Archivos de etiquetas: idolatría

190 ¡NO TE CONOZCO!


190 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Toda Yuttá corre al encuentro de Jesús, con flores silvestres de las laderas de sus montes y con las primicias de los frutos de sus campos…

Además de las sonrisas de sus niños y las bendiciones de sus habitantes.

Antes de que Jesús ponga pie en el pueblo, se ve rodeado de estas buenas personas que, avisadas por Judas de Keriot y Juan,

que habían sido enviados con anticipación, acuden a honrar al Salvador con las cosas mejores que han encontrado; sobre todo, con su amor.

Jesús no hace otra cosa sino bendecir con el gesto y la palabra a las personas, adultos o niños, que están reunidos  alrededor de Él

Y besan sus vestiduras y sus manos. O que depositan en sus brazos, para que los bendiga con un beso, a los lactantes.

La primera que lo hace es Sara:

Le pone en su corazón a ese espléndido nene de diez meses que es ya Iesaí.

Tan impetuoso es el amor, que hace difícil proseguir el camino; no obstante, es como una ola que aligera.

Pareciera que Jesús camina, más por el impulso de esta ola, que por el de sus propios pies.

Sin duda, la alegría que le proporciona este amor eleva su Corazón muy alto, al cielo sereno.

Su rostro refulge como en los momentos de más viva alegría del Hombre-Dios;

no es ese rostro de poder, de magnética mirada, de cuando realiza milagros…

Jesús entra en Yuttá.

Lo llevan a la plaza del mercado y de aquí a la mísera casucha en que Isaac se consumió durante treinta años.

Le explican:

–     Aquí venimos a hablar de ttÍ y a orar…

Como si fuera una sinagoga; la más auténtica, porque aquí hemos empezado a conocerte, aquí las oraciones de un santo te han llamado para venir a nosotros.

Entra. Mira cómo lo hemos preparado.

La casita, que no más de un año antes se componía de tres cuartuchos:

El primero, donde Isaac enfermo mendigaba…

El segundo un tabuco; el tercero, una cocinita que daba al patio.

Ahora se ha transformado en una única estancia con bancos para las reuniones que allí se celebran.

En el patio, en una barraquilla están los pocos enseres y muebles de Isaac (cada objeto es una reliquia).

Con la veneración de los habitantes de Yuttá, el patio presenta ahora un aspecto menos desolado, pues han puesto en él unas enredaderas que con sus flores cubren la rústica estacada.

Ysiguiendo unas cuerdas que han sido extendidas en forma de red sobre el patio, forman un principio de enramada a la altura del techo bajo.

Jesús los elogia,

y dice:

–     Aquí podemos quedarnos.

Sólo os pido una cosa, que alojéis a las mujeres y al niño.

–     ¡No, Maestro nuestro; jamás! 

Vendremos aquí contigo, para que nos hables.

Pero Tú y los tuyos sois nuestroshuéspedes.

Concédenos la bendición de dar alojamiento a Tí y a los siervos de Dios;

lo único que sentimos es que no sean tantos como el número de casas…

Jesús da su consentimiento y sale de la casita para ir a la de Sara, que no cede a nadie su derecho a invitar a Jesús y a los suyos a comer…

Más tarde..

Jesús está hablando en la casa de Isaac.

La gente abarrota la estancia, el patio y hasta incluso la plaza;

Jesús, para que todos le puedan oír se ha parado en medio de la estancia, de forma que su voz se extienda tanto por el patio como por la plaza.

Dice:

-«… Pues bien, podéis estar seguros de que como dice Jeremías, llegada la hora de la verdad, se darán cuenta de lo doloroso y amargo que es haber abandonado al Señor.

Amigos, para ciertos delitos no hay nitro ni saponaria capaces de quitar la señal; ni siquiera el fuego del Infierno la corroe: es indeleble.

También en este caso debe reconocerse la exactitud de las palabras de Jeremías, pues los grandes de Israel, los nuestros, asemejan las burras salvajes de que habla el Profeta.

Están habituados al desierto de su corazón. Creedme:

Mientras uno está con Dios, aunque sea pobre como Job, aunque esté solo o desnudo;

Cuando lo único que nos queda es Dios, descubrimos que ÉL es más que suficiente…

no está nunca ni solo ni pobre ni desnudo, no es nunca un desierto.

Ellos, sin embargo, han quitado a Dios de su corazón; por eso, están en un árido desierto.

Como burras salvajes olisquean en el viento la presencia de los burros, que en su caso por su sed inapagable, se llama poder, dinero – además de lujuria en el verdadero sentido de la palabra –

Y van tras ese olor, hasta cometer el reato. Sí, van tras él y seguirán yendo,

Y no saben que no son los pies los que tienen desnudos sino el corazón, desguarnecido ante los dardos de Dios, que vengará su delito.

Llegada esa hora, ¡Cuán confusos quedarán reyes y príncipes, sacerdotes y escribas! Ellos en verdad, han dicho y dicen, a lo que es nada; o peor aún, pecado:

“¡Tú eres mi padre, tú me has engendrado!”

En verdad, en verdad os digo, que Moisés rompió con ira las tablas de la Ley al ver a su pueblo en la idolatría y luego volvió a lo alto del monte.

Oró, adoró y obtuvo. Ello sucedió hace siglos.

Pero todavía no ha cesado, ni cesará – es más, crece como levadura en la harina – la idolatría en el corazón de los hombres.

Ahora casi todos los hombres tienen su propio becerro de oro.

La tierra es una selva de ídolos, cada corazón es un altar sobre el que raramente está Dios;

quien no tiene una mala pasión tiene otra; quien no tiene una concupiscencia tiene otra con otro nombre.

Quien no vive sólo para el oro vive sólo para obtener una posición, quien no vive sólo para la carne, vive sólo para el egoísmo.

¡Cuántos yoes reducidos a becerros de oro reciben adoración en los corazones!

Llegará pues el día en que compungidos llamarán al Señor y oirán la respuesta:

“Invoca a tus dioses. Yo no te conozco”.

Tremenda palabra ésta, si la pronuncia Dios dirigida a un hombre.

Dios ha creado al Hombre raza y conoce a cada individuo humano, así que si dice:

“Yo no te conozco”, es señal de que ha borrado con la fuerza de su Voluntad a ese hombre de su memoria.

¡Yo no te conozco

¿Será Dios demasiado severo por pronunciar este veredicto?

El hombre ha gritado al Cielo: “Yo no te conozco”

Yel Cielo ha respondido al hombre: “Yo no te conozco”.

Fiel como el eco…

‘Meditad además esto: el hombre está obligado a conocer a Dios por deber de gratitud y por respeto a su propia inteligencia.

Por gratitud.

Dios ha creado al hombre y le ha dado el don inefable de la vida; además lo ha provisto del regalo superinefable de la Gracia, que el hombre perdió por su culpa.

He aquí que éste recibe una gran promesa: “Te restituiré la Gracia”.

Dios, el ofendido, habla en este modo al ofensor, casi como si Dios fuera el culpable, obligado a dar satisfacción.

Y Dios ha mantenido su promesa:

Yo estoy aquí para restituir la Gracia al hombre.

Dios no se limita a dar lo sobrenatural, sino que incluso rebaja su Esencia divina a proveer a las gravosas necesidades de la carne y sangre del hombre.

Y ofrece el calor del sol, el alivio del agua, cereales, vino, árboles y animales de todas las especies.

Así, el hombre ha recibido de Dios todos los medios para la vida. Es el Benefactor.

La gratitud es obligada y hay que mostrarla esforzándose en conocerLo.

Por respeto a la propia razón.

El imbécil, el estúpido, no muestran gratitud hacia quien los cuida; porque no comprenden el verdadero valor de esas atenciones…

Y odian a la persona que los lava y acerca la comida a su boca, que los guía a la cama o los acuesta;

porque siendo como son, animalescos a causa de su desgracia, confunden los cuidados con las torturas.

El hombre que falta en este sentido para con Dios se deshonra a sí mismo, que es un ser dotado de razón.

Sólo un estúpido o demente no logra distinguir a su padre de un extraño, al benefactor del enemigo.

El hombre inteligente conoce a su padre y a su benefactor…

Y se complace en conocerlos cada vez más incluso en las cosas que ignora por haber sucedido antes de que él naciera de su padre o fuera beneficiado por su benefactor.

Pues así debemos actuar para con el Señor, para mostrar que somos inteligentes y no mentecatos.

Sucede que en Israel, demasiados son como estos dementes que no reconocen a su padre o a su benefactor.

Jeremías se pregunta: “¿Podrá, acaso, una virgen olvidarse de sus atavíos o una esposa de ceñir su cintura?”.

Pues Israel está poblado de vírgenes insensatas que olvidan sus atavíos y de esposas impúdicas que olvidan los cinturones recatados y se ponen oropeles de meretriz.

Y esto se ve más extendido cuanto más se sube a las clases que deberían ser maestras del pueblo.

Pues bien, he aquí el reproche que Dios, con cólera y llanto, les dirige:

“¿Por qué te esfuerzas en mostrar que tu conducta es buena para buscar afecto, cuando en realidad enseñas la malicia y esos modos tuyos de actuar.

Y han encontrado en los bordes de tus vestiduras la sangre de los pobres e inocentes?”.

Amigos, la distancia es un bien y un mal.

Estar muy lejos de los lugares donde a menudo hablo es un mal, porque os impide oír las palabras de Vida. Os doléis de ello y tenéis razón.

Pero considerad que también es un bien porque así estáis lejos de los lugares donde fermenta el pecado, hierve la corrupción y se oye el zumbido de la insidia que obra contra Mí;

poniéndome zancadillas e insinuando a los corazones dudas y mentiras respecto a Mí.

Bien, pues yo os prefiero lejos antes que corrompidos.

Me ocuparé de vuestra formación.

Como podéis ver, Dios ya lo había hecho antes de que nos conociéramos y consecuentemente nos amáramos:

Me conocíais sin habernos visto nunca

Isaac ha sido el heraldo entre vosotros.

Pues bien, enviaré a muchos como Isaac para que os refieran mis palabras.

Pero debéis saber también que Dios puede hablar en todas partes, de Tú a tú, con el espíritu humano.

Y educarlo en su doctrina.

No tengáis miedo a que por estar solos podáis errar. No.

Si no queréis, no seréis infieles al Señor y a su Cristo.

Pero si a pesar de todo hay quien no puede realmente estar lejos del Mesías, sepa que el Mesías le abre el corazón y los brazos y le dice:

“Ven”. Venid los que queráis venir.

Quedaos los que os queráis quedar. Mas unos y otros predicad a Cristo con una vida honesta.

Predicadlo contra la deshonestidad que anida en demasiados corazones, contra la ligereza de los infinitos que no saben permanecer fieles…

Y que se olvidan de ponerse sus atavíos y de ceñirse las cinturas como conviene a las almas llamadas al desposorio con Cristo.

Vosotros me habéis dicho, con alegría:

“Desde que viniste no hemos tenido ya ni enfermos ni muertos. Tu bendición nos ha protegido”.

Sí, la salud es una cosa grande. Pero haced que esta venida mía de ahora os haga sanos de espíritu a todos, siempre y en todo.

En vista de esto os bendigo y os doy mi paz: a vosotros, a vuestros niños, los campos, casas y mieses, a los rebaños y árboles frutales.

Usadlo con santidad, no viviendo para ello, sino de ello, dando lo superfluo a quien esté carente…

tendréis la medida prensada de las bendiciones de1 Padre y un lugar en el Cielo.

Podéis marcharos.

Yo me quedo a orar…

P IDOLATRÍA Y CONDENACIÓN


Enero 03 de 2021

Habla la Santísima Trinidad

Hijitos Míos, Yo Soy vuestro Dios y no hay otro Dios fuera de Mí.

Vosotros, a lo largo de vuestra existencia y a lo largo de los siglos, os habéis hecho de diferentes dioses, dioses que no os han dado lo que Yo os he dado: primeramente, la vida.

Sois muy mal agradecidos. Y esos dioses que habéis creado, algunos os destrozan totalmente porque Satanás está en ellos,

otros os desvían para que no Me deis a Mí el culto debido y el agradecimiento tan grande que Me debéis.

¿Acaso vuestros dioses os dieron el don de la vida?

¿Acaso los dioses que habéis creado a lo largo de vuestra existencia os dan el sustento que tenéis?

¿Acaso esos dioses en los que ahora creéis pueden controlar el día y la noche, los climas, la vida que os rodea?

¿Acaso esos dioses, en los que vosotros os basáis para vuestra existencia; os perdonan vuestros pecados, os han dado su sangre como Mi Hijo os la ha dado por vuestra Redención?

Habéis creado muchos dioses que, lejos de ser como Yo Soy, el Perfecto, el Santísimo, el Único;

están llenos de defectos porque son dioses creados por vosotros, por vuestros mismos defectos.

No podéis basaros en ellos porque no os van a responder como Yo os respondo que, a pesar de que Me tratáis mal, os sigo cuidando…

Y como os dije, los que vosotros habéis creado no responden con la Caridad con la que Yo os trato, aun a pesar de que Me traicionáis tantas veces a lo largo de vuestra existencia.

Esos dioses, en los que vosotros creéis, no os aconsejan para llevaros a la perfección y para que encaminéis vuestra vida por el camino que os llevará de regreso a vuestro Hogar Eterno.

VUESTRA MALDAD ES INMENSA

Y VUESTRA TONTERÍA MÁS,

PORQUE ESTÁIS BASANDO VUESTRA EXISTENCIA

EN UN IDEAL QUE HABÉIS CREADO

LLENO DE DEFECTOS Y DE MALDADES. 

No Me conocéis porque no Me buscáis; si realmente Me conocierais en lo profundo, olvidaríais todo aquello que habéis creado y regresaríais a Mí.

Vuestras creencias humanas, llenas de defectos, no os ayudan a que vosotros crezcáis en Virtudes y sobre todo en amor.

No tenéis otro Dios como Yo que os ame tanto, que os perdone tanto, que a pesar de vuestras traiciones espero el momento para que regreséis a Mí.

Os he enviado a Mi Hijo para que os abriera nuevamente las Puertas del Cielo,

¿Acaso vuestros dioses tienen esa autoridad?

Os he enviado a Mi Santo Espíritu para que os haga entender que

YO SOY EL ÚNICO DIOS VERDADERO

Y aquél que no esté Conmigo y que está contra Mí no tendrá acceso al Reino de los Cielos,

Porque ahí entran las almas QUE SABEN AMAR, pero sobre todo que saben agradecerMe a Mí tanto Amor que os he dado.

Os habéis desviado demasiado y, el simple hecho de que hayáis creado un dios fuera de Mí, eso indica vuestra falta de Sabiduría, la cual no os dará ninguno de los dioses que habéis creado.

La Perfección que os lleva a la santidad solamente puede venir a través Mío.

Vuestros errores, vuestra traición os puede costar la Vida Eterna.

Me alegra saber que de todos los ególatras, YO SOY el mejor de TODOS

No hay ningún otro dios fuera de Mí que os quiera llevar hacia la Vida Eterna.

Vuestros dioses son tan frágiles como vosotros lo sois, no hay ningún otro dios que sea tan poderoso como Yo, vuestro Dios, y que haya creado todo lo que tenéis a vuestro alrededor.

¿Acaso vuestros dioses pueden darle vida a alguien que ha muerto?

¿Pueden hacer oír a aquel que ha perdido el oído o ayudaros a volver a ver cuando estáis ciegos?

Mi Hijo, vuestro Dios también, os ha mostrado lo que Yo, vuestro Padre y Creador, puedo hacer y aún más, Mis pequeños.

Sois Mis hijos y tenéis derecho a infinidad de regalos que provienen de Mí y ninguno de esos regalos tan grandes, tan poderosos, tan bellos, tan llenos de Amor,

Os los pueden dar cualquiera de vuestros dioses que habéis creado con mentiras, con errores o a través de la Maldad del mismo Satanás,

que os quiere desviar para que NO Me rindáis el culto que solamente a Mí debéis tener.

Habéis llegado ya a un límite insoportable, os habéis alejado de la Verdad, de la realidad que debéis vosotros vivir y seguir.

No estáis ya en condiciones, si seguís así, de alcanzar la perfección a la que estáis llamados.

Reaccionad, Mis pequeños, antes de que sea demasiado tarde.

Regresad a Mí, vuestro Dios, el Único Dios Verdadero que os va a dar la salvación eterna. 

Meditad lo que os he dicho, os estáis dejando guiar por puras mentiras, por pura falsedad, por alucinaciones satánicas que os hacen creer que estáis siendo guiados por una realidad divina,

cuando realmente es una realidad satánica y llena de mentiras en lo que estáis basando vuestra existencia.

Meditad y preguntaos cuánto Amor, cuánto Verdadero Amor, Puro y Santo, os han dado esos dioses que habéis creado.

No hay Amor en ellos, os habéis creado esos dioses para que apoyen vuestros errores, vuestras falsedades…

Y estáis siguiendo una irrealidad que, os repito, en el mayor de los casos, es satánica.

Hijitos Míos, ciertamente Mi Donación fue dolorosa, ciertamente sufrí no solamente en cuerpo sino en espíritu.

Pero cuando todo se hace por Amor a los demás, ese dolor se vuelve gozo, Mis pequeños.

Cuántos hay que, ciertamente, son llamados al sufrimiento, a la donación, para defender Mi Santo Nombre…

Y algunos fallan, pero muchos toman ese sufrimiento también con amor, porque Yo estoy en ellos,.

Y así os lo he dicho, que si sois llamados al sufrimiento, a vuestra donación hacia Mí, Yo voy a tomar el dolor para que no sufráis,

pero quiero que vuestros hermanos vean vuestra donación y deis ejemplo de amor hacia Mí.

El sacrificio, como os he explicado, puede ser cruento o incruento, Yo tuve ambos.

Desde que fui concebido en el Vientre de Mi Madre María empezó Mi Sufrimiento, pero fue con un Amor inmenso por vosotros. 

Todo el Poderío Divino que tengo lo hice pequeño, para entrar en el Vientre de Mi Madre y con humildad, acepté ese desarrollo humano que vosotros lleváis de nueve meses en el vientre materno.

Vosotros no podéis entender ahora lo que es esa donación, ese acto tan fuerte de humildad de haber detenido todo ese Poderío Divino y entrar en el Vientre de Mi Madre y hacerMe como vosotros.

Todo eso es Amor, Mis pequeños, todo el desarrollo de Mi Vida sobre la Tierra estuvo marcado con el Amor.

MI DONACIÓN FUE TOTAL.

 Lo que no muchos de vosotros hacéis; a veces os detenéis ante el necesitado y no os dais en totalidad hacia ellos, ciertamente dais y os lo agradezco,

porque en esa forma estáis mostrando un corazón parecido al Mío, pero cuando os dais en totalidad, cuando veis primero al hermano antes que a vosotros mismos, 

vuestro acto de amor vale mucho más y será grandemente recompensado en el Reino de los Cielos.

También os he dicho que, deis poco o deis mucho, vuestra recompensa se dará,

porque todo acto de amor, pequeño o grande, solamente puede salir de Mi Corazón Divino que vosotros le habéis hecho vivir en vuestro corazón.

A lo que voy, Mis pequeños, y os lo he pedido tantas veces, es que os vayáis asemejando a Mí, vuestro Dios, por eso Me hice Hombre, para que Me conocierais. 

Ciertamente, como Dios, se pudo haber dado la Redención desde los Cielos sin que Yo tuviera que haber bajado a la Tierra a estar entre vosotros, pero

¿De dónde tomaríais vosotros el ejemplo a seguir si no Me hubierais conocido?

Por eso los grandes santos, y aun los pequeños, la gente buena, van tomando algo de Mi ejemplo sobre la Tierra, lo toman para sí mismos y lo dan a sus hermanos… 

por eso era necesario que Yo conviviera entre vosotros para que vierais lo que todo un Dios, con gran humildad y Amor hacia vosotros, puede hacer por la salvación de todos vosotros.

No despreciéis nunca, Mis pequeños, una oportunidad para dar ejemplo a vuestros hermanos, y hacedlo siempre con humildad, con sencillez.

Y como dicen las Escrituras, prácticamente a escondidas, que no sepa vuestra mano izquierda lo que hace la derecha;

en el Cielo se sabe y se reconoce ese acto de amor.. Y será recompensado grandemente.

Son tiempos en que dejaréis amor entre los hombres, en que seréis esos Cristos para ayudar a hermanos vuestros a regresar a Mí. 

En cada momento de Mi existencia, Yo iba dejando ejemplo para que los que Me veían lo siguieran. 

Ahora no os dais cuenta de cuántos se convierten con el ejemplo y vosotros mismos, en algún momento, habéis dejado ejemplo de amor…entre vuestros hermanos habéis dejado una palabra venida de Mí que les cambió la vida a uno o a varios de vuestros semejantes.

 Y de eso vosotros no os dais cuenta en la gran mayoría de los casos, pero en el Cielo se toma nota de cada uno de vuestros actos, buenos y malos.

Os pido, pues, que vuestros ejemplos cada vez sean mayores, que vayan llenos de Perfección Divina y de amor

para que podáis mover a muchos hermanos vuestros a la conversión, a la salvación eterna, al verMe a Mí en vuestros actos, en vuestras palabras, en vuestros hechos.

Mi Amor queda con vosotros, Mis pequeños.

Gracias por seguirMe, gracias por interceder por vuestros hermanos,

Yo os iré cuidando para que sigáis salvando muchas almas que tanto necesitan de Mi ejemplo a través de vosotros.

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Estando los tiempos como los estáis viviendo, son Mis momentos también, junto con Mi Esposa, la siempre Virgen María, para ir guiando a las almas hacia su salvación.

Vosotros habéis hecho de vuestra vida un desastre.

La gran mayoría de vosotros os habéis apartado de las bondades del Amor, de las Leyes, de la vida íntima que Nos deben a Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad,

y esto teneMos que detenerlo ya porque Satanás está llevando a muchas almas a la perdición eterna.

Tenéis que daros cuenta de tanto Amor que se ha derramado sobre vosotros.

Ciertamente, tenéis el libre albedrío, pero habéis actuado erróneamente a lo largo de vuestra existencia. 

Muchas almas Nos ha quitado el malo, mucha maldad ha corrompido los corazones,

vosotros os habéis guiado por vuestra carnalidad y no por la espiritualidad que debisteis haber tomado desde el principio de vuestra existencia.

Ciertamente, muchos de vosotros no tuvisteis guía paterna o materna para que se os enseñaran las buenas obras, los buenos caminos, las buenas intenciones,

Y SOBRE TODO EL AMOR HACIA NOSOTROS

Y tampoco Me buscasteis en vuestro interior, a pesar de que en momentos de vuestra existencia Yo os hacía ver en vuestro interior que vivíais en el error, que vivías dándoNos la espalda,

que no seguíais las Leyes dadas por el Padre y las Enseñanzas del Hijo,

pero Nuestro Amor es inmenso por vosotros y por eso son momentos en que Yo Me voy a manifestar más fuertemente en la mente y en el corazón de los hombres con la intención de salvaros,

23. Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. 24. Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad.» Juan 4

de recuperar vuestras almas, de llevaros al arrepentimiento profundo y que, de esta forma, podáis vosotros regresar al buen camino; pero también deberéis poner de vuestra parte. 

Deberéis entrar en oración profunda, deberéis alejaros de todo aquello a donde Satanás os ha llevado y que os ha apartado de las Verdades de la Fe y del Amor profundo, tanto a vosotros como a vuestros hermanos.

Poco a poco iréis sintiendo más fuertemente Mi Presencia en vosotros; como una brújula que os guía hacia un punto fijo,

también estaré Yo guiándoos hacia un punto fijo, que es vuestra salvación eterna.

Entrad en oración, pedid Mi Guía amorosa, pedidLe a Mi Esposa, la siempre Virgen María, que os cuide en todo momento,

acudid al Cielo a pedir ayuda, porque no estáis solos, tenéis todo a vuestro favor; sois almas creadas por vuestro Dios,

sois almas que lleváis una misión de Amor, sois almas que, terminando vuestra misión, deberéis regresar al Reino de los Cielos.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Vuestro lugar está en el Reino de los Cielos no en el Infierno a donde os quiere llevar el enemigo. Centraos pues, ya, en vuestra misión.

Muchas, muchas almas se siguen perdiendo porque no creéis en el Amor con el que Nosotros os consentimos.

ENTENDED YA,

QUE ESTÁIS EN MOMENTOS DIFÍCILES DE LA HUMANIDAD,

21. Porque habrá entonces una gran = tribulación, cual no la hubo = desde el principio del mundo = hasta el presente = ni volverá a haberla.
22. Y si aquellos días no se abreviasen, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos se abreviarán aquellos días.

EN MOMENTOS QUE, SI NO ESCOGÉIS CORRECTAMENTE,

OS PERDERÉIS ETERNAMENTE.

ORAD, ORAD, ORAD.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.


http://diospadresemanifiesta.com/

122 LA PIEDRA ANGULAR


122 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús está hablando  en un poblado costero. También aquí una calle bordea el lago y hay barcas sacadas a la orilla.

Del otro lado de la calle están alineadas las casas, más o menos grandes.

Aquí las colinas están mucho más distantes, así que es una ciudad edificada en una llanura, que se prolonga por la orilla oriental del lago.

La resguarda del viento el baluarte de los montes.

Bien templada por tanto por el sol que aquí, más que en otros campos, aumenta la floración de los árboles.

 Jesús dice:

-…Es verdad. Decís: “No te abandonaremos nunca porque sería abandonar a Dios”.

Oh, pueblo de Guerguesa, recuerda que nada hay más mutable que el pensamiento humano!

Estoy convencido de que en este momento realmente pensáis así.

Mi palabra y el milagro realizado os han exaltado en este sentido y ahora sois sinceros en lo que decís. Pero quisiera recordaros un episodio, mil podría citar, lejanos y cercanos -.

Os cito éste sólo. Josué, siervo del Señor, antes de morir, reunió en torno a sí a todas las tribus con sus ancianos, príncipes, jueces y magistrados.

Y les habló en presencia del Señor, recordándoles a todos los beneficios y los prodigios operados por el Señor a través de su siervo.  

Y, tras haber enumerado todas estas cosas, los invitó a repudiar a todos los dioses que no fueran el Señor.  O cuanto menos, a ser auténticos en la fe, eligiendo con sinceridad,

O al verdadero Dios. O a los dioses de Mesopotamia y de los amorreos; de modo que hubiera una neta separación entre los hijos de Abraham y los paganizantes. 

“Apariencias de piedad, sin el Poder de ella.”

Es preferible siempre un error valiente a una hipócrita profesión y mezcla de fes: para Dios, infamia; para los espíritus, muerte.

Nada más fácil y común que esas mezcolanzas. La apariencia es buena, pero por debajo está la sustancia, que no es buena. Aún hoy, hijos, aún hoy.

Esos fieles que mezclan la observancia de la Ley con lo que la Ley prohíbe; esos desdichados que caminan dando tumbos, como los borrachos, entre la fidelidad a la Ley y las ganancias de los negocios,

y viven comprometidos con quienes están al margen de la ley, de quienes esperan alguna ventaja; esos sacerdotes o escribas o fariseos que ya no tienen por finalidad de la propia vida el servicio a Dios,

sino que éste se ha convertido en una astuta política para triunfar sobre los demás, se ha convertido en poder – y nada más contra sus semejantes – más honestos que ellos -,

porque sirven no a Dios sino a un poder que se presenta ante sus ojos fuerte y precioso para sus fines… ésos son sólo hipócritas que mezclan a nuestro Dios con dioses extranjeros.

El pueblo respondió a Josué: “¡Jamás abandonaremos al Dios verdadero para servir a dioses extranjeros!”. Y Josué les dijo lo que Yo a vosotros hace un momento acerca del santo celo del Padre,

acerca de su voluntad de ser amado con exclusividad, con la totalidad de nosotros mismos, y acerca de su justicia cuando castiga a los embusteros.

-¡Castigar!… Sí, Dios, de la misma forma que puede favorecer, puede castigar. Antes de morir se puede recibir premio o castigo.

¡Mira, pueblo hebreo, mira cómo Dios – después de haberte dado tanto liberándote de los faraones, conduciéndote ileso a través del desierto y entre insidias de enemigos,

permitiéndote que llegaras a ser una nación grande y temida y rica en glorias; te ha castigado por tus culpas: una, dos, diez veces!

¡Mira en qué estado te encuentras! 

Y Yo, que veo que te estás hundiendo en la más sacrílega de las idolatrías, veo también el Abismo por el que te vas a despeñar por persistir en las mismas culpas.

Y por esto te llamo, pueblo que eres dos veces mío, por ser el Redentor y por haber nacido de ti. Esta llamada mía, aunque sea severa, no es odio ni rencor ni intransigencia, es amor.

Josué dijo entonces: “Sois testigos de que habéis elegido al Señor”,

Y todos respondieron: “Sí”.

Y Josué, que era sabio además de valeroso, sabiendo cuán lábil es la voluntad del hombre, escribió en el libro todas las palabras de la Ley y de la alianza y las puso en el Templo.

Y puso también, en este santuario del Señor, en Siquem, que contenía a la sazón el Tabernáculo, una voluminosa piedra como testimonio.

Luego dijo:

“Esta piedra, que ha oído las palabras que habéis dirigido al Señor, quedará aquí como testimonio, para que no podáis retractaros y mentir al Señor Dios vuestro”.

El hombre, el rayo o la erosión de las aguas y del tiempo, pueden siempre pulverizar una piedra por grande y dura que sea.

Pero YO SOY LA PIEDRA ANGULAR Y ETERNA 

Y no puedo ser destruido.  

No le mintáis a esta Piedra viva, no la améis por el sólo hecho de que realice prodigios; amadla porque por ella tocaréis el Cielo.

Yo os quisiera más espirituales, más fieles al Señor. No digo a mí. Mi única razón, aquí, es que soy la Voz del Padre.

Ultrajándome, herís a aquel que me ha enviado.

Yo soy el medio; Él, el Todo. Recoged de mí y conservad en vosotros lo santo para alcanzar a este Dios.

No améis sólo al Hombre, amad al Mesías del Señor no por los milagros que hace, sino porque desea obrar en vosotros el milagro íntimo y sublime de vuestra santificación.

Jesús imparte su bendición y se encamina hacia una casa.

Ya casi en el umbral de la puerta, un grupo de ancianos lo detiene:

Lo saludan respetuosamente,

y dicen:

–     ¿Podemos preguntarte una cosa, Señor?

Somos discípulos de Juan. Siempre habla de ti. Ha llegado a nuestros oídos la fama de tus prodigios. Así que hemos querido conocerte.

Ahora bien, oyéndote, se nos ha planteado una pregunta que desearíamos proponerte. 

Jesús responde:

–     Exponedla.

Si sois discípulos de Juan estaréis ya en el camino de la justicia.

–     Has dicho, hablando de las idolatrías comunes en los fieles, que en medio de nosotros hay personas que trafican entre la Ley y los que no siguen la Ley.

Ahora bien, Tú también eres amigo de éstos últimos, sabemos en efecto, que no rechazas a los romanos -. ¿Entonces?

–     No lo niego, pero…

¿Acaso podéis afirmar que lo haga para obtener de ellos algún provecho? Ni siquiera busco su protección. ¿O podéis, acaso, afirmar lo contrario, porque los trate con benignidad?

–     No, Maestro, estamos de ello más que seguros.

Pero el mundo no está hecho sólo de nosotros, que queremos creer solamente en el mal que vemos y no en el de que se nos habla.

Explícanos las razones que pueden fundar este acercamiento a los gentiles; hazlo para instrucción nuestra y para que te podamos defender, si alguien te calumnia en nuestra presencia.

–     Estos contactos son malos cuando la finalidad es humana.

No lo son cuando la intención es llevarlos al Señor Dios nuestro. Así actúo Yo. Si fuerais gentiles, podría detenerme a explicaros cómo todo hombre procede de un único Dios.

Pero sois hebreos, y además discípulos de Juan; sois, por tanto, la flor de los hebreos, y no es necesario que os lo explique. Estáis, pues, ya en condiciones de entender y creer que, siendo el Verbo de Dios,

Es mi deber llevar su Verbo a todos los hombres, hijos del Padre Universal.

–     Pero no son hijos, porque son paganos…

–     Por lo que se refiere a la Gracia no lo son.

Por su errada fe no lo son:

Esto es verdad pero, hasta que no os haya redimido, el hombre, incluyo al hebreo, ha perdido la Gracia.

Está privado de ella, porque la Mancha de origen es obstáculo para que el rayo inefable de la Gracia descienda a los corazones.

De todas formas, por la Creación el hombre es siempre hijo.

De Adán, cabeza de toda la humanidad, proceden tanto los hebreos como los romanos.

Y Adán es hijo del Padre, que le dio su semejanza espiritual.

–     Es verdad.

Otra pregunta, Maestro. ¿Por qué los discípulos de Juan hacen grandes ayunos y los tuyos no?

No decimos que Tú no tengas que comer, también el profeta Daniel, aun siendo grande en la corte de Babilonia, fue santo a los ojos de Dios, y Tú eres superior a él. Pero ellos…

–     La cordialidad obtiene muchas veces, lo que no se consigue con el rigorismo.

Algunos no se acercarían jamás al Maestro, debe ser el Maestro quien vaya a ellos.

Otros sí se acercarían, pero se avergüenzan de hacerlo en público: también a ellos debe ir el Maestro.

Y, puesto que me dicen:

“Sé huésped mío para poderte conocer”, acepto.

Teniendo presente no el placer de una mesa opulenta o el placer de los discursos, que a veces me resultan muy penosos.

Sino una vez más y siempre el interés de Dios.

Esto por lo que respecta a Mí. Frecuentemente al menos una de las almas con las que tengo contacto de esta manera se convierte.

Toda conversión significa una fiesta nupcial para mi alma, una gran fiesta en la que participan todos los ángeles del Cielo, bendecida por el eterno Dios.

Y mis discípulos, o sea, los amigos del Esposo, exultan con el Esposo y Amigo.

¿Os parecería lógico que mis amigos hicieran duelo mientras Yo exulto de gozo y estoy con ellos? Día llegará en que no me tendrán. Entonces ayunarán, y mucho.

A nuevos tiempos, nuevos métodos. Hasta ayer, hasta Juan el Bautista, era el tiempo de la ceniza de la Penitencia; hoy – en mi hoy – se hace presente el dulce maná de la Redención, de la Misericordia, del Amor.

Los métodos anteriores no podrían vivir injertados en el mío, como tampoco se habría podido usar el mío entonces, sólo ayer, porque la Misericordia todavía no estaba en la Tierra.

Ahora sí que está. Ya no es el Profeta el que está en el mundo, sino el Mesías, en quien Dios ha delegado  TODO.

A cada tiempo las cosas que le son útiles.

Nadie cose un pedazo de paño nuevo en un vestido viejo, porque si lo hace, sobre todo al lavarlo, la tela nueva encoge y rompe la tela vieja, con lo cual la rotura se hace todavía mayor.

De la misma forma, nadie mete vino nuevo en odres viejos, porque el vino rompe los odres, que no son capaces de soportar la efervescencia del vino nuevo, los desgarra y se derrama.

Por el contrario, el vino viejo, que ya ha sufrido todas las mutaciones, hay que meterlo en odres viejos. Y el nuevo en nuevos, para que a una fuerza se oponga otra igual.

Esto es lo que sucede ahora: la fuerza de la nueva doctrina aconseja métodos nuevos para difundirla… y Yo, conocedor como soy, los uso.

–     Gracias, Señor.

Ahora estamos satisfechos. Ruega por nosotros. Somos odres viejos. ¿Seremos capaces de contener tu fuerza?

–     Sí, porque habéis sido curtidos por Juan el Bautista.

Y porque sus oraciones, unidas a las mías, os darán la necesaria capacidad. Marchaos con mi paz y decidle a Juan que lo bendigo.

–     Pero Tú ¿Qué piensas?

¿Que es mejor permanecer con Juan o ir contigo?

–     Mientras haya vino viejo, bebedlo, si ya a vuestro paladar le gusta su sabor; después…

El agua putrefacta que en todas partes se encuentra os dará asco y entonces desearéis el vino nuevo.

–     ¿Crees que volverán a prender al Bautista?

–     Sí. Sin duda.

De todas formas ya le he enviado una misiva. Marchaos, marchaos, gozad de vuestro Juan mientras podáis, y hacedlo feliz.

Luego me amaréis a Mí, aunque os resultará trabajoso, porque nadie que haya gustado el vino viejo desea  de repente el vino nuevo, sino que dice: “El viejo era mejor”.

Efectivamente, Yo tendré sabores especiales, que os parecerán ásperos. No obstante, vuestro paladar, de día en día, irá apreciando su sabor vital.

Adiós, amigos. Que Dios esté con vosotros.

85 ¡NO MATARÁS!


85 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

El sinagogo del lugar, junto con muchísimos peregrinos; se han unido a las más de trescientas personas que escuchan atentas a Jesús,

que extensa y minuciosamente explica el Quinto Mandamiento:

–     … Se dijo ‘No matarás’.

Os pregunto: ¿Es solamente un pecado de homicidio? Al matar… ¿Sólo cometéis este único pecado?…

“No matarás”, está escrito. ¿A cuál de los dos grupos de Mandamientos pertenece éste?

¿”Al segundo”, decís? ¿Estáis seguros?

Otra pregunta: ¿Es un pecado que ofende a Dios o a la víctima? ¿Decís: “A la víctima’? ¿Estáis seguros de esto también?

Os hago una tercera pregunta: ¿Es sólo pecado de homicidio?

Al matar, ¿No cometéis más que este único pecado? ¿”Este sólo”, decís? ¿Ninguno tiene duda de ello?

Decid en voz alta vuestras respuestas. Que uno hable por todos vosotros, Yo espero.

Jesús se inclina a acariciar a una niña pequeña que se ha acercado a Él y que lo está mirando extática, olvidándose incluso de seguir mordisqueando la manzana que, para mantenerla quieta, le ha dado su madre.

Se pone en pie un anciano de aspecto grave y dice:

–      Escucha, Maestro.

Yo sirvo a la sinagoga desde hace mucho tiempo y me han dicho que hable en nombre de todos. Hablo pues.

Me parece, nos parece, que hemos respondido según justicia y según cuanto nos han enseñado.

Baso mi certidumbre en el capítulo de la Ley que habla del homicidio y de las agresiones físicas.

Tú sabes, de todas formas, para qué hemos venido: para ser aleccionados, porque reconocemos en ti sabiduría y verdad.

Por tanto, si me equivoco, ilumina mis tinieblas a fin de que el anciano siervo vaya a su Rey vestido de luz.

Y como conmigo, hazlo también con éstos, que son de mi rebaño y que han venido con su pastor a beber las fuentes de la Vida.

Y se inclina, antes de sentarse, con el máximo respeto.  

Jesús pregunta:

–     ¿Quién eres, padre?

–     Cleofás, de Emaús, tu siervo.

–     No mío, sino de Aquel que me ha enviado, porque debe dársele al Padre toda prioridad y todo amor en el Cielo, en la Tierra y en los corazones.

El primero que le tributa este honor es su Verbo, el cual toma y ofrece en la mesa sin defecto los corazones de los buenos como hace el sacerdote con los panes de la proposición.

Mas escucha, Cleofás, para que vayas a Dios enteramente iluminado conforme a tu santo deseo.

Para medir una culpa es necesario pensar en las circunstancias que la preceden, la preparan, la justifican, o la explican.

¿A quién he matado? ¿Qué he matado?, ¿Dónde? ¿Con qué medios? ¿Por qué he matado? ¿Cómo he matado? ¿Cuándo he matado?:

Éstas son las preguntas que debe hacerse quien ha matado, antes de presentarse a Dios para pedirle perdón.

¿A quién he matado? A un hombre. Yo digo: a un hombre.

No pienso ni considero si es rico o si es pobre, si es libre o si es esclavo.

Para Mí no existen esclavos u hombres de poder. Existen sólo hombres creados por un Único; por tanto, todos iguales.

En efecto, frente a la majestad de Dios es polvo hasta el más poderoso monarca de la Tierra

y ante sus ojos y ante los míos no existe sino una esclavitud: la del pecado, por tanto la de estar bajo Satanás.

La Ley antigua distingue entre libres y esclavos y entra en detalles acerca del hecho de matar en el acto o matar dejando sobrevivir un día o dos.

O también acerca de si la mujer encinta muere por el golpe recibido o si pierde la vida sólo su fruto.

Pero esto se dijo cuando estaba aún lejana la luz de la perfección.

Ahora se halla entre vosotros y dice: Quienquiera que mate a un semejante suyo peca.

Y no peca sólo con el hombre, sino también contra Dios. ¿Qué es el hombre?

El hombre es la criatura soberana que Dios ha creado para ser rey en la Creación.

Creado a su Imagen y Semejanza, dándole la semejanza según el espíritu, y la imagen extrayendo de su pensamiento perfecto esta perfecta imagen.

Observad el aire, la tierra y las aguas. ¿Acaso veis animal alguno o planta alguna que por muy hermosos que sean, igualen al hombre?

El animal corre, come, bebe, duerme, genera, trabaja, canta, vuela, se arrastra, trepa… pero no tiene la capacidad de hablar.

El hombre, como el animal, sabe correr y saltar.

Y en el salto es tan ágil que emula al ave. Sabe nadar, y nadando es tan veloz que semeja al pez.

Sabe arrastrarse como lo hace un reptil; sabe trepar asemejándose al simio; sabe cantar…

Y en esto se parece a los pájaros. Sabe engendrar y reproducirse… Pero, además, sabe hablar.

No digáis como objeción:

“Todo animal tiene su lenguaje”. Sí. Uno muge, otro bala, el otro rebuzna, el otro pía o gorjea… pero, desde el primer bovino al último, siempre tendrán al mismo y único mugido.

Y así igualmente el ovino balará hasta el fin del mundo y el burro rebuznará como rebuznó el primero.

Y el gorrión siempre emitirá su breve canto, mientras que la alondra y el ruiseñor cantarán el mismo himno al Sol…

La primera a la noche estrellada, el segundo aunque sea el último día de la Tierra, de la misma manera que saludaron al primer Sol y a la primera noche terrestre.

El hombre, por el contrario, debido a que no tiene sólo la campanilla y la lengua, sino que también tiene un conjunto de nervios centrados en el cerebro, sede del intelecto.

SABE, debido a ello captar las sensaciones nuevas y reflexionar en ellas y darles un nombre.

Adán puso por nombre “perro” a su amigo y llamó “león” a aquel que por su melena tupida y abundante, en una cara ligeramente barbada, se le parecía más.

Llamó “oveja” a la cordera que lo saludaba mansamente y llamó “pájaro” a esa flor de plumas que volaba como la mariposa y que además emitía dulce, un canto que ésta no posee.

Y andando el tiempo a lo largo de los siglos, los hijos de Adán siguieron creando nuevos nombres, a medida que “fueron conociendo” las obras de Dios en las criaturas.

O cuando por la chispa divina que hay en el hombre, engendraron además de otros hijos; cosas útiles o nocivas, para esos mismos hijos.

Si estaban con Dios o contra Dios: están con Dios quienes crean y llevan a cabo cosas buenas; están contra Dios quienes crean cosas que resultan maléficas para el prójimo.

Dios venga a los hijos suyos que han sido torturados por la MALDAD, en el ingenio humano.

El hombre es pues, la criatura predilecta de Dios. Aunque en la presente situación sea culpable, continúa siendo el más querido por Él:

Lo testifica el hecho de que haya enviado a su mismo Verbo, NO a un ángel, un arcángel, querubín o serafín, sino a su Verbo, revistiéndolo de la humana carne, para salvar al hombre.

Y no consideró indigna esta vestidura para hacer capaz de sufrir y expiar a Aquel que, por ser como Él purísimo Espíritu, no habría podido sufrir y expiar la culpa del hombre.

El Padre me dijo:

“Serás hombre: el Hombre.

Yo hice ya un HOMBRE PERFECTO, como todo lo que hago.

Había dispuesto para él una vida dulce, una dulcísima dormición, un beato despertar, una beatísima permanencia eterna en mi celeste Paraíso.

Pero como Tú sabes, en ese Paraíso no puede entrar nada contaminado, porque en él Yo-Nosotros, Dios Uno y Trino, tenemos un Trono.

Y ante este Trono no puede haber sino santidad. Yo Soy el que Soy.

Mi Divina Naturaleza, nuestra misteriosa Esencia, no puede ser conocida sino por aquellos que no tienen mancha.

Al presente, el hombre en Adán y por Adán, está sucio. Ve. Límpialo. Es mi deseo.

Serás Tú de ahora en adelante, el Hombre, el Primogénito. Porque serás el Primero en entrar aquí con carne mortal sin pecado, con alma sin culpa original.

Los que te han precedido sobre la faz de la Tierra, así como los que te seguirán, tendrán vida por tu muerte de Redentor”.

Sólo podía morir quien previamente hubiera nacido… Yo he nacido y moriré.

El hombre es la criatura predilecta de Dios.

Decidme: si un padre tiene muchos hijos y uno de ellos es su predilecto: La pupila de sus ojos y se lo matan…

¿No sufrirá más que si la víctima hubiera sido otro de sus hijos?

No debería ser así, porque el padre debería ser justo con todos sus hijos; pero de hecho así sucede. Y es porque el hombre es imperfecto.

Sin embargo, Dios lo puede hacer con justicia, porque el hombre es la única de las criaturas que tiene en común con el Padre Creador el alma espiritual…

Signo innegable de la Paternidad Divina.

¿Si se le mata un hijo a un padre, se ofende sólo al hijo?

¡NO! También al padre. En la carne al hijo; en el corazón, al padre: ambos son víctimas.

¿Matando a un hombre se ofende sólo al hombre? ¡NO!

También a Dios. En la carne, al hombre; en su  derecho, a Dios: sólo a Dios le corresponde el dar o quitar la vida y la muerte.

Matar es usar violencia contra Dios y contra el hombre.

Matar es penetrar en el dominio de Dios. Matar es faltar contra el Precepto del Amor.

EL QUINTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS

Quien mata no ama a Dios, porque destruye una obra de sus manos: un hombre.

Quien mata no ama al prójimo, porque le priva al prójimo de aquello que el homicida quiere para sí: la vida.

Ved que así he dado respuesta a las dos primeras preguntas. ¿En dónde he agredido a mi víctima?

Se puede hacer en la calle, en casa de la víctima o atrayéndola a la propia casa. La agresión puede recaer en uno u otro órgano, causando mayor sufrimiento.

Puedo cometer incluso dos homicidios en uno, si la víctima es una mujer que tiene el seno grávido de su fruto.

Se puede matar en la calle sin tener intención de hacerlo. Un animal que se escape a nuestro control puede matar a un transeúnte; pero entonces en nosotros no hay premeditación.

Si por el contrario, uno va armado de puñal bajo las hipócritas vestiduras de lino a la casa de su enemigo.

Y sucede con frecuencia que es enemigo el que ha cometido la equivocación de ser mejor….

O lo invita a su casa, aparentemente por deferencia hacia él, y luego lo degüella y lo echa al pozo; entonces hay premeditación….

Y la culpa es completa en malicia, en crueldad, en violencia.  ¡SÍ! Si matando a la madre, mato también a su fruto.

Entonces Dios me pedirá cuentas de dos, porque el vientre que engendra a un nuevo hombre según el Precepto de Dios es sagrado; como lo es la pequeña vida que en aquél madura, a la que Dios ha dado un alma.

¿Qué medios he utilizado? En vano uno dirá: “No quería matar”, cuando en realidad iba armado con un arma segura.

En un momento de ira incluso las manos se transforman en arma… Y la piedra cogida del suelo o la rama arrancada del árbol.

Mas aquel que observa fríamente el puñal o el hacha y si cree que cortan poco, los afila… Y luego se los ciñe al cuerpo de forma que no se vean pero pueda empuñarlos con facilidad…

Y preparado de tal suerte va adonde su rival, ciertamente no podrá decir: “No había en mí deseo de agredir”.

Y aquel que prepara un veneno cogiendo hierbas y frutos venenosos y haciendo con ellos polvo o bebida, luego lo ofrece a la víctima como especia o como sidra,

ciertamente no podrá decir: “No quería matar”.

Y ahora escuchadme vosotras mujeres, tácitas e impunes asesinas de tantas vidas.

Separar de vuestro seno un fruto que crece en él, por el hecho de que provenga de culpable simiente o porque sea un vástago no deseado; una carga a vuestro lado.

O una carga para vuestra economía, también es matar.

Hay un solo modo de no tener esa carga: permanecer castas.

No unáis homicidio con lujuria, violencia con desobediencia; no creáis que Dios no ve porque el hombre no vea.

Dios ve todo y se acuerda de TODO. Tenedlo presente también vosotras.

¿Por qué he matado?

¡Oh, por cuántos porqués!

Desde el desequilibrio desencadenado en vosotros inesperadamente por una emoción violenta, como veros profanado el tálamo,

encontraros con un ladrón dentro de casa, un inmundo intento de violar a vuestra hija en la flor de la adolescencia…

Hasta el frío y meditado cálculo para liberarse de un testigo peligroso, de alguien que obstaculice el propio camino, de alguien a cuyo puesto se aspira o cuya riqueza se ambiciona:

Éstas y otras muchas parecidas, son las razones.

Pues bien, Dios puede conceder el perdón a quien, febril por el dolor asesina; más no se lo concede a quien lo hace por ambición de poder o para ganarse la estima de los demás.

Obrad siempre bien para no temer ni el ojo ni la palabra de nadie. Contentaos con lo vuestro para no aspirar a lo ajeno, hasta el punto de convertiros en asesinos por conseguir lo que es del prójimo.

¿Cómo he matado?

¿Ensañándome con la víctima aun después de la primera reacción impulsiva?

En algunas ocasiones el hombre no se puede frenar, porque Satanás lo impele al mal del mismo modo que el hondero lanza la piedra.

Pero, ¿Qué diríais de una piedra que habiendo dado en el blanco, volviera por sí misma a la honda para ser lanzada de nuevo y de nuevo golpear en su objetivo?

Diríais: “Está poseída por una fuerza mágica e infernal”.

Así es el hombre que da un segundo, un tercero, un décimo golpe, después del primero, con la misma saña.

Porque la ira desaparece para dar paso a la razón inmediatamente después del primer impulso, si éste obedece a un motivo en cierto modo justificable.

Mientras que por el contrario, la saña aumenta cuantos más golpes recibe la víctima en el verdadero asesino.

O sea, en el Satanás que no tiene ni puede tener piedad del hermano porque siendo un satanás, es ODIO

¿Cuándo he matado? ¿Durante el primer impulso? ¿Una vez que éste ha cesado? ¿Fingiendo haber perdonado, mientras que en realidad ha ido fermentando cada vez más el rencor?

¿O he esperado incluso años para cometer el asesinato, produciendo así un doble dolor al matar al padre a través de los hijos?

Así podéis ver cómo al matar se viola el primero y el segundo grupo de Mandamientos.

En efecto, al hacerlo os arrogáis el derecho de Dios y pisoteáis al prójimo.

Es pecado por tanto, contra Dios y contra el prójimo. Cometéis no sólo un pecado de homicidio, sino también de ira, de violencia, de soberbia, de desobediencia, de sacrilegio.

Y en ocasiones, si matáis para haceros con un puesto o con una bolsa, de codicia.

Y no aludo a ello, os lo explicaré mejor otro día. Y no se peca de homicidio sólo con un arma o con veneno; también calumniando.

Meditad en ello.

Y digo que el amo que da una paliza a un esclavo, pero con la astucia de que no se le muera entre sus manos, es doblemente culpable.

El hombre esclavo no es dinero del amo, es alma de su Dios. ¡Maldito sea, eternamente, quien lo trata peor que a un buey!

El rostro de Jesús está fulgurante y su voz truena.

Todos lo miran sorprendidos, porque antes hablaba con serenidad.

“Maldito sea. La Ley nueva abroga la dureza contra el esclavo, todavía justa cuando en el pueblo de Israel no había hipócritas que se fingían santos y agudizaban el ingenio sólo para sacar el máximo provecho y eludir la Ley de Dios.

Pero al presente, rebosando Israel de estos seres viperinos, que hacen lícito el placer sólo porque ellos son ellos, los miserables poderosos a quienes Dios mira con odio y asco.

Al presente Yo digo: ya no es así.

Caen los esclavos en los surcos o ante las piedras de molino; caen, con los huesos quebrantados, visibles los nervios, a causa del látigo.

Los acusan de falsos delitos para poderlos golpear, para justificar su propio sadismo satánico.

Hasta el milagro se usa como acusación para tener derecho a golpearlos.

Ni el poder de Dios, ni la santidad del esclavo convierte su alma retorcida. NO PUEDE SER CONVERTIDA.

El bien no entra donde hay saturación de mal. Pero Dios ve, y dice: “¡BASTA!”.

Demasiados son los Caínes que matan a los Abeles.

Y ¿Qué os pensáis, inmundos sepulcros blanqueados por fuera, por fuera cubiertos con las palabras de la Ley; mientras que por dentro se pasea el rey Satanás y pulula el satanismo más astuto, qué os pensáis?

¿Que es sólo Abel hijo de Adán? ¿Que el Señor mira benigno sólo a quienes no son esclavos de hombre, mientras que rechaza el único ofrecimiento que puede elevarle el esclavo, el de su honestidad sazonada de llanto?

¡NO! En verdad os digo que todo aquel que es justo es un Abel, aunque esté cargado de grilletes, aunque esté muriendo en la gleba o sangrando por vuestras flagelaciones.

En verdad os digo que son Caínes todos los injustos que le dan a Dios por orgullo, no por verdadero culto, lo que está inquinado con su pecar y manchado de sangre.

Profanadores del milagro. Profanadores del hombre, ¡ASESINOS! ¡SACRÍLEGOS! ¡FUERA!

 ¡Fuera de mi Presencia! ¡Basta! Yo digo: basta. Y puedo decirlo, porque soy la divina Palabra que traduce el Pensamiento divino. ¡FUERA!

Jesús, en pie. Erguido, sobre su tosca tarima, presenta un aspecto tan grave, que verdaderamente asusta.

Su brazo derecho extendido señalando a la puerta de salida; sus ojos, dos fuegos azules: parece fulminar a los pecadores presentes.

La niña pequeña que estaba a sus pies empieza a llorar y corre hacia donde está su mamá.

Los discípulos se miran sorprendidos y tratan de ver a quién va dirigida la invectiva.

La multitud se vuelve también con mirada interrogativa.

Por fin se descubre el enigma.

En el fondo, fuera de la puerta, semioculto tras un grupo de altos aldeanos, se deja ver Doras, aún más seco que antes.

Amarillo, lleno de arrugas, todo él nariz y mentón prominente. Lleva consigo un siervo que le ayuda a moverse, porque parece medio paralítico.

¿Quién podía verle entre la gente que está en el patio?

Osa hablar con su voz ronca:

–     ¿Me dices a mí? ¿Lo dices por mí?

Jesús ordena imperioso:

–     ¡Por ti, sí! ¡Sal de mi casa!

–     Salgo. Pero pronto ajustaremos las cuentas, no lo dudes.

–     ¿Pronto? ¡Enseguida!

 Te dije en su momento que el Dios del Sinaí te espera.

–     También a ti, maléfico, que a mí me has acarreado las enfermedades y a mis tierras los animales dañinos.

Volveremos a vernos, para gozo mío.

–     Sí. Y no te agradará el volver a verme, porque Yo te voy a juzgar.

–     ¡Ja! ¡Ja! mald… – Hace unos aspavientos, gorgotea…

Y cae.

El siervo grita:

–     ¡Ha muerto!

¡Ha muerto el patrón! ¡Bendito seas, Mesías, Vengador nuestro!

–     No Yo. Dios, Señor eterno.

Que ninguno se contamine: que sólo el siervo se ocupe de su patrón. Y sé bueno con su cuerpo. Sed buenos, vosotros todos, sus siervos.

No exultéis de alegría, con resentimiento por el caído, para no merecer condena.

Que Dios y el justo Jonás se os muestren siempre amigos y Yo con ellos. Adiós.

Pedro pregunta:

–     ¿Ha muerto porque Tú así lo has querido?

–     No. Pero el Padre ha entrado en Mí…

Es un misterio que no puedes entender. Sólo has de saber que no es lícito arremeter contra Dios.

Él, sin concurso ajeno, se toma venganza.

–     ¿Y no podrías decirle al Padre tuyo que hiciera morir a todos los que te odian?

–     ¡Calla! ¡Tú no sabes de qué espíritu eres! Yo soy Misericordia, no Venganza.

Se acerca el anciano de la sinagoga:

–     Maestro, has resuelto todos mis interrogantes, la luz está en mí.

Bendito seas. Ven a mi sinagoga. No le niegues a un pobre viejo tu palabra.

–     Iré. Vete en paz. El Señor está contigo.

Mientras la multitud se va yendo lentamente, todo termina.

71 LA IDOLATRÍA


Mount of Olives view from Solomon’s Temple grounds in Jerusalem, Israel

71 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Por la noche, Jesús está cenando con sus discípulos en la casita del olivar.

Intercambian comentarios de lo sucedido durante el día y de la curación de un leproso, cerca de los sepulcros de Betfagé.

Bartolomé, dice:

–     Había un centurión romano que observaba y me preguntó desde su caballo: ‘El Hombre a quién sigues, ¿Hace frecuentemente cosas similares? Y yo le dije que sí.  Y él me dijo:

–     Entonces es más grande que Esculapio y será más rico que Creso.

Y yo le contesté:

–     Será siempre pobre según el mundo; porque no recibe, sino que da. Y lo único que busca es llevar almas al conocimiento del Dios Verdadero.

El centurión me miró con tamaños ojos, lleno de admiración. Espoleó su caballo y partió al galope.

Tomás agrega:

–    Había también una mujer romana en su litera. Tenía las cortinas corridas y se asomaba furtivamente por ellas. Yo la vi.

Juan confirma:

–    Sí. Estaba cerca de la curva alta del camino. Había dado órdenes de detenerse cuando el leproso gritó: ‘¡Hijo de David, ten piedad de mí!’

Entonces recorrió la cortina y yo vi que te miró a través de una lente preciosa y se rió con ironía.

Pero cuando vio que Tú, sólo con tu Palabra la habías curado; me llamó y me preguntó: ‘Pero, ¿Ése es el que dicen que es el verdadero Mesías?’ respondí que sí.

‘¿Y es verdaderamente Bueno?’ Volví a decir que sí. ‘¿Estás tú con Él?’ Sí.

Pedro y Judas preguntan al mismo tiempo:

–     ¡Entonces la viste!

–    ¿Cómo era?

Juan contesta sencillamente:

–     Pues… una mujer.

Pedro ríe:

–    ¡Qué descubrimiento!

Iscariote insiste:

–    ¿Era bella? ¿Joven? ¿Rica?

–     Sí. Me parece que era joven y también hermosa.

Pero yo estaba mirando más bien a Jesús que a ella. Quería cerciorarme, cuando el Maestro se pusiera en camino.

Judas dice entre dientes:

–     ¡Estúpido!

Santiago de Zebedeo lo defiende:

–     ¿Por qué? Mi hermano no es un libertino en busca de aventuras.

Respondió por educación y no faltó a su primera cualidad.

Judas pregunta:

–     ¿Cuál?

–     La del discípulo que ama tan solo a su Maestro.

Judas irritado, inclina la cabeza.

Felipe dice:

–     Y luego… no es muy bueno que lo vean a uno hablar con los romanos.

Ya nos andan acusando de que somos galileos. Y por eso, menos puros que los judíos. Esto por nacimiento…

También nos acusan de detenernos en Tiberíades con demasiada frecuencia. Lugar de cita de los gentiles romanos, sirios, fenicios… y luego… ¡Oh! ¡De cuantas cosas nos acusan!

Jesús, que hasta ahora había permanecido callado;

Dice:

–    Eres bueno, Felipe.

Y pones un velo en la dureza de la verdad que dices. Porque sin velo, es ésta: ¡De cuantas cosas me acusan!

Iscariote corrobora:

–    En el fondo no están del todo equivocados. Demasiado contacto con los paganos. 

Jesús pregunta:

–   ¿Tienes tan solo por paganos a los que no tienen la Ley Mosaica?

–   ¿Y cuáles otros podrían ser?

–   Judas…

¿Puedes jurar por nuestro Dios, que no tienes paganismo en el corazón? ¿Puedes  jurar que no lo tengan los israelitas más sobresalientes?

–    Maestro, de los otros no lo sé. De mí… Puedo jurar.

–   ¿Qué cosa es para ti, el paganismo, según tu manera de pensar?

Judas replica con vehemencia:

–    Seguir a una religión que no es la verdadera. Adorar a otros dioses.

–   ¿Y cuáles son?

–    Los dioses de Grecia, Roma y de los egipcios.

En una palabra; los dioses de mil nombres y de seres que no existen; pero que según los paganos, llenan sus olimpos.

–   ¿Y ningún otro dios existe? ¿Sólo los olímpicos?

–   ¿Y Cuáles otros? ¿Acaso no son ya demasiados?

–   Demasiados. Sí. Demasiados.

Pero hay otros. Y a ellos, cada hombre les quema  incienso en los altares de su corazón.

También los sacerdotes; escribas, rabíes, saduceos y herodianos. Todos los de Israel. ¿No es verdad?

No sólo ellos; sino que hasta mis discípulos, lo hacen.

Todos replican vivamente:

–    ¡Ah! ¡Eso, no!

Jesús los mira a todos y dice:

–    ¿No?… Amigos… 

¿Quién de vosotros, no tiene un culto, o muchos cultos secretos?

Uno, tiene la belleza y la elegancia. El otro, el orgullo de su saber. Otro, inciensa la esperanza de llegar a ser humanamente grande.

Otro… adora todavía a la mujer. Otro; el dinero. Otro se postra delante de su saber.

Y habrá quién; con un egoísmo monstruoso, se adorará a sí mismo; en un auto idolatría, infernal.

 ¿De verdad queréis saber cuál es el ídolo que adoráis?…

Responderos a vosotros mismos: ‘¿En qué pienso cuando me levanto por las mañanas? ¿En qué pienso a lo largo del día?

¿En qué pienso, cuando me acuesto a descansar? ¿En qué pienso todos los días? ¡Los siete días, de la semana!

¿A QUIÉN LE ESTOY DEDICANDO MI VIDA?… 

La respuesta…

¡Es el nombre del ídolo de vuestro corazón! A quién le hemos entregado el dominio de nuestros pensamientos; es el nombre del ídolo al cual se está adorando… 

Y así sucesivamente…

En verdad os digo que no hay hombre que no esté manchado de idolatría.

¡¿Cómo entonces se puede desdeñar a los paganos?! Que lo son por desgracia; mientras que estando uno con el Dios Verdadero; permanece pagano por su voluntad…

Muchos exclaman al mismo tiempo:

–   Pero somos humanos, Maestro.

–   Es verdad. Entonces tened caridad para con los otros. Porque Yo la he tenido para todos. Y para eso he venido y vosotros no valéis más que Yo.

Judas objeta:

–    Pero entretanto nos acusan y a tu misión le ponen trabas.

–    Eso no importa. Seguiré adelante.

Pedro, dice:

–    A propósito de mujeres…

Desde que hablaste en Betania la primera vez; después de tu regreso a Judea; hay una mujer velada que siempre nos sigue.

Y la veo que te escucha detrás de un árbol o procurando pasar desapercibida, porque no habla con nadie. Ahora  la vi tres veces en Jerusalén.

Hoy le pregunté: ¿Necesitas algo? ¿Estás enferma? ¿Quieres una limosna…?

Y siempre negó con la cabeza.

Juan dice:

–    A mí me dijo un día: ‘¿En dónde vive Jesús?’ y le contesté: ‘En Get-Sammi’

Judas de Keriot exclama iracundo:

–   ¡Valiente bobo!

¡No debiste hacerlo! Debías haber dicho: ‘¡Descúbrete! ¡Hazte conocer y te lo diré!

Juan pregunta sencilla e inocentemente:

–    Pero… ¿Desde cuándo exigimos esas cosas?

Judas explica con impaciencia:

–    A los otros se les puede ver.

Ella está cubierta completamente con el velo. O es una espía o una leprosa. No debe seguirnos y enterarse.

Si es espía, es para hacer el mal. Tal vez el Sanedrín le paga por esto…

Pedro pregunta:

–    ¡Ah! ¿El Sanedrín usa estos medios? ¿Estás seguro?

–    Segurísimo. Estuve en el Templo y lo sé.

Pedro comenta:

–    ¡Qué belleza! Esto viene como anillo al dedo a lo que acaba de decir el Maestro…

Judas se pone rojo de ira e increpa:

–    ¿Qué?

–    Que también hay sacerdotes paganos.

–    ¿Qué tiene que ver esto con pagar a una espía?

–    ¡Qué si tiene!… ¿Por qué pagan?

Para aplastar al Mesías y triunfar ellos. Se ponen pues en el altar con sus puercas almas, bajo sus limpísimos vestidos. –responde Pedro convencido, con su buen juicio de iliterato.

Judas concluye:

–    Bien. En resumidas cuentas, esa mujer es un peligro para nosotros o para la gente.

Para la gente, si es leprosa. Para nosotros, si es espía.

Pedro replica:

–     Esto es: Para Él, en caso de que así fuese.

–     Pero si cae Él; nosotros también caemos.

–     ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! –ríe Pedro con perspicacia.

Y concluye: 

–    Y si cae uno, el ídolo se rompe en pedazos.

Y se pierde el tiempo, estima y tal vez hasta el pellejo. Y entonces… ¡Ah! ¡Ah!… entonces es mejor tratar de que no caiga… o retirarnos a tiempo…. ¿Verdad?

Yo al revés. ¡Mira!

Pedro abraza estrechamente a Jesús,

Y agrega:

–      Lo abrazo con todas mis fuerzas. Si cae pisoteado por los traidores de Dios, quiero caer con Él.

Juan dice muy triste:

–     No pensaba que había hecho tanto mal, Maestro.

Pégame. Maltrátame. Pero sálvate. ¡Ay de mí, si yo fuera la causa de tu muerte!… ¡Oh!…

¡Jamás volvería a tener paz! Me quedaría ciego de tanto llorar. ¿Qué he hecho?

¡Judas tiene razón! ¡Soy un tonto!…

–     ¿Entonces no he hecho mal?…

Jesús interviene:

–     No Juan. No lo eres e hiciste bien.

Déjala que venga siempre. Respetad su velo. Puede ser que lo use como defensa entre el pecado y la sed de redimirse.

¿Tenéis idea de qué causa ese llanto y ese pudor? Dijiste Juan; hijo de corazón de niño bueno, que un llanto continuo surcaría tu rostro si fueses causa de un mal mío.

Pues debes saber que cuando una conciencia, despertada de nuevo, comienza a roer una carne que fue pecado, para destruirla y triunfar con el espíritu, debe por fuerza consumir todo aquello que fue seducción de la carne,

Y la criatura sufre y lucha por vencerse en sus apetitos; envejece, languidece bajo la llamarada de este fuego taladrador.

Sólo después, completada la redención, se compone de nuevo una segunda, santa y más perfecta belleza…

Porque es entonces lo hermoso del alma lo que aflora por la mirada, a través de la sonrisa, de la voz, de la honesta dignidad de la frente sobre la cual se ha depositado y resplandece como diadema el Perdón de Dios.

–    ¿Entonces no hice mal?

–      No. Y tampoco Pedro. Dejadla.

Y ahora, que todos se vayan a descansar. Yo me quedo con Juan y Simón. Tengo que hablarles. Marchaos.

Los discípulos se retiran.

Quizás duermen en la almazara porque ciertamente no vuelven a Jerusalén, ya que las puertas están cerradas desde hace horas.

–     ¿Has dicho, Simón, que Lázaro te ha enviado a Isaac con Maximino hoy, mientras Yo estaba al lado de la torre de David. ¿Qué quería?

–    Quería decirte que Nicodemo está en su casa y que quería hablarte en secreto.

Me he tomado la libertad de decir: “Que venga. El Maestro lo esperará durante la noche”. Sólo tienes la noche para estar solo.

Por este motivo te he dicho: “Despide a todos, menos a Juan y a mí”.

Juan es necesario para ir al puente del Cedrón, a esperar a Nicodemo, que está en una de las casas de Lázaro, extramuros.

Yo hacía falta para explicar. ¿He hecho mal?

–      Hiciste bien. Juan, ve a esperarlo.

Se quedan solos Simón y Jesús; el cual está pensativo.

Simón respeta su silencio.

Pero de pronto lo rompe Jesús, como si terminase un coloquio interior…

Con los carismas de Oración y Profecía activos, también hacemos lo mismo y es cuando vivimos el Cielo en la Tierra…

Jesús es el Verdadero Templo y estaba orando mentalmente con su compañero y Huésped interno…

Cuando somos capaces de aprender a ORAR ASÍ, usando el CELULAR CELESTIAL…

Jamás podemos separarnos de Dios, ni siquiera cuando estamos casados y en plena luna de miel.

Porque el acto sexual es un rito sagrado. (Tobías 8, 4-8)

Tobías 8, La noche de Bodas de Tobías y Sara, Biblia Católica

Pero de pronto lo rompe Jesús, como si terminase un coloquio interior…

Y dice:

–     Sí. Está bien hacer así…

Sí. Está bien así. Isaac, Elías, los otros, son suficientes para mantener viva la Idea que se está conslidando entre los buenos y en los humildes.

Para los poderosos… hay otras levas. Está Lázaro, Cusa, José, y otros…

Pero los poderosos… no me aceptan. Temen y tiemblan por su poder.

Me iré lejos de este corazón judío que cada vez se muestra más hostil al Mesías.

Simón pregunta:

–     ¿Vamos a volver a Galilea?

–      No. Pero nos vamos lejos de Jerusalén.

Judea debe ser evangelizada; también ella es Israel. Pero aquí, ya ves… Todo sirve para acusarme.

Me retiro. Y esta es la segunda vez…

P ¡NO SÓIS DEL MUNDO!


Julio 27 2020

Habla la Santísima Trinidad

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños, que estáis en el mundo, pero que NO pertenecéis al Mundo?

He dado un tiempo de vida y una misión específica a cada uno de vosotros, el tiempo no lo conocéis. 

Vuestra misión os he dicho es el AMAR, amarMe y salvar almas.

¿Habéis llevado bien vuestra misión en vuestra existencia?

Os aferráis demasiado al mundo, a vuestra vida en el mundo, y os repito:

 ¡NO SÓIS DEL MUNDO!

Vinisteis a cumplir una misión, vinisteis a servirMe y el tiempo que tenéis, ése lo conozco Yo. 

Regresaréis y Me daréis cuentas de lo que hicisteis con el tiempo que os concedí y con la misión que os pedí llevarais a cabo.

A lo que llamáis muerte, la cual se puede dar de múltiples formas, es el fin de vuestro tiempo y lo debéis ver así, Mis pequeños.

Lo que debéis temer, cuando estéis ante Mí, es si cumplisteis con la misión que Yo os encomendé.

Los que ya están ante Mí cumplieron un tiempo, pero no necesariamente cumplieron su misión

Y DE ESO SERÉIS JUZGADOS, NO POR EL TIEMPO DE VIDA,

SINO POR LA MISIÓN QUE OS ENCOMENDÉ.. 

La viña, de la que habla la parábola, es el Mundo y estáis vosotros en el mundo, cuidando la viña.

Cuidando que las almas que están a vuestro alrededor, crezcan en vida espiritual para que puedan regresar a Mí, pero con las manos llenas.

Con las manos llenas de buenas obras, que éstas son las almas que ayudasteis vosotros a salvar.

¿Qué habéis hecho con Mi Amor? ¿Tenéis Mi Amor en vuestro corazón o es el mundo el que está en vuestro corazón?

Satanás se encarga de apartaros de vuestra misión, y os vuelvo a repetir nuevamente: 

Estáis en el mundo, PERO NO SÓIS DEL MUNDO, vuestra misión es espiritual y de eso os tomaré cuentas.

¿Estáis esperando el momento de Mi regreso, como las vírgenes prudentes, teniendo la lámpara encendida?

ya que esa lámpara encendida, es Mi Amor en vosotros.

¿Estáis actuando en el bien? ¿Sois mensajeros de Mi Bien? ¿Sois mensajeros de Mi Amor en el mundo?

¿Las almas que están a vuestro alrededor os siguen porque Me ven a Mí en vosotros?

¿Ayudáis a vuestros hermanos a que entiendan cómo debe ser Mi Amor entre vosotros

o ¿Los estáis llevando al mundo porque os habéis vuelto del mundo?

Mis pequeños, hay mucha confusión en vosotros, os aferráis al mundo, os repito:

queréis las cosas del mundo y éstas son temporales, son pasajeras, son sin importancia, no sirven para vuestra salvación,

pero sí os pueden llevar a vuestra destrucción espiritual y a perder vuestra vida eterna en el Reino de los Cielos.

Tenéis que centraros, Mis pequeños,

¿Estáis preparados para llegar a Mí cuando se termine vuestro tiempo? 

No importa cómo llegaréis, si será una enfermedad, si será una catástrofe, si será una muerte natural,

¿Estaréis preparados para presentaros ante Mí y darMe cuentas de vuestra misión bien realizada o mal realizada?

Mis pequeños, preocupaos vosotros los que todavía no estáis llamados, los que estáis todavía en el mundo cumpliendo vuestra misión,

Preocupaos porque, si os mando llamar cuando se termine vuestro tiempo, ¿Qué cuentas Me daréis?

Visión: Veo a Dios Padre sentado en un trono, todo es luz, Él también es Luz. Veo que se le forma una cruz en el pecho y delante de esa cruz, veo al Espíritu Santo.

Estoy viendo a la Santísima Trinidad: Dios Padre en grande, luego la Cruz en el pecho y, enfrente de la Cruz, al Espíritu Santo abriendo las alas.

Hijitos Míos, ciertamente Soy un Dios Severo, pero Justo.

Soy Severo contra todas aquellas almas que se apartaron de Mis Leyes y de Mi Amor, que causaron mucho daño espiritual a sus hermanos;

aquellos que se opusieron a llevar una vida de paz y sobre todo, de crecimiento espiritual.

La ingratitud del hombre es muy grande. ¿Me juzgáis a Mí, vuestro Dios?

¡Me juzgáis a Mí cuando os va mal, cuando tenéis problemas en vuestra existencia, en vuestra sociedad o entre los pueblos!

¡Me juzgáis a Mí, vuestro Dios, que Soy todo Amor, que Mi Misericordia se derrama y se ha ido derramando a lo largo de vuestra existencia y vosotros no respondéis a ella! 

¿No os dais cuenta de que vuestros actos negativos, pecaminosos, contrarios a Mis Leyes, a Mi Amor, son los que causan vuestras desgracias?

Yo mantengo Mi Promesa hecha al pueblo elegido, que ahora sois todos vosotros, porque ellos también fallaron.

 Mi promesa fue: “Yo seré vuestro Dios si cumplís, ¡Sí cumplís!, con Mis Leyes y os mantenéis limpios de corazón, si respetáis Mi Amor y todo lo que venga de Mí”

 Y ¿Qué habéis hecho vosotros?

Queréis hacer vuestra propia vida, vuestras propias leyes; os habéis apartado de lo que Yo os ordené para que tuvierais una vida bendecida por Mí.

Yo no Me aparto del hombre hasta que el hombre, él mismo se aparta de Mí al adorar a cosas, a personas, a todo aquello que antepongan ante Mí, vuestro Dios y Creador.

 Mi Palabra, Mis Promesas son eternas, Yo no os fallo, vosotros sois los que falláis. 

El pecado es obra del hombre, Yo no peco, Soy la Santidad Absoluta.

Vosotros sois los que os apartáis de Mí,

queréis ser consentidos a pesar de que pecáis y Me causáis dolor a Mi Sacratísimo Corazón.

Vuestras obras son abominables a Mis ojos y todavía queréis que Yo os consienta.

Todo lo que estáis padeciendo, y habéis padecido a lo largo de vuestra existencia, es por causa de vuestro pecado.

Os queréis siempre aprovechar de Mi Misericordia y de Mi Benevolencia, pecáis y luego queréis buscar Mi Perdón, que ciertamente os lo doy,

pero en vosotros no hay la promesa de no querer volver a ofenderMe. 

Jugáis con Mi Misericordia y esto no puede seguir así, Mis pequeños.

Ahora tenéis que enfrentar el resultado de vuestros pecados, de vuestra apostasía.

La maldad está siempre a vuestro alrededor, Satanás continuamente os está atacando.

Os preocupáis de lo que sucederá, de lo que vendrá: que si habrá guerras, que si habrá persecuciones, que si habrá dolores fuertes de purificación.

Estáis siempre viendo un futuro de cosas malas que os pueden quitar vuestra alegría diaria.

Estáis ciegos, no hay sabiduría en vosotros.

Diario tenéis que padecer una batalla contra Satanás, diario vuestra alma está en peligro de perderse.

Diario Satanás os lleva a negarMe, a estar en contra Mía. 

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos, la mayor parte del tiempo? Es el nombre de mi ídolo…

Vosotros continuamente causáis abominación a Mi Presencia porque os preferís a vosotros mismos, adoráis a otros dioses,

buscáis por todos lados que os vaya bien, no importando si Me dais a Mí la espalda, y ¿todavía así queréis que Yo os consienta?

Ciertamente, siempre os estoy cuidando, porque Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, mantengo Mi Palabra de cuidaros, de protegeros,

porque sé que satanás, en su maldad, es muy superior a vosotros y os puede destrozar en cualquier momento, pero vosotros no reaccionáis. 

Vuestra lucha como os dije, ES DIARIA.

De día y de noche, Satanás os ataca en todo momento y vosotros solamente estáis esperando dolores futuros cuando los tenéis en todo momento,

Y a Mí Me causáis muchos dolores porque estáis apartándoos de Mi Gracia, estáis pecando contra Mí y de ahí vienen vuestras ingratitudes:

Os veis solamente a vosotros mismos, estáis viendo por vuestras comodidades, estáis viendo que Yo os consienta, que os dé todo lo que necesitáis.

Y vosotros ni siquiera veis por Mí, por Mi Amor.

Hay mucha ingratitud, os repito, de parte vuestra.

Queréis ser amados, sois egoístas, pero no queréis amarMe, porque al ser amado se le respeta, se le busca, se le ama y se le evita todo dolor.

Y ESTO IMPLICA QUE VOSOTROS DEJÉIS VUESTRA VIDA DE PECADO,

Y ESTO NO LO QUERÉIS HACER,

POR ESO ES MI DOLOR CONTRA VOSOTROS,

No trates de ACOMODAR las palabras de Dios a tu vida… TIENES QUÉ ACOMODAR TU VIDA a las Palabras de Dios…

PORQUE YO SIEMPRE VEO POR VOSOTROS,

POR VUESTRO BIEN PARA QUE NO OS FALTE NADA,

Y ME RESPONDÉIS CON DOLOR, CON PECADO,

Y APOSTATANDO DE MÍ, VUESTRO DIOS.

No esperéis los acontecimientos futuros, ¡Ved los acontecimientos diarios que tenéis!

Que esos también os pueden llevar a la Muerte Eterna. 

Diario tenéis que librar una guerra contra Satanás y contra vosotros mismos.

Y NO OS PREPARÁIS PARA ELLO.

¿Cómo os vais a preparar contra una batalla mayor cuando ni siquiera os preparáis para las batallas de todos los días?

Ponéis en juego en todo momento a vuestra alma.

En cualquier momento se puede terminar vuestro tiempo de vida, ¿cómo estará vuestra alma en ese momento? Os repito: 

No esperéis los acontecimientos futuros, no os distraigáis en esa tentación que os pone Satanás, porque son distracciones reales para que no os preparéis en todo momento.

Si no estáis viviendo vida de Gracia, en cualquier momento podéis morir eternamente,

si en esos momentos pido vuestro regreso e inicio vuestro juicio. Meditad esto Mis pequeños,

VIVID EL PRESENTE, VIVID EN ESTADO DE GRACIA, LLENAOS DE MI AMOR,

Y ESTO OS DARÁ LA SEGURIDAD DE GANAR LA VIDA ETERNA.

 Hijitos Míos, os he pedido que seáis perfectos como Mi Padre, vuestro Padre, es Perfecto.

Y en lo primero que debéis ser perfectos Mis pequeños, es en la Fe. 

Cuando vosotros aceptáis que Nuestra Santísima Trinidad es la que os Guía, es la que os Ama, es la que os quiere llevar a la Perfección,

debéis estar plenamente agradecidos y sobre todo, debéis aceptar plenamente Nuestra Voluntad.

Somos Perfectos en el Amor.

Nuestra Santísima Trinidad es Perfecta en el Amor.

Y en el Amor no puede haber Odio, no puede haber Maldad, no puede haber cosas escondidas, Mentiras,

TODO AQUELLO QUE VIVÍS AHORA

Y A LO CUAL DESGRACIADAMENTE

OS HABÉIS ACOSTUMBRADO, MIS PEQUEÑOS

Si queréis vivir en la Verdad y en el Amor, debéis dejaros guiar por Mi Santo Espíritu que vive en vuestro interior.

La maldad que os rodea os lleva por caminos oscuros, por caminos de maldad, por caminos que no os van a dar cosas buenas, ni os van a ayudar a llegar a la perfección a la que estáis llamados.

Ciertamente al vivir en la imperfección Mis pequeños, vosotros debéis aceptar como cuando sois pequeñitos, que se os llame la atención cuando estáis cometiendo un mal.

Y a veces hasta necesitáis ser reprendidos con un castigo para que entendáis que el camino que estáis tomando no es el correcto.

Pero para eso también necesitáis ser perfectos en la Humildad, reconocer que no sois lo que debierais ser ni lo que Nosotros buscaMos en vosotros, que es el ser obedientes, amorosos.

Que cumpláis con los Mandamientos que se os han dado, con las Leyes entregadas a vosotros para que llevéis una vida clara, una vida santa, una vida llena de virtudes y de amor.

Yo os pregunto, ¿Acaso habéis llevado una vida de esta manera?

Dejáis mucho que desear Mis pequeños, no sois esas almas buenas, esas almas santas que buscaMos en vosotros. 

Ciertamente el pecado os ha engañado y os ha llevado por caminos incorrectos,

pero vosotros habéis aceptado en vuestra vida esa maldad, esa mentira, ese desamor entre vosotros.

Y eso os ha causado muchas tribulaciones, como lo que estáis padeciendo en estos momentos.

Todo esto os lo habéis ganado vosotros por haber aceptado la maldad en vuestra vida. 

SATANÁS OS ESTÁ DESTRUYENDO Y YO SE LO HE PERMITIDO

Como un castigo para que volteéis a Mí, vuestro Dios y Me reconozcáis como vuestro Dios.

Que reconozcáis que NO habéis cumplido con los Mandamientos que se os han dado,

Que reconozcáis que habéis dañado Mi Sacratísimo Corazón, que reconozcáis que debéis volver al camino del bien.

Habéis querido hacer vuestra voluntad y en vuestra imperfección caéis fácilmente en el error.

Y es lo que estáis viviendo Mis pequeños, error.

Y esto os ha llevado al caos de vida, al caos en la Naturaleza, al caos en vuestra vida personal, espiritual. 

No Me buscáis, no imploráis Mi Regreso a la Tierra, no buscáis que Mi Santo Espíritu guíe vuestra existencia, guíe vuestros pensamientos, vuestras palabras, vuestras acciones.

No Me llamáis a Mí, vuestro Padre, vuestro Dios, para que os ayude a retomar vuestra existencia; primeramente aceptando vuestro error y pidiendo perdón de corazón por vuestras faltas.

Si verdaderamente sois humildes, debéis aceptar de corazón vuestros errores en todos sentidos:

Principalmente en haberMe hecho a un lado de vuestra existencia, en haber apostatado de la Fe y del Amor que se os han dado,

O ¿Acaso vivís amándoos los unos a los otros como Mi Hijo os pidió?

¿Acaso os ayudáis de corazón como Yo, vuestro Padre, os lo he pedido?

No, Mis pequeños, no lo habéis hecho

Y menos invocáis el Nombre de Mi Hijo, para que os ayude a caminar en esta Tierra,como Él caminó,

dejando una estela de Paz, de Amor, de una Armonía Santa, entre aquellos que sí Le aceptaron y Le siguieron.

Vivís en un caos espiritual y éste se manifiesta en vuestros actos, en vuestros errores a vuestro alrededor, en vuestro trato humano, en vuestra vida conMigo.

Buscáis solamente vuestros gustos, vuestros placeres, como si fuerais todavía niños chiquitos, niños chiquitos que no quieren tener todavía responsabilidades.

Y ¡Ya las tenéis, hijos Míos! ¡Abrid los ojos! Tenéis responsabilidades y primeramente hacia Mí, vuestro Dios.

No sabéis agradecerMe, no sabéis amarMe, no sabéis llevarMe en vuestro corazón;

en cambio, sí habéis dejado entrar en vuestro corazón la maldad de Satanás.

Os aprovecháis de vuestros hermanos, buscáis los momentos en que les podéis quitar algo y si os reprenden, devolvéis con amenazas o castigos el que se os haya llamado la atención.

¿Acaso agradecéis lo que Yo hago por vosotros, llamándoos la atención, reprendiéndoos y aun castigándoos? 

Si fuerais sabios, reconoceríais que os merecéis lo que os está pasando,

Yo NO os lo estoy mandando,

LO ESTOY PERMITIENDO

Es Satanás el que os manda todos estos castigos, porque os apartasteis de Mi Gracia. 

Desde antiguo Yo prometí que os cuidaría de todo mal,

mientras vosotros os mantuvierais cumpliendo Mis Leyes, Mis Mandamientos, si vivierais en Mi Amor,

pero vosotros no habéis cumplido vuestro pacto, que es el aceptar lo que os he pedido.

YO OS HE DICHO QUE HASTA QUE NO OS ARRODILLÉIS Y ME PIDÁIS PERDÓN,

PERO UN PERDÓN QUE SALGA DESDE LO MÁS PROFUNDO DE VUESTRO CORAZÓN,

CON LA INTENCIÓN DE NO VOLVER A OFENDERME,

4. Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.»

ES CUANDO TODO CAMBIARÁ A VUESTRO ALREDEDOR.

No os estáis portando como almas maduras, almas buenas, almas santas.

Y por eso tenéis que ser reprendidos, para que a través del Dolor desgraciadamente, podáis entender que vais por mal camino.

Soy vuestro Padre y tengo el derecho de reprenderos, de castigaros, no por maldad.

Sino para hacer que vosotros entendáis que habéis escogido el camino del Mal.

En lugar de seguir el camino del bien que se os ha trazado en diferentes formas, en diferentes momentos. 

Sois esos hijos desobedientes, esos hijos malos que os habéis querido salir de vuestro hogar para hacer vuestra voluntad,

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

Y ojalá regresarais como el hijo pródigo que aceptó sus errores,

que aceptó haber caminado en el mal, que aceptó el haber desperdiciado los bienes que se le dieron y acongojado, humillado, maltratado, regresó con su padre a pedir perdón.

SOIS LOS HIJOS PRÓDIGOS QUE ESPERO REGRESÉIS A MÍ

Y YO, DE TODO CORAZÓN, OS PERDONARÉ,

OS PONDRÉ NUEVAMENTE EL ANILLO DE HIJOS MÍOS EN VUESTRA MANO

Y OS ABRIRÉ LAS PUERTAS DEL PARAÍSO,  AL CUAL PERTENECÉIS.

Ojalá Mis pequeños, entendáis antes de que lo más fuerte de la Purificación llegue a vosotros.

Y no os dé tiempo del arrepentimiento que busco en vosotros y os lleguéis a perder eternamente.

Que Mi Santo Espíritu os bendiga, os proteja, os guíe en Mi Santísima Trinidad.

Os doy la Bendición, Mis pequeños, para que retoméis el camino del Bien y del Amor.

Yo no os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual.

En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo.

Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Que Mi Santo Espíritu os bendiga, os proteja, os guíe en Mi Santísima Trinidad.

Os doy la Bendición, Mis pequeños, para que retoméis el camino del Bien y del Amor.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

F97 EL CREDO 15


CREO  EN EL ESPÍRITU SANTO

Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, hoy os quiero instruir sobre Mí Espíritu Santo.

Nosotros siendo la Trinidad, cada uno tenemos una función primordial, pero a la vez todas se unen en una sola. Misterio grande del Amor de Dios, el ser Tres Divinas Personas en una sola Persona.

Yo Vuestro Padre, creé todas las cosas, todo proviene de Mí, todo ha salido de Mis Manos Amorosas y todo tiene una función específica en Mi Creación.

Mi Esencia es pura y santa, Mi Esencia es sólo amor, es Sabiduría, es el Poder Infinito y Omnipotente. Vosotros tratáis de medirme con vuestra escasa sabiduría, truncada por el pecado original, pero si realmente concibierais lo que significa Infinito y Omnipotente, NO sabríais como agradecerle a Vuestro Dios y Padre el haberos creado y permitiros compartir todo lo que es Mío.

Mi Santo Espíritu es la fuerza vivificadora de Mi Ser. Es la fuente de Mi Real Poder y Sabiduría, es la Concepción de la Palabra y del Amor. Es la Fuerza Viva que os mueve y que mueve todo lo creado. Pertenece a Mi, Soy Yo en Él.

Pero Se difunde y Se esparce por donde conviene, según Su Sabiduría, para engrandecer Mi Santo Nombre. Tiene autonomía, pero Me Pertenece, nada puede hacer sin Mi Consentimiento, pero actúa según Mis Leyes y según Su Propia Moción.

Mi Espíritu Santo está encargado de trasmitir Mis Pensamientos, Mis Leyes, Mis Decretos, Mis Gracias, Mi Amor, Mis Dones y Virtudes, en una palabra Mi Plena Vida, que es la Vida de Mi Espíritu. Él vive por Mí y Yo vivo por Él.

El os infunde Mi Vida y vosotros al recibirla, aceptarla y vivirla, Yo cobro vida en vosotros por acción del Espíritu Santo. Él os prepara. Prepara vuestra alma, para hacerla digna morada de vuestro Dios. Y al Yo habitar en vosotros, me dais nueva vida.Mis Decretos, Mis Leyes, Mi Amor se conocen desde el principio de los tiempos, por la acción ordenadora del Espíritu Santo. La Palabra, Mi Palabra, se dio y se dá actualmente a Mis Profetas, a través de la acción del Espíritu Santo.

Yo, en un acto sublime de amor al crearos, He permitido que Mi Espíritu Santo acompañara a vuestra alma desde vuestra concepción, hasta su regreso a la Casa Paterna.

¡En vosotros vive Mi Vida, Mi Esencia de Sabiduría, Poder y Amor! ¡Daos cuenta de lo que tenéis dentro de vosotros! Es el Reino de Dios en vosotros, así se los hizo saber Mi Hijo y ahora os lo repito. NO busquéis valores externos, valores mundanos, valores que os llevarán a la ruina espiritual, Muerte Eterna.

La riqueza del Universo, el Poder del Universo, la Sabiduría del Universo Entero está dentro de vosotros, Soy Yo Mismo en Mi Santo Espíritu de Amor. No sois dioses, pero estáis compartiendo todo lo que posee vuestro Dios.

Sois Mis hijos, Yo Soy Vuestro Padre, la Sabiduría Me pertenece y Yo la comparto con vosotros.

Un padre, rico o pobre, comparte todo lo que posee con sus hijos, pero los hijos no pueden ser ése padre puesto que son dos personas diferentes. Yo creé todo, la Sabiduría y el Amor existen en todo, pero ése todo no es dios, el todo es de Dios, porque es obra de Sus Manos Creadoras.

El Espíritu, Mí Espíritu existe en todo, todo se mueve según Él lo indica y Su Sabiduría está en las Leyes que puse en la Naturaleza, en el Universo entero, en las leyes y fenómenos naturales en los que vivís. Pero ellos se rigen por la Sabiduría del Espíritu Santo y no quiere decir que una porción o parte de la Creación sea la Sabiduría. Está en ella como ley inicial y perenne, pero no está en esa parte solamente.

Lo que quiero decir, es que no caigáis en el error de la idolatría al creer que Yo, Mi Poder, Mi Espíritu de vida es un pedazo de roca, una plantita o un árbol, o una montaña inmensa, o el mismo sol o las estrellas.

Todos ellos, al igual que vosotros, COMPARTEN Mi Vida, la Vida del Espíritu y las Leyes y Sabiduría propias que puse en cada uno de estos elementos naturales para su desarrollo normal, pero ellos no tienen el poder propio que tengo Yo Vuestro Dios.

Ellos no pueden crear, ellos no pueden conceder nada sin Mi consentimiento, ellos no os  pueden proveer de nada si Mi Providencia no se los manda. Comparten Mi Ser, en forma más simple que la vuestra, puesto que la Naturaleza NO tiene alma como la vuestra.

Podéis obtener más de vuestros semejantes, cuando han permitido que Mi Santo Espíritu los mueva al soltarse totalmente a Mi Voluntad; a que los pueda ayudar algo del reino animal inferior, vegetal o mineral.

Recapacitad, pedid la sabiduría a Mi Santo Espíritu para que NO caigáis en el error de la idolatría.Vosotros tenéis un Dios poderosísimo y amantísimo, pero si estáis cerrados de mente y corazón os dejaréis llevar por los míseros poderes naturales que puse en el mundo inanimado y aún el vegetal y el animal inferior…

Porque quedaréis así mismo, convertidos en seres inferiores que NO saben apreciar vuestra grandiosidad de ser verdaderos hijos de Dios, lo cual los deja en posición superior a los reinos inferiores de la naturaleza.

Mi Santo Espíritu es el conocimiento pleno de Mi Obra, por eso al vivir en vuestros corazones, vosotros conocéis sin que nadie os lo diga, cuáles son las leyes morales y divinas que os deben de regir.

La Oración profunda os lleva al contacto íntimo con Mi Espíritu de vida, quien os concederá la Vida de Su Espíritu, Mi Espíritu, si vosotros os donáis a Él.

Vosotros conocéis los portentos y grandes milagros que se han realizado, aún volver a la vida a un muerto y que puede hacer cualquier hijo Mío que se haya donado completamente a Mí.

Eso lo podrías hacer todos vosotros si así lo quisierais, pero tendríais que dejarme vivir plenamente en vosotros, para que vuestra actuación ya no fuera la vuestra y que con vuestra voluntad y amor sinceros hacia los demás.

Mi Santo Espíritu vivificara otras almas con las gracias que salieran de vosotros, pero que son propiedad solamente de vuestro Dios. Os digo que podríais hacer todo esto y más…

Pero si actuarais por vosotros mismos y NO por la moción de Mi Espíritu Santo, caeríais fácilmente en la soberbia al ver tanto bien Mío saliendo de vosotros.Y así como se dice que la soberbia es ciega, pronto el hombre se apropia de ése bien y lo pierde por soberbia.

En la humildad vive libremente Mi Santo Espíritu, actúa fácilmente porque conoce que el ser actuante, vosotros mismos, NO se apropiarían de Su Poder y de sus Méritos. Y los que vean ése poder actuante no busquen a la persona que lo lleva, sino busquen al que lo produce: y ÉSE SOY YO.

Permitan hijos Míos, que la moción Poderosa y Amorosa de Mi Santo Espíritu os mueva a la Verdad, os mueva a hacer el bien a vuestro prójimo, os mueva a crear un nuevo mundo en el cuál se viva plenamente la Voluntad de Vuestro Padre.

Os mueva a vivir el Amor Pleno y Donado que sólo de vuestro Dios puede hacer y que con vuestra donación humilde, puede crecer y fructificar.Grande alegría Me daréis si actuáis así hijos Míos y se derramarán sobre vosotros todas Mis Alegrías y Bendiciones y viviréis el Paraíso de vuestro Dios Amor.

Aceptad humildemente Mi invitación, pues Yo con respeto, espero vuestra respuesta. Yo Soy Vuestro Dios y Mi Santo Espíritu que habita en vosotros os dé la Luz de la Verdad para que conozcáis por fin, Mis grandes designios de amor que se quedaron truncados por el Pecado Original, pero que aún están esperando su desarrollo total para vosotros.

Os amo y bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el de Mi Hijo y en el de Mi Esencia de Amor, el Santo Espíritu.    Habla Dios Espíritu Santo 
Hijitos Míos, Yo Soy la Luz, Yo Soy la Sabiduría, Yo Soy el poseedor y proveedor de todos los Dones, Yo Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Yo Soy el Espíritu de Dios, Yo Soy el Amor y el Amor encierra y une a Nuestras Tres Divinas Personas. El Amor es inmutable en Nosotros y por el Amor que Nos une y Nos dá Vida, todo fue creado.

La Sabiduría todo lo encierra. La Sabiduría está en Nosotros y la Sabiduría todo lo gobernaba hasta que el Pecado Original afectó la recepción de Ella sobre la Creación y las creaturas.

La Sabiduría existe en vuestro corazón, ya que Yo habito en vosotros. La vida en la Gracia permite que Mi Ser, con todos Mis Dones, fructifiquen y se difundan a todos vuestros hermanos por medio vuestro.Daos cuenta del regalo tan maravilloso que tenéis en vosotros cuando Me permitís vivir. Todo el Poder de Dios puede fluir a través vuestro cuando os hacéis pequeños, humildes y aceptáis trabajar y vivir para vuestro Dios.

Yo Soy el que dá la vida. Yo Soy el que pone ése fuego en vuestro ser. Yo Soy el que el Padre Dios infundió en Adán al darle el Soplo Divino. Toda la vida, en lo creado, viene por Mí y la transformación que se dá y se debe dar en las almas la debo dar Yo, pero vuestro libre albedrío Me lo debe permitir

Vosotros siempre buscáis aumentar vuestras capacidades, pero con la idea de aumentar vuestros bienes materiales. Lo que Yo os doy, Mis Dones Divinos, os aumentan vuestras capacidades pero para engrandecer el Reino de Dios.

Reino Infinito, Reino futuro que está preparado para cada uno de vosotros, Reino que debéis procurar difundir ya desde la Tierra, al ir reconstruyendo lo que el Maligno destruyó.  El Reino terrestre existía, era Reino de Amor, era Reino de vida humana unido a la Vida Divina. Al quedar afectado por el Pecado de vuestros Primeros Padres, vosotros, como hijos de ellos y como instrumentos fieles del Amor de Dios, debéis ayudar a reconstruir lo que se perdió.

Vosotros, junto con Nosotros formamos una sola Familia y si existe el Amor en vuestro corazón, como existe en el Nuestro, entonces debéis buscar la estabilidad del Amor Celestial en la Tierra como en el Cielo.

La Tarea, que Me encomendó el Padre para Crear la llevé a cabo, pero la Maldad, respaldada por la voluntad del hombre, coartó la sublimación de ella.

La Obra de Creación debe continuar y debe llegar a niveles excelsos, a niveles infinitos, como infinitos Somos Nosotros Tres e Infinito es Nuestro Poder.

Vosotros mismos al estar actuando en el Mal, al estarlo respaldando, al apoyarlo, NO permitís que Yo os pueda dar lo que debo de daros. Grandes cosas hemos, hecho por vosotros, pero muchas más y más grandes verán vuestros ojos.

La Obra de Creación apenas empezaba cuando fue coartada por el Demonio.

Su Envidia no quiso que compartierais lo que Nuestro Amor y Nuestro poder os podían dar. El, cuando vivía en el Cielo; como ángel hermosísimo, se pudo dar cuenta de la Magnificencia de Nuestra Trinidad y al caer en su Pecado y  ser arrojado de Nuestro Hogar, ha tratado de evitar a toda costa, que os podáis llenar de ésa Gloria.

El os distrae ofreciéndoos lo único que os puede dar, su reino terrestre. Triste reino que se le otorgó, que es nada, que es basura, en comparación a lo que él perdió y que está prometido a cada uno de vosotros.Desgraciadamente os habéis acostumbrado y llenado de su basura y por vuestra falta en la búsqueda de la Verdad y de la Sabiduría, que Yo os puedo dar, vivís conformes en la Mentira y en la vida limitada espiritual que él os dá.

NO estáis ya buscando Mis tesoros, vuestra visión de lo que es el Poder y el Amor de vuestro Dios ha menguado… Ya no alcanzáis a ver lo grandioso, lo supremo, lo infinito que vuestro Dios os dá a través Mío.

Por mayores que sean vuestras expectativas, tanto en lo material como en lo espiritual, NUNCA llegaréis a comprender la realidad Divina. Mucho, inmenso es Nuestro Poder. Vuestra mente humana, por más capaz que sea; no puede ni siquiera imaginar, la grandiosidad de vuestro Dios.

¿Por qué, Mis hijitos, no entendéis que os debéis hacer pequeños para que podáis entender lo inmenso de vuestro Dios?  

Os cuesta mucho trabajo el tratar de haceros pequeños, porque la soberbia os gana. No podréis obtener Mis Dones en plenitud si no os hacéis pequeños y mansos a la Voluntad Divina. Para que Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, pueda  verter Mis Dones en un alma debo estar seguro que NO Nos va a fallar.

Vosotros mismos como seres humanos, que tenéis un grado pequeño de Mi Sabiduría, NO ponéis por ejemplo, a manejar un coche o a mover máquinas pesadas a un niño de 5 años, vuestra sabiduría os dice que no se debe hacer, ya que pondríais en peligro su vida y la de muchos otros.

Lo mismo sucede con Mis Dones, Yo los concedo a almas que están en íntima relación con Nosotros, que conocen Nuestra Voluntad, que conocen las necesidades que tenemos para cada uno de vosotros.

Un alma confiable para Nosotros, es un alma dócil, es un alma que ve primero a su Dios antes que verse a sí misma, es un alma que sabe que los Dones que Yo concedo son regalos de Nuestro Amor y que deben ser usados gratuitamente, para el crecimiento espiritual y para la salvación de sus hermanos. El alma que ya se donó a su Dios no, busca sacarles provecho material a los Dones espirituales que se le están concediendo. Es como si usarais un brillante valiosísimo para jugar juegos de niños tirados en la tierra. Un brillante se luce, se muestra a la gente con orgullo y se usa para lo que fue hecho.

Vosotros y Mis Dones en vosotros, pertenecen al Cielo y NO os debéis confundir ni olvidar esto por vivir en la Tierra. Sois brillantes bellísimos que habéis sido enviados a la Tierra a llevar la Luz y el Amor del Reino de vuestro Dios…

  Pero parece que preferís jugar y ensuciaros con las cosas de la Tierra y así perdéis vuestra belleza y la razón por la que se os concedió el Don de la vida, que consiste en ayudar a vuestro Dios para que vuestros hermanos recuperen su brillo divino.

Vuestra alma y vuestra vida tienen un valor incalculable a vuestra mente humana. Si no aceptáis que Mi Sabiduría os enseñe las Verdades de vuestro Dios, os quedáis muy limitados y por lo tanto NO crecéis, porque no queréis. Podrías brillar como las estrellas del cielo, pero preferís seguir enlodados, sin dar Gloria y Alabanza a vuestro Dios, por olvidaros de Su Ser.

Yo estoy en vosotros. Dejadme vivir y Yo os enseñaré lo que el Demonio no quiere que aprendáis, porque así llegaréis a ser mayores que él.

Muchos de vosotros os habéis vuelto instrumentos de Satanás, porque os asombran sus poderes y deseáis tenerlos, pero NO os habéis dado cuenta que ellos son infinitamente limitados en comparación a los Nuestros.

El es Nuestro servidor, él está bajo Nuestro Poder, NO PUEDE NADA  contra Nosotros y NO tiene libertad de actuación, Nos tiene que pedir permiso para poder actuar.Por eso, cuando permitís que Nuestra Voluntad os posea, él se Vuelve siervo, él se ve limitado ante nosotros, gracias a nuestro poder en vosotros.

El es limitado, Nosotros infinitos. Estudiad en las Escrituras y veréis cuántas: veces el Demonio fue expulsado y dominado por el Poder de su Dios. Jesucristo y Él mismo os prometió: El que Me siga, podrá hacer esto y más, porque Yo estaré en él”, pero Jesús también os dijo que para que ésto se pudiera llevar a cabo, “tendríais que ser como niños”.

Entended bien ésto, Mis pequeños, estáis limitando retardando vuestra alegría infinita, la cual podríais ya tener desde la Tierra, porque estáis permitiendo que el poder del Mal limite el poder infinito que lleváis en vuestro interior, pero que se manifiesta a través vuestro, cuando con humildad, os dejáis manejar por Nuestro Amor.

Hijitos Míos, cuando se os ha pedido ser como niños es una donación total, no se os está pidiendo que tratéis de entender Nuestras Órdenes Divinas.  El ser como niños -niños obedientes-, es simplemente obedecer esa Moción que Yo vuestro Dios Espíritu Santo os Mando a vuestro corazón.

Ser como niños es vivir esa Virtud de la Obediencia, es vivir en el Amor total por vuestro Dios, es simplemente Amar al ser Amado y aquí el Ser Amado es vuestro Padre Dios.

Vivir esa docilidad, es abriros un Horizonte Nuevo, un Bello Horizonte que se os dará en Bellezas, en Sabiduría, en Paz, en Armonía con vuestro Dios.

Yo vuestro Dios Espíritu Santo, os haré volar a altas Esferas de Espiritualidad, por el simple hecho de olvidaros de vosotros mismos.  

Cuando vuestro Dios, puede Vivir plenamente en un alma, le comparte automáticamente de Sus Dones y de Su Vida.

Obviamente la pequeñez del alma no entiende tanta Magnificencia, tanto Poder, la Omnipotencia Divina en el alma. Pero lo que sí os puedo asegurar es que gozaréis de Regalos envidiables para muchas almas.

Por otro lado, la mayoría no entenderá el nuevo estado de vuestra alma, porque se sale totalmente de la lógica humana y eso no os debe preocupar Mis pequeños, el premio se da a los que son sencillos, dóciles, nobles a la causa de su Dios.

Simplemente, Mis pequeños lo que se os pide, es docilidad y obediencia, lo demás lo hacemos Nosotros.Gozad Mis pequeños éste Gran Regalo de vuestro Dios y Yo como Dios que da Vida y Amor, Soy el Encargado de llenaros de ésa Nueva Vida para que podáis ir entendiendo el Amor Infinito de vuestro Padre Dios.

Mis pequeños, los Dones que derramo sobre cada alma, son para que se vayan mejorando, para que se vayan fortaleciendo, para que se vayan perfeccionando.

No levantéis murallas entre los hombres: vuestros hermanos y con vosotros mismos. Al contrario, las Virtudes y Dones, los Carismas que Yo derramo sobre las almas son para que se compartan, NO para que las mantengáis como tesoro escondido y que gocéis egoístamente de ellos.

El mejor ejemplo está en Jesucristo Nuestro Salvador, Él lleno de Dios, se volvió servidor de todos los hombres. Vuestra posición actual y futura debe ser igual.

Os he dicho que mientras más tengáis mas deberéis volveros servidores de los demás. Vuestros hermanos se darán cuenta de los Dones y Carismas que tenéis y tendréis y debéis compartiros Mis pequeños, El don de Dios se acrecienta con la Caridad.

Cuando mas dais mas recibís y NO quiero Mis pequeños escuchar de vuestro corazón o de vuestros labios que apartéis a vuestros hermanos viendo vuestro egoísmo, al decir ahorita no puedo, llámame después, estoy cansado.

NO mis pequeños eso NO es caridad, eso NO es donación, eso NO es servicio; mientras más deis, mientras más os sacrifiquéis por ver el perfeccionamiento de las almas de vuestros hermanos, mas recibiréis, pero eso se va logrando con la nulidad de vuestro propio ser.

Y entonces el semejante, vuestro hermano queda en primer lugar en vuestra vida, vosotros os hacéis a un lado y buscáis primero el bienestar de vuestro hermano antes que el vuestro; que sea secundario vuestro bienestar.  Tenéis y tendréis tesoros inmensos, tesoros infinitos de vuestro Dios y se deben compartir con gusto, con amor, con dedicación, que NO sea sacrificio para vosotros el amar.

Dejad siempre los corazones alegres, satisfechos por el haber recibido de parte de vosotros y que será a través de vosotros la Gracia de Mis Dones, la Gracia de Mi Amor.

Estáis trabajando para vuestro Dios, la criatura tiene que desaparecer, debéis desaparecer para que Me muestre Yo en pleno a través de vosotros y de los Regalos que derramaré a través de vosotros.

Sed instrumentos dóciles, instrumentos anulados a sí mismos, abandonados solamente a que los tome el Maestro, Yo vuestro Dios, dejadMe moveros a Mi Voluntad y cuando Yo quiera.Abandonaos al Amor.

Hijito Mío, el Mensaje ahora va para ti y para los Profetas y Videntes que hemos escogido alrededor del mundo.

Ciertamente, vuestra tarea es difícil, el anuncio y la denuncia son difíciles. Precisamente cuando tendréis que hacerlo, ya ante el pueblo, ya ante vuestros superiores en la Iglesia, ya ante las autoridades. Yo Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Ya os he dicho que Yo iré guiando los acontecimientos, nada se da sin que vuestro Dios, en Su autoridad Divina, lo permita. Vosotros os habéis dado a la Voluntad Divina, sois los Cristos de éste tiempo, sois los denunciantes de la raza maldita que ha tratado de destruir la Palabra de Dios, la vida en Dios.

Yo vengo a fortalecer a todos aquellos escogidos, Yo vengo a dar Fuerza a las Palabras de Jesucristo. Son tiempos de dar Vida, son tiempos de Luz, cuando todo está en Tinieblas.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Sed como niños, el niño acepta la Voluntad del Padre, no ve más allá que el Amor con que el Padre o la Madre le ordenan algo, es autoridad y él la acepta, porque sabe que va hacia un bien.

Tomad de Mí lo que necesitéis, que además Yo os daré lo que Yo necesito de vosotros. No temáis, seguid adelante, éstos son tiempos de lucha, Nosotros venceremos, vosotros sois ahora los representantes del Cielo, es la Voz del Cielo la que se dará a través de vosotros.

Cuando queramos que se dé la Verdad ante los hombres, Yo os tomaré, Mis Palabras fluirán libremente y tocarán corazones, tened confianza, vivid en la Verdad, vivid en la Oración, vivid en la Pureza, vivid en la Santidad y todo saldrá bien, Mis pequeños.

Es un tiempo el que estaréis sobre la Tierra sirviendo a vuestro Dios, dad vuestro máximo. Dad vuestro máximo, que se os pagará eternamente con grandes regalos, con grandes bellezas de vuestro Dios.

Pero NO hay nada, Mis pequeños, como servir a vuestro Dios, lo entenderéis dentro de poco tiempo y os alegraréis por ello.

En éstos momentos intuís algo de ésas bellezas, pero Yo os abriré vuestra mente, os abriré vuestro corazón, quitaré el velo de vuestros ojos y entonces veréis la Gloria de vuestro Dios por la que habéis trabajado y que todavía trabajaréis.

Entonces vuestro corazón se alegrará enormemente, gozaréis, gozaréis infinitamente y ése gozo os llevará a la entrega total de vuestro ser por el servicio de vuestro Dios.

Esoterismo, magia,ocultismo, hechicería… (con el poder de Satanás)

Vida, Vida quiero dar a los que viven muertos, es una contradicción, ¿Para qué vivir aquí en la Tierra si se vive muerto a la Gracia? En lugar de transmitir Vida, muchos de vuestros hermanos están transmitiendo muerte…

Muerte espiritual y aquellos que lo hacen así, para ir en contra de su Dios, tendrán que enfrentarse en algún momento con Su Justicia.

Pero recordad, Mis pequeños, que no venimos como Jueces en éstos momentos, NO se Nos debe ver en el temor, sino en el Amor y os pedimos que sigáis orando por aquellos que necesiten de su conversión, que necesiten entrar en ésa vida espiritual, que vean que todavía hay Luz en su camino, que hay quién los ama todavía, a pesar de su pecado.

Dejad amor en los corazones, dejad Luz, para que encuentren el Camino y que regresen a Nosotros, que regresen a la Divinidad.
Os Amo, Mis pequeños, os Amo.LlamadMe pues, Mis pequeños, deseadMe de corazón que Yo Viva en vuestro interior y ahí estaré pronto, para vuestra purificación y vuestra santificación y juntos, vuestra voluntad y Mi Divinidad, lucharemos por vuestra santidad.

Dejad que vuestra alma se libere ya de las ataduras del mal, dejad que vuele hacia donde tiene que volar, que es hacia Nuestra Santísima Trinidad y, dejad que goce plenamente ya de la vida espiritual a la que todos vosotros estáis llamados,  porque mucho se ha hecho por salvaros.

Preparad todo vuestro ser para el Gran Encuentro con el Amor, después de la Purificación Universal. Embelesados con Mis Bendiciones y regalo viviréis.

Orad y esperad, el tiempo se acerca presuroso, os amo, Mis pequeños.

Yo os bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

Yo os bendigo en Nombre del Padre, en Nombre de Jesús, vuestro Salvador y en Mi Nombre, el Autor de la Vida y Transmisor de los Bienes Divinos de vuestro Dios.

http://diospadresemanifiesta.com/

F55 SEGUNDO MANDAMIENTO III


padre-jesus-christ-heaven-hd-wallpaper“NO TOMARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO”

Lucifer el ‘Portador de la Luz’ era el Arcángel que había sido elegido para ser el mediador entre Dios y los hombres. Después de su grave pecado de insubordinación y su fallido golpe de estado contra Dios, se convirtió en el Demonio-Satanás = ángel caído-‘Adversario’ que juró destruir toda la Creación y su Obra Sublime: el hombre.

Estamos viviendo el período de la Historia en la que él siente que casi, su sueño delirante se ha convertido en realidad, pues la humanidad se encuentra al borde de la extinción y por la forma en que mantiene ENGAÑADOS A CASI TODOS LOS HIJOS DE DIOS, hasta el extremo de ya contar con partidarios que abiertamente le adoran, le defienden y a los que ha convertido en formidables instrumentos que le están ayudando a cumplir su juramento de una manera brutal.

Otro nombre que se le adjudica es el de ‘Diablo’ y con ese nombre, se les conoce también a todos los habitantes infernales. Diablo significa Acusador. Y hace honor a éste adjetivo, porque cada que un infeliz mortal cae en sus trampas y cede a sus tentaciones, inmediatamente se voltea hacia Dios y le dice: ‘¿Ves lo que está haciendo?…Está trasgrediendo ‘tal o cual’ Mandamiento. Por esto lo reclamo como mío y ya no te pertenece. Ahora YA NO ES TU HIJO. ES MÍO.’ 

sagrado-corazon-de-jesus

Cuando es un pecado de Idolatría, su Venganza sobre Dios es total y su crueldad verdaderamente repugnante, porque se BURLA brutalmente del Dolor que está infligiendo en el Corazón Divino…

Hace escarnio del Sacrificio Divino para recuperar a las almas y clava su aguijón venenoso con una estocada final: ¿De qué te sirve tu Misericordia? ¿Ves que no la merecen? ¡Mira con cuanto ardor y famélica necesidad, aumentan su brío para quebrantar tu Ley que inútilmente les diste! ¿A cuántos ves que les importen tus Mandamientos! Me adoran a mí y les encanta lo que yo les doy. ¡Míralos! Ni los puercos se comportan como ellos.

¡ME ELIGIERON A MÍ! ¡YO TE HE VENCIDO EN EL CORAZÓN DE LOS HOMBRES! ¿PORQUÉ NO RECONOCES TU DERROTA Y TE AHORRARÍAS MUCHO SUFRIMIENTO? Tus Cielos quedarán vacíos, porque no tienes ‘hijitos’ con quién ocupar el lugar del que me arrojaste a Mí…

El Padre Celestial lo mira en silencio y ¿Qué le puede contestar ante las asquerosas evidencias arrojadas ante Él?  

escandalovaticano_jpg_1733209419

Jesús lo enfrenta y le contesta:“Te Vencí una vez y te volveré a vencer en ellos. No cantes victoria todavía. La Guerra apenas ha iniciado. Y mi Madre te tiene reservadas algunas sorpresas… Que no lo son tanto, pues conoces muy bien el desenlace de esta Batalla.” 

Satanás lo mira con Miedo y con Odio. Pero no puede reprimir una Dolorosísima estocada dirigida al Corazón Divino…: “Te sometiste al ludibrio de un Pueblo que te rechazó y a una muerte muy cruel. ¿Y de qué te ha servido? ¡Mira!” Y le muestra una vez más como en el Getsemaní: LOS ESCÁNDALOS DE LA IGLESIA y los cristianos envueltos en el pecado carnal.

Entonces el Maligno Acusador le dice: ‘Yo me siento asqueado de su perversión… ¡Y se siente tu hijo!… ¿Realmente puedes llamar ‘hijo’ a este repugnante puerco. ¡Mira cómo se retuerce de placer!… Como los puercos en el lodazal. Y por esta porquería, me arrojaste a mí de tu Cielo. Ya ni siquiera necesito esforzarme y poner tentaciones, pues es tanta su maldad que ha superado todas mis expectativas… Y me busca para procurarse lo único que le obsesiona… 

satanismo pedofilia vaticanoY le dice tantas cosas tan brutales que prefiero dejar en el tintero, pues a mí SÍ me destrozan de dolor porque lo amo… Y cómo desearía que TODOS los seres humanos, pudieran contemplar el efecto de sus obras, cuando más solos se piensan…   

Adorarían al Único que lo merece: nuestro Creador Benditísimo. Pero cómo un día me lo dijo Jesús: ‘entonces ya no tendría mérito, porque la Fe perdería su razón de ser.’

Desgraciadamente en este mundo y con esta vida temporal, sólo se puede caminar en Fe para alcanzar la salvación, porque si pudiésemos ver las verdades espirituales, los hombres se retirarían de inmediato del Seductor Maldito y el esoterismo, la brujería, etc. Etc. Etc., Porque en los más altos niveles utilizan la fórmula de la Santísima Trinidad, para ‘bendecir’ y ‘ungir’ sus poderosos conjuros y talismanes con los cuales ‘benefician’ a los implicados que quieren que reciban los efectos de sus maleficios. Y de esta forma lo sagrado se convierte en sacrilegio que causa efectos devastadores en el alma de TODOS los involucrados.

00la-culpa

Eso creemos, porque el Diablo utiliza nuestro pensamiento con el pronombre yo-me-mi-conmigo

Pero la Maldad luciferina no se queda satisfecha con escarnecer a Dios.

Después que el objeto inconsciente de su sarcasmo ha satisfecho su pecado, su Instigador se vuelve contra él y lo Acusa con crueles remordimientos que van dirigidos a matar su conciencia, a aumentar su maldad y su hambre por su perversión, que de esta manera completa el círculo vicioso y lo hunde más en el abismo de su degradación espiritual, con nuevas y más perversas depravaciones.

Es así como se consuma la Muerte Espiritual y desaparecen los buenos sentimientos, haciendo el corazón malvado y duro como una roca… 

SIN CORAZÓN INCREDULIDAD

Quebrantar el Segundo Mandamiento nos conduce al gravísimo pecado de la Idolatría de dos maneras:

Primero.- En los rituales satánicos utilizados para la alta magia, el ocultismo, el chamanismo, el satanismo y las misas negras, etc. es utilizada la fórmula: “En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo….” junto con las distintos conjuros dependiendo de lo que estén haciendo de lo ordenado por Satanás.

Segundo .- La cadena formada por este tipo de pecados, aprisiona no sólo al que los comete, sino perjudica a todos nuestros descendientes y atrae todas las maldiciones contenidas en la Sagrada Escritura, que finalmente es otro de los objetivos deseados por Satanás.

Y para finalizar esta introducción, se preguntarán: ¿Cómo sabemos todo esto?

En un exorcismo que realizamos y donde Jesús  nos previno de todos los trucos extraordinarios con los que los demonios iban a tratar de asustarnos, un familiar del poseso que era profundamente religioso, insistió tenazmente en participar.

dones libertadNosotros le dijimos que nuestro grupo estaba restringido solamente a los que habíamos sido llamados, pero él no cedió y finalmente Jesús lo autorizó. Su motivación aparente, algunos lo comprendimos así, era para aumentar lo que consideraba su influencia y su prestigio, en el grupo parroquial al que pertenecía. 

Jesús permitió que asistiera para darnos a todos una lección y al mismo tiempo, que esta experiencia la pudiésemos transmitir luego, en nuestra misión cómo apóstoles. Nosotros no sabíamos lo que iba a suceder después. Y cuando comenzó el exorcismo, también comenzó la exposición de una enseñanza magistral.

Los espíritus del maleficiado fueron muy escandalosos y montaron una exhibición circense de cosas que de repente levitaban y se movían junto a otros efectos que si no hubiésemos sido advertidos, sí nos hubieran asustado bastante. El enfermo del alma, se mantuvo quieto sobre el colchón como si se hubiese dormido.

Pero al familiar religioso totalmente despierto, repentinamente le fueron abiertos TODOS los sentidos espirituales y de ayudante nuestro, se convirtió en el enfermo que debía ser liberado, ¡Pero con él, participando como exorcista y cómo poseso!

lucifer

Porque primero Lucifer le gritó que él se callara, porque no tenía ningún derecho ni siquiera para dirigirse a él, porque era un Gran Arcángel y acto seguido, le arrojó a la cara TODOS sus pecados... Y entre otras cosas, lo llamó violador y pederasta.

Todos nos quedamos congelados y seguimos el proceso de Liberación sin mirarlo. Junto con el asombro, sentíamos una gran compasión y vimos otro aspecto que desconocíamos, del maravilloso ministerio al que habíamos sido llamados… Pero la cosa no paró ahí.

 Sin poder evitarlo empezó a describir la escena que sucedía entre Dios y Satanás, (la que describimos al principio)  y el que estaba siendo acusado, ¡Era él mismo, con un pecado de incesto y del que nadie sabía nada! 

satan-ante-dios-1

A todo el grupo de guerreros, les fue mostrada la misma película menos a mí; porque a mí se me concedió saberlo por medio del Don de Ciencia Infusa, (cuando sabemos algo, que no sabemos cómo lo sabemos porque no lo hemos estudiado o conocido de una forma natural) 

Mientras el hombre describía, lloraba con mucha angustia y cayendo de rodillas empezó a pedir piedad… Los demás estábamos en shock, pero continuábamos orando. Y cada uno cumplía la función que desde antes de empezarlo, Jesús nos había asignado.

Cuando ya casi terminábamos, el que estaba dormido se despertó llorando a gritos y de rodillas, también estaba pidiendo piedad… Luego le pidió a la Virgencita que lo ayudara, porque ¡Estaba viendo el infierno abierto! (Y esta imagen lo describe como él lo describió) Y a Satanás que lo llamaba, diciéndole que no tenía caso esperar más, pues su lugar ya lo estaba esperando…

infierno la-bestia-y-el-falso-profeta-seran-lanzados-al-lago-de-fuego-y-azufre

El drama todavía no terminaba… Afuera del salón donde estábamos haciendo la Liberación, había una niña de ocho años que fue a llamar a su abuela porque Jesús la mandó y cuando llegaron, la persona mayor fue introducida al salón donde dos hombres lloraban sin consuelo y uno de ellos era su hijo. Éste le dijo a ella: “Mamá tienes que arrepentirte…” Acto seguido, también a ella le fueron abiertos los sentidos espirituales y pudo contemplar también toda la tragedia que se estaba desarrollando…

Pero entonces Jesús la reprendió y le mostró una escena donde ella había hecho un trabajo de brujería y pidiéndole a su ‘espíritu guía’ más poder. Entonces Satanás le exigió como prenda el sacrificio de uno de sus hijos. Ella había entregado al ‘religioso’ con un ritual donde HABÍA INVOCADO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD y que también su Amo Infernal le había enseñado y con el cual había sido la consecuencia, que estuvieran enamorados los dos primos hermanos.

El resultado era un amor homosexual imposible, entre dos cristianos católicos que estaban desesperados; porque además el que no era asiduo del templo, estaba casado y tenía hijos pequeños… Y seguía viendo el Infierno. 

infierno-torturado-sangrientamente

Entonces Satanás me encaró a mí y me dijo: “Tienes el poder para arrojarme, pero regresaré y será peor. Porque ellos me prefieren a mí y no están dispuestos a renunciar a sus pecados. Dime ¿Cómo puedes arrojarme tú, si ellos no aceptan ser propiedad de ESE? (Y señaló a Jesús)

Mi respuesta fue consagrar a toda la familia al Corazón Inmaculado de María Santísima e implorar a Dios por el Don del arrepentimiento y la conversión, para todos los que estábamos allí.

Lucifer me dijo Furioso: ¡De todas maneras, NO GANARÁS! Y antes de irse, me amenazó como siempre… Con una serie de blasfemias y torturas espeluznantes con las que se iba a vengar…  

profeta-isaias-y el redentor

Hijitos Míos, desde antiguos Profetas que anunciaron Mi llegada a la Tierra, Mi Vida, Mi Nacimiento, Mi Predicación, Mi Pasión, Mi Muerte y Mi Resurrección, son Vida para todos vosotros. Cada una de Mis Palabras, el ejemplo que os dí, eso es Vida que tenéis que tomar para normar vuestra vida Cristiana.

Yo os dejé todo éste Conocimiento, Mis Leyes, Mis Decretos de la Iglesia, INSTITUCIÓN DIVINA, NO HUMANA, como muchos quieren hacerla ver. Quieren ver los errores que existen en Mi Iglesia, cuando realmente es una institución Divina.

Porque ahora, en el mundo pagano de un nuevo paganismo todavía más atroz; porque es más demoníacamente sutil.

maestros-ascendidos-

En esta Tragedia actual están ya en movi­miento las Fuerzas de Satanás, el cual ha mandado sus ángeles ne­gros a mover los reinos de la tierra el uno contra el otro. La Batalla sobrenatural ha iniciado ya. Ésa es. Está detrás de los bastidores de la pequeña batalla humana.

El Mundo os odia porque os he elegido. El Mundo sólo se ama a sí mismo y a sus propias obras y odia lo que está bajo mi Nombre. No obstante he hecho y hago en el mundo obras que nin­gún otro ha hecho. Por ello no tienen excusa los que me odian.

Pero esto debe suceder porque está dicho: ‘Me odiaste sin razón’. No obs­tante NO tienen excusa en su obstinación en el Mal, porque si Yo no hubiera venido como Maestro estarían excusados. Pero Yo he venido y Vengo y NO se me quiere escuchar. Por esto no tienen ningún atenuante”.  

MUERTE ESPIRITUAL PECADO

No utilicéis el Nombre Santo por costumbre o para reforzar vues­tra ira, para desahogar vuestra impaciencia, para corroborar vues­tras maldiciones. Y sobre todo no apliquéis el término “dios” a la criatura humana que amáis por hambre de los sentidos o por culto de la mente.

Este Nombre debe decirse sólo a Uno. A Mí. Y a Mí se me debe decir con amor, con fe, con esperanza. Entonces ese Nom­bre será vuestra fuerza y vuestra defensa. El culto a este Nombre os justificará, porque quien obra poniendo mi Nombre como sello de sus acciones no puede cometer acciones malvadas.

«Yo sé que se os acecha y sois débiles. Lo sé y os juzgo teniendo esto en cuenta. No sería justo si no tomara en consideración vuestra debilidad y las obras del Maligno. Lo que me vuelve Severo, es que muchas veces vosotros no caéis por debilidad o por la insidia demoníaca. Caéis conscientemente. Os lanzáis al abismo por vuestra propia voluntad diciéndoos: “¿Qué me importa Dios?”. 

judas-monedasEntonces es cuando os llamo “Judas”. Me vendéis con mi Preciosa Sangre. Me ponéis en manos de Satanás dándole vuestra alma que es mía porque la he adquirido con sacrificio y mi morir. Me traicionáis diciéndoos cristianos, pero cometiendo obras de anticris­tianos.

También Judas consumió la Eucaristía. Y conmigo en el pecho fue a coger el dinero del Abismo. Y con las manos contaminadas por ese dinero, me abrazó para señalarme al Enemigo. Judas os da asco. Pero ¿Hacéis algo distinto vosotros que tratáis de explotar vuestra posición de cristianos para vuestros fines y no servís a los intereses de Cristo? Le servís tan poco que le dejáis para ir tras el Seductor.

Porque Yo soy el Señor de la Vida y de la Muerte y puedo poner vida donde la muerte ya es inmi­nente y vencer a la muerte volviendo a llamar a la vida. Nadie excepto Yo, puede hacer esto. Satanás puede daros todos los poderes, pero no el de volver a llamar al movimiento vital.

confianza-adoramos-con-el-corazn-salmo-42-19-638

Bienaventurados los que Me aman no sólo en los momentos de alegría. Bienaventurados los que saben alabarMe con el llanto en los ojos y la confianza en el corazón y están seguros de Mi Piedad. En verdad os digo que quien con el acto de fe más hermoso sabe esperar, mien­tras que las Tinieblas amenazan con la desesperación, conocerá el Sol Eterno.

Pocos, demasiados pocos son estos creyentes verdaderos. Los es­píritus enfermos caen en esta noche de impotencia que surge del In­fierno, como hojas marchitas por el agua y arrancadas por el viento. Su peso les arrastra.

Y para hacer más pesada la carne, está Satanás que les tiene cegados y oprimidos, para impedirles hacer un in­tento de elevación que sería suficiente para salvarles.

meditation--wallpaper-

El miedo y la humillación les entorpecen, el vicio les paraliza, la desesperación les quema. Son ruinas que tiemblan ante sombras vanas y…

NO SABEN QUE DEBERÍAN TEMBLAR DE SÍ MISMOS, ASESINOS DE SU INMORTALIDAD.

Las iglesias se vacían, los altares no tienen adoradores. No bus­can el Místico Pan. Las virtudes teologales languidecen o están muertas, lo mismo que las cardinales. Lo que hay, es rabia y caótico esfuerzo para conseguir salvación y desprecio.

nombre jesus faro luz

Desprecio por los hijos de la Luz. Deseo de opresión para apagar la Luz que les resulta tan odiosa. El Delito y los delitos alzan un muro y una barrera a la Luz. Y bajo esos desagradables refugios, la huma­nidad perecerá en una cárcel desesperada.

Rechazad si queréis los signos que os mando desde el Cielo y reíd de las advertencias ultraterrenas. Creed que todo os sea lícito. Cuando menos os lo creáis, os haré conocer un Signo ante el cual os precipitaréis aterrados y la cólera que ahora arrojáis contra los in­defensos, caerá contra vosotros.

Ese signo soy Yo. Soy Yo quien vence. Soy Yo quien sabe. Y me produce gran pena veros correr de aquí a allí como ovejas asustadas siguiendo los con­sejos más necios, obedeciendo a quien es además de Necio, Malvado.

posesion espiritual

Los Tentáculos del Mal imperante pe­netran y se extienden también hacia vuestro espíritu. Y a su gusto impiden que ese espíritu se dirija a Dios o a su Ley. Su perversidad de hijos de Satanás explota en las persecuciones fero­ces.

Pero incluso cuando quitando la máscara humana, que esconde sus cabezas de serpientes infernales; desarrollan para destrozar vuestro espíritu astucias suti­les, resquebrajaduras del edificio de la Fe… Formas de vida que quie­ren sustituir la religión, por el paganismo.

Separaos, despegaos mientras podáis de las leyes de la Bestia, alejándoos de ella. Su destino ya está señalado. Cuando el hacha de Dios extirpe a los partidarios de la horrenda Bestia, que torturan la Tierra, tratad de estar muy lejos de quienes se precipi­tan en el Horno del Abismo como miembros podridos de esta mani­festación de horror.

apocalipsis-lago-de-fuego

A Babilonia la Grande que ahora tiene su apogeo de imperio, sucederá un día la Jerusalén santa. Haced que en ese día y en el Día sin crepúsculo, no se encuentre sobre vosotros la marca de los pode­rosos de Babilonia, de los “Lucifer” menores, de los afiliados, de las excrecencias de Satanás…

En el Segundo Mandamiento, tenéis al hombre separado del mismo hombre; luchando, peleando, destruyéndose mutuamente se apartan de Mí, vociferan contra Mí, blasfeman contra Mí, juran contra Mí. ¿En dónde pues está el amor que debiera tener el corazón del hombre?

Otra vez os lleva Satanás a apartaros del Amor. O ¿Acaso lo que estáis viviendo os da seguridad a vuestro alrededor?

02-enojo-ira-violencia-y-masculinidad

Sed honestos Mis pequeños, éste modernismo, éstos cambios ¿Os están llevando a la unión? El Amor, os da paz, os da comprensión, os da unión, ¿Acaso tenéis eso en éstos momentos de vuestra vida? ¿Son obsoletas Mis Leyes?

Son Leyes de muchos siglos ciertamente, pero os llevan a todo lo contrario de lo que estáis viviendo en estos momentos.

Hijitos Míos, los que Me estáis siguiendo. Vosotros, los que sois las ovejas obedientes que siguen al Pastor, vosotros Me conocéis. Soy vuestro Dios, he bajado a la Tierra para que las ovejas Me sigan… Y las ovejas son aquellas almas buenas que han dejado entrar Mi Amor a su corazón y han tomado Mis Enseñanzas como forma de vida.

OVEJITAS

Voy reuniendo el Rebaño, vosotros entendéis lo que es el Rebaño y a dónde os voy a llevar. Pero hay tantas almas de hermanos vuestros que NO se quieren dejar guiar por Mí, por vuestro Dios que os ama tanto y que Me Dí en totalidad, para que vosotros Me conocierais, Me amarías y os apartarais del mundo.

¡Tanto que he hecho por vosotros, los que NO estáis Conmigo! Me di por TODOS y especialmente por las almas enfermas. Porque las almas sanas, las ovejas que se han enamorado de la Voz de su Pastor no necesitan tanto de Mí, porque ya Mi Amor está en ellas; pero vosotros, los que no estáis Conmigo, debéis regresar.

Soy el Buen Pastor y os quiero llevar también a ésos lugares bellos a los que pertenecéis. Pero Satanás os ha llevado por caminos de distracción y de mentira. Y creéis que pertenecéis al mundo, porque vosotros creéis en lo que palpáis, pero no tenéis la Fe de aceptar aquello que no veis.

oveja perdida

Cuánta maldad hay en vuestro corazón, pero es una terquedad tonta que os puede llevar al Dolor Eterno. Sigo buscando a la oveja perdida y os pido a vosotros, que sois las ovejas escogidas, que os dejéis llevar por Mi Voz y por Mis deseos.

Que oréis por ésas ovejas que NO quieren entender, NO quieren llegar a ésos pastos verdes, a ésas aguas limpísimas que gozaréis grandemente. Éstas almas quieren vivir todavía entre cerdos. Siguen ensuciando su alma, actuando como Satanás les ha enseñado a actuar. Viven para la carne, viven destruyendo su mente, su cuerpo, su corazón, su alma.

Estas almas están cegadas con la Maldad de Satanás. Éstos son los Tiempos anunciados en las Escrituras: los Últimos Tiempos de gran prueba, tiempos de la gran lucha espiritual entre los Poderes del Cielo contra los de la Tierra, contra la Maldad de Satanás.

batalla-espiritual

Debéis entender Mis pequeños ya, que estáis en la Gran Batalla y solamente uno vencerá, que es Mi Poder Divino y esto es un hecho, Mis pequeños. Porque Satanás no tiene el Poder Divino que Yo como Dios tengo, él fue creado por Mí, Yo no fui creado por él.

Vosotros los que vivís en el error, entended esto y dejad que Mi Sabiduría Divina os haga entender ésta realidad. Os estáis dejando guiar por aquel que en un tiempo fue bueno, pero Me negó, Me atacó y ahora hace que vosotros ataquéis también a Mi Santo Nombre y a Mi Creación.

No tenéis Sabiduría suficiente para entender que estáis en Mi contra, como también él se puso en Mi contra y ved ahora cómo está. Él es siervo y Yo Soy su Amo. Vosotros los que vivís en el Mundo y estáis llenos de sus bienes, os creéis poderosos.

mayordomo-siervo

Y también tenéis a vuestro servicio a muchos sirvientes y esto os lo digo para que podáis entender en analogía, lo que Soy Yo, vuestro Dios y lo que es Satanás: es un sirviente y un sirviente malo.

Entended esto para que os dejéis guiar por Mi Sabiduría Divina. Pero se necesita que primero haya humildad en vuestro corazón, que entendáis que los bienes de éste mundo no os van a dar el Cielo eterno. Debéis apartar de vuestra mala vida todo aquello que os está separando de Mí, de Mi Amor, empezando con vuestra soberbia.

Si vosotros no buscáis la humildad que os va a salvar, estaréis propiciando que vuestra vida termine en el Mal, en el error, en el dolor. Mucho mal causáis vosotros, los que os cubrís con las riquezas de la Tierra; que éstas no son nada ante Mí vuestro Dios.

bilderberg

Hasta el más pequeño en el Reino de los Cielos es más rico por Mis tesoros, que cualquiera de los hombres poderosos de la Tierra.

Sois nada, porque no hay amor en vuestro corazón. Solamente queréis sobresalir ante el Mundo, que se os reconozca como poderosos de los bienes de la Tierra. Pero ya os he hecho conocer lo que es la Tierra ante el Universo. Buscad la verdadera riqueza, que es el Reino de los Cielos.

Y al decir el Reino de los Cielos, pertenecéis al Universo entero que no lo podéis medir, porque Yo vuestro Dios, Soy Omnipotente. Satanás os ha engañado tanto, que solamente os hace poderosos de la Tierra, un granito perdido en el Universo.

tierra tamaño

Yo Soy el Creador del Universo y a aquellas almas que están Conmigo, les pertenece la Creación entera, que es el Universo entero. Si seguís buscando los bienes de la Tierra, os encadenaréis a ella y os llevará a vuestra perdición eterna.

Os creéis muy listos, pero es claro que sois demasiado tontos, porque NO TENÉIS lo que Yo os puedo dar si estáis Conmigo. Vosotros mismos os estáis destruyendo, estáis buscando solamente bienes superfluos, que solamente os servirán por un tiempo y luego perderéis.

En cambio, las almas que se dejan guiar por Mi Sabiduría Divina, han vivido para tener derecho a gozar de Mis riquezas, que es toda la Creación, visible e invisible, que esto es infinitamente más que lo que vosotros buscáis con los bienes de la Tierra.

000eden creacion

Os repito, qué tontos sois. Os creéis muy listos, pero vuestra tontería os llevará a vuestra condenación eterna. Os amo y porque os amo os reprendo y os hago ver ésta realidad que estáis viviendo. Hombres poderosos de la Tierra, sois Mis hijos, enmendad el camino y regresad a Mí, vuestro Dios, Creador, Omnipotente y Eterno.

Vuestro Dios os ama infinitamente, ¡Agradecédselo!
Yo os Bendigo en el Santísimo Nombre de Mi Padre. En Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Santo Espíritu.
Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os Bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu. Y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno

bend trinidad padre creador GUADALUPANA

http://diospadresemanifiesta.com/

F53 SEGUNDO MANDAMIENTO I


CABECERA MOISES Y LOS DIEZ MANDAMIENTOSEn la finca campestre de Lázaro de Bethania, donde se ha improvisado la cátedra donde Jesús imparte las enseñanzas de su Doctrina… Hay un gran desconcierto entre los discípulos. Su agitación es tanta, que parecen un enjambre alborotado.

Hablan, miran fuera nerviosamente hacia todas partes… Jesús no está. Finalmente toman una decisión respecto a lo que los tiene agitados.

Pedro ordena a Juan:

–      Ve a buscar al Maestro. Está en el bosque, junto al río. Dile que venga enseguida. O que diga lo que debe hacerse.

Juan obedece y sale corriendo como una gacela.

Judas Iscariote dice:

–           No entiendo por qué tanta convulsión y malos modos. Yo habría ido y le habría acogido con todos los honores… Porque es un honor, el suyo para nosotros ¡Claro! Por tanto…

mannaem

Pedro lo interrumpe con autoridad:

–           Yo no sé nada. Será distinto de su hermano de leche… Pero… A quien convive con las hienas se le pega el olor y el instinto. Por lo demás, tú querrías que se marchara esa mujer (se refiere a la mujer velada que asiste puntualmente a todas la prédicas de Jesús) y… ¡Cuidado con lo que haces! El Maestro no quiere y yo debo tutelarla. Si la tocas… yo no soy el Maestro… Te lo digo para tu conocimiento.

Judas replica con ironía:

–           ¡Cálmate hombre! ¿Pero quién es?… ¿Acaso la bella Herodías?

–           ¡No te hagas el gracioso!

–           Si me hago el gracioso es por ti. Has creado en torno a ella una guardia real, como si se tratara de una reina…

Pedro respira profundo y contesta con seriedad:

–           El Maestro me ha dicho: “Mira porque no se la disturbe, y respétala”. Yo lo hago.

Tomás interviene y pregunta curioso:

–           Pero, ¿Quién es? ¿Lo sabes?

–           Yo no.

Varios insisten:

–           Vamos, dilo…

–           Tú lo sabes…

Pedro se defiende:

–      Os juro que no sé nada. El Maestro sí que lo sabe, claro. Pero yo no.

apostoles

Santiago comenta pensativo:

–      Deberá ser Juan quien se lo pregunte. A él le dice todo.

Judas responde belicoso:

–           ¿Por qué? ¿Qué tiene de especial Juan? ¿Es un dios, tu hermano?

Simón dice apaciguador:

–           No, Judas; es el mejor de nosotros.

Santiago de Alfeo agrega:

–           Podéis ahorraros el trabajo. Ayer la vio mi hermano, mientras volvía del río con los peces que le había dado Andrés… Y se lo preguntó a Jesús. Él respondió: “No tiene rostro. Es un espíritu que busca a Dios. Para mí no es más que esto y así quiero que sea para todos”. Y dijo ese “quiero” de tal manera… Que os aconsejo que no insistáis.

Judas de Keriot contesta decidido:

–           Voy a ir con ella y lo averiguaré…

Pedro se pone rojo como un gallo de pelea y lo reta:

–           Veamos si eres capaz.

–          ¿Me espías para luego delatarme ante Jesús?

–           Dejo ese oficio a los del Templo. Nosotros los del lago, nos ganamos el pan trabajando, no delatando. No temas nunca una denuncia de Simón de Jonás. Pero no me provoques, ni te permitas desobedecer al Maestro, porque estoy yo…

4JUDAS DE KERIOT

Judas mira a Pedro como evaluándolo y decide una retirada airosa:

–           ¿Y tú quién eres? Un pobre hombre como yo.

El impulsivo Pedro lo enfrenta:

–         Sí señor. Es más, más pobre, más ignorante, menos cultivado que tú. Lo sé. Y no me amargo por ello. Me amargaría si fuera como tú en el corazón. Pero el Maestro me ha dado este encargo y yo lo hago…

Judas replica dolido y altanero:

–           ¿Como yo en el corazón? ¿Y qué es lo que hay en mi corazón que te dé asco? Habla, acusa, ofende…

Simón Zelote interviene:

–          ¡Es suficiente! No ..

Bartolomé agrega para terminar con la tormenta que se vislumbra:

–         Pero bueno, ya está bien, Judas. Respeta las canas de Pedro.

Judas responde mortificado:

–           Respeto a todos, pero quiero saber qué es lo que hay en mí…

Pero Pedro no se ha apaciguado y dice enojado:

–           Pues te voy a dar gusto inmediatamente… Dejadme hablar… Hay soberbia, tanta como para llenar esta cocina, hay falsedad y hay lujuria.

Judas responde dispuesto a todo:

–     ¿A mí me llamas falso?

Todos se interponen y Judas se ve obligado a callarse.

Saint_Simon_(Palermo,_Martorana,_12th_c_)

Simón, pacíficamente le dice a Pedro:

–           Perdona, amigo, si te digo una cosa. Él tiene defectos. Pero tú también tienes algunos. Y uno de ellos es el no compadecer a los jóvenes. ¿Por qué no tienes en cuenta la edad, el origen… y tantas otras cosas? Mira, tú obras por amor a Jesús. Pero, ¿No te das cuenta de que estas disputas lo cansan? A él no se lo digo (y señala a Judas), pero a ti, maduro y muy honesto, sí te pido esto. Jesús… -después de un gran suspiro continúa- Él sufre muchas penas a causa de los enemigos. ¡Y añadirle nosotros otras!… Tiene mucha guerra a su alrededor. ¿Por qué creársela también en su propio nido?

Judas Tadeo confirma:

–        Es verdad. Jesús está muy triste… y ha adelgazado. Por la noche lo oigo dar vueltas y vueltas en su lecho y suspirar. Hace algunas noches me levanté y lo vi en oración llorando. Le dije: “¿Qué te sucede?”. Y Él me abrazó y me dijo: “Ámame. ¡Qué duro es ser el `¡Redentor’!”

La discusión ha dado un giro completo. Todos están preocupados…

Y Felipe añade:

–       Yo también lo encontré con signos de haber llorado, en el bosque junto al río. No le dije nada, pero lo miré interrogante. Y Él me respondió: “¿Sabes lo que hace que el Cielo y la Tierra sean distintos, después de la diversidad de la no presencia visible de Dios? Es la falta de amor entre los hombres. Me estrangula como un dogal. He venido aquí a esparcir unos granos para los pájaros y así, ser amado por seres que se aman”.

Judas Iscariote reacciona de un modo exagerado… Se arroja al suelo y llora como un chiquillo. Y justo en ese momento entra Jesús con Juan.

Jesús pregunta:

–          ¿Pero qué está sucediendo? ¿Y este llanto?…

Pedro contesta con franqueza:

–           Culpa mía, Maestro. He cometido un error. He reprendido a Judas demasiado duramente.

Judas interviene y dice entrecortado:

–           No… yo… yo… el culpable soy yo. Yo soy… Yo te doy dolor… yo no soy bueno… yo molesto, creo malhumor, desobedezco, soy… Tiene razón Pedro. ¡Ayudadme pues, a ser bueno! Porque aquí yo tengo una cosa, aquí en el corazón, que me hace hacer cosas que no querría. No puedo evitarlo… y te doy dolor a ti. A ti Maestro, a quien querría dar sólo alegría… ¡Créelo! No es falsedad…

jesus-y-los-santos-apostoles-pedro-santiago-y-juan

Jesús responde con un amor muy grande:

–           Pues claro, Judas. No lo dudo. Tú has venido a mí con plena sinceridad de corazón, con ímpetu genuino. Pero eres joven… Nadie, ni siquiera tú mismo, te conoces como Yo te conozco. ¡Animo! Levántate y ven aquí. Luego hablaremos nosotros dos solos. Hablemos entretanto del asunto por el que me habéis llamado. Ha venido Mannahém… Bien, ¿Dónde está el mal? ¿Acaso no puede un pariente de Herodes tener sed del Dios verdadero? ¿Teméis por mí? No, hombre, no. Tened fe en Mi palabra. Ese hombre no viene sino con un fin honesto.

Los discípulos cuestionan:

–           ¿Y entonces, por qué no se ha dado a conocer?

Jesús declara:

–           Precisamente porque viene como “alma” y no como hermano de leche de Herodes. Se ha recubierto de silencio porque piensa que ante la palabra de Dios nada significa la parentela con un rey… Y nosotros vamos a respetar su silencio.

–           ¿Y si lo enviara él?…

–           ¿Quién? ¿Herodes? No. No temáis.

–           ¿Entonces quién lo envía? ¿Cómo ha sabido de ti?

1juan_bautista_martirio1–           Pues, por el mismo Juan, mi primo. ¿Creéis que no me habrá predicado en la cárcel? O por Cusa… O por la voz de la gente… O por el mismo odio de los fariseos… Hasta las frondas y el aire hablan ya de Mí. La piedra ha sido lanzada a la inmóvil agua, el mazo ha percutido el bronce: las ondas se difunden cada vez mayores, portando a la lejanía la revelación… Y el sonido lo entrega confiado a los espacios… La Tierra ha aprendido a decir: “Jesús” y nunca más se callará. Id a recibirlo… Y sed amables con él, como con cualquiera. Vayan. Yo me quedo con Judas.

Los discípulos se marchan.

Jesús mira a Judas, aún lacrimoso. Y pregunta:

–           ¿Entonces? ¿No tienes nada que decirme? Yo sé de ti todo, pero quiero saberlo por ti. ¿Por qué este llanto? Y sobre todo, ¿Por qué este desequilibrio que te tiene siempre tan descontento?

Judas lo mira con angustia y contesta:

–           ¡Oh! sí, Maestro. Tú lo has dicho. Soy celoso por naturaleza. Ciertamente lo sabes. Sufro viendo que… viendo muchas cosas. Esto me hace estar inquieto y… Me hace injusto. Y me vuelvo malo, aunque no querría. No…

–           ¡No llores otra vez, hombre! ¿De qué estás celoso? Habitúate a hablar con tu verdadera alma. Tú hablas mucho, hasta demasiado… pero, ¿Con qué?: con el instinto y con la mente. Sigues todo un fatigoso y continuo rodeo para decir lo que quieres decir: hablo de ti, de tu ‘yo’. Porque para lo que tienes que decir de los demás y a los demás, no te pones rienda, ni límite. Como tampoco pones rienda ni límite a tu carne, que es tu corcel enloquecido.

carrera-auriga

Pareces un auriga al que el intendente de las carreras le hubiera dado dos caballos locos. Uno es el sentido, el otro… ¿Quieres oír cuál es el otro? ¿Sí? Es el error que no quieres domar. Tú, auriga capaz pero imprudente. Te fías de tu capacidad y crees que es suficiente. Quieres llegar el primero… Y no pierdes tiempo en cambiar al menos un caballo. Antes bien, los instigas y golpeas con el látigo. Quieres ser “el vencedor”.

Quieres el aplauso… ¿No sabes que toda victoria resulta segura cuando se conquista con constante, paciente y prudente esfuerzo? Habla con tu alma… De ahí es de donde deseo que provenga tu confesión. ¿O es que tengo que ser Yo quien te diga lo que tienes dentro?

Jesús calla y lo mira interrogante…

Una sombra cruza fugaz por los hermosos ojos de Judas y luego quedan vacíos de toda expresión…Judas suspira inclinando la cabeza y luego vuelve a levantarla. Ha tornado a ser el mismo sacerdote fariseo lleno de soberbia y vanidad del Templo y por un minuto demasiado largo elude la mirada de los ojos de zafiro, que se nublan con un velo de derrota…

Finalmente con voz lastimera Judas dice:

–        Veo que tampoco Tú eres justo, ni firme. Y sufro por ello.

Jesús pregunta con mansedumbre:

–           ¿Por qué me acusas? ¿En qué ves que he faltado?

–           Cuando yo quería llevarte donde mis amigos, Tú no quisiste diciendo: “Prefiero estar entre los humildes”. Posteriormente, Simón y Lázaro te dijeron que convenía ponerse bajo la protección de una persona poderosa y Tú aceptaste. Tú das preferencia a Pedro, a Simón, a Juan… Tú…

–           ¿Qué más?

–           Nada más, Jesús.

–           ¡Nubes!… Vacuidades en la espuma de la ola. Me das pena, porque eres un pobre miserable que pudiendo estar alegre, te torturas. ¿Acaso puedes decir que es lujoso este lugar? ¿Que no hubo una poderosa razón que me movió a aceptarlo? Si Sión fuera menos malvada y cruel  para con sus profetas…  ¿Estaría aquí, escondido como quien teme a la justicia humana y se refugia en un lugar que goza de inmunidad?

–           No.

Jesus Sends Out the Disciples Matthew 10:1-10

–           ¿Entonces? ¿Puedes acaso decir que no te haya encomendado misiones como a los demás? ¿O que haya sido cortante contigo incluso cuando has cometido una falta? Tú no has sido sincero… ¡Las viñas!… ¡Oh, las viñas! ¿Qué nombre tenían esos viñedos? Tú no has mostrado interés hacia quien sufría, hacia quien se estaba redimiendo. Ni siquiera has sido respetuoso conmigo. Y los demás lo han visto… Y con todo, una sola Voz se ha alzado defensora siempre: la mía. Los otros tendrían derecho a sentirse celosos, porque si ha habido uno que ha gozado de mi protección, ése has sido tú.

Judas, humillado y conmovido, vuelve a llorar.

Jesús concluye:

–           Me voy. Es la hora, ahora soy de todos. Tú quédate… Y MEDITA.

–           Perdóname, Maestro. No puedo sentirme en paz sin tu perdón. No estés triste por causa mía. Soy un joven malo… Amo y hago padecer… Con mi madre… contigo… con mi mujer, si mañana tuviera una esposa… ¡Mejor sería que yo muriera!…

–           Mejor sería que te convirtieras. No obstante, quedas perdonado. Adiós.

el buen pastor

Jesús sale y entorna la puerta.

Afuera está Pedro y le dice:

–           Ven, Maestro. Ya es tarde y hay mucha gente. Empezará a atardecer dentro de poco y ni siquiera has comido… Ese muchacho es la causa de todo.

–           Ese “muchacho” tiene necesidad de todos vosotros para dejar de ser la causa de estas cosas. No lo olvides, Pedro. Si fuera tu hijo, ¿Serias indulgente con él?…

–           ¡Bueno!… Sí y no. Sería indulgente… pero… También le enseñaría alguna que otra cosa, aun siendo ya hombre, como lo haría con un libertino. La verdad es que si fuera mi hijo no sería así…

–           Basta.

–           Sí, basta, Señor mío. Allí está Mannahém. Es aquel del manto de un rojo tan oscuro que es casi negro. Me ha dado esto para los pobres y me ha dicho que si podía quedarse a dormir.

–           ¿Qué has respondido?

–           La verdad: “Tenemos camas sólo para nosotros. Ve al pueblo”

Jesús no dice nada, pero deja plantado a Pedro y se dirige hacia donde está Juan para decirle algo.

jesus-ley

Luego camina hacia su improvisado púlpito y  comienza a hablar:

“La paz esté con todos vosotros y con ella descienda sobre vosotros luz y santidad. Está escrito: “No tomes  en vano mi Nombre”. ¿Cuándo se le toma en vano? ¿Sólo cuando se le blasfema? NO. También cuando uno lo pronuncia sin ser digno de Dios.

2

¿Puede un hijo decir: `Amo y honro a mi padre”, si luego, a todo lo que el padre desea de él opone una acción contraria? No es diciendo: “padre, padre” como se le ama. No es diciendo: Yahvé – Dios, Yahvé Dios”, como se ama al Señor. ‘

En Israel, que tiene tantos ídolos en el secreto de los corazones, existe también un hipócrita alabar a Dios, un alabar que no queda corroborado por las obras de quienes lo hacen. Hay en Israel también una tendencia: la de descubrir muchos pecados en las cosas externas y NO QUERER ENCONTRARLOS DONDE REALMENTE EXISTEN, en las cosas internas.

Tiene también Israel una necia soberbia, un antihumano y antiespiritual hábito: el de estimar Blasfemia el Nombre de nuestro Dios pronunciado por labios paganos, llegando a prohibirles a los gentiles el acercarse al Dios verdadero porque se considera sacrilegio.

YAHVEH nombre_santo

Así ha sido hasta ahora. ¡Cese ya! El Dios de Israel es el mismo Dios que ha creado a TODOS los hombres.

¿Por qué impedir que los seres creados sientan la atracción de su Creador? ¿Creéis que los paganos no sienten algo en el fondo del corazón. Hay una insatisfacción que grita, que se agita, que busca… ¿A quién? A ¿Qué?: al Dios Desconocido.

¿Y pensáis que si un pagano orienta su propio ser hacia el altar del Dios Desconocido, hacia ese altar incorpóreo que es el alma en que siempre hay un recuerdo de su Creador.

hombre cuerpo y alma

El alma que espera ser poseída por la gloria de Dios, como lo fue el Tabernáculo erigido por Moisés según la orden recibida y que llora hasta no quedar poseída…

¿Pensáis acaso que Yahvé Dios rechaza su ofrecimiento como si de una profanación se tratase? ¿Y creéis que es pecado ese acto, suscitado por un honesto deseo del alma que despertada por celestes llamadas, dice “voy” al Dios que le está diciendo “VEN”?

¿Mientras que por el contrario sería santidad el corrompido culto de un Israel que ofrece al Templo, lo que tras haber gozado le sobra y entra a la presencia de Yahvé Dios y nombra al Purísimo con alma y cuerpo, que no son sino toda una gusanera de culpas?

sepulcros blanqueados hipocresia

En verdad os digo que es en ese israelita, que con alma impura pronuncia en vano el Nombre de Dios, donde se da la perfección del sacrilegio.

Es pronunciarlo en vano cuando – y estúpidos no sois – cuando por el estado de vuestra alma, SABÉIS QUE LO PRONUNCIÁIS INÚTILMENTE.

¡Oh, verdaderamente veo el Rostro Indignado de Yahvé Dios, volviéndose hacia otra parte con disgusto, cuando un hipócrita lo llama, cuando lo nombra un impenitente! Y siento terror de ello, Yo que no merezco ese enojo divino.

hipocrita RESPETO HUMANO APARIENCIAS

Leo en más de un corazón este pensamiento: “Pero entonces, aparte de los niños, ninguno podrá invocar a Yahvé Dios, dado que en todas partes en el hombre hay impureza y pecado”. NO. No digáis eso. Son los pecadores quienes deben invocar ese Nombre. Deben invocarlo quienes se sienten estrangulados por Satanás y quieren liberarse del Pecado y del Seductor.

QUIEREN. He aquí lo que transforma el sacrilegio en rito. Querer curarse. Llamar al Poderoso para ser perdonados y para ser curados. Invocarlo:  Yahvé, para poner en fuga al Seductor.

Está escrito en el Génesis que la Serpiente tentó a Eva en el momento en que el Señor NO paseaba por el Edén. Si Dios hubiera estado en el Edén, Satanás no habría podido estar.

yhwh-nombre-santo

SI EVA HUBIERA INVOCADO A Yahvé DIOS, SATANÁS HABRÍA HUIDO. Tened siempre en el corazón este pensamiento. Y llamad con sinceridad al Señor. Ese Nombre es salvación.

Muchos de vosotros quieren bajar a purificarse. Purificaos primero el corazón incesantemente, escribiendo en él con el amor, la palabra ” Yahvé“. No con engañosas oraciones o con prácticas consuetudinarias… Sino con el corazón, con el pensamiento, con los actos, con todo vosotros mismos, pronunciad ese Nombre: Yahvé Dios.

Pronunciadlo para no estar solos, pronunciadlo para ser sostenidos, pronunciadlo para ser perdonados.

LEON yeshua-y-el-cordero

Comprended el significado de la palabra del Dios del Sinaí: “En vano”

Es cuando decir ” Yahvé Dios” no supone una transformación en bien. Y entonces, es pecado. “En vano” no es cuando, como el latido de sangre en el corazón, cada minuto de vuestro día y toda acción vuestra honesta, toda necesidad, tentación, todo dolor os trae a los labios la filial palabra de amor: “¡Ven, Dios mío!”.

Entonces, en verdad no pecáis nombrando el Nombre santo de Dios. Podeis iros.  Marchad. La paz sea con vosotros.”

NOMBRE yahweh_the_name_lord-116134916_std

No hay ningún enfermo. Jesús permanece con los brazos cruzados apoyado contra la pared, bajo el techado en que ya descienden las sombras. Jesús mira a quienes se marchan en los asnos, a quien se apresura a ir al río movido por un impulso de purificación… a quien a través de los campos, se dirige hacia el pueblo.

El hombre vestido de rojo oscurísimo parece inseguro respecto a qué se debe hacer. Jesús lo mira con muchísima atención. Finalmente el hombre toma una decisión y dirige hacia un caballo blanco bellísimo, adornado con una gualdrapa roja que pende bajo la silla muy mullida .

Jesús camina con largas zancadas y llegando junto a él…

Le dice con solicitud:

–       ¡Hombre, espérame! Cae la tarde. ¿Tienes dónde dormir? ¿Vienes de lejos? ¿Estás solo?

El hombre responde dubitativo:

–           Desde muy lejos… e iré… no lo sé… al pueblo, si encuentro… si no… a Jericó… Allí he dejado la escolta. No me fiaba de ella.

–           No. Te ofrezco mi cama. Ya está preparada. ¿Tienes qué comer?

–           No tengo nada. Creía encontrar un pueblo más hospitalario…

–           Nada falta allí.

mannahem

–           Nada. Ni siquiera el odio hacia Herodes. ¿Sabes quién soy?

–           El nombre de quienes me buscan es uno sólo: hermanos en el nombre de Dios. Ven. Partiremos juntos el pan. Puedes resguardar el caballo en ese recinto; lo vigilo Yo, que dormiré allí.

–           No. Jamás. Yo duermo allí. Acepto el pan, pero nada más. No meteré mi cuerpo sucio donde Tú recuestas tu cuerpo santo.

–           ¿Me estimas santo?

–           Sé que eres santo. Juan, Cusa… tus obras… tus palabras… Todo ello resuena en palacio como el rumor de una ola tempestuosa en la concha que lo conserva. Yo bajaba a donde Juan… luego lo perdí. Pero me había dicho: “Uno que es más que yo te recogerá y te elevará”. Sólo podías ser Tú. He venido en cuanto he sabido dónde estabas.

Están ahora solos bajo el techado. Los discípulos, en la cocina, cuchichean y miran de reojo.

Vuelve del río Simón el Zelote, que hoy le tocó Bautizar, con los últimos que recibieron el bautismo.

Jesús, después de bendecirlos, dice a Simón:

–      Este hombre es el peregrino que busca alojamiento en Nombre de Dios, y en el Nombre de Dios lo saludamos como amigo.

bautismo

Simón hace una elegante inclinación, que es el saludo habitual entre los nobles. También lo hace el hombre. Entran en el enorme establo y Mannahém ata el caballo al pesebre.

Acude Juan, advertido por un gesto de Jesús, llevando hierba y un cubo de agua.

Acude igualmente Pedro, con una lamparita de aceite porque ya es de noche.

–       Aquí estaré extraordinariamente. Dios os lo pague. – dice el caballero.

Jesús lo invita a entrar a la casa, para compartir la cena. Y los cuatro, junto con Simón  entran a la cocina iluminada por un haz de ramas secas encendido en ese momento.

Todo termina.

cena

F52 PRIMER MANDAMIENTO III


PADRE trinity father son baby spirit

Hijitos Míos, os mentiría si os dijera  que las cosas se van a componer de repente.  No, Mis pequeños. Habéis alimentado una Fuerza Tremenda. La cual en vez de agradecéroslo, os desea destruir aún peor.

El Demonio existe y le habéis dado ahora ésta tremenda Fuerza, por la forma en que venís viviendo de mucho tiempo hasta ahora.

No habéis escuchado Mi clamor a través de los siglos en donde Yo os pedía volver a Mi y a Mis Leyes; las cuáles, si las hubieseis cumplido, le hubierais quitado Fuerza al Mal, pero no ha sido así. Desoísteis Mis ruegos, desoísteis  Mis Advertencias y no obrasteis con sabiduría ni prudencia.

marca de la bestia

 Y por ello el Mal fue creciendo hasta llegarse a constituir el monstruo que ahora estáis viviendo.  Su poder ahora es Tremendo. Es ahora la Bestia poderosa de la que se habla en el Apocalipsis y que el Mundo actual adora.

Leed en las Escrituras como el Demonio empieza actuar  con la forma de Serpiente en el Génesis y termina siendo en el Apocalipsis  como un enorme Dragón de 7 cabezas, ¡Ésta es la fuerza que le habéis dado, Mis pequeños!

Pudisteis haber detenido su poderío  si hubierais vivido Mis Leyes y Preceptos. Pero los despreciasteis.  Pudisteis  haber construido el Reino de Dios en la Tierra y en vez de ello, le levantasteis un Castillo al Maligno.

TRONO DE SATANAS

Pudisteis  haber cultivado Mi Amor y así vivir en paz y con Mis Bendiciones Infinitas y preferisteis cultivar el Odio y las bajas pasiones, ¿Qué pasará ahora?

Jugasteis  con fuerzas tremendas. Fuisteis como el científico que construyó el Frankestein; el cual después al tener vida, se volvió contra su constructor y lo mató.

Estáis ahora viviendo los minutos anteriores en los cuales,  el Monstruo –Satanás-, Se va a volver contra los que lo alimentaron y le dieron ése descomunal poder, va hacia TODOS VOSOTROS.  

trono demonio belial-1

¡DETENED VUESTRO PASO!

¡MEDITAD!…

OBSERVAD DETENIDAMENTE…

QUITAD DE VUESTROS OJOS ESE VELO QUE OS ESTA CAUSANDO CEGUERA Y MENTIRA ESPIRITUAL

ciegos fe

¡Y VED LOS ACONTECIMIENTOS REALES QUE ESTÁIS VIVIENDO!

La gente adulta dice: Antiguamente se podía dejar abiertas las puertas de las casas y de los coches y no había ningún peligro.  Antiguamente se vivía más respeto entre la juventud y no había tantos divorcios entre los adultos. Antiguamente se vivía más la moral y las buenas costumbres  en las familias y en la sociedad.

Antiguamente se oraba más en familia y trataban de vivir un tiempo dedicado a Mí, vuestro Dios.  Antiguamente… Antiguamente…, etc.

O sea que en lugar de haber ido mejorando como creéis, habéis ido empeorando y no os queréis dar cuenta.

dragon del apocalipsis

Como os dije y os repito: para que meditéis la gravedad del momento, el Dragón está por dar su coletazo final… 

Y si no os volvéis a Mí y a Mis Leyes; éste va a ser tremendo, muy destructivo, AVASALLADOR. 

La Destrucción irá de lo espiritual a lo material, Esto es, al destruir la espiritualidad de las almas se sobrevendrá inevitablemente, la destrucción de todo lo creadoSólo en vosotros está el Remedio.  

oracion0

ORACION Y FE

Yo no puedo actuar si no Me lo pedís y sólo os podré escuchar si vuestro corazón vive el Amor y lo desea dar a los demás.

La situación actual es muy grave,  Mis pequeños. Yo como Padre vuestro, os tengo que hacer ver los Engaños que el Mal está urdiendo contra vosotros.  Os tengo que prevenir porque os amo. Porque sois la perfección de Mi Obra de Creación y por eso el Maligno os ataca más.

Por envidia a vosotros, pero Yo no os puedo obligar a reaccionar. Esto debe venir de lo profundo de vuestro corazón.

entregando a dios orando

Me duele y mucho, el que os estéis comportando así entre hermanos contra de Mí, vuestro Dios. Porque habéis puesto en práctica los consejos de Mi Enemigo. Pero a pesar de ello, os busco y os quiero salvar.  Mi Amor es infinitamente más poderoso que el Mal que él despliega.

Estáis dejando de usar una fuerza poderosísima para vencerle… Y para volver todo a la normalidad –Mi Reino entre vosotros-, pero no la queréis usar.

¿Necesitáis que el Verdugo os siga golpeando hasta que casi desfallezcáis, para que volteéis hacia Mí?  

La oración cambia todo

La respuesta está en vosotros.  Mientras más os tardéis y sigáis viviendo la vida actual que lleváis, el Maligno seguirá creciendo en poder, preparando su coartada final, la cual no va a ser nada agradable para vosotros.

¡VOLVED A LA ORACIÓN!

VOLVED AL ESTADO DE GRACIA.  VOLVED A LOS SACRAMENTOS…

pecado y gracia

E INMEDIATAMENTE VERÉIS EL CAMBIO, OS LO PROMETO!

También os quiero hacer meditar nuevamente, el porqué estáis fallando en vuestro matrimonio, en vuestra familia y por consecuencia, en la sociedad.

El padre de la familia dice: “Por ser el que provee yo me merezco que me sirvan y por mi autoridad deben hacer lo que yo le pida, tanto a mi esposa como a mis hijos”.  

Familia_FelizLa madre de familia dice: “Por ser la que trabaja y lleva el hogar, me merezco que se me consienta y se me dé todo lo que yo pida”.

Los hijos dicen: “Por ser los hijos nos merecemos todas aquellas cosas que nos hagan sentir bien y estar al nivel de los amigos aunque nuestros padres tengan que trabajar el doble para conseguirlas y si no nos las dan, es que son malos padres.

Mis pequeños, antes de éste Mensaje os di el día 15 otro que hablaba de algunas de las Virtudes de Mi Hija, la Siempre Virgen María y os citaba que dos de Sus más grandes Virtudes eran la Humildad y la Docilidad.

virgen llena de gracia

Vosotros os habéis vuelto egoístas y soberbios y se os ha olvidado la finalidad de vuestra existencia. 

Decís que os merecéis todo y con ello cerráis vuestro corazón al dar.  Ya no sabéis dar y mucho menos os sabéis dar. Sentís que los demás y no por vuestra autoridad, sino por vuestro autoritarismo os deben servir. 

Os sentís diosas o dioses dentro de vuestro hogar y desgraciadamente esto trasciende fuera de vuestro hogar, creyendo que por vuestra posición o por vuestro dinero, os merecéis no solo el respeto de los demás, sino el estar bajo vuestro mando egoísta y grosero.

hijo tirano

Habéis perdido también la finalidad el como y para qué formar una familia. Un hogar, que debe ser para vuestro Dios.

Sí, Mis pequeños, el formar una familia lleva la finalidad de que TODOS Me sirvan transmitiendo a vuestros hermanos el Amor, el Respeto en el Crecimiento de las Virtudes y en el conocimientos y práctica de Mi Palabra y de Mis Leyes.

Habéis perdido el rumbo, ya no vivís para vuestro Dios sino para vuestros mezquinos intereses. Por eso el Mundo va a la deriva, porque ya no es ni Mi Sabiduría ni Mi Amor los que están guiando ahora a los hogares.

mundo a la deriva

Ya no se vive en el hogar el ambiente de paz, de armonía, de amor que solo se puede obtener cuando estáis en Mí. Solo los intereses puramente mundanos son los que ahora os interesan y por ende por ser del mundo, no os pueden llevar a Mí.

Os habéis enfrascado en aumentar vuestras riquezas materiales y Me habéis hecho a un lado y al no vivir bajo Mis Leyes y Mandatos, vuestros problemas se han aumentado, provocándose pleitos dentro de la familia para ver quién se queda con la mayor cantidad de la riqueza acumulada.

Ya no se vive el Amor dentro del hogar, se vive el interés.

VALORES

¡Cuánto error estáis viviendo, Mis pequeños! Cuando se vive del mundo y para el mundo no se gana nada para los Bienes Divinos. Son las pasiones desordenadas las que imperan y éstas dan por resultado el pleito, la separación y la muerte física, porque la muerte espiritual ya la lleváis por dentro y fue la causa de todo vuestro mal.

Ya no Me lleváis en vuestro corazón por tanto, ya no Me transmitís ni a vuestra familia ni a los que os rodean y así vais causando muerte espiritual en vuestros semejantes, dando por consecuencia un mundo sin valores, un mundo materialista, un mundo que pelea por lo material, sin importarle ya lo espiritual.

Como ahora vivís en un mundo materialista y sin valores, esto da pauta a que el más poderoso se quede con lo de los débiles y es lo que está causando tanta disparidad de clases y de economías en vuestro Mundo.  Estáis ahora viviendo la ley de la selva o la ley del mar, el más fuerte ataca al más débil y sin compasión.

ley del mas fuerte

LA LEY DEL MÁS FUERTE

¿Cómo queréis componer en un instante las cosas cuando lleváis años destruyendo vuestra espiritualidad? Le habéis dado poder a los hombres malos y queréis un remedio inmediato, mágico a vuestras necesidades.

Si no habéis cultivado los valores en la familia desde hace muchas décadas, los ahora hombres influyentes o los que llevan los grandes capitales, son ya producto de vuestra propia necedad, de vuestra propia cultura materialista.

Y son los que os están llevando al caos económico mundial. Pero no es Mi deseo haceros ver vuestro mundo financiero, os quiero hacer ver lo que causa una enseñanza sin Mi Presencia, una vida familiar sin valores, una mentalidad materialista.

paraiso Si sois del mundo y vivís para el mundo, tarde o temprano recibiréis lo que habréis sembrado.  Si vivís para vuestro Dios y para Su Voluntad, entonces Me estaréis ayudando a crear nuevamente el Paraíso que deseé para cada uno de vosotros.

Ya os He dicho que lo que viváis espiritualmente, tarde o temprano modificará todo lo que os rodea. Si vivís espiritualmente para lo material y mundano, esto lo transmitiréis en vuestra propia familia y en la sociedad que os rodea.

Pero si vivís para Mi y para Mis Deseos, que son deseos para vuestra propia perfección, entonces iréis creando un Mundo lleno de valores, de paz y de hermandad en lo Divino.

respeto humanoYo os He dado los conocimientos del Cielo a través de Mi Hijo Jesucristo, pero pocos los siguen y los que lo siguen son causa de burla aún en su propia familia y así ha sido en el transcurso de la historia.

Por otro lado, ahora podéis ver el resultado de los que persiguen a los Míos, han creado un Mundo sin valores el cuál se ha vuelto en su contra. Así lo quisieron, ahora lo están padeciendo.

Mientras tanto Yo vuestro Dios, protegeré a los que se han mantenido firmes en Mi Amor y en Mis Enseñanzas y en el Tiempo de la Prueba serán como antorchas que darán luz y ejemplo a los descarriados.

LUZ APOSTOLADO

Todavía hay tiempo para que podáis poner remedio a vuestro error.  Aceptadme dentro de vuestro corazón, cread Amor y al vivirlo, modificaréis vuestro entorno.

Porque una de las formas predilectas de Satanás, en su manipulación hacia vosotros, es que vosotros veáis primeramente lo material antes que lo espiritual.

Yo os recalco siempre que vosotros habéis recibido de Mí, dones, capacidades espirituales y aún capacidades humanas para llevar a cabo vuestra misión sobre la Tierra. Pero vuestras capacidades espirituales son las que van haciendo el cambio favorable en esta humanidad.

conocer a jesús dolor luz y sufrimiento

Satanás se ha encargado de esparcir sus errores y su Maldad y vosotros, con las capacidades espirituales que cada uno de vosotros tenéis, de acuerdo a vuestra misión, debéis ir imponiendo Mi Amor, la Bondad, la rectitud, la Veracidad, Mi Sabiduría entre los hombres.  

Primeramente debe haber una alegría intensa dentro de vosotros, al saber que vais a ayudar a uno de vuestros hermanos con las capacidades que tenéis, que Yo os di.

Luego, Me agradeceréis a Mí vuestro Dios, que estéis en la Tierra sirviéndoMe a través de vuestras capacidades y sirviendo a vuestros hermanos al recibirlas para ayudarles, eso os debe de dar una gran alegría.

AMOR Y SERVIR

Cuando tenéis esa alegría espiritual verdadera de corazón a corazón, vosotros os debierais sentir satisfechos, porque Me vais a presentar a Mí en ofrenda su agradecimiento.

Además, vuestro trabajo llegará a Mí y decirMe:

“Padre, he ayudado a uno de mis hermanos con lo que Tú me dotaste en alma y cuerpo, Te entrego el bien que Yo hice”.

12obras de misericordia

Hijitos Míos, tanto que podría Yo hacer por vosotros y vosotros no Me lo permitís. Estáis sufriendo en diferentes formas alrededor de la Tierra. Países enteros sufren de una forma, otros de otra. Pero, ¿Qué hacen en lugar de venir a Mí?

Me atacan, Me rechazan y buscan ya sea por medios humanos o aún satánicos, salir de los problemas que cada país tiene o los que tenéis en lo particular.

TENÉIS UNA REBELIÓN TAN ABIERTA

matrimonio-igualitario-18052016-123325

QUE ESTÁN FORMULANDO LEYES PARA QUEBRANTAR MIS MANDAMIENTOS

Y SATANÁS ESTÁ HACIENDO QUE ME CULPÉIS

DE LOS MISMOS DESASTRES QUE ÉL PROVOCA

A man reacts to his damaged home after a strong earthquake hit Amatrice on August 24, 2016. Central Italy was struck by a powerful, 6.2-magnitude earthquake in the early hours, which has killed at least three people and devastated dozens of mountain villages. Numerous buildings had collapsed in communities close to the epicenter of the quake near the town of Norcia in the region of Umbria, witnesses told Italian media, with an increase in the death toll highly likely. / AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE

A man reacts to his damaged home after a strong earthquake hit Amatrice on August 24, 2016.
Central Italy was struck by a powerful, 6.2-magnitude earthquake in the early hours, which has killed at least three people and devastated dozens of mountain villages. Numerous buildings had collapsed in communities close to the epicenter of the quake near the town of Norcia in the region of Umbria, witnesses told Italian media, with an increase in the death toll highly likely. / AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE

PARA QUE EN LUGAR DE AMARME, ME ODIÉIS…  

Y en lugar de salir de ésos problemas, empezáis otros nuevos; porque al que acudís precisamente es vuestro Enemigo disfrazado de múltiples formas, haciéndoos creer que os puede ayudar, cuando la única ayuda verdadera sale de Mí, vuestro Dios.

Entended Mis pequeños, que lo que está sucediendo en estos momentos, es parte de una Purificación mundial, pero PERMITIDA para que vosotros regreséis a Mí.  

Ya os había avisado hace varios años que os iba a ir quitando lo material, lo que es carga para vosotros, lo que es lastre para que vosotros podáis crecer espiritualmente. Al quitaros todo eso con lo que vosotros caéis, en lugar de subir adquiriendo vuestra libertad, ¡NO!

tesoro pobreza de espiritu

Queréis permanecer en lo humano, en lo material, en lo que os ata a la Tierra y no queréis venir a Mí que como os expliqué antes, Yo os quito lo material y os voy llenando de lo espiritual, os voy preparando para que regreséis a vuestro Verdadero Hogar.

La Tierra NO es vuestro hogar, NO es un verdadero hogar, es un lugar de Prueba. Es un lugar de ayuda. Realmente es un campo de batalla o podría decirlo. También

ES UN HOSPITAL DE ALMAS

hospital civil

Bajasteis a la Tierra a producir amor. A ayudar en su conversión a infinidad de almas a través de vuestra Oración, a través de vuestra presencia ante ellos, a través de vuestra ayuda, a través de los Méritos de Mi Hijo, de Sus Enseñanzas.

Satanás os desvía y os hace creer que vinisteis a la Tierra a gozar, a pasar un rato de diversión, a amar a su modo que es pecaminoso.

Porque ha manipulado esa palabra tan sublime que es el Amor hasta llevarla a diferentes formas pecaminosas; cuando el Verdadero Amor solamente viene de Mí y con él, os llevo a una sublimidad de alma a la que él NUNCA  os va a poder llevar.  

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

Los Engaños de Satanás han cubierto a toda la Tierra. Sigo tratando de atraeros a vosotros Mis pequeños, a toda la humanidad sin importar los pecados que tengáis, porque YO PUEDO perdonar todos ellos, si vosotros Me lo permitís.

Pero no queréis venir a Mí, porque YO NO os estoy prometiendo el mundo, NO os estoy prometiendo diversión, NO os estoy prometiendo pasarla bien con parejas supuestas que sólo os van a llevar a un amor pecaminoso, que es lo que os promete Satanás.

Yo, todo lo contrario. Os llamo para llevaros hacia la Virtud, hacia un ejemplo de vida que deje alimento a vuestros hermanos, para que de ahí tomen y se puedan salvar.

enfermedad del desamor

Vosotros una gran mayoría, estáis cegados por lo que ha hecho Satanás en vuestras vidas y a donde os ha llevado a lo largo de la historia y sois muy tontos, Mis pequeños, muy tontos.

No habéis utilizado la inteligencia que os he dado, no habéis pedido la Sabiduría que os va a abrir los ojos del alma, para que viváis de acuerdo a lo que Yo quiero de vosotros.

Entended que Yo vuestro Padre, os he mandado a trabajar a la Tierra para servirMe salvando almas, para que sirváis a vuestros hermanos a reconocer que Me necesitan para su salvación eterna.

salvacion

Entended que estáis de paso, Mis pequeños. En las Sagradas Escrituras se os ejemplifica esto de varias formas, pero estáis ciegos y sordos, queréis simplemente gozar como si fuerais niños pequeños.

No queréis tener ningún tipo de responsabilidad. Queréis vivir de acuerdo a vuestro cuerpo y sus necesidades y no sublimizar vuestra alma para llegar a Mí.

Seguiré tratando Mis pequeños, de alcanzar vuestra alma para salvarla. De vosotros depende vuestra salvación. Yo os doy los medios, vosotros los tomáis o los rechazáis. Sois Mis hijos, os quiero de regreso, vosotros decidís.

leon-rugiente decision

Ciertamente la Maldad ha tomado un lugar fuerte en vuestra sociedad, en los corazones. Pero todavía gracias a las almas buenas, a las almas grandes, a las almas dadivosas; éste Mal se detiene para que Satanás no pueda hacer la obra destructiva que él quisiera hacer, cuando él prometió que iba a destruir a toda la Creación.

Pero por éste mal tan fuerte que está ya diseminado por toda la Tierra, apenas hay un equilibrio en el cual las almas buenas lo están logrando, Yo a través de ellas.

Pero ésta no fue la finalidad de la Creación y menos de la Redención. Cuando Mi Hijo se da por TODOS vosotros, es para que vosotros fuerais tomando Sus Enseñanzas y fuerais venciendo al Mal. Para que éste no se fuera diseminara, como ya está diseminado.

batalla

La razón de la Venida de Mi Hijo a la Tierra era ésa: Destrucción del Mal. Así como Él lo detuvo cada vez que se enfrentaba a Él.

Vosotros, al seguir a Mi Hijo tenéis ésa capacidad de detenerlo. Pero para esto debierais vivir en Gracia, en Amor, en total donación a Mi Voluntad. Vosotros tenéis Mi Poder para hacer todas éstas cosas y aún más, como Mi Hijo os lo prometió, si vivierais realmente alejados de lo mundano y viviendo la espiritualidad de Mi Hijo.

Ciertamente no deberéis olvidar vuestras obligaciones de estado. Pero vosotros debéis mantener la vida de Mi Hijo sobre la Tierra y con ella ir destruyendo ésa Maldad satánica que se ha introducido en muchos, muchos corazones.

bien y mal en el corazón

Las mismas Escrituras dicen que si los Tiempos no se acortaran, hasta el más justo quedaría lleno del Mal y se podría condenar. Ciertamente Mi Misericordia es infinita y Yo sigo derramando Mis Bendiciones sobre todos los hombres por la Oración de unos cuantos.

Mis pequeños, os pido os mantengáis en Oración y que la incrementéis si es posible; para ir eliminando la maldad de todos los corazones que habitan sobre la Tierra. Aquí no debe haber Egoísmo.

Si vosotros habéis aprendido la lección es para que la enseñéis a los demás o para que busquéis que los demás tengan también los bienes que ya vosotros tenéis y no por vuestro esfuerzo ciertamente, sino por Mi Misericordia.

ven y sigueme

Sí, cada alma tiene que tener un esfuerzo personal para poder ir creciendo. Pero es Mi Misericordia, son Mis Bendiciones, son Mis dones, son Mis virtudes las que os van ayudando a alcanzar vuestra perfección.

No os alejéis de Mí en ningún momento. Tomad Mi Mano, permaneced junto a Mí y veréis como ireMos venciendo poco a poco el Mal en el mundo. Contagiad a vuestros hermanos de Mi Bien, para así lograr que tengáis un nuevo hogar aquí en la Tierra. Que gocéis lo que Yo os di desde el Principio de los Tiempos.

Una vida regalada y santa, una vida de Amor profundo. Vinisteis para servir y ésa es vuestra misión: servir en el Amor y eso en ésa humildad. En ésa pequeñez, en el servicio a vuestros hermanos es como alcanzaréis la grandiosidad de vuestra alma.

servicio amor mar

TODO LO QUE HACEMOS, SI LO OFRECEMOS A DIOS ÚNICO Y TRINO... ADQUIERE OTRA DIMENSIÓN

Satanás siempre ha querido demeritar Mi Obra de la Salvación. Ha luchado siempre contra vosotros Mis pequeños, para que no abráis plenamente vuestro corazón a Mis Enseñanzas. Pero sobre todo, que no Me agradezcáis vuestra posible salvación y digo posible salvación eterna, porque vosotros sois los que aceptaréis o no aceptaréis lo que Yo os pido.

Estaréis Conmigo o Me rechazaréis. Vosotros tenéis el libre albedrío y Satanás se las ingenia para que vuestro libre albedrío esté siempre equivocado, él os pone muchas tentaciones a lo largo de vuestra existencia y lo peor de todo, es que hace que vosotros os canséis de Mí.

Cuando debiera ser todo lo contrario, que un alma enamorada como debierais ser cada uno de vosotros, siempre estuvierais esperándoMe, para que recibierais más Sabiduría de Mí, como lo hacen las almas del Cielo.

PUEBLO Trono-Apocalipsis(XX,12)-M

En el Cielo, siempre las almas tienen algo nuevo qué meditar, de qué hablar y eso les va dando Vida. Y así, la Eternidad será un crecimiento tremendo y al estar Conmigo, también sus capacidades espirituales crecen.

El Cielo es un regalo, Mis pequeños y Yo consiento a las almas que están Conmigo, porque han luchado para ganárselo. Por eso os prevengo, Mis pequeños y os vuelvo a repetir, Satanás siempre ha tratado de hacer que Mi Obra se vea algo pesada para vuestra vida y es todo lo contrario.

Os aligera vuestra existencia, porque Conmigo vosotros adquirís Sabiduría. En cambio, estando con él todo se vuelve obscuro, no tenéis un rumbo fijo… NO tenéis una realidad que podáis seguir vosotros fácilmente. Todo lo hace enredado Satanás.  

00luz santidad1

Conmigo hay Luz, todo es recto, todo es bello y NO os causa pesar si realmente Me amáis.

Abrid Mis pequeños vuestro corazón, para que Mi Amor entre de pleno en vosotros y podáis de ésta forma, vivir lo que en el futuro eterno viviréis.

Venid ante Mí, ataviados con alma pura y con aromas de sencillez… Y os atraeré hacia Mí, para escuchar de vuestros labios vuestras peticiones de amor, juntito a Mí Corazón.  

JUNIO SAGRADO CORAZÓN

Os amo muchísimo hijitos Míos… TANTO que Yo no deseo separarMe de vosotros. Que ése deseo se desenvuelva en vuestras almas para conMigo, es lo que desea vuestro Dios y Señor.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Os bendigo con santas y especiales bendiciones en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el Amor del Espíritu Santo.

holy-trinity-one-god

ABBA: DAME MÁS AMOR PARA AMARTE MÁS Y ADORACIÓN, PARA ADORARTE ETERNAMENTE… (Oración diaria)

http://www.diospadresemanifiesta.com/