Archivos de etiquetas: carismas del Espíritu Santo

P242 ¿UN SIMPLE SALUDO?…


03 DE AGOSTO DEL 2017

Amado Pueblo Mío:

El amor que recibo de Mi Pueblo es incienso que se eleva hasta Mí y lo regreso en Bendiciones para los míos.

A cada uno le miro con especial Amor. Mi Misericordia les llama a la pronta conversión, les llamo a obrar y actuar en la Voluntad Divina.

Ninguno de Mis hijos será desamparado por Mí, la FE tiene que prevalecer, soy Dios de Amor.

NO desamparo a los Míos, pero les pido a Mis hijos que NO se alejen de Mi lado para que por libre voluntad, Me soliciten que NO les abandone. (El Mundo LE PERTENECE a Satanás por voluntad humana por el Pecado y Dios NO PUEDE INTERVENIR, a menos que nosotros lo solicitemos)

NO irrumpo violentando a Mis hijos. Mi Corazón se desgarra al mirarles camino a la Perdición. Aun así debo esperar a que voluntariamente Me miren y Me llamen.

Soy Dios de Paz y en Mi Paz deseo que se mantengan, Pueblo Mío.

NO deseo que sean hijos de la Ira, sino les deseo colmados de mi Paz.

La salud del alma es importante para que mantengan el equilibrio necesario en este Instante de Confusión. El alma se turba cuando ustedes permiten que la Ira se posesione y les lleve sin control alguno, a proferir palabras indebidas en contra de sus hermanos…

Cuando ustedes se unen a actos indebidos, cuando transgreden Mi Palabra, cuando olvidan la Ley Divina, cuando dan muerte a sus hermanos, cuando deliberadamente NO Me escuchan, cuando el EGO humano supera Mis Peticiones.

Pueblo Mío, el mal no logra más que Mi Amor, pero el hombre se une a lo indebido y por ello, el mal le toma y le aleja de Mí en un instante.

¡CUÁNTO LES HE LLAMADO A CONOCERME PARA QUE ME RECONOZCAN!

Y MI ESPÍRITU LES DÉ EL DISCERNIMIENTO NECESARIO

¡PARA QUE DISTINGAN CUANDO EL MAL SE DISFRAZA DE BIEN!

NO siguen Mis Pedidos y continúan como un barco a la deriva, esto es peligroso para ustedes. El Mal es ingenioso, toma formas, actos, obras que parecen buenas y en realidad NO lo son y ustedes al NO DISCERNIR, caen en las redes del Mal.

Este Instante es Grave. Este Instante es de premura para Mi iglesia, a la que llamo a ahondar en Mí. Es necesario el conocimiento, el acercarse a Mí para que los temores NO les lleven a acceder a lo que será entregarse a Satanás.

¡PUEBLO MÍO, NO TEMAS! 

Haré descender del Cielo lo necesario para que mi Pueblo NO perezca ante el Mal que le negará el alimento, el agua

¡Hombres de poca fe! Temen a quien les pueda dejar sin alimento, pero NO temen perder la Vida Eterna. 

Esto lo hacen porque NO me conocen, ¿Acaso me piden pan y les doy rocas?

¡NO! Soy Amor Infinito…

La inconsciencia de la Humanidad agita la violencia sobre sí misma y esta violencia se expande como peste de un país a otro hasta que llega a ser incontrolable.

Verán cuán difícil es para el hombre reprimido sobrevivir sin lo necesario y a la vez SI poseen fe como un grano de mostaza, NO les faltará lo necesario para que sobrevivan, si esta es Mi Voluntad.

Algunos de Mis hijos NO han pasado instantes fuertes, NO conocen el rostro del Hambre, NO conocen el rostro de la Represión, NO conocen el rostro de la desesperación al NO poseer lo necesario para controlar un dolor.

Mi Madre les ha dado y les dará medicamentos que pueden encontrar en la Naturaleza y con ellos mitigar y desaparecer las enfermedades. NO guarden esto esperando llegar a utilizarlo.

BUSQUEN EN DONDE SE ENCUENTRAN…

BUSQUEN en dónde los pueden localizar cerca de ustedes, NO esperen el último instante.

JINETE DE LA PESTE

La Peste camina silenciosa, sin ser develada ante la humanidad. Poseen las arras y más, para combatirla. Yo NO desamparo a mi Pueblo.

Pueblo Mío, la luna y el sol  poseen gran influencia sobre la Tierra y por ende sobre ustedes.

No miren como irrelevantes los eventos que suceden. Por pequeños que estos sean, repercuten sobre el hombre y la Tierra misma.

La Humanidad mira cuanto sucede con gran espectacularidad, pero sin consciencia. Es necesario que Mi Pueblo sea más abierto a Mis Llamados, NO deben continuar negándose la Salvación.

¿Cómo esta generación se ha abalanzado en contra de la vida?  ¿Cómo han llegado a despreciar el Don de la vida? ¡Cuánto han llegado a degradar el Regalo más grande que posee el hombre: el Don de la vida!

Ustedes mismos se castigan aceptando ofender a Mi Santo Espíritu.

La sangre de los inocentes llega a las entrañas de la Tierra y ésta como si tragara hiel, se estremece fuertemente.

El pecado del hombre atrae hacia la Tierra cuerpos celestes que serán de peligro. El mal atrae al Mal, el Bien aleja el Mal.

¡CONVIÉRTANSE!

Es la Vida Eterna lo que les ofrezco y es la Vida Eterna lo que ustedes rechazan.

Pueblo Mío, ¿Cuántas buenas obras has realizado durante tu vida?…
NO solo las oraciones serán contadas a tu favor, ¿Qué has realizado por tus hermanos?…
¿Cómo les has socorrido? y ¿Cuántas Obras de Misericordia posees en tus manos para mostrar ante Mí?…

Hijos, para ser dignos hijos NO basta con escuchar o recibir. DEBEN DAR.

Tienen que ofrecer, tienen que ser acción de Mis Enseñanzas.

ORACIÓN + FE = MILAGROS   ¿QUIÉN SE ATREVE A CREER?

Mi obrar y actuar NO es estático.

Mi obrar y actuar da continuamente frutos y en abundancia hacia Mis hijos.

Mi Pueblo es un Pueblo de obras que se multiplican al infinito, ya que nacen de Mi Amor.

Amados hijos, oren por Francia, su llanto no termina.

Amados hijos, oren por Chile, se estremece.

Amados hijos, oren por Estados Unidos, Mis hijos sufrirán.Amados hijos, oren, Potentes Volcanes se activan.

Amados hijos, oren por Costa Rica, padece. 

NO se alejen de Mi Palabra, adéntrense en la Sagrada Escritura…

Y en esta explicitación de Mi Palabra.

Moisés NO hubiera dividido el Mar Rojo, si los israelitas al escapar de los egipcios; no se hubieran topado con él...

Mi Madre permanece y permanecerá con Mi Pueblo en los instantes más álgidos de la Persecución a la que se verá sometido, por haber acogido el Mal y haberse entregado al desenfreno, usurpando la Ley Divina.

Mi Pueblo será Perseguido por el mismo Mal que se enquistó en Mi Iglesia. Mis sacerdotes deben acoger la Oración con devoción, llamando a Mi Madre para que les ampare.

Mi Madre, como Arca de la Nueva Alianza, guiará a Mi Pueblo, les Protegerá y les mantendrá bajo Su Manto.

NO teman, “YO SOY EL QUE SOY” (Ex. 3,14). Amado Pueblo Mío, les Amo, les Bendigo. NO se alejen, regresen a Mí con prontitud.

Su Jesús.

http://www.revelacionesmarianas.com/

06  de Julio de 2017

Que la Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Hace tiempo os pedí que a donde fuerais, dejarais Mi Paz. Esto es muy importante, Mis pequeños.  NO ES un simple saludo…

Es toda una EFUSIÓN de Amor y de Protección. 

Cuando vosotros dejáis Mi Paz… En ese momento, todo el ambiente espiritual cambia.

Dejar Mi Paz en un lugar y a los que están en ese lugar; es un favor inmenso que vosotros hacéis en lo espiritual, que Me dejáis hacer a Mí vuestro Dios, con vuestros hermanos.

Al dejar Mi Paz, primeramente los que estén ahí reunidos cambiarán.

El simple hecho de escuchar “PAZ” en ese momento, hay un cambio interno íntimo; en donde vuestros problemas, vuestros dolores, vuestras sensaciones, vuestra vida alborotada, TODO CAMBIA.  En ese momento, Soy YO el que entra en acción en la persona. Porque la Paz viene de Mí. SOY YO vuestro Dios, en esa palabra: en la Paz. Y por otro lado, Satanás se va. DESALOJA EL LUGAR, porque él NO soporta ni Mi Amor ni Mi Paz; porque él es todo lo contrario,

Él causa guerra, es Destructor y NO puede vivir donde haya Paz; porque él la perdió, como perdió Mi Amor, Virtudes, dones Místicos. Infinidad de Bendiciones que tenía antes de su pecado grave.

Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”… En ese momento por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros

Y como os dije, en ese momento TODO se vuelve un ambiente de Paz. 

Os calmáis si tenéis problemas en el hogar, os tranquilizáis. Y así, empiezan a suceder situaciones positivas que van a ayudar a todos los que reciban este saludo…

Y ese saludo SOY YO vuestro Dios, Cristo Jesús.

Cuando estuve en la Tierra entre los hombres, ese era Mi Saludo para todos aquellos que Me recibían. Recibían Mi Presencia, porque Yo Soy la Paz. Mi Saludo anunciaba enseguida Mi Presencia.

Yo les decía: “Que la Paz esté con vosotros…”
Inmediatamente Yo entraba en acción. Y así, todos aquellos que estaban ahí, aceptaban Mi Presencia, Mis Palabras, Mis Enseñanzas, Mis Milagros.

La Paz en un corazón, debe existir absolutamente. No podéis hacer grandes cosas, si NO hay Paz en vuestro corazón, en todo vuestro ser. La Paz os permite pensar de mejor manera. Si tenéis Paz, podéis decidir perfectamente el qué hacer y el qué NO hacer.

Con la Paz en vuestro corazón podéis acercaros a Mí, porque Yo no concibo a un alma en estado alterado que se pueda acercar a Mí, salvo que sea una insistencia, algo grave que le esté sucediendo y que requiera la urgencia de Mi Presencia y de Mi actuación, para resolver sus necesidades.

Pero normalmente en vuestra vida diaria, NO os podéis presentar ante Mí en un estado alterado, porque NO estaréis pensando correctamente, estaréis pensando en vuestro problema.

Ciertamente os calmaré; pero la mejor forma en que os acerquéis a Mí es estando tranquilos, para que podáis contarMe todo lo que os sucede y podáis tomar de Mí esa Paz que tanto necesitáis o necesitaréis, para resolver vuestros problemas.Todos necesitáis de Mí Paz. Todos vosotros necesitáis momentos de tranquilidad, momentos en los que solamente esteMos vosotros y Yo, en lo particular.

Que sean momentos en los que NO estéis corriendo ni estéis necesitando algo urgentemente. Quiero platicar con Mis hermanos, quiero platicar con Mis hijos… Quiero estar con vosotros, porque Yo os necesito a vosotros y vosotros necesitáis de Mí.

Ese es el coloquio Divino en el cual esteMos platicando tranquilamente de todo lo que es vuestra vida, de todo lo que sois vosotros.

Dejad pues Mis pequeños, que Mi Paz inunde vuestro corazón y vuestra vida. Si vosotros tenéis Paz en vuestro corazón y en vuestra vida, la iréis irradiando a todos aquellos que entren en contacto con vosotros. 

En situaciones difíciles deberéis poner Paz, pidiéndoMela a Mí. Vosotros la necesitaréis, pero se necesita que vosotros seáis conscientes de que los que están a vuestro alrededor, os necesitan. NO podéis pedir la Paz e irradiarla, si vosotros mismos NO la habéis recibido de Mí.

Es imprescindible, Mis pequeños que entendáis esto y que lo viváis, para que podáis ir eliminando la Maldad que siempre está a vuestro alrededor.

Vayáis donde vayáis atraed Mi Presencia y al desear la Paz, dejad también un deseo de cambio, pedido por aquellos que están recibiendo Mi Paz.

Interceded por ellos para que vayan recibiendo ese cambio interno, íntimo y ellos a la vez al recibir ese deseo de Paz, puedan transmitirlo a otros. 

Mucho se pierde Mis pequeños, dentro de las relaciones humanas espirituales, al NO saber cómo convivir con vuestros hermanos. Estáis viviendo una vorágine. Estáis viviendo un ataque podría decir masivo de Satanás, os está llevando a un descontrol total de vuestra vida.

Problemas por un lado, problemas por el otro atacándoos en vida. En vuestra vida atacándoos en lo espiritual y de seguir así, empezaréis a ver cosas muy desagradables que NO Quiero que lleguéis a ellas.

Satanás os va cerrando puertas, os va impidiendo que encontréis la Verdad y la realidad en vuestra vida. Os va llevando a callejones sin salida.

NO permitáis que Satanás haga su obra en vosotros. Si vosotros os separáis de Mí, en ese momento perdéis la Paz y vuestro corazón se empieza a vaciar de Mi Presencia.

¡Cómo podréis vosotros mismos, desear la Paz a vuestros hermanos, si NO la tenéis en vuestro interior!

Recordad que estáis llevando a vuestros hermanos Mi Presencia, Me estáis llevando a Mí y Me estáis dejando a vuestros hermanos al desearles la Paz. 

NO sois vosotros los que os estáis presentando ante vuestros hermanos. Soy Yo, vuestro Dios el que está quedando en ese lugar, el que está quedando en los corazones a quienes les estáis deseando la Paz.

Tenéis que ser conscientes Mis pequeños, de todas estas Verdades. Porque estáis llevando a cabo una misión Divina y necesitáis mucha protección y guía de Mi parte.

NO podéis vivir solos. A fuerza necesitáis de Mí vuestro Dios, para salir triunfantes de vuestra misión.

Debéis estar conscientes Mis pequeños, en que mientras más dejéis Mi Presencia, dejéis Mi Paz, dejéis Mi Amor entre los vuestros, el ataque de Satanás, será más intenso.

 El Mal os acecha en todo momento y os debéis proteger, es una realidad que estáis viviendo.

Y la estáis viendo, la estáis sintiendo y así como sentís Mi Amor, sentís Mi Paz también, sentís la Maldad que os rodea.

Dad ayuda a todos los que podáis; sois intercesores. Hagáis lo que hagáis, muchas almas dependen de vuestra intercesión.

Buscad pues Mis pequeños agradarMe en todo momento, Me pertenecéis, sois Míos, Me di por vosotros.

Mi Corazón Sacratísimo late ardientemente por vuestro amor. Amor que poco recibo, amor que quisiera tener en Mi Corazón, pero en una forma grande, inmensa…

Pero NO es así Mis pequeños. Son pocos, MUY POCOS los que se acercan a Mí. Los que piden primeramente tener esa Paz en su interior, porque os he dicho que nadie puede dar lo que NO tiene.

Debéis vivir primeramente vosotros Mi Paz y cuando estéis llenos de ella, podréis darla. Pero os debéis llenar de Mi Paz, de Mi Amor, Virtudes, Carismas. Todo lo que tengáis, Yo vuestro Dios os lo he dado.

COMPARTID, compartid todos los regalos espirituales que os doy. Pero sobre todo Mis pequeños, orad intensamente por vuestros hermanos. Os he dicho que tenéis esa Gracia inmensa sobre Mí, ese poder que os he dado, ese don: el de interceder por vuestros hermanos.  

 Es una realidad el que Yo Me até Mis Manos.

Y si vosotros NO Me pedís que interceda y derrame Mis Bendiciones sobre los vuestros, NO lo haré SI NO Me lo pedís.

Os he dicho que os volvéis corredentores junto Conmigo, al daros por vuestros hermanos; es una obligación de Amor y la estáis desperdiciando. Muchas almas solamente se salvarán así, por vuestra intercesión.

Porque hay muchas que ya NO oran por sí mismas porque NO creen. Porque NO pueden o porque NO les interesa.

Pero en la realidad, es que NO SABEN lo que están haciendo y vosotros debéis ayudarles. Debéis traerlas a Mi Corazón. Las pondré ahí a estas almas y a todas las almas que Me traigáis las purificaré…

PABLO PRESO E INTERCEDIENDO…

 Pero gracias a vuestra Intercesión y al amor que pongáis en vuestra Misión de Intercesión.  

Ahora, os digo Yo: Que la Paz quede con vosotros. Que la Paz quede en cada uno de los que están en este grupo ahora y los que TODAVÍA NO han llegado. Que Mi Paz quede en vuestros hogares. Que Mi Paz quede en vuestros hijos.

Que Mi Paz quede en vuestra Patria. Que Mi Paz quede en la Iglesia. Que Mi Paz quede en el Mundo entero.

Que Mi Paz quede en todo lo creado, visible e invisible.

Que Mi Paz transforme todo, para que vosotros regreséis a donde pertenecéis, a la Casa Paterna, en donde tendréis Mi Paz por siempre.

Señor Jesús yo te amo y confío en TÍ… Te entrego mi dolor y mi sufrimiento, también mi fragilidad y mi desesperación…. AYÚDAME A ACEPTAR TU VOLUNTAD EN MI VIDA… Y NO permitas que me pierda, ni que pierdan tu salvación, NINGUNO de los míos…

Vuestro Dios os ama infinitamente, ¡Agradecédselo!
Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno

Que Mi Amor os cubra, os proteja y os llene de Bendiciones para que vayáis preparando el camino de regreso a vuestro Dios y Salvador entre los hombres. Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://www.diospadresemanifiesta.com

N189 SABIDURÍA SUPREMA


Hijitos Míos, os vuelvo a repetir y lo haré hasta el cansancio, Mis pequeños, Yo Vine por la salvación de TODA la Humanidad y de TODOS los tiempos.

Yo Soy vuestro Dios, Soy el Alfa y el Omega, NO tengo principio, NO tengo fin… Y vosotros que SÍ los tenéis. Entráis dentro de Mi Misericordia, en Mi Amor Infinito.

Por eso Mi Amor, Mi Donación, Mis Enseñanzas, son para vosotros los de Ahora, para los de Ayer y de Mañana. TODOS tenéis derecho a vuestra salvación, porque Yo Me he Donado por cada uno de vosotros.

Ciertamente vosotros sois los que escogéis al final, si queréis estar Conmigo u os queréis perder eternamente, con Satanás. Pero ese ya es vuestro libre albedrío y vosotros escogéis vuestro futuro eterno. Pero os repito, Yo Me di por TODOS. Por todas las razas de todos los pueblos, de todas las naciones, de todo el Mundo y del Universo entero.

Nuestro Amor, en Nuestra Santísima Trinidad, se dio por cada uno de vosotros y tenéis el derecho de reclamar vuestra salvación. Pero también Nosotros podeMos reclamaros que vosotros sigáis los Mandamientos, que se os dieron para que pudierais ganar esa salvación.

Ciertamente tenéis derechos y obligaciones y también Nosotros.

En Nuestra Santísima Trinidad, también teneMos esas obligaciones de Amor. Y teneMos también el derecho de pediros lo que necesitaMos, para que vosotros entréis en el Reino de los Cielos.

Y Nosotros NecesitaMos de un corazón lleno de amor y una pureza de alma. Se oye sencillo y es sencillo, si realmente vosotros amáis y queréis estar eternamente con Nosotros.

Pero el amor NO se puede obligar. El Amor como os heMos dicho, nace de lo profundo de vuestro corazón.

Nosotros estaMos en vuestro corazón y os estaMos cuidando continuamente, pero NO todos vosotros respondéis a Nuestros cuidados, a Nuestros Consejos, a Nuestra Guía Amorosos. Y vosotros, con esto os ganáis o perdéis el Reino de los Cielos.

Aquí el único culpable en un momento dado de vuestra condenación, sois cada uno de vosotros. TODOS alrededor del Mundo y en todas las generaciones, sabéis lo que Nosotros quereMos para vosotros.

Pero si vosotros NO respondéis o NO tenéis la intención y el cuidado de conocer Nuestros Designios para vuestra salvación, es vuestra culpa.

Siempre os dareMos varias oportunidades de que entréis en contacto con Nuestra Gracia, con Nuestro Amor, con Nuestras Enseñanzas. Pero si vosotros las rechazáis, Nosotros NO OS LAS PODEMOS IMPONER, así como el Amor tampoco se impone.

Nuestras Enseñanzas se os dan para que crezcáis en Sabiduría, en Amor y en respeto a Nuestras Leyes y a todo lo que os pediMos.

Fuisteis creados por Nuestro Amor. Se os ha dado el Don de la vida para servir al Amor, que soMos Nosotros. NO hay nada raro ni escondido, como lo hace Satanás, que él os confunde. Os lleva por caminos en los cuales vosotros NO podéis salir…

Porque es tanta la confusión y os causa una problemática tanto espiritual como humana, que os desesperáis. Y luego, NO sabéis cómo salir de vuestro problema.

Lo nuestro, las Enseñanzas que os daMos siempre van a ser tan sencillas y claras, que cualquier persona y aún niños, las pueden comprender.

Lo Nuestro NO se esconde, se da todo a la luz de la inteligencia humana. Si vosotros NO queréis tomar todo esto que se os da para vuestro bien, entonces vosotros sois los culpables de vuestro propio futuro, de vuestra existencia y de vuestro Castigo o de vuestro Premio.

Nunca os vaMos a pedir más de lo que vosotros podáis hacer. Pero SÍ EXIGIMOS que Nuestras Leyes se cumplan. Porque al cumplirlas, os llevan a una plenitud espiritual que sólo se obtiene estando con Nosotros.

Vosotros como os heMos dicho, estáis llamados a la perfección espiritual; pero debe haber deseo también de vuestra parte para alcanzar esa plenitud que es la Sabiduría. UNA SABIDURÍA SUPREMA, que os va a llevar a la santidad de vida.

LA VERDADERA RIQUEZA

Cuando vosotros os decidís en buscar la perfección, ya en ese preciso momento estáis avanzando inmensamente hacia la Perfección. El querer ser perfecto quiere decir trabajo.

Trabajo personal, trabajo en uno mismo, eliminación del Mal que habéis dejado entrar a vuestro ser.

La perfección os va a llevar primeramente, a que os conozcáis en profundidad y el Espíritu Santo os ayudará a ello.

NO es posible que vosotros critiquéis a vuestros hermanos, cuando posiblemente en vuestro interior, estéis peor que ellos. La perfección se logra buscándoNos y siguiendo Mis Enseñanzas de Dios Salvador.

El hecho de que Yo haya sido enviado por el Padre para Ser vuestro Salvador y Redentor, NO SE LIMITA  solamente a Mi Pasión. Muchos centran toda Mi Vida en eso: “Jesús vino a salvarnos, porque Murió en la Cruz”.

¡NO, Mis pequeños! Está la parte del Conocimiento. NO se puede tener una Redención, si NO se tiene antes TODO  el Conocimiento, todas las Enseñanzas que os di.

Yo os Enseñé al final, cómo abracé a la Cruz, pero ese fue el culmen, TODAS Mis Enseñanzas os llevan a esa donación. Yo sentí que ya había cumplido Mi Misión y por eso la abracé.

Porque os había dejado primeramente una gran Evangelización de Amor, de Respeto, de Perdón. Abracé a la Cruz porque con ella os iba a mostrar lo que Yo como Dios, os podía dar:  y ES LA RESURRECCIÓN. 

Muchos otros enseñan cosas bellas de crecimiento espiritual, que os ayudan ciertamente a un buen comportamiento entre hermanos, pero todo se queda ahí, a nivel vida humana.  

YO os di una Evangelización Divina, en donde NO solamente fue la Evangelización, sino también lo complementé con Milagros. Y eso nadie antes, ni NADIE después, salvo los que Me siguieron, lo pudieron hacer.

Además de las Enseñanzas como os digo, el culmen ES Mi Resurrección, en donde os estoy mostrando Mi Poder Divino, el Poder de la Santísima Trinidad.

Las Tres Divinas Personas estaMos con vosotros, os Guiamos, os EnseñaMos y con ello, os vaMos perfeccionando.

Estáis aquí Mis pequeños, para ir creciendo en vuestras capacidades espirituales. Ciertamente, cuando dejéis este Mundo que vosotros llamáis “muerte”, cuando vuestro cuerpo ya NO responde…

 Vuestra alma va a trascender y va a seguir una vida espiritual.

Vuestro crecimiento aún como alma espiritual, va en aumento.

Nunca termina vuestro crecimiento, porque Yo Soy vuestro Dios y SOY INFINITO…

Y vosotros, tendréis esas mismas capacidades de una vida infinita y de un gran conocimiento.

Cuando un padre ama a los hijos y quiere que ellos lleguen a tener capacidades altas, les enseña y escoge las mejores escuelas, para que ellos siempre vayan adelante.

Espiritualmente hablando Mis pequeños, Yo como Dios como Padre vuestro, os tomo cuando llegáis a Mí, al Reino de los Cielos y ahí seguís creciendo en Sabiduría Divina.

Os he dicho que todo lo Mío es vuestro y tenéis una vida infinita para aprender lo Mío; pero sobre todo, para perfeccionaros en el Amor.

Sois demasiado pequeños para entender estas lecciones, Mis pequeños.

O tal vez…. ¿SOY MEJOR QUE RAMBO?

Pero os las doy. Os doy este Conocimiento, para que os deis cuenta de todas las bellezas que tendréis cuando lleguéis a Mí.

El fin de vuestra vida en la Tierra, es el Principio de una nueva vida espiritual infinita. Os podría decir que vais creciendo en etapas, como etapas tenéis en vuestra vida humana.

Vais creciendo en Sabiduría cuando os acercáis a Mí, cuando os acercáis a Mi Trinidad Divina. Yo NO os escondo NADA, Mi Hijo os dijo que aquél que Le siga, tendría el Conocimiento que Él os enseñó. Esa Sabiduría que Él os dejó en la Tierra y más.

Ciertamente, NO quiere decir que vosotros seréis dioses. Sino que lo que Él os dejó es un Principio. Es un principio para ir alcanzando la perfección. 

Es un Principio para que vosotros conocierais las bellezas que se os van a dar en lo futuro, pero tenéis que poner de vuestra parte. Tiene que haber interés de parte vuestra, para que se os dé también esa Sabiduría.

Ciertamente, se os va probando a lo largo de vuestra existencia. Y como dicen las Escrituras, ya que estaMos seguros de que un alma responde, entonces se le conceden más capacidades. Se os prueba en lo pequeño aquí…

Y si vosotros pasáis la prueba, se os seguirá dando en lo grande.

Luego, seguiréis a otra etapa y se os irá dando más Conocimiento y capacidades, según vayáis madurando en la Fe y en el Amor.

Ahora apenas estáis empezando, os queda mucho camino por recorrer, pero es un camino bello, un camino seguro, un camino Divino.

Vinisteis a la Tierra a servirMe… Y Yo también tengo un compromiso: el de ir cuidando vuestro caminar y os voy dando el Conocimiento y las capacidades para que os vayáis perfeccionando.

Como os dije, vosotros tenéis derechos y obligaciones y Yo como Padre vuestro y Creador de todo lo que existe, también tengo derechos y obligaciones, porque OS AMO.

Actuad pues, como Yo actúo con vosotros. Dad amor, ayudad a vuestros hermanos y recibiréis más. Os he dicho que NADIE puede dar lo que NO tiene… Pero aquellos que están Conmigo SÍ tienen para dar y mucho…

Y esa es una obligación de amor, de dar lo que tenéis en lo espiritual, para crecimiento y salvación de las almas de vuestros hermanos.  

Por otro lado, sabéis que mientras más dais, más recibís… Y esto, muchos de vosotros lo habréis ya vivido.

Nunca se os acaba de lo que vosotros dais; si es que ciertamente, lo dais por amor y NO por interés de tener más. Si vosotros dais a vuestros hermanos de lo que gratuitamente recibisteis, se os multiplicará después.

Con esto, también os quiero pedir que NO deis porque se cumpla esta Promesa en vosotros: dar por interés. Debéis dar por Amor, siempre. Siempre deberéis anteponer el Amor ante todas vuestras acciones, tanto materiales como espirituales.

El Amor debe regir vuestra vida en todos sentidos. Cuando esto ya lo hagáis vida en vuestra vida; fácilmente pasaréis al Reino de los Cielos.

Y NO solamente por ello… Sino porque al haber hecho vida Mi Vida, es que seréis ya, prácticamente otros Cristos.

¡Os he dado tanto, Mis pequeños! Os he pedido poco y ese poco son los Mandamientos que os dejé, pero NO los cumplís, NO tratáis de buscar esa perfección a la que estáis llamados.

La mediocridad es parte de la gran mayoría de vosotros en todo el Mundo. Son  muy pocas las almas que buscan esa superioridad espiritual, esa excelencia Divina y NO para presunción…

 Sino como obligación para darMe gusto a Mí vuestro Dios. Porque mientras más tenéis en lo espiritual, más Me amáis y más Contento Me tenéis.

Cuando vuestros hijos cumplen con sus deberes, a vosotros os da mucha alegría. Los consentís, les agradecéis, les regaláis muchas cosas, porque se lo merecen. Porque los amáis, porque están cumpliendo con sus obligaciones.

Yo también, como Padre vuestro que Soy, también voy consintiendo a los Míos. Conozco todo vuestro ser, vuestra vida, vuestras necesidades, materiales y espirituales.

Ciertamente, también, os voy probando, porque NO nada más por el hecho de sacar buenas calificaciones, un hijo puede ser ejemplo de portarse bien.

Hay almas que ciertamente, tienen un potencial grande que Yo les regalé. Son muy capaces en los estudios, son muy capaces en la vida; pero espiritualmente hablando, dejan mucho qué desear…

Y muchos de ellos, también son grandes pecadores.

Ciertamente, hay diversidad de caracteres y de capacidades; pero al final, lo que va a contar para vuestra salvación eterna, es el Amor. El Amor que dejasteis entrar en vuestro ser y ese Amor, también deberá ser compartido con vuestros hermanos.

Si vosotros NO hacéis vida el Amor; si vosotros NO compartís de las capacidades que se os dan; si vosotros NO os volvéis otros Cristos y esto es decir: una persona perfecta en lo espiritual y en lo humano.

SI NO sois así, NO seréis una persona santa, una persona que buscó la perfección, como se debe buscar y vivir, que es como Cristo Jesús.

Debéis vivir en el Amor y compartir las capacidades que Yo os haya otorgado.   

Vuestra vida la de todos vosotros, tiene que ser una vida de Servicio, una vida de Donación, una vida de ayuda hacia vuestros hermanos, que eso fue lo que hizo Mi Hijo. NO se os está enseñando nada nuevo.

Yo lo que os pido, es poder ver más Cristos en el Mundo actuando y esos, debéis ser vosotros.

Buscad pues vuestra perfección, porque estáis obligados a ello: “sed perfectos, como el Padre Celestial Es Perfecto”, así os pidió Mi Hijo. 

Pero hay algo muy bello en todo esto. Cuando vosotros empezáis a buscar la perfección: Yo os voy a empezar a regalar capacidades espirituales y regalos espirituales, que NO todas las almas tienen.

PORQUE NO ES LO MISMO CREER EN DIOS, QUE CREERLE A DIOS...

Empezaréis a gozar el Cielo en la Tierra…

Empezaréis a vivir Mi Amor en pleno dentro de vuestro ser.

Y eso, es lo que os enamorará y os llevará a seguir adelante, buscando la Perfección. Porque cuando encontréis la Perfección en pleno, sabréis qué ES un Gozo infinito.El Alimento Divino se os va dando poco a poco, para que lo apreciéis. BuscadMe, buscad vuestra perfección y os prometo Mis pequeños, que lo gozaréis inmensamente.  

De cualquier manera, Mis pequeños, os sigo esperando, estoy con vosotros, os sigo Llamando y Soy paciente para vuestra respuesta.

Siempre estaré esperando por vuestro regreso, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y siempre espero al hijo pródigo.
Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo…

http://diospadresemanifiesta.com/

N188 LOS REYES DE LA CREACIÓN


Ciertamente hijitos Míos, vosotros sois débiles ante el ataque de Satanás. Necesitáis de Mí vuestro Dios para protegeros, tanto en cuerpo como en alma.

Mis pequeños,  mucho amor necesitáis para poder evadir y aún aplastar el poder de Satanás. Pero falláis continuamente y vuestra vida ya NO está ni llena de Amor ni hay suficiente Fe en Mí, porque NO Me buscáis. Porque NO estáis Conmigo, porque NO creéis en Mi Amor y muchas veces, ya NI siquiera creéis en los ataques de Satanás NI en su existencia.

Entended Mis pequeños que con esto, estáis en desventaja al NO creer en Satanás, como muchos ministros Míos, así lo proclaman. Entonces, Satanás trabaja abiertamente y vosotros al NO preocuparos de esa situación, NO OS PROTEGÉIS.

Y por eso, Satanás se lleva a muchas almas al Infierno, porque NO estáis advertidos, porque NO habéis creído en las Palabras de las Sagradas Escrituras, porque NO os preocupáis por llevar una vida santa. 

La Fe, es imprescindible para vuestra salvación, si no tenéis Fe, no tenéis nada. La Fe, es la que os lleva, primeramente, a creer en Mí, vuestro Dios. A creer en que Yo Soy el Creador de todo lo que tenéis, lo que veis y lo que no veis.

Si no tenéis Fe y NO Me buscáis, precisamente por ello nuevamente os repito: Estáis desprotegidos.

¿Cómo queréis tener protección y cuidados de alguien en Quien NO creéis?

Si NO creéis en Mí, NO creéis en Mi Existencia, NO Me llamaréis en los momentos difíciles de vuestra vida. Por lo tanto, trataréis con vuestras propias fuerzas salir adelante de vuestros problemas y generalmente, NO lo lograréis.

Buscáis nada más, las cosas que os satisfacen del Mundo. Buscáis entre lo que está a vuestro alrededor, lo que llena vuestros placeres carnales… Pero NO buscáis lo que va a trascender y os va a dar un premio eterno. Y esto nuevamente porque NO CREÉIS, porque NO tenéis Fe, porque NO Me buscáis.

Mis pequeños, ciertamente vuestros Primeros Padres a pesar de que eran fuertes en la Fe y en el Amor porque Me veían, porque estaban Conmigo, porque Me amaban inmensamente; en un momento de Debilidad y de Duda, cayeron.

Imaginad el potencial espiritual que ellos tenían. Yo los creé perfectos… Y Perfección quiere decir santidad, que es a donde os he pedido tantas veces que vosotros vayáis. Que seáis perfectos como Yo vuestro Padre, Soy Perfecto y Yo Soy el Santo de los Santos.

Entonces ellos, teniendo esa Perfección en el Amor, eran santos.

Por eso el Pecado Original fue tan grave. Porque estando en un estado de santidad, Me Negaron, Me Traicionaron. Me dieron la espalda…

Prefirieron seguir a Satanás y NO OS ALARMÉIS. NO os alarméis, Mis pequeños, porque vosotros estáis igual o peor. Ciertamente el Pecado de ellos fue grave, porque de un momento de estar en estado de santidad, pasaron a estar en un estado de pecado gravísimo.

Vosotros, ciertamente NO estáis en un estado de santidad, como estaban ellos. El pecado os ha llevado a una disminución espiritual tremenda: por un lado, porque la humanidad ha ido cayendo y estáis muy debilitados en Fe y en Amor.

Y por otro lado, NO Me buscáis y al NO buscarMe, NO estáis llenándoos de ese poderío espiritual a donde estáis Llamados.

A donde os quiero llevar para que regreséis al estado de santidad en el que estaban vuestros Primeros Padres.

Así que por favor Mis pequeños, NO habléis mal de vuestros Primeros Padres. Ciertamente cometieron un Error grave… Pero Mi Hijo en Su Obediencia Total, Restituyó la Gracia que ellos perdieron y que vosotros podéis ganar también, al seguirLe y al Pedirla.

Pero desgraciadamente Mis pequeños, la gran mayoría de vosotros estáis muy distraídos en las cosas del Mundo, porque os atraen. Os atrae la Maldad y NO buscáis estar junto a Mí, unidos en Mi Corazón, Unidos al Corazón del Santo de los Santos, como lo estaban en un Principio vuestros Primeros Padres, Adán y Eva.

¿Qué esperáis pues, Mis pequeños? ¿Qué esperáis para regresar a Mí? Conmigo tenéis todo: tenéis Vida, tenéis libertad, tenéis Mi Amor, tenéis Mi Providencia Divina, todo lo que tenéis de bueno, viene de Mí.

Satanás nunca os va a dar algo bueno y si os lo da, en un principio será como el anzuelo que lanza el pescador para atrapar el pez.

Iréis tras el anzuelo, tras esa carnada jugosa, agradable, que eso es el Pecado. Y cuando ya caéis en la falta, os dais cuenta de ello: lo agradable como veíais el pecado, se volverá doloroso, desagradable y lloraréis. Lloraréis porque perdisteis la Gracia, perdisteis la amistad Conmigo.

¡Ojalá todos llorarais vuestros pecados! Es una Gracia muy grande que Yo concedo al alma arrepentida: llorar vuestros pecados. Y con esto os quiero decir que hay arrepentimiento en vuestro corazón.

Cuando el alma arrepentida llora por sus pecados, Yo Me alegro Mis pequeños, porque he recuperado un alma que estaba en pecado grave, que estaba traicionándoMe; porque prefirió abrir su corazón a Satanás, pero regresará a Mí.

Mi Amor siempre os está esperando, Mis pequeños. Mi Corazón está abierto siempre para todos vosotros. Os he dicho tantas veces que vosotros pertenecéis al Reino de los Cielos.

Vosotros NO pertenecéis a la Tierra y con eso quiero os decir que NO pertenecéis a Satanás, que es el Príncipe de este Mundo.

Fuisteis creados para gozar de Mi Reino y de todas sus bellezas… Y solamente os he pedido fidelidad, obediencia y amor a Mí y se os hace tan difícil.

Se os hace tan difícil esto Mis pequeños, principalmente porque NO hay amor. NO HAY AMOR en vuestro corazón hacia Mí.

Vosotros estando en la Tierra, cuando recibís de alguien un favor, agradecéis; porque sabéis que eso es lo mínimo que debéis darle a la otra persona de la que estáis recibiendo un favor que os va a ayudar mucho o poco, pero que OS va a ayudar.

Y Yo que OS DOY TODO… Que estoy velando día y noche por vuestro cuerpo, por vuestra alma, por vuestras necesidades… Y NO recibo de casi nadie, un Agradecimiento a todas Mis Bondades.

Poneos en Mi lugar, ¿Qué sentiríais, Mis pequeños? De NO recibir ningún agradecimiento en vuestro hogar, de NO ser tomados en cuenta, de ser sólo un simple Proveedor de vuestras necesidades…

 Y ni siquiera, tener ese detalle de agradecimiento por el bien recibido. Y ahí es en donde demostráis, que tampoco hay amor hacia Mí.

Yo os amo, porque Soy vuestro Padre, porque Yo os creé y además, Yo Me prometí a Mí Mismo cuidaros. Y lo hago a pesar de vuestros pecados. Vosotros, primeramente NO agradecéis y segundo, os confiáis demasiado. Sentís que os merecéis TODO y seguís pidiendo…

Y a veces hasta exigiendo Mis Favores… Pero ciertamente habrá un momento en donde se pondrá en la Balanza todo lo que hicisteis en vuestra existencia.

¿Cómo estaréis? ¿Cómo habréis respondido a Mi Amor? ¿Cómo habréis respondido a lo que os he pedido? Primeramente para salvar vuestra alma, para acrecentar Mi Amor en vuestro corazón, para que trabajarais por vuestra propia salvación y en seguida, por la salvación de los que os rodean.

Vinisteis a eso, a llenaros de Mi Vida y a transmitirla a vuestros hermanos.

Satanás NO se cansa de burlarse de vosotros. Os ve pequeños, abatidos, APLASTADOS por el Pecado. ¿NO os dais cuenta Mis pequeños, que os estáis arrastrando por el Mundo?

Que NO camináis con dignidad, porque los pecados que lleváis sobre vuestras espaldas os doblegan, os hacen menos… Y vosotros mismos os sentís poca cosa ante vuestros hermanos, porque habéis destrozado vuestra alma y vuestro corazón, con los pecados que lleváis.

Pero a pesar de que os sentís así, NO buscáis la forma de liberaros de toda esa carga de pecados que traéis sobre vosotros.

Sois necios, tercos, tontos, porque Yo os he dado todo para que volváis a ese estado de Gracia. Y NO LO BUSCÁIS. Mi Hijo Jesucristo, os vino a traer todas Mis Promesas: Mi Amor, Mi Perdón. Pero pocos, muy pocos habéis reaccionado a TODO ese tesoro que os trajo Mi Hijo para vuestra salvación…

Y para que recuperarais la Paz en vuestro interior.

¡Sois necios y desperdiciáis tanto de Mi Gracia! Por eso SON tan pocos los que se van a salvar. Y… ¿Vosotros creéis que eso Me agrada?

Me entristece, Me duele que vosotros reaccionéis así. Que NO busquéis por vuestra perfección, que NO busquéis la santidad de vida, para que seáis como vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original.

Entended que ellos eran Mis consentidos… Los creé como os dije, perfectos, santos… Y Me gozaba al estar con ellos, platicar con ellos, compartir de Mis Secretos con ellos. Es una desgracia que el hombre se acostumbre a lo Grande, a lo Bello…

Y cuando os acostumbráis a las cosas grandes, vosotros mismos las disminuís de valor. NO os dais cuenta lo que ES la grandeza de estar Conmigo, de contar Conmigo, de vivir para Mí y hacerMe gozar de vuestro amor.

¡Sois tan poca cosa! Cuando contáis con vosotros mismos, porque vosotros mismos NO OS RESPETÁIS como lo que sois. Entended que sois Mis hijos, que Soy vuestro Padre. Sois hijos de un Dios que os ama infinitamente.

Soy un Padre que os ama a tal grado, de que mandé a Mi Único Hijo para vuestra salvación.

¡Es tanto lo que Yo he hecho por vosotros, es tanto lo que Yo os he Dado! ¡Cuánta negligencia! ¡Cuánta terquedad de parte vuestra! Queréis seguir haciendo las cosas por vosotros mismos. Las hacéis como os agrada a vosotros…  Y eso, está muy lejos de la perfección.

¡Con cuánto error camináis en el Mundo y poniendo en riesgo vuestra vida! Porque si camináis viviendo el Error, éste os aconseja mal. Si vivís en el Error, NO ES posible que lo que hagáis sea perfecto o que os salga bien.

NO estáis buscando la Luz que despeja las Tinieblas, porque casi todos vosotros, vivís en las Tinieblas. Vuestra mente está obscurecida, taponeada. NO permitís que entren cosas bellas y santas a vuestra mente y a vuestro corazón.

Despreciáis todas las Enseñanzas que Yo os di en el Antiguo Testamento y las que Mi Hijo os dio en el Nuevo Testamento.

¿A dónde creéis que vais, llevando tanto error en vuestra vida, en vuestra actuación, en vuestra mente y en vuestro corazón? Creéis que vais por caminos correctos…

Y SATANÁS OS SIGUE ENGAÑANDO. 

ASPIRACIONES LEGÍTIMAS

Debéis poner más de vuestra parte, si queréis vivir eternamente Conmigo.

Ciertamente Yo perdono vuestros pecados y Me olvido de ellos.  

Los tiempos son difíciles ya. Y en cualquier momento se va a desatar la Furia de los elementos contra vosotros…

¿Tendréis acaso tiempo, para prepararos para la Gran Prueba?

Ciertamente que NO estáis preparados, la gran mayoría de vosotros. Si en este momento, vinieran grandes Catástrofes y NO pudierais confesaros, ¿Cómo estaríais?

Haceos vosotros mismos esta pregunta: ¿Cómo estaríais ante Mi Presencia, si en estos momentos murierais y os presentarais ante Mí? ¿Lograríais entrar al Reino de los Cielos u os perderíais por vuestros pecados, por toda la eternidad?

Os digo, la gran mayoría de vosotros, moriría eternamente. ¡Cuánto dolor Me causáis, porque NO Me amáis!  

Y si NO estáis preparados para bien morir… Que esto es, viviendo en estado de Gracia, quiere decir que NO Me amáis, que NO os interesa morir en estado de Gracia. Por tanto, vosotros mismos estáis preparando vuestro Futuro Eterno.

Me duele ver vuestra actitud, en la cual veo que NO os importa si morís en Mí o NO.

Pero desgraciadamente, cuando os presentéis ante Mí y al ver vuestra vida, veáis que NO tenéis los suficientes méritos para estar Conmigo eternamente…

En ese momento, os daréis cuenta de vuestra torpeza y será ya, demasiado tarde. YA NO habrá tiempo de vuestro Arrepentimiento.

Por eso os pido que estéis preparados Mis pequeños, en cualquier momento seréis llamados, ¿Cómo estaréis ante Mi Presencia?

Muchas veces, vosotros actuáis de la misma forma que el apóstol san Pablo y os quejáis de los ataques que tenéis del Enemigo.
Sabéis que YO nunca voy a permitir que ésos ataques os sobrepasen y que pueda Yo poner en riesgo vuestra salvación.

Si Yo permito que vosotros seáis probados por Satanás, lo Hago para vuestro crecimiento espiritual.

Entended que desde el preciso momento en el que un alma baja a la Tierra a servirMe, está bajando a un MEDIO HOSTIL. 

Espiritualmente hablando, Satanás es el Príncipe de este Mundo y crea un medio hostil para las almas que bajan del Cielo, como todos vosotros que bajasteis para servirMe.

Bajáis para cambiar todo esto que estáis viviendo, en un Mundo en donde se respire Mi Amor, se viva Mi Amor, se transmita Mi Amor.

Satanás se ha encargado de destruir el amor de las almas de todos vosotros. NO estáis viviendo lo que Yo os di desde el Principio.

Vuestros Primeros Padres fueron creados para gozar todo lo que Yo antes había creado y que vivieran agradeciéndoMe todas Mis Bondades y viviendo para agradarMe.

Os he dicho que vuestra creación iba a consistir en que Yo os llenara, continuamente, de bendiciones y que vosotros hicierais Mi Voluntad, y Mi Voluntad, es Amor.

Satanás convenció a vuestros Primeros Padres a que Me dieran la espalda y desde ese momento, todas las bellezas que Yo había creado para vosotros, quedaron alteradas. Antes se vivía en un Bien total y el Pecado Original, provocó que todo cayera al Mal.

Ciertamente se os haría muy raro, muy diferente, pero ciertamente muy bello, el que Yo os pusiera de repente, en los momentos antes del Pecado Original y que gozarais lo que gozaron vuestros Primeros Padres en un Principio.

Desgraciadamente, vosotros os habéis acostumbrado a vivir en el MEDIO HOSTIL en el que estáis viviendo, donde os atacáis los unos a los otros, donde NO os tratáis como verdaderos hermanos. Donde NO os ayudáis como os debierais ayudar los unos a los otros…

Y a compartir de los bienes Materiales y Espirituales que todos tenéis.

Os comportáis en una forma muy egoísta y mala. Muchas Virtudes y sobre todo el Amor se han perdido. Y como os dije, estáis viviendo en un medio adverso al Amor y vosotros NO fuisteis creados para ello. Vosotros vinisteis a la Tierra, para que fuerais instrumentos de Mi Amor…

Y al ser Instrumentos de Mi Amor, fuerais cambiando todo lo que estáis viviendo. Pero desgraciadamente, Satanás os convence y en lugar de pedir Mi ayuda, de pedir que Mi Santo Espíritu os ilumine y os guíe hacia la Verdad, NO sucede así. Y vosotros mismos os vais adaptando a esta forma adversa y pecaminosa de vivir.  

Esa es vuestra desgracia espiritual Mis pequeños, que NO vivís como debierais vivir. Pero lo peor de todo, es que NO Me pedís ese cambio en vosotros. Os conviene vivir como estáis viviendo, porque de la forma en que estáis viviendo, os podéis aprovechar de vuestros hermanos en las diferentes necesidades del ser humano.

En cambio, si vosotros vivierais como vivían vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original, vosotros debierais servir a vuestros hermanos en el Amor.

Esto, prácticamente NO lo podéis ni siquiera vislumbrar, porque habéis perdido las Virtudes necesarias para ello, porque NO las habéis puesto a trabajar. Y por eso, Le debéis pedir a Mi Santo Espíritu, que os vaya cambiando en vuestra forma de ser; pero lo más importante: en la forma en que apreciáis lo que Yo os doy.

Os pido mucho, según vuestra manera de pensar. Y realmente NO es mucho lo que Yo os pido, es simplemente lo que Yo os pido y Mi Hijo os lo repitió: “amaos los unos a los otros como Yo os he amado”, así os lo pidió Mi Hijo.

Él vino a seguir y llevar a cabo Mis Órdenes Divinas. Y a pesar de todo el Dolor que Le causaron los hombres en ese momento y que ciertamente Le seguís causando, Él siguió adelante.

Fueron momentos de grandes Dolores que en Nuestra Santísima Trinidad LOS PADECIMOS, porque siempre estaMos Unidos.

El hombre, en momentos es muy cruel, es malo; porque os llenáis de la Maldad de Satanás. Muchas veces escucháis más a Satanás, que a Mí vuestro Dios. ¿NO os dais cuenta Mis pequeños, que Yo os quiero llevar a la perfección? 

Y hablar de perfección, es que Yo os pueda regresar a esos bellos momentos que tuvieron vuestros Primeros Padres, antes del Pecado Original.

Como os dije: NO os podéis imaginar las bellezas tan grandes que Yo les había otorgado a vuestros Primeros Padres, ANTES de que las perdieran con del Pecado Original.

Vosotros habéis sido creados para que fuerais los Reyes de la Creación. Para que trabajarais para Mí, vuestro Dios y que además de gozar toda la Creación, la cuidarais.

Ciertamente, Me podríais decir ahora que NO estáis capacitados para ello, porque es tan vasta la Creación, que NO tenéis los conocimientos para lograrlo…

Y Yo os digo que vuestros Primeros Padres y sus descendientes, iban a tener y de hecho Tenían antes del Pecado Original, las Capacidades para mantener la Creación a los niveles en que fue creada.

Vuestros Primeros Padres tenían el Conocimiento Infuso y esto es: que tenían el Conocimiento directo de Mí, NO necesitaban estudiar como ahora lo hacéis, para conocer cómo debéis llevar vuestra vida y cómo os debéis comportar para hacer Mi Voluntad.

Vosotros debéis meditar más profundamente, todo esto que os digo, porque fuisteis creados para ello, para ser los Reyes de la Creación y para mantener la Creación en un estado bellísimo, como Yo la creé, pero todo se perdió por el Pecado.

Como os dije, NO tenéis un punto de comparación como para poder decir: la Creación antes del Pecado Original era así y ahora está así, de otra forma.

Ciertamente, os falta conocer como era la Creación, antes de la caída por el Pecado. Pronto y cuando menos os imaginéis, se darán los grandes cambios que os irán preparando para Mi Triunfo y con Mi Triunfo, venga ese cambio tan necesario para todo lo Creado.

Ciertamente el hombre, a pesar de la Purificación que vendrá, TODAVÍA quedará afectada su alma por el Pecado Original. El alma quedará Liberada del Pecado Original, hasta que venga el Juicio Final.

Pero ciertamente vienen momentos muy bellos en donde os voy a enseñar a vosotros, las almas que quedéis después de la Purificación, cómo era antes todo lo creado.

¡No tenéis idea, Mis pequeños, el Dolor que Me causó esa traición de vuestros Primeros Padres! Eran los iniciadores de la Creación humana, hechos a Imagen y Semejanza Mía, en lo espiritual.

Eran perfectos, eran santos, eran bellísimos. Todo lo que Yo creo es perfecto y lo perdieron. Perdieron todo: Virtudes, dones, carismas, capacidades preternaturales, capacidades que vosotros ahora, ni siquiera imagináis que existan y que pueda tener el hombre.

Todo eso tenían y más, porque Me tenían a Mí en pleno. Y os he dicho que el Amor es dinámico y ellos y vosotros ibais a ser los descendientes del Amor. Íbais a seguir teniendo regalos inmensos Míos y lo único que Yo les pedía: era amor y obediencia. Y fallaron. Fallaron vuestros Primeros Padres, Me Desobedecieron y perdieron todo.

Adán y Eva fueron creados en perfección, pero con el libre albedrío. Yo NO presiono, Yo os doy Libertad, como la tuvieron también los ángeles. Y Satanás utilizó esa libertad y FALLÓ también.

El hombre tiene la Libertad de actuación. Y falláis mucho. Pero porque os amo y conozco vuestra pequeñez, Me acerco al hombre y lo sigo perdonando.

Sois Mis bebés, sois Mis pequeñitos que apenas estáis aprendiendo a caminar y Yo NO os puedo tratar como a un alma adulta, un alma madura.

Y así como en la escuela, cuando vais adquiriendo más conocimiento y vais empezando a vivir una vida más seria, una vida comprometida, empezáis a ver todo en forma muy diferente a cuando erais pequeñitos.

Todos vosotros tenéis obligaciones humanas; pero sobre todo, Obligaciones Divinas para Conmigo, vuestro Dios.

Pocos se dan cuenta de ello y fincan su existencia solamente en las obligaciones del Mundo y NO os acabáis de dar cuenta. O NO queréis ver la realidad de vuestra existencia: que vinisteis a la Tierra, que se os dio el Don de la vida para servirMe y primeramente hacer Mi Voluntad.

Y el hacer Mi Voluntad, es vivir de acuerdo a lo que a Mí Me conviene para el bien vuestro.

Entended bien esto, Mis pequeños: Yo Soy vuestro Dios, os conozco perfectamente. Vosotros vinisteis a la Tierra a servirMe, os amo infinitamente.

 Entended muy bien esto: os amo infinitamente y si os ordeno algo, es para vuestro bien, NO para que seáis Mis esclavos. NO es para que Yo os coarte vuestra libertad y os obligue a hacer algo que vosotros NO queráis hacer porque sea para vuestro mal.

Si Yo os pido algo Mis pequeños, es para que vosotros os donéis plenamente a Mi Voluntad. Para que Yo os tome como tomé a Mi Hijo Jesucristo. Y así como Él hizo lo que Yo Le pedí, también vosotros debéis ser como Él, para que Yo os tome y hagáis las cosas como Yo os lo ordene.

Entended Mis pequeños que el Perfecto Soy Yo, NO vosotros, pero Soy el Perfecto en todos sentidos. Perfecto en el Amor, Perfecto en las Virtudes, NO PUEDE HABER MALDAD en Mí…

si Yo os doy una orden, es una orden Divina, llena de Amor. NO os estoy pidiendo algo para que vosotros sufráis, para que vosotros os sintáis como esclavos. Y además, que os podáis sentir como encarcelados con Mis Ordenes Divinas, porque Yo os coarte vuestra libertad y vuestra forma de pensar y de actuar.

Cuando Yo os pido algo, primeramente lo vais a gozar, porque Me estáis sirviendo a Mí, vuestro Dios. Os he escogido entre millones de personas alrededor del Mundo y del Universo, para servirMe.

Os estoy dando un lugar muy especial ante todas las almas creadas del Universo entero.

Cuando os pido que Me sirváis, que seáis Mis Verdaderos hijos, generalmente lo echáis a perder por consejos de Satanás. Él os llena con ideas negativas, os hace creer que os estoy esclavizando y que os estoy coartando vuestra Libertad.

Vosotros NO tenéis el Discernimiento Santo de daros cuenta de la Gracia tan grande que es el Don de la Vida. Y por tener este don y al servirMe, sois almas especiales. ¡Cuántas almas pierden la oportunidad de servirMe correctamente, porque quieren actuar según lo que les conviene en lo personal!

Y Mis Juicios, son muy diferentes a los vuestros. Mis intenciones, siempre están envueltas en Amor. Yo busco vuestro crecimiento espiritual y aún humano, de la mejor forma. Y vosotros desaprovecháis todo esto y vivís en la mediocridad.

NO buscáis el servirMe, NO buscáis el donaros. Os estoy pidiendo Yo vuestro Dios y Creador, el que Me llevéis a todos lados. El que saquéis de vosotros vuestro “yo” y Me dejéis entrar amplia y totalmente, en vuestro ser.

¡Os falta tanto, Mis pequeños! A pesar de que os heMos consentido, y despreciáis lo que se os ha dado. ¡Cuánta maldad sigue habiendo en vuestro corazón! NO queréis vivir para vuestro Dios y de esta forma salvar almas, muchas almas que tanto lo necesitan.

Entended ¡YA! Mis pequeños, que el tiempo es corto. Para que aprovechéis el tiempo de vuestra vida para salvar almas.

NO OS IMAGINÁIS EL DOLOR INMENSO DEL SUFRIMIENTO DEL PURGATORIO… 

Y NO DIGÁIS DEL INFIERNO.

 Y por eso, como almas que estáis de paso aquí en la Tierra y que tenéis un poder muy grande sobre Mí, que es el de la INTERCESIÓN por vuestros hermanos, podéis hacer grandes cosas por vuestros hermanos. Por los que están en el Purgatorio, y por aquellos que están misionando.

LOS CARISMAS EN SAN MARTÍN DE PORRES

Mi Hijo os dijo: “PedidMe todo lo que queráis y os lo concederé.” Sois otros Cristos y Yo vuestro Padre lo recalco y os digo: Todo lo que Me pidáis, en Nombre de Mi Hijo, os lo daré.

SoMos la Trinidad. Os creé y a la vez, estoy a vuestro servicio. Esto es algo que vosotros NO entendéis por vuestro Egoísmo. Cómo Dios Todopoderoso se abaja a Su creatura y se vuelve su Servidor. NO entendéis tanto Amor de parte Mía hacia vosotros.

Por eso os he pedido que os dejéis mover por Mí PLENAMENTE, para que entréis profundamente en ese Mundo espiritual que NO conocéis en totalidad, que es el Mundo del Amor.

Por el Pecado vosotros os aprovecháis del amor de vuestros hermanos y aún de Mi Amor Divino. NO habéis madurado en el Amor, vivís solamente para vuestro bien. No queréis ver la realidad de vuestra existencia, que se simplifica en una sola palabra: Amor.

En el momento en que vosotros entráis en Mi Mundo Divino que es el Amor, pero el Amor profundo, el Amor que nace del Amor y que se da también, con el amor de vuestro corazón; en ese momento cuando empezáis a madurar en el Verdadero Amor, es cuando empezáis a entender Mi posición de Padre, de Creador, de Salvador.

Necesitáis Mis pequeños, soltaros a Mi Voluntad. Necesitáis vivir en lo profundo de Mi Corazón. PedidMe que Yo os dé Mi Corazón y que quite el vuestro de vuestra persona… Y que Mi Corazón, quede en lugar del vuestro.

Son Milagros, son peticiones Divinas a las que NO estáis acostumbrados a vivir o ni siquiera a imaginar. Y por eso os las nombro, para que empecéis a entender las Delicadezas de Mi Amor que Yo quiero que gocéis.

Estáis en la Tierra para servirMe y para crecer en el Amor, pero por lo visto, NO ponéis mucho de vuestra parte NI Me lo pedís.

NO queréis tener un cambio inmenso y bellísimo y os volvéis como santo Tomás: necesitáis tocar, necesitáis ver para creer. Y os repito estáis muy fallos en la Fe, NO dais lo que debierais dar, que es vuestra total donación a Mi Petición de Padre y Creador vuestro.

Entended que vosotros NO PODÉIS vivir por vosotros mismos. Vuestra alma, la vida de vuestra alma y de vuestro cuerpo, dependen totalmente de Mí. ¿Os podríais mover en total libertad y en seguridad en el Mundo, si NO Me tuvierais a Mí, Mis pequeños? Bien, bien sabéis que NO.

Bien sabéis que necesitáis de Mí, para que paséis por el Mundo sin tantos problemas, como muchos otros de vuestros hermanos pasan.

Vuestro futuro es muy bello, pero solamente si vosotros, en total libertad, queréis tomarlo. Yo NO os presiono, pero ciertamente, os necesito.

NO ES LO MISMO CREER EN DIOS, QUE CREERLE A DIOS

Yo NO PUEDO actuar sobre vosotros y sobre vuestros hermanos, si NO Me lo pedís y Me dejáis actuar en total libertad. Pero si Me lo pedís, NO Me impongo, Yo os pido permiso. Soy vuestro Dios y puedo hacer todo; pero solamente si vosotros Me lo pedís.

Os repito: ESTÁIS EN UN MUNDO ADVERSO, tanto para el bien de vuestro cuerpo; pero sobre todo, para el bien de vuestra alma.

Si queréis vivir en total libertad, pero protegidos y guiados por Mi Sabiduría Divina y Mi Amor, os deberéis dejar mover por Mi Voluntad.

Confiad, confiad en Mí, vuestro Dios. Que de Mí, solamente puede salir Amor y entended nuevamente, que en el Amor absoluto que poseo Yo, NO puede salir ni una pizca de Maldad. Si Me tenéis a Mí, tenéis todo el Amor que os podáis imaginar.

DejadMe, pues, que Yo actúe en vosotros y os pido que vosotros actuéis plenamente para servirMe, para servir a vuestro Dios.

YO NO OS ESTOY CASTIGANDO. ES vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor. Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial.

Ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

P241 INSTANTE DE LOS INSTANTES


JULIO 31 2017 2: 15 P.M

Ovejas de mi Grey, paz a vosotras.

Rebaño mío, la élite mundial Illuminati tiene planeado desestabilizar la democracia en muchas naciones. Busca con esto crear caos y confusión para derrocar gobiernos y gobernantes.

Van a interferir en los asuntos internos de muchos países, para llevarlos a guerras civiles que desencadenen en golpes de estado; para así, ellos poder nombrar gobernantes que les sean fieles a la doctrina y política, del Nuevo Orden Mundial.

En muchas naciones va a reinar la anarquía y el caos; las revueltas y manifestaciones en contra del Nuevo Orden Mundial, van a desencadenar en serios conflictos internos que llevarán a la caída de muchas economías.

El hambre, el desempleo y la escasez, serán el común denominador en muchas naciones. Los gobiernos que le servirán al Nuevo Orden Mundial, esclavizarán a sus habitantes, habrá represión por todos lados.

Las voces de protesta de los ciudadanos que reclaman sus derechos, al unísono se harán sentir en todo el orbe.

Los nuevos gobernantes le servirán a la élite Illuminati y serán lacayos del Anticristo. Mi Pueblo será engañado y muchos por falta de Conocimiento perecerán.

La injusticia, el atropello y la esclavitud, mi Pueblo padecerá. Millones serán los refugiados que buscarán asilo en las grandes naciones, pero les será negado; las fronteras se cerrarán y todos los extranjeros serán deportados a sus lugares de origen.

La economía mundial se desestabilizará, el papel moneda caerá y muchas naciones en la bancarrota quedarán. El Nuevo Orden Mundial dirigido por el Anticristo, impondrá el uso obligatorio del Microchip en todo el mundo.

Mi Rebaño, caminará al destierro y muchas de mis ovejas morirán de hambre y sed. El régimen del Nuevo Orden Mundial, perseguirá, maltratará, encarcelará y desaparecerá a muchos cristianos y cristianos católicos.

Mis Casas cerrarán, mi Culto diario, será suspendido y mis Tabernáculos, serán profanados. Pronunciar mi Nombre o el Nombre de mi Madre en aquellos días, será un delito que le costará la vida a muchos.

Rebaño mío, se acerca el tiempo de la Gran Tribulación. NO TEMÁIS, ni se entristezca vuestro corazón. Por muy dura que sea la Prueba, NO perdáis nunca la esperanza y confianza en Mí.

Permaneced unidos en la Oración e invocad el poder de mi Sangre a todo instante; porque Ella, os va a librar de muchos tormentos y os va a llenar de fortaleza y esperanza, para que podáis sobrellevar esos días de Angustia.

¡Ánimo rebaño Mío, OS AMO, aferraos a mi Madre y a mis Ángeles y NADAos pasará! NO soltéis el Rosario para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Nueva Creación. Os estoy esperando. De nuevo os digo, no temáis, yo estaré con vosotros hasta la consumación de los tiempos.

Os ama vuestro Eterno Pastor, Jesús de Nazaret

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

26 DE JULIO DEL 2017

Amado Pueblo Mío:

Dentro de cada una de mis Llagas les llevo a ustedes hijos míos, para que mi Sangre Preciosísima les proteja, les defienda y sea el Escudo mediante el cual mis hijos se defiendan a sí mismos, de su ego humano.

Les he invitado a conocerMe, no a la manera humana, sino a conocerMe y adentrarse en Mí bajo la asistencia de Mi Santo Espíritu.

Navegan en este instante en un mar sumamente tempestuoso en el que miro la barca de cada uno a punto de naufragar…   Y es que el hombre de este Instante, aun los que se encuentran cerca de Mí, han transformado el amor verdadero: Mi Amor.

Y ¿Qué es el hombre sin amor, sino un odre vacío? ¿Qué es un hombre sin amor, sino un cuerpo inerte que estrecha el alma y le mantiene constantemente oprimida?

Amado Pueblo Mío, aún NO han comprendido Mi Amor, por ello permiten continuamente que el ego humano sobresalga en ustedes. Y es precisamente el ego humano el que está llevando a hundirse la barca de cada uno de ustedes en ese mar tempestuoso.

Les he solicitado Fe…

Pero miro a tantos que aún introduciendo su dedo en mis Llagas, mirándoMe, sintiéndoMe, NO CREEN Y NO PERMITEN QUE LA FE LES LLEVE DE MI MANO a conocer lo que es el verdadero Amor.

Y es que la Fe es la fuerza de Mi Pueblo…
La Fe es la puerta que les abre a un conocimiento mayor…
La Fe facilita la comunión entre hermanos…
La Fe facilita la comprensión…
La Fe es caridad…
La Fe es esperanza…
Y la Fe les ata a la obediencia por amor.

En este Instante de los instantes, me encuentro con mi Corazón dolorido, profundamente lastimado por aquellos a quienes les pedí adentrarse y comprometerse en diferentes Obras para auxiliar y llevar Mi Palabra a una Humanidad carente de Ella…

Y les miro ser zarandeados una y otra vez por Satanás.

NO han aprendido de las lecciones que la vida les da a través de sus actos y del obrar fuera de Mi Voluntad. Y esta carencia de tomar cada tropiezo como una verdadera enseñanza, Satanás la toma y la coloca en la barca personal de cada uno de Mis hijos para que esta pese más y se hunda en el mar del ego humano.

Miran demasiado al hermano y sus defectos. Y esto es producto del vivir en una sociedad competitiva, NO espiritual sino mundana.  Miro a cada uno de Mis hijos pasar la vida sin reconocerMe en su hermano, olvidando que la ofensa y el pecado más grave que comete el hombre, es en contra de Mi Santo Espíritu.

Me encuentro con mi Corazón sangrando de Amor y sangrando de pena.  Se preguntarán algunos: ¿Cómo se sangra de amor y de pena?

Así como Me entregué por amor y por la salvación de ustedes, salvación que están despreciando continuamente, salvación que desprecian al continuar siendo tan mundanos y tan irrespetuosos, como aquellos que NO se acercan con palabras de aliento y de amor a sus semejantes que padecen.

La ciencia ha avanzado hijos, y bien lo saben, NO solo para Mal sino para bien de ustedes. Pero en este Instante, la ciencia mal empleada mantiene a la Humanidad en un hilo a punto de romperse, producto de la inconsciencia de algunos.

No son ignorantes, poseen las herramientas para mantenerse constantemente informados a través de esta Mi Palabra, de cuanto acontece y de cuanto amenaza a la Tierra.

El Sol pasó de ser aliado del hombre a manifestarse con toda su fuerza, como señal de que NO reconoce el obrar y actuar humanos y la Tierra se encuentra amenazada.

Amado pueblo mío: ¿En dónde me Buscan? ¿Por dónde me buscan? Pregúntense eso. Mi Misericordia es infinita y ustedes desaprovechan este instante. Instante en que con Mi Palabra les llamo a una Conversión total.

Conocen sobre lo venidero, pero NO ES IGUAL hijos, que conozcan lo venidero; al instante en que VIVAN lo venidero. Si NO se encuentran debidamente cimentados sobre roca firme NO lograrán continuar de pie, NO lograrán mantenerse firmes e inamovibles. Por ello Mi insistencia en un cambio radical.

No necesito ofrecimientos de ustedes, no necesito que me ofrezcan cambiar. LES EXIJO un cambio radical, pues aquellos que ofrecen y NO cumplen, esos son sepulcros blanqueados.

Y Mi Pueblo en este Instante, tiene que mantenerse fiel a Mí para que logre recibir de Mi Santo Espíritu, el Discernimiento necesario.

Amado Pueblo Mío:

Oren por Argentina, la convulsión aumenta y las voces subversivas las escucha únicamente el silencio, pero estas se levantarán y tomarán por sorpresa a la mayoría. (1)

Oren hijos Míos, la Tierra será estremecida, Mis hijos presenciarán un Fuerte Terremoto.

Oren hijos Míos, OREN POR USTEDES MISMOS;  porque frente a cada uno se encuentra Mi Balanza.

Oren hijos Míos, oren por el País del Norte, en medio de la convulsión y la sorpresa será flagelado por quienes no le aman.

Oren hijos Míos, oren por Ecuador, padecerá a causa de varios eventos.

Cada instante es un siglo de preparación, cada instante es un diamante para ustedes, cada instante es formar parte del trigo o de la cizaña, cada instante es el Instante de los instantes.

Y el deber de mi Pueblo es crecer en Amor, en sabiduría, en conocimiento y en el respeto y cumplimiento de los Diez Mandamientos, los que deben ser vida en ustedes.

Esta generación escribe su historia con sangre. Con la sangre de inocentes que Me aman, pero a la vez escriben su historia con el desamor y con la acogida a Satanás como su dios.

Aun así, NO les abandono, sino que continúo trayéndoles y explicitándoles Mi Palabra porque NO deseo que ninguno de ustedes se pierda.

¡BASTA YA!, DEJEN LOS HARAPOS CON QUE CAMINAN.

Aún no tienen consciencia, NO han tomado consciencia de que esos harapos de egoísmo, de yoísmo. Esos harapos de poder, esos harapos de contienda, de envidia, de posesión, de exhibicionismo…

Esos harapos de materialismo, esos harapos son los que si NO se desprenden de ellos, les llevarán a formar parte de los seguidores del Anticristo.

Éste se mueve rápidamente mediante sus satélites, para encadenar a sus adeptos.

Tristemente debo decirles que aquellos que le están sirviendo al Anticristo en este Instante actúan, NO duermen como ustedes, como Mi Pueblo.

NO esperan una petición para cumplir con lo que conocen o con lo que se han comprometido…

NO esperan un llamado de atención, porque saben que este Engendro de Satanás NO perdona un error.

Y Este su Jesús, que es Misericordia infinita y constantemente les perdona, es despreciado y arrojado.

Ustedes Pueblo Mío, me crucifican continuamente. Atraviesan mis manos con clavos de necedad, de terquedad, de desamor, de injusticia, de intolerancia, de faltas de caridad, de soberbia, de faltas de esperanza y sobre todo, de NEGACIÓN para creer y confiar en mi Palabra.

Son ustedes los que nuevamente gritan ¡CRUCIFÍCALE!, son ustedes los que repiten la historia…

Necesito almas decididas a Padecer.

A Sufrir lo indecible para continuar Fieles a mis pedidos.

Hijos Míos, Pueblo Mío, se encuentran tan cerca, tan cerca del estremecerse de Mi Iglesia, tan cerca del estremecerse de la Tierra con grandes terremotos que ustedes esperaban para tiempos futuros y muy futuros.

Y ES QUE AÚN NO HAN COMPRENDIDO QUE VIVEN EL INSTANTE DE LOS INSTANTES.

Mi Cuerpo Místico será fuertemente estremecido y necesito que la Fe de Mi Cuerpo Místico se mantenga firme en Mi Promesa y en Mi Palabra. Pero para ello, ustedes deben ser cumplidores de Mis Mandamientos y ser cumplidores de la Ley del Amor.

Pueblo Mío, ¡Cuánta degeneración sale a la luz continuamente! ¡Cuántos cada instante son contaminados por la Ira y se transforman en criaturas irreconocibles ante Mí, pero no irreconocibles ante Satanás!

Comprendan, hijos, que cuando ustedes pierden la Paz, abren las puertas a Satanás para que los utilicen como instrumentos de él en contra de sus hermanos.

Tomen conciencia de que este Instante está anunciado y es el instante en que el hombre deja de amarMe y acoge la Maldad como su aliada. pero aun así NO me alejo de mi Pueblo fiel y sé que mi Pueblo fiel acogerá con amor a sus hermanos para que ninguno se pierda.

Estoy atento a ustedes, a cada palabra, a cada mirada, a cada paso que dan, a cada pensamiento… Y les exijo ser verdaderos con ustedes mismos porque Yo les conozco. Pero algunos NO se conocen a sí mismos aún y deben recapacitar sobre ello.

Amado Pueblo Mío, manténganse unidos a Mí. PiénseMe, adórenMe, invítenMe constantemente a obrar y actuar en ustedes.

Necesito que Mi Pueblo se fortalezca en el Amor, para que la unidad NO sea fingida sino sea verdadera e impenetrable por el Mal. La Unidad verdadera es una Muralla y eso en este Instante debe ser mi Pueblo, de lo contrario hasta los fieles pueden caer.

Yo les mantengo de Mi Mano, NO les abandono, pero como Amor verdadero respeto el libre albedrío del hombre.

VENGAN A MÍ CON HUMILDAD

Y DISPUESTOS A PERMITIRME QUE LES MOLDEE.

Yo les perdono una y otra vez, pero necesito que tomen consciencia de la Urgencia de este Instante.

Les amo, les bendigo Pueblo Mío, les acojo, les amparo, son la niña de Mis Ojos. Vengan a Mí.

Queden en Mi Paz.

Su Jesús.

 (1) Profecías para Argentina, leer…

http://www.revelacionesmarianas.com/

R115 EJÉRCITO DE CORREDENTORES



16 de Julio de 2017

Hijitos Míos, Mis pequeños, hoy os quiero recordar lo que ya Mi Hijo Jesucristo y Yo misma os hemos dicho muchas veces, que NO estáis aquí en la Tierra por casualidad o por obligación.

Vuestra estancia sobre la Tierra, vuestro paso por ésta Tierra, tiene para cada uno de vosotros una misión y una razón muy grandes: la de ser Corredentores...

Y este acto tan grande y de tanta responsabilidad se desarrolló como un acto vuestro en TOTAL LIBERTAD y de TOTAL DONACION a la Voluntad de vuestro Dios.

Vuestro paso sobre la Tierra debe ser éso, sólo Tránsito. Sólo un momento, sólo el tiempo necesario para cumplir con la tarea que vosotros, con amor y libertad, aceptasteis de vuestro Dios. Él siempre respeta la libertad de las almas, nunca impone algo; porque si así lo hiciera, estaría actuando en contra de Sus Enseñanzas.

Por ello debéis estar seguros que vuestra donación fue libre y espontánea y vuestro Padre os lo agradece compartiéndoos también, el título de CORREDENTORES, al ayudar a Su Hijo Jesucristo en la salvación de vuestros propios hermanos.

Yo, como Virgen y Madre, también comparto el título de CORREDENTORA por haber sido escogida por la Santísima Trinidad para traer al Mundo a Mi Dios Salvador y que de Mí se Encarnara. Que tomara de Mi Carne Virginal, libre de todo mal, libre de toda culpa, libre de toda corrupción que el pecado causó a la Obra de Creación de Nuestro Padre Dios.

Y por el hecho de que Mi Carne y todo Mi Ser se mantuvieron Puros y Virginales, fui elevada al Cielo en Cuerpo y Alma al llegar el Final momento de Mi Misión sobre la Tierra.

Sí, Mi Misión sobre la Tierra terminó; pero Mi Misión como Madre de todos vosotros, NO. Esta sigue y sigo viendo por la salvación de cada uno de vosotros.

Si a Mi Hijo lo acompañé, durante toda Su Vida hasta el momento de Su Muerte…

También a cada uno de vosotros os acompaño durante toda vuestra vida, Me queráis o NO, Me aceptéis o NO, Me busquéis o NO.

Mi Hijo sobre la Cruz, Me dió la tarea de ver por todos vosotros, TODOS VOSOTROS, sin distinción de raza, credo, creencia, etc.

Para todos vosotros Bajó, para todos vosotros Predicó, por todos vosotros Sufrió y Murió, para todos vosotros Resucitó y para todos vosotros Soy Vuestra Madre porque así Él Me lo pidió.

Yo Soy la Madre de todo el Género Humano…

“MUJER, HE AHÍ A TU HIJO…”

Y una madre siempre buscará y velará por todos sus hijos, sean buenos o malos, favorables a la Fé de vuestro Dios o contrarios a ella… Y así como El os quiere a todos…

 Yo como Madre, NO puedo ser contraria al Amor y a los deseos de Mi Hijo. El Amor de Mi Dios está en Mi y éste Amor actúa perfectamente en Esta, Su Sierva Fiel.

Por favor Mis pequeños, tratad de entender bien lo que vuestro Dios os concedió a cada uno de vosotros. Este paso, éste momento de la Eternidad que se os ha dado para servirLe en la Salvación y Redención del género humano, se os pagará en forma tremenda.  (Lo único que tenemos que hacer ES: santificar nuestros sufrimientos al entregarlos…)

ESTAMOS ACOMPAÑANDO A NUESTRO REDENTOR EN EL FRENTE DE LA BATALLA POR LA SALVACIÓN…MARÍA ES LA COMANDANTE…  COMO GRUPO DE ÉLITE, PODEMOS HACER QUE LUCIFER CONOZCA EL SABOR DE LA DERROTA… ¿QUIÉN SE ATREVE?

A vista de la Eternidad, el momento que tomará vuestra estancia sobre la Tierra es pequeñísimo, es casi imperceptible a ojos humanos, pero NO para Nuestro Dios. Es vuestra Donación Libre y Amorosa… ES vuestro amor infinito por El, lo que a vuestro Dios le interesa.

El deseo de bajar libremente a servirLe en la salvación de vuestros hermanos y el deseo de traer Su Amor a la Tierra para poderla levantar del mal en el que se encuentra, vuestro Dios os lo paga por toda la Eternidad.

SÍ, es un momento insignificante vuestra estancia sobre la Tierra y será pagado con un Gozo Extremo. Con un gozo total para vuestra alma por toda la Eternidad. Si pensarais como comerciantes, como administradores de un bien, os daríais cuenta de que la proporción del pago que se os dará a la tarea que realizaréis, es infinitamente desproporcionada.

Vuestro Dios os paga por vuestro trabajo sobre la Tierra en forma DESCOMUNAL y ése pago irá también, en proporción a lo que hagáis por El, durante vuestro paso terreno. Si mucho disteis, Infinitamente más se os multiplicará en el Reino de los Cielos.

Vuestro Dios, Nuestro Padre, es un “mal comerciante”, que os paga muchísimo más de lo que vuestro trabajo vale. Porque “vuestro trabajo” está lleno de pecados, de errores, de caídas, de traiciones; pero también de valor, de Fé y de AMOR… Y por ése Amor y por ser vuestro Padre, El os dá ése Premio Descomunal.

Esto es lo que a El le interesa más de vuestro paso sobre la Tierra: Cuánto amasteis y cuánto de Su Amor dejasteis en el corazón de vuestros hermanos.

Es el Amor el que va a producir el cambio sobre la Tierra y el que va a daros el Premio Eterno. NO bajáis a la Tierra a apoderaros de ella ni a buscar sólo sus bienes, a tratar de poseer más.

Bajáis a servir a vuestro Dios con los Bienes que El os concedió, responsabilizándoos de repartir lo que de El traéis del Cielo. Como Su Amor, Sus Virtudes, Sus Bendiciones, Su Ejemplo y sobre todo, el Honor de haber sido escogidos para ser Corredentores junto con Su Hijo y de ser ejemplo fiel de Sus Enseñanzas.

Pocos, MUY POCOS de vosotros os dais realmente cuenta de tal Honor, el de ser siervos fieles de vuestro Dios, como Yo lo Soy. SÍ, la Tarea que El os pide se os parece difícil a ratos, pero El siempre está atento a vuestras necesidades; además de que Yo vuestra Madre, constantemente estoy Intercediendo por vosotros, para obtener de Nuestro Dios lo que necesitáis en todo momento.

El nunca os pide más allá de lo que os pidió antes de que bajarais a servirLe. El os dotó de todo lo necesario para que pudiérais cumplir satisfactoriamente con vuestra Misión.

Y se os debe de hacer más fácil si os mantenéis en constante comunicación interior con Su Voluntad… Pero éso es algo que pronto se os olvida y que desecháis de vosotros.

No evitéis ni despreciéis la Oración Profunda, la Oración Interior, porque es la que os dá la comunicación segura y constante con vuestro Creador. Si os apartáis de la Gracia, de la Pureza de vuestro corazón y de la Oración, os sucede como a aquél que es dejado en medio de un bosque, en la total obscuridad. Se pierde y sigue luces débiles que lo pueden llevar por caminos de peligro o de muerte.  

Os pido Mis pequeños, que viváis siempre con el corazón en la mano. Y con esto os quiero decir que la Caridad para con vuestro prójimo, siempre esté abierta, que sea abundante, que ayudéis siempre de corazón y NO por obligación.

Mi Hijo se dio en totalidad. Los bienes materiales los tuvo, porque había muchos hombres ricos que Le ayudaban en Su Misión. Pero así como lo recibía, Él también lo daba a los pobres; ahí estaba ayudando económicamente a los necesitados, pero también se daba plenamente en lo espiritual.

Y se acercaban a Él los necesitados NO solamente de curación corporal, sino de curación espiritual. Se donaba plenamente… Así, en lo económico y en lo espiritual.

Cuando vosotros tenéis mucho de lo económico, difícilmente soltáis de lo vuestro; porque lo creéis de vuestra propiedad, sin que os deis cuenta plenamente, de que lo que tenéis en lo material NO ha sido de casualidad que lo tengáis, sino que Nuestro Padre y Nuestro Dios lo ha permitido en vuestra vida…

Y ha confiado en vuestro corazón, para que compartáis de éstos bienes materiales con vuestros hermanos. Pero pocos, MUY POCOS hermanos vuestros que tienen riquezas, entienden esto…

Y es por eso que Mi Hijo les decía que era más fácil que pasara un camello por el ojo de una aguja a que un rico se salvara, porque estáis buscando mantener ésa riqueza que NO es vuestra.

Y entended bien esto Mis pequeños, porque si de alguna forma u otra os habéis hecho de ésas riquezas, es gracias a los dones que recibisteis del Cielo y NO los agradecéis. Y se os ha dicho que mientras más deis más recibiréis, pero como vivís en las cosas del Mundo, en lo material, poco o nada entendéis de éstas Palabras Divinas.

Porque Mi Hijo os ha dicho que cuando tenéis bienes dados del Cielo, NO los aprovecháis plenamente, NI crecéis con lo que tenéis en la Tierra, que pertenecen al Príncipe de éste mundo y con ellos os engaña para que NO crezcáis espiritualmente.

Al repartir de vuestros bienes estáis actuando en Caridad y también se os ha dicho que cuando vosotros dais limosna, vuestros pecados quedan perdonados. Ciertamente, NO los que os llevan a la muerte. Hablando de pecado, es todo aquello en lo que vosotros erráis.

Son vuestros defectos cuando vosotros dais limosna, vuestros pecados quedan perdonados, ciertamente, no los que os llevan a la muerte.

Y caéis en ellos y a veces tontamente, porque NO estáis viviendo una vida espiritual que os da fuerza para que vosotros luchéis contra vosotros mismos, contra vuestras pasiones, contra vuestros deseos nefastos. Contra vuestra alma que le impiden crecer espiritualmente, pero que vosotros al caer continuamente en ésos mismos deseos, en ésas mismas faltas, desperdiciáis vuestro tiempo Y NO VIVÍS más plenamente en lo espiritual, que en lo del mundo.

Podríais ya ser tan grandes, Mis pequeños. Podríais ya tener dones inmensos, inconmensurables, si hubierais ya entendido esto, de vivir más para vuestro Dios, para Mi Dios, en lugar de buscar acrecentar vuestros bienes terrenos.

Cuando es Dios el que te revela Sus Misterios, VIVES EXPERIENCIAS INCOMPARABLES…

NO estáis buscando estar ya desde ahora que vivís en la Tierra, en los terrenos Divinos, que es el Reino de los Cielos. NO estáis comprando vuestro lugar en el Reino de los Cielos con vuestras buenas acciones, con vuestra vida de ejemplo, con la Vida de Mi Hijo en vosotros.

Llegáis ante Nuestro Dios cuando bien o mal, cumplís vuestra misión. Cuando Él os manda llamar, que es el fin de vuestra existencia sobre la Tierra y el principio de vuestra existencia en el Reino de vuestro Dios, que ojalá todos vosotros buscarais esto y que no perdierais vuestra alma eternamente.

Pero cuando os presentáis ante Mi Hijo, para vuestro Juicio Personal, es cuando os dais cuenta de todo el tiempo perdido, de todas las oportunidades que tuvisteis de hacer tanto bien con aquello que aparentemente es muerto:

Que son los bienes de este mundo, que es el dinero de este mundo, que ciertamente él os puede llevar a alcanzar la Gloria cuando actuáis en Caridad y que también a condenaros, cuando entráis en avaricia o usando ésos bienes para vuestra destrucción espiritual y para la de otros.

Aquí es donde os dais cuenta, Mis pequeños, cómo un bien material que se os otorga, de acuerdo a vuestro actuar os puede dar salvación eterna u os puede dar condenación eterna.

Meditad esto, Mis pequeños para que empecéis una nueva vida en vosotros; lo que os quede de vida NO importa, pero es una nueva oportunidad que Nuestro Dios os concede, para que podáis comprar como os dije el Reino de los Cielos con vuestro actuar, según la Voluntad de Nuestro Dios y viviendo en ése Amor que vosotros os debéis tener los unos a los otros, como Mi Hijo os enseñó, ayudándoos tanto en lo material, como en lo espiritual.

¡Vuestra misión es grande, como vuestro premio lo será si la termináis triunfantes! Dejad que Yo os guíe como Madre vuestra que Soy, para poder llevaros a feliz término de vuestra misión y así Me dejéis con una gran alegría, la de haberos ayudado a obtener una gran Gloria por toda la Eternidad.

Os amo infinitamente, Mis pequeños y os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo Redentor, en Nombre de Mi Esposo-Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre de Mi Dios y vuestra.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

N186 GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO


Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo y así como bajé en Pentecostés sobre los apóstoles, vuestro Padre, vuestro Dios, ha ido escogiendo alrededor del Mundo almas sobre las cuales depositaré Mis Dones y Yo Mismo os moveré para que actuéis, según la Voluntad del Padre.

Os pido Mis pequeños, que os vayáis preparando para ése momento. Os iré tomando e iréis viviendo el cambio… Cuando menos lo esperéis. Pero vuestra alma deberá estar dispuesta si así lo deseáis, a servir a vuestro Dios en Nuestra Santísima Trinidad.

El hombre necesita un cambio, muy corrompido está. La generalidad se ha apartado totalmente, de las Leyes Divinas que os dio el Padre.

Yo os vengo a recordar todo lo que el Hijo os dio y os vengo a dar ésos Regalos Divinos; para que podáis llenaros de la Gracia, a la cual todos vosotros estáis llamados. Pero el alma deberá estar dispuesta a recibirlos.

El que CREE EN MI, HARÁ LAS MISMAS COSAS QUE YO HAGO . Y HARÁ MAYORES AÚN… (Juan 14, 12)

Pero al recibir Mis Dones, Mis Carismas, deberéis estar conscientes que son para servir. Que son para hacer la Voluntad del Padre, que NO SON para que vosotros vayáis por el Mundo presumiendo lo que tenéis.

Lo que primeramente os daré, es la Humildad. En la Humildad, entraréis profundamente en vuestro corazón… Y ahí, adoraréis a vuestro Dios y Nos adoraréis en Nuestra Santísima Trinidad.

Yo estoy en vuestro interior y donde estoy Yo, también está el Padre y el Hijo. Donde está el Padre, también estaMos el Hijo y Yo. Somos Inseparables, debéis adorarNos en vuestro interior. Deberéis estar conscientes que ya NO seréis vosotros.

A veces actuáis sin pensar y os dais totalmente de palabra, os ofrecéis a Nuestra Santísima Trinidad de palabra. Pero cuando ya hay que trabajar y actuar, es cuando Nos dais la espalda.

Por eso, os pido que si realmente queréis seguir adelante, que viváis para la Voluntad de Nuestra Trinidad. Vuestra alma debe estar dispuesta a todo lo que os pidaMos. Esto es personal. NO es cuestión de grupo. Vuestro trabajo será personal y daréis cuenta a Nuestra Trinidad de tiempo en tiempo…. Y al final de vuestra existencia.

Sabéis que éstas Bendiciones NO se les conceden a todos los hombres, sois almas escogidas y que habéis sido preparados para una misión especial, muy bella y también, difícil a ojos humanos. Pero al momento en que vosotros os donéis a Nuestra Trinidad, Nosotros tomareMos posesión de vuestra voluntad…  Y de esta forma, todo será fácil.

Se os ha dicho que estáis en momentos de cambio, un Cambio Universal. Viene un Nuevo Mundo, una nueva Esperanza llena de un Amor Infinito. Y debéis de poner mucho de vuestra parte, especialmente vuestra donación.

No hay casualidades en Nosotros. Vuestra vida sigue un Plan Divino y en este caso, un Plan Salvífico, como el de Jesucristo. Ciertamente NO SOIS SERES DIVINOS;  pero seréis movidos por Fuerzas Divinas; porque estaMos y estareMos en vosotros. Habéis dado vuestro “fiat”, lo heMos tomado.  

El hombre, como NO conoce el futuro NI el desarrollo de los Acontecimientos que se darán, TEMÉIS… Pero, ¿Acaso un hijo pequeño teme algo, cuando va tomado de la mano de sus padres?

El niño pequeño, confía plenamente en sus padres. Lo lleven por donde lo lleven, esté en lo Obscuro, esté en lo Alto, esté en el frío, esté en las aguas… Ellos confían plenamente en sus padres, porque ven en sus padres la Fuerza y la Capacidad que ellos no tienen.

Os heMos dicho que Nosotros os llevareMos de la mano. Os tomareMos en totalidad y actuareMos en vosotros.

Todo esto se resume en una palabra Mis pequeños: AmorAmor a vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad…  Y Amor hacia vuestros hermanos por lo que les vais a ayudar en la misión que tenéis cada uno de vosotros encomendada.

NO la conocéis, pero la gozaréis. Porque iréis viendo palpablemente lo que Nuestra Fuerza Divina, lo que el Amor Divino puede hacer en las almas de los hombres y lo que puede hacer para destruir el Mal de Satanás y Vencerlo.

Estáis de Nuestra parte, estáis del lado del que ya triunfó por todos vosotros. ¡Cristo Jesús ha triunfado!, TRIUNFÓ  sobre la Muerte. ¿A qué le podéis temer, si Él Resucitó y vosotros estaréis tomados por Nosotros?

¿A qué le teméis? NO podéis temerle a la Muerte, porque Nosotros soMos Vida. Si morís, podeMos resucitaros y resucitaréis ciertamente, al Reino de los Cielos. Pero podéis también resucitar como Resucitó Jesucristo, con un Cuerpo Humano.

Si Teméis, es que NO habéis comprendido toda esta Evangelización que se os ha dado. NO confiáis en el Poder Divino, NO confiáis en el Amor de vuestro Dios. Si desconfiáis, NO sois dignos de ser tomados por vuestro Dios.

Meditadlo, Mis pequeños. Sois almas especiales… Pero también tenéis que darLe un gusto y una Donación especial a vuestro Dios.

Hijitos Míos, YO como Espíritu de Vida, Yo como Espíritu de Amor, siempre he vivido perfectamente en la Presencia de Jesús y de María. Es a través de Mi Moción, que se os dá el Conocimiento, la Guía, la Verdad por medio del Verbo Encarnado…

Y además, Me establezco perfectamente en la Persona de Nuestra Hija, la Siempre Virgen María.

La vida se os dá por el Padre y la realización de ella, para llevar a cabo vuestra misión sobre la Tierra, debe estar unida a Mi Inspiración constantemente. La Sabiduría de Jesucristo como Dios, estaba influenciada por Mi Presencia Divina en El, Yo se la transmitía y El en viva voz, la donaba a la gente de Su pueblo en ése tiempo y a la gente del Mundo en éste tiempo.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR… 

El vínculo filial de Madre-Hijo Me permitía obrar en la Perfección de Mi Persona. Su Donación era perfecta. Los Dos eran UNA sola alma. El Gozo de uno era el gozo del otro y el Dolor de uno era el dolor del otro.

La Donación total y sin condiciones de Nuestra Hija María a Nuestra Santísima Trinidad, Nos permitía obrar perfectamente en Ella.

Era el respaldo seguro y perfecto para el Dios Encarnado. Era el consejo y la ayuda de la Madre para con el Dios que venía a redimir al Mundo. Era el apoyo fiel en quién confiaba Sus secretos íntimos el Redentor.

Como el Amor no se puede separar del Dolor; Ella, amando perfectamente a Su Hijo, también SUFRÍA perfectamente, con su Hijo.

La vida de total Sumisión de Vuestra Madre Santísima a Nuestras Inspiraciones, fue de gran ayuda a la Redención del Género Humano, ya que al surgir Ella misma como Corredentora del género humano, se vuelve Maestra y Guía, al ser el Alma de la Nueva Iglesia que se formaba, con las Enseñanzas de Su Hijo, después de Su Muerte…

Ella se vuelve dolor con el Dolor, se vuelve vida con la Vida, se vuelve redención con Su Corredención. Es el ejemplo perfecto de una madre abnegada y fiel a los designios divinos del Padre. Se vuelve así vida de esperanza y de amor, ya que en Ella ven los discípulos la constatación de las Enseñanzas de Su Hijo.

En Ella ven los discípulos la Obra Maestra de la vida de Dios Hijo; en Ella ven el reflejo perfecto de la vida del Salvador y por ello se vuelve Guía y Maestra, en el Amor y en el Dolor, de las Enseñanzas de Su Hijo, Salvador del género humano.

Así en Ella Yo, como Espíritu de Verdad y Sabiduría, sigo dejando Vida de Gracia para el Género Humano al formar la Nueva Iglesia de Cristo Jesús.

Es a través de Ella que se viven las Enseñanzas de Su Hijo y se asienta y se robustece la Iglesia de Dios. Así Ella se vuelve Intercesora ante Su Hijo para todo el género humano.

Por ello, es a través de la Iglesia formada por las Enseñanzas de Cristo Jesús y afianzada en la Guía de Su Hija, la Siempre Virgen María; por lo que Yo el Santo Espíritu de Dios, puedo seguir transmitiendo las Verdades del Cielo a todos los hombres que han permitido que La Vida se mueva en sus corazones.

Así, la vida de la Iglesia permanece. Me hago Presente continuamente a través de Mis hijos, aquellos que el Padre ha escogido para ser portavoces de Nuestras Enseñanzas, de las que ya se os dieron y de las que ahora se os dan; para seguir preservando la Familia de Dios.

Se os han dado las bases de la Vida y del Amor de Dios, pero debéis entender que en la Omnipotencia de vuestro Dios NO hay término, todo tiene que evolucionar hacia Su Perfección…

Y así como a un niño pequeño se le da conocimiento de niño. Así vosotros, después de haber tenido la evangelización de Cristo Jesús…

Yo ahora, os daré Conocimiento de más edad. A través de Moisés se dieron las Enseñanzas para ésa época, para ése Pueblo Rebelde. A través de Cristo Jesús se os dieron Enseñanzas de un nivel superior.

A través Mío, se os darán enseñanzas superiores en el Amor de Dios.

Los que han hecho vida las Enseñanzas de Jesús, vuestro Dios, ya han crecido en la Verdad y ahora se os permitirá conocer más sobre la Verdad Omnipotente e Infinita de vuestro Dios. Caeríais en una gran soberbia si creyeseis que lo que se os dijo ha sido todo lo que vuestro Dios tiene para vosotros, sus hijos.

Su Omnipotencia y su afán  de amor es infinito, por ello, Su Conocimiento Infinito se les irá revelando a todos aquellos que, con amor, humildad y docilidad, acepten su pequeñez y su necesidad de alimentarse de la Vida y del Conocimiento de su Dios.

En el tiempo por venir, después de una Gran Purificación; los escogidos de Su Amor podrán obtener a través Mío, Espíritu de Vida, las Inspiraciones de vuestro Creador.

Agradeced inmensamente el Amor que os tiene vuestro Padre Dios, por compartiros Su Conocimiento. Conocimiento que ya había sido dado al género humano, pero que se perdió por el Pecado Original.

Dios Padre tiene un deseo perenne de compartir con Sus creaturas… Ésa es la vida del amor: el dar y dar continuamente, para ver en la vida de los hijos, la perfección de Su Obra.

Cuando un alma se dona, como lo hizo vuestra Madre Santísima; Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, puedo derramarMe perfectamente… Y así el alma, entra en comunicación total con el Cielo, aún a pesar de estar viviendo sobre la Tierra; para proseguir la obra de Redención y de evolución en el Amor de vuestro Dios.

La Obra de Dios es Dinámica y NO tiene fin. Vuestra evolución en el Amor es tarea de toda la Eternidad. Sólo se os han dado las bases perfectas, los cimientos perfectos que habrán de soportar el Edificio de Perfección.

Este es vuestra alma, la cuál llegará a ésa perfección cuando acepte, viva y transmita la Vida de Dios. El Amor es Nuestro Distintivo. A vuestro Dios se le conoce principalmente, por Su Amor y al introduciros al Amor, ahí obtenéis todo.

Todo crece, se purifica y vive por el Amor. Quién deja vivir al Amor en su corazón  se deja guiar por el Amor de Mis Inspiraciones, se vuelve un verdadero hijo de Dios. No se puede lograr una verdadera perfección si no se ha logrado vivir en el AMOR.

No se puede ser guía, maestro o ejemplo de las Enseñanzas de Jesús, si antes NO habito Yo el Amor en pleno, en su corazón. No se puede hablar con la Verdad si ella NO está saturada de amor.

NO se puede ser guía de pueblos, si el Amor desinteresado y puro, NO habita en su corazón. Aquél que NO escucha Mi Voz en su corazón, aquél que NO busca a través de la Oración y la Donación, hacer la Voluntad del Padre, NO puede decirse hijo de Dios.

 Enseña lo que sus intereses quieren enseñar y guía hacia donde sus intereses quieren guiar. Habéis separado lo material de lo espiritual, convirtiéndolos en dos entidades opuestas y que no tienen aparentemente, relación una con otra.

Sois creación total de Dios. Vuestra alma moviendo y expresando por medio de vuestro cuerpo Mis Inspiraciones, para todos vuestros hermanos. Sois alma, cuerpo y Espíritu. Yo ayudo a vuestra alma a crecer y a vuestro cuerpo a servir como vehículo, para llevar Mis Enseñanzas dadas a vuestra alma, a todos vuestros hermanos.

Vuestra alma debe servirse del cuerpo, para que a través de él se manifieste Mi Vida Perfecta, la Vida del Espíritu de Dios, misma vida que vive en Cristo Jesús. Así, al transmitir Mis Enseñanzas estáis transmitiendo a la Santísima Trinidad, a vuestro Dios.

Si reflexionarais esto en humildad y docilidad, de rodillas y con vuestra frente en el suelo, NO os cansarías de agradecerLe a vuestro Dios la inmensidad de dones, gracias y regalos con los que os ha dotado.

Él se ha derramado y se derrama día a día en las almas para que crezcáis hacia ésa perfección que El desea. Si ahora creéis gozar con lo que tenéis; NO podéis, ni imaginaros, lo que gozaréis con lo que iréis obteniendo al ir avanzando en la perfección de vuestra alma.

Inmensos regalos os tiene reservados vuestro Dios, los cuáles Yo, Su Santo Espíritu, os iré dando. Sólo necesitamos de almas sencillas, humildes, pequeñas. Donadas perfectamente, para que se pueda manifestar en ellas la Perfección de vuestro Dios.

Acudid continuamente a pedir ayuda a vuestra Madre Celestial, Ella la que entendió perfectamente la Obra de Dios, que se donó perfectamente a ser moldeada por El y en la que ahora podéis ver la perfección que logró Dios, vuestro Padre en ésta maravillosa creatura, la Siempre Virgen María.

Acudid a Ella sin  temor, con confianza, con alegría. Ella, la toda Pura, la toda Santa, la toda Inmaculada, os quiere llevar hasta la realización plena de vuestra alma. Recordad que el que verdaderamente ama, primero ve por la mejora de los demás, antes que ver la suya propia.

Cuando alguien verdaderamente ama, dá todo lo que tiene, con tal de ver en el ser amado una superación; aunque alcance niveles superiores del mismo que lo está ayudando. ¿Qué NO podréis alcanzar de vuestra Madre Santísima, con Su Intercesión y ayuda, si sabéis que Yo vuestro Dios Espíritu Santo, vivo en total libertad de acción en Su Corazón?

Estar con Ella, acudir a Ella, es estar con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Ella, la Intercesora perfecta ante Su Hijo. Y por consiguiente ante la Santísima Trinidad, puesto que somos Inseparables e Indisolubles. PUEDE obtener todo lo que deseéis de Nosotros, para que logréis el crecimiento en la perfección del Amor, tanto para vosotros como para vuestros hermanos.

Pedídle a Ella os haga perfectos Tabernáculos del Amor de Dios y os enseñe a escuchar Mis Indicaciones en vuestro corazón, para así llevaros a ésa perfección que tanto quiere vuestro Padre Dios.

Mis pequeños Yo, vuestro Dios Amor, el Espíritu Santo quién habita en cada uno de vosotros, quisiera encontrar corazones libres, corazones dispuestos a amar, corazones que NO se hayan vendido al Mal, corazones que NO se encuentren absortos por los bienes de la Tierra.

“El Espíritu del Señor esté sobre todos vosotros”, exclamó Jesús desde el Cielo, en el Cenáculo de Pentecostés al enviarMe a la Santísima Virgen María y a los Apóstoles.

Mi Amor siempre busca corazones en donde pueda vivir y sobre todo, crecer. La desgracia de la humanidad actual es la de la APATÍA.

Ya NO queréis dar más, NO deseáis mover un dedo por el prójimo, NO actuáis según Yo os instruyo en vuestro corazón; tenéis miedo y flojera de vivir según el Amor desea.

Cuando fui derramado por Jesús sobre los Apóstoles en el Cenáculo, Yo les iba a potencializar lo que ya tenían, lo que Jesús Mismo les había enseñado, pero que NO lo querían dar por temor, por falta de Fé y de confianza.

Pentecostés para ellos fue la Fuerza que los impulsó a darse por los demás, fue la Fuerza Profunda que hacía aflorar las Enseñanzas de su Dios, de darla a conocer a sus hermanos.

Pentecostés fue el inicio de Mí Obra Apostólica en Mí Iglesia, en la Iglesia incipiente que Yo guiaría y alimentaría por todos los siglos por venir.

Pentecostés es el ejemplo que debe tomar y seguir todo aquél que se considere hijo de Dios y seguidor de las Enseñanzas de Jesús.

Pentecostés es la fuerza que debe tomar el cristiano para enfrentarse a toda adversidad, sabiendo con certeza de que es su mismo Dios el que lo habita y que lo hace llevar ejemplo y palabra divina a sus hermanos.

Como os decía, la desgracia de la gran mayoría de los que os decís cristianos, es la pasividad y el temor a darse y a mostrarse como lo que son.

Mí Iglesia está dormida, Mí Iglesia parece morir… Mí Iglesia se derrumba ante la podredumbre que el Enemigo suscita en los corazones.

Aún Mis mismos consagrados han entrado a ésta pasividad, NO Me dejan actuar en ellos y hasta ponen en duda o niegan el que el que Yo Me pueda expresar a través de Mis más pequeños escogidos en estos momentos.

¡Entended que Yo Estoy Vivo! ¡Soy vuestro Dios Espíritu Santo que mantiene Viva a la Iglesia y a sus Enseñanzas, las que os dio vuestro Dios encarnado, Jesucristo!

Él mismo os lo dijo: La Iglesia, Mis Enseñanzas, prevalecerán hasta el fin de los siglos. Y ésa tarea recayó perfectamente en Mí, el Dios Amor, el Dios Instructor.

Yo Hablo, he hablado y hablaré a través de pequeñas creaturas que se vuelven portadores de la voluntad de vuestro Dios.

Yo, a través de ellos mantengo la estabilidad de la Iglesia y la actualidad de la Palabra dada por Jesús.

Pentecostés es para todos aquellos que desean unirse perfectamente a la voluntad de su Dios. Es para todos aquellos que desean seguir haciendo crecer la Iglesia en la cuál nacieron y la quieren seguir viendo viva y activa.

Es para todos aquellos que desean compartir un solo amor y un corazón con todos sus hermanos.

Pentecostés es el Amor que une, no importa lengua, sexo, condición social o raza.

Pentecostés es la vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

 

Pentecostés es la Vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz.

Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en el Amor de Mí Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mí Amor infundido en los corazones.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

N185 EL NUEVO PENTECOSTÉS


Mayo 30 de 2017

El Ejército ya está presto para la Gran Lucha, que se dará contra las Fuerzas del Mal.

Hijitos Míos, vengo pronto a prepararos para el Gran Cambio que se ha de dar sobre la Tierra y sobre el Universo entero. Todo lo Creado visible e invisible, afectado por el Pecado Original, será transformado. Vosotros mismos seréis transformados, tendréis otra vida, una vida de transformación en Dios.

Soy vuestro Dios Espíritu Santo y vengo a confirmar todo lo que Jesús os vino a dar y Enseñar.

Mis pequeños, aún NO conocéis lo que es la vida, la Verdadera Vida en Dios. Ciertamente vosotros que habéis sido escogidos y disteis vuestro “fiat”, tendréis esa Gracia.

Y como dicen las Escrituras: “muchos fueron los llamados y pocos los escogidos”, porque NO QUISIERON escuchar la Voz Divina, NO quisieron cambiar y dejar atrás el Pecado, NO QUISIERON AMAR… Y prefirieron el Odio y la Muerte.

Los que disteis vuestro “fiat”, los que respondisteis a la Palabra Divina, los que os dejasteis enamorar por el Amor Divino, seréis los que viviréis el Regalo tan grande que tendréis y que os dará el Padre, vuestro Dios.

Ciertamente, todo cambiará y muchos temen a ese cambio. Vosotros, los que estáis en Nuestra Santísima Trinidad, debéis permanecer alegres y seguros de que Nuestra Gracia está con vosotros y que lograréis ese Premio, porque os habéis mantenido en Fe y en Amor con Nosotros.

¡Hablar de Fe Mis pequeños, es tan difícil con muchos de vosotros! NO se han dejado mover por Mí, vuestro Dios Espíritu Santo.

Yo habito en vuestro interior y os voy llevando rápido o despacio, a alcanzar la perfección a la que estáis llamados todos. Pero son pocos los que se dejan mover y que ansían llegar a esa perfección que os va a dar grandes beneficios y alegrías.

Mis pequeños, estáis llamados a recibir Bendiciones y regalos grandísimos, inimaginables para vosotros; se os ha dicho que habéis desperdiciado mucho tiempo y vuestra vida. Satanás ha hecho su obra y Nos ha quitado muchas almas, para que puedan gozar de su salvación eterna.

El Amor que se ha derramado abundantemente sobre toda la humanidad, NO ha sido apreciado como debierais apreciar.

Tuvo que bajar vuestro Dios en Su Segunda Persona, para mover a las almas personalmente hacia su salvación. El mismo hombre se deshizo de su Dios. 

Ciertamente muchas, muchas almas lloran el error de ese momento. Lloran el que se hayan dejado manipular por las Fuerzas de Satanás, al grado de asesinar a su Mesías, a su Salvador.

Tuvieron el Cielo en la Tierra en la Presencia de Jesús, el Mesías. Y desperdiciaron esos momentos, toda esa Enseñanza, toda esa Guía Divina que os vino a dar el Mesías Prometido.

En estos momentos de la humanidad, ciertamente Jesús NO está en forma patente entre vosotros. Pero en Fe, ciertamente está entre vosotros y lo Despreciáis de la misma forma en que fue despreciado y asesinado en aquellos tiempos.

Tristeza os debiera dar el actuar como estáis actuando, el vivir como estáis viviendo; en hacer caso omiso de todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras y NO las tomáis para alcanzar vuestra perfección.

Jesús, el Cristo, está entre vosotros. Vive, tenéis Sus Palabras con vosotros en las Sagradas Escrituras y NO las buscáis, ¿Qué más queréis, Mis pequeños?

Yo Vivo en vosotros, Soy el Santo Espíritu de Amor que Vive en vosotros y os aconsejo, os muevo, os regaño, os levanto cuando vivís en el error. Y aún a pesar de tener toda esta Vida Celestial con vosotros NO cambiáis. NO os mejoráis, NO buscáis la perfección, NO buscáis el servir a vuestro Dios y a eso vinisteis Mis pequeños.

Vinisteis a la Tierra a una misión de servicio, sirviendo a vuestro Dios. Ayudando a vuestros hermanos a alcanzarLo, a regresar a Él, a vivir para Él.

Orad Mis pequeños, por tantos hermanos vuestros que viven en el error. Podéis hacerlo Mis pequeños, porque para Nuestra Santísima Trinidad, NO hay imposibles. La Fe lo puede TODO. La Fe en Nosotros puede cambiar al Mundo entero, pero tenéis que pedirlo.

Por eso al vivir en la Oración, se os revelan muchas cosas que NO se les dan a aquellos que NO viven en la Oración y en el interés de cumplir su misión.J.V. tiene una visión en este momento…

Te dejé ver Mi pequeño, ese Ejército que ya está presto para la Gran Lucha. Lucha Tremenda, que se dará contra las Fuerzas del Mal. Ciertamente vencereMos; pero esa gran cantidad de almas que NO viven en la Fe, que NO viven buscando a vuestro Dios, NO ayudan en mucho para que el Triunfo se dé pronto.

Si os unierais a Orar, si el Mundo entero se arrodillara, pidiera perdón de sus pecados y regresara al Bien, Satanás sería vencido inmediatamente. Pero la falta de Fe y esa falta de deseo de servir a vuestro Dios, hace que todo se alargue, que sufráis más y que se salven pocas almas.

Son infinidad de almas las que han de ser juzgadas. Vivís en una Obscuridad tremenda y muchas almas se pierden porque NO alcanzan a ver la Luz, la Luz de la Salvación que viene de Nosotros.

Todos tenéis la oportunidad de salvación, Me tenéis dentro de vosotros. NO tenéis que ir a buscar muy lejos para encontrar a vuestro Dios, estaMos dentro de vosotros.

¡Cuánto error de parte del hombre, por NO querer buscar el Bien para sí mismos! Ponen infinidad de pretextos y NO buscan el camino correcto para llegar a Nosotros. Pero Me tenéis en vuestro interior, fácilmente podéis llegar a Mí con una oración sencilla y profunda, colmada de Fe y de Amor.

Podéis entrar a vuestro corazón y encontrarNos. Ciertamente Yo estoy dentro de cada uno de los seres humanos, pero donde está una de las Tres Divinas Personas, las otras dos también están. Somos inseparables y Nuestra finalidad es única: Vivir en el Amor. 

Si un alma vive en el Amor, ha encontrado TODO. Preparaos Mis pequeños. Vivid en Oración profunda, NO os separéis de Mí… Os repito, NO tenéis que ir a buscarNos a diversos lugares de la Tierra, estaMos dentro de vosotros. 

LlamadMe, Mis pequeños. Confiad plenamente en Mí para que os transforme, pedídMelo. PedidMe vuestra Transfiguración de cuerpo y alma, que es lo que tiene que cambiar dentro de poco todo lo creado.

El Pecado Original transmutó todo, a todo lo creado le quitó lo Divino. Ciertamente todavía veis restos de lo que todo era antes. Es como si a una fruta deliciosa, le quitáis lo azucarado. La fruta la veis igual, pero NO tiene el mismo sabor…

Y así es ahora lo creado. Veis la Creación, pero NO es la Creación Divina, TODO está afectado por el Pecado Original.

El Pecado os está afectando a todo. Está destruyendo almas, está destruyendo la vida espiritual que todos debierais tener en alto grado.

Es claro que lo que estáis viviendo, NO es lo que vuestro Dios Padre Creó para que gozarais. Lo que Él creó en un Principio era Perfecto, Santo y Sano, espiritualmente hablando.

Era Vida, era Amor. TODO era Virtuoso, todo estaba en Nuestra Trinidad.

Os he dicho que todo lo creado tiene vida. Pero en estos momentos, vosotros NO os podéis dirigir a todo lo creado, porque NO recibís respuesta.

Esto, prácticamente NO lo entendéis en estos momentos; como muchos NO pueden entender que Somos Tres Personas y Un Sólo Dios.

La Creación es lo mismo, la veis Dividida. Pero todo, TODO lo creado es una sola cosa.

Por eso necesitáis ser transfigurados, para que viváis la Creación como Dios Padre la concibió en el Principio.

Vuestros Primeros Padres gozaron esa Creación que vosotros en breve tiempo gozaréis, los que seáis tomados y elegidos para gozarla.

¡Son tantas las bellezas creadas para vosotros! ¡Es tanto el Amor derramado sobre cada uno de vosotros y tan desperdiciado!

Tenéis todo a vuestro alcance. Podéis vivir en la perfección del Amor con solo pedirlo y NO lo hacéis, porque preferís seguir viviendo en el Error y en el Mal.

En algún momento buenos y malos, tendréis acceso a lo que os digo. Conoceréis cómo todo lo creado ES una sola cosa en Nuestra Trinidad Divina. NO hay nada fuera de Nuestro Poder Creativo.

TODO está comunicado entre vosotros y a la vez, vosotros con Nosotros. Pero TODO existe en Nuestro Ser, en Nuestra Divinidad.

NO hay nada fuera de Nuestro Poder Creativo; salvo Satanás, que se quiso salir y desobedecer.

Manteneos pues Mis pequeños, en vida de Oración, en vida de Amor, en vida de Virtud. Vosotros, los que habéis dado vuestro “fiat”.

Y aceptaMos esa donación de parte vuestra, ya NO podéis ser como los demás, tenéis que ser ejemplo ante los demás.

Vuestra transfiguración, empezó desde el preciso momento en que con Fe disteis vuestro “fiat”. Ese hágase, es transformación, Mis pequeños. Estáis dando una orden a Nuestro Amor: “hágase, hágase en mí, según lo que mi Dios quiera”.

Eso es el hágase. Nos estáis pidiendo en total libertad, que os podaMos transformar. Ya lo hicisteis, manteneos en vuestro deseo.

Al ser transformados, vuestro cuerpo, vuestra alma, empezarán su perfección. Ciertamente ese cambio se va a dar también, en lo espiritual.

El pecado es muy traicionero, Mis pequeños. La soberbia os podría destruir fácilmente si NO fuerais transformados también, en lo espiritual.

Seréis transfigurados en cuerpo y alma. Y ciertamente alcanzaréis niveles muy altos de espiritualidad. Y como dicen las Escrituras: estaréis solamente un poco debajo de los Ángeles.

En estos momentos NO podéis ni siquiera imaginar, lo que esto significa.

Pero tenéis que seguir actuando en Fe, hasta que se dé esa transformación.

Esa transfiguración que os va a dar una alegría inmensa, será un regalo a la Fe que habéis profesado a Nuestra Santísima Trinidad.

Recordad Mis pequeños, que ese “fiat” que disteis, se va a traducir en servicio. Así como los Santos Ángeles sirven todo el tiempo a Nuestra Trinidad, vosotros al haber dado ese “fiat” también os convertiréis en trabajadores para el Reino, tenedlo presente Mis pequeños.

Mucho os heMos dado y mucho quereMos recoger también de vosotros y todo para el bien de Nuestro Reino.

Os aseguro Mis pequeños, que entrar a esta nueva etapa –si todavía así lo queréis- os dará unas alegrías tremendas, bellísimas, altísimas, que NO os imagináis.

Os vuelvo a repetir, vivís en Fe y esa Fe será recompensada infinitamente.

Manteneos en agradecimiento constante, porque fuisteis escogidos y vosotros accedisteis a ser tomados por vuestro Dios.

Preparaos para cuando Dios Padre disponga y Yo os tome para vuestra transfiguración. Manteneos siempre preparados para ése momento.

FE. Nuevamente, todo se mueve en Fe y en Amor y de vosotros depende en que respondáis a las peticiones de vuestro Dios.

LlamadMe pues, Mis pequeños, deseadMe de corazón que Yo Viva en vuestro interior y ahí estaré pronto, para vuestra purificación y vuestra santificación.

Y juntos, vuestra voluntad y Mi Divinidad, lucharemos por vuestra santidad.

Dejad que vuestra alma se libere ya de las ataduras del mal, dejad que vuele hacia donde tiene que volar, que es hacia Nuestra Santísima Trinidad.

Y dejad que goce plenamente ya de la vida espiritual a la que todos vosotros estáis llamados,  porque mucho se ha hecho por salvaros.

Preparad todo vuestro ser para el Gran Encuentro con el Amor, después de la Purificación Universal. Embelesados con Mis Bendiciones y regalos viviréis.

Orad y esperad, el tiempo se acerca presuroso. Os amo, Mis pequeños.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz. Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR

Yo os bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

http://diospadresemanifiesta.com/

P237 LA SABIDURÍA


Mayo 25 de 2017

La Sabiduría es Mía, la Sabiduría es Divina

Hijitos Míos, os quiero hablar de la pobreza, la pobreza de alma. La Pobreza de Corazón, que es muy diferente a la pobreza económica.

Vosotros, al NO estar Conmigo y NO buscarMe, vivís en pobreza espiritual. Sois pobres de espíritu y debe haber un crecimiento pero por otro lado, también debe existir la Humildad y esta os ayuda a ver vuestra realidad, que es esa pobreza espiritual. Ciertamente si Me buscáis empezaréis a crecer, pero nunca a un grado superior al que tengo Yo, vuestro Dios. Y de eso deberéis estar muy conscientes Mis pequeños, a pesar de que os he pedido la perfección de vida.

Vuestra perfección va a consistir precisamente, en estar buscando siempre la Verdad. La Verdad a la que os va a llevar el Espíritu Santo. Vosotros os he dicho, que el Pecado Original y el pecado en el que vivís continuamente, vela totalmente vuestras capacidades…

Y también os he dicho que vivís en una eterna mentira al estar aquí en la Tierra. Satanás se ha encargado de impediros ver la Verdad, la Verdad que os dejó Mi Hijo. Y Satanás manipula toda esa Mentira y os hace creer que estáis viviendo en una realidad; pero os va llevando a mentiras más profundas… Y de ahí NO salís.

La Purificación Anunciada, os llevará a que vosotros alcancéis la Verdad. La Verdad que os dejó Mi Hijo. Que alcancéis la perfección y esa perfección, es dejar que todo lo enseñado por Nuestra Santísima Trinidad entre en vosotros. Que se dé la Luz en vosotros, que gocéis Nuestra Verdad, que gocéis de la Sabiduría que se os concederá, para que podáis entender todo lo creado.

¡Es tan bello todo lo que Yo os he dado! Por un lado, Satanás os ha impedido ver la realidad de lo que os he dado y por otro lado, vosotros NO habéis querido buscar la perfección a la que estáis llamados. En Pentecostés hubo un Destello de lo que se dio a los discípulos de Mi Hijo, que fueron los iniciadores de la Iglesia fundada por Mi Hijo.

Ellos estaban como vosotros. Pero ciertamente ellos caminaron con el Maestro, convivieron con Él, aprendieron infinidad de cosas. Y a pesar de tenerLo junto a ellos, todavía su entendimiento estaba velado.

La Inteligencia es muy diferente a lo que es la Sabiduría.

La inteligencia la vais obteniendo con el tiempo, con lo que estudiáis, con lo que aprendéis a vuestro alrededor, de lo que escucháis de los demás, de los libros, viajes y todo aquello de lo cual, vosotros podéis obtener un conocimiento de lo que os rodea.

La Sabiduría va más allá, la Sabiduría viene de Mí y es un Conocimiento más profundo de todo lo que existe, porque vosotros veis solamente el exterior de las cosas, sin profundizar grandemente.

Esto, lo ÚNICO que prueba es que la Perversión y el Bestialismo evolucionaron junto con el Pecado Original. El gusto por las bestias, persiste aún en nuestros días…

Creéis que estáis profundizando y que sabéis mucho, porque vuestra inteligencia es grande y hasta presumís de ello. A veces, no es tanto vuestra inteligencia, sino más bien una capacidad grande de recordar datos y aun así, aunque recordéis muchos, posiblemente NO sepáis qué hacer con ése conocimiento.

Como os decía, la Sabiduría va más a lo profundo. La Sabiduría es Mía, la Sabiduría es Divina. Yo tengo el Conocimiento de todo lo creado, de todo cuanto existe y la Sabiduría Yo la concedo a aquellos en quienes confío y que van a hacer buen uso de ella.

Estáis muy acostumbrados por la cultura en la que vivís, en que queréis sobresalir ante todos vuestros hermanos. Ser el primero, ser el deseado, ser el guía, ser el único que sabe determinados datos o determinadas cosas; porque tenéis capacidades grandes que Yo vuestro Dios os he concedido, pero hacéis a un lado lo principal.

Primeramente, cuando Yo concedo capacidades especiales, ya sean físicas, intelectuales o de alguna otra índole, ésas capacidades son para compartirse. Vosotros sin Mí, NO las podríais obtener de ninguna forma.

Todas vuestras capacidades, dones, carismas, todo viene de Mí y son muy pocos los que realmente, se dan cuenta de ello y Me lo agradecen.

Os decía que aquellos que tienen una inteligencia muy aguda, muy alta, tratan de aprovecharse de ella y en lugar de compartirla para beneficio y subrayo, beneficio de todos vosotros, utilizan ese conocimiento o capacidades para venderlos y de ahí empiezan a caer.

Ya NO hay Caridad, ya NO hay Amor entre hermanos y así, todo se vuelve un comercio. Que NO debiera existir, porque las capacidades, dones, Virtudes, todo lo que tenéis, se os dio gratuitamente y gratuitamente debierais compartirlos con vuestros hermanos.

Pero Satanás se ha encargado de llevar todo lo que ha sido creado por Mí en el Amor, a un Caos.

Todo lo que tenéis a vuestro alrededor, ya NO siguen los patrones Divinos que Yo pensé en un Principio, para todos vosotros. Vivís en un error tremendo, vivís en la mentira, vivís en la Maldad de Satanás. Se manipulan las acciones, se manipulan los fines y se acepta todo.

Todo esto tiene que cambiar, porque NO estáis llevando a cabo Mis Designios. Os he dicho que la santidad se obtiene cuando vosotros Me aceptáis y os dejáis llevar por Mí Voluntad.

Si vosotros NO aceptáis en vuestra vida Mi Voluntad, estáis haciendo vuestra voluntad y de esta forma por muy inteligentes que seáis, NO estáis llevando a cabo correctamente Mis Designios. Todo lo que viene de Mí es Perfecto, es Santo, es Puro, es entendible.

LA SOBERBIA LUCIFERINA

Ciertamente, cada uno de vosotros tiene diferentes capacidades y lo he hecho así, para que os compartáis, los unos a los otros de lo que tenéis. Y dependáis, los unos de los otros y así nadie crezca en soberbia. Ya os había explicado esto Mis pequeños, debéis vivir en humildad.

Pero Satanás manipula todo esto y os hace creer que porque tenéis capacidades muy altas, en determinada área del conocimiento, podéis cobrar más, se os da más importancia ante todos vuestros hermanos y todo tendiente a la soberbia.

Y sabéis perfectamente que cuando os ensoberbecéis, empezáis a perder todo, especialmente Me perdéis a Mí. El soberbio cree ya NO necesitarMe y se aparta de Mí.

Mucha maldad hay a vuestro alrededor, porque NO vivís en la humildad. El humilde, el verdadero humilde de corazón, el que aún a pesar de que tenga capacidades muy grandes se reconoce pequeño.

Porque sabe que para llegar a Mí, es prácticamente imposible para vosotros y se conserva pequeño, sencillo, amoroso y siempre pidiéndoMe lo que necesite para tal o cual situación de su vida, tanto para su bien como para el de otros.

El humilde tiene abiertas las puertas de Mi Corazón, NO así el soberbio. Yo necesito que todos vosotros os mantengáis en la humildad, aún a pesar de que seáis almas con capacidades muy elevadas, pero muy elevadas a nivel de vosotros, como seres humanos.

Vosotros, aún los de capacidades muy elevadas, estáis muy por debajo de Mis Capacidades Divinas; por eso el Pecado de Soberbia es tan grave, porque la soberbia os ciega, NO os deja ver la realidad.

Os creéis igual o más capaces que Yo, vuestro Dios y es porque NO os habéis visto a través de la Sabiduría Divina. Os veis solamente a través de vuestra inteligencia humana, que ella hace que os comparéis con vuestros hermanos.

Y ciertamente tendréis capacidades altas que Yo permití que tuvierais… Las acrecentasteis ciertamente con trabajo, pero Yo puse en vosotros esas capacidades para que las desarrollarais.

Cuando os veis y os comparáis ante vuestros hermanos, viendo solamente vuestra inteligencia; mostraréis ante ellos capacidades altas, quizá hasta muy elevadas.

Que ciertamente como os dije, permití que así fuera para que las compartierais con vuestros hermanos.

Pero precisamente porque os veis solamente en esas capacidades intelectivas y NO os veis a través de la Sabiduría Divina, nunca llegaréis a ser almas que brillen en el Reino de los Cielos.

Las almas que brillan en el Reino de los Cielos, son las que llegaron a obtener la Sabiduría Divina que Yo también la concedo, a aquellos que se la merecen.

Y se la merecen, porque son humildes. Se la merecen porque el Conocimiento que Yo les doy, lo comparten. Se lo merecen porque ayudan a sus hermanos a crecer. Contrario a lo que hace el inteligente, que nomás se aprovecha de su inteligencia para quitarle a los demás lo que tienen.

El inteligente, generalmente va a vivir en la Maldad. El sabio va a vivir en la Virtud, porque la Sabiduría solamente puede venir de Mí y lo reconoce así el alma que obtiene la Sabiduría que Yo le concedo. La Sabiduría, al tenerla os lleva a la pequeñez, porque el sabio reconoce Mi Magnificencia, Mi Omnipotencia, Mi Omnipresencia.

El sabio, al verse comparado Conmigo, reconoce que NO es nada si NO lo estoy apoyando Yo.

En cambio el inteligente, el que se siente muy capaz por su conocimiento técnico cae en soberbia fuerte, se aparta de Mí. Y muchas veces, NO tiene ya capacidades para crecimiento, porque se siente tan capaz que YA NO busca más conocimiento y cae.

Os he dicho Mis pequeños, que vosotros estáis recuperando los dones que tenían vuestros Primeros Padres. NO estáis en periodo de evolución, que eso no existe en Mí. Estáis en periodo de recuperación de lo que tenían vuestros Primeros Padres y que perdieron por el Pecado Original.

El inteligente va a ser sobrepasado por las siguientes generaciones, porque tendrán capacidades más altas que él; precisamente por esa recuperación que va teniendo la humanidad. Y se va a quedar atrás, porque NO tiene sabiduría.

En cambio el sabio, Me tiene a Mí. Y al tenerMe a Mí, ya NO tiene que buscar los conceptos que busca el inteligente. Al tenerMe a Mí, lo tiene todo. Tiene el conocimiento presente, pasado y futuro.

Todo esto que os quiero explicar Mis pequeños, es para que os deis cuenta de vuestra pequeñez. Que tenéis que estarMe buscando en todo momento, que sois pobres en espíritu por esa pequeñez, tanto de inteligencia como de Sabiduría.

Todos vosotros necesitáis llegar a la perfección, NO hay un tope. Buscáis como humanos llegar al diez… Y creéis que ahí es el tope y que ya NO necesitáis más. Pero Conmigo NO hay calificación, NO hay tope, todo en Mí es Infinito.

Siempre habrá algo más que aprender, algo más que habréis de gozar. Creeréis ya haber visto todo y de repente, os mostraré más. Habréis visto cosas bellas y en algún determinado momento, conoceréis cosas aún más bellas, porque Soy Infinito.

Soy la Creación misma. En Mí NO hay tope y los que están Conmigo, tampoco tendrán ese tope. Mientras os mantengáis Conmigo, iréis gozando el Infinito; porque ya os he dicho que fuisteis creados para gozar.

Yo consiento a Mi Creación, consiento a las almas que están Conmigo y que Me consienten, que Me aman, que NO se apartan de Mí.

Ese es el futuro eterno de las almas buenas, de las almas santas, de las almas que buscan su perfección. Que como os he dicho, la perfección es hacer Mi Voluntad. Y aquellos que viven Mi Voluntad, tendrán un Futuro Eterno de bellezas, de Amor, de Santidad, de Sabiduría Divina.

Quiero que entendáis esto Mis pequeños y por eso os lo platico sencillo, para que os deis cuenta cómo Satanás os ha engañado, haciéndoos creer que el que más sabe del conocimiento humano, es el que tiene más derecho a ganar de los bienes de la Tierra y ser el mejor. Ser prácticamente adorado entre los hombres. Y vivís así, en un error.

Mi Hijo pudo haber llegado a la Tierra en esas circunstancias, mostrándoos capacidades intelectivas inimaginables. Desde ese momento Lo adorarían, porque sois muy dados a eso; a adorar a aquél que sabe más que vosotros o que tiene capacidades de una forma u otra, mayores a las vuestras.

Pero recordad, que esas capacidades humanas se quedarán aquí. Al momento de vuestra muerte y cuando os presentaréis ante Mí, os juzgaré a través de la Sabiduría con la que trabajasteis en la Tierra.

¿Entendéis ahora, Mis pequeños? La Sabiduría trasciende, la Sabiduría os lleva al Amor y el Amor lo es Todo. La Inteligencia os lleva al Egoísmo y eso a la Maldad. El que es sabio está Conmigo. El que es Inteligente, la mayoría de las veces, trabaja para Satanás, porque es egoísta y traidor ante sus hermano.

 Se aprovecha de sus mismos hermanos, inventa cosas para aprovecharse de sus hermanos, NO hay Amor y NO va a trascender al Amor.

Vivid pues Mis pequeños, pidiéndoMe continuamente ser sabios. Que Mi Sabiduría llegue a vosotros, que Mi Santo Espíritu trabaje en vosotros, para que dejéis estela de buenos actos, de buenas acciones realizadas con Amor para el bien de vuestros hermanos.

Que os recuerden por el bien que vosotros llevasteis a cabo en donde estabais y muchas veces, la Sabiduría os va a llevar a trascender a otros pueblos y ciudades y quizá al Mundo entero, dependiendo de lo que Yo haya preparado para vosotros, en vuestra misión personal.

PedidMe pues ser sabios, ser sencillos, ser perfectos como Yo Soy Perfecto; porque es vuestra obligación buscar vuestra perfección, para buscar ser Amor. Yo Soy el Amor y vosotros tenéis que llegar a ser también Amor.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor

http://diospadresemanifiesta.com/

N184 ENAMORARSE DE DIOS


Hijitos Míos, con todo lo que Yo os he enseñado, he tratado de que las almas se enamoren de Mi Amor. Cuando vosotros os enamoráis de otro ser humano, vosotros le buscáis, tratáis de conocerle mejor… Y mientras más le conocéis y os gusta como es esa persona, pasáis a un amor más profundo, más bello.

Eso es lo que Yo quiero de vosotros, Mis pequeños. Vosotros NO os podéis enamorar en lo profundo de Mí, si NO Me conocéis y si veo que vosotros Me buscáis, pongo todo lo necesario para que vosotros Me conozcáis mejor y os enamoréis de Mí, de Mi Amor, de Mis Obras, de Mi Creación.

Soy vuestro Dios y Me merezco todo. Porque Yo todo lo que he hecho por vosotros ha sido por Amor. Yo Soy el Primer Enamorado en esta relación filial de Padre e hijos o de hermanos, cuando es Mi Hijo Jesucristo El que está con vosotros.

Mis pequeños, vosotros NO os imagináis el Amor que teneMos por vosotros. Vosotros os sentís adultos si ya tenéis años y peináis canas, pero seguís siendo pequeñitos e indefensos. Ciertamente, podéis llegar a tener malicia, pero sois pequeños.

Ciertamente, NO os podéis comparar con la Maldad de Satanás, que es un espíritu inmenso, poderoso, malo. Tampoco podéis llegar a amar al nivel que en Mi Santísima Trinidad, podeMos. Yo os veo en Mi Santísima Trinidad, como pequeñitos e indefensos.

Os he dicho que ante Mis Ojos, sois como bebés que estáis gateando y apenas os queréis levantar. SÍ, cometéis maldades, pero también hacéis cosas bellas, detalles que Nos gustan y sobre todo, cuando hay almas buenas y recibiMos su amor, también lo gozamos inmensamente.

Mi Hijo os repitió muchas veces que fuerais como niños, pero niños obedientes, buenos, amorosos. Pero fijaos que os dijo: “sed como niños”, nunca dijo sed como adultos buenos. Os falta mucho por mejorar, por crecer, por ser quienes vais a ser en lo futuro. Apenas os vais desarrollando.

Ciertamente Satanás ha detenido vuestro desarrollo porque NO quiere veros grandes, espiritualmente hablando; para que gocéis inmensamente del Reino de los Cielos.

Por eso el ser como niños, es un avance muy grande. Y sobre todo, porque la Oración de un niño, el amor de un niño, la donación de un niño, es muy bella ante Mis Ojos. Porque el niño ama de verdad. El niño se da en totalidad. El niño NO piensa: “voy a dar tantito de esto” o “me voy a reservar lo otro”, el niño se da. Y eso es lo que quiero de vosotros, que os deis en pleno amor hacia Mí.

Sí, Yo Soy el Primer Enamorado porque Yo os creé. Y Me enamoro de Mi Creación, que principalmente sois vosotros. También tengo el derecho de que vosotros Mis creaturitas a quienes tanto amo, os volváis hacia Mí y os volquéis en amor hacia Mí.

Vosotros mismos decís que amor con amor se paga… Y así debe ser Mis pequeños. Ciertamente Mi Amor va a ser inmensamente mayor que el vuestro, pero también recordad que es la intencionalidad lo que cuenta ante Mis Ojos. NO importa que tengáis poquito, pero si Me lo dais de corazón, para Mí será mucho.

Yo siempre os cuidaré, buscaré que estéis mejor, si es que confiáis en Mí. Cuando vosotros NO confiáis en Mí y NO Me buscáis, NO puedo derramarMe en Bendiciones sobre vosotros, porque vosotros mismos NO creéis NI buscáis Mis Bendiciones.

Venid pues Mis pequeños, con esa confianza plena del enamorado, del saber que aquél o aquella que os ama, os va a dar todo. En Mi caso como Padre y Creador vuestro y Redentor en Mi Hijo Jesucristo, os daMos todo. Os amaMos inmensamente y lo único que pedimos de vosotros, es que también respondáis con la misma moneda.

Que os deis cuenta y que meditéis tantas Bendiciones derramadas y tanto que se ha hecho por vosotros, para rescataros y levantaros de las Garras del Mal.

Fuisteis creados para recibir el Cielo. Y el Cielo Soy Yo, vuestro Dios. El que está en Mí, vive el Cielo aún desde la Tierra. Estar en Mí, es un gozo inmenso, desbordante, bellísimo. NO hay nada que podáis encontrar en la Tierra, que se pueda parecer a lo que Yo os doy.

Daos pues como niños y recibiréis inmensas bendiciones, regalos de Mi Corazón hacia vosotros. Sois Mis consentidos, porque os creé a cada uno según Mi Corazón. Pero también si Me dais la espalda, si NO estáis Conmigo, si Me traicionáis; perderéis infinidad de Bendiciones que quisiera Yo daros, pero que vosotros NO queréis recibir y con eso, Me entristecéis demasiado.

Entended, Mi Amor es grande hacia vosotros. Pero NO os aprovechéis de Mi Amor, queriendo hacer el Mal y penséis que NO recibiréis ningún castigo por hacer el Mal, pensando que Mi Misericordia es Infinita. NO Mis pequeños, todo mal, también recibe un castigo y bien merecido.

Volcaos en amor hacia Mí, Yo os cuidaré y os llevaré por buen camino. DadMe vuestro amor y Yo seguiré dándoos el Mío.

Porque Me duele tanto ver a tantas almas que NO han abierto su corazón al Amor. Viven en el Mundo pero para buscar el recibir, NO para dar. NO buscan la donación, el Egoísmo les impide vivir la Caridad.

La Caridad es un signo inequívoco de las almas que están Conmigo. En la Caridad se demuestra que vosotros estáis desprendidos de lo que tenéis, porque sabéis que lo que tenéis NO os pertenece. Todo es Mío, Yo os lo concedo para que vosotros lo deis.

Todos los dones, Virtudes, Carismas, Mis Bendiciones… Todo eso va adornando al alma, pero todo lo debéis dar para el bien de vuestros hermanos.

Os hago ver que sois cómo un hombre rico, como un rey, que está buscando, solamente, el bien de sus súbditos, un verdadero rey, lleno de amor. Eso es lo que debéis ser.

Vuestro verdadero tesoro, está en vuestro interior y esto es, el vivir en el amor. Mi Hijo os enseñó esto. Yo quise que bajara a la Tierra, para que le diera plenitud a las Escrituras y ciertamente es muy diferente el leer algo o saber algo, que el vivirlo.

Y por eso quise que Mi Hijo viviera lo que estaba Escrito, lo que se profetizaba de Él desde antiguo, para que el hombre pudiera tener un Ejemplo palpable de cómo vosotros mismos, os debéis conducir para llegar a Mí.

Entended Mis pequeños, que en la Tierra os vais perfeccionando, vuestra vida es para que os llenéis de Mi Amor y que podáis ver por el bien de vuestros hermanos.

Os he dicho que mientras más deis y más os deis por vuestros hermanos, más obtendréis. Pero os falta Fe, os falta confianza en el donaros en Mi Providencia; porque cuando vosotros obtenéis algo, lo guardáis, lo escondéis a la vista de vuestros hermanos para que NO os lo roben.

Los Cuarenta años del Pueblo Judío en el Desierto, fue para eliminar toda esa Maldad que tenían en su corazón, toda esa falta de confianza en Mí. Recordad al principio cuando les decía del Maná, que recogieran solamente lo que fueran a comer en ese día, si lo guardaban por falta de confianza en Mí, de que Yo no los fuera a alimentar al siguiente día, eso que habían guardado se echaba a perder.

Vosotros mismos, al dudar de Mi Palabra, al dudar de Mi Providencia, al dudar de Mi Amor, PERDÉIS. Porque Yo os quisiera dar tanto, pero vosotros mismos detenéis Mi Gracia sobre vosotros, porque NO confiáis en que Yo os voy a dar todo lo que necesitéis.

Os he dicho que vinisteis a servirMe y vosotros debéis estar completamente, abandonados a Mi Voluntad. En una familia, los padres proveen por las necesidades de los hijos. Los hijos se despreocupan totalmente, sobre todo cuando son pequeños de la alimentación, de sus cuidados, de lo que necesitarán día a día; ellos confían en sus padres.

Ahora os pregunto ¿Por qué vosotros sí confiáis en vuestros padres que NO tienen el poderío que tengo Yo, porque Yo sí puedo Crear, os puedo dar lo que necesitéis? En ellos confiáis. NO sabéis si tienen dinero o no, para comprar lo que necesitaréis, pero confiáis en lo que os dicen.

¿Por qué en Mí, NO confiáis, Mis pequeños? Soy vuestro Dios, TODO lo he creado Yo para vuestro bien. Todo lo que veis a vuestro alrededor lo creé para vuestro bien, ¿Por qué en Mí NO confiáis? Todavía Me veis como muchos Me ven: ese Dios lejano, ese Dios que está en los Cielos, ese Dios que NO camina con vosotros o que está en vuestro interior.

Un Dios lejano que NO os conoce, que creéis que NO conozco vuestras necesidades. Y estáis equivocados. Seguís equivocados, porque Yo os creé y Vivo en vosotros… Y os conozco perfectamente.

Otra vez os repito, es vuestra Falta de Fe. Necesitáis Mis pequeños pedirMe de corazón, que aumente vuestra Fe. La necesitaréis especialmente en los momentos difíciles que tendréis, en donde deberéis estar totalmente abandonados a Mi Voluntad. Y además, siempre sumergidos en vuestro corazón a la escucha de lo que Yo os diga, para vuestro bien.

Satanás tratará de destruiros y Yo os estaré protegiendo. Pero si vosotros NO vivís en la Oración Profunda, si NO vivís tratando de cumplir con vuestras obligaciones de amor hacia vuestros hermanos y especialmente hacia Mí.

Y os dejáis llevar por todo lo que suceda a vuestro alrededor, que si NO estáis Conmigo, os llenaréis de muchos temores. Entonces dudaréis y menos os acercaréis a Mí, a través de la Oración Profunda, que quiero que tengáis.

Mis pequeños os repito, os amo inmensamente, NO os puedo obligar a amarMe, pero de vosotros tiene que salir al menos, agradecimiento y amor por todo lo que os he dado y por lo que sois. Os di el Don de la vida y os he dado a cada uno de vosotros, dones con los cuales os movéis aquí en la Tierra y con los que también ayudaréis a vuestros hermanos a regresar hacia Mí.

Pero lo más grande que he puesto en vuestro corazón es Mi Amor y eso es lo que os protegerá contra los ataques de Satanás. Contra Mi Amor él NO puede y si vosotros os llenáis de Mi Amor y confiáis plenamente en Mi Amor hacia vosotros, ya podréis sentiros contentos y seguros, de que Satanás NO OS TOCARÁ…

Hijitos Míos, en las Sagradas Escrituras vosotros conocéis cómo Mi Hijo devolvía la vida a algunas personas, por quienes pedían sus parientes o gente que les amaba.

Vosotros tenéis vida de cuerpo y vida de alma. Ciertamente a algunos les he de conceder que puedan devolver la vida al cuerpo, para que se manifieste Mi Presencia y Mi Amor en esas almas que os ayudan, que se dan por sus hermanos.

Pero muchas veces os he dicho que lo que más Me interesa del hombre, es que tengan vida de alma. ¿De qué os sirve la vida de vuestro cuerpo y que lo atendáis perfectamente, lo embellezcáis si NO tiene vida de alma? Vuestra alma permanecerá viva, cuando vuestro cuerpo muera y en ese momento, regresará a Mí.

Hay almas muy bellas, porque supieron estar Conmigo, Me buscaron y se mantuvieron cumpliendo con lo que Yo os pedí para que crecierais espiritualmente. Pero hay almas que se presentarán ante Mí horripilantes a pesar de que su exterior, su cuerpo humano sea bello.

Al momento en que vosotros morís a vuestro cuerpo, en ese momento os dais plena cuenta del estado de vuestra alma, si es que antes cuando vivíais con vuestro cuerpo, NO os habíais dado cuenta o NO queríais daros cuenta.

Ese momento del paso de la vida en el Mundo y regresar a Mí a la vida espiritual, es un paso que a muchas almas NO les agrada, porque al ver el estado de su alma quieren apartarse de Mi Presencia, NO quieren que Yo les vea, porque saben lo que pasará en su Juicio Personal.

Ciertamente el alma que cultivó el Amor, principalmente las Virtudes y la Caridad, al darse por sus hermanos para ayudarles a crecer y alcanzar Mi Amor y Mis Bendiciones, gozarán el haber dado ese paso de la vida del Mundo a la vida espiritual; al verMe gozarán inmensamente, Mi Presencia.

Las almas que Me han buscado cuando estaban misionando, siempre tenían como meta final el llegar a Mí, por eso la muerte para ellas NO es nada doloroso ni nada que temer. Es algo esperado, deseado, porque Me intuyen. Intuyen Mi Amor, intuyen Mi Presencia Bellísima, Amorosísima… Y al estar frente a Mí, es un Gozo tremendo.

Pero NO así para las almas que se dedicaron en el Mundo, a vivir para el Mundo, a desperdiciar el tiempo que se os concedió para estar en Mí y darse por sus hermanos y ayudarles a crecer. A ser ejemplo, que fue lo que hizo Mi Hijo.

La Palabra que salió de Sus Labios y el Ejemplo que daba, es lo que atraía a las multitudes hacia Él y, vosotros, estáis llamados a eso, también, a atraer multitudes hacia Mi Corazón de Padre y Creador vuestro.

Las almas intuyen el Amor, el Verdadero Amor. Los pequeñitos, los niños, son los más susceptibles a sentir Mi Amor y por eso os pedía Mi Hijo el ser como niños, para que pudierais, vosotros vivir Mi Amor alrededor vuestro.

Cuando estáis Conmigo, podéis sentir el Amor de la Creación, podéis vivir Mi Amor y gozáis inmensamente el que Yo os tome en algunos momentos de Oración y de vida interior, porque vuestra alma la habéis preparado para gozar Mi Amor.

Esto es lo que se pierden las almas que viven del Mundo y para el Mundo. No saben intuir Mi Amor, porque ellas mismas NO han crecido y NO se sensibiliza su corazón a todo lo bello que Yo he creado para vosotros y que os rodea.

Cuando estáis Conmigo, cuando vivís enamorados de Mi Amor, vuestro corazón se sensibiliza inmensamente y toda la Creación os rodea y vive al unísono con vosotros. Vosotros amáis. Vuestro corazón Me ama, la Creación entera Me ama y de esta forma, vivís junto con la Creación, Mi Amor de Padre y de Creador.

Por eso, al momento en que vosotros regresáis a Mí, que dejáis vuestro cuerpo y vuestra alma se libera y vuela hacia Mí, vuestro gozo es infinito. Porque antes ya vivíais ese gozo en la Tierra, pero era un gozo que vuestro cuerpo limitaba.

Y al estar ya libre vuestra alma, vuestro gozo se vuelve infinito. Por eso las almas que están Conmigo, que Me intuyen, que Me buscan, desean la muerte; el momento de la muerte, para llegar a Mí.

Para los que viven del Mundo y para el Mundo, esto es una locura porque quieren seguir viviendo en el Mundo, han puesto su confianza en el Mundo y el Mundo traiciona, el Mundo os acaba. En cambio Yo, os renuevo y os doy cada vez más, si estáis Conmigo.

La verdadera belleza, el verdadero Amor, está dentro de vosotros. NO en vuestro exterior. Y si vosotros seguís buscando solamente el exterior, las bellezas exteriores las del Mundo, muy decepcionados terminaréis.

Sed sabios, entended lo que os digo para que podáis gozar todo lo que Yo he creado para después de vuestra vida sobre la Tierra.

MI ALMA TIENE SED DE TÍ, SEÑOR…

Entended que vosotros sois limitados y lo que tenéis de bueno en el Mundo, ciertamente en algún momento os dará alegrías, porque también vienen de Mí; pero si solamente confiáis en ellas y os olvidáis de la mayor alegría que podéis tener que es el vivir Conmigo, entonces os perderéis de tantas cosas bellas que podréis tener por toda la eternidad.

Venid a Mí y dejad que Yo os vaya guiando por el verdadero camino. Seguid lo que Mi Hijo os dejó y aseguraréis vuestro retorno al Reino de los Cielos.

 Mis Enseñanzas se resumen en la Parábola del Hijo Pródigo. Vivís en el Mundo, pero NO pertenecéis al Mundo. Os he dejado vivir como vosotros quisisteis vivir. Pero las almas que necesito, en un momento dado reciben la Sabiduría y se dejan mover por Mi Voluntad.

Cuando os he dicho que os necesito, es para que os unáis a las almas que están promoviendo el Bien, en donde se encuentren. Todos estáis llamados a ello, se os dio el Don de la vida para que os unierais a Mi Amor.

Sois Mi pueblo, pero muchos NO respondéis. Todos recibís el Llamado, pero NO todos os unís para cumplir con vuestra misión. Por eso solamente algunas almas cuando reciben Mi Llamado, responden, Me piden ayuda, porque Me aman y quieren hacer lo mejor en su misión por servirMe y entonces, les concedo la Sabiduría.

Vosotros debéis perdírMela, Mis pequeños. El ser humano vive generalmente, guiado por su inteligencia y esta se da, por lo que va aprendiendo de sus propios actos o de los de sus hermanos; pero no necesariamente es lo mejor con lo que debe vivir.

Vivir en Sabiduría, es vivir Conmigo, es vivir en perfección, es vivir bajo Mi Voluntad, que siempre os va a llevar a la santidad. Vivir guiados por vuestra propia inteligencia os ayudará, más NO os perfeccionará, porque estáis tomando lo bueno de hermanos vuestros, pero NO necesariamente su actuar fue sabio y virtuoso.

Cuando os dejáis llevar por vuestra inteligencia, muchas veces hay soberbia atrás de ella y nada más buscaréis vuestra vanagloria y pediréis ser servidos por los que están a vuestro alrededor.

La Sabiduría os lleva a la humildad, a la donación, al amor por vuestros semejantes. Ciertamente, la Sabiduría os eleva a niveles a veces muy altos, muy superiores al nivel normal humano.

Yo permito eso Mis pequeños, para que conozcáis los errores humanos, para que conozcáis las deficiencias en las que vivís por NO buscar el Bien Divino, os dejáis llevar solamente, por lo que el hombre ha encontrado por sus propias fuerzas y capacidades.

La Sabiduría es un don, un Don Divino que otorgo a las almas humildes y buenas, a las almas que quieren donarse para servir a sus hermanos, para ayudarles a crecer. Esa es la gran diferencia entre Sabiduría e inteligencia. El inteligente busca el poderío humano y generalmente usando la fuerza, la maldad, el error.

El sabio, el que se deja llevar por Mi Sabiduría, conoce al hombre. Conoce sus defectos, conoce la falta inmensa de Mi Presencia, porque que NO Me tienen ellos en su corazón. El sabio al tenerMe, Me transmite y hace que las almas crezcan y se mejoren.

El Sabio, el que está Conmigo, ayuda a sus hermanos. El inteligente se aprovecha de sus hermanos y son almas muy susceptibles de ser tomadas por Satanás.

Tened pues cuidado Mis pequeños, en lo que pedís o en lo que buscáis. Las almas sabias entrarán al Reino de los Cielos fácilmente. Las almas inteligentes, si no se dan cuenta a tiempo de que viven en soberbia, quizá en maldad; difícilmente entrarán al Reino de los Cielos porque están llenos de soberbia.

Y la soberbia es la que hizo que Satanás perdiera su lugar en el Reino de los Cielos.

Ayudádme todos hijitos Míos, a construir el Reino del Amor y sabed que Yo estaré con vosotros por toda la Eternidad. Yo NO os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial. Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Sacratísimo Corazón. Yo os bendigo con el Amor Verdadero que sólo Yo, Vuestro Padre, en Sus Tres Divinas Personas, os puede dar.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija y mi Reina la Siempre Virgen María…

http://diospadresemanifiesta.com/

N183 UNA MISIÓN RESTAURADORA


Hijitos Míos, todo lo que empieza, en algún momento terminará. Yo Soy el Alfa y el Omega. Doy la vida y también, la recojo. Doy vida a quien Yo quiero dársela y la recojo en el momento que Yo quiero, también.

Vosotros NO podéis tomar esa vida de nadie, por eso es una falta grave el quitarle la vida a un hermano vuestro. Yo Soy el Único que puedo tomarla porque conozco a cada alma, su misión y si su alma es tomada antes, se trunca su misión.

Mis pequeños, vosotros tenéis esa Gracia grande, es una Bendición tener el Don de la vida. El Don de la vida que Yo os concedo, entra a formar parte de la Creación. Ciertamente las almas están Conmigo y les doy vida después, para llevar a cabo una misión en la Tierra.

Vosotros, estáis dentro de la Creación. La Creación, sabéis que quedó afectada por el Pecado Original y vosotros, principalmente tenéis la misión al tener el Don de la vida, de ir restaurando lo que se perdió.

Si vosotros meditáis esto que os acabo de decir, os debéis sentir orgullosos de formar parte de la Creación restauradora. Mi Hijo os vino a mostrar qué es lo que se necesita para restaurarla y lo que primero necesitáis Mis pequeños, es estar Conmigo. Que NO os separéis de Mí en ningún momento, porque entonces podríais caer en pecado y éste os separaría de Mí, como le sucedió a vuestros Primeros Padres.

Vuestra posición de restauradores es grande Mis pequeños, muy grande. Es devolverMe lo perdido por el Pecado y si vosotros estáis restaurando, es porque vivís Conmigo.

Sí Mis pequeños, NO podéis restaurar si NO estáis íntimamente unidos a Mí, en Mi Santísima Trinidad. Y estáis así porque sois almas escogidas, almas sanas, almas santas.

Meditad esto Mis pequeños, porque NO lo habéis meditado quizá nunca. Tenéis una gran responsabilidad al estar en la Tierra, restaurando lo perdido. En algún momento os dejaré conocer todo lo que se perdió y también os dejaré conocer vuestra misión, como restauradores de nueva vida.

La vida de la Creación, se perdió con el Pecado Original y luego surge la Nueva Vida que os da Mi Hijo Jesucristo. Ciertamente estáis uniéndoos a Él, para eliminar la falta grave y que podáis nuevamente gozar de todas las Bendiciones que Yo le concedí a la Creación.

La misma Creación también sufre por todo lo que perdió, por el Pecado Original. Vosotros como hijos, como descendientes de Adán y Eva, tenéis ese compromiso. Así como sucede en una familia si el padre falta, la responsabilidad cae al hijo y aquí en este momento, en vosotros está cayendo esa responsabilidad de restituirle a esta humanidad, lo que perdió.

Ahora, preguntaos vosotros mismos ¿Estoy llevando a cabo mi tarea, correctamente? Porque esa es vuestra misión, la de restaurar lo perdido, de eso Me tendréis que dar cuentas. Ciertamente Yo os he dado las capacidades, para que vosotros vayáis componiendo lo perdido en vuestra área.

Ciertamente NO tenéis las capacidades como las de Mi Hijo Jesucristo que Es Omnipotente, como para restaurar todo lo visible y lo invisible. Pero vosotros al estar unidos a Mi Hijo, al estar unidos a Mi Santísima Trinidad, empezáis a recibir Mis Bendiciones, Mis dones.

 Y mientras más dais, Yo más proveo para que vosotros podáis hacer vuestra parte. A veces será una pequeña parte, pero si lo hacéis con amor, Yo Me congratulo en ello. A veces tendréis que hacer una gran parte, por vuestra forma de ser y donde Yo os ponga, quizá podáis vosotros convertir a muchas almas. No importa en donde estéis, haced vuestro trabajo lo mejor posible.

Quizá vuestra misión que es toda vuestra vida, sea para levantar solamente a un alma, en algún momento de vuestra existencia. Y esa alma, solamente iba a poder ser levantada por vuestra intervención y Yo Me congratulo con vosotros.

Al que le haya tocado una, al que le haya tocado cien, mil, tres mil, un millón, a todos les daré las gracias y les daré su Premio de regreso, en el Reino de los Cielos; pero deberéis de poner vosotros todo lo que podáis, las capacidades Yo os las daré. Estaréis protegidos y guiados por Mí y Mi Santísima Trinidad, para cuidar a vuestros hermanos en su crecimiento espiritual.

CamineMos juntos Mis pequeños, NO os separéis de Mí, así como Yo NO Me separaba de Mi Hijo. Él recurría a Mí, se mantenía en Oración Profunda Conmigo, Yo Lo aconsejaba y Lo guiaba y por eso pudo llevar a cabo Su Misión. Él prometió y cumplió lo que iba a Ser Su Misión.

Prometió Su Resurrección y así fue. Y Yo os prometí que aquellos, que estuvieran con Él, también tendrían la resurrección. Y tal como Él lo dijo en las Sagradas Escrituras el que Lo veía a Él, Me veía a Mí, soMos Uno y vosotros, unidos a Mí, soMos uno.

Así que, Mis pequeños haced vuestra parte. Hacedla con amor, pero sobre todo con ese amor en perfección, para cuidar a vuestros hermanos. Ayudadles a su regreso mediante la conversión y luego, su salvación eterna.

Mis pequeños, con uno que vosotros salvéis, vosotros estáis salvados. Pero salvadMe cuantos podáis, para que Me deis la alegría que Mi Hijo también, Me dio al salvaros a vosotros.

Hijitos Míos, ya teníais profetizado en las Sagradas Escrituras, que cuando se fuera acercando el Final de los Tiempos Satanás iba a ir atacando cada vez más fuerte a la Creación. Notad que os he dicho: “a la Creación” y NO solamente a vosotros Mis hijos, sino a toda la Creación, a todo lo creado, a todo lo que salió de Mis Manos, Mis pequeños.

Ya os había dicho que él manipulará a la misma Naturaleza, para que os ataque. Que iba a iros atacando a vosotros mismos aumentando la Maldad, aumentando los Pecados Capitales, para que vosotros cayerais en ellos y de esta forma, Me ofendierais gravemente.

Vosotros debéis estar más unidos a Mí, por eso os he insistido tanto en la Oración, sacrificio, penitencia, ayuno, para que podáis estar fuertes en estos momentos difíciles de la humanidad.

Ciertamente NO todos vosotros habéis respondido como Yo quisiera, pero os sigo guiando y estoy confiando en vosotros como en un principio con los apóstoles, que también estaban llenos de defectos, hasta la llegada de Mi Santo Espíritu sobre ellos, Quien los transformó.

Si vosotros lo deseáis y Me lo pedís, seréis transformados. Y entonces, daréis muchísimo más de lo que habéis dado hasta este momento de vuestra preparación. Ciertamente sois débiles, tenéis vuestros defectos graves o no tan graves. Seguís siendo humanos, seguís teniendo defectos, pero también Virtudes.

Si vosotros camináis solos, fácilmente Satanás os va a envolver en su Maldad, en sus Mentiras y os vencerá. En el momento en que vosotros estéis Conmigo y aceptéis que Mi Santo Espíritu os transforme, os transfigure, difícilmente Satanás podrá venceros, porque Yo viviré plenamente en vosotros.

Ciertamente Yo Vivo en cada uno de vosotros, en cada alma que baja a la Tierra a formar un ser. Yo Vivo en vuestro ser, pero NO todos se dejan guiar por Mi Voluntad. Debéis pasar todo un proceso de transformación. Debéis primeramente, aceptar el ser movidos hacia la Verdad; vosotros lo hicisteis y por eso os he ido preparando por años, para que encontrarais la Verdad, vivierais en Ella y la transmitierais.

Vosotros al vivir Conmigo y en Mí, ciertamente se dará lo que dice en las Sagradas Escrituras, cuando Mi Hijo os dice que podréis hacer lo que se Le vio hacer a Él y aún más. Pero eso NO es lo que os debe mover para manteneros en vuestra misión.

Porque si buscáis solamente la vanagloria que os lleva a la soberbia, caeréis fácilmente en las Garras de Satanás y os vencerá, porque estáis buscando el ser admirados por vuestros hermanos.

REINA DE LOS MARTIRES

Aprended de Mi Hija la Siempre Virgen María, actuando a la par con Mi Hijo pero en silencio, escondida a la vista de los hombres, pero haciendo grandes cosas por todos vosotros, llevando una vida de Oración Profunda, de Intercesión por todas las almas y para todos los tiempos.

Esa Oración Profunda, esa vida íntima Conmigo Me gusta mucho, porque solamente soMos vosotros y Yo, nadie en medio. Y vaMos creando una relación de Padre e hijo extraordinaria. Y cuando vosotros realmente os compenetráis en esa realidad de que sois verdaderamente hijos Míos, en ese momento entráis en una profunda humildad como Mi Hija la Siempre Virgen María, la Creatura Perfecta, la Mujer por Excelencia.

Eso es lo que quiero hacer con vosotros Mis pequeños, pequeñas almas ante los ojos de los hombres, grandes almas ante Mis Ojos. Olvidaos de vosotros mismos, solamente soMos vosotros y Yo. En lo particular cada uno de vosotros y Yo, NO necesitáis a nadie más para ser perfectos y para hacer grandes cosas para Mi Reino.

Vivid pues Conmigo, unidos ya desde ahora y Nos mantendremos unidos eternamente, cuando terminéis vuestra misión aquí en la Tierra.

Hijitos Míos, en Mi Santísima Trinidad Nuestra Misericordia es desbordante. Tenéis muchos ejemplos de Nuestro Amor por vosotros.

Vuestra actuación en vuestra misión, NO ha sido lo mejor que Nos pudierais haber dado, pero sabéis que en Mi Divina Misericordia, Yo puedo perdonaros y en un momento ganáis la vida eterna. Un momento de Amor, que os lo da un momento de arrepentimiento.

Como Padre por daros un ejemplo, veis Mi Misericordia ante el pueblo de Sodoma y Gomorra, pude haberlos salvado si hubiera habido al menos cinco justos, pero NO los hubo. Mi Hijo en Su Misericordia Infinita, perdona al buen ladrón en sus últimos momentos de vida; con un arrepentimiento de corazón, se salvó.

Mi Santo Espíritu, os lleva a reflexionar sobre vuestra vida, sobre vuestra actuación en vuestra misión terrena y si Le permitís, os lleva a más profundidad de vuestro ser, al grado de llevaros hacia el arrepentimiento de vuestra vida pasada quizá llena de maldad, de errores. Pero en Nuestra Misericordia Infinita, se os concede el Perdón y la Gracia de obtener la vida eterna, en el Reino de los Cielos.

Os he dicho muchas veces Mis pequeños, que debéis entender que NO Soy un Dios de muerte, sino un Dios de Vida, que fuisteis creados para vivir en Mí. Fuisteis creados para el Bien, fuisteis creados para dar fruto. Fruto abundante para los vuestros, para todos los que os rodean, para todos aquellos que vuestra mente alcance para interceder por ellos.

Tenéis potencias inimaginables que NO habéis utilizado, porque NO os habéis unido a Mí, vuestro Dios. Podéis hacer grandes cosas y sabéis que cuando actuáis en el Amor, es cuando se producen los milagros. Cuando vivís en Gracia y con un amor inmenso por los vuestros, podéis ayudarles en tantas cosas que el hombre necesita, pero especialmente por su salvación.

Os distraéis demasiado con las cosas del Mundo y con las tentaciones que os pone Satanás, precisamente, para que os distraigáis en las cosas del Mundo y no mováis corazones a la conversión, al arrepentimiento, a encontrar, ya desde ahora, la vida que viviréis eternamente, que es la vida en Mí, vuestro Dios.

Hay tanto que podéis hacer por el Cielo y NO lo hacéis porque os habéis enamorado de la Tierra, porque Satanás os ha engañado y hace que vosotros os encadenéis en las cosas del Mundo y de esta forma, NO podáis volar hacia los Bienes del Cielo.

Reiteradamente os digo que vivís en una equivocación, en una mentira, porque Satanás os conoce y como vivís en lo material, en lo que podéis tocar, sentir, gozar, NO confiáis ni buscáis en lo que por Fe, debéis luchar.

Os dijo Mi Hijo que si tuvierais la Fe al menos, del tamaño de una semilla de mostaza, grandes cosas haríais y ni eso tenéis. La Fe es imprescindible para vuestra salvación, NO solamente la vuestra, sino la que le podáis ganar a muchos de vuestros hermanos.

No vivís para servirMe, vivís para daros gusto a vosotros mismos con las cosas del Mundo.

Por vuestra falta de Fe, desperdiciáis tantas cosas buenas y bellas que podríais hacer; pero especialmente por vuestra falta de Fe y de Amor NO Me buscáis a Mí, vuestro Dios. Y al NO buscarMe, NO pedís Mi Sabiduría Divina, NO pedís tantos dones y Carismas que Yo os podría otorgar, para el bien vuestro y el de vuestros hermanos.

Se os acercan momentos difíciles, muy difíciles. Y la Fe es la que os va a sacar fácilmente de esta problemática que vais a vivir, pero si NO la habéis ejercitado y la habéis desperdiciado.

Pasaréis por momentos muy difíciles, momentos de desesperación que os pueden llevar a cometer graves pecados o graves errores. Mucho se os ha dado y poco habéis respondido.

Os repito, Mi Misericordia es Infinita, Mi Misericordia os puede dar la Vida siempre y cuando Me la pidáis y la busquéis.

Sed humildes y sencillos. Arrepentíos de vuestros pecados, buscadMe y Me dejaré encontrar, vuestra salvación, depende de vuestra Fe.

Hijitos Míos, meditad profundamente lo que os he dicho. No veáis lo negativo que ya sucedió, sino lo positivo que todavía podéis hacer.

Ciertamente la maldad de Satanás os ha llevado a la muerte espiritual en casi toda la humanidad. Os he dicho que con un puñado de almas totalmente sueltas a Mi Voluntad, podría Yo salvar a la humanidad entera y es triste ver la falta de almas donadas a Mí, con las que Yo pueda trabajar para salvar a esta humanidad.

Como os dije, TODO ya está contaminado por la Maldad de Satanás. Mi Misma Iglesia YA NO está siendo guiada por el Espíritu Santo sino por Satanás y vosotros NO habéis pedido la acción del Espíritu Santo, para poder entender los Signos de los Tiempos y que NO os dejéis engañar con todo aquello malo que pueda salir de Mi Iglesia, porque NO ESTÁ SIGUIENDO lo que en las Sagradas Escrituras, dicho está.

Soy un Dios de Amor, pero también Soy un Dios de Justicia y di una Orden tajante, de que NO se le debería de cambiar ni un punto ni una coma a lo que escrito está y se le ha cambiado.  Son momentos de Juicio, son momentos en que todos deberéis ser juzgados por el bien y por el mal realizado.

Vienen momentos de renovación espiritual, en donde nuevamente Mis Leyes, Mis Mandamientos deberán ser tomados por las almas escogidas y se les dé el debido respeto y devoción porque vienen de Mí, de Mi Santísima Trinidad.

Y el hombre aconsejado por Satanás, ha modificado lo que Yo en Mi Divinidad, os he dado. ¿Quién es Satanás para hacer esto y quién es el hombre, -todavía más insignificante- para llevar a cabo lo que va en contra Mía?

Habéis fallado profundamente y deberéis sufrir por vuestros errores. Os he dicho que aquellos de vosotros, que dejasteis entrar Mi Amor en vuestro corazón y lo habéis dado a vuestros hermanos, pasaréis una purificación sencilla y hasta podría decir, agradable.

Porque será como una plática amorosa entre un Padre a un hijo, en donde os haré ver vuestros errores y os perdonaré, os levantaré y os llenaré de Bendiciones, porque fuisteis fieles. Porque Me habéis amado, porque escogisteis la mejor parte, la protegisteis y la transmitisteis.

Vosotros, los que le abristeis vuestro corazón a Satanás, os pusisteis en Mi contra. Quisisteis destruir todo lo que Yo os di, especialmente Mi Amor en vosotros y la Fe, para que Me siguierais. Vosotros sufriréis grandemente si NO os arrepentís a tiempo y pedís que Mi Misericordia os cubra…

Pero ¡AY! de vosotros, los que con toda intención Me traicionasteis, que os volvisteis instrumentos de Satanás; especialmente vosotros los que estando en Mi Iglesia os volvisteis traidores, que disteis mal ejemplo, que os burlasteis de Mi Presencia en la Sagrada Eucaristía.

Que fuisteis autores de sacrilegios con el Cuerpo Santísimo de Mi Hijo, más os valiera no haber nacido.  Daos cuenta que os burlasteis de todo un Dios, sois los Judas de este tiempo y, como Judas, recibiréis su mismo castigo.

Soy un Dios Amoroso, un Dios Misericordioso; pero también un Dios Justo. Doy Mi Bien, a quien Mi Bien se merece y castigo a aquel que se opone a Mí, a Mis Leyes y a Mi Amor.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Yo os bendigo con el Amor Verdadero que sólo Yo, Vuestro Padre, en Sus Tres Divinas Personas, os puede dar.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija y mi Reina la Siempre Virgen María.

http://diospadresemanifiesta.com/