Archivos de etiquetas: Dios Vivo

21.- LA MAGNA OBRA DE LA REDENCION I


jardin volksgarten-600x399Mientras tanto en la Puerta del Cielo…

Leonardo, Adrián, Diego y los demás catecúmenos; escuchan atentos a una bella matrona romana. Alta, de cabellos oscuros, aspecto distinguido, de mediana edad; muy parecida a Fabiola. Su nombre es Plautina.

Su voz resuena clara como una campana, al exponer la Tercera Lección de la Doctrina Cristiana:

LA MAGNA OBRA DE LA REDENCIÓN

“Satanás penetró en el Edén para robarle al hombre, todo lo que Dios le había dado. Y no solo lo despojó de su riquísima herencia, también le mató el espíritu. Y le dio mortales heridas al alma corrompiendo el intelecto, la voluntad, los sentimientos, los instintos, suscitando apetitos culpables, destruyendo la Inocencia y la Gracia, afligiendo al Creador.

El Pecado dejó al hombre obtuso en la inteligencia del discernir el Bien y el Mal y en la Integridad. Como un humo se le había ofuscado la Verdad conocida.

Decaído de hijo adoptivo de Dios al grado de animal razonable, el hombre sentía por instinto que ‘matar’ era malo. Que corromperse en libídines obscenas debía estar mal. Pero no sabía distinguir hasta qué punto era mal el matar y cual la lujuria más abyecta a Dios.

Entonces Dios, después de haber castigado con el Diluvio, dio las primeras normas para ser menos violentos. Llamó a Sí a Moisés y le dio el Decálogo que reúne la Piedad y el Castigo.

DIEZ MANDAMIENTOS

Piedad para los débiles y castigo para los burladores que cumplen el Mal con todo conocimiento de causa. El Decálogo con su parte positiva: ‘Harás’. Y negativa: ‘No harás’ crea el Pecado con todas sus consecuencias.

Porque se peca cuando se quiere transgredir y el hombre después de la Ley, ya no tiene más la excusa de decir: ‘No sabía que era pecado.’

El Decálogo es Piedad, Castigo y Prueba. Como prueba era el Árbol que estaba en medio del Edén. Sin prueba no se puede aquilatar la cordura del hombre. Pero sobre los Diez Mandamientos de la Ley Perfecta, está la Perfección de la Ley, con los Dos Mandamientos del amor, dados por el Verbo Docente. Triple Amor a Dios: Amor del corazón, del alma, de la mente.

Porque Adán pecó con el corazón, (concupiscencia de la carne); con el alma, (concupiscencia del espíritu) con la mente, (concupiscencia de la razón); saliéndose del orden por abusar de los dones recibidos y ofendiendo a Dios con los mismos dones que había recibido de Él, para que el hombre pudiera asemejársele y serle causa de gloria.

Con las cosas que pecaron, debió ser reparado el Pecado, cancelada la ofensa y restablecido el orden violado.

Y EL VERBO SE HIZO CARNE PARA HACER ESTO.

REINA DEL CIELO Y MADRE DE DIOS

Y para restituirnos la Gracia y la Verdad en medida plena, rebosante, inagotable.

Con cuanto pecó el primer hombre, el Hombre-Dios repara.

Y el Amor Encarnado y el Amor Virginal, los dos ofrecidos voluntariamente. Totalmente. Y consumados para que Dios fuese consolado y el hombre salvado.

La muerte de Abel hizo añicos el orgullo de Adán y las escorias expertas de Eva, en el más atroz alumbramiento a las tinieblas.

La muerte de Cristo hizo añicos el Pecado y mostró a la Humanidad el alumbramiento a la Gracia.

Por un solo hombre, el hombre conoció la muerte. Por el Hombre solo, el hombre conoce la Vida. Por Adán, la Humanidad ha heredado la Culpa y sus consecuencias. Por Jesús, Hijo de Dios y de María, la Humanidad hereda nuevamente la Gracia y sus consecuencias.

Todos eran pecadores al menos del pecado hereditario. Ser justos era una grave fatiga, porque la Gracia no estaba en los espíritus. El Templo era un nombre. Los ritos, una representación mímica. La invisible Presencia del Santo de los santos no era creída más que por los simples. Los pequeños entre el Pueblo que tenía el nombre de santo.

Todavía los sacerdotes y rabíes enseñaban que Dios estaba en el Templo: magnífico en su gloria, parlante a sus ministros.

Y es en esta hora que Jesús ha venido.

trinidad

El Advenimiento de la hora de la Misericordia.

Pero no era solamente Hora de la Misericordia. Era también de Justicia. Justicia para Israel que ya no merecía más, ser el Pueblo de Dios. Otro pueblo debía ser elegido en su lugar: El Pueblo Cristiano.

El fin del Templo había llegado. La Ley Nueva, perfección de la antigua, se imponía; predicada a los hombres directamente por Dios. La Caridad de Dios se mostró en toda su plenitud a los hombres.

Dios es Infinitamente Bueno, Amoroso, Sabio, Paciente. Por estas perfecciones, Él dispuso al Redentor antes de que fuese el Pecado. Él ha puesto al alcance de todos el Cielo.

Y el Cielo es una conquista larga, muy dura, cierta. Solo para aquellos que perseveran en la buena voluntad, hasta el término de la existencia. Dios tiene todo Poder. Y Dios ha tenido misericordia. Y su alegría es comunicarse a los espíritus que anhelan al Dios Desconocido. Que no rechazan al Dios Ignorado que desean conocer.

Él ha amado a sus criaturas hasta dejar el Cielo por ellas.

santsima-trinidad-1-638

REDIMIR = RESCATAR. Volver a comprar lo que antes se vendió o empeñó.

MESIAS   =  REDENTOR.

Si en una balanza se mete un peso desproporcionado al peso equilibrador, la balanza se inclina hacia un lado. Pero si se restablece el equilibrio, las dos partes de la balanza quedan alineadas.

Por el delito de uno, muchos perecieron. La balanza de Dios estaba solamente inclinada hacia la parte de la Justicia. Pero por el Sacrificio de Cristo, la Gracia y la Vida son dadas a todos los que creen en Jesús.

Y de esta manera el equilibrio no solo es restablecido, sino que dado el sacrificio del Hombre-Dios es de un valor infinito e infinitos los méritos del Cristo-Salvador. La balanza de Dios se inclina ahora hacia la Misericordia.

Y Misericordia y Perdón rebosan del plato colmado de la Sangre Divina, que fluye para la salud del mundo. Tanta fluye, cuanto más abundante es el Pecado. Para que la Gracia abundando venciese al Pecado. Y la Vida venza a la Muerte, muriendo para dar la Vida a los espíritus inmortales de los hombres. La Vida, o lo que es lo mismo: el Reino de Dios dentro de los hombres.

EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN DEL VERBO

Pareciese que Jerusalén fuese la más adecuada para el nacimiento del Rey de los Judíos. Pero…

Jerusalén ya no era santa. Llevaba aquel nombre, pero la corrupción llenaba todos sus estratos, porque aunque Dios le había colmado de bienes, había rechazado el más necesario: “El bien de la posesión de Dios.”

Y el Don que hubiera hecho grande a Jerusalén, le fue quitado.

Ni el Nacimiento, ni la Muerte de Cristo tuvieron lugar dentro de sus muros; sino solo el delito de la Condena de Cristo. Contra la cual también las piedras se rebelaron: rompiéndose en su muerte y sacudiéndose obedientes al Querer de Dios y después, cuando Jerusalén fue arrasada…

Verdaderamente solo quién ama con todo su ser, puede conocer el inefable Misterio que es la Encarnación del Verbo…

Siendo María la más santa de las criaturas que había habido en la tierra, emanaba la santidad como un astro encendido del que se escapan etéreos rayos de sobrenatural potencia.

Y Sacerdotisa regia y purísima fue la virgen ardiente de la caridad más pura y fuerte que criatura nacida de hombre, nunca tendrá.

Ella aceptó el ofrecimiento. Y el “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí como su Palabra quiere…” fue  el ‘sea la Luz’ de la recreación del hombre, a hijo de Dios y heredero del Reino de los Cielos.

Dios se acercó a los hombres a través de Jesús. Y se hizo hombre para que el hombre pudiera conocerLo y contemplarLe sin temor.

CRISTO. Aquel que diviniza la materia, la glorifica y restituye a Adán a su dignidad original. Cristo reconstruye lo que estaba destruido. El cordero que revirginiza al hombre en la Inocencia y en la Gracia. Por su Caridad Humano-Divina, puede todo.

Pero Él, Perfección, no se ha limitado a enseñar que no hay amor más grande que el de aquel que muere por sus amigos. Él ha muerto. Éste es también el precepto implícito que con su ejemplo, Jesús ha dado.

DIOS QUERIA PERDONAR AL HOMBRE.

Porque lo amaba. Quería devolverle la Inmortalidad, la Posesión del Cielo.

madre-serpiente

Y prometió en el momento de la sentencia del castigo: “Yo pondré enemistades entre tú y la Mujer. Y entre su raza y la descendencia suya, Ella quebrantará tu cabeza y andarás asechando su calcañal.”

María nació sin la mancha del Pecado Original y amó como criatura alguna, jamás amará. María no conoció el Pecado y por eso es la Vencedora de Satanás.

Cristo viene de la Hora Perfecta. Los siglos la trasmitieron con voz siempre más clara, con pormenores más precisos. La Voz Divina, promesa de un Mesías Redentor y de la Mujer sin concupiscencia, que castigará al Prevaricador, alumbrando al Vencedor del Pecado y de la Muerte.

María: Pacífico Puente, que reúne Cielo y Tierra. La Eva Santa y Verdadera Madre generadora de Vida,  de la Humanidad. La Amadísima que con su sola Presencia obtiene misericordia para los pecadores. Su amor perfecto. Su perfecta obediencia. Sacrificio de olor suave que aplaca la ira del Señor.

calvario-maria

Arcoíris de Paz. La Corredentora es el dulce astro que resplandece a la Presencia de Dios, para recordarles que Él ha prometido Misericordia a los hombres. Y ha dado a su Hijo para que los hombres tengan Perdón.

El arco iris después del Diluvio fue visto solo por los justos que permanecieron vivos sobre la tierra; pero María en un sobreabundar de misericordia, será vista por muchos que justos no son.

Y su voz, su perfume, sus prodigios, son para justos y pecadores. Y felices aquellos que entre éstos últimos; se conviertan a la justicia, a la fe en Cristo, el cual es salvación.

EL AMOR DE DIOS

El amor de un Padre que sacrifica a su Verdadero Único Hijo, para salvar la vida de sus hijos adoptivos. Y de este amor es del que ha amado Dios. Ha sacrificado a su Unigénito, para salvar a la Humanidad Culpable.

Y Jesús dejó la libertad y la pureza que son la atmósfera del Cielo, privándose de ellos y descendiendo a la cárcel humana; para ayudar al hombre al que ama. Los redimidos por Cristo conocen todo el amor de Dios.

Y Cristo es este amor infinito que Él Mismo ha revelado con su Persona, con su Palabra, con su Ejemplo y sus acciones. Jesús es Verbo y Carne. Con el Verbo instruye. Con la Carne, Redime.

jim jesus pastor

JESÚS ES EL MESIAS

Jesucristo tenía la voluntad libre. Como Dios Y como Hombre. Jesús no prevaricó. No abusó de ésta, su libre voluntad potente, para escapar de la Muerte en la Cruz. Si lo hubiera hecho, hubiera sido más Rebelde que Lucifer. Pero Cristo nunca fue rebelde.

Ninguna cosa, ni siquiera la natural repugnancia humana al suplicio, lo hizo tal. Porque sobre su Voluntad Libre, estaba y puso, la Voluntad del Padre. Y Él, el Perfectísimo Hijo Divino, de Naturaleza igual a la del Padre; no sacó ventaja.

Sino que con reverencial amor, siempre dijo al que lo había generado: Hágase tu Voluntad’ Y Bondadoso y Obediente, ofrece y rinde sus poderes, para ser arrastrado al Sacrificio. Su voluntad libre la usó para ser Perfecto como Hombre, así como era Perfecto como Dios. 

10getsem

Dios no puede pecar siendo la Perfección. Pero su Segunda Naturaleza como Hombre, estuvo sujeta a tentaciones. Y las tentaciones son los medios para pecar, si no son rechazadas. Y duras tentaciones fueron lanzadas contra el Hombre.

Todo el Odio contra Él. Todo el Rencor, el Miedo, la Envidia del Infierno y de los hombres, contra Él. Contra el Fuerte al que sentían Vencedor, aunque tuviera la mansedumbre de un cordero.

Pero Jesús no quiso pecar. Hay que dar el reconocimiento a su Fortaleza. No pecó porque no quiso pecar. Y también por su Perfección en la Justicia contra todas las insidias y los eventos, Él ha confirmado ser el hijo de Dios.

Y la Justicia consiste en practicar el amor con heroísmo de santidad. La santidad de Jesús lo ha convertido en el Santo de los santos, porque como Hombre fue el Héroe que quiso ser: ‘Amen como Yo los he amado’.

Obedecer es el precepto que nos convierte en Cristianos.

JESÚS ES EL REDENTOR  

El Hijo de del Hombre fue entregado en manos de los hombres, porque es el Hijo de Dios, pero también es el Redentor del Hombre. Y no hay Redención sin sufrimiento.

Él soportó el sufrimiento en la Carne y en la Sangre, para reparar los pecados de la carne y de la sangre. En lo Moral, para reparar los pecados de la Inteligencia y de las Pasiones. En lo espiritual, para reparar las culpas del corazón. Por todo esto, fue completa.

Y Jesús tomó sobre Sí, todas nuestras miserias y todos nuestros pecados. Los pasados, los presentes y los futuros…

redentor

 Como si hubiese sido sumergido en un estercolero pútrido, quedó Jesús ante los Ojos del Padre y de Él se horrorizó el Altísimo; porque en ese momento al tomar sobre Sí todos los pecados del mundo acumulados en los siglos, se convirtió en el Pecado y en el Hombre Culpable.

Un diluvio de culpas sobre la Tierra, desde su principio hasta su fin. Un diluvio de maldiciones sobre el Culpable. Sobre la Hostia del Pecado.

Jesús sudó sangre por la agonía de ser el Maldito. Su corazón se trituró con el conocimiento de que en aquella Hora, no era el Verbo de Dios. Era solamente el Hombre. El Hombre Culpable.

Y todos los pecados los ha descontado sobre su Cuerpo Santísimo. Y para que el hombre volviera a revestirse en su alma, de la vestidura de bodas; Él se ha revestido de llagas, moretones, sangre, heridas que traspasaron su Cuerpo.

redentor

La Ira de Dios se abatió sobre Él. La Ira por nuestros infinitos pecados, desde el primer pecado hasta el último que será cometido. Y la Justicia ha clavado toda culpa en su Cuerpo Inocente.

Como ciervo perseguido por una turba de arqueros, Él ha sido perseguido por las flechas de Dios, para que toda culpa fuese expiada con su Sangre.

Con las torturas de su cuerpo mortal, extrajo la Maldad de toda la estirpe humana y empapado con su Sangre, nos lavó las culpas de la carne. Por esto fue aprehendido en Jerusalén.

Entregado a los sacerdotes, escribas y fariseos, que lo llevaron a los gentiles para que lo escarnecieran. Después de haber sido abofeteado, insultado, herido, escupido y arrastrado por las calles de Jerusalén como un harapo inmundo.

Y los gentiles, después de haberlo flagelado y coronado de espinas, lo condenaron a morir en una cruz con una muerte infame, como un vulgar malhechor.

El pueblo que lo había honrado con los hosannas el Domingo de Ramos, pidió su muerte y en su lugar, pidió el indulto de un asesino.

flagelado-pasion

Y Dios lo permitió. Porque es el Cordero de Dios que expía por los pecados del mundo. Cargó sobre Sí con todas las culpas y con todos los dolores, para que el hombre fuese sanado. Más tarde llegó la Gloria, pero antes fue el Dolor. Más tarde llegó el derecho a juzgar, pero antes estuvo el deber de expiar.

En medio de un mar de Angustia, de un océano de Dolor; en el que su Madre y las almas-víctimas comparten, murió en un Patíbulo y tres días después por su Voluntad Divina, Resucitó.

Volvió a la Vida Eterna y Gloriosa como Hombre. Y volvió a la plenitud de ser Dios, con el Padre y el Espíritu Santo, después de haber padecido toda clase de afrentas y de ver su corazón atravesado por la Mentira y el Odio.

Entonces fue constituido Fundador del Nuevo Templo, en el que se encuentra la Fuente Santísima del Espíritu Septiforme. Pero antes Jesucristo fue la Víctima Inmolada que purificó la Casa de Dios.

La pareja Jesús-María es la destinada a anular todo lo que hicieron Adán-Eva y devolvieron al linaje humano al punto en que fue creado: reyes ricos en gracias y dones para una regeneración completa. Perfectos en Obediencia, en Amor y en Santidad.

1jencuentro-maria

Por una infidelidad de la Mujer, el género humano conoció el Pecado, el Dolor y la Muerte. Por la fidelidad de la Madre Santísima, la Virgen Inmaculada, el género humano ha obtenido la regeneración a la Gracia. Y por Ella, el Perdón; la Alegría Pura y la Vida.

Esta Gracia si bien no anula todas las consecuencias del Pecado Original, y que son el Dolor, la Muerte y los estímulos restantes para dar pena, miedo y batalla. Ayuda fuertemente a soportar el dolor presente con la esperanza del Cielo.

Ayuda a afrontar el miedo de morir, con el conocimiento de la Misericordia Divina. Ayuda a rehacer y domar los estímulos, con las ayudas sobrenaturales por los méritos de Cristo y los Sacramentos instituidos por Él.

Adán quedó mutilado de la Gracia y de la Vida sobrenatural, de la Inocencia, Integridad, Inmunidad, Inmortalidad y Ciencia. Y como cabeza de toda la Familia Humana, ha trasmitido su penosa herencia a todos sus descendientes.

Pero la Humanidad ha sido más afortunada. Por medio de Jesús-Salvador-Redentor, ha obtenido la curación.

Más todavía, la ‘recreación’ en la Gracia: la vida del alma. Y por los sacramentos por Él instituidos, las virtudes que éstos infunden.

Los dones del Espíritu Santo han obtenido también los medios para crecer siempre más en perfección, hasta alcanzar el culmen con la ‘supercreación’ que es la santidad.

Pero ni siquiera el sacrificio del Hombre-Dios que ha restituido la capacidad de amar, conocer y servir a Dios en esta vida y poseerlo con júbilo en la otra. Ha cancelado las cicatrices de las grandes heridas que el hombre se infirió voluntariamente.

Y especialmente de la Triple Concupiscencia que está siempre pronta a rehacerse llaga, si el espíritu no vigila teniendo sujetas las malas pasiones.

El hombre regenerado hijo de Dios por medio de Jesús, conoce esto que Adán no conocía. Conoce a cual inmensidad llega el Amor del Padre, que da a su Unigénito para cancelar con su Sangre, el decreto de condena de la Humanidad decaída por su Progenitor.

Nada de cuanto hay en la Creación debe estar privado de incentivos o de consecuencias buenas.

El mundo odió a Jesús sin motivo alguno. Cuando pensó destruirlo, hizo que el hombre regresara a Dios. La aparente victoria de Satanás, fue su verdadera derrota.

EL PRIMOGÉNITO

Jesús es el ‘Primogénito entre los muertos’ siguiendo el orden divino y humano.

Primogénito siguiendo el orden humano, porque Hijo por parte de Madre de Adán, que nació como debieron nacer todos los hijos de los creados por Dios: con procreación privada de Lujuria y de Dolor.

Por eso se le llama Hijo del Hombre, pues Él fue por línea humana el Hijo Primogénito (vivo en la Gracia) de Adán.

Primogénito del Padre siguiendo el orden divino, porque es el Hijo del Padre Celestial. Generado por Él y NO CREADO por Él. Generar quiere decir producir una vida. Crear quiere decir formar. El artista puede crear una obra; pero solo un padre y una madre, pueden generar una vida.

Nada impedía al Verbo de Dios aparecer entre los hombres, materializando su espíritu como un hombre adulto y amaestrar en la perfección de la Ley, repitiendo un prodigio que ya había realizado antes. (Génesis 18, 1-3)

Pero para la Justicia era necesario un Sacrificio.

Y Él quiso volverse un pequeño germen que madura en un seno de mujer. Y después, un pequeñín que llora y se amamanta para vivir. Pasando por todas las etapas de la vida: niño, adolescente, joven, hombre, al igual que cualquier nacido de mujer.

Y en el nacer y en el morir, fue igual a todos los hombres. Él, Dios; no quiso ser diferente de nosotros, puesto que por amor quiso convertirse en Hombre.

ADVIENTO ECOGRAFIA

Las únicas diferencias estuvieron en su Perfección Humana y Espiritual, porque Él quiso conservarlas tales. Y en su Pasión que completó de manera tremenda: en el cuerpo, en la mente, en el corazón y en el espíritu, como ninguna criatura lo padeció.

Y Él para Sí lo quiso, aun siendo el Eterno Inocente, que ningún castigo merecía. Jesucristo amó tanto al hombre, hasta el extremo de odiarse a Sí Mismo y derramó toda su Sangre por nosotros.

Y para salvar al hombre, tomó un alma y descendió del Cielo, al seno de la Inmaculada.

El amor materno cuando es justo, es el amor más completo, más perfecto. El más alto de los amores de la Tierra. Para María no era solamente el amor de la madre que ama a la criatura que se forma en ella y que es el fruto del amor de dos criaturas.

María amaba a Dios en su Hijo, que había venido a Ella para hacerse Hombre en su carne. Miraba su vientre inviolado y veía que era la Custodia Viviente de Dios Vivo en Ella.

Sentía palpitar el otro corazón y sabía que era el Corazón de Dios, hecho Carne.

sagrado-corazon-de-jesus

El Corazón de Jesús fue formado por el Espíritu Santo, generador de la Humanidad Santísima del Verbo: Dios conteniéndose a Sí Mismo, en la Perfección de la Perfección de Jesucristo.

El Corazón de Jesucristo formado por los Fuegos de la Caridad y los Lirios de la Purísima, testimonio del sublime aniquilamiento del Verbo, para que se perfeccione a Sí Mismo como Hombre, en la Caridad. ¿Habrá un Trono, un Altar, un Templo, más sagrado y más suyo que éste? Definitivamente, NO.

Él vino para perfeccionar la Ley y volverla clara con sus enseñanzas y practicable con su ejemplo. Él vino y tanto ha amado el Bien y rechazado el Mal, que aceptó morir para que el Bien triunfase en el mundo y en los corazones.

Y el Mal fuese vencido por la Sangre Divina.

Y con su sacrificio y su Redención obtuvo que los santos que NO REHÚSAN SEGUIRLO por el Camino de la Cruz, compartan con Él, la Gloria de la Resurrección. El Apóstol Juan fue el primero en comprender lo que había en el Corazón de Jesús.

sag-corazondejes

Todos los santos son frutos de ese Corazón, del amor por ese Corazón. A los que no se separan de Él, Él los lleva al Cielo como una parte de Sí Mismo.

Jesús con su Muerte destruyó nuestra muerte y nuestras culpas las anuló con su Sangre. Él nos ha rescatado del Mal. Él lo ha dejado impotente para perjudicarnos en la vida futura, clavando nuestros males en la Cruz y filtrando nuestro espíritu a través de Él, para darnos la sanidad.

Y a cada alma en particular deificarla. Y al alcanzar la perfección, compartir con ella la gloria de la Resurrección. 

Y la dulce voz de Jesús nos dice:

“Venid, mis brazos están abiertos. Sobre la Cruz me dolía el tenerlos clavados solamente porque no podía estrecharlos en torno a vosotros y bendecirlos. Pero ahora soy libre de atraerlos a mi Corazón. Mi boca tiene besos de Perdón y mi corazón tiene tesoros de Amor.

Dejad las riquezas injustas y venid a Mí, Riqueza Verdadera. Dejad los goces indignos y venid a Mí, Gozo Verdadero. ¡Cómo os sentiréis alegres, de una espiritual felicidad, si confiáis en Mí! Yo soy el Dios de la Paz. De Mí brotan todas las gracias.

Todo dolor en Mí se calma. Todo peso se vuelve ligero. Todos vuestros actos cumplidos en mi Nombre, se revisten de mi Belleza. Yo puedo daros todo si venís a mi Corazón y no de manera humana, sino sobrehumana, eterna, inefablemente dulce. No les digo que no conoceréis el Dolor. Lo he conocido Yo que Soy Dios. Pero les digo su dolor se volverá suave si lo sufres sobre mi Corazón…

Venid, dejad aquello que muere. Aquello que hace daño. Aquello que quiere el Mal. Venid a Mí que os amo. A Mí que sé dar las cosas que no perjudican y no mueren. Ayudadme con vuestra voluntad. La quiero para actuar no porque Yo la necesite. Sino porque es necesaria para vosotros, para merecer el Reino.

Venid. Ayudadme a rechazar al Infierno en el Infierno y a abriros el Cielo.

Yo comencé a consumar mi Sacrificio para vencer a Satanás, al Mundo y a la Carne, a partir del primer acto de mi Voluntad contra las voces de la carne, del mundo y de su Rey Tenebroso.

Morí a Mí Mismo para haceros vivir con mi ejemplo y morí sobre la Cruz para daros la Vida. Destinado a ser vuestro Pontífice Misericordioso, debía por experiencia propia conocer a la perfección las luchas del hombre y permanecer fiel delante de Dios a fin de enseñaros a permanecer fieles.

Recordadlo: YO TE AMO TAL COMO ERES EN ESTE MOMENTO…”

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA  

EXORCISMO 2


Exorcismo2_01

N57 DESTINOS ENTRELAZADOS

Destinos-Cruzados

En nuestra Misa de Consagración, habíamos renunciado a todo: al Pecado y a sus consecuencias. Renovamos las promesas de nuestro Bautismo y ofrecimos nuestra vida a Dios, para que fuese Cristocéntrica. Nos consagramos al Inmaculado Corazón de María y al Sacratísimo Corazón de Jesús y salimos del retiro decididos a vivir el Evangelio, con Dios como nuestra máxima prioridad.

Sin que yo me diera cuenta, Jesús había tomado el control de mi vida y empecé un sendero espiritual tan extraordinario como incomprensible… Pero los caminos de Dios, no son nuestros caminos.

Pasaron seis meses y quedé integrada en una comunidad de oración carismática, que tenía una familia que estaba totalmente entregada al servicio de Dios. Todos los días había servicios.

th4ZO4HI68

Los más jóvenes evangelizaban y dirigían a los grupos de niños o menores de 17 años. El matrimonio mayor dirigía a los adultos y la señora pastoreaba a las señoras y el padre a los varones. La Eucaristía era diaria y nos esforzábamos por mantenernos en gracia.

Los martes, nos reuníamos todos; después de rezar el Rosario hacíamos Oración Comunitaria y de Alabanza. Leíamos la Biblia y aprendíamos a conocer y a amar a Nuestro Señor Único y Trino. Todo esto no tiene nada de extraordinario para cualquiera recién convertido o para aquel que se mantiene practicando verdaderamente la Fe Católica.

est25c325a1s2bentre2bnosotros

Yo me sentía muy feliz. Mi vida había cambiado completamente y Jesús se convirtió en el centro de ella, desde aquella tarde en la plaza de toros. Estaba enamorándome de un Dios Vivo que me estaba revelando cosas maravillosas y le daba sentido a todo lo que me sucedía.

Por primera vez en mucho tiempo, volví a tener muchas ilusiones y agradecimiento por todos los dones que había recibido en mi vida: mis niños, mi matrimonio tan desdichado; pero que era el bastión de mi familia. Mi trabajo que era gratificante en muchos sentidos, además era joven y estaba saludable.

Conocí a Jesús y nada se comparaba con eso. Todas mis desgracias habían quedado atrás… Y por primera vez sentía que la pasión de estar enamorada verdaderamente, me embriagaba completamente…

enamorada de Dios

Y lo más maravilloso: ¡Podía amarlo sin cometer adulterio! Porque Amar a Dios, es una experiencia sublime.

De esta forma transcurrió el tiempo y un martes que estábamos rezando el Rosario en la sala donde eran las reuniones, la dueña de la casa se acercó y me dijo que fuera con ella a la cocina.

A todos los demás les dijo que siguieran rezando el Rosario con más fervor y cantaran muchas alabanzas a la Virgen María. Y que no pararan de orar hasta que ella les dijera. Que si era necesario, repitieran el Rosario hasta completar los Quince Misterios.

misterios-del-rosario-1

Yo la miré sorprendida; pero no comprendí la urgencia, hasta que en la cocina ella me dijo:

–          Esto es muy inusual; pero Jesús le ordenó a Alfonso… que te integres al grupo que está orando con ellos. Uno de los muchachos va a venir por ti. Yo voy a regresar a seguir invocando y alabando a nuestra Madrecita.

–          Está bien. – contesté sin comprender nada.

Me quedé mirando el jardín que se podía contemplar desde la ventana. Y esperé…

DISEÑO

Esa misma tarde al llegar, había visto que por la puerta del jardín trasero habían introducido a alguien que al parecer estaba enfermo y que era sostenido por dos de los hijos de Alfonso. Pero para mí no fue algo extraño; porque sabía que en el grupo también se hacían oraciones de sanación.

Lo que no sabía, es que las enfermedades y el pecado tienen una relación tan estrecha; que el ministerio de Sanación y el de Liberación, no pueden ser separados.

Tampoco sabía en qué consiste exactamente una Oración de Liberación… Pero estaba a punto de descubrirlo a la manera de Jesús de Nazareth.

Familia-ora-con-Jesus

Entre todas mis ideas preconcebidas, yo estaba firmemente convencida de que el diablo era un mito medieval y el infierno estaba en esta tierra. Bastaba con mirar alrededor y ver cuán infernalmente desdichada era la vida de muchas personas. Y… ¡Con la cantidad de cosas que estaban sucediendo también en nuestra sociedad!

Definitivamente era bastante escéptica con las historias de aparecidos y todas esas tonterías, que les fascinaban a los que les gustan los cuentos de horror.

Años atrás había visto la película del Exorcista. Y la consideraba una buena película de terror, pero nada más.

Yo, ni un millón de años hubiera admitido que los posesos fueran algo más que pobres desquiciados con fallas mentales y cerebrales, que debían ser atendidas  por los especialistas de la medicina y la psiquiatría.

Era muy analítica con todas las cosas y racionalizaba todo. Aunque había descubierto que Dios era una Realidad de ensueño; con únicamente argumentos y aunque el Evangelio lo decía; nadie me hubiera convencido nunca de que Satanás también estaba vivo y activo en el mundo actual.

thL019QM94

¿¡Cómo!?… Eso de los hechizos y embrujamientos eran sólo para los ignorantes y descerebrados que creían en eso. Yo me consideraba una mujer inteligente y racional.

Pero una vez más, en mi vida; mi mundo y mi mentalidad estaban a punto de cambiar

Era una casa muy grande de dos plantas y muchas recámaras. En la más alejada de la planta baja y que estaba separada del resto de la casa por un enorme jardín, se habían reunido Alfonso y sus cuatro hijos mayores, además de otros cuatro varones que luego supe que eran familiares y amigos del grupo de oración.

El más jovencito del grupo vino por mí y me dijo:

–          Rosita no te preocupes. Veas lo que veas y oigas lo que oigas, no te asustes. Sólo obedece las indicaciones de mi papá.

Este extraño preámbulo, no me preparó para lo que encontré al cruzar el umbral de aquella habitación…

thJS0EYL6E

Mientras tanto ese mismo martes, para David las cosas también estaban a punto de cambiar.

Ese mediodía; el hijo mayor de Alfonso, había ido a una diligencia a Casa Cornelio, el centro medular de la Renovación Carismática y que se encuentra a un costado del Colegio Anáhuac en la colonia Chapalita, acompañado de tres de los muchachos del grupo de oración.

Cuando terminaron, venían de regreso por la av. López Mateos y cuando iban a llegar al semáforo que está justo en la esquina del Templo de la Santa Cruz, Jesús le dijo al que venía manejando: ‘Cuando cruces esa calle, oríllate y estaciónate allí.’

Acostumbrados a obedecer en el grupo de Oración, nadie hizo preguntas y quedaron justo, junto al templo. No habían pasado ni cinco minutos, cuando con el cambio de señales y los automóviles que venían por la calle Manuel Acuña dieron vuelta; en un Grand Marquiz último modelo, venía manejándolo David y se topó cara a cara con los muchachos. Inexplicablemente, también se orilló y se detuvo a saludarlos.

av. lopez mateos

Entonces Jesús tomó al hijo de Alfonso y le dijo en primera persona a David:

–            Dale tu portafolio a tu compañero y regresa aquí Conmigo.

Sin replicar, David obedeció de inmediato. Dirigiéndose al hombre joven que estaba sentado en el asiento del copiloto, le entregó el maletín y se despidió aventándole también las llaves del lujoso automóvil, mientras le decía:

–          Termina tú el trabajo. Esto se acabó para mí. Diles que ya no cuenten conmigo.

Regresó y los muchachos ya le habían hecho un lugar enmedio, en el asiento trasero.  Y en cuanto David entró al auto, se desmayó.

Cuando llegaron a la casa y que fue cuando yo los vi entrar, a los pocos minutos empezamos el rezo del Santo Rosario como lo hacíamos siempre.

Mientras tanto en el ring de los combates celestiales, (La habitación que les estaba describiendo anteriormente) empezó la lucha para liberarlo.

fano20dibujos20cristianos205_7i4fx

Se manifestaron todos los espíritus que no se los voy a enumerar, porque tendría que decirles los pecados de David y eso no me está permitido. Solo les voy a decir los principales y que armaron un circo fenomenal: Homicidio, Odio, Venganza, Destrucción, Violencia, etc, etc, etc.

Cuando el combate estaba en su punto álgido, se manifestó la Tríada Infernal: Lucifer, Satanás y Belzebú.

En el grupo, esto nunca había sucedido, que se presentara la élite corporativa suprema del Infierno. Y de momento, todos quedaron sorprendidos.

angel-caido

Lucifer dijo triunfante:

–          Ya paren esta farsa. Este perro inmundo es mío y no me lo podrán quitar, porque primero los mato a todos. He venido por él y no me iré sin él. Ha sido mío desde siempre y nadie me lo puede quitar. NADIE. Tengo demasiadas pruebas de su adhesión a mí y hay muchas almas, por las vidas truncadas por él en mi reino, que me permiten poseerlo y reclamarlo. Díganle a ESE, (Jesucristo) que esta vez no me ganará.

exorcismo-en-georgia

Como todos tenían visión y profecía, yo no sé cómo lo verían; porque el Rey del Averno suele ser verdaderamente Pavoroso. Por un momento todos se quedaron congelados, mientras después de toda la refriega, David estaba suspendido horizontalmente, como a dos metros sobre el piso.

Entonces Jesús le dijo a Alfonso: ‘Entre las jóvenes mujeres que están rezando el Rosario, está mi hija Rosa María. Llámala, ella hará que se vayan’

Rosa María, (O sea yo) estaba del todo ignorante de todas éstas espeluznantes experiencias y sólo había desempacado unos cuantos carismas que le regalara Jesús: Entre ellos el Amor, la Oración, el Don de Ciencia Infusa y por supuesto, la FE. Cuando fui advertida de que viera lo que viera y oyera lo que oyera, no me asustara; lejos estaba de imaginar lo que iba a ocurrir, al cruzar aquella puerta…

100322-purity-of-heart

Literalmente me quedé paralizada y con la boca abierta por el asombro más absoluto. ¡No podía creer lo que estaba mirando!

Como si lo que sucedía fuera lo más ordinario del mundo y como si alguien hubiera tocado el botón de pause, detuvieron un segundo sus movimientos y todos me miraron con una cálida sonrisa de bienvenida.

Alfonso me miró con sus ojos dulces y bonachones y me dijo:

–          Bienvenida Rosita. Jesús quiere que dirijas esto. Anda…

Sin que pudiera salir un sonido de mi garganta, pensé: ‘¡¡¡QUÉ!!!…   ¿Qué yo dirija qué cosa…?’

awdq_1

Y mis ojos miraban estupefactos a un hombre levitando horizontalmente casi dos metros en el aire, mientras otros dos hombres colocaban gruesos almohadones sobre el piso y otros cuatro trataban de  sujetarlo por las extremidades. El jovencito que me había conducido, traía un recipiente con Agua Bendita y estaba listo para aspergiarla.

Alfonso sostenía la Biblia abierta y me volvió a invitar:

–          Expúlsalo. Ordénale que se vaya y que deje libre a este hijo de Dios.

El hombre que levitaba tenía vuelta la cabeza hacia la pared y convulsionaba en el aire. Cuando logré comprender lo que se me estaba pidiendo, sentí como si mis piernas se hubiesen vuelto de gelatina. Pero traté de obedecer.

exorcista3

Y con un hilo de voz tembloroso por el susto, logré articular:

–          En el Nombre de Jesús te ordeno que salgas de este hombre que no te pertenece.

Exactamente igual que en la película del Exorcista, aquel rostro humano dio un giro sobrenatural y me gritó con una voz cavernosa y aterradora:

–          ¡¡¡¿Quién eres tú, miserable perra humana para ordenarme a mí; si yo SOY un Ángel?!!!

A estas alturas, mis piernas se habían vuelto de chicle y no me derrumbé, porque creo que Dios me sostuvo. Aquella cara contorsionada por un odio sobrenatural, no me impidió reconocer al hermoso David, mi compañero de evangelización.

o_exorcista

Y su voz grave y armoniosa, definitivamente no era la suya. Ahora estaba cargada por una Fuerza misteriosa y escalofriante, que fue como una bofetada en pleno rostro.

Me volví a mirar con desamparo a Alfonso y le pregunté angustiada: ‘¿Qué le contesto?’

Alfonso era un gran profeta y Jesús lo tomó contestándome en primera Persona: ‘Dile que eres hija de Dios redimida con mi Sangre. Y por MI AUTORIDAD, TE TIENE QUE OBEDECER.’ (En este momento fue cuando desenvolví el carisma del Discernimiento)

mis ovejas conocen mi Voz

Era la primera vez que veía el don de profecía en esta modalidad, pero reconocí de inmediato que Era Mi Señor el que me estaba hablando. También comprendí que Dios no estaba jugando y que el momento era muy grave.

Eran demasiadas emociones para contabilizarlas todas. Me limité a obedecer y logré decir con una voz un poco más segura, las palabras que me habían sido dictadas.

En respuesta, la contorsión aumentó. En un segundo, seis hombres luchaban para contener a uno solo. Sólo el más jovencito oraba en lenguas, aspergiando el agua bendita; recibiendo en respuesta con una rabia infinita: ‘Detente maldito. ¡Me estás quemando!’

la caida de lucifer

Y Alfonso leía serenamente y con fuerza, el capítulo 14 del profeta Isaías.

Entonces comprendí que los almohadones eran para que David no se lastimara y ellos NO estaban luchando contra él; intentaban protegerlo de sí mismo, pues Lucifer estaba decidido a matarlo.

Recordando al dulce joven que había dado testimonio en la parroquia salesiana, me sentí invadida por una fuerza guerrera y le grité:

–          ¡¡¡BASTA!!! ¡En el Nombre de Jesús Y CON LA AUTORIDAD DE SU SANGRE PRECIOSA, TE ORDENO que salgas inmediatamente de él! ¡LARGO DE AQUÍ! Él pertenece a Jesús y tú no tienes nada con nosotros.

EvangelioIX_5

Esto yo no lo hice sola, porque no lo sabía. Creo que el Espíritu Santo, me estaba graduando como exorcista de diablos. Y las palabras y la fuerza con las que salieron, me sorprendieron a mí misma.

Lucifer me miró con unos ojos centelleantes de una rabia que no olvidaré jamás…

18984723_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxxY me gritó:

–          ¡Eso crees! Me voy. Pero volveremos a encontrarnos y me las pagarás -recitó una serie de amenazas y blasfemias, cada una más pavorosa que la anterior. Y envolviéndonos en una nube sulfurosa, salió haciendo restallar un trueno tan fuerte; que fue como si un rayo hubiese caído en la habitación.

rayo10[1]

David se desplomó. Y hubiese sufrido un severo golpe, si no hubiera sido por los ocho hombres que lo recibieron en el aire como si hubiese sido un balón de futbol americano lanzado desde lejos… Y los almohadones en los que lo depositaron con suavidad.

El insólito episodio terminó cuando David dando un gran suspiro, abrió sus grandes ojos claros y preguntó:

–          ¿Qué pasó? Después que me detuve a hablar con ustedes en el semáforo de la av. López Mateos ya no sé qué sucedió…

Había vuelto a ser, el joven risueño que yo conocía. Hicimos una oración de Acción de Gracias…

Y después del intercambio de impresiones sobre lo que había sido una experiencia impresionante, David nos dijo:

–          Esto que les voy a platicar, es altamente confidencial. Después de la Evangelización, he estado luchando mucho para romper con todo mi pasado y no puedo. Me han cercado por todos lados… Y de la Mafia gangsteril de la FEG me dijeron, que solo se sale con los pies por delante. El que entra, se queda para siempre.

e394b5b502c32e00cdc21c40abfe49d4

Aunque estuve evitándolo mucho tiempo, ya no pude… Estuve orando muy angustiado. Y esta mañana tuve una entrevista con un alto dirigente del Gobierno Federal y me dieron una encomienda, respecto a un próximo candidato a… Ya traía la paga, las armas y el Plan… (¿?) Se quedó asombrado, porque son varios millones de dólares lo que le entregué.  Sólo era cuestión de ejecutarlo. Le había estado orando al Señor que NO QUERÍA HACERLO, ¿Pero cómo podía evitarlo?  Me doblego o me matan. Y también van a matar a mi esposa… Por eso cuando los vi y vi a Jesús que era ÉL dándome la instrucción, agarré el valor y ya vieron lo que sucedió…

El epílogo de esta historia, es que David fue a la Cd. de México a hablar con su jefe: ‘El Pelacuas’.

Jesús le había dicho que confiara en Él y que hiciera las cosas correctamente.

SEGURIDAD Y CONFIANZA

SEGURIDAD Y CONFIANZA

Cuando se entrevistó con el Pelacuas, le platicó todo: su conversión, la bala fugitiva, la liberación. Y que lo único que deseaba, era poder seguir las Huellas de Jesús y que ya no lo molestaran.

El Pelacuas, (Pueden buscarlo así en la red y verán su tremenda historia) Le contestó que nadie había salido de la organización, más que con los pies por delante y en un ataúd; pero que estaba bien. Que le admiraba el coraje para enfrentarlo y salirle con semejante embajada.

Los de la FEG eran los que habían pagado los gastos médicos carísimos, en el Hospital Santa María Chapalita y él estaba enterado de todos los detalles.

quirofano_hibrido_img2

Pero verlo frente a él y tener los pantalones PARA DEFENDER LO QUE CREÍA, eran otra cosa. Que tan solo por eso, había ganado su respeto… Y daría órdenes, para que nadie se metiera con él. Pero si se enteraba que andaba de ‘bocón’…  ya sabía lo que le esperaba a los traidores.

Sé que el ‘Pelacuas’ ya murió. Lo asesinaron en la Cd. De México. Y por eso me animé a escribirlo todo.

http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2012/4/19/quien-mato-pelacuas-289012.asp

ISLAS MARÍAS

ISLAS MARÍAS

Las últimas noticias que tuve de David, son que él y su esposa habían tenido una niña. Que él andaba evangelizando en las cárceles y que había pasado una temporada en las Islas Marías, donde seguía siendo un apóstol poderoso entre los presos.

Y cuando alguien se le ponía ‘al brinco’ lo enfrentaba con su propio pasado y les preguntaba: “¡Órale cabrón!…  Piensa por un momento y dime como mafioso, ¿Te puedes comparar conmigo? ¿Alguna vez alguien te pagó fortunas por tus delitos de rufián de quinta? Porque yo renuncié a todo eso. Y por eso estoy aquí…”

CG_16099_el_gato_asesino_a_sueldo

Y los dejaba con la boca abierta, con su increíble testimonio. Ya había ganado muchas almas para Jesús. También supe que Satanás intentó matarlo muchas veces, por medio de atentados con los mismos asesinos recluidos. Porque le quitaba las almas de criminales empedernidos y que ya los tenía seguritos en el Infierno.

Pero David no desistía y Jesús lo protegió de muchísimas cosas. Y de esta forma recorrió, los más importantes centros penitenciarios de la República Mexicana.

Pero volviendo al día de la Liberación de David… Después de una oración de alabanza y acción de Gracias por el favor recibido, todos nos reintegramos a nuestras ocupaciones diarias.

Y a partir de aquel día, quedé integrada al Ministerio de Liberación que ministraba en aquella bendita casa los viernes… Y donde fui testigo de muchos milagros maravillosos del Amor de Jesús.

Mañana les platico como fue mi aprendizaje sobre el Pecado…

Continúa y finaliza en el siguiente post.

elrito

EXORCISMO 1


 

papa-francisco-exorcismo¿QUÉ ES UN EXORCISMO Y QUÉ HACE UN EXORCISTA?

Básicamente, un exorcismo es una batalla espiritual cuerpo a cuerpo, con las huestes de Satanás. El exorcista lucha en el frente de la guerra espiritual emprendida para LIBERAR A UN ALMA, que está siendo atormentada por los verdugos infernales.

Para este emocionante ministerio, lo primero y más importante es que DEBE SER DIOS EL QUE HAGA EL LLAMADO y estar conscientes que al ejercerlo, también hay que ser fuertes y estar decididos a arrostrar el gran sufrimiento que implica.

Para entenderlo más claramente, en los siguientes tres artículos, se nos despejarán varias incógnitas y tal vez nos generen varias reflexiones.

parabola de los talentos 3

N56 MI PARÁBOLA DE LOS TALENTOS

En el capítulo 19 del Evangelio de San Lucas, se nos describe la Parábola de las Minas, que tiene una notoria similitud, con la Parábola de los Talentos, del Evangelio de San Mateo: (25, 14-30). En este pequeño artículo, voy a platicarles una vivencia personal, respecto a la forma en que Jesús me enseñó la práctica verdadera, de estas parábolas.

Esto es muy importante, sobre todo ahora que hay un debate en el Vaticano y a nivel mundial, sobre la necesidad de ‘Modernizar’ la Iglesia y permitir una serie de adecuaciones, con respecto al cotidiano vivir de más de dos mil millones de cristianos en el mundo entero y la plaga apóstata que ha relajado el pensamiento y la manera de vivir la Doctrina impartida por el Magisterio de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Para comprender plenamente lo IMPORTANTÍSIMO QUE ES LA CONVERSIÓN y para ayudarnos a reflexionar seriamente en el tremendo peligro que significa la TIBIEZA y el modernísimo, CRISTIANISMO LIGTH; voy a compartirles dos testimonios que espero que al menos los pongan a pensar en la manera cómo están viviendo su religiosidad cristiana y apliquen las reformas necesarias, si quieren hacer más perfecta su unión con Dios.

1507878_530223667091766_1239321568_n

Por la IGNORANCIA ESPIRITUAL, de la que adolecemos la inmensa mayoría de las personas; no comprendemos plenamente la inmensa TRAGEDIA que significa el Pecado. Para darnos una idea, basta meditar con verdadera contemplación los Misterios Dolorosos del Rosario y horrorizarnos con el Infinito Sufrimiento de nuestro Redentor.

En 1980, yo tenía 28 años; estaba casada y tenía tres niños pequeños, la mayor de cinco años. Trabajaba en una importante empresa federal, había sido educada en colegio de monjas y mi familia era ultraconservadora en lo que a la práctica de las ‘buenas costumbres’ se refiere. Mi madre era terriblemente estricta y yo estaba convencida de ser buena católica, pues estaba criando a mis hijos en el santo temor de Dios, como me enseñaron a mí.

Si alguien me hubiera dicho que tenía un catolicismo de tradiciones, pero exento de verdadera FE; no lo hubiera aceptado jamás.

Pero un día de otoño, tuve que enfrentar mi triste realidad en el Congreso de Renovación Carismática que se celebró en la Plaza de Toros de la ciudad donde radico: Guadalajara. El padre Emiliano Tardiff era uno de los conferencistas y para no alargar demasiado esto; sólo les voy a decir que Dios en su Infinita Bondad me demostró mi gran error y me convertí.

39_hallar_la_vida_20101118_1095239529

¿CÓMO APRENDÍ LO QUE VERDADERAMENTE ES EL PECADO? 

Después de mi conversión en la plaza de toros, el Señor me llevó a un curso de Evangelización de un mes en el Templo de San Luis Gonzaga; éramos 356 catecúmenos y desde el momento en que llegamos, el padre nos aclaró que no podíamos faltar a ninguna plática; porque el que lo hiciera no recibiría la imposición de manos. Había un pastorcito para cada dos bancas y todas nuestras dudas nos las aclaraban ellos.

Fue un adoctrinamiento completo desde el conocimiento más primario de la Doctrina Cristiana.

En la banca que estaba delante de mí, había un joven como de unos 23 años con el cabello rubio y rostro de querubín, que luego se casó con la joven que lo acompañaba y que se llamaba David. Durante la  segunda semana, un viernes y un sábado; David ya no fue al seminario y luego volví a verlo el lunes siguiente, con un parche negro en uno de sus ojos azules, que le hacía lucir como si fuera un pirata; él explicó que el sacerdote le había dado permiso por razones médicas.

La pastorcita no le dijo nada y él siguió asistiendo hasta finalizar el curso, donde después nos daría su portentoso testimonio…

el_cielo_y_el_infieno_rumbo_a_donde-vas

Conforme avanzábamos en el conocimiento de nuestra religión, iban creciendo mis expectativas con respecto al Dios Maravilloso que estaba descubriendo y me iba enamorando más de Él. Hasta que llegó el día más esperado de mi vida. Finalizamos el retiro y en la misa de consagración en la que el obispo, además de los sacerdotes que nos habían evangelizado, nos impusieron las manos en la cabeza y recibimos el Bautismo en el Espíritu Santo.

Yo miraba fascinada el despliegue asombroso de los dones bellísimos del Espíritu Santo, en un maravilloso Pentecostés, que se volvía a realizar en aquella tarde de finales de Enero. Veía a mi alrededor, como unos hablaban y cantaban en lenguas; otros profetizaban o describían visiones celestiales; otros más, interpretaban lo que se hablaba en lenguas y muchos lloraban de felicidad por la Presencia Tangible de Dios, en aquella fiesta celestial.

Todos alababan y bendecían y el obispo se mostraba muy satisfecho.

Cuando llegó mi turno, primero el sacerdote y después el obispo, pusieron sus manos en mi cabeza y oraron por mí. Y yo… NADA.

ENS_082812_confirmation

No tuve ninguna manifestación extraordinaria de absolutamente nada. En mi interior, yo me sentía muy decepcionada. Lentamente regresé a mi lugar, me senté y sin poder evitarlo comencé a llorar en silencio. Aunque trataba de pasar inadvertida y que nadie se diera cuenta de lo que me sucedía, no pude refrenar las lágrimas que brotaban de mis ojos y que casi me ahogaban. Aunque con mi pequeño manto de encaje casi me cubrí todo el rostro, mi pastorcita me había seguido; se sentó junto a mí, me abrazó y me preguntó qué sucedía…

Me sentí como una niña que hubiera sido invitada a una gran fiesta infantil, todos disfrutaron de un banquete maravilloso y recibieron muchos regalos. Menos yo.

pentecostes_gif

Con voz entrecortada por el llanto le contesté:

–          Teresita, Jesús no me quiere. A mí no me regaló nada.

Ella sonrió y dijo:

–          No digas eso. A ti te dio regalos más preciosos que los que son aparatosos.

–          Pero yo esperaba verlo o cuando menos oírlo.

–          Muchos que reciben esos carismas, pronto se olvidan de ÉL o son incapaces de seguirlo por el Camino de la Cruz.

–          No. A mí no me dieron nada. Creo que soy la única de todo el grupo que tiene las manos vacías. ¡Mira a todos los demás!

Mi pastorcita tenía visión y profecía, además de muchos otros dones y me dijo:

–          Tienes el don de la Fe.

fe-fano

Yo seguía desilusionada y nada me consolaba. Y contesté con mi franqueza de siempre:

–          ¿Eso para qué me sirve? ¿Acaso no todos la tenemos? Por eso venimos aquí.

–          La que Dios te acaba de dar, la vas a necesitar mucho en tu ministerio. Los dones que recibiste no pueden verse; pero son los más importantes de todos. También te darán muchos otros carismas con los cuales vas a servir poderosamente al Señor. Ahorita no puedes comprenderlo. Pero algún día lo harás… Ven vamos a orar al Sagrario, para dar Gracias.

No muy convencida la acompañé y oramos.

En ese momento no tenía la más remota idea de que cada uno de esos maravillosos ‘dones’, eran los ‘Talentos’ de la parábola y que teníamos una gran responsabilidad sobre cada uno de ellos.

parabola de los talentos

Pero esa era una lección que paulatinamente aprendería en el futuro, al comenzar a caminar por la nueva vida que como templo del Dios Vivo, empezaría a partir de aquel día…

AMADME COMO YO OS AMO

18.09.2014 21:16

Miércoles 10 de septiembre de 2014 a las 03:00 hrs

Mi muy querida hija, hazles saber que cada vez que un hombre peca contra Mí, Yo le perdonaré. El pecado puede separarlo de Mí, pero Yo todavía amo al pecador. Que se sepa que Yo amo a los que son ajenos a Mí. Yo deseo que todos los que puedan sentir que Yo no Existo escuchen ahora.

Estoy a vuestro alcance. Por favor llamadme. Os anhelo. Os amo. Os necesito, porque sois parte de Mi Carne. Y, como parte de Mi Carne, me siento perdido cuando vosotros no me respondéis. Como un padre que da vida a un niño, estoy a la espera de vuestra respuesta.

amor-en-el-Tabor-300x274

Un bebé responde naturalmente a un padre. Un padre ama a su hijo de forma natural porque esto es parte del Regalo que repartí sobre la humanidad.

Yo Soy vuestro Padre. Yo Soy vuestro Creador. Yo Soy el que Soy. ¿Sabéis que os amo a todos con un anhelo que solo conocen aquellos de vosotros que han llegado a ser padres? Lloro Lágrimas de gran tristeza cuando vosotros no sabéis Quién Soy Yo. Mi Corazón tiene gran pesar (está apesadumbrado) mientras os llamo ahora. Amadme como Yo os amo.

Vuestro Padre Eterno

Dios el Altísimo

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

DIOS PADRE

EL MILAGRO DE DAVID

Álvaro Ramírez dijo en una ocasión: “La FEG ha dado para todo”. Cierto. En 64 años de vida ha servido para hacer grilla estudiantil, tener diputados y pistoleros, defender al sistema político mexicano, protestar contra Vietnam, reivindicar el nacionalismo –pero también el socialismo científico–, solicitar precios bajos en los boletos del pasaje urbano, secuestrar y reprimir, hacer negocios chuecos, pelearse a muerte entre los mismos compañeros y tener dos víboras con dos cabezas: una dentro de la UdeG (Universidad de Guadalajara) y otra fuera.

Fuente:  http://www.proceso.com.mx/?p=293122

Para entender plenamente la historia de David y si quieren comprender todo, el link de la Revista Proceso les informa una parte de la historia de Jalisco. Sobre todo en la época en que el presidente mexicano Luis Echeverría Alvarez, concedió refugio político a cientos de chilenos que fueron rescatados por el gobierno mexicano con tendencias izquierdistas, después del golpe de estado contra Salvador Allende.

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Y fue entonces cuando la FEG, (Federación de Estudiantes de Guadalajara) empezó una guerra sucia contra la naciente y opositora FER, (Federación de Estudiantes Revolucionarios) que convirtió nuestra bella ciudad en un campo de batalla donde estallaban balaceras, un día sí y el otro también, en los lugares más inesperados.

Después de este breve preámbulo, volvamos al día cuando lloré porque según yo, había salido con las manos vacías de dones celestiales.

Al terminar la ceremonia y la santa Misa de Acción de Gracias, tuvieron lugar los testimonios.

Parabola-Talentos-3b

Y el párroco de la Iglesia, tomó el micrófono y dijo:

–          ¿Recuerdan cuando les dije que el que faltara a una plática, ya no iba a recibir la imposición de manos? Bueno, pues un día se me acercó un joven que me dijo: ‘Padre, pasado mañana me operan del cerebro y yo quiero pedirle permiso de faltar el Viernes y el Sábado. El Lunes me presentaré de nuevo, si Ud. Me lo permite.’ Yo pensé, este cuate está loco, ¿Cómo va a venir después de dos días de haber sido operado del cerebro? Para no hacer polémica, lo autoricé. ¡Y grande fue mi sorpresa cuando lo ví el lunes con su parche en el ojo, muy dispuesto a seguir con la evangelización! Ahora se queda con ustedes David…N, para contarles como le fue.

Entonces al costado del altar, donde se leen las lecturas; subió mi compañerito de la banca de adelante y muy sonriente con su parche de pirata, empezó así:

–          Hermanos, primero déjenme contarles la historia de mi conversión. –y las lágrimas empezaron a correr por sus mejillas- Desde hace varios años, mi mamá era muy devota del Espíritu Santo. En la casa tenía un grupo de Oración de carismáticos y cada semana se reunían para orar. Le encantaba la música y tocaba varios instrumentos; cuando tocaba el piano, ella compuso un canto que se escucha en todas las misas y dice: ‘Entre tus manos, está mi vida Señor…’ ¿Lo conocen? Bueno, pues mi santa madre lo compuso.

Holy Spirit Power

Soy integrante de la FEG y voy a hablarles con mi léxico antiguo.

Mi mamá estaba con todos sus beatos, cucarachas de iglesia embelesados con sus cantos religiosos que me molestaban tanto y luego llegaba yo quemando llanta… Y entraba a la casa como una tromba, diciendo ‘Abran paso, bola de…!”#$%&/ No me estorben.’ Seguido por mis amigos, que eran igual que yo.

Mi mamá se ponía de todos colores, pero no me decía nada; sólo se le llenaban sus ojos de lágrimas.

Se apartaban todos asustados aunque ya me conocían y nadie hablaba una palabra. Yo entraba hasta la habitación donde teníamos las armas y salía con mis compinches armados hasta los dientes, a hacer lo que teníamos que hacer.

pistolero_final

Imagínense el contraste, después que yo me iba ellos seguían orando y mi madre nunca se cansó de repetirme con dulzura: ‘Hijo, recapacita. Está en juego tu salvación. Mira…’ Aunque trataba de no faltarle al respeto, ¡Cómo me fastidiaba su insistencia! Lograba zafarme como podía y siempre que quería hablarme de Dios, yo salía huyendo.

Pero un día se enfermó y se puso muy grave. Cuando estaba agonizando, yo me incliné sobre su lecho y ¡Cómo me arrepentí de todo lo que yo le había hecho! Pero para mi desgracia o mi bendición en este caso, era más terca que yo.

enferma41

Y me tiró de pechito:

–          David, de esto ya no me voy a levantar. El Señor me está esperando. Si me amas, quiero que me jures delante de Dios, que vas a ir al Congreso de Septiembre en la plaza de toros. Mira este es tu boleto. Ya te lo compré. ¡Júramelo niño mío, júramelo! Es lo único que me detiene para ya descansar en paz. David, ¿Me lo juras?…  

Hermanos, díganme ¿Cómo se le niega algo a una madre, en un momento así? Aunque yo no tenía ni la más remota intención de cumplirlo, se lo juré. Y ella partió para siempre. Cuando llegó la fatídica fecha, yo estaba renuente y le daba vueltas al boleto con ganas de tirarlo a la basura. Pero algo muy fuerte me detenía y finalmente me decidí: “Voy a ir. Me meto a la plaza y me salgo como bala. Yo creo que con eso ya cumplí… Y me voy a olvidar de todas estas chingaderas…”

Y como lo pensé lo hice. Llegué, entregué el boleto, entré a la plaza y estaba llena hasta el tope. Oí los cantos y me senté más o menos a la mitad del graderío. Y cuando oí los cantos, me acordé de mi mamá y de todas las cosas que ella me decía y que yo no quería oír.

alabanza_cristiana2

Y dije: ‘Bueno. Me quedo un poquito más.’ Me quedé mirando la arena y las graderías y dije: ¡Caray! Está más lleno que cuando hay corridas…’ Entonces cuando menos acordé, la gente había desaparecido, como si una nube la hubiera cubierto y pensé: ‘¡Diablos! Ya estoy imaginando cosas. Estos chiflados ya me contagiaron de sus delirios’

Pero en ese mismo instante, ví a una persona delante de mí. Y cómo yo estaba sentado y agachado; sólo le veía los pies y la parte baja de una túnica blanquísima. Observé y ví que a pesar de que traía unas sencillas sandalias, se podía mirar los agujeros de dos llagas rojas y brillantes, como si las acabaran de abrir. Empecé a levantar la mirada muy despacio y solamente llegué hasta la cintura, porque ya no pude seguir…

Mi cabeza me estallaba…

¡No puede ser que yo esté mirando a…! ¡OH NO! ¡Esto no es posible! ¡Porque yo…! ¡Porque yo soy…! ¡Yo soy…! ¡Oh, No! ¡Yo soy…!

61

Y una Voz hermosísima y llena de dulzura completó lo que yo tenía atorado en la garganta, mientras me extendía dos manos varoniles y preciosas, que también tenían dos llagas impresionantes y en los dedos fulguraban dos argollas matrimoniales de fino oro.

A estas alturas, la voz de David era un ronco sollozo entrecortado que sin vergüenza alguna, continuó mientras seguía llorando:

Era Jesús de Nazareth. Y me dijo firmemente y con ternura:

–          ERES UN ASESINO. Lo sé. Pero también eres mi hijo y aún así, TE AMO. Y TODOS TUS PECADOS YA LOS PAGUÉ EN LA CRUZ. Estoy aquí, ante ti; por las oraciones y los sufrimientos de tu madre.  

arrepentido

Yo no fui capaz de levantar el rostro y nunca le miré la cara. Sentía una vergüenza que me es imposible describírselas. Entonces Él, extendió la mano derecha hacia mí y me ofreció la argolla que pareció más deslumbrante todavía, mientras me decía: Si tú me aceptas esta Alianza, se hará efectiva la Redención que pagué por ti. Y vendrás a mi Reino donde ya se encuentra tu madre Conmigo.

Lo único que pude hacer fue extender mi mano izquierda, mientras Jesús me deslizaba la alianza en mi dedo anular y luego Él se ponía la otra en su dedo anular. Se despidió diciéndome: ‘Ve al sacerdote y confiésate. Y esta Alianza es un Pacto de Amor entre tú y Yo’

Cuando desapareció, ya no pude controlar mis lágrimas. A pesar de que todos los sacerdotes que estaban confesando afuera y alrededor de la plaza de toros, tenían unas colas enormes para oír confesiones, no sé como encontré uno que se estaba desocupando y duré confesándome ¡Cuatro horas!

Cuando el padre me dio la absolución, me sentí ligero como una pluma y disfruté los otros dos días del retiro. ¡Fue una cosa gloriosa, como no la había vivido jamás!

CAT20SACRAMENTO20DE20LA20RECONCILIACIN1

LA BALA FUGITIVA

Un tiempo después, se dieron las circunstancias para que yo terminara viviendo esta evangelización con todos ustedes. Pero justamente cuando estaba a punto de venir; me llamaron para decirme que ya estaba programado todo para la operación que yo necesitaba y que ya tenía un par de años esperando.

Le pedí al Señor que Él me ayudara porque no quería perderme la evangelización y por eso le pedí permiso al señor cura.

Lo que pasa es que… ¿Se acuerdan de la balacera que hubo afuera de la Facultad de Leyes, donde hubo varios muertos y muchos heridos? Bueno, pues uno de los heridos era yo. Tenía una esquirla de bala alojada en el cerebro y otro balazo quedó a un par de mm del corazón y los doctores no me habían querido operar, porque las dos intervenciones eran muy peligrosas y no querían que me les quedara en el quirófano. Preferían esperar a ver si la bala se movía un poquito, para que ya no fuera tan peligroso. Así pasó el tiempo y yo seguía con mi vida normal, salvo unos dolores de cabeza.

Pero después de Navidad no sé qué pasó, que de repente me llamaron y dije: ‘Bueno, si me muero; al menos voy a estar con Jesús y voy a ver a mi mamá.’

arrepentimiento-cristiano-salvacion

En el Hospital Santa María Chapalita, el neurocirujano decidió que por lo que mostraba la radiografía, podía operarme sacándome el globo ocular y a través de la cavidad del ojo, hacer la incisión y extraer la esquirla. Y así lo hizo. Luego me volvió a poner el ojo en su lugar y no tengo cicatrices visibles. Solo tengo que traer este parche y voy a ir la próxima semana para que me den de alta.

Pero también quiero platicarles otro milagro que me hizo Jesús. Cuando me tenían anestesiado, todo salió tan bien; que el doctor quiso aprovechar la anestesia para sacarme la bala que tenía en el pecho y mandó pedir el aparato de rayos X ambulante; para ver si la bala ya se había movido lo suficiente, para operarme sin peligro. Pero ¿Qué creen? En la radiografía no salía nada, más que la trayectoria cicatrizada en los pulmones y la bala… ¡No estaba!

El doctor se enojó y dijo que las balas no desaparecen así como así y lo que había pasado, era que ese mugrero de aparato, ya se había descompuesto. Me llevaron dormido hasta la sala de rayos X y la bala tampoco apareció. Todavía dormido, me llevaron de tour por toda la ciudad y hasta en el Hospital Civil, LA BALA TAMPOCO APARECÍA.

hospital civil de Gua

Aquí están las radiografías miren. –Y levantó triunfante un sobre grande y café, que contenía todos los estudios médicos que le realizaron durante toda la noche, por todos los hospitales de Guadalajara. Luego David agregó- No me querían dar de alta.

Pero yo les dije: Jesús es mejor Médico que ustedes y ÉL me sacó la bala. Ya me voy porque mañana tengo un compromiso muy importante. Dejen de chingar y mejor pónganse a leer el Evangelio de San Marcos y verán todas las cosas que ÉL SABE HACER. (Esto se lo oí decir a mi mamá muchas veces, que si le quitaban al Evangelio de San Marcos los milagros, ¡Se quedaban sin Evangelio!)

San Marcos Evangelista

Por lo pronto yo me quité la bata y me vestí. Y los doctores estaban tan desconcertados, que ni siquiera intentaron detenerme, pues sabían muy bien quién era yo.”

La forma tan graciosa como David hablaba y el constatar las maravillas de Jesús, nuestro Dios Vivo y Resucitado que seguía haciendo tales milagros, hizo que toda la Iglesia estallara en aplausos y alabanzas para Nuestro Dios Vivo y Poderoso.

Continúa en el siguiente post… mañana les platico cómo fue que Jesús me convirtió en exorcista…

free-clipart-of-children-singing-i9

N57 DESTINOS ENTRELAZADOS


Destinos-Cruzados

En nuestra Misa de Consagración, habíamos renunciado a todo: al Pecado y a sus consecuencias. Renovamos las promesas de nuestro Bautismo y ofrecimos nuestra vida a Dios, para que fuese Cristocéntrica. Nos consagramos al Inmaculado Corazón de María y al Sacratísimo Corazón de Jesús y salimos del retiro decididos a vivir el Evangelio, con Dios como nuestra máxima prioridad.

Sin que yo me diera cuenta, Jesús había tomado el control de mi vida y empecé un sendero espiritual tan extraordinario como incomprensible… Pero los caminos de Dios, no son nuestros caminos.

Pasaron seis meses y quedé integrada en una comunidad de oración carismática, que tenía una familia que estaba totalmente entregada al servicio de Dios. Todos los días había servicios.

th4ZO4HI68

Los más jóvenes evangelizaban y dirigían a los grupos de niños o menores de 17 años. El matrimonio mayor dirigía a los adultos y la señora pastoreaba a las señoras y el padre a los varones. La Eucaristía era diaria y nos esforzábamos por mantenernos en gracia.

Los martes, nos reuníamos todos; después de rezar el Rosario hacíamos Oración Comunitaria y de Alabanza. Leíamos la Biblia y aprendíamos a conocer y a amar a Nuestro Señor Único y Trino. Todo esto no tiene nada de extraordinario para cualquiera recién convertido o para aquel que se mantiene practicando verdaderamente la Fe Católica.

est25c325a1s2bentre2bnosotros

Yo me sentía muy feliz. Mi vida había cambiado completamente y Jesús se convirtió en el centro de ella, desde aquella tarde en la plaza de toros. Estaba enamorándome de un Dios Vivo que me estaba revelando cosas maravillosas y le daba sentido a todo lo que me sucedía. Por primera vez en mucho tiempo, volví a tener muchas ilusiones y agradecimiento por todos los dones que había recibido en mi vida: mis niños, mi matrimonio tan desdichado; pero que era el bastión de mi familia. Mi trabajo que era gratificante en muchos sentidos, además era joven y estaba saludable. Conocí a Jesús y nada se comparaba con eso. Todas mis desgracias habían quedado atrás…

Y por primera vez sentía que la pasión de estar enamorada verdaderamente, me embriagaba completamente…

enamorada de Dios

Y lo más maravilloso: ¡Podía amarlo sin cometer adulterio! Porque Amar a Dios, es una experiencia sublime.

De esta forma transcurrió el tiempo y un martes que estábamos rezando el Rosario en la sala donde eran las reuniones, la dueña de la casa se acercó y me dijo que fuera con ella a la cocina. A todos los demás les dijo que siguieran rezando el Rosario con más fervor y cantaran muchas alabanzas a la Virgen María. Y que no pararan de orar hasta que ella les dijera. Que si era necesario, repitieran el Rosario hasta completar los Quince Misterios.

misterios-del-rosario-1

Yo la miré sorprendida; pero no comprendí la urgencia, hasta que en la cocina ella me dijo:

–          Esto es muy inusual; pero Jesús le ordenó a Alfonso… que te integres al grupo que está orando con ellos. Uno de los muchachos va a venir por ti. Yo voy a regresar a seguir invocando y alabando a nuestra Madrecita.

–          Está bien. – contesté sin comprender nada.

Me quedé mirando el jardín que se podía contemplar desde la ventana. Y esperé.

Esa misma tarde al llegar, había visto que por la puerta del jardín trasero habían introducido a alguien que al parecer estaba enfermo y que era sostenido por dos de los hijos de Alfonso. Pero para mí no fue algo extraño; porque sabía que en el grupo también se hacían oraciones de sanación.

Lo que no sabía, es que las enfermedades y el pecado tienen una relación tan estrecha; que el ministerio de Sanación y el de Liberación, no pueden ser separados. Tampoco sabía en qué consiste exactamente una Oración de Liberación, pero estaba a punto de descubrirlo a la manera de Jesús de Nazareth.

Familia-ora-con-Jesus

Entre todas mis ideas preconcebidas, yo estaba firmemente convencida de que el diablo era un mito medieval y el infierno estaba en esta tierra. Bastaba con mirar alrededor y ver cuán infernalmente desdichada era la vida de muchas personas. Y… ¡Con la cantidad de cosas que estaban sucediendo también en nuestra sociedad!

Definitivamente era bastante escéptica con las historias de aparecidos y todas esas tonterías, que les fascinaban a los que les gustan los cuentos de horror. Años atrás había visto la película del Exorcista. Y la consideraba una buena película de terror, pero nada más.

Yo, ni un millón de años hubiera admitido que los posesos fueran algo más que pobres desquiciados con fallas mentales y cerebrales, que debían ser atendidas  por los especialistas de la medicina y la psiquiatría.

Era muy analítica con todas las cosas y racionalizaba todo. Aunque había descubierto que Dios era una Realidad de ensueño; con únicamente argumentos y aunque el Evangelio lo decía; nadie me hubiera convencido nunca de que Satanás también estaba vivo y activo en el mundo actual.

thL019QM94

¿¡Cómo!?… Eso de los hechizos y embrujamientos eran sólo para los ignorantes y descerebrados que creían en eso. Yo me consideraba una mujer inteligente y racional.

Pero una vez más, en mi vida; mi mundo y mi mentalidad estaban a punto de cambiar…

Era una casa muy grande de dos plantas y muchas recámaras. En la más alejada de la planta baja y que estaba separada del resto de la casa por un enorme jardín, se habían reunido Alfonso y sus cuatro hijos mayores, además de otros cuatro varones que luego supe que eran familiares y amigos del grupo de oración.

El más jovencito del grupo vino por mí y me dijo:

–          Rosita no te preocupes. Veas lo que veas y oigas lo que oigas, no te asustes. Sólo obedece las indicaciones de mi papá.

Este extraño preámbulo, no me preparó para lo que encontré al cruzar el umbral de aquella habitación…

thJS0EYL6E

Mientras tanto ese mismo martes, para David las cosas también estaban a punto de cambiar.

Ese mediodía; el hijo mayor de Alfonso, había ido a una diligencia a Casa Cornelio, el centro medular de la Renovación Carismática y que se encuentra a un costado del Colegio Anáhuac en la colonia Chapalita, acompañado de tres de los muchachos del grupo de oración.

Cuando terminaron, venían de regreso por la av. López Mateos y cuando iban a llegar al semáforo que está justo en la esquina del Templo de la Santa Cruz, Jesús le dijo al que venía manejando: ‘Cuando cruces esa calle, oríllate y estaciónate allí.’

Acostumbrados a obedecer en el grupo de Oración, nadie hizo preguntas y quedaron justo, junto al templo. No habían pasado ni cinco minutos, cuando con el cambio de señales y los automóviles que venían por la calle Manuel Acuña dieron vuelta; en un Grand Marquiz último modelo, venía manejándolo David y se topó cara a cara, con los muchachos. Inexplicablemente, también se orilló y se detuvo a saludarlos.

av. lopez mateos

Entonces Jesús tomó al hijo de Alfonso y le dijo en primera persona a David:

–            Dale tu portafolio a tu compañero y regresa aquí Conmigo.

Sin replicar, David obedeció de inmediato. Dirigiéndose al hombre joven que estaba sentado en el asiento del copiloto, le entregó el maletín y se despidió aventándole también las llaves del lujoso automóvil, mientras le decía:

–          Termina tú el trabajo. Esto se acabó para mí. Diles que ya no cuenten conmigo.

Regresó y los muchachos ya le habían hecho un lugar enmedio, en el asiento trasero.  Y en cuanto David entró al auto, se desmayó.

Cuando llegaron a la casa y que fue cuando yo los vi entrar, a los pocos minutos empezamos el rezo del Santo Rosario como lo hacíamos siempre.

Mientras tanto en el ring de los combates celestiales, (La habitación que les estaba describiendo anteriormente) empezó la lucha para liberarlo.

fano20dibujos20cristianos205_7i4fx

Se manifestaron todos los espíritus que no se los voy a enumerar, porque tendría que decirles los pecados de David y eso no me está permitido. Solo les voy a decir los principales, que armaron un circo fenomenal: Homicidio, Odio, Venganza, Destrucción, Violencia, etc, etc, etc.

Cuando el combate estaba en su punto álgido, se manifestó la Tríada Infernal: Lucifer, Satanás y Belzebú.

En el grupo, esto nunca había sucedido, que se presentara la élite corporativa suprema del Infierno. Y de momento, todos quedaron sorprendidos.

angel-caido

Lucifer dijo triunfante:

–          Ya paren esta farsa. Este perro inmundo es mío y no me lo podrán quitar, porque primero los mato a todos. He venido por él y no me iré sin él. Ha sido mío desde siempre y nadie me lo puede quitar. NADIE. Tengo demasiadas pruebas de su adhesión a mí y hay muchas almas, por las vidas truncadas por él en mi reino, que me permiten poseerlo y reclamarlo. Díganle a ESE, (Jesucristo) que esta vez no me ganará.

exorcismo-en-georgia

Como todos tenían visión y profecía, yo no sé cómo lo verían; porque el Rey del Averno suele ser verdaderamente Pavoroso. Por un momento todos se quedaron congelados, mientras después de toda la refriega, David estaba suspendido horizontalmente, como a dos metros sobre el piso.

Entonces Jesús le dijo a Alfonso: Entre las jóvenes mujeres que están rezando el Rosario, está mi hija Rosa María. Llámala, ella hará que se vayan.

Rosa María, (O sea yo) estaba del todo ignorante de todas éstas espeluznantes experiencias, porque sólo había desempacado unos cuantos carismas que le regalara Jesús. Entre ellos el Amor, la Oración, el don de ciencia infusa y por supuesto, la FE. Cuando fui advertida de que viera lo que viera y oyera lo que oyera, no me asustara; lejos estaba de imaginar lo que iba a ocurrir, al cruzar aquella puerta…

100322-purity-of-heart

Literalmente me quedé paralizada y con la boca abierta por el asombro más absoluto. ¡No podía creer lo que estaba mirando!

Como si lo que sucedía fuera lo más ordinario del mundo y como si alguien hubiera tocado el botón de pause, detuvieron un segundo sus movimientos y todos me miraron con una cálida sonrisa de bienvenida.

Alfonso me miró con sus ojos dulces y bonachones y me dijo:

–          Bienvenida Rosita. Jesús quiere que dirijas esto. Anda…

Sin que pudiera salir un sonido de mi garganta, pensé: ‘¡¡¡QUÉ!!! ¿Qué yo dirija qué cosa…?’

awdq_1

Y mis ojos miraban estupefactos a un hombre levitando horizontalmente casi dos metros en el aire, mientras otros dos hombres colocaban gruesos almohadones sobre el piso y otros cuatro trataban de  sujetarlo por las extremidades. El jovencito que me había conducido, traía un recipiente con Agua Bendita y estaba listo para aspergiarla.

Alfonso sostenía la Biblia abierta y me volvió a invitar:

–          Expúlsalo. Ordénale que se vaya y que deje libre a este hijo de Dios.

El hombre que levitaba tenía vuelta la cabeza hacia la pared y convulsionaba en el aire. Cuando logré comprender lo que se me estaba pidiendo, sentí como si mis piernas se hubiesen vuelto de gelatina. Pero traté de obedecer.

exorcista3

Y con un hilo de voz tembloroso por el susto, logré articular:

–          En el Nombre de Jesús te ordeno que salgas de este hombre que no te pertenece.

Exactamente igual que en la película del Exorcista, aquel rostro humano dio un giro sobrenatural y me gritó con una voz cavernosa y aterradora:

–          ¿Quién eres tú, miserable perra humana para ordenarme a mí, si yo soy un Ángel?

A estas alturas mis piernas se habían vuelto de chicle y no me derrumbé, porque creo que Dios me sostuvo. Aquella cara contorsionada por un odio sobrenatural, no me impidió reconocer al hermoso David, mi compañero de Evangelización.

o_exorcista

Y su voz grave y armoniosa, definitivamente no era la suya. Ahora estaba cargada por una fuerza misteriosa y escalofriante que fue como una bofetada en pleno rostro.

Me volví a mirar con desamparo a Alfonso y le pregunté angustiada: ‘¿Qué le contesto?’

Alfonso era un gran profeta y Jesús lo tomó contestándome en primera Persona: ‘Dile que eres hija de Dios redimida con mi Sangre. Y por mi autoridad te tiene que obedecer.’ (En este momento fue cuando desenvolví el carisma del Discernimiento)

mis ovejas conocen mi Voz

Era la primera vez que veía el don de profecía en esta modalidad, pero reconocí de inmediato que era Mi Señor el que me estaba hablando y también comprendí, que Dios no estaba jugando y que el momento era muy grave.

Eran demasiadas emociones para contabilizarlas todas. Me limité a obedecer y logré decir con una voz un poco más segura, las palabras que me habían sido dictadas.

En respuesta, la contorsión aumentó. En un segundo, seis hombres luchaban para contener a uno solo. Sólo el más jovencito oraba en lenguas, aspergiando el agua bendita; recibiendo en respuesta con una rabia infinita: ‘Detente maldito. ¡Me estás quemando!’

la caida de lucifer

Y Alfonso leía serenamente y con fuerza, el capítulo 14 del profeta Isaías.

Entonces comprendí que los almohadones eran para que David no se lastimara y ellos no estaban luchando contra él; intentaban protegerlo de sí mismo, pues Lucifer estaba decidido a matarlo.

Recordando al dulce joven que había dado testimonio en la parroquia salesiana, me sentí invadida por una fuerza guerrera y le grité:

–          ¡Basta! ¡En el Nombre de Jesús Y CON LA AUTORIDAD DE SU SANGRE PRECIOSA, TE ORDENO que salgas inmediatamente de él! ¡LARGO DE AQUÍ! Él pertenece a Jesús y tú no tienes nada con nosotros.

0

(Esto yo no lo hice sola, porque no lo sabía. Creo que el Espíritu Santo, me estaba graduando como exorcista de diablos y las palabras y la fuerza con las que salieron, me sorprendieron a mí misma)

Lucifer me miró con unos ojos llenos de una rabia que no olvidaré jamás y me gritó:

–          ¡Eso crees! Me voy. Pero volveremos a encontrarnos y me las pagarás… -recitó una serie de amenazas y blasfemias cada una más pavorosa que la anterior  y envolviéndonos en una nube sulfurosa, salió haciendo restallar un trueno tan fuerte; que fue como si un rayo hubiese caído en la habitación.

18984723_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

David se desplomó y hubiese sufrido un severo golpe, si no hubiera sido por los ocho hombres que lo recibieron en el aire como si hubiese sido un balón de futbol americano lanzado desde lejos y los almohadones en los que lo depositaron con suavidad.

El insólito episodio terminó cuando David dando un gran suspiro, abrió sus grandes ojos claros y preguntó:

–          ¿Qué pasó? Después que me detuve a hablar con ustedes en el semáforo de la av. López Mateos ya no sé qué sucedió…

Había vuelto a ser el joven risueño que yo conocía.

Hicimos una oración de Acción de Gracias y después del intercambio de impresiones sobre lo que había sido una experiencia impresionante, David nos dijo:

–          Esto que les voy a platicar, es altamente confidencial. Después de la Evangelización, he estado luchando mucho para romper con todo mi pasado y no puedo. Me han cercado por todos lados y de la Mafia gangsteril de la FEG me dijeron, que solo se sale con los pies por delante. El que entra, se queda para siempre.

e394b5b502c32e00cdc21c40abfe49d4

Aunque estuve evitándolo mucho tiempo, ya no pude y esta mañana tuve una entrevista con un alto dirigente del Gobierno Federal y me dieron una encomienda, respecto a un próximo candidato a… Ya traía la paga, las armas y el plan… (¿?) Se quedó asombrado, porque son varios millones de dólares lo que le entregué.  Sólo era cuestión de ejecutar el plan. Le había estado orando al Señor que no quería hacerlo, ¿Pero cómo podía evitarlo? Me doblego o me matan y también van a matar a mi esposa… Por eso cuando los vi y vi a Jesús que era ÉL dándome la instrucción, agarré el valor y ya vieron lo que sucedió…

El epílogo de esta historia, es que David fue a la Cd. de México a hablar con su jefe: ‘El Pelacuas’. Jesús le había dicho que confiara en Él y que hiciera las cosas correctamente.

SEGURIDAD Y CONFIANZA

SEGURIDAD Y CONFIANZA

Cuando se entrevistó con el Pelacuas, le platicó todo: su conversión, la bala fugitiva, la liberación y que lo único que deseaba, era poder seguir las Huellas de Jesús y que ya no lo molestaran.

El Pelacuas, (Pueden buscarlo así en la red y verán su tremenda historia) Le contestó que nadie había salido de la organización, más que con los pies por delante y en un ataúd; pero que estaba bien. Que le admiraba el coraje para enfrentarlo y salirle con semejante embajada. Los de la FEG eran los que habían pagado los gastos médicos carísimos, en el Hospital Santa María Chapalita y él estaba enterado de todos los detalles.

quirofano_hibrido_img2

Pero verlo frente a él y tener los pantalones para defender lo que creía, eran otra cosa. Que tan solo por eso, había ganado su respeto y daría órdenes, para que nadie se metiera con él. Pero si se enteraba que andaba de ‘bocón’ ya sabía lo que le esperaba a los traidores.

Sé que el ‘Pelacuas’ ya murió. Lo asesinaron en la Cd. De México. Y por eso me animé a escribirlo todo.

http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2012/4/19/quien-mato-pelacuas-289012.asp

ISLAS MARÍAS

ISLAS MARÍAS

Las últimas noticias que tuve de David, son que él y su esposa habían tenido una niña. Que él andaba evangelizando en las cárceles y que había pasado una temporada en las Islas Marías, donde seguía siendo un apóstol poderoso entre los presos. Y cuando alguien se le ponía ‘al brinco’ lo enfrentaba con su propio pasado y les preguntaba: “¡Órale cabrón! Piensa por un momento y dime como mafioso, ¿Te puedes comparar conmigo? ¿Alguna vez alguien te pagó fortunas por tus delitos de rufián de quinta? Porque yo renuncié a todo eso y por eso estoy aquí…”

CG_16099_el_gato_asesino_a_sueldo

Y los dejaba con la boca abierta, con su increíble testimonio. Ya había ganado muchas almas para Jesús. También supe que Satanás intentó matarlo muchas veces, por medio de atentados con los mismos asesinos recluidos; porque le quitaba las almas de criminales empedernidos y que ya los tenía seguritos en el Infierno.

Pero David no desistía y Jesús lo protegió de muchísimas cosas. Y de esta forma recorrió, los más importantes centros penitenciarios de la República Mexicana.

Pero volviendo al día de la Liberación de David, después de una oración de alabanza y acción de Gracias por el favor recibido, todos nos reintegramos a nuestras ocupaciones diarias.

Y a partir de aquel día, quedé integrada al Ministerio de Liberación que ministraba en aquella bendita casa los viernes y donde fui testigo de muchos milagros maravillosos del Amor de Jesús.

elrito

Mañana les platico como fue mi aprendizaje sobre el Pecado…

Continúa y finaliza en el siguiente post.

N56 MI PARÁBOLA DE LOS TALENTOS


parabola de los talentos 3

En el capítulo 19 del Evangelio de San Lucas, se nos describe la Parábola de las Minas, que tiene una notoria similitud, con la Parábola de los Talentos, del Evangelio de San Mateo: (25, 14-30). En este pequeño artículo, voy a platicarles una vivencia personal, respecto a la forma en que Jesús me enseñó la práctica verdadera, de estas parábolas.

Esto es muy importante, sobre todo ahora que hay un debate en el Vaticano y a nivel mundial, sobre la necesidad de ‘Modernizar’ la Iglesia y permitir una serie de adecuaciones, con respecto al cotidiano vivir de más de dos mil millones de cristianos en el mundo entero y la plaga apóstata que ha relajado el pensamiento y la manera de vivir la Doctrina impartida por el Magisterio de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Para comprender plenamente lo IMPORTANTÍSIMO QUE ES LA CONVERSIÓN y para ayudarnos a reflexionar seriamente en el tremendo peligro que significa la TIBIEZA y el modernísimo, CRISTIANISMO LIGTH; voy a compartirles dos testimonios que espero que al menos los pongan a pensar en la manera cómo están viviendo su religiosidad cristiana y apliquen las reformas necesarias, si quieren hacer más perfecta su unión con Dios.

1507878_530223667091766_1239321568_n

Por la IGNORANCIA ESPIRITUAL, de la que adolecemos la inmensa mayoría de las personas; no comprendemos plenamente la inmensa TRAGEDIA que significa el Pecado. Para darnos una idea, basta meditar con verdadera contemplación los Misterios Dolorosos del Rosario y horrorizarnos con el Infinito Sufrimiento de nuestro Redentor.

En 1980, yo tenía 28 años; estaba casada y tenía tres niños pequeños, la mayor de cinco años. Trabajaba en una importante empresa federal, había sido educada en colegio de monjas y mi familia era ultraconservadora en lo que a la práctica de las ‘buenas costumbres’ se refiere. Mi madre era terriblemente estricta y yo estaba convencida de ser buena católica, pues estaba criando a mis hijos en el santo temor de Dios, como me enseñaron a mí.

Si alguien me hubiera dicho que tenía un catolicismo de tradiciones, pero exento de verdadera FE; no lo hubiera aceptado jamás.

Pero un día de otoño, tuve que enfrentar mi triste realidad en el Congreso de Renovación Carismática que se celebró en la Plaza de Toros de la ciudad donde radico: Guadalajara. El padre Emiliano Tardiff era uno de los conferencistas y para no alargar demasiado esto; sólo les voy a decir que Dios en su Infinita Bondad me demostró mi gran error y me convertí.

39_hallar_la_vida_20101118_1095239529

¿CÓMO APRENDÍ LO QUE VERDADERAMENTE ES EL PECADO? 

Después de mi conversión en la plaza de toros, el Señor me llevó a un curso de Evangelización de un mes en el Templo de San Luis Gonzaga; éramos 356 catecúmenos y desde el momento en que llegamos, el padre nos aclaró que no podíamos faltar a ninguna plática; porque el que lo hiciera no recibiría la imposición de manos. Había un pastorcito para cada dos bancas y todas nuestras dudas nos las aclaraban ellos.

Fue un adoctrinamiento completo desde el conocimiento más primario de la Doctrina Cristiana.

En la banca que estaba delante de mí, había un joven como de unos 23 años con el cabello rubio y rostro de querubín, que luego se casó con la joven que lo acompañaba y que se llamaba David. Durante la  segunda semana, un viernes y un sábado; David ya no fue al seminario y luego volví a verlo el lunes siguiente, con un parche negro en uno de sus ojos azules, que le hacía lucir como si fuera un pirata; él explicó que el sacerdote le había dado permiso por razones médicas.

La pastorcita no le dijo nada y él siguió asistiendo hasta finalizar el curso, donde después nos daría su portentoso testimonio…

el_cielo_y_el_infieno_rumbo_a_donde-vas

Conforme avanzábamos en el conocimiento de nuestra religión, iban creciendo mis expectativas con respecto al Dios Maravilloso que estaba descubriendo y me iba enamorando más de Él. Hasta que llegó el día más esperado de mi vida. Finalizamos el retiro y en la misa de consagración en la que el obispo, además de los sacerdotes que nos habían evangelizado, nos impusieron las manos en la cabeza y recibimos el Bautismo en el Espíritu Santo.

Yo miraba fascinada el despliegue asombroso de los dones bellísimos del Espíritu Santo, en un maravilloso Pentecostés, que se volvía a realizar en aquella tarde de finales de Enero. Veía a mi alrededor, como unos hablaban y cantaban en lenguas; otros profetizaban o describían visiones celestiales; otros más, interpretaban lo que se hablaba en lenguas y muchos lloraban de felicidad por la Presencia Tangible de Dios, en aquella fiesta celestial.

Todos alababan y bendecían y el obispo se mostraba muy satisfecho.

Cuando llegó mi turno, primero el sacerdote y después el obispo, pusieron sus manos en mi cabeza y oraron por mí. Y yo… NADA.

ENS_082812_confirmation

No tuve ninguna manifestación extraordinaria de absolutamente nada. En mi interior, yo me sentía muy decepcionada. Lentamente regresé a mi lugar, me senté y sin poder evitarlo comencé a llorar en silencio. Aunque trataba de pasar inadvertida y que nadie se diera cuenta de lo que me sucedía, no pude refrenar las lágrimas que brotaban de mis ojos y que casi me ahogaban. Aunque con mi pequeño manto de encaje casi me cubrí todo el rostro, mi pastorcita me había seguido; se sentó junto a mí, me abrazó y me preguntó qué sucedía…

Me sentí como una niña que hubiera sido invitada a una gran fiesta infantil, todos disfrutaron de un banquete maravilloso y recibieron muchos regalos. Menos yo.

pentecostes_gif

Con voz entrecortada por el llanto le contesté:

–          Teresita, Jesús no me quiere. A mí no me regaló nada.

Ella sonrió y dijo:

–          No digas eso. A ti te dio regalos más preciosos que los que son aparatosos.

–          Pero yo esperaba verlo o cuando menos oírlo.

–          Muchos que reciben esos carismas, pronto se olvidan de ÉL o son incapaces de seguirlo por el Camino de la Cruz.

–          No. A mí no me dieron nada. Creo que soy la única de todo el grupo que tiene las manos vacías. ¡Mira a todos los demás!

Mi pastorcita tenía visión y profecía, además de muchos otros dones y me dijo:

–          Tienes el don de la Fe.

fe-fano

Yo seguía desilusionada y nada me consolaba. Y contesté con mi franqueza de siempre:

–          ¿Eso para qué me sirve? ¿Acaso no todos la tenemos? Por eso venimos aquí.

–          La que Dios te acaba de dar, la vas a necesitar mucho en tu ministerio. Los dones que recibiste no pueden verse; pero son los más importantes de todos. También te darán muchos otros carismas con los cuales vas a servir poderosamente al Señor. Ahorita no puedes comprenderlo. Pero algún día lo harás… Ven vamos a orar al Sagrario, para dar Gracias.

No muy convencida la acompañé y oramos.

En ese momento no tenía la más remota idea de que cada uno de esos maravillosos ‘dones’, eran los ‘Talentos’ de la parábola y que teníamos una gran responsabilidad sobre cada uno de ellos.

parabola de los talentos

Pero esa era una lección que paulatinamente aprendería en el futuro, al comenzar a caminar por la nueva vida que como templo del Dios Vivo, empezaría a partir de aquel día…

AMADME COMO YO OS AMO

18.09.2014 21:16

Miércoles 10 de septiembre de 2014 a las 03:00 hrs

Mi muy querida hija, hazles saber que cada vez que un hombre peca contra Mí, Yo le perdonaré. El pecado puede separarlo de Mí, pero Yo todavía amo al pecador. Que se sepa que Yo amo a los que son ajenos a Mí. Yo deseo que todos los que puedan sentir que Yo no Existo escuchen ahora.

Estoy a vuestro alcance. Por favor llamadme. Os anhelo. Os amo. Os necesito, porque sois parte de Mi Carne. Y, como parte de Mi Carne, me siento perdido cuando vosotros no me respondéis. Como un padre que da vida a un niño, estoy a la espera de vuestra respuesta.

amor-en-el-Tabor-300x274

Un bebé responde naturalmente a un padre. Un padre ama a su hijo de forma natural porque esto es parte del Regalo que repartí sobre la humanidad.

Yo Soy vuestro Padre. Yo Soy vuestro Creador. Yo Soy el que Soy. ¿Sabéis que os amo a todos con un anhelo que solo conocen aquellos de vosotros que han llegado a ser padres? Lloro Lágrimas de gran tristeza cuando vosotros no sabéis Quién Soy Yo. Mi Corazón tiene gran pesar (está apesadumbrado) mientras os llamo ahora. Amadme como Yo os amo.

Vuestro Padre Eterno

Dios el Altísimo

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

DIOS PADRE

EL MILAGRO DE DAVID

Álvaro Ramírez dijo en una ocasión: “La FEG ha dado para todo”. Cierto. En 64 años de vida ha servido para hacer grilla estudiantil, tener diputados y pistoleros, defender al sistema político mexicano, protestar contra Vietnam, reivindicar el nacionalismo –pero también el socialismo científico–, solicitar precios bajos en los boletos del pasaje urbano, secuestrar y reprimir, hacer negocios chuecos, pelearse a muerte entre los mismos compañeros y tener dos víboras con dos cabezas: una dentro de la UdeG (Universidad de Guadalajara) y otra fuera.

Fuente:  http://www.proceso.com.mx/?p=293122

Para entender plenamente la historia de David y si quieren comprender todo, el link de la Revista Proceso les informa una parte de la historia de Jalisco. Sobre todo en la época en que el presidente mexicano Luis Echeverría Alvarez, concedió refugio político a cientos de chilenos que fueron rescatados por el gobierno mexicano con tendencias izquierdistas, después del golpe de estado contra Salvador Allende.

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Y fue entonces cuando la FEG, (Federación de Estudiantes de Guadalajara) empezó una guerra sucia contra la naciente y opositora FER, (Federación de Estudiantes Revolucionarios) que convirtió nuestra bella ciudad en un campo de batalla donde estallaban balaceras, un día sí y el otro también, en los lugares más inesperados.

Después de este breve preámbulo, volvamos al día cuando lloré porque según yo, había salido con las manos vacías de dones celestiales.

Al terminar la ceremonia y la santa Misa de Acción de Gracias, tuvieron lugar los testimonios.

Parabola-Talentos-3b

Y el párroco de la Iglesia, tomó el micrófono y dijo:

–          ¿Recuerdan cuando les dije que el que faltara a una plática, ya no iba a recibir la imposición de manos? Bueno, pues un día se me acercó un joven que me dijo: ‘Padre, pasado mañana me operan del cerebro y yo quiero pedirle permiso de faltar el Viernes y el Sábado. El Lunes me presentaré de nuevo, si Ud. Me lo permite.’ Yo pensé, este cuate está loco, ¿Cómo va a venir después de dos días de haber sido operado del cerebro? Para no hacer polémica, lo autoricé. ¡Y grande fue mi sorpresa cuando lo ví el lunes con su parche en el ojo, muy dispuesto a seguir con la evangelización! Ahora se queda con ustedes David…N, para contarles como le fue.

Entonces al costado del altar, donde se leen las lecturas; subió mi compañerito de la banca de adelante y muy sonriente con su parche de pirata, empezó así:

–          Hermanos, primero déjenme contarles la historia de mi conversión. –y las lágrimas empezaron a correr por sus mejillas- Desde hace varios años, mi mamá era muy devota del Espíritu Santo. En la casa tenía un grupo de Oración de carismáticos y cada semana se reunían para orar. Le encantaba la música y tocaba varios instrumentos; cuando tocaba el piano, ella compuso un canto que se escucha en todas las misas y dice: ‘Entre tus manos, está mi vida Señor…’ ¿Lo conocen? Bueno, pues mi santa madre lo compuso.

Holy Spirit Power

Soy integrante de la FEG y voy a hablarles con mi léxico antiguo.

Mi mamá estaba con todos sus beatos, cucarachas de iglesia embelesados con sus cantos religiosos que me molestaban tanto y luego llegaba yo quemando llanta… Y entraba a la casa como una tromba, diciendo ‘Abran paso, bola de…!”#$%&/ No me estorben.’ Seguido por mis amigos, que eran igual que yo.

Mi mamá se ponía de todos colores, pero no me decía nada; sólo se le llenaban sus ojos de lágrimas.

Se apartaban todos asustados aunque ya me conocían y nadie hablaba una palabra. Yo entraba hasta la habitación donde teníamos las armas y salía con mis compinches armados hasta los dientes, a hacer lo que teníamos que hacer.

pistolero_final

Imagínense el contraste, después que yo me iba ellos seguían orando y mi madre nunca se cansó de repetirme con dulzura: ‘Hijo, recapacita. Está en juego tu salvación. Mira…’ Aunque trataba de no faltarle al respeto, ¡Cómo me fastidiaba su insistencia! Lograba zafarme como podía y siempre que quería hablarme de Dios, yo salía huyendo.

Pero un día se enfermó y se puso muy grave. Cuando estaba agonizando, yo me incliné sobre su lecho y ¡Cómo me arrepentí de todo lo que yo le había hecho! Pero para mi desgracia o mi bendición en este caso, era más terca que yo.

enferma41

Y me tiró de pechito:

–          David, de esto ya no me voy a levantar. El Señor me está esperando. Si me amas, quiero que me jures delante de Dios, que vas a ir al Congreso de Septiembre en la plaza de toros. Mira este es tu boleto. Ya te lo compré. ¡Júramelo niño mío, júramelo! Es lo único que me detiene para ya descansar en paz. David, ¿Me lo juras?…  

Hermanos, díganme ¿Cómo se le niega algo a una madre, en un momento así? Aunque yo no tenía ni la más remota intención de cumplirlo, se lo juré. Y ella partió para siempre. Cuando llegó la fatídica fecha, yo estaba renuente y le daba vueltas al boleto con ganas de tirarlo a la basura. Pero algo muy fuerte me detenía y finalmente me decidí: “Voy a ir. Me meto a la plaza y me salgo como bala. Yo creo que con eso ya cumplí… Y me voy a olvidar de todas estas chingaderas…”

Y como lo pensé lo hice. Llegué, entregué el boleto, entré a la plaza y estaba llena hasta el tope. Oí los cantos y me senté más o menos a la mitad del graderío. Y cuando oí los cantos, me acordé de mi mamá y de todas las cosas que ella me decía y que yo no quería oír.

alabanza_cristiana2

Y dije: ‘Bueno. Me quedo un poquito más.’ Me quedé mirando la arena y las graderías y dije: ¡Caray! Está más lleno que cuando hay corridas…’ Entonces cuando menos acordé, la gente había desaparecido, como si una nube la hubiera cubierto y pensé: ‘¡Diablos! Ya estoy imaginando cosas. Estos chiflados ya me contagiaron de sus delirios’

Pero en ese mismo instante, ví a una persona delante de mí. Y cómo yo estaba sentado y agachado; sólo le veía los pies y la parte baja de una túnica blanquísima. Observé y ví que a pesar de que traía unas sencillas sandalias, se podía mirar los agujeros de dos llagas rojas y brillantes, como si las acabaran de abrir. Empecé a levantar la mirada muy despacio y solamente llegué hasta la cintura, porque ya no pude seguir…

Mi cabeza me estallaba…

¡No puede ser que yo esté mirando a…! ¡OH NO! ¡Esto no es posible! ¡Porque yo…! ¡Porque yo soy…! ¡Yo soy…! ¡Oh, No! ¡Yo soy…!

61

Y una Voz hermosísima y llena de dulzura completó lo que yo tenía atorado en la garganta, mientras me extendía dos manos varoniles y preciosas, que también tenían dos llagas impresionantes y en los dedos fulguraban dos argollas matrimoniales de fino oro.

A estas alturas, la voz de David era un ronco sollozo entrecortado que sin vergüenza alguna, continuó mientras seguía llorando:

Era Jesús de Nazareth. Y me dijo firmemente y con ternura:

–          ERES UN ASESINO. Lo sé. Pero también eres mi hijo y aún así, TE AMO. Y TODOS TUS PECADOS YA LOS PAGUÉ EN LA CRUZ. Estoy aquí, ante ti; por las oraciones y los sufrimientos de tu madre.  

arrepentido

Yo no fui capaz de levantar el rostro y nunca le miré la cara. Sentía una vergüenza que me es imposible describírselas. Entonces Él, extendió la mano derecha hacia mí y me ofreció la argolla que pareció más deslumbrante todavía, mientras me decía: Si tú me aceptas esta Alianza, se hará efectiva la Redención que pagué por ti. Y vendrás a mi Reino donde ya se encuentra tu madre Conmigo.

Lo único que pude hacer fue extender mi mano izquierda, mientras Jesús me deslizaba la alianza en mi dedo anular y luego Él se ponía la otra en su dedo anular. Se despidió diciéndome: ‘Ve al sacerdote y confiésate. Y esta Alianza es un Pacto de Amor entre tú y Yo’

Cuando desapareció, ya no pude controlar mis lágrimas. A pesar de que todos los sacerdotes que estaban confesando afuera y alrededor de la plaza de toros, tenían unas colas enormes para oír confesiones, no sé como encontré uno que se estaba desocupando y duré confesándome ¡Cuatro horas!

Cuando el padre me dio la absolución, me sentí ligero como una pluma y disfruté los otros dos días del retiro. ¡Fue una cosa gloriosa, como no la había vivido jamás!

CAT20SACRAMENTO20DE20LA20RECONCILIACIN1

LA BALA FUGITIVA

Un tiempo después, se dieron las circunstancias para que yo terminara viviendo esta evangelización con todos ustedes. Pero justamente cuando estaba a punto de venir; me llamaron para decirme que ya estaba programado todo para la operación que yo necesitaba y que ya tenía un par de años esperando.

Le pedí al Señor que Él me ayudara porque no quería perderme la evangelización y por eso le pedí permiso al señor cura.

Lo que pasa es que… ¿Se acuerdan de la balacera que hubo afuera de la Facultad de Leyes, donde hubo varios muertos y muchos heridos? Bueno, pues uno de los heridos era yo. Tenía una esquirla de bala alojada en el cerebro y otro balazo quedó a un par de mm del corazón y los doctores no me habían querido operar, porque las dos intervenciones eran muy peligrosas y no querían que me les quedara en el quirófano. Preferían esperar a ver si la bala se movía un poquito, para que ya no fuera tan peligroso. Así pasó el tiempo y yo seguía con mi vida normal, salvo unos dolores de cabeza.

Pero después de Navidad no sé qué pasó, que de repente me llamaron y dije: ‘Bueno, si me muero; al menos voy a estar con Jesús y voy a ver a mi mamá.’

arrepentimiento-cristiano-salvacion

En el Hospital Santa María Chapalita, el neurocirujano decidió que por lo que mostraba la radiografía, podía operarme sacándome el globo ocular y a través de la cavidad del ojo, hacer la incisión y extraer la esquirla. Y así lo hizo. Luego me volvió a poner el ojo en su lugar y no tengo cicatrices visibles. Solo tengo que traer este parche y voy a ir la próxima semana para que me den de alta.

Pero también quiero platicarles otro milagro que me hizo Jesús. Cuando me tenían anestesiado, todo salió tan bien; que el doctor quiso aprovechar la anestesia para sacarme la bala que tenía en el pecho y mandó pedir el aparato de rayos X ambulante; para ver si la bala ya se había movido lo suficiente, para operarme sin peligro. Pero ¿Qué creen? En la radiografía no salía nada, más que la trayectoria cicatrizada en los pulmones y la bala… ¡No estaba!

El doctor se enojó y dijo que las balas no desaparecen así como así y lo que había pasado, era que ese mugrero de aparato, ya se había descompuesto. Me llevaron dormido hasta la sala de rayos X y la bala tampoco apareció. Todavía dormido, me llevaron de tour por toda la ciudad y hasta en el Hospital Civil, LA BALA TAMPOCO APARECÍA.

hospital civil de Gua

Aquí están las radiografías miren. –Y levantó triunfante un sobre grande y café, que contenía todos los estudios médicos que le realizaron durante toda la noche, por todos los hospitales de Guadalajara. Luego David agregó- No me querían dar de alta.

Pero yo les dije: Jesús es mejor Médico que ustedes y ÉL me sacó la bala. Ya me voy porque mañana tengo un compromiso muy importante. Dejen de chingar y mejor pónganse a leer el Evangelio de San Marcos y verán todas las cosas que ÉL SABE HACER. (Esto se lo oí decir a mi mamá muchas veces, que si le quitaban al Evangelio de San Marcos los milagros, ¡Se quedaban sin Evangelio!)

San Marcos Evangelista

Por lo pronto yo me quité la bata y me vestí. Y los doctores estaban tan desconcertados, que ni siquiera intentaron detenerme, pues sabían muy bien quién era yo.”

La forma tan graciosa como David hablaba y el constatar las maravillas de Jesús, nuestro Dios Vivo y Resucitado que seguía haciendo tales milagros, hizo que toda la Iglesia estallara en aplausos y alabanzas para Nuestro Dios Vivo y Poderoso.

Continúa en el siguiente post… mañana les platico cómo fue que Jesús me convirtió en exorcista…

free-clipart-of-children-singing-i9

21.- LA MAGNA OBRA DE LA REDENCION I


Mientras tanto en la Puerta del Cielo… Leonardo, Adrián, Diego y los demás catecúmenos; escuchan atentos a una bella matrona romana. Alta, de cabellos oscuros, aspecto distinguido, de mediana edad; muy parecida a Fabiola. Su nombre es Plautina.

Su voz resuena clara como una campana, al exponer la tercera lección de la Doctrina Cristiana:

LA MAGNA OBRA DE LA REDENCIÓN

“Satanás penetró en el Edén para robarle al hombre, todo lo que Dios le había dado. Y no solo lo despojó de su riquísima herencia, también le mató el espíritu. Y le dio mortales heridas al alma corrompiendo el intelecto, la voluntad, los sentimientos, los instintos, suscitando apetitos culpables, destruyendo la Inocencia y la Gracia, afligiendo al Creador.

El Pecado dejó al hombre obtuso en la inteligencia del discernir el Bien y el Mal y en la Integridad. Como un humo se le había ofuscado la Verdad conocida. Decaído de hijo adoptivo de Dios al grado de animal razonable, el hombre sentía por instinto que ‘matar’ era malo. Que corromperse en libídines obscenas debía estar mal. Pero no sabía distinguir hasta qué punto era mal el matar y cual la lujuria más abyecta a Dios.

Entonces Dios, después de haber castigado con el Diluvio, dio las primeras normas para ser menos violentos. Llamó a Sí a Moisés y le dio el Decálogo que reúne la Piedad y el Castigo. Piedad para los débiles y castigo para los burladores que cumplen el Mal con todo conocimiento de causa. El Decálogo con su parte positiva: ‘Harás’. Y negativa: ‘No harás’ crea el Pecado con todas sus consecuencias. Porque se peca cuando se quiere transgredir y el hombre después de la Ley, ya no tiene más la excusa de decir: ‘No sabía que era pecado.’

El Decálogo es Piedad, Castigo y Prueba. Como prueba era el Árbol que estaba en medio del Edén. Sin prueba no se puede aquilatar la cordura del hombre. Pero sobre los Diez Mandamientos de la Ley Perfecta, está la Perfección de la Ley, con los Dos Mandamientos del amor, dados por el Verbo Docente. Triple Amor a Dios: Amor del corazón, del alma, de la mente.

Porque Adán pecó con el corazón, (concupiscencia de la carne); con el alma, (concupiscencia del espíritu) con la mente, (concupiscencia de la razón); saliéndose del orden por abusar de los dones recibidos y ofendiendo a Dios con los mismos dones que había recibido de Él, para que el hombre pudiera asemejársele y serle causa de gloria.

Con las cosas que pecaron, debió ser reparado el Pecado, cancelada la ofensa y restablecido el orden violado.

Y EL VERBO SE HIZO CARNE PARA HACER ESTO.

Y para restituirnos la Gracia y la Verdad en medida plena, rebosante, inagotable.

Con cuanto pecó el primer hombre, el Hombre-Dios repara.

Y el Amor Encarnado y el Amor Virginal, los dos ofrecidos voluntariamente. Totalmente. Y consumados para que Dios fuese consolado y el hombre salvado.

La muerte de Abel hizo añicos el orgullo de Adán y las escorias expertas de Eva, en el más atroz alumbramiento a las tinieblas.

La muerte de Cristo hizo añicos el Pecado y mostró a la Humanidad el alumbramiento a la Gracia.

Por un solo hombre, el hombre conoció la muerte. Por el Hombre solo, el hombre conoce la Vida. Por Adán, la Humanidad ha heredado la Culpa y sus consecuencias. Por Jesús, Hijo de Dios y de María, la Humanidad hereda nuevamente la Gracia y sus consecuencias.

Todos eran pecadores al menos del pecado hereditario. Ser justos era una grave fatiga, porque la Gracia no estaba en los espíritus. El Templo era un nombre. Los ritos, una representación mímica. La invisible Presencia del Santo de los santos no era creída más que por los simples. Los pequeños entre el Pueblo que tenía el nombre de santo.

Todavía los sacerdotes y rabíes enseñaban que Dios estaba en el Templo: magnífico en su gloria, parlante a sus ministros.

Y es en esta hora que Jesús ha venido.

El Advenimiento de la hora de la Misericordia.

Pero no era solamente Hora de la Misericordia. Era también de Justicia. Justicia para Israel que ya no merecía más, ser el Pueblo de Dios. Otro pueblo debía ser elegido en su lugar: El Pueblo Cristiano.

El fin del Templo había llegado. La Ley Nueva, perfección de la antigua, se imponía; predicada a los hombres directamente por Dios. La Caridad de Dios se mostró en toda su plenitud a los hombres.

Dios es Infinitamente Bueno, Amoroso, Sabio, Paciente. Por estas perfecciones, Él dispuso al Redentor antes de que fuese el Pecado. Él ha puesto al alcance de todos el Cielo.

Y el Cielo es una conquista larga, muy dura, cierta. Solo para aquellos que perseveran en la buena voluntad, hasta el término de la existencia. Dios tiene todo Poder. Y Dios ha tenido misericordia. Y su alegría es comunicarse a los espíritus que anhelan al Dios Desconocido. Que no rechazan al Dios Ignorado que desean conocer.

Él ha amado a sus criaturas hasta dejar el Cielo por ellas.

REDIMIR = RESCATAR. Volver a comprar lo que antes se vendió o empeñó.

MESIAS   =  REDENTOR.

Si en una balanza se mete un peso desproporcionado al peso equilibrador, la balanza se inclina hacia un lado. Pero si se restablece el equilibrio, las dos partes de la balanza quedan alineadas.

Por el delito de uno, muchos perecieron. La balanza de Dios estaba solamente inclinada hacia la parte de la Justicia. Pero por el Sacrificio de Cristo, la Gracia y la Vida son dadas a todos los que creen en Jesús. Y de esta manera el equilibrio no solo es restablecido, sino que dado el sacrificio del Hombre-Dios es de un valor infinito e infinitos los méritos del Cristo-Salvador. La balanza de Dios se inclina ahora hacia la Misericordia.

Y Misericordia y Perdón rebosan del plato colmado de la Sangre Divina, que fluye para la salud del mundo. Tanta fluye, cuanto más abundante es el Pecado. Para que la Gracia abundando venciese al Pecado. Y la Vida venza a la Muerte, muriendo para dar la Vida a los espíritus inmortales de los hombres. La Vida, o lo que es lo mismo: el Reino de Dios dentro de los hombres.

EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN DEL VERBO.

Pareciese que Jerusalén fuese la más adecuada para el nacimiento del Rey de los Judíos. Pero…

Jerusalén ya no era santa. Llevaba aquel nombre, pero la corrupción llenaba todos sus estratos, porque aunque Dios le había colmado de bienes, había rechazado el más necesario: “El bien de la posesión de Dios.”

Y el Don que hubiera hecho grande a Jerusalén, le fue quitado.

Ni el Nacimiento, ni la Muerte de Cristo tuvieron lugar dentro de sus muros; sino solo el delito de la Condena de Cristo. Contra la cual también las piedras se rebelaron: rompiéndose en su muerte y sacudiéndose obedientes al Querer de Dios y después, cuando Jerusalén fue arrasada…

Verdaderamente solo quién ama con todo su ser, puede conocer el inefable Misterio que es la Encarnación del Verbo…

Siendo María la más santa de las criaturas que había habido en la tierra, emanaba la santidad como un astro encendido del que se escapan etéreos rayos de sobrenatural potencia. Y Sacerdotisa regia y purísima fue la virgen ardiente de la caridad más pura y fuerte que criatura nacida de hombre, nunca tendrá. Ella aceptó el ofrecimiento. Y el “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí como su Palabra quiere…” fue  el ‘sea la luz’ de la recreación del hombre, a hijo de Dios y heredero del Reino de los Cielos.

Dios se acercó a los hombres a través de Jesús. Y se hizo hombre para que el hombre pudiera conocerlo y contemplarle sin temor.

CRISTO. Aquel que diviniza la materia, la glorifica y restituye a Adán a su dignidad original. Cristo reconstruye lo que estaba destruido. El cordero que revirginiza al hombre en la Inocencia y en la Gracia. Por su Caridad Humano-Divina, puede todo. Pero Él, Perfección, no se ha limitado a enseñar que no hay amor más grande que el de aquel que muere por sus amigos. Él ha muerto. Éste es también el precepto implícito que con su ejemplo, Jesús ha dado.

DIOS QUERIA PERDONAR AL HOMBRE.

Porque lo amaba. Quería devolverle la Inmortalidad, la Posesión del Cielo. Y prometió en el momento de la sentencia del castigo: Yo pondré enemistades entre tú y la Mujer. Y entre su raza y la descendencia suya, Ella quebrantará tu cabeza y andarás asechando su calcañal.”

María nació sin la mancha del Pecado Original y amó como criatura alguna, jamás amará. María no conoció el Pecado y por eso es la Vencedora de Satanás.

Cristo viene de la Hora Perfecta. Los siglos la trasmitieron con voz siempre más clara, con pormenores más precisos. La Voz Divina, promesa de un Mesías Redentor y de la Mujer sin concupiscencia, que castigará al Prevaricador, alumbrando al Vencedor del Pecado y de la Muerte.

María: Pacífico Puente, que reúne Cielo y Tierra. La Eva Santa y Verdadera Madre generadora de Vida,  de la Humanidad. La Amadísima que con su sola presencia obtiene misericordia para los pecadores. Su amor perfecto. Su perfecta obediencia. Sacrificio de olor suave que aplaca la ira del Señor. Arcoíris de paz. La Corredentora es el dulce astro que resplandece a la Presencia de Dios, para recordarles que Él ha prometido Misericordia a los hombres. Y ha dado a su Hijo para que los hombres tengan Perdón.

El arco iris después del Diluvio fue visto solo por los justos que permanecieron vivos sobre la tierra; pero María en un sobreabundar de misericordia, será vista por muchos que justos no son. Y su voz, su perfume, sus prodigios, son para justos y pecadores. Y felices aquellos que entre éstos últimos; se conviertan a la justicia, a la fe en Cristo, el cual es salvación.

EL AMOR DE DIOS.

El amor de un Padre que sacrifica a su Verdadero Único Hijo, para salvar la vida de sus hijos adoptivos. Y de este amor es del que ha amado Dios. Ha sacrificado a su Unigénito, para salvar a la Humanidad Culpable.

Y Jesús dejó la libertad y la pureza que son la atmósfera del Cielo, privándose de ellos y descendiendo a la cárcel humana; para ayudar al hombre al que ama. Los redimidos por Cristo conocen todo el amor de Dios. Y Cristo es este amor infinito que Él Mismo ha revelado con su Persona, con su Palabra, con su Ejemplo y sus acciones. Jesús es Verbo y Carne. Con el Verbo instruye. Con la Carne, Redime.

JESÚS ES EL MESIAS.

Jesucristo tenía la voluntad libre. Como Dios Y como Hombre. Jesús no prevaricó. No abusó de ésta, su libre voluntad potente, para escapar de la Muerte en la Cruz. Si lo hubiera hecho, hubiera sido más Rebelde que Lucifer. Pero Cristo nunca fue rebelde. Ninguna cosa, ni siquiera la natural repugnancia humana al suplicio, lo hizo tal. Porque sobre su Voluntad Libre, estaba y puso, la Voluntad del Padre. Y Él, el Perfectísimo Hijo Divino, de naturaleza igual a la del Padre; no sacó ventaja; sino que con reverencial amor, siempre dijo al que lo había generado: ‘Hágase tu Voluntad’ Y bondadoso y obediente, ofrece y rinde sus poderes, para ser arrastrado al Sacrificio. Su voluntad libre la usó para ser Perfecto como Hombre, así como era Perfecto como Dios. 

Dios no puede pecar siendo la Perfección. Pero su segunda naturaleza como Hombre, estuvo sujeta a tentaciones. Y las tentaciones son los medios para pecar, si no son rechazadas. Y duras tentaciones fueron lanzadas contra el Hombre. Todo el Odio contra Él. Todo el rencor, el miedo, la envidia del Infierno y de los hombres, contra Él. Contra el Fuerte al que sentían Vencedor, aunque tuviera la mansedumbre de un cordero.

Pero Jesús no quiso pecar. Hay que dar el reconocimiento a su Fortaleza. No pecó porque no quiso pecar. Y también por su Perfección en la Justicia contra todas las insidias y los eventos, Él ha confirmado ser el hijo de Dios. Y la justicia consiste en practicar el amor con heroísmo de santidad. La santidad de Jesús lo ha convertido en el Santo de los santos, porque como Hombre fue el Héroe que quiso ser: ‘Amen como Yo los he amado’.

Obedecer es el precepto que nos convierte en cristianos.

JESÚS ES EL REDENTOR. 

El Hijo de del Hombre fue entregado en manos de los hombres, porque es el Hijo de Dios, pero también es el Redentor del Hombre. Y no hay Redención sin sufrimiento.

Él soportó el sufrimiento en la Carne y en la Sangre, para reparar los pecados de la carne y de la sangre. En lo moral, para reparar los pecados de la inteligencia y de las pasiones. En lo espiritual, para reparar las culpas del corazón. Por todo esto, fue completa. Y Jesús tomó sobre Sí, todas nuestras miserias y todos nuestros pecados. Los pasados, los presentes y los futuros…

 Como si hubiese sido sumergido en un estercolero pútrido, quedó Jesús ante los ojos del Padre y de Él se horrorizó el Altísimo; porque en ese momento al tomar sobre Sí todos los pecados del mundo acumulados en los siglos, se convirtió en el Pecado y en el Hombre Culpable. Un diluvio de culpas sobre la Tierra, desde su principio hasta su fin. Un diluvio de maldiciones sobre el Culpable. Sobre la Hostia del Pecado.

Jesús sudó sangre por la agonía de ser el Maldito. Su corazón se trituró con el conocimiento de que en aquella Hora, no era el Verbo de Dios. Era solamente el Hombre. El Hombre Culpable.

Y todos los pecados los ha descontado sobre su Cuerpo Santísimo. Y para que el hombre volviera a revestirse en su alma, de la vestidura de bodas; Él se ha revestido de llagas, moretones, sangre, heridas que traspasaron sus Cuerpo.

La Ira de Dios se abatió sobre Él. La Ira por nuestros infinitos pecados, desde el primer pecado hasta el último que será cometido. Y la Justicia ha clavado toda culpa en su Cuerpo Inocente. Como ciervo perseguido por una turba de arqueros, Él ha sido perseguido por las flechas de Dios, para que toda culpa fuese expiada con su Sangre.

Con las torturas de su cuerpo mortal, extrajo la maldad de toda la estirpe humana y empapado con su Sangre nos lavó las culpas de la carne. Por esto fue aprehendido en Jerusalén. Entregado a los sacerdotes, escribas y fariseos, que lo llevaron a los gentiles para que lo escarnecieran. Después de haber sido abofeteado, insultado, herido, escupido y arrastrado por las calles de Jerusalén como un harapo inmundo. Y los gentiles, después de haberlo flagelado y coronado de espinas; lo condenaron a morir en una cruz con una muerte infame, como un vulgar malhechor. El pueblo que lo había honrado con los hosannas el Domingo de Ramos, pidió su muerte y en su lugar, pidió el indulto de un asesino.

Y Dios lo permitió. Porque es el Cordero de Dios que expía por los pecados del mundo. Cargó sobre Sí con todas las culpas y con todos los dolores, para que el hombre fuese sanado. Más tarde llegó la Gloria, pero antes fue el Dolor. Más tarde llegó el derecho a juzgar, pero antes estuvo el deber de expiar. En medio de un mar de Angustia, de un océano de Dolor; en el que su Madre y las almas-víctimas comparten, murió en un Patíbulo y tres días después por su Voluntad Divina, Resucitó.

Volvió a la Vida Eterna y Gloriosa como Hombre. Y volvió a la plenitud de ser Dios, con el Padre y el Espíritu Santo, después de haber padecido toda clase de afrentas y de ver su corazón atravesado por la Mentira y el Odio. Entonces fue constituido Fundador del Nuevo Templo, en el que se encuentra la Fuente Santísima del Espíritu Septiforme. Pero antes Jesucristo fue la Víctima Inmolada que purificó la Casa de Dios.

La pareja Jesús-María es la destinada a anular todo lo que hicieron Adán-Eva y devolvieron al linaje humano al punto en que fue creado: reyes ricos en gracias y dones para una regeneración completa. Perfectos en Obediencia, en Amor y en Santidad.

Por una infidelidad de la Mujer, el género humano conoció el Pecado, el Dolor y la Muerte. Por la fidelidad de la Madre Santísima, la Virgen Inmaculada, el género humano ha obtenido la regeneración a la Gracia. Y por Ella, el Perdón; la Alegría Pura y la Vida.

Esta Gracia si bien no anula todas las consecuencias del Pecado Original, y que son el Dolor, la Muerte y los estímulos restantes para dar pena, miedo y batalla. Ayuda fuertemente a soportar el dolor presente con la esperanza del Cielo. Ayuda a afrontar el miedo de morir, con el conocimiento de la Misericordia Divina. Ayuda a rehacer y domar los estímulos, con las ayudas sobrenaturales por los méritos de Cristo y los Sacramentos instituidos por Él.

Adán quedó mutilado de la Gracia y de la Vida sobrenatural, de la Inocencia, Integridad, Inmunidad, Inmortalidad y Ciencia. Y como cabeza de toda la Familia Humana, ha trasmitido su penosa herencia a todos sus descendientes. Pero la Humanidad ha sido más afortunada. Por medio de Jesús-Salvador-Redentor, ha obtenido la curación. Más todavía, la ‘recreación’ en la Gracia: la vida del alma. Y por los sacramentos por Él instituidos, las virtudes que éstos infunden. Los dones del Espíritu Santo han obtenido también los medios para crecer siempre más en perfección, hasta alcanzar el culmen con la ‘supercreación’ que es la santidad.

Pero ni siquiera el sacrificio del Hombre-Dios que ha restituido la capacidad de amar, conocer y servir a Dios en esta vida y poseerlo con júbilo en la otra; ha cancelado las cicatrices de las grandes heridas que el hombre se infirió voluntariamente y especialmente de la Triple Concupiscencia que está siempre pronta a rehacerse llaga, si el espíritu no vigila teniendo sujetas las malas pasiones.

El hombre regenerado hijo de Dios por medio de Jesús, conoce esto que Adán no conocía. Conoce a cual inmensidad llega el Amor del Padre, que da a su Unigénito para cancelar con su Sangre, el decreto de condena de la Humanidad decaída por su Progenitor. Nada de cuanto hay en la Creación debe estar privado de incentivos o de consecuencias buenas. El mundo odió a Jesús sin motivo alguno. Cuando pensó destruirlo, hizo que el hombre regresara a Dios. La aparente victoria de Satanás, fue su verdadera derrota.

EL PRIMOGÉNITO.  

Jesús es el ‘Primogénito entre los muertos’ siguiendo el orden divino y humano.

Primogénito siguiendo el orden humano, porque Hijo por parte de Madre de Adán, que nació como debieron nacer todos los hijos de los creados por Dios: con procreación privada de Lujuria y de Dolor. Por eso se le llama Hijo del Hombre, pues Él fue por línea humana el Hijo Primogénito (vivo en la Gracia) de Adán.

Primogénito del Padre siguiendo el orden divino, porque es el Hijo del Padre Celestial. Generado por Él y no creado por Él. Generar quiere decir producir una vida. Crear quiere decir formar. El artista puede crear una obra; pero solo un padre y una madre, pueden generar una vida.

Nada impedía al Verbo de Dios aparecer entre los hombres, materializando su espíritu como un hombre adulto y amaestrar en la perfección de la Ley, repitiendo un prodigio que ya había realizado antes. Pero para la Justicia era necesario un Sacrificio. Y Él quiso volverse un pequeño germen que madura en un seno de mujer. Y después, un pequeñín que llora y se amamanta para vivir. Pasando por todas las etapas de la vida: niño, adolescente, joven, hombre, al igual que cualquier nacido de mujer. Y en el nacer y en el morir, fue igual a todos los hombres. Él, Dios; no quiso ser diferente de nosotros, puesto que por amor quiso convertirse en Hombre.

Las únicas diferencias estuvieron en su Perfección Humana y Espiritual, porque Él quiso conservarlas tales. Y en su Pasión que completó de manera tremenda: en el cuerpo, en la mente, en el corazón y en el espíritu, como ninguna criatura lo padeció. Y Él para Sí lo quiso, aun siendo el Eterno Inocente, que ningún castigo merecía. Jesucristo amó tanto al hombre, hasta el extremo de odiarse a Sí Mismo y derramó toda su Sangre por nosotros. Y para salvar al hombre, tomó un alma y descendió del Cielo, al seno de la Inmaculada.

El amor materno cuando es justo, es el amor más completo, más perfecto. El más alto de los amores de la Tierra. Para María no era solamente el amor de la madre que ama a la criatura que se forma en ella y que es el fruto del amor de dos criaturas. María amaba a Dios en su Hijo, que había venido a Ella para hacerse Hombre en su carne. Miraba su vientre inviolado y veía que era la custodia viviente de Dios Vivo en Ella. Sentía palpitar el otro corazón y sabía que era el Corazón de Dios, hecho Carne. El Corazón de Jesús fue formado por el Espíritu Santo, generador de la Humanidad Santísima del Verbo: Dios conteniéndose a Sí Mismo, en la Perfección de la Perfección de Jesucristo.

El Corazón de Jesucristo formado por los Fuegos de la Caridad y los Lirios de la Purísima, testimonio del sublime aniquilamiento del Verbo, para que se perfeccione a Sí Mismo como Hombre, en la Caridad. ¿Habrá un Trono, un Altar, un Templo, más sagrado y más suyo que éste? Definitivamente, NO.

Él vino para perfeccionar la Ley y volverla clara con sus enseñanzas y practicable con su ejemplo. Él vino y tanto ha amado el Bien y rechazado el Mal, que aceptó morir para que el Bien triunfase en el mundo y en los corazones y el Mal fuese vencido por la Sangre Divina. Y con su sacrificio y su Redención obtuvo que los santos que no rehúsan seguirlo por el Camino de la Cruz, compartan con Él, la Gloria de la Resurrección. El Apóstol Juan fue el primero en comprender lo que había en el corazón de Jesús. Todos los santos son frutos de ese Corazón, del amor por ese Corazón. A los que no se separan de Él, Él los lleva al Cielo como una parte de Sí Mismo.

Jesús con su Muerte destruyó nuestra muerte y nuestras culpas las anuló con su Sangre. Él nos ha rescatado del Mal. Él lo ha dejado impotente para perjudicarnos en la vida futura, clavando nuestros males en la Cruz y filtrando nuestro espíritu a través de Él, para darnos la sanidad. Y a cada alma en particular deificarla. Y al alcanzar la perfección, compartir con ella la gloria de la Resurrección. 

Y la dulce voz de Jesús nos dice:

“Venid, mis brazos están abiertos. Sobre la Cruz me dolía el tenerlos clavados solamente porque no podía estrecharlos en torno a vosotros y bendecirlos. Pero ahora soy libre de atraerlos a mi Corazón. Mi boca tiene besos de Perdón y mi corazón tiene tesoros de Amor. Dejad las riquezas injustas y venid a Mí, Riqueza Verdadera. Dejad los goces indignos y venid a Mí, Gozo Verdadero. ¡Cómo os sentiréis alegres, de una espiritual felicidad, si confiáis en Mí! Yo soy el Dios de la Paz. De Mí brotan todas las gracias. Todo dolor en Mí se calma. Todo peso se vuelve ligero. Todos vuestros actos cumplidos en mi Nombre, se revisten de mi Belleza. Yo puedo daros todo si venís a mi Corazón y no de manera humana, sino sobrehumana, eterna, inefablemente dulce. No les digo que no conoceréis el Dolor. Lo he conocido Yo que Soy Dios. Pero les digo su dolor se volverá suave si lo sufres sobre mi Corazón…

Venid, dejad aquello que muere. Aquello que hace daño. Aquello que quiere el Mal. Venid a Mí que os amo. A Mí que sé dar las cosas que no perjudican y no mueren. Ayudadme con vuestra voluntad. La quiero para actuar no porque Yo la necesite. Sino porque es necesaria para vosotros, para merecer el Reino. Venid. Ayudadme a rechazar al Infierno en el Infierno y a abriros el Cielo.

Yo comencé a consumar mi Sacrificio para vencer a Satanás, al Mundo y a la Carne, a partir del primer acto de mi Voluntad contra las voces de la carne, del mundo y de su Rey Tenebroso. Morí a Mí Mismo para haceros vivir con mi ejemplo y morí sobre la Cruz para daros la Vida. Destinado a ser vuestro Pontífice Misericordioso, debía por experiencia propia conocer a la perfección las luchas del hombre y permanecer fiel delante de Dios a fin de enseñaros a permanecer fieles. Recordadlo: YO TE AMO TAL COMO ERES EN ESTE MOMENTO…”

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA