Archivos de etiquetas: esperanza

P242 ¿UN SIMPLE SALUDO?…


03 DE AGOSTO DEL 2017

Amado Pueblo Mío:

El amor que recibo de Mi Pueblo es incienso que se eleva hasta Mí y lo regreso en Bendiciones para los míos.

A cada uno le miro con especial Amor. Mi Misericordia les llama a la pronta conversión, les llamo a obrar y actuar en la Voluntad Divina.

Ninguno de Mis hijos será desamparado por Mí, la FE tiene que prevalecer, soy Dios de Amor.

NO desamparo a los Míos, pero les pido a Mis hijos que NO se alejen de Mi lado para que por libre voluntad, Me soliciten que NO les abandone. (El Mundo LE PERTENECE a Satanás por voluntad humana por el Pecado y Dios NO PUEDE INTERVENIR, a menos que nosotros lo solicitemos)

NO irrumpo violentando a Mis hijos. Mi Corazón se desgarra al mirarles camino a la Perdición. Aun así debo esperar a que voluntariamente Me miren y Me llamen.

Soy Dios de Paz y en Mi Paz deseo que se mantengan, Pueblo Mío.

NO deseo que sean hijos de la Ira, sino les deseo colmados de mi Paz.

La salud del alma es importante para que mantengan el equilibrio necesario en este Instante de Confusión. El alma se turba cuando ustedes permiten que la Ira se posesione y les lleve sin control alguno, a proferir palabras indebidas en contra de sus hermanos…

Cuando ustedes se unen a actos indebidos, cuando transgreden Mi Palabra, cuando olvidan la Ley Divina, cuando dan muerte a sus hermanos, cuando deliberadamente NO Me escuchan, cuando el EGO humano supera Mis Peticiones.

Pueblo Mío, el mal no logra más que Mi Amor, pero el hombre se une a lo indebido y por ello, el mal le toma y le aleja de Mí en un instante.

¡CUÁNTO LES HE LLAMADO A CONOCERME PARA QUE ME RECONOZCAN!

Y MI ESPÍRITU LES DÉ EL DISCERNIMIENTO NECESARIO

¡PARA QUE DISTINGAN CUANDO EL MAL SE DISFRAZA DE BIEN!

NO siguen Mis Pedidos y continúan como un barco a la deriva, esto es peligroso para ustedes. El Mal es ingenioso, toma formas, actos, obras que parecen buenas y en realidad NO lo son y ustedes al NO DISCERNIR, caen en las redes del Mal.

Este Instante es Grave. Este Instante es de premura para Mi iglesia, a la que llamo a ahondar en Mí. Es necesario el conocimiento, el acercarse a Mí para que los temores NO les lleven a acceder a lo que será entregarse a Satanás.

¡PUEBLO MÍO, NO TEMAS! 

Haré descender del Cielo lo necesario para que mi Pueblo NO perezca ante el Mal que le negará el alimento, el agua

¡Hombres de poca fe! Temen a quien les pueda dejar sin alimento, pero NO temen perder la Vida Eterna. 

Esto lo hacen porque NO me conocen, ¿Acaso me piden pan y les doy rocas?

¡NO! Soy Amor Infinito…

La inconsciencia de la Humanidad agita la violencia sobre sí misma y esta violencia se expande como peste de un país a otro hasta que llega a ser incontrolable.

Verán cuán difícil es para el hombre reprimido sobrevivir sin lo necesario y a la vez SI poseen fe como un grano de mostaza, NO les faltará lo necesario para que sobrevivan, si esta es Mi Voluntad.

Algunos de Mis hijos NO han pasado instantes fuertes, NO conocen el rostro del Hambre, NO conocen el rostro de la Represión, NO conocen el rostro de la desesperación al NO poseer lo necesario para controlar un dolor.

Mi Madre les ha dado y les dará medicamentos que pueden encontrar en la Naturaleza y con ellos mitigar y desaparecer las enfermedades. NO guarden esto esperando llegar a utilizarlo.

BUSQUEN EN DONDE SE ENCUENTRAN…

BUSQUEN en dónde los pueden localizar cerca de ustedes, NO esperen el último instante.

JINETE DE LA PESTE

La Peste camina silenciosa, sin ser develada ante la humanidad. Poseen las arras y más, para combatirla. Yo NO desamparo a mi Pueblo.

Pueblo Mío, la luna y el sol  poseen gran influencia sobre la Tierra y por ende sobre ustedes.

No miren como irrelevantes los eventos que suceden. Por pequeños que estos sean, repercuten sobre el hombre y la Tierra misma.

La Humanidad mira cuanto sucede con gran espectacularidad, pero sin consciencia. Es necesario que Mi Pueblo sea más abierto a Mis Llamados, NO deben continuar negándose la Salvación.

¿Cómo esta generación se ha abalanzado en contra de la vida?  ¿Cómo han llegado a despreciar el Don de la vida? ¡Cuánto han llegado a degradar el Regalo más grande que posee el hombre: el Don de la vida!

Ustedes mismos se castigan aceptando ofender a Mi Santo Espíritu.

La sangre de los inocentes llega a las entrañas de la Tierra y ésta como si tragara hiel, se estremece fuertemente.

El pecado del hombre atrae hacia la Tierra cuerpos celestes que serán de peligro. El mal atrae al Mal, el Bien aleja el Mal.

¡CONVIÉRTANSE!

Es la Vida Eterna lo que les ofrezco y es la Vida Eterna lo que ustedes rechazan.

Pueblo Mío, ¿Cuántas buenas obras has realizado durante tu vida?…
NO solo las oraciones serán contadas a tu favor, ¿Qué has realizado por tus hermanos?…
¿Cómo les has socorrido? y ¿Cuántas Obras de Misericordia posees en tus manos para mostrar ante Mí?…

Hijos, para ser dignos hijos NO basta con escuchar o recibir. DEBEN DAR.

Tienen que ofrecer, tienen que ser acción de Mis Enseñanzas.

ORACIÓN + FE = MILAGROS   ¿QUIÉN SE ATREVE A CREER?

Mi obrar y actuar NO es estático.

Mi obrar y actuar da continuamente frutos y en abundancia hacia Mis hijos.

Mi Pueblo es un Pueblo de obras que se multiplican al infinito, ya que nacen de Mi Amor.

Amados hijos, oren por Francia, su llanto no termina.

Amados hijos, oren por Chile, se estremece.

Amados hijos, oren por Estados Unidos, Mis hijos sufrirán.Amados hijos, oren, Potentes Volcanes se activan.

Amados hijos, oren por Costa Rica, padece. 

NO se alejen de Mi Palabra, adéntrense en la Sagrada Escritura…

Y en esta explicitación de Mi Palabra.

Moisés NO hubiera dividido el Mar Rojo, si los israelitas al escapar de los egipcios; no se hubieran topado con él...

Mi Madre permanece y permanecerá con Mi Pueblo en los instantes más álgidos de la Persecución a la que se verá sometido, por haber acogido el Mal y haberse entregado al desenfreno, usurpando la Ley Divina.

Mi Pueblo será Perseguido por el mismo Mal que se enquistó en Mi Iglesia. Mis sacerdotes deben acoger la Oración con devoción, llamando a Mi Madre para que les ampare.

Mi Madre, como Arca de la Nueva Alianza, guiará a Mi Pueblo, les Protegerá y les mantendrá bajo Su Manto.

NO teman, “YO SOY EL QUE SOY” (Ex. 3,14). Amado Pueblo Mío, les Amo, les Bendigo. NO se alejen, regresen a Mí con prontitud.

Su Jesús.

http://www.revelacionesmarianas.com/

06  de Julio de 2017

Que la Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Hace tiempo os pedí que a donde fuerais, dejarais Mi Paz. Esto es muy importante, Mis pequeños.  NO ES un simple saludo…

Es toda una EFUSIÓN de Amor y de Protección. 

Cuando vosotros dejáis Mi Paz… En ese momento, todo el ambiente espiritual cambia.

Dejar Mi Paz en un lugar y a los que están en ese lugar; es un favor inmenso que vosotros hacéis en lo espiritual, que Me dejáis hacer a Mí vuestro Dios, con vuestros hermanos.

Al dejar Mi Paz, primeramente los que estén ahí reunidos cambiarán.

El simple hecho de escuchar “PAZ” en ese momento, hay un cambio interno íntimo; en donde vuestros problemas, vuestros dolores, vuestras sensaciones, vuestra vida alborotada, TODO CAMBIA.  En ese momento, Soy YO el que entra en acción en la persona. Porque la Paz viene de Mí. SOY YO vuestro Dios, en esa palabra: en la Paz. Y por otro lado, Satanás se va. DESALOJA EL LUGAR, porque él NO soporta ni Mi Amor ni Mi Paz; porque él es todo lo contrario,

Él causa guerra, es Destructor y NO puede vivir donde haya Paz; porque él la perdió, como perdió Mi Amor, Virtudes, dones Místicos. Infinidad de Bendiciones que tenía antes de su pecado grave.

Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”… En ese momento por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros

Y como os dije, en ese momento TODO se vuelve un ambiente de Paz. 

Os calmáis si tenéis problemas en el hogar, os tranquilizáis. Y así, empiezan a suceder situaciones positivas que van a ayudar a todos los que reciban este saludo…

Y ese saludo SOY YO vuestro Dios, Cristo Jesús.

Cuando estuve en la Tierra entre los hombres, ese era Mi Saludo para todos aquellos que Me recibían. Recibían Mi Presencia, porque Yo Soy la Paz. Mi Saludo anunciaba enseguida Mi Presencia.

Yo les decía: “Que la Paz esté con vosotros…”
Inmediatamente Yo entraba en acción. Y así, todos aquellos que estaban ahí, aceptaban Mi Presencia, Mis Palabras, Mis Enseñanzas, Mis Milagros.

La Paz en un corazón, debe existir absolutamente. No podéis hacer grandes cosas, si NO hay Paz en vuestro corazón, en todo vuestro ser. La Paz os permite pensar de mejor manera. Si tenéis Paz, podéis decidir perfectamente el qué hacer y el qué NO hacer.

Con la Paz en vuestro corazón podéis acercaros a Mí, porque Yo no concibo a un alma en estado alterado que se pueda acercar a Mí, salvo que sea una insistencia, algo grave que le esté sucediendo y que requiera la urgencia de Mi Presencia y de Mi actuación, para resolver sus necesidades.

Pero normalmente en vuestra vida diaria, NO os podéis presentar ante Mí en un estado alterado, porque NO estaréis pensando correctamente, estaréis pensando en vuestro problema.

Ciertamente os calmaré; pero la mejor forma en que os acerquéis a Mí es estando tranquilos, para que podáis contarMe todo lo que os sucede y podáis tomar de Mí esa Paz que tanto necesitáis o necesitaréis, para resolver vuestros problemas.Todos necesitáis de Mí Paz. Todos vosotros necesitáis momentos de tranquilidad, momentos en los que solamente esteMos vosotros y Yo, en lo particular.

Que sean momentos en los que NO estéis corriendo ni estéis necesitando algo urgentemente. Quiero platicar con Mis hermanos, quiero platicar con Mis hijos… Quiero estar con vosotros, porque Yo os necesito a vosotros y vosotros necesitáis de Mí.

Ese es el coloquio Divino en el cual esteMos platicando tranquilamente de todo lo que es vuestra vida, de todo lo que sois vosotros.

Dejad pues Mis pequeños, que Mi Paz inunde vuestro corazón y vuestra vida. Si vosotros tenéis Paz en vuestro corazón y en vuestra vida, la iréis irradiando a todos aquellos que entren en contacto con vosotros. 

En situaciones difíciles deberéis poner Paz, pidiéndoMela a Mí. Vosotros la necesitaréis, pero se necesita que vosotros seáis conscientes de que los que están a vuestro alrededor, os necesitan. NO podéis pedir la Paz e irradiarla, si vosotros mismos NO la habéis recibido de Mí.

Es imprescindible, Mis pequeños que entendáis esto y que lo viváis, para que podáis ir eliminando la Maldad que siempre está a vuestro alrededor.

Vayáis donde vayáis atraed Mi Presencia y al desear la Paz, dejad también un deseo de cambio, pedido por aquellos que están recibiendo Mi Paz.

Interceded por ellos para que vayan recibiendo ese cambio interno, íntimo y ellos a la vez al recibir ese deseo de Paz, puedan transmitirlo a otros. 

Mucho se pierde Mis pequeños, dentro de las relaciones humanas espirituales, al NO saber cómo convivir con vuestros hermanos. Estáis viviendo una vorágine. Estáis viviendo un ataque podría decir masivo de Satanás, os está llevando a un descontrol total de vuestra vida.

Problemas por un lado, problemas por el otro atacándoos en vida. En vuestra vida atacándoos en lo espiritual y de seguir así, empezaréis a ver cosas muy desagradables que NO Quiero que lleguéis a ellas.

Satanás os va cerrando puertas, os va impidiendo que encontréis la Verdad y la realidad en vuestra vida. Os va llevando a callejones sin salida.

NO permitáis que Satanás haga su obra en vosotros. Si vosotros os separáis de Mí, en ese momento perdéis la Paz y vuestro corazón se empieza a vaciar de Mi Presencia.

¡Cómo podréis vosotros mismos, desear la Paz a vuestros hermanos, si NO la tenéis en vuestro interior!

Recordad que estáis llevando a vuestros hermanos Mi Presencia, Me estáis llevando a Mí y Me estáis dejando a vuestros hermanos al desearles la Paz. 

NO sois vosotros los que os estáis presentando ante vuestros hermanos. Soy Yo, vuestro Dios el que está quedando en ese lugar, el que está quedando en los corazones a quienes les estáis deseando la Paz.

Tenéis que ser conscientes Mis pequeños, de todas estas Verdades. Porque estáis llevando a cabo una misión Divina y necesitáis mucha protección y guía de Mi parte.

NO podéis vivir solos. A fuerza necesitáis de Mí vuestro Dios, para salir triunfantes de vuestra misión.

Debéis estar conscientes Mis pequeños, en que mientras más dejéis Mi Presencia, dejéis Mi Paz, dejéis Mi Amor entre los vuestros, el ataque de Satanás, será más intenso.

 El Mal os acecha en todo momento y os debéis proteger, es una realidad que estáis viviendo.

Y la estáis viendo, la estáis sintiendo y así como sentís Mi Amor, sentís Mi Paz también, sentís la Maldad que os rodea.

Dad ayuda a todos los que podáis; sois intercesores. Hagáis lo que hagáis, muchas almas dependen de vuestra intercesión.

Buscad pues Mis pequeños agradarMe en todo momento, Me pertenecéis, sois Míos, Me di por vosotros.

Mi Corazón Sacratísimo late ardientemente por vuestro amor. Amor que poco recibo, amor que quisiera tener en Mi Corazón, pero en una forma grande, inmensa…

Pero NO es así Mis pequeños. Son pocos, MUY POCOS los que se acercan a Mí. Los que piden primeramente tener esa Paz en su interior, porque os he dicho que nadie puede dar lo que NO tiene.

Debéis vivir primeramente vosotros Mi Paz y cuando estéis llenos de ella, podréis darla. Pero os debéis llenar de Mi Paz, de Mi Amor, Virtudes, Carismas. Todo lo que tengáis, Yo vuestro Dios os lo he dado.

COMPARTID, compartid todos los regalos espirituales que os doy. Pero sobre todo Mis pequeños, orad intensamente por vuestros hermanos. Os he dicho que tenéis esa Gracia inmensa sobre Mí, ese poder que os he dado, ese don: el de interceder por vuestros hermanos.  

 Es una realidad el que Yo Me até Mis Manos.

Y si vosotros NO Me pedís que interceda y derrame Mis Bendiciones sobre los vuestros, NO lo haré SI NO Me lo pedís.

Os he dicho que os volvéis corredentores junto Conmigo, al daros por vuestros hermanos; es una obligación de Amor y la estáis desperdiciando. Muchas almas solamente se salvarán así, por vuestra intercesión.

Porque hay muchas que ya NO oran por sí mismas porque NO creen. Porque NO pueden o porque NO les interesa.

Pero en la realidad, es que NO SABEN lo que están haciendo y vosotros debéis ayudarles. Debéis traerlas a Mi Corazón. Las pondré ahí a estas almas y a todas las almas que Me traigáis las purificaré…

PABLO PRESO E INTERCEDIENDO…

 Pero gracias a vuestra Intercesión y al amor que pongáis en vuestra Misión de Intercesión.  

Ahora, os digo Yo: Que la Paz quede con vosotros. Que la Paz quede en cada uno de los que están en este grupo ahora y los que TODAVÍA NO han llegado. Que Mi Paz quede en vuestros hogares. Que Mi Paz quede en vuestros hijos.

Que Mi Paz quede en vuestra Patria. Que Mi Paz quede en la Iglesia. Que Mi Paz quede en el Mundo entero.

Que Mi Paz quede en todo lo creado, visible e invisible.

Que Mi Paz transforme todo, para que vosotros regreséis a donde pertenecéis, a la Casa Paterna, en donde tendréis Mi Paz por siempre.

Señor Jesús yo te amo y confío en TÍ… Te entrego mi dolor y mi sufrimiento, también mi fragilidad y mi desesperación…. AYÚDAME A ACEPTAR TU VOLUNTAD EN MI VIDA… Y NO permitas que me pierda, ni que pierdan tu salvación, NINGUNO de los míos…

Vuestro Dios os ama infinitamente, ¡Agradecédselo!
Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno

Que Mi Amor os cubra, os proteja y os llene de Bendiciones para que vayáis preparando el camino de regreso a vuestro Dios y Salvador entre los hombres. Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://www.diospadresemanifiesta.com

N189 SABIDURÍA SUPREMA


Hijitos Míos, os vuelvo a repetir y lo haré hasta el cansancio, Mis pequeños, Yo Vine por la salvación de TODA la Humanidad y de TODOS los tiempos.

Yo Soy vuestro Dios, Soy el Alfa y el Omega, NO tengo principio, NO tengo fin… Y vosotros que SÍ los tenéis. Entráis dentro de Mi Misericordia, en Mi Amor Infinito.

Por eso Mi Amor, Mi Donación, Mis Enseñanzas, son para vosotros los de Ahora, para los de Ayer y de Mañana. TODOS tenéis derecho a vuestra salvación, porque Yo Me he Donado por cada uno de vosotros.

Ciertamente vosotros sois los que escogéis al final, si queréis estar Conmigo u os queréis perder eternamente, con Satanás. Pero ese ya es vuestro libre albedrío y vosotros escogéis vuestro futuro eterno. Pero os repito, Yo Me di por TODOS. Por todas las razas de todos los pueblos, de todas las naciones, de todo el Mundo y del Universo entero.

Nuestro Amor, en Nuestra Santísima Trinidad, se dio por cada uno de vosotros y tenéis el derecho de reclamar vuestra salvación. Pero también Nosotros podeMos reclamaros que vosotros sigáis los Mandamientos, que se os dieron para que pudierais ganar esa salvación.

Ciertamente tenéis derechos y obligaciones y también Nosotros.

En Nuestra Santísima Trinidad, también teneMos esas obligaciones de Amor. Y teneMos también el derecho de pediros lo que necesitaMos, para que vosotros entréis en el Reino de los Cielos.

Y Nosotros NecesitaMos de un corazón lleno de amor y una pureza de alma. Se oye sencillo y es sencillo, si realmente vosotros amáis y queréis estar eternamente con Nosotros.

Pero el amor NO se puede obligar. El Amor como os heMos dicho, nace de lo profundo de vuestro corazón.

Nosotros estaMos en vuestro corazón y os estaMos cuidando continuamente, pero NO todos vosotros respondéis a Nuestros cuidados, a Nuestros Consejos, a Nuestra Guía Amorosos. Y vosotros, con esto os ganáis o perdéis el Reino de los Cielos.

Aquí el único culpable en un momento dado de vuestra condenación, sois cada uno de vosotros. TODOS alrededor del Mundo y en todas las generaciones, sabéis lo que Nosotros quereMos para vosotros.

Pero si vosotros NO respondéis o NO tenéis la intención y el cuidado de conocer Nuestros Designios para vuestra salvación, es vuestra culpa.

Siempre os dareMos varias oportunidades de que entréis en contacto con Nuestra Gracia, con Nuestro Amor, con Nuestras Enseñanzas. Pero si vosotros las rechazáis, Nosotros NO OS LAS PODEMOS IMPONER, así como el Amor tampoco se impone.

Nuestras Enseñanzas se os dan para que crezcáis en Sabiduría, en Amor y en respeto a Nuestras Leyes y a todo lo que os pediMos.

Fuisteis creados por Nuestro Amor. Se os ha dado el Don de la vida para servir al Amor, que soMos Nosotros. NO hay nada raro ni escondido, como lo hace Satanás, que él os confunde. Os lleva por caminos en los cuales vosotros NO podéis salir…

Porque es tanta la confusión y os causa una problemática tanto espiritual como humana, que os desesperáis. Y luego, NO sabéis cómo salir de vuestro problema.

Lo nuestro, las Enseñanzas que os daMos siempre van a ser tan sencillas y claras, que cualquier persona y aún niños, las pueden comprender.

Lo Nuestro NO se esconde, se da todo a la luz de la inteligencia humana. Si vosotros NO queréis tomar todo esto que se os da para vuestro bien, entonces vosotros sois los culpables de vuestro propio futuro, de vuestra existencia y de vuestro Castigo o de vuestro Premio.

Nunca os vaMos a pedir más de lo que vosotros podáis hacer. Pero SÍ EXIGIMOS que Nuestras Leyes se cumplan. Porque al cumplirlas, os llevan a una plenitud espiritual que sólo se obtiene estando con Nosotros.

Vosotros como os heMos dicho, estáis llamados a la perfección espiritual; pero debe haber deseo también de vuestra parte para alcanzar esa plenitud que es la Sabiduría. UNA SABIDURÍA SUPREMA, que os va a llevar a la santidad de vida.

LA VERDADERA RIQUEZA

Cuando vosotros os decidís en buscar la perfección, ya en ese preciso momento estáis avanzando inmensamente hacia la Perfección. El querer ser perfecto quiere decir trabajo.

Trabajo personal, trabajo en uno mismo, eliminación del Mal que habéis dejado entrar a vuestro ser.

La perfección os va a llevar primeramente, a que os conozcáis en profundidad y el Espíritu Santo os ayudará a ello.

NO es posible que vosotros critiquéis a vuestros hermanos, cuando posiblemente en vuestro interior, estéis peor que ellos. La perfección se logra buscándoNos y siguiendo Mis Enseñanzas de Dios Salvador.

El hecho de que Yo haya sido enviado por el Padre para Ser vuestro Salvador y Redentor, NO SE LIMITA  solamente a Mi Pasión. Muchos centran toda Mi Vida en eso: “Jesús vino a salvarnos, porque Murió en la Cruz”.

¡NO, Mis pequeños! Está la parte del Conocimiento. NO se puede tener una Redención, si NO se tiene antes TODO  el Conocimiento, todas las Enseñanzas que os di.

Yo os Enseñé al final, cómo abracé a la Cruz, pero ese fue el culmen, TODAS Mis Enseñanzas os llevan a esa donación. Yo sentí que ya había cumplido Mi Misión y por eso la abracé.

Porque os había dejado primeramente una gran Evangelización de Amor, de Respeto, de Perdón. Abracé a la Cruz porque con ella os iba a mostrar lo que Yo como Dios, os podía dar:  y ES LA RESURRECCIÓN. 

Muchos otros enseñan cosas bellas de crecimiento espiritual, que os ayudan ciertamente a un buen comportamiento entre hermanos, pero todo se queda ahí, a nivel vida humana.  

YO os di una Evangelización Divina, en donde NO solamente fue la Evangelización, sino también lo complementé con Milagros. Y eso nadie antes, ni NADIE después, salvo los que Me siguieron, lo pudieron hacer.

Además de las Enseñanzas como os digo, el culmen ES Mi Resurrección, en donde os estoy mostrando Mi Poder Divino, el Poder de la Santísima Trinidad.

Las Tres Divinas Personas estaMos con vosotros, os Guiamos, os EnseñaMos y con ello, os vaMos perfeccionando.

Estáis aquí Mis pequeños, para ir creciendo en vuestras capacidades espirituales. Ciertamente, cuando dejéis este Mundo que vosotros llamáis “muerte”, cuando vuestro cuerpo ya NO responde…

 Vuestra alma va a trascender y va a seguir una vida espiritual.

Vuestro crecimiento aún como alma espiritual, va en aumento.

Nunca termina vuestro crecimiento, porque Yo Soy vuestro Dios y SOY INFINITO…

Y vosotros, tendréis esas mismas capacidades de una vida infinita y de un gran conocimiento.

Cuando un padre ama a los hijos y quiere que ellos lleguen a tener capacidades altas, les enseña y escoge las mejores escuelas, para que ellos siempre vayan adelante.

Espiritualmente hablando Mis pequeños, Yo como Dios como Padre vuestro, os tomo cuando llegáis a Mí, al Reino de los Cielos y ahí seguís creciendo en Sabiduría Divina.

Os he dicho que todo lo Mío es vuestro y tenéis una vida infinita para aprender lo Mío; pero sobre todo, para perfeccionaros en el Amor.

Sois demasiado pequeños para entender estas lecciones, Mis pequeños.

O tal vez…. ¿SOY MEJOR QUE RAMBO?

Pero os las doy. Os doy este Conocimiento, para que os deis cuenta de todas las bellezas que tendréis cuando lleguéis a Mí.

El fin de vuestra vida en la Tierra, es el Principio de una nueva vida espiritual infinita. Os podría decir que vais creciendo en etapas, como etapas tenéis en vuestra vida humana.

Vais creciendo en Sabiduría cuando os acercáis a Mí, cuando os acercáis a Mi Trinidad Divina. Yo NO os escondo NADA, Mi Hijo os dijo que aquél que Le siga, tendría el Conocimiento que Él os enseñó. Esa Sabiduría que Él os dejó en la Tierra y más.

Ciertamente, NO quiere decir que vosotros seréis dioses. Sino que lo que Él os dejó es un Principio. Es un principio para ir alcanzando la perfección. 

Es un Principio para que vosotros conocierais las bellezas que se os van a dar en lo futuro, pero tenéis que poner de vuestra parte. Tiene que haber interés de parte vuestra, para que se os dé también esa Sabiduría.

Ciertamente, se os va probando a lo largo de vuestra existencia. Y como dicen las Escrituras, ya que estaMos seguros de que un alma responde, entonces se le conceden más capacidades. Se os prueba en lo pequeño aquí…

Y si vosotros pasáis la prueba, se os seguirá dando en lo grande.

Luego, seguiréis a otra etapa y se os irá dando más Conocimiento y capacidades, según vayáis madurando en la Fe y en el Amor.

Ahora apenas estáis empezando, os queda mucho camino por recorrer, pero es un camino bello, un camino seguro, un camino Divino.

Vinisteis a la Tierra a servirMe… Y Yo también tengo un compromiso: el de ir cuidando vuestro caminar y os voy dando el Conocimiento y las capacidades para que os vayáis perfeccionando.

Como os dije, vosotros tenéis derechos y obligaciones y Yo como Padre vuestro y Creador de todo lo que existe, también tengo derechos y obligaciones, porque OS AMO.

Actuad pues, como Yo actúo con vosotros. Dad amor, ayudad a vuestros hermanos y recibiréis más. Os he dicho que NADIE puede dar lo que NO tiene… Pero aquellos que están Conmigo SÍ tienen para dar y mucho…

Y esa es una obligación de amor, de dar lo que tenéis en lo espiritual, para crecimiento y salvación de las almas de vuestros hermanos.  

Por otro lado, sabéis que mientras más dais, más recibís… Y esto, muchos de vosotros lo habréis ya vivido.

Nunca se os acaba de lo que vosotros dais; si es que ciertamente, lo dais por amor y NO por interés de tener más. Si vosotros dais a vuestros hermanos de lo que gratuitamente recibisteis, se os multiplicará después.

Con esto, también os quiero pedir que NO deis porque se cumpla esta Promesa en vosotros: dar por interés. Debéis dar por Amor, siempre. Siempre deberéis anteponer el Amor ante todas vuestras acciones, tanto materiales como espirituales.

El Amor debe regir vuestra vida en todos sentidos. Cuando esto ya lo hagáis vida en vuestra vida; fácilmente pasaréis al Reino de los Cielos.

Y NO solamente por ello… Sino porque al haber hecho vida Mi Vida, es que seréis ya, prácticamente otros Cristos.

¡Os he dado tanto, Mis pequeños! Os he pedido poco y ese poco son los Mandamientos que os dejé, pero NO los cumplís, NO tratáis de buscar esa perfección a la que estáis llamados.

La mediocridad es parte de la gran mayoría de vosotros en todo el Mundo. Son  muy pocas las almas que buscan esa superioridad espiritual, esa excelencia Divina y NO para presunción…

 Sino como obligación para darMe gusto a Mí vuestro Dios. Porque mientras más tenéis en lo espiritual, más Me amáis y más Contento Me tenéis.

Cuando vuestros hijos cumplen con sus deberes, a vosotros os da mucha alegría. Los consentís, les agradecéis, les regaláis muchas cosas, porque se lo merecen. Porque los amáis, porque están cumpliendo con sus obligaciones.

Yo también, como Padre vuestro que Soy, también voy consintiendo a los Míos. Conozco todo vuestro ser, vuestra vida, vuestras necesidades, materiales y espirituales.

Ciertamente, también, os voy probando, porque NO nada más por el hecho de sacar buenas calificaciones, un hijo puede ser ejemplo de portarse bien.

Hay almas que ciertamente, tienen un potencial grande que Yo les regalé. Son muy capaces en los estudios, son muy capaces en la vida; pero espiritualmente hablando, dejan mucho qué desear…

Y muchos de ellos, también son grandes pecadores.

Ciertamente, hay diversidad de caracteres y de capacidades; pero al final, lo que va a contar para vuestra salvación eterna, es el Amor. El Amor que dejasteis entrar en vuestro ser y ese Amor, también deberá ser compartido con vuestros hermanos.

Si vosotros NO hacéis vida el Amor; si vosotros NO compartís de las capacidades que se os dan; si vosotros NO os volvéis otros Cristos y esto es decir: una persona perfecta en lo espiritual y en lo humano.

SI NO sois así, NO seréis una persona santa, una persona que buscó la perfección, como se debe buscar y vivir, que es como Cristo Jesús.

Debéis vivir en el Amor y compartir las capacidades que Yo os haya otorgado.   

Vuestra vida la de todos vosotros, tiene que ser una vida de Servicio, una vida de Donación, una vida de ayuda hacia vuestros hermanos, que eso fue lo que hizo Mi Hijo. NO se os está enseñando nada nuevo.

Yo lo que os pido, es poder ver más Cristos en el Mundo actuando y esos, debéis ser vosotros.

Buscad pues vuestra perfección, porque estáis obligados a ello: “sed perfectos, como el Padre Celestial Es Perfecto”, así os pidió Mi Hijo. 

Pero hay algo muy bello en todo esto. Cuando vosotros empezáis a buscar la perfección: Yo os voy a empezar a regalar capacidades espirituales y regalos espirituales, que NO todas las almas tienen.

PORQUE NO ES LO MISMO CREER EN DIOS, QUE CREERLE A DIOS...

Empezaréis a gozar el Cielo en la Tierra…

Empezaréis a vivir Mi Amor en pleno dentro de vuestro ser.

Y eso, es lo que os enamorará y os llevará a seguir adelante, buscando la Perfección. Porque cuando encontréis la Perfección en pleno, sabréis qué ES un Gozo infinito.El Alimento Divino se os va dando poco a poco, para que lo apreciéis. BuscadMe, buscad vuestra perfección y os prometo Mis pequeños, que lo gozaréis inmensamente.  

De cualquier manera, Mis pequeños, os sigo esperando, estoy con vosotros, os sigo Llamando y Soy paciente para vuestra respuesta.

Siempre estaré esperando por vuestro regreso, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y siempre espero al hijo pródigo.
Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo…

http://diospadresemanifiesta.com/

N188 LOS REYES DE LA CREACIÓN


Ciertamente hijitos Míos, vosotros sois débiles ante el ataque de Satanás. Necesitáis de Mí vuestro Dios para protegeros, tanto en cuerpo como en alma.

Mis pequeños,  mucho amor necesitáis para poder evadir y aún aplastar el poder de Satanás. Pero falláis continuamente y vuestra vida ya NO está ni llena de Amor ni hay suficiente Fe en Mí, porque NO Me buscáis. Porque NO estáis Conmigo, porque NO creéis en Mi Amor y muchas veces, ya NI siquiera creéis en los ataques de Satanás NI en su existencia.

Entended Mis pequeños que con esto, estáis en desventaja al NO creer en Satanás, como muchos ministros Míos, así lo proclaman. Entonces, Satanás trabaja abiertamente y vosotros al NO preocuparos de esa situación, NO OS PROTEGÉIS.

Y por eso, Satanás se lleva a muchas almas al Infierno, porque NO estáis advertidos, porque NO habéis creído en las Palabras de las Sagradas Escrituras, porque NO os preocupáis por llevar una vida santa. 

La Fe, es imprescindible para vuestra salvación, si no tenéis Fe, no tenéis nada. La Fe, es la que os lleva, primeramente, a creer en Mí, vuestro Dios. A creer en que Yo Soy el Creador de todo lo que tenéis, lo que veis y lo que no veis.

Si no tenéis Fe y NO Me buscáis, precisamente por ello nuevamente os repito: Estáis desprotegidos.

¿Cómo queréis tener protección y cuidados de alguien en Quien NO creéis?

Si NO creéis en Mí, NO creéis en Mi Existencia, NO Me llamaréis en los momentos difíciles de vuestra vida. Por lo tanto, trataréis con vuestras propias fuerzas salir adelante de vuestros problemas y generalmente, NO lo lograréis.

Buscáis nada más, las cosas que os satisfacen del Mundo. Buscáis entre lo que está a vuestro alrededor, lo que llena vuestros placeres carnales… Pero NO buscáis lo que va a trascender y os va a dar un premio eterno. Y esto nuevamente porque NO CREÉIS, porque NO tenéis Fe, porque NO Me buscáis.

Mis pequeños, ciertamente vuestros Primeros Padres a pesar de que eran fuertes en la Fe y en el Amor porque Me veían, porque estaban Conmigo, porque Me amaban inmensamente; en un momento de Debilidad y de Duda, cayeron.

Imaginad el potencial espiritual que ellos tenían. Yo los creé perfectos… Y Perfección quiere decir santidad, que es a donde os he pedido tantas veces que vosotros vayáis. Que seáis perfectos como Yo vuestro Padre, Soy Perfecto y Yo Soy el Santo de los Santos.

Entonces ellos, teniendo esa Perfección en el Amor, eran santos.

Por eso el Pecado Original fue tan grave. Porque estando en un estado de santidad, Me Negaron, Me Traicionaron. Me dieron la espalda…

Prefirieron seguir a Satanás y NO OS ALARMÉIS. NO os alarméis, Mis pequeños, porque vosotros estáis igual o peor. Ciertamente el Pecado de ellos fue grave, porque de un momento de estar en estado de santidad, pasaron a estar en un estado de pecado gravísimo.

Vosotros, ciertamente NO estáis en un estado de santidad, como estaban ellos. El pecado os ha llevado a una disminución espiritual tremenda: por un lado, porque la humanidad ha ido cayendo y estáis muy debilitados en Fe y en Amor.

Y por otro lado, NO Me buscáis y al NO buscarMe, NO estáis llenándoos de ese poderío espiritual a donde estáis Llamados.

A donde os quiero llevar para que regreséis al estado de santidad en el que estaban vuestros Primeros Padres.

Así que por favor Mis pequeños, NO habléis mal de vuestros Primeros Padres. Ciertamente cometieron un Error grave… Pero Mi Hijo en Su Obediencia Total, Restituyó la Gracia que ellos perdieron y que vosotros podéis ganar también, al seguirLe y al Pedirla.

Pero desgraciadamente Mis pequeños, la gran mayoría de vosotros estáis muy distraídos en las cosas del Mundo, porque os atraen. Os atrae la Maldad y NO buscáis estar junto a Mí, unidos en Mi Corazón, Unidos al Corazón del Santo de los Santos, como lo estaban en un Principio vuestros Primeros Padres, Adán y Eva.

¿Qué esperáis pues, Mis pequeños? ¿Qué esperáis para regresar a Mí? Conmigo tenéis todo: tenéis Vida, tenéis libertad, tenéis Mi Amor, tenéis Mi Providencia Divina, todo lo que tenéis de bueno, viene de Mí.

Satanás nunca os va a dar algo bueno y si os lo da, en un principio será como el anzuelo que lanza el pescador para atrapar el pez.

Iréis tras el anzuelo, tras esa carnada jugosa, agradable, que eso es el Pecado. Y cuando ya caéis en la falta, os dais cuenta de ello: lo agradable como veíais el pecado, se volverá doloroso, desagradable y lloraréis. Lloraréis porque perdisteis la Gracia, perdisteis la amistad Conmigo.

¡Ojalá todos llorarais vuestros pecados! Es una Gracia muy grande que Yo concedo al alma arrepentida: llorar vuestros pecados. Y con esto os quiero decir que hay arrepentimiento en vuestro corazón.

Cuando el alma arrepentida llora por sus pecados, Yo Me alegro Mis pequeños, porque he recuperado un alma que estaba en pecado grave, que estaba traicionándoMe; porque prefirió abrir su corazón a Satanás, pero regresará a Mí.

Mi Amor siempre os está esperando, Mis pequeños. Mi Corazón está abierto siempre para todos vosotros. Os he dicho tantas veces que vosotros pertenecéis al Reino de los Cielos.

Vosotros NO pertenecéis a la Tierra y con eso quiero os decir que NO pertenecéis a Satanás, que es el Príncipe de este Mundo.

Fuisteis creados para gozar de Mi Reino y de todas sus bellezas… Y solamente os he pedido fidelidad, obediencia y amor a Mí y se os hace tan difícil.

Se os hace tan difícil esto Mis pequeños, principalmente porque NO hay amor. NO HAY AMOR en vuestro corazón hacia Mí.

Vosotros estando en la Tierra, cuando recibís de alguien un favor, agradecéis; porque sabéis que eso es lo mínimo que debéis darle a la otra persona de la que estáis recibiendo un favor que os va a ayudar mucho o poco, pero que OS va a ayudar.

Y Yo que OS DOY TODO… Que estoy velando día y noche por vuestro cuerpo, por vuestra alma, por vuestras necesidades… Y NO recibo de casi nadie, un Agradecimiento a todas Mis Bondades.

Poneos en Mi lugar, ¿Qué sentiríais, Mis pequeños? De NO recibir ningún agradecimiento en vuestro hogar, de NO ser tomados en cuenta, de ser sólo un simple Proveedor de vuestras necesidades…

 Y ni siquiera, tener ese detalle de agradecimiento por el bien recibido. Y ahí es en donde demostráis, que tampoco hay amor hacia Mí.

Yo os amo, porque Soy vuestro Padre, porque Yo os creé y además, Yo Me prometí a Mí Mismo cuidaros. Y lo hago a pesar de vuestros pecados. Vosotros, primeramente NO agradecéis y segundo, os confiáis demasiado. Sentís que os merecéis TODO y seguís pidiendo…

Y a veces hasta exigiendo Mis Favores… Pero ciertamente habrá un momento en donde se pondrá en la Balanza todo lo que hicisteis en vuestra existencia.

¿Cómo estaréis? ¿Cómo habréis respondido a Mi Amor? ¿Cómo habréis respondido a lo que os he pedido? Primeramente para salvar vuestra alma, para acrecentar Mi Amor en vuestro corazón, para que trabajarais por vuestra propia salvación y en seguida, por la salvación de los que os rodean.

Vinisteis a eso, a llenaros de Mi Vida y a transmitirla a vuestros hermanos.

Satanás NO se cansa de burlarse de vosotros. Os ve pequeños, abatidos, APLASTADOS por el Pecado. ¿NO os dais cuenta Mis pequeños, que os estáis arrastrando por el Mundo?

Que NO camináis con dignidad, porque los pecados que lleváis sobre vuestras espaldas os doblegan, os hacen menos… Y vosotros mismos os sentís poca cosa ante vuestros hermanos, porque habéis destrozado vuestra alma y vuestro corazón, con los pecados que lleváis.

Pero a pesar de que os sentís así, NO buscáis la forma de liberaros de toda esa carga de pecados que traéis sobre vosotros.

Sois necios, tercos, tontos, porque Yo os he dado todo para que volváis a ese estado de Gracia. Y NO LO BUSCÁIS. Mi Hijo Jesucristo, os vino a traer todas Mis Promesas: Mi Amor, Mi Perdón. Pero pocos, muy pocos habéis reaccionado a TODO ese tesoro que os trajo Mi Hijo para vuestra salvación…

Y para que recuperarais la Paz en vuestro interior.

¡Sois necios y desperdiciáis tanto de Mi Gracia! Por eso SON tan pocos los que se van a salvar. Y… ¿Vosotros creéis que eso Me agrada?

Me entristece, Me duele que vosotros reaccionéis así. Que NO busquéis por vuestra perfección, que NO busquéis la santidad de vida, para que seáis como vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original.

Entended que ellos eran Mis consentidos… Los creé como os dije, perfectos, santos… Y Me gozaba al estar con ellos, platicar con ellos, compartir de Mis Secretos con ellos. Es una desgracia que el hombre se acostumbre a lo Grande, a lo Bello…

Y cuando os acostumbráis a las cosas grandes, vosotros mismos las disminuís de valor. NO os dais cuenta lo que ES la grandeza de estar Conmigo, de contar Conmigo, de vivir para Mí y hacerMe gozar de vuestro amor.

¡Sois tan poca cosa! Cuando contáis con vosotros mismos, porque vosotros mismos NO OS RESPETÁIS como lo que sois. Entended que sois Mis hijos, que Soy vuestro Padre. Sois hijos de un Dios que os ama infinitamente.

Soy un Padre que os ama a tal grado, de que mandé a Mi Único Hijo para vuestra salvación.

¡Es tanto lo que Yo he hecho por vosotros, es tanto lo que Yo os he Dado! ¡Cuánta negligencia! ¡Cuánta terquedad de parte vuestra! Queréis seguir haciendo las cosas por vosotros mismos. Las hacéis como os agrada a vosotros…  Y eso, está muy lejos de la perfección.

¡Con cuánto error camináis en el Mundo y poniendo en riesgo vuestra vida! Porque si camináis viviendo el Error, éste os aconseja mal. Si vivís en el Error, NO ES posible que lo que hagáis sea perfecto o que os salga bien.

NO estáis buscando la Luz que despeja las Tinieblas, porque casi todos vosotros, vivís en las Tinieblas. Vuestra mente está obscurecida, taponeada. NO permitís que entren cosas bellas y santas a vuestra mente y a vuestro corazón.

Despreciáis todas las Enseñanzas que Yo os di en el Antiguo Testamento y las que Mi Hijo os dio en el Nuevo Testamento.

¿A dónde creéis que vais, llevando tanto error en vuestra vida, en vuestra actuación, en vuestra mente y en vuestro corazón? Creéis que vais por caminos correctos…

Y SATANÁS OS SIGUE ENGAÑANDO. 

ASPIRACIONES LEGÍTIMAS

Debéis poner más de vuestra parte, si queréis vivir eternamente Conmigo.

Ciertamente Yo perdono vuestros pecados y Me olvido de ellos.  

Los tiempos son difíciles ya. Y en cualquier momento se va a desatar la Furia de los elementos contra vosotros…

¿Tendréis acaso tiempo, para prepararos para la Gran Prueba?

Ciertamente que NO estáis preparados, la gran mayoría de vosotros. Si en este momento, vinieran grandes Catástrofes y NO pudierais confesaros, ¿Cómo estaríais?

Haceos vosotros mismos esta pregunta: ¿Cómo estaríais ante Mi Presencia, si en estos momentos murierais y os presentarais ante Mí? ¿Lograríais entrar al Reino de los Cielos u os perderíais por vuestros pecados, por toda la eternidad?

Os digo, la gran mayoría de vosotros, moriría eternamente. ¡Cuánto dolor Me causáis, porque NO Me amáis!  

Y si NO estáis preparados para bien morir… Que esto es, viviendo en estado de Gracia, quiere decir que NO Me amáis, que NO os interesa morir en estado de Gracia. Por tanto, vosotros mismos estáis preparando vuestro Futuro Eterno.

Me duele ver vuestra actitud, en la cual veo que NO os importa si morís en Mí o NO.

Pero desgraciadamente, cuando os presentéis ante Mí y al ver vuestra vida, veáis que NO tenéis los suficientes méritos para estar Conmigo eternamente…

En ese momento, os daréis cuenta de vuestra torpeza y será ya, demasiado tarde. YA NO habrá tiempo de vuestro Arrepentimiento.

Por eso os pido que estéis preparados Mis pequeños, en cualquier momento seréis llamados, ¿Cómo estaréis ante Mi Presencia?

Muchas veces, vosotros actuáis de la misma forma que el apóstol san Pablo y os quejáis de los ataques que tenéis del Enemigo.
Sabéis que YO nunca voy a permitir que ésos ataques os sobrepasen y que pueda Yo poner en riesgo vuestra salvación.

Si Yo permito que vosotros seáis probados por Satanás, lo Hago para vuestro crecimiento espiritual.

Entended que desde el preciso momento en el que un alma baja a la Tierra a servirMe, está bajando a un MEDIO HOSTIL. 

Espiritualmente hablando, Satanás es el Príncipe de este Mundo y crea un medio hostil para las almas que bajan del Cielo, como todos vosotros que bajasteis para servirMe.

Bajáis para cambiar todo esto que estáis viviendo, en un Mundo en donde se respire Mi Amor, se viva Mi Amor, se transmita Mi Amor.

Satanás se ha encargado de destruir el amor de las almas de todos vosotros. NO estáis viviendo lo que Yo os di desde el Principio.

Vuestros Primeros Padres fueron creados para gozar todo lo que Yo antes había creado y que vivieran agradeciéndoMe todas Mis Bondades y viviendo para agradarMe.

Os he dicho que vuestra creación iba a consistir en que Yo os llenara, continuamente, de bendiciones y que vosotros hicierais Mi Voluntad, y Mi Voluntad, es Amor.

Satanás convenció a vuestros Primeros Padres a que Me dieran la espalda y desde ese momento, todas las bellezas que Yo había creado para vosotros, quedaron alteradas. Antes se vivía en un Bien total y el Pecado Original, provocó que todo cayera al Mal.

Ciertamente se os haría muy raro, muy diferente, pero ciertamente muy bello, el que Yo os pusiera de repente, en los momentos antes del Pecado Original y que gozarais lo que gozaron vuestros Primeros Padres en un Principio.

Desgraciadamente, vosotros os habéis acostumbrado a vivir en el MEDIO HOSTIL en el que estáis viviendo, donde os atacáis los unos a los otros, donde NO os tratáis como verdaderos hermanos. Donde NO os ayudáis como os debierais ayudar los unos a los otros…

Y a compartir de los bienes Materiales y Espirituales que todos tenéis.

Os comportáis en una forma muy egoísta y mala. Muchas Virtudes y sobre todo el Amor se han perdido. Y como os dije, estáis viviendo en un medio adverso al Amor y vosotros NO fuisteis creados para ello. Vosotros vinisteis a la Tierra, para que fuerais instrumentos de Mi Amor…

Y al ser Instrumentos de Mi Amor, fuerais cambiando todo lo que estáis viviendo. Pero desgraciadamente, Satanás os convence y en lugar de pedir Mi ayuda, de pedir que Mi Santo Espíritu os ilumine y os guíe hacia la Verdad, NO sucede así. Y vosotros mismos os vais adaptando a esta forma adversa y pecaminosa de vivir.  

Esa es vuestra desgracia espiritual Mis pequeños, que NO vivís como debierais vivir. Pero lo peor de todo, es que NO Me pedís ese cambio en vosotros. Os conviene vivir como estáis viviendo, porque de la forma en que estáis viviendo, os podéis aprovechar de vuestros hermanos en las diferentes necesidades del ser humano.

En cambio, si vosotros vivierais como vivían vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original, vosotros debierais servir a vuestros hermanos en el Amor.

Esto, prácticamente NO lo podéis ni siquiera vislumbrar, porque habéis perdido las Virtudes necesarias para ello, porque NO las habéis puesto a trabajar. Y por eso, Le debéis pedir a Mi Santo Espíritu, que os vaya cambiando en vuestra forma de ser; pero lo más importante: en la forma en que apreciáis lo que Yo os doy.

Os pido mucho, según vuestra manera de pensar. Y realmente NO es mucho lo que Yo os pido, es simplemente lo que Yo os pido y Mi Hijo os lo repitió: “amaos los unos a los otros como Yo os he amado”, así os lo pidió Mi Hijo.

Él vino a seguir y llevar a cabo Mis Órdenes Divinas. Y a pesar de todo el Dolor que Le causaron los hombres en ese momento y que ciertamente Le seguís causando, Él siguió adelante.

Fueron momentos de grandes Dolores que en Nuestra Santísima Trinidad LOS PADECIMOS, porque siempre estaMos Unidos.

El hombre, en momentos es muy cruel, es malo; porque os llenáis de la Maldad de Satanás. Muchas veces escucháis más a Satanás, que a Mí vuestro Dios. ¿NO os dais cuenta Mis pequeños, que Yo os quiero llevar a la perfección? 

Y hablar de perfección, es que Yo os pueda regresar a esos bellos momentos que tuvieron vuestros Primeros Padres, antes del Pecado Original.

Como os dije: NO os podéis imaginar las bellezas tan grandes que Yo les había otorgado a vuestros Primeros Padres, ANTES de que las perdieran con del Pecado Original.

Vosotros habéis sido creados para que fuerais los Reyes de la Creación. Para que trabajarais para Mí, vuestro Dios y que además de gozar toda la Creación, la cuidarais.

Ciertamente, Me podríais decir ahora que NO estáis capacitados para ello, porque es tan vasta la Creación, que NO tenéis los conocimientos para lograrlo…

Y Yo os digo que vuestros Primeros Padres y sus descendientes, iban a tener y de hecho Tenían antes del Pecado Original, las Capacidades para mantener la Creación a los niveles en que fue creada.

Vuestros Primeros Padres tenían el Conocimiento Infuso y esto es: que tenían el Conocimiento directo de Mí, NO necesitaban estudiar como ahora lo hacéis, para conocer cómo debéis llevar vuestra vida y cómo os debéis comportar para hacer Mi Voluntad.

Vosotros debéis meditar más profundamente, todo esto que os digo, porque fuisteis creados para ello, para ser los Reyes de la Creación y para mantener la Creación en un estado bellísimo, como Yo la creé, pero todo se perdió por el Pecado.

Como os dije, NO tenéis un punto de comparación como para poder decir: la Creación antes del Pecado Original era así y ahora está así, de otra forma.

Ciertamente, os falta conocer como era la Creación, antes de la caída por el Pecado. Pronto y cuando menos os imaginéis, se darán los grandes cambios que os irán preparando para Mi Triunfo y con Mi Triunfo, venga ese cambio tan necesario para todo lo Creado.

Ciertamente el hombre, a pesar de la Purificación que vendrá, TODAVÍA quedará afectada su alma por el Pecado Original. El alma quedará Liberada del Pecado Original, hasta que venga el Juicio Final.

Pero ciertamente vienen momentos muy bellos en donde os voy a enseñar a vosotros, las almas que quedéis después de la Purificación, cómo era antes todo lo creado.

¡No tenéis idea, Mis pequeños, el Dolor que Me causó esa traición de vuestros Primeros Padres! Eran los iniciadores de la Creación humana, hechos a Imagen y Semejanza Mía, en lo espiritual.

Eran perfectos, eran santos, eran bellísimos. Todo lo que Yo creo es perfecto y lo perdieron. Perdieron todo: Virtudes, dones, carismas, capacidades preternaturales, capacidades que vosotros ahora, ni siquiera imagináis que existan y que pueda tener el hombre.

Todo eso tenían y más, porque Me tenían a Mí en pleno. Y os he dicho que el Amor es dinámico y ellos y vosotros ibais a ser los descendientes del Amor. Íbais a seguir teniendo regalos inmensos Míos y lo único que Yo les pedía: era amor y obediencia. Y fallaron. Fallaron vuestros Primeros Padres, Me Desobedecieron y perdieron todo.

Adán y Eva fueron creados en perfección, pero con el libre albedrío. Yo NO presiono, Yo os doy Libertad, como la tuvieron también los ángeles. Y Satanás utilizó esa libertad y FALLÓ también.

El hombre tiene la Libertad de actuación. Y falláis mucho. Pero porque os amo y conozco vuestra pequeñez, Me acerco al hombre y lo sigo perdonando.

Sois Mis bebés, sois Mis pequeñitos que apenas estáis aprendiendo a caminar y Yo NO os puedo tratar como a un alma adulta, un alma madura.

Y así como en la escuela, cuando vais adquiriendo más conocimiento y vais empezando a vivir una vida más seria, una vida comprometida, empezáis a ver todo en forma muy diferente a cuando erais pequeñitos.

Todos vosotros tenéis obligaciones humanas; pero sobre todo, Obligaciones Divinas para Conmigo, vuestro Dios.

Pocos se dan cuenta de ello y fincan su existencia solamente en las obligaciones del Mundo y NO os acabáis de dar cuenta. O NO queréis ver la realidad de vuestra existencia: que vinisteis a la Tierra, que se os dio el Don de la vida para servirMe y primeramente hacer Mi Voluntad.

Y el hacer Mi Voluntad, es vivir de acuerdo a lo que a Mí Me conviene para el bien vuestro.

Entended bien esto, Mis pequeños: Yo Soy vuestro Dios, os conozco perfectamente. Vosotros vinisteis a la Tierra a servirMe, os amo infinitamente.

 Entended muy bien esto: os amo infinitamente y si os ordeno algo, es para vuestro bien, NO para que seáis Mis esclavos. NO es para que Yo os coarte vuestra libertad y os obligue a hacer algo que vosotros NO queráis hacer porque sea para vuestro mal.

Si Yo os pido algo Mis pequeños, es para que vosotros os donéis plenamente a Mi Voluntad. Para que Yo os tome como tomé a Mi Hijo Jesucristo. Y así como Él hizo lo que Yo Le pedí, también vosotros debéis ser como Él, para que Yo os tome y hagáis las cosas como Yo os lo ordene.

Entended Mis pequeños que el Perfecto Soy Yo, NO vosotros, pero Soy el Perfecto en todos sentidos. Perfecto en el Amor, Perfecto en las Virtudes, NO PUEDE HABER MALDAD en Mí…

si Yo os doy una orden, es una orden Divina, llena de Amor. NO os estoy pidiendo algo para que vosotros sufráis, para que vosotros os sintáis como esclavos. Y además, que os podáis sentir como encarcelados con Mis Ordenes Divinas, porque Yo os coarte vuestra libertad y vuestra forma de pensar y de actuar.

Cuando Yo os pido algo, primeramente lo vais a gozar, porque Me estáis sirviendo a Mí, vuestro Dios. Os he escogido entre millones de personas alrededor del Mundo y del Universo, para servirMe.

Os estoy dando un lugar muy especial ante todas las almas creadas del Universo entero.

Cuando os pido que Me sirváis, que seáis Mis Verdaderos hijos, generalmente lo echáis a perder por consejos de Satanás. Él os llena con ideas negativas, os hace creer que os estoy esclavizando y que os estoy coartando vuestra Libertad.

Vosotros NO tenéis el Discernimiento Santo de daros cuenta de la Gracia tan grande que es el Don de la Vida. Y por tener este don y al servirMe, sois almas especiales. ¡Cuántas almas pierden la oportunidad de servirMe correctamente, porque quieren actuar según lo que les conviene en lo personal!

Y Mis Juicios, son muy diferentes a los vuestros. Mis intenciones, siempre están envueltas en Amor. Yo busco vuestro crecimiento espiritual y aún humano, de la mejor forma. Y vosotros desaprovecháis todo esto y vivís en la mediocridad.

NO buscáis el servirMe, NO buscáis el donaros. Os estoy pidiendo Yo vuestro Dios y Creador, el que Me llevéis a todos lados. El que saquéis de vosotros vuestro “yo” y Me dejéis entrar amplia y totalmente, en vuestro ser.

¡Os falta tanto, Mis pequeños! A pesar de que os heMos consentido, y despreciáis lo que se os ha dado. ¡Cuánta maldad sigue habiendo en vuestro corazón! NO queréis vivir para vuestro Dios y de esta forma salvar almas, muchas almas que tanto lo necesitan.

Entended ¡YA! Mis pequeños, que el tiempo es corto. Para que aprovechéis el tiempo de vuestra vida para salvar almas.

NO OS IMAGINÁIS EL DOLOR INMENSO DEL SUFRIMIENTO DEL PURGATORIO… 

Y NO DIGÁIS DEL INFIERNO.

 Y por eso, como almas que estáis de paso aquí en la Tierra y que tenéis un poder muy grande sobre Mí, que es el de la INTERCESIÓN por vuestros hermanos, podéis hacer grandes cosas por vuestros hermanos. Por los que están en el Purgatorio, y por aquellos que están misionando.

LOS CARISMAS EN SAN MARTÍN DE PORRES

Mi Hijo os dijo: “PedidMe todo lo que queráis y os lo concederé.” Sois otros Cristos y Yo vuestro Padre lo recalco y os digo: Todo lo que Me pidáis, en Nombre de Mi Hijo, os lo daré.

SoMos la Trinidad. Os creé y a la vez, estoy a vuestro servicio. Esto es algo que vosotros NO entendéis por vuestro Egoísmo. Cómo Dios Todopoderoso se abaja a Su creatura y se vuelve su Servidor. NO entendéis tanto Amor de parte Mía hacia vosotros.

Por eso os he pedido que os dejéis mover por Mí PLENAMENTE, para que entréis profundamente en ese Mundo espiritual que NO conocéis en totalidad, que es el Mundo del Amor.

Por el Pecado vosotros os aprovecháis del amor de vuestros hermanos y aún de Mi Amor Divino. NO habéis madurado en el Amor, vivís solamente para vuestro bien. No queréis ver la realidad de vuestra existencia, que se simplifica en una sola palabra: Amor.

En el momento en que vosotros entráis en Mi Mundo Divino que es el Amor, pero el Amor profundo, el Amor que nace del Amor y que se da también, con el amor de vuestro corazón; en ese momento cuando empezáis a madurar en el Verdadero Amor, es cuando empezáis a entender Mi posición de Padre, de Creador, de Salvador.

Necesitáis Mis pequeños, soltaros a Mi Voluntad. Necesitáis vivir en lo profundo de Mi Corazón. PedidMe que Yo os dé Mi Corazón y que quite el vuestro de vuestra persona… Y que Mi Corazón, quede en lugar del vuestro.

Son Milagros, son peticiones Divinas a las que NO estáis acostumbrados a vivir o ni siquiera a imaginar. Y por eso os las nombro, para que empecéis a entender las Delicadezas de Mi Amor que Yo quiero que gocéis.

Estáis en la Tierra para servirMe y para crecer en el Amor, pero por lo visto, NO ponéis mucho de vuestra parte NI Me lo pedís.

NO queréis tener un cambio inmenso y bellísimo y os volvéis como santo Tomás: necesitáis tocar, necesitáis ver para creer. Y os repito estáis muy fallos en la Fe, NO dais lo que debierais dar, que es vuestra total donación a Mi Petición de Padre y Creador vuestro.

Entended que vosotros NO PODÉIS vivir por vosotros mismos. Vuestra alma, la vida de vuestra alma y de vuestro cuerpo, dependen totalmente de Mí. ¿Os podríais mover en total libertad y en seguridad en el Mundo, si NO Me tuvierais a Mí, Mis pequeños? Bien, bien sabéis que NO.

Bien sabéis que necesitáis de Mí, para que paséis por el Mundo sin tantos problemas, como muchos otros de vuestros hermanos pasan.

Vuestro futuro es muy bello, pero solamente si vosotros, en total libertad, queréis tomarlo. Yo NO os presiono, pero ciertamente, os necesito.

NO ES LO MISMO CREER EN DIOS, QUE CREERLE A DIOS

Yo NO PUEDO actuar sobre vosotros y sobre vuestros hermanos, si NO Me lo pedís y Me dejáis actuar en total libertad. Pero si Me lo pedís, NO Me impongo, Yo os pido permiso. Soy vuestro Dios y puedo hacer todo; pero solamente si vosotros Me lo pedís.

Os repito: ESTÁIS EN UN MUNDO ADVERSO, tanto para el bien de vuestro cuerpo; pero sobre todo, para el bien de vuestra alma.

Si queréis vivir en total libertad, pero protegidos y guiados por Mi Sabiduría Divina y Mi Amor, os deberéis dejar mover por Mi Voluntad.

Confiad, confiad en Mí, vuestro Dios. Que de Mí, solamente puede salir Amor y entended nuevamente, que en el Amor absoluto que poseo Yo, NO puede salir ni una pizca de Maldad. Si Me tenéis a Mí, tenéis todo el Amor que os podáis imaginar.

DejadMe, pues, que Yo actúe en vosotros y os pido que vosotros actuéis plenamente para servirMe, para servir a vuestro Dios.

YO NO OS ESTOY CASTIGANDO. ES vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor. Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial.

Ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

P241 INSTANTE DE LOS INSTANTES


JULIO 31 2017 2: 15 P.M

Ovejas de mi Grey, paz a vosotras.

Rebaño mío, la élite mundial Illuminati tiene planeado desestabilizar la democracia en muchas naciones. Busca con esto crear caos y confusión para derrocar gobiernos y gobernantes.

Van a interferir en los asuntos internos de muchos países, para llevarlos a guerras civiles que desencadenen en golpes de estado; para así, ellos poder nombrar gobernantes que les sean fieles a la doctrina y política, del Nuevo Orden Mundial.

En muchas naciones va a reinar la anarquía y el caos; las revueltas y manifestaciones en contra del Nuevo Orden Mundial, van a desencadenar en serios conflictos internos que llevarán a la caída de muchas economías.

El hambre, el desempleo y la escasez, serán el común denominador en muchas naciones. Los gobiernos que le servirán al Nuevo Orden Mundial, esclavizarán a sus habitantes, habrá represión por todos lados.

Las voces de protesta de los ciudadanos que reclaman sus derechos, al unísono se harán sentir en todo el orbe.

Los nuevos gobernantes le servirán a la élite Illuminati y serán lacayos del Anticristo. Mi Pueblo será engañado y muchos por falta de Conocimiento perecerán.

La injusticia, el atropello y la esclavitud, mi Pueblo padecerá. Millones serán los refugiados que buscarán asilo en las grandes naciones, pero les será negado; las fronteras se cerrarán y todos los extranjeros serán deportados a sus lugares de origen.

La economía mundial se desestabilizará, el papel moneda caerá y muchas naciones en la bancarrota quedarán. El Nuevo Orden Mundial dirigido por el Anticristo, impondrá el uso obligatorio del Microchip en todo el mundo.

Mi Rebaño, caminará al destierro y muchas de mis ovejas morirán de hambre y sed. El régimen del Nuevo Orden Mundial, perseguirá, maltratará, encarcelará y desaparecerá a muchos cristianos y cristianos católicos.

Mis Casas cerrarán, mi Culto diario, será suspendido y mis Tabernáculos, serán profanados. Pronunciar mi Nombre o el Nombre de mi Madre en aquellos días, será un delito que le costará la vida a muchos.

Rebaño mío, se acerca el tiempo de la Gran Tribulación. NO TEMÁIS, ni se entristezca vuestro corazón. Por muy dura que sea la Prueba, NO perdáis nunca la esperanza y confianza en Mí.

Permaneced unidos en la Oración e invocad el poder de mi Sangre a todo instante; porque Ella, os va a librar de muchos tormentos y os va a llenar de fortaleza y esperanza, para que podáis sobrellevar esos días de Angustia.

¡Ánimo rebaño Mío, OS AMO, aferraos a mi Madre y a mis Ángeles y NADAos pasará! NO soltéis el Rosario para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Nueva Creación. Os estoy esperando. De nuevo os digo, no temáis, yo estaré con vosotros hasta la consumación de los tiempos.

Os ama vuestro Eterno Pastor, Jesús de Nazaret

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

26 DE JULIO DEL 2017

Amado Pueblo Mío:

Dentro de cada una de mis Llagas les llevo a ustedes hijos míos, para que mi Sangre Preciosísima les proteja, les defienda y sea el Escudo mediante el cual mis hijos se defiendan a sí mismos, de su ego humano.

Les he invitado a conocerMe, no a la manera humana, sino a conocerMe y adentrarse en Mí bajo la asistencia de Mi Santo Espíritu.

Navegan en este instante en un mar sumamente tempestuoso en el que miro la barca de cada uno a punto de naufragar…   Y es que el hombre de este Instante, aun los que se encuentran cerca de Mí, han transformado el amor verdadero: Mi Amor.

Y ¿Qué es el hombre sin amor, sino un odre vacío? ¿Qué es un hombre sin amor, sino un cuerpo inerte que estrecha el alma y le mantiene constantemente oprimida?

Amado Pueblo Mío, aún NO han comprendido Mi Amor, por ello permiten continuamente que el ego humano sobresalga en ustedes. Y es precisamente el ego humano el que está llevando a hundirse la barca de cada uno de ustedes en ese mar tempestuoso.

Les he solicitado Fe…

Pero miro a tantos que aún introduciendo su dedo en mis Llagas, mirándoMe, sintiéndoMe, NO CREEN Y NO PERMITEN QUE LA FE LES LLEVE DE MI MANO a conocer lo que es el verdadero Amor.

Y es que la Fe es la fuerza de Mi Pueblo…
La Fe es la puerta que les abre a un conocimiento mayor…
La Fe facilita la comunión entre hermanos…
La Fe facilita la comprensión…
La Fe es caridad…
La Fe es esperanza…
Y la Fe les ata a la obediencia por amor.

En este Instante de los instantes, me encuentro con mi Corazón dolorido, profundamente lastimado por aquellos a quienes les pedí adentrarse y comprometerse en diferentes Obras para auxiliar y llevar Mi Palabra a una Humanidad carente de Ella…

Y les miro ser zarandeados una y otra vez por Satanás.

NO han aprendido de las lecciones que la vida les da a través de sus actos y del obrar fuera de Mi Voluntad. Y esta carencia de tomar cada tropiezo como una verdadera enseñanza, Satanás la toma y la coloca en la barca personal de cada uno de Mis hijos para que esta pese más y se hunda en el mar del ego humano.

Miran demasiado al hermano y sus defectos. Y esto es producto del vivir en una sociedad competitiva, NO espiritual sino mundana.  Miro a cada uno de Mis hijos pasar la vida sin reconocerMe en su hermano, olvidando que la ofensa y el pecado más grave que comete el hombre, es en contra de Mi Santo Espíritu.

Me encuentro con mi Corazón sangrando de Amor y sangrando de pena.  Se preguntarán algunos: ¿Cómo se sangra de amor y de pena?

Así como Me entregué por amor y por la salvación de ustedes, salvación que están despreciando continuamente, salvación que desprecian al continuar siendo tan mundanos y tan irrespetuosos, como aquellos que NO se acercan con palabras de aliento y de amor a sus semejantes que padecen.

La ciencia ha avanzado hijos, y bien lo saben, NO solo para Mal sino para bien de ustedes. Pero en este Instante, la ciencia mal empleada mantiene a la Humanidad en un hilo a punto de romperse, producto de la inconsciencia de algunos.

No son ignorantes, poseen las herramientas para mantenerse constantemente informados a través de esta Mi Palabra, de cuanto acontece y de cuanto amenaza a la Tierra.

El Sol pasó de ser aliado del hombre a manifestarse con toda su fuerza, como señal de que NO reconoce el obrar y actuar humanos y la Tierra se encuentra amenazada.

Amado pueblo mío: ¿En dónde me Buscan? ¿Por dónde me buscan? Pregúntense eso. Mi Misericordia es infinita y ustedes desaprovechan este instante. Instante en que con Mi Palabra les llamo a una Conversión total.

Conocen sobre lo venidero, pero NO ES IGUAL hijos, que conozcan lo venidero; al instante en que VIVAN lo venidero. Si NO se encuentran debidamente cimentados sobre roca firme NO lograrán continuar de pie, NO lograrán mantenerse firmes e inamovibles. Por ello Mi insistencia en un cambio radical.

No necesito ofrecimientos de ustedes, no necesito que me ofrezcan cambiar. LES EXIJO un cambio radical, pues aquellos que ofrecen y NO cumplen, esos son sepulcros blanqueados.

Y Mi Pueblo en este Instante, tiene que mantenerse fiel a Mí para que logre recibir de Mi Santo Espíritu, el Discernimiento necesario.

Amado Pueblo Mío:

Oren por Argentina, la convulsión aumenta y las voces subversivas las escucha únicamente el silencio, pero estas se levantarán y tomarán por sorpresa a la mayoría. (1)

Oren hijos Míos, la Tierra será estremecida, Mis hijos presenciarán un Fuerte Terremoto.

Oren hijos Míos, OREN POR USTEDES MISMOS;  porque frente a cada uno se encuentra Mi Balanza.

Oren hijos Míos, oren por el País del Norte, en medio de la convulsión y la sorpresa será flagelado por quienes no le aman.

Oren hijos Míos, oren por Ecuador, padecerá a causa de varios eventos.

Cada instante es un siglo de preparación, cada instante es un diamante para ustedes, cada instante es formar parte del trigo o de la cizaña, cada instante es el Instante de los instantes.

Y el deber de mi Pueblo es crecer en Amor, en sabiduría, en conocimiento y en el respeto y cumplimiento de los Diez Mandamientos, los que deben ser vida en ustedes.

Esta generación escribe su historia con sangre. Con la sangre de inocentes que Me aman, pero a la vez escriben su historia con el desamor y con la acogida a Satanás como su dios.

Aun así, NO les abandono, sino que continúo trayéndoles y explicitándoles Mi Palabra porque NO deseo que ninguno de ustedes se pierda.

¡BASTA YA!, DEJEN LOS HARAPOS CON QUE CAMINAN.

Aún no tienen consciencia, NO han tomado consciencia de que esos harapos de egoísmo, de yoísmo. Esos harapos de poder, esos harapos de contienda, de envidia, de posesión, de exhibicionismo…

Esos harapos de materialismo, esos harapos son los que si NO se desprenden de ellos, les llevarán a formar parte de los seguidores del Anticristo.

Éste se mueve rápidamente mediante sus satélites, para encadenar a sus adeptos.

Tristemente debo decirles que aquellos que le están sirviendo al Anticristo en este Instante actúan, NO duermen como ustedes, como Mi Pueblo.

NO esperan una petición para cumplir con lo que conocen o con lo que se han comprometido…

NO esperan un llamado de atención, porque saben que este Engendro de Satanás NO perdona un error.

Y Este su Jesús, que es Misericordia infinita y constantemente les perdona, es despreciado y arrojado.

Ustedes Pueblo Mío, me crucifican continuamente. Atraviesan mis manos con clavos de necedad, de terquedad, de desamor, de injusticia, de intolerancia, de faltas de caridad, de soberbia, de faltas de esperanza y sobre todo, de NEGACIÓN para creer y confiar en mi Palabra.

Son ustedes los que nuevamente gritan ¡CRUCIFÍCALE!, son ustedes los que repiten la historia…

Necesito almas decididas a Padecer.

A Sufrir lo indecible para continuar Fieles a mis pedidos.

Hijos Míos, Pueblo Mío, se encuentran tan cerca, tan cerca del estremecerse de Mi Iglesia, tan cerca del estremecerse de la Tierra con grandes terremotos que ustedes esperaban para tiempos futuros y muy futuros.

Y ES QUE AÚN NO HAN COMPRENDIDO QUE VIVEN EL INSTANTE DE LOS INSTANTES.

Mi Cuerpo Místico será fuertemente estremecido y necesito que la Fe de Mi Cuerpo Místico se mantenga firme en Mi Promesa y en Mi Palabra. Pero para ello, ustedes deben ser cumplidores de Mis Mandamientos y ser cumplidores de la Ley del Amor.

Pueblo Mío, ¡Cuánta degeneración sale a la luz continuamente! ¡Cuántos cada instante son contaminados por la Ira y se transforman en criaturas irreconocibles ante Mí, pero no irreconocibles ante Satanás!

Comprendan, hijos, que cuando ustedes pierden la Paz, abren las puertas a Satanás para que los utilicen como instrumentos de él en contra de sus hermanos.

Tomen conciencia de que este Instante está anunciado y es el instante en que el hombre deja de amarMe y acoge la Maldad como su aliada. pero aun así NO me alejo de mi Pueblo fiel y sé que mi Pueblo fiel acogerá con amor a sus hermanos para que ninguno se pierda.

Estoy atento a ustedes, a cada palabra, a cada mirada, a cada paso que dan, a cada pensamiento… Y les exijo ser verdaderos con ustedes mismos porque Yo les conozco. Pero algunos NO se conocen a sí mismos aún y deben recapacitar sobre ello.

Amado Pueblo Mío, manténganse unidos a Mí. PiénseMe, adórenMe, invítenMe constantemente a obrar y actuar en ustedes.

Necesito que Mi Pueblo se fortalezca en el Amor, para que la unidad NO sea fingida sino sea verdadera e impenetrable por el Mal. La Unidad verdadera es una Muralla y eso en este Instante debe ser mi Pueblo, de lo contrario hasta los fieles pueden caer.

Yo les mantengo de Mi Mano, NO les abandono, pero como Amor verdadero respeto el libre albedrío del hombre.

VENGAN A MÍ CON HUMILDAD

Y DISPUESTOS A PERMITIRME QUE LES MOLDEE.

Yo les perdono una y otra vez, pero necesito que tomen consciencia de la Urgencia de este Instante.

Les amo, les bendigo Pueblo Mío, les acojo, les amparo, son la niña de Mis Ojos. Vengan a Mí.

Queden en Mi Paz.

Su Jesús.

 (1) Profecías para Argentina, leer…

http://www.revelacionesmarianas.com/

R115 LAS PRUEBAS DE MARÍA


Agosto 03 de 2017

La Gracia de Mi Señor vuestro Dios, es para todos vosotros. Mi Señor y Mi Dios, vuestro Dios, derrama Sus Bendiciones, Su Amor, Sus cuidados, sobre cada una de las almas creadas. Pero, vosotros, ¿Qué hacéis para retener esa Gracia en vosotros?

Yo como Madre vuestra, también os cuido Mis pequeños. Ciertamente, sois hijos de Mi Señor y Mi Dios y procuro que vosotros estéis dispuestos de la mejor forma en vuestra alma, para recibir dignamente los regalos tan grandes que recibís en todo momento de Mi Dios, vuestro Dios.

Entended Mis pequeños, en todo momento estáis recibiendo Bendiciones de Nuestro Dios. Vosotros ya no os dais cuenta de ello o NO os ponéis a recapacitar y a meditar todas estas Bendiciones que recibís. Cuando Yo os digo “en todo momento” para que entendáis, simplemente os pongo un ejemplo contundente, que es el Don de la vida.

Se os ha dicho ya en varias ocasiones, que la vida que tenéis viene de Nuestro Dios y Señor. Si Él dejara de veros, de cuidaros, en ese momento vuestra vida terminaría.

Esto os lo digo así, para que os deis cuenta que en todo momento, Nuestro Dios y Señor, está atento a la vida de cada uno de vosotros.

Es muy tonto decir, como a veces muchos de vosotros exclamáis: “es que Dios no se acuerda de Mí” o también decís: “Él está ocupado con tantas cosas, que ni se acuerda de Mí” y muchas otras cosas más decís.

Pero con lo que os acabo de decir, de que Él está cuidando la vida de cada uno de vosotros, es más que claro que vosotros estáis ante Su Presencia, ante Su Cuidado y está viendo por vosotros en todo momento, para mantener el Don de la vida, que Él os ha concedido…

Y Le podáis servir y luego podáis ganaros el Reino de los Cielos.

Cuando vinisteis a servir a vuestro Dios aquí a la Tierra, Él se comprometió con vosotros de cuidaros en todo momento…  Y ese “todo momento” NO tiene descanso Mis pequeños, estáis en todo momento en el Pensamiento y en el Corazón de vuestro Dios.

Así que, antes de que volváis a querer decir que vuestro Dios no se acuerda de vosotros; que ciertamente es un error gravísimo, meditéis y calléis. Y antes que nada, agradeced que vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador, que os está cuidando, está velando por vosotros en todo momento.

Llegará un momento en que Lo conoceréis y Lo veréis Cara a cara. conoceréis Su Amor, os daréis cuenta Quién es vuestro Dios y todo lo que recibisteis de Él, desde el momento de vuestra concepción… Y por qué se os concedió el Don de la vida.

NO seáis ingratos con vuestro Creador, Él es Puro Amor y si algo sucede en vuestra existencia, Él está velando por vosotros, está viendo por vuestro bien, porque Él es Puro Bien. Aceptad de corazón, lo que venga a vuestra vida, es para vuestro bien.

A veces, tendréis que esperar mucho tiempo, a veces poco; pero el final, será bellísimo y lo agradeceréis infinitamente. Todos vosotros a lo largo de vuestra existencia, tendréis pruebas. Algunas, para que os reforcéis en la Fe y en el Amor.

Otras, para que os acerquéis más fuertemente a Su Corazón. Otras más, para que os deis cuenta de que debéis vivir en humildad y en un sometimiento total a la Voluntad de vuestro Dios y Señor.

Yo Soy el Ejemplo Fiel de lo que os sucede. Yo Misma, también fui probada y fue una Prueba muy fuerte.

Una prueba que en cierto momento, merecería a la muerte… Porque Me tomó el Santo Espíritu y Me dio la Vida en Mi Vientre, de Aquél que fue vuestro Salvador.

Deuteronomio 22,23 Muerte a la virgen infiel y traidora

Vosotros NO estáis en ese momento fuerte, en el que os estéis jugando vuestra vida. Yo, Me estaba jugando la vida, pero acepté la Voluntad de Nuestro Padre, de Nuestro Dios y ved el Regalo que obtuve al final: al Salvador. El Mesías, se desarrolló en Mi Vientre.

¡Qué Alegría, qué Honor! Y todo eso Me lo concedió Nuestro Dios y Señor, porque acepté Su Voluntad sin ponerLe ninguna restricción. Me di en totalidad por Él, Me di en totalidad por vosotros.

Os digo esto Mis pequeños, para que confiéis plenamente en vuestro Dios. Si vosotros Lo estáis siguiendo, si vosotros creéis en Él firmemente, si vosotros NO tenéis duda de que vuestro Dios os ve, os guía, os consiente, os prueba; pero sobre todo, OS AMA, NO TEMÁIS.

 Simplemente, dejad que Él se manifieste en vosotros, como se Manifestó plenamente en Mí, Su Sierva.

Santa Isabel y María… en la Visitación y la exclamación del Magnificat

Amad fuertemente a Nuestro Dios. AmadLo podría decir con locura, porque NO HAY ningún amor en la Tierra, que se pueda parecer al Amor que Nos da Nuestro Dios.

¡Tanto Amor, tanta Dulzura, tanta Delicadeza! Cada uno de vosotros habréis sentido en algún momento de vuestra vida, Su Presencia.

Su trato siempre delicado, sin que os fuerce en ningún momento. OS DA LA LIBERTAD TOTAL, para que escojáis el seguirLe o el traicionarLo y darLe la espalda. O Le dais alegría o Le dais tristeza.

Vosotros mismos ahora, podréis juzgaros. Si estáis recibiendo solamente bienes de parte de Nuestro Dios, ¿Acaso Él se merece que Le paguéis con males, con traición, con grosería, con pecado?…

¿Verdad que NO, Mis pequeños? Si realmente amáis a vuestro Dios, amadLe. AMADLE con todas vuestras fuerzas, con todo vuestro amor.

Dejad que desde el Cielo os ilumine Mi Señor y Mi Dios. PedidLe a la Comunión de los Santos que os ayuden a entender vuestra misión, que os ayuden a llevarla con la mayor perfección posible, como Nuestro Dios y Señor se merece.

Venid a Mí, Mis pequeños. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, que también velo continuamente por vosotros. Yo, como Madre vuestra os instruyo, os aconsejo y os explico tantas cosas tan bellas, que vienen de Nuestro Dios y Señor.

Venid a Mí y pedidMe Consejo y Me daréis  gran alegría, porque os podré hablar de Mi Señor y Mi Dios y Me daréis esa alegría de transmitiros las Verdades del Cielo, Sus alegrías y el futuro que os espera, tan bello, tan santo, tan puro.

Es tan bello todo lo viene de Nuestro Dios y cada uno de vosotros está llamado a regresar al Reino de los Cielos. 

Fuisteis creados para producir Amor. 
Hacedlo Mis pequeños.

La humanidad necesita del Amor de Nuestro Dios. Necesita conocer también, Su Perdón.

Venid a Mí Mis pequeños, para que os ayude a apreciar las bellezas que os tiene preparadas Nuestro Dios para toda la Eternidad.

DejadMe Mis pequeños, que os enamore del Amor de Nuestro Dios. DejadMe Mis pequeños, que os lleve hasta la profundidad del Corazón de Mi Hijo. PermitidMe Mis pequeños, que os llene de Mi Amor, que es el Amor de la Trinidad en Mí.

Lo que ahora vivís; por un lado es una prueba para vuestra fidelidad hacia el Amor Infinito de Nuestro Dios. Por otro lado, es para engrandecer el Reino de Nuestro Dios y con eso os ganaréis más Gloria en el Reino de los Cielos.

Mientras más hagáis en la Tierra, por que conozcan el Amor y las Verdades enseñadas por Mi Hijo, más grandes seréis en el Reino de los Cielos.

Os he dicho que Nuestro Padre, Nuestro Dios, vela por cada uno de vosotros en todo momento. NO hay segundo que NO esté con vosotros. Os conoce perfectamente. Tratad pues Mis pequeños, de complacerLe a Quien con todo Amor os creó. ¡Valéis tanto para Él!

Vosotros NO tenéis idea de lo que valéis para vuestro Dios, vuestro Creador.

Cuando Él crea a un ser, le da capacidades que vosotros NO tenéis idea aún, de lo que podéis hacer. Pero primeramente OS PRUEBA, para ver si sois merecedores de todo lo que Él tiene pensado daros. Todos esos regalos y más, se os van dando a lo largo de vuestra existencia y se incrementarán cuando hayáis cumplido vuestra misión aquí en la Tierra, cuando vuestra alma se libere de vuestro cuerpo.

Vuestras potencias espirituales, también se liberarán y os daréis cuenta de todo lo que hizo vuestro Dios y Creador por vosotros. El cuerpo, afectado por el Pecado Original os limita… Pero ya liberados, gozaréis infinitamente todo lo que tenéis, todo lo que se os ha otorgado…

Pero especialmente el Amor. Por eso, tanto os lo insistió Mi Hijo. Toda Su Evangelización, se resume en ello: el Amor. 

El Amor primeramente hacia vuestro Creador. Luego, el Amor hacia vuestro Salvador. luego el Amor de Mi Santo Esposo, el Espíritu de Amor, que os da las capacidades para amar, para servirLe a vuestro Dios en Su Santísima Trinidad…

Y os da las Potencias del Alma que cada uno recibe primeramente, para cumplir su misión y posteriormente, como regalo eterno por haber cumplido correctamente con lo que se os pidió.

¡Es tanto el Amor que se derrama sobre cada uno de vosotros, que debierais estar agradeciendo día y noche lo que tenéis…!  ¡Y que con Fe, debéis aceptar!

Agradeced. AGRADECED en todo momento que vuestro Creador, vuestro Dios, NO aparte de vosotros Su Vista NI Sus Bendiciones, ni por un segundo. Sois Su Creación, sois Su regalo si vivís para Su Bien, si vivís para Su Voluntad. Si vivís para expandir Su Amor sobre la Tierra.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo pido Yo ahora, Mis pequeños.

MOMENTOS DIFÍCILES SE VENDRÁN.

 Dejaos pues que el Amor Infinito de la Santísima Trinidad, os colmen plenamente. Os transformen y así podáis entender tanto Amor que recibís de vuestro Dios.  Y de esta forma, también sepáis agradecerLe a vuestro Dios, como Él se merece.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

REINA DE LOS MÁRTIRES

CORREDENTORA, HEROÍNA Y SACERDOTISA

Con la Redención, Jesús recuperó todo lo que Adán despilfarró. Y lo más importante entre lo que recuperó, fueron las almas deformes y los espíritus mutilados de su esencia: La Capacidad de Amar.

Cristo muriendo, ruega por los enemigos de Dios, para que tengan el Perdón y vuelvan a la justicia. Jesús es el restablecedor del Orden.

El Perdón es AmorY es la medicina más amarga, pero más efectiva para empezar a reconstruir el alma.

El Odio ofusca la paz. Y su látigo fustiga sin piedad al hombre, por la violencia contenida en su interior.

La felicidad está en Dios, porque Él da la alegría que da la Paz.

Él da la continencia para el dominio de las pasiones. Él da la resignación, la paciencia, todas las virtudes que son necesarias.

MARIA ES LA CORREDENTORA 

La Madre NO es diferente del Hijo. NO en la naturaleza humana, sino en la misión sobrenatural de la Redención.

El Hijo para tocar el ápice del Dolor, debía probar la separación del Padre: en el Getsemaní, sobre la Cruz. Fue el Dolor llevado a la altura y severidad infinitas.

La Madre, para tocar el ápice del Dolor, debía probar la separación del Hijo: En los Tres Días de la Sepultura.

Entonces María estuvo sola.  La sostenían solo la Fe, la Esperanza y la Caridad. Pero Él estaba ausente.

Fue la espada NO configurada, pero traspasante y hurgante en su corazón. NO murió porque Dios NO quiso. Pero para la Madre, haber quedado privada del Hijo. ¡Y con qué muerte! De la unión con su Hijo… Fue de tal Espasmo que sin una gracia especial, hubiese muerto.

En aquella Hora Dolorosísima. En el Mar de Dolores que fue la vida de la Virgen, consagrada al Supremo Dolor y a la Suprema Alegría desde su concepción.

Ella, la Purísima Corredentora, debió dar su ‘Sí’, para completar lo que le faltaba a la Pasión de Jesús.

María es la Corredentora. Por lo tanto siendo TODO en Ella inferior solamente a Dios, también su Dolor debía ser cual ningún dolor de criatura humana, alcanzará nunca de ser.

María nació Inmaculada porque fue consagrada a Dios por sus padres, antes de ser concebida y amó como jamás criatura alguna podrá hacerlo.

Por ser Corredentora le tocó redimir a la Mujer con su Maternidad Divina.

El Pecado de Eva tuvo varias facetas y TODAS debían ser reparadas…  

María NO conoció el Pecado, por eso venció a Satanás y lo sometió bajo su purísimo calcañal. Por eso mismo encontró la Gracia de Dios que la convirtió en Madre.

Por ser Corredentora junto con Jesús, María conoció el Dolor y el Sufrimiento en grado sumo. Su amor sin límites atrajo la Gracia de Dios que le pidió el sacrificio sin límites.

María fue Sacerdotisa y Víctima, junto con su Hijo.

La primera cristiana y la primera mártir en el Camino del Calvario, junto con la Víctima Suprema: su Hijo Jesucristo.

Ella se sacrificó como mujer, para redimir a la Mujer. 

LA DESOBEDIENCIA

María llevada de su amor por Dios, hace voto de virginidad…

Dios le pide ser madre y esposa.

Obedece…

Eva buscó el placer, el triunfo, la libertad.

María acepta el Dolor, el Aniquilamiento, la Esclavitud.

Eva dijo ‘NO’ a Dios.

María se convierte en Esclava de Dios.

LA SOBERBIA

Eva quiso conocer lo que solo era atributo divino.

María se humilló hasta lo profundo y aceptó toda clase de humillaciones.

La Esclava de Dios aceptó sin defenderse y en silencio:

La humillación de la sospecha de José. La mujer siempre presiente lo que su esposo siente por ella. ¿Cómo debió sentirse la Madre que aunque se sabía inocente, NO podía explicar lo que había pasado?

Aunque su prometido era un santo, también debía ser probado en la Fe… Y el Evangelio deja entrever el Oculto martirio de José.

Las humillaciones de los demás, NO tan santos.

María era prometida, NO esposa. Un embarazo sin boda debió desatar una ola de comentarios muy poco caritativos.

Humillaciones de pobreza en Belén, cuando Jesús nació.Humillaciones de perseguida por el mandato de Herodes.

Humillaciones en el Destierro.

En Egipto, las cosas NO fueron diferentes al ser ellos extranjeros y perseguidos.

Humillaciones de los parientes y amigos que al ignorar la verdad, tomaban como debilidad materna, la forma de educar a Jesús. Y NO la querían mucho al ver la adoración que Ella tributaba a Jesús.

Humillaciones en los tres años del Ministerio de Jesús, por NO haber sabido educarlo. Por permitirle que NO se casara y se pusiera a mantener a su madre viuda, en lugar de andar de alborotador, porque…

¡Vaya escándalos que armaba contra los del Sanedrín!

Humillaciones por ser la Madre de un Demente que se creía Dios.

Humillaciones crueles durante la predicación de la Palabra. El Mesías nacería de una Virgen.

Los que lo negaron y crucificaron, lo insultaron y fueron los precursores de los que NO meditan cuanto amor tiene Dios por su Virgen Santísima…

Y NO RESPETAN SU VIRGINIDAD…

La odian tanto, que NO vacilan en Blasfemar contra Ella con los peores insultos dirigidos contra una mujer…  

Humillaciones después de muerto Jesús, al reconocer una pobreza tal, que le impedía comprar un sepulcro y aceptó la caridad de José de Arimatea.

Humillaciones de los que pensaron que había enloquecido de Dolor en el Calvario, al verla sostener que Él resucitaría.

INCREDULIDAD

Eva NO le creyó a Dios. Prefirió la voz del Maligno Seductor y por eso desobedeció.

María padeció durante tres días, el aparente abandono del Padre.

Resistió los repetidos ataques de Satanás y fue la ÚNICA que continuó creyendo y esperando la Resurrección.

Por eso se completó la Redención. Si Ella hubiese dudado, hubiese deshecho la Obra de Jesús.

Aceptó saber solo lo que Dios quería que supiese, sin preguntar nada. Creyó siempre, sin cuestionar nunca.

LA LUJURIA

Con el voto de virginidad rechazó el placer y cualquier experiencia de los sentidos.

La Carne fue puesta bajo sus pies, junto con Satanás.

La lujuria es glotonería llevada a la voracidad; pues los vicios que NO se refrenan siempre conducen a otros peores.

Casto es el que tiene moderación no solo en el cuerpo, sino también en sus afectos y en sus pensamientos.

María fue la Casta, para borrar las manchas de la carne, del corazón y de la mente.

LA AVARICIA

Eva robó a Dios el primer fruto.

María venció la avaricia de los Primeros Padres, renunciando anticipadamente a su Hijo.

Su Dolor de dolores: Una madre se siente morir, cuando se ve forzada a renunciar a sus hijos. Su corazón es despedazado y siempre queda aunque sea una fibra que une a la madre a la que la alejan de su hijo…

María dio su Hijo a Dios y luego lo dio a los hombres.

En el Calvario dio su ‘Sí’ más Doloroso, cuando al llorar por el Hijo que le habían matado, aceptó ser la Madre de los Verdugos de Jesús.

La Madre comparte con el Hijo la naturaleza humana. Carne Divina se formó de la virginal Carne de María.

Su misión sobrehumana de la Redención también los unió.

Jesús y María siguen siendo Redentores: siguen sufriendo en la Gloria Intangible de los Cielos, por los hombres que los reniegan y los ofenden.

A Él en su Sacratísimo Corazón y a Ella en su Corazón Inmaculado.

María es la eterna Parturienta que da a luz con un dolor sin parangón:

Ella sabe que de su Dolor engendra hijos, no bienaventurados para el Cielo, sino en una proporción mucho mayor, condenados para el Infierno.

Sabe que alumbra criaturas muertas o destinadas a morir. Muertas porque se niegan a reconocer a Dios y a recibir los Sacramentos que les darían la Salvación.

Ella es el segundo Cristo

Mientras el Cielo se oscurecía en el Calvario y se rasgaba el Velo del Templo, también se rasgaron sus corazones con la misma herida, al ver el número incontable de almas para las que será inútil la Pasión.

Cristo salva con el Dolor y con la Sangre.

María salva con el Dolor y con las Lágrimas.

Los Dos quisieran salvar a todos con su amor…

Jesucristo una vez que entregó su espíritu en las manos del Padre, entró con su Espíritu Santísimo en el Reino de la Vida, en lugar de Adán que debió ser el primer hombre que entrara a formar parte del Reino Celestial y que por su prevaricación hubo de esperar milenios, para entrar con su espíritu cuando Jesús abrió los Cielos para los muertos en Dios.

Y habrá de esperar muchos milenios más para tener su carne unida al espíritu. Jesús NO. Jesús fue resucitado y exaltado y Dios Padre puso en sus manos traspasadas todo poder de Juicio, convirtiéndole en Cristo-Juez.

Y solo Él con María hasta ahorita, son los únicos dos que habitan en el cielo en cuerpo y alma y son la prueba innegable de lo que espera a los hijos verdaderos de Dios: la Resurrección de la Carne.  

Por eso hay que levantar las frentes enfermas hacia el Cielo para que el Rocío Divino nos bañe, porque estamos enfermos y no lo sabemos.

Nos hemos dejado besar por Satanás y su Lepra está sobre nosotros y en nosotros.

Pero el Amor de Jesús… solamente su Amor puede curarnos. NO rechacemos su Mano que nos Busca para atraernos a Él.

¿Nos sentimos tan malos que no creemos posible que Él pueda perdonarnos?

¡Él es tan Bueno! Hubiera perdonado también a Judas si en lugar de suicidarse, hubiese ido bajo la Cruz y le hubiese dicho: ‘¡Perdóname!’…

Hubiera sido el Primer redimido de Jesús, porque él fue el Culpable más Grande.

Y sobre él hubiera hecho llover la Sangre de su Corazón, atravesado no tanto por la lanza, cuanto por su traición y nuestras traiciones.

A68 IGLESIA ANALFABETA


Hijitos Míos, hablar de Iglesia es hablar de Mí, vuestro Dios Salvador.

Mis pequeños, al venir a la Tierra a serviros, a ayudaros en vuestra salvación, os dejé muchas Enseñanzas. Enseñanzas de Vida, Enseñanzas de Amor, Enseñanzas de Salvación, Enseñanzas de Perdón.

Infinidad de Enseñanzas tenéis Mis pequeños, para que siguiéndolas vosotros lleguéis a vuestra Purificación y a vuestra Santificación.

Mis pequeños, hablar de Iglesia como os dije, es hablar de Mí. Os he dejado la Iglesia para que vosotros, al estar en Ella, os podáis llenar de todas las necesidades espirituales que tiene vuestra alma. Ciertamente la Primer Iglesia, es vuestro hogar.

Vuestros padres, con su ejemplo, con su amor… Y sobre todo su amor hacia Mí vuestro Dios y con su dedicación; os van guiando para que vosotros desde pequeñitos, os empecéis a formar una vida espiritual.

Vais creciendo y os vais llenando de toda esa vida espiritual que, como os dije, primeramente os han dado vuestros padres, que ellos a su vez, están respaldados por la Iglesia que Yo os formé, por las Enseñanzas que Yo os dejé… Y ya siendo mayorcitos, empezaréis a tomar vosotros solos, el crecimiento espiritual que os empezaron a inculcar vuestros padres y posteriormente, Mis ministros.

Ciertamente, este es el modo ideal de crecimiento espiritual para un alma en la Tierra. Desgraciadamente, Satanás se ha introducido en las familias. Las ha ido separando, destrozando. Les ha quitado ese amor hacia Mí, ese deseo de manteneros Conmigo y sobre todo, el deseo de ir creciendo en vida espiritual.

Muchos de vuestros hermanos se sienten ya suficientemente educados con lo poco que han recibido en casa y con lo poco que se les dio como preparación para hacer su Primera Comunión, si es que llegaron a hacerla.  

Hay tantos faltantes espirituales ahora en la sociedad en la que estáis viviendo, que NO se puede decir que estéis vosotros perfeccionados en el conocimiento que Yo quiero que tengáis. Mucho os falta y si vosotros os dais cuenta, mientras más aprendéis, mientras más sabéis de Mí y de lo que Yo hice por vosotros; vuestros horizontes se hacen más grandes….

Y vuestra necesidad de llegar a cubrir el Conocimiento necesario que Yo quisiera que tuvierais, se va haciendo cada vez, más difícil.

Y se va haciendo difícil Mis pequeños, porque NO ponéis de vuestra parte. Y así, la gran mayoría de las almas que Me buscan, llevan una vida espiritual mediocre o aún mala; porque NO tienen ese interés de estar Conmigo, de llenarse de Mí, de acompañarMe en Mi Vida sobre la Tierra.

Os he dicho muchas veces, que Yo Vivo un Eterno Presente con vosotros. Estuve en la Tierra para las personas de ese tiempo, pero Estoy ahora con vosotros y podéis estar perfectamente Conmigo, acompañándoMe en cualquier momento que penséis en hacerlo.

Para Mí NO hay tiempo Mis pequeños y cuando estaMos unidos en el Amor y en Mis Enseñanzas, tampoco hay tiempo, acostumbraos a esto, Mis pequeños.

Para vosotros SÍ hay un presente, un pasado y un futuro. Para Mí como Dios Omnipresente, Omnipotente, NO HAY  tiempo. Y por eso os repito, quiero que tengáis muy presente esto para que Me acompañéis, NO solamente en ésos últimos momentos de Mi Vida sobre la Tierra, sino que Me acompañéis desde el primer momento en que Yo estuve aquí en la Tierra, en Mi Nacimiento.

Acostumbraos Mis pequeños a repasar Mi Vida. Todos los momentos de Mi Existencia sobre la Tierra tienen su Enseñanza y si vosotros realmente queréis hacerlo, la Luz de Mi Santo Espíritu os dará el Conocimiento que necesitaréis si ponéis de vuestra parte, para buscarMe y acompañarMe.

Mi Vida, Mi Donación, es una Enseñanza real para todos vosotros. Ciertamente tenéis las Sagradas Escrituras, pero cuando vosotros os compenetráis más en Mi Existencia, en Mis Obras, en Mis Palabras, en Mis Milagros, en todos Mis momentos…

Entonces, se vuelve una Escuela. Una Escuela Espiritual, que si la seguís Mis pequeños, SI lográis moveros a través de Mis Enseñanzas, alcanzaréis la perfección que Yo necesito que vosotros alcancéis.

¡Es tanto, TANTO, lo que Yo os he dejado y es tan bello!, que si vosotros, os volvierais estudiosos de Mi Vida, Gozaríais y os iríais preparando para el último momento de vuestra existencia sobre la Tierra…

Y es más, ése momento Me lo estaríais pidiendo continuamente, cuando ya Me conocierais mejor… Cuando ya quisierais vivir plenamente Conmigo, cuando ya hubierais hecho grandes obras y grandes milagros para el bien de vuestros hermanos.

Son grandes cosas las que tengo para vosotros, pero tenéis que poner de vuestra parte. Os he dicho que el que Me Busca, Me encuentra… Pero es el que Me busca. Yo quisiera daros TODO.  Pero vosotros sabéis muy bien por vuestra propia experiencia, que si dais algo de valor a alguien. A algún hermano vuestro que lo necesita; pero que NO Os lo pide, sino que vosotros se lo dais, lo apreciará muy poco y quizá, hasta NI las gracias os dé.

En cambio, el que busca y busca con insistencia, encuentra… Aunque sea a disgusto de la otra persona a quien se le está insistiendo por el favor. Pero va a lograrlo. Va a lograr que se le atienda.

Yo quisiera, Mis pequeños, que vosotros insistierais constantemente en alcanzar la santidad a la que estáis llamados. Que Me insistierais también fuertemente, para que Yo os concediera los Dones, Virtudes, capacidades…  Lo que vosotros sentís que necesitáis en vuestro interior.

Y que es Mi Santo Espíritu Quien os está indicando qué es lo que Me debéis pedir. Si Me lo pidierais con insistencia, os lo daría.

TODO, todo lo que tenéis y todo lo que debéis tener, para cumplir vuestra misión y agradarMe a Mí, vuestro Dios, con vuestros actos hacia vuestros hermanos, Me lo debéis pedir, Yo nunca os voy a imponer algo.

Ese es vuestro mérito también, saberMe pedir. Cuando vosotros le pedís algo a alguien, en ese momento, os estáis humillando y eso os va a llevar siempre hacia la simplicidad, hacia la humildad, hacia la sencillez espiritual, con la que deberéis siempre estar unidos a Mí.

Por eso Me gustan los niños, porque ellos se acercan a Mí sin ningún temor, utilizando las palabras más sencillas que salen de su corazón y NO palabras rebuscadas y rimbombantes que aturden, porque NO salen de un corazón sincero y amoroso. Cuando queráis venir a Mí, os pido seáis como niños, Yo os daré lo que necesitéis, si considero que eso os va a ayudar a vuestro crecimiento espiritual.

Deberéis ser honestos con vosotros mismos, no tratar de ser otra persona, os quiero como sois. Porque a cada uno de vosotros os creé como sois. Y así se Me hizo bien crearos y así os amo. Así que presentaos a Mí vuestro Dios, como quienes vosotros sois. Ciertamente con educación, con amor y esto os lo da una vida espiritual profunda.

Ciertamente, toda la maldad que os rodea, os va desviando de vuestra realidad espiritual y ¿Cuál es vuestra realidad espiritual? la que está plasmada en la Biblia, en las santas lecturas, las lecturas que hablan de Mí, que os enseñan a moveros en el mundo como vuestro Dios y Salvador se movió.

Todo el error que hay a vuestro alrededor, vosotros mismos lo habéis propiciado. Ciertamente, Satanás es el causante principal, pero si vosotros defendierais y os lo voy a poner fuerte: si defendierais, hasta con vuestra propia vida, todo lo que es Mío, todo lo que está en las Sagradas Escrituras; entonces estaríais realmente siendo almas que luchan por su crecimiento espiritual y que se merecen estar Conmigo eternamente.

Sois almas que amáis lo que pertenece a vuestro Dios. Aquellos que se vuelven estudiosos de Mis Palabras y de Mis Obras, en la mayoría de los casos terminan siendo grandes santos, porque Mi Palabra mueve a los corazones.

No desperdiciéis pues Mis pequeños, todo lo que Yo os he dejado para vuestro bien. Os repito, Yo NO os presiono. Y no presiono, porque el Cielo se gana con vuestros actos, con vuestro libre albedrío, con una lucha diaria para mejorarse.

Si vosotros NO ponéis de vuestra parte, buscando en las Sagradas Escrituras lo que es bueno para vosotros y lo que Yo deseo para vosotros, entonces NO avanzaréis. Si Yo os presionara, si Yo os diera el regalo de la vida eterna Conmigo, sin que vosotros NO os lo ganarais con vuestro diario trabajo espiritual, NO sería justo si os compararais con las almas que se condenan.

No, Mis pequeños. Yo quiero que todos vosotros os salvéis, pero vosotros tenéis que trabajar para vuestra salvación. Es tan bello el servirMe, el estar Conmigo, el aprender de Mí, vuestro Dios.

PedidMe Mis pequeños, que Mi Santo Espíritu os enamore de Mi Amor, os lo he dicho muchas veces, pero parece que NO habéis hecho caso. Ser enamorados de Mi Amor, es lo más grande que pueda tener un alma aquí en la Tierra. El poder estar continuamente Conmigo, el poder convivir Conmigo, vuestro Dios.

Si NO Me conocéis, NO podéis desearMe. Vosotros buscáis afanosamente lo que os gusta. Y si se pone difícil el obtener lo que os gusta, si realmente sois personas de lucha, tarde o temprano venceréis y obtendréis lo que necesitáis.

Las almas mediocres, las almas tibias, simplemente NO luchan; todo se les hace difícil, cansado, sin chiste. NO os dejéis, pues, llevar por esos momentos de vuestra vida, que la debilidad os vence y vosotros perdéis el interés de venir a Mí. Aún en esos momentos, buscadMe y Yo os levantaré. Levantaré vuestro ánimo y vosotros, alegres nuevamente estaréis.

Cuando vosotros realmente contáis Conmigo, cuando Me dais Mi lugar en vuestra vida, cuando sinceramente reconocéis que sin Mí NO sois nadie; en ese momento es cuando recibiréis infinidad de cosas bellísimas, que vosotros mismos NO os habéis imaginado.

Mis pequeños, en la búsqueda de lo que Me pertenece y que os quiero dar, encontraréis vuestro gozo. Encontraréis el “por qué” de vuestra existencia y eso os traerá mucha Paz. BuscadMe, preguntad por Mí, descubrid nuevas cosas que quizá se os habían pasado en vuestras lecturas y en las Sagradas Escrituras… Y así, os podréis llenar de Mí en todo momento.

NO claudiquéis, la Batalla apenas va a empezar, dejaos mover por Mí, vuestro Dios, por eso quise estar entre vosotros, para conoceros y para que Me conocierais.

Os bendigo, Mis pequeños, pedidMe, de corazón, lo que creáis o lo que Mi Santo Espíritu, que habita en vosotros, os indique, y lo obtendréis. Buscad, buscad vuestra perfección y vuestra santidad obtendréis. Mi Amor queda con vosotros.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí y juntos restauraremos el Mal, que se introdujo desde el Principio. YO os necesito como instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra vida eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de lo que NO véis, en Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO VIII


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

DÍA VEINTIUNO

21. Reparad por las almas que se enojan conmigo cuando decido probarlas, liberarlas de sus esclavitudes.

Hijo amantísimo:

Qué grato es saber que cuento con vuestra compañía. Vuestros actos de amor para conmigo serán recompensados en el Cielo. Pensad por un momento que cada vez que venís a Mí, llegaréis a una porción del Cielo en la tierra.

Porción en la que os espero cada noche para perfumar vuestro corazón con el óleo bendito. Óleo de fragancia exquisita, óleo que os mantendrá despiertos, amándoMe por los que NO me aman, adorándoMe por los que NO me adoran.

Óleo que os consumirá en ansias de reparar, porque son muchas las almas que reniegan de su cruz… Muchas las almas que NO aceptan el Sufrimiento…

 Sufrimiento que para ellas es un castigo. Sufrimiento que evaden siempre. Sufrimiento que NO esperan encontrar durante su peregrinaje en la tierra.

Hijo mío, habéis de saber que las almas que buscan una vida acomodada, relajada. Una vida sin tropiezos, una vida en la que NO se tenga que luchar NI sacrificar para conseguir los ideales: son almas que aún NO han descubierto el Gran Misterio de la Cruz.

 Son almas que aún les falta mucho camino por recorrer. Son almas que aún NO se han preparado para la Prueba. Prueba que algún día les habrá de llegar.

PRUEBA POR LA QUE TODA CREATURA DEBERÁ PASAR…

 Prueba que purifica el corazón dándole brillo, lucidez… Prueba que acrisola como a oro y plata.

Encanto de mi Divino Corazón:

Atraedme, con vuestra oración, a todas aquellas almas que se enojan conmigo cuando decido probarlas. Liberarlas de sus esclavitudes, refinarlas en el Fuego de mi Amor Divino.

Alma reparadora que estáis en vela en el silencio de esta noche… Alma reparadora que con vuestros ruegos dais descanso a mi Sagrado Corazón. Alma reparadora que sois la admiración de los Santos Ángeles:

Anunciad al Mundo que la Cruz es necesaria para Purificar el alma.

Anunciad al Mundo que la Cruz pule, talla, da perfección al alma que ha decidido seguir las Huellas del Crucificado. Anunciad al mundo entero, que la Cruz hace caminar al alma por caminos angostos, caminos seguros para entrar en UNA de las moradas del Cielo.

Anunciad al Mundo entero que la Cruz desata el alma de las cosas terrenas. Anunciad al Mundo entero que la Cruz sirve, para purgar en vida los pecados.

Así es pues hijo amado, que en esta Hora Nocturna de Reparación, os pido que INTERCEDÁIS por las almas que NO quieren llevar sobre sus hombros el peso de la Cruz de cada día. Almas que se apartan de mi Camino, creyendo que las Pruebas NO le sobrevendrán.

Alma Reparadora:

Crucificado Jesús mío:

He escuchado el barullo de vuestra voz. Voz que me atrajo al monte Calvario para reparar por los desvaríos de vuestros hijos. Hijos que NO hacen caso a vuestros llamamientos de Amor. Hijos que NO quieren acogerse a vuestra misericordia, porque aún naufragan en el lodazal del Pecado.

Hijos que martirizan vuestro Sagrado Corazón con su falta de amor para con ellas mismas. Hijos que desatienden a vuestra Palabra. Palabra que debemos cumplir al pie de la letra. Palabra que abre nuestro corazón para recibir vuestras gracias. Palabra que ilumina nuestro caminar. Palabra que penetra hasta la médula, llevándonos a un Cambio.

Crucificado Jesús mío:

He escuchado el barullo de vuestra voz. Voz que me atrajo al Monte Calvario para reparar por las criaturas que NO quieren saber nada de la Cruz…

Criaturas que sienten pánico al Dolor. Criaturas que desconocen el gran valor que tiene el Sufrimiento Ofrecido…

Criaturas, que apenas les llega el momento de su purificación, desdeñan de vuestro amor, cuestionan vuestros designios Divinos, llegando a dudar de vuestra misericordia infinita. Misericordia para con todos los hombres, porque sois Dios sumamente Bueno, Misericordioso para con el pecador, porque queréis que ni una sola alma se os pierda.

Crucificado Jesús mío:

He escuchado el barullo de vuestra Voz. Voz que me atrajo al Monte Calvario para reparar por las almas que NO aceptan las cruces de cada día. Tocad la fibra más profunda de sus corazones, para que comprendan que quien NO carga con su Cruz, NO es digno de Vos.

No ha cosechado méritos para habitar en vuestras moradas y difícilmente estará en el grupo de los Vencedores. Pasará a formar parte del grupo de los Perdedores, de los que tuvieron en sus manos vuestras dádivas celestiales y las dejaron perder.

Crucificado Jesús mío:

He escuchado el barullo de vuestra Voz. Voz que me atrajo al monte Calvario para reparar por las almas pusilánimes. Almas cobardes para enfrentarse ante situaciones difíciles…

Almas que se esconden en la oscuridad para NO ser descubiertas. Almas que creen que por ser buenas, el Dolor NO tocará las puertas de sus corazones.

Crucificado Jesús mío:

Espero que mi pobre compañía os haya servido como refrigerio, como descanso. Espero que de mi parte NO recibáis heridas, ni sufrimientos, porque os amo. Sois el aire que respiro; sois el aliciente que da empuje a mi vida para NO decaer, para NO caminar hacia atrás.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA VEINTIDÓS

22. Reparad por las almas que están entretenidas en las cosas del Mundo.

Encanto de mi alma: apresuraos en venir a Mí. Tengo algo para contaros: hay un lamento persistente en mi Corazón que me hace llorar, padecer porque muchas almas no se dejan arropar bajo los rayos de mi Divina Misericordia. Muchas almas se resisten en seguir mis huellas; muchas almas me han cerrado las puertas de su corazón.

Por eso sufro soledad, abandono, ingratitud de hombres que dicen amarme pero su amor es superficial, manipulador, de momento; amor que hoy está pero mañana desaparece, se diluye como espuma entre las manos, se evapora como el humo y el viento. Amor de mera emoción, mas no del corazón.

Hijo amado: venid en esta noche y recoged en un copón de oro Mi Sangre Preciosa porque los azotes que recibo de muchos de mis hijos rompen mi piel; causan heridas en mis heridas. La corona de espinas fracturan los huesos de Mi cabeza con el pensamiento perverso de almas que quieren destruir en vez de construir.

Almas que no sopesan los sufrimientos que les aguarda si no se convierten, si no vuelven sus ojos y su corazón a Mí; almas que no entienden o no quieren comprender que el pecado las separa de mis gracias, rompe con la filiación Divina; almas que actúan bajo falsas pretensiones; almas que tan sólo Me honran con sus labios, ya que sus corazones están ausentes de Mí.

Reparad hijo amado: para que las almas que están entretenidas en las cosas del mundo, empiecen a sentir tedio por las alegrías fugaces, por sus falsas pretensiones, por sus modelos falaces.

Reparad para que abran sus ojos a la realidad, para que reconozcan que sólo es importante: la salvación del alma. Reparad para que abran su corazón a lo trascendental, a lo que sí es verdaderamente importante, necesario para permanecer eternamente a Mi lado, para habitar en una de las moradas de mi Reino.

Reino abierto para las almas de corazón puro. Reino abierto para las almas que hicieron mi Divina Voluntad. Reino abierto para las almas que supieron hacerse como niños. Reino abierto para las almas que vivieron el sermón de la montaña. Reino abierto para las almas que tomaron como modelo en sus vidas, al pobre de Nazaret.

Reino abierto para las almas que cerraron sus oídos ante las pretensiones del demonio. Reino abierto para las almas que reconocieron sus pecados, purificaron sus corazones en los Ríos de la Gracia. Reino abierto para las almas que forjaron ideales de santidad, de gracia continua.

Alma Reparadora:

Mi delirio de amor: heme aquí unido a la Iglesia: Triunfante, Purgante y Militante. Heme aquí unido al dolor de vuestro Sacratísimo Corazón. Corazón que es una hoguera que arde para dar calor a todos vuestros hijos. Corazón con varios Aposentos abiertos para dar albergue a toda la humanidad. Corazón que espera ser amado y adorado por todos nosotros.

Corazón que debe ser desagraviado porque muchas almas vituperan vuestra Divinidad; algunos se atreven a decir que simplemente fuisteis un hombre evolucionado, que no pensasteis igual a los hombres de vuestra época, que supisteis ser distinto, diferente de las demás criaturas, que os ganasteis un puesto, que cosechasteis méritos, que por eso se habla de Vos en todos los tiempos y culturas.

Qué gran mentira, cuan gruesa es la capa de oscuridad para estas pobres almas. Sois el Hijo de Dios encarnado. Sois el Mesías, Dios esperado. Sois el Emmanuel, Dios con nosotros. Sois el Cordero Inmolado que disteis vuestra vida para la redención del mundo.

Sois el León de Judá que jamás será vencido por más enemigos que os asedien, por más teorías heréticas que existan, por más hombres que no crean en vuestra magnificencia; por más pecado que contamine el mundo, seguiréis siendo Dios; seguiréis siendo el Divino Maestro que nos enseña, nos educa en la virtud, nos muestra un mundo diferente, al ya existente.

Seguiréis siendo el Salvador, que no descansará hasta tener vuestras ovejas en vuestro redil. Seguiréis siendo el Dios perfecto, Dios sin mancha, sin mancilla.

Jesús mío: Vos que os robasteis mi corazón para unirlo al vuestro: me sumerjo en el silencio y soledad de la noche para reparar por todas las almas que viven una vida loca, desenfrenada. Para reparar por todas las almas que no os aman en magnitud, en entrega.

Para reparar por todas las almas que sólo os buscan cuando necesitan de un milagro, de una ayuda extraordinaria. Para reparar por todas las almas díscolas, de duro corazón. Para reparar por todas las almas absortas en el mundo, mundo que las somete a influencias negativas.

Mundo que se lleva consigo muchas almas, almas que se pierden en el pecado, almas que caen en los pozos fangosos del vicio, almas que se hacen títeres, como siempre habrá quién las maneje, quién las lleve por el camino del Mal.

Jesús mío: haced que esta hora nocturna de reparación saque a los hombres de los engaños del mundo y abran sus corazones para daros un puesto de predilección en sus vidas.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA VEINTITRES

23. Reparad por las almas que promueven y practican leyes perniciosas

Hijo no tengáis miedo en levantaros en esta noche. Os protegeré, os cuidaré como a las niñas de mis ojos; traspasaré vuestro corazón con una chispita de mi amor para que no sintáis frío. Os necesito como cirio encendido, ardiendo en oración a favor de la humanidad; humanidad confundida por las corrientes del mundo.

Humanidad que fácilmente se acoge a leyes inventadas por los hombres; leyes que no están dentro de mis planes Divinos, leyes que en nada se parecen con mis preceptos, leyes que hacen de las criaturas servidores del demonio; leyes que llevan al pecado, a la ruina de naciones enteras, a la laxitud moral, a la degradación ética y por último a la segunda muerte.

¡Cómo es posible hijo mío, que el hombre invente sus propios códigos morales!, sólo para justificar el pecado, sólo para mostrar como algo muy normal las irregularidades y debilidades humanas. La hipocresía ha llegado al colmo de la desfachatez; la inmoralidad ha rebosado la copa; el descaro enerva a las almas buenas.

Hijo mío: vuestra oración en esta noche, perfuma los corazones putrefactos y nauseabundos de algunas almas que se acogen a falsas leyes; leyes que son carta abierta para entrar a las profundidades del Infierno. Vuestra oración en esta noche ilumina algunas conciencias oscuras.

Vuestra oración en esta noche abre los ojos de algunos de mis hijos, ciegos espirituales; vuestra oración en esta noche me conlleva a perdonar al pecador más empedernido porque mi misericordia no tiene límite.

Ya que habéis venido al monte Calvario a hacerme compañía: Reparad con sacrificios, mortificaciones para que no se promulguen más leyes perniciosas, nocivas como las que están a favor de la eutanasia, el aborto, el matrimonio entre homosexuales y otras que son invento de Satanás: para arrastrarlas con él.

Para cobrarles por su mal comportamiento, por el haber transgredido los preceptos de Dios. Preceptos que sí son los verdaderos; preceptos que llevan al disfrute del Cielo; preceptos que dan paz, equilibrio emocional, alegría al corazón.

Hijo mío: Estad siempre en contra de estas leyes que hieren mi Sagrado Corazón; jamás estéis a favor de ninguna de ellas; rechazadlas si fuere necesario, públicamente; no acolitéis el pecado, no os hagáis cómplices, NO pequéis por ser perros mudos.

Alma Reparadora:

Agonizante Jesús mío: gracias os doy por despertarme en esta noche, por intranquilizar mi corazón hasta no llegar al monte Calvario; hasta no postrarme a vuestro divinos pies y enjugarlos con mi llanto. Gracias os doy por haber transformado mi vida, por restaurarla, por darle orden; gracias os doy por la confianza que habéis depositado en mi corazón, por haberme elegido como alma reparadora.

Por haberme entregado este tesoro en mis manos, por haber llenado mis vacíos con vuestro amor, por haber cicatrizado las heridas de mi alma, por haberme devuelto al estado de Gracia. Estado de Gracia que un día perdí, por seguir tras las quimeras del mundo, los falsos espejismos que coartaron mi libertad, me anclaron, me amarraron impidiéndome levantar las alas para volar.

Agonizante Jesús mío: gracias os doy por despertarme en esta noche, por asociarme a los sufrimientos de vuestra Sagrada Pasión, por fijar vuestra atención en mi pequeñez. No tengo nada para daros; sólo os ofrendo mi vida porque os pertenece.

Agonizante Jesús mío: gracias os doy por despertarme en esta noche; por colocar palabras en mis labios para adoraros, para reconoceros como mi Amo y Señor, para aplicar bálsamo de alivio a vuestro Divino Corazón porque muchos de vuestros hijos taladran vuestra manos y pies con sus pecados…

Muchos de vuestros hijos os crucifican de nuevo, ya que acogen con beneplácito leyes permisivas; acogen con beneplácito leyes salpicadas con la ponzoña de Satanás; acogen con beneplácito leyes que la conciencia, muy en el fondo de su corazón, le recrimina, le habla, le cuestiona, le interpela a un cambio.

Agonizante Jesús mío: gracias os doy por despertarme en esta noche, para reparar por aquellas almas que se han cobijado bajo las leyes malditas de la eutanasia, del aborto, del matrimonio entre homosexuales; punzad sus corazones y heridlos con un flechazo de amor; manifestadles vuestra desaprobación, vuestro repudio por el pecado.

Agonizante Jesús mío: gracias os doy por despertarme en esta noche para secar vuestras lágrimas, para recoger la Sangre Preciosa que corre de vuestras Santas llagas; para llamar al mundo a un cambio, a volver los ojos y el corazón a Dios.

Agonizante Jesús mío: esparcid vuestra Agua Viva en toda la tierra y haced que cesen las leyes anticristianas, haced que todas las almas regresen a Vos.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA VEINTICUATRO

24. Reparad para que las criaturas rechacen el pecado

Hijo carísimo: el Mártir del Gólgota sufre soledad en esta noche. El Mártir del Gólgota de nuevo es azotado, coronado de espinas, crucificado. El Mártir del Gólgota os llama a: alzar vuestro voz al Cielo.

Suplicar misericordia al Padre Eterno porque Satanás está haciendo de las suyas: les quita, a las almas, la vergüenza para pecar y se las devuelve para confesarse, les adormila la conciencia, les endurece el corazón, les venda sus ojos y tapa sus oídos de tal modo que caminen como ovejas que van al degüello.

Hijo carísimo: el Mártir del Gólgota llama a todas las almas reparadoras a ponerse en vanguardia, a atrincherarse en la llaga de mi Sagrado Costado, a aprovisionarse con la armadura de Dios, a levantar sus manos hacia el Cielo porque muchas almas yacen en el error, en la ignorancia espiritual, en la miopía religiosa.

 Alma reparadora: entregadme el cansancio del día, entregadme vuestras cuitas, vuestros temores que os aligeraré en vuestro andar, rebosaré vuestros corazones con mis gracias para que os ocupéis de los asuntos del Cielo que Yo Me ocuparé de los vuestros.

Alma reparadora: alumbrad la oscuridad de esta noche con los destellos de vuestra oración; sacad con vuestros desvelos de amor a tantas almas que, aún, no me han experimentado, no me han degustado, no me han saboreado.

Hijo amado: es tanta la maldad que hay en el mundo que si se os abrieran vuestros ojos espirituales: veríais sombras, densas tinieblas de oscuridad; si se os abrieran vuestros oídos espirituales: escucharíais los aullidos del espíritu del mal buscando afanosamente almas; si se os abrieran vuestro olfato espiritual: no soportarías el olor nauseabundo, mortecino.

Hijo amado: es tanta la maldad que hay en el mundo, que al Infierno caen almas diariamente como las hojas de los árboles en tiempo de otoño.

Hijo amado: es tanta la maldad que hay en el mundo, que la copa de mi Corazón rebosa; la justicia está pronta en ejecutarse. Así es, pues, hijo mío que debéis reparar en esta noche para que las criaturas rechacen el pecado; para que los hombres reconozcan que el infierno existe; para que entiendan que es premura la salvación de sus almas.

Es mucha la diversidad de pecado: unos mayores que otros. Por eso alma reparadora: elevad vuestros ruegos, aumentad vuestras penitencias y trabajad para la gran empresa del Cielo, salvando almas.

Alma Reparadora:

Corazón agonizante: heme aquí en esta noche extasiado en algunas de las esferas de la contemplación. Heme aquí en esta noche arrullándoos con Mi oración. Heme aquí en esta noche menguando vuestro dolor con mi hora nocturna de reparación.

Corazón agonizante: heme aquí en el monte Gólgota elevando plegarias al Cielo; heme aquí presentando al Padre Eterno el sufrimiento que os consume. Heme aquí sanando vuestras Santas Llagas con mi inmolación y ofrecimiento de permanecer postrado a vuestros divinos pies, reparando por todos los pecados de la humanidad.

Pecados que llevan al hombre a una guillotina mortal; pecados que deforman el corazón; pecados que aumentan el peso de vuestra cruz, porque son muchas las almas que han caído en las artimañas de Satanás; espíritu engañador que las seduce con sutileza, espíritu engañador que las hace súbditas y esclavas del Mal.

Corazón agonizante: estoy conmovido por vuestras palabras; estoy que ardo en deseos vehementes de llevarme vuestro dolor; ya sufristeis demasiado; ya pagasteis alto precio por todos los hombres; ya cancelasteis la deuda contraída por el pecado; ya os ofrecisteis como Víctima Divina.

Y aún, así seguís padeciendo tormentos, vejámenes de parte de aquellas almas que están inmersas en el lodo de la maldad; maldad que les arrebata bendiciones; maldad que les adormila su conciencia; maldad que les domina la voluntad; maldad que los hace aceptos para el demonio.

Maldad que los postula para el Averno; maldad que pone un límite en el Cielo porque estos pobres, hijos vuestros, corren peligro de condenarse.

Corazón agonizante: estoy ante vuestra presencia queriéndome unir a Vuestro Dolor; regaladme parte de vuestro sufrimiento; descargad sobre mis hombros parte del peso de vuestra cruz; dejadme embriagar de amor con la Sangre Preciosa que fluye de vuestros poros para que así encontréis en mí: apoyo, seguridad, os sintáis acompañado. Son varias las almas que os aman, son varias las almas que se desvelan en prodigaros cuidados, delicadezas.

Corazón agonizante de Jesús: ¡Cómo no entregaros mi vida! ¡Cómo no desgastarla en la salvación de las almas! ¡Cómo no permanecer largas horas en la soledad del Getsemaní!, velando cada noche, reparando por el adormilamiento espiritual de muchos de vuestros hijos; hijos obstinados en el mal; hijos que saturan de oprobios vuestro Divino Corazón.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

JINETE DE LA PESTE

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida; Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

QUE SE ATREVAN A SEGUIR ORANDO A PESAR DE LOS EMBATES DEL INFIERNO…

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor. Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan, y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

A67 EL CÓDIGO DEL AMOR


JULIO 21 DE 2017 – 8:40 A.M.

Mi Paz sea con vosotros, Hijos míos

Esta humanidad ingrata y pecadora cada vez se aleja más de Mí. Si NO fuera por la Intervención Divina, os aseguro que NO quedarían habitantes para mi Nueva Creación.

La Maldad y el Pecado de esta Generación ha sobrepasado todos los límites…

Quebrantar los Santos Preceptos es hoy una costumbre.

Es tan grande el pecado de esta generación de estos Últimos Tiempos, que ha afectado el Código del Amor con el cual fue creado el Universo, las criaturas y TODO cuanto existe.

¡Oh generación ingrata y pecadora, vuestros días están contados, pesados y medidos!

Me embarga la tristeza al ver vuestra indiferencia e ingratitud. Busco por todos los medios salvaros, pero vosotros me dais la espalda y NO la cara.

YA MI JUSTICIA,

¡HA COMENZADO!

 Y …

¿Qué será de vosotras criaturas?

Cuándo despertéis de vuestro letargo YA NO habrá quien os escuche.

Clamaréis y os daréis golpes de pecho, suplicaréis que os perdone, pero ya será tarde…

 La Noche de mi Justicia os envolverá y el Velo de la Muerte Eterna os cubrirá.

NO quedará recuerdo alguno de aquellos en esta generación vivieron en la Maldad y el Pecado.

Hijos míos, veo con tristeza el Calvario que está llevando mi Iglesia…

Y veo con inmenso Dolor como muchos de mis predilectos desde adentro la vienen destruyendo.EL PECADO DE LA IMPUREZA… 

La rebeldía, la soberbia, el ansia de poder, el MODERNISMO  y los ESCÁNDALOS de muchos de mis Purpurados y Pastores, son Espinas que atraviesan mi Cabeza.

¡Oh cuántos azotes recibo de parte de muchos de mis Predilectos que pregonan mi Palabra a los cuatro vientos, pero NO la ponen en práctica!

Los Escándalos de Impureza de muchos de mis Pastores, están dispersando mis ovejas, haciendo que pierdan la Fe.

Os digo Pastores Infieles que en el Día de mi Aviso, os pediré cuentas…

Y…

 ¡AY! de aquellos Mayorales y Pastores infieles, porque el Peso de mi Justicia CONOCERÁN!

Por la Soberbia, Negligencia y mal comportamiento de muchos de mis Predilectos, es por lo que mi Rebaño anda disperso como ovejas sin pastor.

Los espíritus de Asmodeo y Jezabel, se han apoderado de Mi Iglesia.

Los escándalos de impureza, unidos a la rebeldía y desobediencia de muchos de mis Pastores, están llevando a mi Iglesia a una DIVISIÓN…

Que la hará Padecer el Cisma más grande en toda su Historia.  

La Hecatombe Espiritual llevará a una crisis de Fe a gran parte del mundo católico.

Mi Iglesia se tambaleará, pero NO caerá…

Porque YO SOY LA ROCA QUE LA SOSTIENE.  

En verdad os digo, que las Fuerzas del Mal JAMÁS prevalecerán contra Ella. 

¡Ay de los Judas que me traicionarán, porque SI NO SE ARREPIENTEN, ya saben el lugar que les espera en la Eternidad!

Cuando se presenten ante Mí, la paga que recibirán será la Muerte Eterna.

Os digo: 

¡TRAIDORES!:

Que allí será el Llanto y el crujir de dientes.

Esa será la Paga que recibiréis por vuestra Traición.

Escuchad mis Palabras Mayorales y Pastores de mi Rebaño; ponedlas en práctica y enderezad vuestro caminar…

Porque se está acercando el Día en que os presentaréis ante Mí y vuestras obras pesaré.

Si os encuentro faltos de peso, mi Sentencia será para vosotros: ¡APARTÁOS DE MÍ, NO OS CONOZCO! 

FUEGO DEL CIELO se aproxima y va a coger a la Humanidad, sin estar preparada.

Muchas bolas de fuego se dirigen a la Tierra y los hombres de ciencia NO podrán detenerlas, porque SON Instrumentos de Mi Justicia que vienen a purificar vuestro planeta.

Acordaos que estáis en ‘Tiempos de Prueba’ y lo que debéis de hacer es:

Orar, Ayunar y hacer Penitencia, para que estos días os sean más llevaderos.

Rebaño Mío, la inmensa mayoría de la humanidad continúa relajada como si NADA fuera a pasar.

Más yo les digo: Ya el Hacha está puesta a la raíz de los árboles.

Y todo árbol que NO dé buen fruto será cortado y tirado al fuego. (Mateo 3. 10)

Oh humanidad ingrata y pecadora, NO habéis querido acogeros a Mí, seguís despreciando mi Misericordia que tan benevolentemente os estoy ofreciendo.

NO habéis querido escuchar mis Palabras que incesantemente os llaman a la Conversión.

Entonces, CONOCED MI JUSTICIA, sentid su Rigor y su tragedia…

Tal vez así, recapacitéis, obedezcáis… Y a través del Sufrimiento, volváis a Mí.

Os estoy llamando nuevamente a la Conversión.

Estoy buscando por todos los medios que volváis a mi Redil, porque NO quiero vuestra muerte NI Me complace vuestro dolor.

Pero NO, sois tan tercos, sois de dura cerviz…

Sólo aprendéis a través del Sufrimiento…

 ¡Qué tristeza que tenga que ser Mi Justicia, la que os devuelva a mi Redil!

Me duele y entristece vuestra ingratitud. Os ofrezco la Vida, el Gozo y la Plenitud, a través de mi Misericordia. pero la rechazáis.

Preferís el Dolor, el Sufrimiento y la Muerte, que os llegará al paso de Mi Justicia.

¡QUÉ TRISTEZA!…

¡Oh humanidad, los días que están por llegar son de Purificación! ¡Acogeos a Mí, antes de que os llegue la gran Noche de mi Justicia!

Mi Aviso está cerca y os va a coger sin estar preparados; ¿Qué estáis esperando?…

¡Acordaos que vuestra vida está en juego y si NO os arrepentís de corazón, corréis el riesgo de perderos eternamente!

Venid a Mí, con un corazón contrito y humillado y os aseguro que Me olvidaré de vuestros pecados.

Yo soy la Fuente del Perdón que aguarda por vosotras, mis ovejas descarriadas.

Venid a bañaros y quedaréis limpias, OS ESTOY ESPERANDO…

 NO TARDÉIS.

Acercaos con confianza y buscad a uno de mis Pastores que me representan… Y entregadle toda vuestra miseria y suciedad.

 A través de él, os Limpiaré y os daré nuevas vestiduras para que podáis cenar conmigo…

Rebaño Mío, aprovechad al máximo estos días y alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre; para que vuestro cuerpo, alma y espíritu se fortalezcan y puedan resistir el Paso de mi Justicia.

Después de mi Aviso y Milagro, comenzarán los días del Último reinado de mi Adversario…

Y con ellos, el Tiempo de la Gran Tribulación.

Mis Casas van a estar cerradas y profanados mis Tabernáculos.

Tiempo en el cual mi Rebaño tendrá que huir de las cabeceras de las ciudades y pueblos.

Y refugiarse en el monte en los refugios o cavernas…

 PARA HUIR COMO LO HICIERON mis primeros discípulos, de las Persecuciones.

Preparaos pues Rebaño Mío, porque Aciagos son los días que están por venir.

NO temáis a los que matan el cuerpo, pero NO pueden matar el alma;

TEMED más bien, a Aquel que PUEDE matar el cuerpo y el alma en el Fuego. (Mateo 10,28)

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y CONVERTÍOS, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Rebaño.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Junio 13 de 2017

Hijitos Míos, cuando Yo os he dicho que debéis ser perfectos, como el Padre Es Perfecto, es quitar todo aquello que os aparte de la Perfección, que es el Amor.

Mis pequeños, Yo os vine a Enseñar lo que se vive en el Cielo. Y os he dicho, que lo que se vive en el Reino de los Cielos, es el Amor.

Vuestros Primeros Padres, fueron creados para vivir el Amor y para transmitirlo.

Satanás se introdujo en la Creación por Envidia, por Maldad y afectó esta finalidad, de que TODO fuera tocado por el Amor.

La perfección fue afectada. Satanás se introdujo en su corazón y vuestros Primeros Padres tuvieron que ser sacados del Paraíso… De ese lugar bello que había creado el Padre para que se iniciara la Obra de la Creación. 

TODO, todo quedó afectado. La Maldad de Satanás ha afectado todo lo Creado y esto es, le ha quitado el Amor a todo lo Creado. 

Vivir en el Amor es la finalidad del hombre y de TODO lo creado. El Amor lo es todo. Y el Amor os va a llevar a vivir eternamente con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Al quedar vosotros afectados por el Pecado Original, habéis dejado entrar no solamente el Amor que os heMos enseñado, sino todo aquello que Satanás provocó y que va contrario al Amor.

Todo lo que estáis viviendo ahora, los odios, guerras, maldades, traiciones…

Y podría seguir nombrando infinidad de situaciones que van en contra del Amor, las ha producido Satanás. Vosotros NO fuisteis creados para vivir toda esa Maldad, pero la lleváis en vuestro corazón.

Actuar en perfección, es un trabajo personal. ES ir eliminando todo aquello que os aparte con vuestros actos, del Amor. Todo lo que vosotros actuáis, pensáis, habláis, que NO vaya en la línea del Amor, os separa de la Perfección.

La santidad es el triunfo que se propusieron las personas que desearon vivir en la perfección. Se les considera santos, porque buscaron el dañar lo menos posible Nuestro Corazón…

Y como os he dicho, la perfección se logra eliminando todo aquello que Nos daña y es personal. Vosotros os conocéis, y Mi Santo Espíritu os va indicando en qué estáis mal y lo vayáis eliminando.

Debéis entrar en lo profundo de vuestro corazón y SER Jueces de vosotros mismosOs debéis preguntar: lo que he dicho, lo que he actuado, lo que he pensado, ¿Me está llevando al Amor, al Verdadero Amor de nuestro Dios?

O con lo que digo, con lo que pienso, con lo que he hago…:  ¿Estoy dañando el Corazón de mi Dios?

Con esto, también os digo que NO debéis señalar a vuestros hermanos por sus actos. Sino os debéis vosotros meteros a vuestro corazón y hacer un acto de conciencia muy riguroso, para que vayáis cambiando, primeramente vosotros.

Cuando lleguéis a la perfección, seréis las almas santas que Nosotros quereMos ver entrar al Reino de los Cielos.

Si vosotros vais procurando cambiar desde aquí en la Tierra, en vuestra Misión, fácil será entrar al Reino de los Cielos…

Si NO, tendréis que pasar un tiempo, corto o largo de Purificación en el Purgatorio. Para que ahí, entonces SÍ hagáis lo que os estoy diciendo: entrar en lo profundo de vuestro corazón e ir evitando todo aquello que Nos daña.

Todos estáis llamados a la perfección. O sea, a recuperar el Amor pleno en el que fuisteis creados, en el que fuisteis pensados.

Cuando sois concebidos, sois esa semillita de Amor que el Padre os dio. Vais creciendo y vais siendo guiados primeramente por vuestros padres, pero cuidados por Nuestra Santísima Trinidad.

Vuestro crecimiento va siendo guiado, os vaMos ayudando. Ciertamente, hay mucha adversidad a vuestro alrededor, Satanás siempre os estará atacando.

TrataMos también de guiar a vuestros padres, para que os llenen de vida espiritual, de Virtudes, de Amor profundo hacia Nosotros. Pero ciertamente, Satanás va destruyendo en muchos casos, lo que Nosotros quereMos hacer en las almas.

Siempre os vaMos a estar cuidando, fuisteis escogidos para bajar a la Tierra a servir a vuestro Dios y NO se le puede servir a vuestro Dios a Nuestra Trinidad, si NO estáis llenos de Amor, si no producís Amor. Si NO tratáis de buscar la perfección en vuestra vida, en vuestros actos, en el actuar con vuestros hermanos.

Posiblemente, suena fácil en un momento decir: “debéis vivir en el Amor”, como os dije Yo antes de Mi Ascensión: “Amaos los unos a los otros”. 

Es fácil, aparentemente decir “yo te amo” cuando estáis hablando en un grupo que habéis sido instruidos en el Amor, como lo fueron Mis discípulos.

Pero salir de ese grupo y llevar Mis Enseñanzas, que ciertamente os van a llevar al Amor, ahí empieza el Gran Problema. Nuevamente, Satanás se introduce entre los grupos, se introduce en el corazón del hombre, se introduce a su mente…

Y lo que debiera ser fácil y bello, se vuelve complicado, difícil. Y termina todo en separación, en destrucción… Y ya NO hay vida espiritual.

¿Cómo podéis vosotros pues, buscar la pureza, la santidad, la perfección, SI NO hay amor en vuestro corazón? ¿Cómo podréis entrar al Reino de los Cielos, si NO estáis buscando el vivir como otros Cristos?

YO Cristo Jesús, os vine a traer el Amor, el Amor del Cielo. Os vine a dar todas las armas espirituales necesarias, para VENCER a Satanás, cuando os ataque y os quiera apartar del amor y de la unión a Nuestra Santísima Trinidad.

Os dejáis manipular fácilmente por Satanás y se empiezan a causar problemas entre vosotros.

Si esto sucede en las pocas almas que han sido preparadas… Imaginad, cómo está la sociedad en general. Y lo estáis viendo: Satanás se ha encargado de que se vivan diferentes pensamientos, diferentes ideologías…

Y así el hombre, va tomando como forma de vida estos pensamientos contrarios a lo que Yo os vine a Enseñar.

Satanás es muy hábil para desviaros de la Verdad que Yo os vine a Enseñar.

A tal grado, de que a pesar de tener en las Sagradas Escrituras todo lo que debéis seguir para alcanzar la Perfección…

 Aún así hasta Mis consagrados buscan nuevas ideologías, nueva forma de actuar y NO se mantienen en lo que se os ha enseñado: que es Palabra de Dios y que ES vuestro modo de llegar al Reino de los Cielos.

Es una tristeza Mis pequeños, de que Yo siendo vuestro Dios y haber Sufrido todo lo que Sufrí para poder salvaros, Me hagáis a un lado. Hagáis a un lado la Palabra Divina, que también Mi Padre os dejó y que Mi Santo Espíritu os sigue recordando en vuestra mente.

Es una tristeza que vosotros prefiráis seguir a Satanás… Y que él os lleve por caminos obscuros de Mentira, de irrealidad.

Os promete muchas cosas, que si vosotros realmente os ponéis a meditarlas, veréis que NO os van a llevar al final, a la Felicidad Eterna.

Muchas irrealidades a donde os lleva Satanás, os prometen gozo humano. Y ciertamente los que estáis con Nosotros y en Nuestras Enseñanzas, sabéis que eso os va a llevar a vuestra Perdición Eterna.

Debéis pedir Mis pequeños, que el Espíritu Santo actúe en vosotros. Debéis ser conscientes de que vosotros NO tenéis las capacidades suficientes para luchar contra la Fuerza de Satanás.

Y esto es causado principalmente, porque NO Me buscáis en pleno, NO entráis a las Sagradas Escrituras y NO las estudiáis bajo la ayuda y acción del Espíritu Santo.

Todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras, os van a llevar a una espiritualidad profunda y bella.

 Se os dieron para que crecierais en el Amor, para que profundizarais en los errores en los que fácilmente, cae el hombre.

Y para que os pudierais proteger contra las acechanzas de Satanás.

Satanás siempre os va a llevar a todo aquello que es contrario al Amor. Vosotros mismos lo vais viviendo, primeramente, en vuestro hogar, cuando sois pequeños.

Si vuestros mismos padres NO os han enseñado a vivir en Mi Amor, NO va a haber paz y cordialidad en ese hogar. Y así, empezaréis a crecer en el error.

Las enseñanzas de los padres son muy importantes desde la pequeñez.

Los padres deben ser ejemplo santo y diría perfecto, para poder llevar a vuestros hijos por el buen camino.

Los pequeños vuestros bebés, van absorbiendo las enseñanzas vuestras a través del ejemplo…

Y generalmente sin que os deis cuenta. Ellos observan y van normando su conducta por la forma en que vosotros actuáis como padres.

Si vosotros NO vivís en la verdad NO vivís en el Amor, vuestros pequeños irán creciendo en el error, en la Mentira, en la falsedad a donde Satanás os lleva.

Por eso os dije en un principio: Tenéis que entrar a vuestro interior. Vosotros os debéis juzgar a vosotros mismos.

ES una responsabilidad inmensa el tener un hijo, porque lo debéis llenar de Amor.

Así de simple Mis pequeños: Lo debéis llenar de amor.

Claramente, el amor tiene muchas facetas. Y esas facetas, también las debéis conocer.

Ser padres es una responsabilidad inmensa, porque Me deberéis entregar almas llenas de amor y que produzcan luego ellas mismas, Amor.

Ciertamente, estáis viendo a vuestro alrededor, que NO habéis hecho bien vuestra tarea.

SECUESTRADOS Y OBLIGADOS A SER TERRORISTAS SUICIDAS

Si HAY tanta Maldad, si hay tanto error a vuestro alrededor, si NO veis las iglesias llenas, si NO veis el trato amoroso de unos con otros, es que han fallado las almas.

NO han vivido correctamente, NO Me buscaron para transmitirMe.

Por eso, TENGO que PURIFICAR a la Tierra. Siento mucho Dolor Mis pequeños, en tener que hacerlo.

Pero como está escrito en las Sagradas Escrituras:

Que si Yo permitiera que el Error prosiga, aún hasta las almas escogidas se perderían. 

Os vuelvo a repetir:

Vosotros os imagináis a Satanás como un personaje malo…

Del cual os podéis Burlar y hacer con él, lo que queráis…Y ESTÁIS MUY EQUIVOCADOS.

Tan equivocados, que por eso estáis viviendo en su Maldad y NO en Mi Amor.

La humanidad entera, cada vez se llena más de su Maldad… Y la humanidad NO busca Mi Amor. Os ha Engañado, estáis viviendo una falsedad, estáis viviendo en el error.

Estáis preparando con vuestra forma de actuar, vuestra Condenación Eterna.

Entendedlo, Mis pequeños. NO os puedo explicar esto en forma más clara. Si NO estáis viviendo como se os enseñó, como Yo os vine a guiar.

Si NO estáis viviendo en lo que os he pedido… Y estáis haciendo lo contrario…

Ciertamente que NO estáis siendo almas que podáis vivir eternamente en el Reino de los Cielos.

Os vuelvo a repetir, en el Reino de los Cielos se vive el Amor en todas sus facetas…

¿Qué estáis haciendo realmente, para que os podáis ganar el Reino de los Cielos?

Seguís criticando a vuestros hermanos, los seguís señalando, veis los errores en los demás. Veis la paja en el ojo ajeno y NO veis la viga que lleváis vosotros en los vuestros. Es vuestra terquedad, es vuestra indolencia.

¡Os he dado tanto! Vine a serviros. Acepté la Orden amorosa del Padre, para venir a traeros Vida. La Vida que debíais seguir.

El Pueblo Judío en su pequeñez, en su nada; en lugar de cuidar a su Dios, en lugar de ver a su Dios entre ellos, ME DESTROZARON sin más ni más.

Y guiados por los mismos Fariseos y Escribas, azuzados por ellos; en su Odio hacia Mí, su Mesías, su Salvador, Me destrozaron…

 Satanás, hizo su tarea. SE VENGÓ DE MÍ porque fue eliminado del Reino de los Cielos. Pero NO Me pudo detener en la Muerte…

RESUCITÉ

Para mostrarle a esa misma gente que Me asesinó…

 Que realmente YO ERA SU MESÍAS

Y a pesar de ello Me siguen Negando.

Me siguen haciendo a un lado, NO buscan el crecer en la espiritualidad Perfecta.

Meditad estas Palabras: “en Mi Espiritualidad Perfecta”Y el hombre prefiere seguir engañado y se deja llevar por las invenciones de Satanás…

Y así el hombre, hasta presume de haber encontrado la verdadera espiritualidad; siguiendo a otras almas, azuzadas por Satanás.

Buscáis lo novedoso, buscáis lo fácil, buscáis lo que os conviene… Lo que NO exija la mejora, lo que NO busca la perfección…

Y así, el hombre se sigue dejando llevar por Satanás, por caminos equivocados.

Y que al final, os van a llevar a una Obscuridad Espiritual, en donde la mayoría de vuestros hermanos, NO sabrán qué hacer y se desesperarán…

¿Acaso NO os dais cuenta de los errores a donde os lleva Satanás?

MAITREYA

¿Qué estáis pensando ganar en esas corrientes espirituales que Satanás ha inventado para apartaros de la Verdad?

 NO buscáis la Perfección; simplemente, buscáis lo novedoso. 

NO buscáis la perfección, porque NI siquiera os tomáis el tiempo para leer las Escrituras, para que alimenten vuestra alma, para que sintáis lo que es verdaderamente bello.

Os dejáis llevar os repito, por lo novedoso y eso va creando Confusión…

Que así vivís la gran mayoría de vosotros, en pura confusión.

 Los Cielos abiertos os observan… Se duelen con su Dios al veros.

Oran por vosotros por tanto error, tanta maldad y el hombre NO entiende.

 Si esas corrientes espirituales que habéis escogido fueran correctas…

Viviríais como en el Paraíso. Viviríais en Paz, en Amor, en armonía todos vosotros…  

Y ¿Acaso lo estáis viviendo? Os pregunto.

 No, Mis pequeños, NO estáis viviendo en la Verdad, NO estáis viviendo lo que Yo os enseñé.  

Retomad las Sagradas Escrituras, si realmente queréis tener la espiritualidad perfecta que os va a llevar al Amor. Retomad Mi Vida, para que en el actuar vuestro, viváis como Yo viví y eso os lleve a la Perfección.

Entrad a vuestro interior y pedidLe a Mi Santo Espíritu, que os vaya indicando vuestros errores, con la delicadeza con la que Él actúa en cada alma. 

Aceptad con humildad, lo que os indique Mi Santo Espíritu y vosotros poned de vuestra parte, con Nuestra ayuda y con la ayuda de Mi Santo Espíritu, a ir eliminando todo aquello que daña Nuestro Corazón.

No dejéis salir de vosotros la Maldad que ya lleváis cada uno. Satanás ha sembrado en vuestro corazón maldades, todo tipo de maldades…

Pero está en vosotros impedir que salgan de vuestra mente y de vuestro corazón, con Nuestra ayuda…

PedídNosla. Dejad que Nosotros os vayaMos perfeccionando, evitando que salga todo Mal. TODO EL MAL que tenéis en vuestro interior…

Y por el contrario, dejad que sí salga de vosotros todo el Bien que Yo Mismo os Enseñé.  Cuando hayáis logrado esto, Mis pequeños, será señal de que ya estáis encaminados hacia la santidad, hacia la vida espiritual perfecta, a la que estáis llamados todos vosotros…

Y así, las Puertas del Reino de los Cielos se abrirán de par en par, para dejar entrar a las almas perfectas. A las almas que supieron vencerse a sí mismas e impidieron que la Maldad que anida en vuestro corazón y en vuestra mente, NO saliera…

Pero que sí saliera de vosotros, todo el Amor que Yo, vuestro Dios Jesucristo, os enseñé.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí…

Y juntos restauraremos el Mal que se introdujo desde el Principio. Yo os necesito como Instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra Vida Eterna.Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis…

En Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO VII


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

18. Reparad por las almas que despojan de sus bienes a los demás, valiéndose de medios mezquinos.

Hijo carísimo: aquí estoy en la soledad de esta noche esperándoos, ansiando que llegue el momento de veros, abrazaros y desfogar mi tristeza en vuestro corazón; corazón en el que hallo complacencia porque sus puertas están abiertas de par en par; para que entre, para que lo tome en posesión como Mi morada.

En esta noche, alma reparadora: atraedme, con vuestra oración, a todas las almas que despojan de sus bienes: a las viudas, a los huérfanos; atraedme a las almas que se apropian de lo que no les pertenece, almas ventajosas en sus negocios, almas que consiguen las cosas a costa de la mentira, del fraude.

Almas que deben restituir lo que han robado; almas que deben limpiar la lepra de su corazón mediante una buena confesión, Sacramento liberador y sanador.

Hijo carísimo: rogad a Dios para que los hombres sean honestos, transparentes; para que trabajen y consigan sus cosas a través de su propio esfuerzo. Rogad a Dios para que los hombres tengan santo temor y conciencia abierta a los misterios de la vida eterna.

Vida eterna que premia o castiga según las buenas o malas obras. Vida eterna que proporciona al alma felicidad o desdicha.

Vida eterna que abre las puertas del Cielo o del Averno.

Hijo amado: llamo a todas las almas, en esta hora nocturna de reparación, a seguir el ejemplo de Zaqueo: devolver, si es posible, cuatro veces más, los bienes a los que les ha quitado injustamente. Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a vivir en la justicia, en la equidad porque estas dos grandes virtudes se hallan enterradas, anquilosadas.

Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a seguir Mis huellas porque Yo soy el Camino, la Verdad y la vida; caminando tras de Mí no tendréis pérdida. Os invito, como a Zaqueo, a bajar de la higuera silvestre para hospedarme en la casa de vuestro corazón.

Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a dejar la vida de pecado, a abrazar mi Santa Cruz como signo de adhesión a mi Gran Misterio de Amor. Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a imitar la vida de los apóstoles y de los santos.

Ellos perdieron el interés por el dinero, por la comodidad, por la vida fácil. Desde el mismo momento que se encontraron Conmigo decidieron despojarse de sus pertenencias para darla a los pobres.

Decidieron andar ligeros de equipaje dejando tan sólo un par de sandalias desgastadas y una túnica remendada.

Alma Reparadora:

Amado Jesús: vuestro Corazón saturado de oprobios, ya no puede más; es tanta la ignominia de algunos hombres, que con sus pecados os hacen padecer, laceran Vuestro Cuerpo Santísimo. Reparo en esta noche por todas aquellas almas que: explotan al más pobre, se apropian de los bienes que no les pertenece; utilizan la mentira, la sagacidad para sacar provecho en beneficio propio en sus negocios mezquinos.

Reparo: para que vuelvan a Vos, os pidan perdón de sus culpas, suelten las cadenas que los oprimen, purifiquen sus corazones en los Ríos de agua viva y limpien sus conciencias en los manantiales de vuestra Misericordia infinita. Reparo en esta noche: para que la humanidad entera recapacite, reaccione y entienda que sin conversión no hay salvación, no hay plenitud en la Vida Eterna.

Jesús amado: es para mí una necesidad, esta hora nocturna de reparación, porque sé que a través de ella descansáis en mí, vuestras llagas son menos dolorosas, halláis consuelo en todas las almas que a determinadas horas de la noche cumplen con este oficio de ángeles.

Agobiado Jesús mío: en esta noche que os habéis dignado mirarme con ojos de compasión, habladme al oído, atraedme a uno de los Aposentos de vuestro Divino Corazón. Reparo por los que suelen embaucar, enredar en la telaraña de sus sucias intensiones a las almas, para que regresen con su corazón arrepentido al Tribunal de vuestra misericordia infinita y sus corazones queden más limpios que la nieve.

Agobiado Jesús mío: haced que estas palabras retumben en los oídos de estas almas como címbalos sonoros, de tal modo que despierten de su aletargamiento, que se acojan a vuestra Benignidad, que sumerjan sus manos en la llaga de Vuestro Sagrado Costado, manos que habrán de quedar limpias, radiantes; porque fueron liberadas de las costras del pecado.

Pecado que lleva a la desgracia en vida, pecado que clama venganza desde el Cielo, pecado que es gangrena para el corazón y llaga purulenta para el alma.

Agobiado Jesús mío: atraed con vuestros rayos de luz a todas las almas que suelen estafar y engañar; traspasad sus corazones con vuestro amor y devolvedles la dignidad de hijos de Dios.

Hijos que sentirán la necesidad de un cambio; hijos a los que les remorderá su conciencia por la bajeza de sus actos; hijos que recobrarán la libertad porque el pecado los tenía oprimidos, subyugados, anclados en las puertas del Abismo Infernal.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA DIECINUEVE

19. Reparad por todos los ateos.

Ya se os está haciendo tarde, hijo mío: la noche está encima y muchas almas, aún, no han llegado al Tribunal de mi Misericordia, no han venido a purificar y a limpiar su corazón en el Sacramento de los Ríos de la Gracia; aún les cuesta cortar con el pecado.

Aún no están convencidas de mi Palabra; aún, les cuesta renunciar a las cosas del mundo; aún, no se han decidido a caminar ligeras de equipaje; aún, no han tomado conciencia de que son peregrinas en la tierra, que su permanencia en esta vida es demasiadamente corta en comparación con la Vida Verdadera.

Hijo mío: venid en esta noche de frío, no os importe que tengáis que levantaros, no os pongáis abrigo que yo os arroparé con la capa que llevo puesta sobre Mi túnica, tan sólo dejaos guiar por mis toques Divinos y ayudadme a salvar almas, reparando con espíritu de reverencia vuestras horas nocturnas.

Os tocó vivir, hijo amado, en un tiempo de degradación moral y relajo espiritual. Os tocó vivir en un mundo hedonista, mundo insaciable, mundo que nada le llena, nada le colma. Os tocó vivir la era de la ciencia y de la tecnología, era materialista, era ausente de Dios.

Así es, pues, alma reparadora que habéis seguido el eco dulce de mi Voz: os necesito en esta noche orando y reparando por los hombres que dicen no creer en Mí; hombres empíricos que todo lo verifican y controlan a través de los sentidos; hombres que rebaten mis leyes, mi Evangelio.

Hombres que creen haber salido de la nada; hombres que a pesar de todo fueron creados a Mi imagen y semejanza; hombres que espero poderles dar un abrazo de Padre bueno; hombres a los que amo porque son una porción de dolor, de sufrimiento.

Reparad por todos los ateos: para que abran sus ojos y me descubran en el cielo tapizado de estrellas, en la majestuosidad y perfección de la naturaleza, en el corazón de las almas puras, sencillas. Reparad por las almas entregadas al placer: para que comprendan que todas las vanaglorias del mundo son alegrías momentáneas, furtivas.

Reparad por las almas inmersas en el mundo científico y técnico: para que se interesen en descubrir mis Misterios Divinos, en investigar a través del Espíritu Santo los milagros, las obras de Dios; Dios que ama con amor eterno a toda la humanidad.

Alma Reparadora:

Corazón amado de mi Jesús: ¡cómo cubrirme del frío en esta noche, si Vos vais a arroparme con la capa que lleváis puesta sobre la túnica! ¡Cómo no levantarme e ir en pos del Maestro del Amor, a deleitarme con vuestra compañía! ¡Cómo no hacer la hora nocturna de reparación!, si sois el Mártir del Gólgota que aún es flagelado, coronado de espinas y burlado.

Estos son algunos de los motivos que me impulsan a llevar a cabo mi promesa de amor, promesa de permanecer en el monte Calvario una hora cada noche reparando por los pecados de los hombres, promesa de ser vuestro cirineo y alivianar el peso de la Cruz…

Promesa de ser vuestra Verónica y enjugar con el velo de mi alma Vuestro Divino Rostro sufriente; promesa de ser otro Juan y estar al pie de la cruz hasta el día que me llevéis de esta vida al Cielo; promesa de daros un vaso de agua refrescante para saciar vuestra sed; promesa de ser vuestro súbdito, vuestro siervo.

Corazón amado de mi Jesús: quitad los harapos de mendicidad de algunos de vuestros hijos, atraedlos a las fuentes insondables de vuestra misericordia, lavadles el barro de sus corazones y hacedlos hombres nuevos, criaturas que con su vida os alaben, os glorifiquen, os ofrezcan los tributos que os merecéis como Dios.

Corazón amado de mi Jesús: venid pronto; vuestra Iglesia os necesita; el mundo ha confundido la mente de vuestros hijos, hijos que siguen las huellas de falsos ídolos, hijos que están al borde del abismo porque el demonio los ha enceguecido, los ha arrancado de vuestras venerables manos, los quiere tomar como trofeos, ya que se cree victorioso, triunfante; pero lo que él desconoce es que el bien siempre prevalecerá sobre el Mal.

Corazón amado de mi Jesús: gracias por este auxilio divino; por este tesoro que habéis puesto en mis manos; por iluminar mi corazón para reparar cada noche; de llevarme parte de vuestro sufrimiento con mis pequeños sacrificios; sacrificios que no son nada, ya que Vos me lo habéis dado todo; sacrificios que servirán para ablandar el corazón de las almas escépticas, almas que no creen que estáis vivo, almas que dicen no creer hasta no veros.

Complaciente Jesús mío: escuchad mis ruegos; concededles una gracia para que crean; un toque de vuestro amor para que vuelvan a Vos, para que abajen sus cabezas como signo de humildad, para que se reconozcan como servidores del Servidor; para que acepten la gran verdad, que no sois mito sino realidad.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

LA PUJANTE INDUSTRIA DEL SECUESTRO

DÍA VIGÉSIMO

20. Reparad por los secuestradores para que se den cuenta de su actuar perverso.

Hijo amado: es Jesús el que os habla de nuevo en esta noche. Os necesito en vela reparando por aquellas almas que se toman el derecho de coartar la libertad, de comercializar con las personas como si fuesen animales de su propiedad, de mantenerlas en cautiverio por el sucio interés del dinero o por un supuesto ideal.

Ideal mezquino, ideal salpicado de oscuridad, ideal salido de la profundidad del Averno que involucra a familias enteras en el dolor por la separación forzosa de sus seres queridos.

Hijo carísimo: reparad para que cese el secuestro en el mundo entero, para que se dé fin a la guerra, para que impere y reine la paz. Reparad por los secuestradores para que tomen conciencia de su actuar perverso; actuar que los llevará al mundo de las tinieblas, al Abismo Infernal.

Reparad por estas almas conducidas por Satanás para que regresen al seno de sus familias; familias que sufren, familias que esperan el pronto regreso de su hijo pródigo, de la oveja perdida.

Reparad por estas almas para que sientan la necesidad de conversión, de experimentar la verdadera libertad, de valorarse a sí mismas, de reconocerse criaturas formadas a mi imagen y semejanza, de comprender la grandeza de la dignidad humana.

Reparad por estas almas para que cambien sus corazones de acero por un corazón de carne; corazón despierto al santo temor de Dios; corazón abierto al sufrimiento ajeno; corazón que crea en una vida mucho mejor que esta; corazón con ansia de trascender, de volar; corazón que sueñe con una Patria justa, solidaria; corazón que entienda que con la violencia no se consigue la paz.

Reparad por estas almas para que se acerquen a Mí. No las rechazaré, las miraré con ojos de compasión y les daré una nueva oportunidad; oportunidad para un cambio de vida; oportunidad para que construyan proyectos sólidos; oportunidad para que sanen las llagas purulentas de su corazón; oportunidad para que se sientan amadas, útiles; oportunidad para que se salven y se acojan a Mi misericordia infinita.

Reparad, porque estas almas hieren mi Divino Corazón, me hacen llorar lágrimas de sangre porque muchos de mis hijos sufren, viven en condiciones infrahumanas, padecen soledad, nostalgia de no poder estar con los suyos; impotencia al sentirse enjaulados, pisoteados; tristeza de ver truncados sus sueños, sus planes.

Alma Reparadora:

Corazón adorable de mi Jesús: aquí estoy queriéndome llevar el dolor de Vuestro Divino corazón en esta noche, noche en que estáis adolorido al ver las malas obras de muchos de vuestros hijos. Noche en el que escucháis el gemir, los ruegos y las súplicas de los secuestrados.

Secuestrados a los que les truncaron un proyecto de vida por su cautiverio forzoso, secuestrados que son rebajados, denigrados en su dignidad de persona, secuestrados que temen morir sin la compañía de sus familias y familiares. Secuestrados que padecen tortura física y sicológica, secuestrados que fueron arrebatados violentamente de su ámbito familiar y social; secuestrados que esperan obtener la libertad, secuestrados que ansían dormir en su cama, compartir la mesa con su familia.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies. Vuestras palabras conmueven mi corazón, por eso siento la necesidad de reparar cada noche por todos los pecados de los hombres; hombres que deberían amaros porque sois la Víctima Divina que os ofrecisteis en Sacrificio para darnos salvación y vida eterna; hombres que deberían de reconoceros como al Hijo de Dios; hombres que deberían de purificar y limpiar sus miserias en los manantiales de vuestro Divino Corazón.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, adorando vuestra Sangre Preciosa, levantando mis manos al Cielo y rogando al Padre Eterno para que se digne atraer a todos los secuestradores del mundo entero y les renueve su corazón.

Corazón que comprenderá los vejámenes de su proceder; corazón que se reconocerá nada ante la presencia de Dios; corazón que arrancará la maleza, removerá su tierra estéril; corazón que se condolerá del sufrimiento de los secuestrados, se pondrán en su lugar y querrá ser un hombre nuevo.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, queriendo aplicar bálsamo sanador a vuestras heridas, heridas producidas por estas almas indolentes; almas que trabajan directamente para el Príncipe de las Tinieblas.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, ofreciéndoos el oro de mi reparación, el incienso de mi oración y la mirra de mi desvelo de amor porque ya no quiero veros sufrir más: Vos que sois sumamente bondadoso y tierno.

Vos que disteis vuestra vida para darnos vida. Vos que seguís con vuestros llamamientos angustiosos para que las criaturas se conviertan, vivan el Evangelio y den muerte al hombre viejo.

SECUESTRADOS Y OBLIGADOS A SER TERRORISTAS SUICIDAS

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida; Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

QUE SE ATREVAN A SEGUIR ORANDO A PESAR DE LOS EMBATES DEL INFIERNO…

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor.

Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan.

Y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

 

N186 GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO


Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo y así como bajé en Pentecostés sobre los apóstoles, vuestro Padre, vuestro Dios, ha ido escogiendo alrededor del Mundo almas sobre las cuales depositaré Mis Dones y Yo Mismo os moveré para que actuéis, según la Voluntad del Padre.

Os pido Mis pequeños, que os vayáis preparando para ése momento. Os iré tomando e iréis viviendo el cambio… Cuando menos lo esperéis. Pero vuestra alma deberá estar dispuesta si así lo deseáis, a servir a vuestro Dios en Nuestra Santísima Trinidad.

El hombre necesita un cambio, muy corrompido está. La generalidad se ha apartado totalmente, de las Leyes Divinas que os dio el Padre.

Yo os vengo a recordar todo lo que el Hijo os dio y os vengo a dar ésos Regalos Divinos; para que podáis llenaros de la Gracia, a la cual todos vosotros estáis llamados. Pero el alma deberá estar dispuesta a recibirlos.

El que CREE EN MI, HARÁ LAS MISMAS COSAS QUE YO HAGO . Y HARÁ MAYORES AÚN… (Juan 14, 12)

Pero al recibir Mis Dones, Mis Carismas, deberéis estar conscientes que son para servir. Que son para hacer la Voluntad del Padre, que NO SON para que vosotros vayáis por el Mundo presumiendo lo que tenéis.

Lo que primeramente os daré, es la Humildad. En la Humildad, entraréis profundamente en vuestro corazón… Y ahí, adoraréis a vuestro Dios y Nos adoraréis en Nuestra Santísima Trinidad.

Yo estoy en vuestro interior y donde estoy Yo, también está el Padre y el Hijo. Donde está el Padre, también estaMos el Hijo y Yo. Somos Inseparables, debéis adorarNos en vuestro interior. Deberéis estar conscientes que ya NO seréis vosotros.

A veces actuáis sin pensar y os dais totalmente de palabra, os ofrecéis a Nuestra Santísima Trinidad de palabra. Pero cuando ya hay que trabajar y actuar, es cuando Nos dais la espalda.

Por eso, os pido que si realmente queréis seguir adelante, que viváis para la Voluntad de Nuestra Trinidad. Vuestra alma debe estar dispuesta a todo lo que os pidaMos. Esto es personal. NO es cuestión de grupo. Vuestro trabajo será personal y daréis cuenta a Nuestra Trinidad de tiempo en tiempo…. Y al final de vuestra existencia.

Sabéis que éstas Bendiciones NO se les conceden a todos los hombres, sois almas escogidas y que habéis sido preparados para una misión especial, muy bella y también, difícil a ojos humanos. Pero al momento en que vosotros os donéis a Nuestra Trinidad, Nosotros tomareMos posesión de vuestra voluntad…  Y de esta forma, todo será fácil.

Se os ha dicho que estáis en momentos de cambio, un Cambio Universal. Viene un Nuevo Mundo, una nueva Esperanza llena de un Amor Infinito. Y debéis de poner mucho de vuestra parte, especialmente vuestra donación.

No hay casualidades en Nosotros. Vuestra vida sigue un Plan Divino y en este caso, un Plan Salvífico, como el de Jesucristo. Ciertamente NO SOIS SERES DIVINOS;  pero seréis movidos por Fuerzas Divinas; porque estaMos y estareMos en vosotros. Habéis dado vuestro “fiat”, lo heMos tomado.  

El hombre, como NO conoce el futuro NI el desarrollo de los Acontecimientos que se darán, TEMÉIS… Pero, ¿Acaso un hijo pequeño teme algo, cuando va tomado de la mano de sus padres?

El niño pequeño, confía plenamente en sus padres. Lo lleven por donde lo lleven, esté en lo Obscuro, esté en lo Alto, esté en el frío, esté en las aguas… Ellos confían plenamente en sus padres, porque ven en sus padres la Fuerza y la Capacidad que ellos no tienen.

Os heMos dicho que Nosotros os llevareMos de la mano. Os tomareMos en totalidad y actuareMos en vosotros.

Todo esto se resume en una palabra Mis pequeños: AmorAmor a vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad…  Y Amor hacia vuestros hermanos por lo que les vais a ayudar en la misión que tenéis cada uno de vosotros encomendada.

NO la conocéis, pero la gozaréis. Porque iréis viendo palpablemente lo que Nuestra Fuerza Divina, lo que el Amor Divino puede hacer en las almas de los hombres y lo que puede hacer para destruir el Mal de Satanás y Vencerlo.

Estáis de Nuestra parte, estáis del lado del que ya triunfó por todos vosotros. ¡Cristo Jesús ha triunfado!, TRIUNFÓ  sobre la Muerte. ¿A qué le podéis temer, si Él Resucitó y vosotros estaréis tomados por Nosotros?

¿A qué le teméis? NO podéis temerle a la Muerte, porque Nosotros soMos Vida. Si morís, podeMos resucitaros y resucitaréis ciertamente, al Reino de los Cielos. Pero podéis también resucitar como Resucitó Jesucristo, con un Cuerpo Humano.

Si Teméis, es que NO habéis comprendido toda esta Evangelización que se os ha dado. NO confiáis en el Poder Divino, NO confiáis en el Amor de vuestro Dios. Si desconfiáis, NO sois dignos de ser tomados por vuestro Dios.

Meditadlo, Mis pequeños. Sois almas especiales… Pero también tenéis que darLe un gusto y una Donación especial a vuestro Dios.

Hijitos Míos, YO como Espíritu de Vida, Yo como Espíritu de Amor, siempre he vivido perfectamente en la Presencia de Jesús y de María. Es a través de Mi Moción, que se os dá el Conocimiento, la Guía, la Verdad por medio del Verbo Encarnado…

Y además, Me establezco perfectamente en la Persona de Nuestra Hija, la Siempre Virgen María.

La vida se os dá por el Padre y la realización de ella, para llevar a cabo vuestra misión sobre la Tierra, debe estar unida a Mi Inspiración constantemente. La Sabiduría de Jesucristo como Dios, estaba influenciada por Mi Presencia Divina en El, Yo se la transmitía y El en viva voz, la donaba a la gente de Su pueblo en ése tiempo y a la gente del Mundo en éste tiempo.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR… 

El vínculo filial de Madre-Hijo Me permitía obrar en la Perfección de Mi Persona. Su Donación era perfecta. Los Dos eran UNA sola alma. El Gozo de uno era el gozo del otro y el Dolor de uno era el dolor del otro.

La Donación total y sin condiciones de Nuestra Hija María a Nuestra Santísima Trinidad, Nos permitía obrar perfectamente en Ella.

Era el respaldo seguro y perfecto para el Dios Encarnado. Era el consejo y la ayuda de la Madre para con el Dios que venía a redimir al Mundo. Era el apoyo fiel en quién confiaba Sus secretos íntimos el Redentor.

Como el Amor no se puede separar del Dolor; Ella, amando perfectamente a Su Hijo, también SUFRÍA perfectamente, con su Hijo.

La vida de total Sumisión de Vuestra Madre Santísima a Nuestras Inspiraciones, fue de gran ayuda a la Redención del Género Humano, ya que al surgir Ella misma como Corredentora del género humano, se vuelve Maestra y Guía, al ser el Alma de la Nueva Iglesia que se formaba, con las Enseñanzas de Su Hijo, después de Su Muerte…

Ella se vuelve dolor con el Dolor, se vuelve vida con la Vida, se vuelve redención con Su Corredención. Es el ejemplo perfecto de una madre abnegada y fiel a los designios divinos del Padre. Se vuelve así vida de esperanza y de amor, ya que en Ella ven los discípulos la constatación de las Enseñanzas de Su Hijo.

En Ella ven los discípulos la Obra Maestra de la vida de Dios Hijo; en Ella ven el reflejo perfecto de la vida del Salvador y por ello se vuelve Guía y Maestra, en el Amor y en el Dolor, de las Enseñanzas de Su Hijo, Salvador del género humano.

Así en Ella Yo, como Espíritu de Verdad y Sabiduría, sigo dejando Vida de Gracia para el Género Humano al formar la Nueva Iglesia de Cristo Jesús.

Es a través de Ella que se viven las Enseñanzas de Su Hijo y se asienta y se robustece la Iglesia de Dios. Así Ella se vuelve Intercesora ante Su Hijo para todo el género humano.

Por ello, es a través de la Iglesia formada por las Enseñanzas de Cristo Jesús y afianzada en la Guía de Su Hija, la Siempre Virgen María; por lo que Yo el Santo Espíritu de Dios, puedo seguir transmitiendo las Verdades del Cielo a todos los hombres que han permitido que La Vida se mueva en sus corazones.

Así, la vida de la Iglesia permanece. Me hago Presente continuamente a través de Mis hijos, aquellos que el Padre ha escogido para ser portavoces de Nuestras Enseñanzas, de las que ya se os dieron y de las que ahora se os dan; para seguir preservando la Familia de Dios.

Se os han dado las bases de la Vida y del Amor de Dios, pero debéis entender que en la Omnipotencia de vuestro Dios NO hay término, todo tiene que evolucionar hacia Su Perfección…

Y así como a un niño pequeño se le da conocimiento de niño. Así vosotros, después de haber tenido la evangelización de Cristo Jesús…

Yo ahora, os daré Conocimiento de más edad. A través de Moisés se dieron las Enseñanzas para ésa época, para ése Pueblo Rebelde. A través de Cristo Jesús se os dieron Enseñanzas de un nivel superior.

A través Mío, se os darán enseñanzas superiores en el Amor de Dios.

Los que han hecho vida las Enseñanzas de Jesús, vuestro Dios, ya han crecido en la Verdad y ahora se os permitirá conocer más sobre la Verdad Omnipotente e Infinita de vuestro Dios. Caeríais en una gran soberbia si creyeseis que lo que se os dijo ha sido todo lo que vuestro Dios tiene para vosotros, sus hijos.

Su Omnipotencia y su afán  de amor es infinito, por ello, Su Conocimiento Infinito se les irá revelando a todos aquellos que, con amor, humildad y docilidad, acepten su pequeñez y su necesidad de alimentarse de la Vida y del Conocimiento de su Dios.

En el tiempo por venir, después de una Gran Purificación; los escogidos de Su Amor podrán obtener a través Mío, Espíritu de Vida, las Inspiraciones de vuestro Creador.

Agradeced inmensamente el Amor que os tiene vuestro Padre Dios, por compartiros Su Conocimiento. Conocimiento que ya había sido dado al género humano, pero que se perdió por el Pecado Original.

Dios Padre tiene un deseo perenne de compartir con Sus creaturas… Ésa es la vida del amor: el dar y dar continuamente, para ver en la vida de los hijos, la perfección de Su Obra.

Cuando un alma se dona, como lo hizo vuestra Madre Santísima; Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, puedo derramarMe perfectamente… Y así el alma, entra en comunicación total con el Cielo, aún a pesar de estar viviendo sobre la Tierra; para proseguir la obra de Redención y de evolución en el Amor de vuestro Dios.

La Obra de Dios es Dinámica y NO tiene fin. Vuestra evolución en el Amor es tarea de toda la Eternidad. Sólo se os han dado las bases perfectas, los cimientos perfectos que habrán de soportar el Edificio de Perfección.

Este es vuestra alma, la cuál llegará a ésa perfección cuando acepte, viva y transmita la Vida de Dios. El Amor es Nuestro Distintivo. A vuestro Dios se le conoce principalmente, por Su Amor y al introduciros al Amor, ahí obtenéis todo.

Todo crece, se purifica y vive por el Amor. Quién deja vivir al Amor en su corazón  se deja guiar por el Amor de Mis Inspiraciones, se vuelve un verdadero hijo de Dios. No se puede lograr una verdadera perfección si no se ha logrado vivir en el AMOR.

No se puede ser guía, maestro o ejemplo de las Enseñanzas de Jesús, si antes NO habito Yo el Amor en pleno, en su corazón. No se puede hablar con la Verdad si ella NO está saturada de amor.

NO se puede ser guía de pueblos, si el Amor desinteresado y puro, NO habita en su corazón. Aquél que NO escucha Mi Voz en su corazón, aquél que NO busca a través de la Oración y la Donación, hacer la Voluntad del Padre, NO puede decirse hijo de Dios.

 Enseña lo que sus intereses quieren enseñar y guía hacia donde sus intereses quieren guiar. Habéis separado lo material de lo espiritual, convirtiéndolos en dos entidades opuestas y que no tienen aparentemente, relación una con otra.

Sois creación total de Dios. Vuestra alma moviendo y expresando por medio de vuestro cuerpo Mis Inspiraciones, para todos vuestros hermanos. Sois alma, cuerpo y Espíritu. Yo ayudo a vuestra alma a crecer y a vuestro cuerpo a servir como vehículo, para llevar Mis Enseñanzas dadas a vuestra alma, a todos vuestros hermanos.

Vuestra alma debe servirse del cuerpo, para que a través de él se manifieste Mi Vida Perfecta, la Vida del Espíritu de Dios, misma vida que vive en Cristo Jesús. Así, al transmitir Mis Enseñanzas estáis transmitiendo a la Santísima Trinidad, a vuestro Dios.

Si reflexionarais esto en humildad y docilidad, de rodillas y con vuestra frente en el suelo, NO os cansarías de agradecerLe a vuestro Dios la inmensidad de dones, gracias y regalos con los que os ha dotado.

Él se ha derramado y se derrama día a día en las almas para que crezcáis hacia ésa perfección que El desea. Si ahora creéis gozar con lo que tenéis; NO podéis, ni imaginaros, lo que gozaréis con lo que iréis obteniendo al ir avanzando en la perfección de vuestra alma.

Inmensos regalos os tiene reservados vuestro Dios, los cuáles Yo, Su Santo Espíritu, os iré dando. Sólo necesitamos de almas sencillas, humildes, pequeñas. Donadas perfectamente, para que se pueda manifestar en ellas la Perfección de vuestro Dios.

Acudid continuamente a pedir ayuda a vuestra Madre Celestial, Ella la que entendió perfectamente la Obra de Dios, que se donó perfectamente a ser moldeada por El y en la que ahora podéis ver la perfección que logró Dios, vuestro Padre en ésta maravillosa creatura, la Siempre Virgen María.

Acudid a Ella sin  temor, con confianza, con alegría. Ella, la toda Pura, la toda Santa, la toda Inmaculada, os quiere llevar hasta la realización plena de vuestra alma. Recordad que el que verdaderamente ama, primero ve por la mejora de los demás, antes que ver la suya propia.

Cuando alguien verdaderamente ama, dá todo lo que tiene, con tal de ver en el ser amado una superación; aunque alcance niveles superiores del mismo que lo está ayudando. ¿Qué NO podréis alcanzar de vuestra Madre Santísima, con Su Intercesión y ayuda, si sabéis que Yo vuestro Dios Espíritu Santo, vivo en total libertad de acción en Su Corazón?

Estar con Ella, acudir a Ella, es estar con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Ella, la Intercesora perfecta ante Su Hijo. Y por consiguiente ante la Santísima Trinidad, puesto que somos Inseparables e Indisolubles. PUEDE obtener todo lo que deseéis de Nosotros, para que logréis el crecimiento en la perfección del Amor, tanto para vosotros como para vuestros hermanos.

Pedídle a Ella os haga perfectos Tabernáculos del Amor de Dios y os enseñe a escuchar Mis Indicaciones en vuestro corazón, para así llevaros a ésa perfección que tanto quiere vuestro Padre Dios.

Mis pequeños Yo, vuestro Dios Amor, el Espíritu Santo quién habita en cada uno de vosotros, quisiera encontrar corazones libres, corazones dispuestos a amar, corazones que NO se hayan vendido al Mal, corazones que NO se encuentren absortos por los bienes de la Tierra.

“El Espíritu del Señor esté sobre todos vosotros”, exclamó Jesús desde el Cielo, en el Cenáculo de Pentecostés al enviarMe a la Santísima Virgen María y a los Apóstoles.

Mi Amor siempre busca corazones en donde pueda vivir y sobre todo, crecer. La desgracia de la humanidad actual es la de la APATÍA.

Ya NO queréis dar más, NO deseáis mover un dedo por el prójimo, NO actuáis según Yo os instruyo en vuestro corazón; tenéis miedo y flojera de vivir según el Amor desea.

Cuando fui derramado por Jesús sobre los Apóstoles en el Cenáculo, Yo les iba a potencializar lo que ya tenían, lo que Jesús Mismo les había enseñado, pero que NO lo querían dar por temor, por falta de Fé y de confianza.

Pentecostés para ellos fue la Fuerza que los impulsó a darse por los demás, fue la Fuerza Profunda que hacía aflorar las Enseñanzas de su Dios, de darla a conocer a sus hermanos.

Pentecostés fue el inicio de Mí Obra Apostólica en Mí Iglesia, en la Iglesia incipiente que Yo guiaría y alimentaría por todos los siglos por venir.

Pentecostés es el ejemplo que debe tomar y seguir todo aquél que se considere hijo de Dios y seguidor de las Enseñanzas de Jesús.

Pentecostés es la fuerza que debe tomar el cristiano para enfrentarse a toda adversidad, sabiendo con certeza de que es su mismo Dios el que lo habita y que lo hace llevar ejemplo y palabra divina a sus hermanos.

Como os decía, la desgracia de la gran mayoría de los que os decís cristianos, es la pasividad y el temor a darse y a mostrarse como lo que son.

Mí Iglesia está dormida, Mí Iglesia parece morir… Mí Iglesia se derrumba ante la podredumbre que el Enemigo suscita en los corazones.

Aún Mis mismos consagrados han entrado a ésta pasividad, NO Me dejan actuar en ellos y hasta ponen en duda o niegan el que el que Yo Me pueda expresar a través de Mis más pequeños escogidos en estos momentos.

¡Entended que Yo Estoy Vivo! ¡Soy vuestro Dios Espíritu Santo que mantiene Viva a la Iglesia y a sus Enseñanzas, las que os dio vuestro Dios encarnado, Jesucristo!

Él mismo os lo dijo: La Iglesia, Mis Enseñanzas, prevalecerán hasta el fin de los siglos. Y ésa tarea recayó perfectamente en Mí, el Dios Amor, el Dios Instructor.

Yo Hablo, he hablado y hablaré a través de pequeñas creaturas que se vuelven portadores de la voluntad de vuestro Dios.

Yo, a través de ellos mantengo la estabilidad de la Iglesia y la actualidad de la Palabra dada por Jesús.

Pentecostés es para todos aquellos que desean unirse perfectamente a la voluntad de su Dios. Es para todos aquellos que desean seguir haciendo crecer la Iglesia en la cuál nacieron y la quieren seguir viendo viva y activa.

Es para todos aquellos que desean compartir un solo amor y un corazón con todos sus hermanos.

Pentecostés es el Amor que une, no importa lengua, sexo, condición social o raza.

Pentecostés es la vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

 

Pentecostés es la Vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz.

Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en el Amor de Mí Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mí Amor infundido en los corazones.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/