Archivos de etiquetas: CONTEMPLACIÓN

EL SANTO ROSARIO


CÓMO ORAR EL SANTO ROSARIO CON PODER.

EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL.

Porque cuando lo ORAS, CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN…  

CON EL SANTO ROSARIO, MAMITA MARÍA NOS TOMA DE LA MANO Y NOS CONDUCE HASTA JESÚS… 

Jesús CONOCE muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, FUE A PEDIRLE a su Madre Santísima que Orara por Él…

Pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima…Y así fue.

Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

ROSARIUM Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación:

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(María llega inmediatamente y se arrodilla a orar junto contigo)

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

LAS TRES ORACIONES

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino.

¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. AmenPATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

 Escuchas la Enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios…

Contemplas el Misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,

Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO.

Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si NO lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?  

Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena y rezas:

PRIMER MISTERIO

OFRECIMIENTO… 

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (10 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.Y así sucesivamente  con los siguientes Misterios…

Culminación (Cuando regresamos a la Cruz y recorremos una vez más las primeras cuentas)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto; en tus manos encomendamos nuestra FE para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa.

Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. AmenLAS LETANÍAS LAURETANAS 

 (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen, R. Ruega por nosotros

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,Madre del Creador, R. Ruega por nosotros

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la Sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística, R. Ruega por nosotros

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,Puerta del Cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL 

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo. Y por la gloriosa Intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

 

MEDITACIÓN LA TERCERA HORA


 AGONÍA EN EL GETSEMANÍ

Está tan afligido que va hasta encorvado, bajo el peso de una cruz moral que lo aplasta: LA INDIFERENCIA.

Esto, aunado al Abandono del Padre, que en su caso significa que su alma está en tinieblas, pues no solo ha perdido todo soporte espiritual; tampoco tiene ninguna luz o poder sobrenatural.

Es solamente un hombre… El hombre-pecador.

Se arrodilla y apoya los brazos en la roca, con su rostro abatido sobre sus manos y junto al manojo de florecillas blancas que como copos de nieve le acarician la mejilla, mientras ora ardientemente.

Su Divinidad está aniquilada y Él es como cualquier hombre materialista, que ni siquiera percibe lo sublime del espíritu natural en su ser humano.

Su alma, como cualquier pecador impenitente tiene disminuidas sus potencias, excepto dos: La Inteligencia y la Voluntad.

Y esto tiene una consecuencia atroz:

Está tan inerme, en esta lucha tan desigual: porque su mente y su alma están siendo el blanco de los ataques del infernal poder satánico;

Para doblegar su voluntad, quebrantar su espíritu y poder esclavizarlo.

Con magistral y diabólica astucia, Lucifer está esgrimiendo todos los recursos de que dispone,

Y Jesús solo tiene su Voluntad para defenderse de su Mortal Adversario…

Todo esto agregado al peso espiritual y abrumador, de Todos los Pecados del Mundo…

Hacen que el Tercer Asalto sea una batalla más feroz y dolorosa que la anterior…

Jesús está orando ahora de pie, con los brazos abiertos en Cruz.

Después se arrodilla. Con la cara inclinada hacia las florecitas.

Y sigue orando. Calla. Piensa…

Sufre atrozmente y ora sollozando abiertamente…

En este momento, Él sabe lo que significa decir: “Me encuentro solo. Todos me han traicionado. Todos me han abandonado.

Y el Padre, Dios no viene en mi ayuda.”

Su sufrimiento es infinito, porque los apóstoles no lo están ayudando a sostenerlo con su oración.

Su Mortal Enemigo mientras lo destroza a ÉL, a ellos los adormece para que no oren y de esta manera neutraliza cualquier resistencia.

Vuelve arrodillarse para implorar con más fervor…Pero Satanás se burla y prosigue implacable, con una insidia brutal:

–           Eres el Redentor de los hombres. ¿Por qué no quieres serlo de tu ángel caído? Era tu Predilecto porque era el más luminoso y Tú eres la Luz. Ahora soy la Tiniebla.

Pero las lágrimas de mi tormento son tan numerosas que han colmado el Infierno de fuego líquido. Deja que yo me redima. Solamente un poco…  Que de demonio me convierta en hombre. El hombre sigue siendo tan inferior a los ángeles. 

Pero ¡Cuán superior es a mí, demonio!

Haz que me convierta en hombre. Dame una vida de hombre: tribulada, torturada, todo lo angustiada que quieras. Siempre será un paraíso respecto de mi tormento demoníaco y podré vivirla de tal modo, que merezca expiar por milenios y al fin poder llegar de nuevo a la Luz: a Ti.

Deja que yo te sirva a cambio de esto que te pido. No hay arma que venza las mías, ni ejército más numeroso que el mío.

Las riquezas de las que dispongo no tienen medida, porque te haré rey del mundo si aceptas mi ayuda,.. Y todos los ricos serán tus esclavos.

Mira: tus ángeles, los ángeles de tu Padre están ausentes.

Pero los míos están preparados para vestirse con aspecto angélico para hacerte corona y dejar pasmada a la plebe ignorante y malvada.

7getsemani

Jesús prosigue su Oración sin hacer caso de las palabras satánicas…

Y en el sonido de los instrumentos vuelven las voces de las cosas y de las personas. Ya no imploran.

Mandan, imprecan, insultan, maldicen, porque los abandonamos. Todo vuelve para atormentarnos. TODO.

Y el alma turbada lucha cada vez más débilmente.

Cuando vacila como un guerrero desangrado y busca en el Cielo o en la Tierra un apoyo para no sucumbir, entonces Lucifer le deja su hombro.

Tan sólo está él… Se pide auxilio… Tan sólo responde él… Se busca una mirada de piedad… Tan sólo se encuentra la suya…

Y ¡Ay de aquel que crea en su sinceridad!8cristo_0Con la poca energía que sobrevive hay que apartarse de aquel apoyo,

Volver a entrar en la soledad, cerrar los ojos y contemplar el horror de nuestro destino antes que su falso aspecto.

Alzar las manos que tiemblan y apretarlas contra los oídos para obstaculizar la voz que engaña.

Toda arma cae al hacer así. Ya no se es más que una pobre cosa moribunda y sola.

No se logra ya ni tan siquiera orar con la palabra, porque el acre del aliento de Satanás nos obstruye la faringe.

Tan sólo el subconsciente ora. Ora. Ora.

Y agita sus alas en la agonía como el convulso batir de una mariposa traspasada…9mariposa

Y con cada batido de alas dice:

“Creo, adoro, espero y amo. A pesar de todo creo, a pesar de todo adoro, a pesar de todo espero, te amo a pesar de todo”.

No dice: “Dios”. Ya no osa pronunciar su Nombre.

Se siente demasiado inmundo PORQUE SE HA CONVERTIDO EN PECADO y por la cercanía de Satanás.

Pero ese nombre lo trazan las lágrimas de sangre del corazón sobre las alas angélicas del espíritu, que los hombres llaman subconsciente,

Mientras que en realidad es el superconsciente y en cada batido de alas, ese Nombre resplandece como un rubí tocado por el sol…

Y Dios lo ve y las lágrimas de piedad de Dios circundan con perlas el rubí, las de nuestra sangre que gotea en un llanto heroico.

¡Oh almas que subís hasta Dios con ese Nombre así escrito con rubíes y perlas!…

¡Flores del Paraíso del Redentor!

¡Los amigos!…

Uno, LO HA TRAICIONADO.

La traición es el arma que Lucifer esgrime con una maestría sin igual, porque sabe las consecuencias devastadoras que el alma experimenta cuando clava su afilada y letal estocada…

Y mientras que Jesús espera la muerte que Judas  se apresura a traerle.

El Héroe Abatido cree que su Primer Verdugo va a alegrarse con su muerte. ¡Y aun así lo sigue amando y ruega porque se arrepienta y vaya hasta la Cruz!

Los otros duermen… Y aun así les ama.

Habría podido despertarles, huir con ellos a otro sitio lejos y salvar vida y amistad.

Y en cambio tiene que callar y quedarse…

Quedarse significa perder los amigos y la vida. Ser un repudiado y un despojo asqueroso…

Como una vomitada de borracho, que hace todos vuelvan el rostro con asco…  Eso es lo que realmente significa.

Las imágenes mentales continúan, porque Satanás sigue implacable:

–                       ¡El Padre te ha abandonado totalmente! Ya no te ama más. Estás cargado con todos los pecados del mundo y Tú también has sido condenado. Le causas asco. Está ausente y también Él te ha dejado.

El Cielo está cerrado para Ti y ha retirado a todos los ángeles. Ahora no hay ángeles sobre la tierra…

Lucifer está mintiendo, pero Jesús no puede saberlo.

La Oración de la Madre, ha obtenido que el Angel custodio de Jesús no se retire de su lado.

Pero como con cualquier otro hombre, no puede intervenir si no es solicitado…

Y en esta noche en particular, lo único que puede hacer es sostener con sus oraciones, al Héroe Mártir de Getsemaní…11AGONIA~1

Y Jesús no puede verlo, porque la Luz le ha sido retirada…

Cómo el ataque mental es unilateral y no hay defensa por parte del agraviado…

Sólo es posible una respuesta….

Jesús redobla sus plegarias de alabanza y adoración…

Tratando de ignorar la presencia de Satanás…

Pero Lucifer aumenta su crueldad:
–           Ahora estás solo… ¡Completa y absolutamente solo!

El Altísimo te ha entregado al ludibrio de una plebe feroz y no te ha concedido ni siquiera, su consolación divina.

¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! –Lanza una carcajada escalofriante-  ¡Vas a estar Tú Solo! ¡Solo y solo! Yo voy a estar cerca de Ti y me voy a encargar de destruirte.

La plegaria que siempre había sido para Él una caricia de su Padre, voz que llegaba hasta Él y a la que respondía con amor y con palabras paternales…

Ahora está muerta y es inútil enviarla, a un Cielo que le ha cerrado sus puertas…

Es entonces cuando prueba toda la amargura del Cáliz:

El sabor de la desesperación.

Esto es lo que pretende Satanás: Llevarlo a la desesperación, para convertirlo en su esclavo.

Jesús se abate y llora postrado sobre la hierba…

El Abandono del Padre…

¡Es el asfixia del alma!

Es el ser sepultado vivo en esta cárcel que es el Mundo; cuando no se puede sentir que entre nosotros y Dios, haya ningún lazo de unión.

Es como estar encadenados. Es sentirse amordazado, lapidado por nuestras propias oraciones que caen sobre nosotros como cuajadas de agudas puntas y llenas de fuego.

Es chocar de plano contra un Cielo cerrado en que no penetran ni voz, ni mirada de nuestra angustia.

Aherrojados. Es lo mismo que ser ‘Huérfanos de Dios’

Es la locura, la agonía, la duda de haber sido objeto de un colosal engaño…

Y es entonces que prueba toda la amargura del Cáliz: el sabor de la desesperación.

15HIPOCRITA BONDADOSO

Lucifer continúa atormentándolo más encarnizado todavía:

–         ¿Ya es tarde? No, no es demasiado tarde. ¿Qué ya vienen los hombres armados? No importa. Sé que te preparas para ser manso.

Te equivocas. Una vez te enseñé a triunfar en la vida. No has querido escucharme y ahora ves que estás vencido…  Ahora escúchame. Hoy  que te enseño a triunfar sobre la muerte.

Jesús quiere vencer la desesperación y a Satanás, que es su origen y es cuando empieza a sudar sangre…

Su sufrimiento y su abatimiento son tan intensos, que se convierten en una agonía en aumento, hasta llegar el momento en que suda sangre,

Por el tremendo esfuerzo que hace para vencerse a sí mismo y resistir el peso que se le ha impuesto…

Con un brillo mortal en sus diabólicos ojos, el Arcángel Caído se ha dado cuenta de esta decisión y hace una mueca de Odio Homicida…

Pero sonríe malignamente  y cambia la estrategia…

Entonces se burla de Jesús:

–      ¿No sabes decir palabras de mando? Yo te las sugeriré, estoy aquí para esto.

Brama y amenaza. Escúchame. Di palabras de mentira.

Pero triunfa. Di palabras de maldición. Di que te las sugiere el Padre.

¿Quieres que simule la voz del Eterno? Lo haré. Lo puedo hacer todo. Soy el rey del mundo y del Infierno.

Tú eres sólo el Rey del Cielo. Por eso yo soy más grande que Tu. Pero todo lo pongo a tus pies si Tú lo quieres.

¿La Voluntad de tu Padre? ¿Pero cómo puedes pensar que Él quiera la muerte de su Hijo?

¿Piensas que pueda forjarse ilusiones sobre su utilidad? Tú ofendes a la Inteligencia de Dios. 

Ya has redimido a los que pueden redimirse con tu santa Palabra. No hace falta más.

Cree que quien no cambia por la Palabra, no cambia por tu Sacrificio.

Cree que el Padre te ha querido probar…  Pero le basta tu obediencia. No quiere más.

¡Le servirás mucho más viviendo! Puedes recorrer el mundo. Evangelizar. Curar. Elevar.

¡Oh feliz destino! ¡La Tierra habitada por Dios! Esta es la verdadera redención.

Rehacer de la Tierra el Paraíso terrestre en el que el hombre vuelve a vivir en santa amistad con Dios y oiga su voz y vea su semblante.

Un destino aún más feliz que el de los Primeros. Porque te verían a Ti:

Verdadero Dios, Verdadero Hombre.

¡La Muerte! ¡Tu Muerte! ¡El tormento de tu Madre! ¡La mofa del mundo! ¿Por qué? ¿Quieres ser fiel a Dios? ¿Por qué? ¿Él te es fiel? No.

¿Dónde están sus ángeles? ¿Dónde su sonrisa? ¿Qué es lo que tienes ahora por alma?…  

Un andrajo desgarrado, debilitado, abandonado.

Decídete…  Dime: ‘Sí’.

Jesús lo trata como si no estuviera.

Ora de nuevo, en pie con los brazos en cruz…

Después, de rodillas como antes, curvado el rostro sobre las florecillas. Piensa. Calla…

Es la tercera Hora de su Batalla… 

Es la locura, Es la desesperación, Es la agonía, Es la muerte…

Enseguida gime y solloza tan fuertemente…

Tan abatido sobre los calcañares, que está casi prosternado.

Llama al Padre, cada vez con más congoja…

–          ¡Oh! ¡Es demasiado amargo este cáliz!… ¡No puedo!… ¡No puedo!…  Está por encima de lo que Yo puedo.

¡Todo lo he podido! Pero no esto… ¡Aléjalo, Padre, de tu Hijo! ¡Piedad de mí!… ¿Qué he hecho para merecerlo?… 

Satanás prosigue implacable:                      

–          ¿Oyes? Los sicarios salen del Templo… Decídete. Líbrate. Sé digno de tu Naturaleza.

Eres un sacrílego porque permites que manos asquerosas de sangre y libídine te toquen: Santo de los santos…

Eres el primer sacrílego del mundo. Dejas la Palabra de Dios en las manos de los puercos, en la boca de los puercos…

Decídete. Sabes que te espera la muerte. Yo te ofrezco la vida, la alegría. Te devuelvo a tu Madre. ¡

Pobre Madre! ¡Tan sólo te tiene a Ti! Mírala como agoniza…

Y Tú te preparas para hacerla agonizar aún más. ¿Pero qué clase de hijo eres?

¿Qué respeto tienes a la Ley? Tú no respetas a Dios.

No respetas a la que te ha generado. Tu Madre… Tu Madre… Tu Madre…”.

Y las imágenes mentales continúan…22cristo_jesus-sangrando-sangre-sudor

Jesús aspira profundamente… y LEVANTA SU CABEZA…

Jesús vence a la Desesperación…  La vence solo con sus fuerzas humanas, porque quiere vencerla.

Solamente con sus fuerzas de Hombre, porque en estos momentos, no es más que el hombre. No es más que un hombre solo, a quién Dios no ayuda más…

Cuando Dios ayuda es fácil soportar aún al Mundo, como si fuera un juego de niños… Pero cuando no, aún el peso de una flor produce cansancio.

Jesús ahora llora con movimientos y suspiros de un agonizante. Levanta su rostro y es una máscara de sangre…

Se incorpora un poco y alzando su mano derecha, grita:

–                       ¡Nada!… ¡Nada!… ¡Fuera!… ¡Lárgate Satanás!… ¡La Voluntad del Padre!… ¡Esa!… ¡Esa sola!…

¡Tu Voluntad, Padre! La tuya, no la mía… ¡Inútil! No tengo más que un Señor, el Dios Altísimo y Santísimo.

Una Ley: la Obediencia. Un Amor: la Redención.

No. No tengo más Madre. No tengo más vida. No tengo más divinidad. No tengo más Misión.

¡Inútilmente me tientas! ¡Oh, Demonio! Con mi Madre, con la Vida, con mi Divinidad, con mi Misión.

Tengo por madre a la Humanidad y la amo hasta morir por ella.

La vida la devuelvo a quién me la dio y me la pide: el Supremo Dueño de todo ser viviente.

Afirmo la Divinidad al ser capaz de esta expiación.

La Misión la realizo con mi Muerte. No tengo más, fuera de hacer la Voluntad del Señor mi Dios.

¡Lárgate Satanás!  ¡Retrocede, Satanás! Yo soy de Dios. 

Después, con su respiración entrecortada, no pronuncia más que: ¡Dios!  ¡Dios! ¡Dios!

Lo llama con cada latido de su corazón. Y parece que con cada latido brotara la sangre.

Los vestidos en la espalda la absorben y se oscurecen.

La tela, estirada sobre los hombros, se embebe de sangre y adquiere de nuevo un tono oscuro, a pesar del intenso resplandor de la luna llena que todo lo envuelve.

Y después de esta Oración, la marea de todo el Dolor del mundo se vuelca sobre Él. Lo prensa. Lo aplasta. Lo abate.

Materialmente es una piltrafa de hombre.

Una pobre cosa inclinada sobre el suelo, con el rostro contra la tierra, sobre la hierba fresca, única piedad sobre su fiebre  de agonizante.

Espiritualmente es un alma torturada. Un pensamiento aterrorizado. Un corazón aplastado por el Abandono del Padre, por su rigor.

Por el conocimiento de la tortura que lo espera… Por el sufrimiento de verse befado, odiado, calumniado.

Rodeado de curiosidad malsana que no se convertirá en bien, sino en mal.

Padeciendo las mentiras de los hipócritas fariseos que lo llaman Maestro y que le hacen preguntas,

NO porque acepten sus inteligencia; sino para tenderle trampas.

Las de los que han sido curados y se convertirán en enemigos suyos en la sala del Sanedrín, en el Pretorio…

Las de Judas, que culminarán cuando en un beso de amistad, lo señalará a los soldados.

Las de Pedro, que mentirá por temor humano. ¡Cuántas mentiras que le hieren a Él, que es la Verdad!

Sufrimiento supremo al pensar que ante el valor infinito de su sacrificio; Sacrificio de un Dios, muy pocos se salvarán.

Todos los que en el correr de los siglos, preferirán la muerte a la Vida Eterna. Y que de este modo convierten su Sacrificio en algo estéril. 

También a éstos los tiene presentes. Y a sabiendas de ello, se dirige hacia la muerte…

Pasan algunos minutos indescriptibles…

Luego, cobrando nuevas fuerzas, dice:

–          Pero, Padre mío, no escuches mi voz si pide algo contrario a tu voluntad.

No recuerdes que soy Hijo tuyo, sino sólo servidor tuyo.

Lo dije la primera y la segunda vez. Vuelvo a decirlo la tercera:

“Padre, si es posible pase de mí este cáliz. Pero, hágase tu voluntad, no la mía”.

¡Largode aquí Satanás! Yo soy de Dios…

Jesús el Vencedor acaba de vencer, la extrema tentación del Tentador.

Y el Corazón se ha quebrado con el esfuerzo. El sudor se ha convertido de gotitas, en regueros de sangre. Pero, el Héroe Supremo se ha convertido en el Vencedor…

Jesús ha vencido a la Muerte. Él y sólo ÉL. No Satanás.

LA MUERTE SE VENCE, ACEPTANDO LA MUERTE. 

Después de unos minutos que parecen una eternidad…

Jesús se agita como presa de un súbito malestar. Vuelve a quitarse el manto, se seca las manos, la cara, el cuello, los antebrazos.

El sudor continúa. Cada poro tiene su gota que se forma, crece y cae. Se oprime una y otra vez  con más fuerza, el manto sobre la cara y al quitárselo, aparecen en él claramente las huellas frescas que parecen de color negro.

La hierba del suelo, está enrojecida de sangre.

Jesús da la impresión de que está próximo a desmayarse.

Se afloja la cinta de su vestido, como si sintiera ahogarse. Se lleva la mano al corazón, después al cuello.

Se da aire con ella, teniendo la boca abierta.

Se ha sentado sobre el peñasco dejándose caer sobre la espalda;

con los brazos caídos a lo largo del cuerpo y la cabeza inclinada sobre el pecho, como si estuviese ya muerto…

No se mueve para nada.

Permanece así durante un largo rato. Luego emite un grito ahogado y levanta la cara: Es un rostro desencajado.

Un instante sólo. Luego se derrumba rostro en tierra y se queda así.

Un deshecho de hombre sobre el que pesa todo el pecado del mundo;

sobre el que se abate toda la Justicia del Padre; sobre el que descienden las Tinieblas, la ceniza, la hiel…

Esa tremenda, TREMENDA, tremendísima cosa que es el Abandono de Dios mientras Satanás nos tortura…

Es estar “huérfanos de Dios”. 

Es la locura, la agonía…  Es la persuasión de ser rechazados por Dios…De estar condenados. ¡Es el Infierno!…

Las víctimas propiciatorias lo conocen.

Y no soportan ver los mismos espasmos en Cristo, sabiendo  que es un millón de veces más atroz que el que las ha consumido a ellas y que con solo el recordarlo, los perturba profundamente.

Para vencer la Desesperación y a Satanás que es su origen. Para servir a Dios y darnos a nosotros la Vida Jesús debe saborear al Muerte.

No la muerte física que le espera al ser crucificado, sino la Muerte Total.

Muerte Consciente, del luchador que cae… Después de haber triunfado con un corazón destrozado,

Con una Sangre que se pierde por la herida de un esfuerzo superior a las fuerzas humanas, para ser fiel a la Voluntad de Dios… 

Jesús está siendo oprimido por un trauma psíquico, superior a sus fuerzas humanas.

Su agonía ha ido en aumento, hasta llegar el momento de sudar sangre: por el esfuerzo que debe hacer para vencerse y resistir el peso que sobre Él ha sido impuesto.

Es el Hijo del Dios Altísimo, pero también es el Hijo del Hombre.

Su Palabra y sus obras dan Fe de su Divinidad.

Las necesidades materiales, las pasiones, los sufrimientos que padeció en Sí Mismo; dan testimonio de su Humanidad.

La Tercera Hora de su Agonía

FUE LA LOCURA, FUE LA DESESPERACIÓN, FUE LA AGONÍA.

FUE LA MUERTE.

LA MUERTE DE SU ALMA

No resucitó solamente su Cuerpo. También su alma ha tenido que resucitar. Porque conoció la Muerte.

Porque, ¿Qué es la muerte del espíritu?: La separación eterna de Dios.

Y Él está ahora separado de Dios. Su espíritu ha muerto. Es la verdadera Hora de Eternidad que concede a sus predilectos.

Nosotros conocemos la muerte del espíritu, sin haberla merecido; para comprender el horror de la Condenación, que es el Tormento de los pecadores impenitentes.

La conocemos para poder salvarles, Él la sufrió primero…

El corazón se rompe, Él lo sufrió primero…

La razón vacila y la desesperación muerde… Él lo sufrió, porque nos ama…

Es el horror infernal, estamos a la merced del Demonio porque estamos separados de Dios5JESUS Y ELANGEL

Dura así un largo rato. Entonces, una gran luz esplendorosa se forma sobre su cabeza, suspendida a la altura de un metro sobre Él aproximadamente.

Un resplandor tan fuerte, que incluso el Postrado lo ve filtrarse entre sus cabellos ondulados  y  densos, tras el velo que la sangre pone en sus ojos.

Levanta la cabeza…

Resplandece la Luna sobre esta pobre faz y aún más resplandece la luz angélica, semejante a la diamantina blanco-azul de la estrella Venus.

La  luz lunar y angelical fundidas, iluminan y muestran un rostro rojo por la sangre.6gotas-de-sangre

Las plegarias de María, le han obtenido la presencia de un ángel en el Getsemaní.

Dios ha concedido esa gota de consuelo, para que no sobrevenga la muerte antes de que la Misión haya sido completada.

El ángel le ofrece un cáliz celestial.

Jesús levanta sus brazos y lo toma entre sus manos…

Y aparece toda la tremenda agonía en la sangre que rezuma a través de los poros:

las pestañas, el cabello, el bigote, la barba están asperjados y rociados de sangre.
Sangre rezuma en las sienes…
Sangre brota de las venas del cuello…

Gotas de sangre caen de las manos…Todo su cuerpo está empapado de sangre.

Y cuando tiende las manos para tomar el cáliz y beberlo, las mangas anchas se deslizan hacia los codos y se ve claramente como los antebrazos de Jesús, sudan sangre.

En la cara, tan solo brillan dos surcos de tez palidísima, formados por las lágrimas que corren sobre la roja faz, que parece una máscara de sangre.

Jesús bebe despacio, mientras el ángel que lo acompaña en su dolor, lo conforta en su espíritu abatido…

Y le habla de la esperanza de todos los que se salvarán por medio de su sacrificio.

Y como un bálsamo para su agonía; le va enumerando todos los nombres que están escritos en el Cielo,

De aquellos que le amarán con un amor total, hasta compartir con Él, todas sus torturas.8AGONIA

Aquellos que se enfrentarán también a Satanás y lo vencerán gracias a Él. Tal y como Él acaba de hacerlo.

¡Jesús! ¡Jesús el Salvador! ¡Jesús, el Héroe Divino!

Acaba de obtener para los cristianos el poder enfrentar y vencer a la muerte, en todas sus múltiples torturas, con el Don de la Inmunidad al Dolor, que originalmente poseyera Adán.

En el Calvario será culminada la Magna Obra de la Redención.

¡Ya venció a Satanás!

Ahora debe vencer a la Muerte…

Jesús bebe hasta el fondo y devuelve el cáliz al ángel.

Una sonrisa dolorosa ilumina su faz ensangrentada.

María será la abogada de sus víctimas.

Ella hará que la Misericordia de Jesús obtenga de la Justicia del Padre, la piedad para sus creaturas;

Que junto con Él serán hermanos en el Amor de Coparticipación.

Más dulce que un vino saturado con miel, ellas están en el cáliz que el ángel le ha ofrecido para mitigar la amargura del cáliz paterno.

Para fortalecer su Humanidad desfallecida, en una cruel agonía:

¡Los nombres de los redimidos que creerán…!

Cada uno de ellos han sido como una inyección en sus venas, que le ha dado fuerzas.

Cada uno de esos nombres será luz, vigor, en medio de las tinieblas que ya lo envuelven y durante las horas dolorosísimas… que ya han llegado.

Para no mostrar el dolor que soportará como Hombre. Para no desesperar y no decir que Dios es muy severo e injusto con su Víctima, Jesús se repetirá estos nombres…

En la cara sólo las lágrimas forman dos líneas nítidas sobre la máscara roja.

Se quita otra vez el manto y se seca las manos, la cara, el cuello, los antebrazos. Pero el sudor continúa.

Él presiona varias veces la tela contra la cara y la mantiene apretada con las manos y cada vez que cambia el sitio aparecen nítidamente en la tela de color rojo oscuro las señales; las cuales estando húmedas, parecen negras.

La hierba del suelo está roja de sangre.

Jesús parece próximo al desfallecimiento. Se lleva la mano al corazón y luego a la cabeza y la agita delante de la cara como para darse aire, manteniendo entreabierta la boca. Arrastrándose se pega a la roca y apoya la espalda contra la piedra, de tal forma que parece como si estuviera ya muerto.

Los brazos le cuelgan paralelos al cuerpo y la cabeza contra el pecho. Ya no se mueve.

La luz angelical se desvanece poco a poco como si fuera absorbida por la luz de la luna que se filtra entre las hojas del olivo, iluminando al Héroe caído, que no se mueve para nada

Después de un rato,  Jesús abre sus ojos de nuevo. Con esfuerzo levanta la cabeza. Con mucha fatiga alza el cuerpo.

Mira a su alrededor.  Está solo, pero menos angustiado.

Alarga una mano y tomando su manto que había dejado abandonado en la hierba, vuelve a secarse el sudor de su terrible  baño de sangre.

Se seca la cara, la barba, los cabellos…

Toma una hoja larga y ancha, empapada de rocío y con ella termina de limpiarse mojándose la cara y las manos y luego secándose de nuevo todo.

Y repite lo mismo con otras hojas, hasta que borra las huellas de su tremendo sudor.

Sólo la túnica, especialmente en los hombros y en los pliegues de los codos, en el cuello y la cintura, en las rodillas, está manchada…

La mira y menea la cabeza. Mira también el manto y lo ve demasiado manchado. Lo dobla y lo pone encima de la piedra, junto a las florecillas

Por su extrema debilidad, con mucho esfuerzo se vuelve y se pone de rodillas.

Ora apoyando la cabeza en las manos que están sobre el manto. Luego eleva su rostro…

Su cara está palidísima, pero ya no tiene expresión turbada. Es una faz llena de majestad y de hermosura divina, a pesar de aparecer más exangüe y triste que nunca.

Luego, apoyándose sobre la roca se levanta y todavía tambaleándose ligeramente, con paso vacilante va hacia donde están los apóstoles…

Los tres duermen profundamente, arropados en sus mantos, junto a la hoguera apagada.

Se les oye respirar profundamente e incluso con un sonoro ronquido.

Jesús los llama…

Es inútil. Debe agacharse y dar un buen zarandeo a Pedro.

El apóstol desenvuelve su manto verde oscuro, se asusta y pregunta:

–                ¿Qué sucede? ¿Quién viene a arrestarme?

Jesús dice suavemente:

–     Nadie. Te llamo Yo.

Pedro pregunta aturdido:

–           ¿Es ya por la mañana?

–           No. Ha terminado… Es casi la segunda vigilia.

Pedro está todo entumecido.

Jesús da unos meneos a Juan, que emite un grito de terror al ver inclinado hacia él, un rostro que de tan marmóreo como se ve, parece el de un fantasma.

Juan exclama asustado:

–           ¡Oh… me pareces un muerto!

Luego se acerca a Santiago, lo mueve…

Y el apóstol, creyendo que lo llama su hermano, dice:

–           ¿Apresaron al Maestro?

Jesús responde:

–                  Todavía no, Santiago…  Pero, levantaos ya. Vamos. El que me traiciona está cerca. 

Los tres todavía pasmados, se levantan. Miran a su alrededor…

Olivos, luna, ruiseñores, leve viento, paz… Nada más.

Pero siguen a Jesús sin hablar.

Llegan a donde están los otros ocho, igualmente dormidos alrededor del fuego ya apagado.

Jesús dice con voz potente:

–           ¡Levantaos! ¡Mientras viene Satanás, mostrad al insomne y a sus hijos, que los hijos de Dios no duermen!

Todos dicen al mismo tiempo:

–           ¡Sí, Maestro!

–           ¡Dónde está, Maestro?

–           Jesús, yo…

–           ¿Pero ¿qué ha sucedido?

Y entre preguntas y respuestas enredadas, se ponen los mantos…

En el preciso momento en que aparece la chusma de esbirros del Templo, capitaneada por Judas,

Que irrumpe en el quieto solar y lo ilumina bruscamente con muchas antorchas encendidas.

LA HORA DEL GETSEMANÍ III


LA TERCERA HORA 

ROSARIO DE LAS LLAGAS DE JESÚS

Se reza con un rosario común

– Oh! Jesús, Redentor Divino, sé misericordioso con nosotros y con el mundo entero.

– Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

– Perdón y misericordia, Jesús mío cúbrenos de los peligros con tu preciosa Sangre.

– Eterno Padre, ten misericordia de nosotros por la Sangre de Jesucristo, tu único Hijo.

En las cuentas del Padrenuestro se dice:

Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas. Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas, perdona nuestras ofensas a la Santísima Trinidad.

En las cuentas del Avemaría se dice:

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas.

Jaculatoria:

Oh sangre y agua que brotásteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, yo confío en ti.

Al terminar el rosario se dice tres veces:

Preciosísima Sangre de mi Señor Jesucristo, sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Amén (3v)

Sacratísimo Corazón de Jesús, verdaderamente presente en la Sagrada Eucaristía, Yo consagro mi cuerpo y mi alma para que sea enteramente uno con Tu Corazón que está siendo sacrificado en todos los altares del mundo. 

Y dando alabanza al Padre, rogando por la venida de su Reino, recibe este humilde ofrecimiento de mi ser.

Haz de mi como Tú quieras para la Gloria del Padre y la salvación de las almas. Santísima Madre de Dios, nunca dejes que me separe de tu Divino Hijo. Defiéndeme y protégeme como hijo(a) tuyo (a). Amén”. 

CORONILLA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, te suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud por Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo muestre Misericordia y perdón para aquellas almas que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos. Y que también son engañados por la Bestia.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.

Corazón de María, Modelo sublime de todas las almas hostias, apelando a la Divina Misericordia, Yo… (nombre y apellido) Te entrego todos mis sufrimientos para que sean benditos al unirlos a los de Jesús.

Y amparado (a) por tu ternura maternal, también te entrego todo el sufrimiento que nuestros pecados han atraído sobre el mundo entero, para expiación de nuestros pecados y salvación de todas las almas.

En las cuentas grandes: 

Corazón ardiente, Corazón herido en la cruz, Corazón que sangra en la Hostia: Me ofrezco con todo mi ser, para sufrir contigo y en ti. Y para consolar al Corazón de Jesús en el sufrimiento de mis hermanos.

En las cuentas pequeñas:

Corazón Inmaculado de María, holocausto perfecto del Divino Amor. Haz que me hieran las heridas de tu Hijo, que me embriague de su Cruz y de su Sangre y sea crucificado en su Amor.

Jaculatoria: Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad, medianero de todas las gracias, refugio de los perseguidos, esperanza de los pecadores, alegría de los que lloran, fortaleza de los cristianos y alivio de los que sufren; yo confío en ti.

Al final de la coronilla, repetir 3 veces:

Madre del Corazón doloroso, termina en mi cuerpo lo que falta a la pasión de tu Hijo. Amén

Jesús toma mi dolor, sáname y toma mi cruz”. 

SANTO ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE CRISTO

Con el rosario de doce cuentas…

En la Cruz:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu amor. Envía Tu Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la tierra.

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

Oremos: 

Oh Dios, que instruiste los corazones de Tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo Espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen.

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

4.- ¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amén.

SALVE SAN JOSÉ Amadísimo Patriarca, humilde y santo padre de Jesús y padre nuestro, derrama sobre la humanidad los rayos de La Llama de la Humildad de tu Justo y Casto Corazón, para cegar la soberbia de Satanás. Que con su Luz nos reconozcamos muy pecadores y con tu ayuda nos convirtamos de corazón a la Santísima Trinidad. Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

En las tres cuentas rojas:

AVE MARIAgratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

PRIMER MISTERIO: 

La Mano derecha de Nuestro Señor Jesús, es clavada.

Oración:

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo entero y convierta muchas almas! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTERqui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

SEGUNDO MISTERIO: 

La Mano izquierda de Nuestro Señor Jesús es clavada.

Oración: 

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve almas del purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTERqui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

TERCER MISTERIO:

 El pie derecho de Nuestro Señor Jesús es clavado.

Oración:

 ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti.

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

CUARTO MISTERIO: 

El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús es clavado.

Oración:

 ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!(3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

QUINTO MISTERIO: 

El Sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús es traspasado.  

Oración: 

¡Por la Preciosa Llaga de Tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia Nuestro Dios para la Gloria eterna! Amén

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave Maríagratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! ( 3 veces )

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad… Madre y Reina de toda la Humanidad… Tú que nos alcanzas los dones que nos salvarán… 

SALVE, Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

Oremos

Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su trono y lava los pecados del mundo entero. Que todos te reverencien, oh Preciosa Sangre, ten misericordia. Amén.

Sacratísimo Corazón de Jesús, Ten misericordia de nosotros

Inmaculado Corazón de María, Ruega por nosotros

San José, esposo de María, Ruega por nosotros

Santos Pedro y Pablo, Rueguen por nosotros

San Juan al pie de la Cruz, Ruega por nosotros

Santa María Magdalena, Ruega por nosotros

Todos los guerreros de oración e intercesores del Cielo, Rueguen por nosotros

Todos los grandes Santos de Nuestro Señor, Rueguen por nosotros

Todas las huestes celestiales Legión Angélica de María, Rueguen por nosotros

LETANÍAS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo ten piedad de nosotros – Cristo ten piedad de nosotros!

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo, escúchanos! – Cristo escúchanos benignamente!

Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros!

Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros!

Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!

Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros!

L: ¡OH PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO, SANGRE DE SALVACIÓN!

R: SÁLVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO!

Océano de la Sangre de Jesucristo, ¡Libéranos!

Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana, ¡libéranos!

SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO, SANGRE SANADORA, ¡SÁLVANOS!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de Resurrección ¡sálvanos!

la resurrección de la carne

Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles del Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arcoiris en el Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre, ¡sálvanos!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Lava los pecados del mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Purifica el mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Enséñanos como consolar a Jesús!

ORACIÓN

Oh Sangre Preciosa, salvación nuestra, creemos, esperamos y confiamos en Ti. Libera a todos los que están en las manos de los espíritus infernales, te suplicamos.

Protege a los moribundos de las obras de los espíritus malignos y acógelos en la gloria eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de misericordia. Amén

¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (tres veces)

CONSAGRACIÓN A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO

(Rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la Gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura.

Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de satanás.

En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono, y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a Tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.

Te prometo, con la ayuda de Tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.

De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.

¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad, y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!

He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.

¡Oh Divino Salvador! rocíame a mí y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, ¡oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡oh Virgen siempre gloriosa y bendita! 

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo. Amén

EL SANTO ROSARIO 3


CÓMO ORAR EL SANTO ROSARIO CON PODER.

EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL.

Porque cuando lo ORAS, CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN…  

Orando juntamente con María, nuestra petición se potencializa con la Intercesión de Ella Y DIOS CONCEDE LO QUE LE ESTAMOS PIDIENDO…

Por más imposible que parezca.  

De acuerdo a nuestro crecimiento espiritual, la Intercesión lo refleja en nuestras oraciones y con la ayuda del Espíritu Santo, nos llenamos de sabiduría para actuar y para pedir.

MARÍA NOS PROPORCIONA LA PROTECCIÓN NECESARIA Y EL CAMINO SEGURO PARA REGRESAR AL CIELO…

Con el Rosario fortaleces las defensas de tu alma y las de los que amas…  Superando todos los obstáculos que Satanás pone en nuestro camino, para impedir que nos reunamos con nuestro Padre Celestial.

Con el Amor y las Gracias que Dios derrama en nuestra alma, vamos sanando nuestras heridas del corazón y SALTAMOS sobre las trampas puestas por el León Rugiente, para matarnos espiritualmente:

Tentaciones que tocan astutamente nuestro ‘ego’ y el NO querer soltar las piedras y resentimientos de nuestra carga emocional. Así como los apegos fortísimos, materiales y emocionales, por las cosas y las personas de este mundo.

Sabiendo todo esto; Cuando te dispones a Orar, hay una Conmoción en el mundo espiritual que es verdaderamente impresionante.  Primero, todas las Huestes Infernales ponen en movimiento sus tácticas, para que NO lo hagas y te surgen interrupciones y obstáculos, que de NO ser tan trágicos; serían casi cómicos.

Si les haces caso, ellos conseguirán su objetivo y tú te pondrás a hacer otra cosa, en lugar de Orar.

PERO CUANDO LO DECIDES, te aíslas para Orar y con la práctica, aprendes a lanzarle misiles devastadores al Reino de las Tinieblas… aún enmedio de tu trajinar diario.

Y también el Cielo se Alerta para actuar inmediatamente…

Jesús CONOCE muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, FUE A PEDIRLE a su Madre Santísima que Orara por Él…Pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima…Y así fue.

Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

GUERREROS EN ACCIÓN 

ROSARIUM Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

  1. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
    R.Amén.
  2. Dios mío, ven en mi auxilio.
    R. Señor, date prisa en socorrerme.
  3. Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo
    R. Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que por el anuncio del ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su Pasión y su Cruz, a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Y haces la TRIPLE Invocación:

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(María llega inmediatamente y se arrodilla a orar junto contigo)

Acto de Contrición… 

Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío,
por ser Vos quién sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; porque eres infinitamente bueno y digno de ser amado.
Propongo firmemente nunca más pecar,
apartarme de todas las ocasiones de ofenderos,
confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos,
en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita,
que los perdonareis, por los méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y muerte, y me dareis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio,
hasta el fin de mi vida.
Amén.

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

LAS TRES ORACIONES

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino.

¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem,

Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. AmenPATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE CUANDO REZAMOS EL ROSARIO,

MEDITÁNDOLO CON EL EVANGELIO?

NO hay que olvidar que estamos viviendo una Guerra Espiritual encarnizada y mortal…

 Escuchas la Enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios…  Contemplas el Misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,

Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO. Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si NO lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?  

Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena y rezas:

PRIMER MISTERIO

OFRECIMIENTO… 

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (10 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.Y así sucesivamente  con los siguientes Misterios…

Culminación (Cuando regresamos a la Cruz y recorremos una vez más las primeras cuentas)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto; en tus manos encomendamos nuestra FE para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa.

Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. AmenLAS LETANÍAS LAURETANAS 

 (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen, R. Ruega por nosotros

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,

Madre del Creador, R. Ruega por nosotros

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la Sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística, R. Ruega por nosotros

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,Puerta del Cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL 

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo. Y por la gloriosa Intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén 

Oración IntercesoraEjemplo:

Amadísimo Padre Celestial, Tú que Eres infinitamente Bueno, Infinitamente Poderoso, Infinitamente Misericordioso, escucha la oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María y por el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús: 

En este momento me uno a tu Hijo Jesucristo en el momento cuando te dijo “Padre Perdónalos porque no saben lo que hacen”. A La Iglesia Purgante, a la Iglesia Triunfante y a todos mis hermanitos mártires que están derramando su sangre en el mundo entero y sufriendo Persecución por amarte.

Te entrego TODA MI ABSOLUTA MISERIA y por favor Llénala con tu Santidad. Uno mi pobre FE a la de todos ellos y REALIZO en el Nombre Santísimo de Jesús… 

 Un Bautismo de Deseo Y DE SANGRE sobre TODAS las almas que están siendo llamadas ante Tu Presencia por los efectos de la Gran Tribulación, EN… (Nombra el lugar)

Y EN EL UNIVERSO ENTERO… 

(También puede ser UN MILAGRO, UNA SANACIÓN o cualquier otra cosa que te haya inspirado el Espíritu Santo. Las palabras variarán de acuerdo a las instrucciones que recibas del Señor)

Te pones de pie, adoptas una postura de crucificado y dices con autoridad…

Todo esto LO DIGO Y LO HAGO en el Nombre de Jesús

(mientras bendices en el aire y piensas en lo que sea por lo que estás intercediendo)

Y con el +Poder del Padre, +del Hijo y +del Espíritu Santo… AMÉN

Te vuelves a arrodillar, te postras y continúas… 

Y te las entrego ABBA SANTÍSIMO bañadas con la Sangre Preciosísima de Nuestro Redentor Santísimo para que alcancen Tu Misericordia y se salven, al Paso de tu Justicia sobre la Nación de…

Te doy las Gracias porque sé que me haz escuchado y las almas que acabas de recibir, se acuerden de mí en sus oraciones y me alcancen de Tí la Fortaleza y todo lo que me hace falta, en los embates con que nuestros Enemigos pretenderán exterminarme.

YO TE ADORO Y CONFÍO CIEGAMENTE EN TÍ. Y me abandono totalmente en tus brazos, porque sé que Tú me AMAS, me Proteges y me Guías.

Te Bendigo por TODO LO QUE PERMITES EN MI VIDA… 

Gracias ABBA… POR ESCUCHARME Y CONCEDERLOGracias Mamita María por prestarne Tu Vida de Oración, Ayuno y Penitencia, mientras me acostumbro a caminar con tu Virtud y aprendo a ADORAR a nuestro Dios, como tú lo haces.

Gracias Jesús por sostenerme en la Premura de estos Últimos Tiempos, ayudarme a comportarme como tu verdadero hermano y AYUDARME A ORAR COMO TÚ LO HACES.

Gracias Espíritu Santo por estar en mí y EDUCARME, para ser un digno hijo de Dios.

POR AYUDARME A SENTIR UN AMOR APASIONADO

POR TU SANTÍSIMA TRINIDAD Y ENSEÑARME A SER

UN VERDADERO GUERRERO CELESTIAL

“Hágase tu Voluntad en la Tierra y en todo el Universo, como en el Cielo… AMÉN”

(Esta Oración de Poder la insertas, al principio del Misterio que el Señor te indique…)

Lunes y Sábados:
LOS MISTERIOS GOZOSOS

Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo; y por la intercesión de santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Primer misterio:La Anunciación y Encarnación del Hijo de Dios en las purísimas entrañas de la Virgen María. 
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

[Al final de cada misterio suele decirse:]
Dios te salve, María, Hija de Dios Padre; Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo; Dios te salve María, Esposa del Espíritu Santo. Templo y sagrario de la santísima Trinidad, no permitáis, Señora, que ningún cristiano viva ni muera en pecado mortal ni venial. Amén.

Segundo misterio: La Visitación de María Santísima a su prima Santa Isabel
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Tercer misterio: El nacimiento del Niño Jesús en el pobre y humilde portal de Belén.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Cuarto misterio: La Purificación de la Virgen María y Presentación del Niño Jesús en el Templo.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Quinto misterio: El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

HACEDORES DE MILAGROS

Jueves:
LOS MISTERIOS LUMINOSOS

Dios todopoderoso y eterno, luz de los que en ti creen, que la tierra se llene de tu gloria y que te reconozcan los pueblos por el esplendor de tu luz. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Primer misterio: El bautismo de Jesús en el río Jordán.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Segundo misterio: Jesús y María en las bodas de Caná.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Tercer misterio: Jesús anuncia el Reino de Dios e invita a la conversión.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Cuarto misterio: La transfiguración de Jesús en el monte Tabor.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Quinto misterio: La institución de la Eucaristía.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Martes y Viernes:

LOS MISTERIOS DOLOROSOS

Señor, tú has querido que la Madre compartiera los dolores de tu Hijo al pie de la cruz; haz que la Iglesia, asociándose con María a la pasión de Cristo, merezca participar de su Resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Primer misterio: La oración de Jesús en el huerto de Getsemaní.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Segundo misterio: La flagelación de Jesús, atado a la columna.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Tercer misterio: Jesús es coronado de espinas.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Cuarto misterio: Jesús con la cruz a cuestas, camino del Calvario.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Quinto misterio: La crucifixión y muerte de Jesús.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Miércoles y Domingos:
LOS MISTERIOS GLORIOSOS

Oh Dios, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, la Virgen María, llegar a alcanzar los gozos eternos. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Primer misterio: La Resurrección del Señor.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Segundo misterio: La Ascensión del Señor al cielo.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Tercer misterio: La venida del Espíritu Santo sobre el Colegio apostólico.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Cuarto misterio: La Asunción de Nuestra Señora al cielo.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

Quinto misterio: La coronación de la Virgen María como Reina del universo.
Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

GUERREROS EN ACCIÓN


CÓMO ORAR EL SANTO ROSARIO CON PODER.

EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL.

Porque cuando lo ORAS, CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN…  

CON EL SANTO ROSARIO, MAMITA MARÍA NOS TOMA DE LA MANO Y NOS CONDUCE HASTA JESÚS… 

San Pablo NOS hace esta advertencia:

NO tenemos aquí una morada estable, sino que buscamos una que hemos de poseer algún día (Hebr. 12, 14).

MARÍA NOS PROPORCIONA LA PROTECCIÓN NECESARIA

Y EL CAMINO SEGURO PARA REGRESAR AL CIELO…
Con el Rosario fortaleces las defensas de tu alma y las de los que amas…  Superando todos los obstáculos que Satanás pone en nuestro camino, para impedir que nos reunamos con nuestro Padre Celestial.

Con el Amor y las Gracias que Dios derrama en nuestra alma, vamos sanando nuestras heridas del corazón y SALTAMOS sobre las trampas puestas por el León Rugiente, para matarnos espiritualmente:

Tentaciones que tocan astutamente nuestro ‘ego’ y el NO querer soltar las piedras y resentimientos de nuestra carga emocional. Así como los apegos fortísimos, materiales y emocionales, por las cosas y las personas de este mundo.

Sabiendo todo esto; Cuando te dispones a Orar, hay una Conmoción en el mundo espiritual que es verdaderamente impresionante.  Primero, todas las Huestes Infernales ponen en movimiento sus tácticas, para que NO lo hagas y te surgen interrupciones y obstáculos, que de NO ser tan trágicos; serían casi cómicos.

Si les haces caso, ellos conseguirán su objetivo y tú te pondrás a hacer otra cosa, en lugar de Orar.

PERO CUANDO LO DECIDES, te aíslas para Orar y lanzarle misiles devastadores al Reino de las Tinieblas…

También el Cielo se Alerta para actuar inmediatamente…

Jesús CONOCE muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, FUE A PEDIRLE a su Madre Santísima que Orara por Él…

Pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima…Y así fue.

Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

ROSARIUM Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación:

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(María llega inmediatamente y se arrodilla a orar junto contigo)

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

LAS TRES ORACIONES

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino.

¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. AmenPATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE CUANDO REZAMOS EL ROSARIO,

MEDITÁNDOLO CON EL EVANGELIO?

NO hay que olvidar que estamos viviendo una Guerra Espiritual encarnizada y mortal…

 Escuchas la Enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios…  Contemplas el Misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,

Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO. Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si NO lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?  

Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena y rezas:

PRIMER MISTERIO

OFRECIMIENTO… 

05 de Mayo
 
Ruego a Mi Pueblo ofrecer este día, solicitándole su Intercesión por los que se alejan de la VERDADERA FE.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (10 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.Y así sucesivamente  con los siguientes Misterios…

Culminación (Cuando regresamos a la Cruz y recorremos una vez más las primeras cuentas)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto; en tus manos encomendamos nuestra FE para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa.

Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. AmenLAS LETANÍAS LAURETANAS 

 (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen, R. Ruega por nosotros

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,Madre del Creador, R. Ruega por nosotros

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la Sabiduría,

Ruega por nosotros.

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística, R. Ruega por nosotros

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,Puerta del Cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL 

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo. Y por la gloriosa Intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

 

N60 LA HORA DEL GETSEMANÍ II


Jesus-confortado-angel-Getsemani

ANGEL CUSTODIO: Hermano mío hoy te llamo y te pido con plena conciencia que continúes a mi lado, siendo esa voz que no permita que me aparte del camino recto. Y te ruego que me acompañes a orar. Sé mi compañero de Oración y mi hermano en la imploración a la Santísima Trinidad. ¡Gracias!

ROSARIO A LA GLORIA DE DIOS, EL PADRE ETERNO

MEDITACIÓN EN LOS MISTERIOS DOLOROSOS DE JESÚS

Se reza con el rosario de la Preciosa Sangre, de Doce cuentas.

Haz la señal de la cruz 3 veces, Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

“Padre todopoderoso, somos tus hijos, recibe todo lo que tenemos y lo que somos. Únenos en tu Sacratísimo Corazón y que todas nuestras obras, palabras, pensamientos y deseos, sean según Tu Voluntad. Amen.

corazones traspasados

CONFITEOR

Deo omnipotenti, beatae Mariae semper Virgini, beato Michaeli Archangelo, beato Ioanni Baptistae, sanctis Apostolis Petro et Paulo, et omnibus Sanctis, quia peccavi nimis cogitatione, verbo et opere: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa. Ideo precor beatam Mariam semper Virginem, beatum Michaelem Archangelum, beatum Ioannem Baptistam, sanctos Apostolos Petrum et Paulum, et omnes Sanctos, orare pro me ad Dominum Deum nostrum. Amen.

Deus meus, ex toto corde poenitet me omnium meorum peccatorum, eaque detestor, quia peccando, non solum poenas a Te iuste statutas promeritus sum, sed praesertim quia offendi Te, summum bonum, ac dignum qui super omnia diligaris. Ideo firmiter propono, adiuvante gratia Tua, de cetero me non peccaturum peccandique occasiones proximas fugiturum. Amen.

JESUCRISTO, SÁLVANOS. “Fiat Padre Fiat Voluntas Tua”

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

12Holy-Spirit-Dove-small

Veni, Sancte Spiritus, Veni, nostri cordium, Et emitte caelitus Lucis tuae radium.

Veni, pater pauperum, Veni, dator munerum, Veni, lumen cordium.

Consolator optime, Dulcis hospes animae, Dulce refrigerium.

In labore requies, In aestu temperies, In fletu solatium.

O lux beatissima, Reple cordis intima Tuorum fidelium.

Sine tuo numine Nihil est in homine, Nihil est innoxium.

Lava quod est sordidum, Riga quod est aridum, Sana quod est saucium.

Flecte quod est rigidum, Fove quod est frigidum, Rege quod est devium.

Da tuis fidelibus In te confidentibus Sacrum septenarium.

Da virtutis meritum, Da salutis exitum, Da perenne gaudium. Amen. Alleluia.

Symbolum Apostolorum CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen. 

Trinity Holy Trinity 4693_109004191101_18057251101_2654377_429291_n

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (7V)

¡SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL! ¡MISERICORDIA SEÑOR, LÍBRANOS DE TODO MAL!

PRIMER MISTERIO

La traición de Judas es anunciada en la Eucaristía 

Cuando me apresaron los guardias del Templo, me llevaron a las mazmorras mientras el Sanedrín se preparaba para juzgarme. Mis piernas fueron atadas juntas con una cuerda, después me arrastraron abajo de las escaleras en una repugnante, asquerosa y apestosa cueva, que era también un calabozo.  

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

agonía1

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando creaste cielo y tierra, danos un aumento en la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia, en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amén.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

negacion pedro

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

juicio

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Semana Santa - Jesus golpeado

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SEGUNDO MISTERIO

La Oración en el Huerto

Y empezó la tortura. Ataron una cuerda alrededor de mi cuerpo y me arrastraron hacia adelante y hacia atrás a través del suelo de la cueva. Luego me desnudaron y agujerearon mi cuerpo, con las puntas de sus lanzas.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando enviaste a los profetas, aumenta en nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes. Y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Arrest_and_Trial032 - Jesus

 

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

jesus ante herodes

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Jesus ante Pilatos

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

2 Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

TERCER MISTERIO

El Beso de Judas

Luego me colgaron de una viga alta, hasta que me deslicé de ella y me caí a la tierra. Esto causó un dolor tan intenso que me hizo llorar lágrimas mezcladas con Mi Sangre.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando enviaste al Espíritu Santo y el ángel a la Santísima Virgen Maria, para informarle que ella daría a luz al Salvador, aumenta a nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

1flagelacion

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

1flagelado (2)

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

JesusMovies-0029

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! Ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

CUARTO MISTERIO

La Captura. Y la Huida de los Apóstoles

Después me sacaron a un huerto y Me sujetaron a un tronco grande de un árbol. Procedieron a perforar mi cuerpo con pedazos filosos de metal, desgarrando mi piel, mi carne y mis venas.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo nació en la más absoluta pobreza, aumenta en nosotros la fe y el amor. Ilumina y convierte al mundo entero.

1ecce-homo_

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

ecce homo

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

237817__jesus-christ-sky-cry-crowd-people-clouds-jesus-christ-savior-saint-jesus-heaven-cloud_p

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

cargado con la cruz james tissot

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

4.- Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

QUINTO MISTERIO

JESÚS PRESO…

Enseguida me torturaron con toda clase de armamentos… Cuidando de que mis heridas no fueran mortales.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando diste gloria a tu hijo y a su madre en el Templo, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén 

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

1pretorio-inicio camino al calvario

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

maria-se-encuentra-con-jesus-camino-del-calvario

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

camino-al-calvario

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SEXTO MISTERIO

Sentencia de Caifás

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando bautizaron a Jesús en el río Jordán y el Espíritu santo vino sobre él en la forma de una paloma, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

Antes de llevarme a la sala donde me juzgaría el Gran Consejo, me apedrearon y luego me quemaron con una antorcha ardiente y con tizones de un fuego que brillaba intensamente.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

RUMBO AL CALVARIO

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Pasion07

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

SEGUNDA CAIDA

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

SÉPTIMO MISTERIO

Juicio de Herodes

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo comenzó a predicar, curó a los enfermos e hizo milagros, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

Antes de llevarme ante Herodes, me ataron a un pilar poniendo mis pies sobre una placa incandescente. Y me martirizaron con toda clase de instrumentos de tortura. Para mi tormento y vergüenza hundieron agujas y armas puntiagudas, en los huecos que habían quedado por mi barba arrancada.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

1caida

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Jesus stripped of his garments

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

8enclavado

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

7 Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

OCTAVO MISTERIO

Juicio de Pilatos

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando tu hijo fue tentado por Satán por cuarenta días en el desierto, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

También Me sentaron en una silla de clavos muy filosos que entraron profundamente en mi Carne. Rociaron mis heridas abiertas con resina de pino caliente y líquido de plomo. Y con brutalidad, me golpearon en la silla, haciéndome caer desamparadamente a la tierra.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

 jesus en la cruz

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

MIRADA AGONIZANTE

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

15Crucifixion-Jesus-Christ-mormon1

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)
  2. Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

NOVENO MISTERIO

La Flagelación

Luego colocaron una corona de hierro en mi cabeza y cubrieron mis ojos con apestosos trapos asquerosos. Sin vergüenza y con impunidad vaciaron en mi boca lo más horrible de la basura: mierda.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando a través de Jesús sufrías la gran agonía en el jardín de aceitunas en Gethsemaní, la coronación dolorosa de espinas y los golpes incesantes que él aguantó debido a nuestros pecados, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte el mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del Purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

jesus-au-tombeau

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

19jesus-muere

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

 Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

DÉCIMO MISTERIO

La Coronación de Espinas

Se burlaban de Mí y blasfemaban cruelmente. Hicieron un ensayo me pusieron una corona de hierro que habían preparado para mi captura y Me tiraron en una cruz a la cual me ataron tan firmemente y con tal crueldad que casi no podía respirar. Hollaron mi cabeza cuando yacía por tierra. Uno de ellos, cuando estaba tirado sobre la cruz;  al poner su pie en mi pecho, hundió una de las puntas de mi corona de hierro, a través de mi lengua.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando Jesús llevaba la cruz, cuando lo crucificaron y murió en la cruz, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

1muerto2

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

virgen dolorosa2

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

atravesado por la lanza

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

descendimiento

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

1jmaria-piedad

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

UNDÉCIMO MISTERIO

El Camino al Calvario.

Para llevarme a los Tres Juicios: el del Sanedrín, el de Herodes y el de Pilatos, después de torturarme; continuaron lanzando una inundación de blasfemias contra Mí; ataron mis manos detrás de mi espalda. Mientras que me condujeron fuera de la prisión, continuaron batiéndome y azotándome.

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  (Salmo 69-21)

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste en la Resurrección de Jesús, su ascensión al cielo, y la venida del Espíritu Santo a los Apóstoles, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero.

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI, del Papa Francisco y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del Purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

lapiedad

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

TRASLADO

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

17216_The_Burial_of_Christ_f

 

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

DUODÉCIMO MISTERIO

La Crucifixión

“Esperé que alguien se compadeciera de Mí y no hubo nadie; alguien que me consolara y no lo hallé”  Salmo 69-21

Mi Dios, por la potencia y el amor que nos enseñaste cuando en la asunción de la Virgen al cielo, glorificaste a la madre de tu hijo, y por la esperanza y la confianza que tenemos en Tí, aumenta en nosotros la fe y el amor, ilumina y convierte al mundo entero. .

¡Dios misericordioso, Padre Eterno, da la plenitud de la victoria a tu iglesia! Ten misericordia del mundo entero y concédeles la salvación también a nuestros enemigos. Bendice a los que sean buenos con nosotros y perdona a los que nos dañen. Protege a nuestros líderes y a todos los que no te conocen hasta ahora, ábreles los ojos y los oídos, cambia sus corazones para que se conviertan y llévalos a la luz. Llénalos de fe y de amor. Límpianos de la maldad. Ven en ayuda de los pobres, de los huérfanos, de los presos, del desafortunado, del Papa Benedicto XVI y de todos tus consagrados. Protege al puro de corazón. Conduce en paz al viajero a su destino. Cura al enfermo, conforta los moribundos y lleva a tu reino a las almas del purgatorio. Guárdanos, defiéndenos y protégenos ahora y en la hora de nuestra muerte. Transfigura tu Iglesia en todos tus hijos y concede que podamos morir testimoniando la fe en Tí. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen (12v)

Ven Espiritu Santo…llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será de nuevo creado y se renovará la faz de la tierra. Amén

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa Pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María.

sepultura de jesus

-En la agonía en el huerto,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la flagelación sangrienta,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la coronación de espinas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su Juicio,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la cargada de la cruz sobre su hombro herido,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su encuentro con la Virgen María,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

jesus es sepultado

-En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En sus caídas,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el despojo de sus vestiduras,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En la crucifixión,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En su dolorosa agonía y muerte,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En el traspaso de su Sacratísimo Corazón,

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

-En las penas del Inmaculado Corazón de María por la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba y por su espera hasta la Resurrección.

sepultura

Ten piedad de nosotros y del mundo entero.

  1. Te entregamos…(petición personal)

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡Misericordia Señor! ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3v)

Oración final

Dios todopoderoso, que haces a todas las cosas buenas y útiles a los que te aman, llena nuestros corazones con amor verdadero para Ti y únenos a tu Sacratísimo Corazón, para fundir nuestra voluntad en la tuya y unir nuestra mente y nuestro corazón a los tuyos. Ayúdanos a obrar dentro de tus designios y a darte honor y gloria con nuestra vida, a través de nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que contigo vive y reina junto con el Espíritu Santo. Amen.

1calvario

R30 CÓMO REZAR EL ROSARIO


tumba Leon-XIII-f

Antes de iniciar, leamos esta enseñanza:

LOS DEMONIOS QUE SE EXORCIZAN CON EL ROSARIO

Análisis proféticos del papa León XIII.

El Papa León XIII escribió en 1893, en la Encíclica sobre el Santo Rosario titulada Laetitiae Sanctae Su preocupación sobre tres problemas de la Iglesia  y luego ofrece los misterios del Rosario como Remedio.

Echemos un vistazo sobre cómo el Papa describe los problemas:

PROBLEMA 1 – EL DISGUSTO POR UNA VIDA SENCILLA Y LABORIOSA 

Nos deploramos que la sociedad humana padezca de una espantosa llaga y es que se menosprecian los deberes y las virtudes que deben ser ornato de una vida oscura y ordinaria. De donde nace que en el hogar doméstico los hijos se desentiendan de la obediencia que deben a sus padres, no soportando ninguna disciplina, a menos que sea fácil y se preste a sus diversiones.

De ahí viene también que los obreros abandonen su oficio, huyan del trabajo y descontentos de su suerte; aspiren a más alto, deseando una quimérica igualdad de fortunas.

utopía

Movidos de idénticas aspiraciones, los habitantes de los campos dejan en tropel su tierra natal para venir en pos del tumulto y de los fáciles placeres de las ciudades. A esta causa debe atribuirse también la falta de equilibrio entre las diversas clases de la sociedad. Todo está desquiciado: los ánimos están comidos del odio y la envidia: engañados por falsas esperanzas, turban muchos la paz pública, ocasionando sediciones y resisten a los que tienen la misión de conservar el orden.

PROBLEMA 2 – REPUGNANCIA AL SUFRIMIENTO DE CUALQUIER TIPO

Otro mal funestísimo y que no deploraremos bastante, porque cada día penetra más profundamente en los ánimos y hace mayores estragos; es la resistencia al dolor y el lanzamiento violento de todo lo que parece molesto y contrario a nuestros gustos.

Pues la mayor parte de los hombres en vez de considerar como sería preciso, la tranquilidad y la libertad de las almas como recompensa preparada a los que han cumplido el gran deber de la vida, sin dejarse vencer por los peligros ni por los trabajos; se forjan la idea de un Estado donde no habría objeto alguno desagradable y donde se gozaría de todos los bienes que esta vida puede dar de sí.

suicidio1

Deseo tan violento y desenfrenado de una existencia feliz, es fuente de debilidad para las almas, que si no caen por completo; se enervan por lo mínimo, de suerte que huyen cobardemente de los males de la vida, dejándose abatir por ellos.

Sí, hoy más que nunca hay casi una intolerancia completa a cualquier tipo de sufrimiento. Esto ha sido impulsado por el hecho de que hemos tenido éxito en la eliminación de una gran cantidad de sufrimiento.

Tenemos muchas comodidades que nos protegen de los elementos, medicamentos que alivian el dolor físico y molestias corporales, aparatos y tecnología que proporcionan comodidad sin precedentes y crean expectativas irreales en muchos aspectos de la vida.

hedonismo4

PROBLEMA 3 – OLVIDO DE LA VIDA FUTURA 

La tercera especie de males a que es preciso poner remedio es sobre todo, propia de los hombres de nuestra época. Pues los de las edades pasadas, si bien estaban ligados de una manera a veces criminal a los bienes de la tierra, no desdeñaban enteramente sin embargo, los del cielo. Los más sabios de entre los mismos paganos enseñaron que esta vida era para nosotros una hospedería, no una morada permanente; que en ella debíamos alojarnos durante algún tiempo, pero no habitarla.

Mas los hombres de hoy, aunque instruidos en la fe cristiana; adhieren en su mayor parte a los bienes fugitivos de la vida presente, no sólo como si quisiesen borrar de su espíritu la idea de una patria mejor, de una bienaventuranza eterna; sino como si quisieran destruirla enteramente a fuerza de iniquidades. En vano San Pablo les hace esta advertencia: No tenemos aquí una morada estable, sino que buscamos una que hemos de poseer algún día (Hebr. 12, 14).

Nos sorprendemos cada vez más de la poca cantidad de gente moderna que piensa en la Vida Eterna y en los ‘Novísimos’: Muerte, Juicio, Infierno y Gloria.

novisimos

Incluso los creyentes que van a la iglesia hablan poco del Cielo y los sacerdotes predican poco sobre él. Nuestra principal preocupación parece ser hacer de este mundo un lugar más cómodo y agradable. Tenemos miedo de la vejez y ocultamos la muerte en nuestra cultura. También en este caso, nuestra prosperidad y comodidades tienden a engañarnos, aferrándonos a un amor por este mundo que no es saludable.

Un amigo del mundo es enemigo de Dios (Santiago 4:4). Estamos distraídos y demasiado fácil descartamos que este mundo pasa. El hecho es que vamos a morir. Sólo un anhelo adecuado por el cielo puede corregir el absurdo de que un amor obsesivo por este mundo se establezca en nuestra alma.

EL ROSARIO NOS AYUDA

He aquí tres diagnósticos. Y es interesante ver que las raíces de ellos ya eran evidentes en 1893 y que han avanzado totalmente sobre nosotros en este atribulado siglo XXI. La santidad del Papa le permitió ser un gran médico de las almas que nos ayuda a nombrar a los Demonios que nos aquejan y al conocer su nombre, adquirimos un total dominio sobre ellos y por la previsión del Papa León XIII, en su Encíclica sentenció:

Demonio, su nombre es “pereza” y “desagrado” por el trabajo duro. Por los Misterios Gozosos de la vida del Señor, se irá.

MISTERIOS GOZOSOS

Demonio, su nombre de “rechazo de cualquier sufrimiento” y un “resentimiento por la cruz.” Por los Misterios Dolorosos de la vida de nuestro Señor, se irá.

misterios dolorosos1

Demonio, su nombre es “olvido de los cielos” y “obsesión por el mundo pasajero”. Por los misterios Gloriosos de la vida del Señor y Nuestra Señora también se irá.

misterios_gloriosos

Nosotros sólo debemos orar el Rosario y los decretos papales siguen su vigencia. ¡Gloria a Dios! Por los Misterios Luminosos podemos alejar al Demonio de la Incredulidad y recuperar la Fe necesaria para sobrevivir en la Tremenda Jornada que nos espera en estos Últimos Días. Amén

Estampita-MisteriosLuminosos1

Si es la primera vez que vas a Orar el Rosario, es evidente que estás a punto de dar un salto de FE y si TU QUIERES; puedes hacer de ésta, una experiencia gloriosa. Estamos orando porque el Esposo de la Virgen: el Espíritu Santo te dé un baño de su Amor mientras oras. Y sientas el latir de los Corazones Unidos, en tu propio corazón.

Para que a partir de hoy disfrutes de esta Oración Contemplativa y experimentes el Infinito Amor de la Santísima Trinidad, que nos ha legado una Madre Viva y verdadera; para que llenemos todos los huecos afectivos de nuestra alma y aprendamos a vivir y constatar, su Poderosísima Protección e Intercesión.

Jesús conoce muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, fue a PEDIRLE a su Madre Santísima que orara por Él, pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima y así fue. Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

Jesus-confortado-angel-Getsemani-470x563

¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE CUANDO REZAMOS EL ROSARIO, MEDITÁNDOLO CON EL EVANGELIO?

No hay que olvidar que estamos viviendo una guerra espiritual encarnizada y mortal, por nuestra propia supervivencia eterna e inmortal y la de los que amamos. Y en esta terrible guerra, EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL, porque cuando lo ORAS CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN; con el Rosario fortaleces las defensas de tu alma y la  de los que amas; superando todos los obstáculos que Satanás pone en nuestro camino, para impedir que nos reunamos con nuestro Padre Celestial.

Con el Amor y las Gracias que Dios derrama en nuestra alma, vamos sanando nuestras heridas del corazón y saltamos sobre las trampas puestas por el León Rugiente

Animales-en-video-Leon-rugiendo

para matarnos espiritualmente: tentaciones que tocan astutamente nuestro ‘ego’; no querer soltar las piedras y resentimientos de nuestra carga emocional; así como los apegos fortísimos, materiales y emocionales, por las cosas y las personas de este mundo.

Sabiendo todo esto; cuando te dispones a orar, hay una conmoción en el mundo espiritual que es verdaderamente impresionante.

Primero, todas las Huestes Infernales ponen en movimiento sus tácticas para que no lo hagas y te surgen interrupciones y obstáculos, que de no ser tan trágicos; serían casi cómicos.

Si les haces caso, ellos conseguirán su objetivo y tú, te pondrás a hacer otra cosa, en lugar de orar.

También el Cielo se alerta para actuar inmediatamente…

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación: AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

bf5b3-p_virgen_de_guadalupe_01

El Cuerpo Glorificado de la Virgen Santísima y que goza de las Mismas Potencias que el de Jesús o sea que es Omnipresente; ELLA viene con la velocidad del pensamiento y aunque tú no la veas, porque la FE es indispensable para agradar a Dios, Ella se arrodilla junto contigo.

Y ORA JUNTO CONTIGO, UNIÉNDOSE A LAS INTENCIONES por las que vas a rezar tú. Y al mismo tiempo, Ella se arrodilla en el Cielo ante el Trono Celestial, para Interceder ante la Trinidad Santísima por las intenciones de su hijo pequeño, (O sea TÚ) y obtener de Dios los milagros que estás pidiendo.

Y mientras estás arrodillado en la Tierra, San José te rodea y te protege como su pequeño hijo adoptivo; al igual que fue padre adoptivo y protegió a Jesús desde que supo de su existencia. Y el papá de Jesús en la tierra que se convirtió en el Terror de los Demonios por toda la eternidad; sigue protegiéndonos a nosotros, para que el Demonio no te dañe y te perturbe mientras oras.

13sjoseph

Si no lo sabías y no se lo habías agradecido, tal vez ahora entiendas que por eso nos cuesta tanto trabajo orar; pues Satanás ha lanzado su último cartucho, para hacernos rezar de prisa, sin concentración y sin FE. Impidiendo de esta manera, que el Rosario se convierta en un DIÁLOGO DE AMOR.

Y de esta forma neutraliza la Magnífica Arma que Dios nos ha entregado, pues con el Rosario también avanzamos de la retaguardia al Frente; porque cuando Oramos el Rosario con Amor y con el corazón dirigido a Dios; los misiles que lanzamos con nuestra oración, destruyen los baluartes del Enemigo y transforman la Maldad y las maldades de Satanás; en Bien y en bienes que son multiplicados por Dios y se derraman sobre toda la humanidad.

Y San Miguel y todas las Huestes Celestiales, se movilizan para hacer lo que pedimos, sometiendo a Lucifer y sus Huestes Infernales y auxiliando a las almas que lo están necesitando y por las que nosotros estamos pidiendo…

ARCANJO_FLUTUANDO-727113

Sobre todo en estos Últimos Tiempos, en que ya estamos viviendo la Purificación de la Gran Tribulación; cuando el Señor nos llama a que oremos, por Ejemplo por los cristianos perseguidos en Irak y que están sufriendo hambre y calamidades. O tantas otras cosas por las que Cielo siempre dice OREN, OREN, OREN…

SI ORAMOS CON FE y dejamos que Jesús actúe, como lo hacía en Palestina y que CON TRES PANES Y DOS PESCADOS le dio de comer a cinco mil personas; ¿Qué crees que es lo que Jesús haría por nuestros hermanitos padeciendo en Irak, en Venezuela, en China o en los países que están sufriendo por las guerras? ¿O en los que sufren sismos, tornados e inundaciones? ¡Que no haría nuestro Dios Benditísimo, con una FE verdadera que le urja a remediar lo que con nuestros deseos de bién anhelamos!…

Porque todos los Milagros que Jesús realizó tienen una significativa relevancia en nuestra época. Si reflexionas esto con mucho detenimiento y que con el Rosario puedes pedir y obtener los milagros ESPIRITUALES y materiales que quieras… 

ORACIÓN + FE = MILAGROS

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Pues el Rosario es la Oración de Poder más efectiva en la Historia de la Humanidad. Y tal vez este conocimiento, nos ayude a comprender porque el Infierno se ha lanzado con todo, en la concentración de su Odio contra la Corredentora Santísima y en impedir que amemos la devoción y la práctica de esta Oración Maravillosa.

CONSEJOS IMPORTANTES

1. Escuchas la enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios:

Pide luces para que el Espíritu Santo ilumine tu alma.

mano_abierta_rosario

  1. Contemplas el misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,…

  1. Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO. Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si no lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?

  1. Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena, rezas:

Un Padrenuestro, la oración al Padre que nos enseñó Jesús. Diez Avemarías, con las palabras del Arcángel a Santa María y centradas en el nombre de Jesús. Un Gloria a la Trinidad: a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. Es la oración cumbre de la contemplación.

walking_on_water_jesus

  1. Y al final del misterio, una oración, con una petición breve: (opcional)

Elige la oración que más te guste. Por ejemplo: María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia, en la vida y en la muerte, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos Gran Señora.

O

“De tus purísimos ojos penden nuestras felicidades. Míranos Señora y no nos desampares”

O si llegas a encontrar otra que nazca del amor en tu corazón…

ESTRUCTURA BÁSICA DEL SANTO ROSARIO

Acto de Contrición, Credo, Enunciado de los Cinco Misterios. (Gozosos, Dolorosos. Gloriosos y Luminosos) y su respectiva meditación con la Lectura de la Santa Biblia.

Mistérios

También puede irse meditando mientras se van repitiendo las Ave Marías.

Después de la Meditación del Misterio, se reza consecutivamente: Un Padre Nuestro Diez Ave Marías Un Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Una Jaculatoria que se desee especialmente

Culminación

1 Padrenuestro 3 Avemarías 1 Gloria.

  1. Salve Regina (la Salve).

Las Letanías Lauretanas.

DSCN9464

LOS MISTERIOS DEL ROSARIO que se enuncian antes de cada sección de un Padre Nuestro, diez Ave Marías y un Gloria son escenas bíblicas; salvo la Asunción y la Coronación de la Santísima Virgen, cuya fundamentación se puede explicar bíblicamente, profundizando en Oración con el Espíritu Santo y su ayuda con las citas bíblicas correspondientes. Además de que son Dogmas de FE decretados por el Santo Magisterio de la Iglesia y fácilmente comprobables con el ejercicio de nuestra comunión con el Cielo.

Los Misterios Gozosos (Se rezan los lunes y los sábados, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Anunciación (Lc. 1, 26-38). 2. La Visita de María a su prima Santa Isabel (Lc. 1, 40-56). 3. El Nacimiento del Niño Jesús (Lc. 2, 6-20). 4. La Presentación del Niño Jesús en el Templo (Lc. 2, 21-39). 5. El Niño perdido y hallado en el Templo (Lc. 2, 4[-51).

Los Misterios Dolorosos (Se rezan los martes y los viernes, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Oración de Jesús en el Huerto (Mt. 26, 36-46). 2. La Flagelación de Jesús atado a al columna (Mt. 27, 26). 3. La Coronación de Espinas (Mt. 27, 29). 4. La Cruz a cuestas por el camino del Calvario (Lc. 23, 26-32). 5. La Crucifixión y Muerte de Jesús (Lc. 23, 33-46).

Estampita-MisteriosLuminosos1

Los Misterios Luminosos (Se rezan los jueves, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. El Bautismo de Jesús en el Jordán (Mt. 3. 13-17) 2. La auto-revelación del Señor en las Bodas de Caná (Jn. 2, 1-12) 3. Anuncio del Reino de Dios, invitando a la conversión (Mc.1, 15) 4. La Transfiguración del Señor (Lc. 9, 28-35) 5. La institución de la Eucaristía (Lc. 22, 19-20)

Los Misterios Gloriosos (Se rezan los miércoles y los domingos, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Resurrección del Señor (Lc. 24, 1-12). 2. La Ascensión del Señor (Lc. 24, 50-51). 3. La Venida del Espíritu Santo (Hch. 2, 1-4). 4. La Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo (Ap. 12). 5. La Coronación de la Santísima Virgen María (Ap. 12, 1).

El enunciado de cada Misterio no debe ser un simple anuncio, sino que esa escena de la vida de Jesús y/o de la Sagrada Familia y/o de la Virgen, debe servir para meditar sobre ese hecho que nos relata la Biblia, sacando enseñanzas de cada una de ellos para nuestra propia vida espiritual. Esa meditación puede hacerse en silencio antes de comenzar las oraciones de cada decena, o -si se reza en rosario en grupo- puede hacerse en voz alta. También puede irse meditando mientras se van repitiendo las Ave Marías.

rezo-rosario

CÓMO SE REZA EL ROSARIO

De rodillas ante el crucifijo de la pared, tomando el Rosario con nuestras manos, das un beso con devoción a la cruz de tu rosario y EN LA CRUZ:

PERSIGNARSE: Por la señal de la santa Cruz †, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro †. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo †.

Invocación Triple: AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. (3 veces)

ACTO DE CONTRICIÓN

Pésame, Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el Infierno que merecí y por el Cielo que perdí; pero mucho más me pesa, porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén

EL CREDO: Profesión de Fe

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna, Amén.

credo de los apostoles

LAS TRES ORACIONES

I

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino. ¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

II

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

miguel-vence-a-satan2

III

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

ROSARIO DEL DIA…

Mencionar la intención con la que se reza el Rosario…

ANUNCIAR EL MISTERIO CORRESPONDIENTE…

MEDITARLO metiéndote en la escena correspondiente, mientras lees el pasaje del Evangelio y guardando después, unos veinte segundos de silencio, con el corazón dispuesto para escuchar a Jesús…

Luego:

En la unión o primera cuenta grande:

PADRE NUESTRO

No sólo es bíblico, sino que es la oración que Jesús mismo nos enseñó para decir al Padre Eterno

dios padre

Padre nuestro que estás en el cielo. Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Maligno, Amén.

En las diez cuentas pequeñas:

AVE MARÍA

“Dios te salve, (María), llena eres de gracia, el Señor es contigo” (Lc. 1, 28), fue el saludo del Angel a María en el momento de la Anunciación. De allí que la primera mitad del Ave María se denominara “Salutación Angélica”. Sólo se agregó el nombre de María para dejar claro a quién se refería el saludo angélico.

“Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, (Jesús)” (Lc. 1, 42), fue exactamente las palabras de Santa Isabel a María cuando la Virgen fue a visitarla. Se agregó el nombre de Jesús para saber a quién se refería Santa Isabel. Como vemos, la primera mitad del Ave María es textualmente bíblica.

santa isabel exulta

La segunda mitad no viene directamente de la Sagrada Escritura, pero su significado es enteramente bíblico: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte”. 

“Santa María”. Si San Pablo llama a los cristianos “santos” (cf. Ef. 1,1; Flp. 1,1 y Col. 1, 2) María es la más santa de entre todos los santos, pues además de ser la primera cristiana, según lo proclama Santa Isabel al decirle “Dichosa tú porque has creído” (Lc. 1, 45), es ¡Nada menos! que la Madre de Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero. Y además de haberlo llevado en su vientre, lo siguió en todo.

“Madre de Dios”. Ya hemos explicado esto anteriormente. Baste recordar que este título es bíblico, pues así la saludó su prima: “Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: ‘… ¿Cómo he merecido que venga a mí la Madre de mi Señor?’” (Lc. 1, 42).

“Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”.

La primera parte de esta oración llamada salutación angelical, está formada de dos versículos de la Sagrada Escritura y son las palabras que dijeron a María el ángel y Santa Isabel. La segunda parte es de la Iglesia y constituye un acto de fe en la Divina Maternidad de María y una súplica dirigida a la misma celestial Señora por el pueblo cristiano.

39-thickbox_default

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. (10 veces)

GLORIA

Son estas breves palabras un himno de gloria y alabanza que entona continuamente la Iglesia a la Santísima Trinidad. Bueno sería inclinar un poco la cabeza al pronunciarlas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un Principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

Sagrados Corazones de Jesús, María y José

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.

En la siguiente Cuenta Grande, volver a repetir el proceso

como-rezar-o-rosario

ANUNCIAR EL MISTERIO CORRESPONDIENTE…

MEDITARLO metiéndote en la escena correspondiente, mientras lees el pasaje del Evangelio y guardando después, unos veinte segundos de silencio, con el corazón dispuesto para escuchar a Jesús…

  1. Luego en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena, rezas:
  2. Un Padrenuestro, la oración al Padre que nos enseñó Jesús. Diez Avemarías, con las palabras del Arcángel a Santa María y centradas en el nombre de Jesús. Un Gloria a la Trinidad: a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. Es la oración cumbre de la contemplación.

Y continúas así, hasta recorrer todas las cuentas del Rosario y llegar nuevamente a la unión donde  seguirás con

reino de los corazones unidos

 

FINAL

En la primera cuenta grande de la hilera que remata la Cruz…

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo. Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Maligno, Amén.

En las últimas tres cuentas pequeñas:

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto, en tus manos encomendamos nuestra Fe, para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

La Coronación de Maria Santisima_

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

GLORIA

Son estas breves palabras un himno de gloria y alabanza que entona continuamente la Iglesia a la Santísima Trinidad. Bueno sería inclinar un poco la cabeza al pronunciarlas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un Principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

En la última cuenta grande anterior a la Cruz..

Assuncao[1][1]

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

 Oración

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa. Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

1rosa-guadalupana1

LETANÍAS LAURETANAS  (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

1Holy Trinity

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

R. Ruega por nosotros.m84marc3adamadredelaiglesia

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen,

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,

Madre del Creador,

R. Ruega por nosotros.MADRE DE DIOS

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la sabiduría,  13Madre de DiosR. Ruega por nosotros.

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística,

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,

puerta del Cielo

Puerta del cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

virgen-maria-madre-de-Dios-reina-del-cielo_g

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,

Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

R. Ruega por nosotros.reinadlcielo

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL  Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo,  y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

Virgen Reina

 

 

R29 ARMA PERFECTA Y LETAL


00madre guadalupeEsta invitación es para TODOS los cristianos del mundo entero, AUNQUE NO SEAN CATÓLICOS.

Les invitamos a la reflexión de este artículo completo y esperamos que por su propio bien, Obren en consecuencia

RostroJesusNasa

El 8 de Octubre de 2014, Jesús dijo en el Mensaje a Luz de María:

LES INVITO A CONTINUAR LA CADENA DE ORACIÓN DEL SANTO ROSARIO POR EL MUNDO ENTERO.

Oren por Inglaterra, padecerá un gran flagelo en manos del terrorismo.

Oren por Mi amado Pueblo de Chile, padecerá los efectos de la Naturaleza.

Oren hijos Míos, EL ÁGUILA CAERÁ, Estados Unidos padecerá grandemente.

http://revelacionesmarianas.com/

136D_Virgen_del_Rosario_con_santo_domingo_y_santa_catalina

HISTORIA DEL SANTISIMO ROSARIO

Octubre 10, 2014

La devoción más característica de los católicos es el Rosario. La palabra “rosario” viene del latín que significa guirnalda de rosas, siendo que la rosa es una de las flores utilizadas para simbolizar a la Virgen María, La Rosa Mística.

El Rosario es una “marca” católica. Muy frecuente nos surge la escena de la viejita pasando las cuentas de su rosario en un banco de la iglesia o el rosario grande colgado del cinturón de un monje y más recientemente, el rosario colgando del espejo retrovisor del carro de algún devoto de la Virgen.

Desde el principio del cristianismo, los monjes recitaban de manera regular todo el Salterio (la colección de 150 Salmos de la Sagrada Escritura). Pero sucedía que los hermanos legos que formaban parte de las comunidades monacales eran analfabetos y no podían leer los Salmos. Para ellos se ideó una forma de oración que pudiera ser fácilmente memorizable.

Quienes no podían rezar los 150 Salmos de la Biblia, los reemplazaban por otras 150 oraciones. Ya en el siglo IX había en Irlanda la costumbre de hacer nudos en un cordel para contar en vez de los salmos, las “Salutaciones Angélicas”,

anuncio de gabriel

que eran la primera mitad de lo que hoy conocemos como el Ave María y que eran ordinariamente conocidas, como el ‘Salterio Angélico’ (El Saludo del Ángel en la Encarnación).

Los misioneros de Irlanda más tarde propagaron la costumbre en Europa y de allí al resto del mundo.

A fines de los años 1171 Nació en Caleruega (Burgos-España), Santo Domingo de Guzmán, contemporáneo y amigo de san Francisco de Asís a quien visitó para abrazarlo efusivamente. Fue el fundador de los Dominicos, Orden de los Predicadores del Evangelio para llevar almas a Cristo que cumplen el mandato misionero del Maestro antes de subir a los Cielos.

El nos encargó a todos los bautizados la obligación de predicar. Domingo fue el hombre elegido para predicar la verdad contra el paganismo y la herejía.

SANTO DOMINGO RECIBE EL ROSARIO DE LA VIRGEN

Santo-Domingo-recibe-el-rosario-de-Maria

Domingo trabajó por años en medio de los desventurados y dio inicio a una orden religiosa para las mujeres jóvenes convertidas. Por medio de su predicación, sus oraciones y sacrificios, logró muchas conversiones.

Pero muy a menudo, por temor a ser ridiculizados y a pasar trabajos, los convertidos se daban por vencidos y no querían seguir el Camino de la Cruz.

Su convento se encontraba en Prouille, junto a una capilla dedicada a la Santísima Virgen. Fue en esta capilla en donde Domingo le suplicó a Nuestra Señora que lo ayudara, pues sentía que no estaba logrando casi nada.

La misión de Santo Domingo de Guzmán encontró grandes dificultades pero la Virgen vino a su auxilio. Estando en una noche en oración, tiene una revelación donde la Virgen le entrega el Rosario como Arma Poderosa para ganar almas. Esta tradición está respaldada por numerosos documentos pontificios.

136B_virgen_del_rosario_y_santo_domingo_(copio_JF_Vandorec_1867_recoleta_dominica_chile)

El surgimiento del Santo Rosario se debió a que MARÍA SE LO ENTREGÓ a Santo Domingo de Guzmán y Ella le enseñó a rezarlo.

En el año 1214 estaba angustiado porque estaba fracasando en su intento de convertir a los herejes cátaros albigenses. El santo fraile lo atribuyó a la gravedad de los pecados cometidos por los herejes y al mal ejemplo de los católicos. Así que se fue solo al bosque a llorar.

Y oró continuamente por tres días para aplacar la Justicia del Dios Todopoderoso. Azotó su cuerpo y torturó su carne. Y la noche siguiente en la capilla, por el ayuno, el dolor y su abandono en Dios; le fue concedido que la Virgen Inmaculada se le apareciera acompañada con tres ángeles, mientras Ella sostenía una bella guirnalda de rosas y se desarrolló la siguiente conversación:

  • Querido Domingo, ¿Sabes qué arma quiere usar la Santísima Trinidad para reformar el mundo?” 

 

Domingo arrodillado, contestó:

  • Vos Señora lo sabréis mejor que yo, porque sois la Puerta del Cielo que nos trajo la Salvación. Pues Dios llegó a nosotros a través de su Madre Santísima y nosotros esperamos acceder a Él de la misma manera, pues también sois nuestra Madre.
  • 126_sto_domingo_apoquindo_chile

María respondió:

  • Quiero que sepas que en este tipo de guerra, el arma siempre ha sido el Salterio Angélico, que es la piedra fundamental del Nuevo Testamento. Por lo tanto, si quieres llegar a estas almas endurecidas y ganarlos a Dios, predica Mi SalterioY lo que has dicho, es lo que debes enseñar a los demás. Mira…

Entonces le entregó la guirnalda que se materializó en su mano como un rosario de pequeñas cuentas de rositas de madera y le enseñó a Domingo a recitarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias.

Domingo salió con el Rosario en la mano y lo predicó.

Y con gran éxito, porque muchos que andaban por el camino del error volvieron a la fe católica.

El “SALTERIO DE LA VIRGEN MARÍA”, como antiguamente se le llamaba; era la “herramienta” que utilizaban las personas sencillas que no sabían leer o que no tenían libros, para Meditar el Evangelio y para reemplazar el rezo del Salterio; es decir, los 150 Salmos de la Biblia que los religiosos tenían que rezar cada semana.

La-anunciación-a-María

EL ROSARIO ES BÍBLICO

El Papa San Pío V (1566-1572) definió mediante una bula el Rosario como lo conocemos hoy. Y en nuestra época el Papa Juan Pablo II revitalizó el Rosario, añadiendo a los 15 Misterios ya conocidos; 5 Misterios más, referidos a la vida pública de Jesucristo.

En la Carta Apostólica “El Rosario de la Virgen María” defiende y promueve esta práctica mariana, además de presentar una amplia sustentación bíblica y teológica para esta devoción, intentando estimular a los Católicos a utilizarla más extensivamente y mostrando a los no-Católicos la excelencia de esta oración.

9788484073246

“¿PUEDEN LOS SANTOS INTERCEDER POR NOSOTROS ANTE DIOS?”

OBJECIÓN: “El único mediador es Cristo. No puede haber otros mediadores entre Dios y los hombres.”

Baste recordar que, aunque San Pablo dice “Único es Dios, único también es el Mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús” (1 Tim. 2, 5), en los versículos inmediatamente anteriores a éste San Pablo instruye a los cristianos a orar unos por los otros (cf. 1 Tim. 2, 1-4), significando que esta intercesión no interfiere ni disminuye la intercesión de Cristo.

Y esta intercesión también se aplica a las oraciones de los Santos del Cielo (cf. Ap. 5, 8), siendo la Virgen María, la más Santa entre todos los Santos.

OBJECIÓN: CRISTO PROHIBE LAS ORACIONES REPETITIVAS

RESPUESTA: Basándose en que Cristo nos dijo “Al orar no multipliquen las palabras” (Mt. 6, 7), sostienen que el Rosario es contrario a este comentario del Señor. Pero cortan esta frase y al dejarla incompleta, no lograr captar su verdadero significado: “Al orar no multipliquen las palabras como los paganos, pensando que por mucho hablar serán atendidos. Ustedes no recen de ese modo; porque antes que pidan, el Padre sabe lo que necesitan” (Mt. 6, 7-8).

Leído completo -sin cortar- el texto claramente indica que Cristo nos alertaba acerca de hacer la Oración precisa y específica Para no permitir que Satanás interfiera y nos robe la eficacia y el poder de la Oración precisa y específica.

miguel-vence-a-satan2

Adicionalmente, la repetición de unas mismas frases no es anti-bíblica. Tenemos varios ejemplos en el Antiguo Testamento, en Salmos y oraciones compuestas directamente por inspiración divina: En el Salmo 135 (136) el cual comienza “Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia”, la frase “porque es eterna su misericordia” se repite 36 veces, correspondientes a los 36 versículos que componen el Salmo. En el Salmo 117 (118) también se repite unas cuantas veces esta misma frase “porque es eterna su misericordia”.

Otra oración del Antiguo Testamento que contradice la pretendida prohibición divina de repetir oraciones es el canto de alabanza que hicieron los tres jóvenes mandados a quemar en el horno ardiente por el Rey Nabucodonosor, por éstos negarse a adorar a los dioses paganos. Mientras estaban en el horno ardiente cantaban repitiendo después de cada motivo de alabanza la frase: “alábenlo y ensálcenlo eternamente”, la cual ser repite ¡53 veces!: más que las 50 Ave Marías del Rosario.

Sabemos que los jóvenes salieron ilesos del horno ardiente y que Nabucodonosor impresionado, bendijo al Dios de Sidrac, Misac y Abdénago. Y prohibió que se hablara de forma irreverente de Él.

Horno de fuego

Por todos estos motivos, no es raro que inclusive algunos Protestantes hoy en día hayan comenzado a rezar el Rosario; pues se están dando cuenta de que la repetición de estas oraciones bíblicas y la Meditación de cada Misterio honra principalmente Cristo Mismo, a través de su Madre.

El 7 de octubre de 1571 se llevó a cabo la batalla naval de Lepanto, en la cual los cristianos vencieron a los turcos. Los cristianos sabían que si perdían esta batalla, su religión podía peligrar y por esta razón confiaron en la ayuda de Dios a través de la intercesión de la Santísima Virgen.

El Papa San Pío V pidió a los cristianos rezar el rosario por la flota. En Roma estaba el Papa despachando asuntos cuando de repente se levantó y anunció que la flota cristiana había sido victoriosa… Y Ordena el toque de campanas y una procesión. Días más tarde llegaron los mensajeros con la noticia oficial del triunfo cristiano.

Posteriormente, instituyó la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias el 7 de octubre.

Un año más tarde, Gregorio XIII cambió el nombre de la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario y determinó que se celebrase el primer domingo de Octubre (día en que se había ganado la batalla).

Virgen del Rosario

El Rosario es un resumen del Nuevo Testamento, que sintetiza de un modo extraordinario los aspectos más sobresalientes de la Historia de nuestra Redención. Por ello es necesario que se lo rece Meditando profundamente en cada uno de sus Misterios, mientras los labios pronuncian las oraciones y el corazón siente cada vez más el Amor de Dios.

Mediante esta oración recordamos el dolor, el gozo y la gloria de la vida de Jesús y de María; desde la misma Concepción de nuestro Señor, pasando por toda su Pasión y Muerte en el Calvario y culminando, después de la Ascensión de Cristo Resucitado y de la Asunción de la Santísima Virgen a los Cielos, en la distinción de María como Reina de la Creación.

Para alcanzar su verdadero significado y efecto, el rezo del Santo Rosario debe llevarnos a Contemplar la vida de Jesús, a meditar profundamente sobre el Amor de Dios hacia los hombres, sobre la entrega absoluta y sin reservas de la Virgen Santísima a la Divina Voluntad, como un ejemplo para todo ser humano; a extraer todas las enseñanzas evangélicas que esta oración tiene para transmitirnos, por constituir una síntesis de las vivencias más significativas de Jesús y de su Madre en el misterioso proceso de la Redención. De lo contrario su repetición será, un simple acto mecánico de falso pietismo.

amor-rosario

LA BIBLIA NOS DA TRES RAZONES PARA REZAR EL ROSARIO

1. Porque Dios Padre manda al Ángel Gabriel saludar as a la Madre de su Hijo: “Dios te salve, llena de gracia, el Señor está contigo”. (Lucas 1, 28) Si los siervos de Dios en el cielo deben saludar así a María, ¿Los siervos de Dios en la tierra no debemos hacer lo mismo?

2. Porque el Espíritu Santo así inspiró alabar a María y a Jesús: “Isabel se llenó del Espíritu Santo y clamó con fuerte voz: ´Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre´. (Lucas 1,48) Si a ti el Espíritu no te inspira alabar así a María, ¿Qué espíritu será ese? (1 Juan 4,1)

3. Porque Jesús nos recomienda orar sin intermisión. (Lucas 18,1) Es verdad que este mandato se cumple con cualquier oración, pero el Rosario facilita su cumplimiento. Por tanto, el que reza el Rosario obedece al mandato del Padre, a la recomendación del Hijo y a la inspiración del Espíritu Santo….

El Rosario es la salmodia de los seglares, de la gente ocupada, de los pobres y los ricos, de los sabios y los ignorantes que quieren cumplir con el mandato de alabar a Dios en todo momento, con salmos y cánticos inspirados. (Colosenses 3, 16).

Rezar el Rosario es no sólo obedecer lo que la Biblia manda, sino rezar como la Biblia enseña

rosario_biblia-1

UNA MEDITACION DEL EVANGELIO

El Evangelio es el relato de la vida y obras de Cristo Jesús. El Rosario es la contemplación de esos misterios. “Por eso precisamente los misterios del Rosario se comparan a las ventanas a través de las cuales podéis dirigir y sumergir la mirada hacia el ´Mundo de Dios´.” Mensaje de Juan Pablo II (25-IV-87.)

El Rosario nos ayuda a ver a Jesús con los ojos de María y a guardar sus enseñanzas en nuestro corazón.

El Rosario es de carácter netamente evangélico. Es del Evangelio de donde el Rosario extrae el enunciado de los misterios y sus fórmulas principales. Es en el Evangelio donde se inspira para sugerir, motivado por el gozoso saludo del Ángel y del religioso consentimiento de la Virgen, la actitud con que el fiel debe recitarlo; toma del Evangelio y mientras se suceden armoniosamente las Ave Marías, presenta un misterio fundamental -la encarnación del Verbo- contemplado en el momento decisivo del anuncio hecho a María.

El Rosario es pues una oración evangélica… El Rosario es una meditación ordenada de los eventos salvíficos realizados en Cristo.

book-rosary

Su división en cuatro partes (nacimiento, pasión, misión y resurrección) refleja el anuncio primitivo de la fe y del misterio de Cristo: humillación, muerte y exaltación. ( Filipenses 2,6-11 y “Marialis Cultus” 44-45)

El Rosario no es decir palabras sin sentido, sino que es una Meditación de los Misterios de Nuestro Señor, nuestro Dios Encarnado para Redención de todo lo creado.

EL ROSARIO SIGUIENDO LOS PASOS DEL EVANGELIO

LA ORACIÓN DE CONTEMPLACIÓN DE LOS MISTERIOS DEL ROSARIO es una «escala para elevarse al cielo» compendio de oración mental y oración vocal que son «las dos alas que el rosario de María ofrece a las almas cristianas». Es una forma de oración que el mismo papa practica con asiduidad y a la cual os invita a uniros. (Juan Pablo II. Homilía del 29 de abril de 1979)

Si toda oración cristiana es un diálogo de amor, un diálogo filial, también cada Rosario debe ser un dulce coloquio de los hijos con la Madre. Un diálogo de amor lleno de confianza y de abandono en el que hablamos como personas vivas con otra persona viva -mucho más «viva» ciertamente, que nosotros mortales- a quien no vemos con los ojos del cuerpo, pero sí con los ojos de la fe.

Es un hablar con María, en el que le manifestamos nuestras esperanzas, le confiamos las penas, le abrimos el corazón, le prometemos fidelidad en toda circunstancia, y le declaramos la propia disponibilidad a aceptar los planes de Dios y todo lo que Ella, en nombre de su Hijo, nos solicite.

1966922_648106901935231_8282869887963700791_n

Por eso al final de cada Rosario la principal pregunta que debemos hacernos es: pero yo, ¿He entrado o no he entrado en diálogo con Santa María?

No vaya a ser que recemos muchos Rosarios y sin embargo, hablemos muy poco con María Santísima.

Este hablar filial con María no impide que hablemos a la vez filialmente con Dios nuestro Padre. Incluso el Padrenuestro, que es una oración para gente como nosotros que vivimos en este mundo y cometemos pecados y por eso es diferente de la oración que Nuestra Madre sin pecado hará en el Cielo, lo podemos rezar con María.

Con Ella resulta más fácil vivir nuestra vida de hijos de Dios. Si alguna vez nos resulta difícil presentarnos solos ante Dios Padre y siempre que queramos Ella nos presenta a Dios Padre como a sus hijos pequeños y el Padre nos mira con más amor si cabe.

¿Quién presentará al Padre al hijo pequeño mejor que su Madre? ¿Dónde estará mejor el hijo pequeño que en los brazos de su Madre?

Con María nos resulta más fácil decirle a Dios: Hágase tu voluntad.

virgen del rosario

QUÉ NOS ENSEÑA MARÍA ACTUALMENTE SOBRE EL ROSARIO

ARMENSE CON MI ROSARIO:

Mensajes de la Virgen María a Cristina Gallagher

octubre 8, 2014

Estos son una serie de mensajes de la Virgen María, Reina de la Paz de Irlanda a la vidente Cristina Gallagher referidos al rezo del Santo Rosario.

Nuestra Señora no pidió simplemente que el Rosario fuera rezado. Ella le enseñó a Christina cómo “rezarlo desde el corazón” Y le pidió que enseñara a otros a rezarlo en la Casa de Oración como Ella le había enseñado.

La historia de las apariciones a Christina Gallagher las puede leer aquí VIRGEN MARÍA REINA DE LA PAZ, IRLANDA ( 21 DE ENERO)

Cuando Christina comparte su experiencia de Nuestra Señora enseñándole, ella relata el impacto profundo que sintió cuando Nuestra Señora rezó el “Padre Nuestro” durante una aparición.

maria ora con amor

Christina nunca – antes o después – oyó rezar al Padre Nuestro como lo hizo Nuestra Señora.

En un esfuerzo por describir la experiencia, Christina dijo que Nuestra Madre estaba amando a Dios con Su ser entero a través de cada frase del “Padre Nuestro”. Era una entrega total de amor.

Conforme ella oraba, Christina pudo ver tomar forma un corazón, despacio delante de ella – primero en contorno, después como a través de un velo -como una textura formándose y finalmente palpitando. Esto, Christina sabía que era el Corazón de Jesús vivo y suplicante ante el Padre. La presentación poderosa de Nuestra Madre al Padre de la intercesión de Su Propio Hijo.

La enseñanza precisa impartida por Nuestra Madre Bendita empezó muy sencilla cuando un día, ella intervino y detuvo a Christina cuando oraba. Christina estaba acostumbrada, como muchos de nosotros, a apurar el rezo del Rosario, acortando las oraciones. Ella nunca había conocido otra manera de rezarlo. Como ella misma lo explicó en una ocasión.

jesus orando

El 22 de mayo de 1988, tres meses después de la primera de sus apariciones, Nuestra Señora dijo a Christina:

Me gustaría que Me rezaras el Rosario desde tu corazón. Ofrece cada Ave María como una bella rosa blanca o una joya preciosa. Y la Oración al Señor como una muy fina rosa roja o como una joya especial, para vestirme con ella. Pero debes saber que no puedes tener joyas preciosas que no brillen. O rosas hermosas que están sólo para ser tiradas.

Mi niña, si no rezas el Rosario desde tu corazón, con amor y alegría; las rosas o joyas que me ofreces para revestirme se perderán para siempre. Reza el Rosario con amor y alegría y durará para toda la eternidad.

Por favor mi niña, no me defraudes. Permite que sea un vestido que brille. . . reza mi hermoso Rosario.”

Es cuando se reza desde el corazón que el Rosario vence el diablo.

1misterio_rosario

¡Cómo debe odiarlo!

Nuestra Señora comentó a Christina:

“Lo Puede derrotar cuando se reza con el corazón puesto.”

De hecho, la valoración que Christina misma hace sobre la profundidad y poder del Rosario, es a menudo captada en sus consejos personales a la gente:

“En los Misterios Gozosos vemos la realidad de la entrega de Nuestra Madre a Dios, su “sí” a Dios y su “sí” por nuestra redención. Es Su entrega.

“En los Misterios Dolorosos, vemos la fealdad del pecado y lo que nosotros hicimos a Cristo a través del pecado, sin embargo Dios, en Su Amor y Misericordia, nos redime en nuestra desobediencia.

“Los Misterios Gloriosos nos dan una gran percepción de que si nosotros decimos “sí” a Dios, podemos ser elevados también a compartir la gloria de Cristo Resucitado – a la casa preparada por nuestro Padre. Ciertamente, el valor de la Meditación en los Misterios es la Llave al Poder contenido en el Rosario.

Estampita-MisteriosDolorosos1Creditos

Nuestra Señora le dijo a Christina:

“Mi niña, la calamidad ha empezado. La influencia del Príncipe de la Oscuridad está alrededor de ustedes. Ármense con mi Rosario. Mi Iglesia se agitará, incluso desde su fundación. Mis hijos que deseen salvarse, deben arrepentirse. Arrepiéntase, se los digo a todos mis hijos. Ármense con Mi Rosario. Nunca permitan que salga de sus corazones. Mis hijos elegidos, ustedes son ahora como corderos entre lobos. Permanezcan firmes, no tengan miedo, ya que la Mano del Poderoso está con ustedes. . .”

Nuestra Señora, en mensajes separados le indicó a Christina muchas intenciones específicas para el rezo del Rosario, incluyendo el consuelo de Su propio Corazón:

Lo quiero ofrecido por la paz y por la conversión de los pecadores.” “Deseo que recen más a menudo el Rosario.” “Los protegerá durante los tiempos de pruebas y sufrimiento.” “Yo les suplico, ármense con Mi Rosario.” “Me encanta que Mis hijos recen el Rosario.”

“Recen el Rosario por algunas de mis almas perdidas. . . . .  Recuerden que Yo estoy con ustedes. Hay algunos problemas delante de ustedes, pero sus cruces no se pondrán demasiado pesadas para ustedes. Podrán cargarlas. Oren, oren por la fuerza para superar la oscuridad. Recen a Mi Corazón. Consuelen Mis múltiples heridas. Están cerca de Mi Corazón Herido. Siempre quédense cerca de Mi Corazón y el Corazón de Mi Hijo Divino. No tengan miedo. . .”

corazones traspasados

EL ROSARIO UNE LOS SUFRIMIENTOS DE JESUS Y MARIA

Una vez, cuando Nuestra Señora estaba revelando a Christina el cómo un sacerdote en particular fue destinado a sufrir por los abusos del mundo de nuestros tiempos a la Eucaristía Bendita, Ella le mostró a Christina un Rosario de lágrimas con cada uno de los cinco misterios en las Cuentas del Rosario representando a cada uno de los cinco continentes del mundo.

El PODER DEL ROSARIO PARA EL MUNDO

En otra ocasión mientras Christina rezaba el Rosario le fue mostrado el poder que le permitió a Nuestra Madre Bendita atraer a Sus hijos del mundo a Su Corazón Inmaculado. Christina podía ver a personas de nacionalidades diferentes rápidamente arrastrados hacia arriba en las manos extendidas de Nuestra Señora y Ella podía recibirlos en números ilimitados. Ellos desaparecían en Su Corazón.

Dice Christina, una vez Nuestra Señora se refirió al Rosario y dijo:

“Cuando hablan con una persona, tú sabes lo que dices.” Yo dije, “sí.” Y entonces Nuestra Señora dijo, “Cuando ustedes me hablan, sepan lo que dicen. En el Rosario, pueden vivir los Misterios de mi vida con Jesús.”

elsantorosario

El Rosario es una oración muy poderosa porque Jesús me dijo en otro momento: ‘El Rosario actúa como un escudo – para protegerte.’ Si tienen este conocimiento y rezan el Rosario desde su corazón y en conversación con Dios o Nuestra Madre Santa, Meditando en los Misterios; entonces en su corazón, están trayendo la Realidad de Jesús tan verídicamente como si estuvieran viviendo en el tiempo de Jesús y de Nuestra Madre Bendita.

Esto es porque estás permitiendo a la gracia de Dios entrar en tu corazón y aumentar tu conocimiento. Ustedes también recibirán esa Protección de la que Jesús habló. Hay una gran protección del Cielo a través del Rosario.

No hay un límite de tiempo. Nuestra Señora me enseñó que debo rezar el Rosario y debo rezarlo apropiadamente. A veces yo me sentaba o me arrodillaba para hacerlo. Entonces Nuestra Madre Santa aparecía y diría,

“Mi Niña, ora, ora, ora…”,

Invitándome a rezar el Rosario desde el corazón. A menudo yo pensaba, ‘Madre Santa, tú sabes que yo no puedo constantemente estar orando el Rosario porque tengo que hacer mi trabajo, si voy a guardar mi vida de alguna forma normal. Mi vida no funcionaría de ninguna otra manera.’

cachorro-rezando-orando

Así que entonces, empecé a ofrecer mi trabajo como una oración al igual que el Rosario. Cuando lavo los platos, invito a Nuestra Madre a recibir el acto de lavar los platos como una oración, o cuando barro o lavo el piso o en cualquier trabajo que haga, yo le pido a Nuestra Señora que lo recibiera como una oración y se lo ofrezca a Jesús.

Nuestra Madre Santa nunca me contradijo en eso. Esto significó para mí que Nuestra Señora estaba evidentemente satisfecha con lo que yo estaba haciendo.

No es la cantidad de oración lo que es importante, es el estar constantemente consciente de ofrecerla a Jesús o Nuestra Madre Bendita. Hagan una oración de sus vidas y ofrezcan todo a Nuestra Madre Santa y a cambio, Ella le ofrecerá todo a Dios.

Cuando no podamos rezar el Rosario y tengamos que seguir con nuestro trabajo, necesitamos traer a Jesús y a Nuestra Madre a nuestros corazones y nuestras mentes mientras trabajamos. Necesitamos ofrecer todo que hacemos como una oración.

LOS VEINTE MISTERIOS DIARIAMENTE

Cuando alguien le comentó a Christina que era difícil el encajar los Veinte Misterios del Rosario cada día, Christina contestó con esta ilustración muy impresionante.

rezando el rosario

Algunas personas se sienten que sólo pueden rezar cinco misterios del Rosario cada día, pero si tuvieran un hermoso tesoro en su casa y la casa tuviera veinte ventanas, ¿Dirías que sólo tienes tiempo para cerrar cinco de las quince ventanas? Ciertamente te asegurarías de cerrar las veinte ventanas. De la misma manera nosotros tenemos dentro de nosotros, el hermoso tesoro de nuestra alma inmortal redimida por la Sangre Preciosa de Jesús.

Satanás desea atacar y robar este tesoro.

Nuestra Señora puede escudarnos a través del arma del Santísimo Rosario cuando nosotros compartimos estos Misterios con Ella. Ella puede resguardarnos de los ataques de Satanás en los variados intentos que él hace a nuestras almas.

El cuerpo representa la casa y los veinte misterios representan las veinte ventanas. Cuando nosotros rezamos cada decena, cerramos una ventana. A principios de enero de 1994, Nuestra Señora me dijo que durante la Misa deseaba dar muchos dones a sus hijos; pero que sus corazones permanecían cerrados.

Esta es la razón de que el mundo tenga tanto sufrimiento. Cuando Nuestra Madre dijo esto, bajó sus manos y rayos blancos salieron de Sus Manos y Corazón diciendo estas palabras, ‘Yo deseo darles muchas Gracias a mis niños.’

lamilagrosa

EL ROSARIO COMO UNA ORACION A DIOS

Nosotros equivocadamente relacionamos al Rosario solamente con Nuestra Señora, pero Ella misma nos invitó (en Su mensaje del 4 de febrero de 1988) a ofrecérselo al Espíritu Santo para que nos ilumine y al Corazón de Su Hijo.

Jesús le pidió específicamente a Christina que Le rezara el Rosario en un mensaje el 24 de septiembre de 1988:

Reza el Rosario a Mi Corazón por las almas que están en gran oscuridad. Ofrece todo tu dolor a Mi Corazón Misericordioso. Tú has experimentado el más grande dolor de la corona de espinas. No temas, que cuando sufres dolor, yo estoy cerca de tí. . .

De nuevo, durante la Cuaresma (marzo de 1988) Nuestra Señora dijo:

“Cuando ustedes recen Mi Rosario, háganlo en este momento al Corazón de Mi Hijo…”

El Santo Rosario consta de veinte misterios, de 10 Avemarías cada uno, separados por un Padrenuestro y diversas jaculatorias que varían según la zona y el interés del fiel.

Pero el elemento más importante, es previamente ponerse en Presencia del Señor y orar cada misterio Meditando cada lectura correspondiente en el Evangelio…

JESUS Y EL EVANGELIO

21.- LA ORACIÓN II


EL HOMBRE QUE HACIA MILAGROS - (película completa) (1)

¿PORQUÉ HAY QUE ORAR?

“Estén despiertos y orando, para que no caigan en tentación: el espíritu es animoso pero la carne es débil.” Cuando el cuerpo no se alimenta las fuerzas disminuyen y el cuerpo debilitado no puede reaccionar contra los enemigos que lo agreden y que de una u

otra manera lo matan.

Una planta que no es alimentada muere. Una lámpara sin combustible se apaga. Cuando la lámpara de la Fe no es alimentada, se apaga y en el alma se hace la oscuridad. El combustible que alimenta la luz de la Fe es la Oración. El oxígeno del alma es la Oración. Un alma que no ora no puede vivir y muere. Los que se rehúsan a orar no pueden imputarle a Dios el que haya apagado en ellos toda la energía espiritual y la Fé.

El alma del cristiano sin Fe es la cosa más frágil y vulnerable que existe. Sumergida en la oscuridad se pierde y es inexorablemente arrollada por la concupiscencia del espíritu y la de los sentidos. Es el ángel hecho prisionero por Satanás, con la impureza de los sentidos y del espíritu, en el error y la herejía.

zzzzv la tentacion muerde

El alma en crisis de Fe por falta de vida espiritual, es un títere y un juguete en el que Satanás desahoga su odio y sus celos, haciéndola su esclava y llenándola de porquería, para envilecerla y arrojarle su degradación al Rostro de Dios, con sarcasmo lleno de desprecio, de odio y de burla:

–           ¿Éste es tu hijo por el que diste tu Sangre? ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¿A él le interesa siquiera tu Ley y tu Amor? ¡Mira como lo tengo! ¿Ves lo que está haciendo? ¿Un hombre? ¡Ni siquiera es capaz de razonar como una bestia! Y ES MÍO. ¡Mío porque su voluntad me pertenece! ¡A Ti ni siquiera te reconoce! Dije que te vencería y aquí tienes la prueba. ¡Mira cuántos son igual que él! ¡YO SOY MÁS GRANDE QUE TÚ!

AngelAndDemon

Las almas que se rehúsan a orar se parecen a un náufrago que entre las olas tempestuosas de un mar embravecido, de un mundo que no es de Dios, se niega rotundamente a nadar. ¿Cómo podrá salvarse?

Por eso hay que invocar el Nombre de Jesús con Fe, esperanza y caridad intrépidas. Y caerán todos los flagelos con los que Satanás atormenta a la Humanidad. Hay que permanecer en Dios y no debe haber miedo de pedir, porque Dios todo puede dar. Hay que pedir para uno y para los demás.

Jesús lo enseñó. Hay que pedir por los presentes y por los ausentes; los pasados, los presentes y los futuros. Por la jornada terrena y la Eterna. Y también por las de los que amamos. Hay que pedir por todos y para todos. Por los buenos para que Dios los bendiga. Por los malos para que Dios los convierta.

BarraSCorazones_CTV1a

Hay que unir las oraciones a Jesús y por sus méritos. Y a María por sus lágrimas y a través de su Corazón Inmaculado. Hay que pedir la salud, la paz en la familia, la paz en el mundo, la paz para la eternidad. Hay que pedir la santidad: Dios es Santo y es Padre. Y la santidad se pide y la vida se mantiene a través de la fuerza que viene de Él.

Hay que pedir el pan cotidiano y la bendición cotidiana, para el cuerpo y para el espíritu. Y por todo lo que se pida, será dado. No hay que tener miedo de pedir demasiado. Jesús para nosotros ha pedido la misma gloria, porque los cristianos somos hijos de Dios.

El Intercesor pide y obtiene de Dios, las gracias necesarias para la Redención Humana y el alivio del dolor ajeno. La oración intercesora es el amor de rodillas.

orando de rodilla

En la historia de Sodoma y Gomorra, sus habitantes habían llegado a tal nivel de corrupción, que para impedir que éste cáncer se expandiera, Dios decidió destruirlos. ¿No le comunicaré a Abraham lo que voy a hacer? En este cuestionamiento que Dios se hace a Sí Mismo, lo que en realidad está diciendo es: “Si Abraham y Yo somos amigos, no está bien que Yo destruya Sodoma y Gomorra sin que él lo sepa.” ¡Dios es un Amigo Sublime!

ABRAHAM Y DIOS

¡Qué maravilloso es llegar a este grado de intimidad con El que nos ha creado! De que Abraham lo conocía bien, lo revela el magnífico regateo que sucedió a continuación y que comienza con: “Sé que Tú estás lejos de proceder así…”

En el epílogo de tal entrevista, aprendemos el valor de la Oración Comunitaria, pues basta con la Oración de Diez justos generosos; reunidos para pedir piedad. Dios no rechaza la Oración. Y es posible conseguir que Dios cambie de opinión y se vuelva una bendición su decreto de destrucción.

jonas

También Moisés, ¡Suplicó, exigió y consiguió!: “Yeové renunció a destruir a su Pueblo, como  lo había anunciado.” Moisés puso en peligro su propia vida eterna y su oración salvó a toda la nación de Israel.

MOISÉSntercede01

Al no querer nada para sí, él solo logró doblegar la Voluntad Divina. Dios tenía toda la razón y también sus sentimientos cuentan. Sin embargo ante la audacia de Moisés, Él también sacrificó su Justicia ante su Misericordia.

LA ORACIÓN INTERCESORA PUEDE CAMBIAR EL CURSO DE LA HISTORIA.

Cuando estamos totalmente unidos a Cristo y crucificados con Él, nuestra intercesión es muy poderosa, porque es Jesús Mismo el que ora al Padre en nuestra Oración.

JESUS-ORANDO

Hay que agradecer a Dios ahora que estamos padeciendo por Él. Entre los muros de esta cárcel terrena podemos hacer una intercesión poderosa por los que más amamos y más alejados están de Dios. Nuestro sacrificio y nuestra sangre, obtienen de Dios los milagros más portentosos.

Hay que orar mucho por:

LOS SACERDOTES.

Hay que orar siempre por ellos, porque son los máximos responsables de la vida espiritual de los cristianos.

ALABANZA Y REPARACIÓN A DIOS.

Blasfemado por tantos.

LAS ALMAS DEL PURGATORIO.

Es la mejor obra de Misericordia. Obteniéndoles refrigerio en su padecer por alcanzar la Gloria.

LOS PECADORES.

Muchas almas se condenan porque faltan intercesores que les obtengan de Dios la Gracia para que se arrepientan, se conviertan y se salven.

3hj3powk

LOS CAUTIVOS DE SATANÁS.

Todos los hombres son atormentados con saña inaudita por el Eterno Odiador de Dios y del Hombre. La intercesión por los atormentados por la violencia y el Odio, permite que Dios intervenga para impedir más delitos, especialmente contra los inocentes. Y para sanar los corazones de los que están siendo arrastrados por la desesperación.

LOS QUE SUFREN.

Porque el sufrimiento se convierta en escalera para el Cielo. Y no sea fuente de duda y de desesperación que los lleve a renegar de Dios y a precipitarse en las trampas que Satanás les tiende para destruirlos.

POR NOSOTROS.

Hay que pedir las ayudas sobrenaturales que más necesitamos y que nos permiten elevarnos para alcanzar aquella perfección que es indispensable para agradar a Dios, porque Él nos quiere santos y reunidos con Él. La santidad sólo puede alcanzarse a través de la Oración.

LA ORACIÓN DEBE SER ESPECÍFICA.

Una de las tácticas de Satanás y que usa como un último recurso, cuando no consigue apartarnos de Dios, es estorbarnos la Oración e impedir que nos fijemos objetivos concretos que él no puede detener.

Cuando Jesús levantó a Lázaro de entre los muertos, lo llamó por su nombre. Si Jesús no hubiera hecho una Oración muy específica

Carl-Bloch-The-resurrection-of-Lazaro

¡Todos los muertos se hubieran levantado! Por eso cuando a Jesús le llevaron al ciego Bartimeo, Jesús le preguntó: ‘¿Qué quieres que te haga?’ El ciego respondió: ‘Maestro, que yo vea’ Entonces Jesús le dijo: ‘Puedes irte, tu fe te ha salvado’. Y al instante vio y se puso a caminar con Jesús.

¿Por qué Jesús le hizo una pregunta tan obvia a Bartimeo?

Desde la perspectiva de Dios, Bartimeo tenía muchas necesidades. Si Bartimeo le hubiese pedido: ‘Jesús, ten misericordia de mí.’ Hubiese hecho una petición generalizada. Y al pedir específicamente la vista de los ojos físicos, Dios le dio además la salvación, al ejercer su fe. Por eso le pidió que concretara su petición…

bartimeo-lavandose

Satanás no quiere que seamos concretos al orar por dos motivos:

1.- Neutralizar completamente la Oración… Pues al no especificar, él queda en libertad de obstaculizar.

2.-  Al orar específicamente estamos poniendo a  prueba la Fe. Esto la fortalece, al ver las específicas respuestas de Dios. La Duda es el arma favorita de Satanás para tratar de destruir nuestras oraciones específicas. Y esta es otra razón para ser perseverantes en la obtención de los milagros.

Cuando todo se hace en la forma correcta, se acaban las coincidencias y vemos las respuestas concretas de un Amor Infinito. Nuestro corazón se extasía en adoración al ver como Dios colma y rebasa nuestras esperanzas.

La Oración Perseverante abre el Cielo y la Fe salva al alma, por medio de la plegaria. Y el alma se fortalece, crece y se vuelve adulta. Y aprende a vivir muriendo y a morir amando.

hombre-orando11

Sólo a través de la Oración es posible este aprendizaje. Y el Espíritu Santo trabaja con el Amor, para hacer santos a los espíritus y que alcancen la perfección con el amor de Coparticipación.

A la entrega total, Dios corresponde con el sonido audible de su voz maravillosa. Cuando el alma está lista, Él se convierte en nuestro mejor Amigo. Y ÉL nos guía y nos educa, como enseñó a sus apóstoles a comprender mejor sus enseñanzas.

Y de esta manera, la Oración se convierte en el centro de nuestra existencia. y convertimos nuestro corazón en el sagrario que custodia al Dios Vivo y Resucitado.

SEÑOR MIO Y DIOS MIO

LA MEDITACIÓN

Cuando nos disponemos a orar es indispensable el silencio, tanto exterior como interior, para poder escuchar la voz de Jesús y las ternuras de su Corazón amantísimo. La Meditación es la puerta que conduce a la santidad y la primera escala de la Oración. El alma que medita se salva, porque la Meditación nace de la Alabanza, ya sea de gratitud, de admiración o de adoración.

La Meditación es el alimento de la Fe y arrastra al hombre a la práctica de la vida cristiana recta y ordenada.

Cuando se llega a dominarla, es posible meditar en medio de la más febril actividad; ya que prepara y vigoriza el alma para deificarla, porque en ella está la fuente de las enseñanzas divinas.

La Meditación rasga el velo de los Misterios Divinos y conduce al hombre con paso firme al profundo conocimiento de su miseria, preparándolo para contemplar la Grandeza de Dios.

Quita de su camino los tropiezos del Pecado. Le señala el propósito de su vida. Lo prepara para el fin que fue creado. Le da claridad a sus dificultades y responde la solución de sus conflictos. Refrena sus vicios y sus pasiones. Endereza en su espíritu lo que está torcido. Protege de infinitos males y prepara el alma para la perfección.

NGEL_A~1

La Meditación es la escoba que barre la basura de nuestro interior.

Nos da la contrición y el arrepentimiento. Es la luz que ilumina las tinieblas que envuelven el camino del hombre sobre la tierra. Nos hace aborrecer el pecado al penetrarnos de la importancia de todas las verdades divinas y con ella se descubren las trampas de Satanás. Y nos señala el camino para librarnos de ellas.

El_vino_a_dar_Li_4a24156aa50ce

La Meditación es el taller donde se trabajan las virtudes. Es el alimento, el descanso y la perfección de un tesoro escondido que hace rico y poderoso a quién lo posee. Es como una lupa que descubre al espíritu con claridad asombrosa los secretos divinos y encamina el alma a la purificación y a la pureza.

Un alma que no medita, no puede emprender el camino espiritual porque es como si careciera de brújula para hacerlo y la desorientación es completa.

La Meditación y la Oración tienen la propiedad de adaptarse a las características particulares de cada alma, para facilitarle el conocimiento de Dios. La Meditación en la Pasión de Jesucristo enciende en las almas el fuego del amor y el sacrificio.

Y debe ser una tarea cotidiana. Es la pista para levantar el vuelo hacia la unión con el Espíritu Santo y el principio de la preparación a la crucifixión espiritual.

Todo lo creado puede ser un lugar de Oración, si aprendemos a levantar nuestro espíritu al Padre, despegándolo de la tierra y de las cosas de la tierra. Meditar orando es hablar con el espíritu elevado a Dios, olvidando a los hombres y a sus debilidades, pensando solo en Dios nuestro Padre. En Él que es tan bueno con todos los que lo buscan y lo aman con buena voluntad.

imagesCAZXK1K7

La Oración es el descanso del alma turbada con tantas cosas. El tiempo dedicado a meditar orando, hace que las fuerzas se recuperen para reconstruir lo que el mundo y los ataques de Satanás debilitan, al tratar de impedir que el alma vaya hacia Dios.

Orar es hablar con Dios. Quien cree con pureza e inteligencia, escucha la voz de Dios y la atiende. Después habla de las cosas que Dios le ha enseñado.

Dentro de un corazón perturbado Dios no habla. Cuando un alma vive en la caridad su corazón está tranquilo, oye la Voz de Dios y la comprende. Medita en su Presencia y crece espiritualmente.

“Yo estoy con ustedes todos lo días, hasta que se termine este mundo…”

Entonces es cuando se reflexiona y se contemplan las perfecciones de Dios, la miseria humana y la fragilidad del hombre. Y se suscitan actos de una voluntad amorosa y reparadora y pronta siempre para adorar.

Quién se separa de Jesús y no se mantiene en contacto con Él por medio de la Oración, cae en el sopor y vuelve a ser apresado. La Oración y el Espíritu Santo crean un corazón y una inteligencia sobrenaturales. El hombre ya no piensa en sí mismo. Vive y piensa todo a través de Dios. Quién trabaja para Él, no pecará. Y quién lo da a conocer, tiene la Vida Eterna.

Jesus en fundido_

El coloquio amoroso de la Oración favorece la intimidad con Dios. En ésta, el corazón se abre y Dios se derrama con abundancia. El alma dice: ‘¿Pero qué me ha hecho el Señor?’

El alma ha sido redimida de la esclavitud del pecado y las virtudes se multiplican y se perfeccionan en más alto grado. Todo es preparado espiritualmente para seguir a Dios por medio del sacrificio heroico y el alma es lanzada por el camino de la perfección.

LA FUSIÓN CON DIOS.

La Oración de Unión. Para que esta comunicación sea clara y precisa, es indispensable la más diáfana pureza: en la mente, en el corazón y en el cuerpo. Porque Dios se revela a los puros en toda su plenitud, por la delicia que encuentra en el alma que lo refleja a Él, el Purísimo.

No debe existir la más leve mancha de lujuria y Él las compensa con creces por los sacrificios que hacen por amor suyo. El virgen e ignorante del apetito carnal, puede conocer lo que es el Amor Perfecto, ya que no está contaminado por experiencias que lo perturban. En lo más íntimo de nuestro ser están las pasiones. La voluntad del alma enamorada de Dios, las dirige a una sola meta: la santidad.

oracion-de-contemplacion

Satanás vigila y ataca con malas pasiones, para impedir que se construya el Reino de Dios. Si el hombre vive unido a Dios por medio de la Oración y la Gracia, Dios está en él y nada malo puede ocurrirle. La unión con Dios es el arma que nadie puede vencer y la victoria es segura.

El que persevera en el Amor de Jesús y en pertenecerle, vive para siempre y deifica su alma. Y se convierte en ‘dios’ participante de la Divinidad que Jesús le comunica a través de la Eucaristía y la Oración de Unión.

El alma pura y amorosa pide y confía ciegamente en su Señor. Se pliega dócilmente a la Voluntad Divina y ama siempre la respuesta, sea cual fuere.

El alma orante pasa de la Meditación a la acción, derramando el amor del que se ha nutrido en sus encuentros con Dios; con la misericordia y la compasión en deber de gratitud y de amor. Deber de imitación a Jesús. Amar a Dios por Sí Mismo y amarlo en el prójimo, eso es perfección.

            Y se perfeccionan los sentidos espirituales. El contacto con Dios es una continua metamorfosis que hace del hombre un ángel. Y con los ojos del espíritu vivo, ‘ven’ y con los oídos ‘oyen’ los secretos de Dios y el futuro del hombre. Y dicen en su Nombre lo que el Espíritu pone en sus labios purificados por el amor y santificados por el dolor.

meditando-con-la-cruz2

La Cruz es el poder para vencer. Hay que usarla con veneración y esculpirla en el pensamiento y en el corazón. Con la conversión queda grabada en la frente y en la mano de los espíritus vivos. Y ella debe esplender con la luz del Espíritu Santo, haciendo huir a Satanás, porque él no soporta la Cruz, ni la presencia santísima de María, la Virgen de Dios.

Y el Nombre Santísimo de Jesús, que es fuerza y defensa en el corazón que lo pronuncia con amor, Fe y esperanza. Todo esto es lo que forma el equipo que es mortífero para aniquilar a las legiones de Lucifer, que atormentan a todos los cristianos. El poder de la Oración y de la Cruz, vuelven invencible al alma que tiene una Fe viva y activa, que operan infinitos milagros, éstos se consiguen cuando se sabe usar a la perfección: LA ORACIÓN.

LA CONTEMPLACIÓN

escalera%20al%20cielo

Para orar, no hay necesidad de pronunciar muchas palabras. Basta con mirar las cosas creadas y la admiración se abre paso al contemplar la Grandeza de Dios. Y nuestro corazón se eleva a la más alta Oración, desligada de las cosas del mundo, envuelto en un místico mar, arrebatado y endiosado por el Fuego del Amor Divino. Así es como se desarrolla una conversación en los Cielos.

La contemplación es el último peldaño de la Oración y se da cuando el alma alcanza el Amor de Fusión. El alma entra de lleno en el Cielo que existe desde la Tierra…

nubes

La separación entre Dios y el alma crucificada y que ya es un atleta en el espíritu, es un tenue velo que se rasgará solo con la muerte y que está puesto porque nadie puede ver a Dios tal como Es, sin morir de Amor, de alegría, de anhelo; pues la Presencia de Dios tal cual Es, es fulminante. La muerte conducirá a tomar posesión de la Vida, que en el mundo vislumbraron a través de la Contemplación.

La contemplación tiene unos crisoles muy finos. Con frecuencia  se esconde el Amado y esa ausencia es tan penosa y dolorosísima, cuanto el alma ha aumentado su capacidad de amar, hasta alcanzar el límite insoportable de la desesperación.

Se le esconde el que es su vida y se siente morir. Se oscurece el que es su sol y se queda en tinieblas, como un niñito perdido que no sabe a donde voltear. Dios es su razón de vivir y cuando se ve apartada de Él, es un estado de tal sufrimiento y cruelísimo dolor, que si Dios no la sostuviera con su Gracia, sucumbiría.

De este crisol salen aquilatadas con un valor que solo Dios puede apreciar.

El alma crece en perfección; pero de la misma forma que aumentan el brillo de las virtudes, aquilatándose dentro de esa fuente de oro líquido que es la Contemplación; crecen también en intensidad y dolor, las pruebas alambicadas por las que el alma debe pasar, para purificarse siempre más.

Estas numerosas pruebas, tanto exteriores como interiores, cada una superior a la otra en despiadada crueldad. Unas purifican la voluntad directamente, desatando tempestades devastadoras sobre el corazón y sobre la mente. Hay otras purificaciones internas en la sustancia misma del alma, que no se diferencian de las penas del Infierno, más que en la duración.

el-infierno-de-dante

En este trance el cuerpo queda sin fuerzas y es incapaz de moverse; pero plenamente consciente, sufriendo aquella atroz agonía del alma. Sin poderse mover, ni quejar, ni luchar, sino tiene que dejarse desgarrar y quemar interiormente en el espíritu. Para llegar a este punto es necesario nunca dejar de orar y por lo tanto, nunca dejar de recibir gracias, creciendo en santidad y en perfección, en los crisoles divinos.

Sumergíos en el vórtice de la contemplación. Esforzaos en olvidar que sois hombres y en transformaros en serafines. Lanzaos al horno, a las llamas de la contemplación. La contemplación de Dios es semejante a chispa que salta del choque de la piedra contra el eslabón y produce fuego y luz. Es purificación el fuego que consume la materia opaca y siempre impura y la transforma en llama luminosa y pura.

juan-4

No tendréis el Reino de Dios en vosotros si no tenéis el amor. Porque el Reino de Dios es el Amor y aparece con el Amor. Y por el Amor se instaura en vuestros corazones en medio de los resplandores de una luz inmensa que penetra y fecunda, disuelve la ignorancia, comunica la sabiduría, devora al hombre y crea al dios, al hijo de Dios, a mi hermano, al rey del trono que Dios ha preparado para aquellos que se dan a Dios para tener a Dios, a Dios, a Dios, a Dios sólo.

Sed, pues, puros y santos por la oración ardiente que santifica al hombre porque le sumerge en el fuego de Dios, que es la caridad. Vosotros debéis ser santos. No en el sentido relativo que esta palabra ha tenido hasta ahora, sino en el sentido absoluto que Yo le he dado proponiéndoos la santidad del Señor como ejemplo y límite. O sea, la santidad perfecta. Nosotros llamamos santo al Templo, santo al lugar donde está el altar, Santo de los Santos al lugar velado donde está el arca y el propiciatorio. Pero, en verdad os digo que los que poseen la Gracia y viven en santidad por amor al Señor son más santos que el Santo de los Santos, porque Dios no se limita a colocarse sobre ellos como sobre el propiciatorio del Templo, para dar sus órdenes; sino que mora en ellos, para darles sus amores.

dios-busca-verdaderos-adoradores-que

Hacemos Oración cuando en silencio contemplamos la Verdad y a Dios en su Bondad, cantando salmos de Alabanza, por la alegría que invade nuestro ser. Dios pone al alcance los tesoros de su Sabiduría y el alma es como un niño que va recogiendo y engarzando las Divinas Palabras, formando así joyas maravillosas y bellísimas…

Y el alma está lista para los Esponsales Divinos.

LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU

“Pero Llega la hora y ya estamos en ella, en que los verdaderos adoradores, adorarán al Padre en espíritu y en verdad. Son esos adoradores los que busca el Padre. Dios es Espíritu, por lo tanto los que lo adoran, deben adorarlo en espíritu y en verdad.”

adoradores

La Oración es la elevación del alma a Dios. La obediencia a las inspiraciones del Espíritu Santo, dan la perfección del abandono en Dios y el alejamiento de las cosas del mundo. Cuando se ofrece a Dios todo y todo nos es quitado, a veces falta la serenidad por la pérdida de ciertas cosas. Y al volver la vista a lo que hemos dejado, sentimos que es un retroceso. Mientras el llanto baña el rostro, la voluntad de pertenecer más a Dios, se mantiene firme, pero nuestra incapacidad nos quebranta y nos sentimos como aplastados por un tremendo dolor. Se añoran…y se quisiera volver a tenerlas…

Tenemos que dar a Jesús la cosa más preciosa. Es entonces que la debemos dar. Más preciosa de la vida. Más cara de los afectos. Más amada de la casa. No se puede matar el recuerdo… y no se puede impedir la nostalgia. Pero basta con tener recuerdos y nostalgia llenos de resignación. Entonces no son imperfecciones, son méritos a los ojos de Dios. Espinas que estrechan el corazón, para que se llene de gemas, de lágrimas y de sangre, que se convierten en joyas que ofrecer ante el Trono  Divino.

El compendio de la perfección está en saberse desprender del propio modo de pensar humano. Es un trabajo de toda la vida y que se presenta innumerables veces a lo largo de la existencia. Porque ¿El pensar humano de qué está compuesto? Por cincuenta por ciento de resentimientos. Veinticinco por ciento de excesiva sensibilidad y otro veinticinco por ciento de egoísmo. ¡El prójimo hiere con el pétalo de una flor o con una pluma!

Petalos%20de%20Rosas-823703_800

Para el sensibilísimo ‘yo’ humano, son latigazos o estocadas que afirman el corazón en un modo de pensar. El egoísmo se dispara: ‘Yo soy rey y no quiero ofensas de ninguna clase. Yo domino y no quiero resistencia a mi querer’ Y he aquí que entre la sensibilidad excesiva y el egoísmo despiadado, nacen los resentimientos que no ceden y los apegos a las propias ideas.

Por eso hay que entregar a Dios nuestro propio pensamiento y obedecerlo para que Él pueda sanarnos. Con el alma vacía, estamos preparados para que el Espíritu Santo pueda descender y obrar libremente en un corazón. Para eso es necesario cultivar en sí mismos la Caridad, la fidelidad, la Pureza, la Oración y la Humildad.

Los apóstoles se prepararon a su venida con estas virtudes unidas a un intenso recogimiento y tomaron como modelo a María. De ella aprendieron que a pesar de las ocupaciones de la vida, Ella sabía vivir recogida en Dios y su más grande alegría era aislarse en la Contemplación, en el silencio, en la soledad.

Dios habla dondequiera. Pero su Palabra llega a nosotros los mortales y que tenemos una capacidad de recepción limitada, mucho mejor cuando estamos en el aislamiento.

Doble mérito y doble gracia es aprender a oírlo en medio del tumulto. Pero también es triple fatiga.

AMOR AL PROJIMO

Pues la caridad está primero y no podemos hacer a un lado al prójimo, que muchas veces y con motivos triviales, interrumpen estos coloquios. Entonces es necesario saber dejar sin alterarse, la Meditación de la Oración y ocuparse del prójimo sin perder de vista a Dios y con infinito tacto, nunca dar a entender que hemos sido perturbados; recibiéndolos con una sonrisa y buena voluntad.

famaralenemigo1

Cuando se prepara la venida del Paráclito y se desea su permanencia, hay que tener mucho cuidado en no tomar poses que no son más que soberbia amamantada de humildad  hipócrita. La simplicidad es la mejor cualidad, para que el Espíritu descienda a nosotros con placer. Y después hay que saber retenerlo con todos los requisitos necesarios para la Oración. Hay que tener triple pureza, porque Él se retira de la impureza. Y una gran fidelidad a sus inspiraciones.

Él Es el Apóstol Eterno que predica incansablemente a las almas, la Doctrina de Cristo, que la ilumina y la explica. Pero si es mal acogido, se va otros corazones que no le ponen diques. Si es recibido con Ira, Él se retira y nosotros perdemos su Paz y lo perdemos a Él.

Dios no se impone más que en casos muy especiales. Él está pronto siempre a intervenir en nuestra ayuda, pero quiere de nosotros el deseo de recibirlo, el coraje de seguirlo, la generosidad de confesarlo.

Entonces es cuando Él nos abraza, nos penetra, nos levanta, nos enciende, nos deifica. Y como un águila nos eleva para volar en las alturas, en los Reinos de la Luz. En climas de Pureza nos acerca al Sol de la Caridad y en Él nos inflama, hasta que abre las puertas de su Reino, por una eternidad de beatitud.

Aguila%20volando

EL ESPÍRITU SANTO NOS AYUDA A ORAR.

Además, el Espíritu nos viene a socorrer en nuestra debilidad, porque no sabemos pedir de la manera que se debe. Pero el propio Espíritu intercede por nosotros, con gemidos que no se pueden expresar. Y Aquel que penetra los secretos más íntimos, conoce los anhelos del Espíritu, cuando ruega por los santos, según la manera de Dios.

El Espíritu Santo tiene maneras de ayudar a nuestra debilidad, dándose a nosotros con su inmensidad de Luz y de Potencia. Nos penetra y nos ilumina hasta los fondos más abisales de nuestro espíritu. Y todo lo fecunda haciendo  prosperar la Gracia y las otras virtudes. Haciéndonos conocer al Padre, al Hijo y a su recíproco Amor, o sea,  Él Mismo, cual ningún libro y ninguna palabra de sabiduría humana, pueden alcanzar a hacerlo.

Porque en la inmensidad  de su Sabiduría, Dios es siempre luminoso y simple. Sus instrucciones son un toque divino que enciende luces, que iluminan los Misterios y son una caricia que despierta el amor en nosotros.

Es un beso que hace gustar el sabor de Dios, de aquel Padre que su amor Providente es como una leche que nutre.

De aquel Dios Hijo que nos alimenta con su Carne y con su Sangre.

De aquel Dios Espíritu Santo que de sus mieles sapienciales hace alimento para los deseosos de Dios, como las abejas lo están del jugo de las flores.

abeja

Dios es como una espléndida y salutífera flor que atrae con su perfume a los más simples e ignorantes. A los niños inocentes y curiosos. Porque atrae, alegra y da testimonio de la existencia de Dios y de su providencia hasta para las más pequeñas creaturas de la Creación.

De una manera simple, su Voz resonante en el silencio atento del alma. El Espíritu la instruye, la educa, la aconseja, la guía a un más amplio conocimiento de Dios, generando un más alto amor hacia Él y convirtiéndola en hija de Dios.

Esta transformación se vuelve total, cuanto más el alma se despoja de cuanto puede serle un impedimento para obedecer las inspiraciones del Espíritu Santo. y gusta anticipadamente por breves instantes, del gozo eterno de poseer a Dios en la Fusión de la Oración y oferta cotidiana y el éxtasis de la Contemplación. La Inmolación cumplida en lo más íntimo del ‘yo’ imitando al Maestro; siguiendo el Camino de la Salvación y ascendiendo hacia la Perfección, hasta sumir el ‘Yo’ perfecto de Jesús y poder decir con verdad: “No vivo yo, es Cristo el que vive en mí”

Y es cuando las acciones serán hechas siguiendo el Espíritu de Cristo. Sus oraciones y sus sufrimientos, completarán los de Cristo, para el mismo objetivo: la santificación de los hombres. Y obtendrán el mismo fin: la exaltación gloriosa y eterna, después de la humillación y el martirio de la inmolación.

jesus

Y el Espíritu en nosotros sostiene nuestra debilidad y nos ayuda con su Oración Perfecta. Él, siendo Dios, sabe lo que se debe orar y en ‘sonidos inefables’ Él intercede por nosotros ejercitando la santificación que se inicia en la Tierra y se corona en el Cielo.

LOS GEMIDOS DEL ESPÍRITU SANTO.

EL Don de Lenguas es un don de Oración. Éste acompaña el Bautismo del Espíritu Santo. Hablar en lenguas es la Oración con y en el Espíritu: es nuestro espíritu hablando a Dios, inspirado por el Espíritu Santo. La Oración se eleva a Dios en libertad. El Espíritu Santo es el que la dirige y por lo tanto es una Oración Perfecta y es lo que la hace más efectiva.

A Dios le encanta manifestar su Presencia con magistral magnificencia y para que no quede ningún género de duda. Y este maravilloso Don del Espíritu Santo, es la experiencia más gloriosa que puede vivir un ser humano, los adultos en el espíritu saben que esta es la única manera de caminar, avanzar y perfeccionarse. El espíritu es el rey y él maneja todo con orden y obteniendo el provecho óptimo. El Don está sujeto al que lo posee y esa es la mayor responsabilidad.

Puede que hablar en lenguas emocione de la misma manera que agudiza el intelecto, pero no es necesario provocar un estado emocional, para hablar en lenguas. Cuando se habla en lenguas por primera vez, la Presencia de Dios es tan emocionante, que a veces las almas pierden un poco el control. A los apóstoles los acusaron de estar borrachos. Pero emoción es una respuesta, no una causa.

apostoles-predicando-al-pueblo

No hay nada malo con expresar la emoción. Tenemos que aprender a expresar nuestras emociones y disfrutar de ellas, especialmente en nuestra relación con Dios. por eso la Oración en el Espíritu debe hacerse en la intimidad, porque es un Don principalmente útil, para el que lo experimenta.

El canto en lenguas es la Alabanza Perfecta, Dios nos ayuda a expresar con ‘gemidos inefables’ lo que de otra manera seríamos incapaces de decir. El Espíritu sabe lo que estamos necesitando y Él nos ayuda a pedirlo. A través de esta Oración recibimos gozo,

Consuelo, fortaleza y somos sanados de lo que está lastimando nuestro espíritu. El alma es llenada de las virtudes que necesita.

No entramos en ninguna rara disposición cuando oramos en lenguas. No hay ninguna relación con lo misterioso y con lo oculto. No se trata de histeria, ni de ninguna forma de sugestión. No entramos en trance, ni ponemos nuestras mentes en blanco. Mientras oramos en lenguas, nuestra mente debe estar activa, adorando al Señor. Tampoco es una compulsión. Es una inspiración que siempre está sujeta a nuestra voluntad. El que dice que no puede controlarlo, lo más probable es que lo que experimenta, nada tenga que ver con el Espíritu Santo.

elpadreeterno-b

El emocionalismo es una de las cosas que le desagradan al Espíritu Santo. LA ADORACIÓN, ES EL OBJETIVO PRINCIPAL DE ESTE DON.

Los adoradores del Espíritu Santo lo adoran en espíritu y en verdad, todos los días de su vida.

FUEGO ESPIRITU SANTO

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA