Archivos de etiquetas: indulgencias

R77 SOMOS SU CALCAÑAL


MARÍA REINA DE LOS ÁNGELES

Septiembre 06 de 2016 2: 20 PM

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y mi Protección Maternal os acompañe siempre.

Está por terminar el año de la Misericordia y la inmensa mayoría sigue aletargada espiritualmente. Van a dejar pasar este Año de Gracia que el Cielo les regala, para ser perdonados…

Y cuando lleguen los días de Justicia, gritarán y clamarán al cielo misericordia y ya no habrá quien los escuche.

el-gran-aviso-201x300

Terminando el Año de la Misericordia, no queda faltando sino el Aviso.

Por eso mi Padre os regala este Año de Perdón, para que os acojáis a él y así podáis resistir vuestro Paso por la Eternidad.

¡Oh Humanidad, no sabéis lo que os espera! Vienen días de caos, desesperación y oscuridad espiritual. ¡Todos aquellos que no estén preparados espiritualmente, correrán el riesgo de perderse!

El Aviso llegará en medio de la Tribulación y a la inmensa mayoría va a coger sin estar preparada. ¡Qué tristeza siento en mi corazón de Madre, al ver a tantos que hoy están y mañana ya no estarán! 

GRAN TRIBULACION

Esta Humanidad no le presta atención a los llamados del Cielo, piensan que es fanatismo y que Dios NO castiga, porque según muchos, Dios es amor y misericordia.

Hijitos, Dios es misericordioso, pero también es Justo. Misericordia y Justicia es su Santo Nombre.

¿Creéis que podéis seguir pecando y pecando y vuestra morada será el Cielo? ¡Oh, qué equivocados qué estáis los que así pensáis, porque de seguir con esos pensamientos lo que os espera será la Muerte Eterna!

trono muerte

Así como recibís castigo en este mundo cuando cometéis un delito, así también lo es en la Eternidad. Dios da a cada cual según sus obras… Los malos serán arrojados al Fuego Eterno y los justos irán a la Gloria Eterna.

Hijitos, terminando el Año de la Misericordia, comenzarán los días de angustia para la humanidad. Por eso os pido que aprovechéis al máximo estos días de misericordia que el Cielo os regala, para que recibáis el mayor número de indulgencias y las hagáis extensivas a vuestros familiares que andan más apartados de Dios…

Para que cuando llegue el Aviso, sus almas no se pierdan en la Eternidad.

el-aviso-y-el-milagro-20121

Rezad mi Santo Rosario y pedid por la conversión de esta humanidad ingrata y pecadora, porque se avecinan días de gran Oscuridad. Quedad hijitos, en la Paz de mi Señor.

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística

Dad a conocer hijitos mis mensajes a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

CTVVirgenRosaMistica

Agosto 16 de 2016

Las ovejas escuchan la Voz del Pastor y Le siguen.

Dice JV: Me deja ver Nuestro Dios, un mapamundi, se ve lo que es Norte América, Centro América y Sud América y Europa. Todo en obscuro… Pero como foquitos, muy separados unos de otros. Pero suficientes foquitos, luces, que van abarcando lo que son los países. Pero pocas, pocas luces en cada país…

Hijitos Míos, todas estas luces, son lugares de Vida, son lugares que van a ir produciendo más Luz a su alrededor.

amor-luz

Ciertamente las Tinieblas están rodeando a toda la Tierra, pero la Luz significa Presencia de Dios y como os explicó Mi Hijo, hay Luz suficiente para que empiece nuevamente la vida sobre la Tierra.

Éstas son las almas que van a rehabilitar a este Mundo Enfermo por el Pecado, a donde Satanás ha llevado a todos los hombres. Poco os habéis protegido de los ataques de Satanás.

Satanás sabe cómo poneros tentaciones, conoce vuestras debilidades y por eso, caéis fácilmente en lo que él os pone de ocasión de pecado. Sois débiles, porque os falta mucha Oración…

lucifer5

Y la vida Sacramental ciertamente, la hacéis. Pero recordad que Satanás, es un Arcángel Caído. Es poderoso. Venció a vuestros Primeros Padres. Y vosotros no tenéis ésa fuerza espiritual que tenían vuestros Primeros Padres en el momento que cayeron.

Así que vosotros sois presa más fácil para él… Y por eso Mi Señor y Mi Dios no permite que os ataque con toda su fuerza, porque sucumbiríais rápidamente.

Vuestra fuerza radica en que estáis con Nosotros… Y Nosotros, os estaMos cuidando. EstaMos protegiendo vuestra alma y todo vuestro ser contra sus ataques.

lucifer

Aun cuando se le permita atacar a la Humanidad en toda su potencia, vosotros seréis protegidos. Porque ya demostrasteis que amáis de corazón a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad y a Mí, vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

Mis pequeños, mucho mal hay a vuestro alrededor vosotros lo sentís, lo estáis viviendo. Pero Satanás será vencido. De hecho está vencido, porque Mi Hijo lo venció ya. Pero todavía está dando sus coletazos de ahogado, que os están causando mucho daño.

Debéis ser humildes. Debéis ser obedientes y recordad que no podéis vosotros mismos salir adelante, si no es a través de Nuestra Gracia que lo podéis hacer.  

misericordia y gracia papa

Mucho mal ha diseminado Satanás por toda la Tierra. Y ése Mal que ha entrado ya en los corazones, es el que está causando tanto daño en las almas. Porque ya habéis tomado ése Mal, como algo normal para vuestra vida.

Llegará un momento en el que podréis comparar el Bien que tendréis con el Mal que seguíais, sin daros plenamente cuenta que estabais viviendo en un mal, porque ya todos vivían en ése mal.

Cuando os deis cuenta de eso, ciertamente os avergonzaréis que vivíais en ése mal y que Le causabais un Dolor muy grande a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad.

trinidad

Esto os lo digo desde ahora Mis pequeños, para que os dejéis mover por Mí, por vuestra Madre la Siempre Virgen María. Porque estos son Mis tiempos. Son tiempos de la lucha entre la Mujer y la Serpiente, son tiempos de recuperar lo que perdieron vuestros Primeros Padres.

Y vosotros que sois de su estirpe, sus descendientes de éste Tiempo, que sois Mi Calcañal, recuperareMos lo perdido por ellos…

Es una nueva oportunidad, que Nuestro Padre Dios y Creador, le dará a la Humanidad, para recuperar lo que se perdió en aquel tiempo.

nuestra sra. pisando la cabeza de la serpiente

Preparaos para el Regalo tan grande que os va a dar Nuestro Dios: vivir en el Amor inmenso que tenían vuestros Primeros Padres.

Gozaréis de unos regalos inconmensurables. Pero sobre todo, viviréis en Nuestra Presencia. En la Presencia de Nuestro Dios, en la Santísima Trinidad. En Mi Presencia como Madre vuestra, en la Presencia del Cielo.

Que esto os alegre, Mis pequeños. Que os ayude a sobrellevar la Prueba que tendréis. A aceptarla, como Purificación a vuestros pecados pasados, para que os presentéis limpios de alma y corazón ante Nuestro Dios y podáis pasar a estos Cielos Nuevos y Tierras Nuevas prometidos y que gozaréis infinitamente.

Isaias-Jesus-Apocalipsis-nueva-Jerusalen1

El Mal será Vencido y vosotros empezaréis a vivir ése Bien que se os tiene prometido. AgradecedLe de corazón a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad, éstos regalos tan grandes que tiene para las almas escogidas, como las de vosotros.

Agradeced, desde lo más profundo de vuestro ser, porque es algo inmenso, algo bellísimo, lo que tendréis en breve.

Como Madre vuestra, también os aconsejo y os guío. Y os vuelvo a pedir de todo corazón que invoquéis constantemente a los Santos Ángeles que os están rodeando, que os están cuidando, que os están guiando, Mis pequeños.

custodio

Nuestro Padre Dios, sabiendo de la Tribulación que la Humanidad y el Universo entero van a padecer, nunca os va a abandonar. Para ello tendréis también el cuidado de todos los Ángeles del Cielo, empezando con vuestros Ángeles Custodios, que os han venido cuidando desde vuestra concepción.

Mis pequeños vuestros Ángeles Custodios, junto con todos los Ángeles del Cielo os están protegiendo de esta Lucha espiritual que se viene ya dando de tiempo acá y que de hecho, la habéis tenido en forma particular desde que fuisteis concebidos.

Satanás tiene envidia de vuestro estado. Ya que después de vuestro Bautismo, vosotros sois creaturas de Dios. Vosotros estáis llamados a regresar al Reino de los Cielos. 

CIELO APOSTOLADO

Sois almas escogidas para llevar una misión en la Tierra y regresar victoriosos al Reino de los Cielos, ganando un lugar predominante en el Reino de los Cielos.

Ciertamente, lo que hayáis dado en vuestra misión; lo que hayáis puesto de cuidado para llevar a cabo lo mejor posible vuestra misión en la Tierra, así será recompensado en el Reino de los Cielos.

Nuestro Padre Dios es Justo, en todas Sus Acciones y Peticiones. Si disteis poco, poco se os dará. Si disteis mucho, mucho se os dará. Pero ya con el hecho de que vosotros hayáis podido morir en estado de Gracia, podréis ser recompensados…

suicidio ODIO

Y esto a Satanás no le gusta, él perdió el Reino de los Cielos y no quiere que vosotros regreséis y os pone muchas ocasiones de pecado. Por eso os rodea a veces con tanta Maldad, para que vosotros os desesperéis y podáis cometer, hasta un mal contra vosotros mismos.

Hay almas débiles que los ataques de Satanás, las debilitan más y se pueden quitar hasta la vida. 

Son almas débiles os repito, que vosotros debéis proteger con vuestra Oración.  

rodillas y cielo orar

Hay almas que son un poco más fuertes, porque hubo Oración en algún tiempo y que pueden dar el treinta por ciento… Y se les dará en el Reino de los Cielos, esa proporción. Otras serán mejores, darán el cincuenta, el setenta, el noventa, el cien, como dice en las Sagradas Escrituras.

Es el amor Mis pequeños, lo que cuenta en vuestras acciones. Qué tanto amor pongáis, para poder servir a Nuestro Dios y poder servir a las almas.

Vuestros Ángeles Custodios os van a estar ayudando y os han venido ayudando a lo largo de vuestra vida a dar, cada vez más. Porque ciertamente cuando os acercáis a Nuestro Dios, vais creciendo en espiritualidad.

pio angeles

Vosotros podéis hacer un recuento de vuestra vida y si os veis cómo erais espiritualmente hablando hace diez años, hace veinte, hace treinta, hace cuarenta; os daréis cuenta que habéis crecido, gracias a que buscasteis a Nuestro Dios.

 Gracias a que os acercasteis a Su Amor, gracias a que os dejasteis mover por Su Voluntad. Eso lo agradece infinitamente Nuestro Dios.

Por eso, os pido Mis pequeños, que en estos momentos de Tribulación, os dejéis mover plenamente por Mí. Por la Gracia de Nuestro Dios Espíritu Santo, por los Méritos de Mi Hijo Jesucristo, por el Amor de Nuestro Padre Dios, que todo se merece, porque Somos de Él.

Dejaos pues Mis pequeños, dejaos mover por el Amor pleno de Nuestro Padre Dios, a Quien le debemos todo.

¡VenEspirituSantoQue el Amor Infinito del Padre, de Mi Hijo y del Espíritu Santo quede con cada uno de vosotros y Mi Amor de Madre os proteja y Me permita llevaros de regreso a la Casa Celestial.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo Verbo y Redentor, en Nombre de Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre, ejemplo de Virtud y de Amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo, Verbo y Redentor, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre, ejemplo de Virtud y de Amor.

VIRGEN%20M_%20DEVOSIÓN%20X2

http://diospadresemanifiesta.com/

A45 EL PERDÓN ABSOLUTO


perdon otorgadoEn los últimos Mensajes recibidos, nuestro Padre Celestial nos ha puntualizado una indicación muy importante: SU PERDÓN ABSOLUTO A TODOS LOS PECADORES, que queramos acogernos a su Infinita Misericordia, antes de la Avalancha de su Santa Justicia sobre toda la Humanidad.

Los que lo amamos, estamos conscientes que vamos a ser envueltos por la Furia Destructiva del Adversario y sufriremos los Acontecimientos junto con nuestros hermanos rebeldes, que no aceptan las verdades reveladas.

La única diferencia es que nosotros además, tenemos la responsabilidad de mantenernos como columnas fortalecedoras de los que van a ser arrollados y ni siquiera se enteran de lo que verdaderamente está sucediendo.

En la santidad express que nuestro ABBA provee para nuestra absoluta miseria, este Perdón Absoluto tiene dos signos visibles: uno finaliza el 20 de Noviembre (dentro de cuatro meses) y el otro nos lo explicará Nuestro Padre Santísimo en un mensaje que publicaremos próximamente y que tiene relación con este artículo.

También para que nos PREPAREMOS Y AL COMULGAR EL LUNES 01 de AGOSTO IMPLOREMOS EL SELLO, los que no lo hayamos hecho y lo hagamos extensivo a los seres que amamos y que nos preocupan, porque se sienten fastidiados con nuestros ‘delirios apocalípticos’.  

papa-benedicto-xvi-dando-la-comunion

Ahora amados y benditísimos hermanitos, enterémonos juntos de esto, que Nuestro Abba proveyó para estos Últimos Tiempos, HOY hace exactamente Ocho Centurias…

INDULGENCIA

La Doctrina de las Indulgencias es un concepto de la teología católica estrechamente ligado a los conceptos de Pecado, Penitencia, Remisión y Purgatorio. En su formulación actual consiste en que ciertas consecuencias del pecado, como la pena temporal del mismo, puedan ser objeto de una remisión o indulgencia (del latín  indulgentia: ‘bondad, benevolencia, gracia, remisión, favor’) concedida por determinados representantes de la Iglesia y bajo ciertas condiciones.

Esta institución se remonta al cristianismo antiguo y tanto su práctica como su formulación, han evolucionado a lo largo del tiempo. La doctrina protestante no la acepta por considerar que carece de fundamento bíblico. Por tal razón a partir de la Reforma, solo fue objeto de desarrollo en el ámbito de la Iglesia católica.

almas del purgatorio

En la doctrina católica la indulgencia, a diferencia del Sacramento de la Penitencia o Reconciliación, NO perdona el pecado en sí mismo, sino que exime de las penas de carácter temporal que de otro modo los fieles deberían purgar, sea durante su vida terrenal o luego de la muerte en el Purgatorio.

papa-confesionario

La indulgencia no es un sacramento como la Penitencia. Puede ser concedida por el Papa, los obispos y los cardenales, a quienes recen determinada oración, visiten determinado santuario, utilicen ciertos objetos de culto, realicen ciertos peregrinajes o cumplan con otros rituales específicos.

Aunque se trata de un concepto teológico secundario, las indulgencias jugaron en su momento un rol central en la historia del cristianismo. En el siglo XVI, los abusos y el tráfico económico al que dieron lugar, constituyeron el motivo principal que indujo a Martín Lutero a enfrentarse con la Iglesia Católica.

9lutero

EL CRISTIANISMO ANTIGUO

Los primeros antecedentes de la práctica de indulgencias se remontan al siglo III. En el cristianismo antiguo, la penitencia impuesta a los pecados confesados era severa. Y la correspondiente a los pecados considerados especialmente graves como la apostasía o el homicidio, además era pública. En los casos más graves, el pecador pasaba a formar parte del llamado ordo poenitentium y estaba entre otras cosas, obligado a vestirse sólo con pieles de cabra para ser objeto de oprobio y ridículo frente a la comunidad.

Debía además, portar el cilicio para infligirse mayor sufrimiento. Esta situación ultrajante que podía durar largos años, no facilitaba ni la rehabilitación, ni el reingreso a una vida normal.

cilicio penitencial

Posteriormente, surgieron prácticas tendentes a reducir el rigor de dicha pena para facilitar el reingreso en la comunidad a miembros que habían cometido apostasía en razón de persecuciones: los llamados lapsi (‘los caídos, los que han tropezado’).

Así surgió la costumbre de visitar a confesores apresados que esperaban el martirio solicitándole que intercedieran en su favor frente al obispo. Si el futuro mártir estaba de acuerdo, le otorgaba una carta denominada libellum pacis, para que en virtud del sacrificio que iba a tener lugar, el obispo redujese por razones piadosas la pena del requirente. En esta fase, la indulgencia no era dependiente de una acción o prestación que el pecador debía realizar, sino de una especie de compensación mística de los sufrimientos de uno, contra la remisión de la pena por los pecados de otro.

Las indulgencias subsisten tanto en la doctrina católica como en la práctica. En particular, el cánon 992 del Código de Derecho Canónico define la indulgencia en los siguientes términos:

“La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los Santos”.

jubileomisericordiaweb

Indulgencia del Jubileo de la Misericordia

Carta del Santo Padre “Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión. Igualmente dispongo que se pueda ganar la indulgencia en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como Jubilares.

VATICANO-JUBILEO_8343343

Es importante que este momento esté unido ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con un reflexión sobre la misericordia. Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo”.

Como obtener la Indulgencia Jubilar

Es necesario realizar los siguientes pasos (1-8):

Para obtener cualquier indulgencia es necesario: Sacramento de reconciliación (hasta 20 dias antes o después de la Obra de indulgencia); Y en el día en que se ha hecho (o se va a hacer la Obra), recibir la Eucaristía, decir un padrenuestro y un avemaría por el Santo Padre.

confesiocc81n

1) Reconciliación – reconciliación con rechazo, o sea, es necesario tener la intención de no repetir los problemas (hacer esa intención, mentalmente o vocalmente, al decir cada uno de los pecados);

2) Eucaristía – es preferible, antes de la Eucaristía, tener en mente la intención de recibirla para ganar la Indulgencia;

3) Oración por el Santo Padre. Decir un Padrenuestro y un Avemaría por él;

Para obtener la Indulgencia Jubilar, además de eso (1-3), el mismo día de la Obra (el día de la peregrinación hasta la Puerta), es necesario (4-8);

4) Decir la profesión de fé; (CREDO)

5) Oraciones por el Santo Padre;

El-papa-emerito-Benedicto-XVI-_

6) Oración por las intenciones del Santo Padre “para el bien de la Iglesia y de todo el mundo”. Es necesario verificar cuales son las intenciones que el Santo Padre ya dejó planeadas para cada mes (Intención Universal e Intención por la Evangelización – los sitios del Apostolado de la Oración suelen disponibilizarlas);

7) Hacer una un reflexión personal sobre la Misericordia. Hay textos que pueden ayudarnos a comenzar. Por ejemplo el Salmo 135 (“eterna es su misericordia”) o el Diario de Santa Faustina en el 949 (“Las letanías a la Divina Misericordia”).

8) Hacer la Obra – Hacer la peregrinación hasta la Puerta “como signo del deseo profundo de auténtica conversión”. Caminar hasta la Puerta…

PUERTA SANTA 1

SAN FRANCISCO Y LA PORCIÚNCULA:

Sepa cómo obtener Indulgencia Plenaria

REDACCIÓN CENTRAL, 01 Ago. 13 / 04:34 pm (ACI).- Cada año todos los fieles que visiten una iglesia franciscana en cualquier lugar del mundo desde el mediodía de hoy 01 de agosto y todo el 02 de agosto, podrán obtener la llamada Indulgencia Plenaria de la Porciúncula. Este don requiere además las condiciones habituales de Confesión Sacramental, Comunión Eucarística y la Oración por las intenciones del Papa.

En declaraciones para ACI Prensa, el Hno. Gonzalo Cateriano, exprovincial de los Franciscanos Capuchinos en el Perú, resaltó el “gran deseo de San Francisco de Asís de que todas las almas se salven” y que los fieles “con piedad y devoción” reciban la Indulgencia cumpliendo las disposiciones de la Iglesia.

FranciscoDanielIbanez_SanFranciscoDeAsis_250116

Señaló además que “antiguamente era muy difícil que la Iglesia conceda indulgencias” ya que solo se obtenían en peregrinación a algunos lugares como Tierra Santa, por tanto es un gran regalo que San Francisco obtuvo por su amor a las almas.

“Ahora el Perdón de Asis se puede obtener en todas las iglesias franciscanas del mundo desde la víspera de la fiesta central” e invitó que todas las personas se acerquen para recibirla.

En 1966 el Papa Pablo VI publicó la Carta Apostólica “Sacrosancta Portiunculae ecclesia” con ocasión del 750º Aniversario de la concesión de la Indulgencia de la Porciúncula, donde expresó que “la institución de esta indulgencia sea celebrado de manera que verdaderamente la Porciúncula sea aquel lugar santo donde se consigue el Perdón Total y se hace estable la Paz con Dios”.

Porciuncula_Wikipedia_GeorgesJansoone_CC_BY-SA_3.0

La pequeña iglesia conocida como Porciúncula que San Francisco de Asís dedicó a Santa María de los Ángeles, se encuentra dentro de la gran Basílica que lleva el mismo nombre de esta Advocación mariana.

En Julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que todo el que contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una Indulgencia Plenaria, como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas y otros que sostenían con sus ofrendas, las iniciativas de la Iglesia.

  1. S. Benedicto XVI
    Ángelus del Domingo 02 de agosto de 2009
  2. Benedicto-XVI-Angelus last
    EL «PERDÓN DE ASÍS»

…Hoy contemplamos en san Francisco de Asís el ardiente amor por la salvación de las almas, que todo sacerdote debe alimentar constantemente: en efecto, hoy se celebra el llamado “Perdón de Asís”, que obtuvo del Papa Honorio III en el año 1216, después de haber tenido una visión mientras se hallaba en oración en la pequeña iglesia de la Porciúncula.

Apareciéndosele Jesús en su gloria, con la Virgen María a su derecha y muchos ángeles a su alrededor, le dijo que expresara un deseo. Y Francisco imploró un “perdón amplio y generoso” para todos aquellos que, “arrepentidos y confesados”, visitaran aquella iglesia. Recibida la aprobación pontificia, el santo no esperó ningún documento escrito, sino que corrió a Asís y al llegar a la Porciúncula, anunció la gran noticia: “Hermanos míos, ¡Quiero enviaros a todos al paraíso!”.

SAN FRANCISCO DE ASIS

A partir de entonces, desde el mediodía del 01 de Agosto hasta la medianoche del 02, se puede lucrar, con las condiciones habituales, la Indulgencia Plenaria también por los difuntos, visitando una iglesia parroquial o franciscana.

HISTORIA DE LA INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA

El sábado 16 de julio de 1216, Jacobo de Vitry llegaba a Perusa, donde temporalmente residía la Corte pontificia.

«El Papa que acaban de elegir -escribe Jacobo de Vitry- es un anciano excelente y piadoso, un varón sencillo y condescendiente, que ha dado a los pobres casi toda su fortuna».

Francisco debió de alegrarse al saber la elección de un Papa renombrado por su piedad y amor a los pobres. Quizás pensó que Dios mismo tomaba en sus manos la causa del Santo Evangelio y un día del verano de 1216, el Pobrecillo partió para Perusa, acompañado del hermano Maseo.

La noche anterior, Cristo y su Madre, rodeados de espíritus celestiales, se le habían aparecido en la capilla de Santa María de los Ángeles:

Y el Señor le dijo:

— Francisco, pídeme lo que quieras para gloria de Dios y salvación de los hombres.

Francisco respondió:

— Señor, os ruego por intercesión de la Virgen aquí presente Abogada del género humano, concedáis una Indulgencia a cuantos visitaren esta iglesia.

asis6

La Virgen se inclinó ante su Hijo en señal de que apoyaba el ruego, el cual fue oído. Jesucristo ordenó luego a Francisco se dirigiese a Perusa, para obtener allí del Papa el favor deseado.

Ya en presencia de Honorio III, Francisco le habló así:

— Hace poco que reparé para Vuestra Santidad una iglesia dedicada a la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios. Ahora vengo a solicitar en beneficio de quienes la visitaren en el aniversario de su dedicación, una Indulgencia que puedan ganar sin necesidad de abonar ofrenda alguna.

El Papa observó:

— Quien pide una indulgencia,  conviene que algo ofrezca para merecerla… ¿Y de cuántos años ha de ser esa que pides? ¿De un año?… ¿De tres?…

— ¿Qué son tres años, santísimo Padre?

— ¿Quieres seis años?… ¿Hasta siete?

— No quiero años, sino almas.

— ¿Almas?… ¿Qué quieres decir con eso?

— Quiero decir que cuantos visitaren aquella iglesia, confesados y absueltos, queden libres de toda culpa y pena incurridas por sus pecados.

800px-S.Maria.degli.Angeli11

— Es excesivo lo que pides. Y muy contrario a las usanzas de la Curia romana.

— Por eso santísimo Padre, no lo pido por impulso propio, sino de parte de nuestro Señor Jesucristo.

— ¡Pues bien, concedido! En el nombre del Señor, hágase conforme a tu deseo.

Al oír eso, los cardenales presentes rogaron al Papa que revocara tal concesión, representándole que la misma desvaloraría las indulgencias de Tierra Santa y de Roma, que en adelante serían tenidas en nada.

Mas el Papa se negó a retractarse. Le instaron sus consejeros que al menos restringiera todo lo posible tan desacostumbrado favor.

Dirigiéndose entonces a Francisco, Honorio le dijo:

— La indulgencia otorgada es valedera a perpetuidad, pero sólo una vez al año. Es decir, desde las primeras vísperas del día de la dedicación de la iglesia hasta las del día siguiente.

Ansioso de despedirse Francisco inclinó reverente la cabeza y ya se marchaba, cuando el Pontífice lo llamó diciendo:

— Pero, simplote, ¿Así te vas sin el diploma?

San Francisco de Asís

— Me basta vuestra palabra, santísimo Padre. Si Dios quiere esta Indulgencia, él mismo ya lo manifestará si fuere necesario. Que por lo que me toca, la Virgen María es mi diploma, Cristo es mi notario y los santos Ángeles son mis testigos.

Y con el hermano Maseo se puso en camino para la Porciúncula.

Una hora habrían andado, cuando llegaron a la aldea de Colle, situada sobre una colina, a medio camino entre Asís y Perusa. Allí se durmió Francisco, rendido de fatiga; al despertar tuvo una revelación que comunicó a su compañero:

— Hermano Maseo, has de saber que lo que se me ha concedido en la tierra, acaba de ratificarse en el Cielo.

Celebróse la dedicación de la capilla el día 02 del siguiente Agosto.

La liturgia de la fiesta, con las palabras que Salomón pronunciara en la inauguración del templo de Jerusalén (1 Re 8,27-29.43), parecía como hecha para aquella circunstancia.

Desde un púlpito de madera, en presencia de los obispos de Asís, Perusa, Todi, Spoleto, Gubbio, Nocera y Foligno, anunció Francisco a la multitud la gran noticia:

– Quiero mandaros a todos al paraíso -exclamó-, anunciándoos la Indulgencia que me ha sido otorgada por el Papa Honorio. Sabed pues que todos los aquí presentes, como también cuantos vinieren a orar en esta iglesia, obtendrán la remisión de todos sus pecados. Yo deseaba que esta Indulgencia pudiese ganarse durante toda la octava de la dedicación, pero no lo he logrado sino para un solo día. 

SAN FRANCISCO DE ASIS 11

Tal es el Origen del famoso Perdón de Asís.

LA INDULGENCIA DE LAS ROSAS
por Emilia Pardo Bazán

…Corría el tiempo sin que Honorio, ocupado en atender a las Cruzadas, a la lucha con los maniqueos y a la pacificación de Italia, formalizase los despachos autorizando la proclamación de la otorgada indulgencia; el retraso atribulaba a Francisco.

En mitad de una fría noche de enero se encontraba abismado en rezos y contemplaciones. Impensadamente le asaltó una sugestión violentísima; pensó que obraba mal, que faltaba a su deber trasnochando, macerándose y extenuándose a fuerza de vigilias, siendo un hombre cuya vida era tan esencial para el sostenimiento y prosperidad de su Orden.

Discurrió que tanta penitencia pararía en enflaquecer y enajenar su razón, tocando en las lindes del suicidio y le entró congoja. Para desechar esta tentación, nacida quizás del propio cansancio y debilidad de su cuerpo, se levantó, se desnudó el hábito, corrió desde su celda al obscuro monte y no pareciéndole mortificación bastante el frío cruel, se arrojó sobre una zarza, revolcándose en ella.

san francisco

Mientras manaba sangre de su desgarrada piel, se cubría el zarzal de blancas y purpúreas rosas, fragantes, turgentes, frescas, como las de mayo. Exhalaba suave aroma la mata recién florida y las hojas verdes, salpicadas con la sangre del Santo, se tachonaban de pintas bermejas o gotas de carmín.

Una zona de blanca y fulgurosa luz radió disipando las tinieblas y Francisco se encontró rodeado de innumerables ángeles:

— Ven a la iglesia. Te aguardan Cristo y su Madre -cantaban a coro sus inefables voces.

Francisco se levantó transportado y caminó entre un ambiente luminoso. En torno suyo revoloteaban como mariposas de fuego los serafines y esplendían cual luciérnagas magníficas, las aladas cabezas de los querubines. El monte se abrasaba todo sin consumirse en aquel sobrenatural foco de luz y resonaban acordes de deliciosa melodía. El suelo estaba cubierto de ricas alfombras y tapices de flores, sedas y oro. Sobre su propio cuerpo veía Francisco una veste cándida, transparente como el cristal, relumbradora como los astros.

zurbaran468

Cogió Francisco de la zarza florida doce rosas blancas y doce rojas, entrando en la capilla. También deslumbraba el humilde recinto. Le bañaban ríos de claridad semejantes a oro líquido; envueltos en aureolas más inflamadas aún y en brillantes nubes de gloria, estaban Cristo y su Madre, con innumerables milicias celestiales, constelaciones de espíritus.

Francisco cayó de rodillas, y fijo el pensamiento en sus constantes ansias, impetró la realización de la suspirada indulgencia, como si la vista de las hermosuras del cielo le impulsase a desear con más ardor que se abriesen sus puertas para el hombre.

María se inclinó hacia su Hijo y éste habló así:

— Por mi Madre te otorgo lo que solicitas; y sea el día aquel en que mi apóstol Pedro, encarcelado por Herodes, vio milagrosamente caer sus cadenas [01 de agosto].

san pedro liberado por un angel

— ¿Cómo, Señor -preguntó Francisco-, haré notoria a los hombres tu voluntad?

— Ve a Roma -repuso- como la primera vez. Notifica mi mandamiento a mi Vicario; llévale por vía de testimonio rosas de las que has visto brotar en la zarza. Yo moveré su corazón y tu anhelo será cumplido.

Francisco se levantó; entonaron los coros de ángeles el Te Deum y con un último acorde de vaga y deleitosa armonía se extinguió la música, desvaneciéndose la aparición.

Fue Francisco a Roma con Bernardo de Quintaval, Ángel de Rieti, Pedro Catáneo y fray León, la ovejuela de Dios. Se presentó al Papa llevando en sus manos tres rosas encarnadas y tres blancas de las del prodigio, número designado en honra de la Trinidad. Intimó a Honorio de parte de Cristo que la indulgencia había de ser en la fiesta de San Pedro ad Víncula. Le ofreció las rosas, frescas, lozanas y fragantes, que se burlaban del erizado invierno.

Se reunió el Consistorio y ante las flores que representaban en enero la material resurrección de la primavera, fue confirmada la Indulgencia, resurrección del espíritu regenerado por la gracia.

RESURRECCION ESPIRITUAL

Escribió el Papa a los obispos circunvecinos de la Porciúncula, citándoles para que se reunieran en Asís el primer día de Agosto, a fin de promulgar la Indulgencia solemnemente. «En el día convenido -escribe uno de los cronistas del suceso-, concurrieron allí puntuales. Con ellos gran multitud de las regiones comarcanas acudió también a la solemnidad.

Apareció Francisco en un palco prevenido al efecto, con los siete obispos a su lado. Y después de ferviente plática sobre la indulgencia obtenida, terminó diciendo que en el mismo día y todos los años perpetuamente; quien confesado y contrito entrase en aquella iglesia, lograría plena remisión de sus pecados.

Oyendo los obispos a Francisco anunciar indulgencia semejante, se indignaron exclamando que si bien tenían orden de hacer la voluntad de Francisco, no lograban creer que fuese la intención del Papa promulgar el Indulto Perpetuamente.

En consecuencia se adelantó el obispo de Asís resuelto a proclamarlo, sólo por diez años.Pero en vez de esto repitió involuntariamente las palabras mismas que Francisco había pronunciado. Unos después de otros, pensando cada cual corregir al anterior, reprodujeron los obispos el primer anuncio. De esto fueron testigos muchos, tanto de Perusa cuanto de las inmediatas villas.

San Francisco de Asis

Así quedó solemnemente publicada y promulgada la gran indulgencia de la Porciúncula, rival por el concurso y la importancia de los más célebres jubileos de la Edad Media.

Por muchos años, fue sólo conocida oralmente la indulgencia de la Porciúncula. Y hasta medio siglo después del tránsito de Francisco hallamos el primer documento auténtico de Benito de Arezzo, que dice así:

«En el nombre de Dios, Amén. Yo fray Benito de Arezzo, que estuve con el beato Francisco mientras aún vivía, y que por auxilio de la divina gracia fui recibido en su Orden por el mismo Padre Santísimo; yo que fui compañero de sus compañeros, y con ellos estuve frecuentemente, ya mientras vivía el santo Padre nuestro, ya después que se partió de este mundo, y con los mismos conferencié frecuentemente de los secretos de la Orden…

murillo600

declaro haber oído repetidas veces a uno de los susodichos compañeros del beato Francisco, llamado fray Maseo de Marignano, el cual fue hombre de verdad y clarísimo en su vida, que estuvo con el hermano Francisco en Perusa, en presencia del señor papa Honorio, cuando el santo pidió la Indulgencia de todos los pecados para los que, contritos y confesados, viniesen al lugar de Santa María de los Angeles (que por otro nombre se llama Porciúncula) el primer día de las calendas de agosto, desde las vísperas de dicho día hasta las vísperas del día siguiente.”

La cual indulgencia, habiendo sido tan humilde como eficazmente pedida por el beato Francisco, fue al cabo muy liberalmente otorgada por el Sumo Pontífice, aunque él mismo dijo no ser costumbre en la Sede Apostólica conceder tales indulgencias.

Y así fue como conmovió el Anuncio del Perdón, a toda la cristiandad.

Fuente: http://www.franciscanos.org/enciclopedia/indulgencia.htm

056 Saint Francis