Archivos de etiquetas: el mundo

D7 NARCISISMO Y SOLEDAD


 

soledad-pareja

  1. En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad en la injusticia;
  2. pues lo que de Dios se puede conocer, está en ellos manifiesto: Dios se lo manifestó.
  3. Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad, de forma que son inexcusables;
  4. porque, habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, antes bien se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció:
  5. jactándose de sabios se volvieron estúpidos,
  6. y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una representación en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles.
  7. Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal, que deshonraron entre sí sus cuerpos;
  8. a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.triángulo pasional
  9. Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza;
  10. igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío.
  11. Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, los entregó Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene:
  12. llenos de toda injusticia, perversidad, codicia, maldad, henchidos de envidia, de homicidio, de contienda, de engaño, de malignidad, chismosos,
  13. detractores, enemigos de Dios, ultrajadores, altaneros, fanfarrones, ingeniosos para el mal, rebeldes a sus padres,
  14. insensatos, desleales, desamorados, despiadados,
  15. los cuales, aunque conocedores del veredicto de Dios que declara dignos de muerte a los que tales cosas practican, no solamente las practican, sino que aprueban a los que las cometen. (Romanos 1, 18-32)

LA DECADENCIA DEL MUNDO

romans

Noviembre 23 de 2014

Adicciones, egocentrismo y soledad.

En los últimos años, hemos visto una explosión de las adicciones: alcohol, drogas (legales e ilegales), el sexo, la pornografía, la comida, el juego. Y otras demasiado oscuras o demasiado perversas para mencionar. La gente se está medicando a sí misma a un ritmo alarmante, con toda una serie de sustancias y actividades.

¿Por qué? ¿Por qué estamos tan mal, cuando las cosas ‘nunca ha sido mejores’? ¿No nos hemos curado muchas enfermedades que han plagado a la humanidad desde sus comienzos? ¿No hemos también hecho la vida no sólo más larga, sino también más fácil?

Sin embargo, estamos más deprimidos y más miserables que nunca. La depresión clínica es rampante. Y más gente está muriendo por su ‘estilo de vida’ en estos días, que por accidentes; acortando el disfrute de este mundo a través de sus propias decisiones para morir más pronto que tarde.

Más y más personas están “disfrutando de la vida a través de la muerte.” Su escapismo los está matando.

527729_10151508994732287_1010961635_n

¿QUE ESTÁ EN EL CENTRO DE ESTE SUFRIMIENTO? 

Comencemos con el hombre moderno. Él vive en una ciudad. Lo más probable es que sus vecinos de al lado no sean sus parientes. De hecho, él se aísla de su familia y las personas con firmes lazos de relación. Su trabajo y sus colaboradores implican relaciones que son inherentemente condicionales y temporales. En esencia, no hay nadie en su vida diaria a quien se pueda volcar cuando las cosas se ponen difíciles.

Lo mismo puede decirse de su matrimonio, incluso de sus hijos. No hay necesidades de cualquiera de estas relaciones que no se puedan satisfacer de otra manera. El hombre moderno puede separarse con facilidad, con un sistema judicial comprensivo y los organismos de asistencia social, no sólo proporcionarán la pensión alimenticia, sino también la manutención.

Lo mismo es cierto para la mujer moderna. Ella es totalmente reemplazable, a menudo felizmente. Los hombres están más contentos de mirar porno, que de formar una relación. Y las mujeres se ven a sí mismas como teniendo que competir por la atención, incluso en la más íntima de las circunstancias.

Los niños no están siendo formados por las familias, sino por los sistemas obligatorios de educación que inculcan la moral, la disciplina y los valores en el lugar de lo que una familia lo hizo una vez. Ellos aprenden rápidamente que el camino al éxito tal como se define por el sistema, no es a través de la vida familiar; sino por la carrera o más importante, por la auto-gratificación.

foto_amor_uno_mismo

AUTOGRATIFICACIÓN Y ECONOMÍA

De hecho, cualquier impedimento para la auto-gratificación se enseña como la persecución. Todos estamos formados por nuestras vidas modernas para valorar no la supervivencia; sino del lujo, el bienestar.

Nuestro mundo moderno se ha vuelto cada vez más materialista. De hecho, nuestros sistemas políticos se centran exclusivamente en el materialismo, sea usted un capitalista o un marxista. Hacemos un seguimiento de nuestra economía como de los caprichos de los dioses paganos, sabiendo a ciencia cierta que nuestro futuro depende de esta bestia caprichosa.

Eso es porque el hombre ha llegado a depender más de los mecanismos financieros que los lazos familiares. Se nos promete pensiones y pagos garantizados en nuestra vejez para reemplazar a los niños que una vez dimos para cuidarnos durante la jubilación.

De hecho, el hombre moderno es estéril. Si él tiene un hijo o dos, es para propósitos de entretenimiento solamente. O tal vez sea por la función de algunos reflejos biológicos vagos o por instinto. Los niños son los juguetes de los padres.

Ciertamente, los niños no son una necesidad para el matrimonio moderno, como en el pasado. Y el matrimonio se convierte en gran medida en sexo y algo de compañía. Sí, el matrimonio es un cascarón vacío de su antigua importancia. Y cuando las necesidades se pueden llenar en otro lugar con más facilidad, luego las cuerdas se cortan y el buque está navegando.

adultc3a9rio

NOS ESTÁ MATANDO LA PROFUNDA SOLEDAD DE ESTE MUNDO MATERIALISTA

El hombre moderno sabe esto. Él sabe que ha sido sustituido por los sistemas y las burocracias de la vida moderna diseñados principalmente para hacer frente a las secuelas de la urbanización. Cuando las personas se alejan de la familia extendida en la ciudad, sus necesidades materiales y emocionales no son proporcionadas por la tribu o el clan.

Así que claman por nuevas formas de satisfacer esas necesidades.

Una entidad gubernamental no puede satisfacer nuestras necesidades emocionales, pero puede entrar en el negocio de proveer las necesidades materiales. Muchos estados pueden hacer esto con bastante éxito: después de todo, lo material es fácil de reconocer y son raciones para su distribución. Sin embargo, no es amor. El Estado no nos puede amar; porque no es el objeto de su organización y gestión burocrática.

Estamos medicando el sufrimiento que sentimos al contemplar la vida que está vacía de amor y de sentido. No se equivoquen, el único significado real que la vida de una persona puede tener, es ser amado… Y esto es realmente lo buscado.

problema-adicciones-alcoholismo-drogadiccion-12500_MLM-F-3887470031_022013

El alcohol y las drogas, junto con las otras cosas que nos están matando; están anestesiando la vida moderna. Estamos siendo destripados por el mundo que nos priva de nuestras necesidades más fundamentales que son el amor y el sentido. Y nos medicamos para no darnos cuenta de lo mucho que deseamos algo profundo.

Al mismo tiempo, hay un montón de gente que parece estar contenta con esta condición inhumana del hombre moderno. Hay quienes odian a la humanidad. Odian a la familia… Y odian al Dios que valora toda la humanidad.

Hay quienes ven la humanidad en términos de su sufrimiento colectivo y la inestabilidad inherente del mundo. Odian este sufrimiento, tal vez porque lo sienten demasiado profundamente o patológicamente le temen. Algunos se convierten en ardientes empresarios sin escrúpulos, con la esperanza de reunir suficiente dinero y poder hacer frente a sus miedos.

Otros se direccionan al odio hacia Dios que permite el sufrimiento. Y asumen que la humanidad puede curar sus propios problemas si sólo se organizara el mundo de la manera correcta. Se preocupan de que todo el mundo tenga lo que necesita para sobrevivir y sentirse “lleno”. Este revolucionario expulsa al Dios caprichoso de los cielos y pone a la “comunidad” bajo su gestión.

El capitalista y el comunista no son diferentes. Es por esto que las personas beben cuando están bajo un régimen socialista o se convierten a una brutal cleptocracia inmoral.

cleptocracia

Cualquier sistema que reduce a las personas a artefactos financieros aplasta el espíritu humano. Todos tenemos diferentes necesidades y deseos como personas, todas las cuales se reducen a formas que nos hacen sentirnos amados y apreciados. El comunista odia  la individualidad, ya que nunca encaja en sus planes. El capitalismo también la tiene mucho más fácil hacer para hacer una fortuna con las personas con gustos uniformes y predecibles.

FABRICAMOS NUESTROS ENEMIGOS

Aquí es donde el problema se agrava: ¿Qué hacemos cuando la gente no se ajusta? Se convierte en revolucionaria y se afilia a alguna marcha para protestar por lo que le incomoda. Al hombre moderno se le dice que aquellos que no se conforman son ‘problemas’. ¿Cómo causan problemas estos “no-conformistas ‘? En gran medida, amenazando la estabilidad financiera en que se basan ambos sistemas.

Sí, el pobre y el rico pueden ser amenazas a nuestros planes materialistas. Se convierten en nuestros enemigos, porque amenazan los recursos financieros que hemos utilizado para reemplazar a la familia que una vez unieron y apoyaron a sus miembros. Y como los planes de financiación son cada vez más importantes, porque hemos perdido todos los otros medios de seguridad; quien amenaza nuestros ‘nidos’ se convierte en un enemigo aún mayor que antes.

Así, ponemos al gobierno a cargo de custodiar nuestros “planes de pensiones”, que significa que nuestros funcionarios electos y los funcionarios del gobierno, son de suma importancia para nosotros. De repente, todas las elecciones son una competición de gladiadores, para los votantes.

gladiator

Al mismo tiempo, estamos trabajando como un burro. Nuestras vidas son estresantes y ya que sólo valoramos nuestros propios placeres; nuestro trabajo se hace tanto para guardar para el futuro como para pagar por aliviar el estrés en busca de placer. Nos entregamos a beber cerveza o a las vacaciones. O a gastar dinero para hacer frente a nuestro constante miedo a lo desconocido y a nuestro aislamiento.

Estamos estresados porque no hay Dios y para hacer frente al estrés, trabajamos duro para proporcionar más actividades para aliviar el estrés… Que causa más estrés.

Con nuestro esfuerzo y los métodos egoístas de aliviar el estrés, otras personas se vuelven más y más una carga. Sus constantes demandas por nuestros servicios, hacen sus imposiciones aún más exigentes.

Por lo tanto, la misma solución a nuestro problema de la soledad; otras personas hechas a imagen y semejanza del Dios que es amor, se convierten en nuestros adversarios y competidores. Nos alejamos de la gente por las cosas, porque las cosas no nos piden. Preferimos los retratos de una mujer a la mujer misma.

NOVIA ARTIFICIAL

NOVIA ARTIFICIAL

NOS PIDEN QUE NOS AMEMOS A NOSOTROS MISMOS

Pero las cosas que nos gustan no son más que una vuelta hacia el interior en la soledad del ser… El mismo mundo que nos anima a idolatrarlo, no nos puede satisfacer la necesidad de compañía y el amor que anhelamos. La sociedad moderna nos dice que nos amemos a nosotros mismos, como si eso nos quitara la soledad. Esto sólo funciona para los sociópatas e incluso ellos tienen un trabajo duro con esto.

El amor propio significa que todavía estamos separados de los demás. Somos incapaces de dar compañía a los demás, porque nuestro reflejo es satisfacer nuestras propias necesidades en primer lugar. Por lo tanto, el Dios que nos manda a amar a los demás es un matón y un monstruo. Él nos quiere quitar nuestra diversión egocéntrica y obligarnos a la comunidad. No. Las necesidades del ser se deben cumplir en primer lugar y por eso Dios debe irse. Todo tiene que ser sobre el ego mismo.

egoismo mortal

Hacemos sexo sobre nuestro ego, por lo que la educación sexual trata de orgasmos en lugar de relaciones. La intoxicación por la adicción nos conduce de nuevo a nosotros mismos, para escapar de la dura realidad del mundo exterior, donde el amor no tiene lugar. Si hay un amor en el mundo, es la idolatría que nos distrae de nuestra miseria en lugar de ofrecer soluciones reales.  Artistas, músicos, atletas, son los campeones de la distracción. Nos ayudan a aferramos a nuestro egoísmo.

Los más cínicos de los seres humanos se aprovechan de este egoísmo. Los políticos prometen más ‘cosas’: o bien beneficios (pagados por otra persona) o disminución de impuestos (lo que puede permitirnos más cosas). La industria del entretenimiento trabaja horas extras para encontrar la manera de estimular a las personas.

Necesitamos más y más, pero las cosas no cambian nada: todavía estamos solos.

fiesta-fastidiosa

Los cínicos miran la miseria de la humanidad y ven la verdadera solución: menos personas. Ellos ven a la humanidad con sus sufrimientos como un cáncer en el mundo. Pregúntele a los ambientalistas y a las personas que tienen pánico ante la idea de la superpoblación.

Hay quienes ven a la humanidad como una carga. Y la quieren reducir, si no eliminarla. Y dicen que han encontrado accidentalmente la solución. La vieja manera de deshacerse de la gente: campos de prisioneros, matanzas en masa, el hambre, y el trabajo forzoso son las formas más populares. Ahí están los chinos, que requieren familias con sólo un hijo.

La manera más tranquila es sustituir a la familia en todos los sentidos es con el dinero. Establecer mecanismos financieros para prever todas las necesidades de la familia de una vez siempre; pero sin las exigencias de lo que una familia necesita. Es decir, la igualdad de participación.

Sí, una familia puede ayudar; pero no se puede ser egoísta. La familia espera que usted haga su parte justa. Usted será amado y cuidado; pero también tendrá que proporcionar el amor y el cuidado de los demás. Si Ud. está educado en el egoísmo, esto suena bastante duro. ¿Por qué no tener todo sin la carga de las obligaciones familiares?

5adulterio

LA AUTOESTERILIZACIÓN OCCIDENTAL

Ya no se necesitan los niños. Y la familia, los occidentales se están esterilizando a sí mismos. Mire el mundo y pregúntese: ¿Dónde caen las tasas de natalidad cae? En los lugares donde hay un montón de “beneficios sociales”. El occidental asume que alguien más que los niños trabajarán para este mismo sistema y lo apoyarán en su vejez. Por lo tanto, todo el mundo pasa por el dinero.

Usted no necesita sus propios hijos. Su matrimonio no es ni siquiera para tener hijos. El grito biológico antiguo de reproducirse puede ser ignorado, mientras tenga su comunidad de retiro y las alegrías de la vida social con sus pares y las personas que le entienden. En otras palabras, otra gente que no limitará su estilo.

El mundo occidental está ahora dependiente de la fertilidad del resto del mundo; pero ¿Por cuánto tiempo? Otras naciones en desarrollo quieren emular esos mismos sistemas de protección social. Y una vez que lo hacen, sus propias tasas de natalidad caen.

La humanidad se reducirá por sí misma. Las poblaciones quedan voluntariamente marchitas, porque todo el mundo dentro de la comunidad, asume que alguien más va a levantar a la próxima generación.

Estamos demasiado estresados para criar niños. Son caros y consumen tiempo. ¿Cómo podemos yo y mi esposa pagar por unas vacaciones en Maui con cinco hijos?

fiesta-aburrida

Sin embargo, todavía estamos solos. Y así, todo este plan para acabar con la humanidad asume, que la gente será capaz de utilizar sustancias para medicarse por el dolor natural que experimentan de su soledad. Tenemos que tener más alcohol y más “marihuana medicinal”. Y más pornografía en internet para que todo esto funcione.

Es por eso que cada vez es peor. El abuso y la adicción son el aceite que mantiene el motor lubricado.

Si terminamos nuestras adicciones, vamos a experimentar el dolor de nuestra humanidad distorsionada por la mentalidad moderna. Experimentaremos la miseria y rechazaremos el plan.

¿Hay alguna esperanza? Sí, podemos optar. Podemos recurrir al verdadero Dios. Podemos estar unidos al Hijo divino y así lograr la unidad con toda la humanidad.

En un mundo de esclavitud por la soledad, la libertad es la mayor amenaza para el sistema. Aquellos cuyos intereses se encuentran en la perpetuación de este sistema nos odian y persiguen. Después de todo no somos conformistas, cuando nos negamos a beber de la piscina de Narciso. Nuestro amor por nuestras familias y por los demás, desafiarán sistema.

116-narciso-1

Fuentes: Ortodoxy and Recovery, Signos de estos Tiempos

 

 

N13.- EL ASTUTO IMPOSTOR


1borgia

08 mar 2013 Él ha sido enviado a desmantelar Mi Iglesia y romperla mil pedazos *

Traducción Latinoamérica

Viernes 08 de marzo del 2013 a las 14:05 hrs.

Mi amadísima hija, Satanás está furioso en contra de Mi Iglesia en la tierra y su infestación continúa propagándose dentro de sus muros.

1rb5

El astuto impostor, que ha permanecido a la espera en los bastidores**, pacientemente, pronto declarará su reinado sobre Mis pobres incautos siervos sagrados. El dolor que infligirá es demasiado difícil de soportar para Mí y finalmente, su reinado culminará en la depuración final del mal desde dentro del núcleo de Mi Iglesia.

1the-borgias-11-scaled550

Ha manipulado cuidadosamente su posición y pronto su actitud pomposa se verá rodeada por su espléndida corte.

Su orgullo, arrogancia y la auto-obsesión serán al principio cuidadosamente ocultados al mundo.

Para el mundo exterior, un suspiro de alivio se escuchará cuando las trompetas repiquen para anunciar su mandato como jefe de Mi Iglesia.

Mi Cuerpo es Mi Iglesia, pero no va a ser para Mí, Jesucristo; que él prometerá su fidelidad, porque no posee ningún amor por Mí.

Su fidelidad es a la bestia. ¡Y  cómo va a reír y a burlarse de Mis siervos sagrados que le apoyan!

1Rodrigo-Borgia-Jeremy-Irons

Él que se atreve a sentarse en Mi Templo y que ha sido enviado por el maligno, no puede decir la verdad, porque no proviene de Mí.

El ha sido enviado para desmantelar Mi Iglesia y romperla en mil pedazos* antes de que él la escupa por su repugnante boca.
Mi Cuerpo es Mi Iglesia. Mi Iglesia está todavía viva, pero sólo aquellos que dicen la Verdad y se adhieren a la Santa Palabra de Dios pueden ser parte de Mi Iglesia en la tierra.

Ahora que el insulto final sea manifestado en contra Mía, Jesucristo, por la Sede de Pedro, comprenderéis finalmente la Verdad.

El Libro de la Verdad predicho a Daniel para el tiempo del fin, no será aceptado fácilmente por los integrantes de Mi Iglesia, porque su contenido enfermará a Mis amados siervos sagrados cuando se den cuenta de que digo la verdad.

1RB4

El falso profeta, el que se hace pasar como el líder de Mi Iglesia, está preparado para colocarse las ropas, que no fueron hechas para él.
Él profanará Mi Sagrada Eucaristía y dividirá Mi Iglesia por la mitad y luego a la mitad otra vez.

Él hará esfuerzos para despedir a los fieles seguidores de Mi amado Santo Vicario el Papa Benedicto XVI, designado por Mí.

1Benedicto XVI

Él erradicará a todos los que son fieles a Mis Enseñanzas y los echará a los lobos.
Sus acciones no serán visibles inmediatamente, pero pronto las señales serán vistas mientras se dispone a buscar el apoyo de los influyentes líderes mundiales y de aquellos en puestos altos.
Cuando la Abominación eche raíces los cambios serán repentinos.

El Anuncio(la invitación) por parte de él para crear una Iglesia Católica unificada por la vinculación con todos los credos y otras religiones, vendrán poco después.

Él dirigirá la nueva única-religión mundial, y reinará sobre las religiones paganas. Él abrazará el ateísmo que dirá está asociado con la búsqueda de los así llamados “derechos humanos”.

Todos los pecados a los Ojos de Dios, serán considerados aceptables por esta nueva Iglesia que todo lo incluye.

1RB2

Cualquiera que se atreva a desafiarlo será buscado y castigado.

Aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que se opongan a él serán excomulgados y despojados de sus títulos.

Otros serán intimidados y perseguidos junto con muchos sacerdotes que tendrán que pasar a la clandestinidad(ocultarse).
A esos pobres Mis siervos sagrados que reconocéis Mi Voz ahora, por favor escuchadme mientras me acerco a vosotros para llevaros consuelo.

Yo nunca os pediría que rechacéis Mi Iglesia en la tierra porque Fuí Yo, vuestro amado Salvador, quien la ha creado.

Ofrecí Mi Cuerpo como el Sacrificio Vivo para salvaros.

1Cristo02

Se os ha dado la responsabilidad de testificar en Mi nombre, para salvar las almas de aquellos a los que instruís y guiáis.

Todo lo que podéis hacer es confiar en Mí y continuar sirviéndome.

Lo que no debéis hacer es aceptar cualquier doctrina presentada a vosotros y que sabréis, inmediatamente, que no está de acuerdo con Mis Enseñanzas.

Debéis hacer lo que os dice vuestro corazón, pero sabed esto:1FALSO PROFETA
Este período va a causar un profundo dolor y la cruda aflicción que experimentaréis cuando veáis cómo Mi Iglesia será profanada os dejará llorando.

Pero debéis reconocer las mentiras que os han de ser presentadas como lo que son: un insulto a Mi muerte en la Cruz. 

1Cristo Sindonico

Esta destrucción puede resultar en el colapso de la estructura de Mi Iglesia.

Los cambios y adaptaciones de los edificios, junto con el nuevo templo creado para la única iglesia mundial será manufacturada y colocada en Roma.

1vaticano%20destruido

Tened la seguridad de que, al igual que Mi Templo es profanado;

Yo Jesucristo, el Salvador de toda la Humanidad, seré descartado y arrojado a la alcantarilla.

Vuestro Jesús

* En mil pedazos = es en sentido figurado, es decir romperla: en muchos pedacitos.

** en los bastidores = Reservadamente, entre algunas personas y de modo que no trascienda al público.

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

68.- EL PARANINFO


Días después…

En el camino que viene del lago de Merón  al de Galilea; cerca de un riachuelo y junto a un prado, a la sombra de una arboleda, Jesús está con Zelote y Bartolomé. Hace mucho calor y aun así, viene mucha gente detrás de los tres grupos que predicaron en la campiña. Los curados forman un grupo aparte y conforme van llegando, se sientan entre los árboles y su alegría es tan grande, que no les importa el cansancio, ni el calor, ni el polvo, ni la luz deslumbradora del sol.

Cuando el grupo que capitanea Judas Tadeo, llega hasta donde está Jesús; es notable el cansancio en todos los que lo forman.

El último en llegar es el capitaneado por Pedro, en el que hay muchos de Corozaím y Betsaida.

Pedro dice:

–                     Hicimos lo que se pudo, Maestro. Pero sería necesario que hubiese más grupos. ¿Ves? No se puede caminar mucho por el calor. Parece como si el mundo creciera en distancias. Jamás me hubiera imaginado que Galilea fuese tan vasta. Y los que sienten necesidad y deseo de verte son muchos.

Tadeo explica:

–                     No es que el mundo se extienda Simón. ¡Es que muchos conocen a nuestro Maestro!

Santiago de Zebedeo confirma:

–                     Sí. Es verdad. Mira cuánta gente nos ha seguido.

Andrés quiere dar ánimos:

–                     En Octubre vendrán también los pastores.

Pedro responde:

–                     ¡Ah, sí! Pastores. Discípulos. ¡Bonita ayuda! No sirven más que para decir: ¡Jesús es el Salvador! ¡Allí está!

–                     Pero al menos la gente sabrá dónde se encuentra.

Jesús habla:

–                     Tienes razón, Simón Pedro, también siento compasión por estas almas y por esta gente. Vosotros debéis ayudarme con todas vuestras fuerzas espirituales, morales y físicas. Deberéis aprender a ir no solo a grupos numerosos, sino a verdaderas multitudes.

Y a ellas mandaremos a los mejores discípulos. Porque realmente la mies es mucha. ¡Oh! En este verano os prepararé para esta gran misión. Rogad al Dueño de la Tierra, que mande muchos operarios a su mies.

Santiago de Alfeo, dice:

–                     Sí, Señor mío. Pero eso no cambiará gran cosa la situación de éstos que te buscan.

–                     ¿Por qué hermano?

–                     Porque no buscan sólo doctrina y Palabra de Vida. Sino que se les cure en sus debilidades, enfermedades. En todo lo que Satanás o la vida les ha causado mal; en su cuerpo o en su alma. Y esto solo Tú puedes hacerlo, porque en Ti existe el Poder.

–                     Aquellos que conmigo formen una sola cosa, llegarán a hacer lo que Yo hago. Y se socorrerá a los pobres en todas sus miserias. Pero todavía no poseéis en vosotros lo que es necesario para llegar a esto. Esforzaos en superaros a vosotros mismos.

En pisotear vuestra debilidad humana, para hacer triunfar el espíritu. Asimilad no solo mis palabras, sino su espíritu. Esto es, santificaos por medio de ella y luego podréis todo. Y ahora vamos a decirles la Palabra de Dios. Porque son muchos los que la están esperando…

Se dirige a  los que están sentados bajo los árboles y que miran a donde está Él, con ansias de oírlo.

Jesús les habla de la Parábola del Tesoro en el Campo y del Reino de Dios. Cuando los despide, la gente se dispersa lentamente por los caminos y veredas de la campiña; mientras Jesús, acompañado de los Doce, se dirige a Cafarnaúm, envuelto en la tarde que va bajando.

Tomás pregunta:

–                     Señor, ¿Es verdad que María de Mágdala pidió perdón en la casa del Fariseo Simón?

–                     Es verdad, Tomás.

Felipe pregunta:

–                     ¿Y Tú se lo concediste?

–                     Se lo di.

Bartolomé exclama:

–                     ¡Hiciste mal!

–                     ¿Por qué? Era un arrepentimiento sincero y merecía perdón.

Judas de Keriot reprocha:

–                     Pero no debiste dárselo en aquella casa. Públicamente…

Jesús dice:

–                     No veo en qué me haya equivocado.

Judas señala:

–                     En esto: tú sabes quienes son los fariseos, cuantas cavilaciones tienen en la cabeza. Cómo te espían, te calumnian, te odian. Tenías en Cafarnaúm un amigo que era Simón, ¡Y llamas a su casa a una prostituta para profanársela! Hiciste que todos se escandalicen de tu amigo Simón.

–                     Yo no la llamé. Ella vino. No era una prostituta, era una arrepentida. Esto cambia todo. Si antes no se sentía asco en acercarse a ella y en desearla siempre, aún en mi Presencia. Ahora no es más un cuerpo, sino un alma.

No se debe tener repugnancia en verla entrar para arrodillarse a mis pies y para llorar al acusarse. Envilecerse en una confesión humilde, pública, que manifestó con su llanto.

La casa de Simón el Fariseo se ha santificado con un gran milagro: con la resurrección de un alma. Hace unos cinco días que me preguntó en la plaza de Cafarnaúm: ‘¿Hiciste sólo éste milagro?’ y él solo se respondió: ‘Ciertamente que no’  Pues ardía en deseos de ver uno. Se lo di. Lo elegí para que fuese testigo, para que fuese Paraninfo en los esponsalicios de un alma con la Gracia. Debería estar orgulloso.

–                     Y es al contrario. Está escandalizado. Has perdido un amigo…

–                     Encontré un alma. Merece un hombre perder la pobre amistad de un hombre, si con ello se hace regresar una alma a la amistad con Dios.

–                     ¡Es inútil! Contigo no se puede reflexionar a la manera humana. Estamos en la Tierra, Maestro. Acuérdate de ello. Rigen las leyes y las ideas de la tierra.

Tú obras con el método del Cielo. Te mueves en tu Cielo que tanto amas. Todo lo ves a través de las luces del Cielo. ¡Pobre Maestro mío! ¡Cuán divinamente inepto eres para vivir entre nosotros, los perversos!

Judas de Keriot lo abraza entre admirado y triste.

Y agrega:

–                     Siento en el alma que te hagas de tantos y peligrosos enemigos, por demasiada perfección.

–                     No te acongojes Judas. Está escrito que así sea. Pero… ¿Cómo sabes que Simón se ofendió?

–                     No dijo haberse ofendido. Sino que a mí y a Tomás, nos dio a entender que eso no estaba bien. No debías haberla invitado a su casa, donde solo entran personas honestas.

Pedro exclama:

–                     ¡Ja! ¡Ja! Es mejor que no toquemos la honestidad de Simón.

Mateo agrega:

–                     Podría asegurar que el sudor de las prostitutas se ha filtrado en el pavimento de la casa de Simón, en sus mesas y en otros lugares más íntimos…

Judas objeta:

–                     Pero no públicamente…

Pedro sentencia:

–                     Los representantes de Dios, debieran ser santos en todo lugar… Y en privado no temen contaminarse… Todos en el Templo se conocen perfectamente. Y que son viciosos, todos lo sabemos.

En sus uniones asquerosas con prostitutas, se entiende que también los demonios, gustosos cambian de casa… ¡Por eso odian a Jesús!… ¡Y pretenden servir a Dios!… Y tienes razón. Públicamente no… Lo hacen con hipocresías, para ocultar el hecho.

Judas intenta defender:

–                     Pero entonces todo cambia…

Mateo interviene:

–                     También cambia cuando una prostituta entra para decir: ‘Dejo mi pecado infame’ Y no es lo mismo cuando otra dice: ‘Ya vine. Aquí estoy para que cometamos juntos el pecado’

Todos dicen:

–                     Mateo tiene razón.

Judas confirma:

–                     Si. Tiene razón. Pero ellos no piensan como nosotros. Es menester que hagamos transacciones con ellos. Que nos adaptemos a ellos para que sean nuestros amigos.

Jesús dice con voz fuerte:

–                     ¡Esto jamás, Judas! En la verdad; en la honestidad; en la conducta moral; no existen adaptaciones, ni transacciones. Por otra parte me consta que hice bien y es suficiente.

La tajante respuesta es determinante. Caminan un rato en silencio.

Luego Jesús se detiene y dice a todos:

–                     Escuchad: María caminará mucho desde este amanecer de su redención. Mucho. El amor la ha arrebatado como un torbellino, hacia arriba y hacia adelante. El amor la ha consumado como una hoguera; destruyendo en ella la carne impura y haciendo de ella un espíritu purificado. El arrepentimiento y el amor la han limpiado con el fuego de los serafines, hasta convertirla en un serafín.

Díganlo a las almas que no se atreven a venir a Mí, porque se sienten culpables. Mucho. Mucho se ha perdonado a quién mucho me ama. No podéis comprender pobres almas, cuanto os ama el Salvador. No tengáis miedo de Mí. Venid con confianza, con valor. Invocad el Nombre de Jesús y Yo os abro el corazón y los brazos.

No hago ninguna diferencia entre el que me ama con su pureza íntegra y el que me ama con su sincera contrición, de un corazón que ha renacido a la Gracia. Soy el Salvador. Acordaos siempre de esto. Siempre vengo cuando alguien ‘trata de comprender’ No soy un Dios duro y severo.

Soy Misericordia viviente. Y más rápido que el pensamiento, llego a quién se vuelve a Mí. Igual que hice con la pobre María de Mágdala, que estaba tan inveterada en el pecado. Veloz fui con mi espíritu, apenas sentí que se levantaba en ella el deseo de comprender.

Comprender la Luz de Dios y comprender su estado de tinieblas. Y me hice luz para ella, aquel día en que se acercó siguiendo el impulso de su corazón que luchaba contra la carne que la había esclavizado.

No tenía ante mis ojos sino a ella, con su pobre carita envuelta en una tempestad. Con la forzada sonrisa que escondía bajo un vestido que no era suyo y que era un desafío al mundo y a sí misma, con ese gran llanto interno.

Yo solo la veía a ella: a la ovejita metida entre las espinas. A ella que sentía náuseas de su vida…

No dije palabras llamativas. Ni toqué un argumento que se pudiera referir a ella, que era bien conocida como una pecadora. Para no mortificarla y para no obligarla a huir; avergonzándose de haber venido.

No toqué ese argumento. Dejé que mi palabra y mi mirada bajasen en ella y fermentasen; para que el impulso de un momento, se convirtiera en el futuro glorioso de una santa. Hablé con la más dulce de las parábolas: un rayo de luz, de bondad, derramada sobre su alma.

Y esa tarde, cuando entré en la casa del rico soberbio en la que mi Palabra no podía fermentar para una gloria futura, porque es esterilizada con la soberbia farisea. Yo sabía bien que ella vendría, después de haber llorado mucho en su habitación donde pecó; bajo la luz de aquel llanto que decidió su porvenir.

Los hombres que ardieron de lujuria al verla entrar, se alegraron en su carne y en su pensamiento. Todos menos Yo y Juan, la desearon. Todos creyeron que había ido por uno de esos caprichos que bajo la presión del Demonio, la arrojaban en aventuras imprevistas. Pero Satanás estaba ya vencido. Y sintieron envidia al ver que a ninguno de ellos se dirigía, sino a Mí.

El hombre cuando solo es carne y sangre, ensucia aún las cosas más puras. Sólo los puros ven lo justo, porque el pecado no turba su pensamiento. Que el hombre no comprenda esto, no debe asustarlo. Dios comprende y es suficiente para el Cielo.

La pobre María de Mágdala será siempre juzgada mal en sus buenas acciones. Pero no en las malas, porque se prestaban a ser bocados de lujuria para la insaciable hambre de los libidinosos.

Se le criticó y se le juzgó mal en la casa de Simón el fariseo; porque tanto él como sus amigos eran lujuriosos. La voracidad de los sentidos y del dinero, levantan su voz para criticar una acción buena.

Los buenos no critican. Jamás. Comprenden. Por eso repito. No importa la crítica del mundo, lo que importa es lo que piensa Dios.

Jesús calla y siguen caminando. Llegan a Cafarnaúm cuando ha entrado la noche. En silencio atraviesan la ciudad bajo la luz de la luna que es la única lámpara que hay por las callejuelas oscuras.

Entran al huerto que da al lado de la casa, pensando que ya todos están dormidos. Sin embargo hay una luz en la cocina, donde se ven tres sombras.

Pedro dice:

–                     Maestro, hay gente esperándote. Pero las cosas no pueden seguir así. Ahora mismo voy a decirles que estás muy cansado. Vete mientras a la terraza.

–                     No, Simón. Voy a la cocina. Si Tomás entretuvo a esas personas, es señal de que hay un motivo serio.

Jesús entra y encuentra a Martha llorando. Tomás y el siervo se retiran discretos.

Jesús saluda:

–                     La paz sea contigo, Martha.

Un sollozo es la respuesta.

–                     ¿Todavía lloras? ¿Pero no eres feliz?

Martha con su cabeza dice que no.

–                     ¡Qué pues!

Sigue una larga pausa llena de sollozos. Luego:

–                     Hace muchas noches que María no ha regresado. Y no la encontramos. Mandó preparar su carro. Iba muy pomposa y con sus vestiduras más elegantes. ¡Oh! No quiso ponerse otra vez los míos.

No iba semidesnuda, pero iba muy provocativa. Se llevó consigo, muchas joyas y perfumes. Y no ha regresado. Devolvió al siervo en las primeras casas de Cafarnaúm, diciéndole: ‘Volveré con otra compañía’ pero no ha regresado. ¡Nos engañó!

Y Martha se deja caer de rodillas, llorando.

Jesús, con su mirada dominadora, le dice despacio con tono seguro:

–                     No llores. Hace tres noches que María vino a Mí. Me embalsamó los pies y junto a ellos puso todos sus joyeles. De este modo se ha consagrado y para siempre. Y ocupa un lugar entre mis discípulas. No la denigres en tu corazón. Te ha ganado.

Martha grita con el rostro desencajado:

–                     ¿Pero dónde está mi hermana? ¿Por qué no regresó a casa? ¿Acaso la raptó algún amante? ¡Oh, María! La…

Martha está fuera de sí. Desesperada.

Jesús la toma por los puños y la hace que se aquiete con su fuerza hercúlea y que lo escuche, con su mirada magnética:

–                     ¡Basta! ¡Exijo de ti fe en mis palabras! Exijo de ti generosidad. ¿Has entendido?

No la suelta hasta que ve que se tranquiliza un poco…

Luego le dice:

–                     Tu hermana fue a disfrutar de su alegría en medio de una soledad santa, porque existe en ella el pudor supersensible de los redimidos. Te lo dije antes. No puede soportar que sus familiares la miren dulce, pero escrutadoramente en su vestido de esposa de la Gracia. Lo que digo, siempre es verdad. Me debes creer.

–                     Sí, Señor. Sí. Pero María ha sido por mucho tiempo presa del Demonio. La ha vuelto a tomar él…

–                     Él se está vengando en ti, por la presa que perdió para siempre. ¿Acaso debo ver que tú, la fuerte; te conviertes en su presa por un miedo necio que no tiene razón de ser? ¿Debo ahora ver que por causa de ella que cree en Mí, pierdes tú la radiante fe que siempre has manifestado?

¡Martha! Mírame bien y escúchame. ¡No escuches a Satanás! ¿No sabes que cuando se ve obligado a abandonar la presa, porque Dios lo ha vencido? ¿Este incansable atormentador de los hombres y ladrón de los derechos de Dios; se las ingenia inmediatamente, para encontrar otras presas?

¿No sabes que los tormentos de un tercero que resiste sus asaltos porque es bueno y fiel; son los que dan consistencia a la curación de un corazón? ¿No sabes que todo lo que sucede y existe en lo creado, está ligado y sigue una ley eterna de dependencia y de consecuencias? ¿Por lo que la acción de uno tiene repercusiones naturales y sobrenaturales vastísimas?

Tú llora aquí. Tú que conoces la duda cruel y continúas siendo fiel a tu Mesías, aún en esta hora de tinieblas. Y allá, en un lugar no muy lejano; María siente que se despeja su última duda de haber sido perdonada. Su llanto se cambia en una sonrisa y sus sombras en luz. Fue tu tormento el que la guió allá, donde hay paz. Allá donde se regeneran las almas, junto a la Mujer sin Mancha… tu hermana está con mi Madre. ¡Oh! ¡Tu hermana está en Nazareth!…  

–                     Pero, ¿Cómo fue a tu casa, si no conoce a tu Madre? Sola, sin medios, ¡Con aquel vestido!… Un camino tan largo. ¿Cómo?…

–                     ¿Cómo? Como regresa la golondrina cansada a su nido que la vio nacer. Atravesando mares y montes. Superando tempestades. Guiadas por el instinto, por el sol que las llama. También ella corrió al rayo de Luz que la llamaba… a la Madre Universal.

Y la veremos regresar con la aurora; feliz. Porque ha salido para siempre de las tinieblas, con una mamá a su lado, la mía. Para ya no ser jamás una huérfana. ¿Puedes creer esto?

–                     Sí, Señor mío.

Martha está como fascinada.

Jesús fue severo con la discípula perturbada… pero al final, ¡Qué luz hay en su mirada y en su sonrisa!  Cuando le dice:

–                     Ahora vete a descansar tranquilamente.

Martha le besa las manos y se va serena.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA