Archivos de etiquetas: crimen

203 LA CONVERSIÓN DE DIMAS


203 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Han emprendido el regreso de la gira por tierras fenicias.

La comitiva se va adentrando cada vez más por unos valles que acometen el monte por caminos difíciles, pedregosos, estrechos.

Y suben y bajan, perdiendo horizontes, recuperándolos de nuevo, hasta que llegan a un valle profundo;

por una  bajada inclinadísima por la que, como dice Pedro, sólo la cabra se siente a gusto.

Luego se internan en el bosque para atravesarlo y bajar al valle donde está el camino que los llevará a Judea.

Se encuentran con peregrinos que van a Jerusalén, para la Fiesta de Pentecostés.

También con la caravana de una novia..

Entonces se paran a descansar y a comer junto a un manantial muy rico de aguas.

En un prado donde se detienen para comer, cerca del grupo apostólico…

Dos hombres conversan acerca de la riqueza que rodea al que será un fastuoso matrimonio, digno de la hija de un rey

Hay otras personas, diseminadas por los prados y las arboledas comiendo, como Jesús y los suyos.

Debe ser un lugar de descanso especialmente apreciado, por estar resguardado del viento y por disponer de prados esponjosos y agua.

Son peregrinos que van hacia Jerusalén, viajeros que se dirigen al Jordán, mercaderes de corderos destinados al Templo, pastores con sus rebaños.

Algunos hacen el viaje en cabalgaduras; la mayoría, a pie. 

Jesús dice. 

–     En el sitio al que vamos hablaré Yo.

Llega también la caravana nupcial toda ataviada festivamente.

Resplandecientes objetos de oro se entreven bajo el velo que envuelve a la novia, que apenas ha dejado de ser niña.

A su lado van dos matronas llenas de resplandores de pulseras y collares.

 Un hombre – quizás es el paraninfo – y dos siervos.

Han venido montados en asnos llenos de borlas y cascabeles.

Y ahora se retiran a un ángulo apartado para comer, como si tuvieran miedo a que la mirada de los presentes profanara a la novia.

El paraninfo monta guardia amenazador, mientras las mujeres comen.

Han despertado una viva curiosidad.

En efecto, con la disculpa de pedir sal, un cuchillo o un chorrito de vinagre; siempre hay alguno que se acerca a uno u otro;

para preguntar si conocen a la novia, si saben a dónde se dirige y otras muchas cosas interesantes de este tipo…

Hay uno que sabe de dónde viene y a dónde va.

Además parece muy contento de contarlo todo, estimulado por otro, que le alegra cada vez más la campanilla, echando en su copa vino generoso.

Salen a relucir a veces hasta los aspectos más secretos de las dos familias, del ajuar que la novia lleva en esos dos baúles…

o de las riquezas que esperan en la casa del novio, etc. etc.

Se sabe así que la novia es hija de un rico comerciante de Joppe y que se casa con el hijo de un rico comerciante de Jerusalén.

Que el novio se ha adelantado para ir adornando la casa nupcial, ante la inminencia de su llegada.

Y que el que la acompaña, el amigo del novio, es también hijo de un comerciante;

de Abraham, el que trabaja diamantes y otras gemas.

Mientras que el novio es orfebre y el padre de la novia es mercader de lana, telas, alfombras, cortinas…

Dado que el hablador está cerca del grupo apostólico,

Tomás oye y pregunta:

–     ¿Es Natanael de Leví el novio?

–     Sí, sí, es él.

¿Lo conoces?

–     Conozco bien a su padre…

Por una serie de tratos que hemos hecho; un poco menos a Natanael.

¡’Nupcias ricas!

–     ¡Y novia venturosa!

Cubierta de oro.

Abraham, pariente de la madre de la novia y padre del amigo del novio, ha hecho honor a su persona.

Y lo mismo el novio y su padre.

Se dice que en aquellas cajas hay un valor de muchos talentos de oro.

Pedro acompaña su admiración, con un significativo silbido. 

Y exclama

–     ¡Caramba!

Voy a ver más de cerca si la mercancía principal corresponde al resto. 

Y se levanta, junto con Tomás, para ir a dar una vueltecita en torno al grupo nupcial. 

Miran con detenimiento a las tres mujeres que son un amasijo de ropajes y velos,

bajo los cuales sobresalen manos y muñecas enjoyeladas o se traslucen brillos de pendientes y collares. 

Miran también al jactancioso personaje que tan matón se muestra; que parece debiera rechazar un asalto de corsarios contra la doncellita.

Mira también mal a los dos apóstoles.

Pero Tomás le ruega que salude de parte de Tomás, apodado Dídimo, a Natanael de Leví…

Y así se instaura la paz, hasta el punto de que mientras él habla,

la novia halla la manera de provocar admiración;

poniéndose en pie, de forma que manto y velo tengan su caída normal y quede patente toda la belleza de su cuerpo…

Y la elegancia de sus vestiduras, con toda su riqueza idolátrica.

Tendrá como mucho quince años. ¡Y qué ojos tan astutos!…

Se mueve con embeleso a pesar de la desaprobación de las matronas.

Se suelta las trenzas y se las vuelve a fijar con la ayuda de valiosas horquillas.

Se aprieta su cinturón de pedrería, se desata sus finas sandalias, se las quita y se las vuelve a poner…

Muy bien ceñidas a sus pies menudos, con hebillas de oro

Y mientras, encuentra la manera de mostrar su magnífica melena negra, sus bonitas manos, sus brazos delicados…

Su cintura estrecha, el pecho y las caderas bien modelados, los pies pequeños y perfectos… 

Así como todas las joyas, que tintinean y emiten destellos,

reflejando las últimas luces del día y las llamas de las primeras fogatas.

Pedro y Tomás regresan.

Tomás dice:

–     Es una muchacha bonita.

Pedro contesta haciendo gestos muy significativos.

–     Y una grandísima coqueta.

Lo que pienso es que tu amigo Natanael pronto sabrá que hay alguien que le mantiene caliente la cama…

Mientras él mantiene caliente el oro para trabajarlo.

Y su amigo es un perfecto estúpido:

¡Pues sí que la ha puesto en buenas manos a la novia!… 

 Pedro concluye, mientras se sienta junto a los compañeros

Cuando termina la comida… 

Bartolomé refunfuña:   

–    A mí no me ha gustado ese hombre que le tiraba de la lengua a ese otro estúpido.

En cuanto se enteró de todo lo que quería saber, se fue para el monte…

Estos lugares son peligrosos.

Además, el tiempo es ideal para lances de malhechores: 

Noches de luna, calor extenuante.

Y además, árboles frondosos. ¡Malo!…

Estos lugares son malos y es la ocasión oportuna para que los bandidos den un golpe…

No me gusta este sitio.

Hubiera sido mejor no detenerse. 

Pedro confirma 

–     ¡Y ese imbécil que ha hablado de todas esas riquezas!…

¡Y ese otro, que se hace el héroe y vigila las sombras; pero no ve los cuerpos verdaderos!…

Bueno, pues me voy a quedar vigilando yo donde las fogatas.

¿Quién viene conmigo?

Simón Zelote responde: 

–    Yo, Simón.

Que resisto bien el sueño.

Pasan las horas y quién no ronca, cabecea.

Jesús está en Oración.

Muchos del campo, especialmente los que viajan solos, se han levantado y se han marchado en pequeños grupos.

Quedan unos pastores con sus rebaños, la comitiva nupcial…

La comitiva apostólica y tres mercaderes de corderos que ya están durmiendo.

También la novia duerme ya, con las matronas, dentro de una tienda que les han montado los siervos.

Los apóstoles se buscan un sitio.

Jesús se retira solo, a hacer oración.

Los pastores encienden un fuerte fuego en el centro de la explanada enque están.

Pedro y Simón encienden otra hoguera cerca del sendero de la escarpa;

por la que el hombre que había provocado las sospechas de Bartolomé se había ocultado.

Pasan las horas y… quien no ronca cabecea.

Jesús ora.

El silencio es total.

Parece callar hasta el manantial que resplandece bajo la alta Luna, que ilumina perfectamente la explanada,;

mientras las zonas en pendiente quedan en sombra bajo el tupido follaje.

El perro que cuida los rebaños de unos pastores, gruñe.

Otro se pone alerta y también gruñe.

Un ruido imperceptible viene del bosque…

Otro perro grande de pastor se arquea amenazante.

Un pastor alza la cabeza.

El perro se pone tieso y eriza el pelo de la espalda;

atentísimo, en actitud de defensa y de escucha… 

Tiembla incluso con el gruñido sordo que hierve dentro de él y que se va haciendo más fuerte cada vez.

Simón levanta también la cabeza y da unos jalones a Pedro, que está adormilado.

Un leve rumor proviene del bosque.

El silencio es profundo.

Simón dice a Pedro:

–     Vamos por el Maestro.

El pastor despierta a sus compañeros.

Y el perro está cada vez, más inquieto.

Los apóstoles obedecen al Maestro y van en distintas direcciones.

Mientras, Jesús dice a los pastores:

–     Alimentad el fuego.

Que esté bien fuerte, que haga una llama muy viva.

Los pastores obedecen.Jesús, dado que los ve nerviosos,

dice:

–     No temáis.

No os robarán ni una sola vedija de lana.

Llamad a los que están durmiendo, a todos.

Decidles que vengan aquí sin hacer ruido.

Sobre todo a las mujeres y a los esclavos con los cofres.

Decidles que tal vez se trata de bandidos; pero no lo digáis a las mujeres.

A los hombres, nada más.

En esto llegan los mercaderes y dicen en tono bajo:

-¡    Ay, nos robarán nuestras mercancías y nuestras ganancias! 

Y añaden una verdadera letanía de improperios contra los gobernantes romanos y judíos;

porque no limpian el mundo de ladrones.

Jesús los conforta diciendo:

–     No temáis.

No perderéis ni una sola moneda.

Llegan las mujeres llorando, muy asustadas. 

Y  es que el valiente paraninfo, temblando con un miedo colosal… 

las aterroriza gimoteando:

-¡    Es la muerte!

¡La muerte a manos de los salteadores!

Jesús las consuela también a ellas,

diciendo:

–     No temáis.

No os tocarán ni siquiera con la mirada.

Y las pone en el centro de esta pequeña población de hombres espantados y de animales inquietos.

Jesús los conforta a todos y trata de tranquilizarlos.

Cuando todos se han despertado y se reúnen…

El murmullo del bosque no se puede oír con todo este alboroto.

Pero en el bosque están los bandidos,y se están acercando.

Los asnos rebuznan.

Los perros aúllan.

Las ovejas balan.

Los hombres maldicen.

Y están más aterrorizados que las mujeres.

Jesús está tranquilo, como si nada pasara

El ruido del bosque no se puede escuchar en medio de este alboroto.

Que los bandidos están en el bosque;

 lo denuncian las ramas que se quiebran…

O las piedras que ruedan…

Jesús ordena:

–    ¡Silencio!

Y lo dice en tal forma, que todos callan.

Jesús deja el lugar en que está y se va en dirección al bosque,…

Donde termina el prado, que comienza en el límite de la explanada.

Se vuelve hacia el bosque. con los brazos extendidos y…  

Toda la majestad que asume cuando realiza los grandes milagros...

Y empieza a hablar: 

“La maldita hambre del oro, empuja al hombre a los sentimientos más abyectos…

Con el oro se revela el hombre más que con otras cosas.

Observad cuánto mal siembra este metal con su cautivador e inútil brillo.

Tanta es su naturaleza infernal desde que el hombre es pecador, que Yo creo que el aire del Infierno es de color oro.

El Creador lo había dejado en las entrañas de ese enorme lapislázuli que es la Tierra,

Que existe por su voluntad creadora, para que le fuera útil al hombre con sus sale…

Y para que adornase sus templos.

Pero Satanás, besando los ojos de Eva y mordiendo el yo del hombre, inoculó un sabor maléfico en el inocente metal.

Desde ese momento, por el oro se mata y se peca. 

La mujer, por el oro, se hace coqueta y fácil para el pecado carnal.

El hombre, por él, se hace ladrón, usurpador, homicida, cruel para con su prójimo y para con la propia alma…

Porque la despoja de su verdadera herencia por darse una cosa efímera.

Cruel para con esa alma a la que roba el tesoro eterno, por unas pocas pepitas brillantes, que con la muerte habrán de abandonarse.

Vosotros, que por el oro pecáis, más o menos levemente, más o menos gravemente. 

Vosotros que cuanto más pecáis más os burláis de cuanto os enseñaron vuestra madre y vuestros maestros. 

Es decir, el hecho de que existe un premio y un castigo por las acciones realizadas durante la vida.   

Séptimo Mandamiento: «No robarás…»

¿No pensáis que por este pecado perderéis la protección de Dios, la vida eterna, la alegría?

¿Que tendréis remordimientos, que sentiréis la maldición de vuestro corazón?

¿Que el miedo será vuestro compañero?

¿El miedo al castigo humano, que al fin y al cabo no es nada, comparado con el miedo?

¡¿Santo miedo, al castigo divino, que deberíais tener y no tenéis?!

¿No pensáis que, por vuestros descalabros, si desembocan en verdaderos delitos, podéis sufrir un terrible fin?

¿Y un fin aún más terrible – por ser eterno – por los atropellos cometidos por amor al oro,

aun cuando no hayan producido derramamiento de sangre, si han pisoteado la ley del amor y del respeto al prójimo,

negando ayuda por avaricia al que padece hambre, robando puestos, dinero o en los pesos, por codicia?

No. Esto no lo pensáis. 

Mas bien decís:

«¡Todo eso son patrañas, patrañas que he aplastado bajo el peso de mi oro y ya no existen

«. No son patrañas, son verdades.

No digáis: «Cuando muera, todo se habrá acabado». No.

Entonces todo empezará.

La otra vida no es el abismo sin pensamiento ni recuerdo del pasado vivido y sin aspiración a Dios

que vosotros creéis que será el tiempo de espera de la liberación del Redentor.

La otra vida es espera dichosa para los justos,

espera paciente para los purgantes,

espera horrenda para los réprobos.

Para los primeros, en el Limbo;

para los segundos, en el Purgatorio;

los últimos, en el Infierno.

La espera de los primeros cesará con la entrada en el Cielo siguiendo al Redentor;.

La de los segundos, una vez cumplida aquella hora, se verá más confortada de esperanza. 

Mas los terceros verán lobreguecer su terrible certeza de maldición eterna.

Pensadlo, vosotros que pecáis.

Nunca es tarde para enmendarse.

Cambiad con un verdadero arrepentimiento el veredicto que está siendo escrito en el Cielo para vosotros.

Que el Seol, para vosotros, no sea infierno sino, por voluntad vuestra, al  menos, penitente espera.

No tinieblas, sino crepúsculo de luz.

no angustia, sino nostalgia; no desesperación, sino esperanza.

Marchaos.

No tratéis de luchar contra Dios.

Él es el Fuerte y el Bueno. No pisoteéis el nombre de vuestros padres. 

Escuchad cómo gime ese manantial.

Su gemido es semejante al que desgarra el corazón de vuestras madres, al saber que sois unos asesinos.

Escuchad el silbido del viento en el desfiladero: parece amenazar y maldecir;

como os maldice vuestro padre por la vida que vivís.

Escuchad el quejumbroso alarido del remordimiento en vuestros corazones.

¿Por qué queréis sufrir, si podríais sentiros serenamente satisfechos con lo poco en esta tierra y con el todo en el Cielo?

¡Pacificad vuestro espíritu!

¡Devolved la paz a los que temen, a los que se ven obligados a temeros como a animales feroces!

¡Poned paz en vuestro corazón, desdichados malhechores!

Levantad vuestra mirada al Cielo, separad vuestros labios del venenoso alimento; 

purificaos las manos,

que chorrean sangre fraterna,

purificaos el corazón.

Yo tengo fe en vosotros, por eso os hablo;

aunque todo el mundo os odia y teme…

Yo ni os odio ni os temo; os tiendo la mano para deciros:

«Levantaos.

Venid.

Volved a reintegraros, mansos y hombres, entre los otros hombres».

Un llamado al arrepentimiento a ‘los hombres sin conciencia,

cuyas manos chorrean sangre fraterna’.

Y que termina así:

–     Yo no os odio., ni os temo.

Os extiendo la mano y por eso digo a éstos:

“Regresad a donde estabais durmiendo, sin tener rencor contra vuestros hermanos.

Rogad por ellos. Yo me quedo aquí a mirarlos con ojos de amor y os juro que nada os sucederá.

Porque el Amor desarma a los violentos y harta a los avaros.

Sea bendito el Amor. Fuerza verdadera del mundo. Fuerza desconocida y poderosa.

Fuerza que es Dios.

Escondidos en el bosque, los hombres que esperaban obtener un buen botín, están totalmente desconcertados.

Gestas, el líder; está aterrorizado.

Porque una fuerza desconocida lo tiene paralizado…

Su miedo está lleno de ira.

Pero no puede hacer nada.

Su segundo en la banda:

Dimas…

Ha inclinado la cabeza y está llorando.

Cada una de las palabras de Jesús ha tocado su corazón y le ha revelado una gran verdad.

Se siente avergonzado e infinitamente desdichado…

Y volviéndose a todos,

Jesús termina diciendo:

–     Volved.

Volved. No tengáis miedo.

Allí ya no hay bandidos, sólo hombres asustados y hombres que lloran.

Quién llora no hace daño.

Quiera Dios que así permanezcan, como ahora son.

Sería su redención.

Los bandidos se retiran, como si una fuerza invisible los alejara de allí.

Los integrantes de la caravana vuelven a sus lugares.

Todos se quedan reflexionando en lo que han escuchado…

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

155 UN CRIMEN PASIONAL


155 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Todos los apóstoles están alrededor de Jesús.

Sentados sobre la hierba, bajo el fresco de las copas de los árboles, cerca de un río.

Comen pan y queso.

Y beben agua del río, que es fresca y clara.

Han recorrido un largo camino y han hecho una pausa para recuperar fuerzas.

En cuanto pasa la hora más calurosa, el Incansable Caminante, se pone de pie,

y dice:

–    ¡Vámonos!

Avanzan hasta llegar a un crucero de cuatro caminos.

Y Jesús toma decidido el que va al noroeste.

Pedro pregunta:

–     ¿Regresamos a Cafarnaúm?

Jesús contesta:

–    No.

Pedro insiste, porque quiere saber:

–     ¿Entonces a Tiberíades?

–     Tampoco.

–     Este camino va hacia el Mar de Galilea…

Allá está Tiberiádes…

y Allí, Cafarnaúm…

Jesús lo mira con el rostro medio serio, para calmar la curiosidad de Pedro.

Diciendo:

–     Y también está Mágdala.

Pedro se escandaliza…

Definitivamente el lugar tiene mala fama:

–     ¡A Mágdala!… ¡Oh!…

Jesús confirma:

–     A Mágdala.

Sí. A ¡Mágdala! ¿Te sientes demasiado honesto para entrar?

Lupanar en Pompeya

¡Pedro!… ¡Pedro!…

Por amor mío, deberás entrar no en una ciudad de diversión; sino en verdaderos lupanares.

Cristo no ha venido a salvar a los que ya están salvados. Sino a salvar a los perdidos…

Y tú… tú serás ‘Piedra’ y no Simón… Y por esto, ‘Cefas’. ¿Tienes miedo de contaminarte? ¡NO!

¡Ni siquiera éste! –y señala al joven Juan- ¡Ni siquiera éste recibirá daño! Porque él no quiere…

Como tú no quieres. Cómo no quiere tu hermano y el hermano de Juan…

Cómo no quiere ninguno de vosotros por ahora. Mientras no se quiere, no viene el Mal.

Pero es necesario no querer; fuerte y constantemente.

Fuerza y constancia se obtienen del Padre, si se ora con rectitud de propósito.

No todos sabréis rogar siempre así…

¿Qué estás diciendo, Judas?…  No te fíes mucho de ti mismo…

Yo Soy el Mesías y ruego constantemente, para tener fuerzas contra Satanás.

¿Acaso puedes más tú que Yo?

El orgullo es una rendija por donde Satanás penetra.

Vigila y sé humilde, Judas…

Jesús se vuelve hacia su apóstol convertido,

y añade:

–    Mateo, tú que eres muy práctico del lugar, dime:

¿Es mejor entrar por este camino o hay otro?

Mateo contesta:

–   Según, Maestro…

Si quieres ir a la Mágdala de los pescadores y de los pobres, el camino es éste.

Por aquí se entra al barrio.

Pero como quiero darte una respuesta amplia:

Si quieres ir a donde están los ricos, hay que dejar este camino.

Tomar otro que está como a cien metros de aquí, porque las casas de los ricos están casi a esta altura.

Entonces hay que regresar…

Jesús confirma:

–    Regresaremos.

Porque es a la Mágdala de los ricos, a dónde quiero entrar.

Con el Carisma de la lectura de los corazones…

¿Qué dijiste, Judas?…

Judas responde:

–    ¡Nada, Maestro!

Es la segunda vez que me lo preguntas en poco tiempo. Yo no he dicho nada.

–    Con los labios, no.

Has hablado dentro de tu corazón.

Has platicado con tu huésped, en tu corazón. No es necesario tener a otra persona con quién hablar.

Nos decimos a nosotros mismos, muchas palabras.

Pero no hay que murmurar ni calumniar siquiera con nuestro propio ‘yo’.

Judas con posesión demoníaca perfecta y ¡Oh! cuánto sufrimiento para Jesús, qué cómo Dios, NADA ignora…

El grupo sigue caminando, ahora en silencio.

La calle está pavimentada con piedras rectangulares.

Las casas son ricas y bellas, rodeadas de huertos y hermosos jardines.

Es una ciudad de recreo.

Los ricos palestinenses están mezclados con los romanos y gente poderosa y opulenta de otros lugares.

Son hermosas mansiones, de funcionarios de la corte o ricos mercaderes…

Que envían a Roma las cosas más preciosas que produce Palestina.

Jesús se adentra, como quien sabe a dónde va.

Costea el lago, en cuya ribera están las casas más lujosas y magníficas…

Avanzan por una magnífica calzada, hasta llegar a una de las más regias y señoriales.

Entonces, gritos de llanto se oyen en una grandiosa villa.

Son de niños y de mujeres.

Una angustiada voz femenina rompe el aire:

–    ¡Hijo! ¡Hijo!

Jesús se vuelve y mira a sus discípulos.

Judas se adelanta.

Jesús ordena:

–    Tú, no.

Tú Mateo. Ve a preguntar.

Mateo va casi corriendo y regresa rápido.

Dice jadeante:

–    Una pelea, Maestro.

Un hombre está agonizando… Es un judío.

El que lo hirió, escapó. Era romano.

Han acudido a la casa, la madre y la esposa con los pequeños hijos, pues la vida se le escapa junto con la sangre…

Jesús dice:

–    Vamos.

Mateo previene a Jesús:

–     Maestro…

Esto ha sucedido en la casa de una mujer que no es la esposa.

–    Vayamos.

Entran por un gran portón, hasta el atrium.

Las columnas están cubiertas de plantas verdes que están en grandes macetas, formando conjuntos con

las estatuas y objetos enchapados.

Hay una fuente y un gran jardín, que hacen una hermosa combinación de sol e invernadero.

En una habitación contigua, hay mujeres que están llorando.

Jesús entra, pero no da su saludo.

Entre los hombres presentes hay un mercader que lo reconoce y al verlo,

exclama:

–   ¡El Rabí de Nazareth!

Y se inclina profundamente, saludándolo con respeto.

Jesús le contesta:

–    José, ¿Qué ha sucedido?

–    Maestro…

Una puñalada en el corazón. Se está muriendo…

Una mujer de cabello gris y despeinada, está arrodillada junto al moribundo.

Le sostiene la mano con ojos enloquecidos por el dolor.

Al oír a Jesús, se levanta y con su mano temblorosa, señalando hacia una esquina de la habitación:

Acusa gritando:

–    ¡Por esa!…

¡Por esa!… Esa me lo embrujó…

Tenía madre. Tenía esposa. Tenía hijos… ¡El Infierno debe estar en ti, Satanás!

Jesús vuelve la cabeza y mira en la dirección señalada. 

Y ve en el rincón, contra una pared de color rojo oscuro… 

A María de Mágdala, más provocativa que nunca…

Y hermosísima…

Trae una fina falda en artísticos pliegues, de una gasa pesada y muy delicada, como de seda color marfil. 

Que revela más que cubrir:

Unas piernas largas, blancas como de alabastro, que son como columnas exquisitamente torneadas.

Su breve cintura, está ceñida con un cinturón de filigrana de oro y piedras preciosas, rematado en una hebilla que parece una mariposa.

De la cintura para arriba, lleva una especie de redecilla hexagonal, tejida con perlas y sostenida a su largo cuello, por una fina cadena de oro.

Su delicado traje, realmente no deja nada a la imaginación…

Su cuerpo perfecto y magnífico, luce una belleza deslumbrante y seductora.

Aún más que si estuviera totalmente desnuda.

Su larga y abundante cabellera rubia, está sostenida por un regio y elaborado peinado, con broches de perlas y rubíes.

Jesús la mira con severidad, pero no dice nada.

La ignora totalmente como mujer.

María, humillada con la indiferencia…

Se yergue más altiva que nunca.

Ella, que un momento antes parecía aniquilada, levanta su rostro hermoso y desafiante.

Con sus bellísimos ojos negros, llenos de ardiente deseo y refulgentes de confianza en sí misma.

Mira con inmensa coquetería a Jesús…

Admirando descaradamente su perfecta belleza masculina… 

Maniféstándolo abiertamente con su mirada cargada de deseo…

Y le sonríe con sus labios voluptuosos.

En una silenciosa y apasionada invitación…

Entonces Jesús, hace todavía más severa su mirada…

A continuación baja los ojos.

Y dice a la madre:

–    Mujer, no maldigas.

Respóndeme, ¿Por qué tu hijo estaba en esta casa?  

La mujer responde entrecortada por los sollozos, por el dolor y la impotencia…

Y clama angustiada:

–    Ya te lo dije.

Porque ella lo había vuelto loco. Esa… 

Jesús es terminante: 

–    ¡Silencio!…

También él estaba cometiendo, un pecado de adulterio.

Los esclavos de la Lujuria, son adoradores de ASMODEO…

Y era un padre indigno de estos inocentes… 

Merece pues su castigo; en ésta y en la otra vida.

No hay misericordia para quien no se arrepiente…

 Tengo compasión de tu dolor, mujer. 

Entonces Jesús señalando a la esposa quebrantada por la traición, por el sufrimiento y el llanto de los niños que la acompañan…

Finaliza:

–     Y de estos inocentes.   

¿Está lejos tu casa?

–    A unos cien metros.  

Jesús se vuelve hacia los hombres presentes,

Y ordena:

–   Levantadlo y llevadlo hacia allá.

José el mercader contesta:

–   No es posible, Maestro.

Tiene los estertores finales, está muriendo ya.

–    Haz como dije.

Ponen una tabla debajo del cuerpo del moribundo y lentamente sale el cortejo.

Atraviesan la calle y llegan hasta un jardín lleno de árboles, floridos senderos y mucha sombra.

Las mujeres siguen llorando.

En cuanto entran, Jesús se vuelve hacia la madre,  

diciendo:

–    ¿Puedes perdonar?

Si tú perdonas, Dios perdona.

Es necesario limpiar el corazón para obtener gracias.

Éste pecó y volverá a pecar… Sería mejor para él morir.

Porque si vive, volverá a recaer en el pecado y deberá responder también de la ingratitud para con Dios que lo salva.

Pero tú y estos inocentes, -señala a la esposa y a los niños- caerían en la desesperación.

He venido a salvar y no a condenar.  

El hombre ya perdió el último aliento…

La madre sólo atina a mover la cabeza asintiendo y con un hilo de voz, ahogado por el dolor…

Contesta:

–     Sí……

Enseguida, Jesús se vuelve majestuoso. 

Se yergue aún más, con toda la Potencia del Hombre – Dios.

Y dice al herido:

–    Hombre, Yo te lo mando.

Levántate y queda sano.

Entonces el hombre vuelve a la vida…

Abre los ojos. Ve a su madre, a sus hijos, a su esposa.

Avergonzado, inclina la cabeza.

La anciana le dice:

–    ¡Hijo! ¡Hijo!

¡Estarías muerto si Él no te hubiese salvado! 

Vuelve en ti. No delires por una…

Jesús interrumpe:

–    ¡Cállate!

Ten misericordia, como se ha tenido para contigo…

 Tu casa ha sido santificada con el milagro, que siempre es prueba de la Presencia de Dios.

Por esto no pude hacerlo donde había pecado.

Procura conservar tu casa así. Aun cuando éste no lo hará…  

Ahora tened cuidado con él. Es justo que sufra un poco…

Sé buena, mujer.

Adiós niños.

Jesús pone su mano sobre las dos mujeres y los niños.

Luego sale, pasando delante de la Magdalena, que siguió hasta el borde del camino al cortejo.

Y ha estado recargada contra un árbol.

Jesús camina despacio, como si esperara a los discípulos.

Pero también parece esperar que ella le diga algo.

María no se mueve.

Los discípulos se reúnen con Jesús.

Y Pedro no puede contenerse de decir un epíteto apropiado a María:

–    ¡Perra lujuriosa!…

Ésta responde con orgullo y una carcajada llena de desprecio…

Que es un triunfo muy mezquino.

Jesús, que oyó las palabras de Pedro,

voltea severo y dice:

–   Pedro. Yo no insulto.

No debes insultar. Ruega por los pecadores. ¡No más!

María deja de reír.

Baja la cabeza y huye como una gacela, a su casa.

Dejando tras de sí, un enorme grupo de espectadores cada vez más asombrados…

Y una marejada de murmuraciones y comentarios…

Y todo termina.

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion

N243 CÓMO NACIÓ EL MAL 2


EL ORIGEN DEL DOLOR

La muerte y el dolor entraron en el mundo por envidia del Demonio. Pero Dios N0 es autor, ni de la muerte, ni del dolor. Y no se alegra con el dolor de los vivientes.

El Pecado destruyó la capacidad y la intensidad en el Amor. Y desde entonces el dolor existe en la Tierra y arranca lágrimas al hombre, por la depravación de su inteligencia que trata siempre de aumentarlo por todos los medios.

En su paso por la tierra, el hombre más que para sufrir, vive para hacer sufrir. ¡Cuántas lágrimas se acarrea el hombre por la instigación oculta de su amo: Satanás!

Nadie quiere sufrir, pero todos buscan que los demás sufran.

LA SOBERBIA Y LA EXCUSA“La Serpiente   me engañó, dijo Eva. La mujer me presentó el fruto y comí de él, dijo Adán.” Y desde aquel momento la Concupiscencia Triple se apoderó de los tres reinos del hombre.

No hay más que la Gracia para desprenderse de las fuertes ataduras de este monstruo despiadado. Cometieron el primer acto contra el Amor, con la Soberbia: la Desobediencia.

La Desconfianza, la Duda, la Rebelión, la Concupiscencia Espiritual y por último, la Concupiscencia Carnal.

También en las ofensas contra la Ley divina, el hombre pecó antes contra Dios, queriendo ser igual a Dios, ‘dios’ en el conocimiento del Bien y el Mal.

Y en la absoluta y por lo mismo ilícita libertad de proceder a su placer y querer contra todo consejo, lo prohibido por Dios.

Después pecaron contra el Amor, amándose desordenadamente, negando a Dios el amor reverencial que le debían; metiendo el ‘yo’, en el lugar de Dios.

Odiando a su prójimo futuro: su misma prole, a la cual le procuró la herencia de la culpa y de la condena; despojados de todo lo que Dios les había dado.Por último, pecó contra su dignidad de criatura regia, que había tenido el don del perfecto dominio de los sentidos, rebajándose a sí mismo a un nivel inferior al de las bestias.

¡Bien conocieron después la Ciencia del Bien y del Mal!

Con el conocimiento adquirido y la nueva vista por la cual supieron que estaban desnudos, los advirtió de la pérdida de la Gracia que los había hecho felices en su inteligente inocencia;

hasta llegar a aquella hora, por la pérdida de la vida sobrenatural.

¡Desnudos! No tanto de vestidos, sino de los dones de Dios.

¡Pobres! Por haber querido ser como Dios.

¡Muertos! Con el espíritu muerto por el Pecado. Por haber temido morir con su especie, si no hubieran procedido directamente.

“Seréis como dioses, conocedores de todo, del Bien y del Mal.”

El apagado silbido de la serpiente, con su sonido cruzó el aire; encontró eco en el corazón del hombre y se fundió a su sangre; para entrar a lo más caro del alma, entronizándose en el altar de su espíritu.

Y desde entonces vive perjudicándolo en cuerpo y alma, para obedecer al imperativo de la sangre envenenada por Satanás.

El hombre se equivoca al aplicar valor y significado a las cosas y a las palabras. Ser igual a Dios, ya había sido dado por dote por el Padre Creador.

Con una semejanza en la cual no tienen nada que hacer, esto que es carne y sangre; sino en el espíritu. Porque Dios es Ser Espiritual y Perfecto. Y los había hecho grandes en el espíritu.

Capaces de alcanzar la perfección mediante la Gracia plena en ellos y la ignorancia del Mal.

Jesús vino a poner las cosas y las palabras en la luz justa.Y con las palabras y los hechos demostró la verdadera Grandeza,

la verdadera Riqueza, la verdadera Sabiduría,

La verdadera Majestad, la verdadera Deificación.

Y NO son aquellas que el hombre cree.

LA SENTENCIA DIVINA.

Dios Padre alejó al hombre del jardín de sus delicias. Ya no podía confiar más en sus hijos. El hombre había querido ser el dueño de todo y se opuso a que Dios fuese el Único Creador.

Se marchó a su destierro con su pecado. Era un rey humillado y despojado de sus dones. El Hombre del Paraíso se había convertido en un ser terrenal y mortal.

Su reino lo perdió en manos del que lo pervirtió.

Satanás lo despojó de lo que Dios le había dado.

Y de amo se convirtió a sí mismo en esclavo,de Aquel que había sido destinado a obedecerlo.

Y el Dolor y la Muerte entraron a formar parte de la vida humana.

La herida de Eva engendró el sufrimiento, que no terminará hasta que muera la última pareja sobre la tierra.

EL CASTIGO. 

No desproporcionado, sino justo.

Para entenderlo se necesita considerar la perfección de Adán y Eva.

Considerando aquel vértice, se puede medir la magnitud de la caída en aquel abismo de degradación.

Dios respetó la voluntad humana.

El hombre perseveró en su estado de rebelión hacia su Divino Benefactor. Porque no se arrepintió del dolor causado a Dios y todavía mantenía su unión con la Mentira.Soberbiamente salió del Edén, después de haber mentido y haber aducido pobres excusas a su pecado.

Se hicieron cinturones de hojas y testimoniaron que se avergonzaban; no por estar desnudos y aparecer tales ante Aquel que los había creado y conservado vestidos solo de Gracia e Inocencia.

Sino porque eran culpables y tenían miedo de comparecer delante de Dios.

Miedo, sí. Arrepentimiento, NO.

Entonces Dios, después de haberlos expulsado del Edén, protegió con Querubines los umbrales del mismo, para que los dos prevaricadores no regresaran fraudulentamente, para hacer botín de los frutos del Árbol de la Vida,

Nulificando así una parte del justo castigo y defraudando todavía una vez más a Dios de su derecho: aquel de dar y de quitar la vida.Dios es nuestro Rey y nuestro Padre. No un siervo y menos un esclavo.

Dios es Justo.

Cuando castigó al hombre, no le quitó la inteligencia, ni la fuerza moral,

Porque nunca ha dejado de amar al hombre, por más culpable que éste sea.

También le dejó al hombre la voluntad soberana,

Para que éste, pudiese llegar a ser dueño de sus pasiones y pudiera controlarlas.El hombre debió obedecer. Los inocentes eran castos.

Sabían amar verdaderamente, con aquella ternura virginal que está en el más ardiente amor materno o en el más ardiente amor filial.

O sea, de aquellos dos amores que no tienen atracción sensual y son fortísimos.

Dios habría regulado el amor del hombre por las criaturas nacidas de su santo amor con Eva.

Pero Adán y Eva no llegaron a este amor, porque el desorden había corrompido con su veneno, el santo amor de los Progenitores.

CONSECUENCIAS DEL PECADO.  

El Enemigo de Dios y del hombre por Odio, hirió mortalmente a la Humanidad y la infectó con el germen del Odio, de los Celos, de la Envidia.

Y con esto puso la causa primaria de la división que enfrenta a los hombres el uno contra el otro.De esta manera fue cosechado el segundo fruto de la maldad del Maligno: el fratricidio de Caín.

Y desde entonces el virus de la violencia ha ido aumentando hasta alcanzar proporciones pavorosas,

porque cada día crece más la semilla que Lucifer siembra en el corazón del hombre: EL ODIO.

Por un solo hombre entró el Pecado en este mundo y por el pecado, la muerte.

Y pudieron penetrar entre las delicias del Edén, turbando el orden, la armonía, el amor; esparciendo su veneno.

Corrompiendo el intelecto, voluntad, sentimientos, instintos.Suscitando apetitos culpables, destruyendo la Inocencia y la Gracia, afligiendo al Creador.

Haciendo de las criaturas bienaventuradas, dos infelices; condenados uno, a obtener fatigosamente su pan de la Tierra; que por haber sido maldecida, produce cardos y espinas.

Y a la otra, a parir con dolor; a vivir en el dolor y la sujeción del hombre.

Condenados los dos a conocer el dolor del hijo muerto y la vergüenza de ser los padres de un fratricida.

Y finalmente a conocer el dolor de morir.

Hasta aquel momento, el veredicto de Dios no había todavía fragmentado la rebelión del hombre, el cual con la fácil adaptación de los animales, se había adaptado rápido a su nuevo destino.No más fácil y alegre como el anterior; pero no privado de gozos humanos que compensaban sus dolores humanos.

Las pasiones de los sentidos se satisfacían en la carne compañera.

La alegría de crear por sí solos nuevas criaturas, -¡Oh, orgullo persistente!-. Ilusionándose con esto, que era el ser iguales a Dios Creador;

El dominio sobre los animales, la satisfacción de la cosecha y del bastarse a sí mismos, sin tener que agradecer a nadie.

Alegrías sensuales, pero siempre alegrías. Cuánta oscuridad de vapores de orgullo y de niebla de concupiscencia, perduró obstinada en los dos protervos.

La maternidad era obtenida con dolor, pero la alegría de los hijos compensaba aquel dolor.El alimento era obtenido con fatiga, pero el vientre se llenaba igualmente y la gula era satisfecha, porque la Tierra estaba colmada de cosas buenas.

La enfermedad y la muerte estaban lejanas. Gozando los cuerpos creados perfectos, de una salud y una virilidad que hacía pensar en una larga vida, aunque no fuese eterna.

Se amaban con ternura y con pasión; ya que por su elección al orden sobrenatural; fueron dotados para amar y ellos, sí sabían amar mucho.

Y la soberbia fermentante suscitaba el pensamiento burlón:

¿Dónde pues está el castigo de Dios?Nosotros somos felices también sin Él.

Pero un día, el verde de los campos en los cuales florecían las flores multicolores creadas por Dios,

Enrojeció con la primera sangre humana vertida sobre la tierra.

Y dio alaridos de dolor la madre del dulce Abel muerto.

Y el padre comprendió que no era vana la amenaza de aquella promesa:

Volverás a la Tierra de la cual fuiste sacado, porque eres polvo y al polvo volverás.”

Y Adán murió dos veces: por sí y por su hijo.Porque un padre muere la muerte de su hijo viéndolo agonizar.

Y Eva alumbró con desgarramiento, dando a la tierra el cuerpo exánime de su predilecto y comprendió que cosa era el parir en pecado.

La muerte de Abel hizo añicos el orgullo de Adán y las escorias expertas de Eva,

en el más atroz alumbramiento a las Tinieblas.

El alarido de Eva, también marcó el nacimiento del arrepentimiento.En aquella hora señalada por la primera sangre humana, esparcida por criminal violencia, por la cual la Tierra fue maldecida dos veces.

Hora en la cual fulminaba, el castigo de Dios.

Murió el orgullo y nacieron el arrepentimiento y la nueva vida; con los cuales los dos culpables iniciaron el ascenso hacia la justicia y ameritaron, después de una larga expiación, el Perdón Divino por los méritos de Cristo.

Este dolor llenó el mundo y se trasmitió de generación en generación y terminará hasta que tenga Fin el Mundo.

Ha llenado con su alarido el lugar en donde Adán extrae el pan de los surcos, sobre los cuales goteaba su sudor.

Se ha esparcido por la Tierra, los horizontes, los cañones, los desiertos y las selvas. Toda la Creación lo ha sentido y lo ha trasmitido.Y como luz cegadora ha hecho ver a Adán y a Eva, la inmensidad de su Pecado.

N0 cometido solamente contra Dios,

sino contra ellos mismos, en su carne y en su sangre.

Todo este milenario Dolor viene de un desorden creado por un rebelde en el Cielo y por el consentimiento al desorden propuesto por él, a los dos primeros habitantes de la Tierra.

La Gracia restaura, pero la Herida queda. La Gracia auxilia, pero los impulsos hacia el Mal, quedan.

Porque desde el momento del Pecado, el Bien y el Mal, son. Y se combaten dentro y fuera del hombre.La impureza es la raíz de las enfermedades del alma. 

Los males morales tienen otros nombres: orgullo, codicia y sensualidad.

Cuando se alcanza la perfección con estas tres fieras que lo destrozan, – y aun así el hombre las busca con loca ansiedad, –

el alma queda totalmente separada de Dios.La muerte y el dolor entraron en el mundo por envidia del Demonio.

Pero Dios no es autor, ni de la muerte, ni del dolor.

Y no se alegra con el dolor de los vivientes.

El Pecado destruyó la capacidad y la intensidad en el Amor.

Y desde entonces el dolor existe en la Tierra y arranca lágrimas al hombre,por la depravación de su inteligencia que trata siempre de aumentarlo por todos los medios.

En su paso por la tierra, el hombre más que para sufrir, vive para hacer sufrir.

¡Cuántas lágrimas se acarrea el hombre por la instigación oculta de su amo: Satanás!

Nadie quiere sufrir, pero todos buscan que los demás sufran.

El hombre dominado por Satanás ya no piensa, es un autómata controlado por la tecnología del Anticristo

LA EVOLUCION DEL PECADO.

Adán y Eva faltaron al primero de los Mandamientos dados por Dios y pecaron contra el Amor a Él, con la Desobediencia.

Pero NO pecaron contra el prójimo y en lugar de maldecir a Caín,

Lloraron por igual sobre el hijo muerto en la carne: Abel.

Y sobre el hijo muerto en el espíritu por el fratricidio.

Así pues, continuaron siendo hijos de Dios, junto con sus descendientes venidos después de este dolor.

Caín pecó contra el amor a Dios y contra el amor al prójimo. Infringió por completo el amor.Dios le maldijo y Caín no se arrepintió.

Por eso él y sus hijos, NO fueron más que hijos del animal llamado hombre.

Si el primer pecado de Adán produjo tal decadencia en el hombre: ¿Qué grado de decadencia no habrá producido en el segundo, al que además acompañaba la maldición divina?

¿Qué variedad de formas de pecar no se habrán desatado en el corazón del hombre-animal, al estar totalmente privado de Dios?

¿Y qué virulencia habrán alcanzado después de que Caín no solo escuchó el consejo del Maldito, sino que lo abrazó como dueño querido, asesinando por órdenes del mismo?El desgaje de aquella rama, envenenada por la posesión diabólica, evolucionó de mil maneras.

En donde no está Dios, está Satanás.

Cuando el hombre ya no tiene el alma viva, se transforma en un hombre-animal.

EL BRUTO, AMA A LOS BRUTOS. La lujuria carnal al estar aferrada y soliviantada por Satanás, le desata la avidez por todas las uniones,

presentándole atractivo y seductor, lo que en realidad es horrendo como un íncubo.

Lo lícito ya no le satisface, por parecerle muy poco.

Y fuera de sí por la lujuria, busca lo ILÍCITO;

llegando a tener monstruos por hijos e hijas.Son los monstruos que por el poderío de sus formas, su salvaje belleza y su ardor bestial,

frutos de la unión de Caín con los brutos y de los brutísimos hijos de Caín con las fieras,

Insaciables en su sensualidad al hallarse abrasados por el fuego de Satanás.

DE ELLOS SON LOS RASTROS SIMIESCOS,

QUE LLAMAN LA ATENCIÓN DE LOS CIENTÍFICOS,INDUCIENDO AL ERROR.

El hombre desatina con las líneas somáticas y  los ángulos cigomáticos.

Y no queriendo admitir a un Creador por ser excesivamente soberbio para reconocer haber sido hecho.

Admite la descendencia de los brutos para así poder decir:

Por nosotros mismos hemos evolucionado de animales a hombres. Es el esfuerzo de superación.”Y así el hombre prefiere auto degradarse, por NO querer humillarse ante Dios.

De este modo perdió el hombre la perfección de la belleza física y vino la variedad de las razas.

En los tiempos de la primera corrupción, tuvo el aspecto de animal. Ahora ha adquirido esa apariencia en la mente y en el corazón.

Y en su alma, por su cada vez más profunda unión con el Mal; ha tomado en demasiados, el rostro de Satanás,Borrando casi totalmente la semejanza con Dios y quedando solo el hombre-animal, guiado por los más bestiales instintos.

La prevaricación trastornó el orden con el más desconcertante desorden

y destruyó el Plan Estupendo de Dios, cambiando totalmente la condición del hombre.

Satanás finalmente logró su objetivo y se apoderó del hombre,

sobre el cual desahoga su odio, su veneno y sus desenfrenadas y desesperadas pasiones.Al hombre rico, sabio, fuerte, feliz, inmortal y libre;

Lo convirtió en pobre, ignorante, débil, infeliz, mortal y esclavo, atormentado por su implacable Verdugo.

A la felicidad del Paraíso Terrenal, siguió la infelicidad del exilio.

A la Luz, siguieron las Tinieblas de la ignorancia, al grado de perder su propia identidad.

El Amor fue sustituido por el Odio. Al Bien para el que el hombre fue creado, se prefiere el Mal con toda su gama de manifestaciones.

A la Vida Eterna, finalidad de la Creación, se prefiere la Muerte Eterna, en la abismal desesperación del Infierno. Dios, a cambio del Amor sin límites que ha dado al hombre, recibe un tremendo insulto:

El desprecio absoluto por parte del ser humano, que en una monstruosa ingratitud se niega a reconocerlo y a amarlo.

La Humanidad ha pecado con el Deicidio, en el Pueblo Elegido, el Pueblo de Dios. El hombre se niega a reconocer al Salvador y LO MATA, porque no le gusta lo que Él ha venido a decir.

Y por no arrodillarse ante Dios hecho Hombre, negándole la Adoración que le corresponde;

lo convierte en el Redentor; cumpliendo en esta forma el Plan Admirable de Dios.

Y después del Deicidio cometido por los sacerdotes de Israel; los fomes del mal  prosperaron cada vez más fuertes…Hasta que el hombre ha llegado a la perfección de la Maldad y la Perversión, en el más refinado satanismo.

La Noche de la Negación de Dios cubre ahora todo el mundo.

Los corazones están endurecidos por el egoísmo y por el odio que prevalecen en todas partes.

La inocencia de los niños es contaminada y profanada. 

El mundo se aleja cada vez más de Dios y se ha caído en el engañoso espejismo de creer poder prescindir de Él,

Construyendo una civilización materialista, que se niega a aceptar el pecado como un mal y haciendo al alma incapaz para el arrepentimiento, totalmente sordos a las voces del Cielo.

Satanás es el tirano que con las cadenas del pecado, arrastra al hombre hacia donde él quiere.Los impulsos del Pecado son el egoísmo y el odio, los dos enemigos acérrimos del Amor.

Tientan con recompensas, amenazan con represalias, indagan, señalan y preparan asechanzas, para dañar al prójimo.

Así es como se realizan toda clase de crímenes. 

El hombre siempre se envilece cuando sirve al pecado. El alma corrompida empuja la carne a pecados obscenos, que envejecen y deforman.

El vicioso jamás es verdaderamente feliz. Porque en las glotonerías y en el ocio, el cuerpo disfruta, pero el alma languidece.

Los culpables aunque lo nieguen, sufren; porque el pecado enferma el alma y hiere al espíritu.

Y nadie puede herirse a sí mismo, sin causarse dolor.El pecador NO CONOCE LA PAZ en su corazón.

Todo pecado es una enfermedad y hay algunos que provocan la muerte inclusive física. Las bendiciones de Dios son destruidas por el pecado y la alegría se acaba. Toda acción mala, quita la paz.

El alma pecadora siente cansancio y tedio, se aburre pronto de todo.Y NO conoce el júbilo del verdadero amor, sintiendo dentro de sí un verdadero quebrantamiento.

El alma enferma por el pecado hace que muera el espíritu;

El cual se convierte en instrumento de Satanás, para infligir daño a los demás, en la decadencia de un círculo perfecto de Maldad y de Odio.

El pecado enferma al alma con un cáncer que carcome y destruye peor que la lepra.

El cáncer del cuerpo se queda en la tierra, pero el pecado permanece por toda la eternidad.

El espíritu muerto por el pecado es totalmente dominado por Satanás.

Quién toma ‘posesión espiritual’ del templo viviente que es el hombre, quién es lanzado a cometer verdaderas aberraciones que lo angustian y de las cuales quisiera verse libre.

Pero cada vez comprueba dolorosamente y muchas veces sin comprenderlo ¿Por qué NO PUEDE  hacerlo?…

LA ESCLAVITUD DEL PECADO.

Entre los ángeles hay diferentes jerarquías: ángeles, arcángeles, etc. Entre los demonios también las hay. Jesús también especificó una distinción entre los demonios y los espíritus inmundos.

Los demonios son los ángeles caídos que no supieron retener su condición.

Los espíritus inmundos son generados por los pecados de los hombres.

El pecado consumado y convertido en vicio, fortalece y vitaliza a estos espíritus generados por la maldad humana.

Llegan a agigantarse a tal grado que toman un dominio total del hombre, hasta esclavizarlo de una manera absoluta.

El alma fue creada para volver a unirse con Dios. Y cuando la libre voluntad del hombre decide unirla al pecado, se produce un místico adulterio espiritual.

La lujuria de la mente es la soberbia.

Fue el pecado de Satanás que se burló de Dios, llevándole a creerse superior a Él.

La mente del soberbio fornica con Satanás, contra Dios y contra el Amor.

La lujuria del corazón es la ambición de las riquezas y del poder.

Es la que odia a Jesús y a su Evangelio,

porque Él ha acabado con ella en el corazón de los que aprenden a amar a Dios.

La lujuria carnal empuja al cuerpo a vivir esclavizado como un animal. Y sus instintos lo gobiernan en satánica tiranía, por infames placeres.

Esta es la Triple Concupiscencia que destruye al hombre manteniéndolo alejado de Dios.

El alma muere si se le mantiene apartada de Dios.

Dios es Amor. Privada de su fuente el Amor, el alma pierde la capacidad de amar y a pesar de todos los esfuerzos, la felicidad se vuelve más inaccesible cada día.

El odio y la amargura envuelven al alma que busca inútilmente un alivio.

El hombre privado de Dios por una vida llena de pecado, lo que lleva a cabo es un suicidio espiritual, porque en un loco e insensato deseo de vivir para sí, en el egoísmo desenfrenado, se priva de lo que viene a ser su misma vida: el Amor.

Y en el vacío resultante, la búsqueda incesante de paliativos, lo hunden en el vicio y en el error. Cuando se vive solamente para la materia, el cuerpo se vuelve lo más importante.

Y por darle satisfacción a la carne, el hombre muere sin darse cuenta de que está muriendo en su parte más importante: la espiritual.

El que mata el amor, mata la paz. La inquietud resultante es la prueba de que las almas están moribundas, que languidecen por el hambre de Dios.

Hambre que solo podrá ser saciada en la Fuente del Agua Viva: el Verbo Encarnado.

Y en su Palabra: el Evangelio.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA

Relacionado

LA FASCINACION DEL SEXO 2 Y 3

 

N238 LA FASCINACIÓN DEL SEXO 3


Habla La Santísima Trinidad
El ser humano fue creado para compartir la Vida Divina de Mí Padre, de su Creador. El hombre debía mantener su vida humana unida a su vida espiritual y de este forma su alma no sufriría ningún cambio.

Todo se iba a desarrollar en el ámbito de lo Divino, de tal forma que la vida en la tierra sería muy similar a la vida del Cielo, la diferencia sólo la daría el cuerpo utilizado para poder estar sobre la Tierra.

Como os he explicado ya, el alma, cubierta por un cuerpo o sin él, debe mantenerse siempre unida a la Vida de su Dios. La naturaleza del alma es divina, ¡Fuisteis creados a Imagen y Semejanza de vuestro Dios!

Hijitos Míos, esta fascinación a pecar en la carne es tan fuerte, que prácticamente NADIE se ha podido salvar de caer en ella.

A todas las edades, en todos los pueblos de la tierra, a ambos sexos, a todos niveles culturales, religiosos y laicos de todas las denominaciones; TODOS alguna vez, han sufrido de la Fascinación del Pecado de la Carne, ya sea el deseo, ya sea de obra. Ahora, en los tiempos que estáis viviendo, este vicio, este veneno para el alma, os ataca continuamente y desgraciadamente, cobra muchísimas almas; porque el hombre, al haberse separado de su Dios, NO encuentra fuerzas en otro lugar, como para protegerse de su ataque tan grande.

Los jóvenes, atacados por otros jóvenes o por adultos, van creando una cadena que va rompiendo los vínculos más sagrados.

EL ADULTERIO se ha vuelto de lo más natural y normal en este tiempo. Las relaciones prematrimoniales, se habla y se practican como lo más normal, aceptándose y recomendándose para que “se conozcan” antes de casarse.

Se dan clases de sexo, arguyendo que de esta forma NO llegan con los ojos vendados al matrimonio. Se aconseja “la planeación de los hijos” para hacer más feliz a la pareja.

Se os habla de tantas aberraciones, hijitos Míos, que ya no sabéis si lo que os dicen es bueno o no.

La Fascinación del Sexo sigue cobrando víctimas día a día y todo porque el hombre NO ha seguido lo que Yo os vine a enseñar.

Es triste, muy triste, ver cómo los matrimonios jóvenes no duran casados. Sus ideales matrimoniales en gran parte, se han rebajado sólo al goce sexual y al acopio de bienes materiales. Los hijos…, pueden esperar.

Pero todavía es más triste ver matrimonios de muchos, MUCHOS AÑOS UNIDOS, que se destruyen porque caen en la Fascinación de la Carne.

¿Por qué os ha sucedido todo esto, Mis pequeños?

La respuesta es simple, OS HABEIS OLVIDADO DE VUESTRO DIOS.

El Demonio os ha llevado a endiosar vuestro cuerpo y a sus sentidos.

 El goce del sexo que Mí Padre os concedió para la procreación, obviamente NO es malo y éste se vuelve santo al llevarlo dentro del matrimonio y procreando.

Se convierte en vicio y grave pecado, cuando se lleva fuera del matrimonio, por el EGOÍSMO de una o de ambas partes, ya que no lleva la finalidad por la que fue creado.

El alma, sostenida por las virtudes del espíritu, debe saber DOMINAR el goce desmedido que lo lleve a volverse vicio y así darle la espalda a vuestra naturaleza divina, ¡Fuisteis creados a Imagen y Semejanza de Dios!,

Esto quiere decir, que es la virtud: el poder del Espíritu en el alma, la que debe vencer. 

Si el Demonio os enseña a fascinar vuestro instinto carnal, Mí Santo Espíritu os enseña a dominarlo, para así mantener vuestra Naturaleza Divina.Os he dicho muchas veces que vuestra alma es el tesoro más preciado que poseéis y de vuestra espiritualidad, va a depender hacia dónde la dirijáis.

Cuando el hombre, a través de su historia, se ha dejado vencer por la carne, los pueblos han sufrido grandemente: guerras, calamidades, purificaciones, han sufrido los hombres y los pueblos; por causa de endiosar el cuerpo y de olvidarse de su Dios.

La Fascinación de la Carne os lleva de vicio en vicio y así os va rebajando el Demonio hasta haceros caer en esa vorágine sin salida.

Cuando la espiritualidad es débil o nula, el ser humano se desespera… O se suelta totalmente al pecado,

QUE SE CONVIERTE EN UNA ADICCIÓN ATERRADORA.  En otras palabras, muchos al NO encontrar salida a su mal: o se suicidan o se depravan mayormente, ocurriendo esto en ambos sexos.

Cuando se ha tenido un soporte espiritual en su primera educación, en el hogar; a pesar de caer se pueden levantar, porque saben valorar al bien y al mal.

El alma que escoge el bien, a pesar de haber caído se vuelve triunfadora y difícilmente volverá a caer en lo mismo.

Por eso os he insistido tanto sobre la vida espiritual en familia, dándola a los pequeños desde los primeros meses de edad.

NO os imagináis lo que esto ayuda a las almas contra los ataques de toda una vida.¿Por qué creéis que el Demonio ataca tanto a las familias?

Este es el gran poder que tenéis y que lo vence fácilmente: la Oración y la vida en la virtud dentro de la familia, las cuales se vuelven armas poderosísimas para quienes la practican.

Cuando NO se han vivido Mis Enseñanzas dentro del hogar, difícilmente esas almas podrán defenderse contra la Fascinación del Pecado, el cual prontamente atacará a sus vidas.

Muchos de los que NO han tenido ese contacto con Mis Enseñanzas o que NO las han querido aceptar, ahora se han vuelto grandes instrumentos de Satanás.

Algunos de ellos utilizando los medios de comunicación, ofrecen la Fascinación de la carne como algo divertido y necesario para todo ser humano.Hijitos Míos, Mis pequeños, el Demonio siempre ha sido el Gran Engañador y ha sabido engañar hasta a los más sabios de la Tierra.

Sólo con Mí Gracia, con Mí Ayuda, con Mí Aliento de Vida, podréis hacerle frente y vencer.

Un soldado NO se puede presentar al frente de batalla sin armas y sin armadura, porque prontamente sucumbiría.

Yo os doy todo lo necesario para vencer.

El alma que confía en Mí y se deja guiar por Mí, tendrá muchas más probabilidades de vencer en esta batalla terrena, que aquella que está alejada de Mí.

La Maldad ya es mucha y NO puede seguir así. 

Orad intensamente para que Yo pueda interceder ante Mí Padre por todos vosotros y aun por todos aquellos que han caído fuertemente en la Fascinación del Mal.

Y son marionetas en las Garras de Satanás, el Homicida desde el Principio, para seguiros destruyendo y aumentar su Botín de Almas para su reino maldito. Porque para SATISFACER A ASMODEO,

MOLOCH TAMBIÉN RECLAMA SU PARTE

¿Creéis que habéis ganado la Batalla al haber legalizado el Aborto contra los bebés “indeseables”?

Así es el hombre, toma el juicio que sólo me pertenece a Mí, en sus manos.

Ahora habéis legalizado el aborto contra aquellos bebés que a ojos humanos, vienen con algún “defecto”.

Otra vez os lo recuerdo y os reprendo, estáis viendo la imperfección del cuerpecito, pero NO la PERFECCIÓN de su alma.

¿Por qué os deshacéis de ellos?

Estáis viendo primero por vuestro bienestar, NO os gusta ya sufrir ni daros por los demás y menos si ese bebé va a ser “una carga” para vuestra vida. Otros de vosotros NO los aceptáis porque, por el hecho de haber nacido mal, la gente también os juzga a vosotros, progenitores, como defectuosos.

Es el Egoísmo el que impera en vosotros, es la Soberbia la que rige vuestra vida; es la Maldad del hombre la que ahora reina en el mundo.

Os lo vuelvo a repetir, todo esto sucede porque el hombre se ha olvidado de su Dios y de Sus Leyes. Esta ley que habéis aprobado y que otros pueblos también han aprobado, es una ley para ASESINAR a inocentes.

Ya NO os interesa daros por los demás y las bendiciones que otorgo por el sacrificio, se están desperdiciando.

Qué rápido se os olvida que vuestra salvación se obtuvo a través del Sacrificio Tremendo de Mí Hijo. Toda Su Vida fue de sacrificio; Su muerte repleta de injusticias, terminó con un gran dolor; pero eso os abrió las puertas del Cielo para que pudierais gozar con Nosotros eternamente.

Fue Dios mismo, Mí Hijo, el que bajó del Cielo a serviros.

A dar Su Vida, a enseñaros a vivir y a sufrir por la salvación de las almas, pero vosotros olvidáis fácilmente todo esto y lo rechazáis de vuestra vida.

El Demonio os ha convencido de que la vida es para gozar, de que se le debe dar al cuerpo toda la diversión y todo el gozo posible y que NADA debe impediros una estancia “feliz” en la tierra.

Os habéis tragado su Mentira y ahora estáis rechazando todo aquello que os puede conseguir bendiciones muy grandes, para vosotros mismos, para vuestra familia, para el mundo entero, para las almas purgantes y para las almas triunfantes.

Repasad vuestra vida y veréis que también en ella, desde pequeños habéis tenido muchos sufrimientos y en eso os parecéis a la vida de Mí Hijo.Crecéis y NO por ello podéis evitar los problemas, los dolores, el sufrimiento en sus diferentes facetas. Aunque fuerais muy ricos y aunque vivierais entre algodones y sedas, NO con ello podríais evitar el sufrir.

Un dolor de cabeza, un dolor de estómago, una gripe, una enfermedad mortal, problemas familiares, sociales o económicos, etc., tantas y tantas cosas que pasan en el Mundo que NO podéis controlar, que tenéis que padecer

Y que NO os dais cuenta que al OfrecérMelas, por medio de Mí Hijo y de Sus Sufrimientos, os pueden santificar y dar la Paz Eterna.

EscuchadMe, nunca vais a poder evitar el dolor en vuestra vida ni en el mundo entero, porque estáis viviendo en el Mundo que quedó afectado por el Pecado Original por las insidias del Demonio

Y en lugar de atacarlo, de atacar su obra destructiva, le estáis dando vitalidad; porque seguís aceptando sus ataques y mentiras en vuestra vida. Por su causa hay dolor, hay pena, hay muerte, hay desolación, hay hambre, NO hay paz. Y en lugar de luchar con el Amor contra todo lo que él provoca, alimentáis su obra ¡Apoyándola!

Necios sois, Mis pequeños, sólo el Amor puede vencer y vosotros NO lo queréis multiplicar. Vuestro egoísmo y vuestra comodidad os están llevando a la ruina espiritual y moral de los pueblos.

El mal actuar sólo os va a llevar a la depravación total, ya empezasteis al aceptar un asesinato “misericordioso” para que supuestamente, NO sufra el bebé NI la familia.

La corrupción en vuestra moralidad os va a llevar a cosas más bajas después de esto y con ello más pecado y más maldad ante Mis Ojos y cuando se os sobrevengan los castigos que vuestra maldad está atrayendo,

¿Tendréis la desvergüenza de dirigiros a Mí pidiendo Misericordia como si tuvierais todo el derecho de obtenerla, después de que NO la disteis a esos bebés indefensos?Meditad bien esto Mis pequeños, TODO SE REVIERTE en vuestra vida.

Si es buena vuestra obra, se os regresará en mucho bienestar; si es mala, se os regresará con mucho Dolor.

Tenedlo bien presente para que NO me tachéis de Injusto, cuando estéis recibiendo lo que sembrasteis.

Os fijáis sólo en la muerte de muchos en la Catástrofe de Estados Unidos, pero NO en los millones de bebés abortados.

¡Reflexionad!

ARREBATÁIS MIS ALMAS DEL CIELO CON VUESTRO PECADOY LUEGO LAS ASESINÁIS, POR VUESTRO EGOÍSMO

Decís que mucho dolor os ha causado la desgracia que sufrió el pueblo de los Estados Unidos, cuando se cayeron las Torres Gemelas.

Sí, mucha gente murió y entre ellos varios inocentes.

Pero Yo quisiera que NO os fijarais solamente en los cuerpos muertos de ésos hermanos vuestros, que es lo que soléis ver cuando alguien o algunos mueren…

Sino en las almas que tenían ésos cuerpos.

Ya os he dicho varias veces que el cuerpo es sólo la envoltura del alma y ella es la que vale en vosotros y es la que va a trascender a otra vida; mejor o peor según vuestras acciones y diferente a la llevada en la Tierra, pero es vuestra alma lo que vale.

Os causa dolor ver en la gente sufrimientos, penas, enfermedades, muerte; pero todavía NO os acostumbráis a ver el interior de ellas, ver a las almas.

SÍ, TODOS ÉSOS HIJOS MÍOS MURIERON AL MUNDO,

TERMINARON SU MISIÓN,

PERO NO OS PREGUNTÁIS,¿CUÁNTOS DE TODOS ELLOS REGRESARON A MÍ, A SU CASA CELESTIAL?

Toda acción buena ó mala tiene repercusiones futuras. Los actos buenos tienen su recompensa tarde o temprano y los actos malos, su castigo.

Yo quisiera que por un momento os pusierais en Mi lugar como Padre y Creador vuestro.

Yo os creé con gran Amor de Mi Corazón. Creé todo el Universo para que lo gozarais y que fuerais además, los reyes de la Creación.

Cada cosa creada la fui pensando detenidamente, para que después cada uno de vosotros al ver tal o cuál cosa, al gozar de su belleza;La sintierais con el sentimiento amoroso que os quise transmitir al crearla y al llenarse vuestro corazón de tal sentimiento, Me lo agradecierais.

Desde la creación de vuestra alma y luego con vuestra concepción, en la cuál empezáis vuestra misión en la Tierra, todo el tiempo os voy cuidando, voy viendo vuestro crecimiento vuestras caídas, vuestros arrepentimientos, vuestros logros, vuestros agradecimientos.

He gozado vuestras palabritas de amor y he sufrido con vuestras traiciones y vuestras blasfemias. En resumen, os he visto desarrollaros, algunos de vosotros para bien, otros para mal.

Yo, siendo tan sensible, gozo infinitamente con vuestras cosas bien hechas y sobre todo, gozo más cuando Me habéis invitado y pedido ayuda para llevarlas a cabo.

Pero también he sufrido cuando NO os importa hacer las cosas bien y hasta gozáis en hacerlas mal. Sobre todo con vuestros pecados, SUFRO MUCHÍSIMO. Meditad por un momento. Si Yo, al crear un alma y luego, al darle la oportunidad de bajar a la Tierra para llevar Mi Amor y salvación a muchas almas.

De repente se queda truncada ésa vida, esa oportunidad que NO la va a volver a tener nunca más, ¿Qué creéis vosotros que Yo pueda sentir?

Cada uno de vosotros fue creado, tuvo la oportunidad de ser concebido, crecisteis y bien o mal, vais llevando a cabo vuestra misión y de acuerdo a vuestros actos, obtendréis en lo futuro, un premio o un castigo eterno.

Pero, ¿Qué podéis decirme de aquellas almitas que fueron creadas, también se les dio la oportunidad de la concepción igual que a vosotros; pero por causa de medicamentos o aparatos anticonceptivos, se les quitó la oportunidad de crecer para poder llevar a cabo su misión en el Mundo?

Lloráis solamente a Mis hijos muertos en ésta catástrofe; hijos que pudieron crecer, que los veis ya formados, adultos, que han perdido la vida después de haber dejado una historia personal pasada.

Sí, fueron muchos; pero NO llegan ni por casualidad, a los millones de bebés que a diario son abortados en todo el Mundo. A ellos NO les lloráis, porque NO los veis, pero Yo si los veo y Mi dolor es grandísimo.

Como os dije, todo acto bueno o malo, tarde o temprano va a tener su premio o su castigo. Y si ahora sufrís todos, es porque vuestros actos ya os están dando lo que sembrasteis.

El pueblo judío gritó, ¡Crucifícale, crucifícale!, se dejó llevar por algunos que los manipulaban y a pesar de que muchos de ellos habían obtenido toda clase de favores de Mi Persona,

Me Traicionaron y desde ese tiempo están sufriendo las consecuencias.

Nadie se puede poner en contra de su Dios y NO obtener el precio de su Traición.

El pasado presidente norteamericano se puso a la cabeza del pueblo estadounidense y promulgó la Ley del Aborto, la cuál fue aceptada, tanto por el gobierno, como de parte de millones de hijos Míos. Me traicionaron, traicionaron la vida de hermanos vuestros que debían también llegar;

Se volvieron asesinos de sus propios hermanos, llevando a la muerte a millones de hermanos vuestros.

 Su corazón ni se inmuta, porque NO los habéis visto sufrir y morir.

Algunos han muerto pequeñitos, de horas o de días…

Y otros destrozados quirúrgicamente cuando se han desarrollado más.

¡ESTO ES UN ASESINATO!

!PEOR QUE EL CAUSADO POR LOS TERRORISTAS!

¡ES INHUMANO LO QUE HACEIS!

Grandes laboratorios, en los Estados Unidos, fabrican tanto los medicamentos como los aparatos asesinos y venden “éstas armas” a todo el Mundo para asesinar a Mis hijitos.

¿Acaso creéis que esto Me place?

Pero vuestra Maldad no queda ahí, los que logran sobrevivir a los anticonceptivos o son abandonados o vendidos para venta de órganos o como tráfico de bebés.

¡SIGUE LA INFAMIA CRECIENDO! Luego os creéis dueños de la vida y con el pretexto de la ayuda a la ciencia ¡Clonáis bebés!,

Realmente clonáis cuerpos, para venta nuevamente, porque nunca vais a poder clonar almas.

Sólo dais vida animal a ése cuerpo clonado, porque Yo NO estoy Presente en ése tipo de actos humanos.

Por último, la gran mayoría de Mis hijos que se logran salvar a estos «desastres humanos’ y logran crecer,La inmoralidad que reina entre vosotros destruye su vida espiritual. ¡Vuestra insensatez sigue aumentando!

¡Cuánta maldad en el corazón del hombre! ¡La rebelión contra vuestro, Dios prosigue!

Queréis Amor y respondéis con Odio. Queréis vida y pagáis con muerte.

Queréis la paz y promovéis la Guerra.

Y ésta guerra NO sólo la hacéis contra otros pueblos sino también contra seres pequeñitos, indefensos…

A los cuáles NI siquiera los veis al asesinarlos, pero os aseguro que sufren,

 Y SUFREN MUCHÍSIMO. 

Ya os he dicho que YO NO mando el Mal, porque de Mí sólo brota Amor de Mi Corazón. El Mal se crea en vuestro corazón.

De ahí sale, daña a vuestro Dios y a vuestros hermanos y regresa a aquél que lo generó. Le disteis Fuerza al Maligno y en vez de agradecéroslo, Él os responde con ataque y muerte.

Lo que ahora está pasando en toda la Humanidad es el fruto de lo que sembrasteis, NO otra cosa.

Vuestra maldad y vuestra traición, contra Mí, ha sido grande…

Por ello los desastres y muertes se continuarán hasta que NO pidáis perdón de rodillas.Muchas Calamidades están por llegar a la Tierra y si NO recapacitáis y cambiáis de vuestra mala vida, NADA podrá detenerlas.

Yo lo podré hacer en el preciso momento en el cual escuche a suficientes almas pidiendo perdón, intercediendo por sus hermanos y que actúen según Mi Voluntad en las Enseñanzas de Mi Hijo Jesucristo.

Ya estáis viviendo la Purificación del género humano que antecede a la Segunda Venida de Mi Hijo Jesucristo.

Se podrían detener o aún cancelar, muchas de las tremendas calamidades que se aproximan; pero esto sólo se daría si os unierais en arrepentimiento, en oración, en penitencia y en un real cambio de vida.

Pero vosotros tanto como Yo, sabemos que esto es casi imposible, porque el corazón del hombre se ha endurecido mucho; por lo tanto las Catástrofes Mundiales se darán en cada pueblo de la Tierra.  En unos más, en otros menos; de acuerdo al Mal realizado contra Mí y contra vuestros hermanos.

Todo va a ser renovado en el Amor y en la Pureza y Tiempos bellísimos se vendrán después de la Gran Purificación.

Pero deberéis pedirMe en Oración sincera y profunda que os dé Sabiduría, ya que sin ella os vais a seguir comportando como hijos e instrumentos de Satanás.

Mi Amor es Infinito, Mi Perdón también lo es, pero Mi Justicia debe venir para purificar todo lo que el pecado ha destruido de Mi Obra Creadora.

Portaos como verdaderos hijos Míos, para que podáis recibir las Gracias y Bendiciones que reciben los que Me son fieles. Aceptando y cumpliendo Mis Preceptos y Leyes y que Me aman como a su verdadero Padre y que además aman a sus hermanos como Mi Hijo os lo enseñó.

Si NO actuáis rápidamente veréis como los Acontecimientos de Purificación se van a continuar uno tras otro,

¡NO seáis necios, el dolor va a ser muy grande, para vosotros y para Mí!

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros

Y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

N237 EXORCISMO MAGNO 2


El Padre Gabriele Amorth, presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, hace un llamamiento para relajar la regla y que todos los sacerdotes puedan llevar a cabo el ritual debido a la falta de exorcistas.

El exorcismo del Papa es signo luminoso ya que una de las principales causas del ateísmo de hoy es que la gente no cree en el diablo más. Jesús dijo: “Quien no está conmigo, está con Satanás”.

Y agregó: Vivimos en una época en la que Dios ha sido olvidado. Y donde quiera que Dios no está presente, las reglas las pone el diablo.

Hoy por desgracia, los obispos no nombran exorcistas suficientes. Necesitamos muchos más. Espero que Roma env;ie instrucciones a los obispos de todo el mundo pidiéndoles que nombren más exorcistas.

Benedicto XVI realizó un exorcismo sobre dos hombres poseídos por el diablo, en una de sus audiencias semanales en la Plaza de San Pedro en mayo de 2009,en el mismo corazón del Vaticano.

Y Juan Pablo II es conocido por haber llevado a cabo al menos tres exorcismos durante su mandato. También ha sido un poderoso exorcista y luchó muchas veces en contra de Satanás.

A pesar de que está muerto, sigue presente hoy en día en muchos exorcismos. Si usted cita su nombre durante un exorcismo, la persona poseída en realidad echa espuma por la boca con furia. El Padre Amorth, quien ha ocupado el cargo desde hace 28 años, es conocido por su personalidad abierta y ha criticado tanto el yoga como a Harry Potter. Él dijo:

«La práctica de yoga trae el mal como lo hace la lectura de Harry Potter. Ambos pueden parecer inocuos pero que ambos se ocupan de magia, que conduce al Mal.

El yoga es obra del Diablo y forma parte de un ritual pagano. Crees que lo estás haciendo para estirar tu mente y cuerpo, pero conduce al hinduismo. Todas estas religiones orientales se basan en la falsa creencia de la reencarnación».

Y respecto a Harry Potter:

La gente piensa que es un libro inofensivo para los niños, pero es acerca de la magia y conduce al Mal. En Harry Potter el diablo está en el trabajo de una manera astuta y hábil, está usando sus extraordinarios poderes de la magia y el mal. Los conjuros mostrados son verdaderos y están dirigidos a influenciar a un gran público.

Satanás está siempre oculto y lo que desea más que nada es que la gente crea que no existe. Estudia a todos y cada uno de nosotros y nuestras tendencias hacia el bien y el mal y luego nos tienta.

Mi consejo para los jóvenes sería la de mirar hacia fuera de las discotecas, porque el camino es siempre el mismo: alcohol, sexo, drogas y sectas satánicas.

LO QUE SUCEDIÓ DESDE LA PASCUA DE 2013

Desde 1999 el michoacano Angel, de 47 años, casado y con hijos, asegura que es atormentado por 4 demonios que no han conseguido sacarle ninguno de los 10 exorcistas en 30 exorcismos a los que ha acudido.

Entre ellos el fallecido padre Gabriele Amorth, exorcista oficial de la diócesis de Roma.

La intervención del Papa Francisco, de haber tenido éxito inmediato, habría supuesto desatar la madeja de la posesión de Ángel y suponía abrir la puerta para el cese de la violencia sobrenatural en México.

El domingo de Pascua de 2013, en Plaza San Pedro, el Papa Francisco llevó a cabo un exorcismo, en una imposición de manos, al mexicano originario de Michoacán.

Su llegada a Roma fue un acto de desesperación, para ver si el Papa podía hacerle el milagro. Lo acompañó el Padre Juan Rivas, L.C.

Estando en San Pedro, Ángel se sintió desvanecer, por lo cual lo sentaron en una silla de ruedas.

El P. Juan pensó que era la ocasión ideal para llevarlo a la sección de enfermos y acercarlo al Papa.

Cuando el Papa pasó frente a ellos, el P. Juan se acercó y le dijo al Papa que Ángel era un atormentado y que nadie lo había podido liberar. Entonces el Papa intentó hacerlo.

Inmediatamente Ángel besó el Anillo del Pescador cayó en trance. El Sumo Pontífice le puso las manos en la cabeza. Al tiempo que se escuchaba un alarido saliendo de la garganta del mexicano ‘como el rugido de un león’, que todos los presentes lograron escuchar…

Ángel cuenta que él vio que los demonios “se hacían chiquitos”, pero siguieron allí.

El Papa no logró sacarlos, porque como se sabría después, esta posesión satánica no tenía nada de ordinaria y forma parte de Un Objetivo Divino, con un propósito muy específico…

El hecho es que a los dos días, el P. Juan hizo otro intento, llevándolo con el P. Gabriele Amorth, quien es el exorcista número uno en la Iglesia, autor de varios libros sobre exorcismo.

Ángel perdió el conocimiento durante el ritual y los demonios que traía dentro comenzaron a hablar en latín y en italiano con el Padre Amorth. En el exorcismo realizado, obligadamente Satanás reveló:

«Que por cada aborto, habría un asesinato de parte del crimen organizado”.

De acuerdo con cifras oficiales, 194 153 mil abortos se han realizado solo en la capital mexicana, desde que el aborto fue legalizado en 2007.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de noviembre.-En el país ocurren más un millón de abortos al año, la mayoría clandestinos, debido a que la interrupción del embarazo es altamente restringida, a excepción del Distrito Federal,

De acuerdo al estudio de ‘Embarazo no planeado y aborto inducido en México’, elaborado por del Colegio de México y el Instituto Guttmacher. En México hay más de un millón de abortos al año.

Y si la tasa de abortos en México es tan elevada, es porque más de la mitad del total de los embarazos son no planeados.

Es decir un millón 900 mil) de los cuales 54 por ciento terminan en un aborto inducido, 34 por ciento resultan en un nacimiento no planeado y 12 por ciento corresponde al aborto espontáneo.

https://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/11/05/926942

Esto es una cifra similar a la de los muertos mediante ejecuciones, enfrentamientos entre bandas narcos rivales y agresiones a la autoridad, además de los desaparecidos y enterrados en fosas clandestinas.

Y esto es lo que luego provocó la realización de un Exorcismo Magno a todo el país de México, con la presencia de su mentor, el Padre Fortea.

Por esa conversación, el Padre Amorth logró saber lo que él mismo declaró después a la prensa:

Que esa persona está poseída por cuatro demonios y que esa posesión es una consecuencia y un signo.

Es Consecuencia, de que los obispos mexicanos no hicieron nada cuando se aprobó el Aborto en la Ciudad de México.

Y Signo, de la Liberación por la que México pasará una vez que se hayan liberado las diócesis del Mal que vino a raíz de la Omisión de los obispos cuando se aprobó el Aborto.

Y cuyo efecto directo son los homicidios en México.

Que entre otras cosas hacen CULTOS SATÁNICOS con sacrificios rituales y misas negras a la “santa muerte”, para obtener la protección del Demonio en el negocio del narcotráfico.

Y hay un hecho más que nos llama la atención.

Todo el mundo sabe, aunque es algo silenciado, que México es el país con más asesinatos de sacerdotes en el mundo. ¿No será consecuencia de lo mismo?

La madre Teresa de Calcuta dijo una vez que «El gravísimo pecado del Aborto, traería como consecuencia, el Flagelo de la Guerra.»

El caso de Angel, está relacionado con el Triunfo del Corazón Inmaculado de María, prometido en Fátima y que está siendo frenado.

Y su Corazón está Ultrajado por el Aborto aprobado en México desde el 2007.

Los Demonios son mentirosos por naturaleza y NO querían divulgar esto.

Pero en los exorcismos que realizaron tanto el padre Amorth como otros sacerdotes, los demonios han sido obligados por “La Señora” (la Virgen María, en este caso de Guadalupe) para que revelen las causas de la posesión y de las vejaciones.También han revelado los Demonios, que la Virgen de Guadalupe les quitó la tierra mexicana en 1531 con su aparición y la conversión de los aztecas.

Y que ahora ellos están tratando de dar vuelta su influencia.

En el exorcismo realizado, obligadamente Satanás reveló que “Por cada aborto habría un asesinato de parte del crimen organizado”.

El mismo Amorth explicó que se trata de una posesión particular, que contiene un “Mensaje”.

Asegura que la causa de la posesión de Ángel sería la débil respuesta de los obispos mexicanos ante la aprobación de la legalización del aborto en la Ciudad de México.

Afirma que para la liberación de Ángel y para librar a México de la violencia que lo sacudelos obispos tienen que cumplir ciertas condiciones:

– Reconocimiento y condena pública y nacional del pecado del aborto.

.– Acto de reparación a María por haberle clavado una espada en su corazón y haber ofendido gravemente al Señor.

.– Acto de consagración (y renuncia a satanás) de la nación entera. 

“En esta batalla decisiva contra Satanás, añadió, México tiene una función primordial.

MÉXICO ES Y SIGUE SIENDO UNA NACIÓN CRISTIANA“La fe del pueblo es fuerte y dará el aporte decisivo al Triunfo del Corazón Inmaculado de María”.

La liberación de México, señaló el P. Amorth, se obtendrá una vez que los obispos se arrepientan de su Grave Omisión.

Y una vez que se haga una gran cruzada en que los mexicanos consagren el sufrimiento que están padeciendo, mediante su ofrenda personal

Una mención particular hizo de la Basílica de Guadalupe, señalando que la Santísima Virgen está muy Ofendida de que en la Ciudad donde está su Presencia, se estén cometiendo miles de abortos.

Después que los obispos hagan ceremonias de reparación y México sea liberado, entonces se podrá derogar la ley del aborto en la Ciudad de México, origen de todos esos males que sufre la nación.

El P. Juan Rivas comentó a diversos medios que es urgente comenzar con una cruzada de reparación y de liberación en todas las diócesis del país.Porque ningún esfuerzo del ejército o de la policía federal va a lograr acabar con el flagelo de la violencia hasta que no se vaya a la raíz que ocasionó ese mal.

Mientras que los obispos no se arrepientan por su pecado de omisión, insiste, y los mexicanos ofrezcan humildemente su reparación y sufrimiento, el aborto y la violencia del crimen organizado seguirán creciendo.

Este diagnóstico fue lo que llevó a hacer el Primer Exorcismo Magno a un país.

Al mediodía del 20 de mayo de 2015 se realizó en la Catedral de San Luis Potosí un evento excepcional, un sigiloso Exorcismo de México.Según el ritual que elaboró el demonólogo y exorcista español Padre José Antonio Fortea Lo encabezó el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara.

Participaron monseñor Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí; el Padre Carlos Spahn, exorcista argentino; el Padre Alberto Ferrara Schievano, exorcista de Tehuacán.

Junto con varios exorcistas más, los canónigos de la Catedral, sacerdotes, seminaristas, un grupo reducido de laicos, y participó el propio Fortea llegado desde España.

Debido a la naturaleza privada de este rito, sólo se dio a conocer a través de redes sociales o publicaciones aisladas.

Una noticia de primera mano fue la del periodista mexicano Roberto O’Farrill, quien estuvo presente en la Gran Exorcismo y habló sucintamente del evento.Roberto O’Farrill cree que México está pasando por una infestación demoníaca: Que es similar a lo ocurrido en tierras mexicanas antes de la evangelización y de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe, cuando las culturas precolombinas ofrecían sacrificios humanos a sus dioses falsos

El mismo O’Farrill entrevistó al Padre Carlos Cancelado para su programa el Pulso de la Fe hablando sobre el tema de la infestación diabólica, que puede verse en este video:

En ACI Prensa, el Arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero, confirmó el evento y dijo:

“Esta celebración es un sacramental de la Iglesia”

Y señaló que en este ritual “estuvieron presentes algunos sacerdotes, y me hizo el favor de acompañar el Cardenal (Sandoval) a invitación expresa que le había hecho”.

Mons. Cabrero explicó que el carácter reservado de la ceremonia se debe a que, “Luego aparece el morbo, las malas interpretaciones y lo que se quiere buscar es el bien ante todo”.

El Arzobispo mexicano señaló que en esta Oración Se pide, por ejemplo, por la cuestión del divorcio, del aborto, y que muchas veces son favorecidas por leyes inhumanas, leyes que van contra la naturaleza misma”.

Se le pide a Dios,

Que nos libere de esa presencia fuerte de ese maligno que se deja sentir.

Por eso uno acude a esta oración especial, ciertamente, extraordinaria, pero no deja de ser una práctica de la Iglesia

Y también ACI Prensa entrevistó al Padre Fortea quien dijo:

“En la medida en que en un país aumenta desmedidamente el pecado, en esa medida la acción tentadora de los demonios resulta más fácil”, indicó.

“Que en una nación se realicen más actos de brujería y más satanismo, en esa misma medida van a suceder más hechos extraordinarios provenientes de esos poderes de las tinieblas”“El exorcismo realizado en San Luís Potosí es el primero que se ha realizado en México, en el que exorcistas venidos de distintos lugares de la nación se reúnen para exorcizar a los Poderes de la Tinieblas no de una persona, sino de todo un país.

Este modo ritual, bello, lleno de ceremonias, nunca antes había tenido lugar en ninguna parte del mundo.

Si bien, de un modo privado sí que lo habían hecho santos como San Francisco en el caso de la ciudad italiana de Arezzo”.

Señal de la Cruz del cardenal Juan Sandoval

Pero señaló que la situación no cambiará de forma automática:

“Sería un error pensar que por realizar un gran exorcismo a toda la nación, ya automáticamente todo cambiará.

El pecado tiene muchas causas, no sólo el demonio”.

Sin embargo destacó que

Si con el poder recibido de Cristo alejamos a los demonios de una nación, ciertamente eso repercutirá positivamente, puesto que hacemos que se marchen una gran cantidad de tentadores, si bien ese alejamiento es parcial.

Con una sola ceremonia no expulsamos a todos los malos espíritus de un país.

Pero aunque no se marchen todos, los que han sido alejados ya no están”.Y añadió que:

Si este ritual se realizase en más países una vez al año, antes o después, sí que acabaría sucediendo algún hecho extraordinarios que nos mostrarían la rabia del demonio Porque, sin duda, a los demonios no les gusta que se les expulse de un lugar o que se les ate con el poder de Cristo”.

Y finalizó sugiriendo:

“Sería muy de desear que cuando hay una reunión anual de exorcistas de una nación, realizaran un ritual como éste del exorcismo magno”.

Un Obispo “también puede autorizar que se realice con sus sacerdotes en su catedral una vez al año”.

¿Cómo es este ritual de Exorcismo Magno?

Fuentes: El Mundo, Daily MailSignos de estos Tiempos

61.- DOLOR DE UNA EMPERATRIZ


A la mañana siguiente, descansado y perfectamente arreglado. Elegante como siempre, Marco Aurelio regresó a la prisión.

Pero allí le aguarda un suceso inesperado.

Por lo general todos los guardias pretorianos que por turno custodian la cárcel Mamertina, lo conocen y lo dejan pasar sin oponerle el menor obstáculo.

Pero esta vez los soldados no le permitieron pasar.

Un centurión se acercó y le dijo:

–           Perdona, noble tribuno. Hoy tenemos la orden de no dejar entrar a nadie.

Marco Aurelio palideció y repitió:

–           ¿Una orden?

El soldado le miró con expresión compasiva y contestó:

–           Sí, señor. Una orden del César. En la prisión hay muchos enfermos y hay temor de que los visitantes puedan difundir el contagio por toda la ciudad.

–           ¿Dices que la orden es solo por el día de hoy?

legionarios-3

–           La guardia se releva al mediodía.

Marco Aurelio permaneció silencioso, con una gran opresión en el corazón.

El soldado se le acercó más y le dijo en voz baja:

–           Vuelve tranquilo señor. El guardián y Bernabé cuidan de ella.

Y al decir esto se inclinó y en un parpadeo trazó con su espada un pescado sobre las baldosas del pavimento…

Marco Aurelio le dirigió una mirada rápida y le dijo:

–           ¿Y tú eres pretoriano y cristiano?

El militar contestó señalando la prisión:

–           Sí. Me llamo Fabián, hasta que me llegue el turno de entrar allí.

–           Yo también adoro a Cristo.

–           ¡Alabado sea su Nombre! Lo sé señor. Pero no puedo dejarte entrar a la prisión. Escribe una carta y se la entregaré al guardián.

–           Gracias hermano mío. Que la Paz esté contigo.

Y estrechó la mano del soldado y se alejó de allí.

La opresión en su corazón desapareció.

El sol ya está en lo alto iluminando los muros de la cárcel y Marco Aurelio sintió su calor como una caricia que le traspasa hasta el alma y envuelve su corazón con un nuevo consuelo.

Aquel soldado cristiano fue para él otro testimonio viviente del Poder de Cristo.

Se detuvo y miró hacia el cielo.

Vio las nubes rosadas sobre el Capitolio y el Templo de Júpiter Stator.

capitolio-2

Y dijo:

–           ¡Oh, Señor Jesús! ¡Hoy no la he visto, pero creo en tu Misericordia y en tu Amor!

En la casa encontró a Petronio, que después de que llegó ya había tomado su baño, se había ungido el cuerpo y se disponía a descansar.

Pero al ver a su sobrino tan elegante y bien dispuesto, con el rostro apacible y tan tranquilo como si ya hubiera pasado la tempestad…

Se quedó asombrado y confundido.

Y por primera vez no pudo aparentar su acostumbrada indiferencia…

Frunciendo el entrecejo preguntó:

–           ¿Ha pasado algo que yo no sepa? ¿Por qué te veo así?… -y Petronio movió las manos como si no comprendiera.

Marco Aurelio lo mira confuso y pregunta:

–           Así ¿Cómo?… ¿Qué tratas de decir?

–           No sé. ¡Tan cambiado! Casi pareces el mismo de antes… ¡No! Mejor que antes.

¿Qué tienes? Hay algo en ti… Lo percibo, pero no lo entiendo.

–           ¡Ah! ¡Ya sé!…

Y  Marco Aurelio comenzó a relatarle todo lo acontecido en los últimos días:

Su visita al Tullianum, su encuentro con Cástulo, con Fabián y lo que le sucedió al recibir la Primera Comunión.

Luego concluyó emocionado:

–           ¡Te imaginas! ¡Tener a Dios dentro de mí! Siento una Paz tan grande. ¡Es una experiencia maravillosa!

Se me quitó la desesperación y la tristeza. El Dolor casi desapareció y es como si lo tuviese anestesiado. Y luego, tengo en todo mi ser una felicidad tan plena, que es como si me hubiera embriagado…

Pero ésta es una embriaguez que no quiero que me deje nunca.

Estoy lleno de la Paz de Dios y me siento muy tranquilo. Eso es todo. Y NO…

De todo lo demás, nada ha cambiado. La situación sigue exactamente igual.

Petronio lo mira perplejo. Apenas puede creer lo que oye…

petronio

Marco Aurelio lo mira sonriente y concluye:

–           He decidido que no les vamos a dar el gusto de regodearse con nuestra derrota ¿Qué te parece?

Después de una larga pausa, Petronio confirma:

–           ¡Me parece estupendo! – Está muy contento, a la vez atónito y desconcertado por completo…

Pero haciendo a un lado estas emociones, dice al tribuno:

–           Tengo noticias que darte. Estuve hoy en casa de Aminio Rebio a quién el César también fue a visitar. No sé por qué se le ocurrió a la Augusta llevar consigo al pequeño Rufio Crispino, hijo de su matrimonio anterior.

Tal vez esperaba que el corazón del César se ablandara ante la infantil hermosura del niño. Desgraciadamente éste venía cansado y se quedó dormido, como le sucedió una vez a Vespasiano, durante la declamación que hacía César.

Viendo esto, Enobarbo se enojó y le arrojó una copa de oro a la cabeza de su hijastro, hiriéndolo gravemente…

neron

Popea se desmayó y todos pudimos oír a Nerón cuando dijo:

–         ‘¡Estoy harto ya de esa ralea!’… y eso, bien lo sabes tú, equivale a una sentencia de muerte.

Marco Aurelio declaró:

–           El castigo de Dios pende sobre la cabeza de la Augusta… ¿Por qué me cuentas esto?

–           Te lo cuento porque la cólera de Popea os ha perseguido a ti y a Alexandra. Ocupada ahora en su propia desventura, puede que abandone la idea de su venganza y sea más fácil influir en su ánimo.

La voy a ver esta tarde y hablaré con ella.

–           Gracias. Esta sí es una excelente noticia. ¿Pero que no ha sido anunciado para hoy la Inauguración de los Ludus Matutinus?

–           Sí. Pero Nerón lo pospuso para dentro de diez días… Y mientras más tiempo tengamos disponible, mejor. No se ha perdido todo aún.

Pero el mismo Petronio no cree en lo que está diciendo porque sabe perfectamente que después de la rebuscada respuesta con la que el César contestó a la petición de Alituro, en la cual se comparó con Bruto, ya no puede haber salvación para Alexandra.

orgiaTambién se reservó por compasión a Marco Aurelio, lo que oyó decir en casa de Aminio Rebio:

Que el César y Tigelino decidieron elegir para ellos y para sus amigos, a las más lindas doncellas y hermosos jóvenes cristianos, para profanarlos antes de la tortura…

En cuanto a los demás, serán entregados el día del espectáculo a los pretorianos y a los guardianes de las fieras.

Está convencido de que su sobrino no sobrevivirá a su esposa y desea endulzarle estos últimos días con todas las esperanzas y alegrías que le sea posible proporcionarle…

Y por eso agregó:

–           Hoy le diré a la Augusta: ‘Salva a Alexandra para Marco Aurelio y yo salvaré para ti, a Rufio’ y me propongo meditar seriamente como hacerlo.

Este asunto es muy delicado. Una sola palabra dicha a Enobarbo en el momento oportuno, puede salvar o perder a una persona.

En el peor de los casos ganaremos tiempo…

Marco Aurelio dijo abrazándolo:

–           Gracias. Te amo, tío. Estoy pidiéndole a Dios por ti.

000petronio-2

Petronio se emocionó y dijo un poco precipitado:

–           Sería mejor me demostraras tu agradecimiento, comiendo y durmiendo bien. ¡Por Zeus!

Ni en sus mayores tribulaciones, descuidó jamás Odiseo el alimento y el descanso. Me imagino que habrás pasado en la cárcel la noche entera.

–           Pues fíjate que no. Ya te dije que ayer me vine, dormí y descansé y… Bueno, cené un poco.-dice Marco Aurelio como un niño cogido en falta.

Y sonriendo con cariño agregó:

–          Pero te prometo que haré todo eso que deseas.

Petronio levantó un dedo y dijo:

–           Me encargaré de que Aurora haga que te alimentes como es debido.

Y se despidieron.

Petronio se fue a dormir y Marco Aurelio se fue a la biblioteca a escribir la carta para Alexandra.

Cuando la terminó la llevó al centurión Marcelo, que se la dio inmediatamente al guardia.

Al poco rato, el soldado regresó trayendo un saludo de Alexandra y la promesa de responderle un poco más tarde.

El tribuno decidió dar un paseo y luego regresar por la contestación de su esposa.

Está el sol ya muy alto y mucha gente afluye al Forum.

forum

Cuando Marco Aurelio va de regreso a la prisión ve una lujosa litera que va abriéndose paso y pasa junto a él.

Dentro de ella, vestido elegantemente de blanco, va un augustano cuyo rostro está oculto por un rollo de papiro que va leyendo con mucha atención.

Un apretado grupo de gente estorba el paso de la litera, el hombre hace a un lado el rollo de papiro…

Y asomando la cabeza grita:

–           ¡Dispersad esa plebe! ¡Pronto!

Al hacer esto, ha quedado frente a Marco Aurelio…

Y al reparar en ello, tomó bruscamente el rollo de papiro y volvió a cubrirse el rostro.

El tribuno se lleva la mano a la frente creyendo que sufre una alucinación, porque el ‘augustano’ es nada más y nada menos que Prócoro Quironio en persona.

A Marco Aurelio se le aclararon muchas cosas en un instante y se acercó a la litera de Prócoro saludándolo, con una mirada penetrante.

0000procoro

El griego contestó con altivez y dándose mucha importancia.

–           Joven, te saludo pero no me detengas, porque me urge llegar a casa de mi amigo, el noble Tigelino.

Marco Aurelio, aferrándose a uno de los bordes de la litera y mirándolo fijamente…

Le dijo con voz reprimida:

–           ¿Por qué traicionaste a Alexandra?

Prócoro exclamó temblando de terror:

–           ¡Oh, grandioso Apolo!

Pero en los ojos de Marco Aurelio no hay nada amenazante. Y recuperándose rápidamente, recuerda que ahora es un hombre rico e influyente.

Y vuelve a hablar con arrogancia:

-¡Tú ordenaste que me mataran y que me enterraran en el jardín! ¿Ya se te olvidó?

Siguió un profundo silencio.

Y luego dijo Marco Aurelio con voz ronca:

–           Es verdad que te ofendí, Prócoro.marco aurelio

La humildad del tribuno encrespa la soberbia del griego.

Este se irguió y castañeteando los dedos, lo que en Roma es una demostración de burla y desprecio, contestó con una voz tan fuerte…

Para que todos pudieran oírle a su alrededor:

–           Amigo, si tienes alguna petición que presentarme ven a mi casa del Esquilino por la mañana, a la hora en que recibo a mis clientes después del baño.

Mientras tanto los corredores han abierto paso a los portadores y están listos para proseguir la marcha.

Prócoro hizo una señal con la mano y la litera continuó rápida su camino detrás de los corredores que gritan:

–           ¡Abrid paso a la litera del noble augustano Prócoro Quironio! ¡Paso! ¡Paso!

Marco Aurelio regresó con paso lento a la prisión.

Y en una plegaria silenciosa, perdonó a Prócoro y a todos los que lo habían sumido en aquel drama que destroza su corazón…

Luego imploró la misericordia para todos…

Y finalizó:

–           ¡Dios mío, ayúdame!…

Marcelo le entregó la carta de Alexandra.

Marco Aurelio la apretó contra su pecho y se fue a casa de Petronio, para leerla con más calma.

Y cuando llegó, desenrolló el largo papiro.

Su esposa, en aquella carta escrita apresuradamente, se despide de él para siempre.

Sabe que ya a nadie le está permitida la entrada a la prisión y que solo podrá ver al joven tribuno desde la arena.

Le suplica que cuando sea llevada de la prisión Mamertina al circo, asista al espectáculo; pues desea verle por última vez en la vida, antes de partir para el Cielo.

En su carta no hay el más leve indicio de temor.

Al contrario, lo exhorta a que sea valiente y que no olvide que después de Cristo, ella lo adora con todo su ser.

Dice que tanto ella como sus compañeros de cárcel, ansían el momento de estar en la arena, para librar el combate final y en donde hallarán para siempre la libertad…

La verdadera libertad de las tribulaciones de esta vida…

Que no olvide que ella le ama. Que le ama tanto como él  ni siquiera puede imaginarse…

BELLEZA PURA

Que recuerde las enseñanzas de Cristo y así podrá alegrarse con ella en su martirio.

Cada una de sus palabras demuestra un estado de euforia espiritual y sobre todo un desprendimiento total de todo lo que hay en la vida terrenal y que él mismo ya había advertido en todos los presos que están en la cárcel Mamertina.

Así como también su Fe imperturbable y su alegría por la esperanza en que todas las promesas de Jesús, se verán cumplidas más allá de la muerte:

“Ya sea que me libere Cristo en esta vida o después de la muerte, Él me unió a ti cuando nos casamos y por lo tanto soy tuya.

Y aunque no hayamos consumado nuestro matrimonio, somos un solo cuerpo, así como ya somos una sola alma.

 Porque sé que piensas y sientes lo mismo que yo. Y deseas estar unido a mí, tanto como yo lo deseo amadísimo esposo mío…

Te imploro que no llores por mí. Y no te dejes dominar por el dolor y el sufrimiento.

Tú sabes como hay que entregarlo a Jesús e implorar de la Virgen María, su auxilio y protección.”

00virgen-medalla-milagrosa-1a

Es muy evidente que para ella la muerte no significa la disolución de su matrimonio.

Con una confianza infantil, asegura a Marco Aurelio, que una vez terminados sus sufrimientos y después de las torturas (No importa cuales sean), en la arena ella entregará su vida por amor a Cristo.

Y que cuando vaya al Cielo, le dirá a Dios que su esposo Marco se quedó en Roma, ansiando unirse también a ella para poder adorarlo juntos, por toda la Eternidad…

Está segura de que el Señor la escuchará y pondrá una solución que los va a hacer muy felices…

Y también le pedirá a Jesús que su alma vuelva a él, aunque solo sea por un instante a decirle que está más viva que nunca…

Con el misterio de la Comunión de los Santos, estará en contacto con él…  

Que todos sus tormentos, sufrimientos y torturas habrán quedado en el olvido, porque ella será verdaderamente dichosa y bienaventurada.

Toda aquella carta respira felicidad y una gran esperanza.

alex7-copia

Solo hay en ella una petición relacionada con asuntos terrenales:

Que si algo queda de su cuerpo, quiere que Marco Aurelio lo recupere del spolarium (lugar donde son depositados los gladiadores muertos) y la sepulte como su esposa, en la tumba donde él mismo reposará algún día…

Marco Aurelio leyó aquella carta con el ánimo acongojado y al mismo tiempo siente dentro de sí, aquella Paz que lo fortalece.

En su corazón comparte la misma esperanza, la Fe y los pensamientos que animan a su esposa.

En la biblioteca, se levanta y deja a un lado sobre la mesa, la carta.

Y se dispone a escribir a su vez, la contestación.

Después de reflexionar un poco, se sienta y escribe a Alexandra que irá diariamente a montar guardia al pie de los muros del Tullianum.

Y pide a la joven que crea que tal vez Jesús aún quiera salvarla para él… Y regresarla a sus brazos aún en el mismo circo, pues él cree que Él, puede realizar ese milagro para los dos…  

Pero cuando Marco Aurelio llegó a la cárcel esa mañana.

Marcelo el centurión abandonó las filas, se le acercó y le dijo:

–           Escúchame señor. Cristo te ama tanto que ha hecho un milagro en tu favor. Anoche el liberto del César y los enviados del Prefecto vinieron a elegir doncellas y jóvenes cristianos a quienes aguarda la deshonra.

Preguntaron por tu esposa. Pero nuestro Señor Jesús le mandó una fiebre, la cual está haciendo mortíferos estragos entre los prisioneros del Tullianum y entonces a ella la dejaron en paz, porque estaba inconsciente…

Y bendito sea el Nombre de Jesucristo, porque la enfermedad que la ha liberado de la vergüenza, puede también salvarla de la muerte en la arena.

cornelius-the-centurion

Marco Aurelio tuvo que apoyarse en el hombro del soldado, para no caer desvanecido.

El joven tribuno, permaneció por algún tiempo con la cabeza inclinada…

Luego la levantó y dijo en voz baja:

–           Dices bien, Marcelo. Cristo que la salvó de la deshonra, la salvará también de la muerte.

Gracias hermano mío. Ruega por nosotros y yo rogaré por ti. Que la Paz sea contigo.

Después de despedirse, se sentó luego en un peñasco, al pie de las murallas de la prisión y allí estuvo todo el día.

Al caer la tarde, regresó a la casa de Petronio.

Mientras tanto, Petronio había entrado a su biblioteca…

Leyó la carta de Alexandra que se había quedado sobre la mesa donde él escribe…

escritorio

Y después de leerla, estuvo mucho rato pensativo y reflexionando como nunca lo había hecho en su vida…

Luego tomó una resolución y antes de que Marco Aurelio regresara, se fue a visitar a la Augusta.

Encontró a Popea, a la cabecera del lecho del pequeño Rufio.

El niño a consecuencia de la herida en la cabeza, lucha ahora por su vida.

Y su madre, con el corazón amargado por la desesperación y el terror, asiste impotente a sus delirios por la fiebre, pensando al mismo tiempo que si logra salvarlo, ello solo servirá para que enseguida perezca con una muerte más terrible.

Ocupada exclusivamente en su propio dolor, nada quiere oír de los problemas de Marco Aurelio.

Pero Petronio la aterrorizó:

–           Tú has ofendido a una Divinidad nueva y desconocida. Tú Augusta, según parece adoras al Jehová hebreo.

Pero los cristianos afirman que Cristo es Hijo suyo. Reflexiona ahora si no te estará persiguiendo la cólera del Padre.

padre celestial apocalipsis

¿Quién podrá afirmar que no es la venganza de Éste, la que ha caído sobre ti? Y quién sabe  si la vida de Rufio no depende sino de esto: de la manera en como tú obres.

Popea lo miró espantada y preguntó:

–           ¿Qué me aconsejas?

–           Aplacar a las deidades ofendidas.

–           ¿Y cómo?

–           Alexandra está enferma. Influye tú sobre el César o sobre Tigelino, para que sea entregada a Marco Aurelio.

Popea exclama con acento desesperado:

–           ¿Y piensas que yo pueda hacer eso? Mira lo que me está pasando…

–           Puedes hacer otra cosa entonces. Si Alexandra mejora, su destino es morir en el Circo.

Dirígete al Templo de Vesta y pide a la Virgo Magna, que trate de estar como de manera fortuita cerca del Tullianum, en el momento en que conduzcan a los presos a la muerte y ordene que dejen en libertad a la doncella.

Ella puede hacerlo y la gran vestal no te podrá negar eso.

vestal

–           Pero ¿Y si Alexandra muere de fiebre?

–           Dicen que el Dios de los cristianos es Vengativo pero Justo. Es posible que Tú logres aplacarlo, sólo con el deseo de ir en auxilio de esa joven.

–           Si es así, que me dé una señal indicativa de que Rufio sanará.

Petronio se encogió de hombros y dijo:

–           ¡Oh, divinidad! Yo no he venido a verte como enviado de Él. Me limito a decirte:

Que es preferible que te encuentres en buena armonía con todos los dioses, tanto romanos como extranjeros.

Popea dijo con la voz quebrantada:

–           ¡Está bien! ¡Iré!

Petronio respiró con fuerza y aliviado.

Y pensó:

–           ¡Al fin he podido hacer algo!

Al regresar a su casa recordó el enojo y la frustración tanto del César como de Tigelino, por no haber podido apoderarse de Alexandra, por la fiebre que la consumía…

Y después de ver a su sobrino le dijo:

–           Ruega a tu Dios que no muera Alexandra de la fiebre que le aqueja. Porque si ella se salva, la gran vestal ordenará su liberación. La Augusta en persona le pedirá que lo haga.

Pero Marco Aurelio objetó:

–           Si ella no lo hace, Cristo la salvará.- convencido por la Fe y la esperanza.

templo_de_vesta_antiguo_1

Mientras tanto Popea, que por la salud de su hijo está dispuesta a ofrecer hecatombes a todos los dioses del Universo, se dirigió esa misma noche a través del Forum hasta el Templo de Vesta.

Dejando encargado a su niño a su fiel nodriza Amelia, quién también ha sido su propia nana.

Pero es demasiado tarde, porque en el Palatino ya ha sido decretada la sentencia de muerte contra el niño.

Así pues, apenas la litera de Popea desapareció a través de la Gran Puerta, entraron dos libertos del César al aposento del pequeño Rufio.

Uno de ellos se arrojó sobre Amelia y la amordazó.

El otro se apoderó de una estatuilla de bronce y mató de un solo golpe en la cabeza a la pobre mujer.

Luego, los dos se acercaron a Rufio.

El pequeño, atormentado por la fiebre y sin darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor, sonrió a los hombres…

Éstos le quitaron a la nodriza el cinturón y poniéndolo alrededor del cuello del inocente niño, lo estrangularon.

Éste, apenas pudo llamar una sola vez a su madre…Y murió.

Lo envolvieron en una sábana y montando en los caballos que los estaban esperando, se dirigieron con el cadáver hasta el puerto de Ostia, donde lo arrojaron al mar.

Popea no encontró a la Virgo Magna y regresó al Palatino.

Y al encontrar vacío el lecho de su hijo y rígido el cadáver de Amelia, se desmayó.

Cuando recuperó el conocimiento empezó a gritar y sus desesperados alaridos se oyeron toda la noche…

Pero el César le ordenó que asistiera a una fiesta que iba a dar ese día.

Y de esta manera, Popea debió ataviarse con su túnica de color amatista y acudir al banquete con una sonrisa que enmascara su inmenso dolor.

Es una estatua regia. Hermosa como una diosa.

Coronada en sus áureos cabellos, anonadada y muda, como el ángel de la muerte…

0000popea

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

51.- EL ENCUENTRO


imperio-romano-cole_thomas_the_consummation_the_course_of_the_empire_1836En el jardín de la casa del obispo Acacio, en el banco junto a la fuente que está rodeado de mirtos y rosales, están sentadas Alexandra y Jazmín, conversando animadamente, cuando llega corriendo Oliver, el sobrino del obispo y les grita:

–           ¡Rápido! ¡Vámonos! Roma está ardiendo.

Las jóvenes se levantan sobresaltadas y Alexandra palidece, mientras murmura angustiada:

–           ¡Marco Aurelio! Él va a venir a buscarme aquí. ¿Cómo le aviso? ¿A dónde vamos?

Se han reunido todos los moradores de la casa y el anciano Lautaro, está con todos en el Atrium.

Llega corriendo Bernabé y dice:

–           ¡Todo el circo está ardiendo y hay incendios en muchas partes! ¡Tenemos que escapar!

Alexandra exclama afligida:

–           Pero ¡Marco Aurelio! ¡Mi esposo!

Lautaro recomienda:

–           No te preocupes. El Señor le ayudará a encontrarte. Lo importante es ponernos a salvo.

Oliver dice:

–           Yo sé como podemos llegar a las canteras de Calixto en una forma más segura. Síganme.

Y el joven Oliver encabeza al grupo de cristianos.

Al salir a la calle, el viento trae el humo acre del fuego y todos siguen a Oliver; que da vuelta en la esquina y sigue por una estrecha callejuela.

0barrio-romano-de-suburra

Entretanto el terrible elemento ardiente, sigue abarcando nuevos barrios de la ciudad.

Es imposible abrigar dudas de que manos criminales están encargadas de propagar el fuego, puesto que a cada momento y como siguiendo un plan predeterminado, se ven estallar nuevos incendios a remota distancia del foco principal.

El grito de: ‘¡Roma perece!’ Se escucha por todos lados.

Algunos declaran que Vulcano por orden Júpiter, está destruyendo la ciudad con fuego, porque Vesta está vengando la violación de Rubria.

En el centro de la ciudad entre el Capitolio y el Quirinal, el Victimal y el Esquilino; así como entre el Palatino y el Monte Celio, en donde las calles están ocupadas por una población más densa, el fuego había empezado en tantos puntos al mismo tiempo, que muchas personas al huir en una dirección, se encontraban de repente con una muralla de fuego y tomaban otra dirección, solo para encontrarse con otro cerco de fuego que les cierra el paso.

De esta manera quedan atrapados y finalmente mueren calcinados.

Dominada por el terror, el pánico y el frenesí, la gente no haya como escapar.

Las calles están obstruidas y por todos lados avanza el incendio, abrasando a los infelices que quedan carbonizados, en aquel mar de fuego.

Y mientras unos imploran a los dioses, otros blasfeman de ellos a causa de la desesperación por la espantosa catástrofe.

La destrucción parece tan completa, implacable y fatal, como el destino.

Cerca del anfiteatro de Pompeyo, el fuego alcanza unos depósitos de cáñamo y de barriles de pez, con los que se embrean las cuerdas y las antorchas.

incendio

Y de repente se levanta una gran flama roja, tan brillante y tan enorme que ilumina toda la ciudad.

Y en aquella gran tragedia que es una ruina total, la noche se convierte en día; con aquel fulgor extraño, que hace que la luz parezca de un mortal resplandor sanguinolento, en medio de las crepitantes llamas policromas.

De aquel mar de fuego se elevan hacia la atmósfera gigantescas columnas ígneas y lenguas que en sus cúspides estallan en fantásticos abanicos de chispas doradas, aumentando y propagando una conflagración que cada vez se extiende más, como una ola furiosa y atronadora que va devorando todo a su paso, en la desventurada ciudad.

Tres días antes del incendio, estaba Pedro en la Escuela de Apolonio en el Transtíber, cuando llegó el ingeniero Frontino, diciendo que sería posible continuar las obras de las Catacumbas, pues ya había recibido órdenes para extender la construcción de la Domus Áurea.

Y comentó:

–           Para la extensión de lo que el Príncipe pretende, sería necesario derribar más de la mitad de la ciudad. Y la verdad NO entiendo como eso será posible…

La sangrienta respuesta está envuelta en llamas.

En la parte de las catacumbas que ya había sido concluida, los dos laberintos de túneles galerías que se habían edificado subterráneos en dos polos opuestos fuera de las murallas de la ciudad; uno está en una vastísima área que había sido propiedad de Séneca.

Tiene siete entradas y salidas: cuatro dentro de la ciudad en diferentes casas y barrios. Y tres, fuera de las murallas.

Por fuera, una de las entradas-salidas, está en una rica casa de campo, propiedad del senador Astirio y la otra junto a una cantera, en la propiedad que pertenece a Calixto.

Por encima, nadie sospecharía lo que está edificado abajo. Arriba nada había cambiado: campos de cultivo, extensos huertos y jardines, bosques, almacenes de grano y establos.

Oliver había participado en la construcción de las Catacumbas y ha guiado al grupo hasta una casa donde al llegar, da una contraseña y lo hacen pasar de inmediato, junto con sus acompañantes.

Aquí, el fuego no ha llegado todavía.

Los conducen a través de la casa, hasta el triclinium del jardín posterior.

Junto a la fuente, hay un león y un águila de mármol y un par de corderos pastando junto a un trío de palomas, al lado de una balaustrada.

Alberto, el que los ha guiado, toma la paloma del centro y la gira de su posición original, con la cabecita orientada hacia el norte…

Un ingenioso mecanismo, hace que se muevan los corderos y aparece una abertura bajo el emparrado, entre dos cipreses.

Alberto el que los recibió, le da a Oliver una antorcha y les indica que entren por allí, despidiéndolos con las palabras:

–           Pax Vobiscum. (Que la paz de Cristo esté con vosotros)

Todos no acaban de salir de su asombro, cuando a sus espaldas se cierran las puertas y se encuentran en un sótano, al que sigue una extensa galería, por donde avanzan siguiendo a Oliver…

Cuando por fin salen del oscuro y largo pasadizo a los espacios abiertos, desde donde se ve nuevamente la ciudad ardiendo, les parece increíble que realmente están fuera de las murallas de Roma.

Oliver les dice:

–           Vamos. No está lejos la casa de Calixto. –y decidido se dirige a través del campo, seguido por todos los demás.

Tres días después…

INCENDIO ROMA

Marco Aurelio ha inhalado mucho humo, a pesar de todas las precauciones tomadas.

La carrera desde Anzio. Los incidentes ocurridos mientras buscaba a Alexandra en medio de las casas incendiadas y humeantes; el insomnio, los terribles sucesos y extraordinarias experiencias de las últimas horas, han debilitado sus fuerzas y el resto de ellas parece abandonarlo ahora…

El joven tribuno se recarga vacilante, apoyándose en un peñasco.

Pasan unos minutos, cuando distingue la inconfundible figura del Pontífice de la Iglesia cristiana, acercándose hacia él.

Se arrodilla con gran veneración…

Pedro se acerca y le pone la mano sobre su cabeza inclinada, bendiciéndolo.

Luego…

Pedro dice a Marco Aurelio:

–           Nada temas. La casa del cantero está muy próxima. Si te vas… –y le da las instrucciones necesarias. Luego agrega- En ella encontrarás a Lautaro, a Alexandra y al fiel Bernabé. Cristo, que la ha destinado para ti, te la conserva. Sigue adelante hijo mío y que la Paz del Señor te acompañe siempre.

Las palabras de Pedro, al encontrarlo cerca de la cantera, le renovaron su esperanza y por un momento se siente desvanecer.

Está cada vez más cerca de la persona que para él, es la más cara en el mundo.

Pronto volverá a verla después de casi sentirla perdida, en el caos de la ciudad incendiada.

Besa el anillo en la mano de su Pontífice y continúa arrodillado mientras él y los que lo acompañan se despiden bendiciéndolo y luego se alejan.

Marco Aurelio siente en su ser una alegría tan grande que casi lo hace desmayar. Y eleva una plegaria de agradecimiento al Dios que ha comenzado a amar con todas sus fuerzas.

Recordó que cuando era niño creía en los dioses romanos, pero no los amaba. Ahora Jesús, su Dios amado, es la Fuerza que lo impulsa en todo lo que hace.

Siguiendo las instrucciones de Pedro, llegó a la hondonada que está al filo de las cavernas de la mina de cantera.

Y desde allí distingue al fin la finca en la que brilla una luz a través de la ventana.

El portón está abierto y un extenso jardín rodea la casa. Una vereda bordeada de azucenas, llega hasta la puerta de madera de la entrada.

Marco Aurelio llama, jalando una campanilla y la puerta se abre, dejando ver la gigantesca figura de Bernabé, que al reconocer a Marco Aurelio…

Dice emocionado:

–           ¿Eres tú, señor? ¡Bendito sea el nombre de Jesucristo, por la alegría que darás a mi señora!

Y abre la puerta, inclinándose para que pase.

En la cocina cerca del fuego, está Alexandra sentada con una sarta de peces que está asando para la cena.

Ocupada en separar los pescadillos y creyendo que es solo Bernabé el que ha entrado, no levanta la mirada.

Marco Aurelio se le acerca con los brazos extendidos y pronunciando dulcemente su nombre:

–           ¡Alexandra, amada mía!

Ella levanta su cara con asombro y alegría. Deja la sarta de peces a un lado. Se levanta y se arroja en sus brazos.

Es un abrazo que como un cerco de amor, aumenta la dicha de tenerse; después de haberse sentido perdidos, el uno para el otro.

Se besan una y otra vez. Se miran extasiados y se vuelven a abrazar, repitiendo sus nombres con adoración, con ternura. Y sintiendo como un verdadero milagro, el poder estar juntos otra vez.

Marco Aurelio la abraza. La acaricia sin poder asimilar que ya la tiene entre sus brazos.

Ella le mira con un amor inmenso y los dos se deleitan en su mutua alegría, amor y felicidad sin límites.

Entre besos y caricias, Marco Aurelio le refiere su búsqueda en la incendiada Roma y la casa vacía de Acacio.

También todos los temores y sufrimientos que padeció hasta encontrarla.

Concluye diciendo:

–           Pero ahora que te he encontrado, no puedo dejarte cerca del peligro por más tiempo. Las turbas están enfurecidas. Bajo las murallas están matándose entre sí, los fugitivos de la ciudad y los esclavos que se han sublevado, entregándose al saqueo.

Alexandra exclama:

–           ¡Oh! Pobrecitos… la desesperación los ha enloquecido.

Marco Aurelio dice:

–           ¡Sólo Dios sabe qué calamidades más pesan todavía sobre Roma! Necesitamos salir de aquí, con todos vosotros.

Vámonos a Anzio, en donde tomaremos un barco que nos lleve a Sicilia. Iremos a nuestras propiedades y allá nos encontraremos con Publio.

Alexandra escucha estas palabras, con el rostro radiante de alegría.

Porque en efecto, los cristianos que anteriormente debían soportar las persecuciones de los judíos, ahora con los disturbios provocados por el desastre, estàn llenos de incertidumbre.

NERON EMPERADOR

El obispo Lino, Lautaro y los demás que ya se han acercado a dar la bienvenida al joven tribuno, oyen con asombro la declaración de éste:

–           Roma está ardiendo por mandato del César. En Anzio se quejaba de no haber presenciado jamás un gran incendio.

Y si no ha retrocedido ante un crimen de tal magnitud, pensad en qué otras atrocidades será capaz de perpetrar después del incendio.

¡Huid todos conmigo! ¡En Sicilia esperaremos a que pase la tempestad! Y cuando haya pasado el peligro volveréis, para seguir esparciendo la semilla y las enseñanzas de Cristo.

Afuera, en dirección al Monte Vaticano y como confirmación de los temores expresados por Marco Aurelio, se oyen gritos distantes llenos de rabia y de terror.

En ese momento entra Calixto el cantero y cerrando precipitadamente las puertas, exclama:

–           En las inmediaciones del Circo de Nerón, están matándose. Los esclavos y los gladiadores están atacando a los ciudadanos. Hay saqueos por todas partes.

Marco Aurelio confirma:

–           ¿Lo habéis oído?

Lino dice con tono pesaroso:

–           Se ha colmado la medida y vienen calamidades inmensas sobre todos nosotros.

Pero Marco Aurelio piensa en Pedro y dice impetuoso:

–           Estad preparados. Voy a ir por el Pontífice. No lo vamos a abandonar aquí.

Alexandra lo abraza estrechándose a él y dice:

–           Llévate a Bernabé. No quiero que te suceda nada.

–           No, vida mía. Bernabé se queda contigo. Tú eres demasiado preciosa para mí- Y mirando al gigante, le sonríe y agrega-  Y yo sé cómo él cuidará de ti.

Bernabé se ruboriza al recordar el incidente con Atlante y un poco turbado, dice a Alexandra:

–           El amo tiene razón, domina. Además, si Cristo te protegió y lo guió hasta aquí, nada malo va a pasarle.- Y mira con ojos suplicantes al tribuno.

Lino interviene:

–           Primero cenaremos y luego descansarás. Hijo, has hecho un largo viaje a caballo y muy accidentado.

Mañana irás a buscar a Pedro. Además, todavía nos falta saber en todo esto, cual es la voluntad de Dios.

El obispo es la autoridad entre los cristianos. Todos le obedecen y entonan los cantos de agradecimiento antes de comer y luego se retiran a descansar.

A Marco Aurelio y Alexandra les dejan una habitación. Cuando se quedan a solas,

el tribuno dice:

–           ¿Sabes que gracias a Petronio  el César me autorizó a venirme antes para que estuviera contigo? Me regaló un collar para ti… y…  ¡Oh!… No sé en donde lo perdí…

Alexandra lo besa tiernamente en la nariz y exclama:

–           ¿A mí qué me interesa un collar por fabuloso que sea y regalo del César? Lo único que me importa es que ya estás conmigo…

Entre besos y caricias, Marco Aurelio le relata todas las peripecias de su estancia en Roma y de su viaje desde Anzio.

Y agrega:

–           También necesito despedirme de Petronio…

Los acontecimientos tan extraordinarios hacen que los recién casados pospongan su noche nupcial; porque Marco Aurelio, vencido por el cansancio y las emociones, cae rendido en brazos de su esposa y se duerme como un niño.

Alexandra vela su sueño y lo besa con dulzura y delicadeza, elevando plegarias por este hombre bueno, que Dios le ha dado como esposo.

Al día siguiente, Marco Aurelio se despide de todos.

Lautaro envía con él a Oliver, para que lo acompañe a buscar a Pedro.

Marco quiere despedirse de Petronio, antes de abandonar Roma.

Y cuando van caminando entre el caos de la ciudad que continúa ardiendo, un negro presentimiento le oprime el corazón…

CATACUMBAS

Y recuerda las palabras de Prócoro Quironio, cuando antes de separarse, el griego le comentó:

–           Entre el Janículo y el Monte Vaticano, detrás de los jardines de Agripina, existen unas excavaciones de las cuales se han estado extrayendo piedras y arena, para construir el Circo de Nerón.

Pues bien, escúchame señor. Hace poco los judíos, de los cuales hay un gran número en el Transtíber, han empezado de nuevo a perseguir a los cristianos.

Recordarás que en tiempos del divino Claudio, hubo tales disturbios que el César se vio obligado a decretar la expulsión de los israelitas de Roma.

Marco Aurelio preguntó:

–           ¿Y por qué lo estás mencionando?

Prócoro contestó:

–           Y ahora que han vuelto gracias a la protección de la divina Augusta, se sienten seguros y han vuelto a molestar a los cristianos, de manera más insolente.

Yo sé esto porque lo he presenciado. Ningún edicto ha sido promulgado aún contra los cristianos, pero los judíos se quejan de ellos continuamente al Prefecto de la ciudad.

Los acusan de ser delincuentes y de predicar una religión que el senado no ha reconocido. Y por eso los cristianos se ocultan.

–           ¿Qué estás tratando de decir?

–           Esto, señor. Que las sinagogas existen abiertamente en el Transtíber, pero los cristianos se ven obligados a ocultar su condición como tales y por eso muy pocos los conocen, pues hacen sus reuniones en secreto.

Prócoro era tan parlanchín y tan mentiroso…

Además, en aquel momento estaba tan obsesionado con encontrar a Alexandra en medio del caos horroroso del incendio, que casi no prestó atención a lo que decía.

MEDITACION

Pero ahora sus palabras resuenan claras en su memoria… Y una duda le atravesó como un puñal.

Él conoce perfectamente al griego y sabe que es un pillo consumado. Ya no tiene órdenes ni le estaban pagando por buscar a Alexandra.

Su trato se había terminado la tarde en que Bernabé mató a Atlante y les había dicho a los cristianos que lo enterrasen en el jardín.

Entonces… ¿Cómo sabe  Prócoro todas aquellas cosas y qué estaba haciendo entre los cristianos si es un bribón?

¿Acaso seguía espiando a Alexandra?…

El pensamiento de que Bernabé se había quedado con ella, le tranquilizó un poco; por si el griego estaba pensando en una venganza…

En ese momento, Oliver le preguntó:

–           ¿Adónde quieres que vayamos primero?

–           Vamos por Pedro, creo que a Petronio mejor le escribiré luego una carta…

–           ¿Y cómo sabremos donde está Pedro?…

Marco Aurelio miró a su alrededor y vio que estaban en la Puerta Flaminia.

Luego dijo:

–           Oremos para que el Señor nos guíe.

Después de unos momentos, se dirigieron al río…

Y luego de atravesarlo, pasaron al campo Vaticano, más adelante de la Naumaquia.

Llegaron al Monte Vaticano y se fueron rodeando por donde no hay fuego, tratando de evitar los peligros, pues la ciudad sigue ardiendo.

El Circo Máximo, es un montón de ruinas humeantes.

Calles enteras y callejuelas se están derrumbando en medio de columnas de fuego que se elevan hacia el firmamento.

El viento cambia de dirección y sopla con impetuosa fuerza desde el mar, llevando hacia los montes Celio, Esquilino y Vitimal, ríos de llamas, tizones y cenizas.

Hasta que al fin, las autoridades se pusieron a trabajar en programas de salvamento.

Por orden de Tigelino que se había apresurado a venir de Anzio al tercer día, al quinto día empezaron a derribar los edificios del Esquilino para que el fuego, al llegar a espacios abiertos, se extinguiese por sí solo.

Y esto se ha hecho simplemente para salvar los restos de la ciudad, porque no podía ni pensarse en el salvamento de lo que ya estaba ardiendo.

Y es necesario también ponerse en guardia contra las consecuencias de aquella devastación. En ella se perdieron incalculables riquezas…

Todas las propiedades de la mayoría de los romanos, quedaron reducidas a cenizas.

Muchos vagan errantes y enloquecidos, en medio de la mayor miseria.

El hambre ha empezado a morder las entrañas de los sobrevivientes, pues desde el segundo día de la catástrofe fueron consumidas las inmensas provisiones almacenadas en la ciudad.

En medio del caos y el desorden, nadie pensó en nuevos suministros.

Solamente después de las promesas de Petronio, se comunicaron a Ostia las órdenes necesarias, pues las turbas están cada vez más inquietas y amenazantes, exigiendo: ‘Pan y techo’

pretorianos

En vano los pretorianos traídos desde todos los campamentos, se esfuerzan por mantener de algún modo el orden, pues se encuentran por dondequiera con una abierta resistencia.

En diferentes puntos, grupos de gente inerme, señalan la ciudad ardiendo y gritan:

–           ¡Matadnos ahora! ¡Ya perdimos todo! ¡Qué nos importa la vida!

E injurian al César, a los augustanos, a los pretorianos.

Y el tumulto va creciendo cada vez más, de tal forma que Tigelino al contemplar los millares de incendios, se dice a sí mismo que son otros tantos fuegos de enemigos.

Además de una enorme cantidad de harina, hizo traer todo el pan que fue posible obtener no solo desde el puerto de Ostia, sino de todos los poblados circunvecinos.

Y cuando llegó el primer suministro, el pueblo derribó la puerta que daba al Aventino y se apoderó en un pestañeo de todas las provisiones, en medio de un atropellado desorden.

Se peleaban por los panes, muchos de los cuales caían al suelo y eran pisoteados.

La harina de los sacos rotos, blanqueaba como nieve en todo el espacio comprendido, entre los arcos de Druso y Germánico.

Y aquel desordenado saqueo continuó hasta que los soldados dispersaron a la muchedumbre, disparando flechas y otros proyectiles.

Nunca desde la invasión de Roma por los Galos a las órdenes de Bretón, había presenciado la ciudad un desastre más completo.

El Capitolio era un espectáculo inusitado, pues cuando el viento desviaba por momentos las llamas, se veían sus columnatas rojas como carbones encendidos.

Si en el día era horrendo el espectáculo que deslumbraba la vista; la noche presentaba ser espeluznante como un infierno.

Todo el centro de la ciudad, parecía el cráter de un volcán rugiente.

Diversos rumores y noticias agitan el mar de seres humanos, tratando de sobrevivir al mar de fuego.

Estas noticias son alternativamente opuestas. Se habla de una inmensa provisión de trigo y vestidos, para ser distribuida gratuitamente al pueblo.

Se dice también que el César ha dado orden de que a todas las provincias de África y de Asia, serían despojadas de todos sus tesoros y sus riquezas, para repartirlos a los habitantes de Roma, de tal forma que todos serán más ricos que antes del incendio.

Simultáneamente circula el rumor de que ha sido envenenada el agua de los acueductos.

Que Nerón ha decidido exterminar hasta el último de sus habitantes y que luego se trasladará a Grecia o a Egipto, para fundar una nueva capital.

Cada uno de estos rumores se extiende con la velocidad del rayo y encuentra fácil aceptación entre el pueblo, infundiéndole esperanzas o estallidos de terror, rabia, indignación y una ansiedad febril.

La creencia válida entre los cristianos de que está próximo el Fin del Mundo y su exterminio por medio del fuego, fue ganando terreno y más aún entre los paganos que rinden culto a los dioses del Olimpo o en otros cultos. Pues en ese aspecto, Roma había sido muy tolerante hasta hoy.

Se dispusieron campamentos para el pueblo en los regios jardines del César, en los de Pompeyo, Salustio, Micenas.

En los campos de Marte y otros edificios que el César dispuso. Los pavoreales, cisnes, flamencos, gacelas, etc. Que constituían el principal adorno de esos jardines, perecieron bajo el cuchillo y bandidaje de la plebe.

Mientras tanto, comenzaron a llegar abundantes provisiones del Puerto de Ostia; en una gran cantidad de barcos, buques y botes, anclados a lo largo del Tíber.

El trigo es vendido a precios increíblemente bajos y se distribuye gratuitamente a los desvalidos. Cargamentos de vinos, aceitunas, castañas, toda clase de ganado.

Todo esto hace que muchos infelices disfruten ahora de un bienestar aún mayor que antes del incendio.

El peligro del hambre ha sido neutralizado casi por completo. Pero fue más difícil reprimir los robos, bandidaje, asesinatos y violaciones que a diario ocurren.

La vida nómada asegura la impunidad a los facinerosos, que siempre que pueden proclaman su admiración al César y le tributan aplausos cada vez que aparece en público.

Y la ciudad sigue ardiendo.

La violencia del fuego disminuyó hasta el sexto día. Se renovó su fuerza la séptima noche. Pero tuvo corta duración, pues ya casi no hay combustible que lo alimente.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

50.- EL INCENDIO DE ROMA


0imperio-romano-2

En Anzio. En el atrium del palacio del César; Plinio, Haloto y Marcial, están conversando con la Augusta.

Terpnum y Menecrato afinan sus cítaras.

Entró Nerón y se sentó en un sillón, incrustado de carey y marfil, dijo algo al oído de su liberto Helio y esperó.

Pronto regresó Helio, trayendo un estuche de oro.

Nerón lo abrió y extrajo de él un collar de finísimos ópalos y dijo:

–           Estas son joyas dignas de Venus Afrodita.

Popea los admiró sonriente…

popea3

–          Se diría que las luces de la aurora irradian en ellas. –observó Popea, convencida de que esa joya es para ella.

El César admirando la joya y alabando su belleza, se volvió hacia el tribuno y finalizó diciendo:

–           Marco Aurelio, darás de mi parte este collar a la mujer a quién te ordeno que te unas en matrimonio: la joven hija de Vardanes I, el rey parto.

La mirada de Popea centelleó llena de ira y de asombro…

Y pasando del César a Marco Aurelio, la fijó finalmente en Petronio…

Pero éste ni siquiera la mira, parece abstraído delineando los grabados de un arpa que está cerca, como si esto fuera lo más importante del mundo.

Marco Aurelio dio al César las gracias por el obsequio y después, acercándose a Petronio, le dijo en voz baja:

–           ¿Cómo podré agradecerte lo que has hecho por mí?

–          Sacrifica un par de cisnes a Euterpe o niega a tu Dios por mí. Ensalza los versos del César y no dejes que te afecten los presentimientos. Confío en que de ahora en adelante, el rugido de los leones no perturbará más tus sueños, ni los de tu princesa parta.

El tribuno suspiró:

–           No. Ahora estoy del todo tranquilo.

–          ¡Que la fortuna te sea propicia! Más ten cuidado ahora, porque el César acaba de tomar en sus manos el laúd. Suspende el aliento. Escucha y prepárate a derramar lágrimas de emoción…

Y en efecto, en ese momento, el emperador tomó el laúd y alzó la vista al cielo.

En aquel recinto se hizo el más profundo silencio.

Solo Terpnum y Menecrato que deben acompañar al César, están alertas; es espera de las primeras notas de su canto…

Y en ese mismo instante se oyó un ruido en la entrada y en seguida irrumpieron Faonte, el liberto del César, seguido por el cónsul Cluvio Rufo.

Nerón frunció el entrecejo.

Faonte dijo con voz jadeante:

–          ¡Perdón divino emperador! ¡Hay un incendio en Roma! La mayor parte de la ciudad está siendo presa de las llamas.

Al oír esta noticia, todos los presentes se levantan sobresaltados.

Nerón exclamó:

–           ¡Oh, dioses! Por fin voy a ver una ciudad incendiada y podré terminar mi himno. –Y haciendo a un lado su laúd, pregunta al cónsul- ¿Si partiera inmediatamente alcanzaría a ver el incendio?

Cluvio Rufo, pálido y desencajado, contestó:

–           Señor. Toda la ciudad está convertida en un océano de llamas. El humo ahoga a sus habitantes. Las gentes se desmayan o se arrojan al fuego desesperados, presas del delirio. ¡Roma está pereciendo! ¡Oh, César!

marco-popea

  Se hizo un silencio sepulcral.

El cual fue interrumpido por Marco Aurelio al exclamar:

–           ¡Vae mísero mihi! (¡Ay, desgraciado de mí!)

Y el joven tribuno, arrojando la copa de vino, se precipitó corriendo…

Nerón alzó las manos al cielo y exclamó:

–           ¡Ay de ti, sagrada ciudad de Príamo!

INCENDIO DE TROYA

Marco Aurelio ordenó a unos cuantos sirvientes que le siguieran y despachó otro a su casa para avisar a sus huéspedes.

Luego saltó sobre su caballo y se lanzó a galope tendido por las desiertas calles de Anzio, hacia Laurento.

La espantosa noticia le produjo una especie de frenesí, que casi raya en la locura. Lo único que desea es llegar a Roma cuanto antes.

Un solo pensamiento, está fijo en su mente: ¡Roma está ardiendo!

El potro de Idumea, caídas las orejas y con el cuello extendido, atraviesa veloz como una flecha, por entre los inmóviles cipreses, los blancos palacios y las casas de campo.

Sólo se oye el ruido de los cascos que resuenan en las baldosas.

Pronto, los sirvientes fueron quedando atrás, pues Marco Aurelio corre como una centella.

Atravesó Laurento y torció hacia Árdea en la cual, como en Bobillas y Ustrino, había dejado postas, el día que partió para Anzio, a fin de recorrer en menos tiempo y con los relevos descansados, la distancia hasta Roma.

Y como sabe que le esperan caballos de repuesto, casi revienta al que monta.

Por un momento cruzó por su mente como un relámpago, el recuerdo de Bernabé y sus fuerzas sobrehumanas. ¿Pero qué puede hacer un hombre por más fuerte que sea, ante la fuerza destructora del fuego?

De repente, un escalofrío de terror lo estremece y le eriza los cabellos, al recordar todas  las conversaciones sobre ciudades incendiadas que en los últimos días se habían repetido con extraña persistencia en la corte de Nerón.

neronia

La obsesión con la nueva ciudad de Nerópolis y las dolientes quejas del césar al verse obligado a hacer la descripción de una ciudad arrasada por las llamas, sin haber visto jamás un incendio real.

Recordó también la desdeñosa respuesta que diera a Tigelino, cuando éste le ofreció incendiar Anzio.

Las lamentaciones de Nerón contra Roma y las pestilentes calles del barrio del Suburra… Dándose con la palma de la mano un golpe en la frente materializó la conclusión de sus pensamientos y exclamó:

–            ¡Oh, NO! …¡SÍ!

¡El César había ordenado el incendio de la ciudad!

Sólo él podía dar una orden semejante, así como sólo Tigelino era capaz de darle cumplimiento.

Pero si Roma se estaba incendiando por mandato del César…

¿Quién podía estar seguro de que la población no estaba siendo asesinada por orden suya?

El Monstruo es capaz de eso y más. Incendio y asesinato en masa. ¡Qué terrible caos!

¡Qué desbordamiento de fuerzas destructoras y de frenesí humano! ¡Y en medio de todo esto, está su amada Alexandra!…

Los lamentos de Marco Aurelio se confunden con los resoplidos y jadeos del caballo. El cual, galopando sin descansar por un camino ascendente, en dirección a Aricia, está a punto de reventar.

Entonces se cruza con otro jinete que corre en dirección contraria, hacia Anzio, como un bólido.

Y al pasar junto a él, grita:

–           ¡Roma está perdida! ¡Oh, dioses del Olimpo!

Y continuó su veloz carrera.

Las palabras restantes fueron sofocadas por el ruido ensordecedor de los cascos de su caballo.

Pero esa exclamación: ‘¡OH, dioses del Olimpo!’ Le recordó…

Y oró desde el fondo de su alma.

Con su rostro bañado en lágrimas, suplicó:

–           Padre mío, sólo Tú puedes salvarla… Pater Noster…

La Oración sublime devolvió la paz al alma de Marco Aurelio.

Luego divisó las murallas de Aricia, pueblo que está a la mitad del camino hacia Roma.

El desesperado jinete lo cruza como una exhalación y llega hasta la posada en donde tiene el caballo de repuesto.

Allí ve a un destacamento de soldados pretorianos que vienen de Roma hacia Anzio…

pretorianos0

Y corriendo hacia ellos, les pregunta:

–           ¿Qué parte de la ciudad es abrasada por el incendio?

–           ¿Quién eres tú? –preguntó el decurión.

–           Marco Aurelio Petronio. Tribuno del ejército y augustano. ¡Responde!

–          El incendio estalló en las tiendas cercanas al Circo Máximo. En el momento en que fuimos despachados, el centro de la ciudad estaba ardiendo.

–           ¿Y el Transtíber?

–          El fuego no llegaba allí todavía. Pero avanza rápido y abarca nuevos barrios con una fuerza que nadie puede contener. La gente muere sofocada por el calor y el humo. No hay salvación.

En ese momento le trajeron el nuevo caballo y el angustiado tribuno saltó sobre él.

Y dando las gracias prosiguió su vertiginosa marcha.

Corría ahora en la dirección de Albano, dejando a la derecha a Alba Longa y su espléndido lago.

Albano está al otro lado de la montaña.

Pero aún antes de alcanzar la cumbre del monte, el viento le hace llegar el fuerte olor a humo y advierte en la cumbre, unos reflejos dorados…

–           ¡El Incendio! –piensa abrumado.

Las sombras de la noche están dando paso a la luz.

El alba da unos destellos se oro y rosa, que no se sabe si son a causa de la aurora o al incendio de Roma.

Cuando por fin llega a la cumbre, un cuadro terrible se extiende ante sus ojos asombrados:

Toda la parte baja está cubierta de humo y parece formar una nube gigantesca, pegada a la tierra.

En medio de esa nube, desaparecen ciudades, acueductos, casas de campo y árboles.

Pero más allá… en una visión aterradora, la ciudad arde en las colinas.

El incendio no tiene la forma de una columna de fuego, como sucede cuando arde un solo edificio, aún cuando tenga una vasta dimensión.

Aquello parece más bien un largo cinturón, cuyo fulgor es parecido al de la aurora.

INCENDIO

Y sobre aquel extenso cinturón se levanta una ola de humo, en algunos puntos enteramente negro, en otros color de rosa y en otros rojo como la sangre.

Hay lugares en los que se retuerce como una espiral.

Y en otros, está estrecho y ondula como una serpiente que se extiende y desenrolla.

Y esa monstruosa ola humeante, es como una cinta ígnea que levanta las llamas hacia el cielo.

Humo y llamas se extienden de un extremo a otro del horizonte, causando la impresión de que no solo está ardiendo la ciudad, sino el mundo entero.

Marco Aurelio desciende hacia Albano y penetra en una región, donde el humo es más denso.

incendio Epic-Background-Wallpaper

Todos los habitantes del pueblo están alarmados.

Si en Albano la situación está así, se estremece de terror al pensar:

–           ¿Cómo estará Roma? Es imposible que una ciudad se queme por todas partes al mismo tiempo. No cabe duda de que esto ha sido provocado.

Y mueve la cabeza al pensarlo.

Pero luego recuerda la promesa de Cristo, el día de su bautismo… Y recupera totalmente la calma.

–           Sé que Alexandra está bien. Él me lo dijo: ‘Que pasare lo que pasare, confiáramos en Él.’ Y yo le creo. Aún cuando Roma arda hasta los cimientos, ella va a estar bien.

Y con esta certeza en el corazón, la esperanza se fue fortaleciendo mientras prosigue su veloz galope.

Antes de llegar a Ustrino se vio obligado a disminuir la velocidad de su caballo, a causa de la multitud de gente que viene en dirección contraria.

Ustrino está invadido por todos los fugitivos de Roma que están aterrorizados y buscan desesperadamente a los suyos, aumentando la confusión.

Cuando Marco Aurelio llegó por su caballo de refresco a la posada, se encontró con el senador Vinicio.

Y éste dio más detalles del incendio.

–           Hay gladiadores y esclavos entregados al saqueo. El fuego comenzó en el Circo Máximo, en la parte colindante con el Palatino y el Monte Celio. Y extendiéndose con incomprensible rapidez, abarcó todo el centro de la ciudad.

Nunca había caído sobre Roma, una catástrofe más tremenda. El Circo ha quedado completamente destruido. Las llamas que rodean el Palatino, llegaron hasta el Vicus de las Carenas.

Y Vinicio que poseía en este  barrio una espléndida mansión, llena de obras de arte que estimaba sobremanera, empezó a lamentarse amargamente por todo lo perdido.

Marco Aurelio le puso una mano en el hombro y le dijo:

–         Yo también tengo una casa en las Carenas, pero cuando todo perece, qué importa ya nada. –y recordando que había dicho a Alexandra que fuese a la casa de Publio, preguntó-   ¿Y el Vicus Patricius?

Vinicio replicó:

–           Destruido por el fuego.

–           ¿Y el Transtíber?

El senador lo miró sorprendido.

Y oprimiéndose las sienes con las manos, exclamó:

–           ¡Oh! ¡Qué nos importa a nosotros el Transtíber!

–          ¡El Transtíber me importa a mí, más que todo el resto de Roma! –exclamó Marco Aurelio con vehemencia.

–           Puedes llegar hasta allí por la vía del Puerto, cerca del Aventino. Pero te sofocará el humo… En cuanto al barrio del Transtíber, no sé. Cuando yo me salí, el fuego todavía no lo alcanzaba. Lo que haya sucedido, solo lo saben los dioses… Quisiera decirte algo…

–           Habla. Si sabes algo más dimelo y nadie sabrá que tu me lo confiaste.

Vinicio titubeó y luego agregó en voz baja:

–           Como sé que no me vas a traicionar, te diré que el fuego fue provocado. Cuando estaba ardiendo el Circo no se permitió a nadie ir a extinguirlo. Yo oí en medio del incendio muchas voces que gritaban: ‘¡Muerte al que intente salvar!’ Y había muchos individuos que corrían con antorchas encendidas, aplicándolas a los edificios y a las casas.

Marco Aurelio vio sus sospechas confirmadas y solo exclamó:

–           ¡Oh! ¡Qué mentes criminales!

–           Así es… Y por otra parte, el pueblo se ha sublevado y se oyen rumores de que el incendio de Roma, fue decretado. No puedo decir nada más. Es imposible describir lo que está sucediendo.

La gente perece entre las llamas o en medio del tumulto. ¡Ay de la ciudad! Y ¡Ay de nosotros!

Y el senador se quedó lamentándose, porque lo había perdido todo…

–           ¡Adiós! –respondió Marco Aurelio saltando a su caballo y emprendió la carrera  a lo largo de la Vía Apia.

Pero ahora se hace más difícil avanzar, por la cantidad de gente que está huyendo de Roma.

La ciudad, devorada por una conflagración monstruosa, se presenta ya, ante los espantados ojos del tribuno…

De aquel mar de fuego y humo, se desprende un horrendo calor.

Y el rumor clamoroso de los gritos de las víctimas, no alcanza a dominar el chirrido crepitante de las llamas.

Al llegar a las murallas, Marco Aurelio ve que casas, campos, cementerios, jardines y Templos, todo lo que había a ambos lados de esa vía, están convertidos en campamentos.

Ustrino con su desorden, da una ligera idea de lo que sucede dentro de la ciudad, que se ha convertido en una ciudad sin ley.

Y Marco Aurelio no trae armas.

Salió de Anzio, tal como se encontraba en la casa del César, cuando llevaron las noticias del incendio.

Se dirige a la Vía Portuense, que conduce directamente al Transtíber.

En una aldea llamada Vicus Alexandria cruzó el río Tíber.

Por algunos fugitivos se enteró de que el fuego solo había alcanzado unas pocas calles del Transtíber.

Pero la conflagración no puede ser detenida, porque hay personas que están alimentando el fuego e impiden que nadie intente apagarlo, declarando que tienen orden de proceder así.

Al joven tribuno ya no le queda ninguna duda de que el César fue quién decretó el incendio de Roma.

Ningún enemigo de Roma hubiera podido causar mayor daño. La medida está colmada.

La locura de Nerón ha llegado al límite más alto, haciendo su víctima al pueblo romano, en los criminales caprichos del tirano.

Y también Marco Aurelio piensa que ésta será la hora postrera de Nerón, pues la ruina de toda la ciudad, clama el castigo por sus nefandos crímenes.

En su camino, Marco Aurelio se estremece al ser testigo de las escenas más aterradoras.

incendio

En más de una ocasión, dos corrientes de individuos que escapan en direcciones opuestas, se encuentran en una estrecha callejuela, se atropellan, luchan entre sí. Se hieren o pisotean a los caídos.

Las familias que en medio de aquel tumulto pierden a uno o varios de sus miembros, los llaman con gritos desgarradores.

Entre el ensordecedor estrépito de gritos y alaridos, es casi imposible hacer una pregunta y escuchar una respuesta coherente.

Hay momentos en que nuevas columnas de humo, procedentes de la ribera opuesta del río, los envuelven haciendo unas tinieblas negras como la noche.

Pero el viento que da pábulo al incendio disipa el denso humo y entonces se vuelve a ver el camino por donde se avanza.

0incendio-roma-64-03

Una multitud de gladiadores y bárbaros, destinados a ser vendidos en el mercado de esclavos, embriagados con el vino saqueado del emporium (mercado), se entregan al saqueo.

Para ellos, con el incendio y la ruina de Roma, ha terminado su esclavitud y ha sonado también la hora de su venganza desahogando su ira brutal al sentirse libres, por sus largos años de miseria y sufrimiento.

En su carrera militar había presenciado los asaltos y tomas de pueblos, pero nunca sus ojos habían contemplado algo semejante: la desesperación, las lágrimas, los alaridos de dolor, los gritos salvajes de alegría y locura.

Todo esto mezclado con un desenfrenado desbordamiento de pasiones, provocan un caos aterrador.

Y por sobre toda esta multitud jadeante, crepita el fuego, extendiéndose devorador.

Envolviendo a todos en un hálito de infierno y destrucción.

Marco Aurelio oye voces que acusan a Nerón de haber incendiado la ciudad.

Hay amenazas de muerte contra el César y contra Popea.

Y gritos de:

–           ¡Sannio! ¡Histrio! (Bufón, histrión) ¡Matricida!

Gritos que claman arrojarlo al Tíber y darle el castigo de los parricidas, pues ya les colmó la paciencia. Se mezclan con los gritos postreros de los alcanzados por el fuego.

Al fin llega a la calle en donde se encuentra la casa de Acacio.

El calor del verano, aumentado por las llamas del incendio, ha llegado a ser insoportable. El humo irrita los ojos y ciega. No se puede respirar. El aire quema los pulmones.

Aún aquellos habitantes que habían abrigado la esperanza de que el fuego no atravesara el río y habían permanecido en sus casas, esperando poder escapar de ser alcanzados, empezaron a abandonarlas.

En medio del tumulto, alguien hirió con un martillo al caballo de Marco Aurelio.

El animal echó hacia atrás la cabeza ensangrentada, al mismo tiempo que se oyó este grito:

–           ¡Muerte a Nerón y a sus incendiarios!

El animal se encabritó y ya no quiso obedecer a su jinete.

Lo reconocieron como a un augustano. Y este fue un momento de gran peligro.

Pero su espantado caballo le arrancó de ahí violentamente, pisoteando a quién encontró a su paso, hasta que Marco Aurelio pudo abandonar su cabalgadura y prosiguió su marcha a pié.

Deslizándose a lo largo de las murallas, tratando de llegar hasta la casa de Acacio.

Hubo un momento en que tuvo que cortar un pedazo de su túnica, mojarlo y cubrirse con él, el rostro; para poder respirar.

Cada vez el calor es más insoportable.

00incendio-roma

Un viejo que huye penosamente apoyado en sus muletas, le dijo:

–           ¡No os aproximéis al monte Cestio! ¡Toda la isla está envuelta en llamas!

A la entrada del Vicus Patricius donde está situada la casa de Acacio, Marco Aurelio vio altas llamas entre las nubes de humo.

Desgraciadamente el aire ya no arrastra solo humo, sino millares de chispas.

A través de aquel infierno, distinguió los cipreses de la casa de Acacio, que todavía no ha sido alcanzada por el fuego.

Esto le dio nuevos bríos, pues parece estar intacta.

Abrió la puerta de un empellón y se precipitó al interior. La casa está desierta.

Llama desesperado:

–           ¡Alexandra! ¡Alexandra!

Nadie le respondió. Los únicos sonidos son los lúgubres rugidos del vivar, que está junto al templo de Esculapio.

Marco Aurelio se estremeció de pies a cabeza. Y al revisar toda la casa, comprueba que está vacía.

En el lararium lleno de humo, hay una cruz. Y en vez de lares, arde un cirio.

Al revisar los dormitorios reconoce en uno, los vestidos de Alexandra.

Se pregunta en donde puede estar. Toma una de sus túnicas y la lleva a su pecho.

Y hasta entonces comprende que el que está ahora en peligro es él.

–           Tengo que salir de aquí y ponerme a salvo. –pensó.

Entonces se precipitó a la calle y corre ahora tratando de huir del fuego, para salvar su propia vida.

El fuego parece perseguirlo con su hálito quemante.

Siente en la boca el sabor a humo y a hollín. El aire la abrasa los pulmones. Está todo cubierto de sudor que escalda como agua hirviendo.

Solo lo alienta el recuerdo de su esposa y su capitum alrededor de su cuello. Lo único que quiere ahora, es verla antes de morir.

Tambaleándose como un ebrio, sigue corriendo.

Entretanto se verificó un cambio, en aquella gigantesca y aterradora conflagración, que abrasa a la ciudad entera: todas las que habían sido llamaradas aisladas, se han convertido en un solo mar de llamas.

Un torbellino de chispas, se levanta como un huracán de fuego.

En eso, Marco Aurelio divisó una esquina. Y ya próximo a caer, dio la vuelta a la calle y vio a lo lejos la Vía Portuense.

Comprendió que si lograba llegar hasta ella, estaría a salvo. Luego vio una negra nube de humo, que parece cerrarle el paso. Su túnica empezó a arder por las chispas y tuvo que quitársela y arrojarla lejos de sí.

Le queda solo el capitum de Alexandra, que mojó en la fuente del implovium en la casa de Acacio, antes de salir y lo trae alrededor de la cabeza, cubriéndose la nariz y la boca.

A través del humo distingue voces y oye gritos.

El se acerca con la esperanza de que alguien pueda ayudarle y grita pidiendo auxilio con todas sus fuerzas, antes de llegar hasta ellos.

Pero ese fue su último esfuerzo, antes de caer semidesmayado.

Dos hombres le han oído y corren a socorrerlo; llevando en las manos, sendas calabazas llenas de  agua.

Marco Aurelio, que había caído desfallecido por el agotamiento, tomó una de las calabazas y bebió su contenido hasta más de la mitad.

incendio de roma

Con la otra le bañaron y le ayudaron a ponerse de pie.

–           Gracias. Ahora podré seguir caminando.

Varias personas lo rodearon preguntándole si está bien y si no se ha hecho daño.

Esto sorprende al tribuno y pregunta:

–           ¿Quiénes sois?

–          Estamos aquí derribando casas, para ver si podemos detener el fuego, impidiendo que llegue hasta la Vía Portuense. –le contestó uno.

Marco Aurelio que desde esa mañana solo había encontrado turbas brutales, saqueadores y asesinos, contempló con más atención a las personas que lo rodeaban y dijo:

–           ¡Qué Cristo os premie!

–           ¡Alabado sea su Nombre! –contestó un coro de voces.

–           ¿El obispo Lino?

Ya no pudo escuchar la respuesta porque se desmayó.

Recobró el conocimiento en un jardín lleno de hombres y mujeres.

Le habían puesto una túnica y las primeras palabras que dijo, fueron:

–           ¿Dónde está Lino?

Hubo un largo silencio.

procoro i-claudius-derek-jacobi

Luego, una voz conocida, le respondió:

–          Se fue hace dos días a Laurento por la Puerta Nomentana. ¡Que la paz sea contigo! ¡Oh, rey de Persia!

Marco Aurelio se incorporó y vio a Prócoro Quironio ante sus ojos.

El griego le dijo:

–          Tu casa se incendió. ¡Oh, señor! Porque el barrio de las Carenas está envuelto en llamas. Pero tú serás siempre tan poderoso como Midas.

El tribuno lo miró sin responder y Prócoro continuó:

–          ¡Oh, qué desgracia! Los cristianos, ¡Oh, hijo de Apolo! Han predicho desde hace tiempo que el fuego destruirá el mundo. sus obispos lo han confirmado cuando hablan de la Parusía.

Marco Aurelio preguntó:

–          ¿Sabes algo del Obispo Lino?

–          Lino acompañado de la joven que buscas, está en Laurento. ¡Oh, qué desventura para Roma!

–           ¿Tú los has visto?

–          ¡Oh, sí, señor! Y le doy gracias a Cristo y a todos los dioses que me permiten darte esta buena noticia.

La tarde llega a su término, pero en el jardín se ve el día claro, pues el incendio que ha ido aumentando, hace que el firmamento se vea rojo para dondequiera que se mire.

Pues aquella noche parece que en el mundo se haya desatado el infierno.

Toda la ciudad arde en llamas. La luna grande y llena, apareció entre las colinas. Y el resplandor del fuego la hace aparecer como si fuera de bronce.

Sobre las ruinas de la ciudad que ha gobernado al mundo, la inmensa bóveda del cielo, tiene un tinte rosa extraño en el que brillan las estrellas.

Roma parece una pira gigantesca que ilumina toda la Campania.

A los resplandores de aquella luz rojo sangre, se miran  a lo lejos  los montes y los pueblos; las casas de campo, los monumentos, los acueductos, los templos.

Y los actos de violencia, el robo, el saqueo, se propagan por doquier.

Parece que el espectáculo de aquella ciudad que el fuego está devorando; convirtiéndola en un montón de humeantes ruinas, subleva en el ánimo de los espectadores, la versión de que el César ha dado la orden de quemar Roma, para librarse de los olores del Suburra y construir una nueva ciudad llamada Neronia.

neron roma

Llenos de ira, dicen que el César está loco y que por un capricho criminal, ha decidido sacrificar a millares de romanos.

Muchas personas después de haber perdido todos sus bienes o sus seres queridos, se arrojan a las llamas dominadas por la desesperación.

Muchos mueren quemados o asfixiados por el humo.

La destrucción parece tan completa, implacable y fatal como el destino. Y el incendio se sigue propagando.

Marco Aurelio fue trasladado a la casa de un comerciante que le da hospedaje, baño, ropa y alimentos, para que recobre sus fuerzas.

Éste le confirmó que Lino se había ido con el sacerdote Nicomedes y el prelado Fileas, obispo en cuya casa había encontrado refugio y que estaba fuera de la ciudad, en Laurento.

Saber que ellos habían escapado del incendio le dio nuevas fuerzas. Ve claramente la mano de Dios que los está protegiendo y da gracias por ello en una plegaria silenciosa.

Luego dijo:

–           Gracias Efrén, por tu caridad. Iré a buscar a Lino. Mi esposa está con ellos.

Efrén le aconsejó:

–          Será mejor que atravieses el Monte Vaticano hasta la Puerta Flaminia y cruzas el río por ese punto. Es el sitio menos peligroso.

Y Roma ardió por seis días y siete noches.

De las catorce divisiones de Roma, quedaron solo cuatro, incluyendo el Transtíber.

Las llamas devoraron todas las demás.

La catástrofe ha sido demasiado grande y no tiene paralelo en el mundo.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

P98 ¡ADVERTENCIA MUNDIAL!


cordero-sellos27 DE AGOSTO DEL 2015

Amado Pueblo Mío:

En Mi Amor permanecen todas las criaturas humanas. Ni un instante retiro Mi Misericordia de Mi Pueblo, al que amo con amor eterno. Al que le dispenso y le perdono cuando llega ante Mí, arrepentido con firme propósito de enmienda.

Las flaquezas humanas las miro con dolor, ante Mi gran e infinito Amor por cada uno, sin embargo envío fortaleza para que quienes me suplican que les auxilie para no caer, sean robustecidos no sólo por la fortaleza sino por Mi Amor.

Los hombres deben pedirme para que yo les envíe mi Auxilio. Respeto el libre albedrío que poseen y espero a ser llamado.

23-señor-de-señores

En este instante, son más los que Me olvidan que los que  Me invitan a su vida, son más los que se mantienen en falsas ideologías que los que Me siguen. Los hombres siguen a las masas y éstas van en contra de Mis Mandatos, debido a que el libertinaje les hace mirar con disimulo y con indiferencia, la crudeza que viven.

MIS HIJOS PADECEN A CAUSA DEL COMUNISMO.

Padecen en varios lugares de la Tierra en donde los hombres no se miran como hermanos sino como enemigos. Quienes tienen poder destierran a sus hermanos, les atormentan y se gozan de ello, siendo esto sólo leves reflejos del padecer que llegará conforme avance esta ideología que luchará para debilitar al resto de la humanidad y a la que Mi Madre llamó  a derrotar y no fue obedecida. (1)

COMUNISMO ATEO

No Me tienen presente como  deberían, algunos viven una falsa religiosidad sin compromiso, sin actos que les delaten frente a sus hermanos…

Son unos cuantos que viven en la lucha constante para cumplir Nuestra Voluntad Divina… Son unos cuantos los que comparten Mi Palabra y se adentran, en el conocimiento y el cumplimiento de la Sagrada Escritura, ya que desean seguir los pasos de Mis Discípulos y eso precisamente es lo que deseo: que Mis Discípulos de los Últimos Tiempos se mantengan actuando sin detenerse…

Este instante no es para que mis hijos permanezcan estáticos. Sino para que actúen en favor de los que no me conocen y de los que conociéndome, tambalean.

predicandoevangelio

Yo busco la humildad en las criaturas. A una criatura humilde le doy la sapiencia que no posee el docto. Son demasiados los que sintiéndose cumplidores de Mi Voluntad, se atreven a decirme lo que es lícito o lo que creen no es lícito, para que Yo actúe sobre una criatura Mía.

Ignoran que con Mis Primeros Discípulos no terminó la apostolicidad de Mi Iglesia, sino continúa como deber de cada uno de ustedes y han renunciado a continuar con este deber, y al renunciar la mayoría a esta designación, YO envío mi Santo Espíritu para que actúe en las almas de quienes se mantienen dispuestos para tomar Mi palabra como regla de su vida.

¡Tanto ignora el hombre y tanto Me contradice, cuando Yo les pido: “¡Arrepiéntanse y crean”!… Pero el orgullo puede más que reconocer Mi Palabra, la que explicito para bien de toda la humanidad.

SOBERBIA

Me piden Misericordia y Mi Misericordia se encuentra ante cada uno, pero ¿Con qué responden a Mi Misericordia?

Este es el instante de los instantes y temen Mis advertencias. Pero si no temieran y se enmendaran, ¡Cuántas almas encontrarían la salvación!

Temen a Mis Llamados y a los de Mi Madre para que se conviertan ante los acontecimientos que enfrentan. Pero no enmiendan el camino y aún en medio de este crítico instante, en que los hechos les asedian constantemente. NIEGAN LOS SIGNOS DE ESTE INSTANTE.

tétrada de lunas rojas

Niegan que esta generación, se está abalanzando en contra del Don de la Vida.

DANDO MUERTE a millones de inocentes mediante el aborto voluntario y los asesinatos causados por quienes creen poseer derecho sobre la vida de sus hermanos, al no comulgar la misma fe.

El hombre elimina la inocencia en la Tierra, permitiendo al Enemigo del alma que posea cuanto desea, al entregarse el hombre en la insaciable sed de pecado con que el mal invade a la humanidad; preparándola para que acepten al que se levantará contra Mi Pueblo. (2)

MARTIRIO EN SIRIA

Hijos Míos:

Soy Justo Juez. Mi Justicia se encuentra en estado actual, de lo contrario no sería Dios. Por ello, quienes niegan mi Justicia abren la puerta para que Satanás se apodere de lo que es mío: las almas.

Caminan hacia el abismo, la humanidad ha preparado su propio doloroso futuro, ese que ha forjado con sus propias manos, y acarreará la más pesada cruz que habrá cargado la humanidad.

El amor al dinero les lleva a entrar en pánico y la desesperación se apodera de los hombres. En este instante sienten alivio ante las noticias sobre la economía, aunque esto no durará. Será una leve esperanza para los poderosos, aunque en instantes será nuevamente la agitación y la desesperación.

economiamundial

Hijos, no miran el rumbo que les marcan, porque no me miran y no creen. De lo contrario tendrían claro cuánto les he dicho.

Se encuentran en desesperanza quienes me han desterrado de su existir, no así Mi Pueblo. Éste que sabe que luego de Mi Misericordia, vendrá Mi Justicia y atesora bienes espirituales para ese instante.

Hijos ¡Tanta calamidad que atraen con tanta rebelión. TANTO DOLOR que forjan con sus propias manos. Tanta desesperanza en los corazones aferrados a lo mundano y ¡Tantos corazones ajenos al devenir de la humanidad!

materialismo

El Maligno infunde temor: Para que no se enteren de cuanto les alerto… Para que nieguen Mis advertencias.. Para que no se preparen y así atraparles en sus garras, utilizándoles para que actúen en contra de sus hermanos, consintiéndolo como si fuera correcto…

Hijos, Mi Corazón sangra por cada uno que se pierde. Y antes de que se pierda, Yo mismo Me presento ante cada uno en busca del arrepentimiento.

Les envío Mis Ángeles para que les muestren el error, pero se encuentran cegados por las modas y la inmoralidad. Y no escuchan ningún llamado, ni logran mirar a Mis Ángeles al encontrarse ensimismados en el pecado.

JINETES APO

Pueblo Mío, el Espectro de la Guerra dejará de ser espectro, para ser una dolorosa y temida realidad. Los Pueblos se encuentran agitados, el hombre percibe la cercanía de la guerra ¡Cuánto padecerán, hijos!

¡Cuánto horror llegará en instantes, sin que lo busquen! Habrá hambruna y pestes. El calor será sofocante, aumentado por las armas.

Yo Su Dios no abandonaré a Mi Pueblo. Al que se esfuerza, al que lucha contra sí mismo para no desobedecerme. Al que se aleja de lo mundano, para no entrar en tentación sabiéndose débil y que puede caer. Al que se mantiene  atento a la explicitación de Mi Palabra.

eucaristia

Cumplan con Mis Mandamientos.  No actúen en contra de Mi Donación en la Eucaristía. Sean cada instante testimonios vivos de cuanto les He Revelado.

Oren Hijos Míos, por Estados Unidos. Padecerá grandemente, será estremecido y azotado por sus enemigos.

Oren hijos Míos, por Colombia. Su suelo será estremecido y su Pueblo, amenazado. Oren hijos Míos, por China. No muestra la verdad sobre su economía, para que la humanidad entre en pánico.

monedachina

Oren hijos Míos, por Mis Hijos Predilectos. Para que en todo instante se apeguen a Mi Palabra y a Mi Madre…

Las aguas continuarán deseosas de lavar el pecado del hombre.

Amado Pueblo Mío, no esperen a un Dios lejano, Yo Me encuentro en cada uno. Búsquenme en el interior de cada uno y allí donde sólo tú y Yo nos hablamos, Yo tomaré con todo Mi Amor a Mis ovejas, a las que me siguen y a las extraviadas.

Jesus-Ovejas-Cabritos-1b

Amado Pueblo Mío, que no les encuentren desprevenidos. Cada uno se examinará a sí mismo. Conviértanse con prontitud. (3)

Amados, la oscuridad llegará inesperadamente y el Maligno enviará a sus demonios sobre la Tierra y junto a los rayos y centellas, atormentarán al hombre sin cesar.

PUEBLO MÍO, NO LES ATEMORIZO, LES EXPLICITO LOS ACONTECIMIENTOS.

 Ya que ante tanta algarabía no escuchan y ustedes pretenden continuar así. Pero la mano del hombre ha forjado su propio camino.

1caida1

Mi amor no se detiene. Es una constante emanación de bien para cada uno de ustedes. Sean portadores de Mi Palabra.

“YO SOY EL QUE SOY” (Ex. 3, 14) y le hablaré  a cada uno. Les alimentaré como a las aves del campo. Les aliviaré el dolor y calmaré la sed, porque yo soy su Dios.

Les bendigo. Les amo. Su Jesús.

compasion yamor

(1)  Fátima: el pedido del Cielo desestimado, leer… (2)  El anticristo y sus tentáculos, leer… (3)  El Aviso, leer…

Comentario del instrumento

Hermanos (as):

En este derroche de Amor Divino, no podemos pasar inadvertidos los constantes signos de alerta con que nuestro Señor Jesucristo y nuestra Madre Santísima nos llaman para que no nos desapeguemos de la realidad.

Oremos para que la soberbia no se apodere de nosotros, ya que la soberbia es como un globo inflado de aire, se mira a sí mismo grande y por sobre los demás, pero en realidad todo ese sentirse alto y por sobre los demás, se reduce al aire que lo ha inflado. Ese aire no permanece para siempre.

SOBERBIA1

Pidamos la humildad para que cuanto Dios nos da, sea para Su Gloria, pues lo nuestro es el pecado y la nada, porque el Todopoderoso hace proezas en los que no son nada.

Cuanto miramos, en este instante, son las señales del acontecer cotidiano del hombre, no lo miramos a simple vista, sino sólo cuando su estabilidad se ve amenazada.

Confiemos en que nunca somos abandonados de la Mano Divina, cuando todo parece perdido, la Trinidad Sacrosanta y nuestra Madre Santísima vienen en socorro de Sus hijos. Por ello, ¡Que no nos derrote lo venidero! Sino que sea motivo de mantenernos en la Voluntad Divina para alcanzar la Vida Eterna. Amén.

vida-eterna-con-jesus

LLAMADOS  DE LOS  ÚLTIMOS TRES MESES

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, oren por Estados Unidos, será azotado por la Naturaleza. Pueblo Mío ora, porque conociendo no atiendes y no conociendo desatiendes. Hijos, oren por Estados Unidos, su suelo será estremecido. Hijos, oren por Japón, es flagelo que no se detendrá. Oren, los volcanes despiertan nuevamente.

Oren por el País del Norte, ahí Mis hijos sufrirán por la rebeldía de su gobernante contra las Leyes de Dios.

Barack Obama aborto

Oren hijos Míos, por California y en especial por San Francisco, será fuertemente estremecida.  El agua limpiará la tierra de todo el mal que el hombre vertió sobre ella. San Francisco y las costas cercanas, serán azotadas por el estremecimiento de la tierra y por el mar. Padecerán grandemente por esta causa. Algunos que atacan como leones, arremeterán en esos instantes en que este Pueblo padece.

Oren Hijos Míos, por Estados Unidos. Sufrirá grandemente, la tierra se estremecerá. Ora Pueblo Mío, ora. La Tierra se estremece, el agua se levanta para purificar la Tierra. Estados Unidos. Padecerá y su lamento será estremecedor.

Oren hijitos, no desaprovechen el rezo del Santo Rosario. Reciban a Mi Hijo en la Eucaristía. El Suplantador de Mi Hijo, el Anticristo se mueve en el mundo y se presenta ante ustedes sin que le reconozcan.

FEMA Preparing For Large Earthquake On Cascadia Subduction Zone

Oren hijos Míos, por Estados Unidos: el hombre le hará llorar y padecerá ante el gran estremecer de la Tierra. San Francisco padecerá su lujuria.

El Maligno causará un mal a Mis hijos y les causará confusión. La tierra se estremecerá con fuerza.

Hijos amados oren, conviértanse. Oren por Estados Unidos  y Colombia, padecerán con gran dolor. Estados Unidos se conmocionará ante la insidia del terrorismo que le herirá. El gran águila,  perderá su plumaje. Un Cuerpo Celeste avanza hacia la Tierra, oren.

aguila-cayendo

Oren, hijos Míos, la Guerra no espera, SIENDO UN NEGOCIO POTENCIAL PARA LOS PODEROSOS, no espera. Y Mi Pueblo no se encuentra preparado. El Águila será herida y actuará sin pensar.

Oren, amados Míos por Mis hijos de Estados Unidos, padecerán flagelos constantes. Arrepiéntanse, hijos, busquen la salvación del alma.

La Tierra se estremece y se estremecerá fuertemente, un esperado terremoto se dará pronto, oren por ello.

Oren, amados Míos por Estados Unidos, padecerá en su corazón y en sus miembros. Los volcanes causarán estragos.

Wallpapers_-_Nature_9_-_Midway_Geyser__Grand_Prismatic__Yellowstone_National_Park__Wyoming

Les pido orar fuertemente por Estados Unidos, su nombre será repetido, escuchado y escrito en todo el mundo. La Naturaleza se acerca, ante la desobediencia de este Pueblo hacia Mi Ley y el dolor será llevado por las manos de hombres hacia esa tierra amada por Mí. La opresión en contra de Mis hijos será vivida por los inocentes y Estados Unidos será estremecida y azotada por el terrorismo.

Oren, Hijos Míos, por Estados Unidos, sufrirá grandemente, la tierra se estremecerá. El agua se levanta para purificar la Tierra. La soberbia del hombre le llevará a la Guerra. Los Pueblos se agitarán, CULPARÁN A MI HIJO DE SUS DESVENTURAS, sin mirarse a sí mismos.

Oren por sus hermanos que adoran al dios dinero, no encontrarán reposo. El volcán Yellowstone amenaza a la humanidad. Oren, hijos Míos, los volcanes despiertan como despierta el oso que invernaba.

Yellowstone NP Old Faithful see the walkway

La tierra se estremece y los mares se agitan, como ha agitado el águila a países pobres e indefensos, causando dolor a inocentes.

Oren hijos, la falsedad se mantiene ante ustedes. Quienes digan que auxilian y defienden a la humanidad, son los mismos que dan poder armamentista a los terroristas que estremecen a los verdaderos hijos de Dios, mediante la crueldad y la Venganza de Satanás.

Oren, Pueblo Mío, oren por Estados Unidos. Padecerá fuertemente a causa de la Naturaleza.

Día-del-Orgullo-Gay-2013-en-Nueva-York

Padecerá en donde sobreabunda el pecado, en donde sobreabunda la indiferencia hacia Mí y de donde he sido arrojado de Mis hijos.

Oren a tiempo y destiempo.

Oren por Mi amado Pueblo Mejicano, pues  Mi Madre encontrándose allí; derrama lágrimas ante tanto niño abortado y ante tanta inmoralidad que debería ser vergüenza de Mis hijos.

milagro en el tepeyac

MILAGRO EN LA TILMA DE JUAN DIEGO, DURANTE UNA MISA OFRECIDA POR LOS NIÑOS ABORTADOS

http://www.revelacionesmarianas.com/luz_de_maria.html

UN MENSAJE DE ADVERTENCIA PARA EL MUNDO Y  PARA LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

7.02.2002

Ciudadela Mía, te he llamado con el fin de que anuncies Mi Retorno. Te he llamado para que reveles Mi insondable Misericordia a todos Mis hijos que siguen sentados en la apatía y en su propio mundo de indiferencia. Mis persistentes llamadas al arrepentimiento no se han oído.

Ahora el mundo se arrastra aún más profundamente en el lodo del pecado y en la sombra de la muerte. Mi semilla está muerta por falta de riego. Muchos de Mis pastores Me han fallado, arrastrando tras ellos millones de almas al Abismo y la perdición. ¿Puede alguien decir: «No hemos sido advertidos, no hemos visto ningún signo celestial»?

Lunas de Sangre

Y continúan viviendo para sí mismos…  Esta generación se ha vuelto muerta a Mi Palabra y prefiere vivir para Satanás que les da todo lo que se opone a Mi Ley de Amor. Libertad e independencia lo llaman ellos, pero en realidad son cautivos del Maligno.

Ahora, cada hombre está equipado para la guerra. La oscuridad gobierna el mundo. Sus corazones, que son viles y están habitados por toda clase de espíritus malignos, están motivados únicamente hacia el Príncipe de las Tinieblas. Yo os he dado a todos, tiempo y ocasiones para libraros de la maldad y la impiedad. Y para reflexionar sobre Mi Benevolencia en estos tiempos de Misericordia.

Por mandato real, he desplegado sin cesar para vosotros en el cielo, prodigios portentosos para reavivar vuestra fe. Pero tantos de vosotros, especialmente en los Estados Unidos, tras haber sido alentados a seguir la senda de las virtudes que conducen hasta Mí y hacia la Vida Eterna, se han vuelto contra Mí y contra Mis enviados, que son los portadores de Mi Palabra. Y, con desdén, Me han rechazado.

Misa negra

Tanto los encumbrados como los humildes han apretado los dientes resueltos a destruir esta Obra.  Mi Reino Imperial está a vuestras mismas puertas… Pero ¿Estáis dispuestos a recibirme?

Con generosidad y con regia prodigalidad he dispuesto un banquete de alimento espiritual para reavivar vuestro espíritu. Cuando Yo estaba ahí, esperándoos para alimentaros con Mi Propia Mano, para salvaros de la muerte, vosotros os negasteis a dar un paso al frente.

Considerando, por lo tanto, vuestra reticencia hacia una verdadera metanoia,  1 Y cómo habéis demostrado a cambio, hostilidad hacia Mis avisos; las anteriores escenas de lamentos que se produjeron.  2

torres gemelas

No son nada comparadas con las mañanas de duelo que os aguardan.  3 mañanas de duelo que serán provocadas por vuestra propia mano.

Vuestra nación gobierna en completa oposición a toda Mi Ley de Amor, que difiere de vuestros extraños sistemas de leyes; leyes que cometen los crímenes más atroces hasta el punto de poner en peligro no sólo la tierra, sino también la estabilidad de todo el cosmos.

Yo he cedido Mi Cetro tantas veces, incluso a los seres que no existen.  4 Hoy, con dolor veo desde arriba cómo se volverán contra vosotros vuestros designios.

armas biolog.jpg2

El mundo ya está saboreando los frutos de su propio plato, provocando que la naturaleza se rebele con convulsiones, acarreando sobre vosotros catástrofes naturales, asfixiándose con vuestras propias intrigas.

Os he estado haciendo señas durante años, pero sólo muy pocos han hecho caso. Esta purificación, que cae ahora como un azote sobre ti generación, atraerá a muchos hacia Mí. Y los que desdeñaron Mis avisos regresarán a Mí en su angustia.

Entonces, cuando todas estas cosas se hayan realizado, cuando todo ser que no existía llegue a existir, prenderé fuego a la tierra y la liberaré del azote.

© Copyright 2010 CorbisCorporation

Cuando Dios habla, Su Voz hace temblar la tierra. Mi Reino estará pronto con vosotros, porque Mi divina visitación está al alcance de la mano.

Y todos los que han sido llamados a dar testimonio abiertamente a cada habitante de esta tierra, dejarán ya de estar reprimidos , puesto que la gente estará como una tierra sedienta, anhelando el rocío de Mis Palabras.

Y ellos testificarán las obras del Dios Supremo y Trino, a quien antes no habían conocido ni visto con los ojos de su alma.  Suplicad al cielo que este Tiempo de Purificación no sea tan duro para vosotros, como lo fue para Sodoma y Gomorra.

sodoma

Mi Iglesia será renovada. Agárrate a Mí Vassula, pues he ligado detrás de Mí a muchos de tus opresores. Levanta Mi Cruz por encima de tu cabeza y glorifícame afirmando Mi poder.

1 Arrepentimiento 2 Alusión al 11 de septiembre de 2001. Este suceso fue anunciado 10 años antes, el 11 de septiembre de 1991, advirtiéndonos que debíamos arrepentirnos 3 Ap 11, 18: «Ha llegado el tiempo de destruir a los que destruyen la tierra» 4 Los espiritualmente muertos

http://tlig.bmetrack.com/c/v?e=7CA9A2&c=1CF94&l=377BCFC&email=jGlz7HkFLgWiuhh2XF%2B36KnyCMcWseLxBJcAT8xErqg%3D&relid=C6EC15A

virgin_mary_mother_jesus_christ_abstract_hd-wallpaper-1769066

24 DE AGOSTO DE 2015 – 8:20 A.M.

LLAMADO URGENTE DE MARÍA ROSA MÍSTICA A LA GRAN NACIÓN AMERICANA

Hijitos, la paz de Dios os acompañe y mi protección maternal esté siempre con vosotros.

De luto se vestirá la gran Nación Americana, no ha querido volver a Dios y sigue haciendo caso omiso a los llamados del Cielo que la llaman a la conversión. Una gran bola de fuego se aproxima por el espacio que castigará el pecado y la maldad de esta nación.

asteroid

De las entrañas de su tierra el gran Dragón Amarillo despertará y traerá también desolación y luto a esta gran nación.

firedragon

¡Qué tristeza siento por mis hijitos de esta tierra americana! Sus ciudades costeras sufrirán y la muerte llegará de repente. Todo el poder y tecnología de esta nación no podrá detener la Justa Ira de Dios.

Grandes pruebas vienen para la nación americana. Recogeos en oración Pueblo de Dios que habitáis en ella. Hijitos de otras naciones volved a vuestra tierra, porque las trompetas anunciarán la Purificación de esta tierra americana.

Como Madre de la Humanidad, hago un llamado urgente a su gobernante y a sus legisladores, para que sean abolidas las leyes que atentan contra la vida y la moral cristiana.

CAPITOLIO

Hijitos, la Justicia de Dios que es recta e inexorable, está próxima a castigar vuestra nación. No seáis insensatos, ni os creáis dioses. Respetad la vida como don de Dios y no retéis a mi Señor.

El pecado del aborto, la masonería, la injusticia social, los bajos instintos y todas las leyes que aprueban las relaciones entre parejas del mismo sexo, son una afrenta al amor y misericordia de Dios y son una vergüenza para vuestra nación.

¡Oh Babilonia de estos Últimos Tiempos, si no volvéis a Dios de corazón, os aseguro que desapareceréis de la faz de la tierra! ¡Mi Padre no os soporta más y ya decretó su sentencia contra vuestra nación!

babilonia-mujer-y-bestia

¡Recapacitad oh Nación del Águila!

¡No sigáis quebrantando los Preceptos de mi Padre; para que no tengáis que conocer su Santa y Justa Ira!.

Hago un llamado urgente a mi Ejército Militante aquí en la Tierra para que cuanto antes se lleve a cabo una gran jornada de oración, ayuno y penitencia, por la gran nación americana.

AGUILA AMERICANA

Se ore también por su gobernante y legisladores para que sean abolidas las leyes que van en contra de natura y cese el derramamiento de sangre inocente.

Soy Yo, vuestra Madre, la Rosa Mística quien os lo pide. Atended a mi LLAMADO ANGUSTIOSO, habitantes de la gran nación americana.

porque están próximos a desencadenarse una serie de eventos cósmicos y naturales que traerán desolación y muerte para vuestra nación.

Le pido HUMILDEMENTE  a su gobernante que pare la guerra próxima a desatarse, porque ésta será un FLAGELO para su nación.

OBAMA-GUERRA

Los ejércitos de Gog y Magog se unirán como está escrito. Y TERMINARÁN DESTRUYENDO VUESTRA NACIÓN.

 No quedará piedra sobre piedra de ella.

templo2

Atended a mi llamado hijitos americanos. Confirmad mis palabras con mis instrumentos que viven en vuestra nación; para que no pongáis en duda mi mensaje.

Seguid el ejemplo de los habitantes de Nínive, que se convirtieron por la predicación de Jonás. Haced también vosotros lo mismo y os aseguro que mi Padre que es lento a la Ira y Rico en Misericordia; se abstendrá por vuestra conversión, de enviaros el Castigo.

Que la paz de Dios os acompañe, hijitos de mi gran nación americana.

1Jonas tragado por la ballena

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística.

¡LLAMADO ANGUSTIOSO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD!

Hombres de buena voluntad, que la paz de Dios esté con vosotros. El pecado del hombre de hoy está rompiendo con el equilibrio y la armonía que rigen mi Creación. El Universo y el hombre son esencia del Amor de Dios y guardan una estrecha relación. Mi Juicio a las Naciones es necesario, porque al paso que va la humanidad; si no intervengo, el hombre y su tecnología de muerte destruirían mi creación.

A través de toda la historia de la humanidad, nunca existió una generación tan perversa y pecadora, como sucede al presente. El Cosmos se conmociona por el pecado del hombre de estos Últimos Tiempos. Toda mi creación, exceptuando el hombre, guarda equilibrio y armonía.

abstraction- planets- light-surface-fantasy

 Es el hombre, mi criatura más amada la que está rompiendo las leyes naturales y espirituales de todo cuanto existe. Os digo, que el pecado de un solo hombre afecta a muchos. Y el pecado de muchos, afecta el equilibrio de la Creación y rompe con la armonía de las cosas creadas.

La Creación es una sola y en ella está incluida la humanidad. La esencia humana es una sola, los seres humanos no son diferentes en su esencia. El hombre es uno solo, creado a Imagen y Semejanza de su Creador. Hay diferentes razas, pero una sola es la unidad, el ser humano.

Entended que sois seres espirituales y que hacéis parte de un Universo que es también espiritual. Por eso, cuando la relación hombre y cosmos se rompe, se afecta el equilibrio y la armonía que rige en el ecosistema.

COSMOS

Todo fue creado con amor y sabiduría y guarda una estrecha relación. Pero el pecado del hombre de hoy, está rompiendo ese equilibrio espiritual y universal, haciendo que el Universo se descontrole.

El hombre es un universo unido al cosmos y todo está sabiamente relacionado por el amor de Dios Padre. Al romperse el equilibrio del amor por parte del hombre, todas las demás criaturas sufren y la creación se descontrola.

Hijos míos, espero que entendáis todo esto y que recapacitéis y toméis conciencia del daño que vuestro desamor está haciendo a mi Creación.

MUERTE MASIVA DE BALLENAS EN ALASKA

MUERTE MASIVA DE BALLENAS EN ALASKA

 Recapacitad y volved a mí, que soy la vida; arrepentíos de corazón y haced cadenas de oración, ayuno y penitencia a nivel mundial. Imitad al pueblo de Nínive, entonces tendré misericordia de la humanidad y no la castigaré como merecen sus pecados. Acordaos: Hasta el último segundo esperaré al pecador para que se convierta… De lo contrario, será mi Justicia la que se encargue de restablecer el orden y el derecho.

Estáis ya en tiempos de purificación, cada día se irá intensificando más la Prueba. Grandes acontecimientos en el Cielo y en la Tierra anunciarán el paso de mi Justicia.  La Purificación para mi pueblo fiel y orante será más llevadera. Los días serán difíciles, pero si confiáis en vuestro Dios y guardáis sus Preceptos, todo pasará como un sueño para vosotros.

Para todos aquellos que me han dado la espalda, ESTOS DÍAS SERÁN SU PEOR PESADILLA.

luna de sangre

La tecnología del hombre de hoy no podrá detener el Fuego de mi Justicia.  El Cosmos está a punto de sufrir grandes cambios que afectarán la vida en la tierra. El Universo se conmocionará, las estrellas perderán su brillo, el sol y la luna se oscurecerán (Joel 2, 10).

De las entrañas de mi Tierra, dragones de fuego brotarán y mi creación temblará y gemirá como mujer en parto.  La tecnología del hombre se revertirá contra él y en su afán de querer detener el paso de mi Justicia, lo que hará será acrecentar los problemasLo que está escrito se cumplirá al pie de la letra, porque no sale una palabra de mi boca, sin que regrese a Mí, dando el fruto esperado.

La falta de agua y la carencia de alimentos traerá la guerra entre las naciones. El conflicto armado sólo producirá más desolación y muerte y hará de mi creación un valle de lágrimas.  La soberbia del hombre desencadenará  muchas desgracias.

usisrael-obama

¡Pobre de ti Jerusalén, porque serás probada como se prueba el oro en el fuego!  ¡Oh reyes de la tierra, de nada os servirán vuestros corceles y vuestras flechas de fuego, de nada servirán vuestros pájaros de acero, vuestra ciencia y tecnología no servirán de nada en el Tiempo de mi Justicia!

Oh naciones impías que no quisisteis acogeros a mi Misericordia, que negasteis mi existencia, que no hicisteis caso a mis advertencias y que despreciasteis a mis emisarios.  ¿Por qué os quejáis y lamentáis ahora?  No digáis que no estabais avisadas, porque con mucha anterioridad os había anunciado estos tiempos.

¡Ya es tarde para vosotras Babilonias modernas. Tapasteis vuestros oídos a mi Verdad y vuestros hijos se rebelaron contra Mí,  siguiendo cada uno los dictámenes de su perverso corazón!.  Nadie os escuchará en el Tiempo de mi Justicia, ya no hay marcha atrás.

gog-and-magog

Mi Justicia todo lo transformará, todo lo purificará.  No os destruiré por completo a pesar de vuestros pecados y maldad, dejaré supervivientes como lo hice con Lot y su familia, ellos habitarán mis Nuevos cielos y mi Nueva Tierra y serán mi Pueblo y yo seré su Dios.

La paz, el amor y la armonía, florecerán como cedros del Líbano y mi Voluntad se hará en los Cielos y en la Tierra y no volverá a recordarse el pasado. La noche de mi Justicia ESTÁ CUBRIENDO mi creación y mis criaturas. El celo por mi heredad me devora.

NO PERMITIRÉ LA DESTRUCCIÓN DE MI CREACIÓN.soberbia Pues será asolada y casi destruida por el hombre y su tecnología de muerte. Mi Intervención Divina no permitirá que esto suceda. Mi Adversario encarnado y su doctrina de muerte, hará que la inmensa mayoría de la humanidad atente contra mi creación. La soberbia, apostasía, egoísmo, envidia y prepotencia del hombre de hoy, desencadenarán la desgracia.

Después de la desolación y la desaparición de todos los impíos, restableceré mi Creación y será el nuevo paraíso para mis sobrevivientes.

Mi Tierra la heredarán los hijos de Dios; aquellos que permanecieron firmes y fieles en las pruebas. Ellos brillarán como crisoles, yo seré su Dios y ellos serán mi Pueblo.

PUEBLO DE DIOS

Me llamarán y responderé a su llamado; seremos una gran familia en el Amor, la Paz y la Armonía.

Por eso os digo: no desfallezcáis Pueblo mío, porque la hora de vuestra Emancipación se acerca. Permaneced fieles a vuestro Dios y os concederé el gozo de una nueva vida. Mis nuevos cielos y mi nueva tierra os espera. La Gloria de Dios aguarda por vosotros. NO TEMAÍS. Los días están cerca en que vosotros veréis al Rey en todo su esplendor.

Dichosos vosotros Pueblo Mío, porque lo que el ojo no vio, ni el oído escuchó, vosotros lo veréis y escucharéis mañana. Mi reinado está cerca, falta poco. Permaneced perseverantes y fieles a vuestro Dios y la corona de la vida os concederé.

corona fiel

¡Ánimo pueblo mío! No desfallezcáis, porque muy pronto descubriréis el verdadero significado que se encierra en la palabra GOZO.

Que mi paz esté con vosotros y permanezca siempre. Soy vuestro Padre. Jesús Yahvé, Señor de las naciones.

Dad a conocer mis mensajes, pueblo mío.

30Dios Padre se pone a nuestro alcance

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

 

F22 MATRIMONIO Y SACRILEGIO


19HIJO PRODIGODice Jesús:

Habéis leído en mi Evangelio, el envilecimiento del hijo pródigo que dilapidó en vicios las riquezas recibidas de su padre y se redujo a la condición de guardador de puercos. Más ¿Pensáis que sea eso el summum de la abyección?

En verdad os digo que si os fuese dado subir a Mi Presencia con vuestro cuerpo y vuestros vestidos. Y uno de vosotros por la muerte que le lleva repentinamente, subiese con su vestido más sucio que el de un porquero que hubiese caído muerto en medio del establo cubierto de estiércol; no causaría tanta repugnancia a los celestiales habitantes de mi Reino, ni despertaría tanto mi enojo, como la aparición ante mi Presencia del alma de un apestado de vicios carnales.

El primero tendría una suciedad que desaparece y no es juzgada con rigor, pues es causada por su penoso trabajo, que incluso atrae sobre el honrado rabadán la bendición divina.

gangrena

La del segundo es una suciedad que no desaparece: lepra del alma a la que cubrió de gangrenas fétidas, que la han corroído sin límite en el tiempo. Y así el vicioso impenitente tiene su alma digna de Satanás, por los siglos de los siglos.

Y cuando digo «vicioso» no me refiero tan sólo a ciertas formas de vicio a las que vosotros mismos las tenéis por tales y las practicáis lo mismo, por la estulticia que no sabe resistir a los estímulos del mal. Falta en vosotros mi Fe. Si la tuvieseis, venceríais a la carne. Más no la tenéis y el sentido prevalece sobre el alma.

Desterrad de vuestra mente y de vuestro corazón cuantos falsos dioses habéis en ellos entronizado comenzando por el dios de fango que sois vosotros cuando no vivís en Mí. No levantéis más altares a dioses falsos. Poned, no ya sobre altares de piedra sino sobre el altar vivo de vuestro corazón al Único y Verdadero Señor Dios vuestro.

sabiduria%20dios

Servidle a Él y tributadle culto verdadero de amor, de amor y de amor; vosotros, hijos que no sabéis amar y que decís palabras de plegaria. Palabras tan sólo, pero que no hacéis del amor vuestra plegaria, única que Dios agradece.

Recordad que un sincero latido de amor que salga como nube de incienso de las llamas de vuestro corazón enamorado de Mí, tiene para Mí un valor infinitamente mayor, que miles de rezos y de ceremonias hechos con un corazón tibio o frío.

Cierto que Dios debe ser amado sobre todos; pero nadie puede decir que ama a Dios si rehúsa amar a los que Dios ama.

jesusconpobresyenfermos_thumb5b45d

No sabéis creer, NO sabéis amar, NO sabéis rechazar la Maldad, ni a Satanás… Y como no alcanzáis esto, logrando únicamente aumentar la confusión sobre la tierra y en las conciencias; tampoco sabéis crear para vosotros en vuestro interior esa Fe sin la cual es inevitable el error. Os extraviáis. Os fabricáis religiones; mas no tenéis la Religión.

Amáis a un hijo, al marido, a un pariente…  Más que a Dios y perdéis el amor y el respeto a Dios si os lo arrebata.

Amáis y hasta veneráis como a un dios a cualquier hombre desgraciado que se autoproclama «dios», siendo tres veces más fango que vosotros. Y dobláis ante él, no ya la espalda  -esto sería poco mal-  sino vuestro criterio. Y sobre todo, vuestra conciencia. Pecáis por agradarle.

10adoracion satanica

Si llego a disculpar a quienes pecan por amar desordenadamente a un familiar; no perdono a quien se vende y vende su conciencia a una potestad contraria a Dios.

Es preciso ser hijos de Dios haciendo frente a los tiranos y arrostrarlo todo, antes que quemar la propia alma delante de los ídolos de barro. Cuando el hombre pierde el culto santo del verdadero Dios y cae en la idolatría de seres iguales o inferiores a él, adulterando en sí mismo la joya admirable que le hace semejante a Dios, todo se deprava en él.

Y no resulta exagerado decir que el tiempo en el que os encontráis, es un campeón de tal depravación, puesto que ninguna le falta. Pensáis ‘¿Qué cosa es aquel defecto, esa costumbre amoral? Nada: una nimiedad. ¿Pecado grave? ¡Qué va…! ¿Pecado venial? ¡Ni mucho menos! Una simple imperfección debida a la vida agitada de hoy o a la imposición de un complejo de circunstancias’

23dinero-mujeres-poder

Sois amorales tanto unos como otros y no os preocupáis de Dios. Eso es todo.

Y sobre todo, no apliquéis el término «dios» a criatura alguna humana, a la que améis con hambre de sentido o devoción de la mente.

A Uno sólo ha de aplicarse dicho Nombre: a Mí. Y a Mí se me debe decir con amor, con fe y con esperanza. Tal Nombre será así vuestra fortaleza y vuestra defensa.

frase-jesus-es-mi-dios-jesus-es-mi-esposo-jesus-es-mi-vida-jesus-es-mi-unico-amor-jesus-es-todo-teresa-de-calcuta-132027

Haced lo que os he dicho, derribando las tres concupiscencias, dándole un nombre claro a vuestro vicio, como claro es Dios al deciros: «No hagas esto o aquello».

Es inútil entrar en sutilezas acerca de las formas. Quien tiene un amor más fuerte que el que da a Dios, cualquiera que sea este amor, es un idólatra.

Quien nombra a Dios, profesándose su siervo y luego lo desobedece, es un rebelde. Quien mata, es siempre asesino. Quien fornica es siempre lujurioso. Quien roba es siempre un ladrón.

Quien desea para sí lo que no es suyo, es siempre un glotón que padece la más abominable de las hambres. Quien profana un tálamo, es siempre un inmundo.

adulterio

La envidia no es caridad: es anticaridad. Quien desea descomedidamente las cosas de los demás es envidioso y no ama. Contentaos con lo que tenéis.

Pensad que bajo la apariencia de alegría a menudo se encuentran dolores que Dios ve y que se os ahorran a vosotros, aparentemente menos felices de  quienes envidiáis. Qué si por otra parte, el objeto de vuestro deseo es la mujer o el marido del prójimo, sabed entonces que unís al pecado de envidia los de lujuria y adulterio.

noveno mandamiento

Con eso cometéis una triple ofensa a la Caridad contra Dios y contra el prójimo.

¿Creéis no haber merecido sufrir lo que estáis sufriendo? ¿Seréis tal vez, monstruos perfectos de soberbia, seréis acaso tan perfectos que podáis autoproclamaros sin culpa alguna que expiar? Mirad atrás, a vuestro pasado… Y no digáis: «No he matado ni robado».

No son éstas las únicas culpas merecedoras de castigo. No roba tan sólo el que se aposta en un pasadizo y asalta después al transeúnte. ¡Oh, se roba de tantas maneras!

impugnacion-de-paternidad

¡Y se roban tantas cosas que no son precisamente dinero!

El que quita el honor y la paz a una mujer y niega su paternidad al bastardo nacido por él, ¿No roba acaso?

Sí. Comete dos hurtos y de los más graves y maldecidos por Mí. Y éstas son las cosas más graves, ya que después de ellas…

satán

SATANÁS SIGUE ROBANDO Y DESTRUYENDO

El adúltero es un ladrón, porque defrauda al compañero de su derecho y le roba una confianza de la que no es digno. Además de que al no saber dominar el apetito de la carne y al saciarse en su hambre depravada; no sólo matan el amor, sino muchas veces también el alma del cónyuge, al hundirlo en la desesperación.

Y ante los ojos de Dios es peor el asesinato espiritual, que el que tomando una arma de fuego, comete el delito de vaciar una descarga y priva de la existencia a una persona, muchas veces obligados por las circunstancias.

El Adulterio es un asesinato premeditado y traidor, que destruye las vidas de todos los vinculados a él. Porque aquel que roba la paz y el honor a una mujer y luego niega la paternidad al bastardo que ha engendrado; comete los latrocinios más graves y maldecidos por Dios…

adulterio y traición

Comete un gran error, tanto el que se escandaliza de una ley puesta por Dios para perpetuar el Milagro de la Creación  y generalmente no son éstos los más castos sino los más hipócritas.

Porque los castos no ven en el acto sexual más que la santidad del fin, mientras que los otros piensan en la materialidad del acto.

Como aquel que con ligereza culpable cree poder saltar impunemente por encima de mi prohibición de pasar a nuevos amores, cuando el primero no quedó disuelto por la muerte.- 

pecado del rey david

Y se olvidan que la Maldición de Dios siempre acompaña el Adulterio; porque es un gravísimo pecado contra el Amor.

-david-weeping-over-the-death-of-absalom

David llora la muerte de Absalón

Cuando llega por fin el momento en el que la mujer deja la casa paterna y entra en la del esposo para ser «una sola carne con él» conforme al mandamiento antiguo (Gn 2, 24)

Y para siempre, según mi nuevo mandato que dice: «Lo que Dios unió no puede, por motivo alguno, separarlo el hombre» (Mt 19, 5-6).

Porque separar equivale a incitar al Adulterio y el pecado de Adulterio; lo comete no sólo el que peca materialmente, sino también el que produce las causas del pecado poniendo a una criatura en condiciones de pecar.

mamitis

Y esto no es sólo por los maridos que abandonan a sus mujeres y para las mujeres que se separan de sus maridos; sino también para los parientes de una y otra parte, que por perversa intención y egoísmo, meten cizaña entre dos cónyuges.

 O para esos sucios amigos de casa que con mentiras o simplemente, instigando un mal humor que si no fuera alimentado, desaparecería. Crean entre los esposos los fantasmas que vuelven  insoportable la convivencia.

Pues si los esposos viviesen aislados en el círculo de su afecto y de su amor por los hijos; el 90% de las separaciones conyugales no existirían.

0asesinos delmatrimonio

Puesto que los mismos motivos de incompatibilidad que se aducen para obtener una separación entre cónyuges, los hay entre todas las convivencias: entre padres e hijos, entre parientes, entre hermanos y hasta entre amigos que se reúnen.

Y en todas estas relaciones no se impone el llegar a una ruptura tan drástica, como la facilidad con que se rompe el vínculo matrimonial, que es una unión indisoluble en cualquier evento y con todo el desastre familiar que esto implica.

matrimonio_mamitis

El único motivo natural que justifica esta separación, es el Adulterio.

Jamás deberíais ser infieles, jamás. Ahora bien, es el único motivo posible de separación; mirado, no desde mi punto de vista, sino del vuestro. Ya que el punto de vista sobrenatural  y ante Dios, cuando uno de los dos ha faltado, doble deber tiene el otro de ser fiel; para no privar a los hijos del afecto y del respeto.

Afecto de los padres a los hijos. Respeto de los mismos, hacia los padres. Y aquel o aquella que no sabiendo perdonar, alejan al culpable y deciden quedarse solos, difícilmente podrá permanecer solo y pasará a su vez a ilícitos amores, cuyas consecuencias caen inmediatamente sobre los hijos y sobre su moralidad futura».

00shutterstock_81013270

Por eso digo Yo: «El matrimonio cristiano es indisoluble y por ningún motivo es lícito al cristiano separar, lo que un Sacramento unió en el Nombre de Cristo».

Y ante esto, es adúltero y maldito aquel que rompe una unión antes querida, por capricho carnal o por intolerancia moral; aduciendo que el cónyuge se ha vuelto una carga y causa tanta repugnancia, que ya no se soporta.

Dios ha dado al hombre reflexión e inteligencia para que lo use. Y más debieron ser usados en algo de tanta importancia, como lo es la formación de una nueva familia.

la-obsesiva-dependencia-la-madre-causa-anular-matrimonio-catolico

Y si en un principio se erró por ligereza o por cálculo; es necesario después soportar las consecuencias; para no crear mayores desgracias que recaen especialmente sobre el cónyuge más bueno y sobre los inocentes que son llevados a sufrir más de lo que la vida comporta y a juzgar a aquellos a quienes Dios hizo injuzgables por precepto: el padre y la madre.

Y si fueseis cristianos verdaderos, la virtud del Sacramento trabajaría para hacer de los cónyuges una sola alma que se ama en una sola carne.

Pero cuando solo se es cristiano de nombre, terminan siendo dos fieras que se odian, atadas por una misma cadena.

divorcio y odio

Adúltero y maldito es aquel que con fingimiento obsceno, tiene dos o más vidas conyugales y regresa a casa junto al otro cónyuge y junto a sus inocentes, con la fiebre del pecado en la sangre y el olor del vicio sobre sus labios mentirosos. Profanan sus hogares y los corazones de sus hijos con su pecar.

Pues bien, sois adúlteros o hipócritas. Y lo sois a los ojos de vuestros hijos que os parece que no ven, pero que lo ven todo y a los que escandalizáis dándoles pie para que os juzguen.

Yo veo, siento y anoto. Y constituye mi dolor no poder intervenir, porque cuando intervengo, vosotros frustráis mi intervención con vuestra maldad. Estáis tan envenenados que el bien, lo transformáis en mal.

0matrimonio cristiano

Dios no reprueba el matrimonio. Tan es así que Yo hice de él un Sacramento. Y no hablo aquí del matrimonio como Sacramento, sino del matrimonio como unión, cual Dios Creador lo hizo creando varón y mujer; para que se uniesen formando una sola carne que una vez unida, ninguna fuerza humana puede ni debe separar.

Yo, viendo vuestra dureza de corazón cada vez mayor, cambié el precepto de Moisés sustituyéndolo por el Sacramento; con el fin de proporcionar una ayuda a vuestra alma de cónyuges contra vuestra carnalidad de animales y un freno contra vuestra ilícita facilidad de repudiar lo que primero elegisteis, para pasar a nuevas uniones ilícitas con daño de vuestras almas y de las almas de vuestras criaturas.

Le dice el ángel a Tobías: «Te enseñaré quiénes son aquellos sobre los que tiene poder el demonio (Tobías 6, 16 Vulgata)».

RAFAEL Y TOBÍAS

¡Oh, cuántos son ciertamente los cónyuges, que desde el primer momento de su unión, se encuentran bajo el poder del demonio!

Y ¡Cuántos aun antes de ser cónyuges! Porque, desde el momento en que se deciden a tomar un compañero o una compañera, no lo hacen con un fin recto; sino con cálculos fraudulentos en los que dominan el egoísmo y la sensualidad. Y abrazan el estado conyugal, dispuestos a apartar a Dios de sí y de su mente, para  entregarse a la libídine. (Tobías, 6, 16-22; 8, 4-10 y 15-17 Vulgata).

Cuando un motivo honesto cualquiera os aconseje no acrecentar el número de hijos, sabed vivir como esposos castos y no como monas lujuriosas. ¿Cómo queréis que el ángel de Dios vele vuestra casa cuando hacéis de ella un antro de pecado? ¿Cómo queréis que Dios os proteja si le obligáis a desviar su mirada de vuestro tálamo contaminado?

sara_wird_tobias_zugefuhrt-large

El ángel le enseña a Tobías que, haciendo preceder al acto sexual con la oración, éste resulta santo, bendito y fecundo en prole y goces verdaderos (Tobías 4, 12).

¿Comprenderá alguien esta doctrina celestial que trata de enseñaros la grandeza de la creación en el complemento del hombre con la mujer? Cuántos os reiréis de ella sin saber que de vuestra estulticia se ríe Satanás, que gracias a vuestra incontinencia y a vuestra bestialidad, ha logrado trocar en cadena para vosotros, lo que Dios hizo para vuestro bien: el matrimonio como unión humana y como Sacramento.

Os repito las palabras de Tobías a su mujer: «Nosotros somos hijos de santos y no podemos unirnos como los gentiles que no conocen a Dios» (Tobías 4, 12).

0noche nupcial de tobías y sara

Que ellas sean norma vuestra. Y por más que hubierais nacido en donde la santidad se encontraba ya muerta, el Bautismo siempre habrá hecho de vosotros hijos de Dios y al hacer este ejercicio santo, tendréis entonces «una descendencia en la que se bendecirá el nombre del Señor y se vivirá en su Ley”

Cuando se precede con la Oración el acto sexual, éste se vuelve santo, bendito y fecundo de alegrías verdaderas y de prole; porque éste es el objetivo de la unión humana, teniendo presente a Dios en todo momento.

Dios no es un carcelero opresivo. Es un Padre Bueno que se alegra con las honestas alegrías de sus hijos y a sus santos acoplamientos, responde con bendiciones celestes a lo que Dios creó para nuestra bienaventuranza: el matrimonio como unión humana y como Sacramento. 

descuentos-en-el-corte-ingles-para-familias-numerosas1

Y los hijos de los santos no pueden unirse como los gentiles que no conocen a Dios.

El Bautismo ha hecho de vosotros hijos de Dios, que es el Santo de los santos y como tales debéis regular vuestra vida. Y cuando los hijos viven en la Ley Divina que enseña virtud, respeto y amor, los primeros que gozan son los afortunados engendradores: los cónyuges santos que saben hacer del connubio un rito perpetuo y no un vicio oprobioso.

Pues Dios no hizo al hombre y a la mujer para que llegaran al cansancio y a la náusea en sus vicios y pervirtieran la misión de procreadores a la que Dios los llamó.

EVA

Reniegan las mujeres contra la culpa de Eva, cuando sufren. Y maldicen el pecado de Adán los hombres, cuando se fatigan.

Pero la Serpiente está todavía entre vosotros, en el interior de vuestras casas y os enseña con su constrictor y baboso abrazo, el susurro de la inmoralidad que los hace  repudiar la misión creativa.

Porque ¿Acaso no es un vicio entregarse a la sensualidad hasta el hastío negándose a la paternidad y a la maternidad con medios maldecidos por Dios?

anticonceptivos

Hay que ser abstinentes cuando se teme no tener vestido y comida para los que nacerán.

La castidad no es privativa de los vírgenes. Y hay que ser castos en el interior de nuestras casas, tanto como fuera de ellas. Pues nada le es desconocido a Dios.

Hay que dejar para los hijos de Satanás, ciertos pecados ocultos. No seamos inferiores a los brutos que comprenden la belleza del procrear y saben imponerse un freno cuando la estación es adversa.  Y no hay alimento para sus pequeñuelos.

familia-de-felinos-leones1-

Porque no es negando el nacer de una nueva vida, cómo se aumentan las riquezas y el bienestar. Éstos como de una criba sin fondo, se escapan en mil riachuelos; porque otros vicios y pecados darán asalto a las posesiones causando que sean pobres en el mundo y en el Cielo por culpa propia.

Hay que recordar los Mandamientos y las Palabras de Jesús. A quién vive en Dios, Dios le provee.

Pero muchos abrazan el estado conyugal de tal modo, que sacan a Dios de sí y de sus mentes para abandonarse a la libídine. Estos matrimonios se convierten en sacrilegio y sobre ellos domina Satanás.

matrimonio por conveniencia1

Y entonces ¿Cuál es la diferencia entre el lecho del pecado y el tálamo de dos cónyuges que no rehúsan el deleite del placer, pero sí rechazan a la prole? No hay que hacer equilibrismos de palabras y razonamientos sucios.  La diferencia es muy poca.

Cuando por enfermedad o imperfecciones es aconsejable no tener hijos entonces es mejor ser abstinentes y privarse de aquellas satisfacciones estériles que sólo apagan el deseo y sacian un apetito que puede ser dominado.

Si al contrario, ningún obstáculo se interpone a la procreación, tampoco hay que hacer de una ley natural y sobrenatural, un acto inmoral desviándola de su objetivo.

súplica

Cuando cualquier reflexión honesta aconseja no aumentar la prole, hay que saber vivir como esposos castos, siguiendo las normas que enseña la Iglesia y que permite gozar del matrimonio sin obligar a Dios a que desvíe disgustado la mirada, de un tálamo sucio y profanado.

La Iglesia admite la paternidad responsable, con la regulación natural basada en los días infértiles de la mujer. Asimismo, también es lícito el placer sexual, como intercambio exquisito de dos seres en una carne, por el simple deleite placentero del amor.

¡Cuánta miseria hay en las familias que se forman sin preparación sobrenatural! ¡Las familias de las cuales está descarriada toda búsqueda de la Sabiduría divina y donde al contrario, se escarnece la Verdad que enseña lo sagrado que es el matrimonio y su realidad como Sacramento.

442061-matrimonio450-thumb

Miserables familias que se forman sin ningún pensamiento dirigido hacia lo Alto, sino únicamente bajo el impulso de un apetito sensual y de una reflexión financiera.

Cuantos cónyuges hay que después de la inevitable costumbre de la ceremonia religiosa, donde no hay aspiración del alma de tener a Dios consigo en un momento tan crucial; no tienen más un pensamiento para Dios y se olvidan totalmente de ÉL, como si al caminar nuevamente por la senda florida que lleva a la salida de la Iglesia, al terminar la celebración del rito; también hubiese terminado todo lo que significa recibir el Sacramento Matrimonial.

Pero es en la Bendición Nupcial donde da inicio todo y persiste, cuánto perdura la vida de los cónyuges, así como la consagración, no persiste lo que dura la ceremonia religiosa, sino permanece toda la vida del que hace los votos.

Profissao de uma religiosa Vitima do Sagrado Coraçao de Jesus, França

Por eso los cónyuges que tienen en cuenta solamente el compromiso social que representa una boda religiosa, hacen del Sacramento un festín y del festín, un desfogue de bestialidad. ¿Cómo se puede tener así la protección de Dios y pretender que los ángeles velen sobre una casa convertida en un antro de pecado?

No se trata de ser mojigatos. El matrimonio no ha sido reprobado por Dios, puesto que ÉL mismo lo convirtió en un Sacramento. Los defectos y las costumbres amorales, ya ni siquiera se consideran pecados. Sino ‘pequeñas’ imperfecciones originadas por las exigencias de la vida de hoy y las imposiciones de un complejo de circunstancias que han llevado a perder la noción entre el bien y el mal, haciendo imprecisa su delimitación.

Y esta amoralidad se recrudece por la absoluta ausencia de Dios en nuestras vidas; para satisfacer a las exigencias y a los caprichos del epicureísmo familiar, de la vanidad social o personal.

Partying-31

Porque ¿Qué hay de malo en hacerle un poquito la corte a aquella hermosa señora y que ésta también coquetee un poco?  Es quitarle a la vida la monotonía. Después volveremos a ser amigos como antes. Es sólo un poco de diversión sin consecuencias. No es necesario ser puritanos.

¿Qué hay de malo en emanciparse de los padres, del marido, de la esposa y ser independientes haciendo la propia vida cómo más nos place? La rutina mata el matrimonio.

Y la motivación substancial y totalmente egoísta, busca hacer del matrimonio una utilidad para tener una enfermera y una sierva en la mujer.  Y un proveedor en el marido, para todas las necesidades y caprichos; pero no con una misión de procreación o elevación mutua.

matrimoniodeconveniencia1

Los hijos es mejor que no vengan o que vengan limitados a los intereses egoístas. Son cargas pesadas. Son elementos de rencor entre los parientes ‘A’ o ‘B’ o entre los mismos hijos que los han precedido.

Y cuando los hijos logran nacer, son atendidos por la nodriza, la niñera, la institutríz, la guardería, el colegio o el internado.

Si se disponen de bienes, son llenados de satisfactores materiales. Si son pobres, son explotados desde la infancia.

10-NINOSTRABAJANDO

Así es como se llega a ser homicidas de las almas de los hijos. Porque por más que un colegio sea bueno o perfecta una institutriz,  no podrán suplir nunca a los padres con aquellos hijos que están fuera de una verdadera familia y no reciben aquel amor auténtico; porque nadie puede dar lo que no tiene y estas raíces no existen en los padres.

¿Y cómo pueden aquellos hijos comprenderlo?  Y de esta forma se vuelven extraños unos a otros.

¿Qué sociedad puede venir de pueblos cuya primera forma de sociedad: La Familia; es una cosa árida, muerta y dividida?

familia-disfuncional

El resultado final es una anarquía en la que cada uno sólo piensa en sí mismo, cuando no está pensando en perjudicar a los demás.

Y las monedas que se economizan negando a un hijo el que nazca, no permanecen en la cartera. Es carcoma que destruye la sustancia, porque esto que no gastamos en un hijo, se gasta más de tres veces, aumentado en diversiones y lujos inútiles y nocivos.

 Entonces, ¿Para qué casarse, si no se quiere tener hijos? ¿A qué cosa queda reducido el Tálamo?  La respuesta sincera escandalizaría a muchos si quedara escrita en esta línea. Pero la inteligencia humana puede darla, cuando la prudencia debe callarla.

thTT179DNA

La inmoralidad, el Adulterio y la Hipocresía, se disfrazan de decencia. Y muchas veces se cometen bajo la mirada de los hijos que parece que no vean; pero ven y se dan cuenta de todo. De esta forma los escandalizamos y los obligamos a juzgarnos y a trasgredir el Cuarto Mandamiento…

La indignidad humana puede cegar a los humanos.  Hay que recordar  que Dios ve claramente todo, hasta lo más profundo de nuestra personalidad.

Y ÉL ve la realidad de ciertas ‘miserias’ que degradan hasta lo más perverso y las causas que las producen. En la mano que mata, con el impulso que llevó a matar, pecando contra la creatura nacida de nuestra insidia y de nuestra lujuria, con el Infanticidio.

LEY-ABORTO

NADA JUSTIFICA EL ADULTERIO

Ni el abandono y la enfermedad del cónyuge; ni mucho menos su carácter más o menos odioso.

La mayoría de las veces es la lujuria que inflama la pasión culpable, la que hace ver odioso al compañero a la compañera. Y se quieren ver así para justificarse a sí mismos, en su conducta vergonzosa y que su conciencia les reprocha.

Digo y no me retracto, que es adúltero y maldito no sólo quién consuma el Adulterio, sino quién desea consumarlo en su corazón; porque mira con hambre de los sentidos a la mujer o al hombre que no son suyos.

mujer-infiel-660x350

Y también es adúltero aquel que con su modo de actuar pone en condiciones de ser a su vez adúltero, al otro cónyuge.

Y aquí es doblemente adúltero ante Dios. Y responderá por su alma perdida y por aquella que ha llevado a perderse con su indiferencia, villanía e infidelidad.

Dios creó para los niños la familia y los viciosos que profanan sus hogares y los corazones de sus hijos con su pecar, tarde o temprano deberán recordar amargamente, que no se atraen impunemente las maldiciones divinas y que no son solo formas de expresión; pues tanto en esta vida como en la otra, se expían muy duramente las trasgresiones al amor.

adulterio

El mundo se derrumba en ruinas, porque primero se arruinaron las familias.

Los ríos de sangre que nos sumergen han resquebrajado sus diques en los particulares vicios que han empujado a los gobernantes y a los ciudadanos, para ser ladrones y prepotentes, por tener dinero y gloria para sus libídines.

Los hijos nacidos fuera del matrimonio, cuando salen de las nieblas de la infancia y comienzan a pensar, sufren por su condición de hijos no deseados y de ilegitimidad. Aunque tengan pan y techo, no son felices sólo por tener comida o bienestar material.

bastardo

Y en su sufrimiento de bastardos, se vuelven injustos y malos. Injustos hacia Dios y malos hacia los hombres que son iguales a quienes los generaron para condenarlos a una suerte vergonzosa.

Y sólo Dios sabe las lágrimas y las rebeliones de estas pobres creaturas a las que se les ha negado una verdadera familia. Y las lágrimas las recoge mi Amor Redentor y las rebeliones las compadece mi Misericordia. La Justicia no es severa con estos pobres hijos generados al llanto y a la vergüenza; porque mi Severidad se dirigirá a los que los engendraron para tal suerte.

Los hijos que no han sido deseados, llevan una insaciable hambre de caricias; porque los padres que los han rechazado desde antes de nacer, nunca saben amarlos después de nacidos y siempre los rechazan.

hijos-bastardos-rey-juan-carllos

Son los hijos de la Lujuria y no del Amor.

Y los hijos de la lujuria tienen además el estigma de ser los espíritus más deformes; porque se les ha negado premeditadamente la protección de la Gracia y del Sacramento.

Y se agrava su situación al negárseles además el Amor al que Dios les dio derecho y una familia sana para su crecimiento. La palabra RECHAZO es una llaga muy dolorosa en su corazón y la clave de su conducta durante toda su vida.

enojado