Archivos de etiquetas: CORREDENTORES

A IGLESIA INFILTRADA 2


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Agosto 09 de 2011

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, decir Amor, pero Amor Mío, es cubrir todo, es decir todo, es hablar del Todo, que Soy Yo.

AMOR EN ESTOS TIEMPOS. 

Es Gracia para todos vosotros, son Bendiciones inmensas para todos vosotros, los que estáis Conmigo y aún para aquellos que no están Conmigo, porque también Mi Amor les tocará.

Mi Amor abarca la Creación entera, abarca el Universo y Mi Amor es el que os va a llevar a este cambio tan bello y tan necesario;

para todos aquellos hijos Míos que se merecen este regalo tan grande, que Yo os voy a dar.

Mis pequeños, lo menos que debe haber en vuestro corazón, ES TEMOR.

Soy vuestro Padre y os cuido mucho más que un padre o una madre os puede cuidar en la Tierra;

Porque Yo os conozco desde antes de que bajarais a la Tierra y os amo desde antes de que bajarais a servirMe.

Mis pequeños, vosotros no os dais cuenta aún de la Maldad tan fuerte con la que actúa Satanás sobre las almas.

Vosotros veis la punta del iceberg, veis una puntita, lo pequeñito que Yo os permito ver;

porque si os dejara ver la maldad satánica en pleno, no lo soportaríais. 

En cierta forma voy cubriendo vuestra mente, voy cubriendo vuestras capacidades, para que no veáis lo que no quiero que veáis;

porque es demasiado fuerte, demasiado crudo para vuestras almas, que son pequeñitas y débiles.

Por eso, aunque se va a dar muy fuerte la Purificación con el ataque de Satanás, que como os he dicho,

SATANÁS NO QUIERE QUE SE VENGA LA UNIÓN NUEVAMENTE,

DE TODO LO QUE ÉL DESORDENÓ POR EL PECADO ORIGINAL,

Yo os voy a cuidar, para que no veáis, aún completamente toda ésa Maldad satánica que se ha soltado sobre el Universo entero.

Os voy a estar cuidando, Mis pequeños, y vosotros deberéis estar cuidando lo Mío, que son a las almas.

Yo tomaré la parte más fuerte, porque Soy vuestro Padre y el padre en la familia siempre toma la tarea más fuerte, más ruda, de más dolor.

Y así, estaré con vosotros. Por eso, no quiero, Mis pequeños, que vosotros viváis en el temor,

cuando Yo, vuestro Dios, en toda Mi Potencia, os voy a estar cuidando contra los ataques de Satanás.

Veréis, como os dije, solamente una pequeña parte de su poder; pero aún así, muchos de vosotros os asustaréis fuertemente por vuestra sensibilidad,

pero también por vuestra separación a lo que debéis tener, que es: Fe hacia Mí, amor hacia Mí y docilidad hacia todo lo que Yo os pido.

Con el Amor de Fusión, nos hacemos Uno con Dios…

Os pido, Mis pequeños, os unáis en Oración, os unáis en vida Sacramental, os unáis Conmigo en pureza de corazón.

No claudiquéis, estáis solamente a momentos de que se inicien los Acontecimientos más fuertes, pero eso no quiere decir que vosotros estaréis solos,

Yo voy a estar con vosotros en todo momento.

Cada uno de vosotros lleva una misión, lleva una misión específica para estos momentos y deberéis estar unidos a Mí,

PARA QUE VOSOTROS LA CUMPLÁIS

Y CON ESO ME AYUDÉIS

A LA CORREDENCIÓN DEL UNIVERSO ENTERO.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Hijitos Míos, en el Antiguo Testamento, podéis constatar vosotros cómo se transmitían Mis Órdenes y Mis Deseos por tradición oral.

Y ellos aceptaron seguir Mis Órdenes y Mis Mandatos.

En el Antiguo Testamento tenéis la Palabra. Y la Vida de un Dios entre vosotros con Mi Hijo,

Y a través de Él os llegaron nuevamente Mis Deseos, para vuestro comportamiento dentro de vuestra vida espiritual.

Esto fue escrito y tenéis el Nuevo Testamento, en el cual vosotros os debierais basar,

para que esto lo tuvierais como Palabra Divina y que la siguierais para asegurar vuestra salvación y la de los vuestros.

Mis pequeños, os he dicho que estáis a momentos críticos de la humanidad, en donde no se le hace ya caso a la Palabra antigua ni a la letra moderna.

El mismo hombre actualmente, se ha alejado de todo lo que Yo he pedido

TRAMPAS PARA LA INTEGRIDAD: 1.-Riqueza sin trabajo. 2.-Placer sin conciencia. 3.-Conocimiento sin carácter. 4.-Negocios sin ética. 5.-Ciencia sin humanidad. 6.-Religión sin sacrificio. 7.-Política sin principios.

y está haciendo cada quien su propia doctrina, su forma de ser, su forma de actuar.

Y que en la mayoría de los casos se sale de lo que Yo os he pedido para que alcancéis vosotros vuestra perfección.

A TAL GRADO SE HA ALTERADO TODO,

QUE LA MISMA IGLESIA, A TRAVÉS DE GENTE INFILTRADA,

GENTE MALA, GENTE DE SATANÁS,

OS VA A TRATAR DE DESVIAR TODAVÍA MÁS EN ESTOS MOMENTOS

Y SERÁ UNO DE LOS MAYORES ATAQUES DE SATANÁS

HACIA LOS FIELES, HACIA TODOS VOSOTROS,

 Hacia los fieles de la Iglesia, Mi Iglesia, la que Mi Hijo Jesucristo fundó para todos vosotros.

Pero ahora, a través de todos aquellos que se han infiltrado, para llevaros hacia el Mal,

lo están haciendo de una forma tan sutil, que vosotros lo estáis aceptando

Y ES QUE NO LO DEBÉIS ACEPTAR. 

La Palabra está dada, la Letra está escrita y no os deberéis salir de todo aquello que tengáis en las Sagradas Escrituras.

Es Palabra y Letra Divina y todo aquel que os quiera llevar por caminos diferentes, no vienen de Mí, de vuestro Dios…

Y deberéis apartaros de aquellos que no están siguiendo lo que desde el Cielo, se os ha regalado;

para que vosotros podáis tener derecho a una vida de santidad y con ello, poder vivir Conmigo eternamente.

Tened cuidado, Mis pequeños; sed cautos, sobre todo en éste tiempo de Gran Confusión;

ya que todavía, Satanás va a tratar de dar su último golpe, para que aquellos que se han mantenido en el Bien,

lleguen hasta dudar y separarse de lo que es correcto.

Cuidaos, Mis pequeños, cuidaos de los ataques de Satanás.

Hijitos Míos, así como Satanás es muy sutil para llevaros al error, por eso éstos son los tiempos de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

Porque Ella también es muy sutil, pero en el Amor y Ella os va a ayudar con esa sutileza Divina y femenina, a acercaros a Mí.

Al Amor Verdadero, al Amor que os va a dar Vida en la Tierra y en el Cielo.

Manteneos siempre con Mi Hija, la Siempre Virgen María, para que no claudiquéis, para que no erréis el camino, para que no escuchéis los errores de Satanás.

Ella os va a ayudar a recorrer éste Camino, que os falta, antes de llegar hacia Mí.

Mis pequeños, Ella fue Creada para esta Misión tan grande y bellísima, que es la Redención.

Y para estos momentos vuestros, en este cambio que estáis ya viviendo.

Aquellas almas que confíen en Mi Hija, aquellas almas que se dejen llevar de la Mano por Ella,

aquellas almas que escuchen en su Corazón, Su llamado,

son almas que están asegurando su pase eterno a un mundo de bellezas, al Cielo mismo.

No os separéis en ningún momento de Mi Hija, porque Ella os va a traer hacia Mí, a Mi Santísima Trinidad, Mis pequeños.

Ella es todo Amor, es toda Dulzura, es toda Belleza, es toda Docilidad y por Su Humildad y Docilidad, se le dio el lugar que tiene ahora, Mis pequeños;

QUE VOSOTROS DEBÉIS AGRADECER,

PORQUE ES VUESTRA MADRE TAMBIÉN,

Madre de todo el género humano y acudiendo a Ella, Mis pequeños;

vuestro paso y vuestro trabajo que todavía deberéis llevar a cabo en la Tierra, será fácil y seguro.

Maria le enseñó a dar los primeros pasos a Quién es el Camino

Os repito, NO OS SEPARÉIS DE ELLA EN NINGÚN MOMENTO

Y atraed a todos vuestros hermanos hacia Ella.

Mi Santo Espíritu os ayudará a que, a través de Ella, podáis venir a Mí, porque muchos, muchos hermanos vuestros no confían en Su Persona,

no confían en Su Misión, no confían en quien Es y que fue Creada, os repito, para estos momentos de cambio;

para que vosotros, Sus hijos, podáis asegurar la entrada al Reino de los Cielos.

Recordad, Mis pequeños, Mi Promesa, que Mi Iglesia duraría hasta el fin del mundo.

Ciertamente, Satanás la ha querido destruir desde que ésta fue formada y a pesar de que a momentos ha sido traicionada,

poco después ha sido levantada nuevamente y Mi Iglesia se mantiene.

Las Enseñanzas perduran porque son Divinas, la Iglesia se mantiene porque sus bases, que son las Escrituras, tienen origen Divino;

pero ciertamente, Satanás se ha introducido dentro de ella desde siempre. 

Ahora estáis viviendo estos momentos últimos antes de su Purificación y nuevamente Satanás se encuentra dentro de Ella.

Mucha maldad hay dentro de Ella, veis que los que están dentro de Ella son del mundo

y así como el mundo ha ido perdiendo la Fe y el amor a Mí, vuestro Dios;

los hombres que han entrado a vivir para Mí, como sacerdotes, ministros de Mi Iglesia, siguen siendo del mundo y así como están adentro, también lo están afuera.

El mundo en general se ha corrompido, ha perdido la Fe, ha perdido el amor a Mí, no sigue ya las Enseñanzas que se os dan.

Ciertamente, os fijáis mucho en los ministros de Mi Iglesia, pero si os fijáis en cómo está el mundo,

ha caído también tremendamente en su Fe, en su entrega a Mí, en su amor hacia Mi Santísima Trinidad.

Satanás, en su Maldad, ha ido apartando vuestro corazón de Mi Iglesia,

tanto de los que están como ministros de ella, como de aquellos que sois fieles a ella.

Os ha ido apartando y os ha llevado a tener una vida espiritual muy ligera, muy mediocre…

Y a ratos muy mala, porque Satanás ha ido cambiando partes esenciales de las Enseñanzas que se os dan

y que ya no son las que Yo os di.

Sólo aquellos que Me han pedido Discernimiento Santo para poder ver los errores que vivís actualmente, tanto dentro de la Iglesia como afuera de ella,

PODÉIS RECONOCER LA VERDAD

Y PODÉIS RECONOCER LA MENTIRA,

pero una gran mayoría de fieles están viviendo las mentiras que ahora se enseñan y las viven como si fueran verdades, cuando esto no debiera ser así.

Las Mentiras de Satanás solamente os van a llevar al error, a la mediocridad espiritual y sobre todo, a una lucha fraterna en donde se os atacará;

porque aquellos que defienden el Mal lo sienten como si fuera verdadero y vosotros, que estáis defendiendo la Verdad real de las Escrituras, se os toma como enemigos de Mi Iglesia.

Vosotros sois los mártires de este tiempo y no necesariamente mártires cruento;

porque sois atacados de palabra, sois atacados con el desprecio, con el abandono,

porque no estáis creyendo en las mentiras que se están difundiendo y que ya muchos creen en ellas.

Sois rechazados de la sociedad que ha hecho su propia iglesia, iglesia llena de herejías y de maldad, de conveniencias y de errores.

Se han hecho a un lado Mis Palabras, Mis obras; Mis Enseñanzas las han manipulado a su antojo para ganarse a la gente, para caerles bien… 

Siendo muy permisivos en situaciones en las que nunca antes se les había permitido a las almas llevar a cabo esas acciones,

pues las encaminaban hacia la herejía o al pecado.

Se les está mal formando a los que apenas empiezan a vivir este ministerio de amor, de gran amor hacia Mí…

Pero se dejan llevar por esas conveniencias y no brotan verdaderas vocaciones como Yo quisiera que fueran.

Mucho error hay a vuestro alrededor y como esto ya no tiene remedio

PORQUE LA MISMA IGLESIA YA ESTÁ FUERTEMENTE INFILTRADA

por Satanás; por eso mismo tiene que venir esta Gran Purificación que se os ha anunciado y que es inminente. 

Después de ella brotarán las almas santas, las almas bellas,

tanto sacerdotales como de fieles adheridos fuertemente a las Enseñanzas verdaderas de Mi Iglesia.

Son tiempos de dolor, pero luego vendrá la alegría, el regalo grande en donde viviréis las Verdades enseñadas en los Evangelios y éstas serán llevadas por sacerdotes, ministros Míos, santos.

Amantes de Mi Amor y de Mis Verdades, que las respetarán y las defenderán con ese fuego de amor que pondré en sus corazones.

Tanto los sacerdotes, ministros de Mi Iglesia, de aquellos Tiempos que Vendrán y los fieles, gozarán lo que Yo os Enseñé,

lo que Yo os traje a la Tierra, que son las Verdades y la Alegría del Cielo.

Gozaréis las celebraciones de la Iglesia.

Señor, enciende mi corazón en el FUEGO de tu AMOR ARDIENTE y ayúdame a AMAR como Tú Quieres que lo haga…

Moverán vuestros corazones a un amor más intenso del que ya teníais vosotros, los escogidos para ese tiempo. 

Gozaréis infinitamente el que hayáis sido escogidos para empezar este Nuevo Mundo que os tengo prometido.

 Veréis todo esto, que ahora vivís, como un pasado de dolor, DE UN DOLOR MUY GRANDE  que se Me causaba a Mí, vuestro Dios, en Mi Corazón;

pero en esos tiempos, al gozar y agradecerMe las Celebraciones Eucarísticas,

Me daréis una gran alegría y vosotros mismos también gozaréis de ellas.

Vosotros, los escogidos, tendréis vuestro premio por fin, porque mucho Mal estáis viendo a vuestro alrededor, que os duele y lucháis por que las cosas se hagan bien.

Pero vuestros ruegos, vuestras palabras, vuestros deseos, caen en sacos rotos, ya no se os hace caso.

Mi Santo Espíritu, que Vive en vosotros, enciende vuestro corazón porque desea que todo vuelva a la realidad que Yo os di desde un Principio.

Pero el hombre, que se ha dejado seducir por Satanás, ya no desea ser un fiel servidor Mío, vuestro Dios.

Muy contaminados ya están sacerdotes, ministros y almas escogidas para llegar a ese nivel que Yo deseo: NIVEL SACERDOTAL. 

Una gran decepción Me causan estas almas escogidas porque las amo, porque las he protegido del mundo, porque las he encausado para esta MISIÓN TAN GRANDE

LA MÁS GRANDE QUE EXISTE SOBRE LA TIERRA

y ellos no han sabido defenderla, ya no la ven de esta forma;

La han reducido a una simple forma de vivir y no con la dignidad de lo que realmente debe ser un alma sacerdotal, sirviéndoMe a Mí, vuestro Dios.

Y sirviendo a los fieles, al rebaño por el cual se deben dar con amor y, sobre todo, dándoles la ayuda que necesitan para que alcancen el premio eterno.

Orad por ellos, Mis pequeños, orad por aquellas almas que he mandado,

almas sacerdotales y religiosas que aún no han sido tocadas por la Maldad de Satanás.

PedidMe, pedidMe que las proteja y que sean escogidas para los nuevos tiempos que se acercan,

para que puedan cumplir con el Mandato Divino de ser estas almas escogidas, estas almas que llevan una Misión Divina.

Orad por ellos, daos por ellos, reparad por aquellos que no están cumpliendo como es debido

y que están llevando a muchos de vuestros hermanos al error. 

¡Ay de aquellos sacerdotes y ministros de Mi Iglesia, que no han cumplido como debieron haber cumplido, cuando llegue el momento de su juicio personal! 

Cuánto dolor padecerán en la Purificación que tendrán que pasar,

Y por mucho tiempo tendrán que padecer para reparar tanto daño que muchos de ellos provocaron en infinidad de almas.

LAS ALMAS SACERDOTALES

SON ALMAS ESCOGIDAS PARA SALVAR A OTRAS ALMAS

y muchas de las almas sacerdotales actuales están llevando al error y a la condenación a muchas almas.

Y de eso tendrán que pagar.

Si llegan aún a arrepentirse, su paso por el Purgatorio será muy largo, pero si no se arrepienten, la condenación las espera.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Os amo, Mis pequeños, los que Me amáis, los que Me seguís, los que esperáis ese momento añorado por vuestro corazón de ver nuevamente Mi Iglesia recuperada por Mí, vuestro Dios.

Y llevada nuevamente a la dignidad en la que fue creada; la veréis Pura, Santa e Iluminada por Mi Santo Espíritu.

Os Bendigo, Mis pequeños, Mi Santo Espíritu estará junto a vosotros en todo momento indicándoos qué debéis hacer,

por eso os pido nuevamente, ésa pureza de cuerpo y alma, para que sea una unión sencilla, pero muy íntima y sobre todo, que vosotros deis también vuestro cien por ciento,

para que vuestra misión se desarrolle dentro de Mis Planes y dentro de Mi Voluntad.

Os bendigo, Mis pequeños, y esperad con ansia ese momento, porque ha de llegar y lo gozaréis.

Os bendigo a todos en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesús y en el del Amor y Sabiduría del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

34 EL SACRIFICIO


Hago un llamado URGENTE a todo el mundo católico para que el próximo DOMINGO 9 de Agosto se lleve a cabo una jornada de ayuno y oración a nivel mundial con el rezo del rosario de mi Preciosísima Sangre y con el rezo del Exorcismo de San Miguel, de 12:00 am a 6:00 pm, pidiéndole al Padre Celestial por la protección de mis Templos, Santuarios y Lugares Santos, que están siendo destruidos y profanados por las fuerzas del Mal en este mundo.

34 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA
13. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. Juan 16, 13

Habla Dios Espíritu Santo

La Tierra es un altar. Un enorme Altar. 

Fue creada para ser un Altar de Alabanza  Perpetua a su Creador.

Pero el hombre con su Pecado, la ha convertido en un Altar de Expiación.

La Tierra debe como todos los demás astros del Universo, cantar los Salmos a su Creador.

Todos los astros cantan con su voz de luz y movimiento, en los espacios infinitos del Firmamento, las Alabanzas a Dios.

También la Tierra canta el Salmo de las Esferas, como el Cielo con los vientos, con las aguas, con las voces de las plantas y de los animales.

Sobre el Templo de la Tierra solo falta el hombre, que tiene una misión que debiera ser algo más que un deber, una alegría: AMAR A DIOS.

Dar inteligente y voluntariamente, Culto de Amor a Dios, correspondiéndole por el Amor que Él ha dado al hombre, dándole la vida y dándole el Cielo, después de la Vida.

Y la Tierra está llena de Pecado y por eso debe ser Altar de Expiación Perpetua,

De Sacrificio Perpetuo, sobre el cual ardan las hostias que sufren: los inocentes y los santos.

Las almas víctimas que se unen a la Gran Víctima y se inmolan por todos.

Y de esta manera se convierte la injusticia en Redención.

El sudor y el trabajo fertilizan los campos.

El sacrificio de  las víctimas, fertiliza los corazones y los prepara para la salvación.

SER CRISTIANO  =    INMOLACIÓN.

Debemos vivir en el Amor y alcanzar en la Escuela del Sufrimiento, la cima del Sacrificio y la caridad: el Martirio.

Con el ‘callar, aceptar, sufrir y ofrecer’, se vence a Satanás.

Con esto se da muerte al ‘yo’, a la propia voluntad.

El ‘yo’ es orgullo y a Satanás no hay nada que lo irrite más, que un acto de humildad.

Y LA VERGÜENZA DE SER VENCIDO

POR UN HOMBRE INFERIOR A ÉL POR NATURALEZA;

LO EXASPERA Y LO HIERE

Vivir para los hombres o para Dios.

La diferencia la establece la medida del sacrificio de nuestro egoísmo.

La vida cristiana es un perpetuo heroísmo. Porque es una lucha contra el Mundo, el demonio y la Carne.

La libertad que Dios nos concede, no nos permite ser hipócritas:

o con Jesús o contra Él.

Tu corazón se volcará a lo que le dediques: tiempo, dinero. energía.

Si somos de Dios no podemos pactar alianzas con el Enemigo.

El que quiere servir a dos amos, con alguno queda mal.

Y al que se acerca a Satanás, éste lo arrebata sin contemplaciones.

Judas quiso adorar en dos altares y es muy conocido en donde terminó.

El sacrificio que Dios quiere, es el espíritu compungido, obediente, amoroso; porque puede también realizar un sacrificio de Alabanzas, de alegría, de amor y no solo de expiación.

CUANDO LE SACRIFICAMOS NUESTRA VOLUNTAD A SU VOLUNTAD,

HAY QUE INVOCAR LAS LÁGRIMAS DE MARÍA,

QUE NOS VIGORIZAN E INFUNDEN VALOR,

PARA UN MAYOR SACRIFICIO.

El Crecimiento en el Amor aumenta el hambre de sacrificio…

Y el sacrificio más tremendo, se vuelve soportable, cuando se sabe su utilidad.

Entonces sobre las lágrimas florece una sonrisa y sobre la angustia, una seguridad.

El hombre espiritual deja de ser esclavo de los sentidos y siempre tiene en los labios con amorosa resignación, estas palabras:

“No lo que yo quiero, Padre mío. Hágase tu Voluntad.”

¡Padre, SI QUIERES aparta de Mí éste Cáliz! Pero NO SE HAGA MI VOLUNTAD, sino la Tuya!

EL SACRIFICIO ES AMOR OFRENDADO AL AMOR.

La Perfección está compuesta del fruto de incontables sacrificios.

EL SACRIFICIO Y LA PENITENCIA, SON EL CAMINO DE LA SALVACIÓN.

Para ser verdadero cristiano se debe amar y reparar por los que han esterilizado el amor en su corazones.

La forma más elevada del amor es el sacrificio que imita al Amor Supremo: EL AMOR REDENTOR. 

Jesús como Rey del espíritu, solo ofreció privaciones, sacrificios y dolores,

que le serán cambiados en gloria al que persevere hasta el fín y no claudique del Camino del Calvario,

Esa cruz me pertenece Señor, ¡Crucifícame Jesús, porque te adoro sobre todas las cosas! Y ayúdame a Amar, haciendo Tu Voluntad y no la mía…´´

que está sembrado de Dolor y de lágrimas.

NO HAY RESURRECCIÓN SIN CRUCIFIXIÓN.

La victoria está en el sacrificio.

EL SACRIFICIO ES OFRENDA DE AMOR OFRECIDA AL PADRE.

Los dones vienen de Dios. El amor es mérito del hombre. El sacrificio es amor.

Es el que hace esplendoroso el altar del corazón.

El holocausto voluntario perfuma como el Incienso más agradable y es más precioso para Dios, que el perfume de todas las flores de la Tierra.

En el Purgatorio estamos SOLOS y se sufre LA SENTENCIA EN LA CRUZ DE NUESTROS PROPIOS PECADOS, que merecemos… PROPORCIONADA POR LA JUSTICIA DIVINA

Cada renuncia va envuelta con el oro de la Caridad que la ofrece a Dios en un culto verdadero, para que tome valor de Redención y así la Tierra se salvará con el sacrificio.

El Sacrificio es el que abre los oídos del espíritu y es la sangre que lava la lengua que habla de Dios.

Jesús es el Verbo del Padre y su Palabra es lo más sagrado, porque es la que da la Vida Eterna.

No puede ser Profeta de Jesús, el que no se crucifica totalmente con Él y convierte su vida en un sacrificio continuo.

Las almas víctimas están totalmente fusionadas con Dios e igual que Jesús está en el Padre y es uno con Él;

las almas que se inmolan ven realizarse el Misterio de que Dios las trabaje para que sean espejos purísimos en donde se reproduzca la imagen de Jesús Crucificado,

tal y como Él está en la Cruz: coronadas, azotadas, clavadas, desoladas, traspasadas y desamparadas.

En el INFIERNO, EL REINO DEL ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO Y SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

En cada uno de estos aspectos se convierten en un retrato viviente, para que el Padre se complazca en ellas y derrame gracias sobre los pecadores.

Como Iglesia, tenemos el deber sagrado de morir por Dios, abandonadas y crucificadas.

En el altar de la Tierra no fue consumada más que la Carne y la Sangre del Hombre-Dios.

En el altar del Cielo son ofrecidas las Hostias vivientes como oblación de suavísimo olor ardiente

sobre el altar del sacrificio de un corazón enamorado de Dios, constituyendo con esto: el Verdadero Culto a Dios.

LA PENITENCIA

Cuando Dios creó al hombre, se hizo un Templo perfecto para Sí Mismo y puso en él sólo una necesidad: la del Amor.

Amor de hijos hacia su Padre. Amor de súbditos para su Rey. Y amor de creaturas para su Creador.

Y si el ácido de la culpa no hubiese corroído las raíces del amor; éste habría crecido potente en nosotros como un gozo;

como una necesidad que produce alivio cuando se realiza, igual que lo es el respirar.

Y el amar se hubiera efectuado sin fatiga, porque el amor es la respiración y la sangre que hace vital al espíritu.

Peor que la ruina y la destrucción que hacen las bombas nucleares en el mundo material; más nefasta fue la Culpa.

Pues trastornó la Obra Maestra de la Creación y desbarató, en la raíz del hombre;

aquel conjunto perfecto de carne dócil al espíritu y aquel armónico contorno que pusiera Dios alrededor de su hijo; para que fuera un rey feliz.Desaparecido el amor del hombre para con Dios; desapareció el Amor de la Tierra para con el hombre.

Se desencadenó la ferocidad entre los seres inferiores; entre éstos y el hombre y…

¡El Horror de los horrores!.. Entre los mismos hombres.

La sangre hirvió a causa del Odio y se derramó contaminando el altar de la Tierra.

Y de la semilla de la Culpa nació una planta de amargo fruto y de punzantes ramas: el Dolor.

El Pecado evolucionó en perversión y ferocidad; haciendo que el Dolor se hiciera más vasto y complicado.

Jesús, el Dios-Hombre. Vino a santificar el Dolor, sufriéndolo por nosotros.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Y fundiendo el suyo que es Infinito, con el nuestro; para darle mérito.

Dos son las necesidades primordiales del hombre: el Amor y el Dolor.

El Amor que nos impide cometer el mal. Y el Dolor que lo repara.

Esta es la ciencia que se debe aprender: saber amar y saber sufrir.

El que aprende a dominar el arte de sufrir se convierte en penitente.

SOLO LA PENITENCIA Y EL AMOR PESAN A LOS OJOS DE DIOS;

 

Cuando nos crucificamos y Dios nos convierte en corredentores, somos pararrayos de la Justicia Divina… Y TENEMOS EL PALIATIVO DEL CIELO. EL SUFRIMIENTO SE TORNA GOZO

PARA DETENER LOS ACONTECIMIENTOS Y DESVIARLOS….

PENITENCIA

Su nombre causa horror, pero sus efectos dan frutos preciosos en el campo de las virtudes, porque surge de la humildad y es el fuego que conserva, desarrolla y fortalece las virtudes.

De ella nace el propio desprecio. Se desprende el ansia de padecer y se fortalece el hambre de crucifixión.

La Penitencia atrae a Dios y sirve para expiar y merecer, porque es el arrepentimiento activo.

La expiación por el dolor dado a Dios y un dolor reparador a través de un castigo infligido con objeto de desagraviarlo.

La Penitencia da luz y agilidad de espíritu, porque doma la carnalidad y es el arma más poderosa contra los vicios.

Porque ataca directamente todos los pecados capitales e impide que el alma se hunda en la molicie.

La Penitencia nos arranca del fango y nos dispara en el vuelo hacia el encuentro del Amor.

La Penitencia es un secreto entre el alma y Dios, consumado por amor a Él, a los hermanos y hacia nosotros mismos, para que el espíritu vuelva a ser rey.

Es la muralla que protege la castidad. Desarma la Justicia de Dios y la convierte en Gracias.

Purifica las almas; apaga el fuego del Purgatorio; eleva el alma de la Tierra

Y ES LA COOPERACIÓN A LA REDENCIÓN:

PORQUE LA PENITENCIA Y EL SACRIFICIO,ARRANCAN LAS ALMAS A SATANÁS.

La penitencia es la humillación que le infiltra el hombre a sus bajezas y miserias: trabajar para derribar el ‘yo’.

debe pedir a Dios, a través de una vida de Penitencia que nos lave de tanta humanidad y que nuestro corazón arda, por el celo de Dios y de las almas.

Y que nos convierta en carbones encendidos por la Caridad.

Y si no sabemos imponernos penitencias, hay que aceptar aquella de la vida que no es plena, diciendo: ‘Si esta pena viene de Dios, hágase señor tu Voluntad.’

Si viene de un pobre hermano cautivo: ‘Padre, yo te la ofrezco para que tú lo perdones y él se redima.’

Cuando se hace así, todo es puro y entonces se alcanza la pureza del Corazón que lo convierte en Trono de Dios.

Y aún el más perfecto de los penitentes, arrastra en su sacrificio escorias de imperfecciones humanas, de odios, de egoísmos…

Y Jesús enseñó que por más que ayunemos con la boca; si después no se ayuna con el corazón

dejando de perjudicar con las obras, con las palabras y hasta con el pensamiento, al prójimo; le resulta detestable nuestro ayuno, que da muerte a nuestra alma.

Porque las prácticas sin la caridad, sólo pavimentan el camino para el infierno…

La Penitencia que le agrada a Dios, sólo la conoce Dios.

Es mejor pasar por inmortificados a los ojos del mundo… y de esta manera la practicamos con la pureza de corazón necesaria.

“Bienaventurados los limpios de corazón…”

La Penitencia abre los ojos del espíritu. Los ojos del espíritu ‘ven’ las sublimes visiones y ellas anulan la sensibilidad corporal.

Es lo que nos ayudad a soportar los horrendos suplicios sonriendo.

El éxtasis anula la sensibilidad dolorífica.

Cuando alcanzamos la perfección en el amor, podemos ver con su perfección, la Perfección de Dios sin velos y con una verdadera anulación, lo material desaparece.

La alegría de la visión, suprime la miseria de la carne sensible al sufrimiento. Y empezamos a gozar del Paraíso.

La Penitencia no mata más que lo que va a morir.

No debe haber temor por el cuerpo al que se debe amar poquísimo:

sólo como se ama y se cuida un vestido, que tarde o temprano se vuelve inservible.

Los cilicios y las disciplinas no son las que matan. Los penitentes no mueren de esto.

Mueren por la Caridad que los consume y que arde en ellos como un horno. Porque la hoguera del amor consume más de lo que destruye la austeridad.

La Penitencia purifica el cuerpo y el alma.

El ayuno corporal, purifica los sentidos y es una reparación por los que aman la carne como la cosa más preciosa y solamente buscan la felicidad en los placeres sensuales y materiales.

El ayuno es una tremenda fuerza de oposición contra los males con los que Satanás inunda las almas; porque no solo de pan vive el hombre.

La Penitencia se ejerce con el control de las pasiones y la mortificación de los sentidos, controlando la lengua y guardando silencio exterior e interior.

Huyendo de la murmuración y el descontento; de los chismes y la fácil tentación del juicio y la condena.

La Penitencia es sufrimiento para el cuerpo y luz para el espíritu.

Fortifica la debilidad y alcanza las gracias de Dios.

Con la Penitencia se preparan los caminos y caen las cadenas de la esclavitud y el Pecado.

La Penitencia nos ayuda a vencer las tentaciones y a vencer a Satanás en los corazones que se desea redimir.

PORQUE CIERTOS DEMONIOS SE VENCEN

SÓLO CON LA ORACIÓN Y LA MORTIFICACIÓN

CON LA PENITENCIA SE ENCIENDE EL AMOR EN LOS CORAZONES APAGADOS

Los hombres no saben cuántas lágrimas; cuantos dolores; cuantas penitencias; cuantos sacrificios; son el precio de su existencia.

Creen tener la vida por la madre que los ha engendrado y por el padre que les ha dado el pan.  Esto es verdad, si se calcula con la medida de los brutos que así tienen la vida.

Pero la Verdadera Vida para darles tiempo para convertirse, es obra de las almas víctimas.

Muchos no mueren eternamente por estos héroes para ellos desconocidos, que metiéndose entre los hombres y Dios, con los brazos levantados trasfieren hacia sí mismos; como si fueran un pararrayos, los castigos divinos.

Y les trasfunden un poco de la sangre espiritual, que es sangre de Gracia, que circula en le Gran Cuerpo Místico, a los que están desvanecidos por las enfermedades morales.

Pero todo esto lo hacen a través del tamiz de su yo sacrificado y es como se filtra este bien a los malvados.

La Tierra tiene mucha necesidad de Penitencia, para que los débiles puedan tener fuerzas para resistir a Satanás.

Y aún el más perfecto de los penitentes, arrastra en su sacrificio escorias de imperfecciones humanas, de odios, de egoísmos…

la Penitencia; al tener subyugado al pólipo que lo humano lleva adherido en su fondo; confiere luz y agilidad al espíritu.

La penitencia nos arranca de la carnalidad y nos lanza como bólidos al encuentro del Amor.

La Penitencia debe siempre precederlo todo porque es la que amerita las alegrías.

Toda visión nace de una precedente penitencia y cada penitencia abre el camino para la más alta contemplación.

Sacrificio. Sacrificio. Sacrificio. Debe ser nuestra vida, nuestra fuerza, nuestra gloria.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Sólo cuando las almas se adormecen en Dios, es cuando dejan de ser hostias, para convertirse en dioses. Su vida es un total sacerdocio.

El Pensamiento del Crucificado, ¡Qué ligeras hace todas las penitencias del cuerpo y los dolores internos!

A Dios se le encuentra en la Cruz y la misión es ser un reflejo de Jesús Crucificado.

Las almas víctimas son los gigantes del Amor.

Expían por amor de los hermanos y esto es amor del prójimo llevado hasta el heroísmo.

Se ofrece al Dios Ofendido al que le brinda consuelo por la ofensa recibida y esto es Amor de Dios llevado hasta el heroísmo.

El Amor es el Sacrificador Eterno.

El que inmoló al Dios hecho Carne y…

P TRES APÓSTOLES DIFERENTES


Julio 16_2020

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, dichosos aquellos que se acercan a Mí.

Dichosos los que con Fe y en amor se acercan a Mí, limpios de corazón y con deseos de alimentarse con este Alimento Divino, que os dejé en la Última Cena.

Mis pequeños, a través de Mis apóstoles os dejé el Sacramento del perdón de los pecados. Le dije a Pedro: “Lo que ates en la Tierra, atado quedará en el Cielo; lo que desates en la Tierra, desatado quedará también en el Cielo.

Mis pequeños, es un Sacramento que Yo he dejado en los sucesores de Pedro, en los ministros de Mi Iglesia.

Les he dejado el poder de perdonar vuestros pecados, cualquier pecado, porque Yo Soy vuestro Dios.

Menos el pecado contra el Espíritu Santo, que ese no es perdonable porque es cuando dudáis de Mi Palabra, cuando dudáis de Mi Providencia Divina que os puede perdonar todo pecado,

CUANDO DUDÁIS DE QUE YO SOY OMNIPOTENTE

Y QUE PUEDO DAROS TODO,

PERO, POR LA DUDA,

DETENÉIS MI PODER DE PERDÓN.

Dichosos vosotros los que estando en pecado, los que estando en esa situación mortal para vuestra alma, os acercáis a Mí y Me pedís con humildad, el perdón de vuestras faltas,

y Yo, a través de Mis ministros, perdono vuestros pecados.

Yo os dejo nuevamente en posición de poder recibir el Alimento Divino, Mi Cuerpo y Mi Sangre, que os va a dar vida con este otro Sacramento, el Sacramento de la Eucaristía.

Otra Verdad que vosotros tenéis entre vosotros, una gran Verdad, un hecho, un milagro inmenso que ni los Ángeles se imaginaban:

Que pudiera Yo quedarMe entre los hombres, que pudiera Yo seguir alimentando a los hombres como alimenté a Mis apóstoles en la Última Cena, es otro Sacramento de vida.

Yo Soy la Resurrección y la Vida. Me mataron porque no querían conocer la Verdad, querían seguir manteniéndose en la oscuridad.

Pero resucité y os sigo dando vida, tenéis vida en Mí, una plena vida en Mí a través de los Sacramentos, que son Sacramentos de vida.

Mis pequeños, cuando os acercáis a Mí y tenéis esa confianza plena de que, estando conMigo, tendréis todo lo necesario para tener Mi Vida y poderla transmitir, el Reino será vuestro. 

LA FE, LA FE ES IMPRESCINDIBLE PARA OBTENER LOS SACRAMENTOS,

QUE CIERTAMENTE LOS TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN,

PERO SI NO CREÉIS, SI NO OS ACERCÁIS A ELLOS,

NO OBTENDRÉIS ESA VIDA QUE TENGO PARA VOSOTROS.

Yo Soy el Cordero, el Cordero que se inmoló para que vosotros tuvierais Vida y que la tuvierais en abundancia, pero se necesita Fe y un gran amor hacia Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo y que os da vida, porque Yo, que Soy la Vida, Me di por todos vosotros.

Venid pues, Mis pequeños, entrad a Mi redil,

entrad para que seáis de las almas escogidas, almas que creéis que Yo Soy vuestro Dios.

Almas que estáis seguras de que Yo, vuestro Dios, os daré Vida Eterna. 

CONFIAD PLENAMENTE EN MÍ, VUESTRO DIOS,

Y ESTARÉIS CONMIGO ETERNAMENTE,

VENCERÉIS FÁCILMENTE A LAS HUESTES DEL MAL.

SATANÁS NO PUEDE CONTRA AQUELLOS QUE ESTÁN LLENOS DE MI VIDA,

AQUELLOS QUE TIENEN UNA FE PLENA EN MÍ,

VUESTRO DIOS Y SALVADOR.

VENCÍ AL MAL, BAJÉ A LOS INFIERNOS

Muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó. de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado. a la derecha de Dios Padre. Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar. a vivos y muertos.

PARA DEMOSTRARLE A SATANÁS QUIEN SOY YO.

Soy un Dios de Vida, él es la Muerte y lo vencí.

Así que Mis pequeños, venid a Mí, NO os quedéis con vuestros pecados, NO DUDÉIS de que Yo os voy a dar vida.

Os repito: Yo vencí al Mal, venid pues a Mí y seréis vencedores y tendréis vida plena conMigo.

Porque ya por el simple hecho de haberMe aceptado vosotros como vuestro Redentor, también estáis invitados a aceptar la cruz,

la cruz que a veces tanto teméis, pero sin que os deis cuenta la lleváis, y para cada quien es diferente, de acuerdo a su misión.

Os he hablado del sacrificio cruento, como el que Yo llevé en muy alto grado, y del sacrificio incruento, que a veces no se ve, pero que se lleva y que no lo podéis evitar.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

 Lleváis una Cruz de acuerdo a vuestra misión y esta cruz conlleva ese sacrificio cruento o incruento, la diferencia la hace el amor. 

Podéis llevar un sacrificio cruento como el Mío, pero ese sacrificio llevaba un Amor Divino que es el que os salvó, es el que os redimió y es el que os ha levantado nuevamente a nivel de hijos de Dios.

Hermanos Míos, Mis pequeños, una Gracia muy especial os concedí estando en la Cruz, pidiéndole a Mi Madre, la Siempre Virgen María que, viendo a Juan, viera a todos vosotros y que os cuidara a todos vosotros. 

COMO OS DIJE, TODOS LLEVÁIS UNA CRUZ,

Y CUANDO LA ACEPTÁIS

Y LA ACEPTÁIS CON AMOR Y COMO OFRENDA,

COMO YO ME OFRENDÉ POR VOSOTROS,

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

ESTARÉIS LLEVANDO A MUCHAS ALMAS, COMO LAS VUESTRAS,

HACIA LA REDENCIÓN Y A SU SALVACIÓN ETERNA.

El sacrificio incruento muchas veces no se nota y es el que padecéis cada uno de vosotros, por lo que hacéis todos los días,

por ejemplo, los que sois padres, el hecho de trabajar para llevar el pan a vuestro hogar y vosotras, como madres, de mantener la paz, el amor, dentro de vuestra familia

y aprovechar lo que el padre lleva al hogar y saberlo administrar, también conlleva a veces un sacrificio, especialmente cuando no alcanza para cubrir con las necesidades que tenéis.

Son sacrificios que os emparentan con la Sagrada Familia que, a pesar de haber sido una Familia muy especial sobre la Tierra,

también padeciMos Mis Padres, María, José y Yo Pequeñito, sufriMos,

Y ESO ES UNA CRUZ INCRUENTA PERO DOLOROSA,

PERO TAMBIÉN OFRECIDA Y ACEPTADA,

PORQUE SE ACEPTABA LA VOLUNTAD DE MI PADRE

EN LO QUE SUCEDÍA EN NUESTRA VIDA

Esa es la gran diferencia entre que vosotros ACEPTÉIS O NO vuestra cruz y el efecto que va a causar, esa negación o esa donación.

Cuando vosotros aceptáis vuestra cruz incruenta, pero con amor, os unís a Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Y camináis junto conMigo, levantando almas, especialmente las de vuestro hogar y luego dando buen ejemplo a vuestros hermanos;

Otros tirarán la cruz, tratarán a toda costa de llevar una vida sin problemas, pero aquí cometerán muchos errores, quizá robarán, quizá cometerán pecados mayores con tal de llevar una vida cómoda y regalada,

y lo que pudiera haber sido salvación para uno y para su familia, por otro lado es condenación de esta persona por el abandono de esposa e hijos,

y así se pueden seguir dando ejemplos de cuando uno no acepta Mi Voluntad, como vuestro Dios, para levantaros hacia la santidad.

El libre albedrío y la aceptación a Mi Voluntad cambia todo, Mis pequeños. 

Tenéis a Pedro, a Pablo y a Judas, tres ejemplos diferentes y Apóstoles los tres.

Pedro, un personaje iletrado, pescador, quizá hasta grosero.

Pablo, gente con mucha cultura, con mentalidad fuerte y con respeto a Yahveh, a Mi Padre.

Y buscando que nadie afectara lo que él había aprendido y que amaba con todo su corazón, a su religión.

Y Judas, que estuvo entre Mis Apóstoles, que le di mucho tiempo muy especial para él, para su conversión y no la aceptó; buscaba solamente los bienes del mundo.

Me vio hacer Milagros, tuvo Mi Predicación, como muchos, muchos la hubieran querido tener, estar junto a Mí, vuestro Dios, y él no la aceptó;

tuvo todas las oportunidades para ser santo, para ser un Apóstol Mío y ser una columna de la Iglesia, como lo fueron los otros Apóstoles, y no las aceptó, fue el traidor.

Pedro, hombre rudo pero dócil, amoroso, obediente y se dio plenamente a Mí, se dio plenamente por la Iglesia, se dio plenamente también por vosotros.

Pablo, hombre amante de su ley, de la ley de donde había crecido, de la ley farisaica y no permitía que hubiera algo diferente,

porque amaba de corazón lo que había aprendido desde pequeño, pero le faltaba esa parte que Yo os vine a traer, el Amor.

Hombre rudo pero que tuvo que aprender, con la caída que Yo permití que tuviera, a conocer el Amor, el amor fraterno.

MARTIRIO DE ESTEBAN

Yo os vine a traer una Evangelización de Amor y de libertad, y la de él era de imposición al grado de hasta permitir el asesinato de aquellos que no quisieran tomar el conocimiento que él tenía antes,

y por eso frente a él murió Esteban y no hizo nada por su defensa, porque no pertenecía a lo que él sabía y seguía.

Tres personajes diferentes, dos que se quedaron conMigo y uno el traidor, la diferencia es el amor y por otro lado la soberbia y el no querer darse a los demás.

Pedro y Pablo se dieron en totalidad, mantuvieron su fe hasta el final, se dieron en totalidad en su predicación y se ganaron la palma del triunfo.

Judas quiso mantenerse en el poder humano, vivir para un gusto humano, sin importarle el crecimiento espiritual, ni el propio, ni el de los demás.

Aprended pues de ellos, Mis pequeños. Vosotros tenéis Mi Predicación, vosotros tenéis también el libre albedrío de tomar Mi Amor o despreciarlo;

vosotros podéis escoger entre ver por Mi rebaño, por vuestros hermanos, por su salvación a través de vuestra oración, a través de vuestro ejemplo,

a través de vuestra vida, llevándoMe a Mí en vuestras palabras y obras,

o podéis buscar solamente la vida fácil.

Mis pequeños, la Iglesia está viviendo momentos difíciles, su espiritualidad ha caído, ya no hay Pedros ni Pablos suficientes para que se pueda adornar mi Iglesia con esas almas.

 Parece que satanás va ganando la batalla, pero Mi Promesa persiste, no será vencida por satanás y permanecerá hasta el fin de los siglos.

OS LLAMO A TODOS A TOMAR VUESTRA CRUZ,

OS LLAMO A TODOS PARA ACEPTAR MI VOLUNTAD EN VUESTRA VIDA

Y AYUDARME EN LA CONVERSIÓN DE VUESTROS HERMANOS

Y EN SU SALVACIÓN ETERNA;

OS LLAMO A TODOS A SER CORREDENTORES

A TRAVÉS DEL OFRECIMIENTO

DE VUESTRAS PENAS, DOLORES,

QUE TODOS TENÉIS EN VUESTRA VIDA.

OfrecedMe vuestras pequeñas o grandes cruces, que son vuestros fracasos, vuestros éxitos, vuestros tormentos, vuestros dolores,

pero principalmente vuestro amor, porque os he dicho que nunca podréis separar el dolor del amor y, si estáis trabajando para Mí, vuestro Dios, lo entenderéis fácilmente.

ALMAS VÍCTIMAS CRUCIFICADOS POR EL AMOR

Yo Me di por vosotros y mucho dolor padecí a lo largo de Mi tiempo de Evangelización pero hubo mucho Amor, porque Yo en todo momento pensaba en vuestra salvación.

No despreciéis, pues, lo que tenéis oportunidad para darMe vuestros dolores, vuestras alegrías y vuestra cruz llena de amor.

Hijitos Míos, os he pedido varias veces que acudáis a Mí y Me pidáis el don de Discernimiento y Sabiduría, muy importantes para vuestra vida espiritual.

 El Don de Discernimiento es un escudo contra todo aquello que vosotros escuchéis o lo que veíais,

Satanás es muy astuto y os tratará siempre de llevar por caminos muy contrarios a lo que Yo os he dado.

Con el Discernimiento Santo que Yo os concedo, vosotros podréis conocer la verdad de lo que escuchéis o de lo que veáis.

 Todos vosotros estáis desarmados si no entráis en una vida espiritual profunda; satanás os puede hacer creer que lo que vosotros imagináis sea bueno, y realmente sea malo, todos vosotros sois débiles a su ataque.

Cualquiera de vosotros, no importa el nivel que tengáis social, cultural, Mis mismos sacerdotes, religiosos o aún el mismo Papa, TODOS, todos podéis ser tentados por Satanás.

Yo mismo, vuestro Dios, fui tentado por él en el desierto.

Ciertamente Yo, como Dios, lo rechacé y no pudo contra Mí.

Adán y Eva, vuestros Primeros Padres, tenían un nivel espiritual muchísimo mayor que el que tenéis vosotros actualmente, fueron tentados y cayeron. 

No creáis todo cuanto se os diga, lo que leáis o lo que os imaginéis que debe que ser lo correcto, todo deberá pasar por el filtro que es el Discernimiento Santo.

Ciertamente vosotros no podréis conocer el interior del pensamiento de vuestros hermanos, pero el Discernimiento que Yo os concedo os dará la Verdad de lo que se esté diciendo o de lo que vosotros veáis a vuestro alrededor. 

OS REPITO: NO IMPORTA QUIÉN SEA EL QUE OS DIGA CIERTAS COSAS,

QUE AUNQUE SUENEN ESPIRITUALMENTE CORRECTAS,

ES MENTIRA LO QUE REALMENTE SE OS ESTÁ DANDO;

HAY MUCHA MENTIRA A VUESTRO ALREDEDOR

Y HASTA ESTÁ VINIENDO DE ALTOS GRADOS EN MI MISMA IGLESIA.

Satanás es el Príncipe de la Mentira y él os puede confundir fácilmente.

Y solamente a través del Discernimiento que Yo os concedo, si es que Me lo pedís, es como saldréis airosos de la batalla.

La Sabiduría os dirá qué hacer con el resultado del Discernimiento que vosotros hagáis, del conocimiento verdadero o falso que llegue a vosotros.

La Sabiduría os va a decir por dónde caminar, cómo desenvolveros durante vuestra misión aquí en la Tierra.

 A la Sabiduría la deberéis seguir a ojos cerrados aquí en la Tierra, con total confianza porque viene de Mí.

 La Sabiduría, muy diferente a la inteligencia humana, es la que os va a llevar por caminos rectos, por caminos de santidad.

ESTO OS PIDO, QUE ME LO PIDÁIS A MÍ VUESTRO DIOS,

PARA LA IGLESIA, PARA SUS MINISTROS, SACERDOTES, RELIGIOSAS,

QUE ELLOS TENGAN ESTE DISCERNIMIENTO SANTO Y LA SABIDURÍA DIVINA,

PORQUE AUN LA MISMA IGLESIA HA SIDO INFILTRADA POR EL ENEMIGO. 

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Debéis proteger a Mis sacerdotes y religiosas porque ellos son más fuertemente atacados que vosotros, porque ellos son los que deben guiar a los fieles.

Y si Satanás los lleva al error, ellos, Mis ministros, llevarán al error a infinidad de hermanos vuestros.

Por vuestro propio bien, orad por ellos para que sean protegidos y, sobre todo, para que sean santos, porque ellos son los que os pueden dar los Sacramentos, os pueden administrar la vida que dan los Sacramentos.

 Protegedlos, orad por ellos incesantemente, no os detengáis, el ataque de Satanás es continuo, más para ellos que para vosotros.

Y vosotros mismos también os debéis proteger para que Satanás no os saque de esta tarea tan importante, que es la protección de toda la Humanidad contra sus ataques.

Orad de día y de noche, no os canséis de hacerlo, Mis pequeños, vuestra vida espiritual depende de ello.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes y a tus religiosos, en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes y religiosos. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos.

Y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre,

para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

http://diospadresemanifiesta.com/

PRECURSORES DE LA 2A VENIDA


Julio 16 2020

Habla San Juan el Bautista

Pequeñitos soy Juan el Bautista, no quería perder esta oportunidad de agradecerle a Mi Dios y Señor, la Gracia tan grande que Me dio al ser el Precursor de Su llegada a la Tierra.

Una Gracia única con un Don inmenso que se desarrolló en Mí, para anunciar al Salvador desde el seno materno en Mi madre.

Sentí Su Presencia cuando llegó María la Santa, la Inmaculada, ¡Qué alegría!

¡Qué alegría sentía ya desde ese momento!

Aún pequeñito, de sentir de cerca a Mi Dios, al Salvador y se Me estaba dando a Mí la Gracia de anunciarlo.

Por fin se cumplía la promesa, que el Salvador vendría para reparar los pecados del mundo y Yo lo anunciaría al mundo.

El Santo Espíritu obraba en Mí maravillas como Profeta en ese tiempo, un Profeta muy especial.

Me tomaban por loco porque no actuaba como los demás: 

Mi forma de Oración, Mi forma de alimentarMe, Mi forma de vivir no coincidía con lo que el mundo está acostumbrado a ver,

Pero Me aceptaban por las palabras que Yo decía, por el Bautismo que Yo les daba y que los iba acercando a nuestro Dios y Señor.

Yo Juan, el Precursor, ¡Qué alegría al saber primeramente, que Mis palabras eran las de Mi Dios!

Iban acercando a la gente, las iban motivando y las iban preparando para que entendieran el Amor Infinito de Mi Dios y Señor, encarnado en Jesús, Mi primo Jesús. 

¡Qué alegría el haber servido a Mi Señor y Mi Dios! ¡Cuánto amor se derramó sobre Mí!

Gran alegría tuve al verLo ya adulto: un joven adulto, bello en cuerpo y alma, verLo anunciando ya las Verdades del Cielo.

En ese momento terminaba Mi obra y Él empezaba la Suya.

Es tiempo de que vosotros también actuéis como Yo actué Pequeñitos.

Escrito está que Volverá y vosotros sois precursores de Su Segunda Venida. 

En cierta forma os toca esa tarea porque sois parte del Cielo, sois hijos escogidos del Cielo para que actuéis como precursores.

Y ¿QUÉ ES SER PRECURSOR?

ES ENSEÑAR LAS VERDADES,

QUE ÉL VENDRÁ DE NUEVO Y QUE LAS DEBÉIS VIVIR.

Vosotros tenéis ya una educación avanzada en el Amor y en Sus Leyes.Y las debéis vivir y transmitir a vuestros hermanos y anunciarles que vendrá nuevamente el Salvador,

pero para convivir entre los hombres y para que Reine sobre toda la Creación.

También para vosotros es un gran honor, un inmenso honor, vivir estos momentos, antes de Su Segunda Venida.

Porque haréis lo mismo que hice Yo: Anunciar a los hombres que nuestro Dios y Señor volverá a estar entre los hombres.

Ciertamente, como no todos lo han aceptado, habrá una purificación previa, pero vosotros no sabéis quiénes quedarán y quiénes se irán.

Vuestra obligación es dar Sus Verdades a todos, para que los que queden tengan un aumento de Gracia en ellos.

Para que los que no queden, al menos vuestras palabras les sirvan a ellos para lograr su salvación.

Yo Me di por entero por anunciarlo.

Hasta el momento de Mi muerte, todo fue Evangelización y donación para Mi Dios y Señor.

AmadLe, Mis pequeños, como Él os ama, como Él Me amó y Me sigue amando.

Él es todo Amor, Él es toda ternura, Él es todo perdón, estando con Él no os faltará nada, os lo aseguro; confiad plenamente en lo que Él os pida y confiad plenamente en lo que tengáis que vivir.

Para que seáis ejemplo santo de vuestra vivencia en estos tiempos de cambio, de grandes milagros y de mucho amor.

Estoy con vosotros pequeñitos, estoy con vosotros los que queráis Mi apoyo, Mi Sabiduría, Mi entrega; os apoyo en vuestra acción también de Evangelizar y ser Precursores de este tiempo.

Evangelizad con vuestro ejemplo, con vuestra palabra, con vuestras obras.

 Ciertamente ya el tiempo de evangelizar terminó, pero sed vosotros como Yo fui:

Un hombre al cien por ciento hechura Divina, para servir a Mi Dios y Señor.

Que no haya nada ni nadie que os saque de esta obligación de amor.

Ciertamente, con nuestro Dios no hay obligaciones, porque cuando se actúa en el amor, se goza servir a nuestro Dios y Señor.

Estoy con vosotros, no se os olvide invocarMe en cualquier momento que necesitéis.

En estos tiempos que vendrán, llamadMe y estaré junto a vosotros, os apoyaré en todo momento.

Gracias, Mis hermanos, gracias a nuestro Dios por habernos dado esta oportunidad de servirLe aquí en la Tierra y que después lo gozaremos eternamente en el Reino de los Cielos.

Habla Dios Padre

Como en alas de águila Yo subo a todos aquellos, que son Míos, a las alturas.

Como en alas de águila Yo separo a los Míos de todo aquello que no les deja desarrollar libremente su espíritu.

Como en alas de águila Yo permito a los Míos alcanzar las alturas para que ahí aniden Conmigo junto a Mí Corazón.

Hijitos Míos,  todos aquellos que han querido alcanzar las alturas por haberMe recibido en su corazón, por haber puesto en práctica Mis Palabras y Mis Preceptos.

Y por haberlos compartido con sus hermanos, van a recibir, en breve su gran premio, la Gran Vida, que se derramará en pleno en vuestro corazón.

Os he explicado muchas veces las maravillas que se obtienen ya desde la Tierra, por vivir en Mí.

Gozos de Cielo en la Tierra, Mí Presencia Real y Divina en vuestro corazón.

Yo he ido por todos los pueblos de la Tierra derramando Gracias y Bendiciones, tocando corazones para su conversión y para que lograrais alcanzar alturas, fuera de lo común hasta ahora para la gran mayoría de Mis hijos.

Mi Hija, la Siempre Virgen María, os ha llevado las Palabras de Mí Hijo y Mí Voluntad en ellas.

Se ha aparecido por todos los rincones de la Tierra para mover vuestros corazones a la vida espiritual gravemente afectada por vuestra indiferencia.

Ha buscado mover vuestros corazones al arrepentimiento, para que pudierais vivir santamente y bajo las órdenes de Amor que Yo dispuse se cumplieran desde el Principio de los Tiempos.

Ha venido hasta vosotros para recordaros que vuestro Dios es un Dios vivo, un Dios que dá Vida a todos aquellos que a Él se acercan.

 Que tienen un Dios bondadosísimo que olvida todo el pasado pecaminoso de su creatura cuando ésta, de corazón, se arrepiente de toda su maldad.

Os ha venido a recordar que tenéis entre vosotros y en vosotros a un Dios Vivo que escucha vuestras necesidades de cuerpo y alma.

Os ha venido a recordar la nobleza a la que pertenecéis y de que no es bueno que los hijos del Rey se encuentren entre los puercos, malcomiendo de las sobras de éstos.

Os ha venido a recordar que vuestra vida debe estar llena de luz, de Mí Luz y que no es bueno que caminéis tropezando a cada momento, porque ahora vivís entre tinieblas y de ello no queréis daros cuenta.

Mi Hija Santísima, conociendo perfectamente las urgencias de Mí Corazón, ha querido llevaros a Mis deseos de conversión, de salvación, de purificación, para elevaros a las alturas de Mí Corazón.

Ella como águila santa y bella, os lleva a las alturas espirituales, recordándoos las Palabras, los Pensamientos, los ejemplos vividos de Su Hijo y, también, Mí Ley dada por los profetas.

Mi Hija Santísima Madre vuestra, se ha querido dar en estos Últimos Tiempos, para anunciaros la Segunda Venida de Mí Hijo y para ellos os ha ido preparando.

Ha ido preparando el camino de vuestra mente de vuestro corazón, para que podáis aceptar, gozar y agradecer de corazón, lo que pronto vuestro ojos y vuestra alma verán. 

Vuestra Madre Santísima ha querido Ella misma, reunir el santo rebaño de Su Hijo Jesucristo.

Ella ha venido a recordaros lo enseñado por Su Hijo y os lo ha enseñado basándose sólo en Su Palabra.

ELLA, LA TODA PURA, LA TODA SANTA, LA TODA INMACULADA, LA TODA HUMILDE,

ME HA PEDIDO ESA MATERNIDAD UNIVERSAL

PARA PROTEGEROS COMO UNA MADRE PROTEGE,

AUN A COSTA DE SU PROPIA VIDA, A SUS HIJOS.

Esta maternidad confirmada ante la Cruz del Calvario, os asegura su Bendita protección.

Hijitos Míos, os pido que abráis vuestro corazón, vuestra mente, todo vuestro ser, a las Palabras que vuestra Madre Celestial os está recordando.

Ella desea llevaros a las Grandes Alturas, al Cielo mismo, a la Vida Eterna.

Ella conoce las riquezas infinitas que en Él tengo reservadas para todas las almas sencillas, dóciles y obedientes, que deseen venir a Mí, por intercesión Suya.

Una madre siempre tratará de dar lo mejor a sus hijos.

Ella se sacrificará, en lo personal, para dar primero a los hijos y luego ella tomará para sí. Primero vestirá bellamente a sus hijos y luego ella se vestirá.

Una madre, una verdadera madre, es reflejo precioso de Mí Corazón. Una madre, una verdadera madre, es amor.

Una madre, pero una verdadera y santa madre, hará todo lo posible para preparar a sus hijos a presentarse felizmente ante su Creador, con la frente en alto, 

AL HABERLOS EDUCADO EN LA VERDADERA FÉ.

AL HABERLES ENSEÑADO A VIVIR COMO OTROS VERDADEROS CRISTOS

Y AL HABER DEJADO HUELLA ENTRE SUS HERMANOS

POR HABER VIVIDO Y ENSEÑADO EL AMOR VERDADERO DE SU DIOS.

Hijitos Míos, éstos son tiempos de María Santísima, por ello, su presencia en todas partes de la Tierra, para prepararos, para vestiros con las vestiduras de la Gracia y de la Virtud.

 Y para guiaros al Nuevo Reino de Dios en la Tierra, cuando la Segunda Venida de Mí Hijo se realice.

Ha venido como Maestra y Guía de toda la humanidad, para enseñaros y llevaros hacia las Verdades que Mí Hijo os enseñó y para que las viváis ya, desde estos momentos.

Para que no sintáis el cambio ante la Presencia Real de Mí Hijo, cuando llegue a vosotros.

Si el Nuevo Reino de Mí Hijo va a ser de Paz, de Amor y de Vida Divina, 

deberéis aceptar lo que Ella os pide para que os sintáis en Familia cuando la Nueva Jerusalén baje a vosotros.

Si una persona aprende el idioma, las costumbres, la forma de ser del país al que en un futuro cercano llegará, el cambio no se le va a hacer tan drástico, porque ya lo vivió de antemano.

Así os está preparando Mí Hija, al daros los consejos para que ya desde ahora viváis de la forma cómo se va a vivir en Mí Nuevo Reino sobre la Tierra. 

El cambio no se os va a hacer difícil, es más, lo desearéis de antemano,

al conocer ya desde ahora las dulzuras y maravillas que se vivirán en breve.

 Que esto alegre vuestro corazón ya desde ahora. Quitad de vuestro corazón toda pena o contrariedad que os haga sentir temerosos o nerviosos del futuro cercano.  

Dijo que Vendría: VINO. Dijo que Moriría: MURIÓ. Dijo que Resucitaría: RESUCITÓ. Dijo que Regresaría: REGRESARÁ.

Al contrario, pedid con insistencia el Regreso Mí Hijo, porque ya vuestro corazón lo añora y vuestra alma desea unirse a la de su Redentor.

En los que son Míos no debe haber temores, ni dudas, ni incertidumbres, ya que todo lo Mío es bello, está envuelto de Mí Paz y de Mí Amor y los que son Míos no pueden ser dañados por el Mal.

Los Míos ya han empezado a alcanzar las cumbre por medio de Mí Hija, águila Celestial que ahí os ha llevado, pero faltan muchos, muchos hijos Míos que no quieren abrir su corazón a las Verdades de la Fé.

Por favor orad por ellos, sacrificaos por ellos, interceded por ellos; porque todos sois Mis Hijos y hay lugar para todos en Mí Reino Infinito.

Los que ya son Míos entienden perfectamente estos deseos de Mí Corazón y ya se han unido fiel y dócilmente a los deseos y a las necesidades de Mí Hija, la Siempre Virgen María.

El Gran Premio está a las puertas. Orad intensamente para que todos vosotros podáis tener derecho a él.

Yo os amo infinitamente y os bendigo, como sólo un Padre puede bendecir a sus hijos, con el Corazón en la mano y con los mayores deseos de daros una Vida Eterna llena de regalos hermosísimos.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

Habla la santísima Virgen María

Hijitos Míos, Soy Vuestra Madre, la Siempre Vírgen María.

Así como la Aurora anuncia el nuevo día, Yo vengo ahora a prepararos a recibir la Segunda Venida de Mi Hijo.

Estos son tiempos que la Trinidad Divina Me ha concedido para ayudaros.

Son tiempos en que la Mujer Vestida de Sol, ha de reunir al rebaño escogido para que Mí Hijo os presente al Padre Celestial cómo holocausto de amor,

por ser los que perseveraron, a pesar de las tinieblas que envuelven ya desde ahora a vuestro Mundo.

Son tiempos en los que la Mujer y Sus hijos han de luchar contra las huestes del Mal.

El Maligno Me quiere arrancar de Mi regazo a cada uno de vosotros y Yo os defiendo, Yo intercedo, Yo Me doy por cada uno de vosotros, en unión con Mí Hijo, que se dio por cada uno de vosotros en la Cruz.

Estos son los tiempos de la Gran Tribulación, en donde vuestras almas están siendo atacadas por las fuerzas del Mal, en forma descomunal.

La gran mayoría de vosotros no os dáis cuenta de ello o no queréis daros cuenta de ello, ya que vivís en un libertinaje que os conviene, que aceptáis,

porque os habéis dado la libertad de ofender a vuestro Dios con vuestro mal comportamiento, sin que se os dé una llamada de atención por parte de vuestras autoridades eclesiásticas, ya que ellas también se han corrompido.

Os estáis dejando llevar por la ola tremenda de maldad que va destruyendo todo a su paso y no os sentís lo suficientemente fuertes como para querer luchar contra ella.

Preferís dejaros llevar por su fuerza destructiva y no hacéis nada, ni en lo moral ni en lo espiritual, como para tratar de luchar o hacerle ver a los vuestros en el error en el que también se están dejando llevar.

Es más cómodo y “menos riesgoso”, humanamente hablando, el no oponer resistencia de ninguna especie al Mal, el cuál se ha introducido en vuestra vida y a todos niveles.

No queréis educar en el verdadero Amor y en la Pureza, ya que vosotros mismos no los vivís.

No buscáis fuerza de lo alto, porque ya no queréis acudir a la Fuente de Vida que se encuentra en el vivir en estado de Gracia y en el Alimento Divino que os dan los sacramentos.

Ya no acudís a la Oración, porque os falta la Fé necesaria como para confiar en su inmenso poder.

Acudís a vuestro Padre Celestial sólo para exigir cosas materiales, sin agradecerlas posteriormente. En pocas palabras, os habéis vuelto malos hijos.

Queréis todo y no dáis nada y no sólo eso, sino que, además, muchos de Mis hijos atacan a Mí Santísimo Hijo, a pesar de que de Él han obtenido su salvación.

Hijitos Míos, así como la madre tiene la función de unir a los hijos en el hogar, a protegerlos, como la gallina protege a sus polluelos, a educarlos y prepararlos para que puedan algún día presentarse ante la sociedad,

Mí Misión es la de haceros crecer en el Amor, preparar vuestras almas para estar “presentables” para la Segunda Venida de Mí Hijo

y la de educaros, recordándoos las Palabras y Enseñanzas de Mí Hijo, para que podáis vivir vida de amor y fraternidad ya desde ahora.

El tiempo es corto, el ladrón se acerca y quiere destruiros.

Espera dar el zarpazo final, destruyendo lo más precioso que poseéis y así completar su obra de oposición a la Obra Divina de Nuestro Padre Dios. 

Hijitos Míos, dáos cuenta del peligro que corre vuestra alma. Estáis en serias dificultades y no pedís ayuda.

Os habéis quedado dormidos y el ladrón os está robando los valores de vuestra alma y la de vuestros hijos.

No estáis volteando vuestros ojos al Cielo implorando ayuda, en cambio, os estáis revolcando en el fango que el Maligno os está facilitando aquí en la Tierra.

Vida de disipación, vida de vicio, vida de impiedad, vida de lujuria, vida de impureza, vida sin Ley.

Os habéis acomodado a todo ello y ya no queréis reflexionar si es bueno o malo y cuando “reflexionáis” sólo os conformáis con decir “es que los tiempos ahora son así y hay que tomarlos como llegan”.

Habláis sobre lo “obsoleto” de las Leyes de Nuestro Dios, os dejáis engañar con éstas falsas deducciones que crean corazones que apestan a maldad y perdición.

No os ponéis a reflexionar que en el Cielo no se vive, no se puede vivir en la forma que ahora vivís y que vuestra estancia sobre la Tierra es efímera.

No os ponéis a reflexionar que vuestras mismas obras serán vuestros jueces más severos cuando os presentéis ante el Amor Eterno y Justo de Nuestro Dios.

No os ponéis a reflexionar que la vida del Cielo es vida de AMOR, PUREZA Y fraternidad VIVIDA en su máxima expresión y que para poder vivirla allá, os tenéis que empezar a preparar ya desde ahora, aquí en la Tierra.

No os ponéis a reflexionar del tiempo que perdéis buscando vuestro propio yo, llenándoos de bienes materiales

y olvidándoos de ayudar a los vuestros con el amor que debiera imperar en vuestro corazón, que es el Amor de Mí Hijo.

Ya no os ponéis a reflexionar sobre el Gran Sacrificio de Amor que tuvo que padecer Mí Hijo Jesucristo, durante 33 años sobre la Tierra, para daros toda una enseñanza vivida en el Amor.

Él se ha dado por TODOS vosotros. Él se ha sacrificado por todos vosotros.

ÉL HA VENCIDO AL MAL

PARA ENSEÑAROS CÓMO TODOS VOSOTROS TAMBIÉN, LO DEBÉIS VENCER.

ÉL QUIERE VENCER AL MAL

EN LA PRESENCIA DE CADA UNO DE VOSOTROS.

Para ello estáis sobre la Tierra, para que Mí Hijo se pueda encarnar en cada uno de vosotros.

Vuestra misión real sobre la Tierra es sublime: dejar que Mí Hijo haga morada en el corazón de cada uno de vosotros.

Yo, Vuestra Madre Celestial, que llevé en Mí Divino Seno Virginal al Redentor durante 9 meses y ello Me daba vida de Cielo,

Yo os pido Le permitáis que vuestro Dios Mí Hijo, el Creador de todo el Universo, viva en vuestro corazón y actúe a través de todas vuestras obras.

Y os aseguro que empezaréis a vivir también, ésa vida de Cielo que viví y sigo viviendo en Mí Corazón y ante Su Presencia, ahora en el Cielo.

Una verdadera madre nunca es egoísta, se dá en totalidad por sus hijos, con tal de ver en ellos su vida realizada, con nuevas alegrías cómo las que vivió en sus etapas tempranas.

Yo, como la Perfecta Madre, Me doy a cada uno de vosotros, en el Amor de Mí Hijo, para atraeros a la Casa Paterna.

Mí Misión es de Apostolado, de Intercesora, de Medianera, de Corredentora.

Os quiero llevar a la perfección del Amor, pero para ello necesito os déis cuenta plena de la necesidad que tiene vuestra alma, de voltear nuevamente al Cielo, a Mí Hijo.

Debéis pedir perdón por vuestras faltas, por vuestra TIBIEZA, por vuestra falta de interés por la vida en la virtud.

El santo NO ES ni el indiferente, ni el lejano, ni el MEDIOCRE, ni el Tibio, ni el TÍMIDO…

Y así podáis conseguir por Su Gracia, vivir la Verdadera Vida en Dios.

Recordad hijitos Míos, del respeto absoluto que Dios tiene para con las almas.

Él NO se impone a las almas.

Él toma a todas aquellas, que libre y desprendidamente, se entreguen a Su guía y a Su Amor.

 Yo vengo hoy a recordaros lo que habéis olvidado, lo que habéis apartado de vuestra vida, lo que ya no queréis buscar,

porque os impone un compromiso con vuestro Dios y con vuestros hermanos.

Pero tampoco véis el otro lado de la moneda:

NO OS DÁIS CUENTA DEL INMENSO BIEN Y DEL INFINITO PREMIO DE AMOR

QUE SE OS DARÁ POR TODA LA ETERNIDAD,

A TODOS AQUELLOS QUE FUERON OBEDIENTES Y FIELES HASTA EL FINAL

Os vuelvo a recordar, el tiempo es corto, la mies es mucha y el ladrón acecha día y noche, ¿

Estáis preparados y estáis preparando a los vuestros para el Gran Encuentro?

Acudíd a Mí, hijitos Míos. Acudíd a vuestra Madre, oremos juntos, ofrezcamos juntos.

Tomad Mí Mano Materna que os llevará por caminos seguros de vida y salvación eternas.

Yo os he dado a conocer el medio más seguro de protección a vuestra alma: la vida en la Gracia, la asistencia asidua a los Sacramentos y el Rezo del Santo Rosario.

Se os ha dado todo para lograr una estancia segura, protegida y bien guiada sobre la Tierra, para que podáis cumplir satisfactoriamente vuestra misión y para que podáis regresar triunfantes a la Casa Celestial.

¡Lo tenéis todo, no lo desaprovechéis! Vida Divina costó para que tuviérais todo ello, no la desperdiciéis, no seáis ingratos con vuestro Dios que tanto os ama.

Venid hijitos Míos, veníd, agradezcamos y alabemos juntos, unidos a los cantos angelicales, a Aquel por quién la vida y el amor se nos ha concedido.

Yo os bendigo en Nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en Mí Santo Nombre de Sierva del Divino Verbo.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

P278 SÚPLICA PATERNAL


09 de Junio de 2019

Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, os mentiría si os dijera  que las cosas se van a componer de repente.

No, Mis pequeños, habéis alimentado una Fuerza tremenda la cual, en vez de agradecéroslo, os desea destruir aún peor.

El Demonio existe y le habéis dado ahora ésta tremenda fuerza, por la forma en que venís viviendo de mucho tiempo hasta ahora.

No habéis escuchado Mi Clamor a través de los siglos en donde Yo os pedía volver a Mi y a Mis Leyes,

Las cuáles, si las hubieseis cumplido, le hubierais quitado fuerza al Mal, pero no ha sido así; desoísteis Mis ruegos.

Desoísteis  Mis advertencias y no obrasteis con sabiduría ni prudencia.Y por ello el Mal fue creciendo hasta llegarse a constituir el Monstruo que ahora estáis viviendo.

Su poder ahora es tremendo, es ahora la Bestia poderosa de la que se habla en el Apocalipsis y que el mundo actual adora.

Leed en las Escrituras como el Demonio empieza actuar  con la forma de serpiente en el Génesis y termina siendo en el Apocalipsis  como un enorme Dragón de 7 cabezas,

¡Ésta es la fuerza que le habéis dado, Mis pequeños!

Pudisteis haber detenido su poderío  si hubierais vivido Mis Leyes y Preceptos, pero los despreciasteis.

Pudisteis  haber construido el Reino de Dios en la Tierra y en vez de ello, le levantasteis un castillo al Maligno.Pudisteis  haber cultivado Mi Amor y así vivir en paz y con Mis Bendiciones Infinitas y preferisteis cultivar el Odio y las bajas pasiones,

¿Qué pasará ahora?

Jugasteis  con fuerzas tremendas. Fuisteis como el científico que construyó el Frankestein, el cual después al tener vida, se volvió contra su constructor y lo mató.

Estáis ahora viviendo los minutos anteriores en los cuales,  el Monstruo Satanás,

Se va a volver contra los que lo alimentaron y le dieron ése descomunal poder, va hacia TODOS VOSOTROS.

¡DETENED VUESTRO PASO! ¡MEDITAD!OBSERVAD DETENIDAMENTE. QUITAD DE VUESTROS OJOS ESE VELO

QUE OS ESTA CAUSANDO CEGUERA Y MENTIRA ESPIRITUAL

¡Y VED LOS ACONTECIMIENTOS REALES QUE ESTÁIS VIVIENDO!

La gente adulta dice:

Antiguamente se podía dejar las puertas de las casas y de los coches abiertos y no había ningún peligro.

Antiguamente se vivía más respeto entre la juventud y no había tantos divorcios entre los adultos.

Antiguamente se vivía más la moral y las buenas costumbres  en las familias y en la sociedad. Antiguamente se oraba más en familia y trataban de vivir un tiempo dedicado a Mí, vuestro Dios.

Antiguamente… Antiguamente…, etc. O sea que en lugar de haber ido mejorando como creéis, habéis ido empeorando y no os queréis dar cuenta.

Como os dije y os repito para que meditéis la gravedad del momento,

EL DRAGÓN ESTÁ POR DAR SU COLETAZO FINAL

Y SI NO OS VOLVÉIS A MÍ Y A MIS LEYES,

ÉSTE VA A SER TREMENDO,MUY DESTRUCTIVO, AVASALLADOR

La Destrucción irá de lo espiritual a lo material. Esto es, al destruir la espiritualidad de las almas, se sobrevendrá inevitablemente, la destrucción de todo lo creado.

Sólo en vosotros está el remedio, Yo no puedo actuar si no Me lo pedís y sólo os podré escuchar si vuestro corazón vive el Amor y lo desea dar a los demás.

La situación actual es muy grave,  Mis pequeños. Yo, como Padre vuestro, os tengo que hacer ver los Engaños que el Mal está urdiendo contra vosotros.

Os tengo que prevenir porque os amo, porque sois la perfección de Mi Obra de Creación y por eso el Maligno os ataca más, por Envidia a vosotros.

Pero Yo no os puedo obligar a reaccionar, esto debe venir de lo profundo de vuestro corazón.  Me duele y mucho, el que os estéis comportando así entre hermanos contra de Mí, vuestro Dios; porque habéis puesto en práctica los consejos de Mi Enemigo,

Pero a pesar de ello, os busco y os quiero salvar.

  Mi Amor es infinitamente más poderoso que el Mal que él despliega.

Estáis dejando de usar una fuerza poderosísima para vencerle y para volver todo a la normalidad –Mi Reino entre vosotros-, pero no la queréis usar.

¿Necesitáis que el verdugo os siga golpeando hasta que casi desfallezcáis para que volteéis hacia Mí?

La respuesta está en vosotros. Mientras más os tardéis y sigáis viviendo la vida actual que lleváis, el Maligno seguirá creciendo en poder; preparando su coartada final, la cual no va a ser nada agradable para vosotros.

¡VOLVED A LA ORACIÓN!

VOLVED AL ESTADO DE GRACIA.

VOLVED A LOS SACRAMENTOS

E INMEDIATAMENTE VEREIS EL CAMBIO, OS LO PROMETO!

  Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.EL INFIERNO REVELADO POR JESÚS 

“Una vez te hice ver al Monstruo de los abismos. Hoy te hablaré de su reino. No puedo tenerte siempre en el paraíso.

Recuerda que tú tienes la misión de evocar en los hermanos las verdades que han olvidado demasiado.

Pues en este olvido que en realidad ES DESPRECIO POR LAS VERDADES ETERNAS,

Por lo tanto, escribe esta página dolorosa. Luego tendrás consuelo. Es viernes por la noche.

Mientras escribes, mira a tu Jesús, que murió en la Cruz, entre tormentos tales que pueden compararse a los del Infierno,Y QUE QUISO ESA MUERTE

PARA SALVAR A LOS HOMBRES DE LA MUERTE

Los hombres de vuestro tiempo ya no creen en la existencia del Infierno.

Se han construido un más allá según el propio deseo, de tal modo que sea menos aterrador para su conciencia, merecedora de grandes castigos.

Como son discípulos relativamente fieles del Espíritu del Mal, saben que su conciencia retrocedería ante ciertas fechorías, si de verdad creyeran en el Infierno tal como lo enseña la Fe.

Saben que si cometieran esa fechoría, su conciencia volvería en sí misma y por el remordimiento, llegarían a arrepentirse.Por el miedo llegarían a arrepentirse y arrepintiéndose, encontrarían el camino para volver a Mí.

Su maldad, que les enseña Satanás -del que son siervos o esclavos, según su adhesión a los deseos e instigaciones del Maligno-, NO admite estos retrocesos y estos regresos.

Por eso, anula la creencia en el Infierno tal como es y construye otro -si es que se decide a hacerlo- que no es más que una pausa, para tomar impulso hacia nuevas elevaciones futuras.

E insiste en esta opinión hasta creer sacrílegamente que el mayor pecador de la Humanidad puede redimirse y llegar a Mí a través de fases sucesivas.

Hablo de Judas, el hijo predilecto de Satanás.

El Ladrón, tal como está escrito en el Evangelio; el que era concupiscente y ansioso de gloria humana, como Yo le defino.El Iscariote que, por la sed insaciable de la triple concupiscencia, se convirtió en mercante del Hijo de Dios y que me entregó a los verdugos por treinta monedas y la señal de un beso:

Un valor monetario irrisorio y un valor afectivo infinito.

No; si él fue el sacrílego por excelencia, Yo no lo soy. Si él fue el injusto por excelencia, Yo no lo soy. Si él fue quien con desprecio derramó mi Sangre, Yo no lo soy.

Perdonar a Judas sería un sacrilegio hacia mi Divinidad, que Traicionó.

Sería una injusticia hacia todos los demás hombres que en todo caso, son menos culpables que él y que aún así, son castigados por sus pecados;

Sería despreciar mi Sangre y sería en fin, faltar a mis Leyes.Yo, Dios Uno y Trino, he dicho que lo que está destinado al Infierno, quedará en él eternamente, porque de esa Muerte no se surge a una nueva resurrección.

He dicho que ese Fuego es Eterno y que acogerá a todos los que cometieron escándalos e iniquidades.

Y no creáis que esto dure hasta el momento del fin del mundo. No; al contrario.

Tras la tremenda reseña, esa morada de llanto y de tormento se hará más despiadada, porque el infernal solaz que aún se concede a sus huéspedes

Poder dañar a los vivos y ver precipitar en el Abismo a nuevos condenados, ya no será posible

Y la puerta del abominable reino de Satanás será remachada y clausurada por mis ángeles para siempre, PARA SIEMPRE. Será ése un SIEMPRE cuyo número de años no tiene número;

Un siempre tan ilimitado que, si los granillos de arena de todos los océanos de la Tierra se convirtieran en años, formarían menos de un día del mismo.

De esta inconmensurable Eternidad mía, hecha de luz y gloria en las alturas para los benditos; de tinieblas y horror en el Abismo para los malditos.

Te he dicho que el Purgatorio es Fuego de Amor. Y que el Infierno es Fuego de Rigor.

El Purgatorio es un lugar en el cual expiáis la carencia de amor hacia el Señor Dios vuestro, mientras pensáis en Dios,

cuya Esencia brilló ante vosotros en el instante del juicio particular y despertó en vosotros un incolmable deseo de poseerla.A través del amor conquistáis el Amor y por niveles de caridad cada vez más viva,

laváis vuestras vestiduras hasta hacerlas cándidas y brillantes para entrar en el Reino de la Luz, cuyos fulgores te hice ver días atrás.

El Infierno es un lugar en el cual el pensamiento de Dios, el recuerdo del Dios entrevisto en el juicio particular

NO es como para los que están en el Purgatorio, deseo santo, nostalgia dolorida más plena de Esperanza, esperanza colma de serena espera.

De segura paz, que será perfecta cuando llegue a convertirse en conquista de Dios,

Pero que ya va dando al espíritu que purga sus faltas, una jubilosa actividad purgativa porque cada pena, cada instante de pena, le acerca a Dios, su único amor.  En cambio en el Infierno, el recuerdo de Dios es remordimiento, es resquemor, es tormento, es ODIO.

Odio hacia Satanás, Odio hacia los hombres, Odio hacia sí mismos.

Tras haber adorado en la vida a Satanás en vez que a Mí, ahora que le poseen y ven su verdadero aspecto, que ya no se oculta bajo la hechicera sonrisa de la carne,

bajo el brillante refulgir del oro, bajo el poderoso signo de la supremacía,

AHORA LE ODIAN PORQUE ES LA CAUSA DE SU TORMENTO

Tras haber adorado a los hombres -olvidando su dignidad de hijos de Dios- hasta llegar a ser asesinos, ladrones, estafadores, mercaderes de inmundicias por ellos,Ahora que se encuentran con esos patrones por los que mataron, robaron, estafaron, vendieron el propio honor y el honor de tantas criaturas infelices, débiles, indefensas -que convirtieron en instrumento de la Lujuria,

un vicio que las bestias no conocen, pues es atributo del hombre envenenado por Satanás-, ahora, les Odian porque son la causa de su tormento.

Tras haber adorado a sí mismos otorgando todas las satisfacciones a la carne, a la sangre, a los siete apetitos de su carne y de su sangre

y haber pisoteado la Ley de Dios y la ley de la moralidad, ahora se odian porque ven que son la causa de su tormento.

La palabra “ODIO” tapiza ese reino inconmensurable; ruge en esas llamas; brama en las risotadas de los demonios; solloza y aúlla en los lamentos de los condenados;

Suena, suena y suena como una eterna campana que toca a rebato; retumba como un eterno cuerno pregonero de muerte.Colma todos los recovecos de esa cárcel; es por sí misma, tormento.

Porque cada sonido suyo renueva el recuerdo del Amor perdido para siempre, el remordimiento de haber querido perderlo, la desazón de no poder volver a verlo jamás.

Entre esas llamas, el alma muerta, a igual que los cuerpos arrojados a la hoguera o en un horno crematorio,

se retuerce y grita como si la animara de nuevo una energía vital y se despierta para comprender su error.

Y muere y renace a cada instante en medio de atroces sufrimientos,

porque el remordimiento la mata con una maldición y la muerte la vuelve a la vida para padecer un nuevo tormento.El Delito de haber traicionado a Dios en el tiempo terrenal, está integralmente frente al alma en la Eternidad.

El Error de haber rechazado a Dios en el tiempo terrenal, está presente integralmente para atormentarla, en la Eternidad.

En el Fuego, las llamas simulan los espectros de lo que adoraron en la vida terrena,

por medio de candentes pinceladas, las pasiones se presentan con las más apetitosas apariencias y vociferan. Vociferan su memento:

“Quisiste el fuego de las pasiones. Experimenta ahora el Fuego encendido por Dios, cuyo santo Fuego escarneciste”.

A Fuego corresponde fuego. En el Paraíso es fuego de amor perfecto. En el Purgatorio es fuego de amor Purificador.En el Infierno es fuego de Amor Ultrajado.

Dado que los electos amaron a la perfección, el Amor se da a ellos en su Perfección.

dado que los que están en el Purgatorio amaron débilmente, el Amor se hace llama para llevarles a la Perfección.

DADO QUE LOS MALDITOS ARDIERON EN TODOS LOS FUEGOS

MENOS QUE EN EL FUEGO DE DIOS

 El Fuego de la Ira de Dios les abrasa por la Eternidad. Y en ese fuego hay hielo.¡OH, NO PODÉIS IMAGINAR LO QUE ES EL INFIERNO!

Tomad fuego, llamas, hielo, aguas desbordantes, hambre, sueño, sed, heridas, enfermedades, plagas, muerte, es decir, todo lo que atormenta al hombre en la tierra,

Haced una única suma y multiplicadla millones de veces.Tendréis sólo una sombra de esa tremenda Verdad.

Al calor abrasador se mezcla el hielo sideral. Los condenados ardieron en todos los fuegos humanos y tuvieron únicamente hielo espiritual para con el Señor su Dios.

Y el hielo les espera para congelarles una vez que el fuego les haya sazonado como a los pescados puestos a asar en la brasa.¡Será debatirse en ese horror tenebroso en el que solamente se ilumina, por el reflejo del espíritu abrasado, el nombre del Pecado que les ha clavado en dicho Horror!

Será encontrar apoyo, en medio de ese revuelo de espíritus que se odian y se dañan recíprocamente, sólo en la desesperación que les enloquece y cada vez más les hace malditos.

Será nutrirse de esa desesperación, apoyarse en ella, matarse con ella.

Está dicho:

LA MUERTE NUTRIRÁ A LA MUERTE.

LA DESESPERACIÓN ES MUERTE

Y NUTRIRÁ A ESTOS MUERTOS ETERNAMENTEEn el Juicio Particular, la mirada de Jesús,

¡Qué fulgor es el relámpago de ofendido y doloroso enojo, cuando debe rechazar a los eternos impenitentes!

¡Qué terrible confusión experimenta el alma al comprender en un instante, el tremendo error que cometió!

Está delante de sí toda su vida, con los pecados que han matado su espíritu…

El espíritu no conoce más que una muerte de la que no se resucita.

Y el hombre impenitente contempla sin arrepentimiento lo que ha hecho: las gravísimas ofensas; las gracias recibidas; las oportunidades despreciadas; etc.

Puede ver simultáneamente la Luz Purísima del Altísimo y el cadáver putrefacto, deforme y asqueroso, del alma muerta por el pecado.Está ante el Bien perdido, que fue odiado como Enemigo.  Escarnecido o burlado. Negado como inútil e ilusorio… Quiso perderlo.

No quiere sentir remordimiento y mira con orgullo al que sigue rechazando, por la ausencia absoluta de Amor.

Jesús permanece callado y el alma por sí misma se aparta de Él;

Siendo precipitada por el mismo deseo de lanzarse y desaparecer de la vista de Dios; para poder maldecirle y odiarle.

Satanás la arrastra consigo hasta el Abismo tenebroso del Infierno.

Los Condenados forman parte del Infierno y no desean a Dios.El rechazo por Él los mantiene congelados en lo que voluntaria y libremente eligieron.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CONDENACIÓN?

Todo lo creado por Dios ha sido hecho por Amor, con Amor, para amar en el Amor. Todos los seres creados por Dios, para ser felices deben amar.

A todo Condenado incluido Lucifer, Dios se retira de ellos y con Él, pierden la capacidad de amar.

Pero no les quita la necesidad de ser amados.

Y este es el tormento de todos los Condenados:

¡Querer amar y no poder hacerlo!  ¡Ansiar desesperadamente a Dios sabiéndole perdido para siempre!

¡Comprender que no se volverá a tenerlo jamás, después de haberlo conocido plenamente en el Juicio Particular! 

Y esto por toda la Eternidad.

EL INFIERNO ES EL FUEGO DEL RIGOR DE DIOS

El Purgatorio es fuego de amor. Y el Infierno es fuego de rigor.

El Purgatorio es el lugar en el cual pensando en Dios, cuya Esencia fue vista en el instante del juicio particular y despertó en el alma el insaciable deseo de poseerla.  Entonces se expían las faltas de amor por el Señor, Dios nuestro. A través del amor se conquista el Amor.

Y por  grados de Caridad cada vez más encendidos, se lavan las vestiduras hasta hacerlas cándidas y brillantes para entrar en el Reino de la Luz.

Si el Purgatorio es Fuego de Amor; el Infierno es Fuego de Rigor.

El Infierno es el Lugar en el cual el pensamiento de Dios, el recuerdo de Dios visto en el Juicio Particular, no es como para los Purgantes: santo deseo y nostalgia afligida; pero plena de esperanza.

Esperanza plena de tranquila espera; de segura paz que alcanzará la perfección cuando haya conquistado a Dios.

Pero que ya va dando al espíritu que purga sus faltas, una jubilosa actividad purgativa; porque cada pena, cada instante de pena, le acerca más a Dios, su único amor.

El Infierno es el Reino Maldito en el que todos los espíritus se odian y se dañan mutuamente, presas de la desesperación.

El recuerdo de Dios es remordimiento, es aversión, es condenación y odio.

Abismo de Tinieblas y de Odio:

Odio hacia Dios; Odio hacia Satanás; Odio hacia los hombres; Odio hacia sí mismos.

ODIO HACIA DIOS

Los condenados se agitan en la rabia del Bien Perdido.Y el alma tanto menos descanso siente  en su terrible tortura, cuanto más impíos fueron.

Con Dolores solo comparables a los de Jesús en el Viernes Santo, el dolor más grande es la sed de maldecir al Creador.

El alma imposibilitada para amar, se ve forzada a odiarle.

Y cuanto más lo maldice, más aumenta esa sed.

EL HAMBRE DE AMAR LAS CONSUME

El pensamiento de Dios y su recuerdo, es remordimiento y cólera, condenación y odio.

Imposibilitados para alabarlo, lo blasfeman y lo maldicen.ODIO HACIA SATANÁS

Que los tortura en todas las formas, porque es su mísero botín, el que ha puesto a su alcance el poder desfogar el Odio que lo consume contra Aquel que Odia sobre todas las cosas: los condenados.

Ellos ven la cruel realidad de su obstinada torpeza que los convirtió en sus esclavos por toda la Eternidad.

Después de haber adorado a Satanás en la vida, en lugar de a Dios;

ahora que lo poseen y lo ven en su verdadero aspecto, que ya no está velado bajo el encanto sonriente de la carne;

bajo el deslumbrante brillo del oro; bajo el poderoso signo de la supremacía;

AHORA LO ODIAN PORQUE ES LA CAUSA DE SU TORMENTO. ODIO HACIA LOS HOMBRES.

Impulsado por la Envidia que los hace aborrecerlos y desear dañar a los vivientes. Gritando de alegría al ver precipitarse a nuevos condenados en el tenebroso horror de su Reino de Odio.

Odio hacia los causantes de haber caído en aquel Abismo, propiciando las ocasiones que los hicieron pecar tan gravemente, para merecer semejante castigo.

Después de haber olvidado su dignidad de hijos de Dios; adorando a los hombres hasta hacerse asesinos, ladrones, estafadores, mercaderes de inmundicias, por ellos.

Encuentran además que sus amos por los cuales han matado, robado, estafado, vendido su propio honor y el honor de tantos infelices, débiles, indefensos.

Haciéndose instrumentos de vicios que las bestias no conocen… por la Lujuria, atributo del hombre envenenado por Satanás.Sin poseer ya un cuerpo físico, se sienten arder en todos los fuegos de las pasiones humanas y sus miembros son torturados con más fuerza que si lo tuvieran;

súper sensibles a sus necesidades, sin encontrar ningún alivio a su suplicio, porque son atizados por los Demonios a los que sirvió en vida.

Ahora los odian por ser la causa de su tormento.

ODIO HACIA SÍ MISMOS.

Por el recuerdo de los pecados cometidos que los impulsa a acusarse y a maldecirse al tenerlos siempre presentes;

así como las oportunidades rechazadas para obtener la Salvación.Después de haberse adorado a sí mismos; dando a la carne, a la sangre, a los siete apetitos de su ‘yo’ todas las satisfacciones;

pisoteando la Ley de Dios y de la moralidad; ahora se odian por ser la causa de su tormento.

ODIO Y DOLOR ETERNOS.

Llanto desesperado que hace rechinar los dientes de rabia. El alma muerta cruje en las llamas del Amor Agraviado, como aquellos cuerpos lanzados en una hoguera o un horno crematorio.

Se retuerce y chirría como animada por un nuevo movimiento vital y se despierta para comprender su error.

Y muere y renace a cada momento con sufrimientos atroces; porque el remordimiento la mata en una blasfemia y la muerte la vuelve a revivir para un nuevo tormento.Todo el Delito de haber traicionado a Dios, en el tiempo y en la Eternidad, está para su tormento presente y hace que su tortura sea más terrible.

El Fuego del Infierno es de tal naturaleza, que un solo reflejo del mismo, emanado por un condenado, puede hacer que arda un tronco, se derritan los metales o haya una combustión instantánea.

La palabra ODIO, tapiza y palpita aquel reino inmenso; ruge en aquellas llamas; brama en las risotadas de los Demonios; solloza y aúlla en los lamentos de los condenados.

Que es por sí misma un eterno suplicio, porque cada sonido suyo renueva el recuerdo del Amor Perdido para siempre;

Y el remordimiento de haberlo querido perder y la  aflicción de no volverlo a ver nunca más. El alma muerta entre aquellas llamas, como los cuerpos arrojados a la hoguera o en un horno crematorio, se contorsiona y grita como si estuviera animada por una energía vital y se despierta para comprender su error.

Y muere y renace constantemente en medio de sufrimientos atroces; porque el remordimiento la mata con una blasfemia y la muerte la vuelve  a la vida para padecer un nuevo tormento.

Todo el delito de haber traicionado a Dios en el tiempo terrenal, está frente al alma en la eternidad.

Todo el error de haber rechazado a Dios en el tiempo, está presente para su tormento por toda la eternidad.

En el Fuego, las llamas simulan fantasmas de lo que adoraron en vida.

Las pasiones se colorean en incandescentes pinceladas con los más apetitosos aspectos y rechinando, vociferan su recordatorio“Has querido el fuego de las pasiones. Ahora tienes el Fuego Encendido por Dios, de cuyo Santo Fuego te has burlado.”

Fuego responde a fuego. En el Paraíso es Fuego de Amor Perfecto.

En el Purgatorio es Fuego de Amor Purificador. En el Infierno es Fuego de Amor Ofendido.

Porque los elegidos amaron a la perfección, el Amor se dona a ellos en su Perfección.

Porque los Purgantes amaron tibiamente, el Amor se hace Flama, para llevarlos a la perfección.

Porque los malditos ardieron en todos los fuegos menos en el de Dios, el Fuego de la Ira de Dios, los arde en eterno.Así como no es posible describir el Paraíso con palabras humanas, así tampoco es posible describir el Infierno con palabras humanas.

Hay que tomar todo cuanto es tormento del hombre sobre la Tierra: fuego, llamas, hielo, aguas que sumergen, hambre, sed, heridas, sueño, enfermedades, llagas, muerte y sumarlos,

multiplicados millones de veces, con la tercera potencia aritmética. No tendremos más que un esbozo de aquella tremenda verdad. 

En el ardor insoportable estará mezclado el hielo sideral.

Los condenados ardieron en todos los fuegos humanos, teniendo únicamente hielo espiritual para el Señor su Dios.

Y el Hielo los espera para congelarlos después que el Fuego los haya sazonado como a los pescados puestos a asar sobre las brasas.

Tormento en el tormento es este pasar del ardor que derrite al hielo que congela.

A todos estos tormentos hay que añadir,  EL TORMENTO SUPREMO:

LA CRUZ Y EL CALVARIO

La Cruz y el Calvario aceptados con amor en la Tierra, hacen que el Dolor sea mitigado por Jesús que convertido en el Divino Cireneo, los va dosificando conforme el alma lo soporta.

Y su Amor hace que sean tan dulces, que el Dolor se llega a amar y se desea y se pide con amoroso anhelo.

De esta forma el tormento se convierte en una gloria. Una alegría que es tormento y un tormento que es alegría.

La Cruz y el Calvario que se rehuyó en la Tierra, porque tibiamente se amó; se deben sufrir en el Purgatorio, con toda la crudeza del alma separada de Dios y la anhelante espera. Es un dolor cuyo tormento es el pensamiento de cuán preferible hubiese sido  sufrir en la Tierra todos los sufrimientos posibles, pero apoyados en Dios.

Aquí el Dolor solamente lo mitigan las oraciones y los sufragios de la Iglesia Militante.

El tormento es esperanza y anhelante espera, mientras aprenden solos a amar y alcanzan la perfección.

La Cruz y el Calvario en el Infierno; son una réplica exacta y completa, del vivido por Jesús.

Y sin Él, el Infinito Dolor de la Condenación Eterna.

Así como como los justos en el Cielo van aumentando su perfección en la santidad y en el Amor;

CRUCIFICADOS Y ODIANDO. Es mejor ser corredentores y tener de Cireneo a Jesús. Aprender a Amar en la Tierra, nos ahorra mucho sufrimiento…

En el Infierno,  los condenados van aumentando su perfección en la Iniquidad y el Odio.

El alma es un cuerpo espiritual, con una sensibilidad más perfecta aún que el cuerpo físico.

Y este no es un lenguaje metafórico, porque las almas gravadas con las culpas cometidas; tienen una sensibilidad más grande, que la carne a la cual revistieron.

VOSOTROS NO SABÉIS Y NO CREÉIS…

MÁS EN VERDAD OS DIGO QUE OS CONVENDRÍA MÁS

SOPORTAR TODOS LOS TORMENTOS DE MIS MÁRTIRES QUE UNA SOLA HORA DE ESAS TORTURAS INFERNALES

La Oscuridad será el tercer tormento. Oscuridad material y oscuridad espiritual. ¡Estar para siempre en las Tinieblas, después de haber visto la Luz que es el Paraíso!

¡Y estar en el abrazo de las Tinieblas; después de haber visto la Luz y el Amor que es Dios!

¡Combatir en aquel horror tenebroso que solamente se ilumina con el reflejo del espíritu ardiente y al nombre del pecado por el cual fueron confinados en aquel Horror!

¡No encontrar apoyo en este revuelo de espíritus que se odian y perjudican recíprocamente; fortaleciéndose sólo en la Desesperación que los enloquece y cada vez les hace más y más malditos!

Nutrirse de ella, apoyarse en ella, matarse con ella.Lo he dicho: la muerte nutrirá a la Muerte. La Desesperación es muerte y alimentará a estos muertos por toda la eternidad.

Y ved que os lo digo Yo que he creado ese Lugar, para los Ángeles Rebeldes.

Cuando descendí a él, PARA SACAR DEL LIMBO a los que esperaban mi Venida, sentí horror de ese Horror.

Yo Dios, lo sentí… Yo Mismo…

Y si no hubiera sido porque lo que ha hecho Dios es inmutable por ser perfecto, habría intentado hacerlo menos atroz,

porque Yo soy el Amor y ese lugar horroroso produjo un infinito dolor en Mí; por lo que significa para las almas que se han equivocado y eligieron no amarme…

¡Y vosotros queréis ir allí!¡Oh hijos, reflexionad sobre esto que os digo!

A los enfermos se les da una amarga medicina; a los cancerosos se les cauteriza y cercena el mal. Ésta es para vosotros, enfermos y cancerosos, medicina y cauterio de cirujano.

No la rechacéis. Usadla para sanaros.

La vida no dura estos pocos días terrenos. La vida comienza cuando os parece que termina y ya no acaba más.

Haced que para vosotros la vida se deslice donde la luz y el júbilo de Dios embellecen la eternidad

y NO donde Satanás es el eterno Torturador”.

29. Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.

30. Y si tu mano derecha te es ocasión de pecado, córtatela y arrójala de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna.(Mateo 5, 29 y 30)

P228 LA OBSCURIDAD TOTAL


Mayo 11 de 2017

J. V. dice: Veo a Nuestro Señor en Gloria, con los Brazos abiertos hacia lo lejos, arriba.

Hijito Mío, Me estás viendo en Mi Gloria, pero para llegar aquí, tuve que pasar por la Misión que Me encomendó Mi Padre, que es vuestro Padre.

Todos estáis llamados a regresar acá y para eso, Yo tuve que sufrir todo lo que padecí. Pero más que eso Mis pequeños, lo más grande de Mi Misión, fue la Enseñanza.

Porque si NO hubierais tenido la Enseñanza, ciertamente el que Yo hubiera padecido por vosotros hubiera abierto nuevamente, el Reino de los Cielos para que regresarais. Pero NO sabríais ni el camino, ni la forma de hacerlo Mis pequeños y por eso fue Mi Evangelización tan importante.

Buscáis en un lado, buscáis en otro lado, buscáis el conocimiento, en el cual vosotros os queréis respaldar para ser grandes, para ser alguien en el Mundo, para que os vean, para que os alaben, para que os señalen y os digan: “qué capaz es usted, cuánto sabe”

Y ¿De qué os sirve todo ese conocimiento, si NO os va a llevar de regreso al Reino de los Cielos?

Satanás también da conocimiento, pero conocimiento negativo contrario a lo que Yo os he dado, que NO os va a elevar a la Gloria en que Me estás viendo.

Sí Mis pequeños, estáis llamados a regresar acá. Bajasteis del Cielo, bajasteis a una misión, igual que Yo y regresaréis. Pero regresaréis por el Conocimiento que tanto Mi Padre os dio en el Antiguo Testamento y lo que Yo os he dado ya práctico en el Nuevo Testamento que es: vivir el Amor.

En eso se resume vuestra estancia en la Tierra: la salvación de las almas al vivir en Nuestro Amor, al vivir el Amor de la Santísima Trinidad.

Ciertamente eso os crea conflictos, porque el Mundo NO está preparado NI ha querido prepararse a vivir el Verdadero Amor que os hemos dejado. Satanás se ha encargado de llevaros por caminos muy diferentes a aquellos que os van a traer de regreso aquí, al Reino de los Cielos.

Satanás NO quiere que vosotros viváis el Amor, él lo perdió y os engaña para que también vosotros lo perdáis. Esa es la Llave de regreso al Reino de los Cielos: Enseñar el Amor, Vivir el Amor y Morir en el Amor.

¿Cuántos de vosotros realmente, lleváis una vida en el Amor? ¿Cuántos de vosotros dejáis almas llenas de las Enseñanzas que os heMos dejado?

¿Cuántos de vosotros amáis a vuestros hermanos y les dejáis la Llave que les va abrir las Puertas de los Cielos, que es el Amor?

Tanto engaño en el Mundo… Y si realmente lo meditáis Mis pequeños, os daréis cuenta que Satanás ha creado todo ese Engaño, para que vosotros os desviéis, para que NO produzcáis amor.

Meditad vuestra vida, meditad la vida de aquellos que NO quieren estar con Nosotros. Son almas que están distraídas en el Mundo y NI se llenan de amor y NI producen amor. Son almas inservibles.

Y es muy feo decir esto Mis pequeños, pero son almas estériles. Almas que bajaron ciertamente con un ideal, con un gusto porque fueron escogidas entre varias, entre miles, entre millones.

Tenían ese deseo de servirMe a Mí su Dios y ser como Cristo Redentor, como os lo he pedido, para que fuerais corredentores. Bajaron deseosas de vivir el Amor que se vive en el Reino de los Cielos, de transmitirlo a todos vosotros.

Pero ¿Qué pasa cuando llegáis aquí? El Mundo, lleno ya de Maldad de Satanás, os desvía y os crea otros intereses.

Vivís en el Mundo y os volvéis del Mundo. Y vosotros NO sois del Mundo. Vosotros debéis pasar por el Mundo y regresar a vuestro Hogar, que es el Reino de los Cielos.

Pero Satanás os hace vivir en el Mundo, estar en el Mundo y os olvidáis de vuestra misión y de ese deseo grande que teníais, de bajar para servirMe.

Meditad, Mis pequeños… Y veréis cómo la gran mayoría de vosotros, habéis perdido ya el deseo de regresar al Reino de los Cielos, el deseo de servirMe como Dios y el deseo de ser corredentores Conmigo.

¿QUIERES CONOCER A JESÚS? Dile sin miedo: Señor Jesús, ayúdame a Conocerte y a Amarte…” Y PREPÁRATE A VIVIR UN ENCUENTRO PERSONAL CON ÉL… Porque JESÚS ESTÁ VIVO… Este Pentecostés es una gran oportunidad…

Estáis viviendo la Semana Santa, empezarán los momentos últimos de Mi Misión, es el Culmen que preparará Mi Resurrección, Mi Triunfo. Con eso confirmaré ante todos que Yo Soy vuestro Dios, que realmente, todo lo que os dije y os enseñé, venía de todo un Dios y confirmado está con Mi Resurrección.

Pero Satanás prosigue con su tarea y os sigue apartando de toda esta grandeza Celestial que se os ha dado, para que vosotros podáis crecer en Fe, en Sabiduría, pero sobre todo en Amor.

Porque, podéis tener de todo y NO poder entrar al Reino de los Cielos, si NO tenéis Amor. Para eso Bajé: para enseñaros cómo vivir el Amor, cómo transmitirlo y cómo morir en el Amor; para inmediatamente después, Resucitar en el Amor, en el Reino de los Cielos.

La Fe os dice que hay algo más después de esta vida, bueno y malo. Bueno si vivisteis en el Amor, malo si lo rechazasteis, si Me hicisteis a un lado y Me atacasteis con Maldad, con Odio a vuestros hermanos.

La gran mayoría de aquellos que se condenan, desgraciadamente son almas que Me Conocieron y luego Me han rechazado. Son almas que a pesar de que hasta profundizaron en la Fe, Me rechazaron.

Ciertamente, Yo NO puedo juzgar de la misma forma al que Me rechazó a pesar de que Me conoció; que a aquel que NO Me conoce y Me ataca y luego tiene que enfrentarse a Mí.

Es más pecador el que Me conoció y NO quiso seguir lo que Yo os pido, para que regreséis a Mí.

¡Cuánto Dolor Me producen las almas que habiéndoMe conocido, se han pasado del lado del Mal! 

Es su libre albedrío, así lo escogieron y de eso serán juzgados. Y además, ellos perfectamente saben de su Traición y libremente han escogido el servir a Satanás, atacándoMe a Mí y a todo lo que es Mío.

¡Cuánta maldad hay en el Mundo! ¡Cuánto Dolor Me causáis, almas Traidoras! ¡Almas que habiendo tenido el Gran Tesoro que Soy Yo, han preferido al Mal!

Así os engaña Satanás. Tiene su forma muy sutil de ir cambiando vuestra forma de pensar y de vivir, os volvéis del Mundo y os agrada hacer el Mal.  Son almas que saben que se condenarán…

Y deberéis saber Mis pequeños, que a estas almas Yo NO las abandono. Voy tras de ellas, como una madre va tras el hijo que se extravía en el pecado y comete mal, tras mal. Pero ella lo levanta, lo abraza, lo besa, lo regresa a casa con amor; esperando que haya un momento en que entienda su error y deje todo aquello que lo lleva hacia el Mal…  

Tenéis que entender Mis pequeños, que Yo vuestro Dios, Soy más que esa madre. Yo os Creé, Yo os Redimí, Yo voy tras de vosotros, esperando que reaccionéis, que dejéis vuestro pecado y regreséis a Mí.

No hay otra forma de que os salvéis Mis pequeños, más que estando Conmigo y cumpliendo con lo que os he pedido. Busco constantemente a las almas que viven en el Error, que Satanás las ha cegado…

NO les permite ver el Bien que existe, que esconde. Y os habla de un mal que NO existe para separaros de la Verdad, de la realidad para la cual vinisteis a la Tierra.

Satanás es muy Astuto, os engaña continuamente para que sigáis en el Mal. Os hace creer que vinisteis para ello y así provoca las guerras, así provoca los pleitos entre hermanos, empezando desde el hogar.

CAÍN MATA A ABEL

A base de puros engaños, incita a los hermanos al pleito por medio de mentiras, por medio de falsedades, haciendo creer que uno está pensando en el mal que le va a hacer al otro.

Desgraciadamente, muchos causantes de este error y de la pérdida de tantas almas, son los mismos padres en el hogar. Este es uno de Mis grandes Dolores también, en el Huerto de los Olivos: ver cómo los padres se desatienden de la vida espiritual de los hijos.

Ellos NO llevan primeramente una vida espiritual, con la que den ejemplo a los hijos y éstos crezcan, Me amen desde pequeños y produzcan mucho bien.

Ciertamente voy buscando a estos niños, luego jóvenes y luego adultos… Y voy poniendo en su camino a lo largo de su vida, momentos para que respondan a una vida espiritual profunda. A muchos les llevo a conocer la realidad espiritual que viven primeramente en el pecado y luego, lo que deben vivir cuando se está en estado de Gracia.

San Pablo queda ciego, después de su Conversión, en el camino a Damasco…

Muchos Milagros hago a diario Mis pequeños, pero ciertamente NO los sabéis reconocer, porque NO estáis tan comprometidos en el Amor, como todos debierais estar.

MILAGRO ACTUAL…

Ciertamente os decís hermanos Míos, hijos de Dios, seguidores de Mi Doctrina. Pero en el momento de la tentación, NO os acordáis de los principios que debéis defender por ser considerados hijos de Dios, hermanos de Cristo Jesús.

Aceptáis la tentación y caéis una e infinidad de veces después.

Os busco continuamente, porque conozco vuestra fragilidad en los momentos difíciles de la vida y creyendo muchas veces que vais a recibir de Mí grandes cosas, NO lo hago Mis pequeños.

Y por eso os decepcionáis, Me dais la espalda y buscáis por otros lados, para que podáis obtener lo que queréis.

O Magia Blanca y Curanderismo… SATANÁS TAMBIÉN SANA… PERO A PRECIO DE SALVACIÓN...

Esto NO puede ser así Mis pequeños, tenéis una espiritualidad muy infantil y lo demostráis con vuestros actos. Os faltan actos verdaderos de amor, actos de Fe, actos de confianza plena en Mí. Pero no, NO aceptáis esto en vuestra vida.

Vosotros queréis a toda costa, que sea bajo vuestra voluntad y NO la Mía. ¿Es que NO entendéis, Mis pequeños?

Me enoja tanto en un modo espiritual, la terquedad del pueblo escogido, la terquedad aún de los apóstoles, vuestra terquedad, en que creéis que entendéis perfectamente las Escrituras. Ciertamente muchos caéis en el error, porque NO conocéis las Escrituras, porque NO os interesa instruiros en la Palabra y en Mi Amor.

Me buscáis, porque queréis que se haga vuestra voluntad y ¿Qué es vuestra voluntad? Simplemente gozar como niño chiquito. Queréis tener todo, pero NO queréis tener ningún compromiso Conmigo NI con nadie, si es posible.

Yo os digo que NO vinisteis a la Tierra a pasar solamente buenos momentos… Vinisteis a la Tierra a ser testigos del Amor Divino, vinisteis a ser otros Cristos, pero dejáis tanto qué desear Mis pequeños.

Queréis ser gozo eterno, queréis venir hasta donde estoy Yo acá en el Reino de los Cielos,

Pero creéis que porque Soy muy Bueno, con que recéis una oración cada día, con eso llegaréis a Mí, cuando vuestros actos están mostrando otra cosa ante Mí y ante vuestros hermanos. De tal forma, que con vuestros actos, nulificáis las oraciones o la oración que hacéis todos los días.

Mi Reino es grande, Mi Reino es Divino y estáis llamados a esa vida en la Divinidad, pero tenéis que luchar por ello, tenéis que trabajar para poder llegar al Reino de los Cielos. 

No es fácil, ES un camino arduo y difícil, lleno de dolor y de piedras que os hacen caer continuamente y ahí, es en donde os voy probando.

Las piedras en el camino, son las tentaciones a veces grandes, a veces pequeñas. Yo NO os las pongo, vosotros mismos las buscáis. Buscáis las tentaciones. Otras veces Satanás os las pondrá…

Pero como os decía, ahí es donde voy probando vuestra espiritualidad y vuestro amor hacia Mí, hacia Mi Santísima Trinidad.

El alma puede responder de una forma rápida, arrepentirse y regresar a Mí ya limpia de pecado. Pero depende de vosotros Mis pequeños, el que os levantéis rápidamente u os quedéis muertos en el pecado.

Sí, muertos a la Gracia, muertos al amor hacia Mí; porque cuando cometéis graves pecados NO Me estáis amando, NO estáis respetando Mi Amor hacia vosotros.

Realmente NO Me estáis buscando para permanecer en vida de Gracia y en un amor profundo hacia Quien os creó, hacia Quien os salvó, hacia Quien os acompaña en todo momento y que Vive en vosotros, que es Mi Santo Espíritu.

Os he querido desglosar vuestra vida espiritual que debéis llevar aquí en la Tierra. Ciertamente es difícil la misión cuando contáis con vuestras propias fuerzas; pero cuando contáis Conmigo en Mi Santísima Trinidad, podéis hacer grandes cosas, porque a eso vinisteis a la Tierra.

Al servirNos a Nuestra Santísima Trinidad, Nosotros vaMos a responder por vuestras necesidades espirituales, por vuestros actos, por lo que debéis hacer; porque sois instrumentos Divinos, sois instrumentos de Dios.

Tenéis una misión grande, pero NO Nos tomáis en cuenta, NO vivís una vida digna de hijos de Dios y tened en cuenta una cosa: el Don de la vida se os concede, para que ese tiempo Nos lo deis. Nos pertenece, es Nuestro tiempo…

Y vosotros como instrumentos debéis utilizar ese tiempo, para que vosotros primeramente crezcáis en Sabiduría, en Amor, sobre todo en donación hacia Nosotros y hacia vuestros hermanos.

El tiempo de vuestra vida NO os pertenece, es Nuestro. Y así como para algunos el tiempo de vuestra vida os va a santificar; para otros, el tiempo de vuestra vida mal utilizado, os va a condenar.

Yo soy la Vida, Yo Soy la Verdad, Yo Soy el Amor y esa es vuestra tarea en la Tierra Mis pequeños, ser camino para llevar vida a las almas muertas, amor a las almas que se han dejado seducir por la Maldad de Satanás…

Y el amor que deberéis utilizar para que lleguen esas almas que viven en el Mal, a arrepentirse y a pedir perdón.

Entended Mis pequeños, que lejos, muy lejos de querer vuestra condenación, buscaMos vuestro regreso a la Casa Paterna, vuestro triunfo en vuestra misión y vivir con Nosotros eternamente en el Amor y para gozos inmensos que os daMos cuando regresáis al Reino de los Cielos.

El Don de la vida compromete, es difícil… Y por eso vuestro premio es grande cuando vosotros regresáis triunfantes por haber dejado Vida, Amor y haber enseñado a muchas almas a que puedan salvarse a través de las Enseñanzas que se os han dado.

Estos días de Cuaresma, estos días de Pascua, estos días de preparación para Pentecostés, deben ser Míos; para que vosotros meditéis, viváis y os deis cuenta de vuestra realidad.

Os deberéis preguntar si realmente, habéis vivido una vida que vosotros alegremente, podríais llegar a contarnos cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Con orgullo, llegar a platicarnos de todo lo que hicisteis en vuestra misión en la Tierra. ¿Sois de ésas almas, Mis pequeños? ¿Os sentís seguros de que seréis recibidos con un gran abrazo de parte Mía, de vuestro Salvador, de vuestro Redentor?

¿O seréis de esas almas que llegaréis ante Mí, con una vergüenza tan grande, que NO querréis que NI siquiera os vea? ¡A ese grado Satanás os engaña!

Os habla en muchos casos que NO hay más vida que la que estáis viviendo ahora, que NO os debéis preocupar, que os deis todos los gustos que queráis…

Y Yo os digo solamente una cosa: acaso, ¿Durante Mi tiempo en la Tierra, durante el tiempo de Mi Evangelización, Me comporté en forma negativa u os enseñé cosas malas, con las cuales vosotros podríais ganar vuestra condenación?

Mis Enseñanzas, Mi Vida toda, fue para que vosotros crecierais en Amor y os santificarais en vuestro trabajo diario, en vuestra vida de todos los días, en el trato con vuestros hermanos.

Mi Vida es simple: Amar, dejar Amor en el corazón de todos vuestros hermanos, ayudarles a que alcancen su salvación eterna.

Vosotros ni siquiera os imagináis el gran gusto que Me dais, cuando movéis a un alma a su conversión, a su regreso hacia vivir el amor.

Premio inmensamente a vuestro regreso, a esas almas que movieron a sus hermanos a buscarMe nuevamente.

Mover un alma hacia la conversión, hacia el arrepentimiento, hacia buscar la vida del Cielo; eso es solamente de almas en las cuales, Yo ya habito en ellas y por eso, llegáis a ser corredentores.

Las almas corredentoras tienen un lugar muy especial en el Reino de los Cielos. Son almas en las cuales Yo, plenamente confío en ellas, porque han aprendido a hablar el mismo idioma que Yo hablo.

Son almas que buscan que el Amor se implante en todos los corazones. Y en estas almas Me derramo Yo en Bendiciones, especialmente a lo largo de su misión.

Vosotros sois libres, os lo he dicho infinidad de veces. NO os presiono para que hagáis el Bien, NI os pongo tentaciones para que vayáis hacia el Mal.

El Amor anida en aquellas almas que están dispuestas a servirMe, aquellas almas que quieren vivir Conmigo eternamente… Pero antes que nada, dejar también una marca en el Mundo: la conversión y la salvación de otras almas.

Vosotros escogéis, sois libres. El Cielo está abierto para todos. Para todas las almas buenas que han vivido en el Amor, para todas las almas que han vivido en el Mal, pero que se han arrepentido y han cambiado, para buscar nuevamente el Amor.

Pero está cerrado para todas aquellas que han escogido evitar que el Amor se implante en su alma y en su corazón.

Yo os amo a todos, buenos y malos, pero recordad que el Mal NO puede vivir donde se vive el Amor. El Reino de los Cielos, es para las almas que aman, NO para aquellas que rechazan el Amor…

Y sobre todo, que han Traicionado al Amor. Porque ciertamente lo tuvieron, pero después decidieron traicionarMe y trabajar para el Mal. Ellas ya decidieron su futuro eterno.

Vosotros, ¿Qué camino seguiréis? ¿Estar Conmigo o estar contra Mí?

Yo ya Me di por todos vosotros. Las Puertas del Reino de los Cielos están abiertas, tenéis la Llave para entrar: Mi Amor, que está con vosotros…

O ¿Mi Amor lo habéis despreciado? Y de tal forma NO entraréis nunca, al Reino de los Cielos.

Porque Hijitos Míos, os he insistido mucho en que seáis de Mi Iglesia, que seáis almas que recibáis  diariamente los Sacramentos, especialmente el de la Sagrada Eucaristía.

Mis pequeños, cuando os he pedido tantas veces, que os mantengáis en estado de Gracia, esto es muy importante para vosotros. Porque también os he explicado alguna vez, que mientras más limpios de pecado estéis, más Bendiciones entran a vosotros.

Imaginad en una tubería, cómo se va depositando el sarro internamente. Lo mismo sucede con vuestras venas y arterias con el colesterol, así se va cerrando el flujo.

Por un lado flujo de agua y vuestro hogar recibe cada vez menos… Y las arterias y venas de vuestro cuerpo, también se va cerrando ese flujo de sangre, que es vuestra vida.

Si vosotros NO recibís continuamente los Sacramentos, quiere decir que NO estáis en estado de Gracia y eso significa que NO hay flujo de Mi Vida hacia vosotros, porque NO estáis poniendo de vuestra parte lo necesario, para que pueda correr Mi Vida hacia vosotros y crezcáis en Mi Amor.

Por eso es muy importante Mis pequeños que os mantengáis en estado de Gracia, porque de esta forma, vosotros recibís fácilmente Mis Consejos, Mis Advertencias, Mi Conocimiento, Mi Sabiduría, Mi Amor… Tantas y tantas cosas que de Mí salen para vuestro Bien, para vuestro crecimiento espiritual.

Pedid también por vuestros hermanos que necesitan de Mi Ayuda, porque ellos mismos NO lo están haciendo. Esto también os lo he pedido mucho, Mis pequeños. Vosotros sois hermanos mayores, porque ya entendisteis toda esta problemática espiritual que estáis viviendo a vuestro alrededor.

Si vosotros NO os preparáis y NO estáis recibiendo primeramente de Mi Vida, tampoco podréis ayudar a vuestros hermanos al darles lo que de Mí recibisteis.

Al ser hermanos mayores de vuestros hermanos que NO se acercan a Mí o se acercan poco, ciertamente lleváis una responsabilidad mayor, pero es una responsabilidad de Amor Mis pequeños.

Si Yo Soy Todo Amor y vosotros queréis estar Conmigo, entonces vosotros debéis ser Mis mensajeros, debéis ser Vida para vuestros hermanos. Deberéis levantar a las almas hacia el estado de Gracia, hacia una vida espiritual profunda; pero primeramente deberéis vosotros, dar el ejemplo.

Nadie puede dar lo que NO tiene, si vosotros NO estáis Conmigo y NO queréis ayudar a las almas, estáis echando a perder vuestra misión, Me estáis Traicionando y NO estáis viviendo para Mi Reino, para que éste se expanda por toda la Tierra y por el Universo entero.

Debéis entender que hay infinidad de almas que necesitan de Mí, que necesitan de Mi Amor, que necesitan de Mi Guía Sapientísima, que necesitan ser guiadas por caminos seguros, porque estáis ya viviendo en la Obscuridad total de la Gracia.

Hay tanto pecado, tanta maldad a vuestro alrededor, que ya las almas se han embebido tanto de ese mal que son tan pocas; pero muy pocas Mis pequeños, las que están conscientes de ello. Y aunque ciertamente oran, algunas de ellas vuelven al Pecado, vuelven a la Maldad.

Por eso debéis Mis pequeños el estar buscando siempre, vivir en estado de Gracia para agradarMe y para recibir Mis Bendiciones… Si no, también vosotros os quedaréis sin Alimento y eso os va a debilitar espiritualmente.

Vosotros estáis conscientes cómo a vuestro alrededor, hay infinidad de almas débiles, débiles en lo espiritual. Y entre ellas, hay muchas que han sido afectadas y os están transmitiendo Mentira, porque NO están viviendo Mis Verdades.

Orad por esas almas que se quieren acercar a Mí, que NO tienen lo que vosotros tenéis, Mi Vida en vosotros. Esa es vuestra riqueza real, NO los bienes materiales, sino mi Presencia en vosotros.

Abrid vuestro corazón. Abridlo Mis pequeños, para que podáis recibir toda Mi Gracia, Mi Sabiduría Divina, Mi Guía que va aunada a la Luz que también proviene de Mí, pero sobre todo, Mi Amor.

Recordad que Mi Amor mueve a todo el Universo, a todo lo Creado, visible e invisible. Deseo que estéis Conmigo. Haced todo lo que podáis, para que nunca os separéis de Mí.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que NO os podéis apartar de ella NI la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos. Pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad desde ahora Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima: Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/

R98 EJÉRCITO DE AMOR


REINA DEL CIELO Y MADRE DE DIOSHijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Hace algún tiempo, Mi Hijo os dijo que Satanás iba a caminar por vuestras calles y nadie lo iba a poder detener.

El Mal esta ya por todos lados Mis pequeños, porque lo dejasteis crecer. Os ha quitado la paz, vuestra paz interior, paz en la familia, paz en vuestro trabajo.

Las mismas autoridades se han aliado con Satanás, con el Mal que os está atacando por todos lados. Las autoridades protegen al Mal que os acecha.

Os causan temores, pánico, os quitan la paz de múltiples formas, os amenazan, os asaltan y asesinan aún en pleno día, secuestran a vuestros seres queridos.

00miedo-terror

Y todo esto para causar Terror, que es una de las estrategias de Satanás, contra vosotros, Mis pequeños.

Mi Hijo os vino a traer la paz. El tener paz en vuestro corazón es indicativo de que Mi Hijo vive con vosotros y vosotros con Él. Y estáis confiados en lo que Mi Hijo os pida.

Vuestra vida ya no se desarrolla alrededor de Mi Hijo, porque ya no tenéis paz en vuestro corazón.

Estáis pensando solamente en los ataques de la maldad, que está a vuestro alrededor. Y no tenéis tiempo de pensar en el regreso de vuestra alma, hacia Quien os puede dar verdaderamente la paz en vuestro interior.

Por eso estoy Yo aquí, Mis pequeños, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

GUADALUPANA

Y sabéis que estos son Mis tiempos, porque esto iba a suceder.

Y el Padre Me dio estos Tiempos para protegeros contra esta Maldad que os rodea, que os ataca, que os destruye. Y que estáis viviendo alrededor del mundo.

Sois muy necios Mis pequeños, se os han dado todas las formas necesarias, para que volváis a la paz.

Goliath fue vencido por una piedra y vosotros podéis vencer a Satanás fácilmente. Os lo revelé en todas Mis apariciones.

victoria david

Y esto es, rezando el Santo Rosario, viviendo en estado de gracia. Lo cuál os iba a llevar a uniros y a destruir la Maldad que os está acechando.

Pero preferís buscar por otros medios cómo destruir esa maldad y actuáis de la forma incorrecta, que es atacando el Mal con Mal.

Y se os ha dicho que nunca vais a poder vencer al Mal con el mal, porque a Satanás solamente se le vence con el bien.

Si NO volvéis a Dios, si NO volvéis a la Oración, si NO volvéis a los Sacramentos, NO recuperareis la Paz que Satanás os ha quitado. Y además, el Mal crecerá si NO lo detenéis ¡YA!, Mis pequeños.

rosario piodepietrelcine41

Debéis regresar al rezo del Santo Rosario. Uníos en grupos y fácilmente venceréis.

Os falta FE. Os falta fe para CREER que con esto que os pido, venceréis al Mal. Pero probad, Mis pequeños. Soy vuestra Madre y os estoy protegiendo.

Pero vosotros tenéis que poner de vuestra parte también. Y debéis poner FE en todo lo que hacéis.

Si NO volvéis a la Oración, si NO tomáis esta arma que se os ha dado para estos Últimos Tiempos, para vencer a Satanás, todavía PADECERÉIS COSAS PEORES. Entended ya de una vez, Mis pequeños. Yo os cuido, pero tenéis que poner de vuestra parte.

rosario

Hijitos Míos, florecitas Mías, Soy vuestra Madre. Estoy reuniendo a todos Mis hijos, a Mis verdaderos hijos que siguen los preceptos y Voluntad del Padre. Vosotros tenéis un corazón puro, porque Yo os he preservado.

Porque ésa ha sido Mi voluntad y el Padre Me lo ha concedido. Porque habéis caminado por el Fango y NO os habéis contaminado.

Necesito de los corazones de Mis pequeños que confiadamente se abandonen a Mí, para que Me entreguen su voluntad, para que Me tomen de la mano y se dejen guiar dócilmente. Para así salir triunfantes de la Gran Prueba.

Necesito de vuestros corazones en donde pueda vivir plenamente Mi Hijo, para que sean Luz para la humanidad, que inminente y duramente, va a ser atacada y probada.

vela-luz

Necesito que ustedes sean Luz para sus hermanos, que estarán confundidos y en Tinieblas, que sean guías para su camino…

NO os preocupéis cuando los Acontecimientos vengan, porque Yo estaré con vosotros. NO os soltéis de Mi mano porque con la otra tomaréis a vuestros hermanos, que aún habitan en las Tinieblas.

Permaneced en continua vida de Oración para que seáis fortificados por la Gracia de vuestro Dios.

Habéis sido preservados del Mundo porque así Yo lo he pedido a vuestro Padre Dios. Y ahora, os he tomado como Mis pequeños grandes guerreros, para que Me ayudéis contra la Lucha Infernal que en breve se manifestará con su máxima potencia.

batalla espiritual0

Recordad que los que son pequeños, se hacen pequeños por donarse a la Voluntad de vuestro Dios. A ellos, enfrentar los Acontecimientos de la Purificación, se les hará sencillo y sin temor.

Apartad el MIEDO de vuestro corazón y NO os dejéis envolver por él. Porque vosotros como Luces preciosas que he escogido, como los preciosos corazones que he escogido, deberán ser ejemplo pleno de Nuestro Creador.

Avanzad presurosos y NO desperdicies ni un solo momento más de vuestra vida. Muchas almas claman por su salvación y pocas oraciones puedo Yo recoger de la Tierra.
Uníos perfectamente a la Vida de Mi Hijo, para que vuestra pequeñez se engrandezca y vuestras oraciones se multipliquen.

batalla cobardia

Somos una Familia y tenemos que ver por todos aquellos que necesitan de salvación, velad por ellos. Entended Mi preocupación de Madre Amorosa y Fiel a la voluntad de Nuestro Dios, Yo Soy Vuestra Madre Santísima y vosotros Mis pequeños.

Habéis sido escogidos por Mi Corazón para que Mi Amor se manifieste perfectamente en vosotros. Acercaos tiernamente a Mi Corazón, introducíos en la profundidad de Mis necesidades amorosas para con vuestros hermanos.

Y vivid en toda la obediencia a Nosotros, para que podáis ser perfectos mensajeros del Amor y la Paz, que Yo reflejo en Nuestra Santísima Trinidad.

Permaneced fieles a Mis inspiraciones. Y vivid confiados plenamente a lo que Yo, vuestra Madre os indicaré.

MADRE NUESTRA

Yo Soy la Siempre Virgen María, Madre del Verdadero Dios y del Verdadero Hombre.

Las Fuerzas del Mal nunca prevalecerán sobre las del Bien. Y Yo estoy aquí para guiar al Ejército Vencedor, al Ejército de Amor, a Mi Ejército formado por pequeñas almas como las vuestras.

Yo os Bendigo hijitos Míos y el Amor de Mi Corazón se desborda plenamente sobre vosotros.

Y así tomados de la mano y unidos en un solo Corazón, os presentaré a vuestro regreso a la Divinidad y a la Santísima Trinidad, para que gocéis con Nosotros bellezas inigualables por toda la Eternidad.

Hijitos Míos, cantad, cantad al Señor con todo vuestro corazón.

Gritad vítores y alabanzas a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

Así alaban todas las almas que en el Cielo están a Nuestro Dios, Nuestro Creador, vuestro Salvador, al Dios Amor.

Mis pequeños, el Cielo alegre está, las almas en el Cielo gozan de estar ante la Presencia de Nuestro Dios.

Ese deseo debiera existir en cada uno de vosotros, vuestro corazón debiera estar unido, perfectamente, con la Vida del Cielo.

0banquete-circo

Si vosotros os dierais plenamente cuenta, si hubierais entendido todo lo que se os ha explicado y que habéis hecho a un lado, desearíais estar ya en el Reino de los Cielos.

Yo como Madre vuestra, os llevo a cada uno de vosotros a desear ésos momentos; pero por vuestra falta de Fe y vuestra falta de Oración, NO os adentráis en vuestras realidades futuras.

Mis pequeños, todos estáis llamados a regresar al Reino de los Cielos. Pero también sabéis que para lograrlo, se os exigen ciertas cosas. La vida en la Gracia es importantísima.

Vuestro deseo de AMAR como os enseñó Mi Hijo, es primordial.

0amad-a-vuestros-enemigos

El hecho de desear la Vida Celestial Mis pequeños, es ya un gran paso para vosotros. Porque vosotros ciertamente habéis entendido, que estáis de paso por la Tierra y habéis crecido en Fe. Y ésa Fe, es la que os está indicando que volveréis al Reino de los Cielos.

Por eso vuestro regreso es un regalo a vuestra Fe, pero también un esfuerzo grande de haberos mantenido sirviendo a Nuestro Dios. NO os imagináis Mis pequeños, cuántas almas se pierden o cuántas almas NO desean siquiera vivir y desear ése futuro espiritual que tanto se os ha explicado.

Hay un vacío tan grande en tantas almas. Cuánto tiempo desperdiciado, cuánto amor desperdiciado, cuánta donación de Mi Hijo desperdiciada.

Almas, que pudieron haber ganado un lugar muy especial en el Reino de los Cielos y Satanás fácilmente las desvió.

satan tentaciones mundo

Y prefirieron seguir viviendo para el Mundo, que luchar por el Reino de Mi Hijo aquí en la Tierra.

Cuánto Dolor de Mi Hijo en Su Pasión Dolorosa pero, básicamente causado por éste desperdicio de Su Bondad, de Su Donación.

Almas que NO aprecian todo lo que se hizo por ellas, almas que NO CREEN aún a pesar de que se les ha explicado tantas veces a lo largo de su vida. Almas tercas prefiriendo vivir en el Mal, en el Mundo, en la Ignorancia, para NO tener obligaciones, para NO tener que pagarle a Mi Hijo, a Nuestro Dios, por Sus Bondades.

Cuántos corazones viviendo en la necedad de NO QUERER y mantenerse tan alejados de la realidad Divina.

conversion

Ciertamente la Misericordia Divina de Nuestro Dios, les dará oportunidades de conversión, de arrepentimiento. Les dará deseos en su corazón, para buscar lo bello que se les ha enviado desde el Cielo. Y aún así, muchas almas NO responderán.

Poneos, por un momento en el lugar de Mi Hijo. Vosotros, como seres humanos, ciertamente NO entendéis plenamente el Sacrificio de Mi Hijo, pero podéis sentir en vuestro corazón, algo de ello. Poneos por un momento en el lugar de Mi Hijo, Es el Amor en pleno que se da en totalidad para salvar almas.

Sentid vosotros en vuestro corazón, lo que Mi Hijo vivía. Vosotros mismos diríais que es una ingratitud tremenda el que NO respondáis a tanta Bondad.

Vosotros mismos os enojaríais por tantas almas que NO os agradecerían vuestra donación de amor, vuestro sacrificio total. Eso lo podéis comprender bien, porque en algún momento de vuestra vida os habéis dado por algún semejante y NI las gracias recibisteis de ellos a los favores que les concedisteis.

redentor

Ahora imaginad eso, lo que hizo Mi Hijo por vosotros, multiplicado por miles de millones de veces.

Ciertamente Él NO se va a enojar, pero fue una gran Tristeza en ésos momentos de Su Donación, el ver cómo en ése momento y en lo futuro, muchas almas NO iban a responder a tanto Amor.

Os pido Mis pequeños, que oréis por ésos hermanos vuestros que NO han comprendido  tanto Bien que Mi Hijo os dio con Su Donación. Orad para que vosotros también, entendáis en plenitud tantas Bondades, tanto Sacrificio, tanto Amor, tanto Dolor que Le costó a Mi Hijo salvaros.

No dejéis de orar Mis pequeños, por todos aquellos hermanos vuestros que NO quieren entender o NO les interesa conocer y aceptar el Bien que os trajo Mi Hijo a la Tierra con Su Donación. Es Puro Amor, Mis pequeños.

redentor

Mataron al Amor los jefes del pueblo de Israel y vosotros seguís matando al Amor por NO querer aceptar todo el Tesoro Celestial que os trajo a la Tierra.

Llorad vuestros pecados. Pedid que se os abran vuestras capacidades espirituales para que podáis entender éste Misterio de Amor, en el cual poco meditáis y poco provecho le sacáis. Llorad acompañando a Mi Hijo en los momentos que Él lloró por vosotros, por vuestra salvación.

Él es vuestro Hermano, Él es vuestro Dios, acompañadLo y pedidLe que os perdone, pero que os dé la Gracia de entender las Bendiciones de todo un Dios hacia los seres humanos.

¡Oh!, Mis pequeños, cuánto gusto Me dais los que veo reunidos, buscando el Amor de Nuestro Dios, a Quien tanto Le debemos. Y sobre todo, a Quien tanto debemos amar por Su Bondad, por Su Misericordia, por Su Perdón.

agonia mirada pasion a redencion-pecados

Mis pequeños, Yo os cuido y os llevo por caminos seguros, pero NO los queréis, buscáis caminos de peligro. Satanás os ha desviado a tal grado, que NO buscáis la seguridad de vuestra vida.

NO buscáis que vuestra alma NO se pierda y sobre todo, que seáis ésas almas en la Tierra, deseosas de vivir la Vida del Cielo.

Cuando Nuestro Padre, Nuestro Dios, os dio el Don de la vida, también puso toda Su Confianza en vosotros.

Esto tenéis qué meditarlo, meditad éstas Palabras en lo más profundo de vuestro corazón Mis pequeños, para que os deis cuenta de lo que vale vuestra vida, para que os deis cuenta de lo que valen éstas Palabras. Todo un Dios, el Creador de todo lo que veis y de lo que no veis, os dio el Don de la vida.

amor redentor y salvador

Un Don maravilloso y además, CONFIÓ plenamente en vosotros para que Le sirvierais, ¿En qué Mis pequeños? Simplemente, en amar. EN PRODUCIR AMOR. Esto Mis pequeños, lo tenéis qué meditar una y mil veces.

El tener el Don de la Vida y, además, haber sido escogidos por vuestro Dios, es una Gracia muy grande y que no habéis meditado como es debido, porque si entendierais perfectamente bien esto, caeríais de rodillas.

O postrados ante ésta realidad, ante ésta Gracia tan grande, que cada uno de vosotros posee, con la que habéis sido regalados por vuestro Dios, el Don de la Vida.

El hecho de que tengáis vida, os da derechos más grandes que aquellas almas que NO han bajado a la Tierra a servir a Nuestro Dios.

CRUZ ARREPENTIMIENTO Y AMOR

Con vuestro actuar correcto aquí en la Tierra, podéis ganar un lugar mucho más cercano a Nuestro Dios en el Reino de los Cielos cuando regreséis y seáis juzgados por Él.

O desgraciadamente, también podréis ser juzgados por el Mal que cometisteis y vuestra alma quizá se pierda eternamente. Pero ahora os quiero hablar de lo bello, Mis pequeños.

El hecho de tener el Don de la Vida, os da mayores responsabilidades, podéis hacer tantas y tantas cosas que NO PUEDEN HACER las almas en el Cielo y que NO han sido escogidas todavía para servir en la Tierra aquí, a Nuestro Dios.
Lo primero que podéis hacer Mis pequeños, al producir el Amor que se vive en el Cielo, es ERRADICAR LA MALDAD que os rodea y que está también dentro de vosotros.

apostolado-frutos

Ciertamente con el Pecado Original vuestro ser quedó dañado, pero contáis con el Amor que os ha otorgado Nuestro Dios. Y al POTENCIALIZARLO en vosotros, podéis erradicar ése Mal de vuestro interior y el que os rodea.

Ciertamente ésta es una lucha continua, NO quiere decir que un día específico en el que hayáis tenido éxito, ahí ya terminó vuestra misión y que ya NO necesitaréis luchar contra la Maldad de Satanás. No, Mis pequeños.

Satanás se desquita, Satanás es muy Malo y tratará de haceros caer. Pero seguís contando con la Gracia de Nuestro Dios y con Mi Gracia también Mis pequeños y con los cuidados de las almas del Cielo.

Vosotros, CADA UNO de vosotros, que estáis misionando en la Tierra, estáis llamados a la santidad y ésta se logra viviendo plenamente para vuestro Dios.

sacrificio-voluntad

Nuevamente, si vosotros meditáis ésta Palabra “plenamente”, NO debiera haber distracciones en vuestra vida.

Si enamorados estuvierais del Amor de vuestro Creador y vuestro Dios, NO debiera caber ninguna otra idea o pensamiento diferente, sino el de Nuestro Dios en vuestra vida.

Eso es vivir en la plenitud del Amor en el servicio a vuestro Dios.

Ciertamente, sois creaturas imperfectas por el Pecado Original, pero vuestro premio en el Reino de los Cielos, se dará por vuestra lucha en manteneros en el Bien, en el Amor, en el servicio hacia vuestro Dios y el tratar de evitar todo aquello que daña a vuestra alma.

00tentacion

Es una lucha continua y eso es lo que le da el valor a las almas.

Nuestro Dios es el Juez y la Purificación que HA LLEGADO para todos vosotros y para el Universo entero, es para eliminar a las almas débiles. A las almas que contaminan en el Mal a otras almas, a las almas que NO son ejemplo de bondad, de Amor, de respeto, de vida en la Virtud.

Hay tantas almas que causan tanto mal a almas buenas. Les quitan su inocencia, les quitan el deseo de servir a Nuestro Dios y a sus hermanos, les quitan el deseo de crecer y buscar la perfección. Las destruyen a tal grado, de hacerles creer que lo que les están enseñando éstas almas malas, es lo que deben hacer.

Satanás es el Rey de la Mentira y las almas contaminadas, son almas que NO tuvieron la Sabiduría necesaria para apartarse del Mal antes de que fueran tan dañadas, que ya NO pudieran salir de él.

hijos-de-maria

Mis pequeños, sabéis que son Mis tiempos. Son los Tiempos de la gran lucha, de la Mujer contra la Serpiente. De vuestra Madre Celestial, contra las potencias del Mal. Satanás tiembla ante Mi Presencia. Satanás espera el desenlace final.

En su soberbia, todavía creyendo está que Me vencerá, lo cual no va a ser así. Pero todavía tratará de destruir a muchas almas que NO han buscado una protección espiritual contra sus ataques, cada vez más fuertes.

Venid a Mi Mis pequeños para que os cubra bajo Mi Manto, como la gallina protege a sus polluelos, así estoy Yo ahora Mis pequeños. Protegiendo a aquellas almitas sabias, que supieron entender las Palabras de las Escrituras, amaron el Amor de Nuestro Dios y el Mío. Y desean de todo corazón mantenerse en Nosotros eternamente.

Las almas que luchan, para engrandecerse en el Amor de Nuestro Dios, al final obtendrán su Premio Eterno. Un premio bien ganado, porque NO es una lucha fácil la que ahora tenéis sobre la Tierra.

templo satanico_

Satanás ha tomado mucha fuerza y la santidad de estos tiempos, es más grande que la de otros tiempos, porque NUNCA había tomado tanta fuerza Satanás sobre la Tierra.

NO os separéis de Mí, Mis pequeños. Estando Conmigo, seguros estaréis y permaneceréis. Mi Corazón se queda con vosotros y en vosotros.
Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura,

 Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al Triunfo de la Verdad y del Amor.

benditaseatupureza_ctv1

http://diospadresemanifiesta.com/

R90 COMANDANTE SUPREMA


0virgen-maria-inmaculada-concepcionHijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Los Tiempos para quitaros ya ésta esclavitud de Satanás, se acercan. Se acerca el tiempo en que aplastaré su cabeza, se acerca el tiempo de vuestra liberación. Se acerca el tiempo en que os sentiréis nuevamente hijos de Dios, como fueron consentidos vuestros Primeros Padres, Adán y Eva.

Ciertamente sois hijos de Dios, pero no con ésa libertad, con ésas Potencias con que había dotado a vuestros Primeros Padres. Iréis recuperando ésas Potencias Mis pequeños y es cuando conoceréis lo que la palabra “hijos”, “hijos de todo un Dios” serán.

Ésa frase Mis pequeños, de ser “hijos de Dios”, es maravillosa. No la entendéis todavía, porque las Potencias quedaron truncas con el Pecado Original. Yo os estoy tomando Mis pequeños, os tomo de la Mano para que vosotros empecéis a caminar por ése camino bello, santo que quiere Nuestro Padre Dios de cada uno de vosotros. Pero vosotros también tenéis que poner de vuestra parte, nada se da por obligación.

adoración amor te amo niño cruz

Vosotros cuando vais a la escuela, ciertamente estáis obligados a aprender, porque será para vuestro bien. Pero el Amor NO se obliga Mis pequeños. El Amor tiene que salir de lo más profundo de vuestro ser. Vosotros amáis aquél que os hace el bien y quién mejor que os puede hacer el Bien, que Nuestro Dios y Señor.

Debéis agradecer en todo momento Mis pequeños, que os haya concedido el Don de la vida, porque es una Gracia muy especial que le concede a algunas almas y vosotros tenéis ése don de la vida que NO habéis aprendido a aprovechar bien, como debierais.

Yo vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María, la Madre del Salvador, ¡Cuánta Gracia!, ¡Cuánta Gloria!, ¡Cuánta alegría!, ¡Cuánto Amor derramado sobre Mí! La Humilde Esclava del Señor, ¡Tantas Bendiciones que derramaba sobre la humanidad a través de Mí, la Sierva, la Esclava del Señor!

anunciazione2

Yo Instrumento Fiel del Señor, que a través de Mí se Encarnaría el Salvador, el Dios Prometido, la Vida que tenía que llegar cuando las Tinieblas estuvieran cubriendo y obscureciendo los corazones de los hombres. Yo venía a traerles la Luz, en Mí se dió la Luz, acepté la Luz, acepté ésa Vida, acepté ése Amor.

Mis pequeños gran necesidad en los corazones había, como ahora se necesita. Los tiempos obscuros de antes, son los tiempos obscuros de ahora, pero ahora se le rechaza a la Presencia Viva del Salvador que estuvo entre los hombres.  Estoy aquí nuevamente entre vosotros para traer ésa Luz, para traer ésa vida, para hacer que los corazones se vuelvan al Amor Verdadero de Nuestro Dios.

¡Cuánta necesidad tiene el hombre y no se da cuenta de ello! Deambula en la obscuridad creyéndose mejor que su Dios y cuántas caídas tiene. NO se da cuenta que necesita una guía. Yo he venido a Ser ésa Guía, éste es el Tiempo que el Padre Me ha dado para Ser nuevamente Guía entre los hombres y preparar el Camino para la llegada de Mi Hijo a Reinar entre vosotros.

corazón-inmaculado

Mis pequeños, aceptad en vuestro corazón la Luz que os trajo Mi Hijo, Sus enseñanzas, Su Vida, Su ternura, Su ejemplo, ése Amor que tanto necesita el hombre.  Se ha traicionado al Amor. Entrad en Mi Corazón, Mis pequeños, para que entendáis lo que significa ésta traición al Amor de Dios.

Es un pecado grave, muy grave que debéis reparar con vuestro Amor. Daos, daos Mis pequeños, como Yo me dí Al que Nos Creó, Al que es todo Amor, AL que Nos dió a  Su Hijo, que pasó por Mi Vientre y que Yo le entregué a todos vosotros. Dejad que Él Viva plenamente en vosotros, que se encarne en vosotros y que a través de vosotros, Él Repare el daño que se ha hecho a Su Santísimo Corazón.

Mis pequeños, seguid confiando plenamente en Mí, Yo NO os voy a dar la espalda en éstos momentos tan difíciles para vosotros, porque sé que sois pequeños y que necesitáis de alguien mayor que vosotros para entender éstas situaciones que vais a padecer.

MADRE reina-de-la-familia-

Necesitáis que éstas sean explicadas por una Madre, por una Madre que sabe qué es lo que va a suceder, pero que lo hará con todo Amor, con toda delicadeza. Y sobre todo, para que vosotros lo podáis entender, lo apreciéis y lo agradezcáis. Mi Hijo Jesucristo, os dio Vida en la Gracia con Su Muerte, os dio Vida en la Gracia con Su Resurrección, os dio Vida en la Gracia con los Sacramentos y las Enseñanzas que os ha dejado,

la Iglesia es depositaria de todas éstas Verdades y éstos Tesoros… Y a Mí, Mi Hijo Me pidió que las cuidara y cuidara de todos vosotros, para que pudierais con ellas y con Nuestros cuidados amorosos, alcanzar la Vida eterna. Muchos hermanos vuestros, se han separado de éstas Verdades, de éste Tesoro inmenso que tenéis en la Iglesia. Satanás, se ha aprovechado de las almas buenas, de las almas ingenuas y las ha tratado de llevar hacia el error, hacia la maldad.

Pero éste es el tiempo ya Mis pequeños, de la Gran Purificación en donde Yo, vuestra Madre Santísima, estoy Comandando los Ejércitos Celestiales para que Satanás no se salga con la suya y Nos siga quitando almas; muchas de ellas buenas, que buscaban el bien, que buscaban un acercamiento profundo hacia las Verdades de la Fe y por el mal ejemplo de muchos ministros de Nuestra Iglesia, se apartaron de Ella.

madre-mia

Sois Mis hijos, Mis pequeños, estáis a Mi cuidado porque así Me lo pidió Mi Hijo en la Cruz. Satanás tiembla, porque sabe que en el momento en que Nuestro Padre Dios, dé la orden de ataque, él perderá. Su Soberbia es grande, su Maldad inmensa, pero le tiene miedo a ésta Creatura; a ésta Pequeñita Sierva del Señor, que Soy Yo, vuestra Madre Santísima.

Y esto os lo digo Mis pequeños, para que con humildad os acerquéis a Mí. Con confianza total acudáis a Mí vuestra Madre, para que os proteja en éstos Tiempos de Gran Tribulación y para que Yo pueda obtener para todos vosotros, todas las Gracias, Bendiciones, todo el Amor de Nuestro Dios a través Mío.

Se Me ha dado ésa Gracia, por la Santísima Trinidad de Nuestro Dios y Yo, con gusto y con Amor de Madre, os Protejo y os quiero Guiar hacia la Verdad Absoluta, que solamente proviene de Nuestro Dios y Señor. Es una Gracia muy grande que Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad, Me ha concedido y Yo Soy también Sierva de todos vosotros Mis pequeños. Os quiero servir a todos, ganando para vosotros vuestra salvación eterna.

MADRE MÍA

Haceos pequeñitos, haceos humildes, veos como realmente sois, NECESITADOS de una ayuda grande. Porque solos NO podréis combatir la Maldad de Satanás. Os repito que él Me teme. Teme a Mi Humildad, teme a Mi Donación absoluta, al Amor de los Amores que es la Santísima Trinidad de Nuestro Dios y él no puede hacer nada contra el Amor.

DejadMe pues Mis pequeños, que Yo os enseñe a amar, como Yo amo a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad. Y así, Satanás NO PODRÁ HACER NADA CONTRA VOSOTROS, porque aquella alma que está inmersa en el Amor de Nuestro Dios, queda protegida totalmente contra los ataques de Satanás. Su Maldad choca, NO penetra vuestro corazón.

Llenaos pues Mis pequeños, del Amor de Nuestro Dios y dejadMe que Yo vuestra Madre Santísima, os guíe hacia la plenitud de vuestro ser. Eso es lo que os vino a Enseñar Mi Hijo Jesucristo y Yo como una Madre hace, guía a sus pequeños a un crecimiento absoluto y así va a ser vuestro crecimiento Conmigo, Mis pequeños. En cuerpo y alma, porque seréis transfigurados por la Luz de Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y Yo os prepararé para ello, Mis pequeños.

madre nuestra

Venid a Mí confiados, para que seáis transformados con Mi ayuda, por Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y así quedéis preparados para el Nuevo Mundo que vendrá sobre las almas escogidas de Nuestro Dios y Señor. Sois Pueblo escogido por Nuestro Dios, para mostrar Sus Bendiciones, Su Amor. Y para que seáis guías en lo futuro, de lo que un pueblo escogido por Dios, debe ser. Pueblo Atribulado, pueblo Sufriente, pueblo Fiel.

SERÉIS PURIFICADOS, será eliminada la Maldad que os ha venido atacando desde tiempo atrás. Satanás será vencido, NO sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará. Seréis Pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

Nuestro Padre, Nuestro Dios, es Sabio y os ha escogido para el Bien del Mundo. Mientras Satanás ha llevado al Mundo a las Tinieblas, a lo material y ha ido eliminando lo espiritual. Vosotros os mantenéis fieles. Lo espiritual es lo más valioso del alma y en vosotros, eso os salvará de todos los ataques que habéis tenido y tendréis de Satanás.

SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS

SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS

Os han tratado de quitar la Fe y el amor hacia Nosotros, pero su tiempo terminó. Vuestro amor, la unión que tendréis, los vencerá. Sois un pueblo que al sufrir, se une. Y ésa unión os dará una fuerza tremenda contra las fuerzas de Satanás. Manteneos como hermanos, porque lo sois ante los Ojos de Nuestro Dios.

Manteneos unidos en la Santísima Trinidad de Nuestro Dios. Manteneos bajo Mi Amparo, bajo Mi Manto, que Yo os llevaré por caminos seguros y sobre todo, de Triunfo contra las fuerzas de Satanás y NO TEMÁIS Mis pequeños, la Maldad será vencida, el amor que habéis anidado en vuestro corazón, dará mucho fruto.

Sois un pueblo fiel, seréis un pueblo santo. Seréis ejemplo para las naciones de cómo se debe mantener la Fe y el Amor en Quien os ha escogido para ser el pueblo ejemplo de todas las naciones. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María de Guadalupe. Estoy con vosotros y venceremos, Mis pequeños. Gracias por vuestro amor y sobre todo, por permanecer fieles a Mí, vuestra Madre Santísima de Guadalupe.

1hija,madre y esposa

CON VUESTRO FIAT, NUESTRO PADRE Y NUESTRO DIOS ÚNICO Y TRINO

ACEPTARÁ VUESTRA DONACIÓN

Y PODRÉIS REALIZAR LA MISIÓN ÚNICA Y SUBLIME QUE TENÉIS CADA UNO DE VOSOTROS

apocalipsis 12

EN ESTE IMPORTANTÍSIMO MOMENTO DE LA HISTORIA…

Y DEBÉIS HACER COMO YO, VUESTRA MADRE Y MAESTRA:

OBEDIENCIA Y SUMISIÓN ABSOLUTA, SIN CUESTIONAR JAMÁS LA VOLUNTAD DIVINA

al vencedor

TODO SERÁ PREMIADO A VUESTRO REGRESO AL HOGAR PATERNO

Desde muy temprana edad Yo conocía Mi Sublime misión, misión concebida por Dios Padre para llevar a cabo la obra de la Redención y Salvación del género humano. La sublimidad de ésta misión sólo la podía llevar alguien en quién viviera la Presencia Real de Dios mismo.

Fui creada para tal propósito. TODAS las Virtudes y Gracias de Dios estaban contenidas en Mí, para llevar al Rey de Reyes en Mi Seno Virginal. Ninguna otra creatura podía llevar a cabo tan sublime misión.

Era Dios mismo en Mí, quien se movía en Mí. Reinaba en Mí y Se iba a Encarnar en Mí. Pureza Santísima, Vida Santísima era lo que se debía poseer para albergar al Santo de los Santos y todo eso lo puso Dios Padre en Su Humilde Servidora. Mancha de pecado nunca hubo en Mí, puesto que fui liberada de él.

EVANG ANUNCIACION

La Nación escogida debía dar a Luz al Salvador y Yo era en ése momento de la historia, la mujer escogida para tan Grandiosa Obra. Pero Mi corazón, Mi Alma, Mi Ser nunca se movió a la soberbia, al contrario. Mí Corazón y Mi alma postrados estaban día y noche esperando el momento Divino de la Encarnación del Verbo. Nada Se Me escondió en el conocimiento de Mi Misión. Todo se Me fue revelado y conocía los pormenores de ésta obra Santísima de Dios Padre.

Mí vida transcurría como el de una simple y sencilla mujer ofrecida al Templo por sus padres para el servicio sacerdotal. Mí alma volaba continuamente al encuentro del Ser Amado. Mí alma estaba unida plenamente a la Voluntad del Padre. La Nueva Eva había sido concebida, la Nueva Eva que iba a permitir la entrada de la Verdadera Vida al Mundo, la vida del Verdadero y Santo Amor.

Mi Alma así unida a Mi Dios Me instruía, Me alimentaba, Me comunicaba Su Voluntad. Su Vida era Mi Vida, pero todo esto Yo lo llevaba con el mayor recato posible. La Humildad era Mi Corona, y la sigue siendo. Divina y Santa Humildad la que Mi Dios puso en Su Sierva y que por ella todo se logró.

virgen maria paz3

Mi Vida seguía transcurriendo en la Sumisión a la Voluntad de Dios. Mi alegría era extrema, Se Me conocía en el Templo por llevar siempre esa alegría en el corazón. Santa era mi alegría puesto que Santo era Mi designio de Dios. Tanta amabilidad, tanta donación de Gracias, tantos dones y virtudes para ésta Su Humilde Sierva, no Me podían tener en otra forma. ¡Santa alegría de Dios!

De tenerlo a Él, primero en Mi Corazón y saber que pronto lo iba a tener en Mi Seno Virginal. Por fin llega el Santo Día de la Encarnación de Mi Dios y Señor. Tenía 16 años. Mi vida transcurría en la Oración y el Sacrificio de Mi Vida al Señor.  Fui preservada del Mundo desde Muy Pequeña para que Mi ambiente que Me rodeara Me hablara sólo de Dios.

La Venida del Espíritu Santo a Mi Ser fue algo maravilloso, excelso, como sólo Dios sabe hacer Sus cosas. Vida en Mi Vida, Amor en Mi Amor, el Cielo entero en Su Humilde Esclava. Cuánto amor de un Dios para con Su Creatura, cuánta delicadeza en Su Petición. Cuánta ternura del Espíritu al Poseerme en pleno.

VIRGEN

Dicha celestial, éxtasis eterno de amor. Abrazos angelicales. La Sublimidad del Amor ahora en Mí, Su Sierva. El Cielo entero, por fin en la Tierra. El Hijo de Dios ahora hecho Hombre, en la miseria de su Esclava. ¡Oh, Mi Dios y Señor, Bendito Seas por Siempre, porque has visto en Mí el depósito de Tú Amor! ¡Cuánta alegría! ¡Cuánta Paz! ¡Cuánto Amor!

Extasis pleno de Amor, sólo soportable por Mi Cuerpo por NO haber sido tocada por el Pecado Original. Cuerpo y alma unidos en un éxtasis infinito, éxtasis sublime, éxtasis del Fruto de Dios en Mí, ¡Oh, Mis hijos! El recordar éstos momentos tan sublimes sólo Me permiten nuevamente postrarme y alabar a Nuestro Dios por tan grandiosos portentos de su Amor hacia Mí y hacia vosotros.

La Salvación del género humano, por fin se realizaba. Las palabras de DIOS en los Profetas, por fin se Encarnaba. El Amor por fin llegaba a la Tierra a erradicar el Pecado y el Mal. La Luz por fin llegaba a la Tierra a alumbrar el Verdadero Camino. Mi Hijo, el Hijo de Mis Entrañas, Mi Dios Verdadero en todo Mi Ser.

-Virgen-María doncella

¡Cuánto amor de Dios para con sus creaturas! La Humildad de Nuestro Dios, ¡De todo un Dios! Hijitos Míos, la Santa Humildad es la llave de entrada al Corazón de Mi Jesús y de Mi Dios. ¡Cultivadla!

Mis días posteriores a la Encarnación transcurrían en un verdadero Cielo. El Templo me cantaba sus alegrías, la Naturaleza entera se postraba ante Mí por llevar en Mi Seno Virginal al Creador Divino. Animales, plantas, astros, todos me cantaban sus alegrías y todas estas cosas las guardaba en Mi Corazón y agradecía a Mi Dios lo que había hecho con Su Sierva.

¡Cuántas enseñanzas recibí de Mi Dios en Mi Vientre! Cuánta dulzura, cuánto amor. Me guiaba, Me enseñaba, me instruía en Sus Misterios, pero Mi exterior nada decía. La Santa Humildad sólo comparte con su Creador para NO envilecer en lo más mínimo la obra Divina de Dios en Su Creatura.

ROSARIO CAMINO

Hijitos Míos, ahora comparto éstos momentos santos de Mi Vida sobre la Tierra para guiarlos, ahora Yo como Vuestra Madre y Maestra, por el Camino santo de la Luz Divina. Ciertamente que NO es fácil el Camino, pero al estar lleno de Luz Divina y alegría Santa, vuestro camino se hace transitable a pesar de que esté lleno de rocas y espinas.

Nadie puede tratar de llegar al Reino de Dios sin que se tropiece en el Mundo, puesto que el Mundo está corrompido y ataca a todo lo que es de Dios. Pero las rocas y espinas que os hagan caer y sufrir, son las Pruebas que os van a hacer crecer y santificaros en el Infinito amor de Mi Dios y Señor.

Aceptad pues las Pruebas, aceptad pues las caídas y dolores de las cuáles ni Yo estuve exenta. El Dolor fue compañero de Mi Vida, pero todo él fue unido a la Salvación que Mi Hijo os había traído.

-virgEn-mary-calvario-dolorosa

Por eso Soy Corredentora junto con Él, porque los Dos sufrimos el sufrimiento santo de la Redención del género humano. VOSOTROS TAMBIÉN SOIS CORREDENTORES ¡La Gracia y la misión más sublime otorgada por Dios nuestro Padre!

Aceptad vuestra vida, aceptad las amarguras de vuestro corazón, agradecedlas así como debéis agradecer las alegrías y regalos de la Bondad y Misericordia de Vuestro Dios.

La Providencia de Nuestro Dios es Sabia y nos dá todo lo que el alma necesita para unirse a la Obra Redentora de Mi Jesús en cada uno de vosotros. Venid todos vosotros a Mi Seno Virginal donde os puedo purificar con la Presencia de Mi Hijo en Mí y tomad de Mí, Vuestra Madre Celestial, todos los dones y virtudes, Gracias y Bendiciones con que fui dotada por la Santísima Trinidad para que se realizara en Mí el inicio de la obra Santísima de la Redención.

CALVARIO

Yo Vuestra Madre, oro por cada uno de vosotros estéis en donde estéis, hagáis lo que hagáis, viváis en la Luz Verdadera que Mi Hijo os mostró o NO. Yo Soy la Madre del Consuelo, Soy la Madre del Amor, Soy la Madre de todo ser creado por Mi Dios a imagen y semejanza de Él.

Venid a Mí, para que os lleve a Mi Hijo y seáis purificados en Su Santísimo Amor. Venid a Mí para que se logre en vosotros también, la Encarnación. La Donación de Salvación abarca a todos los tiempos y siempre se vive en un continuo presente. La actualidad de las Palabras de Mi Hijo son de Verdad.

Venid hijitos Míos, venid al regazo de Vuestra Madre Celestial para consentiros, mimaros y amaros como a Mi Hijo. Os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en Mi Corazón y NO os soltéis de Mi Mano, que Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo, Verbo y Redentor, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre, ejemplo de Virtud y de Amor.

bend trinidad padre creador GUADALUPANA

http://diospadresemanifiesta.com/