Archivos de etiquetas: Guerra Espiritual

UN SEMINARISTA REPROBADO


¿Alguna vez te has sentido desanimado por no lograr lo que quieres?…

O ¿Has pensado que lo que necesitas hacer es casi imposible?… ¿Qué sentirías después de reprobar dos veces el mismo examen?…

O ¿Hablarle de Dios a un amigo al que no le interesa saber nada de Él?

Esas cosas que nos parecen imposibles de hacer, nos retan a “PERSEVERAR” para lograrlas. Y eso es lo que hizo San Juan María Vianney, también conocido como el Cura de Ars.

San Juan María tuvo que superar muchos obstáculos antes de ser ordenado sacerdote.

También tuvo que Orar muchísimo antes de ver que el pueblo de Ars regresara a Misa…

Y por si esto fuera poco, llegó a estar hasta 16 horas diarias sentado, ¡Confesando a miles de peregrinos!

Bueno, y ¿Cómo fue que San Juan María pudo lograr estas cosas tan extraordinarias?

Déjame contarte su historia…

Juan María Vianney nació en Dardilly, Francia, el 8 de mayo de 1786.

Su familia era campesina, así que Juan María creció trabajando en el campo y cuidando rebaños.

Cuando él era niño, empezó la Revolución Francesa; y pocos años más tarde, los católicos practicantes eran perseguidos y amenazados con la pena de muerte.

Muchos tenían que ir a Misa a escondidas y los sacerdotes tenían que disfrazarse para que no los reconocieran.

Por esta razón, Juan María tuvo que hacer su Primera Comunión en su casa.

Su familia y amigos simularon que descargaban bultos de heno para alimentar al ganado, tapando las ventanas de la casa para que nadie se diera cuenta.

Aprendió a llevar una vida casi monástica, con un estricto horario de Oración y de trabajo, de silencio hasta en las comidas, de ayuno, penitencia y continua mortificación…

¡Qué valiente el sacerdote que arriesgó su vida para traerles a Jesús Eucaristía!

¡Qué impacto tan grande habrá tenido este TESTIMONIO en el pequeño Juan María!

Juan María se conmovió tanto ese día, que no pudo evitar llorar de la emoción, pues amaba mucho a nuestro Señor Jesús…

Cuando cumplió los diecisiete años, su gran deseo era ser sacerdote… A su madre le llegó a decir: “Si soy sacerdote, podría ganar muchas almas para Dios”.

Pero aquí es donde empezaron sus problemas.

A su papá no le gustó nada la idea de que fuera sacerdote, pues necesitaba su ayuda en el campo…

Juan María tuvo que esperar pacientemente dos años antes de que su papá lo apoyara.

Por fin, a los veinte años Juan María empezó sus estudios para sacerdote en la escuela de la ciudad de Ecculy, a cargo del Padre Balley.

Estando en la escuela, a Juan María se le hizo muy difícil estudiar.

Te amo, oh Gios mío, Mi único deseo es amarte hasta el último suspiro de mi vida. Te amo oh infinitamente amoroso Dios. Y prefiero morir amándote, qué vivir un instante sin Tí. Te Amo oh mi Dios y mi único temor es ir al Infierno, porque ahí nunca tendría la dulce cosolación de tu Amor. Oh mi Dios, si mi lengua no puede decir cada instante que te amo, por lo menos quiero que mi corazón lo repita cada vez que respiro. ¡Ah! Dame la Gracia de sufrir, mientras te amo y de amarte mientras sufro. Y el día que muera no solo amarte, pero sentir que te amo. Te suplico que mientras más cerca estés de mi hora final, AUMENTES Y PERFECCIONES MI AMOR POR TÍ. Amén

Sus maestros decían:

“Es muy buena persona, pero no sirve para estudiante ¡No se le queda nada!

¡Pobre Juan María! ¡Qué desanimado se habrá sentido!

“No logro guardar nada en esta mala cabeza”– él mismo decía.

Con mucha tristeza, decidió regresar a su casa…

PERO DIOS TENÍA OTRO PLAN PARA ÉL…

El Padre Balley, vio su gran vocación y se ofreció a ayudarle.

Juan María estudió con el Padre Balley por tres años para prepararse para el examen que tenía que presentar en el seminario…

Y cuando todo parecía que iba muy bien, le dieron la noticia de que…

¡NO HABÍA APROBADO EL EXAMEN! 

En ese tiempo era requisito saber Latín para ser sacerdote y Juan María, desafortunadamente, no logró aprenderlo…

El Padre Balley se dio cuenta del gran amor a Dios y del gran deseo de ser sacerdote que Juan María tenía, que hizo todo lo posible para recomendarlo con el Sr. Obispo.

Cuando Satanás le quemó su habitación dijo: “El rufián al no poder atrapar al pájaro, le prende fuego a su jaula,”

El cual, finalmente dijo:

–      ”…Que sea ordenado sacerdote, pues aunque le falten conocimientos, CON TAL DE QUE TENGA SANTIDAD, Dios suplirá lo demás”.

¡Por fin! Juan María fue ordenado sacerdote el 13 de agosto de 1815.

Había logrado su mayor anhelo: ¡Ser un sacerdote de Dios!

Este gran deseo y su gran amor a Jesús Eucaristía, le ayudó a perseverar y a salir adelante a pesar de sus dificultades para el estudio y los obstáculos que se le presentaban…

¡¡Y ¡Quién iba a decir que él sería más tarde, el sacerdote más conocido de su tiempo!!

Después de trabajar tres años con el Padre Balley como su asistente, lo mandaron al pueblo más pobre y aislado de Francia: Ars.

El Padre Vianney tuvo que caminar 38 km desde Ecculy para llegar ahí…

En su viaje, como no sabía como llegar, le pidió a un pastorcito que se encontró por el camino, que le indicara dónde estaba Ars.

Después de mostrárselo, el Padre Vianney le dijo:

–     “Tú me has enseñado el camino a Ars, y yo te enseñaré el camino al Cielo”…

¡Qué hermosas palabras tan alentadoras!…

Hoy en Ars, hay una estatua que recuerda este momento tan especial.

Cuando llegó al pueblo de Ars.

Vio que a la mayoría de la gente le gustaba divertirse bailando y tomando y que no se acercaban a las cosas de Dios.

A Misa sólo asistía un hombre y algunas mujeres.

¿Tu crees que un sacerdote con poca experiencia y con poca capacidad para el estudio pudiera ayudar a este pueblo tan indiferente a Dios?…

SACERDOTE ETERNO LUJURIA

Pues el santo Cura de Ars no se dejó desanimar por eso.

Más bien, se decidió a entregar su vida, por completo, por la conversión de todos ellos.

La forma en que lo hizo fue:  MUCHA ORACIÓN, MUCHO SACRIFICIO…

Y sermones muy directos que ayudaran a evitar el Pecado.

El Padre Vianney pasaba horas en Oración, pues decía:

–     “Hemos de orar con frecuencia, pero debemos redoblar nuestras Oraciones en las Horas de Prueba”…

Y sin duda, buscar la conversión del pueblo de Ars, ¡Era una gran prueba para él!

Pero el amor a Dios y a su Pueblo era mayor.

A Dios le decía:

–     “¡Te amo, oh Dios mío! Mi único desea es amarte hasta el último suspiro de mi vida.”

También dedicaba muchas horas a la preparación de sus sermones y otras tantas frente al Santísimo para encomendarse al Señor.

Y aún así, varias veces, al empezar a predicar en Misa…

¡Se le olvidaba lo que había preparado!…

Esto puede desanimar a muchos, pero NO al Padre Vianney.  NO al santo Cura de Ars.

San Juan María, buscaba cualquier oportunidad para ofrecer sacrificios.

Por ejemplo, dormía muy poco; a veces apenas dormía 3 horas al día…

Y muy seguido comía sólo papas cocidas…

Lo poco que él tenía, se lo daba a los pobres…

Su hermana Margarita, contó de él esta anécdota:

Un día de invierno, el señor Balley, dijo a mi hermano:

–    Vé a Lyon a visitar a esta señora. Es importante que te arregles bien y que te pongas los mejores pantalones.

Al regresar, llevaba unos calzones destrozados.

Entonces el señor Balley le preguntó qué había pasado…

Y contestó que había encontrado en su camino a un pobre medio muerto de frío.

Y movido por la compasión, le había cambiado los pantalones nuevos por sus calzones viejos y rotos”

¿Cuántos de nosotros seríamos capaces de hacer algo así?

La gente empezó a ver todo lo que el Santo Cura de Ars hacía…

Y así, ¡Empezó a hacerse popular!

Tan buscado era, que hasta venían personas de otros lugares para escuchar sus sermones y confesarse con él.

La gente empezó a decir que él era un santo; cosa que a él no le gustaba, porque se consideraba un pobre pecador.

Cuando el Obispo se dio cuenta de esto, mandó a un mensajero para que escuchara sus sermones y le trajera un reporte de lo que estaba pasando.

Al regreso, el Obispo le preguntó:

–     “¿Y bien, tienen algún defecto los sermones del Padre Vianney?

El mensajero respondió:

–      Sí, Monseñor, tienen tres defectos. Primero, son muy largos. Segundo, son muy duros y fuertes. Tercero, siempre hablan de los mismos temas:

LOS PECADOS, LOS VICIOS, LA MUERTE, EL JUICIO, EL INFIERNO Y EL CIELO 

 –       “Bueno, ¿Y tienen también alguna cualidad? – preguntó el señor obispo.

Satanás le gritó: “Faldinegro odiado. Agradpezcale a ESA que llaman Virgen maría; si no, ya me lo habría llevado al Abismo.”

El mensajero contestó:

–         “Sí, tienen una cualidad: las personas se conmueven, se convierten y empiezan una vida más santa de la que llevaban antes”.

Entonces el Obispo dijo:

–     “Pues si es así, por esta última cualidad, creo que se le puede perdonar al Cura de Ars los otros tres defectos”.

Con la visita de tantas personas, entre 300 y 400 por día, tenía que confesar durante largos ratos. Llegó a estar en el confesionario ¡Hasta por 16 horas diarias!

¡En su último año de vida, se dice que llegaron a visitarle cien mil peregrinos!

Estando en el confesionario, a veces sufría mareos y se le entumían las piernas. Sentía que se congelaba en el invierno y que se deshidrataba en el verano…

Pero nada detenía su celo por la salvación de las almas.

Él quería que todos supieran que ¡DIOS NOS AMA! Podemos decir que San Juan María, de modo heroico, ¡Entregó su vida por amor, en el confesionario!

Muchas personas hicieron peregrinaciones a Ars, en vida de este santo …

En esa época se hablaba de él, como nosotros hablábamos de su Santidad Juan Pablo II, el Padre Pío o la Madre Teresa de Calcuta, cuando todavía vivían.

A él venían todo tipo de personas: obispos, sacerdotes, religiosos, jóvenes, enfermos…Todos ellos querían conocerlo…

con algunos de ellos, Dios le dio el don de ver sus pecados…

“Las almas cuestan la Sangre de Cristo y el sacerdote no puede dedicarse a su salvación, sin participar personalmente en el “Alto Precio de la Redención”.

Y a muchos les llegó a decir los pecados que no confesaban…

¡Qué tranquilos y agradecidos se habrán sentido después de reconciliarse con Dios!

Y así vivió 45 años como cura de Ars.

EL SECRETO DE SAN JUAN MARÍA ERA “DARLO TODO Y NO CONSERVAR NADA” …

Darlo todo por amor a Dios, su Oración era: “Dios mío, concédeme la gracia de amarte tanto cuanto yo sea capaz”.

Ojalá que puedas recordar estas palabras para que tú también le puedas decir a Dios,

“DIOS MÍO, CONCÉDEME LA GRACIA DE AMARTE TANTO COMO SEA CAPAZ”.

Imagínate, este hombre al que no aceptaban para ser sacerdote, fue declarado “Patrono de los sacerdotes de Francia” en 1925…

Y en 1929, cuatro años más tarde, fue declarado «PATRONO DE LOS SACERDOTES DEL MUNDO» por el papa Pío XI …

A San Juan María, nunca lo dejaron salir de Ars y él obedeció.

Pero ahora, Dios quiere que todo el mundo sepa de él; Dios quiere que imitemos sus virtudes y que nos sintamos inspirados por su ejemplo.

Por eso, del 19 julio del 2009 al 19 de julio del 2010, el papa Benedicto XVI declaró el “Año Sacerdotal” y escogió a San Juan María como modelo a seguir para los sacerdotes de hoy.

Recuerda la vida de San Juan María Vianney y pide su intercesión cuando sientas que no puedes lograr lo que te piden en la escuela, en tu familia o en cualquier otra circunstancia.

¡No tengas duda de que Dios, también a ti, te dará la perseverancia que necesites!

Fuente: https://tuparroquiainmaculada.com/san-juan-vianney-modelo-de-perseverancia-para-el-sacerdocio/

La pequeña iglesia del pueblito de Ars, en Francia, era calurosa en extremo en el verano y se congelaba en el invierno.

Así y todo, la gente venía; a veces los fieles esperaban durante días y luego se aglomeraban para tener la oportunidad de confesarse.

El Padre Juan María Bautista Vianney llegaba a la iglesia a la una o dos cada mañana, llevando una vela encendida.

Después de rezar frente al altar, se sentaba en el confesionario tras la rejilla y comenzaba a escuchar confesiones.

Para este sacerdote de pueblo, el día pro­seguía de la misma manera hasta bastante entrada la noche, para comenzar nuevamente temprano a la mañana siguiente.

La corriente de peregrinos no terminaba, porque todos querían confesarse con el cura de Ars.

¿Quién era este hombre que cada año atraía a miles de peregrinos de toda Francia hacia una remota aldea situada en las colinas cer­canas a la ciudad de Lyons?

Juan María Vianney, hijo de un campe­sino, había tenido escasa educación formal y apenas había aprobado sus exámenes de latín en el seminario,

Donde algunos decían que NO había aprendido suficiente teología ni para escuchar confesiones.

Su aspecto era también bastante humilde, de cuerpo enjuto por el excesivo ayuno, mejillas hundidas, piel curtida y cabello prematura­mente blanquecino.

Solamente sus ojos azules revelaban la intensidad del Celo que sentía por Dios.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Como si fuera un virus contagioso, este celo “prendió” en la población y encendió una renovación religiosa que llevó a innumerables personas a la Cruz de Cristo.

Numerosos obstáculos. 

El amor que Juan María le tenía a Dios y a la Oración parecía ser innato, aun­que su madre se lo había alimentado desde temprano.

Siendo el cuarto de seis hijos, nació el 8 mayo de 1786, en el pueblito de Dardilly, a unas cinco millas de Lyons.

Cuando era niño, Juan María asistía a misa con su familia en secreto porque las iglesias estaban cerradas, una trágica consecuencia de la Revolución Francesa.

Con todo, el muchacho aprovechaba cualquier oportunidad que tenía para rezar en la pradera, cuando llevaba a pastar a los anima­les de la familia.

A los 16 años de edad, les dijo a sus padres que quería ser sacerdote, iniciándose así lo que fue una pro­longada y dificultosa travesía…

Y si no hubiera sido por su intenso deseo de hacer realidad su vocación religiosa, sin duda habría desistido de la idea. Primero, se topó con las objeciones de su padre.

Por un periodo de 35 años el santo Cura de Ars fue asaltado y molestado, de una manera física y tangible, por el demonio. Solían ser horribles ruidos y gritos estentóreos que parecían provenir del exterior de la casa parroquial..

Pasaron tres años antes de que le permitiera abandonar la granja familiar para irse a vivir en la ciudad vecina de Ecully, donde estu­diaría bajo la tutela del párroco del lugar, el padre Carlos Balley.

Segundo, Juan María tenía muy poca educación y no lograba avanzar en latín. Su ren­dimiento escolar era deficiente y por mucho que estudiara, no podía recor­dar la gramática del latín.

Luego en 1809, fue llamado al servicio militar, pero antes de que su destacamento partiera hacia su destinación, Juan María enfermó y no pudo salir; a raíz de lo cual fue considerado desertor y tuvo que pasar el año siguiente ocul­tándose en una aldea lejana.

Finalmente, en 1811, se declaró una amnistía general para los deserto­res y Juan María ingresó al seminario para continuar sus estudios, pero se angustiaba por no poder aprender el latín,

Y después de varios meses en el seminario salió reprobado en la primera serie de exámenes.

Estando casi al punto de la desesperación, el padre Balley salió en su ayuda.

Solicitó que lo autorizaran a edu­car personalmente al seminarista y lo consiguió.

Finalmente, el joven Vianney pasó las pruebas requeridas y fue ordenado sacerdote el 13 de agosto de 1815, a la edad de 29 años.

Destinación nueva y difícil.

Durante dos años y medio, el nuevo sacerdote sirvió como asistente de su protector, el padre Balley, en Ecully.

Pero cuando éste falleció en 1818 y designaron a un nuevo párroco, a Juan María lo destinaron como párroco al pequeño pueblo de Ars, distante unas 18 millas.

“No hay mucho amor a Dios en aquella parro­quia —le dijo el vicario general— tú llevarás algo.”

La aldea, de 200 habitantes, tenía cuatro tabernas y era conocida por las alocadas fiestas y bailes que allí se hacían. Pero el sacerdote, ya de 31 años, se puso a trabajar.

Muy tem­prano cada mañana se iba a la ruinosa iglesita y pasaba horas ante el altar derramando lágrimas y rogándole a Dios que convirtiera a la gente de su parroquia.

Durante toda su vida, nunca dejó de elevar esta Oración por las conversiones. La pasión por las almas lo definía y estaba dispuesto a sufrir lo que fuera si eso servía para que más personas se volvieran a Cristo.

A su constante intercesión añadía una extrema penitencia: ayu­naba varios días seguidos y dormía en el suelo duro, sin calefacción alguna.

Durante años vivió comiendo una sola vez al día: un plato de papas hervidas.

Al principio los feligreses eran indiferentes a lo que el padre Vianney predicaba.

Sin embargo, era difícil hacer caso omiso de lo que decía por el buen ejemplo que daba: su Oración era constante, su vida enteramente dedicada a Dios, y su dedicación al pueblo era genuina.

Además, la repulsa que sentía por el pecado le impedía ceder.

Cuando exhortaba a sus feligreses a que salieran de las tabernas y vinieran a la iglesia, no trabajaran los domingos y pusieran fin a los excesos de los bailes, enton­ces empezaron a escucharle, tocados por sus palabras.

Las peregrinaciones que dirigía hacia santuarios locales y una magnífica procesión que organi­zaba cada año en honor de la fiesta de Corpus Christi eran para los luga­reños recordatorios concretos de que Dios se encontraba entre ellos.

El sacerdote estaba convencido de que todos, incluso los campesinos que trabajaban la tierra, podían acer­carse a Dios.

Promovía la devoción al Santísimo Sacramento y enseñaba a los aldeanos a examinarse la con­ciencia y rezar, diciéndoles:

“Nuestro buen Dios no busca oraciones ni lar­gas ni hermosas, sino las que salen del fondo del corazón.”

Por las noches, empezaban a doblar las campanas y la gente se congregaba para las oraciones vespertinas.

El rezo colectivo de los pobladores comenzó a cambiar com­pletamente la atmósfera de la aldea de Ars, y empezaron a verse numerosas conversiones.

“La gracia de Dios es tan poderosa —dijo uno de los aldea­nos— que pocos pueden resistirse.”

Cuerpo incorrupto de San Juan María Vianney

Dones espirituales.

Desde sus primeros años en Ars, tal vez por la intensa vida de Oración y sacrificio que llevaba, Dios empezó a desarrollar en él una serie de dones sobrenatu­rales,

Los cuales, combinados con su capacidad para estimular al pueblo a arrepentirse y buscar la misericor­dia de Dios, pronto lo convirtieron en un confesor muy buscado.

Durante una misión realizada en 1823 en una parroquia cercana, fue tan grande la multitud que se reunió en torno a su confesionario que casi lo derribaron.

Conforme fue creciendo la fama de Vianney, muchos peregrinos empeza­ron a llegar al pueblito.

Querían ver personalmente a este humilde sacer­dote diocesano y el efecto que su ministerio tenía sobre los habitantes de Ars, que muchos empezaron a lla­mar un “oasis de santidad”.

Hacia el final de su vida, la cifra de peregrinos que llegaban a Ars cada año se esti­maba en 80.000.

Bajo la inspiración del Espíritu Santo, Vianney podía leer el corazón de los que venían a verlo.

Por ejem­plo, una mujer paseaba por la plaza de la ciudad un día cuando se cruzó con él.

El santo Cura llegó a entender que cuando más molestaba el demonio era porque iba a haber un gran penitente. Parece que en 1845 cesaron las instigaciones del demonio, y el Cura de Ars fue agraciado con un poder extraordinario para expulsar demonios de las personas poseídas.

“Señora —le dijo— sígame”.

Por el camino, el padre Juan María le empezó a revelar la vida de pecado que ella llevaba y poco después la mujer se convirtió.

Otro hombre, un científico bien conocido que se jactaba diciendo que sólo se dejaba guiar por la razón, fue a ver al sacerdote sólo por curio­sidad.

Después de la misa, el padre le hizo señas para que lo siguiera hacia el confesionario, donde de repente el hombre se puso a llorar.

“Padre —le dijo— no creo en nada. Ayúdeme.”

Después de nueve días de conversar con el padre, el hombre llegó a ser un devoto creyente.

Conforme la gente confesaba sus pecados, Vianney solía llorar por ellos, lo que los movía a un profundo arrepentimiento.

“¡Qué lástima!” solía decir.

Un sacerdote que había visitado el confesionario dijo una vez: “Aquella simple frase ‘qué lástima’, con toda su hermosura, demostraba el daño que el pecado había causado en el alma.”

Incluso, era sabido que el confesor les recordaba a los penitentes los pecados que habían olvidado mencionar.

Los jóvenes le consultaban para que les ayudara a discernir si tenían alguna vocación religiosa.

Los enfer­mos llegaban pidiendo oración por sanación.

Y si había alguna curación física —de las que hubo muchas— Vianney las atribuía a la intercesión de su amada Santa Filomena, una mártir de los primeros cristianos.

Un gran desgaste.

La condición de celebridad a la que llegó el padre Juan María Vianney le causó un gran desgaste personal.

Era prácticamente prisionero del confesionario, ya que se pasaba allí 18 horas al día. Su gran tentación era irse de Ars para entrar en un monasterio donde pudiera “llorar por mi pobre vida”.

Este pen­samiento lo atormentaba, de modo que reiteradamente pidió permiso a su obispo para dejar su puesto e irse a vivir en aislamiento, pero cada vez le fue negada la autorización.

Varias veces llegó incluso a abandonar la aldea, pero pronto se daba cuenta de que Dios lo llamaba a permanecer en Ars y regresaba.

Una vez fue a casa de su hermano en su ciudad natal de Dardilly, pero los peregrinos lo siguie­ron hasta allí.

De forma especial le preocupaban los pobres y muchas veces se le veía con ropas raídas, porque había dado lo que tenía a los necesitados.

En 1823, fundó una escuela gratuita para niñas, que finalmente se transformó en un orfanato.

Este hogar, llamado La Providencia, estaba a cargo de tres mujeres jóvenes de la aldea y llegó a ser un refugio para Vianney, donde podía escapar de las multitudes por un fugaz momento.

Además de comer allí, dejaba tiempo cada mañana para enseñar catecismo.

Eran tanto los visitantes que querían escuchar sus enseñanzas que las clases finalmente tuvieron que trasladarse a la iglesia.

Pero VIANNEY NO ESTUVO LIBRE DE ANTAGONISMO, especialmente al prin­cipio de su ministerio. Algunos de los sacerdotes locales se mostraban escépticos, envidiosos o ambas cosas a la vez.

Pero su opositor más tenaz fue el diablo. Durante el transcurso de 35 años, Vianney tuvo que soportar la actividad demoniaca que había de noche en su casa parroquial.

Los alari­dos, violentos golpes contra la puerta y otros ruidos extraños que hacían estremecerse la casita eran frecuentes.

Pronto se dio cuenta de que la activi­dad aumentaba la víspera del día en que vendría a verlo un “gran pecador”. “Es buena señal —solía decir— siem­pre hay buena pesca al día siguiente.”

Durante 41 años, el padre Juan María Vianney fue el sacerdote de la pequeña aldea. Al final de su vida, llegó a aceptar el hecho de que Dios nunca le concedería el tiempo de soledad que había deseado.

Falleció el 4 de agosto de 1859 a los 73 años de edad. Ya aclamado como santo por la gente, San Juan María Vianney fue canonizado el 31 de mayo de 1925,

Y posteriormente nombrado Patrono de los sacerdotes diocesanos.

Su vida puede resumirse con uno de sus pro­pios dichos:

“Ser amado por Dios, estar unido a Dios, vivir en la pre­sencia de Dios, vivir para Dios. ¡Oh, qué hermosa vida y qué hermosa muerte!”

D104 ¡¡¡IGLESIA TRAICIONADA!!! 3


EL AMOR APASIONADO tal como Dios lo describe: 

Cantares 1 – Biblia de Jerusalen

  1. ¡Que me bese con los besos de su boca! Mejores son que el vino tus amores;
  2. mejores al olfato tus perfumes; ungüento derramado es tu nombre, por eso te aman las doncellas.
  3. – Mientras el rey se halla en su diván, mi nardo exhala su fragancia.
  4. Bolsita de mirra es mi amado para mí, que reposa entre mis pechos.

Cantares 2

  1. Me ha llevado a la bodega, y el pendón que enarbola sobre mí es Amor.
  2. Confortadme con pasteles de pasas, con manzanas reanimadme, que enferma estoy de amor.
  3. Su izquierda está bajo mi cabeza, y su diestra me abraza.
  4. Mi amado es para mí, y yo soy para mi amado: él pastorea entre los lirios.

Cantares 3

  1. Los centinelas me encontraron, los que hacen la ronda en la ciudad: «¿Habéis visto al amor de mi alma?»
  2. Apenas habíalos pasado, cuando encontré al amor de mi alma. Le aprehendí y no le soltaré hasta que le haya introducido en la casa de mi madre, en la alcoba de la que me concibió.
  3. Yo os conjuro, hijas de Jerusalén, por las gacelas, por las ciervas del campo, no despertéis, no desveléis al amor, hasta que le plazca.

Ni contigo ni sin tí, tienen mis penas remedio. Contigo porque me matas y sin tí porque me muero…

Cantares 4

  1. ¡Toda hermosa eres, amada mía, no hay tacha en ti!
  2. Me robaste el corazón, hermana mía, novia, me robaste el corazón con una mirada tuya, con una vuelta de tu collar.
  3. ¡Qué hermosos tus amores, hermosa mía, novia! ¡Qué sabrosos tus amores! ¡más que el vino! ¡Y la fragancia de tus perfumes, más que todos los bálsamos!
  4. Miel virgen destilan tus labios, novia mía. Hay miel y leche debajo de tu lengua; y la fragancia de tus vestidos, como la fragancia del Líbano.

Cantares 5

  1. Yo dormía, pero mi corazón velaba. ¡La voz de mi amado que llama!: «¡Ábreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, mi perfecta! Que mi cabeza está cubierta de rocío y mis bucles del relente de la noche.»
  2. – «Me he quitado mi túnica, ¿cómo ponérmela de nuevo? He lavado mis pies, ¿cómo volver a mancharlos?»
  3. ¡Mi amado metió la mano por la hendedura; y por él se estremecieron mis entrañas.
  4. Me levanté para abrir a mi amado, y mis manos destilaron mirra, mirra fluida mis dedos, en el pestillo de la cerradura.
  5. Yo os conjuro, hijas de Jerusalén, si encontráis a mi amado, ¿qué le habéis de anunciar? Que enferma estoy de amor.

La esposa alaba al esposo

  1. ¿Qué distingue a tu amado de los otros, oh la más bella de las mujeres? ¿Qué distingue a tu amado de los otros, para que así nos conjures?
  2. Mi amado es fúlgido y rubio, distinguido entre diez mil.
  3. Su cabeza es oro, oro puro; sus guedejas, racimos de palmera, negras como el cuervo.
  4. Sus ojos como palomas junto a arroyos de agua, bañándose en leche, posadas junto a un estanque.
  5. Sus mejillas, eras de balsameras, macizos de perfumes. Sus labios son lirios que destilan mirra fluida.
  6. Sus manos, aros de oro, engastados de piedras de Tarsis. Su vientre, de pulido marfil, recubierto de zafiros.
  7. Sus piernas, columnas de alabastro, asentadas en basas de oro puro. Su porte es como el Líbano, esbelto cual los cedros.
  8. Su paladar, dulcísimo, y todo él, un encanto. Así es mi amado, así mi amigo, hijas de Jerusalén.

Quisiera que me besaras hasta dejarme sin aliento, perder el conocimiento y tocar el Cielo contigo…

Cantares 7

  1. ¡Qué lindos son tus pies en las sandalias, hija de príncipe! Las curvas de tus caderas son como collares, obra de manos de artista.
  2. Tu ombligo es un ánfora redonda, donde no falta el vino. Tu vientre, un montón de trigo, de lirios rodeado.
  3. Tus dos pechos, cual dos crías mellizas de gacela.
  4. Tu cabeza sobre ti, como el Carmelo, y tu melena, como la púrpura; ¡un rey en esas trenzas está preso!
  5. ¡Qué bella eres, qué encantadora, oh amor, oh delicias!
  6. Tu talle se parece a la palmera, tus pechos, a los racimos.
  7. Me dije: Subiré a la palmera, recogeré sus frutos. ¡Sean tus pechos como racimos de uvas, el perfume de tu aliento como el de las manzanas,
  8. tu paladar como vino generoso! El va derecho hacia mi amado, como fluye en los labios de los que dormitan.
  9. Yo soy para mi amado, y hacia mí tiende su deseo.

Cantares 8

  1. Su izquierda está bajo mi cabeza, y su diestra me abraza.
  2. Ponme cual sello sobre tu corazón, como un sello en tu brazo. Porque es fuerte el amor como la Muerte, implacable como el Seol la pasión. Saetas de fuego, sus saetas, una llama de Yahveh.
  3. Grandes aguas no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo. Si alguien ofreciera todos los haberes de su casa por el amor, se granjearía desprecio.

    3. No habrá para ti otros dioses delante de mí.
    5. No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque YO YAHVÉH, TU DIOS, SOY UN DIOS CELOSO, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian,

Lucifer antes de su caída, conoció perfectamente el Amor Divino y él mejor que nadie, vivió la sublime experiencia de amar a Dios y ser objeto de su Predilección, PUES ESTABA CONSTITUIDO EL SEGUNDO EN BELLEZA, PERFECCIÓN Y POTENCIA, EN TODA LA CREACIÓN, esto explica la siguiente situación.

Del diario de sor Josefa Menendez

“Hoy”, escribe Josefa, “no bajé al infierno, sino que fui transportada a un lugar donde todo estaba oscuro, pero en el centro había un enorme y espantoso fuego rojo. Me dejaron inmóvil y no podía hacer ni el más mínimo movimiento.

Alrededor de mí había siete u ocho personas, sus cuerpos negros estaban desnudos, y yo podía verlos sólo por los reflejos del fuego.

Estaban sentados y hablaban.

Un diablo dijo a otro:

–      Tenemos que ser muy cuidadosos para que no nos perciban. Podríamos ser fácilmente descubiertos.

Otro diablo respondió:

–     Insinuaos procurando que el descuido y la negligencia se apoderen de ellos; pero manteniéndoos en la sombra, para que no os descubran…

Otro agregó:

–      Gradualmente, ellos se volverán más y más descuidados, indiferentes al bien y al mal, sin ningún tipo de compasión ni amor y vosotros seréis capaces de inclinarlos hacia el mal.

Tentad a estos otros con la ambición, con el amor por sí mismos, que no busquen nada más que su propio interés, CON ADQUIRIR RIQUEZAS SIN TRABAJAR… de forma legal o no.

Otro más:

–     Excitad a aquellos otros hacia la sensualidad y el amor al placer. Dejad que el vicio los ciegue. (Aquí usaron palabras obscenas)

Y con el resto… explorad sus corazones… así conoceréis sus inclinaciones… haced que amen apasionadamente…

Actuad sin ningún escrúpulo… no descanséis… no tengáis piedad… El mundo debe ir hacia la condenación… y que las almas no se me escapen.

De vez en cuando, los discípulos de Satán respondían:

–     Somos tus esclavos… trabajaremos sin descanso.

–     Sí, muchos luchan contra nosotros, pero trabajaremos noche y día.

–     ¡Conocemos tu poder!”

Hablaban todos a la vez y el que yo entendí que era Satán usaba palabras espantosas.

En la distancia, pude oír un bullicio de fiesta, el tintileo de las copas, y gritó:

–      ¡Dejad que ellos mismos se junten en sus comidas! Eso lo pondrá todo más fácil para nosotros. Dejadlos que vayan a sus banquetes.

El amor al placer es la puerta por la que vosotros os apoderaréis de ellos… Y esas almas ya no serán capaces de escapar de mí”.

Añadió cosas tan horribles que nunca podrían ser escritas ni dichas.

Luego, como sumergidos en un remolino de humo, se desvanecieron. (3 de febrero de 1923)

Y como anécdota, mi mejor amiga descubrió la infidelidad de su esposo cuando fue de manera sorpresiva a su trabajo y lo encontró besando a una de las secretarias de su oficina…

Y en cuanto él se percató de la presencia de ella, aunque palideció por el susto, recobró rápidamente la compostura y dio la siguiente explicación:

–        Hola mi amor, Lety se sintió mal y le estaba dando RCP.

Este recuerdo vino a mi memoria, cuando leí el correo que nos envían regularmente con las noticias del Vaticano.

Y…

CUMPLIMIENTO

MENSAJE CONTRADICTORIO

Hola mi amor…

25 de octubre de 2019 5:23 am

Si no sientes la lucha entre el bien y el mal estás anestesiado, alerta el Papa

Por Mercedes de la Torre | ACI Prensa

El Papa Francisco en la Misa de la Casa Santa Marta. Foto: Vatican Media

En su homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta de este 25 de octubre, el Papa Francisco reconoció que existe la lucha interior entre el bien y el mal y dijo a quien no la percibe que está “anestesiado”.

“Es una lucha entre el bien y el mal; pero no un bien abstracto y un mal abstracto: entre el bien para hacer que el Espíritu Santo nos inspira y el mal para hacer que nos inspira el mal espíritu.

Es una lucha. Es una lucha de todos nosotros. Si alguno de nosotros dijera: Yo no siento esto, yo soy un beato, vivo tranquilo, en paz, no siento…, yo le diría: No eres beato, eres un anestesiado, que no entiende lo que sucede”.

En esta línea, el Santo Padre animó a pedir al Señor “la luz” para “conocer bien” lo que sucede dentro de nosotros.

El Pontífice se refirió a esta lucha interior al reflexionar sobre la primera lectura de la liturgia del día contenida en la Carta de San Pablo a los romanos quien relata la “continua” lucha interior del apóstol entre “el deseo de hacer el bien” y el no ser capaz de “realizarlo”, una verdadera “guerra” que está “dentro de él”.

Al respecto, el Papa Francisco destacó que se trata de una lucha cotidiana hasta el final y recordó a los mártires quienes “han tenido que luchar hasta el final para mantener la fe” así como también los santos, como Santa Teresita del Niño Jesús, para quien “la lucha más dura fue en el momento final” cuando sentía “el mal espíritu”.

Por ello, el Santo Padre alentó a hacer examen de conciencia.

“Muchas veces nosotros cristianos ocupados con muchas cosas, incluso con buenas; pero ¿qué pasa dentro de ti? ¿quién te inspira esto? ¿cuál es tu tendencia espiritual de esto? ¿quién te lleva a hacer esto?

Nuestra vida suele ser como una vida en la calle: vamos por el camino de la vida… cuando vamos a la calle, solo miramos las cosas que nos interesan; las otras, no las miramos”, afirmó.

En este sentido, el Papa explicó que la lucha es siempre “entre la gracia y el pecado, entre el Señor que quiere salvarnos y apartarnos de esa tentación y el mal espíritu” por lo que exhortó a reflexionar si nuestras decisiones están inspiradas por el Señor o dictadas por nuestro “egoísmo” por el “diablo”.

Finalmente, el Papa advirtió que “es importante conocer qué sucede dentro de nosotros. Es importante vivir un poco dentro y no dejar que nuestra alma sea un camino en donde pasan todos”,

Y ofreció un consejo concreto para evitarlo: “antes de terminar el día, tómate dos – tres minutos” para preguntarte “¿qué pasó hoy importante dentro de mi?”

porque “en ocasiones, con esa alma habladora que todos tenemos, sabemos lo que sucede en el vecindario, qué sucede en la casa de los vecinos, pero no sabemos qué sucede dentro de nosotros”.

Lectura comentada por el Papa Francisco:

Romanos 7:18-25

18 Pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, 19 puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero. 20 Y, si hago lo que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mí. 21 Descubro, pues, esta ley: aun queriendo hacer el bien, es el mal el que se me presenta. 22 Pues me complazco en la ley de Dios según el hombre interior, 23 pero advierto otra ley en mis miembros que lucha contra la ley de mi razón y me esclaviza a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo que me lleva a la muerte? 25 ¡Gracias sean dadas a Dios por Jesucristo nuestro Señor! Así pues, soy yo mismo quien con la razón sirve a la ley de Dios, mas con la carne, a la ley del pecado.

Para aliviarle el malestar a Lety…

21 de octubre de 2019 8:12 am | última actualización 22 de octubre de 2019 4:43 am

Roban polémicas imágenes del Sínodo Amazónico y las arrojan al río Tíber

Dos hombres no identificados sustrajeron al menos cinco tallas de madera de la polémica imagen femenina instaladas en la Iglesia Santa María en Traspontina, a pocas cuadras del Vaticano, y las lanzaron al río Tíber.

Las imágenes muestran a una mujer embarazada desnuda y ha acompañado diversos eventos del Sínodo de la Amazonía que se realiza hasta el día 27.

El video publicado en YouTube muestra a un hombre de camisa blanca que de madrugada habría tomado las imágenes de la iglesia para luego lanzarlas al río Tíber, cerca al Castillo Sant’Angelo en Roma.

Las estatuas hacen parte de la iniciativa Casa Común, que acoge diversos eventos amazónicos en la iglesia administrada por los carmelitas cerca al Vaticano, mientras dura el Sínodo.

Consultado por ACI Prensa, un miembro de la iniciativa Casa Común señaló que ya se ha dado parte a la policía de lo ocurrido y se ha enviado el video a las autoridades para la investigación correspondiente.

La iniciativa “Amazonía: Casa Común” publicó un comunicado en el que lamentan “profundamente y a la vez denunciamos que en los últimos días, hemos sido víctimas de actos de violencia, que reflejan la intolerancia religiosa, el racismo, actitudes vejatorias, que sobre todo afectan a los pueblos indígenas.

ESTOY EVANGELIZANDO A LOS POBRES SINCRETIZANDO OTRA CULTURA  

¡¿Tanto escándalo por un simple baile?!

Y demuestran una negativa para construir nuevos caminos para la renovación de nuestra Iglesia”.

Paolo Ruffini, prefecto del dicasterio de Comunicación del Vaticano dijo en rueda de prensa este lunes que “nos hemos enterado de la noticia hace poco”.

“Lo que puedo decir es que robar algo de un lugar y tirarlo luego es un gesto que defino como una bravuconada. En esta sede hemos repetido que la imagen representaba la vida, la fragilidad y la madre tierra”, agregó.

“Es un gesto que contradice el espíritu de diálogo. No sé qué otra cosa más decir además de que esto ha sido un robo”, resaltó Ruffini.

La semana pasada Ruffini dijo a la prensa que la estatua “banal o fundamentalmente representaba la vida y basta. Creo que ver símbolos de paganismo o de otro tipo es ver el mal donde no hay”.  ¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿????!!!!!!! (Oseas 4,6)

La imagen fue usada en un evento realizado el 4 de octubre en los Jardines del Vaticano en presencia del Papa Francisco, organizado por la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) con el Movimiento Católico para el Clima.

Luego estuvo en el aula de los trabajos del Sínodo y estaba de modo permanente en la iglesia Santa María in Traspontina donde diariamente se realiza un ritual amazónico de carácter sincrético titulado “Momentos de espiritualidad amazónica”, que tiene como uno de sus organizadores a la REPAM.

Fuentes de REPAM indicaron a ACI Prensa que la imagen no es “Nuestra Señora de la Amazonía” como informó Vatican News en portugués.

25 de octubre de 2019 11:56 am | última actualización 25 de octubre de 2019 2:52 pm

Sólo le estamos dando RCP

El Papa pide perdón a quienes se ofendieron por robo de imágenes de la pachamama

Redacción ACI Prensa

Imagen amazónica. Crédito: ACI Prensa / Papa Francisco en el aula sinodal. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco pidió perdón a quienes se sintieron ofendidos por el robo de las imágenes amazónicas “de la pachamama” que luego fueron lanzadas al río Tíber e indicó que estas podrían estar presentes en la Basílica de San Pedro en la Misa de clausura del Sínodo de la Amazonía el próximo 27 de octubre.  ¡¡¡¿¿¿qué???!!!

“Quisiera decirles una palabra sobre las estatuas de la pachamama (madre tierra) que fueron tomadas de la iglesia en la Traspontina, QUE ESTABAN ALLÍ SIN INTENCIÓN IDOLÁTRA (RCP) y fueron lanzadas al río Tíber”, dijo el Santo Padre al concluir la 15 congregación general esta tarde en el Aula del Sínodo, según informa la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Este ha sido el Lamento de Israel, desde que fue cometido el DEICIDIO… Ellos no QUISIERON reconocer AL DIOS ENCARNADO

“Primero que todo esto ha sucedido en Roma y como Obispo de la diócesis pido perdón a las personas que se han sentido ofendidas por este gesto”, continuó. (Y a nosotros los hijos de Dios, ¿no nos ofendieron?)

El Papa explicó luego que las cinco imágenes robadas y lanzadas al Tíber y “que han creado tanto clamor mediático” fueron encontradas sin daños y ahora están “en la oficina del comandante de los carabineros italianos”.

Finalmente el Santo Padre dijo que la decisión de tener las imágenes en la Misa de clausura del Sínodo la delega al Secretario de Estado para “que responda a esto”.

Las imágenes robadas y arrojadas al río representan a una mujer embarazada desnuda que, según algunos sería “Nuestra Señora de la Amazonía”, aunque otros han afirmado que es un símbolo de la fertilidad y de la madre tierra o pachamama.

La imagen se vio por primera vez durante el evento celebrado en los Jardines Vaticanos el 4 de octubre con motivo de la festividad de San Francisco de Asís.

¿Desde CUÁNDO el Espíritu Santo ADQUIRIÓ ‘espiritualidad amazónica‘?

Desde que un beso apasionado, los farsantes lo convirtieron en RCP

Después se volvió a ver durante la ceremonia de apertura del Sínodo y quedó instalada en la iglesia de Santa María en Traspontina, donde diariamente se realizan los “Momentos de espiritualidad amazónica”. ¿¿¿???  

¡¡¡SATANÁS EL MENTIROSO LOS ENGAÑÓ!!!

Necesitó RCP después de ahogarla en el Tíber

¿ALGUIEN SE HA PERCATADO QUE TRASGREDIERON EL PRIMER MANDAMIENTO EN LA MISMÍSIMA CASA DE DIOS?

(Por esto se va a abrir la Tierra en Perú

Y NI QUÉ HABLAR DE LO QUE SUCEDERÁ EN EL VATICANO)

¡¡¡PERDÓNANOS SEÑOR!!!

 | 

«Madre Tierra, Pachamama, te venimos a cantar»

En el vídeo que les ofrecemos se puede ver la procesión de entrada de una Misa en la Catedral de la capital peruana, celebrada el pasado 1 de setiembre y presidida por el Arzobispo Carlos Castillo, en la que los fieles cantan una canción a la Pachamama. «Madre Tierra, Pachamama, te venimos a cantar» dice la letra, «Madre Tierra, Pachamama, a dar gracias al Señor», prosigue.

La canción se compuso, según la web musical Siembra, para acompañar la Campaña “Tierra y Vida”, de  la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS), órgano dependiente de la Conferencia Episcopal Peruana.

Letra de la canción Madre Tierra.

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA,
A DAR GRACIAS AL SEÑOR.

Para comenzar el día nos llenamos de tu luz
y al final de la jornada no nos dejas de alumbrar,
no se apague, madre, el fuego que tenemos por amar,
por cuidarte y respetarte por vivir y construir

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA, A ALABAR A MI SEÑOR.

Pachamama, madre buena, destruida, sin amor,
con tu suelo maltratado, y ríos enturbiados ya,
ya no hay bosques, hay ciudades con cemento y soledad,
perdón madre, por mi olvido, Madre Tierra, he de volver.

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA,
A ENCONTRAR A NUESTRO DIOS.

Nos ofreces, de tu vientre, los regalos de mi Dios,
nuestras siembras y trabajos que tu cuidas con amor,
hoy no llegan para todos y no alcanzan pa’ vivir,
danos madre, incienso nuevo que haga santo el compartir.

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA, A ALABAR A MI SEÑOR.

Pachamama, madre, amiga, compañera en este andar,
soy tu hijo un poblador, de la tierra labrador,
sin trabajo y sin justicia, sin amparo y sin calor
llega el tiempo, Pachamama, de anunciar la libertad.

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA,
A ENCONTRAR A NUESTRO DIOS.

Pachamama te queremos los que estamos junto a ti,
te cantamos y bailamos bien unido el corazón,
no me olvido de mi gente, no me olvido del país,
llega el tiempo, Pachamama, de vivir en amistad.

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, TE VENIMOS A CANTAR,
MADRE TIERRA, PACHAMAMA, A DAR GRACIAS AL SEÑOR.

1 de noviembre de 2019 6:05 am | última actualización hoy  9:08 am

Padre Fortea: Para evangelizar la Amazonía no se requiere romper tratados dogmáticos

Por David Ramos | ACI Prensa  

Amazonía. Crédito: Eduardo Berdejo / ACI Prensa

El famoso teólogo español José Antonio Fortea hizo una profunda reflexión sobre el recientemente concluido Sínodo de la Amazonía, y aseguró que para evangelizar esta región no se requiere una “ruptura” con “la escolástica medieval ni con los grandes tratados dogmáticos de mediados del siglo XX”.

En un artículo titulado “Mi reflexión personal postsinodal”, el Padre Fortea cuestionó si acaso “¿en los años 70 y 80 no se favoreció una cierta ruptura? ¿No se persiguió a los grupos eclesiales que no se sometieran a una evangelización más humana? Por supuesto que sí”.

“Y los resultados están ahora a la vista de todos. Donde mayor fue la ruptura, mayores fueron los frutos de esa ruptura. Yo lo he visto con mis propios ojos en esas tierras”, dijo.

El sacerdote español precisó que “no estoy diciendo: ‘Encumbremos a los tradicionalistas’. De ninguna manera. Pero si escuchásemos la opinión externa de los venerables patriarcas ortodoxos, sacaríamos mucha luz de cómo ellos ven la situación”.

(Definitivamente el Padre Fortea jamás se ha topado con Satanás EN SU PAVOROSA REALIDAD.  Sólo lo proclama por su conocimiento intelectual y su formación teológica…

Tal vez habrá visto las muestras de los pobres esclavizados y una que otra manifestación sobrenatural…Pero, ¡No lo conoce nadita! Porque si lo conociera, ¡Jamás diría eso!)  

El Padre Fortea indicó luego que “los evangélicos han hecho la pesca más impresionante que podamos imaginar en esas tierras amazónicas.

También de sus predicaciones sacaríamos mucha luz para entender por qué las almas han preferido a los que les predicaban la Palabra frente a aquellos que se quedaban más en lo humano”.

Palabras apasionadas al esposo mientras se acaricia PROMETEDORAMENTE al amante

En su artículo, el sacerdote también precisó que “es falsa” la visión de que el Sínodo de la Amazonia sea “una reunión maligna de los que quieren destruir a la Iglesia”.  

Padre Fortea, con todo respeto le digo: “Como exorcista, ud. mejor que nadie sabe que Satanás no está jugando. Y al defender a los indefendibles, UD. MISMO ACABA DE PONERSE EN MANOS DEL ENEMIGO.

Porque Lucifer NO sabe de treguas, además de Traidor y Mentiroso, siempre da golpes bajos…

Es implacable y tan cobarde, que cuando se ve enfrentado a una Fuerza más poderosa, retrocede y cambia de estrategia; luego se lanza con TODO y cuando se ve superado, enseguida sube de CHISMOSO Y LLORÓN ante el Padre Celestial,

ACUSÁNDONOS de que cómo prójimo le violamos sus derechos.  

Estamos orando por la Iglesia y esta jugarreta de su fiesta satánica de Halloween, la ESTÁ DISFRUTANDO CÓMO NUNCA, se burló del Santísimo Sacramento públicamente y en un Templo dedicado a nuestra Madre Santísima.

Y con tantos mensajes contradictorios del Papa Francisco; se regodea con la MEGACONFUSIÓN, que cómo tsunami está arrastrando tantas personas TIBIAS que no tienen ni idea de lo que está pasando realmente…

También se ESTÁ BURLANDO DEL CIELO alardeando de su mezquino triunfo y de cómo ¡Ya se apoderó de los líderes jerárquicos que pastorean a la Iglesia Católica!

Y se siente ganador porque con esto piensa que los rebaños que ellos apacientan, también los tiene en sus manos…

Por su mensaje en esta ocasión vemos, que Ud. no ha tenido un enfrentamiento Cara a Cara con él…

Y me pregunto cuantas veces lo ha atormentado con la DUDA Y LA INCREDULIDAD. 

¡VADE RETRO SATANÁS! ¡No te entregaré mis sacerdotes sin pelea! Te garantizo que llorarás por todos tus ultrajes y LAMENTARÁS ESTE DÍA POR TODA LA ETERNIDAD. 

¡VADE RETRO SATANÁS! También por esto subirás a quejarte…

¡VADE  RETRO SATANÁS! Y te vuelvo a repetir: ¡¡¡Te cruzaste en mi camino y te metiste con lo mío!!! 

Y TAMBIÉN TE LO ADVERTÍ… 

Llorarás como no lo has hecho, desde que te expulsaron del Cielo…

Y te pondrás una borrachera como no la has sentido… ¡Brindaremos por tu derrota que te estoy anunciando AHORA! 

¡PORQUE TE JURO QUE ESTE COMBATE, ¡NO LO OLVIDARÁS JAMÁS!

Y CON TODO MI AMOR AL PRÓJIMO yo te invito las botellas de tequila.

https://cronicadeunatraicion.com/2016/08/19/f47-un-toro-banderillado/

https://cronicadeunatraicion.com/2017/12/03/el-carnaval/

https://cronicadeunatraicion.com/2017/12/04/mi-projimo/

“Sé que los obispos de la Amazonia son individuos sencillos que aman al prójimo y que defienden la fe católica; nadie es hereje, mientras no se demuestre lo contrario”, añadió.

Sin embargo, precisó, el clamor de las voces contrarias al Sínodo “de ninguna manera puede ser despreciado”, por lo que se preguntó:

¿QUÉ HA SUCEDIDO PARA QUE EL SÍNODO SEA VISTO COMO UNA TRAICIÓN A LA IGLESIA? ¡¡¡¿¿¿???!!!

Para el sacerdote, “resulta ridículo pensar que todos los obispos de la Amazonia son ultraprogresistas.

Pero, dado que esta reacción hostil tiene su origen en el modo en que se percibe el esquema mental de los obispos progresistas –que ciertamente los hay– se requiere que sea alguien de fuera, alguien de fuera de ese esquema, el que explique a los criticados por qué son criticados”.

“Los criticados han mostrado bien claramente su incapacidad de tender puentes hacia esa masa de fieles que han pasado del rechazo a una enconada hostilidad.

La crítica no es unidireccional, pero ahora me tengo que centrar en la recepción de la crítica por parte de los obispos amazónicos. O, mejor dicho, por parte de una cierta tendencia presente en no pocos obispos amazónicos”.

El sacerdote español indicó que “aquí nos hemos puesto a defender la ecología y lo veo muy bien. Pero es verdad que había una gran lucha de fondo, una inmensa contienda entre mentalidades eclesiales, acerca de cómo enfocar la entera evangelización, allí y en cualquier parte del mundo”.

“Y hay que hacer notar que, según se enfocara el sínodo según una mentalidad o la otra, los resultados iban a ser muy distintos”, dijo.

“Recordemos que la Curia Romana tenía todos los esquemas preparados para el comienzo del Vaticano II. Un cambio en los instrumentos de trabajo de cada documento y en la organización de los grupos supuso un cambio radical en las conclusiones”, señaló.

“¿Qué ha pasado para que un sínodo se convierta en un motor de tensiones? No es que hubiera tensiones y el sínodo las evidenció.

¡Es el mismo sínodo es que se ha convertido en motor y generador de división!

“En el pasado, existían tensiones y un sínodo o un concilio era instrumento para superarlas. El sínodo siempre se ha visto como símbolo de unidad e instrumento para ella.

Pero, en este caso, la Iglesia, ¡la Iglesia entera!, sale mucho más dividida en sus sentimientos de lo que lo estaba antes”, lamentó.

El Padre Fortea precisó, que“mis palabras no significan: Hay que escuchar a los conservadores y abominar de los progresistas (ESTO ESTÁ PEOR QUE ENTENDER A CANTINFLAS, cuando hablaba mucho y NO decía NADA)

Para nada. Conozco a obispos de la Amazonía abiertos a todo lo noble, a todo lo bueno. Pero a todo lo bueno inscribiéndolo en la corriente de los santos padres”.

El teólogo español advirtió que “a nivel global, los fieles de la Iglesia ahora están muy divididos en sus sentimientos. Aunarlos se presenta como la más urgente de las tareas”.

¿Mi amor, por qué NO ENTIENDES que estás viendo malo lo que NO LO ES.

Ya te dije que sólo fue RCP?

Esta canción VA A SER EL LAMENTO DESGARRADOR desde lo más profundo de nuestro corazón; por haber DESPRECIADO EL TESORO SUBLIME de la Presencia Divina en la Eucarístía…

26 de octubre de 2019 2:50 pm última actualización 26 de octubre de 2019 3:46 pm

Los 3 temas controvertidos del Sínodo:

Sacerdotes casados, diaconisas y rito amazónico

Por Walter Sánchez Silva | ACI Prensa

El aula del Sínodo de la Amazonía. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

La Oficina de Prensa del Vaticano dio a conocer el documento final del Sínodo de la Amazonía en el que los participantes se pronuncian sobre tres temas controvertidos: la ordenación de sacerdotes casados, las diaconisas y la posibilidad de crear un rito amazónico.

La propuesta de ordenar hombres casados está contenida en el párrafo 111 del documento, que recibió 128 votos a favor y 41 en contra, con lo que se convirtió en el numeral que más desaprobaciones recibió en todo el documento.

El párrafo se refiere a las dificultades que tienen las comunidades en la Amazonía para acceder a la Eucaristía y recuerda la enseñanza sobre el celibato de los Papas San Pablo VI y San Juan Pablo II.

“Considerando que la legítima diversidad no daña la comunión y la unidad de la Iglesia, sino que la manifiesta y sirve (LG 13; OE 6) lo que da testimonio de la pluralidad de ritos y disciplinas existentes, proponemos establecer criterios y disposiciones de parte de la autoridad competente, en el marco de la Lumen Gentium 26,

de ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado permanente fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituida y estable, para sostener la vida de la comunidad cristiana mediante la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos en las zonas más remotas de la región amazónica.

Cuando un sacerdote se casa, lo único que hace es cargar doble cruz. Lo que Satanás quiere es que fallen en cualquiera de sus dos misiones, para anexarlos a su botín de almas…

A este respecto, algunos se pronunciaron por un abordaje universal del tema”, indica el texto. (Desgraciadamente el matrimonio no es solo ‘un permiso para tener desahogo en el sexo’ es mucho más que eso y lo saben muchos casados…)

La propuesta para estudiar la posibilidad de ordenar diaconisas está en el párrafo 103, que tuvo 137 votos a favor y 30 en contra, con lo que se constituye como el segundo numeral que más desaprobaciones recibió.

El texto señala que “en las múltiples consultas realizadas en el espacio amazónico, se reconoció y se recalcó el papel fundamental de las mujeres religiosas y laicas en la Iglesia de la Amazonía y sus comunidades, dados los múltiples servicios que ellas brindan.

En un alto número de dichas consultas, se solicitó el diaconado permanente para la mujer. Por esta razón el tema estuvo también muy presente en el Sínodo”.

“Ya en 2016, el Papa Francisco había creado una ‘Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las Mujeres’ que, como Comisión, llegó a un resultado parcial sobre cómo era la realidad del diaconado de las mujeres en los primeros siglos de la Iglesia y sus implicaciones hoy.

Por lo tanto, nos gustaría compartir nuestras experiencias y reflexiones con la Comisión y esperamos sus resultados”, agrega.

En cuanto a la posibilidad de CREAR UN RITO AMAZÓNICO, la propuesta está en el párrafo 119, que recibió 140 votos a favor y 29 en contra, siendo así el tercer numeral que más desaprobaciones tuvo en todo el documento.

CREAR UN RITO AMAZÓNICO ¿para que la Iglesia termine de paganizarce? 

El numeral señala que “el nuevo organismo de la Iglesia en la Amazonía debe constituir una comisión competente para estudiar y dialogar, según usos y costumbres de los pueblos ancestrales, la elaboración de un rito amazónico, que exprese el patrimonio litúrgico, teológico, disciplinario y espiritual amazónico, con especial referencia a lo que la Lumen Gentium afirma para las Iglesias orientales (cf. LG 23)”.

“Esto se sumaría a los ritos ya presentes en la Iglesia, enriqueciendo la obra de evangelización, la capacidad de expresar la fe en una cultura propia y el sentido de descentralización y de colegialidad que puede expresar la catolicidad de la Iglesia.

También podría estudiar y proponer cómo enriquecer ritos eclesiales con el modo en que estos pueblos cuidan su territorio y se relacionan con sus aguas”, agrega.

ROMA PERDERÁ LA FE….  ¡PROFECÍA CUMPLIDA!

ESTUVO PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD

26 de octubre de 2019 12:35 pm | última actualización 26 de octubre de 2019 3:45 pm

El Papa pide prestar atención a diagnósticos del Sínodo y NO “a las cositas”

Por Walter Sánchez Silva | ACI Prensa

El Papa Francisco en el Aula del Sínodo. Captura Youtube

En su mensaje conclusivo de los trabajos del Sínodo de la Amazonía en el que criticó duramente a las “élites católicas”, el Papa Francisco pidió prestar atención a los diagnósticos del Sínodo y “no a las cositas”.

En el Aula del Sínodo este sábado 26 de octubre, el Santo Padre abordó algunos de los temas que más han preocupado a la atención pública, explicando que evalúa la creación de una comisión para seguir investigando la posibilidad de ordenar diaconisas, la existencia de un rito amazónico, pero no dejó claro el tema de la propuesta de ordenar hombres casados, los llamados viri probati.

Sobre el tema de las diaconisas, el Papa dijo que piensa en la posibilidad de “volver a llamar a la comisión o llamarla con nuevos miembros para ver el tema del diaconado permanente”.

Francisco recordó luego que en mayo de este año entregó a la Unión de Superioras Generales el resultado de la investigación de la comisión que se creó en 2016 “y ahora cada uno de los teólogos está en su línea investigando esto”.

‘Voy a procurar rehacer esto con la Congregación para la Doctrina de la Fe y asumir nuevas personas en esta comisión. Recojo el guante (letrero) que han puesto por ahí: ‘que seamos escuchadas’”, indicó.

¿SE PUEDE COQUETEAR CON SATANÁS?

Es un simple RITO para atraerlos a Cristo, ¿Porqué se fijan en lo que NO TIENE NINGUNA IMPORTANCIA?

El Pontífice también agradeció a los medios de comunicación “por el favor que nos hacen de difundir el Sínodo, Le pediría un favor, que en la difusión que hagan del documento final se detengan en los diagnósticos, que es la parte pesada, donde el Sínodo se expresó mejor.

El diagnóstico cultural, el diagnóstico social, el diagnóstico ecológico”.

El Papa advirtió luego del “peligro de entretener en ver qué se decidió en esta cosa disciplinar, quién ganó, este partido o el otro. Le pediría a los medios que no lo hagan”.

“Siempre hay un grupo de cristianos élite que se meten en este tipo de resoluciones más disciplinares intraeclesiásticas y hacen del mundo ganó este o el otro, ganamos todos. Que no se encierren en esto”.

“Pensando en estas élites católicas y cristianas a veces, pero sobre todo católicas que quieren ir a la cosita y se olvidan de lo grande, fui buscar una frase de Péguy, trato de traducirla bien y creo que nos puede ayudar, cuando describe estos grupos que quieren la cosita y se olvidan de la cosa:  

porque no tienen el coraje de estar con el mundo ellos se creen de estar con Dios, porque no tienen el coraje de comprometerse en las opciones del hombre, en las opciones de vida del hombre se creen de luchar por Dios, porque no aman a ninguno se creen de amar a Dios’”, continuó el Santo Padre.

“A mí me iluminó mucho no caer prisioneros de estos grupos selectivos que del Sínodo van a querer ver qué se decidió sobre este punto intraeclesiástico o sobre este otro y van a negar el cuerpo del Sínodo que son los diagnósticos que hemos hecho en las cuatro dimensiones”, dijo luego.

El Papa Francisco resaltó luego que “el anuncio del Evangelio urge, urge. Pero que sea entendido, que sea asimilado, que sea comprendido por esas culturas.

Y se habló de laicos, de sacerdotes, de diáconos permanentes, de religiosos y religiosas tienen que apuntar a ese punto, y se habló de lo que hacen y fortalecer eso”.

“Se habló de nuevos ministerios inspirados en el ministerio de Pablo VI, de creatividad en esto. Creatividad en los nuevos ministerios y ver hasta dónde se puede llegar. Se habló de seminarios indígenas y con mucha fuerza”, continuó:

“Yo agradezco la valentía que tuvo el Cardenal O’Malley para esto porque nos puso el dedo en la llaga en algo que es una verdadera injusticia social que no se les permite, de hecho, a los aborígenes el camino seminarístico y el camino del sacerdocio, ¿No? Creatividad en todo esto de los nuevos ministerios”, indicó luego.

¿Porqué no usaron el método del Espíritu Santo cuando llevó a Sor María de Jesús de Ágreda a evangelizar a los indios navajos?

Hizo un trabajo tan maravilloso y sin ofender a Dios…

https://gloria.tv/post/6UztpPdkfn2PDuqm7GVU6EaRm

P285 EL ALMA DE LA IGLESIA


29 de Octubre de 2019  3.03 pm

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos la Salvación no se os ha dado “de a gratis”; sí, es verdad que Yo, Jesucristo vuestro Redentor, vine a pagar el precio a vuestra Redención para abriros las Puertas del Cielo que estaban cerradas para los justos,

pero la afectación por el Pecado Original subsiste y es ahí en donde debéis poner de vuestra parte.

Vosotros no vinisteis a la Tierra a gozar, a pasarla bien, a ver pasar la vida; no podéis ni debéis tomar ésa posición simplista y comodina,

vuestra alma y vuestro cuerpo, al estar afectados por el Pecado, son muy volubles a él y por lo tanto, vuestra lucha y vuestro perfeccionamiento deben ser constantes.

Existen hermanos vuestros que os pregonan una “fácil salvación” por solo el hecho de creer en Mí, pero sus actos no son dignos de Mi…

Y han provocado que muchos de vuestros hermanos ya no sigan Mis Leyes y Decretos de perfección por basar toda su creencia en que si Yo ya sufrí por todos, ya no es necesario que ellos sufran.  

Mucho error hay en el Mundo, mucho mal se ha diseminado, el Maligno también ha sembrado y está recogiendo muchos frutos malos.

Habéis llegado a límites más allá de lo soportable por el Cielo, vuestra atmósfera terrestre se ha vuelto nauseabunda y pocos son los que claman al Cielo pidiendo Mi Misericordia.

Os estáis acostumbrando al lodo de la maldad y no queréis levantar los ojos al Cielo para pedir Nuestra Guía, para alcanzar la perfección del Amor. 

Vuestras creencias se han vuelto acomodaticias y si no os salen como esperabais, volteas a Mi a exigir hasta groseramente Nuestra intervención, para que se logren vuestros planes mezquinos.

Mis hijitos, Mis pequeños, el Plan de Salvación sigue una secuencia, Yo os lo vine a mostrar, os di la pauta a seguir y en vosotros está el ser Mis seguidores, Mis discípulos, como aquellos 12 que primero tuve.

Habéis tergiversado Mis Palabras para vuestra propia conveniencia, el mismo Mal las ha afectado y vosotros, en vez de discernir sus planes,

Os los habéis tragado, como el pez se traga la carnada para encontrar, no la vida, sino muerte segura.

Sí, vuestra vida sobre la Tierra no es tarea fácil, no es para gozo humano; pero sí debe ser de gozo Divino, que es el que os llena cuando hacéis la Voluntad de Mi Padre como Yo la hice.

Este es el gozo que debéis buscar, pero éste gozo es el que se obtiene después de haber sido blasfemados por vivir y transmitir a vuestro Dios,

Sí, éste es el verdadero gozo de las almas que Me siguen, de las almas que quieren lo que Yo quiero: la salvación de todo el género humano.

Aquellos que os pregonan lo contrario, el gozo humano, el gozo terreno, no son congruentes con Mi Evangelización

O ¿Acaso se os hace congruente el que Yo, vuestro Hermano Mayor, que os di toda una doctrina de Amor, de Pureza, de trabajo para salvaros a todos, os comportéis haciendo todo lo contrario? 

No es posible que en una familia la cabeza diga y actúe en una forma y los demás miembros se comporten de otra, esto es lo que se pregona y es lo que habéis aceptado la mayoría de vosotros.

Yo sufrí, Yo viví para los demás, Yo trabajé para daros salvación y ahora vosotros os divertís y gozáis del mundo, sin querer daros cuenta de que os está apartando de vuestro Dios y de vuestras OBLIGACIONES.

Os repito, Mis pequeños, vuestro gozo está en pareceros a Mi, en hacer la Voluntad de Nuestro Padre para después obtener el verdadero premio que será el gozo celeste por toda la Eternidad.

Ya no os engañéis, ya no os apartéis de vuestras obligaciones y tareas; vuestra vida en la Tierra tiene una función espiritual y requiere de mucho trabajo y dedicación.

Todo aquello que os lleve a una vida relajada, a una vida de gozo terrestre, a una vida en el error, en donde obtendréis gozos efímeros, todo esto será un desvío propiciado por Mi Enemigo.

Estad atentos porque él conoce muy bien la naturaleza humana y os da lo que más os gusta.

Yo os viene a mostrar viviendo lo que Mi Padre quería, no la pasé bien, como lo pregonan algunos de vuestros hermanos,

Sufrí, porque para luchar contra las fuerzas del Mal y de sus desvíos hay que poner toda la atención del alma, el que se duerme espiritualmente ya está vencido.

Mis pequeños, se acerca el tiempo que tanto os pedí anteriormente; el tiempo de la hermandad cristiana; el tiempo en el que deberéis ver por vuestros hermanos, tanto en lo material como en lo espiritual.

 Yo le dije al Maligno: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”El hombre que confía en el hombre, busca principalmente el pan terreno, lo busca afanosamente,

desconfía de lo celestial, pelea hasta matarse si no lo consigue como él quiere, vive una vida triste.

En cambio, el que vive buscando el pan celestial, el Pan de Vida, tanto el de Mi Palabra como el de Mi Cuerpo, soporta todo, vive la caridad de corazón, vive feliz,

se mueve en el Mundo con libertad, sin ataduras, porque está acostumbrado a darse y no tanto a esperar de los demás, en una palabra, vive como Yo viví.

Así quiero ahora a los Míos, a los que van a ser los testigos de Mi Padre en el Tiempo de la Tribulación, en el tiempo de la Prueba.

A los Míos, a los que han comprendido bien los Tiempos que se están viviendo y que para ello habéis sido escogidos,

os pido que viváis más íntimamente lo que os he enseñado en estos últimos años a través de Mis Profecías y Avisos alrededor del Mundo.

1 CORINTIOS 14, 1-26

Vosotros que acogisteis bien lo que Yo os fui enseñando y avisando, que aceptasteis con Fé y confianza lo que os comuniqué y que así como lo recibisteis lo compartisteis con vuestros hermanos,

OS VOY A PEDIR UN POCO MÁS AHORA,

VUESTRA TAREA SE VA A INCREMENTAR DENTRO DE POCO,

DEBIDO A LOS ACONTECIMIENTOS QUE SE VAN A DAR

Y QUE YA CONOCÉIS.

Sé que me apoyaréis en lo que os pueda pedir para la salvación de vuestros hermanos y para la renovación de la Tierra.

Como ya os he dicho antes, no seréis vosotros lo que trabajaréis y sufriréis, Yo lo haré por vosotros, por ello os pido os soltéis totalmente a Mi Voluntad para que Mi Poder y Mi  Gracia Divina fluyan a través de vosotros.

Tiembla el Infierno cuando los Guerreros Celestiales nos arrodillamos con el santo Rosario en la mano…

Sí, os va a tocar luchar fuertemente contra las fuerzas del Mal, pero no os dejéis intimidar por ellas, Yo Soy vuestro verdadero Dios, Yo viví sobre la Tierra, Yo Me topé varias veces contra el Maligno y NUNCA Me venció

Y así será con cada uno de vosotros.

Este es tiempo para vuestro Dios, es tiempo de VENCER las fuerzas del Mal, es tiempo en el cual, vosotros, Ejército del Señor, Me ayudaréis a darLe la Victoria a Nuestro Padre Dios.

Y Nos ayudaréis a preparar a ésta generación a gozar de los Cielos Nuevos y de las Tierras Nuevas que ya están por manifestarse.

Vosotros sois Mi Pueblo fiel, vosotros sois ésa semilla que cayó en la tierra buena y que ha dado fruta del 30, 50, 90, ó del 100%, vosotros sois la sal que da sabor al alimento de vida, porque sois Mis elegidos, los que aceptasteis Mi Palabra.

La digeristeis, la entendisteis, la vivisteis y la transmitisteis con gusto y alegría, le disteis vuestro “toque personal” y enamorasteis a otras almas para que Me siguieran,

por eso Mi Padre os recibirá en Su Reino con verdadero gusto y os recibirá como un padre orgulloso recibe al hijo que se ha aplicado bien en hacer sus quehaceres.

“LO QUE HACEMOS EN LA VIDA TIENE SU ECO EN LA ETERNIDAD”

Hijitos Míos os doy éstas, que serán unas de Mis últimas Palabras; PARA ALENTAROS,

PARA QUE NO CLAUDIQUÉIS,

PARA QUE NO OS ATEMORICÉIS EN NINGÚN MOMENTO

Para que no dudéis de que contáis con Nosotros en todo momento, ya que Me ofenderíais si os faltara ésa Fé y ésa confianza en Mi, vuestro Dios.

Os repito, Yo nunca abandono a los Míos y así lo habéis vivido y comprobado en todo éste tiempo de preparación

O ¿ACASO CREÉIS QUE EN EL MOMENTO DE LA LUCHA,

YO OS VOY A ABANDONAR EN MANOS DEL ENEMIGO? 

Mi Santo Espíritu en breve os dará la Fuerza para salir a luchar y a defender lo que pertenece a vuestro Dios.

Soltaos totalmente, sed como niños, vivid para vuestro Dios y Yo haré el resto.

Yo Soy el Verbo Encarnado Soy la Palabra del Padre, Soy la Verdad Absoluta, Yo repito lo que Le escuché a Mi Padre Dios decir.

Mi Padre, vuestro Padre, Me pidió bajar a la Tierra a traeros la Verdad.

El mundo estaba en tinieblas, Satanás manipulaba todo, al grado de que el mismo hombre no sabía qué seguir.

La obscuridad se fue disipando con la Luz de Mi Verdad, de la Verdad de la Santísima Trinidad, de la Verdad que rige todo lo creado, visible e invisible; de la Verdad que sólo trae Bondad,

De la Verdad que debe regir a todos los pueblos de la Tierra, a todo lo creado, al Universo entero; porque la Verdad viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad.

GAIA, PACHAMAMA O COATLICUE culto a la Madre Tierra en la religion única impulsada por el Anticristo

Y vosotros, os habéis desviado y habéis escogido, la gran mayoría de vosotros, el vivir en el Error en el que vivíais antes de Mi llegada a la Tierra.

El hombre no entiende, el hombre se desvía fácilmente, prefiere seguir sus pasiones, el hombre prefiere seguir a Satanás y a sus Mentiras.

Muchos de vosotros estáis ahora confundidos, como confundido estaba el pueblo de Israel en el momento en que Yo llegué a la Tierra.

La obscuridad no solamente es en el exterior, con el trato en que vosotros os dais los unos a los otros, el hombre actúa según lo que lleva en su corazón.

Y el hombre ha preferido llevar obscuridad y maldad en su corazón y lo veis en sus acciones.

Yo Soy la Verdad y la Vida, y la Vida Eterna.

No por el hecho de que viváis con la vida de vuestro cuerpo, estáis viviendo en el Bien, esa vida corporal no os lleva a la perfección, 

LA PERFECCIÓN SE LOGRA VIVIENDO EN LA VERDAD QUE YO OS TRAJE,

EN LA VERDAD QUE VINO A DISIPAR LAS TINIEBLAS DEL MUNDO

Yo, continuamente, estoy llamando a las almas, de una u otra forma.

Busco que regreséis a la Verdad, a la Luz que Yo os traje, para que desde aquí en la Tierra, la transmitierais, la vivierais, la gozarais, para prepararos a una eternidad de Luz, de Amor, de Vida Divina.

Vosotros NO fuisteis creados para vivir en el error, para vivir en la maldad, fuisteis creados a Imagen y Semejanza Nuestra

Y con esto, no estoy hablando nada más de vuestro exterior, estoy hablando de vuestra espiritualidad, de vuestra vida interior, 

DE VUESTRA ALMA QUE TIENE QUE ESTAR FORMADA

A IMAGEN Y SEMEJANZA DE MÍ PERSONA, DE MÍ, VUESTRO DIOS

Por eso, Mi Padre Me pidió que viniera a estar entre los hombres, para que al verMe actuar, para que al escucharMe hablar de todas las Verdades del Cielo, vosotros no tuvierais pretexto de decir que no Me conocéis, que no sabéis qué dije.

Yo Soy, Soy la Verdad, Soy el Amor, Soy la Perfección y en Mi Santísima Trinidad, SoMos la Vida que vosotros debéis seguir y vivir.

No podéis seguir así, viviendo en la imperfección, viviendo en el error, viviendo en el pecado, viviendo en la obscuridad.

Os heMos estado avisando de que la humanidad y el Universo entero deben ser purificados y todo es para vuestro bien Mis pequeños, no podéis llevar una vida de error.

Vosotros mismos, cuando lleváis una vida de error y de maldad, sois apartados de la sociedad, no se cree en vosotros, en vuestra palabra, en vuestras acciones;

el hombre no se acerca a aquél que produce maldad, a aquél que causa errores que os llevan al dolor, a la muerte.

Al vivir en el error, os apartáis los unos de los otros y ahora estáis viviendo la maldad en alto grado, pero, lo peor de todo, Mis pequeños, es que, aun dándoos cuenta de ello, no hacéis gran cosa para remediar lo que estáis viviendo.

Se os ha enseñado a orar, se os ha enseñado el valor del Sacrificio, de la Penitencia, del Ayuno.

Me he dado Yo por vosotros y Me podéis ofrecer al Padre continuamente, por vuestra salvación y para la salvación de los vuestros, pero no lo hacéis.

¡Desaprovecháis tanto!, Desaprovecháis Gracias y Bendiciones, con las cuales podríais cambiar, primeramente a vuestra persona y luego ayudar a vuestros hermanos a alcanzar en Mi Misericordia, vuestra salvación;

pero NO lo hacéis y vuestra terquedad, vuestro error, os está llevando a sufrir grandemente.

Estáis viendo cómo se va acentuando el error en el mundo, ¿Hasta cuándo os vais a arrodillar y a pedir perdón por vuestros pecados, por vuestros errores, por vuestra maldad?

Estáis tan alejados de la Gracia, estáis tan alejados de la vida espiritual, LA CUAL OS DARÍA UNA PAZ TOTAL tanto en la vida humana, como en vuestra vida espiritual.

Pero ya no os acercáis a Nosotros, a Nuestra Santísima Trinidad, ya no pedís ayuda al Cielo, simplemente, os estáis dejando morir espiritualmente y aun físicamente. No buscáis el remedio a vuestros males.

YO MORÍ POR VOSOTROS Y OS DEJÉ EL REMEDIO PARA VUESTRO BIEN

QUE ES EL ESTAR CONMIGO,

QUE ES EL OFRECIMIENTO DE VUESTRA CRUZ DIARIA

pero preferís solamente quejaros y no poner el remedio para dejar de sufrir y alcanzar vuestra santificación, ésta la alcanzáis al vivir unidos a Mí, vuestro Dios.

Momentos muy difíciles se acercan y no estáis preparados para sobrellevarlos, porque no estáis buscando Mi Gracia, la Gracia, la Fortaleza, las Virtudes que os llevan a vivir con Nosotros, unidos a Nuestra Trinidad Divina.

Queréis enfrentar a vuestro Enemigo, Satanás, luchando con vuestras pobres fuerzas.

ESTÁIS COMETIENDO UN GRAVE ERROR

AL QUERER LUCHAR CONTRA AQUÉL QUE ES MUCHO MÁS PODEROSO QUE VOSOTROS

Y que os quiere aplastar, como a cualquier insecto dañino.

Estáis viviendo graves errores en vuestra actuación humana, en lo espiritual, ¡Podríais lograr tanto!, ¡Podríais vencerle fácilmente, con lo que se os ha enseñado!

Pero solamente os quejáis y no regresáis a Quien os creó, a Quien os salvó, a quien os puede aconsejar a vivir en la Verdad y en la Santidad.

Soy la Verdad, Soy el Verbo Divino, si no os acercáis a lo que se os ha enseñado, Mis pequeños, sucumbiréis fácilmente y vuestra alma se perderá eternamente.

Satanás quiere vuestra destrucción total, de cuerpo y de alma, de todos los bienes que creaMos para que los disfrutarais.  

No quiere vuestro bien en ninguna forma, os engaña, os ha venido engañando por mucho tiempo y os ofrece el mundo, os ha venido ofreciendo vuestra destrucción espiritual y aún humana.

Y vosotros habéis caído en su Mentira y no os queréis dar cuenta de ello.

Creéis vivir en un bien, porque no os faltaba de lo material; pero ya OS ESTÁ QUITANDO todo aquello con lo cual os enamoró y os engañó para que le siguierais y, ahora, viene vuestra prueba.

(Por el pecado él está manipulando todo en el Universo y también las fuerzas de la Naturaleza, ÉL ES EL VERDADERO EJECUTOR DE LA GRAN TRIBULACIÓN y los satanistas saben perfectamente cómo lo está haciendo, porque ellos son sus instrumentos que lo están ayudando.) 

¿Qué haréis, cómo actuaréis cuando os veáis sin aquello que tanto perseguisteis, que fueron las riquezas del mundo, los bienes del mundo, las delicias del mundo?

¿Qué haréis cuando ya no contéis con ellas y vuestro cuerpo empiece a sufrir por no tener, hasta de lo más elemental para vivir?,

Pero no solamente eso, Mis pequeños; así como os ha quitado y os va a seguir quitando lo que a vuestro cuerpo aprovecha,

SABIDURÍA BUDISTA…

¿NO OS DAIS CUENTA, QUE YA OS HA QUITADO LA VIDA ESPIRITUAL?

Ya no os acercáis a Nuestra Santísima Trinidad, porque os ha quitado esa riqueza, ese Alimento para vuestra alma.

Entraréis en desesperación, pelearéis los unos con los otros al no sentir apoyo espiritual, porque NO lo tenéis, porque NO lo habéis buscado, porque NO estáis fuertes espiritualmente hablando.

Contáis, solamente, con vuestras pobres fuerzas humanas. Vuestras capacidades espirituales, que dormidas están, no os ayudarán en nada para poder sobrellevar y aun pasar ésta Prueba, que todos tendréis.

Aquellos que escogieron vivir en la Verdad, serán tomados bajo Nuestra Protección, Nuestra Gracia os protegerá y os cuidará.

Mientras, aquellos que viven en la obscuridad, tratarán de destruirse los unos a los otros.

La Luz que emanará de vosotros, porque Me lleváis en vosotros, os conducirá a lugares seguros, para que no os mortifiquen aquellos que se dejaron llevar por el error de Satanás.  

Mucha tribulación habrá en el Mundo y aun en el Universo entero.

Manteneos unidos a Mí, vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad, y dejad que la Luz de la Verdad, que Mis Palabras de Sabiduría y alimento, os den la Paz,

La Paz absoluta de saber que estáis viviendo en la Verdad y en la seguridad que os heMos prometido.

ORAD, orad por el bien de vuestros hermanos y orad por vuestro propio bien, para que NO CAIGÁIS EN LA TENTACIÓN, porque MUY fuerte será.

Satanás os quiere destruir en cuerpo y alma, os repito. Manteos unidos a la Luz Divina, a la Verdad Absoluta que emana de Nosotros.

Os he dicho, varias veces, Mis pequeños, que satanás os distrae fácilmente y, vosotros, NO os protegéis con la Oración.

SE HABLA POR AQUÍ Y POR ALLÁ DE DESASTRES,

43 Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala: mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, 45 Y si tu pié te fuere ocasión de caer, córtalo: mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, 47 Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo: mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,

CUANDO OS HE DICHO QUE EL MAYOR DESASTRE LO TENÉIS EN VUESTRA ALMA,

PORQUE MUCHOS DE VOSOTROS ESTÁIS EN PECADO GRAVE

Y ESTÁIS EN SUMO PELIGRO DE PERDEROS ETERNAMENTE

Vosotros, los que entendéis lo que está sucediendo ya en estos tiempos, os he pedido y os considero así, que, como sois hermanos mayores, espirituales, ante vuestros hermanos;

Oréis por ellos, como Yo oraba por vosotros cuando caminaba por el Mundo, para evangelizar a los que Me rodeaban y a los que Yo había escogido, principalmente.

Vivís en el Mundo, pero no pertenecéis a él, Mis pequeños, y os seguís desviando en vuestros intereses.

Parece que sí pertenecéis para este Mundo, porque estáis cuidando vuestras propiedades, vuestros intereses, vuestra economía; pero no estáis cuidando, correctamente, lo espiritual, vuestra alma, principalmente, y el alma de vuestros hermanos.

EN EL ALMA DE LA IGLESIA, ESTÁN SUCEDIENDO COSAS GRAVÍSIMAS DENTRO DE ELLA

Satanás, que se ha introducido dentro de Ella, os está desviando por caminos, en los cuales, muchos, muchos de vuestros hermanos no se están dando cuenta del error a donde os está llevando.

LA PROFECÍA DE DANIEL CUMPLIÉNDOSE…

OS DIJE, QUE EL JUDAS DE ESTE TIEMPO

EL QUE ES CABEZA AHORA, DE LA GREY,

OS VA A LLEVAR U OS QUIERE LLEVAR A UNA DESTRUCCIÓN ESPIRITUAL

Y MUCHOS NO SE ESTÁN DANDO CUENTA DE ELLO

Por eso, os insisto en la Oración, os insisto en una vida espiritual profunda, os insisto en una vida Sacramental,

Para que seáis alimentados en vuestra alma, en forma correcta,y podáis guiar a vuestros hermanos, Mis ovejas, hacia el Redil.

Estáis tomando ahora Mi lugar, Mis pequeños. Entended esto porque primero, es un gran honor, porque sois guías de Mi pueblo.

Y SEGUNDO, PORQUE DEBÉIS SER TAMBIÉN

LOS DONADORES DE VUESTRO SER

PARA QUE MUCHAS ALMAS SE SALVEN

La Maldad que os rodea es demasiado fuerte para que vosotros solos la podáis rechazar. La Oración, el Ayuno, la Penitencia, son imprescindibles para luchar contra las fuerzas del Mal.

Os estáis jugando la Eternidad, Mis pequeños. Dejad de elucubrar sobre lo qué sucederá, sino ved en la realidad, lo que está sucediendo, primeramente, con vuestra alma. 

Preguntaos: ¿Está mi alma preparada, para que si en este momento me llama Mi Señor, yo pueda estar con Él eternamente? Eso es lo que debéis primero buscar salvar.

Es vuestra alma la que está en juego, no vuestros bienes materiales. Es vuestra vida espiritual la que cuenta grandemente en estos tiempos. Y no vuestras posesiones materiales, ésas, se acabarán

Y tendréis otras que os daré, si sois de los escogidos para iniciar un Nuevo Mundo.

Lo material, lo de este mundo es secundario, Yo siempre veré por vosotros, como escrito está en las Sagradas Escrituras:

“Que Yo veo por los pajarillos del campo, por las flores, por todo lo creado y entended que, vosotros sois Mi creación preferida, porque sois creados a Imagen y Semejanza Nuestra.

La Oración os debe llevar a daros cuenta de la realidad que estáis viviendo,

DAOS CUENTA QUE ESTÁIS A MOMENTOS DE UN CAMBIO FORTÍSIMO,

DE UN PARTEAGUAS DE LA HUMANIDAD,

TANTO, EN LO FÍSICO COMO EN LO ESPIRITUAL.

Cuando Yo llegué a la Tierra, ese fue un parteaguas espiritual, os traje el Cielo a la Tierra.

Ahora, Yo, en vosotros, traigo otro parteaguas y como os dije, es un cambio en lo físico, porque lo que estáis viendo ahora, que ya os lo he dicho, no será, ya, después.

Y de lo espiritual, porque seréis más avanzados en lo espiritual después de este cambio.

Todo será más bello, tanto en lo físico, en vuestro Mundo, en el Universo entero, como en lo espiritual,

Pero, si estáis distraídos en ver cómo Satanás os está atacando, no os estáis preparando correctamente…

SACRIFICIO AYUNO Y ORACIÓN: DE RODILLAS Y CON EL ROSARIO SOMOS INVENCIBLES

Y OS PODRÁ VENCER FACILMENTE

Entended, Mis pequeños, Mis cuidados hacia vosotros, sigo siendo vuestro Padre, sigo siendo vuestro Dios, sigo siendo vuestro Hermano, sigo siendo vuestro Guía, Soy vuestro Dios en Mi Santísima Trinidad, cuidándoos.

Porque os amaMos y quereMos lo mejor para cada uno de vosotros; pero vosotros os distraéis fácilmente y lo peor de todo, es que os distraéis hacia donde Satanás os lleva.

Él, el Malo, el que os quiere destruir, el que no produce nada bueno en vosotros, el que no os da vuestro pan de cada día, sino que, os lo quita.

Estáis ciegos, estáis sordos, no os dais cuenta de la realidad.

Vosotros, los que sí ya habéis abierto vuestros ojos, habéis abierto vuestro corazón; entendéis, por Gracia Nuestra, lo que está pasando.

Orad por vuestros hermanos, SED LOS CRISTOS DE ESTE TIEMPO, interceded, para que ellos puedan también ver, oír y amar, como ya vosotros lo hacéis.

Grandes cosas veréis, grandes cosas haréis, grande va a ser vuestro premio final, pero lo más grande de todo va a ser el saber que luchasteis y vencisteis para vuestro Dios.

¡Luchad, Mis pequeños, trabajad para vuestro Padre y tendréis vuestro gozo asegurado y para toda la Eternidad!

Yo os bendigo en Nombre de Mi Santo Padre, en Mi Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N272 UN VIAJE INESPERADO 1


Durante los últimos tres meses, Abba nos ha estado llamando angustiosamente para que despertemos, nos convirtamos y nos preparemos al momento del Aviso, donde quedaremos  ‘Cara a cara’  frente a Él.

Nos ha repetido con insistencia que muchos no resistirán el Paso por Eternidad, porque aparte de este momento crucial, del pequeño juicio particular; también conoceremos el  LUGAR en el que quedaríamos, si fuésemos sorprendidos por la Muerte y emprendiéramos el  Viaje de Retorno en el Más Allá.

Aquí ya no se trata de cuestiones filosóficas y teológicas, ni de si queremos creer o no,  y mucho menos de si estamos dispuestos o no.

La única realidad es que nos entregaron un boleto en primera clase, con un avión que despega desde el aeropuerto que se llama “YA TE SUBIERON”  en la aeronáutica del Espíritu Santo.

TODOS ESTAMOS CON LOS CINTURONES PUESTOS: Desde el Papa, hasta el último chamán de la tribu que no ha sido descubierta en la Amazonia; desde los que aman a Dios, hasta los que lo rechazan con ira.

E incluye a los que ni siquiera tienen tiempo para tomarlo en cuenta y que son científicos, legos,  creyentes,  ateos, paganos, satanistas, católicos, protestantes, religiosos, agnósticos, fervorosos, tibios, distraídos, mundanos, cultos e ignorantes, laicos y especialistas, santos y los que se  consideran que son libres, rebeldes y nadie los puede encasillar en ningún grupo de nada. 

Porque nuestro avión es el más moderno, una joya que estamos estrenando y que deja al Concord convertido en una carcacha dinosáurica.

Mamita María nos despide con una bendición que también es una gran intercesión y promete acompañarnos durante el viaje; pero que no soltemos nuestro Rosario.

Ella y todos los santos, están orando porque nuestra gran vivencia nos transforme en…

MEJOR VIVÁMOSLO.

Y tenemos que aprender a disfrutar’ de las novedades  con las que nos prepararemos,  al momento del aterrizaje en el aeropuerto que se llama “BIENVENIDOS A LA TIERRA DEL FUTURO”

Si el título les parece emocionante, ni siquiera imaginan la AVENTURA que nos espera, sobre todo en las paradas en que haremos escala y donde no tenemos la mínima idea de lo que encontraremos allí.

Los motores empiezan a rugir y mientras ABBA controla el momento del despegue, una azafata acaba de entregarnos un folleto, que nos saca de nuestra momentánea confusión y que parece revelar  una parte del misterio que rodea nuestra inesperada odisea.

A nuestro alcance hay una consola, que incluye una especie de teclado con botones de distintos colores y ella nos explica el uso de un botón rojo más grande, que despliega un mecanismo sobre las instrucciones a seguir y las precauciones sobre las turbulencias y otras minucias…

PRESTEMOS ATENCIÓN… 

Como una gran mayoría de los creyentes nos consideramos  ‘más o menos buenos’ y midiendo con la regla inevitable a los que nos rodean, pensamos que como el Infierno definitivamente no nos corresponde.

Sabemos que existe el Purgatorio (los teólogos dan unas referencias muy vagas y bastante confusas) y esperamos llegar allí, como una parada importante pero transitoria, porque nuestra meta definitiva queremos que sea el Cielo.

Nuestro viaje no lo planificamos nosotros y con mayor razón necesitamos estar informados del LUGAR de nuestro sorprendente aterrizaje…

Cuando el inevitable Despertar de Conciencias con el que el Padre Celestial cambiará nuestras prioridades y nos plante ‘Cara a Cara’ con Dios.

Para tener cuando menos una idea de ¿CÓMO ES EL LUGAR? a donde tan resignadamente nos hemos dispuesto a estar, con nuestra salvación asegurada.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR?

Este punto es ineludible, para cualquier destino que esté preparado para nosotros y que curiosamente es una frase con qué los teólogos definen una característica principal, tanto del Purgatorio como del Infierno. 

El Catecismo católico lo precisa así:

PENA DE DAÑO

La teología católica llama pena de daño a la privación de la VISIÓN BEATÍFICA, que consiste en gozar de la Presencia de Dios.

VISIÓN BEATÍFICA

Para asimilar en toda su dimensión lo que encierran estas dos palabras, vamos a meditar lo sucedido a quienes lo han vivido.

CASO UNO: A Jesús en Getsemaní. 

“Y Jesús no puede verlo, porque la Luz le ha sido retirada…

Cómo el ataque mental es unilateral y no hay defensa por parte del agraviado… Sólo es posible una respuesta….

Jesús redobla sus plegarias de alabanza y adoración… Tratando de ignorar la presencia de Satanás…

Pero Lucifer aumenta su crueldad:
–           Ahora estás solo… ¡Completa y absolutamente solo! El Altísimo te ha entregado al ludibrio de una plebe feroz y no te ha concedido ni siquiera, su consolación divina. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! –Lanza una carcajada escalofriante-  ¡Vas a estar Tú Solo! ¡Solo y solo! Yo voy a estar cerca de Ti y me voy a encargar de destruirte.

La plegaria que siempre había sido para Él una caricia de su Padre, voz que llegaba hasta Él y a la que respondía con amor y con palabras paternales…

Ahora está muerta y es inútil enviarla, a un Cielo que le ha cerrado sus puertas…

Es entonces cuando prueba toda la amargura del Cáliz:

EL SABOR DE LA DESESPERACIÓN

Esto es lo que pretende Satanás: Llevarlo a la desesperación, para convertirlo en su esclavo.

Jesús se abate y llora postrado sobre la hierba…

EL ABANDONO DEL PADRE… 

¡Es el asfixia del alma! Es el ser sepultado vivo en esta cárcel que es el Mundo; cuando no se puede sentir que entre nosotros y Dios, haya ningún lazo de unión.

Es como estar encadenados. Es sentirse amordazado, lapidado por nuestras propias oraciones que caen sobre nosotros cuajadas de agudas puntas y llenas de fuego.

Es chocar de plano contra un Cielo cerrado en que no penetran ni voz, ni mirada de nuestra angustia. Aherrojados. Es lo mismo que ser ‘Huérfanos de Dios’

Es la locura, la agonía, la duda de haber sido objeto de un colosal engaño…

Y  el ‘Sabor de la desesperación’, nos paraliza completamente con la SOLEDAD más absoluta.

Lucifer continúa atormentándolo más encarnizado todavía:

–       ¿Ya es tarde? No, no es demasiado tarde. ¿Qué ya vienen los hombres armados? No importa. Sé que te preparas para ser manso. Te equivocas. Una vez te enseñé a triunfar en la vida. No has querido escucharme y ahora ves que estás vencido…  Ahora escúchame. Hoy  que te enseño a triunfar sobre la muerte.

Jesús quiere vencer la desesperación y a Satanás, que es su origen y es cuando empieza a sudar sangre…

Su sufrimiento y su abatimiento son tan intensos, que se convierten en una agonía en aumento, hasta llegar el momento en que suda sangre, por el tremendo esfuerzo que hace para vencerse a sí mismo y resistir el peso que se le ha impuesto…

Con un brillo mortal en sus diabólicos ojos, el Arcángel Caído se ha dado cuenta de esta decisión y hace una mueca de Odio Homicida…

Pero sonríe malignamente  y cambia la estrategia…

Entonces se burla de Jesús:

–          ¿No sabes decir palabras de mando? Yo te las sugeriré, estoy aquí para esto. Brama y amenaza. Escúchame. Di palabras de mentira. Pero triunfa. Di palabras de maldición. Di que te las sugiere el Padre.

¿Quieres que simule la voz del Eterno? Lo haré. Lo puedo hacer todo. Soy el rey del mundo y del Infierno. Tú eres sólo el Rey del Cielo. Por eso yo soy más grande que Tu. Pero todo lo pongo a tus pies si Tú lo quieres.

¿La Voluntad de tu Padre? ¿Pero cómo puedes pensar que Él quiera la muerte de su Hijo? ¿Piensas que pueda forjarse ilusiones sobre su utilidad? Tú ofendes a la Inteligencia de Dios. 

Ya has redimido a los que pueden redimirse con tu santa Palabra. No hace falta más. Cree que quien no cambia por la Palabra, no cambia por tu Sacrificio. Cree que el Padre te ha querido probar…  Pero le basta tu obediencia. No quiere más.

¡Le servirás mucho más viviendo! Puedes recorrer el mundo. Evangelizar. Curar. Elevar. ¡Oh feliz destino! ¡La Tierra habitada por Dios! Esta es la verdadera redención.

Rehacer de la Tierra el Paraíso terrestre en el que el hombre vuelve a vivir en santa amistad con Dios y oiga su Voz y vea su Semblante.

Un destino aún más feliz que el de los Primeros. Porque te verían a Ti: verdadero Dios, verdadero Hombre.

¡La Muerte! ¡Tu Muerte! ¡El tormento de tu Madre! ¡La mofa del mundo! ¿Por qué? ¿Quieres ser fiel a Dios? ¿Por qué? ¿Él te es fiel? ¡NO! ¿Dónde están sus ángeles? ¿Dónde su sonrisa?

¿Qué es lo que tienes ahora por alma?…  Un andrajo desgarrado, debilitado, abandonado.

Decídete…  Dime: ‘Sí’.

Jesús lo trata como si no estuviera.

Ora de nuevo, en pie con los brazos en cruz…

Después, de rodillas como antes, curvado el rostro sobre las florecillas. Piensa. Calla…

Es la Tercera Hora de su Batalla… 

Es la Locura, Es la Desesperación, Es la Agonía, Es la Muerte…

Enseguida gime y solloza tan fuertemente…  Tan abatido sobre los calcañares, que está casi prosternado.

Llama al Padre, cada vez con más congoja…

–          ¡Oh! ¡Es demasiado amargo este cáliz!… ¡No puedo!… ¡No puedo!…  Está por encima de lo que Yo puedo. ¡Todo lo he podido! Pero no esto… ¡Aléjalo, Padre, de tu Hijo! ¡Piedad de mí!… ¿Qué he hecho para merecerlo?… 

Satanás prosigue implacable:

–          ¿Oyes? Los sicarios salen del Templo… Decídete. Líbrate. Sé digno de tu Naturaleza.

Eres un sacrílego porque permites que manos asquerosas de sangre y libídine te toquen: Santo de los santos…

Eres el primer sacrílego del mundo. Dejas la Palabra de Dios en las manos de los puercos, en la boca de los puercos…

Decídete. Sabes que te espera la muerte. Yo te ofrezco la vida, la alegría. Te devuelvo a tu Madre. ¡Pobre Madre! ¡Tan sólo te tiene a Ti! Mírala como agoniza…

Y con maligna crueldad, le proporciona imágenes mentales del Calvario de María… mientras prosigue con Odio infinito…

Y Tú te preparas para hacerla agonizar aún más. ¿Pero qué clase de hijo eres? ¿Qué respeto tienes a la Ley? Tú no respetas a Dios. No respetas a la que te ha generado. Tu Madre… Tu Madre… Tu Madre…”.

Jesús aspira profundamente… y LEVANTA SU CABEZA…  Jesús vence a la Desesperación…

LA VENCE SOLO CON SUS FUERZAS HUMANAS, PORQUE QUIERE VENCERLA.

Solamente con sus fuerzas de Hombre, porque en estos momentos, no es más que el hombre. No es más que un hombre solo, a quién Dios no ayuda más…

Cuando Dios ayuda es fácil soportar aún al Mundo, como si fuera un juego de niños… Pero cuando no, aún el peso de una flor produce cansancio.

Jesús ahora llora con movimientos y suspiros de un agonizante. Levanta su rostro y es una máscara de sangre…

Se incorpora un poco y alzando su mano derecha, grita:

–         ¡NADA!… ¡NADA!… ¡FUERA!… ¡LÁRGATE SATANÁS!… ¡LA VOLUNTAD DEL PADRE!… ¡ESA!… ¡ESA SOLA!… ¡TU VOLUNTAD, PADRE!

La tuya, no la mía… ¡Inútil! No tengo más que un Señor: el Dios Altísimo y Santísimo. Una Ley: la Obediencia. Un Amor: la Redención.

No. No tengo más Madre. No tengo más vida. No tengo más divinidad. No tengo más Misión. ¡Inútilmente me tientas! ¡Oh, Demonio! Con mi Madre, con la Vida, con mi Divinidad, con mi Misión.

Tengo por madre a la Humanidad y la amo hasta morir por ella. La vida la devuelvo a quién me la dió y me la pide: el Supremo Dueño de todo ser viviente.

Afirmo la Divinidad al ser capaz de esta expiación. La Misión la realizo con mi Muerte. No tengo más, fuera de hacer la Voluntad del Señor mi Dios.

¡Lárgate Satanás!  ¡Retrocede, Satanás! Yo soy de Dios.

Después, con su respiración entrecortada, no pronuncia más que: ¡Dios!  ¡Dios! ¡Dios!

Lo llama con cada latido de su corazón. Y parece que con cada latido brotara la sangre. Los vestidos en la espalda la absorben y se oscurecen.

La tela, estirada sobre los hombros, se embebe de sangre y adquiere de nuevo un tono oscuro, a pesar del intenso resplandor de la luna llena que todo lo envuelve.

Y después de esta Oración, la marea de todo el Dolor del mundo se vuelca sobre Él. Lo prensa. Lo aplasta. Lo abate.

Materialmente es una piltrafa de hombre. Una pobre cosa inclinada sobre el suelo, con el rostro contra la tierra, sobre la hierba fresca, única piedad sobre su fiebre  de agonizante.

Espiritualmente es un alma torturada. Un pensamiento aterrorizado. Un corazón aplastado por el Abandono del Padre, por su rigor.

Por el conocimiento de la tortura que lo espera… Por el sufrimiento de verse befado, odiado, calumniado. Rodeado de curiosidad malsana que no se convertirá en bien, sino en mal.

Padeciendo las mentiras de los hipócritas fariseos que lo llaman Maestro y que le hacen preguntas, no porque acepten su inteligencia; sino para tenderle trampas.

Las de los que han sido curados y se convertirán en enemigos suyos en la sala del Sanedrín, en el Pretorio…

Las de Judas, que culminarán cuando en un beso de amistad, lo señalará a los soldados. Las de Pedro, que mentirá por temor humano. ¡Cuántas mentiras que le hieren a Él, que es la Verdad!

Sufrimiento supremo al pensar que ante el valor infinito de su sacrificio; Sacrificio de un Dios, muy pocos se salvarán.

Todos los que en el correr de los siglos, preferirán la muerte a la Vida Eterna. Y que de este modo convierten su Sacrificio en algo estéril.

También a éstos los tiene presentes. Y a sabiendas de ello, se dirige hacia la muerte…

Pasan algunos minutos indescriptibles…

Luego, cobrando nuevas fuerzas, dice:

–      Pero, Padre mío, no escuches mi voz si pide algo contrario a tu Voluntad. No recuerdes que soy Hijo tuyo, sino sólo servidor tuyo. Lo dije la Primera y la Segunda vez. Vuelvo a decirlo la Tercera: “Padre, si es posible pase de mí este cáliz. Pero, hágase tu Voluntad, no la mía”.

¡Largo de aquí Satanás! Yo soy de Dios…

Jesús el Vencedor acaba de vencer, la extrema tentación del Tentador.

Y el Corazón se ha quebrado con el esfuerzo. El sudor se ha convertido de gotitas, en regueros de sangre. Pero, el Héroe Supremo se ha convertido en el Vencedor…

Jesús ha vencido a la Muerte. Él y sólo ÉL. No Satanás.

La Muerte se vence aceptando la muerte.

AGONIA EN EL GETSEMANI

CASO DOS: 

EXPERIENCIA MÍSTICA DE LUZ DE MARÍA SOBRE EL AVISO 

De modo muy particular, el Señor me ha dado a comprender que vendrá un cometa que se acercará a la tierra, toda la humanidad lo verá, esto hará a muchas personas acercarse por pánico a la confesión, pero no por arrepentimiento.

Va a aparecer una señal en el cielo, “UNA CRUZ” por varios días, las personas de Fe sentirán la necesidad de confesar sus pecados, de arrepentirse, los demás dirán que es provocado por el hombre y se levantaran en contra de la Iglesia Católica, diciendo que es un ardid para atemorizar a la humanidad.

En medio de esta confusión y de un terremoto, vendrá el AVISO, del cual Nuestro Señor me permitió vivir una parte en la Cuaresma del año 2008, el día miércoles santo, la que describo a continuación:

Sentí en mi ser una angustia, como de algo que se acercaba y no sabía que era… como un susto, algo angustiante, que yo no sabía que era, pensé que algo iba a suceder, era algo que hacía que mí corazón palpitara aceleradamente.

Así pasé como unos 20 minutos, después la angustia fue creciendo, hasta que comencé a sentir como que el alma se me salía, porque poco a poco sentí una soledad espantosa que me iba llenando no solo el ser espiritual sino mi cuerpo físico.

Hasta que sentí una soledad terrible, la angustia me hacía caminar de un lado a otro, porque cada vez la soledad era más grande, yo era totalmente consciente de que me estaba quedando sin Dios en mi ser, mi alma estaba desolada, angustiada, yo caminaba buscando consuelo y no lo encontraba.

La soledad, el vacío era cada vez más grande, hasta que llegó el momento en que sentía enloquecer, ¡Mi alma se quedó sin Dios!

Y como una película comenzaron a desfilar dentro de mí, todos los pecados, quizás los más grandes que cometen los hombres: sentí o mejor dicho estaba viviendo, porque yo lo sentía como propios, los vivía,

Sentí lo que pasa por la mente, por el corazón, por el interior de las personas que se quitan la vida, viví esos momentos anteriores que padecen los que se quitan la vida,

viví lo que siente un niño cuando está siendo abortado, viví los abusos de los seres humanos que son ultrajados, viví la drogadicción, la prostitución, toda clase de pecados comenzaron a desfilar uno a uno dentro de mi alma,

era una desesperación terrible, yo sentía en mi mente que no podía salir de la casa, porque estaba abandonada de Dios, estaba viviendo “LA AUSENCIA TOTAL DE DIOS”,

Es un espantoso vacío, que nada lo llena, “aquí los hombres pecan y se arrepienten, pero no se siente el peso, la OFENSA que causa el Pecado, porque se tiene la Presencia de Dios”

Yo caminaba desesperada viviendo aquel Abandono de Dios, tan terrible…

Y en eso me acordé que mi esposo sí tenía a Dios y me fui a buscarlo a su habitación y le dije, ¡Por favor impóngame las manos sobre la cabeza, necesito que me pase a Dios, porque me abandonó!

Mi esposo asustado no sabía qué hacer, y me preguntaba ¿Qué te sucede? Y yo le decía desesperada, no tengo a Dios se me fue, por favor pásemelo; mis lamentos realmente eran de lo profundo de mi ser y él me decía ¿Qué rezo? Y yo le decía lo que sea, pero páseme a Dios!…

Esto fue en verdad desolador, amargo.

El oró, pero el vacío seguía, creo que fui tentada por el Demonio a salir de mi casa, tomar el auto y buscar a uno de los sacerdotes, pero yo dentro de mí sabía que si salía de mi casa, podía ser fatal.

Entonces, me tiré al suelo con los brazos extendidos en cruz y suplique a Dios que regresara a mí, en ese momento. Entonces ¡Mí alma me habló!

Yo sabía que era mí alma. Y me dijo unas palabras, que yo fui repitiendo conforme ella me las decía y sentí que el Espíritu Santo me estaba llenando.

Me fui sintiendo invadida por una Paz que jamás antes había experimentado, una paz que me saturó, que me fusionó, sentía el pecho rebosante hasta algo físico me quedó, una Presencia que hoy la siento todavía y abarca todo mi pecho.

Así será el AVISO, por eso, las personas que están en pecado se volverán como locas y el Demonio que estará esperando, las inducirá a quitarse la vida, para llevárselas como su botín antes que llegue la Hora de la Misericordia.

“el AVISO será para los que no están con Dios el momento terrible, insoportable en que se terminarán de entregar en manos del Demonio” que con sus legiones demoníacas cercaran a las almas,

para recriminarles el pecado en que viven y para decirles que no tendrán Perdón de Dios.

Para los que están tibios, será el momento del arrepentimiento, de gracia, porque al comprender el error pedirán perdón y se convertirán.

Y para los que están en Gracia será ese quedar llenos de la Presencia del Espíritu Santo.

Sabemos que después del AVISO, los que no creen, le darán una significación científica, para que la humanidad continúe en el error y el pecado crecerá y habrá Persecución.

Desde este día mi vida no es la misma, Dios en el AVISO nos dará conciencia del pecado; ese día jamás lo olvidaré, lloré en esos momentos en que no sentía a Dios.

No podía ni pensar porque la Ausencia de Dios superaba todo, solo sentía el vacío y vivía en mi carne los pecados que llegaban unos tras otros, aumentando la angustia y la soledad.

En este momento en que escribo y cuando hablo de ello lloro. Lloro porque el solo recuerdo me duele tanto, que siempre le pido a Nuestro Jesús no me vuelva a hacer pasar por eso, porque creo que no lo resistiría más.

Esa es mi experiencia personal sobre el AVISO, la trascripción de esta vivencia, de este padecer con Jesús.

Él me ha dicho que “ESTO SENTIRÁN LAS ALMAS EN EL AVISO

Y QUE ES SOLO UNA GOTA DE LO QUE EL VIVIÓ EN GETSEMANÍ POR NUESTRAS CULPAS”

Se repite una experiencia similar en donde Luz de María recibe un mensaje de nuestra Madre Santísima, anunciando la proximidad del AVISO, aquí su relato:

Mi experiencia del AVISO que tuve con el mensaje de Mamá María hace poco fue similar a la anterior, solo que aquella vez fue con tal intensidad que pasó frente a mí cada pecado, con su grado de ofensa a Dios, con el dolor que causa a Dios y con el recargo que tiene hacia toda la humanidad.

FUE UN ABANDONO DE DIOS TOTAL, no solo a nivel personal, sino en ese momento sentí el Dolor del Cosmos en general, al mirar a Dios alejado de Su Creación por la voluntad humana.

En ese momento Jesús me hizo sentir que así se sentiría en el AVISO expresamente

EL ABANDONO DE DIOS, NO POR EL QUERER DE DIOS

Sino porque en ese momento será Dios que atendiendo al querer del hombre de hacer uso de su libre albedrío, le complacerá una vez más.

Las dos vivencias son muy similares, solo que la de la Cuaresma sé que provenía de la Santísima Trinidad y la intensidad fue mucho más fuerte, aunque en esencia la misma y esta del mensaje anterior provenía del Dolor de Nuestra Madre,

Que comprendo, que son uno solo, porque la Madre Santísima es el recinto Trinitario; por eso el alejarse de Dios, es alejarse de la Madre.

Las dos vivencias han sido muy fuertes, pero más la primera aunque ninguna quisiera que se repita!

Quizás por estas vivencias misericordiosas, es que trato y lucho de cuidarme de caer en pecado y me confieso cuanto puedo y me duele Ofender a Nuestro Jesús, porque no quisiera me encontrara Ofendiéndole.

Por lo que me ha dicho Jesús, con el Aviso, que es totalmente interior en el sentir, habrá una parte también que va a ser a nivel cósmico, porque todo el Cosmos quiere Purificarse, ya que ha sido contaminado por el Pecado del hombre.

La Creación, que está en total concordancia con la Santísima Trinidad, quiere liberarse de la contaminación que el hombre le ha cargado.

Así que se bien que como Nuestro Señor nos da siempre tres, la tercera vez que pasaré por esto será en el AVISO y ruego al Cielo esté preparada para esta gracia.

Después de las dos vivencias sobre el AVISO, aunque como digo la primera supera la que compartí con el mensaje de Mamá María, siempre la visión y la vivencia es como si fuera la primera vez y quizás porque la del 2008 fue un sentir a nivel cósmico, la de ahora fue más en el plano humano.  

Cuando miro a Jesús y me habla, para mí cada vez es como la primera y la vivo con tal intensidad al igual con Mamá María, cada revelación es como si fuera la primera, es un total enamoramiento Divino.

Jamás uno podrá acostumbrarse, por lo menos yo no, a mirar a gustar a vivir el Amor Trinitario y el Materno. En cada ocasión es en verdad la primera.

Esto es lo que a mí Jesús me ha permitido vivir referente a esta gracia para la humanidad, entonces habrá su parte visible para todos, con la Señal en el Cielo primero,

Luego he visto la Luz Santísima sobre la Humanidad que vendrá a sacar las tinieblas que cubren con tanto pecado la Tierra y el Cosmos,

TOCARÁ LA CONCIENCIA DEL HOMBRE Y DIOS SE RETIRARÁ POR UNOS MOMENTOS,

Esta fuerza Divina chocará visiblemente con la Tierra y se mirará en el Cielo y la Tierra temblará…https://www.revelacionesmarianas.com/aviso.html

N271 ¡VOLVED A MÍ!


Octubre 12 de 2019

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD

Hijos míos, Paz a vosotros.

Los días de Misericordia están llegando a su fin. La humanidad muy pronto estará en los días de Justicia Divina, donde muchos por falta de conocimiento, tibieza espiritual o pecado, van a sucumbir.

Los días del último reinado del Príncipe de este Mundo, están por comenzar.

Serán 1.290 días, donde el pueblo de Dios, será puesto a prueba y pasado por el Horno de la Tribulación.

Esos días están llegando; sólo falta que mi Padre os envíe el Aviso, para que se terminen los días de Misericordia y todo cuanto está escrito se cumpla a cabalidad.

Esta humanidad conocerá la justicia divina y la inmensa mayoría se lamentará, por no haber querido escucharMe. Serán días de ayes por doquier; serán días de angustia, caos, desolación y purificación;

días que si no estáis preparados espiritualmente, correréis el riesgo de perderos.

La Fe de mi Pueblo, será puesta a prueba; seréis probados como se prueba el Oro en el fuego; muchos últimos serán primeros y muchos primeros, serán últimos.

Este mundo hijos míos, muy pronto pasará y con él, toda la maldad y todo el pecado;

nada impuro y pecaminoso podrá entrar en la Nueva Creación.

Orad, ayunad, haced penitencia y una buena confesión de vida, para que vuestro paso por la eternidad os sea llevadero y podáis al regresar a este mundo,

ser portadores de la verdad; verdad que será vuestra fortaleza y os mantendrá firmes en la fe, para que podáis sobrellevar la etapa final de la purificación.

Hijos míos, se está acercando el Día en que el reloj del tiempo se parará y todo en este mundo dejará de funcionar.

Entonces, vuestro espíritu será tomado y por espacio de entre quince y veinte minutos de vuestro tiempo,

Seréis llevados a la Eternidad y allí seréis juzgados en el Amor, como si hubiera llegado vuestra hora.

Conoceréis la existencia del Único y Verdadero Dios, Uno y Trino. Señor de la Vida.

El Gran Yo Soy. Mis Ángeles, después de mi Pequeño Juicio, os llevarán al lugar en la Eternidad que os corresponde según vuestras faltas.

¡Ay de los tibios de corazón y de los que estén en pecado mortal, porque si no se definen de una vez y se arrepienten, cuando lleguen a la Eternidad, van a conocer muchos, la Oscuridad…

Y EL FUEGO PURIFICADOR DEL TERCER PURGATORIO

Otros, junto con la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, si no se arrepienten, VAN A CONOCER EL INFIERNO 

Y allí, ¡Sentirán el Fuego que quema y no se extingue, con el cual son atormentadas las almas condenadas!

Todo esto en el tiempo señalado.

Muchos por su Maldad y Pecado, no lo resistirán y morirán eternamente

La inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, conocerá las diferentes Moradas del Infierno.

Para que los que regresen por la Misericordia de mi Padre, tomen conciencia de una vez, de que el pecado solo conduce a la Muerte Eterna;

se arrepientan, conviertan y caminen de nuevo por la Senda que conduce a la Salvación.

Estad pues preparados hijos míos, porque ya viene en camino vuestro Amo.

Tened preparada la mesa y vuestras lámparas encendidas. Permaneced en vela, para que cuando el Amo toque a vuestra puerta, podáis abrirle,…

Rebaño mío NO TEMÁIS,  permaneced en mi Amor, que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

Preparaos con buenas confesiones de vida para la llegada de mi Aviso, que ya está tocando a la puerta de vuestras almas.

Mi deseo no es veros sufrir en vuestro Paso por la Eternidad,

sino que os convirtáis sin tener que conocer el sufrimiento.

Consagraos a nuestros Dos Corazones lo más pronto posible y consagradnos vuestras familias, para que ninguno se pierda en el Paso por la Eternidad

y puedan al regresar a este Mundo cumplir con la Misión que se les asignará.

Os digo: todo mortal que tenga uso de razón va a pasar por la Eternidad…

Y va a ser juzgado por elTtribunal Supremo con base en el Amor.

Os exhorto A QUE OS PERDONÉIS LOS UNOS A LOS OTROS,

para que cuando lleguéis a la Eternidad, vuestras almas NO conozcan el Lago del Purgatorio,

donde yacen las almas que murieron sin perdonar y sin ser perdonadas.

Almas que les faltó amar y perdonar en este Mundo y deben de purgar por ello en la Eternidad.

El Purgatorio para estas pobres almas es largo y penoso, allí deben de expiar toda la falta de amor y perdón que no tuvieron en este mundo para con sus hermanos.

Muchas de estas pobres almas llevan muchos años de vuestro tiempo en este LUGAR, porque en vida en este Mundo se negaron a perdonar.

Su dolor es grande y necesitan de vuestras oraciones, ayunos, penitencias y santas misas, ofrecidas por ellas, que les serán de gran ayuda en su proceso de amor.

Orad por las almas resentidas, su falta de amor en este mundo las llevó a cerrar su corazón al perdón y hoy yacen en la Eternidad sedientas y necesitadas de vuestras oraciones

PARA PODER EXPIAR SUS PENAS Y DISMINUIR SU ESTADÍA EN EL PURGATORIO

Tened pues en cuenta ovejas mías esta instrucción que os doy, para que abráis vuestro corazón al perdón y os pongáis en paz con vuestros hermanos,

para que cuando llegue el día de mi Aviso, vuestro paso por la eternidad no sea de dolor, sino de gozo y paz.

El día y la hora de mi Aviso ya fueron señalados por el Tribunal Supremo.

Solo falta que se consuman unos pocos instantes de Misericordia, para que en Divina Voluntad todo se cumpla.

¡Ay de aquellos necios e insensatos que piensan que sus fortines subterráneos los protegerán en el tiempo de mi Justicia!

¡Qué equivocados están, si no vuelven a Dios de corazón y se arrepienten, la Furia de la Creación en el Tiempo de mi Justicia, derrumbará sus fortalezas y morirán bajo el peso de sus fortines!

¡Insensatos, en el Tiempo de mi Justicia Divina no habrá lugar seguro en la Tierra donde esconderse!

Buscad a Dios y cumplid sus Preceptos, esa es vuestra mayor Fortaleza.

NO busquéis seguridad en las cosas de este Mundo, porque este mundo muy pronto pasará y con él, todos aquellos que hoy me dan la espalda y no la cara.

Preparaos Rebaño Mío, porque vuestro Paso por la Eternidad se está acercando.

Consagraos a nuestros Dos Corazones, nuevamente os lo digo: reconciliaos con vuestros hermanos y practicad la Justicia,

Para que en la  Eternidad podáis ver la Gloria de Dios y NO el suplicio del Purgatorio o el Tormento del Infierno.

A medida que van pasando los días, también se acerca más mi Próxima Venida.

Este mundo está tecnificado en el pecado, la Maldad se ha propagado por la tecnología y los hombres se han apartado de su Creador.

¡Qué dolor siento al ver muchas de mis casas convertidas hoy en museos o en centros de diversión!

¡Me duele y entristece ver tanta ingratitud y tanto olvido de parte de los que dicen ser mis familiares!

¡Cuántas profanaciones a mi Divinidad diariamente se cometen y mis hijos no alzan su voz, ni me defienden!

Millones de comuniones sacrílegas a diario se cometen de parte de muchos de mis hijos que por falta de un buen examen de conciencia o por ignorancia, reciben indignamente mi Cuerpo y mi Sangre.

LA FALTA DE EVANGELIZACIÓN EN ESTE TEMA,

ESTÁ LLEVANDO A MUCHOS A COMETER SACRILEGIOS

La inmensa mayoría se comulga, sin haber pasado por un Confesionario.

Muchos dicen: ¡Qué me voy a confesar con un sacerdote que es un hombre pecador igual a mí!

¡INSENSATOS, MIS PREDILECTOS SON HOMBRES COMO VOSOTROS!

Pero están revestidos de mi Ministerio Sacerdotal

¡Y SÓLO A ELLOS les he dado la Potestad de perdonar o retener pecados!

Vosotros juzgáis según las apariencias humanas, más para Dios lo que importa no es la condición humana del sacerdote, sino su Ministerio Sacerdotal.

Toda comunión que hagáis sin confesaros con uno de mis sacerdotes, es comunión sacrílega, y si no os confesáis con ellos y reparáis, os aseguro que se os puede perder el alma.

Todo aquel que comulgue indignamente o en pecado mortal, es reo de culpa y se está comiendo y bebiendo el cáliz de su propia condenación. (1 de Corintios 11, 27 al 29)

¡QUÉ DOLOR SIENTO AL VER A MUCHOS QUE LLEVAN MESES SIN CONFESARSE,

RECIBIENDO MI SANTA COMUNIÓN!

Os digo, estáis cometiendo también UN GRAN SACRILEGIO; debéis de confesaros mínimo cada mes o inmediatamente cuando cometáis pecado mortal.

Debéis de bañaros en la Piscina del Perdón con mayor frecuencia, porque el que diga que está libre de pecado es un soberbio y mentiroso y ya recibirá su paga.

Todo pecado mortal debe ser confesado inmediatamente y se debe reparar por él, para que cuando lleguéis a la Eternidad no se os alargue la estadía en el Purgatorio.

Tened presentes los Pecados de Omisión para que hagáis buenas confesiones de vida.

Acatad estas instrucciones, porque el día de mi Aviso se está acercando y la inmensa mayoría por su Tibieza espiritual, pecado o falta de conocimiento, va a sufrir en su Paso por la Eternidad.

Hago un llamado urgente a todos aquellos que andan en la Oscuridad y las Tinieblas y se gozan haciéndole el mal a su prójimo.

Os digo hijos de la perdición: sino os arrepentís de corazón, os confesáis con uno de mis sacerdotes y reparáis por todo el mal que habéis hecho, os aseguro que NO regresareis más a este Mundo.

La Muerte Eterna vais a encontrar en vuestro Paso por la Eternidad, por todo el pecado y maldad con que habéis obrado en este Mundo.

El tiempo se os está agotando hijos de la perdición; como Buen Pastor os llamo ovejas descarriadas, para que volváis a Mí de corazón;

acordaos que hay más alegría en el Cielo, no por los noventa y nueve justos, sino por el pecador que se arrepiente.

Os estoy extendiendo mi mano, ¿Qué queréis, Misericordia o Justicia?

De vosotros depende la Vida o la Muerte Eterna.

¡DECIDÍOS DE UNA VEZ!

Rebaño mío, la Marca de la Bestia el microchip, se viene extendiendo y en muchas naciones ya ha comenzado a implantarse en su población.

Ni los recién nacidos se están escapando de llevar la Marca de la Bestia.

En muchos centros hospitalarios de muchas naciones se viene implantando el microchip a los recién nacidos, con el pretexto de brindarles una mejor cobertura en los servicios médicos.

Todo esto hace parte de la estrategia de mi Adversario y sus emisarios del Mal, que quieren tener control de la humanidad y hacer perder el mayor número de almas.

Ya toda la logística y propaganda para el lanzamiento de la Marca de la Bestia está lista. Se están instalando ya máquinas y scanner que sólo operarán con la tecnología del microchip.

Los amos de este mundo, guiados por mi Adversario en sus reuniones secretas, ya decidieron desestabilizar la economía mundial, para dar comienzo a la Era del Microchip.

Muy pronto todo funcionará en este mundo con la tecnología luciferina y el que no se la deje implantar no podrá comprar ni vender, ni acceder a ningún servicio.

Todo le será negado al pueblo de Dios, el cual caminará por el Desierto de la Tribulación.

No temáis Pueblo Mío, YO estaré con vosotros y seré vuestro Alimento y sustento en aquellos días de angustia.

Ninguno de vuestros cabellos se os perderá, si permanecéis unidos a MÍ.

De nuevo os digo: NO TEMÁIS por aquellos días; si camináis tomados de la mano de mi Madre, Ella, os cuidará y NO permitirá que ninguna de mis ovejas se me pierda.

La caída a la Tierra de una gran bola de fuego se aproxima y el Clima se desestabilizará por completo;

habrán heladas y calores intensos que harán invivibles muchos lugares.

En el Tiempo de mi Justicia, muchas bolas de fuego venidas del espacio caerán y muchas naciones van a desaparecer de la faz de la tierra.

Aquellas que se rebelaron contra Mí y le dieron la espalda a mis Preceptos, no volverán a levantarse.

Insensatos, se os está agotando el Tiempo de Misericordia y a la inmensa mayoría de vosotros, no parece importarle.

Solo cuando lleguen las Pruebas y los días de angustia, ahí si se van a despertar y va a ser muy tarde para vosotros.

Gritarán y se darán golpes de pecho, pero todo será en vano porque ya no los escucharé.

La espalda les daré y no la cara, cuando lleguen los días de mi Justicia Divina.

Ya no habrá quien los salve, porque mi Justicia es recta e inexorable y no conoce de misericordia.

¿Qué estáis esperando para volver a Mí?

Todas mis Palabras se cumplirán como están escritas: el Cielo y la Tierra pasarán, más mis Palabras no pasarán.

Mi Aviso es la última oportunidad que os doy, para que retoméis la senda de la salvación, su día está llegando.

Muy pronto tocaré a la puerta de vuestra alma y os llevaré a la Eternidad, donde seréis juzgados en el Amor.

Cielo, Purgatorio o Infierno, esa será la realidad que os está esperando en la Eternidad.

¿Adónde queréis ir?

A la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, el Averno la espera y muchos por su maldad y pecado, allí se van a quedar y ya no regresarán más a este Mundo.

¡Recapacitad hijos indóciles, no sigáis caminando en la Oscuridad y el Pecado!

¡Levantaos de una vez y tomad conciencia, porque lo qué está en juego es vuestra vida o muerte eterna!

Parad de pecar y volved a Mí, quitaos la venda de pecado de vuestros ojos, para que podáis ver la Luz de un nuevo amanecer que soy Yo.  

Vuestro paso por la Eternidad cada vez está más cerca. Cuando lleguéis, seréis juzgados por mi Tribunal Supremo y sabréis cuánto habéis amado y servido

Y CUÁNTO HABÉIS DEJADO DE AMAR Y SERVIR

Al llegar, os estará esperando vuestro Ángel de la Guarda, para llevaros al Salón de la Justicia.

Mi Madre estará allí, intercediendo por vosotros en compañía de las almas bienaventuradas.

Después del Juicio mis Ángeles os llevarán al sitio que os corresponde, según sea vuestra sentencia.

Una pequeña minoría que se puede contar, irá al Cielo;

la inmensa mayoría de la humanidad, irá al Purgatorio o al Infierno.

Mis hijos, una vez más os digo: Alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre, para que estéis fortalecidos espiritualmente y vuestra alma pueda resistir el Paso por la Eternidad.

El Fuego purificador del Purgatorio, aguarda por la inmensa mayoría de mis hijos y el Fuego Ardiente del Infierno, aguarda por esta generación ingrata y pecadora.

Hijos míos, el Purgatorio es un LUGAR de purificación donde van las almas que no estuvieron en completa comunión de amor con Dios y sus hermanos en este Mundo.

ESTÁ DIVIDIDO EN TRES NIVELES:

ALTO, MEDIO Y BAJO

Y EN CADA NIVEL HAY DIFERENTES LUGARES DE EXPIACIÓN

El Purgatorio alto y medio, es un lugar de Purificación de Amor, donde las almas sufren por no estar en la Presencia de Dios.

El Primer Purgatorio es visitado por mi Madre y mis Ángeles y Ella, mi Madre, es la encargada de subir las almas al Cielo cuando ya han terminado su purificación.

El Segundo Purgatorio, sólo es visitado por mi Amado Miguel.

El, es el Guardián de las almas y baja a este lugar para llevar almas al Primer Purgatorio, en su fiesta o cada vez que la Divina Voluntad de Dios, así lo disponga.

La Santa Intercesión de mi Madre en favor de las almas, hace que muchas suban al Cielo y otras sean libradas del Fuego Eterno.

EL TERCER PURGATORIO, ES UN LUGAR DE FUEGO ABRASADOR

Fuego de Purificación que quema toda la maldad y el pecado.

Allí a las almas se les recuerda toda la maldad y el pecado que cometieron y toda la falta de amor que no tuvieron para con Dios y sus hermanos en este mundo.

Es un lugar de Oscuridad y Purificación, donde las almas luchan con los Demonios que las hicieron caer y casi perder.

Al Tercer Purgatorio van las almas que en este mundo estuvieron apartadas de Dios y vivían en el pecado.

Pero había alguien que oraba por ellas, alcanzaron a pedir perdón antes de morir o eran devotas de mi Madre y llevaban su Escapulario.

O el poder del Rosario de mi Madre o de mi Misericordia por las almas, les alcanzó para que no se perdieran eternamente.

Quiero deciros hijos míos, que las Misas y obras de caridad que hagáis por estas almas del Tercer ´Purgatorio, sólo les servirán para fortalecerlas en su lucha espiritual.

Estas son las almas más necesitadas del Purgatorio, para que oréis muy especialmente por ellas. Estas almas necesitan mucha Oración para poder purificarse y subir a la Gloria Eterna.

Hijos míos, el Cielo, el Purgatorio y el Infierno, son lugares espirituales donde van a parar las almas después del tránsito por este mundo.

Quiero aclararos esto, NO SON ESTADOS, SON LUGARES.

Así como ocupáis espacios en este mundo, así también lo es en la Eternidad, con la diferencia de que los espacios son espirituales creados para albergar almas.

El Cielo es un lugar espiritual de Amor, Paz, Gozo y Plenitud, en compañía de Dios.

El Purgatorio es un lugar espiritual de purificación de Amor o de Fuego purificador.

El Infierno es un lugar espiritual de Tormento y Fuego que quema y no se extingue, donde van a parar las almas que se rebelaron contra Dios.

Os explico todo esto para que toméis conciencia y sepáis que en la Eternidad no hay estados sino lugares.

Hijos míos, si estáis en pecado mortal, os pido que recapacitéis, dejéis de pecar y cuanto antes volváis a Dios.

Os digo esto, porque si os sorprende mi Aviso en pecado mortal, vuestra alma irá a parar al Infierno y de allí, serán muy pocos los que regresen a este Mundo.

Sólo regresarán los pecadores que se hayan arrepentido y quieran cambiar de vida; a esos se les dará la Oportunidad de que al regresar retomen el camino de la salvación

Y se alejen definitivamente del pecado.

LOS QUE NO SE ARREPIENTAN ANTES DE MI AVISO MORIRÁN

Recapacitad pues hijos rebeldes, porque el Día de mi Aviso está llegando.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado. El Amado que NO es Amado.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Dad a conocer mis mensajes a toda la Humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

UN DESEO CONCEDIDO


LA HISTORIA DE FRAY DANIELE

LA GRACIA DE VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA:

EL TESTIMONIO DE UN ÍNTIMO AMIGO DEL PADRE PÍO

Fray Daniele pensaba que después de morir pasaría un tiempo en el Purgatorio.

Pero el Señor le llevó allí en vida para hacerle reflexionar, y luego su vida cambió en su regreso.

Esta es lo que ahora se llama una experiencia cercana a la muerte, donde la persona muere, es llevada al Cielo, se le muestran los pecados y regresa a la vida profundamente cambiada.

Sólo que Fray Daniele regresa a la Tierra con el propósito de hacer su Purgatorio en la Tierra.

La experiencia de Fray Daniele, compañero inseparable del P. Pío, nos hace saber que un momento en el Purgatorio es mucho tiempo.

Una hora en el Purgatorio parece una eternidad.

El relato está tomado del libro “Omagio a Fray Daniele”. 

EL TUMOR Y LA INTERVENCIÓN DEL PADRE PÍO

Este es el relato de Fray Daniele.

Inmediatamente después de la guerra, me encontraba en San Giovanni Rotondo, mi pueblo nativo, en el mismo convento del P. Pío.

Un poco tiempo después comencé con algunos dolores en el aparato digestivo y me fui a una consulta médica.
Y el médico me diagnosticó un mal incurable: un tumor.

Pensando ya en la muerte, fui a referírselo todo al Padre Pío, el que después de haberme escuchado, bruscamente me dijo:

–    “Opérate.”

Permanecí confuso y reaccionando le dije:

–    “Padre, no me vale la pena. El médico no me ha dado ninguna esperanza. Ahora sé que debo morir.”     

–     “No importa lo que te ha dicho el médico: opérate, pero en Roma en tal clínica y con tal profesor.”  

El Padre me dijo esto con tal fuerza y con tanta seguridad que le contesté:

–    “Si Padre, lo haré”.

Entonces él me miró con dulzura y, conmovido, añadió:

–    “No temas, yo estaré siempre contigo”

LA OPERACIÓN

A la mañana siguiente salí ya en viaje para Roma.

Y estando sentado en el tren advertí al lado mío una presencia misteriosa: era el Padre Pío que mantenía la promesa de estar conmigo.

Cuando llegué a Roma supe que la clínica era “Regina Elena”,  y que el profesor se llamaba Ricardo Moretti.

Hacia el atardecer ingresé en la clínica.

Parecía que todos me esperaban, como si alguien hubiera anunciado mi llegada.

Y me acogieron inmediatamente.

A las 7 de la mañana estaba ya en la sala de operaciones. Me prepararon la intervención.

A pesar de la anestesia, permanecí despierto y me encomendé al Señor con las mismas palabras que Él dirigía al Padre antes de morir:

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Comenzaron los médicos la intervención y yo sentía todo lo que decían.  

Sufría dolores atroces, pero no me lamentaba al contrario, estaba contento de soportar tanto dolor que ofrecía a Jesús, ya que aquellos todos sufrimientos purificaban mi alma de mis pecados.

Un rato después me adormecí.

JUICIO Y CONDENA AL PURGATORIO

Cuando recobré la conciencia me dijeron que había estado tres días en coma antes de morir.

En ese período me presenté delante del Trono de Dios.

Veía a Dios pero no como juez severo, sino como Padre afectuoso y lleno de amor.

Entonces comprendí que el Señor había hecho todo por amor hacia mí, desde el primero al último instante de mi vida, amándome como si fuera la única criatura existente sobre la Tierra.

No obstante me di cuenta también de que no solamente no me había cambiado este inmenso amor divino, sino que lo había descuidado totalmente.

Fui condenado a dos / tres horas de Purgatorio.

¿Pero cómo? -me pregunté- ¿Solamente dos / tres horas?  Y después podré quedarme siempre próximo a Dios Eterno Amor?

Di un salto de alegría y me sentía como hijo predilecto.

La visión desapareció y me volví a encontrar en el Purgatorio.

Las dos / tres horas de Purgatorio fueron dadas sobre todo, por haber faltado al voto de pobreza, es decir, por haber conservado para mí unas pocas liras.

Con frecuencia me iba con la mochila en la espalda a pedir limosnas de puerta en puerta.

Hacía la compra todos los días para el convento. Todos me conocían y me querían bien.

Siempre que compraba alguna cosa me hacían descuentos.

Y aquellas pocas liras que recogía, en vez de entregárselas al superior, las conservaba para la correspondencia, para mis pequeñas necesidades y también para ayudar a los militares que llamaban a la puerta del convento. 

LAS TRES HORAS EN EL PURGATORIO

Eran unos dolores terribles que no sabía de dónde venían, pero se sentían intensamente.

En los sentidos con los cuales había ofendido más a Dios en este mundo: los ojos, la lengua… experimentaba mayor dolor y era una cosa increíble.

Porque allí abajo, en el Purgatorio, uno se siente como si tuviese cuerpo y conoce / reconoce a los demás como sucede en el mundo.

Mientras tanto, aunque no había pasado más que unos instantes con aquellas penas, me parecía ya que fuera una eternidad.

Lo que más hace sufrir en el Purgatorio no es tanto el Fuego -también muy intenso- sino aquel sentirse lejos de Dios.

Y lo que más aflige es haber tenido todos los medios a disposición para la salvación y no haber sabido aprovecharse de ellos.

Fue entonces cuando pensé ir a un hermano de mi convento para pedirle que rezara por mí que estaba en el Purgatorio.

Aquel hermano quedó maravillado porque sentía mi voz pero no me veía y me preguntó:

–        “¿Dónde estás, porque no te veo?”

Yo insistía y viendo que no tenía otro medio para llegar a él, porque mis brazos se cruzaban pero no llegaba.

Sólo entonces me di cuenta que estaba sin cuerpo.

Me contenté con insistirle para que rezase mucho por mí y me fuera del Purgatorio.

–       ¿Pero cómo? -me decía a mí mismo- ¿No debería estar solo dos / tres horas en el Purgatorio?

Y han transcurrido ya trescientos años. Por lo menos así me parecía.

De repente se me aparece la Bienaventurada Virgen María y le pedí insistentemente, le supliqué, diciéndole:

–     “¡Oh Santísima Virgen María, Madre de Dios, consígueme del Señor la gracia de volver a la tierra para vivir y trabajar solamente por amor de Dios!”.

Acudí también ante el P. Pío e igualmente le supliqué:

–       “Por tus atroces dolores, por tus benditas llagas, padre Pío, ruega por mí a Dios para que me libere de estas llamas y…

ME CONCEDA CONTINUAR EL PURGATORIO EN LA TIERRA”

Después no vi nada más, pero me di cuenta de que el Padre Pío hablaba a la Virgen.

Unos instantes después se me apareció nuevamente la Bienaventurada Virgen María: era Santa María de las Gracias, pero venía sin el Niño Jesús, inclinó la cabeza y me sonrió.

En aquel mismo momento volví a tomar posesión de mi cuerpo, abrí los ojos y extendí los brazos.

Después, con un movimiento brusco, me liberé de la sabana que me cubría.

Estaba contento, había recibido la gracia. La Santísima Virgen me había escuchado.

SU VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Inmediatamente después los que me velaban y rezaban, asustadísimos, se precipitaron fuera de la sala a buscar enfermeros y doctores.

En pocos minutos la clínica estaba abarrotada de gente.

Todos creían que yo era un fantasma y decidieron cerrar bien las puertas y desaparecer, por cierto temor a los espíritus.

A la mañana siguiente me levanté muy pronto y me senté en una butaca.

A pesar de que la puerta estaba cuidadosamente vigilada, algunos lograron entrar y me pidieron les explicara lo que me había sucedido.

Para tranquilizarles, les dije que estaba llegando el médico de guardia, al cual tenía que decir lo que me había pasado.

Corrientemente los médicos no llegaban antes de las diez, pero aquella mañana todavía no eran las siete y dije a los presentes:

–      “Mirad; el médico está llegando; ahora está aparcando el coche en tal puesto”.

Pero nadie me creía.

Y yo continuaba diciéndoles:

–     “Ahora está atravesando la carretera, lleva la chaqueta sobre el brazo y se pasa la mano por la cabeza como si estuviera preocupado, no sé que tendrá”…

Pero nadie daba crédito a mis palabras.

Entonces dije:

–     “Para que me creáis que no os miento, os confirmo que ahora el médico está subiendo en el ascensor y está para llamar a la puerta”.

Apenas había terminado de hablar, se abre la puerta y entró el médico quedando maravillados todos los presentes.

Con lágrimas en los ojos, el doctor dijo:

–      “Sí, ahora creo en Dios, creo en la Iglesia y creo en el Padre Pío…”.

Aquel médico que primero no creía o cuya fe era como agua de rosas, confesó que aquella noche no había logrado cerrar los ojos pensando en mi muerte, que él había comprobado, sin dar más explicaciones.

Dijo que a pesar del certificado de muerte que había escrito, había vuelto para cerciorarse qué era lo que había sucedido aquella noche que tantas pesadillas le había ocasionado.

Porque aquel muerto (que era yo) no era un muerto como los demás y, efectivamente, no se había equivocado.

DECIDIÓ VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA

Después de esta experiencia, Fray Daniele vivió verdaderamente el Purgatorio en esta tierra.

Purificándose a través de enfermedades, sufrimientos y dolores, conformándose siempre y en todo con la Voluntad de Dios.

Solamente recuerdo algunas intervenciones que sufrí: de próstata, coliscititis, aneurisma de la vena abdominal.

Otra intervención después de un accidente callejero cerca de Bolonia.

Prescindiendo ya de otros dolores no sólo físicos, sino también morales.

FRAY DANIELE

A la hermana Felicetta, que le preguntó cómo se sentía de salud, Fray Daniele le confió:

–     “Hermana mía, hace más de 40 años que no recuerdo que significa estar bien”.

Fray Daniele falleció el 6 de julio de 1994.

Mientras colocaban convenientemente sus restos mortales en la capilla de la Enfermería del Convento de los Hermanos Capuchinos, en San Giovanni Rotondo, se recitaba el Rosario en sufragio de su alma.

A algunos de los presentes les parecía que Fray Daniele moviera los labios, como para contestar al Ave María del Rosario”.

Después que el alma ya no estaba en el cuerpo de Fray Daniele, aun así, algunos de los presentes, veían como seguía orando al Señor.

“Y lo vieron más de uno.”

El cuerpo acostumbrado a tanta Oración, todavía permanecía como si estuviera bien vivo, aunque en ese mismo momento su alma ya gozaba de la Presencia de Dios.

Se había convertido en Instrumento de Oración, aun cuando su alma había quedado libre de aquel cuerpo bendecido por Dios.

La voz se difundió tan rápidamente, que el superior, Padre Livio de Matteo para quedar tranquilo, quiso cerciorarse de que no se trataba de una muerte aparente.

Por este motivo hizo venir de la Casa Alivio del Sufrimiento próxima, al doctor Nicolás Silvestri, ayudante de Medicina Legal y al doctor José Pasanella, asistente también de medicina Legal.

Los cuales hicieron un electrocardiograma a Fray Daniele y le tomaron la temperatura, por lo cual confirmaron definitivamente su muerte.

Se cuenta también en la historia que ha habido personas que poco antes de morir, tuvieron deseos de pecar, y acabaron en ruina perpetua.

Unos cuerpos se convierten en bendición y otros en maldición.

N268 DISCERNIMIENTO SANTO


Septiembre 25 de 2019

¡LLAMADO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD!

Paz a vosotros, hombres de buena voluntad.

No ataquéis, ni maltratéis a mis profetas y ungidos, para que no os hagáis maldición vosotros y vuestra descendencia.

Mis profetas y ungidos son mis Elegidos y yo hablo a través de ellos.

Mis palabras pongo en sus bocas, para que le hablen a mi Pueblo y lo instruyan con mis mensajes sobre los Acontecimientos que sobrevendrán;

ellos son la voz en el Desierto y yo vuestro Padre, no ejecuto nada sin antes avisaros a través de mis profetas.

Guardaos pues de tocar a mis ungidos y hacer mal alguno a mis profetas, porque ellos son gratos a mis ojos, los llevo grabados en las palmas de mis manos y escondidos en las niñas de mis ojos.

DE AQUÍ A CUARENTA DÍAS, NÍNIVE SERÁ DESTRUÍDA

Si vosotros supierais cuánto amo a mis profetas y ungidos, entonces, también los amaríais y escucharíais el Llamado que os estoy haciendo a través de ellos para que os convirtáis.

Os digo, que si alguno le hiciere daño a uno de mis ungidos, se hará maldición no sólo él, sino también su descendencia hasta la décimo quinta generación.

No maltratéis, ni ataquéis a mis mensajeros, porque no lo permitiré.

Absteneros de criticarlos y de poner en tela de juicio su misión; ningún mortal tiene la autoridad moral o espiritual para juzgar las acciones de mis enviados.

Yo soy libre de hacer mi Voluntad y de juzgar sus acciones, ¿Acaso vosotros me cuestionaréis?

Os recuerdo: No sale una palabra de mi boca, sin que regrese a mí, dando el fruto que espero. Acordaos: Mi Misericordia es más grande que mi Justicia.

TODA PROFECÍA ES SUSCEPTIBLE DE CAMBIO

SI VOSOTROS ORÁIS, AYUNÁIS Y HACÉIS PENITENCIA.

Acordaos de Jonás cuando lo envíe a predicarle a la ciudad de Ninive y anunciarles el castigo que les sobrevendría si continuaban pecando.

Acordaos también que todo el pueblo atendió mi llamado y se vistió de sayal e hizo penitencia, entonces me abstuve de enviarles el castigo.

Con esto quiero enseñaros, que la oración, el ayuno y la penitencia, modifican toda sentencia; soy más Padre que Juez.

He detenido el curso de muchos acontecimientos nefastos para la humanidad, por las conversaciones que se vienen dando; os lo repito:

No me complazco con la muerte del pecador, antes deseo que tenga Vida Eterna. 

Hasta el último segundo esperaré al pecador para que se convierta.

Lo que está escrito se cumplirá como está escrito, más si vosotros oráis, ayunáis, y hacéis penitencia; lo que está por venir será menos duro para la humanidad.

El Poder de la Oración cuando se hace en cadena, es incienso que sube a mi estrado y hace que el curso de los Acontecimientos se modifique.

Os recuerdo las palabras del salmista:

¡Oh Dios, un corazón contrito y humillado, tu no lo desprecias!

Por eso hijos míos, os insisto en que debéis de orar, ayunar y hacer penitencia, con mayor intensidad en estos días de tanta oscuridad espiritual; para que la Luz de la Oración os guíe en vuestro paso por las Tinieblas.

ACATAD PUES LAS INSTRUCCIONES QUE OS DOY

A TRAVÉS DE MIS PROFETAS DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Escuchad y poned en práctica mis mensajes; pedid mucho Discernimiento a mi Santo Espíritu

Y comparad mis mensajes con los textos bíblicos, así podéis constatar la veracidad de mis palabras y la autenticidad de mis profetas, para que nadie os engañe con falsas profecías diciendo que nada sucederá.

¡Ay de aquellos que dicen, nada ha pasado y nada nos pasará. Dios no nos hará ni bien, ni mal!  ¡Oh, qué equivocados que estáis hijos del mundo!

LA INTERCESIÓN DE VUESTRA MADRE SANTÍSIMA,

HA DETENIDO QUE MI BRAZO JUSTICIERO SE DESCARGUE

SOBRE VUESTRA TRAICIÓN Y VUESTRA MALDAD

Os digo, que si no he desatado mi Justicia es porque soy misericordioso y como Padre espero al hijo pródigo hasta el último minuto, a ver si recapacita, se arrepiente y vuelve a la Casa Paterna.

Ya mi Creación hace mucho tiempo que clama:  ¡Justicia, justicia, justicia! y será mi Justicia la que muy pronto derramaré, para que todo sea purificado y vuelva a reinar el orden y el derecho.

¡Oh, que insensatos sois! ¿Os sentís muy seguros, porque nada ha pasado? ¿Por qué mi Justicia aún no ha comenzado?

Os digo insensatos que no he descargado mi Justicia sobre la humanidad, porque espero su conversión; bien sabéis que no me complazco con la muerte del pecador.

Pero veo en vosotros un pueblo de dura cerviz que necesita mi Justicia para poder cambiar.  Vosotros pensáis como hombres, yo pienso como Dios; acordaos soy más Padre que Juez.

Espero como Padre que mi Despertar de Conciencias os sirva para recapacitar y volver a Mí, es mi última oportunidad, no la desaprovechéis.

Estáis viviendo las últimas campanadas de mi Misericordia; aprovechad estos últimos instantes que aún os quedan de misericordia, para que os arrepintáis de corazón.

Porque mañana ya nadie os escuchará y será tarde para muchos.  Mi Justicia, ¿Quién podrá resistirla?

  Os estoy dando señales y mi Creación viene gimiendo como mujer de parto en varios lugares, a ver si vais tomando conciencia; pero NO, seguís sordos y ciegos a mis llamados;

¿Qué será de vosotras criaturas, cuando desencadene mi justa Ira?

  Ahí si os daréis golpes de pecho y clamaréis al Cielo misericordia y ya no vais a ser escuchados.

En el tiempo de mi Justicia ningún mortal estará seguro, porque el que quiere salvar su vida la perderá; más el que la pierda por Mí, la encontrará.

Muchos últimos serán primeros y muchos primeros, serán últimos, porque sin Dios no sois nada.

Os digo mortales:  ¿Qué sabéis vosotros de mi Misericordia?

Muchos de vosotros presumís de sabios y negáis mi existencia; todo lo juzgáis bajo la óptica de vuestro razonamiento humano y sabiduría mundana, incluso las obras de Dios.

Os digo, que vuestra sabiduría y discernimiento humano son basura ante mis ojos.

Juzgad las cosas del mundo con  vuestro discernimiento humano, pero los asuntos de Dios no los discernáis humanamente porque solo el Espíritu de la verdad puede revelarlos.

NO JUGUÉIS A SER DIOSES,

DEJAD DE ESTAR MANIPULANDO MI CREACIÓN Y MIS CRIATURAS

 Muy pronto me conoceréis no como Padre, sino como Justo Juez.

Entonces sabréis que Soy el Único y verdadero Dios, Señor de las Naciones y Dios de dioses.

Me entristece ver mi Creación como me la estáis convirtiendo en un Desierto, por vuestras injusticias y ansías de poder.

Mi Creación yace enferma y desolada, si no intervengo vosotros la destruiréis.

¿CUÁNTAS VIDAS SE INTERRUMPEN EN LOS VIENTRES DE LAS MADRES ASESINAS?.

¿Cuántas Naciones hoy se debaten en la miseria absoluta?.

Una minoría explota y esclaviza a la inmensa mayoría.

Os digo, que NO PERMITIRÉ MÁS ESTAS INJUSTICIAS, vuestro reinado está por terminar dioses de barro.

Mi Tierra le será dada en herencia a mi Pueblo Elegido.

Mi Nueva Jerusalén espera por mis justos y fieles hijos.

Vosotros Epulones, ya disfrutasteis y malgastasteis en este mundo vuestros talentos y no tuvisteis en cuenta a mis Lázaros.

YA HA LLEGADO EL TIEMPO DE MI JUSTICIA

TODO SE HA CUMPLIDO

Arrepentíos y convertíos porque el reino de Dios está cerca.

De nuevo os digo, Paz a vosotros, hombres de buena voluntad.  Soy vuestro Padre, Yahvé.  Señor de Cielos y Tierra.  Justo Juez.

Permaneced en Mí y yo cuidaré de vosotros como lo hace todo buen pastor con sus ovejas.

Se acercan los días en que diréis como María Magdalena, ¿Dónde han colocado el cuerpo de mi Señor?

Mi culto diario muy pronto va a ser suspendido, mi Doctrina y mi Evangelio van a ser manipulados y ya no serán alimento para mis ovejas.

Cuando comiencen los cambios en mi Santa Misa y no se hable más de mi Evangelio en las homilías.

Cuando mi santa comunión sea cambiada por un pedazo de pan y la Oración del Padre Nuestro sea alterada y el Nombre de mi Padre ya no sea Santificado.

ES ahí cuando sabréis que ha comenzado la Abominación y ya no estaré más en mis Sagrarios.  

¡Huid Rebaño mío, cuando esto suceda y buscad amparo en las iglesias remanentes o en los refugios marianos que estarán habilitados por mi Madre, donde encontraréis paz y consuelo.

Os digo esto hijos míos, porque vais a ser perseguidos por los emisarios del Mal que andan camuflados como ovejas, pero que son lobos al servicio de mi Adversario.

¡Cuidaos de las sectas, porque os perseguirán! ¡Tened mucho cuidado con aquellas pagadas por mi Adversario que tocan de puerta en puerta buscando a quién engañar, para luego haceros perder!

Después del Aviso os daréis cuenta quiénes son los lobos.

Rebaño mío, estad alerta y vigilantes porque hay una proliferación de falsos profetas hablando en mi Nombre y confundiendo a mi Rebaño.

Tened mucho cuidado y pedid Discernimiento a mi santo Espíritu, porque todo mensaje que venga de Mí, debe estar amparado por mi Palabra.

Acordaos que ya todo está escrito, mis verdaderos profetas os están recordando lo que le fue dicho a mis profetas de la antigüedad.

REBAÑO MÍO, YO NO DOY FECHAS, NI OS PROMETO UN PARAÍSO SIN PURIFICACIÓN

Si alguien os habla de que ya estáis salvados por mi muerte en la Cruz, no lo creái.

Si alguien os dice que podéis pecar y pecar, porque ya fuisteis redimidos, no le creáis.

Acordaos de lo que dice mi Palabra:

TODO AQUEL QUE QUIERA SER MI DISCÍPULO

QUE CARGUE CON SU CRUZ Y ME SIGA

No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que hace la Voluntad de mi Padre,

Mi dolorosa Pasión y Muerte abrieron las puertas del Reino de los Cielos, pero cada uno de vosotros si queréis entrar, debéis imitar a vuestro Maestro llevando su Cruz.

Porque en verdad os digo, que el siervo no es más que el amo.

Aquellos que no me reconocen como el Hijo de Dios, no pueden ser llamados hijos de mi Padre, ni pueden ser herederos del Reino de los Cielos.

Os prevengo pues hijos míos, para que pidáis discernimiento a mi Santo Espíritu, porque hay muchos hablando en mi Nombre y no vienen de parte mía.  

Son lobos disfrazados de ovejas que buscan confundir a mi Rebaño, dividirlo, para luego hacerlo perder.

Aquellos que no honran, ni veneran a mi Madre, no pueden ser llamados ovejas de mi grey. Os recuerdo: Mi Madre es el puente para llegar a Mí. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida para llegar a mi Padre.

Mi Paz os dejo, MI Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos,os he venido diciendo, que Le pidáis a Mi Santo Espíritu, el Don del Discernimiento, porque Satanás os irá atacando cada vez más fuerte, en este periodo de Purificación Mundial.

Él tratará de desviaros, desviar vuestra atención que debéis mantener en lo espiritual. Sus ataques serán en lo material y en lo que más os interesa a vosotros, que es en lo económico.

Os he dicho que se os irá quitando lo económico; pero al mismo tiempo, Yo os iré dando un crecimiento cada vez más fuerte en lo espiritual.

Vosotros no habéis sido creados para vivir en lo material y de lo material.

Vuestro cuerpo ciertamente necesita de un alimento material, que lo tendréis; pero no necesitáis excesos materiales, que es en lo que habéis vivido y a donde os ha llevado Satanás toda vuestra vida.

Satanás os quiere desviar para que vosotros NO estéis preparados en lo espiritual y así, pueda tomar fácilmente vuestra alma y llevarla a la condenación eterna.

Si vosotros no os preparáis en lo espiritual, si no tomáis el alimento espiritual que viene de Mí y que principalmente, no tomáis las Sagradas Escrituras, la Santa Misa y la Oración; entonces no estaréis preparados y Satanás os podrá derrotar fácilmente.

Tratad de vivir más en lo espiritual, porque como os digo, Satanás os estará atacando en lo que más os interesa.

Os pelearéis por lo material, os preocuparéis porque vuestros bienes perderán valor y

¿Cuántas veces no os he dicho Yo, que vuestros bienes no están aquí en la Tierra, sino en el Reino de los Cielos?

PEDID EL DON DEL DISCERNIMIENTO, MIS PEQUEÑOS,

PARA QUE PODÁIS VER EL TRASFONDO

DE TODOS LOS ACONTECIMIENTOS QUE TENDRÉIS A VUESTRO ALREDEDOR.

Mantened la paz, analizad, con Sabiduría, lo que esté pasando

Y luego, estudiad también con Sabiduría Santa, si lo que está sucediendo en vuestra vida, os va a servir para vuestro crecimiento espiritual…

O para quitaros la paz y destruir lo que habéis ganado por años, que es la vida del alma.

Ciertamente he tomado a varios de vuestros hermanos y a vosotros mismos, para prepararos para estos momentos de lucha espiritual,

pero si vosotros que ya habéis sido preparados por tanto tiempo, estáis dudando, es que no habéis tomado de corazón, todas Mis Enseñanzas y todo Mi Trabajo en vosotros.

Los que están conmigo, deberán tener una Paz a toda prueba; pero sobre todo, UNA CONFIANZA TOTAL EN MÍ, vuestro Dios.

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador, sois Mis Cristos en estos tiempos, sois los apóstoles de éstos Últimos Tiempos.

 Yo protejo a los Míos y especialmente a vosotros, quienes he preparado por años y no os puedo abandonar, vosotros haréis mucho por el Reino de los Cielos.

SI SATANÁS OS QUIERE DESVIAR QUITÁNDOOS LO MATERIAL, DEJÁDSELO

YO OS PUEDO DAR LO QUE NECESITÉIS, VOSOTROS SERVIDME

PORQUE PARA ESO FUISTEIS PREPARADOS, PARA SERVIR A VUESTRO DIOS.

La vida en la santidad, no permite duda en Mis acciones sobre vosotros; por eso, debéis tener plena confianza en lo que Yo haga en vuestra vida.

Si Me habéis ya, dado permiso de que Yo haga en vosotros Mi Santa y Divina Voluntad, ¿Por qué dudáis?

No seáis incrédulos, como también les dije a Mis apóstoles cuando estaban en periodo de preparación, no dudéis, Soy vuestro Dios y estoy con vosotros en todo momento.  

LA FE, OS VA A DAR UN PODER MUY GRANDE SOBRE LAS FUERZAS DE SATANÁS,

LA FE, ES PODEROSÍSIMA EN LAS ALMAS DE AQUELLOS QUE CONFÍAN EN MÍ,

NO DUDÉIS, MIS PEQUEÑOS

OS AMO, SOIS MÍOS, OS CUIDARÉ.

Yo, que Soy el Camino, la Verdad, la Vida y la Luz Verdadera.

Buscad el refugio de vuestras almas en Mi Santísima Madre, la Siempre Virgen María y acudid a la ayuda amorosa de Mí padre terreno, San José y la de los Santos Ángeles.}

http://diospadresemanifiesta.com/

P283 PRÍNCIPES CELESTIALES


Septiembre 19 de 2019

Habla vuestro Padre Celestial

Mí Enemigo y por lo tanto el vuestro, sabiendo que sóis y pertenecéis a Mí Reinado, os quiere denigrar tanto en cuerpo como en alma.

Todos vosotros sóis reyes, no súbditos; él es el súbdito y traidor a Mí Reino y vuestro Reino.

DEFENDED VUESTRA DIGNIDAD DE HIJOS DE DIOS,

DE HIJOS DE DEL REY

Comprended vuestra posición real y no os envilezcáis con las bajezas que el Enemigo y Traidor os propone, mostrádle vuestra realeza y comportáos como Mi Hijo Jesucristo os lo enseño.

Hijos Míos, sed dignos descendientes de vuestro Padre, el Rey del Universo; uniendoós al verdadero amor y al verdadero agradecimiento de corazón que todos vosotros recibís por cada momento de vuestra existencia.

Yo os amo y os quiero a todos conmigo de regreso. No os dejaré nunca sólos a vuestras pequeñas fuerzas de bebés.

No os sintáis poderosos o soberbios ante Mí, vuestro Creador. Ni os sintáis merecedores de Mis Bienes por vuestras acciones, ya que ellas mismas Me pertenecen por obligación.

Puesto que Yo os dí los dones y las capacidades para llevarlas a cabo,

Lo único que Me interesa de vosotros es el amor que pueda salir de vuestra voluntad libre y que sean actos sinceros de vuestro más profundo ser, de vuestro corazón.

Ya sean para agradecerMe los dones que habéis recibido de Mí, para desarrollaros como individuos y también como para salvar almas, tanto de la Tierra como del Purgatorio.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey. 

Vosotros tan enredados en las cosas del mundo, perdéis la visión real de vuestras vidas sobre la Tierra, se os hace a veces, poca cosa lo que os pi­do,

Pero es TAN grande a Mis Ojos lo que os pido, que por eso mandé a Mi Hi­jo Jesucristo a recordárosla y aún así dudáis.

Vuestra misión y recordadla bien, no es otra más que la transmisión del Amor de Dios a todas las almas sobre la tierra y la búsqueda de la salvación de TODAS en todos los tiempos.

Vean que no digo, la salvación sólo de las almas de la gente que vive en el mismo tiempo con vosotros sobre la Tierra, sino que abarco tiempos anterio­res a los vuestros.

Y la razón es que debido a la falta de Oración y actos de reparación de vuestros ancestros, hay en vuestro tiempo aún muchas almas en el Purgatorio.

Y tienen que mantenerse ahí hasta que por vuestros méritos actuales, puedan vuestros hermanos, dejar el Purgatorio.  

Lo mismo sucederá con almas actuales y que por falta de méritos, de parte de todos vosotros los que ahora vivís sobre la Tierra, muchas almas tendrán que purgar mucho más del tiempo de vuestra existencia.

Dios Padre cuenta con el valor de la Oración y de los méritos de vosotros, para la salvación de vuestros hermanos y recordad que vosotros estaréis en las mismas circunstancias.

Yo os dije: “Lo que hagáis con el más pequeño de vuestros hermanos, Me lo hacéis a Mí”.

Y ahora os recuerdo que los méritos que uséis para la salvación de vuestros hermanos mientras estéis sobre la Tierra, tanto para los vivos como para los que ya pasaron a la otra vida y se están aun purgando de sus faltas,

ESOS MISMOS MÉRITOS SERÁN TOMADOS PARA VUESTRA PROPIA SALVACIÓN

Como os lo había dicho ya en otro de Mis Mensajes anteriores, ahora el Mal camina por vuestras calles sin que lo podáis detener, a causa de que como la mayoría de los gobiernos se han corrompido, los malos encuentran protección de parte de las mismas “autoridades”.

Os he mencionado sobre el poder de la Oración, la cual puede y debe acabar con la maldad en el Mundo, pero lo malo es que “tenéis cosas más importantes que hacer”

 Y así, el tiempo que tenéis el cual Me pertenece, es desperdiciado en cosas fútiles, en cosas sin importancia para la salvación o crecimiento espiritual de las almas.

Estáis desperdiciando horas, minutos de vuestra misión sobre la Tierra, en cosas que no ayudan en nada en la salvación de las almas de la Tierra y del Purgatorio.

Estáis desperdiciando un tiempo precioso que podría ser aprovechado para la renovación espiritual benéfica de vuestro Mundo y sobre todo, de vuestra alma.

Estáis desperdiciando un tiempo precioso con el cuál

PODRÍAIS ESTAR INTERCEDIENDO POR LAS ALMAS “PRÁCTICAMENTE PERDIDAS”

Porque por ellas también Mi Hijo se dio en totalidad y deseó su salvación eterna.

Yo he derramado Mis Dones en todos vosotros para que sean compartidos y al dar cada quién lo que poseé, se complementen.

Nadie tiene todo lo necesario como para prescindir de sus semejantes y tanto vale un don como el otro, todos son complementarios y todos deben llevar la marca de Mi Persona, que es la del Amor.

Todo lo que deis, todo lo que hagáis, en todo lo que ayudéis, la marca de Mi Amor deberá siempre estar y así vuestras obras ya no serán estériles ni efímeras;

así sí os darán vida eterna y seréis grandes no ante el pequeño público como lo es el de la Tierra, sino ante el público que os está viendo en todo momento en el Cielo y en el Purgatorio.

Buscáis reconocimiento mundial y ¿Qué es el Mundo ante el Universo entero? ¿Qué es el mundo y sus riquezas, ante las riquezas de Mi Reino?

Estáis siendo engañados y no queréis abrir los ojos de vuestro corazón en donde, con la ayuda de la Fé, encontraréis la Verdad.

Estáis aceptando moneditas de éxito, cuando Yo os voy a dar grandes cofres, collares y riquezas inimaginables, por servirMe en el amor para con vuestros hermanos.

Pisoteáis y hacéis menos a vuestros semejantes por creeros superiores por el don o dones que Yo os concedí y de los cuáles tendréis que darMe cuentas.

Los dones son para servir, no para avergonzar a vuestro prójimo. Esto sucede porque no hay ni Fé ni amor en vuestros corazones, ni en vuestros actos.

Mi Amor Supremo y Mis Cuidados, primeramente se volcaron sobre vuestros Primeros Padres Adán y Eva. Gozaron y Me agradecieron y viví un tiempo con ellos como Yo lo había deseado;

hasta que el Maligno les puso la tentación y al usar su libre albedrío, prefirieron su propio yo, se prefirieron a ellos mismos, se quisieron consentir ellos mismos,sin darse cuenta que sus capacidades eran infinitamente inferiores a las Mías y no lo Iban a poder lograr.

Y por no verMe, por no ver Mi Omnipotencia comparada con su pequeñez, se perdieron en su soberbia, se perdieron en su ego, se perdieron por la falta de gratitud hacia su Creador.

CREYERON QUE PODÍAN PRESCINDIR DE MÍ.

 Se sintieron creadores y su soberbia no les permitió ver su realidad, la de ser creaturitas creadas por su Dios para ser amadas y consentidas por Él, por toda la Eternidad.

Vivían en la Eternidad y el tiempo se creó por causa de ellos. Vivían en la vida y se creó la muerte por causa de ellos.

Vivían con el Amor Ilimitado y empezaron a vivir un amor limitado, el de ellos mismos, por el pecado.

TODO SE ALTERÓ La Tierra era parte de ésa Eternidad y el pecado la limitó en su tiempo. La ingratitud y la soberbia todo lo afectó.

Afectó Mi Plan de Amor para con vosotros y así como ellos iniciaron éstas limitaciones al no agradecerMe todas las bendiciones y Gracias que derramaba día a día después del Pecado Original,

Ahora también vosotros día a día os volvéis ingratos al amor y cuidados que os doy.

Vuestra mayor ingratitud es la de no acordaros de Mí en vuestras vidas. Estáis en el Mundo porque así Me lo pedisteis.

VINISTEIS PARA SERVIRME,

LO CUÁL ES UN PUNTO A VUESTRO FAVOR Y ÉSTE PUNTO VALE PARA MÍ MUCHÍSIMO,

YA QUE VIVÍAIS EN MI PRESENCIA, GOZANDO DE MI VIDA INFINITA EN EL CIELO.

Y VOSOTROS, CADA UNO DE VOSOTROS

SACRIFICASTEIS ÉSE GOZO,

PARA BAJAR A LA TIERRA PARA PROPAGAR MI AMOR

 Para la salvación de vuestros hermanos vivos, que también están en la lucha y de los difuntos, que están en el Purgatorio.

Como vuestra primera donación fue ante Mi Presencia y en santidad de alma, sabiendo perfectamente lo que hacíais,

Para Mí ése acto de donación libre vale muchísimo y por ello os cuido y os procuro todos los medios que están en Mi Poder daros durante toda vuestra vida;

para no dejaros vivir en el pecado cuando caéis y si es posible cuando lo permitís, evitar que caigáis en él.

Os procuro en todo momento para ayudaros a vuestro buen cumplimiento en vuestra misión,

PERO ES VUESTRO LIBRE ALBEDRÍO

EL QUE OS TRAICIONA Y QUE ME TRAICIONA

Sabiendo el Maligno que vuestra misión en la Tierra se resume en el de trabajar en el Amor, en Mi Amor, él os va a poner múltiples tentaciones para desviaros,

Y para que volquéis vuestra atención a las cosas del mundo y al goce de vuestra carne;

haciéndoos olvidar del crecimiento espiritual y de alimentaros de todo aquello que os de fuerza espiritual, lo cuál le resta fuerza a él.

De aquí que su ataque es tan fuerte y tan sutil, que su mayor logro ahora lo estáis viviendo: el de haceros creer que lo malo, lo que Me ofende, lo que Me quita almas para su salvación, lo que quita virtud y amor en vuestras almas,

YA NO ES TAN MALO O SIMPLEMENTE YA ES NORMAL

Se os ha vuelto normal y hasta aceptado por vuestra conciencia, el vivir apartados de Mis Leyes, de Mis Preceptos, de Mis Mandamientos.  

Ya no os confesáis de faltas graves y os acercáis a recibir el Cuerpo Divino de Mi Hijo en la Eucaristía, llevando en vuestro corazón éstas faltas graves que sólo os están abriendo las puertas del Infierno y de vuestra condenación eterna.

Ya habéis perdido la conciencia del Mal, la conciencia del Pecado, porque ahora el Mal os ha hecho creer que esos pecados graves, como son los de impureza:

los divorciados “supuestamente unidos” por algunos de Mis ministros, el vivir en unión libre y muchos más ya no son tan malos, puesto que los véis todos los días a través de vuestros medios de comunicación.

Os habéis dejado llevar por su Mentira porque os conviene, porque conviene a vuestra carnalidad y a vuestro egoísmo, porque el vivir en Gracia y en Virtud, implica sacrificio y donación de vuestra voluntad.

Y ya no queréis sufrir ni donaros a vuestro Dios, que tanto os ha dado y os sigue dando, a pesar de vuestra vida continua en el pecado;

pero que si no atendéis a las oportunidades de conversión que se os dan a lo largo de vuestra misión sobre la Tierra, al final Yo tendré el derecho divino de utilizar Mi Justa Justicia.

Mi Santa Misericordia se derrama sobre cada uno de vosotros mientras habitáis sobre la Tierra y hasta el último hálito de vida que tengáis,

pero si vosotros, en vuestra libre voluntad os empecináis en manteneros en el pecado dañando constantemente a MI Corazón Divino,

al final ya no será Mi Misericordia la que os juzgue, porque la tuvisteis y la despreciasteis, sino que Mi Santa Justicia os enfrentará a vuestra propia necedad

y vuestro destino eterno vuestra propia alma os lo mostrará al mediros con Mi Amor y Mi Verdad.

Hijitos Míos, pedid ésta Gracia tan grande que necesitáis en gran medida en éste tiempo que estáis viviendo

Y PEDIDLA CON GRAN HUMILDAD PARA AGRADAR

A MI CORAZÓN TAN DAÑADO POR LOS PECADOS DEL MUNDO,

EL TENER LA CONCIENCIA DEL MAL

Mucha humildad se necesita para aceptar que no se vive de acuerdo a Mis Leyes de Amor y necesitaréis, también, de mucha fortaleza, que os la dará Mi Santo Espíritu al pedírsela,

para que podáis manteneros en la lucha para permanecer en Mi Gracia Divina y en la Verdad de Mi Corazón.

Volved a la oración y a la penitencia para fortaleceros espiritualmente, acudid arrepentidos a Mi Santísima Hija,

para que Ella, siendo vuestra Madre Celestial y conociéndoos perfectamente, os tome de la mano y os guíe por el camino de la salvación eterna.

Hijitos Míos, que éste tiempo de DESASTRES os sirva para comprender más profundamente Mis Verdades y sobre todo,

para que podáis comprender mejor la donación en el Amor Infinito que os hice al daros a Mi Hijo Unico y darSe hasta la última gota de sangre por vuestra salvación

Y PARA AYUDAROS A CONOCER

EL CAMINO DE LA PERFECCIÓN EN VUESTRO DIOS Y SEÑOR

Tomad de El todos Sus Méritos y revestíos con ellos para que podáis alcanzar sabiduría y amor eternos, así mismo, para que os volváis nuevos Cristos para la corredención de vuestros hermanos del mundo y del Purgatorio.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, salvador de todo el género humano y en el de Mi Santo Espíritu de Amor. Recibid todo el amor maternal y cuidados de mi Hija, la Siempre Virgen María.

Todo aquél que trate de evitar la devoción a Mi Hija, la Siempre Virgen María, es un traidor a Su Dios y a Ella, que se ha vendido a las fuerzas del Mal

 Y aunque se luche y os quiten Sus Imágenes de los Templos, siempre llevad Su Imagen en vuestro corazón, en donde realmente habita, junto con Nosotros.

No os apartéis nunca de Su Providencia Virginal y no sufriréis la muerte espiritual.

Acudid siempre a Su Amparo y Guía, es Vuestra Madre Celestial.

Ella os guiará siempre a la Pureza de Corazón y a alcanzar todas las Virtudes, las Santas Virtudes, que os alcanzarán la Gloria Eterna.

Todo esto lo hará sólo por amor, en Ella no hay intereses superfluos, sólo el interés de que Nosotros nos alegremos con vuestra salvación.Vivid en Ella, como Ella vive en Nosotros, postrados en amor agradeciendo cada momento de vuestra existencia.

E intercediendo por la salvación de vuestros hermanos, tanto por los de la tierra como por los del Purgatorio.

Las almas devotas al Amparo y Amor de vuestra Madre Celestial, son almas escogidas para una segura salvación.

¡No hay creatura más excelsa en Cielos y Tierras, que Vuestra Madre Celestial, la Siempre Virgen María!

También os quiero hablar sobre el grandísimo favor concedido a Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María:

EL SANTO ROSARIO 

Todas las culturas, antiguas y modernas, tienen y han tenido la necesidad de alabar, agradecer, pedir, ofrecer holocaustos y sobre todo, amar a un dios determinado.

El alma tiene ésa necesidad intrínseca, la de buscar y tratar de hallar su espiritualidad, ya que ella tiende a lo eterno, a lo sublime, a lo que no es de la Tierra.

Toda alma encarnada sufre una transformación, está aprisionada por el cuerpo y sus debilidades.

 Y así, el alma, tiene necesidad de concentrarse más en las cosas espirituales para poder vencer los desvíos, pasiones, pecado, a donde el cuerpo la quiere arrastrar.

El alma inteligente, el alma que discierne, el alma buena, va a tender a luchar por mantener ésa espiritualidad con la que bajó y así, el esfuerzo por mantenerse en ése estado, será grande.

Porque grandes son los ataques del Maligno por conquistar las almas hacia el Mal.

Por lo tanto, el alma después de discernir en la Verdad, llega a la conclusión de que no hay otro camino para mantenerse en la salud espiritual, que a través del alimento espiritual, el cuál consiste en la Oración y en la vida de amor.

Mi Hijo Jesucristo, antes de instituir la Sagrada Eucaristía, daba ejemplo grandísimo de lo que la Oración significa y debe también, significar para todos vosotros.

Las Sagradas Escrituras os lo exponen y os dicen:

Y Jesús, después de predicar se apartaba para orar al Padre” y también dicen: “Y Jesús se retiró a solas a orar” y en otro pasaje dice: “Jesús pasó toda la noche orando”, etc.

Muchos son los pasajes en los cuáles se os habla del valor de la Oración, tanto como alimento espiritual, como ayuda a prepararse ante las pruebas fuertes y así os lo narran las Escrituras:

“Cuando iba a dar comienzo a Su Vida Pública, Jesús se apartó a Orar y Ayunar en el desierto durante 40 días”

Cuando iba a ser apresado os dicen las Escrituras: “Y Jesús se retiró, junto con Sus apóstoles, en el Huerto de los Olivos.”

Y así en muchas otras ocasiones, tanto El cómo Mi Hija, la Virgen, Madre de Mi Hijo, os enseñan cómo orar a Mí, a Su Padre.

Siempre Su Oración iba dirigida a Mí y podía ser oración de agradecimiento, oración de amor, oración de unión íntima, oración de petición, oración de intercesión, como la tenemos en las Bodas de Canaán.

Mi Hija intercediendo por los novios ante Su Hijo-Dios, así como todos aquellos que intercedían por algún semejante para alcanzar sanación y vida, en cuerpos y almas.

Oración de Comunión Divina, la instituir la Sagrada Eucaristía.

Su Vida era oración y así también vosotros debéis alimentar a vuestra alma, con la oración continuada a vuestro Dios, de Quién todo recibís.

Hijitos Míos, a través de la oración humilde, sencilla, confiada, podréis obtener todo de Mi, siempre y cuando sea para la obtención y crecimiento de vida espiritual y para el mejor cumplimiento de vuestra misión sobre la Tierra.

Recordad que os he dicho que no desperdiciéis vuestro tiempo de Oración pidiendo cosas materiales superfluas,

Yo velo constantemente por vuestras necesidades básicas y de vez en cuando os doy “regalitos extras” para mantener vuestro cuerpo en el mejor estado para que podáis cumplir vuestra misión.

Cuando bajáis a la Tierra a servirMe y cuando buscáis primero Mi Reino, Yo os doy la añadidura, la cuál es la que concierne a vuestro cuerpo y sus necesidades.

La Oración en manos de un alma amorosa, olvidada de sí misma y que sólo vé por Mis necesidades para con vosotros, ES PODEROSÍSIMA.

Así lo han entendido los grandes santos, por eso os he dicho que no importa la posición humana que tengáis, son vuestros deseos y vuestros actos los que cuentan, porque son los deseos del alma, por servir a su Dios, los que valen.

Ha habido, entre vosotros almas encarnadas en reyes, en gente sencilla y hasta en mendigos…

Y la santidad, en altos niveles, se ha dado en todos ellos.

No es el dinero, ni la posición social la que va a dar poder a la Oración ni a la santidad del alma, son los actos amorosos del alma, para Conmigo y para con sus hermanos, lo que la va a santificar.

Es la vida de Oración la que le va dando al alma el triunfo y el premio final.

Y así, ahora conocéis de almas que no salieron durante muchísimos años de un pequeño cuarto, por estar postrados en cama y que son ahora grandes santos.

Por el contrario, también conocéis de grandes guerreros, defensores de la Fé, que dieron su vida en batalla o al misionar otras tierras llevando la Palabra de Mi Hijo a sus semejantes y que ahora son grandes santos.  

Sin la Oración, hijitos Míos, no sois nada.

Tenéis lo más grande que os puedo dar, EL ALMA; pero sin la Oración ella no puede crecer y así existen adultos de cuerpo pero con alma desnutrida,

que no ha crecido, porque no le han dado alimento espiritual y que sólo se han dedicado a buscar la añadidura esto es, sólo lo material.

En cambio, hay niños de cuerpo con alma adulta, madura, robusta, porque han entendido el grandísimo valor de la Oración, la viven, la han puesto en práctica y han dado fruto abundante.

Sólo Yo puedo ver las almas y su desarrollo y ¡Qué sorpresas os llevaríais, si pudiérais vosotros también verlas!

Y así veríais el alma, de los que consideráis entre vosotros “grandes hombres”, gente “importante” a ojos humanos; gente “popular” que conocéis por sus méritos artísticos, deportivos o humanos, en los que su alma está raquítica o prácticamente muerta,

Porque, además de no haberle dado vida viviendo y transmitiendo el amor limpio y sincero, le han matado a la Gracia por su vida en el pecado.

En cambio, podríais ver el alma de gente sencilla, “común y corriente” y aún mendiga o haciendo labores despreciables, para la gran mayoría de vosotros, que poseen almas bellas, almas grandes, almas heroicas en la virtud.

Esto os debe enseñar a no dejaros llevar por las apariencias humanas que véis, sino que debéis respetar la vida real, verdadera, la que no alcanzáis a ver perfectamente;

ya que por lo general, las almas que viven en estado de Gracia y en Oración, vosotros las notáis diferentes, raras a ojos humanos.

Debéis comprenderlas, agradecerlas y apoyarlas;

PORQUE GRACIAS A ÉSAS ALMAS DE ORACIÓN,

MUCHOS MALES SON DETENIDOS Y AÚN, ANULADOS.

Cuánto mal se podría detener y destruir si fuerais todos almas de Oración,

Viviríais el Cielo en la Tierra, porque el vivir en la Oración, es vivir Conmigo y Yo Soy vuestro Cielo, Yo Soy vuestro Dios.

Mi grande Amor Me ha llevado a daros la Gracia, a través de vuestra Madre Santísima, de regalaros el Santo Rosario.

Después de la Sagrada Eucaristía, el rezo del Santo Rosario ocupa un lugar grandísimo en Nuestro Corazón.

Es a través del rezo del Santo Rosario y a la devoción de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que una gran mayoría de los santos que conocéis, alcanzaron ésa santidad que poseen.

Es a través del rezo del Santo Rosario que se han obtenido Gracias inmensas para pueblos enteros y aún para toda la Humanidad.

Es a través del rezo del Santo Rosario, que el Cielo se ha acercado a la Tierra y así, con la ayuda de su rezo, la Tierra se va a purificar.

No podéis apartar la devoción, el amor grandísimo que le tenéis a Mi Hija Santísima, con el rezo del Santo Rosario.

Aquellos que han sido llamados a ser Mis hijos consentidos, Mis hijos en los cuáles Yo puedo confiar más íntimamente,

han venido a través del Corazón de Mi Hija Santísima y por consiguiente, a través del rezo de Santo Rosario.

Es tan poderoso su rezo, que será a través de él, que el Maligno será vencido y luego encadenado.

Es a través del rezo del Santo Rosario, máximo exponente de la Oración, el que muchos de los Acontecimientos adversos a la humanidad, se van a aminorar o a cancelar.

Es a través del rezo y devoción al Santo Rosario, que una gran cantidad de las almas actuales sobre la Tierra, se van a santificar.

Es a través del amor al Santo Rosario, que llegaréis a alcanzar al Sumo y Eterno Amor, para toda la Eternidad.

El rezo del Santo Rosario es la Oración más completa que existe.

Sacrificáis vuestro tiempo en su rezo, para dármeLo a Mí a través de Mi Hija. Hacéis penitencia al rezarlo de rodillas y con toda delicadeza y amor.

Ayunáis a vuestras bajas pasiones, al permitir que sea vuestra alma la que ore en vosotros y así detenéis y obstruís, con vuestra concentración amorosa, las acechanzas del Enemigo.

Ofrecéis holocausto divino, al nombrar varias veces, con amor y respeto, Mi Nombre y el de Mi Hija.

Crecéis espiritualmente, con la ayuda de Mi Santo Espíritu, al meditar cada uno de los Misterios del Santo Rosario.

Os volvéis corredentores con Mi Hijo, al acompañarLo y viviendo, cada uno de Sus Momentos, en los Misterios que rezáis.

Me agradecéis profundamente las Gracias que recibís, al daros cuenta del regalo tan grande que habéis obtenido por la vida que os concedí

y por todos los méritos de Mi Hijo Jesucristo y de Mi Hija, la Virgen María, para vuestra salvación y para vuestra Gloria Eterna.

Vivís momentos místicos durante su rezo, ya que cuando lo rezáis unidos al Cielo, al Purgatorio y con vuestros hermanos sobre la Tierra, Yo estoy en medio de todos vosotros.

Y si Yo estoy con vosotros, Mi Vida está con vosotros y me manifiesto en vosotros y a vosotros en múltiples formas, como muchos lo habéis constatado.

El rezo del Santo Rosario os envuelve de Cielo aún en la Tierra.

Hijitos Míos, os he dado un gran poder que no debéis desperdiciar, un gran poder al alcance de todas las edades y de todas las condiciones sociales,

un gran poder que os alcanzará el triunfo final, si lo usáis con respeto, amor y confianza, el poder de la oración y el del rezo del Santo Rosario.

Uníos fervientemente a Mi Hija, la Siempre Virgen María, para que apoyados en vuestra Madre, salvéis al Mundo, que ahora parece estar más en manos de Mi enemigo, que en Mis Manos.

Vuestra oración sincera, humilde, amorosa, hará arder Mi Corazón en Misericordia y sus frutos de protección y de Salvación para todas las almas, los podréis ver de inmediato.  

Confiad en Mí, confiad en Mi Amor, confiad en Mi Misericordia, confiad en el poder de la oración.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

Inicio

N267 LOS GUERREROS CELESTIALES


Septiembre 13 de 2019

Habla Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, pequeñitos de Mi Corazón, os quiero hablar sobre algo que padecéis a diario en múltiples formas, LA TENTACIÓN.

El Demonio, cuando perdió la batalla ante Mi Arcángel Miguel, él se constituyó el enemigo acérrimo de Mi Obra y de las almas de todos vosotros

Y así, el ángel caído, desde que se convirtió en demonio, ha tratado de destruiros, de destruir la Gracia que Yo os regalé, la Gracia Divina que existe en vuestro corazón, que es la pureza en la que os constituí y que es vuestro gran tesoro.

Así llevó al pecado a vuestros Primeros Padres, así llevó al pecado a Caín y así ha llevado al pecado, en mayor o menor grado, a casi todas las almas que he enviado a la Tierra.

La Tentación es algo con lo que tenéis que lidiar todos los días y se os presenta en muchas facetas.

El Demonio os conoce bien a cada uno de vosotros y así, la tentación que él utiliza no es la misma para un alma como para otra.

Todos vosotros sois diferentes y así como Yo os he dado a cada uno de vosotros dones especiales para que realicéis vuestra personal misión,

el Maligno os ataca por donde vuestra fragilidad se refleja a través de vuestras obras.

Él os va estudiando desde pequeños. Conoce vuestro entorno familiar, la protección o descuido espiritual que vuestros padres os dan,

vuestra personal respuesta a la Gracia que Yo os he dado, las obras que realizáis, etc. Así, en poco tiempo, él ya sabe de qué “pié cojeáis” y por ahí ataca.

A diferencia de vuestro Enemigo, Yo os conozco en vuestro interior y Yo os conozco mejor que Mi Enemigo y por lo tanto os trato de proteger de él continuamente.

Yo no deseo que el alma sucumba a la tentación, pero como sois libres, eso se dará según el grado de protección que vosotros mismos os hagáis con vuestro crecimiento espiritual.

El guerrero tiene que entrenar muchos años para fortalecerse contra el enemigo, cuando se enfrente ante él en la batalla.

Su entrenamiento es duro desde pequeño y sabe que si no se aplica, la pérdida puede ser muy grave: su propia vida.

La vida en la Tierra es un continuo campo de batalla en donde, si no os fortalecéis desde pequeños; al principio con la ayuda de vuestros padres y posteriormente vosotros mismos, podréis sucumbir fácilmente.

A pesar de que no tuvierais ésas enseñanzas, ésa protección en vuestra familia,

YO SIEMPRE HE DE PROVEER  conocimiento, Gracias, Bendiciones, Virtudes, a Mis almitas que vienen a servirMe a la Tierra.  

Yo nunca os voy a desamparar, hasta que vosotros libremente no aceptéis Mi ayuda, la rechacéis o la ataquéis.

Desgraciadamente el problema no queda solo aquí. En mayor o menor grado casi todos vosotros, en una o  en varias ocasiones, os habéis vuelto cómplices del Demonio al haber sido causa de tentación.

Mujeres seduciendo a hombres, sin importarles edades o rango, entre ellos a Mis sacerdotes.

Hombres seduciendo a mujeres sin importarles su estado social: solteras, casadas, viudas, religiosas o menores de edad.

Jóvenes de ambos sexos causando problemas a todos niveles y a todas edades.

Y a veces aún a casi niñas que han sido maleadas por el mal ejemplo de los adultos, ya destruyendo vidas humanas y espirituales.  

Todo es ya podredumbre, sabéis que no estoy hablando por hablar y esto os lo recuerdo para que escudriñéis bien en vuestro corazón y pidáis perdón por todas aquellas ocasiones durante toda vuestra vida,

en que os volvisteis cómplices del Demonio y le ayudasteis a llevar a las almas de Mis pequeños, de vuestros hermanos, a la tentación o a la muerte eterna.

Los medios masivos de comunicación se han vuelto, también en su mayoría, junto con algunos de sus empleados a los que llamáis “artistas”,

un medio único y eficiente para el Demonio, para transmitir sus errores, de tal manera que ya ni los mismos padres pueden controlarlos sin recibir regaño de sus propios hijos.

Ya de esto os he hablado antes y debéis de retomar nuevamente éste consejo.

Si estáis permitiendo que se transmitan eso programas, o si no los evitáis de alguna forma, todos vosotros os estáis convirtiendo en cómplices del Mal.

Obviamente no todo lo que se transmite por éstos medios es nocivo, por eso debéis ser selectivos, es vuestra alma y la de vuestros hijos las que están en juego.

Meditad esto con honestidad en vuestro corazón y os daréis cuenta de la realidad a la que os lleva.

Aún Mi propio Hijo fue tentado por el maligno en el desierto, pero Él se protegió con la Oración y el Ayuno, cosa que para la mayoría de vosotros se os hace obsoleto e impracticable.

Aún sin hablar de ayuno, lo cual se os hace “excesivo” a vuestra corta espiritualidad, simplemente el hablar de Oración ya se os hace pesado.

Os vuelvo a recalcar, estáis en el Mundo, EN UN CAMPO DE BATALLA REAL  y no os estáis protegiendo como debierais.

El guerrero enemigo, el Demonio, os acecha las 24 horas del día y vosotros no caéis en la cuenta por donde os está atacando

Y ESTO OS SUCEDE PORQUE AL FALTAROS LA ORACIÓN

NO SE OS HAN ABIERTO VUESTRAS CAPACIDADES

PARA DISCERNIR LO QUE SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR

Y saber si lo que sucede en vuestra vida es bueno o es malo y termináis dejándoos conducir como borreguitos: hacéis lo que la mayoría hace.

‘Si la mayoría lo hace, es bueno’, es ahora vuestra errónea sabiduría.

No os habéis percatado de las múltiples facetas utilizadas por el Mal para llevaros a una pobreza espiritual. No sois más que soldados vencidos antes de entrar a la batalla.

Si no os acercáis a Mí, a la Fuente de todo Bien, a la Fuente de la Sabiduría, a la Fuente de toda Enseñanza, no podréis manteneros firmes en la Fe y con posibilidades de luchar contra vuestro Enemigo quién es muy fuerte.

No os estáis alimentando como debierais y por eso caéis fácilmente en los primeros ataques que os propina el mal.

En pocas palabras, ya no sois guerreros a los que se les pueda confiar una misión, porque no estáis preparados para defender lo que es de vuestro Padre.

Os habéis vuelto almas débiles, almas cobardes, almas sin deseos para defender, aún a costa de vuestra vida, los bienes de vuestro Rey.

Hijitos Míos, meditad en éstos días de PURIFICACIÓN sobre el estado real de vuestra alma.

Y sobre las ocasiones en las cuales os habéis vuelto también demonios, al haber llevado a vuestros hermanos al pecado mortal ó a su condenación eterna.

Soy duro ahora, pero es la realidad, porque no Me gusta perder almas, Mis almas a manos de otras de Mis almas que se vendieron al Mal,

ESO ES TRAICIONARME, eso es muy grave a Mis ojos,

¡SÓIS OTROS CAÍNES, ASESINOS ESPIRITUALES DE VUESTROS HERMANOS!

Arrepentíos de corazón, que Yo os perdonaré, si realmente tratáis de enmendaros.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Entended, hijitos Míos, que el tiempo que os queda es breve, pero con la Oración comunitaria podréis lograr muchísimo,

porque Yo os indicaré lo que deberéis hacer para que seáis protegidos y también el cómo deberéis de proteger a vuestros hermanos de todo el Mundo.

BUSCADME EN VUESTRO INTERIOR EN DONDE YO HABITO DE SIEMPRE

PonedMe ahora en primer lugar de vuestra vida y vayamos juntos a uniros con vuestros hermanos para adquirir esa fuerza comunitaria la cual unirá Cielo, Purgatorio y Tierra en una sola entidad,

Para que la salvación del género humano y Mi Segunda Venida a la Tierra, se realicen.

Ya sea que os deis con Oración profunda y de corazón por las almas de vuestros semejantes en el Purgatorio…

O al otro lado del Mundo, a quienes no conocéis,

también dad de corazón y con amor, de lo que Mi Padre os ha dado gratuitamente en Su Providencia a cada uno de vosotros, a todos aquellos que se os acerquen a pedir una caridad.

Un amor sin obras se olvida muy pronto. Por eso Mi Padre Me envió a Mí, a Su Hijo, a evangelizar y ahora Yo le pido a los Míos de éste tiempo, hacer lo mismo

Y LES DIGO LO QUE LES DIJE A MIS APÓSTOLES DE AQUÉL TIEMPO:

“ID Y PREDICAD A TODAS LAS NACIONES”.

Todo lo que hagáis por vuestros semejantes, por todos vuestros hermanos, Mi Padre os lo recompensará con creces.

Ahora, en los tiempos en los que vosotros vivís, sucede exactamente lo mismo.

Satanás no puede cambiar su actuación contra el hombre, porque es el mismo de siempre, sus mentiras y sus ataques son los que usó en la antigüedad, porque su caída lo limitó para siempre,

pero le siguen dando resultado, porque el hombre sigue sin protegerse, por alejarse de su Dios.

A los Míos es estos tiempos, se les ataca, se les ridiculiza, se les asesina.

Quizá los métodos actuales sean más sutiles, pero la finalidad es la misma, tratar de destruir Mí Obra y destruirMe del corazón del hombre.

Yo les previne a Mis Apóstoles y Discípulos, cuando los mandé a predicar, haréis grandes cosas, pero también seréis perseguidos por Mí causa.

Y la “causa” es de lo más noble y de la mayor magnitud que un alma puede tener, el servir a su Dios.

EL SERVIR A SU DIOS,

EL SALVAR ALMAS POR MEDIO DE MÍ PALABRA,

EL MORIR POR SU DIOS,

SON REGALOS HERMOSÍSIMOS PARA UN ALMA,

Pero debido a vuestra fragilidad humana, no podéis comprender perfectamente la magnitud del Regalo que os doy.

Al pertenecer a vuestro Dios, por medio de vuestro fiel servicio, estáis asegurando un tesoro grandísimo en el Reino de los Cielos,

PORQUE SI OS ESTÁIS VOLVIENDO UNOS CRISTOS EN LA TIERRA,

ESTARÉIS ALCANZANDO LA GLORIA DE UN CRISTO EN EL REINO DE LOS CIELOS.

Mí Padre paga en forma infinita a todos aquellos que son Nuestros.

Que han sabido mantenerse con Nosotros. Que Nos han transmitido a los demás y que puedan vivir por Nosotros.

Padre Maximiliano Kolbe

El morir por alguien, el dar la vida por un hermano, es la acción más loable que un ser humano puede realizar.

Le está regalando su propia vida por proteger la de él. Humanamente los llamáis héroes, porque dieron su vida por alguien o por un ideal.

Imaginaos lo que sois ante los Ojos de Mí Padre cuando os dais por Nuestra Obra, por Nuestros intereses, cuando os dais por Mí, Su Hijo, esto es algo que no alcanza a abarcar vuestra pequeña mente,

pero os puedo asegurar que el regalo que recibe un mártir en el Reino de los Cielos, es de los más altos y deseados por todas las almas.

EL VALOR DEL MÁRTIR NO TIENE PARANGÓN

Primero, porque se vuelve otro Cristo Conmigo y con ello alivia a una gran multitud de almas de las penas del Purgatorio, alcanzando con éste hecho, una gran Gloria al regalarLe éstas almas a Mí Padre.  

Y por otro lado, el mártir se vuelve ejemplo vivo desde antes de su martirio, de lo que debe ser la vida de un verdadero hijo de Dios, ayudando con ella a muchas almas a cambiar de vida y ayudándoles en su salvación.

Vosotros decís que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra y éste vale para lo bueno y para lo malo, pero si vosotros habéis escogido el camino bueno, entonces os estáis entregando a vuestro Dios y Él no os puede olvidar.

Os he dicho y os lo recuerdo, como decía Mi apóstol, “estáis en el mundo pero no debéis pertenecer a él”.

Esto provoca una lucha continua y tremenda, entre el cuerpo que busca las leyes del Mundo y el alma que tiende a las Leyes Divinas.

Si buscáis la ayuda de las fuerzas de Dios -Sus virtudes, Gracias y Bendiciones-, la lucha se le hace más fácil al alma; pero si no contáis con ellas, porque no os interese, porque no lo queráis,

pronto el alma sucumbe a las fuerzas del Mundo, a las fuerzas del Mal.

Cuando os dais cuenta por Mi Gracia, que lo que debéis hacer en el Mundo es el buscar vuestra salvación y la de vuestros hermanos,

entonces el alma debe luchar fuertemente contra las fuerzas del mal y es cuando os debéis hacer la guerra a vosotros mismos.

Lo que el mundo os ofrece es placer, descanso, goce material de toda índole, pecados enmascarados con una supuesta paz familiar ó paz económica que cubre “todas vuestras necesidades”.

El demonio os puede “consentir” para que al estar enfrascados en los goces  y placeres del mundo, os olvidéis de Mi y de la tarea de corredención que cada uno de vosotros traéis.

Si él logra que os olvidéis, vuestra estancia en la Tierra es estéril para el Cielo.

Muchos de vosotros podéis decir: “Yo no hago mal a nadie ni cometo los pecados graves que cometen mis hermanos.”

Apocalipsis 3, 14-22

“Yo gozo del mundo y de sus cosas. Yo estoy bien.”

Sí, es verdad que no cometéis faltas graves, que vivís para vosotros mismos, pero ésa no es la razón de vivir de un hijo de Dios que ha venido a la Tierra a servirMe.

El alma que baja a la Tierra a servirMe tiene que hacerlo ayudando a la redención del género humano en todas sus facetas: Donación, crecimiento espiritual por medio de la palabra y el ejemplo,

sacrificio y penitencia para expiar por los propios pecados y por los de sus hermanos, vida en la Gracia, en la pureza y en la humildad.

Si no venís para levantar a vuestra alma a niveles espirituales Divinos y para ayudar en lo mismo a la de vuestros hermanos en la Tierra y del Purgatorio, vana es vuestra estancia en la Tierra.

No hacéis el mal, pero tampoco hacéis algún bien.

Se purifican en el Purgatorio bajo la inexorable Justicia Divina

Os tenéis que hacer la guerra a vosotros mismos negando vuestras comodidades terrenas y no buscando afanosamente cómo gozar más.

Mi Vida Pública, la de Mis profetas y seguidores siempre ha estado estampada de sacrificios, penitencias, dolores, ayunos, rechazos, muerte física.

Mis seguidores sufren en el mundo, porque el mundo los ataca, los considera “negativos” para la vida que se desarrolla en el Mundo,

Porque pueden ayudar a la salvación de las almas, cosa que al demonio, Príncipe del Mundo, no le interesa.

Si sois Míos, si pertenecéis a vuestro Dios, si realmente os consideráis parte del Cielo, debéis defender en vosotros todo aquello que os mantenga Conmigo.

Si el Mundo os pide goces desordenados, vosotros deberéis atacar con la prudencia y la virtud.

Si el Mundo os pide muerte espiritual, vosotros deberéis buscar a vuestro Dios a toda costa.

Si el Mundo os pide gula y exageración de gustos a todos vuestros sentidos, vosotros deberéis atacarlo con el sacrificio y la penitencia.

Si vosotros buscáis satisfacción corporal, en donde no puede vivir Mi Santo Espíritu, vosotros deberéis luchar contra él imponiéndoos ayunos.

TODOS Mis profetas antiguos, actuales y Yo mismo hemos aprovechado el valor tan grande que tiene el Ayuno.

Mi Madre Santísima en Sus Apariciones os lo ha recomendado multitud de veces.

El Ayuno de alimentos, limita al cuerpo y a sus leyes y os eleva a niveles Divinos.

El Ayuno aligera vuestra carga terrena y os permite volar hacia vuestro Dios.

El Ayuno une vuestra alma con Mi Corazón, porque el alma, al sentirse libre de algo tan básico del mundo, al no sentirse ya necesitada primordialmente de las necesidades de la carne,

ADQUIERE LA FÁCIL LIBERTAD PARA DIRIGIRSE A SU DIOS

El alma se libera cuando se le vence a la carne y es cuando el alma se potencializa porque entra en comunión con su Creador.

“Una sola gota Mi Sangre sería capaz de salvar a mil mundos”.

Yo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. No hay mejor alimento ni medicina para el alma, que el recibirMe, en estado de Gracia, en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios.

La gran mayoría de vosotros no le permitís al alma alcanzar este gozo entero, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del mundo.

Pronto sabréis el regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y no sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe, su gozo es tan grande que no pueden contener todo Mi Poder de Amor, e inmediatamente lo empiezan a transmitir,

primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así, las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

Somos una familia y con vuestra ayuda puedo actuar en vuestros hermanos.

El que en Mí confía, se ayuda a sí mismo y ayuda, a que Mis Gracias y Bendiciones sigan cayendo sobre sus hermanos.

Quizá alguna vez os hayáis preguntado qué hicisteis para haber recibido tal o cuál regalo, económico o espiritual, precisamente en el momento que más lo necesitabais y sin haberlo, ni siquiera, pensado ó pedido.

Esto sucede porque Yo voy viendo por vuestras necesidades espirituales y materiales en cada uno de vosotros,pero necesito de las Oraciones de Intercesión que se Me ofrecen de todas partes del Mundo, por vuestros hermanos, que ni conocéis y que continuamente se Me dan para ayudaros.

Tales oraciones, sacrificios, Misas, comuniones, rosarios, la cruz de cada día o aún su misión, aceptada y ofrecida con amor; son los que _ logran que otra alma, quizá del otro lado del Mundo, reciba Mis Bendiciones.

Esto, como ya os había explicado, SE LLAMA LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS,  por lo que vuestras oraciones y actos piadosos que salen de vuestro corazón amoroso,

también llegan al Cielo y al Purgatorio, pero ésas almas también oran por vosotros que aún estáis en la lucha aquí en la Tierra.

Todos vosotros, en el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, sois hermanos y todos vosotros necesitáis de Mis Gracias y de Mi Amor.

Por favor, no desperdiciéis, ya más, vuestros, actos, dolores, alegrías, todos ellos valen muchísimo, siempre y cuando, con Fe y con Amor, los unáis a los Míos.

POR ESO TANTAS VECES OS HE DICHO QUE JUNTOS, PODREMOS LOGRAR LA SALVACIÓN DE TODA LA TIERRA.

Hijitos Míos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo aquello que hacéis por las almas es un rocío santificante para las almas del Cielo,

un rocío refrescante para las ánimas del Purgatorio y un rocío Salvífico para todas las almas de la Tierra.

Vuestras oraciones nunca, nunca se desperdician y todas ellas producen fruto que vuela hacia el Cielo.

Como Yo os decía, Mi Palabra es como esa gota de agua que cae de la nube, llega a la tierra, fecunda y regresa dando frutos al Cielo.

Yo os enseñe a orar, Yo os enseñe a vivir en la Tierra, para eso bajé, para que fuera Maestro, Guía, Luz, Verdad aquí en la Tierra.  

Y ahora vosotros estáis haciendo lo mismo, con vuestra oración, con vuestras penitencias, con vuestros sacrificios.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que lo que Yo permito en vuestra vida, lo permito para vuestro bien.

Sabéis que nada sucede por casualidad y siempre va a ser para bien.

Así que Mis pequeños, confiados en esto que os digo, no despreciéis cuando Yo os mande alguna prueba ó un dolor,  alguna molestia a vuestro cuerpo o a vuestra alma,

OFRECÉDMELO, que Yo Me di en totalidad por vosotros. Unios inmediatamente a Mis méritos para que salvemos a muchas almas y especialmente a la vuestra.

Obviamente, es más valioso el regalo que Me dais cuando sale de vosotros mismos, que son las penitencias y los sacrificios que vosotros mismos os imponéis,

Porque de ésta forma estáis venciendo vuestro “yo”, estáis venciendo vuestras comodidades y así, vuestro acto tiene un doble valor.

Pero cuando el alma no está dispuesta a ofrecerse de ésa forma, Yo tengo que permitir que le sobrevenga algo, para que le ayude a esa purificación, a su santificación.

O a moverla nuevamente a regresar al camino indicado por Mí desde toda la Eternidad.

Todo siempre va a ser para vuestro bien, aceptadlo y agradecedlo, Mis pequeños,

PORQUE ES PREFERIBLE MITIGAR AQUÍ VUESTROS DOLORES CAUSADOS POR VUESTRO PECADO,

QUE MITIGARLOS EN EL PURGATORIO

QUE AHÍ SE IMPONDRÁN ESOS DOLORES PARA VUESTRA PURIFICACIÓN.

Aprovechad todos los momentos de vuestra vida para ofrecerlos, no necesariamente todos serán de dolor.

También las alegrías, también la convivencia con vuestro Dios, el hacerle caso a su Dios, a Mí, que se Me olvida tanto, que se Me aparta tanto de la vida del hombre,

esos momentos que también Me dais en compañía, también son grandes a Mis Ojos y también son reparadores para el alma.

Así que dadMe todo, Mis pequeños, todo lo que suceda en vuestra vida, que siempre será para vuestro bien y para el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, vosotros, los que ahora estáis misionando sobre la Tierra, unid vuestro clamor al clamor de los Cielos y del Purgatorio.

Para que la Justicia Divina, Mi Misericordia Infinita, se muestre ya sobre la Tierra y purifique a todos los pueblos, para que esto prepare Mi Segunda Venida y que conviva ya entre vosotros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, a los que he instruido, a los que habéis aceptado Mi Voz, Mi llamado; VENID, venid a Mí y en paz, en amor, levantad vuestro clamor.

Tantas injusticias que se dan entre vosotros, tanta falta de amor que existe en los corazones, tanta maldad que se produce por los corazones alejados.

Esto Mis pequeños, no se puede quedar impune; la Maldad está destruyendo lo que Me pertenece, lo que le pertenece a Nuestro Padre.

Por mucho tiempo se os ha instruido y habéis desperdiciado todo ése tiempo. No es justo ya y lo digo Yo, vuestro Dios y Señor; para las almas buenas, que sigan sufriendo por las almas necias.

Por eso os pido a las almas justas que elevéis más fuertemente vuestro clamor y así uniéndoos al clamor del Cielo, del Purgatorio y entre todos vosotros de la Tierra,

Implorad a Mi Padre Mi pronta llegada a la Tierra, es necesario ya, Mis pequeños, es necesario ya.

Satanás como veis, prácticamente se ha adueñado de todo cuanto existe y de una gran multitud de almas que ya no viven para vuestro Dios.

Hijitos Míos, sigo aquí en el Huerto de los Olivos, orando y sufriendo.

Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos. Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

No se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros no comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. No os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

Y YA SEA EN LOS CIELOS,

EN EL PURGATORIO O EN EL INFIERNO

 ES CUANDO COMPRENDERÉIS CÓMO OS AMAMOS.

La noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.

Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños?

¿OFRECERÉIS VUESTROS SUFRIMIENTOS, QUE ESTÁIS YA PADECIENDO,

Y ALGUNOS PADECERÉIS TODAVÍA PEORES,

PARA ALIVIAR MIS DOLORES EN EL HUERTO?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso,

¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, no tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

Por eso insisto en vuestra perfección,

PORQUE OS TENÉIS QUE IR PREPARANDO

PARA VIVIR EN EL REINO DE LOS CIELOS,

DONDE TODO ES PERFECCIÓNCuando no lucháis por obtener ésa perfección aquí en la Tierra, siendo un ejemplo para vuestros hermanos y ayudándoles también a lograrlo,

Os tendréis que purificar, si es que vuestros méritos no os alcanzan para vuestra salvación,

EN EL PURGATORIO: LUGAR DIFÍCIL, DOLOROSO

QUE CIERTAMENTE EN ALGÚN TIEMPO SALDRÉIS DE AHÍ

PERO EL SUFRIMIENTO ES TREMENDOYo os vine a mostrar el Camino, Mis Palabras fueron obras, no dije una cosa y obré de otra forma, como ciertamente los fariseos hacían, tenéis que ser de una sola pieza.

El Amor no miente, el Amor no traiciona, el Amor no critica, el Amor ayuda a levantar al hermano que vive en el error.

El Amor perfecciona, el Amor da vida espiritual y Paz Celestial, el Amor es el Alimento de los Cielos.

Debéis empezar a vivir el Amor, para que podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Acudid a Mí, vuestro Hermano, vuestro Dios, para que os Guíe, os Enseñe y os lleve a amar verdaderamente a vuestros hermanos y a Mí, vuestro Dios;

Como Yo os amo, como Yo os amé, cuando Me di por cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre, vuestro hermano y en Nombre de Mi Espíritu de Amor, a quién deberéis acudir para que os cambie vuestro corazón de piedra, por un corazón como el Mío.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

Yo os Bendigo y os amo con el Amor de Mi Padre, con el Amor de Mi Redención y con el Amor Purificador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

R153 COMANDANTE SUPREMA


Septiembre 08 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, las delicadezas de Mí Corazón, son excelsas. Yo os cuido y os protejo como joyas preciosas. Sóis regalos de Mí Señor, hacia Mí, Su Sierva.

 El Mal os quiere destruir, Yo Vuestra Madre Santísima, tengo la Tarea Divina de rescataros de la inmundicia y del pecado que el Maligno os está inculcando.

Su bestialidad en poco tiempo se mostrará a lo máximo, pero no temáis Yo estaré con vosotros.

Yo Soy la Mujer Vestida de Sol que aplastará la cabeza de Satanás, él lo sabe y por eso ataca con furia a todo lo que es Mío y a los Míos,

Pero el Poder que viene de lo alto Me ha dado toda la fuerza para vencerlo, no temáis, Yo estoy con vosotros.

El os ha estado tratando de engañar a través de todos lo tiempos. Los errores en los que la humanidad ha caído por escucharlo, son ya demasiados y están llevándoos a la perdición de vuestros cuerpos y almas.

El Mal no respeta ni respetará nada. Yo, Vuestra Madre Celestial, os he de guiar a lugares seguros. Deberéis profundizar en la oración, no le déis un valor superfluo a ella, es poderosísima.

Vuestra oración, la cuál Yo tomaré, la purificaré y la levantaré en Ofrenda, junto con la oración de Mí Hijo, para ayuda vuestra, de los vuestros y de todos vuestros hermanos que vivís ahora éstos momentos de cambio.

No temáis, la Fuerza y el Poder de Vuestro Dios y Señor está con Nosotros.

La Sabiduría Eterna se mostrará y os mostrará vuestra pequeñez. Yo deseo llevaros a una santidad digna del Nuevo Reino, dejáos mover por Mí Ayuda y Mí Voluntad, que es la de Mí Señor y Mí Dios.

Hijitos Míos, Yo, Vuestra Madre, deseo hijos purificados en el Amor y para ello deberéis vivir en él. Apacentád el Rebaño de Mí Hijo con vuestra propia vida volcada a los intereses celestiales.

Varios de vosotros seréis nuevos guías de la Iglesia de Mí Hijo, dejád que la Gracia de Mí Esposo, el Santo Espíritu, fluya a través vuestro. Sus Potencialidades son máximas, son de Amor y Perfección.  

Un Nuevo Reino de Perfección se acerca y deberéis daros cuenta de que sóis pequeños y de que no podéis alcanzar esa perfección por vosotros mismos,

NECESITÁIS FUERZA Y GUÍA DE LO ALTO

Y PARA ESO LLEGO YO, VUESTRA MADRE Y MAESTRA

 Para guiar y educar la Nueva Estirpe del Amor.

Seréis Nueva Estirpe, Nación Consagrada a Vuestro Dios y Señor, por quién se vive y por quién viene la Salvación a todos los pueblos de la Tierra.

Viviréis eternamente agradecidos al ver las maravillas de Su Corazón, a la pequeñez del vuestro. Seréis colmados por Su Amor. Dejáos conducir y no os arrepentiréis.  

Almas volcadas en la Virtud Yo deseo. Almas volcadas en la Voluntad Divina Yo busco. Almas donadas al Amor, Yo espero ver, para poderlas conducir hasta la Presencia Real de Nuestro Dios y Señor.

Abandonáos perfectamente, como Yo Me abandoné a Mí Señor, con Fé, con Confianza, con Humildad y ya sabéis lo que Él hizo con Su Sierva, el regalo máximo de Su Amor que se desarrolló en Mí Vientre Virginal.

Vuestra pequeña donación, de corazón y en plena confianza, será coronada con las riquezas del Amor de Vuestro Dios, las cuales no tienen par sobre la Tierra y son omnipotentes e inigualables.

Bendecid en todo momento a Vuestro Dios, alabádLo, agradecédLe porque os ha permitido vivir estos momentos de cambio, en los cuáles veréis Su Misericordia y Su Amor en pleno, en vuestras vidas.

Y veréis maravillas a vuestros ojos que os harán ruborizar y humillar ante Su Poderío Divino.

Sóis pequeños comprendédlo, la Gracia sólo se puede manifestar en almas humildes.

Vivíd la pequeñez del hijo que apenas dá los primeros pasos y que necesita la ayuda de sus padres para ser guiado.

La gran mayoría de vosotros, apenas estáis dando los primeros pasos, dejáos guiar por Vuestra Madre para que Yo pueda hacer de vosotros joyas preciosas a los Ojos de Nuestro Padre.

Y Me pueda enorgullecer de haberos preparado en el Amor y en la total donación de vuestra voluntad.

ORAD CON MUCHO AMOR EL SANTO ROSARIO

Hijitos Míos, el medio más efectivo para manteneros unidos es la Oración.

Vosotros lo sabéis, y se os ha dicho que manteniéndoos unidos podréis hacer grandes cosas y que la oración siempre va a unir más a la familia, os va a unir a vosotros como hermanos, os va a unir como Pueblo Escogido de Dios.

Se os ha anunciado todo, pero no todos quieren tomar ésta Sabiduría Divina. La Oración del Cielo con la Tierra; de la Tierra con el Purgatorio; del Purgatorio con el Cielo, la debéis hacer ésa vida familiar.

Vosotros en la Tierra debéis procurarla, la oración une familias, une pueblos enteros, une al Mundo entero.

Hijitos Míos, a través de la Oración, podréis obtener todo, sabéis lo importante y necesaria que es la oración; que es la unión íntima con vuestro Dios.

Yo Soy la Madre que Guía al género humano, que os trata de llevar hacia esa intimidad que Yo siempre tuve.

Mis pequeños, manteneos unidos, manteneos en oración y así la Promesa de Mi Hijo se realizará, que cuando dos o más estén reunidos, Él estará en medio.

Mis pequeños, ésta es una Promesa que se da en realidad, y se adquiere una fuerza tremenda, porque es vuestro Dios el que está en medio de vosotros.

El Demonio, Satanás, esa fuerza invasora de las almas, siempre está tratando de desunir, de apartar a las almas de orar, de convivir con su Dios, entra en las familias, entra en la Iglesia, entra en los grupos.

Trata siempre de desunir, porque él sabe que aislados, seréis presa fácil de las pasiones, del error, del pecado; unidos siempre tendréis más fuerza, porque Nosotros Estaremos ahí, protegiéndoos, ayudándoos, levantándoos.

Siempre contaréis con Nosotros para haceros crecer espiritualmente, para protegeros contra las fuerzas del Mal, para ayudaros en vuestra Misión en la Tierra, para llevaros a la Perfección del Amor.

Nunca os separéis, Mis pequeños, manteneos unidos. Orad unos por otros, orad en familia, con la vuestra que tenéis aquí en el Cielo, unios siempre, unid el Cielo al Purgatorio así como lo hacéis;

Unidos todos, sois familia Mis pequeños, siempre, siempre debéis manteneros unidos, que vuestro Dios siempre esté en medio de vosotros,

que vuestro Dios que escucha todas vuestras oraciones, derrame siempre en vosotros las necesidades espirituales para cada uno de vosotros pedidLe.  

PedidLe sin cansancio para vuestro prójimo, para vosotros mismos; sois muy pequeños y no sabéis pedir Mis pequeños.

Acercaos a Mí, pedidMe Mi ayuda, para que Yo pida por vosotros.

No os desesperéis, no perdáis esa Paz en vuestro corazón, no estéis aislados para que no os sintáis aislados. Las Gracias se reciben más en grupo que en aislado.

Éstos, que son tiempos de la gran lucha, él está atacando ahora mucho más a Mi obra redentora junto con la de Mi Hijo.

Mi Presencia Salvadora, con la cual Mi Hijo Me dotó para levantar a todos aquellos de vuestros hermanos que están muertos a la Gracia, que se sienten sin Salvación que necesitan vida,

Yo ahí estoy, como Madre vuestra levantándoos, guiándoos,

Me sigo apareciendo en los pueblos para que acudan a Mí, para que vean que es una realidad de que el Cielo se preocupa por las almas de la Tierra. 

No estáis olvidados, Mis pequeños, y nunca lo estaréis. La Trinidad Sacrosanta está viendo por vosotros, Yo, vuestra Madre, estoy viendo por vosotros,

los Ángeles y los Santos del Cielo, están viendo por vosotros, las almas del Purgatorio, oran por vosotros, no estáis olvidados del Cielo, Mis pequeños, no estáis solos en ningún momento.

Sí, Mis pequeños, vosotros contáis con la fuerza de protección del Cielo, de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad, la Mía, de vuestra Madre.

De Mi Esposo, San José; mi esposo terrenal, que también os ama tanto y os conoce; de los ángeles, de los santos, de las benditas almas del Purgatorio.

Aquellos que se están basando solamente en vida terrena, que quieren tomar sus fuerzas y su protección solamente en lo terreno, terminan sucumbiendo, Mis pequeños.

Porque Satanás, que es también un ser espiritual, os engaña; os lleva a que os enamoréis solamente de lo terreno y cuando estáis ya embebidos en lo terreno, ataca vuestra parte espiritual y os destruye.

No os habéis percatado de ello la gran mayoría de vosotros, los que estáis inmersos en el mundo, él no quiere lo terreno que vosotros le podéis dar,

a él no le interesan los bienes de la Tierra, de los cuales os enamoráis, él ataca vuestra alma, la debilita, la destruye y os lleva a la condenación eterna.

Soy vuestra Madre, Mis pequeños, y lloro también como Mi Hijo, la pérdida de un alma que se condena

Ciertamente, estáis en proceso de purificación, que va a ser un bien supremo que Nuestro Dios os está dando a cada uno de vosotros.

Vosotros, ciertamente lo entendéis mal, porque veis que va decreciendo vuestra economía. Ya no podéis obtener los bienes materiales tan fácilmente como antes los obteníais y no en la cantidad que vosotros quisierais.

Y en muchos de vosotros, vuestros hogares han quedado destruidos, ya sea por el viento, por las aguas, por los terremotos, por el fuego.

Muchos de vosotros estáis siendo atacados por fuerzas malignas de gente armada, que van destruyendo vidas y que van causando mucho pánico en vuestra vida diaria.

Y así, cada país va siendo probado de diferentes formas, pero Yo os he dado el remedio en cada una de Mis Apariciones y el remedio ha sido el mismo Mis pequeños: la vida en la Gracia y el rezo del Santo Rosario.

Nuestro Dios no os pide cosas extraordinarias para vuestra salvación, Él se va a lo sencillo y es lo mismo que os estoy pidiendo que hagáis Mis pequeños, también para vuestra protección contra las fuerzas de Satanás.

En vuestras capacidades humanas, no podéis comprender que el rezo del Santo Rosario, algo aparentemente sencillo, pueda doblegar las fuerzas poderosas de Satanás, pero así es, Mis pequeños

Y por eso, Nuestro Dios os da el ejemplo de David y Goliat, un niño luchando contra un gigante poderoso, extremadamente fuerte, un guerrero entrenado para destruir.

Y ése niño aparentemente indefenso, con un arma sencilla, que hasta risa le dio al mismo Goliat, cuando se presenta a luchar contra él; pero era un arma que tenía la Fuerza Divina.

EL SANTO ROSARIO ES ÉSA HONDA DE DAVID

Es un arma aparentemente sencilla, pequeña, contra el poderío de Satanás, que también lo palpáis; pero que os falta Fe para saber que con el Santo Rosario lo podéis destruir.

Os he dado un arma poderosísima, es el Santo Rosario y si os unís Mis pequeños en confianza, en Fe, en amor, podréis doblegar las fuerzas de Satanás

Y DESTRUIR SU PODER MALIGNO SOBRE TODOS VOSOTROS,

SOBRE EL MUNDO ENTERO,

SOBRE EL UNIVERSO INFINITO

El Santo Rosario es realmente un arma de amor poderosísima y si lo rezáis con ésa Fe con la que se presentó David contra Goliat, veréis que el mal se irá terminando sobre la Tierra.

A pesar de que se os ha venido avisando de mucho tiempo atrás, muy pocas almas han detenido su paso en la vida y han cambiado de rumbo hacia el Bien.

Pero muchas otras, a pesar de que tuvieron el Llamado, no le hicieron caso o ni siquiera les interesó.

Los momentos de vuestro JUICIO PERSONAL os indicarán cómo está vuestra vida y vuestro interior, cómo os presentaréis ante vuestro Dios. Él es Justo y dadivoso en extremo, vosotros no.

NO OS IMAGINÁIS CÓMO OS AMA

LO CAMBIAMOS POR BIENES MATERIALES

Y VOSOTROS, CÓMO LE FALLÁIS

Soy vuestra Madre y voy buscando a cada alma para que regrese al Redil.

¡Veis la Bondad de la intención, pero no os interesa, pretextos tenéis a miles para no venir a donde Nuestro Dios quiere que estéis!

Vosotros mismos os juzgaréis en el momento indicado, ya no os podréis esconder,

Todo quedará claro ante vuestros ojos, sabréis perfectamente adónde iréis y vosotros mismos tomaréis el rumbo que vuestro corazón os indique.

Benditas aquellas almas que gozarán, porque verán a Nuestro Dios alegre, porque fuisteis almas que acudisteis a Su Llamado,

Le seguisteis y hasta sufristeis por manteneros en la Verdad y en el Amor de Nuestro Dios,

vuestro momento, de gran felicidad, también se acerca, mientras para unos será el sufrimiento y el llorar, para otros será la alegría y el reír.

Mientras tanto, Mis pequeños, Yo, como Madre vuestra, seguiré tratando de convencer a las almas alejadas, a regresar al Rebaño de Mi Hijo.

Vosotros, los que entendéis ésta problemática espiritual, orad, orad por aquellos que no buscan el vivir para Nuestro Dios, pero sobre todo, que no buscan una vida eterna en Nuestro Dios.

Entended, Mis pequeños, que os estáis jugando vuestra Vida Etern.

SI VAIS HACIA EL MAL,

En el INFIERNO SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

VUESTRO SUFRIMIENTO SERÁ ETERNO,

NO HAY VUELTA ATRÁS.

Meditad la palabra “eterna”, pedidLe ayuda a Mi Esposo, el Espíritu Santo, para que os haga entender lo que es la eternidad, estaréis sufriendo por toda una eternidad o estaréis gozando por toda una eternidad.

Ya no habrá tiempos, el tiempo desaparecerá.

Seréis parte, los que fuisteis malos, de un mal eterno y los buenos, seréis parte de un bien eterno. Obscuridad y Luz, totalmente separados unos de otros.

Son palabras fuertes, Mis pequeños, entended esta realidad y que os haga temblar el simple hecho de pensar que podríais estar en un ambiente de maldad eterno.

Vosotros los que estáis Conmigo, os he llevado hacia Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad, sois pequeñitos, insignificantes; pero Mi Señor y Mi Dios, está con vosotros y eso es lo que os da una fuerza inmensa, un poder Infinito.

Porque Mi Señor y Mi Dios trabaja a través de vosotros y de esta forma, le estáis quitando poder a Satanás y esto es lo que lo está avergonzando ante todo el Infierno, ante todo el Purgatorio, ante todo el Cielo, ante todo el Universo.

Está siendo vencido por Mí, por la Sierva del Señor y por Sus Creaturitas, vosotros Mi Calcañar.

Estos son tiempos de Gran Tribulación, estos son tiempos de gran purificación, estos son tiempos que recordaréis como un parteaguas en la Humanidad.

En donde se verá nuevamente la Mano Poderosa de Nuestro Dios, terminando con la Maldad de Satanás y regresando a esta humanidad al buen camino.

Vosotros no sabéis si quedaréis después de la Gran Tribulación, quiénes quedarán en la Tierra y quiénes serán tomados, ya sea para el Cielo o para el Infierno.

Los que quedéis, veréis un Mundo renovado, bellísimo y tendréis ésa obligación de amor que tienen aquellas almas que realmente aman de corazón a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre Santísima.

DeseareMos Vivir entre los hombres, porque el hombre habrá ya entendido su Misión, pero después de haber tenido una purificación dolorosa, bien merecida, porque os desviasteis del camino.

Sois Mis hijos, os amo, pero

HAY TANTOS DE VOSOTROS QUE LE HACEN TANTO DAÑO AL CORAZÓN DE MI HIJO

(Por creación nuestras almas son las ‘celulitas’ del Corazón de Dios y con nuestros pecados le ayudamos a Satanás a “DESTRUIRLO”)

Y ASÍ COMO LOS SOLDADOS ROMANOS LACERARON LAS CARNES DE MI HIJO

VOSOTROS, CON VUESTROS PECADOS, LACERÁIS SU CORAZÓN.

Habrá un tiempo, Mis pequeños, en que vosotros sentiréis el Dolor del Corazón de Mi Hijo, que se dio por vosotros.

Os habéis vuelto insensibles porque muchas veces habéis visto la representación de la Muerte de Mi Hijo y poco se mueve vuestra alma en compasión, en arrepentimiento.

Vuestra maldad es mucha y ciertamente viviréis en carne propia, una purificación para vuestro futuro particular.

ALGUNOS QUEDARÉIS PARA LOS NUEVOS TIEMPOS

OTROS SERÉIS TOMADOS AL REINO DE LOS CIELOS

OTROS AL PURGATORIO

Y OTROS A LOS INFIERNOS

Son tiempos en que por vuestra donación y aceptación a lo que os pase,

Si os toca ser asesinados por ser verdaderos apóstoles de estos tiempos o por defender Su Santo Nombre, como ahora lo estáis viendo allá, en las lejanías, en el Oriente,

ésas almas son tomadas directamente al Reino de los Cielos, como prometido está.

Sí, Mis pequeños, estáis llamados a ser poseedores del Amor de Nuestro Dios, no hay ninguna riqueza, en todo el Universo, comparable al Amor de Nuestro Dios,

El que tiene el Amor de Nuestro Dios, no necesita nada más, eso es el Cielo, la posesión Divina en vuestro ser.

Vosotros, cuando estáis misionando en la Tierra, no os dais cuenta, pero todas vuestras buenas obras os están llevando hacia ello, a poseer el Amor de Nuestro Dios.

SI SOIS INSTRUMENTOS DE NUESTRO DIOS,

IRÉIS ACORTANDO DISTANCIAS

ENTRE EL CORAZÓN DE NUESTRO DIOS Y EL VUESTRO.

Os iréis uniendo poco a poco, así como vuestras obras se vayan engrandeciendo en el Amor, para que al fin de vuestra existencia y después de ser purificados en el Purgatorio.

EL CAMINO DE LA CRUZ

 Podáis fusionaros al Amor de Nuestro Dios, por toda la eternidad.

Yo, como Madre vuestra os voy cuidando con vuestra misión en la Tierra, os tomo de la mano, os guío, os protejo, os ayudo a crecer y así, os voy presentando poco a poco ante Nuestro Dios,

Para que al momento que Él quiera, que vosotros regreséis a vuestro Hogar Eterno, estéis preparados para poseer Su Amor en pleno.

A veces, es tanta la distracción en ciertas almas, que prácticamente nunca en toda su vida, alcanzan a darse cuenta para qué vinieron a la Tierra.

Se conformaron solamente en trabajar para lo material y no dieron ningún fruto espiritual.

Esta es una gran desgracia para el Cielo, fue la pérdida de toda una vida de un alma, que no supo hacer la Voluntad del Padre.

¡Qué triste situación para ésa alma, cuando al fin, se encara con su Creador, Nuestro Dios!

Yo Soy Reina de todas las almas, Soy vuestra Madre y os protejo a todos vosotros.

Estoy en el Cielo, estoy en el Purgatorio, estoy en la Tierra, a cada uno de vosotros os voy cuidando de acuerdo a lo que necesitáis, pero, pocas almas se dan cuenta de ello.

Para muchos, prácticamente no existo, eso Me duele; os falta mucha confianza y mucha Fe, Mis pequeños.

Sabed que estos son Mis tiempos. Los que Me conocéis y Me amáis sabéis esto; pero hay tantas almas que no lo saben, porque estos son tiempos de la gran lucha.

Ciertamente, la destrucción en la cual primeramente teméis, es la de vuestro cuerpo. Pensáis en dolores, padecimientos fuertes, accidentes.

Pero la peor pérdida que podéis tener Mis pequeños, es la de vuestra alma y el Lobo rapaz se está haciendo cargo de ello, os está apartando de Mi Hijo. Os está llevando a vivir solamente en las cosas del Mundo.

Se os tiene que rescatar ya, porque si no, muchas almas aún buenas, serán destruidas por este Lobo rapaz que os está acechando y os quiere destruir.

Orad los unos por los otros, para que haya muchas conversiones y que sean muy pocas las almas que se condenen.

No juzguéis, porque no conocéis el interior de los hombres. Simplemente, orad. Orad de corazón, para que todos podáis salvaros.

Porque vosotros ya os conocíais antes de bajar a la Tierra y os amabais inmensamente.Orad, para que os volváis a reencontrar en el Reino de los Cielos y ése amor que solamente puede venir de Nuestro Padre Dios, siga en el Reino de los Cielos para todos vosotros.

¡Bendita tarea la que Me encomendó Mi Hijo en la Cruz, Mis pequeños, Ser la Madre de todos vosotros!

La mujer tiene ése instinto maternal por naturaleza; pero en particular, la Misión que Me estaba concediendo Mi Hijo, era extender todavía mucho más;

ése instinto maternal que Me llevaba hasta lo más profundo del ser de cada uno de vosotros, porque iba a ser el cuidado total de cada uno de vosotros.

Y con ello, Me da la tarea de luchar contra Satanás para protegeros contra sus ataques, porque él no quiere que entréis de nuevo al Cielo, pero especialmente con vosotras, las mujeres;

él no desea que vosotras transmitáis, no solamente vida de cuerpo, sino especialmente, vida de alma.

Cuidados tenéis muchos, pero no acudís a ellos y no transmitís la Verdad a vuestra descendencia.

Si ésas almitas, que se os encomendaron, no se salvan, pagaréis por ello, porque mucho de lo que pudieron haber hecho y no lo hicieron, fue por vuestra culpa,

no les enseñasteis a vivir cómo se vive en el Cielo, que es lo que os Enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Ciertamente, HAY MUCHAS MADRES CONDENADAS

Y OTRAS SUFRIENDO FUERTEMENTE EN EL PURGATORIO,

PORQUE NO SUPIERON O NO QUISIERON TRANSMITIR VIDA,

Vida espiritual. Un alma, sin éste alimento espiritual, está vacía y no produce frutos y a eso vinisteis a la Tierra, a salvar almas con el ejemplo que debéis dar.

Hijitos Míos Yo, como Madre vuestra, y vosotros, como Apóstoles de estos tiempos, os seguiré a donde vayáis; os acompañaré, enjugaré vuestras lágrimas, os daré aliento para que sigáis adelante sirviendo a Mi Hijo, vuestro Dios.

Yo os acompañaré en todo lo que hagáis

Y SI FUERA NECESARIO QUE DIERAIS VUESTRA SANGRE,

AHÍ ESTARÉ, MIS PEQUEÑOS

Pero no os preocupéis, vuestro Dios y Mi Dios, os está llevando por caminos de santidad, daréis mucho fruto.

Con esto no os quiero preocupar y que sintáis que un martirio fuerte pueda venir sobre vosotros.  

Se os ha explicado sobre el martirio incruento, el cual no os quita la vida, que es el ataque de Satanás y el de vuestros hermanos que se han satanizado,

para que vosotros no deis lo que nuestro Padre Dios, en Su Santísima Trinidad, quiere que cada uno de vosotros deis.

Yo acompañé a los primeros apóstoles, que fueron por todo el mundo llevando la Palabra de Mi Hijo, Su Ejemplo, Su Amor, Sus Enseñanzas.

Ahora, Él, también, os va a acompañar: Él está en vosotros, Sus Enseñanzas, Su Vida está en vosotros.

Recordad, Mis pequeños, que sois instrumentos y esto os debe facilitar vuestra tarea

Y OS AYUDARÁ TAMBIÉN A QUE NO OS PREOCUPÉIS,

– Ahora soy yo la que sufro, pero en la arena del circo será OTRO quien sufrirá por mí, ya que yo sufriré por Él. (MARTIRIO DE SANTA FELICIDAD)

PORQUE ÉL HARÁ TODO A TRAVÉS DE VOSOTROS

Él quiere vuestra presencia, Él quiere vuestra valentía, Él quiere vuestro amor, porque vosotros os presentaréis ante vuestros hermanos para su conversión.

Mi Hijo hablará a través de vosotros, Mi Esposo, El Santo Espíritu, hará obras excelsas a través de vosotros y vosotros os deberéis mantener como instrumentos que sois y, deberéis ser, en todo momento;

No hagáis nada por vosotros mismos.

NUESTRO DIOS HARÁ TODO A TRAVÉS DE VOSOTROS

SOLTAOS, CONFIAD, TENED FE

NUESTRO DIOS HABITA EN VOSOTROS

Cuando el alma está impura, vosotros mismos os tratáis de esconder, porque os avergonzáis de vuestro estado.

Satanás se ha dedicado a corromper vuestra mente, vuestro corazón, para llevaros a la impureza en la que ahora vivís.

Os ha hecho creer que muchos pecados, ya no lo son, que ya todo es normal,

Y eso, os va llevando a que vosotros no cuidéis del estado de vuestra alma. Y no solamente eso Mis pequeños, porque lo que tenéis en vuestra mente y en vuestro corazón, tarde o temprano se manifiesta en acciones

Y por eso, estáis viendo tanta maldad a vuestro alrededor, sobre todo de actos impuros.

¡TANTAS, TANTAS ALMAS, QUE HAY EN EL PURGATORIO

PARA PURIFICARSE DE ESTE GRAVE PECADO!

Cuando llegáis ante la Presencia de Mi Hijo, para ser juzgados, os dais cuenta, plenamente, de lo que es la Pureza, cuando veis a Mi Hijo, cuando Me veis a Mí, y cuando veis el estado de vuestra alma.

Os avergonzáis, no queréis estar ante Nuestra Presencia, a pesar de que estáis viviendo en ese momento un amor intenso.

Nosotros no os rechazaMos, el alma misma se aparta por vergüenza, porque no puede estar ante Nuestra Presencia Pura, Santa, Inmaculada.

Un alma no puede entrar al Reino de los Cielos, si está impura.

Un apóstol de la Santísima Virgen María, que está siendo fortalecido por Ella.

Venid a Mí, Yo os puedo llevar a esa Pureza, Mis pequeños. Os ayudaré a que alcancéis la santidad a la que estáis llamados todos.

Os ayudaré a que alcancéis la perfección de vuestros actos y pensamientos, para que estéis ante la Presencia de Nuestro Dios en esa sencillez del niño pequeño, que son una belleza ante Nuestros Ojos por su pureza.

Yo Soy Vuestra Madre, la Mujer Vestida de Sol con la Luna bajo Sus pies que vencerá a la Serpiente Antigua con la ayuda de Mis hijos: vosotros, Mis pequeños.

La lucha se inicia para vencer al Mal y para preparar el Reino de Mí Hijo.

Confiad hijitos, confiad en Vuestra Madre. Una madre guía, protege y hasta dá su vida por sus hijos. Vivíd en Mí como Yo vivo en Mí Señor.

La Corona del Triunfo será puesta en vuestra cabeza, para coronar vuestra ayuda en el cumplimiento de la Palabra y en la ayuda a la llegada del Reino.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga

Y recibíd también de Mí Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura…

Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/