Archivos de etiquetas: enseñanza

P69 ¡DOLORES DE PARTO!


el_padre_eterno

15 DE OCTUBRE DE 2014 – 7:50 P.M.

LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Paz a vosotros, pueblo mío, heredad mía.

Mi creación está en plena transformación, grandes cambios ha comenzado a sufrir. No os asustéis por lo que veréis. Orad y aceptad la voluntad de Dios; porque vuestros ojos verán el renacimiento de una Nueva Creación.

Los continentes se desplazarán, LA TIERRA GEMIRÁ CON DOLORES DE PARTO y se tambaleará. Y todos los elementos de la naturaleza comenzarán su transformación.

140912

Como Padre de la humanidad os hago un llamado a que permanezcáis unidos en la fe y la oración, para que podáis sobrellevar los días de Caos y Transformación de mi Creación. Todo esto hace parte de vuestra Purificación, ya no hay marcha atrás. Los días de mi Justicia Divina purificarán mis criaturas y mi creación tal como mi Santa Voluntad lo tiene previsto.

¡Está llegando la hora de transformación en mi creación, escucharéis ruidos en el interior de la tierra y el suelo se moverá.

universobelleza

¡El Universo se conmocionará y estruendos en el cielo se dejarán escuchar!

¡Ay de vosotros mortales, porque el pánico se apoderará de muchos; rodarán por el suelo y no podrán volver a levantarse!

¡Cuánto llevo anunciándoles esto días y no habéis querido hacer caso, seguís en vuestro Pecado dándome la espalda y no la cara!

De nuevo os lo digo: haced cadenas de oración a nivel mundial; para que podáis mitigar el Curso de los Acontecimientos que están por desatarse conforme a lo que está escrito.

oracion comunitaria

Cielo y tierra pasarán, más mis palabras no pasarán.

Acordaos de lo que dice mi Palabra: Haré aparecer señales en el cielo y en la tierra: Sangre, fuego y columnas de humo. El sol se cambiará en tinieblas y la luna en sangre, antes de que venga el día del Señor grande y glorioso. Pero el que invoque el nombre del Señor se salvará. (Joel 3. 3, 5).

Preparaos pueblo mío; orad, ayunad y haced penitencia; para que podáis sobrellevar estos días de angustia que están por comenzar.

Porque está cerca el día del Señor: el sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo. El Señor ruge desde Sión y hace oír su voz desde Jerusalén. Y el cielo y la tierra se estremecen. Pero el Señor será un refugio para su pueblo (Joel 4. 14, 16).

tétrada de lunas rojas

Alegraos heredad mía, porque se acercan mis días de gloria; entonces sabréis que yo soy vuestro Dios y daréis gritos de júbilo en Sión y seréis mi Pueblo Elegido, mi nación donde habitaré. Mi nueva Jerusalén será un lugar santo.

Quedad en mi paz, pueblo mío, heredad mía.

Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

Yahweh-God

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi corazón.

Octubre 7 de 2014 – 8:15 a.m.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA HUMANIDAD

Paz a vosotras ovejas de mi grey.

La sangre de mis mártires de estos últimos tiempos es mi Sangre con la cual derrotaré a mi Adversario y purificaré mi Iglesia.

Mis legiones Angélicas bajo la dirección de mi Madre, ya están listas para el Gran Combate espiritual.

jesusangeles5b15d

No olvidéis milicia terrenal colocaros la Armadura Espiritual, porque las Fuerzas del Mal os rondan y buscan vuestra perdición.

Rebaño mío, mis mensajes de salvación debéis de leer y meditar; porque a través de ellos os estoy preparando e instruyendo para el combate espiritual de cada día.

rey del universo

Soy yo, quien os habla a través de estos mis mensajes de salvación; no os dejéis pues engañar por los emisarios del mal que quieren con sus engaños apartaros del camino de la salvación.

MIS MENSAJES DEL BUEN PASTOR NO SON PARA ATEMORIZAR, NI ASUSTAR A MI REBAÑO,

SINO PARA PREPARARLO Y PONERLO AL TANTO DE LOS ACONTECIMIENTOS QUE ESTÁN POR DESATARSE. 

intercesión y milagros

Por lo tanto, leedlos y meditadlos a la luz del Espíritu; porque es mi Santo Espíritu quien se los dicta a mi mensajero. No los pongáis en duda, porque Soy Yo vuestro Eterno Pastor, quien os está hablando e instruyendo.

Estos mis mensajes son fuente de vida, camino, luz y esperanza para Mi Pueblo que yace extraviado y confundido como ovejas sin pastor.

22A_Pastor4

No temáis pues en escuchar y seguir la voz de vuestro Eterno Pastor, porque a través de mis mensajes quiero guiaros a las puertas de mi Jerusalén Celestial, donde os estoy esperando rebaño mío;

para daros mi vida en abundancia y llevaros a los verdes prados y a las frescas aguas donde calmaréis vuestra hambre y saciaréis vuestra sed.

Rebaño mío, la noche está llegando PERO NO TEMÁIS, yo estoy con vosotras ovejas de mi redil.

LA EUCARISTÍA HACE LOS HÉROES

LA EUCARISTÍA HACE LOS HÉROES

Escuchad mi voz y poned en práctica mis mensajes de salvación de estos Últimos Tiempos; para que podáis resistir con fe y esperanza las pruebas que se os avecinan.

¡Adelante rebaño mío, yo seré vuestra luz en las tinieblas que os guiará por vuestro paso por el desierto!

DIOS GUIA A SU PUEBLO

DIOS GUIA A SU PUEBLO

¡Ánimo, falta poco! ¡Muy pronto me veréis y estaréis conmigo y seremos una sola familia: vosotros seréis Mi Mueblo y Yo seré vuestro Dios. Y vuestro gozo ya nadie os lo arrebatará!

Mi paz os dejo, mi paz os doy.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

http://mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Octubre 03 de 2014 Éstos tiempos, son de destrucción, en donde Satanás quiere destruir toda Mi Obra

satanas

Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

Hijitos Míos, los acontecimientos de la Purificación, día a día se van a ir agravando cada vez más. Os he dicho que Me duele todo esto porque, un Padre que ama a Sus hijos, no Le gusta verlos sufrir.

Pero también el Padre que ama, prefiere que sufran junto a Él y que ése sufrimiento sea para bien y sea una Enseñanza perpetua,

LA FE SOLO PUEDE SER PROBADA EN LA LINEA DE FUEGO

LA FE SOLO PUEDE SER PROBADA EN LA LINEA DE FUEGO

para que tengan un futuro más seguro. Y no verlos sufrir fuera de Su Hogar donde quizá, hasta puedan morir.

Yo quiero vuestra vida y quiero que entendáis perfectamente bien esto: Satanás es el que os hace sufrir, pero él quiere vuestra destrucción.

Yo permito el sufrimiento para que aprendáis y no volváis a caer en vuestros errores, que es muy diferente a cómo os trata Satanás.

1satan

Y éstos tiempos son precisamente de destrucción, en donde Satanás quiere destruir toda Mi Obra; todo lo que Yo Creé, especialmente al hombre.

Si vosotros seguís alejados de Mí, si no ponéis de vuestra parte, si no os convertís de corazón y peleáis con Fe, por lo que os pertenece, que es el Reino de los Cielos; fácilmente sucumbiréis a los ataques de Satanás.

7guerrero

Escuchasteis bien, DEBÉIS LUCHAR POR LO QUE ES VUESTRO, por lo que os pertenece que es vuestro lugar de regreso, el Reino de los Cielos.

Pero la lucha tiene que ser para venceros a vosotros mismos; eliminar de vosotros todo aquello que os está alejando de Mí; de Mis Leyes y de todo aquello que Yo os he pedido para que avancéis en Fe, en Amor.

166938_224168137668123_100002248161965_501329_1174605639_n

Esa es la lucha más fuerte, contra uno mismo; contra vuestros deseos malsanos, pecaminosos; contra vuestra vida mal llevada que os aleja de Mí.

El pecado del hombre os va destruyendo poco a poco, va acabando con los valores de vuestra alma y cuando pasa el tiempo y veis el estado de vuestra alma; os dais cuenta que éste es muy lamentable.

Vosotros mismos en la gran mayoría de los casos, destruís vuestra propia alma; porque no la alimentáis,

milagro-eucaristico1

no la ayudáis a crecer con todo lo que Yo os he dejado. Y especialmente, con lo que Mi Hijo Personalmente, os enseñó.

Queréis la salvación y los premios que ésta conlleva, sin querer hacer gran cosa; sin sufrir, sin cansaros, sin pelear por el bien que os corresponde a cada uno de vosotros.

dolor y sufrimiento internos

Sí Mis pequeños, vuestro lugar está en el Reino de los Cielos y estoy esperando que cada uno de vosotros regrese a tomar ése lugar. Pero ¿Cuántos de vosotros os perdéis eternamente?

Porque vosotros mismos escogéis, en vuestro libre albedrío, vivir una vida de pecado malsana, que no os está dejando nada bueno, ni a vosotros ni a vuestros hijos, ni a aquellos que os rodean y os conocen.

Ciertamente todo lo que hacéis, todo lo que decís, va a tener una repercusión en vosotros y quizá hasta en muchos hermanos vuestros. Por eso, Debéis medir vuestros actos, vuestras palabras, vuestras intenciones.

2duhv02

¡Cuántos errores se han cometido por no haberos detenido un momento y haberMe pedido Mi ayuda; Mi Sabia ayuda para que no errarais en lo que actuasteis, dijisteis o pensasteis! Vuestros errores os han afectado a vosotros, a vuestra familia y como os dije, aún a hermanos vuestros que están cercanos a vosotros.

Si en vuestra vida no habéis incluido las Virtudes, fácilmente caeréis en el error; más vale mantenerse callado y decir quizá un “no sé”; que hablar, creyendo que con eso mostraremos sapiencia humana. Y resulta todo lo contrario, producís muchos problemas por los errores que cometéis.

Aprended a no hablar, si no tenéis buenos argumentos y palabras de ayuda, de consuelo, de amor hacia lo demás. VUESTRAS MISMAS PALABRAS Y ACTOS VAN A SER VUESTROS JUECES CUANDO OS PRESENTÉIS ANTE MÍ, cuidad vuestra boca y lo que pueda salir de ella. Gracias, Mis pequeños

el-juicio-standar-de-dios

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y os cuido continuamente. Sois ésos niños perdidos que no saben qué camino tomar. Vivíais bajo el Amparo de Nuestro Dios y os separasteis de Él.

La humanidad, la gran mayoría de ella, se ha separado del buen camino. Os dejasteis engañar por Satanás.

1-tentacion-1

Nuestro Padre, Nuestro Dios; tiene un Plan un Plan excelente para cada alma.

Cada alma lleva una misión para dar mucho fruto, para la Gloria de Nuestro Dios y para el bien de todos los hombres.

El hombre tontamente, se dejó convencer por las mentiras de Satanás.

Copia de elengaodesatanas

Os prometió infinidad de cosas que os deslumbraban. Hicisteis a un lado la Fe, las Promesas de Nuestro Dios, las Promesas de Mi Hijo, los Deseos Santos de Mi Esposo, el Espíritu de Dios. Hicisteis a un lado a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

Aceptasteis en vuestra vida lo que le ofreció a vuestros Primeros Padres: QUE PODRÍAIS SER COMO DIOSES, que es haciendo vuestra propia voluntad y no respetando las Leyes de Nuestro Dios.

Seréis como dioses - Blog

Os apartasteis de la Luz y os dejasteis envolver por las tinieblas. ¡Cuánto error cometisteis! Y ahora lo estáis padeciendo. Pero lo peor de todo, es que no os queréis dar cuenta de que VOSOTROS SOIS LOS AUTORES DEL MAL QUE OS RODEA y como si no fuera poco esto, vociferáis contra Nuestro Dios; como si Él tuviera la culpa de lo que os está sucediendo.

No, Mis pequeños; en buena parte sois vosotros los autores del mal que tenéis en vuestro corazón y por consecuencia, del mal que os rodea; porque el hombre actúa de acuerdo a lo que tiene en su corazón.

Y EN VUESTRO CORAZÓN TENÉIS PODREDUMBRE, ESTIÉRCOL, MALDAD.

12_sins-from-heart

Sí, Mis pequeños, os hablo fuerte; porque los pecados de ésta generación son ya muy graves contra Nuestro Dios, Quien es todo Bondad y quiere lo mejor para vosotros.

Le echáis la culpa a Nuestro Dios, que es Todo Amor; de la maldad que vosotros mismos habéis avivado con vuestro mal proceder.

broken-heart

No habéis respondido favorablemente a lo que Yo, os aconsejaba en Mis Apariciones alrededor del Mundo. Nuestro Padre y Nuestro Dios, Me permitió todas éstas Apariciones para mover el corazón del hombre y pocos, muy pocos respondieron.

Porque muchos, ciertamente iban a ésos lugares de Aparición; pero NO PARA HACER UN CAMBIO DEFINITIVO DE VIDA, sino solamente por curiosidad y sin querer tomar un compromiso para dejar la maldad que lleváis en vuestro interior y anidar el bien que Yo os aconsejaba que tomarais; que ése Bien es Nuestro Dios en vuestra vida, en vuestro interior, en vuestro alrededor.

conversion-cambio

Os dejasteis engañar por Satanás y aún a pesar de reconocer esto, no queréis hacer un cambio en vuestra vida, ¿Cómo pues queréis recibir las Bendiciones de Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad, para vuestro bien, tanto físico, espiritual, económico; si vosotros realmente no queréis tomar el compromiso de buscar vuestra perfección?

Claramente Mi Hijo os dijo “buscad primero el Reino de Dios y lo demás se os dará por añadidura”. ¡Qué pobre ha sido vuestra actuación en el Mundo! Buscando solamente la añadidura, peleando por ella; destruyendo a vuestros hermanos en múltiples formas, con tal de quedaros con sus bienes.

Y aún a pesar de esto, aún a pesar de vuestra maldad; queréis seguir recibiendo Bendiciones de Nuestro Dios. ¿Hasta dónde llega vuestra maldad, vuestra ceguera, vuestra tontería?

maldad, ceguera y tontería

Nuestro Padre, Nuestro Dios; es Justo, es Sabio ¿Y vosotros creéis que no va a tomar en cuenta vuestra Maldad, que la va a hacer a un lado y que os tiene qué consentir y de algo que no os merecéis? ¡NO! Mis pequeños, a Él no lo podéis engañar nunca.

ESTÁIS RECIBIENDO EL PRODUCTO DE VUESTRA MALDAD.

Lo que está padeciendo la humanidad entera y lo que le falta todavía por recibir; será para su purificación, para que os deis cuenta que si le dais la espalda a Nuestro Dios, QUEDÁIS A MERCED DE SATANÁS.

satan

Si sois un poco sabios, entenderéis que PARA DETENER TODO LO QUE OS ESTÁ SUCEDIENDO A VUESTRO ALREDEDOR,

SOLO SE DARÁ CON UN CAMBIO DEFINITIVO DE VIDA Y UN REGRESO A RESPETAR A NUESTRO DIOS Y A SUS LEYES,

cambio_climatico_corrupcion

Pero si seguís empecinados, tercos y tontos en mantener el estado de vida que lleváis; vida espiritual, que deja mucho qué desear,

SEGUIRÉIS SUFRIENDO AHORA Y QUIZÁ, ETERNAMENTE.

De vuestra actuación de corazón, dependerá el que sigáis sufriendo aquí o se detengan los acontecimientos.

broken_heart

Nuestro Dios espera vuestra respuesta y recordad, estáis con Él o estáis contra Él. El resultado de vuestra respuesta se manifestará en los acontecimientos que tendréis en lo futuro todos vosotros, en toda la humanidad.

EN LA SAGRADAS ESCRITURAS TENÉIS LA SABIDURÍA DIVINA.

El hombre sigue actuando en el error, pero también en las Escrituras, están los Consejos para vencer todo el mal que os aqueja,

crueldad

empezando con vuestro propio mal; el que dejáis entrar en vuestro ser y que produce mal en vosotros y mal en todos aquellos que os rodean.

Si no ponéis vosotros de vuestra parte, si no tratáis vosotros de venceros a vosotros mismos reconociendo con humildad, con Sabiduría y con valentía vuestros errores; entonces seguiréis siendo mediocres o almas malas, que Nuestro Dios no acepta.

maldad

Mis pequeños, Yo como Madre vuestra, Me duele el ver vuestro actuar en la Tierra. En una familia, mucho de la educación de los hijos, depende de la madres; porque ella es la que está más tiempo con los hijos.

 Y cuando el padre recibe algún rechazo, alguna mala palabra, algo que le ofenda de parte de los hijos, se va a entristecer con la esposa; porque no los ha sabido llevar sabiamente por los caminos del bien.

Ciertamente el padre tiene una parte muy importante también, dentro de la educación de los hijos.

85_5876881-padre-e-hijo-estudiando-trabajando-con-planes-en-casa_p320x640

Y unidos los padres, deben llevar a los hijos hacia la perfección; tanto de su educación moral, espiritual; como de relación en familia y en la sociedad.

Por eso Mis pequeños Me duele mucho en éstos momentos de la historia, el ver cómo vosotros que sois Mis hijos, que así permitió Mi Hijo en la Cruz que se diera;

cómo estáis actuando, Me duele y Me avergüenza presentaros ante Nuestro Dios.

150235_nunca-juzgue-a-nadie-por-la-apariencia

Soy vuestra Madre y quisiera hacer de cada uno de vosotros una creatura bella, santa, buena; de la cual Nuestro Padre estuviera orgulloso de veros a cada uno de vosotros. Y sobre todo, que estuvierais dando mucho fruto, más no es así.

Pocos, muy pocos de vosotros sois creaturitas en las cuales, Yo Misma Me puedo deleitar y os puedo presentar a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

¡Cuánta vergüenza siento de ver cómo vosotros, a pesar de todo el esfuerzo que haceMos desde el Cielo para ayudaros a cambiar, cerráis vuestro corazón y seguís viviendo en el mal!

6db9910c20bfd0fd6bd2d7ed17ac3f44095600

LA VERDAD ES JESUCRISTO

Tantas, tantas almas que van por el camino del mal y se van a condenar. ¡Un alma es tan valiosa para Nuestro Dios! Y NO OS QUERÉIS DAR CUENTA QUE LE ATRAÉIS MUCHO DOLOR A NUESTRO DIOS CUANDO OS CONDENÁIS.

Desgraciadamente os dais cuenta de esto, cuando ya no hay nada qué hacer por vuestra salvación. Causáis mucho dolor al Cielo con vuestra despreocupación, por no buscar la perfección del amor en vuestro ser.

OYENDO AL ENEMIGO

OYENDO AL ENEMIGO

Queréis vivir solamente el día, el momento y no os dais cuenta de la trascendencia de vuestros actos.

Si obráis en el bien, muchas almas se favorecen, pero si obráis en el mal, también afectáis a muchas almas y hasta se pueden condenar, igual que vosotros.

No alcanzáis a comprender todo el mal que causan vuestros actos.

e31e8__577674_556928354352419_1076079263_n

INFLIGIDO POR NUESTRA FALTA DE AMOR

No alcanzáis a ver, ni a daros cuenta cómo afectáis a muchas almas a vuestro alrededor, con vuestro mal ejemplo, creéis que no os miran.

Aquellos que vieron vuestro actuar, afectados quedan y ellos a la vez, siguen reproduciendo el mal que vosotros engendrasteis.

Qué fácil se os hace producir un mal a vuestro alrededor, en vez de dar ejemplo de un bien que pueda ayudar a tantos hermanos vuestros.

0-un-buen-padre----476293

A lo largo de vuestra existencia, mucho mal habéis causado y Nuestro Dios permite que conozcáis tarde o temprano, el mal que cometisteis.

Y muchas veces ni os disteis cuenta que os estaban observando otros ojos, quizá hasta ojos inocentes a los que afectó vuestro ejemplo, el rumbo de su vida futura.

a9aca__MalPadre

Estos son males que no alcanzáis a daros cuenta, ni confesáis; porque no os disteis cuenta de cómo afectasteis a éstas almas; pero tendréis qué pagar por vuestro error.

ADULTERIO+DIVORCIO=SUFRIMIENTO

ADULTERIO+DIVORCIO=SUFRIMIENTO

PedidLe perdón, a Nuestro Dios de corazón, pero desde lo más profundo de vuestro corazón y con un arrepentimiento que os duela, por todo el mal que habéis cometido a lo largo de vuestra existencia, que indirectamente afectasteis a otras almas y que dejasteis marcadas eternamente.

Llorad de corazón éstos errores tan graves que causasteis en almas que no debieron haber recibido vuestro mal ejemplo. Gracias, Mis pequeños.

YA NO HAY TIEMPO PARA ESTO

YA NO HAY TIEMPO PARA ESTO

Habla Dios Padre. Hijitos Míos Yo os di unos Mandamientos, Leyes Divinas; para que normarais vuestra vida y vivierais en la perfección de Mi Amor.

Fuisteis creados para ser perfectos, para ser santos, para que Yo Me congratulara con vuestra vida, con vuestra actuación, con vuestros pensamientos, palabras y obras.

Fuisteis creados con Mi Sabiduría Divina, para que vivierais en el bien; para que lo transmitierais, para que Yo os regalara con Mi Omnipotencia.

predestinacion

Vuestros Primeros Padres, pudieron gozar de ésta omnipotencia sobre todo lo Creado. Ciertamente no tenían Mi Omnipotencia en pleno, pero tenían la dominancia sobre todo lo Creado. Gozaron por un tiempo de lo que Yo Creé; pero luego vino la caída, por el error de un momento.

Una mala decisión, como todos vosotros tenéis y queda marcada vuestra vida y la de vuestra descendencia, por vuestras malas decisiones; por vuestros errores, por la maldad que dejáis entrar en vuestro corazón.

corazón lleno de odio

Satanás se ha encargado de destruir vuestros valores, de destruir vuestro interior y llevaros a una soberbia tal; al grado de que vosotros ya no Me respetáis, ni respetáis Mis Leyes.

Cuántos hermanos vuestros, los que tienen el poder en el Mundo, los que dominan los pueblos; se han ensoberbecido a tal grado, de que se sienten reyes, dioses. Son intocables, se han llenado de riquezas bañadas con sangre, con dolor, con injusticia. Siguen causando maldad, desmanes.

Cerámica en la fachada de una casa

 A tal grado han creado un imperio del Mal, bajo los consejos de Satanás; que entre ellos mismos se protegen, se ayudan y se vuelven intocables; porque no hay autoridad superior a ellos, a quienes tienen qué rendirle cuentas.

Han hecho lo que han querido con su gente, con gente de su mismo pueblo y así ha sido a lo largo de la historia; porque el hombre fácilmente cae en la soberbia tan pronto se le da poder para gobernar y en lugar de hacer el bien, dándose por su gente, gente que en ellos confían para que los lleven a un bien; éstos traicionan, matan, roban y todo ¿Para qué? 

13adolf_hitler_germany

Para que cuando se presenten ante Mí, no sabrán dónde meterse. Las mismas Escrituras os dicen que quisieran que las montañas los cubrieran, para que no vean la Ira de Mis Ojos y que el Fuego que salga de ellos, los quemen, los hagan ceniza y que no se sepa más de ellos.

Ahora se sienten reyes poderosos, intocables; pero cuando estén ante Mí como Justo Juez, temblarán. ¡Pobres de ellos! ¡Pobres de los gobernantes de la Tierra que actuaron con ésa maldad! Maldad Satánica.

The_hero__by_heise_by_X_seven

Se dejaron guiar por Satanás; muy tontos fueron al aliarse con el enemigo, con eso demuestran primeramente la falta de Sabiduría.

Si fueran inteligentes, sabios, no habrían hecho pacto con aquél que es infinitamente inferior a Mí y que solamente desea vuestro mal. Pero, nuevamente, aquí se manifiesta cómo Satanás, con sus mentiras, convence fácilmente al hombre.

thB6JTL8A4

Si cuidarais mejor vuestra alma, os acercaríais más a las Sagradas Escrituras, para que de ellas sacarais Mi Sabiduría y la pusierais en práctica en vuestra vida.

¡Cuánto tendrán qué sufrir eternamente todos éstos hermanos vuestros, a los que les permití tener poder para gobernar; pero en lugar de aliarse Conmigo y tomar Sabiduría Santa para gobernar, como sabiamente lo hizo Salomón. Todo lo contrario, prefirieron unirse con aquél que carece totalmente de Sabiduría, de Sabiduría Santa.

el-Rey-Salomon_01

Mis pequeños, os he dicho que vuestra liberación pronto llegará, alegraos de esto; ved cómo lo que se viene no es malo, será para vuestro bien, para los que estáis Conmigo, para los que Me amáis, para los que deseáis el bien para vuestros hermanos y para un Mundo Nuevo, donde Sea Yo, vuestro Rey, vuestro Dios, vuestro Todo.

Alegraos, que el Malo junto con aquellos que le hicieron caso, desaparecerán de la faz de la Tierra. Alegraos del Bien, que ya está prácticamente sobre vosotros.

slide_9

Alegraos porque todo volverá al orden. Vosotros os habéis acostumbrado a un desorden, causado por Satanás; pero todo volverá al orden establecido y eso os debe traer mucha alegría; sobre todo a los que estáis Conmigo y entendéis la problemática que os he explicado a través de los años.

Problemática espiritual que se traduce en problemática social, de la vida de relación entre todos vosotros, en donde ya no vivís como verdaderos hermanos; sino prácticamente, como enemigos.

BgorZXpIUAA5fPj

Ciertamente estoy pidiéndoos una total donación de vuestro ser, de vuestra voluntad. YO SE LA PEDÍ A MI HIJO PARA VUESTRA SALVACIÓN.

Vosotros, los que estáis Conmigo, los que entendéis todo esto porque os lo he explicado; sabéis que es un honor servirMe y si Yo os pido vuestra total donación, debéis hacerlo; porque de ello sacaré un bien tremendo para vosotros y para toda la humanidad.

10_crucified-lives

Mi Hijo se donó por vuestro bien y ahora os toca a vosotros donaros, por el bien de las almas pasadas, presentes y futuras; PORQUE YO UNIRÉ VUESTROS MÉRITOS A LOS DE MI HIJO; para que éste cambio tan necesario, se dé para el bien de las almas fieles.

Grandes cosas veréis, os alegraréis con el actuar de Mi Justicia. Pero también con el actuar de Mi Misericordia, que aunque os he dicho que estáis ya viviendo Mi Justicia.

os_dons_do_espirito_santo_thumb[4]

Mi Amor siempre será para las almas buenas, para las que buscan su perfección y con ello el darMe alegría. La alegría que muchas almas no Me dan, porque no viven Conmigo ni para Mí.

Soportad pues Mis pequeños, la prueba que se viene. Porque de ella, resultará un bien inmenso, un Bien Divino que tanto necesitáis.

15_do-all-things

A lo largo de la historia, ha vivido la humanidad momentos de Mi Gracia Divina. En diferentes ocasiones y en diferentes épocas y esto es para que vayáis entendiendo lo que Yo puedo hacer con vosotros, con vuestras almas;

cómo puedo Yo liberar a los pueblos de la Maldad de Satanás y cómo puedo elevaros a niveles santos, a los que no estáis acostumbrados y que ni siquiera imagináis.

YO COMPARTO MIS CAPACIDADES

CARISMAS

Mis Dones con todos aquellos hijos Míos, que son fieles a Mis Mandatos. Pero sobre todo, a aquellos que son sencillos, humildes y que tienen una Fe total y absoluta a lo que Yo os pido.

Y eso es lo que quiero que tengáis en éstos momentos de la historia al menos vosotros, los que estáis ya marcados, los escogidos de Mi Corazón, que os dejéis mover, como se dejó mover Mi Hijo, aceptando lo que Yo os pida.

jesus-crucificado- es mi fuerza-fano

Ciertamente no os voy a pedir lo que Le pedí a Mi Hijo; porque ningún hombre soportaría todo lo que a Él Le hicieron, Yo no le pido a un alma más allá de lo que pueda soportar y soportar con alegría. Porque todo lo que viene de Mí, os da una alegría santa, aún a pesar de que estéis en el sufrimiento.

Confiad en Mí Mis pequeños, Soy Todo Amor. Y cuando se habla de Amor Verdadero, de Amor Absoluto, no puede haber maldad y eso es lo que Soy, el Amor Absoluto, que quiere lo mejor para vosotros;

amor-al-prójimo

pero debéis entender que Mi Amor Absoluto no se puede manifestar plenamente en un alma que está dañada, que está afectada por el pecado, que está sucia.

Esta purificación es una limpieza espiritual para que podáis gozar en pleno lo que os estoy prometiendo, ¿Acaso esto os suena malo o doloroso? No Mis pequeños, os estoy ofreciendo lo que nadie os puede ofrecer.

1275972911949_f

Yo no os engaño, como Satanás os ha venido engañando y que además, le abristeis vuestro corazón y le disteis vuestra vida al que deseaba solamente vuestro mal.

Yo os voy a llenar al máximo. Gozaréis infinitamente todo lo que Yo os daré, pero necesito que vuestra alma esté purificada; para que podáis gozar plenamente y absolutamente Mis regalos.

Confiad en Mí vuestro Dios, vuestro Creador, vuestro Padre. Y juntos gozaremos de éstos grandes regalos que tengo para las almas fieles, las almas que quieren ser santas como Yo Soy Santo. Gracias, Mis pequeños

puestos-los-ojos-en-jesucristo

http://www.diospadresemanifiesta.com/

MENSAJE DADO EN MÉXICO

13 DE OCTUBRE DEL 2014

Hijos Míos, amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

VENGO A USTEDES CON MI CORAZÓN ABIERTO PARA QUE CADA UNO PENETRE EN ÈL.

Mi Corazón es resguardo para todos aquellos que desean transitar el sendero del bien y para todos aquellos que desean y han tomado la firme decisión de enmendar su camino.

corazón de maria

La densidad del aire no sólo impide al hombre respirar con libertad: sino que le exige respirar un aire totalmente contaminado, DE ESTA FORMA ES COMO SU CEREBRO ES ALTERADO Y CONTROLADO EMOCIONALMENTE DE MANERA SOLAPADA. Toda contaminación causa un gran desequilibrio en el hombre.

El Padre Eterno entregó a Sus criaturas la Tierra pura para que fueran libres, verdaderamente libres. Todo lo creado cumple el fin que el Padre le encomendó: pero en el transcurrir de las generaciones, el hombre se ha rebelado en contra de la Voluntad de Dios, causando alteración en todo lo creado y este grave pecado ha caído y continúa cayendo sobre la Tierra.

El hombre ha dejado de mirar la Tierra con agradecimiento, ya que Ésta le provee su alimento, su agua, su subsistencia.

MADRE TIERRA DE PARTO

EL HOMBRE HA PERDIDO EL AGRADECIMIENTO QUE DEBERÍA DARLE AL PADRE, A MI HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO, POR HABERLE CONCEDIDO TODO LO NECESARIO PARA SU SUBSISTENCIA

En este instante la humanidad se encuentra dentro de un laberinto.

Laberinto del cual sólo y sólo lograrán salir, aquellos que tomen firme decisión para transformar su vida y ser creaturas de bien.

Ustedes ignoran la Maldad, porque no se han sumergido en el camino del espíritu.

camino espiritual

La maldad se mueve sobre ustedes. Maldad que mantiene Satanás y sus legiones en sus manos y la vierte sobre todas aquellas creaturas humanas que se mantienen débiles espiritualmente.

Y se han arrastrado con el modernismo, que Satanás ha introducido a través de aquellos que dictan a la humanidad desde cómo vestir el cuerpo, Templo del Espíritu Santo; hasta cómo obrar y actuar durante su vida.

Mi Corazón se estremece al mirar la desnudez con que la mujer viste…

jeansusedD832

Mi Corazón se estremece al mirar al hombre que ha perdido el ser hombre, su masculinidad; para vestir con orgullo las prendas que son propiedad de la mujer.

El Mal conoce bien al hombre y le tienta mediante su “talón de Aquiles”,

le tienta con la carne, con la mujer como objeto totalmente sexual, le tienta por medio de la desnudez del cuerpo de la mujer.

Smart_Sexy_-_Spring_2008_3_1024X768_Fashion_Wallpaper

La humanidad se ha degenerado tanto que vuelve su mirada hacia su mismo género. 

Homosexualidad

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Les llamo a tomar consciencia total y absoluta, para

qué el vivir de cada uno sea un examen de conciencia.

Cada instante deben examinar cómo han actuado y cómo han obrado.

reconocimiento

Les preparo para enfrentarse al libre albedrío personal.

LES RUEGO QUE NO LEAN MI LLAMADO COMO ALGO MÁS DE CUANTO LLEGA A SUS MANOS.

EL AVISO SE ACERCA AL HOMBRE

Y EL HOMBRE DEBE PREPARARSE PARA QUE ÉSTE SEA MENOS DOLOROSO,

CON UN ARREPENTIMIENTO EN ESTE INSTANTE PRECISO.(1)

arrepentimiento

Fortalézcanse unos a otros, cada uno debe tomar en serio el ser creado a imagen y semejanza del Padre. Sólo de este modo y penetrando el Misterio de la Palabra Divina, revelada en la Sagrada Escritura; sólo así lograrán mover el alma y lograrán fertilizar la consciencia con la Fe, la Esperanza y la Caridad.

Hasta el más mínimo pecado, hasta la más mínima ofensa hacia mi Hijo y hacia sus semejantes;

SERÁ VIVIDA POR CADA UNO PARA QUE SE JUZGUEN A SÍ MISMOS.

ENFRENTÁNDOSE A SU PROPIA LIBERTAD MAL EMPLEADA,

juicio particular

Tomen total y absoluta consciencia personal de la transformación que debieron haber tenido, antes de este mirarse a sí mismos sin disimulos.

No sólo actúa mal el que conociendo a Mi Hijo, continúa cayendo insistentemente en el mal proceder; sino  actúa mal el que conociendo a Mi Hijo y Su Voluntad Divina; mira a sus hermanos sumidos en el pecado y no les alerta sobre las consecuencias de éste.

Grandes cambios se acercan, hijos Míos. Grandes cambios en la Iglesia de Mi Hijo ante los cuales ustedes deben tener la certeza de que la Palabra de mi Hijo es una y esa Palabra es la que ustedes deben obedecer para que les rija y así  actúen y vivan en la Voluntad Divina.

consecuencia del pecado es el infierno

Los hijos de Mi Hijo deben ser un vidrio transparente y cristalino a través del cual penetre la Luz Divina, sin ser deformada por la voluntad humana.

Los intereses económicos mueven a la humanidad sin que ésta se encuentre de acuerdo con ello. Pero cada uno de una u otra forma, es partícipe de esa deliberada acción de Satanás, al permitir que el dios dinero les lleve a cometer actos en contra de sus hermanos, en contra de la moral, en contra de sí mismos. Y lo más grave: en contra de los Mandatos que deben seguir.

raiz de todos los males

La energía nuclear continúa dañando la Tierra, la Casa de todos los seres humanos.

ESTE FLAGELO QUE EL HOMBRE LABRÓ CON SUS PROPIAS MANOS Y NO PUEDE DETENERLO.

Este flagelo será en un futuro próximo, causa de grandes lamentos para el hombre.  Las plantas nucleares son flagelos que el hombre ha construido en su contra.

En Estados Unidos Mi Tierra amada, una planta de energía nuclear causará dolor y espanto a Mis amados hijos. (2)

Estados-Unidos-vuelve-a-apoyar-la-energia-nuclear

La mente del hombre puede elevar al hombre a lo más alto o puede llevarle a caer  en lo más bajo…

LAS ENFERMEDADES DESCONOCIDAS CONTINUARÁN ATACANDO A LA HUMANIDAD, UNA TRAS OTRA.

enfermedades%20respiratorias%20alimentos

PERO ASÍ COMO LLEGAN AL HOMBRE, YO LES PROPORCIONARÉ LOS MEDIOS NATURALES PARA QUE LAS COMBATAN.

El Padre dio al hombre todo lo necesario, no sólo para continuar, edificar y avanzar en la ciencia; sino que en la Naturaleza se encuentra todo lo necesario para que el hombre pueda mantenerse con la salud necesaria.

thIX52B8A1

Sé que algunos de ustedes desistirán y no se atreverán ni siquiera a probar lo que se encuentra en la naturaleza y que les iré mencionando; porque el hombre, así como se rebela en contra de Mi Hijo y lo desprecia; así como me desconoce como Madre,

ASÍ DESCONOCE LOS ATRIBUTOS DE LA NATURALEZA PARA SU BIEN, y negarán que una Madre se adelante a los hechos que afectarán a Sus hijos.

MADRE AMOROSA Y PROTECTORA

La humanidad lleva una alimentación cómoda, pero totalmente nociva para el organismo humano al que destruye continuamente y enferma.

En este instante el organismo del hombre se encuentra saturado por la mala alimentación, favoreciendo así un debilitamiento del organismo y las nuevas enfermedades toman al hombre causándole grandes males.

mala alimentacion

–          Luz de María le pregunta a la Madre qué debe hacerse para lograr que el organismo sea más resistente ante las pestes que vienen.- 

superbacteria

La Madre Santísima responde:

Amados Míos, utilicen el agua previamente hervida e inicien YA la desintoxicación del  organismo tomando toda el agua posible, así  el organismo se irá purificando.

0e1c1b12b780674e0cdb8af8474b647c

Amados, como Madre que mira más allá de donde ustedes miran, les llamo a  consumir LA MORA.

Es un purificador natural de la sangre y de esta forma el organismo se hará más resistente a los males que aquejarán a la humanidad.

mora

Ignoran que gran parte de los virus y bacterias que les azotan, han sido creados por el mismo hombre  como producto del poder sobre toda la humanidad.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Presten atención, el terrorismo tomará a la humanidad desprevenida causando desastres en varios Países y el hombre se lamentará por no haber escuchado Mis Llamados.

Amados hijos, la ciencia mal empleada ha sido y continúa siendo una grave ofensa hacia Mi Hijo.

collage

Presten atención, miren hacia lo alto. No olviden que de lo alto llegará la Bendición al hombre. En el Firmamento se manifestará lo que Yo he profetizado que se dará antes del Aviso. Las señales en el Firmamento anuncian al hombre la llegada de grandes calamidades.

¡Tanto que les he alertado sobre el Comunismo

y mis hijos continúan abriendo las puertas al Comunismo!

Cuando éste despierte totalmente y se abalance en contra de sus mismos Pueblos sin disimulo; será tarde para erradicar este gran mal que ustedes mismos han permitido que continúe con vida. (3)

COMUNISMO ATEO

Oren, congréguense, visiten a Mi Hijo en el Sagrario, revísense interiormente, reciban a Mi Hijo en la Eucaristía totalmente preparados, de lo contrario ustedes recibirán lo que han sembrado.  El grano no crece si no es colocado en el hábitat necesario para desarrollarse.

EL HOMBRE NO CRECE EN EL ESPÍRITU, SI NO SE DEDICA A FORTALECERSE EN EL ESPÍRITU,

Siendo repetidores de mi Hijo y sobre todo llevando a la práctica ese obrar y actuar de mi Hijo en bien y a favor de sus hermanos y de la tierra que el Padre les legó.

ALIMENTO DEL ALMA

ALIMENTO DEL ALMA: ORACIÓN, COMUNIÓN Y PENITENCIA

El hombre vive a medias y desea continuar a medias, pero ustedes tengan presente que AL TIBIO EL PADRE LO VOMITARÁ DE SU BOCA.

El verdadero cristiano es el que no sólo conoce la Palabra de Mi Hijo,

sino es aquel que la lleva a la práctica continuamente en cada acto de su vida a favor de sus hermanos, sin temer el ser causa de burla.

LES AMO.

20120720-210834

Y porque les amo, les alerto para que ustedes no caigan anticipadamente; sino que con consciencia y conocimiento, ustedes decidan libremente actuar en el bien.

Están viviendo el inicio de la Purificación. El hombre será acrisolado fuertemente y probado fuertemente.

El Anticristo está pronto a darse a conocer, pero antes de que esto suceda; todos sus tentáculos actuarán en conjunto en contra del hombre. (4)

666_antichrist

Oren por Brasil, los elementos se levantarán en su contra. Éstos desconocen al hombre. Ustedes que sí aman y reconocen a Mi Hijo, oren. Que la Oración mitigará este padecer de Mi amado Pueblo brasileño.

Oren, les invito a orar con el corazón y deseando bien a Mis hijos de Estados Unidos;

que serán presa inocente del mal actuar de sus gobernantes.

obamabortion

Oren hijos Míos, oren por Francia; padecerá el flagelo del terrorismo.

AMADOS MÍOS, LA TIERRA QUE DESCONOCE A SUS HIJOS, A LOS QUE HA ACUNADO CON AMOR,

DEJARÁ VERTER POR LOS VOLCANES SU DOLOR.

volcan-erupcion

Vengan a mí, hijo. Permítanme conducirles hacia mi Hijo.

YO SOY MADRE DE USTEDES, SOY MADRE DE BENDICIÓN Y DE AMOR,

DE CONSUELO, DE PAZ Y DE UNIDAD.

Vengan a mi Hijo, dentro de mi Corazón Inmaculado y protegidos por mi Manto cual universo,

Vivirán siempre gozando de la Luz del Amor de mi Hijo.

Jesusito_protege_a_su_amad_sima_Iglesia_Cat_lica_1

Yo les defiendo del Mal y sus Compañeros de camino esperan con paciencia la orden para rescatar a los fieles de Mi Hijo.

Ámense unos a otros.  Ustedes manténganse lejos, muy lejos de todo aquello que sea contrario a la Voluntad del Padre.

Les bendigo, permanezcan dentro de Mi Corazón y permítanme ser continuamente intercesora ante Mi Divino Hijo.

Les bendigo, Mi Amor es en ustedes. Ustedes son Mi Gran Tesoro.

Mamá María.

mama maria

(1) El gran aviso de Dios a la humanidad, leer…

(2) Energía nuclear, flagelo de la humanidad, leer…

(3) Profecías sobre el comunismo, leer…

(4) Profecías sobre el anticristo, leer…

Comentario del instrumento

Hermanos (as):

Siendo Nuestra Madre protectora nuestra, le pregunté a Ella cómo fortalecer el organismo y Ella con amor total me respondió.

imagenmamapreciososmomentos1

Nos mantenemos en instantes difíciles ante los cuales sólo  pidiendo  el auxilio del Espíritu Santo, podremos continuar transitando el camino correcto.

Nuestra Madre nos lleva de Su Mano por caminos de menos peligro para el espíritu.

Hermanos, debemos luchar, tomar la decisión para permanecer atentos a cuanto nos rodea y nos aleja de Nuestro Señor Jesucristo al que debemos servir con toda el alma, con todo el corazón y con toda la voluntad.

DEBEMOS SER VALIENTES, FIRMES Y DECIDIDOS PARA ACTUAR EN EL BIEN.

Dios pelea por ti

http://revelacionesmarianas.com/

P61 PROMESA DIVINA


BUEN PASTOR

Junio 19 de 2014

Mensaje de Dios Padre a J. V.

Mis pequeños,

SOY VUESTRO PADRE Y VUESTRO DIOS.

Mi Amor, Mi Inmenso Amor ha sido Misericordioso para con vuestros pecados.

STMA. TRINIDAD

Habéis vivido bajo Mi Amor, sin daros cuenta de ello. Habéis vivido para vosotros mismos, como huérfanos en un mundo lleno de maldad.

Vivisteis como huérfanos porque no Me hicisteis ningún caso a Mí, vuestro Dios. Me abandonasteis completamente.

Vuestra vida la desarrollasteis para daros gustos personales.

¡Qué tristeza Me da la vida de la gran mayoría de vosotros!

Sufristeis innecesariamente y os quejasteis, con grosería contra Mí, vuestro Dios. 

amor paterno

Hubierais llevado otra vida más tranquila, más bella, llena de Mi Amor y Mis cuidados hubieran sido supremos, si hubierais estado Conmigo.

Os perdisteis de grandes regalos de parte Mía; porque al hijo bueno es al que se le consiente y vosotros, no fuisteis hijos buenos. 

Os he estado hablando por varias semanas sobre la purificación que se ha de venir al género humano.

Purificación que erradicará, en buena parte, el mal del Mundo.

Las almas escogidas empezarán una nueva etapa de la humanidad.

NUEVA CREACIÓN

NUEVA CREACIÓN

Os he repetido y repetido todo esto durante mucho tiempo e hicisteis caso omiso de todas éstas advertencias amorosas. Quiero puntualizar,

que en ningún momento Mis Advertencias sonaron a amenaza, como así algunos quieren verlas.

padre-enseñando-hijo

Un Padre que ama, nunca amenaza. Advierte, implora, porque ama. Y así lo he hecho, Mis pequeños 

Pero vosotros, os mantuvisteis en lo vuestro. A pesar de que escuchabais Mis ruegos.

Escuchabais los ruegos de Mi Hija, la Siempre Virgen María y ni aún así os conmovisteis a cambiar hacia el bien. 

SEÑORA DE FÁTIMA

SEÑORA DE FÁTIMA

En menos tiempo de lo que imagináis Mis pequeños, grandes pruebas tendréis.

Será destruida una gran parte de vuestro Mundo. Desastres nunca imaginados tendréis y todo esto causado por la Maldad de Satanás.

Porque viviendo como debisteis de haber vivido, en el Amor; hubierais controlado fácilmente el poder de Satanás; ya que el Amor que viene de Mí lo detiene, lo debilita… 

Y VOSOTROS NO QUISISTEIS UTILIZAR LAS ARMAS DEL CIELO PARA QUITARLE PODER.

GustaveDoreParadiseLostSatanProfile

Pues bien, grandes cambios sufrirá vuestro Mundo y aún el Universo entero.

Vuelvo a repetir Mis pequeños; aún a pesar de que ahora ya os estoy hablando claramente de grandes castigos que se han de venir y que no los podréis detener. (Nuestros pecados los han atraído de la Justicia divina)

Os protegeré, os guiaré, estaré con vosotros y especialmente, con aquellos que perderán la vida en éstas tribulaciones que viviréis.

Se irán muchas almas que desperdiciaron la oportunidad de servirMe aquí en la Tierra;

que a pesar de que Yo las necesitaba para que cumplieran una misión específica, 

homework

 prefirieron gozar del mundo y su misión no se cumplió.

Por negligencia, por flojera, por falta de respeto a Mis Leyes, a Mi Amor. Porque no le dieron importancia a lo que Yo vuestro Dios, les pedía. Este tipo de almas no Me sirven para iniciar un Nuevo Mundo, porque no fueron obedientes a Mi Llamado.

Yo necesito almas obedientes, almas amorosas, almas delicadas que comprendan Mi Amor y que además, Me den amor. Porque

Yo también necesito amor de parte de Mis creaturas. 

abrazo

Vuestra maldad ha ido creciendo. Os habéis excedido de lo que Yo vuestro Dios, pudiera soportar.

Y os lo digo así Mis pequeños; porque los pecados de la humanidad y del Universo entero, se han salido ya de toda proporción,

Que aunque Soy Dios y Soy Omnipotente, no Me merezco que vosotros Me tratéis a Mí, de la forma en que Me tratáis

Ya que además de estar llegando vuestras maldades y pecados a los Cielos…

30

Por otro lado, no encuentro prácticamente amor,  ni reparación, ni con vuestras delicadezas.

Empezando por vuestra donación y con vuestra donación; preguntándoMe como buen Padre que Soy, que en qué Me podríais vosotros ayudar y servirme.

padre-e-hijo-cara-a-cara

Con todo esto que sucederá, necesariamente regresaréis a Mí,

aún aquellos que os consideráis ateos, que no necesitáis un Dios que os cuide.

En esos momentos, cuando empecéis a perder prácticamente todo lo que teníais; es cuando os acordaréis de que sí teníais un Dios. 

affiche

Pero será ya, demasiado tarde para una gran mayoría de vosotros.

Todo esto Mis pequeños; cada frase, cada Palabra, Me duele mucho decíroslas; porque Soy vuestro Padre, 

porque Soy vuestro Dios y Soy todo Bondad.

la-santisima-trinidad

Pero ya no puedo soportar vuestra forma de actuar,

porque no os comportasteis como hijos;

sino que os comportasteis como enemigos.

Porque dejasteis entrar al Enemigo en vuestro corazón y éste os aconsejó que Me dierais la espalda y que no acudierais a Mis Llamados.

thPXHGJPU9

Esta purificación os dejará preparados, a los que sobreviviréis a la prueba;

a estar más unidos a Mí, a atender Mis necesidades, a verMe como realmente Soy y a amarMe por Quien Soy.

Ciertamente, no quedarán almas que se sientan obligadas a amarMe,

el Amor nace y se desarrolla en las almas buenas.

Yo no obligo a ningún alma a amarMe y a respetarMe, porque eso no es amor.

Las almas que quedarán, serán llamadas verdaderamente hijas Mías.

Porque el hijo verdadero, ama de corazón.

amor entre-padre e hijos

Y os repito, no aman por obligación o por represión.

Quiero ya sentirme ALEGRE con Mis creaturas.

Quiero que se Me llame ya “Padre” y que esta palabra salga de lo más profundo de vuestros corazones.

Quiero que vengáis a Mí, por amor y no porque tengáis que venir a Mí; para que Yo no Me enoje u os reprenda.

Vosotros los que Me amáis, los que escuchasteis Mi Llamado,

de hace poco tiempo o de hace mucho tiempo, comprendéis lo que os digo.

ayudando a papa

Ciertamente habrá almas que querrán cambiar, por conveniencia o por temor a una condenación eterna.

Ciertamente, escucharé sus gemidos; escucharé sus deseos y se salvarán por Mi Amor de Padre hacia ellas, pero no son verdaderos hijos.

Son almas que solamente cambiarán de momento; para asegurarse un bien eterno.

Por eso vosotros los que seréis llamados verdaderos hijos, iniciaréis un Nuevo Mundo.

4jesus y el eden

Lleno de Mi Amor, lleno de Mis Bondades, lleno de infinidad de regalos maravillosos que Yo, como Padre, os puedo dar.

Y porque os los merecéis, porque luchasteis contra el mal que os rodeaba, contra los ataques, aún de vuestros propios hermanos.

44guerrero_luz2

Porque no les interesaba a ellos hablar de Mí, ni hablar de Mi Amor.

Vosotros, sí sois verdaderos hijos del Amor.

Os Bendigo, Mis pequeños. Y aplaudo vuestra actuación como hijos Míos, porque disteis ejemplo en el Mundo. Y ahora vuestro ejemplo dará frutos en el Nuevo Mundo por venir, porque seréis Mis consentidos; Mis verdaderos hijos, los hijos del Amor.

el hijo prodigo

Hijitos Míos, últimamente os avisé que los acontecimientos de la purificación ya no se van a detener, hagáis lo que hagáis,

PERO SÍ SE PODRÁN DISMINUIR.

Ciertamente con la tribulación que tendréis todos, por todos lados;

difícilmente para una gran mayoría de vosotros, os podréis concentrar en lo que estéis haciendo o diciendo.

Estos son tiempos de Mi Santo Espíritu, que está rodeándoos.

Está a vuestro alrededor, está dentro de vosotros y por eso, os pido Lo invoquéis continuamente.

Para que Él os vaya guiando, protegiendo contra los acontecimientos graves de la purificación.

 dones espíritu santo

Los que estéis Conmigo, lo sabréis y Yo Me portaré benévolo con vosotros. Que aún a pesar de que vayáis a sufrir,

NO SERÁ IGUAL

QUE EL SUFRIMIENTO QUE TENDRÁN VUESTROS HERMANOS,

QUE ME ATACARON CONTINUAMENTE. 

EL ABANDONO DE DIOS (Cumple nuestro deseo porque no lo amamos)

EL ABANDONO DE DIOS
(Cumple nuestro deseo porque no lo amamos)

Soy un Dios Justo y Bondadoso.

Amo la paz, vivo en perfecta armonía con todo lo creado; porque todo lo que tenéis a vuestro alrededor y vosotros mismos, ha sido creado por Mí.

Yo conozco Mi Creación. Os conozco perfectamente. Queda en vosotros responderMe de la misma forma… o sea, dándoMe vuestro corazón en pleno.

Pero antes de ello, os deberéis arrepentir de todas vuestras faltas, desde la primera que recordéis en vuestra existencia, aunque  ya estén confesadas y perdonadas, si así lo hicisteis.* (confesión de vida, como la que hacen los agonizantes; para que el Aviso no nos sea tan doloroso) 

uncion-de-los-enfermos

Aprovechad Mi Amor que tenéis dentro de vosotros

Y CON ÉSE AMOR, SALVAD TANTAS ALMAS COMO PODÁIS

Orad por ellas, para que Mi Amor se dé de lleno en vosotros.

No despreciéis ni desperdiciéis éstos últimos consejos que os doy antes de la Gran Tribulación.

¡ESTO NO, POR FAVOR!

¡ESTO NO, POR FAVOR!

Aprovechad, aprovechad todo momento de reconciliación Conmigo, vuestro Dios;

para que perdone vuestras faltas y vuestro castigo no sea tan pesado.

Os amo, Mis pequeños, os amo.

26hijo-prodigo

Hijitos Míos a muchos de vosotros,

Satanás os ha llevado a un camino sin salida.

Os ha dejado sin ningún tipo de opción de escoger; si a la derecha o a la izquierda. Simplemente, no hay opción.

Y lo hace para que vosotros no os separéis de él, para que os sintáis agobiados, para que le pidáis ayuda a él y por consiguiente,

tener a las almas encadenadas a su poder satánico, malvado.

Pero no es así, Mis pequeños.

Vosotros que estáis Conmigo,

sabéis que podéis salvar muchas almas que están bajo el dominio de Satanás

padre e hijo orando

Satanás se aprovecha de que una gran cantidad de hermanos vuestros ya no oran, no han crecido con la instrucción religiosa debida, con el conocimiento al menos, esencial;

para amarMe y necesitarMe en vuestra vida.

Y por eso Satanás, al presentarse ante vosotros los que no estáis preparados,

lo hace como un ser poderoso que os puede conceder prácticamente todo lo que le pidáis…

Y muchos, muchos de vosotros, preferís seguirle y ahí está vuestra perdición.

LUCIFER-ÁNGEL DE LUZ

LUCIFER-ÁNGEL DE LUZ

Estáis en ése callejón sin salida, perdidos; porque no tenéis la forma de apoyaros en Mí.

Porque NO Me Conocéis

y por lo tanto, os sentís cada vez más desamparados y bajo el yugo de Satanás.

Mis pequeños volved a Mí, NO LE TEMÁIS A SATANÁS

NO LE TEMÁIS A SUS AMENAZAS.

Yo lo puedo vencer, Yo os puedo rescatar,

Yo os puedo levantar nuevamente a la calidad de hijos de Dios, si así lo deseáis. 

padre_jugando_hijo

Haced a un lado vuestra vida pasada, llena de maldad y de temores; llena de vicios, de blasfemias contra Mí. Mucho podéis hacer todavía,

aunque os queden minutos o segundos de vuestra existencia, aún tenéis vida.

Y mientras tengáis vida sobre la Tierra, podéis hacer grandes cosas para el Reino de los Cielos, pero

lo principal que debéis hacer, es arrepentiros de corazón.

Si lo hacéis Mis pequeños, Yo os ayudaré a que vuestra alma quede lo mejor preparada posible;

para que no os perdáis eternamente y que podáis regresar a Mí, al Reino de los Cielos.

UNÍOS A MÍ, VUESTRO DIOS.

Que la búsqueda no solamente sea de Mí hacia vosotros, sino de vosotros hacia Mí. Sabéis que siempre contaréis Conmigo.

untitled

No desperdiciéis Mi Amor Mis pequeños,

no lo desperdiciéis ya,

EL TIEMPO SE TERMINÓ,

Estáis viviendo bajo Mis cuidados y esperando en cualquier momento,

los acontecimientos graves que os pondrán a prueba ante Mí

Father Praying For Son

Que Mi Amor os proteja, os guíe.

Os bendigo Mis pequeños y

CONFIAD EN MÍ, VUESTRO DIOS.

hijo-de-dios1

Mi Amor impregnará vuestras almas. A las almas escogidas, a las almas buenas y en ése momento, podréis tener la oportunidad de comparar lo que vivisteis,

o sea, un amor deficiente; un amor convenenciero, un amor mediocre, al Amor que viviréis en los Nuevos Cielos y Las Nuevas Tierras,

Podréis comparar fácilmente y no lloraréis el pasado, os lo aseguro.

No lloraréis lo perdido. Porque lo nuevo que llegará a vosotros os traerá tanta alegría, que vuestra felicidad será desbordante.

Así Soy Yo Mis pequeños, os doy efusivamente. Os doy en abundancia, os doy con un Amor que aún no conocéis,

pero que las almas escogidas conocerán.

Os consiento porque os amo; pero ahora también os voy a consentir por haber sido fieles.

hijos-de-dios3232

Fieles aún a pesar de los ataques que tuvisteis por mucho tiempo.

Fieles porque se os dio un conocimiento diferente y que vuestros hermanos no quisieron aceptar.

Teníais la Verdad en vuestros labios, en vuestra mente.

Disteis ése conocimiento a vuestros hermanos que por no querer tener ningún compromiso o cambiar de manera de pensar, persistieron en mantenerse en el error en el que vivían.

Mis pequeños, Mis hijos son valientes y la valentía Yo la pago en forma abundante en Bendiciones y regalos.

Los que son Míos son valientes, porque defienden lo Mío.

Porque buscan el bienestar para sus hermanos; porque defienden a sus hermanos contra la injusticia y la maldad en la que estáis rodeados ya.

GUERRERO VICTORIOSO

Aquellos que vivieron en la injusticia, en la maldad y se aprovecharon de múltiples formas de vosotros sus hermanos, tendrán castigos muy grandes.

Porque al actuar así, no vivían en el amor y eso quiere decir que prefirieron satanizarse a vivir en santidad, como tanto os he pedido.

Satanás ni los que están con él, pueden estar Conmigo y con los Míos, Mis hijos verdaderos, en el Reino de los Cielos.

Todos aquellos que se aprovecharon en la Tierra de sus hermanos, con tantas injusticias y tanta maldad. O aquellos que actuaron siempre para su conveniencia, para aprovecharse de los bienes de sus hermanos, no pueden estar Conmigo en el Reino de los Cielos.

Tuvieron toda una vida para arrepentirse…

 Les di oportunidades y avisos para que se compusieran y buscaran el camino recto; pero insistían en buscar los bienes de la Tierra. No quisieron cambiar,

SUS RIQUEZAS MUNDANAS LOS CONDENARÁN ETERNAMENTE.

codicia

Con esto Mis pequeños, no quiero decir que vosotros os alegréis de su condenación, porque escogieron el mal camino y actuaron en injusticia y en maldad contra vosotros. Comprended que son hijos Míos y Me duele su condenación.

DadMe amor, dadMe vuestras caricias, llevadMe a vuestro corazón; para que no sufra la pérdida de éstas almas, que son vuestros hermanos, que son hechura de Mi Corazón.

Llorad por la pérdida de éstos hermanos vuestros, que por su necedad se condenaron y se condenarán.

Ciertamente se lo merecen;

pero Yo no quiero que vuestro corazón sienta algún tipo de alegría por el dolor eterno que tendrán.

Aprended a condoleros, porque eso es Caridad;

es Amor hacia vuestros hermanos. 

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

Hijitos Míos, cuando escucho el arrepentimiento de un alma pecadora, abatida por el pecado, adolorida por sus acciones;

¿Vosotros creéis que no la voy a atender, que Me escondo para que sufra ésa alma por tanto dolor que Me causó?

NO Mis pequeños,

es como un alma desesperada por la sed en el desierto o un alma abatida ahogándose en el mar.

NO Mis pequeños,

Yo no Me puedo apartar de vosotros en ésos momentos que son un regalo para Mí.

ESO ES LO QUE ESPERO DE CADA ALMA, 

HIJO PRODIGO

Eso es lo que espero de cada uno de vosotros.

Porque todos siendo pecadores, tenéis ése derecho ante Mí, de arrepentiros.

CUÁNTO ANSÍO DE TANTAS ALMAS ESCUCHAR ÉSE ARREPENTIMIENTO

Ésas palabras salidas del corazón, pidiéndoMe clemencia;

perdón por sus pecados…

arrepnetimiento

Os repito Mis pequeños, Mi Corazón se alegra al escuchar al alma arrepentida y deseosa de cambio; por eso os pido tanto vuestra oración.

Por eso os pido que os pongáis en el lugar de ésas almas pecadoras.

Vosotros que tenéis Mi Gracia, que tenéis Mi Amor y podría decir,

56PadrehijoyEspirituSanto

QUE TENÉIS EL PODER DEL AMOR,

CON EL CUAL

PODÉIS HACER MILAGROS,

MILAGROS PARA EL BIEN DE VUESTROS HERMANOS 

pesca-milagrosa%20(WinCE)

El arrepentimiento y el volver a Mí, es un milagro,

Porque prácticamente ésas almas que llevan años y años en la maldad, apartados de Mí, sin deseos de buscarMe y de hacer un cambio radical en su vida; cuando ellas deciden ciertamente por Mi Gracia;

porque Mi Gracia siempre os está buscando a hacer un cambio definitivo en su vida; es una alegría grande, que ésa alma Me confiere. 

arrepentimiento

No todas las almas logran zafarse de los vicios, de las maldades, de la corrupción, del pecado. Ciertamente el pecado debilita vuestra conciencia, debilita vuestra voluntad.

HACÉIS A UN LADO EL AMOR,

QUE OS DARÍA MUCHÍSIMA FUERZA PARA VENCER A SATANÁS,

Pero Satanás sabe cómo destruir a las almas y convencerlas de que ya no se pueden levantar para obtener Mi Perdón a sus faltas

37vogue satanica1

y que puedan regresar a Mí.

Ciertamente estáis luchando contra un Enemigo muy fuerte,

Pero nunca, NUNCA TAN FUERTE COMO YO, VUESTRO DIOS 

smiguel_anim

Mis pequeños, nuevamente os pido, os imploro que oréis por las almas abatidas, por las almas que ya no tienen fuerza para levantarse… A las almas a las cuales ha atacado tanto Satanás, que las ha convencido de que no pueden obtener Mi Perdón y que no pueden regresar al Reino de los Cielos.

Ayudadles Mis pequeños. No las abandonéis.

 No las dejéis morir sin siquiera haber tratado de ayudarlas.

Os lo imploro, Mis pequeños. Gracias por vuestra bondad

Yo Soy vuestro Padre, Yo Soy vuestro Dios y quiero que meditéis en ello.

Yo he estado con vosotros desde vuestra concepción, os he dado la vida, os he dado el Amor. 

San_Jose y Jesus riendo_

Busco almas limpias, almas puras, almas santas que sean parte de Mi Cortejo Celestial

Quiero hacer de la Tierra, Mi Cielo.

Quiero que vosotros gocéis de Mis Bienes Celestiales, ya desde la Tierra. ¡Cuánto quiero ya el cambio, Mis pequeños y vosotros debierais desearlo también!

Vuestra vida en la maldad no solamente os ha dañado a vosotros por generaciones; sino también ha dañado Mi Sacratísimo Corazón.

PedidMe de corazón, que ya se dé éste cambio tan necesario para vuestras almas, para el Mundo entero, para el Universo, que aún no conocéis.

1universe

La Luz se tiene que dar ya en todo lo Creado, en todo lo visible e invisible.

Tiene que venir ya el Triunfo de Nuestra Santísima Trinidad y de los Sacratísimos Corazones de Mi Hijo Jesucristo y de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que se dieron por vuestra salvación. 

fichero_69427_20120223

Todo tiene que ser ya puesto en su lugar. Tiene que ser aniquilado el mal.

Tiene que triunfar el bien, porque Yo Soy el Bien.

Nueva Vida para vosotros…

Alegría inmensa para Mí, vuestro Dios, 

Dios Padre 2

¿Acaso escuchando esto, no se alegra vuestro corazón, no salta de contento?

¿Acaso no os animáis a que se dé ya éste cambio y podáis ya vosotros vivir en Mi Amor y en ésa paz tan anhelada de vuestro corazón?

Esto os lo digo Mis pequeños, para animaros.

padre jugando

Para levantar vuestra alma e irla preparando al cambio que tendréis vosotros, los que deseáis ya vivir de acuerdo a Mi Voluntad y con los regalos que os merecéis por ser hijos fieles.

NO TEMÁIS, NO TEMÁIS Mis pequeños a lo que vendrá. 

padre_hijo

Porque será bellísimo.

Temed más bien a vuestra inconstancia.

Temed más bien a vuestra duda, a vuestra ingratitud, temed a vuestra incredulidad.

Yo no os puedo mentir, Mis pequeños.

Yo quiero vuestro bien y os lo he demostrado a lo largo de vuestra existencia. 

LAGRIMAS DE SANGRE

Porque cada uno de vosotros habéis tenido a lo largo de vuestra vida, momentos sublimes que os he regalado y no lo podéis negar. Momentos que podéis recordar en cualquier momento, que podéis traer a vuestra mente y gozarlos una y otra vez, porque fueron momentos de éxtasis.

Todas las almas han sido llamadas a volver a Mí; pero no todas las almas se dejaron mover en su corazón para regresar a Mí.

No quisieron escuchar la Voz del Pastor,

 No La reconocieron; porque no La deseaban. 

22A_Pastor4

Os amo, Mis pequeños y quiero que gocéis de Mis regalos, de Mis Promesas en éstos tiempos de cambio.

En estos tiempos por venir; para con ello demostraros que Yo Soy vuestro Dios y que verdaderamente os amo con todo Mi Corazón,

que Mis Promesas son reales y Mi Amor Infinito.

Gracias, Mis pequeños

dios padre

http://www.diospadresemanifiesta.com/

P48 MEMORÁNDUM CELESTIAL


2hxrhh4CARTA DE DIOS PADRE Y DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A TODOS SUS HIJOS:

Publicado el 14/03/2014 por Y María del Getsemaní

CARTA PRIMERA:

YO SABRÉ, COMO BUEN PADRE DE EXCELENCIA, LLEVAROS A UN BUEN FIN PARA QUE TENGÁIS UN BUEN PRINCIPIO

Cariño Muy Mío escucha: Este resumen que te invitamos a ver para comprobar lo que continua sucediendo alrededor del mundo* es para que en ocasiones compruebes -es una mirada rápida al mundo- para que veas cómo los acontecimientos han crecido en medida exponencial**.

Os lo dijimos, os lo aseguramos, os lo advertimos… Y ahora lo estáis viviendo;

Pero no de manera caótica y sin sentido, que es lo que muchos hombres de poca fe creen.

Mi Padre Amado lo permite, Niña Muy Nuestra; porque es sólo enmedio del desastre, la tragedia y la calamidad, que el hombre vuelve su corazón a Dios.

nyt_katrina_womanrubble-resized Es hasta que sus fuerzas intelectuales no le logran responder a tus interrogantes y peticiones que voltea hacia donde debe y ve la Verdad.

Es, Cariño Muy Mío, cómo se te mostró. Explica tu visión.

Mi Señor Me mostró una tormenta de nieve en la que  muchos conductores quedaban atrapados dentro de sus automóviles. Solos, aislados y  sin distracciones; pasan las horas. Y gracias a la soledad, el aislamiento y el silencio;  en algunos se enciende en su bajo pecho una luz pequeñita: los que oraron de corazón a Dios. Pero no en todos.

thS4XWI6OX

Eso es lo que requieren para que se encienda su alma con la oración, al pedirMe y al Padre Amadísimo que les ayudemos. Entonces baja un rayo de luz y enciende sus almas. Es decir, Criaturita, se conectan con la Luz.

Otros no; ellos siguen en oscuridad y desesperan… Y buscan ayuda de otros hombres. Pero que no los podrán ayudar porque ellos también tienen oscuridad,  penumbra y tiniebla en sus almitas.

Lo que ellos esperan es que los liberen físicamente de esa situación incómoda;

hurricane-katrina-11

Pero no se preguntan ¿Por qué y para qué EL Padre Amado los orilló a esa situación? Creen que es casualidad, que eso es todo.

Y les pueden ocurrir más cataclismos y seguirán sin aprender. Pero hay otros que aprovechan ese llamamiento del Padre y voltean al Cielo y oran (algunos por primera vez en sus viditas y otros por vez única en muchísimo tiempo)

 Y a ellos se les enciende su luz.

 (Veo a un ángel que desciende del Cielo con una ramita encendida en mano y acude a los que han llamado y enciende sus almas; que estaban como lámparas sin luz.)

Angeles de Luz-Wallpapaers-Imagenes (2)

Ahora Mis Niños, para conseguir más petróleo y seguir con su luz; deben continuar orando o solo será un llamita débil que se apagará. Y en muchos así es el caso, en cuanto salgan de esa situación en particular. Pero a otros, los más bendecidos por decisión suya: ESA ES LA OPORTUNIDAD.

 EL +LLAMADO PARA RETORNAR AL CAMINO Y POR ESO TANTOS EVENTOS CATACLÍSMICOS ALREDEDOR DE VUESTRO MUNDO

th4GH8ZKMR

 PORQUE SON LLAMAMIENTOS A CADA UNO.

OPORTUNIDADES DE QUE CLAMEN AL CIELO Y DESCIENDA UN BUEN ÁNGEL Y ENCIENDA SUS ALMITAS,

QUE MUCHAS (ALMAS) SON COMO CUARTOS FRIOS Y OSCUROS.

luz

ESTO, -por lo que os explicamos- ES ABSOLUTAMENTE NECESARIO. Porque el hombre no ha creído. No ha crecido en el amor y en la humildad; sino en la autosuficiencia, en la soberbia y en la arrogancia.

Así que esto es la oportunidad de una Bendición Grandísima si la tomáis, Mis Pequeños.

¿Por qué creéis que os quito vuestras pertenencias? Porque las adoráis como sólo debéis amar a vuestro Padre Creador, a Vuestro Amantísimo  Redentor, y al Espíritu Santo santificador:

hurricane-katrina-69

Y si no os aíslo y os quito vuestras posesiones, corréis el riesgo GRANDÍSIMO de perderos con todo… ¿Lo comprendéis?

Soy un Buen Padre que no dejo que el niño se quede con el juguete que lo está llevando a su perdición,

¿Y no veis que aun esto es por SALVAROS, por AMOR?

infierno

Y os enojáis, creyendo que es porque no cuido de vosotros. Pero si pudierais COMPRENDER que es por todo lo contrario; para que regreséis y os salvéis, Mis Niños Tan Amados.

No puedo permitir que os perdáis, sin hacer hasta lo imposible por rescatar a vuestras almitas de las garras infernales.

Pero si aún así no queréis y os empeñáis en perderos; durísimo será vuestro penar.

th2POE7936  Pero, Mis Críos Amados si leéis esto; es porque no es demasiado tarde.

Así que poneos en Mis Santísimas y Amantísimas Manos; que YO sabré como Buen Padre de EXCELENCIA;

llevaros sanos y salvos a un buen fin; para que tengáis un buen principio, ¿Lo comprendéis?

Esto os lo decimos porque os Amamos de manera inconmensurable, Mis Amados Niños.  infierno-blanco-008(Dios Padre hace énfasis en algunas partes cuando se refiere a nosotros y es con un amor y una ternura… Y al mismo tiempo con una preocupación…Que si pudieran percibirla, mudarían de inmediato costara lo que les costara. Pero no lo pueden ver…)

1299327854_850215_0000000000_sumario_normal

* En ocasiones me llevan a ver un resumen de noticias del mes…Recuerdo los eventos  del año 2013 y comparo con  lo que es ahora y no puedo más que saber, qué es lo que se nos dijo que pasaría…C O N   E X A C T I T U D.

** exponencial: Dicho del crecimiento: Cuyo ritmo aumenta cada vez más rápidamente.

CARTAS, MEMOS* Y RECORDATORIOS DEL CIELO PARA TODOS SUS HIJOS images*Memo: memorándumComunicación diplomática en que se recapitulan hechos y razones, para que se tengan presentes en un asunto grave. Informe en que se expone algo que debe tenerse en cuenta, para una acción o en determinado asunto. Librito o cuaderno en que se apuntan las cosas de que uno tiene que acordarse.

http://tambienestuya.com/

119.- DESILUSIÓN MORTAL


Al día siguiente, Jesús está hablando con el mayordomo de Herodes en su palacio de Beter.

Cusa dice:

–                       Mi agradecimiento es tal, que de ningún modo podré olvidarlo. Por esto te doy lo que para mí es más querido: mi Juana. Pero te juro que desde el momento de que estoy seguro de que Herodes no tendrá razón alguna para despreciarme como un sirviente cómplice de un enemigo suyo, no haré otra cosa que servirte con todo mi corazón. Y que daré a Juana toda la libertad…

Jesús contesta:

–                       Está bien. Pero recuerda que trocar los bienes eternos por un  sencillo honor humano; es como cambiar la primogenitura por un plato de lentejas… y peor todavía… (Y Jesús habla de los que ambicionando gloria y riqueza humanas, truecan los bienes celestiales por miserables beneficios humanos)

Todos han escuchado estas palabras y mientras que a los demás les parece un discurso académico…

Judas de Keriot cambia de color y de fisonomía. Lanza miradas de ira y de miedo a Juana, pues sospecha que su jugada ha sido descubierta.

Jesús se vuelve a Juana:

–                       Bueno. Ahora demos contento a la buena discípula. Hablaré a tus siervos antes de partir…

Cusa y Juana, amigos amados. Siervos de esta casa que ya conocéis al Señor… Me he despedido de todos los poblados judíos y ahora me despido de vosotros porque nunca más regresaré a este Edén… (Sigue un largo discurso sobre, como Satanás se infiltró en el Edén y engañó a Adán y Eva con su astucia, sus mentiras y su hipocresía; para que el hombre le diera la espalda a Dios y buscara solo su egoísmo y su placer)

Jesús finaliza diciendo:

… Arrojan al Mesías para dar lugar a Satanás que los seduce con palabras mentirosas de triunfos humanos, que no conseguirán más que su condenación eterna.

Vosotros que sois humildes y no soñáis con tronos y coronas. Y que no buscáis glorias humanas sino la paz y el triunfo de Dios, de su Reino, de su amor la Vida Eterna y nada más que esto, no queráis imitarlos jamás. ¡Vigilad! ¡Vigilad! Conservaos puros de la corrupción. Fuertes contra las tentaciones, amenazas, contra todo… Rechazad toda sugestión de gloria humana…

Judas comprende que Jesús sabe algo. Su cara parece una mezcla de ceniza y de bilis. Sus ojos lanzan flechas de Odio contra el Maestro y contra Juana… Y se va detrás de sus compañeros para apoyarse contra el muro y para que no se le note su estado de ánimo.

Cuando Jesús termina, los bendice a la luz del crepúsculo que ya desciende con un color rojizo que se cambia en violeta, único recuerdo del sol. El reposo sabático acaba de terminar y es hora de marcharse. Se despide de todos…

Y en el umbral del cancel, Jesús dice con voz fuerte:

–                       Hablaré con esas criaturas, mientras pueda hacerlo… Juana, procura decirles que no vean en Mí sino al Enemigo del Pecado y al Rey del espíritu. Acuérdate también de eso, Cusa. Y no tengas miedo… Nadie debe tener miedo de Mí. Ni siquiera los pecadores, porque Yo Soy la salvación. Sólo los que son impenitentes hasta la muerte, tendrán que tener miedo del Mesías, que será Juez después de haber sido todo Amor… La paz sea con vosotros.

Es el primero en bajar hacia el camino escabroso que lleva hacia el fértil valle situado entre los montes. Los apóstoles caminan silenciosos y el último es Judas de Keriot que se mantiene separado de los demás… Embutido en una furia colosal, que nubla totalmente su gallardía habitual y lo hace lucir más maligno que nunca.

Andrés y Tomás se voltean a mirarlo y le preguntan gentiles:

–                       ¿Por qué vienes tan atrás?

–                       ¿Te sientes mal?

Judas apostrofa áspero:

–                       ¡Qué te importa despreciable marinero mojigato!…

Andrés lo mira sorprendido, porque Judas ha acompañado el insulto con palabras todavía más soeces y con una mirada de verdadero odio…

En el profundo silencio de los montes, las injuriosas palabras se han escuchado claras.

Pedro se para en seco y está a punto de lanzarse contra Judas; pero se detiene y piensa… Luego corre para alcanzar a Jesús y tomándolo bruscamente de un brazo, lo sacude con ansia diciendo:

–                       ¿Maestro, me aseguras que es exactamente cómo me dijiste la otra noche? ¿Qué los sacrificios y las oraciones jamás dejan de tener su resultado, aun cuando pareciera que no sirven para nada?

Jesús, más triste y pálido que nunca mira a su apóstol con mucha dulzura; pues Pedro está sudando por el esfuerzo de no reaccionar  contra el insulto… Tiene su rostro purpúreo y Jesús lo siente tembloroso por la ira contenida.

Y responde a su apóstol con una sonrisa llena de paz:

–                       Jamás dejan de tener su premio. Puedes estar seguro.

Pedro lo suelta y se va corriendo  a la pendiente del monte entre los árboles… Y se desahoga golpeando lo que encuentra a su paso, quebrando las ramas y los arbolillos con una fuerza que desearía descargar sobre el causante de este desfogue de violencia.

Varios preguntan:

–                       ¿Qué te sucede?

–                       ¿Te has vuelto loco?

Pedro no responde y continúa velozmente con su frenesí destructor.  Cuando tiene un montón de leña a sus pies, lo deposita en su manto y luego lo carga sobre su espalda y corre a alcanzar a sus compañeros. Camina muy agachado con el peso de la carga que ha echado sobre sí, además de la alforja.

Judas lo ve venir, se ríe y dice:

–                       ¡Pareces un esclavo!

Pedro vuelve la cabeza y está a punto de decirle algo… Pero rechinan los dientes, se calla y avanza más rápido todavía…

Andrés pregunta cariñoso:

–                       ¿Te ayudo hermano?

Pedro contesta:

–                       No.

Santiago de Zebedeo advierte:

–                       Si es para asar el cordero, llevas leña de sobra… Con eso podríamos asar un ternero…

Pedro no responde. Sigue adelante con su carga y aunque ya casi no puede, se mantiene firme en su resolución. Finalmente llegan a la entrada de una caverna y Jesús se detiene diciendo:

–                       Nos quedaremos aquí para partir mañana, a los primeros rayos de la aurora. Preparad la cena…

Pedro baja su carga de leña y se sienta sobre ella sin ofrecer ninguna explicación. Los apóstoles se reparten en diferentes tareas. Unos van al arroyo a traer agua, otros limpian la caverna y otros más, preparan el cordero que van a cocinar.

Cuando Pedro se queda a solas con su Maestro;  Jesús pone su mano sobre la cabeza entrecana de su apóstol y lo acaricia… Pedro toma la blanca mano, la besa y la baña con unas lágrimas que manan abundantes. Es un llanto silencioso de amor y de aflicción; de victoria por el esfuerzo realizado…

Jesús se inclina y lo besa entre los cabellos canosos diciendo:

–                       Gracias, Simón.

El rostro del rústico y honrado apóstol se llena de una belleza casi sobrenatural al mirar a su amado Jesús que lo ha besado y le ha dado las gracias, porque sólo Él comprendió todo… La veneración y la alegría son las que lo han hecho bello…

Al día siguiente pasan un puente y al llegar a un cruce de caminos Judas, que ha observado el silencio de Jesús y que no lo ha regañado; al ver que lo trata igual que a todos los demás, está menos torvo y menos separado.

Y le pregunta al Maestro:

–                       ¿Vamos a ir a Jerusalén?

Jesús contesta:

–                       No. Vamos a Emaús de la llanura.

–                       ¿Por qué? ¿Y Pentecostés?

–                       Hay tiempo… Quiero llegar a la casa de José de Arimatea, a través de las llanuras, hacia el mar…

–                       ¿Por qué?

–                       Porque no he estado todavía allí y esa gente me espera… Y porque los buenos discípulos lo desean. Tendremos tiempo para todo.

–                       ¿Esto fue lo que te dijo Juana? ¿Para eso te mandó llamar?

–                       No hubo necesidad. José en los días de Pascua me lo dijo a Mí, directamente. Y mantengo mi palabra.

Judas está preocupado por la situación que se avecina y con su manía de control y manipulación, trata de argumentar:

–                       Yo no iría… Tal vez él y Nicodemo, se encuentren ya en Jerusalén. Además, ya la Fiesta se aproxima. Y luego… Podrías encontrarte con enemigos y…

–                       Enemigos siempre los encuentro por todas partes. Y los tengo vecinos…

Y Jesús lanza una mirada al apóstol que es su dolor…

Judas no habla más. Es muy peligroso continuar… Lo comprende y calla. Mejor se retrasa, caminando más despacio.

Cuando llegan a las llanuras de Emaús… Caminan admirándolo todo. Es un mar de espigas de oro separado por viñas que presentan ya sus racimos. Tienen agua en abundancia por los arroyos que descienden de los montes. Es un verdadero paraíso de mieses.

Tadeo exclama:

–                       ¡Qué hermosos campos!

–                       ¡Uhm! Está más bello que el año pasado.  –refunfuña Pedro- Por lo menos  hay agua y fruta.

Zelote le responde:

–                       La de Sarón también es bella.

Y los dos apóstoles se ponen a hablar entre sí, apartándose un poco de los demás. Santiago de Zebedeo señala la bella campiña y una espléndida construcción y dice:

–                       Casa de Fariseos, ¿Eh?

Recordando los bienes paternos que tuvieron en Judea, de donde los arrojaron y así perdieron mucha hacienda…

Tadeo confirma:

–                       Sin duda de Judíos… Se apoderaron de los mejores. Usurpándolos de mil modos a sus legítimos dueños.

Judas de Keriot, con una sonrisa llena de desprecio y una voz vibrante de soberbia, dice:

–                       Si se os quitaron fue porque vosotros Galileos, sois menos santos. Sois inferiores…

Previendo la respuesta mordaz de su fogoso hermano, Santiago de Alfeo dice con calma:

–                       Oye, acuérdate de que Alfeo y José, eran de la estirpe de David, tanto que el Edicto los obligó a ir a empadronarse a Belén de Judá y por eso Él nació allí.

Juan trata de cortar el rumbo de la discusión… Interviene diciendo:

–                       Ahora todos somos de una sola estirpe: la de Jesús.

El Maestro los llama para darles instrucciones y desaparecen los nubarrones de tormenta…

Al día siguiente por la tarde; Jesús está sentado en el patio de una casa que no es lujosa. Parece muy cansado. Está sobre un banco de piedra, situado sobre el brocal de un pozo, bajo un emparrado en forma de arco.

Una mujer va y viene con las manos llenas de harina y cada vez que pasa mira  a Jesús con amorosa compasión. Una decena de palomas vuela en espera de su última comida.

Revolotean alrededor de Jesús que deja sus pensamientos y sonríe. Extiende una mano con la palma volteada hacia arriba y dice:

–                       Tenéis hambre. Venid.  –el más atrevido se posa sobre su mano y pronto las tiene a todas encima. Sonríe- No tengo nada.

Luego en voz alta llama a la mujer:

–                       ¡Oye! Tus palomas tienen hambre. ¿Tienes comida para ellas?

–                       Sí, Maestro. Está en un costal bajo el pórtico. Ahora voy.

–                       Déjalo. Yo lo haré. Me gusta.

–                       No se te acercarán. No te conocen.

–                       ¡Las tengo en la espalda! ¡Y hasta en la cabeza!…

En realidad, Jesús lleva un palomo sobre su cabeza, cual morrión, cuyo buche es de color plomizo, que parece una coraza preciosa por su color tornasolado.

La mujer ha salido al patio  lanza un:

–                       ¡Oh!

–                       ¿Lo ves? Las palomas son mejores que los hombres. Conocen a quien los ama. Los hombres… no.

–                       No pienses más en lo que pasó Maestro. Son pocos lo que te odian. Los demás, si no todos te aman; por lo menos te respetan.

–                       No me desanimo por esto. Lo digo para hacerte ver cómo frecuentemente, los animales son mejores que los hombres.

Jesús abre el saco y saca las semillas. Las deposita en el extremo de su manto. Luego va al centro del patio y las arroja al suelo. Y los ve comer. Pronto terminan todo; beben agua y miran a Jesús que les dice:

–                       Ya no hay más. Váyanse.

Las palomas aletean un poco sobre su espalda y sus rodillas y luego regresan a sus nidos.

Jesús vuelve a su meditación.

Llegan los discípulos.

Jesús pregunta:

–                       ¿Distribuisteis el dinero entre los pobres?

–                       Sí, Maestro.

–                       ¿Hasta el último céntimo? Recordad que lo que nos dan, no es para nosotros; sino para la caridad. Somos pobres y vivimos de la compasión de los demás. ¡Infeliz el apóstol que se aprovecha de su misión para fines humanos!

Judas pregunta:

–                       ¿Y si un día se queda uno sin pan y se le acusa a uno de violar la Ley, porque se imita a los pájaros arrancando las espigas?

Jesús responde:

–                       ¿Te ha faltado algo Judas? ¿No has tenido todo lo necesario desde que estás conmigo? ¿Te has caído alguna vez de hambre por el camino?

–                       No, Maestro.

–                       ¿Entonces, Judas? ¿Por qué has cambiado tanto? ¿No sabes, no comprendes que tu disgusto, tu frialdad; me causan dolor? ¿No ves que tu descontento se esparce entre tus hermanos? ¿Por qué Judas amigo mío? Tú que has sido llamado a una gran honra;  que viniste a Mí con tanto entusiasmo… ¿Y ahora me abandonas? 

–                       Maestro, no te abandono. Soy el que más me preocupo por Ti, por tus intereses, por tu éxito. Quisiera verte triunfar por todas partes. Créemelo.

–                       Lo sé. Tú lo quieres desde el punto de vista humano y ya es mucho. Pero Yo no quiero esto, Judas. No vine por un triunfo humano… Por un reino humano. No vine a dar a mis amigos, migajas de un triunfo humano… Sino a daros una recompensa inmensa, copiosa. Una recompensa que consiste en la coparticipación en mi Reino Eterno. Es la posesión de los hijos de Dios… ¡Oh, Judas! ¿Por qué no te llena de entusiasmo esta herencia, a la que se llega renunciando a todo y que no conoce fin? Acércate más Judas.

El desilusionado y resentido apóstol, se acerca a su Maestro.

Y Jesús le dice amoroso:

–                       ¿Lo ves? Estamos solos. Los demás han comprendido que quería hablarte a ti que distribuyes mis… riquezas. Que son las limosnas que el Hijo del Hombre recibe para darlas en el Nombre de Dios y del Hombre, al hombre. Tu mamá, Judas me dijo: ¡Oh, Maestro! ¡Haz santo a mi Judas! ¿Qué otra cosa quiere el corazón de una madre, sino el bien de su hijo?… Ven aquí y di a tu amigo tus ansias. ¿Has faltado en algo? ¿Te sientes cercano a hacerlo? ¡No estés solo! ¡Vence a Satanás con la ayuda de quién te ama!

Soy Jesús. Soy el Jesús que cura las enfermedades, que arroja los demonios. Soy el que salva… Que te quiere mucho. Que se aflige por verte así tan débil. Soy el Jesús que enseña a perdonar… Y no hay culpa, no la hay Judas, que no perdone. Perdono al culpable que arrepentido me dice: “Jesús, he pecado” O al que me mira suplicante…

¿Sabes amigo mío, a quién perdono primero las culpas? A los más culpables. A los más arrepentidos.  Y las primerísimas que perdono, son las que se me hacen a Mí.

Judas, ¿No encuentras una respuesta que dar a tu Maestro? ¿Temes que te denuncie? ¡No tengas miedo! No tengas miedo, Judas. Quiero tu confesión. Ahora estás conmigo y no te dejo hasta que me digas que te he curado. Te amo, Judas. Amo tu alma, si te limpias y te liberas dejando tu polvo sobre mi Corazón que todo purifica… ¿Por qué lloras?

–                       Me has hablado tan dulcemente de mamá… De tu amor… Un momento de debilidad… ¡Estoy muy cansado! ¡Me parecía desde hace tiempo que ya no me amabas!

–                       No. No es esto. En tus palabras no hay más que una parte de la verdad. Estás cansado pero no del camino; del polvo, del sol, del fango, de la gente. Estás cansado de ti mismo. Tu alma está cansada de tu carne y de tu mente. Tan cansada que terminará por apagarse en un cansancio mortal. ¡Pobre alma a la que llamé Yo, para los resplandores eternos!

¡Pobre alma que sabe que te amo y que te reprocha el que la arranques de mi amor! ¡Pobre alma que te reprocha inútilmente! Así como inútilmente te acaricio con mi amor. ¡De que te comportas engañosamente con tu Maestro! Pero no eres tú quién lo haces… ¡Es el que te odia y me odia! Por eso te dije hace un momento: ‘No estés solo’…

Oye esto: Bien sabes que paso gran parte de mis noches en Oración. Si alguna vez sientes en ti el valor de ser un ser humano y la voluntad de ser mío; ven a Mí, mientras tus compañeros duermen. Las estrellas serán testigos prudentes, buenas y compasivas.

Se horrorizan por el crimen que se comete bajo sus rayos. Pero no levantan su voz para decir a los hombres: ‘Éste es un Caín de su hermano’  ¿Has entendido, Judas?

–                       Sí, Maestro. Pero créeme. No tengo otra cosa más que cansancio y emoción. Te amo con todo el corazón y…

–                       Está bien. Es suficiente.

–                       ¿Me das un beso, Maestro?

–                       Sí, Judas. Éste y más te daré…

Jesús lanza un profundo suspiro de tristeza. Pero da el beso a Judas en su mejilla…

Y entran en la casa…

El crepúsculo vespertino baña con sus fulgores la noche que se aproxima…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

90.- ENVIADOS A ANTIOQUÍA


El sol ya está en su cenit, cuando Pedro llega solo y sin que nadie lo espere a la casa de Nazareth. Viene cargado de canastos y paquetes.

María lo recibe alegremente y Pedro la saluda muy respetuoso.

Luego pregunta:

–                     ¿Dónde están el maestro y Marziam?

María contesta solícita:

–                     Están por el borde, arriba de la gruta. Como quién va a la casa de Alfeo. Creo que Marziam está cortando uvas y Jesús está meditando. Ahora los voy a llamar.

Pedro dice:

–                     Yo lo hago.

–                     Entonces quítate eso de encima. Vienes cargadísimo de cosas.

–                     No, no. Es una sorpresa para el niño. Me encanta ver su cara de asombro, cuando registra con ansia… y su dicha. ¡Oh, pobre niño mío!

Y se va con premura hacia el huerto.

Grita a todo pulmón:

–                     La paz sea contigo, Maestro. ¡Marziam!

Marziam lo escucha sorprendido y dice a Jesús:

–                     ¡Maestro! Creo que mi padre nos está llamando.

Jesús se sorprende y dice:

–                     Yo no oí nada.

Pedro vuelve a gritar y Marzíam corre a recibirlo pleno de júbilo.

Pedro lo encuentra y lo levanta en el aire, mientras todos los demás ríen al presenciar el cariñoso abrazo. Y luego se acercan.

Marziam pregunta:

–                     ¿Y mamá?

–                     Esa Porfiria no dejaba de decirme: ‘Vete a ver a Marziam’ y te mandó un montón de cosas… Se levantó muy temprano a cocinarte las empanadas que tanto te gustan… Con miel y…

Marziam exclama:

–                     ¡Oh, las empanadas!…  –Pero al punto guarda silencio.

Pedro confirma:

–                     Sí. Porfiria las preparó con higos secos al horno, mantequilla, aceitunas y manzanas. También te manda un pan con mantequilla, quesos de tus ovejitas y te tejió un vestido que no deja pasar el agua… ¿Por qué lloras?

Marziam dice sollozando:

–                     Porque hubiese preferido que ella viniese… La quiero mucho, ¿Sabes?

–                     ¡Divina Misericordia! ¡Si ella lo oyese, se derretiría cómo la manteca!… ¿Quién lo hubiera imaginado?

María dice:

–                     Marziam tiene razón. Podías haberla traído. Hace tiempo que quiere verla. Nosotras las mujeres somos así con nuestros hijos…

Pedro exclama:

–                      ¡Iré por ella! Descansaré un poco… ¡E iré por ella!…

Marziam dice:

–                     ¡Qué bonito! ¡Estaré con mis dos mamás!

Todos entran en la casa y Pedro descubre sus tesoros:

–                     Pescado seco en escabeche y fresco. Le gustará a María… Este queso suave que te gusta mucho, Maestro. Estos huevos los traje de Caná para Juan.

Y también hay uvas que me dio Susana, donde pernocté. –Abre un tarrito de miel- ¡Y también esto! Mira Marziam, qué color dorado tan hermoso. Parece como si hubiera sido hecho con los cabellos de María… –y levanta la miel que corre en dorados hilillos.

María dice:

–                     ¿Por qué tantas cosas? ¡Te has sacrificado Simón!

Pedro protesta:

–                     ¿Sacrificado? ¡No! He tenido buenas pescas y nada cuesta cuando se causa alegría al dar algo…  Además, las Encenias ya están a la puerta y debemos hacer un banquete. Es la costumbre, ¿No? –Mira a Marziam y dice- ¿No quieres probar la miel?

Marziam contesta muy serio:

–                     No puedo.

–                     ¿Por qué? ¿Estás enfermo?

–                     No. Pero no puedo comérmela.

–                     Pero, ¿Por qué?

El niño se pone rojo, pero no contesta. Mira a Jesús y no dice una palabra.

Jesús sonríe y dice:

–                     Marziam hizo un voto, para obtener un favor.  Durante cuatro semanas, no puede probar la miel.

–                     Está bien. Se la comerá después. Da lo mismo. Toma el tarro… Pero mira. Apenas si lo puedo creer…

El niño lo toma entre sus manos y se va, con su tarrito.

Jesús dice:

–                      Ha sido muy generoso Simón. Quién desde su niñez se habitúa a la penitencia, encontrará fácil el camino de la virtud durante toda su vida.

Pedro le mira alejarse. Está sorprendido. Luego pregunta:

–                     ¿No está simón Zelote?

–                     Está en casa de María de Alfeo. Pronto regresará. Esta noche dormiréis juntos en el taller de mi padre José. Ven conmigo, Simón Pedro.

Jesús se lo lleva hacia el huerto, mientras Síntica y María guardan todos los envoltorios traídos por Pedro.

Pedro dice a Jesús:

–                     Maestro, vine a verte a Ti y al niño. He pensado mucho desde que llegaron a Cafarnaúm tres zánganos venenosos… A los que dije más mentiras, que peces hay en el mar. Ahora deben estar llegando a Getsemaní, pensando que se encontrarán con Juan de Endor.  Y luego irán a casa de Lázaro para encontrar a Síntica y a Ti. ¡Qué les aproveche la caminata!… Pero luego regresarán y…  ¡Maestro! Te quieren dar unos dolores de cabeza, por estos infelices…

Jesús contesta tranquilo:

–                     Desde hace meses preví esto. Cuando regresen, éstos ya no estarán aquí; ni en ningún lugar de Palestina. ¿Ves estos cofres? Son para ellos. Mira esos vestidos doblados cerca del telar que hice para Síntica. También son para ellos. ¿Te sorprende?

Pedro mira a Jesús totalmente asombrado.

Y exclama:

–                     Sí, Maestro. Pero, ¿A dónde los mandas?

–                     A Antioquía.

Pedro lanza un chiflido que es más que elocuente…

Y luego pregunta:

–                     ¿A casa de quién? ¿Cómo se irán?

–                     A una casa de Lázaro. La última que tiene allí, donde su padre gobernó en nombre de Roma. Se irán por mar…

–                     Está bien. Porque si Juan tuviese que irse por sus propios pies…

–                     Por mar. También yo tengo mucho gusto en hablarte de ello. Escucha. Dos o tres días después de la Fiesta de las Encenias, partiremos sin que nadie lo note junto con algunos de los apóstoles: Yo, tú; Andrés, Santiago, Juan y mis primos; acompañando a Síntica y a Juan de Endor.

Iremos a Ptolemaide. De allí en barca los acompañaras a Tiro. En ese lugar subiréis a algún barco que vaya a Antioquía, cómo si fueseis prosélitos que regresan a su casa. Luego regresaréis y me encontraréis en Aczib. Estaré arriba del monte diariamente. Por lo demás, el Espíritu Santo os guiará…

–                     ¿Cómo? ¿No vienes con nosotros?

–                     Lo sabrían todos al punto. Quiero que el corazón de Juan esté tranquilo.

–                     ¿Y cómo lo voy a hacer? Jamás he ido hasta allá…

–                     No eres un niño. y dentro de poco tendrás que ir mucho más allá de Antioquía. Confío en ti. Mira cuánto te aprecio…

–                     ¿Y Felipe y Bartolomé?

–                     Nos saldrán al encuentro en Jotapata. Evangelizando mientras llegamos. Les escribiré y les llevarás la carta.

–                     Y esos dos, ¿Saben ya su destino?

–                     No. Quiero que disfruten la fiesta tranquilamente.

–                     ¡Hum! ¡Pobrecitos! Piensa que si a uno lo tienen que perseguir criminales de corazón…

–                     No te ensucies la boca, Simón de Jonás.

–                     Está bien maestro. Oye… ¿Pero cómo voy a hacer para llevar estos cofres? ¡Y también llevar a Juan! Me parece que está muy enfermo…

–                     Alquilaremos un asno.

–                     Dirás una carreta.

–                     Sí. Una carreta estará bien.

–                     ¿Y quién la guiará?

–                     Si Judas de Simón aprendió a remar; Simon de Jonas aprenderá a guiar. No creo que sea tan dificil guiar a un asno con la rienda. En la carreta pones los cofres y a los dos que enviaras. Y nosotros iremos a pie… Sí. de este modo hay que hacerlo, créemelo.

–                     Y ¿Quien nos proporciona la carreta? Ten en cuenta que no quiero que nadie note la partida…

Pedro se pone a pensar…  Y encuentra la solución…

Pregunta:

–          ¿Tienes dinero?

–          Si. Todavía queda mucho de las perlas de Misace.

–          Entonces todo esta arreglado. Dame un poco de dinero. Encontrare un asno y una carreta. Luego regalaremos el asno a algún pobrecito y venderemos la carreta. ¿Deberé volver por mi mujer?

–          Si. Es lo mas conveniente.

–          Asi se hara. ¡Y esos dos pobrecitos!  Me desagrada que Juan se vaya… ¡Es tan poco lo que va a durar! Hubiera podido morir aquí como Jonas…

–          No se lo habrían permitido… El mundo odia a quien se redime…

–          Se va a apenar mucho…

–          Yo inventare una excusa para que su partida no sea dolorosa…

–          ¿Cuál?

–          La misma que sirvió para enviar lejos a Judas de Simon: la de trabajar para Mi.

–          ¡Ah! Solo que en Juan hay santidad y en Judas, una grandiosa soberbia.

–          Simon, no murmures.

–          ¡Mas difícil que hacer cantar a un pescado! Es verdad, Maestro. No es murmuración… pero creo que ya estoy oyendo que llego Simon Zelote con tus primos… Vamos a saludarlos.

–          Vamos y ¡Cuidado con chistar algo a alguien!

–          ¿Me lo pides? No puedo guardar la verdad cuando hablo. Pero se callar completamente cuando quiero.  Y ahora quiero. Lo juro por mi mismo. Ire hasta Antioquia, ¡A la punta del mundo! ¡Oh! ¡No veo la hora de estar de regreso! No dormire hasta que todo haya concluido.

Mas tarde, estan todos sentados a la mesa, terminando de comer. Sintica se levanta y trae la fruta para terminar la cena: manzanas, nueces, uvas y almendras. Las lámparas estan encendidas, pues ya ha anochecido.

Pedro mira a Marziam y dice:

–          Este año prenderemos una mas. Por ti, hijo mio. Es la primera vez que la encenderemos por un niño. Traeré a Porfiria y sera muy feliz…

Zelote dice:

–          El año pasado pasado era yo quien suspiraba, junto con Maria de Alfeo y Salome. Y la madre de Tomas y Maria de Simon en la casa de Keriot… ¡Oh, la madre de Judas! Este año tendra a su hijo… pero tal vez no sea feliz… Bueno. No hablemos de esto… Nosotros estuvimos en la casa de Lazaro… ¡Cuantas luces! Parecia un cielo de oro y fuego… Este año Lazaro tiene a su hermana… Se que ellos estan suspirando pro ti, Jesus… Y el año que viene, ¿En donde estaremos?…

Juan de Endor, en voz muy baja dice:

–          Yo estare muy lejos…

Pedro se voltea a mirarlo, porque lo tiene a su lado. Pero Jesus lo esta mirando…  Se refrena y es Marziam el que pregunta:

–          ¿Dónde estaras?

Juan de Endor  contesta:

–          Por la misericordia de Dios, espero estar en el seno de Abraham.

–          ¿Quieres morirte? ¿No quieres evangelizar? ¿No te desagrada morir sin haberlo hecho?

–          La Palabra del señor debe salir de labios santos.  Mucho ha sido el que se me permitiese oírla y que ella me redimiese. Me habría gustado… Pero es muy tarde…

Marziam pregunta a Maria:

–          ¡Por que mama no has puesto en la mesa las empanadas con miel? A Jesus le gustan y a Juan le harian mucho bien para su garganta. Y tambien a mi padre le gustan mucho…

Pedro concluye:

–          Y tambien a ti…

–          Para mi… es como si no existiesen… Lo prometi…

Maria lo acaricia y dice:

–          Por eso no las puse…

El niño objeta:

–          No, no. Las debes traer y dárselas a todos.

Sintica toma una bandeja y las trae de la cocina. Marziam toma la bandeja y empieza a distribuir. La mas bonita y dorada, que es una obra de arte de la pastelería, la da a Jesus. La segunda a la Virgen. Despues a Pedro y luego a Simon. Y finalmente a Sintica.

Cuando le toca a Juan de Endor, que esta enfermo y ha sido su pedagogo, le dice:

–          A ti te doy la tuya y la mia. Y además un beso, por todo lo que me enseñas. –Regresa a su lugar y se cruza de brazos.

Pedro, al ver que su hijo adoptivo no toma nada para si;  dice feliz:

–          Me muero de alegria con esto. –y le ofrece a Marziam un pedacito mientras dice- Toma al menos esto. ¡Vamos! Es de la mia, para que no te mueras de ganas. Sufres mucho… Lo veo… Y Jesus te lo permite…

Marziam contesta muy serio:

–          Si no sufriese, no tendría merito. Como sabia que me costaría mucho; por eso lo ofreci como sacrificio. Y por otra parte estoy muy contento. Desde que lo hice, me parece que estoy lleno de miel… Siento su sabor por todas partes… hasta me parece que respiro su olor por el aire…

–          Aunque te mueras de ganas…

–          No. Es porque se que Dios me dice: ‘Haces bien, hijo mio’

–          El Maestro te ama tanto, que te habría contentado aunque no hubieras hecho este sacrificio…

–          Si. Pero no es justo. Porque El me ama, no debo aprovecharme de ello… Si en el Cielo habrá una recompensa por cada vaso de agua ofrecido en su Nombre, tambien lo sera por cada empanada y un poco de miel que me privo en favor de un hermano, ¿Verdad Maestro?

Jesus responde:

–          Hablas como un sabio. Hubiera concedido lo que me pediste por la pequeña Raquel, sin que hubieras ofrecido ningún sacrificio; porque era cosa buena y mi Corazon lo deseaba. Pero lo hice con mas alegria con tu ayuda… La Comunión de  los Santos es este obrar continuo para ayudar a los hermanos. Todo sacrificio ofrecido puede traer paz  o servir para un milagro, para alguien que no conocemos; pero que Dios conoce y al que su amor Infinito quiere ayudar… Nada se pierde en la Economia del Amor Universal…

Marziam contesta resuelto:

–          Entonces no esta mal que yo haga siempre sacrificios, para cuando seamos perseguidos.

Pedro pregunta alarmado:

–          ¿Perseguidos?

–          Si. No recuerdas que Jesus un dia dijo: ‘Sereis perseguidos por mi causa’ Tu tambien me lo dijiste, cuando por primera vez viniste a evangelizar a Betsaida, en el verano.

Pedro comenta admirado:

–          Este muchacho se acuerda de todo.

Terminan de cenar y Jesus se pone de pie. Ora por todos, bendice y da gracias. Las mujeres ponen todo en orden y Jesus empieza a tallar un pedazo de madera que ante los ojos admirados de Marziam, se va convirtiendo en un cordero…

Dos semanas después…

La mañana invernal se baña en el agua que cae del cielo. Jesús está en su taller trabajando en pequeños objetos que complementan un telar, magníficamente provisto.

María entra con un tarro lleno de leche espumosa y dice:

–           Bébela Hijo. Hay mucha humedad y mucho frío. Y estás trabajando desde la madrugada…

Jesús se sienta en al banco y bebe la leche que le ha traído su Madre…

Y comenta:

–           Sí. Pero ya terminé todo. Estos ocho días de fiesta no me dejaron trabajar como lo hubiese deseado…

María acaricia el telar  y Jesús le pregunta sonriente:

–           ¿Lo bendices, Mamá?

María responde:

–           No. Lo acaricio porque Tú lo hiciste. Al modelarlo lo has bendecido, desde que lo creaste en tu pensamiento. Le servirá mucho a Síntica, es muy experta en tejer y con él atraerá a mujeres casadas y solteras jóvenes. ¿Qué otra cosa hiciste? Veo virutas de olivo cerca del horno…

Jesús contesta:

–           Algo que le servirá mucho a Juan de Endor. Es un cofrecito para sus stylus y una pequeña mesa para escribir. Y estos pequeños armarios, para que ponga en ellos sus libros… Los hice porque Simón de Jonás va a traer una carreta y podremos cargar con ellos cuando se vayan… Y así podrán comprobar en todas estas pequeñas cosas, cuanto los he amado…

–           Sufres mucho al desprenderte de ellos y alejarlos… ¿Verdad?

–           Sufro. Infinitamente… Por Mí y por ellos…  Es un sufrimiento que está clavado en mi corazón y que me entristeció, aún la Fiesta de las Luces… Es un sufrimiento que hubiese preferido experimentar Yo sólo…

Jesús llora amargamente…

María lo acaricia en su mano para consolarlo…

Jesús continúa:

–           Cómo Dios, fueron mis primeras conquistas paganas… ¡Los amo!… Y tengo que desprenderme de ellos por… –un sollozo corta la frase.

María lo observa impotente y las lágrimas también ruedan por sus pálidas mejillas…

Sigue un prolongado silencio interrumpido solo por los sollozos angustiosos de los dos…

Luego Jesús pregunta:

–           ¿Ya se levantó Juan?

María responde:

–           Sí. Lo oí que tosía. Tal vez está en la cocina bebiendo su leche. ¡Pobre Juan!

Todavía no lo sabe, ¿Verdad?

Jesús se yergue:

–           Voy a decírselo… Debo decírselo. Con Síntica será más fácil. Pero para él… Mamá… Vete con Marziam. Despiértalo y orad juntos, mientras hablo con él… Será como si le estrujara las entrañas… Puedo matarlo o paralizarlo en su vida espiritual… –La voz se le apaga. Y se dobla sobre Sí Mismo. Implora- ¡Padre mío!… ¡Qué dolor, Padre mío! Voy…

Y Jesús sale verdaderamente abatido.

Encuentra a Síntica que viene hacia la cocina con un haz de leña para alimentar el fuego y que le saluda sin imaginar nada del drama de su Maestro.

Jesús responde a su saludo de manera automática… Pero inmediatamente se yergue majestuoso y recupera su donaire natural. Camina resuelto hasta la puerta de la habitación que fuera de José y se asoma preguntando:

–           ¿Puedo entrar?

Juan de Endor contesta afable:

–           ¡Maestro! ¡Siempre lo puedes! Estaba escribiendo lo que dijiste ayer sobre la prudencia y la obediencia. Quiero que lo veas, por si olvidé algo… Mi memoria está cada vez peor y…

Jesús toma los pergaminos y los lee…

Luego dice:

–           Lo transcribiste perfecto… No te has equivocado en nada. Posees la prudencia y Yo también… Por esto te aparté de las fatigas del apostolado que sobrellevan los otros discípulos y te traje aquí; para que estés descansado y en paz…

–           Gracias, Maestro. Espero no decir una barbaridad… En esta casa he experimentado lo que es el Cielo… Tu Madre es la Esposa de Dios y una verdadera diosa… Ella está llena de la Gracia de Dios y es la Mujer Perfecta… Su bondad y su Pureza, transfunden todo lo que toca…

–           Lo sé. Ella fue mi Maestra y es mi jardín de delicias… Es la Dulzura de Dios en este planeta lleno de tanta amargura y dolor…

Todas tus discípulas son maravillosas y me han hecho reconciliarme con la mujer. Te confieso que a Síntica es a la que más quiero, porque además de su sabiduría perfecta, comparto con ella igualdad de condición: ella esclava y yo galeoto. Esto me permite una confianza que no puedo tener con las demás. Ella es un refugio, un descanso…

Ya soy viejo y la respeto y la admiro. La amo como a la hija inteligente y estudiosa que me hubiera gustado tener. Su afecto maternal me consuela y me cura de todo el mal que por la mujer llegó a mi vida. Sobre mi alma que va al encuentro con la muerte, siento el rocío de su amor y capto en ella la perfección de la mujer. Y por esto perdono todo el mal que de la mujer me vino… Siento que por ella perdonaría inclusive a la desventurada que fue mi esposa y a la que maté, junto con su amante: el romano que era mi amigo y que me traicionó…

–           Me alegro que hayas encontrado todo esto en Síntica. Será una buena compañera tuya para el resto de la vida… Y juntos haréis mucho bien, porque Yo os uniré…

Jesús escudriña de nuevo a Juan.

Y éste sonríe mientras dice:

–           Señor, trataremos de servirte lo mejor que podamos.

–           Estoy seguro de que lo haréis, no importa el lugar a donde os envíe y aunque no os agradase…

Juan se sobresalta. Palidece. Y su único ojo se clava escudriñador en Jesús…

Que lo abraza y lo mantiene junto a sí, cómo suele hacer con Juan el apóstol…

Jesús, pálido por el dolor que sabe que va a proporcionar, dice:

–           También ahora Dios te confía una misión delicada y santa. Una misión que es una señal de su amor y que tú eres el único que sería capaz de llevar a cabo. Cualquier otro la rechazaría y tampoco tendría las cualidades para realizarla. Tu nombre es Juan y como tal, eres precursor de mi doctrina… Prepararás los caminos de tu Maestro y serás cómo Él…

Juan se estremece e intenta zafarse del abrazo de Jesús para mirarle a la cara. Pero no lo logra porque Jesús lo retiene suave pero firmemente, mientras el Maestro continúa diciendo:

–           Yo no puedo ir tan lejos… Hasta Siria… Hasta Antioquía…

Juan se zafa de los brazos de Jesús  y grita:

–           ¡Señor!… ¡Hasta Antioquía!… Dime que he entendido mal… ¡Dímelo por favor!

Está de pié… Con una súplica reflejada en su único ojo que resalta en su cara de color ceniciento y en sus labios y en sus manos que también están extendidas y temblorosas…  Mientras su cabeza se inclina doblegada por la fatal noticia…

Jesús también se levanta y abre sus brazos para acoger al viejo pedagogo, mientras confirma:

–           Hasta Antioquía, en casa de Lázaro… Con Síntica, partiréis mañana…

Juan, con un desconsuelo absoluto,  con su flaca cara bañada de lágrimas, exclama sollozante:

–           ¡¿Ya no me quieres más contigo?! ¿Qué fue lo que hice que te pudo haber desagradado tanto, Señor?…

Y su voz se rompe en un estallido de sollozos que destrozan su corazón y rompen las entrañas, mientras se interrumpen por los accesos de tos; que ni siquiera las caricias de Jesús logran consolar…

El pobre viejo exclama:

–           ¡Me arrojas! ¡Me hechas fuera! ¡No te veré más!…

Jesús está sufriendo visiblemente y con el rostro desencajado ora ferviente… Sale despacio y ve en la puerta de la cocina a María y a Marziam, que está espantado por el llanto dolorosísimo de Jesús…

Más allá, también está Síntica, sorprendida y asustada…

Jesús dice:

–           ¡Madre! Ven aquí… Un momento…

María se acerca ligerita y pálida…

Y los dos se acercan y se inclinan sobre el pobre Juan de Endor que llora como si fuese un niño indefenso…

Y que clama angustiosamente:

–           ¡Me echa fuera!… ¡Moriré sólo y lejos!… ¿Por qué no esperar otro mes y dejarme morir aquí?… ¿Por qué este castigo? ¿¡Qué pecado cometí!? ¿Qué molestias te causé? ¿Por qué darme esta tranquilidad y luego condenarme?…

Y Juan se retuerce sobre la mesa llorando y jadeante…

Jesús le pone la mano sobre su flaca espalda y le dice sollozando:

–           ¿Y puedes creer que si Yo hubiera podido, no te hubiera mantenido junto a Mí?…  ¡Oh, Juan! En los caminos del señor se encuentran necesidades absolutas. Yo soy el primero en sufrir por esto. Yo que llevo conmigo mi dolor y el de todo el Mundo… Mírame Juan… Yo no te odio, ni estoy cansado de ti… Ven a mis brazos y siente cómo palpita de dolor mi corazón…

Escúchame Juan…

Es la última expiación que Dios te impone para abrirte las Puertas del Cielo… –Jesús lo levanta y lo abraza- Escucha… Mamá… Sal un momento…

María se retira y Jesús continúa:

–           Ahora que estamos solos, escúchame Juan… TU SABES QUIEN SOY… ¿Crees firmemente que sea Yo el Redentor?…

Juan suspira y responde:

–                       ¿Y cómo no voy a creerlo? Por esto querría estar contigo siempre, hasta la muerte…

Jesús confirma:

–           Hasta la muerte… ¡Horrible será!…

–           Lo he dicho por la mía… ¡La mía!

–           La tuya será placentera. La consolaré con mi Presencia… Que te infundirá la        certeza de que Dios te ama; de que te ama Síntica; además de la alegría de haber preparado el triunfo del Evangelio en Antioquía. ¡Pero mi muerte! Me verías reducido a un montón de carne llagada, escupida, abandonada al ludibrio de una multitud feroz. Me verías morir suspendido en una Cruz, como si fuera un criminal… ¿Podrías soportarlo?

Juan, a cada palabra de Jesús grita:

–           ¡No! ¡No! ¡NO!…

Su ‘No’ es duro, sin réplica… Y añade:

–           Volvería a odiar al hombre…  Más entonces ya estaré muerto; porque Tú eres joven y…

–           Y solamente veré otras Encenias más…

Juan lo mira aterrado…

Jesús continúa:

–           Te lo he dicho en secreto para explicarte y una de las razones por las que te mando lejos es ésta…  No serás el único a quién trataré así… A todos a los que no quiero que lleguen a sentirse inferiores ante la realidad; los alejaré de antemano.  ¿Te parece que esto no sea una prueba de amor?…

No. Mi Dios Mártir… Pero entretanto yo debo dejarte y… Moriré lejos…

–           por la Verdad que Soy Yo, te prometo que estaré inclinado sobre tu almohada, cuando llegue tu agonía…

–           Pero, ¿Cómo va a ser esto, si estaré muy lejos? Y Tú estás diciendo que no puedes ir hasta allá… Lo dices para consolarme y que me vaya tranquilo…

–           Juana de Cusa que estaba agonizando a los pies del Líbano, me vio y Yo estaba muy lejos… Ella no me conocía… Y con todo, la volví a traer a esta pobre vida  de la tierra…

Tú eres una alegría mía y llevarás el encargo de decir a los vivientes en el seno de Abraham: “La Hora de señor ha llegado. Así como ahora viene la Primavera sobre la Tierra, así también ahora despunta la del Paraíso.”

Iré varias veces a ti, antes de esto. Me sentirás siempre junto a ti… Puedo hacerlo y lo haré… Tendrás al Maestro en ti, como ni ahora lo tienes…  porque el Amor puede comunicarse a quien ama… Y tan sensiblemente que llegará no sólo al corazón; sino a los mismos sentidos… ¿Te sientes ahora más tranquilo, Juan?

–           Sí, Señor mío. ¡Pero qué dolor!

–           No te rebelas. ¿Verdad?

–           ¿Rebelarme? Jamás. Te perdería completamente. Solamente digo: “Padre mío. Hágase tu voluntad”

–           Sabía qué me ibas a comprender.

Jesús lo besa en las mejillas flacas y bañadas por las lágrimas, que no han dejado de manar…

Y Juan dice:

–           ¿Me permites hablar con el niño? Lo quiero mucho…

–           Sí. Lo llamaré al punto. También llamaré a Síntica. Va a sufrir muchísimo… Debes ayudarla, tú que eres el hombre…

–           Sí Señor. Lo haré…

Jesús sale y llama a Marziam y a la joven griega…

Cuando la doncella entra, lo ve llorando y Juan le dice:

–           Nos mandan lejos. ¿No lo sabías? Nos mandan a Antioquía.

Síntica responde con serenidad:

–           ¿Y qué? ¿Acaso no ha dicho que donde hay dos o tres reunidos en su Nombre, también Él estará en medio de ellos? ¡Ánimo, Juan! Posiblemente hasta ahora siempre has elegido tu suerte y por esto te asusta que alguien te imponga su voluntad.

Por mi parte, estoy acostumbrada a aceptar la voluntad de otros…  Jamás me rebelé contra la esclavitud déspota, sino hasta cuando quisieron esclavizar mi alma. ¿Acaso podría rebelarme contra esta dulce esclavitud de amor que no daña; sino que nos eleva y nos da el título de siervos suyos?

¿Tienes miedo del mañana porque estás enfermo? Yo trabajaré por ti. ¿Tienes miedo de quedarte solo?  Jamás te abandonaré. Puedes estar seguro de ello. No tengo otro objetivo en mi vida que amar a Dios y al prójimo.  Tú eres el prójimo que Dios me confía… ¡Piensa ahora si no te voy a querer!

Jesús dice:

–                      No tendréis necesidad de trabajar para vivir, porque estaréis en una casa de Lázaro. Os aconsejo que busquéis un modo de enseñar, para que os atragáis a la gente.

Tú como maestro y tú cómo mujer, con quehaceres de tu sexo. Esto servirá al apostolado y para que paséis felices el día.

Síntica responde con firmeza:

–           Así se hará Señor.

Juan pregunta:

–           ¿Cómo iremos a Antioquía?

Jesús contesta:

–           Por mar. ¿Tienes miedo?

–           No, Señor. Tú nos mandas y eso nos protegerá.

–           Iréis con los dos Simones, mis hermanos y los hijos de Zebedeo, Andrés y Mateo. Hasta Ptolemaide en carreta, con los cofres y el telar que te hice Síntica y con algunos objetos que serán muy útiles a Juan.

Un sollozo contenido rompe la voz de Síntica al decir:

–           ¿Cuándo partiremos?

–           En cuanto lleguen los apóstoles. Tal vez mañana.

Síntica se dobla por la ola de dolor que la envuelve… Pero se levanta con heroísmo y dice con serenidad:

–           Me había imaginado algo, al ver los cofres y los vestidos… Y preparé mi corazón para la separación…  ¡Era un sueño demasiado hermoso el vivir aquí!…  Entonces si me permites, voy a poner en orden todo lo necesario en los cofres… Dame tus libros, Juan…

Juan de Endor responde:

–           Tómalos… Pero dame ese pergamino que está amarrado con el cordón azul…

En ese preciso instante, entra Marziam con su tarro de miel y le dice al anciano maestro:

–           Ten Juan… Te la comerás por mí.

Juan protesta:

–           Pero, ¡No muchacho! ¿Por qué?

Marziam dice muy serio:

–           Porque Jesús dijo que una cucharada de miel ofrecida en sacrificio, puede traer paz y esperanza a un afligido. Tú lo estás. Te doy toda la miel para que te consueles…

Es un gran sacrificio jovencito.

–           ¡No lo es! En la Oración que Jesús nos enseñó, decimos: ‘No nos lleves  a la tentación; sino líbranos del Mal.’ Este vaso es una tentación para mí y puede ser un mal; porque por él puedo quebrantar mi promesa. Si ya no lo veo… Será mucho más fácil y Dios me ayudará por este nuevo sacrificio.  Pero ya no lloréis… Ni tú tampoco Síntica…

De hecho, la griega ha estado llorando silenciosamente, mientras recoge los libros de Juan. Ella sale con los pergaminos y María con el tarro de miel.

Juan se queda con Jesús, que sentado a su lado y con el niño en los brazos, está calmado pero totalmente abatido.

Juan extiende un pergamino hacia Marziam y dice:

–           Mira jovencito. Estas son las palabras del Maestro que dijo cuándo no estabas presente y algunas otras… Las estuve copiando para ti; porque tienes toda la vida por delante y siempre podrás evangelizar…  Yo ya no puedo hacerlo más… Me quedaré sin sus palabras… – Un sollozo dolorosísimo corta la frase y el hombre vuelve a llorar desconsolado.

Marziam, dulce y virilmente, le abraza por el cuello y le dice:

–           Ahora seré yo quien escriba por ti y te las mandaré… ¿Verdad Maestro?

Jesús confirma.

–           Así será. Y será una gran caridad hacerlo.

–           Lo haré. Y cuando yo no esté, Simón zelote lo hará, porque me quiere y también a ti te quiere mucho. No llores más. Luego iré a verte… En realidad, no estarás tan lejos…

–           Estaré demasiado lejos… Nos separarán demasiadas millas… Pronto moriré…

–           Nos escribiremos…  Cuando se leen las páginas sagradas es como estar con  Dios. Será cómo cuando se lee una carta de la persona que más amamos…

Y Marziam junto con Jesús, se esfuerzan en consolar al anciano exgaleote…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

 

3.- CONQUISTADO POR EL PODER


La primavera está en todo su esplendor. Es la primera Pascua, después del retiro en el desierto.

Jesús entra en el recinto del Templo de Jerusalén, con Pedro, Andrés, Juan, Santiago de Zebedeo, Felipe y Bartolomé. Una multitud de peregrinos llegan de todas partes. En el primer patio hay una verdadera feria.

No existe el menor recogimiento en el lugar sagrado. Quién corre. Quién llama. Quién contrata a los corderos; grita y maldice por el precio excesivo. Quién empuja a los pobres animales que balan en los corrales improvisados con cuerdas o estacas. Y son custodiados por los mercaderes. Palos, balidos, blasfemias. Insultos a los criados que se descuidan en juntar o en separar a los animales y a los compradores que regatean el precio o que se van. Y mayores insultos en los que a sabiendas, se han llevado algún cordero.

El Templo también funciona como banco financiero. Y junto a los cambistas, hay otro griterío por los abusos en el cambio en el valor monetario, que cada quién impone a su capricho; pues según el cliente, es lo que le cobran.

Dos pobres viejecillos miran una y otra vez su bolsillo, con el dinero obtenido con tanto trabajo y sacrificio. Van de uno a otro cambista y terminan por regresar con el primero; que decide vengarse porque lo dejaron y aumenta la usura en el cambio.

Luego van con los vendedores de corderos que entregan a los viejos medio ciegos, al más flaco. Entran en el Templo…

Y al poco rato regresan empujando al pobre animalillo, que ha sido rechazado por los sacrificadores.

Llantos, súplicas, malos gestos, palabrotas; van y vienen sin que el vendedor se conmueva:

–          Para lo que queréis gastar galileos, el que os he dado es muy hermoso todavía. ¡Lárguense! O dad otros cinco denarios por uno mejor.

El anciano suplica:

–                      ¡En Nombre de Dios! ¡Somos pobres y viejos! ¿Acaso quieres impedir que celebremos la Pascua, que tal vez sea la última? ¿No te basta lo que pediste por un pequeño animal?

Inconmovible, el mercader exclama:

–           ¡Lárguense apestosos! Allá viene José el Anciano y me honra con su preferencia.

El vendedor deja a los afligidos viejos y saluda al recién llegado:

–                     ¡Dios sea contigo! ¡Ven, escoge!

José de Arimatea es un fariseo muy majestuoso; entra en el corral y toma un soberbio ejemplar. Luego pasa indiferente frente a los pobrecitos que gimotean a la entrada del corral. Casi los empuja cuando pasa con el gordo cordero que va balando.

También Jesús ha hecho su compra y es Pedro, el que lleva un cordero de regular tamaño. Pasan cerca de los viejecillos, que temerosos e indecisos lloran, mientras la gente los empuja y son insultados por el vendedor.

Jesús es muy alto. Mide un poco más de dos metros y llega junto a ellos, cuyas cabezas apenas si le llegan a la altura del pecho. Se acerca y poniendo su mano en la espalda de la mujer, le pregunta:

–           ¿Por qué lloras, mujer?

Ella mira muy sorprendida y admirada a este joven alto y majestuoso, que parece un rabí y que viste una túnica y un manto blanquísimos; porque nadie se preocupa de la gente, ni de defender a los pobres contra la avaricia de los vendedores…

Y le dice la razón de su llanto.

Cuando termina la transacción entre José y el mercader; Jesús se dirige a éste último:

–           Cambia este cordero a estos fieles. No es digno del altar. Así como tampoco es justo que te aproveches de dos viejecitos, tan sólo porque son débiles e indefensos.

El hombre se sorprende y recorriéndolo con la mirada de arriba abajo, dice con desprecio:

–           ¿Y Tú quién eres?

Jesús contesta:

–           Un justo.

–                      Tu modo de hablar y el de tus compañeros, te denuncian como Galileo. ¿Acaso puede haber un justo en Galilea?

Jesús dice con seriedad:

–           Haz lo que te digo y sé justo.

El hombre ríe con burla:

–        ¡Oíd! ¡Oíd! ¡Al galileo defensor de sus iguales! ¡Nos quiere enseñar a nosotros los del Templo! –al decir esto remeda la cadencia del hablar Galileo, que es más melodioso que el judío.

La gente se reúne. Otros vendedores y cambistas, se unen para defender a su compañero en contra de Jesús.

También intervienen algunos rabíes que lo interrogan con un gran sarcasmo:

–           ¿Eres tú doctor?

Jesús contesta muy serio:

–           Tú lo has dicho.

–           ¿Qué enseñas?

La hermosísima voz de tenor de Jesús resuena en el aire, como una trompeta:

–           Enseño esto: a hacer de la Casa de Dios, Casa de Oración y no lugar de usura y de mercado. ¡Esto es lo que enseño!

Todos quedan paralizados por el miedo; pues Jesús parece un arcángel airado. Sus bellísimos ojos azules, parecen dos zafiros centelleantes. Y con santa Ira camina impetuoso, entre banco y banco; volcando las mesas y las mesitas. Y todo cae al suelo con gran estrépito de monedas que rebotan y maderos quebrados.

El aire se llena de gritos de ira, de pavor, de aprobación. Enseguida arranca de las manos de los mozos que cuidan los animales, las cuerdas con las que guardan los bueyes, las ovejas y los corderos. Y forma con ellos un duro látigo, en el que los lazos sueltos se convierten en flagelo. Lo levanta y le da vueltas por arriba y por abajo sin consideración alguna. ¡Y sin ninguna piedad!

Al golpear sacude cabezas y espaldas. Los fieles se separan admirando lo que pasa.

Los culpables son perseguidos y huyen dejando en el suelo, el dinero y los animales; en medio de una gran confusión de piernas, cuernos, alas. Hay quién corre; quién vuela… todo en medio de mugidos, balidos, aleteos de palomas y de tórtolas. Y a este alboroto se unen las risas y burlas, con que los fieles siguen a los usureros que escapan dando alaridos que sobrepasan los berridos y balidos de los corderos, que están siendo degollados en otra parte del Santuario.

Israel es una teocracia y el Templo, su principal sede de gobierno. Con toda esta barahúnda, acuden los sacerdotes, junto con los fariseos y los rabíes con sus discípulos.

Jesús está en medio del patio. Ha regresado de perseguir a los culpables y todavía tiene el látigo en la mano.

Es una estampa prodigiosa, poder contemplarlo en toda su majestuosa belleza masculina; airosa y triunfante; poderosa como un rey…

Y las preguntas llueven al mismo tiempo:

–               ¿Quién eres?

–               ¿De qué escuela provienes?

–               ¿Cómo te permites hacer esto, turbando las ceremonias prescritas?

–               Nosotros no te conocemos, ni sabemos quién eres.

Jesús los escudriña a todos como si los traspasara con su mirada. Ellos la sienten y parecen encogerse. Jesús al contrario… Se yergue más majestuoso todavía y adquiere toda la grandeza del Hombre-Dios…

Y declara con voz poderosa:

–           Yo Soy el que puedo. Todo lo puedo. Destruid si queréis este Templo Real y Yo lo levantaré para alabar a Dios. Yo no turbo la santidad de la Casa de Dios, ni sus ceremonias. Vosotros sois la que la turbáis, permitiendo que su morada se convierta en sede de ladrones y mercaderes. Mi escuela es la Escuela de Dios. La misma que Israel tuvo cuando le hablaba el Eterno, por medio de Moisés. ¿No me conocéis?… ¡Me conoceréis! ¿No sabéis de dónde vengo?… ¡Lo sabréis!

Y volviéndose al pueblo, sin preocuparse más por los sacerdotes. Alto, vestido de blanco, con el manto abierto y cayéndole sobre la espalda.

Majestuosísimo como un Rey y con los brazos abiertos como un orador en lo más emocionante de su discurso, dice:

–           ¡Oíd, vosotros de Israel! En el Deuteronomio está escrito: establecerás jueces y magistrados en todas las puertas…y ellos juzgarán con justicia al pueblo, sin inclinarse por ninguna de las partes. No tendrás respetos personales, ni aceptarás donativos. Porque los donativos cierran los ojos de los sabios y alteran las palabras de los justos. Con justicia seguirás lo que es justo, para vivir y poseer la tierra que el Señor Dios Tuyo te habrá dado.

¡Oíd, vosotros de Israel! En el Deuteronomio está escrito: no prestarás a interés, ni dinero ni semillas, ni cosa alguna a tu hermano. Podrás hacerlo con el extranjero; pero a tu hermano no prestarás con interés, de lo que tiene necesidad. Esto ha dicho el Señor.

¡Ved ahora qué injusticia para con el pobre se comete en Israel! No triunfa el justo, sino el fuerte. Y ser pobre, ser pueblo, quiere decir ser oprimido. ¿Cómo puede el pueblo decir: “Quién nos juzga es justo” si ve que no lo respetan los que deberían hacerlo? ¿El violar los Mandamientos de Dios, es acaso respetarlo? ¿Por qué razón los sacerdotes en Israel tienen posesiones y aceptan donativos de publicanos y pecadores, los cuales los hacen para tener de su parte a los sacerdotes; así como éstos los reciben para tener una mayor riqueza?

Dios es la herencia de los sacerdotes. Para ellos Él, el Padre de Israel; es más que Padre y les provee de comida como es justo. Pero no más de lo justo. Él no prometió a los servidores del Santuario bolsas de dinero, ni posesiones. En la Eternidad tendrán el Cielo porque fueron justos; como lo tendrán Moisés y Elías, Jacob y Abraham. Pero sobre esta tierra no deben tener más que el vestido de lino y una diadema de oro incorruptible: Pureza y Caridad.Y que el cuerpo sea siervo del espíritu, que es siervo de Dios Verdadero. Y que no sea el cuerpo quién sea señor del espíritu y contrario a Dios.

Se me ha preguntado con qué autoridad hago esto.

Y ellos ¿Con qué autoridad profanan los Mandamientos de Dios y a la sombra de los muros sagrados permiten usura contra sus hermanos de Israel, que han venido por obedecer un Mandamiento Divino? Se me ha preguntado de qué escuela provengo y yo he respondido: “De la Escuela de Dios”. Así es Israel. Yo he venido a traerte a esta escuela santa e inmutable. Quien quiera conocer la Luz, la Verdad, la Vida. Quien quiera volver a oír la Voz de Dios que habla a su pueblo, que venga a Mí. Como habéis seguido a Moisés a través del desierto, ¡Oh, vosotros de Israel! Seguidme a Mí que os llevaré a través de un desierto más desolado al encuentro de la Verdadera Tierra Prometida. Por el mar abierto de los Mandamientos de Dios, os llevaré a ella y levantando mi señal, os curaré de cualquier mal.

Ha llegado la Hora de la Gracia. Los Patriarcas murieron esperándola, la predijeron los Profetas y fallecieron con esta esperanza. Los justos soñaron con ella y murieron confortados con este sueño. Ha llegado la Hora.

¡Venid! El Señor está por juzgar a su Pueblo y para hacer misericordia a sus siervos. Así como lo prometió por boca de Moisés.

El largo discurso termina y la gente agolpada alrededor de Jesús, lo ha escuchado con la boca abierta. Después comenta las palabras del nuevo Rabí. Y van y vienen preguntas.

En un nutrido grupo de fariseos, sacerdotes y Doctores de la Ley; que están tan estupefactos, que se han quedado paralizados al igual que todos los que presencian la insólita escena…Está el escriba Sadoc y sus discípulos.

Y entre sus asombrados oyentes, hay uno que se pregunta a sí mismo:

–           ¿Acaso es el Mesías?

Y su corazón palpita con violencia ante el pensamiento que cruza como un relámpago:

–           ¡Sí! ¡Es el Mesías! Sólo el Mesías sería capaz de hablar así a los poderosos de Israel. ¡El Rey prometido ha llegado!

Y un frenético anhelo de seguirlo y conseguir ser su discípulo, se agiganta dentro de sí y lo domina por completo. Y jala a su compañero de una manga y lo arrastra consigo.

Mientras tanto, Jesús se dirige al Patio de los Israelitas, seguido por sus amigos.

Tres días después…

Jesús llega con sus seis discípulos a una casita que está en la orilla de la ciudad, entre la campiña y los olivos, bañada por la luz del atardecer.

Un anciano campesino, propietario del olivar, que es conocido de Juan, le dice:

–           Juan, hay dos hombres que esperan a tu amigo.

Juan inquiere:

–           ¿Dónde están? ¿Quiénes son?

–                      Están esperando en la cocina y… y… en el fondo del huerto, hay otro que es todo llagas. Hice que se quedara allí, porque…mucho me temo de que esté leproso. Dice que quiere ver al profeta que habló en el Templo.

Jesús dice:

–                      Vamos primero con éste. Diles a los otros que si quieren venir, que vengan. Hablaré con ellos en el Olivar.

Y avanza al lugar que señaló el anciano.

Pedro pregunta:

–           ¿Y nosotros que hacemos?

–           Venid si queréis.

Un hombre todo embozado está pegado a la barda que sirve de apoyo a una zanja, la más cercana al sembradío. Cuando ve que Jesús se acerca, grita:

–           ¡Atrás! ¡Atrás! –Descubre su tronco, dejando caer el vestido y gritando- ¡Piedad! ¡Piedad!

Si la cara está cubierta de costras, el tronco es un entretejido de llagas. Unas, son hoyos profundos. Otras parecen quemaduras de color rojo. Y otras más, blanquizcas y transparentes como si tuvieran un vidrio blanco.

Jesús lo mira con infinita compasión:

–                     ¡Eres leproso! ¿Para qué me quieres?

El hombre suplica:

–                     ¡No me maldigas! ¡No me tires piedras! Me han contado que la otra tarde te manifestaste como Voz de Dios y Portador de su Gracia. Me han dicho que Tú has afirmado que al levantar tu Señal, sanas cualquier enfermedad. Por favor, ¡Levántala sobre mí! ¡Vengo de los sepulcros… desde allá! Me he arrastrado como una serpiente entre los espinos del riachuelo para llegar sin ser visto. He esperado el atardecer para hacerlo, porque en la penumbra no se distingue lo que soy. Me he atrevido. Encontré al buen amo de la casa que no me mató y sólo me dijo: “Espera junto a la barda” Por favor te lo pido, ten piedad Tú también.

Los seis discípulos, el dueño del lugar y los dos desconocidos, se quedan paralizados y muestran claramente su repudio.

Jesús empieza a caminar para acercarse al enfermo.

Y el leproso, grita:

–           ¡No! ¡Alto! ¡No más adelante! ¡No más!… ¡Estoy infectado!

Pero Jesús avanza. Lo mira con tanta piedad que el hombre se pone a llorar y se arrodilla con la cara casi sobre el suelo y solloza:

–           ¡Tu Señal! ¡Tú Señal!

Jesús sonríe lleno de majestad y dice:

–           Será levantada a su Hora. Pero Yo te digo: ¡Levántate! ¡Cúrate! ¡Lo quiero! Y sé para Mí, testigo en esta ciudad que debe conocerme. ¡Levántate, te lo mando! Y no peques más en gratitud a Dios.

El hombre se levanta poco a poco; parece emerger de la alta hierba, como de un sudario, en una tumba…

¡Y está curado!

Grita:

–           ¡Estoy limpio! ¡Oh! ¿Qué debo hacer yo ahora por Ti?

–           Obedecer la Ley. Ve al sacerdote. Sé bueno en el porvenir. ¡Ve!

El hombre trata de arrojarse a los pies de Jesús; pero se acuerda de que todavía está impuro según la Ley y se detiene. Entonces se besa la mano y envía con ella un beso a Jesús, llorando de alegría.

Los otros están petrificados. Jesús le sonríe al curado y lo bendice. Le vuelve la espalda y regresa con los demás.

Su maravillosa sonrisa los hace volver en sí al decirles:

–           Amigos, era solamente una lepra de la carne. Pero vosotros veréis caer la lepra de los corazones. –Volviéndose hacia los dos desconocidos, pregunta- ¿Sois vosotros los que me buscabais? Aquí estoy. ¿Quiénes sois?

El más alto le dice:

–           Te oímos la otra tarde en el Templo. Te buscamos por la ciudad. Uno que dijo ser pariente tuyo, nos dijo que estabas aquí.

Jesús pregunta:

–           ¿Por qué me buscáis?

–           Para seguirte si quieres. Porque has dicho palabras de verdad.

–           ¿Seguirme? ¿Pero sabéis a donde debo ir?

–           No Maestro. Pero ciertamente que a la gloria.

–           Sí. Pero no a una gloria de la tierra; sino a la que tiene su asiento en el Cielo y que se conquista con la virtud y los sacrificios. ¿Por qué queréis seguirme?

–           Para tener parte en tu gloria.

–           ¿Según el Cielo?

–           Sí. Según el Cielo.

–           No todos pueden llegar; porque Mammón asecha a los que desean el Cielo, más que a todos los demás. Y sólo el que sabe querer con todas sus fuerzas, resiste. ¿Por qué seguirme, si seguirme significa una lucha contra el Enemigo que es Satanás?

–           Porque así lo quiere nuestro corazón que ha quedado conquistado por Ti. Tú eres Santo y Poderoso. Queremos ser tus amigos.

Jesús exclama:

–           ¡Amigos! –calla un rato y suspira.

Luego mira fijamente al que siempre ha estado hablando.

Es un judío joven, elegantemente vestido y que ahora ha dejado caer el capucho de su manto hacia atrás, descubriendo su cabeza rapada.

Y Jesús le pregunta:

–           ¿Quién eres tú, que hablas mejor que uno del pueblo?

–           Soy Judas de Simón. Soy de Keriot, pero estoy en el Templo. Soy sacerdote y fariseo. Hijo de Simón, sacerdote fariseo de la treceava de las veinticuatro castas sacerdotales. Soy de la tribu de Leví. Espero y sueño con el Rey de los Judíos. Te he visto que eres Rey en la Palabra y en el gesto. Tómame contigo.

–           ¿Tomarte?… ¿Ahora?… ¿Inmediatamente?… ¡No!

El ‘NO’ de Jesús es rotundo y cortante. Los apóstoles lo miran sorprendidos ante una actitud insólita  y que generalmente es  dulce y amorosa de su Maestro…

Judas pregunta extrañado:

–           ¿Por qué Maestro?

–           Porque es mejor pesarse a sí mismo, antes de emprender un camino muy pendiente.

–           ¿No te fías de mi sinceridad?

–           ¡Tú lo has dicho! Creo en tu impulso, pero no creo en tu constancia. Piénsalo bien, Judas. Por ahora me voy, pero regresaré para Pentecostés. Si estás en el Templo podrás verme. ¡Pésate a ti mismo!… –se vuelve hacia el otro desconocido- Y tú ¿Quién eres?

el hombre contesta un poco turbado:

–           Otro que te vio. Querría estar contigo. Pero ahora siento miedo.

Jesús contesta con firmeza y dulzura:

–           ¡No! La presunción es ruina. El temor puede ser obstáculo, pero si procede de la humildad, es ayuda. No tengas miedo. También tú piénsalo y cuando regrese…

–           Maestro, ¡Eres tan Santo! Tengo miedo de no ser digno. No de otra cosa. Porque de mi amor no recelo.

–           ¿Cómo te llamas?

–           Tomás. Y de sobrenombre, Dídimo.

–           Recordaré tu nombre. Vete en paz.

Jesús los despide y entra en la casa con los seis discípulos.

Juan pregunta:

–           ¿Por qué has hecho tanta diferencia entre los dos, Maestro? Ambos tenían el mismo impulso.

Jesús contesta:

–           Amigo. Aunque el impulso sea el mismo, éste puede tener diferentes orígenes y producir diversos efectos. Ciertamente los dos tienen el mismo impulso. Pero no son iguales en el fin. El que parece menos perfecto lo es más, porque no tiene el acicate de la gloria humana. Me ama porque… me ama.

Pedro interviene:

–           Nosotros hemos dejado todo por Ti.

–           Lo sé Pedro. Por eso os amo más. Pero también vendrá Judas.

–           ¿Quién?… ¿Judas de Keriot?… ¡Ese!… ¡No me agrada! Es un elegante y apuesto señorito, pero… prefiero… ¡Me prefiero a mí mismo!

Todos lanzan una carcajada, con la salida de Pedro. Éste aclara:

–           No hay porqué reírse. Quise decir que prefiero ser un Galileo franco, burdo, ignorante, pescador; pero sin malicia… él tiene…no sé… ¡Ea! El Maestro entiende lo que yo pienso.

Jesús dice:

–           Sí entiendo. Pero no hay que juzgar. Tenemos necesidad de…

Lo interrumpen unos golpes que tocan a la puerta. Cuando la abren, Tomás entra y se arroja a los pies de Jesús.

Y le suplica:

–           Maestro… no puedo esperar hasta tu regreso. Déjame contigo. Estoy lleno de defectos; pero tengo un amor único, grande y verdadero que es mi tesoro. Es tuyo y es para Ti… ¡Por favor deja que me quede Maestro!

Jesús le pone la mano en la cabeza y dice:

–          Quédate, Dídimo. Ven conmigo. Bienaventurados los que son sinceros y tenaces en el querer. Vosotros sois benditos. Para Mí sois más que parientes; porque sois hijos y hermanos, no según la sangre que perece; sino conforme al querer de Dios y al querer vuestro espiritual. Ahora declaro que no tengo ningún pariente más cercano a Mí, que el que hace la Voluntad de mi Padre y quiere el bien. Levántate amigo. ¿Ya cenaste?

Tomás contesta:

–           No, Maestro. Caminé unos cuantos metros con el otro que vino conmigo. Después lo dejé y me regresé diciéndole que quería hablar con el leproso curado… Lo dije porque pensé que él desdeñaría acercarse a un impuro y no me equivoqué. Pero yo te buscaba a Ti; no al leproso…Quería pedirte que me aceptaras.

–           ¿Vives lejos?

–           Estoy alojado cerca de la Puerta Oriental.

–           ¿Estás solo?

–           Estaba con parientes. Pero te oí en el Templo y me quedé para buscarte.

Jesús sonríe y dice:

–           ¿Entonces nadie te espera?

Tomás contesta muy feliz:

–           No, Maestro.

–           Siéntate, Tomás y come con nosotros. Somos pobres y la cena la compartiremos con amor.

Después de que terminan de cenar, Jesús le pregunta:

–           Tomás, ¿Estarías dispuesto a hacerme un favor?

–           Ordena, Maestro. Estoy para servirte.

–           Mañana al rayar el alba, el leproso saldrá de los sepulcros, para buscar quién le avise al sacerdote. Es caridad que tú vayas antes a ese lugar y digas en voz alta: “Tú que ayer fuiste curado, ven fuera. Me manda Jesús de Nazareth, el Mesías de Israel. El que te sanó.” Con esto harás que el mundo de los muertos vivientes conozca mi Nombre y arda de esperanza. Y que a la esperanza se una la fe para que lo cure. Después, él vendrá a ti. Harás lo que te diga que tienes que hacer. Y lo ayudarás en todo como si fuese tu hermano. Le dirás también: “Cuando hayamos cumplido con tu purificación, el Maestro te espera en el camino a Jericó; junto al río. Para decirnos en qué debemos servirlo.”

–           ¡Así lo haré! ¿Y el otro?

–           ¿Quién?… ¿Iscariote?

–           Sí, Maestro.

–           Para él persiste mi consejo. Déjalo que decida por sí mismo. Y por largo, muy largo tiempo; evita aún el encontrarlo. En cuanto al leproso, déjame decirte como es; para que nadie trate de engañarte. Es alto, delgado, de piel oscura, como de sangre mezclada. Ojos profundos y muy negros, bajo unas cejas blancas. Cabellos blancos y encrespados. Nariz larga y labios gruesos. En la frente tiene una cicatriz antigua que le ha quedado.

Felipe comenta:

–           Entonces es un viejo, si está todo blanco.

Jesús refuta:

–           No Felipe. Sólo es un poco mayor que yo. La lepra lo hizo canoso. Oremos…

Jesús se levanta y da gracias al Padre. Luego todos se retiran a descansar.

 HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA