Archivos de etiquetas: felicidad

F113 EL PRIMER PADRE NUESTRO


Y EL VERBO SE HIZO CARNE…

“Por aquellos días salió un decreto del emperador Augusto, por el que se debía proceder a un censo en todo el imperio. Éste fue llamado ‘el primer censo’, siendo Quirino gobernador de Siria.  Todos pues empezaron a moverse para ser registrados cada uno en su ciudad natal. José también que estaba en Galilea, en la ciudad de Nazaret, subió a Judea, a la ciudad de David, llamada Belén; porque era descendiente de David; allí se inscribió con María su esposa que estaba embarazada. 

“HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR, HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA…”

Mientras estaban en Belén, llegó para María el momento del parto y dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, pues no había lugar para ellos en la sala principal de la casa.

En la región había pastores que vivían en el campo y que por la noche se turnaban para cuidar sus rebaños. Se les apareció un Ángel del Señor y la Gloria del Señor los rodeó de claridad. Y quedaron muy asustados.

Pero el Ángel les dijo: ‘No tengan miedo pues yo vengo a comunicarles una buena noticia, que será motivo de mucha alegría, para todo el pueblo: hoy en la ciudad de David, ha nacido para ustedes un Salvador, que es el Mesías y el Señor. 

Miren cómo lo reconocerán: hallarán a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre.’ De pronto una multitud de seres celestiales aparecieron junto al Ángel y alababan a Dios con estas palabras: ‘¡Gloria a Dios en lo más alto del Cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su Gracia!’

Después que los ángeles se volvieron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: ‘Vayamos pues hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha dado a conocer.’

Fueron apresuradamente y hallaron a María y a José con el recién nacido acostado en el pesebre.  Entonces contaron lo que los ángeles habían dicho del Niño. Todos los que escucharon a los pastores quedaron maravillados de lo que decían. María por su parte, guardaba todos estos acontecimientos y los volvía a meditar en su interior. Después los pastores regresaron alabando y glorificando a Dios, por todo lo que habían visto y oído, tal como los ángeles se lo habían anunciado.

Cumplidos los ocho días, circuncidaron al niño y le pusieron el Nombre de Jesús, nombre que había indicado el Ángel antes de que madre quedara embarazada.” (Lucas 2, 1-21)

María revela:

Mi José era un hombre santo.

Desde que Dios le descubrió su secreto y le dio la misión de cuidar a su familia, no hubo un hombre más amoroso y tierno.

¡Con qué diligencia y solicitud, cuidó siempre de Jesús y de mí!

Cuando llegamos a Belén, su mortificación fue muy grande al no encontrar posada.

Y en la fría gruta en la que nos alojamos por fin, trató de hacer acogedor aquel pesebre.

Él se quedó junto a la entrada e hizo una hoguera para atenuar el intenso frío de aquella noche invernal.

Yo me retiré al fondo de la gruta y los dos nos arrodillamos a orar.

La Oración era la reina de nuestras ocupaciones;  nuestras fuerzas, nuestra luz, nuestra esperanza. Si en las horas tristes era consuelo, en las alegres era un cantar.

Era el alimento de nuestra alma, que nos separaba de la tierra,  del destierro; y nos llevaba a lo alto, hacia el Cielo, hacia la Patria Celestial.

Nos sentíamos unidos a Dios cuando orábamos, porque nuestra plegaria era adoración verdadera de todo nuestro ser, que se fundía en Dios adorándolo y que era abrazado por ÉL.Las plegarias son vivas, cuando están alimentadas del verdadero amor y del sacrificio.

La Oración era nuestro alimento, ¡TODO!

Y sumergidos en aquella profunda adoración a nuestro Padre y Creador…

Di a luz al Verbo de Dios.

¡De cuánta riqueza se despojó Eva!

Al ser desconocedora de culpa, tampoco conocí el dolor de dar a luz como las demás mujeres.

Un éxtasis fue la Concepción de mi Hijo.

Y un mayor éxtasis su Nacimiento.

ÉL, que vino para ser la Luz del Mundo, inundó en un mar de luz aquel lugar.

Y fue aquella luminosidad la que percibió José, cuando me vio arrodillada…

Cuando con lágrimas y sonrisas besaba a mi Niño Divino.

Mi José sintió una gran Alegría y un gran Dolor.

Felicidad y Dolor fueron como un puñal en su corazón, al verlo a ÉL…

La Voz del Padre hecha Carne entre mis brazos…

Aniquilándose por amor, hasta la condición de un pequeñín con voz de corderillo.

Un bebé totalmente indefenso…

Felicidad al ver las profecías realizadas.

Dolor al contemplar al Altísimo Padre, Creador del Universo…

En aquella miserable gruta; en medio de la pobreza más extrema…

Y que él sólo podría proteger con su pobre oficio de carpintero…

Yo amaba profundamente a mi esposo de la tierra.

José estaba temblando empavorecido, cuando le ofrecí abrazar a Jesús y murmuraba:

‘¿Yo? ¿Me toca a mí? ¡Oh NO! ¡NO soy digno! ¡Imposible tocar a Dios!’

Sin embargo sus lágrimas también mojaron el rostro infantil de mi Hijo…

Cuando lo estrechó contra su pecho varonil, para protegerlo del frío…

Mientras yo corría por los pañales y los lienzos, con los que cubriría su delicado cuerpecito de bebé, que estaba envuelto en mi velo.

Dimos gracias al Eterno y EL PRIMER PADRE NUESTRO, lo pronuncié yo en aquel momento…

Teniendo levantado entre mis brazos a mi Cordero Divino.

Venido al Mundo para ser sacrificado y dar vida a los muertos en el espíritu.

El ‘HÁGASE TU VOLUNTAD’ brotó de mis labios llorando…

Porque conocía el destino de mi Creatura Divina…

Las Profecías estaban ante nosotros,

Cumpliéndose, también en mí…

EL VARÓN DE DOLORES MENCIONADO POR ISAÍAS,

Estaba frente a nosotros Elevado hacia el Padre Celestial…

Y una oleada de amor atenuó un poco el Dolor de aquella Ofrenda.

Y me sentí arder en el fuego del Amor de Dios.

Superé el amor de creatura al amar con el Corazón de la Madre de Dios.

Dejé de ver a las creaturas con mentalidad de mujer…

Y empecé a verlas como Esposa del Altísimo y Madre del Redentor.

Aquellas creaturas eran mías. Los hombres también eran míos.

Fue entonces que también se inició mi Maternidad Espiritual y me convertí en Vuestra Madre…

¡Oh, hijitos míos tan pequeños y descarriados!…

¡Tan desobedientes y sin embargo tan amados!

¡TAN DOLOROSAMENTE MÍOS!…

Un Pesebre fue la primera cuna de Jesús.

Y envueltos en profunda Adoración sobre esa cuna…

Fue que nos encontraron los pastores que fueron avisados por los ángeles.

María termina de hablar y todos se quedan reflexionando en la enseñanza recibida.

Jesús dice que hay que reanudar la marcha y casi todos lo hacen en silencio.

Quieren guardar las palabras de la Virgen en el corazón.

Y llegan a la tumba de Raquel.

Todos se acercan a orar respetuosamente.

Después María dice:

–                     Aquí nos detuvimos José y yo… Está igual que entonces. Tan solo la estación es diferente.

En aquel tiempo era un día frío de Casleu. Había llovido y los caminos estaban lodosos.

Después sopló un viento helado.Los caminos se endurecieron y mi asnito caminaba con fatiga…

Jesús pregunta con ternura:

–      Tú madre mía, ¿No?

María lo mira con infinita dulzura y dice:

–         ¡Oh! Te tenía a Ti… La noche se acercaba y José estaba muy preocupado…

La gente se dirigía presurosa hacia Belén, chocando unos contra otros.

Y muchos se enojaban contra mi asnito, porque caminaba despacio, buscando donde poner las pezuñas.

Parecía como si supiese que Tú estabas ahí y que dormías la última noche en mi seno.

Hacía frío, pero yo ardía. Sentía que estabas por llegar.

Los Cielos bajaban sobre mí y yo veía sus resplandores.

Veía arder la Divinidad en su gozo, en tu próximo nacimiento. Y esos rayos me penetraban, me encendían, me abstraían de todo.

Frío, viento, gente… ¡De  todo!…

Pero yo sólo veía a Dios.

De vez en cuando sonreía a José que nos guiaba con cuidado y me envolvía en la manta, para que no me fuese a resfriar.

Yo sonreía a mi esposo que estaba muy afligido, para darle ánimos.

También a la gente que ignoraba que ya respiraba en el aire, el Salvador…Nos detuvimos aquí, para descansar un poco al asnito y para comer pan y olivas, nuestras provisiones de pobres.

Yo no tenía hambre; estaba colmada de alegría.

Emprendimos de nuevo el camino y os mostraré en donde encontramos al pastor.

De aquel campo a éste, vino Elías con sus ovejas.

Y José le pidió leche para mí.

Y allí en ese prado nos detuvimos, mientras Elías ordeñaba la leche caliente y restauradora.

Al llegar a la ciudad, era un mar de gente y de animales…  ¡Allí está Belén! ¡Oh! ¡Cómo lo amo! ¡Tierra querida de mis padres, que me dio el primer Beso de mi Hijo!

Te has abierto buena y fragante como el pan cuyo nombre tienes, (Belén significa: Casa del Pan) para dar el Pan Verdadero al Mundo que muere de hambre.

¡Mirad qué hermosa es la primavera! Pero también lo fue entonces, aunque los campos y los viñedos estaban desnudos.

Un ligero velo de escarcha resplandecía en las ramas limpias y parecía cubrirlas de diamantes.

De las casas salía humo. La cena se acercaba.

Todo era limpio y silencioso. Todo estaba en espera de Tí…¡Oh! De Ti hijo.

¡La Tierra presagiaba tu llegada!

Los betlemitas NO eran malos, aunque NO lo creáis; pero NO podían darnos hospedaje…

¡NO TODOS! ¡PERO CUÁNTOS!…

En los hogares buenos y honrados de Belén, se apretaban arrogantes como siempre, sordos y soberbios; los que todavía ahora lo son y que NO podían Sentirte… 

¡Cuántos fariseos, saduceos, herodianos, escribas, esenios, había!

¡Oh! El que ahora NO puedan entender, les viene desde entonces en que su corazón fue duro.Lo cerraron al Amor a aquella hermana suya, en aquella Noche…

Y permanecen en las Tinieblas.

Desde entonces rechazaron a Dios, al rechazarlo de su Amor al Prójimo.

Venid. Vamos a la Gruta. Es inútil entrar en la ciudad. Los mejores amigos de mi Niño ya NO están.

Basta la Naturaleza amiga, con sus piedras, su río, su leña para hacer fuego.

La Naturaleza que sintió la llegada de su Señor… Y la Naturaleza que Reacciona ante su Regreso…

Ved allí están las ruinas de la Torre de David,Oh! ¡Qué la amo más que un palacio! ¡Benditas ruinas! ¡Bendito río! ¡Bendita planta que como por milagro te despojaste con el viento de todas tus ramas, para que encontrásemos leña y pudiéramos encender el fuego!…

María baja rápida a la gruta atraviesa el riachuelo sobre una tabla que hace de puente, corre al lugar despejado en donde están las ruinas y cae de rodillas a sus umbrales. Se inclina y besa el suelo.

La siguen los demás, muy conmovidos.

El niño ha escuchado su maravillosa narración y la contempla absorto.

María se levanta y entra.

Observa todo con inmenso amor y una gran emoción…

Y dice:

–         Todo como entonces… Con excepción de que era de Noche.José hizo fuego en la entrada.

Sólo al bajar del asnito, sentí qué cansada y fría estaba yo.

Nos saludó un buey. Fui a donde estaba para sentir un poco de calor, para apoyarme en el heno.

José, aquí donde estoy, extendió heno para que me sirviese de lecho.

Y lo secó por mí y por Ti, Hijo; con el fuego que encendió en aquel rincón.Porque era bueno como un padre, en su amor de esposo ángel.

Y unidos de la mano, como dos hermanos extraviados en la oscuridad de la noche, comimos pan y queso.

Luego se fue allá para echar leña en la hoguera.

Y se quitó el manto para tapar la abertura.

En realidad, bajó el velo ante la Gloria de Dios que Descendía de los Cielos. Ante Ti, Jesús mío.

Yo me quedé sobre el heno al calor de los dos animales envuelta en mi manto y mi cobija de lana. ¡Querido esposo mío!

En aquella hora en que me encontraba temerosa ante el Misterio de la Maternidad; Hora en que la mujer primeriza ignora del todo y para mí, la hora de mi Única Maternidad.

Me encontraba sumergida ante lo ignoto del Misterio que sería ver al Hijo de Dios salir de mi carne mortal…

Y él, José; fue para mí como una madre, un ángel, mi Consuelo… Siempre.

Luego el Silencio y el Sueño envolvieron a José, para que NO viese lo que para mí era el Beso cotidiano de Dios: el Éxtasis.

Me adentré en un Océano de luz, de Alegría, de Amor, hasta encontrarme sumergida totalmente en Dios.

Entonces se oyó una voz de la tierra, ¡Tan lejana!…

Era un eco, un recuerdo de la tierra:

–                     ¿Duermes, María?

Es tan débil el alma, cuando se eleva en ese Abismo de Fuego, de Felicidad Infinita que es Dios… ¡Oh!…

¿Pero Eres Tú el que naciste de mí? O ¿Soy yo la que nací entre fulgores trinos aquella Noche?…

La Luz despertó a José y Tú, ¡Tú! Estabas sobre mi Corazón…

Sentada aquí, después de haberte adorado de rodillas, te amé.

Finalmente pude amarte sin las barreras de la carne.

Y de aquí me levanté para llevarTe al amor del que como yo, era Digno de amarte entre los primeros.

Y aquí entre estas dos columnas rústicas, te Ofrecí al Padre….

El PRIMER PADRE NUESTRO, brotó de mis labios…

Llorando de Felicidad y de… Dolor…

Y por primera vez estuviste sobre el pecho de José…

Que estaba aterrorizado de poder tocar a Dios.

Y lloraba de emoción…

Luego te envolví entre pañales y juntos te colocamos aquí.

Yo te mecía en mis brazos, mientras José secaba el heno en la hoguera y lo conservaba caliente, metiéndoselo en el pecho.

Después allí, ambos te adoramos. Inclinados sobre Ti, para aspirar tu aliento.

Para ver a qué grado puede conducir el Amor…  Para llorar lágrimas que ciertamente se vierten en el Cielo, al ver la gloria de Dios.

María al recordar aquella noche, ha ido y venido, señalando los lugares, llena de Amor. Con un parpadear de llanto en sus ojos azules.

Y con una sonrisa de alegría se inclina sobre su Jesús, que está sentado en una gran piedra… Y lo besa sobre los cabellos, llorando.

Adorándolo como en aquel entonces…

Ella continúa:

–        Y luego los pastores vinieron a adorarte aquí adentro con su buen corazón. Era el primer suspiro de la tierra que entraba con ellos. Era el Olor de la Humanidad, de rebaños, de heno. Que te adoraban con amor. Que te cantaban con cánticos que jamás repetirá criatura humana.

Que te amaban con el amor de los Cielos, en tu Nacimiento. ¡Oh, Bendito!…

María está arrodillada al lado de su Hijo y llora de emoción, con la cabeza apoyada sobre sus rodillas.

Nadie se atreve a romper el silencio.

Todos se miran entre sí…

Y se vuelve a escuchar la voz de María:

–         Este fue el Nacimiento de mi Hijo. Nacimiento infinitamente sencillo y grande. Lo he referido con mi corazón de mujer, NO con palabras sabias de un maestro. NO hubo nada más, porque fue la cosa más grande de la Tierra, Escondida bajo las apariencias más comunes.

María de Alfeo pregunta:

–                     ¿Y al día siguiente?

María contesta con su mirada evocadora y su dulce sonrisa llena de amor:

–          ¿Al día siguiente? Al día siguiente fui la Madre que amamanta a su Niño. Que lo baña. Que lo envuelve en pañales, como lo hacen todas las madres.

Calentaba el agua que tomaba del río cercano y bañaba a Jesús en una vieja jofaina. Y le ponía pañales limpios que lavaba en el río. Y luego ponía a mi Hijo sobre mi pecho y El bebía mi leche.

Se ponía cada día, más bonito y feliz.

El primer día, en la hora de más calor, fui a sentarme allá afuera, para verlo mamar.

Y a la luz del sol miré al Verbo Encarnado.

La Madre conoció entonces a su Hijo y la Sierva de Dios a su Señor.Y fui Mujer y Adoradora…

Después, la casa de Anna.

Los días que pasaste en la cuna. Tus primeros pasos…Tus primeras palabras…

Y la huída a Egipto…

Y María se sumerge relatando sus recuerdos en Belén…

Y sus oyentes la escuchan absortos.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

P261 UN NUEVO MUNDO


05 de Marzo de 2018

Habla Dios Padre

Los Cielos y la Tierra pasarán, pero Mis Palabras NO pasarán.

Hijitos Míos, con éstas palabras os quiero indicar lo eterno de Mi Obra, lo eterno de Mis Enseñanzas. La Vida Eterna en la que Vivo y que os comparto.

Vosotros habéis sido creados por Mí, con Mi Amor Eterno y habéis sido creados para gozar de Mi Amor y de Mi Vida Eterna, si así lo deseáis.

Mi primera intención al crearos, fue la de compartiros Mi Santa Gloria, Santo Amor, por el cuál todo vive y se desarrolla y posteriormente, para compartiros y regalaros un aumento de ésa Gloria…Como premio a vuestra libre elección y al buen término de vuestra Misión sobre la Tierra.

Mis Palabras son eternas, como Eterno Soy Yo. Mis deseos son eternos, como Mi gratitud para quién se dona a Su Creador, lo es.

Mis Promesas son eternas porque han sido dadas por vuestro Dios, de quién toda Verdad ha sido revelada.

Los Cielos pasarán, la Tierra pasará y Mi Ser subsistirá. Vosotros NO acabáis de entender de que vivís en un tiempo, tiempo efímero que terminará en algún día ya pensado por Mi, por vuestro Dios. La Eternidad es Mía y os la comparto, porque sois Mis hijos.

El Tiempo ha sido constituido, para la Salvación y Redención del Género Humano.

Y cuando Yo Mismo considere que esto ya se logró, el Tiempo desaparecerá y entraréis nuevamente a la Eternidad…

Y con ella el Gozo de Mi Corazón por teneros junto a él, para consentiros y amaros por toda la Eternidad, porque para ello fuisteis constituidos.El Amor es Mi Todo y TODO se desprende de él. Todas Mis Obras están envueltas en él y NADA sale de Mis Manos Creadoras, si NO está impregnado de Mi Amor.

Esta es una realidad en la que debéis profundizar. Debéis ahondar en ello, porque en ésta realidad todo se desenvuelve.

Las almas que han meditado en ello y lo han entendido; Me agradecen profundamente éste Misterio tan grande, éste regalo tan grande. Porque ellos mismos aún en la Tierra, ya se han dejado envolver en Mi Amor, lo cuál los llena de alegría…

Ya que cómo os he explicado, el Amor al NO ser Egoísta, al poseerMe inmediatamente se dona a los demás…

Y así notáis cómo ésas almas, que se han dejado poseer por Mi Amor, CAMBIAN  y se vuelven diferentes a la mayoría de las almas que los rodean.  

El Amor Verdadero produce hombres y mujeres verdaderos…

Porque sólo hay una verdad y ésa Soy Yo, vuestro Creador. Y si Mi Esencia es la del Amor,

Aquél que realmente AMA, VIVE envuelto en la Verdad.

Así es como Mi Pueblo Futuro será. Al vivir en el Amor Verdadero, vivirá por consiguiente, en la Verdad.

Cielos Nuevos y Tierra Nueva se os darán.Se les darán a todos aquellos que se dejen poseer por Mi Amor… Y con ello un Mundo Nuevo aparecerá ante vosotros…

Porque se vivirá en la Verdad. Ya NO habrán obstáculos para que Mi Vida Real se difunda a través de las almas. Pureza y Santidad serán vuestros distintivos, porque Mi Amor y Mi Verdad TODO lo purifican y lo santifican.

Cielos Nuevos y Tierra Nueva aparecerán ante vuestros ojos con la Segunda venida de Mi Hijo a la Tierra.

Todo antes de ello, TODO SERÁ PURIFICADO. Todo estará preparado para recibir a vuestro Dios, al Hijo del Hombre, en Su Santa Gloria.Los ojos de los escogidos verán y alabarán, junto con los Angeles del Cielo, la Majestuosidad de Su Ser.

Toda rodilla se ha de doblar ante Su Presencia Viva entre vosotros. Gozo inmenso habrá en vuestro corazón y vuestras lágrimas serán enjugadas, al daros cuenta de lo que antes padecisteis en el Pecado en el que vivisteis.

Veréis la Pureza en su máxima expresión y os daréis cuenta de la Misericordia de Vuestro Dios al haberos permitido gozar de ésos momentos divinos que tendréis.

Vida infinita dichosa se os comunicará. Y vuestro gozo se manifestará en infinito agradecimiento hacia vuestro Creador.Quién os permitirá gozar de todo aquello que se os fue anunciado desde la Antigüedad y que vosotros aceptasteis y escogisteis como verdad suprema, en vuestro corazón.

Por fin los anhelos de vuestro corazón se verán colmados, al ver cómo la Verdad Revelada se os hará tangible.

Podréis ver por fin, cómo en la Presencia de Mi Hijo, se realizarán todas Sus Promesas. Se os dará el Conocimiento Pleno, el cuál antes vivía en vosotros por la Fé de vuestro corazón…

Y ahora lo podréis vivir y gozar, ante la Presencia Infinita y Verdadera de vuestro Dios.

Podréis vivir por fin, en la Fraternidad Celestial de la cuál venís.La Vida de Amor que se Derramará sobre vosotros, ES la que debisteis haber tenido desde el Principio de los Tiempos, pero que fue suspendida por el Pecado Original.

Por fin, TODO volverá a ser cómo fue pensado por Mí vuestro Dios, desde antes de que fuerais.

Los Raudales de Amor de Mi Corazón, inundarán todo el Orbe y al Universo entero.

La Vida se manifestará como realmente ES.  

El Pecado y el Mal serán abolidos por un Tiempo…

Y gozaréis de la Herencia de vuestro Dios por ése tiempo, antes de la Eternidad que os envolverá después. 

Confiad en vuestro Dios y vivid bajo Sus Designios desde ahora. Aumentad vuestra Fé viviendo ante Mi Presencia continuamente. Viviendo vida de Gracia y vida de Amor.

Vida Fraternal Divina en la que vuestro único apoyo sea Yo, vuestro Dios.

Todo Alimento Divino para vuestra alma, para su mejor crecimiento y búsqueda de su plenitud, Viene de Mí.

Quién a Mí se acerca con humildad, con confianza, con amor; recibirá de Mí el ciento por uno.

Porque el que a Mí se acerca y se llena de Mí, repartirá a sus hermanos…

Y Yo vuestro Dios, Me derramaré más abundantemente.

NO se puede recibir Amor, Vivir en el amor, sin dar Amor. 

 El Amor ES DINÁMICO. Y si ahora NO se vive en el Mundo Mi Amor, ES porque NO lo habéis aceptado en vuestro corazón…

Y si NO lo habéis aceptado, NO lo podéis hacer Vida. Y si NO lo hacéis Vida, NO lo podéis Transmitir a los demás.

NO hay otra razón por la cuál NO estáis cómo debierais estar, LLENOS DE MI AMOR todos vosotros.

Vuestro Mundo cambiará, cuando cada uno de vosotros ME ACEPTE incondicionalmente en su corazón, Me Viva y Me Transmita… Porque ésta será la forma de ser de la Vida Futura que os espera…

Que Mi Hijo os Enseñe lo que se vivirá en Su Segunda Venida. Porque la Respuesta a vuestras plegarias, a vuestras necesidades y la rehabilitación de vuestro Mundo; está en vuestro corazón.

Al aceptarMe  estáis aceptando Mi Amor, Viviéndolo de corazón y Transmitiéndolo a vuestros hermanos en Cristo Jesús, Mi Hijo bien amado por Quién Me dí a todos vosotros.

NO es mucho lo que os pido: Sólo Amor. O ¿Acaso se os hace muy difícil este Remedio?

Mis deseos siempre son sencillos, Mis Leyes también lo son.

YO nunca impongo y Sí os ruego por vuestro cambio…

Y siempre lo hago por medio del Amor.  Dad y se os dará… Compartid y recibiréis a manos llenas. Yo Soy así, DOY mucho más de lo que vosotros dais. Esta es la gratitud con la que un Dios paga a Su creatura, que atiende Sus Palabras y a Sus Deseos.

“Haced la prueba y veréis que bueno es vuestro Dios”.(Salmo 33) Hijitos Míos, os he querido llevar con éstas Enseñanzas al Conocimiento del Amor, Vida que da vida a vuestro ser y a todo el Universo.Os he querido hacer vivir y entender la Vida que debéis llevar ahora en el Mundo; para que vuestro paso de regreso a Mi Reino sea natural, bello. Sin turbaciones NI miedos ocultos.

Porque Yo ya os he mostrado la vida que llevaréis en lo futuro, para toda la Eternidad, en el Reino de los Cielos.

Ya que al vivir en el Amor y en Fraternidad ahora, NO tendréis ningún cambio en vuestra Casa Eterna, al regresar a Mí.

La situación que estáis viviendo ahora, es el resultado de la lucha de las Fuerzas del Mal contra Mis Fuerzas de Amor.Por desgracia esto NO debiera ser así, Si el Amor que Todo lo vence y todo lo puede, viviera más esparcido en vuestro Mundo.

Así como en una guerra hay soldados enemigos y soldados protectores de los bienes de su Rey…

Ahora tenéis en vuestro Mundo muchos de Mis hijos que se han vendido a las Fuerzas del Mal y esto hace que la Batalla sea más dura y más destructiva.

Si vosotros, todos los que ahora vivís en el Mundo Me pertenecierais en cuerpo y alma… El Maligno NO tendría fuerza alguna.El Infierno NO podría atacar a la Gracia que viviendo en cada uno de vosotros, sería como una ola pequeña, golpeando a un muro fortísimo.

El golpeteo sería suave y NO destructivo. Pero por desgracia muchos de vosotros Me habéis dado la espalda total o parcialmente, lo cuál le da poder al Mal para tratar de liquidar al Amor que realmente os habita.

Vuestra vida se ha vuelto monótona, NO buscáis nueva vida que os haga sentir las maravillas que a diario os concedo.   Os embebéis en los problemas que el Mal causa en el Mundo y NO os fijáis siquiera, cómo Yo os sigo protegiendo a pesar de vuestras dudas y traiciones.

Debido a vuestra débil fuerza espiritual, le dais demasiada atención a lo que sucede en vuestro Mundo sin ver la realidad espiritual, que es la que está moviendo los acontecimientos. 

Véis sólo la destrucción material y NO os fijáis, NI entendéis, NI os importa ya, la destrucción espiritual. De que os sirve un Mundo bello, con paz aparente, si vuestro corazón vive en la zozobra y en el Mal.

Vuestro cambio, tanto para vuestro Mundo, como para vosotros mismos, debe venir de vuestro corazón. Ya os lo he dicho anteriormente, pero NO lo aceptáis NI lo vivís.Ya NO hay confianza en vuestro corazón ni aún en los que son Míos.

Véis la destrucción general, véis la fragilidad de la economía mundial, véis la inseguridad de los gobiernos…

Véis a la humanidad que vaga errante sin rumbo fijo, como veleta que se mueve según os quieren mover, las insidias del Mal.

Las noticias que él manipula por medio de sus secuaces se vuelven vuestra pauta de vida.

Os movéis según él os quiere mover y NO os movéis como debierais, siguiendo la justa razón que Yo he puesto en vuestro corazón y bajo la moción de Mis Leyes y Decretos de Amor.NO os guiáis más por la caridad. El miedo y la duda, armas poderosísimas del Maligno, alteran vuestro comportamiento como hijos de Dios. Os dejáis manipular según su conveniencia y NO la Mía.

 Os volvéis enemigos de vuestros hermanos, protegiendo “vuestros intereses materiales” y NO protegiendo lo que más debierais de proteger: Mi Voluntad, vuestra espiritualidad, vuestra vida interior, la cuál es mucho más valiosa que todas las joyas de vuestro Mundo.

Hijitos Míos, estáis viviendo las Horas Siniestras del Mal, el cuál quiere terminar con Mi Obra Divina, en donde vosotros sois protagonistas principales, ya que al destruir vuestra alma, destruye una parte de Mí. 

Las horas obscuras se acercan. Horas como las de la Pasión Redentora de Mi Hijo Jesucristo, en donde Él fue abandonado aún por los suyos. Mi Representante en el Mundo, el Santo Padre sufre y ha de sufrir más al ver lo que se ha de desenvolver en Mi Iglesia, la cuál HA SIDO TOMADA por las Fuerzas del Mal.

Os he pedido mucho que acudáis a Mi Santo Espíritu para que os provea de Sus Dones y especialmente el Don de Discernimiento, el cuál os ha de indicar lo que deberéis aceptar…

Y os hará ver espiritualmente, lo que os conviene a vuestra vida espiritual y lo que es Engaño del Mal. Veréis y viviréis situaciones nunca antes vividas por el ser humano…

Cuando amamos a Dios sobre TODAS LAS COSAS, Satanás se encarga de volver genuina esta Decisión…

Pero para ello, para protegeros, también tendréis Mi Fuerza y Mi Poder en el Amor como nunca antes se ha tenido. Yo NO desprotejo a Mis hijos en ningún momento.  

Siempre os daré mucho más de lo que necesitaréis para cumplir vuestra misión en la Tierra…

Y ahora que los Tiempos van a ser determinantes para vuestro Mundo y para muchas almas, os proveo con Mi Gracia Omnipotente.

NO dudéis, NO os dejéis vencer por la DUDA que el Maligno disemina como cáncer destructivo entre todos vosotros.

Debéis atacar éste cáncer destructivo con la Confianza basada en la Fé ciega a Mi Palabra y en Mi Amor.

Si vosotros vivierais atenidos a Mi Voluntad, aceptando con docilidad Mis Indicaciones, él NO podría nada contra vosotros. 

Pero permitís entrar la Duda en vuestro corazón y así os vence fácilmente.

Ya os había Yo dicho anteriormente que en el tiempo por venir, en el momento Culminante de la lucha, cuando todo pudiera faltar, NO os faltará nada de Alimento, NI en lo material NI en lo espiritual.

MATEO 6,26

¿Por qué os apegáis tanto a los bienes materiales, si vuestra vida se debiera basar en los bienes espirituales?

¿Aún NO os dais cuenta que lo espiritual mueve y ordena a lo material?

¿NO os demostró Mi Hijo Jesucristo con Sus Milagros, que todo lo material es alterable por lo espiritual?

Tenéis Mis Enseñanzas en el Santo Libro. Tenéis Mi Vida en él, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Tenéis infinidad de ejemplos a través de la vida de las almas santas de la Tierra, quienes por medio del Nombre de Mi Hijo Jesucristo, realizaron infinidad de milagros, que NO son otra cosa que Mi Poder Espiritual afectando a las Leyes Naturales. 

Y aún así, teniendo todo éste Legado Divino de siglos, ¿Os dejáis vencer por la DUDA del Mal?

Hijitos Míos, éste ya no es tiempo para dudar, éste ya es tiempo para escoger si queréis vencer en la Fé y en el Amor y lograr un Mundo Nuevo en el cuál he de reinar Yo, vuestro Dios.

U os daréis por vencidos por vuestra falta de Fé y de espiritualidad y así el Mal os hará vivir  como esclavos del error y destrucción, por el resto de vuestra vida. Debéis entender claramente el concepto de vuestra vida actual, el concepto espiritual, en donde lo espiritual afecta a lo material. Vuestro Mundo ahora se está viendo afectado por la fuerza espiritual del Mal…

Y vosotros podríais cambiarlo todo si lograrais uniros como hermanos y orar junto Conmigo en la persona de Mi Hijo Jesucristo y con el Amor de Mi Santo Espíritu.

Tenéis en vuestro corazón la fuerza poderosísima de la Oración, ya os lo he dicho antes. Pero si véis que los Acontecimientos se siguen poniendo cada vez más difíciles, es por vuestra falta de Fé y de Oración.

La vida en el Mundo se desarrolla según la espiritualidad del alma. ¿No cambió a TODO el Mundo el pecado de vuestros Primeros Padres?Todas las Leyes se alteraron por una falta espiritual.

Se vivió en la Obscuridad por muchos siglos hasta que vino Mi Hijo Jesucristo y ése otro acto espiritual, el traeros la Luz de la Verdad, volvió a cambiar a todo el Mundo.

Se le arrebató al Mal el poder que tenía, debido a la Presencia Divina de Mi Hijo en el Mundo.

Ahora estáis en los Albores de un Nuevo Cambio, en donde va a ser el Amor en pleno el que dará un nuevo giro a todo lo creado.

Pero el que se acelere o se retarde, dependerá de cada uno de vosotros.Cada uno de vosotros ha de vencer su humanidad para darle vida libre al Espíritu que habita en vosotros. Al abandonaros a Mi Voluntad el Espíritu actuará…

Y así, nuevamente lo espiritual alterará a lo material, pero sólo cuando lo entendáis con humildad y con donación libre de vuestra voluntad a la Mía, será cuando todo se realice.

Pero NO busquéis cambio de vida para un momento, como os sucede a veces que os proponéis algo, lo lográis y volvéis a ser como erais antes. ¡NO!, ahora el cambio será para la Vida Eterna.

Un Nuevo Mundo se os dará, pero todos vosotros como habitantes de él, debéis uniros como hermanos protegiendo, custodiando y respetando los bienes de vuestro Padre. Bienes que se os han concedido para vuestro bien físico y espiritual.  Ahora es cuando os debéis de dar cuenta plena de que, siendo el Mundo vuestro hogar actual, que está siendo atacado por el Ladrón que se quiere robar lo más preciado que tenéis,(LAS ALMAS) debéis uniros para protegeros unos a otros.

Es vuestro hogar, es el bien que os he entregado para cuidar y del cuál deberéis dar cuentas. Pero NO sólo de lo material que hay en él, sino de cada una de las almas que en él habitan, ya que NO estáis separados los unos de los otros.

Lo que a uno de vuestros hermanos afecte, afectará a todos o a muchos. O ¿Acaso NO os habéis dado cuenta cómo el pensamiento de uno ha afectado a pueblos enteros?

O ¿Cómo el mal ejemplo de algún hermano vuestro, idealizado a través de los medios de comunicación, han alterado el pensamiento mundial? O ¿Cómo ideologías extrañas y convenencieras os han afectado…?

IDOLATRÍA a la Muerte, en una combinacion de Némesis con la diosa fortuna

¿Y que al través del tiempo os habéis dado cuenta, cómo actualmente os han afectado en vuestra vida familiar y social?

Así es como uno sólo de vosotros puede afectar a todo el resto del Mundo, para Bien o para Mal. Por ello como hermanos, viviendo en el mismo hogar, deberéis reprender con amor y evitar que se difunda el Mal que el Demonio imprima en el corazón de algunos, que a él se vendan.

El Espíritu de Discernimiento os debe guiar en vuestra vida, apoyados en la Fé, en el Amor, en la Pureza, en la Sabiduría y en las demás virtudes.

Si vivierais apoyados en ellas, vuestro Mundo, vuestro hogar terreno sería una Prolongación real de Mi Reino, de vuestro Hogar Eterno.

Hijitos Míos, apoyaos en Mi, apoyaos en la Verdad, ved la realidad espiritual que está afectando a vuestro Mundo.Para construir una nueva vivienda, se tiene que demoler la anterior, vieja y caduca.

Ahora os voy a construir el Nuevo Mundo, pero vosotros Me deberéis ayudar con vuestro cambio espiritual, el cuál afectará favorablemente a la construcción de éste Nuevo Mundo.

AyudadMe y ayudad a todos vuestros hermanos que vivís en el mismo Hogar Terreno y entre vosotros Mis hijos y Yo, vuestro Padre, construiremos nuestro Nuevo Hogar…

En donde Yo viviré con todos vosotros y en él Me veréis como Padre y Yo os tendré como a Mis hijos bajo el mismo techo.

Salvando a los imposibles…

Orad intensamente para vencer al Mal y a sus secuaces. Aún por ellos pido Salvación y depende de vuestra espiritualidad en el amor fraterno, el que Yo pueda salvarlos; afectando con amor su actuación en el Mal.

El Espíritu TODO lo puede, porque vive del Amor.

Porque es el afán de lucha, el afán de mantenerse en estado de Gracia, el afán de vencer vuestros pecados y ser mejores, ES lo que va a hacer que vosotros os ganéis la Gloria Eterna.

La lucha es continua Mis pequeños, aquí en la Tierra. Los ataques de Satanás contra vuestra persona, contra vuestra alma, contra todo lo bueno es continua…

Y vosotros debéis estar atentos a ésta lucha contra Satanás y sus secuaces, que hacen contra vosotros. Debéis estar atentos, porque la Lucha es encarnizada y sutil.

Vosotros creeréis quizá en algún momento, que NO es tan malo lo que estáis viendo o lo que estáis haciendo o lo que estáis pensando, porque una gran mayoría así lo hace.

Veis gente que triunfa, que tienen recursos económicos más poderosos que los vuestros y creeréis que todo lo que ellos hacen está bien hecho.

Lo veis también en personas famosas y así os van llevando hacia el Mal, porque ellos son ejemplo ante la Humanidad.  NO, Mis pequeños. NO siempre el ser ejemplo y lo que den vuestros hermanos con la fama que se hayan obtenido, van a hacer que sus obras sean las correctas.

Siempre deberéis actuar bajo Mi Protección, bajo el Discernimiento Divino; para que os deis perfectamente cuenta si vuestros hermanos realmente están actuando según Mis Leyes, Mis Virtudes y Mi Amor.

Como os dije, el ataque es continuo y vuestra lucha tiene que ser continua por manteneros en la Vida. En la Vida que Yo os doy y que os he enseñado.

Aquellos que se dan por vencidos, aquellos que YA NO luchan, que YA NO se levantan, que YA NO Me piden su Protección; protección para su alma, protección para a su cuerpo, protección para sus pertenencias, protección para su familia.YA SON ALMAS MUERTAS. 

 Almas vencidas, almas que NO quieren estar Conmigo, que prefieren dejarse llevar por la Corriente del Mal, para NO ser ya atacadas por el Mal.

Se dejan llevar como muchos hermanos vuestros se han dejado llevar por esa corriente.

Corriente que a veces les va a traer un bienestar económico, un bienestar social; pero será efímero, Mis pequeños; como efímera su vida será aquí en la Tierra y de mucho Dolor en la Vida Eterna.

Estas almas YA NO luchan, a pesar de que están viviendo en el Mal; que saben que su Obrar, su pensar, su decir… Es malo, es pecaminoso; LES ESTÁ DESTRUYENDO, pero se han dado ya por vencidos.

Orad por ellos Mis pequeños, para que tengan ésa Fuerza que a vosotros os he dado en la Lucha constante contra las Fuerzas del Mal.

Me tenéis a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios…

Tenéis todas las fuerzas del Cielo, todas las Potencias que Yo he dejado ahí, para que sean tomadas por vosotros, que sois débiles y que podéis caer en cualquier momento.

Tened mucho cuidado Mis pequeños, porque si vosotros estáis luchando, Satanás os atacará más para tratar de venceros y dejaros débiles y abatidos.NO permitáis esto en vuestra vida, en vuestra conciencia, en vuestro corazón, Mis pequeños. Luchad, luchad, porque éste afán de lucha es lo que os llevará al triunfo final.

Seréis también juzgados por el estado de Gracia en que os encontréis en el momento en que Yo os mande llamar.

Yo respetaré a aquellas almas que luchan constantemente. Yo, que Soy Bondad Infinita NO os mandaré llamar cuando estéis en pecado grave, si veo que durante vuestra vida aunque hayáis caído…

Hayáis luchado por levantaros y por mantener vuestra alma el mayor tiempo posible en estado de Gracia.

Yo permitiré que vosotros os arrepintáis a tiempo, para que lleguéis a Mí. Soy un Dios Justo, un Dios Bondadoso, un Dios y Padre que mira por Sus pequeños; NO desconfiéis nunca de Mis Bondades y de Mi Amor.

Siempre estaré protegiéndoos contra los ataques de Satanás y os repito nuevamente y os pido de Corazón, ORAD. Orad fuertemente por aquellas almas que se han dejado ya vencer por las Fuerzas de Satanás.

Yo os Bendigo en Mi Santo y amoroso Nombre, en el de Mi Hijo, Verbo Encarnado por Quién habéis conocido Mi Pensamiento y en el del Espíritu de Amor, en la moción de los corazones abiertos a Mi Amor.

Y como Amor y Vida, os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón.

http://diospadresemanifiesta.com/

F102 CREDO 17


LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS

“El apostolado es una misión sublime, que no termina hasta que la muerte sella nuestros labios. El Don de la palabra concedido por el Espíritu Santo, sigue tocando almas y transformando corazones y vidas…”

En la prisión, Regina continúa enseñando a los catecúmenos arrestados junto con ella…

Y su voz argentina resuena entre aquellos murallones:

La Comunión de los Santos es un Misterio de Fe.

Y para comprenderlo es necesario tener una Fe Viva y operante.

Humildad, Esperanza y Amor, ya que por ser completamente sobrenatural. Sólo con el alma viva, es posible llevarlo a un plano real, concreto y práctico: porque es indispensable VIVIRLO.

¿Qué es la Comunión de los Santos?

Un cuerpo humano perfecto en su forma externa, tanto como en su estructura interna.

Sin la circulación de la sangre, no es más que un cadáver.

En el Cuerpo Místico de Cristo, la Comunión de los Santos es el prodigio circulatorio que lo mantiene con Vida.

Y surgió de la Inmolación de Jesús sobre la Cruz.La Iglesia es la Familia de Dios y si en cualquier familia ordenada en el Amor, cada miembro que la constituye debe contribuir al bien común en un intercambio de bienes dados y recibidos en una comunión armoniosa.

En la Familia de los Hijos de Dios, esto debe darse en un grado infinitamente superior.

Esta Gran Familia de los Hijos de Dios está formada por los militantes de la Tierra, cuya cabeza visible es el Papa Benedicto XVI…

Y ahora el Papa FranciscoI.

Los purgantes en espera en el Purgatorio y los Bienaventurados en el Paraíso.

Es una realidad espiritual grandiosa, viva, verdadera y operante en el Cielo y en la Tierra.

Y para el que vive esta realidad maravillosa y se sabe miembro de la Familia Divina, le pasa lo mismo que a las familias de la Tierra, cuando algunos miembros se separan para ir a tierras lejanas.

Amamos a los que viajan a otros continentes y no por haberse ido, dejamos de sentirlos nuestros y queridos.

Y cuando la nostalgia nos invade, tomamos el teléfono y con solo oír su voz, consolamos nuestro dolor por su ausencia.

Si se nos comunica que le falta dinero o tiene alguna necesidad, inmediatamente usamos el medio a nuestro alcance para remediarla y buscamos de todas las formas posibles su bienestar y su felicidad, hasta que sea posible reunirnos de nuevo.

Si este familiar nuestro hubiese decidido tomar una excursión  a Tierra Santa y mientras él está allá, nos enteramos de que se desató una guerra entre Israel y Siria…

Al seguir angustiados todos los acontecimientos por la televisión. Y al recibir una llamada por su teléfono celular, nos enteramos de que el ser más querido para nosotros, fue tomado como rehén y verdaderamente la está pasando muy mal con los terroristas.

Si pudiésemos transmitir nuestros pensamientos y señalarle la vía de escape, proporcionándole también las armas y los recursos para lograrlo, ¿No lo haríamos?…

¡Claro que sí!

Pues esto es exactamente lo que hizo Jesús al señalarnos el Camino de la Salvación; proporcionándonos las armas y los recursos para volver a Dios.

Y el papel fundamental de la Comunión de los Santos para conseguirlo, Satanás lo conoce muy bien y por eso dio su golpe maestro al borrar de un plumazo, la invocación de este Dogma en la Oración del Credo y lo eliminaron a partir del Concilio Vaticano II.

La mayoría de los cristianos ignora las maravillas que contiene este misterio santo… Y lo ha sustituido con el fruto venenoso y mortífero del ESPIRITISMO.

Saciando de esta forma el hambre espiritual y el deseo de aliviar el Dolor por la pérdida de los seres queridos.

Sin el Don del Discernimiento, es muy fácil caer en la trampa satánica de la New Age y terminar guiados por ángeles malignos.

Con este engaño colosal; extraviando las almas, para arrancarlas de Dios y condenarlas eternamente con él en el Infierno.

Al ser un Misterio de Fe, cuando se deja de creer en él, lo desaparece y lo vuelve inofensivo.

Para aprovechar la Fuente de gracias, estupenda y maravillosa que hay en la Comunión de los Santos, tanto por su naturaleza como por los efectos que produce y utilizar los recursos espirituales y aún materiales.

Para no desperdiciar las oportunidades de hacer el bien, tanto personal como comunitario, fortaleciendo la Iglesia; debemos orar y pedirle a Jesús que nos guíe.

Para que fructifique este Tesoro de inmensa riqueza espiritual y que es una de las más sólidas columnas, para que la Iglesia prevalezca.

Porque sólo así los hijos de Dios de las tres Iglesias: Triunfante, Purgante y Militante, viven en una común voluntad de conocerse, amarse y ayudarse.

Podrán hacer más fuerte y compacta la solidez del Cuerpo Místico, especialmente en la batalla contra las Fuerzas del Infierno, que son como las olas de un mar en tempestad: no se desaniman nunca y van y vuelven como las olas que se estrellan contra el farallón.

¿CÓMO SE PUEDE VIVIR ESTE MISTERIO?

CONOCIÉNDOLO.

firmes-en-la-fe-color

ES LA FE, LA QUE VUELVE OPERANTE ESTE DOGMA.

La Comunión de los Santos es el Amor en Acción.

Dios ha dotado a su Gran Familia con riquezas de Potencia Insondables y fundamentadas en la Fuerza Invencible de un Amor Infinito y Eterno.

Los que han partido ya no pueden vivir por Fe. Ellos ven la realidad en toda su verdad y por eso la Fe del hombre es la que vuelve operante este Dogma.

Los esfuerzos que el hombre debe realizar para vivir esta sublime Verdad, son poner a trabajar todas las potencias del alma usando la inteligencia para buscar el origen y el conocimiento de lo que representa este magnífico Don del Amor del Padre, así como los efectos que produce en quién lo vive.

Creyendo firmemente y sin limitaciones.

Ejercitando la Caridad para que las obras logradas, rindan copiosos y abundantes frutos.

Ejercitando la Esperanza, que es como una luz que hace vislumbrar la vida futura y vuelve el amor más activo en beneficio de todos.

No basta el Don de la Vida, es necesario vivirla. Y esto se aplica a la vida física, intelectual o espiritual. ¿Para qué sirve una vida no vivida?

Los hermanos nuestros que ya han cumplido su peregrinación por la tierra en su existencia temporal, no están ajenos a nosotros y se encuentran más cercanos, que el que va de viaje a otra ciudad.

Solo un tenue velo es el que separa el mundo espiritual del material y es el que nos impide ver su proximidad.

Ellos no están inertes o pasivos en relación a nosotros.

Las almas de los vivientes con las de los ‘vivos’, en el Cielo y en la Tierra, están unidas por lazos incorpóreos…

Y podemos intercambiar palabras y caricias, para hacer menos triste nuestra existencia y más feliz nuestra Morada.

angel purgatorio almas

Esta comunión dichosa de los espíritus, junto con los Purgantes en el Purgatorio, de aquellos que por más que hayan cambiado de forma y de naturaleza, no han dejado de existir y aman como en vida no habrían podido amar, porque aman en Dios.

Viven en un estado de vida más perfecto, que el que vivimos en esta tierra. Y aman y toman parte en la medida de la perfección alcanzada, en todos los acontecimientos del Cuerpo Místico de Jesús.

Pero ellos están limitados por la voluntad del hombre. Al igual que Dios, no pueden sobrepasar la libertad y solamente cuando son invocados y solicitados por la Fe, pueden intervenir.

Ellos están atentos y miran todos los acontecimientos que se desarrollan en nuestra lucha contra el Maligno.

Son ayudas poderosísimas cuando las almas lo solicitan y a las que se unen con el amor de Fusión, en el río de Gracia que circula dando la Vida.

Ellas comunican todas las potencias de que disponen, haciendo más fecunda la obra de los corredentores.

LA IGLESIA TRIUNFANTE

La vida continúa después de la tumba y todos los que nos han precedido en la Fe, estando en el Purgatorio o en el Paraíso, nos continúan amando con un amor más puro, más ardiente, más perfecto.

Y los anima el deseo de ayudarnos a superar las duras pruebas de la vida, para que lleguemos como ellos que ya han llegado, a la meta que es el fin de la vid misma.

Ellos ya conocen porque los están viendo, los peligros que asechan a nuestras almas.

Pero la ayuda que pueden darnos está condicionada a la medida de nuestra Fe y nuestra libre voluntad, para acercarnos a ellos a través de la Oración.

El Paraíso es algo inefable; tan grandioso y maravilloso que no hay palabras humanas para poderlo explicar. Y la inteligencia humana es demasiado limitada, para poderlo comprender.

En el paraíso no hay posibilidad ni de crecimiento, ni de disminución de la felicidad particular; porque el gozo no consiste en una feliz pero inmóvil contemplación de Dios y de todas las bellezas del Universo que en Él se reflejan.

En el Paraíso no se está en una inmovilidad estancada que aun así sería maravillosa; sino la felicidad y el júbilo se renuevan en aquel instante sin pasado y sin futuro que se llama Eternidad y que es siempre infinitamente nuevo.

eternidad

En el Paraíso no se vive una vida de inercia; sino una vida intensamente activa y que tiene una plenitud total y absoluta. Es el Amor en acción y que tiende a comunicarse.

La más fértil imaginación no podrá concebir jamás, ni siquiera en modo aproximado, la realidad que se vive en el Paraíso.

Para los militantes en la tierra y especialmente cuando el sufrimiento se agudiza, parece como si el tiempo se hubiera detenido.

En el Paraíso, como se está fuera del Tiempo, se ve como éste transcurre velozmente, poniendo rápido fin a todas las cosas.

El invierno de la vida pasa pronto y las almas resucitadas ven llegar la primavera eterna cuando se convierten en flores, las espinas llevadas por amor a Él.

Si nosotros en la tierra pudiésemos ver las cosas como ellos las ven: con una claridad impresionante.

Ciertamente los ateos dejarían de existir y todos los hombres se crucificarían voluntariamente y de inmediato.

Pero entonces cesaría la Prueba de Fe, haciendo estériles todas nuestras acciones. 

david y goliath fe

Si los hombres están animados por una vivísima Fe, conscientes de los inagotables recursos de gracias, de ayudas y de dones que pueden obtener de este Tesoro inagotable de la Comunión de los Santos, verán multiplicado su poder sobre las fuerzas del Mal.

Desde nuestro nacimiento hasta el final de la jornada terrena, los santos nos dan la asistencia y la ayuda que Dios les permite.

Sería mucho más grande, si más intenso es nuestro deseo de recibirlas y más frecuentes las súplicas al solicitarlas.

La Bondad Divina permite estas colaboraciones recíprocas, para aumentar su gozo al vernos estrechar las relaciones, haciéndolas frecuentes y fecundas en el Bien; aumentando el amor, como sucede en una verdadera familia.

Ellos, para ayudarnos a superar y aliviar nuestras penas, pueden mucho. Pero pueden en la medida en que creemos y esperamos en su ayuda. Y más concretamente, en la medida que se lo solicitamos.

Porque esta Comunión entre nosotros viajantes y ellos bienaventurados, debe ser consciente y querida. Su amor está presto y dispuesto, para ayudarnos en lo que queremos.

LA IGLESIA PURGANTE

Las benditas ánimas del Purgatorio, para sí mismas no pueden hacer nada, pero nosotros podemos hacer muchísimo.

Y la Obra más grande de Caridad, es aliviarles los tremendos sufrimientos que ellas soportan en la reparación de sus propios pecados y la regeneración espiritual que las volverá aptas, para gozar del Paraíso.

En los funerales se llora a las almas, con el llanto humano que es negación de Fe y Esperanza.

Y después de enterrados los muertos, los vivos fácilmente se olvidan de las almas y piensan solamente en la podredumbre y cenizas de los cuerpos.

¡Si los hombres supieran lo que significa el Purgatorio, todos amarían ardientemente el Sufrimiento y lo pedirían a Dios como el Don más bendito sobre la Tierra!

Nuestras posibilidades de hacer el bien a las almas del Purgatorio, constituyen una reserva potencial inagotable.

Todas nuestras actividades, hasta las más pequeñas e insignificantes, pueden ser elevadas del plano natural al sobrenatural, ofreciéndolas por ‘Amor al Señor y en sufragio por las almas del Purgatorio’

Y las misas escuchadas y ofrecidas por la misma razón, son ayudas valiosísimas.

Y SOLO NOSOTROS SE LAS PODEMOS DAR.

Nuestra contribución de sufragios cotidianos, se trasmutan en una lluvia de Gracias y estrecha las relaciones de amor, aumentando la unión entre nosotros y las almas del Purgatorio.

Cuando recurrimos a ellas las ponemos en condición de ayudarnos y con los enormes sufrimientos que ellas padecen y que solo pueden aplicar por nosotros, porque somos la única área en la que ellas pueden actuar.

El Amor Purgante es amor en acción en beneficio de las militantes.

Hay que invocarlas y tener confianza en ellas, pues su alegría está en responder a nuestras oraciones.

El Dogma de la Comunión de los Santos es una de las Obras Maestras de la Sabiduría y Potencia Divinas y hay que vivirlo para comprender realmente su maravillosa belleza y eficacia.

LA IGLESIA MILITANTE

El hombre es obra de Dios y Dios sabe lo que necesita. Por eso dio el Primer Mandamiento que lo pone en el camino justo y en el puesto justo.

El hombre salido de las manos de Dios, recorre un circuito que debe regresarlo a Dios.

Esta es la lógica de la Fe y de la razón, las que le exigen hacer de Dios la finalidad suprema y primera de su existencia:

“Conocer, amar y servir a Dios en esta vida, para gozarlo después en el Paraíso.”

La vida terrenal y humana es un camino hacia la Eternidad y el Primer Mandamiento: “Yo Soy el Señor Dios Tuyo y no tendrás otro dios fuera de Mí”

Significa que el hombre libre e inteligente debe en la Tierra, colocarse en el plano justo frente a Él, si es que quiere encontrar en su peregrinaje terreno, un equilibrio entre las exigencias materiales y espirituales de su persona.

La necesidad de lo sobrenatural es tan fuerte en el hombre, que si le faltan estas realidades trascendentales, NO tiene felicidad ni paz.

Y el tormento se hace tan grande, que la necesidad de adorar, lo lleva con frecuencia a la desesperación.

Igualmente la necesidad de amar es tan fuerte e imperiosa, como su necesidad de respirar.

Jesús es el Amor Infinito, Eterno, Increado, que vino a la Tierra a reconciliar y a reunir de nuevo con Dios a la Humanidad; arrancándola del Odio.

El Amor por su naturaleza tiende a la unión, así como el Odio tiende a la desunión.

Cuando se vive ardientemente el Dogma de la Comunión de los Santos…

espiritismo-satanismo

LA COMUNION DE LOS SANTOS NO nos engaña como el espiritismo y podemos ver con los ojos espirituales a nuestros seres queridos…

La Bondad Divina concede el encontrarnos y comunicarnos para la Gloria de Dios.

Y hay una infusión de fuerzas sobrenaturales que hacen a los hombres capaces de comprender, actuar, arrepentirse y salvarse.

Los sufrimientos de las almas víctimas cierran este círculo vital de amor, que como una cadena de vida une la Tierra y el Cielo, pues purifican las almas para que puedan llover las Gracias Divinas y dar a los hermanos la salvación.

Para que en la aridez espiritual de un pecador, pueda florecer un nuevo espíritu hijo de Dios.

El Dolor no es un castigo cuando se sabe acoger y usar con justicia.

El Dolor es como un Sacerdocio abierto a todos, que es un gran mérito y tiene un gran poder sobre el Corazón de Dios.

Nacido con el Pecado sabe aplacar la Justicia, porque Dios sabe usar para el Bien, lo que el Odio ha creado para atormentar.

Jesucristo lo santificó y fue el medio que usó para anular la Culpa; porque no hay medio más grande que éste.

Por eso Dios nos llama a colaborar con el Sufrimiento y la Oración, para que la Iglesia NO sea destruida…000lucifer en el vaticanoComo el Infierno y sus aliados lo quisieran.

Hay que confiar totalmente en Jesús, que nos guía y nos precede en el camino que nos indica.

Y hay que tener confianza también en los hermanos que ya han llegado a la Casa del Padre y desean ayudarnos a no desfallecer.

Hay que perseverar siempre sin ningún temor.

Aun cuando el llamado de Jesús fuese al Martirio Cruento, en el choque frontal contra las Huestes del Infierno.

Hay que mirar a Jesús y seguir adelante en nuestro camino hasta el Gran Encuentro.

Entonces las espinas se convertirán en rosas maravillosas y desconocidas en la Tierra…

Mientras tanto, no hay que olvidar que estamos en la Línea de Fuego de la incesante lucha entre las Potencias de las Tinieblas y las Potencias de la Luz.

Y que las primeras no prevalecerán sobre las segundas.

Y para conservar el espíritu sereno y en paz, a pesar de que la batalla se vuelve más feroz y Satanás está al asecho, tratando de inculcar miedo, temores, dudas y desconfianza.

Pero no debemos olvidar que solo tiene al alcance nuestra materia y lo que se relaciona con ella.

angeles tierra

Al espíritu indomable no lo puede tocar, si mantenemos nuestra voluntad de pertenecer a Dios.

Debemos luchar sin desconfiar jamás.

Jesús está con nosotros y también los santos del Paraíso y del Purgatorio.

La Comunión de los Santos es auxilio y salvación para las almas de la Tierra.

 Habla Dios Padre 
Os he hablado Mis pequeños, de la sutileza que tiene Satanás, para hacer que las almas pierdan el estado de Gracia. NO os imagináis Mis pequeños, lo que vosotros perdéis cuando caéis en pecado grave.NO podéis ver la hermosura de las almas NI tampoco podéis ver su fealdad cuando viven en pecado mortal. Os he creado bellísimos, porque Soy vuestro Dios y vuestro Creador. Y Yo lo que hago, lo hago perfecto y bello.

Vuestra alma es bellísima y eso le da envidia grande a Satanás, él NO quiere que los Cielos estén adornados con la belleza de vuestras almas puras y santas. Él perdió ésa Gracia, vivió en los Cielos y la despreció, se prefirió a sí mismo y su soberbia lo hizo caer.

Vosotros tenéis la Gracia de poder volver a estar adornando los Cielos y a estar Conmigo, por toda la eternidad. Por eso os ataca tanto Satanás, porque él NO quiere que vosotros estéis Conmigo…

Porque NO quiere que el Amor que él perdió y que ahora vosotros podéis tener, siga revitalizando el Cielo, la Tierra y todo lugar, a donde un alma llegue. Sí Mis pequeños, ésa es vuestra función, ir revitalizando el Universo entero con Mi Amor, con el Amor de vuestro Dios.

Para eso habéis sido llamados, para vivir en el Amor y transmitirlo a vuestros hermanos, compartir las bellezas de Mi Amor a toda la humanidad y al Universo entero.

Sí Mis pequeños, al universo entero, vuestras oraciones las debéis hacer universales, NO debéis limitar vuestra oración hacia todo aquello que podéis ver y tocar.

Vosotros ahora NO conocéis lo que es la vida universal, que pronto conoceréis y por eso debéis pedir por vuestros hermanos de otros lugares del Universo, para que ellos también reciban Mis Bendiciones, que ciertamente vosotros también recibís las Bendiciones de sus oraciones.La Comunión de los Santos es una vida universal, NO es local, NO es Terrena, es Universal y vosotros estáis llamados a ésa universalidad.

Os he dicho que Me pidáis los dones que NI siquiera entendéis que puedan existir, pero que existen y Yo quiero que Me los pidáis, para que vosotros los tengáis.

Es tan vasto Mi Poder, que a vosotros se os haría increíble simplemente, el conocer una parte de Mis capacidades Divinas.

Estáis tan limitados Mis pequeños, que NO podéis entender un poco más que se os dé a vosotros.Por eso Mi Santo Espíritu os irá preparando para que vayáis entendiendo Mis Potencias de Amor, poco a poco.

¡Oh!, Mis pequeños, ¡Cómo os amo! y cómo quisiera ya vaciarMe sobre vosotros, saturaros de Mi Gracia y de Mis Bendiciones.

Pero vosotros mismos como os he pedido, deberéis  tener una transformación en cuerpo y alma, para que Mi Santo Espíritu os prepare para que podáis recibir Mis bendiciones en pleno.

DejadMe que Yo os engrandezca. Ciertamente Me daré a aquellas almas que estén preparadas, que Me hayan buscado, que se hayan llenado de Mí…Porque es tanto lo que Yo os quiero dar, que deberéis ser preparados para soportar Mis grandezas de Amor.

¡Os quiero dar tanto y vosotros no Me dejáis!, soltaos a Mi Gracia y a Mis pedimentos y veréis lo que hago con vosotros.

Los mismos apóstoles antes de Pentecostés eran como vosotros, ciudadanos de la Tierra comunes y corrientes…

Pero tan pronto recibieron la Luz del Espíritu Santo, recibieron capacidades Divinas que NI ellos mismos podían entender, pero que se dejaron mover por la acción del Espíritu Santo.

Y así fue como un puñado de apóstoles evangelizaron el mundo entero, se pudieron mover rápidamente de pueblo a pueblo, de país a país, de continente a continente…

Y todo por la acción del Espíritu Santo.

Hay cosas tan bellas y grandes que os quiero dar, pero necesitáis ser transformados para que NO caigáis en envanecimiento ni en soberbia, porque NO estáis preparados y necesitáis mucha humildad para poder obtener de Mis dones. Seréis todos transformados para recibir estas Gracias tremendas, pero para que las toméis con sencillez y con mucho agradecimiento.

Quiero que gocéis como niños chiquitos, sencillos, las grandezas de Mi Omnipotencia que Yo os concederé.

Mientras más pequeñitos, cosas más grandes tendréis. PedidMe ser pequeñitos, sencillos, humildes, para que tengáis Mis grandezas y Me las agradezcáis. Yo os Bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

 

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONÓCELA

F98 CREDO 16 (1)


CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA“TU ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARE MI IGLESIA…” (Mt. 16, 13:20)

PEDRO Y LA IGLESIA

¿Conoces tú a la Iglesia Católica?

Actualmente, muchos católicos abandonan su Iglesia porque NO la conocen. Tenemos un Tesoro de MÁS de 2,000 años, que aún permanece escondido para la gran mayoría de los católicos.

1.) ¿Quién fundó la Iglesia?

En el Evangelio de San Mateo 16 : 13-20 Jesús declara: Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.”

Jesús fundó así Una Iglesia. El NO quiso un grupo de creyentes subsistiendo aislado…. O como ovejas sin Pastor.

2.) ¿A quién le habló Jesús en Mateo 16 : 13-20?

Jesús se dirigió a Simón Bar Jonás, uno de los que formarían parte de Sus Doce apóstoles…

Y Jesús le cambia el nombre por el de Pedro.  

3.) ¿Qué quiere decir Pedro?

El nombre de Pedro, NO aparece en ningún escrito de la antiguedad, hasta que Jesús se lo da a Simón.

Pedro es un nombre propio que tomó de la palabra “Petras” que quiere decir “Roca” en griego.   

Existen en este idioma 7 palabras para definir piedra. cuando se aplica a Jesús se utiliza “Acroniagos” que quiere decir “Piedra Angular”…

Y  Pedro significa “Roca Firme”.

4.) ¿Por qué cambia Jesús el nombre a Un solo Apóstol?

Pedro es la única persona del Nuevo Testamento que recibe un nuevo nombre de parte de Jesús.

En el Antiguo Testamento, cuando Dios va hacer un Pacto con un hombre, le cambia de nombre…

Y le da uno de acuerdo con la misión que va a realizar.Y…. Como ejemplo tenemos a Abram, cuyo nombre fue cambiado por Abrahám que quiere decir “Padre de muchedumbres”… ésa sería su misión.  

Ser el Padre en la Fe de millones de hombres (cf. Gen 17: 4-8).  

Tenemos también a Jacob, cuyo nombre fue cambiado por el de Israel que quiere decir “Fuerza de Dios”.

5.) ¿Por qué a Simón?

Jesús reconoce en Simón, la Fe sólida en la cual debía fundarse la Iglesia y por esa razón, le asigna la Misión de ser la Roca firme sobre la cual se sostiene aún después de 2,000 años .

A partir de la misión recibida, Simón pasa a ocupar el Primer lugar entre los Apóstoles (cf. Mc 3 : 16-19; Lc 6: 14-16).

En Lucas 22: 31-32, Jesús esclarece la misión de Pedro de confirmar en la FEP a los demás apóstoles y apacentar al Pueblo de Dios (cf. Jn 21: 15-19), como continuación del trabajo del Buen Pastor.   

6.) ¿Al morir Pedro, dejó de existir con él esta misión?

De ningún modo, en Mateo 16 : 19, Jesús promete dar las Llaves.¿Qué llaves? El profeta Isaías nos da la respuesta en Is 22 : 22.  Las Llaves indican sucesión cuando se habla del hecho relatado en Isaías.

David había muerto siglos antes… Sin embargo las Llaves que simbolizaban el Poder de Administrar siguieron transmitiéndose por generaciones.

Jesús es el Heredero del Reino de David (cf. Lc 1 : 32-33)

Y El transfiere el poder de administrar la Iglesia – Su Reino – a Pedro y a los sucesores de éste.

7.) ¿Si la palabra “Papa” NO aparece en la Biblia, por qué la usan?

La palabra “Papa” quiere decir en italiano Padre… Y por esa razón se le ha llamado así al Obispo de Roma.

En la Iglesia, sólo existen tres ministerios: Diácono, Presbítero y Obispo.

El Papa es Obispo de la Ciudad de Roma, donde nuestra Iglesia Católica tiene su Sede principal y donde habita el sucesor de Pedro…

A quién deben estar sujetas todas las demás iglesias;  permaneciéndo así bajo la autoridad y en comunión con el Obispo de Roma, ya que Dios es un Dios de orden.   

8.) ¿Por qué en Roma, si la Biblia NO menciona que Pedro haya estado allá?

La Biblia tampoco menciona que Pablo haya muerto, esto no quiere decir que aún esté vivo. El Libro de los Hechos de los Apóstoles fue escrito por Lucas, seguidor de Pablo; el cual  por la forma en que termina pareciera que NO fué concluido.

Todo historiador serio sabe por pruebas arqueológicas, que Pedro sí estuvo en Roma donde también murió… Su sucesor fue Lino y a éste le siguió Anacleto y así sucesivamente hasta el actual Papa Juan Pablo II. (En el año 2000)

En la Carta del sucesor de Pedro, Clemente I a los Corintios, que pertenece a los escritos de los de los Padres de la Iglesia, se hace mención del Martirio de Pedro en dicha ciudad.

La Carta fue escrita en el año 96 D.C.

El libro Historia de la Iglesia de Kenneth Scott Laturell (edición de la Casa Bautista de Publicaciones, pág. 162) dice:

” Aunque NO fue fundada por el uno ni por el otro, la Iglesia de Roma gozaba del prestigio de la visita de Pablo y de Pedro lo que parece información digna de crédito”.   Declara igualmente que Roma fue el escenario del martirio tanto del miembro más prominente de los Doce Apóstoles originales, como del principal misionero de la Iglesia primitiva.

 La Nueva Enciclopedia Americana dice:

” Cuando Pedro dejó Jerusalém, se fue por un tiempo a Antioquia y después a Roma, donde fue Jefe de la Iglesia. “.

9.) ¿Cómo está constituida la Iglesia?

Iglesia Triunfante

Iglesia Purgante

Iglesia Militante

10.) Algunas personas afirman que el Papa es el Anticristo. ¿Es cierto esto?

Las Dos Bestias de Apocalipsis 13:
El Anticristo y el Falso Profeta

La Biblia profetiza de un tiempo cuando dos líderes vendrán al poder con y bajo la aprobación y autoridad de Satanás para Engañar al Mundo. Y esclavizarlo para que adoren a Satanás como a Dios.

La primera bestia, conocida como el Anticristo, NO vendrá proclamando que el es Satanás.  El vendrá actuando a ser Dios, (por esto lo del Falso Cristo) y la segunda bestia declarará que la primera es Dios y forzará al mundo a adorarlo.

La Biblia revela que en los últimos días Dos Bestias se levantarán en poder y trabajarán juntas, para engañar y destruir a la humanidad.

Y abolir la Esencia principal de la Santa Eucaristía: LA TRANSUBSTANCIACIÓN. (Cambiarán la Liturgia de la Eucaristía)

Y de esta manera, EXPULSAR A DIOS DE SU CASA…

En su reinado, tratarán de aniquilar a la Verdadera Iglesia, persiguiendo y matando especialmente a los católicos.

Y apoderándose de los templos para instituir la Falsa iglesia, consumando la Gran Abominación de la que habla el profeta Daniel, (Daniel 9 al 12)

El Anticristo y el Falso Profeta. 

En Apocalipsis 19:20 su futura captura es predicha:

20Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre”

Pero antes de esto, ellos infligirán muerte y destrucción sobre el Mundo, destruyendo nuestro mundo como lo conocemos.

Para la pregunta formulada al principio de este segmento, la respuesta ES:

“Si Oraste al Espíritu Santo y te concedieron los carismas de Sabiduría y Discernimiento; Comprobarás personalmente la respuesta… }

Y también sabrás lo que DEBES hacer.”

Tanto Jesucristo como las revelaciones actuales, manifestadas con la Unción del Espíritu Santo, el Señor nos ha reiterado muchas veces que pidamos el Don del Discernimiento, que tiene varias manifestaciones…

El objetivo principal de este Carisma es Preservarnos de los Engaños de Satanás y también de nuestro Ego; porque somos especialmente vulnerables a negarnos una realidad, que NO NOS GUSTA… Y tendemos a ‘forzar’ una respuesta Divina, a lo QUE deseamos y queremos que se doblegue a nuestra voluntad.

Y junto con el Don de la Sabiduría, nos marca la pauta a seguir… De acuerdo a lo que descubrimos, con el Don del Discermiento.

Porque el Padre Celestial mantiene su Promesa:

 ” Las Fuerzas del Infierno NO prevalecerán sobre Ella “. La Santa Misa:

La Celebración más Grande tanto en el Cielo, como en la Tierra.

Habla Jesús:

Se está celebrando en la Iglesia una Primera Comunión comunitaria.

Primera Comunión en la Iglesia Perseguida por el ISIS, en Erbil, Irak

Se alegra Mí Corazón al ver tantos niñitos acercarse a Mí para tomar por primera vez Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Vida misma.

¡Cómo se alegra Mi Corazón al ver Mi Templo lleno!

Pero a la vez se entristece porque la gran mayoría sólo viene por compromiso. Otros sólo para acompañar a los que los invitaron, NO para acompañarme a Mí, Vuestro Dios y Salvador.


Vienen a Mi Casa y la gran mayoría NO sabe siquiera cómo se deben comportar, el Respeto que se Me debe en Mi Casa, cómo seguir la ceremonia de la Santa Misa.

Veo corazones indiferentes a Mi Presencia Real y Verdadera en el Altar.

Veo corazones que llevan años de NO recibir Mí Cuerpo en la Sagrada Eucaristía.

Jesús a Magdalena: ¡NOLI ME TANGERE!

Veo corazones sucios por el Pecado y se acercan a tomarme de manos de Mi Ministro, como si fuera cualquier cosa… Sólo lo hacen por compromiso ante sus invitados, por el qué dirán o por llenar un requisito en la Misa.

Se levantan a tomarMe porque los demás lo hacen y ellos ya NI se acuerdan o poco les importa, de que hay que recibirMe con el alma limpia de todo pecado y alegre de recibirMe.

 ¡Cuántas almas son las que Me reciben estando en grave falta! NO saben que están tomando su propia condenación.

Hijitos Míos, pregunto ¿Acaso he dado ocasión para merecerme tanto desprecio, tanto pecado, tanta ingratitud de parte vuestra? Son tantas las bendiciones que derramo en la celebración de la Sagrada Eucaristía y NO sabéis apreciarlas y mucho menos, agradecerlas.

Venir a Misa ES: venir a compartir conmigo Mi Vida, Mi donación total por todos vosotros en todos los tiempos. Venir a compartir conmigo el recuerdo de la Institución de la Sagrada Eucaristía.

Venir a compartir Mis Palabras de Vida, venir a compartir la alegría de ver tantas almas que salen del Purgatorio por cada Misa bien realizada.

Venir a compartir conmigo Mi Donación, Entrega y Sacrificio Eterno a Dios Padre por vuestra salvación y santificación.
Venir a visitarme debiera ser una Fiesta Grandísima de vuestro corazón.Debiera ser la alegría de la familia, del poderse acercar a convivir en una forma real y verdadera con Mi presencia VIVA con vosotros. Debiera ser el deseo más grande de vuestro corazón y de vuestra alma de venir al menos, cada Domingo,

Para agradecerMe, para contarMe vuestras alegrías y necesidades, para acompañarMe a Mí, vuestro Dios y Señor, el Amor por excelencia, para compartir éstos momentos Divinos en los cuáles se une el Cielo con la Tierra. 

Es tanto y tan grande lo que se vive en una Misa, que quedaríais asombrados, si pudierais ver la Magnificencia que rodea un altar, una capilla, una Iglesia, al estarse celebrando una Misa.

Os daría vergüenza el presentaros en el estado del alma en la que muchos de Mis hijos se presentan a una celebración de Mi Sagrado Cuerpo y Sangre Preciosos.  El Cielo entero se encuentra entre vosotros, los ángeles rodean el altar y custodian cada lugar interna y externamente de la Capilla o Iglesia en donde se está celebrando Mi Sacrificio Perpetuo.

Los Santos del Cielo se sientan y os acompañan en los mismos lugares en los que todos vosotros estáis. Las Iglesias se llenan de Cielo, ¡Es la Fiesta preferida del Cielo! Es la fiesta Perenne de Mí Corazón.

Es la Fiesta que recuerda Mí Donación Total por vosotros, es la Fiesta que recuerda vuestra salvación y vuestra recuperación en todas las Gracias para vuestra salvación.

Es la Fiesta en la que se derraman TODAS las Gracias y Bendiciones que Mi Padre concede NO sólo a los que están asistiendo a la Santa Misa, sino a todo el Mundo. Son Gracias que se derraman de conversión, de salvación, de santificación para el Cielo, Purgatorio y Tierra. La Santa Misa es la Fiesta que reúne a toda la Creación, que reúne a todas las almas creadas de Todos los Tiempos, pasados, actuales y futuros. En la Santa Misa se derrama todo el poder Divino.

Es el Nuevo Paraíso para aquellos que viven en Mi Gracia, en estado limpio de su alma, en aquellos que realmente Me buscan para amarMe y para vivirMe en ellos. Es el Alimento Supremo para vuestro crecimiento espiritual.

“Quién no coma Mí Cuerpo, ni beba Mí Sangre, no tendrá parte Conmigo en el Paraíso” Así os lo dije y así es.

Pero también os lo repito: el Tibio, el Indiferente, el Convenenciero, el que sólo Me busca por interés personal y generalmente es por interés material… Será vomitado de Mi boca. Y peor será, recordadlo muy bien aquellos que tomen Mí Cuerpo y Beban Mi Sangre Preciosa estando en pecado mortal, NO Me están tomando a Mí, están tomando su Condenación Eterna.

Hijitos Míos, entendedlo bien: YO no Soy un dios de Temor, ni Justiciero, ni Rencoroso. Soy un Dios de Amor, un Dios que se dá en pleno, aún a aquellos que poco Me aman o que peor aún, Me atacan.

Pero Soy Paciente y os busco a lo largo de vuestra existencia en la Tierra, esperando el momento de vuestro retorno a la Gracia y a la Conversión; las cuáles perdéis por dejaros llevar por las asechanzas y propuestas mentirosas de Mi Enemigo.

Yo os acerco infinidad de ocasiones durante vuestras vidas, para que regreséis a la Verdad. Para que retoméis la Misión que Me prometisteis que realizaríais por Mí en la Tierra. Yo espero vuestro arrepentimiento sincero para Yo tomarlos y llevarlos de regreso a la Casa de Mi Padre. En una palabra, Yo busco sólo vuestro bien. Pero también exijo con justa exigencia, respeto a Mi Persona.

Respeto a Mi Casa, respeto a la recepción de la Sagrada Eucaristía, respeto a Mis ritos, respeto a Mi Nombre Santo en vuestras conversaciones y a Mis representaciones en imágenes y estatuas.

Respeto a Mi Presencia Real y verdadera dentro de vosotros. Respeto a los lugares santos que se encuentran diseminados por toda la Tierra, respeto al Amor que os doy.

Recapacitad hijos Míos y vivid las alegrías y las bondades que os concedo todos los días, ya sea que asistan o no a una Misa. De todos modos estáis recibiendo a diario las bendiciones que se derraman de cada Misa que se celebran en todos los lugares de la Tierra y NO os dais cuenta de ello y además, NO lo sabéis agradecer.  Ahora lo sabéis y espero vuestro agradecimiento. Y uníos a cada una de éstas santas Celebraciones alrededor de la Tierra en todo momento; porque son ésas gracias que se derraman, las que DETIENEN muchos males en vuestro Mundo y detienen la Furia de Mi Enemigo para atacarlos.

Pero también necesito de vosotros, que asistáis cuando menos los domingos a Mi Santísima Celebración de la Misa, para que personalmente y como invitados de Mí Corazón, vengan a compartir Conmigo Mi Vida y la puedan compartir, por manos de Mi Madre Santísima y del Señor San José, a Mi Padre Celestial…

Para el derrame de Gracias, bendiciones y agradecimientos para vosotros mismos, para vuestras familias, para el Mundo entero, para el Purgatorio y para el Cielo.

Recordad que en cada Misa el Cielo entero convive con vosotros, está junto a vosotros. Presentaos por favor de una manera digna, tanto de alma como de cuerpo… Sabiendo que es el mismo Padre el que está recibiendo toda vuestra vida junto con la Mía, en ésos momentos.  Vivid conmigo éstos momentos celestiales que se viven en cada Misa, junto con todo el Cielo. Son grandes momentos, los cuáles veréis cuando estéis conmigo… Y veréis entonces cuánto dejasteis de aprovechar en cada Misa

O cuánto ganasteis en cada una de ellas. NO Hay Celebración más grande en el Cielo o en la Tierra que la Santa Misa. NO la desaprovechéis hijos Míos.

Porque Hijitos Míos, si vosotros os dierais realmente cuenta de todas las bondades que fluyen de Mí Corazón abierto para vosotros, NO os separaríais de ésta fuente Viva de Gracias y Bendiciones.

Yo mismo permití que Mi Sacratísimo Corazón fuera expuesto por la lanza en la Cruz Bendita, Fuente de salvación por vosotros, para que al quedar al descubierto…

Pudiérais vosotros entrar fácilmente a Mi Amantísimo Corazón.

¡Cuántos de vosotros NO se acercan a Mí porque Me tienen miedo! ¡VedMe, estoy Clavado en la Cruz por vosotros, para levantaros de todas vuestras iniquidades!

Estoy Clavado en la Cruz para vuestra salvación, para abriros las puertas del Cielo, entrando desde estos momentos a través de Mi Corazón abierto por la Lanzada.

Mi Corazón es Fuente de Paz, es Fuente de Amor, es Fuente de crecimiento espiritual. Mi corazón así abierto, en vez de morir por la lanzada, ahora se abre en Vida por vosotros.  Todo aquél que se acerque a Mí con espíritu contrito, con una Fé verdadera y una confianza plena en que Vuestro Dios y Salvador os puede levantar a la Vida Eterna, al perdón de vuestros pecados, a tenerMe plenamente por toda la Eternidad…

Entonces obtendréis todo lo que Me pidáis, para los demás y para vosotros mismos.

Buscadme íntimamente, buscad Mi Luz Verdadera para que vuestra alma se quite el velo del Pecado, el velo de la Mentira con que Mi enemigo os cubre al llegar a la Tierra; para que NO podáis ver con los ojos del espíritu, con los ojos de la verdad, vuestra verdadera misión por la que habéis bajado a la Tierra.

Deberéis acercaros más seguido a recibir Mi alimento de Amor para que creciendo vuestra alma, al tomar el alimento Divino; podáis ser Mis apóstoles, Mis seguidores, Mis verdaderos hijos sobre la Tierra.  

Sed otros Cristos, pedid a Mi Padre tal gracia, porque sólo así se podrá dar la Luz Verdadera sobre el Mundo. Es cuando Mi Luz, la Luz Divina se derrame en corazones que acepten Mi Presencia en ellos, cuando Yo viviré y restauraré todo lo que fue creado por Mí Padre al principio de los siglos.

Recordad hijitos Míos, que Yo NO puedo actuar sin la ayuda de vosotros.

Son tan pocas las almas que se donan a Mí libre y plenamente, que NO guardan nada para sí mismos, que Me permiten una libre actuación en sus vidas. Hijitos Míos, os lo vuelvo a repetir, ¿Es que no tenéis confianza en Vuestro Dios?

¿Vosotros creéis que al daros por Mí, Yo permitiré que tropecéis? ¿O acaso apreciáis más los bienes humanos que los Divinos? Es vuestra falta de Fé y de Confianza la que os traiciona. Pedidme éstas dos virtudes a Mi Corazón, Fuente abierta de vida y pedidme también el Amor, porque sin él NO os podríais dar a Mí, como Yo Me di por vosotros.  Recordad que Yo nunca os voy a pedir más de lo que vuestras fuerzas puedan soportar. Se lo dije a Mis discípulos y os lo digo a vosotros: “No os prometo riquezas ni grandes alegrías materiales, ni comprensión de parte de los vuestros, pero sí tendréis alegrías espirituales aquí en la Tierra y poseeréis Mi Reino por toda la eternidad, el cuál sobrepasa, por mucho, lo que tenéis en la Tierra”.

La Fé, hijitos Míos, Fé en el Amor de Mí Padre, Fé en Mí Obra de salvación por todos vosotros, Fé en la guía interna con la Voz del Espíritu Santo, Fé en una nueva vida que trasciende a la de la Tierra.

Fé en la ayuda materna de Mi Madre Santísima, Fé en la ayuda espiritual de Mi Padre San José; tanto para vuestras familias como para nuestra Iglesia. Fé en la ayuda que os prestan Mis Angeles y Mis Santos.

Fé es lo que debéis pedir con todo vuestro corazón a Mí Corazón abierto… “Si tuvierais Fé del tamaño de una semilla de mostaza, podríais ordenar aquella montaña que se moviera de lugar y lo haría”.  Esta es la Fuerza de la Fé. Pero cuántas “montañas” de corazones duros existen entre vosotros. De corazones cerrados a la Luz Divina, de corazones encerrados en las pasiones de éste mundo, de corazones muertos y que matan a otros con falsas enseñanzas, falsas culturas, falsos amores.

Pedid con Fé que la Luz Divina que brota de Mí Corazón Abierto por vosotros renueve ésos corazones y muchos más. Es sólo a través de la Luz que Yo os puedo dar, que podréis entender la Luz de Mí Vida y Mis Enseñanzas. Venid a Mí y pedidla de corazón.

Son tantos en los cuáles se viven las mentiras de Mí Enemigo que NO podéis imaginároslo. Oh, hijitos Míos, a diario renuevo Mi Sacrificio en el Altar por todos, todos Mis hijitos sobre la Tierra.

No me importa a que religión pertenezcan, a que ideología, sólo deseo que me encuentren en Mí Corazón. Yo a todos os llamo, a todos. Por todos morí, sin excepción de raza, credo o cultura. En Mi Corazón hay cabida para todos vosotros. Vosotros sois Mis hijos y Yo soy Vuestro Dios y Salvador.

Venid TODOS, escuchad Mí Voz y todos los que seáis Míos escucharéis y reconoceréis Mi Voz de Pastor y os guiaré hacia pastos verdes en los que viviréis al amparo del Amor por toda la Eternidad.

Mí Corazón os espera, Mi Corazón os llama, Mi Corazón os bendice. Venid y bebed y Yo os daré agua de Vida Eterna.

Os Bendigo en Nombre de Mi Santo Padre, Señor y Creador de todas las cosas, en Mi Nombre, Vuestro Jesús y Redentor y en Nombre de Mi Santo Espíritu de Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

F97 EL CREDO 15


CREO  EN EL ESPÍRITU SANTO

Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, hoy os quiero instruir sobre Mí Espíritu Santo.

Nosotros siendo la Trinidad, cada uno tenemos una función primordial, pero a la vez todas se unen en una sola. Misterio grande del Amor de Dios, el ser Tres Divinas Personas en una sola Persona.

Yo Vuestro Padre, creé todas las cosas, todo proviene de Mí, todo ha salido de Mis Manos Amorosas y todo tiene una función específica en Mi Creación.

Mi Esencia es pura y santa, Mi Esencia es sólo amor, es Sabiduría, es el Poder Infinito y Omnipotente. Vosotros tratáis de medirme con vuestra escasa sabiduría, truncada por el pecado original, pero si realmente concibierais lo que significa Infinito y Omnipotente, NO sabríais como agradecerle a Vuestro Dios y Padre el haberos creado y permitiros compartir todo lo que es Mío.

Mi Santo Espíritu es la fuerza vivificadora de Mi Ser. Es la fuente de Mi Real Poder y Sabiduría, es la Concepción de la Palabra y del Amor. Es la Fuerza Viva que os mueve y que mueve todo lo creado. Pertenece a Mi, Soy Yo en Él.

Pero Se difunde y Se esparce por donde conviene, según Su Sabiduría, para engrandecer Mi Santo Nombre. Tiene autonomía, pero Me Pertenece, nada puede hacer sin Mi Consentimiento, pero actúa según Mis Leyes y según Su Propia Moción.

Mi Espíritu Santo está encargado de trasmitir Mis Pensamientos, Mis Leyes, Mis Decretos, Mis Gracias, Mi Amor, Mis Dones y Virtudes, en una palabra Mi Plena Vida, que es la Vida de Mi Espíritu. Él vive por Mí y Yo vivo por Él.

El os infunde Mi Vida y vosotros al recibirla, aceptarla y vivirla, Yo cobro vida en vosotros por acción del Espíritu Santo. Él os prepara. Prepara vuestra alma, para hacerla digna morada de vuestro Dios. Y al Yo habitar en vosotros, me dais nueva vida.Mis Decretos, Mis Leyes, Mi Amor se conocen desde el principio de los tiempos, por la acción ordenadora del Espíritu Santo. La Palabra, Mi Palabra, se dio y se dá actualmente a Mis Profetas, a través de la acción del Espíritu Santo.

Yo, en un acto sublime de amor al crearos, He permitido que Mi Espíritu Santo acompañara a vuestra alma desde vuestra concepción, hasta su regreso a la Casa Paterna.

¡En vosotros vive Mi Vida, Mi Esencia de Sabiduría, Poder y Amor! ¡Daos cuenta de lo que tenéis dentro de vosotros! Es el Reino de Dios en vosotros, así se los hizo saber Mi Hijo y ahora os lo repito. NO busquéis valores externos, valores mundanos, valores que os llevarán a la ruina espiritual, Muerte Eterna.

La riqueza del Universo, el Poder del Universo, la Sabiduría del Universo Entero está dentro de vosotros, Soy Yo Mismo en Mi Santo Espíritu de Amor. No sois dioses, pero estáis compartiendo todo lo que posee vuestro Dios.

Sois Mis hijos, Yo Soy Vuestro Padre, la Sabiduría Me pertenece y Yo la comparto con vosotros.

Un padre, rico o pobre, comparte todo lo que posee con sus hijos, pero los hijos no pueden ser ése padre puesto que son dos personas diferentes. Yo creé todo, la Sabiduría y el Amor existen en todo, pero ése todo no es dios, el todo es de Dios, porque es obra de Sus Manos Creadoras.

El Espíritu, Mí Espíritu existe en todo, todo se mueve según Él lo indica y Su Sabiduría está en las Leyes que puse en la Naturaleza, en el Universo entero, en las leyes y fenómenos naturales en los que vivís. Pero ellos se rigen por la Sabiduría del Espíritu Santo y no quiere decir que una porción o parte de la Creación sea la Sabiduría. Está en ella como ley inicial y perenne, pero no está en esa parte solamente.

Lo que quiero decir, es que no caigáis en el error de la idolatría al creer que Yo, Mi Poder, Mi Espíritu de vida es un pedazo de roca, una plantita o un árbol, o una montaña inmensa, o el mismo sol o las estrellas.

Todos ellos, al igual que vosotros, COMPARTEN Mi Vida, la Vida del Espíritu y las Leyes y Sabiduría propias que puse en cada uno de estos elementos naturales para su desarrollo normal, pero ellos no tienen el poder propio que tengo Yo Vuestro Dios.

Ellos no pueden crear, ellos no pueden conceder nada sin Mi consentimiento, ellos no os  pueden proveer de nada si Mi Providencia no se los manda. Comparten Mi Ser, en forma más simple que la vuestra, puesto que la Naturaleza NO tiene alma como la vuestra.

Podéis obtener más de vuestros semejantes, cuando han permitido que Mi Santo Espíritu los mueva al soltarse totalmente a Mi Voluntad; a que los pueda ayudar algo del reino animal inferior, vegetal o mineral.

Recapacitad, pedid la sabiduría a Mi Santo Espíritu para que NO caigáis en el error de la idolatría.Vosotros tenéis un Dios poderosísimo y amantísimo, pero si estáis cerrados de mente y corazón os dejaréis llevar por los míseros poderes naturales que puse en el mundo inanimado y aún el vegetal y el animal inferior…

Porque quedaréis así mismo, convertidos en seres inferiores que NO saben apreciar vuestra grandiosidad de ser verdaderos hijos de Dios, lo cual los deja en posición superior a los reinos inferiores de la naturaleza.

Mi Santo Espíritu es el conocimiento pleno de Mi Obra, por eso al vivir en vuestros corazones, vosotros conocéis sin que nadie os lo diga, cuáles son las leyes morales y divinas que os deben de regir.

La Oración profunda os lleva al contacto íntimo con Mi Espíritu de vida, quien os concederá la Vida de Su Espíritu, Mi Espíritu, si vosotros os donáis a Él.

Vosotros conocéis los portentos y grandes milagros que se han realizado, aún volver a la vida a un muerto y que puede hacer cualquier hijo Mío que se haya donado completamente a Mí.

Eso lo podrías hacer todos vosotros si así lo quisierais, pero tendríais que dejarme vivir plenamente en vosotros, para que vuestra actuación ya no fuera la vuestra y que con vuestra voluntad y amor sinceros hacia los demás.

Mi Santo Espíritu vivificara otras almas con las gracias que salieran de vosotros, pero que son propiedad solamente de vuestro Dios. Os digo que podríais hacer todo esto y más…

Pero si actuarais por vosotros mismos y NO por la moción de Mi Espíritu Santo, caeríais fácilmente en la soberbia al ver tanto bien Mío saliendo de vosotros.Y así como se dice que la soberbia es ciega, pronto el hombre se apropia de ése bien y lo pierde por soberbia.

En la humildad vive libremente Mi Santo Espíritu, actúa fácilmente porque conoce que el ser actuante, vosotros mismos, NO se apropiarían de Su Poder y de sus Méritos. Y los que vean ése poder actuante no busquen a la persona que lo lleva, sino busquen al que lo produce: y ÉSE SOY YO.

Permitan hijos Míos, que la moción Poderosa y Amorosa de Mi Santo Espíritu os mueva a la Verdad, os mueva a hacer el bien a vuestro prójimo, os mueva a crear un nuevo mundo en el cuál se viva plenamente la Voluntad de Vuestro Padre.

Os mueva a vivir el Amor Pleno y Donado que sólo de vuestro Dios puede hacer y que con vuestra donación humilde, puede crecer y fructificar.Grande alegría Me daréis si actuáis así hijos Míos y se derramarán sobre vosotros todas Mis Alegrías y Bendiciones y viviréis el Paraíso de vuestro Dios Amor.

Aceptad humildemente Mi invitación, pues Yo con respeto, espero vuestra respuesta. Yo Soy Vuestro Dios y Mi Santo Espíritu que habita en vosotros os dé la Luz de la Verdad para que conozcáis por fin, Mis grandes designios de amor que se quedaron truncados por el Pecado Original, pero que aún están esperando su desarrollo total para vosotros.

Os amo y bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el de Mi Hijo y en el de Mi Esencia de Amor, el Santo Espíritu.    Habla Dios Espíritu Santo 
Hijitos Míos, Yo Soy la Luz, Yo Soy la Sabiduría, Yo Soy el poseedor y proveedor de todos los Dones, Yo Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Yo Soy el Espíritu de Dios, Yo Soy el Amor y el Amor encierra y une a Nuestras Tres Divinas Personas. El Amor es inmutable en Nosotros y por el Amor que Nos une y Nos dá Vida, todo fue creado.

La Sabiduría todo lo encierra. La Sabiduría está en Nosotros y la Sabiduría todo lo gobernaba hasta que el Pecado Original afectó la recepción de Ella sobre la Creación y las creaturas.

La Sabiduría existe en vuestro corazón, ya que Yo habito en vosotros. La vida en la Gracia permite que Mi Ser, con todos Mis Dones, fructifiquen y se difundan a todos vuestros hermanos por medio vuestro.Daos cuenta del regalo tan maravilloso que tenéis en vosotros cuando Me permitís vivir. Todo el Poder de Dios puede fluir a través vuestro cuando os hacéis pequeños, humildes y aceptáis trabajar y vivir para vuestro Dios.

Yo Soy el que dá la vida. Yo Soy el que pone ése fuego en vuestro ser. Yo Soy el que el Padre Dios infundió en Adán al darle el Soplo Divino. Toda la vida, en lo creado, viene por Mí y la transformación que se dá y se debe dar en las almas la debo dar Yo, pero vuestro libre albedrío Me lo debe permitir

Vosotros siempre buscáis aumentar vuestras capacidades, pero con la idea de aumentar vuestros bienes materiales. Lo que Yo os doy, Mis Dones Divinos, os aumentan vuestras capacidades pero para engrandecer el Reino de Dios.

Reino Infinito, Reino futuro que está preparado para cada uno de vosotros, Reino que debéis procurar difundir ya desde la Tierra, al ir reconstruyendo lo que el Maligno destruyó.  El Reino terrestre existía, era Reino de Amor, era Reino de vida humana unido a la Vida Divina. Al quedar afectado por el Pecado de vuestros Primeros Padres, vosotros, como hijos de ellos y como instrumentos fieles del Amor de Dios, debéis ayudar a reconstruir lo que se perdió.

Vosotros, junto con Nosotros formamos una sola Familia y si existe el Amor en vuestro corazón, como existe en el Nuestro, entonces debéis buscar la estabilidad del Amor Celestial en la Tierra como en el Cielo.

La Tarea, que Me encomendó el Padre para Crear la llevé a cabo, pero la Maldad, respaldada por la voluntad del hombre, coartó la sublimación de ella.

La Obra de Creación debe continuar y debe llegar a niveles excelsos, a niveles infinitos, como infinitos Somos Nosotros Tres e Infinito es Nuestro Poder.

Vosotros mismos al estar actuando en el Mal, al estarlo respaldando, al apoyarlo, NO permitís que Yo os pueda dar lo que debo de daros. Grandes cosas hemos, hecho por vosotros, pero muchas más y más grandes verán vuestros ojos.

La Obra de Creación apenas empezaba cuando fue coartada por el Demonio.

Su Envidia no quiso que compartierais lo que Nuestro Amor y Nuestro poder os podían dar. El, cuando vivía en el Cielo; como ángel hermosísimo, se pudo dar cuenta de la Magnificencia de Nuestra Trinidad y al caer en su Pecado y  ser arrojado de Nuestro Hogar, ha tratado de evitar a toda costa, que os podáis llenar de ésa Gloria.

El os distrae ofreciéndoos lo único que os puede dar, su reino terrestre. Triste reino que se le otorgó, que es nada, que es basura, en comparación a lo que él perdió y que está prometido a cada uno de vosotros.Desgraciadamente os habéis acostumbrado y llenado de su basura y por vuestra falta en la búsqueda de la Verdad y de la Sabiduría, que Yo os puedo dar, vivís conformes en la Mentira y en la vida limitada espiritual que él os dá.

NO estáis ya buscando Mis tesoros, vuestra visión de lo que es el Poder y el Amor de vuestro Dios ha menguado… Ya no alcanzáis a ver lo grandioso, lo supremo, lo infinito que vuestro Dios os dá a través Mío.

Por mayores que sean vuestras expectativas, tanto en lo material como en lo espiritual, NUNCA llegaréis a comprender la realidad Divina. Mucho, inmenso es Nuestro Poder. Vuestra mente humana, por más capaz que sea; no puede ni siquiera imaginar, la grandiosidad de vuestro Dios.

¿Por qué, Mis hijitos, no entendéis que os debéis hacer pequeños para que podáis entender lo inmenso de vuestro Dios?  

Os cuesta mucho trabajo el tratar de haceros pequeños, porque la soberbia os gana. No podréis obtener Mis Dones en plenitud si no os hacéis pequeños y mansos a la Voluntad Divina. Para que Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, pueda  verter Mis Dones en un alma debo estar seguro que NO Nos va a fallar.

Vosotros mismos como seres humanos, que tenéis un grado pequeño de Mi Sabiduría, NO ponéis por ejemplo, a manejar un coche o a mover máquinas pesadas a un niño de 5 años, vuestra sabiduría os dice que no se debe hacer, ya que pondríais en peligro su vida y la de muchos otros.

Lo mismo sucede con Mis Dones, Yo los concedo a almas que están en íntima relación con Nosotros, que conocen Nuestra Voluntad, que conocen las necesidades que tenemos para cada uno de vosotros.

Un alma confiable para Nosotros, es un alma dócil, es un alma que ve primero a su Dios antes que verse a sí misma, es un alma que sabe que los Dones que Yo concedo son regalos de Nuestro Amor y que deben ser usados gratuitamente, para el crecimiento espiritual y para la salvación de sus hermanos. El alma que ya se donó a su Dios no, busca sacarles provecho material a los Dones espirituales que se le están concediendo. Es como si usarais un brillante valiosísimo para jugar juegos de niños tirados en la tierra. Un brillante se luce, se muestra a la gente con orgullo y se usa para lo que fue hecho.

Vosotros y Mis Dones en vosotros, pertenecen al Cielo y NO os debéis confundir ni olvidar esto por vivir en la Tierra. Sois brillantes bellísimos que habéis sido enviados a la Tierra a llevar la Luz y el Amor del Reino de vuestro Dios…

  Pero parece que preferís jugar y ensuciaros con las cosas de la Tierra y así perdéis vuestra belleza y la razón por la que se os concedió el Don de la vida, que consiste en ayudar a vuestro Dios para que vuestros hermanos recuperen su brillo divino.

Vuestra alma y vuestra vida tienen un valor incalculable a vuestra mente humana. Si no aceptáis que Mi Sabiduría os enseñe las Verdades de vuestro Dios, os quedáis muy limitados y por lo tanto NO crecéis, porque no queréis. Podrías brillar como las estrellas del cielo, pero preferís seguir enlodados, sin dar Gloria y Alabanza a vuestro Dios, por olvidaros de Su Ser.

Yo estoy en vosotros. Dejadme vivir y Yo os enseñaré lo que el Demonio no quiere que aprendáis, porque así llegaréis a ser mayores que él.

Muchos de vosotros os habéis vuelto instrumentos de Satanás, porque os asombran sus poderes y deseáis tenerlos, pero NO os habéis dado cuenta que ellos son infinitamente limitados en comparación a los Nuestros.

El es Nuestro servidor, él está bajo Nuestro Poder, NO PUEDE NADA  contra Nosotros y NO tiene libertad de actuación, Nos tiene que pedir permiso para poder actuar.Por eso, cuando permitís que Nuestra Voluntad os posea, él se Vuelve siervo, él se ve limitado ante nosotros, gracias a nuestro poder en vosotros.

El es limitado, Nosotros infinitos. Estudiad en las Escrituras y veréis cuántas: veces el Demonio fue expulsado y dominado por el Poder de su Dios. Jesucristo y Él mismo os prometió: El que Me siga, podrá hacer esto y más, porque Yo estaré en él”, pero Jesús también os dijo que para que ésto se pudiera llevar a cabo, “tendríais que ser como niños”.

Entended bien ésto, Mis pequeños, estáis limitando retardando vuestra alegría infinita, la cual podríais ya tener desde la Tierra, porque estáis permitiendo que el poder del Mal limite el poder infinito que lleváis en vuestro interior, pero que se manifiesta a través vuestro, cuando con humildad, os dejáis manejar por Nuestro Amor.

Hijitos Míos, cuando se os ha pedido ser como niños es una donación total, no se os está pidiendo que tratéis de entender Nuestras Órdenes Divinas.  El ser como niños -niños obedientes-, es simplemente obedecer esa Moción que Yo vuestro Dios Espíritu Santo os Mando a vuestro corazón.

Ser como niños es vivir esa Virtud de la Obediencia, es vivir en el Amor total por vuestro Dios, es simplemente Amar al ser Amado y aquí el Ser Amado es vuestro Padre Dios.

Vivir esa docilidad, es abriros un Horizonte Nuevo, un Bello Horizonte que se os dará en Bellezas, en Sabiduría, en Paz, en Armonía con vuestro Dios.

Yo vuestro Dios Espíritu Santo, os haré volar a altas Esferas de Espiritualidad, por el simple hecho de olvidaros de vosotros mismos.  

Cuando vuestro Dios, puede Vivir plenamente en un alma, le comparte automáticamente de Sus Dones y de Su Vida.

Obviamente la pequeñez del alma no entiende tanta Magnificencia, tanto Poder, la Omnipotencia Divina en el alma. Pero lo que sí os puedo asegurar es que gozaréis de Regalos envidiables para muchas almas.

Por otro lado, la mayoría no entenderá el nuevo estado de vuestra alma, porque se sale totalmente de la lógica humana y eso no os debe preocupar Mis pequeños, el premio se da a los que son sencillos, dóciles, nobles a la causa de su Dios.

Simplemente, Mis pequeños lo que se os pide, es docilidad y obediencia, lo demás lo hacemos Nosotros.Gozad Mis pequeños éste Gran Regalo de vuestro Dios y Yo como Dios que da Vida y Amor, Soy el Encargado de llenaros de ésa Nueva Vida para que podáis ir entendiendo el Amor Infinito de vuestro Padre Dios.

Mis pequeños, los Dones que derramo sobre cada alma, son para que se vayan mejorando, para que se vayan fortaleciendo, para que se vayan perfeccionando.

No levantéis murallas entre los hombres: vuestros hermanos y con vosotros mismos. Al contrario, las Virtudes y Dones, los Carismas que Yo derramo sobre las almas son para que se compartan, NO para que las mantengáis como tesoro escondido y que gocéis egoístamente de ellos.

El mejor ejemplo está en Jesucristo Nuestro Salvador, Él lleno de Dios, se volvió servidor de todos los hombres. Vuestra posición actual y futura debe ser igual.

Os he dicho que mientras más tengáis mas deberéis volveros servidores de los demás. Vuestros hermanos se darán cuenta de los Dones y Carismas que tenéis y tendréis y debéis compartiros Mis pequeños, El don de Dios se acrecienta con la Caridad.

Cuando mas dais mas recibís y NO quiero Mis pequeños escuchar de vuestro corazón o de vuestros labios que apartéis a vuestros hermanos viendo vuestro egoísmo, al decir ahorita no puedo, llámame después, estoy cansado.

NO mis pequeños eso NO es caridad, eso NO es donación, eso NO es servicio; mientras más deis, mientras más os sacrifiquéis por ver el perfeccionamiento de las almas de vuestros hermanos, mas recibiréis, pero eso se va logrando con la nulidad de vuestro propio ser.

Y entonces el semejante, vuestro hermano queda en primer lugar en vuestra vida, vosotros os hacéis a un lado y buscáis primero el bienestar de vuestro hermano antes que el vuestro; que sea secundario vuestro bienestar.  Tenéis y tendréis tesoros inmensos, tesoros infinitos de vuestro Dios y se deben compartir con gusto, con amor, con dedicación, que NO sea sacrificio para vosotros el amar.

Dejad siempre los corazones alegres, satisfechos por el haber recibido de parte de vosotros y que será a través de vosotros la Gracia de Mis Dones, la Gracia de Mi Amor.

Estáis trabajando para vuestro Dios, la criatura tiene que desaparecer, debéis desaparecer para que Me muestre Yo en pleno a través de vosotros y de los Regalos que derramaré a través de vosotros.

Sed instrumentos dóciles, instrumentos anulados a sí mismos, abandonados solamente a que los tome el Maestro, Yo vuestro Dios, dejadMe moveros a Mi Voluntad y cuando Yo quiera.Abandonaos al Amor.

Hijito Mío, el Mensaje ahora va para ti y para los Profetas y Videntes que hemos escogido alrededor del mundo.

Ciertamente, vuestra tarea es difícil, el anuncio y la denuncia son difíciles. Precisamente cuando tendréis que hacerlo, ya ante el pueblo, ya ante vuestros superiores en la Iglesia, ya ante las autoridades. Yo Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Ya os he dicho que Yo iré guiando los acontecimientos, nada se da sin que vuestro Dios, en Su autoridad Divina, lo permita. Vosotros os habéis dado a la Voluntad Divina, sois los Cristos de éste tiempo, sois los denunciantes de la raza maldita que ha tratado de destruir la Palabra de Dios, la vida en Dios.

Yo vengo a fortalecer a todos aquellos escogidos, Yo vengo a dar Fuerza a las Palabras de Jesucristo. Son tiempos de dar Vida, son tiempos de Luz, cuando todo está en Tinieblas.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Sed como niños, el niño acepta la Voluntad del Padre, no ve más allá que el Amor con que el Padre o la Madre le ordenan algo, es autoridad y él la acepta, porque sabe que va hacia un bien.

Tomad de Mí lo que necesitéis, que además Yo os daré lo que Yo necesito de vosotros. No temáis, seguid adelante, éstos son tiempos de lucha, Nosotros venceremos, vosotros sois ahora los representantes del Cielo, es la Voz del Cielo la que se dará a través de vosotros.

Cuando queramos que se dé la Verdad ante los hombres, Yo os tomaré, Mis Palabras fluirán libremente y tocarán corazones, tened confianza, vivid en la Verdad, vivid en la Oración, vivid en la Pureza, vivid en la Santidad y todo saldrá bien, Mis pequeños.

Es un tiempo el que estaréis sobre la Tierra sirviendo a vuestro Dios, dad vuestro máximo. Dad vuestro máximo, que se os pagará eternamente con grandes regalos, con grandes bellezas de vuestro Dios.

Pero NO hay nada, Mis pequeños, como servir a vuestro Dios, lo entenderéis dentro de poco tiempo y os alegraréis por ello.

En éstos momentos intuís algo de ésas bellezas, pero Yo os abriré vuestra mente, os abriré vuestro corazón, quitaré el velo de vuestros ojos y entonces veréis la Gloria de vuestro Dios por la que habéis trabajado y que todavía trabajaréis.

Entonces vuestro corazón se alegrará enormemente, gozaréis, gozaréis infinitamente y ése gozo os llevará a la entrega total de vuestro ser por el servicio de vuestro Dios.

Esoterismo, magia,ocultismo, hechicería… (con el poder de Satanás)

Vida, Vida quiero dar a los que viven muertos, es una contradicción, ¿Para qué vivir aquí en la Tierra si se vive muerto a la Gracia? En lugar de transmitir Vida, muchos de vuestros hermanos están transmitiendo muerte…

Muerte espiritual y aquellos que lo hacen así, para ir en contra de su Dios, tendrán que enfrentarse en algún momento con Su Justicia.

Pero recordad, Mis pequeños, que no venimos como Jueces en éstos momentos, NO se Nos debe ver en el temor, sino en el Amor y os pedimos que sigáis orando por aquellos que necesiten de su conversión, que necesiten entrar en ésa vida espiritual, que vean que todavía hay Luz en su camino, que hay quién los ama todavía, a pesar de su pecado.

Dejad amor en los corazones, dejad Luz, para que encuentren el Camino y que regresen a Nosotros, que regresen a la Divinidad.
Os Amo, Mis pequeños, os Amo.LlamadMe pues, Mis pequeños, deseadMe de corazón que Yo Viva en vuestro interior y ahí estaré pronto, para vuestra purificación y vuestra santificación y juntos, vuestra voluntad y Mi Divinidad, lucharemos por vuestra santidad.

Dejad que vuestra alma se libere ya de las ataduras del mal, dejad que vuele hacia donde tiene que volar, que es hacia Nuestra Santísima Trinidad y, dejad que goce plenamente ya de la vida espiritual a la que todos vosotros estáis llamados,  porque mucho se ha hecho por salvaros.

Preparad todo vuestro ser para el Gran Encuentro con el Amor, después de la Purificación Universal. Embelesados con Mis Bendiciones y regalo viviréis.

Orad y esperad, el tiempo se acerca presuroso, os amo, Mis pequeños.

Yo os bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

Yo os bendigo en Nombre del Padre, en Nombre de Jesús, vuestro Salvador y en Mi Nombre, el Autor de la Vida y Transmisor de los Bienes Divinos de vuestro Dios.

http://diospadresemanifiesta.com/

F94 EL CREDO 13


ESTÁ SENTADO A LA DIESTRA DE DIOS PADRE,

24, 25 y 26 de Mayo de 1944 (Los cuadernos de María Valtorta)

Dice Jesús:

«Escribe. Yo, dice el Señor Uno y Trino, dado que sé que los hombres olvidan fácilmente las leyes y los beneficios, reemplacé una Ley y un Pacto que habían sido escritos en materias inertes: la piedra y el leño, que será siempre leño aunque esté cubierto de oro. 

Por una Ley y un Pacto que fueron escritos en una Carne y con una Sangre divinas y que están conservados, siempre vivos como cuando sirvieron para la Alianza con el Cielo, en un tabernáculo que aun siendo pequeño, es inmenso como el Cielo, pues lo contiene todo.

Y que en su innumerabilidad, que florece en todos los rincones de la Tierra, testimonia la omnipresencia de Dios. Mas toda esta previsora bondad no valió para convertir en hijos fieles a los que eran “todo lo contrario dé hijos”.

Cada vez más os habéis transformado en esa raza malvada, perversa, a la que se refiere Moisés en su cántico. Ahora nadie lee y medita ese cántico, a no ser que esté obligado a hacerlo por causas de estudio o por misión sacerdotal.

Hacéis mal. Deberíais leerlo y meditarlo y decir golpeándoos el pecho: “Nosotros somos ese pueblo insensato, ese pueblo que no tiene gratitud, ese pueblo que, tras haber recibido los beneficios de Dios, se empecinó como un mulo obstinado y abandonó a su Señor. Ese pueblo que se permitió provocar (y aún sigue haciéndolo) a su Dios, cuyo culto sustituyó con otros cultos idólatras y sacrílegos, pues adoró a Satanás en sus diversas manifestaciones. Por todo esto el Eterno nos castigó. Y nos castigará siempre hasta que el número de los buenos sea al menos igual que el de los malvados” (Deuteronomio 32, 1-43) ¡Oh, criaturas rebeldes!, NO debéis concluir vuestro pensamiento diciendo: “Pues bien, esperaré a que los demás se vuelvan buenos y predicaré que lo sean”. No es así. Es necesario que cada uno por sí mismo sin cuidarse del vecino, intente volverse bueno como lo quiere Dios.

Después, cuando lo haya logrado, debe hablar en nombre de Dios para exhortar a los demás a ser buenos. Pero antes debe purificarse él mismo en el dolor y el amor. Que cada uno se convierta en Hostia para el Señor.

La Tierra, ese Altar contaminado, tiene necesidad de ser santificada de nuevo, antes de volver a ser un altar dilecto para el Señor.Que el dolor sea el holocausto para el pecado; que el amor lo sea para el sacrificio pacífico.

Mas el amor debe nacer ante todo en vosotros. Sin él no podríais tenerme a Mí, que soy el Amor eterno,el Suscitador de todas las acciones o los pensamientos sobrenaturales. El amor os impulsará a la contrición; la contrición os dará a Dios…

Y unidos con Él, podréis ofreceros con toda el alma, la mente, el corazón, las fuerzas, según la Ley  a El que debe ser amado por encima de todo y sin límite alguno. Yo soy el Amor que habla. Yo soy el Amor que bendice. Yo soy quien te bendice»Y yo te bendigo, ¡Oh, Amor!, para que derrames sobre mí tu luz, que es Luz de Luces, que es la más regocijante y beatífica Luz. Y para que calmes todos mis grandes dolores en un júbilo que no puede ser descrito por ninguna palabra humana.

25 de mayo Intentaré describir la inenarrable, la inefable, la beatífica visión que tuve ayer en las últimas horas de la tarde. Esa visión que me condujo del sueño del alma al sueño del cuerpo y que cuando volví en mí, se me apareció aún más nítida y bella.

Antes de disponerme a hacer esta descripción -que siempre resultará aún más lejos de la realidad de lo que estamos del sol – me pregunté: “¿Antes tengo que escribir o hacer mis penitencias?”. Ardía por describir lo que me procura tanto júbilo y sé que después de la penitencia enfrento con mayor lentitud la fatiga material de la escritura.

Pero el Espíritu Santo me habla con su voz de luz; la llamo así porque es inmaterial como la luz y al mismo tiempo, es clara y deslumbrante como la más resplandeciente de las luces. Y sus palabras dirigidas a mi espíritu, son a la vez sonido y fulgor. Y además, gozo, gozo, GOZO infinito. Esta Voz, envolviendo mi alma en su destello de amor, me dice:

“Comienza por la penitencia y luego escribe lo que te da tanta dicha. En ti la penitencia debe preceder siempre a todo, porque es la que te hace merecer la dicha. 

Cada visión nace de una precedente penitencia y cada penitencia te abre el camino hacia las más elevadas contemplaciones. Por eso vives. Por eso eres amada. Por eso serás bienaventurada. Es necesario el sacrificio, siempre el sacrificio.

Es tu vida, tu misión, tu fuerza, tu gloria. Sólo cuando te duermas en Nosotros, dejarás de ser Hostia para convertirte en gloria”.

San Bartolomé (Natanael) Apóstol fue desollado vivo…

Entonces hice antes todas mis penitencias cotidianas, pero ni siquiera las advertía: los ojos del espíritu “veían” la sublime visión y ella anulaba la sensibilidad corporal. Por eso comprendo por qué los mártires podían soportar esos suplicios horrendos sin dejar de sonreír.

Si en mí, que soy tan inferior a ellos en cuanto a virtud, una contemplación al difundirse del espíritu a los sentidos materiales, puede anular en éstos toda sensibilidad al dolor…

En ellos – que son perfectos en el amor,como puede serlo una criatura humana y que por tal perfección ven sin velos la Perfección de Dios- debía producirse una verdadera anulación de las debilidades corporales.

El júbilo de la visión anulaba la miseria de la carne, sensible a todo sufrimiento.Y ahora intentaré describirla. He vuelto a ver el Paraíso . Y he comprendido de qué están hechas su Belleza, su Naturaleza, su Luz, su Canto; en fin, todo. E incluyo también sus obras, que son las que desde las alturas informan, ordenan, proveen a todo lo creado.

Como ya ha sucedido la vez anterior, he visto la Santísima Trinidad. También los ojos del espíritu necesitan acostumbrarse gradualmente a la contemplación de una Belleza tan alta como ésta.

A pesar de que son mucho más aptos para sostener esa Luz, que los pobres ojos del cuerpo, pues éstos ni siquiera pueden mirar el sol.

NO obstante éste, comparado con la Luz que es Dios, es como la llamita de un humeante pabilo.

Dios es tan bueno que aun queriendo revelarse en sus fulgores, NO se olvida de que somos pobres espíritus, prisioneros aún en una envoltura de carne y por tanto, debilitados por esta prisión. ¡Oh,qué bellos son los espíritus que Dios crea a cada instante para dar un alma a las nuevas criaturas, qué brillantes, cómo danzan! Los he visto y lo sé. Pero nosotros…

Hasta que no volvamos a Él, no podemos sostener el Resplandor de una sola vez. Y en su Bondad, Él va acercándonos poco a poco.

Pues bien, ayer por la noche vi en primer lugar una especie de rosa inmensa.

La llamo así para dar la idea de esos círculos de luz jubilosa que cada vez más se concentraban alrededor de un punto de insostenible fulgor.¡Era una rosa sin confines! Su luz era la que recibía del Espíritu Santo. O sea, la luz relumbrante del Amor Eterno. Era como topacio y oro líquido convertidos en llama… ¡Oh, no sé cómo explicarlo!

Él estaba solo, solo en las alturas, inmóvil en el zafiro inmaculado y esplendente del Empíreo y desde allí irradiaba y la Luz descendía de Él a borbotones, incesantemente.

Esa Luz penetraba la rosa de los bienaventurados y de los coros angélicos y la iluminaba con esa claridad suya que no es más que el reflejo de la luz del Amor que la impregna.

Pero yo no distinguía ni a los santos ni a los ángeles; veía solamente los inconmensurables ribetes de los círculos de esa flor paradisíaca. Ya con eso me sentía colma de beatitud y habría bendecido a Dios por su bondad cuando, en lugar de quedar cristalizada de ese modo, la visión se iluminó con nuevos fulgores.Como si estuviera acercándose cada vez más a mí y me permitió observarla con los ojos del espíritu, ya acostumbrados al primer fulgor y capaces por lo tanto, de sostener uno más intenso.

Vi a Dios Padre: era un Esplendor en medio del esplendor del Paraíso, definido con líneas de luz deslumbrante, incandescente, de infinito candor. Imagínese Ud. cuán intensa debía de ser su Luz, si aun siendo circundada por otra sumamente brillante, lograba anularla…

Hasta el punto de reducirla a una sombra reflejada en su esplendor y por eso, me permitía distinguirle en medio de esa marea de luz.Es espíritu… ¡Oh, cómo se ve que es todo espíritu! Es el Todo porque es absolutamente perfecto. Es la nada porque el roce de cualquier otro espíritu del Paraíso no podría tocar a Dios, que es Espíritu sumamente perfecto aun en su inmaterialidad.

Espíritu que es Luz, Luz, nada más que Luz.Frente a Dios Padre estaba Dios Hijo, con su Cuerpo glorificado ataviado con la espléndida vestidura real que cubría sus Miembros santísimos sin lograr ocultar su belleza inexpresable.

Su Belleza se fundía con la Majestad y la Bondad. Las ascuas de sus cinco Llagas lanzaban cinco espadas de luz en todo el Paraíso, que aumentaban el esplendor de éste y el de la Persona glorificada.

No tenía aureola o corona alguna, pero todo su Cuerpo emanaba luz, esa luz especial de los cuerpos espiritualizados, que en Él y en su Madre es intensísima y se desprende de una Carne que no es carne opaca como la nuestra, sino que es luz.Dicha luz se condensa aún más alrededor de su Cabeza, no como una aureola – lo repito – sino como procediendo de toda su Cabeza. También la sonrisa era luz y luz era la mirada; luz emanaba de su hermosísima Frente sin heridas.

Y hasta parecía que en los puntos en que otrora, las espinas habían hecho brotar sangre y provocado dolor, ahora manaba una luminosidad aún más viva.

Jesús estaba de pie y con la mano sostenía su estandarte real, como en la visión que tuve, según me parece, en enero.

Un poco más abajo que Él – pero no mucho, digamos a la distancia que hay entre un peldaño y el sucesivo – estaba la Virgen Santísima, bella como en el Cielo. O sea, con su perfecta belleza humana glorificada en belleza celestial.Estaba entre el Padre y el Hijo, que entre sí distaban unos metros. (Digo esto para tratar de aplicar comparaciones materiales). Ella estaba en el medio, con las manos cruzadas sobre el pecho…

Esas manos dulces, pequeñas, bellísimas, de inigualable candor – y miraba adorando, al Padre y al Hijo, alzando ligeramente su apacible, su perfecto, su amoroso y suavísimo rostro.

Miraba al Padre con total veneración. No pronunciaba palabra alguna, pero su mirada era ya, toda ella, una expresión de adoración, de plegaria, de canto. No estaba arrodillada, pero en esa mirada había tanta adoración que era como si estuviera más postrada que en la más profunda genuflexión.

Decía: “¡Sanctus!”, decía: “¡Adoro Te!”, únicamente con la mirada. Miraba a su Jesús llena de amor. No pronunciaba palabra alguna pero su mirada era toda ella, una caricia. Cada caricia de esos ojos suaves decía: “¡Te amo!”.No estaba sentada. No tocaba al Hijo, pero su mirada le acogía como si Él estuviera en su regazo, rodeado por sus brazos maternos como en la Infancia, como en la Muerte o aún más. Le decía: “¡Hijo mío!”, “¡Dicha mía!”, “¡Amor mío!” únicamente con su mirada.

Se deleitaba mirando al Padre y al Hijo.

Y cada tanto, alzaba aún más el rostro y la mirada en busca del Amor que resplandecía en lo alto, perpendicularmente sobre Ella. Entonces, su luz deslumbradora, esa perla hecha luz, se encendía como si una llama la abrasara y la hiciera aún más bella.

Ella recibía el beso del Amor y se tendía con toda su humildad y su pureza, con su caridad, para retribuir con una caricia la Caricia y decir: “Heme aquí. Soy tu Esposa, te amo, soy tuya, tuya por la eternidad”.

Y cuando la mirada de María se enlazaba a sus fulgores, el Espíritu irradiaba aún con más fuerza sus Llamas. María volvía otra vez sus ojos hacia el Padre y el Hijo. Parecía que, una vez que el Amor se había depositado en Ella, lo distribuía. ¡Qué pobre es mi expresión!

Lo diré mejor. Parecía que el Espíritu la había elegido para que recogiera en Ella todo el Amor y lo llevara después al Padre y al Hijo, de modo que los Tres se unieran y se besaran convirtiéndose en Uno. ¡Oh, qué dicha poder comprender este poema de amor! ¡Y qué dicha ver la misión de María, Sede del Amor! Pero el Espíritu no concentraba sus rayos únicamente en María. Nuestra Madre es grande; sólo Dios está antes que Ella. Mas, ¿Puede un dique, aunque sea sumamente grande, contener el océano?

No lo puede, pues se colma y desborda. El océano tiene aguas para toda la Tierra, igual que la Luz del Amor. Esta Luz descendía como una caricia perpetua sobre el Padre y el Hijo y les estrechaba en un anillo resplandeciente.

Y tras haberse beatificado con el contacto del Padre y del Hijo, que correspondían con amor al Amor, seguía ampliándose y se extendía sobre todo el Paraíso.Y el Paraíso se me revelaba en sus detalles…

 He ahí a los ángeles; están más arriba que los bienaventurados, forman círculos en torno al Eje del Cielo, que es Dios Uno y Trino, y cuyo corazón es la Gema virginal: María. Se asemejan más profundamente al Padre. Son espíritus perfectos y eternos, son rasgos de una luz cuya intensidad es inferior únicamente a la de Dios Padre,son de una belleza inenarrable. Adoran… emanan armonías. ¿Con qué lo hacen? No lo sé.

Puede que las emitan con los arrebatos de su amor, puesto que no se trata de palabras: el trazado de la boca no altera su luminosidad. Resplandecen como las aguas inmóviles embestidas por un radiante sol.

Su amor es canto, es una armonía tan sublime que sólo por gracia de Dios puede oírsela sin morir de gozo.

Más abajo están los bienaventurados. Ellos, en su aspecto espiritualizado, se asemejan más al Hijo y a María. Son más densos que los ángeles, diría que son visibles para los ojos y lo que produce más impresión, sensibles al tacto. De todos modos, son inmateriales pero presentan los rasgos físicos, que son diferentes en cada uno de ellos, más marcados.

Y eso me permite entender si se trata de un adulto o de un niño, de un hombre o de una mujer. No veo viejos, en el sentido de decrépitos.

Al parecer, allá arriba también los cuerpos espiritualizados de los que murieron en edad avanzada, dejan de presentar los rasgos de decadencia de nuestra carne. Es verdad que es más majestuoso un anciano que un joven.

Pero no lo es la escualidez de las arrugas, de la calvicie, de la boca sin dientes y la espalda encorvada, rasgos propios de los seres humanos. La edad máxima parece ser de unos 40 o 45 años. O sea, corresponde a una floreciente virilidad, aunque la mirada y el aspecto demuestran una dignidad patriarcal.  Entre los muchos espíritus… ¡Oh, cuántos santos!…

¡y Cuántos ángeles!

¡Los círculos, convertidos en una estela de luz, se funden con los azulados esplendores de una inmensidad sin confines! Y desde lejos, desde muy lejos, desde ese horizonte celeste, llega aún el eco del sublime aleluya… Y titila la luz que es el amor de este ejército de ángeles y beatos…

Esta vez veo, entre los muchos espíritus, uno imponente. Es alto, de aspecto bueno, aunque severo. Tiene una larga barba que desciende hasta la mitad del pecho y lleva en la mano unas tablas.

Me parece que se trata de esas tablas enceradas que usaban los antiguos pueblos para escribir.

Apoya la mano izquierda en dichas tablas y éstas a su vez, sobre la rodilla izquierda. No sé quién es. Pienso que podría ser Moisés o Isaías. No sé por qué, pero lo pienso. Me mira y sonríe con gran dignidad. Y nada más.¡Qué ojos los suyos!: Parecen hechos para dominar las multitudes y penetrar los secretos de Dios. Mi espíritu se acostumbra cada vez más a ver en la Luz. Y advierto que a cada fusión de las Tres Personas…

Fusiones que se repiten con un ritmo apremiante e incesante, como si las acuciara un hambre insaciable de amor, se producen esos incesantes milagros que son las obras de Dios.

Veo que por amor al Hijo – a quien siempre quiere dar el mayor número de adictos – el Padre crea las almas. ¡Oh, qué hermoso es!

Ellas surgen del Padre como destellos, como pétalos de luz, como gemas globulares, como no soy capaz de describir. Las nuevas almas van surgiendo incesantemente…Van surgiendo hermosas, felices de descender para introducirse en un cuerpo por obediencia a su Autor. ¡Qué bellas son cuando surgen de Dios!

No las veo en el momento en que las enfanga la mancha original; no puedo verlas porque estoy en el Paraíso.

Y por celo hacia su Padre, el Hijo recibe y juzga, sin pausa, a los que vuelven al Origen para ser  juzgados, una vez que ha cesado en ellos la vida.

Yo no los veo, pero por el cambio de expresión deJesús, comprendo si son juzgados con júbilo, con misericordia o inexorablemente. ¡Cómo resplandece su sonrisa cuando se presenta ante Él un santo!

¡Qué luz de desconsolada misericordia cuando debe separarse de alguien que, antes de entrar en el Reino, debe purificarse!

¡Qué destello de dolorosa, de ofendida pesadumbre, cuando debe repudiar por la eternidad a un rebelde!

Aquí comprendo qué es el Paraíso, de qué están hechas su Belleza, su Naturaleza, su Luz y su Canto. Están hechas de Amor. El Paraíso es Amor. El Amor lo ha creado todo en él. El Amor es la base sobre la que todo se apoya.El Amor es la cumbre de la que todo desciende. El Padre obra por Amor. El Hijo juzga por Amor. María vive por Amor. Los ángeles cantan por Amor. Los bienaventurados elevan sus hosannas por Amor. Las almas se forman por Amor.

La Luz existe porque existe el Amor. El Canto existe porque existe el Amor. La Vida existe porque existe el Amor. ¡Oh, Amor! ¡Amor! ¡Amor!… Me anulo en Ti. Renazco en Ti. Yo, como criatura humana,muero porque Tú me consumes.

Yo, como criatura espiritual, nazco porque Tú me creas. ¡Amor, Tercera Persona, bendito, bendito, bendito seas! ¡Amor, que eres amor de las Dos Primeras, bendito, bendito, bendito seas! ¡Amor, que amas a las Dos que te preceden, bendito, bendito, bendito seas!

Tú, que me amas, bendito seas. ¡Oh, Luz mía! Yo, que te amo, te bendigo porque me permites amarte y conocerte…Después de haber escrito todo esto, he buscado en los fascículos la precedente contemplación del Paraíso. ¿Por qué lo he hecho?Porque siempre desconfío de mí misma y quería ver si una de las dos contradecía a la otra y con ello, me habría persuadido de que soy víctima de un engaño. Pero No, no hay ninguna contradicción. La visión actual es aún más nítida pero en lo esencial, son iguales.

La visión anterior se refiere al 10 de enero de 1944. No había vuelto a examinarla desde entonces; puedo asegurarlo como bajo juramento.

Dice Jesús, hacia el crepúsculo:«En el Paraíso que el Amor te ha hecho contemplar, están solamente los “vivos” a que se refiere Isaías en el cap. 4; es una de las profecías que se leerán pasado mañana. (En la misa)

 Las palabras siguientes explican cómo se logra estar “vivos” de ese modo: con el espíritu de justicia y con el espíritu de caridad se anulan las manchas ya existentes y se preserva de nuevas corrupciones. Esta justicia y esta caridad que Dios os otorga y que vosotros debéis otorgarle, os conducirán al Tabernáculo eterno y os mantendrán a su sombra.

Allí serán inocuos el ardor de las pasiones y las tinieblas del Enemigo, porque serán neutralizadas por vuestro Santísimo Protector.

Que más amoroso que una clueca con sus polluelos, os cobijará al amparo de sus alas y os defenderá de todo ataque sobrenatural. Pero no debéis alejaros nunca dé El que os ama. Alma mía, piensa en la Jerusalén que te ha sido mostrada.

¿No merece, acaso, que se cumplan todos los cuidados para poseerla?¡Vence! Yo te aguardo. Nosotros te aguardamos. ¡Oh, quisiéramos decir esta palabra a todos los seres de la Creación o al menos, a todos los cristianos, a todos los católicos! ¡Y sin embargo, podemos decirla a muy pocos!

Ahora basta, porque estás cansada. Reposa pensando en el Paraíso»

26 de mayo Dice Jesús:

«¿Por qué dice Isaías: “Vosotros, los sedientos, id por agua y también vosotros, los que no tenéis dinero, corred a comprar y comer vino y leche” ?

Lo dice porque hay quien pagó por vosotros todas las riquezas eternas, quien adquirió y molió el Trigo más puro, adquirió y exprimió la Uva más bella, para calmar vuestra hambre y vuestra sed.

Y con esta compra, que pagó con un valor ilimitado, que molió y exprimió con un sudor de sangre, hizo para vosotros un Pan y un Vino que quitan todo el hambre y toda la sed…Excepto el hambre y la sed de lo espiritual y que dan la Vida a quien los recibe.

El Trigo es la Carne que nació en el seno virginal de mi Esposa. El Vino es la Sangre, cuya fuente está en el Corazón inmaculado que se abrió como un capullo cuando mi Fulgor, como una Flecha de Fuego…

Descendió para hacer de Ella una Madre: la Madre de El que era a la vez su Padre y su Esposo.

¡Oh, cuál momento aquél en el que estuvimos Nosotros Tres en su Corazón!

Y encontramos en él, el amor de la criatura tal como lo habíamos deseado en cada criatura, tal como nadie poseía excepto Ella, María Santísima!

Su sangre consistía sólo en pocas gotas en torno a la Semilla del Señor, pero se convirtió en un río tan grande, tan inagotable que, desde hace siglos, no cesa de fluir y no cesará hasta el día postrero.

Yo, el Amor, doné este Manjar para que fuera Testimonio para los pueblos de la Bondad del Padre. Yo doné este Verbo. Mi Amor lo envió a la Tierra para que sirviera de Maestro a los pueblos y de Adalid de los mismos hacia Dios.

Y por amor, Él se escindió de Nosotros y la eterna Palabra permaneció en su penoso exilio, cuyo final fue una muerte oprobiosa hasta que dio el fruto que las gentes esperaban: la Redención.Fue la Redención de la culpa a través de su Sangre; la Redención de las debilidades a través de su Carne; la Redención de la ignorancia a través de su Palabra.

Él cumplió todo lo que quiso el Amor; obró cuanto debía.

En nada ahorró la fatiga.No cerréis vuestro espíritu a este Tesoro. Venid, porque estáis sedientos. Venid vosotros, los que sabéis que estáis sedientos y vosotros los que aún más muertos que éstos, ni siquiera sabéis ya, que lo estáis.

Venid. Aquí encontraréis el Vino que vivifica y la Leche que conforta y sana. Y si sois pobres, si no tenéis dinero, venid lo mismo. El Amor Uno y Trino os revela sus riquezas con tal de que lo améis».

Fuente: Cuadernos de 1944 de María Valtorta.

F93 EL CREDO 12


SUBIÓ A LOS CIELOS

El Cielo es nuestro verdadero Hogar. Donde está nuestra verdadera Familia. Lo preside nuestro Padre Santísimo: la  Santísima Trinidad.

Tres Divinas Personas y un solo Dios Verdadero. Están rodeados por  los verdaderos hijos de la Luz. Y los más cercanos son los mártires, los que compartieron con Jesús su martirio en la Tierra, por la Persecución que soportaron a causa de su fidelidad a sus enseñanzas y a la misión a la que NO renunciaron a pesar de todas las pruebas que los acrisolaron, en la vida mortal que les tocó vivir, junto con los Patriarcas y los Apóstoles.

Son los bienaventurados en Cristo, el ejército de los marcados con la Sangre del Cordero. Una multitud que es Luz; una Luz que es canto, un canto que es adoración, una adoración que es beatitud.

A la izquierda están las filas de los confesores. A la derecha, la de los vírgenes que están junto con los mártires, pues el martirio devuelve la virginidad al alma, como si apenas hubiese sido creada. Todos visten de blanco, al igual que Jesús y María. Los atavíos de paño diamantino emanan Luz, al igual que los cuerpos y los rostros espiritualizados, que son jóvenes, bellos y perfectos.

Únicamente Jesús y María poseen un cuerpo de carne y espíritu vivo, palpitante, perfecto; sensible al tacto y al contacto, porque son cuerpos divinos y manifiestan la promesa de lo que serán los cuerpos humanos con la Resurrección de la Carne, con una edad joven y perfecta, plena de belleza.

Todos entonan un Aleluya que es incomparable en potencia y a la vez suave como una caricia. Y a cada ¡Hosanna! de la multitud, todo ríe y resplandece con más vivacidad.

Llegará la hora en que los muertos espirituales oigan la Voz del Hijo de Dios que proclama: “Así como el Padre resucita a los muertos y les devuelve la vida, así también el Hijo del Hombre la devuelve a quien quiere…” 

Y los que la oigan y que hicieron en bien, resucitarán para la Vida Eterna; más los que hicieron el mal, resucitarán para la Muerte Eterna.   Por eso el que ES ciencia y verdad, repite, insiste y jura que existe una sola y única vida de la carne y una única vida del espíritu. Esta vida se vive en una única jornada humana… NO EXISTE LA REENCARNACIÓN.

Y ésta es la única oportunidad que puede concedernos la resurrección del espíritu, por medio de la Conversión, pues cuando se insiste en permanecer muerto, lo único que queda es la Muerte Segunda en el Infierno.

¿QUÉ HACEN LAS ALMAS EN EL CIELO? ¿QUÉ ES EL CIELO?

El Cielo está más allá de la comprensión humana.

Una y otra vez oímos hablar de su belleza.

Una y otra vez oímos decir que aquellos que llegaron al Cielo están en un estado de completa satisfacción.

La Biblia habla muy poco del Cielo. Pero podemos aventurar más cosas a través de lo que han dicho quienes han tenido experiencias cercanas a la muerte…  

La Biblia, la tradición y las experiencias cercanas a la muerte coinciden que los habitantes del cielo están en el más alto nivel de bienestar.

Son consumidos por el Amor que va más allá de cualquier amor que alguna vez sintieron.

Ellos son felices. Son más que felices.

La alegría que sienten es un estado normal y constante.

No hay más dolor. No hay más sufrimiento. No hay más preocupación por el cuerpo.

No hay más preocupación por el dinero. Ya no hay necesidad de ropa o habitación y no hay más soledad.

En el cielo las almas aman con un amor desconocido en la esclavitud de la vida terrenal y se unen a los que les han precedido.

Y una cosa importante, quienes están allí no permanecen sin hacer nada – como podrían suponer algunos- interpretando literalmente que en nuestra vida eterna estaremos en la adoración permanente de Dios.Sino que algunos “viajeros” han visto a legiones de personas ocupadas investigando y trabajando, absortos en proyectos que parecían importantes.

¿QUÉ DICEN LOS VIDENTES ACERCA DEL CIELO?

Videntes de Medjugorje describen un gran espacio con una luz brillante que nunca se desvanece.

Una luz que no se refleja en los objetos sino que se irradia de ellos

No es como nada de la tierra.

También están los colores. El brillo, la textura y la variabilidad de los colores están más allá de colores tierra.

El color más hermoso de la tierra, el más increíble azul, no es más que una sombra de azul celestial.

Todo en la tierra es una mera sombra.

Las personas a menudo son vistas por los videntes llevando túnicas de color rosa, gris o amarillo, y esta es también la forma en que lo describen quienes tuvieron una experiencia cercana a la muerte: trajes que no son realmente de este mundo, descriptos como color pastel.

Hay música. Hay música celestial. 

Tampoco ella es como nada en la tierra. La música es de un coro real de ángeles y es una música hermosa, calmante y exaltante, un sonido que alaba a Dios constantemente.

Hay aromas exquisitos. Los olores están también más allá de la tierra.

QUE ES LO QUE HAY PARA VER EN EL CIELO

Hay magníficos valles, laderas, altiplanos, interminables praderas.
No hay desiertos.
Un lugar amplio y noble – la corona del mundo, y luego los más grandes, campos de hierba.
Hierbas de oro, flores azules, flores en dos pies de tallos, varas de oro, animales fantásticos (pero no mosquitos), pérgolas de vides.
Numerosas aves, mariposas enormes, animales que no son de la tierra, nuevas formas de vida.

Todos comparten la belleza.

“Los árboles, arbustos y flores eran perfectos.
No tenían hojas secas en ningún lugar.
La vegetación no se puede dañar.
.
No era sólo la belleza de las flores individuales lo que impresionaba, sino la forma en que se organizaba en los jardines y la forma en que se complementaban entre sí en color y tamaño”

“Una brizna de hierba arrancada de la “tierra”, comienza a crecer de nuevo cuando se deja caer hacia abajo”.

¿Fantasía? Incluso médicos describen esto con sus propios pinceles sobre el más allá. 

No hay muerte. No hay ramas u hojas muertas.

Algunos ven árboles frutales, otros grandes bosques de robles y olmos y árboles que no son familiares para los ojos terrenales. Todos imponentes y simétricos, acentuando la luz. “El tiempo no parecía importar“, dijo.

Otro hay que cita:

”Me sentí como si tuviera todo el tiempo del mundo para pasear por el camino y disfrutar de la sensación de paz y serenidad”.

Esa atmósfera etérea es la preparación para aún mayores realidades más altas.

El viaje es impresionante.

“Los que mueren van a diferentes estados o lugares y no se ven el uno al otro todo el tiempo”, dijo una niña llamada Daisy Dryden que ‘murió’ cuando niña ”pero todo lo bueno se encuentra en el estado de bienaventuranza”

LOS NIVELES DEL CIELO

Si hay muchas maneras de existir en el Infierno y el Purgatorio, también hay muchos niveles en el Cielo.

Podemos suponer que la Virgen se encuentra en la parte superior (que es por eso que no es inmediatamente prevalente en muchos episodios de este tipo).

Ella se encuentra en los niveles más altos.

Un hombre de Louisiana escribió acerca de un grave ataque al corazón – tan grave que los médicos tuvieron que inducir un coma y cuando lo hicieron, sus órganos se cerraron.  “Fui despertado no en este mundo”, dijo, “sino cara a cara con la Virgen que me dijo que NO era mi tiempo.”

Dónde está Ella, donde está Cristo, están también los más altos órdenes de ángeles.

LOS PAISAJES DEL CIELO

Otra persona, un médico cristiano llamado Richard Eby, se encontró con “un magnífico blanco, flores de cuatro pétalos” y música celestial que era muy diferente de todo lo que sabemos.

“En un abrir y cerrar descubrí por qué”, dijo.
“No tenía ritmo, venía de todas partes.
Me di cuenta de que mi vestido blanco, además emitía luz blanca y pura. Y cantaba en voz baja, igual que mi cuerpo, las flores, los árboles, las colinas, y cielo”
 (véase 1 Crónicas 16 :31-33)

Cuando el Dr. Eby le preguntó por qué la música no tenía ritmo, se le dijo que era porque en el cielo no hay tiempo para dividir en golpes.

El médico también registró un aroma delicado (una exquisita fragancia que nos recuerda el “olor de santidad”) y encontró que su cuerpo era transparente y auto-luminoso – sin peso y nebuloso.

Su túnica de seda se sentía rara.

El paisaje, “Se extendía por millas colina abajo de cielos despejados de un color nuevo para mí, de una luz de oro blanco iridiscente” escribió en un libro sobre su experiencia con Jesús.

“Árboles de hoja perenne perfectas cubrían las colinas que se elevaban desde el fondo del valle alfombrado de flores.

Los árboles parecían un poco al árbol de la vida, pero eran demasiado majestuosos y perfectos para ser terrenales”.

Dijo que la hierba, “crecía densa y sin una sola hoja rota.”

Esto es muy similar a una descripción antigua que dio el Papa Gregorio el Grande hace muchos siglos de un hombre llamado Esteban, que después de cruzar “el puente” se encontró con:

“prados deliciosos alfombrados con hierba verde y flores perfumadas.
Las praderas parecían ser lugares de encuentro para las personas vestidas de blanco.
Tal olor agradable llenaba el aire, al punto que el dulce aroma por sí era suficiente para satisfacer a los habitantes que paseaban allí.

En ese lugar cada uno tenía su propia vivienda independiente, llena de luz magnífica”

Hay cielos y lagos azules y una panoplia de flores mixtas, todo en oro o plata.

Las personas se ven muy, muy felices, porque el cielo está lleno de luz inmensa y todo el mundo lleva una sonrisa constante. Cuando hay edificios, no parecen tener barreras o muros. Hay lo que parece mármol, pero no de piedra real. No lo podemos imaginar en términos físicos.

Hay paisajes pero no son físicos. Son límites. Todo parece como diamantes y estrellas y en Medjugorje hubo descripciones similares.

El Cielo se describe como un lugar donde la gente siempre estaba cantando con los ángeles flotando por encima y la alegría en los rostros, de tal manera que va más allá de la representación.

La gente en el Cielo conoce la plenitud absoluta, dijo la vidente de Medjugorje Vicka.

“Los árboles, los prados, el cielo son totalmente diferentes a cualquier cosa en la tierra”,agregó la vidente Mirjana Soldo.

“Y la luz es mucho más brillante. El cielo es hermoso más allá de cualquier comparación posible con nada de lo que conocemos en la tierra.

(Las personas) estaban caminando en un hermoso parque. Ellos lo tienen todo. Ellos no necesitan ni quieren nada. Están totalmente satisfechos”

LAS REUNIONES CON LOS SERES QUERIDOS

Y luego están las reuniones con sus seres queridos.

“Vi a mi abuela a quien nunca había conocido”, dijo una mujer de Louisiana que tuvo una experiencia cercana a la muerte.

“Ella murió mucho antes de que yo naciera. Ella estaba sonriendo. Recuerdo que decía el Rosario. Nunca la había conocido, pero yo sabía que era ella.

Había algunos edificios. Todo era de oro y plata y joyas. Todo irradiaba. Y el olor ¡Oh! Todo estaba en una hermosa niebla.

No hay manera de que usted no vaya a querer estar delante de Dios, incluso con un poco de imperfección.

El Cielo es tan hermoso que no se desea ensuciar con cualquier cosa en su alma.

Había personas que cuidaban a los bebés en un lugar como una nursery. Usted sabe quiénes son, pero no se parecen a usted o a mí.”  “Me acuerdo que la Santísima Madre estaba allí y ella es absolutamente hermosa”, agregó esta mujer.
“Siempre pensé que era insignificante, pero ella me conocía. Había oído todas mis oraciones.
Y Cristo me mostró a los ángeles que me había enviado cuando yo necesitaba a alguien”

La gente en el cielo canta.

Tienen trabajo que hacer. No sé lo que estaban haciendo, pero todos estaban muy ocupados y todos eran muy felices. 

Todo el mundo estaba vestido de lo mismo, algo largo, blanco, rosa, azul , como túnicas.

Todos ellos parecían de la misma edad, en sus veinte o treinta años. Allí estaba mi abuela, que se veía muy joven y radiante. 

Vi un poco del trono de Dios. No se me permitió ver a Dios y sé por qué. No voy a ser capaz hasta que me juzgue un día.

Si la pequeña parte del trono que vi es una indicación del tamaño de Dios mismo, Él es enorm.

Y los ángeles que vi arrodillados allí alabando y cantándole a él eran enormes, y yo sólo podía ver una pequeña parte minúscula de la silla”.

COMO VIVE LA GENTE ALLÍ

“Pequeños caminos bordeados de flores llevan a los hogares individuales y las casas parecen ser pequeñas y ocupadas por miembros de la familia”, dijeron Lundahl y Widdison. O las familias ocupan regiones enteras. ¿Un día de campo celestial?

No hay la necesidad de alimentos como en la realidad física, pero aquellos en el Cielo pueden optar por “comer”, si así lo desean.

”Me sentí simplemente maravillosa”, dijo una mujer cuya muerte ocurrió en 1960.

”No sentí ningún dolor. 

Me sentí como un observador, flotando entre dos mundos, uno que conocía bien y otro que yo no sabía que existía. 

Con el tiempo, parecía que el techo estaba pavimentado con nubes azules y blancas, y el aire parecía salpicado de polvo de oro.

Llegaba a ser muy brillante”

LA ACTIVIDAD DE LA GENTE ALLÍ

Hay un paisaje pero luego, de manera espectacular, puede estar lo que parece una ciudad o serie de ciudades.  

Aquí es donde algunos han visto el lugar de balance.

Es donde otros han visto lo que parecía ser enormes bibliotecas – tan vastas como “sin fin” (como todos los edificios de Washington juntos, en palabras de uno)

Uno quien lo experimentó, llamado Dr. George Ritchie describió que la biblioteca que él veía como “del tamaño de toda la Universidad de Richmond”.
Donde él miraba en habitaciones llenas hasta el techo con documentos “en pergamino, arcilla, cuero, metal, papel”

El pensamiento vino a él (como a otras personas que han visto un lugar similar) que “los libros importantes del universo” se reunieron aquí.

Durante su experiencia el psiquiatra entró en otro “edificio” que parecía tener un ambiente silencioso y se sorprendió al ver a la gente en un pasillo.

”No podría decir si eran hombres o mujeres, jóvenes o viejos, porque todos estaban cubiertos de la cabeza a los pies con capas con capucha que me hicieron pensar vagamente en los monjes”, escribió.

”Pero el ambiente del lugar no era para nada como me imagino un monasterio. Era más como un centro de estudio enorme, tarareando con la emoción del gran descubrimiento”

Todo el mundo que pasaba en los pasillos anchos y en las escaleras curvas parecía atrapado en alguna actividad totalmente absorbente, no se intercambiaban muchas palabras entre ellos.

Y sin embargo, no se sentía hostilidad entre estos seres, en lugar de un distanciamiento había una concentración total.

Cualquier otra cosa que estas personas podrían hacer, parecía completa y supremamente altruista – absortos en algún propósito vasto, más allá de sí mismos.

A través de las puertas abiertas vislumbré enormes salas llenas de equipos complejos.

En varias de las habitaciones figuras encapuchadas se inclinaban sobre gráficos y diagramas complejos, o se sentaban a los mandos de elaboradas consolas con parpadeantes luces.

Yo me enorgullecía un poco sobre los inicios de una educación científica, en la universidad me había especializado en química y en biología, estudié física y cálculo.

Pero si esas eran actividades científicas de algún tipo, estaban mucho más allá de cualquier cosa que yo sabía, que ni siquiera podía adivinar en qué campo se encontraban.

De alguna manera sentí que algún vasto experimento estaba siendo perseguido, tal vez docenas y docenas de tales experimentos”

“Los ojos de la fe nos permiten ver que las ciudades celestiales y terrenales interpenetrarse y están intrínsecamente ordenadas entre sí, ya que ambas pertenecen a Dios Padre, que está ‘sobre todos, por todos y en todos’” dijo Benedicto XVI dijo en una academia pontificia.

Otros han visto almas ocupadas con tareas que no pudieron determinar.

Fuentes:

http://www.spiritdaily.org/heavenvision.htm

F92 EL CREDO 11


AL TERCER DÍA, RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS

La vida comienza cuando parece que termina…

La muerte, es sólo la dolorosa transición hacia la verdadera Vida.

El hombre fue creado para el Cielo…

TRANSITO

Destinado desde un principio a ser el Templo Vivo de Dios, su paso por la tierra es solo la preparación de ese magnífico destino.

El Infierno fue creado para castigo de Satanás y sus ángeles rebeldes a Dios.

Ahora lo comparten los hombres que rechazan la Salvación y la Doctrina de Jesús, por más que se nieguen a creer que existe.

En la noche del Viernes Santo, después de una muerte cuyos tormentos sólo pueden compararse a los del Infierno…

Jesús bajó a él para sacar del Limbo a los que aguardaban el momento de su Triunfo, que les abriría las puertas del Cielo para llevarlos con Él.

¡Cuánto dolor experimentó el Salvador al entrar en aquel lugar tan atroz!

¡Qué espantoso es el Fuego del Rigor de Dios!

¡Qué terrible es perder el Amor para vivir y respirar Odio, que es lo único que palpita en aquel Reino Maldito!1limbo

Jesús nos creó una segunda vez.

El pecado mató la Gracia en el hombre y su alma profanada por Satanás, quedó convertida en un cadáver espiritual y su cuerpo vulnerable a la enfermedad.

Dios nos amó hasta el extremo de querer conocer la vida y la muerte de la Tierra, para hacerse Alimento de nuestra debilidad y Sacramento, para permanecer entre nosotros. Se despojó de la Vida para darnos la Vida.

Se despojó de su vestidura de Dios y se cubrió con la nuestra de Hombre. Y aun ésta la perdió por nosotros, después de probar todos sus horrores: Dolores, hambres, traiciones, torturas, fatigas, agonía y muerte…

¡Oh Redención del Hombre, cuánto le costamos!

Reparación y Obsequio ofrecido a su Padre Santísimo….Como Consagrante, Constructor y Víctima, Jesús adquirió el derecho a ser Sacerdote Supremo.

Esto es lo que constituye su Gloria: haber restituido a Dios los Templos Vivos de nuestras almas de nuevo consagradas…

Y de esta Gloria lo revistió el Padre…

Otorgándole el Poder de ser Juez de todas las creaturas que hizo suyas al Precio de un Sacrificio sin Límites, con una Victoria total manifestada el Domingo de Resurrección…northern-lights-6

La noche abre paso al amanecer. El cielo va tomando los tintes de un zafiro más claro… En el huerto hay un silencio total.

Las estrellas del cielo, van desapareciendo poco a poco y el tinte azul negro de la noche se difumina, ante el empuje del alba que avanza de oriente a occidente; como la ola de marea alta que cubre la playa mojando la arena y los arrecifes, con el agua y la espuma…

Las estrellas parpadean con su luz cada vez más débil, bajo la luz blanco-verdosa del alba, que baña los olivos mientras la aurora surge victoriosa…

Borrando la oscuridad de la noche precedente, con sus destellos áureos y rosados que se posan sobre el rocío que baña todas las hojas en el huerto…

Los pajarillos se despiertan entre el tupido ramaje de los altísimos cipreses y los setos de laureles, que defienden del cierzo.La puerta del sepulcro de Jesús ha sido reforzada con una gruesa capa de cal, como si fuese un contrafuerte.

Sobre el color blanco opaco del sello del Templo, golpean las largas ramas de un rosal…

Los guardias, fastidiados y temblando de frío; abrumados por el sueño… Custodian el sepulcro en diversas actitudes…

Alrededor de la fogata que hicieron durante la noche, sólo quedan los tizones, la ceniza, las sobras de la cena y los huesitos pulidos que usaron para jugar un juego parecido al dominó, sobre un tablero trazado sobre la tierra de la vereda…

Cuando se cansaron, se acomodaron para dormir un poco o velar…

En el cielo que ilumina una naciente aurora, se dibuja una raya rosada que avanza por el firmamento…

Viene de desconocidas profundidades…

Es un meteoro brillantísimo que desciende cual bola de fuego en un resplandor portentoso, seguido de una brillante estela…guardia-tumbaLos guardias espantados levantan su cabeza, porque junto con la luz resuena un retumbo armónico que llena todo lo creado…

Es el Aleluya angelical, la Gloria que acompaña al espíritu de Jesús que regresa a su Cuerpo Glorioso…

El meteoro choca contra la inútil piedra que es el sello el sepulcro. Lo destruye… Lo arroja por tierra esparciendo terror y fragor, sobre los guardias que fueron puestos como carceleros del Dueño del Universo.

Y al pegar contra la Tierra provoca un nuevo terremoto, parecido al que sucedió cuando el espíritu de Jesús, salió de su cuerpo Crucificado…

Entra en la oscuridad del sepulcro que se ilumina con esa luz maravillosa e indescriptible…

Y mientras permanece inmóvil, suspendida en el aire…

El espíritu vuelve a entrar en el cuerpo sin vida, que está embalsamado bajo las fúnebres vendas… Es muy lento describir… Pero todo ha sucedido en un instante: El aparecer, descender, penetrar y desaparecer la Luz de Dios; ha sido velocísimo…

El viernes por la tarde, el cadáver de Jesús fue sepultado…

Al alba del tercer día, su Espíritu bajó como un rayo poderoso: destruyó los sellos de los hombres, tan inútiles ante el Poder de Dios.

Derribó la piedra y aterrorizó a los guardias puestos para vigilar al que Es Vida, a quién ninguna fuerza humana puede impedir que lo sea.

Jesucristo con su Fuego Divino, calentó los fríos restos de su cadáver y el Nuevo Adán, se dijo a Sí Mismo: ‘Vive. Lo quiero.’

El «Quiero» del divino Espíritu a su frío cuerpo no recibe contestación.

El «Quiero» lo dice la Esencia a la materia muerta. Sin embargo no se oye ni una palabra.

1jmuerto

La carne recibe la orden y obedece…

Bajo el Sudario y la Sábana despierta del sueño de la muerte, vuelve de la «nada» en que estaba. El corazón se despierta…

Da el primer latido… Empuja en las venas el resto de la helada sangre que quedó e inmediatamente crea lo que necesitan las arterias vacías… Lo que necesitan los pulmones inmóviles… Lo que necesita el cerebro…

Llevando calor, salud, fuerzas, pensamiento…

Y su cadáver siente que la Vida vuelve a Él.

Como un hombre que se despierta después de un profundo sueño, Jesús da un gran respiro.

Ni siquiera abre los ojos. Lentamente la sangre vuelve a llenar las venas vacías, vuelve a latir el corazón, da calor a los miembros.

Las heridas se cierran, los moretones desaparecen. ¡Cuán herido estaba Él…! Pero la Fuerza entra en actividad.

Y su Cuerpo es sanado.

Lentamente ha despertado. Ha vuelto a la Vida. Estuvo muerto. AHORA VIVE.

Ahora se levanta. Se quita las sábanas en las que estuvo envuelto. Se libra de los ungüentos. Aparece tal cual ES: la Belleza Eterna. La Perfección Absoluta.Jesus Resucitado ASe pone un vestido que no es de esta tierra, se lo tejió su Padre, que es el que teje la delicadeza de os lirios. Está revestido de resplandor. Sus Llagas son sus adornos. No manan sangre, sino Luz.

Esa Luz que será la alegría de su Madre, de los bienaventurados…

Y el terror de los Malditos, de los Demonios en la Tierra y en el Último Día.

Un instante más…  Y aparece de pie:

Imponente, brillantísimo con su vestido de inmaterial materia, sobrenaturalmente hermoso y majestuoso. Con esa solemnidad que lo cambia y lo eleva, siendo siempre el mismo…  Apenas si el ojo humano tiene tiempo de captar los cambios.

Y ahora nuestro espíritu puede admirarlo…

Han desaparecido todas las huellas de su atroz tormento. Está limpio… Sin heridas, ni sangre. Despide Luz de sus Cinco llagas y la misma Luz brota también de cada poro de su piel.

Cuando da el primer paso al moverse, los rayos que brotan de manos y pies le forman como aureola de luz, desde la cabeza nimbada de una corona que le hicieron las heridas de las que NO brota sangre, sino resplandor, hasta la orla del vestido.

Cuando al abrir sus brazos que tiene cruzados sobre el pecho, descubre una luminosidad vivísima que se trasluce por el vestido encendiéndole a la altura del corazón; se puede apreciar entonces que realmente es la «Luz» que ha tomado cuerpo.  1JRESUCITÓ

NO se trata de la pobre luz terrena, ni de la de los astros, ni de la del sol; sino de la de Dios…

Todo el brillo paradisíaco se junta en un solo Ser y le da su azul inimaginable por pupilas, su fuego de oro por cabellos, su candidez angelical por vestiduras y colorido…

Y lo que NO puede describir la palabra humana: el inmenso ardor de la Santísima Trinidad…

Que anula con su potencia abrasadora cualquier Fuego del Paraíso absorbiéndolo en Sí,  para engendrarlo de nuevo en cada instante del tiempo eterno.

Corazón del cielo que atrae y difunde su sangre, las incontables gotas de su sangre incorpórea…

Los bienaventurados, los ángeles, todo cuanto es el Paraíso: el amor de Dios, el amor a Él. Lo que forma al Jesús resucitado todo es Luz.

Cuando se dirige hacia la salida…

Su magnífico resplandor, permite ver dos luminosidades hermosísimas, que son cual estrellas con respecto al sol.Carl_Heinrich_Bloch_-_The_ResserectionEl Ángel de su vida terrestre y el Ángel que lo acompañó en su Dolor, están postrados ante Él y adoran su Gloria.

Sus dos ángeles… Uno para sentirse bienaventurado a la vista del Hombre a quién guardó y que ya no tiene necesidad de su protección angelical.

El otro que vio sus lágrimas para ver su sonrisa… Que vio su lucha, para ver su Victoria; que vio su dolor, para ver su alegría.

Están a cada lado del umbral, postrados en adoración ante su Dios que pasa envuelto en su luz…  derramando júbilo con su sonrisa.

Los guardias están allí afuera, semi-desmayados…

Los ojos mortales no ven a Dios, pero sí los puros del Universo…  

Toda la Creación Redimida por Él… Todos los seres, ven y admiran  al Poderoso que pasa en un nimbo de Luz que es suya, más esplendorosa que  un nimbo de luz solar.

Su sonrisa, su mirada que se posa sobre las flores, sobre las ramas de los árboles; que se levanta al cielo…  Todo lo reviste de su Belleza llena de gloria.

Sale. Deja su fúnebre gruta.

Vuelve a pisar la tierra que se despierta de alegría y se adorna con el brillo del rocío, con los colores de las hierbas, de los rosales, con las corolas de los manzanos que se abren milagrosamente al primer beso que les da el sol.

La Tierra saluda adorando al Sol Eterno que por ella pasa…  cristo_resucitadoPasa entre los guardias semidormidos, símbolo de las almas en pecado mortal, que NO sienten cuando pasa su Dios…

Es Pascua: ¡El Paso del Ángel de Dios! Su paso de la Muerte a la Vida. Su paso para dar Vida a los que creen en su Nombre. Es la Paz que pasa por el mundo.

Y su pensamiento se dirige hacia la que con su FE y su santidad ha logrado que Dios se Encarnase en su vientre purísimo…

Lo primero que hace al pisar nuevamente la Tierra, es ir a ver a su Madre…  Con su vestido de Hombre Glorificado, con su resplandor sin igual y de diamantes.

Ella lo puede tocar porque es la Pura, la Hermosa, la Amada, la Bendita, la Santa de Dios.

El Nuevo Adán va donde la Nueva Eva.

Dolci_Madonna_

El Mal entró en el mundo por la mujer y por la Mujer fue vencido.

El Fruto Bendito del seno de la Mujer, ha desintoxicado a los hombres del veneno de Lucifer.

Ahora SI QUIEREN, PUEDEN SALVARSE.

Ha salvado a la mujer que quedó tan frágil, después de la herida mortal…

Jesús Resucitado sale al huerto lleno de flores. Los manzanos abren sus corolas para formar un arco sobre su Cabeza de Rey.

Las hierbas se doblan para servir de alfombra a sus pies que vuelven a pisar la Tierra Redimida.

Lo saludan los primeros rayos del sol; el aire abrileño; las nubecillas que pasan y los pájaros.

Es su Dios y LO ADORAN.

Más luminosos y transparentes que el del más esplendoroso diamante,  son los fulgores que forman una corona sobre la cabeza del Vencedor.

El rocío le brinda sus destellos.

El cielo se refleja en sus ojos resplandecientes, como dos zafiros bellísimos.

El sol del alegre amanecer abrileño, pinta con sus colores las nubes que son empujadas por una ligera brisa, para que venga a besar a su Rey…  rhapsodyinblueTrayéndole los perfumes de los jardines y las caricias de los delicados pétalos de las flores más hermosas, que se rinden adorando a su Creador…

Jesús levanta su mano y Bendice.

Los pajarillos se desgranan en trinos.

El viento en fragancias…

La Tierra en celestiales armonías…

Luego Jesús desaparece…

Dejando a su paso un rastro de gloria e incomparable dicha…

LA RESURRECCION DE JESUS

Mientras tanto en el cenáculo, en la habitación de la Virgen…

El aguijón de su Cuerpo Destrozado, redoblaba las plegarias ardientes de su Madre…

Y para consolar su corazón agonizante, Jesús anticipó el Milagro de su Resurrección.

Ella está postrada con el rostro en tierra. Parece un ser abatido, como la flor muerta de sed de que ha hablado.

La cerrada ventana se abre bruscamente…  Y con el primer rayo del sol entra Jesús.

1maria-dolorosa

María, que se estremeció al oír ruido y levanta su cabeza para ver qué clase de viento hubiera abierto las hojas de la ventana.

Mira a su radiante Hijo: hermoso, infinitamente más hermoso de lo que era antes de su Pasión. Sonriente, Vivo.

Luminoso más que el sol, con un vestido blanco que parece tejido con luz  y se acerca a Ella.

María se endereza sobre sus rodillas y juntando sus manos sobre el pecho en cruz, habla con un sollozo que es risa y llanto: «Señor, Dios mío.»

Y se queda extasiada al contemplarlo.

Las lágrimas que bañaban su rostro se detienen. Su rostro se hace sereno, tranquilo con la sonrisa y el éxtasis.

Jesús no quiere ver a su Madre de rodillas como a una esclava…

Tendiéndole las manos de cuyas Llagas salen rayos que hacen más luminoso su cuerpo…

La saluda jubiloso:

–                        ¡Madre!

NO es la palabra desconsolada de las conversaciones y de los adioses anteriores a la Pasión, NI el lamento desgarrador de su encuentro en el Calvario y en su último suspiro…

Es un grito de Triunfo, de Alegría, de Victoria, de Fiesta, de Amor, de Gratitud.

Se inclina sobre su Madre que NO se atreve a tocarlo…

Le pasa las manos por los codos doblados, la pone de pie, la estrecha contra su corazón y la besa.

¡Oh!, Entonces es que María comprende que NO es sólo una visión…

SEOR_D~1

Que es realmente su Hijo Resucitado…

Que es su Jesús, su Hijo quien la sigue amando como a tal.

Y con un grito se le echa al cuello, lo abraza, lo besa, entre lágrimas y sonrisas. Lo besa en la frente donde NO hay más heridas; en la cabeza que NO está despeinada, NI ensangrentada.

En los brillantes ojos, en las mejillas sanas, en la boca que NO está hinchada.

Luego le toma las manos, besa el dorso y la palma.

Se arrodilla, besa sus pies al levantar la resplandeciente vestidura.

Luego se pone de pie. Lo mira, pero NO se atreve a hacer más…

Entonces Él sonríe y comprende. Entreabre su vestido, muestra el pecho y…

Pregunta Amorosísimo:

–                       ¿Madre, no besas ésta, que tanto te hizo sufrir y que eres la única digna de besar? Bésame en el corazón, Madre. Tu beso me borrará el último recuerdo de todo lo que fue dolor y me dará la alegría que falta aún a mi júbilo de Resucitado.

divinamisericordia24_03_2010

Toma entre sus manos el rostro de la Virgen, le apoya sus los labios en la Herida del Costado, de la que manan ríos de vivísima Luz.

El rostro de María se nimba con esa luz, pues está envuelto en sus rayos.

Besa una y otra vez la herida, mientras Jesús la acaricia. No se cansa de besar.

Parece un sediento que bebe de un Manantial y que bebe las linfas la vida misma, que iba perdiendo.

Corazones1

Jesús habla:

–                  “Ha terminado todo, Madre. Ahora NO tienes más por qué llorar a tu Hijo. La Prueba ha acabado. La Redención se ha realizado. Madre.

Gracias por haberme concebido, alimentado, ayudado en la vida y en la muerte.

Tus plegarias llegaron hasta Mí. Fueron mi Fuerza en el Dolor, mis compañeros en mi viaje por la Tierra y más allá. Conmigo fueron a la Cruz y al Limbo. Fueron el incienso que precedían al Pontífice que fue a llamar a sus siervos para llevarlos al templo queNO muere: a mí Cielo.

Fueron conmigo al Paraíso, adelantándose cual voz angelical al cortejo de los redimidos a cuya cabeza iba para que los ángeles estuviesen prontos a saludarme corno al Vencedor, que regresaba a su Reino.

El Padre y el Espíritu vieron…  Oyeron tus plegarias, que tuvieron la sonrisa de la flor más bella; que fueron más melodiosas que el más dulce cántico que en el paraíso hubiera brotado…

Los patriarcas los nuevos santos, los primeros ciudadanos de mi Jerusalén las oyeron y te traigo ahora su agradecimiento…

Madre, al mismo tiempo que el beso y bendición de nuestros parientes, te traigo los de tu esposo de alma: José…

1jose

Todo el cielo te canta sus hosannas a ti, Madre mía, ¡Madre santa!

Un hosanna que NO muere, que NO es falaz como el que hace pocos días me brindaron…

Ahora me voy al Padre con mi vestido humano.

El Paraíso debe ver al Vencedor en su vestido de Hombre con el que vencí el Pecado del hombre.

Pero luego volveré otra vez. Debo confirmar en la FE a quien aún NO cree y que tiene necesidad de creer para llevar a otros…

Debo fortificar a los pusilánimes que tendrán necesidad de mucha Fortaleza, para resistir el ataque del Mundo.

Luego subiré al Cielo. Pero NO te dejaré sola. Madre, ¿Ves ese velo?…

En mi Aniquilamiento, quise mostrarte una vez más mi poder con un Milagro, para que te consolase.

26veonica

Ahora realizo otro. Me tendrás en el Sacramento, real como cuando me llevabas en tu seno…

NO estarás jamás sola. En estos días lo has estado… Este dolor tuyo era necesario a mi Redención. Mucho se le irá añadiendo porque seguirá aumentando el Pecado…

Y llamaré a todos mis siervos para que coparticipen de esta Redención… Tú eres la que Sola harás más que todos los santos juntos. Por esto era necesario también este Abandono. Ahora NO más…

No estoy más separado del Padre. Tú NO lo estarás más de tu Hijo.

Y al tener al Hijo, tienes a nuestra Trinidad.

Cielo Viviente, llevarás sobre la Tierra a la Trinidad entre los hombres y Santificarás la Iglesia.1madre-eucaristia

Tú, Reina del sacerdocio y Madre de los que creerán en Mí.

Luego vendré a llevarte… NO estaré ya más en ti, sino tú en Mí en mi Reino, para que hagas más bello mi Paraíso…

Ahora me voy, Madre. Voy a hacer feliz, a la otra María. Luego subiré a donde mi Padre y de ahí vendré a ver a quien NO cree…

Madre, dame tu beso por bendición. Mi Paz te acompañe. Hasta pronto.”

María le toma la cabeza, como lo hizo tantas veces a lo largo de treinta y tres años… Y lo besa con muchísima ternura y respeto sobre su frente coronada de Luz y ya no de espinas…

Jesús desaparece en el sol que baja a torrentes del cielo matinal y tranquilo.

la-resurreccion-de-jesus-rubens

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA

F90 EL CREDO 9


Y SEPULTADO.

LA CONVERSION ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU.  

Jesús llevó su Amor a empurpurarse con su Sangre sobre la cima del Calvario y ahí Esplende, para recordarnos que fuimos hechos para el Cielo.

Y relampaguea para llamarnos a Sí.

Para volver a grabar el Nombre Santo de Jesucristo, sobre el altar de nuestro corazón sin Dios y sobre el templo profanado de nuestra mente. Para consagrarlos al Dios Verdadero con un verdadero Culto a Dios.

Hay que amar, alabar, cantar, invocar, bendecir, CREER en el Nombre Bendito de Jesús.

EL ARREPENTIMIENTO ES EL DOLOR DE HABER CAUSADO DAÑO.

“Yo Soy el Señor Dios Tuyo.” Pareciera que el dedo de Dios haya escrito esta sentencia en todo lo creado.

El pecador trata de ahogar este grito de la conciencia.

Pero siempre llega el momento en que en medio de la ebriedad y del placer. En el ajetreo del trabajo, en el reposo de la noche, en el paseo solitario, en el vacío de Dios, le reprocha:

‘Sufres porque has convertido en dios a esta CARNE que ávido besas; a este ORO que avaro acumulas;  a este ODIO que carcome tu existencia, con el ansia de Venganza.’ Dios es Paz. El que quiere recuperarla, debe escombrar la mente, el corazón, la carne; de todo lo que NO es paz y causa turbación.

El Pecado es una Maldición.

El arrepentimiento quita el Anatema cuando es sincero.

Cada hombre debe examinarse con sinceridad y entonces sabe en dónde ha errado.

De Dios nadie puede hacer Burla. El alma que se acerca a Él con humildad, obtiene su Perdón.

NO HAY ARREPENTIMIENTO

MIENTRAS DURE EL DESEO

POR EL OBJETO POR EL QUE PECAMOS.

1-tentacion

Dios NO perdona a quién NO se arrepiente,…

Porque es necesario limpiar el corazón para obtener gracias…

Y las excusas NO se pueden perdonar.

EL MAL NO BASTA NO HACERLO.

TAMBIÉN ES NECESARIO NO DESEAR HACERLO.

Por eso Jesús dijo: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió con ella adulterio en su corazón.” (El poder de nuestros deseos en el Bién o en el Mal, ES INFINITO)

Porque el Pecado a los ojos de Dios es un delito realizado.

Cuando hay deleite alimentando pensamientos de adulterio, se es adúltero; de homicidio, homicida; de traición, traidor; etc.

1tentacion-

Jesús vino para salvar a los pecadores y cada alma que se arrepiente y se convierte; es una Justificación para la tremenda humillación a que se sometió el Infinito, al tomar forma humana.

Porque en la Llama del arrepentimiento, el alma se ofrece Amando a la Flama del Amor Divino, que la absuelve y la absorbe dentro de Sí Mismo.

El hombre es débil y cuando peca por lo sorpresivo de los ataques de Satanás, Dios le perdona si surge en él un arrepentimiento sincero y la voluntad de no pecar más.

Porque quién es realmente fiel y ama a Dios, NO se doblega a las pasiones, NI lo quema el Fuego de Satanás, ya que el pecado le repugna.

Y cuando amamos a Dios con todo nuestro ser, NO pecamos. Porque el Pecado es un dolor que se da a Dios.

Quién ama verdaderamente NO quiere lastimar jamás al amado, ni con el más mínimo dolor.

Para el pecador Arrepentirse significa abandonar su vida de pecado y volverse hacia Dios por el camino de la Oración y la Penitencia.

Los pecadores SON los muertos del espíritu.

Y cuando el hombre atiende el llamado de Dios y se arrepiente, se verifica el Milagro anunciado por Jesús.

Y los que escuchan y atienden su llamada…

 Se levantan de su tumba espiritual y resucitan a la verdadera Vida.NO hacer el Mal NO es suficiente para escapar del Infierno.

El poder de Dios arranca de la esclavitud del pecado, pero el arrepentimiento debe llevar a la conversión.

Es decir, al deseo continuo de Conocer, Amar y Pertenecer cada vez más a Dios; buscando hacer siempre la Voluntad Divina.

Y el Reino de Dios llega al corazón que acepta la Ley que vino de los Cielos a través del Evangelio de Jesús, porque al practicarla el hombre se convierte en ciudadano del Reino.

LA CONVERSIÓN DEBE VIVIRSE TODOS LOS DIAS

1Last_Supper

Para el cristiano, convertirse significa despertarse cada día, con el deseo ferviente de ser mejor que el día anterior…

De pertenecer más a Dios y amarle cada vez más, limando las imperfecciones. Tratando de conquistar con el heroísmo y la voluntad, estratos más elevados de la perfección.

Conquistando la salvación con todas las potencias y poniendo en juego todos los dones recibidos de la Gracia de Dios.

LA RESURRECCIÓN MORAL Y ESPIRITUAL.1jesushealsLa salvación se encuentra en el Evangelio. Aceptando todas sus verdades espirituales, practicando una auténtica caridad.

NO se puede conciliar el Reino de Dios, con el Reino de Satanás.

NO es posible dar gusto al mismo tiempo a la carne y al espíritu. Es indispensable el escoger.

Él se ha dado a Sí Mismo dejando el Seno del Padre, para hablar a los hombres.

Se ha humillado Él, Dios; a morir como un malhechor, para lavar nuestro corazón y volverlo capaz de acoger a Dios.

Él ha dado el Paráclito para que fuese Maestro en el conocimiento de su Doctrina de Caridad, pureza, bondad, humildad.

1sacredheart

Jesús Llama:

 “¡Venid! Mis brazos están abiertos. Mi boca tiene besos de perdón y mi Corazón tiene Tesoros de Amor. Dejad las riquezas injustas y venid a Mí, Soy la Riqueza Verdadera.

Dejad los goces indignos y venid a Mí, Gozo Verdadero. Yo Soy el Dios de la Paz. Todo Dolor en Mí se calma. Todo peso se vuelve ligero.

Venid. Dejad aquello que mata y que muere. Aquello que hace daño. Aquello que quiere el Mal. Ayudadme a rechazar al infierno en el Infierno y a abriros el Cielo.

Venid a Mí que os amo.

Ayudadme con vuestra voluntad…

La quiero para actuar.

No porque YO la necesite, sino porque es necesaria para vosotros, para merecer el Reino.

YO puedo darles TODO si venís a mi Corazón y NO de manera humana, sino sobrehumana, eterna, inefablemente dulce.

NO les digo que no conoceréis el Dolor,

Lo he conocido Yo que Soy Dios.

Pero les digo:

Tu dolor se volverá suave si lo sufres sobre mi Corazón.  

En MÍ todo Dolor en Mí se calma”

1sacred-heart-of-jesus-2

El llamado a la conversión, es el Llamado a la Vida…

A la Resurrección del espíritu.

Y esto solo puede suceder aquí en la Tierra, en este momento,

Mediante un milagro de gracia.

Solo aquí, en nuestro único día.

La Respuesta la tenemos nosotros con nuestra voluntad.1Dragon%20de%20la%20Muerte_800

El que lo ama de verdad, se libera de las cadenas del Error y del Pecado y le da el ‘Sí’.

Hay que dar el primer paso y decir a Jesús:

Señor Jesús. Vengo a Ti.’

Y a Satanás:

‘Aléjate de mí. Yo NO te pertenezco’.

PREPARACIÓN A LA MUERTE.

La muerte es inevitable. Entró en el mundo como consecuencia inmediata del Pecado.

Nadie ama la muerte, sobretodo sí es dolorosa, sí es prematura e inmerecida. Nadie la ama.

Y sin embargo, todos debemos morir.

Por eso se debe mirar a la muerte con la misma serenidad, con que se mira todo lo que debe terminar.

Si pedimos a Dios poder amarla, avanzaremos velozmente en el camino de la perfección.

Dios desea estar con sus creaturas y las creaturas debieran desear estar con Él.1MUERTE-DESPRENDIMIENTO DEL ALMA

            La Contemplación de la Muerte es Escuela de Vida.

Si vivimos con santidad, la muerte se convierte en esto:

Separación temporal del cuerpo, del espíritu; para después resucitar triunfalmente para siempre, reunidos y felices en Dios.

Todos nacemos desnudos. Todos morimos y somos destinados a la corrupción. Como se nace, reyes o pordioseros, así se muere.

Es solo la envoltura superficial de lo ostentoso, lo que permite una diferencia entre uno y otro.

Pero lo esencial, el ser humano, no deja de ser carne muerta.

Despojos cuyo destino final es la destrucción.

NO es así lo incorruptible: el alma.

1Cerca-de-la-muerte

EN LA HORA DE LA MUERTE

LA Cruz de la Muerte es la última cruz del hombre y tiene dos brazos:

Uno es la Cruz de Jesús y el otro el nombre de María.

Entonces la muerte sucede  en la paz de los liberados también, de la cercanía de Satanás…

Porque estas son las dos cosas que el Maldito NO soporta.

Todos vamos a morir y esto nunca hay que olvidarlo, si queremos salir victoriosos de la extrema Insidia que nos Odia Infinitamente.

El grito que salva porque NUNCA se le invoca inútilmente, es el Nombre de Jesús.  

El vela en espera de ser llamado…

Y acude pronto, pues ante el Nombre de Jesús…

Tiemblan de Alegría los Cielos y de Terror los Abismos.

Y SE OBRAN LOS MILAGROS…

Sólo los hijos desamorados e imprudentes esperan el último momento, para Llamarlo.

Satanás vela para apoderarse de las almas, como un Ladrón que ataca de repente.

El Mundo está lleno de muertes repentinas y es uno de los productos de nuestra manera de existir.

Hemos multiplicado los placeres y la muerte. El saber y la muerte.

Hay que luchar para que el sol quemante de nuestra carnalidad, NO nos vuelva irreconocibles a los ojos de Dios y repelentes ante Él.

Hay que Vencer, pidiéndole a Dios que nos ayude en nuestra voluntad de ser buenos y con un ferviente deseo de complacerlo.

A Él le basta con esto. Quién hace esto, hace todo.

Porque Dios es nuestro Refugio contra Satanás que trata de impedírnoslo.

_1ngel_de_la_muerte__

Por eso hay que arder en el Amor de Dios. El Pecado nos ha enfermado.

Jesús vino por los enfermos y los pecadores. Las fiebres pueden conocer sus caricias. Nuestros sudores, su Sudario. Nuestras agonías, sus brazos para sostenernos. Nuestras angustias, su Palabra.

Y la carne, fiera enloquecida cuando se pierde se encuentra la Vida. Los que están enfermos  por haber traicionado la Ley de Dios y servido a la carne, pueden encontrar alivio, Jesús NO se cansa de salvar.

Él es el Único que sufre y vela con nosotros. Sonríe a nuestras esperanzas y en canto el Padre que lo quiere, las convierte en realidad.

Para los que tienen el decreto de muerte, Él toma a los que tiemblan frente al Misterio de la Muerte y que lo Llaman.

1lamuerte

Él trasforma las Tinieblas en Luz, el Dolor en Alegría y nos toma de la mano.

Él Conoce la Muerte. La ha conocido antes que nosotros.

Él sabe que es solo un instante y que Dios aturde los sentidos sobrenaturalmente, para NO dejar al alma sola en la lucha extrema.

Hay que confiar y mirarlo solo a Él.

Y cuando Él está con nosotros y su Amor y su Sangre nos cubren… YA NO hay miedo para el encuentro con Dios.

Y así se gana el Combate Final.

DRAGON DE LA MUERTE

DRAGON DE LA MUERTE

VIVIR MURIENDO

El que quiere vivir por el espíritu y quiere llevar a otros a que vivan la misma vida, debe posponer la carne; casi matarla, para cuidar solo del espíritu.

El hombre debe pasar por una autogénesis, a una segunda creación.

Volver a crearse y hacer que el espíritu reine hasta llegar a la perfección.

Por eso hay que llorar por las culpas, pero ¡Hay que levantarse!…

No siendo muertos vivos y formar parte en el futuro, de los eternos condenados.

El amor es el factor más potente que Jesús nos da en anticipo, para estimular un cambio. El hombre es como un niño que aprende a hacerse adulto. E independiente de la ayuda de otros, precisamente como lo necesita un incapaz que debe ser ayudado en todo para crecer, nutrirse caminar…

Y lo auxilia el que ya está formado, habiendo alcanzado la edad perfecta en el cuerpo, en el intelecto, en el espíritu.

Y Jesús hace de ‘madre’ para hacer del hombre ‘infante espiritual’, un adulto de la estirpe selecta, un regio sacerdote, una hostia viviente…

Que continuamente se ofrece a Dios como Cristo, con Cristo, por Cristo, a fin de continuar el Sacrificio Perpetuo que se ha iniciado con Cristo y que terminará hasta el Fin de los Siglos.

Y la leche que nos nutre, es su Caridad.

Verdaderamente los hombres han sido redimidos por el Amor, antes que por la Sangre y que la Muerte del Hijo de Dios.

Y es su Amor el que da la madurez necesaria, para que el alma aprenda a ser Vino y Hostia, consagrados a su Amor.

El hombre es un ser que solo delante del holocausto, se rinde. Jesús obtuvo su triunfo, después de la Muerte. Y lo mismo es para sus discípulos.

Para ser harina de hostias, es necesario saberse despojar de todas las impurezas por el Amor. Ninguna otra cosa como el Amor, es absoluta en operar esta depuración de la personalidad, para volverla apta para vivir en el Cielo.

Pero después de tanto dolor, toda la amargura que se vive por amor a nuestro Rey, la encontraremos convertida en dulzura.

Todas las heridas con las que seamos afligidos, serán gemas eternas. ¡Todo el dolor será júbilo! El tiempo pasa y todo instante pasa. Solo queda Dios y con Él, su Eternidad.

Cuando se piensa en esto, se anhela el Dolor como el aire para respirar.

La uva es más dulce, cuanto más madura es y más madura es, cuanto más sol agarra.

El dueño de la viña no cosecha su uva para hacerla vino, si no está bien madurada.

Y para que madure. La poda de modo que el sol pueda descender y circular entre racimo y racimo. Y hacer de los granillos ásperos y verdes, otras tantas perlas de líquido azucarado.

En el otoño, después de tanto sol y tanta podadura, las uvas están bellas y útiles al hombre. Dios es el Sol y las almas-víctimas, la viña donde debe formar el Vino Eterno.

Dios es el Sol y el Viñador. Las circunda y las inunda con sus rayos. Y los mortifica para que sean verdaderos sarmientos cargados de fruta y no vanos zarcillos que no sirven a nadie.

Es necesario que el Sol y el Viñador los trabajen a su completo placer en las almas.Y ellas deben imitar a los racimos que no hacen voces de protesta, ni hacen resistencia al Sol y al Viñador.

Sino al contrario, se dejan abrir para recibir los rayos cálidos.

Se dejan medicar con líquidos apropiados. Se dejan acomodar sin reacción alguna.

Y así se hacen siempre más grandes y dulces. Un verdadero prodigio de jugos y de belleza.

También las almas deben desear el sol y la obra del Eterno Viñador, cuanto más se acerca para ellas la hora de la Divina Vendimia.  NO están destinadas al Místico Lagar los racimos reacios y enfermos que NO han querido volverse maduros, sanos y dulces.

Y que se han escondido, para NO ser curados.

Los que son dignos de la Vendimia, son los racimos que NO han tenido miedo de ser podados y medicados.

Y que dócilmente se han sacrificado en sus gustos por Dios.   Cuando la Vendimia se avecina, las almas-víctimas deben aumentar sus esfuerzos, para absorber cuanto más puedan de Dios. Él los convertirá en Licor de Vida Eterna.

Deben secundar su generosidad, para secundar las Obras de Jesús. Él quiere hacer de ellos, racimos dignos de ser puestos a los pies del Trono de Dios.

ALMAS -VÍCTIMAS 

Los Corredentores tienen el deber de salvar primeramente a sus familias.

Y Jesús tiene con ellos los mismos cuidados que el Viñador tiene con las plantas haraganas.

Aunque ahora NO sepan darnos las gracias, cuando lleguen a la Vida las darán; porque la Luz les ilumina horizontes que su humanidad les vela.Y con éstas promesas no hay que llorar, sino continuar orando, llorando y sufriendo por ellos, en los brazos de Jesús que son más dulces que aquellos de todas las madres.

Jesús nos devolverá los seres que hemos amado, en un Reino donde la triste muerte de la tierra no tiene acceso y donde la horrible muerte del espíritu, ya no es posible.

Las promesas de Jesús secan las lágrimas, cuando desciende esta esperanza que es fe y bendición. La separación es penosa, pero cuando sabemos que no es total, el dolor disminuye.

Vivir muriendo, es morir amando.

Y morir amando es seguir el camino de la Cruz. Es amar el calvario, el dolor, el sacrificio, hasta el martirio Total.

1Camino_de_cruZ

EL CAMINO DE LA CRUZ

MORIR AMANDO.

Amar Es morir. Amar totalmente, es morir totalmente.

Para el que ama, la muerte deja de ser Destrucción para volverse Construcción.

El que muere construye, reedifica. El que ama se dona totalmente, con una generosidad absoluta, porque lo único que desea, es la felicidad del ser amado y su completo bienestar.

Para el alma-víctima que llega a amar a Dios con un amor total, la muerte es la Ofrenda con la cual agradece todos los dones recibidos de Aquel que murió por ella primero…

Y obtener la sonrisa y el beso de Jesús, es la máxima de las recompensas.

El Amor fue el sacerdote del Calvario.

Porque somos los “otros” CRISTOS…

El Amor es el sacerdote del místico altar donde se realiza la inmolación total, para morir por el Dios Único y Trino, al cual ha llegado a amar de tal forma, que la muerte no solo ha perdido su horror…

Sino que se ha convertido en una imperiosa necesidad, con la cual puede abrazar a su Dios, al probarle de esta manera, como Él es más importante que su propia vida y no puede ahogar el grito de su corazón, que clama jubiloso en una triple oblación.

Morir amando es una gloria que solo puede comprender el que la prueba.

Morir amando es rendir el Verdadero Culto a Dios.

Morir amando solo se puede gozar cuando se ha aprendido la Ciencia de la Muerte y una dulzura inefable envuelve las palabras:

“Sacrifícame Señor mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas…”

El Amor de Dios, el hombre lo rechaza con desprecio y en los tiempos actuales, el Amor Vilipendiado de Dios, por Justicia y Respeto de su Perfección, NO puede soportar más las afrentas.

Dios llama una y otra vez por todos los medios, pidiendo que se abran los corazones a su Amor Intensísimo y que se hagan víctimas, aceptando ser consumidos, para darle alivio al Amor.Advierte que ES la hoguera de un holocausto lo que ofrece; pero que NO huyan de Él, los que no se han vendido a Satanás.

Ninguno, por más pequeño y mezquino que sea por su estado de pecado, debe creerse rechazado por Él. Eso es Misericordia.

Y de las almas más miserables, puede y quiere hacer, estrellas fulgidísimas para su Cielo.

Y repite su amoroso llamado:

1JESS_-~cor

“YO TE AMO TAL COMO ERES, EN ESTE MOMENTO.”

            No importa los pecados que hayas cometido. Ya los he pagado Yo en la Cruz. En Ella y con los brazos abiertos, te estoy diciendo cuanto te amo. Te estoy esperando. Arrepiéntete y conviértete. SOY TU PADRE Y TE AMO.

 Quiero darte consuelo y alivio. Venid a Mí, todos. Pobres, manchados, débiles y los haré reyes. Dadme vuestra miseria, Yo la cubriré con mi Grandeza. Dadme vuestras tinieblas y Yo os daré mi Luz. Vuestras imperfecciones y Yo os daré mi Perfección. Vuestro egoísmo y Yo lo cubriré con mi Bondad.

¡Venid! Entrad en mi Amor y dejadlo entrar en vosotros. Soy el Pastor que se fatiga hasta la muerte por la oveja perdida y por ella Yo he dado mi Sangre.

1bp

¡Oh, mis corderitos! No teman si muchos harapos y manchas hay en vuestros vestidos y heridas en vuestra alma. Abrid solo el corazón y aspirad mi Amor.

Seréis justos para con Dios y para con vosotros mismos, porque daréis consuelo a Dios y a vosotros, salvación.

¡Venid! Generosos que me amáis ya. Arrastrando a los hermanos que titubean todavía.

Si en todos pido que me permitan entrar, es para dar alivio al Amor Rechazado.

1amor rechazado

LOS PRIMEROS CORREDENTORES…

A vosotras amadísimas almas-víctimas, pido de daros totalmente a Mí.

Seréis destruidos sobre la Tierra por mi Amor vehemente, pero recreados de una gloria tan alta, como ustedes NO lo pueden concebir.

¡Qué fulgor tendrán las almas que acogieron el Amor de Dios, hasta ser consumidas por Él! Tendrán el Fulgor mismo de mi Amor que quedará en ellas:

Fuego y Gema eterna de Divinísimo Esplendor.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONOCELA

E26 VENID AL PESEBRE


25 de Diciembre de 2017

Hijitos Míos, el Amor se ha separado de los hombres. NO es porque Yo deje de enviar Mi Amor, sino porque el mismo hombre ha renunciado a él.

Se ha puesto una coraza que lo cubre y lo protege contra Mi Amor, se os hace ya muy difícil vivir en el Amor. Os pido que viváis en el Amor, pero vosotros mismos NO queréis hacerlo.

Creéis que os impongo Yo Mis Leyes, Mis Decretos y Mi Amor, más os he dado la libertad de actuación, vosotros vivís según vuestra voluntad y NO la Mía.

Cuando vosotros viváis según Mi Voluntad, cuando vosotros os deis cuenta que el vivir fuera de Mi Voluntad os trae Maldad en vuestro corazón; entonces os daréis cuenta de que lo  mejor es vivir Conmigo, con vuestro Dios.

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

Creéis que es difícil vivir en el Amor y por eso os apartáis de él. Creéis que es más fácil vivir en la Maldad. Pero Mis pequeños estáis en un error; es más fácil vivir en el Amor, porque el corazón del hombre tiende a ello.

Os he dado Mi Vida, os he dado Mi Presencia Divina entre vosotros, os di el ejemplo de vida y vosotros lo rechazáis. Para vivir en la maldad también tenéis que trabajar mucho, quizá hasta más, que para vivir en el Amor,

porque tenéis que maquinar vuestra maldad, especialmente para que vuestros hermanos no os ataquen después de que la cometáis. Vuestro acto va lleno de mentira, va lleno de maldad, va lleno de error. Después de cometer un acto malo, os sentís mal, cosa que no sucede cuando vivís en el Amor.

¿Por qué queréis vivir en la maldad, Mis pequeños? Esa cruda espiritual que os queda y os dura mucho tiempo, ES porque NO queréis acercaros a la Confesión y dejar ahí vuestro pecado ante la presencia de Mis hijos, Mis ministros. Os sentís mal, porque sabéis que cometisteis un error contra el Amor.

¿Por qué queréis seguir viviendo así Mis pequeños, cuando todo podría ser bello, cuando todo podría ser santo; cuando todo lo que os rodea podría cambiar con vuestra actitud en el bien?

Si vosotros os unierais en el Bien, vivierais en el bien. Estaríais viviendo el Paraíso, estaríais viviendo realmente el Amor entre vosotros.

Si os quejáis de que vuestro alrededor es malo, es perverso, os ataca, os destroza; es porque vosotros mismos estáis alentando ésa maldad, porque la TENÉIS en vuestro corazón.

El Malo: Satanás, la Serpiente Antigua, NO PUEDE VIVIR ANTE EL AMOR.

La Mujer Vestida de Sol, PISARÁ LA CABEZA DE LA SERPIENTE, a través de sus hijos: LOS HIJOS DE LA LUZ…

Si vosotros cambiarais y empezarais a vivir según Mi Voluntad que es el Amor, todo cambiaría y el mismo Mal se disiparía de vuestras vidas, de vuestro alrededor, de todo lo que os rodea.

Os estoy dando la pauta Mis pequeños, para que vuestra vida, vuestra sociedad, el Mundo entero; puedan vivir en el Amor.

Todo depende de vosotros, del cambio real que tengáis dentro de vuestro corazón. Un cambio real de vida, de actitud hacia vuestros hermanos: el hacer el bien en todo lo que hacéis. En TODO, Mis pequeños.

Cuando deis un servicio, dadlo con amor; cuando ayudéis a alguien, hacedlo con amor; cuando digáis una palabra, que sea una palabra de aliento, una palabra de vida.Todo lo que hagáis en servicio a vuestros hermanos, que sea Mi presencia en vuestros actos, en vuestros pensamientos, en vuestras palabras, dejadMe nuevamente vivir, os lo pido y os lo repito: DejadMe vivir entre vosotros, a través de vosotros.

Es a través de vosotros, que Yo Cristo Jesús HE de volver a vivir entre vosotros. Ciertamente Vendré en una Segunda Venida en Persona: Triunfante como Dios ante vosotros,

Pero antes Me deberéis hacer vivir en vuestro corazón y ESO es lo que hará que Mi Segunda Venida se dé entre vosotros, cuando ya vosotros sepáis vivirMe.

Hijitos Míos, para que os deis cuenta de qué tan fuerte es el vivir en el Amor o en la Maldad, que esto afecta aún a los bebés en el vientre materno, muchos de vosotros sabéis esto…Que cuando el hijo que viene NO es bien querido, que la misma madre lo rechaza; ése hijo nacerá con problemas emocionales, porque ya desde el vientre materno sentía ése rechazo; ésa AVERSIÓN hacia el Amor de ésta personita…

De ésta almita que se estaba Gestando en el cuerpo de su madre.

Pero cuando el hijo es amado, ES DESEADO; se busca el bien del pequeño, aún desde el vientre materno. Ése bebé, ésa almita crecerá segura, crecerá sana, crecerá llena de amor.

Mis pequeños, los bebés cuando van creciendo en un ambiente de amor, les da seguridad. CRECEN con el Ejemplo de sus padres. VIVEN el Amor, porque lo están viendo en sus padres y eso les ayuda a poder ellos mismos después, transmitir lo que vivieron.Así como Yo le dije a Satanás No sólo de pan vive el hombre, sino de la Palabra que sale de la Boca de Dios”…

 También vosotros Mis pequeños, Sois Boca Divina. Debéis ser ejemplo Divino para vuestros hijos, para con todos aquellos con los que entréis en contacto.

Vosotros debéis ser transmisores de vida Divina. Cuando Yo os he pedido ser otros Cristos, debéis transmitir en ejemplo y en Palabra Mi Vida, Mis acciones, el ejemplo que Yo os di.

Si así como los bebés ven el ejemplo de los padres y eso les va dando su personalidad desde pequeños, si vosotros también desde pequeños vais viendo Mi Vida, que Yo, como Hermano Mayor os he dejado,

TE OBSERVAN TODO EL DÍA….

También debéis tomar de Mí ésa Vida, ése Ejemplo para que vosotros vayáis creciendo con él. Os vayáis alimentando y así seáis otros Cristos que vivís en ésa facilidad del Amor que Yo os he dejado.

Os recuerdo Mis pequeños, que YO NO os impongo nada en lo absoluto, el ejemplo de vida que Yo os di…

Y que vuestros padres os deben de dar debe ser algo sencillo. Algo de todos los días, algo con lo que viváis que sea vuestro ambiente familiar, para que luego éste sea el ambiente social entre todos vosotros.

Ved vuestros hermanos que producen Maldad, que están atrayendo el error a vuestros corazones…

Ved su familia, cómo han vivido. Son almas que NO vivieron en el amor, son almas que sufrieron rechazo, son almas que NO fueron alimentadas con Mi Vida, con Mis enseñanzas, con Mi Amor.Sus padres aceptaron el error de Satanás y eso es lo que transmitieron.

O han nacido en hogares con problemas entre los mismos padres: separación, divorcios, grosería, maldad.

Orad por ellos y orad por vosotros mismos, para que vuestras almas sean llenas de Mi Vida…

De Mi Amor y sobre todo con ésa esperanza de vida que debéis tener siempre, una esperanza de Nueva Vida, que tarde o temprano os llegará.Deseadla, deseadla de corazón y pedídMela, para que Yo interceda ante Mi Padre, para que ya se dé la Vida Nueva entre todos vosotros.

Porque Yo hijitos Míos, el Rey del Universo; Yo hijitos Míos, el Salvador; Yo hijitos Míos, la Voz del Padre; Yo hijitos Míos, el Amor que he venido a salvaros.

¡Oh! pobre Humanidad que se olvida de su Dios,  que se olvida de su Redentor, que se ha olvidado del Amor.

¡Oh! pobre Humanidad que camina a la deriva, que camina por caminos errados, que camina por caminos de perdición.¡Oh! pobre Humanidad, que NO entiende que el Camino seguro es el vivir en Mi Corazón.

Todo Un Dios que se hace Hombre para convivir entre los hombres. Todo Un Dios que Vive, camina, habla, come, hace Milagros entre los hombres; quienes en lugar de encumbrarlo en sus corazones, lo desprecian, lo abofetean y lo matan.

El mayor Regalo que pudo haber hecho Mi Padre a la Humanidad y fue Despreciado.

Pocos corazones acogieron Mi Venida, Mis enseñanzas, Mi Amor. Pocos corazones apreciaron tal Regalo del Cielo.El corazón del hombre es tan duro… el Pecado ha obscurecido sus mentes, cerrado sus oídos, ha hecho de piedra su corazón.

Hijitos Míos, son muy pocas las almas de las cuales Yo recibo agradecimiento o amor.

Se recuerda el Advenimiento de vuestro Dios y ¿Qué hace el hombre? Sólo intercambio de cosas materiales, cuando debieran hacer Gran Fiesta por el recuerdo de la Vida de su Salvador, del Nacimiento de su Salvador aquí en la Tierra.

¡Oh! Mis pequeños, ¡Como se ha endurecido el corazón del hombre!Vivís en lo material, vivís para el Mundo. Vuestro Dios ha quedado a un lado, vuestro Dios ya no Vive en vuestro corazón. De algunos se habla que su dios es el dinero y ya ni eso Mis pequeños, ya ni eso.

Vuestro corazón, vuestra mente, divagan en cosas vacías, necias, malvadas. El corazón del hombre ha sido arrebatado por el Maligno; se vive para la Obscuridad, se vive para la Maldad.

Se le arrebata al que tiene, se destruye al que posee. El delincuente encuentra su reino y es protegido por los grandes,

éstos grandes en su afán de poseer el mundo, aplastan al pequeño; destruyen al que es Mío, manipulan todos los bienes del mundo para aprisionar al débil; vuestra vida se ha vuelto un Caos.  El Amor, Mi Amor que todo lo vence se le ha hecho a un lado. Las potencias del hombre ahora son ensalzadas, el más fuerte es el que vence.

Se le ve débil al que Me ama, ahora el enfermo de “lepra” es aquel que está Conmigo. Se le aparta, se le persigue, se le destruye. Los papeles se han cambiado: el que triunfa es el que tiene más Maldad en su corazón.

Las Tinieblas van obscureciendo al Mundo. Las luces que son los Míos, están siendo apagadas, pero NO vencerán aún. Mi Vida, aunque sea una pequeña flama casi por extinguirse, dará gran Luz en el momento preciso, cuando Yo lo indique… Y así, todo volverá a florecer.

La Luz purificará, las Tinieblas serán vencidas; pero el hombre se tiene que dar cuenta de su Error. Se tiene que dar cuenta de que las Tinieblas lo han llevado a la destrucción espiritual, moral, física.  NO hay vida si Yo NO estoy con el hombre. El hombre ahora quiere permanecer en la muerte y Yo le permito ésta libertad a pesar del Dolor de Mi Corazón. Yo NO puedo detener al hombre a pesar de que lo Amo tanto.

Tengo que esperar su arrepentimiento, tengo que esperar a que escoja Mi Amor.

¡Un Dios que se ha dado por completo al hombre y es Despreciado de ésta manera!

El hombre ha preferido la Maldad, la Obscuridad, el Pecado antes que a su Dios; antes que al Amor, antes que a la Paz que lo va a llevar a producir Cielo en la Tierra. 

Mis pequeños sois Mis hermanos, os invito a hacer familia Conmigo. Os invito a traer el Cielo, como Yo lo traje a la Tierra. Os invito a compartir el Reino que habéis dejado crecer en vuestro corazón y darlo a vuestros hermanos.

Dad, Mis pequeños lo que Yo os he dado. Dad Mis pequeños, ese Amor, esa confianza, esa Vida a vuestros hermanos. Hacedles entender y hacedles vivir el Reino, el Reino de vuestro Dios que Yo os vine a traer por mandato del Padre.

Ayudad a vuestros hermanos a entrar por la Puerta Grande, la Puerta de los hijos de Dios.

Ayudadles a vuestros hermanos a comprender las bellezas de Mi Palabra, de Mis Obras, de Mis Milagros.Todo fue dado para vosotros, para todas las generaciones. Vividlas, para que se gocen vuestros hermanos al veros vivir el Reino de vuestro Dios aquí en la Tierra, que seáis Emisarios del Amor.

Vivid Conmigo éste Tiempo, el Nacimiento de vuestro Dios, la Misericordia Infinita de vuestro Padre hacia los hombres. VIVID, vivid Conmigo ésta alegría de estar nuevamente en el Pesebre, de estar ya con vosotros en la Tierra.

 Apreciad el Regalo de vuestro Dios, que por generaciones y generaciones se venía anunciando por los Profetas y que por fin se daba en ese momento de la Historia. Gozad infinitamente Mi Presencia en esos momentos en los cuales la Promesa se hacía patente en la Tierra. 

Agradeced vosotros mismos y por vuestros hermanos, Mi Venida; la cual anunciaba la Luz nuevamente para el hombre. Que anunciaba el vencimiento del Pecado y de la Maldad de Satanás.

Empezaba YA una época de Amor, de Libertad y de Gloria para la Humanidad.

Dejad que vuestro corazón se llene de ese Gozo Infinito que tuvieron los mismos Ángeles al ir a adorarMe en el Pesebre. Acompañad con vuestra mente, con vuestro corazón a esa gente sencilla; a esos pastores que Yo escogí para que fueran los primeros en ver a su Salvador.

Vosotros a los que he escogido de entre el mundo, a los sencillos, a los obedientes, a los que han dado su “fiat” de amor… Acercaos, VENID AQUÍ ANTE EL PESEBRE y ved ahí la Obra de vuestro Dios: el Regalo Inmenso, Infinito de vuestro Dios, concederos a Su Propio Hijo.

Por fin llegaba la Plenitud de los Tiempos y Yo coronaba esa plenitud: el Regalo de vuestro Dios.Dejad que Mi Santo Espíritu de Amor os haga entender éste Misterio de Amor, éste Regalo Infinito de vuestro Dios.

Apartaos del mundo en éste Tiempo. Vivid los gozos del Cielo como Mi Misma Madre los Vivió en total donación a Mi Padre; cuidando a Su Hijo, a Su Dios y a Su Salvador.

Os pido que seáis Mi padre, os pido que seáis Mi madre en la Tierra, os pido que seáis Mi Familia.

Sois Mis hermanos: cuidadMe, protegedMe, alimentadMe… LlevadMe a todos aquellos que necesiten conocerMe, para que también se arrodillen ante Mí con humildad y sencillez y agradezcan a Mi Padre, vuestro Padre y vuestro Dios Sus Bondades y el Regalo que os dio con Mi presencia en la Tierra.

Enamorad a vuestros hermanos con el amor que debe existir en vuestro corazón, con ese santo agradecimiento de Mi Vida entre vosotros.

GozadMe, adoradMe, agradecedMe, que Yo Me sigo dando por cada uno de vosotros, Yo Me sigo ofreciendo por cada uno de vosotros, Yo os sigo educando, Yo velo por cada uno de vosotros,

Estoy Vivo entre vosotros y en vosotros, NO Me cambiéis por el mundo. NO Me cambiéis por un regalo que solamente será un compromiso ante vuestros hermanos.  NO olvidéis esta Fiesta Santa, por solamente un intercambio material de compromiso con vuestros hermanos, Soy Yo, vuestro Dios Al que debéis recordar,

Soy Yo vuestro Dios el que vine a Salvaros y a daros todos los regalos del Cielo, Soy Yo vuestro Dios el que ahora os da Vida y os la dará eternamente, el compromiso es Conmigo, no con el mundo.

GOZAD os pido nuevamente. Gozad éste Tiempo, así como lo gozaron todos aquellos que sintieron en su corazón por Obra del Espíritu Santo, Quién Es el que Venía en el Vientre de Su Madre, la Siempre Virgen María.

Agradeced a Mi Madre Su Donación, Sus Dolores por vosotros. Dejad que Ella os lleve hasta ese Rinconcito… Un Rinconcito de la Tierra que fue el Trono de vuestro Dios.  Id hacia ese lugar con vuestro corazón, acompañad a Mi Madre, a Mi padre José. Acompañadlos en esa adoración de corazón ante su Dios.

Gozad, gozad y ayudad a vuestros hermanos a entender esta Belleza Celestial. Y me quedo con vosotros Mis pequeños. Quedo con el mundo, quedo con todos aquellos que han abierto el corazón a su Dios.

Hijitos Míos, los escribas y fariseos pedían una señal, Me decían  “danos una señal para creer en Ti”. Su corazón era de piedra, a pesar de que se sabían las Escrituras.

El hombre sigue pidiendo señales para creer…

Y la Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey, que tiene medio milenio de existencia y  QUE FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

Y por la señal creer en Mí por el Milagro. Cuando realmente el Milagro vive en vuestro corazón… Os vine a traer el Reino de Mi Padre.

Tenéis el Milagro de la vida, tenéis todos los Milagros de la Naturaleza a vuestro alrededor, tenéis la sonrisa del bebé, tenéis todo Mis pequeños y seguís pidiendo una señal. LA FE ES la Señal, pero NO la queréis ver.

El hombre NO ha acrecentado esa Fe en su corazón, NO Me quiere ver en los acontecimientos que os rodean…

El Amor NO PUEDE venir del Maligno. Todo lo que os rodea, todo lo que se os ha dado, todos los cuidados que se os dan vienen del Amor. De un Padre que os Ama Infinitamente, NO os falta nada.

Si Mi Padre cuida de la Naturaleza, de los animalillos, de las flores, de los Cielos, del mar… Si todo eso camina en orden, en el Orden Universal, ¿Todavía pedís una señal para creer?

¿Por qué los astros se mantienen en ese lugar y no se golpean unos a otros…? O ¿Caen y chocan contra vuestra Tierra? Todos esos son regalos de vuestro Dios y aún así, ¿Pedís una señal?… 

Veis Señales a vuestro alrededor profetizadas: como la maldad del hombre que os está llevando a la destrucción… como al pueblo de Sodoma y Gomorra, éstos pueblos que apartaron también el amor de su corazón…Estáis así ahora Mis pequeños, Destruyendo el Amor y las bondades que se os dieron en vuestro corazón… Y pedís una señal.

La Mayor Señal se os dio ya hace más de Dos Mil años en ese Pesebre…

El Salvador con vosotros. Y la Humanidad lo sigue negando a pesar de los Milagros que se hicieron. A pesar de las Enseñanzas que os DÍ…

Y sigue pidiendo la Humanidad una Señal.

La señal más grande, la señal más bella, tener a vuestro Dios entre vosotros y el hombre la DESPRECIÓ...  Y el hombre la sigue DESPRECIANDO…

Mis pequeños NO busquéis señales, NO os distraigáis en las cosas que tienen que pasar. Tomad para vuestro corazón la Señal que ya se os dio y esa Señal os abrirá todos los caminos…

Será Luz en vuestra vida, vuestro Dios con vosotros, la señal de la Salvación del hombre; ésa es la que debéis apreciar, gozar y agradecer.

Que Mi Padre en Su Infinita Bondad, os Bendiga. Que Mi Santo Espíritu os Guíe por la senda del Abandono confiado y amoroso…

Y Yo os Bendigo y os cubro con Mis Méritos para que alcancéis la Plenitud y la Perfección de vuestra Misión. Yo os Bendigo en Nombre de Mi Santísimo Padre, en Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Espíritu de Amor.

Yo, que Soy el Camino, la Verdad, la Vida y la Luz Verdadera. Buscad el refugio de vuestras almas en Mi Santísima Madre, la Siempre Virgen María y acudid a la ayuda amorosa de Mí padre terreno, San José y la de los Santos Ángeles.

Os bendigo en el Nombre de Mí Padre, Dios Único y verdadero, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis…

En Mí Santo Nombre de Redentor del Género Humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana… 

http://diospadresemanifiesta.com/