Archivos de etiquetas: fidelidad

37.- EL CAPRICHO DE POPEA SABINA


Los augustanos abandonan el Palatino.

Al caminar por la inmensa galería porticada, Petronio miró a Marco Aurelio y dijo:

–           Barba de Bronce renuncia a su viaje por el momento. Está irritado y aburrido. ¡Esta combinación es muy peligrosa! En la fiesta se entregará a un desenfreno absoluto, tratando de aliviar su frustración y su tedio. ¡Ojalá no tengamos sorpresas desagradables!

Marco Aurelio sonrió y contestó:

–           Afortunadamente yo tengo mejores cosas de qué ocuparme y a ti te dejo los cambios de humor del César.

Petronio se detiene y advierte:

–           Fuiste invitado y ni siquiera se te ocurra pensar que puedes evitar asistir.

El tribuno movió la cabeza y fastidiado replicó:

–           Lo que a mí me sorprende es que a ti no te haya dominado el aburrimiento de cuanto te rodea.

–           ¿Quién te ha dicho lo contrario? Desde hace mucho tiempo me domina. Pero yo no tengo tus años. Y tampoco tengo alternativa. Al emperador nadie le abandona sin consecuencias…

–           Lo sé. Y según parece, tampoco se pueden desairar sus invitaciones. Definitivamente no envidio tus privilegios.

0petronio-2

–           Además, amo los libros, la poesía y me encantan las obras de arte. Me agrada mi hogar y la belleza de las obras maestras con que lo he adornado. Tengo todo lo más exquisito y perfecto. Sé que no he de encontrar ya nada superior a lo que actualmente poseo. Y no tengo ganas de desprenderme de nada de esto por ahora.  

–           Perder el favor imperial es una gran desgracia. Y un lujo que al parecer,  nadie se puede permitir voluntariamente sin perder también la vida…

–           He disfrutado lo mejor y la vida me deleita, mientras pueda darme el placer que necesito y pueda conservarla… porque no se sabe… –finaliza dando un profundo suspiro.

Marco Aurelio está tan contrariado, que mejor se queda callado.

Petronio lo observa desconcertado, pero tampoco le dice nada.

Después de un largo silencio, Petronio agrega.

–           ¿Sabes cuál es la última noticia? Tigelino, para las fiestas ha preparado los lupanares con las mujeres más nobles de Roma. Habrá doncellas que hagan su presentación como ninfas.–            ¿Eso te parece apetecible? ¡Convertir a las jóvenes patricias en prostitutas! ¿Tan hastiados están que lo execrable ya no es vergonzoso?

Petronio mira sorprendido a su sobrino y finalmente explota:

–           ¡Éste es nuestro mundo neroniano en Roma! ¡Creo que has arruinado tu vida haciéndote cristiano! ¡Por Pólux que no te comprendo! Nuestras locuras tienen cierto juicio, pero tú… Desprecio a Enobarbo, porque es un bufón griego. ¡Si al menos fuese romano!  ¡Hufff!…

–           La barbarie es barbarie en cualquier lugar. Ya no hay valores, ni honor. No veo de qué te sorprendes. Y sobre este asunto podría enseñarte cosas grandiosas que he aprendido…

–           No empieces con tus cosas cristianas.  No quiero saber nada de eso…

–           Está bien. Tienes razón. Todavía no es el momento en que podrías comprenderlas… Tal vez algún día anheles también aprenderlas.

Petronio agrega sin hacerle caso:

–           No cabe duda de que vamos de mal en peor… Pero este es el mundo que me ha tocado vivir ¡Y hay que tomarlo como es! Prepárate para ir al Fiesta Flotante en la Piscina de Agripa. Y será mejor que nos dispongamos para disfrutarlo…

Al día siguiente…

El buen gusto y refinamiento de Petronio, le han ganado el título de ‘Arbiter Elegantiarum’. Y por esas mismas cualidades, su genial dirección es indispensable para el desarrollo del artista que palpita en el emperador.

Comparándolo con el Prefecto de los Pretorianos, Petronio lo supera infinitamente en cultura, intelecto, conocimiento del Arte, refinamiento y buen juicio. En la conversación, su ingenio conoce la mejor manera de entretener al César.

Y lo que hasta ahora ha sido el mejor talento de Petronio para ser el consejero favorito del emperador, como un arma de doble filo se está volviendo contra él…

Y él ni siquiera imagina porqué…

Tigelino posee bastante buen sentido, para conocer sus propias deficiencias. Y sabe que NO puede competir con Petronio, Plinio, Séneca, Trhaseas u otros de los augustanos que se distinguen por su elegancia y su alcurnia, sus talentos o su ciencia.

Y ha decidido eclipsarlos por medio de una flexibilidad inagotablemente previsora en sus servicios y sobre todo por una magnificencia, capaz de sorprender aún la exaltada imaginación de Nerón.

Porque  conoce bien a Nerón y sabe por dónde llegarle, ha cultivado secretamente las debilidades de su personalidad para prevenirle en contra de su peor enemigo. Esto ha logrado que la influencia de Tigelino aumente día con día.

Y no es porque Nerón le quiera más que a los demás; sino porque el Prefecto de los Pretorianos ha encontrado la manera de hacerse cada vez más indispensable para el emperador.

Arbiter Elegantiarum, esto mortifica la vanidad de Nerón ¿Cómo es posible que alguien lleve delante de él, semejante calificativo?

Y además, hay que agregar el  terrible complejo que siente entre su obesa y grotesca figura y la innegable belleza varonil de su asesor artístico. La indiscutible superioridad en todos los aspectos de la poderosa personalidad de Petronio, ahora constituye su desgracia…

Pues esto ha despertado la envidia de Nerón y siente agobio por cada uno de sus triunfos… En cambio con Tigelino, César se siente a sus anchas; pues comparte con él su misma crueldad, sus bajezas y su ruindad.

¿Quién prevalecerá? ¿El artista o el monstruo?… La guerra y la competencia están muy reñidas…

paisajes-de-lagos-3

En un suceso sin precedentes en la ciudad, los pretorianos han rodeado las arboledas que están alrededor de un lago mediano y es conocido como la gran piscina de Agripa; para que nadie se acerque a molestar al César y a sus huéspedes, que constituyen cuanto hay en Roma de notable por su riqueza, hermosura y talento.

Tigelino quiere compensar al César la contrariedad sufrida, al diferir su viaje a Acaya y al mismo tiempo mostrarle a todos que no tiene rival para alegrarle la vida al emperador.

Para este objeto mandó traer desde las más remotas regiones del imperio: fieras, pájaros exóticos, peces raros, plantas, flores, etc. Y todos los detalles más insólitos que puedan realzar el esplendor de la magnífica fiesta.

Los impuestos de provincias enteras se consumen en la realización de los más insensatos proyectos…

Más el poderoso favorito no siente la menor vacilación al efectuarlos, con tal de asombrar a Nerón y complacer hasta el más mínimo de sus caprichos.

Esto es lo que hace que su influencia aumente día con día y Nerón lo considere casi indispensable…

Y por eso ha dispuesto dar la fiesta en gigantescas balsas, construidas con vigas doradas, cuyos bordes fueron decorados con magníficas conchas marinas. Adornó las orillas  de la piscina con palmeras, lotos y rosales.

También instaló jardines flotantes y alrededor de la piscina a intervalos regulares, fuentes con aguas perfumadas, altares con estatuas de dioses y quemadores de incienso.

Hay muchas  jaulas de oro y plata, con aves exóticas y multicolores…

En el centro de la balsa principal; está el pabellón de una tienda teñido de púrpura fenicia, que es sostenido en columnas de plata.

Debajo, las mesas están preparadas para recibir a los invitados con cristalería de Alejandría y vajillas de inestimable valor; botín recogido de Grecia, Asia Menor e Italia.

La balsa está adornada con tantas plantas, que semeja una isla flotante.

Y hay amarrados con cuerdas de púrpura y oro; botes con forma de cisnes, delfines, aves y peces que son bogados por jóvenes de ambos sexos; cuyas caras y cuerpos están desnudos, adornados con joyas y han sido elegidos por su gran hermosura.

Cuando Nerón llegó a la balsa seguido por Popea y los augustanos, se sentaron en los triclinios.

banquete-2

Entonces los remos hendieron el agua y se pusieron en movimiento junto con los botes; describiendo círculos alrededor de la piscina.

Le rodean las otras balsas de menor tamaño; en una de las cuales van los músicos tocando sus instrumentos, resonando cantos melodiosos que llenan el ambiente de alegría.

El César con Popea a un lado, está gratamente sorprendido.

Especialmente al ver surgir entre los botes, hermosos jóvenes de ambos sexos, ataviados como sirenas y  tritones, con mallas glaucas que simulan escamas.

Y ejecutan una hermosa danza acuática en honor de Poseidón. Verdaderamente emocionado, Nerón aplaudió y alabó al organizador de la fiesta.

Pero al mismo tiempo y por fuerza del hábito, dirigió la vista hacia Petronio, deseando conocer su opinión.

Y se mostró más entusiasmado aún, al ver que el ‘Árbitro’ sonreía complacido, mostrando su aprobación con un gran aplauso carente de envidia. Pues  realmente el espectáculo es magnífico.

La Fiesta Flotante agradó mucho al César, por su novedad. Se sirvieron tan exquisitos manjares y vinos de tantas clases, que el más exigente sibarita no habría podido objetar nada.

Luego las mujeres se sentaron en la mesa de los augustanos; entre los cuales Marco Aurelio sobresale por su gallardía y juventud.

Anteriormente tanto su cuerpo como su rostro, denotaban con demasiado relieve al soldado profesional. Pero ahora la enfermedad le ha adelgazado y se ve más alto y estilizado. Sus facciones se ven como cinceladas con una varonil hermosura perfecta.

Su piel morena clara y sus enormes ojos castaños, mantienen una expresión soñadora. Su porte es distinguido: a la vez flexible y soberbiamente magnífico. Parece un dios griego tan bizarro y apuesto como Petronio.

Éste había afirmado como hombre de experiencia, que las damas de la corte se rendirían a sus encantos. Y en efecto, todos le miran con admiración sin exceptuar a Popea, ni a Rubria; la virgen vestal a quién César ha llamado a la fiesta.

vestal

Los vinos empezaron a llevar calor a los corazones y a los cuerpos. Y la enorme balsa prosiguió su evolución, circulando lentamente con su carga de invitados que gradualmente se van entregando a una alegre y estrepitosa embriaguez.

La fiesta no había llegado ni a la mitad de su curso, cuando Nerón se levantó y le ordenó a Marco Aurelio que le deje su lugar…

Quiere estar al lado de Rubria, a la que desea con violenta pasión y le empezó a hablar al oído.

Fue de este modo que Marco Aurelio quedó junto a Popea, quién extendió el brazo hacia el joven oficial y le pidió que le asegurara el brazalete que se le había desprendido y que nadie notó que ella misma lo había soltado.

Al hacerlo gentilmente Marco Aurelio, con su mano un tanto temblorosa, rozó la piel de seda de la emperatriz.

Popea le miró fingidamente pudorosa y con un destello de deseo…

bano-mujeres-popea

La fiesta prosiguió.

El sol comenzó a ocultarse.

La mayor parte de los invitados ya están ebrios.

La gran balsa hace círculos cada vez más amplios, hasta casi llegar a la orilla.

Con la penumbra del anochecer, se encendieron millares de lámparas y nuevos grupos de mujeres formados por todas las invitadas de la fiesta, que se han despojado de sus ricas vestiduras y han quedado desnudas…

Con voces y ademanes seductores llaman a los hombres para que se reúnan con ellas.

ninfas-bouguereu

Entonces la balsa se aproxima a la orilla.

Todos, incluido el César quién atrae consigo a Rubria riendo y haciendo pícaros comentarios, desaparecen entre la arboleda.

Se diseminaron entre el bosque y las grutas artificiales, además de los muchos lugares próximos a las fuentes y manantiales y que han sido especialmente dispuestos para este fin.

Y empezó la orgía…

La lujuria y la locura se apoderaron de todos.

No se puede distinguir nada en medio de la oscuridad.

Ni donde está el César, ni quién está con quién.

Los sátiros y los faunos dan caza a las ninfas y apagan las lámparas que les estorban.

bacanal la-juventud-de-baco-bouguereau

Solo la luz de la luna llena, es mudo testigo del rumor de risas, gritos, suspiros y coloquios íntimos; además de los gemidos de placer.

Marco Aurelio no está ebrio, como el día de la fiesta en el Palatino, cuando estaba con Alexandra…

Y sabe perfectamente lo que está pasando a su alrededor.

Y decidió irse, pensando que a estas alturas, a nadie le importará un invitado menos.

Por primera vez siente náuseas…

Y recordando a Alexandra, se dijo a sí mismo:

–           La amo y le juré fidelidad. Debo regresar a casa a preparar la boda, en lugar de permanecer en este bacanal.

Y dando media vuelta se precipitó a través del bosque.

Un grupo de doncellas ataviadas con sutiles velos y bellas flores, le interceptaron el paso y danzaron a su alrededor, incitándolo a correr tras ellas…

fiesta-danzantes

Después de provocarlo, huyeron pudorosas y coquetas.

Pero él se quedó enclavado en aquel sitio pensando en su esposa.

Jamás la había visto más hermosa, más pura, ni más digna de adoración, que al ver aquel bosque convertido en un santuario de placer y a todas aquellas jovencitas lascivas y desnudas.

Y el amor y el anhelo por Alexandra, invadieron todo su ser con un poder avasallador.

Simultáneamente se sintió lleno de disgusto y de una repugnancia como nunca antes la experimentara.

Descubrió que le asfixiaba aquel ambiente de infamia y deseando respirar aire puro, se apresuró a huir de allí.

Más apenas había dado un paso, cuando notó que una figura velada, se alzaba delante de él.

Le puso las manos sobre los hombros y le dijo al oído:

–           ¡Te deseo! ¡Te amaré y te haré dichoso! ¡Ven! Nadie nos reconocerá. ¡Apresúrate!

bacanal

Un gemido de deleite, un suspiro entrecortado y un beso desquiciante acarició el lóbulo de su oreja.

Mientras Marco Aurelio sentía en su rostro como una oleada de fuego, su aliento perfumado…

Ella prosiguió anhelante:

–           ¡Eres bello como Apolo! Y tan delicioso, ¡Oh! Si tan solo…

La voz susurrante fue como si lo despertara de un sueño.

Entonces él tomando dominio de sí, preguntó:

–           ¿Quién eres?

Ella se reclinó seductora en su pecho y siguió insistiendo:

–          Qué importancia tiene eso…  ¡Pronto! ¡Ya no perdamos más el tiempo! ¡Esta noche es perfecta! ¡Y yo quiero poseerte! ¡Ven! ¡Amémonos!

Marco Aurelio insistió:

–           ¿Quién eres?

–           ¡Adivina!

Y al decir esto tomó entre sus delicadas manos el rostro del joven patricio y a través del finísimo velo, lo besó ardorosamente hasta que le faltó el aliento…

Luego se apartó provocativa, diciendo:

–           ¡Noche de amor! ¡Noche de locura!…

Aspirando el aire ansiosamente, agregó:

–      ¡Hoy estamos aquí y somos libres! ¡Hoy puedes tenerme! ¡Hoy soy tuya! ¡Y yo quiero que seas mío!

Marco Aurelio la empujó suavemente hacia atrás y dijo:

–           Lamento no poder complacerte. Estoy enamorado de una mujer incomparable. Le pertenezco y ahora voy hacia ella.

–           Quítame el velo. –dijo ella inclinando hacia él la cabeza.

Y en ese preciso momento se oyó un leve roce entre las hojas de mirto…

Y ella se separó rápidamente y desapareció como si fuese una visión.

afrodita

Pero a la distancia se oyó su risa extraña, estridente, ominosa…

Petronio llegó junto a Marco Aurelio. Lo tomó del brazo y empujándolo, lo instó:

–           He oído y he visto. Alejémonos rápido de aquí.

Así lo hicieron.

Cuando llegaron hasta los cisios, Petronio le dijo:

–           Yo te acompañaré.

Y subieron los dos al carruaje de Marco Aurelio.

Todo el camino, lo recorrieron en silencio. Hasta que se hallaron en el atrium de la casa del joven tribuno…

Petronio preguntó:

–           ¿Sabes quién era ella?

Marco Aurelio se sintió profundamente disgustado ante la idea de que Rubria fuese una vestal y tuviese ese comportamiento tan impúdico.

Y sin disimular su desprecio contestó:

–          ¿Rubria…?

–           No.

–           ¿Entonces quién?

Petronio bajó la voz y dijo:

–          El fuego de Vesta ha sido profanado porque Rubria estuvo con el César. Pero la que se acercó a ti…

Y aquí su voz bajó hasta hacerse casi imperceptible:

–          Fue la divina Augusta.

Siguió un silencio tan denso que casi se podía tocar…

Luego Petronio continuó:

–          César no pudo ocultar a Popea, su inclinación hacia Rubria y tal vez por eso, ella quiso tomar venganza. Pero llegué yo a estorbarlo.

Si tú la hubieras reconocido… al rehusar su solicitud, sería irremediable tu ruina.

Habrías arrastrado en ella a Alexandra y también me habrías comprometido a mí.

Marco Aurelio comprendió la magnitud de la revelación y casi se ahogó por el asombro…

El tiempo pareció detenerse…

Mil ideas cruzaron por su mente como relámpagos y se reflejaron en su gran perturbación…

Luego explotó:

–           ¡Estoy harto de Roma! ¡Del César, de sus fiestas, de Tigelino, de la Augusta y de todos vosotros!…

marco ordenando

 ¡Me estoy asfixiando! ¡Yo no puedo seguir viviendo así! ¡No puedo! ¡Oh Dios mío! ¡No lo soporto más! ¿Me entiendes?

Petronio lo mira desconcertado y exclama:

–           ¡Marco Aurelio! Estás perdiendo el sentido del juicio, la moderación. ¿Qué te pasa?

Marco Aurelio replicó colérico:

–          Lo único que quiero es a Alexandra. Vine a prepararlo todo para mi boda y no me interesa otro amor, ni deseo a ninguna otra mujer. No quiero vuestra vida y no me interesan sus fiestas.

No soporto sus obscenidades y sus crímenes. ¡Soy cristiano! ¿Lo oyes? ¡Soy cristiano! ¡Y no sabes cuánto me alegro de serlo!

Petronio lo mira asombrado.

Es evidente que entre él y Marco Aurelio ya no pueden entenderse y que sus almas se han separado por completo.

Hubo un tiempo en que Petronio ejercía una gran influencia en el joven militar. Había sido para él un modelo en todo y con frecuencia unas cuantas palabras irónicas suyas, bastaban para frenarlo o para inducirlo a una resolución cualquiera.

Pero ahora ya no queda nada de aquello…

Y tan trascendental es el cambio, que Petronio ni siquiera intentó poner en práctica sus antiguos métodos. Porque comprendió que su ironía y su ingenio, habrán de estrellarse contra el nuevo hombre en que se ha convertido el Marco Aurelio que está ante sus ojos y al que apenas si reconoce.

Después de reflexionar un momento, se encogió de hombros y se fue para su casa muy disgustado.

000petronio-2

El veterano escéptico al ver a Marco Aurelio entendió que es un hombre tan diferente, que ya ni siquiera comprende sus reacciones.

Y este conocimiento lo llenó de contrariedad y hasta de un poco de temor…

Éste último llegó a su colmo, al meditar en los acontecimientos de esa noche…

Y piensa:

–           Si de parte de Popea esto no fue sólo un fugaz devaneo, sino un deseo más duradero, van a suceder una de estas dos cosas: Marco Aurelio no se le resistirá y en este caso, le vendrá la ruina por algún ‘accidente’, lo que parece poco probable por su actual estado de ánimo. O se le resiste…

Y entonces sí será segura su ruina y acaso también la mía… Precisamente porque soy su pariente y porque la Augusta terminará envolviendo en su odio a la familia entera y pondrá del lado de Tigelino todo el peso de su influencia.

Moviendo la cabeza, por todas las conclusiones que como un mosaico que se estuviera formando, le muestran un panorama cada vez más sombrío… Petronio es un hombre valiente y no le teme a la muerte. Pero tampoco tiene el menor deseo de atraerla tan pronto.

La Augusta ignora si ha sido reconocida por Marco Aurelio. Si ella piensa que no ha sido descubierta, su vanidad no sufrirá gran cosa.

Pero esta situación es muy precaria, podría modificarse en el futuro y es urgente neutralizar este gran peligro.

La cuestión es: ¿Cómo va a lograrlo?…  

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA

P70 EL VERDADERO AMOR


Sep 18_14

PADRE ETERNO

Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

Habla Dios Padre. Hijitos Míos, ciertamente Mi Gracia que es vuestra ayuda, se sigue derramando continuamente. Ciertamente estáis ya viviendo Tiempos de Justicia, pero Mi Amor nunca se aparta de Mi creatura, de Mi Creación. Vosotros seguís apartados, a pesar de todo lo que os aviso, seguís como si nada estuviera pasando.

Veis situaciones graves alrededor del Mundo y vuestro corazón no se mueve, ni siquiera a la Oración. 

pporanirak010310

¿Qué puedo hacer con ustedes Mis pequeños, para que entendáis la gravedad de la situación que estáis viviendo, de cómo vuestro Mundo va al caos si vosotros no os unís y oráis?

Esto es tan importante Mis pequeños y por eso, en las Sagradas Escrituras tenéis ésa vida antigua para aprender; en donde veis que cada vez que se unían los pueblos a orar, recibían Mi Protección, Mi Perdón.

 Me olvidaba Yo de guerras y destrucciones, para sacarlos adelante; pero vosotros no entendéis.

Jonas-y-Ninive-300x211

Un padre quiere lo mejor para sus hijos, pero vosotros sois hijos necios. Así como el pueblo judío, fueron y siguen siendo necios. Os apartáis de Mí, a pesar de que quiero lo mejor para vosotros. No os reunís para tomar fuerza de la oración, no os arrodilláis para pedirMe perdón por vosotros, por vuestros hermanos alrededor del Mundo, por los cercanos a vosotros.

No estáis queriendo ver sino con ojos humanos, no con ojos de Sabiduría. 

JESUS ORÓ Y OBTUVO EL MILAGRO

JESUS ORÓ Y OBTUVO EL MILAGRO

Veis el exterior de lo que pasa en donde hay calma aparente; pero no estáis viendo el pecado que habita en el corazón de los hombres y esto lo notáis con los actos de los que os rodean.

Debéis aprender a ver lo que Yo veo, a buscar lo que Yo busco. Os distraéis demasiado con las cosas del Mundo y no queréis ver la realidad espiritual que os rodea y que ya habéis hecho de eso un desastre.

ojos sinvista_1

Ya no hay amor verdadero, ya no hay crecimiento espiritual entre los jóvenes y aún entre los adultos, porque no os interesa

SI ENTENDIERAIS BIEN LO QUE ES LA VIDA ESPIRITUAL, OBRARÍAIS MEJOR.

Todo se mueve a nivel espiritual, tanto el Bien, como el mal

Y vosotros no queréis entrar a vuestro interior para que os aconseje Mi Santo Espíritu 

CARISMATICOS

 y podáis vivir ésa realidad espiritual que estáis despreciando

Lo único que está pasando y que seguirá pasando si no entendéis, es que todo se irá aumentando en desastres, en caída espiritual de cada uno de vosotros, luchas fraternas y ataques satánicos cada vez mayores.

No estáis deteniendo la maldad que podríais detener con vuestra respuesta en la Oración.

JESUS DETIENE LA TORMENTA

Vuestra vida espiritual se está acabando, está muriendo y no os queréis dar cuenta de ésa realidad, ¿Qué esperáis después, cuando termine vuestra vida espiritual y no tengáis protección contra la maldad de Satanás?

Os espera una eternidad de Dolor, ¿No creéis en ello?, Estáis cegados por las mentiras de Satanás, no queréis abrir vuestro corazón a Mis Consejos.

¿No os dais cuenta Mis pequeños, cuánto os amo?

Cuaresma2011_5 COLOR

Y tampoco esto queréis aceptar en vuestra vida, no os importa ya si existo o no existo, si os amo o no os amo, habéis hecho vuestra vida sin tomarMe en cuenta, queréis prescindir de Mí; pero no podéis

Os sigo cuidando, seguís siendo Míos; pero no queréis vosotros escuchar Mi Voz ni recibir Mis Bendiciones ni Mi Protección Divina.

proteccion paternal

¿A dónde queréis llegar? ¿Tanto ya os ha envenenado Satanás con sus mentiras, con su maldad?

¡Pobres, Mis pequeños! ¡Pobres de vosotros! ¡Mi Amor os llama, os busca, os perdona y vosotros no queréis entender!

¿Cuándo entenderéis? Os estáis jugando vuestra eternidad, os he dicho muchas veces; pero Mis Palabras se las lleva el viento y vosotros seguís haciendo vuestra vida o bien podría decir, deshaciendo vuestra vida.

sordera voluntaria

Reflexionad, regresad a Mí, Yo Soy el Amor; el camino que estáis tomando, va totalmente en contra de Mi Amor, ¿A dónde queréis llegar?

Os bendigo, Mis pequeños y cómo quisiera que ésta Bendición llegara hasta lo profundo de vuestro ser para que regresarais a Mí.

 El Amor es todo; porque el Amor viene de Mí y Yo Soy el Todo.

obreros-viña

Las almas que se acercan a Mí, Me tienen en totalidad Mis pequeños y Yo no les niego nada; porque aquellas almas que Me buscan, que se dan completamente a Mí y que buscan de Mí el Amor, para hacerlo vida en su vida; no les puedo negar nada Mis pequeños, porque están buscando Mi Esencia, están buscando lo que es Mío y porque Yo Soy el Amor.

Mis pequeños, si el Mundo entendiera aunque fuera un poquito, lo que es el Verdadero Amor, viviríais en forma muy diferente. Ciertamente, las Sagradas Escrituras están llenas de Amor.

ecard-bible-love-marriage

La Evangelización de Mi Hijo fue para recordaros, lo que los profetas en la antigüedad hablaban de Mí; para mostraros Mis Facetas, Mis diferentes facetas de lo que es Mi Amor.

Si vosotros escudriñarais más sobre el Amor, encontraríais el tesoro perdido. El Amor es Mi Gran Tesoro y el que lo encuentra, no se arrepiente y busca más.

Tener Mi Amor es una Gracia Infinita, es un regalo inimaginable; pero Mi Amor se deja encontrar cuando se Le busca, cuando se Le aprecia, cuando se Le ama.

le dijo sigueme el lo dejo todo y le siguio

Ciertamente en el Mundo tenéis también diferentes tipos de amores y ahora estoy hablando de los amores bellos que tenéis y que Yo permití, para que vosotros fuerais ensanchando vuestra alma; para que cuando llegarais a Mí pudierais apreciar, con vuestro corazón ya ensanchado, lo que es Mi Amor Divino.

Y solamente lo podréis apreciar y gozar, cuando estéis de regreso en el Reino de los Cielos; porque Mi Amor es tan grande, tan poderoso, tan fuerte; que vuestro cuerpo, no lo puede soportar.

cuerpo

Vuestra alma, está creada a Imagen y Semejanza Mía y

ESTO QUIERE DECIR QUE TAMBIÉN VUESTRAS POTENCIAS,

CUANDO ESTÁIS FUERA DE VUESTRO CUERPO SON INFINITAS

Por eso, Mi Amor solamente se puede apreciar, en totalidad, cuando regresáis a y Yo os doy de regalo Mi Amor en plenitud; para que lo gocéis eternamente. Este es Mi mayor regalo para las almas, el que podáis gozar Mi Amor plenamente.

Padre e Hijo,La Luz

Luchad pues Mis pequeños, por buscar Mi Amor; amad de corazón a todos los que están a vuestro alrededor.

Tenéis el amor de hijos a padres, cuando estáis pequeñitos; el amor de hermanos desde que sois pequeños; tenéis el amor del noviazgo, tenéis el amor de esposos, tenéis el amor de padres a hijos, diferente del de hijos a padres.

padre e hijo orando

Tenéis tantos, tantos amores Mis pequeños y al final, el gran regalo: el amor de la creatura hacia vuestro Dios, que ése es el mayor regalo que os puedo dar y que tendréis eternamente si os mantenéis Conmigo.

thGMD116D4

Habla La Santísima Virgen María. Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. ¡Oh! Mis pequeños, cuánto gusto Me dais así; veros reunidos, buscando el Amor de Nuestro Dios, a Quien tanto Le debemos y sobre todo, a Quien tanto debemos amar por Su Bondad, por Su Misericordia, por Su Perdón.

Mis pequeños, Yo os cuido y os llevo por caminos seguros, pero no los queréis, buscáis caminos de peligro. Satanás os ha desviado a tal grado, que no buscáis la seguridad de vuestra vida, no buscáis que vuestra alma no se pierda y sobre todo, que seáis ésas almas en la Tierra, deseosas de vivir la Vida del Cielo.

27 simbolica-de-la-puerta-del-cielo

Cuando Nuestro Padre, Nuestro Dios, os dio el don de la vida; también puso toda Su Confianza en vosotros.

Esto tenéis qué meditarlo, meditad éstas Palabras, en lo más profundo de vuestro corazón Mis pequeños; para que os deis cuenta de lo que vale vuestra vida, para que os deis cuenta de lo que valen éstas Palabras. Todo un Dios, el Creador de todo lo que veis y de lo que no veis, os dio el Don de la vida.

17la_gota_de_sangre

Un Don maravilloso y además, confió plenamente en vosotros para que Le sirvierais, ¿En qué, Mis pequeños? SIMPLEMENTE, EN AMAR. Esto Mis pequeños, lo tenéis qué meditar una y mil veces.

El tener el Don de la Vida y además, haber sido escogidos por vuestro Dios; es una Gracia muy grande y que no habéis meditado como es debido, porque si entendierais perfectamente bien esto; caeríais de rodillas o postrados ante ésta realidad, ante ésta Gracia tan grande que cada uno de vosotros posee, con la que habéis sido regalados por vuestro Dios: el Don de la Vida.

Predestinacion

El hecho de que tengáis vida, os da derechos más grandes que aquellas almas que no han bajado a la Tierra a servir a Nuestro Dios.

Con vuestro actuar correcto aquí en la Tierra, podéis ganar un lugar mucho más cercano a Nuestro Dios en el Reino de los Cielos, cuando regreséis y seáis juzgados por Él.

juicio particular

O desgraciadamente también podréis ser juzgados por el mal que cometisteis y vuestra alma se pierda eternamente.

Pero ahora os quiero hablar de lo bello, Mis pequeños.

El hecho de tener el Don de la Vida, os da mayores responsabilidades. Podéis hacer tantas y tantas cosas que no pueden hacer las almas en el Cielo y que no han sido escogidas todavía para servir en la Tierra aquí, a Nuestro Dios.

MILAGROS DE SAN ANTONIO DE PADUA

SAN ANTONIO PREDICA A LOS PECES

Lo primero que podéis hacer Mis pequeños, al producir el Amor que se vive en el Cielo, es erradicar la maldad que os rodea y que está también dentro de vosotros.

Ciertamente con el Pecado Original vuestro ser quedó dañado, pero contáis con el Amor que os ha otorgado Nuestro Dios y al potencializarlo en vosotros, podéis erradicar ése mal de vuestro interior y el que os rodea.

th60XZ7CS2

Ciertamente ésta es una lucha continua, no quiere decir que un día específico en el que hayáis tenido éxito, ahí ya terminó vuestra misión y que ya no necesitaréis luchar contra la maldad de Satanás.

No, Mis pequeños. Satanás se desquita, Satanás es muy malo y tratará de haceros caer; pero seguís contando con la Gracia de Nuestro Dios y con Mi Gracia también Mis pequeños y con los cuidados de las almas del Cielo.

thSRKKXGZM

Vosotros, cada uno de vosotros que estáis misionando en la Tierra, estáis llamados a la santidad y ésta se logra VIVIENDO PLENAMENTE PARA VUESTRO DIOS.

Nuevamente, si vosotros meditáis ésta Palabra: “plenamente”, no debiera haber distracciones en vuestra vida. Si enamorados estuvierais del Amor de vuestro Creador y vuestro Dios; no debiera caber ninguna otra idea o pensamiento diferente, sino el de Nuestro Dios en vuestra vida. Eso es vivir en la plenitud del Amor en el servicio a vuestro Dios.

amor

Ciertamente sois creaturas imperfectas por el Pecado Original; pero vuestro premio en el Reino de los Cielos, se dará por vuestra lucha en manteneros en el Bien, en el Amor, en el servicio hacia vuestro Dios y el tratar de evitar todo aquello que daña a vuestra alma. Es una lucha continua y eso es lo que le da el valor a las almas.

Nuestro Dios es el Juez y la Purificación que se acerca para todos vosotros y para el Universo entero, es para eliminar a las almas débiles, a las almas que contaminan en el mal a otras almas, a las almas que no son ejemplo de bondad, de Amor, de respeto, de vida en la Virtud.

a719676c98_39583171_o2

Hay tantas almas que causan tanto mal a almas buenas. Les quitan su inocencia, les quitan el deseo de servir a Nuestro Dios y a sus hermanos, les quitan el deseo de crecer y buscar la perfección y hasta las llevan a destruirlas a tal grado, de hacerles creer que lo que les están enseñando éstas almas malas, es lo que deben hacer.

Satanás es el rey de la mentira y las almas contaminadas, son almas que no tuvieron la Sabiduría necesaria para apartarse del mal antes de que fueran tan dañadas, que ya no pudieran salir de él.

1posesion satánica-maldad interior

Mis pequeños, sabéis que son Mis tiempos; son los tiempos de la Gran Lucha, de la Mujer contra la Serpiente.

O sea de vuestra Madre; Yo vuestra Madre Celestial, contra las potencias del Mal.

Satanás tiembla ante Mi Presencia. Satanás espera el desenlace final. Pero en su soberbia, todavía creyendo está que Me vencerá. Lo cual no va a ser así.

mujer vestida de sol

Pero todavía tratará de destruir a muchas, muchas almas que no han buscado una protección espiritual contra sus ataques, cada vez más fuertes.

Venid a Mi Mis pequeños, para que os cubra bajo Mi Manto; como la gallina protege a sus polluelos. Así estoy Yo ahora Mis pequeños, protegiendo a aquellas almitas sabias, que supieron entender las Palabras de las Escrituras, amaron el Amor de Nuestro Dios y el Mío y desean de todo corazón mantenerse en Nosotros eternamente.

1gallina

Las almas que luchan para engrandecerse en el Amor de Nuestro Dios, al final obtendrán su premio eterno; un premio bien ganado, porque no es una lucha fácil la que ahora tenéis sobre la Tierra,

Satanás ha tomado mucha fuerza y la santidad de estos tiempos, es más grande que la de otros tiempos; porque nunca había tomado tanta fuerza Satanás sobre la Tierra.

thYU0S38QN

No os separéis de Mí Mis pequeños; estando Conmigo, seguros estaréis y permaneceréis. Gracias, Mis pequeños

 Habla Dios Padre. Hijitos Míos, solamente debe haber una meta en vuestra vida, que es la de amar y producir amor.

Ciertamente tenéis qué hacer muchas cosas en el Mundo, estudiáis, trabajáis y hacéis tantas y tantas cosas; pero todo esto lo podéis unir al Amor.

amor1

Os he dicho Mis pequeños, que el Amor tiene muchas facetas y debéis aprender a unir el Amor en cada cosa que hagáis. No es lo mismo que vosotros hagáis vuestras cosas de cada día solos; que uniéndoMe a Mí, vuestro Dios en ellas y así estareMos acompañados

Pero cuando vosotros Me ofrecéis todo lo que hacéis; en ése momento, vuestros actos quedan unidos a los de Mi Hijo Jesucristo

Jesús Crucificado

y adquieren poder de salvación, no solamente para vosotros, sino para los vuestros.

¿Os vais dando cuenta Mis pequeños, lo que es el valor de vuestra vida, cuando estáis Conmigo y cuando no estáis Conmigo?

Vosotros no vivís solos en el Mundo.

fando_mecargaconlacruz

Desde pequeñitos, desde que nacisteis, dependéis de alguien. Primeramente, de los médicos y enfermeras que os traen al Mundo; después, de vuestros padres y de todos los seres queridos de vuestra familia, amistades que os van rodeando y os van acompañando a lo largo de vuestra existencia.

Vais teniendo cuidados de muchos hermanos vuestros, os aconsejan, os ayudan a evitar errores en vuestra vida, os guían, os ayudan de diferentes formas y así vais haciendo vuestra vida, la vais moldeando, vais escogiendo lo que os gusta y os conviene.

noticias_updg503ba51e5a9e9

A veces, escogéis mal y empezáis a padecer a donde vuestros errores os llevan; porque no supisteis escuchar a vuestros mayores y a los que os rodean. No hubo Sabiduría en vosotros y padecéis vuestra terquedad, vuestro error, vuestra negación de no querer recibir ayuda externa.

Pero cuando el alma es sabia, aprende a escuchar a sus mayores, empezando con vuestros padres. Vuestro camino se hace más fácil, no hay tantas piedras en el camino que os hagan caer.

amor-al-prójimo

Ciertamente necesitáis caer de vez en cuando, para que vayáis adquiriendo experiencia y de ésta forma, poder ayudar a otros de vuestros hermanos con vuestras caídas, a levantaros.

Y con vuestros triunfos, todo lo que vais ganando en vuestra vida sirve a otros, sea bueno o sea malo. Pero cuando habéis escogido como meta el Amor, Yo os voy protegiendo, voy protegiendo vuestro camino y lo voy haciendo más agradable.

Estos tiempos por venir, que tanto os he prometido y que están ya a puertas; será esto, Mis pequeños. Es el vivir Mi Amor plenamente y además, ayudar a otros a vivirlo, enseñándolo de palabra y obra.

295661_10151548908658619_667915141_n

Los momentos que se acercan y que os he dicho que los ansiéis, son regalos Míos a las almas sabias como vosotros, que permanecéis Conmigo, aún a pesar de las adversidades que tenéis en vuestra vida.

Vosotros sabéis que Yo permito las adversidades primeramente, para probar vuestra Fe, vuestro amor a Mí, vuestra confianza en Mí; sabiendo que de toda adversidad, si vosotros lucháis por salir adelante, obtendréis un conocimiento más y un crecimiento en la Virtud.

163364_300965976672747_2075574608_n

Hay tantos hermanos vuestros que tan pronto llega la adversidad en su vida, en lugar de luchar sucumben. Me blasfeman, Me apartan de su vida; son negativos, no buscan el bien y todo lo quieren obtener en forma mal habida.

Son almas tramposas, almas que se han llenado de la maldad de Satanás y que prefieren buscar por medios inadecuados un aparente bien que nunca llegará; porque Mi Bien solamente puede llegar buscando el Amor y se logra a través de las Virtudes, que también tenéis que buscar y vivirlas.

primera-plana-la-prensa-2014-09-18

Mi Amor os abre caminos, confiáis plenamente en Mí; porque en el Amor no hay cosas escondidas, ni trampas como las que pone Satanás, ni promesas que no se cumplen. Si Me buscáis, Me encontraréis y además, seréis premiados con lo que buscasteis, que es el tenerMe a Mí eternamente.

Las almas que se ganan el Cielo, son almas que trabajan por él; que sufren por él y así se les ha dicho en las Sagradas Escrituras. La entrada para el mal es una puerta fácil; pero para entrar al Reino de los Cielos, es una puerta angosta, difícil. Pero ¿Qué hace difícil ésta entrada? El no luchar, el conformarse con poco, el dejarse engañar por Satanás.

Las almas triunfadoras sufren mucho, porque se tienen que vencer a sí mismas, tienen que vencer el mal que han dejado entrar en su corazón y tienen que vencer el mal que les rodea. Tienen que hacer a un lado éste mal y responder con amor, vivir el amor, gozar Mi Amor y transmitirlo a sus hermanos.

tumblr_inline_mly87v8eni1qz4rgp

Cuando alcanzáis Mi Amor, lo gozáis y exclamáis con gusto, que valió la pena haber sufrido, haber trabajado, haberse cansado a veces en extremo; por alcanzar el triunfo, por alcanzar Mi Promesa, que es la de compartir Mi Amor con vosotros desde la Tierra, desde el momento que lo estáis buscando y luchando por él y luego eternamente, cuando termine vuestra misión sobre la Tierra.

En el Reino de los Cielos, Mi Amor también tendrá muchas facetas y todas las gozaréis, Mis pequeños.

Os conozco, sois Mis creaturitas, sois Mis hijos y sé cómo consentiros, sé agradecer a las almas triunfadoras todo el esfuerzo que hicieron por alcanzarme, por permanecer en Mí y por amarMe con todo su corazón.

Jesús, Rey de los Apóstoles

Hijitos Míos, os he querido hablar primeramente de Mi Amor, para que lo entendáis bien; para que os sumerjáis profundamente en Mi Amor, en Sus facetas, en Mi Donación y para que confiéis plenamente en Mí, vuestro Dios.

Ciertamente ésta purificación que vais a padecer, será muy difícil para aquellos que no quieran estar protegidos en Mi Amor y será fácil y llevadera, aunque sufriréis también; los que estáis conmigo y habéis confiado en Mis Palabras, en Mi Sabiduría, en el Amor con el que os protejo y os lleno, para que gocéis de él y que vuestros momentos difíciles sean llevaderos y no sufráis tanto.

Ciertamente las fuerzas satánicas, ya las estáis viendo a vuestro alrededor.

Veis la injusticia, la maldad, el terror. Veis la crueldad del hermano contra el hermano. Veis la falta de amor y de respeto en las familias, en la sociedad. Veis la gravedad de la situación que os rodea en vuestra economía, en vuestra seguridad personal.

Secuestros_thumb[3]

Veis la situación mundial de lucha entre pueblos y los castigos que se imponen unos a otros, como si ellos fueran jueces justos para poder castigar a sus hermanos de otros países.

Falsedad por un lado, malicia por el otro. Estáis viendo la maldad de Satanás a vuestro alrededor, en el corazón del hombre.

O ¿Acaso creíais que él se iba a presentar con su fealdad, la cual os asustaría y os apartaríais de él? No, Mis pequeños, Satanás es muy astuto, prefiere entrar en el corazón del hombre, DESTRUIRLO y que el hombre mismo se destruya a sí mismo y destruya a sus hermanos, él sabe que a Mí Me duele mucho esto, porque Yo os creé para el Amor. Y que Me molestan tanto las luchas fraternas.

bullying-1

Satanás se ha introducido en el corazón del hombre y estáis viendo la falta de amor entre todos vosotros. Prácticamente no confiáis en nadie, os atacáis, os maltratáis los unos a los otros, grandes y pequeños; ya no hay vida de Amor. Muy pocos, ciertamente muy pocos están viviendo Mi Amor en lo personal y en grupo.

Por eso, amo tanto cuando os reunís a orar y derramo Mis Bendiciones abundantemente; porque elegisteis el Amor, elegisteis vivir en Mí, elegisteis crear éstos oasis de amor, de fraternidad, de vida espiritual; apartándoos de la maldad que os rodea y no haciéndole caso a Satanás, sino viviendo para Mí y para Mis deseos de vida espiritual.

Vosotros, los que estáis Conmigo sois luz, Luz para el Mundo que está cubierto de Tinieblas.

Michoacán-situacion

Vosotros, que estáis unidos así, en el Amor y en el crecimiento espiritual; estáis siendo protegidos por Mí para los momentos difíciles que se acercan, estáis creando una coraza con Mi Amor; coraza impenetrable, porque os he dicho que Satanás no puede nada contra Mi Amor, tanto los que se protegen con él, como los que lo viven y lo transmiten.

No os imagináis Mis pequeños, lo que estáis logrando con ésta unión que habéis hecho vosotros, los que tenéis grupos alrededor del Mundo y que os reunís para vivir momentos Conmigo, vivir momentos de amor.

Seréis Luz os repito, en las Tinieblas. Seréis protección para muchos hermanos vuestros. A pesar de que la fuerza de Satanás es muy destructiva, nada logrará contra vosotros.

20090628-12

Esta es una realidad, porque tenéis Mi Amor. Manteneos unidos, orad los unos por los otros, orad por todos aquellos que están logrando estos oasis de amor alrededor del Mundo y en el Universo entero.

 Y pronto, muy pronto; reunidos estaréis en un Nuevo Mundo, un Nuevo Mundo de Amor que ya en vuestro corazón lo imagináis y lo deseáis y que se hará patente en poco tiempo por venir.

Os Bendigo, Bendigo vuestras personas, Bendigo vuestra familia, Bendigo a todos aquellos que están en vuestro corazón. Por los que vosotros pedís y amáis y no temáis Mis pequeños, que Yo estoy con vosotros en Mi Santísima Trinidad.

angeles-de-dios-7515

Mi Hija, la Siempre Virgen María y el Señor San José os cuidan; porque estáis haciendo familia, Familia Celestial y los Santos Ángeles os protegerán en los momentos álgidos de la prueba.

Poned toda vuestra confianza en Mi Amor y no saldréis defraudados, os lo Prometo, Yo, vuestro Dios.

Gracias, Mis pequeños

evangelio-4-noviembre-2012-color

P46.-MUNDO DOLOROSO


1la-biblia

Rosario vespertino. DADO A JV. MEXICO.     15 DE ENERO 2014

 

Mi Verdad solamente la podéis encontrar en las Santas Escrituras, no andéis buscando en donde, quizá os desviaréis; buscad en el Libro seguro, en el Libro Divino: la Santa Biblia. En el libre albedrío vosotros os podéis desarrollar libremente, podéis escoger el bien y agradarMe grandemente o podéis escoger vivir en el mal y causarMe mucho dolor.

 

Segundos os quedan, Mis pequeños; no entendisteis. Sufriréis y no quise que sufrierais. Os di todo para que regresarais a Mí sin sufrir, pero no quisisteis entender.

 

Hijitos Míos, la Verdad, Mi Verdad; acabará con tanta maldad con la que estáis viviendo y con la que habéis vivido por siglos.

REINO DEL MAL

REINO DEL MAL

¡Cuánta maldad ha diseminado Satanás! ¡Cuánta mentira hay en el mundo! No os imagináis Mis pequeños, tanta mentira que hay a vuestro alrededor y a todos niveles, no solamente en lo religioso.

Satanás se ha encargado de haceros vivir en un mundo de mentira y de maldad a tal grado, que ya ni vosotros mismos, estáis seguros en dónde está la Verdad y en dónde está la mentira en vuestra vida y en todo lo que vivís.

Vosotros ya vivís en un mundo distorsionado, los mismos medios de publicidad, manipulados por la maldad de Satanás, que es la masonería y que mueve a todos los pueblos de la Tierra; os  ha venido engañando.

logia-masonica

Vosotros os creéis muchas cosas; muchas de ellas se os dan bajo amenaza, haciéndoos creer que si no confiáis en lo que se os está dando, enfermedades o problemas tendréis. Y así vais cayendo poco a poco, a las mentiras de Satanás. Esto se va afianzando entre vosotros y las vais tomando al cabo del tiempo, como verdad absoluta.

¡Cómo os asombraréis, Mis pequeños! Cuando Yo os enseñe a través de Mi Santo Espíritu, la realidad que debisteis haber vivido si no se hubiere dado el Pecado Original.

Mi Hijo os llevó a conocer Mi Verdad; pero Su Vida, Sus Palabras, Sus Enseñanzas, Le costaron la Vida.

STMA. TRINIDAD

Satanás trató de deshacerse de Él, a través de los fariseos. Y Satanás sigue tratando de deshacerse de Mi Iglesia y de cada uno de vosotros, los que creéis en Mis Verdades. Pero no podrá, Mis pequeños. Mi Verdad es parte de Mí, es eterna y absoluta y nunca podrá Satanás destruir Mi Verdad; así que ésta permanecerá por los siglos de los siglos y por la eternidad.

El Universo entero ya no será como está ahora, se unirá en Mi Espíritu, todas las cosas volverán a Mi Voluntad, el pecado ya no les afectará y todo se vivirá bajo Mi Gracia.

Entended una cosa: todo era una unidad, todo fue creado en una unidad; porque Yo Soy Uno; aún en Mi Santísima Trinidad, Somos Uno; aunque Seamos Tres Personas diferentes.

HOLY TRINITY

Por el Pecado de Satanás y luego el de vuestros Primeros Padres, se causó el caos Universal. Todo se salió de la unidad; aún el mismo caos de las estrellas del Universo, todo se desmembró y todo tiene que volver a unirse. Todo tiene que regresar a la unidad y para eso se os dio el don de la vida; Mis pequeños, para que Me ayudarais a regresar a la unidad.

Cuando se desmiembra la familia; la sociedad, todo lo que tenéis a vuestro alrededor, todo se vuelve un caos. Y así lo provocó Satanás, porque él sabía de Mi Unidad y él no quiso vivir en la unidad.  luciferfallen_angel_thumb[1]

 Los mismos ángeles, arcángeles; todo el mundo angelical, vivía en la unidad; pero entró la maldad en la mente de Luzbell y él no quiso vivir en Mi Unidad. O sea, en Mi Voluntad y desmembró todo. Ese fue el caos Universal, el caos en los Cielos.

Luzbell se apartó de Mí, quiso hacer su voluntad y ahí empezó el desmembramiento. Luego vuestros Primeros Padres, también se apartaron de Mi Voluntad y siguió el caos. Vosotros mismos en éstos tiempos; la humanidad también quiere hacer lo que quiere, empezando por hacerMe a un lado y de esta forma, no deseáis hacer Mi Voluntad.

PADRE DE LA MENTIRA

Y por eso el hombre ha venido sufriendo cada vez más; porque al no dejarMe hacer Mi Voluntad, todo cae y cae.

El hombre no está acostumbrado a la perfección y no la busca; porque Satanás os tiene engañados. Por eso os he dicho tantas veces que pidáis Mi Santo Espíritu, para que seáis transfigurados y que así podáis empezar a ver cómo todo lo que os rodea, todo lo visible; no está dentro de su función correcta. No está funcionando correctamente de acuerdo a Mi Voluntad y os estáis perdiendo de bellezas inimaginables.

homosexuales-pueden-casarse-en-dinamarca-500x322

Estáis viviendo a medias; no estáis viviendo al cien por ciento con todo lo que Yo creé. Grandes regalos tendréis y os esperan. Llegará el tiempo en que viviréis en Mi Perfección y si Me amáis, Me agradeceréis infinitamente Mi Paciencia; el que os haya esperado para que regresarais a Mí. Porque Yo quiero que vosotros gocéis de lo que Yo creé.

Yo quiero que gocéis de Mis perfecciones y de las capacidades infinitas que puse en vosotros.

 No las habéis desarrollado, ni podéis desarrollarlas; porque no vivís abandonados a Mí y porque no creéis en Mis Palabras, ni en Mis Capacidades Divinas. Vosotros estáis deteniendo Mi Obra en vosotros mismos.

CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Mucho bien os espera Mis pequeños, mucho bien. Pero cambiad, cambiad con ayuda de Mi Santo Espíritu y veréis Mis Promesas realizadas en vosotros. PedidMe el cambio, no os enterquéis en seguir viviendo de acuerdo a vuestra voluntad. Y sé que esto pasa por vuestra falta de Fe; porque NO creéis en un futuro hermoso que os prometo y preferís permanecer en lo que conocéis, aunque sea imperfecto y doloroso.

violencia

Estáis viendo cómo se vuelve día a día más doloroso el vivir en vuestro mundo y esto lo podríais detener rapidísimo si os volvierais a Mí y os dejarais mover por Mi Voluntad. Pero todo lleva un proceso, un proceso que vosotros mismos habéis atrasado por vuestra falta de Fe.

Debéis ir acrecentando en vosotros primeramente, la humildad y ésta os llevará a aceptar vuestra realidad. Y vuestra realidad, deja mucho qué desear. Cuando tengáis la humildad suficiente, os mostraré vuestra bajeza, vuestra nada; pero también os mostraré Mi Amor, Mi Amor Infinito, Misericordioso que ama vuestra bajeza y vuestra nada; pero que también quiere vuestra superación y vuestra perfección.

Venid a Mí, Mis pequeños. Dejad que Mi Hija, la Siempre Virgen María tome vuestra mano y os traiga hasta Mí.

GUADALUPANA

Ella os traerá para que vosotros tengáis vuestro cambio, un cambio tan bello, tan benéfico, que no sabréis cómo agradecerNos lo bello que obtendréis; el cambio tan grande que tendréis. Sed humildes y sencillos, que con eso ganaréis Mi Corazón. Gracias, Mis pequeños.

http://www.diospadresemanifiesta.com/

Publicado el 07/02/2014 por Y María del Getsemaní

Hermanos,

Recuerden que estamos en Tiempos Finales y verán terrible apostasía y maldad. No se asusten, pero no manchen ustedes sus vestiduras. No somos nosotros los que lo vamos a cambiar (al mundo); sino que UNIDOS vamos a orar al Padre para que nos de la Fortaleza, la Fe y  la Esperanza, para seguir hacia Su Sacratísimo Corazón en Bien y Verdad hasta que venga por su Grey Amada.

Me ha dicho Jesús lo siguiente:

“EL SALMO 23 ES VUESTRO HIMNO:  RECORDADLO SIEMPRE

OVEJITAS AMADAS DE MI GREY”

(Jesús, El Buen Pastor)

Salmo 23:

BUEN PASTOR

“El Señor es Mi Pastor,

nada me faltará

en lugares de delicados pastos me hará descansar

junto a  aguas de reposo me pastoreará

Confortará mi alma

Me guiará por sendas de justicia

por amor de Su Nombre

Aunque ande en valle de sombras de muerte;

no temeré mal alguno

porque Tú estarás conmigo

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;

unges mi cabeza con aceite, mi copa está rebosando.

Ciertamente el Bien y la Misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

y en la Casa del Señor moraré por largos días.

Amén.”

SALMO23

(Son muchas las versiones de este Salmo… Yo me lo aprendí así. Cada uno puede elegir la traducción que prefiera).

(*)Este era originalmente un mensaje para Las ovejitas más adelantadas, pero me ha permitido Nuestro Señor Jesús ponerlo aquí, para todos; con la advertencia grandísima que le dió  a uno de sus profetas (**).

Si quieren ser de las ovejas del Señor, por favor no se dilaten que el tiempo ya no lo es.

Dios Nos Bendiga.

(**) Este es el tiempo que vivimos, en palabras de Dios Padre a su Profeta Amado J.V. Por favor léanlo con mucha seriedad, que hasta ahora no nos habían hablado así y

RECAPACITEN:

GUERRA3

Quinto Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Segundos os quedan, Mis pequeños, no entendisteis, sufriréis y no quise que sufrierais, os di todo para que regresarais a Mí sin sufrir, pero no quisisteis entender.
En los tiempos del Diluvio, antes de que éste se diera; los hombres comían, bebían, se casaban, trabajaban; se les dio Mi Palabra, se les dio el conocimiento de que si no cambiaban, el castigo vendría y sucedió; Mis pequeños, el hombre no entendió, no quiso poner de su parte.

NOE Y EL ARCA

Estos son tiempos previos al gran cambio. El hombre sigue comiendo y bebiendo y casándose; pecando y pecando gravemente. Mi Palabra ha llegado a todos los confines de la Tierra a través de Mis videntes y profetas. El hombre sigue tapándose sus oídos, cerrando su mente y su corazón a todo lo que venga de Mí.

LAS PIEDRAS GRITAN

Os quise hacer un bien, Mis pequeños. Porque os amo, os previne. Porque os amo, quise vuestra salvación, porque os amo. Pero vosotros, los que no quisisteis seguirMe, los que no quisisteis cambiar; sucumbiréis, como sucumbieron aquellos hermanos vuestros que sucumbieron bajo las aguas en el Diluvio.

Diluvio

Es vuestra terquedad, es vuestra tontería lo que va a hacer que vosotros sucumbáis. Mi Misericordia se ha derramado abundantemente avisándoos, perdonándoos vuestros pecados, dándoos todo lo necesario para vuestro cambio. Milagros por aquí y por allá, consejos, vida espiritual, que no quisisteis escuchar.

Amor, el Verdadero Amor, olvidado está. El Amor Puro y Santo lo habéis cambiado por el amor pecaminoso. El conocimiento de lo Divino, lo que os iba a hacer crecer en lo espiritual para entrar al Reino de los Cielos; lo habéis cambiado por las cosas del mundo, que os han llevado a una torpeza, tanto intelectual como espiritual. ¿Creéis que lo que habéis aprendido y que os ha llevado a conocer más de la tecnología que ahora os rodea, os va a hacer mejores?

TECNOLOGIA1

Mis pequeños, Satanás también os puede llevar a conocer cosas que os desvían y os llevan a tecnologías superiores a las que conocéis; pero que os distraen de las Verdaderas cosas que debéis conocer. Y así os ha manipulado Satanás, llevándoos a creer que lo que tenéis ahora en tecnología y avances nuevos que gozáis, os van a dar la felicidad eterna. Y no es así, Mis pequeños.

Si os dais cuenta, en lugar de haber crecido en lo espiritual, la humanidad ha decaído; porque os ha facilitado la vida, os ha quedado tiempo para el ocio y la maldad. No habéis aprendido.

aumentan-secuestros-en-m-xico-reporte

No tenéis la Sabiduría Santa, porque no la pedisteis; porque no la buscasteis, para que pudierais discernir en lo que era bueno para vuestra alma y lo bueno nada más para vuestro cuerpo, como lo que ahora tenéis.

Seguís limitados. Vuestro cuerpo, aún teniendo lo que tenéis, sigue estando limitado. Sufre con enfermedades, sufre con la muerte. Si estuvierais Conmigo, si hubierais vivido para Mí, si hubierais actuado en Sabiduría; las capacidades que Yo le voy a regalar a las almas que se han mantenido en Mí, bajo Mi Voluntad y confianza, son infinitamente superiores a lo que ahora tenéis y gozáis.

TECNOLOGIA2

No habéis crecido en Sabiduría, habéis decrecido y os llenasteis de tontería y ésta os va a costar muy caro, Mis pequeños.

 NUCLEAR

Habéis sufrido y mucho sufriréis eternamente; por no haber hecho caso a lo que Yo os daba. Vuestro Diluvio, vuestro exterminio; está ya a la vuelta de la esquina. Segundos os quedan Mis pequeños.

GUERRA

No entendisteis. Sufriréis y no quise que sufrierais; os di todo para que regresarais a Mí sin sufrir; pero no quisisteis entender.
Gracias, Mis pequeños.

En: Dios Padre se Manifiesta.com  (Ene 15_14 Vuestro Diluvio, vuestro exterminio, está ya a la vuelta de la esquina.)

GUERRA (2)

http://tambienestuya.com/

 

 

N13.- EL ASTUTO IMPOSTOR


1borgia

08 mar 2013 Él ha sido enviado a desmantelar Mi Iglesia y romperla mil pedazos *

Traducción Latinoamérica

Viernes 08 de marzo del 2013 a las 14:05 hrs.

Mi amadísima hija, Satanás está furioso en contra de Mi Iglesia en la tierra y su infestación continúa propagándose dentro de sus muros.

1rb5

El astuto impostor, que ha permanecido a la espera en los bastidores**, pacientemente, pronto declarará su reinado sobre Mis pobres incautos siervos sagrados. El dolor que infligirá es demasiado difícil de soportar para Mí y finalmente, su reinado culminará en la depuración final del mal desde dentro del núcleo de Mi Iglesia.

1the-borgias-11-scaled550

Ha manipulado cuidadosamente su posición y pronto su actitud pomposa se verá rodeada por su espléndida corte.

Su orgullo, arrogancia y la auto-obsesión serán al principio cuidadosamente ocultados al mundo.

Para el mundo exterior, un suspiro de alivio se escuchará cuando las trompetas repiquen para anunciar su mandato como jefe de Mi Iglesia.

Mi Cuerpo es Mi Iglesia, pero no va a ser para Mí, Jesucristo; que él prometerá su fidelidad, porque no posee ningún amor por Mí.

Su fidelidad es a la bestia. ¡Y  cómo va a reír y a burlarse de Mis siervos sagrados que le apoyan!

1Rodrigo-Borgia-Jeremy-Irons

Él que se atreve a sentarse en Mi Templo y que ha sido enviado por el maligno, no puede decir la verdad, porque no proviene de Mí.

El ha sido enviado para desmantelar Mi Iglesia y romperla en mil pedazos* antes de que él la escupa por su repugnante boca.
Mi Cuerpo es Mi Iglesia. Mi Iglesia está todavía viva, pero sólo aquellos que dicen la Verdad y se adhieren a la Santa Palabra de Dios pueden ser parte de Mi Iglesia en la tierra.

Ahora que el insulto final sea manifestado en contra Mía, Jesucristo, por la Sede de Pedro, comprenderéis finalmente la Verdad.

El Libro de la Verdad predicho a Daniel para el tiempo del fin, no será aceptado fácilmente por los integrantes de Mi Iglesia, porque su contenido enfermará a Mis amados siervos sagrados cuando se den cuenta de que digo la verdad.

1RB4

El falso profeta, el que se hace pasar como el líder de Mi Iglesia, está preparado para colocarse las ropas, que no fueron hechas para él.
Él profanará Mi Sagrada Eucaristía y dividirá Mi Iglesia por la mitad y luego a la mitad otra vez.

Él hará esfuerzos para despedir a los fieles seguidores de Mi amado Santo Vicario el Papa Benedicto XVI, designado por Mí.

1Benedicto XVI

Él erradicará a todos los que son fieles a Mis Enseñanzas y los echará a los lobos.
Sus acciones no serán visibles inmediatamente, pero pronto las señales serán vistas mientras se dispone a buscar el apoyo de los influyentes líderes mundiales y de aquellos en puestos altos.
Cuando la Abominación eche raíces los cambios serán repentinos.

El Anuncio(la invitación) por parte de él para crear una Iglesia Católica unificada por la vinculación con todos los credos y otras religiones, vendrán poco después.

Él dirigirá la nueva única-religión mundial, y reinará sobre las religiones paganas. Él abrazará el ateísmo que dirá está asociado con la búsqueda de los así llamados “derechos humanos”.

Todos los pecados a los Ojos de Dios, serán considerados aceptables por esta nueva Iglesia que todo lo incluye.

1RB2

Cualquiera que se atreva a desafiarlo será buscado y castigado.

Aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que se opongan a él serán excomulgados y despojados de sus títulos.

Otros serán intimidados y perseguidos junto con muchos sacerdotes que tendrán que pasar a la clandestinidad(ocultarse).
A esos pobres Mis siervos sagrados que reconocéis Mi Voz ahora, por favor escuchadme mientras me acerco a vosotros para llevaros consuelo.

Yo nunca os pediría que rechacéis Mi Iglesia en la tierra porque Fuí Yo, vuestro amado Salvador, quien la ha creado.

Ofrecí Mi Cuerpo como el Sacrificio Vivo para salvaros.

1Cristo02

Se os ha dado la responsabilidad de testificar en Mi nombre, para salvar las almas de aquellos a los que instruís y guiáis.

Todo lo que podéis hacer es confiar en Mí y continuar sirviéndome.

Lo que no debéis hacer es aceptar cualquier doctrina presentada a vosotros y que sabréis, inmediatamente, que no está de acuerdo con Mis Enseñanzas.

Debéis hacer lo que os dice vuestro corazón, pero sabed esto:1FALSO PROFETA
Este período va a causar un profundo dolor y la cruda aflicción que experimentaréis cuando veáis cómo Mi Iglesia será profanada os dejará llorando.

Pero debéis reconocer las mentiras que os han de ser presentadas como lo que son: un insulto a Mi muerte en la Cruz. 

1Cristo Sindonico

Esta destrucción puede resultar en el colapso de la estructura de Mi Iglesia.

Los cambios y adaptaciones de los edificios, junto con el nuevo templo creado para la única iglesia mundial será manufacturada y colocada en Roma.

1vaticano%20destruido

Tened la seguridad de que, al igual que Mi Templo es profanado;

Yo Jesucristo, el Salvador de toda la Humanidad, seré descartado y arrojado a la alcantarilla.

Vuestro Jesús

* En mil pedazos = es en sentido figurado, es decir romperla: en muchos pedacitos.

** en los bastidores = Reservadamente, entre algunas personas y de modo que no trascienda al público.

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

7.- RECEPCIÓN EN BELÉN


La mañana siguiente al amanecer, Jesús contempla los pajarillos que cantan, charlan, pelean, vuelan, se cortejan. Alimentan a sus polluelos, se bañan, juegan… Y sonríe al ver a sus criaturas tan alegres.

Simón pregunta detrás de Él:

–                     ¿Tan temprano, Maestro?

Jesús contesta:

–                     Sí. ¿Todavía están durmiendo los otros?

–                     Todavía.

–                     Son jóvenes. Yo me bañé en el río. El agua está fresca y despeja la mente.

–                     Ahora sigo yo.

Mientras Simón se baña y luego se viste; asoman la cabeza Judas y Juan.

Los dos saludan y preguntan:

–                     Dios te guarde, Maestro.

–                      ¿Estamos retrasados?

Jesús les contesta
amoroso:

–                     No. Apenas amanece. Pero apresurémonos, porque ya nos vamos.

Los dos se asean y se visten. Cuando están listos, Jesús arranca unas florecillas que han brotado entre las piedras.

Las guarda en una cajita de madera mientras dice:

–                     Se las llevaré a mi Madre. Le gustarán. ¡Vámonos!

Judas pregunta:

–                     ¿A dónde, Maestro?

–                     A Belén.

–                     ¿De veras? A mí me parece que no nos sopla buen aire…

–                     No importa. Iremos a donde bajaron los Magos y donde me encontraron a Mí.

–                     Si es así, Maestro. Perdona y permite que organice yo. En Belén, en el albergue, seré yo el que hable y pregunte. En Judea no hay mucho cariño para los galileos y mucho menos aquí. Tú y Juan parecéis galileos por los vestidos tan sencillos y luego… ¡Esos cabellos! ¿Por qué os gusta tenerlos tan largos?… Simón y yo os daremos nuestro manto y vosotros nos daréis el vuestro. Simón, dale el tuyo a Juan. Y yo al Maestro. –mientras habla, hace lo que dice- Así… así… ¿Ves? Al punto parecéis un poco más judíos. Ahora, esto…- lo cubre con el capucho. Se lo acomoda en las mejillas, para ocultar sus largos cabellos rubios. Luego hace lo mismo con Juan.

Judas admira su obra:

–                     ¡Ah! ¡Ahora está mejor! ¡Tengo el sentido práctico!

Jesús recomienda:

–                     Sí. Es cierto, Judas. Tienes el sentido práctico, no hay duda. Pero procura que no exceda al otro sentido.

–                     ¿A cuál, Maestro?

–                     Al sentido espiritual.

–                     Lo haré. Pero en ciertos casos es mejor comportarse como políticos, más que como diplomáticos.

Jesús pregunta perplejo:

–                     ¿Qué quieres decir con eso?

Judas explica conciliador:

–                     Escucha. No te enojes. Es por tu bien. No me desmientas si digo algunas cosas que no son tan verdaderas.

–                     ¿Qué quieres dar a entender? ¿Por qué mentir? Yo Soy la Verdad y no amo la mentira. Ni en Mí, ni en los míos.

–                     Pero… es que sólo diré medias mentiras ‘convenientes’. O más bien, verdades a medias. Por otra parte, seré yo el que hable. En el fondo, habrá un poco de verdad. Mentira más, mentira menos…

–                     Pero, Judas. ¿Por qué engañar?

–                     No te preocupes, Maestro. El mundo se gobierna con mentiras. Algunas veces son necesarias. Bueno, para contentarte, diré que venimos de lejos y que somos judíos. Esto es verdad en un 75% y tú, Juan. ¡No abras para nada la boca! Nos delatarías.

Juan dice:

–                     No diré nada.

Judas advierte:

–                     Si las cosas salen bien… aunque no estoy tan seguro; diremos lo que falta. Pero no lo espero. Soy astuto y las tomo al vuelo.

Jesús advierte:

–                     Ya lo veo, Judas. Y me gustaría que fueras más sencillo.

Judas toma una actitud despreocupada y dice:

–                     Ser así,  sirve para muy poco. En tu grupo seré yo el que tome las misiones difíciles. Déjame que yo me las arregle.

Jesús no lo desea mucho, pero cede.

Empiezan a caminar y rodean las ruinas.  Encuentran un grupo de camellos y dromedarios.

Entran en Belén. Van a la plaza. Es día de mercado y está llena de gente. Y llegan al albergue. Por el portón abierto sale una hilera de asnos cargados con mercancías.

Judas es el primero en entrar. Adopta una pose arrogante y mira altanero a su alrededor. Agarra a un mozo bajito, sucio, andrajoso y le grita:

–                     ¡Mozo! ¡El patrón! ¡Pronto! ¡Muévete rápido que no estoy acostumbrado a esperar!

El muchacho por ir rápido, tira la escoba.

Jesús exclama:

–                     ¡Pero, Judas! ¡Qué modales!

Judas responde sin abandonar su postura:

–                     Por favor, Maestro. No digas nada. Déjame que yo me las entienda. Nos deben creer ricos y de ciudad.

El patrón viene corriendo y se deshace en inclinaciones delante de Judas que se ve muy majestuoso con su rica vestidura de color oro pálido con rayas y franjas de diferentes colores y el manto rojo acerino de Jesús.

Judas habla con altivez:

–                     Nosotros venimos de lejos. Somos judíos de la comunidad asiática. –señala a Jesús- Este betlemita de nacimiento busca a sus queridos amigos de aquí. Y nosotros junto con Él venimos desde Jerusalén, donde hemos adorado al Altísimo en su Casa. ¿Puedes darnos informes?

El hombre contesta obsequioso:

–                     Señor, estoy para servirte. Ordena.

–                     Necesitamos noticias de muchos. Buscamos a Anna, la mujer que habitaba aquí frente al albergue.

–                     ¡Oh! ¡Desgraciada! No encontrarás a Anna sino en el Seno de Abraham y a sus hijos con ella.

–                     ¿Muerta? ¿Por qué?

–                     ¿No sabéis nada de la matazón de Herodes? ¡Todo el mundo habló de él y hasta César lo declaró: ‘Cerdo que se alimenta de sangre’ ¡Bah! ¡Oh, qué he dicho! ¡No me denuncies! ¿Eres en realidad judío?

–                     He aquí la señal de mi tribu. – Le muestra un símbolo bordado en su vestido-Así pues, habla.

–                     A Anna la mataron los soldados de Herodes, con todos sus hijos, menos una.

–                     ¿Pero por qué?… ¡Era muy buena!

–                     ¿La conociste?

Judas apenas tiene 23 años de edad y se le notan. Pero no se desconcierta en lo más mínimo.

Y miente descaradamente:

–                     ¡Vamos que sí!

El hombre hace un gesto evadiendo y responde:

–           La mataron porque dio hospitalidad a los que se decían ser padre y madre del Mesías… pero mejor vayamos a aquella habitación. Las paredes tienen oídos. Y hablar de ciertas cosas, es peligroso.

Los pasa a una habitación pequeña y se sientan sobre un diván. El hombre continúa:

–                     ¡Ea! ¡He tenido buen olfato! No por nada soy hospedero. Tengo la malicia en la sangre. En este negocio hay que usarla porque conoces mucha gente. Yo no los quise. Hubiera podido encontrarles un rincón. Pero sólo eran unos galileos pobres y desconocidos. ¡He! ¡A Ezequias no se le engaña! Luego, luego se notaba que eran diferentes. Aquella mujer tenía algo que me hacía rechazarla.

Anna era más inocente que una ovejilla. Y los hospedó un tiempo, ya con el niño. Decían que era el Mesías. ¡Oh! ¡Cuánto dinero gané en aquellos días! ¡Qué censo, ni qué nada! Venían aún aquellos que no tenían nada a qué venir. Durante meses vinieron muchos de tierras lejanas. ¡Qué ganancias tuve! Finalmente vinieron tres reyes poderosos.

Tres Magos… ¡Qué sé yo! Tenían un cortejo que no acababa nunca. Me rentaron todas las habitaciones y me compraron con oro tanto heno, como para todo un mes. Y al día siguiente se fueron, dejándolo todo. ¡Oh! Yo solo puedo hablar bien del Mesías verdadero o falso que haya sido. Me permitió ganar dinero por montones. Yo no he tenido ningún desastre. Ni siquiera muertos, porque apenas me había casado. ¡Pero a los demás!…

–                     Queremos ver los lugares de la matanza.

–                     ¿Los lugares?… pero eso ocurrió en todas las casas. Fueron muchísimos muertos. Venid conmigo.

Suben por una escalera hasta una gran terraza. Desde lo alto se ven grandes terrenos y toda Belén extendida como un abanico abierto sobre sus colinas.

–                     ¿Veis aquellas ruinas? Allí ardieron también las casas, porque los padres defendieron a sus hijos con las armas. ¿Veis aquello que parece un pozo cubierto de hierba?… son los restos de la sinagoga. Fue quemada junto con el arquisinagogo que aseguraba que aquel era el Mesías. La quemaron los que enloquecieron por el dolor en la matanza de sus hijos. Allá… ¿Veis aquellos sepulcros? Son los de las víctimas.

Todos eran unos niños inocentes. También los padres y las madres de ellos. ¿Veis aquel tanque de agua? El agua se volvió roja, después de que los sicarios lavaron sus armas y sus manos en ella. Allá está el río. También enrojeció con la sangre que recogía de las cloacas. Y allí, exactamente frente a mí. Está lo único que queda de Anna.

Jesús está llorando.

El hospedero le pregunta:

–                     ¿La conocías mucho?

Judas le responde:

–                     Era como una hermana para su Madre.-se vuelve hacia Jesús- ¿O no es así, amigo mío?

Jesús contesta:

–                     Sí.

El hospedero dice:

–                     Lo comprendo-y se queda pensativo.

Jesús se acerca a Judas y le dice algo en voz queda.

Judas dice al hospedero:

–                     Mi amigo quiere ir a aquellas ruinas.

–                     ¡Que vaya! ¡Pertenecen a todos!

Se van y el hospedero queda desilusionado, pues no le piden hospedaje. Atraviesan la plaza y suben por la escalera, que es lo único que está en pie.

Al subir, Jesús dice:

–                     Por aquí, mi Madre me hizo saludar a los Magos y por aquí bajamos para ir a Egipto.

Hay gente que los mira a los cuatro en las ruinas y uno pregunta:

–                     ¿Parientes de la muerta?

El hospedero contesta:

–                     Amigos.

Una mujer grita:

–           Por lo menos vosotros no hagáis daño a la muerta, como lo hicieron sus enemigos mientras vivía y después escaparon ilesos.

Jesús está de pie sobre el balconcillo, de espaldas al pequeño muro. Detrás de Él no hay nada. Esto hace que el sol al iluminarlo, resalta más su vestidura de lino blanquísimo, con el manto multicolor de Judas, cayéndole por la espalda.  Atrás, al fondo de lo que fuera el jardín de Anna y que ahora es una ruina llena de arbustos.

Jesús extiende los brazos…

Y Judas que ve el gesto, dice con angustia:

–                     ¡Oh, no!… ¡No hables! ¡Sé prudente!

Pero Jesús llena la plaza con su potente voz:

–                     ¡Hombres de Judá y de Belén, escuchadme! ¡Oídme vosotras, mujeres de la sagrada tierra de Belén! ¡Oíd a uno que viene de David. Que ha sufrido persecuciones. Que se honra con hablaros y lo hace para darles luz y consuelo! ¡Escuchadme!

La multitud deja de hablar, de pelear, de comprar y se amontona. Dicen varios al mismo tiempo:

–                     Es un rabí.

–                     Ciertamente que viene de Jerusalén.

–                     ¿Quién es?

–                     ¡Qué hermoso es!

–                     ¡Qué voz tiene!

–                     ¡Qué ademanes!

–                     ¡Y es de descendencia de David!

–                     ¡Entonces es nuestro!

–                     ¡Oigamos! ¡Oigamos!

Y todos se acercan a la escalera que ahora sirve de púlpito.

Jesús dice:

–                     De lejanas tierras he venido a  venerar la tumba de Raquel. He escuchado el bramido de dolor de Jacob, en el dolor de los esposos viudos que están sin mujer porque el dolor las mató… Lloro junto con vosotros. Pero oíd, hermanos de la tierra mía. Belén, tierra bendita, la más pequeña entre las ciudades de Judá, pero la mayor ante los ojos de Dios y del linaje humano…

Al principio todos quedan admirados con su sabiduría, pero a lo largo del discurso, al mencionar al Salvador y después a las profecías y a la Madre de Él, empiezan a dar indicios de agitación.

Judas suplica:

–                     ¡Calla, Maestro! ¡Por favor, vámonos!

Pero Jesús no le hace caso y continúa:

–                     …al Mesías que salvó la Gracia de Dios Padre de los tiranos, para conservarlo para el pueblo, para la salvación del mismo y…

Lo interrumpe una que mujer grita. Se abre el vestido y  mostrando una teta mutilada sin el pezón, dice:

–                     ¡Aquí! ¡Aquí en esta teta me degollaron a mi primogénito! ¡La espada le partió la cara, junto con mi pezón! ¡Oh! ¡Eliseo, mío! –el último grito es histérico.

Y empieza la gritería y el tumulto.

–           ¿Y yo?… ¿Y yo? He ahí mi palacio: tres tumbas en una que el padre vigila. Marido e hijos juntos.

–           Si existe el Salvador que me devuelva a mis hijos, a mi esposo y que me salve de la desesperación.

–           ¡Qué me salve Belcebú!

–           ¡A nuestros hijos! ¡A nuestros hijos!

–           ¡A nuestros maridos y padres!

–           ¡Qué nos los devuelva si existe!

Jesús agita los brazos para imponer silencio.

Luego dice:

–                     Hermanos de la misma tierra. Gustoso devolvería también la carne, es decir, los hijos. Pero Yo os digo: sed buenos. Resignaos. Perdonad. Esperad y alegraos con la esperanza. Regocijaos con la seguridad de que pronto volveréis a tener a vuestros hijos; ángeles en el Cielo, porque el Mesías va a abrir pronto la Puerta del Cielo y si fuereis justos, la muerte será vida que viene y amor que regresa…

Un hombre grita:

–                     ¡Ah!… ¡Así que Tú eres el Mesías!… ¡En el Nombre de Dios! ¡Dilo!

Jesús baja los brazos con un ademán dulce y calmado, que parece un abrazo y contesta:

–                     Lo Soy.

Esto es como un detonante.

–                     ¡Lárgate! ¡Lárgate!… Entonces… ¡Tú tienes la culpa!

Vuela una piedra entre silbidos e insultos.

Judas tiene un bello gesto…

¡Si así hubiera sido siempre! Se interpone ante el Maestro, con el manto desplegado. Enfrenta a la multitud enfurecida. Y sin miedo alguno recibe todas las pedradas.

La sangre le corre por las heridas y dice a Juan y a Simón:

–                     ¡Llevaos a Jesús a aquel bosque! ¡Yo iré después! ¡Id, en nombre del Cielo! –se vuelve hacia la multitud y les grita- ¡Perros rabiosos! ¡Soy sacerdote del Templo! ¡Y al Templo y a Roma os denunciaré!

Todos se paralizan por un momento, por el miedo. Pero luego retoman las piedras.

Judas las recibe impávido…

Es imposible no pensar ‘¡Qué formidable apóstol hubiera sido, si siempre se hubiera mantenido así! ¡Y con injurias responde a las maldiciones que le lanzan! Aún más. Coge al vuelo una piedra y la revierte contra la cabeza de un viejillo que grazna como garza desplumada. Y como tratan de atacar la escalerilla. Rápido toma una rama seca que está tirada en el suelo y le da vueltas sin piedad, azotando espaldas cabezas y manos, hasta que los soldados acuden y se abren paso con  sus lanzas.

Uno de ellos le pregunta:

–           ¿Quién eres y porqué esta riña?

Judas se sacude la tierra y dice con displicencia:

–           Un judío asaltado por estos plebeyos. Estaba conmigo un rabí a quién los sacerdotes conocen. ÉL hablaba a estos perros. Pero se han desencadenado y nos atacaron.

–           ¿Quién eres?

–           Judas de Keriot. Pertenecía al Templo, pero ahora soy discípulo del Rabí, Jesús de Galilea. Soy amigo de Simón el fariseo; de Yocana el saduceo; de Sadoc, el gran escriba; de José de Arimatea, consejero del Sanedrín. Y todo esto puedes comprobarlo con Eleazar ben Annás, el gran amigo del Procónsul.

–           Lo verificaré. ¿A dónde  vas?

–           Con mi amigo a Keriot y después a Jerusalén.

–           Vete tranquilo. Te cuidaremos la espalda.

Judas da al soldado unas monedas. Debe ser cosa ilícita pero usual, porque el soldado las toma, saluda y sonríe. Judas salta… Y se va brincando y corriendo a campo traviesa, hasta llegar a donde están sus compañeros.

Jesús le pregunta preocupado:

–                     ¿Estás muy herido?

Judas contesta alegremente:

–           No es gran cosa, Maestro. Y… ¡Fue por Ti! Pero también yo me defendí. Aunque creo que estoy todo manchado.

Juan dice:

–                     Aquí hay un arroyito.-Y moja un pedazo de tela y limpia la mejilla de Judas al tiempo que le dice- Tienes sangre en la cara.

Jesús agrega:

–                     Me desagrada, Judas… Pero mira que decir también a ellos que era judío, según tu sentido práctico…

–                     Pero eres judío por nacimiento…  Son unos brutos. Espero que te habrás convencido Maestro y que no insistirás…

–                     ¡Oh, no! No por miedo. Sino porque ahora es inútil. Cuando no se nos quiere, no se maldice y lo mejor es retirarse; rogando por las multitudes que mueren de hambre y que no ven el Pan. Vámonos por este camino retirado…  Creo que por aquí se puede llegar a Hebrón… Pastores sí que encontraremos…

–                     ¿Para qué nos den otra apedreada?

–                     ¡No! Para decirles “Yo Soy”

Judas levanta los brazos y exclama:

–                     ¡Ah! Está perfecto. ¡Diles que eres Dios! Entonces sí nos irá peor y ahora sí que nos darán de palos. ¡Hace treinta años que padecen por causa tuya!…

–                     Veremos…

Y se internan en un tupido bosque  sombrío y  fresco. Luego siguen por el camino indicado por Jesús. Después llegan a un pastizal, donde hay un gran rebaño de ovejas que están cuidando tres hombres. Uno es viejo, canoso y los otros dos están entre los treinta y los treinta y cinco años.

Jesús camina decidido, alto, hermoso, con el sol poniente sobre su rostro. Deslumbrante en sus vestiduras blancas.

Cuando llega al borde del pastizal, los saluda:

–                     La paz sea con vosotros, amigos.

Los tres se miran sorprendidos y luego voltean a verlo.

El más viejo dice:

–                     ¿Quién eres?

Jesús contesta:

–                     Uno que te ama.

–                     Serás el primero después de muchos años. ¿De dónde vienes?

–                     De Galilea.

–                     De Galilea… ¡Oh!

El hombre lo mira con más atención. Y dice:

–                  También Él era uno que venía de Galilea… ¿De qué lugar?

–                     De Nazareth.

–                     ¡Oh! Entonces dime, ¿Ha regresado por fortuna un Niño con una mujer que se llamaba María y con un hombre que era llamado José. Un Niño hermoso que nació en Belén de Judá, cuando fue el Edicto. Un niño que después huyó para fortuna del mundo. Un niño por quién daría la vida si supiera que está vivo y por ahora ya será un hombre.

–                     ¿Por qué dices que fue una gran suerte para el mundo que Él hubiera huido?

–                     Porque Él era el salvador. El Mesías y Herodes lo quería matar. Yo no estaba cuando huyeron… Cuando me enteré de la matanza y regresé… Yo también tenía hijos… y una mujer…(sollozo) Y me dijeron que fueron asesinados. (sollozo) Pero te juro por el Dios de Abraham que temblaba yo más por Él, que por mi propia carne. (sollozo)… Supe  que había huido y no pude ni siquiera preguntar. Ni recoger a mis propios hijos degollados… A pedradas como si fuera yo un leproso, un asesino, me trataron… Y tuve que huir para llevar una vida de lobo… ¡Hasta que encontré un patrón! ¡Oh! Anna no existe más… ¡Es cosa dura y cruel! Si pierdo una oveja, debo pagar el triple de su valor… pero ¡No importa!… He dicho siempre al Altísimo: Permíteme que vea a tu Mesías. Al menos que sepa que está vivo y todo lo demás no es nada.

Pude haber devuelto mal por mal o hacer el mal robando, para no sufrir con el patrón. Pero sólo he querido perdonar, padecer, ser honrado. Porque los ángeles dijeron: Gloria a Dios en las alturas y paz a los hombres de buena voluntad…”

–                     ¿Exactamente así dijeron?

–                     Sí, señor. Créelo al menos tú que eres bueno. Al menos tú piensa y cree en el Mesías que ha nacido. Nadie lo quiere creer. Pero los ángeles no mienten… Y no estábamos borrachos como luego dijeron. Mira, éste era entonces un niño y fue el primero en ver al ángel. Lo único que bebía era leche.

PASTORCITO

¿Puede la leche emborrachar a alguien? Los ángeles dijeron: “Hoy en la ciudad de David, ha nacido el Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y lo reconoceréis así: encontraréis a un Niño, recostado en un pesebre, envuelto en pañales.”

–                     ¿De veras así dijeron? ¿No oísteis mal? ¿No os habéis equivocado, después de tanto tiempo?

–                     ¡Oh, no! ¿Verdad, Leví?…para no olvidar esto, -no lo habríamos logrado porque eran las palabras del Cielo, que se esculpieron con fuego del Cielo en nuestros corazones- Todas las mañanas cuando el sol se levanta y todas las noches, cuando brilla la primera estrella. Decimos esas palabras como una oración. Bendición, fuerza y consuelo, junto con su Nombre y el de su Madre.

–                     ¡Ah! ¿Decís Mesías?

–                     No, Señor. Decimos: “Gloria a Dios en los Cielos Altísimos y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad. Por Jesús el Mesías que nació de María, en un pesebre de Belén y que envuelto en pañales estaba allí. Él, que es el salvador del mundo.”

–                     Pero entonces… ¿A quién buscáis?

–                     Al Mesías. A Jesús, Hijo de maría. Al Nazareno. Al Salvador.

Jesús abre los brazos y dice sencillamente:

–                     Yo Soy.

Jesús resplandece al decirlo. Al manifestarse a estos hombres tenaces que lo han amado. Tenaces, fieles, pacientes.

–                     ¡Tú! ¡Señor! ¡Salvador nuestro! ¡Jesús!

Los tres se postran en tierra y besan los pies de Jesús, llorando de alegría.

Jesús dice:

–                     Levantaos. Levántate, Elías. También tú, Leví. Y tú…

El tercer pastor se presenta:

–                     José. Hijo de José.

–                     Estos son mis discípulos. Juan, galileo. Simón y Judas, judíos.

Los pastores, que ahora están de rodillas, adoran al salvador con ojos llenos de amor. Con los labios temblorosos por la emoción. Con los rostros colorados por la alegría. Jesús se sienta en la hierba.

Elías dice:

–                     No, Señor. En la hierba Tú, no; Rey de Israel.

Jesús, sonriendo con amor contesta:

–                     No os preocupéis amigos. Soy pobre. Un carpintero por el orbe. Rico solo de amor por el mundo y amor que los buenos me dan. Vine para estar con vosotros. Para compartir con vosotros el pan de esta noche. Dormir a vuestro lado, sobre el heno y recibir consuelo de vosotros…

Los tres dicen al mismo tiempo:

–                     ¡Oh!

–                     ¡Consuelo!…

–                     Somos hombres sin educación y perseguidos.

–                     También Yo lo estoy. Pero vosotros me dais lo que busco: amor, fe y esperanza que aguanta durante años y al fin florece. ¿Lo veis? Supisteis esperarme al creer sin dudar que Yo era y… ¡Heme aquí!

Elías exclama:

–                     ¡Oh, sí! Has venido. Ahora aunque me muera. Ya no tengo nada que me dé dolor porque lo que esperé; ya lo tengo.

–                     No, Elías. Vivirás hasta después del triunfo del Mesías. Tú que viste mi alba, debes ver mi resplandor. ¿Y los otros? Erais doce: Elías, Leví, Samuel, Jonás, Isaac, Tobías, Jonathás, Daniel, Simeón, Juan, José y Benjamín. Mi madre me decía siempre vuestros nombres; porque era el nombre de mis primeros amigos.

Los pastores están cada vez más conmovidos.

Jesús insiste:

–                     ¿Dónde están los demás?

Elías responde:

–                     El viejo Samuel, hace veinte años que murió. Era ya un anciano. A José lo mataron peleando en la puerta de la salida, para dar tiempo a su esposa para que huyera con éste, al que hacía pocas horas había dado a luz. Yo lo recogí por amor a mi amigo… y también para tener niños alrededor. También tomé conmigo al pequeño Leví… Lo perseguían.

Benjamín con Daniel, pastorean en el Líbano. Simón, Juan y Tobías; que ahora prefiere que se le llame Matías, en recuerdo de su padre; al que también mataron; son discípulos de Juan. Jonás está en la llanura de Esdrelón, al servicio de un fariseo. Isaac está solo en Yutta, con los riñones despedazados y sumido en la mayor miseria.

Lo ayudamos cómo podemos… pero nos golpean a todos. Y son gotas de rocío en un incendio. Jonathás es ahora servidor de uno de los grandes de Herodes.

–                     ¿Cómo pudisteis, sobre todo Jonathás, Jonás, Daniel y Benjamín, encontrar esos trabajos?

–                     Me acordé de Zacarías, tu pariente… Tu madre me había mandado una vez con él. Y cuando nos encontramos en los desfiladeros de Judea; fugitivos y maldecidos, los llevé a su casa.

Se portó bien. Nos protegió. Nos dio de comer y nos buscó un patrón como pudo. Yo me quedé con el herodiano… Cuando el Bautista llegó a la edad adulta y empezó a predicar; Simeón, Juan y Matías, se fueron con él.

–                     Pero el Bautista ahora está prisionero.

–                     Sí. Y ellos cerca de Maqueronte  están de ronda; con un pequeño rebaño, para no levantar sospechas. Las ovejas son de un hombre rico que es discípulo de Juan, tu pariente.

–                     Me gustaría verlos a todos.

–                     Sí, Señor. Iremos a decirles: “Venid. Él está vivo, se acuerda de vosotros y os ama”

Jesús agrega:

–                     Y os quiere entre sus amigos.

–                     Sí, Señor.

–                     Pero primero iremos a ver a Isaac. ¿En dónde están sepultados Samuel y José?

–                     Samuel en Hebrón. Quedó al servicio de Zacarías. José no tiene tumba, Señor. Murió en su casa incendiada, por los soldados de Herodes.

–                     No entre las llamas de los crueles; sino entre las llamas purificadoras del Señor. Pronto estará en la Gloria. Yo te lo digo a ti José, hijo de José. Yo te lo aseguro. Ven a que te bese, para agradecer a tu padre.

El pastor más joven se acerca y Jesús lo abraza y lo besa en la frente, tomándole la cara entre las manos.

Elías dice:

–                     ¿Y mis niños?

–                     Son ángeles, Elías. Ángeles que repetirán el ‘Gloria’, cuando el Salvador sea  coronado.

–                     ¿Rey?

–                     No. Redentor. ¡Qué cortejo de justos y santos! ¡Adelante irán las falanges blancas y purpurinas de los niñitos mártires! Y al abrirse las Puertas del Limbo; subiremos juntos al reino en donde no existe la muerte. ¡Y luego volveréis a encontrar en el Señor a vuestros padres, madres e hijos! ¿Lo creéis?

–                     Sí, Señor.

–                     Llamadme Maestro. Ya la noche va bajando. La primera estrella ha nacido. Di tu Oración antes de cenar…

Las ovejas ya no pastan. Se reúnen en un grupo compacto, esperando a que las lleven a su redil. Los pastores las guardan y prenden hogueras. Beben leche recién ordeñada. Los apóstoles se duermen pronto, pues están cansados. Jesús y los pastores hablan de José, de la Huida a Egipto y de lo que ha sucedido con los demás pastores…

Y después le preguntan a Jesús:

–           Somos pastores sin educación. ¿Qué podemos hacer para servirte?

–           Ahora voy por Judea. Siempre los discípulos os mantendrán informados. Después haré que vayáis conmigo. Entretanto, reuníos. Procurad que todos estén enterados de mi Presencia en el mundo, como Maestro y Salvador. No os prometo que siempre se os creerá. Pero así como supisteis ser fuertes y justos en la esperanza, así también sedlo ahora que sois míos. Mañana iremos hacia Yutta y luego a Hebrón. ¿Podéis venir?

–           ¡Oh, sí! Los senderos son de todos y los pastizales de Dios. Tan solo el odio injusto nos tiene alejados de Belén. Los otros poblados, sólo se burlan de nosotros. Nos llaman ‘Borrachos’ Por esto muy poco podremos hacer allí.

–           Os llamaré para que vayáis a otras partes. No os abandonaré.

–           ¿Por toda la vida?

–           Por toda mi vida.

–           No. Primero moriré yo, Maestro. Soy viejo.

–                      ¿Lo crees? ¡No! Yo. Una de las primeras caras que vi, fue la tuya, Elías. Y será una de las últimas. Llevaré conmigo en mi pupila, tu cara consternada de dolor a causa de mi muerte. Pero después tu cara llevará en el corazón; el irradiar de una mañana triunfal y con ella, esperarás la muerte: el encuentro eterno con Jesús, a quién de pequeñito adoraste. También entonces los ángeles cantarán el ‘Gloria’, para los hombres de buena voluntad…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONOCELA

37.- EL CAPRICHO DE POPEA SABINA


Los augustanos abandonan el Palatino. Al caminar por la inmensa galería porticada, Petronio miró a Marco Aurelio y dijo:

–           Barba de Bronce renuncia a su viaje por el momento. Está irritado y aburrido. ¡Esta combinación es muy peligrosa! En la fiesta se entregará a un desenfreno absoluto, tratando de aliviar su frustración y su tedio. ¡Ojalá no tengamos sorpresas desagradables!

Marco Aurelio sonrió y contestó:

–           Afortunadamente yo tengo mejores cosas de qué ocuparme y a ti te dejo los cambios de humor del César.

Petronio se detiene y advierte:

–           Fuiste invitado y ni siquiera se te ocurra pensar que puedes evitar asistir.

El tribuno movió la cabeza y fastidiado replicó:

–           Lo que a mí me sorprende es que a ti no te haya dominado el aburrimiento de cuanto te rodea.

–           ¿Quién te ha dicho lo contrario? Desde hace mucho tiempo me domina. Pero yo no tengo tus años. Y tampoco tengo alternativa. Al emperador nadie le abandona sin consecuencias…

–           Lo sé. Y según parece, tampoco se pueden desairar sus invitaciones. Definitivamente no envidio tus privilegios.

–           Además, amo los libros, la poesía y me encantan las obras de arte. Me agrada mi hogar y la belleza de las obras maestras con que lo he adornado. Tengo todo lo más exquisito y perfecto. Sé que no he de encontrar ya nada superior a lo que actualmente poseo. Y no tengo ganas de desprenderme de nada de esto por ahora.  

–           Perder el favor imperial es una gran desgracia. Y un lujo que al parecer,  nadie se puede permitir voluntariamente sin perder también la vida…

–           He disfrutado lo mejor y la vida me deleita, mientras pueda darme el placer que necesito y pueda conservarla… porque no se sabe… –finaliza dando un profundo suspiro.

Marco Aurelio está tan contrariado, que mejor se queda callado.

Petronio lo observa desconcertado, pero tampoco le dice nada.

Después de un largo silencio, Petronio agrega.

–           ¿Sabes cuál es la última noticia? Tigelino, para las fiestas, ha preparado los lupanares con las mujeres más nobles de Roma. Habrá doncellas que hagan su presentación como ninfas.

¿Eso te parece apetecible? ¡Convertir a las jóvenes patricias en prostitutas! ¿Tan hastiados están que lo execrable ya no es vergonzoso?

Petronio mira sorprendido a su sobrino y finalmente explota:

–           ¡Éste es nuestro mundo neroniano en Roma! ¡Creo que has arruinado tu vida haciéndote cristiano! ¡Por Pólux que no te comprendo! Nuestras locuras tienen cierto juicio, pero tú… Desprecio a Enobarbo, porque es un bufón griego. ¡Si al menos fuese romano!  ¡Hufff!…

–           La barbarie es barbarie en cualquier lugar. Ya no hay valores, ni honor. No veo de qué te sorprendes. Y sobre este asunto podría enseñarte cosas grandiosas que he aprendido…

–           No empieces con tus cosas cristianas.  No quiero saber nada de eso…

–           Está bien. Tienes razón. Todavía no es el momento en que podrías comprenderlas… Tal vez algún día anheles también aprenderlas.

Petronio agrega sin hacerle caso:

–           No cabe duda de que vamos de mal en peor… Pero este es el mundo que me ha tocado vivir ¡Y hay que tomarlo como es! Prepárate para ir al Fiesta Flotante en la Piscina de Agripa. Y será mejor que nos dispongamos para disfrutarlo…

Al día siguiente…

El buen gusto y refinamiento de Petronio, le han ganado el título de ‘Arbiter Elegantiarum’. Y por esas mismas cualidades, su genial dirección es indispensable para el desarrollo del artista que palpita en el emperador. Comparándolo con el Prefecto de los Pretorianos, Petronio lo supera infinitamente en cultura, intelecto, conocimiento del Arte, refinamiento y buen juicio. Y en la conversación, su ingenio conoce la mejor manera de entretener al César.

Y lo que hasta ahora ha sido el mejor talento de Petronio para ser el consejero favorito del emperador, como un arma de doble filo se está volviendo contra él…Y él ni siquiera imagina porqué…

Tigelino posee bastante buen sentido, para conocer sus propias deficiencias. Y sabe que no puede competir con Petronio, Plinio, Séneca, Trhaseas u otros de los augustanos que se distinguen por su elegancia y su alcurnia, sus talentos o su ciencia. Y ha decidido eclipsarlos por medio de una flexibilidad inagotablemente previsora en sus servicios y sobre todo por una magnificencia, capaz de sorprender aún la exaltada imaginación de Nerón.

Porque  conoce bien a Nerón y sabe por dónde llegarle, ha cultivado secretamente las debilidades de su personalidad para prevenirle en contra de su peor enemigo. Esto ha logrado que la influencia de Tigelino aumente día con día. Y no es porque Nerón le quiera más que a los demás; sino porque el Prefecto de los Pretorianos ha encontrado la manera de hacerse cada vez más indispensable para el emperador.

Arbiter Elegantiarum, esto mortifica la vanidad de Nerón ¿Cómo es posible que alguien lleve delante de él, semejante calificativo? Y además, hay que agregar el  terrible complejo que siente entre su obesa y grotesca figura y la innegable belleza varonil de su asesor artístico. La indiscutible superioridad en todos los aspectos de la poderosa personalidad de Petronio, ahora constituye su desgracia, pues esto ha despertado la envidia de Nerón y siente agobio por cada uno de sus triunfos… En cambio con Tigelino, César se siente a sus anchas; pues comparte con él su misma crueldad, sus bajezas y su ruindad.

¿Quién prevalecerá? ¿El artista o el monstruo?… La guerra y la competencia están muy reñidas…

En un suceso sin precedentes en la ciudad, los pretorianos han rodeado las arboledas que están alrededor de un lago mediano y es conocido como la gran piscina de Agripa; para que nadie se acerque a molestar al César y a sus huéspedes, que constituyen cuanto hay en Roma de notable por su riqueza, hermosura y talento.

Tigelino quiere compensar al César la contrariedad sufrida, al diferir su viaje a Acaya y al mismo tiempo mostrarle a todos que no tiene rival para alegrarle la vida al emperador. Para este objeto mandó traer desde las más remotas regiones del imperio: fieras, pájaros exóticos, peces raros, plantas, flores, etc. Y todos los detalles más insólitos que puedan realzar el esplendor de la magnífica fiesta.

Los impuestos de provincias enteras se consumen en la realización de los más insensatos proyectos…  Más el poderoso favorito no siente la menor vacilación al efectuarlos, con tal de asombrar a Nerón y complacer hasta el más mínimo de sus caprichos. Esto es lo que hace que su influencia aumente día con día y Nerón lo considere casi indispensable…

Y por eso ha dispuesto dar la fiesta en gigantescas balsas, construidas con vigas doradas, cuyos bordes fueron decorados con magníficas conchas marinas. Adornó las orillas  de la piscina con palmeras, lotos y rosales. También instaló jardines flotantes y alrededor de la piscina, a intervalos regulares, fuentes con aguas perfumadas, altares con estatuas de dioses y quemadores de incienso. Hay muchas  jaulas de oro y plata, con aves exóticas y multicolores…

En el centro de la balsa principal; está el pabellón de una tienda teñido de púrpura fenicia, que es sostenido en columnas de plata. Debajo, las mesas están preparadas para recibir a los invitados con cristalería de Alejandría y vajillas de inestimable valor; botín recogido de Grecia, Asia Menor e Italia. La balsa está adornada con tantas plantas, que semeja una isla flotante. Y hay amarrados con cuerdas de púrpura y oro; botes con forma de cisnes, delfines, aves y peces que son bogados por jóvenes de ambos sexos; cuyas caras y cuerpos están desnudos, adornados con joyas y han sido elegidos por su gran hermosura.

Cuando Nerón llegó a la balsa seguido por Popea y los augustanos, se sentaron en los triclinios. Entonces los remos hendieron el agua y se pusieron en movimiento junto con los botes; describiendo círculos alrededor de la piscina. Le rodean las otras balsas de menor tamaño; en una de las cuales van los músicos tocando sus instrumentos, resonando cantos melodiosos que llenan el ambiente de alegría.

El César con Popea a un lado, está gratamente sorprendido. Especialmente al ver surgir entre los botes, hermosos jóvenes de ambos sexos, ataviados como sirenas y  tritones, con mallas glaucas que simulan escamas. Y ejecutan una hermosa danza acuática en honor de Poseidón. Verdaderamente emocionado, Nerón aplaudió y alabó al organizador de la fiesta.

Pero al mismo tiempo y por fuerza del hábito, dirigió la vista hacia Petronio, deseando conocer su opinión. Y se mostró más entusiasmado aún, al ver que el ‘Árbitro’ sonreía complacido, mostrando su aprobación con un gran aplauso carente de envidia. Pues  realmente el espectáculo es magnífico.

La Fiesta Flotante agradó mucho al César, por su novedad. Se sirvieron tan exquisitos manjares y vinos de tantas clases, que el más exigente sibarita no habría podido objetar nada. Luego las mujeres se sentaron en la mesa de los augustanos; entre los cuales Marco Aurelio sobresale por su gallardía y juventud.

Anteriormente tanto su cuerpo como su rostro, denotaban con demasiado relieve al soldado profesional. Pero ahora la enfermedad le ha adelgazado y se ve más alto y estilizado. Sus facciones se ven como cinceladas con una varonil hermosura perfecta. Su piel morena clara y sus enormes ojos castaños, mantienen una expresión soñadora. Su porte es distinguido: a la vez flexible y soberbiamente magnífico. Parece un dios griego tan bizarro y apuesto como Petronio. Éste había afirmado como hombre de experiencia, que las damas de la corte se rendirían a sus encantos. Y en efecto, todos le miran con admiración sin exceptuar a Popea, ni a Rubria; la virgen vestal a quién César ha llamado a la fiesta.

Los vinos empezaron a llevar calor a los corazones y a los cuerpos. Y la enorme balsa prosiguió su evolución, circulando lentamente con su carga de invitados que gradualmente se van entregando a una alegre y estrepitosa embriaguez. La fiesta no había llegado ni a la mitad de su curso, cuando Nerón se levantó y le ordenó a Marco Aurelio que le deje su lugar… Quiere estar al lado de Rubria, a la que desea con violenta pasión y le empezó a hablar al oído.

Fue de este modo que Marco Aurelio quedó junto a Popea, quién extendió el brazo hacia el joven oficial y le pidió que le asegurara el brazalete que se le había desprendido y que nadie notó que ella misma lo había soltado. Al hacerlo gentilmente Marco Aurelio, con su mano un tanto temblorosa, rozó la piel de seda de la emperatriz.

Popea le miró fingidamente pudorosa y con un destello de deseo…

La fiesta prosiguió. El sol comenzó a ocultarse. La mayor parte de los invitados ya están ebrios. La gran balsa hace círculos cada vez más amplios, hasta casi llegar a la orilla. Con la penumbra del anochecer, se encendieron millares de lámparas y nuevos grupos de mujeres formados por todas las invitadas de la fiesta, que se han despojado de sus ricas vestiduras y han quedado desnudas; con voces y ademanes seductores llaman a los hombres para que se reúnan con ellas.

Entonces la balsa se aproxima a la orilla. Todos, incluido el César quién atrae consigo a Rubria riendo y haciendo pícaros comentarios, desaparecen entre la arboleda. Se diseminaron entre el bosque y las grutas artificiales, además de los muchos lugares próximos a las fuentes y manantiales y que han sido especialmente dispuestos para este fin.

Y empezó la orgía…

La lujuria y la locura se apoderaron de todos. No se puede distinguir nada en medio de la oscuridad. Ni donde está el César, ni quién está con quién. Los sátiros y los faunos dan caza a las ninfas y apagan las lámparas que les estorban. Solo la luz de la luna llena, es mudo testigo del rumor de risas, gritos, suspiros y coloquios íntimos; además de los gemidos de placer.

Marco Aurelio no está ebrio, como el día de la fiesta en el Palatino, cuando estaba con Alexandra… Y sabe perfectamente lo que está pasando a su alrededor. Y decidió irse, pensando que a estas alturas, a nadie le importará un invitado menos. Por primera vez siente náuseas…

Y recordando a Alexandra, se dijo a sí mismo:

–           La amo y le juré fidelidad. Debo regresar a casa a preparar la boda, en lugar de permanecer en este bacanal.

Y dando media vuelta se precipitó a través del bosque.

Un grupo de doncellas ataviadas con sutiles velos y bellas flores, le interceptaron el paso y danzaron a su alrededor, incitándolo a correr tras ellas…  Después de provocarlo, huyeron pudorosas y coquetas. Pero él se quedó enclavado en aquel sitio pensando en su esposa.

Jamás la había visto más hermosa, más pura, ni más digna de adoración, que al ver aquel bosque convertido en un santuario de placer y a todas aquellas jovencitas lascivas y desnudas. Y el amor y el anhelo por Alexandra, invadieron todo su ser con un poder avasallador. Simultáneamente se sintió lleno de disgusto y de una repugnancia como nunca antes la experimentara. Descubrió que le asfixiaba aquel ambiente de infamia y deseando respirar aire puro, se apresuró a huir de allí.

Más apenas había dado un paso, cuando notó que una figura velada, se alzaba delante de él. Le puso las manos sobre los hombros y le dijo al oído:

–           ¡Te deseo! ¡Te amaré y te haré dichoso! ¡Ven! Nadie nos reconocerá. ¡Apresúrate!

Un gemido de deleite, un suspiro entrecortado y un beso desquiciante acarició el lóbulo de su oreja; mientras Marco Aurelio sentía en su rostro como una oleada de fuego, su aliento perfumado.

Ella prosiguió anhelante:

–           ¡Eres bello como Apolo! Y tan delicioso, ¡Oh! Si tan solo…

La voz susurrante fue como si lo despertara de un sueño. Entonces tomando dominio de sí, preguntó:

–           ¿Quién eres?

Ella se reclinó seductora en su pecho y siguió insistiendo:

–          Qué importancia tiene eso…  ¡Pronto! ¡Ya no perdamos más el tiempo! ¡Esta noche es perfecta! ¡Y yo quiero poseerte! ¡Ven! ¡Amémonos!

Marco Aurelio insistió:

–           ¿Quién eres?

–           ¡Adivina!

Y al decir esto tomó entre sus delicadas manos el rostro del joven patricio y a través del finísimo velo, lo besó ardorosamente hasta que le faltó el aliento…

Luego se apartó provocativa, diciendo:

–           ¡Noche de amor! ¡Noche de locura! –Aspirando el aire ansiosamente, agregó- ¡Hoy estamos aquí y somos libres! ¡Hoy puedes tenerme! ¡Hoy soy tuya! ¡Y yo quiero que seas mío!

Marco Aurelio la empujó suavemente hacia atrás y dijo:

–           Lamento no poder complacerte. Estoy enamorado de una mujer incomparable. Le pertenezco y ahora voy hacia ella.

–           Quítame el velo. –dijo ella inclinando hacia él la cabeza.

Y en ese preciso momento se oyó un leve roce entre las hojas de mirto…

Y ella se separó rápidamente y desapareció como si fuese una visión. Pero a la distancia se oyó su risa extraña, estridente, ominosa…

Petronio llegó junto a Marco Aurelio. Lo tomó del brazo y empujándolo, lo instó:

–           He oído y he visto. Alejémonos rápido de aquí.

Así lo hicieron.

Cuando llegaron hasta los cisios, Petronio le dijo:

–           Yo te acompañaré.

Y subieron los dos al carruaje de Marco Aurelio. Todo el camino, lo recorrieron en silencio. Hasta que se hallaron en el atrium de la casa del joven tribuno…

Petronio preguntó:

–           ¿Sabes quién era ella?

Marco Aurelio se sintió profundamente disgustado ante la idea de que Rubria fuese una vestal y tuviese ese comportamiento tan impúdico. Y sin disimular su desprecio contestó:

–          ¿Rubria…?

–           No.

–           ¿Entonces quién?

Petronio bajó la voz y dijo:

–          El fuego de Vesta ha sido profanado porque Rubria estuvo con el César. Pero la que se acercó a ti… -y aquí su voz bajó hasta hacerse casi imperceptible- Fue la divina Augusta.

Siguió un silencio tan denso que casi se podía tocar…

Luego Petronio continuó:

–          César no pudo ocultar a Popea, su inclinación hacia Rubria y tal vez por eso, ella quiso tomar venganza. Pero llegué yo a estorbarlo. Si tú la hubieras reconocido… al rehusar su solicitud, sería irremediable tu ruina. Habrías arrastrado en ella a Alexandra y también me habrías comprometido a mí.

Marco Aurelio comprendió la magnitud de la revelación y casi se ahogó por el asombro… El tiempo pareció detenerse… Mil ideas cruzaron por su mente como relámpagos y se reflejaron en su gran perturbación…

Luego explotó:

–           ¡Estoy harto de Roma! ¡Del César, de sus fiestas, de Tigelino, de la Augusta y de todos vosotros!… ¡Me estoy asfixiando! ¡Yo no puedo seguir viviendo así! ¡No puedo! ¡Oh Dios mío! ¡No lo soporto más! ¿Me entiendes?

Petronio lo mira desconcertado y exclama:

–           ¡Marco Aurelio! Estás perdiendo el sentido del juicio, la moderación. ¿Qué te pasa?

Marco Aurelio replicó colérico:

–          Lo único que quiero es a Alexandra. Vine a prepararlo todo para mi boda y no me interesa otro amor, ni deseo a ninguna otra mujer. No quiero vuestra vida y no me interesan sus fiestas. No soporto sus obscenidades y sus crímenes. ¡Soy cristiano! ¿Lo oyes? ¡Soy cristiano! ¡Y no sabes cuánto me alegro de serlo!

Petronio lo mira asombrado. Es evidente que entre él y Marco Aurelio ya no pueden entenderse y que sus almas se han separado por completo. Hubo un tiempo en que Petronio ejercía una gran influencia en el joven militar. Había sido para él un modelo en todo y con frecuencia unas cuantas palabras irónicas suyas, bastaban para frenarlo o para inducirlo a una resolución cualquiera.

Pero ahora ya no queda nada de aquello. Y tan trascendental es el cambio, que Petronio ni siquiera intentó poner en práctica sus antiguos métodos. Porque comprendió que su ironía y su ingenio, habrán de estrellarse contra el nuevo hombre en que se ha convertido el Marco Aurelio que está ante sus ojos y al que apenas si reconoce. Después de reflexionar un momento, se encogió de hombros y se fue para su casa muy disgustado.

El veterano escéptico al ver a Marco Aurelio entendió que es un hombre tan diferente, que ya ni siquiera comprende sus reacciones. Y este conocimiento lo llenó de contrariedad y hasta de un poco de temor. Éste último llegó a su colmo, al meditar en los acontecimientos de esa noche…

Y piensa:

–           Si de parte de Popea esto no fue sólo un fugaz devaneo, sino un deseo más duradero, van a suceder una de estas dos cosas: Marco Aurelio no se le resistirá y en este caso, le vendrá la ruina por algún ‘accidente’, lo que parece poco probable por su actual estado de ánimo. O se le resiste. Y entonces sí será segura su ruina y acaso también la mía… Precisamente porque soy su pariente y porque la Augusta terminará envolviendo en su odio a la familia entera y pondrá del lado de Tigelino todo el peso de su influencia. –moviendo la cabeza, concluye-

Petronio es un hombre valiente y no le teme a la muerte. Pero tampoco tiene el menor deseo de atraerla tan pronto. La Augusta ignora si ha sido reconocida por Marco Aurelio. Si ella piensa que no ha sido descubierta, su vanidad no sufrirá gran cosa.

Pero esta situación es muy precaria, podría modificarse en el futuro y es urgente neutralizar este gran peligro.

La cuestión es: ¿Cómo va a lograrlo?…  

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA