Archivos de etiquetas: esperanza

C1 MORIR AMANDO 1


Los post pertenecientes a esta página llevarán la letra ‘C’ seguida por el número de su publicación.

Y en ellas aprenderemos a ser confesores y formidables guerreros de élite, del Ejército que comanda nuestra Madrecita Celestial, la Santísima Virgen María.

También reafirmaremos  las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia confirmadas por nuestro Señor Único y Trino a través de sus apóstoles y profetas de estos Últimos Tiempos.

¡BIENVENIDOS A LA ESCUELA DEL ESPÍRITU SANTO!

Apocalipsis 13 – Biblia de Jerusalen

Las Dos Bestias

  1. Y vi = surgir del mar una Bestia = que tenía diez cuernos y siete cabezas, y en sus cuernos diez diademas, y en sus cabezas títulos blasfemos.
  2. La Bestia que vi = se parecía a un leopardo, = con las patas como de oso, = y las fauces como fauces = de león =: y el Dragón le dio su poder y su trono y gran poderío.
  3. Una de sus cabezas parecía herida de muerte, pero su llaga mortal se le curó; entonces la tierra entera siguió maravillada a la Bestia.
  4. Y se postraron ante el Dragón, porque había dado el poderío a la Bestia , y se postraron ante la Bestia diciendo: «¿Quién como la Bestia? ¿Y quién puede luchar contra ella?»
  5. Le fue dada = una boca que profería grandezas = y blasfemias, y se le dio poder de actuar durante 42 meses;
  6. y ella abrió su boca para blasfemar contra Dios: para blasfemar de su nombre y de su morada y de los que moran en el cielo.
  7. Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación.
  8. Y la adorarán todos los habitantes de la tierra cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado.
  9. El que tenga oídos, oiga.
  10. «El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir». Aquí se requiere la paciencia y la Fe de los santos.
  11. Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente.
  12. Ejerce todo el poder de la primera Bestia en servicio de ésta, haciendo que la tierra y sus habitantes adoren a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada.
  13. Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra;
  14. y seduce a los habitantes de la tierra con las señales que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió.
  15. Se le concedió infundir el aliento a la imagen de la Bestia, de suerte que pudiera incluso hablar la imagen de la Bestia y hacer que fueran exterminados = cuantos no adoraran la imagen de la Bestia. =
  16. Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente,
  17. y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre.
  18. ¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666.

Nuestra Madrecita y Maestra, la Santísima Virgen María le dió una explicación didáctica y concreta de cada imagen que aparece en el Apocalipsis al  Padre  Stéfano Gobbi y esto forma la Presentación de esta nueva Página donde aumentaremos nuestro crecimiento espiritual.

LAS DOS ALAS DE LA GRAN ÁGUILA

“Hijos míos predilectos, hoy me veneráis de un modo especial en el primer sábado de este mes de mayo, que vosotros me dedicáis de forma especial.

Os reunís en Cenáculos de fraternidad y de Oración con vuestra Madre Celeste.

¡Cuánto consuelo dais a mi profundo Dolor; cuánta alegría proporcionáis a mi Corazón Inmaculado!

Porque, por medio de vosotros que me habéis respondido, la devoción hacia Mí ya está refloreciendo en toda la Iglesia.

De este modo Yo puedo ejercer en estos vuestros tiempos, el gran poder que me ha sido dado por la Santísima Trinidad, para volver inofensivo el ataque que mi Adversario, el Dragón Rojo, ha desencadenado contra Mí, vomitando de su boca un río de aguas para sumergirme. 

El río de aguas está formado por el conjunto de todas las nuevas doctrinas teológicas que han tratado de oscurecer la figura de vuestra Madre Celeste, de negar mis privilegios, de redimensionar la devoción para Conmigo, de ridiculizar a todos mis devotos.

A causa de estos ataques del Dragón, en estos años la piedad hacia Mí ha ido disminuyendo en muchos fieles y, en algunos lugares, ha desaparecido por completo.

Pero han acudido en auxilio de vuestra Madre Celeste las dos alas de la gran águila. 

LA GRAN ÁGUILA ES LA PALABRA DE DIOS, sobre todo la Palabra contenida en el Evangelio de mi Hijo Jesús.

Entre los cuatro Evangelios, el águila indica el de San Juan, porque él vuela más alto que todos, entra en el corazón mismo de la Santísima Trinidad, afirmando con fuerza la divinidad, la eternidad y la consubstancialidad del Verbo y la divinidad de Jesucristo.

Las dos alas del águila son la palabra de Dios acogida, amada y custodiada con la fe y la palabra de Dios vivida con la Gracia y la Caridad.

Las dos alas de la fe y de la caridad –es decir de la Palabra de Dios acogida y vivida por Mí–, me han permitido volar por encima del río de aguas de todos los ataques dirigidos contra Mí, porque han manifestado al mundo mi verdadera grandeza.

Luego he buscado mi refugio en el desierto.

El Desierto en el que he establecido mi morada habitual, está formado por el corazón y el alma de todos aquellos hijos que me acogen, me escuchan, se confían completamente a Mí, se consagran a mi Corazón Inmaculado.

En el Desierto en que me encuentro hoy, Yo obro mis más grandes prodigios. Los obro en el corazón y en el alma, es decir, en la vida de todos mis pequeños niños.

Así los conduzco a seguirme por el camino de la Fe y de la caridad, haciéndoles acoger, amar y custodiar la Palabra de Dios y ayudándoles a vivirla cada día con coherencia y con valor.

En el silencio y el ocultamiento, es decir en el Desierto en que me encuentro, obro fuertemente para que los hijos consagrados a Mí crean hoy en el Evangelio, se dejen guiar sólo por la Sabiduría del Evangelio, sean siempre Evangelio vivido.

He aquí la Misión que Yo he preparado para el ejército que me he formado en todas partes del mundo con mi Movimiento Sacerdotal Mariano:

dejarse transportar Conmigo sobre las Dos alas de la Gran Águila, es decir, de la Fe y de la caridad, acogiendo con amor, en estos vuestros tiempos, y viviendo la sola Palabra de Dios.

Los grandes prodigios que Yo realizo hoy en el Desierto en el que me encuentro, son los de transformar completamente la vida de mis pequeños hijos, para que se vuelvan valientes testimonios de Fe y luminosos ejemplos de santidad.

De esta manera, en el silencio y en el escondimiento, cada día preparo mi gran victoria sobre el Dragón con el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo.” 

EL ENORME DRAGÓN ROJO

Con mi Movimiento Sacerdotal Mariano invito hoy a todos los hijos de la Iglesia a reunirse en un Cenáculo perenne de oración Conmigo, vuestra Madre Celeste.

Invito a todos los Obispos, Sacerdotes, Religiosos y Fieles. Mi Corazón Inmaculado es el lugar de este nuevo, espiritual y universal Cenáculo.

En él debéis entrar con vuestro acto de consagración, que os confía para siempre a Mí, a fin de que Yo pueda unir mi voz a las vuestras en la invocación del Don de un segundo Pentecostés sobre la Iglesia y sobre toda la Humanidad.

Sólo el Espíritu del Señor puede volver a llevar a la humanidad a la perfecta glorificación de Dios.

Sólo el Espíritu del Señor puede renovar la Iglesia con el esplendor de su unidad y de su santidad.

Sólo el Espíritu del Señor puede vencer la potencia y la fuerza victoriosa del enorme Dragón Rojo, que en este vuestro siglo, se ha desencadenado por doquier, de una manera terrible, para seducir y engañar a toda la humanidad.

El enorme Dragón Rojo es el Comunismo Ateo que ha difundido por todas partes el error de la negación y del obstinado rechazo de Dios.

El enorme Dragón Rojo es el ateísmo marxista, que se presenta con diez cuernos.

Es decir con la potencia de sus medios de comunicación, para conducir a la humanidad a desobedecer los Diez Mandamientos de Dios.

Y con siete cabezas, sobre cada una de las cuales hay una diadema, signo de poder y de realeza, las cabezas coronadas indican las Naciones en las que el Comunismo Ateo se ha establecido y domina con la fuerza de su poder ideológico, político y militar.

La enormidad del Dragón manifiesta claramentela gran extensión de la tierra ocupada por el dominio incontrastado del ateísmo comunista.

Su color es rojo porque usa la guerra y la sangre como instrumentos de sus numerosas conquistas.

El enorme Dragón Rojo en estos años ha logrado conquistar la humanidad con el error del ateísmo teórico o práctico, que ya ha seducido a todas las naciones de la tierra.

De ese modo se ha logrado construir una nueva civilización sin Dios, materialista, egoísta, hedonista, árida y fría, que lleva en sí los gérmenes de la corrupción y de la muerte.

El enorme Dragón Rojo tiene el objetivo diabólico de sustraer toda la humanidad al dominio de Dios, a la glorificación de la Santísima Trinidad, a la plena actuación del Designio del Padre que, por medio del Hijo, la ha creado para su Gloria.

El Señor me ha revestido con su Luz y el Espíritu Santo con su Divina Potencia.

Así Yo aparezco como un gran signo en el Cielo, Mujer vestida de Sol, porque tengo la misión de sustraer la humanidad al dominio del enorme Dragón Rojo.

Y de reconducir a toda ella a la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad.

Por eso me formo el ejército de mis más pequeños hijos, en todas partes del mundo, y les pido a ellos que se consagren a mi Corazón Inmaculado. De ese modo los conduzco a vivir sólo para la Gloria de Dios, por medio de la fe y de la caridad, y los cultivo, Yo misma, celosamente en mi celestial jardín.

Entonces, cada día Yo me presento ante el Trono de mi Señor en acto de profunda adoración, abro la puerta de oro de mi Corazón Inmaculado y ofrezco entre mis brazos a todos estos mis pequeños hijos diciendo:

“Santísima y Divina Trinidad, en el momento de Tu universal negación Yo te presento el homenaje de mi maternal reparación, por medio de todos estos mis pequeños, que cada día formo para tu mayor glorificación.”

“De este modo, también hoy, el Señor recibe por boca de los pequeños y de los niños de pecho su perfecta alabanza.”

LA BESTIA SEMEJANTE A UNA PANTERA

Ya he formado mi ejército con aquellos hijos que han acogido mi invitación y han escuchado mi voz.

Ha llegado el tiempo en el cual mi Corazón Inmaculado debe ser glorificado por la Iglesia y por toda la humanidad.

Porque en estos tiempos de la apostasía, de la purificación y de la gran tribulación, mi Corazón Inmaculado es el único refugio y el camino que os conduce al Dios de la salvación y de la paz.

Sobre todo, mi Corazón Inmaculado se vuelve hoy el signo de mi segura victoria en la gran lucha que se combate entre los seguidores del enorme Dragón Rojo y los seguidores de la Mujer vestida del Sol.

En esta terrible lucha sube del mar, en ayuda del Dragón, una bestia semejante a una pantera.

SI EL DRAGÓN ROJO ES EL ATEÍSMO MARXISTA, LA BESTIA NEGRA ES LA MASONERÍA.

El Dragón se manifiesta en el vigor de su potencia; la Bestia Negra, en cambio, obra en la sombra, se esconde, se oculta, para introducirse por este medio en todas partes.

Tiene las garras de oso y la boca de un león, porque obra por doquier con la astucia y con los medios de comunicación social, es decir, con la propaganda.

Las siete cabezas indican las varias logias masónicas que obran en todas partes de una manera solapada y peligrosa.

Esta bestia negra tiene diez cuernos y sobre los cuernos diez diademas, que son signos de dominio y de realeza. 

La masonería domina y gobierna en todo el mundo por medio de los diez cuernos.

El cuerno, en el mundo bíblico, siempre ha sido un instrumento de amplificación, un modo de hacer escuchar más fuertemente la propia voz, un importante medio de comunicación.

Por eso Dios ha comunicado a su pueblo su Voluntad por medio de diez cuernos que han hecho conocer su Ley: los Diez Mandamientos.

Quien los acoge y los observa anda en la vida por el camino de la Divina Voluntad, de la alegría y de la paz.

Quien hace la Voluntad del Padre, acoge la Palabra de su Hijo y participa en la Redención llevada a cabo por Él. Jesús da a las almas la misma vida divina, a través de la Gracia, que Él ha merecido con sui Sacrificio realizado en el Calvario.

La Gracia de la Redención es comunicada por medio de los Siete Sacramentos. Con la gracia se insertan en el alma gérmenes de vida sobrenatural que son las virtudes.

Entre ellas las más importantes son las tres virtudes teologales y las cuatro cardinales: Fe, esperanza y caridad; prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

Al Sol divino de los siete Dones del Espíritu Santo, estas virtudes germinan, crecen, se desarrollan cada vez más y así conducen a las almas por el camino luminoso del amor y de la santidad.

Objetivo de la Bestia Negra, es decir, de la Masonería, es el de combatir de una manera disimulada, pero tenaz, para impedir a las almas recorrer este camino, indicado por el Padre y por el Hijo e iluminado por los dones del Espíritu.

En efecto, si el Dragón Rojo obra para llevar a toda la humanidad a prescindir de Dios, a la negación de Dios y para ello difunde el error del ateísmo,el objetivo de la masonería no es el de negar a Dios, sino el de blasfemarlo.

La bestia abre la boca para proferir blasfemias contra Dios, para blasfemar su Nombre y su morada, contra todos aquellos que habitan en el Cielo.

La mayor de las blasfemias es la de negar el culto debido sólo a Dios para darlo a las criaturas y al mismo Satanás.

He aquí por qué en estos tiempos, tras la perversa acción de la masonería se difunden por doquier las misas negras y el culto satánico.

Además, la masonería obra, con todos los medios, para impedir que las almas se salven y de este modo quiere volver inútil la Obra de Redención llevada a cabo por Cristo.

Si el Señor ha comunicado su Ley con los diez mandamientos, la masonería difunde por todas partes, con la potencia de sus diez cuernos, una ley que es completamente opuesta a la de Dios.

Al Mandamiento del Señor: –“No tendrás otro Dios más que a Mí” aquélla construye otros falsos ídolos, frente a los cuales hoy muchos se postran en oración.

Al Mandamiento: –“No tomarás el nombre de Dios en vano”– aquélla se opone con las blasfemias contra Dios y su Cristo, de muchas maneras engañosas y diabólicas, hasta reducir a una marca comercial indecorosa su Nombre y hacer películas sacrílegas sobre su vida y su divina Persona.

Al Mandamiento: –“Santificarás las fiestas”– aquélla transforma el domingo en “week-end”, en el día del deporte, de las competiciones, de los juegos, de las diversiones.

Al Mandamiento: –“Honrarás a tu padre y a tu madre”– aquélla contrapone un modelo nuevo de familia sobre la convivencia incluso de homosexuales.

Al Mandamiento: –“No matarás”– aquélla ha logrado hacer legitimar en todas partes, el aborto, hacer aceptar la eutanasia, hacer casi desaparecer el respeto debido al valor de la vida humana.

Al Mandamiento: –“No cometerás actos impuros”– aquélla justifica, exalta y hace propaganda de toda forma de impureza, hasta llegar a la justificación de los actos contra natura.

Al Mandamiento: –“No robarás”– ella obra para que se difundan cada vez más los hurtos, la violencia, los secuestros, las rapiñas.

Al Mandamiento: –“No darás falso testimonio ni mentirás”– aquélla obra para que se propague cada vez más la ley del engaño, de la mentira, de la doblez.

Al Mandamiento: –“No desearás los bienes ajenos y a la mujer de tu prójimo”– Actúa para corromper lo más profundo de la conciencia, engañando la mente y el corazón del hombre.

De esta manera, las almas son impulsadas por el camino perverso y malo de la desobediencia a la Ley del Señor, son sumergidas en el pecado y así se les impide recibir el Don de la Gracia y de la Vida de Dios.

–A las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios, la masonería opone la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado.

A la fe, aquélla opone la soberbia; a la esperanza, la lujuria; a la caridad, la avaricia; a la prudencia, la ira; a la fortaleza, la pereza; a la justicia, la envidia; a la templanza, la gula.

Aquél que llega a ser víctima de los siete vicios capitales es conducido gradualmente a abandonar el culto debido al único Dios, para darlo a falsas divinidades, que son la personificación misma de todos estos vicios. En esto consiste la blasfemia más grande y horrible.

He aquí por qué sobre cada cabeza de la bestia hay escrito un título blasfemo. Cada logia masónica tiene la tarea de hacer adorar una divinidad distinta.

La primera cabeza lleva el título blasfemo de la soberbia, que se opone a la virtud de la fe y conduce a dar culto al dios de la razón humana y del orgullo, de la técnica y del progreso.

La segunda cabeza lleva el título blasfemo de la lujuria, que se opone a la virtud de la esperanza, y lleva a dar culto al dios de la sensualidad y de la impureza.

La tercera cabeza lleva el título blasfemo de la avaricia, que se opone a la virtud de la caridad, y difunde por doquier el culto al dios del dinero.

La cuarta cabeza lleva el título blasfemo de la ira, que se opone a la virtud de la prudencia, y conduce a dar culto al dios de la discordia y de la división.

La quinta cabeza lleva el título blasfemo de la acidia (o pereza espiritual), que se opone a la virtud de la fortaleza, y difunde el culto al ídolo del miedo de la opinión pública y de la explotación del prójimo.

La sexta cabeza lleva el título blasfemo de la envidia, que se opone a la virtud de la justicia, y lleva a dar culto al ídolo de la violencia y de la guerra.

La séptima cabeza lleva el título blasfemo de la gula, que se opone a la virtud de la templanza, y conduce a dar culto al ídolo tan exaltado del hedonismo, del materialismo, del placer.  

El objetivo de las logias masónicas, hoy, es el de actuar con gran astucia, para llevar a la humanidad en todas partes a despreciar la santa Ley de Dios, a obrar en abierta oposición a los diez Mandamientos,

a sustraer el culto debido al único Dios para darlo a los falsos ídolos, que son exaltados y adorados por un número creciente de hombres: la razón, la carne, el dinero, la discordia, el dominio, la violencia, el placer.

De esta manera las almas son precipitadas en la tenebrosa esclavitud del mal, del vicio y del pecado, Y en el momento de la muerte y del juicio de Dios, en el estanque de fuego eterno que es el infierno.

Ahora comprenderéis por qué, en estos tiempos, mi Corazón Inmaculado se convierte en vuestro refugio y en el camino seguro que os lleva a Dios, frente al terrible e insidioso ataque de la bestia negra, es decir, de la masonería.

En mi Corazón Inmaculado se delinea la táctica usada por vuestra Madre Celeste para contraatacar y vencer la astuta trama usada por la bestia negra.

Es por esto que formo a todos mis hijos en la observancia de los diez Mandamientos de Dios:

A vivir al pie de la letra el Evangelio; a recibir con frecuencia los Sacramentos, especialmente la Penitencia y la Comunión Eucarística, como auxilios necesarios para vivir en Gracia de Dios.

Para ejercitar de una manera fuerte las virtudes y para andar siempre por el camino del bien, del amor, de la pureza y de la santidad.

De ese modo, me sirvo de vosotros, pequeños hijos que os habéis consagrado a Mí, para desenmascarar todas estas insidias disimuladas que la bestia negra os tiende y, en fin, anular el gran ataque que la masonería hoy, ha desencadenado contra Cristo y su Iglesia.

Y al final, sobre todo, con su mayor derrota, aparecerá en todo su esplendor el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo.”

UN NUEVO AMANECER


ENERO 14 2020 3: 30 P.M

Mi Paz sea con vosotras, Ovejas de mi Grey

Rebaño mío, la aurora de un nuevo amanecer muy pronto disipará las tinieblas; Nuevos Cielos, Nueva Tierra y Nueva Creación, en Divina Voluntad ya están listos para reemplazar este mundo que conocéis.

Cada día os adentráis más en el tiempo de mi Parusía, mi Segunda Venida; en verdad os digo, que antes de que esto suceda, debéis pasar primero por el desierto de la purificación,

para que podáis ser dignos de estar en mi Presencia en mi Nueva Creación.

Rebaño mío, el mundo está por entrar en gran agitación, las revueltas y las guerras civiles se intensificarán, por las injusticias sociales existentes en muchas naciones.

El ansia de poder de muchos gobernantes, desatará las guerras entre las naciones; se pelearán pueblos contra pueblos, habrá hambre y desastres naturales;

Será el comienzo de los dolores para la humanidad. Esta será otra señal que os anunciará que mi Próxima Venida está cerca.

Rebaño mío, el Mal ya camina entre vosotros y está extendiendo sus tentáculos, esta humanidad con su pecado y maldad, cada día lo fortalecen más.

Las Tinieblas se están apoderando de este mundo, la inmensa mayoría de la humanidad va a la deriva como barco sin timón.

No quieren atender ni escuchar mis Llamados, son raza de dura cerviz; la Muerte Eterna les va a llegar de improvisto, si continúan dándome la espalda y no la cara. 

“Oh Coraza de la Sangre del Redentor; protégeme en todos mis caminos y batallas espirituales; cubre mis pensamientos, potencias y sentidos con tu coraza protectora, reviste mi cuerpo con tu poder. Que los dardos incendiarios del maligno, no me toquen ni en el cuerpo, ni en el alma; que ni el veneno, ni el hechizo, ni el ocultismo me hagan daño; que ningún espíritu encarnado o descarnado me perturbe; que Satanás y sus huestes del mal, huyan de mí al ver la Coraza de Tu Sangre Protectora. Libérame de todo mal y peligro Gloriosa Sangre del Redentor, para que pueda cumplir la misión que me ha sido encomendada y dar Gloria a Dios. Me consagro y Te consagro mi familia voluntariamente al Poder de Tu Sangre Protectora ¡Oh mi buen Jesús, libérame a mi y a mi familia y seres querido de todo mal y peligro. Amén

La sombra del Mal se está esparciendo por tanta maldad y pecado, os recuerdo nuevamente, que debéis de estar bien protegidos con vuestra Armadura Espiritual, puesta a mañana y noche, para que el Mal no pueda haceros daño.

Los servidores del Mal andan al acecho y están vestidos con piel de oveja, buscando mis ovejas para hacerlas caer al despeñadero.

Tened mucho cuidado rebaño mío y no le abráis vuestro corazón a cualquiera, porque no todo el que dice: Señor, Señor, viene de parte mía.

Estáis ya en medio de lobos, sed muy prudentes y examinad los espíritus, pidiendo mucho discernimiento a mi Santo Espíritu, especialmente cuando alguien extraño se os acerque buscando vuestra compañía o amistad.

Leed mi Santa Palabra en Mateo 24 y Daniel 12, para que podáis comprender lo que fue escrito

¡PARA ESTOS TIEMPOS Y YA SE ESTÁ CUMPLIENDO!

Nuevamente os digo, permaneced firmes en la Fe, para que nada ni nadie os engañe.

Año de grandes agitaciones en lo social, moral, espiritual y material, comienzo de los dolores para la humanidad.

ESTAD PUES PREPARADOS Y NO TEMÁISporque ni uno solo de vuestros cabellos se os perderá, si como el sarmiento permanecéis unidos a la Vid.  

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor de todos los Tiempos

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Rebaño

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

AÑO NUEVO, MENSAJE DE JESÚS 2


Diciembre 28 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Dice J.V. : Veo a Nuestro Señor en la Cruz, está suspendido en el espacio, Sufriente y Él, ve hacia abajo, hacia la Tierra… Y dice:

Hijitos Míos, Me tenéis todavía aquí en la Cruz, sufriendo por vosotros, sufriendo por vuestra salvación, sufriendo por vuestra Redención, por la purificación de vuestros pecados. Me he dado plenamente por vosotros, pero no respondéis.

Estáis viviendo ataques muy fuertes de Satanás, alrededor de la Tierra y no hay suficiente Oración de parte vuestra, para contrarrestar toda esta maldad.

Y YO SIGO AQUÍ, SUFRIENDO POR VOSOTROS 

Si de verdad queremos EVITAR EL PURGATORIO, cuando miréis el Crucifijo RECORDAD que para que se haga efectiva nuestra redención, cada cristiano católico y no, tenemos la OBLIGACIÓN de convertirnos, DAR NUESTRO “FIAT” personal…  

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Y así nos volvemos “Nicodemos” al bajar de la Cruz a Jesús, para que ocupemos NUESTRO Lugar…

Porque los que deberíamos estar crucificados, SOMOS nosotros y el letrero superior, debe MOSTRAR el pecado QUE NOS SENTENCIA.

Y que mantenemos incorregible en nuestra lista particular.

Nosotros NO somos reyes de los judíos, somos… EXAMÍNENSE… y contéstense… 

Y ESE ES EL PECADO, por el que estamos muertos.

Y procedan a bajar de la Cruz al Señor, creánnos que la DONACIÓN no nos mata, Jesús nos ayuda a que nuestros rounds con Satanás empiecen a ser nocauts rotundos y contundentes A NUESTRO FAVOR. 

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Y los Carismas del Espíritu Santo, nos llenan de gozo celestial, para ser paliativo que nos fortalezca y seamos capaces de voltearle el conteo a Satanás… 

A menos que prefiráis luchar solos en el Tercer Purgatorio…

Desgraciadamente allí NO PODEMOS SALVAR ALMAS…  

Nosotros estamos orando por todos vosotros, estamos guerreando por vuestras almas y no pensamos dejarle ninguna a nuestro terrible Adversario.

Y les ADVERTIMOS:

EN EL PURGATORIO nuestros pecados, llegan a ser poderosos demonios implacables. Allá uds, si preferís confirmar esto con el próximo terremoto… 

Continúa nuestro Redentor Santísimo:

Ciertamente lo hago por Amor, porque Mi Padre Me lo pidió; pero cómo quisiera ya, estar ante vosotros Glorioso, gozando del Cielo, también vuestro Hogar, Mis pequeños.

¿Qué, acaso, gozáis con lo que estáis viviendo a vuestro alrededor?

Quiero que meditéis esta pregunta, porque parece que no os importa a vosotros, vivir como estáis viviendo.

Estáis viviendo en la maldad, estáis viviendo en la impureza, estáis viviendo fuertemente los ataques de satanás, y cada uno de vosotros, en diferente grado.

Se os ataca en vuestro hogar, se os ataca en las calles, en el trabajo, tenéis ataques por todos lados, y vosotros mismos, también, atacáis a vuestros hermanos, porque no coinciden con vuestra forma de pensar.

Cada quien se ha hecho su propia religión, su propia forma de pensar y, en vuestra soberbia, os creéis, cada uno de vosotros, que estáis en lo perfecto,

y que, además, tenéis el derecho de atacar a vuestros hermanos si no creen, en lo que vosotros creéis.

Y, así, veis asesinatos por todos lados, creyendo que están haciendo el bien, porque no le creen al que los asesina.

Ya alguna vez, os dije que estáis rodeados de pura mentira. Satanás ha diseminado sus errores por todos lados, os creéis esos errores y no vais a la Fuente de la Verdad, que son las Sagradas Escrituras.

Tenéis ahí, el Libro Bendito entre vosotros, tenéis ahí las Enseñanzas que se os han dado del Cielo, para que podáis convivir como los Ángeles, como las almas, que viven ya, en el Reino de los Cielos, pero no vais a esa fuente de salvación.

¿Qué queréis, pues, Mis pequeños? ciertamente, escucho de la Tierra muchas peticiones, cambios, pero no hay suficiente Oración.

Ya, también, os dije alguna vez, que todo esto terminaría hasta que os arrodillarais todos y Me pidierais perdón, cosa, que, vosotros mismos, veis prácticamente imposible, porque no todos creen en Mí,

no todos Me buscan y muchos Me atacan, quieren el bien, pero cada quien tiene una percepción del bien, muy diferente de la que tengo Yo, vuestro Dios, hacia vosotros.

No estáis actuando como Yo os enseñé, el cómo debéis vivir según Nuestros Designios Divinos.

Realmente, como estáis ahora, si en este momento murierais, pocos, muy pocos, podrían salvarse. 

Me llamáis los que estáis Conmigo, Me pedís que venga, ya, el cambio y, ciertamente, escucho vuestras plegarias y vuestras oraciones

pero, todavía, espero conversión de tantas almas que están desorientadas, que el mal las ha infiltrado, que el mal las ha poseído.

Son multitudes las almas que se perderían en este momento; 

y debéis entender, Mis pequeños, que Yo, en Mi Santísima Trinidad, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Salvador, Soy vuestro Guía, para la perfección de vuestra alma. 

ENTENDED MI SUFRIMIENTO, ENTENDED EL POR QUÉ SE ALARGA EL TIEMPO,

Y ES PORQUE QUIERO SALVAROS

, quiero salvar a la mayor cantidad de almas, necesito de vuestra oración para la conversión de la mayor cantidad de almas que se pueda. 

VedMe, estoy aquí en la Cruz, sufriendo, y sufriendo por vosotros mismos, porque pecáis todos vosotros, en mayor o en menor grado, pero pecáis todos.

ARRODILLAOS, MIS PEQUEÑOS Y PEDIDME PERDÓN

Postrado ante la Cruz en la que has muerto y a la que yo también te he condenado, sólo puedo decirte que hoy lo siento, Y MUCHO LO LAMENTO,sólo puedo decirte que hoy te amo. y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados. Perdóname señor, hoy me arrepiento. PERDÓNAME MI DIOS CRUCIFICADO.

POR VUESTROS PROPIOS PECADOS Y POR LOS DE LOS VUESTROS,

ES MUCHA LA MALDAD LA QUE LLEGA HACIA MÍ, VED,

VED MI CUERPO CÓMO ESTÁ, TODO LLENO DE SANGRE

Ciertamente, los latigazos Me hicieron mucho daño, pero, vuestros pecados Me hacen más daño.

Tenéis que daros cuenta, Mis pequeños, que si queréis una mejora en vuestro Mundo, tenéis que cambiar cada uno de vosotros,

volver a Mí, buscándoMe para que perdone vuestros pecados, para que aumente vuestra espiritualidad, para que volváis a ser Mis hijos, Mis hermanos.

Debéis buscar el Amor que heMos derramado y que os seguiMos derramando en Nuestra Santísima Trinidad, todos los días.

En los Sacramentos estáis viviendo nuevamente, Mi Pasión por vosotros, Mi Amor por vuestra salvación y Mis deseos grandes de que volváis a Mí.

Entrad a vuestro corazón, arrepentíos ante Mi Presencia, y Yo llegaré a vosotros.

Os levantaré, os abrazaré, os bendeciré, perdonaré vuestras faltas y os daré fuerza espiritual, suficiente, para que podáis vencer toda esa maldad que se acerque a vosotros, tratando de destruiros, nuevamente.

Pedid esto, también, para vuestros hermanos, pedid que haya humildad en sus acciones, en sus pensamientos, que se den cuenta, todos ellos, que sin Mí, no os podréis salvar.

Venid, pues, todos vosotros, todos los que queréis ese cambio verdadero, en vuestra vida, en vuestra persona y en la persona de vuestros hermanos,

vuestra oración es importantísima en estos tiempos, la Maldad está en muchos personajes de vuestro mundo.

Ciertamente, podéis nombrar a personas, hermanos vuestros, que ya se han dejado vencer, totalmente, por satanás, pero, atrás del nombre de vuestros hermanos, está realmente, el de satanás, que los está poseyendo.

 Se os ha dicho que la guerra es espiritual y la Guerra, no es contra esos hermanos vuestros, es contra Satanás que los está poseyendo.

LA ORACIÓN, LA PENITENCIA, LOS AYUNOS, LAS BUENAS OBRAS,

EL SER OTROS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS,

ES LO QUE VA A VENCER AL SATANÁS QUE TIENE A CADA UNO DE VUESTROS HERMANOS EN SU INTERIOR

Y QUE CIERTAMENTE, VOSOTROS VEIS SUS OBRAS MALAS, PERO ES SATANÁS EL QUE SE LAS ESTÁ INDICANDO,

ÉL ES EL QUE ESTÁ POSEYENDO Y DESTRUYENDO A VUESTRO MUNDO,

Dolores de parto. Is. 21:3, 26:17-18, 66:7; Jer. 4:31, 30:6; Mi. 4:10; Día del Señor. Jl. 1:15, 2:1, 11, 31; Am. 5:18, 20. Día grande y terrible. Mal. 4:5.

A VUESTRA ESPIRITUALIDAD,

AL AMOR QUE OS HEMOS DEJADO EN NUESTRA SANTÍSIMA TRINIDAD

Entended pues Mis pequeños, nuevamente os repito, la lucha es espiritual, es contra Satanás y solamente lo podréis vencer con el Amor,

con Mi Amor y de todas las formas en que, Mi Amor, como os enseñé, lo puede vencer.

Hijitos Míos, la tarea de todo Cristiano, sigue siendo la que encomendé a los primeros que se acercaron a Mí:

 SER PESCADORES DE ALMAS.

Se acercaron a Mí, los que fueron los Primeros Apóstoles, ésa fue la tarea que les encomendé, traerMe almas hacia la salvación,

levantar las almas hacia la Nueva Vida que Yo traía a la Tierra por orden de Mi Padre.

Una nueva Evangelización en el Amor, una Nueva Vida que no se conocía aquí en la Tierra,

un recreo para las almas, un oasis de amor, de vida de esperanza que no se tenía hasta ése momento.

Ser pescadores de almas, bella misión para todos aquéllos que están en la Iglesia.

Los Apóstoles, a ellos se les encomendó la Iglesia primitiva, se les dieron las bases. A través de ellos empezó el crecimiento, y la finalidad era ésa, el rescatar almas,

traerMe almas para llevárselas a Mi Padre y no solamente eso, en el rescate también viene el cuidado, la alimentación, el crecimiento, la santidad.

A eso estáis llamados todos vosotros, Mis pequeños, a crecer, para llegar a la santidad. La santidad, Mis pequeños, aún no la entendéis, ni todas las Gracias y bendiciones que obtenéis con ella, la vida real  que obtenéis en ella.

La santidad es la vida íntima con Nosotros, la Santísima Trinidad, la Familia Celestial, a eso estáis llamados todos vosotros, al rescate, a la vida en Familia con el Cielo.

Esa es Mi Evangelización, ésa fue la causa de Mi Venida a la Tierra, levantaros, daros Nueva Vida, abrir nuevamente las compuertas de la Gracia para todos vosotros.

Ciertamente, también os dije, “muchos son los llamados, pocos los escogidos”, muchos todavía tienen sus oídos sordos, sus corazones cerrados. 

Recordad que también os di las armas para romper ésos corazones duros, tenéis la Oración, la Oración de corazón, porque un corazón lleno de Mi Amor puede hacer grandes Milagros, para romper ésa roca durísima de algunos corazones,

 ¡podéis hacer tanto por vuestro Dios!. Que vuestra oración sea continua, unida a la Mía, como lo fue durante toda Mi Vida sobre la Tierra, oración íntima con El Padre, sobre todo oración confiada, vivida en el Amor.

Viviendo en el Amor todo se obtiene porque ya no veréis vuestros intereses, veréis Nuestros intereses y así estaréis actuando con Nosotros, para Nosotros y para vuestros hermanos.

Vuestra persona queda olvidada y ése es el Verdadero Amor, darse por los demás, olvidarse de sí mismo para dar vida a otros. 

Hijitos, sabéis que en los tiempos de dificultad es cuando brotan las Virtudes. 

Les he estado anunciando que tiempos difíciles se vienen, y con esto espero de cada uno de vosotros, la generosidad, tanto en lo espiritual, como en lo humano.

Sabéis, perfectamente, porque lo tenéis en las Sagradas Escrituras, que Yo pago al ciento por uno y a veces mucho más Mis pequeños; cuando realmente, dais de corazón lo que se necesita.

Os he venido pidiendo por todos aquellos hermanos vuestros que no están preparados a bien morir, para que, por vuestra intercesión, éstas almas se puedan salvar. 

No os toca a vosotros en estos tiempos ser jueces, os toca ser almas llenas de Mi Amor, así como Yo en los momentos difíciles de Mi Pasión, en ningún momento blasfemé o deseé algún mal contra los verdugos

o contra todas aquellas personas que en algún momento, recibieron un bien de parte Mío y luego Me pagaron con traición, blasfemias y hasta deseándoMe la muerte en la Cruz.

Es tiempo de benevolencia, es tiempo de perdón, es tiempo de demostrar todo el amor que habéis dejado crecer dentro de vuestro corazón, con todas las Enseñanzas que os he dado a nivel mundial.

Os he dicho y repetido muchas veces, que a Satanás se le va a vencer con el Amor y no portándoos de la misma forma en la que él se porta. 

Si él os ataca, si os blasfema, si os lleva a sufrir de tantas maneras; vosotros no podéis reaccionar de esa misma forma, con grosería, con malos deseos, con destrucción. 

VUESTRA RESPUESTA TIENE QUE SER EL PERDÓN, EL AMOR

“DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO”

Y HASTA TRATAR, EN UN MOMENTO DADO, DE ENTENDER

A AQUELLAS ALMAS QUE ESTÁN TRABAJANDO EN EL MAL

Porque quizá, vivieron en un ambiente de maldad y no de amor, como vosotros lo habéis tenido.

Cada uno de vosotros tenéis un tipo de vida diferente, quizá, también, tuvisteis problemas en vuestra niñez, en vuestra adolescencia, pero Mi Amor os venció.

Mi Amor, en vuestro corazón os llevó por buenos caminos y respondisteis actuando en el Bien, actuando con buenas obras y viviendo en la Paz, que solamente Yo os puedo dar.

Ciertamente hay otros hermanos vuestros que, también llevando una vida difícil cuando eran pequeños o un poco mayores; todo ese dolor, todo eso que sufrieron, lo manifiestan después actuando en el Mal, actuando contra todos los que les rodean,

llevando una vida que deja mucho que desear, causando problemas a su alrededor y con muchas personas con las que tratan; éstas no son almas que saben amar, porque no saben primeramente, PERDONAR.

“PADRE PERDÓNALOS, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN…”

Eso es lo que os pido Yo ahora Mis pequeños, que actuéis como Yo os enseñé, actuando en el Bien, tratando hasta de querer entender por qué están actuando así,

porque son vuestros hermanos y procurar dispensarlos; eso es amor, Mis pequeños. 

ESO ES LO QUE NO QUIERE VER SATANÁS EN VOSOTROS,

QUE SEPÁIS PERDONAR, QUE SEPÁIS AMAR,

QUE SEÁIS ESOS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS

Porque fue Satanás el que Me llevó al Sufrimiento a la Cruz,

a las blasfemias de los que Me rodeaban, golpes, salivazos, todo ese ambiente fue Satanás el que lo ideó y lo puso en el corazón de ese pueblo, especialmente de sus dirigentes.

No seáis pues como ese pueblo, que no supo amar a su Mesías, que no supo apreciar tantos favores, beneficios, Milagros; pero sobre todo, Mis Palabras evangelizadoras llenas de Amor y de Perdón que les dejé. 

No supieron apreciar todo eso, como tampoco supieron apreciar tantos Milagros y maravillas que sus antepasados vivieron durante y después de que fueron sacados de Egipto.

No seáis igual que ellos, pueblo de cerviz dura, de mal corazón

YO QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, OTROS CRISTOS

QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, ALMAS QUE SALVEN Y LEVANTEN HERMANOS VUESTROS

QUE ESTÁN CAÍDOS EN EL PECADO, EN LA DESESPERACIÓN Y EN LA MALDAD

Os vuelvo a repetir, éstos son tiempos de amor, ciertamente, veréis caos a vuestro alrededor pero, todo eso, vosotros, los que sí creéis, lo que sí sabéis amar,

los que estáis Conmigo, con vuestra oración, podréis cambiar mucho de los acontecimientos, al vivir vosotros en Mi Amor y al ayudar a vuestros hermanos, a que también, aprendan a vivir en el Amor.

En ningún momento Me consideréis lejano a vosotros como a veces dicen por ahí, que Yo Me alejaré y que Mi Hija, la Siempre Virgen María, también se alejará en estos tiempos de tribulación. 

Ya os había explicado esto antes, de cómo un padre o una madre o un hermano que saben amar, no pueden apartarse en el momento en que el ser querido estará en mayor peligro y tribulación;

especialmente contra un Enemigo muy superior a las fuerzas que tiene vuestro ser querido.

TENERME A MÍ ES TENERLO TODO, no hay escudo más poderoso, no hay recompensa más grande. Usa toda mi Armadura para protegerte del Enemigo, en cualquier momento que ataque; al final de la contienda tú habrás triunfado, no por la fuerza ni por el poder, sino por Mi Espíritu.

Estos son momentos en que Satanás utilizará su gran fuerza contra vosotros, para tratar de destruiros.

Vosotros por vosotros mismos, no tenéis capacidades para luchar contra este ente Maligno muy poderoso, mucho más poderoso que vosotros; 

No sería Amor de parte Nuestra, apartarNos y dejaros solos sin protección, por eso estareMos con vosotros en todo momento.

Acudid a Nosotros, venid y dejad que Nuestro Amor, Nuestro Corazón, os cubran, os protejan, os guíen y dejaos ser amados; para que vosotros también améis a los vuestros, a vuestro alrededor.

Hijitos Míos, al bajar Yo a la Tierra y estar entre vosotros, traje la Luz del Cielo.

Y todos aquellos que Me siguen, que han escuchado Mi Palabra, que la han tomado para sí, para su vida, para que os guíe, para que seáis también Luz, como Yo lo Soy,

Estáis destinados también a ayudar a vuestros hermanos, manteniendo esa Luz con vosotros y anulando la Maldad de Satanás.

Una sombra, al momento en que se acerca la luz desaparece, ya no hay sombra. Cuando hay luz por todos lados, esta sombra, no se produce.

Satanás es la sombra y ante Mi Luz, desaparece y todos vosotros, que sois Luz, debéis estar contentos de que Satanás no os atacará.

Ciertamente, se acercará, pero no podrá contra vosotros, porque, al momento en que se vaya acercando, Mi Luz, en vosotros,

hará que desaparezca su fuerza, no tendrá poder ante vosotros si os mantenéis Conmigo y seguís Mis Pasos entre los hombres.

Mis pequeños, sabéis que estos son Tiempos de Obscuridad y de una obscuridad profunda, el poder de Satanás se ha soltado, porque vosotros no lo habéis detenido, por vuestra falta de Oración,

por vuestra falta de dedicación al tratar de manteneros en estado de Gracia, en amor entre los hombres y siendo un ejemplo como Yo fui entre los hombres.

Ahora, se os hace más fácil confundiros entre los hombres, porque al ser Luz, resaltáis y os empiezan a atacar…

Y ESO MIS PEQUEÑOS ES COBARDÍA,

ES UNA COBARDÍA ESPIRITUAL

Y ESTO SERÁ TOMADO EN CUENTA AL MOMENTO DE VUESTRO JUICIO

Y casi podría deciros que es una apostasía, porque, si ya estabais Conmigo, y por temor a ser atacados, blasfemados por seguirMe,

por estar Conmigo, por hablar de Mi Palabra, por llevar buen ejemplo ante los hombres, Me disteis la espalda,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

entonces, no estáis siendo los Cristos que Yo quiero que seáis en estos tiempos, y eso para vosotros, serán puntos negativos al momento de vuestro Juicio,

Porque fuisteis en un momento Luz, pero os visteis a vosotros mismos y no quisisteis ser atacados. Y preferisteis, entonces ser sombra, y esto Me duele, Mis pequeños.

Los grandes santos han sido Luz y se mantuvieron en esa Luz y por eso fueron asesinados martirizados, desterrados, porque aquellos que viven en la sombra, no pueden y no soportan estar entre aquellos que llevan Mi Luz.

DICHOSOS DEBÉIS SENTIROS VOSOTROS,

LOS QUE SOIS DESPRECIADOS, ATACADOS, BLASFEMADOS O AÚN ASESINADOS

PORQUE SOIS LUZ,

OS ASEGURO QUE BRILLARÉIS INMENSAMENTE EN EL REINO DE LOS CIELOS

Porque Mi Luz se potencializará allá, porque aceptasteis ser Luz aquí y llevasteis esa Luz ante los hombres.

Manteneos así, Mis pequeños, manteneos llevando Mi Luz. Ser Luz es vivir en la Pureza, en la Santidad, en un Amor profundo hacia Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad;

ser Luz, es hablar ante los hombres para llevarles la Verdad, es evitar todo aquello que es malo, todo aquello que no os va a llevar a la perfección, todo aquello que destruye la posibilidad de alcanzar la santidad.

Sed valientes y esto os va a asegurar la vida eterna, con una alegría eterna, porque fuisteis los Cristos de este tiempo y Mi Padre, os lo premiará inmensamente.

Hijitos Míos, debéis volver a nacer. Muchos no entenderéis a qué Me refiero, pero el hombre puede renacer varias veces, y Me refiero a vuestra vida espiritual. 

Vosotros, cuando caéis en pecado grave MORÍS, morís al estado de Gracia. Pero si vosotros en humildad y en amor hacia Mí, arrepintiéndoos de todo corazón os confesáis, al daros la absolución, renacéis.

Ciertamente, el cuerpo no renace, salvo en estos tiempos, que os tengo prometidos, en los que vendrán los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, va a ser un renacer espiritual y aún, físico en el Universo entero.  

Sí, van a ser momentos bellísimos, que tengo preparados, para aquellos que Me han seguido, que han entendido lo que está sucediendo a vuestro alrededor, pero porque Me lo han pedido y Mi Santo Espíritu os lo ha explicado.

El renacer del hombre tiene que ser continuo, porque también vuestros pecados, son continuos. 

La lucha, la lucha interna que vosotros debéis llevar, para erradicar todo aquello que os hace morir a la Gracia, la debéis vivir continuamente, y esa fuerza espiritual, viene de Mí, y Me la debéis pedir, Mis pequeños,

porque no debéis vosotros, estar muertos a la Gracia y especialmente en estos momentos de la Historia, en donde se pueden cumplir en cualquier momento, las palabras que escritas están de que llegaré Yo vuestro Dios, y seréis juzgados.

Mis pequeños, Satanás está trabajando tremendamente, para apartaros de la Gracia, para que permanezcáis en esa muerte espiritual.

Recordad que mientras estáis en esa muerte espiritual, no recibís Mis Bendiciones; porque aunque Yo continuamente, derramo Mis Bendiciones a los hombres,

NO TODOS TIENEN EL CORAZÓN ABIERTO, NI SU MENTE ABIERTA,

NI SU ALMA LIMPIA A MI GRACIA

Cuando Yo veo un alma limpia, un alma dispuesta a recibir todos Mis regalos espirituales, la lleno hasta que rebose, porque Yo Soy así, Mis pequeños.

Me gusta dar y quisiera deciros que hasta en demasía, porque Me congratulo con esas almas bellas, con esas almas que buscan su santidad, con aquellas almas que quieren estar Conmigo.

Yo gozo las almas buenas, las almas santas, las almas que luchan por mantenerse en estado de Gracia.

Ciertamente por otro lado, tendréis los ataques continuos de Satanás, para que vosotros caigáis de esa Gracia y que muráis a ella.

VOSOTROS NO OS DEBÉIS MANTENER EN ESE ESTADO DE MUERTE, MIS PEQUEÑOS:

TAN PRONTO PODÁIS, LEVANTAOS Y RECIBID MI GRACIA

DEL PERDÓN DE VUESTROS PECADOS

QUE OS CONCEDO MEDIANTE EL SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN, O PENITENCIA

MOMENTOS DIFÍCILES ESTÁ PADECIENDO VUESTRO MUNDO Y EL UNIVERSO ENTERO

SON MOMENTOS DE PURIFICACIÓN,

MOMENTOS DE PRUEBA, TANTO ESPIRITUAL, COMO HUMANA 

La lucha espiritual que estáis viviendo, con todo lo que os rodea, que satanás la está manipulando, es para que os quite la paz, que os quite el estado de Gracia,

que os quite la vida espiritual con la que os debéis, vosotros, comunicar con vuestros hermanos.  

A SATANÁS: “Me hiciste caer, pero más vale que huyas ahorita mismo, porque nomás espérate a que me levante y ¡No te daré NINGUNA TREGUA…” AVE MARÍA…!

Ciertamente, la vida espiritual, es íntima, es de vosotros Conmigo, es una vida bella, una vida de amor inmenso, que pocos la entienden cuando no la han vivido.

Satanás tiene envidia de eso, porque la tuvo y la perdió, y cuando ve un alma que vive esa Gracia, del Diálogo Divino, la va a atacar más seguido,

pero no os preocupéis, Mis pequeños, alegraos de esos ataques, porque así sabréis que estáis haciendo el Bien.

DEFENDEOS CON MI GRACIA,

DEFENDEOS CON MI ALIMENTO DIVINO,

DEFENDEOS CON LA ORACIÓN;

TENÉIS MUCHAS FORMAS DE DEFENDEROS CONTRA EL MALIGNO

SANGRE PRECIOSÍSIMA de mi Señor Jesucristo, CÚBREME Y PROTÉGEME de todo mal y ÚNGEME CON TU PODER, para derrotar a Satanás… , 

PERO NO OS PREOCUPÉIS,

DE LO QUE SÍ OS DEBÉIS PREOCUPAR ES DEL TENERME EN VUESTRO CORAZÓN Y NO PERDERME

 Los ataques vendrán, pero eso hará que vosotros os fortalezcáis más y tarde o temprano,

los ataques de Satanás ya no os preocuparán tanto, porque Mi Gracia vivirá plenamente en vosotros.

Ayudad a todos aquellos que veáis que necesitan que Yo viva en ellos.

Me duele mucho ver a tantas almas que distraídas están con el Mundo. Satanás os distrae, os aparta de lo que el alma debe tomar para alimentarse,

pero ellos no se dan cuenta, viven para lo superfluo, en lo que no sirve para su crecimiento espiritual.   

No hay Caridad que transmitan, no hay vida íntima Conmigo, parecen estatuas que caminan, estatuas sin sentimientos, ni para Mí, ni para con sus hermanos a su alrededor;

Exactamente ASÍ, es como nos vemos espiritualmente, cuando estamos muertos por la Lujuria… y CON LLAGAS DE LEPROSOS QUE ¡CÓMO APESTAN!…

Parecen muertos en vida y es una realidad, Mis pequeños. 

Cuando el alma no se alimenta con todo lo que Yo os puedo dar, esa alma está muerta, no sirve, podría decir que se ha desperdiciado, 

y eso, Me duele mucho, porque un alma y sus acciones valen muchísimo, valen mucho más que todas las riquezas del Mundo o del Universo.

Ya os he explicado antes sobre el valor del alma ante Mis Ojos, pero son tantos, tantos, de vuestros hermanos a los que no les importa vivir en Mí y para Mí,

que Me duele, porque Yo Me di en totalidad por cada uno de vosotros y seguís viviendo como sombras en el Mundo, y digo sombras, porque ni luz transmiten.

Orad, pues, Mis pequeños, tanto por vuestra santificación, como por vuestra propia santificación y por el crecimiento espiritual de vuestros hermanos, por lo menos, por el crecimiento necesario para su salvación. 

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo:

que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

MENSAJE DE NAVIDAD 2019 1


Diciembre 25 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, Soy vuestro Padre. Soy vuestro Dios. Soy vuestro Creador. Soy Creador de todo cuando existe, de todo aquello de lo que podéis ver y de lo que no podéis ver.

Soy Inmenso, Soy Omnipotente, no hay en vuestra mente forma de entenderMe; pero sí Me podéis definir en una forma: Soy el Amor y con eso os basta, Mis pequeños, Soy el Amor.

Mi Santo Espíritu os puede hacer entender lo que es el Amor.

Y podríais pasar semanas, meses, hablando de lo que es el Amor, de lo que Soy Yo, Mis pequeños; pero Soy el Amor Puro y Santo.

Y con eso, os quiero decir que el Amor Puro no deja entrar algo que le afecte.

Como vosotros podéis pensar, vuestro amor no es Mi Amor; porque vuestro amor está afectado por el Pecado, por la concupiscencia, por los deseos carnales…

Y en Mí no cabe eso Mis pequeños, Yo no tengo esa forma de Pensar ni de Ser.

Yo Soy puro Espíritu, y Espíritu Puro y Santo, Soy el Amor de siempre.

No tengo principio ni fin, Soy el Alfa y el Omega, vosotros fuisteis creados por Mí.

Y por eso en vuestra mente, existe el principio y el fin, pero en Mí no existe eso, Mis pequeños.

Soy también, como os dije, el Amor Santo.

La santidad es la que hace que todo sea perfecto y vosotros debéis tender a ella.

Como os dije, en vosotros hay maldad, concupiscencia, deseos desordenados; que eso no hay en Mí.

Ahora, a lo que voy con todo esto Mis pequeños, es que Yo he querido compartiros lo que Soy Yo, el Amor.

Pero vosotros, muchos de vosotros, habéis preferido el amor carnal, el amor pecador, el amor concupiscente, el amor egoísta.

Si Yo tuviera eso Mis pequeños, no hubiera mandado a Mi Hijo Jesucristo, para que os levantara de la podredumbre en la que estabais por causa del Pecado Original.

Además el Amor, Mi Amor, abarca todo cuanto existe, abarca todo lo que se os da…

Y LO MÁS BELLO QUE ABARCA EL AMOR, SON LOS MILAGROS

Y os he dicho que vosotros, tenéis la capacidad de producir Milagros pero sí, debe haber atrás de ello, Amor profundo.

Los milagros se dan porque amáis; el Milagro no se da nada más, para que quedéis bien ante vuestros hermanos y que os tengan en un puesto muy especial.

El milagro se da porque queréis lo mejor para vuestros hermanos, porque ya habéis aprendido a poneros en su lugar, porque sabéis lo que es sufrir.

Cuando sufrís con ellos y queréis su mejora, es cuando empieza a nacer el milagro; porque estáis deseando de corazón que vuestro hermano el que sufre, el que necesita de Mí, se mejore o pueda resolver sus problemas.

Porque vosotros mismos los habéis tenido alguna vez, y no queréis que vuestros hermanos a los que amáis, porque los amo Yo, sufran.

Esa es una cualidad muy grande que debe tener el que ama, saber acompañar en su dolor a cualquier hermano que tengáis vosotros a vuestro alrededor y que os esté pidiendo vuestra ayuda.

Quizá algunos de ellos, ni siquiera los conozcáis; pero necesitan de vuestra Oración, necesitan estar en una condición mejor de la que están en ese momento, que es por la que están sufriendo.

Ciertamente, en Mi Amor no debe haber dolor, el dolor vino por el Pecado.

Mi Hijo sufrió por vosotros; pero sufrió lleno de Amor por vosotros, para levantaros del estado de pecado en el que estabais y para abriros las Puertas del Cielo.

NACIÓ SUFRIENDO

PERO ES UN SUFRIMIENTO QUE NO ENTENDÉIS TODAVÍA

MI HIJO, LA SEGUNDA PERSONA DE MI DIVINIDAD

INMENSO, OMNIPOTENTE

QUE NO ALCANZÁIS NI SIQUIERA A IMAGINAR SUS TAMAÑOS,

SUS POTENCIAS, SU OMNIPOTENCIA

SE HIZO DEL TAMAÑO DE VOSOTROS,

EN UN ACTO DE AMOR Y DE HUMILDAD TREMENDOS 

Y os repito, no cabe en vuestra mente, en vuestras capacidades humanas, este Regalo de Amor que Yo os di a través de Mi Hijo y que Él aceptó por Amor, para la redención de cada uno de vosotros.

HOY ESTÁIS CELEBRANDO NUEVAMENTE ESE ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

ES EL ANIVERSARIO DEL AMOR MÁS GRANDE,

DEL PADRE CON EL HIJO Y DEL HIJO CON EL PADRE,

PARA VOSOTROS.

PedidLe a Mi Santo Espíritu que os vaya haciendo entender

El camino que lleva a belén
Baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su rey,
Le traen regalos en su humilde zurrón
Al REDENTOR, al REDENTOR, 
Ha nacido en un portal de belén el niño dios.
Yo quisiera poner a tus pies,
Algún presente que te agrade, señor.
Más, tú ya sabes que soy pobre también,
Y no poseo más que un viejo tambor,
Viejo tambor, viejo tambor.
En tu honor frente al portal tocaré,
Con mi tambor.
El camino que

ESTE MILAGRO DE AMOR

que se os Regaló con la Presencia de Mi Hijo entre vosotros.

Y Mi Hijo, hizo patente Su Presencia de Amor y de Milagros entre vosotros y lo sigue haciendo hasta este Tiempo.

En aquél tiempo, muchos Lo vieron nacer, crecer, darse por ellos y dejarles Enseñanzas, Milagros, Amor.

Muchos Lo recibieron y otros, la mayoría, no Lo aceptaron, porque se dejaron llevar por aquellos que estaban llenos de la Maldad de Satanás.

NO HAY AMOR EN ESTOS HERMANOS VUESTROS,

NO HAY VIDA ESPIRITUAL

(Los de la Nueva Era están muertos espiritualmente, porque ES EL MALIGNO a través de sus ángeles caídos, quienes manipulan las POTENCIAS, del alma creada por el Único Dios Trino y Verdadero)

A PESAR DE QUE YO OS DI UN ALMA, QUE ES PARTE DE MÍ,

PARA QUE ÉSTA ALMA, AL HACERLA CRECER EN EL AMOR

También, os regalara grandes Bendiciones, Carismas, Virtudes, que son los regalos del Amor…

Y muchas otras cosas más, que os doy a los que realmente Me seguís y  Me amáis de corazón.

No Soy el Dios del Antiguo Testamento. Ciertamente, leéis en las Sagradas Escrituras, cierta rudeza de Mi parte, hacia los habitantes de ese tiempo; pero,

RECORDAD QUE SATANÁS LOS TENÍA POSEÍDOS, EN SU MALDAD

A una gran cantidad de ellos. Y eran muy pocos los que escuchaban Mi Palabra a través de los profetas.

Mi Amor se hizo patente en Mi Hijo. TODO lo profetizado en el Antiguo Testamento, se hizo patente entre los hombres, al venir Mi Hijo a la Tierra y convivir entre vosotros.

Tenéis todos los secretos de Amor en las Sagradas Escrituras, pero ¿Cuántos de vosotros, realmente abrís ese Libro de Sabiduría Divina; para que a través de esa Sabiduría, norméis vuestra vida?

Buscáis conocimiento vano en libros escritos por los hombres.

Buscáis por un lado y por otro y en lugar de encontrar la Verdad que encontráis en pleno, en las Sagradas Escrituras, os desviáis con lo que Satanás hace a través de sus instrumentos.

Recordad que el Amor es Sencillo, es Humilde, no es altanero, no es grosero, no se impone y por eso, pasa desapercibido entre los hombres.

 Confundís el Verdadero Amor, que está lleno de Virtudes y es Sencillo,

con todo aquello que os da Satanás, que es aparentemente poderoso, dominante, que os eleva ante los hombres; pero que os llena de soberbia la cual os hace caer y os aleja de la Verdad.

El Amor vence a la maldad, vence en su sencillez, porque ahí estoy Yo. Vence en Fuerza, porque Mi Omnipotencia está, a través de aquellos que viven Mi Amor.

Vencen en Sabiduría, porque Mi Santo Espíritu os guía y de esta forma, aplastáis a Satanás con todas sus mentiras, con su supuesta fuerza y poder; con la sencillez vencéis la altanería y la grosería de Satanás.

El Amor en Sí, es un Milagro, para aquellas almas que lo reciben cuando están Conmigo, con Mi Amor y con todo lo que incluye Mi Amor.

Sobresalís, pero no ante el Mundo, sobresalís ante el Cielo mismo.

Ved a Mi Hijo, ved a Mi Hija, la Siempre Virgen María, no eran figuras humanas que buscaran altos puestos dentro del nivel humano, hasta podría decirse que se ocultaban ante los hombres,

Pero aquellos que se acercaban a ellos, salían completamente cambiados, recibían Sabiduría, Bendiciones, Consejos, que ningún sabio en la Tierra podría darles.

EL AMOR LO ES TODO, MIS PEQUEÑOS

PORQUE YO SOY EL TODO Y YO SOY EL AMOR VERDADERO 

El Amor os lo regalo, pero vosotros si realmente Me amáis y amáis a los que están a vuestro alrededor, debéis engrandecerlo con vuestras obras, con vuestra donación, con vuestra sencillez

Y siempre viéndoMe a Mí vuestro Dios, para ayudar a vuestros hermanos.

Soy el Amor y os quiero a todos de regreso, para que viváis en el Paraíso del Amor, que es el Reino de los Cielos.

Desgraciadamente, hay muchos hermanos vuestros que prefieren vivir en la mentira, que prefieren vivir en algo abstracto, pero negativo. Y eso, se manifiesta también, en sus obras.

Aquellos que están llenos del Mal de Satanás, también se les reconoce entre vosotros y no son gente buena; no son gente que produzca buenos frutos, no son gente que busquen el bien de sus hermanos;

sino que se imponen sobre ellos, los aplastan, los vencen y se aprovechan de ellos en múltiples formas. En ellos no hay amor, hay Maldad.

Y LA MALDAD,

TAMBIÉN PUEDE CONVENCER CON APARENTES BUENAS OBRAS

PERO ES PURA PALABRERÍA, VENIDA DEL MALIGNO

PALABRERÍA QUE CONVENCE EN UN PRINCIPIO

PERO QUE DEJA MUY MALOS FRUTOS AL FINAL.

El que actúa en el mal, nunca se va a dar por sus hermanos, destroza, mata, no ayuda por amor, sino por conveniencia; para sacar después, una mayor tajada de lo poco que dio, de lo mucho que prometió y de lo que muy poco cumplió.

Porque nadie quiso recibir a sus padres terrenales, JESUS NACIÓ EN UN ESTABLO, donde se guardaban los animales…

El Amor os da vida, el Amor os lleva a ver por el hermano necesitado;

vosotros estáis necesitados siempre y eso os sirve también, para iros purificando.

OS PONGO PRUEBAS A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA

Y SI OS APOYÁIS EN EL AMOR, EN MIS VERDADES Y EN MIS PROMESAS,

OS VAIS ACRISOLANDO Y OS VAIS PURIFICANDO

Pero NO aquellos que actúan en el Mal, éste mal os va hundiendo cada vez más, en un pantano lodoso, nauseabundo, porque la Maldad os lleva a tal situación,

que apestáis ante vuestros hermanos y nadie os quiere ver ni acercarse a vosotros; porque vuestras obras os han dejado como creaturas indeseables y de imposible trato.

En cambio, aquellos que viven en el Amor, son agradables en todos aspectos, especialmente aquellos que tratan de vivir profundamente en el Amor.

Y esto hace que los que viven en el Mal, no saben qué hacer ante un hermano vuestro que está lleno de Amor.

Y fue lo que pasó con Mi Hijo Jesucristo, era demasiado Amor el que tenían frente a ellos,

Y ellos llenos de tanto mal, no comprendían cómo es que alguien podía actuar en esa forma, a pesar de los ataques que tenía de los superiores del pueblo.

Seis veces se narra en los evangelios un episodio casi idéntico: la multiplicación de los panes y peces…

Ciertamente, Mi Amor es incomprensible para las almas que viven en el Mal, pero no dejéis que ellas os intimiden Mis pequeños; en cambio, vosotras manteneos en la línea de vivir en el  Bien,

de permitirMe a Mí vivir en vosotros, de transmitir lo Mío a vuestros hermanos; que al final seré Yo el que os juzgue y no los que están a vuestro alrededor. Y menos el mismo Satanás, que quiere vuestra condenación.

Así que hijos Míos, los que Me habéis permitido que cambiara vuestra mentalidad de mal, vuestras acciones, vuestra vida desordenada.

Y escogisteis estar Conmigo, seguirMe, transmitirMe, tendréis vuestro premio grande, inmenso al final de vuestra misión y llegaréis triunfantes al Reino de los Cielos.

Mucho bien haréis en la Tierra, y mucho Bien os daré Yo cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Soy vuestro Padre Dios, para muchos estas Fiestas Navideñas, significan solamente, un intercambio de regalos y todo queda en lo material, todo queda en lo superfluo.

NO hay un cambio de vuestro corazón hacia vuestros hermanos y menos en agradecimiento a Nuestra Santísima Trinidad por vuestra liberación, por vuestra salvación, por vuestro crecimiento espiritual.

Y es triste, MUY TRISTE ver, cómo después de tantos años, después de estos siglos, no ha habido gran cambio en vosotros. Se os ha dado mucho y poco, MUY POCO habéis dado vosotros.

Ciertamente Yo, como Padre Providente, continuamente os lleno de regalos, protejo a todos aquellos que Me lo piden, que tienen confianza en Mí; que están esperando Mi Providencia Divina para seguir caminando en el Mundo,

CUMPLIENDO CON LA MISIÓN QUE YO OS HE ENCOMENDADO

Mis hijos fieles, ciertamente reciben continuamente Mis regalos, materiales y espirituales. Muchos, muchos de ellos pueden sentir continuamente, Mi Presencia en ellos y en su vida.

Ciertamente, Yo estoy Presente en la vida de cada uno de vosotros, pero muy pocos se dan cuenta de ello. También esta Navidad es un intercambio de regalos y termina al día siguiente. Y es otro día, en

QUE TODO SE CONVIERTE EN UN OLVIDO MÁS HACIA MÍ, VUESTRO DIOS.

Gozasteis unos momentos superfluos: luces bonitas, esferas, palabras bellas, deseos futuros,

Pero, ¿Realmente, hicieron mella en vuestro corazón, realmente viene un cambio en vosotros, que amerite un crecimiento espiritual y que amerite Mis Regalos Divinos?

Sois Mis hijos, Yo os he dado el don de la vida y os cuido, porque sois Mis hijos.

A buenos y a malos los protejo, los cubro con Mi Gracia, con Mis Bendiciones,

OS PROTEJO DE SATANÁS.

SOIS MIS HIJOS Y OS AMO

Y POR ESO HAGO TANTO POR VOSOTROS

Espero de vuestro corazón, que en algún momento volteé hacia Mí y al haberos dado cuenta de todo lo que habéis recibido a lo largo de vuestra existencia; Yo pueda recibir de parte de vosotros, un agradecimiento, un “gracias” de todo corazón,

pero que salga de lo más profundo de vuestro corazón y que incluya toda vuestra vida, agradeciéndoMe TODO, todo lo que habéis recibido de Mí, de lo que os disteis cuenta y de lo que no os disteis cuenta.

Deseo ese detalle de amor de parte vuestro, que de muy pocos lo recibo, a pesar de que todos vosotros sois Mis hijos y Mis Bendiciones caen para todos, pero no en todos dan los mismos frutos.

Esta Navidad, acaso ¿Va a ser igual que las otras Navidades? ¿Lo pasaréis, nada más en lo superfluo?

¿ME INVITARÉIS A VUESTRA REUNIÓN,

A VUESTRA CENA O A VUESTRA COMIDA?

¿ESTARÉ REALMENTE YO, EN MI SANTÍSIMA TRINIDAD  

O AL MENOS REPRESENTANDO MI HIJO, MI PEQUEÑO BEBÉ

A MI SANTÍSIMA TRINIDAD,

LA PIÑATA. La forma de estrella con siete picos, simboliza los siete pecados capitales: Soberbia, Avaricia, Lujuria, ira, Gula, Envidia y Pereza. Cuando la piñata se rompe, se ha superado al espíritu maligno y como recompensa, caen los dulces y las frutas; que simbolizan las virtudes humanas y los obsequios espirituales, que Dios hace a los hombres…

Y A TRAVÉS DE ÉL YO VAYA RECIBIENDO TAMBIÉN, ESAS ALEGRÍAS

ESOS AGRADECIMIENTOS, ESAS SONRISAS DE VUESTROS PEQUEÑOS

Y ASÍ, TODOS REUNIDOS, VOSOTROS CONMIGO,

CANTO PARA PEDIR POSADA (adentro y afuera)

Afuera

1. En el nombre del cielo, os pido posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.

2. Venimos rendidos desde Nazaret;
yo soy carpintero
de nombre José.

3. Posada te pide, amado casero,
por solo una noche, la Reina del Cielo.

4. Mi esposa es María, es Reina del Cielo
y Madre va a ser
del Divino Verbo.

5. Dios pague Señores, su gran caridad
y los colme el cielo
de felicidad.

Adentro

R1. Aquí no es mesón
sigan adelante
yo no puedo abrir
no sea algún tunante.

R2. No me importa el nombre
déjenme dormir
pues ya les he dicho
que no voy a abrir.

R3. Pues si es una reina
quien lo solicita
¿cómo es que de noche
anda tan solita?

R4. ¿Eres tú, José?
¿ Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.

R5. Dichosa la casa
que alberga este día
a la Virgen Pura
la hermosa María

Todos (mientras se abren las puertas)

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos,
reciban este rincón,
aunque es pobre la morada, la morada,
os la doy de corazón.

Cantemos con alegría, alegría
Todos al considerar,
Que Jesús, José y María
Nos vinieron hoy a honrar.

PASEMOS ESTOS DÍAS, VERDADERAMENTE, EN SANTIDAD?

¡CÓMO QUISIERA QUE ME TOMARAIS EN CUENTA EN ESTOS DÍAS

QUE FUE EL PRINCIPIO DE VUESTRA LIBERACIÓN!

El Nacimiento de vuestro Salvador es el mayor regalo que Yo os he podido dar, haber mandado a Mi Hijo, para que os abriera, nuevamente, las Puertas del Cielo. 

Se dio en totalidad por vosotros, vino a sufrir entre los hombres y lo digo así, porque Satanás estaba atrás de todo esto, Satanás no permitía que el hombre gozara el gran regalo que Yo os daba,

pero entre ese sufrimiento de Mi Hijo, había una gran alegría y Él lo sabía y

SEGUÍA AGRADECIÉNDOME A MÍ, VUESTRO PADRE,

QUE LO HUBIERA ENVIADO PARA ABRIROS, A TODOS VOSOTROS,

LAS PUERTAS DEL CIELO,

PERO NO TODOS LO HAN APROVECHADO.

Vais a celebrar, nuevamente, este aniversario de vuestra liberación, ¿Cuántos de vosotros Me vais a agradecer eso?

Es un misterio grande, Divino, y que solamente Yo, vuestro Dios, podía liberaros del Pecado tan grande de vuestros Primeros Padres,

Y por eso, os mandé a Mi Hijo, en Mi Segunda Persona de Mi Trinidad.

Es un Regalo inmenso, inconmensurable, el que hayáis tenido la Presencia de Mi Hijo entre vosotros, el que haya nacido para vuestra liberación, para vuestro crecimiento espiritual, para el perdón de vuestros pecados,

para recibir, nuevamente, Mis Bendiciones inmensas, inconmensurables, que día a día derramo, sobre todo lo Creado y especialmente en vosotros, que sois Mis hijos y, ¿Cuántos de vosotros, realmente, Me agradecéis por todo esto?

Es bueno que agradezcáis a vuestras amistades, a vuestros hermanos, a los más cercanos a vosotros, por los regalos que os dan, por el bien que os desean, por esos momentos de felicidad que tendréis reunidos en familia, eso es bueno, porque es unión familiar.

Pero ¿Estaré Yo, vuestro Padre, en vuestra reunión familiar?

POCOS, MUY POCOS SE ACUERDAN DE INVITARNOS,

DE TENERNOS PRESENTES EN EL AMOR QUE SE PRODUCE EN VUESTRAS REUNIONES

Yo, que os estoy dando el Regalo más grande, no Me lo agradecéis, porque no os habéis puesto a meditar en ello.

Debéis meditarlo Mis pequeños, porque Me lo merezco, Me merezco todos vuestros agradecimientos, vuestras alegrías, os ayudo a triunfar espiritualmente en vuestra vida,

para que se dé, eso que os vino a dar Mi Hijo, la salvación de vuestra alma.

Muchos de vosotros no vivís para ello, no hacéis crecer a vuestra alma a niveles altos, a niveles espirituales, con los cuales Yo Me congratule con vosotros.

Vivís mediocremente en lo espiritual y eso Me entristece, porque, para todo el tiempo que ha pasado, desde la donación de Mi Hijo, hace un poco más de dos mil años, debierais estar viviendo a niveles muy altos en lo espiritual,

pero le habéis hecho más caso a Satanás, os ha hecho olvidar a qué vino Mi Hijo a la Tierra, os ha hecho olvidar éste Regalo tan grande que celebráis año tras año, pero que ya no hace mella en los corazones.

Vuestro corazón se está volviendo de piedra, vuestro corazón ya no sabe amarMe, vuestro corazón empieza a quedar encadenado nuevamente, en el pecado.

Fuisteis liberados por Mi Hijo, Le pedí que bajara a liberaros y preferisteis el seguir encadenados en el pecado.

No es justo, Mis pequeños, que hagáis esto con vuestro Dios, mucho se os ha dado y muy poco se ha recogido.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

M6 OFRENDA VIVIENTE 1


Ya se está luchando la tremenda Batalla del Armagedón. Satanás va a ser derrotado y encadenado, ÉL LO SABE y como su soberbia no lo admite,

ya está aplicando la táctica militar de ‘la tierra quemada’ que él mismo enseñó a los pueblos de la antigüedad…

A nivel Universal nosotros estamos envueltos en ella y conociendo lo que implica esta formidable estrategia;

si analizamos lo que entraña a nivel mundial, adquieren un terrible significado las Palabras de ABBA en su último mensaje que recién publicamos el día 28 de Noviembre.

Hemos sido advertidos de cómo la Presencia Divina en nuestro interior, será la que nos fortalezca ante EL SUFRIMIENTO EXTREMO A QUE VAMOS A SER SOMETIDOS, por los delirios vengativos de Satanás.

El sufrimiento de los males fisicos y morales, ES LA OFRENDA más digna que puedes hacer a Aquel que nos ha salvado sufriendo

Y con este artículo que están leyendo ahora, iniciamos la serie que debemos MEDITAR Y EJECUTAR, si queremos que nuestro sufrimiento NO SEA UN SUFRIMIENTO INÚTIL,

Ofrezcámonos como ‘hostias vivientes y vivamos el Cielo con la Presencia Tangible de Dios, mientras Satanás nos sumerge en el Infierno que nosotros mismos hemos provocado, con nuestra maldad y nuestros pecados.

Y que ¡Pobres de los Tibios! Deberemos ayudarlos a superar LA PRUEBA SUPREMA jamás experimentada por el género humano.

¡Bendigamos y alabemos al Señor, PORQUE SI HACEMOS NUESTRA DONACIÓN PERSONAL, cómo la hacían los primeros cristianos antes de recibir el Bautismo (1)

Viviremos nuestro Purgatorio en la Tierra ayudados por el Cielo entero y obtendremos MÉRITOS de corredentores, otorgados por la Misericordia Divina…

¡¡¡QUÉ PRIVILEGIO TAN EXTRAORDINARIO!!!

Amadísimos hermanitos, aprendamos con ABBA A MORIR AMANDO… 

Cuando fuimos creados, Dios nos moldeó a su Imagen y Semejanza y en el momento en que descendimos para encarnarnos, recibimos el primer ataque demoledor con el Pecado Original…

Y TODAS las consecuencias de las maldiciones ancestrales completaron el trabajo de Destrucción.

Prácticamente nuestra semejanza divina casi desaparece, hasta que es restaurada por el Sacramento del Bautismo.

Pero cuanto más nos neguemos a la Conversión, nuestros pecados aumentan la devastación provocada por Satanás, hasta dejarnos irreconocibles de nuestra filiación divina.

Y si ni siquiera intentamos CRECER espiritualmente, nuestro estado de devastación es tan lamentable, que para poder regresar al Cielo…

El trabajo restaurador de nuestra estancia en el Purgatorio apenas será para devolvernos la semejanza divina, que teníamos antes de bajar y que estaba dada por el AMOR INNATO, con que ABBA nos creó.

Imagen que Dios perfeccionó en nuestra capacidad de AMAR.

Pero la Semejanza por la cual nos comprometimos al concedérsenos el Don de la Vida, es la Semejanza que Jesús alcanzó cuando vino a Encarnarse en el Vientre Purísimo de la Virgen María…

¿Y cuál es esa NUEVA Semejanza?

LA DE CRISTO CRUCIFICADO

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA, para eliminar nuestros pecados y recuperar la Semejanza con la que fuimos creados… 

PARA QUE EL PADRE PUEDA RECONOCERNOS COMO SUS HIJOS Y HERMANOS DE JESÚS…

Al cumplir nuestra Misión como CORREDENTORES y hacer nuestra particular aportación a la Magna Obra de la Redención, que todavía no ha sido completada…

Santa Faustina Kowalska, promotora de la festividad de la Divina Misericordia, tuvo una relación profunda con las almas del Purgatorio.

En su Diario recoge bastantes experiencias espirituales referentes a quienes viven en estado de purificación.

Estando de vacaciones en Skolimów, nos relata:

“Vi al Ángel de la Guarda que me dijo que le siguiera. En un momento me encontré en un lugar nebuloso, lleno de fuego y había allí una multitud de almas sufrientes.

Estas almas estaban orando con gran fervor, pero SIN EFICACIA PARA ELLAS MISMAS; sólo nosotros podemos ayudarlas.

Las llamas que las quemaban, a mí no me tocaban. Mi Ángel de la Guarda no me abandonó ni por un solo momento.

Pregunté a estas almas ¿Cuál era su mayor tormento?

Y me contestaron unánimemente que su mayor tormento era la añoranza de Dios.

(LA PENA DE DAÑO… La Noche del Getsemaní, que hizo sudar Sangre a Jesús)

Vi a la Madre de Dios que visitaba a las almas en el Purgatorio…

Ella les trae alivio.

Deseaba hablar más con ellas; sin embargo mi Ángel de la Guarda me hizo seña de salir.

SALIMOS DE ESA CÁRCEL DE SUFRIMIENTO.

Oí una voz interior que me dijo:

“MI MISERICORDIA NO LO DESEA, PERO LA JUSTICIA LO EXIGE.

 A partir de aquel momento me uno más estrechamente a las almas sufrientes”.

En la biografía de San Juan María Vianney podemos encontrar lo siguiente:

Por eso hijos míos, concluyó el santo Cura de Ars: “Cuando queramos liberar a nuestros seres queridos que están en el Purgatorio, hagamos lo mismo. Ofrezcamos al Padre, por medio del Santo Sacrificio a Su Hijo, junto con todos los méritos de Su Pasión y Muerte, así no podrá rechazarnos nada”.

Entrevista de sor Emannuel a María Simma.

Otros medios muy eficaces para ayudar a las almas del Purgatorio son el Ofrecimiento de nuestros sufrimientos, nuestras mortificaciones y el sufrimiento voluntario, como por ejemplo el ayuno, las privaciones, etc.

Y naturalmente, también los sufrimientos involuntarios como las enfermedades, los lutos, los abandonos…

–     María, tú fuiste invitada muchas veces, a sufrir por las almas del Purgatorio para liberarlas. ¡Puedes decirnos qué has vivido y probado en esos momentos!

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

–     La primera vez un alma (era una mujer) me preguntó si quería sufrir tres horas, en mi cuerpo, por ella; y agregó que luego yo podría retomar mi trabajo.

Yo me dije: “Si es sólo por tres horas, quiero aceptar”.

Esas tres horas me parecieron que durasen como tres días, TAN TERRIBLES ERAN LOS SUFRIMIENTOS.

Pero al final, miré el reloj y vi que habían pasado sólo tres horas.

El alma luego me dijo que, habiendo aceptado sufrir con amor esas tres horas, le había ahorrado veinte años de Purgatorio.

–     María, ¿Por qué, una vez llegados al Purgatorio, NO SE PUEDEN ADQUIRIR MÉRITOS y en cambio, mientras se está en la tierra SIEMPRE se los pueden adquirir?

–     PORQUE EN EL MOMENTO DE LA MUERTE, LOS MÉRITOS SE TERMINAN. 

Mientras uno vive en la Tierra puede reparar el mal que ha cometido antes.

Las almas del Purgatorio tienen una santa envidia por esta posibilidad nuestra.

Hasta los ángeles son celosos de nosotros, porque tenemos la posibilidad de “CRECER” mientras estamos sobre la Tierra…

Y si nos entregamos en las Manos del Divino Alfarero, de nosotros depende el grado de Perfección alcanzado, con nuestra voluntad ANIQUILADA en la Divina voluntad.

PERO MUCHAS VECES

LA APARICIÓN DEL SUFRIMIENTO EN NUESTRA VIDA NOS HACE REBELAR

Y TENEMOS DIFICULTAD EN ACEPTARLO Y VIVIRLO BIEN

–     Entonces, ¿Cómo vivir el sufrimiento para que pueda dar frutos?

–     Los sufrimientos son la Prueba más grande del amor de Dios. Y si se ofrecen bien, pueden ganar muchas almas.

–     Pero ¿Qué hacer para recibir los sufrimientos como un don, y NO (como se hace con frecuencia) como una punición o un castigo?

–      Hay que ofrecerlo todo a la Virgen Santa, pues Ella sabe mejor que nadie quién necesita esta o aquella ofrenda para ser salvado.  

Habla Dios Padre

Hijitos Míos vuestra mayor riqueza, os he dicho muchas veces es vuestra alma, empezando porque fue creada a Imagen y Semejanza Mía.

Vuestra alma es parte de Mí; vuestra alma es Creación de Amor, brotó de Mí, de Mis Deseos de Crear a una creatura más que Me amara, que Me agradeciera Mis cuidados.

Que trabajara para Mí, en la difusión de Mi Amor entre sus hermanos y para que pudiera regresar al Reino de los Cielos; después de haber cumplido satisfactoriamente y con amor, lo que Yo le pedí a cada uno de vosotros.

Mis pequeños, os disteis en donación cuando Yo os pregunté quién quería bajar a servirMe.

Y ésa donación Me llenó de alegría y por eso os cuido tanto, Mis pequeños.

Pero, ¿Qué pasa cuando alguno de vosotros está entre gente enferma, cuando hay una epidemia de gripe o de viruela o algo más grave?

Os contagiáis y sufrís, hasta que viene el remedio, y sanáis. 

Estáis así todos vosotros en la Tierra y en el Universo entero; enfermos por todos los pecados que cometéis.

Enfermos, porque no queréis vivir como se vive en el Cielo, viviendo el Verdadero Amor que os vino a Enseñar Mi Hijo a la Tierra.

Enfermos, con una ceguera total, al hacer a un lado todo lo que os Hemos dado para vuestra salvación y vosotros preferís vivir en el Mundo y para el Mundo.

Se os ha dicho que Satanás es muy astuto, él nunca se va a presentar como realmente es, él se va a presentar ante vosotros en su mentira y lo veis a vuestro alrededor, con los gobernantes que tenéis.

Viven en la mentira, su vida es una mentira, os hacen creer a través de promesas, que solucionarán vuestros problemas y pasan los años de su gobierno y os dais cuenta, que os prometieron puras mentiras.

Vosotros mismos, también vivís en la mentira, prometéis y no cumplís.

Vivís en la mentira, al no aceptar las Verdades que os trajo Mi Hijo a la Tierra,

Verdades que se viven en el Cielo y que todos debierais tomar, para que os fuerais preparando a vuestro último suspiro, que os va a llevar ante Mi Presencia.

¿Cuántos de vosotros podréis decir en estos momentos, que estáis preparados para llegar ante Mí y poder pasar vuestro Juicio de la mejor forma?

¿Y os podáis ganar el Reino de los Cielos, después de que os tengáis que purificar un tiempo, en el Purgatorio, por vuestros pecados?

Mis pequeños, estos llamados angustiosos que se os dan, son porque en Mi Santísima Trinidad, quereMos que regreséis al Reino de los Cielos.

No fuisteis creados para sufrir, fuisteis creados para gozar eternamente,

ciertamente sufrís, porque cada uno de vosotros debéis llevar la Cruz de vuestros pecados.

Y podréis llevar el peso de otras cruces, si estáis ayudando a hermanos vuestros, a través de vuestra Oración y Donación en la salvación de sus almas.

Que esto es muy loable de parte vuestra y os dará un nivel más alto de Amor, en el Reino de los Cielos.

¿Cuánto estáis haciendo Mis pequeños, para que, con Mi Amor podáis ir erradicando el Mal que, primeramente, existe en vuestro interior y luego, erradicar la maldad que llevan todos vuestros hermanos en la Tierra y en el Universo entero?

Ciertamente, NO conocéis a todos vuestros hermanos de la Tierra y del Universo, pero vuestra Oración, la cual escucho y la cual aprecio,

ésa sí puede llegar a todos vuestros hermanos, porque vuestra Oración, unida a los Méritos de Mi Hijo, purifica a infinidad de almas y les alcanza su salvación.

Así que Mis pequeños vuestros dolores, vuestros sufrimientos, siempre serán escuchados por Mí, vuestro Dios.

 Mi Amor es Paciente y Misericordioso, espero al hombre, espero a su conversión,

siempre espero que el hombre reaccione hacia el Bien, que se dé cuenta que el Mal no lo está llevando a nada bueno en su vida.

Y así es Mis pequeños, vosotros fuisteis creados para vivir en el bien y tan pronto el alma gira hacia el Mal, todo lo malo se le va hacia ella, porque es como un imán.

Ciertamente, cuando el alma cambia hacia el mal, el Mal viene hacia ésa alma, ahí encuentra su nido y ésas almas, ésos hermanos vuestros que abrieron su corazón hacia el mal,

van a ir decayendo cada vez más y más y vosotros lo notáis, vosotros os dais perfectamente cuenta cómo aquellos que le han dado la espalda a Mi Amor, a Mi Bien, a Mis Leyes, todo les sucede mal en su vida.

Porque ellos han escogido ése camino, porque ellos en su libre albedrío, abrieron su corazón hacia el Mal.

En cambio, aquellos que luchan contra el Mal, Me dan Mi lugar en su vida y están buscando solamente el bien.

A ellos Yo los consiento, los cuido y los protejo; sobre todo esto último Mis pequeños, porque Satanás tiene envidia del bien que las almas buenas producen.

Porque él sabe que un alma que actúa en el bien, tendrá un premio eterno en el Reino de los Cielos,

Premio que él perdió y que no quiere que las almas buenas lo tengan.

Ciertamente hay almas buenas que son muy atacadas por Satanás, porque son almas buenas que pueden hacer que muchas otras almas cambien y se regresen a Mí.

Satanás las ataca constantemente para que ellas se arrepientan de vivir en el bien y cambien hacia el mal,

pero ahí es en donde Yo protejo a las almas, a las almas buenas, a las almas que están buscando la santidad, que es el hacer Mi Voluntad.

Ciertamente van a seguir teniendo ataques, pero estas almas buenas guiadas por Mí, vuestro Dios, ofrecen todos ésos ataques y sufrimientos

para la salvación de muchas otras almas malas que están viviendo en el mal y que están llevando a otras almas hacia el mal.

Así es como Yo aprovecho el Dolor de las almas buenas para la conversión de almas malas, almas que se han equivocado de camino.

Como veis Mis pequeños, en la economía celestial nada se pierde de vuestros dolores, sufrimientos, de todo aquello que sucede, aparentemente, por casualidad.  

No hay casualidad en la vida del hombre, porque Yo os voy guiando Mis pequeños y aquellas almas que han aprendido a dejarse guiar por Mí, saben perfectamente que NO hay casualidades en la vida del hombre.

Os pido Mis pequeños, que sigáis confiando en Mí, vuestro Dios, sabiendo que si algo difícil, doloroso está sucediendo en vuestra vida,

Yo estoy tomando ésos dolores, ésos sufrimientos, para la salvación de muchas almas y sobre todo en éstos tiempos que hay tantas, tantas almas equivocadas,

tantas almas que podrían condenarse y gracias a vuestro sufrimiento, a vuestros dolores ofrecidos, Yo puedo salvar a ésas almas.

Y esto os lo digo para que os alegréis, Mis pequeños.

En los momentos difíciles que tengáis, Yo estoy con vosotros y así como Mi Hijo sufrió por cada uno de vosotros.

Él también en Su sufrimiento ofrecido, aceptando las órdenes que Yo le daba, MUCHAS, muchas almas se salvaron.

Vosotros mismos podéis estar en ésta situación, que fuisteis salvados gracias al sufrimiento anterior de alguna otra alma y que cayeron las Bendiciones sobre vosotros,

y lo que tenéis es gracias a ésas Bendiciones de algún hermano vuestro en algún momento de la historia.

Os digo también todo esto Mis pequeños,

PARA QUE OS ALEGRÉIS,

QUE NO VEÁIS VUESTROS SUFRIMIENTOS COMO UN SUFRIMIENTO ESTÉRIL,

EN MÍ NO HAY ÉSE SUFRIMIENTO ESTÉRIL

Os lo repito, TODOS LOS SUFRIMIENTOS, todos los sufrimientos de Mis hijos queridos, siempre van a producir una reacción feliz para alguna otra alma.

Alegraos pues Mis pequeños, porque nada sucede por casualidad en la economía celestial.

Yo Soy como el jardinero, voy cuidando las plantitas para que éstas crezcan, den flores y fruto, a todas las cuido.

TODAS, todas las plantitas que sois todos vosotros, recibís de Mis cuidados.

Abono la tierra a vuestro alrededor, la remuevo y voy esperando que crezcáis, que deis flores con aromas exquisitos, luego frutos que alegren al paladar.

Pero parece que muchos de vosotros no queréis ser consentidos, buscáis formas de escabulliros para no estar Conmigo, con vuestro Dios

Y no recibir éste abono, que son Mis Enseñanzas y Mis Bendiciones, para que no tengáis compromiso de dar flor y fruto.

¡En cuánto error cae el hombre durante su vida! ¡Se le hace más fácil vivir en el mal, que vivir en el Bien!

Y si realmente el hombre se pusiera a estudiar honestamente su situación, vería que no solamente se sufre mucho al no querer estar Conmigo, sino además sois atacados fuertemente por Satanás en múltiples formas.

Vosotros mismos escogéis un camino errado y éste camino errado os va a llevar a situaciones muy difíciles y problemáticas a lo largo de vuestra vida

Y aún así, os queréis mantener ahí, sufriendo tontamente, porque no queréis estar Conmigo.

A eso os ha llevado Satanás por todo el mundo, a desviaros del camino de la perfección, a que no busquéis lo que viene de Mí, que os puede llevar a la santidad de vida.

Mientras estéis buscándoMe y buscando vuestra perfección, vais a obtener bendiciones inimaginables de Mí, vuestro Dios,

Protección contra los ataques del Enemigo, crecimiento de vida y sobre todo, el tenerMe a Mí, que Soy el Regalo más grande que puede tener el alma.

Tendréis Sabiduría Divina, vuestras virtudes se van a engrandecer y quizá hasta grado heroico. Vuestro amor os hará vivir en la Tierra, el principio del Paraíso que tendréis eternamente.

¿Por qué buscáis lo malo y al buscarlo, sufrir, cuando podéis tener lo bueno y gozar ya desde ahora, de los frutos de Mi Amor?

El ser humano se deja convencer fácilmente por las tentaciones de Satanás y no se pone a razonar un momento, para ver si el camino que ha tomado es el correcto  o que si tomara otro camino, cómo le iría.

Simplemente, habéis escogido el mal y no queréis cambiar, no queréis probar a ver si hay algo mejor.

Y así os la pasáis una buena parte de vuestra vida, sufriendo por vuestra necedad, por vuestra falta de sabiduría, porque al no querer estar Conmigo.

Actuáis solamente con inteligencia humana, muy limitada y muy errónea y no vivís con Sabiduría Divina, que os da los verdaderos lineamientos para vuestra alma,

Para encontrar el camino correcto, el más provechoso y el que os va a multiplicar infinitamente vuestros bienes, los bienes que vienen de Mí, vuestro Dios.

Sed sencillos, sed humildes para que podáis llegar a Mí.

Si os mantenéis en la soberbia y en la necedad, seguiréis sufriendo, porque con ello no encontraréis el camino de Luz que os traerá hasta Mí.

Seguiréis deambulando entre tinieblas, tropezándoos, cayendo constantemente, accidentándoos y SUFRIRÉIS MUCHO, porque Satanás NO os va a hacer felices en ningún momento, él quiere vuestra destrucción.

Entended esto ya Mis pequeños, vosotros sois Mi creación y os quiero llevar siempre hasta vuestro bien.

Satanás fue creado por Mí, como ángel bello y bueno, pero él escogió uncamino errado y se puso en contra Mía y ved cómo le ha ido.

¿Vosotros queréis también acabar como él?

Fuisteis creados bellos, pero si escogéis el camino que escogió Satanás, SUFRIRÉIS como él ha venido sufriendo a lo largo del tiempo, desde que cometió su Error de ponerse en contra Mía y de NO obedecerMe a Mí, su Dios.

Entended que vosotros, los que estáis tomando lo que él os ha enseñado, podréis sufrir lo que él está sufriendo.

Os vuelvo a hacer un nuevo llamado para que ya regreséis hacia Mí y empecéis a obtener abundantemente Mis Bendiciones,

Pero si os mantenéis en terquedad y en tontería es vuestra decisión, la respeto; PERO SUFRIRÉIS ETERNAMENTE.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

http://diospadresemanifiesta.com

(1) https://cronicadeunatraicion.com/2017/02/22/que-es-un-alma-victima/

M4 EL PECADO Y… 4


Lo creamos o NO, no hay formulas mágicas que nos permitan ELUDIR EL PURGATORIO.

Si NO nos graduamos en vida, para cumplir SATISFACTORIAMENTE el Supremo Mandamiento del Amor, que nos legó Jesús…  

LO QUE NO APRENDIMOS EN VIDA,

LO APRENDEREMOS EN EL PURGATORIO..

LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO

Entrevista de Sor Emmanuel Maillard a María Simma.

Maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las Benditas almas del Purgatorio.

María Simma era una anciana mujer que vivió hasta el día de San José del año 2004 en las montañas austriacas. Desde temprana edad ella recibió de Dios el don de recibir la presencia swobrenatural de las almas del Purgatorio, que acuden a ella en busca de Oración y ayuda para acortar su tiempo de expiación.

Emmanuel Maillard muy reconocida por aquellos que conocen la aparición de María en Medjugorje, tuvo la oportunidad de realizarle un reportaje en su humilde casa en la montaña, el cual fue documentado en un hermoso libro.

Extractamos aquí algunas partes importantes de este libro titulado “EL MARAVILLOSO SECRETO DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO” 

Sor Emmanuel y María Simma” (prácticamente la totalidad del libro está reflejada en nuestro artículo).

María Simma tuvo desde niña un especial interés por las almas del Purgatorio. Y fue esa la misión que Dios le dio para esta vida cuando tuvo la edad de 25 años.

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Adecuadamente asistida por su confesor y director espiritual y bajo el cercano seguimiento del Obispo del lugar, María vive una vida donde la Presencia sobrenatural se vuelve cotidiana.

Las almas se presentan a ella buscando ayuda, y también dando testimonio de sus sufrimientos, su vida en la tierra y su deseo profundo de llegar cuanto antes a estar en la Presencia de Dios en forma definitiva.

Los conocimientos que las almas del Purgatorio le refieren son una hermosa y fuerte confirmación de toda la Doctrina sobre la que se funda la Iglesia Católica y una invitación a todos nosotros a vivir una activa y sincera práctica de los sacramentos.

Pero por sobre todo, María Simma nos invita a una práctica cotidiana del amor como la puerta más importante para la salvación de nuestra alma.

EL AMOR CURA Y CUBRE MUCHOS DE NUESTROS PECADOS,

A LA HORA DE NUESTRO JUICIO PARTICULAR.

Descubra en este testimonio muchas de las confirmaciones que su corazón estaba buscando, ya que Jesús y María se expresan a través de las palabras de María Simma, invitándonos a una conversión sincera y profunda, basada en el amor por Dios y por todos nuestros semejantes.

Nuestra Santa Iglesia florece en las palabras de esta humilde mujer, cuyo amor por Dios la ha llevado a grandes y constantes sacrificios.

Un alma humilde puede obrar muchos milagros, ya que agrada a los ojos del Creador, que la toca con la gracia y la convierte en un instrumento de evangelización. Eso es en breves palabras, María Simma.

El reportaje de Sor Emmanuel

(Los comentarios y las preguntas son realizadas por Sor Emanuel)

Sor Emmanuel:

–     María, ¿Puedes contarnos ahora cómo fuiste visitada, la primera vez, por un alma del Purgatorio?

María Simma:

–    Sí, fue en el año 1940, de noche, a las 3 o 4 de la madrugada. Oí a alguno que iba y venía en mi cuarto. Esto me despertó. Miré para ver quien pudiese haber entrado en mi cuarto.

–     ¿Tuviste miedo?

–     No, yo no soy nada miedosa. Cuando yo era pequeña, mi madre me decía que era una niña del todo especial, porque nunca tenía miedo.

–     ¿Y entonces, esa noche? ¡Cuéntanos!

–     Oh, vi que era un extraño. Iba y venía lentamente. Le pregunté con tono severo:

–     “¿Cómo has entrado aquí?, ¿Qué has perdido?”.

Pero él continuaba caminando en mi cuarto, de aquí para allá, como si nada fuese.

Entonces le volví a preguntar:

–    “¿Qué haces?”.

Y puesto que continuaba a no querer responderme, me levanté de un salto para aferrarlo, pero no toqué más que el aire.

Y el hombre había desaparecido…

Entonces regresé a la cama, y de nuevo comencé a sentir que iba y venía.

Me preguntaba por qué veía allí a ese hombre, y por qué no podía aferrarlo.

Me levanté de nuevo para asirlo y para hacer que desistiese de caminar. Nuevamente me topé con la nada.

Quedé perpleja. Volví a acostarme. No volvió otra vez, pero aquella noche no conseguí dormir.

Al día siguiente, después de misa, fui a ver a mi director espiritual y le conté lo sucedido.

El me dijo:

–     “Si todo eso recomienza, no preguntes: “¿Quién eres?, sino, ¿“Qué quieres de mí?”.

La noche siguiente el hombre regresó. Era el mismo.

Y yo le pregunté:

–     “¿Qué quieres de mí?”.

Me respondió:

–     “Haz celebrar tres misas por mí y yo seré liberado”.

Entonces comprendí que era un alma del Purgatorio.

Mi padre espiritual me lo confirmó. Me aconsejó de no rechazar jamás a las almas del Purgatorio, y de acoger con generosidad sus pedidos.

–      Y después, ¿continuaron las visitas?

–      Sí, durante algunos años venían tres o cuatro almas solamente, sobre todo en el mes de noviembre. Luego no vinieron más.

–      ¿Y qué te piden estas almas?

–      Muchas veces piden de hacer celebrar misas y de asistir a esas misas; piden de recitar Rosarios, y también de hacer el Vía Crucis.

–      A este punto se nos plantea una pregunta, que es fundamental:

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL PURGATORIO?

María responde:

–      Diría que es una invención genial por parte de Dios. Y aquí quisiera proponerles una imagen toda mía. Supongan que un día se abre una puerta y aparece un ser extraordinariamente bello, de una belleza tal, nunca vista sobre la tierra.

Aquí quedan fascinados, trastornados por este SER de luz y de belleza, tanto más que él demuestra estar locamente enamorado de ustedes (lo que nunca se hubiesen imaginado);

Se dan cuenta que también él tiene un gran deseo de atraerlos a sí, de abrazarlos; y el fuego del amor que quema ya en sus corazones los empuja seguramente a precipitarse entre sus brazos.

Pero ustedes se dan cuenta, en ese preciso instante, de que hace meses que no se lavan, que huelen mal, que se sienten horriblemente feos; tienen la nariz que chorrea, los cabellos grasosos y pegoteados, horribles manchas de suciedad sobre la ropa, etc., etc.

En el Purgatorio tenemos que APRENDER a AMAR HASTA ALCANZAR LA SANTIDAD, completamente SOLOS, sin la ayuda Divina…

Entonces se dicen a sí mismos:

–     “¡No, no es posible que yo me presente en este estado!.  Es preciso que antes me lave, me duche, y luego, rápidamente, regrese a verlo…”.

Pero he aquí que el amor nacido en sus corazones es tan intenso, tan fuerte, tan abrasador, que este atraso debido a la ducha es absolutamente insoportable.

Y el Dolor mismo de la Ausencia, aunque dure sólo pocos minutos, causa un ardor atroz en el corazón. Y, ciertamente, este ardor es proporcional a la intensidad de la revelación del Amor: ES UNA LLAMA DE AMOR…

Pues bien, el Purgatorio es exactamente esto. Es un atraso impuesto por nuestra impureza, un atraso antes del abrazo de Dios, una Llama de amor que hace sufrir terriblemente; una espera, o si quieren, una nostalgia, del Amor. Es precisamente esta Llama,

Esta ardorosa nostalgia la que nos purifica de todo lo que aún es impuro en nosotros.

Me atrevería a decir que el Purgatorio es un lugar de deseo, del deseo loco de Dios, de Dios que ya ha sido reconocido y visto, pero al cual el alma todavía no se ha unido.

Las almas del Purgatorio hablan con frecuencia con María sobre ese gran deseo, de esa sed que tienen de Dios,

Y CÓMO ESE DESEO ES PARA ELLAS PROFUNDAMENTE DOLOROSO;

ES SIN DUDA, UNA VERDADERA AGONÍA.

En la práctica el Purgatorio es una gran crisis, una crisis que nace de la falta de Dios.

Sobre esto he querido que María nos precisara un punto fundamental:

–      María, ¿las almas del Purgatorio prueban alegría y esperanza en medio de sus sufrimientos?

–      Sí, ningún alma quisiera volver del Purgatorio a la Tierra, porque ellas ya tienen un conocimiento de Dios infinitamente superior al nuestro…

Y no podrían nunca más decidirse a regresar a las Tinieblas de este mundo. He aquí entonces, la gran diferencia entre los sufrimientos del Purgatorio y los de la Tierra:

En el Purgatorio, aunque sea terrible el dolor del alma, la certeza que se tiene de vivir con Dios es tan fuerte e indestructible, que el gozo de esta certeza supera aun el dolor.

Y por nada del mundo esas almas quisieran volver a vivir sobre la Tierra donde al fin de cuentas, nunca se tiene seguridad de nada.

–      María, ¿ahora podrías decirnos si es Dios quien envía un alma al Purgatorio, o si en cambio, es el alma misma quien decide de ir allí?

–      Es el alma misma quien quiere ir al Purgatorio para purificarse, antes de entrar en el Paraíso.

Pero aquí es preciso decir también que el alma, cuando está en el Purgatorio, adhiere perfectamente a la voluntad de Dios.

Por ejemplo, se complace del bien y desea nuestro bien; experimenta tanto amor por Dios y también por quienes aún estamos en la Tierra.

Estas almas están perfectamente unidas al Espíritu de Dios o, si quieren, a la Luz de Dios.

–      María, ¿en el momento de la muerte, se ve a Dios en plena luz, o en manera confusa?

–      En manera aún confusa; con todo, hay una claridad tal, que basta ciertamente, para tener nostalgia. ¡Es verdad! Es una luz resplandeciente, en relación a las Tinieblas de la Tierra.

Pero todavía es nada con respecto a la Luz que el alma conocerá en el Cielo. Del resto, a tal propósito, podemos hacer una confrontación con las experiencias de las que se habla en el libro “La vida más allá de la vida”: muchísimas de esas personas que, de un estado de pre-muerte (por coma, paro cardíaco, etc.),

han entrevisto ALGO del más allá, quedaron tan fascinadas de esa luz; que para ellas ha sido una verdadera agonía retornar a la común existencia sobre la tierra, después de aquella experiencia.

–      María, ¿puedes decirme cuál es el papel de la Virgen con respecto a las almas del Purgatorio?

–      Sí, viene frecuentemente para consolarlas y decirles que han hecho bien tantas cosas, y les da coraje.

–      ¿Hay días especiales en los cuales ella las libera?

–      Si, sobre todo el día de Navidad, el día de Todos los Santos, el Viernes Santo; las libera también el día de su Asunción y en el de la Ascensión de Jesús.

–      Pero, María, ¿Por qué se va al Purgatorio? ¿Cuáles son los pecados que conducen con frecuencia a las almas al Purgatorio?

–      Son los pecados contra la caridad, contra el amor hacia el prójimo: la dureza del corazón, la hostilidad, la calumnia. Sí, todas estas cosas. Sé que la maldición y la calumnia se cuentan entre las culpas más graves que necesitan una larga purificación.

María al respecto, nos ofrece un ejemplo que la ha impactado mucho, y es un testimonio que quiero contarles.

Se trata de un hombre y de una mujer; de ellos se le pidió se informase si estaban en el Purgatorio. Con gran asombro de quienes se lo habían pedido, la mujer ya estaba en el Paraíso y el hombre en el Purgatorio.

Pero en realidad esa mujer había muerto después de un aborto, mientras que el hombre iba con frecuencia a la iglesia y llevaba una vida, aparentemente, bastante digna y piadosa.

Entonces María se informa nuevamente, pensando que podría haberse equivocado. Pero no, era tal cual: en realidad.  Los dos murieron contemporáneamente, pero la mujer se había arrepentido sinceramente de lo que había hecho, y había sido muy humilde…

En cambio el hombre, aunque religioso, juzgaba todo y a todos, siempre se lamentaba, hablaba mal de la gente, y criticaba. Por eso su purgatorio era muy largo.

Y María concluyó: “Nunca se debe juzgar según las apariencias”.

Otros pecados contra la caridad son por cierto, todos nuestros repudios hacia algunas personas que no amamos; nuestro rechazo en hacer las paces, en perdonar, y todos los rencores que encerramos en el corazón.

LA FALTA DE PERDÓN

Al respecto María nos reveló un testimonio que nos hace reflexionar. Es la historia de una persona que ella conocía muy bien. Esta persona había muerto. Era una mujer y se encontraba en el Purgatorio, padeciendo sufrimientos atroces.

Y cuando esa alma visitó a María, ella le preguntó el porqué.

Y el porqué era que ella tenía amiga con la cual surgió una enemistad muy grande; y esa enemistad había sido causada por ella misma.

Y a pesar de todo, había conservado su rencor por años y años; y cuando su amiga, en varias circunstancias, había venido a pedirle de hacer las paces, de reconciliarse, ella la rechazaba.

Y cuando cayó gravemente enferma, había continuado a tener cerrado su corazón, a rechazar la paz que se le proponía. Y hasta en el lecho de muerte, aquella amiga había venido a suplicarle de hacer las paces; pero aún en su lecho de muerte ella había rechazado reconciliarse.

Por ese motivo se encontraba aún en un Purgatorio muy doloroso, y por eso había venido a pedir ayuda a María.

Este testimonio sobre la gravedad de conservar el rencor es muy significativo.

Por lo que se refiere a las palabras, nunca se dirá bastante acerca de cómo una palabra de crítica, una palabra malévola pueda realmente matar.

Y también cómo una buena palabra pueda curar.

–      Entonces, María, ¿Puedes decirnos quienes son los que tienen mayores posibilidades de ir directamente al Paraíso?

–      Son aquellos que tienen un corazón bueno, un corazón bueno hacia todos. LA CARIDAD CUBRE UNA MULTITUD DE PECADOS.

Sí, es San Pablo quien nos lo dice.

–      Y ¿Cuáles son los medios que podemos emplear sobre la Tierra para evitar el Purgatorio e ir derecho al Paraíso?

–      Debemos hacer mucho por las almas del Purgatorio, porque son ellas quienes, a su vez, nos ayudan. Hay que tener mucha humildad: ésta es el arma más grande contra el Maligno. La humildad elimina el mal.

A este punto no resisto al deseo de referir un bellísimo testimonio del Padre Berlioux (que ha escrito un hermoso libro sobre las almas del Purgatorio), con relación a la ayuda ofrecida por estas almas a aquellos que las ayudan con oraciones y sufragios:

“Se cuenta que una persona muy amiga de las almas del Purgatorio había consagrado toda su vida a sufragar por ellas. Habiendo llegado la hora de su muerte, fue asaltada con furor por el demonio que la veía a punto de escapársele.

Parecía que el Abismo entero, confederado contra ella, la rodease con sus cohortes infernales. La moribunda luchaba desde hacía tiempo entre los esfuerzos más penosos…

Cuando todo de un golpe vio entrar en su casa una multitud de personajes desconocidos, pero resplandecientes de belleza, que pusieron en fuga al demonio y, acercándose a su lecho, le dirigieron palabras de aliento y de consolación totalmente celestiales.

Emitiendo entonces un profundo suspiro, y llena de alegría, gritó:

–     ¿Quiénes son ustedes? ¿Quiénes son los que me hacen tanto bien?.

Aquellos buenos visitantes respondieron:

–     “Nosotros somos habitantes del Cielo, que tu ayuda ha encaminado a la felicidad, y como reconocimiento, venimos a ayudarte para que cruces el Umbral de la Eternidad y te libres de este lugar de angustia… Y te introduzcas en las alegrías de la Ciudad Santa”.

Con estas palabras una sonrisa iluminó el rostro de la moribunda. Sus ojos se cerraron y ella se durmió en la paz del Señor. Su alma, pura como una paloma, presentándose al Señor de los Señores, encontró tantos protectores y abogados entre las almas que ella había liberado…

Y reconocida digna de la gloria, entró allí triunfalmente, en medio de los aplausos y las bendiciones de quienes había liberado del Purgatorio”.

¡Ojalá que también nosotros, un día, podamos tener la misma suerte!

Entonces hay que decir que las almas, sí, las almas liberadas por nuestra plegaria, son sumamente agradecidas.

Les aconsejo, pues, que hagan la experiencia; las almas nos ayudan, conocen nuestras necesidades y nos obtienen muchas gracias.

–      Entonces María, ahora pienso en el buen ladrón, en aquel que estaba crucificado junto a Jesús… Y me gustaría saber que hizo para que Jesús le prometiese que ese mismo día, estaría con él en el Paraíso.

–      El aceptó humildemente su sufrimiento diciendo que era algo justo. Alentó al otro ladrón a aceptar también él su condición. Él tenía el temor de Dios, es decir, era humilde.

Otro hermoso ejemplo, que nos contara María Simma, demuestra cómo un gesto de bondad puede rescatar, en poquísimo tiempo, una vida de pecado.

Escuchémoslo narrado con sus mismas palabras:

–     “Conocía a un joven de unos veinte años. Vivía en un pueblo vecino al mío. Este pueblo había sido duramente golpeado y destruido por una serie de aludes que mataron un gran número de habitantes. Era en el año 1954.

Una noche ese joven se encontraba en la casa de sus padres. Imprevistamente un terrible alud se abate precipitando cerca de su casa. El oye gritos desgarradores…

Gritos lastimeros que invocan:

–     “¡Ayúdennos! ¡Sálvennos! ¡Vengan a socorrernos!… ¡Somos arrollados por los aludes!… “.

De inmediato el joven se levantó y se precipitó para socorrer a esas personas. Pero su madre, que había oído los gritos, le impidió pasar.

Cerró la puerta y dijo:

–    “¡No, otros deben socorrerlos, nosotros no!. Afuera es demasiado peligroso. No quiero que haya un muerto más”:

Pero él, puesto que había sido impactado por esos gritos y quería verdaderamente socorrer a esa gente, empuja a su madre,

Y dice:

–     “¡Sí, yo voy! ¡No quiero dejarlos morir así!’. – Y salió.

Pero también él, a lo largo del trayecto, fue embestido por un alud y murió…

Dos días después de su muerte, él vino a visitarme de noche y me dijo:

–     “Haz celebrar tres misas por mí, así seré liberado del Purgatorio”.

Yo fui a dar cuenta de ello a su familia y a sus amigos.

Ellos quedaron muy sorprendidos al oír que, solamente con tres misas, se libraría del Purgatorio.

Alguno de sus amigos agregó “Yo no hubiera querido estar en su lugar en la hora de la muerte. ¡Si hubiesen visto todas las fechorías que cometió!… “.

Pero ese joven, con posterioridad, me declaró:

–    “Yo he cumplido un acto de amor puro poniendo a riesgo mi vida y donándola por aquellas personas.es gracias a esto que el Señor me ha acogido tan rápidamente en Su Cielo. Es verdad, la caridad cubre una multitud de pecados”.

En este episodio se ve cómo un solo acto de amor desinteresado ha sido suficiente para purificar a ese joven de una vida de fechorías.

Y el Señor ha aprovechado de ese instante de amor para llamarlo a Sí.

María en efecto, ha dicho que este joven quizás nunca hubiese tenido en su vida la ocasión de realizar un acto de amor tan fuerte. Y quizás se hubiese convertido en un hombre malvado.

El Señor, en Su Misericordia lo ha llamado a Sí justo en el mejor momento, en el momento más puro a causa de ese acto de amor.

Ahora he aquí otro episodio que demuestra cómo el Señor acepta y valoriza también un simple acto de bondad:

–     El alma de una mujer se presentó, un día, con un balde en mano. “¿Qué haces con ese balde?”, le pregunté. Es la llave de mi Paraíso, respondió radiante. No he orado mucho durante mi vida; raramente iba a la iglesia pero una vez, antes de Navidad, he limpiado gratuitamente toda la casa de una pobre anciana.

Ha sido mi salvación”. ESTA ES LA PRUEBA QUE TODO DEPENDE DE LA CARIDAD. Es también importante, cuando se está a punto de la muerte, abandonarse a la Voluntad del Señor.

María me narró el caso muy hermoso de una madre de cuatro hijos que estaba por morir.

En vez de rebelarse y de inquietarse ella dijo al Señor:

–    “Acepto la muerte, en el momento que tú lo quieras, y pongo mi vida en tus manos. Te confío mis hijos y sé que tú encargarás de ellos”.

María me dijo que,

A CAUSA DE ESTA INMENSA CONFIANZA EN DIOS,

ESA MUJER FUE DIRECTAMENTE AL PARAÍSO

SIN PASAR POR EL PURGATORIO.

Verdaderamente se puede decir que el amor; la humildad y el abandono a Dios son tres llaves de oro que nos hacen entrar directamente en el Paraíso.

En el Purgatorio tenemos que APRENDER a VENCER a nuestros espíritus inmundos generados por nuestros PECADOS, especialmente al MONSTRUO DE NUESTRO EGOÍSMO…

–     María, ¿podrías decirnos cuáles son los medios más eficaces para facilitar la liberación de las almas del Purgatorio?

–     EI medio más eficaz es la Misa.

–     ¿Por qué la Misa?

–     Porque es Cristo quien se ofrece por amor nuestro. Es la Ofrenda del Mismo Cristo a Dios, la más bella de las ofrendas. EI sacerdote es el representante de Dios y ES el Mismo Dios que se Ofrece y se sacrifica por nosotros.

La eficacia de la Misa por los difuntos es tanto mayor cuanto más grande ha sido la estima que ellos tuvieron por la Misa cuando eran todavía en vida.

Si en esas Misas han orado con todo el corazón y si han asistido también durante la semana, según el tiempo disponible, ellos sacarán grande provecho de las misas celebradas por ellos.

También en esto se recogerá lo que se ha sembrado.

Además de ir nosotros, no nos olvidaremos de invitar a nuestros hijos a que asistan a estas Misas, y, si posible, invitemos a los muchachos de las escuelas.

Ningún padre, ninguna madre, ningún catequista puede poner en el corazón del niño lo que Nuestro Señor personalmente le da en gracias, durante la Misa y la Comunión.

Agregaré que un alma del Purgatorio ve muy bien el día de sus funerales: si se reza verdaderamente por él o si, simplemente, se hace acto de presencia para mostrar que está allí.

Ellas dicen que las Lágrimas no sirven para nada para ayudarlas. En cambio sirve mucho la Oración.

Con frecuencia esas almas lamentan el hecho de que las personas asisten a su sepultura, pero NO elevan una sola plegaria a Dios; derraman muchas lágrimas, pero eso es inútil.

Con relación a la Misa, quisiera citarles un hermoso ejemplo narrado por el santo Cura de Ars a sus parroquianos:

–    “Hijos míos, un buen sacerdote había tenido la desgracia de perder un amigo muy querido. Por eso rezó mucho por la paz de su alma. Un día Dios le hizo saber que su amigo estaba en el Purgatorio y sufría terriblemente.

Este santo sacerdote pensó que no podía hacer algo mejor que ofrecer el Santo Sacrificio de la Misa por su querido difunto.

El Amor aumenta con la Purificación. Cuando aumenta el Amor; disminuye el rigor de la Justicia Ofendida y aumenta el deseo para fundirnos con la Esencia Divina.

En el momento de la Consagración, tomó la Hostia entre sus manos y dijo:

–    “Padre Santo y Eterno, en tus manos divinas está el alma de mi amigo en el Purgatorio y en mis pobres manos de ministro tuyo, está el Cuerpo de Tu Hijo Jesús. Pues bien, Padre Bueno y Misericordioso, libra a mi amigo y yo te ofrezco a Tu Hijo junto con todos los méritos de Su Gloriosa Pasión y Muerte”.

Este pedido fue escuchado.

De hecho, en el momento de la elevación, él vio que el alma de su amigo subía al Cielo resplandeciente de gloria. Dios había aceptado la Ofrenda”.

Por eso hijos míos, concluyó el santo Cura de Ars: “cuando queramos liberar a nuestros seres queridos que están en el Purgatorio, hagamos lo mismo.

Ofrezcamos al Padre, por medio del Santo Sacrificio, a Su Hijo, junto con todos los méritos de Su Pasión y Muerte, así no podrá rechazarnos nada”.

Otros medios muy eficaces para ayudar a las almas del Purgatorio son el Ofrecimiento de nuestros sufrimientos, nuestras mortificaciones y el sufrimiento voluntario, como por ejemplo el ayuno, las privaciones, etc.

Y naturalmente, también los sufrimientos involuntarios como las enfermedades, los lutos, los abandonos…

–     María, tú fuiste invitada, muchas veces, a sufrir por las almas del Purgatorio para liberarlas. ¡Puedes decirnos qué has vivido y probado en esos momentos!

–     La primera vez un alma (era una mujer) me preguntó si quería sufrir tres horas, en mi cuerpo, por ella; y agregó que luego yo podría retomar mi trabajo.

Yo me dije: “Si es sólo por tres horas, quiero aceptar”. Esas tres horas me parecieron que durasen como tres días, tan terribles eran los sufrimientos.

Pero al final, miré el reloj y vi que habían pasado sólo tres horas.

El alma luego me dijo que, habiendo aceptado sufrir con amor esas tres horas, le había ahorrado veinte años de Purgatorio.

–     María, ¿Por qué, una vez llegados al Purgatorio, NO SE PUEDEN ADQUIRIR MÉRITOS y en cambio, mientras se está en la tierra SIEMPRE se los pueden adquirir?

–     Porque en el momento de la muerte los méritos se terminan.

Mientras uno vive en la Tierra puede reparar el mal que ha cometido antes. Las almas del Purgatorio tienen una santa envidia por esta posibilidad nuestra.

Hasta los ángeles son celosos de nosotros, porque tenemos la posibilidad de “CRECER” mientras estamos sobre la tierra.

PERO MUCHAS VECES

LA APARICIÓN DEL SUFRIMIENTO EN NUESTRA VIDA NOS HACE REBELAR

Y TENEMOS DIFICULTAD EN ACEPTARLO Y VIVIRLO BIEN.

–     Entonces, ¿cómo vivir el sufrimiento para que pueda dar frutos?

–     Los sufrimientos son la Prueba más grande del amor de Dios. Y si se ofrecen bien, pueden ganar muchas almas.

–     Pero ¿Qué hacer para recibir los sufrimientos como un don, y no (como se hace con frecuencia) como una punición o un castigo?

–      Hay que ofrecerlo todo a la Virgen Santa, pues Ella sabe mejor que nadie quién necesita esta o aquella ofrenda para ser salvado.

Quisiera referir aquí un testimonio que María me ha contado a propósito del SUFRIMIENTO. El hecho ocurrió en el año 1954.

Una serie de avalanchas muy desastrosas se abatieron sobre un pueblito cercano al de María, causando gravísimos daños. Otros aludes se habían precipitado en dirección al pueblito de María. Pero aquí sucedió que los aludes se detuvieron ante el pueblito en modo ciertamente milagroso, sin causar algún daño.

Las almas dijeron a María que en ese pueblito había vivido y muerto una mujer que durante treinta años, estuvo enferma y había sido cuidada muy mal; había sufrido terriblemente durante todos esos años, ofreciendo todos sus dolores por el bien de su pueblito.

Las almas revelaron a María que, GRACIAS AL OFRECIMIENTO DE AQUELLA MUJER, EL PUEBLITO SE HABÍA SALVADO. Ella había ofrecido sus sufrimientos durante 30 años y los había soportado con paciencia.

María nos dice que, si aquella mujer hubiese gozado de buena salud, no hubiese podido proteger a su pueblito.

Agrega que con el sufrimiento, pacientemente soportado, se pueden salvar más almas que con las oraciones.

 NO TENEMOS QUE VER SIEMPRE EL SUFRIMIENTO COMO UNA PUNICIÓN.

PUEDE SER ACEPTADO COMO EXPIACIÓN, no sólo para nosotros mismos, sino sobre todo para los demás.

Jesucristo era Inocente. Y fue Él quien sufrió más que todos, para expiar por nuestros pecados.

Sólo en el Cielo sabremos totalmente lo que hemos obtenido por medio del sufrimiento soportado pacientemente, en unión con los sufrimientos de Cristo.

–     María, ¿Se da una cierta rebeldía por parte de las almas del Purgatorio a causa de sus sufrimientos?

–     NO, ellas quieren purificarse y comprenden que los sufrimientos son necesarios.

–     ¿Cuál es el valor de la contrición y del arrepentimiento en el momento de la muerte?

–     La contrición es importantísima. Los pecados como sea, son perdonados, pero

QUEDA LA CONSECUENCIA DEL PECADO.

Si se quiere obtener la indulgencia plenaria en el momento de la muerte; esto es, ir derecho al Cielo, el alma tiene que estar libre de toda atadura.

M1 LA PENA DE DAÑO


Como una gran mayoría de los creyentes nos consideramos  ‘más o menos buenos’ y midiendo con la regla inevitable a los que nos rodean, pensamos que como el Infierno definitivamente no nos corresponde.

Sabemos que existe el Purgatorio (los teólogos dan unas referencias muy vagas y bastante confusas) y esperamos llegar allí, como una parada importante pero transitoria, porque nuestra meta definitiva queremos que sea el Cielo.

Nuestro viaje no lo planificamos nosotros y con mayor razón necesitamos estar informados del LUGAR de nuestro sorprendente aterrizaje…

Cuando el inevitable Despertar de Conciencias con el que el Padre Celestial cambiará nuestras prioridades y nos plante ‘Cara a Cara’ con Dios.

Para tener cuando menos una idea de ¿CÓMO ES EL LUGAR? a donde tan resignadamente nos hemos dispuesto a estar, con nuestra salvación asegurada.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR?

Este punto es ineludible, para cualquier destino que esté preparado para nosotros y que curiosamente es una frase con qué los teólogos definen una característica principal, tanto del Purgatorio como del Infierno. 

El Catecismo católico lo precisa así:

PENA DE DAÑO

La teología católica llama pena de daño a la privación de la VISIÓN BEATÍFICA, que consiste en gozar de la Presencia de Dios.

VISIÓN BEATÍFICA

Para asimilar en toda su dimensión lo que encierran estas dos palabras, vamos a meditar lo sucedido a quienes lo han vivido.

CASO UNO: A Jesús en Getsemaní. 

“Y Jesús no puede verlo, porque la Luz le ha sido retirada…

Cómo el ataque mental es unilateral y no hay defensa por parte del agraviado… Sólo es posible una respuesta….

Jesús redobla sus plegarias de alabanza y adoración… Tratando de ignorar la presencia de Satanás…

Pero Lucifer aumenta su crueldad:
–           Ahora estás solo… ¡Completa y absolutamente solo! El Altísimo te ha entregado al ludibrio de una plebe feroz y no te ha concedido ni siquiera, su consolación divina. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! –Lanza una carcajada escalofriante-  ¡Vas a estar Tú Solo! ¡Solo y solo! Yo voy a estar cerca de Ti y me voy a encargar de destruirte.

La plegaria que siempre había sido para Él una caricia de su Padre, voz que llegaba hasta Él y a la que respondía con amor y con palabras paternales…

Ahora está muerta y es inútil enviarla, a un Cielo que le ha cerrado sus puertas…

Es entonces cuando prueba toda la amargura del Cáliz:

EL SABOR DE LA DESESPERACIÓN

Esto es lo que pretende Satanás: Llevarlo a la desesperación, para convertirlo en su esclavo.

Jesús se abate y llora postrado sobre la hierba…

EL ABANDONO DEL PADRE… 

¡Es el asfixia del alma! Es el ser sepultado vivo en esta cárcel que es el Mundo; cuando no se puede sentir que entre nosotros y Dios, haya ningún lazo de unión.

Es como estar encadenados. Es sentirse amordazado, lapidado por nuestras propias oraciones que caen sobre nosotros cuajadas de agudas puntas y llenas de fuego.

Es chocar de plano contra un Cielo cerrado en que no penetran ni voz, ni mirada de nuestra angustia. Aherrojados. Es lo mismo que ser ‘Huérfanos de Dios’

Es la locura, la agonía, la duda de haber sido objeto de un colosal engaño…

Y  el ‘Sabor de la desesperación’, nos paraliza completamente con la SOLEDAD más absoluta.

Lucifer continúa atormentándolo más encarnizado todavía:

–       ¿Ya es tarde? No, no es demasiado tarde. ¿Qué ya vienen los hombres armados? No importa. Sé que te preparas para ser manso. Te equivocas. Una vez te enseñé a triunfar en la vida. No has querido escucharme y ahora ves que estás vencido…  Ahora escúchame. Hoy  que te enseño a triunfar sobre la muerte.

Jesús quiere vencer la desesperación y a Satanás, que es su origen y es cuando empieza a sudar sangre…

Su sufrimiento y su abatimiento son tan intensos, que se convierten en una agonía en aumento, hasta llegar el momento en que suda sangre, por el tremendo esfuerzo que hace para vencerse a sí mismo y resistir el peso que se le ha impuesto…

Con un brillo mortal en sus diabólicos ojos, el Arcángel Caído se ha dado cuenta de esta decisión y hace una mueca de Odio Homicida…

Pero sonríe malignamente  y cambia la estrategia…

Entonces se burla de Jesús:

–          ¿No sabes decir palabras de mando? Yo te las sugeriré, estoy aquí para esto. Brama y amenaza. Escúchame. Di palabras de mentira. Pero triunfa. Di palabras de maldición. Di que te las sugiere el Padre.

¿Quieres que simule la voz del Eterno? Lo haré. Lo puedo hacer todo. Soy el rey del mundo y del Infierno. Tú eres sólo el Rey del Cielo. Por eso yo soy más grande que Tu. Pero todo lo pongo a tus pies si Tú lo quieres.

¿La Voluntad de tu Padre? ¿Pero cómo puedes pensar que Él quiera la muerte de su Hijo? ¿Piensas que pueda forjarse ilusiones sobre su utilidad? Tú ofendes a la Inteligencia de Dios. 

Ya has redimido a los que pueden redimirse con tu santa Palabra. No hace falta más. Cree que quien no cambia por la Palabra, no cambia por tu Sacrificio. Cree que el Padre te ha querido probar…  Pero le basta tu obediencia. No quiere más.

¡Le servirás mucho más viviendo! Puedes recorrer el mundo. Evangelizar. Curar. Elevar. ¡Oh feliz destino! ¡La Tierra habitada por Dios! Esta es la verdadera redención.

Rehacer de la Tierra el Paraíso terrestre en el que el hombre vuelve a vivir en santa amistad con Dios y oiga su Voz y vea su Semblante.

Un destino aún más feliz que el de los Primeros. Porque te verían a Ti: verdadero Dios, verdadero Hombre.

¡La Muerte! ¡Tu Muerte! ¡El tormento de tu Madre! ¡La mofa del mundo! ¿Por qué? ¿Quieres ser fiel a Dios? ¿Por qué? ¿Él te es fiel? ¡NO! ¿Dónde están sus ángeles? ¿Dónde su sonrisa?

¿Qué es lo que tienes ahora por alma?…  Un andrajo desgarrado, debilitado, abandonado.

Decídete…  Dime: ‘Sí’.

Jesús lo trata como si no estuviera.

Ora de nuevo, en pie con los brazos en cruz…

Después, de rodillas como antes, curvado el rostro sobre las florecillas. Piensa. Calla…

Es la Tercera Hora de su Batalla… 

Es la Locura, Es la Desesperación, Es la Agonía, Es la Muerte…

Enseguida gime y solloza tan fuertemente…  Tan abatido sobre los calcañares, que está casi prosternado.

Llama al Padre, cada vez con más congoja…

–          ¡Oh! ¡Es demasiado amargo este cáliz!… ¡No puedo!… ¡No puedo!…  Está por encima de lo que Yo puedo. ¡Todo lo he podido! Pero no esto… ¡Aléjalo, Padre, de tu Hijo! ¡Piedad de mí!… ¿Qué he hecho para merecerlo?… 

Satanás prosigue implacable:

–          ¿Oyes? Los sicarios salen del Templo… Decídete. Líbrate. Sé digno de tu Naturaleza.

Eres un sacrílego porque permites que manos asquerosas de sangre y libídine te toquen: Santo de los santos…

Eres el primer sacrílego del mundo. Dejas la Palabra de Dios en las manos de los puercos, en la boca de los puercos…

Decídete. Sabes que te espera la muerte. Yo te ofrezco la vida, la alegría. Te devuelvo a tu Madre. ¡Pobre Madre! ¡Tan sólo te tiene a Ti! Mírala como agoniza…

Y con maligna crueldad, le proporciona imágenes mentales del Calvario de María… mientras prosigue con Odio infinito…

Y Tú te preparas para hacerla agonizar aún más. ¿Pero qué clase de hijo eres? ¿Qué respeto tienes a la Ley? Tú no respetas a Dios. No respetas a la que te ha generado. Tu Madre… Tu Madre… Tu Madre…”.

Jesús aspira profundamente… y LEVANTA SU CABEZA…  Jesús vence a la Desesperación…

LA VENCE SOLO CON SUS FUERZAS HUMANAS, PORQUE QUIERE VENCERLA.

Solamente con sus fuerzas de Hombre, porque en estos momentos, no es más que el hombre. No es más que un hombre solo, a quién Dios no ayuda más…

Cuando Dios ayuda es fácil soportar aún al Mundo, como si fuera un juego de niños… Pero cuando no, aún el peso de una flor produce cansancio.

Jesús ahora llora con movimientos y suspiros de un agonizante. Levanta su rostro y es una máscara de sangre…

Se incorpora un poco y alzando su mano derecha, grita:

–         ¡NADA!… ¡NADA!… ¡FUERA!… ¡LÁRGATE SATANÁS!… ¡LA VOLUNTAD DEL PADRE!… ¡ESA!… ¡ESA SOLA!… ¡TU VOLUNTAD, PADRE!

La tuya, no la mía… ¡Inútil! No tengo más que un Señor: el Dios Altísimo y Santísimo. Una Ley: la Obediencia. Un Amor: la Redención.

No. No tengo más Madre. No tengo más vida. No tengo más divinidad. No tengo más Misión. ¡Inútilmente me tientas! ¡Oh, Demonio! Con mi Madre, con la Vida, con mi Divinidad, con mi Misión.

Tengo por madre a la Humanidad y la amo hasta morir por ella. La vida la devuelvo a quién me la dió y me la pide: el Supremo Dueño de todo ser viviente.

Afirmo la Divinidad al ser capaz de esta expiación. La Misión la realizo con mi Muerte. No tengo más, fuera de hacer la Voluntad del Señor mi Dios.

¡Lárgate Satanás!  ¡Retrocede, Satanás! Yo soy de Dios.

Después, con su respiración entrecortada, no pronuncia más que: ¡Dios!  ¡Dios! ¡Dios!

Lo llama con cada latido de su corazón. Y parece que con cada latido brotara la sangre. Los vestidos en la espalda la absorben y se oscurecen.

La tela, estirada sobre los hombros, se embebe de sangre y adquiere de nuevo un tono oscuro, a pesar del intenso resplandor de la luna llena que todo lo envuelve.

Y después de esta Oración, la marea de todo el Dolor del mundo se vuelca sobre Él. Lo prensa. Lo aplasta. Lo abate.

Materialmente es una piltrafa de hombre. Una pobre cosa inclinada sobre el suelo, con el rostro contra la tierra, sobre la hierba fresca, única piedad sobre su fiebre  de agonizante.

Espiritualmente es un alma torturada. Un pensamiento aterrorizado. Un corazón aplastado por el Abandono del Padre, por su rigor.

Por el conocimiento de la tortura que lo espera… Por el sufrimiento de verse befado, odiado, calumniado. Rodeado de curiosidad malsana que no se convertirá en bien, sino en mal.

Padeciendo las mentiras de los hipócritas fariseos que lo llaman Maestro y que le hacen preguntas, no porque acepten su inteligencia; sino para tenderle trampas.

Las de los que han sido curados y se convertirán en enemigos suyos en la sala del Sanedrín, en el Pretorio…

Las de Judas, que culminarán cuando en un beso de amistad, lo señalará a los soldados. Las de Pedro, que mentirá por temor humano. ¡Cuántas mentiras que le hieren a Él, que es la Verdad!

Sufrimiento supremo al pensar que ante el valor infinito de su sacrificio; Sacrificio de un Dios, muy pocos se salvarán.

Todos los que en el correr de los siglos, preferirán la muerte a la Vida Eterna. Y que de este modo convierten su Sacrificio en algo estéril.

También a éstos los tiene presentes. Y a sabiendas de ello, se dirige hacia la muerte…

Pasan algunos minutos indescriptibles…

Luego, cobrando nuevas fuerzas, dice:

–      Pero, Padre mío, no escuches mi voz si pide algo contrario a tu Voluntad. No recuerdes que soy Hijo tuyo, sino sólo servidor tuyo. Lo dije la Primera y la Segunda vez. Vuelvo a decirlo la Tercera: “Padre, si es posible pase de mí este cáliz. Pero, hágase tu Voluntad, no la mía”.

¡Largo de aquí Satanás! Yo soy de Dios…

Jesús el Vencedor acaba de vencer, la extrema tentación del Tentador.

Y el Corazón se ha quebrado con el esfuerzo. El sudor se ha convertido de gotitas, en regueros de sangre. Pero, el Héroe Supremo se ha convertido en el Vencedor…

Jesús ha vencido a la Muerte. Él y sólo ÉL. No Satanás.

La Muerte se vence aceptando la muerte.

AGONIA EN EL GETSEMANI

CASO DOS: 

EXPERIENCIA MÍSTICA DE LUZ DE MARÍA SOBRE EL AVISO 

De modo muy particular, el Señor me ha dado a comprender que vendrá un cometa que se acercará a la tierra, toda la humanidad lo verá, esto hará a muchas personas acercarse por pánico a la confesión, pero no por arrepentimiento.

Va a aparecer una señal en el cielo, “UNA CRUZ” por varios días, las personas de Fe sentirán la necesidad de confesar sus pecados, de arrepentirse, los demás dirán que es provocado por el hombre y se levantaran en contra de la Iglesia Católica, diciendo que es un ardid para atemorizar a la humanidad.

En medio de esta confusión y de un terremoto, vendrá el AVISO, del cual Nuestro Señor me permitió vivir una parte en la Cuaresma del año 2008, el día miércoles santo, la que describo a continuación:

Sentí en mi ser una angustia, como de algo que se acercaba y no sabía que era… como un susto, algo angustiante, que yo no sabía que era, pensé que algo iba a suceder, era algo que hacía que mí corazón palpitara aceleradamente.

Así pasé como unos 20 minutos, después la angustia fue creciendo, hasta que comencé a sentir como que el alma se me salía, porque poco a poco sentí una soledad espantosa que me iba llenando no solo el ser espiritual sino mi cuerpo físico.

Hasta que sentí una soledad terrible, la angustia me hacía caminar de un lado a otro, porque cada vez la soledad era más grande, yo era totalmente consciente de que me estaba quedando sin Dios en mi ser, mi alma estaba desolada, angustiada, yo caminaba buscando consuelo y no lo encontraba.

La soledad, el vacío era cada vez más grande, hasta que llegó el momento en que sentía enloquecer, ¡Mi alma se quedó sin Dios!

Y como una película comenzaron a desfilar dentro de mí, todos los pecados, quizás los más grandes que cometen los hombres: sentí o mejor dicho estaba viviendo, porque yo lo sentía como propios, los vivía,

Sentí lo que pasa por la mente, por el corazón, por el interior de las personas que se quitan la vida, viví esos momentos anteriores que padecen los que se quitan la vida,

viví lo que siente un niño cuando está siendo abortado, viví los abusos de los seres humanos que son ultrajados, viví la drogadicción, la prostitución, toda clase de pecados comenzaron a desfilar uno a uno dentro de mi alma,

era una desesperación terrible, yo sentía en mi mente que no podía salir de la casa, porque estaba abandonada de Dios, estaba viviendo “LA AUSENCIA TOTAL DE DIOS”,

Es un espantoso vacío, que nada lo llena, “aquí los hombres pecan y se arrepienten, pero no se siente el peso, la OFENSA que causa el Pecado, porque se tiene la Presencia de Dios”

Yo caminaba desesperada viviendo aquel Abandono de Dios, tan terrible…

Y en eso me acordé que mi esposo sí tenía a Dios y me fui a buscarlo a su habitación y le dije, ¡Por favor impóngame las manos sobre la cabeza, necesito que me pase a Dios, porque me abandonó!

Mi esposo asustado no sabía qué hacer, y me preguntaba ¿Qué te sucede? Y yo le decía desesperada, no tengo a Dios se me fue, por favor pásemelo; mis lamentos realmente eran de lo profundo de mi ser y él me decía ¿Qué rezo? Y yo le decía lo que sea, pero páseme a Dios!…

Esto fue en verdad desolador, amargo.

El oró, pero el vacío seguía, creo que fui tentada por el Demonio a salir de mi casa, tomar el auto y buscar a uno de los sacerdotes, pero yo dentro de mí sabía que si salía de mi casa, podía ser fatal.

Entonces, me tiré al suelo con los brazos extendidos en cruz y suplique a Dios que regresara a mí, en ese momento. Entonces ¡Mí alma me habló!

Yo sabía que era mí alma. Y me dijo unas palabras, que yo fui repitiendo conforme ella me las decía y sentí que el Espíritu Santo me estaba llenando.

Me fui sintiendo invadida por una Paz que jamás antes había experimentado, una paz que me saturó, que me fusionó, sentía el pecho rebosante hasta algo físico me quedó, una Presencia que hoy la siento todavía y abarca todo mi pecho.

Así será el AVISO, por eso, las personas que están en pecado se volverán como locas y el Demonio que estará esperando, las inducirá a quitarse la vida, para llevárselas como su botín antes que llegue la Hora de la Misericordia.

“el AVISO será para los que no están con Dios el momento terrible, insoportable en que se terminarán de entregar en manos del Demonio” que con sus legiones demoníacas cercaran a las almas,

para recriminarles el pecado en que viven y para decirles que no tendrán Perdón de Dios.

Para los que están tibios, será el momento del arrepentimiento, de gracia, porque al comprender el error pedirán perdón y se convertirán.

Y para los que están en Gracia será ese quedar llenos de la Presencia del Espíritu Santo.

Sabemos que después del AVISO, los que no creen, le darán una significación científica, para que la humanidad continúe en el error y el pecado crecerá y habrá Persecución.

Desde este día mi vida no es la misma, Dios en el AVISO nos dará conciencia del pecado; ese día jamás lo olvidaré, lloré en esos momentos en que no sentía a Dios.

No podía ni pensar porque la Ausencia de Dios superaba todo, solo sentía el vacío y vivía en mi carne los pecados que llegaban unos tras otros, aumentando la angustia y la soledad.

En este momento en que escribo y cuando hablo de ello lloro. Lloro porque el solo recuerdo me duele tanto, que siempre le pido a Nuestro Jesús no me vuelva a hacer pasar por eso, porque creo que no lo resistiría más.

Esa es mi experiencia personal sobre el AVISO, la trascripción de esta vivencia, de este padecer con Jesús.

Él me ha dicho que “ESTO SENTIRÁN LAS ALMAS EN EL AVISO

Y QUE ES SOLO UNA GOTA DE LO QUE EL VIVIÓ EN GETSEMANÍ POR NUESTRAS CULPAS”

Se repite una experiencia similar en donde Luz de María recibe un mensaje de nuestra Madre Santísima, anunciando la proximidad del AVISO, aquí su relato:

Mi experiencia del AVISO que tuve con el mensaje de Mamá María hace poco fue similar a la anterior, solo que aquella vez fue con tal intensidad que pasó frente a mí cada pecado, con su grado de ofensa a Dios, con el dolor que causa a Dios y con el recargo que tiene hacia toda la humanidad.

FUE UN ABANDONO DE DIOS TOTAL, no solo a nivel personal, sino en ese momento sentí el Dolor del Cosmos en general, al mirar a Dios alejado de Su Creación por la voluntad humana.

En ese momento Jesús me hizo sentir que así se sentiría en el AVISO expresamente

EL ABANDONO DE DIOS, NO POR EL QUERER DE DIOS

Sino porque en ese momento será Dios que atendiendo al querer del hombre de hacer uso de su libre albedrío, le complacerá una vez más.

Las dos vivencias son muy similares, solo que la de la Cuaresma sé que provenía de la Santísima Trinidad y la intensidad fue mucho más fuerte, aunque en esencia la misma y esta del mensaje anterior provenía del Dolor de Nuestra Madre,

Que comprendo, que son uno solo, porque la Madre Santísima es el recinto Trinitario; por eso el alejarse de Dios, es alejarse de la Madre.

Las dos vivencias han sido muy fuertes, pero más la primera aunque ninguna quisiera que se repita!

Quizás por estas vivencias misericordiosas, es que trato y lucho de cuidarme de caer en pecado y me confieso cuanto puedo y me duele Ofender a Nuestro Jesús, porque no quisiera me encontrara Ofendiéndole.

Por lo que me ha dicho Jesús, con el Aviso, que es totalmente interior en el sentir, habrá una parte también que va a ser a nivel cósmico, porque todo el Cosmos quiere Purificarse, ya que ha sido contaminado por el Pecado del hombre.

La Creación, que está en total concordancia con la Santísima Trinidad, quiere liberarse de la contaminación que el hombre le ha cargado.

Así que se bien que como Nuestro Señor nos da siempre tres, la tercera vez que pasaré por esto será en el AVISO y ruego al Cielo esté preparada para esta gracia.

Después de las dos vivencias sobre el AVISO, aunque como digo la primera supera la que compartí con el mensaje de Mamá María, siempre la visión y la vivencia es como si fuera la primera vez y quizás porque la del 2008 fue un sentir a nivel cósmico, la de ahora fue más en el plano humano.  

Cuando miro a Jesús y me habla, para mí cada vez es como la primera y la vivo con tal intensidad al igual con Mamá María, cada revelación es como si fuera la primera, es un total enamoramiento Divino.

Jamás uno podrá acostumbrarse, por lo menos yo no, a mirar a gustar a vivir el Amor Trinitario y el Materno. En cada ocasión es en verdad la primera.

Esto es lo que a mí Jesús me ha permitido vivir referente a esta gracia para la humanidad, entonces habrá su parte visible para todos, con la Señal en el Cielo primero,

Luego he visto la Luz Santísima sobre la Humanidad que vendrá a sacar las tinieblas que cubren con tanto pecado la Tierra y el Cosmos,

TOCARÁ LA CONCIENCIA DEL HOMBRE Y DIOS SE RETIRARÁ POR UNOS MOMENTOS,

Esta fuerza Divina chocará visiblemente con la Tierra y se mirará en el Cielo y la Tierra temblará…https://www.revelacionesmarianas.com/aviso.html

R155 EL RELOJ DEL TIEMPO FINAL


Octubre 08 de 2019

LLAMADO DE MARÍA SANTIFICADORA AL EJÉRCITO MARIANO

Amadísimos hijitos de mi Corazón que la Paz de Dios esté con vosotros y mi protección maternal os acompañe, os asista siempre y os libre de todo mal.

Pequeñitos, no temáis a los que matan el cuerpo, temed más bien a aquel que puede matar el cuerpo y el alma.

Que nadie, ni nada, os robe la paz; yo vuestra Madre Celestial estoy con cada uno de mis hijitos fieles; invocadme y vendré en vuestro auxilio a daros mi protección y mi amor.

Os digo, hijitos míos, que la Voluntad de mi Padre muy pronto se hará en el Cielo y en la Tierra.

¡Adelante, hijitos míos, con la misión que Dios os ha encomendado!

Que nada os perturbe, que nada os atemorice, permaneced unidos a Mí y yo os abrigaré con mi Santo Manto y no permitiré que ninguna fuerza del Mal os haga daño.

Rebaño de mi Hijo, los días que se aproximan son de Purificación, el Reloj del Tiempo ha comenzado su cuenta regresiva; agrupaos en torno a Mí, no descuidéis la Oración, no descuidéis el rezo de mi Santo Rosario.

LA ORACIÓN SERÁ VUESTRA FORTALEZA Y VUESTRA COMUNICACIÓN CON DIOS

 ORAD, Orad, orad, porque ya los tiempos son de batalla espiritual;

Cargad cada uno con vuestra cruz y unidla a la Cruz de mi Hijo, para que se os haga más llevadera y podáis sobrellevar los días de pasión que se os avecinan. 

¡Adelante pequeños míos, vosotros sois mi Ejército Militante, que unidos a Mí y a las legiones de Arcángeles y Ángeles, dirigidas por mi amado Miguel, derrotaremos de la faz de la Tierra toda fuerza del Mal!

¡Y allanaremos el camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo!

Hijitos, cada día de purificación será una prueba para vosotros; por eso, debéis de estar en gracia de Dios y debéis de permanecer en Oración.

Os digo esto, porque, mi Adversario buscará por todos los medios de hacer perder el Rebaño de mi Hijo.

Acordaos lo que dice la palabra de Dios:

  “Al final de los tiempos, muchos últimos serán primeros y muchos primeros serán últimos” por lo tanto, no os confíeis.

PORQUE TODAS LAS CRIATURAS CREADAS POR MI PADRE, SERÁN PURIFICADAS

Y VUESTRA FE, SERÁ PUESTA A PRUEBA

Ya estáis en los tiempos en que la prioridad debe ser la Oración.

Alimentad vuestro espíritu y vuestro cuerpo, con el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo; pues vienen días en que la Casa de mi Padre, será profanada y el culto diario, será suspendido.

Por lo tanto, aprovechad ahora que todavía el Espíritu de mi Hijo está  entre vosotros.  Sellad con su Preciosísima  Sangre, vuestro cuerpo, alma y espíritu.

Fortaleceos con la Palabra de Dios, que de protección para vuestra mente y revestíos con la armadura espiritual a mañana y noche.

Toda Oración que hagáis, hacedla extensiva a vuestros familiares; orad muy especialmente por aquellas almitas que se hallan más apartadas de Dios.

No olvidéis orar por las almas del Purgatorio, si oráis por ellas, os lo agradecerán y os ayudará a vuestra batalla espiritual.

Cada alma que sale del Purgatorio por vuestras oraciones, obras, ayunos, santas misas y sacrificios; se convierte en intercesora vuestra no sólo en esta Tierra, sino también cuando lleguéis a la Eternidad.

En vuestras oraciones tened siempre presente al Ejército Purgante y Triunfante, ellos esperan que vosotros aquí en la Tierra los tengáis en cuenta, para unirse a vosotros en batalla espiritual.

Hijitos, la Purificación ya comenzó, mi Adversario ha empezado a desplegar sus fuerzas del Mal, para robaros la Paz y traeros división.

Por eso debéis de permanecer unidos a mi Hijo y a Mí en Oración, cuando mi Padre os envíe su Misericordia y separe las ovejas de las cabras y el trigo de la cizaña.

Es ahí, cuando comenzará la Batalla Final que dará fin al reinado de mi Adversario y sus huestes del Mal.

Padres de familia, os hago un llamado, vosotros seréis responsables ante mi Padre, por la pérdida de vuestros hijos.

Si no oráis por ellos, mi Padre y yo, vuestra Madre Celestial, no podremos brindarles protección.

Por eso, orad por vuestros hijos. Y muy especialmente por aquellos que se encuentran más apartados de Dios, para que vuestra Oración los proteja de los ataques que el Enemigo de vuestra alma, lanzará contra vuestros hogares.

Consagraos a mi Corazón Inmaculado vosotros y vuestros hijos; consagradme vuestros hogares y bienes materiales y espirituales; para que mi Adversario no pueda tocaros y no pueda robaros el alma.

Permaneced pues hijitos míos, en unión con Dios y con vuestra Madre, a través de la Oración y muy especialmente a través del rezo de mi Santo Rosario.

Socorreos mutuamente y permaneced en el amor, para que cuando mi Hijo regrese seamos una sola Familia, en el Paraíso que mi Padre os dará como premio por vuestra fidelidad.

Hijitos, estad preparados con vuestras lámparas encendidas con la Oración Y NO TEMÁIS.

Yo, vuestra Madre Celestial NO permitiré que seáis devorados por el Lobo.

Ya es la hora en que debéis de estar en Oración constante y permanecer vigilantes, porque los Acontecimientos que darán inicio al Regreso de mi Hijo, están por desatarse.

La Humanidad vivirá días de Purificación nunca antes vistos en la Tierra.

Las riquezas de los hombres desaparecerán, las economías de los países rodarán por el suelo, las malas notificas serán vuestra compañía y la crisis financiera a nivel mundial, darán comienzo a los dolores para la Humanidad.

La Creación de mi Padre muy pronto cambiará y la Naturaleza se revertirá en contra del hombre.

El astro Sol ya no será el mismo, sus rayos ya no serán benéficos para la humanidad; acordaos que en mensajes anteriores os dije que fuerais buscando refugios en los lugares altos, porque el calor en las ciudades va a ser insoportable.

Los cambios climáticos bruscos harán que la Tierra sólo de malos frutos; el agua va a comenzar a escasear y llegará el momento en que no va a poder ser bebida, porque estará contaminada por lluvias ácidas y por azufre, debido a cambios que sufrirá vuestro sistema solar.

El Flagelo del Hambre asolará naciones enteras, la Tierra se convertirá en un desierto, las naciones poderosas acapararán los pocos alimentos y los países más pobres verán morir de sed y de hambre a sus hijos.

ID GUARDANDO PROVISIONES Y MUCHA AGUA,

PORQUE LOS DÍAS DE ESCASEZ SE ACERCAN.

Vuestro sistema planetario sufrirá grandes cambios que traerá consecuencias nefastas para vuestro planeta.

Preparaos pues hijitos míos, porque la Creación que conocéis, muy pronto sufrirá grandes alteraciones.

Os digo pequeñitos míos, que si la humanidad no vuelve a Dios de corazón y se acoge a su Misericordia,

TENDRÁ ENTONCES QUE CONOCER SU JUSTICIA DIVINA

QUE ES RECTA E INEXORABLE

Y QUE JUZGA A CADA CUAL SEGÚN SUS OBRAS.

Volved a Dios lo más pronto posible y acogeos a su Misericordia, para que podáis soportar el Paso de su Justicia.

Hijitos, EL TIEMPO YA NO ES TIEMPO, en cualquier momento todo comenzará; buscad a mis hijos predilectos y haced una buena confesión.

Alimentaos lo más que podáis del Cuerpo y la Sangre de mi Hijo, visitadlo en el Sagrario donde está Preso y Solitario, pues vienen los días en que ya no estará entre vosotros.

Os hago un llamado a mis legiones que lleváis mi nombre, a mis guerreros de Oración y a mi ejército militante.  ¡ESTAD PREPARADOS!

  Hijitos míos, el Aviso de mi padre está  cerca, cerca, cerca, el tiempo cada vez será más corto, aprovechadlo Orando.

NO perdáis más el tiempo por ir en busca de las cosas de este mundo; dejad vuestras preocupaciones mundanas y buscad a Dios, porque sólo una cosa es importante:

VUESTRA SALVACIÓN

El pecado del hombre de estos últimos tiempos ha acelerado todos los Acontecimientos, la Copa de la Justicia Divina ya comenzó a derramarse.

La Segunda Venida de mi Hijo a este mundo sin Fe, sin amor y caridad está por cumplirse.

Preparaos pues mis pequeños, formad fortines de Oración con el rezo de mi Santo Rosario, si os es posible hacedlo a mañana y noche para que permanezcáis más protegidos; no olvidéis colocaros la Armadura Espiritual completa dada a mi hijo Enoc.  

Permaneced pues en gracia de Dios, para que cuando lleguen los días de la Prueba, podáis sobrellevarlos con paciencia, ofreciéndolo todo por vuestra salvación, la salvación de vuestros familiares y el mundo entero.

Cuando oréis con mi Rosario, hacedlo extensivo a vuestros familiares.

Ofrecedlo también por los pecadores, por los moribundos, por la Iglesia, el Papa, Cardenales, Obispos, Sacerdotes, Religiosos y Religiosas y Laicos comprometidos;

Incluid también a las almas del Purgatorio, para que ellas os ayuden e intercedan por vosotros; no olvidéis orar por mis jóvenes y muy especialmente orad por el triunfo de mi Inmaculado Corazón.

Hijitos, alabad y bendecid la gloria de Dios, porque grande es su Amor y eterna es su Misericordia.

No temáis, os lo digo una vez más pequeños míos, nada os pasará si permanecéis unidos a vuestro Padre y Madre celestial.

Hijitos, en cualquier momento todo se desatará,

permaneced en gracia de Dios, para que el llamado de mi Padre no os coja por sorpresa y tengáis que experimentar en vuestras almas el Fuego de la purificación espiritual.

Haced una buena confesión de vuestras faltas, ante mis hijos predilectos; tened en cuenta vuestros pecados de omisión, para que hagáis una buena confesión.

A continuación

OS HAGO UNA LISTA DE PECADOS DE OMISIÓN

Para que los tengáis en cuenta y confeséis lo más pronto posible.

Malos pensamientos contra vuestro prójimo, recibir en la Eucaristía a mi Hijo, sin el debido honor y respeto; no desagraviar a mi Hijo, por todas las comuniones que se hacen al recibirlo en la mano.

Estar distraídos en la Santa Misa, no meditar el Santo Evangelio, vestir indecorosamente  o descomplicadamente para asistir a la Santa Misa.

No prepararse con oración, antes de la confesión y la comunión; ir a la Santa Misa, sólo por cumplir; no hacer el propósito de enmendar las faltas cometidas.

NO destinar el tiempo necesario para la Oración, pasar de largo ante el Sagrario, no orar por los difuntos, no rezar el Angelus, no alabar a Dios y darle gracias al levantarse y al acostarse.

La falta de caridad con vuestros hermanos, no rezar el Santo Rosario con devoción, no leer la Santa Palabra de Dios y meditarla, dudar de la misericordia de Dios, tener poca autoestima.

Abstenerse de comer por espacio de media hora antes o después de recibir la comunión, ser pesimista y negativo.

Orar a las carreras, sin meditar en la oración, comulgar sin escuchar la Santa Palabra de Dios, salir del templo sin terminar el Santo Sacrificio y no recibir la bendición.

Todos estos son pecados de omisión, que se van acumulando y se van volviendo en faltas graves; tened pues muy presente todo esto para que hagáis una buena confesión;

rezad antes de confesaros y comulgaros el acto de contrición y el salmo 51, para que seáis irreprochables ante mi Padre y os de su bendición.

HIJITOS MÍOS, LA CERCANÍA DEL AVISO, LLAMA A LA CONVERSIÓN

Estad pues alerta y vigilantes, porque cuando menos penséis, mi Padre tocará a la puerta de vuestras almas, para despertar vuestras conciencias y mostraros el estado en que os encontráis ante Dios y vuestros hermanos.

Hijitos, mi Padre no sólo quiere mostraros el estado de vuestras almas, sino también el estado en que se encuentran las almas de vuestros antepasados y familiares difuntos en el Purgatorio,

para que cuando regreséis a vuestros cuerpos, oréis por ellos más intensamente y ofrezcáis vuestra purificación por su eterno descanso, para que os ayuden a interceder y batallar con vosotros,

Y así, unidos al ejército triunfante y a vuestra Madre Celestial, derrotemos de la faz de la Tierra al Príncipe de este mundo y sus huestes del Mal. 

Recogeos pues mis pequeños, en Oración y Alabanza, porque la batalla por vuestra libertad ya comenzó; colocaos vuestra Armadura Espiritual a mañana y noche.

Rezad mi Santo Rosario; consagraos a mi Corazón Inmaculado, y la preciosísima Sangre de mi Hijo; orad a todo instante, para que las fuerzas del Mal no puedan haceros daño.

Consagrad a mi Corazón Inmaculado, vuestro descanso nocturno; acordaos que es en la noche, donde el ejército de mi Adversario estará más activo.

No se os olvide sellar vuestros hogares e hijos y familiares y todo cuanto Dios os ha dado, con la Preciosa Sangre de mi Hijo;

no olvidéis la oración de protección de vuestro amado Miguel el conjuro de lo Ángeles y el rezo a vuestro Ángel custodio, tan necesario en estos últimos tiempos.

Los días del aviso están cerca, no temáis mis pequeños, orad y confiad y todo saldrá conforme a la voluntad de mi Padre. 

Alegraos, porque vuestra felicidad os espera en los nuevos cielos y en la nueva tierra.

Ofreced vuestra purificación como ofrenda a Dios, por la salvación de los pecadores.  Vosotros sois el pueblo de Dios,

¡Seguidme y tomadme de mis manos y os llevaré seguros a las puertas de la Jerusalén Eterna!

Os digo, que vuestra purificación será más llevadera, si os depositáis en nuestros dos corazones.

  NO TEMÁIS mis niños, yo la Eterna Pastora, cuidaré de todos vosotros, Rebaño de mi Hijo.

No os asustéis por los días que vienen, acordaos que vuestra oración será vuestra protección y la fidelidad a Dios en las pruebas, será vuestro pasaporte a la nueva creación.

Refugiaos en mi Corazón Inmaculado y mis rayos de luz, os guiarán y protegerán en vuestro paso por el Desierto.

Consagración al Inmaculado Corazón de María Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía, yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón y te consagro mi cuerpo y mi alma, mis pensamientos y mis acciones. Quiero ser como tú quieres que sea, hacer lo que tú quieres que haga. No temo, pues siempre estás conmigo. Ayúdame a amar a tu hijo Jesús, con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Pon mi mano en la tuya para que esté siempre contigo.

  Dichosos vosotros, porque seréis habitantes de la Nueva Creación; cuantos quisieron estar en estos días, para poder contemplar mañana el rostro de Dios.

¿No os habéis puesto a pensar en todo esto?.  Alegraos y regocijaos en el Señor y en vez de estar tristes, lo que debéis es sentir gozo en vuestro espíritu, por la segunda venida de mi Hijo.

El Reino de Dios muy pronto vendrá a reinar en vuestros corazones; la alegría, la paz y el gozo en el espíritu, ya nadie os lo podrá robar.

Si supierais cuán hermosa es la Jerusalén Celestial, es el regalo más grande que mi Padre os tiene reservado para después de la purificación.

El gozo más grande en esta tierra es nada, comparado con lo que os espera en la nueva creación; ni el ojo vio ni el oído escuchó, lo que Dios tiene reservado para su pueblo fiel.

Hijitos os pido que oréis por vuestros familiares difuntos y antepasados, mi Padre quiere darles el gozo de la vida eterna, a todas aquellas almas que yacen en el purgatorio;

espera que vosotros ofrezcáis por ellas vuestras oraciones, obras, ayunos, penitencias y santas misas, como también vuestra purificación.

Si ofrecéis a mi Padre este ayuno de amor por las almas, ellas os lo agradecerán y se convertirán en intercesoras vuestras en este mundo y cuando lleguéis a la Eternidad.

Orad también hijitos míos, por las almas de los sacerdotes y religiosos en el purgatorio y muy especialmente por aquellas pobres almas más necesitadas de la misericordia de Dios.

 Las santas misas escuchadas con devoción y ofrecidas por las almas, liberan a muchas del Fuego del Purgatorio.

El Rosario de la Misericordia de mi Hijo, ofrecido al Padre por el eterno descanso de las almas, libera también a muchas.

Mi santo Rosario, especialmente los Misterios Dolorosos, si los ofrecéis al Padre por el descanso de las almas, también las libera del Fuego del Purgatorio.

Mi Novena en la advocación de la virgen del Carmelo es poderosa para el rescate y liberación de muchas almas.

 Ayudadme pues hijitos míos a rescatar almas, no solo las que están en el Purgatorio, sino también las que vagan por este mundo sin Dios y sin ley.

No olvidéis la devoción a la Preciosísima Sangre de mi Hijo, ella os librará de muchos males; este regalo que mi Padre os da para estos tiempos, no lo podéis desaprovechar, la Sangre de mi Hijo de nuevo os dará la libertad.

Hijitos, revestíos con el estandarte de la Sangre de mi Hijo, haced su rosario y Getsemaní y las fuerzas del mal serán derrotadas.  Ánimo pues mis pequeños, porque se acerca la hora de vuestra liberación.

No temáis mis niños, la Protección de mi santo Rosario será vuestro escudo en los tiempos de la Gran Prueba.

Si supierais del poder que tiene mi Rosario, seríais más fervorosos en su rezo.

Con cada Avemaría que me hacéis con Fe, yo vuestra Madre, no sólo intercedo por vosotros y vuestras familias, sino que también rescato a muchas almas de caer en el Abismo.

Mi Rosario es terror para los demonios y fortaleza para vuestro espíritu.

Todo lo que me pidáis con Fe en el rezo de mi rosario os lo concederé, si es para bien vuestro y salvación de vuestras almas.

Todo aquel que reza mi santo Rosario tiene la protección de esta Madre, y en la hora de su muerte yo no me olvidaré de esa alma que fue mi devota.

MI ROSARIO DETIENE CALAMIDADES,

CONVIERTE ALMAS,

PROTEGE A LA IGLESIA Y A SU VICARIO,

LIBERA A LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Y SALVA A LOS PECADORES DEL FUEGO ETERNO

Mi Rosario es salvación para vuestras almas, es comunicación conmigo y protección permanente para todos aquellos que con Fe meditan los Misterios del Nacimiento, Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de mi Hijo.  

Hijitos, yo vuestra Madre jamás desoigo las almas que hacen mis Avemarías; no sabéis el gozo que siento al veros rezar mi Rosario; hacedlo en cadena y los planes de mi Adversario rodarán por el suelo.

El poder de mi Santo Rosario será vuestra victoria; uníos en Oración y la paz y consuelo de cada día vuestra Madre os dará.

Mientras más rosarios hagáis en cadena, más almas rescatáis y las fortalezas de mi Adversario debilitáis y ninguna fuerza del Mal podrá haceros daño.

Consagradme vuestras familias y vuestros hogares en mi Rosario y yo vuestra Madre no dejaré que se pierdan; así sean los más pecadores.

Tened pues en cuenta lo que os digo

Y HACED MI ROSARIO TODOS LOS DÍAS,

PARA QUE CAMINÉIS EN VICTORIA

¡Adelante mi Ejército Mariano, propagad el rezo de mi Santo Rosario y juntos derrotaremos a mi Adversario y sus huestes del mal.

  Os amo pequeñitos míos, dejaos pues guiar por esta Madre que será vuestro refugio y amparo en los días de prueba que se os avecinan.

 Que mi Protección maternal os acompañe siempre.  Que la gloria de Dios os cubra con su Manto.

Acatad pues las instrucciones que os iremos dando a través de nuestros profetas e instrumentos de estos Últimos Tiempos y os aseguro que la Paz de Dios estará con vosotros.

Gloria a Dios en el Cielo y paz a los hombres de buena voluntad. 

Que mí amor y protección maternal permanezcan en vosotros y os acompañen siempre.

Vuestra Madre que os ama, María Santificadora.

Bendición de María Santificadora: Cúbrenos

Bendición de María Santificadora:  Ampáranos

Bendición de María Santificadora:  Guíanos

Bendición de María Santificadora: Santifícanos y llévanos a la gloria del Padre. Amén.

Rezar las 7 Ave Marías en honor a nuestra Madre Santificadora.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

R154 UN DON DIVINO


Octubre 02 de 2019 

LLAMADO URGENTE DE MARÍA, SEÑORA DE TODAS LAS NACIONES A LOS HIJOS DE DIOS

Hijitos de mi Corazón, que la Paz de Dios esté con vosotros y mi Amor y protección Maternal os acompañen siempre.

Hijitos, las fuerzas del Mal han se han desplegado por toda la Tierra y su ataque a los hijos de Dios es cada vez más fuerte.

Muchos profetas y ungidos de estos Últimos Tiempos serán desprestigiados y puestos en el patíbulo público.

Sed muy cautelosos y astutos mis niños, porque los lobos andan camuflados y vestidos de ovejas para engañar al Rebaño de mi Hijo.

Ya están dentro del Rebaño dividiendo las ovejas, creando cizaña, trayendo confusión, para luego dispersarlas y así hacerlas perder.

Y TOMAR LA DECISIÓN SABIA

Probad los espíritus, pedid mucho Discernimiento al Santo Espíritu, porque no todo el que diga vengo de parte del Señor es del Rebaño de mi Hijo.

Acordaos que los lobos son astutos, dividen el rebaño primero y luego lo separan para devorarlo y hacerlo caer en el despeñadero.

La Antigua Serpiente volverá a engañar a muchos, acordaos mis hijitos de lo que dice la Santa Palabra de Dios: “Un poco de levadura basta para fermentar toda la masa.” (1 Corintios 5. 6) Guardaos de la levadura de los fariseos. (Marcos 8. 15).

La lengua venenosa de la Serpiente difamará a los profetas y ungidos de Dios de estos Últimos Tiempos, así como lo hizo Jezabel con el profeta Elías (1 Reyes 19 1 al 4).

Les hará la guerra difamándolos y persiguiéndolos, para que las ovejas no los escuchen y así poderlas desviar del Camino.

¿Cuántos se perderán por prestar atención a espíritus engañadores y falsas doctrinas?

Por eso hijitos míos os pido que confirméis los mensajes del Cielo con la Santa Palabra de Dios, para que no seáis engañados y así no perdáis vuestra alma.

Os recuerdo mis niños, que todos los Acontecimientos que están por suceder ya fueron escritos en la Santa Palabra de Dios a través de los profetas de la antigüedad y confirmados por mi Hijo en su Santo Evangelio.

Mi Padre os los está recordando y confirmando a través de sus profetas y ungidos de estos Últimos Tiempos para que prestéis atención, recapacitéis y volváis a retomar el camino que lleva a la gloria de Dios.

No caigáis pues hijitos en las trampas de mi Adversario, pedid la luz y sabiduría del Santo Espíritu de Dios y confirmarlo todo con su santa Palabra,

PORQUE MENSAJE QUE VENGA DEL CIELO NO DIFAMA, NI DIVIDE

 Antes por el contrario, invita a la conversión, al perdón, al arrepentimiento, al amor, a la esperanza y confianza en Dios.

Os alerto pues mis hijitos, porque mi Adversario ha comenzado una campaña de desprestigio a los profetas y ungidos de Dios; no os dejéis confundir.

Leéd la Palabra de Dios que es alimento para el espíritu y pedid mucho discernimiento a su Santo Espíritu para que podáis permanecer en la verdad;

Los hijos de la oscuridad han comenzado a mostrarse, por sus frutos los conoceréis. Mi Adversario y sus instrumentos buscan siempre llamar la atención,

¡Qué tristeza siento en mi Corazón de Madre de la Humanidad al ver a tantas almas que le sirven en este mundo a mi Adversario y han vendido su alma a cambio de fama, poder y dinero!

¡POBRES ALMAS, CREEN QUE TODO ES UN JUEGO

Y NO SABEN LO QUE LES ESPERA EN LA ETERNIDAD!

Por el RECHAZO a la conversión, en el Infierno se sufre el mayor de los tormentos SIN NINGÚN PALIATIVO.

Además de todos los causados por los pecados y la Ausencia total de Dios,

el alma padece el Calvario y la Crucifixión Completa,

de todo lo que sufrió el Redentor Santísimo con el FLAGELO ÍNTEGRO DE LA JUSTICIA DIVINA.

Entended mortales que vosotros no le interesáis para nada a mi Adversario, a él lo que le interesa es robaros el alma. En el Seol seréis atormentados por todos los Demonios a los cuales les servisteis en este mundo.

Millones de almas le sirven hoy a mi adversario: artistas, políticos, gobernantes, príncipes, reyes, hombres de ciencia, escritores, deportistas,

E incluso muchos dentro de la Iglesia de mi Hijo; muchas almas se han dejado seducir por el Reino de la Oscuridad.

Mis jóvenes, la inmensa mayoría está perdida por el dios de la tecnología, la droga, el sexo, el dinero, la soberbia, apostasía, alcoholismo, ocultismo y demás dioses de este mundo y de la carne.

Este mundo está en poder de las Tinieblas, porque le ha dado la espalda al Dios de la vida. Han sacado a Dios de sus vidas, y de sus hogares.

Si el hogar que es la primera sociedad está en crisis, ¿Qué se puede esperar de las demás sociedades?.

Sólo caos, apostasía y decadencia moral y espiritual, eso es lo que hoy reina en este mundo.

Os digo, si mi Padre no os enviara EL AVISO, serían muy pocos los que habitarían la Nueva Creación; porque al paso que va esta humanidad, sin la Intervención Divina la Creación correría el riesgo de desaparecer.

Hijitos todo está por desatarse, las campanadas de misericordia están llegando a su fin y cuando esto suceda ya no habrá marcha atrás.

La inmensa mayoría de la humanidad no cree en lo que está por venir y como en el tiempo de Noé, siguen en su cotidianidad sin prepararse espiritualmente.

Cuando despierten de su letargo espiritual van a lamentarse y ya será muy tarde para esas almas.

Os digo pequeños, si los Acontecimientos descritos en la Santa Palabra de Dios no se han desatado, es porque mi Padre espera pacientemente a que se consuma el último segundo de Misericordia; porque espera al pecador a ver si en el último instante se arrepiente.

Vosotros pensáis como hombres, mas Dios tiene otros planes y todos ellos están encaminados a la salvación de las almas.

El hombre está destinado a repetir su historia porque su esencia es el pecado y donde reina el pecado nace la soberbia y con ella la destrucción y la muerte.

Dios es temido por su paciencia y ¡Qué tristeza que esta humanidad de estos Últimos Tiempos tenga que conocer la Justicia Divina para poder enderezar el rumbo de sus vidas!

Siguen negándose a acogerse al Amor y Misericordia de Dios; siguen llamando bien a lo que es mal y mal a lo que es bien.

Mis lágrimas no cesan de brotar, mi Hijo y Yo, estamos manifestándonos con señales y prodigios por el mundo entero esperando que esta humanidad cambie.

Pero el corazón de los hombres de estos Últimos Tiempos cada vez es más duro e insensible al Llamado del Cielo.

Nunca antes se habían enviado tantos instrumentos al mundo como sucede al presente.

Por todos los medios el Cielo está agotando los recursos, porque mi Padre no quiere que os perdáis, sino que viváis con Él eternamente.

Qué tristeza siento al ver que los enviados de mi Señor hoy son despreciados, perseguidos, criticados, puestos en duda y medidos con la vara de la ingratitud y el señalamiento;

Cuando lleguen los días de angustia os vais a lamentar por no haberlos escuchado.

Ayer como hoy la historia se repite. Pedid pues Discernimiento al Santo Espíritu de Dios y dejaos conducir por su luz y sabiduría;

leed la Santa Palabra de Dios y confrontadla con los mensajes que os estamos enviando y así sabréis discernir quién viene de Dios y quién es instrumento del adversario.

Desgarrad vuestros corazones porque se acerca el Regreso Triunfal de mi Hijo.

Mis pequeños, los días que estáis viviendo son de Purificación, permaneced en la Gracia de Dios y orando a todo instante; porque bien sabéis que las fuerzas del Mal están activas y no os dan tregua.

Si os relajáis con la Oración y os apartáis de Dios, corréis el riesgo de perderos.

Acordaos mis niños que vuestro Enemigo no es de carne y hueso, vuestra lucha es con espíritus malignos, los cuales tienen mando y poder sobre este mundo oscuro. (Efesios 6. 12)

Vuestra lucha es con entidades malignas que ya se encuentran en el espacio de vuestro mundo, buscando hacer perder el mayor número de almas.

SON DEMONIOS VENIDOS DEL AVERNO,

NO SON EXTRATERRESTRES PARA QUE NO OS DEJÉIS ENGAÑAR

Las armas para vencerlos no son materiales, sino espirituales.

Los demonios sólo son vencidos con la Oración, el Ayuno, la Penitencia, la Mortificación; estando en Gracia de Dios y colocando vuestra Fe y confianza en Él.

Si no estáis preparados espiritualmente, no entabléis combate con las fuerzas del Mal, porque corréis el riesgo de perderos.

Hijitos, vuestro campo de batalla es vuestra mente, los demonios buscan tomar control de ella, para luego apoderarse de vuestro cuerpo.

Por eso debéis de estar en gracia de Dios, Orando a todo instante, para que podáis repeler los dardos incendiarios del Maligno.

Nuevamente os digo: “cuando os llegue el dardo incendiario a vuestra mente decid: llevo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo.” (2 Corintios 10. 5) O decid:

AVE MARÍA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA (3 veces)

“Ave María Purísima, venid en mi auxilio, Madre Santísima”

Os aseguro que los demonios de la mente huirán de vosotros.

Hijitos, muchas almas están siendo poseídas porque la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, le ha dado la espalda a Dios.

Tened mucho cuidado y pedid mucho Discernimiento al Santo Espíritu, porque ya hay muchos demonios encarnados en medio de vosotros.

No entréis en peleas ni en discusiones estériles; sellaos y sellad a vuestros hermanos con la Sangre de mi Hijo, para que no os vayáis a llevar sorpresas desagradables que os hagan correr la sangre o perder la vida.

La mirada de un alma poseída es agresiva. Y de su boca, sólo malas palabras y blasfemias salen. Su fuerza es descomunal.

Los demonios huyen cuando invocáis la Sangre de mi Hijo, o cuando me invocáis; basta que digáis: “Ave María Purísima”, para que huyan de vosotros.

Cubrid todo con la Sangre de mi Hijo, para que podáis distinguir y discernir el bien del mal y vuestra alma no se pierda por falta de conocimiento.

Que la Luz y la Sabiduría de Dios os conduzcan a la verdad y mi protección Maternal os asista siempre.

Os instruyo mis niños para que podáis defenderos de los ataques de mi Adversario y sus huestes del Mal.

Y así, salgáis victoriosos en el combate espiritual de cada día.

Nuevamente os recuerdo que debéis colocaros la Armadura Espiritual de (Efesios 6. 10, 18) todos los días a mañana y noche, con el refuerzo del Salmo 91, haciéndola extensiva a vuestros hijos y familiares, para que también a ellos les alcance la Protección del Cielo. 

Llevad siempre colgado en vuestro cuello mi Santo Rosario y el Rosario de la Sangre de mi Hijo, para que estéis bien protegidos y los demonios no puedan tocaros ni haceros daño.

Acordaos que mi Adversario sabe quién es de Dios, por eso debéis de estar bien protegidos, para que no pueda robaros el alma.

Estáis pues avisados mis niños, para que nada ni nadie os coja por sorpresa. Hogar donde se ore con mi Santo Rosario, mi Adversario no podrá tocarlo.

Yo vuestra Madre, tengo cubierto con mi Manto a todos los hogares donde se ora con mi Rosario.

Comportaos pues niños como Hijos de la Luz, apartaos del pecado y todo aquello que os lleve a pecar; permaneced en Gracia de Dios y fortaleced vuestra Fe, con la Oración, el Ayuno y la Penitencia,

Para que os convirtáis en verdaderos soldados espirituales y os unáis a Mí y a los Ejércitos Celestiales.

Y JUNTOS DERROTEMOS DE LA FAZ DE LA TIERRA LAS FUERZAS DEL MAL.

Y allanemos el camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo.

Vuestra Madre María, Señora de todas las Naciones.

Es urgente que deis a conocer este mensaje a todos mis hijitos.

El Señor es mi Luz y mi salvación, ¿A quién podré temer? (Salmo 27.1).

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Habla la Santísima Virgen María

Mis pequeños, Mi Vida fue de Silencio, de donación. Mi Silencio se daba porque Mi Vida estaba totalmente en Presencia de Mi Dios y Señor.

Ciertamente estaba en el Mundo y hacía lo que tenía qué hacer en el Mundo; pero tan pronto podía, Me iba a Mi Mundo Espiritual, a la Presencia de Mi Dios.

ERA UNA VIDA CONSTANTE EN LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Con Mi Hijo, en una unión íntima que a pesar de que Él Evangelizaba lejos de donde Yo estaba, por una Gracia Divina, Yo estaba siempre junto a Él.

Vivía en ése Silencio Divino al estar con Él, al estar con el Padre, al estar con el Espíritu Santo, por eso vivía el Cielo en la Tierra.

Hacía lo que tenía qué hacer en la Tierra, en lo del Mundo; pero en lo espiritual, estaba totalmente donada a Mi Dios en Su Santísima Trinidad.

¡Cuánto gozo Me concedió Mi Dios y Señor con ésta Gracia!  

El Dolor de Mi Hijo en Su Pasión, en Su Muerte, LO PADECÍ YO TAMBIÉN, porque estábaMos íntimamente unidos.

 ¡Cuánto Dolor sentía Yo, cuando Mi Hijo lo sentía también!

Por eso os conozco a todos vosotros en lo íntimo, en lo profundo de vuestro corazón; porque Mi Dios, en Su Santísima Trinidad, Me lo permitió

Y por eso como Madre, os puedo ayudar más, Mis pequeños.

En general, el hijo acude primero a la madre para ser ayudado en lo que necesita. Y la gran mayoría de vosotros Mis pequeños, venís primeramente a Mí para ser ayudados

Y Yo os llevo a que comprendáis a dónde os está llevando Nuestro Dios y Señor, antes de que reneguéis de Él, porque sois muy dados a eso,

Ya que apenas permite pruebas Mi Dios y Señor en vuestra vida para acrisolaros, para llevaros a la santidad, RENEGÁIS.  

Le dais la espalda, Lo abofeteáis y os vais. Lo dejáis Solo, cuando Él está haciendo grandes cosas con vosotros.

Cuando no estáis viviendo en una intimidad espiritual, con Nuestro Dios y Señor, no entendéis el porqué de lo que sucede en vuestra vida y a vuestro alrededor.

TODO TIENE UN PORQUÉ ESPIRITUAL Y DIVINO

Si Nuestro Dios permite algo en vuestra vida, que vosotros lo veis como malo, pedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os guíe a entender lo que Nuestro Dios y Señor quiere con vosotros en ése momento.

Veréis lo que antes no veíais, conoceréis lo que antes no conocíais y juzgaréis en diferente forma, porque sois muy dados a juzgar a Nuestro Dios.  

PASE LO QUE PASE EN VUESTRA VIDA

 Estáis siendo guiados hacia la perfección por Nuestro Dios y Señor; de eso, no dudéis nunca, Mis pequeños,

Nada se da por casualidad en la vida de cada uno de vosotros por la Misericordia de Nuestro Dios.

Agradeced en todo momento Mis pequeños, tantas Bendiciones que llegan a vuestra vida y sobre todo, cuando no entendáis algo,

Agradeced de todas maneras, porque más tarde conoceréis el porqué de lo que en ése momento no entendisteis;

 Sobre todo, mantened siempre el respeto y el amor hacia Nuestro Dios, porque si vosotros en momentos difíciles Le dais la espalda a Su Infinita Bondad y Misericordia.

Porque no tenéis el Discernimiento para reconocer el Bien que hay detrás de esa prueba,

Después os avergonzareis de haber dudado y atacado a Nuestro Dios, en la Prueba que os puso para que os perfeccionarais.

Tened mucho cuidado con esto Mis pequeños, de faltar al respeto a Nuestro Dios, que es Todo Amor,

Él solamente está viendo por vuestro Bien y os repito, aunque no entendáis lo que está pasando en vuestra vida, agradecedLe de corazón, lo que está haciendo por cada uno de vosotros.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Padre y el vuestro,  en Nombre de Mi Hijo, el Salvador, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Amor de vuestro Dios y en Mi Nombre, Virgen y Madre

http://diospadresemanifiesta.com/

¡¡¡ADVERTENCIA A MÉXICO!!! 2


El 26 de abril de 2007 fue publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el decreto de reformas a los artículos 144 a 147 del Código Penal del Distrito Federal, y de reforma y adiciones de la Ley de Salud para el Distrito Federal.

El cambio principal que contiene es la legalización o autorización de la muerte del concebido no nacido, cuando así lo decide libremente la madre, durante las primeras doce semanas de gestación.

No se trata de un caso de “despenalización” del aborto, que técnicamente sería una excusa absolutoria, ni tampoco de un caso de excepción, que también con términos técnicos se llama excluyente de responsabilidad, sino de una modificación del tipo penal, es decir un cambio en la descripción de la conducta que constituye el delito.

Conforme a la reforma, la “interrupción voluntaria del embarazo” consentida por la madre, en las primeras doce semanas de gestación, no es un delito, sino una conducta permitida que la mujer puede libremente practicar o no practicar.

Como se trata de una conducta permitida que no es delito, entonces se acepta que las mujeres que quieran practicarla puedan acudir a los hospitales públicos del gobierno del Distrito Federal para pedir que les presten el servicio de interrupción del embarazo.

Por eso, la reforma penal se complementa con la de la ley de salud para disponer que los hospitales públicos del gobierno del Distrito Federal tienen el deber de practicar los abortos que les soliciten, gratuitamente, y en un plazo de cinco días.

http://www.senado.gob.mx/64/gaceta_comision_permanente/documento/31245

MAYO 29 2019 12: 15 P.M

Mis amados Hijitos, la Paz de mi Hijo esté con todos vosotros y mi Protección Maternal, os acompañe siempre

Hijitos, Estoy muy triste por el aumento de los abortos en el mundo; el libertinaje sexual de los jóvenes, la promiscuidad en las parejas, el adulterio, la corriente satánica del Feminismo y todas las demás ideologías contrarias a la fe y sanas costumbres sociales, morales y espirituales, existentes hoy en el mundo.

Es lo que está llevando a la juventud a apartarse de Dios y a hacer correr la sangre de mis inocentes criaturas.

Hijitos, el pecado del aborto hace llorar al Cielo y está llevando a la condenación a miles de jóvenes y parejas.

El alma de las parejas que deciden abortar queda negra; lo mismo le pasa al alma del profesional de medicina o persona que lo practique.

Todos son igual de responsables ante Dios por este execrable crimen. Si no reparan, piden perdón a Dios y se confiesan, corren el riesgo de perderse eternamente cuando lleguen a la eternidad.

La mujer que aborta hace de su vientre un sepulcro, ennegrece su alma, mancha su conciencia y aleja al Espíritu de Dios, por el tiempo que se demore en confesar, reparar y pedir perdón, por este crimen.

Lo mismo le pasa al hombre, al profesional de la medicina o persona que lo practique; se hacen maldición ante los ojos de Dios;

si los sorprendiera la muerte sin haber reparado, confesado y sin haberle pedido perdón a Dios, corren el riesgo de condenarse.

El pecado del aborto abre puertas espirituales para la entrada de demonios, en aquellos que lo practican.

Los hijos que le nazcan mañana a una madre que ha abortado, se les debe de hacer oración de sanación y liberación en sus vientres para que queden libres del espíritu de aborto y ellos mañana no sigan derramando sangre inocente.

¡Parad madres desalmadas de seguir derramando sangre inocente, porque este pecado os puede llevar a la condenación eterna!

¿Quién sois vosotras para destruir el ciclo de la vida que Dios creó?

Os recuerdo que hay vida desde el mismo momento en que el ovulo es fecundado, toda interrupción que se haga de ella ya es pecado mortal, es asesinato.

Dejad vuestra promiscuidad sexual hijitos, acordaos que el Sexo sólo lo permite el cielo para la prolongación de la especie, dentro del Sacramento del Matrimonio con la bendición de Dios.

Toda relación antes del matrimonio es fornicación y toda relación por fuera del matrimonio es adulterio; estos pecados, son fuertemente castigados por la Justicia Divina, sino no son confesados y reparados.

El pecado del aborto si no es liberado, se convierte en maldición para las generaciones de las parejas que lo practicaron.

¡Recapacitad mis hijitos rebeldes y no sigáis derramando sangre inocente!

¡Madres abortistas, vuestra conciencia, será vuestro peor juez; mañana cuando lleguéis a la eternidad, vuestro dolor se acrecentará al ver las criaturas a las cuales les negasteis la vida!

Veréis el plan que Dios tenía para ellas y que vosotras interrumpisteis; esa sangre inocente que derramasteis, clamará justicia mañana en la eternidad.

¡Madres abortistas, reparad y confesad por este execrable crimen, ahora que todavía tenéis Misericordia; para que vuestras almas no se vayan a perder al paso de la Justicia Divina!

Quedad en la Paz de mi Señor.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Diciembre 10 de 2015

Habla la Santísima Virgen de Guadalupe

Hijitos Míos, pueblo Mío, pueblo de México, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

Pueblo que Me ama, pueblo que Me sigue, pueblo escogido, en quien he derramado Mi  Amor. Pueblo escogido por Nuestro Dios, para mostrar Sus Bendiciones, Su Amor.Y para que seáis guías, en lo futuro, de lo que un pueblo escogido por Dios, debe ser. Pueblo atribulado, pueblo sufriente, pueblo fiel.

Mucho habéis sufrido, ciertamente, se os ha acrisolado, habéis sido atacados en múltiples formas y en diferentes tiempos, pero seguís fieles y eso ha agradado a Nuestro Dios y Señor.

Vuestro pueblo será purificado, será eliminada la Maldad que os ha venido atacando desde tiempo atrás.

Satanás será vencido, no sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará, seréis pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

Nuestro Padre, Nuestro Dios, es Sabio y os ha escogido para el bien del Mundo; mientras Satanás ha llevado al Mundo a las tinieblas, a lo material y ha ido eliminando lo espiritual.

Vosotros os mantenéis fieles, lo espiritual es lo más valioso del alma y en vosotros, eso os salvará de todos los ataques que habéis tenido y tendréis de Satanás.

Os han tratado de quitar la Fe y el amor hacia Nosotros, pero su tiempo terminó; vuestro amor, la unión que tendréis, los vencerá.

Sois un pueblo que al sufrir, se une y ésa unión os dará una fuerza tremenda contra las fuerzas de Satanás.

Manteneos como hermanos, porque lo sois ante los Ojos de Nuestro Dios. Manteneos unidos en la Santísima Trinidad de Nuestro Dios.

Manteneos bajo Mi Amparo, bajo Mi Manto, que Yo os llevaré por caminos seguros y sobre todo, de triunfo contra las fuerzas de Satanás y no temáis, Mis pequeños.

La Maldad será vencida, el amor que habéis anidado en vuestro corazón, dará mucho fruto.

Sois un pueblo fiel, seréis un pueblo santo, seréis ejemplo para las naciones de cómo se debe mantener la Fe y el Amor en Quien os ha escogido para ser el pueblo ejemplo de todas las naciones.

Hijitos Míos, vosotros sois los pequeños hijos de Mi Corazón; todos los que amáis a Mi Hijo, todos los que estáis Conmigo, todos los que tenéis ese deseo de regresar al Reino de los Cielos,

porque ese deseo os lo pone Nuestro Padre, en vuestro corazón, sois Mis hijos, Mis hijos predilectos, Mis hijos amorosos, Mis hijos que habéis encontrado la Verdad, entre toda la mentira que os rodea.

Mis pequeños, a pesar de que estáis esperando momentos difíciles en vuestro México, también, hay momentos bellísimos que tendréis, posteriormente, después de la Purificación tan necesaria para todos vosotros.

Os pido, Mis pequeños, que no llenéis vuestro corazón y vuestra mente de temor por todo lo que se viene;

recordad que Nuestro Padre, vuestro Padre Dios, siempre va a utilizar esos malos momentos, en los que Satanás os pone a prueba y de ahí, sacar un Bien.

Sabéis que lo que tendréis no es Nuestro Padre, vuestro Dios, el que os está mandando este castigo; que ciertamente os lo merecéis, porque os habéis apartado de Su Amor y lo habéis ofendido grandemente;

Sino que es el mismo Satanás el que os está atacando.

Ha pedido permiso a Nuestro Padre, para que seáis probados, purificados, acrisolados; porque tenéis una gran misión como Patria, como Nación, pero sobre todo, como hijos de Dios.

Tenéis en vuestras raíces cosas bellísimas, que se os harán saber después de la Purificación y estaréis dichosos y agradecidos de ser mexicanos.

Grandes cosas conoceréis después, porque sois una gran Nación, sois una Nación escogida por la Santísima Trinidad; para que, a través de vosotros, otras Naciones aprendan de vosotros, sobre todo, porque sois el país del Amor.

Sabéis que donde hay mucha Bendición del Cielo, también hay mucha Maldad de Satanás; os está atacando su envidia.

Os está atacando, porque él no quiere que vosotros, mexicanos, transmitáis el amor que tenéis en vuestro corazón.

En vuestra Patria se vive todavía, fuertemente, la unión familiar; le dais un valor muy grande a la familia, a vuestros padres, a vuestros hermanos, a los abuelos; respetáis a los muertos, amáis a vuestros hijos, pero, sobre todo, Nos lleváis en vuestro corazón.

Ciertamente, como Madre vuestra, Me tenéis un cariño muy especial y Yo correspondo a ese cariño, Mis pequeños y muchos de vosotros, hijos Míos mexicanos, habéis recibido grandes Bendiciones de Nuestro Dios, por intercesión Mía, y bien lo sabéis Mis pequeños.

Pero por otro lado, la Maldad se ha introducido en vuestra Patria y en vuestros corazones.

Esa, la Maldad de Satanás, que os quiere destruir, que os quiere quitar a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre, de vuestro corazón.

Os desvía con otros pensamientos, con otras formas de pensar, para que no Nos deis vuestro amor completo a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

Os habéis apartado de la oración y ciertamente, la gran mayoría de vosotros, no habéis aceptado lo que vuestro Gobierno os ha impuesto,

Como el aborto y más pecados, en donde se atacan vuestros principios que lleváis en vuestro corazón; pero tampoco hacéis gran cosa por recuperar todo eso.

Sabéis que vuestro poder político es dominante, dictatorial y aunque os manifestéis, os imponen sus ideas satánicas.

Pero por otro lado, también sabéis que la Oración, el rezo del Santo Rosario, como tantas veces os he dicho, produce milagros.

Pero desgraciadamente la gran mayoría de vosotros, habéis hecho a un lado esta devoción tan poderosa para estos tiempos;

Y por eso, veMos en vuestros corazones esa tibieza, que está causándoNos mucho daño en Nuestro Corazón y a vosotros, mucho daño en los descendientes del México al cual pertenecéis.

Muchos, muchos bebés que debieran vivir y hacer crecer a ésta vuestra Patria, han muerto.

HAN SIDO ASESINADOS POR EL ABORTO

Y YA VOSOTROS NI OS INMUTÁIS

No pedís por ellos y no Me pedís junto con el Santo Rosario, que Yo intervenga para que se termine toda esta maldad, todos estos asesinatos.

Vosotros, ahí es en donde sí tenéis la culpa de que estos abortos prosigan, por vuestra tibieza, porque ya no os amáis los unos a los otros, como Mi Hijo os lo pidió. Tenéis que poner de vuestra parte, Mis pequeños.

Por eso, la Purificación que se dará en México y en todo el Mundo, principalmente, es por vuestra tibieza, ya no Nos buscáis, ya no queréis depender del Cielo;

creéis que por vuestras capacidades humanas, intelectuales, ya no necesitáis del Cielo y estáis en un error tremendo.

Y la Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey, que tiene medio milenio de existencia y  QUE FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

¿De qué os sirven vuestros estudios, carreras, maestrías y doctorados, si no tenéis a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre, en vuestro corazón?

Esos títulos humanos, lejos de daros el Reino de los Cielos, si los utilizáis mal, os podrán llevar a vuestra perdición eterna.

Manteneos pues sencillos, humildes como Mi Juan Dieguito, Mis pequeños. Manteneos siempre necesitados de Nuestro Amor.

Debéis estar conscientes como tantas veces os lo heMos dicho, que sin Nuestra Protección, sin Nuestra Guía, vosotros fácilmente os perdéis, porque estáis en terrenos de Satanás.

Estáis en terrenos del Príncipe de este Mundo, que es Satanás.

Si os unierais en Oración, pero en una oración de corazón, podríais disminuir los dolores de la Purificación inminente que tenéis encima, ya sobre vosotros, que no se va a detener, pero que sí la podréis aminorar.

Pero ¿Cuántos entenderéis éste, Mi Consejo de Madre hacia vosotros, Mis hijos?  

Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, sois Nación escogida entre todas las Naciones del Mundo entero,

¿Acaso no os sentís con cierta predilección y con cierto gusto de éste título que se os da, aquí, en el Reino de los Cielos?

Dichosos, gozosos debierais estar; pero por otro lado, debierais tener una preocupación espiritual, de saber cómo comportaros ante este título y ante esta predilección que se os ha dado.

Sí, tenéis una misión muy grande y muy bella, muy especial.

Y recordad, que sois mexicanos por nacimiento, pero sois mexicanos, por predilección Divina.

Os lo digo, para que os sintáis más agradecidos con vuestro Creador, vuestro Dios.

Espero esto os haga meditar y os haga entender que os debéis preocupar por hacer de vuestra Nación, Nuestra Nación.

Yo, como Madre de vosotros, la mejor Nación del Mundo; en un pueblo escogido por Dios, que si antes lo fue Israel, ahora es el pueblo mexicano.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María de Guadalupe, estoy con vosotros y venceremos, Mis pequeños.

Gracias por vuestro amor y sobre todo, por permanecer fieles a Mí, vuestra Madre Santísima de Guadalupe.

Venid hijitos Míos, venid al regazo de Vuestra Madre Celestial para consentiros, mimaros y amaros como a Mi Hijo.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo, el Salvador, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre, vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María.

http://diospadresemanifiesta.com/

Marzo 27 de 2018

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, sabéis que la primera Creación fueron los Ángeles; Espíritus Puros, creados en el Amor para adorarMe, para darMe gusto en el Amor.

Mis pequeños, Satanás, antes Luzbella, se puso en contra de Mis Designios, la soberbia lo llevó a actuar en el mal. El Mal no existía, pero él se ensoberbeció y hubo necesidad de eliminarlo del Cielo.

Él, en su soberbia perdió el Cielo y se opuso terminantemente contra Mí y lo digo así, porque ahí empezó el Mal, que ha ido creciendo…

Y que vosotros y todas las generaciones, han padecido.

Tenéis la Creación de los Primeros hombres Adán y Eva, creados también en el Amor, para ser consentidos en el Amor, para ponerlos a ellos al mando de la Creación.

Una bella Creación Universal, para que la gozaran ellos y sus descendientes; pero nuevamente, Satanás crea un problema fuerte y los separa de Mí.

A sus primeros hijos Caín y Abel, también hace que entren en discordia y Caín mata a Abel.

Y empieza ahí la estirpe de Caín, estirpe que la tenéis hasta estos días, que la habéis padecido durante todo este tiempo, desde el Principio de la Creación.

La Creación quedó manchada con la estirpe de Caín y os ha traído la muerte, os ha traído todo lo que estáis viviendo.

Muchas cosas que no sabéis, que todavía están escondidas para el conocimiento humano; pero son actitudes contrarias al Amor, a la Paz, a las bellezas con las que Yo creé al hombre en un Principio.

Podéis ver por un lado el Bien, porque todavía existe en el hombre, todavía existe Mi Amor, todavía existen esos deseos de vivir Conmigo, de vivir en Paz, en armonía, amándoMe; defendiendo lo que es Mío, defendiendo la vida, defendiendo todo lo que es bello y os crea una vida espiritual fuerte.

Por otro lado, existe, también, como os dije, la estirpe de Caín, matando a su hermano Abel y de ahí se deriva lo que estáis viendo ahora.

 Lo que estáis viviendo, que es muerte desde antes de nacer, aborto, anticoncepción, destrucción en guerras de hermanos, entre hermanos: asaltos, secuestros, maldad, envidias que llevan a la muerte, como le pasó a Abel.

Satanás se aprovecha todavía más, de esa estirpe de Caín, que ya lleva en sí el mal que se ha seguido transmitiendo en familias y que estáis conviviendo con ellas, como en la Parábola del trigo y la cizaña que van creciendo juntas, pero que al final, será eliminada esa cizaña.

Ciertamente, son pruebas fuertes que están padeciendo los que son trigo, que son como Abel, que Me daba lo mejor, que Me amaba,

que buscaba agradarMe en todos sentidos, en todos momentos, que vivía amando la Naturaleza, que vivía amando todo lo Creado, que Me agradecía, en todo momento, lo bello de Mi Creación.

Ciertamente, todavía hay almas como las de Abel que van creciendo a la par, como las de Caín y sigue habiendo esa lucha fraterna.

La estirpe de Caín, tratando de destruir a los que son como Abel.

Pero ya viene el tiempo de la siega, ya viene el tiempo en que los que llevan la estirpe de Caín, que la han mantenido, que no han querido cambiar, serán eliminados.

Todos aquellos que no llevan en su corazón el Amor, el deseo de agradarMe, de agradecerMe, de vivirMe, serán eliminados y quedará esa estirpe buena que ciertamente es poca, pero, con ella, puedo empezar un Nuevo Mundo.

Un Nuevo Mundo donde se viva el Amor que vuestro hermano Abel tenía y que se ha mantenido en algunas almas.

Sois Mi Creación todos vosotros, pero no todos Me aceptáis como vuestro Dios, no todos aceptáis Mis Leyes, Mis Preceptos. No todos queréis vivir bajo Mi Amparo ni bajo Mis Deseos de que os améis los unos a los otros.

Y como no Me consideráis vuestro Dios, El que os ama, que os cuida, que os provee de todo lo que necesitáis y que, a pesar de que Me odiáis y que Me atacáis,

Os sigo amando y os sigo proveyendo de lo que necesitáis, que Me tenéis como vuestro enemigo; seréis eliminados, el Mundo tiene que cambiar.

Las almas buenas se han ganado Mi Amparo, se han ganado Mi Reino, se han ganado esa vida que tanto os he prometido en las Sagradas Escrituras.

Se os trató en el Bien, pero pagasteis con el mal, tal y como fue Caín en aquel tiempo, porque a él también lo consentí, le di de lo mejor.

Pero Me agradecía, si se pudiera decir así, con lo peor que tenía; sus holocaustos no eran con lo mejor que él producía, sino con los desechos, con la basura que él eliminaba.

No así Abel, quien Me daba lo mejor que tenía, que escogía lo más puro, lo más bello para ofrecérmelo, para agradecerMe Mi Providencia, Mi Amor sobre él.

Quiero que entendáis esto bien, muy bien Mis pequeños, porque no Soy un Dios injusto.

Soy un Dios Bueno, Soy un Dios que ha soportado demasiado vuestras infidelidades, vuestra maldad, vuestro desprecio.

Soy un Dios que os ama, porque sois Mis hijos, pero esto ya no puede seguir así.

Debo proteger a las almas buenas, a las almas que han respondido a Mi Llamado y que Me llevan en su corazón.

OS VUELVO A REPETIR, PREPARAOS,

PREPARAOS TODOS,

PORQUE LAS PRUEBAS FUERTES SE VIENEN

Vosotros, los que Me amáis, seréis fuertemente protegidos, porque os habéis ganado el Reino, las Nuevas Tierras, os habéis ganado Mi Amor y Mi Amor os protege,

Mi Amor os da Vida y Mi Amor os da una felicidad que no pueden tener aquellos que se han llenado solamente de bienes terrenos, los cuales no dan la felicidad que Yo, como Dios, os puedo dar.

Yo estaré con vosotros los que estáis Conmigo. 

Me duele tanto eliminar, como en Sodoma y Gomorra, a las almas infieles, a las almas malas, a la estirpe de Caín.

Pero tengo que hacerlo, la maldad está en su corazón y como una enfermedad mala, como una peste que mata, os tengo que eliminar para que no echéis a perder las almas buenas.

Avisado está y así será.

Hijitos Míos, durante todo éste tiempo en el que os he estado dando Mis Mensajes, os he repetido muchas veces la necesidad de la confianza plena en Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.  

Os he profetizado acontecimientos por suceder, pero la naturaleza humana es muy fría, poco previsora, inconstante e incrédula y no es, sino hasta que las cosas suceden, que queréis remediar lo que ya está sucediendo.

Os he profetizado grandes cambios, tanto espirituales como físicos,;pero pocos sois los que habéis entendido y orado.

Ahora empezáis ya a sentir en carne propia, dichos cambios. El Maligno ha pedido permiso para usar todo su poder, pero no podrá tocar a los que en Mí se han refugiado.

El tiempo ya está sobre vosotros, pero aún tenéis la oportunidad de la conversión y del arrepentimiento. Yo busco y persigo a las almas, como la fiera busca a su presa, os acecho hasta que os tomo para vuestra salvación.

Recordad lo que ya os he explicado. Aún en los momentos más difíciles en los que os encontréis, Yo estaré ahí. Aún cuando todo parezca perdido, Yo estaré ahí.

Aún cuando creáis que Yo os he abandonado, confiad ciegamente en Mí, puesto que Yo estaré ahí.

Yo, vuestro Padre, nunca Me separo de Mis hijos, sois vosotros los que Me volvéis la espalda y sólo cuando os conviene Me buscáis.

Ahora es un “tiempo de conveniencia” para vosotros, en el cuál os aconsejo volváis a Mi, vuestro Dios; porque será un tiempo de prueba para la Fé de vuestra alma.

Lo que Yo pueda permitir para un alma, aunque a ojos humanos se vea negativo y doloroso, siempre será para su bien, para su crecimiento espiritual y sobre todo, para su salvación.

Yo os voy buscando, os conozco a cada uno perfectamente y sé cómo os puedo ganar para vuestra salvación eterna.

Muchos de vosotros sólo necesitáis de una pequeña petición Mía para que entendáis y recapacitéis.

Otros necesitáis que os ponga más difícil el camino para que acudáis a Mí.

Pero otros necesitáis que, prácticamente vuestro camino se ponga infranqueable para que vuestra soberbia se doblegue y acuda a su Creador.

Cada uno de vosotros es diferente y así os amo, con cualidades y defectos, pero aquél que responde a Mi llamado, es el que tomará de los frutos de Mi Corazón.

Ya os he dicho que Yo no os puedo obligar a amarMe, pero, como Padre Bondadosísimo que Soy y que sabe lo que Su creatura necesita por ser tan pequeña,

os proveo de múltiples oportunidades para que recapacitéis en el error en el que estáis, para que pidáis perdón y enmendéis el camino.

Yo necesito del amor de cada uno de vosotros y vosotros necesitáis de Mí para alcanzar vuestra salvación.

Os he dado todo, hasta a Mi Hijo Jesucristo y no queréis entender.

He de seguir insistiendo porque os necesito salvar, pero nunca os voy a presionar.

Ojalá podáis entender y aceptar con amor las oportunidades que os daré y, sobre todo, Me las agradezcáis, porque Yo os quiero de regreso a Mi Reino Celestial.

Hay niñitos pequeñitos que con una palabrita, con una pequeña explicación, entienden lo que sus padres quieren.

Pero hay otros que necesitan de una nalgadita o de un castigo, para que entiendan que si siguen por el camino por el que van, les va a dañar más que el recibir ésa nalgadita.

La mayoría de vosotros necesitáis ésa nalgadita que se da con amor, porque vais por el mal camino, estáis prescindiendo de Mí, vuestro Dios, vais por caminos de perdición, vosotros y vuestros hijos.

Ya no tenéis vida espiritual ni lleváis vida de ejemplo entre vuestros hermanos; en una palabra, ya no vivís el amor puro y santo que Mi Hijo os enseñó,

Por ello, tendréis vuestras nalgaditas que os harán reflexionar vuestro mal comportamiento, pero entended que os las doy con AMOR, con un amor paternal, como no lo tendréis nunca de un padre o de una madre de la Tierra.

Quizás por ahora no entenderéis la trascendencia de los acontecimientos que se os sobrevendrán; pero entended de corazón, que Yo os estaré cuidando y protegeré el alma de aquellos que en Mí confíen.

El Mal quiere terminar con Mi Obra, pero Yo no le permito obrar libremente; os hará daño, pero no más allá del que Yo permita y que será para vuestro bien.

Las fuerzas del Mal se han desatado porque saben que ya su tiempo está tocando el final de su reinado sobre la Tierra.

Aceptad con confianza los acontecimientos, porque Yo los estaré supervisando, serán para vuestro bien; pero unidos, los podréis disminuir o aún cancelar, todo dependerá de vosotros.

Usad de la Oración para vuestra propia conversión, para la de muchos y para vuestra protección contra las fuerzas del Mal.

LOS SECUACES DEL MALIGNO ESTÁN, JUNTO CON ÉL,

MANIPULANDO LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA PARA ATACAROS 

 Podréis contraatacarles con vuestra Oración unida y así Yo os podré proteger y juntos le quitaremos poder al Maligno y a sus secuaces.

Hijitos Míos mexicanos, contáis con una Madre que os ama infinitamente, que tiene un gran poder sobre Mí, porque Me presenta continuamente vuestras oraciones y peticiones como ninguna otra nación en la actualidad Me ofrece,

Pero así como tenéis una gran protección del Cielo por un lado, la envidia del Maligno trata de contraatacar tanto amor y tanta bendición Nuestra, por el otro.

No temáis, confiad en vuestra Madre Santísima de Guadalupe, que Ella os está cuidando, pero JUNTOS a Sus peticiones para que podáis vencer las fuerzas del mal que se han desatado sobre el pueblo mexicano.

Sólo vuestra Oración podrá vencer lo que algunos en lo secreto, están haciendo unidos al Maligno, para atacaros, para atacar a vuestra patria, a vuestra familia, a vuestro Dios.

Ya os disteis cuenta cómo con la oración unida lograsteis el cambio en vuestra patria, pero sabed que el Maligno nunca se da por vencido, él sigue atacando y sus secuaces le dan fuerza con sus oraciones satánicas.

Su poder aumenta cuando vuestras oraciones disminuyen.

La lucha es continua, si ganasteis un escalón, él tratará de tiraros de él.

Estad atentos continuamente ya que él es muy sagaz y se aprovecha de vuestra tibieza.

Luchad con las armas de los sacramentos y de la Oración, para que podáis, no sólo restituir la paz y el amor en vuestra patria, sino en todo el Mundo.

Yo os bendigo y os envío a Mi Santo Espíritu para que de El toméis la Sabiduría y la Fortaleza que necesitaréis en el tiempo inmediato por venir

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/