Archivos de etiquetas: impenitencia

206 EL DIOS RECHAZADO


206 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Cuando Jesús llega allí…

Sin siquiera saludarlo le dicen:

–    Así pues, continúas violando el sábado.

No obstante todos los reproches que se te han hecho.

¿Y así quieres que se te respete como a un enviado de Dios?

Jesús responde:

–     ¿Enviado?

Mucho más: como a su Hijo.

Porque Dios es mi Padre.

Si no me queréis respetar; no lo hagáis.

Pero Yo no dejaré de cumplir con mi Misión por esto…

¿Así que sigues violando el sábado, a pesar de todas las recriminaciones que se te están haciendo?

¿Y Tú quieres que se te respete como enviado de Dios

–    ¿Enviado?

Más que como enviado. Como Hijo, porque Dios es mi Padre.

Si no me queréis respetar, absteneos de hacerlo;

pero no por ello interrumpiré el cumplimiento de mi misión.

Dios no deja de actuar ni un instante.

Incluso en este momento mi Padre actúa.

Y Yo también, porque un buen hijo hace lo que hace su padre, y porque he venido al mundo para actuar.

Se va acercando gente para oír la disputa.

Entre estas personas hay algunos que conocen a Jesús, otros que han recibido de Él algún beneficio.

Otros que lo ven por primera vez.

Algunos lo quieren, otros lo odian, muchos son neutros.

Los apóstoles forman núcleo con el Maestro.

Margziam está asustado y pone una cara casi de llorar.

Entonces sigue una larga disputa en la que Jesús refuerza su Identidad.

Y los fariseos se empeñan en rechazarlo.

Los judíos (mezcla de escribas, fariseos y saduceos)

expresan a gritos su escándalo:

–    ¡Qué osadía!

–     ¡Se dice Hijo de Dios!

–    Sacrilegio!

–    ¡Dios es el que es y no tiene hijos!

–    ¡Pero hombre, llamad a Gamaliel!

–    ¡Llamad a Sadoq!

–     ¡Reunid a los rabíes!

–    ¡Que oigan esto y lo rebatan!  

Jesús dice con calma:

–    No os agitéis.

Llamadlos.

Os dirán, si es verdad que saben, que Dios es uno y trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Y que el Verbo o sea el Hijo del Pensamiento ha venido como estaba profetizado,;

para salvar del Pecado a Israel y al mundo.

El Verbo soy Yo.

Soy el Mesías anunciado.

No hay sacrilegio por tanto, si doy al Padre el nombre de Padre mío.

Vosotros os inquietáis;

porque hago milagros, porque con ello atraigo hacia Mí a las muchedumbres y las convenzo.

Me acusáis de ser un demonio porque obro prodigios.

Pero Belcebú está en el mundo desde hace siglos y verdaderamente, no le faltan devotos adoradores…

¿Y por qué no hace las obras que Yo hago?

La gente comenta bisbiseando:

–    ¡Es verdad!

¡Es verdad!

–    Nadie hace lo que Él.

Jesús continúa:

–    Os respondo Yo.

Es porque Yo sé lo que él no sabe y puedo lo que él no puede.

Si hago obras de Dios, es porque soy Hijo de Dios.

Uno por sí solo no puede hacer sino aquello que ha visto hacer.

Yo, que soy Hijo, siendo Uno con Él eternamente, no distinto ni en Naturaleza ni en Poder;

no puedo hacer sino lo que he visto hacer al Padre.

Todo lo que hace el Padre lo hago Yo también, que soy su Hijo.

Ni Belcebú ni otros pueden hacer lo que Yo hago, porque ni Belcebú ni los otros saben lo que Yo sé.

El Padre me ama a Mí, que soy su Hijo; me ama sin medida, como Yo lo amo.

Por ello me ha mostrado y me sigue mostrando todo lo que Él hace, para,que haga lo que Él hace:

Yo, en la tierra, en este tiempo de Gracia; El, en el Cielo, desde antes que el Tiempo existiera para la tierra.

La CONVERSIÓN, es la RESURRECCIÓN ESPIRITUAL

Y me mostrará obras cada vez mayores, para que Yo las haga

y vosotros os quedéis maravillados.

Su Pensamiento piensa inagotablemente

Yo lo imito cumpliendo inagotablemente aquello que el Padre piensa y con el pensamiento quiere.

Todavía no sabéis cuán inagotablemente crea el Amor.

Nosotros somos el Amor.

No hay limitaciones para Nosotros, ni hay cosa alguna que no pueda ser aplicada, en los tres grados del hombre:

el inferior, el superior, el espiritual.

En efecto, de la misma forma que el Padre resucita a los muertos y les devuelve la vida,

Yo, el Hijo, puedo dar la vida a quien quiero.

Es más, por el amor infinito del Padre al Hijo, tengo concedido no sólo devolver la vida a la parte inferior; 

sino también – y más aún – a la superior…

Liberando el pensamiento del hombre de los errores mentales y su corazón de las malas pasiones.

Y a la parte espiritual, devolviendo al espíritu su libertad del pecado;

porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha dejado todo juicio en manos de su Hijo,

pues el Hijo es el que, con su propio sacrificio, ha comprado a la Humanidad para redimirla.

El Padre lo hace por justicia, porque es justo dar a quien con su moneda paga.

 Y para que todos honren al Hijo como ya honran al Padre.

Sabed que si separáis al Padre del Hijo o al Hijo del Padre…

Y no os acordáis del Amor, no amáis a Dios como se le debe amar, con verdad y sabiduría;

antes bien cometéis herejía porque dais culto a uno sólo mientras que son una admirable Trinidad.

Por tanto, el que no honra al Hijo es como si no honrase al Padre; 

porque el Padre, Dios, no acepta adoración a una sola parte de Sí; 

sino que quiere que se adore su Todo.

Quien no honra al Hijo no honra tampoco al Padre, que lo ha enviado por pensamiento perfecto de amor;

niega por tanto, que Dios sepa hacer obras justas.

En verdad os digo que quien escucha mi palabra y cree en Quien me ha enviado,

tiene la Vida Eterna y no será condenado.

Sino que pasará de muerte a vida, porque creer en Dios.

Y aceptar mi palabra quiere decir infundir en sí la Vida que no muere.

Llega la hora – para muchos ya ha llegado – en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios,

y aquel que la haya oído resonar, vivificadora, en el fondo de su corazón, vivirá.

Jesús, con el don de ciencia infusa mira fijamente a uno de los fariseos,

y pregunta: 

–     ¿Qué dices tú, escriba?

–    ¡Digo que los muertos no oyen y que estás desquiciado!

–    El Cielo te persuadirá de que no es así.

Y de que tu saber es cero respecto al de Dios.

¿Una LEYENDA más…?

Habéis humanizado de tal forma las cosas sobrenaturales,

que ya sólo dais a las palabras un significado inmediato y terreno.

Habéis enseñado la Haggada según fórmulas fijas, vuestras;

sin esforzaros en comprender las alegorías en su auténtica verdad.

Y ahora, en vuestro ánimo, cansado del agobio de una humanidad que triunfa sobre el espíritu,

no creéis ni siquiera en lo que enseñáis.

Y ésta es la razón que explica el que ya no podáis luchar contra las fuerzas ocultas.

La muerte de que hablo no es la de la carne, sino la del espíritu.

Vendrán los que oyen con sus oídos mi palabra y la acogen en su corazón y la ponen en práctica.

Éstos, aunque hayan muerto en el espíritu, volverán a vivir, pues mi Palabra es Vida que se infunde.

Y Yo la puedo dar a quien quiera, ya que poseo la perfección de la Vida;

porque así como el Padre tiene en Sí la Vida perfecta,

el Hijo recibió del Padre la Vida en Sí mismo, perfecta;

completa, eterna, inagotable y comunicable.

Junto con la Vida, el Padre me ha dado el poder de juzgar, porque el Hijo del Padre es el Hijo del hombre.

Y puede y debe juzgar al hombre.

No os maravilléis de esta primera resurrección – la espiritual – que realizo con mi Palabra.

Veréis otras más asombrosas todavía, más asombrosas para vuestros sentidos pesados;

porque en verdad os digo que no hay cosa mayor que la invisible – pero real – resurrección de un espíritu.

Se acerca la hora en que la voz del Hijo de Dios penetrará en los sepulcros…

Y todos los que están en ellos la oirán:

Quienes hicieron el bien saldrán para ir a la resurrección de la Vida eterna;

quienes hicieron el mal, a la resurrección de la condena eterna.

No digo que esto lo hago, y lo haré, por Mí mismo, sólo por mi propia voluntad; 

sino por la voluntad del Padre y la mía.

Hablo y juzgo según lo que escucho.

Y mi juicio es recto porque no busco mi voluntad, sino la del que me ha enviado.

Yo no estoy separado del Padre;

estoy en Él y El en Mí.

Conozco su Pensamiento y lo traduzco en palabras y en obras.

Vuestro espíritu incrédulo, que no quiere ver en Mí,

BLASFEMIA SATÁNICA ¡Quieren atribuirle a Dios sus propios pecados para justificar sus perversiones!

sino a un hombre semejante a todos vosotros; 

no puede aceptar lo que digo para dar testimonio de mí mismo.

Pues bien, hay otro que testifica en mi favor.

Vosotros decís que lo veneráis como a un gran profeta.

Yo sé que su testimonio es verdadero, pero vosotros, que decís que lo veneráis, no aceptáis su testimonio; 

porque no es conforme a vuestro pensamiento, que me es hostil.

No aceptáis el testimonio del hombre justo, del Profeta último de Israel,; 

porque en lo que os gusta decís que es simplemente un hombre y que puede equivocarse.

Habéis enviado a personas para que preguntasen a Juan; 

esperando que dijera de Mí lo que queríais, lo que pensáis de Mí, lo que queréis pensar de Mí.

Pero Juan ha dado un testimonio verdadero que no habéis podido aceptar.

Como el Profeta dice que Jesús de Nazaret es el Hijo de Dios;

vosotros, en el secreto de vuestros corazones, porque tenéis miedo al pueblo

decís del Profeta lo mismo que del Cristo: que está loco.

Bueno, Yo tampoco recibo testimonio del hombre, aunque éste sea el más santo de Israel.

Os digo: era la lámpara encendida y luminosa; 

pero vosotros poco tiempo habéis querido gozar de su luz;

cuando esta luz se ha proyectado sobre Mí, para daros a conocer la verdadera realidad del Cristo;

habéis dejado que pusieran la lámpara bajo el celemín y ya antes,

habéis levantado entre ella y vosotros una pared,

para no ver a su luz al Cristo del Señor.

Yo le agradezco a Juan su testimonio; también el Padre se lo agradece.

Juan, por este testimonio, recibirá un gran premio; por esto seguirá ardiendo en el Cielo;

será, de entre todos los hombres, el primer sol que resplandecerá arriba;

ardiendo como arderán todos los que hayan sido fieles a la Verdad.

Y hayan tenido hambre de Justicia.

De todas formas, dispongo de un testimonio mayor que el de Juan.

Este testimonio son mis obras, porque Yo hago las obras que el Padre me ha encargado.

Y ellas testifican que el Padre me ha enviado y me ha dado todo poder.

Así, el Padre mismo, que me ha enviado, es quien da testimonio en mi favor.

Vosotros nunca habéis oído su Voz ni visto su Rostro;

pero Yo lo he visto y lo veo, la he oído y la oigo.

En vosotros no mora su Palabra porque no creéis en su enviado.

Investigáis la Escritura porque creéis que podéis obtener, conociéndola, la Vida eterna.

¿No os percatáis de que son precisamente las Escrituras las que hablan de mí?

¿Por qué entonces, os obstináis en no venir a mí para tener la Vida?

Os lo diré:

porque rechazáis todo cuanto es contrario a vuestras enquistadas ideas.

Os falta humildad. No sois capaces de decir:

“Me he equivocado.

Éste, o este libro, están en lo cierto y yo en el error”.

Esto habéis hecho con Juan y esto hacéis con las Escrituras y con el Verbo, que os está hablando.

Ya no sois capaces ni de ver ni de entender; en efecto, estáis fajados de soberbia

y saturados de vuestras ensordecedoras voces.

¿Creéis que hablo así buscando ser glorificado por vosotros? No.

Habéis de saber que ni busco ni acepto gloria de los hombres.

Lo que busco y quiero es vuestra salvación eterna.

Ésta es la gloria que busco, mi gloria de Salvador;

.Isaias 63 1- 4

que no puede existir si no tengo espíritus salvados y que aumenta en la medida de los salvados que tengo;

que deben dármela los espíritus salvados y el Padre, Espíritu purísimo.

Pero vosotros no seréis salvados.

Os he conocido en lo que sois.

No tenéis en vosotros el amor de Dios.

No tenéis amor.

Por eso no venís al Amor, que os habla,.

Y no entraréis en el Reino del Amor.

Allí no os conocen.

os conoce el Padre, porque vosotros no me conocéis a mí, que estoy en el Padre.

No me queréis conocer.

Vengo en nombre del Padre mío y no me recibís;

pero, eso sí, estáis preparados para recibir a cualquiera que venga en nombre de sí mismo,;c

on tal de que diga lo que a vosotros os gusta.

¿Decís que sois espíritus de fe?

No, no lo sois.

¿Cómo vais a poder creer vosotros que os mendigáis la gloria unos a otros…

y no buscáis la gloria del Cielo, que sólo procede de Dios?

La gloria es la Verdad, no un juego de intereses que no pasan de este mundo; 

que lisonjean sólo a la humanidad viciosa de los degradados hijos de Adán.

No creáis que os voy a acusar delante del Padre. Otro os acusa:

ese Moisés en quien esperáis.

Os recriminará por no creer en él, dado que no creéis en Mí;

porque Moisés habló de Mí y vosotros no me reconocéis según lo que dejó escrito de Mí.

Si no creéis en las palabras de Moisés, el grande por quien juráis;

no podéis creer en mis palabras, en las palabras del Hijo del hombre, en quien no tenéis fe.

Esto es, humanamente hablando, lógico.

Pero es que aquí estamos en el campo del espíritu.

Y están siendo cotejadas vuestras almas.

Dios las observa a la luz de mis obras y coteja vuestras obras con lo que he venido a enseñar…

Y Dios os juzga.

 Yo me voy.

Por mucho tiempo no me volveréis a encontrar.

Y tened en cuenta que no es un triunfo vuestro;

sino un castigo. 

Y Jesús se abre paso entre la multitud…

En parte muda.

En parte expresiva (musitando su aprobación, sólo bisbiseando, por miedo a los fariseos),

Y se aleja.

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

R13 PUREZA, PERSEVERANCIA Y OBEDIENCIA


consagracion_agustin

Pasos:
1. Santo Rosario, meditado y con las letanías. 2. Meditación del día y una virtud.  3. Coronilla de protección.  4. Letanías al Inmaculado Corazón. 5. Oración final.  6. Consagración

33 DIAS, SIN INTERRUPCION

EN GRACIA

EUCARISTIA DIARIA

ROSARIUM  Signum Crucis Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen

SANTO ROSARIO con las letanías. Gozosos: Los días Lunes y Sábados. Dolorosos: Los días Martes y Viernes. Luminosos: Los Jueves. Gloriosos: Los días Miércoles y Domingos.

JACULATORIA DESPUES DE CADA MISTERIO:

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a  las más necesitadas de tu misericordia.  Dios mío yo creo,  adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que  no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre,  Hijo y Espíritu  Santo, os adoro profundamente,  os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús  y  del  Corazón  Inmaculado  de  María  os  pido  por  la  conversión  de  los  pobres pecadores.

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de purificación.  Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre.  Amén.

MEDITACIÓN DE LOS 33 DÍAS

1g

QUINTO DIA

SI OS CONSAGRÁIS RESISTIRÉIS LA DURA PRUEBA

Hijos amados:

Venid hacia mí, os quiero abrazar. Deseo arroparos bajo los pliegues de mi Sagrado Manto. El Ejército Victorioso de los Corazones Triunfantes está abierto para todos vosotros. Solo necesitáis decirme ‘sí’ y de inmediato os entregaré suficiente munición celestial para que os arméis con la armadura de Dios y deis inicio a la batalla contra el Adversario. No debéis tener miedo al enfrentarlo. Yo que soy la Capitana de este Ejército, os atrincheraré en mi Inmaculado Corazón, os calentaré con la llama de mi Amor Santo y os protegeré para que el enemigo no os haga daño.

María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, os quiere preparar porque la Segunda Venida de mi Hijo se os aproxima cada día más. El Libro del Apocalipsis va en la mitad del camino. Se cumplirá literalmente, así algunos teólogos afirmen lo contrario, falsos profetas que deforman la palabra y menguan la importancia de mis mensajes.

thCASAHDDC

María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, os incorpora en las filas del Ejército Victorioso de los Corazones Triunfantes; porque han empezado los dolores de parto.

Porque el hombre impío pronto aparecerá, tomando el puesto que no le corresponde.

Será de descendencia judía para así proclamarse rey de los judíos, el mesías, dios esperado. Hombre impío que se mostrará virtuoso, benévolo. Hombre impío que sabrá esconder y disimular la crueldad y el veneno demoníaco que lleva dentro. Hombre impío que se proclamará como el salvador de la humanidad.

Hombre impío que perseguirá a todos aquellos que no se sometan a su gobierno tiránico. Hombre impío que pretenderá hacerse adorar como Dios (2Tesalonicenses 2) Hombre impío que querrá destruir la verdadera religión. Hombre impío que blasfemará contra todo lo Divino y lo Sacro.

anticristo-fimdomundo4

Hombre impío, aparentemente filántropo; porque llevará al mundo a una falsa paz. Seducirá con sus mentiras gran parte de la humanidad. Hombre impío que perseguirá cruelmente a los profetas, para darles fin. Y una vez los haya sacado de su paso, los reemplazará por falsos visionarios que augurarán prosperidad y paz; en un gobierno que pretende unir todas las religiones en una sola. Hombre impío revestido de falsa religiosidad, que perseguirá a todos los que profesen la fe cristiana.

HOMBRE IMPÍO QUE REINARÁ DURANTE 42 MESES, LLEVANDO AL MUNDO A LA MÁS COMPLETA DESOLACIÓN. Hombre impío que tendrá a sus órdenes a un falso papa. Falso papa que mostrará los dogmas como símbolos, leyendas, mitos. Falso papa que promulgará nuevas leyes que atentarán contra la moral y la salvación de las almas.

María, Maestra de los Apóstoles de los Últimos Tiempos; os llama a consagraros a mi Inmaculado Corazón, para que podáis resistir la dura prueba que se os avecina; para que rechacéis de plano LA FALSA IGLESIA.

The-Borgia-2

Iglesia que se preocupará más en la obtención de bienes terrenos. Iglesia que buscará prestigio, poder. Iglesia que estará al servicio de los grandes terratenientes, de los poderosos.

María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos; os llama a consagraros a mi Inmaculado Corazón. Consagración que os revestirá con la luz de Espíritu Santo; para que no seáis engañados por el pseudo-profeta. Porque obrará prodigios, milagros; favoreciendo al Anticristo, al sin ley.

María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, os llama a consagraros a mi Inmaculado Corazón; porque pronto entraréis en la mentira de una religión y un cristianismo falso. Yo os guardaré en mi Corazón, os daré las fuerzas que necesitaréis para que no seáis engañados, seducidos.

BarraCatolicaCTV_2aVB

Hijos míos: no tengáis miedo, pero la apostasía tiene que venir. Los mártires de los últimos tiempos tendrán que enfrentarse directamente con Satanás. Mártires que sólo serán reconocidos en el Cielo; porque en la tierra pasarán como rebeldes, impostores.

Sólo un resto fiel se salvará: almas heroicas que supieron vencer tormentas impetuosas. Almas que se refugiaron en el desierto. almas que confiaron en las promesas del Señor. almas que recibirán alivio espiritual, ante la llegada de Enoc y Elías: dos grandes profetas que obrarán maravillas.

profeta enoc y elias im54241

Dos grandes profetas que hablarán con voz de trueno. Dos grandes profetas que serán asesinados por el Anticristo.  Pero luego de tres días, Dios los resucitará.

Queridos hijos: siempre os acompañaré, os consolaré y os fortaleceré para que salgáis victoriosos, en este período de prueba de tres años y medio.

Os amo y os bendigo. Amén

Virtud de la pureza

Hijitos de mi Inmaculado Corazón:

Os nutro con alimento sólido para fortaleceros espiritualmente de tal modo que caminéis con ánimo como peregrinos a la patria celestial.

Porción amada, que vuestro corazón permanezca puro como un espejo. Espejo en que os miréis nítidamente como en la claridad del día, en el que os reflejéis en forma diáfana como contemplándoos en un manantial de aguas límpidas.

Conservad la pureza en vuestro corazón.

Andad con sumo cuidado estando siempre atentos de no mancharlo. Tened presente que debe permanecer blanco como la nieve, porque el nardo purísimo de celestial perfume tomará asiento en vuestro corazón; corazón que ha de estar limpio y radiante para su llegada.

ms_original_12207

Esforzaos para que vuestro corazón sea cristalino y puro como el agua, drenadlo con la oración, con la recepción de los Sacramentos.

Que la malicia sea destruida por el dominio absoluto de vuestros sentidos. Sentidos liberados de la concupiscencia y de todo ápice de oscuridad; porque por medio de vuestros sacrificios recibisteis una nueva mirada. Mirada que os hace ver el mundo de manera diferente.

Mirada que os hace descubrir lo lindo de la vida.

La pureza es una virtud que os hace cono Ángeles, porque vuestro corazón recibe una luz sobrenatural que es imperceptible para los hombres de la tierra, pero visible para los ojos del cielo.

La pureza es una perla genuina de gran valor.

Si os hacéis su propietario andad cautelosamente para que no se os extravíe en la mitad de vuestro camino; porque muchos querrán usurparla y robárosla de vuestras manos.

La pureza os reviste de trajes adornados con perlas y brocados. Trajes que muy pocos la poseen; porque muchas almas han cubierto su corazón con los andrajos de la impureza. Impureza que los hace remedos de Satanás.

En mi Inmaculado Corazón hallaréis la pureza verdadera porque en mi vientre residió la pureza infinita.

Purificad vuestro corazón en los ríos de la gracia. Ríos que os devolverán la belleza que perdisteis por vuestra fragilidad humana.

5882861603_e554c24960_z

SEXTO DÍA

 CONSAGRAOS A MI PROTECCIÓN MATERNAL

Hijos míos:

Sacudíos ya, de vuestro sueño letargo. Romped con las cosas del mundo, que os esclavizan. Decidíos en este mismo instante a dar inicio a un proceso firme de conversión en vuestras vidas. Conversión, que os llevará a hacer vida la Palabra de Dios. Conversión que os acercará a Jesús y os irá preparando para su Segunda Venida; porque es inminente su pronto regreso.

Conversión que moverá vuestro espíritu a una continua reparación, ya que el mundo se encuentra cubierto por densas tinieblas.

El mundo corre a una velocidad vertiginosa directo al abismo del Infierno, porque los hombres se han apartado del camino del Señor.

infierno

Los hombres han cerrado su corazón a mis mensajes. Mensajes que caen al vacío. Mensajes que son menospreciados, por la mayoría de los miembros de la Iglesia. Mensajes que siendo una voz de alerta para toda la humanidad, son desechados de inmediato.

Hijos amados: María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, aún sigue llorando por la dureza con que son tratados los mensajeros y profetas del Señor.  Aún sigue llorando: porque los hombres no quieren comprender la magnitud de todo lo que está aconteciendo.

Sigue llorando: porque el mundo aún sigue adormilado, no ha despertado a la realidad. Realidad que muestra signos palpables del Final de los Tiempos.  Realidad, que no puede seguir siendo ensombrecida por las malas interpretaciones que se hacen de estos temas. O por el desconocimiento a las apariciones y profecías Marianas aprobadas por la Iglesia. Sigue llorando: porque todos los fenómenos extraordinarios no son creíbles. Son descalificados por el pensamiento obtuso de muchos corazones soberbios, engreídos. Sigue llorando: porque Satanás se lleva consigo a muchas almas al Infierno.

Bb-Apollyon

Sigue llorando: porque el pecado está destruyendo la vida espiritual de muchos de mis hijos. Sigue llorando: cuando surgen juicios que menosprecian las manifestaciones de los últimos días. Sigue llorando: cuando se les tapa la boca a los verdaderos profetas.

Sigue llorando: porque se escuchan cada vez más, sermones y predicaciones que ponen en tela de juicio mis palabras, mis apariciones, mis llamamientos de amor. Sigue llorando: PORQUE MIS HIJOS PREDILECTOS HABLAN MUY POCO DEL CIELO, DEL PURGATORIO Y DEL INFIERNO.

Sigue llorando: porque se ha desvirtuado la noción de pecado.

Sigue  llorando: porque  la  masonería  está  silenciosamente;  devastando  a  la Iglesia. Sigue llorando: porque el fervor y la piedad se han perdido. Sigue llorando: porque el ateísmo, separa muchas almas de Dios.

Carísimos hijos: María,  Maestra de  los apóstoles de  los últimos tiempos,  os quiere adoctrinar. Os quiere mostrar la cantidad de peligros que os asechan. Os quiere llevar a un cambio de vida; porque sólo si permanecéis en estado de gracia, soportareis la prueba. Sólo si permanecéis fieles a la sana doctrina y a la tradición, os salvaréis. Sólo  si permanecéis en el Sagrario adorando a Jesús presente  en  la  Sagrada  Hostia,  no  seréis  engañados  por  la  Bestia.  Sólo  si permanecéis arropados bajo mi manto Celestial, el Enemigo no se os acercará.

Infierno-229134

Atended  a  estos  últimos  llamados  del  Cielo;  consagraos  a  mi  protección maternal, que yo dirigiré vuestras vidas y os cuidaré como una buena madre vela por sus hijos. Guiaré vuestros pasos para que os encontréis con Jesús. Os guardaré en uno de los Aposentos de mi Inmaculado Corazón, de tal modo que paséis  desapercibidos frente a las insidias y hostigamientos del Demonio.

Atended a  estos últimos  llamados  del Cielo y haced  caso  a mis mensajes. Guardadlos en vuestro corazón y VIVIDLOS. Dadlos a conocer a los humildes y sencillos, que ellos sabrán acogerlos como palabras del Cielo. Atended  a  estos  últimos  llamados  del  Cielo  y  caminad  tras  las  huellas  de Jesús. Renunciad radicalmente a las cosas del mundo y cargad la cruz de cada día con amor.

Atended a estos últimos llamados del cielo. Dejad ya, vuestra vida de pecado y  esperad;  porque  muy  pronto  el  mundo  será  transformado,  regresará  a  su  orden primero.

 Virtud de la Perseverancia.

Siembro en vuestro jardín, la Rosa de la Perseverancia, rosa de vivo color que os anima, os impulsa, os alienta y os motiva a permanecer en el jardín que Dios os ha plantado. Cultivad esta rosa celestial con la alegría. Alegría aún en momentos de tristeza, mirando siempre adelante y nunca hacia atrás.

ROSAS%~1

Sed perseverantes hijos míos, en la Oración. Sed perseverantes hijos míos, en los Sacramentos. Sed perseverantes hijos míos, en la lectura y meditación del Libro Santo. Sed perseverantes hijos míos, en el rezo del Santo Rosario. Sed perseverantes hijos míos, en la práctica de las virtudes cristianas. Sed perseverantes hijos míos, en el amor al silencio y la soledad. SED PERSEVERANTES HIJOS MÍOS, EN VIVIR  EL  EVANGELIO  EN SU RADICALIDAD. Sed perseverantes hijos míos, en caminar en pos de Cristo.

Sed perseverantes hijos míos, en mi escuela paternal. Escuela que os enseña a amar a Dios sobre todas las cosas. Escuela  que  os  enseña  a  morir  a   vuestros   propios intereses para pensar en favor de los demás. Escuela que os enseña a amar y a desear ardientemente el alimento espiritual. Escuela  que os enseña  a caminar  como peregrinos en la tierra, cuya  meta  es alcanzar el cielo.

holy_spirit_v_2_by_se7te-d3iwva6

SÉPTIMO DÍA

REPARAD Y OFRECED SACRIFICIOS

Hijos míos: el refugio de mi Inmaculado Corazón se halla abierto para todos vosotros. En él encontraréis asilo, protección. En él os sentiréis seguros, convencidos que el enemigo no se atreverá a tocaros.

Reparad por tantas ofensas y sacrilegios que recibe Jesús en el Santísimo Sacramento.

Corpus-Cristi-1a

Reparad y ofreced sacrificios; porque el pecado ha llegado al colmo de la desfachatez. LA COPA DEL PADRE REBOSA. Muy pronto desatará su justa cólera sobre toda la humanidad. Os ha llegado el momento que todo se cumplirá.

El Castigo no podrá aplazarse más, porque muchas almas están en peligro de condenación. Muchas almas hieren el Sacratísimo Corazón de Jesús con su iniquidad. Muchas almas han llegado al tope del descaro.  Muchas almas han abierto las puertas a la tentación.  Muchas almas abusan de la misericordia de Dios. Muchas almas irán a parar al infierno; porque no cumplen con los Mandamientos, hacen de su vida un carnaval, una fiesta.

Muchas almas huelen a podredumbre, porque nada bueno hay en sus corazones. MUCHAS ALMAS RETAN AL SEÑOR, POSTERGANDO PARA MAÑANA SU CONVERSIÓN. Muchas almas se han hecho cómplices del mismo demonio.

Hijos amados: os quiero recordar por última vez, parte del mensaje que Jesús dio al Padre Pío en 1950: gran parte de la humanidad será destruida, como los habitantes de Sodoma y Gomorra. 

sodom_gomorrah_2

Porque no han acogido el mensaje liberador de Jesús, se han apartado de su lado, andan por el camino que las llevará a la perdición.

Hijos amados, cuando veáis alteraciones en el sol, en la luna y en las estrellas: ESTAD PREPARADOS.

PORQUE MUY PRONTO SE DARÁ INICIO A LAS 72 HORAS, PROFETIZADAS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS.

Horas que partirán de una noche fría. Noche en la que soplará el viento. Noche en la que se escuchará el tronar de los rayos. Noche en la que caerá una lluvia persistente de fuego.

Noche en la que el viento esparcirá por toda la tierra, gases venenosos. Noche en la que debéis tapar puertas y ventanas; PARA QUE NO VEÁIS LA GUERRA DESATADA ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO; porque si miráis: pereceréis súbitamente.

Noche en la que debéis arrodillaros frente a un crucifijo y pedir la protección celestial.

136d_virgen_del_rosario_con_santo_domingo_y_santa_catalina

 Noche en la que debéis orar postrados o con los brazos en cruz, pidiendo mi protección Maternal. Noche en la que las almas que estén es estado de gracia y pidan mi amparo; nada les sucederá.

Las almas inocentes y buenas que mueran, serán tomadas cómo mártires. Noche en la que debéis encender una vela bendita y rezar el Santo Rosario y la coronilla de protección: Quién como Dios, nadie como Dios.

m75

Orando con vuestra mente y con vuestro corazón. Noche en la que debéis guardar los animales; ellos también son hechuras de Dios. Noche en la que muchos morirán de miedo, de desesperación.  Noche en la que los malvados serán aniquilados. NOCHE EN LA QUE LOS ELEGIDOS, NO DEBERÁN DORMIR.

Hijos carísimos: UNA VEZ PASADAS LAS 72 HORAS, EL SOL REAPARECERÁ. Reinará una gran paz. Jesús será amado, adorado y glorificado.

La Iglesia vivirá humildemente y practicará las virtudes de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

CRISTO SACERDOTE

No existirán divisiones, todos vivirán en el santo temor de Dios.

“Más en orden al día y a la hora, nadie lo sabe; ni aun los ángeles del cielo, sino sólo mi Padre”. (Mateo 24,36).

Comprended que os ha llegado la hora, ya no hay tiempo para las diversiones. El poco tiempo que os queda es para orar, hacer penitencias, ayunos, mortificaciones. VOLVED VUESTROS OJOS Y VUESTRO CORAZÓN AL SEÑOR. Él os espera para perdonaros, para purificaros y limpiaros en los Ríos de la Gracia. Dejad las cosas del mundo, convertíos enteramente a Dios.

Orad. Orad, porque todos los acontecimientos profetizados en la Salette, Fátima y Akita están próximos por cumplirse totalmente.

VIRGEN AKITA

Orad, orad porque la astucia de Satanás ha sembrado confusión en todo el mundo. Confusión que lleva a la pérdida de la fe. Confusión que lleva a los hombres tras los cuentos, tras las fábulas.

Orad, orad para que mis últimos mensajes se extiendan por toda la tierra. Mensajes esperanzadores. Mensajes que habrán de tocar los corazones de los hombres llevándolos a la conversión.

Orad, orad para que la humanidad entera se consagre a mi Inmaculado Corazón. Corazón que es refugio seguro en este Final de los Tiempos. Corazón que arde en la llama de Amor Santo, para todas las creaturas. Corazón que os fortalecerá cuando sintáis miedo. Corazón que es oasis de paz cuando os sintáis inquietos.

inmaculado_corazon_de_Maria

VIRTUD DE LA OBEDIENCIA

Mis pequeños:

Os quiero instruir en la virtud de la Obediencia; porque si sois obedientes escalareis altas cimas en la santidad.

Obedeced a las mociones del Espiritu Santo. Él no sopla porque sí. Su Hálito divino os mueve, os impulsa a seguir el frescor de su viento, el suave oleaje de su Presencia. Caminad impulsados por su Voz.

holy-spirit-best-best

Parad por instantes a los ímpetus de vuestro corazon y discernid si es Voluntad de Dios.

Lo que proviene de Él os debe dar paz.

La desazón y turbación de espiritu, no proviene de Dios.

La obediencia pule la aspereza de vuestro corazon. Lima lo bruñido de vuestra vida y da forma a lo tosco de vuestro ser.

La Obediencia os hace (como madera sin forma en las manos del ebanista, a costa de esfuerzo y de trabajo constante, os va tallando hasta construir su Obra) obras perfectas.

La obediencia es signo de que Dios está en vosotros y signo de que lo que hacéis, así camine en contra vía a vuestros gustos e intereses; es para dar gloria a su Nombre.

Sed obedientes como mi Hijo Jesús fue Obediente al Plan Salvífico de Dios.

Él no opuso resistencia a su Gran Misterio.

Lo aceptó a pesar del sufrimiento y vejámenes que tendría que soportar, con tal de obedecer a su Padre; para rendirle tributo con su muerte en la cruz.

PESCADORES DE HOMBRES

Sed obedientes como los primeros discípulos. Discípulos que lo dejaron todo, lo arriesgaron todo para seguir sus huellas; para abrazar la cruz. Porque todo seguimiento implica renuncias y sacrificios que duelen.

Sed obedientes como los Patriarcas y Profetas, hombres recios y templados en la fe.

Hombres de sandalias desgastadas que obraron de acuerdo al querer de Dios.

Sed obedientes como los Apóstoles ungidos de Dios que se dejaron moldear, triturar y amasar; para dar gloria al Dios que los llamó.

Sed obedientes como lo fui Yo. No me cuestioné al plan de Dios. Me puse en sus manos para que me guiara en su caminar.

ME ABANDONÉ POR COMPLETO A SU PROYECTO DE AMOR. 

esposainmaculada

CORONILLA DE PROTECCIÓN Y LIBERACIÓN

PARA DEFENDERNOS Y HACERLA EN TODO MOMENTO

(De rodillas y con los brazos en cruz)

imploracion

(Con un Rosario común de 50 cuentas)

EN LAS CUENTAS GRANDES:

Ave María Purísima sin pecado concebida, hija de San Joaquín y Santa Ana, María Santísima!

EN LAS CUENTAS PEQUEÑAS:

¿Quién como Dios? Nadie como Dios

EN EL GLORIA:

Huid poderes malignos, venció Cristo el Señor.

AL FINAL DE LAS CINCO DECENAS:

Corazones triunfantes de Jesús y María, reinad en mi vida y en mi corazón. (Se repite tres veces)

LETANÍAS AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Señor, ten piedad.   Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.  Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.  Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.  Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.  Cristo, escúchanos.

Dios Padre celestial. Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo.  Ten misericordia de nosotros.

Santa Trinidad, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros.

Santa María, Corazón Inmaculado de María. Ruega por nosotros.

Corazón de María, lleno de gracia. Ruega por nosotros.

Corazón de María, vaso del amor más puro. Ruega por nosotros.

Corazón de María, consagrado íntegro a Dios. Ruega por nosotros.

Corazón de María, preservado de todo pecado. Ruega por nosotros.

Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, delicia del Padre en la Creación. Ruega por nosotros.

Corazón de María, instrumento del Hijo en la Redención. Ruega por nosotros.

Corazón de María, la esposa del Espíritu Santo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, abismo y prodigio de humildad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, medianero de todas las gracias. Ruega por nosotros.

Corazón de María, latiendo al unísono con el Corazón de Jesús. Ruega por nosotros. Corazón de María, gozando siempre de la visión beatífica. Ruega por nosotros.

Corazón de María, holocausto del amor divino. Ruega por nosotros.

Corazón de María, abogado ante la justicia divina. Ruega por nosotros.

Corazón de María, traspasado de una espada. Ruega por nosotros.

Corazón de María, coronado de espinas por nuestros pecados. Ruega por nosotros.

Corazón de María, agonizando en la Pasión de tu Hijo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, exultando en la resurrección de tu Hijo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, triunfando eternamente con Jesús. Ruega por nosotros.

Corazón de María, fortaleza de los cristianos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, refugio de los perseguidos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, esperanza de los pecadores. Ruega por nosotros.

Corazón de María, consuelo de los moribundos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, alivio de los que sufren. Ruega por nosotros.

Corazón de María, lazo de unión con Cristo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, camino seguro al Cielo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, prenda de paz y santidad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, vencedora de las herejías. Ruega por nosotros.

Corazón de María, de la Reina de Cielos y Tierra. Ruega por nosotros.

Corazón de María, de la Madre de Dios y de la Iglesia. Ruega por nosotros.

Corazón de María, que por fin triunfarás. Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Escúchanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Ten misericordia de nosotros.

V. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

corazon-de-maria

Oremos:

Tú que nos has preparado en el Corazón Inmaculado de María una digna morada de tu Hijo Jesucristo, concédenos la gracia de vivir siempre conformes a sus enseñanzas y de cumplir sus deseos. Por Cristo tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

5. Oración final

Santísima  Virgen  María,  Maestra  de  los  apóstoles  de  los  últimos  tiempos, preparadme  con  vuestras  lecciones  de  amor  al  segundo  advenimiento  de vuestro  Hijo  Jesús.  Avivad  mis  sentidos  para  que  guarde  en  mi  corazón vuestras enseñanzas, enseñanzas que son doctrina segura que me adentran al cielo. Despertad en mí: celo insaciable por la salvación de mi alma, desapego al mundo y anhelos de santidad. Instruidme en la ciencia de la cruz para que acepte  con  beneplácito  el  sufrimiento  y  me  haga  heredero  de  uno  de  los aposentos de vuestro Inmaculado Corazón. Arropad todo mi ser con vuestros rayos de luz para que seáis mi Maestra y yo vuestro discípulo, discípulo que imite vuestras adorables virtudes para ser bien visto ante los ojos de vuestro Hijo. Fortalecedme en este tiempo de la tribulación, cercenad mi corazón con vuestra  espada  de  doble  filo  y heridlo  de  amor, para que  vuestra  presencia siempre me acompañe hasta el día del retorno de Nuestro Señor Jesucristo. Madre Celestial, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, preservad nuestra Iglesia frente a toda apostasía, herejía y cisma. Conservadnos fieles a la Tradición de la Iglesia e instruidnos con vuestra Sabiduría Divina para que la luz del Espíritu acreciente nuestra fe, nos muestre el camino de salvación y lleve nuestro corazón a la santidad. Madre Celestial, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, guardad al resto santo en vuestro Inmaculado Corazón hasta el día de la segunda llegada de vuestro Amadísimo Hijo Jesús. Amén.

CORAZN~1

6. CONSAGRACION A MARÍA INMACULADA (De S. Luis María Griñón de Montfort)  María Inmaculada, dulce Soberana mía, cuanto me alegro de ser tu esclavo de amor. Te  confío  y  consagro  mi  cuerpo  y  mi  alma,  con  todos  mis  bienes interiores  y  exteriores,  naturales  y  sobrenaturales,  pasados,  presentes  y futuros. Quiero también en este día ganar cuantas indulgencias pueda, y te las entrego. María,  Madre  mía,  renuncio  a  mi  propia  voluntad,  a  mis  pecados,  a  mis disposiciones e intenciones.  Quiero lo que tu quieras: me arrojo en tu Corazón abrazado  de  Amor  Divino,  divino  molde  en  que  debo  formarme;  en  él  me escondo y me pierdo para orar, obrar y sufrir, siempre por ti, contigo, en ti y para ti, a la mayor gloria del Sagrado Corazón de Jesús, tu Divino Hijo, Amén.

JESS_-~1