Archivos de etiquetas: cristianismo

N159 ¿QUÉ ES LA MUERTE?


dios-padre-Hijitos Míos, hoy os quiero hablar de la Muerte.

La Muerte, para unos es el momento más deseado de sus vidas, para otros, el más temido. ¿En qué consiste la diferencia? Hijos Míos, la Muerte es el momento deseado de Mí Corazón. Es el momento en el cuál vuestras almas regresan a Su Creador después de un largo viaje.

Es el momento del coloquio Divino entre Vuestro Dios con Su creatura. Es el momento del intercambio amoroso de las almas con Su Dios; es el pase a una nueva vida.

Vosotros, vuestras almas, Me pidieron el Don de la vida para servirMe en la Tierra, para llevar Mí Amor, Mí Compasión a los necesitados, Mí Ternura a los afligidos, Mí Redención a los pecadores.

familia-celestial

Vosotros hicisteis un pacto de amor y donación de vuestra voluntad aquí en el Cielo, para bajar a la Tierra y poder ayudarMe en la salvación de las almas. Hicisteis un pacto de amor para procurarMe felicidad al hacer Mí Voluntad.

¿Cómo no voy Yo a resistir abrazaros y buscaros cuando vosotros retornáis a Mí Reino, después de una larga o corta travesía por la Tierra? ¿Cómo no voy Yo a hacer fiesta con los Míos, por vuestro retorno a la Casa Celestial? ¿Cómo no voy Yo a gozar de vuestro regreso triunfal después de que habéis dejado Mí Presencia y Mí Amor entre vuestros semejantes?

Sí, hijitos Míos, la muerte es alegría en el Cielo, es alegría en Mí Corazón, es el momento de la eterna unión; es el principio de una nueva vida probada en el Amor, después de la donación y triunfo de vuestra alma a Su Dios, es la coronación a vuestras almas por Su Dios por haberos donado para llevar Su Santo Nombre y Amor a los vuestros.

Esto, hijitos Míos, es en realidad la Muerte, vuestra muerte. La cuál NO es fin, sino principio. Principio de Gloria, Principio de Mí Amor a vosotros para un gozo eterno. Es el regreso e intercambio de experiencias de Vuestro Dios con vosotros.

HIJOS Y PUEBLO DEDIOS

Es el recuerdo de Mí Presencia en vosotros, de Mis Cuidados amorosos mientras cumplíais vuestra misión, vuestra donación. Es el recordar vivencias y de aceptar errores. Es momento de purificación gloriosa ante un Dios que os ama por sobre todas las cosas.

Es el momento de enfrentarse a la Verdad de Mí Corazón, pero es el momento del enfrentamiento con Mí Misericordia, con Mí Amor. Si vuestra alma llega a Mí, deseosa de unión, a pesar de vuestras faltas, deberéis estar seguros de que Yo seré para vosotros Amor Total.

No encontraréis al Juez que muchos temen y que os imagináis, sino encontraréis al Padre compasivo, al Padre que entiende perfectamente vuestra pequeñez y que sabrá disculpar todas vuestras faltas.

Si es vuestra humildad y arrepentimiento los que se presenten ante Mí, Yo os abrazaré y enjugaré vuestras lágrimas de dolor por haberMe contristado.

hijo-prodigo

Si es vuestro pequeño amor el que viene ante Mí a dar cuentas al Amor, Yo lo colmaré y lo engrandeceré y será vuestro triunfo eterno ante vuestros hermanos en Mí Reino Celestial.

¡Cómo deseo el encuentro final! ¡El encuentro del Principio! Mí Corazón se llena de alegría infinita al ver a las almas que retornan y Yo, como si no supiera nada de vuestras vidas y de vuestra misión en la Tierra, Me gusta escucharos.

Me gusta compartir de vuestra vida pasada, Me gusta vivir con vosotros vuestra vida. El encuentro final ¡Qué alegría! Deberéis desear y pedirMe éste encuentro final, porque debéis estar seguros que Mí Gozo es grande al teneros nuevamente ante Mí.

Y porque deseo nuevamente fundiros a Mí Ser y así, Yo compartir con vosotros Mis Gozos y Gloria por toda la Eternidad.

hijo-prodigo1

Hijitos Míos, NO TEMÁIS éstos momentos de gran Gloria y Amor de Mí Corazón. Si vosotros tenéis plena Fé y Confianza en Mí Amor, NO temáis. Yo conozco perfectamente vuestra pequeñez, vuestros defectos y vuestros pecados.

Yo os conozco mejor que vosotros mismos puesto que Yo os creé y os acompañé desde el primer momento de vuestra existencia. Yo os he amado desde siempre.

Y Mí Amor hacia vosotros, cuando con vuestra libre voluntad, Me pedís bajara al Mundo a servirMe, sabiendo los peligros existentes allá. Por eso mismo el regreso es gratísimo a Mí Corazón. Mí Corazón es extremadamente sensible a las muestras de amor que Me proporcionan las almas al donárseme en vuestra libre voluntad.

Debéis estar gozosos con vuestra Muerte, porque Me dáis también a Mí, gran gozo y ésta alegría que Me dáis, NO la podréis comprender sino hasta que estéis Conmigo. No temáis hijitos Míos, a la unión definitiva, deseádla.

PRINCIPES CORONA REALEZA hijos y reyes

Un Padre que os ama con un amor que NO puede llegar a medir vuestra pequeña mente humana, os está esperando. ¡Me dáis tanto gozo, os lo aseguro! Tened confianza y venid a Mí arrepentidos y Yo sabré reconfortaros, pero venid.

Que vuestros últimos momentos en la Tierra sean de alegría y cantos jubilosos hacia Vuestro Padre, hacia Vuestro Dios. Para que cuando cerréis vuestros ojos, se abran acá en Mí Reino y que vuestro gozo y vuestros cantos se unan a los de Mis Ángeles y Mis Santos.

Los que han de temer su muerte son aquellos que durante su vida se dedicaron a blasfemar Mí Nombre, a atacar Mí Doctrina, a tratar de evitar la veneración y el amor a Mí Santísima Hija, la Siempre Virgen María.

Para ellos sí seré Juez Riguroso, ya que todo lo que tuvísteis en la Tierra, todo lo obtuvisteis de Mí. Vuestra vida, vuestro bienestar, vuestra salud, vuestros hijos, vuestros dones y capacidades y todo, os lo dí a pesar de vuestras blasfemias y negaciones.

ateismo biblia leyendas logica

A pesar de vuestra falta de amor hacia vuestros semejantes, a pesar de haber hecho lo posible por tratar de destruir la Obra de Mí Hijo sobre la Tierra, por haber tratado de destruir Mí Iglesia.

Para aquellos sí seré Juez Severo y NO Padre Amoroso. Porque Me tuvieron y Me despreciaron, porque los consentí por ser Mis hijos “problema” y NO quisieron escuchar la voz amorosa de Su padre para volverlos al buen camino.

Estos SÍ han de temer el momento del Encuentro, porque su Vida Eterna será de Llanto y Dolor. Llanto y dolor que primero Me infringieron a Mí vuestro Dios. Y a pesar de Mí Dolor Infinito, vuestra condenación de dará.

Porque ¡Cuánta mediocridad veo en vuestra espiritualidad, en vuestra donación, en el seguimiento de vuestra misión!

Os mandé a Mi Hijo, para que vierais en Él, cómo a pesar de ser tan atacado por ser Mi Hijo, vuestro Salvador; Él se mantenía en obediencia a lo que Yo Le pedí, por vuestra salvación.

jesus orando

Su Oración era ininterrumpida, Él Me tenía continuamente, en su Mente y en Su Corazón. Nuestra comunicación era total, absoluta. NO había momentos de separación, era una Vida continua espiritual para Conmigo.

Es la única forma Mis pequeños, en que os podéis mantener seguros en la Tierra. Porque Satanás siempre está al acecho de vuestra alma. En el momento en el que vosotros os distraéis con las cosas del Mundo, ya que ésas distracciones os las pone Satanás porque os conoce perfectamente a cada uno de vosotros.

Si NO estáis Conmigo caéis y se aprovecha Satanás. Os desvía y vosotros perdéis ésa comunicación íntima, con la cual Yo os estoy dando Vida.

Ya os he hablado de esto, Mis pequeños, que si por un momento, en una fracción de segundo, vosotros no estuvierais en Mi Pensamiento, moriríais de inmediato. Porque vosotros vivís porque estáis en Mí, Yo os doy la vida. 

alma

Cuando quiero que regreséis, os mando llamar y vuestro cuerpo deja de existir. Vuestra alma regresa a Mí, ya sea para que gocéis eternamente Conmigo o para que recibáis vuestro castigo a vuestras malas obras, ya sea en el Purgatorio o quizá hasta os podáis condenar eternamente.

Entended Mis pequeños, que aun a pesar de que Soy un Juez Severo, Juzgo con gran Misericordia. Si vosotros actuarais como jueces y juzgarais a vuestros hermanos, aun  sabiendo de la actuación de toda su vida y esto es, que vosotros tomarais Mi lugar por un momento… Vuestros juicios NO serían misericordiosos.

Ciertamente, juzgaríais por el Bien y por el mal que han hecho las almas. Pero la Misericordia, que es Mi Amor Infinito, Inmenso, Inconmensurable sobre vosotros, os da muchas oportunidades de salvación y voy tomando todos ésos momentos a lo largo de vuestra existencia, que os pueden salvar a pesar de vuestra mala vida.

Y eso NO lo haríais vosotros, os dejaríais llevar quizá, por una mala actuación de vuestros hermanos y los condenaríais sin darles oportunidad a ésas almas, NI tomar en cuenta actos buenos de su existencia.

CIELO ALMAS -purgatorio

Con esto os quiero dar a entender que Yo NO Soy un Juez severo, Soy Justo, más no severo. Vuestro actuar, vuestro juicio sí sería severo, porque NO tenéis Mi Misericordia y Mi Amor Infinito sobre vosotros, a quienes tanto amo.

Por eso os repito, que vuestro amor y vuestra forma de ser espiritual es muy mediocre. Y así os la pasáis prácticamente toda vuestra existencia, en una mediocridad espiritual en donde NO dais vosotros vuestro máximo. Me dais, prácticamente, lo mínimo necesario para que Yo no esté molesto con vosotros. Pero NO sois hijos sobresalientes en Mi Amor, en buenas obras, con quienes Yo pueda “presumir” en el Reino de los Cielos.

Hay almas que sobresalen, porque se han volcado totalmente a Mi Amor. Han tomado de Mi Hijo Jesucristo, Sus Enseñanzas, Su Vida, Su Ejemplo y han tratado de ser otros Cristos.

con-cristo-estoy-crucificado-1-728

Es muy importante lo que os voy a decir: para llegar a ser otros Cristos, deberéis luchar contra vuestro propio ser. Es una lucha continua contra vosotros mismos, contra vuestras pasiones, contra vuestros pecados, contra vuestra negligencia, contra vuestra mediocridad.

Es apartar todo aquello que NO os sirve verdaderamente para que lleguéis a ser santos, como os quiero ver. Y ésa lucha es continua contra vosotros mismos, para hacerle lugar a la Presencia de Mi Hijo en vosotros.

Y esto os lo he repetido muchas veces, que tenéis que ser otros Cristos en este tiempo. Y ciertamente que NO podréis ser otros Cristos, viviendo en la mediocridad espiritual en la que vivís, prácticamente todos vosotros.

Tenéis que dar más, Mis pequeños. Yo os voy a dar el Reino de los Cielos, es un lugar inimaginable para vosotros. Es un regalo inmenso para las almas que han luchado para vivir como Yo os quiero ver a cada uno de vosotros: santos, perfectos, hermosos.

crucificado encristo

Porque así es vuestra alma: hermosa, bellísima cuando ésta es santa. Y ésa es vuestra obligación, ser santos, como Yo vuestro Padre, Soy Santo.

Apartaos, pues, de la mediocridad, Mis pequeños, porque os puedo vomitar. Sed fríos o calientes, pero NO mediocres.

Luchad contra vosotros mismos, para que Mi Hijo, el Santo de los Santos, tome vuestro lugar y gozaréis inmensamente, que Él tome vuestro lugar y se os llame ser otro Cristo aquí en la Tierra.

Recordad las Bienaventuranzas. Los que estáis Conmigo, estáis viendo la impunidad de aquellos que obran en el Mal. Vosotros buscáis la Justicia, buscáis el bienestar de los pueblos, de las familias, de la sociedad, aún de vuestra propia familia.
bienaventuranza

Quisierais el cambio y de hecho, os he pedido que se realice ya ése cambio, que Me lo pidáis de corazón, que venga desde lo más profundo de vuestro corazón. Que insistáis, como la viuda insistía en las Sagradas Escrituras, para que le hicieran justicia y así debéis estarMe insistiendo.

Yo os podría dar todo de una manera muy fácil, pero ¿Dónde queda el mérito de vosotros, vuestra presencia en la Tierra, vuestra Oración, vuestra Intercesión, vuestra Donación?

El hecho de haberos dado la vida, éste Don tan grande, es que vosotros fuerais corredentores con Mi Hijo Jesucristo. Es una gran tarea, es una Bendición muy grande para las almas. NO alcanzáis vosotros, los que tenéis vida, a daros cuenta de ésta Gracia tan grande que es el Don de la vida.

Caucasian mother and father holding baby girl

Venir a servirMe a la Tierra, es el deseo de miles y millones de almas. Y vosotros, tenéis ésa Gracia. Pero muchos de vosotros lo tomáis como una carga, como algo que no debió haber aparecido en vuestra vida. Los que estáis Conmigo, empezáis ya a vislumbrar lo que es ésta Gracia tan grande.

Los que estáis llenos de soberbia y de maldad, NO alcanzáis a daros cuenta de éste Regalo tan grande. Servir a vuestro Dios, es un regalo inmenso que los ángeles gozan y vosotros NO os queréis dar cuenta de ello.

Vuestro estado espiritual cambia de nivel al final de vuestra existencia. Crecéis y aumentáis de gozo por el bien que hicisteis aquí en la Tierra o desperdiciaréis. Y sufriréis vuestro estado espiritual si NO actuasteis en el Bien.

guerrero de luz

En estos momentos Me quiero centrar a que entendáis ésta Gracia tan grande del Don de la vida: vinisteis a la Tierra a servirMe. ESTÁIS EN EL CAMPO DE BATALLA, si os mantenéis en Mí, lográis el equivalente a una medalla de honor. Crecéis en Gracia, aumentáis en vida espiritual y en gozo celestial.

Y así las almas se van acercando más a Mí. Y al subir de nivel, porque de hecho existen niveles de Gozo en el Cielo, de Castigo en el Purgatorio y en el Infierno. Vosotros debéis meditar esto, Mis pequeños.

Y luchar por tener un lugar más cercano a Mí en el Reino de los Cielos, porque es natural que si os acercáis más a la Fuente de Vida, a la Fuente de Gracias, que Soy Yo, más gozo tendréis.

rodillas oracion guerrera

No desperdiciéis ya vuestros momentos de vida aquí en la Tierra, aprovechadlos, para que podáis crecer espiritualmente, viviendo en el Amor y trabajando arduamente por Mi Reino y todo lo que ello conlleva.

En vuestro Juicio, estará presente Satanás. Pondrá ante Mi Presencia, todas vuestras maldades, todos los actos malos que cometisteis, contra la Pureza, contra vuestra santidad, contra vuestra alma y especialmente, todo aquello que Me ofendió.

Por otro lado, también estará Presente el Cielo de parte vuestra. También veréis todo lo bueno que hicisteis a lo largo de vuestra vida.

Ciertamente, habréis olvidado muchas cosas pero en ése momento conoceréis TODO, lo bueno y lo malo. Vuestras intenciones, ya que muchas veces aparentáis hacer el Bien, pero vuestra intención es mala. O podrá vuestra obra aparecer como mala, pero vuestra intención era buena y eso solamente lo sabré Yo, vuestro Dios.

juicio-final-dios-

Nada se esconderá en ése momento de vuestro Juicio, lo veréis todo tal como es.

Os he dicho varias veces, que a lo largo de vuestra vida os detengáis un momento y os veáis en ésa situación futura y real que sucederá en vuestra vida y que afectará vuestro futuro eterno.

Cuando os he dicho que hagáis en vida, todo esto, es para que en honestidad de corazón os deis cuenta con la ayuda de Mi Santo Espíritu, cuál es vuestra realidad espiritual ante Mí y así vosotros podáis enmendar vuestra vida. Si estáis mal ante Mis Ojos. O que prosigáis perfeccionándoos en el Bien, si es que estáis bien ante Mis Ojos.

Se os ha explicado que hay niveles en el Cielo, en el Purgatorio, en el Infierno. Pero hablando de vuestra salvación, Yo os quisiera salvar a todos. Y mientras más amor vosotros produzcáis en la Tierra, alcanzaréis inmediatamente niveles más altos…

gran tribulacion apocalipsis-completo-68-638

Porque Yo quiero que estéis Conmigo muy cerca de Mi Corazón, tan pronto como seáis purificados y podáis pasar al Reino de los cielos. Ciertamente, este tiempo también será de muchos mártires; pero por la donación fraterna de ayudaros los unos a los otros.

Con los Desastres que tendréis en la Tierra seréis purificados, pero la Purificación irá en vías del Amor Mis pequeños. Os dije que es cuando más amor se producirá en la Tierra, porque os ayudaréis a sobrevivir unos a otros.

Yo os puse el Ejemplo, Me di por vosotros. Toda Mi Vida fue de Donación para vuestro crecimiento espiritual por Mi Ejemplo, por Mis Enseñanzas, por Mi Donación total. Y así seréis vosotros, serán momentos en que os daréis por vuestro prójimo. También seréis Cristos en ésos momentos, dándoos por el hermano necesitado.

martirio presos-cantan-canciones-a-dios

BENDICE SEÑOR A NUESTROS VERDUGOS Y DALES LA LUZ DE TU SALVACIÓN

Dentro de la Prueba, dentro de la Tribulación, se darán momento de amor, de ayuda, de donación por el hermano necesitado y qué mejor que eso para vuestra alma, ver al hermano necesitado y que vosotros os podáis dar por ellos.

Eso producirá mucho amor. Los que NO están Conmigo, ciertamente solo verán Tribulación, pero los que están crecidos en amor verán amor sobre amor. Verán fraternidad, verán donación, verán salvación.

Sobre todo para aquellos que han tenido una vida de Error, se les dará la oportunidad de ofrecerse por el hermano y ese momento, quizá el último de su vida; por su donación por ayudar al hermano necesitado y que ellos puedan perder la vida, ése sacrificio de amor les dará la Vida Eterna.

Soy un Dios Amoroso, Soy un Dios de Bien, Soy un Dios Misericordioso que quiere perdonar los pecados a los hombres y quiere exaltar la virtud en todo momento, para ganaros vuestra salvación eterna. Ved, cómo os pongo todas las oportunidades para vuestra salvación eterna.

sacrificio del padre

LOS SUFRIMIENTOS DE JESÚS LOS SUFRIÓ INFINITAMENTE AL TRIPLE, NUESTRO ABBA SANTÍSIMO

No Soy el Dios Castigador que os estoy observando, para que tan pronto cometáis un pecado, os quite la vida y os condene.

Soy Dios de Vida, NO de Muerte. Soy Luz, NO Tinieblas. Confiad en Mí plenamente Mis pequeños, los que DUDÁIS  de Mi Amor y de Mi Presencia Divina ante vosotros. Se os darán muchas oportunidades de arrepentimiento y salvación a través de la Tribulación que viviréis.

AgradecedMe Mis pequeños, que permita estos próximos Acontecimientos de esta forma, en donde las fuerzas de la Naturaleza, manipuladas por el Mal para vuestra Destrucción, os acarrearán Vida y Salvación eterna.

Os lo repito: tanto en el Cielo, como en el Purgatorio y en el Infierno, hay niveles y estos se os van dando de acuerdo a vuestra actuación en la Tierra. Si mucho disteis, mucho recibiréis. Si poco distéis, poco recibiréis.

almas_purgatorio_3

Esto os lo digo para las almas que irán al Reino de los Cielos, que ciertamente primero pasarán una purificación en el Purgatorio, en donde también hay niveles.

Lo importante Mis pequeños y por eso os pido tanta Oración, es para que las almas se salven. Os he prometido la salvación de todos los vuestros; porque ciertamente vosotros tendréis más responsabilidad. Os he pedido más y os he de pedir todavía más, para los momentos que vendrán.

Recordad que en el Reino de los Cielos, todo es alegría. NO importa que estéis en el nivel uno o más arriba, seréis colmados de Felicidad. Y ahí, estéis en el nivel que estéis, NO envidiaréis los otros niveles, porque estaréis plenamente colmados con Mi Felicidad, con Mi Presencia en vosotros.

salvaCION-APOSTOLES

Cuando Yo os doy una misión y la cumplís con todo el amor que puede dar vuestro corazón, aunque sea una misión pequeñita, podéis llegar a un nivel muy alto; porque disteis todo lo que pudisteis para llevar a cabo esa misión, lo más perfectamente posible.

Volteando hacia el pasado, podéis recordar las misiones de almas reconocidas en la historia y en la Iglesia, que ciertamente llevaron una misión fuerte, difícil; pero contaban Conmigo y están en un nivel alto en el Reino de los Cielos.

Pero también hay almas que vosotros NO conocéis, almas sencillas que se les dio una misión pequeñita. Almas desconocidas para vosotros, pero NO para Mí y que están también en niveles altos, porque ésa misión la realizaron con mucho amor, con mucho ofrecimiento, con todo su corazón, unido a Mi Corazón.

Yo Soy el que juzgaré al final de vuestra misión, al final de vuestra vida sobre la Tierra.

JESÚS - SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS - SacredHeartofJesus-4

Lo importante Mis pequeños, es que pongáis todo el empeño posible. Todo el amor posible en vuestra misión, para que seáis recompensados con un nivel alto, que esto quiere decir muy cerca de Mi Corazón.

Orad también por las almas que están en el Cielo, las almas que ya se salvaron, que están gozando Conmigo.

Para que puedan seguir subiendo de nivel y estén más unidas a Mi Corazón.

ORACION

Señor te entrego TODO por las almas de mis hermanitos en el CÍRCULO DE LA PERFECCIÓN… Que los del Cielo estén más cerca de tu Corazón, los del Purgatorio sanen y lleguen pronto a las Puertas de tu Reino. Y los del Infierno disminuyan el nivel de su tormento. Amén

Gracias, Mis pequeños. Actuando así seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes. Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

bend trinidad padre creador GUADALUPANA

http://diospadresemanifiesta.com/

100.- UNA FAMILIA CRISTIANA


imperio-romano-picEs una fresca mañana, con un cielo despejado y un mar tranquilo en las costas de Sicilia.

En la villa señorial enclavada en los altos acantilados sobre una playa de ensueño,

Marco Aurelio entra a la biblioteca.

acantiladojardin

Y algo llama su atención:

Sobre la mesa de trabajo de Maximiliano se puede leer claramente un título en su última obra literaria:

“CRÓNICA DE LA MAGNA TRAICIÓN”

La contempla pensativo, pero no se atreve a tomarla.

Sobre el estante, en unos cilindros de plata labrada que están todavía embalados, excepto uno que está separado de los demás y pareciera que su dueño, lo hubiese dejado para retomarlo luego.

El cilindro está abierto y su contenido es un pergamino que está un poco desplegado sobre el escritorio de Maximiliano.

Marco lo levanta y lee los primeros párrafos…

Y una emoción contenida, llena de alegría su rostro. Lo contempla con gran reverencia, le da un beso y lo aprieta contra su pecho.

Mientras cierra los ojos y una plegaria silenciosa, de amoroso agradecimiento, se eleva desde lo más profundo de su corazón.

Después de unos minutos, lo deposita sobre la mesa con cuidado, dejándolo tal y como lo encontró.

Luego pasea su mirada detenidamente a su alrededor y ve todos los detalles que decoran aquel salón.

El inconfundible buen gusto de su tío ha adquirido una nueva faceta: ya no es tan epicúreo, se ha vuelto más sobrio.

Ha dejado de ser tan perfeccionista en lo que se refiere a lo físico y al exterior de las personas, ahora dirige todas esas exigencias al plano espiritual.

Pero no son las riquezas materiales lo que prevalece y hace que aquel lugar le parezca tan perfecto y lleno de bienestar.

Es la gran paz que se respira en cada rincón y que envuelve a todos los habitantes de esta bienaventurada casa.

Se le escapa un profundo suspiro y camina despacio travesando lentamente la estancia hasta llegar al otro extremo.

Frente a la mesa, junto al enorme ventanal que da hacia el mar, está una cruz de mármol adosada a la pared.

Del otro lado, un cuadro al que adorna un hermoso marco de plata primorosamente trabajado, en el que está escrito en griego:

La fórmula de la vida cristiana es:

            Creer, Esperar, Amar, Confiar, Orar, Callar, Aceptar, Sufrir, Ofrecer, Adorar.

De esta manera los dones que hemos recibido de Dios, de Fe, Esperanza y Caridad; se concretizan día tras día; hora tras hora; obrando de manera cierta, la santificación. 

romanos reunion-familiar-%d0%b2-%d1%86%d0%b5%d0%bd%d1%82%d1%80%d0%b5-%d0%b2%d0%bd%d0%b8%d0%bc%d0%b0%d0%bd%d0%b8%d1%8f_70-x-107-5_%d1%85-%d0%bd%d0%b0-%d0%b4-%d0%bc-_%d1%87%d0%b0%d1%81%d1%82%d0%bd%d0%be

Despues de haber aprendido a vivir muriendo; hay que saber morir amando y de forma segura, llegaremos a la Patria Prometida en los brazos de Jesucristo, nuestro Salvador.

Él nos entregará a nuestro Amado Padre Eterno.

En el cumplimiento de la Misión, está nuestra Salvación…

Y del Tamaño de la Misión, es el tamaño de la Tentación.

El Camino del Calvario, debemos recorrerlo con confianza y amor por nuestro Señor y Dios.

El Espíritu Santo es nuestra fortaleza.”    

fiesta-en-casa-romana-

Marco Aurelio lo lee y sonríe.

A Petronio siempre le encantó compendiar las cosas importantes de su vida…

Y es evidente que ya hizo lo mismo con el cristianismo.

FAMILIA ROMANA

El antiguo tribuno, sale a la terraza y su rostro se ilumina con una sonrisa de alegría plena.

Contempla dichoso la escena que está frente a sus ojos:

En el pequeño grupo que está junto al estanque, Maximiliano está ocupado en destrabar los dos pequeños barcos de madera tallada,

con los que jugaban Xavier, el hijo menor de Maximiliano y Alexandro, el hijo más pequeño de Marco Aurelio.

En el jardín, junto a la fuente; las gemelas de tres años: Susanne y Carolina, hermanas de Alexandro, juegan muy divertidas con un cervatillo, unas ardillas y unas palomas.

Las gemelas María Elisa y Rosemary junto con Sergio, hijos de Maximiliano; Ximena, Jorge, Leonardo y Santiago, hijos de Marco Aurelio y media docena de niños más grandecitos.

Juegan alegremente con Daniel y Jazmín, los jóvenes encargados de cuidarlos.

Marco Aurelio se retira y se acerca al otro ventanal.

Desde allí se ve la terraza donde Aurora y Alexandra terminan de disponer la mesa, con los alimentos que los siervos han traído, pues es la hora del almuerzo.

Las dos se ven en su plenitud de mujer; tan bellas como siempre y conversan alegremente, mientras hacen su trabajo.

Luego se retiran a un rincón de la terraza, para dialogar mientras esperan a los demás y reunirse para comer.

alex romanos

Después de la Eucaristía de esa mañana, las dos familias comparten el Domingo, día consagrado al Señor y centro de instrucción y diálogo en el que fortalecen la Fe.

Creciendo en sabiduría, en amor y en gracia, con el Espíritu Santo guiándolos, sobre todo cuando la Persecución arrecia en  ferocidad.

Bajo el ventanal, en el jardín y junto a una palmera; están dos niños mayorcitos, dándole zanahorias a un pequeño corcel blanco.

Marco Aurelio escucha la voz seria del pequeño Sebastián, que ya cumplió once años de edad:

–           Si el Anticristo viniera ahorita y matase a todos los sacerdotes, ¿Cómo recibirías la Eucaristía?

La voz de María Rubí, la hija mayor de Maximiliano que tiene nueve años de edad, resuena clara y vibrante, en su infantil gravedad:

–           Se la pediría a Misael, mi ángel de la guarda.

alex

–           ¿Y si no supieras el nombre de tu ángel, cómo podrías recibirla?

María Rubí dice con un dejo de fastidio:

–           ¡Qué pregunta Sebastián!

Todos los cristianos conocemos a nuestros ángeles guardianes.

Sebastián objeta:

–           Pero algunos niños todavía no los conocen.

El otro día estuve jugando en el puerto con Samuel, un niño hebreo; mientras papá embarcaba el vino y él no sabía el nombre de su ángel.

–           Bueno, si yo fuera judía y no conociera a mi ángel, se la pediría a Jesús y Él me la daría. Él es tan Bueno y siempre platica conmigo cuando le hablo.

El día que todos estaban reunidos para recibir al obispo; estaba yo sola en la cocina y me dijo poco a poquito, como hiciera una tarta de frutas con nueces…

Para hacerle un regalo a mamá. Íbamos a darle una sorpresa…

–           ¡Ah! Ya recuerdo. Fue la que…

Una sonrisa llena de ternura, ilumina la cara de Marco Aurelio mientras se aleja de la ventana.

Y las voces de los niños se convierten en un murmullo.

familia-romana

Luego, con determinación, camina silbando alegremente a lo largo de la galería porticada, hasta la salida de la terraza.

Cuando lo ven sus gemelas, corren a su encuentro; tendiéndole los bracitos y gritando alborozadas:

–           ¡Papito! ¡Papito!

Él las levanta en sus fuertes brazos de soldado. Y caminando con ellas, mientras lo llenan de besos, se dirige hacia el triclinio exterior.

familiagriega.jpg1

Se encuentra con Maximiliano, que ha dejado a los niños jugando con los barcos en la fuente y se dispone a entrar en el triclinium.

Sin soltar a las niñas, Marco Aurelio pregunta sonriente:

–           Acabo de ver en tu biblioteca dos libros maravillosos…

Uno de ellos, el Evangelio del Médico Lucano… ¡¿Cómo lo conseguiste?!

Maximiliano contesta:

–           Teófilo tiene varios copistas y me lo envió junto con el último embarque de trigo y de lino.

–           Quien te viera ahora, convertido en hacendado y cultivador de granos.

–           Es mucho más agradable que la política. Dios ha sido muy Bueno con nosotros y a ti no te va tan mal con la exportación de vinos.

Marco Aurelio deposita a las gemelas en la mesa donde comen los niños y después se sienta en el lecho triclinario junto a donde está su tío,

Comentando:

–           Nuestros viñedos juntos y el trabajo bendecido, hacen que nuestra comunidad sea una de las más prósperas. Pero ya sabes que todo podemos perderlo en cualquier momento.

–           Eso es un hecho. Por eso hay que disfrutarlo, mientras el Señor nos permita administrar sus dones.

Con la ayuda de Héctor nuestro administrador; nuestras posesiones conjuntas rinden copiosos beneficios.

–           ¡Quién lo dijera, que el secreto de la riqueza está en compartir con el amor a Dios!

El Obispo Iván se quedó muy agradecido con nuestra última aportación y dijo que esto permite que la Iglesia sea más generosa…

Y no haya necesitados entre los cristianos.

familiarom

–           ¡Oh sí! Esa fórmula es fantástica:

Un tercio para el templo; un tercio para beneficencia y un tercio para nuestras necesidades particulares.

Héctor está asombrado y dice que  a pesar de quedarnos con solo un tercio, parece que la riqueza se multiplicara en las arcas.

Las cosechas son cada vez más abundantes y los envíos para Roma tambien han aumentado.

El aceite de oliva es de excelente calidad.

00alex-tres-amigas

–           Al mismo tiempo que disfrutamos de un gran bienestar.

Es maravilloso no estar preocupados por nuestros patrimonios, ni por la economía.

Aprender el despojo de la Pobreza de Espíritu, fue lo mejor que pudo habernos pasado.

Así estamos listos para el martirio, en el momento que seamos requeridos.00alex-declamacionMaximiliano miró hacia donde están sus esposas y reflexionó:

–           Cada día adoro más a este Dios Maravilloso que nos hace tan felices.

Nuestros hijos están aprendiendo a amar de verdad, educándose en valorar lo material y terreno como un don para ser administrado sabiamente.

Gracias a esta doctrina bendita que cuando conquiste al mundo, lo convertirá en un paraíso como el que ya estamos gozando.

Porque la Fuerza del Amor es irresistible y Nerón no podrá impedir que conquiste  a todo el imperio…

Y termine gobernando el mundo entero.

roma-vaticano

Marco Aurelio confirmó:

–           Sin querer gracias a Nerón, somos ricos en lo material y lo disfrutamos como lo que es: algo perecedero.

Su persecución fortalece nuestra fe en el Único Dios Verdadero…

Y el amar hasta dar la vida por ÉL es lo que nos ha hecho infinitamente felices.

–           Tienes razón. Algún día yo pedí amar así, porque el testimonio de la sangre es el más poderoso.

Cuando vi a Nerón patear la cabeza desprendida de Joshua y todo el impactante espectáculo que siguió…

Fue cuando decidí abandonarlo todo para conocer a este Dios Poderosísimo,

Que trastornó todos los planes de Enobarbo en aquel banquete inolvidable…

Y ese fue el dia de mi verdadera conversión…

–           ¡Qué si lo recuerdo!…

Yo estaba aterrorizado de que entre los jóvenes elegidos por Tigelino, estuviera también Alexandra.

–           Igual yo. Y lo lamentaba profundamente, porque me sentía culpable de vuestro infortunio.

Pero el Señor nos regaló una noche magistral…

Los cristianos volvieron de cabeza todo el Palatino y nadie le hizo caso a Julia Mesalina cuando se desmayó.

–           Yo ya los conocía y los admiraba muchísimo.

Pero nunca había visto el poder de Dios, desplegado de forma tan portentosa.

Sentir al Espíritu Santo con esa fuerza, es una experiencia sublime.

alexandra

Bernabé lo sabe mejor que nadie.

–           ¿Todavía no regresa?

–           Se quedó ayudando con el último embarque de vino. Ya no debe de tardar.

–           El día que mató al toro germano y vi todo lo que sucedió en la arena, no lo podía creer…

Por mi parte, me quedé pasmado con la sinceridad  y el heroísmo de todos aquellos jóvenes.

Y por su desprecio absoluto ante la muerte.

–           Al no tener ningún apego, disfrutamos de la verdadera Libertad.

Y somos maravillosamente ricos en lo espiritual.

Jamás imaginé que llegaría a poder amar a mi familia y a Alexandra como los adoro…

Y sin embargo no tener miedo de desprenderme de ellos si me capturan a mí…

O si ellos son llamados primero, al encuentro anhelado con nuestro Padre y Creador.

alex-familia-sir-lawrence--tadema-a-playful-moment

¡Es maravilloso y absolutamente increíble! Puedo decir esto con toda sinceridad.

Y estoy viendo a nuestros hijos jugando felices, ¡Míralos!

El ex augustano sonríe con comprensión.

Y mira el alborozado grupo de niños y mascotas bulliciosos, que llenan alegría todos los rincones de aquella villa romana.

Él siente lo mismo que su sobrino y sabe perfectamente de lo que está hablando.

Desde que experimentó el verdadero amor, su vida está plena de felicidad.

Y mueve la cabeza al recordar el vacío insaciable lleno de inquietud y amargo hastío,

00henryk-siemiradzki-nero-881x596

Que lo invadían en los lujosísimos salones de la corte imperial, durante los años que vivió sumergido en la política.

“Un verdadero desperdicio…” Piensa con cierta consternación.

Sacude  la cabeza tratando de alejar los amargos ecos de su pasado.

Y dice con alegría:

–           Lo importante es no descuidar lo primordial.

Y pensando precisamente  en ello, también he preparado una copia del Evangelio de Lucano, para regalarla a ti y a tu familia.

Marco Aurelio se sorprende gratamente.

Y exclama:

–           ¡Oh! ¡Muchas gracias Maximiliano, acabas de darme una gran alegría!

Leí el primer párrafo en tu biblioteca y pensaba venir por las tardes, para meditarlo en oración.

alex-gallos

–           Siempre eres bienvenido en esta casa.

Pero la copia la preparé pensando en ti y en Alexandra.

Ahora podrás meditar su lectura, también en vuestra oración personal.

–           Ese es un Libro Sagrado, todos los cristianos lo amaremos y será el alimento que necesita nuestra vida espiritual.

–           También tengo doce copistas y tres maestros pintores para ilustrarlo, trabajando en ello.

Los otros pergaminos les serán entregados a los sacerdotes que nos pastorean…

Y para quienes el obispo lo considere necesario, para la Liturgia de la Palabra.

Y siguen conversando animadamente…

En el enorme jardín que está bordeado de altísimas palmeras y un bosquecillo de árboles que se internan hasta la montaña al lado de los enormes viñedos, huertos y olivares que forman lo que fueran las dos propiedades.

Y ahora son solo una, con dos casas solariegas.

También está la terraza con el triclinio exterior, en donde son las comidas familiares.

Es un gran quiosco sombreado con vides y madreselvas, adornado con hiedras alrededor de las columnas, cuyas enredaderas de flores se extienden sobre los árboles que bordean los senderos.

Que conducen unos, hacia el borde del acantilado y otros que llegan hasta donde ellos están conversando.

alex-virgenes

En el lindero se ven las elegantes figuras de las dos esposas, seguidas por la tropa de niños y las jóvenes que las acompañan.

Hay también un arroyuelo cuyas orillas están bordeadas por setos de flores diversas:

Lirios, azucenas, gladiolos y rosales, engalanados con magníficos colores.

Que desemboca en una hermosa fuente y luego en un pequeño lago de agua cristalina.

Con peces de colores, variadas especies de aves, bordeado por juncos; donde los cervatillos y demás animales domésticos se acercan para beber.

Y bajo la enredadera llena de flores, con los destellos de luz que iluminan sus rostros y sus figuras.

Tanto Marco Aurelio como Maximiliano, recuerdan aquel lejano día cuando el consejero de Nerón conociera al rehén del César; cuya cautivadora hermosura no ha cambiado con el tiempo.

También cuando se enamoró perdidamente de la que fuera su esclava y la rememoró en los tiempos en que los dos eran paganos.

alex ofrenda

Él, que por su oposición a mezclarse con quien consideraba inferior, con su soberbia absurda había provocado la tragedia que hundió en el infortunio a Marco Aurelio y Alexandra.

En aquellos lejanos días, jamás hubiera pensado que descendería a casarse con una esclava griega.

Pero las virtudes encerradas en Aurora, lo conquistaron plenamente.

Y habían aumentado maravillosamente, desde que los dos se convirtieron en cristianos.

Si cuando los dos hacían ofrendas ante Afrodita, le parecía tan incomparable, ahora que la adorna la gracia…

00aurora-mama

Le da gracias a Dios que le haya destruido el orgullo que le impedía reconocer la verdad y la verdadera felicidad.  

Ahora ella camina por el sendero, conversando alegremente con la que considera su hermana.

Maximiliano las observa y ríe con la paradoja: una princesa cautiva y una esclava, son los tesoros que Jesús les reservó a los Petronio para hacerlos tan dichosos.

La princesa Alexandra camina junto a su reina: la esposa que le sigue pareciendo la mujer más hermosa del mundo.
alex familia
Su Aurora amadísima que le ha dado las mayores satisfacciones que hombre alguno haya disfrutado jamás.

Cuando el grupo se instala alrededor de las mesas y ellas llegan junto a sus esposos, los saludan amorosas.

Y les dan un dulce beso.

Alexandra comenta agradecida:

–           Acaba de decírmelo Aurora. ¡Qué regalo más maravilloso!

Nos va a servir para educar y formar a todos nuestros hijos. ¡Muchas gracias Maximiliano!

Marco Aurelio pregunta curioso:

–           También vi la “Crónica de una Traición”.  ¿Así lo vas a titular?

Maximiliano dice con voz insegura:

–           Todavía no me decido totalmente. Es la semblanza de Judas de Keriot. 

judas rom

Tal y como nos la relató Pedro en La Puerta del Cielo, la última vez que lo vi, antes de tomar el barco en Ostia.

Y cómo me la complementó Publio Quintiliano, durante el viaje hasta aquí, cuando nos regresamos de Roma.

Alexandra confirmó:

–           ¡Oh, sí! Publio conoció a Jesús y a Judas en la Puerta de los Peces, en el Templo de Jerusalén.

publio-centurion-bible-study-james

Las enseñanzas de Jesús, durante los cinco años que estuvo en la corte de Pilatos, lo convirtieron en cristiano y en testigo de todo lo que sucedió.

Él nos hablaba de ello, en nuestras reuniones familiares.

Maximiliano dice:

–           Así es. Él me dio datos muy interesantes…

publio-quintilianoY mirando a Marco Aurelio, agrega:

–          Es un título apropiado, ¿No te parece?

Marco sonríe y contesta:

–           Creo que está perfecto. ¿Ya lo terminaste?

Suspirando satisfecho,

Maximiliano contesta:

–           Sí. Ya está listo para que lo disfrutemos en nuestras reuniones dominicales.

alex-reunion

Marco Aurelio no pudo contener su impaciencia y cuestionó:

–           ¿A partir de…?

–           Hoy mismo si así lo prefieren.

Alexandra exclamó:

–           Ahora conoceré la historia completa…

¡Qué felicidad! ¡Bravo! Estoy impaciente por saber lo que escribiste.

Porque también nos vas a hablar de Jesús y ¡Eso es maravilloso!

jesus_que_resucita_al_hijo_de_la_viuda_de_naim_poster-rc5baa666234d4bf5801889f13fda3a33_ip7cc_8byvr_1024

Aurora confirmó:

–           ¡Yo también! Siempre he respetado muchísimo el trabajo de este esposo tan amado.

Se inclina sobre Maximiliano y lo besa tiernamente en los labios.

Y dirigiéndose a todos,

Dice:

–          Y este libro me tiene en suspenso desde hace meses.

Justo desde  que tomó una forma definitiva…  ¡Y por fin se va a revelar el misterio!

alex-henry-ryland-british-1856-1924-shy-1

Maximiliano dice a la joven que acompaña a los niños:

–           Jazmín, Por favor llama a Héctor.

–           Si amito.

Y la jovencita se levanta y sale corriendo hacia el interior de la casa.

Maximiliano mueve la cabeza,

Y dice:

–           Después de años y no puedo quitarles la costumbre.

ALEX casa de publio edward-john-poynter-corner-of-the-villa

Aurora la defiende:

–           Cielito, ¡No es fácil! A mí todavía se me dificulta y soy tu esposa.

En eso llega el antiguo mayordomo, que ahora se desempeña como administrador.

Y dice haciendo una leve inclinación de cabeza:

–           A tus órdenes amo.

Maximiliano exclama:

–           ¡Otro igual!

00romanos

Héctor se disculpa:

–           Perdóname, todavía no logro decirte hermano.

–           Al menos intenta llamarme por mi nombre.

–           ¡Ha! Eso no…  Te lo agradezco mucho.

Pero en mi corazón eres mi hermano, aunque no sea tan osado para tratarte cómo quieres.

–           Está bien. No te llamé para discutir esto. Siéntate a almorzar con nosotros.

Y ahorita que nos traigan el vino, dile a Darío que avise a toda la familia, que después de la comida nos reuniremos en el jardín principal para la lectura de mi último  libro.

El que desee compartirla está cordialmente invitado.

00judas-suicidio

Héctor exclama sorprendido:

–           ¡Oh, amito! ¿Ya terminaste la Historia de Judas?

¡Todos la estamos esperando con ansia! Les va a dar mucho gusto saberlo…

Maximiliano hace un cómico gesto de exasperación hacia Marco Aurelio,

Como diciendo:

–           ‘¿Ves a lo que me refiero?’

Y mirando a su administrador,

alex amigas_Alma-Tadema_0020_(32)

Comenta:

–           ¡Oh hermano! No creas que no me he dado cuenta que el salón de los copistas es el más visitado por toda la familia.

De seguro Aquiles ya les ha prestado algunos manuscritos…

–           ¡Ciertamente no te equivocas amito!

Héctor suelta la carcajada y la conversación se generaliza.

A continuación Maximiliano, que es el anfitrión, ofrece y bendice los alimentos.

alex-alegria

Luego la comida se convierte en un banquete de amor, donde todos comparten el gozo de poseer a Dios…

alex danza musica

Y la bienaventuranza que significa vivir con Él y para Él.

Porque al Padre Celestial, le gusta ver felices a sus hijos…

Dos horas más tarde, más de un centenar de personas escuchan anhelantes.

Las primeras palabras de lo que serán los relatos imprescindibles, en las plácidas tardes dominicales:

“CRÓNICA DE LA MAGNA TRAICIÓN…”

Es una florida y esplendorosa mañana primaveral. El aire está perfumado con el aroma de los azahares y del incienso.

En el grandioso edificio hay unos  patios colosales con elaboradas fuentes, magníficos pórticos y amplias escalinatas que conducen de un lugar a otro…

Convirtiéndolo en un auténtico laberinto, prototipo de un portentoso genio arquitectónico.

Jesus_echa_a_los_mercaderes_del_templo

Está lleno de una fervorosa multitud  que lo inunda con una ruidosa algarabía.  Es el Templo de Jerusalén en días de fiesta…

El viento que transporta las palabras como si fueran una exquisita melodía, hasta los oídos atentos de un auditorio que las atesora en su corazón…

También mece las palmeras y sus dátiles rumorean como castañuelas…

Llegando hasta la terraza y mezclando el aroma de los azahares con la brisa del mar y los alimentos…

Y así transcurre el tiempo, en la vida de esta familia cristiana, como hay muchas…

En el aire se oyen las risas de los seres humanos que comparten el tesoro del amor, de la paz en medio de la belleza imponente, del magnífico paisaje que los rodea…

Ellos lo disfrutan como todos los días. Y cada día lo viven como si fuera el último.

Pues nadie sabe lo que sucederá mañana, ni cuando deberán ofrecer su holocausto personal. Pero están preparados…

FORUM

Dos milenios más tarde,

Cuando el mundo en el que ahora se desenvuelven sea sólo una asombrosa curiosidad…

Convertida en ruinas, que los arqueólogos develarán…

Cuando sus personas estén cubiertas con el velo del tiempo…

Y la sombra de la incredulidad, que los teólogos contemporáneos habrán convertido en leyenda…

PERSECUCION ANTICRISTO

Pero que los cristianos perseguidos por el Anticristo redescubran. 

CUANDO DECIDAN IMITAR SUS EJEMPLOS,

PARA DEFENDER SU FE CRISTIANA.

MARTIRIO Burning_of_Christians_in_Intaly

Cuando los conozcan y comprueben lo que con sus testimonios dejaron como evidencia,

La Historia será su juez implacable.

Y la Historia también será testigo de la Verdad…

Por ahora están preparados…

Podría ser hoy…

Hoy. Hoy es el presente.

Hoy hay que dar las gracias a Dios por…

La vida, por el amor, por la creación que él hizo para nuestro bienestar.

Por todos los dones que nos han sido dados…

En un verano futuro, ellos deberán dar también el testimonio de la sangre.

Porque Maximiliano y Aurora, Marco Aurelio y Alexandra, Héctor y todos los demás…

Consagrarán el Colosseum…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

95.- UN ESCAPE MILAGROSO


la-caida-del-imperio-

Marco Aurelio Petronio                     a          Tito Petronio Níger:

Hasta nosotros llega el eco Caríssime, de la mayor parte de los sucesos que están ocurriendo en Roma. Y lo que no sabemos, lo refieren tus cartas. En su viaje a Grecia, Tugurino recibió la orden de pasar por aquí, donde se entregó al saqueo de ciudades y templos para poder llenar el tesoro exhausto.

Al precio de sangre y de lágrimas, Nerón está edificando la Casa Dorada en Roma. Tú conoces a Tugurino. Prócoro fue igual que él hasta que redimió su vida con su muerte. Me preguntas si estamos fuera de peligro y yo te contesto que aquí estamos libres de preocupaciones. Y con esto es más que suficiente.

En este momento y bajo el pórtico desde el cual te estoy escribiendo, contemplo nuestra mansa bahía y la barca desde donde Bernabé tiende una red para pescar nuestra comida de hoy. ¡Oh, qué tranquilidad! Mi esposa está cerca de mí, devanando lana roja. El pequeño Sebastián duerme satisfecho.

alex HILANDO

Y en los jardines, a la sombra de los nogales y los almendros, cantan nuestros hermanos, mientras trabajan. Y no son las parcas como antes lo creíamos, quienes hilan y devanan de tan grata manera, el hilo de nuestras vidas. Es Cristo, nuestro amado Salvador y Dios, quién nos bendice y nos protege.

Conocemos las lágrimas y los pesares porque la vida es una prueba de dolor y sufrimiento, que cada vez nos acerca más a Dios. Pero en estas lágrimas está el consuelo que tú conoces, porque cuando llegue el término de nuestra vida, nos reuniremos con esos seres queridos que han perecido y siguen pereciendo por su amor a la Verdad.

Aquí, Sarah dio un testimonio maravilloso. Siguen aumentando las conversiones y el triunfo de N.S. Jesucristo.

Y ¡Oh, sí querido mío! Somos felices. Y la nuestra es una felicidad que ni la muerte podrá destruir, porque al contrario, ésta nos abrirá las Puertas del Cielo, donde está la Felicidad total y eterna.

Y así transcurren los meses en medio de la paz y el gozo del espíritu. Soy feliz, porque mi felicidad está en Dios y lo adoro. Porque mi felicidad es Alexandra y la amo a ella y a su alma inmortal.

Y porque ambos nos amamos en Jesucristo, nuestro Dios y nuestro Rey que ha coronado nuestra dicha con el pequeño Sebastián.

Nuestra familia es nuestro tesoro. Y por eso en nuestro amor no hay separación, ni engaños, ni rutina, ni edad, ni muerte. Porque cuando la hermosura o la edad pasen y se agoten. Cuando nuestros cuerpos se marchiten y venga la muerte, quedará siempre el amor, junto con el espíritu.

Antes de que se abrieran mis ojos a la Luz, yo hubiera sido capaz de todo por el amor de Alexandra. Pero ahora te digo que entonces yo no la amaba, pues fue hasta que conocí a Jesús que supe lo que era el verdadero amor. Y ahora sí la amo como jamás imaginé que se pudiera llegar a amar.

En Él está la fuente de la Paz y la felicidad. Y no soy yo quién lo dice. La realidad de lo que estamos viviendo lo pregona. Y por eso te digo: compara la vida opulenta y llena de zozobras; los deleites inseguros del mañana; los banquetes orgiásticos y llenos de alegría ilusoria; con nuestra vida de cristianos y dime cual prefieres vivir.

Pero para poder comparar con mejor acierto, ven a nuestras montañas olorosas a tomillo. A nuestros olivares, viñas y riberas orladas de hiedra. Te aguardan aquí, corazones que te aman sinceramente.

minitour-sicilia

¡Oh, Maximiliano mío! A Alexandra y a mí nos asiste la consoladora esperanza de verte pronto. Ven con nosotros a completar y compartir nuestra dicha. Adiós.

Aurora termina de leer esta carta y se queda reflexiva unos momentos.

Luego llama a Héctor y dispone todo lo necesario para el viaje a Sicilia…

Semanas después…

Marco Aurelio acaba de regresar de Catania a donde fue a supervisar un embarque de vinos.

Entra tambaleante en la biblioteca y Alexandra le nota una tristeza muy grande en su rostro afligido y lleno de lágrimas.

Ella lo abraza protectora, mientras le pregunta:

–           ¿Qué sucede mi amor?

Un sollozo ahogado brota de su garganta, junto con la palabra apenas audible:

–           Petronio ha…

Y apenas va a contarle a su esposa la noticia que supo en el puerto, cuando entra Nicanor el mayordomo avisando que acaba de llegar el general Publio Quintiliano, con una comitiva de Roma.

Marco Aurelio respira profundo para controlarse,

marco aurelio

Y luego dice:

–           Más tarde te contaré… Vayamos ahora a recibirlos.

Cuando llegan al atrium y Marco Aurelio se adelanta a dar la bienvenida a Publio, ve a sus acompañantes…

Se queda paralizado y luego cae al piso, desmayado.

Cuando recupera el conocimiento, ve que lo han recostado en un lecho.

Y que lo mira sonriente el rostro preocupado de su tío.

–           Pero tú… pero tú… –balbucea aturdido.

Y luego agrega con énfasis:

–           ¡Tú estás muerto!

Maximiliano contesta sonriente:

–           No, querido mío. ¡Estoy más vivo que nunca!

Y le da un vaso con agua para que beba,

Mientras Marco Aurelio dice trastornado:

–           No entiendo nada. Nos contaron lo que pasó en la corte con Nerón, en Cumas… Séneca…

El tribuno sacude la cabeza y luego da un sorbo al agua.

Petronio le explica:

–           Nerón está inmerso en un baño de sangre. Ven…

¿Ya te sientes mejor? Vamos al triclinium y les contaremos todo…

Con un brazo rodea tiernamente a Aurora y con el otro ayuda a su sobrino a levantarse.

Y todos pasan a la terraza desde donde se contempla el espléndido paisaje que se domina sobre los acantilados, a escuchar la extraordinaria historia de lo que sucedió en Cumas…

La voz de Petronio se escucha fuerte y sonora:

–           Cuando se fue Asterio el liberto de Plinio, yo me puse a orar y entregué todo al Señor.

Entonces oí su voz de tenor llena de dulzura,

Que me preguntó:

–           ¿Estarías dispuesto a morir por Mí?

RESURRECCION

Yo le contesté de inmediato:

–           ¡Oh, Señor mío! ¡Tú lo sabes que sí!

–           Pero todavía no llega tu hora. El Señor de la Vida y de la Muerte Soy Yo. ¿Recuerdas? – Le ví sonreír y fue algo maravilloso.

Luego agregó:

–          ¿Confías en Mí?

–           ¡Por supuesto que sí! Yo te amo y confío en Ti, Señor Jesús.

–           Entonces…

Me permitió ver lo que iba a suceder al día siguiente y me dio todas las instrucciones precisas…

Yo las obedecí.

Y cuando le conté todo a mi esposa, los dos oramos juntos y nos pusimos en sus manos.

petronio0

El día que me fui al convite… (Les relata todo lo sucedido en el banquete de Cumas)

Luego Aurora completa:

–           Cuando lo llevaron a la casa y le pedí al centurión que me dejara despedirme de él. En la Biblioteca Héctor y Darío sacaron por otra puerta el cuerpo sin vida y llevaron a Petronio a su cubiculum.

Enseguida  colocaron el cadáver que Aquiles había traído del Spolarium ese mismo día… Hay tantos muertos que no fue difícil conseguir uno con características parecidas a las de Petronio.

Lo vistieron con sus ropas y lo cubrieron con uno de los tapices que fuera adecuado. Afortunadamente el centurión fue muy respetuoso y no destapó el rostro, porque si no… –Aurora hace un gracioso gesto de horror.

Y prosigue:

–          Cuando los pretorianos se fueron, yo corrí a nuestro cubiculum y Maximiliano estaba sentado en el lecho y despierto.

El Señor Jesús me dijo que le diera de beber muchos líquidos y… ¡Aquí está! – Concluye feliz y besando a su esposo.

Marco Aurelio pregunta admirado:

–           ¿Y qué pasó cuando estuviste muerto?

petronio

Petronio dice sonriente:

–           Después que bebí el vaso con el veneno, de repente me vi como si flotara por encima del triclinio imperial y sobre todos los convidados.

Observé mi cuerpo como si fuera una vestidura que me hubiera quitado.

Y ¡Me sentía tan bien! Yo seguía siendo yo… Mi cuerpo estaba tirado frente a mí.

No sentí cuando me abrieron las venas. Vi y oí cuando los médicos le dijeron a Nerón, que yo estaba muerto.

Luego alguien me llamó por mi nombre y vi junto a mí a un ser bellísimo,

Que me dijo:

–           No temas. Mi nombre es Geudiel. Soy tu ángel guardián. Ven conmigo.

arcángel

Suavemente me tomó de la mano y me condujo.  Pareció como si voláramos por el Universo…

Luego llegamos a un Reino de Luz. ¡Oh! ¡Qué belleza tan maravillosa!

Allí todo es perfecto. No existe la fealdad. Me dejó en el jardín de un palacio cuyas paredes también parecen de Luz.

Y me dijo:

–           Espera aquí. Voy a decirle al Señor…

Y mientras esperaba pasaron caminando los jóvenes que estaban en el banquete de Nerón y que murieron en la hoguera.

Todos me saludaron con mucho amor y,

Joshua me dijo jubiloso:

–           Maximiliano, me alegra mucho que pensaras en mí cuando te decidiste a convertirte.

¡Persevera hermano! ¡Te estamos esperando!

martirio de Joshua

No pude evitar reírme, porque ciertamente que después de que Nerón pateara su cabeza como si fuera un balón, en los calabozos de Calígula.

Y verlo regresar tan majestuoso con ella bajo el brazo, para enfrentarse con Enobarbo de aquella manera…

Fue cuando decidí conocer la religión cristiana…

En eso salió el Señor Jesús y yo lo contemplé asombrado.

Pude ver su Cuerpo que tiene carne como la nuestra y al mismo tiempo parece como si estuviera hecho de luz.

Sus cabellos y su barba son rubios. Sus ojos azules parecen zafiros. Su belleza varonil es tan perfecta y cautivadora…

Y vi todas sus heridas que despiden luz. Parecen rubíes luminosos en sus pies, en sus manos…  Y también se trasluce de su pecho.

Traía una túnica de una tela que no sé cómo describirla…

PADRE Y REY Sagrado%20Corazón%20de%20jesús%203

¡Es tan Majestuoso! ¡Es Dios y es Rey!

Me trató con tanta dulzura, con tanto amor…

Luego Él extendió los brazos y su frente estaba llena de Luz. Comprendí que brotaba de donde le coronaron con espinas.

Sentí un infinito deseo de postrarme y adorarlo… Y lo hice.

Y Él me dijo:

–           Así os he amado.

–           Señor. –Le supliqué- ¿Me dejas quedarme?

–           Tienes una misión que cumplir. ¿O no quieres hacerla?

–           Claro que sí, Señor. Es solo que… se siente tanto gozo aquí. Te amo. Te adoro Señor mío y Dios mío…

–           Irás a decirles a tus hermanos, como el Cielo es una realidad espiritual. Y también…

000bendicion

Jesús me dio otras instrucciones y luego me dio su Bendición.

Desperté…

Y me dí cuenta de que estaba recostado en mi lecho de la casa de Cumas.

Me levanté y pude observar la ceremonia de mis funerales desde la ventana.

Al día siguiente fuimos a la Puerta del Cielo y allí me encontré con Publio que había ido a vender todas sus propiedades de Roma.

Él y el senador Astirio me ayudaron con una nueva identidad, al traspaso de mis propiedades, borrando todo rastro de mi vida como Petronio.

Luego preparamos el viaje. Y antes de venirnos tratamos de salvar a Pedro invitándolo a viajar con nosotros.

Pero tuvo un encuentro con el Señor Jesucristo en la Vía Apia y se quedó en Roma…

Siguen conversando de todos los acontecimientos que hay en la capital del imperio.

Más tarde Publio se despide y se va con los suyos a su casa, que está del otro lado de la pequeña baía.

En la terraza han quedado sólo los dos matrimonios.

El cielo aunque nublado en parte, está sereno. El tiempo es apacible y el mar está en calma.

El calor va disminuyendo porque el sol ha comenzado a bajar y llegará dentro de dos horas a su ocaso.

Alexandra acuna a su bebé que saciado de la leche materna, duerme entre sus brazos.

Aurora come unos dátiles y nueces que ha tomado de un platón que hay sobre la mesa.

Y sonríe soñadora ante la imagen de la madre y el hijo.

Ésta mira amorosa a Marco Aurelio que en ese momento,

Dice a Maximiliano:

–           ¡Me siento tan feliz de tenerte aquí con nosotros, compartiendo la delicia de vivir en este lugar!

Cuando te escribí invitándote a venir a disfrutar de este paraíso, no sabía lo pronto que llegarías. ¿Y ahora qué haces?

Maximiliano contesta:

–           Recibí tu carta dos días antes del aviso de Asterio y te la contesté.

Pero cuando pude venir a traerte la respuesta yo mismo, no sabía que la noticia de mi muerte me iba a preceder.

En cuanto a tu pregunta, estoy escribiendo un nuevo libro.

–           ¿Cómo el Satyricón?

–           No. Aquel Petronio ya no existe. En Satyricón él narró las andanzas eróticas de tres jóvenes, porque fue una sátira del mundo y de la sociedad que él conoció.

Ahora soy cristiano y mi vida sólo tiene sentido, si la dedico para la gloria de Dios.

–           ¡Oh! ¡Tienes toda la razón! ¿Y ahora qué es lo que escribes, caríssime?

–           Antes de venir, estuvimos tres semanas con Pedro en la Puerta del Cielo, escuchando una historia fascinante… Tomé notas.

Y ahora estoy escribiendo lo que creo será el punto de partida para una Nueva Era: mis experiencias y mi transformación.

Y también los relatos de Pedro y de Publio sobre el apóstol Traidor,  junto con las enseñanzas que me convirtieron en cristiano.

Las estoy escribiendo para no olvidarlas y para que nuestros hijos NO decaigan.

Y sobre todo, que nunca olviden como se debe enfrentar una Persecución…

PERSECUCION ANTICRISTO

Y CÓMO SE DEBE MORIR… 

Marco Aurelio repite con una sonrisa interrogante:

–           ¿Dijiste nuestros hijos?…

Maximiliano confirma:

–           Sí. Nuestros hijos. –se levanta y poniendo una mano rodeando protector el hombro de Aurora que sigue sentada.

Anuncia feliz y triunfante:

–         Para el próximo verano esperamos la llegada de nuestro heredero.

Y se inclina con ternura, besando la frente blanquísima de su esposa.

Aurora sonríe ruborizada.

Y mirando a Alexandra le dice con dulzura:

–           Te veo a ti y a Sebastián… Y mi corazón rebosa de una dicha tan grande, al pensar que muy pronto nosotros también veremos realizados nuestros sueños así como ustedes ahora…

Al tener en nuestros brazos  el fruto viviente de nuestro amor.

El Señor nos ha bendecido también con un hijo.

Marco Aurelio exclama con júbilo:

–           ¡Alabado sea Jesucristo! Esto merece un brindis…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

90.- EL SACRIFICIO PERPETUO II


catholicvs-santa-misa-nochebuena-detroit-midnight-mass-2

9. EL OFERTORIO.

En este momento se canta la antífona de ofertorio.

Al comienzo de la liturgia eucarística se llevan al altar los dones que se convertirán en el Cuerpo y Sangre de Cristo.

En primer lugar, se prepara el altar o mesa del Señor, que es el centro de toda la liturgia eucarística y colocando sobre él el corporal, el purificador, el misal y el cáliz.

benedicto-xvi-celebrando-la-santa-misa

Se traen a continuación las ofrendas: es de alabar que el pan y el vino lo presenten los mismos fieles. El sacerdote o el diácono los recibirá en un lugar oportuno para llevarlo al altar.

Acompaña a esta procesión en que se llevan las ofrendas el canto del ofertorio, que se alarga por lo menos hasta que los dones han sido depositados sobre el altar.

El sacerdote  inciensa las ofrendas colocadas sobre el altar y después la cruz y el mismo altar, para significar que la oblación de la Iglesia y su oración suben ante el trono de Dios como el incienso.

Después son incensados, el sacerdote en razón de su sagrado ministerio y el pueblo, en razón de su dignidad bautismal.

El sacerdote pone el pan y el vino sobre el altar mientras dice las fórmulas establecidas.

ofertorio-papa

Las especies eucarísticas (pan y vino) son ofrecidas a Dios  por el sacerdote, quién además se purifica mediante el lavado de manos.

Un momento después llegó el Ofertorio y Uriel dijo a Maximiliano:

–                     Reza conmigo así:

Señor, te ofrezco todo lo que soy, lo que tengo, lo que puedo, todo lo pongo en Tus manos. Edifica Tú, Señor con lo poco que soy. Por los méritos de Tu Hijo, transfórmame, Dios Altísimo.

Te pido por mi familia, por mis bienhechores, por cada miembro de nuestro Apostolado, por todas las personas que nos combaten, por aquellos que se encomiendan a mis pobres oraciones…

Enséñame a poner mi corazón en el suelo para que su caminar sea menos duro…  

Y Maximiliano contempló asombrado como de pronto empezaron a ponerse de pie unas figuras que no había visto antes. Era como si del lado de cada persona que estaba en la iglesia, saliera otra persona.

Y aquello se llenó de unos personajes jóvenes, hermosos. Iban vestidos con túnicas muy blancas y fueron saliendo hasta el pasillo central dirigiéndose hacia el Altar.

Uriel dijo:

Observa, son los Ángeles de la Guarda de cada una de las personas que está aquí.

Es el momento en que su Ángel de la Guarda lleva sus ofrendas y peticiones ante el Altar del Señor.

angeles-misa

En aquel momento, estaba completamente asombrado, porque esos seres tienen rostros tan hermosos, tan radiantes que no es posible describirlos con palabras…

Lucen una belleza sobrenatural tan portentosa, que parecen casi femeninos; sin embargo la complexión de su cuerpo, sus manos, su estatura es la de un hombre.

Los pies desnudos no pisan el suelo, sino que iban como deslizándose, como resbalando. Aquella procesión es impresionante.

Algunos de ellos tenían como una fuente de oro con algo que brillaba mucho con una luz blanca-dorada.

Uriel dijo:

–          Son los Ángeles de la Guarda de las personas que están ofreciendo esta Santa Misa por muchas intenciones, aquellas personas que están conscientes de lo que significa esta celebración, aquellas que tienen algo que ofrecer al Señor…”

“Ofrezcan en este momento…, ofrezcan sus penas, sus dolores, sus ilusiones, sus tristezas, sus alegrías, sus peticiones. Recuerden que la Misa tiene un valor infinito por lo tanto, sean generosos en ofrecer y en pedir.”

angelesimagen

Detrás de los primeros Ángeles venían otros que no tenían nada en las manos, las llevaban vacías.

Uriel dijo:

 -“Son los Ángeles de las personas que estando aquí, no ofrecen nunca nada, que no tienen interés en vivir cada momento litúrgico de la Misa y no tienen ofrecimientos que llevar ante el Altar del Señor.”

En último lugar iban otros Ángeles que estaban medio tristones, con las manos juntas en oración pero con la mirada baja.

 –“Son los Ángeles de la Guarda de las personas que estando aquí, no están, es decir de las personas que han venido forzadas, que han venido por compromiso, pero sin ningún deseo de participar de la Santa Misa y los Ángeles van tristes porque no tienen qué llevar ante el Altar, salvo sus propias oraciones”.

“No entristezcan a su Ángel de la Guarda…. Pidan mucho, pidan por la conversión de los pecadores, por la paz del mundo, por sus familiares, sus vecinos, por quienes se encomiendan a sus oraciones. Pidan, pidan mucho, pero no sólo por ustedes, sino por los demás.”

“Recuerden que el ofrecimiento que más agrada al Señor es cuando se ofrecen ustedes mismos como holocausto.

Para que Jesús al bajar, los transforme por Sus propios méritos. ¿Qué tienen que ofrecer al Padre por sí mismos? La nada y el pecado. Pero al ofrecerse unidos a los méritos de Jesús, aquel Ofrecimiento es grato al Padre.”

Aquel espectáculo, aquella procesión era tan hermosa que no es posible compararla con ninguna  otra. Todas aquellas criaturas celestiales haciendo una reverencia ante el Altar, unas dejando su ofrenda en el suelo, otras postrándose de rodillas con la frente casi en el suelo y luego que llegaban allá desaparecían a su vista.

Oración sobre las Ofrendas

Terminada la colocación de las ofrendas y los ritos que la acompañan, se concluye la preparación de los dones con la invitación a orar juntamente con el sacerdote, que dice: “oren hermanos para que este sacrificio mío y de ustedes sea agradable a Dios, Padre Todo poderoso”

A lo que el pueblo responde: “el Señor reciba de tus manos, este sacrificio para alabanza y gloria de su Nombre, para nuestro bien y el de toda su Santa Iglesia” y a continuación la oración sobre las ofrendas y así todo queda preparado para la Plegaria Eucarística.

ofertorio

En la Misa se dice una sola oración sobre los dones, que termina breve: Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Ahora empieza el centro y la cumbre de toda la celebración. La Plegaria Eucarística es una plegaria de acción de gracias y de consagración.

El sacerdote invita al pueblo a elevar el corazón hacia Dios, en oración y acción de gracias y lo asocia a su oración que él dirige en nombre de toda la comunidad, por Jesucristo en el Espíritu Santo, a Dios Padre.

El sentido de esta oración es que toda la congregación de los fieles se una con Cristo en el reconocimiento de las grandezas de Dios y en la ofrenda del sacrificio.

El Prefacio

Es el canto de alabanza y de agradecimiento que Jesús dirige al Padre que le ha permitido llegar por fin a esta “Hora”.

Plegaria Eucarística

Como Iglesia, unidos en una misma fe, en un mismo corazón, presentamos ahora la sencilla ofrenda que Dios mismo transformará en el cuerpo y la sangre de su Hijo Jesucristo:

Pan y vino son fruto de nuestro trabajo personal y comunitario y simbolizan las dimensiones más sencillas de nuestra vida diaria: nuestro trabajo, nuestro sustento y nuestra alegría.

Con el pan y el vino va incluida la ofrenda de nuestra vida, de nuestro trabajo y de nuestro amor. Nuestras penas, fatigas y alegrías van a ser recibidas por Dios de las manos del sacerdote…

Y como el pan y el vino, nuestro propio ser (cuerpo y alma) será también santificado y transformado con la Presencia Viva y Real de Jesucristo Eucaristía.

En este momento unámonos al sacerdote, entregándole a Dios nuestra vida, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestra oración, nuestras penas y alegrías. Nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestra mente con todos sus pensamientos.

Nuestro corazón con todos sus sentimientos y deseos, nuestros labios y todas nuestras palabras, nuestros amigos y seres queridos, incluso los que NO nos aman…

En fin, toda la realidad humana material y espiritual de la que somos parte, para que toda esa realidad sea transformada por Cristo, sea santificada, sea cristificada.

Para que todos seamos hostias vivas.

Sagrarios de la Presencia del Espíritu Santo…

Y para que el Mundo entero sea un Altar para la Gloria de Cristo Jesús.

Prefacio.

Es un himno, que empieza con un diálogo entre el sacerdote y los fieles.

consagracion-caliz

Resume la alabanza y la acción de gracias propia de la fiesta que se celebra.

En esta acción de gracias, el sacerdote, en nombre de todo el pueblo santo, glorifica a Dios Padre y le da las gracias por toda la obra de salvación.

10. CANTO DEL SANTO:

Hemos hecho ofrenda del pan y del vino, de nosotros mismos y del Mundo entero.

Ahora esta ofrenda va a ser consagrada: la hostia se transformará en el cuerpo de Cristo y el vino en su Sangre.

Por esa Consagración, nosotros mismos seremos santificados y el Mundo entero también.

Nos unimos a los santos y a los ángeles, que contemplan y gozan ya del fruto de estos misterios, cantando a Dios: “Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo, llenos están los cielos y la tierra de su gloria. ¡Hosanna en el cielo! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!”

El Cielo (los que ya gozan de la gloria de Dios) y la Tierra (los que estamos de camino hacia la gloria) cantan la santidad de Dios, pues Él es el único verdaderamente santo y fuete de toda santidad.

Sanctus (“Santo”). Los fieles junto con el sacerdote cantan o rezan, el Sanctus:

Sanctus, sanctus, sanctus Dominus Deus sabaoth. Pleni sunt caeli et terrae gloria tua. Hossana in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hossana in excelsis (“Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo. Llenos están el Cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el Cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el Cielo”).

EL CIELO ENTERO CANTA EL SANCTUS

Maximiliano estaba extasiado contemplando la Gloria de Dios cuando llegó el momento final del Prefacio…

 Y cuando la asamblea decía: “Santo, Santo, Santo” de pronto, todo lo que estaba detrás de los celebrantes desapareció.

Del lado izquierdo del señor Arzobispo hacia atrás en forma diagonal aparecieron miles de Ángeles, pequeños, Ángeles grandes, Ángeles con alas inmensas, Ángeles con alas pequeñas, Ángeles sin alas, como los anteriores.

Todos vestidos con unas túnicas como las albas blancas de los sacerdotes o los monaguillos. Todos se arrodillaban con las manos unidas en oración y en reverencia inclinaban la cabeza.

Se escuchaba una música bellísima, como si fueran muchísimos coros con distintas voces y todos decían al unísono junto con el pueblo: Santo, Santo, Santo…

Había llegado el momento de la Consagración, el momento del más maravilloso de los Milagros…

Del lado derecho del Arzobispo hacia atrás en forma también diagonal, una multitud de personas, iban vestidas con la misma túnica pero en colores pastel: rosa, verde, celeste, lila, amarillo; en fin, de distintos colores muy  suaves.

Sus rostros también eran brillantes, llenos de gozo, todos parecían tener la misma edad.

Se podía apreciar que había gente de distintas edades, pero todos parecían igual en las caras, hermosas, jóvenes, sin arrugas, felices.

Todos se arrodillaban también ante el canto de Santo, Santo, Santo, es el Señor…”

Uriel dijo:

Son todos los Santos y Bienaventurados del Cielo y entre ellos, también están las almas de los familiares de ustedes que gozan ya de la Presencia de Dios”

Entonces Maximiliano vio a la Madre de Dios,  justamente  a la derecha del señor Arzobispo…

Un paso detrás del celebrante. Estaba un poco suspendida del suelo, arrodillada sobre unas telas muy finas, transparentes pero a la vez luminosas, como agua cristalina.

La Santísima Virgen con las manos unidas, mirando atenta y respetuosamente al celebrante.

corazon-de-maria-2

Y desde allá sin cambiar de posición ni levantar el rostro, su voz llena de dulzura le saludó y le dijo directamente en su corazón:

–      “¿Te llama la atención verme un poco más atrás de Monseñor, verdad? Así debe ser…

Con todo lo que Me ama Mi Hijo, NO Me Ha dado la Dignidad que da a un sacerdote de poder traerlo entre Mis manos diariamente, como lo hacen las manos sacerdotales.

Por ello siento tan profundo respeto por un sacerdote y por todo el Milagro que Dios realiza a través suyo, que me obliga a arrodillarme aquí.”

aberracion-y-sacrilegio

LA MADRE DE DIOS, ES LA ÚNICA SACERDOTISA DEL CALVARIO

Maximiliano quedó impactado por tanta gracia que el Señor derrama sobre las almas sacerdotales…

Delante del altar, empezaron a salir unas sombras de personas en color gris que levantaban las manos hacia arriba.

Uriel continuó con su enseñanza:

Son las almas benditas del Purgatorio que están a la espera de las oraciones de ustedes para refrescarse. No dejen de rezar por ellas. Piden por ustedes, pero NO pueden pedir por ellas mismas. Son ustedes quienes tienen que pedir por ellas para ayudarlas a salir para encontrarse con Dios y gozar de Él eternamente.

Maximiliano veía todo lo que se desarrollaba ante sus asombrados ojos con infinito agradecimiento… Y sabedor de que tenía que compartir con todos los demás cristianos todo el conocimiento que le estaba siendo revelado.

La Virgen le dijo:

Hijito mío, di a todos tus hermanos que yo estoy realmente Presente cuando se celebra la Santa Misa desde que comienza, hasta que termina.

Estoy aquí  al pie del Altar donde se celebra la Eucaristía  y siempre Me van a encontrar aquí..  al pie del Sagrario permanezco Yo con los Ángeles Adorando al Señor, porque Estoy siempre con Él.”

Ver ese rostro hermoso de la Madre en aquel momento del “Santo”, al igual que todos ellos, con el rostro resplandeciente, con las manos juntas en espera de aquel milagro que se repite continuamente, era estar en el mismo cielo.

Uriel dijo:  

“Dile al ser humano, que nunca un hombre es más hombre que cuando dobla las rodillas ante Dios”.

Desde el comienzo de la Plegaria Eucarística hasta la Consagración:

Nos encontramos con Jesús en la prisión, en su atroz flagelación, su coronación de espinas y su Camino de la cruz por las callejuelas de Jerusalén…

Estando todos los asistentes a la Santa Misa real y místicamente presentes en el Viernes Santo…

Que fue el Sacrificio de Expiación.  

Estamos todos los que están participando de la Eucaristía y  todos aquellos por los que pedimos especialmente.

La Consagración, ES místicamente, la Crucifixión del Señor. 

crucificadojesus-en-la-cruz-1

¿Puede alguien imaginarse eso? Nuestros ojos no lo pueden ver.

Pero todos estamos allá, en el momento en que a Él lo están crucificando.

Y está pidiendo perdón al Padre, NO solamente por quienes lo matan, sino por cada uno de nuestros pecados:

“¡Padre, perdónalos porque NO SABEN lo que hacen!”

En la preparación de las ofrendas se llevan al altar el pan y el vino con el agua.

Es decir, los mismos elementos que Cristo tomó en sus manos.

En la Plegaria Eucarística se dan gracias a Dios por toda la obra de la salvación…

Y las Ofrendas se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

La Consagración nos da el Cuerpo entregado ahora, la Sangre derramada ahora.

Es místicamente, la Crucifixión del Señor, perpetuada a través de sus sacerdotes.

Por esto San Pío de Pietrelcina sufría atrozmente en este momento de la Misa.

Nos reunimos enseguida con Jesús en la Cruz.

Y ofrecemos desde este instante al Padre, el Sacrificio Redentor.

Es el sentido de la Oración Litúrgica que sigue inmediatamente a la Consagración.

El “Por Él, con Él y en Él” corresponde al grito de Jesús:

“Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu”.

En la Consagración ocurre la “Transubstanciación”, que significa “cambio de substancia” del pan y el vino, a ser verdaderamente la sustancia del Cuerpo y Sangre del Señor.

La Eucaristía aunque tiene la apariencia de pan y vino,  NO ES pan y tampoco vino.  

Cristo está Presente en la Eucaristía verdadera, real y substancialmente con todo su Cuerpo, Sangre, alma y divinidad.

Esta Presencia se llama “real” porque es “substancial”

Y por ella, Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente Presente.

Cristo está todo entero en cada una de las especies y en cada una de sus partes…

De modo que la Fracción del pan NO divide a Cristo, que está real y permanentemente Presente en la Eucaristía, mientras duren sin corromperse las Especies Eucarísticas.

misa-consagracion

11. CONSAGRACIÓN:

Invocación -Epiclesis

El nombre viene del griego: epicaleo, apicalumai; significa invocar, llamar.

Es una invocación del poder divino sobre los dones del pan y vino que han ofrecido los hombres…

Para que se conviertan en Cuerpo y Sangre de Cristo.

La Anáfora constituye la parte esencial de la Misa.

Es una palabra griega que indica la acción de elevar, la actitud de levantar la ofrenda con las manos.

CONSAGRACIÓN

El sacerdote relata la institución de la Eucaristía en el Jueves Santo, usando las mismas palabras de Jesús sobre las especies:

Sobre el pan, “Hoc est enim corpus meum (…)” (“Esto es mi Cuerpo…”) y sobre el vino, “Hic est enim calix sanguinem meam (…)” (“Este es el cáliz de mi Sangre…”).

Cuando el sacerdote dice estas palabras sobre el pan de harina de trigo sin levadura y el vino de uva, con la intención de consagrar…

La substancia del pan y del vino desaparecen, siendo reemplazados por el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo.

En esta parte de la Misa, todos permanecen de rodillas.

En el relato de la Institución y Consagración, con las palabras y gestos de Cristo…

Se realiza el Sacrificio que el mismo Cristo instituyó en la última Cena, cuando bajo las especies de pan y vino Ofreció su Cuerpo y su Sangre…

Y se lo dio a los Apóstoles en forma de comida y bebida.

Y les encargó perpetuar ese mismo Misterio.

Después de la Consagración, Jesús está realmente presente en la Eucaristía:

En este momento, por el ministerio (por el encargo y el don) que el sacerdote ha recibido…

El pan y el vino son transformados en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo.

El sacerdote repite las palabras que Jesús pronunció en la Última Cena…

Con las cuales Él mismo dio gracias y bendijo el pan y el vino, haciéndolos su Cuerpo y su Sangre, para Alimentar con su Propio Ser a sus apóstoles.

Y a través de ellos y de la sucesión de sacerdotes a todos los creyentes.

00consagracion

Cristo, en efecto tomó en sus manos el pan y el cáliz, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo:

Tomad, comed, bebed; esto es mi Cuerpo; éste es el cáliz de mi Sangre. Haced esto en conmemoración mía.

De ahí que la Iglesia haya ordenado toda la Celebración de la Liturgia Eucarística según estas mismas partes que corresponden a las palabras y gestos de Cristo.

La Eucaristía, Cuerpo y Sangre de Cristo, es el mayor Regalo que hemos recibido de Dios:

Él se ha quedado para siempre con nosotros en la persona de Cristo.

Él mismo toma nuestra realidad y la transforma en su propio Ser, para alimentar nuestra vida de Fe.

Sin este alimento espiritual. Es decir, sin la Comunión real con su Cuerpo y su Sangre, nuestra vida de Fe sería árida y estéril.

Pura imitación exterior de Cristo, por nuestras propias fuerzas.

Pero como Él nos alimenta con su propia vida en la Eucaristía.

Podemos vivir como Él, ser como Él,

Porque Él Mismo, desde nuestro interior nos va Transformando…  

transfiguration2

NOS VA CONSAGRANDO. 

Va haciendo de nuestra vida una constante Eucaristía.

Sólo si nosotros le entregamos nuestro corazón y dejamos que su Espíritu actúe en nosotros.

Cuando el celebrante dijo las palabras de la “Consagración”.

Ante los ojos de Maximiliano empezaron unos relámpagos en el Cielo y en el fondo.

No había techo de la Iglesia ni paredes. Estaba todo oscuro solamente aquella luz brillante en el Altar.

trinidad luz

De pronto suspendido en el aire vio a Jesús, Crucificado de la cabeza a la parte baja del pecho.

El tronco transversal de la Cruz estaba sostenido por unas manos grandes, fuertes. De en medio de aquel resplandor se desprendió una lucecita como de una paloma muy pequeña muy brillante…

Dio una vuelta velozmente toda la Iglesia y se fue a posar en el hombro izquierdo del señor Arzobispo que seguía siendo Jesús…

Porque podía distinguir su melena y Sus llagas luminosas, Su cuerpo grande, pero NO veía Su Rostro.

Arriba, Jesús Crucificado estaba con el Rostro caído. Sobre el lado derecho del hombro Podía contemplar el Rostro y los brazos golpeados y descarnados.

En el costado derecho tenía una herida en el pecho y salía a borbotones, hacia la izquierda Sangre y hacia la derecha, un Agua, pero tan brillante…

JACULATORIA jesusmisericordia15

Que  más bien eran borbotones de luz que iban dirigiéndose hacia los fieles moviéndose a derecha e izquierda.

¡Era una cantidad tan inmensa de Sangre la que fluía hacía el Cáliz!

¡Tanta, qué pensó que iba a rebalsar y manchar todo el Altar, pero NO cayó una sola gota!

San Uriel dijo:

–     Este es el Milagro de los milagros. Te lo He repetido: para el Señor NO existe ni Tiempo NI Distancia.

Y en el momento de la Consagración, toda la asamblea es trasladada al pie del Calvario en el instante de la Crucifixión de Jesús.

Después de la Consagración, Jesús está realmente presente en la Eucaristía:

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONÓCELA

82.- EVENTO UNIVERSAL


juicio ante el tribunal de diosEL JUICIO PARTICULAR 

JUICIO DEL ALMA

En la vida entendida como Prueba, cuando sucede el momento decisivo de la muerte, nosotros mismos determinamos nuestro destino final.

Y Dios solamente da el Amén, a lo que proporcionaremos al alma inmortal por su Origen Divino, en alguna de las Tres Moradas que existen y que habremos elegido según el nivel de aceptación o rechazo a la gracia Divina otorgada en Jesucristo.

Dios es Amor.

Y según el fuego de las pasiones en que hayamos consumido nuestra vida terrenal, será el fuego que nos siga a la Vida Eterna…

Fuego responde a Fuego.

_ADAN_eden

En el Paraíso es Fuego de Amor Perfecto.

El Purgatorio es Fuego de Amor Purificador.

alma condenada infierno

Y el Infierno es Fuego de Amor Ofendido.

En el Paraíso; porque los elegidos amaron a la perfección, el Amor a ellos se da en su Perfección.

En el Purgatorio; porque los purgantes amaron tibiamente,  el Amor se hace flama que los lleva a la perfección.

En el Infierno, porque los malditos ardieron en todos sus fuegos más que en el Fuego de Dios.

El Fuego de la Ira de Dios los arde en eterno.

Y esto NO lo podemos cambiar, porque tanto el Cielo y como el Infierno, fueron creados eternos por Dios…

Al igual que ha creado el Universo y el planeta en que vivimos, con todo lo que contiene para nuestro bienestar.

parabola de los talentos

En nuestro paso por esta vida terrenal, Dios nos ha proporcionado los talentos de cuya administración le rendiremos cuentas en nuestro Juicio Particular…

La Parábola de los Talentos. O sea, nuestra justicia ejercida en el Amor hacia Dios y hacia nuestro prójimo, por medio de los dones que Dios nos otorgó, cuando bajamos a habitar un cuerpo.

Ellos  serán los que proporcionarán los elementos de Premio o de Condena…

De acuerdo a como vivimos y los usamos según sus Mandamientos, en la existencia terrenal que  nos concedió…

Principalmente el del amor y el de  la Fe…

PORQUE ESTÁ ESCRITO:

  El que rechaza a Jesús como Salvador, inexorablemente deberá enfrentarlo como Juez…

De acuerdo a las Sagradas escrituras, hay dos juicios que enfrentaremos delante de Dios:

EL JUICIO FINAL, QUE OCURRIRÁ TRAS LA SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO…

alma

Y el JUICIO PARTICULAR que enfrentan todas las almas, en el momento de dejar este mundo material cuando  es el momento de su muerte.

Cada ser humano tendrá que rendir cuentas a Cristo por todos y cada uno de sus pecados.

Nadie podrá oponer excusas… Porque nuestra maldad le da vida espiritual  a los pecados cometidos y son lo que Jesús llamó ‘espíritus inmundos’…

¿Cómo explicaremos la presencia adherida a nuestras almas al igual que una madre en estado de gestación, en nuestro propio ser, de estos espíritus que tienen el sello de creación de nuestro ADN?

¿Y muestran la semejanza de la misma imagen única, dada a cada uno de nosotros por nuestro Creador y Padre Celestial?…

Muchos mentirosos hijos del Padre de la Mentira, no podrán aducir su acostumbrado: ‘Yo no fui… Yo no soy…’ Porque la evidencia estará en ellos y al frente, como cada vez que nos miramos ante un espejo.

¿QUE PASA DESPUES DE LA MUERTE?
Tomás de Kempis, el autor de Imitación de Cristo trata así el tema del Juicio:

“Mira el fin en todas las cosas y de qué suerte estarás delante de aquel Juez justísimo, al cual no hay cosa encubierta. Ni se amansa con dádivas, ni admite excusas, sino que juzgará justísimamente. ¡Oh ignorante y miserable pecador! ¿Qué responderás a Dios, que sabe todas tus maldades?”.

La muerte no se evita y son felices los que llegan a ella vestidos de amor, al encuentro de Aquel que los espera. Temen a la muerte aquellos que NO conocen el amor y que NO tienen la conciencia tranquila.

Éstos, cuando por enfermedad, por edad o por cualquier otro motivo, se sienten amenazados por la muerte; se asustan, se afligen o se rebelan.

Intentan por todos los medios y con todas sus fuerzas, escapar de ella. Inútilmente, porque cuando la hora ha sido señalada, ninguna cautela vale para desviar la muerte.

jugando a ser dios vida-y-muerte

No solamente la muerte del pecador es horrible, sino también su vida. No hay que ilusionarse sobre su aspecto exterior, es un maquillaje. Un barniz para cubrir la verdad.

Porque una hora, solamente una hora de la paz del justo, es incalculablemente más rica en felicidad, que ni la más larga vida de pecado. Las apariencias indican lo contrario.

Y así como a los ojos del mundo no aparecen la riqueza y la alegría de los santos; así también se esconde el abismo de inquietud y de insatisfacción que hay en el corazón del injusto.

Y del que como cráter de un volcán en erupción, vomita vapores acres, corrosivos y venenosos, que intoxican  a los desventurados, cada vez más.

Tratan de sofocar la inquietud buscando darse todas las satisfacciones que apetecen en su ánimo extraviado y por lo mismo, satisfacciones de maldad, porque están fermentados en ella.

0adicciones

Ni siquiera las drogas y los ficticios escapes del libertinaje y el desenfreno, los alivian de la tremenda carga que soportan…

Los pecadores obstinados e impenitentes, llegan a la perfección del mal y su muerte es un horror que los hace estallar en la otra vida, porque los sumerge en un horror mucho más grande.

El justo NO le teme a la muerte, porque sabe que al obrar el bien, tiene la sonrisa de Dios.

Para los impíos la muerte es pavorosa. Tienen miedo. Y más miedo todavía cuando sienten que no han actuado bien o lo han hecho mal del todo.

La boca mentirosa del hombre trata de engañarse a sí mismo, para consolarse y engañar a los demás: ‘Yo he actuado bien’…

Pero la conciencia, que está como un espejo de dos caras bajo su rostro y el Rostro de Dios, acusa al hombre de NO haber obrado bien y de NO obrar para nada bien como lo proclama.

JUSTICIA DE DIOS

Y es entonces cuando un gran miedo los molesta: el miedo del Juicio de Aquel que todo lo conoce. Y aquí la gran pregunta: ¿Por qué si se le teme tanto como a Juez, NO EVITAN el tenerlo como tal?…  

¿Por qué lo rechazan como Salvador y NO lo aceptan como Padre? ¿Por qué si lo temen, NO actúan obedeciendo sus Mandamientos y NO lo saben escuchar con voz de Padre que guía, hora por hora con mano de amor?

Si al menos lo obedecieran cuando habla con voz de Rey. Sería obediencia menos premiada, porque es menos dulce a su Sagrado Corazón. ¡Pero sería obediencia!…

Entonces, ¿Por qué no lo hacen y sin embargo le tienen pavor a la muerte?

La muerte de los inocentes que mueren sin rencor, es bella como un martirio.

Y como no tienen la mancha del odio, también son víctimas que Dios toma como hostias. Son las flores de hoy, cortadas por el Enemigo de Dios que busca destruir a sus hijos…

Y por el Odio desencadenado con todas sus fuerzas, en el fragor del Infierno de la violencia en su máximo esplendor.

EL GRAN AVISO

el-aviso-777

 Resumen tomado de Apocalipsis Mariano por L. Padilla

Siguiendo la analogía del Juicio Particular, el Aviso es algo que puede y debe ser preparado interiormente.

El hecho de que después del Aviso seguiremos viviendo, no debe llenarnos de simple espera. Esta sería más propia de hombres insensatos que dejan escapar un gran tesoro de sus manos. Por eso y para obtener el máximo provecho de esta Gracia Única en la historia de la salvación, es más razonable actuar del mismo modo que si nos dieran la noticia de que nos vamos a morir en una fecha cercana y determinada.

Nuestro Señor nos pide que estemos preparados para este juicio Suyo, con el fin de que esta confrontación de nuestro personal estado interior frente a Su infinita belleza, obtenga el máximo fruto de acercamiento espiritual a Dios y sea lo menos traumática posible para nosotros.

Para ello nos sugiere que nos examinemos más cada día y recemos en reparación, sobre todo aquellos que hemos tenido la gracia de conocer el mensaje mariano desde hace ya algunos años, porque a mayor talento mayor responsabilidad.

Dice nuestra Señora a Mathew Kelly:

“¿Veis ya lo importante que son estos Tiempos? No esperéis a este Juicio en pequeño. Debéis empezar a mirar a vosotros mismos más de cerca para poder ver vuestras faltas y arrepentiros. Sois afortunados de tener la fe necesaria para leer, creer y aceptar este mensaje; no debéis apartaros de él con indiferencia. Debéis examinaros más cada día y rezar en reparación. Todos vosotros sed como el ciego. Cada día deberíais gritar “Señor, abre mis ojos”, y mi Hijo abrirá vuestros ojos para que podáis ver vuestra miseria y os arrepintáis” (6 de junio de 1993).

Y en otra ocasión el Señor dijo:

Sobre todo, NO TEMÁIS. No os digo todo esto para asustaros… Os envío este mensaje para ahorraros todo el Dolor que pueda, pero el dolor que experimentaréis al ver las Tinieblas de vuestra alma es un acto de Amor por mi parte. ¿No veis que esto hará volver a MUCHAS almas, muchas almas a un Amor a Mí más pleno? Esto salvará muchas almas del Fuego del Infierno.

Asimismo, la Santísima Virgen también ha pedido particularmente Tres Cosas para poder prepararnos de una manera especial:

1.-       Ser humildes,

2.-       Hacer caso al mensaje urgente de conversión

3.-       Vivir en gracia de Dios.

Como consecuencia de todo lo que hemos dicho, el Aviso será pues una Gran Prueba Divina de PRIMERA MAGNITUD, que pondrá al hombre en una disyuntiva clara de Seguir o de Rechazar a Dios.  

De todas formas, incluso entre los que tomaron la decisión de enderezar su vida hacia Dios, la Batalla de cada día y las tentaciones del Demonio harán que el polvo se siga pegando al alma en su caminar…

O que el cansancio espiritual enfríe ese primer fervor, de modo tal que muchos dudarán de lo que vieron y sintieron en el Aviso.

¿QUÉ SIENTEN LAS ALMAS AL ENFRENTARLO?

Amadísimos míos:

No olviden que el Tiempo no es tiempo.

Que se enrumban al cumplimiento del Gran Acontecimiento en el que confluyen todos mis llamados:

El cumplimiento de un Acto de Misericordia Trinitario hacia el hombre en este Instante que es:

EL GRAN AVISO

“Pueblo Mío, amado Pueblo Mío:

La Tierra se estremece ante los ojos que permanecen ciegos. el Aviso es producto de mi Infinita Misericordia hacia ustedes.

Éste está próximo. Una serie de hechos de origen natural se ciernen ya sobre toda la tierra.

Exponemos a continuación el relato de la vidente Luz de María de Bonilla, que ella nos da sobre su experiencia personal de lo que será el Aviso Universal.  

“De modo muy particular, el señor me ha dado a comprender que vendrá un cometa que se acercará a la Tierra y toda la humanidad lo verá. Esto hará a muchas personas acercarse por pánico a la confesión, pero NO por Arrepentimiento.

Va a aparecer una señal en el cielo, “UNA CRUZ” (1) por varios días…

Las personas de fe sentirán la necesidad de confesar sus pecados, de arrepentirse. Los demás dirán que es provocado por el hombre y se levantaran en contra de la Iglesia Católica, diciendo que es un ardid para atemorizar a la humanidad.

En medio de esta Confusión y de un terremoto, vendrá el AVISO. Del cual Nuestro Señor me permitió vivir una parte en la cuaresma del año 2008, el día Miércoles Santo, la que describo a continuación:

“Sentí en mi ser una angustia, como de algo que se acercaba y no sabía que era… como un susto, algo angustiante que yo no sabía que era. Pensé que algo iba a suceder… Era algo que hacía que mi corazón palpitara aceleradamente.

Así pasé como unos 20 minutos… Después la angustia fue creciendo, hasta que comencé a sentir como que el alma se me salía…

Porque poco a poco sentí una soledad espantosa que me iba llenando no solo el ser espiritual sino mi cuerpo físico.

Hasta que sentí una soledad tan terrible, que la angustia me hacía caminar de un lado a otro, porque cada vez la soledad era más grande y yo era totalmente consciente de que me estaba quedando sin Dios en mi ser…

Mi alma estaba desolada, angustiada… yo caminaba buscando consuelo y no lo encontraba… La soledad, el vacío era cada vez más grande, hasta que llegó el momento en que sentí enloquecer…

¡Mi alma se quedó sin Dios!…

Y como una película comenzaron a desfilar dentro de mí, todos los pecados. Quizás los más grandes que cometen los hombres: sentí o mejor dicho estaba viviendo, porque yo los sentía como propios, los vivía

Sentí lo que pasa por la mente, por el corazón, por el interior de las personas que se quitan la vida, viví esos momentos anteriores que padecen los que se quitan la vida…

Viví lo que siente un niño cuando está siendo abortado…

Viví los abusos de los seres humanos que son ultrajados.

Viví la drogadicción, la prostitución…

 Toda clase de pecados comenzaron a desfilar uno a uno dentro de mi alma…

Era una desesperación terrible…

Yo sentía en mi mente que no podía salir de la casa, porque estaba abandonada de Dios, estaba viviendo “LA AUSENCIA TOTAL DE DIOS”.

Es un espantoso vacío, que nada lo llena…

Aquí los hombres pecan y se arrepienten.

Pero NO se siente el peso, la Ofensa que causa el Pecado, porque se tiene la Presencia de Dios. 

Yo caminaba desesperada viviendo aquel abandono de Dios, tan terrible…

Y en eso me acordé que mi esposo sí tenía a Dios y me fui a buscarlo a su habitación y le dije: ¡Por favor impóngame las manos sobre la cabeza, necesito que me pase a Dios, porque me abandonó!

Mi esposo asustado, no sabía qué hacer y me preguntaba: ¿Qué te sucede?

Y yo le decía desesperada: NO tengo a Dios se me fue, por favor pásemelo…

Mis lamentos realmente eran de lo más profundo de mi ser y él me decía: ¿Qué rezo?

Y yo le decía: ¡Lo que sea, pero páseme a Dios!…

Esto fue en verdad desolador, amargo.

El oró, pero el vacío seguía.

Creo que fui tentada por el Demonio a salir de mi casa, tomar el auto y buscar a uno de los sacerdotes. Pero yo dentro de mí, sabía que si salía de mi casa, podía ser fatal.

Entonces me tiré al suelo con los brazos extendidos en cruz y supliqué a Dios que regresara a mí.

En ese momento, entonces ¡Mí alma me habló!…

Yo sabía que era mí alma y me dijo unas palabras, que yo fui repitiendo conforme ella me las decía…

Y sentí que el Espíritu Santo me estaba llenando…

Me fui sintiendo invadida por una Paz que jamás antes había experimentado…

Una Paz que me saturó, que me fusionó…

Sentía el pecho tan rebosante que hasta algo físico me quedó: una Presencia que hoy la siento todavía y abarca todo mi pecho.

ASÍ SERÁ EL AVISO

Por eso, las personas que están en pecado se volverán como locas.

el Demonio que estará esperando, las inducirá a quitarse la vida…

Para llevárselas como su botín antes que llegue la hora de la misericordia.

“El AVISO será para los que NO están con Dios el momento terrible, insoportable…

En que se terminarán de entregar en manos del Demonio” que con sus legiones demoníacas cercaran a las almas.

Para recriminarles el Pecado en que viven…

Y para decirles que NO tendrán el Perdón de Dios.

Para los que están Tibios, será el momento del Arrepentimiento, de gracia…

Porque al comprender el Error, pedirán perdón y se convertirán.

Y para los que están en Gracia será ese quedar llenos de la Presencia del Espíritu Santo.

espiritu-santo-4a

Sabemos que después del AVISO, los que no creen, le darán una significación científica, para que la humanidad continúe en el Error y el Pecado crecerá y HABRÁ PERSECUCIÓN.

Desde este día mi vida no es la misma. Dios en el AVISO nos dará conciencia del pecado.

Ese día jamás lo olvidaré, lloré en esos momentos en que no sentía a Dios. No podía ni pensar… Porque la Ausencia de Dios superaba todo.

Solo sentía el Vacío y vivía en mi carne los pecados que llegaban unos tras otros, aumentando la Angustia y la Soledad.

En este momento en que escribo y cuando hablo de ello lloro… Lloro porque el solo recuerdo me duele tanto, que siempre le pido a Nuestro Jesús NO me vuelva a hacer pasar por eso, porque creo que NO lo resistiría más.

Esa es mi experiencia personal sobre el AVISO, la trascripción de esta vivencia, de este padecer con Jesús.

El me ha dicho que…

ESTO SENTIRÁN LAS ALMAS EN EL AVISO

Y QUE ES SOLO UNA GOTA

DE LO QUE EL VIVIÓ EN GETSEMANÍ POR NUESTRAS CULPAS”

Se repite una experiencia similar en donde Luz de María recibe un mensaje de nuestra Madre Santísima, anunciando la proximidad del AVISO, aquí su relato:

Mi experiencia del AVISO que tuve con el mensaje de Mamá María hace poco, fue similar a la anterior.

Sólo que aquella vez fue con tal intensidad que pasó frente a mí cada pecado con su grado de Ofensa a Dios, con el Dolor que causa a Dios y con el recargo que tiene hacia toda la humanidad…

Fue un Abandono de Dios TOTAL, no solo a nivel personal, sino en ese momento sentí el Dolor del Cosmos en general, al mirar a Dios alejado de Su Creación por la voluntad humana.

En ese momento Jesús me hizo sentir que así se sentiría en el AVISO expresamente

“EL ABANDONO DE DIOS, NO POR EL QUERER DE DIOS,

SINO PORQUE EN ESE MOMENTO

SERÁ DIOS QUE ATENDIENDO AL QUERER DEL HOMBRE

DE HACER USO DE SU LIBRE ALBEDRÍO,

LE COMPLACERÁ UNA VEZ MÁS”

agonía1

Las dos vivencias son muy similares, solo que la de la Cuaresma sé que provenía de la Santísima Trinidad y la intensidad fue mucho más fuerte, aunque en esencia la misma y esta del mensaje anterior provenía del Dolor de Nuestra Madre.

Que comprendo, que son uno solo. Porque la Madre Santísima es el Recinto Trinitario, por eso el alejarse de Dios, es alejarse de la Madre. Las dos vivencias han sido muy fuertes, pero más la primera. ¡Aunque ninguna quisiera que se repita!

Quizás por estas vivencias misericordiosas, es que trato y lucho de cuidarme de caer en pecado y me confieso cuanto puedo y me duele ofender a Nuestro Jesús, porque no quisiera me encontrara ofendiéndole.

POR LO QUE ME HA DICHO JESÚS, CON EL AVISO QUE ES TOTALMENTE INTERIOR

EN EL SENTIR, HABRÁ UNA PARTE TAMBIÉN QUE VA A SER A NIVEL CÓSMICO…

PORQUE TODO EL COSMOS QUIERE PURIFICARSE,

HOMBRE COSMOSYA QUE HA SIDO CONTAMINADO POR EL PECADO DEL HOMBRE…

LA CREACIÓN QUE ESTÁ EN TOTAL CONCORDANCIA CON LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Y QUIERE LIBERARSE DE LA CONTAMINACIÓN QUE EL HOMBRE LE HA CARGADO.

Así que se bien que como Nuestro Señor nos da siempre tres. La Tercera Vez que pasaré por esto será en el AVISO y ruego al Cielo estar preparada para esta Gracia.

Después de las dos vivencias sobre el AVISO, aunque como digo la primera supera la que compartí con el mensaje de Mamá María.

Siempre la visión y la vivencia es como si fuera la primera vez y quizás porque la del 2008 fue un sentir a nivel cósmico. La de ahora fue más en el plano humano.

Cuando miro a Jesús y me habla, para mí cada vez es como la primera y la vivo con tal intensidad al igual con Mamá María…

profetas Here_am_I_Send_Me

Cada revelación es como si fuera la primera, es un total enamoramiento Divino.

Jamás uno podrá acostumbrarse. Por lo menos yo no. A mirar a gustar, a vivir el Amor Trinitario y el Materno.

En cada ocasión es en verdad la primera. Esto es lo que a mí Jesús me ha permitido vivir referente a esta Gracia para la humanidad…

Entonces habrá su parte visible para todos, con la señal en el cielo primero, (1)

 (1) LA GRAN CRUZ QUE SE VERÁ EN EL CIELO

“…ENTONCES APARECERÁ LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE EN EL CIELO

Y ENTONCES LAMENTARÁN TODAS LAS TRIBUS DE LA TIERRA…” (Mateo 24:30)

Luego he visto la Luz Santísima sobre la humanidad que vendrá a sacar las Tinieblas que cubren con tanto Pecado la Tierra y el Cosmos, tocará la conciencia del hombre…

Y Dios se retirará por unos momentos…

Esta fuerza Divina chocará visiblemente con la Tierra y se mirará en el Cielo…

Y la Tierra temblará…

Como mencionamos anteriormente sobre la forma en que el Cielo da conocimiento a muchas almas escogidas.

Luz de María nos ha dado a conocer su experiencia mística en relación al AVISO.

Una experiencia extraordinaria,  Muy Dolorosa… Pero que nos permite comprender la dimensión de este Evento Universal próximo a manifestarse, que es conveniente profundizar y comprender en nuestro interior.

Con la INTERVENCIÓN DIVINA, la cual dará una gran oportunidad a toda la humanidad de hacer un alto en el camino y volver así la mirada al Creador.

23 de MAYO de 2012

Amados hijos:

EL CAMINAR DE MI IGLESIA SE HA MANTENIDO

TEÑIDO DE SANGRE POR LA PURIFICACIÓN.

En toda época Mis fieles han sido purificados. Y con cada expiación, el entorno espiritual de ellos les ha llevado a ascender.

Se han acercado más a Mí y han comprendido Mi Amor y Mi Clamor.

Esta generación no es la excepción. Al igual que en el pasado que ustedes conocen, pero que tratan de olvidar, conscientes de ello, esta generación va a ser duramente probada.

DETRÁS DE CADA PURIFICACIÓN RENACE LA FE, LA ESPERANZA Y LA GLORIA.

RENACE LA FE

Y LA SEGURIDAD DE MI PROTECCIÓN HACIA LOS MÍOS.

Soy Cabeza de la Iglesia y ustedes, Mi Cuerpo Místico; un Cuerpo Místico sin distingos, un Cuerpo Místico de unidad y fraternidad.

Pero un Cuerpo Místico formado por hombres que Desobedecen Mis Mandatos.

Mi Misericordia constantemente escucha las súplicas de aquellos que toman conciencia de su mal proceder y retornan con prontitud. Yo les acojo inmediatamente y les Rescato.
A Mis Hijos Consagrados les he llamado a vivir en humildad, sin opulencias ni riquezas materiales. Al contrario, que sobreabunden en riqueza espiritual, en Amor hacia Mi Rebaño…

En comprensión y atención al pecador.
En este Instante en que varias corrientes interactúan desviando a Mi Pueblo de la verdadera Fe.

YO LES INVITO NUEVAMENTE A MIRARME

crucificado-jesus-en-la-cruz-6

A ESCUCHAR LA PALABRA, A MIRAR MI CRUZ

Y A MIRAR MÁS ALLÁ LA PLENITUD QUE LES OFREZCO.

El Mundo ofrece felicidad instantánea, momentos de placer, momentos de calor, momentos fugaces…

Y YO LES OFREZCO LA VIDA ETERNA.

A Mis fieles se les hace difícil la encrucijada. Miran el camino muy alto y se quedan mirándose a sí mismos y su cansancio. Esto no es correcto. NO se miren a sí mismos, NO miren lo que dejan, NO miren el Mundo del cual se separan…

 MÍRENME Y YO LES DARÉ LA FUERZA

ven y sígueme no mires hacia atras

Y LA FORTALEZA NECESARIA PARA CONTINUAR DE MI MANO

¡Cuántos han tambaleado pero han continuado sin dejar de mirarme! Por eso han triunfado.

Los Santos han sido santos por su lucha para lograr la completa purificación a la que han sido sometidos por Mi parte y aceptada voluntariamente por ellos mismos.

A ustedes les invito constantemente a ser diferentes, pero NO se duelan por ser diferentes. Regocíjense por ser diferentes a la corriente mundana.

La Fe de Mi Pueblo será duramente probada. Les invito con el Corazón en Mis Manos, a no mirar a los hombres sino a mirarme a Mí.

YO, CABEZA DE MI IGLESIA, LES OFREZCO LOS BIENES ETERNOS.

¡AY DE AQUEL QUE PONGA SU FE EN LOS HOMBRES!

MÍRENME A MÍ PARA QUE SUPEREN LOS INSTANTES VENIDEROS.

Yo soy Cabeza de Mi Iglesia, de Mi Pueblo, y no hago distinciones entre Mis hijos.
Les invito a unificar fuerzas, a tender la mano a todos sus hermanos. Todos son hijos de un mismo Padre, todos buscan la Salvación Eterna, todos Me buscan a Mí.

Únanse no se separen, les envío a sus hermanos, mensajeros, compañeros de vida; cuentan con la intercesión de los Bienaventurados, cuentan con Mi Casa para que les ampare. No se sientan solos, no se agobien en este camino, puesto que el agobiarse es una estrategia de satanás para que se detengan y den pasos hacia atrás y se envuelvan nuevamente en lo mundano.

¡Cuántos Acontecimientos ya mencionados, esperan a esta humanidad que ha sobrepasado la medida del Pecado!

¡Cuántos gobernantes de naciones se han atribuido el poder de Mis Mandamientos y los han tirado por tierra, ofreciendo el libertinaje a su pueblo para ganar adeptos!

¡YO SOY EL QUE SOY!”

Y vendré con Mano dura a colocar a cada uno en la Balanza.

No Soy Yo el que condeno,

Es el hombre por libre albedrío, el que se entrega al Mal y aún no comprenden esto, para facilitarse el continuo caminar en el Mal.
Amado Pueblo, oren por ustedes mismos. Intercedan unos por otros para que la fuerza espiritual de unos, sea la fuerza que levanta al que se siente abatido.

Oren a Mi Madre para que Ella que es toda comprensión, les lleve de Su Mano y les conduzca hacia Mí.

Su Manto es el Firmamento. Cubre, protege y da luz a todos Mis hijos. Aun a aquellos que NO LA RECONOCEN como Madre.

Amado Pueblo Mío, ha iniciado la Purificación de la Institución de Mi Iglesia.

USTEDES CONTINÚEN AMÁNDOME, ORÁNDOME, RECIBIÉNDOME,

FORTALECIÉNDOSE EN MI PALABRA Y ACOGIÉNDOSE A MI MISERICORDIA.

¡YO SOY EL QUE SOY!”, “¡YO SOY SU DIOS!”.

ACUDAN A MÍ, MÍRENME A MÍ.

¡Tanto les he llamado a no mirar sino sólo hacia Mí! ¡A levantar su mirada hacia Mí!  ¡A silenciar el interior para que Me escuchen!

Yo vengo por Mi Pueblo Fiel. Por aquellos que son perseguidos, por aquellos que sufren, por aquellos que se ofrecen, por aquellos que predican la verdad que es Mi misma Verdad… Por aquellos que predican en la esperanza de Mi Amor y de Mi Misericordia infinita.
“¡YO SOY SU DIOS!”, NO aparten la mirada, el pensamiento, la conciencia de Mí.

NO olviden que “¡YO SOY SU DIOS!” y fortalezco a Mi Cuerpo Místico.

segunda-venida-de-cristo

Yo me entregué por ustedes y por Mi Pueblo Fiel, Regresaré nuevamente.

CONTINÚEN CON AMOR, EN FRATERNIDAD,

NO SE DISPERSEN, CÉNTRENSE EN MI AMOR.

La Tierra se estremecerá. Pero la mayoría de Mis hijos se centran únicamente en el estremecerse de la Tierra y han pasado desapercibido que se estremece Mi Iglesia…

Oren, ámense, vivan en fraternidad, prediquen la verdad de Mi Palabra, mediten Mi Palabra y defiendan a los oprimidos. Amen a los desvalidos, perdonen al pecador y acójanlo con amor. Cumplan Mis Mandamientos y así entrarán en comunión Conmigo.

Les Bendigo, les amo Pueblo Mío, no olviden que “YO SOY SU DIOS”

Bendigo a quienes leen esta Mi Palabra, tomando fuerza para continuar sin temores en este camino.

ASÍ COMO YO ME ENTREGUE POR MI PUEBLO,

PIDO A MI PUEBLO QUE ESCUCHE MI LLAMADO Y ME MIRE A MÍ.

Queden en Mi Paz.

Les amo.

Su Jesús

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

81.- EL JUEZ ETERNO…


PETRONIO jardin volksgarten-600x399Aurora llevó a Diana a una habitación para huéspedes y dio orden de que la ayuden a estar cómoda y la atiendan en todo lo que necesite.

La joven cristiana dice:

–           No sabía que iba a quedarme. Necesito avisar a mi familia y traer mis cosas personales.

Aurora la tranquiliza diciendo:

–           No te preocupes por eso. Aquí hay todo lo que necesitas. Enviaremos un siervo a avisar a tu casa.

Mientras tanto en el triclinium,

Petronio dice a Marco Aurelio:

–           Váyanse a Sicilia. Tal como han pasado las cosas, nada los amenaza ahora por parte del César.

Pero Tigelino es capaz de recurrir aún al veneno, si no por odio a vosotros, sí por odio hacia mí.

Marco Aurelio le contestó sonriendo:

–           Ella estuvo entre las astas del toro salvaje y sin embargo Cristo la salvó.

Petronio no pudo reprimir un tono impaciente,

Al replicar:

–           Entonces ofrece en su honor una hecatombe. Pero, ¡Caramba!…

¡No le pidas que te la salve por segunda vez! Ya son demasiadas emociones, ¿No crees?…

reggia_di_caserta_a_cascata1_napoles_italia

–           ¿Cuándo te irás para Nápoles?

–           El próximo mes. ¿Por qué lo preguntas?

–           Bien. La próxima luna tú te irás para Nápoles y nosotros a Sicilia.

¡Por nada del mundo nos perderemos este aprendizaje! ¿Verdad, preciosa mía? –dice Marco Aurelio besando a su esposa.

Alexandra contesta sonriente:

–           Cómo crees que te vamos a dejar solo en tu renacimiento.

Es un acontecimiento único e incomparable y vamos a celebrarlo juntos, contigo.

Petronio, admirado y dichoso a la vez,

exclama:

–           Pero… Lo que nos van a enseñar, ¡Ustedes ya lo saben!

Marco Aurelio replica reflexivo:

–           Lo que es escuela de vida, es una enseñanza perfecta. Y aunque se estudie mil veces, siempre hay algo nuevo que aprender…

biblia gif

La santa Palabra de Dios dice que los recién casados deben vivir solos al menos un año, para aprender a conocerse verdaderamente…

Y hasta exime a los hombres del servicio militar, para no interrumpir un período de tiempo tan sagrado.

Si nosotros hemos esperado tanto para realizar plenamente nuestra unión…  ¡Qué no podamos esperar una luna más, para vivir junto contigo el acontecimiento más importante de toda tu vida!…

Para mí, después de Dios y de mi esposa, eres la persona más importante de este mundo.

Y tú mejor que nadie sabes que te amo como si fueras mi padre…

Petronio está tan pasmado, ¡Qué no sabe qué contestar!…

Alexandra ve a su esposo, con esa mirada que sólo las mujeres son capaces de enviar  y que suele trastornar totalmente a los hombres.

Marco Aurelio siente que su corazón se derrite por esta mujer incomparable, cuya alma está totalmente conectada con la suya…

Y confirma:

–           Es verdad Petronio.

Nosotros tenemos toda una vida, para deleitarnos con nuestra unión  y aprender a amarnos en el Señor…

Nuestro matrimonio tiene bases sólidas que ya han sido bastante probadas.

Ahora solo nos queda gozarnos con la voluntad de Dios en nuestras vidas…

Y se interrumpe porque en ese momento llega Aurora.

auroracristiana

Y dice a Petronio:

–           Mi amor, todo está listo. Diana ya está instalada y la habitación nupcial preparada.

Todo está tal y como lo dispusiste…

Petronio contesta complacido:

–           Bien…  Gracias delicia mía…

Y volviéndose hacia el joven militar, agrega:

–          Marco Aurelio, ven. Vamos a tomarnos una copa, en lo que tu esposa supervisa y termina de disponer vuestras habitaciones…

Y se lo lleva caminando a través de la enorme galería porticada, en dirección al tablinum.

Luego Petronio dice a su sobrino:

–           Es tu luna de miel. Después de tantos obstáculos, estarás ansioso por poseerla…

Marco Aurelio dice reflexivo:

–           Estuve hablando con Pedro y me dio algunos consejos…

Ya no soy el apasionado imprudente que la llevé a aquel infame banquete.

Ni tampoco el orgulloso indomable que la quiso raptar ayudado por Atlante…

Se detienen junto a una fuente donde se ve una escultura de Apolo y Dafne.

Y Petronio pregunta curioso:

–           ¿Qué tratas de decir con eso?

–           El cristianismo me transformó en un hombre nuevo y he aprendido a controlar mis pasiones…

Para nosotros los cristianos el sexo es sagrado y luego que te evangelices, comprenderás mejor de lo que hablo…

–           Pero… ¡Ella ya es tu esposa!

–           No se trata de haber obtenido permiso para tener sexo…

¿Recuerdas lo que una vez me dijiste, que en el amor hay que conquistar la plaza y como el buen vino: hay que beberlo, poco a poco?

–           Cualquier hombre inteligente, sabe que eso es lo que se debe hacer con las mujeres, para no estropear nuestros deleites…

–           Bien. Pues eso es exactamente lo que voy a hacer…

Paladear todo lentamente, mientras también te acompañamos en el gozo de volver a saborear la maravillosa experiencia que constituye alimentarse con el conocimiento de Dios…

Porque esto y los consejos de Pedro, harán que mi Luna de Miel,  sea la experiencia más memorable, que hombre alguno haya disfrutado jamás…

Petronio miró a Marco Aurelio en una forma…

marco

Marco Aurelio comprendió.

Y dijo:

–           No estoy loco. Sé que así va a ser…

Porque después del sufrimiento, Jesús siempre nos consuela con su Gracia…

Volveremos a hablar de esto, después que te hayas bautizado.

–           ¿También yo voy a enloquecer?

–           ¡JA! ¡JA! ¡JA! – La carcajada de Marco Aurelio resonó en el aire…

Y agregó:

–         No te preocupes por eso.

La locura de la Cruz, es algo que compartimos todos los cristianos.

Y a semejanza con nuestro Salvador… Porque también su familia lo consideró a ÉL un loco…

000palabra de Dios locura

Petronio se quedó asombrado y no supo que decir…

Y Marco Aurelio agregó:

–           Después que conozcas a Jesús y hayas leído el Evangelio de San Marcos, entenderás a lo que me refiero…

Y los dos llegaron al triclinium conversando animadamente.

Al día siguiente, en el hermoso jardín de aquel palacio, está el aula improvisada de la Puerta del Cielo…

Y Petronio asiste por primera vez, a su primera lección que lo convertirá en cristiano y que le enseñará lo valiosa que es su alma para Dios…

universo-mano-creacion

Diana comienza la instrucción de los nuevos cristianos,  con La Sinfonía de la Creación.

y sigue luego con los demás temas que todo catecúmeno debe aprender a la perfección…

Con el transcurso del tiempo, un día Junías está hablando a más de trescientas personas sobre una de las enseñanzas fundamentales que animan la fe de los cristianos…

Y la esperanza que los sostiene para fortalecerlos a la hora del Martirio…

Petronio escucha atentísimo la enseñanza que resuena, como si los ángeles mismos estuvieran tocando con trompetas celestiales:

LAS TRES MORADAS.  

EL JUICIO…    

  JESÚS ES EL JUEZ ETERNO

El Padre Celestial crea las almas y salen de Él, como pétalos de Luz.

Es un incesante desprenderse de nuevas almas bellas que alegres descienden a investir un cuerpo, por obediencia a su Autor y después de pasar la prueba de la existencia; sobreviene la muerte del cuerpo, cuando el alma que la animaba, es separada de él…

El Hijo, por celo por el Padre recibe y juzga sin detenerse a aquellos que finalizada la vida regresan al Origen para ser juzgadas con alegría, con Misericordia o con inexorabilidad.

Las almas, una vez separadas de los cuerpos, tienen Tres Moradas:

el Paraíso, el Purgatorio y el Infierno.

El Juicio Divino, no es descriptible en términos humanos.

Cierto es que el aspecto con el que Dios se manifiesta  es igual para todos, porque todo depende de las condiciones espirituales, de quién sufre el Juicio…

Para las almas que NO están unidas a Él por la Gracia, el Juicio es algo tan tremendo, que preferirían ser aniquiladas, antes que pasar de nuevo por una experiencia tan terrible…

Todos los que han pasado por esta experiencia, tienen unos testimonios impactantes…

Muerte quiere decir trasmigración del alma a otras zonas distintas de la tierra.

El alma cuando abandona la carne a la que daba vida, se encuentra inmediatamente ante la Divinidad, en su Juicio Particular.

Por un lado tiene a su Ángel de la Guarda y por el otro a Satanás…

Cuando el Juicio empieza, el alma queda totalmente sola ante Jesús, que en su Divina Majestad, enfrenta al alma en silencio.

En un instante pasa delante del alma, ¡Toda su vida!… Y ve a través de los ojos de Dios, todos y cada uno de los actos que cometió, la intención con que lo hizo y lo que repercutió en Dios y en el prójimo, ¡Con todas sus consecuencias cósmicas!

Y con los hechos; cada una de las palabras dichas…

Sólo el Rostro de Jesús revela los cambios en su expresión…

¡Qué fulgurante sonrisa, cuando ante Él se presenta un santo!

¡Qué luz de triste Misericordia, cuando debe separarse de uno que debe limpiarse antes de entrar al Reino!…

¡Qué relámpago de ofendida y dolorosa Ira; cuando debe repudiar eternamente a un rebelde!

El Juicio es veloz, como veloz fue la Creación.

En el átomo de un instante, el hombre comprende lo que no quiso comprender en su vida terrena, pues la tiene toda frente a sí, al verla a través de los ojos de Dios…

Ve las faltas grandes y las pequeñas…

Y su espíritu vivo o muerto que le acompaña en aquel momento, recibe la Primera Sentencia. 

Las últimas palabras de Jesús en la Cruz, fueron: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” Para enseñarnos que una sola cosa es preciosa en la vida y preciosa más allá de la vida: el espíritu.

Él debe tener todos nuestros cuidados durante la existencia y nuestra providencia en la hora de la muerte.

Todo cuanto poseemos en la tierra, es cosa que muere con la carne. Nada nos sigue a la otra vida…

Pero el espíritu queda. Más aún, el espíritu nos precede. Y es él, el que se presenta ante el Juez y recibe la Primera Sentencia. Y es él, el que sacudirá la carne, en la hora del Último Juicio y la hará vivir de nuevo…

Para escuchar el decreto que la hará bienaventurada con su espíritu o con él maldecida.

Siglos o instantes de muerte conocerá la carne delante de su resurrección…

Pero el espíritu no conoce más que una muerte y de aquella no se resucita…

¡Ay de aquellos espíritus muertos, que infundirán muerte a la carne que habitaron!

La Segunda Muerte que NO conoce resurrección, es la que debemos temer… Para este cuerpo que amamos más que el espíritu, por la estulticia humana que ha vuelto de cabeza los valores de las cosas, hay que tener piedad para nosotros mismos…

No desde el punto de vista humano, sino del sobrenatural. Al espíritu que se confía en Dios, poco puede perjudicarlo Satanás sobre la Tierra.

Al espíritu que en la agonía invoca a Dios, le serán ahorrados los terrores que la Bestia suscita como su última venganza…

Al espíritu que respira en Dios, verá abierto el Corazón de Dios y su muerte será un tránsito feliz a la Vida Eterna…

Justo premio serán dados con justa medida tanto a los que son cristianos, como a los que no lo son.

A los herejes, como a los que siguen otras religiones reveladas según lo que cada hombre crea verdaderamente y su ignorancia de la Verdadera Religión.

Premio al que sigue la justicia.

Castigo para quién obra el Mal.

Porque todo hombre está dotado de alma y de razón.

Y con esto tiene en sí, cuanto basta para ser guía y ley. Y Dios en su Justicia premiará o castigará, según su espíritu sepultado…

Más severamente por lo mismo, a los espíritus que tuvieron la Religión Revelada y Verdadera…

O según la fe del espíritu.

Porque si uno, aunque sea de la Iglesia separada, cree firmemente de estar en la fe justa, su fe lo justifica… Y si obra el bien por conseguir a Dios, Bien Supremo; tendrá un día el premio de su Fe y de su recto obrar y  con mayor benignidad Divina que la que será concedida a los católicos… 

Porque Dios calculará cuanto mayor esfuerzo debieron hacer los separados del Cuerpo Místico, los mahometanos, brahmanes, budistas, paganos, para ser de los justos; en los cuales la Gracia y la Vida no están y con Ellas sus dones y las virtudes que de esos dones brotan…

No hay la aceptación de personas delante de Dios.

Él Juzgará por las acciones cumplidas, no por el origen humano de  los hombres…

Y muchos serán los que creyéndose elegidos, porque son católicos;

se verán precedidos por muchos otros que sirvieron al Dios Verdadero y en su ignorancia siguieron la justicia…

Y al Final de los Tiempos, cuando tenga total cumplimiento la Sagrada Escritura del Apocalipsis de San Juan…

Entoncesla Creación que ha estado a la espera por milenios, SERÁ TRANSFORMADA…

Para recibir la Nueva Tierra en la que será establecido el Reino de Jesús…

A los hombres que permanezcan fieles a Jesús y a sus Mandamientos; a ellos vendrá la Revelación de los hijos de Dios…

el-anticristo1

Pues habiendo perseverado y vencido en el Imperio de Terror del Anticristo, también habrán sido levantados vivos por los ángeles…

Enseguida de la SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO… Será cuando los cuerpos resucitados de los santos que estén en la Gloria y reunidos con el espíritu ya bendito y glorioso, que ellos se juntarán a los elegidos de la Tierra.

Entonces TODOS entrarán en La Nueva Jerusalén,  para completar la Gran Familia Divina que Jesús redimió al Precio Infinito de su Martirio y su Sangre Preciosísima…

Y todas las cosas serán restauradas, tal cual Dios las había concebido antes de crearlas.

Mensaje de Jesús el Buen Pastor a su Rebaño, recibido por el Profeta de los Últimos Tiempos, Enoch:

¡TODO ESTÁ CONSUMADO!

Hijos míos, ovejas de mi Grey, que mi Paz esté con vosotros.

La Aurora de un nuevo amanecer está por despuntar. Todo está consumado…

La humanidad se dividirá, los que son de mi grey volverán a Mí. Y entrarán por la puerta de mi Nueva Creación.

Los que se apartaron y eligieron el camino ancho de la perdición, harán parte del otro rebaño.

venida JESUS VIENE TROMPETA

Grandes Acontecimientos anunciarán mi venida. Naciones enteras verán y sentirán el paso de mi Justicia. ¡Ay de vosotros los que vaciláis en la Fe, porque vienen grandes pruebas para vosotros hijos de doble ánimo!

O sois de mi Rebaño, o sois del rebaño de mi Adversario; os llegó el día de vuestra decisión.

Este Mundo con sus afanes y vanidades está por pasar, para dar comienzo a un nuevo mundo, a una nueva generación de seres renovados por la Gracia de mi Espíritu.

Hijos míos; vuestro destierro está por comenzar, pero no temáis, Yo no os abandonaré. Por muy dura que os parezca la Prueba, resistid y tened confianza en Mí. Sabed que una nueva vida os espera. Que vuestro sufrimiento será un sueño, pero vuestro despertar será un gozo.

Nada es eterno en este Mundo, todo es pasajero, el hombre es brizna, hierba, sombra y polvo. Todo lo pasado vuelve, más la Palabra de Dios perdura para siempre. Ya esperasteis lo mucho, ahora esperad lo poco, porque vuestra recompensa será la Vida Eterna.

bestias-del-apocalipsis

Os anuncio hijos míos, que todos los Acontecimientos que están escritos se cumplirán. “El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán”. ¡Escasez, escasez de alimentos y víveres se aproxima!; sed sensatos, de nuevo os digo; almacenad alimentos porque la hambruna se acerca.

Fenómenos extraordinarios en el Cielo y la Tierra, anunciarán mi Próxima Venida. Mi Tierra no dejará de gemir. Serán muchas las naciones donde se tambaleará como borracha: el deshielo de los polos aumentará el caudal de las aguas y los mares traerán tragedias.

El agua escaseará y muchas naciones morirán de sed y de hambre; el Caos reinará, las malas noticias seguirán una tras de otra; los hombres enloquecerán y mi creación se vestirá de llanto y luto. Pero vosotros, los que permanecéis fieles a Mí, no temáis, porque ni uno solo de vuestros cabellos se os perderá, si como el sarmiento os aferráis a la vid.

De nuevo os digo, que estos días tienen que venir, para que el mundo viejo y los hombres viejos pasen y pueda renacer la luz de un nuevo mundo con unos hombres nuevos purificados y renovados por la Gracia de mi Espíritu.

No os entristezcáis Ovejas de mi Grey, antes alegraos, porque muy pronto dejaréis de sufrir y de ser esclavos. Las cadenas que os oprimen se os soltarán y seréis libres y sabios. Y vuestro gozo nadie os lo robará.

apocalipsis 12

Los días de mi Venida están cerca; no temáis ovejas mías. Por muy dura que sea la Prueba tened confianza en Mí; sabed que no os dejaré huérfanas. Mi Madre y mis Ángeles cuidarán de vosotras. Por un tiempo ya no estaré con vosotras, mas en otro tiempo me volveréis a ver y vuestro gozo será mayor.

Me voy a prepararos moradas en mi Nueva Creación. Es necesaria vuestra purificación para que podáis brillar como crisoles en mis Nuevos Cielos y en mi Nueva Tierra. Acordaos que el Pecado debe morir con la Purificación; pues en mi Nueva Creación sólo el Amor, la Paz y La Comunión con el Espíritu os inundarán.

Mi Nueva Creación será el Paraíso que aguardará a mi Pueblo Fiel; ya no sufriréis, ni tendréis preocupaciones. La Gloria de Dios os cubrirá con sus alas y todo será armonía y plenitud. Vuestros cuerpos mortales por La gracia de mi Espíritu serán transformados en cuerpos espirituales.

Seréis sabios en la Sabiduría de Dios. Todas mis criaturas vivirán en completa comunión con el Creador. Morir de 100 años, será morir joven; ya no estaréis sujetos al deterioro del tiempo; pues viviréis en la voluntad de vuestro Padre que es: Amor, Vida y Plenitud.

000las-tierras-prometidas-del-eden-perdido-el-paraiso

Me llamaréis y me dejaré encontrar por vosotros, Yo seré vuestro alimento, se cumplirán las palabras del Padre Nuestro y se hará la voluntad de Dios en los Cielos y en la Tierra. Todo será gozo en el Espíritu y Yo estaré con vosotros y entre vosotros hasta la consumación de los siglos.

 ¡Animo Pueblo mío, mi Gloria os espera! NO desfallezcáis. La aurora de un nuevo amanecer aguarda por vosotros. Permaneced firmes y leales a Mí y Yo no dejaré que se os pierda ni uno solo de vuestros cabellos. Mi Reinado está cerca y las puertas de mi Jerusalén Celestial esperan por vosotros, mi Pueblo Fiel.

Que mi Paz esté con vosotros y permanezca siempre.

buen-pastor-puerta-ovejas

Que mi Paz os acompañe. ¡Ánimo, falta poco para vuestro renacer en el espíritu! Soy vuestro Padre, Soy vuestro Maestro y Pastor.

Dad a conocer mis mensajes hijos míos. La salvación de las almas está en juego.

Jesús el Buen Pastor de todos los Tiempos.

Y será el Nuevo Mundo…

La Jerusalén Eterna…

El Nuevo y Eterno Mundo en donde ya no habrá más Maldad, Dolor, Violencia, ni Muerte…

nueva-jerusalen

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

77.- MARTIRIO DE UNA MADRE


000colosseum_gladiator(EL DIARIO DE REGINA)

La ausencia de Marco Aurelio, le impidió ver cómo se agravó la enfermedad de Alexandra.

Bernabé velaba su inconsciencia con ardientes plegarias.

Regina, la que en la Puerta del Cielo enseñara a los catecúmenos el tema de ‘La Pobreza de Espíritu’ también fué arrestada.

Y ahora va a dar el más estremecedor testimonio de todo lo que enseñó. 

El tribuno encargado trataba muy duramente a los prisioneros pues temía que se escaparan de la cárcel…

Por arte de un mágico encantamiento.

Regina se lo reclamó:

–           Nosotros no escaparemos. ¿Por qué no nos concedes ningún alivio, a nosotros que somos presos tan distinguidos?

¡Nada menos que del César y hemos de combatir en su Natalicio!

¿No aumentaría tu gloria, si nos presentásemos más gordos y saludables?

El militar se sintió desconcertado y enrojeció de vergüenza.

Luego ordenó que se les tratara más humanamente.

Permitió a los parientes que entraran a la cárcel y se reconfortaran mutuamente, a excepción de Marco Aurelio.

Pues había recibido órdenes terminantes, por parte de Tigelino.

alex-virg-2

En el segundo calabozo, Alondra se halla en el octavo mes del embarazo pues fue detenida cuando estaba encinta.

Al aproximarse el día del espectáculo sufre mucha tristeza, temiendo que su martirio fuese postergado a causa de su estado, ya que la ley prohíbe que las mujeres encinta sean expuestas al suplicio.

No quiere quedarse atrás de los cristianos y que más adelante tenga que derramar su sangre inocente, entre los demás criminales.

Y tampoco sus compañeros de martirio quieren dejar atrás a tan excelente compañera.

Tres días antes de los juegos, todos se unieron en una misma súplica al Señor Jesús y  apenas terminaron la Oración, enseguida le vinieron los dolores de parto.

Debido a lo prematuro y por razón natural, ella sufre y gime…

Entonces un carcelero le dijo:

–           Si tanto te quejas ahora… ¿Qué harás cuando seas arrojada a las fieras de las que te burlaste al no querer sacrificar?

RostroJesusNasa

Ella respondió:

–           Ahora soy yo la que sufro. Pero allá en la arena, habrá Otro en mí que padecerá por mí…

Pues yo también padeceré por Él.

Alondra dio a luz una niña a la que una cristiana adoptó como hija.

Entonces un joven llamado Lewis se acercó al grupo donde estaba Regina…

Y les dijo:

–           Acabo de tener una visión: Ya habíamos sufrido el martirio y habíamos salido de nuestro cuerpo. Cuatro ángeles nos transportaban hacia el Oriente, pero sus manos no nos tocaban.

Íbamos trepando por una pendiente suave. Pasado el primer mundo, vimos una luz inmensa y le dije a Regina que venía a mi lado: ‘He aquí lo que el Señor nos prometió y ya recibimos la recompensa’

Mientras éramos llevados por los cuatro ángeles, se abrió ante nuestros ojos una gran llanura que era como un vergel poblado de rosales y de toda clase de flores.

Y sus hojas caían incesantemente.

En el vergel, había cuatro ángeles más resplandecientes que los demás.

Al vernos nos acogieron con grandes honores.

Y dijeron a los otros ángeles con admiración: ‘¡Son ellos! ¡Son ellos!

angeles cielo

Entonces los cuatro ángeles nos dejaron en el suelo.

Y nosotros caminamos la distancia de un estadio, por una ancha avenida.

Allí encontramos a  Daniel, Xavier y Joshua, que habían sido quemados vivos en la misma persecución.

Y a Ramón, que había muerto en la cárcel.

Les preguntamos qué en donde estaban los demás,

Pero los ángeles nos dijeron:

–           Vengan. Antes entren y saluden al Señor.

Llegamos a un palacio cuyas paredes parecen edificadas de pura luz.

Delante de la puerta había cuatro ángeles que antes de entrar, nos vistieron con vestiduras blancas.

Entramos y oímos un coro que repetía sin cesar:

‘Agios, Agios, Agios = Santo, Santo, Santo.’

PADRE-santa-faz-rostro-real-de-dios-padre-mensajesdediosalmundo-blogspot

En la sala vimos sentado a un anciano canoso, con cabellos de nieve, pero con rostro juvenil.

No vimos sus pies. A su derecha y a su izquierda, había cuatro ancianos.

Y detrás estaban de pie, otros innumerables ancianos.

Avanzamos asombrados y nos detuvimos ante al trono.

Cuatro ángeles nos levantaron en vilo.

Besamos al Señor y él nos acarició la cara con la mano.

Los demás ancianos dijeron:

–           ¡De pie!

Y de pie nos dimos el beso de paz.

Después los ancianos nos dijeron:

–           Vayan y jueguen.

Y yo dije a Regina:

–           Ya tienes lo que anhelabas.

Y ella me contestó:

–           ¡Gracias a Dios! Fui dichosa en el mundo, pero aquí soy más dichosa todavía.

Cuando salimos del Palacio, reconocimos a muchos hermanos que ya habían sufrido también el martirio.

Todos nos sentimos alimentados y saciados por una fragancia inefable.

Entonces me desperté lleno de gozo.

Cuando Lewis terminó su relato…

El sacerdote Damián, dijo:

–           El poder del Espíritu Santo, es idéntico por esto. ¡Qué abran bien los ojos, quienes valoran este Poder!

¡Que fue enviado para distribuir todos los Carismas, en la medida que el Señor los distribuye a cada uno de nosotros, para que se fortalezca nuestra Fe!

Tanto en el carisma del martirio como en el de las revelaciones, Dios cumple siempre sus promesas, para confundir a los incrédulos y sostener a los creyentes…

Tal como está escrito:

En los últimos días, dice el Señor, derramaré mi Espíritu sobre todos los hombres y profetizarán sus hijos y sus hijas. Los jóvenes verán visiones y los ancianos tendrán sueños”…

La voz del sacerdote resuena en las paredes de la prisión.

Cuando termina de hablar, Regina retoma la escritura que tan cuidadosamente está llevando:

“Unos días antes de que fuéramos arrestados, fuimos bautizados y el Espíritu Santo me inspiró estando dentro del agua, que no pidiera otra cosa que poder resistir, el amor paternal.

Cuando nos hallábamos todavía con los guardias, mi padre impulsado por su cariño, deseaba ardientemente alejarme de la Fe con sus discursos y persistía en su empeño de conmoverme.

Yo le dije:

–           Padre ¿Ves ese cántaro que está en el suelo? ¿Esa taza y esa jarra?

–           Lo veo. –me respondió.

–           ¿Acaso se les puede dar un nombre diferente del que tienen?

–           ¡No! –me respondió.

–           Yo tampoco puedo llamarme con un nombre distinto de lo que soy: ¡Cristiana!

Entonces mi padre, exasperado se arrojó sobre mí para sacarme los ojos, pero solo me maltrató.

Después, vencido se retiró con sus argumentos diabólicos. Durante unos días, no volvió.

Por eso di gracias a Dios  y sentí alivio por su ausencia.

Luego fuimos encarcelados.

Yo experimenté pavor, porque jamás me había hallado en tinieblas tan horrorosas ¡Qué día tan terrible!

El calor era insoportable por el amontonamiento de tanta gente. Los soldados nos trataban brutalmente.

Y sobre todo, yo estaba agobiada por la preocupación… ¡Mi hijo está tan pequeño!

MAMA Y BEBE

Leonel y Santiago, benditos diáconos que nos asistían, consiguieron con dinero que se nos permitiera recrearnos por unas horas, en el lugar más confortable de la cárcel.

Saliendo entonces del calabozo, cada uno podía hacer lo que quisiera.

Yo amamantaba a mi hijo casi muerto de hambre.

Preocupada por su suerte, hablaba con mi madre, confortaba a mi hermano y le recomendaba a mi hijo.

Yo me consumía de dolor al verlos a ellos consumirse por causa mía.

Durante muchos días, me sentí abrumada por tales angustias.

Finalmente logré que se quedara conmigo en la cárcel.

Al punto me sentí con nuevas fuerzas y aliviada de la pena y la preocupación por el niño.

MAMA Y BEBE

Desde aquel momento, la cárcel me pareció un palacio y prefería estar en ella más que en cualquier otro lugar.

Un día mi hermano Josué me dijo:

–           Domina hermana, ahora estás elevada a una gran dignidad ante Dios. Tanta que puedes pedir una visión y que se te manifieste si la prisión ha de terminar en martirio o en libertad.

Yo podía hablar familiarmente con el Señor, del que había recibido muchos favores y por eso,

confiadamente le prometí:

–           Mañana te daré la respuesta.

Me puse en Oración y tuve la siguiente visión:

Vi una escalera de bronce tan maravillosamente alta, que parecía tocar el cielo, pero tan estrecha, que solo se podía subir de a uno.

En los brazos de la escalera estaban clavados toda clase de instrumentos de hierro: espadas, lanzas, arpones, puñales, cuchillos…

Si uno subía descuidadamente sin mirar a lo alto, quedaba atravesado y hubiera dejado jirones de carne enganchados en los hierros.

dragon

Al pie de la escalera estaba echado un dragón de extraordinaria grandeza, que tendía asechanzas a los que subían y los asustaba para que no subieran.

Lewis subió primero.

Él nos había edificado en la Fe y al no estar presente cuando fuimos arrestados, se entregó después voluntariamente, por el amor que nos profesaba.

Al llegar a la cumbre de la escalera, se volvió hacia mí

Y me dijo:

–           Regina, te espero pero ten cuidado, para que ese dragón no te muerda.

Yo le contesté:

–           No me hará daño en el nombre de Cristo.

Y el dragón parecía como si me tuviera miedo.

Sacó lentamente la cabeza de debajo de la escalera y yo se la pisé, usándola como si fuera el primer peldaño y subí.

Después vi un inmenso prado, en medio del cual estaba sentado un anciano alto, de rostro juvenil y muy hermoso. Con el cabello completamente cano y en traje de pastor, ocupado en ordeñar sus ovejas.

Muchos miles de personas vestidos de blancos hábitos, lo rodeaban.

Levantó la cabeza, me miró y dijo:

–           ¡Seas bienvenida, hija!

Me llamó y me dio un bocado del queso que estaba preparando.

Yo lo recibí con las manos juntas y comí.

Todos los circunstantes dijeron:

–           ¡Amén!

Sus voces me despertaron mientras yo seguía saboreando algo dulce.

En seguida conté a mi hermano la visión y  los dos comprendimos que nos esperaba el martirio…

Desde aquel momento empezamos a perder toda esperanza en las cosas de esta tierra.

Días después corrió la voz de que seríamos interrogados.

Mi padre, consumido de pena, llegó de prisa a la ciudad, se me acercó con intención de conmoverme…

Y me dijo:

–           Hija mía, apiádate de mis canas. Apiádate de tu padre si es que merezco que me llames padre. Con estas manos te he criado hasta que llegaste a la flor de la edad y te he preferido a todos tus hermanos.

No es para esto que te engendré. Entre todos mis hijos te he amado, alegría y luz de mi casa.

Y ahora tú quieres tu ruina y no te importa destruir también al pobre padre tuyo, que siente morir su corazón por el dolor que le das.

Desde que dijeron que dejarían libres a los que hicieran sacrificios a nuestros dioses.

familia-romana

Hija; llevo semanas rogándote. Tú has querido resistir y has conocido la cárcel. Tú, nacida y criada entre el lujo y las comodidades.

Y yo le contesté:

–           Es por el amor que siento por ti y por él, que permanezco fiel a mi Señor.

Ninguna gloria de la tierra dará a tu cabello blanco y a este inocente tanto decoro, como el que te dará mi muerte.

Tú llegarás a la Fe y…

¿Qué dirás entonces de mí, si tuviese la bajeza de haber renunciado en un momento de debilidad, a la Fe?

–           ¡Oh, dioses! ¡¡Ayúdenme!! Regina escucha por favor: Inclinando mi espalda ante los poderosos, te he obtenido un arraigo domiciliario, para que puedas estar todavía en tu casa como prisionera.

Le he prometido al juez que te doblegaría con mi autoridad paterna.

Ahora él me escarnece, porque no me haces caso. ¿No es esto lo que debería enseñarte, la doctrina que dices que es perfecta?

¿Cuál Dios es el que sigues  que te inculca de no amar y no respetar, al que te ha engendrado? Porque si me amaras no me darías tanto dolor.

Tu obstinación, que ni siquiera la piedad por tu inocente ha vencido; te ha costado el ser arrancada de la casa y encerrada en esta mazmorra.

Pero ahora ya no se habla más de prisión. Se habla de muerte… Esto es atroz. ¿Por qué? ¿Por Quién? ¿Por quién vas a morir tú?

¿Ese Dios tuyo tiene necesidad de tu sacrificio y del nuestro, el mío y el de tu criatura, que ya no tendrá más madre? ¿Su triunfo tiene necesidad de tu sangre y de mi llanto, para cumplirse?

¿Pero cómo? La fiera ama a sus cachorros… y tanto más los ama cuanto más los ha tenido en el seno.

amamantar

Tú no eres una bestia. Has sido la hija más perfecta y una madre ejemplar. Pero ahora no te comprendo. Porque te conozco, por eso te obtuve el que pudieras amamantar a tu niño. Pero tú no cedes.

Y después de haberlo nutrido, de darle calor, de servirle de almohada a su sueño, ahora lo rechazas y lo abandonas sin pesar. ¡Por Júpiter! ¿Qué es lo que te pasa?

No sé qué hacer. ¡Ya no te entiendo! No te ruego por mí, sino por él. No tienes el derecho de hacerlo un huérfano. Ya perdió a su padre en Britania y ahora te perderá a ti también.

No tiene derecho ese Dios tuyo para hacer esto.

¿Cómo puedo creerlo bueno, más que los nuestros, si requiere estos sacrificios tan crueles? Tú me haces que lo odie y lo maldiga siempre más…

–           Mi Dios no tiene necesidad de mi sangre y de tu llanto para triunfar. EL YA TRIUNFÓ. Pero tú sí tienes necesidad de llegar a la Vida Verdadera. Y también este inocente tiene que quedarse para conocerla.

Por la vida que me espera y por la alegría que él me ha dado, yo les obtengo la Vida que es verdadera, eterna, feliz. No. Mi Dios no enseña el desamor por los padres y por los hijos, sino el verdadero amor.

Ahora el dolor te hace delirar, padre. Pero después la luz se hará en ti y me bendecirás. Yo te la mandaré desde el Cielo.

–           ¡LOCA! ¡PERDIDA! Pero ¡NO! ¡NO! ¡NO! ¿Qué estoy diciendo? ¡Oh, Regina perdona! ¡Perdona a tu viejo padre al que el dolor enloquece! ¿Quieres que ame a tu Dios? Le amaré más que a mí mismo, pero quédate entre nosotros.

Di al magistrado que te doblegas. Después le adoraremos entre los dioses de la tierra. Después harás de tu padre esto que tú eres: seré cristiano. Te lo juro.

No te llamo más hija. Ya no seré tu padre, sino tu siervo y tu esclavo y tú serás mi señora.

Domina, ordena y yo te obedeceré. Pero ¡Piedad! ¡Piedad! ¡Sálvate mientras todavía puedes hacerlo! El tiempo ya se terminó.

alex-virg-2

Tu compañera ha dado a luz a su criatura. Yo lo sé y nada más falta la sentencia. Te será arrancado el hijo y no lo verás nunca más. Quizás mañana, quizás hoy mismo.

¡Piedad, hija! ¡Ten piedad de mí y de él, que no sabe hablar todavía! Pero ¿Lo ves cómo te mira y sonríe? ¡Cómo invoca tu amor!

¡Oh! Señora mía. Luz y reina de mi corazón. Luz y alegría de tu bebé, ¡Piedad! ¡Piedad!

Y se arrodilló y besó la orla de mi vestido. Y se abrazó a mis rodillas.

Buscó mi mano y la besaba, bañándola con sus lágrimas.

Y yo tenía la otra sobre mi corazón, mientras oraba y me contenía ante el  más terrible ensañamiento humano.

Esta tortura era más feroz que cualquiera imaginada por el verdugo más brutal y despiadado.

Pero no me doblegué y le dije:

‘A  este inocente no es que yo lo ame menos, ahora que estoy vaciada de sangre para nutrirlo.

Si la ferocidad pagana no se hubiera desatado contra nosotros los cristianos, yo sería para él una madre amantísima y él sería el motivo más precioso de mi vida.

madre-e-hijo

Pero más que la carne nacida de mí, es más Grande mi Dios.

Y el amor que Él ha dado, ES INFINITAMENTE MÁS GRANDE. Posponer su amor, por el de una criatura… ¡¡¡No!!! ¡No!

Tampoco serás el esclavo de tu hija. Yo para ti soy tu hija y en todo obediente, fuera de esto: de renunciar al Verdadero Dios por ti.

Deja que el querer de los hombres se cumpla.

Y sí me amas, sígueme en la Fe. Y encontrarás a la hija tuya para siempre, porque la verdadera Fe da el Paraíso.

Mi Pastor Santo, ya me ha dado la bienvenida a su Reino.’

Y entonces tomé al niño que había dejado durmiendo sobre mi manto, saciado y contento. Después de besarlo suavemente para no despertarlo, lo consagré a Jesús.

Era mi corderito sacrificado junto conmigo, por la salvación de sus almas.

Y mojando mi dedo con mis lágrimas, también lo bendije, trazando una cruz sobre su frente, sobre sus manitas, sobre su pecho y sus piecitos.

Mi niño me sonrió como si sintiera mi ternura y la dulzura de mis caricias.

Luego se lo di a mi padre.

Entonces él me suplicó llorando:

–           ¡No me hagas ser la vergüenza de los hombres! Piensa en tus hermanos,  piensa en tu madre y en tu tía materna.

Piensa en tu hijito que no podrá sobrevivir sin ti. ¡Cambia tu decisión y no nos arruines a todos! ¡Ninguno de nosotros se atreverá a presentarse en público, si eres condenada!

Así hablaba mi padre, movido por su cariño.

¡Cuánta compasión me inspiraba mi pobre padre! ¡Pues él sería el único de mi familia, que no se alegraría con mi martirio!

Traté de consolarlo diciendo:

–           Allá en el tribunal, sucederá lo que Dios quiera. Has de saber que nosotros no somos dueños de nosotros mismos, sino que pertenecemos a Dios.

Y él se retiró de mí desconsolado.

Otro día mientras estábamos almorzando, nos sacaron de repente para ser interrogados y llegamos al Fórum.

Había un gentío inmenso, subimos al estrado.

Mis compañeros fueron interrogados y confesaron su Fe.

Por fin llegó mi turno.

Bruscamente apareció mi padre con mi hijo en brazos y me arrastró fuera de la escalinata, suplicándome:

–           ¡Compadécete del pequeño!

El procurador Emilio que tenía el Ius Gladii o poder de vida y muerte, insistió:

–           Apiádate de las canas de tu padre y apiádate de la tierna edad del niño. Sacrifica por la salud del emperador.

Yo respondí:

–           No sacrifico.

–           ¿Eres cristiana?

–           Sí. Soy cristiana.

Mi padre se mantenía firme en su intento de conmoverme.

Por eso Emilio dio orden de que lo arrojaran de ahí y hasta le pegaron con una vara.

Sentí los golpes a mi padre, como si me hubieran apaleado a mí…

¡Cuánta compasión me daba su infortunada vejez!

Entonces Emilio pronunció sentencia contra nosotros, condenándonos a las fieras. Y volvimos a la cárcel muy contentos.

Como el niño estaba acostumbrado a tomarme el pecho y a permanecer conmigo en la cárcel, enseguida envié al diácono Antonio a reclamarlo a mi padre. Pero mi padre no se lo quiso entregar. Entonces, gracias al Querer divino, ni mi niño extrañó los pechos, ni éstos me causaron ardor. De esta manera cesaron mis preocupaciones por la criatura y por el ardor de mis pechos.

A los pocos días, mientras estábamos en Oración, súbitamente se me escapó la voz y nombré a Vicente. Me quedé pasmada porque nunca me había venido a la mente, sino hasta ese momento.

Y sentí compasión al recordar cómo había muerto. También comprendí que yo era digna y que debía orar por él. Empecé a hacer mucha Oración por él y a gemir delante del Señor.

Seguidamente aquella misma noche tuve esta visión:

Vi a Vicente salir de un lugar tenebroso, donde también había muchos otros. Venía sofocado por el calor y sediento. Con un vestido sucio y rostro pálido. Llevaba en la cara la herida que tenía cuando murió.

Vicente era mi hermano carnal de siete años de edad. Murió de un cáncer tan terrible en la cara, que daba asco al mundo.

Yo hice Oración por él. Pero entre él y yo había una gran distancia, de tal manera que  era imposible acercarnos el uno al otro.

Además en el mismo lugar en que estaba Vicente, había una piscina llena de agua, pero el borde estaba más alto que la estatura del niño. Vicente se estiraba como si quisiera beber.

Yo me afligía al ver la piscina llena de agua, pero con el borde demasiado alto para que pudiera hacerlo y beber hasta saciarse.

Entonces me desperté y comprendí que mi hermano estaba sufriendo, pero confiaba en que podría aliviar sus sufrimientos.

Por esto, oraba por él todos los días.

Hasta que fuimos trasladados a otra cárcel, porque debíamos combatir en los Juegos Militares, para celebrar el cumpleaños del César.

Y continué orando por él, día y noche, con gemidos y lágrimas para alcanzar la gracia.

El día que estuvimos en el cepo, tuve una nueva visión:

Vi el lugar que había visto antes y a Vicente limpio de cuerpo, bien vestido y lleno de alegría.

Donde antes tenía la llaga, vi solo una cicatriz. El borde de la piscina estaba más bajo y llegaba hasta el ombligo del niño. Sobre el borde había una copa de oro, llena de agua.

Vicente se acercó, bebió, pero la copa no se agotaba nunca.

Saciada su sed, se retiró del agua y se puso a jugar, gozoso, como lo suelen hacer los niños.

En esto me desperté y comprendí que ya no sufría.

Pocos días después James, encargado ayudante de la cárcel, empezó a tenernos gran consideración, por comprender que el Señor nos favorecía con su Gracia y permitió que mucha gente nos visitara, para confortarnos mutuamente.

Mientras tanto se aproximaba el día del espectáculo.

Mi padre consumido de pena, vino a verme y empezó a arrancarse la barba, a arrojarse al suelo y a pegarse en su  rostro.

Maldecía sus años y decía tales palabras, que hubiera podido conmover a cualquiera.

¡Qué compasión sentía por su infortunada vejez! Pero mi Señor me sostuvo. Aumentó su fortaleza…

El día anterior a nuestro combate, tuve otra visión:

El diácono Antonio venía a la puerta de la cárcel y llamaba con fuerza. Yo salí y abrí. Venía vestido con túnica blanca, sin cinturón y llevaba chinelas muy elaboradas con variados colores.

Y me dijo:

–           Regina, te estamos esperando. Ven…

Me tomó de la mano y empezamos a caminar por lugares ásperos y tortuosos. Por fin llegamos jadeantes al Anfiteatro.

Y Antonio me llevó en medio de la arena y me dijo:

–           No tengas miedo. Yo estaré contigo y combatiré a tu lado.

Y se marchó.

Entonces vi a un gentío inmenso, pasmado.

Yo sabía que había sido condenada a las fieras, por eso me sorprendía que no las soltaran contra mí.

Entonces avanzó contra mí, un egipcio de aspecto repugnante, acompañado por sus ayudantes.

Ansioso de luchar conmigo.

Al mismo tiempo se me acercaron unos jóvenes hermosos, mis ayudantes y partidarios.

Me desnudaron y quedé convertida en varón.

Mis ayudantes comenzaron a frotarme con aceite, como se acostumbra en los combates.

Y frente a mí, vi al egipcio que se revolcaba en la arena.

Entonces sobrevino un hombre de extraordinaria grandeza. Tanta, que sobrepasaba la cumbre del Anfiteatro.

Llevaba una túnica flotante con un manto de púrpura, abrochado por dos hebillas en medio del pecho y calzado con chinelas de oro y plata.

Tenía una vara de lanista o entrenador de gladiadores y un ramo verde del  que colgaban manzanas de oro.

Pidió silencio y dijo:

–           Si el egipcio vence a la mujer, la pasará a filo de espada. Pero si ella vence al egipcio, recibirá este ramo.

Y se alejó.

Nos acercamos el uno al otro y empezamos un combate de pugilato.

Él trataba de sujetarme los pies y yo golpeaba su cara a puntapiés.

Entonces fui levantada en el aire y yo comencé a castigarle sin pisar tierra.

Cuando tuve un momento de respiro, junté las manos trenzando los dedos y aferré su cabeza.

Cayó de bruces y yo le aplasté la cabeza.

El pueblo me vitoreó y mis partidarios entonaron un canto.

Yo me acerqué al lanista y recibí el ramo.

Él me besó y me dijo:

–           Hija. La paz sea contigo.

Radiante de gloria, me dirigí a la Puerta de los Vivos.

Entonces me desperté y comprendí que yo debía de combatir,  no contra las fieras; sino contra el Diablo, pero estaba segura de la victoria.

Para este tiempo, Aiden el lugarteniente de la cárcel había abrazado la Fe.

La víspera de los Juegos tuvimos la última cena, llamada también ‘Cena de la Libertad’. Pero la convertimos en ‘Ágape’ o ‘Cena de la Fraternidad’.

Interpelaban a los curiosos con la acostumbrada intrepidez y los intimidaban con el Juicio de Dios.

Proclamaban la dicha de su martirio y se reían de los majaderos.

Lewis les decía:

–           ¿No les basta el día de mañana para contemplar a los que detestan? ¿Hoy amigos, mañana enemigos?

Fíjense cuidadosamente en nuestros rostros para que nos puedan reconocer en el Día del Juicio.

Todos se retiraban de allí confundidos.

Y muchos de ellos se convirtieron…

Regina escribió éstas últimas frases, antes de entregar su escrito a Aiden:

–           Hasta aquí relaté lo que nos sucedió la víspera del combate.

Si alguien quiere escribir el combate mismo, ¡Que lo haga!…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

76.- EL RECURSO DEFINITIVO


roma-imperial

Las prisiones han quedado considerablemente vacías.

El pueblo está harto de sangre y empieza a manifestar cansancio y una alarma creciente, por los sucesos extraordinarios que envuelven la muerte de los condenados.

También temen a la venganza del Dios de los cristianos y al tifus que de las prisiones se ha extendido por la ciudad, pues cada día perecen más personas y todos están inquietos.

Y se preguntan si será necesario hacer sacrificios expiatorios para apaciguar al Dios Desconocido…

Porque si la ciudad fue incendiada por orden del César, a los cristianos se les ha estado castigando injustamente.

Pero por esa misma razón, el César y sus secuaces deciden ser más implacables en la Persecución y para calmar a la gente, ordenan nuevas distribuciones de trigo, aceitunas y vino.

senado

El emperador en persona, asiste a las sesiones del Senado, para promover el bienestar del pueblo y de la ciudad.

Pero hacia los cristianos NO HAY ni siquiera una sombra de clemencia.

El Amo del Mundo se ha propuesto fortalecer la convicción de que tan implacables castigos sólo pueden haberse aplicado, a los verdaderos culpables del incendio; porque tienen una religión criminal.

En el Senado NO se escucha ninguna voz en favor de los cristianos, porque comprenden que es inútil y nadie quiere ofender al César.

Los muertos son entregados a los parientes, pues las leyes romanas no incluyen en su venganza a los cadáveres.

Marco Aurelio siente un triste consuelo al pensar en que si Alexandra muere, él podrá sepultarla en la tumba de su familia y descansará a su lado.

Lo único que desea es encontrar los medios que le permitan verla, pues ya no abriga la menor esperanza de salvarla.

Entonces recuerda que David entraba y salía de la cárcel Mamertina como fosor. Y decidió hace lo mismo que él.

El encargado de las fosas pútridas fue sobornado y le admitió entre los esclavos a quienes mandaba a buscar cadáveres.

Es poco probable que le reconozcan, pues lo protegen las sombras de la noche, su vestimenta de esclavo y hay poca luz dentro de la prisión

¿Quién se imaginaría que un patricio, nieto de un senador e hijo de un cónsul, pueda andar revuelto entre los esclavos, conduciendo cadáveres y expuesto a los miasmas de los calabozos y las fosas pútridas?

Y empezó para el tribuno una faena a la cual solo se ven obligados algunos hombres… ya sea por su esclavitud o por su pobreza extrema.

Por la noche se vistió con alegría su traje de sepulturero. Se cubrió la cabeza con un paño empapado en trementina.

Y con el corazón palpitante de ansiedad de dirigió junto con los demás, al Esquilino.

romanos patricios y esclavos pretoriano

La guardia pretoriana revisó sus pases a la luz de la linterna.

Y los dejaron pasar.

Después de atravesar las enormes puertas de hierro…

Marco Aurelio se encontró en un amplio sótano abovedado, al cual siguen muchos más…

Unos cirios que dan muy poca luz, alumbran el interior de cada uno.

Algunos presos duermen pegados junto a las murallas.

Otros están sentados en el suelo, con los codos apoyados sobre las rodillas, orando o meditando.

Algunas madres acunan a sus hijos dormidos, otros beben agua de pequeñas ánforas.

En los ángulos, hay enfermos que son atendidos por los más sanos.

El pensar que Alexandra está en medio de tanta miseria y sufrimiento, le oprimió el corazón…

Y aumenta su deseo de encontrarla pronto.

En ese momento oye al encargado de las fosas pútridas…

Que dice:

–          ¿Cuántos cadáveres tenéis hoy?

El encargado de la prisión contestó:

–           Como una docena. Pero habrá más antes del amanecer, pues algunos están agonizando junto a las murallas.

Se escuchan entonces las voces de dos carceleros:

–           Estoy harto de custodiar a estos perros.

–           Mi trabajo no es mejor que el tuyo.

Y se queja de que algunas mujeres no se quieren separar de sus hijos muertos y han  tratado de ocultarlos.

alex-john-william-waterhouse-sleeping-beauty-copia

Este diálogo le recordó a Marco Aurelio la urgencia de encontrar a Alexandra.

Los sótanos están comunicados por pasadizos hechos recientemente…

Y los fosores solo pueden pasar cuando hay muertos que transportar.

Al tribuno se le encoge el corazón al pensar que puede perder el privilegio tan penosamente alcanzado…

Pero felizmente su jefe vino en su auxilio:

–           La infección se propaga más por medio de los cadáveres.

Es necesario sacar los muertos inmediatamente si no queréis morir junto con los presos.

El Decurión responde:

–           Somos solo diez guardias para todos los sótanos y es necesario que durmamos.

0000-intendente-roma

–           Dejaré aquí cinco de mis hombres, quienes recorrerán los sótanos durante la noche, para que recojan a todos los que vayan muriendo.

–           Si haces eso, beberemos juntos mañana.

Sólo que es necesario someter todo cadáver a la prueba:

Hemos recibido la orden de atravesarles el cuello, antes de mandarlos a las fosas pútridas. El centurión encargado, supervisa.

–           Muy bien. Entonces mañana beberemos juntos.

Y enseguida escoge cinco hombres, Marco Aurelio entre ellos.

Y les dice:

–           Ya oyeron. Antes de sacar el cadáver, le avisan al centurión de los pretorianos.

Y se lleva a los demás, para que saquen los cadáveres que ya están listos para ser retirados.

Marco Aurelio respira aliviado.

Ahora por lo menos está seguro de que podrá encontrarla.

Examinó cuidadosamente el primer sótano.

Vio a los que junto a las paredes duermen envueltos en sus mantos.

Y algunos enfermos graves que son velados con mucho amor…

Pero Alexandra no está aquí. Ni en el segundo. Ni en el tercero…

legionarios tres-soldados

Los guardianes instalados en los corredores también duermen.

El único sonido que se escucha es el murmullo de los que están despiertos y hablan en voz baja.

Marco Aurelio llega al cuarto sótano que parece ser el más pequeño y levantando la linterna, se estremece de alegría.

Porque cerca de una abertura enrejada que hay en la muralla, le pareció ver la gigantesca silueta de Bernabé…

Se acerca con cuidado y le dice:

–           La paz sea contigo. ¿Eres tú, Bernabé?

El gigante se sorprende…

Volviendo la cabeza, pregunta:

–           Y también contigo. ¿Quién eres?

Marco Aurelio a su vez, cuestiona:

–           ¿No me conoces, hermano mío?

–           ¿Cómo quieres que lo haga, si apenas te veo?

Pero Marco Aurelio ve a Alexandra recostada cerca de la pared y envuelta en un manto.

Y sin decir nada más, se arrodilla junto a ella.

bernabe

Entonces Bernabé lo reconoció…

–          ¡Alabado sea Jesucristo! Eres tú…

Marco Aurelio contesta con voz trémula:

– Eternamente lo sea…

Marco Aurelio la contempla por un laguísimo momento…

Y las lágrimas se deslizan por sus pálidas mejillas.

A pesar de la oscuridad distingue su rostro, iluminado por la luz de la luna que se filtra a través de la pequeña abertura.

La ve tan pálida, que parece de alabastro.

Su amor se desborda, pero no se atreve a tocarla.

Siente tanta piedad, respeto, adoración…

alex

Que sin poder contenerse, inclina su cara hasta el suelo…

Y luego acerca sus labios a  la cabeza de la que para él, es lo más amado en el mundo.

Bernabé contempla largo tiempo al tribuno en silencio…

Y finalmente tirando de su túnica.

Le preguntó:

–           ¿Vienes a salvarla?

El joven militar se levanta.

Y controlando sus emociones dijo al fin:

–           Indícame los medios.

–           Creí que tú los habías encontrado. Solamente uno me ha venido a la cabeza.

Y al decir esto mira el enrejado que hay en la muralla, en la abertura por la cual le vio Marco Aurelio.

Y agregó:

–           Por allí. Pero habrá soldados afuera…

–           Un centenar de pretorianos.

–           ¿Entonces no podríamos pasar?

–           ¡NO!

El Parto se llevó la mano a la frente con desaliento…

Y preguntó:

–           ¿Cómo llegaste hasta aquí?

0marco1

–           Tengo un pase de entrada como fosor de las fosas pútridas…

Se para en seco.

Una idea como un relámpago ilumina su semblante…

Y dice con precipitación:

–           ¡Ya sé!… Me quedo en su lugar. Que ella tome mi pase. Puedo darle mi traje.

Entre los esclavos hay muchachos jóvenes. Los pretorianos no se fijarían en el cambio.

Y una vez que ella se encuentre en la casa de Petronio, ella estará a salvo.

Pero Bernabé NO comparte su entusiasmo…

Deja caer la cabeza sobre el pecho.

Y dice con consternación:

–           Ella no consentirá, porque te ama. Y además está enferma e imposibilitada para levantarse.

Si ni tú, ni el noble Petronio habéis podido sacarla de la prisión. ¿Quién podría?

–           Solamente Dios.

–           Cristo hubiera podido salvar a todos los cristianos.

NIÑOS CRISTIANOS

NIÑOS CRISTIANOS PRESOS, ANTES DE SER QUEMADOS VIVOS POR EL ESTADO ISLÁMICO

Y el parto con sencillez, agregó:

–            Pero si NO lo ha hecho y seguimos aquí… Es porque ha llegado la hora del Martirio y de la Muerte.

Marco Aurelio se arrodilla nuevamente junto a su joven esposa.

Alexandra abre los ojos y pone su mano ardiente por la fiebre, en el brazo de él.

Mientras le dice con infinita ternura:

–           Te veo, Marco Aurelio. Sabía que vendrías.

El tomó su mano y llevándola a los labios, murmuró:

–           He venido… ¡Alexandra adorada! –y no dijo más porque siente su corazón acongojado…

Y NO quiere aumentarle sus penas.

–           Marco, estoy enferma y voy a morir. En la cárcel o en la arena…  ¡He orado tanto al Señor, pidiéndole que me dejara verte por última vez!…

¡Y has venido, amor mío!… Jesús escuchó mi plegaria.

Marco Aurelio fue incapaz de contestarle y solo estrechó a la joven contra su corazón…

Ella continuó:

–           Yo te vi a través de la ventana del Tullianum. ¡Y supe que sentías lo mismo que yo!

Porque estamos unidos en el mismo anhelo.

¡Bendito sea Dios que nos ha permitido despedirnos!…

Me voy con Él, al Cielo Marco. Pero te amo y te amaré eternamente.

El tribuno consiguió dominarse.

Ahogó heroicamente su inmenso dolor y lo entregó a Jesús.

Inmediatamente sintió la Paz que le ayudó a hablar con serenidad…

Y firmeza:

–           ¡No, Alexandra mía! ¡Tú no morirás!

Jesús me preguntó que si confiaba en Él… Y yo confío en Él. Yo tengo Fe y le estoy pidiendo a Dios un milagro.

Ya agoté todos los recursos humanos. Y es Nerón el que te mantiene aquí.

Pero yo creo que nuestro Dios es Todopoderoso y el poder del emperador, es polvo junto a Él.

¡Si tú supieras las cosas que hemos visto últimamente!…

Alexandra lo interrumpió:

–          ¡Oh, Marco! El mismo Cristo le dijo al Padre:Aparta de mis labios este amarguísimo cáliz, pero NO se haga mi voluntad, sino la tuya…’

getsemani angel del dolor

Y lo apuró. Cristo murió en la Cruz y millares de confesores están muriendo ahora por Él

¿Por qué tendría que exceptuarme a mí? ¿Quién soy yo, Marco?

Al propio Pedro le he oído decir que él también morirá martirizado…

Y cuando pedimos el Bautismo, sabemos que estamos pidiendo el Martirio.

Cuando los pretorianos nos arrestaron, tuve miedo a la tortura y a la muerte. Pero ya NO les temo. Mira qué terrible prisión es ésta. También es dulce sufrir por Jesús.

El Dolor es temporal, pero yo voy al Cielo. Piensa que aunque el César reina aquí y es malo y cruel con nosotros; allá Reina el Redentor Bueno y Misericordioso. Allá NO hay sufrimiento, ni tortura, ni muerte.

Tú me amas como yo te amo. Piensa cuán feliz voy a ser, ¡Oh, mi adorado Marco!

En la Casa de nuestro Padre, en donde yo te estaré esperando. Piensa que allá estaremos juntos y felices por toda la Eternidad.

beso

Se detiene para tomar aliento y tomando en sus manos el rostro de él, le besa dulcemente en los labios.

Y en aquellas manos varoniles tan fuertes…

Y ¡Tan amadas!…

Suspira profundamente y dice:

–           ¿Marco Aurelio?

–           Dime, amor mío…

–           No llores por mí. Ten esto presente: esto NO se acaba aquí. Es muy poco el tiempo que hemos vivido y NI siquiera hemos podido hacerlo juntos. Pero Dios nos unió.

Aunque NO hemos consumado nuestro matrimonio, somos una sola alma. Y le diré a Jesús que aún cuando mi muerte te causó mucho dolor, tú NO blasfemaste contra Él, NI te alejaste de Él.

Veré con alegría que tú acataste su Voluntad y seguiste amándolo cada día más. Porque nos uniremos con Él en la eternidad… y Él me dejará venir por ti… Porque le amarás ¿No es así?

Y sufrirás con paciencia mi ausencia. ¡Te amo tanto y  deseo estar contigo en el Cielo! –le faltó de nuevo el aliento y luego dijo en voz baja- ¡Prométeme esto, Marco!

Marco Aurelio la abrazó temblando…

Y llorando silenciosamente.

Luego dijo con voz clara y firme:

–           ¡Claro que te lo prometo, amor mío!

El rostro de Alexandra se volvió radiante…

Y murmuró con deleite, en su voz vibrante de felicidad:

–           ¡Soy tu esposa!

Y los dos al mismo tiempo, empezaron a orar el ‘Pater Noster’…

pater-noster

Por espacio de tres noches, nada turbó la paz de los amantes esposos.

Cuando terminaba la faena diaria de la cárcel, la cual consistía en separar a los enfermos graves…

Marco aurelio oraba por ellos y los confortaba.

Y una vez que los guardias se iban a dormir en los corredores, el joven tribuno entraba en el sótano de Alexandra y  permanecía con ella hasta rayar el alba.

Ella apoyaba su cabeza en el pecho de Marco Aurelio y ambos hablaban en voz baja: del amor y de la muerte.

martirio de Joshua

Él le contó los prodigios que hizo el Señor en las mazmorras de Calígula, la noche del banquete truncado.

La valentía de Margarita y su martirio…

También lo sucedido con Prócoro en los jardines imperiales: su acusación al César y su martirio.

En pensamientos y palabras. En deseos y esperanzas…

Sin darse cuenta ellos mismos, se fueron desprendiendo más y más de la Existencia.

Y parecían dos navegantes que partían en un viaje hacia el infinito, pues sus almas gemelas se unieron en tal forma tan íntima y espiritualmente, por aquel amor recíproco que se tenían a través de Dios…

Hasta que ese amor humano divinizado, maduró y se convirtió e un amor perfecto.

Tan fuerte y tan grande, que los llena de plenitud y de una dicha incomparable.

Y los dejó listos para emprender el vuelo hacia lo eterno…

Solo por momentos hay en el corazón de Marco Aurelio oleadas de Dolor que lo sumergen como torbellinos…

Pero ora y los entrega a Jesús.

Y enseguida vuelve aquella Paz inalterable…

También hay relámpagos de esperanza que le hacen vislumbrar aquel milagro tan anhelado…

-confianza-en-dios-11

Llamaradas de confianza nacidas de su amor y de su Fe en el Dios Crucificado.

Sus almas se han desprendido de las vanidades del mundo y de todo lo terrenal…

Y aceptan apaciblemente la Voluntad de Dios, en todo lo que el destino les tenga reservado.

En la mañana, cuando sale de la prisión y regresa a la casa de Petronio, le parece estar soñando…

Todo se ha vuelto tan extraño y distante, que es como si él mismo ya no perteneciese a este Mundo.

La tortura ha dejado de ser terrible…

Su espíritu se ha fortalecido. Y ahora comprende por qué los mártires soportan todo con ese heroísmo extraordinario.

Él mismo siente esa fortaleza y la alegría de tener a Dios consigo…

Pablo les envía la Eucaristía.

¡Cómo anhelan los cristianos esa Sagrada Comunión!

jesus sacramentado1

En ella está el secreto de su heroísmo…

Y en Marco Aurelio le ayuda a llevar su martirio moral y espiritual, con más entereza cada día.

Todas las prioridades de su vida han cambiado.

A los dos amantes esposos, les parece que la eternidad ha comenzado a recibirlos.

Bajo el imperio del terror y de la muerte. En medio de la amargura y del sufrimiento.

En el fondo de aquel sombrío calabozo, se ha abierto el Cielo para ambos; pues ella ha tomado a su esposo de la mano y le ha llevado como un ángel salvador, hacia la Fuente de la Vida.

Aprendió, con la sabiduría y los dones del Espíritu Santo, a conocer y a amar a Dios como jamás lo creyó posible.

Y su Fe y su amor crecieron en una forma impresionante.

Al ser sostenidos solamente POR EL PODER DE DIOS.

Y ambos dicen con Adoración: “HÁGASE TU VOLUNTAD” con un ímpetu nacido desde lo más profundo de su corazón…
EVANG MATRIMONIO

En el crisol de esta prueba tan dolorosísima, ahora ambos anhelan ardientemente el Cielo.

Por su parte, Petronio ha observado que su sobrino pasa las noches fuera de casa.

Y pensó que tal vez ha ideado un nuevo plan para liberar a Alexandra, de la cárcel del Esquilino.

Pero se abstiene de preguntarle por temor de arruinarle sus proyectos.

Aunque no logra adivinar como podría ser esto posible.

Porque este escéptico de tan exquisito buen gusto, con los últimos acontecimientos ya no sabe qué pensar…

Su fracaso en el intento de liberar a la joven de la prisión Mamertina, le quitó seguridad en sí mismo y en su buena estrella.

Duda mucho de que tengan éxito las nuevas tentativas de Marco Aurelio.

La prisión del Esquilino no es tan terrible como el viejo Tullianum, cercano al capitolio.

Pero está cien veces mejor custodiada.

Petronio comprende que Alexandra ha sido conducida allí, sólo para que no muera y escape del Anfiteatro.

Petronio piensa con una gran preocupación:

–           Es evidente que tanto el César como Tigelino, la han reservado para un espectáculo especial, más horrendo que los anteriores.

Y Marco Aurelio tiene ahora más probabilidades de perderse a él mismo en su nuevo proyecto, que de salvar a Alexandra.

Y al mismo tiempo, este gran augustano está estupefacto, porque nota ahora en el semblante de su sobrino, una Paz y una Alegría que NO había tenido nunca.

Piensa que tal vez verdaderamente el tribuno ha encontrado el medio para rescatar a su esposa.

Y se siente mortificado de que el joven no le haya confiado nada.

Al cuarto día, incapaz de contenerse por más tiempo,

le dijo:

–           Ahora tienes otro aspecto. No trates de ocultarme tus secretos pues bien sabes que tengo voluntad y medios para apoyarte. ¿Has dispuesto algo?

marco aurelio

Marco lo mira con una expresión indefinible..

Y luego declara:

–           Sí. Pero tú no puedes ayudarme. Después de que ella muera, confesaré públicamente que soy cristiano y me reuniré con ella.

–           ¿Entonces ya no abrigas ninguna esperanza?

–           Por el contrario. Las abrigo todas. Cristo nos unirá eternamente y ya no volveremos a separarnos jamás.

Petronio empezó a pasearse por el atrium.

Y en su semblante se reflejan la desilusión y la impaciencia…

Finalmente dijo:

–           Tu Cristo no hace falta para eso. El Thanatos (La muerte) nuestro, te puede prestar el mismo servicio.

Marco Aurelio sonrió con cierta tristeza…

Y con resignada fortaleza, dijo:

–           No querido mío. Tú no puedes comprender… Si alguna vez te decidieras a ser cristiano, entonces tal vez…

Pero ahora…  Ni puedo explicártelo, ni tú podrías entenderlo. Perdóname, necesito ir a ver a Alexandra.

Y salió.

Dejando a Petronio más confundido que nunca.

Se dirigió apresuradamente a recoger su pase.

Pero lo esperaba una contrariedad.

El encargado se lo negó, diciendo:

–           Lo siento. He hecho por ti cuanto me ha sido posible, pero ya no puedo seguir arriesgando mi vida.

Han reforzado la guardia con oficiales. Los calabozos están llenos de soldados. Si llegan a reconocerte, mis hijos y yo estamos perdidos.

Marco Aurelio comprende que es inútil insistir.

No obstante abriga la esperanza de que los soldados que antes le han visto entrar, le admitan sin presentar el pase. Llegada la noche se disfrazó como de costumbre y fue a la prisión.

Pero aquel día los pases fueron examinados con mayor cuidado.

marco-3-copia

Y lo peor…

Julio Vindex, soldado muy estricto y que pertenecía a la guardia personal del César, lo reconoció…

Pero se movió a compasión por el infortunio del augustano.

Y en lugar de golpear con su lanza el escudo, para dar la alarma.

Condujo aparte al tribuno y le dijo:

–           Señor, regresa a tu casa. Sé quién eres y no quiero tu ruina, por eso guardaré silencio.

No puedo dejarte pasar. Regresa por donde has venido y quieran los dioses suavizar tu dolor.

Y Marco Aurelio emprendió el regreso con un nuevo dolor en el corazón…

Al día siguiente el cónsul Lucio Calpurnio Víndex, junto con el senador Flavio Escevino, visitaron a Petronio.

El cónsul estuvo conversando con él, acerca de los aciagos tiempos que están viviendo y del César.

Vindex se expresó con tan abierta franqueza, que Petronio se mostró cauteloso y prudente, aún cuando lo considera un buen amigo.

Éste se quejó de estar llevando una existencia llena de locura e injusticia.

0marco TRICLINIO

Teme que todo aquello termine en una tragedia peor que el Incendio de Roma, ya que los mismos augustanos están descontentos y asustados con todo lo que ha sucedido, con el asunto de los cristianos.

Que Vinicio, el Segundo Prefecto de los Pretorianos, no está de acuerdo con las infames órdenes de Tigelino.

Y que todos los parientes de Séneca están muy consternados por la conducta del César con su antiguo maestro, así como con el mismo Lucano.

Finalmente aludió al descontento que hay entre el pueblo y aún entre los mismos pretorianos, cuya lealtad en su mayoría, se está ganando el mismo Vinicio.

Petronio le preguntó:

–           ¿Por qué me estás diciendo todo esto?

Calpurnio contestó:

–           En interés del César. Tengo un sobrino entre los pretorianos que también se llama como yo y por él, sé lo que pasa en el campamento.

El disgusto aumenta también allí. Calígula enloqueció y tú sabes lo que le pasó con Casio Queroneo. Él fue el que liberó al mundo de un monstruo.

petronio

–           ¿Lo que estás tratando de decirme es que aunque  no apruebas a Casio Queroneo, necesitamos más hombres como él?

En lugar de contestar, Calpurnio cambió el tema y empezó a elogiar a Pisón.

Exaltando su familia, su nobleza de espíritu, todas las cualidades de su carácter, su intelecto, su ecuanimidad y su simpatía.

Y agregó:

–           El César no tiene descendencia y todos creen que Pisón será su sucesor y además, le miran con agrado. Fenio Rufo, le ama. Hay muchos que le son adictos y morirían por él. Puedo proporcionarte todos los nombres.

–           No es conveniente que lo hagas.

–           Muchos simpatizan con los cristianos y están en contra de la Persecución que se les hace a esos infortunados.

Esto debiera ser para ti una cualidad que te predispusiera en su favor, pues a ti también te importa que se acabe esta locura.

–           No a mí, sino a Marco Aurelio.

Por consideración a él, quisiera yo salvar a cierta doncella.

alex

Pero no puedo, pues ya he perdido el favor de Enobarbo.

Calpurnio se extrañó:

–           ¿Cómo puedes decir eso? ¿Acaso no has notado que el César te busca nuevamente y empieza a conversar contigo otra vez?

Petronio respondió:

–            Te diré por qué. Se está preparando para la expedición a Acaya, donde piensa cantar en griego sus himnos.

El senador:

–           Arde en deseos de emprender el viaje, pero en realidad les teme a los griegos.

Calpurnio:

–           Piensa que allá le espera el más grande triunfo o el peor de los fracasos.

El senador Escevino exclamó:

–        ¡Por supuesto! Necesita un buen consejo y él sabe que nadie puede dárselo mejor que tú.

–        Eres su director artístico. Esa es la razón por la que estás empezando a recuperar su favor.

Petronio replicó sereno:

–           Lucano podría ocupar mi lugar.

neron12-2

Los dos opinaron:

–           Barba de Bronce aborrece a Lucano. Está lleno de envidia hacia él.

–           En lo íntimo de su ser ya tiene decretada su sentencia de muerte.

Y Calpurnio agregó:

–           El poeta ya está condenado, solo está buscando el pretexto.

Petronio se defendió:

–           ¡Por Zeus! Es muy posible que yo pudiera tener otro medio para recuperar pronto su favor.

–           ¿Cuál?

–           Repitiendo a Barba de Bronce todo cuanto acabas de decirme.

Calpurnio palideció y exclamó alarmado:

–           ¡Yo no he dicho nada!

Petronio puso una mano en el hombro del cónsul,

Y dijo:

–           Tú has llamado loco al César. Has previsto la sucesión de Pisón y has dicho: ‘Lucano comprende la necesidad de apresurar las cosas’ ¿Qué cosas quieres tú apresurar, caro amigo?

Calpurnio se puso todavía más pálido…

Y por un instante los dos se miraron a los ojos.

Luego exclamó:

–           ¡Tú no lo repetirás!

–           ¡Por Zeus! No lo repetiré, es verdad. ¡Qué bien me conoces!

No puedo repetir lo que no he oído y por otra parte ¡Tampoco quiero oír! ¿Me entiendes?

La vida es demasiado corta para que en ella encuentre tiempo, para iniciar empresa alguna que valga la pena.

Lo único que te pido es que saliendo de aquí visites a Tigelino y converses con él un tiempo igual al que has utilizado para hablar conmigo, acerca del tema que mejor  te plazca.

–           ¿Por qué?

–           Si alguna vez Tigelino me llega a decir: ‘Calpurnio estuvo contigo’

Yo quiero poder contestarle, ‘También estuvo contigo ese mismo día.’

Calpurnio al escuchar estas palabras, rompió su bastón de marfil que traía en la mano.

Comprendió la sabiduría y la astucia que encerraban…

Y dijo:

–           ¡Reniego de ese bastón! Iré a ver a Tigelino hoy mismo y después iré a la fiesta del César. Supongo que también irás tú…

Petronio lo miró sin contestar.

Y el otro se despidió:

–            En todo caso, adiós.

Escevino se despidió diciendo:

–         Volveremos a vernos hasta que nos encontremos en el Anfiteatro.

Y Calpurnio:

–          En donde se presentarán pasado mañana, los últimos cristianos. ¡Hasta entonces!

Los dos distinguidos visitantes se fueron muy apresurados.

petronio1

Cuando Petronio se quedó solo…

Se repitió en voz alta:

–           ¡Pasado mañana!… ¡No hay tiempo que perder!

Y decidió intentar el último recurso…

En el Banquete, el César habló con Petronio de Acaya y de las ciudades que visitarán en su gira artística.

Los que le preocupan más son los atenienses…

Y Petronio se dio cuenta de que les teme.

Nerón tiene un verdadero pánico escénico y dijo:

–           Creo que no he vivido hasta ahora y me imagino que voy a nacer solamente en Grecia.

Petronio le contestó:

–           Allá vas a nacer a una nueva gloria y a la inmortalidad.

–           Confío en que esto sea cierto y que Apolo no se muestre envidioso. Si de allí regreso triunfante, le he de ofrecer una hecatombe, como antes no la haya tenido ningún otro Dios.

El barco ya está listo en Nápoles. Quisiera partir mañana mismo, si fuera posible.

barco del imperio romano

Al oír esto, Petronio se levantó. Y mirando fijamente a Nerón,

Dijo:

–           ¡Oh, divinidad! Permíteme celebrar entonces una fiesta nupcial, a la que te he de invitar a ti, antes que a todos los demás.

–           ¿Una fiesta nupcial? ¿Qué fiesta nupcial?

–           La de mi sobrino Marco Aurelio con aquel rehén tuyo: la hija del rey Artabán. Ella está actualmente en una prisión pero por su calidad de rehén, no puede estar sujeta a encarcelamiento.

Además, tú mismo dispusiste que Marco Aurelio se uniese a ella en matrimonio y siendo tus sentencias inmutables como las de Zeus, tú has de ordenar que salga de la prisión y yo la entregaré a tu elegido.

neron

La sangre fría y la tranquila seguridad en sí mismo, con que Petronio habló, dejó perplejo a Nerón.

Y bajando los ojos dijo:

–           Ya sé. He pensado en ella y en aquel gigante que mató a Atlante.

Petronio contestó con firme tranquilidad:

–           En ese caso ambos están salvados.

Pero Tigelino intervino rápidamente en ayuda del César diciendo:

–           Ella está en prisión por voluntad del César. Y tú mismo has dicho ¡Oh, Petronio! Que sus sentencias son inmutables.

Todos los presentes conocen la historia de Marco Aurelio y de Alexandra. Y saben exactamente de qué se trata.

Así pues, se hizo un profundo silencio, esperando el resultado final de esta conversación.

Petronio replicó enfático:

–           Ella está en una prisión contra la voluntad del César y a causa de un error tuyo, nacido de tu ignorancia de la Ley de las Naciones.

Tú eres un necio, Tigelino. Pero aún así, no serás tan tonto como para afirmar que ella incendió a Roma. Esa acusación nadie te la aceptará.

neron

Pero Nerón ya se recuperó de la sorpresa.

Y entrecerrando sus ojos miopes con una cruel malicia, dijo:

–           Petronio tiene razón.

Tigelino lo miró sorprendido…

–           Petronio tiene razón. – repitió.

Y agregó sentenciando:

–          Mañana serán abiertas para esa joven, las puertas de la prisión.

Y en cuanto a la fiesta nupcial, hablaremos de ella al día siguiente de nuestra fiesta en el Anfiteatro.

Petronio suspiró…

Y pensó:

–           He perdido nuevamente.

Y al llegar a su casa se sintió tan deprimido y tan seguro de que ya llegó el fin para Alexandra…

Que mandó al Anfiteatro a uno de sus libertos, para negociar con el jefe del spolarium, la entrega del cadáver de la joven.

Para poder después entregárselo a Marco Aurelio…

neron-circo

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONÓCELA

75.- LA ÚLTIMA LLAMADA…


jardin neptune_fountain_schonbrunn-foto-simon-matzinger-1140x580

Prócoro vaga por los jardines sin saber qué hacer, ni a donde ir. Se siente impotente, débil, viejo y enfermo.

Tropieza con despojos humanos parcialmente quemados. Contra antorchas todavía encendidas, de las cuales brotan chispas.

Como animal acorralado mira hacia todos lados, con ojos extraviados.

Los jardines están casi totalmente en tinieblas.

Sólo la luna ilumina y vuelve más macabros los cadáveres carbonizados.

Finalmente regresa a la fuente, al lado donde estuviera el poste que fuera el patíbulo de Mauro.

Y allí se arrodilla llorando con profundo dolor.

Entonces siente que una mano le toca el hombro y al volverse ve a un desconocido,

sanpablo01

Al que le pregunta aterrorizado:

–           ¿Quién eres tú?

El bondadoso anciano le contesta:

–           Pablo de Tarso.

El griego sollozando dice:

–           ¡Oh! ¡Eres tú!… ¡Estoy condenado! ¿Qué deseas?

El apóstol le contesta con inmensa compasión:

–           Salvarte.

Prócoro se apoyó contra un árbol…

Y dijo completamente desconsolado:

–           Para mí ya no hay salvación.

–           ¿Acaso no has oído sobre el ladrón crucificado del que Jesús tuvo compasión?

Prócoro gritó llorando:

–           ¡Pero tú no sabes lo que yo hice!…

APOSTOLES-pablo2by2btimoteo

–           Fui testigo de tus sufrimientos. Y escuché la declaración de la verdad.

–           ¡Oh, Dios!…

–           Y si un siervo de Cristo, en la hora del martirio y de la muerte ha perdonado tus agravios,

¿Por qué no habrá de perdonarlos el Mismo Cristo?

Prócoro se tomó la cabeza con las manos, en un ademán desesperado…

Y exclamó:

–           ¡Oh! ¡Si Él quisiera perdonarme!

¡Perdón para mí!… ¡Perdón…! –y su llanto aumentó.

–           Nuestro Dios es un Dios de Amor y Misericordia. Su Infinita Bondad supera con su Gracia nuestros errores, cuando tenemos arrepentimiento.

Prócoro repitió asombrado y con inmenso dolor:

–           ¿Perdón para mí?

–           Apóyate en mí y acompáñame.

Pablo lo lleva consigo hasta una banca de mármol.

petronio

Y se sientan envueltos por el silencio de la noche y el rumor del agua de la fuente.

El Apóstol repite:

–           Nuestro Dios es un Dios de Misericordia.  Si te pusieras a la orilla del mar a echar guijarros, ¿Podrías llegar a colmar sus profundidades?

Pues en verdad te digo que la Misericordia de Dios es como el océano y en su Sangre Preciosísima se lavan nuestras culpas.

Los delitos y los pecados de los hombres, Él los hunde como guijarros en el Mar de su Misericordia. Cristo es nuestro Salvador.

Tú has sufrido y te arrepentiste al pie del patíbulo de Mauro.

Cristo ha sido testigo de tu abatimiento.

Y sin pensar en lo que te pudiera suceder, declaraste la verdad y Cristo no ha olvidado tus palabras.

Lo importante es el arrepentimiento. Cuando éste es verdadero, Dios perdona.

Yo soy el hombre que aborrecía a Jesús y persiguió a sus seguidores.

Yo también fui verdugo de los cristianos. A Jesús no le conocía y tampoco le amaba.

Yo no creía en Él, hasta el día que se me manifestó en el Camino de Damasco, cuando iba decidido a destruir a sus elegidos.

Desde ese bendito día, Él ha sido para mí la Misericordia. Ahora te está llamando a ti.

Sí le odiaste, cuando Él te amaba. Si le perseguiste en los que Él amaba.

Si le destruiste en sus confesores, Él te amaba y te sigue amando.

Más ahora, porque con tu arrepentimiento, Él quiere perdonarte y salvarte.

arrepentimiento encadenado-por-el-pecado

Un inmenso dolor laceró hasta lo más profundo del alma y el corazón de Prócoro y al mismo tiempo renació la esperanza.

¡ÉL PODÍA SER PERDONADO!

Él, que se siente culpable de la muerte de todos y cada uno de aquellos benditos mártires, que por una venganza estúpida, había crecido como una avalancha…

¡Destruyendo la vida de tantos millares de inocentes!

Y un sollozo que parece ahogarlo, agita el pecho de aquel infortunado ser humano…

Que fue el instrumento perfecto para detonar la venganza de Satanás: el Verdadero Verdugo y Destructor de la Iglesia.

Pero Pablo sí pudo llegar a aquella alma.

El arrepentimiento con sus lágrimas humildes, es el primer lavado de las almas.

Pablo vio el dolor lacerante de aquel miserable  y recordó su propia y dolorosísima experiencia…

conversion_pablo

Después de un largo momento, dijo:

–           Cristo me acercó a ti. Él me ha ordenado que agrupe a las almas en nombre del Amor y yo estoy siempre a su servicio.

Tú te consideras condenado, más yo te digo: cree en Él y te salvarás.

Tú piensas que él te odia por tu gran pecado y por todos los demás pecados que ahora te abruman, pero yo te repito que en Él no hay otra cosa,

Más que Amor para ti EL TE AMA TAL COMO ERES EN ESTE MOMENTO.

Antes de que yo le poseyera, en mí solo había maldad, la cual vivía en mi corazón y me impulsaba en mis obras.

Ahora Jesucristo es para mí, todo. Y sólo en Él, está el refugio y el consuelo.

Él solo ve tu pesar por el daño que has causado y tu aflicción inconsciente aunque tú no lo sepas, por el daño a tu propia alma.

Haz a un lado tus temores y levanta tu cara.

Si tú lo quieres, Jesucristo te perdona y te eleva hasta Sí. 

Prócoro se ha llenado de esperanza….

Y exclama:

–           ¡Sí! Si lo quiero. ¡Quiero su Perdón!…Quiero su perdón… –y llora como un niño.

Pablo lo toma de la mano y lo conduce hasta la fuente, cuyos plateados raudales brillan  con sus reflejos a la luz de la luna, que como una pequeña cuña, apenas ilumina aquel lugar.

Reina el silencio y los jardines están vacíos.

Prócoro se arrodilla sin dejar de llorar, junto al lugar donde estuvo el poste donde Mauro fue martirizado.

Mientras tanto Pablo ora en silencio, con sus manos levantadas hacia el cielo estrellado.

Y luego con el rostro radiante y como obedeciendo a una orden recibida, se dirige a la fuente.

000000sacramento-del-bautismo

Bendice el agua y con el hueco de sus manos, toma un poco y la derrama sobre el viejo que llora inconsolable.

Y dice con voz solemne:

–           ¡Prócoro, yo te bautizo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! Amén.

El griego levanta los brazos.

Continúa arrodillado y ora por largo rato, en silencio y con el rostro bañado por sus lágrimas…

Enseguida Pablo saca de entre sus ropas, una bolsa de precioso paño que contiene el Pan consagrado.

Y partiendo un pedazo ora, la da al griego…

Y pronuncia las palabras de la Comunión:

–          Este es el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, Dios que se hizo Hombre y murió para salvarte… Convirtiéndose en Alimento para sus confesores…

0000sacramento-de-la-comunion

Prócoro levanta su cara bañada en llanto…

Y recibiéndola en la boca contesta:

–          Bendito sea su Santo Nombre. Yo lo recibo… Amén

A continuación se postra con el rostro en tierra y ora en silencio.

Pasa el tiempo y se escucha el canto de los gallos.

Entonces Prócoro pregunta con voz trémula:

–           ¿Qué debo hacer antes de morir?

Pablo le contesta contundente:

–           Ten Fe y atestigua la Verdad.

El griego le toma la mano al apóstol y se la besa.

Luego se levanta y los dos salen juntos. En el camino se separan y se van por diferentes rumbos.

Cuando Prócoro llega a su casa, antes de entrar, los pretorianos lo arrestan y lo llevan al palacio de Tiberio.

tigelino5

El César se retiró a descansar, pero Tigelino lo está esperando…

Y al verlo sentenció:

–           Has cometido un crimen de lesa majestad. De esta traición, no podrás escapar al castigo.

Pero si declaras mañana en el Anfiteatro, que estabas borracho y trastornado.

Y que los autores de la conflagración fueron los cristianos…

Tu castigo se limitará a los azotes y al destierro. –concluye Tigelino con aire engañoso.

Prócoro contestó con serenidad:

–           No puedo hacer eso.

Tigelino se acercó a él con paso lento y su voz es contenida,

Y aterradora:

–           ¿Cómo? ¡Maldito perro griego!

¿Dices que no puedes hacerlo? ¡Entonces no estabas borracho!… Y parece que no comprendes el castigo que te espera. ¡Mira!

Y señala en el extremo del atrium a cuatro fornidos esclavos que junto con los verdugos, lo esperan con los instrumentos del tormento en las manos.

Pero Prócoro contesta:

–           ¡No puedo!

La Ira se apodera de Tigelino, pero se contiene.

Y dice con una amenaza mortal:

–           Te llevaré a los calabozos de Calígula.

¿Recuerdas los tormentos de los primeros cristianos? Yo personalmente vigilaré tu tortura…

El viejo palidece, pero contesta con firmeza:

–           Yo también soy cristiano y Jesús es Mi Señor y Mi Dios. 

SE NEGÓ A RENEGAR DE CRISTO Y SUFRIÓ CON VALENTÍA Y HONOR SU MARTIRIO

EN IRAK, SE NEGÓ A RENEGAR DE CRISTO Y SUFRIÓ CON VALENTÍA Y HONOR SU MARTIRIO

Tigelino lo mira con asombro y exclama:

–           ¡Perro nauseabundo! ¡Te has vuelto loco de verdad!

Y  totalmente furioso, le toma de la barba con una mano y le amenaza:

–           ¡Te retractarás! ¡Te juro por Júpiter, que te retractarás! – y le arrojó al piso.

Prócoro contestó desde el piso:

–           ¡No puedo!

Totalmente lívido, temblando de rabia…

SIGLO XXI

SIGLO XXI

Tigelino ordenó a sus esbirros:

–           ¡Llevadle al tormento!

Ante esta sentencia, los tracios se apoderan del viejo y le arrastran hasta los sótanos del Palacio….

Después de haberlo atormentado,

Tigelino vuelve a preguntarle:

–           ¿Te retractarás?

Prócoro insistió:

–           ¡No puedo!

martirio isis

Tigelino ordena suspender el tormento.

Impotente, se pasea de un lado a otro de la estancia, con el rostro descompuesto por la Ira.

Y luego, con el semblante iluminado por una nueva idea y una diabólica sonrisa, ordenó:

–          ¡Arrancadle la lengua!

Y el tormento continuó…

Al principio, Haloto anunció que el César no asistiría.

Pero luego, Nerón cambia de opinión ante los persuasivos argumentos del favorito.

Tigelino le manifestó:

–           Divinidad, después de lo ocurrido en los jardines, es más imperioso tu deber de presentarte ante el pueblo.

Te aseguro que esta vez, el esclavo crucificado no te insultará.

neron16

Entonces se promueve otro banquete en los jardines imperiales.

Al día siguiente está atestada la casa de Tiberio.

Los augustanos, senadores y los de la Orden Ecuestre, asisten todos. No solo por el espectáculo ofrecido, sino porque están deseosos de mostrar su adhesión al César.

Porque el protagonista es Prócoro, de quién está hablando Roma entera…

Y se rumora que después de la espectacular acusación del griego, se había apoderado de Nerón tal frenesí, que no había dormido…

Y que es atormentado por visiones pavorosas y por eso ha anunciado su viaje a Acaya.

Pero otros afirman lo contrario y que ahora está decidido a desplegar mayor crueldad contra los cristianos.

Otros auguran que la acusación lanzada por Prócoro a la cara del César, podrá tener las más desastrosas consecuencias.

Y hay quienes también por humanidad, ruegan a Tigelino, que ponga fin a las persecuciones.

petronio-2

Cornelio Flavio le dice:

–           Ved las repercusiones. Habéis querido desviar la cólera del pueblo y convencerle de que estabais castigando a los culpables. Y el resultado ha sido contraproducente.

Valerio Mesala confirmó:

–           ¡Cierto! Todos dicen ahora que los cristianos son inocentes.

Nerva agregó:

–           Y si a eso llamáis habilidad, Prócoro tuvo razón cuando afirmó que el cerebro de todos vosotros, cabía en la cáscara de una nuez.

Quinto Pomponio añadió:

–           Lo mejor es terminar con todo esto.

Si dejáis en paz a los cristianos. Todo esto terminará por olvidarse.

Tigelino se volvió hacia ellos y dijo:

–           Cornelio Flavio, entre el pueblo se rumora también, que tu hija Priscilla ha sustraído a sus esclavos cristianos, a la justicia del César. Y lo mismo cuentan de tu esposa, Mesala.

Flavio replicó lleno de alarma:

–           ¡Eso no es cierto!

Valerio exclamó, no menos sobresaltado:

–           Vuestras mujeres divorciadas quieren perder a mi esposa.

Pero otros hablan de Prócoro Quironio.

Marcial preguntó:

–           ¿Qué le sucedió?  Él fue quien entregó a los cristianos en poder de Tigelino.

augustanos

Lucano agregó:

–           De mendigo pasó a ser un hombre opulento.

Hubiera podido terminar sus días en la mayor tranquilidad.

Trhaseas exclamó:

–        ¡Es un hombre desconcertante!

Vitelio dijo:

–           También pudo contar con unos espléndidos funerales. ¡Pero no!

Plinio movió la cabeza y dijo:

–        ¡De repente abandona todo y decide perderse!

Haloto declaró:

–       ¡Definitivamente se ha vuelto loco!…

tigelino2

Tigelino respondió:

–           No está loco. Se convirtió en cristiano.

Plinio exclamó:

–           ¡Imposible!

Séneca sentenció:

–           ¡Os lo he dicho ya! Exterminad a los cristianos si queréis.

Pero creedme: No podréis vencer a su Dios.

Trhaseas se impacientó:

–           ¡Después de lo que hemos visto!… ¡Por Cástor!

¿Acaso no comprendéis? Mirad lo que está sucediendo…

Marcial aconsejó:

–           Yo no he incendiado a Roma. Pero si el César lo permitiese ofrecería inmediatamente una hecatombe a esa Divinidad, para desagraviarlo.

Séneca añadió:

–           ¡Y todos deberíais hacer lo mismo! ¡Hemos visto su Poder! ¡Con ese Dios, no se juega!

Y Petronio concluyó:

–           Tigelino rió el otro día, cuando aseguré que estaban armándose.

Y ahora os afirmo: ¡Están triunfando!

angel de la victoria

Varias voces preguntaron al mismo tiempo:

–           ¡Qué!

–           ¿Cómo es eso?

–           ¿Por qué dices eso?

Petronio confirmó:

–           ¡Por Zeus! ¡Así es!

Porque si un hombre como Prócoro no ha sido capaz de resistirles… ¿Quién lo hará?

Si pensáis que después de cada uno de estos espectáculos, no aumentará el número de cristianos, mejor buscad otro oficio.

Acaso entonces logréis informaros mejor de lo que piensa el pueblo y de lo que está pasando en la ciudad…

augustanos-karl_theodor_von_piloty_murder_of_caesar_1865

Varios exclaman al mismo tiempo:

–           ¡Por Pólux!

–           ¡Este Dios es Increíble!

–           ¡Muy poderoso entre los cristianos!

–           ¡Y también nos lo ha demostrado a nosotros!

–           ¡Están triunfando!

–          ¡Petronio dice la verdad!

Y preguntan:

–           ¿Y qué opinas tú en conclusión?

Entonces Valerio Mesala se acercó a Petronio,

Y le preguntó:

–           Sí. Dinos lo que piensas.

0petronio

Petronio respondió:

–           Concluyo por donde habéis empezado vosotros. Creo que ya se ha derramado demasiada sangre.

Tigelino lo miró burlón y con una ironía cruel, le dijo:

–           ¡Eh!… ¡Todavía falta otra poca!…

Petronio le contestó con desdén:

–           Si tu cabeza no basta. Veo que en tu bastón hay más.

El Prefecto de los pretorianos miró con asombro su bastón de marfil y efectivamente, está manchado con la sangre del griego.

Pero la llegada del César interrumpió esta conversación.

Y encabezó la comitiva en compañía de Pitágoras.

Van hacia donde acondicionaron un escenario, para ver el espectáculo.

banquete

Inmediatamente después da principio la representación de un drama al cual casi nadie presta atención porque el ánimo de los concurrentes, está expectante con Prócoro.

El público, familiarizado ya con la sangre y la tortura, se muestra fastidiado.

Y empieza a silbar y a gritar frases poco halagadoras para la corte.

La obra se acelera y al fin llega el momento culminante:

Los esclavos llevan una cruz de madera tan baja, que un oso parado sobre sus patas traseras puede alcanzar fácilmente el pecho y la cabeza del ajusticiado.

Enseguida dos hombres arrastran a Prócoro, ya que no puede caminar, pues en la tortura le quebraron las piernas…

Y lo enclavaron en la Cruz con rapidez.

Y solo hasta que la cruz quedó colocada en su sitio, fue que todos pudieron ver al augustano caído en desgracia…

Pero muy poco queda reconocible en aquel hombre torturado, del antiguo Prócoro.

Su rostro está más blanco que la cera y su barba cana se ve ensangrentada, después que le arrancaran la lengua.

Aquel cuerpo delgado es un amasijo tumefacto, que por entre los desgarros de las costillas, muestra como respiran sus pulmones.

Lo que está a la vista de todos, es el cuerpo desnudo de un anciano decrépito y agonizante.

La mirada del griego había sido muy desconfiada.

En su rostro vigilante y receloso se veían siempre reflejadas, la incertidumbre y la alarma.

Y ahora…

TRANSFIGURACION

TRANSFIGURACION DE LOS CONFESORES 

Es un rostro luminoso como el de otros cristianos, que fueron sacrificados en el Circo…

Se han acondicionado dos vallados alrededor del escenario, que desde distintas direcciones confluyen al sitio en donde está el patíbulo del augustano en desgracia.

A través de ellos, primero sueltan un león y un minuto después a un tigre.

tigre bengala

Son fieras que llevan varios días sin comer y las cuales husmean el aire por el olor de la sangre.

Pero de pronto y de manera inexplicable…

tigre

Los dos se dirigen hacia el ajusticiado y se echan a un lado de la cruz, como si fueran una inesperada guardia real.

Inmediatamente son soltados otro par de fieras.

Un león Blanco que después de una escena similar.

Levanta su impresionante cabeza y… ¡Bosteza!…

Luego se echa del otro lado de la cruz aumentando el inusitado cortejo.

Y con la impresionante pantera,

lo único que pasó fue que aumentó el número de fieras convertidas en mansos guardias.

0000pantera-negra
El público contempla  impactado la increíble escena.

Muchos miran con la boca abierta por el asombro más absoluto, sin poder comprender lo que está sucediendo.

Entre ellos el mismo emperador.

Por último sueltan un oso que llega hasta el patíbulo de Prócoro y mueve de un lado a otro la cabeza sin levantarla del suelo, como si buscara algo.

Y husmea el aire por el olor de la sangre…

Es evidente que está muy hambriento y cuando ve la cruz y la presa que le espera en ella, se aproxima.

Se alza sobre sus patas traseras…

Y de repente se echa a los pies de la cruz, como un perro a los pies de su amo.

Séneca exclamó:

–           ¡Si después de esto, NO admitís que este Dios NO PUEDE SER VENCIDO! 

Nada os convencerá…

Cornelio Flavio:

–           ¡Después de lo que hemos visto!…

Marcial:

–           ¡Por Cástor!

Babilo el astrólogo:

–       ¡Esto es imposible!

Jeronimo

SAN JERÓNIMO

Valerio Mesala:

–           ¿Acaso no comprendéis?

Petronio:

–           ¡Vaya que están triunfando!

Lucano:

–           Mirad lo que está sucediendo…

Pitágoras:

–           ¡Este Dios es…!

Plinio:

 –          ¡Indescriptible!

1950

Marco Aurelio está dichosísimo.

Pues todos estos acontecimientos, están renovando su esperanza

¡Jesús es el Dios de los Milagros!

Unos esclavos azuzaron al oso con sus gritos y una vara larga.

El animal se levantó enfurecido y se paró frente a ellos.

Abrió sus enormes fauces y lanzó un rugido aterrador. Por un momento pareció que se arrojaría sobre ellos…

Parado sobre sus patas traseras, miró desafiante a todos…

Lanzó otro rugido impresionante y volviéndose a poner en cuatro patas…

Regresó lentamente hacia la cruz, donde volvió a acomodarse como si la custodiara.

Tigelino se muerde los labios, furioso.

En Haloto puede más su crueldad que su asombro…

Y piensa desesperado en el imprevisible desarrollo de una representación que NO estaba planeada para esto…

El ánimo de los presentes se divide, aunque todos están pasmados por igual…

Ver a las impresionantes fieras, comportarse como si fueran animales amaestrados es algo difícil de asimilar…

Nerón está paralizado por el asombro, pero NO está dispuesto a doblegarse…

neron3

Y todavía falta el desenlace de este drama tan singular…

En el semblante de Prócoro hay una expresión llena de paz y alegría.

Sus ojos miran hacia el cielo y su cara está luminosa y radiante, porque sus ojos están mirando a un heraldo celestial…

Que desciende y…

La multitud asombrada guarda silencio y una sonrisa se dibuja en el rostro del mártir.

Luego abre su boca ensangrentada…

 Y todos pueden ver una oquedad sanguinolenta y sin lengua…

Y una Voz retumbante y poderosa, que nadie reconoció como la suya…

Declaró:

–        El Señor Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, Resucitó.

                         Y Él vendrá con toda su Majestad como Rey Vencedor

Y como Sol de Justicia para TODAS las Naciones de la Tierra.       

Y Juzgará a los vivos y a los muertos.

segunda-venida-de-cristo

Esperadle…
¡Bienaventurados los que estén PREPARADOS..!

 ÉSTA ES:

LA ÚLTIMA LLAMADA…

De los ojos de Prócoro se deslizan lágrimas de felicidad y de agradecimiento.

Corren por sus pálidas mejillas y se mezclan con la sangre de su barba.

Luego su cuerpo se estremece visiblemente con un estertor final…

Y expiró.

Nerón se levanta colérico y se retira sin decir una sola palabra, acompañado de Pitágoras.

Todos los augustanos se quedan paralizados por unos momentos…

Y luego se apresuran a seguir a su emperador.

Tigelino ordena la distribución de premios entre los del pueblo.

Y finalmente los arqueros mataron a las fieras,

porque nadie se pudo acercar a retirar el cuerpo del griego, ya que los animales NO se movieron de allí…

heraldo_de_medianoche

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

74.- EL INCENDIARIO


romanos circo

Cuando regresó el buen tiempo, se anunció que los Juegos proseguirán.

El día del espectáculo, millares de espectadores llenaron el Circo desde muy temprano.

El César llegó pronto acompañado por sus cortesanos y las vestales.

Para el inicio fue anunciado un combate entre cristianos, a los cuales ataviaron como gladiadores y provistos de toda clase de armas que usan los verdaderos gladiadores, tanto para atacar como para defenderse.

Pero sucedió algo inesperado para los asistentes:

Los cristianos arrojaron al suelo de la arena, escudos, redes, tridentes y espadas. Se arrodillaron a orar y a cantar sus himnos.

Y los del público se indignaron.

Entonces el César ordenó que soltaran los perros molosios y éstos los destrozaron muy rápido.

Cuando los despojos que quedaron, fueron retirados de la arena y los animales saciados, también fueron sacados.

El espectáculo tomó una faceta diferente.

Fue una serie de cuadros mitológicos, idea del propio César.

Y así la concurrencia pudo ver a Hércules cumpliendo con los Doce Trabajos y ardiendo con la túnica de Neso.

Marco Aurelio se estremeció ante el pensamiento de que hubiesen dado el papel de Hércules a Bernabé.

Pero fue evidente que lo tienen reservado para algo más impactante y aún no ha llegado el turno al fiel servidor de Alexandra, porque el que arde en la pira es otro cristiano, desconocido para el joven tribuno.

A Prócoro, el César no le perdonó la asistencia y tuvo que ver a varios conocidos suyos en la siguiente representación.

El anciano que diera a Prócoro el significado del signo del pescado y que le puso sobre la pista de Alexandra, representó a Dédalo y su hijo desempeñó el papel de Ícaro.

Ambos fueron levantados por un ingenioso mecanismo y enseguida lanzados a la arena hasta una gran altura.

El joven cayó tan cerca del pódium del César, que la sangre salpicó no solo los adornos exteriores, sino también la púrpura que cubre el frontis del palco imperial.

Prócoro cerró los ojos y no vio la caída. Pero oyó el sordo golpe del cuerpo al rebotar en el suelo y cuando abrió los ojos, vio que la sangre le había salpicado sus finas vestiduras.

Y estuvo a punto de desmayarse otra vez.

Los cuadros cambian rápidamente: las sacerdotisas de Cibeles, Las Danaides, Dirce, Pasifae, etc.

Son jovencitas muy tiernas todavía y la gente aplaude al verlas partidas por la mitad, destrozadas y descuartizadas por las bestias desbocadas.

CIRCO

La plebe aplaude delirante las nuevas ideas de Nerón, quién se siente muy ufano y feliz, con las aclamaciones que recibe.

Y se recrea en su ingenio y su crueldad, disfrutando aquellas escenas sangrientas y las postreras convulsiones de sus víctimas.

Luego se suceden otros cuadros, tomados de la historia de la ciudad.

Después del martirio de las vírgenes, representaron el espectáculo de Muscio Escévola cuya mano atada a un trípode sobre una hoguera todos vieron achicharrarse…

Pero Sergio permaneció sin dar un solo gemido, con el rostro levantado al cielo y extasiado en la Oración… No se dio cuenta cuando lo degollaron.

Luego arrastraron su cadáver al Spolarium y se dio la señal para el intermedio.

Y empezó el banquete. Bebidas refrescantes, carnes, dulces, vino, queso, aceitunas, pan y fruta.

El pueblo devora y aclama la munificencia del César. Satisfecha el hambre y la sed, dio principio la distribución de billetes de lotería.

Y empezó una verdadera batalla campal.

Entre la plebe se amontonan, se dan golpes y pisotones. Saltan sobre las graderías, se lanzan objetos, hay gritos, maldiciones, insultos y blasfemias.

Lo cual se explica: porque el que resulte ser uno de los afortunados ganadores de un número privilegiado, pronto se convertirá en dueño de una casa con jardín, de un esclavo, de un espléndido y valioso traje, de una joya…

O de una fiera que se puede vender al Anfiteatro y se convierte así en un premio en efectivo.

A veces es tal el motín, que se hace necesaria la intervención de los pretorianos.

Y sucede que tienen que sacar a personas con las piernas o los brazos fracturados.

Y hasta hay quién ha llegado a morir, aplastado en medio de estos tumultos.

podium-2

Nerón se divierte mucho con estas trifulcas.

Cuando comenzó el intermedio, también él pasó a un salón, donde le esperaba un espléndido banquete y lo disfrutó acompañado de sus cortesanos favoritos.

Mientras tanto una multitud de esclavos, empezó a cavar hoyos en hileras a corta distancia unos de otros, en la mitad de la extensión de la arena.

Y los dispusieron de tal forma, que la última quedó a unos cuantos pasos del pódium imperial.

En la otra mitad de la arena se dispuso que unos grupos de cristianos, fueran arrojados a los leones.

Los preparativos al nuevo suplicio se hacen con gran celeridad.

Terminado el intermedio, se abrieron todas las puertas.

Y hacen entrar a empellones y golpes de flagelo, a otros grupos de cristianos desnudos llevando cruces.

Tanto éstas como las víctimas, están adornados con flores.

Los verdugos extienden a las víctimas y empiezan a clavar manos y pies.

Se oye el resonar de los martillos, que repercuten por todo el Anfiteatro.

Taladrando los maderos, los oídos y los corazones.

Como éste es un martirio lento, en el que la muerte puede durar días, Nerón decretó que les quebrasen las piernas.

Entre las víctimas se encuentra Lautaro.

Los leones no lo mataron la primera vez, así que éste es su segundo martirio: la Crucifixión.

Cuando supo el suplicio que los esperaba, había dicho a los cristianos:

–           ¡Demos gracias a nuestro Redentor, que nos ha concedido el privilegio de compartir sus tormentos de una manera total!

¡Alabemos al Padre que con esto nos convierte en sus verdaderos hijos!…

Y mientras los verdugos continúan clavando a sus indefensas víctimas, nuevamente el canto brota de aquellas criaturas martirizadas.

Todos escuchan asombrados el himno que se levanta jubiloso:

¡Aleluya!

Aclamen al Señor, Tierra entera

Sirvan a Jesús con alegría

Lleguen a Él sus cantos de gozo.

Sepan que Jesús es Dios Todopoderoso

Él nos creó. A ÉL pertenecemos.

000pastor

Somos su pueblo y ovejas de su aprisco.

Entren por sus puertas dando gracias

Avancen por sus atrios entre himnos

Denle gracias y bendigan el Nombre de Jesús.

Porque el señor es Bondadoso

Su amor dura por siempre

Y su fidelidad por todas las generaciones.

Mi alma suspira y se consume

HeavenGateway

Por estar en los atrios del Señor

Mi corazón y mi carne lanzan gritos

Con anhelo de ver al Dios Viviente.

Felices los que habitan en tu casa

Y te alaban sin cesar

Dichosos los que en Ti encuentran sus fuerzas

Y les gusta subir hasta tu Templo.

Dios es nuestra defensa y fortaleza

Él da Perdón y Gloria

¡Jesús, oh, Dios de los Cielos

Feliz el que en Ti pone su confianza!

-musical-notes-

Las risas y los gritos de la multitud se fueron callando al escuchar aquel coro insólito que los deja desconcertados y perplejos.

Ellos han venido para contemplar las agonías de una muerte en medio de un suplicio atroz.

Y lo único que se oye además de los martillazos, es aquel himno glorioso…

Cuando todas las cruces han sido levantadas, el canto termina y solo queda un gran silencio.

La gente no sabe cómo reaccionar ante lo que está presenciando.

Hasta el mismo César está un poco descontrolado y juguetea nervioso con su collar de rubíes, mientras su semblante no logra ocultar un aire de inquietud…

El crucificado que está frente a él, es Lautaro, que lo mira fija y severamente…

Mientras dice con voz fuerte y sonora:

–           Yo veo los Cielos abiertos, pero también está abierto el profundo Abismo Infernal…

Al que serás arrojado por tu maldad. ¡Oh, Perverso! ¡Ay de ti!…

¡Arrepiéntete de tus crímenes! ¡Matricida! ¡Ay de ti!…

El César se estremeció.

Los augustanos, al escuchar esta injuria lanzada al rostro del ‘divino’ Amo del Mundo, en presencia de millares de espectadores, contuvieron el aliento…

Y el público se paralizó.

Para desgracia de Nerón, Lautaro NO había terminado…

Y su voz aumentó su potencia:

–          ¡Ay de ti! ¡Asesino de tu padre, de tu esposa, de tu hermano!

¡Ay de ti, Anticristo! ¡El Abismo y los Infiernos están ya abiertos bajo tus pies! ¡Arrepiéntete!…

Y enseguida pronuncia la tremenda profecía:

¡Ay de ti, porque morirás temblando de terror, por no poder escoger tu propia muerte.

Pues tu propio pueblo te sentenciará con el suplicio de los parricidas y serás condenado por toda la eternidad!…

alma-condenada

¡Ay de ti, genocida cruel! ¡Asesino perverso! ¡Has colmado la medida y también para ti ha llegado la hora de tu horrendo castigo!

¡Satanás te espera y pagarás tus crímenes y tu maldad contra los inocentes!

Ya está sobre tu cabeza la espada de la Justicia Divina…

¡Perderás tu imperio más pronto de lo que imaginas!…

Una flecha silva en el aire y se clava en el pecho de Lautaro.

martirio-de-san-sebastian

Uno de los arqueros del emperador obedeció la orden de Tigelino, para callar la voz del sacerdote cristiano.

Lautaro dice:

–          Señor Jesús… Recibe mi espíritu… te…

Su cabeza cae sobre su pecho y el mártir expira…

Nerón se ha puesto de pie, temblando de indignación.

Hace una señal a Tigelino…

circoLas fieras son soltadas y empieza una nueva carnicería.

Después de un largo silencio en el Pódium, que nadie se atreve a romper…

Prócoro dice al César:

–           Señor. El mar es hermoso y apacible. Vámonos a Acaya. Allí te aguarda la gloria de Apolo.

Las coronas y los triunfos te están esperando. El pueblo te adorará y los dioses te glorificarán como su igual…

Mientras que aquí, ¡Oh, señor!… –sus palabras se vuelven ininteligibles, porque un violento temblor lo invade y le impide continuar.

El emperador contestó:

–           Partiremos cuando hayan terminado los Juegos.

Sé que aún hay muchos que piensan que los cristianos son víctimas inocentes y lo dicen.

No puedo alejarme porque después todo mundo repetirá eso. ¿Qué es lo que temes?

Nerón dijo estas palabras frunciendo el ceño y mirando fijamente al griego.

Pero su sangre fría es solo aparente. También a él le infundieron pavor las palabras de Lautaro.

Y al regresar al Palatino, las recordará con vergüenza, con rabia y con miedo.

Babilo que es muy supersticioso y que ha escuchado este diálogo, miró a su alrededor…

Y dijo con voz misteriosa:

–           Divinidad, escucha las palabras de este viejo. Hay algo peligroso en esos cristianos.

Sus sacerdotes también son augures y ….

MARTIRIO Burning_of_Christians_in_Intaly

La Deidad que adoran les da una muerte extraordinaria, pero puede ser también una deidad vengativa y…

Nerón replicó al punto:

–           No he sido yo quién dispuso los Juegos, sino Tigelino.

Al escuchar la respuesta de Nerón,

Tigelino dijo desafiante:

–           ¡Ciertamente! Yo fui. Y también Haloto. Y me río de todos los dioses cristianos.

Babilo es una vejiga llena de supersticiones y este valiente griego, es capaz de morirse de miedo ante una gallina que erice las plumas en defensa de sus polluelos.

Nerón replicó con sequedad:

–           Así es en efecto. Pero de ahora en adelante, ordena que les corten la lengua a esos cristianos.

haloto

Haloto confirmó:

–           El fuego les pondrá restricción, ¡Oh, divinidad!

Prócoro gimió:

–           ¡Ay de mí!

Pero el César, a quien la insolente confianza de Tigelino le ha dado nuevos bríos, empezó a reír…

Y dijo señalando al viejo griego:

–           ¡Mirad a este descendiente de Aquiles!

Y verdaderamente el aspecto de Prócoro es lamentable.

Sus escasos cabellos se han vuelto completamente blancos. La expresión de su cara es de terror.

Ha perdido el control y está como aturdido y fuera de sí.

procoro5

Se queda sin contestar a las preguntas que le hacen.

Luego se encoleriza y se vuelve tan insolente, que los augustanos dejan de lanzarle puyas.

Finalmente grita desesperado:

–           ¡Haced de mí lo que queráis, pero yo no iré más a los Juegos!

Nerón lo miró un instante…

Y volviéndose hacia Tigelino, le ordenó:

–           Cuida de que este estoico, se halle cerca de mí en los jardines. Deseo ver qué impresión causan nuestras antorchas, en su ánimo.

Prócoro se llenó de terror ante la amenaza que palpita en la voz del emperador.

Y dijo con un hilo de voz:

–           ¡Oh, señor! No podré observar nada, porque de noche no veo.

Nerón replicó con una sonrisa mordaz:

–           No te preocupes. Estará la noche tan clara, como el día.

CUADRIGA

Y volviéndose hacia los augustanos empezó a hablar de las carreras que piensa organizar cuando terminen los Juegos.

Petronio se acercó a Prócoro y dándole un golpecito en el hombro, con su bastoncito de marfil…

Le preguntó:

–           ¿Recuerdas que te dije que no resistirías?

En lugar de contestar, el griego miró al astrólogo…

Y alargando su mano temblorosa hacia un vaso de vino,

Le dijo:

–           Quiero beber.

Pero no pudo llevarlo a los labios.

Entonces Babilo le tomó el vaso y mientras lo ayuda a que pueda beber…

Le pregunta al griego con curiosidad y temor:

–           ¿Acaso te están persiguiendo las Furias?

erinias REMORDIMIENTOS

diosas de los remordimientos

Prócoro dijo temblando:

–           No. Pero tengo delante de mí a la Noche.

–           ¿Qué dices? ¿De qué noche estás hablando?

–           De unas Tinieblas impenetrables que me envuelven, me arrastran y me llenan de pavor.

–           No te entiendo.

–           Jamás pensé que serían castigados con tanta crueldad…

–           ¿Lo sientes por ellos?

–           ¿Por qué derramar tanta sangre? ¿Acaso no oíste lo que dijo ése desde la Cruz? ¡Ay de nosotros!…

Babilo contestó en voz baja.

–           Sí, lo oí. ¡Pero ellos son incendiarios!

–           ¡No es verdad!

–           Y enemigos de la raza humana.

–           ¡No es verdad!

–           Y envenenadores del agua.

–           ¡No es verdad!

–           Y asesinos de infantes.

–           ¡No es verdad!

CIRCO

Babilo lo miró con asombro y exclamó:

–           ¿Cómo? ¡Tú mismo lo dijiste delante de todos! Los acusaste y los entregaste en manos de Tigelino.

–           Por eso es que ahora la noche me rodea y la muerte viene hacia mí.

¡MENTÍ! Por momentos creo que en realidad ya he muerto… Y también vosotros moriréis.

–           ¡No! Son ellos los que están muriendo. Nosotros estamos vivos. Pero dime ¿Qué es lo que ven al morir?

–           Ven a Cristo y ven el Cielo donde Él Reina.

–           Su Dios. ¿Cómo es su Dios?

Prócoro, en vez de contestar…

Le pregunta a su vez:

–           ¿Oíste las palabras del César? ¿Qué clase de antorchas van a arder en los jardines?

–           Esas antorchas se preparan envolviendo a las víctimas en ‘túnicas dolorosas’ empapadas en pez y atándolas a los postes a los cuales les prenden fuego.

¡Son antorchas humanas! Quiera el Dios de los cristianos no mandar nuevas desventuras sobre la ciudad.

–           ¡Oh, no! Es una pena terrible.

–           Oye. ¿Pero en dónde estabas tú?… Hicieron eso el primer día de los Juegos.

–           Estuve enfermo. Prefiero presenciar ese castigo, pues en él parece que no hay tanta sangre.

Y Prócoro se estremece con violencia al recordar…

CIRCO tadema-caracalla_geta_det1

Mientras tanto, los demás augustanos también hablan de los cristianos…

Haloto dijo:

–           Son tantos, que bien podrían promover una guerra civil, si se llegaran a armar… Pero mueren como ovejas.

Tigelino replicó mordaz:

–           ¡Que intenten morir de otra manera!

Petronio replicó:

–           Os estáis engañando a vosotros mismos. Ellos están armados.

Haloto y Tigelino dijeron al mismo tiempo:

–           ¡Qué locura!

–           ¿De qué?

Petronio contestó:

–           De Paciencia.

Lucano preguntó:

–           ¿Es una nueva clase se arma?

66_c_rist_pers_circo

Petronio los miró a todos y sentenció:

–           Ciertamente. Más ¿Podéis decir vosotros, que los cristianos mueren como vulgares delincuentes?

¡NO! Mueren como si los criminales no fueran ellos, sino quienes los han condenado a muerte.

Es decir: nosotros y todo el pueblo romano.

Tigelino respondió con desprecio.

–           ¡Qué desvarío!

Petronio le replicó:

–           ¡Hic Abdera! (El más tonto de los tontos)

Pero muchos, sorprendidos ante la justicia de esta observación, se miraron unos a otros con asombro…

pan_y_circo_moonmagazine
Y repitieron:

–           ¡Es verdad! ¡Petronio lo ha precisado perfectamente!

Trhaseas dijo:

–           ¡Hay algo tan maravilloso en su muerte! Todo es tan original…

Babilo exclamó:

–           ¡Os digo que ven a su Divinidad!

Entonces algunos augustanos se volvieron hacia Prócoro…

Y le dijeron:

–           ¡Eh viejo, tú que los conoces bien!

–           Dinos ¿Qué es lo que ven?…

El griego derramó el vino en su túnica, pues el vaso se le soltó.

Y respondió azorado:

–           ¡La Resurrección!

resurrección de la carne

Y comenzó a temblar de tal manera, que todos los que le rodean, soltaron la carcajada…

No había oscurecido aun cuando la gente empezó a acudir a los jardines.

Después de que terminó el espectáculo del Circo, el César llegó hasta la Gran Fuente que está en la entrada de los jardines…

Bajó de su carro con Tigelino de un lado y Prócoro del otro.

Y haciendo una señal a toda su comitiva, se mezcló entre la multitud.

Fue acogido con aplausos y aclamaciones.

Los pretorianos lo rodearon inmediatamente, formando en torno a él un círculo que se llenó de animación, con sus cortesanos y con el pueblo.

El César decidió hacer su recorrido a pie y avanzó hacia donde ya habían empezado a arder, las antorchas humanas de ese día.

BRUTAL TORTURA ISLAMICA PARA OBLIGARLOS A APOSTATAR

BRUTAL TORTURA ISLAMICA PARA OBLIGARLOS A APOSTATAR

Deteniéndose delante de cada una de ellas, empezó a hacer algunas observaciones acerca de las víctimas.

Y a burlarse del griego en cuyo semblante se refleja una desesperación sin límites.

Por último se detuvo frente a un poste decorado con hiedras, mirtos, rosas rojas y blancas.

Las llamaradas envuelven a la víctima y ondean con el suave viento de la noche…

Luego, éste se hace más fuerte y deja al descubierto a un hombre de barba entrecana.

Al verlo, Prócoro lanza una exclamación de sorpresa…

Cae al suelo y se retuerce como una serpiente herida y luego se hace un ovillo.

Finalmente escapa de su boca un grito desgarrador, que está lleno de terror y angustia…

Las palabras brotan incontenibles:

–           ¡Mauro! ¡Mauro!…

El hombre parece como si despertase de un ensueño…

Es Mauro el médico.

Quién al oírle le mira con infinita compasión, desde lo alto del mástil flameante.

Frente a él está su verdugo: el hombre que le traicionó, le robó a su familia y le entregó en manos de sus asesinos.

Y al que después de haberle perdonado todo esto, también lo entregó en manos de sus perseguidores.

La víctima arde en aquel poste embetunado.

El culpable de todos sus agravios y su verdugo, está a sus pies, llamándolo…

antorcha-2

Prócoro volvió a gritar:

–           ¡Mauro! En el Nombre de Jesús, por favor te lo suplico: ¡Perdóname!

Se hizo el silencio alrededor.

Y un estremecimiento recorrió a todos los espectadores de esta dramática escena.

Y todos los ojos se clavan expectantes en el mártir.

Mauro movió su cabeza asintiendo…

Y dijo con voz resonante y fuerte:

–           Sí, Nicias. Yo te perdono… y te bendigo…

Y ruego a Dios que Él también te perdone… y te bendiga… Y te lleve a la Luz…

‘Pater Noster’…

pater-nosterMauro regresa a su éxtasis, mientras repite la Oración Sublime…

Y su rostro vuelto hacia el cielo se vuelve radiante, con una luz más luminosa que la del fuego que lo rodea…

Y las llamaradas lo envuelven nuevamente, escondiéndolo a las miradas fascinadas…

Prócoro cayó con el rostro en tierra y lloró con un llanto inconsolable.

Después de unos momentos se levantó y su semblante se ha transformado.

Alza su mano derecha y grita con una voz tan potente…

Que casi todos los reunidos en aquel parque lo escuchan:

–           ¡Pueblo Romano! ¡Os juro por mi muerte!…

¡Que están pereciendo aquí, víctimas inocentes!

¡AHÍ TENÉIS AL INCENDIARIO!

Y señaló a Nerón…    

Sobrevino un silencio sepulcral y los cortesanos quedaron paralizados.

Prócoro siguió parado, firme y acusador…

Todos los ojos se clavaron en el augustano erguido, con el brazo extendido y tembloroso.

Y el dedo señalando al César…

Inmediatamente se sucedió un tumulto.

El pueblo con el ímpetu de un huracán, se precipitó hacia el viejo queriéndolo tocar…

Y se oyeron distintos gritos simultáneos:

–           ¡Arréstenlo!

–           ¡Ay de nosotros!

–           ¡El Dios de los cristianos se vengará!

–           ¡Matricida!

–           ¡Asesino!

–           ¡Incendiario!

–           ¡Que los dioses te castiguen!

Todo esto entre una tempestad de silbidos, gritos y maldiciones.

Y airadas injurias repetidas y dirigidas al César.

pretorianos-circo-3

Inmediatamente los pretorianos se apretuaron, formando una valla protectora alrededor de Nerón.

Mientras la multitud se precipitó sobre los demás integrantes del séquito imperial…

El desorden creció y todos corrieron hacia diferentes lados.

Algunos de los postes que ya se habían quemado por completo, empezaron a caer esparciendo chispas alrededor.

Y aumentando más la confusión…

Un turbión del pueblo arrastró a Prócoro hasta el fondo del jardín.

Los postes consumidos siguieron cayendo en medio de humo, chispas y olor a madera y a carne quemados.

Hasta que todo quedó sumido en la oscuridad.

La multitud alarmada, intranquila y sombría, empezó a retirarse.

Y la noticia corrió como reguero de pólvora, retorcida y exagerada…

Decían algunos que el César se había desmayado.

Otros, que había confirmado la acusación del griego, cayendo en contradicciones y confesando todo.

Otros más, que cayó gravemente enfermo.

Y otros, que lo habían sacado custodiado de los jardines, en carro y que estaba como muerto.

barrio-romanos

Y aquí y allá, empezó a haber voces de simpatía a favor de los cristianos:

–           Si no fueron ellos los incendiarios de Roma,

–          ¿Por qué desplegaron en su contra, tanta injusticia y tanta crueldad?

–           ¿Por qué hacerlos víctimas de tan horrendas torturas y derramar tanta sangre?

–           ¿No se encargarán los dioses de vengar a los inocentes?

–           ¡Y cómo apaciguar la justa cólera del Dios de los cristianos!…

La compasión se desbordó hacia los niños que todos vieron morir con tan bárbara ferocidad.

Y esta compasión se transformó en ultrajes al César, a Haloto y a Tigelino….

Los más crueles agentes de Nerón.

Y también se desató otra ola de interrogantes:

–          ¿Quién es esa Divinidad que les da esa fortaleza tan increíble?

–          ¿Cómo es ese Dios, que los hace enfrentar los tormentos de la forma que lo hacen?

–          Y ¿Cómo le hacen para morir así?

–          ¿De dónde sacan esa serenidad y esa alegría?

Y volvieron a sus casas sumergidos en una profunda reflexión…

Sir%20Lawrence%20Alma-Tadema,OM_RA,RWS-896797

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONÓCELA