Archivos de etiquetas: Dios Creador

F83 EL CREDO 2


“CREO …, CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA…


1 Yahweh TsebaothYAHVE  (Yeové) significa: YO SOY.

En el verdadero contexto de la palabra hebrea, tiene un significado más amplio: el que ES, siendo; Crea, creando; Existe, existiendo. En una palabra que expresa movimiento continuo e infinito.

El ES el que está en el trono de su Reino Celestial, en donde los ángeles le sirven. Y vive rodeado de los justos que forman la Gran Familia de los Hijos de Dios. Él, es el Padre Celestial. El Altísimo Señor del Universo. El Santísimo Creador.

“En el principio creó Dios el cielo y la tierra… Y el Espíritu del Señor se movía sobre las aguas.”

Estas son las primeras palabras de la maravillosa Historia de la Creación.

Ya era Dios. Siempre Él Fue. Y por su SER podía crear de la nada, el todo; del desorden, el orden; de lo informe, lo completo; lo formado con leyes de sabiduría potentísima.

Del Caos, surge el Universo.

universe

De los vapores cargados de moléculas confusas; de la anarquía de los elementos creó el cielo y la tierra. Y poco a poco las sucesivas obras de la Creación, que fueron cada vez más portentosas. Del caos que se separa y ordena; partes sólidas con partes sólidas para formar el planeta Tierra.

Partes húmedas con partes húmedas para formar sucesivamente los mares, los lagos, los ríos y los arroyos a la luz. La primera de las cosas no solo ordenada con elementos ya existentes en el Caos; sino creada con poder propio, de la nada.

Y poco a poco, las sucesivas obras de la Creación se cumplieron. El Espíritu del Señor se movía sobre ellas con sus leyes y providencias.

Del Caos, Dios creó el Universo, ordenando las caóticas materias y los elementos, en aquella perfección de  mundos que han durado millones de siglos.

musica

Cuando se observa meditando, lo creado; se puede ver como la Creación es igual a una escala ascendente; en un canto que sube siempre más; de nota a nota, hasta tocar la nota perfecta y sublime.

Como es igual a un generarse de vidas cada vez más completas y perfectas, hasta alcanzar  la perfección total.

De las primeras moléculas sólidas, de los vapores y fuegos desordenados que eran la nebulosa primitiva, se formaron la tierra y las aguas. Cuando el Creador creó la tierra, la sacó de la Nada.

Reuniendo el gas del éter ya creado y revolviendo el firmamento, en una masa que rotando se solidificó como avalancha meteórica, que crecía siempre más; alrededor de un núcleo primitivo, con la fuerza centrípeta.

thEOKLRJOQ

La tierra formándose así; en su recorrido de proyectiles nebulares que se solidifican a través de los espacios, debía por fuerza arrebatar a esas emanaciones, los elementos provenientes de otras fuentes.

Los cuales quedaron encerrados en ella bajo la forma de fuegos volcánicos, azufres, aguas minerales diversas, las cuales afloran a la superficie testimoniando su existencia y misterios

¡Cuántas fuerzas buenas ignora todavía el hombre y que conocería si tuviera la humildad necesaria para reconocer al Creador Eterno!

Tres Días para preparar la tierra para ser habitada. Y en el tercer Día, la vistió de hierba y plantas, para que pudiera recibir semillas y hacerlas vegetales útiles.

Entonces sobre la tierra, en la cual ya había luz, agua, aire; encendió la fuente de calor y con el sol perfeccionó la luz. Con las estrellas y la luna que regula las mareas y las ondas de los vientos y las aguas celestes; la tierra está lista para recibir a los animales.

eden

Dios Creador es ilimitado en su poder. Dios Creador, es Perfecto en su crear. Dios Creador es Previdente en su crear.  Hizo diversidad en las especies vegetales, no solamente de las que tienen frutos.

Y ha unido las plantas de deleite, las flores, las plantas medicinales y con diferentes utilidades para el ser humano.

Hizo las diferentes especies de animales, no solo las que son fáciles de domesticar. Sino también las que en su vida salvaje son útiles a la limpieza del campo. Inclusive la maldita serpiente cargada de veneno y de gran utilidad, porque este veneno cura algunas de las más penosas enfermedades.

Y todas estas especies obedecen a la razón para la que fueron creadas, al orden que les fue dado. Desde el sol hasta el mosquito, no hay ninguno que diga: “yo quiero hacer lo que me parezca”.

Y con su vida ordenada el fin para el que fueron creados, cantan loas y reflejan la gloria de su Creador. Por lo tanto en los animales está ya representado y perfeccionado, lo que se encuentra en los reinos inferiores: los minerales y los vegetales.

paraiso2

“Y vio Dios que lo hecho estaba bueno.”

Dios creó el Universo para el deleite del hombre y lo llama a través de la grandeza que reflejan las obras de Dios.

Por último en la tierra, completada de todos los bienes, creó al hombre y lo colocó como rey de cuanto había hecho.

“Y vio Dios que lo que había hecho, era muy bueno

Un artista no se siente complacido hasta que contempla su obra maestra.

En la escala ascendente, la nota se hace más alta y pura. Más completa, más magníficamente divina. HE AQUÍ AL HOMBRE.

creacion_01

El hombre en el cual están los tres reinos precedentes.-privado de linfa el primero; de movimiento, el segundo; de razón, el tercero. Y adjunto el cuarto reino: aquel de la criatura razonable; dotado de palabra, de inteligencia y de razón.

Razón que regula los instintos. Inteligencia que abre los pensamientos a comprensiones y visiones que son infinitamente superiores a aquellas que se dan a los animales: capacidad de pensar en un bien material.

Palabra que lo hace capaz de expresar sus necesidades y sus afectos; entendiendo a aquellos de sus iguales. Y sobre todo, de alabar a Dios su Creador y orar. O de evangelizar al que lo ignora.

En el hombre están el reino mineral, el vegetal, el animal, el humano y perfección de perfecciones: el espiritual.

He aquí la escala que del desorden del Caos, sube al orden sobrenatural, pasando por el natural.

He aquí a la criatura en la cual están reunidos y en síntesis, todos los elementos y caracteres de las otras creaciones; reunidas y perfeccionadas.

A la criatura hecha de fango. O sea, con el polvo en el cual están desmenuzadas las sales minerales en el elemento agua. Dotado de calor (elemento fuego) y de respiración (elemento aire) De vista natural e intelectual (elemento luz) De sangre, humores, glándulas y órganos reproductores (linfa) de instintos, pensamientos, movimientos, libertad, voluntad,

Dios infunde su “soplo o espíritu de vida.”

Adam in the Garden of Eden Genesis 2:7-8

Cuando Dios creó al primer hombre, infundió en él más que la vida de la materia hasta entonces inanimada, también la vida del espíritu.

De otra manera no habría podido decir que lo había hecho a imagen y semejanza suya. El hombre fue creado a imagen y semejanza perfecta. Y une en sí y en perfecta armonía: cuerpo, alma y espíritu.

Lo creó inmortal para que viviera una sola vez.

El orden en la vida humana es éste: que un cuerpo se una a un espíritu para volver al hombre en similitud con Dios; el cual no es carne, sino Espíritu. No animal, sino sobrenatural.

Cada hombre y cada obra tienen su sello diferente: Dios jamás se repite. Cada hombre es único.

Por eso los ángeles tienen diferentes habilidades y competencias: unos son custodios, otros heraldos y otros, serafines adorantes. Cada uno tiene su función.

23angel de luz

El Creador proveyendo el resguardo de la Humanidad; su mente santísima la diversificó por el bien de la tierra y según las necesidades, dotó a cada hombre de las habilidades necesarias según las circunstancias.

Y le dio el ingenio para que creara a su vez. Por eso es la diferencia de caracteres y de temperamentos.

Para el Creador, su Obra Maestra fue el hombre. Y su mayor satisfacción, el fin para el que lo creó.

Cuando la mente divina concibió la idea de crear al hombre, su amor pensó en la criatura humana como un dios, hijo de Dios.

Y el Padre en verdad puso el sello de su Paternidad en su hijo: en el espíritu. La capacidad de conocer y amar a Dios tanto en esta como en la otra vida.

Así pues creo al hombre compuesto de dos sustancias: una material llamada cuerpo, creada inicialmente en el lodo y procreada subsiguientemente con la carne y la sangre del hombre.

La otra inmaterial: compuesta por el alma y el espíritu.

0012

Sin el alma el hombre sería una criatura animal guiada por los instintos y las facultades naturales.

Y sin el cuerpo el hombre sería una criatura espiritual, con dotes sobrenaturales de inteligencia, voluntad y gracia, igual que los ángeles.

Dios a esta Obra Maestra representada por el hombre, en el cual se encuentran unidas las dos criaturas: la animal y la espiritual, formando una sola unidad.

Le dio su imagen y semejanza en sus pensamientos, en sus afectos, en sus actos, en sus impulsos, en sus deseos y sentimientos.

El Sexto Día fue creado el Hombre. Verdadero anillo de conjunción entre la Tierra y el Cielo. Verdadero punto de unión entre el mundo espiritual y el material.

El ser en el cual la materia es tabernáculo del espíritu.

El ser en el cual el espíritu anima la materia, no solo por la vida limitada y mortal; sino por la vida inmortal después de la resurrección final. El hombre, la criatura en la cual habita el Espíritu Creador.

El hombre. La maravilla de la Potencia de Dios, al que infunde parte de Sí Mismo Infinito. El polvo elevado a  la potencia de Hombre y Mujer.

Y unidos a ellos la Gracia, que eleva la potencia del hombre-animal, a la potencia de la vida y condición de criatura sobrenatural deificándola, convirtiéndola en hijo de Dios por participación de naturaleza.

Haciéndolo capaz de entrar en relación directa con Él. Disponiéndolo a comprender al Incomprensible. Haciéndole posible y lícito amar a Aquel a quién sin su Divino Don, NO podría el hombre por su sola capacidad, ni siquiera desear amar.

creacion

El hombre, hecho triángulo que apoya la base (la materia) sobre la tierra de la que fue extraído y que tiende con sus facultades intelectuales, a ascender al conocimiento de Aquel al que se asemeja y toca con su vértice (el espíritu del Espíritu, la parte electa del alma) EL CIELO;

perdiéndose en la contemplación de Dios Caridad, accesible por la unión con Dios y lo deifica.

EL CUERPO.

El cuerpo humano es una obra maestra que compendia las artes y las ciencias. El Divino Escultor proyectó en él, una maravilla arquitectónica y un prodigio de ingeniería, que contiene el más portentoso laboratorio químico y el más asombroso y perfecto conjunto de armonía, belleza y funcionalidad.

Creado originalmente inmortal, fue destinado a ser un Templo Viviente para que Dios lo habitase. Lavado por el Bautismo convierte al hombre en Templo del Espíritu Santo.

La belleza es un atributo de Dios y fue uno de los dones que dio a los Progenitores. Los cuerpos humanos creados por Dios, eran perfectamente hermosos y reflejaban la perfección del que los había creado.

adan_eva_27

Dios es un Espíritu Purísimo. Y el hombre testimoniaba con la perfección de  un cuerpo armónico y bellísimo, vasos vivos para contener el Espíritu del cual provenían.

El cuerpo humano profanado y corrupto NO puede contener al Espíritu de Dios y es invadido por Satanás. Cuando Satanás toma posesión, inocula la corrupción en todas sus formas.

Y el hombre satanizado es un demonio con todos los desenfrenos de su amo. Un Satanás que va contra la Ley divina y humana. Que viola hasta las normas más elementales del vivir como hombres racionales.

El cuerpo es solamente la vestidura del alma y por el pecado ha quedado sujeto a la corrupción, a la muerte, a la enfermedad, al dolor.

TEMPLO DE JERUSALÉN

EL ALMA Y EL ESPIRITU.

“El Altísimo no habita en templos hechos por la mano del hombre.”

Estas palabras fueron dichas por el Templo de Salomón, la más suntuosa casa que el hombre haya elevado en honor de Dios.

Porque Dios Mismo al crear al hombre, se hizo con infinita potencia una morada digna de Sí, en el espíritu del hijo fiel; espíritu que es una partícula de Sí Mismo.

El espíritu del hombre vivo por la Gracia, convertido en Templo del Espíritu Santo, cierra el círculo del amor: Dios conteniéndose a Sí Mismo.

bautismo-de-jesc3bas

El alma es el cofre, el arca santa, el nutriente que contiene al espíritu que es la gema salida de la Mano de Dios, de los infinitos tesoros de su YO para ponerla dentro de la criatura; signo innegable del origen divino del hombre, que certifica su filiación con su Creador.

Como la sangre en las venas, está el espíritu en el interior del alma. Y así como la sangre da vida al cuerpo para vivir la jornada terrena; así el espíritu da la vida al alma, para vivir los días que no tienen fin.

El alma espiritual es la que diferencia al hombre de los animales. Y ésta viene de Dios y todas sus potencias tienden hacia Él. Dios es Luz y es el Padre de la Luz y de las luces. A la tierra, su primera criatura, concede y dona la luz.

Así como al hombre, perfección de la Creación y última de las Seis Obras de las seis jornadas divinas; después de las cuales Dios reposó, concede el atributo que lo hace a Él semejante: el espíritu inmortal.

 Libre, el hálito suyo divino, infuso en la materia para que sea animado por Dios y tenga derecho al Cielo y a la morada del Padre.

El cuerpo del hombre es animado por el soplo de Dios. Por esto en todo hombre y en cada hombre, se extiende y penetra el Espíritu de Dios con derecho de Rey y con su amor de Padre Creador.

Porque ¿En donde reposa Dios? En el espíritu de los justos. ¿Qué es el espíritu? Es la parte superior del alma humana.

¿Cuándo deja de ser trono de Dios? Cuando la concupiscencia la trastorna…

asmodeo2

¿Cómo estamos hechos?

LA PERFECCION DE ADAN

La perfección de la obra regia de Dios en Adán y en la cual Dios puso su inteligencia creadora, estaba en su espíritu. El semen de Adán si Adán hubiese sabido permanecer Rey cual Dios lo hizo, hubiera sido un semen de perpetua perfección.

El espíritu es el Tabernáculo de Dios. El hombre fue creado para ser un templo viviente para que Dios lo habitase. Para el espíritu no hay limitaciones, no hay obstáculos, no hay límites, no hay privaciones, no hay necesidades.

Él es poderoso, libre, instantáneo y como está formado de luz, cuando se une a la Luz, está pleno de Sabiduría Divina. (Esto explica porque a los incultos, Dios los convierte en doctos sin haber estudiado)

El altar del espíritu es el corazón. Y el sagrario es el punto en el cual  Dios puso en el hombre la necesidad de adoración. Y esta adoración se alimenta de amor y de necesidad de amar. Dios hizo este altar precioso y sagrado. Lo hizo para estar formado del amor y de la unión con Él. Y de la generosidad en el amor incorruptible a las acciones perjudiciales de los sentidos, de las tentaciones, de las insidias, de las tres carcomas del alma.

Porque el amor generoso y la unión con Él, hacen a las fibras del corazón incorruptible a las acciones disgregadoras que vienen del exterior.

Por eso el hombre ha hecho a este órgano, sede de los sentimientos y trono y asilo de las pasiones predominantes. Y éstas se custodian con cada latido del corazón.

Y en el fondo la gema que esplende, amigable y santa… O flameantemente engañosa y malvada: su tesoro es el sentimiento que la domina.

corazon

El altar original perfumaba con su amor la santidad de Dios y cantaba su armonía, amándolo y adorándolo sobre todas las cosas porque en todas las cosas estaba el sello innegable del Amor Divino, que las había hecho perfectas y maravillosas para el gozo de su criatura.

El amor es el término de la perfección humana: el Amor Total.

El amor es una fuerza absoluta y el alimento de la vida. El amor es el culto de adoración a Dios, porque el que crece en el amor, crece en perfección. El hombre está obligado a conocer a Dios por gratitud y por respeto a su propia inteligencia.

Y su propia naturaleza le exige la necesidad de amar, porque  aquel que ama es nacido de Dios y por la caridad es semejante a Dios. El Sexto Día fue creado el hombre siguiendo el fin para el que fue creado: amar y servir a su Señor durante la vida terrena, conocerlo en su Verdad y después gozar de Él para siempre en la Vida Eterna.

Fue creado el único hombre del cual debía venir toda la Humanidad y del cual fue tomada la mujer, compañera del hombre y para el hombre; con el cual poblará la tierra, reinando sobre todas las criaturas inferiores.

Fue creado el Único Hombre, aquel que como padre habría trasmitido a sus descendientes todo cuanto había recibido: vida, sentidos, aptitudes materiales; así como inmunidad a todo sufrimiento, razón, intelecto, ciencia, integridad, sabiduría, inmortalidad y el Don de dones: la Gracia.

desnudo-hombre

El hombre era un semidiós por la Gracia y por la Fe. Cuando el hombre se despertó de su primer sueño y encontró a su lado a la compañera, sintió que la felicidad que Dios le había dado era completa.

Era ya tan grande desde antes. Todo en Adán y en torno a Adán fue hecho para que él gozase de una felicidad completa, sana, santa y la delicia; o sea, el Edén no era solamente en torno, sino también adentro de Adán.

Lo circundaba un jardín pleno de bellezas vegetales, animales y minerales. Pero dentro de él, un jardín pleno de bellezas espirituales, florecía con virtudes de todo género, prontas a madurarse en frutos de santidad perfecta; perteneciente a la ciencia apropiada a su estado y que los hacía aptos para la vida sobrenatural, la Gracia.

Como criatura física, gozaba de esto que veía: la belleza de un mundo virgen, testimonio salido del querer de Dios. Gozaba de esto que podía: su señorío sobre las criaturas inferiores.

Todo había sido hecho por Dios para el servicio del Hombre: desde el sol hasta los insectos, para que todo le fuese una delicia.

1jeden

Como criatura sobrenatural gozaba, -un éxtasis radiante y suavísimo- de la compañía de la Esencia de Dios: el Amor. De los raptos de amor entre el Infinito que se donaba y la criatura que lo amaba adorándolo.

El Génesis encubre esta facultad y este comunicarse con Dios en la frase: “Habiendo oído la Voz de Dios que se paseaba en el fresco de la brisa de la tarde.”

Por cuanto el Padre había dado a sus hijos una ciencia proporcionada a su estado, aun así, Él Mismo los instruía. Porque Infinito es el Amor de Dios y después de haber dado, anhela nuevamente dar y tanto más da, en cuanto más la criatura desea serle hija.

Dios se da siempre a aquel que a Él se le da generosamente.

Cuando el hombre se despertó y vio a la mujer, su igual y su complemento; sintió que su felicidad de criatura era total, teniendo el todo humano en plenitud y el todo sobrehumano colmado por el amor dado al amor del hombre.

eva1

EL ALMA.

¿Cómo es? ¿Cuáles son sus atributos?

Los Progenitores, además de la Gracia Santificante y la Inocencia, tuvieron en su creación otros dones de su Creador.

La Inmortalidad: atributo divino.

La Inmunidad: de todo dolor y miseria.

La Integridad: la perfecta sujeción de los sentidos a la razón.

La Razón: Es más grande que el instinto.

razon_fe

La Ciencia: ilumina el saber y regula el amor, sujetándolo al orden hacia las criaturas y hacia Dios. Adán estaba formado de carne más que de espíritu. Pero no era carnal en cuanto a que sobre la materia, señoreaban el espíritu y la razón.

Y el espíritu inocente y pleno de Gracia, tenía semejanza admirable con su Creador y por lo tanto era inteligente y sabía comprender.

La Libertad: majestad dominante sobre el ‘yo’.

La inteligencia: perfecta e iluminada por la Caridad. Plena de sabiduría y de ciencia divina. Dios dio al hombre la inteligencia unida a la libertad de pensamiento.

¿Qué es el pensamiento? Es al alma de la palabra. La facultad de comprender y conocer expresando las ideas y comunicarlas a los demás, es una cualidad humana.

Los pensamientos brotan en la profundidad de la mente y esto es lo que distingue al hombre de los brutos, en los cuales los movimientos mentales se limitan a los más rudimentarios para vivir.

El hombre piensa  y del pensamiento nacen obras de arte, de genio, de belleza. El hombre piensa  y en este su pensar tiene un íntimo amigo que le sirve de compañía en su soledad.

El pensamiento del hombre viaja, espiritual como es, por todo el Universo. Se sumerge en los recuerdos y emerge en la previsión de los tiempos futuros.

mente

Estudia, contempla y medita, las admirables obras de Dios en la Creación. Reflexiona los misterios de los hombres. Cada hombre es un misterio encerrado en su vestidura mortal. Luminoso u oscuro según sea su ánimo, santo o satánico.

Misterio solo conocido por Dios para el que no hay nada oculto. Y de la contemplación de las cosas y de los hombres, sube a la contemplación de Dios. Como el águila que cada vez más alto asciende hacia el sol, así el pensamiento humano puede elevarse y sumergirse en la luminosidad de Dios, después de haber meditado en la capacidad humana.

En la Inmensidad divina después de haber reflexionado en la relatividad humana. En la eternidad divina, después de haber contemplado la efímera temporalidad humana. La Perfección, después de haber mirado sin soberbia que ciega, la imperfección humana.

La Mente: humana es perfecta e imperfectísima. Iluminada por Dios es perfecta. Sin Él cae en el error.

La Razón: debe estar motivada por la bondad. Solo así las acciones humanas obtienen frutos de santidad. Y la razón si es humilde cae de rodillas en obsequio del Dios Infinito e Incomprendible, que solo se vuelve accesible a través de la FE.

Solo la fe ilumina la ciencia y la ayuda a comprender. El conocimiento de la Esencia de Dios se encuentra en la sabiduría. Y la sabiduría se encuentra en el luminoso y ardiente centro que es la Caridad.

Porque fe es religión y la religión permite a la criatura inteligente pero limitada, comprender al Perfecto e Infinito.

memory1_1

La Memoria: el hombre fue creado para amar y adorar a Dios. Y sufre porque desea a Dios. Y este sufrimiento lo provoca el vacío interior que existe en el hombre que vive alejado de Él. Porque hay en el hombre un ansia de creer que es más grande que su necesidad de respirar.

Por eso tiene hambre de Dios y experimenta una necesidad instintiva de buscar la Verdad, que se convierte en un acicate doloroso, porque el hombre se engaña voluntariamente en su deseo, se crea ídolos para aliviar su necesidad espiritual y el alma recuerda a Dios con nostalgia por el momento en que fue creada.

Instante fugaz frente a Él, pero que produce un sello indeleble en lo más íntimo de su ser. Su recuerdo se vuelve borroso porque el cuerpo que habita y al que gobierna una mente pagana, llena de ídolos, vive una vida que la enferma y con su espíritu muerto, su sufrimiento aumenta. Porque ella sabe que su cuerpo es perecedero y está unido a algo que es inmortal.

El hombre se pierde en marasmos filosóficos y aún quién dice que no cree en nada, en alguna cosa cree. El que afirma “No creo en Dios” presupone otra fe. Tal vez en sí mismo o en su inteligencia soberbia. Es como el pensamiento “no quiero pensar”, por el hecho de expresarlo, está manifestando que está pensando.

La Voluntad: de los atributos del alma, si la voluntad no es usada con sagacidad para manejar la inteligencia, ésta se vuelve como las medicinas peligrosas: en lugar de sanar matan.

La voluntad es la soberana del alma. Dios la respeta y da las fuerzas necesarias para ‘una buena voluntad’ con las virtudes que la hacen inclinarse hacia Él. Pero “No querer ser esclavo del mal”, debe salir del hombre.

jesus-reprende-al-diablo

La Libertad de Arbitrio: el libre albedrío es el regalo más grande que Dios otorgó a la inteligencia humana. Dios ama a los hombres y les concede la libertad de arbitrio, para que por ella se perfeccionen en la virtud y se hagan más semejantes a Él.

Cuando el libre albedrío NO está sostenido por el amor, la voluntad se debilita, muere, poco a poco porque el libre albedrío se ha dejado seducir y se hace esclavo del mal.

Dios lo hizo libre y el hombre lo convierte en esclavo de las pasiones. El demonio, el mundo, la carne, en un libre albedrío desordenado, conducen al egoísmo desenfrenado que da la muerte al espíritu.

La inteligencia del egoísta queda obnubilada para Dios y sus verdades. La soberbia ensombrece con su humo al egoísta y le ofusca la Verdad. Comienza el proceso de los ‘¿Por qué?’ y de estos se pasa a la Duda.

A la separación no solo de Dios y la confianza en Él, sino también de su justicia, del temor de Dios y de su castigo.

incredulidad

Este es el motivo por el cual se explica, porqué tan fácilmente se peca.

La mala voluntad en el pecar, es lo único que Dios NO PERDONA.

Cuando el alma posee un libre albedrío que vive dentro del orden, en obediencia hacia Dios y siendo heroicamente fiel al Bien, el hombre se eleva y el alma se deifica al tomar la semejanza con Dios.

Cuando es el Mal el que lo embrutece; esta semejanza es casi borrada totalmente y la degradación espiritual es tal, que se hace semejante al Demonio.

Todo está en la voluntad con que se hace cada acción, ya sea virtuosa o pecaminosa. Porque es la voluntad la que da valor a nuestros actos. 

13 La voluntad

QUERER ARREPENTIRSE.   QUERER CONVERTIRSE.    QUERER OBEDECER.

QUERER VENCER.   QUERER PERDONAR.  QUERER AMAR.   QUERER SER FIEL.

QUERER TRIUNFAR SOBRE SÍ MISMOS Y SOBRE EL MAL.

QUERER SER HÉROES.

QUERER.    QUERER.   QUERER.

El que NO se quiere salvar teniendo los medios…

 ES PORQUE QUIERE CONDENARSE

20condenacion_eterna

Hasta el último momento, Dios respeta el libre albedrío y la voluntad, reina y soberana del alma. También la voluntad es el factor fundamental en la RECREACIÓN DEL ALMA.

Toda la Creación natural y sobrenatural, es obra del amor. Todas las providencias, las leyes físicas, morales, espirituales, son obras del Amor.

El Intelecto:

Es capaz de distinguir lo que está bien y lo que está mal. Y amaestra sobre el cómo y el porqué, se puede y se debe querer hacer el bien y no querer hacer el mal.

La Conciencia: su voz podría llamarse la Voz del Mismo Dios, hablando en el interior del hombre. Es otra ayuda no-solo en empujar la voluntad a acciones buenas y en detener la misma para acciones malvadas.

Sino en hacer que surja el arrepentimiento y empujar a la reparación de un mal cometido; para que el hombre vuelva a encontrarse en Gracia de Dios, cuando la ha perdido pecando.

LA Intuición: es una ayuda que Dios da a la inteligencia debilitada en la comprensión. La lucidez de la inteligencia ayuda poderosamente a recibir y comprender las enseñanzas que la Ciencia Eterna, en las lecciones que Dios quiere que sean guía y consuelo en la hora que vivimos;

para que el mundo no se embrutezca totalmente, pues las palabras de la justicia no son más que sonidos que repercuten en las orejas y a veces ni siquiera se perciben: no se hacen alimento de Vida.

intuicion

Dios crea las almas por amor. Y para que ellas puedan alcanzarle y poseerle, después de haberse esforzado en amarle y conocerle, las ha llenado de dones. El alma viene de Dios y todas sus potencias físicas, morales y espirituales tienden hacia Él.

El alma originalmente dada al hombre se  recrea y se supera en grados inimaginables, a través de  grandes sufrimientos y tribulaciones, haciéndola apta para reposar en Dios.

El espíritu vivo se funde en Dios y el alma se convierte en Templo Viviente del Espíritu Santo, porque Dios vive en ellas y las funde con Él.

Y es de suma importancia para el alma que quiere avanzar en la vía del Cielo, ser robusta y tener todas sus potencias firmes en Dios. Cuando esto sucede el alma está segura. Cuando las potencias del espíritu están fijas en Él, ninguna fuerza la puede quitar de ahí.

El alma viva tiene tal repugnancia al mal, porque Jesús está en ella y el alma percibe lo que siente Él. El mérito del alma es uno solo: aquel de su buena voluntad de querer tenerlo a Él y aferrarse a Él.

Todo otro pensamiento sería soberbia y vanidad espiritual. Las almas que están fijas en Dios, no deben tener nunca miedo a nada. Solo a pecar.

EL ESPIRITU.

El espíritu es un Templo. El ángel custodio de cada criatura, adora en la misma, al Dios que la habita si está en Gracia del Señor.

mentecuerpo1

El espíritu es un Rey. La infinita misericordia del Dios Único y Trino, ha dado a nuestro espíritu todas las ayudas para permanecer dominador.

Los sentimientos pueden ser domados, entregándolos a Dios y pidiéndole que nos llene de su Amor. Es el alma lo que da al hombre el derecho a decir: “Padre mío…”

Cuanto más el alma es hija de Dios, tanto más pronta se siente para seguir  los consejos del Espíritu Santo.  El alma hija de Dios toma de su Padre esta característica divina: la solicitud pronta y alegre de hacer todo aquello que es bien.

La medida de la filiación alcanzada, la da la prontitud con la que el alma secunda las divinas inspiraciones, sin pararse a considerar lo que ellas puedan exigir de esfuerzo por parte de la criatura humana; ni del peligro que hayan de suponer para el individuo carnal.

Y el alma espiritual es la que distingue al hombre de los animales y lo hace dios sobre todos los otros seres creados: Dios-Rey que domina y somete; comprende, instruye, provee y lo hace dios por su origen y destino futuros.

Es el alma aquella que iluminada por su divino origen, sabe, quiere, puede con fuerza ya semidivina.

Fuerza que Dios potentemente sostiene y ayuda, cuanto más el alma se eleva en la justicia y el hombre se diviniza con una vida de justicia. 

 lleno%20del%20espiritu%20santo

 

N135 EL MISTERIO TRINITARIO


PADRE ETERNOHijitos Míos, mucho Amor se ha derramado sobre todos vosotros, sobre la humanidad entera, por muchos siglos. Mucho Amor os he regalado, Mis pequeños. Habéis tenido muchas oportunidades de crecer, de vivir más en Mi Vida, de alimentaros con un Alimento Divino que solamente puede venir de Mí, vuestro Dios… Y la humanidad entera lo ha despreciado.

Ciertamente hay algunos de vosotros que queréis crecer, que no aceptáis lo que una gran mayoría hace, pero vuestro crecimiento es lento. Ciertamente os queréis apartar del mundo, pero estáis llenos de mundo y caéis, aunque os levantáis. Pero el error persiste, la maldad aún está en vuestro corazón.

 Y tenéis momentos en vuestra existencia, en donde aprovecháis la corrupción y la maldad que os rodea, para sacarle provecho a ésas situaciones que queréis vosotros para vuestra vida y no aceptáis vivir rectamente, porque a veces se os hace difícil y aprovecháis los medios corruptos para obtener lo que queréis.

corrupcion-festa

La Maldad sigue avanzando alrededor del mundo y hay hermanos vuestros que han llegado a tal grado de corrupción, que son los que se están aprovechando de éstos momentos difíciles alrededor del mundo… para quitarle a los buenos, a los cumplidos, lo que ellos no han trabajado. Roban, destruyen, matan, con tal de obtener lo que vuestros hermanos tienen. Y el fariseísmo persiste, porque así se aprovechaban los fariseos de su mismo pueblo.

Ved, Mis pequeños cómo no ha cambiado el mundo. Satanás, os sigue atacando de las mismas formas que en el pasado y vosotros no entendéis. Si leyerais las Escrituras, veríais exactamente que la situación de vuestro mundo en estos momentos, ya estaba ejemplificada en las Sagradas Escrituras, en el Antiguo Testamento. Podéis ver claramente lo que sucedía cuando Me dabais la espalda y sabréis qué es lo que os va a pasar si persistís en vuestra idea y en vuestra negación hacia Mí.

Mucha maldad se ha acumulado en el corazón del hombre, ya no os tratáis como verdaderos hermanos. Os tratáis de destruir los unos a los otros. Os queréis quedar con lo que el hermano tiene, con todo tipo de bienes materiales y aún humanos; porque ya no respetáis a vuestros hermanos ni a sus familias ni a sus esposos e hijos.

elbienyelmal1

RAZONAMIENTO SATÁNICO

Os queréis quedar con todo, ya no os importa el pecado, no os importa vuestro estado de Gracia, no os importa nada; solamente queréis gozar, queréis tener, queréis ser más que los demás en lo material. La soberbia del hombre está llegando a niveles muy altos.

 Y por otro lado, la envidia de aquellos que no tienen, esto no es bueno para el corazón del hombre, ha causado que muchas guerras y matanzas entre hermanos que comenzaron por ahí, al ver cómo unos tenían mucho más y al ver cómo aquellos que tenían mucho, se burlaban de los de abajo.

No se puede degradar al hombre con total impunidad. Y ahora lo están provocando masivamente… a eso os está llevando Satanás.

manipulacion-tv

¿Por qué no comprendéis los signos de los Tiempos? Ya están escritos, Mis pequeños, están ejemplificados en las Sagradas Escrituras. El hombre sigue cayendo en los mismos defectos y pecados abominables… Y así Satanás va a provocar ésa guerra entre hermanos, de aquellos que tienen menos contra aquellos que tienen más.

 Porque el que tiene más, querrá seguirle quitando al pobre lo poco que tenga. Y el pobre al envidiar lo que tiene el rico, aunado al odio que crecerá más en su corazón; porque además, querrán quitarles posesiones, mujeres, hijas… Es cuando el pobre ya no soportará la prueba y empezará la gran lucha entre hermanos.

Todo esto sucede Mis pequeños, porque seguís viviendo en la Maldad. Aceptáis la maldad y la engrandecéis en vuestro corazón, en lugar de luchar contra ella. No hacéis NADA por tratar de crecer en virtud y en amor, como os he pedido tanto a lo largo de los siglos.

cambio_climatico_corrupcion

Os he enviado a Mi Hijo Jesucristo para que os enseñara esto… y  el mismo Malo, Satanás atacó a Mi Hijo. Pero no pudo, porque él vio en Él al Santo de los Santos… Lo reconoció después de que vio Sus actos… Y estáis llamados a ello, a vivir también de actos santos.  TransmitirMe a vuestros hermanos, vivirMe para vuestros hermanos, pero no estáis dando éste ejemplo.

Por otro lado, ¿De dónde podréis aprender si no estáis recibiendo ejemplo de los que están más arriba que vosotros? Mis mismos ministros los sacerdotes, a todos niveles de la Iglesia; que son los que debieran estar dando el ejemplo de vida, ya no lo dan.

Vosotros mismos sabéis que los hijos pequeños en una familia, aprenden primeramente de los actos y el ejemplo de los padres y así es como van normando su conducta. ¿Cómo pues, queréis crecer en virtud y en amor si Mis ministros sacerdotes de la Iglesia que debieran ser los padres de la Fé, no están siendo ejemplo a seguir?

papa

Los gobernantes de las naciones tampoco dan ejemplo de honestidad, de pureza de corazón, de justicia entre los hombres. ¡Ay de aquellos a los que les he dado ésa capacidad de gobernar!, ¡Pobres de aquellos que en su juicio personal no entreguen buenos resultados por el ejercicio del poder que Yo les concedí!

Mucho se les dio, mucho se les pedirá y vuelvo a repetir, ¡Pobres de aquellos que aprovecharon ése sitio de poder que Yo les concedí y se aprovecharon de sus hermanos! ¡Que vivieron en la injusticia, que vivieron en la maldad y que fueron repudiados por los pueblos, porque vieron en ellos: maldad, corrupción, muerte, destrucción!…

 Voy a ser Implacable con ellos, porque se lo merecen. Debieron haber producido amor y justicia entre los hombres, paz entre los pueblos y se vendieron a Satanás y causaron todo lo contrario de lo que Yo quería que vivieran y enseñaran.

IlluminatiBloodSacrificesExposed

¡Pobres de aquellos padres de familia que no transmitieron valores a sus hijos, que no transmitieron vida, vida espiritual, paz en su corazón, que no los llenaron de virtud, de amor, de enseñanza de vida para que ellos transmitieran posteriormente ésa vida! También serán juzgados fuertemente, porque Yo Soy un Dios Justiciero, aunque Misericordioso.

 Pero Mi Justicia es recta y tiene bases fuertes cuando castigo, porque conozco vuestro interior, conozco vuestro pensamiento, conozco vuestros actos, nada se escapa a Mi Mirada.

Mis pequeños, se acerca el Juicio ¿Cómo estaréis ante Mí, vuestro Dios? ¿Cómo estarán las naciones enteras?

el-aviso-y-el-milagro-20121

Habrá mucho llanto y dolor en todos los pueblos de la Tierra. Llegará el momento Mis pequeños, en que os concederé que conozcáis vuestro interior ante Mis Ojos. Vosotros mismos os juzgaréis bajo Mi Mirada y conoceréis vuestro interior con Mi Juicio Verdadero… Y ahí empezará vuestro llanto y vuestro dolor, porque conoceréis cómo os habéis comportado ante Mis Leyes y ante Mis Mandatos.

Conoceréis cómo despreciasteis Mi Amor y cómo vivisteis en la Maldad. Conoceréis la maldad en vuestro corazón como cuando aparentabais transmitir un bien o vivir en un bien y vuestras intenciones eran todo lo contrario. Conoceréis perfectamente vuestra maldad interior y asco os dará conoceros verdaderamente ante Mi Justicia. 

Lloraréis y espero que os arrepintáis, porque si no os arrepentís, más grave será vuestra situación ante Mí, vuestro Dios.

el-juicio-standar-de-dios

Os queda poco tiempo, Mis pequeños, empezad desde ahora. Arrepentíos de vuestros pecados,  cambiad vuestra vida y vividla de acuerdo a Mi Voluntad. Todavía podréis lograr algo, todavía podréis alcanzar Vida, todavía podréis ayudar a vuestros hermanos con vuestras oraciones.

Pero, por Mi Misericordia y porque escucho el lamento de aquellos que aman, tengo que detener ya la vida sobre la Tierra como se está llevando ahora. Todo tiene un límite y vuestro límite ha llegado. Siempre pensáis que el tiempo todavía se alargará, Yo os digo, Mis pequeños que ya no se va a alargar esto.

EL TIEMPO SE TERMINÓ.

RELOJ DEL JUICIOFINAL

Os prometo Mis pequeños, en MUY BREVE tiempo de vuestro tiempo, del que vosotros contáis… meses serán en que graves acontecimientos se sucederán uno a otro alrededor del mundo. Situaciones muy graves a vuestra paz interior y exterior, se irán sucediendo una tras otra.

 El hombre irá perdiendo la paz interior y exterior, porque al ir conociendo todas las situaciones graves que se darán alrededor del mundo, no tendréis paz; sabiendo que si todavía no os llega el momento a vosotros y a vuestro pueblo, sabréis que pronto os llegará también.

Ciertamente son momentos difíciles que pasaréis, pero es purificación para vuestro bien, porque que no va a ser igual para unos que para otros. Ciertamente, si Me habéis buscado y habéis tratado de vivir para Mí y habéis respetado Mi Amor, Mis Leyes, Mi Vida en vuestro corazón, los acontecimientos no serán graves para vosotros.

paz-tormenta

No es lo mismo en una familia, aquél que comete una travesura inocente, aunque fuera fuerte y dañina; que aquellos que premeditadamente, estudian cómo hacer un mal a los hermanos y un mal que les puede causar un dolor muy grave. Ciertamente el primero tendrá su castigo, de acuerdo a la travesura que haya causado… En cambio el segundo, tendrá un castigo mucho más fuerte, porque lo hizo deliberadamente y con una alevosía plena.

Así será también vuestra purificación. Algunos tendrán una purificación o sea un castigo menos fuerte… y otros, quizá hasta se ganen la condenación eterna, porque actuaron con dolo y maldad contra Mí y contra sus hermanos.

Me duele, Mis pequeños, anunciaros todo esto; pero el tiempo se terminó. Tengo que actuar por aquellos que están implorando Mi Misericordia, tengo que escuchar a los hijos buenos, tengo que salvarlos de las garras de Satanás.

AMOR MARTHA Y MARIA

Orad Mis pequeños, sois del Rebaño Elegido, habéis escogido la mejor parte y así como a María, no se os quitará. Escuchasteis Mi Voz, la seguisteis y la cuidasteis en vuestro corazón… y no solamente os quedasteis ahí, sino quisisteis engrandecer toda ésa Sabiduría que se puede obtener de Mí, para que poco a poco Me fuerais amando más.

Yo no puedo castigar a un alma que está en esa situación, al mismo nivel que aquél que está en contra Mía, que destruye la vida, que destruye Mi Amor entre los hombres. Por eso os he dicho tantas veces Mis pequeños, que si hay alguien justo, ése Soy Yo, vuestro Dios.

Esto os lo digo nuevamente para que confiéis en Mí, para que no os preocupéis con lo que os vaya a pasar, Yo cuido a Mis hijos buenos y castigo a los hijos malos…. Pero sí os pido Mis pequeños, que oréis fuertemente y de todo corazón por vuestros hermanos que viven en el Mal, que viven traicionando al Bien, que viven arraigados a la podredumbre, que viven obedeciendo a Satanás.

satan poder

Seguid creciendo en el Amor y estad seguros Mis pequeños, que algo muy bello y muy grande veréis pronto. Yo os cuidaré de los ataques de Satanás, porque seréis un Nuevo Pueblo; el pueblo escogido que gozaréis las bellezas de Mi Corazón. Vida bellísima veréis, bellezas inimaginables para el hombre. Habéis confiado en Mi Omnipotencia y la gozaréis, Mis pequeños, os lo aseguro.

Sí, Me duele ver la parte mala del hombre y la castigo, porque ellos Me han castigado primero con su desprecio y su maldad. Me cambiaron a Mí vuestro Dios y Creador, por un Ángel Malvado y Traicionero.

A pesar de que se les dio la oportunidad de regresar a Mí, no quisieron. Conocieron perfectamente de Mi Bien y de Mi Amor y siguieron despreciando Mi Llamado. Así como vosotros tuvisteis libertad para escoger el Bien, ellos también la tuvieron y escogieron el Mal.

adoración amor te amo niño cruz

Benditos seáis Mis pequeños los que habéis escogido el Bien, porque os esperan regalos inimaginables para la mente del hombre. Confiasteis en Mis Bondades y en Mi Amor y ahora seréis recompensados con ellos. No temáis a los acontecimientos. Cuando empecéis a escuchar de destrucciones, muertes y de más situaciones graves que se sucederán… Venid a Mí.

Poned vuestra cabeza en Mi Pecho, Yo os acurrucaré hacia él, os apretaré a Mi Corazón, para que no temáis; para que os sintáis protegidos por vuestro Padre, que todo lo puede. Así como el hijo, que se asusta con el trueno y va a buscar al padre o a la madre para buscar protección, así será en estos tiempos.

Nosotros, siendo la Trinidad; cada Uno tenemos una función primordial, pero a la vez todas se unen en una sola. Misterio grande del Amor de Dios, el ser Tres Divinas Personas en una sola Persona.

000_Holy_Trinity-1a

Yo, Vuestro Padre, creé todas las cosas. TODO proviene de Mí, todo ha salido de Mis Manos Amorosas y todo tiene una función específica en Mi Creación.

Mi Esencia es pura y santa, Mi esencia es sólo Amor, es Sabiduría, es el Poder Infinito y Omnipotente. Vosotros tratáis de medirme con vuestra escasa sabiduría truncada por el pecado original, pero si realmente concibierais lo que significa Infinito y Omnipotente, no sabríais como agradecerle a Vuestro Dios y Padre el haberos creado y permitiros compartir todo lo que es Mío.

Mi Santo Espíritu es la Fuerza Vivificadora de Mi Ser. Es la Fuente de Mi Real Poder y Sabiduría, es la Concepción de la Palabra y del Amor. Es la Fuerza Viva que os mueve y que mueve todo lo creado. Pertenece a Mi, Soy Yo en Él pero Se difunde y Se esparce por donde conviene, según Su Sabiduría, para engrandecer Mi Santo Nombre.

espíritu santo

Tiene autonomía, pero Me Pertenece. Nada puede hacer sin Mi Consentimiento, pero actúa según Mis Leyes y según Su Propia Moción. Mi Espíritu Santo está encargado de trasmitir Mis Pensamientos, Mis Leyes, Mis Decretos, Mis Gracias, Mi Amor, Mis Dones y Virtudes… En una palabra Mi Plena Vida, que es la Vida de Mi Espíritu. Él vive por Mí y Yo vivo por Él.

El os infunde Mi Vida y vosotros al recibirla, aceptarla y vivirla, Yo cobro vida en vosotros por acción del Espíritu Santo. Él os prepara; prepara vuestra alma, para hacerla digna morada de vuestro Dios… y al Yo habitar en vosotros, me dais nueva vida.

Mis Decretos, Mis Leyes, Mi Amor se conocen desde el principio de los tiempos, por la acción ordenadora del Espíritu Santo. La Palabra, Mi Palabra, se dio y se dá actualmente a Mis Profetas, a través de la acción del Espíritu Santo. Yo, en un acto sublime de amor al crearos, He permitido que Mi Espíritu Santo acompañara a vuestra alma desde vuestra concepción, hasta su regreso a la Casa Paterna.

000E_Santo_1_jpgw

¡En vosotros vive Mi Vida, Mi Esencia de Sabiduría, Poder y Amor! ¡Daos cuenta de lo que tenéis dentro de vosotros! Es el Reino de Dios en vosotros, así se los hizo saber Mi Hijo y ahora os lo repito, no busquéis valores externos, valores mundanos, valores que os llevarán a la ruina espiritual, muerte eterna.

La Riqueza del Universo, el Poder del Universo, la Sabiduría del Universo Entero está dentro de vosotros, Soy Yo Mismo en Mi Santo Espíritu de Amor. No sois dioses, pero estáis compartiendo todo lo que posee vuestro Dios. Sois Mis hijos, Yo Soy Vuestro Padre, la Sabiduría Me pertenece y Yo la comparto con vosotros.

Un padre rico o pobre, comparte todo lo que posee con sus hijos; pero los hijos no pueden ser ése padre puesto que son dos personas diferentes. Yo creé todo, la Sabiduría y el Amor existen en todo, pero ése todo no es dios, el todo es de Dios, porque es obra de Sus Manos Creadoras.

creacion universo

El Espíritu, Mí Espíritu existe en todo, todo se mueve según Él lo indica y Su Sabiduría está en las Leyes que puse en la Naturaleza, en el Universo entero, en las leyes y fenómenos naturales en los que vivís. Pero ellos se rigen por la Sabiduría del Espíritu Santo y no quiere decir que una porción o parte de la Creación sea la Sabiduría.

 Está en ella, como ley inicial y perenne, pero no está en esa parte solamente. Lo que quiero decir, es que no caigáis en el error de la idolatría al creer que Yo, Mi Poder, Mi Espíritu de vida es un pedazo de roca, una plantita, un árbol o una montaña inmensa… O el mismo sol ó las estrellas. Todos ellos, al igual que vosotros, COMPARTEN Mi Vida.

 La Vida del Espíritu y las Leyes y Sabiduría propias que puse en cada uno de estos elementos naturales para su desarrollo normal, pero ellos no tienen el Poder propio que tengo Yo Vuestro Dios.

creacion7

Ellos no pueden crear, ellos no pueden conceder nada sin Mi consentimiento, ellos no os  pueden proveer de nada si Mi Providencia no se los manda. Comparten Mi Ser, en forma más simple que la vuestra; puesto que la Naturaleza no tiene alma como la vuestra.

Podéis obtener más de vuestros semejantes, cuando han permitido que Mi Santo Espíritu los mueva al soltarse totalmente a Mi Voluntad… a que los pueda ayudar algo del reino animal inferior, vegetal o mineral.

Recapacitad, pedid la sabiduría a Mi Santo Espíritu para que no caigáis en el error de la idolatría. Vosotros tenéis un Dios Poderosísimo y Amantísimo, pero si estáis cerrados de mente y corazón, os dejaréis llevar por los míseros poderes naturales que puse en el mundo inanimado y aún el vegetal y el animal inferior.

principe hijo

 Y quedaréis así mismo, convertidos en seres inferiores que no saben apreciar vuestra grandiosidad de ser verdaderos hijos de Dios, lo cual los deja en posición superior a los reinos inferiores de la Naturaleza.

Mi Santo Espíritu es el Conocimiento pleno de Mi Obra, por eso al vivir en vuestros corazones vosotros conocéis sin que nadie os lo diga, cuáles son las leyes morales y divinas que os deben de regir.

La Oración profunda os lleva al contacto íntimo con Mi Espíritu de vida, quien os concederá la Vida de Su Espíritu, Mi Espíritu, si vosotros os donáis a Él.

000evangelio marcos

Vosotros conocéis los portentos y grandes milagros que se han realizado, aún volver a la vida a un muerto. Y que puede hacer cualquier hijo Mío que se haya donado completamente a Mí. Eso lo podrías hacer todos vosotros si así lo quisierais, pero tendríais que dejarme vivir plenamente en vosotros, para que vuestra actuación ya no fuera la vuestra…

 Y que con vuestra voluntad y amor sinceros hacia los demás, Mi Santo Espíritu vivificara otras almas con las gracias que salieran de vosotros, pero que son propiedad solamente de vuestro Dios. Os digo que podríais hacer todo esto y más.

Pero si actuarais por vosotros mismos y no por la moción de Mi Espíritu Santo, caeríais fácilmente en la Soberbia al ver tanto bien Mío saliendo de vosotros. Y así como se dice que la soberbia es ciega, pronto el hombre se apropia de ése bien y lo pierde por soberbia.

1demonio-soberbia

En la humildad vive libremente Mi Santo Espíritu, actúa fácilmente por que conoce que el ser actuante vosotros mismos, no se apropiarían de Su Poder y de sus Méritos. Y los que vean ése poder actuante no busquen a la persona que lo lleva, sino busquen al que lo produce y ése Soy Yo.

Permitan hijos Míos, que la moción Poderosa y Amorosa de Mi Santo Espíritu os mueva a la Verdad, os mueva a hacer el bien a vuestro prójimo. Os mueva a crear un Nuevo Mundo en el cuál se viva plenamente la Voluntad de Vuestro Padre. Os mueva a vivir el Amor Pleno y Donado que sólo de vuestro Dios puede hacer y que con vuestra donación humilde, puede crecer y fructificar.

Grande alegría Me daréis si actuáis así hijos Míos. Y se derramarán sobre vosotros todas Mis Alegrías y Bendiciones y viviréis el Paraíso de vuestro Dios Amor.

anunciaamaria

“HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR. HÁGASE EN MÍ…”

Aceptad humildemente Mi invitación, pues Yo con respeto, espero vuestra respuesta. Yo Soy Vuestro Dios y Mi Santo Espíritu que habita en vosotros os dé la Luz de la Verdad para que conozcáis por fin, Mis grandes designios de amor que se quedaron truncados por el Pecado Original, pero que aún están esperando su desarrollo total para vosotros.

Venid pues, con confianza, pidiendo Mi ayuda e inmediatamente os la daré. Son tiempos de Gran Prueba, se os probará en el Amor a todos vosotros. Aún aquellos que estáis Conmigo, también tendréis vuestra prueba en el Amor y es para que os acerquéis todavía más a Mí, para que confiéis plenamente en Mí para que seáis niños en totalidad, niños confiados en vuestro Dios.

Os amo, Mis pequeños, no despreciéis todo esto que Yo os he dicho, no desoigáis Mi llamado y Mis Consejos. No desconfiéis nunca de Mi Amor, os lo pido, Mis pequeños. Porque Mi Amor es el que se va a manifestar en breve en toda la humanidad y si estáis en el Amor, agradecidos os sentiréis porque os llamé desde que erais pequeños, porque respondisteis cuando crecisteis y os afianzasteis en éstos momentos de prueba.

confianza-en-dios

Os bendigo, Mis pequeños, Bendigo a la humanidad entera, aún a aquellos de Mis hijos que viven en el error, porque son Mis hijos. Aunque la Bendición no hace el mismo efecto en el hijo malo que en el hijo bueno, pero Mi Bendición llega a todos vosotros. Os amo, os amo, Mis pequeños y  Yo os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en Mi Corazón.

Amaos los unos a los otros, os lo pidió Mi Hijo. Bendecid estos momentos en vuestra vida y agradecedMelos, son momentos de Gloria. Os amo, os amo, Mis pequeños y dejadMe ser vuestro Dios en vuestra vida, en total libertad. Gracias y os bendigo en Mi Santo Nombre y en Mi Santísima Trinidad

Os amo y Bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el de Mi Hijo y en el de Mi Esencia de Amor, el Santo Espíritu.

ESP-SANTO-TRINIDAD En20Dios20estC3A120la20fuerza20y20e

http://diospadresemanifiesta.com/

 

F1 LA SINFONÍA DE LA CREACIÓN


1 Yahweh Tsebaoth

YAHVE  (Yeové) significa: YO SOY.

En el verdadero contexto de la palabra hebrea, tiene un significado más amplio: el que ES, siendo; Crea, creando; Existe, existiendo. En una palabra que expresa movimiento continuo e infinito.

El ES el que está en el trono de su Reino Celestial, en donde los ángeles le sirven. Y vive rodeado de los justos que forman la Gran Familia de los Hijos de Dios. Él, es el Padre Celestial. El Altísimo Señor del Universo. El Santísimo Creador.

“En el principio creó Dios el cielo y la tierra… Y el Espíritu del Señor se movía sobre las aguas.”

Estas son las primeras palabras de la maravillosa Historia de la Creación.

Ya era Dios. Siempre Él Fue. Y por su SER podía crear de la nada, el todo; del desorden, el orden; de lo informe, lo completo; lo formado con leyes de sabiduría potentísima. Del Caos, surge el Universo.

c76b0fac-472f-403c-88b1-5625d557c918

De los vapores cargados de moléculas confusas; de la anarquía de los elementos creó el cielo y la tierra. Y poco a poco las sucesivas obras de la Creación, que fueron cada vez más portentosas. Del caos que se separa y ordena; partes sólidas con partes sólidas para formar el planeta Tierra.

Partes húmedas con partes húmedas para formar sucesivamente los mares, los lagos, los ríos y los arroyos a la luz. La primera de las cosas no solo ordenada con elementos ya existentes en el Caos; sino creada con poder propio, de la nada.

Y poco a poco, las sucesivas obras de la Creación se cumplieron. El Espíritu del Señor se movía sobre ellas con sus leyes y providencias.

Del Caos, Dios creó el Universo, ordenando las caóticas materias y los elementos, en aquella perfección de  mundos que han durado millones de siglos.

musica

Cuando se observa meditando, lo creado; se puede ver como la Creación es igual a una escala ascendente; en un canto que sube siempre más; de nota a nota, hasta tocar la nota perfecta y sublime.

Como es igual a un generarse de vidas cada vez más completas y perfectas, hasta alcanzar  la perfección total.

De las primeras moléculas sólidas, de los vapores y fuegos desordenados que eran la nebulosa primitiva, se formaron la tierra y las aguas. Cuando el Creador creó la tierra, la sacó de la Nada. Reuniendo el gas del éter ya creado y revolviendo el firmamento, en una masa que rotando se solidificó como avalancha meteórica, que crecía siempre más; alrededor de un núcleo primitivo, con la fuerza centrípeta.

thEOKLRJOQ

La tierra formándose así; en su recorrido de proyectiles nebulares que se solidifican a través de los espacios, debía por fuerza arrebatar a esas emanaciones, los elementos provenientes de otras fuentes. Los cuales quedaron encerrados en ella bajo la forma de fuegos volcánicos, azufres, aguas minerales diversas, las cuales afloran a la superficie testimoniando su existencia y misterios

¡Cuántas fuerzas buenas ignora todavía el hombre y que conocería si tuviera la humildad necesaria para reconocer al Creador Eterno!

Tres Días para preparar la tierra para ser habitada. Y en el tercer Día, la vistió de hierba y plantas, para que pudiera recibir semillas y hacerlas vegetales útiles. Entonces sobre la tierra, en la cual ya había luz, agua, aire; encendió la fuente de calor y con el sol perfeccionó la luz. Con las estrellas y la luna que regula las mareas y las ondas de los vientos y las aguas celestes; la tierra está lista para recibir a los animales.

eden

Dios Creador es ilimitado en su poder. Dios Creador, es Perfecto en su crear. Dios Creador es Previdente en su crear.  Hizo diversidad en las especies vegetales, no solamente de las que tienen frutos. Y ha unido las plantas de deleite, las flores, las plantas medicinales y con diferentes utilidades para el ser humano.

Hizo las diferentes especies de animales, no solo las que son fáciles de domesticar. Sino también las que en su vida salvaje son útiles a la limpieza del campo. Inclusive la maldita serpiente cargada de veneno y de gran utilidad, porque este veneno cura algunas de las más penosas enfermedades.

Y todas estas especies obedecen a la razón para la que fueron creadas, al orden que les fue dado. Desde el sol hasta el mosquito, no hay ninguno que diga: “yo quiero hacer lo que me parezca”. Y con su vida ordenada el fin para el que fueron creados, cantan loas y reflejan la gloria de su Creador. Por lo tanto en los animales está ya representado y perfeccionado, lo que se encuentra en los reinos inferiores: los minerales y los vegetales.

paraiso2

“Y vio Dios que lo hecho estaba bueno.”

Dios creó el Universo para el deleite del hombre y lo llama a través de la grandeza que reflejan las obras de Dios.

Por último en la tierra, completada de todos los bienes, creó al hombre y lo colocó como rey de cuanto había hecho.

“Y vio Dios que lo que había hecho, era muy bueno

Un artista no se siente complacido hasta que contempla su obra maestra.

En la escala ascendente, la nota se hace más alta y pura. Más completa, más magníficamente divina. HE AQUÍ AL HOMBRE.

creacion_01

El hombre en el cual están los tres reinos precedentes.-privado de linfa el primero; de movimiento, el segundo; de razón, el tercero. Y adjunto el cuarto reino: aquel de la criatura razonable; dotado de palabra, de inteligencia y de razón. Razón que regula los instintos. Inteligencia que abre los pensamientos a comprensiones y visiones que son infinitamente superiores a aquellas que se dan a los animales: capacidad de pensar en un bien material.

Palabra que lo hace capaz de expresar sus necesidades y sus afectos; entendiendo a aquellos de sus iguales. Y sobre todo, de alabar a Dios su Creador y orar. O de evangelizar al que lo ignora. En el hombre están el reino mineral, el vegetal, el animal, el humano y perfección de perfecciones: el espiritual.

He aquí la escala que del desorden del Caos, sube al orden sobrenatural, pasando por el natural. He aquí a la criatura en la cual están reunidos y en síntesis, todos los elementos y caracteres de las otras creaciones; reunidas y perfeccionadas. A la criatura hecha de fango. O sea, con el polvo en el cual están desmenuzadas las sales minerales en el elemento agua. Dotado de calor (elemento fuego) y de respiración (elemento aire) De vista natural e intelectual (elemento luz) De sangre, humores, glándulas y órganos reproductores (linfa) de instintos, pensamientos, movimientos, libertad, voluntad, Dios infunde su “soplo o espíritu de vida.”

Adam in the Garden of Eden Genesis 2:7-8

Cuando Dios creó al primer hombre, infundió en él más que la vida de la materia hasta entonces inanimada, también la vida del espíritu. De otra manera no habría podido decir que lo había hecho a imagen y semejanza suya. El hombre fue creado a imagen y semejanza perfecta. Y une en sí y en perfecta armonía: cuerpo, alma y espíritu. Lo creó inmortal para que viviera una sola vez.

El orden en la vida humana es éste: que un cuerpo se una a un espíritu para volver al hombre en similitud con Dios; el cual no es carne, sino Espíritu. No animal, sino sobrenatural. Cada hombre y cada obra tienen su sello diferente: Dios jamás se repite. Cada hombre es único.

Por eso los ángeles tienen diferentes habilidades y competencias: unos son custodios, otros heraldos y otros, serafines adorantes. Cada uno tiene su función.

23angel de luz

El Creador proveyendo el resguardo de la Humanidad; su mente santísima la diversificó por el bien de la tierra y según las necesidades, dotó a cada hombre de las habilidades necesarias según las circunstancias. Y le dio el ingenio para que creara a su vez. Por eso es la diferencia de caracteres y de temperamentos.

Para el Creador, su Obra Maestra fue el hombre. Y su mayor satisfacción, el fin para el que lo creó. Cuando la mente divina concibió la idea de crear al hombre, su amor pensó en la criatura humana como un dios, hijo de Dios. Y el Padre en verdad puso el sello de su Paternidad en su hijo: en el espíritu. La capacidad de conocer y amar a Dios tanto en esta como en la otra vida.

Así pues creo al hombre compuesto de dos sustancias: una material llamada cuerpo, creada inicialmente en el lodo y procreada subsiguientemente con la carne y la sangre del hombre. La otra inmaterial: compuesta por el alma y el espíritu.

0012

Sin el alma el hombre sería una criatura animal guiada por los instintos y las facultades naturales. Y sin el cuerpo el hombre sería una criatura espiritual, con dotes sobrenaturales de inteligencia, voluntad y gracia, igual que los ángeles. Dios a esta Obra Maestra representada por el hombre, en el cual se encuentran unidas las dos criaturas: la animal y la espiritual, formando una sola unidad. Le dio su imagen y semejanza en sus pensamientos, en sus afectos, en sus actos, en sus impulsos, en sus deseos y sentimientos.

El Sexto Día fue creado el Hombre. Verdadero anillo de conjunción entre la Tierra y el Cielo. Verdadero punto de unión entre el mundo espiritual y el material. El ser en el cual la materia es tabernáculo del espíritu. El ser en el cual el espíritu anima la materia, no solo por la vida limitada y mortal; sino por la vida inmortal después de la resurrección final. El hombre, la criatura en la cual habita el Espíritu Creador.

El hombre. La maravilla de la Potencia de Dios, al que infunde parte de Sí Mismo Infinito. El polvo elevado a  la potencia de Hombre y Mujer. Y unidos a ellos la Gracia, que eleva la potencia del hombre-animal, a la potencia de la vida y condición de criatura sobrenatural deificándola, convirtiéndola en hijo de Dios por participación de naturaleza. Haciéndolo capaz de entrar en relación directa con Él. Disponiéndolo a comprender al Incomprensible. Haciéndole posible y lícito amar a Aquel a quién sin su Divino Don, no podría el hombre por su sola capacidad, ni siquiera desear amar.

creacion

El hombre, hecho triángulo que apoya la base (la materia) sobre la tierra de la que fue extraído y que tiende con sus facultades intelectuales, a ascender al conocimiento de Aquel al que se asemeja y toca con su vértice (el espíritu del Espíritu, la parte electa del alma) EL CIELO; perdiéndose en la contemplación de Dios Caridad, accesible por la unión con Dios y lo deifica.

EL CUERPO.

El cuerpo humano es una obra maestra que compendia las artes y las ciencias. El Divino Escultor proyectó en él, una maravilla arquitectónica y un prodigio de ingeniería, que contiene el más portentoso laboratorio químico y el más asombroso y perfecto conjunto de armonía, belleza y funcionalidad. Creado originalmente inmortal, fue destinado a ser un Templo Viviente para que Dios lo habitase. Lavado por el Bautismo convierte al hombre en Templo del Espíritu Santo.

La belleza es un atributo de Dios y fue uno de los dones que dio a los Progenitores. Los cuerpos humanos creados por Dios, eran perfectamente hermosos y reflejaban la perfección del que los había creado.

adan_eva_27

Dios es un Espíritu Purísimo. Y el hombre testimoniaba con la perfección de  un cuerpo armónico y bellísimo, vasos vivos para contener el Espíritu del cual provenían.

El cuerpo humano profanado y corrupto no puede contener al Espíritu de Dios y es invadido por Satanás. Cuando Satanás toma posesión, inocula la corrupción en todas sus formas. Y el hombre satanizado es un demonio con todos los desenfrenos de su amo. Un Satanás que va contra la Ley divina y humana. Que viola hasta las normas más elementales del vivir como hombres racionales.

El cuerpo es solamente la vestidura del alma y por el pecado ha quedado sujeto a la corrupción, a la muerte, a la enfermedad, al dolor.

EL ALMA Y EL ESPIRITU.

“El Altísimo no habita en templos hechos por la mano del hombre.”

Estas palabras fueron dichas por el Templo de Salomón, la más suntuosa casa que el hombre haya elevado en honor de Dios. Porque Dios Mismo al crear al hombre, se hizo con infinita potencia una morada digna de Sí, en el espíritu del hijo fiel; espíritu que es una partícula de Sí Mismo. El espíritu del hombre vivo por la Gracia, convertido en Templo del Espíritu Santo, cierra el círculo del amor: Dios conteniéndose a Sí Mismo.

bautismo-de-jesc3bas

El alma es el cofre, el arca santa, el nutriente que contiene al espíritu que es la gema salida de la Mano de Dios, de los infinitos tesoros de su YO para ponerla dentro de la criatura; signo innegable del origen divino del hombre, que certifica su filiación con su Creador. Como la sangre en las venas, está el espíritu en el interior del alma. Y así como la sangre da vida al cuerpo para vivir la jornada terrena; así el espíritu da la vida al alma, para vivir los días que no tienen fin.

El alma espiritual es la que diferencia al hombre de los animales. Y ésta viene de Dios y todas sus potencias tienden hacia Él. Dios es Luz y es el Padre de la Luz y de las luces. A la tierra, su primera criatura, concede y dona la luz. Así como al hombre, perfección de la Creación y última de las Seis Obras de las seis jornadas divinas; después de las cuales Dios reposó, concede el atributo que lo hace a Él semejante: el espíritu inmortal. Libre, el hálito suyo divino, infuso en la materia para que sea animado por Dios y tenga derecho al Cielo y a la morada del Padre.

El cuerpo del hombre es animado por el soplo de Dios. Por esto en todo hombre y en cada hombre, se extiende y penetra el Espíritu de Dios con derecho de Rey y con su amor de Padre Creador. Porque ¿En donde reposa Dios? En el espíritu de los justos. ¿Qué es el espíritu? Es la parte superior del alma humana. ¿Cuándo deja de ser trono de Dios? Cuando la concupiscencia la trastorna…

asmodeo2

¿Cómo estamos hechos?

LA PERFECCION DE ADAN

La perfección de la obra regia de Dios en Adán y en la cual Dios puso su inteligencia creadora, estaba en su espíritu. El semen de Adán si Adán hubiese sabido permanecer Rey cual Dios lo hizo, hubiera sido un semen de perpetua perfección.

El espíritu es el Tabernáculo de Dios. El hombre fue creado para ser un templo viviente para que Dios lo habitase. Para el espíritu no hay limitaciones, no hay obstáculos, no hay límites, no hay privaciones, no hay necesidades. Él es poderoso, libre, instantáneo y como está formado de luz, cuando se une a la Luz, está pleno de Sabiduría Divina. (Esto explica porque a los incultos, Dios los convierte en doctos sin haber estudiado)

El altar del espíritu es el corazón. Y el sagrario es el punto en el cual  Dios puso en el hombre la necesidad de adoración. Y esta adoración se alimenta de amor y de necesidad de amar. Dios hizo este altar precioso y sagrado. Lo hizo para estar formado del amor y de la unión con Él. Y de la generosidad en el amor incorruptible a las acciones perjudiciales de los sentidos, de las tentaciones, de las insidias, de las tres carcomas del alma. Porque el amor generoso y la unión con Él, hacen a las fibras del corazón incorruptible a las acciones disgregadoras que vienen del exterior.

Por eso el hombre ha hecho a este órgano, sede de los sentimientos y trono y asilo de las pasiones predominantes. Y éstas se custodian con cada latido del corazón. Y en el fondo la gema que esplende, amigable y santa… O flameantemente engañosa y malvada: su tesoro es el sentimiento que la domina.

corazon

El altar original perfumaba con su amor la santidad de Dios y cantaba su armonía, amándolo y adorándolo sobre todas las cosas porque en todas las cosas estaba el sello innegable del Amor Divino, que las había hecho perfectas y maravillosas para el gozo de su criatura. El amor es el término de la perfección humana: el Amor Total.

El amor es una fuerza absoluta y el alimento de la vida. El amor es el culto de adoración a Dios, porque el que crece en el amor, crece en perfección. El hombre está obligado a conocer a Dios por gratitud y por respeto a su propia inteligencia. Y su propia naturaleza le exige la necesidad de amar, porque  aquel que ama es nacido de Dios y por la caridad es semejante a Dios.

El Sexto Día fue creado el hombre siguiendo el fin para el que fue creado: amar y servir a su Señor durante la vida terrena, conocerlo en su Verdad y después gozar de Él para siempre en la Vida Eterna. Fue creado el único hombre del cual debía venir toda la Humanidad y del cual fue tomada la mujer, compañera del hombre y para el hombre; con el cual poblará la tierra, reinando sobre todas las criaturas inferiores.

Fue creado el Único Hombre, aquel que como padre habría trasmitido a sus descendientes todo cuanto había recibido: vida, sentidos, aptitudes materiales; así como inmunidad a todo sufrimiento, razón, intelecto, ciencia, integridad, sabiduría, inmortalidad y el Don de dones: la Gracia.

desnudo-hombre

El hombre era un semidiós por la Gracia y por la Fe. Cuando el hombre se despertó de su primer sueño y encontró a su lado a la compañera, sintió que la felicidad que Dios le había dado era completa. Era ya tan grande desde antes. Todo en Adán y en torno a Adán fue hecho para que él gozase de una felicidad completa, sana, santa y la delicia; o sea, el Edén no era solamente en torno, sino también adentro de Adán.

Lo circundaba un jardín pleno de bellezas vegetales, animales y minerales. Pero dentro de él, un jardín pleno de bellezas espirituales, florecía con virtudes de todo género, prontas a madurarse en frutos de santidad perfecta; perteneciente a la ciencia apropiada a su estado y que los hacía aptos para la vida sobrenatural, la Gracia.

Como criatura física, gozaba de esto que veía: la belleza de un mundo virgen, testimonio salido del querer de Dios. Gozaba de esto que podía: su señorío sobre las criaturas inferiores. Todo había sido hecho por Dios para el servicio del Hombre: desde el sol hasta los insectos, para que todo le fuese una delicia.

1jeden

Como criatura sobrenatural gozaba, -un éxtasis radiante y suavísimo- de la compañía de la Esencia de Dios: el Amor. De los raptos de amor entre el Infinito que se donaba y la criatura que lo amaba adorándolo. El Génesis encubre esta facultad y este comunicarse con Dios en la frase: “Habiendo oído la Voz de Dios que se paseaba en el fresco de la brisa de la tarde.”

Por cuanto el Padre había dado a sus hijos una ciencia proporcionada a su estado, aun así, Él Mismo los instruía. Porque Infinito es el Amor de Dios y después de haber dado, anhela nuevamente dar y tanto más da, en cuanto más la criatura desea serle hija. Dios se da siempre a aquel que a Él se le da generosamente.

Cuando el hombre se despertó y vio a la mujer, su igual y su complemento; sintió que su felicidad de criatura era total, teniendo el todo humano en plenitud y el todo sobrehumano colmado por el amor dado al amor del hombre.

eva1

EL ALMA.

¿Cómo es? ¿Cuáles son sus atributos?

Los Progenitores, además de la Gracia Santificante y la Inocencia, tuvieron en su creación otros dones de su Creador.

La Inmortalidad: atributo divino.

La Inmunidad: de todo dolor y miseria.

La Integridad: la perfecta sujeción de los sentidos a la razón.

La Razón: Es más grande que el instinto.

razon_fe

La Ciencia: ilumina el saber y regula el amor, sujetándolo al orden hacia las criaturas y hacia Dios. Adán estaba formado de carne más que de espíritu. Pero no era carnal en cuanto a que sobre la materia, señoreaban el espíritu y la razón. Y el espíritu inocente y pleno de Gracia, tenía semejanza admirable con su Creador y por lo tanto era inteligente y sabía comprender.

La Libertad: majestad dominante sobre el ‘yo’.

La inteligencia: perfecta e iluminada por la Caridad. Plena de sabiduría y de ciencia divina. Dios dio al hombre la inteligencia unida a la libertad de pensamiento.

¿Qué es el pensamiento? Es al alma de la palabra. La facultad de comprender y conocer expresando las ideas y comunicarlas a los demás, es una cualidad humana. Los pensamientos brotan en la profundidad de la mente y esto es lo que distingue al hombre de los brutos, en los cuales los movimientos mentales se limitan a los más rudimentarios para vivir.

El hombre piensa  y del pensamiento nacen obras de arte, de genio, de belleza. El hombre piensa  y en este su pensar tiene un íntimo amigo que le sirve de compañía en su soledad. El pensamiento del hombre viaja, espiritual como es, por todo el Universo. Se sumerge en los recuerdos y emerge en la previsión de los tiempos futuros.

mente

Estudia, contempla y medita, las admirables obras de Dios en la Creación. Reflexiona los misterios de los hombres. Cada hombre es un misterio encerrado en su vestidura mortal. Luminoso u oscuro según sea su ánimo, santo o satánico. Misterio solo conocido por Dios para el que no hay nada oculto. Y de la contemplación de las cosas y de los hombres, sube a la contemplación de Dios. Como el águila que cada vez más alto asciende hacia el sol, así el pensamiento humano puede elevarse y sumergirse en la luminosidad de Dios, después de haber meditado en la capacidad humana. En la Inmensidad divina después de haber reflexionado en la relatividad humana. En la eternidad divina, después de haber contemplado la efímera temporalidad humana. La Perfección, después de haber mirado sin soberbia que ciega, la imperfección humana.

La Mente: humana es perfecta e imperfectísima. Iluminada por Dios es perfecta. Sin Él cae en el error.

La Razón: debe estar motivada por la bondad. Solo así las acciones humanas obtienen frutos de santidad. Y la razón si es humilde cae de rodillas en obsequio del Dios Infinito e Incomprendible, que solo se vuelve accesible a través de la FE. Solo la fe ilumina la ciencia y la ayuda a comprender. El conocimiento de la Esencia de Dios se encuentra en la sabiduría. Y la sabiduría se encuentra en el luminoso y ardiente centro que es la Caridad. Porque fe es religión y la religión permite a la criatura inteligente pero limitada, comprender al Perfecto e Infinito.

memory1_1

La Memoria: el hombre fue creado para amar y adorar a Dios. Y sufre porque desea a Dios. Y este sufrimiento lo provoca el vacío interior que existe en el hombre que vive alejado de Él. Porque hay en el hombre un ansia de creer que es más grande que su necesidad de respirar. Por eso tiene hambre de Dios y experimenta una necesidad instintiva de buscar la Verdad, que se convierte en un acicate doloroso, porque el hombre se engaña voluntariamente en su deseo, se crea ídolos para aliviar su necesidad espiritual y el alma recuerda a Dios con nostalgia por el momento en que fue creada.

Instante fugaz frente a Él, pero que produce un sello indeleble en lo más íntimo de su ser. Su recuerdo se vuelve borroso porque el cuerpo que habita y al que gobierna una mente pagana, llena de ídolos, vive una vida que la enferma y con su espíritu muerto, su sufrimiento aumenta. Porque ella sabe que su cuerpo es perecedero y está unido a algo que es inmortal.

El hombre se pierde en marasmos filosóficos y aún quién dice que no cree en nada, en alguna cosa cree. El que afirma “No creo en Dios” presupone otra fe. Tal vez en sí mismo o en su inteligencia soberbia. Es como el pensamiento “no quiero pensar”, por el hecho de expresarlo, está manifestando que está pensando.

La Voluntad: de los atributos del alma, si la voluntad no es usada con sagacidad para manejar la inteligencia, ésta se vuelve como las medicinas peligrosas: en lugar de sanar matan. La voluntad es la soberana del alma. Dios la respeta y da las fuerzas necesarias para ‘una buena voluntad’ con las virtudes que la hacen inclinarse hacia Él. Pero “No querer ser esclavo del mal”, debe salir del hombre.

jesus-reprende-al-diablo

La Libertad de Arbitrio: el libre albedrío es el regalo más grande que Dios otorgó a la inteligencia humana. Dios ama a los hombres y les concede la libertad de arbitrio, para que por ella se perfeccionen en la virtud y se hagan más semejantes a Él.

Cuando el libre albedrío no está sostenido por el amor, la voluntad se debilita, muere, poco a poco porque el libre albedrío se ha dejado seducir y se hace esclavo del mal. Dios lo hizo libre y el hombre lo convierte en esclavo de las pasiones. El demonio, el mundo, la carne, en un libre albedrío desordenado, conducen al egoísmo desenfrenado que da la muerte al espíritu.

La inteligencia del egoísta queda obnubilada para Dios y sus verdades. La soberbia ensombrece con su humo al egoísta y le ofusca la Verdad. Comienza el proceso de los ‘¿Por qué?’ y de estos se pasa a la duda. A la separación no solo de Dios y la confianza en Él, sino también de su justicia, del temor de Dios y de su castigo.

incredulidad

Este es el motivo por el cual se explica, porqué tan fácilmente se peca. La mala voluntad en el pecar, es lo único que Dios NO PERDONA.

Cuando el alma posee un libre albedrío que vive dentro del orden, en obediencia hacia Dios y siendo heroicamente fiel al Bien, el hombre se eleva y el alma se deifica al tomar la semejanza con Dios.

Cuando es el Mal el que lo embrutece; esta semejanza es casi borrada totalmente y la degradación espiritual es tal, que se hace semejante al Demonio. Todo está en la voluntad con que se hace cada acción, ya sea virtuosa o pecaminosa. Porque es la voluntad la que da valor a nuestros actos. 

13 La voluntad

QUERER ARREPENTIRSE.   QUERER CONVERTIRSE.    QUERER OBEDECER.

QUERER VENCER.   QUERER PERDONAR.  QUERER AMAR.   QUERER SER FIEL.

QUERER TRIUNFAR SOBRE SÍ MISMOS Y SOBRE EL MAL.   QUERER SER HEROES.

QUERER.    QUERER.   QUERER.

El que no se quiere salvar teniendo los medios…

 ES PORQUE QUIERE CONDENARSE

20condenacion_eterna

Hasta el último momento, Dios respeta el libre albedrío y la voluntad, reina y soberana del alma. También la voluntad es el factor fundamental en la RECREACIÓN DEL ALMA. Toda la Creación natural y sobrenatural, es obra del amor. Todas las providencias, las leyes físicas, morales, espirituales, son obras del Amor.

El Intelecto:

Es capaz de distinguir lo que está bien y lo que está mal. Y amaestra sobre el cómo y el porqué, se puede y se debe querer hacer el bien y no querer hacer el mal.

La Conciencia: su voz podría llamarse la Voz del Mismo Dios, hablando en el interior del hombre. Es otra ayuda no-solo en empujar la voluntad a acciones buenas y en detener la misma para acciones malvadas. Sino en hacer que surja el arrepentimiento y empujar a la reparación de un mal cometido; para que el hombre vuelva a encontrarse en Gracia de Dios, cuando la ha perdido pecando.

LA Intuición: es una ayuda que Dios da a la inteligencia debilitada en la comprensión. La lucidez de la inteligencia ayuda poderosamente a recibir y comprender las enseñanzas que la Ciencia Eterna, en las lecciones que Dios quiere que sean guía y consuelo en la hora que vivimos; para que el mundo no se embrutezca totalmente, pues las palabras de la justicia no son más que sonidos que repercuten en las orejas y a veces ni siquiera se perciben: no se hacen alimento de Vida.

intuicion

Dios crea las almas por amor. Y para que ellas puedan alcanzarle y poseerle, después de haberse esforzado en amarle y conocerle, las ha llenado de dones. El alma viene de Dios y todas sus potencias físicas, morales y espirituales tienden hacia Él. El alma originalmente dada al hombre se  recrea y se supera en grados inimaginables, a través de  grandes sufrimientos y tribulaciones, haciéndola apta para reposar en Dios.

El espíritu vivo se funde en Dios y el alma se convierte en Templo Viviente del Espíritu Santo, porque Dios vive en ellas y las funde con Él.

Y es de suma importancia para el alma que quiere avanzar en la vía del Cielo, ser robusta y tener todas sus potencias firmes en Dios. Cuando esto sucede el alma está segura. Cuando las potencias del espíritu están fijas en Él, ninguna fuerza la puede quitar de ahí.

El alma viva tiene tal repugnancia al mal, porque Jesús está en ella y el alma percibe lo que siente Él. El mérito del alma es uno solo: aquel de su buena voluntad de querer tenerlo a Él y aferrarse a Él. Todo otro pensamiento sería soberbia y vanidad espiritual. Las almas que están fijas en Dios, no deben tener nunca miedo a nada. Solo a pecar.

EL ESPIRITU.

El espíritu es un Templo. El ángel custodio de cada criatura, adora en la misma, al Dios que la habita si está en Gracia del Señor.

mentecuerpo1

El espíritu es un Rey. La infinita misericordia del Dios Único y Trino, ha dado a nuestro espíritu todas las ayudas para permanecer dominador. Los sentimientos pueden ser domados, entregándolos a Dios y pidiéndole que nos llene de su Amor. Es el alma lo que da al hombre el derecho a decir: “Padre mío…”

Cuanto más el alma es hija de Dios, tanto más pronta se siente para seguir  los consejos del Espíritu Santo.  El alma hija de Dios toma de su Padre esta característica divina: la solicitud pronta y alegre de hacer todo aquello que es bien. La medida de la filiación alcanzada, la da la prontitud con la que el alma secunda las divinas inspiraciones, sin pararse a considerar lo que ellas puedan exigir de esfuerzo por parte de la criatura humana; ni del peligro que hayan de suponer para el individuo carnal.

Y el alma espiritual es la que distingue al hombre de los animales y lo hace dios sobre todos los otros seres creados: Dios-Rey que domina y somete; comprende, instruye, provee y lo hace dios por su origen y destino futuros.

Es el alma aquella que iluminada por su divino origen, sabe, quiere, puede con fuerza ya semidivina. Fuerza que Dios potentemente sostiene y ayuda, cuanto más el alma se eleva en la justicia y el hombre se diviniza con una vida de justicia. 

 lleno%20del%20espiritu%20santo

 

141.- SEGUNDA TRAMPA


1jeru-timep-jesus

Jesús con Juan, llega hasta una casa vieja que a la vez es una bodega y un almacén. La puerta es alta y estrecha. En ella hay tres escalones que los años han consumido. Es la casa de José de Séforis…

Juan llama y espera.

La puerta se abre con mucho ruido de cerrojos.

Una anciana saluda:

–                       ¡Oh, Juan! Dios sea contigo.

Juan contesta:

–                       No vengo solo, María, el Maestro viene conmigo.

–                       La paz sea contigo también, honra de Galilea. Entrad. Voy a llamar a José.

Se quedan solos en el vestíbulo y una carita morena se asoma por detrás de la cortina que separa la habitación de un corredor y curiosea temerosa.

Jesús pregunta a Juan:

–                       ¿Quién es este niño?

–                       No lo sé, Señor. Antes no estaba. Desde que estoy contigo, no he vuelto con mi padre aquí. –se vuelve al niño y lo llama- Ven niño.

Se acerca un niño como de cuatro años.

Juan le pregunta:

–                       ¿Quién eres?

El chiquillo contesta:

–                       No te lo digo.

–                       ¿Por qué?

–                       No quiero oír que me digan palabras feas. Si las dices te responderé y a José no le gusta.

Juan se echa a reír con el razonamiento del pequeñuelo:

–                       Esto sí que es raro. Maestro, ¿Qué piensas?

También Jesús sonríe y atrae hacia Sí al pequeño…

thCAE1VR01

Lo mira fijamente y le pregunta:

–                       ¿Sabes quién Soy Yo?

–                       Sí que lo sé. Eres el Mesías de quién será todo el mundo y entonces no se dirán más palabras feas a los niños como yo.

–                       ¿No eres israelita, verdad?

–                       Estoy circuncidado… Y me dolió mucho… Y también es muy doloroso sentir que nadie…   -llora sin la valentía que hace poco tenía.

Juan lo mira extrañado.

Jesús toma al niño y lo pone sobre sus rodillas.

Le pregunta:

–                       Te quiero mucho. Jesús quiere mucho a todos los niños. Y sobre todo a los huérfanos. ¿Cómo te llamas?

–                       También yo soy así.  –la vocecita se convierte en un murmullo- Soy romano… Me llamo Marcial.  Así me llamaba mi mamá…–y llora desconsolado.

Henryk_Hector_Siemiradzki_SIH029

–                       También Yo te llamaré Marcial, como tu mamá. Es una cosa buena la que ha hecho José, debes quererlo mucho…

–                       Sí, pero menos que a Tí, El dice siempre: “Si un día encuentras a Jesús de Nazareth, al Mesías, ámalo con todo tu ser, porque gracias a Él fuiste salvado del error.”  María dijo desde allá a la criada, que había llegado el Mesías y vine a ver quién me había salvado.

jesus_13

–                       José debió ponerte otro nombre. ¿Cómo te llamas ahora?

–                       Tengo un nombre feo, no me gusta. Me llamo Manasés.  –y el niño dice esto con una cara tan desconsolada que Jesús y Juan no pueden menos que sonreír.

d_hebreo_nino_1

Jesús trata de consolarlo:

–                       Manasés es un nombre que tiene un significado muy tierno para nosotros. Quiere decir: ‘El Señor me ha hecho olvidar todos los dolores’ José te lo puso pensando que le harías olvidar todos sus dolores. Es un hombre bueno.

–                       María también es buena y ahorita me está haciendo mis tortas de miel. Voy a ver si están cocidas y te traigo una.

Y se baja de las rodillas de Jesús y corre hacia la cocina.

José entra en la habitación y saluda a sus huéspedes.

Se arrodilla a los pies de Jesús y  luego dice:

–            Perdóname que te haya hecho esperar. El viernes es siempre un gran día. ¿Cómo estás Juan? ¿Tienes noticias de tu padre?

Juan contesta:

–                       No. Desde los Tabernáculos no lo veo.

–                       Está bien, lo mismo que Salomé. Esta mañana lo vi, con la última carga de pescado. También puedo decirte a ti Maestro,  que tus familiares están bien en Nazareth.

Jesús dice:

–                       Gracias. Tú haces mucho más de  lo que enseño. Ya vi al niño.

cortejo

–                       ¡Lo viste!…  Mira, el niño no es un niño hebreo. Es hijo de romanos. De dos libertos de un romano que vivía en Cesárea Marítima. Cuando se fue, lo olvidó y el niño se quedó solo. Los hebreos no lo recogieron. Los romanos… Tú sabes lo que son ellos… ¡El niño andaba pidiendo limosna! ¡Lo he hecho circuncidar! Y le cambié el nombre. Pero, ¡No quiero que se muestre a los demás, ni que recuerde su pasado!

Jesús pregunta dulcemente:

–                       ¿Por qué, José? El niño sufre por esto y… Se comprende.

–                       No quiero ser criticado por haber acogido a un…

celebrate_image_en

–                       Un inocente. No es más que eso, José. ¿Por qué temes al juicio de los hombres, cuando el  Juicio más alto, el Divino, sanciona tu actitud como santa? ¿Por qué no dices: ‘Si, el niño es romano; pero yo no siento repugnancia por él? Porque es hijo del Creador, como lo somos todos’ La verdadera circuncisión está por llegar y se verificará en el corazón de los hombres. Ten valor en hacer el bien, José. Serás grande. Muy grande…

Toquidos en el portón de la calle interrumpen la conversación.

Llegan los apóstoles…

Pedro entra y tiene el mismo aire de abatimiento que tenía en el Jordán, cuando pasaron Betabara. Se deja caer como exhausto sobre el primer asiento que encuentra, con la cabeza entre las manos.

Los demás, si no están tan abatidos; si se ven como perdidos. En los ojos de Marziam, hay señales de llanto.

Isaac se acerca a Jesús y le toma la mano, para acariciarla…

El pastor discípulo dice:

–                       Siempre como aquella noche de la matanza en Belén… Y a salvo otra vez. ¡Oh, Señor mío! ¿Hasta cuando te podrás salvar?

Este grito abre las bocas y todos hablan sin orden; contando las injurias, los maltratos, el miedo por…

Otro toquido en la puerta.

Judas exclama:

–                       ¡Ay de mí! ¿Nos habrán seguido?

José de Séforis va a mirar y…

Exclama admirado:

–                       ¡José el anciano! ¡Qué honor!

Y abre la puerta para dejar entrar al más influyente en el Templo después de Gamaliel…

arimatea

José de Arimatea dice a Jesús:

–                       La paz sea contigo, Maestro. Estuve…  y vi… Mannaém me encontró cuando salía del Templo, con el alma entristecida… ¡Oh! ¡Y no poder intervenir! No poder hacerlo para seguir siéndote más útil. Y… ¡Oh! ¿Estás aquí también tú, Judas de Keriot?…  Habrías podido hacerlo tú, que eres amigo de tantos. ¿No te sientes obligado tú que eres su apóstol?

Judas contesta lacónico:

–                       Tú eres discípulo suyo.

–                       No. Si lo fuera lo seguiría como los demás. Soy un amigo suyo.

–                       Es la misma cosa.

–                       No. También Lázaro es su amigo, pero no vas a decir que sea su discípulo…

–                       En su interior sí.

–                       Los que no son discípulos de Satanás. Lo son de su Palabra, porque reconocen que es la Palabra de Sabiduría.

El breve encuentro entre José y Judas de Keriot se agota.

Otra llamada a la puerta y los dos José se dirigen a abrir…

José de Arimatea se inclina para decir algo al oído a José de Séforis, que muestra una viva sorpresa y por un instante se vuelve a mirar a los apóstoles. Luego abre la puerta.

Entran Nicodemo y Mannaém. Les siguen todos los pastores-discípulos que hay en Jerusalén. Y varias discípulas.

También el sacerdote Juan con otro anciano. Todos muestran una honda preocupación.

Nique pregunta:

–                       Maestro, ¿Qué pasó? La ciudad parece un avispero. Los que te aman corren a buscarte donde suponen que estás. Yo misma fui a la casa de Lázaro. ¡Es demasiado! ¿Cómo te salvaste?

Jesús contesta:

–                       La Providencia que siempre vela por Mí. No lloren… Bendigan al Eterno y robustezcan su corazón.

jesus_y_el_templo

–                       Pero no debes ir más al Templo, Maestro. ¡Por mucho tiempo no debes subir! ¡No debes subir!

Todos están conformes con esto y sus voces resuenan en las gruesas paredes de la vieja casa, como el eco de un aviso suplicante.

El pequeño Marcial, el niño romano que estaba escondido; al oír esto, curioso  saca su cabecita entre los pliegues de la cortina y corre hacia Jesús. Le echa los brazos al cuello y lo besa.

Jesús lo estrecha con un brazo, atrayéndolo hacia Sí, Mientras responde a los que le dicen lo que debe hacerse.

–                       No. No me muevo de aquí. Id a decir a Lázaro que me espera, que no puedo ir. Yo, Galileo y amigo desde hace años de la familia me quedo aquí, hasta el crepúsculo de mañana. Y luego… ya veré a dónde ir.

Pedro dice llorando:

–                       Siempre dices lo mismo y luego regresas allá. Pero no te dejaremos ir más. Al menos yo. Creí en realidad que estabas perdido…

El anciano que está con el sacerdote Juan exclama:

–                       Jamás se ha visto cosa semejante. ¡Basta! Está decidido. Si no me rechazas…  Soy muy viejo para el Altar. Pero para morir por Ti tengo fuerzas todavía. Moriré fuera del sagrado recinto, al que he consagrado toda mi vida. ¡Pero Tú me abrirás un lugar más santo!

¡Oh, no puedo ver más la abominación! ¿Porqué mis viejos ojos tenían que ver estas cosas? ¡La Abominación que vio el Profeta, está ya dentro de los muros y va a sumergir a la ciudad! ¡La santidad del Señor esta bajo una costra de fango! ¡Pero si la Víctima es pura;  los sacrificadores son unos seres inmundos!

diezmos_ilust4

¡Anatema sobre nosotros! ¡El Señor verá sobre el Monte la Abominación de su Pueblo!… ¡Ah!…  –y se tira al suelo, cubriéndose el rostro con un llanto desgarrador.

El sacerdote Juan, dice:

–                       Lo he traído. Hace tiempo que quería. Pero hoy, después de lo que vio, ya nadie pudo contenerlo. El viejo Natán, se ve con frecuencia revestido con el espíritu profético. Acepta a mi amigo, Señor.

Jesús dice:

–                       No rechazo a nadie. Levántate sacerdote y levanta el espíritu. En lo alto no hay fango. Y a quién sabe estar en lo alto, el fango no lo toca.

El sacerdote Natán  antes de levantarse lleno de adoración, toma la punta del vestido de Jesús y lo besa.

Jesús habla con todos. Les da instrucciones, los bendice. Y los despide de uno por uno. Todos se van yendo en pequeños grupos.

Y solo cuando la habitación queda vacía, se nota la ausencia de Judas de Keriot. Muchos se sorprenden de que haya salido sin orden alguna.

Jesús, para impedir comentarios, dice:

–                       Habrá ido a hacer algunas compras para nosotros.  –y continúa hablando a José de Arimatea y a Nicodemo.

Nicodemo pregunta:

–                       ¿Quién es este niño?

Jesús contesta.

–                       Es marcial. Un hijo que José ha adoptado por hijo.

–                       No lo sabía.

–                       Casi nadie lo sabe.

José de Arimatea observa:

–                       Es muy humilde este hombre. Otro cualquiera lo hubiera publicado.

Jesús dice:

–            ¿Lo crees? Vete Marcial. Lleva a Marziam a enseñarle la casa.

Marcial toma de la mano a Marziam y lo lleva hacia el interior…  Y  luego que se han ido…

marcial1 (2)

Jesús continúa diciendo:

–                       ¡Está equivocado, José! ¡Cuán difícil es juzgar con rectitud!

Nicodemo y José dicen al mismo tiempo:

–                       ¡Pero Señor! acoger a un huérfano, porque sin duda lo es.

–                       Y no vanagloriarse de ello, es sin duda humildad.

Jesús aclara:

–                       El niño no es de Israel, como su nombre lo dice…

Jose y Nicodemo:

–                       ¡Ah! ¡Comprendo!

–                       Entonces está bien que se quede oculto…

Jesús:

–                       Ya se le circuncidó.

José:

–                       No importa. Tú sabes.

–                       ¡Cómo se ve que todos sois Israel, aún en los mejores! ¡Cómo se ve que aún al hacer el bien, no comprendéis y no sabéis ser perfectos! Uno solo es el Padre de los Cielos y toda criatura es hijo suyo. No os avergoncéis de hacerlo en el que no pertenezca a vuestra raza. La carne es para el sepulcro, el alma para Dios.

Nino_con_toga_2

Silencio.

Luego José de Arimatea se levanta y dice:

–                       Me voy Maestro. Ven mañana a mi casa.

–                       No. Es mejor que no vaya.

Nicodemo también se despide y los dos se van.

Santiago de Zebedeo exclama:

–                       ¡Quisiera saber a donde ha ido Judas! ¡Podría decir que se fue a donde hay pobres, pero aquí está la bolsa!

Jesús dice:

–                       No os preocupéis, ya vendrá.

Después de un rato, regresa Judas… gallardo, sonriente, franco.

Judas explica:

–                       Maestro, quise ir a ver… La tempestad está calmada. Acompañé a las mujeres… ¡Tan miedosas todas! No te dije nada porque me lo hubieras prohibido. Pero yo quería comprobar por mí mismo si hay algún peligro. Nadie piensa más en lo que pasó. El sábado vacía las calles.

Jesús contesta:

–                       Está bien. Ahora estamos aquí y mañana…

Los apóstoles gritan:

–                       ¡Cuidado con ir al Templo!

–                       No. Iré a nuestra sinagoga. A la de los fieles galileos.

Al día siguiente…

1jbart

Jesús sale con sus apóstoles y con José de Séforis, en dirección a la sinagoga. No ha dado  más que unos cuantos pasos por la calle principal, después de haber dado vuelta en la callecita donde vive José; que Judas de Keriot le llama la atención, para que vea a un joven que avanza en su dirección…

Tocando las paredes con un bastón, levantando su cara sin ojos hacia lo alto, a la manera como suelen hacerlo los ciegos. Sus vestidos son pobres pero limpios.

Parece ser muy conocido en Jerusalén porque muchos le dicen:

–                       Oye. Hoy te equivocaste de camino.

–                       Los caminos del Moria ya los dejaste atrás.

–                       Estás ahora en Bezetha.

El joven declara:

–                       Hoy no pido limosna de dinero.  –responde con una sonrisa y continúa caminando hacia el norte de la ciudad.

Judas dice:

–                       Míralo Maestro. Tiene los párpados pegados. Creo que ni siquiera tiene ojos. La frente se une con las mejillas sin hueco alguno. Ha nacido infeliz y así morirá, sin haber visto ni siquiera una vez, la luz del día. Ni la cara de un hombre. Dime pues Maestro. Si nació así, ¿Quién tiene la culpa? ¿Cómo pudo haber pecado antes de nacer? ¿Acaso habrán pecado sus padres y Dios los castigó haciendo que él naciese ciego?

1jbartolmai

Los demás se estrechan a Jesús para oír su respuesta y acelerando el paso, vienen dos Jerosolimitanos que han seguido al ciego.

Con ellos viene José de Arimatea, que no se acerca. Sube a las gradas de un portón y vuelve su mirada tratando de observar a todos.

Jesús responde y sus palabras resuenan claras en el silencio que le rodea:

–                       Ni él, ni sus padres pecaron. La pobreza frecuentemente es un freno para pecar. Si él nació así, es para que una vez más se muestren en él, el poder y las obras de Dios. Ve y tráeme al ciego aquí.

Judas se vuelve hacia el otro apóstol joven:

–                       Ve tú, Andrés. Prefiero quedarme aquí y ver lo que hace el Maestro.

Señalando a Jesús que se ha inclinado sobre el camino polvoriento, ha escupido sobre un puñado de tierra y con el dedo está mezclando su saliva, formando de esta forma,  una bolita de lodo.

Jesus-Bartimeo-curacion-ciego

Mientras Andrés, siempre condescendiente, se va a traer al ciego.

Judas dice a Pedro y a Mateo:

–                       Venid aquí vosotros que sois de menos estatura y veréis mejor.

Se pone detrás de todos y pareciera querer ocultarse entre los hijos de Alfeo y Bartolomé, que son los más altos.

Andrés regresa trayendo de la mano al ciego, que no cesa de decir:

–                       No quiero dinero. Déjame ir. Sé en donde está a quién llaman Jesús. Voy a pedirle…

Andrés se detiene ante el Maestro y dice:

–                       Este es Jesús. El que está delante de ti…

Contrariamente a lo que suele hacer, Jesús no le pregunta nada al ciego. Le pone inmediatamente el poco de lodo que tiene entre los dedos, sobre los párpados cerrados…

curacion-bartimeo

Luego Jesús le manda:

–                       Ahora ve lo más pronto que puedas a la cisterna de Siloé, sin detenerte a hablar con nadie.

El ciego, con los párpados enlodados, se queda perplejo por un instante, pareciera querer decir algo, pero cierra sus labios y obedece.

Sus primeros pasos son lentos, como de quién se siente dudoso o desilusionado. Luego se da prisa, tocando con su bastón el muro. Cada vez va más rápido… Parece como si alguien lo guiara…

Los dos Jerosolimitanos se hechan a reír con sarcasmo, sacuden la cabeza y se van. José de Arimatea de manera sorprendente lo sigue sin saludar siquiera al Maestro y regresa al Templo, de donde venía. De este modo el ciego, los dos y José de Arimatea se dirigen al sur de la ciudad.

Jesús continúa su camino a la sinagoga…

En la fuente de Siloé, José se detiene semioculto por unos bojes que rodean el huerto.

Los otros dos siguen al ciego hasta la fuente y lo miran cuando se acerca cauteloso al estanque y tomando agua, se lava por tres veces.

300px-Siloe5

La última, aprieta su cara con las dos manos y deja caer el bastón. Pega un grito como de dolor… Luego aparta lentamente las manos…

Y su grito se transforma en uno de júbilo:

–                       ¡Oh, Altísimo! ¡Yo veo!  -Y se hecha en tierra, vencido por la emoción y con las manos apretadas a las sienes, grita-  ¡Veo! ¡Veo! ¡Esta es la tierra! ¡Ésta, la luz! ¡Ésta, la hierba de la que solo conocía su frescura!  -va hacia el arroyo. Lo mira correr-  ¡Y ésta el agua!… ¡Así la sentía entre los dedos, (mete la mano) fría! Que no puede apresarse, pero no la conocía… ¡Qué bella! ¡Qué bello! ¡Qué bello es todo!

Levanta su cara y ve un árbol… se acerca. Lo toca.

Extiende su mano y toma una ramita, la mira.  Ríe, ríe. Se pone una mano sobre la frente y mira el firmamento, el sol. Y las lágrimas bajan de sus virginales párpados abiertos, para contemplar el mundo.

5962352-mariposa-de-amarillo-y-verde-de-lirio-rosa

Baja los ojos a la hierba, donde se balancea el tallo de una flor. Y se ve a sí mismo reflejado en el agua que corre del manantial…

11266709-lirio-rosa-flores-en-agua-y-bajo-del-arco-iris-por-buen-tiempo

Se mira y dice:

–                       ¡Así soy!

Y admirado contempla una tórtola que ha venido a beber un poco más allá, a una cabra que arranca las hojas de un rosal silvestre.

Y a una mujer que viene a la fuente con su hijito en el pecho. Aquella mujer le recuerda a su madre, cuya cara todavía no conoce.

Y levantando los brazos al Cielo, grita:

–                       Te bendigo, ¡Oh Altísimo! Por la Luz, por mi madre y por Jesús.

DIOS PADRE CREADOR

Y corre dejando tirado su bastón, que ya no necesita.

Los dos que lo siguieron, no esperaron a ver todo esto. Apenas vieron que el joven ve, se fueron ligeros a la ciudad.

José por su parte, se queda hasta el final y cuando el ex-ciego pasa rápido delante de él y entra en las callejuelas del suburbio de Ofel. Sale de su lugar y se dirige a la ciudad, muy pensativo…

jerusa10

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

29.- “NO MATARÁS”


Tres días después…

El sinagogo; junto con muchísimos peregrinos; se han unido a las más de trescientas personas que escuchan atentas a Jesús; que extensa y minuciosamente el Quinto Mandamiento:

–                     … se dijo ‘No matarás’. Os pregunto: ¿Es solamente un pecado de homicidio? Al matar… ¿Sólo cometéis este único pecado?…

Y Jesús da un extenso discurso, sobre todas las implicaciones humanas y sobrenaturales que trastornan el orden en la creación, con la violación de este precepto.

Cuando está por finalizar su minuciosa disertación, añade:

–                     Hoy apenas os lo insinúo. Algún día lo explicaré mejor. Se comete pecado de homicidio no solo con las armas y el veneno; sino también con la calumnia. Meditad en ello. Y todavía añado: el patrón que hiriendo a su siervo, lo hace con astucia de tal forma que muera entre sus manos, es doblemente culpable. El siervo no es dinero del patrón. Es un alma de su Dios. ¡Sea para siempre maldito ese patrón, que trata a su siervo peor que al buey!…

De repente… Parece como si Jesús lanzara rayos y truenos. Su mirada centellea.

Todos lo miran espantados, porque antes hablaba con calma. Ahora, su ira es evidente…

–                                         … ¡Son muchos los Caínes que matan a los Abeles! Y… ¿Qué pensáis inmundos sepulcros blanqueados al exterior con palabras de la Ley. Y en cuyo interior se pasea Satanás y pulula el satanismo más astuto?… ¿Qué creéis…? ¡Vosotros que profanáis el milagro! ¡Qué profanáis al hombre! … ¡Asesinos!… ¡Sacrílegos!… ¡Fuera! ¡Idos de mi Presencia! ¡Basta! Yo os digo: ¡Basta!… ¡Y lo puedo decir porque Soy la palabra Divina que traduce el Pensamiento Divino!… ¡Largo!…

Jesús de pie sobre la pobre tribuna, causa miedo. Impone un terror imposible de describir… parece lanzar rayos contra los pecadores presentes, al señalar la puerta de la salida, con su brazo derecho extendido. Con sus ojos centelleantes que parecen dos hogueras de fuego azul.

La niñita que estaba a sus pies, se pone a llorar y corre hacia su madre. Los discípulos se miran espantados sin comprender lo que está sucediendo y tratan de descubrir contra quién es la invectiva. La gente también se vuelve con ojos interrogantes…

Finalmente el secreto se descubre…

En el fondo; fuera de la puerta; semiescondido entre un grupo de campesinos altos; está Doras. Ahora se ve más flaco, amarillo y arrugado. Su cara no parece más que nariz y mentón. Trae consigo a un siervo que le ayuda a moverse. Y está ahí… en medio del patio.

Y por fin se atreve a hablar con su ronca voz, llena de soberbia:

–                     ¿Te refieres a mí? ¿Es por mí, que lo estás diciendo?

La voz de Jesús es un trueno al responder:

–                     Por ti. ¡Sal de mi casa!

–                     Me voy. Pero dentro de poco, muy pronto saldaremos cuentas. ¡No lo dudes!

–                     ¿Pronto?… ¡Al punto! El Dios del Sinaí, te lo dije: ¡Te está esperando!…

–                     También Tú. Hombre malo que has hecho venir sobre mí la ruina y los animales que dañan los campos. Nos volveremos a ver y entonces será mi alegría…

–                     Sí. Y no querrás volverme a ver, porque Yo te juzgaré.

–                     ¡Ah! ¡Ah! Mald… – gesticula tratando de gritar y cae.

El siervo lo sostiene rápidamente, acerca su mejilla a su rostro y grita:

–                     ¡Ha muerto! ¡El patrón ha muerto! ¡Qué seas Bendito Tú, Mesías! ¡Nuestro Vengador!

–                     No Yo. Dios, Señor Eterno. Que nadie se contamine. Tan solo sea el siervo quién se ocupe de su patrón.

Pedro pregunta asustado:

–                     Pero, ¿Ha muerto por tu querer?

–                     No. Sino que el Padre entró en Mí… es un misterio que no puedes entender. ¡Acuérdate que no es lícito herir a Dios! Él por Sí Mismo se venga. Yo Soy Misericordia, no venganza.

El viejo sinagogo se acerca y dice:

–                     Maestro. Has resuelto todas mis dudas. Y hay Luz en mí. ¡Bendito seas! Ven a mi sinagoga. No rehúses a un pobre viejo tu palabra.

–                     Iré. Vete en paz. Que el Señor sea contigo.

Y la multitud se retira poco a poco.

Al día siguiente, al amanecer llegan los tres pastores que son discípulos de Juan el Bautista: Simeón, Juan y Matías.

Jesús los saluda:

–                     ¡Oh! La paz sea con vosotros, amigos míos. ¡Qué milagro que habéis venido! ¿Alguna desgracia sobre el Bautista?

Simeón dice:

–                     No, Maestro. Venimos con su licencia. Te saluda y dice que encomienda a Dios al león perseguido por los arqueros. No se hace ilusiones sobre su suerte. Pero ahora es libre y es feliz, porque sabe que tienes muchos fieles. Aun  los que antes eran suyos. Maestro, también nosotros tenemos el anhelo de serlo. Pero… no queremos abandonarlo ahora que lo persiguen. Compréndenos…

–                     Al contrario. Os bendigo porque lo hacéis. El Bautista es digno de todo respeto y amor. Es muy duro caminar en esta estación. Hoy es un día sereno. Pero hace tres días, ¡Cómo llovía por todas partes!

Matías confirma:

–                     Dices bien. El Bautista es grande y siempre crece más. Se parece al agave, que cuando está cercano a morir, forma el más grande candelabro de la flor de siete hojas; que blanquea y perfuma. Así, él dice siempre: ‘Sólo querría verlo una vez más…’ verte. Hemos recogido el grito de su alma y sin decírselo, te lo traemos. Él es el ‘Penitente’, el ‘Abstinente’. Se macera aún con el santo deseo de verte y oírte. Todo en él, es sabiduría. También hemos venido porque hace algunos días llegó Doras el fariseo, para purificarse. El Bautista le negó el rito con estas palabras: ‘el agua no entra en donde hay una costra tan grande de pecado. Sólo Uno te puede perdonar: el Mesías’ y él dijo: ‘Iré a donde está Él. Quiero curarme y pienso que este mal es un maleficio suyo’

Entonces el Bautista le arrojó como si hubiera arrojado a Satanás. Y cuando se iba, se encontró con Juan, aquí presente. Lo conoció cuando iba a visitar a Jonás y le dijo: ‘Yo voy. Todos van. Hasta Mannaém y los ‘lameculos’ van. Aguas Hermosas está lleno de ilusos. Ahora que si me cura y retira su anatema contra mis tierras, que están siendo excavadas como con máquinas de guerra por un ejército de topos y de gusanos de todas clases.

Y también de animales que acaban con las semillas y roen las raíces de los árboles frutales y de las viñas. Y no hay nada que los pueda derrotar. Seré su amigo. De otro modo, ¡Ay de Él!’

Y nosotros le respondimos: ‘¿Y con ese corazón vas a ir allá?’ y él contestó: ¿¡Y qué se cree el maldito pedazo de Satanás!? ¡Por otra parte: así como convive con prostitutas, puede hacer alianza también conmigo!’

Quisimos venir a decírtelo, para que tomes providencias.

Jesús dice:

–                     Ya todo está hecho.

Todos dicen al mismo tiempo:

–                     ¿Ya hecho? ¡Es verdad!

–                     ¡Él tiene carros y caballos y nosotros tan solo dos piernas!

–                     ¿Cuándo fue?

Jesús contesta:

–                     Ayer.

–                     Y ¿Qué pasó?

–                     Lo siguiente: que si preferís ocuparos de Doras, podéis ir a su casa de Jerusalén y hacer duelo por él. Están preparándolo para el sepulcro.

–                     ¿Muerto?

–                     Muerto aquí. Pero ya no hablemos de él.

–                     Sí, Maestro. Sólo dinos una cosa: ¿Es verdad cuanto ha dicho Mannaém?

–                     Sí. ¿Os desagrada?

–                     ¡Oh, no! ¡Es nuestra alegría! ¡Le hablamos tanto de Ti en Maqueronte! ¡Y qué quiere el discípulo, sino que el maestro sea amado! Esto quiere Juan y también nosotros…

–                     ¡Hablas bien, Matías! La sabiduría está contigo!

–                     Y también encontramos… Antes de la fiesta de los Tabernáculos fue a buscarte a donde estábamos. Y le dijimos: ‘A quien buscas no está aquí. Pero estará en Jerusalén para los Tabernáculos’ Así dijimos porque el Bautista dijo: ‘¿Veis a aquella pecadora? Es una costra de inmundicia. Pero dentro hay una llama que va creciendo. Se hará tan fuerte que saldrá de la costra y arderá toda. Cederá la inmundicia y quedará solamente la llama.’

Así dijo. Pero, ¿Es verdad que aquí duerme, como nos lo fueron a decir dos escribas muy famosos?

Jesús responde:

–                     No. Está en una de las caballerizas del panadero. Como a un kilómetro de aquí.

Los tres exclaman, simultáneamente:

–                     ¡Lenguas infernales! ¿Oíste?… ¡Y ellos!…

–                     Dejadlos que digan. Los buenos no creen a sus palabras, sino a mis obras.

–           También lo dice Juan. Y hace unos días… – y le notifican lo que el Bautista los ha enviado a decirle.

Más tarde…

El día sereno y sin viento ha traído mucha gente. Jesús atraviesa en medio de ella, como si fuese un poblado pequeño que lo llama por todas partes. Hay mucha curiosidad. Jesús está risueño como pocas veces. Da la bienvenida a todos y empieza a hablar…

–                     Se dijo: ‘No tentarás al señor Dios tuyo’

Se olvida frecuentemente este precepto. Se tienta a Dios cuando se le quiere imponer nuestra voluntad. Se tienta a Dios, cuando perdonados por Él, se vuelve a pecar. Se tienta a Dios, cuando habiendo recibido un beneficio de Él; se convierte en daño el bien recibido. De Dios nadie puede burlarse.

Ayer visteis que castigo espera a los que se burlan de Dios. El Eterno Dios que es todo piedad con quién se arrepiente; es todo severidad con el impenitente que por ningún motivo se cambia a sí mismo. Vosotros venís a Mí para oír la Palabra de Dios. Venís para recibir algún milagro. Venís para ser perdonados. El Padre os da la Palabra, milagro y perdón. Y Yo no extraño el Cielo; porque os puedo proporcionar milagros y perdón. Y puedo haceros conocer a Dios.

El hombre que ayer cayó fulminado como Nabad y Abiú, en el fuego de la Ira Divina. Absteneos de juzgarlo. Sólo cuanto sucedió, milagro nuevo; os haga meditar como hay que obrar para tener a Dios como Amigo. Él quería el agua de la Penitencia; pero sin el Espíritu sobrenatural. La quería por espíritu humano. Cómo si fuera una práctica mágica que lo sacase de la enfermedad y lo librase de la ruina. El cuerpo y las cosechas. Esto era su objetivo; no la pobre alma. Para él; ella no tenía valor. Lo que era valioso para él, era la vida y el dinero.

Yo digo: ‘Donde está tu tesoro, allí está tu corazón. Y donde está el corazón está el tesoro. Tenía en el corazón la sed de vivir y de poseer mucho dinero. ¿Cómo tenerlo? De cualquier modo. Aún con el crimen. Y, ¿Entonces pedir el Bautismo no era burlarse y tentar a Dios? Hubiera bastado el arrepentimiento sincero por su larga vida de pecado, para darle una santa muerte. Pero era impenitente. No habiendo amado a nadie, ni siquiera a sí mismo. Porque el odio mata también el amor animal y egoísta del hombre. El llanto del arrepentimiento sincero debía ser su agua lustral.

Y también así sea para vosotros que me escucháis; porque no hay nadie sin pecado. Y por eso tenéis necesidad de esta agua. Ésta baja, exprimida del corazón y lo lava, purificando lo que está profanado. Vuelve a levantar lo que está caído, fortaleciendo la debilidad ocasionada por la culpa.

Este hombre se preocupaba solo de la miseria de la tierra. Pero una miseria única debe poner pensativo al hombre. Y es la eterna miseria de perder a Dios. Aquel hombre nunca faltaba en hacer las ofertas rituales. Pero no sabía ofrecer a Dios un sacrificio espiritual. O sea, alejarse del pecado, hacer penitencia. Pedir con sus acciones el perdón. Las ofertas hipócritas, hechas con riquezas mal adquiridas, son como invitaciones a Dios y sobornos para convertirlo en cómplice. Pero quién se atreve a esto, ¿No es burlarse de Dios? Dios arroja de Sí, al que ofrece sacrificios rituales, pero arde en deseos de seguir pecando. De nada sirve el ayuno, cuando el alma no se abstiene de pecar.

La muerte del hombre sucedida así, os haga meditar sobre las condiciones necesarias para que Dios os ame. Ahora en su rico palacio, los familiares y las plañideras, hacen duelo sobre el cadáver que dentro de poco será llevado al sepulcro. No es otra cosa que un duelo sin esperanzas.

Porque el alma muerta estará separada para siempre de quienes amó por parentesco y afinidad de ideas. Aun cuando un mismo lugar los una para la eternidad, El odio que allí reina, los dividirá. Y es entonces cuando la muerte es verdadera separación. Sería mejor que en lugar de plañir por otro; plañese por la propia alma con el llanto de la contrición y el corazón humilde para devolverle la vida; con el perdón de Dios.

Idos. Sin odios y sin comentarios. Sin otra cosa que humildad. Como Yo que he hablado por Justicia, pero sin odio. La vida y la muerte, para vivir bien y morir bien. Y para conquistar la vida que no tiene muerte. La paz sea siempre con vosotros.

No hay enfermos, ni milagros.

Pedro dice a los tres discípulos del Bautista:

–                                         Lo siento por vosotros.

Matías contesta:

–                                         ¡Oh! No es necesario. Creemos sin ver. Estuvimos en el milagro de su Nacimiento, que nos hizo creer. Y ahora tenemos su Palabra, que confirma nuestra fe. No pedimos otra cosa que servirle. Hasta el Cielo; como Jonás, nuestro hermano.

Varios días después…

El cielo despejado y sin viento, ha traído muchísima más gente. Jesús se dirige hacia el lugar que ha escogido para hablarles, para que todos lo puedan escuchar.

Del sendero que conduce al río, se oye un lamento:

–                     Jesús, Hijo de David. ten piedad de este infeliz.

Jesús voltea hacia aquella dirección y todos los demás, también. Pero un montón de bojes esconde al que ha hecho la súplica. Jesús dice:

–                     ¿Quién eres? Sal fuera.

–                     No puedo. Estoy infectado. Debo ir al sacerdote, para ser borrado del mundo. He pecado y la lepra me ha salido en el cuerpo. ¡Espero en Ti!…

La multitud se amotina:

–                     ¡Un leproso! ¡Un leproso! ¡Anatema! ¡Lapidémoslo!

Jesús hace un gesto. Impone silencio e impide que nadie se mueva. Dice.

–                     Es uno que no está más infectado que el que ha pecado. A los ojos de Dios es mucho más inmundo el pecador impenitente, que el leproso arrepentido. Quién es capaz de creer, venga conmigo.

Además de los discípulos, algunos curiosos siguen a Jesús. Los demás solo alargan sus cuellos.

Jesús avanza, se detiene y ordena:

–                     ¡Muéstrate!

Se levanta un hombre que todavía es joven. De cara hermosa en la que despunta el bigote y la barba rala. Una mirada aún llena de vida; de ojos enrojecidos por el llanto. De en medio de las mujeres que están en el patio, se oye un fuerte grito:

–                     ¡Hijo, mío! –y la mujer cae llorando en brazos de otra.

Jesús, solo. Avanza más hacia el desdichado. Le pregunta:

–                     Eres muy joven. ¿Cómo es que estás leproso?

El joven baja los ojos. Se ruboriza. Balbucea. Jesús repite la pregunta y él se ve obligado a contestar:

–                     Mi padre… Fui… Y pecamos. No solo yo…

–                     Allí está tu madre que está esperando con lágrimas. En el Cielo está Dios; el Cual sabe. Aquí estoy Yo; que también sé.  Pero para tener compasión; tengo necesidad de que te humilles… ¡Habla!…

La madre gime:

–                     Habla, hijo. Ten piedad de las entrañas que te llevaron. –Ha llegado hasta Jesús y de rodillas ha cogido la orla del vestido con una mano y extiende la otra hacia su hijo. Tiene la cara bañada en lágrimas. Jesús le pone la mano sobre la cabeza y repite:

–                     ¡Habla!…

–                     Soy el primogénito y ayudo a mi padre en los negocios. Me mandó a Jericó, muchas veces para hablar con sus clientes. Y la esposa de uno de ellos, era bella y joven. Me gustó. Fui más veces de las necesarias. Le agradé. Nos deseamos y pecamos; en ausencia del marido. No sé cómo sucedió, porque ella estaba sana. Sí. También yo estaba sano y la amé. Ignoro si junto conmigo, amaba a otros. Y se contagió. Lo único que sé es que muy pronto se marchitó y ahora está en los sepulcros, para morir viva.

Y yo… y… yo… ¡Mamá! ¡Tú lo has visto! ¡Es poca cosa! Pero dicen que es lepra… ¡Y que moriré con ella!… ¿Cuándo?… ¡No más vida!… ¡No más casa!… ¡Mamá! ¡Oh, mamá! Te veo y no te puedo besar… Hoy vienen a descoserme los vestidos y a arrojarme de mi casa… del poblado… soy peor que un muerto y no tendré el consuelo de que mi madre llore sobre mi cadáver.

El joven llora. La madre se sacude por los sollozos; como una planta arrancada por el vendaval. La gente hace comentarios diversos.

Jesús está triste y dice con pesar:

–                     ¿Y cuándo pecabas no pensabas en tu madre? ¿Eras tan necio que no te acordabas que tenías una madre en la tierra y un Dios en el Cielo? ¿Y si no hubiese aparecido la lepra? ¿Habrías recapacitado en que ofendías a Dios y al prójimo? ¿Qué hiciste de tu alma? ¿Qué de tu juventud?…

–                     Fui tentado.

–                     ¿Eras un niño para no saber que aquel fruto era maldito? ¡Merecerías morir sin piedad!

–                     ¡Oh! ¡Piedad! ¡Sólo Tú puedes!…

–                     ¡No Yo! ¡Dios! Si juras aquí de no pecar más.

–                     ¡Lo juro! ¡Lo Juro! ¡Sálvame, Señor! me quedan pocas horas para oír la sentencia… ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Ayúdame con tus lágrimas!…  ¡Oh, madre mía!…

La mujer se abraza a los pies de Jesús. Levanta su cara con los ojos agrandados por el dolor y la tragedia.

Jesús la mira y le sonríe piadoso:

–                     ¡Levántate, madre! ¡Tu hijo está curado! Pero por ti, no por él.

La mujer no puede creerlo y llora moviendo la cabeza.

Jesús ordena:

–                     Hombre. Quítate la túnica del pecho. Ahí tenías la mancha. Pero que tu madre se consuele.

El joven se quita el vestido y queda desnudo ante los ojos de todos. No se ve más que la piel perfecta y lisa de un hombre robusto.

–                     ¡Mira, madre! –y Jesús se inclina a levantarla del suelo. Lo que sirve para retenerla y que no corra a abrazar al hijo sin haberse purificado. Al presenciar el milagro; ella, feliz, llora y bendice. Jesús la acaricia y dice al joven.

–                     Ve al sacerdote y acuérdate de que Dios te ha sanado a causa de tu madre. Y para que seas justo en el porvenir. ¡Vete!

El hombre alaba al Señor y se va. La multitud prorrumpe en gritos de: ‘¡Hosanna!

Jesús predica sobre el Mandamiento: ‘No desearás la mujer de los demás… y sobre el Adulterio’ finaliza diciendo:

–                                         … el marido que va a otros amores, es un asesino: de su mujer. De sus hijos y de sí mismo.

Hice un milagro, por su pobre madre. Pero me provoca tanto asco la lujuria, que prefiero tocar a un muerto que ya está corrompido en su carne y en su espíritu que goza ya de paz; que acercarme al que huele a lujuria. Soy el salvador; pero Soy Inocente. Que lo recuerden todos los que vienen a Mí y que ponen a mi personalidad, lo que en ellos fermenta.

La ruina de una juventud, apenas formada y destruida por la libídine; me ha perturbado más, que si hubiese tocado la muerte. Vamos a los enfermos; ya que no puedo por el asco que me ahoga; ser la Palabra. Seré la salud de quién espera en Mí.

La paz sea con vosotros…

De hecho, Jesús se ve muy pálido. Y con un gran sufrimiento. No vuelve a sonreír hasta que se inclina sobre los niños enfermos…

Ha terminado la jornada del día. La gente se va, poco apoco. Jesús se queda a pasear bajo el sol que inunda la era.

Se le acerca Judas de Keriot:

–                     Maestro. No estoy tranquilo.

–                     ¿Porqué, judas?

–                     Por aquellos de Jerusalén. Los conozco bien. Déjame ir allá por algunos días. No te digo que me mandes solo. Al contrario. Prefiero que no sea así. Mándame junto con Simón y con Juan; quienes fueron tan buenos conmigo en el primer viaje a Judea. El uno me frena y el otro me purifica, aún el pensamiento. ¡No te imaginas lo que es para mí, Juan! Es un rocío que calma mis ardores. Y es aceite en mis aguas agitadas… créelo…

–                     Lo sé. No te debes admirar, si tanto lo amo. Es mi paz. Pero también tú serás mi consuelo, si siempre eres bueno. Si empleas los muchos dones de Dios, para el bien. Cómo desde hace días lo estás haciendo. Llegarás a ser un verdadero apóstol.

–                     ¿Y me amarás como amas a Juan?

–                     Te amo igual, Judas. Pero tan solo te amaré sin preocupación y dolor.

–                     ¡Oh, Maestro mío! ¡Qué bueno eres!

–                     Ve a Jerusalén. No servirá para nada. Pero no quiero quitarte tu deseo de ayudarme. Lo diré ahorita a Simón y a Juan. ¡Vamos! ¿Ves cómo sufre Jesús, por muchas culpas? Me siento como uno que haya levantado una carga demasiado pesada. No me deis jamás este dolor. No más….

–                                         No, Maestro. No. Te amo. Lo sabes. Pero soy débil…

–                                         El amor fortifica.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA