tal forma, que la muerte no solo ha perdido su horror, sino que se ha convertido en una imperiosa necesidad,Con la cual puede abrazar a su Dios, al probarle de esta manera, como Él es más importante que su propia vida y NO puede ahogar el grito de su corazón, que clama jubiloso en una triple oblación.

Morir amando es una gloria que solo puede comprender el que la prueba.

Morir amando es rendir el Verdadero Culto a Dios. 

Morir amando solo se puede gozar cuando se ha aprendido la Ciencia de la Muerte y una dulzura inefable envuelve las palabras:

“Sacrifícame Señor mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas…”El Amor de Dios, el hombre lo rechaza con desprecio y en los tiempos actuales, el Amor Vilipendiado de Dios, por Justicia y Respeto de su Perfección, NO puede soportar más las afrentas.

Dios llama una y otra vez por todos los medios, pidiendo que se abran los corazones a su Amor Intensísimo y que se hagan víctimas, aceptando ser consumidos, para darle alivio al Amor.

Advierte que es la Hoguera de un Holocausto lo que ofrece; pero que NO huyan de Él, los que NO se han vendido a Satanás.

Ninguno, por más pequeño y mezquino que sea por su estado de pecado debe creerse rechazado por Él. Eso es Misericordia.

Y de las almas más miserables, puede y quiere hacer, estrellas fulgidísimas para su Cielo. Y repite su amoroso llamado:

“YO TE AMO TAL COMO ERES, EN ESTE MOMENTO.”

            NO importa los pecados que hayas cometido. Ya los he pagado Yo en la Cruz. En Ella y con los brazos abiertos, te estoy diciendo cuanto te amo.

Te estoy esperando. Arrepiéntete y conviértete. SOY TU PADRE Y TE AMO.

 Quiero darte consuelo y alivio. Venid a Mí, todos. Pobres, manchados, débiles y los haré reyes. Dadme vuestra miseria, Yo la cubriré con mi Grandeza.

Dadme vuestras tinieblas y Yo os daré mi Luz. Vuestras imperfecciones y Yo os daré mi Perfección. Vuestro egoísmo y Yo lo cubriré con mi Bondad.  

¡Venid! Entrad en mi Amor y dejadlo entrar en vosotros. Soy el Pastor que se fatiga hasta la muerte por la oveja perdida y por ella Yo he dado mi Sangre.

¡Oh, mis corderitos! No teman si muchos harapos y manchas hay en vuestros vestidos y heridas en vuestra alma.

Abrid solo el corazón y aspirad mi Amor. Seréis justos para con Dios y para con vosotros mismos, porque daréis consuelo a Dios y a vosotros, salvación.

¡Venid! Generosos que me amáis ya. Arrastrando a los hermanos que titubean todavía.

Si en todos pido que me permitan entrar, es para dar alivio al Amor Rechazado.A vosotras amadísimas almas-víctimas, pido de daros totalmente a Mí.

Seréis destruidos sobre la Tierra por mi Amor vehemente, pero recreados de una gloria tan alta, como vosotros NO lo podéis concebir.

¡Qué fulgor tendrán las almas que acogieron el Amor de Dios, hasta ser consumidas por Él!

Tendrán el Fulgor mismo de mi Amor que quedará en ellas:

Fuego y Gema eterna de Divinísimo Esplendor. 

UN PLAN DIVINO Y PERFECTO 4


En un bello atardecer de verano, María pasea despacio bajo el emparrado que cubre la terraza, llevando del brazo a su prima Isabel.

El aire está saturado con el aroma de las rosas y las abejas revolotean sobre las flores del jardín y del huerto.

Las dos conversan, mientras arrojan alimento a los palomos.

María pregunta:

–    ¿Pero por qué estás así tan triste? Dios te ha dado la alegría de ser madre y no te la quitará ahora que rebosas de ella. El pequeño Juan recibirá los besos de su madre y Zacarías tendrá todos los cuidados de su fiel esposa, hasta una edad muy avanzada.

Isabel contesta:

–    Eres buena y me consuelas. Estaba ya demasiado vieja para dar a luz a un hijo… Y ahora qué voy a tenerlo, siento miedo.

–    ¡Oh, no! ¡Aquí está Jesús! No hay que tener miedo en donde está Jesús. Mi Niño te quitó todo sufrimiento. Tú lo dijiste, cuando era tan pequeñito como un botón.

Ahora que tiene tres meses en mi vientre, siento palpitar su corazoncito alegrando el mío. Él te librará de todo peligro. Ten fe.

–    La tengo…  pero si muriera, no vayas a dejar al punto a Zacarías. Sé que piensas en tu casa; pero quédate todavía un poco más, para ayudar a mi marido con su dolor…

–    Me quedaré para congratularme con tu alegría y con la de él. Me iré cuando te sientas con fuerzas y contenta. No te intranquilices Isabel. Todo saldrá bien.

Entran lentamente a la casa e Isabel se retira a sus habitaciones, acompañada por el séquito de mujeres que están listas para ayudar en el parto a Isabel.

María va al comedor, donde Zacarías pasea muy preocupado.

Después de orar juntos, María se retira a su habitación, para seguir orando.

El tiempo pasa y al despuntar el alba del día siguiente, mientras Zacarías pasea nervioso, recorriendo de lado a lado el jardín; los gritos de la parturienta se han hecho más agudos.

María está postrada junto a su telar, suplicando al Eterno… Zacarías entra y la ve de esta manera y empieza a llorar.

Es un llanto que lo estremece con sollozos inarticulados, por el castigo sufrido por su incredulidad y que le impide hablar.

María se levanta y lo toma de la mano. Es la jovencita que con palabras maternales, consuela a aquel anciano desolado…

El sol está despuntando en el horizonte y en ese momento, entra una mujer con el feliz anuncio:

–           ¡Ya nació! ¡Eres el padre dichoso de un varoncito!Los dos alaban al Señor y le traen al bebé para que lo bendiga el padre.

Cuarenta y dos días después…

Zacarías, con sus regias vestiduras sacerdotales, se ve muy majestuoso e imponente. Su cara resplandece con la alegría de ser padre y con el honor de presentar a su varón primogénito al Señor. Parece un patriarca.

En el Templo, los guardias lo reciben con honores, igual hacen los sacerdotes.

La ceremonia de presentación del nuevo israelita y la de purificación de la madre es mucho más pomposa que cualquiera, por dos motivos: hacen fiesta por el hijo de un sacerdote y por el milagro de su nacimiento.

Toda la clase sacerdotal está presente y rodean a las personas que asisten.

Cómo María lleva entre sus brazos al pequeño Juan, mientras se dirigen al lugar de la purificación; algunos curiosos hacen sus comentarios…Una mujer dice:

–    No puede ser.  ¿No véis que está encinta? Lleva al recién nacido y Ella ya está gruesa.

Un hombre le contesta:

–    Y con todo, no puede ser sino la madre. La otra está muy anciana.

Otro comenta:

–     Tal vez sea una parienta, pero ¡Es imposible que sea la madre!

Alguien más dice:

–     Sigámoslos y veamos quién tiene razón.

Y su asombro es muy grande cuando ven que la que cumple con el rito de la Purificación es Isabel.

Ofrece su corderito balante como holocausto y sus palomos por el pecado.

Luego Isabel, radiante y orgullosa; recibe de los brazos de María a Juan y lo llevan hacia el Lugar Santo, donde lo presentarán al Señor. Un anciano comenta:

–    ¿No lo sabéis? Es el hijo del sacerdote Zacarías de la estirpe de Aarón. El que se quedó mudo cuando ofrecía el incienso en el Santuario.

Varios agregan:

–      ¿Será su hijo el Mesías que espera Israel?

–       No nació en Belén.

–       Y tampoco de una Virgen.

–       No puede ser el Mesías.

Y los comentarios siguen…

Mientras tanto, termina la ceremonia y hay una fiesta de felicitaciones sobre los padres.   Cuando salen del Templo para emprender el regreso, encuentran a José; al que María le había avisado, para regresar a Nazareth.

Al verlo, el rostro de María se alegra…

Y José la saluda con respeto:

–      La bendición de Dios esté sobre ti, María.

María contesta sonriente:

–     Y sobre ti, José. ¡Alabado sea el Señor que viniste!…  Mira, Zacarías e Isabel están a punto de partir, para llegar a su casa antes de que anochezca.

–    Tu mensaje llegó a Nazareth, cuando estaba realizando algunos trabajos en Caná. En cuanto me enteré me vine. Perdóname por no llegar a tiempo para la ceremonia.

–    No. Tú perdóname por haber estado tanto tiempo lejos de Nazareth. Ahora Isabel ya está más fuerte y no me necesita más.

–    Hiciste bien, mujer.José saluda y conversa con los primos y los felicita por todo.

Admira al vigoroso niño que cuando lo apartan de la tetapara mostrárselo a José, chilla y patalea a todo pulmón.

Todos ríen de sus protestas y la charla se generaliza.

María mira a José con una mezcla de aflicción y de sondeo.

También él la mira.

Y después de algunos minutos se inclina sobre ella y le pregunta:

–           ¿Estás cansada? ¿O te duele algo? Estás pálida  y triste…

–           Lamento separarme de Juanito. Lo quiero mucho. En cuanto nació lo estreché contra mi corazón…

José no pregunta más.

La hora de despedirse ha llegado.

Entran en el mesón donde dejaron encargado el carruaje y el asnillo con el equipaje de María.Las dos primas se abrazan con cariño y María besa una vez más a Juanito antes despedirse de Zacarías.

Luego le pide su bendición.

Al arrodillarse ante el sacerdote, el manto se le resbala de la espalda y bajo el ardiente sol del estío, queda de manifiesto su cuerpo redondeado por la gravidez.

Luego, cuando van a subir sobre sus borriquillos, José le ayuda a María para que suba a la silla y la observa…

Pero no dice ni una palabra. 

¿Quién podrá describir con exactitud el dolor de José, sus pensamientos, la agitación de su alma?…

Como pequeña barca en medio de la borrasca, se encuentra en el centro de una vorágine de ideas contrarias: en un afluir de reflexiones, la una más punzante y dolorosa que las anteriores.

Es un hombre aparentemente traicionado por su mujer. Ve que se derrumba su buen nombre y la estima que el mundo tiene por él. Creyó ver que se le señala con el dedo y se le compadece en Nazareth…

Y también sintió que su cariño y la estima que tiene por María, se desbaratan ante la cruda evidencia del hecho que tiene ante sí…Pero es un hombre justo y valiente. Guarda un heroico silencio…

Y emprenden el regreso a Nazareth y toman el camino principal que va a Galilea.

Tres días después…

En una radiante mañana, María está tejiendo bajo la sombra de un manzano cargadísimo de fruta.

El rocío de la madrugada, todavía cubre las hojas de las flores en el jardín.

Bajo los párpados se ven las ojeras y sus ojos están hinchados de tanto llorar. Sus lágrimas caen sobre su trabajo y en su aflicción suspira, con una gran pena en su corazón.

En el silencio circundante, tan solo se escucha el murmullo del agua que cae en un estanque en el fondo del huerto.

María se estremece al escuchar un golpe en la puerta de la entrada de la casa.

Deja la rueca y el huso y se levanta para ir a abrir.  Aun cuando su vestido blanco es amplio y lo lleva suelto, no logra esconder lo redondo de su vientre.

Cuando abre la puerta, se encuentra frente a José.

Su cara marfileña palidece aun más y lo mira con ojos interrogadoramente tristes.

José la mira con ojos suplicantes…

Ninguno de los dos dice nada.

Por un largo momento, solo se miran.

Luego, es María la que interroga:

–     ¿A esta hora José? ¿Tienes necesidad de algo? ¿Quieres decirme algo? Ven.

José entra y cierra la puerta. Pero no dice nada.

María pregunta:

–     Habla José. ¿En qué te puedo servir? Una voz ronca y ahogada por el llanto contenido, implora:

–     En que me perdones.

José se inclina para arrodillarse…

Pero María, que es siempre reservada en tocarlo, lo toca en el hombro y se lo impide.

María se ruboriza y palidece alternadamente mientras dice:

–     ¿Mi perdón? No tengo nada qué perdonarte, José.

Sólo tengo que darte las gracias por todo lo que hiciste aquí cuando estuve ausente  y por el amor que me das.

José la mira.

Dos gruesas lágrimas asoman en sus ojos oscuros de mirada noble y profunda y ruedan por sus mejillas hasta su barba.

Y dice con la voz entrecortada:

–     Perdón, María. Desconfié de ti. Ahora lo sé. No soy digno de tener un tesoro tan grande.

Falté a la caridad. Te acusé en mi corazón. Te acusé injustamente, porque no te pregunté la verdad.

Falté a la Ley de Dios, porque no te amé como me habría amado a mí mismo…   María responde gentil:

–     ¡Oh, no! ¡En nada has faltado!

–     Sí, María. Si hubiera sido acusado de un crimen semejante, me habría defendido. Tú…

No quería que te defendieses, porque estaba para tomar mis propias decisiones, sin preguntarte cosa alguna. Falté al haber sospechado de ti.

Aun la sola sospecha es ofensa, María. Por el dolor que he sufrido… Tres días de suplicio… Perdóname María.

–      No tengo nada qué perdonarte. Más bien soy yo quién te pido que me perdones por el dolor que te causé….

–     ¡Oh! ¡Sí que fue un dolor! Mira, hoy mismo me dijeron que en las sienes he encanecido. Y me he demacrado como un viejo.

Estos días han sido para mí, más que diez años de vida.

¿Por qué María has sido tan humilde en callar, en no decir a tu esposo tu gloria y permitir que sospechase de ti?José no está arrodillado, pero está tan inclinado que es como si lo estuviese..

Y María le pone su pequeña mano sobre la cabeza y sonríe.

Parece como si lo absolviera.

Y dice:

–     Si no lo hubiera sido de una manera perfecta, no habría merecido concebir al Esperado que viene a cancelar la Culpa de la Soberbia que destruyó al hombre.

Obedecí… Porque Dios me pidió esta obediencia… Mucho me costó… Por ti, por el dolor que sufrirías…

Pero no tenía más alternativa que obedecer… Soy la esclava de Dios… Y los esclavos no discuten las órdenes que reciben.

Las ejecutan, José; aun cuando hagan llorar sangre. – María llora silenciosamente mientras dice esto.

José, inclinado como está; no lo advierte hasta que una lágrima cae al suelo…

Y levanta su cabeza…

Toma las manos de María entre sus manos morenas y fuertes y besa la punta de sus dedos que sobresalen entre las suyas.

Mientras dice con firmeza:

–           Ahora hay que tomar todas las providencias, porque…

José no agrega más, pero mira el cuerpo de María que se ruboriza toda.   Ella se sienta de golpe para controlar su turbación, en un movimiento instintivo por ocultarse a la mirada masculina.

Y José agrega apresurado:

–     Hay que hacerlo cuanto antes… Vendré a vivir contigo.

Cumpliremos con la ceremonia del matrimonio, la semana entrante… ¿Está bien?

–    Todo lo que haces está bien, José. Eres el jefe de la casa y yo tu sierva.

–     No. Yo soy tu siervo.  Soy el siervo bienaventurado de mi Señor que crece en tu seno. Bendita tú eres entre todas las mujeres de Israel. Esta noche avisaré a mis familiares.

Y luego… Cuando esté aquí, trabajaremos para recibirlo…

¡Oh! ¡Cómo podré recibir en mi casa a Dios? ¿En mis brazos a Dios?

Me moriré de alegría… ¡Jamás me atreveré a tocarlo!

–    Lo podrás… Como lo haré yo también por la Gracia de Dios.

–    Pero tú eres Tú. Yo soy un pobre hombre. ¡El último de los hijos de Dios!…

–    Jesús viene por nosotros los pobres, para hacernos ricos en Dios.

Viene a nosotros dos, porque somos los más pobres y reconocemos serlo.

Alégrate José. La estirpe de David tiene al rey esperado y nuestra casa se hace más fastuosa que el palacio de Salomón.Porque aquí estará el Cielo y nosotros compartiremos con Dios el secreto de la Paz que más tarde los hombres conocerán.

Crecerá entre nosotros y nuestros brazos servirán de cuna al Redentor que crecerá. Y nuestras fatigas lo alimentarán y lo cuidarán…

¡Oh, José! ¡Oiremos la Voz de Dios, llamarnos padre y madre! ¡Oh!…

Y María llora con un llanto pleno de alegría.

José, que se ha arrodillado a sus pies, llora con la cabeza escondida entre los pliegues del amplio vestido blanco de María.

Los días pasan y después de la ceremonia del matrimonio, que levanta una ola de comentarios nada caritativos.

Entre todos los que vieron a una novia con las redondeces de una avanzada gestación…Y que los censuraron por no haberlo celebrado cuando estas humillaciones se hubiesen evitado,

José se fue a vivir a la casita de María.

Tres meses después, en pleno invierno, María está trabajando, haciendo el recamado de una fina tela blanca.

Deja su labor porque ya anochece y la luz que entra del huerto es cada vez más opaca.

Se levanta y su vientre, totalmente abultado, no le impide andar con ligereza majestuosa.

Con el donaire y dignidad de una verdadera reina.

Su sonrisa está llena de dulzura y majestad. Su bellísimo rostro ha cambiado.   Ahora ya es una mujer que ha adquirido la perfección de esa belleza que ilumina a las mujeres que esplenden, con la gloria de la maternidad.

José regresa del poblado y María le envía una sonrisa llena de amor.

José le corresponde, pero no puede ocultar un gesto preocupado.

María lo mira con ojos interrogantes y se levanta para tomar el manto que José se está quitando.

Lo dobla y lo pone sobre el arquibanco, mientras José se sienta junto a la mesa. Apoya su codo en ella, muy pensativo.

Y mientras, con la otra mano; con movimientos nerviosos se acomoda y se desacomoda la barba.

María le pregunta:

–    Tienes algo que te atormenta…  ¿Puedo consolarte?

José contesta:

–   Tú siempre me consuelas, María. Pero esta vez, tengo una gran preocupación… Por tí.

–   ¿Por mí José? ¿De qué se trata?

–    Pusieron un Edicto en la puerta de la sinagoga. Se ordena que todos los palestinenses se empadronen.

Y hay que ir a empadronarse al lugar de origen. Nosotros debemos ir a Belén…  –     ¡Oh! –Interrumpe María poniéndose una mano en vientre… Jesús ha saltado de gozo.

José dice:

–     Te molesta,  ¿Verdad? Es duro lo sé.

–     No, José. No es esto. Creo… Pienso en las Sagradas Escrituras. En Raquel, madre de Benjamín y mujer de Jacob de la que nacerá una Estrella…

José completa:

–     El Salvador…  Raquel fue sepultada en Belén, del que está escrito: “Y tú, Belén de Efratá, eres el más pequeño entre los poblados de Judá; pero de ti saldrá el Dominador…”

José se sobresalta y pregunta:

–      ¿Crees… crees que ya llegó el tiempo? ¡Oh! ¿Cómo haremos?

José está asustado y mira a María con ojos llenos de compasión….

Ella lo ve y sonríe.

Y trata de despejar su preocupación:

–      José, el tiempo está ya muy próximo.  Pero el Señor puede abreviarlo, para quitarte esta preocupación. No tengas miedo…

–      ¡Pero el viaje!… Y si das a luz allá, ¿Qué vamos a hacer? No tenemos casa… No conocemos a nadie…–      No tengas miedo… Todo saldrá bien. Confiemos en Dios. Él nos guía… También el Edicto es su voluntad.

¿Qué cosa es el César?…  ¡Un instrumento de su voluntad!…  Desde que el Padre determinó perdonar al hombre, arregló todos los sucesos para que su Mesías naciese en Belén…

Mira que un poderoso que nos domina desde una nación muy lejos de aquí, ahora quiere conocer el número de sus súbditos y nos ordena que vayamos a Belén, para cumplir las Profecías…

No tengas miedo… Dios sabe cómo nos protegerá… Él está con nosotros.

José la mira sorprendido y recupera su sonrisa.

Luego dice con alegría:

–     ¡Bendita tú, sol de mi espíritu! Ya no perdamos tiempo; pues hay que partir lo antes posible…  Y tenemos que regresar pronto, porque aquí todo está preparado para Él… Para Él…  –     Para nuestro hijo, José. Tal lo debe ser a los ojos del mundo, recuérdalo.

El Padre ha rodeado con el Misterio su venida y nosotros no tenemos el derecho de levantar el velo.

Él, Jesús; lo hará por Sí Mismo, cuando llegue la Hora…

–     Tienes razón como siempre, bendita mía. Voy a prepararlo todo para nuestro viaje.

–      Está bien esposo mío. Partiremos cuando  lo dispongas…

Y José se adelanta a preparar los borriquillos…María revela:

–     También mi José tuvo su pasión. Empezó  en Jerusalén cuando vio mi estado. Y duró varios días, lo mismo para él, que para mí.

Espiritualmente no fue menos dolorosa y tan solo porque mi esposo era un Justo, se mantuvo de una forma tan digna y silenciosa, que los siglos apenas si lo han notado.

¡Oh, nuestra primera pasión! ¡Quién puede describir su íntima y silenciosa intensidad!

¡Quién mi dolor al comprobar que el Cielo no me había escuchado todavía, revelando a José el Misterio!

Comprendí que lo ignoraba al verlo tan respetuoso conmigo, como de costumbre. Si hubiera sabido que llevaba en mi seno al Verbo de Dios, hubiera adorado al Verbo encerrado en mí, con actos sólo dignos para Dios.

¿Quién puede describir mi abatimiento que trataba de vencerme y de persuadirme que había esperado en vano en el Señor?

Pienso que fue la rabia de Satanás. Sentí que LA DUDA se levantaba tras de mi espalda y alargaba sus zarpas heladas para apresarme y hacer que no orase.

LA DUDA, que es tan peligrosa y tan letal al corazón.

Letal porque es el primer microbio de la enfermedad mortal que lleva por nombre: DESESPERACIÓN’. Contra la que se debe reaccionar con todas las fuerzas, para que el alma no se pierda, ni se pierda a Dios.

El Dolor de José.

En este punto su santidad brilla más alta que la mía.

Lo digo con afecto de esposa, porque quiero que améis a mi José. A este sabio y prudente hombre. A este hombre paciente y bueno, que está unido al Misterio de la Redención por un desgarrador e indescriptible sufrimiento.

Él os salvó al Salvador a costa de su sacrificio y de su santidad.  Si hubiese sido menos santo, hubiera obrado humanamente denunciándome como adúltera para que fuese lapidada y el hijo de mi pecado muriese conmigo.

Si hubiera sido menos santo, Dios no le hubiera concedido sus luces como guías en semejante prueba.

Pero José era un santo.

Su espíritu limpio vivía en Dios. Su caridad era grande y fuerte.

Y por su caridad os salvó al Salvador cuando no me acusó ante los ancianos y más tarde, cuando con su obediencia nos llevó hasta Egipto.

Breves en número, pero tremendos por su intensidad; fueron los tres días de la pasión de José y mía.

De mi primera pasión, porque comprendía su sufrimiento y no podía consolarlo, porque tenía que obedecer la orden de Dios que me había dicho: “¡No digas nada!”

Cuando llegamos a Nazareth y vi que se iba después de una lacónica despedida, inclinado como si hubiese envejecido de repente.

Y que no vino por las tardes como solía hacerlo; os aseguro hijos, que mi corazón lloró lágrimas de sangre.  Encerrada en mi casa sola, en donde todo me recordaba la Anunciación y la Encarnación.

Y donde todo me recordaba a José, unido a mí con una castidad intachable.

Tuve que hacer frente al desconsuelo, a las insinuaciones de Satanás y esperar, orar…

Y perdonar las sospechas de José y la agitación de su justo desdén.

Porque es menester esperar, orar y perdonar, para obtener que Dios intervenga a nuestro favor.Cuando vinisteis a servir a vuestro Dios aquí a la Tierra, Él se comprometió con vosotros de cuidaros en todo momento…

Y ese “todo momento” NO tiene descanso Mis pequeños, estáis en todo momento en el Pensamiento y en el Corazón de vuestro Dios.

Así que, antes de que volváis a querer decir que vuestro Dios no se acuerda de vosotros; que ciertamente es un error gravísimo, meditéis y calléis.

Y antes que nada, agradeced que vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador, que os está cuidando, está velando por vosotros en todo momento.

Llegará un momento en que Lo conoceréis y Lo veréis Cara a cara. conoceréis Su Amor, os daréis cuenta Quién es vuestro Dios y todo lo que recibisteis de Él, desde el momento de vuestra concepción…

Y por qué se os concedió el Don de la vida.

NO seáis ingratos con vuestro Creador, Él es Puro Amor y si algo sucede en vuestra existencia, Él está velando por vosotros, está viendo por vuestro bien, porque Él es Puro Bien.Aceptad de corazón, lo que venga a vuestra vida, es para vuestro bien.

A veces, tendréis que esperar mucho tiempo, a veces poco; pero el final, será bellísimo y lo agradeceréis infinitamente. Todos vosotros a lo largo de vuestra existencia, tendréis pruebas. Algunas, para que os reforcéis en la Fe y en el Amor.

Otras, para que os acerquéis más fuertemente a Su Corazón. Otras más, para que os deis cuenta de que debéis vivir en humildad y en un sometimiento total a la Voluntad de vuestro Dios y Señor.

Yo Soy el Ejemplo Fiel de lo que os sucede. Yo Misma, también fui probada y fue una Prueba muy fuerte.

Una prueba que en cierto momento, merecería a la muerte…

Porque Me tomó el Santo Espíritu y Me dio la Vida en Mi Vientre, de Aquél que fue vuestro Salvador. Vosotros NO estáis en ese momento fuerte, en el que os estéis jugando vuestra vida.

Deuteronomio 22,23 Muerte a la virgen infiel y traidora

Yo, Me estaba jugando la vida, pero acepté la Voluntad de Nuestro Padre, de Nuestro Dios y ved el Regalo que obtuve al final: al Salvador. El Mesías, se desarrolló en Mi Vientre.

¡Qué Alegría, qué Honor! Y todo eso Me lo concedió Nuestro Dios y Señor, porque acepté Su Voluntad sin ponerLe ninguna restricción. Me di en totalidad por Él, Me di en totalidad por vosotros.

Os digo esto Mis pequeños, para que confiéis plenamente en vuestro Dios.

Si vosotros Lo estáis siguiendo, si vosotros creéis en Él firmemente, si vosotros NO tenéis duda de que vuestro Dios os ve, os guía, os consiente, os prueba; pero sobre todo, OS AMA, NO TEMÁIS.

 Simplemente, dejad que Él se manifieste en vosotros, como se Manifestó plenamente en Mí, Su Sierva.

Amad fuertemente a Nuestro Dios. AmadLo podría decir con locura, porque NO HAY ningún amor en la Tierra, que se pueda parecer al Amor que Nos da Nuestro Dios.  ¡Tanto Amor, tanta Dulzura, tanta Delicadeza! Cada uno de vosotros habréis sentido en algún momento de vuestra vida, Su Presencia.

Su trato siempre delicado, sin que os fuerce en ningún momento. OS DA LA LIBERTAD TOTAL, para que escojáis el seguirLe o el traicionarLo y darLe la espalda. O Le dais alegría o Le dais tristeza.

Vosotros mismos ahora, podréis juzgaros. Si estáis recibiendo solamente bienes de parte de Nuestro Dios, ¿Acaso Él se merece que Le paguéis con males, con traición, con grosería, con pecado?…

¿Verdad que NO, Mis pequeños? Si realmente amáis a vuestro Dios, amadLe. AMADLE con todas vuestras fuerzas, con todo vuestro amor.

Dejad que desde el Cielo os ilumine Mi Señor y Mi Dios. PedidLe a la Comunión de los Santos que os ayuden a entender vuestra misión, que os ayuden a llevarla con la mayor perfección posible, como Nuestro Dios y Señor se merece.

Venid a Mí, Mis pequeños. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, que también velo continuamente por vosotros. Yo, como Madre vuestra os instruyo, os aconsejo y os explico tantas cosas tan bellas, que vienen de Nuestro Dios y Señor.Venid a Mí y pedidMe Consejo y Me daréis  gran alegría, porque os podré hablar de Mi Señor y Mi Dios y Me daréis esa alegría de transmitiros las Verdades del Cielo, Sus alegrías y el futuro que os espera, tan bello, tan santo, tan puro.

Es tan bello todo lo viene de Nuestro Dios y cada uno de vosotros está llamado a regresar al Reino de los Cielos. 

Fuisteis creados para producir Amor. 
Hacedlo Mis pequeños.

La humanidad necesita del Amor de Nuestro Dios. Necesita conocer también, Su Perdón.

Venid a Mí Mis pequeños, para que os ayude a apreciar las bellezas que os tiene preparadas Nuestro Dios para toda la Eternidad.

DejadMe Mis pequeños, que os enamore del Amor de Nuestro Dios.

DejadMe Mis pequeños, que os lleve hasta la profundidad del Corazón de Mi Hijo. PermitidMe Mis pequeños, que os llene de Mi Amor, que es el Amor de la Trinidad en Mí.Lo que ahora vivís; por un lado es una prueba para vuestra fidelidad hacia el Amor Infinito de Nuestro Dios. Por otro lado, es para engrandecer el Reino de Nuestro Dios y con eso os ganaréis más Gloria en el Reino de los Cielos.

Mientras más hagáis en la Tierra, por que conozcan el Amor y las Verdades enseñadas por Mi Hijo, más grandes seréis en el Reino de los Cielos.

Os he dicho que Nuestro Padre, Nuestro Dios, vela por cada uno de vosotros en todo momento. NO hay segundo que NO esté con vosotros. Os conoce perfectamente.

Tratad pues Mis pequeños, de complacerLe a Quien con todo Amor os creó. ¡Valéis tanto para Él!

Vosotros NO tenéis idea de lo que valéis para vuestro Dios, vuestro Creador.

Cuando Él crea a un ser, le da capacidades que vosotros NO tenéis idea aún, de lo que podéis hacer. Pero primeramente OS PRUEBA, para ver si sois merecedores de todo lo que Él tiene pensado daros.

Todos esos regalos y más, se os van dando a lo largo de vuestra existencia y se incrementarán cuando hayáis cumplido vuestra misión aquí en la Tierra, cuando vuestra alma se libere de vuestro cuerpo.Vuestras potencias espirituales, también se liberarán y os daréis cuenta de todo lo que hizo vuestro Dios y Creador por vosotros. El cuerpo, afectado por el Pecado Original os limita…

Pero ya liberados, gozaréis infinitamente todo lo que tenéis, todo lo que se os ha otorgado…

Pero especialmente el Amor. Por eso, tanto os lo insistió Mi Hijo. Toda Su Evangelización, se resume en ello: el Amor. 

El Amor primeramente hacia vuestro Creador. Luego, el Amor hacia vuestro Salvador. luego el Amor de Mi Santo Esposo, el Espíritu de Amor, que os da las capacidades para amar, para servirLe a vuestro Dios en Su Santísima Trinidad…

Y os da las Potencias del Alma que cada uno recibe primeramente, para cumplir su misión y posteriormente, como regalo eterno por haber cumplido correctamente con lo que se os pidió.

¡Es tanto el Amor que se derrama sobre cada uno de vosotros, que debierais estar agradeciendo día y noche lo que tenéis…!

 ¡Y que con Fe, debéis aceptar.  Agradeced. AGRADECED en todo momento que vuestro Creador, vuestro Dios, NO aparte de vosotros Su Vista NI Sus Bendiciones, ni por un segundo.

Sois Su Creación, sois Su regalo si vivís para Su Bien, si vivís para Su Voluntad. Si vivís para expandir Su Amor sobre la Tierra.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo pido Yo ahora, Mis pequeños.

MOMENTOS DIFÍCILES SE VENDRÁN

TENÉIS QUE PREPARAROS

PARA SER MUY VALIENTES Y TREMENDAMENTE INTRÉPIDOS

MI AMADO ESPOSO, EL SEÑOR SAN JOSÉ Y YO

ACABAMOS DE DAROS EL EJEMPLO

Dejaos pues que el Amor Infinito de la Santísima Trinidad, os colmen plenamente. Os transformen y así podáis entender tanto Amor que recibís de vuestro Dios.

Y de esta forma, también sepáis agradecerLe a vuestro Dios, como Él se merece.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

LA HORA DEL GETSEMANÍ III


LA TERCERA HORA 

ROSARIO DE LAS LLAGAS DE JESÚS

Se reza con un rosario común

– Oh! Jesús, Redentor Divino, sé misericordioso con nosotros y con el mundo entero.

– Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

– Perdón y misericordia, Jesús mío cúbrenos de los peligros con tu preciosa Sangre.

– Eterno Padre, ten misericordia de nosotros por la Sangre de Jesucristo, tu único Hijo.

En las cuentas del Padrenuestro se dice:

Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas. Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas, perdona nuestras ofensas a la Santísima Trinidad.

En las cuentas del Avemaría se dice:

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas.

Jaculatoria:

Oh sangre y agua que brotásteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, yo confío en ti.

Al terminar el rosario se dice tres veces:

Preciosísima Sangre de mi Señor Jesucristo, sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Amén (3v)

Sacratísimo Corazón de Jesús, verdaderamente presente en la Sagrada Eucaristía, Yo consagro mi cuerpo y mi alma para que sea enteramente uno con Tu Corazón que está siendo sacrificado en todos los altares del mundo. 

Y dando alabanza al Padre, rogando por la venida de su Reino, recibe este humilde ofrecimiento de mi ser.

Haz de mi como Tú quieras para la Gloria del Padre y la salvación de las almas. Santísima Madre de Dios, nunca dejes que me separe de tu Divino Hijo. Defiéndeme y protégeme como hijo(a) tuyo (a). Amén”. 

CORONILLA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, te suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud por Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo muestre Misericordia y perdón para aquellas almas que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos. Y que también son engañados por la Bestia.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.

Corazón de María, Modelo sublime de todas las almas hostias, apelando a la Divina Misericordia, Yo… (nombre y apellido) Te entrego todos mis sufrimientos para que sean benditos al unirlos a los de Jesús.

Y amparado (a) por tu ternura maternal, también te entrego todo el sufrimiento que nuestros pecados han atraído sobre el mundo entero, para expiación de nuestros pecados y salvación de todas las almas.

En las cuentas grandes: 

Corazón ardiente, Corazón herido en la cruz, Corazón que sangra en la Hostia: Me ofrezco con todo mi ser, para sufrir contigo y en ti. Y para consolar al Corazón de Jesús en el sufrimiento de mis hermanos.

En las cuentas pequeñas:

Corazón Inmaculado de María, holocausto perfecto del Divino Amor. Haz que me hieran las heridas de tu Hijo, que me embriague de su Cruz y de su Sangre y sea crucificado en su Amor.

Jaculatoria: Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad, medianero de todas las gracias, refugio de los perseguidos, esperanza de los pecadores, alegría de los que lloran, fortaleza de los cristianos y alivio de los que sufren; yo confío en ti.

Al final de la coronilla, repetir 3 veces:

Madre del Corazón doloroso, termina en mi cuerpo lo que falta a la pasión de tu Hijo. Amén

Jesús toma mi dolor, sáname y toma mi cruz”. 

SANTO ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE CRISTO

Con el rosario de doce cuentas…

En la Cruz:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu amor. Envía Tu Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la tierra.

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

Oremos: 

Oh Dios, que instruiste los corazones de Tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo Espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen.

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

4.- ¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amén.

SALVE SAN JOSÉ Amadísimo Patriarca, humilde y santo padre de Jesús y padre nuestro, derrama sobre la humanidad los rayos de La Llama de la Humildad de tu Justo y Casto Corazón, para cegar la soberbia de Satanás. Que con su Luz nos reconozcamos muy pecadores y con tu ayuda nos convirtamos de corazón a la Santísima Trinidad. Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

En las tres cuentas rojas:

AVE MARIAgratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

PRIMER MISTERIO: 

La Mano derecha de Nuestro Señor Jesús, es clavada.

Oración:

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo entero y convierta muchas almas! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTERqui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

SEGUNDO MISTERIO: 

La Mano izquierda de Nuestro Señor Jesús es clavada.

Oración: 

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve almas del purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTERqui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

TERCER MISTERIO:

 El pie derecho de Nuestro Señor Jesús es clavado.

Oración:

 ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti.

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

CUARTO MISTERIO: 

El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús es clavado.

Oración:

 ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!(3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

QUINTO MISTERIO: 

El Sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús es traspasado.  

Oración: 

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia Nuestro Dios para la Gloria eterna! Amén

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave Maríagratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! ( 3 veces )

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad… Madre y Reina de toda la Humanidad… Tú que nos alcanzas los dones que nos salvarán… 

SALVE, Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

Oremos

Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su trono y lava los pecados del mundo entero. Que todos te reverencien, oh Preciosa Sangre, ten misericordia. Amén.

Sacratísimo Corazón de Jesús, Ten misericordia de nosotros

Inmaculado Corazón de María, Ruega por nosotros

San José, esposo de María, Ruega por nosotros

Santos Pedro y Pablo, Rueguen por nosotros

San Juan al pie de la Cruz, Ruega por nosotros

Santa María Magdalena, Ruega por nosotros

Todos los guerreros de oración e intercesores del Cielo, Rueguen por nosotros

Todos los grandes Santos de Nuestro Señor, Rueguen por nosotros

Todas las huestes celestiales Legión Angélica de María, Rueguen por nosotros

LETANÍAS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo ten piedad de nosotros – Cristo ten piedad de nosotros!

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo, escúchanos! – Cristo escúchanos benignamente!

Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros!

Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros!

Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!

Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros!

L: ¡OH PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO, SANGRE DE SALVACIÓN!

R: SÁLVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO!

Océano de la Sangre de Jesucristo, ¡Libéranos!

Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana, ¡libéranos!

SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO, SANGRE SANADORA, ¡SÁLVANOS!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de Resurrección ¡sálvanos!

la resurrección de la carne

Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles del Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arcoiris en el Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre, ¡sálvanos!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Lava los pecados del mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Purifica el mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Enséñanos como consolar a Jesús!

ORACIÓN

Oh Sangre Preciosa, salvación nuestra, creemos, esperamos y confiamos en Ti. Libera a todos los que están en las manos de los espíritus infernales, te suplicamos.

Protege a los moribundos de las obras de los espíritus malignos y acógelos en la gloria eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de misericordia. Amén

¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (tres veces)

CONSAGRACIÓN A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO

(Rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la Gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura.

Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de satanás.

En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono, y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a Tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.

Te prometo, con la ayuda de Tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.

De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.

¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad, y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!

He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.

¡Oh Divino Salvador! rocíame a mí y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, ¡oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡oh Virgen siempre gloriosa y bendita! 

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo. Amén

MEDITACION SEGUNDA HORA


DUELO MORTAL

Jesús regresa a su peñasco.

Camina más lento, más encorvado, por el sendero del olivar.

Su dolor y sufrimiento han aumentado, porque Dios se ha retirado y los amigos duermen. 

El silbo de Satanás y la voz de la vida ratifican: “Te sacrificas para nada. Los hombres no te amarán por tu sacrificio. Los hombres no entienden”. 

Se arrodilla apoyando los brazos en la roca que no es lisa y en su mitad tiene un hueco, como si se lo hubiesen hecho a propósito.

Este hueco está lleno de pequeñas florecillas blancas que son diminutos lirios del valle…

Jesús apoya sus manos cerca de las florecitas que le rozan las mejillas, pues apoya la cabeza entre las manos juntas y ora.

Pasado un poco de tiempo siente el frescor de las pequeñas y blancas corolas, alza la cabeza…

Las mira, las acaricia y les dice:

–           ¡También estáis vosotras!… Vosotras sois puras. Me dais consuelo. Había también estas flores en el huerto de Mamá… Le  gustan…01 (2)

Ella las quería, porque decía:

“Cuando era pequeña, decía mi padre: “Eres una azucena diminuta toda llena de rocío celeste”…

¡Oh, mi Madre! ¡Oh, Mamá!… ¡Madre! ¡Oh, Madre mía!… –Y prorrumpe en llanto.

Con la cabeza reclinada sobre las manos unidas, un poco apoyado en los calcañares, lo estremecen los sollozos  mientras dice con las manos apretadas una contra la otra:

–           También en Belén… Y te las llevé, Mamá. ¿Pero éstas quién te las llevará?…

Y se sumerge en la meditación…

minutos más tarde… Debe ser muy angustioso lo que medita porque se abate completamente.

Luego se sobresalta al oír la risa malvada y escalofriante, tan engañosa como los modales y desplantes soberbios, de la inconfundible figura de Satanás.

Que empieza su segundo y virulento asalto…

Y la tremenda lucha da comienzo.

La ponzoña ha sido inoculada.

Por eso es necesario luchar contra sus efectos y contra las oleadas que se precipitan, cada vez más vehementes y aceleradas, del nuevo veneno de la palabra satánica que se derrama sobre nosotros.1serpiente-infernalSatanás que es experto en controlar todos los sentimientos en los hombres que le pertenecen, tambien intenta hacerlo en los hombres que se le resisten…

A Jesús, como una gran marejada lo abruman, sus tristezas de hombre

Todas las pasiones del hombre se han levantado como serpientes encolerizadas silbando sus derechos de existir y Él las tiene que sofocar una a una, para subir libremente a su Calvario.

En el sentido filosófico, las pasiones buenas Jesús Hombre las tiene como todos los hombres justos.

Pero también las pasiones buenas pueden convertirse en enemigas en determinados momentos,

Cuando con su voz forman una cadena de durísimo, fortísimo, anudadísimo acero, para impedirnos cumplir la voluntad de Dios.

Y en esto estriba la magistral exposición de lo que sucede a continuación…

¡La Madre! ¡Oh amor de Madre! ¡Invocado amor inclinado sobre su dolor!

¡Amor que ha rehusado para no hacerla morir con su dolor! ¡Amor de su Madre!

Unidos como están, Él sabe que Ella está sintiendo cada sollozo,

Porque cada vez que la llama con cada una de sus invocaciones; éstas atraviesan el espacio y penetran espiritualmente hasta el aposento en donde Ella está orando.Pero en esta noche no hay éxtasis en la Oración de María.

Ella también está padeciendo el Abandono del Padre y lo único que tiene es un dolorosísimo tormento en el alma.

Jesús lo sabe porque Él también siente como Ella, el inmenso sufrimiento de su Madre Santísima.

Y está luchando por no llamarla, para no hacerle llegar el Lamento de su hijo, que le aumenta su tormento…

¡Oh, Madre Mártir que también inicia su pasión, totalmente solitaria…

¡Al igual como Él está solitario en la noche de este Jueves Pascual!

El hijo que muere entre los brazos de su madre no muere: se adormece acunado por un arrullo de besos que continúan los ángeles, hasta el momento en que la visión de Dios quita de la memoria del hijo el deseo de su madre.

Pero Jesús tiene que morir entre los brazos de los verdugos y en un patíbulo…

Y cerrar los ojos y los oídos al griterío de maldiciones y gestos amenazantes que está contemplando en un tiempo futuro, que se ha hecho presente.

Jesús trata de ahogar el grito que brota desde lo más profundo de su corazón, pero no lo consigue y piensa…

ESTE ES UN ATAQUE MENTAL PERFECTAMENTE CALCULADO

Una de las estrategias letales de Lucifer, cuando no hemos discernido su  presencia perversa…

¡Cuánto te amo, Madre mía Benditísima! ¡Cuánto te amo sobre todo en esta Hora tan amarga del Getsemaní!

Todo el amor que te había dado y que me habías dado durante treinta y tres años de vida, están ante Mí y sostienen su causa y me implora que tenga piedad de ellos…

 Recordándome cada uno de tus besos, cada uno de tus cuidados, las gotitas de leche que me habías dado; mis pequeños pies  fríos de niño pobre en el hueco tibio de tus manos,

las canciones de tu boca, la ligereza de tus dedos entre mis abundantes rizos, y tus sonrisas…

Y tu mirada, tus palabras, tus silencios, tu paso de paloma que posa sus rosados pies en el suelo y sobre los pétalos de las flores, pero tiene ya las alas entreabiertas, preparadas para el vuelo…

Y ni siquiera hace que se plieguen los tallos, de tan ligero que es su caminar, porque Tú estás en la Tierra para mi alegría,

¡Oh Madre! pero siempre tienes las alas trémulas de Cielo,

¡Oh santa, santa, santa y enamorada!

Todas las lágrimas que ya te había costado y todas las que ahora fluyen de tus ojos

y las que manarán en los tres días sucesivos; las oigo caer como lluvia de lamento.

¡Oh las lágrimas de mi Madre!

Pero ¿Quién puede ver llorar, oír llorar a su madre y no tener presente mientras le dure la vida, el tormento de aquel llanto?He tenido que anular, sofocar el amor humano por ti Madre y pisotear tu amor y mi amor para caminar por la vía de la Voluntad de Dios.

¡Y empezó a torturarlo la Nostalgia de la tranquila casa santificada por tantas oraciones de los justos, convertida en  Templo por haber acogido los esponsales de Dios!

¡Convertida en Cielo por haber hospedado entre sus paredes a la Trinidad encerrada en el alma del Cristo Dios!

está solo. ¡Solo! ¡Solo! 

La Tierra y el Cielo no tienen ya habitantes para Él. Es el Hombre cargado con los pecados del mundo y por ello odiado por Dios. Tiene que pagar para redimirse y volver a ser Amado.

Es el Hombre cargado de la Bondad del Cielo y por eso odiado por los hombres a los que la Bondad repugna.

Tiene que ser matado como castigo por ser bueno.

Y también las honestas alegrías del trabajo cumplido para obtener el pan de cada día, incluso para Él Mismo antes, para después dar el pan espiritual a los hombres,se han puesto delante de Él para decirle: “¿Por qué nos dejas?”.

El estruendo crece.

Ya no hay sonido de flauta en sordina, ya no quedan caricias ni ungüentos.

Es clangor de instrumentos a todo volumen: es un golpe, una puñalada, una llama que ahoga y arde.

Y en la llama, Lucifer haciendo que la vida pase ante su mirada espiritual.

Ya había pasado antes con su aspecto resignado de algo sacrificado.

Ahora vuelve con vestido de reina prepotente y dice: “¡Adórame! ¡Soy yo quien reina! Éstos son mis dones.

Todo lo que tienes es mío. Los dones que te he dado y aún te daré otros más hermosos si me eres fiel”.

Lucifer continúa:

–    Sé Rey y Dios. ¿No tienes armas? ¿Ni milicias? ¿Ni riquezas?

Ya te dije una vez que un resto de amor, el poco que me puede haber quedado del tesoro de amor que era mi vida angélica, hay en mí por Ti que eres bueno.

Te amo, mi Señor, y te quiero servir.

Trató luego de halagarlo y atormentó su alma con el recuerdo de su Madre y sus sufrimientos…

Pero vida y afectos no deben volverse enemigos. Nunca. Si tales llegan a ser, hay que romperlos.

Con un esfuerzo supremo, Jesús los ha roto, uno a uno.

Ya había roto la agitación humana de desprecio hacia el Traidor.

Y un nervio de su Corazón se había lacerado en el esfuerzo…

Esta meditación se ha convertido en un martirio insoportable…

Lucifer dice con sarcasmo:

–     ¿Realmente crees que lo que hiciste hoy, de entregarte como alimento a los hombres, hará que ellos cambien? Así como te recibió el Traidor, así te recibirán tus cristianos en el futuro.

Si piensas que tus Sacramentos serán sagrados, mira lo que harán contigo…

Y le muestra a los cristianos masones, comulgando con la mano…masones comulgando en la manoVas a morir por ellos, ¿Crees que les importará?

Llegará un momento en que tu Iglesia será mía. Tus Sacramentos serán míos.

Volverán a venderte tus ministros y tus ‘creyentes’…

igual que te vendieron ahora, por comodidades y placeres…

Tus cristianos será a mí a quien rendirán culto en su corazón y yo reinaré porque ellos me obedecerán a mí.

No les importarás Tú, ni tampoco tus mandamientos; porque serán un estorbo para la vida que quieren tener:

Odiarán. Serán malvados y crueles a un grado que ni siquiera los reconocerás.

Todos tus amadísimos ‘hijitos’ Ni siquiera tendrán Fe para aceptarte.

Y adornarán tu vida con sus propias perversiones…

BLASFEMIA TOTAL

Y entonces dime, ¿A quién habrás salvado? 

Ellos renegarán de Ti. Me venderán a mí su alma por nada…

Porque yo los saciaré de lo que ellos anhelan.

Yo haré que se olviden de Ti de tal forma, que su manera de vivir, será un escándalo…  

La Magdalena que me arrebataste, será una cándida paloma en comparación.

¡Qué pena! ¡Verdaderamente tu muerte será inútil!

¿Qué harás cuando yo me corone Pontífice de tu Iglesia?

¿Qué harás cuando me veas reinar y sea adorado por todos los hombres?

Todos tus obispos me servirán a mí…

¿Qué harás cuando vuelvan a venderte los nuevos Judas que yo te seguiré suscitando?

Jesús sigue callado y levanta su rostro hacia el Cielo.

A la luz de la luna que cae perpendicular sobre su rostro, se le ve cansadísimo y martirizado por un dolor infinito.

Su mirada carece de fulgor y su boca tiene un pliegue de tristeza y angustia indescriptibles.

Su cara está bañada de llanto…

Se levanta y camina hacia delante y hacia atrás, murmurando una plegaria ardiente y silenciosa.

Sufre intensamente. Llora, suplica, levantando sus ojos al Cielo.

Gesticula. Pasa sus manos sobre sus ojos, sobre sus mejillas, con movimientos mecánicos y agitados, que muestran que se encuentra en una atroz angustia.

Llama a los apóstoles.

Gesticula en dirección a Jerusalén. Vuelve a levantar los ojos hacia el Cielo, como para implorar ayuda.

Se quita el manto, como si tuviese calor.

Lo mira… lo besa. Llora… Se lo pone otra vez.

Está dentro de un suplicio. Tiene un gran desasosiego físico.

Es una pena muy dolorosa contemplarlo con  el rostro descompuesto…  Ir y venir.

Levantar los brazos. Retorcerse las manos, llorar y abatirse…

 Luego se detiene y sus ojos no miran sino su tortura y todo contribuye a esta tortura, a aumentarla…

Hasta el manto tejido por su Madre…

Lo besa y dice:

–        ¡Perdón, Mamá! ¡Perdón!

Parece como si se lo pidiera al paño hilado y tejido por el amor materno… Vuelve a ponérselo.

Está lleno de congoja. Quiere orar para superarla. Pero con la oración vuelven los recuerdos, los temores, las dudas, las añoranzas…

Es un alud de nombres… ciudades… personas… hechos… en un recuento muy  rápido y entrecortado.

Quiere orar para vencerlo. Pero con la Oración vuelven los recuerdos, las aprehensiones, las dudas, las lamentaciones…

Es una avalancha de nombres… de ciudades… de personas… de hechos… de sucesos. Velozmente pasa de una cosa a la otra.

Es su vida evangélica que pasa ante su vista…

Y le trae el recuerdo de Judas el Traidor…

Junto con todos los sufrimientos que pasó junto a él en sus tres años de Maestro, tratando de convertirlo y salvarlo…

Tratando de proteger el secreto de su vida incorregible del conocimiento de sus demás apóstoles;

para que no echase a perder el crecimiento espiritual de sus compañeros y arruinase su trabajo pastoral…

Pero todos sus esfuerzos fueron inútiles…

Judas ama desenfrenadamente tres cosas: el dinero, las mujeres y el poder.

Creyó en Jesús como Mesías, pero al sentirse defraudado en lo que esperaba: ser el ministro de un poderoso rey terrenal;

POSESION DEMONIACA PERFECTA

Volcó sobre Él todo su odio y lo único que deseó fue vengarse.  Por eso lo traicionó.

Jesús ha tenido  que compartir el pan con su Caín y sonreírle como a un amigo, para que los demás no se diesen cuenta y así evitar un crimen.

Y el puñal de la traición se remolinea en su corazón destrozado…

Es tanta su angustia, que para vencerla grita en voz alta los nombres de Pedro , de Juan y Santiago…

Y dice:

–     ¡Ahora vendrán! ¡Son muy leales!…

Pero ellos NO vienen…

Y Lucifer no concede tregua, al contrario…

Satanás aprovechó el recuerdo y añadió su veneno en la herida:

–          El apóstol que más has amado y todos los que al igual que él, TE TRAICIONARÁN Y ME SERVIRÁN A MÍ. ¡MIRA!

Cuando tu Iglesia sea mía, estos serán tus ministros… ¿De qué servirá tu divino sacrificio para ellos?

Los hombres no merecen, ni tu amor ni tu sacrificio… ¿Por qué no reflexionas, accedes y me dices que Sí?

Yo te estoy ofreciendo TODO…

Todo lo que Adán me entregó, te lo devolveré… ¡Ni siquiera él, que te conocía, supo ser agradecido con tu herencia!

Cuando los conductores de tu nuevo Pueblo Cristiano hayan olvidado el sacrificio, la oracion y la penitencia; me apoderaré de tu Sede de Pedro y Roma perderá la Fe…  

Y  Tu Sacrificio Perpetuo será profanado por tus propios sacerdotes.

Toda tu Jerarquía me pertenecerá…

Y yo seré adorado en tu lugar…  

Y dime entonces, ¿A quién salvarás?

NO HAY NECESIDAD DE QUE CONOZCAS LA MUERTE TAN CRUEL QUE VOY A DARTE…

¡Mira, esto es lo que te espera!

023mirada-agonizante

Satanás continúa:

–     ¿Lo ves? Te han dejado solo. ¿Llamas al Eterno?… ¡Está lejos!

Lo que deberías hacer es gozar de la vida, sin ocuparte de hombres ingratos. Eres joven.

Puedes vivir rico, feliz, amado…

Vivir para tu Madre. Para no hacerla sufrir.

Vivir para llevar a Dios a través de un largo apostolado, a muchísimos hombres.

Los cuales si mueres ahora, pronto te olvidarán.

Mientras que si eres un Maestro que enseñes, no por tres años, sino por lustros y lustros; ellos terminarán por absorber completamente tu Doctrina.

Yo te quiero ayudar. Y mis ángeles en lugar de combatirte, te ayudarán a seducir a los hombres.

¿Acaso no ves que los ángeles de Dios no vienen en tu ayuda?

Después Dios te perdonará, al ver las multitudes de creyentes que le llevarás… Y cuántos hombres se salvarán al creer en ti.

Y además, te evitarás sufrir una muerte tan atroz.  1jcruz

También en el desierto lo había tentado con poner a Dios a prueba con la imprudencia.

Pero Lucifer no ha terminado:

–     ¿Te niegas a escucharme?

Te has cubierto con todos los pecados del Mundo y esto me permite acercarme a Ti y hacer contigo lo que yo quiera…

Eres mi Dios, pero ahorita sólo Eres un hombre pecador y yo soy superior a Ti.

Estás dispuesto a Sacrificarte y ¿Para qué?…

Mira lo que los hombres harán cuando la Iglesia que vas a fundar con tu sacrificio, también sea mía.

Ellos me adorarán a mí con un sacrificio nuevo sobre el altar de Moloch, que será ejecutado aun por tus mismos sacerdotes y en un número tan colosal que ni los mismos hombres estarán conscientes de su magnitud.

Y a ti te odiarán y rechazarán con el mismo desprecio que el Don de la vida.

Mira como estarás de afligido,

¡Mira! Te niegas a oírme, pero ¡Mírate, Dios del Sinaí!…aborto

Jesús no contesta nada.

Es tanta la congoja, que vuelve a gritar los nombres de sus apóstoles para vencerla:

–           ¡Pedro!…  ¡Juan!…  ¡Santiago!…

Y se dice:

–          Ahora vendrán. ¡Ellos son muy fieles!

Pero “ellos” no vienen.

Y Jesus vuelve a su Oración…

Aunque Jesús intenta rechazarla,

La voz de Lucifer penetra, perturbando la Oración:

–       “Mira…  Aún NO has muerto y ya te han abandonado.

Mira… Has ayudado y eres odiado.

Lo ves. Ni siquiera el mismo Dios te socorre.

Si Dios no te ama  y eres su Hijo,

¿Cómo puedes esperar que los hombres te agradezcan tu sacrificio?

¿Sabes lo que se merecen?

La Venganza, no el Amor como Tú crees.

Véngate, ¡Oh Cristo!, de todos estos necios, de todos estos crueles.

Véngate. Atácales con un milagro que les fulmine.

Muéstrate cómo eres: Dios.

El Dios Terrible del Sinaí. 

El Dios tremendo que me ha fulminado y que arrojó a Adán fuera del Paraíso.

Hasta ahora has dicho tan sólo palabras de bondad.

Tus escasos reproches siempre eran demasiado dulces para estas bestias que tienen la piel más espesa que el cuero del hipopótamo.

Tu mirada curaba, tus palabras salvaban, ¿Pero a quién le interesa escucharlas? Sólo sabes amar.

Odia y reinarás. El odio tiene curvadas las espaldas bajo su azote y pasa triunfante sobre estas filas de bestias serviles.

Las aplasta. Y están felices de serlo. No son más que sádicos…

Y la tortura es la única caricia que aprecian y que recuerdan.

Jesús ya no solo está angustiado, parece aterrorizado, porque está viendo algo que no puede soportar…

Cierra los ojos. Aspira profundo y…Luego se vuelve a oír su voz, que aún es firme:

–      Abbá. Para Ti todo es posible. Aparta de Mí esta copa. Pero NO. No se haga lo que Yo quiero; sino lo que quieras Tú.

El espíritu superó la Tentación Moral. El alma venció sus pasiones.

Con la Oración y la voluntad, ha vuelto a vencer.

Su espíritu se sobrepuso a la tentación  moral.

Está muy agitado y se va veloz hacia donde están Pedro y los dos hermanos…

Los encuentra profundamente dormidos, alrededor de pequeños tizones que ya están casi por consumirse y dan un chispazo rojizo entre la ceniza de la hoguera.

Jesús exclama angustiado:

–          ¡Pedro! ¡Os he llamado tres veces! ¿Pero qué hacéis? ¿Dormís todavía? ¡Pero no sentís cuánto sufro!

Orad.

Que la carne no venza, en ninguno. Que no os venza. El espíritu está pronto, pero la carne es débil. Ayudadme…

Los tres tardan más en despertarse.

Al final lo logran con los ojos henchidos, se incorporan lentamente, piden perdón.

Y balbucean unas disculpas.

Se levantan.

Pedro dice en tono bajo:

–      ¡Pues fíjate!… ¡No nos ha sucedido nunca esto! Debe haber sido ese vino, sin duda. Era fuerte.

Y también este fresco. Nos hemos tapado para no sentirlo (en efecto, se habían tapado hasta la cabeza incluso, con los mantos)

Y hemos dejado de ver el fuego y hemos dejado de tener frío y bueno, pues el sueño ha venido.

Santiago está muy apenado:

–      ¿Dices que has llamado? Es curioso, no me parecía dormir tan profundamente… ¡Eh! Juan.

Busquemos ramas de árboles. Hay que movernos. Se nos pasará.

No te preocupes, Maestro. Que de ahora en adelante… estaremos de pie. –y lanzan hojas secas en las brasas.

Y arroja a las brasas un puñado de hojas secas, soplando hasta que la llama se levanta e  ilumina la pobre faz de Jesús, cubierta con una infinita tristeza…

Toda la luminosidad de ese rostro ha quedado diluida en un cansancio mortal…

1fogata-

Los tres están tan cargados de sueño que van de un lado a otro con los ojos semicerrados.

Pedro sopla para que la llama prenda otra vez y la alimenta con ramas secas de espino que ha traído Juan y un tronco de enebro que trajo Santiago desde un montón más lejano y lo ha echado al fuego.

Y la llama se levanta alegre, iluminando la cara de Jesús.

Una faz tan triste que no es posible mirarlo sin sentir compasión…

Y sin llorar con Él.

Ante aquel resplandor, Jesús implora:

–      Me encuentro en una angustia que me mata. ¡Oh, sí! ¡Mi alma siente una tristeza mortal! ¡Amigos!… ¡Amigos! ¡Amigos!

Y  su aspecto refleja una terrible agonía.

Todos prometen:

–       Pero ahora vamos a orar en voz alta y no se va a repetir esto.

Jesús ruega:

–      Sí. Orad y velad. También para vosotros, lo necesitáis.

Ya  es el de un moribundo que muere en el más angustioso y desolado de los abandonos.Cada palabra parece brotar con un acceso de llanto…

Pero los tres están somnolientos y se mueven con pasos inciertos; con los ojos semicerrados, tanto que parecen casi ebrios… Y están durmiéndose aun de pie y delante de Él.

Para valorar la amistad,  ha llamado “amigos” a sus apóstoles y ha apreciado tanto este afecto que en la hora del dolor ha pedido a los tres más queridos que estuviesen cerca de Él en el Getsemaní.

Les ha rogado que velaran y oraran con Él, por Él…

Y al verles incapaces de hacerlo ha sufrido tanto que se ha debilitado aún más; siendo por ello más susceptible a las seducciones satánicas. 

Una palabrasi hubiera podido intercambiar al menos una palabra con amigos solícitos y comprensivos de su estado, NO habría llegado a desangrarse antes de la tortura, en la lucha titánica por repeler a Satanás.

Jesús los mira… Y comprende…  No los mortifica con reproches.

Menea la cabeza, suspira y  regresa hacia su peñasco.

Avanza despacio por el oscuro sendero del olivar muy desconsolado, doliente, envejecido. Sus ojos siguen muy abiertos, pero parecen empañados.  Su boca refleja un rictus de su cansancio.

Vuelve a su piedra, aún más lento y encorvado.

LA HORA DEL GETSEMANÍ II


LA SEGUNDA HORA

ANGEL CUSTODIO: Hermano mío hoy te llamo y te pido con plena conciencia que continúes a mi lado, siendo esa voz que no permita que me aparte del camino recto. Y te ruego que me acompañes a orar. Sé mi compañero de Oración y mi hermano en la imploración a la Santísima Trinidad. ¡Gracias!

ROSARIO A LA GLORIA DE DIOS, EL PADRE ETERNO

ESTE ROSARIO SIRVE PARA REPARACIÓN de los Dolores que le causamos a la Santísima Trinidad, con nuestros pecados.

En este Rosario meditaremos, las torturas que Jesús recibió en las mazmorras de Caifás.

MEDITACIÓN EN LOS MISTERIOS DOLOROSOS DE JESÚS

Se reza con el rosario de la Preciosa Sangre, de Doce cuentas.

Haz la señal de la cruz 3 veces,

Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

“Padre todopoderoso, somos tus hijos, recibe todo lo que tenemos y lo que somos. Únenos en tu Sacratísimo Corazón y que todas nuestras obras, palabras, pensamientos y deseos, sean según Tu Voluntad. Amen.

CONFITEOR

Deo omnipotenti, beatae Mariae semper Virgini, beato Michaeli Archangelo, beato Ioanni Baptistae, sanctis Apostolis Petro et Paulo, et omnibus Sanctis, quia peccavi nimis cogitatione, verbo et opere: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa. Ideo precor beatam Mariam semper Virginem, beatum Michaelem Archangelum, beatum Ioannem Baptistam, sanctos Apostolos Petrum et Paulum, et omnes Sanctos, orare pro me ad Dominum Deum nostrum. Amen.

Deus meus, ex toto corde poenitet me omnium meorum peccatorum, eaque detestor, quia peccando, non solum poenas a Te iuste statutas promeritus sum, sed praesertim quia offendi Te, summum bonum, ac dignum qui super omnia diligaris. Ideo firmiter propono, adiuvante gratia Tua, de cetero me non peccaturum peccandique occasiones proximas fugiturum. Amen.

JESUCRISTO, SÁLVANOS. “Fiat Padre Fiat Voluntas Tua”

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Veni, Sancte Spiritus, Veni, nostri cordium, Et emitte caelitus Lucis tuae radium.

Veni, pater pauperum, Veni, dator munerum, Veni, lumen cordium.

Consolator optime, Dulcis hospes animae, Dulce refrigerium.

In labore requies, In aestu temperies, In fletu solatium.

O lux beatissima, Reple cordis intima Tuorum fidelium.

Sine tuo numine Nihil est in homine, Nihil est innoxium.

Lava quod est sordidum, Riga quod est aridum, Sana quod est saucium.

Flecte quod est rigidum, Fove quod est frigidum, Rege quod est devium.

Da tuis fidelibus In te confidentibus Sacrum septenarium.

Da virtutis meritum, Da salutis exitum, Da perenne gaudium. Amen. Alleluia.

Symbolum Apostolorum CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen. GLORIAPatri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (7 veces)

¡SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL! ¡MISERICORDIA SEÑOR, LÍBRANOS DE TODO MAL!

PRIMER MISTERIO

La Traición de Judas es anunciada en la Eucaristía 

“Cuando me apresaron los guardias del Templo, me llevaron a las mazmorras mientras el Sanedrín se preparaba para juzgarme. Mis piernas fueron atadas juntas con una cuerda, después me arrastraron abajo de las escaleras en una repugnante, asquerosa y apestosa cueva, que era también un calabozo.”  

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando creaste cielo y tierra, danos un aumento en la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia, en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amén.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo… llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SEGUNDO MISTERIO

La Oración en el Huerto

“Y empezó la tortura. Ataron una cuerda alrededor de mi cuerpo y me arrastraron hacia adelante y hacia atrás a través del suelo de la cueva. Luego me desnudaron y agujerearon mi cuerpo, con las puntas de sus lanzas.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando enviaste a los profetas, aumenta en nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes. Y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo… llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

“No tendrías ningún poder sobre Mí, si no se te hubiese dado de lo Alto…”

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

2- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

TERCER MISTERIO

El Beso de Judas

“Luego me colgaron de una viga alta, hasta que me deslicé de ella y me caí a la tierra. Esto causó un dolor tan intenso que me hizo llorar lágrimas mezcladas con Mi Sangre.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando enviaste al Espíritu Santo y el ángel a la Santísima Virgen Maria, para informarle que ella daría a luz al Salvador, aumenta a nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

3-Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

CUARTO MISTERIO

La Captura. Y la Huida de los Apóstoles

“Después me sacaron a un huerto y Me sujetaron a un tronco grande de un árbol. Procedieron a perforar mi cuerpo con pedazos filosos de metal, desgarrando mi piel, mi carne y mis venas.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo nació en la más absoluta pobreza, aumenta en nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.  Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

4- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

QUINTO MISTERIO

JESÚS PRESO…

“Enseguida me torturaron con toda clase de armamentos… Cuidando de que mis heridas no fueran mortales.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando diste gloria a tu hijo y a su madre en el Templo, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo… llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén 

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SEXTO MISTERIO

Sentencia de Caifás

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando bautizaron a Jesús en el río Jordán y el Espíritu santo vino sobre él en la forma de una paloma, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

“Antes de llevarme a la sala donde me juzgaría el Gran Consejo, me apedrearon y luego me quemaron con una antorcha ardiente y con tizones de un fuego que brillaba intensamente.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

6- Te entregamos…petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SÉPTIMO MISTERIO

Juicio de Herodes

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo comenzó a predicar, curó a los enfermos e hizo milagros, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

“Antes de llevarme ante Herodes, me ataron a un pilar poniendo mis pies sobre una placa incandescente. Y me martirizaron con toda clase de instrumentos de tortura. Para mi tormento y vergüenza hundieron agujas y armas puntiagudas, en los huecos que habían quedado por mi barba arrancada.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

7-  Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

OCTAVO MISTERIO

Juicio de Pilatos

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo fue tentado por Satán por cuarenta días en el desierto, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

“También Me sentaron en una silla de clavos muy filosos que entraron profundamente en mi Carne. Rociaron mis heridas abiertas con resina de pino caliente y líquido de plomo. Y con brutalidad, me golpearon en la silla, haciéndome caer desamparadamente a la tierra.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

REINA DE LOS MARTIRES

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

8- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

NOVENO MISTERIO

La Flagelación

“Luego colocaron una corona de hierro en mi cabeza y cubrieron mis ojos con apestosos trapos asquerosos. Sin vergüenza y con impunidad vaciaron en mi boca lo más horrible de la basura: mierda.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando a través de Jesús sufrías la gran agonía en el jardín de aceitunas en Gethsemaní, la coronación dolorosa de espinas y los golpes incesantes que él aguantó debido a nuestros pecados, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte el mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del Purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.   

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

9- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

DÉCIMO MISTERIO

La Coronación de Espinas

“Se burlaban de Mí y blasfemaban cruelmente. Hicieron un ensayo me pusieron una corona de hierro que habían preparado para mi captura y Me tiraron en una cruz a la cual me ataron tan firmemente y con tal crueldad que casi no podía respirar.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando Jesús llevaba la cruz, cuando lo crucificaron y murió en la cruz, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

10- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

UNDÉCIMO MISTERIO

El Camino al Calvario.

“Hollaron mi cabeza cuando yacía por tierra. Uno de ellos, cuando estaba tirado sobre la cruz;  al poner su pie en mi pecho, hundió una de las puntas de mi corona de hierro, a través de mi lengua.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste en la Resurrección de Jesús, su ascensión al cielo, y la venida del Espíritu Santo a los Apóstoles, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del Purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.lapiedad

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

11- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

DUODÉCIMO MISTERIO

La Crucifixión

“Para llevarme a los Tres Juicios: el del Sanedrín, el de Herodes y el de Pilatos, después de torturarme; continuaron lanzando una inundación de blasfemias contra Mí; ataron mis manos detrás de mi espalda. Mientras que me condujeron fuera de la prisión, continuaron batiéndome y azotándome.”

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  Salmo 69-21

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando en la asunción de la Virgen al cielo, glorificaste a la madre de tu hijo, y por la esperanza y la confianza que tenemos en Tí, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero. .

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen.

Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI y de todos tus consagrados.

Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero

12-Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

Oración final

Dios todopoderoso, que haces a todas las cosas buenas y útiles a los que te aman, llena nuestros corazones con amor verdadero para Ti y únenos a tu Sacratísimo Corazón, para fundir nuestra voluntad en la tuya y unir nuestra mente y nuestro corazón a los tuyos. Ayúdanos a obrar dentro de tus designios y a darte honor y gloria con nuestra vida, a través de nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que contigo vive y reina junto con el Espíritu Santo. Amen.

P276 EL ATAQUE ESPIRITUAL


Febrero 9 de 2019

LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Hijo mío: Aquí en el silencio de tu cuarto mientras la vida pasa, el mundo se está convirtiendo en una gran fosa; las almas bajan al Abismo; al pozo sin salida.

La muerte es el sello de muchos de mis hijos; el mundo se ha vuelto frio en caridad, en amor, en obras; las gentes andan cada una por su lado, NO tienen tiempo para mirar la Obra de Dios.

El Egoísmo, la Avaricia y el ansia de poder unidos a la Falta de Perdón, están haciendo de mi Creación, un Valle de Llanto, Muerte y Desolación.

A través de toda la historia de la humanidad, los hombres se han distinguido NO por su paz, sino por sus guerras; la violencia ha formado cadenas y barreras de separación.

La muerte, la violencia, el orgullo, la soberbia y ante todo la muerte espiritual que es un alejamiento total de los Preceptos de Dios, han desencadenado los más atroces derramamientos de sangre; manchando con sus actos y su violencia el Espíritu de la Tierra.  De padres alejados de Dios nace un fruto triste; la cadena de frialdad y rechazo, está en el hombre, desde el momento de la concepción.

COMO SON LOS PADRES ASÍ SON LOS HIJOS,

A NO SER QUE SE CONVIERTAN.

La limpieza del espíritu comienza en el hogar. El amor, el diálogo y las buenas costumbres deben ser el alimento para el alma.

La Oración, el respeto a Dios y el cumplimiento de sus Preceptos deben ser el alimento para el espíritu.Los hombres, la pobre Humanidad, NO han entendido que la riqueza no está en acumular bienes materiales, sino mas bien en guardar un perfecto equilibro entre el cuerpo, el alma y el espíritu; de ahí emana la verdadera riqueza humana.

Nunca antes como Padre de la Humanidad había visto tanta maldad y pecado en mi Creación.

Me duele y entristece ver la degradación moral, social y espiritual, a la que ha llegado esta Humanidad de estos últimos tiempos;

El pecado, la maldad y los bajos instintos de esta Humanidad, tienen en peligro el equilibrio y la armonía que rigen en la Creación;

Acordaos que sois seres espirituales en un Universo espiritual y TODO está sincronizado en el Amor y creado en el Amor.El hombre con su pecado está destruyendo este equilibrio de amor; si NO intervengo como Padre, mi Creación desaparecerá.

El equilibrio espiritual que mueve mi Creación está en peligro, el pecado del hombre de estos Últimos Tiempos tiene desincronizado el Universo;

Esta desincronización va a traer nefastas consecuencias para la Humanidad.

Mi Justicia hará que todo en el Universo vuelva a acomodarse. La Tierra no soporta ya más tanta violencia, tanta degradación. Mi Creación se está viendo en peligro, por la falta de amor y de Dios.

Si el hombre amara, la Tierra seria un paraíso,

PUES TODO LO QUE DIOS CREÓ, GUARDA LA SINFONÍA DEL AMOR

El amor y el respeto, unidos a la obediencia de los Preceptos divinos, son la clave para una perfecta comunión entre el hombre, la Tierra y Dios;

Pero el hombre al romper uno de estos elementos, produce un desequilibrio que es lo que está llevando a la Humanidad de hoy a su propia muerte y destrucción.

Pues la Humanidad NO quiere volver al amor que es DIOS y que lo da DIOS;

Cuando existe esa comunicación de obediencia, respeto y cumplimiento de los Mandatos divinos, se cumple lo que dicen las escrituras: “Dios está entre vosotros”.

NO permitiré más injusticias, ni que se mancille mi Nombre y mi Creación; el Tiempo de Dios se ha cumplido ya para los habitantes de la Tierra;

Haced cadenas de Oración y de Sacrificios, para que el castigo NO sea mayor, pues la suerte de las 2/3 partes de la Humanidad está echada.

Si Oráis, Ayunáis y os vestís de sayal como la ciudad de Nínive, Tendré compasión y NO los castigaré como está escrito; de lo contrario haré llover Fuego del Cielo, que borrará de la faz de Tierra a la inmensa mayoría.

Porque en Sodoma y Gomorra NO se vio la putrefacción espiritual, social y moral que se ve hoy en la Tierra.

Si estas dos ciudades las desaparecí de la faz de la Tierra, cuanto más NO haré hoy con tanta miseria espiritual y tantísimo pecado que atemoriza hasta los mismos Infiernos.

¿Queréis la vida?, Ama, sirve, y perdona y lo más importante, obedece y escucha la voz del Señor tu Dios;

De lo contrario acabaré con toda semilla de maldad, así los justos caigan en la poda.Yo Soy el que Soy. El Alfa y la Omega.

La inmensa mayoría de la Humanidad ya NO CREE en mi existencia; piensan que soy un mito, una leyenda… O lo que es peor, un fantasma.

¡Oh, que equivocados están los que así piensan!. Os digo:

Yo Soy el Dios de todos los tiempos, Señor del Cielo y de la Tierra; Creador de todo lo visible e invisible; Rey de Reyes y Señor de Señores.

Único y Verdadero Dios. Omniciente, Omnipresente y Omnipotente.El Mismo ayer, hoy y siempre. Soy una Realidad entre vosotros.

Todo lo veo, todo lo sondeo y todo lo juzgo, bajo las directrices de mi Suprema Sabiduría.

Os digo mortales, hijos de Adán, que estáis muy equivocados los que negáis mi existencia.

¿Pensáis que Dios NO existe y que NO os hará ni mal, ni bien?

MUY PRONTO EN MI AVISO ME MANIFESTARÉ A LOS HOMBRES

Entonces sabréis que Yo Soy Dios. El Dios de la Misericordia,

El Buen Pastor, que se quedó con vosotros en el silencio de cada Sagrario, está por partir;

vosotros hijos de Adán NO quisisteis escucharlo.

Conoceréis entonces al Justo Juez, que viene a restablecer el orden y el derecho.¡Os hago un llamado urgente a vosotros los que dudáis de mi Existencia y Divinidad!. ¡Volved a Dios o pereceréis!.

Soy el Dios de la Misericordia, pero también soy el Dios de la Justicia, que NO permitirá que sigáis destruyendo mi Creación y quebrantando mis Preceptos.

Soy más Padre que Juez; pero vosotros le disteis la espalda al Dios de la Misericordia; conoced entonces mi Justicia que es recta e inexorable; que da a cada cual según sus obras.

Ya el hacha está en la raíz del árbol, y todo árbol que no de buen fruto, será cortado, talado y tirado al fuego.

El sonido de las trompetas, anuncian el Tiempo de mi Justicia.  Estad listos y preparados para el combate espiritual;Permaneced ya en acuartelamiento espiritual; tened lista y aceitada vuestra armadura, orad a todo instante, porque mi Adversario está por desencadenar el combate.

¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD!

¡PORQUE EL TIEMPO YA NO ES TIEMPO!.

El Universo ha comenzado su transformación, fenómenos nunca antes vistos por ojo alguno se verán en el cielo y en la tierra; el tiempo ha comenzado a acelerarse, los días y sus noches serán más cortos.

Mis Ángeles han comenzado a hacer sonar mis trompetas, que anuncian la proximidad de mi Aviso

La Gloriosa Cruz de mi Hijo, muy pronto en el firmamento aparecerá;

Recogeos en oración, NO perdáis más el tiempo en vanidades y preocupaciones mundanas, para que NO os pase como en los tiempos de Noé y de Lot,

Que andaban en la cotidianidad de la vida y NO prestaron atención a los llamados del Cielo, como sucede al presente…

Y vino el desastre y fue muy tarde para la humanidad de aquellos tiempos.

¡Recapacitad, habitantes de la Tierra, prestad atención a mis Llamados, porque la Hora de mi Justicia está cerca; más cerca de lo que vosotros pensáis!Reconciliaos con la Trinidad Santa, lo más pronto posible, porque las Trompetas ya están sonando y llaman a la conversión.

Os hago un llamado urgente a todos vosotros los que andáis sumidos en el pecado y cabalgáis por este mundo sin Dios y sin ley;

VOLVED A MÍ, O PERECERÉIS.

TIBIOS DE CORAZÓN, DEFINÍOS DE UNA VEZ

Y ponedle orden  a vuestras vidas;Juventud rebelde, despertad de vuestro letargo espiritual y NO sigáis quebrantando mis Preceptos, para que NO sigáis cayendo en el Abismo.

Pueblo mío, mi Creación ha entrado ya en su última fase de purificación y ésta será la más fuerte; en ella están incluidas todas mis criaturas.

Vuestra transformación espiritual está por comenzar; sólo los vencedores obtendrán la Corona de la Vida.

La inmensa mayoría de la Humanidad que camina en el pecado, muy pronto sentirá en el cuerpo y en el alma, lo que es estar sin el Espíritu de Vida.

Millones de seres humanos SI NO DESPIERTAN con el Aviso, se van a perder;Nuevamente os digo: estad preparados espiritualmente para este Acontecimiento que está por llegar; apresuraos a poner vuestras cuentas en orden y lo más importante: a perdonaros los unos a los otros.

Para que cuando mi Hijo toque a la puerta de vuestra alma, seáis irreprochables y podáis ver la Gloria de Dios.

NO olvidéis Pueblo mío orar en cadena, porque la Oración en cadena os va a dar grandes victorias sobre las fuerzas del Mal.

Que mi Pueblo esté listo y preparado, porque todo está a punto de desencadenarse; como Padre de la humanidad, esperaré a que se agote el último segundo de misericordia.

 Porque NO quiero la muerte del pecador, ni me complazco con su sufrimiento.Es necesaria esta purificación para que el Orden y el Derecho, vuelvan a restablecerse; porque de seguir la Humanidad como va, peligra la existencia de mi Creación.

Vuestro desamor y pecado hacen que mi Justicia obre en favor de mi Creación y ya sabéis vosotros que ésta es recta e inexorable y dará a cada cual según sus obras.

Mi ajuste espiritual dará origen a una Nueva Creación, donde sólo seres espirituales la podrán habitar.

Preparaos Pueblo mío, porque los ayes están por comenzar; NO entréis en pánico,

Sabed que todo esto es necesario para que el hombre viejo muera y pueda renacer un hombre nuevo, totalmente espiritual para gozo y deleite de vuestro Padre. Mi Nueva Creación espera por mi Pueblo fiel; alegraos porque unos Nuevos Cielos y una Nueva Tierra, muy pronto habitaréis. La Gloria de Dios os está esperando.

Hijos míos, se acercan los días de la Prueba donde todo será caos y confusión; la Humanidad está entrando YA en la etapa de la Gran Purificación.

Los que NO estén preparados se van a perder.

La Tribulación NO dará tregua, seréis probados como se prueba el oro en el crisol; vuestra Fe, será puesta a prueba y sólo los vencedores, podrán habitar mi Nueva Creación.

LA ORACIÓN, EL AYUNO Y LA PENITENCIA,  SON FORTALEZAS ESPIRITUALES QUE OS PROTEGERÁN

DE LOS ATAQUES DEL ENEMIGO DE VUESTRA ALMA.

 Mis Nuevos Cielos y mi Nueva Tierra, aguarda por mi Pueblo Fiel. Os esperan pues hijos míos, días de purificación en todos los ámbitos de vuestra vida.

Pueblo mío,

FORTALECED VUESTRA MENTE CON LA ORACIÓN,

PORQUE ELLA SERÁ EL PRINCIPAL CAMPO DE BATALLA. (1)Cerrad con la Confesión y reparación de vuestros pecados mortales, todas las puertas espirituales abiertas, para que los demonios no puedan haceros perder.

NO perdáis la cabeza con los ataques mentales, Orad y confiad y el Cielo vendrá en vuestra ayuda.

Ofreced los reveses de cada día como una Ofrenda de amor a vuestro Padre, por vuestra purificación; sed muy pacientes y tolerantes, porque todo en vuestra vida se os va a revolcar.

Reprended a todo instante los ataques del Maligno, para que sus dardos NO destruyan vuestras fortalezas espirituales.

Acordaos que la batalla es espiritual y las armas son espirituales, tened esto muy en cuenta, para que NO vayáis a entrar en batalla con los Demonios, haciendo uso de armas materiales, porque de seguro seréis presa fácil de mi Adversario. Confiad en Dios y permaneced firmes en la Fe, y así saldréis victoriosos en las pruebas de cada día.

Me arde el celo por mi Creación. Me olvidaré de mi Misericordia y Fidelidad para que sea mi Justicia la que restablezca el orden y el derecho.

Pensad bien entonces hijos míos y decidíos por el camino de la justicia, el orden y el derecho, así como el respeto a vuestros hermanos y a vuestro creador; de lo contrario seréis paja que arderá en el Fuego de mi Justicia.

Os anuncio habitantes de la Tierra, que mis días están por comenzar.

Alegraos vosotros los que escucháis mi Voz y ponéis en práctica mis Preceptos, porque muy pronto veréis a vuestro Dios y Señor en todo su esplendor.¡Habitantes de la Tierra, NO quiero vuestra muerte! 

El tiempo de mi Justicia ESTÁ SOBRE VOSOTROS; si NO volvéis a Mí de corazón ¡AHORA!, corréis el peligro de perderos.

Mi Creación ha comenzado sus dolores de parto y sus gemidos van a sentirse en los cuatro puntos de la tierra.

PREPARAOS PARA MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

Llegaré como Ladrón en la noche; estad listos con vuestras lámparas encendidas, porque vengo a tocar a las puertas de vuestras almas. Os bendigo Pueblo mío, heredad mía, con la Bendición Trinitaria.
+ Bendición del Padre Creador
+ Bendición del Hijo Redentor.
+ Bendición del Espíritu Santificador.

Quedad en mi Paz, Pueblo mío, Heredad mía.

Hombres de buena voluntad, pueblo de Dios; dad a conocer este mensaje a todas las naciones.

Soy vuestro Padre Creador. Señor de todos los tiempos.VUESTRO PADRE CELESTIAL:  YHAVE, SEÑOR DE LAS NACIONES.

Oración dictada por Nuestro Señor Jesucristo después de este Mensaje, para proteger nuestra mente, potencias, sentidos, pensamientos, consciente, inconsciente, subconsciente y memoria, de los dardos incendiarios del Maligno.

ARMADURA ESPIRITUALHacer todos los días al levantarse y al acostarse.

Señor Jesús, Yo ….. (nombre y apellidos) te consagro mi mente con sus potencias, sentidos, pensamientos, memoria, consciente, inconsciente y subconsciente, a tu gloriosa sangre derramada por ti, a mi favor.

Me sello y protejo con tu sangre redentora de todo falso pensamiento, de toda sugestión negativa, de toda falsa imaginación, de todo temor, de todo engaño. 

Que tu sangre redentora, Señor Jesús, me limpie, purifique, descontamine y libere y me conceda la gracia de poder tener dominio propio en mi integridad física, psíquica, biológica y espiritual.  Amén.

Poderosa Sangre de Salvación, combate al enemigo en mi cuerpo, mente, y espíritu (3 veces esta jaculatoria cuando sintáis ataques fuertes del enemigo).

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.  Vuestro Maestro, Jesús de Nazareth.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

(1) ¿CÓMO ES UN ATAQUE ESPIRITUAL?

R142 EL CÁLIZ AMARGO


SEPTIEMBRE 20 DE 2018 3: 25 P.M

 Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y el Amor y Protección de vuestra Madre Celestial, os acompañen siempre.

Hijitos os ruego encarecidamente : Acatad TODAS LAS INSTRUCCIONES que os doy en este Mensaje; para que estéis preparados a los Acontecimientos que están por venir.

Hijitos, tened mucho cuidado con mis pequeños infantes, porque los emisarios del Mal están pagando por cada niño raptado, para utilizarlos en ritos satánicos.

Ofreciéndolos a mi Adversario a través de misas negras, para obtener de éste, fama, poder, dinero y demás favores.

Prestad mucha atención a esta advertencia que os hago, porque se vienen perdiendo muchos niños.

NO descuidéis ni un solo instante a vuestros pequeños; id personalmente a recogerlos en las guarderías y colegios, o enviad familiares para que los recojan.Hay muchos malvados que a cambio de dinero, los están raptando para entregárselos a los hijos de la Oscuridad, para llevar a cabo estos macabros sacrificios en honor al Amo de las Tinieblas

Mis niños, acordaos que los Tiempos que estáis viviendo SON ya de Tribulación y los enemigos de Dios NO descansan buscando la forma de haceros el mal.

La Maldad se ha intensificado, todas las prácticas ocultistas hoy están de moda; hacer el mal se volvió una costumbre.

Los hijos de la Oscuridad están en su tiempo, tened mucho cuidado con las personas que conozcáis, NO descubráis vuestro corazón a cualquiera.

NO recibáis regalos o comida de personas extrañas, porque bien sabéis que el Demonio y sus secuaces ya vagan por este mundo. Ya hay muchas almas poseídas entre vosotros que vagan buscando la forma de haceros daño o robaros el alma.

NO andéis buscando lo que no se os ha perdido. Con esto quiero deciros, que hay muchos que andan en busca de quien les haga milagros; desesperados andan de aquí para allá, en la búsqueda de quien les cambie la suerte.

Acuden a personas y NO a Dios y en la mayoría de los casos son estafados o lo que es peor, caen en manos del sirvientes del Mal que les roban el alma.

Hijitos ingratos, sólo Dios salva y sólo ÉL, puede transformar vuestras vidas.

Buscadlo con sincero corazón, donde está Preso y Solitario: en el Sagrario.

Os aseguro que a cambio recibiréis lo que vale más que el dinero: paz, gozo, plenitud y vida en abundancia.

Buscad a Dios con sincero corazón y todo lo demás os vendrá por añadidura.Mis niños, nuevamente os advierto sobre las vacunas porque ya se vienen presentando casos de muertes entre niños y ancianos, por un tipo de vacuna contra la influenza, que están distribuyendo las organizaciones que le sirven a las élites illuminatis.

Los illuminatis tienen planeado diezmar gran parte de la humanidad, especialmente de niños y ancianos; porque según ellos son una carga para los gobiernos: ni los niños ni los ancianos, producen.

En el tiempo del último reinado de mi Adversario NO os dejéis vacunar, porque corréis el riesgo de perder la vida.

Las élites illuminatis están aliadas con muchos gobiernos y van a emprender campañas de salud, enviando medicamentos a todos los países tercermundistas y al áfrica.

Su consigna es diezmar la población de estos países para que sólo quede una minoría que ellos puedan esclavizar.

NO creáis mis niños en la benevolencia de los potentados, porque a ellos NO les interesan los pobres ni marginados; para ellos son débiles y todo lo débil según ellos, debe desaparecer.

Los iluminados como así se hacen llamar se sienten una raza superior y sólo ellos quieren quedar y gobernar en la Tierra. Mi Padre destruirá los planes de los malvados si vosotros Pueblo de Dios, oráis y clamáis al Cielo.

Hijitos, muchos potentados andan haciendo refugios para escapar de los días de Justicia Divina; ¡Qué ingenuos y necios son!, Hasta un arca están construyendo para salvarse sólo ellos.

¡Insensatos! ¡Si NO os arrepentís y retomáis cuánto antes el camino de la salvación, vais a perecer por la Furia de la Naturaleza que os aplastará en vuestros fortificados refugios!

Os digo, si NO estáis preparados espiritualmente, NO resistiréis la Justa Ira de Dios.De nada os servirá vuestro dinero, poder, ciencia y tecnología, en el tiempo de la Justicia Divina.

Corred más bien a poner vuestras cuentas en orden; apartaos del mal camino y volved a Dios con sincero corazón.

Socorred a la viuda y al huérfano, dad de comer al hambriento y calmad la sed del sediento; vestid al desnudo y repartid vuestras riquezas entre los más necesitados,

Y os aseguro que a cambio recibiréis el Tesoro de la Vida Eterna.Hijitos, días aciagos os esperan, NO TEMÁIS. Orad con mi Santo Rosario para que esos días de purificación, pasen como un sueño para vosotros.

La Humanidad NO ha alcanzado a dimensionar el Cáliz Amargo que le espera; siguen en su cotidianidad y muchos continúan dándole la espalda a Dios;

Van a llegar los días de la Gran Prueba y se van a perder por NO estar preparados espiritualmente.

¡Cómo Madre de la Humanidad, os pido urgentemente hijitos, que despertéis de vuestro letargo espiritual, porque los días de Justicia Divina están llegando!

Muchas almas van a perderse por Omisión y otras por falta de conocimiento.La Tribulación está llegando y con ella las malas noticias y tragedias. Todos los infortunios van llegar de improvisto, uno seguirá al otro.

La inmensa mayoría de la Humanidad que NO está preparada espiritualmente, va a enloquecer al paso de los Días de Justicia que se aproximan.

 Van a clamar Misericordia y perdón, pero ya no van a hacer escuchados; sus almas van a perderse eternamente.

¡Hijitos rebeldes, las milésimas de Misericordia se están agotando y vosotros seguís en vuestra desobediencia y pecado, que os va a llevar a la Muerte Eterna!

Si NO volvéis cuánto antes a Dios y os arrepentís, os aseguro que os vais a perder eternamente. ¡Qué estáis esperando!:¡Adúlteros, fornicarios, lujuriosos, impuros, homosexuales, alcohólicos, drogadictos, ladrones, estafadores, mentirosos, calumniadores, brujos, hechiceros, mentalistas, ocultistas en general y demás pecadores que vagáis por este mundo sin Dios y sin ley!

¿Qué estáis esperando, para volver a Dios? Si dejáis agotar las últimas milésimas de Misericordia, corréis el riesgo de perderos e ternamente, porque muchos de vosotros por vuestra Maldad y pecado, NO vais a resistir el Aviso de mi Padre.

El tiempo se os está agotando, ¡NO seáis insensatos!; Arrepentíos y convertíos de una vez; haced una buena confesión de vida y apartaos del mal camino.

NO sigáis cometiendo vuestras detestables acciones, porque la Justicia Divina, si NO os arrepentís, el pago que os dará será la Muerte Eterna.

Acudid a Mí, ingratos pecadores, yo también soy vuestra Madre. NO sabéis cuántas lágrimas he derramado por vosotros y en especial por todos aquellos que practican el Ocultismo.Cuánto dolor siento al veros atar a vuestros hermanos con vuestras detestables prácticas ocultistas; cada trabajo de ocultismo que hacéis, son espinas con las cuales traspasáis mi Corazón y el Corazón Amante de mi Hijo.

Como sufrimos viéndoos crucificar a vuestros hermanos. ¡Parad ya de atormentar a vuestros hermanos!

Si os arrepentís de corazón y volvéis a Dios, el Cielo se alegrará y hará un banquete por vuestro regreso. Os animo, para que salgáis de la Oscuridad y volváis a caminar por el sendero de la Luz y el Amor de Dios.

Mi Padre NO quiere vuestra muerte. Como hijos pródigos os está esperando, para daros también la bienvenida; para perdonaros y vestiros con nuevas vestiduras y daros el gozo mañana de la Vida Eterna.

Si NO habéis vendido vuestra alma al Amo de las Tinieblas, podéis arrepentiros de corazón, podéis hacer una buena confesión y reparación de vuestros pecados.¡Y SALVAR VUESTRA ALMA!

Os aseguro que si así lo hacéis, mi Padre tendrá Misericordia de vosotros y os rescatará.

¡Apresuraos pues hijitos rebeldes, mi Padre os está esperando con los brazos abiertos! ¡Corred a arrepentiros, a reparar y a poner vuestras cuentas en orden, porque la Noche está llegando y con ella la Justicia de Dios!

Acordaos que a mayor pecado, mayor Misericordia, si os arrepentís de corazón. NO tardéis hijos pródigos, os estamos esperando, la mesa ya está servida y aguarda por vosotros

Mis pequeños, los días que estáis viviendo son de Purificación, permaneced en la Gracia de Dios y orando a todo instante; porque bien sabéis que las fuerzas del Mal están activas y NO os dan tregua.Si os relajáis con la Oración y os apartáis de Dios, corréis el riesgo de perderos.

Acordaos mis niños que vuestro Enemigo NO es de carne y hueso, vuestra lucha es contra espíritus malignos, los cuales tienen mando y poder sobre este mundo oscuro. (Efesios 6. 12)

Vuestra lucha es con entidades malignas que ya se encuentran en el espacio de vuestro mundo, buscando hacer perder el mayor número de almas.

Son demonios venidos del Averno, NO son extraterrestres para que NO os dejéis engañar.

Las armas para vencerlos NO son materiales, sino espirituales; los demonios sólo son vencidos con la Oración, el Ayuno, la Penitencia, la Mortificación; estando en Gracia de Dios y colocando vuestra fe y confianza en Él.Si NO estáis preparados espiritualmente, NO entabléis combate con las fuerzas del Mal, porque corréis el riesgo de perderos.

Hijitos, VUESTRO CAMPO DE BATALLA ES VUESTRA MENTE, los demonios buscan tomar control de ella, para luego apoderarse de vuestro cuerpo.

Por eso debéis de estar en gracia de Dios, orando a todo instante, para que podáis repeler los dardos incendiarios del Maligno.

Nuevamente os digo: cuando os llegue el dardo incendiario a vuestra mente decid: “llevo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo.” (2 Corintios 10. 5)

O decid: Ave María Purísima, venid en mi auxilio, Madre Santísima; os aseguro que los demonios de la mente huirán de vosotros.Hijitos, muchas almas están siendo poseídas porque la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, le ha dado la espalda a Dios.

Tened mucho cuidado y pedid mucho Discernimiento al Santo Espíritu, porque ya hay muchos demonios encarnados en medio de vosotros.

NO entréis en peleas ni en discusiones estériles; sellaos y sellad a vuestros hermanos con la Sangre de mi Hijo, para que NO os vayáis a llevar sorpresas desagradables que os hagan correr la sangre o perder la vida.

La mirada de un alma poseída es agresiva y de su boca, sólo malas palabras y blasfemias salen, su fuerza es descomunal.

Los demonios huyen cuando invocáis la Sangre de mi Hijo o cuando me invocáis; basta que digáis: “Ave María Purísima,” para que huyan de vosotros.  Os instruyo mis niños para que podáis defenderos de los ataques de mi Adversario y sus huestes del Mal.

Y así, salgáis victoriosos en el combate espiritual de cada día. Nuevamente os recuerdo que debéis colocaros la Armadura Espiritual de (Efesios 6. 10, 18)

Todos los días a mañana y noche, con el refuerzo del Salmo 91, haciéndola extensiva a vuestros hijos y familiares, para que también a ellos les alcance la protección del Cielo.

Llevad siempre colgado en vuestro cuello mi Santo Rosario y el Rosario de la Sangre de mi Hijo, para que estéis bien protegidos y los demonios NO puedan tocaros ni haceros daño.

Acordaos que mi Adversario sabe quién es de Dios, por eso debéis de estar bien protegidos, para que NO pueda robaros el alma.Estáis pues avisados mis niños, para que nada ni nadie os coja por sorpresa.

Hogar donde se ore con mi Santo Rosario, mi Adversario NO podrá tocarlo; yo vuestra Madre, tengo cubierto con mi Manto a todos los hogares donde se ora con mi Rosario.

Comportaos pues niños como Hijos de la Luz, apartaos del pecado y todo aquello que os lleve a pecar.

Permaneced en Gracia de Dios y fortaleced vuestra Fe, con la Oración, el Ayuno y la Penitencia, para que os convirtáis en verdaderos soldados espirituales y os unáis a Mí y a los Ejércitos Celestiales.

Y juntos derrotemos de la faz de la tierra las Fuerzas del Mal y allanemos el camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo.Mis niños, el mundo está por entrar en Caos, la inmensa mayoría de la Humanidad se va a lamentar por NO haber querido acogerse a la Misericordia de Dios y por NO haber hecho caso a los llamados del Cielo que llaman a la Conversión.

Todo está por cambiar, la Creación de mi Padre ha entrado ya en las últimas etapas de transformación y ésta será una de las Pruebas que más desgracias traerá a la humanidad.

El despertar en cadena de los volcanes va a mover las placas tectónicas y esto hará que los continentes comiencen a separarse.

Preparaos hijitos, porque la Conmoción del Universo va a hacer que muchas bolas de fuego se dirijan a la tierra; fuego del cielo con el cual mi Padre va a castigar a las naciones impías.

Hijitos míos, que vivís en las naciones rebeldes, alejaos de las cabeceras de las ciudades y buscad los lugares altos. Porque se aproxima el castigo para las naciones impías.Recogeos en oración y no soltéis mi Santo Rosario, porque él será vuestra protección en los días de castigo que se aproximan para las naciones pecadoras.

Cuando el fuego comience a caer, NO entréis en pánico.

 Lo que debéis hacer es encerraros en vuestras moradas y orar con mi Santo Rosario y con el Salmo 91; alabando a todo instante la Gloria de Dios

Acordaos de colocar el Ictus o pescado, en el umbral de la puerta de entrada de vuestros hogares, para que seáis protegidos y vuestras moradas sean preservadas al paso de la Justicia Divina por aquellas naciones.

Todas las naciones que han aprobado el aborto, los matrimonios entre parejas del mismo sexo, la ideología de género y demás leyes que van en contra de natura, serán castigadas por la Justicia de Dios y muchas van a hacer borradas de la faz de la tierra.

El castigo también les vendrá aquellas naciones donde reina la injusticia, donde la corrupción de sus gobernantes tiene asfixiado al Pueblo de Dios, donde el pecado y la maldad se han acrecentado.

Mi Padre castigará en estas naciones, los lugares donde haya más maldad. La cizaña de las ciudades y poblaciones, será arrancada para que sólo quede la buena cosecha.

Hogares donde se ore con mi Santo Rosario, NO serán tocados por la Justicia Divina; ninguno de sus moradores perecerá, ni sus moradas sufrirán daño alguno.El Poder de mi Santo Rosario los protegerá y yo, vuestra Madre Celestial, os cubriré con mi Manto Maternal, así como lo hace la gallina con sus polluelos.

NO TEMÁIS pues mis niños, yo cuidaré de vosotros y de vuestras familias; sed obedientes y NO os apartéis de Dios.

Permaneced en su gracia y os aseguro que lo que está por venir, pasará como un sueño para vosotros.

  Orad a todo instante, porque los ataques mentales cada día serán más fuertes.

Para entender mejor cómo es la estrategia satánica en un ataque mental, leed el siguiente link… (1)

Acordaos que a mi Adversario se le está acabando el tiempo de su reinado y anda como león rugiente buscando a quien devorar.

La batalla es espiritual y las Fuerzas del Mal, sólo las venceréis con la oración, el ayuno, la penitencia, y estando en gracia de Dios

Hago un llamado urgente a todos mis hijitos que tengan conocimiento sobre los acontecimientos que están por venir, para que como misioneros que son por el Bautismo, evangelicen a todos aquellos que desconocen las profecías sobre este Final de los Tiempos.

Hijitos el tiempo apremia y la inmensa mayoría de la humanidad, está aletargada espiritualmente; la Justicia de Dios está llegando y los va a coger sin estar preparados.

Cuento con vosotros hijitos, colaboradme con esta evangelización, porque bien sabéis que lo que está en juego es la salvación de las almas.El Cielo cuenta con vosotros mis hijitos fieles, para que lo ayudéis a salvar muchas almas.

¡Hablad a tiempo y a destiempo, NO os quedéis callados; NO sea que por vuestro silencio, se pierdan muchas almas!

Preparaos Pueblo de Dios porque están llegando los días de la Gran Tribulación.

El Cisma ya empezó y está próximo a desatarse; orad por el Papa y por todos mis predilectos fieles, para que puedan sobrellevar la Crisis que padecerá la Iglesia de mi Hijo.

Los Judas ya están listos y por sus frutos los conoceréis…De ellos, saldrá el Antipapa que ya ha sido señalado, éste usurpará la Silla de Pedro.

Hijitos, por los pasillos del Vaticano ronda la confusión, la traición, la intriga y la rebelión.

El mundo católico va aquedar estupefacto al conocer esta noticia tan dolorosa que moverá los cimientos de la Iglesia, más NO la derrumbará.

El Papa tendrá que huir de Roma, porque de NO hacerlo su vida correrá peligro; muchos de mis Predilectos serán mártires y su sangre correrá por el Vaticano.

La Hora de las Tinieblas para la Iglesia está llegando.¡Pueblo de Dios, mi Ejército Mariano, agrupaos desde ya en oración, ayuno y penitencia; orando con mi Santo Rosario y con el Rosario de la Sangre y Llagas de mi Hijo, las 24 horas del día! (2)

¡Unidos en oración conmigo para que juntos pidamos al Padre por el Cáliz Amargo que padecerá la Iglesia de mi Hijo!

Hago un llamado urgente a todo el Pueblo católico, para que se una en oración conmigo y NO me deje sola;

Necesito mis hijitos que os unáis a Mí, en oración para que las Fuerzas del Mal NO prevalezcan contra la Iglesia.NO dejéis solo al Papa, apoyadlo con vuestra oración, porque él está sufriendo internamente por la Crisis que se le aproxima a la Iglesia.

Este Cisma que ya comenzó será el más fuerte y destructivo que padecerá la Iglesia de mí Hijo, en toda su historia.

Por culpa de los rebeldes, millones de almas van a perder la Fe; la Iglesia se dividirá, los que son del Rebaño de mi Hijo, permanecerán firmes y fieles.

Los tibios de corazón, muchos se apartarán y la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora que vaga sin Dios y sin ley, seguirá al Antipapa y al Falso Mesías.

Rebaño de mi Hijo, ya están llegando los días de Tinieblas, el tiempo de mi Adversario está por comenzar.

Permaneced unidos en la oración, alerta y vigilantes, porque en el tiempo del último reinado de mi Adversario los demonios van a invadir la Tierra…Y los gobiernos de las naciones dirán que son extraterrestres.

Tened lista toda la protección del Cielo para que podáis enfrentar las Fuerzas del Mal.

Que NO os falte en vuestros hogares los Sacramentales: Agua, Sal y Aceite, debidamente exorcizados.

Que todas las medallas, rosarios e imágenes que nos representen, estén bendecidos y exorcizados.

Que vuestros hogares estén bendecidos por uno de mis Predilectos, que el Ictus esté en la puerta de entrada de vuestras casas y en cada una de las puertas de las habitaciones, debidamente bendecido y exorcizado.

NO se os olvide la Armadura Espiritual, dada a Enoch y todas las demás oraciones de protección. (3)

Que todo el Pueblo de Dios tenga mi Rosario y el Rosario de la Preciosísima Sangre de mi Hijo, colgado en su cuello, bendecido y exorcizado;

Porque bien sabéis que los demonios van a estar sueltos de forma espiritual y encarnados en cuerpos humanos, buscando la forma de haceros perder.

Por eso hijitos, debéis de estar bien protegidos vosotros, vuestras familias y vuestros hogares, para que ninguna fuerza del Mal pueda haceros daño.Seguid los mensajes que os enviaremos a través de nuestros instrumentos y en especial los de Enoch,

Porque ellos os guiarán por vuestro Paso por el Desierto.

Que la Paz de mi Señor, permanezca en vosotros

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística

Dad hijitos a conocer mis mensajes, a toda la Humanidad. 

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

(1)https://cronicadeunatraicion.com/2015/07/11/f21-tierra-quemada/

(2)https://cronicadeunatraicion.com/2014/10/24/n61-la-hora-del-getsemani-iii/

(3)https://cronicadeunatraicion.com/2018/09/20/a85-camino-al-calvario/

D65 VIERNES SÍSMICO 1


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Abril 20 de 2000

Os cree para compartir Conmigo Mi Vida de Amor.

Mensaje de Dios Padre a J.V.

Hijitos Míos, Soy Yo, vuestro Padre, Padre de todo el género humano. Yo os creé para compartir Mi Vida y Mi Vida es Amor, Mi Vida es Luz, Mi Vida es Paz, Mi Vida es dar nueva vida a otros.

Ved ahora cómo os desenvolvéis en vuestro Mundo. ¿Cubre acaso las cualidades que os he enumerado? ¿Sigue acaso Mis Ideales Divinos? ¿Mantenéis acaso Mis Decretos de Amor? NO, hijitos Míos.

Ahora os desenvolvéis en un Mundo sin leyes, sin principios, sin respeto a vuestro Dios ni a vuestros semejantes.

Algunos de vosotros llegáis a pensar que vivís según la ley de la selva en estos tiempos, pero Yo os puedo decir que Mis animalitos se comportan mejor en la selva que vosotros en sociedad.

En la ley de la selva se mata por alimento y el mismo león respeta a su presa si ya está satisfecho. Vosotros NO.

Matáis, destruís al prójimo de palabra o de obra. Buscáis apoderaros de sus bienes, tanto materiales como humanos.

Destruís hogares, destruís el trabajo de años de una persona honorable, destruís vidas inocentes con la falsedad de vuestras palabras.

Impedís el desarrollo de la vida humana, tanto en lo físico como en lo profesional. Vivís atacándoos por envidias.

Os habéis vendido al mal y él se burla de vosotros y se burla de Mí, al veros destruidos y al mostrarMe Mi Obra destruida en vosotros. 

Os habéis convertido en marionetas del mal para que él se pueda burlar de Mí, además de poderos evitar la entrada al Reino de Amor que os pertenece por ser Mis Hijos.

El engaño al que os ha llevado es tan grande que ya hasta se os hace “normal” vivir en la forma en la que ahora estáis viviendo.

Al haberse introducido a los medios de comunicación os ha creado un “modelo de vida” tan falso y tan atractivo, a la vez, que ciegamente os estáis dejando llevar por él.

Para vosotros el vivir la violencia, el sexo mal entendido, la drogadicción, la falta de valores en general, ¡Se os hace ya normal! y todo lo que se salga de ésa forma de actuar, lo véis “anormal“.

Ahora las almas que tratan a toda costa de vivir bajo Mis Leyes y Preceptos, se les tacha de “raros”, “locos” o “retrógrados”.Ya son pocos los que tratan de vivir bajo Mis Normas de Amor, normas “normales” de vida en el Cielo y para los que a él pertenecen.

El mismo Cielo ahora se horroriza al ver a vuestro mundo, muy diferente a lo que Mi Amor concibió para albergar a las almas que a él vendrían a servirMe.

La Maldad y sus depravaciones han llegado a un grado en que vergüenza da miraros.

Si NO fiera por las súplicas de vuestra Madre, la Siempre Virgen María, quién continuamente Me ofrece a Mi Hijo Jesucristo para vuestra salvación…

El Mundo entero ya hubiera sido destruido como Sodoma y Gomorra.¿Acaso creéis que los pecados en Sodoma y Gomorra eran más grandes que los actuales vuestros?

NO, hijitos Míos, hoy los vuestros sobrepasan por mucho a los de ésas dos ciudades malditas.

Lo que ahora detiene Mi Ira contra la mayoría de vosotros, es la Sangre Preciosa de Mi Hijo Jesucristo, la cuál NO vieron NI tuvieron la generación de ésas dos ciudades, pero que vosotros sí tenéis y la tenéis por herencia, pero ahora NO la respetáis más.

¿Hasta cuándo hijitos Míos, os daréis cuenta de la pocilga en la que vivís? ¿Hasta cuándo os daréis cuenta de que estáis sirviendo de marionetas al Mal para destruiros y destruir Mi Obra Divina creada para vosotros por Mi Amor?

¿Hasta cuándo, hijitos Míos, os daréis cuenta del Misterio tan grande y tan amoroso que os concedí al enviaros a Mi único Hijo para vuestra Redención? ¿Hasta cuándo recapacitaréis en el Mal en el que vivís y que podríais terminar si pensarais más en Mí, vuestro Dios?Todo esto y más vio Mi Hijo en el Huerto de los Olivos y Me preguntó: ¿Padre, vale acaso sufrir y morir por la frialdad e ingratitud de Tus hijos?

Y Yo ahora os pregunto: ¿Si estuvierais en el lugar de Mi Hijo en el Huerto de los Olivos y vierais vuestro Mundo actual, os daríais en sacrificio como Mi Hijo se dio por todos vosotros?

A la pregunta de Mi Hijo Yo le dije que SÍ, porque cada uno de vosotros vale muchísimo para Mí, porque sois parte de Mí y os quiero recuperar para vuestra salvación eterna.

Yo NO puedo afectar vuestra libertad NI obligaros a vuestra salvación, ello debe brotar desde el fondo de vuestro corazón.

Pero lo que sí puedo hacer y haré, es el de proteger a todos aquellos que se han mantenido bajo Mis Leyes y Preceptos, a todos aquellos que NO se han manchado NI enlodado con el fango del pecado en el que vivís.  Por ellos he de manifestar Mi Poder y Mi Gloria y gracias a ellos, muchos de vosotros que vivís apartados del bien y de Mis Decretos, volveréis y seréis salvados gracias a su Intercesión, a su Insistencia y a su abandono a Mi Voluntad.

Así como Mi Hijo Jesucristo se dio por todos vosotros, de todos los tiempos y de todas las ideologías humanas; ahora, Mis nuevos Cristos, aquellos en los cuáles Mi Hijo puede vivir plenamente, por haberse soltado a Mi Voluntad.

Por ellos he de detener los proyectos destructivos del Mal.

Os lo recuerdo, hijitos Míos, Yo os creé para que Me ayudarais a reparar el Pecado de vuestros Primeros Padres y al quedar reparado, vivierais eternamente bajo Mi amparo de Amor.

El tiempo de otorgaros Mi Gracia se ha ido retrasando porque casi todos los contaminasteis en mayor o menor grado por las artimañas del Mal y ello ha afectado el que ya pudierais vivir vida de Cielo en la Tierra.

Ahora el Mal, al sentirse prácticamente dueño del Mundo, por la gran sombra de maldad que ha ido envolviendo a todos los pueblos, va a dar su estocada final,

la cuál pondrá a Prueba aún a aquellos que se han mantenido apartados, a la zaga, de su poder.  

En breve el principal pararrayos de bendiciones que tenéis en la Tierra, será eliminado (el Papa). El Mal tomará su puesto, quién os llevará a un desenfreno brutal contra Mis Leyes Divinas.

Se Me atacará por todos los medios y se tratará a toda costa, de evitar que surjan pararrayos de Luz en todo el Mundo.

Las Tinieblas aparecerán como triunfadoras y serán aceptadas por un tiempo, tiempo en el cual el hombre podrá flexionar sobre su mal proceder y cuando os deis cuenta de que habéis actuado como el Traidor que condenó a Mi Hijo al patíbulo,Entonces Su Cruz Gloriosa os dará nuevo aliento, os dará una nueva oportunidad, os dará un nuevo camino por el cuál os podréis dirigir y así, al pedir Mi Misericordia, después de vuestro sincero arrepentimiento,

Mi Hijo volverá, apartará las Tinieblas y os traerá Su Luz, junto con Su Nuevo Reinado de Amor.

Hijitos Míos, todo ha sido escrito con antelación, desde el tiempo de Mis Profetas en el Antiguo Testamento y a través del tiempo.

Se os ha dado a conocer a través de las Apariciones de Mi Hija en muchos países de vuestro Mundo y ni aún así queréis comprender.

Os he profetizado y se han realizado Mis Advertencias, aún cuando no habéis entendido y ni aún así os conmovéis.¡Oh Generación de corazón duro y mente perversa! ¿NO os dais cuenta de cómo la Naturaleza se ha vuelto contra vosotros y NI aún así entendéis?

Véis muerte por doquier, por desastres, inundaciones, TERREMOTOS, incendios, enfermedades y epidemias nuevas incontrolables, ¿Y NI aún así entendéis?

¿Vosotros creéis que es así el Mundo que Yo pensé para vosotros? Yo NO Soy el Dios malo y vengador que creéis que Soy.

Yo os protejo del mal para que NO os aplaste como él quisiera; pero la Naturaleza que afectasteis, ahora se ha vuelto contra vosotros, porque de vuestro corazón sólo sale Maldad, sólo sale Odio, sólo sale Destrucción.  Ya os he dicho que para que todo cambie, tiene que ser cada uno de vosotros en forma personal, el que cambie y vuestro ejemplo, oraciones, vida de sacrificio y vida en la Fé y en Mi Voluntad, moverá a otros al cambio.

NO podéis obligar a alguien a hacer algo si vosotros mismos no lo hacéis y, es más, en muchos casos pregonáis el bien por hacer y lo destruís con vuestras obras.

Hijitos Míos, el Tiempo se acerca. El tiempo de la Gran Prueba ya está a las puertas y NO lo podréis soportar ni vencer si vivís fuera de Mi Corazón.

Sólo con una Fe ciega, una Fe madura ganada por una vida de oración y de aceptación a Mis Leyes y a Mi Voluntad, os darán la fortaleza para vencer.

Os he dado infinidad de oportunidades tratando de evitar llegar hasta estos momentos, pero NO las habéis escuchado en vuestro corazón. Aún así, como Padre amoroso y comprensivo que Soy, Yo estaré junto a cada uno de vosotros para ser apoyados, confortados, aconsejados, aliviados, de cada uno de los momentos difíciles que pasaréis.

Confiad en Mí, que Yo NO os voy a defraudar. También Mi Hija, la Siempre Virgen María, os estará protegiendo y guiando, Ella misma y con Sus santos Ángeles.

Confiad en Mí, en Mi Poder Infinito, en Mi Gracia Omnipotente y en Mi Infinita Misericordia y así pronto lograremos restaurar a este Mundo, para que el Mal sea vencido y el Reino de Mi Hijo se implante sobre la Tierra.

El dolor del parto es breve y pasajero, cuando se mira el nacimiento del nuevo ser. Así ha de ser el Parto de Amor Celestial que se os avecina.

NO TEMÁIS, NI OS FIJÉIS EN EL DOLOR QUE VENDRÁ,

 Gozad ya desde ahora las maravillas del Nuevo Reino que os regalaré para gozo desmedido de vuestra alma, como regalo de vuestro Padre a Sus hijos fieles, Mi Hijo en tres días restauró Su vida, Yo así restauraré Mi Nuevo Reino.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el Dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mí, ponga su confianza.

Yo os Bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

AGOSTO 29 DE 2011   1:50 A.M

Mis amadísimos hijitos, que la paz del Dios Uno y Trino esté con vosotros

Pequeños míos, los días de la Venida de mi Hijo están muy cerca, pero os digo, que primero debéis ser purificados; se acerca la Hora de la Agonía para la Humanidad, la Creación de mi Padre está clamando justicia y mi Padre la enviará sobre los habitantes de la tierra.

Naciones enteras desaparecerán, el Llanto y la desesperación se apoderarán de la Humanidad; el fuego brotará de las entrañas de la tierra y terremotos en cadena destruirán muchos países.

El Invierno azotará muchas regiones, tormentas y cambios climáticos severos, anunciarán el Paso de la Justicia Divina. 

Los hombres enloquecerán, el dinero rodará por el suelo y NO servirá de nada, el Cielo se consternará, las estrellas perderán su brillo y la Tierra será un valle de lágrimas.¡Pobres de vosotros, los que NO queréis escuchar, NI atender a nuestros Llamados, porque os vais a perder!

  Hijitos míos, es hora de que os pongáis vuestra Armadura Espiritual completa, porque la Batalla por vuestra Libertad está por comenzar.

Al final mi Corazón Inmaculado Triunfará; pero antes, debéis de caminar conmigo por el Desierto; uníos pues a Mí, mis amadísimos hijos; confiad en esta Madre que NO os desamparará.

Rezad mi Santo Rosario que es poderosa armadura contra mi Adversario; os digo, que mientras más oración hagáis unidos siempre a Mí, más rápido será vuestra liberación

Caminad tomados de mi Mano, porque el Lobo tratará por todos los medios de apartaros de Mí; orad y orad, sólo la oración os dará la libertad. NO perdáis más el tiempo en vanidades y preocupaciones mundanas, preocupaos más bien por vuestra salvación, porque este Mundo que conocéis está por pasar.

La Creación con todas sus criaturas será purificada, sólo los que pasen la Purificación alcanzarán la Corona de la Vida.  Dejad pues hijos míos, de estar preocupados por las cosas de este mundo, sólo una cosa es importante, vuestra salvación. 

¡Ay de aquellos que se han dedicado acumular y acumular riquezas, porque ya recibieron su paga!

Os digo, hijitos insensatos, que todo por lo que os desvivisteis, quedará en ruinas y sin valor. ¿De qué os servirán vuestras riquezas en el Día de la Justicia Divina?

  Recapacitad, porque la hora de la Desolación está muy cerca, si NO os acogéis a la Misericordia de mi Padre que os dará a través de su Aviso, os aseguro que pereceréis y lo más triste, perderéis vuestra alma. 

Hijitos rebeldes, el tiempo se os está agotando y la vida de vuestro espíritu está en juego; ¡DESPERTAD, despertad, porque el tiempo ya no es tiempo!

Aprovechad el poco tiempo que os queda para que salvéis vuestra alma, porque os digo que después del Aviso y Milagro, lo que viene es desolación y muerte.

Si os acogéis desde ya a mi Padre, os aseguro que alcanzaréis Misericordia; de lo contrario, vuestras almas se perderán al Paso de la Justicia Divina.

Rebaño de mi Hijo, estad listos y preparados para el combate espiritual, NO TEMÁIS, yo estoy con vosotros, confiad en vuestra Madre Celestial y dejaos guiar por Mí, y nada de lo que está por venir os tocará. 

Yo NO permitiré que mi Adversario le haga daño a las ovejas de mi Hijo.Os digo, hijitos fieles, que si me confiáis vuestros hijos rebeldes, yo vuestra Madre, NO permitiré que se pierdan por amor a vosotros.

Yo soy vuestra Madre Celestial que sufre por cada uno de vosotros y en especial por aquellos hijitos que están más apartados de mi Hijo y de Mí.

Entended hijitos que vuestro Padre y Madre Celestial, lo que más desean es vuestra salvación; NO seáis tan indóciles, escuchad al Llamado que os estamos haciendo a través de nuestros profetas y ungidos de estos últimos tiempos.

Os digo, que nunca antes hubo tanta efusión de Espíritu, como sucede al presente.  Me estoy manifestando en diferentes lugares para ver si despertáis…

Mis lágrimas inundan la Creación, mi Corazón de madre está traspasado por vuestro pecado, el Cielo llora conmigo viendo tanta miseria humana, tanto alejamiento de Dios en la Humanidad de estos Últimos Tiempos. Hijitos, el Cielo hace esfuerzos para que la Humanidad de estos tiempos recapacite, la Iglesia Triunfante y Purgante se unen a Mí, para interceder ante el Padre, por esta Humanidad ingrata.

El Infierno está lleno de almas y lo más triste, la mayoría son jóvenes que se negaron a escuchar la voz de Dios y le dieron la espalda a su Misericordia.

Hijitos, estoy muy triste por mis hijos predilectos que se están condenando, en el Infierno hay un lugar reservado para ellos. 

NO sabéis cuánto sufro y lloro por mis hijos predilectos que le están dando la espalda a mi Hijo, por seguir este Mundo y sus placeres.

Intensificad vuestra Oración por mis hijos predilectos, porque muchos se han desviado del camino y se han dejado seducir por mi Adversario.

Los pecados de la carne, la vanagloria, el dinero, la Nueva Era, la falta de Oración y el apartarse del Camino del Evangelio de mi Hijo, están haciendo que muchos de mis predilectos se pierdan y se condenen.

NO sabéis hijitos míos, el dolor que siente mi Hijo al ver perderse tantos de sus familiares, mi Hijo llora y revive su calvario por cada sacerdote que se le pierde;

Por eso os pido que redobléis vuestras oraciones por mis hijos predilectos; no los critiquéis, ni juzguéis, ni señaléis. Orad por ellos y pedid por su santificación; pues mi Adversario ataca con mayor fuerza a todos los elegidos y en especial a mis hijos predilectos. Cada vez que un sacerdote se condena el Cielo llora y mi Hijo es traspasado por la Lanza del Pecado con el cual se condenó. 

Orad y velad pues hijitos míos, porque la Hora de la Justicia Divina está por comenzar, NO os apartéis de mi Hijo y de Mí; caminad por la senda del bien, para que podáis alcanzar la gloria de Dios.

Os amo y os llevo escondidos en mi Corazón.  Vuestra Madre:  María Santificadora

Dad a conocer este mensaje en todos los confines de la Tierra.  

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

D64 UN DIOS BONACHÓN


 Septiembre 5 de 2018

Son los momentos en que NO sabéis cuándo se os va a venir la Purificación en cada país

Japón: Se registran dos fuertes sismos casi simultáneamente

Publicado: 5 sep 2018 18:40 GMT | Última actualización: 5 sep 2018 18:55 GMT

Los temblores tuvieron magnitud de 6,7 y 5,3.La isla japonesa de Hokkaido ha sido sacudida este miércoles por dos fuertes movimientos telúricos, según informa el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El primer temblor de magnitud 6,6 se ha producido a las 18:07 UTC a unos 26 kilómetros de la ciudad de Chitose. El foco se ha localizado a 31 kilómetros de profundidad.

Mientras que el segundo movimiento telúrico de magnitud 5,3 ha ocurrido a las 18:20 UTC a pocos kilómetros del lugar primer sismo. Su epicentro se ha localizado a 37 kilómetros de profundidad.

Aún no hay información sobre posibles víctimas o daños materiales. No se ha emitido alerta de tsunami.

 Habla Dios Padre

Hijitos Míos, vosotros buscáis todos aquellos Mensajes que llegan a vosotros a través de Mis instrumentos y que os llevan a impresionaros por lo que ya está profetizado que sucederá.

Os horrorizáis con lo que os he dicho que sucederá con los Climas, a los cuales, los está manipulando Satanás en vuestra contra.

Os horrorizáis por lo que está sucediendo en algunos países, en donde s e está aniquilando a los miembros de Mi Iglesia.

Os horrorizáis por los movimientos de tierra que se han salido ya de control y NO estáis preparados para sobrevivir a esos Cataclismos.Eso y otras problemáticas más que afectan a vuestra vida, es lo que os llama la atención y os horrorizáis con ello, pero más os debiera horrorizar vuestro interior.

Vuestro interior, deja mucho que desear.

Ciertamente Soy un Dios Misericordioso, pero Me tomáis como a un Dios Bonachón, que permite todo y que a la mera hora, cuando estéis ante Mi Presencia, NO importando lo que hayáis hecho, os concederé un paso seguro al Reino de los Cielos.

NO Mis pequeños, NO es así.

Ciertamente Soy Misericordioso; pero también en las Escrituras se os dice que aquellos que han respetado Mis Leyes, Mi Amor y solamente aquellos que son un buen trigo, porque son almas que Me aman, que Me buscan, que desean estar Conmigo,

Que aceptan lo que Yo os he pedido, éstas son las almas que merecen estar Conmigo…

Y la gran mayoría de vosotros NO sois de esas almas.

Yo os pido Mis pequeños, en lugar de estar vosotros horrorizados con las cosas externas que sucederán alrededor vuestro…

Y QUE CAMBIARÁN LA FAZ DE LA TIERRA.

 Que antes veáis hacia vuestro interior y os preguntéis si sois aptos para recibir Mis Bendiciones porque sois almas justas, almas confiables, almas llenas de Mi Amor y que respetáis lo que viene de Mí.

 Si NO sois de ésas almas, PREOCUPAOS, porque difícilmente entraréis al Reino de los Cielos.

Se os ha dicho que busquéis la perfección en vuestros actos, que busquéis la perfección en todo lo que Yo os he pedido que hagáis y que está en los Diez Mandamientos que Yo os di.

Pero vosotros hacéis lo que se os viene en gana, NO sois responsables de vuestra vida, NO buscáis el bien de vuestros hermanos, NO veis por las necesidades espirituales de todos aquellos que os rodean…

Y de muchos más, a los cuales, vuestras oraciones podrían llegar y salvarles.

Seguís distraídos con los problemas del mundo, seguís distraídos como niños pequeños, con lo que os pone Satanás de distracciones.

 NO cumplís con lo que debéis cumplir lo primordial al menos, lo que os pido para los domingos.

NO cumplís ni deseáis cumplir, porque NO le dais el valor que tiene el estar en paz espiritual Conmigo a través de los Sacramentos, sobre todo el de la Penitencia.

Estos son los momentos en que NO sabéis, cuándo se os va a venir la Purificación en cada país. Recordad que los Acontecimientos de la Purificación se os vendrán como aparece el rayo en el firmamento.

O sea, de repente y a una velocidad en la cual vosotros, ni siquiera lo esperabais, ¿Estaréis, acaso preparados para bien morir, cuando se os venga el momento de partir de la Tierra?

Son momentos en los cuales debéis vosotros ver por vosotros mismos, para que os llenéis de Mis Gracias, de Mis Bendiciones, y las podáis compartir con vuestros hermanos.

Estáis muy confiados en Mi Bondad y en Mi Amor por vosotros, creyendo que todo es perdonable sin necesidad de Confesión…

 Y que NO tendréis ningún problema para trascender y llegar hasta Mí, al Reino de los Cielos. ¡NO!, Mis pequeños, como os dije muchos, MUCHOS de vosotros dejáis mucho qué desear.

Ciertamente os he dado mucho, habéis recibido Bendiciones de parte Mía a lo largo de toda vuestra existencia y precisamente eso os compromete más…

Si Yo os he dado mucho, vosotros debéis responder por todo eso.

En una familia, los hijos reciben mucho de sus padres y lo menos que pueden hacer los hijos, es responder a lo que quieren vuestros padres de vosotros, que es el que aprovechéis vuestra vida.

Que seáis personas de ejemplo, que deis lo mejor de vosotros con vuestros estudios, para que todo lo que se ha invertido en vosotros, reditúe en vuestra educación, en vuestra vida profesional.Yo os pido que seáis, primeramente verdaderos hijos Míos, que seáis ejemplo ante vuestra familia; luego ante la sociedad, ante el Mundo, ante el Cielo entero.

Os he pedido que vosotros seáis en la Tierra, excelentes en lo que hagáis. Yo también busco esa excelencia en vuestro ser espiritual que se debe manifestar en vuestro ser humano; pero os vuelvo a repetir, dejáis mucho qué desear.

La MEDIOCRIDAD  no os va a llevar a la perfección, la mediocridad os lleva a perder la perfección a la que estáis llamados.

Cuando alguien es mediocre, con ello se siente satisfecho, NO busca nada más.

En las Escrituras Yo os pido que busquéis la perfección, que seáis perfectos y os lo repito mucho: el Cielo NO ES para los mediocres.El Cielo es para los perfectos y la perfección cuesta, se debe trabajar mucho para llegar a la perfección. 

Los mediocres quieren tener mucho con poco de inversión en su trabajo, en su dedicación, en su lucha personal contra ellos mismos.

Sí, Mis pequeños, debéis luchar contra vosotros mismos; porque NO dais el cien por ciento…

 Difícilmente lo daréis si NO pedís Mi Ayuda, si NO Me buscáis a Mí vuestro Dios; para que os mande a Mi Santo Espíritu y os transforme, os revitalice, os dé otra vida espiritual que aún no conocéis y a la que debéis llegar.Ciertamente al estar Mi Hijo en la Cruz, en ese momento os volvisteis hermanos de Él por las Palabras que Le refirió a Su Madre y a Juan, que fue un Regalo especial Mío hacia vosotros.

Pero ¿Cuántos de vosotros apreciáis ese Regalo: el de ser hermanos de Cristo Jesús?

Que tenéis la Gracia también, de ser Corredentores, pero NO lo lleváis a cabo.

Fuisteis creados para tener una Dignidad muy alta:

Hijos de Dios, hermanos de Cristo Jesús. NO lo habéis meditado lo suficiente,NO Le habéis pedido a Mi Santo Espíritu que os haga entender esa realidad.

Lo sabéis, pero NO lo queréis comprender porque ciertamente, exige un gran compromiso.

Desperdiciáis tanto de los Bienes con los que Yo os he regalado; pero los desperdiciáis inmensamente.

Os vuelvo a repetir, LOS ACONTECIMIENTOS YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS,

EN ESTOS MESES O SEMANAS POR VENIR, SE IRÁN RECRUDECIENDO…

Los acontecimientos en el Mundo.

Y por eso os pido insistentemente, que oréis por todas aquellas almas que regresarán a Mí, a causa de los Acontecimientos de la Purificación.

Pero ¿Cuántos,..? (¡TODOS los que estemos dispuestos a arrebatárselos a Satanás, con el Poder del Santo Rosario y la Sangre de Jesucristo!)

¿CUANTOS hermanos vuestros realmente, podrán entrar al Reino de los Cielos?

Muchas almas podrían regresar a Mí, gracias a vuestra Intercesión,

A vuestro amor por ellas, a vuestra dedicación al orar e interceder por ellas pero NO lo hacéis. 

Este es un pecado de Omisión, Mis pequeños, porque os lo estoy señalando, os lo estoy recordando, os lo estoy pidiendo. Muchas almas podrán salvarse, porque vosotros Me lo podéis pedir.

SalvadMe almas, os pidió Mi Hijo en la Cruz:

¡DADME!

¡DádMe, dádMe almas, tengo sed de almas!

Le quitó las suficientes como para que Satanás lo atacara agrediéndolo físicamente y provocando un incendio en su habitacion. Y el santo sacerdote explicó lacónico: “Como no pudo atrapar al pájaro, vino a quemarle la jaula..”

Y os lo vuelvo a repetir Yo, a vosotros:

¡DÁDME ALMAS!

 Entended, vuestra posición actual en la Tierra, vuestra misión tan importante,

la de ser Corredentores. 

Mi Hijo en la Cruz estaba ofreciendo todo Su Ser por la salvación de todos vosotros.

CRUCIFICAME SEÑOR MIO Y DIOS MIO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS…Estas palabras nos convierten en Corredentores… Y NO DEBEMOS TENER NINGÚN MIEDO DE PROBAR LA GLORIA

Vosotros NO estáis en la Cruz, NO estáis sufriendo como Mi Hijo estaba sufriendo en esos momentos, pero en estos momentos os podéis unir a Él en la Cruz,

OfrecedMe Su Intercesión, Su Donación por todos vosotros,

POR LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS ACTUALES 

Para Mí, vuestro Dios en Mi Santísima Trinidad, NO hay tiempo(ÉL VIVE EN LA ETERNIDAD)Poneos de rodillas ante la Cruz de vuestro Salvador, en estos momentos…

E Interceded con todo vuestro corazón, por la salvación de todas las almas de este tiempo,

el tiempo que os ha tocado vivir y a las cuales podéis servir,

como Mi Hijo os sirvió a vosotros, para vuestra salvación.

Pidiendo unidos a la Comunión de los Santos, con la intercesión de María y el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús… ¿¡Hay algún imposible para Dios!?

¿Os dais cuenta ahora, del valor tan grande del que estéis viviendo en estos Tiempos de Transición, de Cambio, de una nueva vida…?

¿Para las almas que van a quedar y sobre todo, para la salvación de tantas almas que necesitan de vuestra intercesión, para poder salvarse?

Os pido Mis pequeños, OS IMPLORO, 

POR VUESTRA ORACIÓN, POR VUESTRA DONACIÓN,

POR VUESTRA VIDA DE EJEMPLO, DE SACRIFICIO, DE PENITENCIA, DE AYUNO,

¡¡¡ Es entonces que nos convertimos en Guerreros de Élite!!!

DE ORACIÓN POR VUESTROS HERMANOS que más necesitan para salvarse.

Sois una pieza clave, cada uno de vosotros, para la Redención de las almas.

Estos son momentos de Amor, de un Amor profundo, por vuestros hermanos.

(Con la Sangre Preciosísima de Jesús) Limpiad, Purificad almas, hacedlas vivir en Mi Vida, que es el Amor.

En Japón el cristianismo es una minoría… ¡PERO MAMÁ MARÍA, ES EXPERTA EN RESCATES IMPOSIBLES!

NO abandonéis a las almas que NO Me conocen, que NO quieren saber de Mí, que ya han hecho su vida,

Pero NO Me han incluido a Mí en su vida.

PEDIDME LO QUE NECESITÉIS, Mis pequeños, para poder salvar almas.

 (Es la Oportunidad privilegiada para pedir Carismas Extraordinarios y ¡USÁNDOLOS! empezar a experimentar el Cielo…)

¡APROVÉCHENLA!Si sois almas tibias, si necesitáis que os dé ese deseo grande para servir a vuestros hermanos,

PedídMelo.

Si NO tenéis tiempo según vosotros de orar, de INTERCEDER por las almas,

PedídMe que Yo arregle vuestro tiempo, los horarios de vuestro día,

para que os dé tiempo para la salvación de las almas. Si NO tenéis un corazón amoroso como el Mío, que ame, como Yo os amo a cada uno de vosotros, pedídMelo,

para que os enamoréis de las almas y deseéis que todas se salven.

NO desperdiciéis ni un segundo ya, de este tiempo que os queda. Os repito, el Cambio vendrá como un rayo… 

¿Estaréis preparados para que en décimas de segundo, cambiéis de la Tierra al Cielo y estéis preparados para presentaros ante Mí y traer vuestra alma preparada para entrar al Reino de los Cielos?

O, ¿NO estaréis preparados porque NO quisisteis escuchar Mi Voz, Mis Consejos, y dejasteis todo para después?¿Y por NO darle primacía a lo que viene de Mí, lo dejasteis a un lado y vino la Prueba y os tomó en décimas de segundo…?

¡¿Y AHORA YA ESTÁIS ANTE MÍ?!

¡¿Y NO podréis entrar al Reino de los Cielos, porque NO os preparasteis?!

Meditad esto Mis pequeños:

 Los momentos de la Purificación están sobre vosotros.Yo os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en Mi Corazón.

Amaos los unos a los otros, os lo pidió Mi Hijo.

Bendecid estos momentos en vuestra vida…

Y AgradecedMelos,

¡SON MOMENTOS DE GLORIA! Oración Intercesora, Ejemplo:

“Amadísimo Padre Celestial, Tú que Eres infinitamente Bueno, Infinitamente Poderoso, Infinitamente Misericordioso, escucha la oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María y por el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús: 

En este momento me uno a tu Hijo Jesucristo en el momento cuando te dijo “Padre Perdónalos porque no saben lo que hacen”. A La Iglesia Purgante, a la Iglesia Triunfante y a todos mis hermanitos mártires que están derramando su sangre en el mundo entero y sufriendo Persecución por amarte.

¡ESTAMOS EN UNA EMERGENCIA! El problema de los requisitos, los RESUELVE Mamita María… El Problema para Satanás, ¡QUE LO RESUELVA COMO ÉL PUEDA! Ese ya no es nuestro asunto…

Uno mi pobre FE a la de todos ellos y Realizo en el Nombre Santísimo de Jesús, un Bautismo de Deseo Y DE SANGRE sobre TODAS las almas que están siendo llamadas ante Tu Presencia por los efectos de la Gran Triulación 

EN JAPÓN Y EN EL UNIVERSO ENTERO… 

Te pones de pie, adoptas una postura de crucificado y dices con autoridad…

Todo esto LO DIGO Y LO HAGO en el Nombre de Jesús

(MIENTRAS BENDICES EN EL AIRE Y PIENSAS EN JAPON… O en lo que sea por lo que estás intercediendo)

Y con el +Poder del Padre, +del Hijo y +del Espíritu Santo… AMÉN

Te vuelves a arrodillar, te postras y continúas…

Y te las entrego ABBA SANTÍSIMO bañadas con la Sangre Preciosísima de Nuestro Redentor Santísimo para que alcancen Tu Misericordia y se salven, al Paso de tu Justicia sobre la Nación de…

JAPÓN

Te doy las Gracias porque sé que me haz escuchado y las almas que acabas de recibir, se acuerden de mí en sus oraciones y me alcancen de Tí la Fortaleza y todo lo que me hace falta, en los EMBATES con que nuestros Enemigos pretenderán exterminarme.

YO TE ADORO Y CONFÍO CIEGAMENTE EN TÍ.Y me abandono totalmente en tus brazos,

porque sé que Tú me AMAS,

me Proteges y me Guías.

Te Bendigo por TODO LO QUE PERMITES EN MI VIDA… 

Gracias ABBA

POR ESCUCHARME Y CONCEDERLO

ALMAS ENTRANDO AL CIELO

PERDÓNAME POR TODO EL TIEMPO DESPERDICIADO,

Pero te entrego el tiempo que me resta,

¡AYÚDAME A CONOCERTE Y AMARTE!

Te entrego TODA MI ABSOLUTA MISERIA,

Y por favor Llénala con tu Santidad,Gracias Mamita María por prestarne Tu Vida de Oración, Ayuno y Penitencia, mientras me acostumbro a caminar con tu Virtud y aprendo a ADORAR a nuestro Dios, como tú lo haces.

Gracias Jesús por sostenerme en la Premura de estos Últimos Tiempos, ayudarme a comportarme como tu verdadero hermano y

AYUDARME A ORAR COMO TÚ LO HACES.

Gracias Espíritu Santo por estar en mí y EDUCARME, para ser un digno hijo de Dios.

POR AYUDARME A SENTIR UN AMOR APASIONADO

POR TU SANTÍSIMA TRINIDAD

Y ENSEÑARME A SERUN VERDADERO GUERRERO CELESTIAL

“Hágase tu Voluntad en la Tierra y en todo el Universo, como en el Cielo… AMÉN”

Si le agregaste el Santo Rosario… 

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

¡¡¡ACABAS DE NOQUEAR AL INFIERNO COMPLETO…!!! 

Para cuando Satanás asimile la Bomba que acabas de lanzarle… 

TODO JAPÓN LE HA SIDO QUITADO, DE SU BOTÍN DE ALMAS… 

Y la Sonrisa y el Beso que Yeové te dará, te mantendrá en el Cielo… 

NO te fijes siquiera en lo que sigue sucediendo a tu alrrededor,

Estarás tan ocupado auxiliando a tus vecinos, que…

NO SENTIRÁS las embestidas rabiosas, de un Lucifer que con TODO el poder de su Infierno tratará de Vengarse…Pero  ABBA lo mantendrá apaciguado, aunque NO QUIERA… 

Y San Miguel, tu ángel de la Guarda, La Virgen Santísima y las legiones de ángeles que te sean necesarias, TE DEFENDERÁN

SATANÁS Y TODOS SUS ESBIRROS, NO PODRÁN HACER NADA,

QUE LA VOLUNTAD DIVINA NO PERMITA

Os amo, os amo, Mis pequeños, y

DejadMe ser vuestro Dios en vuestra vida, en total libertad.

Os amo, Mis pequeños

Gracias y os Bendigo en Mi Santo Nombre y en Mi Santísima Trinidad

http://diospadresemanifiesta.com/

CUMPLIMIENTO 

Japón

Japón: Se registran dos fuertes sismos casi simultáneamente

Los temblores tuvieron magnitud de 6,7 y 5,3.

5 sep 2018 | 18:40 GMT 3158

A84 JUICIO DE LA IGLESIA


ASMODEO Y JEZABEL

LLAMADO URGENTE DE JESÚS

SUMO Y ETERNO SACERDOTE, 

A SU PUEBLO FIEL

Mi Paz sea con vosotros, Pueblo Mío

La pérdida de la Fe se está apoderando de la inmensa mayoría; muchos de mis predilectos YA NO CREEN y cuestionan mi Divinidad. Algunos celebran el Santo Sacrificio rutinariamente, sólo por cumplir.

Esta falta de compromiso al Ministerio Sacerdotal y a mi Evangelio, está haciendo que muchas de mis ovejas se me aparten del Redil…

Y busquen otros rediles donde solo hay Confusión; terminando mis ovejas atrapadas por el Lobo.

¡Ay, de los pastores infieles que conociendo la verdad se la niegan a mi Rebaño, porque ya tienen su paga cuando lleguen a la eternidad!

¡Ay, de los pastores negligentes que por comodidad o displicencia, NO atienden el balido de mis ovejas.

Os digo: tampoco os escucharé cuando llamen a mi puerta!¡Ay, de los pastores impuros que con su impureza pervierten mis ovejas, porque os aseguro que de NO arrepentirse…!

¡EL FUEGO DEL AVERNO LES ESPERA! 

¡Ay, de todos aquellos que por Omisión le niegan la Verdad a mi Rebaño, porque son igual de culpables y si NO reparan y se arrepienten, también recibirán su paga en la eternidad!¡ALLÍ SERÁ EL LLANTO Y EL CRUJIR DE DIENTES! 

Mi Pueblo está pereciendo por falta de conocimiento; ¿Dónde están los pastores, donde los zagales?

TENGO SED, tengo sed, sed de almas que me ayuden a pastorear mi Rebaño, porque vaga confuso y perdido por este Mundo como ovejas sin Pastor.

¡Levantaos pastores y escuchad mi Voz, porque vengo a pediros cuenta de mis Rediles!.

¡Oh, cuanta negligencia hay hoy en mi Iglesia, cuanto egoísmo!La caridad se ha ido perdiendo y mis ovejas andan dispersas sin quien las pastoree.

Me embarga la Tristeza al ver perder a mis ovejas, por culpa de muchos de mis pastores que andan más preocupados por estar banqueteando y recibiendo honores de este Mundo, que por pastorear mis ovejas.

Esta Humanidad ingrata y pecadora cada vez se aleja más de Mí. Si no fuera por la intervención Divina, os aseguro que NO quedarían habitantes para mi Nueva Creación.

La Maldad y el Pecado de esta generación ha sobrepasado todos los límites, quebrantar los Santos Preceptos es hoy una costumbre.Es tan grande el pecado de esta generación de estos Últimos Tiempos, que ha afectado el Código del Amor con el cual fue creado el Universo, las criaturas y todo cuanto existe.

¡Oh Generación ingrata y pecadora, vuestros días están contados, pesados y medidos!

Me embarga la Tristeza al ver vuestra indiferencia e ingratitud; busco por todos los medios salvaros, pero vosotros Me dais la espalda y no la cara.

YA MI JUSTICIA HA COMENZADO

 Y ¿Qué será de vosotras criaturas?Cuándo despertéis de vuestro Letargo ya no habrá quien os escuche.

Clamaréis y os daréis golpes de pecho, suplicaréis que os perdone, pero ya será tarde…

La Noche de mi Justicia os envolverá y el velo de la Muerte Eterna os cubrirá. NO quedará recuerdo alguno de aquellos que en esta generación vivieron en la maldad y el pecado.

Hijos míos, veo con tristeza el Calvario que está llevando mi Iglesia y veo con inmenso Dolor como

MUCHOS DE MIS PREDILECTOS, DESDE ADENTRO

LA VIENEN DESTRUYENDO 

El pecado de la impureza, la rebeldía, la soberbia, el ansia de poder, el modernismo y los escándalos de muchos de mis Purpurados y Pastores, son espinas que atraviesan mi Cabeza.

¡Oh cuántos azotes recibo de parte de muchos de mis Predilectos que pregonan mi Palabra a los cuatro vientos, pero NO la ponen en práctica!

Los escándalos de impureza de muchos de mis Pastores están dispersando mis ovejas, haciendo que pierdan la Fe.

Os digo Pastores infieles que en el día de mi Aviso, os pediré cuentas.

Y ¡AY de aquellos Mayorales y Pastores infieles, porque el Peso de mi Justicia conocerán! Por la soberbia, negligencia y mal comportamiento de muchos de mis predilectos, es por lo que mi Rebaño anda disperso como ovejas sin pastor.

LOS ESPÍRITUS DE ASMODEO Y JEZABEL,

SE HAN APODERADO DE MI IGLESIA

Los escándalos de impureza, unidos a la rebeldía y desobediencia de muchos de mis Pastores, están llevando a mi Iglesia a una División que la hará padecer el Cisma más grande en toda su historia. La Hecatombe Espiritual llevará a una Crisis de Fe a gran parte del mundo católico.

Mi Iglesia se tambaleará, pero NO Caerá;

Porque Yo Soy la Roca que la sostiene.

En verdad os digo, que las Fuerzas del Mal JAMÁS prevalecerán contra Ella.

¡Ay de los Judas que me traicionarán, porque si NO se arrepienten, ya saben el Lugar que les espera en la Eternidad!

Cuando se presenten ante Mí, la paga que recibirán será la Muerte Eterna.

Os digo ¡TRAIDORES! que allí será el llanto y el crujir de dientes; esa será la paga que recibiréis por vuestra Traición.

Escuchad mis Palabras, Mayorales y Pastores de mi Rebaño:

Ponedlas en práctica y enderezad vuestro caminar; porque se está acercando el día en que os presentaréis ante Mí y vuestras obras pesaré.

Si os encuentro faltos de peso, mi Sentencia será para vosotros:

¡Apartaos de Mí, NO os conozco!

Hijos míos, cada día la lucha espiritual se acrecentará más;

las Fuerzas del Mal están atacando mi Rebaño,

EL ATAQUE MÁS FUERTE ES CONTRA MIS PREDILECTOS E INSTRUMENTOS, 

 por la misión que deben cumplir. Orad mucho mis pequeños por mis Sacerdotes y Jerarcas de mi Iglesia, porque mi Adversario los está atacando fuertemente.

Tenedlos en cuenta en vuestras oraciones,

NO LOS DEJÉIS SOLOS,  porque mi Adversario busca su caída por el Ministerio Sacerdotal que les he conferido

El Rosario de mi Madre en los Misterios Dolorosos, el Rosario de mis Llagas y el Rosario de mi Preciosísima Sangre, son poderosas armaduras que destruyen los planes del Reino de las Tinieblas.

Sumergid Hijos míos, a mis Sacerdotes en mis Llagas, para que el Maligno NO los aparte de su Ministerio Sacerdotal.

Orad y reparad por mis Predilectos y en especial por aquellos que se están perdiendo por el modernismo, la carne, la Nueva Era, los afanes y placeres de este mundo

Pueblo mío, muchos de mis Predilectos YA NO CREEN en el Misterio de la Transubstanciación de mi Cuerpo y de mi Sangre.

Algunos ofician mi Santo Sacrificio a las carreras y otros solo por cumplir.

¡Qué Dolor tan grande siento en mi Corazón Amante, al ver a estos pastores de mi Iglesia, MANCILLAR EL MINISTERIO SAGRADO DEL SACERDOCIO! 

Su indiferencia y desidia, hacen sangrar mi Corazón.

LA NEW AGE ES LA COPIA DE SATANÁS, DE LA VIVENCIA QUE ES LA EXPERIENCIA, DE LOS CARISMAS DEL ESPÍRITU SANTO…

¡Cuánto sufro y lloro al ver a tantos de mis Sacerdotes que se han dejado seducir por la Nueva Era! 

En muchas de mis Casas hay Sacerdotes, practicando Yoga, Reiki y demás técnicas ocultistas.

Y lo más triste, contaminando mi Rebaño y haciendo pasar todo esto como si fuera divino.

(La falta del Carisma de Discernimiento otorgado por el Espíritu Santo… Y que ha sido ahogado o destruido por la Soberbia y la Lujuria juntas; provoca caer en esta LETAL y peligrosísima trampa de Satanás)

Muchas de mis Casas, las han vuelto casas del mundo, celebran en ellas fiestas, bazares y actividades que NO son de la vida religiosa.En muchas de mis Casas hay pastores que cometen actos impuros; el espíritu de Asmodeo ha entrado en ellas.

¡Qué tristeza siento al ver toda esta degradación en el interior de mi Iglesia! Todos callan, nadie se levanta; ese silencio culposo es una afrenta a mi Divinidad, que me entristece profundamente y hace llorar al Cielo

Muchos de mis Predilectos, hoy como Judas me traicionan, se han dejado seducir por el Mundo y la carne y le han abierto las puertas de mis Casas a mi Adversario.

En muchas de mis Casas mi Santo Espíritu ya NO mora. ¡Oh pastores infieles, si NO os arrepentís y reparáis por vuestros ultrajes, os aseguro que la muerte eterna será vuestra paga!

¡Cuando lleguéis a la Eternidad, descargaré el peso de mi Justicia sobre vosotros pastores infieles y moriréis como ovejas cebadas! Os hago un llamado urgente pastores infieles de mi Iglesia, para que enderecéis vuestro caminar, antes de la llegada de mi Aviso;

Porque de NO hacerlo, cuando lleguéis a la Eternidad el lugar que os estará esperando, será el Reino de las Tinieblas

Pueblo mío, como Sumo y Eterno Sacerdote, os pido mucha oración y reparación por mis Sacerdotes. MI Iglesia está en crisis, el Cisma se aproxima, NO la abandonéis.

Haced Pueblo Mío, cadenas de Oración, Ayuno y Penitencia, por todo mi Clero; para que la Sabiduría y Luz de mi Santo Espíritu, guíe a mi Iglesia y a mis pastores por el camino de la salvación.Os digo, si NO tenéis caridad con mis ovejas, tampoco YO la tendré con vosotros cuando os presentéis ante Mí.

De la forma como tratéis a mi Rebaño, así también seréis vosotros tratados.

Acordaos que todos sois misioneros por el Bautismo.

Ejerced vosotros también esta misión y salid a las naciones, ciudades y pueblos, llevando la Buena Nueva de mi Evangelio.NO os quedéis quietos, hablad a tiempo y a destiempo y decidle a mi pueblo:

El Reino de Dios está cerca, preparaos porque se acerca el Regreso Triunfal de vuestro Eterno Pastor. 

 Allanadme el Camino, porque está cerca mi Próxima Venida

Las Señales Celestiales os están anunciando que está cerca mi próximo regreso. La transformación del Universo os va a dejar ver fenómenos en el Espacio, que nunca antes ojo alguno había visto.

Grandes manifestaciones se darán en el cielo y en la tierra, para que estéis preparados a mi Segunda Venida. 

Hijos míos, los dioses hechura de la mano del hombre, comenzarán a caer; el dios dólar tiene sus días contados y con él, caerán las economías de muchas naciones.

Todos aquellos que pusieron su esperanza y fe en los dioses de este Mundo, también caerán con ellos.

La crisis económica dejará en la banca rota a un gran número de naciones y personas, que pusieron su fe en el dios dinero

Rebaño mío, se acerca el Calvario de mi Iglesia, orad por Ella; los Cardenales rebeldes la Dividirán y el caos se apoderará de la Sede de Pedro.

Roma perderá la Fe y será motivo de Escándalo para el mundo católico. En muchas naciones sus Cardenales se unirán a los rebeldes y mi Iglesia, será vilmente traicionada por aquellos que decían ser sus familiares;

pero que como Judas, hoy la traicionarán y entregarán en manos de mi Adversario.

Hijos míos, el caos muy pronto se va apoderar de Roma y la ciudad de las Siete Colinas arderá. Mi Vicario tendrá que huir, porque su vida correrá peligro.

Un nuevo Papa, será elegido y éste le servirá a mi Adversario.El nuevo Papa sentará en la Silla de Pedro a mi Adversario y decretará el cierre inmediato de mis Casas y Persecución de mi Pueblo fiel.

Muchos Cardenales, Obispos, Sacerdotes y Religiosos, dentro del Vaticano perderán la vida.

Mis Pastores fieles en muchas naciones, también correrán la misma suerte.

Mi Pueblo Fiel caminará al Destierro, así como mis primeros Cristianos,

pero el que persevere hasta el final sin perder la Fe, se salvará.

NO TEMÁIS Pueblo mío, legiones de Ángeles estarán con vosotros y os cuidarán, si los invocáis.

Mi Iglesia Remanente cobrará vida; en el campo, en el monte, en cavernas o en los Refugios de mi Madre, mis Sacerdotes fieles, oficiarán mi Santo Sacrificio.

En los días en que permanezcáis huyendo y NO encontréis Sacerdotes, haced la comunión espiritual o invocad a mis Ángeles y ellos os la darán espiritualmente.

El signo del Ictus o Pescado, volverá a ser la Señal de mi Rebaño Fiel, donde veáis esta señal, sabréis que allí se reúne mi Iglesia.

Todo aquel que lleve el Rosario de mi Madre en su cuello y el signo del Pez, será de mi Rebaño. Estas serán las señales que identificarán a mis ovejas en aquellos días.Prestad atención, porque mi Adversario tratará de camuflarse en mi Rebaño a través de sus instrumentos, llevando únicamente el signo del Pez para engañaros.

Si NO lleva el Rosario de mi Madre, NO es de mi Rebaño.

Mi Adversario NO soporta el Rosario, porque sabe que con él, será derrotado por mi Madre y mis Hijos fieles.

Tened en cuenta esta instrucción para que cuando lleguen las persecuciones, podáis distinguir las ovejas de los lobos

Estad Pueblo mío, alerta y vigilantes, listos y preparados, para enfrentar la Crisis que está por llegar a mi Iglesia. 

Permaneced firmes en la Fe, para que nada ni nadie os aparte de mi doctrina.

Os regalo esta oración para que la hagáis cada que me visitéis en mi Sagrario.

BENDICIÓN DE JESÚS SACRAMENTADO

Oh mi Jesús Sacramentado, vengo ante Ti, en busca de consuelo y con la esperanza de solucionar esta necesidad que tengo. (decir la necesidad)

¿A dónde voy a ir Señor?. Tú tienes Palabras de Vida Eterna. Tú eres mi Médico, mi Defensor, mi Amigo, mi Padre, mi sustento y ante todo eres mi Dios. Aquí estoy postrado a tus pies, si quieres puedes sanarme. Te necesito mi Jesús Sacramentado, atiende a mi súplica y dadle a mi petición, pronta solución

Oh, bendición de Jesús Sacramentado: cúbreme, libérame, sáname y fortalece mi fe, para que siempre camine contigo. Que tu Santa Bendición, oh mi amado Jesús, permanezca siempre en mí y en los míos

Que tu Santa Bendición, sea mi fortaleza, mi paz y mi confianza; que tu Bendición oh mi Jesús Sacramentado, se haga también extensiva a mi familia y seres queridos, para que todos seamos uno solo contigo. Y así protegidos por tu Bendición, ninguna fuerza del mal pueda hacernos daño

Dichoso aquel quien te pide tu Bendición y la conserva como un tesoro, porque será protegido de los males de este mundo, borrará sus pecados y en el día de su partida, alcanzará el gozo de la vida eterna

Bendíceme oh Jesús Sacramentado con la Bendición que procede del Padre, +del Hijo, +y del Espíritu Santo + Amén

Todo lo puedo en Cristo Jesús que me fortalece. (Filipenses 4, 13)

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, por el Reino de Dios está cerca

Vuestro Maestro y Pastor: Jesús Sumo y Eterno Sacerdote

Dad a conocer mis mensajes a toda la Humanidad, hijos míos.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html