Archivos de etiquetas: fortaleza

TIERRA DE VOLCANES


Había sido una semana llena de descubrimientos.

El Espíritu Santo nos estaba llenando de conocimientos nuevos y mirábamos todo lo que estaba sucediendo, bajo la Luz con que Dios iluminaba todos los acontecimientos.

Y todo era asombroso. Terroríficamente asombroso.

Vivir así, además de emocionante, es bastante enriquecedor.

Porque se mezclan la inmensa alegría de la Presencia Divina, junto con el dolor que envuelve mirar al desnudo las acciones de Satanás y la impotencia de que la mayoría de la gente ignora todo esto y no hace NADA; ni siquiera quiere CONOCER, para defenderse.

Estábamos trabajando en la tarea que el Espíritu Santo nos había asignado, cuando recibí en mi computadora, la última notificación de uno de los noticiarios que nos mantienen informados de lo que sucede en el mundo.

México registra casi 60 temblores en 12 horas tras la fuerte explosión de Popocatépetl

Publicado: 19 mar 2019 19:41 GMT

El mayor número de movimientos telúricos se sintió en el sur del país.

Cambia Semáforo en amarillo a Fase 3

El titular del noticiario se leía escueto y sentí como si hubiera recibido un puñetazo en el estómago y me faltara el aliento.

Entonces pensé:

“Bueno hace medio milenio éramos el Ombligo de la Luna (es lo que significa México en náhuatl), ahora con cinco placas tectónicas bajo nuestros pies, somos el Ombligo de la Tierra y cuando todas decidan moverse y cambiar la fisonomía del planeta, seremos el Ombligo de la Nueva Creación…

Mientras esto sucede, no cabe duda que los mexicanos seremos los adoradores más apasionados de todo el Universo… Pues con todo lo que la Tribulación implica sobre nosotros, no va a quedar espacio para los ateos.

Tenemos que aprender a MORIR y a vivir cada día como si fuese el último, pero ¿Quién será capaz de comprender esto?

Y recordé un mensaje que Abba le había dicho tiempo atrás a JV:  

Septiembre 23 de 2017

No quisieron entender con Mis Palabras

Hoy en la mañana, estando en Misa, a la hora del rezo del Padre Nuestro, veo a Dios Padre y le digo:

 “Padre, no quieren entender, les he transmitido lo que me has dicho y no quieren hacer caso”,

Y en seguida me responde:

“No quisieron entender con Mis Palabras que les diste, ahora tendrán que entender con las Obras” (o sea, con los DESASTRES que se vendrán).

Yo seguí absorta con mis pensamientos:

Ya no se trata de si quieren creer y convertirse, entonces nos arrodillaremos por el pánico o tendrán que sostener sus ideas apóstatas en el Infierno.

Todos tendremos que bailar al son con que nos toquen  los volcanes y los terremotos. Y todos los sucesos con los que la Naturaleza decida zarandearnos…”

¡Verdaderamente grandioso y luego…!

Entonces Jesús le dijo al Padre Celestial:

–      ¿Ya viste lo que está pensando tu hija?

Desde que me convertí por medio de la Renovación Carismática y aprendí a Orar, me acostumbré a estar en contacto con el Cielo en una comunicación constante.

Aprendí a tratar a Dios, como una Persona independiente de mí, pero que me acompaña constantemente porque forma parte de mi ser,  igual que cualquier otro miembro de mi cuerpo.  Así que lo invito a todo lo que hago y siempre que le informo algo, lo hago como si Él no supiera nada, aunque ÉL lo sabe TODO.

Me enseñó a vivir en el mundo, pero sin pertenecer a él. A convivir en el mundo, manteniéndome lejos de ser atrapada por sus corrientes y sus ideas. No ha sido fácil, pero sí es posible.

De esta forma me ha educado, transformado mi forma de pensar  y en los años que tengo de conocerlo, ÉL ES una parte tan intrínseca, que ya no sé cómo viviría sin ÉL. Más bien me cuestiono, cómo pude vivir sin ÉL los primeros 28 años de mi vida.

Así que cuando vaMos de vacaciones, de compras, de paseo, de visita, a las convivencias sociales, al cine, a trabajar, a investigar e inclusive una vez que fuiMos a ver la película ‘El Secreto en la Montaña’. Y observaMos en la pantalla del cine, el desarrollo de un trágico y romántico melodrama de un amor homosexual, la disfruté junto con Jesús y recibí una tremenda lección de amor, con los comentarios mentales que Él me hizo sobre la película.

Cómo soy la única en mi familia que me convertí  totalmente, mis acciones y relaciones familiares son completamente mundanas, pero de una manera muy particular.

Como mi prioridad fundamental es Dios, lo demás lo he manejado de acuerdo a ello y persevero en que nada, ni nadie, me distraigan de ese objetivo.

Soy templo viviente del Espíritu Santo y el estar plenamente consciente de esta Presencia dentro de mi ser, me ayuda tremendamente a  vencer las tentaciones, porque he comprendido plenamente que cuando pecamos; también OBLIGAMOS a Dios, a ser Testigo  y partícipe involuntario de nuestras fechorías.

Al explicarles todo esto, entenderán mejor lo que me sucedió aquel Martes 19 de Marzo.

México registra casi 60 temblores en 12 horas tras la fuerte explosión de Popocatépetl

Yo seguía el maratónico  correr de mis pensamientos, cuando el Padre Celestial me detuvo en seco,

al preguntarme con mucha dulzura:

–     ¿Hay algo que quieras compartirMe?

Dí un gran suspiro, señalando la pantalla de la computadora, con la noticia que me había inquietado, le dije:

–     Abba  casi todos los seres que amo son tibios o incrédulos… Si trato de advertirles no solo no me creerán; van a burlarse con más ganas de mí y no habré conseguido NADA, más que algunos blasfemen y eso no lo soportaré.

Conozco lo que sucederá con mi hermoso país y lloro por ello. Pero no puedo hacer nada contra la INCREDULIDAD que encadena a la mayoría de los que pudiéramos hacer algo.

Yo estaba preocupada por la ciudad de México y no le dejo en mis oraciones. ¿Pero qué quieres que sienta cuando me entero que estoy viviendo en el estado más vulnerable de todo el país?

Y no sólo eso…

Mi hermosa ciudad en la que vivo, tiene en su área conurbada SIETE volcanes dormidos y algunos de los que amo,  están al alcance de cualquiera de ellos.  Todos en mi familia, escogieron vivir en bosques, cañadas, miradores, colinas y lagunas maravillosas…

Y TODOS Y CADA UNO ha construido su casa junto a un volcán dormido.

Esto, que en su momento constituyó un privilegio, ahora se ha convertido en una terrible amenaza.

Pero esto que yo acabo de enterarme, pocos lo saben y NADIE LO COMPRENDE.

Además, ¿A DÓNDE PODEMOS IRNOS, SI TODO EL PAÍS ES TIERRA DE VOLCANES?

Soy la loca de la casa y si trato de advertirles no voy a conseguir nada…

Tú vas a aprovechar los delirios maníacos de Satanás, para transformar nuestro planeta y algunos conocerán la gloria de la Nueva Creación y a otros los tomarás en cada embestida de Satanás…

Pero nadie conocemos, cual será nuestro destino: ser tomados o dejados, sólo Tú lo sabes…

ÉL me preguntó:

–    ¿Te preocupa?

Yo le contesté con honestidad:

–     En realidad no. Cualquiera que sea tu Voluntad con respecto a mí, yo la acepto. Llevarme o dejarme, haz lo que quieras conmigo. Lo único que te pido, es que me ayudes a no perderme. Yo no quiero estar con Satanás, ni ahora, ni nunca.

Y tampoco quiero dejarle a ninguno de los de mi familia que  él piensa que ya le pertenecen.  Y Tú sabes porqué…Los sollozos me ahogaron.

Sentí como el Amor Infinito del Padre Celestial me rodeó y me inundó, como si me abrazara y me dijo:

–   Y….

Yo continué en medio de mis sollozos:

–    Yo no quiero que les suceda nada. Sé que somos culpables de atraer tu Justicia. Y nos merecemos todo lo que viene sobre nosotros.  Sé que nosotros le hemos dado mucho poder a Satanás con nuestra maldad y falta de perdón.

Pero NO QUIERO QUE NADIE SE PIERDA.  En el último terremoto a mí se me olvidó el Magnificat y terminé hablándote como lo hago normalmente.

TODOS los demás olvidaron el Padre Nuestro y algunos terminaron mezclándolo con palabrotas. Muchos sólo te invocaban: ¡Dios Mío!

Cuando hay pánico, surge nuestro verdadero ‘yo’ y los ateos desaparecen.

Creo que es el momento más difícil y peligroso para siquiera pensar en volvernos hacia Ti.  Pero en instantes así, ¿Qué nos puede garantizar un regreso seguro a tus brazos?

Sobre todo cuando la emergencia por sobrevivir, hace que se nulifique todo lo demás. Por eso Satanás provoca todo con mayor  premura.

Y sentí el dolor como una oleada que me envolvió y agudizó mi angustia.Entonces, al mismo tiempo que sentí cómo la fortaleza del Padre me invadía y fue como si una fuerza interna fortaleciera todo mi esqueleto y me ayudara a sostenerme, oí su Voz dulce y llena de ternura:

–   ¿Ya olvidaste el Poder de la Intercesión?

Como un relámpago acudieron una avalancha de recuerdos y  recordé cómo fue la lección de esa enseñanza en particular…

Logré musitar con agradecimiento y FE:

–        ¡Oh Abba! Es cierto. Aunque sea como un último recurso, podemos arrebatarle las almas a Satanás.

Y me postré dando gracias y alabanzas.

Mientras recordaba lo sucedido un par de años después de mi conversión.

Todo había comenzado cuando era una adolescente demasiado ingenua.

Yo tenía catorce años y hubo una gran fiesta en la hacienda de mis abuelos, estaban celebrando la boda de una de mis primas y fue un acontecimiento lleno de regocijo que reunió a la numerosa parentela que era nuestra enorme familia.

El jolgorio era manifiesto y las viandas abundantes, al igual que el tequila.Hacía rato que había terminado la hora de la comida, ya era avanzada la tarde, cuando yo entré a la casa y fui a la biblioteca de mi abuelo.

El día había sido muy ajetreado y me recosté en el diván que había junto al gran ventanal que daba hacia un balcón, en el que  se apreciaba uno de los rincones favoritos del huerto, al que mi abuelo le tenía un cariño muy especial.

Había tomado un libro y casi me quedo dormida, cuando de repente me encontré entre los brazos de un hombre que me besaba con gran pasión y era evidente que había tomado bastante, porque se mezclaba el olor del tequila, con el de una agradable loción varonil.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí  la identidad de mi atracador, mientras luchaba por escapar de sus apasionados arrebatos que me tenían tan confundida, como descontrolada.

¡Caramba! ¿Qué estaba sucediendo?

Este hombre era uno de mis tíos favoritos. Mayor que yo 17 años, lo quería muchísimo y además había sido el sacerdote que celebró el matrimonio de mi prima.

Ahora yo me afanaba por liberarme de sus fuertes brazos y de sus manos, que habían desgarrado mi blusa en su intento por desnudarme.

Aún no comprendo cómo fue que conseguí escapar de él con mi integridad femenina intacta, pero con el alma hecha pedazos por un desengaño brutal.Salí huyendo hacia mi recámara, que estaba en el piso superior y para mi gran fortuna, no hubo testigos del desgraciado incidente, pues todos estaban afuera, disfrutando de la fiesta.

Guardé un mutismo absoluto y jamás compartí con nadie mi terrible experiencia.

Pero yo cambié y me convertí, en la ‘oveja negra’ de la familia.

Todos estaban escandalizados por mi fobia hacia lo religioso y porque no entendían mi rebeldía, pues solamente asistía a Misa en las bodas, los bautizos y los funerales.

En mi absurdo resentimiento, también arrasé con Dios y nunca dí explicaciones a nadie por mi comportamiento.

Esto en una familia que era muy prolífica en vocaciones religiosas y con un catolicismo a ultranza, que movía todas las áreas de la ancestral vida familiar, era no sólo revolucionario, sino totalmente incomprensible.

Todos estaban convencidos que Satanás me había arrancado la FE y yo era un caso perdido de ateísmo enigmático.

A mi tío lo aborrecí, con la misma fuerza con que lo amaba, porque nunca dejé de amarlo.  Después de mi conversión en la plaza de toros, empecé a sentir la ‘URGENCIA’ de perdonarlo y de hacerlo partícipe de la experiencia tan maravillosa con la que Dios había cambiado mi vida.

La cosa llegó a tal punto, que un día decidí ir a visitarlo al pueblo donde laboraba cómo párroco y preparé todo, sin decirle a nadie del plan que puse en práctica.

Llamé a la oficina y avisé, para que mi suplente se hiciera cargo de mis tareas.

Encargué a mis hijos con una de mis hermanas y le pedí a mi esposo que me prestara el automóvil nuevo, que apenas tenía dos meses que lo habíamos comprado.

Él me dio las llaves diciendo:

–    Te lo presto con la condición de que me lo devuelvas lavadito y reluciente.

Y salí de mi casa cómo lo hacía todas las mañanas a las 8.00 am, pero en lugar de ir a mi trabajo, enfilé rumbo a la vía corta a la Cd. De México.   Eran casi la 13.00 hs cuando antes de llegar a Querétaro, tomé la desviación que me llevaría hasta el poblado donde estaba mi tío y después de saludarlo, él me miraba totalmente pasmado; porque se habían cumplido 14 años de que yo no le dirigía la palabra.

Me invitó a comer y charlamos sobre la familia.

Después de la sobremesa, le dije que tenía que tratar un asunto muy importante y me invitó a pasar a la notaría de la parroquia.

Cuando nos quedamos solos, le relaté mi conversión en la plaza de toros y lo que había significado el descubrimiento, de que Jesús es Verdaderamente un Dios Vivo y Resucitado.

También le manifesté toda la furia, que su falta de respeto había despertado en mi corazón…

Y le dije que la razón de mi visita, era porque quería otorgarle mi perdón; porque el Dios del que me había enamorado no podía vivir en un corazón que guardase resentimientos.

Él me miró, pero no dijo una palabra.

Pensé que tal vez el viaje, había sido totalmente inútil.

Entonces miré mi reloj y dije:

–     ‘Tío, ya casi son las cuatro de la tarde y yo tengo que estar en Guadalajara, a más tardar a las 19.30hs. Por favor discúlpeme pero otro día lo visitaré con más calma.’

Me levanté del sillón que había ocupado para platicar frente a él.

Había llevado conmigo los tres libros del Padre Octavio Michellini:

Confidencias de Jesús a un Sacerdote. Y sacándolos de mi bolso, los deposité sobre su escritorio y me dí la vuelta para salir. 

Él continuaba sentado, sin moverse del lugar que había elegido frente a mí.

Al llegar a la puerta, oí su voz que me dijo:

–   ‘Rosa, espera. Ora por mí y ruégale en tus oraciones; para que ÉL también tenga piedad…’

Yo me regresé y poniendo mis manos sobre su cabeza, oré en voz alta por él.

Cuando terminé, pude ver las lágrimas que descendían por sus mejillas.

Recordé cuando Jesús tocó mi corazón y también las lágrimas lavaron mi arrepentimiento.

Lo bendije y lo besé en la frente.

Entonces me despedí apresurada y salí corriendo para subirme en el auto y regresarme.

Estaba contenta y a la vez preocupada.

Tanto, que ¡Olvidé ponerme el cinturón de seguridad!

En 1981, los carros no eran ‘chismosos’ cómo los de ahora.

Y con este garrafal descuido emprendí el camino de regreso.

Así que prendí nuevamente mi grabadora y puse mis casettes de alabanzas.

Venía preocupada, porque no quería dar ninguna explicación a nadie y esto solo sería posible si lograba llegar  a tiempo.

Recorrí el camino de regreso lo más veloz que podía.  Así llegué a un tramo de la carretera, que tiene una particularidad:

Entre Atotonilco y Tototlán Jal., hay una recta muy larga, donde se pueden mirar los vehículos a la distancia, como si fueran juguetitos.

Allí pisé el acelerador hasta el fondo y sólo veía como la aguja del velocímetro, rebotaba sobre los 200 kms.

En mi vida había manejado a esa velocidad y con mi flamante automóvil nuevo, de un precioso color jade, me parecía que volaba.

Delante de mí en mi propio carril, vi a lo lejos un automóvil rojo oscuro…

Y cómo del lado contrario no venía nadie, me preparé para rebasarlo, sin disminuir la velocidad.

Como veía el camino despejado para mí, en ningún momento hice ningún movimiento de absolutamente nada.

Y de repente, sentí como si me hubieran sujetado suavemente entre el pecho y la espalda.

Mi grabadora y todo lo que traía suelto, salieron volando contra el parabrisas y el tablero…Y vi cruzar delante de mí, a un enorme y bellísimo corcel negro,

Que se perdió galopando entre el sembradío de maíz que ya tenía las milpas altas y que estaba del otro lado de la carretera.

Yo no entendía que había pasado.

Y fue entonces cuando miré, parado justo a unos cinco metros frente a mí, el carro tinto que había visto antes y que había decidido rebasar.

Y observé como el chofer tenía los brazos levantados, como esperando el inminente choque.

Lo que pasó fue que la aparición del caballo fue tan repentina, (No sé a qué velocidad iría) Que él SI frenó de golpe y el carro se le coleó, haciendo que se metiera en mi carril…

Y quedando justo, para que yo lo chocara por detrás.

Cómo yo traía mucha prisa, me preparé para sacarle la vuelta y fue cuando me percaté…

¡Que yo seguía pisando el acelerador!

NO HABÍA HECHO NINGÚN MOVIMIENTO DE ABSOLUTAMENTE NADA.

NO había movido la palanca de velocidades y mi auto estaba detenido, como si estuviera en neutral.  Hice todas las maniobras para poner primera y arrancar, rodee al otro auto y le hice un ademán de saludo al chofer.

Fue cuando pude ver que tenía una cara de terror absoluto y su semblante estaba más verde que mi carro.

No sé cómo estuvo, pero el trayecto que por la mañana me tomó cinco horas, eran exactamente las 7.30 pm cuando estaba pagando la caseta de entrada, de la autopista en Guadalajara.

Llegué a mi casa y lavé el carro.

Cuando recogí mis cosas del interior, pude ver que la grabadora estaba quebrada, pero el parabrisas estaba intacto.

Todas mis cosas se habían salido de mi bolso y se habían desparramado por todos lados.

Mientras las recogí y las regresé a mi bolso, pensaba que si los sucesos hubieran seguido su curso normal, me hubieran levantado de la carretera con una espátula.

Y un escalofrío me recorrió de pies a cabeza.

Fui por mis hijos, les dí de cenar y los arropé en su cama.  Me dí una ducha y mientras me miraba en el espejo del lavabo, empecé a asimilar lo que había pasado…

Y me enfermé del estómago.

Apenas me había puesto mi pijama, cuando llegó mi marido y me dijo:

–     ‘Qué bien mujercita. Así si te presto el auto, las veces que quieras.’

Yo me entregué en las manos de Dios, porque no tenía la menor idea de lo que iba a contestarle, cuando se fijara en el velocímetro y me preguntara por los más de 800 km que le agregué al kilometraje.

Afortunadamente nunca me dijo nada.

Al día siguiente, me encontré con una de mis hermanas en la casa de mi madre y buscando hablarme a solas me dijo:

–   ‘Puedes explicarme que andabas haciendo ayer por la tarde. Porque Jesús me puso a orar por ti por más de tres horas. Y me dio una visión.

Te ví en la carretera de México y una Legión de Ángeles, te estuvieron cuidando por todo el trayecto, hasta tu casa.

Yo pensé: ‘¿En qué lío se habrá metido ahora mi hermana, que ya armó una revolución en el Cielo y necesita un ejército de guardaespaldas.?’  Como lo sucedido con mi tío era mi gran secreto, no estaba dispuesta a dar ninguna explicación y me zafé como pude, diciéndole que después le contaría.

Pero las cosas no eran tan simples.

La siguiente vez que fui con mi grupo de Oración, Alfonso me preguntó:

–     ´Rosita. El lunes como a las 4.00pm Jesús nos quitó a todos de lo que estábamos haciendo y nos puso a orar por ti, con una urgencia como nunca nos había pasado.

Y nos dijo que cuando vinieras, tú nos platicarías el motivo. Rezamos dos Rosarios completos de 15 Misterios y seguimos intercediendo casi hasta las 8.00pm.

Lo más extraño, es que como a las 18.00 pm,  yo ví a Satanás parado sobre un camino, abarcándolo de lado a lado y con una espada lista, para destruirte.’

Después de concluir su relato, todos me miraban expectantes, esperando la explicación que les aclararía, el porqué de una intercesión tan urgente.

Fue entonces que me dí cuenta que mi viaje super-secreto había dejado de serlo y yo debía glorificar a Dios dando testimonio de lo que había pasado; así que les conté todo.

Alfonso dijo:

–    Con razón estaba tan furioso contra ti. No sólo le arrancaste el alma de un sacerdote; sino el de TODA la Comunidad que él pastorea.  Esa noche cuando oré, le di las gracias al Señor por su Protección y por su Amor tan patentes.

Y en la Biblia me salió el Salmo 91, del cual jamás podré olvidar los versículos 11 y 12:

Salmos, 91

  1. El que mora en el secreto de Elyón pasa la noche a la sombra de Sadday,
  2. diciendo a Yahveh: «¡Mi refugio y fortaleza, mi Dios, en quien confío!»
  3. Que él te libra de la red del cazador, de la peste funesta;
  4. con sus plumas te cubre, y bajo sus alas tienes un refugio: escudo y armadura es su verdad.
  5. No temerás el terror de la noche, ni la saeta que de día vuela,
  6. ni la peste que avanza en las tinieblas, ni el azote que devasta a mediodía.
  7. Aunque a tu lado caigan mil y diez mil a tu diestra, a ti no ha de alcanzarte.
  8. Basta con que mires con tus ojos, verás el galardón de los impíos,
  9. tú que dices: «¡Mi refugio es Yahveh!», y tomas a Elyón por defensa.
  10. No ha de alcanzarte el mal, ni la plaga se acercará a tu tienda;
  11. que él dará orden sobre ti a sus ángeles de guardarte en todos tus caminos.
  12. Te llevarán ellos en sus manos, para que en piedra no tropiece tu pie;
  13. pisarás sobre el león y la víbora, hollarás al leoncillo y al dragón.
  14. Pues él se abraza a mí, yo he de librarle; le exaltaré, pues conoce mi nombre.
  15. Me llamará y le responderé; estaré a su lado en la desgracia, le libraré y le glorificaré.
  16. Hartura le daré de largos días, y haré que vea mi salvación.

Todo esto me devolvió los bríos y le dije a ABBA:

–      Abba, a todos tus hijos a los que llames cuando sucedan los terremotos y las explosiones de los volcanes, yo te los entrego cubiertos con la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Dales la Gracia del arrepentimiento y la conversión, para que mueran deseando tu Presencia Santísima. Perdónales sus pecados y permite que alcancen tu Misericordia y tu Salvación.

Y te lo suplico, no tomes en cuenta las blasfemias que su pánico les dicte. Recíbelos como a tus hijos pródigos y ayúdame a seguir perseverante en todas las pruebas de esta Purificación.

TE ADORO Y TE AMO SOBRE TODAS LAS COSAS, AYÚDAME A DEMOSTRÁRTELO.  

LA TIERRA DEL TEQUILA 1


Dentro de la sociedad mexica, los jóvenes del pueblo o hijos de la nobleza tenían algo en común: La Educación.

NO importando el estrato social, los tenochcas iniciaban desde muy temprano sus actividades en las instituciones, que les asignarían un rol a desempeñar, desde los artesanos hasta los gobernantes, de la gran urbe de México – Tenochtitlan.

Cuando los primeros españoles llegaron a nuestro país a principios del siglo XVI , la cultura mexica dominaba gran parte del territorio.

Este hecho no solo se debía a una casualidad, sino que fue la culminación de un largo proceso de desarrollo, que involucró todos los ámbitos de aquella admirable sociedad.

Los mexicas que habían llegado al Valle de México en calidad de errantes y lograron construir uno de los estados más impresionantes de la Historia Universal. Para hacerlo siguieron una serie de pasos que hoy podemos rastrear:

Se dieron a la tarea de ser mejores: aprendieron, asimilaron, crearon y refinaron; las técnicas científicas, artísticas, militares, arquitectónicas, religiosas y educativas, que heredaron de los Toltecas.  Por su profunda entrega religiosa, perfeccionaron las enseñanzas y destacaron de una manera increíble y potencializaron las conductas aprendidas de quienes hasta entonces, habían sido los mejores:

Los Teotihuacanos y los Toltecas.

Los primeros conquistadores que ingresaron a la ciudad de México-Tenochtitlán el 08 de Noviembre de 1519 se toparon con una urbe maravillosa que no solo era impresionante por su ingeniería hidraúlica y su colosal arquitectura que consiguió ser una Venecia Americana,

Sino también por el funcionamiento político, social, religioso y comercial, que la impulsaban.

En aquella urbe reinaba la armonía, la civilidad y el balance. La sociedad mexica logró ascender y dominar su entorno; porque fueron educados con disciplina y para la grandeza.

De ambas cosas se encargaban los padres y los maestros de las rigurosas escuelas mexicas… Para entender conceptos referentes a la educación azteca, es necesario considerar varios puntos:  

Segundo, los niños eran sumamente importantes, extremadamente valiosos y eran considerados un regalo de los dioses.

Al referirse a ellos sus padres les llamaban “mis joyas”  “mis plumas preciosas”  es decir, lo más fino, lo más valioso que tengo.

Se creía que los niños habían sido forjados en lo más alto de los cielos. Igualmente se pensaba que eran intermediarios entre los hombres y algunas deidades.

También eran regeneradores del tiempo cíclico.

Y tenían una participación muy importante, durante las festividades que se realizaban durante la Ceremonia del Fuego Nuevo. 

Porque muchos de ellos eran ofrecidos como sacrificio especial, en el Templo Mayor de la ciudad de México-Tenochtitlan.

El hecho de ofrecerlos en sacrificio significaba el privilegio más especial como padres y como adoradores de sus deidades y suplicaban por una sola cosa: la continuidad y restauración de la vida.

Para convertir a un niño en ciudadano modelo se utilizaban diversas herramientas que iban desde las palabras, los consejos y los ejemplos; hasta severos y a veces muy crueles castigos.

La educación comenzaba desde el momento mismo de su nacimiento y era específica dependiendo de su sexo.

La partera era la encargada de darle la bienvenida a este mundo.

Las primeras palabras que escuchaban los niños mexicas, les recalcaban

Que su principal oficio y su mayor obligación, era dar de comer y beber al Sol, con el cuerpo y con la sangre de los enemigos.

En el caso de los varones, al cuarto día de nacido,  se realizaba una significativa ceremonia:

una parte del cordón umbilical era ofrecido junto con algún objeto del oficio de su padre en el recinto especial que había en Huītzilōpōchco,

Que era donde se consagraban los guerreros a Huitzilopchtli después de egresar del Tepochcalli.

Si era niña, se le hacía una consagración en el altar particular de cada casa a la diosa Toci, se le enterraba junto con un objeto designado por la madre (un utensilio doméstico y una pluma de quetzal)

Y era ofrecido con un himno cómo este:

Nyman no cecemmani oaltemo in tlalticpac

Quioalcui, quioaltemoa in malacatl in tzotzopaztli,

in tanatli, in ixquichcioatlalquitl quioaltemoa…

Luego se esparcían y descendían acá a la tierra

Y buscaban husos para hilar, y lanzaderas para tejer, y petaquillas y

Todas las otras alhajas que son para tejer y labrar… (Jesús Oropeza Hidalgo, Santa Ana de Mis Recuerdos)

Los niños eran un tesoro tan hermoso e invaluable, que la educación empezaba en casa y terminaba en la escuela.

Y lo consideraban tan primordial, porque por medio de la educación preservaban  su identidad, sus raíces, su arraigo y su pertenencia…

Porque la pistola no se saca sin motivo, ni se enfunda sin honor

Sabían perfectamente quienes eran y lo asumían plenamente sobre todo a nivel espiritual.  Y precisamente porque lo sabían, honraban a sus dioses, se gloriaban de su pasado y eran tremendamente responsables.

Adoraban a sus deidades, respetaban a sus mayores y reverenciaban a sus ancianos; recitaban de memoria la “Antigua Regla de Vida” recibida como herencia de sus antepasados.

Y donde estaban contenidas sus tradiciones y costumbres, aquello en lo que siempre creyeron.

Muchos de estos conceptos eran atribuídos a Quetzalcoatl, quién les había enseñado lo bueno y lo útil.

Por ello las mujeres educaban a las hijas, mientras que los varones instruían a los hijos;

De esa manera durante todo el proceso de educación informal que se llevaba en la familia, niños y niñas aprendían las conductas adecuadas y diferentes para cada sexo.

En efecto, podría decirse que en la educación se combinaban los discursos solemnes y las muestras de amor y cariño de padres a hijos, con castigos y reprimendas sumamente rigurosos.

De los tres o cuatro años en adelante, los infantes debían ejecutar tareas sencillas con gran comedimiento y obediencia;

Conforme pasaban los años el trabajo se hacía más complejo y las labores más pesadas.

Así aprendían los niños los oficios del padre, mientras que las jovencitas todas las labores domésticas: asear la casa, preparar los alimentos, hilar las prendas de vestir de la familia, etc.

En un principio, a los niños rebeldes se les amenazaba con una buena azotaina, que se hacía efectiva cuando mostraban desobediencia.Más tarde, ante las actitudes negativas de los infantes y jovencitos,

Los padres les aplicaban dolorosos punzamientos con púas de maguey (preparándolos, de paso, para las futuras prácticas de autosacrificio),

O bien los semiasfixiaban con el humo de chiles quemados.

Por su parte, las adolescentes que mostraban actitudes negativas, como el coqueteo y el gusto por el chisme;

Eran obligadas a barrer de noche fuera de la casa, lo que era considerado como algo peor que recibir una paliza.

Los castigos eran parte de la educación mexica, los regaños llenos de palabras implacables, eran la reprimenda más ligera.

Princesas, donde quiera- ESCARAMUZAS, NO cualquiera

Los rebeldes que no mostraban mejoría eran azotados.

Cuando la conducta inapropiada se intensificaba,

los castigos eran aplicados de acuerdo a la falta cometida.

E iban aumentando en severidad, si no se corregían.

En casos extremos se les cortaba el cabello, lo que los ponía en evidencia durante meses.

Y los castigos eran válidos tanto para los jóvenes del pueblo, como para los hijos de los nobles.

Lo más importante era forjar hombres y mujeres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu.

Porque debían mostrar sin hipocresías, la integridad interior que los caracterizaba.

Y mostrar al mundo que los rodeaba, un rostro y un corazón, con nobleza y dignidad.

Porque gracias a estas enseñanzas, los mexicas habían logrado conquistar y dominar, gran parte de su entorno.

La finalidad de las enseñanzas era que aprendieran a servir a su comunidad, mediante un oficio y que dominaran el “Arte de la Guerra.”

Estaban tan seguros de la calidad de la educación recibida, que consideraban que un joven al egresar de estas escuelas, estaba listo para el matrimonio.

Y para encabezar una familia, además de haberse convertido en un formidable guerrero.

Las familias de Tenochtitlan consideraban a sus hijos como una dádiva de los dioses que darían continuidad al linaje,

Colaborarían en las actividades productivas de la familia y aprenderían los más importante:

Honrar y venerar a sus dioses, respetar a sus mayores y servir a su comunidad y a su cultura.Algún día celebrarían su matrimonio, conformando así un nuevo pilar en la organización social del Calpulli.

Era muy importante que al interior de la familia los niños aprendieran que en la generación del Universo, llevada a cabo por los dioses supremos,

Las energías masculina y femenina se habían unido para dar fuerza a la creación de la vida.

Para el pueblo azteca eran primordiales la religión y la guerra, su organización política se centraba en ambos aspectos.

Destacando la figura del Calpulli,

Que era una especie de clan autónomo que tenía una propiedad colectiva, además de tradiciones ancestrales

Y costumbres religiosas muy particulares. Porque incluían las tradiciones familiares ancestrales, ya que se manejaban por linajes.

En cada Calpulli había un jefe por cada veinte familias y otro de mayor rango por cada cien,

Quienes eran las autoridades que vigilaban el correcto funcionamiento de todos los miembros del barrio.

El conjunto de calpullis formaba un Tlatocayotl y en la cúspide de la pirámide político-jurídica,

Se encontraba la figura del Tlatoani gobernante vitalicio, con poder político, judicial, militar y religioso.

En la sociedad mexica la división en los centros de enseñanza, no se trataba de hechos elitistas, ni discriminatorios.

En el Telpochcalli se instruían la gente del pueblo sencilla, los macehuales o macehualtzin;

Que no eran vasallos, ni esclavos, sino guerreros.

De hecho el sustento y la gloria de todo el imperio se debía a ellos.

Si los jóvenes del pueblo asistían a una escuela y los hijos de la nobleza a otra,

Se debía a que estos centros de enseñanza eran tan especializados, que se les educaba para las tareas que desempeñarían en la sociedad.

Por ejemplo el artesano, era preparado para buscar la belleza, en tanto que el gobernante, era para ser justo.

Y un imparcial regente, que representaba todo lo que identificaba a los aztecas como nación.

Sin embargo TODOS por igual recibían un riguroso entrenamiento militar, ya que la vocación mexica era guerrera por excelencia.  En ambas escuelas iniciaban sus actividades en la madrugada y con un baño de agua helada.

Después venía un desayuno muy parco, seguido por clases específicas para las diferentes vocaciones.

Y lecciones generales que todos debían dominar; porque era primordial la preparación religiosa,

Pues todos eran considerados un sacerdote en potencia.

De esta manera memorizaban himnos para los dioses y cantares en los que se recordaban las glorias de sus antepasados.

La manera en que los dioses habían creado el mundo y las historias de ellos mismos, en el linaje al que pertenecían.

La tarea no debió ser sencilla, considerando que el panteón divino de los mexicas, era en extremo abundante y complejo.En el terreno práctico aprendían, practicaban y se especializaban, en el uso de las armas y el combate cuerpo a cuerpo.

Una de de ellas era el Atlatl, un propulsor de lanzadardos o “brazo extendido”,  conocido en diversas regiones del mundo.

Y otra era el Macuahuitl, una especie de espada de madera, con fuertes filos de obsidiana,

Que era manejada con letal maestría y causaba mucho daño.

Sus demás actividades era dar mantenimiento a los templos y trabajar las tierras comunes.

Telpochcalli (en náhuatl ‘casa de los mancebos’), eran centros en los que se educaba a los jóvenes del pueblo,

A partir de los 7 años, para servir a su comunidad y para la guerra.

A diferencia de los nobles que asistían al Calmécac.

Esta división no tenía nada que ver con clasismo o prejuicios llenos de soberbia e ignorancia, como sucede en la actualidad.

Conocidos generalmente como macehualtin, los hijos de los plebeyos, asistían al Telpochcalli.

Estas escuelas para jóvenes se encontraban en cada barrio o Calpulli.

El mundo mexica se caracterizaba por el cuidado que ponían los gobernantes, en el buen funcionamiento de su sistema educativo.

Las escuelas de Tenochtitlan atendían a los jóvenes de acuerdo con su extracción social:

Los hijos de los nobles acudían al Calmécac, institución que se hallaba dentro del recinto ceremonial,

Mientras que los vástagos de los demás pobladores conocidos como macehualtin,

Asistían a las escuelas de jóvenes, llamadas Telpochcalli, que había en cada barrio de la ciudad.

La vida en ambos centros era un entrenamiento muy fuerte,

Porque los ideales eran muy elevados, sus objetivos mistéricos y sus experiencias cosmogónicas, también lo demandaban así. Desde la madrugada comenzaban las extenuantes actividades.

Solían memorizar los himnos con los hechos relevantes de sus ancestros y las alabanzas a sus deidades.

Además de aprender y ejercitarse en el manejo de las armas como el átlatl, instrumento utilizado para lanzar pequeñas lanzas

Y el macuahuitl, la espada de madera con filos de obsidiana.

Los alumnos tenían otras obligaciones, como la de dar mantenimiento a los templos (Teocalli), acarreando los materiales necesarios.

Y trabajando las tierras heredadas de forma colectiva para su sustento.

Especialmente se buscaba su resistencia al dolor mediante prácticas de autosacrificio.

Tortura del tlatoani Cuauhtémoc, para que les entregara a los españoles el Tesoro de Moctezuma

El  gran fracaso de los estudiosos y expertos que en su momento, desde hace medio milenio registraron en diferentes códices,

Fué porque solo interrogaron para conocer la cultura que habían sometido.

Pero NO absorbieron lo trascendental y que forjaba el espíritu de los aztecas.

Y tanto los antiguos como los modernos, fueron incapaces de comprender donde radicaba la grandeza de los pueblos mesoamericanos.

Por eso saqueron las riquezas materiales; porque eso era lo ÚNICO que les importaba…

Llamaron a los conquistados y sometidos, “bárbaros”, cuando la única barbarie existe en quién sólo acepta lo material como idiosincracia.

Y no tiene la menor idea de que existe un mundo espiritual y lleno de energía cósmica a nuestro alrededor.

En la actualidad los ateos “expertos” y eruditos en antropología e historia,Cometen el mismo error tomando como “mitos” lo que su ignorancia crasa y su lerda inteligencia embriagada de soberbia,

NO puede aceptar; porque ha sido nublada por las Tinieblas de Satanás, en todos los ámbitos en que vivimos.

Uno de los más lamentables, es la “erudición voluntaria” y totalmente humana, que se introdujo en la Iglesia y ha arrasado también  con los que debieran vivirlo y combatirlo desde los púlpitos,

Pero al parecer los únicos activos son los masones eclesiásticos y SON los que están destrozando la Iglesia desde su interior. 

Ese espíritu lo absorbieron en el meztizaje, los que amando a México, lo siguen engrandeciendo.

Porque es lo que da la esencia a nuestras ancestrales tradiciones…Y que se refleja en  la trascendencia de nuestro espíritu indomable.

Por eso los aztecas eran extraordinarios practicando su religión y NO FALLABAN,

Porque lo llevan metido en su sangre y eran tan expertos, que esto mismo fue su perdición, cuando se toparon con la brutalidad española.

El momento de la Caída de Tenochtitlan, ya había sido decretado por Dios.

Y esto da una explicación plena a las actitudes del Tlatoani Moctezuma Xocoyotzin,

Que fue TODO menos un cobarde y ESTO LO CONVIRTIÓ, en un frágil obstáculo a la arrogancia española.

Porque para los aztecas, sus fortalezas fueron convertidas en sus debilidades.

También espiritualmente hablando, FUE OTRA BATALLA ÉPICA.

Que Quetzalcoátl y todos sus compinches perdieron,

Cuando la Tierra Azteca fue conquistada de la misma forma como sucedió con Josué,

en el cap. 18 del Deuteronomio.

México Lindo Y Querido

Ana Gabriel

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti

que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

Que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí México,

lindo y querido Si muero lejos de ti

Voz de la guitarra mía,

al despertar la mañana

quiere cantar su alegría

a mi tierra mexicana

Yo le canto a sus volcanes

a sus praderas y flores

que son como talismanes

del amor de mis amores

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti

que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

Que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

México Lindo y Querido

si muero lejos de ti…

Cielito Lindo

Ana Gabriel

¡Ay, ay, ay, ay!, canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

De la sierra, morena

cielito lindo, vienen bajando

un par de ojitos negros

cielito lindo de contrabando

De la sierra, morena

cielito lindo vienen bajando

un par de ojitos negros

cielito lindo de contrabando¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

Ese lunar que tienes,

cielito lindo junto a la boca,

no se lo des a nadie

cielito lindo que a mi me toca

Ese lunar que tienes,

cielito lindo junto a la boca,

no se lo des a nadie

cielito lindo que a mi me toca

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

¡Ay, ay, ay, ay! canta y no llores

porque cantando se alegran

cielito lindo los corazones

Canción Mixteca

Patricia Trujano

Que lejos estoy del suelo
Donde he nacido.
Inmensa nostalgia
Invade mi pensamiento.
Y al verme tan solo y triste
Cual hoja el viento.
Quisiera llorar, Quisiera morir
De sentimiento.Oh! tierra del sol
Suspiro por verte.
Ahora que lejos
Yo vivo sin luz.
Sin amor.
Y al verme
Tan solo y triste
Cual hoja el viento
Quisiera llorar, Quisiera morir
De sentimiento.

Que Suerte La Mia

Jose Alfredo Jimenez

Te vas por un momento

Te vas diciendo que vuelves

Que vuelves pronto

A quererme mas

Te vas y yo presiento

Que aqui se acaba todo

Que ya a mi vida, no volveras.

Que triste agonia

Tener que olvidarte

Queriendote asi

Que suerte la mia

Despues de una pena

ERES MÍO, DEL SOMBRERO A LAS ESPUELAS.

Volver a sufrir.

Que triste agonia

Despues de caido

Volver a caer

Que suerte la mia

De estar tan perdido

Y volver a perder.

Amor, amor sagrado

Asi me lo habias jurado

Ante una virgen Ante un altar

Saliste igual que la otra

Juraste muchas cosas

Y al verme herido

Tambien te vas.

Que triste agonía

Tener que olvidarte

Queriendote asi

Ni contigo, ni sin tí, tienen mis penas remedio. CONTIGO porque me matas y SIN TÍ, porque me muero…

Que suerte la mia

Despues de una pena

Volver a sufrir.

Que triste agonia

Despues de caido

Volver a caer

Que suerte la mia

De estar tan perdido

Y volver a perder.

E32 VIVIR MURIENDO


La Ciencia de la Muerte

Dios creó todo, pero la Muerte, NO es obra suya. Dios NO creó la Muerte. Ha sido generada por los esponsales humanos con Satanás.

Adán la generó, antes de generar a su hijo, cuando débil ante la debilidad de la Mujer pecó seducido por ella, bajo el silbido de la Serpiente y las lágrimas de los ángeles.

Pero la pequeña muerte NO es un gran mal, cuando con ella cae como una hoja que ha terminado su ciclo, la carne.

Al contrario, es un bien porque nos regresa a nuestro Origen, en donde un Padre nos Espera…

Y así como NO ha hecho la muerte de la carne, Dios tampoco ha hecho la muerte del espíritu.Al contrario, él mandó al Resucitador Eterno, a su Hijo Jesucristo a darnos la Vida, a los que estábamos muertos.

El milagro de Lázaro, del joven de Naím y de la hija de Jairo, fueron milagros de la pequeña muerte.

De Magdalena, Zaqueo, Dimas, etc. Todos muertos en el espíritu, Jesús hizo vivos en el Señor.

La muerte da gloria a Dios, cuando es aceptada y sufrida con santidad.

La muerte es una voluntad de Dios que se cumple.

También aunque el ejecutor de ella, sea un hombre feroz que se ha vuelto árbitro de los destinos de los demás.

Y por su adhesión a Satanás, se convierte en instrumento para atormentar a sus iguales, asesinando a los mismos y siendo maldito por Dios.

La muerte es siempre la extrema obediencia a Dios, que amenazó con la muerte al hombre por su pecado.

La muerte del cuerpo, es liberación del espíritu.

Nuestra vida en la Tierra no es más que una gestación para nacer a la Luz, a la Vida.

Muchos miran con horror la fosa sepulcro oscuro, donde el cuerpo que se ama con idolatría, vuelve a la verdad de su origen: Lodo.

Fango del cual se suelta una flama, una luz: el alma.

Qué es lo que hace valioso al cuerpo con el espíritu, que es manifestación de Dios y ante el cual la carne es una nada despreciable.

El hombre cuida mucho de los derechos de la carne que es perecedera y mortal.

Y que solo cuando es tenida como esclava del espíritu y NO dueña del espíritu, puede convertirse a su debido tiempo en regia habitante del Reino de los Cielos.

La pequeña muerte es la que nos saca de la tierra y libera nuestro espíritu de la carne.La gran Muerte es la que mata lo inmortal: el espíritu. De la primera se resucita. De la segunda NO se resucita en la eternidad.

Se estará para siempre separado de la Vida, porque Dios es nuestra vida.

Los animales obedeciendo la orden de los instintos saben regularse en la comida, en los connubios, en el escogerse las madrigueras.

Y el hombre con sus continuas desobediencias en el orden natural y sobrenatural, muchas veces se da la primera y la segunda muerte; con abusos en sus placeres y en sus vicios.

Matando también su carne; al manejarlos como si fueran armas esgrimidas en un loco frenesí de autodestrucción, matando su alma.

Buscan la muerte con los errores de la vida. Y la perdición con las obras de sus manos.

Siempre es justa la hora de la muerte, porque es dada por Dios. Él es el Dueño de la vida y de la muerte.

Y si NO son de Él ciertos medios de muerte usados por el hombre por instigación demoníaca; son siempre de Él, las sentencias de muerte dadas por Él,

Para quitar a un alma de un tormento terreno demasiado atroz o para impedir mayores culpas a aquella alma.

La muerte es siempre un calvario, grande o pequeño, pero siempre calvario. Aunque las apariencias indiquen lo contrario. Porque es proporcionada por Dios, a las fuerzas de cada uno de sus hijos.

Fuerzas que Dios aumenta a medida que la muerte que ha destinado para su creatura, es cumplida santamente.

Cuando la hora de la reunión con Dios está más próxima, es más necesario aumentar la Fe, porque en la Hora de la muerte Satanás nunca se cansa de perturbar con sus trampas: Es astuto, feroz, lisonjero y con sonrisas, con cantos, con engaños, aparentes caricias de sus garras.

Tratando de hipnotizar con silbidos repentinos con los que siempre ha buscado doblegarnos; aumenta sus operaciones para arrancarnos del Cielo.

Y es precisamente en esta hora cuando debemos abrazarnos de la Cruz, para que las olas del último huracán satánico no nos sumerjan.

Después viene la Paz Eterna. Hay que tener ánimo.

La Cruz es la fuerza en la Hora de la muerte.

El justo no le teme a la muerte, porque sabe que al obrar el bien tiene la sonrisa de Dios.Para los impíos la muerte es pavorosa. Tienen miedo. Y más miedo todavía cuando sienten que NO han actuado bien o lo han hecho mal del todo.

La boca mentirosa del hombre trata de engañarse a sí mismo, para consolarse y engañar a los demás:

Yo he actuado bien’

Pero la conciencia, que está como un espejo de dos caras bajo su rostro y el Rostro de Dios; acusa al hombre de NO haber obrado bien y de NO obrar para nada bien como lo proclama.

Y es entonces cuando un gran miedo los molesta: el miedo del Juicio de Aquel que todo lo conoce. Y aquí la gran pregunta:

¿Por qué si se le teme tanto como a Juez, NO evitan el tenerlo como tal?

¿Por qué lo rechazan como salvador y NO lo aceptan como Padre?

¿Por qué si lo temen, NO actúan obedeciendo sus Mandatos y NO lo saben escuchar con voz de Padre que guía, hora por hora con mano de amor? Si al menos lo Obedecieran cuando habla con voz de Rey.

Sería obediencia menos premiada, porque es menos dulce a su corazón. ¡Pero sería Obediencia!

Entonces, ¿Por qué NO lo hacen y sin embargo le tienen pavor a la muerte?

La muerte NO se evita y son felices los que llegan a ella vestidos de amor, al encuentro de Aquel que los espera.

Temen a la muerte aquellos que NO conocen el Amor y que NO tienen la conciencia tranquila.

Éstos, cuando por enfermedad, por edad o por cualquier otro motivo, se sienten amenazados por la muerte; se asustan, se afligen o se rebelan.

Intentan por todos los medios y con todas sus fuerzas, escapar de ella.  1MUERTEInútilmente, porque cuando la hora ha sido señalada, ninguna cautela vale para desviar la muerte.

La muerte de los inocentes que mueren sin rencor, es bella como un martirio.

Y como NO tienen la mancha del Odio, también son víctimas que Dios toma como hostias.

Son las flores de hoy, cortadas por el Enemigo de Dios que busca destruir a sus hijos.

Y por el Odio desencadenado con todas sus fuerzas,En el fragor del Infierno de la violencia, en su máximo esplendor.

NO solamente la muerte del pecador es horrible, sino también su vida. 

NO hay que ilusionarse sobre su aspecto exterior, es un maquillaje. Un barniz para cubrir la verdad.

Porque una hora; solamente una hora de la Paz del justo, es incalculablemente más rica en felicidad, que NI la más larga vida de pecado.

Las apariencias indican lo contrario.

Y así como a los ojos del Mundo NO aparecen la riqueza y la alegría de los santos;

Así también se esconde el Abismo de inquietud y de insatisfacción que hay en el corazón del injusto.Y del que como cráter de un volcán en erupción vomita vapores acres, corrosivos y venenosos; que intoxican  a los desventurados, cada vez más.

Tratan de sofocar la inquietud buscando darse todas las satisfacciones que apetecen en su ánimo extraviado

y por lo mismo satisfacciones de Maldad, porque están fermentados en ella.

Los pecadores obstinados e impenitentes, llegan a la perfección del Mal y su muerte es un horror que los hace estallar en la otra vida,

Porque los sumerge en un horror mucho más grande:

LA GRAN MUERTE.

El alma tiene derecho a la Vida Verdadera.

El alma muere cuando se la mantiene separada de Dios.

Hay que nutrirla lo más posible con la Palabra de Dios.

Y solo así saturados de Él, todos los días tendremos vitalidad espiritual, para vencer todas las asechanzas y todas las tentaciones.

La muerte del espíritu se puede constatar a la medida que se pierde la noción del Bien y del Mal.

El alma que se ha sumergido en la impenitencia final, es incapaz de sentir NI siquiera remordimientos

Y SE VUELVE INSENSIBLE AL DAÑO CAUSADO AL PRÓJIMO

La falta de remordimiento es la señal de su decadencia espiritual.El espíritu está muerto cuando NO se tiene la gracia vivificante del Espíritu Santo.

Y ES CONTROLADO POR SATANÁS

Un espíritu muerto, comunica su muerte al alma y de la misma manera que un espíritu vivo, trasmite su vida al alma.

Como la sangre trasmite la vida al cuerpo, así el espíritu proporciona la vida al alma.

¡Hay que vivir! Sólo entonces la muerte no será un fin, sino un pincipio. Un principio de alegría sin medida.

El espíritu es el señor de nuestro ser y cuando está muerto es un esclavo.

Y ésta será la culpa de la que responderemos.El hecho de que el hombre lo atropelle y lo mate, NO le cambia su característica de señor de nuestro ser.

El que deja que el Enemigo mate su espíritu se convierte en cómplice del delito de Deicidio.

Porque a los ojos de Dios, el espíritu es la parte selecta que Él Mismo dio al hombre y permite a Dios convertirnos en Templos Vivos e hijos suyos.

El espíritu es el que volverá a animar la carne, en la hora del Último Juicio.

Resurrección gloriosa del espíritu vivo o tremenda realidad,

para merecer la Segunda Muerte. 1SEGUNDA MUERTEDios NO quiere moradas hechas por mano de hombre.

Él quiere los templos VIVOS que Él hizo con sus propias Manos.

Templos de sangre y de alma.

Templos que la Sangre de Jesús ha revestido de Púrpura Inmortal, Purificando sus preciosos altares.

Esto es lo que Él quiere para reconciliarse con el hombre.

Las tentaciones son inevitables, pero ellas por sí solas NO hacen daño.

Son malas cuando cedemos a ellas.

Nunca serán más fuertes que nosotros, porque el Padre siempre da fuerzas superiores a quién quiere permanecer en el Bién.El Mal está, cuando deseamos ceder al mal y es entonces cuando nosotros mismos saboteamos las fuerzas de Dios con una voluntad perversa, al abandonarnos al beso de la Tentación.

Cuando procedemos así, sometemos al alma a un trance de muerte y de un alma enferma o moribunda, salen aquellos sentimientos que causan asombro.

Y NO debería. En un cuerpo corrupto están los hedores de la muerte y en las almas corruptas, están las manifestaciones de Pecado.

Por eso hay que ser cristianos verdaderos y NO de nombre o de palabra.

El signo de la Cruz debe ser grabado en las fibras vivas de nuestro corazón, NO sobre frontones vacíos. 1Jesus_cruzHay que abrir el corazón al Amor

Para el cristiano, la muerte ha sido destruida con la Muerte de Jesús.

Nuestras culpas han sido anuladas con su Sangre. En anticipo Él nos ha rescatado.

Y el espíritu que es impulsado por el Espíritu Santo, debe dar obediencia y agradecimiento a Dios por los dones del Espíritu Santo

que auxilian al espíritu vivo en el que Él habita y nos convierte en verdaderos hijos de Dios.

 Y por eso hay que imitar en todo a Cristo.

¿Hay sufrimiento?

Hay que reflexionar en quién nos hace sufrir. Veremos que es el hombre. Siempre está el nombre de un hombre, detrás de la causa de nuestro sufrimiento y solo Dios puede aliviarlo.

¿Nos sentimos débiles en el espíritu y mortificados por nuestras caídas?

Examinémonos bien ¿Somos nosotros los que pusimos los medios y NO huimos de nuestros tentadores?

En nuestra alma la culpa ha sido lavada por el Bautismo, pero han quedado los fomes.

Por eso debemos rechazar totalmente las tentaciones y buscar siempre la semejanza y la perfección, tal como lo ordenó el Mandato de Jesús.

Quién espontánea y premeditadamente mata su alma,

termina casi siempre por matar también su cuerpo.Violento contra su alma, se vuelve violento contra su carne.

Y la mata con sus vicios, terminando por suicidarse, como lo hizo Judas.

Quién sin premeditación mata su alma con el pecado mortal, pero poseyendo voluntad de vida, arrepentido busca regeneración y confía en la Misericordia,

NO solo devolverá la vida a su espíritu, sino por la humillación de la caída, disminuirá en soberbia y crecerá en su amor por Dios.

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU

VIVIR MURIENDO

El que quiere vivir por el espíritu y quiere llevar a otros a que vivan la misma vida,

debe posponer la carne; hasta casi matarla, para cuidar solo del espíritu.

El hombre debe pasar por una autogénesis a una segunda creación.

Volver a crearse y hacer que el espíritu reine hasta llegar a la perfección.

Por eso hay que llorar por las culpas, pero ¡Hay que levantarse!

NO siendo muertos vivos y formar parte en el futuro, de los eternos condenados.

El amor es el factor más potente que Jesús nos da en anticipo, para estimular un cambio.

El hombre es como un niño que aprende a hacerse adulto e independiente de la ayuda de otros, precisamente como lo necesita un incapaz que debe ser ayudado en todo; para crecer, nutrirse caminar.

Y lo auxilia el que ya está formado, habiendo alcanzado la edad perfecta en el cuerpo, en el intelecto, en el espíritu.

Y Jesús hace de ‘madre’ para hacer del hombre ‘infante espiritual’, un adulto de la estirpe selecta,

Un regio sacerdote, una hostia viviente, que continuamente se ofrece a Dios como Cristo, con Cristo, por Cristo; a fin de continuar el Sacrificio Perpetuo que se ha iniciado con Cristo y que terminará hasta el Fin de los Siglos.

Y la leche que nos nutre, es su Caridad.Verdaderamente los hombres han sido redimidos por el Amor,

antes que por la Sangre y que la Muerte del Hijo de Dios.

Y es su Amor el que da la madurez necesaria, para que el alma aprenda a ser vino y hostia, consagrados a su Amor.

El hombre es un ser que solo delante del holocausto, se rinde.

Jesús obtuvo su triunfo, después de la Muerte. Y lo mismo es para sus discípulos.

Para ser harina de hostias, es necesario saberse despojar de todas las impurezas por el Amor.Ninguna otra cosa como el Amor, es absoluta en operar esta depuración de la personalidad, para volverla apta para vivir en el Cielo.

Pero después de tanto dolor, toda la amargura que se vive por amor a nuestro Rey, la encontraremos convertida en dulzura.

Todas las heridas con las que seamos afligidos, serán gemas eternas. ¡Todo el dolor será júbilo!

El tiempo pasa y todo instante pasa. Solo queda Dios y con Él, su Eternidad.

Cuando se piensa en esto, se anhela el Dolor como el aire para respirar.1VIDLa uva es más dulce, cuanto más madura es y más madura es, cuanto más sol agarra.

El dueño de la viña no cosecha su uva para hacerla vino, si no está bien madurada.

Y para que madure: la poda de modo que el sol pueda descender y circular entre racimo y racimo.

Y hacer de los granillos ásperos y verdes, otras tantas perlas de líquido azucarado.

En el otoño, después de tanto sol y tanta podadura, las uvas están bellas y ya son útiles al hombre.

Dios es el Sol y las almas-víctimas, la viña donde debe formar el Vino Eterno.

Dios es el Sol y el Viñador. Las circunda y las inunda con sus rayos.

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. 2 El Padre corta todos los sarmientos unidos a mí que no dan fruto y poda los que dan fruto, para que den más fruto. Jesús no dice que él es la cepa o el tronco de la planta, dice que es la Vid, incluyendo también los sarmientos y el fruto. La poda es la labor constante y amorosa del Padre. La limpieza, el crecimiento, el cuidado de la planta, necesita la poda. El VIñador poda los brotes de soberbia, de egoísmo, de rutina, de insolidaridad… Poda, con esmero y cariño, todo lo que impide dar fruto. Sus cuidados siempre están dirigidos a ayudarnos a dar más y mejores frutos.

Y los mortifica para que sean verdaderos sarmientos cargados de fruta y NO vanos zarcillos que NO sirven a nadie.

Es necesario que el Sol y el Viñador los trabajen a su completo placer en las almas.

Y ellas deben imitar a los racimos que no hacen voces de protesta, ni hacen resistencia al Sol y al Viñador.

Sino al contrario, se dejan abrir para recibir los rayos cálidos. Se dejan medicar con líquidos apropiados.

Se dejan acomodar sin reacción alguna. Y así se hacen siempre más grandes y dulces. Un verdadero prodigio de jugos y de belleza.

También las almas deben desear el sol y la obra del Eterno Viñador, cuanto más se acerca para ellas la hora de la Divina Vendimia

NO están destinadas al Místico Lagar, los racimos reacios y enfermos que NO han querido volverse maduros, sanos y dulces.

Y que se han escondido, para NO ser curados.

Los que son dignos de la Vendimia, son los racimos que NO han tenido miedo de ser podados y medicados. Y que dócilmente se han sacrificado en sus gustos por Dios.

Cuando la Vendimia se avecina, las almas-víctimas deben aumentar sus esfuerzos, para absorber cuanto más puedan de Dios.

Él los convertirá en Licor de Vida Eterna. Deben secundar su generosidad, para secundar las Obras de Jesús.

Él quiere hacer de ellos, racimos dignos de ser puestos a los pies del Trono de Dios.

Almas-víctimas. Los corredentores tienen el deber de salvar primeramente a sus familias.Y Jesús tiene con ellos los mismos cuidados que el Viñador tiene con las plantas haraganas.

Aunque ahora no sepan darnos las gracias, cuando lleguen a la Vida las darán; porque la Luz les ilumina horizontes que su humanidad les vela.

Y con éstas promesas no hay que llorar, sino continuar orando, llorando y sufriendo por ellos, en los brazos de Jesús que son más dulces que aquellos de todas las madres.

Jesús nos devolverá los seres que hemos amado, en un Reino donde la triste muerte de la tierra NO tiene acceso y donde la horrible muerte del espíritu, ya no es posible.

Las promesas de Jesús secan las lágrimas, cuando desciende esta esperanza que es fe y bendición. La separación es penosa, pero cuando sabemos que NO ES TOTAL, el dolor disminuye.VIVIR MURIENDO ES MORIR AMANDO 

Y morir amando es seguir el camino de la Cruz. Es amar el calvario, el dolor, el sacrificio, hasta el martirio Total.

MORIR AMANDO

Amar Es morir. Amar totalmente, es morir totalmente.

Para el que ama, la muerte deja de ser Destrucción para volverse Construcción.

El que muere construye, reedifica.

1Camino_de_cruZ

EL CAMINO DE LA CRUZ

El que ama se dona totalmente, con una generosidad absoluta, porque lo único que desea, es la felicidad del ser amado y su completo bienestar.

Para el alma-víctima que llega a amar a Dios con un amor total, la muerte es la Ofrenda con la cual agradece todos los dones recibidos de Aquel que murió por ella primero y obtener la sonrisa y el beso de Jesús, es la máxima de las recompensas.

EL CAMINO DE LA CRUZ  

El Amor fue el sacerdote del Calvario.

El Amor es el sacerdote del místico altar donde se realiza la inmolación total, para morir por el Dios Único y Trino, al cual ha llegado a amar de tal forma, que la muerte no solo ha perdido su horror, sino que se ha convertido en una imperiosa necesidad,Con la cual puede abrazar a su Dios, al probarle de esta manera, como Él es más importante que su propia vida y NO puede ahogar el grito de su corazón, que clama jubiloso en una triple oblación.

Morir amando es una gloria que solo puede comprender el que la prueba.

Morir amando es rendir el Verdadero Culto a Dios. 

Morir amando solo se puede gozar cuando se ha aprendido la Ciencia de la Muerte y una dulzura inefable envuelve las palabras:

“Sacrifícame Señor mío y Dios mío, porque te adoro sobre todas las cosas…”El Amor de Dios, el hombre lo rechaza con desprecio y en los tiempos actuales, el Amor Vilipendiado de Dios, por Justicia y Respeto de su Perfección, NO puede soportar más las afrentas.

Dios llama una y otra vez por todos los medios, pidiendo que se abran los corazones a su Amor Intensísimo y que se hagan víctimas, aceptando ser consumidos, para darle alivio al Amor.

Advierte que es la Hoguera de un Holocausto lo que ofrece; pero que NO huyan de Él, los que NO se han vendido a Satanás.

Ninguno, por más pequeño y mezquino que sea por su estado de pecado debe creerse rechazado por Él. Eso es Misericordia.

Y de las almas más miserables, puede y quiere hacer, estrellas fulgidísimas para su Cielo. Y repite su amoroso llamado:

“YO TE AMO TAL COMO ERES, EN ESTE MOMENTO.”

            NO importa los pecados que hayas cometido. Ya los he pagado Yo en la Cruz. En Ella y con los brazos abiertos, te estoy diciendo cuanto te amo.

Te estoy esperando. Arrepiéntete y conviértete. SOY TU PADRE Y TE AMO.

 Quiero darte consuelo y alivio. Venid a Mí, todos. Pobres, manchados, débiles y los haré reyes. Dadme vuestra miseria, Yo la cubriré con mi Grandeza.

Dadme vuestras tinieblas y Yo os daré mi Luz. Vuestras imperfecciones y Yo os daré mi Perfección. Vuestro egoísmo y Yo lo cubriré con mi Bondad.  

¡Venid! Entrad en mi Amor y dejadlo entrar en vosotros. Soy el Pastor que se fatiga hasta la muerte por la oveja perdida y por ella Yo he dado mi Sangre.

¡Oh, mis corderitos! No teman si muchos harapos y manchas hay en vuestros vestidos y heridas en vuestra alma.

Abrid solo el corazón y aspirad mi Amor. Seréis justos para con Dios y para con vosotros mismos, porque daréis consuelo a Dios y a vosotros, salvación.

¡Venid! Generosos que me amáis ya. Arrastrando a los hermanos que titubean todavía.

Si en todos pido que me permitan entrar, es para dar alivio al Amor Rechazado.A vosotras amadísimas almas-víctimas, pido de daros totalmente a Mí.

Seréis destruidos sobre la Tierra por mi Amor vehemente, pero recreados de una gloria tan alta, como vosotros NO lo podéis concebir.

¡Qué fulgor tendrán las almas que acogieron el Amor de Dios, hasta ser consumidas por Él!

Tendrán el Fulgor mismo de mi Amor que quedará en ellas:

Fuego y Gema eterna de Divinísimo Esplendor. 

N252 EL MISTERIO DE LA MUERTE 2


Marzo 27 de 2019

 Habla Dios Padre

Hijitos Míos, la Muerte, para unos es el momento más deseado de sus vidas; para otros, el más temido. ¿En qué consiste la diferencia?

Míos, la Muerte es el momento deseado de Mí Corazón; es el momento en el cuál vuestras almas regresan a Su Creador después de un largo viaje.

Es el momento del coloquio Divino entre Vuestro Dios con Su creatura, es el momento del intercambio amoroso de las almas con Su Dios; es el pase a una nueva vida.

Vosotros, vuestras almas, Me pidieron el Don de la vida para servirMe en la Tierra, para llevar Mí Amor, Mí Compasión a los necesitados, Mí Ternura a los afligidos, Mí Redención a los pecadores.

Vosotros hicisteis un pacto de amor y donación de vuestra voluntad aquí en el Cielo, para bajar a la Tierra y poder ayudarMe en la salvación de las almas;hicisteis un pacto de amor para procurarMe felicidad al hacer Mí Voluntad.

¿Cómo no voy Yo a resistir abrazaros y buscaros cuando vosotros retornáis a Mí Reino, después de una larga o corta travesía por la Tierra?

¿Cómo NO voy Yo a hacer fiesta con los Míos, por vuestro retorno a la Casa Celestial?

¿Cómo NO voy Yo a gozar de vuestro regreso triunfal después de que habéis dejado Mí Presencia y Mí Amor entre vuestros semejantes?

Sí, hijitos Míos, la muerte es alegría en el Cielo, es alegría en Mí Corazón, es el momento de la eterna unión; es el principio de una nueva vida probada en el Amor, después de la donación y triunfo de vuestra alma a Su Dios,Es la coronación a vuestras almas por Su Dios por haberos donado para llevar Su Santo Nombre y Amor a los vuestros.

Esto hijitos Míos, es en realidad la muerte, vuestra muerte; la cuál NO es fin, sino principio, Principio de Gloria,

Principio de Mí Amor a vosotros para un gozo eterno. Es el regreso e intercambio de experiencias de Vuestro Dios con vosotros.

Es el recuerdo de Mí Presencia en vosotros, de Mis Cuidados amorosos mientras cumplíais vuestra misión, vuestra donación.

Es el recordar vivencias y de aceptar errores. Es momento de purificación gloriosa ante un Dios que os ama por sobre todas las cosas.Es el momento de enfrentarse a la Verdad de Mí Corazón, pero es el momento del enfrentamiento con Mí Misericordia, con Mí Amor.

Si vuestra alma llega a Mí, deseosa de unión a pesar de vuestras faltas, deberéis estar seguros de que Yo seré para vosotros Amor Total.

NO encontraréis al Juez que muchos temen y que os imagináis. Sino encontraréis al Padre compasivo, al Padre que entiende perfectamente vuestra pequeñez y que sabrá disculpar todas vuestras faltas.

Si es vuestra humildad y arrepentimiento los que se presenten ante Mí, Yo os abrazaré y enjugaré vuestras lágrimas de dolor por haberMe contristado.

Si es vuestro pequeño amor el que viene ante Mí a dar cuentas al Amor, Yo lo colmaré y lo engrandeceré y será vuestro triunfo eterno ante vuestros hermanos en Mí Reino Celestial.   Hijitos Míos, ¡Cómo deseo el encuentro final! ¡El encuentro del Principio! Mí Corazón se llena de alegría infinita al ver a las almas que retornan-

Y Yo, como si no supiera nada de vuestras vidas y de vuestra misión en la Tierra, Me gusta escucharos. Me gusta compartir de vuestra vida pasada, Me gusta vivir con vosotros vuestra vida.

El encuentro final ¡Qué alegría! Deberéis desear y pedirMe éste encuentro final, porque debéis estar seguros que Mí Gozo es grande al teneros nuevamente ante Mí y porque deseo nuevamente fundiros a Mí Ser y así, Yo compartir con vosotros Mis Gozos y Gloria por toda la Eternidad.

Hijitos Míos, NO temáis éstos momentos de gran Gloria y Amor de Mí Corazón. Si vosotros tenéis plena Fé y Confianza en Mí Amor, NO temáis,

Yo conozco perfectamente vuestra pequeñez, vuestros defectos y vuestros pecados. Yo os conozco mejor que vosotros mismos, puesto que Yo os creé y os acompañé desde el primer momento de vuestra existencia.  

Yo os he amado desde siempre y Mí Amor hacia vosotros, cuando con vuestra libre voluntad, Me pedís bajar al Mundo a servirMe, sabiendo los peligros existentes allá.

Por eso mismo el regreso es gratísimo a Mí Corazón. Mí Corazón es extremadamente sensible a las muestras de amor que Me proporcionan las almas al donárseme en vuestra libre voluntad.

Debéis estar gozosos con vuestra muerte, porque Me dáis también a Mí, gran gozo y ésta alegría que Me dáis, NO la podréis comprender sino hasta que estéis Conmigo.

NO temáis hijitos Míos, a la unión definitiva, DESEADLA. Un Padre que os ama con un amor que no puede llegar a medir vuestra pequeña mente humana, os está esperando. ¡Me dáis tanto gozo, os lo aseguro!

Tened confianza y venid a Mí arrepentidos y Yo sabré reconfortaros, pero venid. Que vuestros últimos momentos en la Tierra sean de alegría y cantos jubilosos hacia Vuestro Padre, hacia Vuestro Dios,Para que cuando cerréis vuestros ojos se abran acá en Mí Reino y que vuestro gozo y vuestros cantos se unan a los de Mis Ángeles y Mis Santos.

Los que han de temer su muerte son aquellos que durante su vida se dedicaron a blasfemar Mí Nombre, a atacar Mí Doctrina, a tratar de evitar la veneración y el amor a Mí Santísima Hija, la Siempre Virgen María.

Para ellos Sí seré Juez riguroso, ya que todo lo que tuvísteis en la Tierra, todo lo obtuvisteis de Mí.

Vuestra vida, vuestro bienestar, vuestra salud, vuestros hijos, vuestros dones y capacidades y todo, os lo dí a pesar de vuestras blasfemias y negaciones,

A pesar de vuestra falta de amor hacia vuestros semejantes, a pesar de haber hecho lo posible por tratar de destruir la Obra de Mí Hijo sobre la Tierra, por haber tratado de destruir Mí Iglesia.

Esto no es más que la prueba, de que Caín fue el primero en practicar el Bestialismo, con los primates.

Para aquellos Sí seré Juez Severo y NO Padre amoroso, porque Me tuvieron y Me despreciaron; porque los consentí por ser Mis “hijos problema” y NO quisieron escuchar la voz amorosa de Su padre para volverlos al buen camino.

Estos Sí han de temer el momento del encuentro, porque su Vida Eterna será de llanto y dolor. Llanto y dolor que primero Me infringieron a Mí, vuestro Dios, y a pesar de Mí Dolor Infinito, vuestra condenación de dará.

Hijitos Míos, los que Me amáis, Orad por todas ésas almas, las que NO Me aman, las que Me atacan, las que NO desean una vida eterna de alegrías y de Amor de Mí Corazón.

Pedid por su salvación, Orad, haced penitencia y ayunos por ellas, para que Yo pueda romper sus duros corazones y pueda introducirMe por las pequeñas resquebrajaduras y mueva sus corazones al arrepentimiento sincero,

Para hacerles llegar Mí Luz de Amor y pueda Yo por vuestra Intercesión, ganarMe otra alma para Mí Reino.  

Todas las almas Me pertenecen, todos sóis Míos, ¡volved a Mí, hijitos Míos, volved a Mí, os amo!

Uníos a los Méritos de Mí Hijo, unid vuestras pequeñas fuerzas y méritos, a los méritos Omnipotentes de Mí Hijo y así alcanzaréis fuerza insospechada.

Revestíos con Su Vida de ejemplo y amor y purificáos con Su Divina Sangre para que unida a vuestra muerte, os alcance de Mí Hijo, la Gracia de vuestra purificación final.

Y así os presentéis ante Mí, gloriosos y santos y os haga pasar a Mí Reino por toda la Eternidad.

Vivíd bajo la protección amorosa de Mí Hija, vuestra Madre, la Santísima Virgen María, de quién obtendréis todos los cuidados amorosos y santos que vuestras almas necesitan durante vuestra vida sobre la Tierra y que necesitarán al final de ella.Ella os revestirá con la blancura de Su Manto Virginal y Ella os presentará ante Mí y abogará por vosotros cuando os encontréis ante Mí Presencia.

Confiad plenamente en Ella porque os ama mucho más de lo que un padre o una madre de la Tierra os pueden amar. Vivir con Ella y amarla, es signo inequívoco de salvación eterna.

Vivid bajo la Inspiración Divina de Mí Santo Espíritu para que os guíe por el sendero del amor, el sendero seguro de la salvación, tanto vuestra como la de vuestros semejantes.

Y vivíd seguros de que vuestro Padre Celestial os está esperando en ése último suspiro de vida, para abrazaros con el abrazo amoroso y comprensivo, lleno de ternura y de perdón, lleno de disculpas y de salvación, para compartir con vosotros Su Vida Eterna.

PORQUE QUIERO QUE TOMÉIS MUY EN CUENTA, ESTO QUE VOY A DECIROS.

la ventaja de pedirle a Dios QUE NOS DE LA GRACIA DE LA CONVERSIÓN, AHORITA MISMO, es que nos ahorraremos una fatal experiencia si la muerte nos sorprende en pecado mortal…

Queridos hijitos Míos os quiero hacer una ligera semblanza didáctica sencilla pero entendible, sobre el Cielo, el Purgatorio y la Tierra.

El Cielo es vuestro hogar, en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis aún antes de bajar a servirMe.

El Cielo siempre ha existido, NO tiene principio ni tendrá fin, ya que es parte de Mí, como lo sois también vosotros. El Cielo y su gozo lo constituye Mí Amor.

Cuando el alma decide por propio libre albedrío bajar a servirMe, como Mí Hijo lo hizo; atendiendo una necesidad de Mí Corazón, en la ayuda a sus hermanos y la difusión de Mí Amor como alimento y vida, Yo le concedo el Don de la Vida.

El Don de la Vida, como ya os he explicado, es un Don excelso concedido a algunas almas, a las que Yo escojo para bajar a servirMe.

En este PRECISO instante, ese brillo de LUZ es el Espíritu Santo, con el que comienza el Don de la Vida…

NO todas las almas tienen la oportunidad de bajar y, el tener el Don de la Vida. Es un honor grandísimo para el alma y un gozo para Mí, vuestro Dios, al ver que el alma se ofrece a su Dios en amor y sacrificio, para servirMe en la Tierra.

El alma goza en el Cielo antes de bajar, pero podría decirles que su gozo el limitado, según su nivel de creación.

El alma que regresa después de su misión por la Tierra, alcanza niveles superiores de gozo, porque fue escogida por Mí, se donó, se sacrificó por Mí, en sus hermanos, NO sucumbió a las tentaciones fortísimas del Mal y regresó triunfante.

El gozo del alma triunfante se vuelve superior, porque Yo así premio su donación libre y espontánea por servir a su Dios.

Mi hijo Pablo, apóstol de Mí Hijo Jesucristo, os habló algo de ésto, al deciros sobre la existencia de “varios Cielos” a los que otra gran santa les llama “moradas”.  Según haya sido vuestro desempeño, con la misión que os concedí para llevar a cabo sobre la Tierra, podréis alcanzar diferentes niveles de gozo en el Cielo a vuestro regreso.

En todos los niveles el gozo es total, pero como sabéis, NO es lo mismo llenar hasta el borde, un recipiente grande que uno pequeño.

Si amasteis y os distéis por completo, durante vuestra vida, por Mí, en vuestros hermanos, vuestro “recipiente”, vuestra capacidad de gozar en Mí Cielo, será mayor.

Si os distéis menos por los demás, para Mí Amor a vuestros hermanos, vuestro gozo será menor. Si casi NO os distéis, pero al menos algo pequeñito distéis, el gozo que os dé será casi del mismo nivel que teníais antes de bajar.

El gozo que os dé en cada nivel, será total, de modo que NO podréis envidiar el gozo que tenga un alma en un nivel superior, debido a que Yo colmaré plenamente el “recipiente”Vuestra alma según lo crecida que regrese después de su paso por la Tierra, por haber vivido en el Amor y haberlo dejado en las almas de sus semejantes.

Si distéis mucho amor y alimentasteis correctamente a vuestra alma, ella llegará muy crecida, muy madura en el Amor y ella será colmada, como premio a ésa donación.

Si en cambio, NO distéis mucho amor, distéis lo mínimo u os salvasteis por intercesión de otros, NO por méritos propios, vuestra alma llegará pequeña, raquítica, pero aún así la colmaré.

Su gozo será pequeño, como pequeño y raquítico fue el amor que dejó en la Tierra. No podrá desear más, porque NO supo amar más y tampoco envidiará a las almas más crecidas y con más gozo, porque NO le podrá “caber más amor” a su recipiente pequeño, a su alma poco crecida.

Esto Mí Hijo os lo ejemplificó con los talentos. Aquella alma rica en talentos, ella admira Mí obra en ella, siente la responsabilidad, pero se dá a sus hermanos y dá todo,   

Por eso, “al regresar al amo”, o sea, a vuestro regreso a Mí Reino, a vuestro Hogar, Yo le agradezco su buen servicio y le doy más, porque fue fiel en lo poco y ahora le doy mucho más en Mí Reino.

Al que se le dieron menos talentos y también los puso a trabajar, se le dá de la misma forma que al primero y se le premia según su nivel de donación.

Pero NO así al que, aunque se le dio poco y sintió la responsabilidad con su Dios, tuvo miedo y NO hizo nada por Mí Reino entre vosotros.

A éste no sólo se le quita lo que se le dió, sino se le reprende y lo que tenía se le dá al que se le dió más, porque es un alma en la que puedo confiar para trabajar en las cosas de Mí Reino.

La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella. Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse; todo lo creado, sufrió por tal pecado.La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo.

Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

El alma baja de la misma forma que bajó Mí Hijo, con una donación total. La diferencia estriba en que la Esencia Divina de Mí Hijo, NO se podía manchar por el Pecado Original.

Esto es porque Soy Yo Mismo, en Mí Segunda Persona y como Dios, Yo tengo todo el Poder y la Gracia Divina para NO mancharMe con algo que es infinitamente más pequeño que Yo: el Pecado Original, causado por la desobediencia de vuestros primeros padres.  El Pecado afectó a la materia creada de la cual tomáis cuerpo y al encarnaros, vuestra alma va a ser afectada en vuestro desenvolvimiento sobre la Tierra.

 Si el alma toma del alimento debido Oración, vida de amor, Eucaristía; esa alma estará fuerte para vencer las insidias del Mal, en el campo de batalla.

Si el alma NO se alimenta bien, esa alma estará muy atacada y, si NO es vencida, por lo menos muy herida quedará a su regreso a Mí Reino, cuando Yo la mande llamar.

Este campo de batalla –la Tierra- está ahora al mando del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas, además de tratar de haceros caer en la perdición eterna para que NO podáis regresar a Mí Reino, vuestro Hogar.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo.Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas y como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida.

Y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos,

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha, os volvisteis instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.

El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión.

Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia al final de su vida, todas han sufrido “heridas” y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves que aunque ya han sido perdonados sus pecados, tienen que purgar por su mal proceder.  El Purgatorio “sanará” todas esas heridas que el Demonio os causó, porque vosotros lo permitisteis en alguna etapa de vuestra vida.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras; para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al gozo eterno.

Hijitos Míos, que esta pequeña explicación os haga reflexionar sobre vuestro paso por la Tierra y tened presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

Os he concedido el Don de la Vida porque fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para ayudarMe a levantar la Creación al nivel Divino del Principio.He puesto Mí Confianza en cada uno de vosotros, dándoos diferentes talentos para ser puestos al servicio de la salvación eterna de vuestros hermanos y según los uséis, así será vuestro premio eterno.

El tiempo es corto y tampoco sabéis cuándo os he de llamar a cuentas, así que reparad vuestro camino pasado y emprended, ya desde ahora, un nuevo camino basado en Mis Leyes y en Mí Amor.

Yo Soy el Buen Dios que perdona todo un pasado lleno de maldad y al olvidarlo os da la oportunidad de ganaros un buen lugar en Mí Reino, vuestro Hogar de Siempre.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Espíritu Santo de Amor. Recibid, también, las bendiciones de Mí Hija, la Santísima Virgen María, Madre del Salvador y Redentor del Mundo.

http://diospadresemanifiesta.com/

N252 EL MISTERIO DE LA MUERTE 1


27 de Marzo de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo 
Dicen las Escrituras: “Si Jesucristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra Fé.” Yo, con éste hecho os demostré, nuevamente y para siempre, el Poder de Dios.

Durante Mi Vida Pública hice innumerables milagros y de entre ellos, resucité a varios muertos; así vencí a la muerte en varias ocasiones. Y coroné Mi Triunfo Personal al volver a la vida al Tercer Día de Mi Muerte.

Yo Soy un Dios de Vida que bajé a servir a Mi Padre trayéndoos Su Plan de Vida. Vida para el Mundo y para recordaros la forma de vida que se tiene en el Cielo.

Yo Soy un Dios de Vida que NO deja caído ni al muerto de cuerpo, ni al muerto espiritual. Este hecho es mucho más importante y lo debéis reflexionar profundamente.

La Muerte Espiritual os va a producir muerte eterna; en cambio la muerte física, sólo os marca el fin del tiempo permitido por vuestro Dios para servirle en la Tierra. 

Jesús la experimentó cuando convertido en Pecado, fue separado de Dios, por eso sudó sangre en la Agonía del Getsemaní

La muerte espiritual puede existir y de hecho existe, en personas físicamente vivas; pero los pecados graves causados contra el Amor de vuestro Dios, causan la muerte a vuestra alma.

Os volvéis cadáveres nauseabundos caminando por el Mundo. Estas son palabras fuertes, pero si las meditáis, las comprenderéis mejor.

Un cadáver hiede a los pocos días de muerto el individuo y nadie se le acerca. Una persona que vive en pecado mortal, que sólo produce mal, que sus acciones son causa de problemas y de maldad hiede en vida,

Nadie se le quiere acercar, porque saben que al tener contacto con tal persona, sólo se puede recibir mal, ataque, calumnia o aún la muerte.

Por ellos, Yo también os dije: “Yo vine a rescatar al pecador, para que se convierta y viva”. Al rescatar al pecador le doy la oportunidad de enmendar el camino errado que tuvo y le doy la oportunidad de empezar una nueva vida en la Gracia,Vida que en muchos casos va o producir, también, nueva vida a otros muchos que estaban como él, al volverse ejemplo de virtud y aliento para apoyar a otros de sus hermanos caídos en la lucha contra el Mal.

Yo Soy vuestro Dios y NO puedo dejar a un alma caída en la lucha. Os dije en un Mensaje anterior, que la Tierra es un campo de batalla en donde las almas, envueltas por un cuerpo, vienen a luchar por su Dios,

Para vencer, con Mi Amor el odio, la maldad, la muerte que produce el pecado y que el Maligno ha diseminado por todo el Mundo, para destruir a todos Mis hijos y a la Creación completa.

Un alma donada a su Dios, vale muchísimo porque es parte de Mí y vosotros debéis aprender a ver en el alma caída, la ayuda real que necesita.

Pero como NI vosotros mismos habéis crecido mucho espiritualmente, sólo alcanzáis a ver el cuerpo caído, la envoltura que usáis en la Tierra, para comunicaros unos a otros en forma física.  Debéis aprender a comunicaros unos a otros a nivel espiritual, esto es, viendo por las necesidades espirituales de vuestros hermanos, Intercediendo ante Mí para que se les concedan los Dones necesarios,

Para que puedan estar más preparados para poder vencer las fuerzas del Mal y para que puedan dejar Mi Tesoro sobre la Tierra, Mi Amor entre los vuestros.

Yo vine a vencer al Mundo y a pesar de los múltiples ataques que tuve de parte del Maligno; a veces en forma directa, a veces a través de personas que se dejaron conducir por él, YO LA VENCÍ.

Todos vosotros sois muy pequeños para poder vencer a las terribles fuerzas del Mal por sí solos, por ello Yo os vine a mostrar el Camino que os iba a dar el Conocimiento y la Luz; para poder vencer en la batalla y salir  victoriosos en vuestra misión por la Tierra.

Vosotros NO pertenecéis al Mundo, pero el mundo, como imán poderosísimo, os trata de atraer hacia él. Cuando NO vivís vida de Oración, que es alimento del alma, ésta se debilita, y sucumbe al alimento del cuerpo, que son los vicios y pasiones desordenadas.

Y así os va venciendo el Mal y os va atando fuertemente a las cosas inservibles para vuestra alma, para llevaros a la perdición eterna.

Yo vencí al Mundo y os traje la Verdad. La Verdad de Mi Padre, la Verdad que se vive en el Cielo, la Verdad que os hace libres y llenos de Luz, a pesar de vivir rodeados de Tinieblas y Mentira.

Aquellos que se acercan a Mí, encuentran la Verdad y con ella, NO sólo vencen en forma personal al Mundo y a sus asechanzas; sino que ayudan como hermanos que sois, a los más necesitados a servirse de ésa Verdad y con ella ganar el Cielo, vuestro Hogar.

Yo Vencí al Mundo y a su pecado y les dí nueva vida aún a los más pecadores que se acercaron a Mí, a pedir con humildad Mi ayuda y así poder volver a ver Mi Luz.   Podréis recordar cómo Yo les decía a los “enfermos” que se acercaban a Mí a pedir por su salud física, Yo NO les decía tú mano o tú pié, o tu cuerpo, etc. queden curados; Yo les decía generalmente: “tus pecados te son perdonados”.

Se extrañaban, pero es una realidad de cómo el pecado del alma puede afectar al cuerpo físico de vosotros.

Entonces al quedar el alma sin pecado, sin maldad, sin presiones del Maligno, el cuerpo físico sufría una transformación favorable

Y como el alma es una parte de Mi propio Ser, ella tiene la facultad como os lo prometí, de producir milagros.

Y el primer milagro que se realiza al estar en estado de gracia, o sea, en íntima unión Conmigo, es sobre su propio cuerpo.

Jesús resucita al hijo de la viuda de Naím

Yo le dije a Mis Apóstoles: Aquél que esté Conmigo, Me siga y lleve Mis Enseñanzas a sus hermanos, podrá hacer las mismas cosas que Me visteis hacer y las hará aún mayores.

El Milagro es una fuerza divina que ayuda a restaurar lo que está dañado, tanto espiritual como físicamente. Todos vosotros, como hijos de un solo Dios Nuestro Padre, tenéis el derecho de usar de éste Bien Divino, para ayudar a vuestros hermanos.

NO es exclusivo de algunas almas, es propiedad de todos vosotros, pero para lograr llevar a cabo un Milagro, se necesita saber hacerlo y para ello, primeramente se necesita vivir bajo Nuestra Divina Voluntad.

Los Dones que concedemos NO son para juego o para que seáis alabados por vuestros hermanos, sino que se os conceden para servir, como Yo os serví cuando pasé Mi Tiempo sobre la Tierra.

Al vivir bajo la Divina Voluntad de Mi Padre, os convertís en otros Cristos, hermanos Míos y así inmediatamente os ponéis al servicio de vuestros hermanos, para servirles con los regalos gratuitos que Mi Santo Espíritu os concede.El Milagro es una acción de amor puro, sale de vuestro corazón sincero y mueve a Mi Corazón para que salga de él la fuerza vivificante que lo producirá.

Al ver la necesidad de vuestros hermanos, vosotros tomáis como propia ésa necesidad, Me la ponéis a Mis Pies y con sincero amor y con una Fé crecida en la confianza en vuestro Dios,

sabiendo que lo que Le pidáis en Mi Nombre, nada se os negará, así obtendréis la bendición del milagro para vuestros hermanos.

El Milagro así visto, SE VUELVE UNA HERRAMIENTA DE AMOR entre vosotros.

Podéis y debéis hacer milagros para defender a vuestros hermanos contra el Maligno durante vuestra lucha en la Tierra.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Deberéis usar del Milagro para acrecentar la Fe perdida en el alma raquítica de vuestros hermanos, que se han dejado llevar por los bienes del mundo.

Deberéis usar del Milagro para reforzar a los “gladiadores” que os están protegiendo, a todos vosotros, miembros de Mi Iglesia y que están  “dando la cara” a todo el Mundo, para proteger y mantener Mis Leyes y Mis Decretos inmutables, a pesar de los ataques fortísimos del Maligno y sus secuaces.

Deberéis usar del Milagro para salvar a las almas de las cadenas del Maligno, librándolas de las ataduras que las denigran como hijas de Dios.

Entre estas ataduras se encuentran los vicios, las pasiones desordenadas, vida de pecado y de corrupción, en sí mismos y contra otros.

Deberéis usar del Milagro contra las fuerzas del Mal cuando se han posesionado de las almas.

Preguntamos primero “Señor, ¿Qué quieres que haga” Y LO OBEDECEMOS

Deberéis usar del Milagro para ayudar a las almas a regresar triunfantes al Reino de los Cielos.

Como véis, el milagro es un elemento esencial de Mis hijos, para restaurar Mi Reino. No seréis vosotros los autores de él, Yo seré el Autor y el Productor del milagro, pero vuestro sincero amor por vuestros hermanos, por verlos caídos en desgracia espiritual, es lo que va a moverMe a producirlo.

Ya os he dicho muchas veces que la vida de oración es importantísima, porque al vivir según Yo viví sobre la Tierra entre vuestros hermanos, os vais  dando cuenta de sus necesidades…

Y con la Oración y el Milagro podremos restaurar sus almas y así lograr el cambio tan necesario para la Redención definitiva de la Tierra.

El mayor gozo que podréis dar a un alma, es la de dejarla en posibilidad de alcanzar el premio eterno. Orad y ved por las necesidades de vuestros hermanos, necesidades espirituales, que cuando están afectadas puede alterar a su propio cuerpo y a las almas de otras muchísimas personas más.

DETENED CON LA ORACIÓN, EL AYUNO Y EL MILAGRO

LA ACCIÓN DE STANÁS ENTRE VOSOTROS

Yo Vencí al Mundo, Yo vencí a la Muerte, Yo vencí a Satanás y como hermanos Míos y Dios vuestro, al vivir unidos Conmigo, podreMos seguir haciéndolo.

Creced en la Fé y en la confianza a través de la Oración y de la Eucaristía yNADA NI NADIE OS DETENDRÁN EN LA DIFUSIÓN DE MI REINO DE AMOR

Yo Soy un Dios de Vida y Yo os vine a mostrar la Luz; quién Conmigo está, vive Mí Vida y NO muere nunca.

¿Quiénes son realmente los difuntos?

Todos aquellos que están separados de la Vida, que Soy Yo, ésos son realmente los que están muertos.

Os he dicho que tengáis respeto por vuestros seres queridos que ya han llegado a Mí, y NO sólo os pido respeto por ellos, sino que os pido que confiéis en su Intercesión; porque aquél que ha vivido en Mí, NO puede morir y vive eternamente en Mí.Las almas que han bajado para servirMe, que lo han hecho lo mejor posible, que Me han ayudado a devolverle vida a las almas muertas o sea, las apartadas de Mis Leyes y de Mí Amor y al final regresan a Mí, son almas que vivirán junto Conmigo eternamente.

Vosotros, en el transcurso de vuestra vida sobre la Tierra, conocéis a multitud de hermanos vuestros y vuestro corazón os enseña a distinguir entre aquellos que están Conmigo y los que están contra Mí.

Vosotros, como hijos Míos y corredentores Conmigo, debéis incrementar vuestra Oración y vuestra ayuda a servirMe en la redención de ésas almas que caminan por la Tierra sin rumbo fijo.

O con la firme idea de destruir Mí Obra de Amor entre los hombres,  al haberse vuelto instrumentos del Mal.

Ellos sí serán difuntos para la Vida Eterna. Viven muertos a Mí Gracia, NO la buscan NI les interesa servirMe. Ellos Sí causan gran tristeza a Mí Corazón, porque NO valoran todo lo que en ellas he puesto y además, Me quitan muchas, muchas almas y las orillan a la Muerte Eterna.

Ellos Sí necesitan de una gran ayuda de vuestra parte.

Un alma que ha tratado de vivir siempre Conmigo, han hecho lo mejor posible, primero, tratando de vivirMe en su corazón y luego, al darse cuenta del tesoro que llevan dentro Me transmiten a los demás, a través de sus buenos tratos, de su buen ejemplo de vida, de sus buenas obras

Y al final con su muerte ejemplar, esas son almas que encuentran fácilmente, Vida Eterna al regresar a Mí, porque se vuelven además, ejemplo de vida para otras almas y arrastran a muchas más a su salvación.

Recordad que las almas que a Mí llegan, se vuelven grandes intercesoras vuestras, máxime si vosotros ayudásteis en su salvación.Estas almas buenas han sido vida en la Tierra y lo siguen siendo aquí en el Cielo, puesto que siguen orando e intercediendo por la salvación de todos vosotros.

Recordad la parábola del muchacho al que llamé a que Me siguiera y él Me contestó: “permíteme ir a enterrar a mi padre y luego te seguiré”, a lo que Yo le contesté: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos”.

Con esto Yo les quería y les quiero enseñar que hay almas tan separadas de Mí, que para ellos el hombre está vivo mientras se mueve y respira.

Y que si se les acaban los signos vitales, hasta ahí llegó su vida y NO reconocen que haya una vida real y bella después de la muerte.

Este tipo de gente también se encuentran muertos, porque NO han sabido transcender espiritualmente aún en vida, no han escuchado Mis Palabras y si lo han hecho, NO las han sabido poner en práctica, porque NO las han llevado a su corazón.  Pobres de ellos, que se mantienen ciegos y enseñan ésa ceguera a muchos.

Son almas que se han apegado al mundo y a sus cosas y se apegan a tal grado que veneran al cadáver y NO confían NI aprecian en lo que realmente vale en vosotros, el alma que os concedí.

Este día debería de ser llamado, Día Glorioso de las Almas que Triunfaron y vuestra alma se debe de llenar de un gozo santo, de un gozo fraterno, al saber que tenéis un Dios Bondadosísimo que premia a las almas fieles con la Vida Eterna, con vida en Mí Presencia.

Este día, en vez de ir a los cementerios con caras largas y vuestros ojos llenos de lágrimas, deberíais ir con alegría sublime y con cantos de júbilo, para celebrar a vuestros hermanos que ya llegaron a Mí, ante su Dios y que ya están gozando de las bondades de Mí Corazón.Os vuelvo a pedir, sí, haced penitencia y mucha oración por las almas muertas, por las almas que estando separadas de Mí y de Mí Amor, están muertas a la Gracia…

Y están llevando a muchos más a la Muerte Eterna, por su mal ejemplo y por sus ideas erróneas, por NO permanecer bajo la moción de Mí Santo Espíritu.

Orad incesantemente por ellas para que vuelvan a la Vida.

Por ellas, sí llenad vuestros ojos de lágrimas y vuestro corazón de compasión; porque si la Muerte los encuentra en tal estado, será su alma una gran pérdida para el Cielo y eso provocará un gran dolor a Mí Corazón.

Que éste día sea de gozo inmenso para los que están vivos a Mí Gracias y que confían en lo que les he enseñado. Y que NO sólo éste día vuestro corazón se vuelque en amor e intercesión por los que están obrando mal, que por haberse vuelto instrumentos del Mal, Me están quitando muchas almas del regreso a la Casa Paterna.

Gracias Mis pequeños, gracias y manteneos en Nuestra Familia, Familia que ve por sus hermanos en una forma desinteresada, honesta y amorosa.

Os vuelvo a repetir esto nuevamente, esto que en múltiples profecías se os dieron desde antiguo y que ya os alcanzaron,

Sí, ¡Ya estáis viviendo ahora ésas profecías! Id a los Libros Sagrados, leed y ACTUAD lo ahí revelado y NO TEMÁIS, DIOS ESTA CON VOSOTROS.Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí, que Yo vencí al Pecado, a la Muerte y al Maligno.

Uníos a Mí y la Prueba será fácil de pasar, Yo os iré indicando qué hacer, si en Mí confiáis.

Hijitos y hermanos Míos, aprended y tratad de ser UNO Conmigo, como Nosotros somos UNO en Nuestra Santísima Trinidad y al permitirNos vivir plenamente en vosotros, eduqueMos, prediqueMos, deMos buen ejemplo,

VivaMos por la salvación de vuestros hermanos y muraMos por su salvación eterna- Y así a vuestro regreso, sigaMos unidos eternamente en un solo Amor.

Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones

Yo os Bendigo en el Santo Nombre de Nuestro Padre, en el de Mí Amor Redentor y en el del Amor de Vida de Mí Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

LAS TRES NOTICIAS


A todos nuestros hermanitos mexicanos:

Desde el inicio de este período Cuaresmal  nuestro ABBA nos puso a preparar un trabajo muy importante, que se ha ido desarrollando paulatinamente y desde el Lunes 18 de este mes de Marzo tomó su formato completo y final.

Queremos aclararles que ha sido una experiencia impactante, que nos ha dejado pasmados y a mí en lo personal me dejó sin aliento.

Y todavía estamos tratando de asimilar lo que el Cielo nos ha revelado y no solamente a nosotros, sino a través de los profetas con los que el Espíritu Santo nos está Guiando y que se encuentran repartidos en diferentes países, alrededor del Mundo.

Y en los que TODOS coinciden, además de que ciertas profecías y revelaciones, las ESTAMOS VIENDO CUMPLIRSE ante nuestros ojos espirituales y nos han dejado SIN PALABRAS… Es nuestra obligación de Amor ADVERTIRLES a todos los habitantes de la Gran Nación Mexicana, lo que ya está sucediendo para que SE PREPAREN y NO permitan que el MIEDO nos paralice.

Y emprendamos una estrategia  de Oración tan Formidable, como las circunstancias lo requieren…

En el post que titulamos “QUÉ PASÓ ANOCHE” tal vez no se dieron cuenta o no se han atrevido a deshacerse del Respeto Humano que es una parálisis que nos impide reaccionar y desafiar  “el qué dirán”  para testimoniar las experiencias sobrenaturales o “pequeñas golosinas” con que nos alegra nuestra vida el maravilloso Amor de nuestro ABBA.

Ese post lo debieron llenar ustedes, con las experiencias que vivieron. Nosotros vivimos las nuestras y las compartimos en nuestro grupo de Oración. No las publicamos aquí, porque se trata de ver el crecimiento espiritual que como comunidad estamos teniendo…

Ahora vamos a tener otra interacción.

Esperamos que esta vez si participen, porque es algo que atañe particularmente a México como nación y a todos los cristianos como comunidad de Fe y de Amor.

De hecho el trabajo que debemos publicar contiene Tres Noticias y el Orden en su publicación dependerá de la elección que nos comuniquen.

UNA ES EXCELENTE…

OTRA ES MUY MALA…

Y LA TERCERA ES NO SOLO PEOR, SINO BASTANTE PÉSIMA…

¿Cuál QUIEREN PRIMERO?

A92 LA SANTA MISA 2


18 de Marzo de 2019

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Jesús, Dios Encarnado que he venido a llevar a cabo la Obra de la Redención; enseñándoos el Pensamiento de Nuestro Padre Dios y viviendo en su Voluntad.

Mi Padre, vuestro Padre, dio al pueblo judío Sus Leyes y Decretos y así el pueblo escogido podía vivir más dé acuerdo a la “mentalidad divina de su Dios”, que al seguir éstas regIas, podían vivir como verdaderos hijos de su Dios.

Viviendo en el Amor y compartiéndolo NO sólo entre ellos, sino siendo ejemplo de Él ante todos los pueblos con los que tenían contacto.

Os he explicado que el Amor verdadero es la vida, que debe dar vida a vuestra alma y que los preceptos que Mi Padre os dio en el Sinaí, son los preceptos de todo un Dios que desea que cumplan todos aquellos de deseen pertenecer a Nuestra Familia Real.

El Mal se introdujo en el Mundo, por el Pecado de Adán y Eva y con él entró la muerte y todos los pecados que afectan a la vida en la gracia del alma.Mi Enemigo, al que vine a poner en evidencia ante todos vosotros y al que ataqué y vencí con el Amor Verdadero, siempre ha querido destruir la Obra de Mi Padre y para ello, en las diferentes épocas de la Humanidad, ha ideado la forma de destruiros, primeramente en la Fe y en la confianza en vuestro Dios.

Y posteriormente a la Naturaleza entera, causando desastres “naturales”, epidemias, etc., por lo que os quiero nuevamente, prevenir de sus ataques, tanto para vuestra alma, como para vuestro cuerpo.

Yo vine a ponerlo en evidencia y lo ataqué venciéndolo y los que vivieron en Mi época en la Tierra, claramente vieron el resultado de Mi Presencia y de Mis Ordenes, al obligarle a dejar libres a las almas por él atacadas.

El Mal nunca va a dejar de atacar a la Obra de Mi Padre, tanto a las almas como todo lo creado, hasta el Juicio Final. Pero tenéis Mi Fuerza y Mi Poder para vencerlo fácilmente, siempre y cuando viváis según los Mandamientos que Mi Padre os dió.

La vida del ser humano se desenvuelve un “campo de batalla”, que es la Tierra, y todos vosotros estáis expuestos a su ataque. Esto, Os lo dije claramente cuando os expresé que el Demonio es el Príncipe de este Mundo.El trata de mantener el odio, la perversión, el ataque la Obra de Nuestro Padre  y la muerte de las almas al llevarlas al pecado  mortal.

El sabe que cada alma que baja a la Tierra trae consigo un grandísimo deseo de derramar amor entre las almas que ya viven en ella, para vencerlo.

Y de ahí que sus ataques se vuelvan más fuertes contra aquellas almas fervorosas, buenas y santas, puesto que son un peligro para destruir su reino.

Mientras más busquéis la Verdad y el Amor que os vine a predicar, más ataques tendréis del Maligno.

Este ataque puede ser espiritual cuando os lo da directamente a vuestra mente y a vuestro corazón. O a través de personas a veces muy allegadas a vosotros y que al NO vivir una vida de piedad y de orden espiritual, se vuelven instrumentos del Mal.Y así podréis tener ataques de vuestros padres, hermanos, amigos o aún de “ministros” de Mi propia Iglesia.

De aquí que hoy os quiero prevenir de los ataques que supuestos ministros de Mi Iglesia, provocan en las almas de los fieles.

Para que os deis perfecta cuanta de sus ataques, primeramente deberéis vivir en estado de gracia, ésto es sin pecados mortales en vuestra alma.

Luego, deberéis vivir de acuerdo a Mis Enseñanzas, para que con ellas en vuestro corazón, podáis comparar aquellas que ellos prediquen.

Además, debéis pedir a Mi Santo Espíritu el Don del Discernimiento para que con su ayuda podáis daros cuenta en donde las Trampas del Maligno se encuentran, porque su sutileza es tan aguda que a veces os hace ver cosas malas como buenas.  Por último, también deberéis pedir a Mi Santo Espíritu el Don de Humildad y del Amor para que sean vuestro escudo contra la soberbia, arma preferida por el Demonio y aquella que normalmente vence a las almas.

La pauta para conocer si un ministro pertenece a Mi Iglesia y es un verdadero hijo Mío, os la dará su vida; la cual irá en concordancia con los Mandamientos de Mi Padre y con el ejemplo vivo de Mis Enseñanzas, que Yo os dí en la Tierra.

Todo aquél que no lleve a cabo “al pié de la letra” lo que del Cielo se os dio, NO merece ser Mi Ministro, Mi otro Yo, quien debe ser ejemplo para todos vosotros.

Todos aquellos que causan mal físico o espiritual en los fieles, NO son ministros Míos, son instrumentos del Mal para crear confusión y así apartaros de Mi Verdadera Iglesia.

Todo aquél que predique falsas doctrinas o nuevas ideologías argumentando estar basados en Mi Ley; si NO siguen Mis Preceptos NO son cabeza de Mi Iglesia.   Son error para Ella, porque su predicación la basan en la soberbia, en las conveniencias humanas y materiales, antes que ver por Mis Intereses Divinos.

Mi predicación la basé para la salvación de las ALMAS, no de los cuerpos. Yo vine a traer vida a las almas que deambulan por este Mundo sin pastor. Les traje la LUZ para iluminar su camino. Les vine a enseñar a VIVIR la vida que se vive en el Cielo, vida de Amor entre todas las almas.

Todo aquél que aparte a Mis fieles de Mis Decretos y Enseñanzas, NO es digno de llamarse ministro de Mi Iglesia.

Os vengo nuevamente a prevenir que la Serpiente Infernal se ha introducido desde hace mucho tiempo, en Mi Iglesia.

Y ahora su ataque se volverá más fuerte.

Aún dentro del mismo Vaticano, el Mal vive atacando a su verdadera cabeza, la santa cabeza de Mi Iglesia en la persona de Mi amado hijo Benedicto XVI y después de haber logrado su “renuncia”, La presión continúa sobre mi Vicario reinante: el Papa Francisco.

El vive una eterna agonía soportando la cruz del Sufrimiento, siendo, atacado por supuestos obispos y cardenales, por “teólogos” desviados de las verdades del Amor, por fieles corruptos que solo desean vivir en la inmundicia del pecado.

Pidiéndole que acepte leyes que destruyan la vida, aún desde sus inicios dentro del vientre materno y otras abominaciones que se vivieron en los pueblos destruidos por la gravedad de sus pecados: Sodoma y Gomorra.

Sí hijitos Míos, os quiero prevenir, de los ataques de éstos supuestos ministros Míos introducidos en Mi Santuario, que con su mal ejemplo y sus desviaciones morales y espirituales, os hacen creer que son verdaderos guías Míos…

Y lo único que desea el Maligno a través de ellos, es causar escándalo para que vosotros os retiréis de Mi Iglesia al ver su mal ejemplo.Desgraciadamente a vosotros os gusta generalizar en todo y así habláis en plural, incluyendo a buenos y a malos ministros Míos,

Que salen afectados por vuestra crítica al hablar de un ministro y con vuestra crítica mal fundada, afectáis el honor de buenos sacerdotes y provocáis la disidencia en los fieles.

Por otro lado, cuando os encontráis con verdaderos Ministros Míos, como vuestra conveniencia humana ya se acostumbró a malas enseñanzas y a un mal ejemplo de otros malos ministros, ya NO aceptáis sus palabras NI su ejemplo; porque se os hace difícil hacer las cosas bien y hasta los atacáis creyéndolos obsoletos o anticuados.

Ahora en una gran mayoría de vosotros, aceptáis más a los malos ministros “modernistas que sí os entienden”, porque os aceptan el Aborto, Anticonceptivos y a hasta les permiten a “parejas” divorciadas vueltas a unir y en flagrante adulterio les permiten recibir Mi Cuerpo Eucarístico.

O a aquellos ministros que alegran vuestros oídos, al escucharles sus abominables sermones anunciándoles un Jesús guerrillero.  Un Jesús que vino primero a alimentar cuerpos, señalándoos las injusticias sociales y después de llenarles el estómago ya se les puede dar el Alimento del alma.

O a un Jesús que ya no es tan “Severo” y que ya acepta teologías extrañas al gusto de la gente.

¡NO, Hijitos Míos! el Mal se ha introducido a Mi Iglesia y si queréis que ella permanezca como debe ser, pura, santa y verdadera,

Vosotros deberéis luchar por mantener Mis Leyes, Mis Decretos y Mis Enseñanzas en base en la Oración, en la búsqueda de la Verdad en la Sagrada Biblia y apartándose de las malas influencias de los malos ministros.

Vuestra vida eterna y la de los vuestros dependen de ello.Este es el Tiempo de la lucha entre la Mujer, Mi Madre Santísima y la Serpiente Infernal.

Mi Madre está reuniendo a Mi Rebaño, a Mi verdadero rebaño, que está defendiendo Mi Vida y Mis Enseñanzas aún a costa de su propia vida.

Vosotros Mis hijitos, ¿De qué lado estáis ahora?

¿De las conveniencias humanas y del deterioro moral y espiritual? o ¿Del lado del Amor y de la Verdad de vuestro Dios? “O estáis Conmigo o estáis contra Mí”, NO hay más.

Amáis más a un ser querido cuando lo conocéis mejor y esto se dá cuando lo procuráis ‘seguido’ y así conocéis sus palabras, sus reacciones, observáis su ejemplo de vida ante los demás.

Lo mismo sucede Conmigo.  Para que NO os puedan desviar con falsas enseñanzas, debéis conocerMe mejor a través de las Sagradas Escrituras, a través de libros de santos en donde ellos, al querer parecerse a Mí, su Dios y Guía perfecto, alcanzaron una vida santa y ejemplar, etc.

BuscadMe y Me encontraréis y aprenderéis a amarMe, a respetarMe, a defenderMe de los malos ministros y de los malos fieles de Mi Iglesia.

La Purificación del Mundo y de Mi Iglesia ya se está dando. NO perdáis más el tiempo hijitos Míos. Vuestra Vida Eterna depende de vuestro cambio inmediato de vida y NO sólo para proteger vuestra alma,

Sino la de muchísimos de vuestros hermanos en todo el Mundo, que han caído en las garras del Demonio, con sus mentiras y su mal ejemplo, transmitidos por falsos guías de Mi Iglesia.

Os vuelvo a repetir, conocédMe mejor, para que podáis ser protegidos por la Verdad y podáis hacerle frente a la Mentira, a pesar de que “os convenga”. Esta conveniencia al Mal y las malas enseñanzas, sólo os llevarán a la muerte eterna, pero recordad que Yo os he venido a salvar con la Verdad y con el Amor.

Sí, Mis pequeños, al hablaros del camino ancho y del camino angosto que os lleva hacia Mí, el camino ancho se refiere precisamente a toda ésa falsedad espiritual, a todos esos caminos falsos que, en lugar de llevaros hacia la interiorización del Amor de vuestro Dios,

Hacia el camino de la Verdad, hacia el camino de Justicia, hacia el camino del crecimiento espiritual…

Os lleva a todo lo contrario, a ésa humanización, a ése desprendimiento de lo espiritual con lo humano, dejáis a un lado lo espiritual, para dejar crecer lo humano.

Crecéis en lo fácil de la vida del hombre, los modernismos, todo aquello que se ajusta a vuestra vida humana lo aceptáis fácilmente y a ello os está llevando el Mal, a hacer de Mi Vida una vida fácil, una vida de cambio, una vida amoldada a vuestros gustos humanos. Mis pequeños, la Ley de Dios es muy diferente a todo esto. Al daros Yo el Camino angosto, las enseñanzas para elevaros hacia la perfección espiritual, era para que vosotros pudierais luchar contra todas éstas insidias del Mal,

Os estaba Yo abriendo los ojos ante todo aquello en donde el Mal os pueda acomodar vuestra vida para hacerla más fácil, más llevadera; hacer que vuestros pecados se vean normales y ya NO sintáis ése remordimiento que os lleva a la perfección.

Al hacer permisiva vuestra vida humana, vuestra concupiscencia, ya NO sentís ése dolor por vuestros pecados, eso solamente os va llevando a la mediocridad espiritual de la que os hemos hablado.

Mis pequeños, aún Mi propia Vida sobre la Tierra fue difícil, atacada. Blasfemias tuve, dolores tuve, persecución tuve y todo ello, para venir a enseñaros el camino, el Camino de la Cruz que os va a llevar a la Gloria.

Ahora Mis pequeños, se le mostró a la vidente en Fátima cómo caían las hojas del árbol, ejemplificando con ello  la caída de almas al Infierno y al Purgatorio, porque YA NO HAY almas santas que quieran buscar ésa perfección espiritual.  Ciertamente la vida del espíritu es difícil, pero con ello lograréis grandes cosas durante vuestra vida y NO solamente es para vosotros ésa perfección, ésa perfección os debe llevar a dar el buen ejemplo, a dar vida a vuestros hermanos a través del ejemplo, primeramente,

Luego a través de la palabra, a través de vuestra vida interior, a eso estáis llamados y obligados en el Amor, a dar ejemplo de ser otros Cristos; a dar vida, pero vida real, vida perfecta, vida Divina.

Sois hijos de un Dios Verdadero de Un solo Dios, del Único Dios.

Yo vine a mostraros ése Dios Verdadero, ésa Perfección que todos debéis seguir.

Pero el hombre, aceptando los modernismos actuales, trata de evitar todo trabajo, llevar al Cruz, evitar los dolores que os puedan propiciar vuestros hermanos a través de las burlas, de las ofensas de las blasfemias. 

NO, Mis pequeños, si habéis tomado vuestra Cruz por seguirMe, deberéis aguantar eso y más, pero Yo os daré la Fuerza y la Sabiduría para lograrlo. Seguid adelante Mis pequeños, porque estos, ciertamente como se os ha dicho, son tiempos de Confusión.

Pero es causado porque el hombre ha aceptado ése modernismo, esa fragilidad espiritual que os va llevando a la vida fácil, a la vida relajada y por eso el hombre ya no quiere luchar por las Verdades de su Dios, por las Verdades de su Salvador.

Seguid adelante, Mis pequeños, aunque cueste; pero sabéis de antemano que el Premio será grande, porque si vuestra Cruz es grande, el premio será de esa misma forma. Yo estaré con vosotros, padeceréis ahora, pero gozaréis inmensamente en lo futuro.

Yo os Bendigo, en el Santísimo Nombre de Mi Padre, en Mi Santísimo Nombre, Redentor vuestro y en el Santísimo Nombre del Dios Amor. Luz y Verdad del Mundo.

Gracias, Mis pequeños. Os bendigo en Nombre de Mi Santo Padre, Señor y Creador de todas las cosas, en Mi Nombre, Vuestro Jesús y Redentor y en Nombre de Mi Santo Espíritu de Amor.  

http://diospadresemanifiesta.com/

A92 LA SANTA MISA 1


Primera Comunión en Erbil, Irak… la Iglesia Mártir y Perseguida por ISIS

15 de Marzo de 2019

Se está celebrando en la Iglesia una Primera Comunión comunitaria y Habla nuestro Señor Jesucristo: 

Se alegra Mí Corazón al ver tantos niñitos acercarse a Mí para tomar por primera vez Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Vida misma. ¡Cómo se alegra Mi Corazón al ver Mi Templo lleno!

 Pero a la vez se entristece porque la gran mayoría sólo viene por compromiso, otros sólo para acompañar a los que los invitaron, NO para acompañarme a Mí, Vuestro Dios y Salvador.

Vienen a Mi Casa y la gran mayoría no sabe siquiera cómo se deben comportar, el respeto que se Me debe en Mi Casa, cómo seguir la ceremonia de la Santa Misa. Veo corazones indiferentes a Mi Presencia Real y Verdadera en el altar.

Veo corazones que llevan años de no recibir Mí Cuerpo en la Sagrada Eucaristía. Veo corazones sucios por el pecado y se acercan a tomarMe de manos de Mi Ministro, como si fuera cualquier cosa. Sólo lo hacen por compromiso ante sus invitados, por el qué dirán o por llenar un requisito en la Misa.

Se levantan a tomarMe porque los demás lo hacen y ellos ya ni se acuerdan o poco les importa, de que hay que recibirMe con el alma limpia de todo pecado y alegre de recibirMe.¡Cuántas almas son las que Me reciben estando en grave falta!

NO saben que están tomando su propia condenación.

Hijitos Míos, pregunto ¿Acaso he dado ocasión para merecerMe tanto desprecio, tanto pecado, tanta ingratitud de parte vuestra?

Son tantas las bendiciones que derramo en la celebración de la Sagrada Eucaristía y NO sabéis apreciarlas y mucho menos, agradecerlas.

VENIR A MISA ES:

Venir a compartir conmigo Mi Vida, Mi donación total por todos vosotros en todos los tiempos, venir a compartir conmigo el recuerdo de la Institución de la Sagrada Eucaristía, venir a compartir Mis Palabras de Vida.

Venir a compartir la alegría de ver tantas almas que salen del Purgatorio por cada Misa bien realizada, venir a compartir conmigo Mi Donación, Entrega y Sacrificio Eterno a Dios Padre por vuestra salvación y santificación.Venir a visitarmMe debiera ser una fiesta grandísima de vuestro corazón.

Debiera ser la alegría de la familia, del poderse acercar a convivir en una forma real y verdadera con Mi presencia VIVA con vosotros.

Debiera ser el deseo más grande de vuestro corazón y de vuestra alma, de venir al menos cada Domingo, para agradecerMe, para contarMe vuestras alegrías y necesidades; para acompañarMe a Mí, vuestro Dios y Señor el Amor por excelencia, para compartir éstos momentos Divinos en los cuáles se une el Cielo con la Tierra.

Es tanto y tan grande lo que se vive en una Misa, que quedaríais asombrados si pudierais ver la magnificencia que rodea un altar, una capilla, una Iglesia, al estarse celebrando una Misa.

Os daría vergüenza el presentaros en el estado del alma en la que muchos de Mis hijos se presentan, a una celebración de Mi Sagrado Cuerpo y Sangre Preciosos.  El Cielo entero se encuentra entre vosotros, los ángeles rodean el altar y custodian cada lugar interna y externamente de la Capilla o Iglesia en donde se está celebrando Mi Sacrificio Perpetuo.

Los Santos del Cielo se sientan y os acompañan en los mismos lugares en los que todos vosotros estáis. Las Iglesias se llenan de Cielo, ¡Es la Fiesta preferida del Cielo!

Es la fiesta Perenne de Mí Corazón. Es la Fiesta que recuerda Mí Donación Total por vosotros, es la Fiesta que recuerda vuestra salvación y vuestra recuperación en todas las Gracias para vuestra salvación.

Es la Fiesta en la que se derraman TODAS las Gracias y Bendiciones que Mi Padre concede no sólo a los que están asistiendo a la Santa Misa, sino a todo el Mundo.

Son Gracias que se derraman de conversión, de salvación, de santificación para el Cielo, Purgatorio y Tierra.La Santa Misa es la Fiesta que reúne a toda la Creación, que reúne a todas las almas creadas de todos los tiempos, pasados, actuales y futuros.

En la Santa Misa se derrama todo el poder Divino, es el Nuevo Paraíso para aquellos que viven en Mi Gracia, en estado limpio de su alma, en aquellos que realmente Me buscan para amarMe y para vivirMe en ellos.
Es el Alimento Supremo para vuestro crecimiento espiritual.

“Quién NO coma Mí Cuerpo, ni beba Mí Sangre, no tendrá parte Conmigo en el Paraíso”, así os lo dije y así es.

Pero también os lo repito: el tibio, el indiferente, el convenenciero, el que sólo Me busca por interés personal y generalmente es por interés material, será vomitado de Mi boca.

Y peor será recordadlo muy bien, aquellos que tomen Mí Cuerpo y Beban Mi Sangre Preciosa estando en pecado mortal, porque NO Me están tomando a Mí, están tomando su condenación eterna.

Hijitos Míos entendedlo bien, Yo NO Soy un dios de Temor, ni Justiciero, ni Rencoroso.

Soy un Dios de Amor, un Dios que se dá en pleno aún a aquellos que poco Me aman o que peor aún, Me atacan.Pero que Soy Paciente y os busco a lo largo de vuestra existencia en la Tierra, esperando el momento de vuestro retorno a la Gracia y a la conversión; las cuáles perdéis por dejaros llevar por las asechanzas y propuestas mentirosas de Mi Enemigo.

Yo os acerco infinidad de ocasiones durante vuestras vidas para que regreséis a la Verdad, para que retoméis la misión que Me prometisteis que realizaríais por Mí en la Tierra.

Yo espero vuestro arrepentimiento sincero para Yo tomaros y llevaros de regreso a la Casa de Mi Padre. En una palabra, Yo busco sólo vuestro bien.

Pero también exijo con justa exigencia, respeto a Mi Persona, respeto a Mi Casa.

Respeto a la recepción de la Sagrada Eucaristía, respeto a Mis ritos, respeto a Mi Nombre Santo en vuestras conversaciones y a Mis representaciones en imágenes y estatuas.

Respeto a Mi Presencia real y verdadera dentro de vosotros, respeto a los lugares santos que se encuentran diseminados por toda la Tierra, respeto al Amor que os doy.Recapacitad hijos Míos y vivid las alegrías y las bondades que os concedo todos los días, ya sea que asistan o no a una Misa…

De todos modos estáis recibiendo a diario las bendiciones que se derraman de cada Misa que se celebran en todos los lugares de la Tierra y NO os dais cuenta de ello y además, NO lo sabéis agradecer.

Ahora lo sabéis y espero vuestro agradecimiento y uníos a cada una de éstas santas celebraciones alrededor de la Tierra en todo momento, porque son ésas gracias que se derraman las que detienen muchos males en vuestro mundo y detienen la furia de Mi Enemigo para atacarlos.

Pero también necesito de vosotros, que asistáis cuando menos los domingos a Mi Santísima Celebración de la Misa, para que personalmente y como invitados de Mí Corazón, vengan a compartir Conmigo Mi Vida y la puedan compartir.

Por manos de Mi Madre Santísima y del Señor San José, a Mi Padre Celestial, para el derrame de Gracias, bendiciones y agradecimientos, para vosotros mismos, para vuestras familias, para el mundo entero, para el Purgatorio y para el Cielo.  Recordad que en cada Misa el Cielo entero convive con vosotros, está junto a vosotros.

Presentaos por favor de una manera digna, tanto de alma como de cuerpo, sabiendo que es el mismo Padre el que está recibiendo toda vuestra vida, junto con la Mía, en ésos momentos.

Vivid conmigo éstos momentos celestiales que se viven en cada Misa, junto con todo el Cielo.

Son grandes momentos, los cuáles veréis cuando estéis conmigo y veréis entonces cuánto dejasteis de aprovechar en cada Misa, o cuánto ganasteis en cada una de ellas.

NO hay Celebración más grande en el Cielo o en la Tierra que la Santa Misa, NO la desaprovechéis hijos Míos.

Yo Soy Dios y Soy también Hombre, pero NO un Hombre común y corriente sino un Hombre en Perfección.

Muchos Me quieren desacreditar quitandoMe Mi Divinidad y dejándoMe tan solo como un simple hombre con todos sus defectos y cualidades.

Os digo que en Mí, NO hay defectos porque, aunque se Me veía como hombre, Mi Divinidad NUNCA se apartó de Mí, desde Mi Concepción en el vientre purísimo de Mí Madre María.

Las manos de Mi Madre y de San José, eran manos SANTAS que Me dieron todo Su Amor, cuidaron de Mí y se dieron en totalidad por Mí, por saber quién era Yo.

Siempre Me respetaron y Me apoyaron, NO cualquiera Me tocaba pero Yo sí tocaba a todos los necesitados, los que humildemente se acercaban a Mí.Solo en Mi Pasión tan dolorosa, manos impuras, pecaminosas, llenas de sangre por ser verdugos, tocaron Mi Divino Cuerpo y ése es el Dolor que ahora siento con el Sacramento de la Eucaristía que os he dejado.

Yo Bendije a Mis Apóstoles y los hice sacerdotes Míos, empezando con Pedro y les di la Gracia de poder tocar Mi Divino Cuerpo en la Transubstanciación, que ahora muchos quieren desconocer, tanto Ministros de Mi Iglesia, como fieles que van a ella.

Mi Cuerpo y Mi Sangre son DIVINOS y manos NO consagradas NO deben tomarlos.

Aunque algunos ministros se hayan volcado hacia el Mal y que sufrirán grandemente el haber profanado Mi Cuerpo y Mi Sangre Preciosos.

A pesar de su vida de pecado, Yo Me Manifiesto realmente cuando se dicen las palabras correctas de la Consagración.

Pero a veces llego a manos santas de buenos sacerdotes y a veces llego a manos pecaminosas, sucias de su maldad…Y llegar a éstos ministros se compara a los dolores que causaron en Mi Cuerpo Divino, los azotes de aquellos malvados verdugos.

Cada alma tiene su tarea en la Tierra y si Mis Ministros NO están cumpliendo correctamente con la suya.

A los fieles NO LES CORRESPONDE llevar a cabo ésta tarea, NO DEBEN TOCAR MI CUERPO, puesto que NO fueron escogidos para ello.

Solo en casos EXTREMOS Mi Iglesia da esta posibilidad, pero solo en casos EXTREMOS y de preferencia que sean DIÁCONOS,

Pero ésta Gracia solamente está reservada para manos puras, humildes, sencillas y muy amorosas, como las de Mi Madre Santísima y de Mi padre San José.

Hijitos Míos, si vosotros os dierais realmente cuenta de todas las bondades que fluyen de Mí Corazón abierto para vosotros, NO os separaríais de ésta Fuente Viva de Gracias y Bendiciones.

Yo mismo permití que Mi Sacratísimo Corazón fuera expuesto por la lanza en la Cruz Bendita, Fuente de salvación por vosotros; para que al quedar al descubierto, pudiérais vosotros entrar fácilmente a Mi Amantísimo Corazón.

¡Cuántos de vosotros NO se acercan a Mí, porque Me tienen miedo! ¡VedMe, estoy clavado en la Cruz por vosotros, para levantaros de todas vuestras iniquidades!

Estoy clavado en la cruz para vuestra salvación, para abriros las puertas del Cielo, entrando desde estos momentos a través de Mi Corazón abierto por la lanzada.Mi Corazón es fuente de Paz, es Fuente de Amor, es Fuente de crecimiento espiritual. Mi corazón así abierto, en vez de morir por la lanzada, ahora se abre en Vida por vosotros.

Todo aquél que se acerque a Mí con espíritu contrito, con una Fé verdadera y una confianza plena en que Vuestro Dios y Salvador os puede levantar a la Vida Eterna, al perdón de vuestros pecados, a tenerMe plenamente por toda la Eternidad, entonces obtendréis todo lo que Me pidáis, para los demás y para vosotros mismos.

BuscadMe íntimamente, buscad Mi Luz Verdadera para que vuestra alma se quite el velo del pecado, el velo de la mentira con que Mi Enemigo os cubre al llegar a la Tierra; para que NO podáis ver con los ojos del espíritu, con los ojos de la verdad, vuestra verdadera misión por la que habéis bajado a la Tierra.

Deberéis acercaros más seguido a recibir Mi Alimento de Amor para que creciendo vuestra alma, al tomar el Alimento Divino, podáis ser Mis apóstoles, Mis seguidores, Mis verdaderos hijos sobre la Tierra.

Sed otros Cristos, pedid a Mi Padre tal gracia, porque sólo así se podrá dar la Luz Verdadera sobre el Mundo.Es cuando Mi Luz, la Luz Divina se derrame en corazones que acepten Mi Presencia en ellos, cuando Yo viviré y restauraré todo lo que fue creado por Mí Padre al principio de los siglos.

Recordad hijitos Míos, que Yo no puedo actuar sin la ayuda de vosotros.

Son tan pocas las almas que se donan a Mí libre y plenamente, que no guardan nada para sí mismos, que Me permiten una libre actuación en sus vidas. Hijitos Míos, os lo vuelvo a repetir:

¿Es que no tenéis confianza en Vuestro Dios? ¿Vosotros creéis que al daros por Mí, Yo permitiré que tropecéis? ¿O acaso apreciáis más los bienes humanos que los Divinos?

Es vuestra falta de Fé y de confianza la que os traiciona.

Pedidme éstas dos virtudes a Mi Corazón, Fuente abierta de vida y pedidme también el Amor, porque sin él NO os podríais dar a Mí, como Yo Me di por vosotros.  Recordad que Yo nunca os voy a pedir más de lo que vuestras fuerzas puedan soportar.

Se lo dije a Mis discípulos y os lo digo a vosotros: “No os prometo riquezas ni grandes alegrías materiales, ni comprensión de parte de los vuestros, pero sí tendréis alegrías espirituales aquí en la Tierra y poseeréis Mi Reino por toda la eternidad, el cuál sobrepasa por mucho, lo que tenéis en la Tierra”.

La Fé, hijitos Míos, Fé en el Amor de Mí Padre, Fé en Mí Obra de salvación por todos vosotros, Fé en la guía interna con la Voz del Espíritu Santo, Fé en una nueva vida que trasciende a la de la tierra, Fé en la ayuda materna de Mi Madre Santísima,

Fé en la ayuda espiritual de Mi Padre San José tanto para vuestras familias como para nuestra Iglesia, Fé en la ayuda que os prestan Mis Angeles y Mis Santos.

Fé es lo que debéis pedir con todo vuestro corazón a Mí Corazón abierto. “Si tuvierais Fé del tamaño de una semilla de mostaza, podríais ordenar aquella montaña que se moviera de lugar y lo haría”.Esta es la Fuerza de la Fé.

Pero cuántas “montañas” de corazones duros existen entre vosotros. De corazones cerrados a la Luz Divina, de corazones encerrados en las pasiones de éste mundo, de corazones muertos y que matan a otros con falsas enseñanzas, falsas culturas, falsos amores.

Pedid con Fé que la Luz Divina que brota de Mí Corazón abierto por vosotros renueve ésos corazones y muchos más. Es sólo a través de la Luz que Yo os puedo dar, que podréis entender la Luz de Mí Vida y Mis Enseñanzas.

Venid a Mí y pedidla de corazón. Son tantos en los cuáles se viven las mentiras de Mí Enemigo que NO podéis imaginároslo.

Oh, hijitos Míos, a diario renuevo Mi Sacrificio en el altar por todos, todos Mis hijitos sobre la Tierra.

NO me importa a que religión pertenezcan, a que ideología, sólo deseo que me encuentren en Mí Corazón. Yo a todos os llamo, a todos. Por todos morí, sin excepción de raza, credo o cultura. En Mi Corazón hay cabida para todos vosotros. Vosotros sois Mis hijos y Yo soy Vuestro Dios y Salvador.

Venid TODOS, escuchad Mí Voz y todos los que seáis Míos escucharéis y reconoceréis Mi Voz de Pastor.

Y os guiaré hacia pastos verdes en los que viviréis al amparo del Amor por toda la Eternidad.

Mí Corazón os espera, Mi Corazón os llama, Mi Corazón os bendice. Venid y bebed y Yo os daré agua de Vida Eterna.

Yo os Bendigo en el Nombre de Mi Padre, Amor Supremo, en el Mío, Pastor Divino y en el del Amor Verdadero, Mí Santo Espíritu

http://diospadresemanifiesta.com/

D79 LAS SEIS TROMPETAS 2


10 de Marzo de 2019

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y mi Protección Maternal, os acompañe siempre Pequeñitos.

Todo está por cumplirse como está escrito en la Santa Palabra de Dios; sufro viendo como ésta Humanidad de estos Últimos Tiempos, cada día se aparta más de Dios.

El Castigo muy pronto vendrá y ya no podré evitarlo, porque es la Justicia de Dios quien lo envía, para restablecer el orden y el derecho en la Creación.

El Cielo hijitos está muy triste por vuestro mal comportamiento, muchas almas se van a perder y millones van a perecer al Paso de la Justicia Divina.

La Fuerza de la Naturaleza se desatará en toda la Tierra y NO va a haber lugar seguro en ella.Corred, nuevamente os digo, a poner vuestras cuentas en orden. Buscad a uno de mis predilectos y haced una buena confesión de vida; preparaos espiritualmente, porque los días de la Justa Ira de Dios, están por comenzar.

NO sigáis en vuestro pecado, despertad, porque YA ESTÁN SONANDO LAS TROMPETAS DE LA JUSTICIA DIVINA, que os anunciarán el comienzo de la Gran purificación y ya no habrá marcha atrás.

Recogeos en oración, ayuno y penitencia, para que podáis sobrellevar los días de Justicia Divina que se aproximan.

Hijitos, todos los obradores del mal, van a desaparecer de la faz de la tierra; sólo quedará en ella, el Pueblo de Dios que será purificado, como se purifica el oro en el fuego; la purificación del pueblo elegido, será hasta que brille como Crisol.

Sólo así purificado, podrá habitar la Nueva Creación de Dios.Se acercan los días mis niños, en que clamaréis al Cielo y parecerá que NO os escuchará; la Humanidad muy pronto va a sentir y experimentar, lo que es estar sin el Espíritu de Dios. 

Clamarán y gritarán: ¡Señor, Señor, ven a salvarnos y nadie los escuchará! Sólo los que estén en gracia de Dios y pongan su Fe y confianza en el Señor, podrán superar esta Prueba.

¡Aridez espiritual y ausencia de la Palabra de Dios, por un tiempo os acompañará; vuestra fe, será puesta a prueba!. Seréis tentados y atacados por los demonios, y muchos por no estar preparados se van a perder.

La prueba de fe, acrisolará vuestro espíritu; por eso hijitos os exhorto a que leáis la Santa Palabra de Dios, la grabéis y meditéis en vuestro corazón, para que se afiance en vosotros.

Y así, podáis superar esta Prueba de Fe, con la cual mi Padre os probará, para ver si sois dignos de ser llamados su heredad.  Hijitos, nuevamente os digo, preparaos espiritualmente porque los días de combate espiritual, YA ESTÁN AQUÍ.

Colocaos vuestra Armadura Espiritual a mañana y noche; permaneced en gracia de Dios y amaos y socorreos los unos a los otros; para que la fuerza del Amor unida a vuestra Fe, os ayude a superar los días de la Gran Purificación que se aproximan.

NO soltéis mi Rosario, porque es el arma que os dará la victoria sobre las fuerzas del Mal.

Hijitos, las tentaciones y los pecados de la carne están haciendo perder a muchos; os digo criaturas que si no contáis con el Cielo, seréis presa fácil de mi Adversario.

Cuidaos Rebaño de mi Hijo, de caer en estas trampas. Acudid a Mí, cuando seáis tentados y decid: “Ave María Purísima, venid en mi auxilio” y yo vuestra Madre atenderé de inmediato vuestro llamado y NO permitiré que mi Adversario os haga caer.  Cada vez que llegue la tentación, acudid a la Protección del Cielo, porque de NO hacerlo mi Adversario irá tomando posesión de vuestra mente y pensamientos, hasta haceros perder.

Renovad las consagraciones a mi Corazón Inmaculado, para que estéis bien fortalecidos espiritualmente y así podáis salir victoriosos en la batalla espiritual de cada día.

Acordaos hijitos que los más grandes combates se llevarán a cabo en vuestra mente; por eso os pido, que estéis orantes y vigilantes, porque vais a estar atacados por la Carne, por el Mundo y por mi Adversario y sus huestes del Mal.

Bien sabéis mis niños que el camino para llegar a la Nueva Creación es angosto, pedregoso, lleno de abrojos y de trampas.

Sólo la Oración y la Fe en Dios os permitirá avanzar. Hijitos, si caéis en tentación acudid de inmediato donde uno de mis predilectos, para que os podáis volver a levantar.Orad, ayunad y haced penitencia, porque vienen los días en que mi Hijo ya NO estará en los Sagrarios.

Cuando vengan esos días de la Gran Abominación, acudid a Mí, porque Yo seré el Sagrario donde permanecerá mi Hijo en aquellos días.

Hijitos, mi Santo Rosario os protegerá de caer en pecado en los días de la Gran Tribulación.

Hacedlo desde ya de día y de noche, para que estéis protegidos y vuestro caminar sea seguro; si os hacéis devotos de mi Santo Rosario, yo NO permitiré que vosotros y vuestras familias se pierdan.

Colocaos la Armadura Espiritual y haced mi Santo Rosario y os prometo que ninguna fuerza del Mal podrá haceros daño. Todos los Acontecimientos llegarán en cadena, uno detrás del otro y si NO estáis preparados espiritualmente os vais a perder; porque la Tribulación que se aproxima, nunca antes se había visto en la Tierra.

Corred a hacer buenas confesiones de vida, porque el tiempo se os está acabando. NO dejéis para el último momento vuestra limpieza espiritual; acordaos que es la vida de vuestro espíritu la que está en juego.

Apresuraos, porque las Trompetas Celestiales nuevamente están sonando y son los últimos anuncios; llaman a la Humanidad al recogimiento y la Oración.

Hijitos, mi Adversario muy pronto hará su Declaración y cuando esto suceda, la Creación de mi Padre se entristecerá.

Las Iglesias serán cerradas y el culto diario suspendido; la Gran Abominación comenzará y la inmensa mayoría de la Humanidad se va a perder por NO haber querido atender a los llamados del Cielo.   Orad hijitos por todos los mártires de estos Últimos Tiempos; miles de almas están siendo torturadas, asesinadas y desaparecidas, por los emisarios del Mal al servicio de mi Adversario.

Orad por la Iglesia del Medio Oriente que se está desangrando y por todos los cristianos que están dando su vida por mantenerse firmes en la Fe y Doctrina de mi Hijo.

NO seáis indiferentes ante el dolor de vuestros hermanos; haced oración, ayuno y penitencia; para que cese el derramamiento de sangre inocente en estos países.

Uníos en oración con el Papa y orad por todos los mártires, para que la justicia y misericordia de Dios detengan el poder del Mal y NO se siga derramando sangre inocente.

Desgarrad vuestros corazones, porque se acerca el Regreso Triunfal de mi Hijo.Hijitos, la Creación ha comenzado sus ayes; id preparándoos para que podáis enfrentar los cambios que sufrirá vuestro planeta.

En muchos lugares ya el Clima ha empezado a descender bajo cero y en otros el calor va a ser insoportable; la vida en las ciudades se tornará en un caos.

Id aprovisionándoos de alimentos NO perecederos y de ropa fresca para los días y abrigos para las noches, porque las mañanas y las tardes serán calurosas y las noches y madrugadas serán gélidas.

Id acostumbrándoos a vivir de la Misericordia de Dios, agradeciendo lo poco o lo mucho; os digo esto, porque cuando la economía caiga, ya el dinero NO servirá para satisfacer vuestras necesidades básicas de cada día.

Atended a mis Llamados de una vez y NO seáis tan tercos; almacenad todo aquello que necesitéis, para que podáis enfrentar los días de prueba que se os avecinan.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Los que tenéis recursos económicos, hacedlo desde ya; los que no contáis con recursos económicos, NO TEMÁIS,  porque yo vuestra Madre, NO os desampararé; Intercederé por vosotros ante mi Padre; sólo os pido que tengáis Fe y confianza y la provisión de cada día, por la misericordia de Dios os llegará.

Lo más importante mis hijitos es la Obediencia a la Voluntad de mi Padre, lo demás vendrá por añadidura.

Las naciones impías, sentirán con mayor rigor el Paso de la Justicia Divina, muchas desaparecerán de la faz de la Tierra.

Los continentes se fusionarán y quedará un solo continente; la Tierra será dividida en las Doce Tribus de Israel.

 Se acerca pues hijitos, el tiempo de vuestra Liberación; el pecado y la maldad muy pronto desaparecerán.

Gloria en Excelsi al Dios de la vida, cantan los Ángeles en el Cielo. Gloria en Excelsi, será el canto del pueblo de Dios en los días de la prueba.

Hijitos, muy pronto seréis transformados por la gracia del Espíritu en nuevas criaturas, para gloria de Dios.  El despertar de conciencias de mi Padre os mostrará la verdad y os preparará para los días de la prueba.

Las trompetas que anuncian el tiempo de la justicia divina han comenzado a sonar y muy pronto se escucharán en todos los confines de la tierra.

NO os asustéis, orad, velad y confiad; reuníos en un solo rebaño, porque se acerca vuestro Eterno Pastor.

Cuidaos hijitos míos de los lobos, porque ya andan sueltos; muy pronto los ángeles caídos, llamados por vosotros extraterrestres, se manifestarán hablando de paz; dirán que son mensajeros que vienen de otras galaxias en visita de paz.

NO creáis en sus mentiras, todo es un engaño de mi Adversario para confundir a la Humanidad. Aparecerán muchos seres llamados iluminados que engañarán a muchos, incluso a muchos de los elegidos. Los ángeles caídos tomarán forma en cuerpos humanos, para transmitir falsos mensajes que muchos creerán como mensajes del Cielo.

No prestéis pues atención a mensajes que hablan de energías y fuerzas cósmicas, porque todo  esto hace parte del engaño de mi Adversario.

Rebaño de mi Hijo, estáis pues avisados para que nada os coja por sorpresa; permaneced a mi lado y yo NO permitiré que mi Adversario os haga daño.

NO creáis en las mentiras de los falsos profetas que andan diciendo que todos estáis salvados y que Dios NO castigará a la Humanidad, porque Dios es amor.

Os lo recuerdo hijitos, Dios ES Amor, pero también ES Justicia y sin purificación NO habrá redención. Que nadie os engañe hablando de salvación sin purificación.  Para llegar al Cielo, primero debéis pasar por el Calvario; para ver la Luz, primero debéis conocer la Oscuridad.

Muy pronto LAS TROMPETAS VOLVERÁN A SONAR Y ESTA VEZ CON MAYOR POTENCIA, se escucharán como un llamado a la Humanidad para que se prepare para la llegada del Aviso.

Ya es hora hijitos de que os recojáis en vuestros hogares y os refugiéis en la Oración, porque en cualquier momento todo cambiará. No penséis que porque no ha pasado nada, nada sucederá.

Acordaos que lo escrito en la Santa Palabra de Dios se cumplirá al pie de la letra. La purificación de la Creación y las criaturas está por cumplirse como está escrito.

Hijitos, ya mi Padre me ha pedido amorosamente que lo deje hacer su Santa Voluntad; como Madre seguiré Intercediendo por la salvación de las almas y muy especialmente, por aquellas que están más apartadas de Dios.Hijitos, NO intercederé más para que se amplíe el Tiempo de Misericordia; sólo intercederé por la salvación de las almas. En Divina Voluntad ya el tiempo de la Misericordia se ha consumado; sólo falta el despertar de conciencias para que este tiempo se consuma totalmente.

Estad preparados, porque la paz del Universo muy pronto se romperá y todo comenzará a cambiar.

Falta muy poco para que el Brazo de mi Padre se descargue totalmente; el Cisma en la Iglesia llegará en cualquier momento y cumpliéndose esta profecía los demás Acontecimientos se darán en cadena.

Por eso hijitos, debéis de estar preparados, porque NO sabéis ni el día, ni la hora, en que todo comenzará.

Me embarga la tristeza al saber que muchas almas se perderán, porque NO han querido atender a los Llamados que el Cielo les está haciendo para que se acojan a la Misericordia Divina. Continúan en su loca carrera de desenfreno y pecado; cuando despierten de su letargo espiritual y quieran acogerse a la Misericordia de Dios, va a ser muy tarde para ellas; porque la Justicia Divina las separará del Rebaño de mi Hijo y ya no serán escuchadas.

Hijitos, la creación está a punto de gemir desde sus entrañas; fuego en cadena brotará de la tierra, las aguas del mar inundarán ciudades; la tierra se estremecerá y se abrirá dejando escuchar su Lamento.

¡Oh criaturas, volved a Dios lo más pronto posible, porque el Tiempo de Misericordia está llegando a su fin!

Entonad cánticos y súplicas para que la Justicia Divina os sea más llevadera y podáis afrontar estos días de prueba con Fe y Esperanza; porque os digo hijitos, que en el Tiempo de la Justicia Divina, vais a ser probados como se prueba el oro en el fuego.

Orad conmigo hijitos mi Santo Rosario y pedid por la salvación de las almas más apartadas de Dios, para que puedan alcanzar la Misericordia del Aviso. Tened caridad con vuestros hermanos y socorreos mutuamente.Permaneced unidos para que podáis caminar conmigo tomados de mi mano y podáis cruzar seguros el Paso por el Desierto de vuestra Purificación.

 ¡Adelante mis niños, la hora está cerca, pero NO TEMÁIS!

NO soltéis mi Rosario para que NO os desviéis del camino; mi Rosario es la brújula que os guiará a las puertas de la Nueva Creación.

Confiad en vuestra Madre que os ama y que no os abandonará si vosotros no la abandonáis. ¡Animo mis pequeños!

Sed valientes; refugiaos en mi Corazón Inmaculado y todo pasará como un sueño! Os ama, vuestra Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes, hijitos de mi Corazón

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

El terremoto y tsunami de Japón de 2011, denominado oficialmente por la Agencia Meteorológica de Japón como el terremoto de la costa del Pacífico en la región de Tōhoku de 2011Gran terremoto de Japón oriental del 11 de marzo, fue un terremoto de magnitud 9,0 que creó olas de maremoto de hasta 40,5 metros.

El terremoto ocurrió a las 2:46:23 p. m. hora local (05:46:23 UTC) del Viernes 11 de marzo de 2011. El epicentro del terremoto se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai, en la prefectura de Miyagi, Japón, a una profundidad de 32 kilómetros.

El terremoto duró aproximadamente seis minutos según los sismólogos.

El USGS explicó que el terremoto ocurrió a causa de un desplazamiento en proximidades de la zona de la interfase entre placas de subducción entre la placa del Pacífico y la placa Norteamericana.

En la latitud en que ocurrió este terremoto, la placa del Pacífico se desplaza en dirección oeste con respecto a la placa Norteamericana a una velocidad de 83 mm/año. La placa del Pacífico se introduce debajo de Japón en la fosa de Japón, y se hunde en dirección oeste debajo de Asia.

Fukushima: paisajes después del tsunami

El fotógrafo David Guttenfelder viajó hasta la ciudad japonesa golpeada por la naturaleza y captó la desolación de una ciudad fantasma golpeada por un brutal tsunami en 2011

Marcas en el fango

Tras la catástrofe del 11 de marzo, decenas de miles de personas fueron evacuadas de sus hogares en las proximidades de la central nuclear afectada. Sus huellas están impresas en el barro seco.

Fotos: David Guttenfelder

Ladridos en Fukushima

Dos perros se pelean en las calles desiertas de Okuma. Los primeros días después del desastre, pululaban por la zona de exclusión un sinfín de animales domésticos: vacas, cerdos, cabras, perros, gatos, incluso avestruces.

Había voluntarios que, desafiando las patrullas y los controles de la policía, recogían animales, los descontaminaban y los devolvían a sus dueños, y daban de comer a otros. Pero a mediados de verano muchas mascotas habían muerto de hambre o enfermedad.

La cama sin hacer

Los futones se suelen doblar y guardar en un armario por la mañana. Pero aquel día fatídico la gente no tuvo tiempo de ordenar la casa antes del precipitado éxodo, derivado de las órdenes de evacuación difundidas por televisión la madrugada del 12 de marzo.

Este dormitorio está en Okuma, a menos de cinco kilómetros de la central nuclear afectada. Las autoridades municipales han acusado a la compañía eléctrica Tepco de incumplir su deber de advertir a la población de la crisis inminente.

Evacuación infantil

Los ensayos de evacuación son muy frecuentes en las zonas de Japón con actividad sísmica. Por eso, cuando en marzo se produjo el desastre real, los niños sabían lo que tenían que hacer, y actuaron según lo previsto pensando en volver al colegio unos días después.

Pero han pasado meses desde que se marcharon, y en las taquillas todavía siguen las mochilas de piel que los escolares usan en Japón, que cuestan varios cientos de euros y son una de sus más preciadas posesiones. Es probable que nadie las reclame nunca.

A la búsqueda de animales abandonados

Un solitario defensor de los derechos de los animales camina por la costa de Fukushima. La central nuclear está al otro lado de la cuesta, a menos de un kilómetro de distancia.

Cuando otras regiones afectadas por el tsunami hacía semanas que habían sido despejadas de escombros, las brigadas de limpieza aún no habían llegado a esta área a causa de los niveles de radiación.

Pese a las estrictas sanciones por entrar en la zona, algunos desafiaron las restricciones para ayudar a los animales domésticos que quedaron abandonados.

Escombros tras el tsunami

Meses después del tsunami, la hierba había crecido en este vehículo tragado por las aguas en la costa cercana a Namie.

Los escombros se esparcieron por el litoral de Fukushima a consecuencia del desastre. El miedo a la radiación desaconsejó la limpieza inmediata.

Ganado abandonado

No se previno la evacuación del ganado de la zona irradiada y muchos animales fueron abandonados.

Supermercado porcino

Un cerdo deambulando por las calles desiertas del centro de Namie descubrió este supermercado, en el que se atracó de lo lindo y luego se echó una siesta.

Control policial

Policías con mascarillas protectoras hacen guardia en un control de la carretera que lleva a la ciudad de Minami-Soma. El cartel dice: «Manténgase alejado».

Formación para volver

En un gimnasio de Hirono, residentes de la zona de exclusión vestidos con trajes protectores reciben instrucciones el 8 de junio antes de ser conducidos a sus hogares para recuperar efectos personales pequeños (en el autobús no hay sitio para los grandes.)

En los viajes de ida los controles eran estrictos, dice un funcionario municipal, pero el proceso de descontaminación a la vuelta (recogida de trajes, gorros y mascarillas, y medición de los niveles de radiación) era mucho menos riguroso.

Casas de cartón

Nobuko Sanpei, de 74 años, cena en su casa de cartón en el centro de congresos Big Palette de Fukushima, en la ciudad de Koriyama. «Recorté un agujero a modo de ventana porque el calor era sofocante», explica.

Meses después del desastre nuclear, miles de refugiados vivían en «casas» de cartón instaladas en albergues, escuelas y otros espacios públicos. Sanpei, que luego se mudó a un apartamento, añora los arrozales que cuidaba con su marido en Tomioka, al sur de la central nuclear.

Intimidad reducida

Una evacuada descansa en la «vivienda» que ha improvisado en el recinto del centro de congresos Big Palette. En los reducidos alojamientos de emergencia no hay intimidad, y las enfermedades pueden propagarse rápidamente.

Las personas mayores, que han pasado su vida en comunidades rurales con gran cohesión social, son las más reacias a trasladarse lejos de la familia y los amigos.

Los trabajadores sociales intentan prevenir una oleada de kodoku-shi («muerte solitaria») entre los mayores.

Centro de evacuados

Toyoo Ide, un hombre de 69 años con la espalda tatuada, es uno de los que aprovechan los baños instalados por los militares a las puertas de Big Palette, que se ha convertido en un centro de evacuados.

Ide, que ha trabajado toda su vida en la central nuclear, se define a sí mismo como una persona bromista y con buen humor, pero echa mucho de menos su casa.

«Ahora no hay agua ni electricidad, pero si las hubiera, yo regresaría a mi hogar, con radiactividad o sin ella. Volvería hoy mismo. No puedo vivir en una ciudad extraña.»

Recuerdos abandonados

El agua estropeó un álbum de fotos abandonado en la costa de Fukushima asolada por el tsunami.

En las fotos, los niños y niñas aparecen ataviados con kimonos con motivo de una ceremonia tradicional en la que celebran el tercer, quinto y séptimo cumpleaños.

Última visita al hogar

Durante una breve visita a su hogar de Namie, Junko Shimizu hace la maleta de su marido antes de abandonar la zona.

Estragos del terremoto

En esta casa, situada dentro de los límites de la zona de exclusión, el terremoto movió el retrato de un miembro de la familia e hizo añicos el cristal del marco.

Muchos japoneses mantienen viva la memoria de sus antepasados colocando en su vivienda sombrías imágenes de patriarcas y matriarcas desaparecidos, que a menudo presiden el altar budista de la familia, donde se queman barritas de incienso y se reza por los muertos.

En la actualidad los retratos presiden casas desiertas.

Fotos: David Guttenfelder

Fukushima: paisajes después del tsunami

Lo más desgarrador de la ciudad de Namie es que todo parece en orden. La hierba verdeazulada de los prados parece fresca. Los ríos Takase Ukedo fluyen resplandecientes bajo el sol.

La barbería, la estación de trenes y el restaurante de cerdo frito parecen a punto de abrir sus puertas, lejos del caos y la destrucción que se abatieron sobre las localidades costeras un poco más al norte.

En las prefecturas de Miyagi Iwate, los relojes que las olas devolvieron a la playa se habían parado hacia las 3.15  de la tarde, la hora en que el tsunami devoró ciudades enteras.

Pero en la humilde localidad pesquera de Namie, los relojes siguen funcionando. 

Namie es uno de los nueve núcleos urbanos situados total o parcialmente dentro de un radio de 20 kilómetros de la central nuclear Daiichi de Fukushima, designado por las autoridades como zona de acceso prohibido.

Al igual que las otras ciudades de la zona de exclusión, Namie ya no existe. De sus 21.000 habitantes, 7.500 se han dispersado por Japón. Los otros 13.500 viven en alojamientos provisionales en la región de Fukushima.

Son parte de los más de 70.000 refugiados nucleares desplazados a raíz del peor accidente nuclear ocurrido desde Chernobil.

El tsunami provocó que 70.000 personas tuvieran que moverse de sus hogares y vivir en otras zonas de Japón

El fin de Namie comenzó en las caóticas horas que siguieron al terremoto del 11 de marzo. La ciudad se abre hacia el noroeste desde la central Daiichi.

Sus habitantes, guiados por las noticias de televisión sobre el accidente nuclear y por las autoridades, se dirigieron hacia la zona más alta, en el centro de la ciudad.

Siglos de tsunamis en Japón

Subir a las colinas es un acto reflejo para los japoneses, condicionados por siglos de tsunamis, pero en este caso fue una decisión nefasta, porque se dieron de bruces con el penacho de aire cargado de residuos radiactivos.

La gente se apiñó en refugios con escasas provisiones hasta el día 15, cuando otra explosión la obligó a desplazarse a Nihonmatsu.

Japanese police officers carry a body during search and recovery operation for missing victims in the area devastated by the March 11 earthquake and tsunami in Namie, Fukushima Prefecture, northeastern Japan, Friday, April 15, 2011. In the background is part of the Fukushima Dai-ichi nuclear complex.(AP Photo/Hiro Komae)

En el número de julio, la popular revista Bungei Shunju llamaba a Namie «la ciudad olvidada», cuyos habitantes nunca recibieron órdenes oficiales de evacuación, ni cuando las explosiones de hidrógeno en las unidades 1 y 3 esparcían partículas tóxicas en toda el área de Fukushima.

Provistos de máscaras y trajes protectores, los desplazados son a veces transportados en autobús a la ciudad para recuperar pequeños efectos personales y comprobar el estado de sus casas. Los viajes son breves (de dos a tres horas) para reducir al mínimo el riesgo de radiación.

Junko Yukichi Shimizu, que vivían con su hijo, su nuera y su nieto de dos años, parecen abrumados mientras se mueven lentamente por su vivienda. El 26 de julio los acompañé durante una hora en una de esas visitas a la ciudad abandonada.

La vida tras el desastre

Yukichi, de 62 años, sella las ventanas con cinta aislante mientras contempla su adorado jardín, ahora asilvestrado. Su mujer, Junko, de 59, limpia el altar budista de la familia y recoge los pocos objetos que pueden sacar de la zona de exclusión: fotos, hierbas medicinales chinas y el quimono de su hija.

Deja atrás las tablillas conmemorativas budistas.

«No hay nadie más para proteger la casa», explica. El ayuntamiento de Namie se ha instalado en unas oficinas improvisadas en Nihonmatsu.

Sus funcionarios siguen expidiendo partidas de nacimiento, intentan tener localizados a los ciudadanos, que cada vez se van más lejos, y consultan a los expertos sobre el cesio radiactivo que ha vuelto inhabitables los 222 kilómetros cuadrados de Namie.

Muchos mantienen la esperanza de regresar cuando la central esté estabilizada. Pero la gente no podrá volver a sus casas en un futuro próximo, y el Gobierno empieza a considerar la posibilidad de comprar sus viviendas.

Mientras los suaves rayos del crepúsculo en­­vuelven el paisaje urbano en un cálido fulgor, la fresca brisa marina ondula nuestros sofocantes trajes protectores.

Por un momento es posible olvidar que a pocos kilómetros, por la Ruta 6, el contador Geiger marca un nivel de radiactividad 600 veces superior al normal.

Yukichi Shimizu, que cultivaba los arrozales y trabajaba en la construcción, observa su amada ciudad hoy sin vida: «¿De verdad sería peligroso vivir aquí?».

UN PLAN DIVINO Y PERFECTO 4


En un bello atardecer de verano, María pasea despacio bajo el emparrado que cubre la terraza, llevando del brazo a su prima Isabel.

El aire está saturado con el aroma de las rosas y las abejas revolotean sobre las flores del jardín y del huerto.

Las dos conversan, mientras arrojan alimento a los palomos.

María pregunta:

–    ¿Pero por qué estás así tan triste? Dios te ha dado la alegría de ser madre y no te la quitará ahora que rebosas de ella. El pequeño Juan recibirá los besos de su madre y Zacarías tendrá todos los cuidados de su fiel esposa, hasta una edad muy avanzada.

Isabel contesta:

–    Eres buena y me consuelas. Estaba ya demasiado vieja para dar a luz a un hijo… Y ahora qué voy a tenerlo, siento miedo.

–    ¡Oh, no! ¡Aquí está Jesús! No hay que tener miedo en donde está Jesús. Mi Niño te quitó todo sufrimiento. Tú lo dijiste, cuando era tan pequeñito como un botón.

Ahora que tiene tres meses en mi vientre, siento palpitar su corazoncito alegrando el mío. Él te librará de todo peligro. Ten fe.

–    La tengo…  pero si muriera, no vayas a dejar al punto a Zacarías. Sé que piensas en tu casa; pero quédate todavía un poco más, para ayudar a mi marido con su dolor…

–    Me quedaré para congratularme con tu alegría y con la de él. Me iré cuando te sientas con fuerzas y contenta. No te intranquilices Isabel. Todo saldrá bien.

Entran lentamente a la casa e Isabel se retira a sus habitaciones, acompañada por el séquito de mujeres que están listas para ayudar en el parto a Isabel.

María va al comedor, donde Zacarías pasea muy preocupado.

Después de orar juntos, María se retira a su habitación, para seguir orando.

El tiempo pasa y al despuntar el alba del día siguiente, mientras Zacarías pasea nervioso, recorriendo de lado a lado el jardín; los gritos de la parturienta se han hecho más agudos.

María está postrada junto a su telar, suplicando al Eterno… Zacarías entra y la ve de esta manera y empieza a llorar.

Es un llanto que lo estremece con sollozos inarticulados, por el castigo sufrido por su incredulidad y que le impide hablar.

María se levanta y lo toma de la mano. Es la jovencita que con palabras maternales, consuela a aquel anciano desolado…

El sol está despuntando en el horizonte y en ese momento, entra una mujer con el feliz anuncio:

–           ¡Ya nació! ¡Eres el padre dichoso de un varoncito!Los dos alaban al Señor y le traen al bebé para que lo bendiga el padre.

Cuarenta y dos días después…

Zacarías, con sus regias vestiduras sacerdotales, se ve muy majestuoso e imponente. Su cara resplandece con la alegría de ser padre y con el honor de presentar a su varón primogénito al Señor. Parece un patriarca.

En el Templo, los guardias lo reciben con honores, igual hacen los sacerdotes.

La ceremonia de presentación del nuevo israelita y la de purificación de la madre es mucho más pomposa que cualquiera, por dos motivos: hacen fiesta por el hijo de un sacerdote y por el milagro de su nacimiento.

Toda la clase sacerdotal está presente y rodean a las personas que asisten.

Cómo María lleva entre sus brazos al pequeño Juan, mientras se dirigen al lugar de la purificación; algunos curiosos hacen sus comentarios…Una mujer dice:

–    No puede ser.  ¿No véis que está encinta? Lleva al recién nacido y Ella ya está gruesa.

Un hombre le contesta:

–    Y con todo, no puede ser sino la madre. La otra está muy anciana.

Otro comenta:

–     Tal vez sea una parienta, pero ¡Es imposible que sea la madre!

Alguien más dice:

–     Sigámoslos y veamos quién tiene razón.

Y su asombro es muy grande cuando ven que la que cumple con el rito de la Purificación es Isabel.

Ofrece su corderito balante como holocausto y sus palomos por el pecado.

Luego Isabel, radiante y orgullosa; recibe de los brazos de María a Juan y lo llevan hacia el Lugar Santo, donde lo presentarán al Señor. Un anciano comenta:

–    ¿No lo sabéis? Es el hijo del sacerdote Zacarías de la estirpe de Aarón. El que se quedó mudo cuando ofrecía el incienso en el Santuario.

Varios agregan:

–      ¿Será su hijo el Mesías que espera Israel?

–       No nació en Belén.

–       Y tampoco de una Virgen.

–       No puede ser el Mesías.

Y los comentarios siguen…

Mientras tanto, termina la ceremonia y hay una fiesta de felicitaciones sobre los padres.   Cuando salen del Templo para emprender el regreso, encuentran a José; al que María le había avisado, para regresar a Nazareth.

Al verlo, el rostro de María se alegra…

Y José la saluda con respeto:

–      La bendición de Dios esté sobre ti, María.

María contesta sonriente:

–     Y sobre ti, José. ¡Alabado sea el Señor que viniste!…  Mira, Zacarías e Isabel están a punto de partir, para llegar a su casa antes de que anochezca.

–    Tu mensaje llegó a Nazareth, cuando estaba realizando algunos trabajos en Caná. En cuanto me enteré me vine. Perdóname por no llegar a tiempo para la ceremonia.

–    No. Tú perdóname por haber estado tanto tiempo lejos de Nazareth. Ahora Isabel ya está más fuerte y no me necesita más.

–    Hiciste bien, mujer.José saluda y conversa con los primos y los felicita por todo.

Admira al vigoroso niño que cuando lo apartan de la tetapara mostrárselo a José, chilla y patalea a todo pulmón.

Todos ríen de sus protestas y la charla se generaliza.

María mira a José con una mezcla de aflicción y de sondeo.

También él la mira.

Y después de algunos minutos se inclina sobre ella y le pregunta:

–           ¿Estás cansada? ¿O te duele algo? Estás pálida  y triste…

–           Lamento separarme de Juanito. Lo quiero mucho. En cuanto nació lo estreché contra mi corazón…

José no pregunta más.

La hora de despedirse ha llegado.

Entran en el mesón donde dejaron encargado el carruaje y el asnillo con el equipaje de María.Las dos primas se abrazan con cariño y María besa una vez más a Juanito antes despedirse de Zacarías.

Luego le pide su bendición.

Al arrodillarse ante el sacerdote, el manto se le resbala de la espalda y bajo el ardiente sol del estío, queda de manifiesto su cuerpo redondeado por la gravidez.

Luego, cuando van a subir sobre sus borriquillos, José le ayuda a María para que suba a la silla y la observa…

Pero no dice ni una palabra. 

¿Quién podrá describir con exactitud el dolor de José, sus pensamientos, la agitación de su alma?…

Como pequeña barca en medio de la borrasca, se encuentra en el centro de una vorágine de ideas contrarias: en un afluir de reflexiones, la una más punzante y dolorosa que las anteriores.

Es un hombre aparentemente traicionado por su mujer. Ve que se derrumba su buen nombre y la estima que el mundo tiene por él. Creyó ver que se le señala con el dedo y se le compadece en Nazareth…

Y también sintió que su cariño y la estima que tiene por María, se desbaratan ante la cruda evidencia del hecho que tiene ante sí…Pero es un hombre justo y valiente. Guarda un heroico silencio…

Y emprenden el regreso a Nazareth y toman el camino principal que va a Galilea.

Tres días después…

En una radiante mañana, María está tejiendo bajo la sombra de un manzano cargadísimo de fruta.

El rocío de la madrugada, todavía cubre las hojas de las flores en el jardín.

Bajo los párpados se ven las ojeras y sus ojos están hinchados de tanto llorar. Sus lágrimas caen sobre su trabajo y en su aflicción suspira, con una gran pena en su corazón.

En el silencio circundante, tan solo se escucha el murmullo del agua que cae en un estanque en el fondo del huerto.

María se estremece al escuchar un golpe en la puerta de la entrada de la casa.

Deja la rueca y el huso y se levanta para ir a abrir.  Aun cuando su vestido blanco es amplio y lo lleva suelto, no logra esconder lo redondo de su vientre.

Cuando abre la puerta, se encuentra frente a José.

Su cara marfileña palidece aun más y lo mira con ojos interrogadoramente tristes.

José la mira con ojos suplicantes…

Ninguno de los dos dice nada.

Por un largo momento, solo se miran.

Luego, es María la que interroga:

–     ¿A esta hora José? ¿Tienes necesidad de algo? ¿Quieres decirme algo? Ven.

José entra y cierra la puerta. Pero no dice nada.

María pregunta:

–     Habla José. ¿En qué te puedo servir? Una voz ronca y ahogada por el llanto contenido, implora:

–     En que me perdones.

José se inclina para arrodillarse…

Pero María, que es siempre reservada en tocarlo, lo toca en el hombro y se lo impide.

María se ruboriza y palidece alternadamente mientras dice:

–     ¿Mi perdón? No tengo nada qué perdonarte, José.

Sólo tengo que darte las gracias por todo lo que hiciste aquí cuando estuve ausente  y por el amor que me das.

José la mira.

Dos gruesas lágrimas asoman en sus ojos oscuros de mirada noble y profunda y ruedan por sus mejillas hasta su barba.

Y dice con la voz entrecortada:

–     Perdón, María. Desconfié de ti. Ahora lo sé. No soy digno de tener un tesoro tan grande.

Falté a la caridad. Te acusé en mi corazón. Te acusé injustamente, porque no te pregunté la verdad.

Falté a la Ley de Dios, porque no te amé como me habría amado a mí mismo…   María responde gentil:

–     ¡Oh, no! ¡En nada has faltado!

–     Sí, María. Si hubiera sido acusado de un crimen semejante, me habría defendido. Tú…

No quería que te defendieses, porque estaba para tomar mis propias decisiones, sin preguntarte cosa alguna. Falté al haber sospechado de ti.

Aun la sola sospecha es ofensa, María. Por el dolor que he sufrido… Tres días de suplicio… Perdóname María.

–      No tengo nada qué perdonarte. Más bien soy yo quién te pido que me perdones por el dolor que te causé….

–     ¡Oh! ¡Sí que fue un dolor! Mira, hoy mismo me dijeron que en las sienes he encanecido. Y me he demacrado como un viejo.

Estos días han sido para mí, más que diez años de vida.

¿Por qué María has sido tan humilde en callar, en no decir a tu esposo tu gloria y permitir que sospechase de ti?José no está arrodillado, pero está tan inclinado que es como si lo estuviese..

Y María le pone su pequeña mano sobre la cabeza y sonríe.

Parece como si lo absolviera.

Y dice:

–     Si no lo hubiera sido de una manera perfecta, no habría merecido concebir al Esperado que viene a cancelar la Culpa de la Soberbia que destruyó al hombre.

Obedecí… Porque Dios me pidió esta obediencia… Mucho me costó… Por ti, por el dolor que sufrirías…

Pero no tenía más alternativa que obedecer… Soy la esclava de Dios… Y los esclavos no discuten las órdenes que reciben.

Las ejecutan, José; aun cuando hagan llorar sangre. – María llora silenciosamente mientras dice esto.

José, inclinado como está; no lo advierte hasta que una lágrima cae al suelo…

Y levanta su cabeza…

Toma las manos de María entre sus manos morenas y fuertes y besa la punta de sus dedos que sobresalen entre las suyas.

Mientras dice con firmeza:

–           Ahora hay que tomar todas las providencias, porque…

José no agrega más, pero mira el cuerpo de María que se ruboriza toda.   Ella se sienta de golpe para controlar su turbación, en un movimiento instintivo por ocultarse a la mirada masculina.

Y José agrega apresurado:

–     Hay que hacerlo cuanto antes… Vendré a vivir contigo.

Cumpliremos con la ceremonia del matrimonio, la semana entrante… ¿Está bien?

–    Todo lo que haces está bien, José. Eres el jefe de la casa y yo tu sierva.

–     No. Yo soy tu siervo.  Soy el siervo bienaventurado de mi Señor que crece en tu seno. Bendita tú eres entre todas las mujeres de Israel. Esta noche avisaré a mis familiares.

Y luego… Cuando esté aquí, trabajaremos para recibirlo…

¡Oh! ¡Cómo podré recibir en mi casa a Dios? ¿En mis brazos a Dios?

Me moriré de alegría… ¡Jamás me atreveré a tocarlo!

–    Lo podrás… Como lo haré yo también por la Gracia de Dios.

–    Pero tú eres Tú. Yo soy un pobre hombre. ¡El último de los hijos de Dios!…

–    Jesús viene por nosotros los pobres, para hacernos ricos en Dios.

Viene a nosotros dos, porque somos los más pobres y reconocemos serlo.

Alégrate José. La estirpe de David tiene al rey esperado y nuestra casa se hace más fastuosa que el palacio de Salomón.Porque aquí estará el Cielo y nosotros compartiremos con Dios el secreto de la Paz que más tarde los hombres conocerán.

Crecerá entre nosotros y nuestros brazos servirán de cuna al Redentor que crecerá. Y nuestras fatigas lo alimentarán y lo cuidarán…

¡Oh, José! ¡Oiremos la Voz de Dios, llamarnos padre y madre! ¡Oh!…

Y María llora con un llanto pleno de alegría.

José, que se ha arrodillado a sus pies, llora con la cabeza escondida entre los pliegues del amplio vestido blanco de María.

Los días pasan y después de la ceremonia del matrimonio, que levanta una ola de comentarios nada caritativos.

Entre todos los que vieron a una novia con las redondeces de una avanzada gestación…Y que los censuraron por no haberlo celebrado cuando estas humillaciones se hubiesen evitado,

José se fue a vivir a la casita de María.

Tres meses después, en pleno invierno, María está trabajando, haciendo el recamado de una fina tela blanca.

Deja su labor porque ya anochece y la luz que entra del huerto es cada vez más opaca.

Se levanta y su vientre, totalmente abultado, no le impide andar con ligereza majestuosa.

Con el donaire y dignidad de una verdadera reina.

Su sonrisa está llena de dulzura y majestad. Su bellísimo rostro ha cambiado.   Ahora ya es una mujer que ha adquirido la perfección de esa belleza que ilumina a las mujeres que esplenden, con la gloria de la maternidad.

José regresa del poblado y María le envía una sonrisa llena de amor.

José le corresponde, pero no puede ocultar un gesto preocupado.

María lo mira con ojos interrogantes y se levanta para tomar el manto que José se está quitando.

Lo dobla y lo pone sobre el arquibanco, mientras José se sienta junto a la mesa. Apoya su codo en ella, muy pensativo.

Y mientras, con la otra mano; con movimientos nerviosos se acomoda y se desacomoda la barba.

María le pregunta:

–    Tienes algo que te atormenta…  ¿Puedo consolarte?

José contesta:

–   Tú siempre me consuelas, María. Pero esta vez, tengo una gran preocupación… Por tí.

–   ¿Por mí José? ¿De qué se trata?

–    Pusieron un Edicto en la puerta de la sinagoga. Se ordena que todos los palestinenses se empadronen.

Y hay que ir a empadronarse al lugar de origen. Nosotros debemos ir a Belén…  –     ¡Oh! –Interrumpe María poniéndose una mano en vientre… Jesús ha saltado de gozo.

José dice:

–     Te molesta,  ¿Verdad? Es duro lo sé.

–     No, José. No es esto. Creo… Pienso en las Sagradas Escrituras. En Raquel, madre de Benjamín y mujer de Jacob de la que nacerá una Estrella…

José completa:

–     El Salvador…  Raquel fue sepultada en Belén, del que está escrito: “Y tú, Belén de Efratá, eres el más pequeño entre los poblados de Judá; pero de ti saldrá el Dominador…”

José se sobresalta y pregunta:

–      ¿Crees… crees que ya llegó el tiempo? ¡Oh! ¿Cómo haremos?

José está asustado y mira a María con ojos llenos de compasión….

Ella lo ve y sonríe.

Y trata de despejar su preocupación:

–      José, el tiempo está ya muy próximo.  Pero el Señor puede abreviarlo, para quitarte esta preocupación. No tengas miedo…

–      ¡Pero el viaje!… Y si das a luz allá, ¿Qué vamos a hacer? No tenemos casa… No conocemos a nadie…–      No tengas miedo… Todo saldrá bien. Confiemos en Dios. Él nos guía… También el Edicto es su voluntad.

¿Qué cosa es el César?…  ¡Un instrumento de su voluntad!…  Desde que el Padre determinó perdonar al hombre, arregló todos los sucesos para que su Mesías naciese en Belén…

Mira que un poderoso que nos domina desde una nación muy lejos de aquí, ahora quiere conocer el número de sus súbditos y nos ordena que vayamos a Belén, para cumplir las Profecías…

No tengas miedo… Dios sabe cómo nos protegerá… Él está con nosotros.

José la mira sorprendido y recupera su sonrisa.

Luego dice con alegría:

–     ¡Bendita tú, sol de mi espíritu! Ya no perdamos tiempo; pues hay que partir lo antes posible…  Y tenemos que regresar pronto, porque aquí todo está preparado para Él… Para Él…  –     Para nuestro hijo, José. Tal lo debe ser a los ojos del mundo, recuérdalo.

El Padre ha rodeado con el Misterio su venida y nosotros no tenemos el derecho de levantar el velo.

Él, Jesús; lo hará por Sí Mismo, cuando llegue la Hora…

–     Tienes razón como siempre, bendita mía. Voy a prepararlo todo para nuestro viaje.

–      Está bien esposo mío. Partiremos cuando  lo dispongas…

Y José se adelanta a preparar los borriquillos…María revela:

–     También mi José tuvo su pasión. Empezó  en Jerusalén cuando vio mi estado. Y duró varios días, lo mismo para él, que para mí.

Espiritualmente no fue menos dolorosa y tan solo porque mi esposo era un Justo, se mantuvo de una forma tan digna y silenciosa, que los siglos apenas si lo han notado.

¡Oh, nuestra primera pasión! ¡Quién puede describir su íntima y silenciosa intensidad!

¡Quién mi dolor al comprobar que el Cielo no me había escuchado todavía, revelando a José el Misterio!

Comprendí que lo ignoraba al verlo tan respetuoso conmigo, como de costumbre. Si hubiera sabido que llevaba en mi seno al Verbo de Dios, hubiera adorado al Verbo encerrado en mí, con actos sólo dignos para Dios.

¿Quién puede describir mi abatimiento que trataba de vencerme y de persuadirme que había esperado en vano en el Señor?

Pienso que fue la rabia de Satanás. Sentí que LA DUDA se levantaba tras de mi espalda y alargaba sus zarpas heladas para apresarme y hacer que no orase.

LA DUDA, que es tan peligrosa y tan letal al corazón.

Letal porque es el primer microbio de la enfermedad mortal que lleva por nombre: DESESPERACIÓN’. Contra la que se debe reaccionar con todas las fuerzas, para que el alma no se pierda, ni se pierda a Dios.

El Dolor de José.

En este punto su santidad brilla más alta que la mía.

Lo digo con afecto de esposa, porque quiero que améis a mi José. A este sabio y prudente hombre. A este hombre paciente y bueno, que está unido al Misterio de la Redención por un desgarrador e indescriptible sufrimiento.

Él os salvó al Salvador a costa de su sacrificio y de su santidad.  Si hubiese sido menos santo, hubiera obrado humanamente denunciándome como adúltera para que fuese lapidada y el hijo de mi pecado muriese conmigo.

Si hubiera sido menos santo, Dios no le hubiera concedido sus luces como guías en semejante prueba.

Pero José era un santo.

Su espíritu limpio vivía en Dios. Su caridad era grande y fuerte.

Y por su caridad os salvó al Salvador cuando no me acusó ante los ancianos y más tarde, cuando con su obediencia nos llevó hasta Egipto.

Breves en número, pero tremendos por su intensidad; fueron los tres días de la pasión de José y mía.

De mi primera pasión, porque comprendía su sufrimiento y no podía consolarlo, porque tenía que obedecer la orden de Dios que me había dicho: “¡No digas nada!”

Cuando llegamos a Nazareth y vi que se iba después de una lacónica despedida, inclinado como si hubiese envejecido de repente.

Y que no vino por las tardes como solía hacerlo; os aseguro hijos, que mi corazón lloró lágrimas de sangre.  Encerrada en mi casa sola, en donde todo me recordaba la Anunciación y la Encarnación.

Y donde todo me recordaba a José, unido a mí con una castidad intachable.

Tuve que hacer frente al desconsuelo, a las insinuaciones de Satanás y esperar, orar…

Y perdonar las sospechas de José y la agitación de su justo desdén.

Porque es menester esperar, orar y perdonar, para obtener que Dios intervenga a nuestro favor.Cuando vinisteis a servir a vuestro Dios aquí a la Tierra, Él se comprometió con vosotros de cuidaros en todo momento…

Y ese “todo momento” NO tiene descanso Mis pequeños, estáis en todo momento en el Pensamiento y en el Corazón de vuestro Dios.

Así que, antes de que volváis a querer decir que vuestro Dios no se acuerda de vosotros; que ciertamente es un error gravísimo, meditéis y calléis.

Y antes que nada, agradeced que vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador, que os está cuidando, está velando por vosotros en todo momento.

Llegará un momento en que Lo conoceréis y Lo veréis Cara a cara. conoceréis Su Amor, os daréis cuenta Quién es vuestro Dios y todo lo que recibisteis de Él, desde el momento de vuestra concepción…

Y por qué se os concedió el Don de la vida.

NO seáis ingratos con vuestro Creador, Él es Puro Amor y si algo sucede en vuestra existencia, Él está velando por vosotros, está viendo por vuestro bien, porque Él es Puro Bien.Aceptad de corazón, lo que venga a vuestra vida, es para vuestro bien.

A veces, tendréis que esperar mucho tiempo, a veces poco; pero el final, será bellísimo y lo agradeceréis infinitamente. Todos vosotros a lo largo de vuestra existencia, tendréis pruebas. Algunas, para que os reforcéis en la Fe y en el Amor.

Otras, para que os acerquéis más fuertemente a Su Corazón. Otras más, para que os deis cuenta de que debéis vivir en humildad y en un sometimiento total a la Voluntad de vuestro Dios y Señor.

Yo Soy el Ejemplo Fiel de lo que os sucede. Yo Misma, también fui probada y fue una Prueba muy fuerte.

Una prueba que en cierto momento, merecería a la muerte…

Porque Me tomó el Santo Espíritu y Me dio la Vida en Mi Vientre, de Aquél que fue vuestro Salvador. Vosotros NO estáis en ese momento fuerte, en el que os estéis jugando vuestra vida.

Deuteronomio 22,23 Muerte a la virgen infiel y traidora

Yo, Me estaba jugando la vida, pero acepté la Voluntad de Nuestro Padre, de Nuestro Dios y ved el Regalo que obtuve al final: al Salvador. El Mesías, se desarrolló en Mi Vientre.

¡Qué Alegría, qué Honor! Y todo eso Me lo concedió Nuestro Dios y Señor, porque acepté Su Voluntad sin ponerLe ninguna restricción. Me di en totalidad por Él, Me di en totalidad por vosotros.

Os digo esto Mis pequeños, para que confiéis plenamente en vuestro Dios.

Si vosotros Lo estáis siguiendo, si vosotros creéis en Él firmemente, si vosotros NO tenéis duda de que vuestro Dios os ve, os guía, os consiente, os prueba; pero sobre todo, OS AMA, NO TEMÁIS.

 Simplemente, dejad que Él se manifieste en vosotros, como se Manifestó plenamente en Mí, Su Sierva.

Amad fuertemente a Nuestro Dios. AmadLo podría decir con locura, porque NO HAY ningún amor en la Tierra, que se pueda parecer al Amor que Nos da Nuestro Dios.  ¡Tanto Amor, tanta Dulzura, tanta Delicadeza! Cada uno de vosotros habréis sentido en algún momento de vuestra vida, Su Presencia.

Su trato siempre delicado, sin que os fuerce en ningún momento. OS DA LA LIBERTAD TOTAL, para que escojáis el seguirLe o el traicionarLo y darLe la espalda. O Le dais alegría o Le dais tristeza.

Vosotros mismos ahora, podréis juzgaros. Si estáis recibiendo solamente bienes de parte de Nuestro Dios, ¿Acaso Él se merece que Le paguéis con males, con traición, con grosería, con pecado?…

¿Verdad que NO, Mis pequeños? Si realmente amáis a vuestro Dios, amadLe. AMADLE con todas vuestras fuerzas, con todo vuestro amor.

Dejad que desde el Cielo os ilumine Mi Señor y Mi Dios. PedidLe a la Comunión de los Santos que os ayuden a entender vuestra misión, que os ayuden a llevarla con la mayor perfección posible, como Nuestro Dios y Señor se merece.

Venid a Mí, Mis pequeños. Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, que también velo continuamente por vosotros. Yo, como Madre vuestra os instruyo, os aconsejo y os explico tantas cosas tan bellas, que vienen de Nuestro Dios y Señor.Venid a Mí y pedidMe Consejo y Me daréis  gran alegría, porque os podré hablar de Mi Señor y Mi Dios y Me daréis esa alegría de transmitiros las Verdades del Cielo, Sus alegrías y el futuro que os espera, tan bello, tan santo, tan puro.

Es tan bello todo lo viene de Nuestro Dios y cada uno de vosotros está llamado a regresar al Reino de los Cielos. 

Fuisteis creados para producir Amor. 
Hacedlo Mis pequeños.

La humanidad necesita del Amor de Nuestro Dios. Necesita conocer también, Su Perdón.

Venid a Mí Mis pequeños, para que os ayude a apreciar las bellezas que os tiene preparadas Nuestro Dios para toda la Eternidad.

DejadMe Mis pequeños, que os enamore del Amor de Nuestro Dios.

DejadMe Mis pequeños, que os lleve hasta la profundidad del Corazón de Mi Hijo. PermitidMe Mis pequeños, que os llene de Mi Amor, que es el Amor de la Trinidad en Mí.Lo que ahora vivís; por un lado es una prueba para vuestra fidelidad hacia el Amor Infinito de Nuestro Dios. Por otro lado, es para engrandecer el Reino de Nuestro Dios y con eso os ganaréis más Gloria en el Reino de los Cielos.

Mientras más hagáis en la Tierra, por que conozcan el Amor y las Verdades enseñadas por Mi Hijo, más grandes seréis en el Reino de los Cielos.

Os he dicho que Nuestro Padre, Nuestro Dios, vela por cada uno de vosotros en todo momento. NO hay segundo que NO esté con vosotros. Os conoce perfectamente.

Tratad pues Mis pequeños, de complacerLe a Quien con todo Amor os creó. ¡Valéis tanto para Él!

Vosotros NO tenéis idea de lo que valéis para vuestro Dios, vuestro Creador.

Cuando Él crea a un ser, le da capacidades que vosotros NO tenéis idea aún, de lo que podéis hacer. Pero primeramente OS PRUEBA, para ver si sois merecedores de todo lo que Él tiene pensado daros.

Todos esos regalos y más, se os van dando a lo largo de vuestra existencia y se incrementarán cuando hayáis cumplido vuestra misión aquí en la Tierra, cuando vuestra alma se libere de vuestro cuerpo.Vuestras potencias espirituales, también se liberarán y os daréis cuenta de todo lo que hizo vuestro Dios y Creador por vosotros. El cuerpo, afectado por el Pecado Original os limita…

Pero ya liberados, gozaréis infinitamente todo lo que tenéis, todo lo que se os ha otorgado…

Pero especialmente el Amor. Por eso, tanto os lo insistió Mi Hijo. Toda Su Evangelización, se resume en ello: el Amor. 

El Amor primeramente hacia vuestro Creador. Luego, el Amor hacia vuestro Salvador. luego el Amor de Mi Santo Esposo, el Espíritu de Amor, que os da las capacidades para amar, para servirLe a vuestro Dios en Su Santísima Trinidad…

Y os da las Potencias del Alma que cada uno recibe primeramente, para cumplir su misión y posteriormente, como regalo eterno por haber cumplido correctamente con lo que se os pidió.

¡Es tanto el Amor que se derrama sobre cada uno de vosotros, que debierais estar agradeciendo día y noche lo que tenéis…!

 ¡Y que con Fe, debéis aceptar.  Agradeced. AGRADECED en todo momento que vuestro Creador, vuestro Dios, NO aparte de vosotros Su Vista NI Sus Bendiciones, ni por un segundo.

Sois Su Creación, sois Su regalo si vivís para Su Bien, si vivís para Su Voluntad. Si vivís para expandir Su Amor sobre la Tierra.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo pido Yo ahora, Mis pequeños.

MOMENTOS DIFÍCILES SE VENDRÁN

TENÉIS QUE PREPARAROS

PARA SER MUY VALIENTES Y TREMENDAMENTE INTRÉPIDOS

MI AMADO ESPOSO, EL SEÑOR SAN JOSÉ Y YO

ACABAMOS DE DAROS EL EJEMPLO

Dejaos pues que el Amor Infinito de la Santísima Trinidad, os colmen plenamente. Os transformen y así podáis entender tanto Amor que recibís de vuestro Dios.

Y de esta forma, también sepáis agradecerLe a vuestro Dios, como Él se merece.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/