Archivos de etiquetas: Guerra Espiritual

RUMORES DE GUERRA 1


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Mateo 24 – Biblia de Jerusalen

Jesús predice la Destrucción del Templo

1. Salió Jesús del Templo y cuando se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle las construcciones del Templo.

2. Pero él les respondió: «¿Veis todo esto? Yo os aseguro no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derruida.»

Señales antes del Fin

3. Estando luego sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él en privado sus discípulos, y le dijeron: «Dinos cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo.»

4. Jesús les respondió: «Mirad que no os engañe nadie.

5. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos.

6. Oiréis también hablar de guerras y RUMORES DE GUERRAS. ¡Cuidado, no os alarméis! Porque eso es necesario que suceda, pero NO es todavía el fin.

7. Pues se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá en diversos lugares hambre y terremotos.

8. Todo esto será el comienzo de los Dolores de Alumbramiento.

9. «Entonces os entregarán a la tortura y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre.

10. Muchos se escandalizarán entonces y se traicionarán y odiarán mutuamente.

Enero 09 de 2020

Habla Dios Padre

Yo soy un Dios Vivo. Yo estoy entre ustedes. Yo guío a Mi Pueblo según las necesidades que van naciendo entre ustedes.

Yo no soy un Dios, como muchos piensan, sentado allá a lo lejos en Su trono en el Cielo, que no se da cuenta exacta de lo que pasa con sus hijos en la Tierra.

No hijos MÍos, Yo vivo entre ustedes, es más, VIVO EN USTEDES.  Cuando bajasteis a la Tierra junto con vuestra alma, al momento de vuestra concepción

Mi Amor os acompañó y os acompaña durante toda vuestra vida en Mi Tercera Persona, Mi Santo Espíritu de Amor.

El Vive realmente en vosotros, El os guía, El os aconseja, El os lleva por los caminos de la salvación, El os inculca Mis Preceptos y El es, en una palabra, vuestra conciencia.

El Vive en vosotros y os conoce perfectamente y espera pacientemente a que vosotros os deis cuenta de esa vida sobrenatural y esos grandes tesoros, que son sus dones, que viven dentro de vosotros. Algunos prontamente, otros tardíamente os dais cuenta de ello.

Hijos Míos, ¡qué tesoro tan grande he puesto en cada uno de ustedes! Buscáis los tesoros de la Tierra, que no son NADA en comparación al grandísimo tesoro que lleváis cada uno de vosotros en vuestros corazones.

Si de esto os dierais cuenta, la alegría os invadiría; viviríais agradeciéndoMe tanto bien que os he dado y Yo Me complacería y os daría más.

Mi Hijo Jesucristo os lo dijo durante Su vida sobre la Tierra: “Buscad el Reino de Dios que vive en vosotros”

Vosotros buscáis oro y piedras preciosas de la Tierra, os peleáis por ellas, hacéis guerras de pueblos contra pueblas sólo para acrecentar vuestros bienes materiales y no os dais cuenta del tesoro grandísimo que lle­váis en vosotros mismos,

DIOS CREADOR

Me lleváis a Mí, Creador del Universo entero, y vosotros siendo Mis hijos, tenéis también en propiedad TODOS mis bienes.

¿Para qué buscar y pelear por los pequeños bienes de la Tierra, cuando vosotros sois poseedores conmigo, de TODOS los bienes del Universo?

Recapacitad hijos Míos. Yo os he dado la Fe para que pudierais pasar la prueba de amor en vuestra misión sobre la Tierra.

Esta Fe, si la buscáis y la entendéis, os va a dar la Esperanza, ya en vuestro estado espiritual, al terminar vuestra misión, de poseerMe en totalidad.

Ahora, vosotros, sobre la Tierra, podéis poseerme y vivir conmigo y po­seer todos mis bienes en una forma parcial. Puesto que vuestro cuerpo es lastre, para poder subir plenamente hacia Mí,

vuestra alma, puesta a Mi servicio por vuestra voluntad, puede vivir plenamente mis gracias y regalos con que Yo vuestro Padre os dono día a día.

Vivan pues en la Oración profunda de vuestros corazones para que podáis encontrarnos y podáis vivir de esa vida sobrenatural, que es Mi propia vida.

8 Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado, de rectitud y de juicio; 9 de pecado, porque no creen en mí; 10 en lo que concierne a la rectitud, porque yo voy al Padre y no me verán más; 11 y de juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado. 12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar.

Yo les dije a Mis apóstoles, “vosotros no sois de éste mundo” y el Mun­do no los entendía.

Esto es que cuando lleváis verdaderamente esa vida interior sobrenatural, conmigo, estaréis viviendo de Mi vida y estaréis gozando del Universo entero…

Y entonces os daréis cuenta de la pequeñez de la Tierra y de sus bienes. Y los compararéis con la inmensidad infini­ta de los bienes que vuestro Padre y Creador os ha regalado y no os ha­béis dado cuenta.

BuscadMe y no os defraudaré, os lo aseguro. Yo Soy vuestro Dios, vues­tro Padre que tanto os ama.

Hijitos Míos, la Verdad es solamente una y la Verdad viene de Mí. Yo Soy vuestro Dios y Creador, Yo Soy el Único que conoce todo lo Creado y no hay nadie que esté sobre Mí.

Vosotros Mis pequeños, que vinisteis a la Tierra a servirMe, Yo os di la Luz del Espíritu Santo para que vosotros actuarais en la Verdad,

Estáis en terrenos de Satanás y vinisteis a contrarrestar toda ésa mentira y maldad con que Satanás ha contaminado al Mundo.

Pero si vosotros no estáis Conmigo, con vuestro Dios; si queréis cada uno de vosotros hacer vuestra propia verdad, nunca alcanzaréis a lo que vinisteis a la Tierra,

A SER CORREDENTORES, JUNTO CON MI HIJO

A LEVANTAR A ÉSTE MUNDO HACIA LA VERDAD Y HACIA EL AMOR

Ciertamente seguir a la Luz, venir hacia Mí, es difícil; porque tenéis que luchar contra vosotros mismos y contra todo lo del mundo.

Aquellos que han preferido seguirMe a Mí, vuestro Dios, tienen que negarse a sí mismos, y vuestra soberbia os impide esto, Mis pequeños.

Si os comprometéis Conmigo, si vosotros venís a Mí, seréis muy superiores a lo que satanás os propone y os promete,

él sabe que si vosotros os negáis, negáis lo del mundo,  abrazáis la Luz y la seguís, vais a ser superiores a él, porque él no puede ver la Luz, él no puede vivir en el Amor y él no puede luchar contra la humildad

No podemos decir que amamos a Dios y estar abrazando los placeres de este mundo.

Y por eso os ataca y os engaña, para que tengáis una vida fácil y regalada en el mundo; a cambio de tener una vida difícil, pero llena de Bendiciones si Me seguís a Mí.

EL TIEMPO ES CORTO YA MIS PEQUEÑOS,

Y ESTÁIS EN EL OJO DEL HURACÁN,

A CUALQUIER LADO QUE VAYÁIS, HAY TRIBULACIÓN

Es el Amor el que vencerá y eso está escrito en las Sagradas Escrituras; si estáis Conmigo, venceréis junto con Mi Hijo porque Él venció a la Muerte, venció a Satanás, venció al Mundo;

pero si vosotros os queréis mantener en vuestra necedad, en vuestra soberbia, en vuestro error, sucumbiréis como el mismo Satanás ha sucumbido.

Os amo Mis pequeños y quiero que regreséis todos como el hijo pródigo, que entendáis vuestro error; que regreséis a Mí que Soy vuestro Padre y vuestro Dios, para que Yo os regale de todas Mis Bendiciones eternamente.

Hijitos Míos, debéis ser como ésos marinos que van en su barco y de repente les toca la tormenta, pero ellos mantienen su rumbo.

Las olas vienen y van y, a ratos, ellos mismos sienten como si su barco fuera a voltearse y terminar ahí entre el oleaje asesino.

Pero ellos confían en seguir adelante, confían en que el rumbo que ellos han tomado es el correcto, confían en que llegarán a tierra firme y así pondrán a salvo su vida.

Estáis todos vosotros, la humanidad entera, en ésos momentos, en ése oleaje impetuoso. Veis olas de un lado y de otro que os atacan, atacan vuestra vida, atacan vuestros principios, atacan vuestra paz interior,

pero vosotros ya habéis tomado un rumbo fijo, que es el seguirMe a Mí, vuestro Dios, que es el buscarMe, PASE LO QUE PASE, para encontrar siempre ésa paz interior, pero sobre todo,

SABER QUE AL FINAL SIEMPRE VOY A ESTAR AHÍ, ESPERÁNDOOS,

COMO ÉSA TIERRA FIRME QUE A LO LEJOS VEN LOS MARINOS Y SE ALEGRAN.

Y al ver la tierra firme, trabajan más fuertemente para que el oleaje no los destruya. Y así, siguen adelante con una firme esperanza de salvar su vida y entrar en paz.

Así deberéis estar vosotros, Mis pequeños, en éstos momentos de la humanidad; no os preocupéis por el oleaje impetuoso y asesino para vuestra alma,

Porque Satanás os está llevando a diferentes situaciones de pecado y de maldad, en donde todo os lo hace ver normal y aceptable en vuestra sociedad,

Pero que la realidad es otra, porque cuando os alejáis de Mí y de Mis Leyes, ciertamente todo se os vuelve aceptable en vuestra vida,

Pero si estáis Conmigo y habéis puesto Mis Leyes y Mandatos en medio de vuestro corazón, nada ni nadie os sacarán de ésta firme idea, de ésta firme esperanza.

Y lucharéis ante ése oleaje, que son los que os rodean y que viven en el mal, para alcanzar tierra firme, que es el alcanzarMe a Mí, plenamente y así obtendréis Mi Paz y Mi Amor

Y ése será vuestro premio eterno, Mis pequeños. Alcanzaréis el Reino de los Cielos, aquellos que os mantengáis firmes, en la idea de alcanzarMe y de estar Conmigo.

No os preocupéis qué tan altas sean las olas, o sea, el ataque de Satanás que os venga en vuestra vida, si os mantenéis firmes, no caeréis y si caéis, os levantaréis, porque estáis luchando por alcanzarMe.

Estáis viendo a lo lejos la tierra firme y todavía os falta un poco para llegar a ella y debéis luchar todavía para alcanzarla, no os dejaréis vencer y no os ahogaréis en el camino; seguiréis adelante porque valéis mucho, porque Yo os he dado mucho.

SOIS MIS HIJOS, SOIS HIJOS DE TODO UN DIOS

Y VALÉIS INMENSAMENTE, INFINITAMENTE, PODRÍA DECIR,

Y ESTO LO SABE SATANÁS

Y POR ESO NO QUIERE QUE LLEGUÉIS AL FINAL DEL CAMINO.

Os seguirá atacando, pero os pido perseveréis, Mis pequeños porque valéis mucho más que él. Él se dejó caer, no quiso seguirMe y perdió todo.

No seáis como él, que podáis perder todo porque os creáis mejor que Yo o sintáis miedo en el camino, creyendo que no podréis llegar hasta el final.

Mi Gracia todo lo puede, Mi Amor os da fuerzas inconmensurables.

OS PIDO SIGÁIS ADELANTE, AUNQUE LA TORMENTA CREZCA,

YO ESTARÉ CON VOSOTROS, AYUDÁNDOOS, TOMÁNDOOS DE LA MANO,

HACIENDO TODO LO NECESARIO PARA QUE ALCANCÉIS TIERRA FIRME.

OFRECEDME TODO EN VUESTRA VIDA Y ORAD CONTINUAMENTE…

 Sí, hijitos Míos, pedidMe por aquellos de vuestros hermanos a los cuales su cruz se ha vuelto inmensa y pesadísima, que ciertamente no es la cruz que Yo os doy.

Tenéis una cruz cuando venís a la Tierra a servirMe. Primeramente, ésta cruz causada por el Pecado Original puede mantenerse pequeña y llevadera si os mantenéis Conmigo.

Si estáis Conmigo, porque YO OS AYUDARÉ A CARGARLA,  NO SUFRIRÉIS tanto como aquellos que al apartarse de Mí, al no vivir bajo Mis Leyes y Preceptos y vivir para el Mundo y con el mundo, llenándoos así de pecados y de problemas,

ENTONCES ES CUANDO SU CRUZ SE VUELVE INSOPORTABLE

Yo os he dado una cruz, a cada uno de vosotros en vuestra vida, para que la unáis a la Cruz de Mi Hijo, que ésa Cruz Él la tomó sobre Sus hombros y a lo largo de Su Vida, para poder pedir por el perdón de vuestros pecados y por vuestra salvación eterna.

Él estaba cargando vuestra Maldad, vuestros errores, vuestras incertidumbres, vuestra vida de error.

Cuando vosotros cargáis vuestra cruz, estáis quitando el peso que corresponde a cada uno de vosotros en la Cruz de Mi Hijo, de ésta forma os volvéis maduros en vuestra Fe.

Y así le pedís a Mi Hijo que ya no cargue con vuestros pecados y que vosotros en cambio, Le ayudaréis a cargar los pecados de otros de vuestros hermanos,

En el Purgatorio se sufre LA SENTENCIA EN LA CRUZ DE NUESTROS PROPIOS PECADOS, que merecemos… PROPORCIONADA POR LA JUSTICIA DIVINA

POR ESO ES MEJOR EXPIAR EN VIDA…

Así Le aminoraréis Dolores a Mi Hijo y vosotros os iréis llenando de Bendiciones y de Mi Gloria, porque cuando crecéis en Fe y en Amor, comprendéis todos éstos Misterios de Mi Corazón.

Y así os volvéis una sola Familia; Mi Hijo, como Hermano Mayor vuestro, que quiso sufrir por todos vosotros, levantándoos nuevamente al estado de Gracia con Su Muerte y Resurrección, abriéndoos nuevamente el Reino de los Cielos.

De esta forma, es como os volvéis otros Cristos, aceptáis vuestros errores, lucháis contra ellos y, como crecéis en bondad, Me ofrecéis vuestra vida, junto a la de Mi Hijo por la salvación de vuestros hermanos.

Eso es crecimiento en el Amor, Mis pequeños y eso es lo que Yo deseo en cada uno de vosotros, que crezcáis para que podáis vivir en Mi Amor y os alimentéis siempre con Mi Amor.

Hijitos Míos, vosotros estáis viviendo una guerra en lo espiritual, pero que ésta se manifiesta en lo físico y así veis, con vuestros ojos físicos, todo lo que Satanás está tramando en vuestra contra y que es el que vosotros os destruyáis físicamente los unos a los otros

Y él con sus esbirros, está tratando también de destruir vuestra espiritualidad; pero esto muchos de vosotros no lo alcanzáis a ver, porque no lleváis vida de Oración, porque no vivís en estado de Gracia, porque no buscáis los bienes eternos.

CIERTAMENTE ESTÁIS YA DENTRO DE LA GUERRA,

Apocalipsis 12: 17. Con esto, el dragón se puso furioso contra la mujer, y fue a pelear contra el reino de los descendientes de ella, contra los que obedecen los mandamientos de Dios y siguen fieles al testimonio de Jesús . Romanos 3: 31. Entonces ¿con la fe le quitamos el valor a la ley? ¡Claro que no! Más bien afirmamos el valor de la ley .

DENTRO DE LA GUERRA ESPIRITUAL TREMENDA QUE SE ESTÁ DANDO A NIVEL CELESTIAL.

ES UNA GUERRA ANGELICAL, COMO EN EL TIEMPO EN QUE SATANÁS FUE VENCIDO,

CUANDO ERA TODAVÍA UN ÁNGEL BUENO.

Vosotros no podéis ver ésa guerra espiritual, porque es tremenda y porque tenéis un cuerpo que os impide ver la guerra espiritual, Celestial, pero aquellas almas que viven vida de oración, ciertamente se dan cuenta de ésa guerra espiritual que está afectando la vida en la Tierra.

La vida espiritual debe mantenerse dentro de Mis lineamientos y esto es, el vivir en la Virtud y en el Amor.

Cuando vosotros os salís de éstos lineamientos, que Yo puse antes del Tiempo, las almas que se salen de ellos, pierden Mi Gracia y esto, si rápidamente no es restaurado, os va llevando a situaciones cada vez más bajas espirituales.

Y éstas unidas a las fuerzas malas espirituales de la Guerra que se está dando a vuestro alrededor en el Universo entero, os va a llevar a ser también esbirros de Satanás.

Vosotros, cuando os portáis mal y lleváis a otros a la perdición espiritual, estáis actuando como instrumentos de Satanás y esto es muy grave, Mis pequeños.

YO OS DI EL DON DE LA VIDA, PARA QUE FUERAIS INSTRUMENTOS MÍOS,

INSTRUMENTOS DEL AMOR,

INSTRUMENTOS DE SALVACIÓN DE LAS ALMAS

Y al obrar así, podríais fácilmente regresar al Reino de los Cielos, porque al actuar en el Bien, no solamente salvasteis vuestra alma,

sino la de cientos, miles o millones de almas de hermanos vuestros y, por eso, tendréis un premio grande en el Reino de los Cielos eternamente.

Pero el hecho de que vosotros os pongáis en Mi contra y os pongo un ejemplo, aunque sea de juego, cuando estáis reunidos con hermanos vuestros y contáis chistes, o historietas sucias, que afectan el alma de vuestros hermanos,

En ése momento, vosotros sois instrumentos del Mal, estáis destruyendo la espiritualidad de vuestros hermanos, los estáis llevando hacia el Mal y de esta forma os estáis ganando la condenación eterna, porque podéis afectar a una, a cien a mil almas o más.

Y de eso sí deberéis tener mucho cuidado Mis pequeños, porque estáis siendo un mal ejemplo ante vuestros hermanos.

Estáis negando Mi Gracia sobre vosotros, la estáis haciendo a un lado, la estáis sacando de vuestro ser y estáis dejando que penetre la Maldad de Satanás en vuestro interior.

DE ESO OS DEBÉIS PREOCUPAR INMENSAMENTE

 Mis pequeños; porque no sabéis ni el día ni la hora en que regresaréis a Mí y seréis juzgados por vuestros actos.

Preocupaos por la vida de vuestros hermanos, sobre todo la vida espiritual. Estos son tiempos, como ya os dije, de Gran Tribulación, pero no Me refiero solamente a tribulación humana, física, en donde estaréis perdiendo vuestros bienes materiales,

Sino Me refiero más bien a la Tribulación Espiritual, en donde Satanás os está llevando a una vida regalada y llena de pecado y maldad.

Estáis viviendo ahora en tiempos similares o peores que los de Sodoma y Gomorra, en donde veis que la generalidad actúa de una forma determinada, que es mala, destructiva, para vuestra alma,

Pero os dejáis llevar por esa generalidad porque no estáis pidiendo Discernimiento Santo, para que podáis entender la situación real a donde os está llevando Satanás y a la situación verdadera a donde os estoy queriendo llevar Yo, vuestro Dios.

El Discernimiento Santo os ayuda a entender la problemática que os rodea, tanto física como espiritualmente hablando, pero vuestro libre albedrío es el que al final escoge hacia donde se quiere dirigir vuestra alma.

¿Queréis estar Conmigo y salvéis vuestra alma y la de muchos?

O ¿Queréis estar en contra Mía y os perderéis vosotros y haréis que muchas almas también se pierdan por vuestra causa?

Ya no hay mucho tiempo que os quede para que podáis escoger u os podáis arrepentir. El Tiempo está sobre vosotros, entendedlo, Mis pequeños, YA EL TIEMPO OS ALCANZÓ.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento.

Dalila entrega el Secreto de la FUERZA de Sansón…

Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta Prueba.

Prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva Era de Mi Santo Espíritu por venir. Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza.

FUERZA QUE HA DE VENCER A LAS FUERZAS DEL MAL.

Yo os amo y os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu por venir.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
5 DE ENERO DEL 2020

Pueblo de Dios:

El Amor de Nuestro Rey y Señor Jesucristo por Sus hijos es infinito, como infinita Su Misericordia e infinita Su Justicia.

En la celebración de la Epifanía del Señor, es necesario que ustedes se propongan  a ustedes mismos SER el regalo: el  de la Paz y la Unidad, para que como Pueblo de Dios resistan.

¿Qué mira el hombre en su interior? ¿LA CIZAÑA que ha crecido dentro?

La rebelión en contra de la Trinidad Sacrosanta desvía al hombre, llevándole a usurpar lo que no es suyo.

¡HAN MIRADO A SUS HERMANOS SAQUEANDO LOS TEMPLOS!

¡PROFANANDO A NUESTRO REY PRESENTE EN LA EUCARISTÍA!

DE IGUAL MANERA SAQUEARÁN CUANTO SE ENCUENTREN A SU PASO,

LOS MISMOS HOMBRES EN MOMENTOS DE CARESTÍA.

Aún no viven lo cruento del paso de la oscuridad del hombre por la Tierra, serán como aves de rapiña, lo catastrófico de esta generación: hombre contra hombre.

Pueblo de Dios, ATENTO, las águilas vuelan alto y divisan su presa desde las alturas, pero no siempre logran su objetivo. 

Atentos Pueblo de Dios, EL SÍMBOLO DE LA LIBERTAD CAERÁ, presagio de lo que sucederá a esa gran nación.

Resurgirá de entre sus propias cenizas y será nueva esa nación luego de ser purificada.

Los hombres emigrarán en busca de seguridad, la que será difícil de que encuentren, cuando entre naciones se disputan el poderío mundial.

Pueblo de Dios, por ello les llamo a enmendarse cada uno de manera personal y luego unidos.

 SOLO EN UNIDAD ESQUIVAN LOS HORRORES

DE LO QUE SE ENCUENTRA ANTE LA HUMANIDAD.

La criatura humana aprenderá sobre su propio padecer, únicamente que luego no se recuperará, sino deberá iniciar con una Tierra en ruinas,

Y suplicar que el Maná sea enviado de lo Alto para subsistir.

No sean escépticos, apelen a la Misericordia Divina, para que en los instantes de Dolor, Nuestro Rey y Señor Jesucristo y Nuestra Madre y Reina acudan presurosos.

Oren, DEBEN ORAR, deben ser criaturas que oren con el corazón, potencias y sentidos, fusionados a los Sagrados Corazones…

Y LUEGO VIVAN LA PRÁCTICA DE LA ORACIÓN EN LA VIDA PERSONAL

Y OFRECIENDO EL FRUTO DE LA ORACIÓN A SUS SEMEJANTES

Pueblo de Dios, es apremiante que OREN POR LA PAZ MUNDIAL,

EL HILO SE HA ROTO Y EL AVANCE DE LA TEMPESTAD NO DECAE,

PERO EL PUEBLO DE DIOS ORA Y OFRECE SIN DECLINAR.

Miren el avance de Satanás en las familias, miren cómo forcejean padres e hijos. Los centros de estudio han decaído en la moral en su gran mayoría,

Los lugares de trabajo son campos de batalla, las comunidades se encuentran inundadas por la envidia, y ¿Qué es del hombre en su interior?…

Reparen, ante tanta desobediencia, envidia, soberbia, mentira, apariencias nefastas y sean lo contrario a lo mundano: sean Amor y cumplidores de las Bienaventuranzas (Cfr. Mt 5,3-12).

Es urgente que el Pueblo de Nuestro Rey y Señor Jesucristo, se mantenga preparado para que no se tambalee, el Timón de la Iglesia de Nuestro Rey y Señor padece. Roma será atacada. 

Pueblo de Dios, la Tierra desde su interior se mueve violentamente, los grandes terremotos se dan en la superficie y para ello es necesario que 

¡SE PREPAREN YA! PARA QUE AUXILIEN A SUS HERMANOS

LA TIERRA SE ESTREMECE CON FUERZA EN MEDIO DE LAS AMENAZAS DEL HOMBRE CONTRA EL HOMBRE,

EN MEDIO DE LOS EMBATES DE LAS NACIONES.

El tiempo no es tiempo y ha alcanzado a la humanidad. Las profecías se cumplen una a una y…. tienen que mantener la Paz interior para que el Mal no les tome y haga presa de ustedes.

Es el momento del Perdón, del arrepentimiento, de vivir el Amor Divino dentro de cada uno, ¡No sean indiferentes!

Nosotros los ejércitos celestiales, acompañamos al Pueblo de Dios, en sus pruebas.

Permanecemos junto a cada uno, NO TEMAN, logren sembrar la Paz en el corazón, logren una mente limpia, logren un pensamiento perseverante en la Fe, sean criaturas de paz.

CONSÁGRENSE A LOS SAGRADOS CORAZONES

Y PERMANEZCAN FIELES A LA TRADICIÓN DE LA IGLESIA.

Les bendigo.

¿QUIÉN ES COMO DIOS?
¡NADIE COMO DIOS!

San Miguel Arcángel

https://www.revelacionesmarianas.com/

DICIEMBRE 07 2019 1:35 P.M.

LLAMADO DE SAN MIGUEL AL PUEBLO DE DIOS. MENSAJE A ENOCH.

¿Quién como Dios? ¡Nadie como Dios!

Pueblo de Dios, la Paz del Altísimo esté con todos vosotros y mi Intercesión y Protección, os acompañe siempre.

Simiente de mi Padre, ya estáis entrando en días de gran agitación y tribulación; permaneced firmes en la Fe, para que nada ni nadie os robe la Paz.

La lucha espiritual cada día será más fuerte, los ataques en la mente no os darán tregua; por eso debéis de estar bien fortalecidos espiritualmente, llevando puesta a todo instante vuestra Armadura Espiritual y fortaleciéndoos con el Cuerpo y la Sangre del Amado Cordero de Dios.

Hermanos, las persecuciones contra el Pueblo de Dios van en aumento, especialmente contra la Iglesia de Cristo;

millones de cristianos y católicos, diariamente son perseguidos, encarcelados, torturados o desaparecidos en muchas naciones;

los demonios encarnados quieren impedir por todos los medios que los cristianos y católicos, vayan en aumento.

Conocen del Poder de la Iglesia de Cristo cuando reza unida que hace estremecer los Infiernos.

En muchas naciones donde profesan otras religiones, ser cristiano o católico es ya un delito y se está impidiendo la celebración del Santo Sacrificio.

¡Pueblo de Dios, ni un paso atrás, adelante con vuestra Fe; que nada ni nadie os aparte del Amor de Dios!

El Cielo está con vosotros, pedid mi Intercesión y la de mis hermanos los Arcángeles y Ángeles y gustosos vendremos en vuestro auxilio.

Haced mi Exorcismo y las súplicas ardientes a los Ángeles, para que derrotéis esas fuerzas malignas que se están levantando contra la Iglesia de Cristo aquí en la Tierra.

El poder de mi Exorcismo los expulsará y las súplicas a los Ángeles mis hermanos, os protegerán en todos vuestros caminos y batallas espirituales.

Después del rezo del Santo Rosario, haced mi Exorcismo y la súplica ardiente a los Ángeles, porque estas son poderosas Armaduras para combatir los demonios y hacerlos huir en desbandada.

ACORDAOS QUE ESTÁIS YA EN BATALLA ESPIRITUAL

Y NO PODÉIS BAJAR LA GUARDIA CON LA ORACIÓN,

PORQUE LOS DEMONIOS ANDAN SUELTOS POR EL MUNDO,

BUSCANDO LA FORMA DE ROBAROS LA PAZ Y EL ALMA

Os regalo hermanos esta oración a mi Espada para que la hagáis a mañana y noche y así permanezcáis protegidos de toda acechanza y dardo incendiario del Maligno.  

ORACIÓN A LA ESPADA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL

¡Oh Espada Gloriosa dada a Miguel Arcángel, por el Padre Eterno, del empíreo celeste!
Espada Gloriosa: combate todo espíritu ruin en nuestras familias, en nuestra mente y en nuestro corazón.

Gloriosa Espada de San Miguel Arcángel, coloca este signo victorioso sobre mi mano derecha para dar la victoria final y poder vencer todo espíritu destructor que quiera alejarme de la Gracia Santificante.

Ven Gloriosa Espada de San Miguel, relampaguea con un rayo del Santo Espíritu, para poder ver el rostro de nuestro Padre Amado Celestial y ser digno de las promesas de mi Señor Jesucristo. Amén

Que la Paz del Altísimo, permanezca en vosotros, Amado Pueblo de Dios.

Vuestro Hermano y Servidor, Miguel Arcángel

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, Simiente de mi Padre

 

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

FLAGELACIÓN SIN TREGUA 1


REVELACIONES Y PROFECIAS

SOBRE PUERTO RICO

MENSAJES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

15 DE ABRIL DEL 2011.

Amados Míos:

El hombre debe elegir el unirse a Mí, el reparar, el ofrecer. Acérquense al Sacramento de la Reconciliación, donde les espero. Acérquense a recibir Mi Cuerpo y Mi Sangre. Aliméntense de Mí Amorosa Entrega.

Hijos, no desprecien este instante, volteen la mirada, acudan a los Sacramentos con prontitud.

Oren y reparen sin dilación, es preciso, no demoren.

Mediten Mi entrega, mediten Mi Pasión, mediten en la esencia de Mi Amor por la humanidad, mediten en la esencia de cada acto de Mi Pasión, en cada flagelo, en cada caída. (3)

ADÉNTRENSE EN LO ÍNTIMO DE MI CRUZ, NO LA MIREN SUPERFLUAMENTE,

CADA TROZO DE MADERA ES AMOR DE MI AMOR

Y CONTIENE EL EXTREMO AMOR CREADOR DE MI PADRE.

Oren hijos Míos, oren por Puerto Rico, será azotado.

Oren hijitos por Estados Unidos, por MÉXICO, oren por Centroamérica, llorarán.

Oren por Taiwán, oren, oren.

No continúen viviendo en el individualismo, vivan en fraternidad.

La Tierra, cuna del hombre ha sido envejecida antes de lo previsto. Envejecida por la mano humana que le ha usurpado su riqueza natural, ha alterado la firmeza de la misma y la ha devastado sin piedad.

En este instante la Naturaleza se encuentra gimiendo su agonía y Mis hijos padecerán por esta causa. La Tierra se estremecerá nuevamente, los océanos gemirán.

27 DE JULIO DEL 2011

Amados hijos:

Mi Voluntad es que todos los hombres se salven. 

Mi Corazón reclama todo lo creado.

Hijos, la unidad es puente que enlaza al hombre y abre la conciencia para la comprensión de la verdad.

La luna no alumbrará, el sol aumentará su potencia sobre la Tierra antes de oscurecerse.

Del espacio emerge el dolor para la humanidad y la incertidumbre sobreviene. El hombre tratará de enfrentarlo con medios humanos. Ustedes, pequeño Rebaño de fieles, oren sin tardanza.

La paz en la criatura irradia seguridad.

Miren hacia lo alto: las señales aumentarán, enfatizando Mi cercanía. Oren por el discernimiento de todos.

Oren por Puerto Rico, sufrirá.

Oren hijos, por Europa, la muerte asoma.

Humanidad, llamo a tu conciencia en este instante.

MENSAJES DE LA SANTISÍMA VIRGEN MARÍA

09 DE ABRIL DEL 2011.

La Bendición del Cielo no se reserva para unos cuantos, sino desciende sobre toda la humanidad.

El despertar de la conciencia les conduce al nuevo amanecer, a vivir en espíritu y verdad y a gustar de la fortaleza espiritual necesaria en estos instantes.

El mantener ardiendo la llama del amor por Mi Hijo es seguridad, es esperanza para la criatura humana. No es con vanas palabras con lo que llegan a alcanzar la vida eterna.

Amadísimos hijos: Les invito a recapacitar en cada sentimiento que surge en ustedes. Estos deben ser de paz, caridad, amor, paciencia, bondad hacia ustedes mismos y hacia los semejantes.

EL INSTANTE PRECISO QUE VIVEN, LAS SEÑALES QUE HAN MIRADO Y LAS QUE SE APROXIMAN, NO SON CASUALIDAD. HIJOS,

SON MUESTRA DE LA URGENCIA DE UN CAMBIO RADICAL EN EL SER HUMANO.

El pecado ha paralizado al amor y el demonio gana terreno aceleradamente, ante una humanidad amordazada por el odio.

El dolor se asoma nuevamente y la humanidad se conmoverá.

Oren por mis hijos de Brasil y Chile, padecerán.

Oren por mis hijos de Puerto Rico, la muerte pasará.

Oren por mis hijos de Japón, lamentarán.

Amadísimos míos, el dolor toca a la puerta de la humanidad una y otra vez. la Tierra se estremece y el agua se abalanza hacia la tierra, llevando al hombre a padecer.

Oren y reparen cuanto deban reparar cada uno, aprovechen este instante anterior a la Semana Mayor y examínense.

Hagan firme propósito de enmendar el proceder y ofrezcan oraciones y sacrificios en nombre de toda la humanidad, como preparación a la Semana Mayor que se acerca.

Hijos, sean prudentes.

Las agujas del reloj giran aprisa, el Cosmos permanece en silencio, el murmullo de las aguas le susurran cuanto se avecina.

Mi Corazón sufre por ustedes, Mi Corazón sufre: Peregrino de país en país, no les dejo de Mi Mano. Sufro por cuanto sufren los Míos, sufro ante la respuesta negativa a Mis ruegos.

14 DE FEBRERO DEL 2015

La voluntad del hombre navega en el mar contaminado de la irreverencia, de la maldad, de la lujuria, de la vanagloria y de los placeres.

El egoísmo causa dolor al semejante. Y quien es verdadero cristiano no causa dolor a sus semejantes, sino que se minimiza para que el hermano surja.

Vengo a ustedes, hijos…

Vengo a ustedes que continúan en pie, que se sumergen en el Amor de Mi Hijo, para que cada uno sea el repetidor del Amor Divino y sean cumplidores del Primer Mandamiento.

En este instante, los tibios divagan sin conocimiento del instante decisivo en que viven. Sufro por la privación voluntaria en que esas almas se mantienen, no gustan la Fuerza Suprema con que Mi Hijo arde dentro de Sus fieles, no gustan del uso de la razón ni de esa inteligencia colmada por el Espíritu Santo.

Crezcan, adéntrense en su interior y encontrarán a Mi Hijo… No le busquen fuera, ahí sólo encontrarán lo finito. Refuércense en el conocimiento, sean más espirituales, naveguen hacia el Corazón de mi Hijo con los remos de la Fe y del amor apoyados en la Cruz, en la que fueron redimidos.

Hijos, el hambre recorre las Naciones, y ustedes permanecen indiferentes hasta que esta se generalice. La Tierra contaminada no da frutos sanos, como el hombre sin amor es temido.

Un cometa recorre el espacio, con fuerza. Aún no es vislumbrado por el hombre.

La plaga avanza a paso firme hacia el hombre, incrédulo de cuanto les alerta la Casa de Mi Hijo, por amor.

Sean criaturas amantes de las verdades reveladas por Mi Hijo, sean criaturas de Fe, no de sentimiento, no de conjeturas, sean criaturas de Fe.

Quien se aleja de la Luz por la perversión del pensamiento, se aleja de la Verdadera Fe.

No caminen oscilando entre lo mundano y Mi Hijo. Los tibios son vomitados de la Boca del Padre.

Luchen por la conversión, luchen sin compartir con lo que no es Voluntad de mi Hijo, no contaminen los sentidos, ya que del cuerpo pasan al alma, contaminándola para que acaricien el pecado y sucumban.

Oren hijos por Argentina, oren por la paz en esa nación.

Oren hijos por Puerto Rico, padecerá.

Oren hijos por Italia, el terrorismo llevará dolor.

21 DE MARZO DEL 2015

Ustedes no lo perciben, pero viven en medio de una gran batalla espiritual entre el Bien y el Mal. Cada uno debe cooperar diciendo ¡Sí! a mi Hijo.

¡Cuánto dolor padecerán! No desprecien mis palabras, no desprecien a mi Hijo cuando les llama a retomar el camino hacia él. Todo el que es consciente, sabe que esto es bendición,

Que mi presencia es bendición, que mis alertas son bendición…

Porque no deseo que Satanás se apropie de sus almas.

Les invito a orar fuertemente por Argentina, será derramada la sangre de Mis hijos.

Les invito a orar por Puerto Rico, será estremecido fuertemente.

Les invito a orar por Rusia desde donde se flagelará grandemente a la Humanidad.

ANTE ESTOS HECHOS, ¿QUÉ DEBE HACER EL HOMBRE PARTICULARMENTE POR ESTADOS UNIDOS Y PUERTO RICO?

conozcan toda la tecnología mediante la cual las grandes potencias esclavizarán por orden del anticristo, a Mi Pueblo23.05.2015

el instante del mundo es delicado ante la unión de las potencias más fuertes… constante asecho de las provocaciones… les llamo a orar por Estados Unidos y Rusia, protagonistas en este terrorífico escenario. 4.10.2015

Orar… para que todos Mis hijos en esta Tierra, reconozcan Mi Presencia y no Me desprecien y de esta manera, los acontecimientos esperados sean minimizados. 17.05.2015

Oren, amados Míos, oren el Santo Rosario por Estados Unidos. 03.02.2015

Les llamo a ofrecer sus oraciones, su arrepentimiento personal, el deseo de conversión, la consciencia del compartir Mis Llamados con todos sus hermanos; las Eucaristías recibidas dignamente, ofrézcanlas por el amado Pueblo Mío de Estados Unidos; su dirigente no atiende Mi Palabra. 04.07.2014

Permanezcan atentos a todo cuanto llega a ustedes; satanás invade la mente, el pensamiento y el corazón de varios dirigentes de grandes potencias para utilizar el armamento en contra de los inocentes y desvalidos. 22.06.2014

Oren, hijos, oren para que la conversión llegue antes de este padecer. 23.06.2013

8 orar por el presidente de Estados Unidos para que recapacite un instante siquiera y no dé pie a instantes terribles en medio de una guerra cruenta y espantosa. 05.03.2013

A  Mis hijos de Estados Unidos les llamo a la conversión, a acudir al Sacramento de la Reconciliación y a Comulgar. También les invito a orar el Santo Trisagio y les llamo a rezar el Credo. 03.10.2010

10 atiendan Mis Llamados con urgencia. 13.03.2010

 MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

DADO EN SAN JUAN, PUERTO RICO

17 DE MAYO DEL 2015

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, les bendigo.

Permanezco aquí como Arca de salvación para librarles del Mal en estos instantes en que el Enemigo del hombre le muestra el camino ancho, para que transite en la libertad humana contaminada por el pecado constante.

Ustedes, Pueblo de Mi Hijo, amados de Mi Corazón:

Vengan a Mí, suban a esta Arca de Salvación para que no se pierdan… Yo les mantengo protegidos instante a instante, no me separo de ustedes…

Yo, como Madre de Amor, les tomo entre Mis Brazos, siendo cada uno de ustedes para Mí, el primero…

La Humanidad se encuentra convulsa, Satanás se apodera de los hombres con mayor facilidad cuando estos permiten ser seducidos por el engaño, por los caminos fáciles de pecado y cuando estos permiten elegir el camino que no les lleva a sujetarse a las Normas de Mi Hijo.

Permanezcan atentos, amados Míos, el Cisma de la Iglesia de Mi Hijo está pronto. Habrá confusión, no sabrán qué camino elegir, pensarán que todo ha terminado, pero este Signo será la Gran Señal que Mi Hijo ha permitido que suceda, ante la desobediencia humana.

San Felipe del Morro Castle also known as Morro Castle, is a 16th-century citadel located in San Juan, Puerto Rico. Construction was begun in 1539 by the Spanish to protect and control the entrance of San Juan Harbor. The Port San Juan Lighthouse was added in 1843

No esperen otro instante, ya que en este, permanecen dentro de la Gran Purificación.

Mi Hijo necesita un Pueblo firme, un Pueblo de Fe inmovible, un Pueblo de confianza infinita, un Pueblo de amor, un Pueblo de fraternidad para que el Dragón, que ha despertado, no se alimente de los fieles.

Hijos amadísimos:

Cíñanse la cintura con el amor a Mi Hijo y no permitan que aquellos que se acercan a ustedes con malas intenciones, les lleven a caer y a permanecer en el fango. No den las perlas a los cerdos; pero no se guarden para ustedes el conocimiento que Mi Hijo ha permitido que llegue a cada uno de los suyos.

Sean misericordiosos, no se guarden para ustedes el tesoro precioso, compártanlo con sus hermanos, aviven la Fe de los que permanecen dormidos, quiten la venda de los ojos de aquellos que como ci”ego”s viven pecando sin cesar.

Eleven la mirada a lo alto, no desprecien los Signos de los Tiempos, que estos los mirarán con mayor frecuencia alertándoles sobre la Segunda Venida de Mi Hijo, alertándoles para que se conviertan.

Cada instante es una oportunidad de conversión para el hombre ya que por más que crean que se encuentran cerca de Mi Hijo y en Su Camino, la tentación, en el instante menos pensado, la tentación les puede llevar a flaquear.

Hijos, ustedes ungen Mi Corazón con el óleo de Su Amor hacia el Altísimo, pero Mi Corazón de Madre sangra y se encuentra dolorido porque no todos Mis hijos aman a Mi Hijo, no todos escuchan Su Palabra.

Algunos la desprecian tanto, que la arrojan continuamente a la basura, como aquellos paganos, que adorando falsos dioses, se entregaban a toda clase de insultos hacia la Trinidad Sacrosanta.

Ustedes, hijos Míos, Apóstoles de los Últimos Tiempos:

Oren continuamente y luego de la oración lleven a la praxis esa oración, siendo ustedes la lámpara que alumbra el camino de sus hermanos.

Hijos amados de Mi Corazón Inmaculado:

La Voluntad de Mi Hijo no se cumple entre ustedes. El mundo desenfrenado tiene sobre sí una gran responsabilidad con la Humanidad. Esta ha sido atrapada por el pecado que dirige al hombre hacia el anticristo y sus secuaces.

Hijos Míos, ustedes que permanecen en la lucha constante para cumplir la Voluntad de Mi Hijo, no pierdan ni un instante, porque el Enemigo del alma no pierde tiempo. Sabemos que les mantiene en una constante prueba de la que saldrán victoriosos si se mantienen en la Voluntad de Mi Hijo.

No teman, yo permanezco mirándoles,

protegiéndoles y auxiliándoles para que superen las pruebas.

Jamás el Pueblo de Mi Hijo ha sido desamparado ni Mi Hijo desoye las oraciones de Su Pueblo, cuando estas nacen de lo profundo del corazón.

Les invito a orar, hijos Míos, les invito a orar por Japón, este Pueblo padecerá nuevamente, su suelo será estremecido.

Les invito, hijos Míos, a orar por esta Tierra de Puerto Rico para que todos Mis hijos en esta Tierra, reconozcan Mi Presencia y no Me desprecien y de esta manera, los acontecimientos esperados sean minimizados.

Oren hijos Míos, oren sin descanso.

Oren por Perú, padecerá, la tierra se estremecerá fuertemente.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

El dragón ha despertado y se abalanza sobre los Míos para darles muerte, pero el camino de Mi Hijo es de Salvación y Vida Eterna, no perecerán. La carne es corruptible, pero el alma, el alma permanece eternamente.

Amados Míos, presten atención al comunismo, en instantes se levantará contra la Humanidad y dará inicio formalmente la tercera Guerra Mundial.

La jerarquía de la Iglesia de Mi Hijo ha despreciado Mi Llamado, el cual detenía las consecuencias funestas para esta generación a la que amo infinitamente. El padecer se acerca y la oración de Mis hijos fieles, llega al Trono Trinitario dando luz a aquellos que aún se pueden rescatar.

No sean tibios, hijos, decídanse por el camino de la conversión, decídanse a ser de Cristo.

Mi Hijo padeció por todos y ante todos se encuentra Su Misericordia para que no perezcan en el fu”ego” eterno y Yo, como Arca de la Nueva Alianza, no cierro Mi Vientre, lo mantengo abierto para acunar en Él a todos Mis hijos.

No esperen el último instante, ya que en el último instante quizá sea demasiado tarde porque no puedan arrepentirse de sus pecados.

El tiempo no es tiempo. El tiempo se acorta instante a instante y Yo, como Madre de Amor, les suplico que no esperen más, que se alejen ¡YA! de todo aquello que significa pecado.

vengan a mí, vengan a mi corazón inmaculado, y de la mano yo les llevaré y les presentaré ante mi hijo, les protegeré, les haré invisibles con mi manto ante aquellos que les persigan, pero una condición deben cumplir: amar a mi hijo en espíritu y verdad.

No olviden que esta Madre les acogió al pie de la Cruz de Gloria y Majestad. No desprecien Mis Llamados, que cuando se encuentren confundidos y perseguidos… aún en esos instantes, si claman, yo acudiré a ustedes, pero la conversión la deben buscar en este instante, no en otro.

Arrepiéntanse hijos, para que gocen el Cielo por adelantado, aún en medio de la Gran Tribulación. Mi Bendición permanece en ustedes, no la desechen, no la desprecien, vengan a Mí, hijos, vengan que como Madre Yo les espero.

Mi corazón late aceleradamente cuando ustedes me miran, pero sangra cuando se alejan nuevamente de Mí. Les amo, hijos Míos.

No olviden orar el Santo Rosario y amen a Mi Hijo en el Santísimo Sacramento del altar. Recíbanle conscientes de a Quién están recibiendo.

Apresúrense en el conocimiento para que no sean engañados por aquellos que les tenderán continuamente trampas para que ustedes caigan en las redes de Satanás.

Una señal vendrá de lo alto y la Humanidad sabrá que Mi Hijo les alerta.

Mi Bendición sea con todos Mis Hijos, arma de Fe y de seguridad para que no teman y no tambaleen. Yo permaneceré con ustedes en todo instante hasta que unidos, entreguemos la Tierra a Mi Hijo.

Mi Bendición sea en ustedes: en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Mamá María

Comentario del Instrumento

Hermanos:

Nuestra Madre me permitió una Visión durante el Mensaje.

Ella se presentó con Su Vientre abierto, y me dijo: “hija, deseo que todos Mis hijos entren a este Vientre de Salvación para protegerles”.

Miré a algunas criaturas entrar en ese Vientre Inmaculado, les miré en gestación y creciendo de la instrucción de la Madre.

Ella me dice:

“aquí en Mi Vientre todos pueden entrar para que crezcan aceleradamente porque el instante no es instante, el tiempo dejó de ser tiempo, este se adelantó, el día tiene menos duración y necesito que Mis hijos crezcan aprisa”

La Madre continúa diciéndome:

En Mi Vientre se gestan los Apóstoles de los últimos tiempos, bajo Mi instrucción para que no sean engañados. Aún así tienen que crecer por sí mismos en el conocimiento de cuanto Mi Hijo ha dejado estipulado como Norma de vida y requisito para que Sus hijos posean el verdadero Conocimiento”.

Nuestra Madre me dijo:

“cuando un hijo Mío se adentra en Mi Vientre, crece; cuando Me rechaza, Mi Corazón Sangra al saber que caerá en las garras del mal”.

Hermanos:

Entremos en el Arca de Salvación que nos ofrece nuestra Madre y logremos así crecer aprisa porque el instante no es instante, no desechemos los Llamados ni busquemos oscuridad donde brilla el Sol.   Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

Julio 6 de 2009 – 1:15 p.m.

LLAMADO DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SU REBAÑO

Mi Rebaño fiel, que mi paz esté con vosotros. Todo está consumado para la humanidad; cielo y tierra pasarán más mis palabras no pasarán.

Los días, meses y años por venir, cada vez serán más cortos; la purificación ha comenzado; aferraos que soy la Vid, para que podáis dar fruto; porque en verdad os digo, que aquel que me abandone, será también abandonado.

Dichosos vosotros los que escucháis mi voz y ponéis en práctica mis palabras, porque no estáis lejos del Reino de Dios.

¡Ay de vosotros insensatos y necios que me dais la espalda por seguir en vuestros afanes mundanos, porque vuestro juicio está cerca!

Lloraréis y os lamentaréis al paso de mi Justicia y ya nadie os escuchará. El Príncipe de este mundo está por caer; su reinado está feneciendo y todos aquellos que le sirvieron rodarán con él.

Mi Tierra está por gemir, sus dolores son de parto, cuando abra sus entrañas los continentes se estremecerán y mi Creación comenzará a renovarse.  

Todas las criaturas serán purificadas; mi Justicia todo lo purificará; del cielo caerá Ajenjo y la tierra se vestirá de luto y todo será penumbra por espacio de 3 días.

¡Arrepentíos hijos de Adán, antes de que llegue la noche de mi Justicia!, porque ya cabalga mi corcel y mi jinete justiciero, que traerá la desolación y la muerte.

Vestíos de sayal habitantes de la tierra; implorad misericordia por vosotros y por vuestros hijos, porque el día de la Justicia Divina está cerca; mirad que ya la tarde comienza a fenecer y la noche llega;

no dejéis escapar mis últimas campanadas de Misericordia; acogeos a ella, para que podáis sobrellevar mis días de Justicia.

Que mi paz esté con vosotros y permanezca entre vosotros, hasta el despuntar de los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra. Soy vuestro Padre, Jesús Yahvé Señor de las Naciones. Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, ovejas de mi grey

Marzo 20 de 2013 – 8:15 a.m.

Así dice el Señor:

La paz en vuestro espíritu se desestabilizará, así como la paz del mundo. Recogeos en oración, porque los días de la gran batalla espiritual se acercan.

La tribulación será tan grande que hará estremecer no solo la creación, sino también el alma de mis hijos.

Los hombres se preguntarán: ¿Qué está pasando?, ¿Por qué se nos ha perdido la paz en el espíritu?. ¡Señor ven a salvarnos, no ocultes tu Santo Rostro de tu pueblo fiel!

Hijos míos, es necesaria vuestra transformación espiritual, para que podáis entrar en mi Nueva Creación. Vuestro cuerpo, alma y espíritu, deben ser purificados para que puedan entrar limpios de toda mancha de pecado a la Jerusalén Celestial.

Cuando mi Santo Espíritu sea apartado de mis Templos, por la gran abominación, todos aquellos que se alejen de la oración y de mi Madre, se van a perder.

Porque al ser apartado de mis Casas, si vuestro espíritu no está fortalecido con la oración, ayuno, penitencia, si no está unido a mi Madre, a través del rezo del Santo Rosario, va a ser presa fácil de mi adversario.

Acordaos de lo que dice mi Palabra: Habrá una angustia tan grande como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora ni la habrá jamás (Mateo 24, 21).

Mi Despertar de Conciencias os abrirá el entendimiento y os preparará para los días del gran Armagedón.

Hijos míos, si al regresar a este mundo descuidáis la oración y seguís en vuestra tibieza espiritual, os aseguro que correréis riesgo de perderos.

Os aviso de todo esto hijos míos, para que desde ya os vais preparando espiritualmente para aquellos días de angustia y aflicción en el espíritu, necesarios para vuestra purificación.

Seréis probados y purificados en el cuerpo, alma y espíritu, así como se prueba el oro en el fuego.

¡Fuego de purificación espiritual, que transformará vuestro cuerpo, alma y espíritu, para que podáis entrar en la nueva creación y ser llamados pueblo elegido de Dios!.

Serán los días de la gran cosecha, donde se separará el trigo de la cizaña y quedará el trigo maduro, la cizaña será arrojada al fuego.

Preparaos pues hijos míos, porque se acercan los días en que será recogida la cosecha. Ya los segadores están listos, para venir a segar y recolectar el trigo.

Ya el hacha está en la raíz del árbol y todo árbol que no de buen fruto, será cortado y tirado al fuego, donde arderá por toda la eternidad.

Haced de la oración, ayuno y penitencia, vuestra fortaleza. Colocaos vuestra Armadura Espiritual a mañana y noche y estad listos como buenos soldados para el gran combate espiritual que os dará la libertad y os hará merecedores de habitar el paraíso de la Jerusalén Celestial.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor de todos los tiempos.

SEPTIEMBRE 12 DE 2013 – 8:30 A.M.

LLAMADO DE SAN MIGUEL A LA HUMANIDAD

Gloria a Dios en el Cielo y en la Tierra paz a los hombres de buena voluntad.

Hermanos, que la paz del Dios Altísimo esté con todos vosotros.

Se acercan los días en que la humanidad clamará a Dios y pedirá a gritos su presencia y no va a ser escuchada, porque será tiempo de Justicia.

La paz de los hombres está por terminarse, serán los reyes de este mundo apartados de Dios, los que con su soberbia, egoísmo y ansia de poder, traerán las guerras y la muerte.

Todo se desatará en cualquier momento, todo lo escrito en la Santa Palabra de Dios se cumplirá al pie de la letra.

Mi Padre que es infinitamente misericordioso espera pacientemente a que se agote el último segundo de misericordia, porque no se complace con la muerte del pecador.

Es tanta la maldad y el pecado de la humanidad de estos últimos tiempos, que si mi Padre os enviará el castigo antes del Aviso, serían muy pocos, poquísimos, los que se salvarían.

Muchos de vosotros anheláis que todos los acontecimientos que están por venir, se den cuanto antes. Vosotros pensáis como hombres, más Dios no piensa así; para Él, lo más importante es la salvación del pecador; es por eso, que espera pacientemente a que se consuma su misericordia en su totalidad, para poder dar paso a su Justicia.

Las Trompetas de nuevo están sonando y llaman al arrepentimiento y a la conversión.

¿Qué estáis esperando mortales, para volver a Dios?. No malgastéis el poco tiempo que os queda por ir en búsqueda de las cosas y preocupaciones de este mundo; mirad que el tiempo se está agotando cada vez más y la inmensa mayoría de vosotros sigue dándole la espalda a los llamados de Dios.

Escucháis los sonidos de las trompetas celestiales y veis las señales que se os dan, pero no queréis cambiar. Os dais golpes de pecho e invocáis el nombre de Dios de labios y de oídos, sólo cuando una calamidad o desastre natural os viene, pero luego de que todo pasa, olvidáis y continuáis pecando.

¡Qué tristeza siente el cielo al ver la ingratitud y falta de compromiso de la inmensa mayoría de la humanidad!.

La Fe cada día languidece más y más y el pecado cada día aumenta; quebrantar los preceptos de mi Padre es una costumbre de la inmensa mayoría, las leyes de mi Padre hoy son consideradas obsoletas, por eso esta humanidad camina hacia el Abismo.

De todas las generaciones es esta generación de estos últimos tiempos, la más pecadora y es también en esta generación donde se han condenado más almas.

Miles de almas caen diariamente al seol, el cielo se estremece y mi Padre ve con tristeza y dolor como se pierden, sin poder hacer nada por ellas.

¡Recapacitad oh humanidad y volved lo más pronto posible a retomar el camino de la salvación, porque todo está por comenzar y cuando llegue la Justicia de Dios, ya no va a haber marcha atrás!.

Pedid nuestra intercesión, no nos olvidéis, estamos para serviros y para daros nuestra asistencia; contad con nosotros, queremos ayudaros y guiaros para que podáis alcanzar mañana el gozo de la vida eterna.

Vuestros hermanos, Miguel Arcángel y los Arcángeles y Ángeles del Reino de Dios. Aleluya, Aleluya, Aleluya. Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria a Dios.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

EL ARMA DE LA VICTORIA


DICIEMBRE 31 DE 2019 1:45 P.M.

LLAMADO DE FRAY PIO DE PIETRELCINA A LOS HIJOS DE DIOS

Paz y Bien, mis hermanos

Soy vuestro hermano Fray Pio de Pietrelcina, los saludo en el Nombre del Buen Dios; me encuentro en medio de ustedes por la Gracia y Misericordia del Señor; pedid mi humilde intercesión y acudiré en vuestra ayuda.

Pueblo de Dios, se están acercando los días de la Gran Tribulación y a muchas almas parece no importarles, porque no quieren escuchar los llamados del Cielo.

Muchas almas van a perderse por andar alejadas de Dios, el tiempo corre y si no recapacitan morirán eternamente.

Todos mis Hermanos en el Cielo, reunidos en torno a Nuestra Señora, intercedemos por toda la humanidad de este mundo y muy especialmente, por aquellas almas que caminan a diario con el pecado;

esperamos que despierten de su letargo, se conviertan para que mañana puedan alcanzar el gozo de la vida eterna.

Hijos, grandes tribulaciones se aproximan para que se preparen espiritualmente; no suelten el Santo Rosario, porque es la mayor protección que el Cielo les ha regalado.Oren en comunidad, porque ese era mi mayor deseo cuando estuve en este mundo; los grupos de Oración en torno al rezo del Santo Rosario,

lo mismo que la Oración, el Ayuno , la Penitencia, la confesión y la comunión diaria, fueron los pilares de mi evangelización que inculcaba a mis hijos, para que pudieran alcanzar los favores del Buen Dios.

Continuad con mi obra para que más lámparas alumbren las tinieblas de este mundo pecador.

Propaguen a todo instante hijos el rezo del Santo Rosario con sus Letanías y la Santísima Madre le dará paz a sus almas y los librará de las asechanzas del Maligno;

cuando llegue la hora de partir de este mundo, Ella, Nuestra Amada Madre, vendrá por sus almas y los llevará a la Gloria Eterna.

Sean Misioneros del Santo Rosario y Conságrense al Corazón Inmaculado de Nuestra Amada Madre, para que nada ni nadie los aparte del Amor de Dios.

El Rosario es la escalera para subir al cielo, es azote para los demonios que huyen en desbandada cuando con fe es rezado.

Nuestra Madre Celestial, jamás desoye las súplicas y peticiones que le hacen sus devotos cuando con fervor rezan el Rosario. 

Muchas almas de pecadores se han salvado cuando se ofrece el Rosario por ellas, Nuestra Madre reparte todas las Gracias del Santo Rosario y las aplica a las almas más necesitadas en la Eternidad y en este mundo.

Cada Ave María es un alivio para las almas del Purgatorio, miles de almas suben al Cielo con el rezo del Santo Rosario,

otro tanto son cambiadas de lugar y las almas más necesitadas que se encuentran en total purificación, son fortalecidas y reciben un descanso que mitiga sus dolores.

El Poder del Santo Rosario hace temblar el infierno cuando se reza con fe y en comunidad; rezad muchos Rosarios y ayudadle a Nuestra Madre del Cielo a salvar, rescatar y liberar muchas almas.

Que el Buen Dios los acompañe y el Amor y Protección de Nuestra Señora esté siempre con ustedes.

Paz y Bien

Fray Pío de Pieltrecina

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, Hijos del Buen Dios

 

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

ORACIÓN PARA AÑO NUEVO


Diciembre 30 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Dice J.V: Veo a la Santísima Virgen vestida con su vestido rosa y con manto azul y veo que es inmensa, está parada sobre el Mundo y está pisando a la serpiente.

Hijitos Míos, Satanás ha tomado el poder mundial, su influencia maligna cae sobre todos los pueblos de la Tierra; por eso veis toda la maldad que se está dando en todas las naciones, ninguna se salva de su influencia, de su Maldad.

Los errores se dan por todos lados, a todos niveles, aún dentro de la misma Iglesia; en las familias, en la sociedad, ya NO HAY suficiente Oración de los hombres para combatir esta Maldad.

Pero sabed Mis pequeños, que estos son Mis tiempos, es el tiempo que Nuestro Padre Dios, Me ha dado para aplastar la cabeza de esta Serpiente Infernal,

Aunque ciertamente, tendréis que sufrir por un tiempo para purgar las ofensas que Le habéis infringido al Corazón de Mi Hijo. Y por los dolores también, que les habéis infringido al Padre y a Mi Esposo, el Espíritu Santo.

Ciertamente, la Maldad de Satanás llegó a todos vosotros, sin embargo la gran mayoría de vosotros, no le pusisteis  una barrera para proteger vuestra alma contra su influencia,

Y preferisteis vivir en el mal y hacer a un lado el Bien que os vino a Enseñar Mi Hijo.

Por eso, deberéis purgar por un tiempo lo que vosotros causasteis, que no se hubiera dado si vosotros hubierais seguido lo que Mi Hijo os dio.

Ciertamente Satanás será vencido y después de eso, de ese dolor que tendréis, he de pisarle la cabeza y será encadenado, para que no haya ya, esa influencia mala sobre vosotros.

E inmediatamente Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios, iluminará toda la Tierra.

Iluminará a aquellos que hayan sido escogidos para iniciar una nueva generación, ese será el Resto Fiel, los que sí entendisteis todo esto que se os explicó y además, pusisteis de vuestra parte para no dejaros influir por la Maldad de Satanás.

La purificación dejará a este Resto Fiel, limpio de toda Maldad, preparados para gozar de los regalos que Nuestro Padre Dios tiene preparados para este Resto Fiel.

Estos verdaderos hijos que sufrieron la Tribulación, que fueron purificados y que se mantuvieron fieles, será un gran regalo todo lo que vendrá para este Resto Fiel, pero más que nada,

El regalo más grande, va a ser la renovación que tendréis en cuerpo y alma, los que seréis escogidos; porque así os renovará mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios.

Mantened en vuestra mente este regalo, manteneos alegres, porque muchos de vosotros sabéis ya, que seréis escogidos, porque ya estáis marcados, sabéis en vuestro interior, cómo vuestro Dios os ama.

Os pido Mis pequeños, que oréis intensamente por las almas,

POR LA SALVACIÓN DE TANTAS ALMAS QUE SERÁN ELIMINADAS DE LA TIERRA,

QUE NO SUPIERON SER FIELES A LAS ENSEÑANZAS

DE TODO UN DIOS QUE VINO A SALVAROS

Es muy doloroso ver cómo el hombre no reacciona, se os da tanto, se os mima tanto, y vosotros, con corazón duro y altanero, os ponéis en contra de vuestro Dios, que tanto os ama.

Hacéis a un lado tantas Enseñanzas y tanto Amor que se derrama sobre vosotros y vosotros no reaccionáis y solamente reaccionáis cuando el castigo ya está sobre vosotros, pero ya es demasiado tarde.

El Resto Fiel se ha ganado su puesto, porque ha tenido una vida entregada a Nuestro Dios y Señor.  

“Señor: Yo cubro con la Sangre Preciosísima a TODAS las almas que están siendo llamadas a tu Tribunal Divino, para que las alcance tu Misericordia y gocen en Tu Gloria de su futuro Eterno…”

Os pido, de cualquier manera, Mis pequeños, que insistáis en la oración, para salvar a tantas almas como podáis, que,

aunque no quedaran para los Nuevos Tiempos, puedan ser salvadas

Y así, deis una alegría grande a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad y sobre todo,

para que Mi Hijo no se sienta decepcionado de haberse dado por todos y solo algunos hayan aprovechado todo el Bien que os dejó.

Os amo, Mis pequeños, insistid en la Oración sobre todo, en el rezo del Santo Rosario; os repito:

ESTE ES MI TIEMPO,

EL TIEMPO EN QUE LA MUJER

VENDRÁ A APLASTARLE LA CABEZA A LA SERPIENTE,

Estad Conmigo, ayudadMe con vuestra oración;

sobre todo, insistiéndoLe a Nuestro Dios y Señor,

que los tiempos se acorten, para que termine esta influencia satánica sobre todos vosotros.

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

Los ataques de Satanás son un magnífico motivo para decir:

Padre Santísimo TE ENTREGO TODO LO QUE SIENTO… (en unos cuantos minutos el DOLOR se vuelve soportable y casi desaparece)

Y…

Madrecita, uno mis lágrimas a las tuyas Y POR CADA UNA TE OFREZCO…” Y con la red divina oramos por paises enteros.

El noticiero es la mejor fuente de inspiración, para la Intercesión.

Y aún llorando, le decimos al Adversario: “Anda, vuelve a golpearme y veremos a quién le va peor…”  

Sírvanse con la cuchara grande y no oren solamente por una sola alma… 

Os pido que vuestra Oración no cese en ningún momento, estáis viendo Acontecimientos ya fuertes de la Purificación. El mismo sol os está afectando y está afectando a la Tierra.

Desde hace tiempo os pedí, Mis pequeños, que observarais al sol, porque en él se iban a dar muchos cambios que os irían afectando.

Yo, como Madre vuestra, estaré con vosotros en todo momento.

En Mis Apariciones, alrededor del Mundo, Nuestro Padre y Nuestro Dios, Me permitió irles anunciando de algunos Acontecimientos que padeceréis.

MUCHOS DE VOSOTROS LOS HABÉIS TOMADO EN CUENTA Y EN SERIO,

PERO MUCHOS MÁS, NO LES HAN HECHO CASO

Y NO SE ESTÁN PREPARANDO

La Gracia de Nuestro Dios, permite que éstos acontecimientos se vayan dando poco a poco, para que la humanidad vaya reaccionando y os vayáis dando cuenta que ya éstos se están saliendo de la “normalidad”, de la que luego habláis.

Los mismos científicos, asombrados están, porque ya no siguen parámetros humanos, ya no tienen con qué comparar lo pasado con lo presente y esto lo está permitiendo Nuestro Dios y Señor,

PARA QUE OS DEIS CUENTA DE QUE YA LO QUE SE ESTÁ DANDO Y SE DARÁ,

NO VIENE DE LOS CAMBIOS NORMALES DE LA TIERRA O DEL UNIVERSO ENTERO,

SINO QUE YA ES OBRA DIRECTA DE NUESTRO DIOS

Y DE LAS FUERZAS SATÁNICAS QUE OS QUIEREN DESTRUIR

Nuestro Dios, os estará protegiendo y Yo Misma, estaré con vosotros también, para guiaros y para que sepáis qué hacer en estos momentos de Purificación

Que como os dijo Nuestro Padre y Nuestro Dios, serán para vuestro Bien, aun a pesar de que os duela lo que vendrá.

Mis pequeños,

UNÍOS EN GRUPOS DE ORACIÓN,

PORQUE LA ORACIÓN CONJUNTA, SIEMPRE SERÁ MÁS PODEROSA QUE LA INDIVIDUAL

Apoyaos los unos a los otros, tanto en lo material como en lo espiritual y ved todo lo que sucederá, como algo positivo.

Porque se os ha dicho ya, que se os cambiará de casa, tendréis un Nuevo Hogar y será muy bello.

VUESTRO SUFRIMIENTO, EN ALGUNOS SERÁ GRANDE

Y EN OTROS, MENOS FUERTE;

DEPENDIENDO DE VUESTROS PECADOS Y DE VUESTRA ESPIRITUALIDAD

ESA ES LA JUSTICIA DIVINA,

ÉSE ES EL AMOR DE NUESTRO PADRE Y CREADOR

Empezaréis a vivir una nueva época y, así como el parto de una mujer que al principio duele, cuando nace el bebé, se terminan las lágrimas y empieza la alegría

y no solamente empieza la alegría por ver nacido el bebé, sino porque empiezan muchas expectativas, ¡Grandes expectativas!

Conoceréis grandes cosas que nuestro Dios os regalará y asombrados y alegres estaréis de tener todo ello;

es como el regalo nuevo que se le da al niño en su cumpleaños, recibe tantos regalos en un momento de fiesta, que no sabe cuál abrir primero, y así estaréis vosotros.

Tantos regalos tendréis de parte de vuestro Dios, que vuestra alegría será inmensa.

Agradeceréis de corazón a Nuestro Dios y os alegraréis, infinitamente, de haber sido obedientes y fieles a Su Amor y a Sus Leyes.

¡Cuánta tristeza Me causan vuestros hermanos!, que no tienen Fe a todo lo que se os dice y se os pide,

que por estar de parte de Satanás, tratan de hacer a un lado o de distorsionar Nuestras Palabras Santas, para engañar a vuestros hermanos, haciéndoles creer que son mentiras.

¡Pobres almas de vuestros hermanos!, que así como los escribas y fariseos, que asesinaron a Mi Hijo y que han creado mentira tras mentira, a través de todos éstos años, posteriores a la Muerte y Resurrección de Mi Hijo,

quieren seguir haciéndolo con la humanidad. Ellos son seguidores de Satanás, y Satanás es pura mentira.

ORAD POR LAS ALMAS DE VUESTROS HERMANOS QUE DUDAN,

PORQUE ELLAS TODAVÍA PUEDEN SER RESCATABLES;

AQUELLAS QUE YA SE HAN SOLTADO TOTALMENTE A LA MALDAD DE SATANÁS,

DIFÍCILMENTE REGRESARÁN A LA VERDAD.

Alegraos pues, vosotros, los que habéis creído, los que a pesar de todas las mentiras y maldades de Satanás, a vuestro alrededor, os habéis querido mantener en la Verdad porque estáis bien cimentados en ella.

Manteneos así, Mis pequeños, inamovibles en la tormenta, la Luz de la Verdad os guía y el Amor os unirá eternamente.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo repito Yo, vuestra Madre: amaos los unos a los otros.

Gracias, Mis pequeños

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga.

Y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

Amadísimo Padre Celestial:

“Tú que eres infinitamente Bueno, infinitamente Poderoso, infinitamente Misericordioso, escucha la Oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María Santísima y por la Sangre Preciosísima de Jesús:

Señor hoy quiero pedirte perdón. Perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho. Perdón por vivir sin entusiasmo y por la Oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. También por la apatía en buscarte y en amarte.

Y por la tibieza en servirte. Por mis pecados de omisión, por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido perdón.

Señor, Dios, Dueño del tiempo y de la Eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este año, quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI.

Gracias porque aunque no tengo mucho, Tú no dejaste que me faltara NADA y hasta recibí pequeños regalos para consentirme, aparte de los grandes dones que sostuvieron mi vida.

Gracias por tu Paciencia, cuando tardé en darme cuenta que fué Satanás el que estaba haciéndome tropezar y me enganché en sus tramposas insidias, con los seres que más amo en la vida, después de Tí.

Así como la torpeza en percatarme que tanto la soberbia como el respeto humano, son como aves fénix que no mueren y nos atrapan, cuando menos lo esperamos, para tratar de alejarnos de Tí.

Gracias por esas alertas con qué el Espíritu Santo, son como un semáforo que nos detienen y nos hacen reflexionar. Y vemos claramente las acciones del Enemigo a través de las personas y tu Amor en nuestro corazón, nos fortalece y nos ayuda a PERDONAR.

Gracias por la vida y el amor; por el mar y la vida que contiene, por las flores, el aire y el sol. Por todas las maravillas con qué dotaste el Universo y la Creación entera.

Por la belleza que aún podemos contemplar, a pesar de la terrible destrucción que nosotros hemos propiciado, con nuestra indiferencia, avaricia e irresponsabilidad.

Gracias por tu infinito Amor, que nos protege y nos defiende, cuando más lo necesitamos. Por la alegría y el dolor; por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Y por las pruebas que nos doblegan y lloramos el ganar perdiendo; pero aceptando con amor tu Voluntad. ¡Por favor ABBA, ayúdanos a CRECER!

¡ENAMÓRAME DE TÍ! Ayúdame a vivir tu Evangelio, como Tú lo predicaste y a dar testimonio, como nuestra Madrecita Santísima.

Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar, las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento y te entrego a las personas que a lo largo de estos meses amé; las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que estén más lejos; los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar; con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Mañana iniciamos un nuevo año, un instante fugáz en Tu Eternidad; pero doce meses angustiantes que sólo nuestra Fe y nuestra Esperanza en Tí, nos dan el aliento para recibir y para entregar.

Al detenernos una pausa en nuestra vida, ante el nuevo calendario aún sin estrenar, te presento todos estos días, que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.

Viviré cada día como si fuera el último y de antemano te digo cuando llegue a su final mi jornada terrena:

“EN TUS MANOS ABBA SANTÍSIMO, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU…”

“!TÓMAME SEÑOR Y HAZ LO QUE QUIERAS Y TENGAS QUE HACER!

Te entrego en sacrificio mi libre albedrío y ANIQUILO mi voluntad, dentro de la Tuya. ¡Por favor ayúdame a hacértelo efectivo y dame las fuerzas para destruir mi ‘yo enemigo’!

Ayúdanos a cumplir nuestra Misión, para alegrar tu Sacratísimo Corazón y reparar el mar de amarguras con que te lo inundamos y destrozamos, con nuestra maldad y nuestra perversión.

Te entrego mi absoluta miseria y te suplico me prestes de tu Santidad, para que me des nueva Vida y sea tu Amor, Tu Bondad y todo lo que impulsa tu Corazón, palpitando en el mío.

TE AMO, DAME MÁS AMOR PARA AMARTE MÁS.

DAME ADORACIÓN, PARA ADORARTE ETERNAMENTE.

DAME SABIDURÍA Y DISCERNIMIENTO, PARA GUIAR MIS PASOS SIN OFENDERTE

DAME JESÚS, TU HEROÍSMO; PARA SER UN GUERRERO@ VENCEDOR@

TE ENTREGO MI COBARDÍA Y MI TIBIEZA,

DAME MADRECITA SANTA, TU INTREPIDÉZ SANTÍSIMA,

QUE MANTIENE A LA SERPIENTE, BAJO TUS PIÉS

DAME ESPÍRITU SANTO, LO QUE ME HACE FALTA PARA SER CORREDENTOR@

Y DARTE TODAS LAS ALMAS QUE DEBÍ DARTE ANTES, CUANDO NO CONOCÍA MI MISIÓN

ABBA, DAME LOS CARISMAS QUE NECESITO, JUNTO CON LA FE PARA USARLOS

Y CON TU ESPADA CORTA LAS CADENAS QUE ME ATAN, PARA RESCATAR A MIS HERMANOS Y DEVOLVÉRTELOS

Y PASAR EN LA ‘BATALLA DEL ARMAGEDÓN’, DE LA RETAGUARDIA AL FRENTE

SIN PENSAR, NI TEMER NINGÚN DAÑO SANGRIENTO O LA MISMA MUERTE,

PORQUE YA ESTOY CUBIERTO@ Y PROTEGIDO@ CON LA SANGRE PRECIOSÍSIMA DE MI REDENTOR.

AÑO NUEVO, MENSAJE DE ABBA


CUANDO SATANÁS NOS ESTÁ PROBANDO Y NOSOTROS ALABAMOS ENMEDIO DE LAS LÁGRIMAS, RUGE SU DERROTA Y DIOS NOS CONSUELA…

Diciembre 29 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, vosotros estáis en una situación muy privilegiada, los que estáis misionando aquí en la Tierra y en el Universo entero.

Las almas que misionan, tienen esta gran Gracia, la Gracia de tocar Mi Corazón, para que Yo salve almas.

Vosotros a través de la Oración, a través de vuestra donación, a través de vuestra intercesión, podéis salvar almas, MUCHAS, muchas almas;

pero con esto os estoy dando a entender también, que todas aquellas almas a las que vosotros ayudéis en su salvación, os van a ayudar después también, a crecer en santidad, en amor, en virtud; porque ellas a la vez, van a ser intercesoras vuestras.

Mis pequeños, el que Me salvéis un alma Me da una gran alegría; porque son esos corderitos que se han salido del redil y que no encuentran el lugar para volver,

porque Satanás muy hábilmente, les cierra todos los caminos a éstas almas, para que no puedan volver a Mí,

Y AHORA OS VUELVO A PEDIR, ENCARECIDAMENTE

QUE NO BAJÉIS LA ORACIÓN EN VUESTRA VIDA

Hay muchas, muchas almas que no tuvieron esa ayuda espiritual de pequeñas, crecieron y fueron tomadas por Satanás y desviadas,

Y en lugar de tener un crecimiento espiritual por estar a Mi lado, Satanás las desvió y las puso en Mi contra.

A muchas de ellas las tomó Satanás desde pequeñas, a tal grado que hizo que Me odiaran, porque hay muchas sectas, en donde de eso se encarga Satanás;

de llevar a estas almas al Odio contra su Dios y Salvador, contra Mi Santísima Trinidad. 

Estas almas, realmente nunca sintieron Mi Amor, nunca vivieron bajo Mi Amparo porque no Me lo pidieron, porque les hicieron creer desde pequeños, que Yo no era el Dios que Soy;

sino prácticamente un enemigo, al quien debían ellos tratar de destruir.

Y así hay muchas, muchas almas con esa mentalidad; pero porque fueron tomadas por Satanás y sus secuaces aquí en la Tierra y  no probaron nunca, de las mieles de Mi Amor.

Pedid por ellas Mis pequeños, entre éstas almas hay ejemplos antiguos que conocéis, de almas que eran de lo peor:

eran asesinos, ladrones, eran almas que causaban mucho problema entre los hombres; pero tuvieron un momento de Gracia, por la Oración e intercesión de alguna o algunas almas.

Y Yo las toqué, les hice vivir Mi Amor, sentir Mi Abrazo Divino y cambiaron radicalmente; y algunas, hasta se santificaron.

Recordad que para Mí, no hay imposibles

Y en eso debéis basar vosotros vuestra Oración y vuestra vida espiritual; vosotros podéis lograr que Yo toque un alma y la cambie totalmente hacia el buen camino y se pueda salvar.

Hay muchas almas en esas condiciones, que no probaron de pequeños, las mieles de Mi Amor ni de Mi Abrazo Divino y vosotros podéis lograrlo;

ORAD, orad intensamente, ofrecedMe sacrificios, ayunos, y Yo haré el resto, Mis pequeños.

Cuando estéis Conmigo, cuando estéis en el Reino de los Cielos, es cuando os daréis cuenta de cómo es Mi Amor plenamente, y con cuanto Amor Yo sigo a las almas,

Y especialmente, a las almas que se han perdido, a las almas que se han alejado del redil; pero hay otras como os dije, que nunca estuvieron en el redil, porque no les enseñaron a estar en él.

ORAD, ORAD INTENSAMENTE Y ESPERAD MIS MILAGROS SOBRE ELLOS,

EL MILAGRO DEPENDE DE VOSOTROS,

DE VUESTRA ORACIÓN HACIA ESAS ALMAS PERDIDAS

Y alguna de esas almas perdidas, podría ser un pariente vuestro, una amistad, algún ser querido. Amadlas, como Yo os amo a vosotros y el Milagro se dará.

Soy como el río caudaloso, que lleva sus aguas limpias, cristalinas, por su caudal. Todo está en orden, todo sigue como debe ser, no se sale de su caudal.

Mis pequeños, estabais llamados a ello, a tomar de estas aguas límpidas que os iban a purificar, os iban a hacer crecer y os iban a  llevar hacia la perfección.

Pero éstas aguas después se corrompieron, porque no las protegisteis; cruzasteis por ellas lo que eran aguas límpidas, por no respetarlas se volvieron lodosas.

Estáis ahora en ésos momentos, no estáis tomando lo que Yo os daba, pureza cristalina.

Ahora aún estáis tomando lo que vosotros mismos revolvisteis por VOLVEROS HACIA EL MUNDO.

Y por distraídos, descuidasteis lo que Yo os di en la Iglesia, descuidasteis Leyes y Mandamientos… Y en los Sacramentos, se os daba todo.

Mis pequeños, cerrasteis vuestros ojos, tapasteis vuestros oídos, manejasteis a voluntad vuestro corazón, desperdiciasteis el Amor Puro y Santo,

habéis hecho un torbellino de todo aquello que antes estaba correctamente en su lugar.

 ¿Qué tenéis en vuestro corazón? Cuando Mi Corazón debiera estar dentro del vuestro.

¡Oh!, ¡Mis pequeños!, ¡Oh!, ¡Mis pequeños! ¡CÓMO SUFRO AL VEROS!

Y no queréis reaccionar, por un lado y por otro os aviso, por un lado y por otro os trato de encaminar y llevaros de la mano, busco que estéis Conmigo,

Pero Me soltáis y escogéis vosotros mismos vuestro camino, camino errado que os lleva al SUFRIMIENTO, a distraeros, a distraer vuestra alma, a distraer Mi tiempo, a destruir lo que era perfecto.

Mis pequeños, lo único que estáis haciendo es atraeros más Mal y Yo os digo que debéis decir “Sí” a lo que es bueno y “NO” a lo que es malo, no estéis coqueteando, sois tibios para Mi Gracia.

CON ESTO ESTÁIS ACELERANDO EL TIEMPO

PARA QUE CAIGA SOBRE VOSOTROS TODA ÉSA CRUELDAD

QUE EL DEMONIO ESTÁ DETENIENDO SOBRE VUESTRAS CABEZAS.

POR LA MALDAD, NO VIVÍS, NO GOZÁIS,

Y OS ATRAÉIS MAL SOBRE MAL

Entended ya, Mis pequeños; entended, QUE ESTÁIS EN LAS MANOS DEL ENEMIGO, quién no os va a cuidar, quién no os va a proteger, quién no velará vuestro sueño,

quién no velará por vuestros intereses, que os coquetea, os gana y ya que os tiene en su mano,

desenvaina la espada de destrucción sobre vuestro ser y sobre los vuestros.

YO, COMO PADRE AMOROSO, SIGO IMPIDIENDO QUE ESTO SE REALICE EN TOTALIDAD

PERO ESO VOSOTROS NO LO QUERÉIS VER,

NO QUERÉIS VER QUE YO ESTOY APARTÁNDOOS DE ÉSE MAL PARA QUE NO OS DESTRUYA,

PARA QUE NO ACTÚE EN TOTALIDAD EN VUESTRA VIDA Y NI ESO AGRADECÉIS.

¡Cuánta maldad!, ¡Cuánta distracción del hombre!¡Cuánta necedad del género humano!

Tendré que soltar un poco la Mano, para que empecéis a sentir la Maldad de Satanás, a ver si reaccionáis.

Vosotros estáis atrayendo el mal a vuestra vida, SOIS VOSOTROS NO YO, QUIENES OS ATRAÉIS EL MAL.

El Mal os rodea y vosotros os estáis soltando al Mal.

La Gracia, Mi Gracia que os podía proteger Y HACEROS CRECER, no la queréis ya. La Maldad, la Crueldad la aceptáis, la Maldad, os destruirá.

Entended ya, Mis pequeños, nadie os va a amar como os amo Yo. Nadie os va a proteger como os protejo Yo. Nadie os cuidará como os cuido Yo, Yo Soy vuestro Dios.

¡Oh!, humanidad perversa, que adoráis ahora a ídolos falsos y os habéis alejado de vuestro Dios.

 ¡Oh!, humanidad perversa,  que habéis hecho ídolos de vosotros mismos, llenándoos de maldad y de soberbia, 

¡Oh!, humanidad perversa, que enseñáis ahora vuestras leyes y vuestros principios erróneos a vuestros hijos y los apartáis de Mí, de Mi Amor, de Mis Leyes de Mi Vida, de Mi Sabiduría y de Mi Amor. 

¡Oh!, humanidad perversa, ¡Qué ciegos estáis!, Me habéis dado la espalda y queréis bienestar, cuando lo que habéis atraído a vuestra vida no os la va a dar.

La única paz, el único amor, la única vida real que vuestra alma añora, solamente puede venir de Mí, de vuestro Dios.

Habéis permitido que el error se diseminara a vuestro alrededor, le disteis alas, le disteis poder y ahora él se cobrará haciéndoos el mal a cambio del bien que le disteis.

ASÍ ES DE TRAICIONERO EL MAL,

SATANÁS OS PAGA EL BIEN CON MAL.

FUISTEIS SUS INSTRUMENTOS Y ÉL OS CASTIGARÁ POR ELLO

Ved a vuestro alrededor, ved realmente si con el mal que buscasteis os estáis atrayendo algún bien. No, Mis pequeños, dejasteis cundir el mal y estáis en una degradación total.

Maldad pura es lo que os rodea ya, si no buscáis la Bondad Pura, no podréis salir adelante.

Mis pequeños, hasta que no veías ésta realidad, hasta que la humildad no os haga arrodillaros, hasta que no entendáis que solamente Yo puedo vencer toda ésa maldad suelta ya.

LA MALDAD OS VA A HACER DESTRUIR VUESTRA LIBERTAD,

OS VA A ENCAMINAR HACIA EL MAL,

SERÉIS ESCLAVOS DE ÉSA MALDAD, SI NO REACCIONÁIS A TIEMPO

Minutos, segundos os quedan ya, Mis pequeños; antes de que ésa Maldad os cubra completamente.

Ciertamente Yo estaré ahí, esperando vuestro Arrepentimiento,

Nunca Me separaré de vosotros, porque Soy vuestro Dios, pero SUFRO, sufro al veros destruidos y por vuestra tontería,

por vuestra necedad habéis cerrado vuestro corazón al Verdadero Amor y vuestra mente a la Verdadera Sabiduría.

Arrepentíos, Mis pequeños todavía os puedo rescatar, todavía os puedo levantar, todavía os puedo llevar hacia la Luz, todavía os puedo hacer sentir el Verdadero Amor.

No se ha perdido todo, Yo puedo rescataros, os puedo hacer renacer, a pesar de que estéis ya en las cenizas.

Levantad vuestro rostro, pedid con el corazón Mi ayuda, implorad vuestro perdón. Aquí estoy Yo, Mis pequeños, esperando, esperando vuestra respuesta, entended ya.

Hijitos Míos, Yo, vuestro Dios y como Padre amorosísimo, siempre os estoy cuidando, agradeced de corazón por todos Mis cuidados, por toda Mi protección porque TODAVÍA no estáis completamente en manos de Satanás.

ÉL NO TIENE LIBERTAD ABSOLUTA,

YO LIMITO SU PODER DESTRUCTIVO;

PERO ÉL QUIERE DESTRUIR LO QUE ESTÁIS VIENDO:

TODO LO FÍSICO, LO MATERIAL, LA CREACIÓN QUE PODÉIS VER Y TOCAR,

PERO TAMBIÉN LO ESPIRITUAL.

Él quisiera destruir todo, porque Yo Creé todo por amor a vosotros. Él os tiene una gran envidia, porque vosotros vivís en el Amor y fuisteis creados para vivirlo.

Él despreció el Amor y todo, todo aquello que se llame Amor, está invadido de Mi Amor, está protegido por Mi Amor.

Todo lo que se ha creado en el Amor, él lo quiere destruir.

La soberbia lo hizo separarse de Mi Amor y ésa es vuestra protección, Mis pequeños, el Amor. Envolved todo, en Mi Amor para que quede protegido.

El Amor vivido y aceptado en vuestro corazón os hace crecer, os da vida, hace que vosotros estéis junto a Mí, vuestro Dios y así ser satisfechos con Mis Bondades. 

¡CUÁNTO BIEN TENGO PARA VOSOTROS!.

SI VOSOTROS NO ME BUSCÁIS,

OS ESTÁIS PERDIENDO DE MIS RIQUEZAS

PORQUE NO QUERÉIS CONOCERME,

NI VIVIR LO QUE TENGO PARA VOSOTROS.

Hijitos Míos, se puede caer en el error, ya sea por necedad o por negligencia. La necedad os lleva también a la traición, por la soberbia, por la maldad que hay en vuestro corazón.

Ahora, ¿Qué será peor, aquéllos que conociendo la Ley, la traicionan? o, ¿Aquéllos que no la quieren conocer y quieren vivir según lo que ellos quieran hacer en su necedad?

Los dos caerán, el resultado será nefasto en los dos casos, los dos casos no están aceptando las Leyes.

Cuidaos de esto, Mis pequeños, no despreciéis toda la bondad que se os ha dado y que es Bondad Divina, son Leyes Divinas y tendréis que dar cuenta de ello, Mis pequeños.

OS HE DICHO QUE LOS ACONTECIMIENTOS QUE SE HAN DE VENIR,

SE SALEN TOTALMENTE DE TODO LO QUE LA HISTORIA HUMANA, HAYA TENIDO,

ASÍ QUE, NO ESPERÉIS COSAS QUE YA SE HAYAN DADO ANTES,

TODO VA A SER DIFERENTE Y MUY FUERTE

Por eso, os insisto tanto en que aprovechéis el tiempo Mis pequeños, en orar, en buscar vuestra santidad, en traerMe almas a Mi redil y a reparar por vuestros pecados y por los de vuestros hermanos.

Si os ponéis a ver al fin de cada día, el tiempo que perdisteis en estar elucubrando, en estar yéndoos por el camino por el que Satanás os lleva, para que no oréis, para que no estéis Conmigo,

PARA QUE NO ME SALVÉIS ALMAS,

VERÉIS QUE ES MUCHO EL TIEMPO QUE ESTÁIS PERDIENDO

Mis pequeños, esto no es un juego, es muy serio, lo que va a suceder, y lo estáis viendo alrededor del Mundo: cómo se han incrementado los acontecimientos de la Purificación. 

Os lo dije hace tiempo y os previne que todo iba a empezar poco a poco, que se iba a ir aumentando para que reaccionarais, pero la gente no entiende.

HE QUERIDO IR HACIÉNDOLO ASÍ,

PARA QUE VIERAIS QUE TODO SE ESTÁ SALIENDO DE LA NORMALIDAD,

PERO NI AUN ASÍ ENTENDÉIS,

¿QUÉ QUERÉIS, PUES, QUE HAGA, PARA QUE ENTENDÁIS Y PODÁIS SALVAROS?

Quiero que reaccionéis, Mis pequeños, quiero que veáis la realidad de vuestra vida espiritual. 

Ciertamente, vuestra vida humana se terminará y vuestro cuerpo, polvo volverá a ser,

Sin embargo vuestra vida espiritual proseguirá eternamente;

pero proseguirá en el Gozo del Cielo o en el Sufrimiento del Infierno.

Esa es Mi preocupación, entended que sois Mis hijos, que os amo inmensamente y que no podéis estar perdiendo el tiempo en todas estas distracciones que os pone Satanás.

Ya os había dicho que él está manipulando las Fuerzas de la Naturaleza para destruiros, Yo voy protegiéndoos.

SI VEIS, SE ESTÁN DESTRUYENDO VUESTRAS CASAS,

SE ESTÁN DESTRUYENDO LOS CAMINOS

PERO SON MUY POCAS LAS PERSONAS QUE ESTÁN MURIENDO

Con esto os doy a entender que os sigo protegiendo, pero ni aún así entendéis, PRONTO va a llegar un momento, en que Sí, llegaréis a las catástrofes y catástrofes humanas. 

¿Cuántos de vosotros estaréis preparados, a que, en ese momento que suceda y Yo tome vuestra vida, podáis venir a vivir Conmigo eternamente?

He hecho tanto por vosotros y vosotros no queréis entender.

Os voy a seguir protegiendo contra las fuerzas de Satanás; pero vosotros, no queréis cambiar de vuestra forma de ser.

Las catástrofes se van a venir de repente, y ¿Cuántos estaréis, realmente, preparados para ello?

ENTENDED, MIS PEQUEÑOS, QUE ESTA ES UNA GUERRA ESPIRITUAL.

OS LO REPITO Y OS LO REPITO CIENTOS DE VECES

Y OS LO REPETIRÉ MILES DE VECES, SI ES NECESARIO,

PARA QUE ENTENDÁIS QUE EN ÉSTE REGRESAR A MÍ,

TENÉIS QUE ESTAR BAJO MI AMPARO EN MI SANTÍSIMA TRINIDAD,

BAJO EL AMPARO DE MI HIJA, LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

 BAJO EL AMPARO DE LOS SANTOS,

DE LOS ÁNGELES Y DE LA VIDA ESPIRITUAL DEL CIELO

; NO PODÉIS CAMINAR YA SOLOS,

EN ESTOS MOMENTOS DE LA TIERRA!

Así como, los que tenéis hijos, os preocupáis por ellos, por todo lo que está sucediendo en vuestra sociedad, en donde la malignidad se está dando, cada vez, más fuerte;

al preocuparos, os dais cuenta que hay amor en vuestro corazón, porque queréis proteger a vuestros hijos, ya sea con la Oración, o ayudándoles a que entiendan la situación que se está dando a vuestro alrededor.

De la misma forma Me preocupo Yo por vosotros, por todos vosotros, y quiero el regreso de todos vosotros al Reino de los Cielos,

pero muchos de vosotros estáis muy despreocupados de lo que sucede a vuestro alrededor y especialmente, de lo que sucede a nivel espiritual.

Ciertamente os daré todavía mucho de Mi Gracia, para que podáis entender y se puedan salvar la mayor cantidad de almas posible.

OS AMO, Y OS AMO DEMASIADO, MIS PEQUEÑOS

OS PIDO ENTENDÁIS, OS PIDO REGRESÉIS A MÍ,

OS PIDO QUE VUESTRO CORAZÓN SE ABRA,

PARA QUE MI GRACIA ENTRE EN VOSOTROS

Y PODÁIS ESTAR CONMIGO ETERNAMENTE

Hijitos Míos, Mi Amor se derrama continuamente por vosotros; sois Mis hijos, Yo os di el Don de la vida y os he mandado, a cada uno de vosotros, a cumplir una misión en la Tierra.

Ciertamente en un principio no la sabéis, y aquellos que se adentran en su corazón, que Me buscan, que Me preguntan cuál es la función en su vida, obtienen la respuesta

y empiezan a actuar según lo que Yo les mando para que Me ayudéis Mis pequeños, en la renovación de este Mundo, que tanto lo necesita.

Pero hay otros hermanos vuestros, que están distraídos con el Mundo, se han acomodado a lo que Satanás les ha dado, se aprovechan de esta maldad que os rodea

y en lugar de difundir el Bien, que Yo quiero que se difunda a través de vosotros, se vuelven instrumentos de Satanás, y el Mal no se termina.

Debéis estar conscientes, plenamente conscientes, Mis pequeños, de que el origen de vuestra vida, es el Reino de los Cielos.

Vosotros no salisteis del Averno, no fuisteis concebidos por Satanás, ni aún aquellos que se portan mal.

TODOS, todos vosotros, habéis salido del Reino de los Cielos, de vuestro Hogar y eso, poco lo meditáis.

Al explicaros esto, es para que estéis conscientes de que vuestra función en la Tierra, es hacer el Bien, porque Mi Reino es el Reino del Amor

y habéis bajado a transmitir Mi Amor a todos los que estén a vuestro alrededor,

Pero como os dije antes, no todos viven en esa vida espiritual que necesitáis para conocer vuestra misión aquí en la Tierra.

Si le abrís vuestro corazón a Satanás, él os llenará de su Mal y actuaréis como Satanás actúa contra vosotros.

Y así, os volvéis copartícipes del Infierno.

Entended esto, si ya habéis escogido vivir en el Mal y transmitir el mal; entonces, vuestro lugar eterno será el Infierno, SERÉIS ARROJADOS a donde fue arrojado satanás, junto con todos sus ángeles malos.

¿Por qué pues, vosotros decís que el mal viene de Mí?

QUE LO QUE PASA ALREDEDOR EN EL MUNDO, QUE ES MALO

YA SEAN GUERRAS, HAMBRUNAS, DESTRUCCIONES,

¡ME LAS ACHACÁIS A MÍ!

CUANDO OS ESTOY EXPLICANDO ESTO, PRECISAMENTE,

PARA QUE OS DEIS CUENTA QUE EL MAL NO VIENE DE MÍ,

SINO QUE VIENE DEL HOMBRE QUE HA ESCOGIDO A QUIEN SERVIR 

Los que están Conmigo, los que producen el Bien, los que ayudan a que las almas se abran hacia el Amor, ya sea por vuestro ejemplo, por vuestra palabra, por vuestra intercesión, por vuestras oraciones,

estáis trabajando para el Cielo y tendréis vuestro Hogar Eterno en el Reino de los Cielos.

No inventéis cosas, como el pensar que el Amor, que Soy Yo, puede producir maldad. 

Vosotros mismos lo vivís en vuestra vida, sabéis perfectamente cuándo podéis actuar en el Bien y transmitirlo…

Igualmente sabéis actuar en el mal y también, transmitirlo.

Ciertamente, la vida en la Tierra es difícil, especialmente, si no estáis Conmigo. Los poderes de Satanás son tremendos,

PERO YO SOY MUCHO MÁS QUE SATANÁS

Y SI ESTÁIS CONMIGO, LO PODRÉIS VENCER FÁCILMENTE,

SI, TENDRÉIS TODAS LAS CAPACIDADES

TODO EL APOYO DEL CIELO, PARA QUE VENZÁIS

El hombre abre su corazón a quien quiere: a Mí, o a Satanás.

Desgraciadamente, os la pasáis cambiando de actitud, según os convenga y entonces, os volvéis veletas, os volvéis mediocres.

Entonces, como está escrito en las Sagradas Escrituras, os vomitaré; porque no estáis siendo verdaderamente buenos, para que Yo esté contento con vosotros.

Los tiempos ya están sobre vosotros, Satanás ha tomado el poder mundial, os lo he explicado ya, y es tiempo de que escojáis, perfectamente bien, qué camino vais a seguir. 

¿Vais a apoyar al Amor? ¿Vais a apoyar todo lo que se os ha dado, tanto en el Antiguo Testamento, como en el Nuevo Testamento?

¿O VAIS A APOYAR AL TRAIDOR, AL MALO,

A AQUÉL QUE OS QUIERE DESTRUIR?

Vosotros sois los que decidís vuestro futuro, Yo no os puedo presionar,

Ciertamente, quisiera imponeros Mi Amor, para que todos vosotros os salvarais; pero parece que no os interesa vivir eternamente en el Reino de los Cielos.   

Os he dicho que Satanás es muy astuto, él desea vuestro mal y estáis rodeados de su mal, ahora, más que nunca, es cuando debéis decidir:

Si vais a estar Conmigo, tendréis toda Mi Protección, toda la Protección del Cielo, de Mi Santísima Trinidad, de Mi Hija la Siempre Virgen María, del Señor San José, los Santos Ángeles y Santos.

 Es muchísima la Fuerza del Bien que os protege, que os guía, que os lleva por el buen camino;

EL CAMINO DEL MAL, NO TIENE LAS POTENCIAS QUE TIENE EL AMOR

y os lleva a buscar las imperfecciones de vuestra naturaleza humana, y caéis, porque preferís las sensaciones humanas a la vida espiritual que os eleva infinitamente hacia Mí.

Realmente, los que escogéis el mal, escogéis pobremente. Lo humano se va perdiendo con el tiempo, lo Mío, lo espiritual, lo Divino, se aumenta, crece, se multiplica y se goza infinitamente más, que cualquier gozo humano.

Meditad pues Mis pequeños, todo esto que os planteo; porque en cualquier momento, se van a venir las grandes pruebas.

Si estáis Conmigo y confiáis en Mi Poder del Amor, os salvaréis; pero si estáis con Satanás, que él quiere vuestra destrucción, y aún a pesar de ello tontamente, le seguís, vuestra Muerte Eterna es segura.

Os lo he repetido muchas veces, en vuestro Juicio recordaréis todo esto que os he dicho para vuestro Bien, pero ya será demasiado tarde. 

El Bien, Mi Bien, continuamente está cayendo sobre todos los hombres, buenos y malos; pero no en todos tiene los mismos efectos.

Los que están Conmigo, los que buscan el Bien, gozan inmensamente; los que están con Satanás, desprecian Mi Bien y ellos mismos buscan el mal.

Es vuestro libre albedrío y lo respeto. Aún a pesar del dolor que Me causáis, os amo.

 Os he dicho que los tiempos ya están sobre vosotros, muchos dudaban, muchos no creían que esto fuera a llegar en estos momentos de su vida,

Quizá, veían alejados esos momentos y que no les tocarían; pero ya están sobre vosotros, Mis pequeños.

Estos son tiempos de la separación del trigo y la cizaña, de las ovejas y los cabritos, del Bien y el Mal, de los que creen y los que rechazan.

Son tiempos en los que veréis, quién está realmente Conmigo, con Mis Enseñanzas y quiénes están en contra Mía, por las conveniencias a donde Satanás los ha llevado

Y los está llevando, para gozar más del Mundo y no crecer en lo espiritual.

Estáis viendo cómo todo empieza a cambiar, cómo Satanás se está queriendo imponer, todavía, más fuerte; le habéis dado libertad de actuación, porque os habéis apartado de la Oración y de una vida espiritual más profunda.

Los momentos del Gran Cambio están sobre vosotros y vosotros decidiréis de qué lado quedaréis, si Conmigo, con vuestro Dios, o con Satanás, el Príncipe de este mundo.

 Serán momentos fuertes y a veces, dolorosos los que viviréis; porque muchos de los que vosotros creíais que estaban Conmigo, Me traicionarán y de hecho, Me han venido traicionando, pero no os dabais cuenta;

Y conoceréis a otros hermanos vuestros que quizá, los sentíais alejados de Mí, pero os darán lecciones de amor hacia Mí.

Cuidaos de aquellos, LOS TIBIOS, los convenencieros, los que son veleta; cuidaos, porque sólo manipulan los momentos a conveniencia, Y MIENTEN. 

Sed fríos o sed calientes, pero no tibios, como muchos obrarán también, en estos momentos.

Es tiempo de gran preparación espiritual, Mis pequeños, no los desperdiciéis.

Como veis, he ido llevando estos momentos, paso a paso y no precipitadamente; para que aquellos que saben leer los acontecimientos, se fueran preparando.

Hay otros que no entraban en este grupo, pero que ahora que están viendo claramente, los Acontecimientos que se están dando en la Iglesia, principalmente,

Empezarán a reaccionar, unos a favor, otros en contra.

Como os decía, os he llevado paso a paso y no precipitadamente, para que pudierais preparar vuestra alma, sobre todo, para vuestra salvación.

Ciertamente, hay algunos que han aprovechado, estos momentos, para tratar de destruir almas, conciencias y sobre todo, Mi Amor entre los hombres.

Son momentos de gran confusión, momentos anunciados en las Sagradas Escrituras, en Profecías, en Apariciones Mías y de Mi Madre. 

Todo estaba ya anunciado, pero os repito, muchos creíais que tardarían en llegar, pero ya están sobre vosotros. Os toca a vosotros escoger:

¿Estáis Conmigo o estáis contra Mí? ¿Queréis vivir eternamente Conmigo o traicionarMe y perderos eternamente en el Infierno?

Se os han dado todas las Enseñanzas para alcanzar vuestra salvación; se os han dado, también, todas las Enseñanzas para que oréis por vuestros hermanos y, de esta forma, podáis salvar más fácilmente vuestra alma.

 Recordad que lo que hagáis por vuestros hermanos en Bien, se os regresará a vosotros y a los vuestros; pero si hacéis algo contra ellos para causarles un mal;

TAMBIÉN SE OS REGRESARÁ ÉSTE MAL A VOSOTROS

Y A LOS VUESTROS

Son tiempos en que también, mostraréis vuestra cercanía a Mi Corazón, Yo os cuidaré si estáis Conmigo y queréis vivir Conmigo,

Pero, ¡AY!, de aquellos que han escogido el camino del Mal y están causando mucho mal entre vosotros, que son instrumentos de Satanás, porque vivirán con él eternamente.

Buscad pues Mis pequeños, dentro de vuestro corazón, lo que queréis eternamente para vosotros, lo que queréis para este cambio que estáis viviendo,

Y Me refiero, a que si queréis los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas, que se darán a los justos,

O seguiréis actuando en el Mal y entonces, seréis eliminados de la Tierra, porque no os merecéis estos regalos tan grandes que pronto, se le darán a los escogidos.

Soy un Dios Justo, y os he llevado poco a poco, como os he dicho, para que pudierais razonar todo lo que está sucediendo a vuestro alrededor y en vuestro interior.

Vosotros escogeréis vuestro futuro, sois libres y respeto lo que vosotros decidáis.

Os amo a todos pero, los buenos, gozarán con los regalos que preparados están ya.

Gracias, Mis pequeños.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

LA ALABANZA ENMEDIO DE LAS PRUEBAS, ES LA QUE NOS AYUDA A VENCER

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

AÑO NUEVO, MENSAJE DE JESÚS 2


Diciembre 28 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Dice J.V. : Veo a Nuestro Señor en la Cruz, está suspendido en el espacio, Sufriente y Él, ve hacia abajo, hacia la Tierra… Y dice:

Hijitos Míos, Me tenéis todavía aquí en la Cruz, sufriendo por vosotros, sufriendo por vuestra salvación, sufriendo por vuestra Redención, por la purificación de vuestros pecados. Me he dado plenamente por vosotros, pero no respondéis.

Estáis viviendo ataques muy fuertes de Satanás, alrededor de la Tierra y no hay suficiente Oración de parte vuestra, para contrarrestar toda esta maldad.

Y YO SIGO AQUÍ, SUFRIENDO POR VOSOTROS 

Si de verdad queremos EVITAR EL PURGATORIO, cuando miréis el Crucifijo RECORDAD que para que se haga efectiva nuestra redención, cada cristiano católico y no, tenemos la OBLIGACIÓN de convertirnos, DAR NUESTRO “FIAT” personal…  

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Y así nos volvemos “Nicodemos” al bajar de la Cruz a Jesús, para que ocupemos NUESTRO Lugar…

Porque los que deberíamos estar crucificados, SOMOS nosotros y el letrero superior, debe MOSTRAR el pecado QUE NOS SENTENCIA.

Y que mantenemos incorregible en nuestra lista particular.

Nosotros NO somos reyes de los judíos, somos… EXAMÍNENSE… y contéstense… 

Y ESE ES EL PECADO, por el que estamos muertos.

Y procedan a bajar de la Cruz al Señor, creánnos que la DONACIÓN no nos mata, Jesús nos ayuda a que nuestros rounds con Satanás empiecen a ser nocauts rotundos y contundentes A NUESTRO FAVOR. 

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Y los Carismas del Espíritu Santo, nos llenan de gozo celestial, para ser paliativo que nos fortalezca y seamos capaces de voltearle el conteo a Satanás… 

A menos que prefiráis luchar solos en el Tercer Purgatorio…

Desgraciadamente allí NO PODEMOS SALVAR ALMAS…  

Nosotros estamos orando por todos vosotros, estamos guerreando por vuestras almas y no pensamos dejarle ninguna a nuestro terrible Adversario.

Y les ADVERTIMOS:

EN EL PURGATORIO nuestros pecados, llegan a ser poderosos demonios implacables. Allá uds, si preferís confirmar esto con el próximo terremoto… 

Continúa nuestro Redentor Santísimo:

Ciertamente lo hago por Amor, porque Mi Padre Me lo pidió; pero cómo quisiera ya, estar ante vosotros Glorioso, gozando del Cielo, también vuestro Hogar, Mis pequeños.

¿Qué, acaso, gozáis con lo que estáis viviendo a vuestro alrededor?

Quiero que meditéis esta pregunta, porque parece que no os importa a vosotros, vivir como estáis viviendo.

Estáis viviendo en la maldad, estáis viviendo en la impureza, estáis viviendo fuertemente los ataques de satanás, y cada uno de vosotros, en diferente grado.

Se os ataca en vuestro hogar, se os ataca en las calles, en el trabajo, tenéis ataques por todos lados, y vosotros mismos, también, atacáis a vuestros hermanos, porque no coinciden con vuestra forma de pensar.

Cada quien se ha hecho su propia religión, su propia forma de pensar y, en vuestra soberbia, os creéis, cada uno de vosotros, que estáis en lo perfecto,

y que, además, tenéis el derecho de atacar a vuestros hermanos si no creen, en lo que vosotros creéis.

Y, así, veis asesinatos por todos lados, creyendo que están haciendo el bien, porque no le creen al que los asesina.

Ya alguna vez, os dije que estáis rodeados de pura mentira. Satanás ha diseminado sus errores por todos lados, os creéis esos errores y no vais a la Fuente de la Verdad, que son las Sagradas Escrituras.

Tenéis ahí, el Libro Bendito entre vosotros, tenéis ahí las Enseñanzas que se os han dado del Cielo, para que podáis convivir como los Ángeles, como las almas, que viven ya, en el Reino de los Cielos, pero no vais a esa fuente de salvación.

¿Qué queréis, pues, Mis pequeños? ciertamente, escucho de la Tierra muchas peticiones, cambios, pero no hay suficiente Oración.

Ya, también, os dije alguna vez, que todo esto terminaría hasta que os arrodillarais todos y Me pidierais perdón, cosa, que, vosotros mismos, veis prácticamente imposible, porque no todos creen en Mí,

no todos Me buscan y muchos Me atacan, quieren el bien, pero cada quien tiene una percepción del bien, muy diferente de la que tengo Yo, vuestro Dios, hacia vosotros.

No estáis actuando como Yo os enseñé, el cómo debéis vivir según Nuestros Designios Divinos.

Realmente, como estáis ahora, si en este momento murierais, pocos, muy pocos, podrían salvarse. 

Me llamáis los que estáis Conmigo, Me pedís que venga, ya, el cambio y, ciertamente, escucho vuestras plegarias y vuestras oraciones

pero, todavía, espero conversión de tantas almas que están desorientadas, que el mal las ha infiltrado, que el mal las ha poseído.

Son multitudes las almas que se perderían en este momento; 

y debéis entender, Mis pequeños, que Yo, en Mi Santísima Trinidad, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Salvador, Soy vuestro Guía, para la perfección de vuestra alma. 

ENTENDED MI SUFRIMIENTO, ENTENDED EL POR QUÉ SE ALARGA EL TIEMPO,

Y ES PORQUE QUIERO SALVAROS

, quiero salvar a la mayor cantidad de almas, necesito de vuestra oración para la conversión de la mayor cantidad de almas que se pueda. 

VedMe, estoy aquí en la Cruz, sufriendo, y sufriendo por vosotros mismos, porque pecáis todos vosotros, en mayor o en menor grado, pero pecáis todos.

ARRODILLAOS, MIS PEQUEÑOS Y PEDIDME PERDÓN

Postrado ante la Cruz en la que has muerto y a la que yo también te he condenado, sólo puedo decirte que hoy lo siento, Y MUCHO LO LAMENTO,sólo puedo decirte que hoy te amo. y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados. Perdóname señor, hoy me arrepiento. PERDÓNAME MI DIOS CRUCIFICADO.

POR VUESTROS PROPIOS PECADOS Y POR LOS DE LOS VUESTROS,

ES MUCHA LA MALDAD LA QUE LLEGA HACIA MÍ, VED,

VED MI CUERPO CÓMO ESTÁ, TODO LLENO DE SANGRE

Ciertamente, los latigazos Me hicieron mucho daño, pero, vuestros pecados Me hacen más daño.

Tenéis que daros cuenta, Mis pequeños, que si queréis una mejora en vuestro Mundo, tenéis que cambiar cada uno de vosotros,

volver a Mí, buscándoMe para que perdone vuestros pecados, para que aumente vuestra espiritualidad, para que volváis a ser Mis hijos, Mis hermanos.

Debéis buscar el Amor que heMos derramado y que os seguiMos derramando en Nuestra Santísima Trinidad, todos los días.

En los Sacramentos estáis viviendo nuevamente, Mi Pasión por vosotros, Mi Amor por vuestra salvación y Mis deseos grandes de que volváis a Mí.

Entrad a vuestro corazón, arrepentíos ante Mi Presencia, y Yo llegaré a vosotros.

Os levantaré, os abrazaré, os bendeciré, perdonaré vuestras faltas y os daré fuerza espiritual, suficiente, para que podáis vencer toda esa maldad que se acerque a vosotros, tratando de destruiros, nuevamente.

Pedid esto, también, para vuestros hermanos, pedid que haya humildad en sus acciones, en sus pensamientos, que se den cuenta, todos ellos, que sin Mí, no os podréis salvar.

Venid, pues, todos vosotros, todos los que queréis ese cambio verdadero, en vuestra vida, en vuestra persona y en la persona de vuestros hermanos,

vuestra oración es importantísima en estos tiempos, la Maldad está en muchos personajes de vuestro mundo.

Ciertamente, podéis nombrar a personas, hermanos vuestros, que ya se han dejado vencer, totalmente, por satanás, pero, atrás del nombre de vuestros hermanos, está realmente, el de satanás, que los está poseyendo.

 Se os ha dicho que la guerra es espiritual y la Guerra, no es contra esos hermanos vuestros, es contra Satanás que los está poseyendo.

LA ORACIÓN, LA PENITENCIA, LOS AYUNOS, LAS BUENAS OBRAS,

EL SER OTROS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS,

ES LO QUE VA A VENCER AL SATANÁS QUE TIENE A CADA UNO DE VUESTROS HERMANOS EN SU INTERIOR

Y QUE CIERTAMENTE, VOSOTROS VEIS SUS OBRAS MALAS, PERO ES SATANÁS EL QUE SE LAS ESTÁ INDICANDO,

ÉL ES EL QUE ESTÁ POSEYENDO Y DESTRUYENDO A VUESTRO MUNDO,

Dolores de parto. Is. 21:3, 26:17-18, 66:7; Jer. 4:31, 30:6; Mi. 4:10; Día del Señor. Jl. 1:15, 2:1, 11, 31; Am. 5:18, 20. Día grande y terrible. Mal. 4:5.

A VUESTRA ESPIRITUALIDAD,

AL AMOR QUE OS HEMOS DEJADO EN NUESTRA SANTÍSIMA TRINIDAD

Entended pues Mis pequeños, nuevamente os repito, la lucha es espiritual, es contra Satanás y solamente lo podréis vencer con el Amor,

con Mi Amor y de todas las formas en que, Mi Amor, como os enseñé, lo puede vencer.

Hijitos Míos, la tarea de todo Cristiano, sigue siendo la que encomendé a los primeros que se acercaron a Mí:

 SER PESCADORES DE ALMAS.

Se acercaron a Mí, los que fueron los Primeros Apóstoles, ésa fue la tarea que les encomendé, traerMe almas hacia la salvación,

levantar las almas hacia la Nueva Vida que Yo traía a la Tierra por orden de Mi Padre.

Una nueva Evangelización en el Amor, una Nueva Vida que no se conocía aquí en la Tierra,

un recreo para las almas, un oasis de amor, de vida de esperanza que no se tenía hasta ése momento.

Ser pescadores de almas, bella misión para todos aquéllos que están en la Iglesia.

Los Apóstoles, a ellos se les encomendó la Iglesia primitiva, se les dieron las bases. A través de ellos empezó el crecimiento, y la finalidad era ésa, el rescatar almas,

traerMe almas para llevárselas a Mi Padre y no solamente eso, en el rescate también viene el cuidado, la alimentación, el crecimiento, la santidad.

A eso estáis llamados todos vosotros, Mis pequeños, a crecer, para llegar a la santidad. La santidad, Mis pequeños, aún no la entendéis, ni todas las Gracias y bendiciones que obtenéis con ella, la vida real  que obtenéis en ella.

La santidad es la vida íntima con Nosotros, la Santísima Trinidad, la Familia Celestial, a eso estáis llamados todos vosotros, al rescate, a la vida en Familia con el Cielo.

Esa es Mi Evangelización, ésa fue la causa de Mi Venida a la Tierra, levantaros, daros Nueva Vida, abrir nuevamente las compuertas de la Gracia para todos vosotros.

Ciertamente, también os dije, “muchos son los llamados, pocos los escogidos”, muchos todavía tienen sus oídos sordos, sus corazones cerrados. 

Recordad que también os di las armas para romper ésos corazones duros, tenéis la Oración, la Oración de corazón, porque un corazón lleno de Mi Amor puede hacer grandes Milagros, para romper ésa roca durísima de algunos corazones,

 ¡podéis hacer tanto por vuestro Dios!. Que vuestra oración sea continua, unida a la Mía, como lo fue durante toda Mi Vida sobre la Tierra, oración íntima con El Padre, sobre todo oración confiada, vivida en el Amor.

Viviendo en el Amor todo se obtiene porque ya no veréis vuestros intereses, veréis Nuestros intereses y así estaréis actuando con Nosotros, para Nosotros y para vuestros hermanos.

Vuestra persona queda olvidada y ése es el Verdadero Amor, darse por los demás, olvidarse de sí mismo para dar vida a otros. 

Hijitos, sabéis que en los tiempos de dificultad es cuando brotan las Virtudes. 

Les he estado anunciando que tiempos difíciles se vienen, y con esto espero de cada uno de vosotros, la generosidad, tanto en lo espiritual, como en lo humano.

Sabéis, perfectamente, porque lo tenéis en las Sagradas Escrituras, que Yo pago al ciento por uno y a veces mucho más Mis pequeños; cuando realmente, dais de corazón lo que se necesita.

Os he venido pidiendo por todos aquellos hermanos vuestros que no están preparados a bien morir, para que, por vuestra intercesión, éstas almas se puedan salvar. 

No os toca a vosotros en estos tiempos ser jueces, os toca ser almas llenas de Mi Amor, así como Yo en los momentos difíciles de Mi Pasión, en ningún momento blasfemé o deseé algún mal contra los verdugos

o contra todas aquellas personas que en algún momento, recibieron un bien de parte Mío y luego Me pagaron con traición, blasfemias y hasta deseándoMe la muerte en la Cruz.

Es tiempo de benevolencia, es tiempo de perdón, es tiempo de demostrar todo el amor que habéis dejado crecer dentro de vuestro corazón, con todas las Enseñanzas que os he dado a nivel mundial.

Os he dicho y repetido muchas veces, que a Satanás se le va a vencer con el Amor y no portándoos de la misma forma en la que él se porta. 

Si él os ataca, si os blasfema, si os lleva a sufrir de tantas maneras; vosotros no podéis reaccionar de esa misma forma, con grosería, con malos deseos, con destrucción. 

VUESTRA RESPUESTA TIENE QUE SER EL PERDÓN, EL AMOR

“DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO”

Y HASTA TRATAR, EN UN MOMENTO DADO, DE ENTENDER

A AQUELLAS ALMAS QUE ESTÁN TRABAJANDO EN EL MAL

Porque quizá, vivieron en un ambiente de maldad y no de amor, como vosotros lo habéis tenido.

Cada uno de vosotros tenéis un tipo de vida diferente, quizá, también, tuvisteis problemas en vuestra niñez, en vuestra adolescencia, pero Mi Amor os venció.

Mi Amor, en vuestro corazón os llevó por buenos caminos y respondisteis actuando en el Bien, actuando con buenas obras y viviendo en la Paz, que solamente Yo os puedo dar.

Ciertamente hay otros hermanos vuestros que, también llevando una vida difícil cuando eran pequeños o un poco mayores; todo ese dolor, todo eso que sufrieron, lo manifiestan después actuando en el Mal, actuando contra todos los que les rodean,

llevando una vida que deja mucho que desear, causando problemas a su alrededor y con muchas personas con las que tratan; éstas no son almas que saben amar, porque no saben primeramente, PERDONAR.

“PADRE PERDÓNALOS, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN…”

Eso es lo que os pido Yo ahora Mis pequeños, que actuéis como Yo os enseñé, actuando en el Bien, tratando hasta de querer entender por qué están actuando así,

porque son vuestros hermanos y procurar dispensarlos; eso es amor, Mis pequeños. 

ESO ES LO QUE NO QUIERE VER SATANÁS EN VOSOTROS,

QUE SEPÁIS PERDONAR, QUE SEPÁIS AMAR,

QUE SEÁIS ESOS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS

Porque fue Satanás el que Me llevó al Sufrimiento a la Cruz,

a las blasfemias de los que Me rodeaban, golpes, salivazos, todo ese ambiente fue Satanás el que lo ideó y lo puso en el corazón de ese pueblo, especialmente de sus dirigentes.

No seáis pues como ese pueblo, que no supo amar a su Mesías, que no supo apreciar tantos favores, beneficios, Milagros; pero sobre todo, Mis Palabras evangelizadoras llenas de Amor y de Perdón que les dejé. 

No supieron apreciar todo eso, como tampoco supieron apreciar tantos Milagros y maravillas que sus antepasados vivieron durante y después de que fueron sacados de Egipto.

No seáis igual que ellos, pueblo de cerviz dura, de mal corazón

YO QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, OTROS CRISTOS

QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, ALMAS QUE SALVEN Y LEVANTEN HERMANOS VUESTROS

QUE ESTÁN CAÍDOS EN EL PECADO, EN LA DESESPERACIÓN Y EN LA MALDAD

Os vuelvo a repetir, éstos son tiempos de amor, ciertamente, veréis caos a vuestro alrededor pero, todo eso, vosotros, los que sí creéis, lo que sí sabéis amar,

los que estáis Conmigo, con vuestra oración, podréis cambiar mucho de los acontecimientos, al vivir vosotros en Mi Amor y al ayudar a vuestros hermanos, a que también, aprendan a vivir en el Amor.

En ningún momento Me consideréis lejano a vosotros como a veces dicen por ahí, que Yo Me alejaré y que Mi Hija, la Siempre Virgen María, también se alejará en estos tiempos de tribulación. 

Ya os había explicado esto antes, de cómo un padre o una madre o un hermano que saben amar, no pueden apartarse en el momento en que el ser querido estará en mayor peligro y tribulación;

especialmente contra un Enemigo muy superior a las fuerzas que tiene vuestro ser querido.

TENERME A MÍ ES TENERLO TODO, no hay escudo más poderoso, no hay recompensa más grande. Usa toda mi Armadura para protegerte del Enemigo, en cualquier momento que ataque; al final de la contienda tú habrás triunfado, no por la fuerza ni por el poder, sino por Mi Espíritu.

Estos son momentos en que Satanás utilizará su gran fuerza contra vosotros, para tratar de destruiros.

Vosotros por vosotros mismos, no tenéis capacidades para luchar contra este ente Maligno muy poderoso, mucho más poderoso que vosotros; 

No sería Amor de parte Nuestra, apartarNos y dejaros solos sin protección, por eso estareMos con vosotros en todo momento.

Acudid a Nosotros, venid y dejad que Nuestro Amor, Nuestro Corazón, os cubran, os protejan, os guíen y dejaos ser amados; para que vosotros también améis a los vuestros, a vuestro alrededor.

Hijitos Míos, al bajar Yo a la Tierra y estar entre vosotros, traje la Luz del Cielo.

Y todos aquellos que Me siguen, que han escuchado Mi Palabra, que la han tomado para sí, para su vida, para que os guíe, para que seáis también Luz, como Yo lo Soy,

Estáis destinados también a ayudar a vuestros hermanos, manteniendo esa Luz con vosotros y anulando la Maldad de Satanás.

Una sombra, al momento en que se acerca la luz desaparece, ya no hay sombra. Cuando hay luz por todos lados, esta sombra, no se produce.

Satanás es la sombra y ante Mi Luz, desaparece y todos vosotros, que sois Luz, debéis estar contentos de que Satanás no os atacará.

Ciertamente, se acercará, pero no podrá contra vosotros, porque, al momento en que se vaya acercando, Mi Luz, en vosotros,

hará que desaparezca su fuerza, no tendrá poder ante vosotros si os mantenéis Conmigo y seguís Mis Pasos entre los hombres.

Mis pequeños, sabéis que estos son Tiempos de Obscuridad y de una obscuridad profunda, el poder de Satanás se ha soltado, porque vosotros no lo habéis detenido, por vuestra falta de Oración,

por vuestra falta de dedicación al tratar de manteneros en estado de Gracia, en amor entre los hombres y siendo un ejemplo como Yo fui entre los hombres.

Ahora, se os hace más fácil confundiros entre los hombres, porque al ser Luz, resaltáis y os empiezan a atacar…

Y ESO MIS PEQUEÑOS ES COBARDÍA,

ES UNA COBARDÍA ESPIRITUAL

Y ESTO SERÁ TOMADO EN CUENTA AL MOMENTO DE VUESTRO JUICIO

Y casi podría deciros que es una apostasía, porque, si ya estabais Conmigo, y por temor a ser atacados, blasfemados por seguirMe,

por estar Conmigo, por hablar de Mi Palabra, por llevar buen ejemplo ante los hombres, Me disteis la espalda,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

entonces, no estáis siendo los Cristos que Yo quiero que seáis en estos tiempos, y eso para vosotros, serán puntos negativos al momento de vuestro Juicio,

Porque fuisteis en un momento Luz, pero os visteis a vosotros mismos y no quisisteis ser atacados. Y preferisteis, entonces ser sombra, y esto Me duele, Mis pequeños.

Los grandes santos han sido Luz y se mantuvieron en esa Luz y por eso fueron asesinados martirizados, desterrados, porque aquellos que viven en la sombra, no pueden y no soportan estar entre aquellos que llevan Mi Luz.

DICHOSOS DEBÉIS SENTIROS VOSOTROS,

LOS QUE SOIS DESPRECIADOS, ATACADOS, BLASFEMADOS O AÚN ASESINADOS

PORQUE SOIS LUZ,

OS ASEGURO QUE BRILLARÉIS INMENSAMENTE EN EL REINO DE LOS CIELOS

Porque Mi Luz se potencializará allá, porque aceptasteis ser Luz aquí y llevasteis esa Luz ante los hombres.

Manteneos así, Mis pequeños, manteneos llevando Mi Luz. Ser Luz es vivir en la Pureza, en la Santidad, en un Amor profundo hacia Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad;

ser Luz, es hablar ante los hombres para llevarles la Verdad, es evitar todo aquello que es malo, todo aquello que no os va a llevar a la perfección, todo aquello que destruye la posibilidad de alcanzar la santidad.

Sed valientes y esto os va a asegurar la vida eterna, con una alegría eterna, porque fuisteis los Cristos de este tiempo y Mi Padre, os lo premiará inmensamente.

Hijitos Míos, debéis volver a nacer. Muchos no entenderéis a qué Me refiero, pero el hombre puede renacer varias veces, y Me refiero a vuestra vida espiritual. 

Vosotros, cuando caéis en pecado grave MORÍS, morís al estado de Gracia. Pero si vosotros en humildad y en amor hacia Mí, arrepintiéndoos de todo corazón os confesáis, al daros la absolución, renacéis.

Ciertamente, el cuerpo no renace, salvo en estos tiempos, que os tengo prometidos, en los que vendrán los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, va a ser un renacer espiritual y aún, físico en el Universo entero.  

Sí, van a ser momentos bellísimos, que tengo preparados, para aquellos que Me han seguido, que han entendido lo que está sucediendo a vuestro alrededor, pero porque Me lo han pedido y Mi Santo Espíritu os lo ha explicado.

El renacer del hombre tiene que ser continuo, porque también vuestros pecados, son continuos. 

La lucha, la lucha interna que vosotros debéis llevar, para erradicar todo aquello que os hace morir a la Gracia, la debéis vivir continuamente, y esa fuerza espiritual, viene de Mí, y Me la debéis pedir, Mis pequeños,

porque no debéis vosotros, estar muertos a la Gracia y especialmente en estos momentos de la Historia, en donde se pueden cumplir en cualquier momento, las palabras que escritas están de que llegaré Yo vuestro Dios, y seréis juzgados.

Mis pequeños, Satanás está trabajando tremendamente, para apartaros de la Gracia, para que permanezcáis en esa muerte espiritual.

Recordad que mientras estáis en esa muerte espiritual, no recibís Mis Bendiciones; porque aunque Yo continuamente, derramo Mis Bendiciones a los hombres,

NO TODOS TIENEN EL CORAZÓN ABIERTO, NI SU MENTE ABIERTA,

NI SU ALMA LIMPIA A MI GRACIA

Cuando Yo veo un alma limpia, un alma dispuesta a recibir todos Mis regalos espirituales, la lleno hasta que rebose, porque Yo Soy así, Mis pequeños.

Me gusta dar y quisiera deciros que hasta en demasía, porque Me congratulo con esas almas bellas, con esas almas que buscan su santidad, con aquellas almas que quieren estar Conmigo.

Yo gozo las almas buenas, las almas santas, las almas que luchan por mantenerse en estado de Gracia.

Ciertamente por otro lado, tendréis los ataques continuos de Satanás, para que vosotros caigáis de esa Gracia y que muráis a ella.

VOSOTROS NO OS DEBÉIS MANTENER EN ESE ESTADO DE MUERTE, MIS PEQUEÑOS:

TAN PRONTO PODÁIS, LEVANTAOS Y RECIBID MI GRACIA

DEL PERDÓN DE VUESTROS PECADOS

QUE OS CONCEDO MEDIANTE EL SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN, O PENITENCIA

MOMENTOS DIFÍCILES ESTÁ PADECIENDO VUESTRO MUNDO Y EL UNIVERSO ENTERO

SON MOMENTOS DE PURIFICACIÓN,

MOMENTOS DE PRUEBA, TANTO ESPIRITUAL, COMO HUMANA 

La lucha espiritual que estáis viviendo, con todo lo que os rodea, que satanás la está manipulando, es para que os quite la paz, que os quite el estado de Gracia,

que os quite la vida espiritual con la que os debéis, vosotros, comunicar con vuestros hermanos.  

A SATANÁS: “Me hiciste caer, pero más vale que huyas ahorita mismo, porque nomás espérate a que me levante y ¡No te daré NINGUNA TREGUA…” AVE MARÍA…!

Ciertamente, la vida espiritual, es íntima, es de vosotros Conmigo, es una vida bella, una vida de amor inmenso, que pocos la entienden cuando no la han vivido.

Satanás tiene envidia de eso, porque la tuvo y la perdió, y cuando ve un alma que vive esa Gracia, del Diálogo Divino, la va a atacar más seguido,

pero no os preocupéis, Mis pequeños, alegraos de esos ataques, porque así sabréis que estáis haciendo el Bien.

DEFENDEOS CON MI GRACIA,

DEFENDEOS CON MI ALIMENTO DIVINO,

DEFENDEOS CON LA ORACIÓN;

TENÉIS MUCHAS FORMAS DE DEFENDEROS CONTRA EL MALIGNO

SANGRE PRECIOSÍSIMA de mi Señor Jesucristo, CÚBREME Y PROTÉGEME de todo mal y ÚNGEME CON TU PODER, para derrotar a Satanás… , 

PERO NO OS PREOCUPÉIS,

DE LO QUE SÍ OS DEBÉIS PREOCUPAR ES DEL TENERME EN VUESTRO CORAZÓN Y NO PERDERME

 Los ataques vendrán, pero eso hará que vosotros os fortalezcáis más y tarde o temprano,

los ataques de Satanás ya no os preocuparán tanto, porque Mi Gracia vivirá plenamente en vosotros.

Ayudad a todos aquellos que veáis que necesitan que Yo viva en ellos.

Me duele mucho ver a tantas almas que distraídas están con el Mundo. Satanás os distrae, os aparta de lo que el alma debe tomar para alimentarse,

pero ellos no se dan cuenta, viven para lo superfluo, en lo que no sirve para su crecimiento espiritual.   

No hay Caridad que transmitan, no hay vida íntima Conmigo, parecen estatuas que caminan, estatuas sin sentimientos, ni para Mí, ni para con sus hermanos a su alrededor;

Exactamente ASÍ, es como nos vemos espiritualmente, cuando estamos muertos por la Lujuria… y CON LLAGAS DE LEPROSOS QUE ¡CÓMO APESTAN!…

Parecen muertos en vida y es una realidad, Mis pequeños. 

Cuando el alma no se alimenta con todo lo que Yo os puedo dar, esa alma está muerta, no sirve, podría decir que se ha desperdiciado, 

y eso, Me duele mucho, porque un alma y sus acciones valen muchísimo, valen mucho más que todas las riquezas del Mundo o del Universo.

Ya os he explicado antes sobre el valor del alma ante Mis Ojos, pero son tantos, tantos, de vuestros hermanos a los que no les importa vivir en Mí y para Mí,

que Me duele, porque Yo Me di en totalidad por cada uno de vosotros y seguís viviendo como sombras en el Mundo, y digo sombras, porque ni luz transmiten.

Orad, pues, Mis pequeños, tanto por vuestra santificación, como por vuestra propia santificación y por el crecimiento espiritual de vuestros hermanos, por lo menos, por el crecimiento necesario para su salvación. 

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo:

que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

AÑO NUEVO, MENSAJE DE JESÚS 1


Diciembre 28 de 2019

ESTAMOS VIVIENDO EL TIEMPO DE LA GRAN TRIBULACIÓN PROFETIZADO EN LAS ESCRITURAS

 Anteriores a la Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo.

Tiempos en los cuáles las Tinieblas han cubierto la Tierra, llevando a la humanidad a una Confusión y Apostasía tremendas.

Habla La Santísima Trinidad 

Hijitos Míos, habéis entrado al tiempo de la criba, al tiempo de la siega, al tiempo de la separación de las cabras y las ovejas.

La iniquidad ha tomado a su mando a toda la Tierra y vosotros, distraídos estáis tomando partidos humanos, sin daros cuenta de Mi Presencia atrás de cada vidente o profeta escogido para éstos tiempos.

Pleitos humanos, soberbia humana, partidos que sólo llevan a seguir descuartizando Mi Cuerpo Santo, Mi Cuerpo Místico.

¡Cuánta tontería, cuánta falsedad en vuestras palabras y discusiones! Palabras, palabras, palabras y vuestro actos, ¿QUÉ?

Habláis mucho, hacéis grupos, escogéis partidos como en la época posterior a Mi Muerte: “yo soy de Pablo, etc.”, seguís viendo al hombre, a los escogidos, a los Instrumentos y a Mi, que Soy vuestro Dios, Me seguís desconociendo.

Satanás os sigue dividiendo y vuestra humanidad, escasa en Oración y  DONACIÓN sigue cayendo en la confusión.

Yo, vuestro Dios estoy atrás de los Acontecimientos, atrás de las Enseñanzas ya dadas hace un poco más de 2000 años y no van a ser cambiadas nunca, porque Soy vuestro Dios ahora y siempre y

SI DI MIS ENSEÑANZAS DESDE ANTIGUO, ÉSTAS SIGUEN VIGENTES AHORA.

Dejad, Mis pequeños de perder el tiempo en necedades humanas, necedades  faltas de caridad que realmente Me atacan a Mí, porque como os dije,

YO ESTOY ATRÁS DE MIS PROFETAS DE ÉSTE TIEMPO.

VedMe a Mí, y no a vuestros hermanos profetas, ellos valen tanto como vale cada uno de aquellos que Me han dado su “fiat”.

Todos vosotros, con Mis recordatorios, a través de ellos, os están invitando a volver a una vida más espiritual, menos mundana, más cerca de Mi Corazón.

Estáis perdiendo el tiempo, MI TIEMPO, en ridículas contradicciones a donde os ha llevado Satanás y mientras él no pierde el tiempo en atacaros,

vosotros os quedáis discutiendo tonterías olvidando vuestra misión de Amor y Salvación para vuestros hermanos.

Se os ha dicho que pidierais el Don del DISCERNIMIENTO para que no cayerais en éstas discusiones vanas, Mi Madre, la Siempre Virgen María, en Sus apariciones os repitió:

“Oración, Penitencia y Ayuno” para protegeros del ataque de Satanás y para mayor crecimiento espiritual y ni habéis pedido lo uno ni hecho lo otro,

Queréis “salvar al mundo” comiendo palomitas de maíz frente a la televisión o en discusiones de grupo que terminan en café y pastel…

Por favor Mis pequeños, el Error ya os envuelve, vuestra vida espiritual es casi nula y aún así no queréis dar más de vosotros mismos.

LOS ACONTECIMIENTOS DE LA PURIFICACIÓN YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS

¿ESTÁIS PREPARADOS PARA UN COMBATE FRONTAL CON EL ENEMIGO?

Yo Mismo Me preparé para Mi Misión por 40 días en el desierto en Oración y Ayuno. Preparé a Mis Apóstoles fuertemente para su Misión y a lo largo de la historia, aquellos que van a tener un combate fuerte con el Enemigo,

Se han preparado con Oración, Penitencias, Sacrificios, Ayunos rigurosos y aún así sufren en la lucha. Ahora Os pregunto:

¿Cómo os habéis preparado para el tiempo en el que ya estáis y que es solo el principio de la Gran Tribulación?

¿OS QUEDARÁN GANAS DE SEGUIR DISCUTIENDO TONTERÍAS VANAS

CUANDO HAYÁIS PERDIDO TODOS VUESTROS BIENES?

¿Y QUIZÁ HASTA VUESTRAS FAMILIAS?

Se os profetizó que se os iba a ir quitando poco a poco todo aquello en lo que el hombre confiaba plenamente y por ello, se Me hacía a un lado y entraba en la vida de vosotros en un segundo plano,

¿Estáis preparados para aceptar la Voluntad de Mi Padre sin inmutaros?

Si no es así Mis pequeños,  quiere decir que he perdido Mi tiempo, Mi Sangre, Mis Sufrimientos por cada uno de vosotros;

porque aún ahora preferís seguir perdiendo el tiempo, Mi tiempo, en vuestros intereses y NO en los de vuestro Dios y Señor.

Ésos dos o tres minutos que tomáis en hablar mal de alguien o en discutir si vuestro profeta es mejor que el que está en otro lado del Mundo, o en alguna otra discusión tonta humana,

si los invirtierais en orar, en una penitencia ó en rezar un Padre Nuestro por vuestros hermanos, servirían más que lo que ahora hacéis.

Yo he de proteger a los Míos en el tiempo de la Tribulación y de la prueba, lo he prometido en las Escrituras y así será, pero os pregunto:  

¿Os consideráis de los Míos cuando vuestra vida, vuestras palabras y vuestras obras están diciendo lo contrario?

SATANÁS SIGUE AVANZANDO, sigue separando grupos, OS SIGUE LLEVANDO A LA DESTRUCCIÓN ESPIRITUAL y vosotros, ¿Qué hacéis para contrarrestar todo ello?

Os vuelvo a repetir, os falta mucha preparación espiritual para resistir el ataque frontal, Mi madre os dio el secreto para ello: Oración, penitencia y ayuno, ponéis muchos pretextos para safaros de ello.

Yo ya cumplí, con Mis Enseñanzas y con Mi Vida de ejemplo sobre la Tierra, Mis profetas y videntes han cumplido con recordaros todo esto, si vosotros no habéis querido tomar todo esto en serio, por vuestro libre albedrío,

OS ACARREARÉIS VUESTROS PROPIOS MALES, NO SOY YO EL DIOS MALO,

ES VUESTRA NECEDAD, LA AUTORA DE VUESTRA DESGRACIA

¡Dejaos ya de tonterías, enmendad el camino, reparad el mal hecho, producid fruto abundante y preparaos para el Buen Tiempo que vendrá después de la prueba.

Os amo, Mis pequeños, os amo, ¿Por qué no queréis entender y OBEDECER?

 Vosotros tenéis el conocimiento de la destrucción de Sodoma y Gomorra, un acto muy doloroso, pero necesario.

Dos pueblos con un grado de pecado, de inmoralidad, de maldad tan grande, que no se podía dejarlos seguir actuando y esto, debido a la protección por darles a los pueblos aledaños.

La Maldad que sale de Satanás, es como un cáncer que va destrozando los tejidos buenos, los tejidos sanos y ya no puedo permitir eso, Mis pequeños.

Hay demasiada maldad alrededor vuestro, queda ya muy poco sano de Mi Cuerpo Místico, que sois vosotros, los que estáis Conmigo.

Y no puedo arriesgar más a esta parte sana que Me ha seguido, que Me ha buscado, que ha querido crecer en Mi Conocimiento, en Mis Leyes y sobre todo, en Mi Amor.

YA OS HABÍA DICHO QUE QUEDARÁN MUY POCOS DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

Y AUN UNIVERSAL, DESPUÉS DE LA PURIFICACIÓN

DEL 25% DEL QUE HABLAN LAS ESCRITURAS, TODAVÍA, ES MUCHA LA CIFRA

SERÁ MENOR A ESO, Y ME DUELE MUCHO MIS PEQUEÑOS

Pensar que desde la época de Sodoma y Gomorra que fue, prácticamente aniquilación total, salvo por Lot y su familia, la humanidad no ha mejorado gran cosa,

a pesar de que vine y estuve entre los hombres, enseñándoos, guiándoos, amándoos y ni aun así, habéis querido mejoraros.

Satanás os ha desviado tanto, os ha puesto tantas tentaciones, y las habéis seguido… Y ese es vuestro gran pecado, haber seguido al Mal, a pesar de que Yo os dejé todo lo necesario para poder atacar ese mal, e hicisteis caso omiso a todo ello. 

Vuestro libre albedrío tomó la  maldad como medio de vida y no quisisteis luchar contra esa maldad que lleváis dentro de vosotros, y que además, os rodea.

Se os ha tratado como hijos consentidos, a pesar de haber sido hijos groseros, altaneros, se os ha tratado con todo Amor; se os ha perdonado mucho,

Y NO HABÉIS ENTENDIDO QUE SE OS QUIERE SALVAR

Y PARECE QUE ESO NO OS IMPORTA.

No habéis querido mejorar en vuestro crecimiento espiritual que, de esa forma, Mi Santo Espíritu os estaría guiando, enseñando y evitando que la maldad influyera sobre vosotros para que tomarais el buen camino, que os llevaría a la salvación eterna;

y sí, en cambio, tapasteis vuestros ojos, tapasteis vuestros oídos, cerrasteis vuestro corazón a todo lo bueno y aceptasteis con vuestro libre albedrío, y vuelvo a repetir, CON VUESTRO LIBRE ALBEDRÍO, la maldad en vuestra vida.

Y lo repito, porque con esto os estoy dando a entender que vuestra condenación será absoluta, si seguís apoyándoos en el mal.

Tuvisteis muchas oportunidades, tuvisteis Nuestro Amor en Nuestra Santísima Trinidad en abundancia, y así ha sido, en abundancia se os ha dado el Perdón muchas veces, y no os quisisteis acercar a vivir en el estado de Gracia,

evitabais el vivir en el Bien, como si realmente fuera todo lo contrario, como si realmente fuera el mal que os destrozaba, que os hiciera sufrir, que os llevaba por caminos de perdición.

Seguís siendo ese pueblo de cabeza dura, un pueblo tonto, un pueblo infiel, un pueblo malvado, pero vosotros habéis escogido el ser vuestros propios destructores,

habéis destruido vuestra alma, habéis destruido vuestro corazón, nadie, más que vosotros mismos habéis intervenido en vuestra destrucción espiritual, y lo peor de todo, es que, ni eso os importa.

HA LLEGADO EL TIEMPO YA,

EN QUE VERÉIS EL RESULTADO DE LO QUE VOSOTROS ESCOGISTEIS

EN TOTAL LIBERTAD CON VUESTRO LIBRE ALBEDRÍO

MUCHAS VECES, A TRAVÉS DEL TIEMPO

SE OS HA INDICADO LO QUE ES EL DOLOR ETERNO

Y TAMPOCO ESO HA MOVIDO VUESTRA MENTE NI VUESTRO CORAZÓN A CAMBIAR DE VIDA

Os habéis ganado la condenación, porque libremente la escogisteis; pero eso también Me duele inmensamente, porque SUFRÍ por vosotros, SUFRÍ para que vosotros a pesar de vuestros pecados, pudierais vivir eternamente; con una sola condición, el arrepentimiento; pero ni eso os importa. 

Lo hecho, hecho está, SUFRIRÉIS, los que quisisteis apartaros del buen camino.

Y los que os mantuvisteis en el Bien, gozaréis; porque vosotros sí entendisteis la lección, vosotros que quisisteis vivir eternamente en el Amor, SUFRÍSTEIS AL ESTAR RODEADOS DE TANTO MAL y éste mal os atacaba continuamente,

os hacía sufrir en cuerpo y en alma, dolores físicos y espirituales que pudiera Yo decir, parecidos a los Míos, porque SUFRÍAIS realmente, por manteneros Conmigo y aquellos que os rodeaban, no os querían ver, porque vivíais en la Virtud y en el Amor.

Vuestro premio está próximo, manteneos así Mis pequeños, y tratad todavía de dar un poco más, de lo que Me habéis dado a lo largo de vuestra existencia.

Son momentos difíciles y ciertamente seréis todavía muy atacados, porque Satanás os tiene mucha envidia, porque lograsteis vencerlo con Mi Gracia y con Mi Amor.

Seguid adelante, Yo os protegeré; tomad de Mí, Mis pequeños. Mucho he dado, mucho Me sobra todavía por dar, tomad de ahí, para vuestro triunfo eterno.

¡Oh!, pequeños Míos, ¡Oh!, dirigentes de Mi Iglesia, ¡Oh!, responsables del rebaño, mucho se os ha dado, poco voy recogiendo ya. 

¡Cuánta maldad hay en vuestros corazones!¡Cuánta irresponsabilidad veo hoy!, Os habéis llenado de Mundo, no estáis cuidando el rebaño, ¡Cuánta distracción!,

SE OS HA DADO TANTO, SOIS ESPECIALES ANTE VUESTROS HERMANOS,

SOIS LOS ENCARGADOS DE TRAERME A LA TIERRA,

TENÉIS MANOS BENDECIDAS POR EL SACRAMENTO SACERDOTAL

¡Oh, Mis pequeños! Y atacáis a los que están obrando correctamente, confundidos estáis con teologías falsas, os habéis creado ahora vuestras propias leyes….

Con conocimiento satanizado, os conviene para no trabajar para vuestro Dios y para llenaros de Mundo y de  sus bienes,

ESTA ES LA DUDA CON LA QUE ME DESTROZÁIS

Os ha engañado Satanás con su ponzoña maldita, habéis vuelto un muladar Mi Iglesia, habéis ensuciado lo que Yo os di Purísima y Santísima: Mi Iglesia, los Sacramentos, Mi Presencia Divina entre vosotros.

No hay nada más grande que podáis tener en la Tierra que Mi Presencia Real, como Yo os dejé en la Iglesia, la que debisteis haber cuidado, aún a costa de vuestra propia vida.

La habéis descuidado, se os tomará en cuenta todo esto, Mis pequeños, ministros de Mi Iglesia. En todos los puestos, a todos niveles, la habéis descuidado, ya no es Mi Presencia real y Verdadera, la que ahí está.

Habéis dejado entrar a Satanás y a su ponzoña y ahora, ¿Quién es el que está reinando? ¿Quién es el que está moviendo a Mi Iglesia? y no queréis sacar del Error a vuestros hermanos.

Mantenéis esta podredumbre porque os atacan, tembláis, os callan si alguien os llama la atención, porque estáis haciendo el Mal, no hay humildad para reconocer ése Error

Y ATACÁIS, NO ACEPTÁIS QUE ALGUIEN OS DIGA DE VUESTRO ERROR

PORQUE LA SOBERBIA OS HACE SENTIR SUPERIORES

Y que vuestra verdad es contradicción, es una verdad falsa a la que os ha llevado Satanás.

No vivís para Mi bien, vivís para vuestro bien y para llenar vuestros bolsillos, que va a ser vuestro lastre al final de vuestro tiempo y que no os va a dejar subir libremente al Reino de los Cielos, sino que os va a llevar a la perdición.

Se os ha llamado la atención múltiples veces y no entendéis, Mis pequeños.

Ministros de Mi Iglesia, abristeis las puertas de par en par para que entrara el Error en ella y en lugar de cuidar lo que es Mío, cuestionan Mi Presencia

Y LOS DIRIGENTES,

ELLOS, EN LUGAR DE CUIDAR LO MÍO,

PREGUNTARON A LOS HOMBRES,

Cambiaron lo DIVINO Y SOBRENATURAL por el Humanismo sin Dios

DEJARON SABIDURÍA FALSA, LA CORROMPIERON

¿Qué habéis hecho de Mi Iglesia?

La Confusión de ahora está causando que muchos, muchos fieles salgan de ella, porque ya no encuentran seguridad, valor, vida real de Mí, vuestro Dios, en ella.

Es confusión lo que causa Satanás en donde estáis vosotros, porque ya no queréis entrar en vuestro corazón para encontrar la verdad a través de la Oración.

Os llamo y no respondéis, ministros de Mi Iglesia; vuestra soberbia se ha vuelto tan grande, os sentís ahora los todo poderosos, que Me hacéis ya a un lado. 

TAN BAJO HABÉIS CAÍDO,

QUE YA NO ACEPTÁIS MI ESENCIA REAL Y SANTA, PORQUE OS FALTA FE,

OS HABÉIS VUELTO DIOSES Y VUESTRA PALABRA, LEY

VEIS AHORA EXTRAÑO LO QUE YO CREO SANTÍSIMO A TRAVÉS DE MI HIJO.

El lugar Santo, no lo es.

Cuidáos, cuidáos Mis pequeños, porque lo que de ahí salga, ya es ponzoña, YA NO ES VIDA  cuidáos.

Cuidáos de Satanás, porque os engañará con mentiras, porque ya no hay completa verdad en Mi Recinto Santo, CUIDÁOS, cuidáos de sus miembros, no todos están Conmigo.

Cuidáos, cuidáos de aquéllos que os están llevando a lo turbio, enturbian vuestra mente y vuestro corazón.

Y ORAD, orad por aquéllos que están siendo encarnizados, que están siendo azotados, que están siendo sacrificados porque se han mantenido; porque quieren mantener la Santidad de Mi Iglesia pero NO se los permiten.

AMAD, amad con el corazón unido al Mío por Mi Iglesia, por la Institución Divina y orad con todo vuestro corazón por su reforma y su purificación.

PROFETIZADO ESTABA Y ASÍ SERÁ,

QUE REGRESARÁ A SU PUREZA Y SANTIDAD, ESPERAD EL MOMENTO CON ANSIA,

QUE VIENE EN CUALQUIER INSTANTE YA

Y ENTONCES VERÉIS LO QUE YO CREÉ DESDE EL PRINCIPIO

Y veréis la grandiosidad de lo que se os dio para que vivierais el Cielo en la Tierra, al estar con Mi Iglesia real y Verdadera, por Donación del Cielo, entre vosotros.

Pedid por vuestros ministros santos que están llevando una Cruz pesada y difícil de cargar, que vuestras oraciones les den Fortaleza, que se mantengan en la lucha,

que os den un ejemplo santo, para que podáis vivir todavía éstos momentos difíciles, pero necesarios para toda la humanidad y para Mi Iglesia misma.

Mi Sangre y Mis fieles purificarán al mundo, a la Iglesia y a la humanidad entera. Unidos estaréis a Mi Sangre Preciosa y así se logrará que todo renazca en Mí, vuestro Dios.  

Porque sabéis que la maldad viene en el hombre desde su nacimiento, sabéis que si no lucháis contra ese Mal, que traéis por familia, NO VENCERÉIS.

La lucha debe de ser constante, el Bien vencerá al Mal, pero debéis poner mucho de vuestra parte. El Mal va ganando terreno entre vosotros, el Mal Me va arrebatando muchas almas.

El hombre al separarse de Mí, al separarse del Amor, al separarse de Mis Leyes, va destruyendo todo lo que Yo con Amor creé.

El hombre se ha vuelto Instrumento de Satanás, no quiere saber de Mí, no quiere saber del Amor.

Mis pequeños, los grandes males que azotarán a la humanidad, sabéis que serán de purificación. Ciertamente buenos y malos irán dentro de esa purificación.

Las almas buenas se dan por aquellas que viven en el error. Vosotros estáis conscientes de ello, porque os he enseñado, os he predicado y habéis abierto vuestro corazón a Mis enseñanzas, a Mis necesidades. Mis pequeños,

MUCHA VIDA ESPIRITUAL SE NECESITA,

PERO SI VUESTRA DONACIÓN ES TOTAL,

YO PUEDO HACER GRANDES COSAS A TRAVÉS DE VOSOTROS

Pronto veréis catástrofes más grandes y que NO HABIÁIS VISTO NUNCA, pero el hombre no quiere reaccionar.

Orad, para que se disminuyan; pero que se disminuyan, porque el hombre debe entender que debe acercar a Mí.

Y que al acercarse a Mí, su Oración hará que se disminuyan éstas Pruebas.

El hombre no debe vivir sin Mí, no puede vivir sin Mí, el ataque del enemigo es continuo, no se quiere dar cuenta el hombre de ello.

Se cree ser adulto, se cree autosuficiente y no es así, aquél que no se acerca a la Fuente de Vida que Soy Yo, no puede beber ni de sabiduría, ni de ciencia, ni de piedad, ni de Mi Amor que todo lo vence, todo lo Purifica y todo lo Santifica.

Orad, Mis pequeños, para que vuestros hermanos abran su corazón, que sean un solo amor y así como hermanos, unidos a Mí, vuestro Padre, podamos vivir como familia, como una Verdadera Familia.

Hijitos Míos, debéis ser dignos portadores de la Vida del Cielo, de la Vida Divina en vuestro corazón hacia vuestros hermanos.

Que vuestra presencia dé luz hacia vuestros hermanos, cuando vayáis a reuniones, cuando vayáis a hacer vuestros diarios deberes, que esa luz interior, esa Vida Divina que somos Nosotros en vuestro interior, deje en vuestros hermanos, amor, que deje Nuestra Presencia.

No deberéis siquiera hablar de ello, simplemente vuestra presencia debe de dar luz a vuestros hermanos. Nosotros Bendeciremos a todos aquellos que se encuentren a vuestro alrededor, 

pero vosotros os deberéis vaciar de Mundo, de vuestros intereses, simplemente lo más bello que debéis hacer es llevarNos, vivirNos, transmitirNos, en el silencio, en la adoración interior.

Vivid pues, en esa adoración continua en vuestro interior; ya que Yo os dije que el Reino de Dios estaba en los corazones.

Y ahí  estoy, ahí estaMos la Santísima Trinidad, el Cielo entero vive en vuestro interior.

Agradeced éste Misterio, agradeced ésta Donación de vuestro Dios, agradeced Nuestra Vida en vosotros y así, al entender y  al vivir éste gran misterio…

Y al adorar Nuestra Presencia en vosotros, eso hará que vosotros brilléis como la Estrella que guió a los Reyes Magos hasta Mi Presencia, allá en Belén.

Vosotros deberéis ser esa estrella que guíe a vuestros hermanos, en el silencio brillaréis y moveréis corazones.

Os Amo, Mis pequeños, Amo vuestras intenciones, Amo vuestro corazón y os Bendigo con Mi Amor.

Hijitos Míos, acudan continuamente a la protección a través de vuestros Santos Ángeles, para que ellos eviten que caigáis en pecado; para que no veáis cosas que no debéis ver que dañen vuestra alma y para que os protejan de todo mal.

Por ello viven, por ello están con vosotros, pero no acudís a ellos continuamente, ellos están con vosotros desde el momento de vuestra concepción.

Dadles también a ellos su lugar, atendedles, que sean vuestros verdaderos Hermanos guías.

Vivid internamente también con ellos, que ellos os ayudarán en éstos tiempos, tiempos difíciles en verdad, en donde ellos harán una gran obra en protección hacia vuestra alma; hacia vuestro ser, para que no se dañe vuestra integridad.

Ellos evitan muchas calamidades sobre vuestro ser, no os dais cuenta de ello, pero esa es la Orden que Yo he dado a cada uno de vuestros Santos Ángeles, por ello agradecedles y tomadles más en cuenta.

Poco a poco iréis entrando en más familiaridad con ellos y entenderéis mejor su función como Guardianes y Guías en vuestra vida.

Invocadles continuamente, dadles también vuestro amor y así caminaréis más seguros en vuestra misión.

Os he dicho tantas veces que no temáis, que estáis siendo protegidos, que estáis siendo guiados, y ellos son parte de esa protección y de esa guía.

Ellos están siempre Conmigo, adorándoMe, agradeciéndoMe y así vosotros a través de ellos, os llevarán también a esa adoración continua, a esa donación total.

Por eso os pido que no los apartéis de vuestra vida espiritual y que continuamente -os repito- continuamente los estéis invocando.

Hijitos Míos, estáis aún viviendo la obra de Mi Misericordia, aunque veáis grandes desastres, grandes mortandades, aniquilación de muchos de vuestros hermanos, todo esto es todavía obra de Mi Misericordia.

Agradecedla, interceded por vuestros hermanos, especialmente por aquellos que no Me aman.

Pero gracias a éstos momentos de destrucción aparente, en donde vosotros solo veis destrucción física, material, por ella se viene la vida espiritual, Yo le doy a todos aquellos que pasaron por la prueba esos momentos para su arrepentimiento.

Una gran mayoría de vuestros hermanos, regresan a Mí, regresan arrepentidos de su mala vida.

Por eso os digo que no temáis a los acontecimientos, porque ellos, en Mi Misericordia, les están dando la oportunidad, a una gran cantidad de vuestros hermanos, del retorno a la Casa Paterna.

Orad, orad por aquellos a los cuales no ha llegado todavía Mi Misericordia, ó que no la quieren tomar; aquellos que al vivir en el error, ó al vivir en una falsa paz, no buscan el acrecentamiento de su espiritualidad ó de su conversión con el arrepentimiento de sus pecados y de su mala vida.

Todos esos hermanos vuestros que viven en el error, tendrán también su momento culmen, orad para que lo tomen positivamente y que venga esa conversión de momento.

Yo puedo romper los corazones duros, pero se necesita vuestra Oración por vuestros hermanos.

ORAD, orad fuertemente para que en el momento de la Prueba no rechacen Mi Misericordia y puedan ser salvados por Mi Amor.

También os pido que de aquí en adelante, cuando estéis en alguna reunión con vuestros hermanos y que se blasfeme Mi Santo Nombre o el de Mi Madre, los detengáis y os apartéis.

O cuando estéis en platicas banales, groseras, que no os llevan a nada, también os apartéis.

Vuestro corazón ya ha sido tomado por Mí y tiene que crecer con cosas bellas, con cosas saludables.

Al niño, si se le alimentó con alimentos sanos, crecerá fuerte.

Vuestro corazón también debe crecer con alimento sano, para que pueda ser santa vuestra alma.

Pero el hecho de apartaros de esas banalidades, de esa grosería del Mundo, no os exime de que oréis fuertemente por ellos.

Inmediatamente cuando os separéis, que vean realmente que estáis molestos, porque Mi  Santo Nombre debe de ser venerado, no blasfemado.

Orad por ellos, orad fuertemente por ellos, porque es el demonio hablando a través de  ellos.

Muchos, al ver vuestra actitud, comprenderán su error y eso servirá para que vayan normando su vida y alcancen también la Bendición a la que estáis siendo llamados.

Grandes Bendiciones recibiréis ante esta actitud de valor y de entereza ante vuestros hermanos.

Ya es tiempo de salir a la batalla, ya es tiempo de enfrentarse ante el enemigo y vosotros, llevando el estandarte de vuestro Dios, deberéis elevarlo para que todos lo vean, vuestra alma es el estandarte.

Yo estoy con vosotros y eso es lo que deberéis demostrar a vuestros hermanos: Mi Dios está conmigo y yo lo traigo a vosotros.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

MENSAJE DEL TEPEYAC 3


Una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Estaba embarazada y lloraba de dolor mientras trabajaba para dar a luz. Entonces apareció otra señal en el cielo; Era un enorme dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas había siete diademas. Su cola barrió un tercio de las estrellas en el cielo y las arrojó a la tierra. Entonces el dragón se paró frente a la mujer a punto de dar a luz, para devorar a su hijo cuando ella dio a luz. Ella dio a luz a un hijo, un varón, destinado a gobernar a todas las naciones con una vara de hierro. Su hijo fue atrapado por Dios y su trono. La mujer misma huyó al desierto donde tenía un lugar preparado por Dios. (Apocalipsis 12: 1-6)

Diciembre 16 de 2019

Habla la Santísima Virgen de Guadalupe
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María, la Mujer vestida de Sol con la Luna bajo Sus pies.

Os quiero platicar sobre el significado de las milicias celestiales y el papá que vosotros tenéis en ésta lucha espiritual que actualmente se está llevando a cabo en la Tierra.

Desde el principio del Tiempo el Maligno ha atacado la Obra Creadora de Nuestro Dios.

El fue vencido por Mi Arcángel San Miguel y las huestes celestiales y al ser corrido del Cielo, él juró atacar toda la Obra de vuestro  Dios.

Vosotros, hijitos Míos, sois la presa preferida del Maligno, para ser eliminados de la herencia celestial.

Estáis viviendo una verdadera batalla campal. Sólo aquellos que no quieren ver, no se dan cuenta de ésta batalla espiritual tan poderosa, en,la que todos vosotros estáis siendo afectados, de una u otra forma.

Mi Padre Me ha puesto al frente de las milicias celestiales, donde Mi Arcángel San Miguel es el jefe de ellas.

Este es el Tiempo en el que Mi Dios y Señor Me ha concedido atacar al mal y liberaros a todos vosotros, a los que queráis seguir la Guía Divina dada en vuestros corazones…

Y así llevar a cabo el Plan Divino de Salvación de todo el género humano.

Este es ahora Mi Tiempo, en el que Yo, vuestra Madre Santísima, Guía y Protectora del Pueblo de Dios, he de contraatacar las fuerzas del mal.

Todos vosotros, Mis hijos, los que ahora vivís sobre la Tierra, los que estáis de parte del Bien Divino, sois Mis soldados, soldados que no tienen que ver en nada con la producción de muerte ni de violencia.

Sois soldados de un Dios Divino, de un Dios de Paz, de un Dios de Bien.

Vuestra misión es pacificadora, de unión, de vida espiritual, de crecimiento en el Amor.

MIS SOLDADOS SON SOLDADOS DE ORACIÓN

LUCHAN CON LA FUERZA DEL SANTO ROSARIO

CON LA DONACIÓN TOTAL A NUESTRO DIOS,

CÓMO YO MISMA ME DONÉ A ÉL

Nuestra victoria será una victoria espiritual, sin derramamiento de sangre como Mi enemigo siempre ha actuado al provocar guerras entre pueblos hermanos, entre familias, entre hermanos de sangre.

Él siempre ha provocado separación: odios, distanciamiento espiritual entre la creatura y su Dios.

Él ha provocado muerte física y muerte espiritual. El ha logrado quitar de muchos corazones la Palabra Divina, Él ha causado mucho mal a la Obra de Creación de Nuestro Padre Dios.

Ahora son tiempos en los que la Serpiente Antigua tratará de morder Mi Calcañar, Mi talón, que sois todos vosotros.

No podéis permanecer ya ciegos y sordos al mal que os rodea y menos, manteneros impávidos y estáticos al ataque tan fuerte que estáis sufriendo.

Prácticamente TODOS vosotros habéis ya sido atacados de una forma u otra, por las Fuerzas del Mal.

Quienes con ataque físico como asaltos o asesinatos; quienes con la destrucción espiritual, tanto personal como en familia, al destruirles el núcleo familiar

O con la apostasía a la Fe Divina, prefiriendo sectas que os llevan a un relajamiento en las Verdades que Mi Hijo os vino a enseñar.

No podéis tapar ya el Sol con un dedo, todos vosotros estáis involucrados en ésta lucha tremenda de poderes espirituales.

Vinisteis a la Tierra a ser servidores de vuestro Dios, a uniros a las Huestes Celestiales, para que bajo Mi Guía pudiéramos restaurar el Reino de Dios Padre caído por el pecado

Y POR EL CONSTANTE ATAQUE, SIEMPRE FUERTE

DE NUESTRO ENEMIGO INFERNAL

Estáis viviendo una lucha real de poderes, donde parece que e! Mal está ya venciendo, porque es más el Mal el que ahora parece prevalecer a todos niveles de vuestro Mundo…

Pero lo que es de Dios siempre se desarrolla en la humildad, en la paz, en lo oculto de los corazones.

Yo os invito hijitos Míos, a reflexionar sobre estas verdades que estáis viviendo y que serán determinantes para lograr la paz en vuestro Mundo.

Y para la realización del Plan Divino de Salvación y con ello, la preparación para todo el Mundo para recibir a Mi Hijo en Su Segunda Venida.

Nada queda oculto a los Ojos de Nuestro Dios, todo lo conoce, todo lo ve y por ello, todo lo guía para un destino final con el Triunfo de Su Amor Divino.

Hijitos Míos, uníos a vuestra Madre acompañándoMe a destruir el mal que os rodea,

POR MEDIO DE LA DONACIÓN VOLUNTARIA Y PERFECTA,

CÓMO YO LO HICE, A NUESTRO DIOS

Con las armas Divinas pronto podremos vencer al Mal, sólo necesito vuestra libre donación para que Me acompañéis en la Oración, en el Sacrificio, en la Penitencia, en el Ayuno, en la compañía íntima y constante de la Voluntad Divina de Nuestro Dios y Creador.

TODOS vosotros debéis y podéis hacer algo para vuestro Dios.

Quienes más, quienes menos, según hayáis recibido y según el amor con el que queráis agradar a vuestro Dios.

Una pequeña jaculatoria recitada una o varias veces al día o el ofrecimiento de una Santa Misa…

O el rezo de uno o varios Rosarios al día.

O una pequeña penitencia o un gran sacrificio, etc. todo será tomado por Mi Corazón para ser ofrecido a Nuestro Dios y así poder contrarrestar las fuerzas del Mal.

Sólo os pido que, para ir en contra del Mal que os rodea, produzcáis AMOR en vuestros corazones y que éste se traduzca en buenas obras para con vuestros hermanos.

De ésta forma estaréis venciendo al mal, el cuál ataca la vida física y espiritual de todos vosotros. Haced el bien y vuestro Padre Dios os lo recompensará con creces.

Esta tremenda lucha pronto verá su fin; pero antes el Maligno dará su coletazo final, fuerte, tremendo, nunca antes visto por el ser humano.

NO TEMÁIS, que Mi Hijo, vuestro Dios y Yo, vuestra Madre; acompañada por las huestes angelicales, estaremos prontos a protegeros.

SÓLO OS PIDO QUE PIDÁIS UNA FÉ INMUTABLE, FIRME Y CONFIADA EN VUESTRO DIOS

VAMOS A VENCER, HIJITOS MÍOS,

DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO…

VAMOS A VENCER, UNIDOS EN EL AMOR DE NUESTRO DIOS

Y no temáis, que vuestro Dios nunca os pediría sufrir más de lo que podríais soportar…

RECORDAD QUE EL OS HA PROMETIDO TOMAR EL DOLOR,

PARA QUE NO SUFRÁIS EN LA PRUEBA FINAL

Acercaos a Mi Corazón, venid confiados en Mí, vuestra Madre, para que Yo os revista, a cada uno de vosotros, con las armas que necesitaréis para luchar contra el Dragón poderoso.

Vuestras armas son espirituales, Divinas, envueltas con el Amor de vuestro Dios.

No busquéis ni provoquéis desorden, guerra, odios, rencores, traición. Yo os voy a guiar, Yo voy a guiar a Mis hijos, los que Me ayudarán a vencer a la Serpiente Antigua, al Mal, que va destruyendo a la Obra Divina.

Confiad totalmente en Mi, hijitos Míos, porque ya as puedo decir desde ahora, que el Mal será vencido, porque Nuestro Dios es Omnipotente y no hay nada ni nadie sobre El y Su Poder.

Si estáis con vuestro Dios y Conmigo, estáis del lado de los vencedores y esto os dará un gozo eterno en el Reino de los Cielos.

Desde ahora agradeced a vuestro Dios, la Gracia tan grande que os ha concedido al permitiros bajar a la Tierra a servirLe y para ayudar, en éstos tiempos de Cambio,

Al logro definitivo de la Paz Celestial en la Tierra, logro que dará como resultado el que Mi Hijo pueda vivir entre vosotros una vez más.

Os amo y os bendigo en el Santo Nombre de Mi Dios, en el de Mi Hijo y en el de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor.

Yo, vuestra Madre Celestial, la Siempre Virgen María, he de vencer a la Bestia con vuestra ayuda, ¡AcompañádMe, hijitos Míos, acompañádMe!

Momentos después, al seguir rezando el Santo Rosario, tengo una visión:

Veo al Señor San José, cargando con el brazo izquierdo al Niñito Jesús y teniendo su brazo extendido hacia adelante, está sosteniendo una cruz de su tamaño y me dice:

Esta cruz que fue hecha para Mi Hijo, no le dio muerte, sino que produjo Vida, Vida para todos vosotros y la Cruz  que ahora lleváis todos vosotros, no dará tampoco muerte, sino dará vida a todo el género humano.

Yo también estaré con vosotros en este Tiempo de Cambio, junto con Mi Hijo Jesús y Mi Amada Esposa María.

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, ¿Puede, acaso, un alma, estar triste cuando Yo estoy en ella?

Mis pequeños, un alma, estando ante Mi Presencia, irradia alegría, paz, amor. Yo quiero que vosotros seáis alegres, seáis sencillos, humildes;

pero que la alegría sea para vosotros un distintivo, porque a pesar de las condiciones y situaciones que viviréis, al estar Yo con vosotros, deberéis irradiar Mi Presencia 

Y os vuelvo a repetir, ¿Puede acaso un alma estar triste o atribulada cuando Yo Vivo en ella?

VOSOTROS DEBERÉIS LLEVAR LA ALEGRÍA A VUESTROS  HERMANOS

ESTÉ COMO ESTÉ EL AMBIENTE

Vosotros al estar Conmigo, deberéis vivir como un éxtasis de amor y de hecho, lo viven aquellos que están Conmigo.

Las almas que les rodean, saben que tiene algo diferente ésa persona que Yo he escogido, ésa alma que camina entre vosotros.

Debéis vivir así Mis pequeños, en un continuo éxtasis y ése éxtasis os llevará a una alegría inmensa.

Trabajaréis con la alegría e irradiaréis paz y amor a vuestros hermanos; habrá tribulación contra vosotros, como la tuvieron los primeros cristianos.

Ellos, eran gente especial, se les conocía porque vivían alegres, unidos, amorosos con todos los demás.

Estos son los tiempos en que se cerrará un paréntesis en la Historia de la Humanidad, el Pecado Original lo abrió; se ha vivido la maldad, ha caído el hombre a niveles infrahumanos.

Mucho mal se ha desatado en todo el Mundo y en el Universo entero.

Pocos, muy pocos han luchado contra ésa maldad y serán preservados por ello mismo, porque no la dejasteis entrar en vosotros y si entró, inmediatamente hicisteis todo lo posible para volver al estado de Gracia.

LOS ESCOGIDOS VIVIRÁN EL GOCE CELESTIAL AUN VIVIENDO SOBRE LA TIERRA

, ÉSE ES MI REGALO, MIS PEQUEÑOS, PARA LAS ALMAS QUE FUERON FIELES

QUE ESCOGIERON LA MEJOR PARTE

Perseverad, falta poco, Mis pequeños y Yo estaré con vosotros, para que éste último paso. el paso decisivo para vuestra felicidad en la Tierra.

Y de la Felicidad Eterna, sea seguro, un paso en donde se os probará todavía un poco más.

Yo quiero almas fieles, almas en las cuales pueda confiar plenamente, para derramar Mis Bendiciones, Mis Carismas, Mi Amor.

Estáis ya en el camino, no claudiquéis, seguid adelante y escuchad Mi Santo Espíritu que habita en vosotros.

Os amo, Mis pequeños, seguid adelante.

Gracias, Mis pequeños.

Yo os bendigo en Mi Santo y amoroso Nombre, en el de Mi Hijo, Verbo Encarnado por quién habéis conocido Mi Pensamiento y en el del Espíritu de Amor en la moción de los corazones abiertos a Mi Amor.

MENSAJE DE DIOS PADRE

16 DE DICIEMBRE 2019

Amado Pueblo Mío

EN ESTE TIEMPO DE ADVIENTO ES DESEO DE NUESTRA TRINIDAD

QUE SE GESTEN EN EL VIENTRE DE LA MADRE DE TODOS LOS HOMBRES.

Es imprescindible en este instante que se alimenten, se nutran, se formen, se fortalezcan del amor de la Madre de toda la Humanidad.

Para que tomen de Ella Su mismo Amor, Su misma bondad, Su misma caridad, Su misma paciencia, Su misma amabilidad, Su mismo amor al prójimo,

Su entrega incondicional a la Voluntad de Nuestra Trinidad; Su mismo Fiat en todo momento y en toda situación de su existir.

Es imprescindible que en este instante se alimenten de Su misma prudencia, de Su misma obediencia que en todo momento, sin mirar y sin escuchar otras voces, caminó con Su mirada fija en la Voluntad de Nuestra Trinidad.

Así ustedes adéntrense, géstense en este momento en ese vientre virginal de la Madre, la que Les entregamos para que sea el Arca, el Sagrario en donde ustedes se alberguen, de donde se nutran en cada instante de su existir.

A cada uno les hemos entregado “un Tesoro”:

Ha estado, está y estará frente a cada uno de ustedes, a todos por igual; sin discriminar a ningún hijo, por más pecador que éste se considere.

Nuestra misericordia es infinita y a todos, como hijos nuestros, les damos la herencia en igual medida; mas unos recogen más, otros recogen menos y otros no quieren recoger nada de Nuestra herencia.

Este instante tan delicado para toda la humanidad en general, es a la vez un instante en el que ustedes deben abrir el corazón, la mente, “todos los sentidos”,

pero sobre todo deben abrirse a la FE en Nuestra Palabra y a los llamados de la Madre Santísima,

para que  se nutran de todo cuanto Ella les trae constantemente, para que, obedientes a la guía de la Madre, sean conducidos por el camino recto, por el camino seguro, por el camino en donde no hay desviaciones del egoísmo humano.

Es imprescindible que en estos días de Adviento se gesten, se adentren, se alberguen en el vientre de la Madre para que renazcan a una VIDA NUEVA,

para que ese egoísmo humano, que es el detente común denominador de todos los hombres, sea arrojado para siempre al pie de la Cruz Redentora y Salvadora.

CADA UNO TIENE AL FRENTE SU HERENCIA

¡Tómenla, aprovéchenla, multiplíquenla!,

QUE ASÍ COMO SE MULTIPLICARON LOS PECES Y LOS PANES,

ASÍ SE MULTIPLICARÁ CUANTO USTEDES NECESITEN EN ESTE CAMINAR ESPIRITUAL

PARA QUE LOGREN PRONUNCIAR ESE FIAT INCONDICIONAL A NUESTRA TRINIDAD

¿Por qué detenerse en el camino mirando o escuchando otras voces?

¿Por qué detenerse en el camino, por el qué dirán sus hermanos, por el cómo tomarán el que caminen en santidad, o por lo que dicen sus hermanos de ustedes?

PUEBLO MÍO: Ustedes son Mis Apóstoles y cada uno predica, cada uno predica con su ejemplo, con su amor, con su entrega absoluta. Predican con el testimonio y es lo que hoy como Padre, les vengo a pedir.

LES VENGO HOY A PEDIR ENÉRGICAMENTE

ESTE TESTIMONIO QUE COMO MI PUEBLO, ESTÁN OBLIGADOS A DAR

Desde hoy, que no sea más el yo humano el que se duela, el que se resienta, el que mire, el que sienta, el que escuche.

De hoy en adelante, luchen para que quede anulada esa voluntad humana que detiene a Mi Pueblo, para que como Padre pueda Yo verter en cada uno de ustedes todos los dones y virtudes necesarias,

y con su testimonio, aquéllos que no creen, aquéllos que Me persiguen, aquéllos que Me odian, aquéllos que hieren Mi Corazón segundo a segundo, aquéllos que blasfeman contra Mí;

sean superados por la entrega fiel de Mi Pueblo, por ese darse, por ese desprenderse, o acaso, Pueblo Mío, ¿es que han olvidado que de Mis Manos procede cuanto poseen?

HOY HABLO ENÉRGICAMENTE,

LLAMO A MI PUEBLO CON UNA PETICIÓN AMOROSA,

CON MI CORAZÓN EN LA MANO.

Pueblo Mío, ¿Qué te has hecho?

Pueblo Mío, ¿Dónde estás?

Pueblo Mío, ¡Alza tu voz sin temer a la persecución, sin temer al qué dirán!

Pueblo Mío, fija hoy tu mirada en Mí y albérgate, albérgate y déjate gestar y nutrir por la “Llena de Gracia”.

¡Tomen a esta Madre en todo momento, Ella les conduce a puerto seguro!

Yo, como Padre de toda la humanidad, les bendigo y así como hoy les he preguntado, ¿Dónde estás Pueblo Mío

Así hoy también les digo que les bendigo por escuchar Mis llamados. Pero: es que hijos, son momentos apremiantes y necesito una total e incondicional donación, una total e incondicional obediencia.

El mal acecha, y Mis ángeles permanecen al lado de cada uno de ustedes, Mis fieles. Yo permanezco en todo; Mi Esencia, Mi Germen permanece en todo lo creado.

Todo cuánto ha salido de Mi Mano, posee Mi Germen Divino y ustedes deben desde hoy encontrarme en todo, en todo lo creado.

Les llamo a ofrecer, orar, doblar rodillas por aquellos que en este momento persiguen a Mis fieles, por aquellos que en este momento, gustan el pecado en demasía.

Esta humanidad está sumergida en el pecado y es una plaga que corre, día a día, acaparando a más y más de Mis hijos; pero ustedes, Pueblo Mío, poseen la fuerza de millones.

El único detente que poseen en este instante son los rescoldos de ese yo, de ese egoísmo humano que se resiste a anularse totalmente, a olvidarse de lo que quiere, de lo que gusta y entregarse totalmente a Mi Voluntad,

En donde encontrarán la plena alegría, la plena felicidad, puesto que cuando se vive sumergido en Mi Voluntad, lo demás ya no existe

y todo cuanto acontece es felicidad, porque es una donación, es una fusión a la vez, del alma con Su Creador.

Que este 24 de Diciembre, mire Yo a cada uno de ustedes renaciendo en el Pesebre, que les mire ahí totalmente anulados y entregados a Mi Voluntad.

Y que cada uno me dé el regalo que ansío como Padre:

QUE CADA UNO ME DIGA: “FIAT PADRE” “FIAT VOLUNTAS TUA”,

“HÁGASE TU VOLUNTAD, NO SE HAGA LA MÍA, PADRE”

Les amo, Pueblo Mío y por esta razón es que hoy les hablo con dureza pero con amor misericordioso.

Con el Corazón de un Padre les he hablado hoy, porque son Mi Tesoro, son las niña de Mis Ojos son Mi Esperanza, son el testimonio de que Yo existo y de que Yo Me doy al hombre.

Son el testimonio de que protejo y cuido a los Míos.

Les bendigo el ser; la familia en general. Les bendigo y les fortalezco para que continúen esta misión que cada uno como hijo de Mi Iglesia, posee.

Les bendigo, para que en obediencia caminen siendo fieles a Mi llamado.

No olviden hijos: ¡Albérguense en ese Vientre materno y Virginal! Y aliméntense de esa pureza, de ese Sagrario bendito que es la Madre de todos los hombres. Les amo, son Mi tesoro, son Mi mismo Amor.

QUEDEN EN LA PAZ DE NUESTRA TRINIDAD

MI CASA PERMANECE JUNTO A USTEDES

LES PROTEGE, LES DEFIENDE Y LES LIBRA.

Nota: Al finalizar el Mensaje, pedimos humildemente al Señor una confirmación de Su Palabra y Él gentilmente nos señaló en la Sagrada Escritura el Salmo 144 que inicia así: “Bendito sea el Señor, mi Roca…”

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
10 DE DICIEMBRE DEL 2019

Pueblo de Dios:

En nombre de los ejércitos celestiales y por Voluntad Divina les transmito esta palabra.

Las bendiciones no se hacen esperar para quienes se esfuerzan por continuar practicando el bien y apegados al Evangelio son amor como la Trinidad Sacrosanta es AMOR,  como Nuestra Reina y Madre de Cielo y Tierra es Amor y como Nosotros somos Amor.

En medio de tanta confusión que caracteriza la proximidad del “FIN DE UNA ERA”, “NO EL FIN DEL MUNDO”,

Se mantienen viviendo en las turbulencias que no cesan, en el constante ir y venir de contrariedades que surgen para mantenerles dispersos y fuera de la UNIDAD con la Trinidad Sacrosanta.

Como hijos de Dios, tienen que reconocer al Mal, el cual se encuentra en fuerte lucha contra el Pueblo de Dios para distraerles y llevarles a desertar en la Fe.

Aquellos que se han adentrado en el camino espiritual, logran percibir lo fuerte de este momento en que todos los Demonios se encuentran en la Tierra tentando a los hombres para que caigan.

¡Aún no reconocen que la Humanidad está enardecida y solo necesita un pequeño motivo para arremeter en contra de sus hermanos!

Todo el escenario fue preparado por quienes van a aplastar a la humanidad con su poderío y le han sustraído con engaños la mente, agitándola hacia este obrar y actuar del hombre actual.

Estos levantamientos, este caos actual no nació en esta generación, el Mal ha gestado este estado de la Humanidad para que se haga una realidad en este presente en que viven, ¡DESPIERTEN!

El plan demoniaco de la masonería y de ideologías contrarias al bien, es separar al hombre de Su Creador y robarle el sustento espiritual del Sacrificio Eucarístico, para que caiga en los pecados más despreciables.

Son demasiados los que engañados por el Demonio caen en la trampa del Mal y se amparan a los que renuncian y reniegan de la Trinidad Sacrosanta.

¡AY!…. ¡CUÁNTOS QUEDARÁN EN EL CAMINO, ENGAÑADOS POR EL DEMONIO!

¿Buscan la fe, la libertad?…. Caminen de la Mano de Nuestra Reina y Madre, para que les conduzca hacia el bien, Ella es la predilecta del Padre.

Miramos a los hombres atacar los Templos en honor a la Trinidad Sacrosanta y a Nuestra Reina y Madre…

Y en el Cielo nos estremecemos por tan grave falta,

Y más grave será la próxima falta ya que de atacar los Templos construidos por el hombre para adorar a la Trinidad Sacrosanta,

PASARÁN A ATACAR AL PUEBLO DE DIOS

Y SOBREVENDRÁ LA PERSECUCIÓN TAN ANUNCIADA DESDE TIEMPOS PASADOS 

Leen el Apocalipsis como un niño lee un libro de historias, ¡NO, NO, NO!,

EL LIBRO DEL APOCALIPSIS ES PARA LLEVARSE A CUMPLIMIENTO

COMO SE HA DADO A CUMPLIMIENTO LA SAGRADA ESCRITURA

¡Quien niega el Apocalipsis niega TODA la Sagrada Escritura! (cfr. ii tim 2,16).

Prepárate Pueblo de Dios, eleva el espíritu hacia la unidad con la Trinidad Sacrosanta, une los sentidos del cuerpo físico y los sentidos espirituales

para que sea uno el que obra y uno el que actúa y no sean más sepulcros blanqueados (Cfr. Mt 23,2-32), los que ante las adversidades, olvidan la Palabra Divina

y se esconden en las madrigueras para no ser vistos o para no enfrentarse consigo mismo y mirarse interiormente.

No almacenen alimentos para los lugares que algunos han preparado para los momentos de persecución y de tribulación, si no se preparan primero espiritualmente y con Discernimiento dado por el Espíritu Santo, para que renuncien al Mal con Fe firme y salven el alma.

TEMPLO VIVIENTE Y SAGRARIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

De nada les vale, ni los alimentos, ni medicamentos, ni el dinero, ni de lo que se abastezcan, si no son VERDADEROS TEMPLOS DE AMOR (Cfr. I Cor.6,19).

PUEBLO DE DIOS:

SE ACERCAN INSTANTES FORTÍSIMOS PARA EL PUEBLO DE DIOS

No son instantes como otros que han vivido, estos serán la Prueba en la Fe, en el Amor verdadero, en la verdadera Esperanza, en la Caridad sin igual,

en los cuales algunos serán engañados fácilmente y no por no conocer las Escrituras, no por no conocer la Palabra Divina, no por no orar o por no recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo Nuestro Rey y Señor,

sino por acostumbrarse a llamarse a sí mismos Cristianos y practicar sus deberes pero sin consciencia de la DIVINIDAD ANTE LA QUE SE ENCUENTRAN, sin consciencia y hasta sin Fe.

La costumbre lleva a que criaturas de Dios pierdan la Vida Eterna.

Pueblo de Dios, la Batalla NO ES contra hombres, es contra los espíritus del Mal esparcidos por el Mundo (cfr. ef. 6,12), 

SE ENCUENTRAN EN UNA AGUERRIDA BATALLA EN CONTRA DEL BIEN

POR ELLO EN DONDE MENOS PIENSEN

ENCONTRARÁN QUIENES SE LEVANTEN CONTRA EL PUEBLO DE DIOS

La humanidad es probada, sumamente probada, en especial en la Fe sobre la que el hombre de Dios cree en un Solo y Único Dios, para que luego ya sin Fe, acepte pertenecer a una Religión Única.

En lo social: para que la humanidad pierda su identidad; en lo político: para que la humanidad se una a las ideologías que lidera el Demonio y atropellan a los hombres con crueldad, sin compasión-

En lo económico: porque Satanás sabe bien que el hombre cuando se siente desestabilizado económicamente, es capaz de todo y olvida el bien.

El escenario ha sido cuidadosamente diseñado y el Pueblo de Dios cedió a los caprichos del Mal, poco a poco. Ya sabrán que mis palabras no son en vano.

Por ello ¡Apele cada uno a la Misericordia Divina y arrepiéntanse profundamente, YA!

Este momento es extremadamente perturbador para quienes son TIBIOS, pero para los hijos de Dios firmes en la Fe, es el instante de enaltecer la Fe.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios. A orar por la Paz mundial que se encuentra amenazada aunque ustedes no lo miren, ni lo expongan los medios de comunicación.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios.

EL HOMBRE SABRÁ DEL ESTREMECERSE DE LA TIERRA Y ENTRARÁ EN PÁNICO

Oren, soliciten la Misericordia Divina para los países que el Cielo ha mencionado. Oren por los eventos cósmicos que afectan la Tierra.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios, la Iglesia SE ESTREMECE, no pierdan la Fe.

Les convoco a orar, Pueblo de Dios, Argentina llorará el algarabío que vive.

Pueblo de Dios, son llamados a ser hijos fieles; comerán, beberán se casarán (Cfr. Lc 17,26-28) sin atender los Llamados Divinos y llegará el Rey y ¿Qué ha sido del hombre?

Miran el Sol, la Luna, las estrellas y les dejarán de mirar, la oscuridad en el alma del hombre será la misma en la que se sumergirá la Tierra.

Atiendan, hijos de Dios, transformen su vida y contribuyan a salvar a sus hermanos, atiendan, no desprecien los Llamados. Auxilien a sus hermanos que padezcan por la naturaleza.

Unidos en la celebración a nuestra Reina y Madre Emperatriz de las Américas, rueguen a Dios para que devele el Misterio:

en Ella acuna al ángel de paz. (1)

¿QUIÉN ES COMO DIOS?

¡NADIE COMO DIOS!

San Miguel Arcángel

(1) Revelaciones sobre el Ángel de Paz, enviado de Dios…

Comentario del Instrumento

Hermanos:

… Festejando a Nuestra Madre de Guadalupe, le imploramos Su Protección y Su bendición e imploramos en la Voluntad Divina, para que en Su tiempo, se devele el Misterio. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

M7 ALTAR DE EXPIACIÓN 2


En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Dicembre 08 de 2019

EL PURGATORIO ES UN ALTAR DE EXPIACION

J.V.: Veo el Corazón de Jesús, grande e irradiando muchísima Luz y Me dice Dios Nuestro Señor:

Hijitos Míos, Mi Amor por vosotros es inmenso, muchas veces os lo he dicho, pero vosotros no meditáis en ello; NO hay Amor más intenso en el Universo, que Mi Amor por vosotros.

Primeramente, el Amor de Mi Padre al crearos también, es inmenso. Mi Donación por vuestra salvación fue puro Amor, Amor para restaurar todo aquello que el Pecado os quitó.

Aquellos que oran, aquellos que entran en su corazón y Me buscan, les permito ir conociendo el Amor que tengo hacia vosotros; ciertamente en una mínima parte de lo que realmente es.

Cuando un alma es tocada por Mi Amor, cambia; cambia radicalmente, porque nunca un alma que está militando, puede llegar a recibir de la Tierra, de aquellos que conviven con ellos,

un amor tan intenso, como el que sale de Nosotros, como el que brota de Nuestro Ser hacia vosotros.

Nuestro Amor es incomprensible para todos vosotros, no podéis entender cómo es posible que Nosotros os ameMos, a pesar de vuestra maldad.

A pesar de vuestros errores, a pesar de vuestros pecados, a pesar de vuestros olvidos, a pesar de vuestras traiciones, a pesar de que no queráis creer y estar con Nosotros.

Como os dije, Nuestro Amor es incomprensible; porque estáis acostumbrados a los amores de la Tierra, que pocas veces son amores salidos de un corazón limpio y sano.

El amor del hombre es traicionero, a veces mentiroso o convenenciero.

Por eso, cuando un alma VIVE Nuestro Amor, cuando se le concede esa vivencia del Amor Divino; no lo puede entender, no lo puede concebir…

Porque en ese momento, uno sabe cómo es uno mismo, uno sabe y conoce sus defectos, maldades, traiciones y NO concibe que Nuestro Amor pueda llegar a ellos.

Porque estáis acostumbrados a recibir amor cuando os portáis bien, cuando hacéis una obra de Caridad, cuando queréis quedar bien ante alguien.

Pero que realmente lo estáis haciendo de corazón y de repente, recibís Nuestro Amor cuando no estáis en la mejor disposición espiritual, como para recibirNos en Nuestra Divinidad.

Sí, ciertamente Nuestro Corazón se derrama sobre el hombre, Nuestro Amor os cambia…

Os cambia radicalmente…

Y de vivir en un mal, como soléis vivir todos vosotros; el alma se queda sumamente tocada por Nuestro Amor, por esos momentos de la realidad Divina a la que estáis llamados a vivir al final de vuestra experiencia en la Tierra.

Cómo quisiera Mis pequeños, que todos vosotros Me llamarais, ME PIDIÉRAIS ESE MOMENTO DIVINO, para que cambiarais.

Ciertamente, Nosotros os conocemos en lo íntimo, en lo personal, en lo profundo. Y permitiMos estos momentos Divinos, para que el alma cambie…

Quizá pueda ser un alma que a ojos humanos sea mala, que se ha desviado de la realidad Divina; pero el hombre NO CONOCE el por qué y el cómo está actuando esa alma y lo que puede dar después de ser tocada con Nuestro Amor.

Les regalaMos a éstas almas un momento de Cielo, para que se den cuenta, de que SÍ EXISTE UN CIELO, de que se vive en él un Amor que no es creíble aquí en la Tierra y que cuando  se está en ese momento de Cielo, NO queréis salir de él. 

Nuestro Amor os abraza, os llena de una Paz que no podéis comprender, pero que SÍ LA PODÉIS GOZAR.

No queréis saber ya nada más de lo que os rodea, de lo que habéis vivido, de las posesiones que tenéis en la Tierra; simplemente queréis venir Conmigo, con vuestro Dios, al Reino de los Cielos.

Debéis CREER Mis pequeños, debéis VIVIR en la Sabiduría Divina, debéis TENER FE y no tratéis de comprender lo que es incomprensible, aún para aquellos que ya han tenido esa experiencia de Mi Amor.

Simplemente ACTÚAD EN EL BIEN, vivid entre vuestros hermanos amándolos, como Yo os amé y os sigo amando.

Llevad la Paz que Yo os traje a la  Tierra. Perdonad, como Yo os perdono y no una sola vez, sino muchas veces, a través de la penitencia, a través de la confesión, a través de vuestro arrepentimiento.

Sed otros Cristos y viviréis eternamente en el Reino de los Cielos.

En una palabra, sed portadores del Amor que Yo os traje del Cielo a la Tierra y con él, cambiad almas. 

Transformadlas con vuestra vida, con vuestras palabras, con vuestros buenos deseos, con vuestra Intercesión.

Os he dicho que vuestro Juicio al final de vuestra existencia, será basada en el Amor. ¿Cuánto de Mi Amor dejasteis en la Tierra?

Pero NO podéis dar lo que NO tenéis, por eso debéis dejar que Mi Santo Espíritu entre en vosotros, purifique vuestro interior, saque de vosotros la maldad que lleváis…

Y dejad que el Amor os invada, que venga esa transmutación; que Mi Vida tome vuestra vida y de ésta forma, SÍ podréis dar lo que ya tenéis en vuestro interior, que es Mi Amor.

Ciertamente, Yo no os puedo presionar, Yo no puedo obligaros a que toméis Mi Amor a la fuerza.

El simple hecho de que Me pidáis que Yo entre en vosotros, que Mi Santo Espíritu os transforme; ya ese es un acto de Amor Divino y Yo, inmediatamente, respondo a él.

Ciertamente, es difícil ser un Testigo de Mi Amor entre la maldad que os rodea…

Y por eso, a todos aquellos que son testigos de Mi Amor, que saben que hay que tomar esa Cruz, como Yo la tomé…

Nuestro regalo, en el Reino de los Cielos, será inmenso.

AL SER AMOR EN LA TIERRA,

SERÉIS ODIADOS POR AQUELLOS QUE TRABAJAN PARA SATANÁS

PERO YO ESTOY CON AQUELLOS QUE ME VIVEN

Que Me llevan a cambiar almas que en este momento están tomando Mi Amor, Mi lugar de ser otros Cristos y ciertamente moriréis, pero resucitaréis victoriosos.

VUESTRA MISIÓN ES BELLÍSIMA, MIS PEQUEÑOS

ES CAMBIAR A ESTE MUNDO

DONDE LA MALDAD DE SATANÁS DESTROZÓ LA CREACIÓN DE MI PADRE

Y VOSOTROS, HABÉIS SIDO ENVIADOS PARA RESCATAR A LA CREACIÓN,

EMPEZANDO CON EL HOMBRE

Ciertamente todo tiene que ser restaurado; el hombre y todo lo que fue creado para el hombre. Todo fue creado en un acto de Amor Infinito, de parte de Mi Padre, vuestro Padre.

 TODO tiene vida en el Amor y cuando vosotros vivís en el Amor, sin que os deis cuenta, vais dando vida por donde vais caminando.

Dejad pues que Mi Presencia se dé plenamente en vosotros…

Y así como muchos hermanos vuestros, en el momento en el que estuve Yo en la Tierra Me gozaron y ciertamente, otros Me atacaron…  

LOS SUFRIMIENTOS SERÁN LOS MISMOS, independientemente de la ACTITUD QUE ADOPTEMOS. 

Es el EFECTO en nosotros lo que cambiará…

Porque la Estrategia que seguirá Satanás, ya la PREDETERMINÓ el objetivo que persigue…

Y esto lo confirmaremos en los DESASTRES que ya han sido programados, para TODOS Y CADA UNO de los países que forman parte de su satánico plan infernal…

Y que han sido orquestados para la entronización de su mesías encarnado: EL ANTICRISTO. 

Aquí la pregunta ES:

¿Cómo preferís luchar?

Siendo “punching bag“… 

Aunque los que actúen así, terminarán siendo aniquilados por su misma TIBIEZA Y COBARDÍA… 

O pelear de rodillas ORANDO EL ROSARIO…

ENFRENTANDO AL INFIERNO COMO UN ADVERSARIO REAL, al que Lucifer contemple desde la lona, preguntándose:

¡¿Cómo ¡#$%%&/ le derribásteis?!

Yo en lo personal, prefiero declararle al formidable Arcángel:

–    SI NO QUIERES OTRA PEOR, ¡¡¡NO TE METAS CONMIGO!!! 

Porque nuestra INTERCESIÓN desde la Cruz, que compartimos con Jesús, por nuestro “FIAT” al llamado para ser “Otros Cristos”…

Garantiza que lo que pedimos DENTRO de la Voluntad Divina, se efectúa “ipso facto”

Y por eso le canto alabanzas a Mamita María, yo sé que para él NO HAY NADA MÁS DEVASTADOR QUE ESTO. 

HORA ES VUESTRO TIEMPO, VUESTRA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR ALMAS

DE RESTAURAR LO QUE HA SIDO AFECTADO POR EL PECADO

Y AUNQUE SEÁIS ATACADOS, YO OS DEFENDERÉ

Y JUNTOS RESTAURAREMOS TODO LO QUE EL PECADO HA AFECTADO..

Confiad en Mí, vuestro Salvador, conozco bien al hombre, porque estuve entre vosotros, confiad en Mí y hagamos esta gran tarea, Tarea Divina, de restaurar lo que el Pecado afectó.

Contáis Conmigo Mis pequeños, contáis con Mi Vida, con Mis Milagros, con Mi Palabra y Mi Protección.

SoMos Uno, como en la Santísima Trinidad SoMos Uno,

es tiempo de que TODO vuelva al Principio, de que seaMos nuevamente uno en el Amor.

Venid pues Mis pequeños, tomadMe de la Mano, dejádMe que os lleve Yo, a donde vuestros hermanos os necesitan.

Y Yo, vuestro Dios y Salvador estando en vosotros, levantareMos a esas almas abatidas, a esas almas muertas en el pecado y les dareMos nueva vida en el amor por el perdón.

Hijitos, sabéis que en los tiempos de dificultad es cuando brotan las Virtudes.

Les he estado anunciando que tiempos difíciles se vienen. Y con esto espero de cada uno de vosotros la generosidad, tanto en lo espiritual, como en lo humano.  

Sabéis perfectamente, porque lo tenéis en las Sagradas Escrituras; que Yo pago al ciento por uno y a veces mucho más Mis pequeños, cuando realmente dais de corazón lo que se necesita.

Os he venido pidiendo por todos aquellos hermanos vuestros, que no están preparados a bien morir; para que por vuestra intercesión, éstas almas se puedan salvar.

 No os toca a vosotros en estos tiempos ser jueces, os toca ser almas llenas de Mi Amor, así como Yo, en los momentos difíciles de Mi Pasión.

en ningún momento blasfemé o deseé algún mal contra los verdugos o contra todas aquellas personas que en algún momento, recibieron un bien de parte Mío y luego Me pagaron con traición, blasfemias, y hasta deseándoMe la muerte en la Cruz.

Es tiempo de benevolencia, es tiempo de perdón, es tiempo de demostrar todo el amor que habéis dejado crecer dentro de vuestro corazón, con todas las Enseñanzas que os he dado a nivel mundial.

Os he dicho y repetido muchas veces, que a Satanás se le va a vencer con el Amor y no portándoos de la misma forma en la que él se porta.

 Si él os ataca, si os blasfema, si os lleva a sufrir de tantas formas; vosotros no podéis reaccionar de esa misma forma, con grosería, con malos deseos, con destrucción.

VUESTRA RESPUESTA TIENE QUE SER EL PERDÓN, EL AMOR

Y hasta tratar en un momento dado, de entender a aquellas almas que están trabajando en el Mal, porque quizá vivieron en un ambiente de maldad y no de amor, como vosotros lo habéis tenido.

Cada uno de vosotros tenéis un tipo de vida diferente, quizá también tuvisteis problemas en vuestra niñez, en vuestra adolescencia, pero Mi Amor os venció.

Mi Amor en vuestro corazón os llevó por buenos caminos y respondisteis actuando en el Bien, actuando con buenas obras y viviendo en la Paz, que solamente Yo os puedo dar.

Ciertamente, hay otros hermanos vuestros que también llevando una vida difícil cuando eran pequeños o un poco mayores, todo ese dolor, todo eso que sufrieron, lo manifiestan, después, actuando en el mal, actuando contra todos los que les rodean.

Llevando una vida que deja mucho que desear, causando problemas a su alrededor y con muchas personas con las que tratan; éstas no son almas que saben amar, porque no saben primeramente, PERDONAR.

Eso es lo que os pido Yo ahora Mis pequeños, que actuéis como Yo os enseñé, actuando en el Bien,

tratando hasta de querer entender por qué están actuando así, porque son vuestros hermanos. Y procurar dispensarlos, eso es amor, Mis pequeños. 

ESO ES LO QUE NO QUIERE VER SATANÁS EN VOSOTROS,

QUE SEPÁIS PERDONAR, QUE SEPÁIS AMAR,

QUE SEÁIS ESOS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS

porque fue satanás el que Me llevó al sufrimiento a la Cruz, a las blasfemias de los que Me rodeaban, golpes, salivazos, todo ese ambiente fue Satanás el que lo ideó y lo puso en el corazón de ese pueblo, especialmente de sus dirigentes.

No seáis como ese pueblo, que no supo amar a su Mesías, que no supo apreciar tantos favores, beneficios, Milagros; pero sobre todo, Mis Palabras evangelizadoras llenas de Amor y de Perdón que les dejé.

No supieron apreciar todo eso, como tampoco supieron apreciar tantos Milagros y maravillas que sus antepasados vivieron durante y después de que fueron sacados de Egipto.

No seáis igual que ellos, pueblo de cerviz dura, de mal corazón,

YO QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, OTROS CRISTOS

,

QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, ALMAS QUE SALVEN

Y LEVANTEN HERMANOS VUESTROS QUE ESTÁN CAÍDOS EN EL PECADO,

EN LA DESESPERACIÓN Y EN LA MALDAD.

Os vuelvo a repetir, éstos son tiempos de amor; ciertamente, veréis caos a vuestro alrededor; pero todo eso, vosotros los que sí creéis, lo que sí sabéis amar, los que estáis Conmigo,

con vuestra Oración, podréis cambiar mucho de los acontecimientos,

al vivir vosotros en Mi Amor y al ayudar a vuestros hermanos a que también, aprendan a vivir en el Amor.

En ningún momento Me consideréis lejano a vosotros como, a veces dicen por ahí; que Yo Me alejaré y que Mi Hija, la Siempre Virgen María, también se alejará en estos Tiempos de Tribulación.

Ya os había explicado esto antes, de cómo un padre o una madre o un hermano que saben amar, no pueden apartarse en el momento en que el ser querido estará en mayor peligro y tribulación,

especialmente, contra un Enemigo muy superior a las fuerzas que tiene vuestro ser querido.

Estos son momentos en que Satanás utilizará su gran fuerza contra vosotros, para tratar de destruiros.

Vosotros por vosotros mismos, no tenéis capacidades para luchar contra este Ente Maligno, muy poderoso, mucho más poderoso que vosotros;

No sería Amor, de parte Nuestra, apartarNos y dejaros solos, sin protección; por eso, estareMos con vosotros en todo momento.

Acudid a Nosotros, venid y dejad que Nuestro Amor, Nuestro Corazón, os cubran, os protejan, os guíen y dejaos ser amados para que vosotros también, améis a los vuestros, a vuestro alrededor.

Hijitos Míos, al bajar Yo a la Tierra y estar entre vosotros, traje la Luz del Cielo y todos aquellos que Me siguen, que han escuchado Mi Palabra, que la han tomado para sí, para su vida,

para que os guíe, para que seáis también Luz, como Yo lo Soy; estáis destinados también a ayudar a vuestros hermanos, manteniendo esa Luz con vosotros, y anulando la maldad de Satanás.

Una sombra, al momento en que se acerca la luz, desaparece, ya no hay sombra. uando hay luz por todos lados, esta sombra, no se produce.

Satanás es la sombra y, ante Mi Luz, desaparece y todos vosotros, que sois Luz, debéis estar contentos de que Satanás no os atacará.

Ciertamente, se acercará, pero no podrá contra vosotros; porque al momento en que se vaya acercando, Mi Luz en vosotros, hará que desaparezca su fuerza.

No tendrá poder ante vosotros si os mantenéis Conmigo y seguís Mis Pasos entre los hombres.

Mis pequeños, sabéis que estos son tiempos de Obscuridad y de una obscuridad profunda; el poder de Satanás se ha soltado, porque vosotros no lo habéis detenido,

por vuestra falta de Oración, por vuestra falta de dedicación al tratar de manteneros en estado de Gracia, en amor entre los hombres y siendo un ejemplo como Yo fui entre los hombres.

Ahora, se os hace más fácil adaptaros al mundo y confundiros entre los hombres; porque al ser Luz resaltáis y os empiezan a atacar Y ESO ES LO QUE NO QUERÉIS…

Y esto Mis pequeños, ES COBARDÍA, es una cobardía espiritual

Y esto será tomado en cuenta al momento de vuestro Juicio.

Y casi podría deciros que es una apostasía, porque si ya estabais Conmigo y por temor a ser atacados, blasfemados por seguirMe, por estar Conmigo, por hablar de Mi Palabra, por llevar buen ejemplo ante los hombres, Me disteis la espalda,

entonces, NO estáis siendo los Cristos que Yo quiero que seáis en estos tiempos,

Y eso para vosotros serán puntos negativos al momento de vuestro Juicio, porque fuisteis en un momento Luz, pero os visteis a vosotros mismos y no quisisteis ser atacados… Y preferisteis, entonces, ser sombra, y esto Me duele, Mis pequeños.

Los grandes santos han sido Luz y se mantuvieron en esa Luz y por eso fueron asesinados martirizados, desterrados; porque aquellos que viven en la sombra, no pueden y no soportan estar entre aquellos que llevan Mi Luz.

Dichosos debéis sentiros vosotros, los que sois despreciados, atacados, blasfemados o aún asesinados porque sois Luz,

os aseguro que brillaréis inmensamente en el Reino de los Cielos, porque Mi Luz se potencializará allá, porque aceptasteis ser Luz aquí y llevasteis esa Luz ante los hombres.

Manteneos así, Mis pequeños, manteneos llevando Mi Luz.

Ser Luz es vivir en la Pureza, en la Santidad, en un Amor profundo hacia Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad.

Ser Luz, es hablar ante los hombres para llevarles la Verdad, es evitar todo aquello que es malo, todo aquello que no os va a llevar a la perfección, todo aquello que destruye la posibilidad de alcanzar la santidad.

Sed valientes y esto os va a asegurar la vida eterna, con una alegría eterna; porque fuisteis los Cristos de este tiempo y Mi Padre, os lo premiará inmensamente.

Ve hijo Mío, cómo de Mi Corazón sale esta Luz tan fuerte, tan poderosa, que baña a toda la humanidad. Es la Luz de Mi Corazón, que quiere tocar vuestro corazón, que quiere que vosotros os purifiquéis y volváis a Mí.

Mis pequeños, el Cielo os espera, no se os dio el don de la vida, para que os mantuvierais siempre en la Tierra; vinisteis a trabajar para la conversión y salvación de las almas, como Yo vuestro Hermano Jesucristo, lo hice.

Ved Mi Corazón que tanto os ama, que sale de Mi Pecho, que se muestra a vosotros y que al verlo vosotros, debierais caer de rodillas,

pero contentos al saber que Mi Corazón todo lo perdona, si es que venís a Mí arrepentidos;  porque también os llena de Mi Amor.

No estáis solos Mis pequeños, estos son momentos profetizados desde antiguo, que se tienen que dar y es triste, que todo este mal que se ha desatado, es el que provoca en vosotros el arrepentimiento y la Oración,

porque os he pedido y os he dicho, que vuestro corazón es el que debiera, al estar lleno de Mi Amor, cambiar, crecer y gozar de todas las Gracias, Bendiciones, Dones y Virtudes, con las que Yo, vuestro Dios y Salvador, os regalo, porque estáis Conmigo.

Pero no, desgraciadamente es el dolor, como el que estáis pasando ahora, en toda la Humanidad, el que hace que vosotros, espantados por lo que sucede, volteéis hacia Mí.

Y con temor y no con amor, Me pidaís que se aminoren todos estos desastres, toda esta maldad que os ataca ya, por todos lados.

Mucha de vuestra Oración, es para exigirMe que se dé de inmediato vuestra petición y así, poder volver al mal en el que vivíais. 

Me duele tanto ver los corazones, de una gran mayoría de vosotros alrededor del Mundo; porque queréis que Yo detenga la Maldad que os rodea.

Ciertamente hacéis Oración, sacrificios, penitencias, ayunos, veo vuestro corazón arrepentido en esos momentos, y aminoro o hasta elimino la maldad que os aqueja,

Y en lugar de tener un nuevo principio en vuestro ser, en vuestra espiritualidad y volver a Mí limpios y pidiendo un crecimiento espiritual, ¡NO!, hacéis todo lo contrario, volvéis al mal en el que estabais.

No sois almas buenas, no sois almas confiables, no sois almas en las que Yo pueda depositar Mis Bendiciones, Carismas, Virtudes; porque posiblemente, hasta las usaríais para el mal.

No sois almas a las que se les pueda dar el título de ser otros Cristos en estos tiempos, donde Mi Pureza, Mi Santidad, Mi Amor, Mi Sabiduría, Mis Milagros,

Me hacían ser visto como alguien diferente, por llevar una Vida Divina. Yo, vuestro Dios, caminé entre los hombres, algunos Me aceptaron, otros Me despreciaron y, otros más, Me llevaron a la Cruz.

Meditad Mis pequeños, ¿A cuál de estas tres opciones que os doy, pertenecéis cada uno de vosotros? si realmente Me amáis, ¿Estáis arrepentidos de lo que habéis hecho a lo largo de vuestra existencia?,

O ¿Seréis de aquellos que Me siguieron, gozaron de Mis Milagros, pero luego Me despreciaron?

o ¿Seréis de aquellos con una idea firme de llevarMe a la Cruz?

Existen, todavía estas tres categorías; desgraciadamente la primera aquellos que Me aman, que se les puede decir, son otros Cristos en estos momentos de la humanidad, es una población muy pequeña, MUY MUY PEQUEÑA, Mis pequeños.

Es un Dolor muy grande el que Me causáis, a pesar de todo lo que he hecho por vosotros.

Os veo sufrir con todo lo que está pasando y Me duele inmensamente esto, ver cómo Satanás os está atacando de una forma u otra.

Os ataca donde más os pueda herir Y SABÉIS COMO ATACARLO A ÉL Y NO LO HACÉIS. Podría decirse, que es muy simple cómo debiera ser vuestro cambio,

 Y es el de regresar a Mí, mantenerse cumpliendo los Mandamientos, llevar una vida como Yo la llevé de ejemplo, de Amor, de ayuda a vuestros hermanos.

Ciertamente, a aquellos que Me siguen, Yo les doy los mismos Dones que Me vieron llevar a cabo y como dicen las Escrituras, aquellos que Me siguen, en estos tiempos,

Yo les daré todavía más; pero os debéis negar a vosotros mismos y, eso, es lo que no queréis la gran mayoría de vosotros.

No podemos decir que amamos a Dios y estar abrazando los placeres de este mundo.

Queréis seguir gozando lo que el Mundo os da, pero por otro lado no queréis sufrir lo que también, el Mundo os da,

y por eso os acercáis a Mí, para pedirMe que os quite esa parte de sufrimiento, para que se quede la otra parte, que es la de vuestro gozo y a veces, gozo desenfrenado, pecaminoso, cruel.

Vosotros no os queréis a vosotros mismos. Seguís buscando a Satanás, porque él os da esos gozos humanos, aun sabiendo vosotros que son gozos pecaminosos

y luego, queréis venir a Mí, supuestamente arrepentidos, porque no soportáis los dolores del Mundo, que también, vienen de Satanás.

¡No!, Mis pequeños, estáis viviendo un error en vuestras vidas; si estáis Conmigo, es para que hagáis un cambio radical en vuestra existencia.

Dejar todo aquello que es pecaminoso y darle la espalda a todo lo que viene de Satanás.

Ciertamente es difícil, si lo queréis hacer por vosotros mismos; pero si os acercáis a Mí, Yo os ayudaré a levantaros y a poner una coraza firme, gruesa y que repela a Satanás,

Pero es, la debéis poner vosotros con ese cambio radical que no todos queréis hacer.

Queréis venir al Cielo de regreso, os queréis ganar el Cielo asistiendo a Misa los domingos, pero por obligación o por el qué dirán, pero no por amor.

Os queréis ganar el gran premio, que es el Reino de los Cielos, con el mínimo esfuerzo que hacéis. No, Mis pequeños, esto no puede ser así. 

Así como Yo Me di en totalidad por cada uno de vosotros, así es como os debéis dar a Mí, vuestro Dios; para que os ganéis Mi Gran Tesoro, Mi Reino Eterno. Queréis mucho, haced también mucho.

Ciertamente, no moriréis de la forma en que Yo morí, pero sí dar todo lo que podáis en cuanto a llevar una vida de acuerdo a como Yo os la enseñé:

una vida de ejemplo, una vida de virtud, una vida de intercesión y sobre todo, una vida de amor, amando a vuestros hermanos, deseándoles, a través de vuestra Oración, de vuestra intercesión hacia Mí, el Bien, para que puedan entrar al Reino de los Cielos.

Hay tanta maldad en el Mundo y ciertamente en el Universo entero también hay mucha maldad, que podéis ayudar a infinidad de vuestros hermanos.

Dejad que Mi Santo Espíritu os guíe y os lleve a conocer la forma más efectiva, para que podáis salvar muchísimas almas.

Os lo pedí en la Cruz, “tengo sed”, y era sed de almas. Y os lo sigo pidiendo. Tengo sed, ya salvé vuestra alma, ahora, dadMe almas a Mí, vuestro Dios.

Os di Vida con Mi Muerte, ahora, que vuestro tiempo sobre la Tierra, el poco o mucho tiempo que os quede, antes de regresar a Mi Presencia,

que sea para salvar almas, que vuestra vida sea de Oración e intercesión y un verdadero amor hacia vuestros hermanos.

¡Cuántas almas, que se han condenado, hubieran querido que un alma hubiera orado por ellas, por su salvación!

Estáis tan distraídos en las cosas del Mundo y desperdiciáis tanto tiempo, que os puedo decir, que ese tiempo desperdiciado, hubiera salvado a muchísimas almas,

si hubierais aprovechado el pedirMe por su salvación.

Entended Mis pequeños, que siendo Yo Persona en vosotros, que así como fue Mi intención bajar a la Tierra, para salvaros a todos,

ahora, si Me lo permitís, puedo Ser Yo en vosotros y ayudaros a salvar almas.

Poneos en el lugar de aquellos que no Me aman, los que Me atacan, los que Me blasfeman, los que han perdido la Fe y el Amor a Mí,

¿No quisierais, acaso, que alguien orara por vosotros para salvaros?

Os vuelvo a repetir, hay muchísimas almas que necesitan que un alma buena, un alma que sea un Cristo en este tiempo, se dé en Oración para salvarlas.

Os he dado mucho; ciertamente, espero, también, mucho de vosotros.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

UN SEMINARISTA REPROBADO


¿Alguna vez te has sentido desanimado por no lograr lo que quieres?…

O ¿Has pensado que lo que necesitas hacer es casi imposible?… ¿Qué sentirías después de reprobar dos veces el mismo examen?…

O ¿Hablarle de Dios a un amigo al que no le interesa saber nada de Él?

Esas cosas que nos parecen imposibles de hacer, nos retan a “PERSEVERAR” para lograrlas. Y eso es lo que hizo San Juan María Vianney, también conocido como el Cura de Ars.

San Juan María tuvo que superar muchos obstáculos antes de ser ordenado sacerdote.

También tuvo que Orar muchísimo antes de ver que el pueblo de Ars regresara a Misa…

Y por si esto fuera poco, llegó a estar hasta 16 horas diarias sentado, ¡Confesando a miles de peregrinos!

Bueno, y ¿Cómo fue que San Juan María pudo lograr estas cosas tan extraordinarias?

Déjame contarte su historia…

Juan María Vianney nació en Dardilly, Francia, el 8 de mayo de 1786.

Su familia era campesina, así que Juan María creció trabajando en el campo y cuidando rebaños.

Cuando él era niño, empezó la Revolución Francesa; y pocos años más tarde, los católicos practicantes eran perseguidos y amenazados con la pena de muerte.

Muchos tenían que ir a Misa a escondidas y los sacerdotes tenían que disfrazarse para que no los reconocieran.

Por esta razón, Juan María tuvo que hacer su Primera Comunión en su casa.

Su familia y amigos simularon que descargaban bultos de heno para alimentar al ganado, tapando las ventanas de la casa para que nadie se diera cuenta.

Aprendió a llevar una vida casi monástica, con un estricto horario de Oración y de trabajo, de silencio hasta en las comidas, de ayuno, penitencia y continua mortificación…

¡Qué valiente el sacerdote que arriesgó su vida para traerles a Jesús Eucaristía!

¡Qué impacto tan grande habrá tenido este TESTIMONIO en el pequeño Juan María!

Juan María se conmovió tanto ese día, que no pudo evitar llorar de la emoción, pues amaba mucho a nuestro Señor Jesús…

Cuando cumplió los diecisiete años, su gran deseo era ser sacerdote… A su madre le llegó a decir: “Si soy sacerdote, podría ganar muchas almas para Dios”.

Pero aquí es donde empezaron sus problemas.

A su papá no le gustó nada la idea de que fuera sacerdote, pues necesitaba su ayuda en el campo…

Juan María tuvo que esperar pacientemente dos años antes de que su papá lo apoyara.

Por fin, a los veinte años Juan María empezó sus estudios para sacerdote en la escuela de la ciudad de Ecculy, a cargo del Padre Balley.

Estando en la escuela, a Juan María se le hizo muy difícil estudiar.

Te amo, oh Gios mío, Mi único deseo es amarte hasta el último suspiro de mi vida. Te amo oh infinitamente amoroso Dios. Y prefiero morir amándote, qué vivir un instante sin Tí. Te Amo oh mi Dios y mi único temor es ir al Infierno, porque ahí nunca tendría la dulce cosolación de tu Amor. Oh mi Dios, si mi lengua no puede decir cada instante que te amo, por lo menos quiero que mi corazón lo repita cada vez que respiro. ¡Ah! Dame la Gracia de sufrir, mientras te amo y de amarte mientras sufro. Y el día que muera no solo amarte, pero sentir que te amo. Te suplico que mientras más cerca estés de mi hora final, AUMENTES Y PERFECCIONES MI AMOR POR TÍ. Amén

Sus maestros decían:

“Es muy buena persona, pero no sirve para estudiante ¡No se le queda nada!

¡Pobre Juan María! ¡Qué desanimado se habrá sentido!

“No logro guardar nada en esta mala cabeza”– él mismo decía.

Con mucha tristeza, decidió regresar a su casa…

PERO DIOS TENÍA OTRO PLAN PARA ÉL…

El Padre Balley, vio su gran vocación y se ofreció a ayudarle.

Juan María estudió con el Padre Balley por tres años para prepararse para el examen que tenía que presentar en el seminario…

Y cuando todo parecía que iba muy bien, le dieron la noticia de que…

¡NO HABÍA APROBADO EL EXAMEN! 

En ese tiempo era requisito saber Latín para ser sacerdote y Juan María, desafortunadamente, no logró aprenderlo…

El Padre Balley se dio cuenta del gran amor a Dios y del gran deseo de ser sacerdote que Juan María tenía, que hizo todo lo posible para recomendarlo con el Sr. Obispo.

Cuando Satanás le quemó su habitación dijo: “El rufián al no poder atrapar al pájaro, le prende fuego a su jaula,”

El cual, finalmente dijo:

–      ”…Que sea ordenado sacerdote, pues aunque le falten conocimientos, CON TAL DE QUE TENGA SANTIDAD, Dios suplirá lo demás”.

¡Por fin! Juan María fue ordenado sacerdote el 13 de agosto de 1815.

Había logrado su mayor anhelo: ¡Ser un sacerdote de Dios!

Este gran deseo y su gran amor a Jesús Eucaristía, le ayudó a perseverar y a salir adelante a pesar de sus dificultades para el estudio y los obstáculos que se le presentaban…

¡¡Y ¡Quién iba a decir que él sería más tarde, el sacerdote más conocido de su tiempo!!

Después de trabajar tres años con el Padre Balley como su asistente, lo mandaron al pueblo más pobre y aislado de Francia: Ars.

El Padre Vianney tuvo que caminar 38 km desde Ecculy para llegar ahí…

En su viaje, como no sabía como llegar, le pidió a un pastorcito que se encontró por el camino, que le indicara dónde estaba Ars.

Después de mostrárselo, el Padre Vianney le dijo:

–     “Tú me has enseñado el camino a Ars, y yo te enseñaré el camino al Cielo”…

¡Qué hermosas palabras tan alentadoras!…

Hoy en Ars, hay una estatua que recuerda este momento tan especial.

Cuando llegó al pueblo de Ars.

Vio que a la mayoría de la gente le gustaba divertirse bailando y tomando y que no se acercaban a las cosas de Dios.

A Misa sólo asistía un hombre y algunas mujeres.

¿Tu crees que un sacerdote con poca experiencia y con poca capacidad para el estudio pudiera ayudar a este pueblo tan indiferente a Dios?…

SACERDOTE ETERNO LUJURIA

Pues el santo Cura de Ars no se dejó desanimar por eso.

Más bien, se decidió a entregar su vida, por completo, por la conversión de todos ellos.

La forma en que lo hizo fue:  MUCHA ORACIÓN, MUCHO SACRIFICIO…

Y sermones muy directos que ayudaran a evitar el Pecado.

El Padre Vianney pasaba horas en Oración, pues decía:

–     “Hemos de orar con frecuencia, pero debemos redoblar nuestras Oraciones en las Horas de Prueba”…

Y sin duda, buscar la conversión del pueblo de Ars, ¡Era una gran prueba para él!

Pero el amor a Dios y a su Pueblo era mayor.

A Dios le decía:

–     “¡Te amo, oh Dios mío! Mi único desea es amarte hasta el último suspiro de mi vida.”

También dedicaba muchas horas a la preparación de sus sermones y otras tantas frente al Santísimo para encomendarse al Señor.

Y aún así, varias veces, al empezar a predicar en Misa…

¡Se le olvidaba lo que había preparado!…

Esto puede desanimar a muchos, pero NO al Padre Vianney.  NO al santo Cura de Ars.

San Juan María, buscaba cualquier oportunidad para ofrecer sacrificios.

Por ejemplo, dormía muy poco; a veces apenas dormía 3 horas al día…

Y muy seguido comía sólo papas cocidas…

Lo poco que él tenía, se lo daba a los pobres…

Su hermana Margarita, contó de él esta anécdota:

Un día de invierno, el señor Balley, dijo a mi hermano:

–    Vé a Lyon a visitar a esta señora. Es importante que te arregles bien y que te pongas los mejores pantalones.

Al regresar, llevaba unos calzones destrozados.

Entonces el señor Balley le preguntó qué había pasado…

Y contestó que había encontrado en su camino a un pobre medio muerto de frío.

Y movido por la compasión, le había cambiado los pantalones nuevos por sus calzones viejos y rotos”

¿Cuántos de nosotros seríamos capaces de hacer algo así?

La gente empezó a ver todo lo que el Santo Cura de Ars hacía…

Y así, ¡Empezó a hacerse popular!

Tan buscado era, que hasta venían personas de otros lugares para escuchar sus sermones y confesarse con él.

La gente empezó a decir que él era un santo; cosa que a él no le gustaba, porque se consideraba un pobre pecador.

Cuando el Obispo se dio cuenta de esto, mandó a un mensajero para que escuchara sus sermones y le trajera un reporte de lo que estaba pasando.

Al regreso, el Obispo le preguntó:

–     “¿Y bien, tienen algún defecto los sermones del Padre Vianney?

El mensajero respondió:

–      Sí, Monseñor, tienen tres defectos. Primero, son muy largos. Segundo, son muy duros y fuertes. Tercero, siempre hablan de los mismos temas:

LOS PECADOS, LOS VICIOS, LA MUERTE, EL JUICIO, EL INFIERNO Y EL CIELO 

 –       “Bueno, ¿Y tienen también alguna cualidad? – preguntó el señor obispo.

Satanás le gritó: “Faldinegro odiado. Agradpezcale a ESA que llaman Virgen maría; si no, ya me lo habría llevado al Abismo.”

El mensajero contestó:

–         “Sí, tienen una cualidad: las personas se conmueven, se convierten y empiezan una vida más santa de la que llevaban antes”.

Entonces el Obispo dijo:

–     “Pues si es así, por esta última cualidad, creo que se le puede perdonar al Cura de Ars los otros tres defectos”.

Con la visita de tantas personas, entre 300 y 400 por día, tenía que confesar durante largos ratos. Llegó a estar en el confesionario ¡Hasta por 16 horas diarias!

¡En su último año de vida, se dice que llegaron a visitarle cien mil peregrinos!

Estando en el confesionario, a veces sufría mareos y se le entumían las piernas. Sentía que se congelaba en el invierno y que se deshidrataba en el verano…

Pero nada detenía su celo por la salvación de las almas.

Él quería que todos supieran que ¡DIOS NOS AMA! Podemos decir que San Juan María, de modo heroico, ¡Entregó su vida por amor, en el confesionario!

Muchas personas hicieron peregrinaciones a Ars, en vida de este santo …

En esa época se hablaba de él, como nosotros hablábamos de su Santidad Juan Pablo II, el Padre Pío o la Madre Teresa de Calcuta, cuando todavía vivían.

A él venían todo tipo de personas: obispos, sacerdotes, religiosos, jóvenes, enfermos…Todos ellos querían conocerlo…

con algunos de ellos, Dios le dio el don de ver sus pecados…

“Las almas cuestan la Sangre de Cristo y el sacerdote no puede dedicarse a su salvación, sin participar personalmente en el “Alto Precio de la Redención”.

Y a muchos les llegó a decir los pecados que no confesaban…

¡Qué tranquilos y agradecidos se habrán sentido después de reconciliarse con Dios!

Y así vivió 45 años como cura de Ars.

EL SECRETO DE SAN JUAN MARÍA ERA “DARLO TODO Y NO CONSERVAR NADA” …

Darlo todo por amor a Dios, su Oración era: “Dios mío, concédeme la gracia de amarte tanto cuanto yo sea capaz”.

Ojalá que puedas recordar estas palabras para que tú también le puedas decir a Dios,

“DIOS MÍO, CONCÉDEME LA GRACIA DE AMARTE TANTO COMO SEA CAPAZ”.

Imagínate, este hombre al que no aceptaban para ser sacerdote, fue declarado “Patrono de los sacerdotes de Francia” en 1925…

Y en 1929, cuatro años más tarde, fue declarado «PATRONO DE LOS SACERDOTES DEL MUNDO» por el papa Pío XI …

A San Juan María, nunca lo dejaron salir de Ars y él obedeció.

Pero ahora, Dios quiere que todo el mundo sepa de él; Dios quiere que imitemos sus virtudes y que nos sintamos inspirados por su ejemplo.

Por eso, del 19 julio del 2009 al 19 de julio del 2010, el papa Benedicto XVI declaró el “Año Sacerdotal” y escogió a San Juan María como modelo a seguir para los sacerdotes de hoy.

Recuerda la vida de San Juan María Vianney y pide su intercesión cuando sientas que no puedes lograr lo que te piden en la escuela, en tu familia o en cualquier otra circunstancia.

¡No tengas duda de que Dios, también a ti, te dará la perseverancia que necesites!

Fuente: https://tuparroquiainmaculada.com/san-juan-vianney-modelo-de-perseverancia-para-el-sacerdocio/

La pequeña iglesia del pueblito de Ars, en Francia, era calurosa en extremo en el verano y se congelaba en el invierno.

Así y todo, la gente venía; a veces los fieles esperaban durante días y luego se aglomeraban para tener la oportunidad de confesarse.

El Padre Juan María Bautista Vianney llegaba a la iglesia a la una o dos cada mañana, llevando una vela encendida.

Después de rezar frente al altar, se sentaba en el confesionario tras la rejilla y comenzaba a escuchar confesiones.

Para este sacerdote de pueblo, el día pro­seguía de la misma manera hasta bastante entrada la noche, para comenzar nuevamente temprano a la mañana siguiente.

La corriente de peregrinos no terminaba, porque todos querían confesarse con el cura de Ars.

¿Quién era este hombre que cada año atraía a miles de peregrinos de toda Francia hacia una remota aldea situada en las colinas cer­canas a la ciudad de Lyons?

Juan María Vianney, hijo de un campe­sino, había tenido escasa educación formal y apenas había aprobado sus exámenes de latín en el seminario,

Donde algunos decían que NO había aprendido suficiente teología ni para escuchar confesiones.

Su aspecto era también bastante humilde, de cuerpo enjuto por el excesivo ayuno, mejillas hundidas, piel curtida y cabello prematura­mente blanquecino.

Solamente sus ojos azules revelaban la intensidad del Celo que sentía por Dios.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Como si fuera un virus contagioso, este celo “prendió” en la población y encendió una renovación religiosa que llevó a innumerables personas a la Cruz de Cristo.

Numerosos obstáculos. 

El amor que Juan María le tenía a Dios y a la Oración parecía ser innato, aun­que su madre se lo había alimentado desde temprano.

Siendo el cuarto de seis hijos, nació el 8 mayo de 1786, en el pueblito de Dardilly, a unas cinco millas de Lyons.

Cuando era niño, Juan María asistía a misa con su familia en secreto porque las iglesias estaban cerradas, una trágica consecuencia de la Revolución Francesa.

Con todo, el muchacho aprovechaba cualquier oportunidad que tenía para rezar en la pradera, cuando llevaba a pastar a los anima­les de la familia.

A los 16 años de edad, les dijo a sus padres que quería ser sacerdote, iniciándose así lo que fue una pro­longada y dificultosa travesía…

Y si no hubiera sido por su intenso deseo de hacer realidad su vocación religiosa, sin duda habría desistido de la idea. Primero, se topó con las objeciones de su padre.

Por un periodo de 35 años el santo Cura de Ars fue asaltado y molestado, de una manera física y tangible, por el demonio. Solían ser horribles ruidos y gritos estentóreos que parecían provenir del exterior de la casa parroquial..

Pasaron tres años antes de que le permitiera abandonar la granja familiar para irse a vivir en la ciudad vecina de Ecully, donde estu­diaría bajo la tutela del párroco del lugar, el padre Carlos Balley.

Segundo, Juan María tenía muy poca educación y no lograba avanzar en latín. Su ren­dimiento escolar era deficiente y por mucho que estudiara, no podía recor­dar la gramática del latín.

Luego en 1809, fue llamado al servicio militar, pero antes de que su destacamento partiera hacia su destinación, Juan María enfermó y no pudo salir; a raíz de lo cual fue considerado desertor y tuvo que pasar el año siguiente ocul­tándose en una aldea lejana.

Finalmente, en 1811, se declaró una amnistía general para los deserto­res y Juan María ingresó al seminario para continuar sus estudios, pero se angustiaba por no poder aprender el latín,

Y después de varios meses en el seminario salió reprobado en la primera serie de exámenes.

Estando casi al punto de la desesperación, el padre Balley salió en su ayuda.

Solicitó que lo autorizaran a edu­car personalmente al seminarista y lo consiguió.

Finalmente, el joven Vianney pasó las pruebas requeridas y fue ordenado sacerdote el 13 de agosto de 1815, a la edad de 29 años.

Destinación nueva y difícil.

Durante dos años y medio, el nuevo sacerdote sirvió como asistente de su protector, el padre Balley, en Ecully.

Pero cuando éste falleció en 1818 y designaron a un nuevo párroco, a Juan María lo destinaron como párroco al pequeño pueblo de Ars, distante unas 18 millas.

“No hay mucho amor a Dios en aquella parro­quia —le dijo el vicario general— tú llevarás algo.”

La aldea, de 200 habitantes, tenía cuatro tabernas y era conocida por las alocadas fiestas y bailes que allí se hacían. Pero el sacerdote, ya de 31 años, se puso a trabajar.

Muy tem­prano cada mañana se iba a la ruinosa iglesita y pasaba horas ante el altar derramando lágrimas y rogándole a Dios que convirtiera a la gente de su parroquia.

Durante toda su vida, nunca dejó de elevar esta Oración por las conversiones. La pasión por las almas lo definía y estaba dispuesto a sufrir lo que fuera si eso servía para que más personas se volvieran a Cristo.

A su constante intercesión añadía una extrema penitencia: ayu­naba varios días seguidos y dormía en el suelo duro, sin calefacción alguna.

Durante años vivió comiendo una sola vez al día: un plato de papas hervidas.

Al principio los feligreses eran indiferentes a lo que el padre Vianney predicaba.

Sin embargo, era difícil hacer caso omiso de lo que decía por el buen ejemplo que daba: su Oración era constante, su vida enteramente dedicada a Dios, y su dedicación al pueblo era genuina.

Además, la repulsa que sentía por el pecado le impedía ceder.

Cuando exhortaba a sus feligreses a que salieran de las tabernas y vinieran a la iglesia, no trabajaran los domingos y pusieran fin a los excesos de los bailes, enton­ces empezaron a escucharle, tocados por sus palabras.

Las peregrinaciones que dirigía hacia santuarios locales y una magnífica procesión que organi­zaba cada año en honor de la fiesta de Corpus Christi eran para los luga­reños recordatorios concretos de que Dios se encontraba entre ellos.

El sacerdote estaba convencido de que todos, incluso los campesinos que trabajaban la tierra, podían acer­carse a Dios.

Promovía la devoción al Santísimo Sacramento y enseñaba a los aldeanos a examinarse la con­ciencia y rezar, diciéndoles:

“Nuestro buen Dios no busca oraciones ni lar­gas ni hermosas, sino las que salen del fondo del corazón.”

Por las noches, empezaban a doblar las campanas y la gente se congregaba para las oraciones vespertinas.

El rezo colectivo de los pobladores comenzó a cambiar com­pletamente la atmósfera de la aldea de Ars, y empezaron a verse numerosas conversiones.

“La gracia de Dios es tan poderosa —dijo uno de los aldea­nos— que pocos pueden resistirse.”

Cuerpo incorrupto de San Juan María Vianney

Dones espirituales.

Desde sus primeros años en Ars, tal vez por la intensa vida de Oración y sacrificio que llevaba, Dios empezó a desarrollar en él una serie de dones sobrenatu­rales,

Los cuales, combinados con su capacidad para estimular al pueblo a arrepentirse y buscar la misericor­dia de Dios, pronto lo convirtieron en un confesor muy buscado.

Durante una misión realizada en 1823 en una parroquia cercana, fue tan grande la multitud que se reunió en torno a su confesionario que casi lo derribaron.

Conforme fue creciendo la fama de Vianney, muchos peregrinos empeza­ron a llegar al pueblito.

Querían ver personalmente a este humilde sacer­dote diocesano y el efecto que su ministerio tenía sobre los habitantes de Ars, que muchos empezaron a lla­mar un “oasis de santidad”.

Hacia el final de su vida, la cifra de peregrinos que llegaban a Ars cada año se esti­maba en 80.000.

Bajo la inspiración del Espíritu Santo, Vianney podía leer el corazón de los que venían a verlo.

Por ejem­plo, una mujer paseaba por la plaza de la ciudad un día cuando se cruzó con él.

El santo Cura llegó a entender que cuando más molestaba el demonio era porque iba a haber un gran penitente. Parece que en 1845 cesaron las instigaciones del demonio, y el Cura de Ars fue agraciado con un poder extraordinario para expulsar demonios de las personas poseídas.

“Señora —le dijo— sígame”.

Por el camino, el padre Juan María le empezó a revelar la vida de pecado que ella llevaba y poco después la mujer se convirtió.

Otro hombre, un científico bien conocido que se jactaba diciendo que sólo se dejaba guiar por la razón, fue a ver al sacerdote sólo por curio­sidad.

Después de la misa, el padre le hizo señas para que lo siguiera hacia el confesionario, donde de repente el hombre se puso a llorar.

“Padre —le dijo— no creo en nada. Ayúdeme.”

Después de nueve días de conversar con el padre, el hombre llegó a ser un devoto creyente.

Conforme la gente confesaba sus pecados, Vianney solía llorar por ellos, lo que los movía a un profundo arrepentimiento.

“¡Qué lástima!” solía decir.

Un sacerdote que había visitado el confesionario dijo una vez: “Aquella simple frase ‘qué lástima’, con toda su hermosura, demostraba el daño que el pecado había causado en el alma.”

Incluso, era sabido que el confesor les recordaba a los penitentes los pecados que habían olvidado mencionar.

Los jóvenes le consultaban para que les ayudara a discernir si tenían alguna vocación religiosa.

Los enfer­mos llegaban pidiendo oración por sanación.

Y si había alguna curación física —de las que hubo muchas— Vianney las atribuía a la intercesión de su amada Santa Filomena, una mártir de los primeros cristianos.

Un gran desgaste.

La condición de celebridad a la que llegó el padre Juan María Vianney le causó un gran desgaste personal.

Era prácticamente prisionero del confesionario, ya que se pasaba allí 18 horas al día. Su gran tentación era irse de Ars para entrar en un monasterio donde pudiera “llorar por mi pobre vida”.

Este pen­samiento lo atormentaba, de modo que reiteradamente pidió permiso a su obispo para dejar su puesto e irse a vivir en aislamiento, pero cada vez le fue negada la autorización.

Varias veces llegó incluso a abandonar la aldea, pero pronto se daba cuenta de que Dios lo llamaba a permanecer en Ars y regresaba.

Una vez fue a casa de su hermano en su ciudad natal de Dardilly, pero los peregrinos lo siguie­ron hasta allí.

De forma especial le preocupaban los pobres y muchas veces se le veía con ropas raídas, porque había dado lo que tenía a los necesitados.

En 1823, fundó una escuela gratuita para niñas, que finalmente se transformó en un orfanato.

Este hogar, llamado La Providencia, estaba a cargo de tres mujeres jóvenes de la aldea y llegó a ser un refugio para Vianney, donde podía escapar de las multitudes por un fugaz momento.

Además de comer allí, dejaba tiempo cada mañana para enseñar catecismo.

Eran tanto los visitantes que querían escuchar sus enseñanzas que las clases finalmente tuvieron que trasladarse a la iglesia.

Pero VIANNEY NO ESTUVO LIBRE DE ANTAGONISMO, especialmente al prin­cipio de su ministerio. Algunos de los sacerdotes locales se mostraban escépticos, envidiosos o ambas cosas a la vez.

Pero su opositor más tenaz fue el diablo. Durante el transcurso de 35 años, Vianney tuvo que soportar la actividad demoniaca que había de noche en su casa parroquial.

Los alari­dos, violentos golpes contra la puerta y otros ruidos extraños que hacían estremecerse la casita eran frecuentes.

Pronto se dio cuenta de que la activi­dad aumentaba la víspera del día en que vendría a verlo un “gran pecador”. “Es buena señal —solía decir— siem­pre hay buena pesca al día siguiente.”

Durante 41 años, el padre Juan María Vianney fue el sacerdote de la pequeña aldea. Al final de su vida, llegó a aceptar el hecho de que Dios nunca le concedería el tiempo de soledad que había deseado.

Falleció el 4 de agosto de 1859 a los 73 años de edad. Ya aclamado como santo por la gente, San Juan María Vianney fue canonizado el 31 de mayo de 1925,

Y posteriormente nombrado Patrono de los sacerdotes diocesanos.

Su vida puede resumirse con uno de sus pro­pios dichos:

“Ser amado por Dios, estar unido a Dios, vivir en la pre­sencia de Dios, vivir para Dios. ¡Oh, qué hermosa vida y qué hermosa muerte!”