Archivos de etiquetas: lluvia

N21 ¡¡¡MÉXICO, DESPIERTA!!!


1GRITO DE DOLORES

DIOS NOS OTORGA UN DIA DE GRACIA

1Trinity_004

ES TIEMPO DE QUE LOS GRUPOS DE LA CRUZADA DE ORACIÓN DEBAN SER ESTABLECIDOS Y DIFUNDIDOS POR TODO EL MUNDO

21.09.2013 23:09

Domingo 8 de septiembre de 2013 a las 21:10 hrs.

Mi amadísima hija, es tiempo de que los Grupos de la Cruzada de Oración deben ser establecidos y difundidos por todo el mundo.

Estas Oraciones son dadas por el Poder de Dios Y GRANDES MILAGROS ESTÁN ASOCIADOS A ELLAS.

2JESUS DA DE COMER A CINCO MIL

ESTAS ORACIONES DIFUNDIRÁN CONVERSIÓN, PROPORCIONARÁN SANACIÓN FÍSICA

Y DILUIRÁN EL IMPACTO DE LA GUERRA, EL HAMBRE Y LA POBREZA.

3guerra

Hoy os lego una nueva Oración la cual ayudará a reducir el terrible sufrimiento que será provocado por la guerra.

Cruzada de Oración (120) Para detener la propagación de la guerra

O mi dulce Jesús, quita las guerras, las cuales destruyen a la humanidad.

Protege del sufrimiento a los inocentes.

Protege a las almas que tratan de lograr la verdadera paz.

Abre los corazones de aquellos afectados por el dolor de la guerra.

Protege a los jóvenes y vulnerables.

Salva todas las almas cuyas vidas son destruidas por la guerra.

4VICTIMAS INOCENTES

Fortalécenos a todos, querido Jesús, quienes rezamos por las almas de todos los hijos de Dios y concédenos la Gracia para soportar el sufrimiento, el cual nos puede ser dado durante tiempos de conflicto.

Te suplicamos detener la propagación de la guerra y traer almas al Refugio Sagrado de Tu Corazón. Amén.

5corazon_jesus

Id, todos vosotros que me escucháis y pedidme por las Gracias que necesitaréis, PARA SOPORTAR MI DOLOR EN ESTE TIEMPO.

Vuestro Jesús

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

21 DE SEPTIEMBRE DEL 2013

(Fragmento)

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

ÉSTOS NO SON INSTANTES DE DISTRACCIÓN SINO DE ACCIÓN.

Mis hijos son provistos de Mi Maternal Protección, les recibí al pie de la Cruz, más no todos me permitirán mantenerles bajo Mi Manto, aunque Éste lo mantendré abierto para cuantos lo deseen.

1ROSA GUADALUPANA

El amar a mi hijo no se demuestra con palabras… Éstas las puede pronunciar cualquier ser humano.

El amor a mi hijo se demuestra con la gozosa y absoluta entrega a su santa voluntad.

LA INDECISIÓN DE LAS ALMAS NO LES PERMITE PENETRAR EN EL AMOR MISERICORDIOSO DE MI HIJO.

6el_sagrado_corazon_de_jesus_768242_t0

Un hombre sin amor es un cuerpo inerte, nada le mueve ni le conmueve.

 De éstos se servirá el maligno para perseguir al Pueblo de Mi Hijo,

 Y el Pueblo debe responder a lo que le solicite Su Señor aunque no espere.

El cristiano no debe llamarse salvo, ninguno de los míos se llame a sí mismo salvo.

La salvación es vida recorrida, pulida y entregada al combate diario, EN CONTRA DE SU YO HUMANO.

 Hasta que éste sea arrojado sin dejar la mínima huella.

Llegará el instante en que la ciencia se declare impotente y aquellos que son sencillos serán iluminados por el Espíritu Santo, que les revelará los misterios que la ciencia busca sin hallar. Han buscado a Mi Hijo fuera de ustedes, pero Él se encuentra dentro de cada uno.

7LA VERDADERA FELICIDAD

Amados míos,

Los templos suntuosos no son del agrado de mi hijo, SINO AQUELLOS TEMPLOS INTERIORES EN DONDE SE LE AME EN ESPÍRITU Y VERDAD,

En unidad a su amor y al prójimo.

La humanidad carece del condimento del amor de mi hijo presente en cada uno;

En su lugar el mal ha incrustado el odio, la agresividad y LA IGNORANCIA ESPIRITUAL,

dando así lugar a la bajeza en que se mueven, enlodados por lo repudiable y abominable, HACIENDO DEL HOMBRE

LA CRIATURA INDESEABLE EN LA CREACIÓN.

Amados Míos,

Caminen santamente orgullosos, amando a Mi Hijo;

De Su Mano encontrarán la fuerza y la Fe para continuar y no caer en los embates venideros.

8ENMEDIO DEL DESASTRE

El mayor don del hombre es la vida, la mayor caída del hombre: atentar contra la vida.

La Tierra les ha provisto de cuanto han necesitado, y,  ¿Qué ha hecho el hombre con la Tierra?…

INTOXICARLA, DESTRUIRLA. Ésta se rebelará con mayor dureza reclamando lo suyo que le fue arrebatado.

9-destruccion-de-la-tierra

MI HIJO SE ACERCA CON LA VARA EN LA MANO Y CON SU CORAZÓN DESBORDADO DE MISERICORDIA.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, Mi Manto es protección y amor, blandura y dureza, calidez e intercesión.

VIVEN INSTANTES DE DOLOR,

LUEGO LLEGARÁ LA BENDICIÓN ANTE CADA UNO,

LLEGARÁ LA PLENITUD Y TODO SERÁ PAZ.

Les bendigo, les amo.

1Jesus-face

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
18 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 (Fragmento)
Amado Pueblo Mío:
Mi amor ilumina a toda criatura humana sin mirar el estado espiritual en que se encuentra, soy atraído por los pecadores a quienes busco constantemente. Llega el instante en que el hombre será su propio verdugo, sin conciencia ni perdón, sin detenerse ni sensibilizar su propia conciencia.
Prometí a los míos no actuar sin avisar a mi pueblo, por eso cada palabra mía es una alerta para ustedes.
Mi pueblo NO es un pueblo fuerte y de oración, NO ha acallado su mente, NI se dispone a permanecer en meditación, NO escudriña el fondo de su alma por temor a mirarse en su realidad.

MIS HIJOS son decididos, permanecen seguros a la sombra de Mi Amor, sin dejar de mirarme y sin que el temor por lo desconocido les invada, Sino dejan caer las redes de Mi Amor confiados en Mí y obtienen la Sabiduría que estaba escondida.

11-jesus-pensativo

Encomendados en amistad con Mi Santo Espíritu e iluminados por Mi Amor, van actuando en unidad, en amor, sin disimulos ni estrecheces. MI AMOR NO TIENE LÍMITES, SINO LOS QUE EL HOMBRE LE PONGA.
La seguridad del hombre trasciende y va más allá del instante de su partida y se transforma en gozo cuando yo les llamo.
Hijos:
EL AGUA CONTINÚA SU RUMBO. El hombre no respeta Mis Ruegos, la muerte y el odio son un signo de supremacía y esto degenerará en el caos de la humanidad.
LAS ARMAS QUE EL HOMBRE HA CREADO SON SIGNOS DEL ESTADO MENTAL DEL MISMO HOMBRE.
¡¡¡Ay de aquél que inicie la hecatombe de la humanidad, la muerte de Mis inocentes y la persecución de Mi Pueblo!!!
12-jesus-llorando

Miren con amor hacia lo alto y no desconfíen de Mi Misericordia.
CONTINÚAN LOS VOLCANES HABLÁNDOLE AL HOMBRE…
CONTINÚAN LAS AGUAS HABLÁNDOLE AL HOMBRE…

13-INUNDACIONES

CONTINÚA EL VIENTO HABLÁNDOLE AL HOMBRE…
LA TIERRA SE MOVERÁ HABLÁNDOLE AL HOMBRE…

1TERREMOTO JAPON 2011

PERO ESTE HOMBRE CIEGO, SORDO Y MUDO, NO ESCUCHA MIS RUEGOS.
EL FIRMAMENTO LE HABLARÁ AL HOMBRE MIENTRAS FUEGO CAERÁ SOBRE LA TIERRA.

TORMENTA SOLAR

TORMENTA SOLAR

Oren, hijos Míos, oren por Medio Oriente.
Oren por El Salvador.

Ustedes que me aman, pueblo mío,

ustedes que me aman en espíritu y verdad Y NO SE AVERGÜENZAN DE MÍ,

continúen fuera de la corriente del mundo, SIENDO TESTIMONIO DE LA PRESENCIA DE MI AMOR.
Les bendigo. Quedan en Mi Paz.
Su Jesús.

http://revelacionesmarianas.com/

LUZ DE MARÍA

LUZ DE MARÍA

VIII. TODO SE PUEDE POSPONER MENOS VUESTRA SALVACIÓN Y LA DE VUESTROS HERMANOS

Posted on 22/09/2013 by Y María del Getsemaní

(Fragmento)

 (HABLA DIOS PADRE JUNTO CON LA CORTE CELESTIAL)

Os he pedido lo necesario para que os logréis mantener listos y dispuestos para vuestro Señor en este Fin de Los Tiempos, pero muchos no lo han creído. Son muchos los que se burlan de los mensajes y no los creen,

16images-1

¿Qué, son indolentes que no podéis distinguir en vuestras almas y corazones cuando os hablo y distinguirlo de cuando es el mundo quien os habla? ¿Hasta esa capacidad habéis perdido?

Es muy triste este final y son pocos, muy pocos, los que os consagráis y los que os congregáis en torno a Mis casas e iglesias. Y aún menos los que os entregáis de corazón y con entusiasmo.

No es posible que sigáis así, ya todo se desencadena con rapidez y vosotros seguís jugando…

Todo a vuestro entorno y derredor son cataclismos, pobreza, desplazados por millones, gentes sin casa ni donde reposar,

AZOTE DE INGRID Y MANUEL

AZOTE DE INGRID Y MANUEL

GUERRAS y rumores de guerras, gente herida, personas mutiladas y vosotros seguís apretando los ojos para no ver, apretando los puños no para amar, sino para retener lo propio y no compartir.

¿Qué os pasa, Pequeños? ¿De verdad creéis que la Gran Tribulación no llegará a vosotros y sí a vuestros hermanos?

¿Acaso apostáis vuestra vida y salvación que vuestra Nación es tan santa por encima de las demás, que la purificación no llegará hasta alcanzarla?

¿Creéis acaso que vuestra familia es mucho mejor que las familias que os rodean y que la vuestra merece ser excepción?

Como veis Mis Pequeños, NO HAY CATACLISMO QUE OS PUEDA LLEGAR SI ESTÁIS EN EL REZO DEL SANTO ROSARIO COMO YA SE OS DEMOSTRÓ*

¿Podéis imaginaros peor situación y salir ilesos? * (El Milagro de Hirosima, Publicado en este mismo sitio el 28 de Mayo de 2013 )

Si aun con este Milagro grandísimo no creéis, ¿Qué futuro os estáis labrando, Mis Niños? ¿Qué destino postrer estáis escogiendo para vosotros y para los vuestros?

JUICIO DE LAS NACIONES

JUICIO DE LAS NACIONES

Este es el final decretado por el Padre, el Juicio a las Naciones se acerca y vosotros os seguís creyendo excepción.

 ¿Qué no veis lo que ya está a vuestro alrededor? ¿Cómo la tierra se abre, aun bajo vuestros pies (**)

20eltrebol-quito-hueco

y no hay lugar seguro alguno, más que los Sacratísimos Corazones de Jesús y de María Santísima?

¿Qué esperáis para mudar ¡YA!, PARA ORAR,¡YA!, Para convertiros ¡YA!, PARA CONFESAROS ¡YA!, ¿QUÉ MÁS ESPERÁIS…?

ALUD EN GUERRERO MEXICO, 68 DESAPARECIDOS

ALUD EN GUERRERO MEXICO, 68 DESAPARECIDOS

Todas las señales en la tierra y en los cielos están ahí y vosotros seguís entretenidos con vuestra tecnología y jugando a que no pasa nada…

22OSO POLAR-CAMBIO CLIMATICO

SÍ PASA.

Y ya no hay cómo detenerlo, ni como taparlo.

1deshielo-calentamiento global

Así que Mis Niños, leed lo que se os recomienda. Haced lo que se os comanda para vuestra salvación y hacedlo ¡YA!

Que ni uno solo de vosotros sabe ni el día ni la HORA EN QUE OS LLAMARÉ A CUENTAS

1muerte-juicio

Y si ahora leéis esto, cancelad lo que sea necesario y haceros espacio para confesaros y regresar a Mi Santa Gracia. No esperéis ni al domingo que viene, SINO HOY.

Debéis ocuparos de vuestra salvación como si ya fuerais moribundos, porque ¿No todos lo son?, ¿No podéis morir en un instante cualquiera y entonces CÓMO ESTARÁ VUESTRA ALMA DELANTE DE MÍ?

Os lo repito: Entonces ya no podréis regresar al mundo a hacer lo que os faltó. Por eso os lo digo ¡HACEDLO YA!

25la_muerte1

Y habréis de saber que las almas que llegan sin preparación no es el trabajo, ni los pagos, ni los viajes lo que les preocupa; sino que habiendo tenido tantas oportunidades como segundos tiene su vida de poneros en Gracia,

desperdiciaron millones de segundos unos tras otros, ignorando los llamados que les hacíamos con urgencia y por una hora, POR UNOS ESCASOS MINUTOS ESTÁIS DECIDIENDO VUESTRA ETERNIDAD.

La eternidad no muda, una vez que hayáis dejado el traje, ya no hay la manera de regresar para acabar lo que dejasteis inconcluso.

26MUERTE CORPORAL

Os bastaría -y rogaríais hasta sangrar rodillas, hasta quedaros sin voz y sin lágrimas-

POR UN DÍA MÁS EN TIERRA para poderos poner en Mi Gracia.

Bueno Mis Pequeños,

os estoy concediendo eso que Me pediréis como nunca Me pedisteis algo.

SÍ. DOY ESE DÍA QUE ES HOY, para poneros en Mi Gracia.

Esa gracia la tenéis: pero ES HOY,

os la otorgo, os la regalo, os lo doy y os pregunto ¿Qué haréis con él?

Os adelanto este regalo que Sé que me pediréis y por estar en el Fin de los Tiempos y rodeados de tal maldad

y sabiendo lo que me pediréis con una insistencia que no se compara con nada;

Os lo repito: de lo que Me habéis pedido a lo largo de vuestra vida, os lo otorgo, PERO ES HOY.

Hacedlo para que no despreciéis este regalo de vuestro Padre, que Me lo agradeceréis por toda la eternidad. Haced caso Mis niños y hacedlo hoy.

24 HORAS DE 60 MINUTOS

24 HORAS DE 60 MINUTOS

Si vosotros tenéis algún amigo o familiar a quien podáis ayudar a entrar en Gracia, llevadlo hoy.

TODO SE PUEDE POSPONER MENOS VUESTRA SALVACIÓN Y LA DE VUESTROS HERMANOS, ¿Lo tenéis claro?

El Maligno os llenará de distracciones, preocupaciones y ocupaciones inútiles para que no lleguéis.

28_one_road

Este truco de haceros posponer vuestra salvación tiene a millones de almas aprisionadas,

y con un dolor enorme, porque no quisieron ir cuando oportunidad tuvieron.

ASÍ QUE COMO NO OS QUIERO VER ALLÁ TAMBIÉN; OS INSTO, OS INSISTO, OS LLAMO A QUE LO HAGÁIS AHORA.

No creáis que simplemente por querer lo lograreis. El Maligno os colocará obstáculos en vuestro camino, en vuestro corazón, en vuestro entorno y en vuestra mente, hasta en vuestra salud;

pero os ayudareMos a sortearlos,

Pero si no contamos con vuestra intención santa de hacerlo, ni con vuestra fe de querer ir y con vuestra confianza, ¿Cómo, Mis Niños?

29infierno

Muchos dejaron la Consagración hasta el final (Cuando se os recordó desde el primer mes de este año del Señor) ¿Ya la habéis hecho, vosotros que leéis complacidos porque estáis Bien con vuestro Señor?

Siempre hay un paso más adelante que habréis de dar y debéis preguntaros firmemente cimentados en vuestro presente ¿A dónde será el siguiente?

Difundid esta guía para Mis Pequeños. Difundidla, no seáis egoístas. Dadla generosamente como del cielo se os da. ¿Lo tenéis claro, Mis Pequeños?

Os Habló Vuestro Padre Dios Junto con la Corte Celestial

+Amen, Mis Pequeños

 (**)Sumideros, pozo negro. Una depresión natural en una superficie de tierra que comunica con una galería subterránea, que se produce generalmente en regiones de piedra caliza y formada por disolusión o por colpaso de un techo de la caverna. Para darse una idea, ver: Around the World in 30 Sinkholes

30HUNDIMIENTO DE LA TIERRA

HDDH

Septiembre 13

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

http://tambienestuya.com/

Y MARIA DEL GETSEMANÍ

MEXICANOS, ¡¡¡DESPIERTEN!!!

1CEREMONIA DEL GRITOGRITO-

 ¡DOBLEN RODILLAS Y PÓNGANSE A ORAR!

(Ver los artículos relacionados con LA FE VERDADERA Y SOBRENATURAL II publicado en este sitio el 9 de Mayo de 2012 y LA ORACION DE PODER, el 19 y 21 de Marzo de 2013. Si las ponen en práctica CON AUDACIA, VERÁN ESPLENDER LA GLORIA DE DIOS…

Y DESAPARECERÁ EL MIEDO.

 JESÚS SIGUE HACIENDO MILAGROS… y volviendo AL REVÉS las leyes de las matemáticas. Él adornó el Universo con miriádas de estrellas maravillosas… Y  con cinco panes y dos peces LES DIÓ DE COMER A CINCO MIL personas. Con un Dios tan infinitamente portentoso, ¿QUÉ TRABAJO LE COSTAMOS UNOS CUANTOS MILES DE MILLONES en la actualidad? Para Él, será como quién le quita un pelo a un gato.  Os lo decimos por experiencia propia. (Favor de enviarnos sus testimonios)

EN LOS LUGARES ASOLADOS POR LA DESGRACIA, UN CRISTIANO CONVENCIDO DE SU IDENTIDAD, PUEDE HACER LA DIFERENCIA.

Nuestros hermanos nos necesitan y se está poniendo a prueba nuestra convicción religiosa. JESÚS lo único qué necesita son: OPERARIOS INTRÉPIDOS llenos de AMOR, FE Y DECISIÓN. “En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí, hará él también las obras que  yo hago, y HARÁ MAYORES AÚN, porque yo voy al Padre.” (Juan.14-12) Biblia de Jerusalén

(¡Ah! Y por favor no les pidan opinión a los incrédulos, PORQUE ASÍ NO VA A FUNCIONAR)

MEDITAR DESPACIO Y CUIDADOSAMENTE

82.- “TÚ ERES MUNDO”  en octubre 20, 2012 https://cronicadeunatraicion.wordpress.com/2012/10/20/82-tu-eres-mundo/ del libro Crónica de la Magna Traición.

1Virgen_Rosario

DESPUÉS DE LAS TORMENTAS, LOS SISMOS

¡TODO EN LA MISMA SEMANA!

1INDEPENDENCIA DE MEXICO

MÉXICO SUFRE POR INUNDACIONES, LAS LLUVIAS ARRASAN A TODO EL PAÍS

23 de Septiembre de 2013

México se enfrenta a otro golpe de Manuel convertido en huracán, el número de víctimas mortales son más de 123. Hay 68 personas desaparecidas por un alud en la Pintada, un pueblito de la sierra de Guerrero. Carreteras y autopìstas dañadas,puentes colapsados, presas rebasadas, ríos desbordados, millares de desplazados en albergues, ciudades inundadas, infinidad de pueblos anegados y millones de héctareas de cultivos destruidas.

México se enfrenta a una nueva embestida de Manuel, el ciclón que en los últimos días ha anegado el Estado de Guerrero (costa del Pacífico) y que ha dejado incomunicado su principal puerto turístico: Acapulco.

En la tarde del martes, la tormenta tropical se convirtió en huracán y puso rumbo hacia el noroeste del país, donde tocó tierra este miércoles a la altura de la Isla de Altamura, en Sinaloa. Este Estado junto a Baja California Sur estuvieron en alerta por las intensas lluvias que acompañaron a este fenómeno meteorológico que junto a la tormenta tropical Ingrid  que azotó el Golfo de México, ya causó más de un centenar de muertos.

Hoy, hay  ya dos frentes fríos  entrando al país, ¿Qué sucederá en el transcurso de esta semana?… 

Además del acopio de ayuda material, nuestro prójimo necesita URGENTEMENTE, nuestras oraciones. Hay cientos de miles de damnificados. 

Desastre en 28 de los 32 estados por ‘Ingrid’ y ‘Manuel’

1clima

EL PAPA FRANCISCO ENVÍA MENSAJE DE SOLIDARIDAD A MÉXICO POR INUNDACIONES

31PAPA FCO

El Papa Francisco envió un mensaje de solidaridad y amor a la “amada nación mexicana” por las “dramáticas consecuencias” del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.

Por Uno Noticias, http://www.unotv.com/, Última actualización: 21/09/2013

Chihuahua registra dos temblores este sábado

A las 7:16 hrs registra uno de 5.4 grados Richter en Delicias y a las 7:42 otro de 4.9, en el mismo lugar. (Donde no es zona sísmica)

32SISMÓGRAFO

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) reportó que la mañana de este sábado que se registraron dos temblores uno de 5.4 grados y otro de 4.9 en la escala de Richter con epicentro en el estado de Chihuahua.

El organismo en su página de internet detalló que el primer sismo de 5.4 grados se registró a las 7:16 horas y se ubicó a 54 kilómetros al suroeste de Delicias, Chihuahua, con una profundidad de tres kilómetros.

En el mismo lugar a las 7:42 ocurrió un segundo temblor a 53 kilómetros con una magnitud de 4.9 grados en la escala de Richter con una profundidad de dos kilómetros.

¡¡¡OREN!!!

¡PERO NO LO HAGAN ANTE LA SANTA MUERTE!

¡PORQUE NOS VA A IR PEOR!

ADORACION SATANICA

ADORACION SATANICA

 

 

134.- EL PRIMER PASO…


Rosa_con_Lluvia_

Bajo una lluvia persistente, Jesús y Juan van empapados y de este modo llegan a Enganím y se ponen a buscar a los apóstoles separándose,  para encontrarlos más pronto. Juan encuentra a su hermano que anda haciendo las compras para el sábado.

Santiago le pregunta:

–                       Estábamos preocupados. ¿En dónde está el Maestro?

Juan contesta:

–                       Fue a buscaros. El primero que os encontrase iría a la casa del carpintero.

–                       Entonces… Mira estamos en aquella casa. Ve pronto a buscar al Maestro y ven…  -Santiago baja la voz y mira a su alrededor-  Hay muchos Fariseos… Y con malas intenciones. Nos preguntaron qué porqué Él no estaba con nosotros. Querían saber si ya se adelantó o si viene retrasado. Primero dijimos: ‘No sabemos’ y no nos creyeron. Y dijimos la verdad, porque no sabíamos en donde andaban.

Entonces Iscariote, que no tiene tantos pelos en la lengua, les dijo: ‘Ya se adelantó’

Y como no se convencieron, preguntaron que con quién se había ido. Por qué, cuando… Si se sabía que el viernes había estado en Giscala y Judas dijo: “En Ptolemaide subió a una nave y por eso se nos adelantó. Bajará en Joppe y entrará en Jerusalén por la Puerta de Damasco, para ir después a la casa de José de Arimatea, que está en Bezetha.

aj6

Juan pregunta escandalizado:

–                       ¿Pero por qué tantas mentiras?

Santiago explica:

–                       ¡Bah! También nosotros se lo dijimos, pero Judas se echó a reír diciendo: ‘Ojo por ojo. Diente por diente. Mentira por mentira. Basta con que el Maestro esté a salvo. Lo buscan para hacerle daño. Lo sé.’

Pedro le hizo observar que haber mencionado a José le podría causar algún inconveniente y él replicó: ‘Irán corriendo. Verán el estupor de José. Y comprenderán que no fue verdad’ Pedro dijo: ‘Te odiarán por la burla que les jugaste’ Él se rió más y contestó: ‘¡Me importa un bledo su odio! Sé cómo apaciguarlo.’

Pero vete, Juan. Trata de encontrar al Maestro y vente con Él. El agua nos ayuda. Los Fariseos están en las casas, para no mojarse sus espléndidas vestiduras.

Juan da a su hermano la alforja y antes de que salga corriendo…

Santiago lo detiene:

–                       No menciones al Maestro las mentiras de Judas. Aunque las haya dicho con un buen fin; siempre son mentiras y al Maestro no le gustan de ninguna forma.

Juan dice:

–                       No le diré nada.

Y Juan se echa a correr.

Santiago estuvo en lo cierto. Los ricos están en sus casas.

Jesús está bajo un portal cerca de la herrería.

Juan lo ve y le dice:

–                       Ven pronto. Los encontré… Podemos ponernos vestidos secos.

Llegan pronto a la casa.

Jesús dice abrazándolos a todos:

–                       La paz sea con vosotros.

Todos hablan simultáneamente…

snpedro

Y Pedro grita:

–                       ¡Callaos! Dejadlo ir. ¿No veis qué mojado y cansado está?  -y volviéndose al Maestro- Hice que te preparasen un baño caliente y… dame acá ese manto mojado… También los vestidos están calientes. Los tomé de tu alforja.

Pedro se dirige al centro de la casa y grita:

–                       ¡Oye mujer, el Huésped ya llegó! Trae el agua, que de lo demás yo me ocupo.  –y agrega- Ven Maestro. También tú, Juan…  Estáis helados como si os hubieseis ahogado. Hice cocer ramas de junípero con vinagre para el agua. Hace bien.

jeneverbes

Y los lleva hacia el baño en donde ya han vaciado el agua caliente.

Pedro entra con ellos, cierra la puerta y susurra:

–                       Procura que no sepan Quién Eres… Todos somos peregrinos y Tú eres un Rabí. Nosotros tus amigos. En realidad es verdad. Hay muchos Fariseos… Y mucho interés por Ti. Toma tus providencias… Luego hablaremos…

Y se va dejándolos solos y regresando a donde están sus compañeros, a los que dice:

–                       ¿Y ahora qué diremos al Maestro? Si decimos que dijimos mentira, lo sentirá. Pero… tenemos que decírselo.

Judas dice:

–                       ¡No te preocupes! Yo mentí y yo se lo diré.

Pedro dice:

–                       Le causarás mayor aflicción. ¿No notaste que está muy triste?

–                       Lo noté. Pero es porque está cansado… Por otra parte, también sé decir a los Fariseos: ‘Os engañé’ No son más que tonterías. Lo que importa es que Él no tenga que padecer ningún daño.

Felipe interviene:

–                       De mi parte no diría nada. Ni a nadie. Si se lo dices a Él, no conseguirás tenerlo escondido; ni salvarlo de las asechanzas de los Fariseos…

3-elders-judging-church-discipline (2)

Judas dice con aplomo:

–                       Lo veremos.

Pasa poco tiempo y Jesús regresa con sus vestidos secos. Contento con el baño.

Juan viene detrás de Él.  Hablan de todo lo que le pasó al grupo apostólico y lo que le pasó al Maestro y a Juan. Pero nadie menciona a los Fariseos hasta que…

Judas dice:

–                       Maestro, estoy seguro de que te buscan los que te odian. Y para salvarte esparcí la voz de que no vas a ir a Jerusalén por los caminos acostumbrados. Sino por mar hasta Joppe… Se irán allá, ¡Ja, ja, ja!

Jesús protesta:

–                       Pero, ¿Por qué mentir?

–                       ¿Y ellos porqué mienten?

–                       Ellos son ellos. Y tú no eres…  No deberías ser como ellos…

–                       Maestro, yo soy alguien que los conoce y que te ama. ¿Quieres buscar tu ruina? Estoy pronto a impedirlo. Escúchame con calma y siente mi corazón en mis palabras. Tú mañana no sales de aquí…

–                       Mañana es sábado.

–                       Ellos…

–                       Que hagan lo que quieran. Yo no pecaré. Si lo hiciese además del pecado que pesaría sobre Mí, pondría en sus manos un arma para destruirme… ¿No te acuerdas que andan por ahí llamándome Profanador del sábado?

Jesus_121

Los demás dicen:

–                       El Maestro tiene razón.

Judas insiste:

–                       Está bien. Harás lo que quieras el sábado, pero no por la calle. No tomemos el camino de todos. Escúchame. Desoriéntalos…

Pedro agita los brazos y grita:

–                       Pero, ¿Sabes algo preciso tú? Maestro, ordénale que hable…

pedro (2)

Jesús advierte:

–                       Calma Simón. Si tu hermano ha llegado a enterarse de algún peligro, arriesgándose a sí mismo. Y nos dice que estemos alerta, no debemos tratarlo como a un enemigo, sino agradecérselo…  Si él no puede decir todo, porque compromete a terceras personas, que no tienen valor suficiente para tomar la palabra, pero son lo bastante rectas para no cometer un crimen, ¿Por qué queréis obligarlo a hablar? Dejadlo pues que hable. Yo aceptaré lo que haya de bueno en su proyecto y rechazaré lo que no lo sea. Habla Judas.

–                       Gracias Maestro. Tú eres el único que me conoce por lo que soy. Dentro de los límites de Samaría podemos ir seguros. Porque allí manda más Roma, que en Galilea y Judea… Y los que te odian, no quieren tener problemas con Roma. Pero para desorientar a los espías, digo que demos un rodeo por Dotaín, Siquem, Efraím, Adomín, Carit… y así llegar hasta Bethania.

Definitivamente los apóstoles no están entusiasmados…

Varios dicen:

–                       Camino largo y difícil.

–                       Sobre todo si llueve.

–                       ¡Peligroso! Adomín…

–                       Parece como si fueses en busca del peligro…

Jesús dice:

–                       Judas tiene razón. Tomaremos ese camino. Después tendremos tiempo de descansar. Tengo todavía otras cosas que hacer, antes de que llegue la Hora y se cumpla…  No debo pues por necedad, arriesgarme a caer en sus manos…

en bethania

Así pasaremos por la casa de Lázaro que está muy enfermo y me ha de estar esperando. Comed… Me retiro a la habitación. Estoy cansado…

Pedro pregunta:

–                       ¿Ni siquiera un bocado vas a tomar? ¿No será acaso que estás enfermo?

–                       No, Simón. Hace siete días que no sé lo que es una cama. Hasta pronto amigo. La paz sea con vosotros…  -y se retira.

Judas no cabe de contento:

–                        ¿Visteis? Es humilde y justo. Y no rechaza lo que ve que es bueno.

Pedro dice dudoso:

–                       Sí…bueno… ¿Crees que esté de veras contento?

–                       No lo creo. Pero comprende que tengo razón.

–                       Yo quisiera saber cómo te las arreglaste para saber tantas cosas, pese a que siempre estuviste con nosotros…

–                       Así es. Vosotros me cuidabais como si fuese un animal peligroso. Lo sé. Pero no importa. Acordaos de esto: aún un mendigo, como un ladrón, pueden ayudar a saber. Lo mismo que una mujer. Hablé con un mendigo y le di su recompensa. Con un ladrón y descubrí… Con… una mujer y… ¡Cuántas cosas puede llegar a saber una mujer!

AGLAE2

apóstoles se miran entre sí, con ojos de sorpresa. Se preguntan ¿Cuándo?… ¿Dónde Judas se enteró y cómo tuvo esas entrevistas?…

Judas está muy sonriente y agrega:

–                       ¡Y con un soldado! Sí. Porque la mujer me dijo que me enviaría con un soldado. Y confirmé todo. Logré saber… ¡Todo es lícito cuando es necesario! ¡Hasta las cortesanas y los soldados!…

–                       Eres… eres un… -interrumpe Bartolomé controlándose, para no decir lo que tenía en su lengua.

Judas lo completa con desparpajo:

–                       Sí. Lo soy. Soy el único. Soy pecador por causa vuestra. Pero con todos mis pecados, sirvo mejor al Maestro que vosotros. Y por otra parte… Si una cortesana sabe lo que los enemigos de Jesús quieren hacer; señal es de que  ellos van a ellas.Y puedo también hacerlo yo. Me sirvió…  Lo estáis viendo. Pensad que en los confines de la Judea, podían haberlo aprehendido. Llamadme prudente por haberlo evitado…

Todos quedan pensativos y comen sin ganas. Luego Bartolomé se levanta.

Judas le pregunta:

–                       ¿A dónde vas?

Bartolomé contesta:

–                       A donde está Él. No creo que esté durmiendo. Le llevaré leche caliente y veré…

Sale. Después de unos minutos, regresa:

–                       Estaba sentado sobre la cama y lloraba… Tú fuiste la causa de su dolor, Judas. Ya me lo imaginaba.

llanto

–                       ¿Lo dijo Él? Iré a darle explicaciones…

–                       No. No dijo nada. Al contrario. Dijo que también tienes tus méritos. Pero lo comprendí. ¡No vayas! Déjalo tranquilo.

Judas replica:

–                       Sois todos unos necios. Sufre porque está perseguido…  Obstaculizado en su Misión. Eso es todo…

Y Juan asegura:

–                       Es verdad. Lloró aún antes de que nos reuniésemos con vosotros. Sufre mucho también por su Madre. ¡Cómo sufre!…

Y se quedan comentando todas las cosas que contribuyen al sufrimiento de Jesús…

rjesus (2)

Tres días después…

Van caminando por los montes de Samaría y se encuentran con pastores que les responden con cortesía. Llegan a un laberinto de veredas…

Y el pastor les dice:

–                       Dentro de poco bajo al valle. Descansad un poco y caminaremos juntos. No sería muy agradable si os perdierais por estos montes. –baja la voz y añade- hay ladrones. Bajan de las pendientes de Garizím y de Ebal. Siempre tienen que hacer, pese a que los romanos refuerzan las guardias, en sus caminos… Porque siempre hay gente que evita los caminos usuales para llegar más pronto o por otros motivos.

bosque

Felipe pregunta con una sonrisa significativa:

–                       ¿Entonces tenéis muchos malhechores?

El pastor comprende y responde:

–                       ¿Crees tú Galileo, que son samaritanos?

Judas, que es un magistral diplomático, interviene rápido:

–                       ¡No, no!… ¡Oh, no!  Sino como se sabe que son hospitalarios, el malhechor viene a refugiarse acá. Es como si fueseis un lugar de asilo. Los malhechores saben bien que nadie, galileo o judío, los perseguirá aquí. Y se aprovechan de ello. Estos montes…

_pastor_

El pastor dice:

–                       ¡Ah! Creí que pensabas en… Los montes, claro. Ayudan mucho. Los soldados de Roma son listos. No vienen a sacarlos de sus cuevas. Sólo las sierpes y las águilas conocen sus madrigueras. Se cuentan cosas terribles. Pero sentaos. Os voy a dar leche. Soy samaritano, pero también conozco el Pentateuco. No ofendo a quien no me ofende… Vosotros no lo hacéis, pese que sois galileos y judíos. Se anda diciendo que ha surgido un profeta que enseña a amarnos. Si no supiera que según los escribas y los fariseos de Israel, nosotros somos unos malditos –así dicen- diría que los grandes profetas que nos han amado, aunque seamos samaritanos, han revivido en Él. Yo no lo creo…

 

Aquí está la leche. A mí me gustaría encontrarme con este profeta. Dicen que Juan el Bautista lo llamó el Cordero de Dios, el Mesías. Algunos Samaritanos de Siquem, han hablado con Él y se deshacen en alabanzas. Muchos se han ido a los caminos principales, porque esperan que pase por ahí. Aún más y es la primera vez que sucede, algunos Fariseos y Doctores nos han dicho que si lo vemos, corramos a decirlo porque quieren hacerle grandes festejos.

Los apóstoles se miran de reojo. Prudentemente, pero sin hablarse.

Judas, con una mirada triunfal, parece decir: ‘¿Oísteis? ¿Os convencéis de que yo tenía razón?’

El pastor continúa hablando:

–                       Sin duda lo conocéis. ¿De dónde venís?

Judas responde rápido:

–                       Del Norte de Galilea.

–                       ¡Ah, sois…! No. Tú no eres Galileo.

–                       Somos de todos los lugares. Fuimos en peregrinación a las tumbas de los doctores.

–                       ¡Ah! Sois tal vez discípulos… Pero este Hombre, ¿No es acaso un Rabí? –dice señalando a Jesús.

gamaliel2

–                       Somos discípulos, has dicho bien, sí.  Este hombre es un Rabí. Pero bien sabes que entre Rabí y rabí, hay diferencia…

–                       Lo sé. Pero este es muy joven y tendrá mucho que aprender de los grandes doctores de vuestro Templo.  

Se advierte un claro desprecio en el adjetivo posesivo.

Y Judas que nunca deja nada sin rebatir, se queda callado.

Los demás no hablan.

Jesús está como absorto y por esto, la indirecta no provoca ninguna respuesta.

Judas sonriendo dice:

–                       Es muy joven es verdad. Pero es el más sabio entre nosotros. –y para poner fin a la conversación, que puede tornarse peligrosa, dice- ¿Todavía tienes mucho que hacer aquí? Porque quisiéramos estar allá abajo al anochecer.

–                       No. Me voy junto con las ovejas y vengo…

–                       Está bien. nosotros nos adelantamos un poco… -y se levanta con los demás tomando el camino.

judas1

Después de pasar una arboleda y cuando el pastor no puede oírlos, se ríe diciendo:

–                       Pero, ¡Qué fácil es burlarse de la gente! ¿Os habéis convencido de que yo no mentía y de que no soy un tonto?

Felipe dice:

–                       No dijiste ninguna mentira… Pero ahora la has dicho.

Judas argumenta:

–                       ¿Mentira? No. ¿Cómo puedes afirmarlo, Felipe? He sido capaz de decir la verdad sin dañar a nadie. ¿No venimos acaso de la Galilea del Norte? ¿No nos apedrearon por ir a venerar la tumba de un Doctor en el último viaje? ¿No pasamos cerca de Giscala? ¿Negué que Jesús sea un Rabí? ¿No dije que es el más sabio entre nosotros? Al decir esto pensé en los rabinos que no valen nada en comparación con el Maestro. ¡Ja, ja, ja! Hay que saber decir las cosas… Se puede decir todo sin pecar y sin causar daño.

Tadeo hace un gesto de desagrado y dice:

–                       Para mí, esto siempre es mentira.

tadeo

–                       Bueno, ¡Y qué! Ya lo hice. ¿Oíste o no? Se han querido aprovechar de los prejuicios, desacuerdos, orgullo, para que los samaritanos señalen el viaje del Maestro. ¡Para darle una fiesta en sus confines! ¡Ah, qué Fiesta!

Tomás dice:

–                       ¡La fiesta! También ellos fueron capaces de hablar y pensar en una verdad, valiéndose de la Mentira…  Judas de Keriot tiene razón…

Jesús se vuelve y dice:

–                       Sí. La mentira, de ellos, es cosa odiosa. Más el decir una cosa por otra, aún con un buen fin, es siempre reprobable. ¿Crees que el Señor tenga necesidad de esto, para proteger a su Mesías? No hay qué mentir, jamás. Ni siquiera por un buen fin. El corazón se acostumbra a anidar la mentira y los labios a pronunciarla. La Mentira es el Primer Paso, para la Caída en el Precipicio del Mal. No, Judas. Evita la insinceridad.

Judas dice con certeza:

–                       Así lo haré. Ahora callémonos que se acerca el pastor.

El hombre ha logrado reunir a sus ovejas con la ayuda del perro y un pastorcillo. Y las guían hacia el valle.

El pastor monologa en voz alta:

–                       Si pudiese encontrar a ese Profeta, aunque yo sea samaritano, le hablaría.

rty

Jesús dice:

–                       ¿Qué le dirías?

–                       Le diría: mi mujer era buena, como el agua de los montes lo es para el sediento y el Altísimo, se la llevó…  Tenía una hija tan buena como la madre. Me la vio un romano, se enamoró de ella y se la llevó lejos…. Tenía a mi hijo el primogénito…  Era todo para mí. Un día que llovía se resbaló por el monte y se rompió la espina dorsal. Está inmóvil…  Últimamente ha empeorado y los médicos dicen que morirá…  No te pregunto por qué el Eterno me haya castigado, pero te ruego que cures a mi hijo.

–                       ¿Y crees que podría curártelo?

–                       ¡Claro que lo creo! Pero nunca lo encontraré…

–                       ¿Por qué crees? Él no es samaritano…

–                       Es un justo y es el Hijo de Dios, según se dice.

–                       Vosotros en vuestros padres ofendisteis a Dios.

–                       Tienes razón. Pero también está dicho que Dios perdonará la culpa del hombre, mandando a su Redentor. Si perdona ESA CULPA. ¿No podrá tener compasión de mí, que mi única culpa es haber nacido samaritano? Yo creo que si el Mesías conociese mi dolor, tendría piedad…

jesus viajero

Jesús sonríe, pero no dice nada.

También en las caras de los apóstoles, se dibuja una sonrisa que el pastor no observa.

Jesús pregunta:

–                       Entonces, ¿Ese muchacho no es hijo tuyo?

–                       No. Es el hijo de una viuda que tiene ocho hijos varones y padece hambre. Lo tomé para que me ayudase y como a hijo, para no quedarme solo. Cuando Rubén esté en el sepulcro… -y da un profundo suspiro.

–                       ¿Y si se curase tu hijo, qué harías con este?

–                       Lo tendría conmigo. Es bueno y siento compasión por él.  –baja la voz- él no lo sabe; pero su padre murió en las galeras.

–                       ¿Qué hizo para merecerlo?

–                       A propósito, nada. Pero su carro arrastró a un soldado ebrio y se le acusó de haberlo hecho con premeditación.

–                       ¿Cómo sabes que murió?

–                       ¡Nadie sobrevive en el remo! Nos lo dijo un mercader de Samaría que lo vio cuando lo sacaban muerto del cepo y lo echaban al mar; más allá de las Columnas.

1959 Ben-Hur de William Wyler

–                       ¿De veras lo conservarías contigo?

–                       Puedo jurarlo. Él infeliz y yo infeliz…  Y no soy solo. Otros han tomado los hijos de la viuda y ella se ha quedado con las tres mujercitas. Demasiados…  Pero es mejor que doce. No hay necesidad de que jure. Rubén se va a morir…

Llegan al camino principal por el que transitan muchos peregrinos que buscarán donde hospedarse. La noche se acerca…

El pastor pregunta:

–                       ¿Tienes lugar donde dormir?

Jesús contesta:

–                       A decir verdad, no.

–                       Te diría ‘ven’, pero mi casa es muy pequeña para todos. Con todo, el aprisco es muy amplio.

5_-Sendero-Ecologico-Aprisco

–                       Dios te pague como si me hubieras hospedado. Sigo mi camino hasta que la luna se ponga…

–                       Como quieras. ¿No tienes miedo de perderte? ¿Y de pasar malos ratos?

–                       De los ladrones me protege mi pobreza y la de mis compañeros. Por lo del camino me encomiendo al ángel de los peregrinos.

–                       Debo irme adelante con el ganado. El muchacho todavía no sabe. El camino está lleno de carros… -y corre adelante para guiar sin peligro a las ovejas.

Los apóstoles susurran:

–                       Maestro, ahora viene lo malo. Hay que andar un trozo de camino entre la gente…

Llegan a un cruce y el pastor dice:

–                       Mira, este es tu camino y este es el mío. ¿Ves aquel sicómoro gigante? Ve hasta ahí y luego das vuelta a la derecha. En la primera, es la casa del herrero. Y por ahí sigue el camino. No puedes equivocarte. Adiós.

–                       Adiós. Has sido bueno y Dios te consolará.

El pastor continúa su camino.

Jesús sigue el suyo. Alrededor del primero van las ovejas. Alrededor del segundo, van los apóstoles.

Dos pastores en medio de su grey…

jesus_pastor_gr

Llegan a una fuente y llenan sus cantimploras. El herrero está cerrando su taller. Siguen su camino y se oye un grito a lo lejos:

–                       ¡Rabí! ¡Rabí! ¡Mi hijo…!  Ciudadanos venid. ¿Dónde está el Peregrino?

Pedro exclama:

–                       Nos buscan, Señor. ¿Qué hiciste?…

Jesús contesta:

–                       Corred. Vayamos a aquel bosque. Nadie nos verá.

Corren a través de un prado cubierto de heno que acaban de segar. Mientras los gritos aumentan.

El pastor explica:

–                       Os aseguro que fue el Rabí que estuvo en Siquem. Él me ha curado a Rubén y yo no lo reconocí. ¡Rabí! ¡Rabí! ¡Rabí! ¡Permíteme que te venere! ¡Dime dónde te has escondido!

Solo el eco le responde.

El herrero dice:

–                       No debe estar lejos. Pasó por aquí antes de que vinieses.

–                       Pero no está. En el camino no hay gente. Debía irse por éste.

–                       ¿No estará en el bosque?

–                       No. Tenía prisa. –trata de que su perro lo ayude y lo azuza: ¡Busca, busca!

Y el perro husmea el prado y se dirige directo a donde está escondido Jesús… pero luego se detiene, levanta el hocico y se va ladrando en dirección contraria. Y la gente lo sigue a la carrera…

border_collie3

Los apóstoles dicen con un suspiro de alivio:

–                       ¡Sea alabado el Señor!…

Y preguntan al Maestro:

–                       ¿Pero qué hiciste, Señor?

Hay un tono que parece decir: ‘Sabes bien que no conviene que te reconozcan y Tú…’

Jesús contesta:

–                       ¿Y no debía premiar una fe? ¿Acaso no está bien que también por acá crean en Mí? ¿Queréis acaso que no comprendan nada?

Pedro objeta:

–                       Es verdad. Tienes razón. ¿Y si te descubría el animal?

JESUS-CAMINA-EN-LAS-AGUAS

–                       Simón, ¿Piensas que quien puede imponer su voluntad a distancia a las enfermedades, a los elementos y arroja demonios, no puede imponerla a un animal? Vamos a tratar de alcanzar el camino, más allá de la curva. No nos verán. Vámonos…

Avanzan por el oscuro bosque  iluminado por la luna, hasta encontrar el camino lejos del poblado…

noche2

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

 

 

 

93.- LA TEMPESTAD


En el mar Mediterráneo se levantan las olas en poderosas crestas llenas de espuma. Ya no hay neblina, ni obscuridad. Las poderosas olas se levantan y se estrellan sobre el puente de la nave, pasando de un lugar al otro y rompiéndose en una cascada, que moja todo lo que toca.

El navío sube y baja, balanceándose a merced del mar, desde el fondo hasta la punta de sus mástiles, cruje la madera golpeada por este mar embravecido. A excepción de los que tienen que gobernar la nave, no hay nadie en el puente de mando.

Las escotillas atrancadas no permiten ver lo que pasa bajo la cubierta. Pero indudablemente la mayoría de los navegantes están rezando a sus dioses favoritos, para escapar de la furia de la naturaleza desatada con todo su furor. El rugido del viento y los golpes de las olas, de un mar que parece poderoso e implacable…

Pedro saca la cabeza enmarañada por el viento que lo golpea sin piedad, mira atentamente y vuelve a cerrar, justo antes de que un torrente de agua se le eche encima. Vuelve a abrir y se asoma. Cierra rápido y logra saltar antes de que la siguiente ola lo atrape. Se ase de donde puede y contempla ese mar que es literalmente un infierno donde ruge el viento, el agua y la madera golpeada por las olas. Por todo comentario, se limita a silbar.

Nicomedes está desnudo en la cubierta, girando órdenes a diestra y siniestra.

Y cuando lo ve, le grita:

–           ¡Largo de aquí! ¡Largo! Cierra esa portezuela. Si la nave se llena de agua nos iremos a pique, hasta el fondo. Agradece que todavía no ha echado la carga al fondo… ¡Jamás había visto una tempestad igual! ¡Lárgate de aquí! ¡Te lo ordeno! No quiero hombres de tierra sobre la cubierta, en este terrible momento… Éste no es lugar para jardineros…

Y no sigue con su invectiva, porque una ola se estrella sobre el puente y cubre todo amenazando con arrastrarlos hacia el océano embravecido…

Nicomedes está amarrado con una cuerda en su cintura y grita:

–           ¿Lo has visto?

Pedro bañado como una sopa, contesta:

–           Lo estoy viendo. No sólo soy capaz de guardar jardines. Nací sobre el agua, sobre un lago de verdad… Fui pescador…

Pedro está inspirado y no muestra ninguna emoción. Hace ritmo con sus piernas cortas y encorvadas, siguiendo el movimiento del navío.

El cretense lo mira fijamente mientras se le acerca y le pregunta:

–           ¿No tienes miedo?

–           ¡Ni en sueños!

–           ¿Y los demás?

–           Tres de ellos son pescadores, cómo yo. Mejor dicho, lo fueron. Los demás a excepción del enfermo son fuertes.

–           ¿También la mujer? ¡Pon atención! ¡Fíjate! ¡Agárrate!

Una ola gigantesca se ha estrellado sobre el puente.

Pedro espera a que pase y dice:

–           ¡Qué bien me hubiera sabido esta bañada en los días calurosos! ¡Paciencia!…  ¿Decías algo sobre la mujer? Ruega… Y no estaría mal que también lo hicieras tú…. ¿Dónde nos encontramos? ¿En el canal de Chipre?…

¡Ojalá fuera así! Me acercaría a la isla en espera de la calma… Apenas estamos a la altura de la colonia Julia o Berito, si lo prefieres. Ahora viene lo peor… Aquellas son las montañas del Líbano.

–           ¿No podríamos anclar en aquella población que se ve a lo lejos?

–           el puerto es malo y tiene muchos escollos… ¡Ten cuidado!

Otro torrente y un tronco de árbol que hiere a un hombre y no lo arrastra la marejada porque es detenido por un obstáculo…

El cretense grita:

–           ¡Lo estás viendo! ¡Es muy peligroso estar aquí! ¡Vete abajo! ¡Lo estás viendo!

–           Lo veo. Pero ese hombre…

–           Si no está muerto, volverá en sí. Yo no puedo hacer nada. No puedo curarlo. Lo ves… Estoy tratando de gobernar la nave, hasta que salgamos de esto…

No cabe duda que el cretense está al tanto de todo…

Pedro le dice:

–           Dámelo. Lo curará la mujer que viene con nosotros…

¡Haz lo que quieras! ¡Pero ya lárgate a tu camarote y cierra bien!

Pedro se arrastra hasta el lugar en donde está el marino herido y tira de él por un pie. Lo ve… Silba y dice:

–           Tiene la cabeza abierta como una granada…  Aquí hace falta el Señor… ¡Oh! ¡Si estuviera Él! Señor Jesús, Maestro mío, ¿Por qué nos has dejado? –y el dolor repercute en su voz.

Se echa al herido sobre la espalda y la túnica se le mancha de sangre.  Y se dirige hacia la portezuela del camarote…

El cretense le grita:

–           ¡Es inútil todo! ¡Míralo bien! ¡Es un hombre muerto!…

Pedro, con su carga encima, no le hace caso y agarrándose fuertemente ante el embate de una nueva ola…

Pedro dice para sí mismo:

–           Eso lo veremos. – Y abriendo la portezuela grita- ¡Santiago! ¡Juan! ¡Venid aquí!

Cierra tras de sí la portezuela y con ayuda de los apóstoles baja al hombre herido.

A la pálida luz de las lámparas que se bambolean, los apóstoles preguntan:

–                     ¿Estás herido?

–                     Yo no. La sangre es de éste. Rogad para que… ¡Síntica! Ven aquí y ayúdame a curarlo. Tiene la cabeza abierta…

Síntica deja de sostener a Juan de Endor que sufre mucho y se acerca hasta la mesa en donde han puesto al herido.

La joven griega lo mira y exclama:

–                      ¡La herida es muy profunda!  Es igual a la que vi en dos esclavos a los que había golpeado su dueño y al otro, que lo había golpeado una enorme roca en Craparola. Es necesaria mucha agua para lavar la herida y detener la sangre…

Pedro grita:

–           Si solo necesitas agua, es lo que sobra en este momento. Ven Santiago y ayúdame. Con un cubo, los dos lo haremos pronto…

Van y regresan empapados.

Síntica le pone lienzos mojados, para lavar la herida en la nuca y aparece el daño infligido en el cráneo, en toda su horrorosa realidad… Desde la sien hasta la nuca, el hueso está al descubierto.

El herido abre sus ojos sin expresión y se le oye roncar… el miedo instintivo a la muerte se ha apoderado de él…

Síntica trata de consolarlo:

–           ¡Bueno! ¡Bueno! ¡Te vas a curar! – Y se lo dice en griego, porque el hombre herido habló en esta lengua.

El hombre está semiinconsciente y la mira sorprendido. Y al escuchar su lengua materna, un atisbo de sonrisa se dibuja en sus labios. Busca la mano de Síntica… En los umbrales del sufrimiento, instintivamente busca la caricia maternal de la mujer que le ha hablado con ternura…

Cuando Síntica ve que la hemorragia se detiene, dice con fe:

–           Voy a ungirlo con el ungüento de María.

Mateo está palidísimo, tanto por la sangre como por el bamboleo del barco y objeta:

–                     Eso es para los dolores reumáticos de Juan…

Síntica explica:

–                     ¡Oh, lo hizo María con sus manos! Se lo aplicaré rogando a Jesús… Rogad también vosotros. El Padre Celestial nos escuchará… Y no le puede hacer ningún mal. El aceite es medicina…

Mateo encoge los hombros y Síntica va hacia la alforja de Pedro. Saca un recipiente que parece de bronce. Lo abre y toma un poco de ungüento. Lo calienta entre sus manos y lo pone sobre un trozo de lino doblado, que pone sobre la cabeza del herido y lo recuesta sobre su manto doblado como si fuera una almohada.  Y se sienta junto a él, orando mientras el herido parece adormecerse.

La acompañan en la oración todos los demás, mientras arriba la nave, sigue siendo fuertemente atacada por el mar; que sube y baja con el vaivén de las olas.

Después de un rato, se abre la portezuela y entra un marinero…

Pedro pregunta:

–                     ¿Qué sucede?

El marino responde:

–                     Estamos en peligro. Vengo a tomar incienso y las oblaciones para un sacrificio…

–                     ¡Déjate de esas cosas!

–                     Es que Nicomedes quiere hacer un sacrificio a Venus. ¡Estamos en su mar!…

Pedro dice despacio:

–                     ¡Qué está loco como él! -Luego agrega con voz fuerte-  Vengan todos. Vayamos al puente. Tal vez podamos hacer algo… –Y mirando a Síntica agrega- ¿Tienes miedo de quedarte sola con el herido y éstos dos?

Los dos, son Mateo y Juan de Endor que están absolutamente mareados…

Y Síntica responde:

–          ¡No! No. Id si os parece…

Mientras el grupo sube por el puente, se encuentran con el cretense que está esperando el incienso desesperado.

Lleno de rabia y a gritos dice:

–          ¿Acaso no estáis viendo que sin un milagro divino, naufragamos? ¡Es la primera vez!…  ¡La primera vez desde que navego que sucede esto!

Judas de Alfeo dice en voz baja:

–          Ahora fíjate que va a decir, que somos nosotros la causa…

En realidad, el cretense grita como un aullido:

–          ¡Malditos israelitas! ¿Qué maldición pesa sobre vosotros? ¡Perros hebreos, me habéis traído la mala suerte! ¡Largo de aquí! ¡Que ahora voy a sacrificar a la Venus Naciente!…

Pedro dice:

–          No. Mejor nosotros sacrificamos…

–          ¡Largaos! ¡Sois unos paganos! ¡Sois unos demonios!  ¡Sois…!

–          ¡Oye! ¡Te juro que si nos dejas, verás el prodigio!

–          ¡No! ¡Largo!

Nicomedes enciende el incienso y lo arroja al mar como puede. Y también un líquido que ya había ofrecido en un pebetero y ante un altar, sobre la cubierta…

Pero el mar rechaza el incienso y parece enfurecerse más…  y una ola arrastra tras de sí todas las tablas donde se había erigido el altar a Afrodita y se había ofrecido el sacrificio. Y por un verdadero milagro, no arrastra también a Nicomedes…

Pedro dice:

–                     ¡Qué buena respuesta te ha dado tu diosa! Ahora nos toca a nosotros… También nosotros tenemos una Mujer Pura, hecha de espuma del mar y después… Canta Juan, el mismo canto de ayer. Nosotros te seguimos…

Nicomedes grita furioso:

–           ¡Sí, probad! Pero si el mar se enfurece más, os arrojo a todos vosotros como víctimas propiciatorias para Afrodita…

–           Está bien. Aceptamos. ¡Vamos Juan!

Juan empieza a cantar y es seguido por todos los demás… Hasta Pedro que generalmente no canta porque siente que es bastante desentonado, agrega su voz con el ritmo de los remos del día anterior.

El cretense los mira con los brazos cruzados sobre el pecho y una sonrisa entre airada e irónica.  Después que termina el canto, los apóstoles oran con los brazos abiertos. Recitan el Pater Noster, como Jesús se los enseñara y lo cantan en arameo. Continúan con unos salmos de alabanza, que entonan triunfales y con las voces a todo pulmón… Y así se alternan unos con otros, a pesar de las olas que los bañan una y otra vez…

Ellos no se agarran de nada para sostenerse. Se sienten seguros, como si una fuerza invisible los asegurara al puente…

Las olas van disminuyendo de violencia, paulatinamente y aunque no ceden totalmente, ni el viento disminuye su aullido; la furia del mar que barría el puente sí se ha calmado. Las olas continúan azotando el puente, pero cada vez con menor intensidad…

El cretense y todos sus marinos no salen del estupor…

Pedro lo mira, pero no deja de orar…

Juan sonríe y canta con más fuerza… Los otros lo secundan venciendo el fragor del océano embravecido, que poco a poco se va calmando más y más…

Finalmente Pedro pregunta:

–           ¿Tienes algo que replicar?

El cretense pregunta pasmado:

–                     ¿Qué habéis dicho? ¿Qué fórmula empleasteis?

–                     La del Dios Verdadero y la de su Esclava…  Endereza la vela y prepara todo.  Aquello que se ve allá… ¿No es una isla?

–                     Sí. Es Chipre. El mar está todavía más tranquilo en este canal…En medio de la tormenta fuimos arrojados hasta acá…  ¡Extraño! ¿Cuál es  la Estrella que adoráis y a la que estabais alabando? ¡Siempre es Venus!… O ¿No?

–                     No hay nada de Venus.  Nosotros sólo adoramos a Dios. Le cantamos a María de Nazareth, la Madre de Jesús; que es el Mesías de Israel…

–                     ¿Y qué fue lo otro? ¿Estabais cantando en hebreo? ¿No es así?

–                     No. Hablamos en nuestro dialecto: el arameo. En la lengua de nuestro lago y de nuestra patria… Pero no podemos enseñártela a ti que eres pagano.  Es algo que dijimos a Yeové y sólo los creyentes pueden saberlo… Adiós Nicomedes. Y no lamentes lo que se ha ido al fondo. Un sortilegio menos… Que no te traerá infortunio… Adiós, ¿Eh?

–                     No… Pero perdonadme… Os he insultado.

–                     ¡No te preocupes por ello…!  Son cosas de tu culto por… Venus… Vamos muchachos a donde están los demás…

Y muy feliz y contento, Pedro se dirige al camarote donde dejó a Síntica.

El cretense los sigue preguntando:

–           ¡Por favor escuchadme! ¿Ya murió el herido?

Pedro lo mira y sonríe:

–           ¡Imposible! Creo que te lo devolveremos más sano de lo que estaba… Es algo que… ¡Tal vez también lo atribuyas a nuestros sortilegios! ¿Eh?

–           ¡Oh, Perdonad! Por favor, ¡Perdonadme! Decidme dónde puedo aprenderlos, para servirme de ellos… Os pagaré…

–           Lo siento, Nicomedes. ¡Adiós! No tenemos permitido vender a los paganos las cosas sagradas… ¡Qué te vaya bien amigo! Cuando conozcas al Dios Verdadero, también sabrás el secreto de su Poder…  ¡Que Dios te bendiga con su Luz y que te vaya muy bien!

Pedro, sonriente y acompañado de todos los suyos regresa al camarote, ante un mar plácido iluminado por la luna que con sus destellos plateados ilumina todo lo que toca y también parece sonreír…

Al día siguiente, el mar y el cielo les regalan paisajes maravillosos. El crepúsculo es hermosísimo cuando llegan a la ciudad de Seleucia. La nave, con sus velas desplegadas se dirige veloz hacia la lejana ciudad.

En la cubierta, están los marinos que ya se encuentran relajados por las magníficas condiciones de la travesía y los pasajeros que ya contemplan cercana su meta; junto a un Juan de Endor que sigue flaco y pálido y tambien el marinero herido. Tiene la cabeza vendada y sonríe feliz, tanto a sus bienhechores como a sus compañeros marinos, que lo miran con asombro y lo felicitan por haber regresado al puente.

El cretense deja por unos momentos su puesto, que entrega al jefe de la tripulación mientras se acerca a saludar a su marino convaleciente…

Y dice a los apóstoles:

–                ¡Querido Demetrio! Me alegro mucho de ver que estás cada día mejor. Nunca pensé que pudieras sobrevivir al golpe del palo y al del hierro. No cabe duda que éstos,-señala a los apóstoles- Te han engendrado otra vez a la vida. Porque ya habías muerto, cuando caíste prensado bajo todas las mercancías y luego por las olas que te arrastraron y te hubieran llevado al reino de Neptuno, entre las nereidas y los tritones; cuando este hombre santo te rescató.  Y luego te han curado con sus maravillosos ungüentos… ¡Déjame ver la herida!…

El marino se suelta la venda y muestra la cicatriz. Una señal roja que va de la sien a la nunca. Nicomedes la toca con la punta de los dedos muy ligeramente y exclama asombrado:

–           ¡Hasta el hueso está soldado! ¡De veras que te ha amado la Venus marina! Y quiere verte sobre las olas del mar y caminando dichoso, sobre las playas de Grecia. Que Eros te sea propicio ahora que desembarcaremos en Seleucia y haga que olvides esta desgracia y el terror de Thanatos, en cuyos brazos estuviste ayer.

La expresión en la cara de Pedro, manifiesta claramente  lo que piensa sobre este discurso mitológico. Recargado sobre un mástil, apenas puede contenerse para replicarle a Nicomedes sobre su paganismo.

Los demás apóstoles también manifiestan claramente su desprecio y optan por voltear a mirar el mar, ignorando totalmente al cretense.

El hombre lo nota y trata de disculparse:

–           ¡Es nuestra religión! Así cómo vosotros tenéis la vuestra, nosotros creemos en la nuestra… –Y decide cambiar de tema- Venid a la proa, para que podáis admirar la ciudad que se aproxima… ¿La conocéis?

Zelote responde tajante:

–           Yo vine una vez; pero el viaje lo hice por tierra.

–           ¡Ah! ¡Entonces sabes bien que el verdadero puerto de Antioquía es Seleucia, que está junto a la desembocadura del Orontes! Y que es posible viajar por su curso en barcas pequeñas, hasta llegar a Antioquía. ¡Oh! ¡Podréis admirar todas las grandiosas obras que han hecho los romanos en Seleucia y Antioquía! Un puerto con tres dársenas, que es uno de los mejores. Tiene canales, rompeolas, diques. Cosa igual no hay en Palestina y es porque Siria es la mejor provincia del imperio…

El entusiasmo por los romanos no encuentra eco en nadie y sus palabras caen envueltas con un silencio glacial. Aún Síntica que por ser griega, siente menos desprecio que los demás, se mantiene callada y hierática, como una diosa pagana.

El cretense lo nota y dice:

–           ¡Qué queréis! ¡Hablando en plata, yo siempre gano con los romanos!…

La respuesta de Síntica es dura como un sablazo:

–           ¡Y el oro quita el filo a la espada, al honor nacional y a la libertad!

Lo ha dicho de tal manera y con un latín tan puro, que el otro se queda callado. Luego Nicomedes pregunta con timidez:

–           ¿Eres griega?

–           Lo soy. Pero tú amas a los romanos. Por eso te hablo en la lengua de tus patrones, no en la mía, la de la patria mártir.

El cretense ya no sabe qué decir. Los apóstoles están contentos por la lección dada majestuosamente por Síntica.

Después de un largo silencio pregunta a Pedro:

–           ¿Ya saben cómo ir de Seleucia a Antioquía?

Pedro contesta muy serio:

–           Con los pies.

–           Ya es tarde. Será de noche cuando desembarquemos.

–           Buscaremos una posada.

–           ¡Claro! Pero podríais dormir aquí hasta mañana…

Tadeo, que ya vio los preparativos para honrar a los dioses en cuanto lleguen al puerto, contesta rápido:

–           No es necesario. Muchas gracias por tu gentileza. Pero es mejor que descendamos. ¿Verdad Simón?

–           Así es. También nosotros tenemos que presentar nuestras plegarias… Tú a tus dioses y nosotros a nuestro Dios.

–           Haced como os plazca. Quería honrar al hijo de Teófilo y agradaros a ustedes por él.

Zelote contesta:

–           También nosotros por el Hijo de Dios, al persuadirte que sólo hay un Dios Verdadero. Pero tú eres inconmovible como una piedra.  Estamos pues, iguales.  Ojalá qué un día te encontremos y ya no seas tan cerrado…

Nicomedes encoge los hombros, con un gesto de indiferencia irónica y sólo dice:

–           Adiós.

Y se va hacia el puente de mando para tomar el timón, pues ya están muy cerca del atracadero.

Pedro dice:

–           Vamos a tomar nuestro cargamento. No veo la hora de alejarnos de este asqueroso pagano. Juan… Síntica… En cuanto bajemos con la carga, vendremos por ustedes…

Y los ocho apóstoles se van ligeros a hacer lo que han dicho.

Los dos que se quedan observan los diques y la sinfonía de silbidos con que se trasmiten las órdenes para que el navío quede a punto para el desembarco.

Juan de Endor dice muy triste:

–           Síntica, cada vez damos un paso más hacia lo desconocido. Otro paso que nos aleja del dulce pasado. Otra agonía… no creo que aguante…

Síntica está muy pálida y tambien agobiada por la tristeza, pero es siempre la mujer fuerte que da fuerzas a los que ama:

–           Es verdad, Juan. Otro golpe que destroza el corazón. Otra agonía… Pero no digas: ‘Otro paso más hacia lo desconocido’ No está bien. Conocemos nuestra misión. Jesús nos lo dijo. Y nos estamos uniendo a la Voluntad de Dios, que sólo Él sabe por qué lo está permitiendo…

Ni siquiera debemos decir: ‘Otro golpe’ Nosotros seguimos fieles a su voluntad. El golpe abate. Nosotros nos unimos.  Nos vemos libres de los placeres sensibles de nuestro amor por Él, por nuestro Maestro. Y nos reservamos las delicias suprasensibles, haciendo que nuestro amor y obligación se trasladen a un plan superior. ¿No estás convencido de ello? ¿Sí?

Juan asiente en silencio con un gesto afirmativo.

–           Entonces no debes decir ‘otra agonía’ Decir agonía significa que la muerte está cerca. Pero nosotros al llegar a un plano espiritual por nuestros propósitos, no morimos, sino que ‘vivimos’. Porque lo espiritual es eterno. Por esta razón subimos a una vida mejor, anticipo de la vida verdadera del Cielo. ¡Ea, ánimo! ¡Olvida que eres el Juan inútil! Y piensa que eres el hombre destinado al Cielo. Reflexiona, reacciona y medita… Y espera solo en ser el ciudadano de aquella patria inmortal.

Los apóstoles ya tienen la carga lista para desembarcar, cuando la nave entra majestuosa, al lugar donde va a atracar. Se acercan los dos que están sufriendo el dolor infinito del alejamiento del que ya aman con todo su ser.

Nicomedes se acerca a despedirlos y Pedro dice:

–          Adiós y muchas gracias.

–          ¡Salve hebreos! También yo os las doy. Si os apresuráis, encontrareis alojamiento…  Hasta la vista…

Después de bajar la carga, los diez descienden y cargados con sus fardos, se alejan en busca del albergue…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA