Archivos de etiquetas: LOS DIEZ MANDAMIENTOS

223 PARÁBOLA DEL DRACMA PERDIDO


223 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Ya se ve Mágdala, que se extiende en el borde del lago.

De frente, el sol naciente; a sus espaldas, la montaña de Arbela, que la protege del viento.

Y el estrecho valle peñascoso y agreste, por el que desemboca un pequeño torrente en el lago;

que se adentra hacia el occidente, con sus paredes rocosas a pico,

llenas de una belleza seductora y severa.   

Desde la otra barca,

Juan grita: 

–     ¡Maestro!

Ahí está el valle de nuestro retiro…

Y se ilumina su rostro como si se hubiera encendido un sol en su interior.  

Jesús sonriente confirma: 

–     Nuestro valle.

Sí, lo has reconocido bien.

–     No se puede no recordar los lugares en que se ha conocido a Dios.

–     Entonces yo recordaré siempre este lago…

Porque aquí te he conocido.

¿Sabes, Marta, que aquí vi al Maestro una mañana?…  

Pedro está haciendo las maniobras para atracar…

Y recuerda:  

–     Sí…

Y por poco si no nos vamos todos al fondo.

Nosotros y vosotros.

Mujer, créeme, tus remadores no valían un comino. 

Magdalena confirma:

–     No valían nada ni los remadores ni quienes con ellos iban…

De todas formas fue el primer encuentro y eso vale mucho.

Luego te vi en el monte, después en Mágdala y a continuación en Cafarnaúm…

Muchos encuentros, muchas cadenas rotas…

Pero Cafarnaúm ha sido el lugar más hermoso porque allí me has liberado…  

La barca ha quedado quieta y dispuesta.

Todos se disponen a poner pie en tierra.

Ya han bajado los de la otra barca.

Entran en la ciudad.

La curiosidad simple o… no simple de los habitantes de Mágdala;

debe ser como una tortura para la Magdalena.

Pero ella la soporta heroicamente, siguiendo al Maestro, que va delante en medio de todos sus apóstoles;

mientras que las tres mujeres van detrás de ellos.

El cuchicheo es fuerte; no falta la ironía.

Todos los que aparentemente por temor a represalias, respetaban a María;

cuando era la poderosa dominadora de Mágdala;

ahora que la ven separada para siempre de sus amigos pudientes, humilde y casta;

se permiten manifestaciones de desprecio y epítetos poco lisonjeros.

Marta, que sufre tanto como ella por esto,

le pregunta:

–     ¿Quieres retirarte a casa?

María se niega: 

–     No.

No dejo al Maestro.

Y antes de que la casa no haya sido purificada de todo recuerdo del pasado, no lo invito a entrar.

–     ¡Pero estás sufriendo, hermana!…

–     Me lo merezco.

Y la verdad es que debe sufrir:

el sudor que aljofara su rostro y el rubor que la cubre incluso en el cuello, no se deben sólo al calor.

Cruzan toda Magdala y van a los barrios pobres;

a la casa en que se detuvieron la otra vez, con la mamá de Benjamín

La mujer se queda de piedra cuando levanta la cabeza del lavadero, para ver quién la saluda.

Y se encuentra de frente a Jesús y a la muy conocida señora de Mágdala.

Se asombra al ver que ésta ya no tiene apariencia pomposa, ni va cargada de joyas;

sino que tiene la cabeza cubierta con un velo ligero de lino y lleva un vestido sencillo de color oscuro con el cuello cerrado.

Estrecho, se ve claramente que no es suyo, a pesar del trabajo realizado para transformarlo.

Y va envuelta en un pesado manto que con ese calor debe ser un suplicio.   

Jesús dice: 

–     ¿Me permites estar en tu casa y hablar desde aquí, a los que me siguen?

0 sea, a toda Mágdala, porque toda la población se ha ido agregando al grupo apostólico

–     ¿Me lo preguntas, Señor?

¡Pero si mi casa es tuya!

La mujer se apresura para traer sillas y bancos, para las mujeres y los apóstoles.

Cuando pasa delante de la Magdalena hace una reverencia de esclava.

–     «Paz a ti, hermana»- responde ésta.

La sorpresa de la mujer es tal que deja caer el pequeño banco que trae; pero guarda silencio.

De todas formas, esta reacción hace reflexionar,

que María acostumbraba tratar a sus súbditos, en forma déspota y llena de soberbia.

Y se queda ya completamente pasmada,

cuando le pregunta cómo están sus hijos, dónde están, y si la pesca ha sido abundante. 

–     Están bien…

En la escuela o con mi madre.

Sólo el pequeño está aquí, durmiendo en la cuna.

La pesca es buena. Mi marido te llevará el diezmo…

–     Ya no es el caso.

Úsalo para tus niños.

María pregunta:

–     ¿Me dejas ver al pequeñín?

–     Ven….

La gente se ha ido aglomerando en la calle.

Jesús empieza a hablar:

Una mujer tenía diez dracmas en su bolsa.

Pero, con un movimiento, la bolsa cayó de su pecho, se abrió y las monedas rodaron por el suelo. 

Las recogió con la ayuda de las vecinas que estaban presentes;

las contó: eran nueve.

La décima no se encontraba.

Dado que se acercaba la noche y la luz empezaba a faltar,

la mujer encendió una lámpara, la puso en el suelo.

Y tomando una escoba, se puso a barrer atentamente para ver si había rodado lejos del lugar donde había caído.

Pero la dracma no aparecía.

Las amigas, cansadas de buscar, se marcharon.

La mujer corrió entonces el arquibanco, el bazar, el pesado baúl;

movió las ánforas y orzas que estaban en el nicho de la pared.

La dracma no aparecía.

Entonces se puso a gatas y buscó en el montón de la barredura que estaba puesto contra la puerta de la casa;

para ver si la dracma había rodado afuera y se había mezclado con los desperdicios de las verduras.

Y por fin encontró la dracma, toda sucia, casi sepultada por los desperdicios que le habían caído encima.

Llena de alegría, la mujer cogió la dracma, la lavó, la secó.

Ahora era más bonita que antes.

Gritó para llamar a las vecinas de nuevo,

que se habían ido después de haberla ayudado en los primeros momentos de la búsqueda.

Y se la enseñó diciendo: “¿Veis? Me aconsejabais que no me cansara más.

Pero he insistido y he encontrado la dracma perdida.

Alegraos pues conmigo, que no he perdido ninguno de mis bienes”.

Pues vuestro Maestro y con Él sus apóstoles, hace como la mujer de la parábola.

Sabe que un movimiento puede hacer que caiga al suelo un tesoro.

Toda alma es un tesoro.

Y Satanás, envidioso de Dios, provoca los falsos movimientos para que caigan las pobres almas.

Hay quien en la caída se queda junto a la bolsa,

o sea, se aleja poco de la Ley de Dios;

que recoge las almas en la salvaguardia de los Mandamientos.

Hay quien se aleja más, o sea, se aleja más de Dios y de su Ley;

en fin, hay quien va rodando hasta caer en la barredura, en la inmundicia, en el barro…

Y ahí acabaría pereciendo, ardiendo en el fuego eterno;

de la misma forma que la basura se quema en los lugares apropiados.

El Maestro lo sabe y busca incansable las monedas perdidas.

Las busca por todas partes, con amor. Son sus tesoros.

Y no se cansa ni nace ascos de nada; antes al contrario, hurga, hurga, remueve, barre…

Hasta que encuentra.

Una vez que ha encontrado, lava con su -perdón al alma hallada.

Y convoca a los amigos: todo el Paraíso y todos los buenos de la tierra.

Y dice:

“Alegraos conmigo porque he encontrado lo que se había perdido.

Y es más hermoso que antes, porque mi perdón lo hace nuevo”.

En verdad os digo que hay gran regocijo en el Cielo y exultan los ángeles de Dios y los buenos de la Tierra; 

por un pecador que se convierte.

En verdad os digo que no hay cosa más hermosa que las lágrimas del arrepentimiento.

En verdad os digo que los únicos que ni saben ni pueden exultar por esta conversión,

que es un triunfo de Dios:

son los demonios.

Y también os digo que el modo en que un hombre acoge la conversión de un pecador;

es la medida de su bondad y unión con Dios.

La paz sea con vosotros.

La gente comprende la lección y mira a la Magdalena,

que se había sentado en la puerta con el lactante en sus brazos.

Quizás para cubrir su azoramiento.

Y se van marchando lentamente….

De forma que quedan sólo la dueña de la casa y la madre, que había venido con los niños.

Falta Benjamín, porque está todavía en la escuela.

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion  

90 EL MISERERE DIVINO


90 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Ha terminado la Enseñanza del Decálogo y el primer año de una accidentada Jornada Apostólica, en la vida pública del Mesías. 

Cada día se intensifica el iniciar de un crudo invierno y Jesús decide hacer una pausa, para la Fiesta de las Encenias. 

Desde su particular púlpito, habla a su nutrido grupo de oyentes:

–      Hijos míos en el Señor…

La Fiesta de la Purificación está ya a las puertas y a ella Yo, Luz del mundo, os envío preparados con lo mínimo necesario para celebrarla bien.

La primera lámpara de la Fiesta, que podrá daros llama para todas las otras;

porque verdaderamente estúpido, sería quien pretendiera encender muchas lámparas no teniendo cómo encender la primera;

Y aún más estúpido sería quien pretendiese empezar su santificación partiendo de las cosas más arduas,

relegando lo que constituye la base del edificio inmutable de la perfección:

el DECÁLOGO. 

TEMPLO DE SALOMÓN

Se lee en los Macabeos que Judas, con los suyos, habiendo recuperado, con la protección del Señor, el Templo y la Ciudad,

destruyó los altares levantados a los dioses extranjeros, así como los edificios de culto y purificó el Templo.

Luego erigió otro altar y con el pedernal produjo fuego, y ofreció los sacrificios; quemó incienso, puso las lámparas y los panes de la proposición.

Y enseguida, postrados todos en tierra, le suplicaron al Señor que no permitiera que volvieran a pecar.

O que, si por propia debilidad, cayeran de nuevo en el pecado, los tratara con divina misericordia.

Esto sucedía el veinticinco del mes de Kisléu.

Consideremos esta narración y apliquémosla a nosotros mismos.

En efecto, toda palabra de la historia de Israel, siendo palabra de pueblo elegido, tiene un significado espiritual.

La vida es siempre enseñanza.

La vida de Israel es enseñanza, no sólo para el tiempo terreno, sino también para la conquista de la eternidad.

“Destruyeron los altares y los templos paganos”.

Ésta es la primera operación, la que os he indicado que hagáis al nombraros a los dioses individuales que substituyen al Dios verdadero:

Las idolatrías del sentido, del oro, del orgullo.

Los vicios capitales que conducen a la profanación y muerte del alma y del cuerpo. Y al castigo de Dios.

Yo no os he aplastado con esas innumerables fórmulas que al presente agobian a los fieles.

Y que se muestran como baluarte ante la verdadera Ley, oprimida, tapada bajo cúmulos y cúmulos de prohibiciones, que son completamente externas.

Tales prohibiciones, con su atosigamiento, llevan al fiel a perder de vista la coherente, clara, santa Voz del Señor que dice:

“NO blasfemes, NO seas idólatra, NO profanes las fiestas, NO deshonres a los padres, NO mates, NO cometas fornicación, NO robes, NO mientas, NO envidies las cosas ajenas, NO desees la mujer que a otro pertenece”.

Diez NOES; ni uno más.

Y son las diez columnas del templo del alma.

En lo alto resplandece el oro del Precepto Santo entre los santos: “Ama a tu Dios, ama a tu prójimo”

Es el remate del templo, es la protección de los cimientos, es la gloria del constructor.

MANDAMIENTOS, TEMPLO Y FUSION

Sin el amor, uno no podría prestar obediencia a las diez reglas y caerían las columnas, todas o alguna.

Y el templo se derrumbaría total o parcialmente; en todo caso, estaría destruido, inadecuado ya para acoger al Santísimo.

Haced lo que os he dicho, derribando las tres concupiscencias, dándole un nombre claro a vuestro vicio; como claro es Dios al deciros: “No hagas esto o aquello”.

Es inútil entrar en sutilezas acerca de las formas.

Quien tiene un amor más fuerte que el que da a Dios, cualquiera que fuera este amor, es un idólatra.

Quien nombra a Dios, profesándose su siervo y luego lo desobedece, es un rebelde.

Quien por avaricia trabaja en Sábado es un profanador, un desconfiado y presuntuoso.

Quien niega una ayuda a sus padres aduciendo pretextos, aunque diga que se trata de obras dadas a Dios, está contra Dios;

que ha puesto a los padres y a las madres como figura suya sobre la Tierra.

Quien mata es siempre asesino.

Los esclavos de la Lujuria, SON ADORADORES DE ASMODEO…

Quien fornica es siempre lujurioso.

Quien roba es siempre un ladrón.

Quien miente es siempre una persona vil.

Quien desea para sí lo que no es suyo es siempre un glotón que padece la más abominable de las hambres.

Quien profana un tálamo es siempre un inmundo.

Es así. Y os recuerdo que después de la erección del becerro de oro vino la Ira del Señor.

Después de la idolatría de Salomón, el cisma que dividió y debilitó a Israel.

Después del helenismo aceptado, bien acogido e introducido, por judíos indignos bajo Antíoco Epifanes;

vinieron nuestras actuales desventuras de espíritu, de fortuna y de nacionalidad.

Os recuerdo que Nabal y Abiú, falsos siervos de Dios, fueron castigados por Yeohveh.

Os recuerdo que no era santo el maná del sábado.

Os recuerdo a Cam y a Absalón.

Os recuerdo el pecado de David contra Urías y el de Absalón contra Amnón.

Os recuerdo como acabaron Absalón y Amnón.

Os recuerdo la suerte de Heliodoro, ladrón, y de Simón y Menelao.

Os recuerdo el innoble final de los dos regidores embusteros que habían testificado falsamente de Susana.

Y podría seguir sin hallar límite a los ejemplos.

‘Mas, volvamos a los Macabeos. “Y purificaron el Templo.” No basta decir: “Destruyo”. Hay que decir: “Purifico”.

Os he dicho cómo se purifica el hombre: con el arrepentimiento humilde y sincero.

No hay pecado que Dios no perdone, si el pecador está realmente arrepentido.  

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el Cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

Tened Fe en la Bondad divina.

Si pudierais llegar a comprender lo que es esta Bondad, aunque tuvierais todos los pecados del mundo, no huiríais de Dios; todo lo contrario.

Correríais a echaros a sus pies, porque sólo el Bonísimo puede perdonar lo que el hombre no perdona.

“Y erigieron otro altar.” No pretendáis engaño con el Señor. No seáis falsos en vuestro actuar.

No mezcléis a Dios con Satanás; tendríais un altar vacío: el de Dios.

Porque es inútil erigir un altar nuevo si quedan aunque sólo sea restos del otro.

O Dios o el ídolo; ELEGID. 

“E hicieron brotar el fuego con la piedra y la yesca”.

Piedra es la firme voluntad de ser de Dios; yesca es el deseo de cancelar del Corazón de Dios durante el resto de la vida, hasta el recuerdo de vuestro pecado.

He aquí que entonces se hace surgir el fuego: el AMOR. 

Señor, enciende mi corazón en el FUEGO de tu AMOR ARDIENTE y ayúdame a AMAR, como Tú Quieres que lo haga…

Porque el hijo que trata con toda una vida honesta, de reconfortar al padre ofendido…

¿Qué hace sino amar al padre, deseando que esté contento de su hijo, antes lágrima y ahora alegría?

En este estado podéis ofrecer los sacrificios, quemar los inciensos, poner las lámparas y los panes: no le desagradarán a Dios los sacrificios;

Gratas le serán las oraciones; el altar estará verdaderamente iluminado, rico del alimento de vuestra ofrenda diaria.

Podréis orar diciendo: “Sé Protector nuestro” porque Él será con vosotros amigo.

Pero su misericordia no ha esperado a que pidierais piedad.

Se ha adelantado a vuestro deseo, os ha enviado la Misericordia para deciros: “Tened esperanza, Yo os lo digo: Dios os perdona. Venid al Señor”.

Ya hay un altar en medio de vosotros: el nuevo altar. De él manan ríos de luz y de perdón; como aceite se expanden, medican, refuerzan.

Creed en la Palabra que de aquél proviene. Llorad conmigo vuestros pecados.

Como el levita que dirige el coro, Yo oriento vuestras voces a Dios…

Y no será rechazado vuestro gemido si está unido a mi Voz.

Con vosotros me aniquilo, Hermano para los hombres en la carne; para el Padre, Hijo en el espíritu y digo por vosotros, con vosotros:

“Desde este profundo abismo donde Yo-Humanidad he caído, grito a Tí, Señor.

Escucha la voz de quien se mira y suspira, no cierres tu oído a mis palabras.

Verme me supone horror. ¡Soy un horror incluso para mis ojos!

¡Qué será para los tuyos!

No prestes atención a mis culpas, Señor; porque si lo haces no podré resistir en tu Presencia.

Usa por el contrario, conmigo tu Misericordia.

Tú lo has dicho: `Yo soy Misericordia’. Yo creo en tu Palabra.

Mi alma, herida y abatida, confía en Tí, en tu promesa.

Y desde el alba hasta la noche, desde la juventud hasta la ancianidad, esperaré en Tí”.

Culpable de homicidio y adulterio, reprobado por Dios, bien obtiene David perdón, tras haber gritado al Señor:

“Ten piedad, no por consideración a mí, sino por el honor de tu misericordia, que es infinita. Cancela por ella mi pecado.

No hay agua que pueda lavar mi corazón sino la que se toma en las aguas profundas de tu santa Bondad.

Lávame con ella de la iniquidad mía y purifícame de mi inmundicia.

No niego que he pecado. Antes bien, confieso mi delito; cual testigo acusador la culpa está siempre ante mí.

He ofendido al hombre en el prójimo y en mí mismo; más me duelo sobre todo, de haber pecado contra Tí.

Dígate esto que reconozco que eres Justo en tus palabras y temo tu Juicio, que triunfa sobre toda potencia humana.

Considera no obstante, ¡Oh Eterno!, que en culpa nací y pecadora fue la que me concibió y que aun así,

Tú me has amado hasta el punto de llegar a develarme tu sabiduría.

Y a dármela como maestra para que fuera comprendiendo los misterios de tus sublimes verdades.

Y si tanto has hecho ¡Debo tener miedo de Tí? NO. No temo.

Aspérjame con la amargura del dolor y quedaré purificado; lávame con el llanto y seré como nieve alpina.

Hazme oír tu voz y exultará tu siervo humillado, porque tu voz es alegría y gozo aun cuando reprende.

Vuelve tu rostro hacia mis pecados. Tu mirada borrará mis iniquidades.

Satanás y mi débil humanidad me han profanado el corazón que me diste.

Créame un nuevo corazón que sea puro y destruye lo que de corrupción hay en las entrañas de tu siervo, para que en él reine sólo un espíritu recto.

No me arrojes de tu Presencia, no me prives de tu amistad, porque sólo la salud que de Tí viene es alegría para mi alma.

Y tu espíritu soberano es consuelo del humillado.

Haz que yo venga a ser aquel que mezclado entre los hombres vaya diciendo:

“Observad lo bueno que es el Señor. Id por sus caminos y os sentiréis benditos como yo me siento; yo, aborto del hombre.

Pero que vuelvo a ser ahora hijo de Dios por la gracia que renace en mí”.

Y a Tí se convertirán los impíos. La sangre y la carne hierven y gritan en mí. Libérame de ellas,

¡Oh Señor! salvación de mi alma y yo cantaré tus alabanzas.

Estaba en la ignorancia, mas ahora he comprendido. Tú no deseas un sacrificio de carneros, sino el holocausto de un corazón contrito.

Un corazón contrito y humillado te es más grato que los borregos y carneros, porque Tú para Tí nos has creado.

Y quieres que esto lo tengamos presente y te restituyamos lo que es tuyo.

Séme benigno por tu gran bondad y edifica de nuevo mí y tu Jerusalén:

La de un espíritu purificado y perdonado sobre el que se pueda ofrecer el sacrificio, la oblación y el holocausto por el pecado…

Como acción de gracias y como alabanza.

Todo nuevo día mío sea una hostia de santidad consumada en tu altar para que ascienda junto al olor de mi amor hasta ti”.

‘Venid. Vayamos al Señor. Yo, delante; vosotros, detrás. Vayamos a las aguas de salud, vayamos a los pastos santos, vayamos a las tierras de Dios.

Olvidad el pasado. Sonreídle al futuro.

No penséis en el fango, mirad más bien a las estrellas.

No digáis: “Soy tiniebla”; decid: “Dios es Luz”.

Yo he venido a anunciaros la paz, a manifestar a los mansos la Buena Nueva.

A asistir a aquellos cuyo corazón se siente aplastado bajo el peso de demasiadas cosas,

A predicar la libertad a todos los esclavos, los primeros de todos, los de Satanás.

A liberar de las concupiscencias a los prisioneros.

Yo os digo: ha llegado el Año de Gracia.

No lloréis vosotros, los que padecéis la tristeza de quien se siente pecador; no vertáis lágrimas, lejanos del Reino de Dios.

Yo sustituyo la ceniza por el oro, las lágrimas por el óleo.

Os visto de fiesta para presentaros al Señor y decir: “Éstas son las ovejas que Tú me enviaste a buscar.

He acudido a ellas, las he reunido, las he contado.

He buscado a las dispersas y te las he traído librándolas de nubarrones y densas brumas.

Las he tomado de entre todos los pueblos, las he reunido de todas las regiones para conducirlas a la Tierra que no es ya tierra…

Y que Tú has preparado para ellas,

¡Oh Padre Santo! para llevarlas hasta las cimas paradisíacas de tus montes óptimos, donde todo es luz y belleza.

A lo largo de los arroyos de las celestes Bienaventuranzas, donde se sacian de Tí los espíritus que Tú amas.

He ido a buscar también a las heridas, he curado a las que tenían alguna fractura, he confortado a las débiles, no he descuidado ni una sola.

He cargado sobre mis hombros, como un yugo de amor, a la más descuartizada por causa de los ávidos lobos de los sentidos…

Y te la deposito a tus pies, Padre Benigno y Santo, porque ella no puede ya seguir caminando.

Ignora tus palabras, es una pobre alma perseguida por los remordimientos y los hombres.

Es un espíritu doliente, un espíritu que tiembla, es como una ola empujada y rechazada por el flujo del mar contra el litoral.

Viene con el deseo, la rechaza el conocimiento de sí misma… Ábrele tu seno, Padre todo Amor, para que en él encuentre paz, esta criatura descarriada…

Dile: “¡Ven!’. Dile: `Eres mía’. Tuvo un sinnúmero de dueños, pero está nauseada y asustada de ello.

Dice: “Todo patrón es un sucio esbirro”.

Haz que pueda decir: “¡Este Rey mío me ha proporcionado la alegría de ser prendida!’.

No sabe qué es el amor.

Mas si Tú la acoges sabrá qué es este Amor Celeste que es el amor nupcial entre Dios y el espíritu humano…

Y como un pájaro liberado de las jaulas de los hombres crueles, subirá…

Subirá cada vez más alto hasta Tí, hasta el Cielo; hasta la alegría, hasta la gloria, cantando:

“He encontrado a Aquel que yo buscaba. Mi corazón no tiene ningún otro deseo. En Tí me poso y me regocijo Señor Eterno, por los siglos de los siglos bendito”‘.

Podéis iros.

Con espíritu nuevo celebrad la fiesta de la Purificación.

Y que la Luz de Dios se encienda en vosotros.

Jesús ha estado arrollador en el cierre de su discurso.

Un rostro luminoso de ojos radiantes, una sonrisa y unas notas que son de una dulzura no conocida, han… casi extasiado a la gente.

Que no se mueve hasta que Él repite: «Podéis iros. La paz sea con vosotros».

Entonces empiezan a marcharse los peregrinos hablando con gran viveza entre sí…

88 EL OCTAVO MANDAMIENTO


88 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Mateo exclama asombrado:

–      ¡Cuánta gente! 

Pedro responde:

–      ¡Eh, mira, hay también galileos!

Ay, ay, ay!… Vamos a decírselo al Maestro. Son tres probos bandidos.

–      Vienen por causa mía, quizás. También aquí me persiguen…

–      No, Mateo. El tiburón no se come los pececitos.

Quiere comerse al hombre, captura noble. Sólo en el caso de no encontrarlo de ninguna manera, se come un pez grande.

Y… yo, tú, los otros, somos pececillos… poca cosa.

Mateo pregunta:

–      ¿Crees que por el Maestro? 

–      Y si no, ¿Por quién va a ser?

¿No ves cómo miran por todas partes! Parecen fieras olisqueando las huellas de la gacela.  

–      Voy a decírselo…

–      ¡Espera!

Se lo decimos a los hijos de Alfeo. Él es demasiado bueno; bondad maltratada, cuando cae en esas bocas.

–      Tienes razón.

Van los dos al río y llaman a Santiago y a Judas.

–      Venid, hay ahí unos… que estarían bien en el suplicio.

Está claro que vienen para importunar al Maestro.

Tadeo pregunta:

–      Vamos. ¿Él dónde está?

–      Todavía en la cocina.

¡Vamos deprisa!, que si se da cuenta no quiere.

–     Sí, pues hace mal.

–     Eso digo yo también.

Vuelven a la era.

El grupo, designado “galileo”, habla con pomposa gravedad a otras personas.

Judas de Alfeo se acerca como si nada sucediera,

Y oye:

–     «… Palabras tienen que estar apoyadas en los hechos.

–      ¡Y Él los hace! 

Un corpulento lugareño replica:

–     ¡Hace días también curó a un romano endemoniado! 

Los fariseos se escandalizan:

–      ¡Qué horror!

–     ¡Curar a un pagano!

–     ¡Qué escándalo!

–     ¿Has oído, Elí?

–      Se dan todas las culpas en Él: amistades con publicanos y mere- trices, trato con los paganos y…».

Tadeo los interrumpe:

–       Y soportar a los maldicientes.

Ésta es también una culpa. A mi modo de ver, la más grave. }

Santiago agrega:

–     Pero, dado que Él no sabe, no quiere defenderse a sí mismo, hablad conmigo, soy su hermano.

Y mayor que Él y éste es el otro hermano, -señalando a Tadeo- mayor aún. Hablad.

El que capitanea a los a los del templo, finge demencia…

Y pregunta: 

–       Pero, ¿Por qué te pones así?

¿Crees que hablamos mal del Mesías? ¡No, hombre, no!

Nosotros hemos venido desde tan lejos a causa de su fama. Se lo estábamos diciendo también a éstos… 

Santiago, les contesta:

–      ¡Embustero!

Me dáis tanto asco, que te vuelvo la espalda.  

Y Judas de Alfeo, sintiendo quizás en peligro la caridad para con los enemigos, se marcha. 

Los fariseos tratan de disculparse:

–      ¿No es, acaso, verdad? Decidlo todos vosotros…

Pero esos “todos” o sea, los otros con quienes estos galileos estaban hablando, se callan.

No quieren mentir y no se atreven a desmentir; por eso se quedan callados. 

El galileo Elí responde:

–      Ni siquiera sabemos cómo es… 

Mateo pregunta con enorme ironía:

–       No lo has insultado en mi casa, ¿verdad?

¿0 te falta la memoria por enfermedad?

El “galileo” se cubre con su manto y se va con los otros sin responder. 

Al verlo, Pedro le grita:

–      ¡Miserable! 

Un hombre del grupo que ha quedado, explica:

–      ¡Querían decirnos de Él cosas infernales…

Pero nosotros hemos visto los hechos. Y sabemos, eso sí, cómo son ellos, los fariseos.

¿A quién creer entonces, al Bueno que es realmente bueno? o ¿A los malvados que de sí mismos dicen ser buenos, pero luego son dañosos?

Yo sé que desde que vengo aquí no me reconozco, de lo mucho que he cambiado.

Yo era un hombre violento, duro con mi mujer y con mis hijos; no tenía respeto hacia el convecino.

Y ahora… lo dicen todos en el pueblo:

“Azarías ya no es el mismo de antes”. Bueno, ¿Entonces? ¿Se ha oído alguna vez que un demonio haga bueno a alguien?

¿Para quién trabaja entonces? ¿Por nuestra santidad?

¡Oh, pues sí que es verdaderamente un demonio original si trabaja para el Señor!  

Santiago de Alfeo responde:

–      Es así como dices, hombre.

Y que Dios te proteja, porque sabes comprender bien, ver bien y obrar bien.

Prosigue así y serás un verdadero discípulo del Mesías bendito.

Serás motivo de alegría para Él, que quiere vuestro bien y que todo lo soporta con tal de atraeros a sí.

No os escandalicéis sino del verdadero Mal. Cuando veáis que Él obra en nombre de Dios, no os escandalicéis.

Y no creáis a quienes querrían induciros a escándalo, aunque lo veáis hacer cosas nuevas.

Éste es el tiempo nuevo, que ha llegado como una flor nacida después de siglos de trabajo de la raíz.

Si esto no lo hubiera precedido, no habríamos podido comprender su Palabra.

Mas siglos de obediencia a la Ley del Sinaí nos han proporcionado esa mínima preparación necesaria para poder aspirar del tiempo nuevo,

  que es como una flor divina que la Bondad nos ha concedido ver:

Con todos los inciensos y jugos para purificarnos, fortificarnos, quedar perfumados de santidad, como un altar.

Siendo el tiempo nuevo, tiene sistemas nuevos; no contrarios a la Ley; todos, eso sí, penetrados de misericordia y caridad.

Porque Él es la Misericordia y el Amor bajado del Cielo-Santiago de Alfeo hace un gesto de saludo y se va hacia la casa. 

Pedro exclama admirado:

–      ¡Qué bien hablas tú!

Yo nunca sé qué decir. Sólo digo: “Sed buenos, amadlo, escuchadlo, creed en Él”.

¡Verdaderamente no sé cómo podrá estar contento de mí!

Santiago le contesta:

–       Pues lo está, y mucho.  

–      ¿Lo dices de verdad o por bondad?

–      En verdad es así. Ayer mismo me lo decía.

Pedro suspira felíz:

–      ¿Sí? ¡Aaaah!…

Hoy me siento más contento que el día en que me trajeron a mi esposa.

Pero tú… ¿Dónde has aprendido a hablar tan bien?

–       Sobre las rodillas de su Madre y a su lado.

¡Qué lecciones! ¡Qué palabras! Sólo Él puede hablar mejor que Ella.

Pero lo que le falta en potencia, Ella te lo añade en dulzura…  Y entra… ¡Sus lecciones…!

¿Has visto alguna vez un paño cuando toca con una esquinita un aceite oloroso?

Va lentamente bebiendo no el aceite sino el perfume.

Y aunque quitemos el aceite, queda el perfume diciendo: “Yo estuve ahí”. 

Igual Ella. También en nosotros, paños rasposos luego lavados por la vida. -Ella penetró con su sabiduría y gracia. 

Y su perfume permanece en nosotros.

–     ¿Por qué no la trae? ¡Dijo que lo haría!

Nos haríamos mejores, menos cebollinos… yo por lo menos. Y esta gente…

Con la presencia suya serían mejores incluso esos áspides que vienen de vez en cuando…

Santiago dice reflexivo:

–     ¿Tú crees? Yo no lo creo.

Nosotros nos haríamos mejores, como también los humildes. Pero, ¡Los poderosos y los malos!…

¡Simón de Jonás, no prestes nunca a los demás tus sentimientos honestos! De hacerlo así, sufrirás desilusiones…

Ahí viene Él; es mejor no decirle nada…

Jesús sale de la cocina llevando de la mano a un niño pequeño, que camina corriendo a su lado…

Y mordisqueando una corteza de pan untada con aceite.

Jesús regula su largo paso conforme a las piernitas de su amigo.

Y dice alegre:

–      ¡Una conquista!

Me ha dicho este hombre de cuatro años, que se llama Asrael, que él quiere ser un discípulo y aprender todo:

A predicar, a curar a los niños enfermos, a hacer que salgan uvas en los sarmientos incluso en Diciembre…

Y luego quiere subir a un monte y convocar a todo el mundo gritándoles que ha venido el Mesías. ¿No es así, Asrael?

Y el niño risueño dice que sí, que sí. 

Y mientras tanto, sigue comiendo.

Tomás lo provoca:

–     ¿No sabes más que comer? 

No sabes ni siquiera decir Quién es el Mesías.

El niño responde:

–     Es Jesús de Nazaret.

–     ¿Y qué quiere decir “Mesías”?

–      Quiere decir…

Quiere decir: el Hombre que ha sido enviado para ser bueno y hacernos buenos a todos.

–       Y ¿Qué hace para hacernos buenos?

En tu caso tú, que eres un pequeñuelo, ¿Qué harás para serlo?–      Quererlo. Y haré todo.

Y Él hará todo porque lo querré. Hazlo tú también así y serás bueno.

Jesús les alecciona:

–       Ya tienes la lección, Tomás, tienes el Precepto:

“Quiéreme y harás todo, porque, si me quieres, Yo te amaré. Y el Amor hará todo en tí”.

El Espíritu Santo ha hablado. Ven, Asrael, vamos a predicar.

¡Está tan contento Jesús cuando tiene a su lado a un niño, que cómo se sienten deseos de llevarle todos los niños y darlo a conocer a todos los niños!

¡Muchos de ellos no lo conocen ni siquiera de Nombre!

La mujer velada está unos metros adelante y antes de llegar a ella,

Jesús le dice al niño:

–       Dile a esa mujer: “La paz sea contigo”.

–       ¿Por qué?

–       Porque tiene “pupa“, como tú cuando te caes y por eso llora.

Pero si le dices eso, se le pasará.

Asrael muy obediente, va y le dice a la ‘velada’:

–       La paz sea contigo, mujer. No llores.

¡Me lo ha dicho el Mesías. Si lo quieres, Él también te curará!

Grita el niño, mientras Jesús lo arrastra consigo sin detenerse.

Asrael tiene verdaderamente madera de misionero y lo demuestra con lo que agrega a  sus predicaciones…

Diciendo más de lo que se le ha encargado decir.  

Jesús ha llegado hasta su improvisado púlpito.

Y saluda:

–       Paz a todos vosotros.

“No dirás falsos testimonios”, está escrito.

EL OCTAVO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS

¿Qué hay más nauseabundo que un mentiroso?

¿Sería mucho decir que el mentiroso sintetiza crueldad e impureza? No, ciertamente no.

El mentiroso,  me refiero al que lo es en cosas graves, es cruel; mata el aprecio con su lengua y por tanto, no se diferencia del asesino.

Más aún, digo que es más que un asesino.

Éste mata sólo un cuerpo; aquél mata también el buen nombre y el recuerdo de un hombre.

Por tanto, es dos veces asesino.

Daña la reputación de la persona calumniada y con ella, de toda su familia.

“La murmuración en el original significa hablar lepra, las palabras también MATAN.”

Asesino impune, porque no esparce sangre… pero…, Eso sí,

El caso de aquel que jurando lo falso, mande a otro a la muerte, ni siquiera lo considero.

Sobre ése están acumulados los carbones de la Gehena.   

Me refiero sólo a aquel que con palabra mentirosa induce a otros y los persuade en perjuicio de un inocente.

¿Por qué lo hace?

O por odio sin motivo o por envidia, ambicionando tener lo que el otro tiene.

O también por miedo.

ODIO.

Tiene odio sólo quien es amigo de Satanás.

El bueno no odia nunca, por ninguna razón; aunque lo hayan vilipendiado o perjudicado, perdona.

NO ODIA NUNCA.

El odio es el testimonio que de sí misma da un alma perdida, junto con el testimonio más hermoso en favor del inocente.

Porque el ODIO es la sublevación del mal contra el bien.

No se perdona a quien es bueno.

AVIDÉZ.

“Aquél tiene eso que yo no tengo.

Y yo quiero eso que él tiene, mas sólo sembrando desestimación hacia él puedo llegar a ocupar su lugar.

Y yo lo hago.

¿Miento?, ¿Qué importa?

¿Robo?, ¿Qué importa?

¿Puedo llegar a destruir toda una familia? ¿Qué importa?”.

El Astuto Embustero, entre tantas preguntas como se hacen, olvida. QUIERE OLVIDAR, 

Queda una pregunta, ésta:

“¿Y si me desenmascaras  en…?”

Ésta no se la hace, porque bajo el orgullo y la avidez, es como quien tiene los ojos tapados:

No ve el peligro; es como uno ebrio.

Ebrio por el vino satánico.

Y no piensa que Dios es más fuerte que Satanás y se encarga de vengar al calumniado.

El mentiroso se ha entregado a la Mentira y se fía neciamente de su protección.

MIEDO.

Muchas veces uno calumnia para disculparse a sí mismo. Es la forma más común de mentira.

Se ha hecho el mal…, Se teme que venga a descubrirse y lo reconozcan como obra nuestra.

Entonces, usando y abusando de la estima en que aún nos tienen los otros, he aquí que invertimos el hecho

y  lo que hemos hecho nosotros, se lo endosamos al otro, del cual sólo tememos su honestidad.

Y también se hace esto porque el otro algunas veces, ha sido sin querer, testigo de una mala acción nuestra…

Y pretendemos así preservarnos de un testimonio suyo:

Se le acusa para desacreditarlo; así si habla, nadie lo creerá.

¡Actuad bien, actuad bien y no tendréis necesidad de esta mentira!

¿No pensáis cuando mentís, cómo os colocáis un yugo pesado, hecho de sujeción al Demonio?

¿De un perpetuo miedo a quedar desmentidos y de la necesidad de recordar la mentira,

con los hechos y detalles con que fue dicha; incluso años después, sin caer en contradicción?:

¡Un trabajo de galeote! ¡Si al menos sirviera para el Cielo!…

Pero sirve sólo para prepararse un puesto en el Infierno.

Sed francos. ¡Es tan hermosa la boca del hombre que no sabe de mentira alguna!…

¿Que es pobre? ¿Que es inculto? ¿Que no lo conocen? ¿Que es así? Sí.

Pero es siempre un rey, porque es una persona sincera. Y la sinceridad es más regia que oro o diadema.

Y eleva por encima de las multitudes más que un trono. Y proporciona una corte de personas buenas mayor que la de un monarca.

La presencia del hombre sincero alivia y da seguridad, mientras que la amistad con el insincero produce desazón…

Y el simple hecho de tenerlo cerca da un sentido de zozobra.

Quien miente, dado que la mentira por mil motivos, pronto aflora…

¿No piensa que luego lo tendrán siempre como sospechoso?

¿Cómo se podrá en un futuro aceptar lo que él dice?

Aunque diga la verdad y quien lo oiga lo quiera creer, en el fondo quedará siempre una duda:

“¿Estará mintiendo también esta vez?” Diréis vosotros: “Pero, ¿dónde está el falso testimonio?”.

Toda mentira es falso testimonio, no sólo la legal.

Sed sencillos como lo es Dios y como lo es el niño. Sed veraces en todos vuestros momentos de la vida.

¿Queréis ser considerados buenos? Sedlo de verdad.

Aunque un maldiciente quisiese hablar mal de vosotros, cien buenos dirían:

“No. No es verdad. Es bueno. Sus obras hablan por él”.

En un libro sapiencial está escrito:

“El hombre apóstata se mueve con la perversidad en los labios…

En su corazón perverso prepara el mal y en todo tiempo siembra discordias…

Seis cosas odia el Señor y la séptima le es execrable:

Los ojo s soberbios, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente, el corazón que piensa en inicuos proyectos,

los pies que corren apresuradamente hacia el mal, el falso testigo que profiere mentiras y el hombre que siembra discordia entre los hermanos...

Por los pecados de la lengua la ruina se avecina al malvado… Quien miente es un testigo fraudulento.

El labio veraz permanece inmutable por toda la eternidad, mas el urdidor de lenguaje fraudulento es testigo momentáneo.

Las palabras del murmurador parecen sencillas, pero traspasan las entrañas.

Por cómo habla se le reconoce al enemigo, cuando en su interior está dando vida a una traición.

Si habla en voz baja, no te fíes de él, porque lleva en su corazón siete malicias.

Él, con simulación, esconde su odio, mas su malicia quedará de manifiesto…

Quien excava la fosa en ella caerá; la piedra le caerá encima a quien la rueda”.

Viejo como el mundo es el pecado de mentira, e inmutable es el pensamiento de quien en esto es sabio, como inmutable es el juicio de Dios sobre el mentiroso.

Yo digo: “Tened siempre un solo lenguaje.

El sí sea siempre sí y el no sea siempre no, siempre, aun frente a poderosos y tiranos; y vuestro mérito será grande en el Cielo”.

Os digo: “Tened la espontaneidad del niño, que por instinto se acerca a quien siente bueno, no buscando sino bondad,

y que dice aquello que su propia bondad le hace pensar, sin calcular si es demasiado lo que dice y le pudiera acarrear una reprensión”.

Podéis ir en paz. Y que seáis amigos de la Verdad.

El pequeño Asrael, que se ha pasado todo el tiempo sentado a los pies de Jesús con su cabecita levantada,

como un pajarito cuando escucha el canto de quien lo ha engendrado, hace un movimiento que es todo dulzura: restriega su carita en las rodillas de Jesús,

Y dice: «yo y Tú somos amigos, porque Tú eres bueno y yo te quiero. Ahora lo digo yo también»

Y forzando su vocecita para que lo puedan oír en la vasta estancia, dice con gestos imitando los que ha visto hacer a Jesús:

–     Todos, escuchad:

Yo sé a dónde van las personas que no dicen mentiras y aman a Jesús de Nazaret. Suben por la escalera de Jacob.

Arriba, arriba, arriba… con los ángeles,

y luego se detienen cuando encuentran al Señor» y se ríe contento, mostrando una sonrisa radiante…

Jesús lo acaricia, el niño baja y se mezcla entre la gente.

Cuando Jesús devuelve al pequeño a su madre:

–     Gracias, mujer, por haberme dejado a tu niño.

–     ¿Te ha dado guerra?

–     No. Me ha dado amor.

Es un pequeño del Señor. Que el Señor lo acompañe siempre. También a ti. Adiós.

Todo termina.

71 LA IDOLATRÍA


Mount of Olives view from Solomon’s Temple grounds in Jerusalem, Israel

71 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Por la noche, Jesús está cenando con sus discípulos en la casita del olivar.

Intercambian comentarios de lo sucedido durante el día y de la curación de un leproso, cerca de los sepulcros de Betfagé.

Bartolomé, dice:

–     Había un centurión romano que observaba y me preguntó desde su caballo: ‘El Hombre a quién sigues, ¿Hace frecuentemente cosas similares? Y yo le dije que sí.  Y él me dijo:

–     Entonces es más grande que Esculapio y será más rico que Creso.

Y yo le contesté:

–     Será siempre pobre según el mundo; porque no recibe, sino que da. Y lo único que busca es llevar almas al conocimiento del Dios Verdadero.

El centurión me miró con tamaños ojos, lleno de admiración. Espoleó su caballo y partió al galope.

Tomás agrega:

–    Había también una mujer romana en su litera. Tenía las cortinas corridas y se asomaba furtivamente por ellas. Yo la vi.

Juan confirma:

–    Sí. Estaba cerca de la curva alta del camino. Había dado órdenes de detenerse cuando el leproso gritó: ‘¡Hijo de David, ten piedad de mí!’

Entonces recorrió la cortina y yo vi que te miró a través de una lente preciosa y se rió con ironía.

Pero cuando vio que Tú, sólo con tu Palabra la habías curado; me llamó y me preguntó: ‘Pero, ¿Ése es el que dicen que es el verdadero Mesías?’ respondí que sí.

‘¿Y es verdaderamente Bueno?’ Volví a decir que sí. ‘¿Estás tú con Él?’ Sí.

Pedro y Judas preguntan al mismo tiempo:

–     ¡Entonces la viste!

–    ¿Cómo era?

Juan contesta sencillamente:

–     Pues… una mujer.

Pedro ríe:

–    ¡Qué descubrimiento!

Iscariote insiste:

–    ¿Era bella? ¿Joven? ¿Rica?

–     Sí. Me parece que era joven y también hermosa.

Pero yo estaba mirando más bien a Jesús que a ella. Quería cerciorarme, cuando el Maestro se pusiera en camino.

Judas dice entre dientes:

–     ¡Estúpido!

Santiago de Zebedeo lo defiende:

–     ¿Por qué? Mi hermano no es un libertino en busca de aventuras.

Respondió por educación y no faltó a su primera cualidad.

Judas pregunta:

–     ¿Cuál?

–     La del discípulo que ama tan solo a su Maestro.

Judas irritado, inclina la cabeza.

Felipe dice:

–     Y luego… no es muy bueno que lo vean a uno hablar con los romanos.

Ya nos andan acusando de que somos galileos. Y por eso, menos puros que los judíos. Esto por nacimiento…

También nos acusan de detenernos en Tiberíades con demasiada frecuencia. Lugar de cita de los gentiles romanos, sirios, fenicios… y luego… ¡Oh! ¡De cuantas cosas nos acusan!

Jesús, que hasta ahora había permanecido callado;

Dice:

–    Eres bueno, Felipe.

Y pones un velo en la dureza de la verdad que dices. Porque sin velo, es ésta: ¡De cuantas cosas me acusan!

Iscariote corrobora:

–    En el fondo no están del todo equivocados. Demasiado contacto con los paganos. 

Jesús pregunta:

–   ¿Tienes tan solo por paganos a los que no tienen la Ley Mosaica?

–   ¿Y cuáles otros podrían ser?

–   Judas…

¿Puedes jurar por nuestro Dios, que no tienes paganismo en el corazón? ¿Puedes  jurar que no lo tengan los israelitas más sobresalientes?

–    Maestro, de los otros no lo sé. De mí… Puedo jurar.

–   ¿Qué cosa es para ti, el paganismo, según tu manera de pensar?

Judas replica con vehemencia:

–    Seguir a una religión que no es la verdadera. Adorar a otros dioses.

–   ¿Y cuáles son?

–    Los dioses de Grecia, Roma y de los egipcios.

En una palabra; los dioses de mil nombres y de seres que no existen; pero que según los paganos, llenan sus olimpos.

–   ¿Y ningún otro dios existe? ¿Sólo los olímpicos?

–   ¿Y Cuáles otros? ¿Acaso no son ya demasiados?

–   Demasiados. Sí. Demasiados.

Pero hay otros. Y a ellos, cada hombre les quema  incienso en los altares de su corazón.

También los sacerdotes; escribas, rabíes, saduceos y herodianos. Todos los de Israel. ¿No es verdad?

No sólo ellos; sino que hasta mis discípulos, lo hacen.

Todos replican vivamente:

–    ¡Ah! ¡Eso, no!

Jesús los mira a todos y dice:

–    ¿No?… Amigos… 

¿Quién de vosotros, no tiene un culto, o muchos cultos secretos?

Uno, tiene la belleza y la elegancia. El otro, el orgullo de su saber. Otro, inciensa la esperanza de llegar a ser humanamente grande.

Otro… adora todavía a la mujer. Otro; el dinero. Otro se postra delante de su saber.

Y habrá quién; con un egoísmo monstruoso, se adorará a sí mismo; en un auto idolatría, infernal.

 ¿De verdad queréis saber cuál es el ídolo que adoráis?…

Responderos a vosotros mismos: ‘¿En qué pienso cuando me levanto por las mañanas? ¿En qué pienso a lo largo del día?

¿En qué pienso, cuando me acuesto a descansar? ¿En qué pienso todos los días? ¡Los siete días, de la semana!

¿A QUIÉN LE ESTOY DEDICANDO MI VIDA?… 

La respuesta…

¡Es el nombre del ídolo de vuestro corazón! A quién le hemos entregado el dominio de nuestros pensamientos; es el nombre del ídolo al cual se está adorando… 

Y así sucesivamente…

En verdad os digo que no hay hombre que no esté manchado de idolatría.

¡¿Cómo entonces se puede desdeñar a los paganos?! Que lo son por desgracia; mientras que estando uno con el Dios Verdadero; permanece pagano por su voluntad…

Muchos exclaman al mismo tiempo:

–   Pero somos humanos, Maestro.

–   Es verdad. Entonces tened caridad para con los otros. Porque Yo la he tenido para todos. Y para eso he venido y vosotros no valéis más que Yo.

Judas objeta:

–    Pero entretanto nos acusan y a tu misión le ponen trabas.

–    Eso no importa. Seguiré adelante.

Pedro, dice:

–    A propósito de mujeres…

Desde que hablaste en Betania la primera vez; después de tu regreso a Judea; hay una mujer velada que siempre nos sigue.

Y la veo que te escucha detrás de un árbol o procurando pasar desapercibida, porque no habla con nadie. Ahora  la vi tres veces en Jerusalén.

Hoy le pregunté: ¿Necesitas algo? ¿Estás enferma? ¿Quieres una limosna…?

Y siempre negó con la cabeza.

Juan dice:

–    A mí me dijo un día: ‘¿En dónde vive Jesús?’ y le contesté: ‘En Get-Sammi’

Judas de Keriot exclama iracundo:

–   ¡Valiente bobo!

¡No debiste hacerlo! Debías haber dicho: ‘¡Descúbrete! ¡Hazte conocer y te lo diré!

Juan pregunta sencilla e inocentemente:

–    Pero… ¿Desde cuándo exigimos esas cosas?

Judas explica con impaciencia:

–    A los otros se les puede ver.

Ella está cubierta completamente con el velo. O es una espía o una leprosa. No debe seguirnos y enterarse.

Si es espía, es para hacer el mal. Tal vez el Sanedrín le paga por esto…

Pedro pregunta:

–    ¡Ah! ¿El Sanedrín usa estos medios? ¿Estás seguro?

–    Segurísimo. Estuve en el Templo y lo sé.

Pedro comenta:

–    ¡Qué belleza! Esto viene como anillo al dedo a lo que acaba de decir el Maestro…

Judas se pone rojo de ira e increpa:

–    ¿Qué?

–    Que también hay sacerdotes paganos.

–    ¿Qué tiene que ver esto con pagar a una espía?

–    ¡Qué si tiene!… ¿Por qué pagan?

Para aplastar al Mesías y triunfar ellos. Se ponen pues en el altar con sus puercas almas, bajo sus limpísimos vestidos. –responde Pedro convencido, con su buen juicio de iliterato.

Judas concluye:

–    Bien. En resumidas cuentas, esa mujer es un peligro para nosotros o para la gente.

Para la gente, si es leprosa. Para nosotros, si es espía.

Pedro replica:

–     Esto es: Para Él, en caso de que así fuese.

–     Pero si cae Él; nosotros también caemos.

–     ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! –ríe Pedro con perspicacia.

Y concluye: 

–    Y si cae uno, el ídolo se rompe en pedazos.

Y se pierde el tiempo, estima y tal vez hasta el pellejo. Y entonces… ¡Ah! ¡Ah!… entonces es mejor tratar de que no caiga… o retirarnos a tiempo…. ¿Verdad?

Yo al revés. ¡Mira!

Pedro abraza estrechamente a Jesús,

Y agrega:

–      Lo abrazo con todas mis fuerzas. Si cae pisoteado por los traidores de Dios, quiero caer con Él.

Juan dice muy triste:

–     No pensaba que había hecho tanto mal, Maestro.

Pégame. Maltrátame. Pero sálvate. ¡Ay de mí, si yo fuera la causa de tu muerte!… ¡Oh!…

¡Jamás volvería a tener paz! Me quedaría ciego de tanto llorar. ¿Qué he hecho?

¡Judas tiene razón! ¡Soy un tonto!…

–     ¿Entonces no he hecho mal?…

Jesús interviene:

–     No Juan. No lo eres e hiciste bien.

Déjala que venga siempre. Respetad su velo. Puede ser que lo use como defensa entre el pecado y la sed de redimirse.

¿Tenéis idea de qué causa ese llanto y ese pudor? Dijiste Juan; hijo de corazón de niño bueno, que un llanto continuo surcaría tu rostro si fueses causa de un mal mío.

Pues debes saber que cuando una conciencia, despertada de nuevo, comienza a roer una carne que fue pecado, para destruirla y triunfar con el espíritu, debe por fuerza consumir todo aquello que fue seducción de la carne,

Y la criatura sufre y lucha por vencerse en sus apetitos; envejece, languidece bajo la llamarada de este fuego taladrador.

Sólo después, completada la redención, se compone de nuevo una segunda, santa y más perfecta belleza…

Porque es entonces lo hermoso del alma lo que aflora por la mirada, a través de la sonrisa, de la voz, de la honesta dignidad de la frente sobre la cual se ha depositado y resplandece como diadema el Perdón de Dios.

–    ¿Entonces no hice mal?

–      No. Y tampoco Pedro. Dejadla.

Y ahora, que todos se vayan a descansar. Yo me quedo con Juan y Simón. Tengo que hablarles. Marchaos.

Los discípulos se retiran.

Quizás duermen en la almazara porque ciertamente no vuelven a Jerusalén, ya que las puertas están cerradas desde hace horas.

–     ¿Has dicho, Simón, que Lázaro te ha enviado a Isaac con Maximino hoy, mientras Yo estaba al lado de la torre de David. ¿Qué quería?

–    Quería decirte que Nicodemo está en su casa y que quería hablarte en secreto.

Me he tomado la libertad de decir: “Que venga. El Maestro lo esperará durante la noche”. Sólo tienes la noche para estar solo.

Por este motivo te he dicho: “Despide a todos, menos a Juan y a mí”.

Juan es necesario para ir al puente del Cedrón, a esperar a Nicodemo, que está en una de las casas de Lázaro, extramuros.

Yo hacía falta para explicar. ¿He hecho mal?

–      Hiciste bien. Juan, ve a esperarlo.

Se quedan solos Simón y Jesús; el cual está pensativo.

Simón respeta su silencio.

Pero de pronto lo rompe Jesús, como si terminase un coloquio interior…

Con los carismas de Oración y Profecía activos, también hacemos lo mismo y es cuando vivimos el Cielo en la Tierra…

Jesús es el Verdadero Templo y estaba orando mentalmente con su compañero y Huésped interno…

Cuando somos capaces de aprender a ORAR ASÍ, usando el CELULAR CELESTIAL…

Jamás podemos separarnos de Dios, ni siquiera cuando estamos casados y en plena luna de miel.

Porque el acto sexual es un rito sagrado. (Tobías 8, 4-8)

Tobías 8, La noche de Bodas de Tobías y Sara, Biblia Católica

Pero de pronto lo rompe Jesús, como si terminase un coloquio interior…

Y dice:

–     Sí. Está bien hacer así…

Sí. Está bien así. Isaac, Elías, los otros, son suficientes para mantener viva la Idea que se está conslidando entre los buenos y en los humildes.

Para los poderosos… hay otras levas. Está Lázaro, Cusa, José, y otros…

Pero los poderosos… no me aceptan. Temen y tiemblan por su poder.

Me iré lejos de este corazón judío que cada vez se muestra más hostil al Mesías.

Simón pregunta:

–     ¿Vamos a volver a Galilea?

–      No. Pero nos vamos lejos de Jerusalén.

Judea debe ser evangelizada; también ella es Israel. Pero aquí, ya ves… Todo sirve para acusarme.

Me retiro. Y esta es la segunda vez…

7 EL “SIGNO” DE LA GUERRA


 7 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Juan llama a la puerta de la casa donde hospedan a Jesús.

Se asoma una mujer y viendo quién es, avisa a Jesús.

Se saludan con un gesto de paz.

Jesús dice:

–        Has venido solícito, Juan.

–        He venido a comunicarte que Simón Pedro te ruega que pases por Betsaida. He hablado de Tí a muchos…

No hemos pescado esta noche; orado sí, como sabemos hacerlo; renunciando con ello al lucro porque… el sábado todavía no había terminado.

Luego esta mañana, hemos ido por las calles hablando de Tí. Hay gente que quisiera oírte… ¿Vienes, Maestro?

Jesús responde:

–        Voy. Aunque debiera ir a Nazaret antes que a Jerusalén.

–        Pedro te llevará desde Betsaida a Tiberíades, con su barca. Llegarás incluso antes.

–        Vamos, entonces.

Jesús coge manto y bolsa. Pero Juan le toma esta última.

Y después de saludar a la dueña de casa, se marchan.

Llegando a la salida del pueblo comienzan el viaje hacia Betsaida, donde los esperan a la entrada, Pedro, Andrés y Santiago y con ellos algunas mujeres.

Jesús los saluda:   

–         La paz sea con vosotros. Aquí me tenéis.

–         Gracias, Maestro, en nombre nuestro y de los que esperan. No es sábado, pero ¿No les vas a hablar a los que esperan tus palabras?

–         Sí, Pedro. Lo haré. En tu casa.

Pedro se muestra jubiloso:

–          Ven entonces: ésta es mi mujer, ésta es la madre de Juan, éstas son amigas de ellas. Pero también te esperan otros parientes y amigos nuestros.

–          Diles que partiré esta noche y que antes les hablaré. Cuando salimos de Cafarnaúm se estaba poniendo el sol, los he visto llegar a Betsaida por la mañana.  

Pedro solicita:

–          Maestro… te ruego que te quedes una noche en mi casa. Es largo el camino hacia Jerusalén, aunque te lo abrevie hasta Tiberíades con mi barca. Mi casa es pobre, pero honesta y amiga. Quédate con nosotros esta noche.

Jesús mira a Pedro y a todos los demás que esperan. Los mira escrutador.

Sonríe y dice:

 –          Sí.

Nueva alegría de Pedro.

Algunos miran desde las puertas y se hacen señas.

Un hombre llama por el nombre a Santiago y le habla en voz baja señalando a Jesús.

Santiago asiente y el hombre va a hablar aparte con otros que están parados en un cruce de caminos.

Entran en la casa de Pedro.

Una cocina amplia y humosa. En un rincón, redes, sogas y cestas para pesca; en medio, el hogar ancho y bajo, por ahora apagado.

Por las dos puertas, una frente a otra, se ve el camino y el huerto pequeño, con la higuera y la vid.

Más allá del camino, el celeste ondear del lago. Más allá del huerto, la pared oscura de otra casa.

Pedro dice:

– Te ofrezco cuanto tengo, Maestro, y de la forma que sé hacerlo…

Jesús responde:

– No podrías ni mejor ni más, porque me lo ofreces con amor.

Le dan a Jesús agua para refrescarse y luego pan y aceitunas.

Jesús come un poco, en realidad para que vean que lo acepta y luego con un gesto de agradecimiento, indica que no quiere más.

Unos niños curiosean desde el huerto y el camino.

Pedro mira severamente a estos niños impetuosos, para que no se acerquen.

Jesús sonríe y dice:

–         Déjalos.

–         Maestro, ¿Quieres descansar? Ahí está mi habitación, allá la de Andrés. Elige. No haremos ruido mientras estés reposando.

–        ¿Tienes una terraza?

–         Sí. Y la vid, aunque esté todavía casi sin hojas, da un poco de sombra.

–         Llévame a la terraza. Prefiero descansar arriba. Pensaré y oraré. 

–         Como quieras. Ven.

Desde el huertecillo, una pequeña escalera sube hasta el tejado, que es una terraza rodeada por una pared baja.

También aquí hay redes y sogas. ¡Cuánta luz de cielo y cuánto azul de lago!

Jesús se sienta en un taburete con la espalda apoyada en el murete.

Pedro trata de ingeniárselas extendiendo una vela por encima y al lado de la vid, para hacer un sitio donde poder uno resguardarse del sol.

Se siente brisa y silencio.

Jesús se deleita en ello.

–         Yo me voy, Maestro.

–         Vete. Tú y Juan id a decir que a la hora de la puesta del Sol hablaré aquí.

Jesús se queda solo y Ora durante mucho tiempo.

 Aparte de dos parejas de palomas que van y vienen desde los nidos y un trinar de gorriones, no hay ruido o ser vivo alrededor de Jesús orante.

Las horas pasan calmas y serenas.

Después Jesús se levanta, da alguna vuelta por la terraza, mira al lago.

Mira y sonríe a unos niños que juegan en la calle y que le sonríen.

Mira a la calle, hacia la placita que está a unos cien metros de la casa. Luego baja.

Se asoma a la cocina:

 –        Mujer, voy a pasear por la orilla.

Sale y efectivamente va a la orilla, con los niños.

Les pregunta:

–        ¿Qué hacéis?

–        Queríamos jugar a la guerra. Pero él no quiere y entonces se juega a la pesca.

El “él” que no quiere es un niño, ya un hombrecito de constitución menuda, pero de rostro muy luminoso.

Quizás sabe que siendo grácil como es, se llevaría palos de los demás haciendo “la guerra” y por ello sostiene la paz.

Pero Jesús aprovecha la ocasión para hablarles a esos niños:

–         Él tiene razón. La guerra es pena impuesta por Dios para castigo de los hombres. Y Signo de que el hombre ha venido a menos en su condición de verdadero hijo de Dios. 

Cuando el Altísimo creó el mundo, hizo todas las cosas:

El Sol, el mar, las estrellas, los ríos, las plantas, los animales, pero no hizo las armas.

Creó al hombre y le dio OJOS para que tuviera miradas de amor; BOCA para pronunciar palabras de amor; OÍDOS para oírlas, MANOS, para socorrer y acariciar; PIÉS para correr con rapidez hacia el hermano necesitado.

Y CORAZÓN CAPAZ DE AMAR.

 Dio al hombre inteligencia, palabra, afectos, gustos. Pero no le dio el Odio. ¿Por qué?

Porque el hombre, criatura de Dios, debía ser amor, como Amor es Dios.

Si el hombre hubiera permanecido TAL como criatura, habría permanecido en el amor. Y la familia humana no habría conocido guerra ni muerte.

El niño, con su lógica infantil, insiste:

–         Pero él no quiere hacer la guerra porque pierde siempre.

Jesús sonríe y dice:

–         No se debe no querer lo que a nosotros nos lesiona porque nos lesione. Se debe no querer una cosa cuando lesiona a todos. Si uno dice: “No quiero esto porque me produce una pérdida“, es egoísta.

 Sin embargo, el buen hijo de Dios dice:

“Hermanos, yo sé que vencería, pero os digo: no hagamos esto porque significaría un daño para vosotros”.

¡Cómo ha comprendido éste el precepto principal!

¿Quién me lo sabe decir?

En coro, las once bocas dicen:

–          Amarás a tu Dios con todo tu ser y a tu prójimo como a tí mismo”.

–          ¡Sois unos niños excelentes! ¿Vais todos al colegio?

–          Sí.

–          ¿Quién es el más listo?

–          Él (es el niño grácil que no quiere jugar a la guerra).

–          ¿Cómo te llamas?

–          Joel.

–          ¡Gran nombre! Joel habla así: “… el débil diga: “¡Soy fuerte!”. Pero ¿Fuerte en qué? En la Ley del Dios verdadero, para estar entre los que Él en el valle de la Decisión juzgará como santos suyos.

Mas el JUICIO está próximo: NO en el valle de la Decisión, sino en el Monte de la Redención.

Allí, entre Sol y Luna oscurecidos de horror y estrellas temblando llanto de piedad, serán discernidos los hijos de la Luz de los hijos de las Tinieblas.

Y todo Israel sabrá que su Dios ha venido.

Dichosos los que lo hayan reconocido:

Recibirán en su corazón miel, leche y aguas claras y las espinas se les transformarán en eternas rosas.

¿Quién de vosotros quiere estar entre aquéllos a los que Dios juzgue santos?.

–           ¡Yo!

–           ¡Yo!

–           ¡Yo!.

–           ¿Amaréis entonces al Mesías?

Y el coro de voces infantiles responde:

–           ¡Sí!

–           ¡Sí!

–           ¡A Tí!

–           ¡A Tí!

–           ¡Te amamos a Tí!

–           ¡Sabemos quién eres!

–           Lo han dicho Simón y Santiago y también nuestras madres.

–          ¡Llévanos contigo!.

–           En verdad os tomaré conmigo si sois buenos. Nunca más, palabras feas. Nunca más, abusos. Nunca más, riñas. Nunca más, malas respuestas a los padres.

Oración, Estudio, Trabajo, Obediencia.

Y Yo os amaré y os acompañaré en vuestro camino. 

 

Los niños están todos en círculo alrededor de Jesús.

Parece una corola policroma ceñida en torno a un largo pistilo azul oscuro.

Un hombre bastante anciano se ha acercado, curioso.

Jesús se vuelve para acariciar a un niño que le está tirando del vestido y lo ve.

La VISIÓN ESPIRITUAL, entra en acción…

Detiene en él intensamente su mirada.

El anciano se limita a saludar ruborizándose.

Jesús lo llama:

 –       Felipe, ¡Ven! ¡Sígueme!

El hombre responde:

– Sí, Maestro.

Jesús bendice a los niños y al lado de Felipe vuelve a casa. Se sientan en el huertecillo.

Jesús le pregunta:

–         ¿Quieres ser mi discípulo?

–         Lo quiero. Y no oso esperar serlo.

–         Yo te he Llamado.

–         Lo soy entonces. Heme aquí.

–         ¿Tenías conocimiento de mí?

–         Me ha hablado de ti Andrés. Me ha dicho: “Aquel por quien tú suspirabas ha venido“. Porque Andrés sabía que yo suspiraba por el Mesías.

–         No queda frustrada tu espera. Él está delante de ti. 

Jesús se transfigura ante el hombre lo ha anhelado tanto.

O sea, que permite que Felipe vislumbre la DIVINIDAD oculta en Él.

Felipe exclama emocionado:

–         ¡Mi Maestro y mi Dios!

–         Eres un israelita de recta intención. Por esto me manifiesto a ti. Otro amigo tuyo como tú, sincero israelita espera.

Ve a decirle: “Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, hijo de José, de la estirpe de David, aquel de quien hablaron Moisés y los profetas”. ¡Ve!   

Jesús se queda solo hasta que vuelve Felipe con Nathanael – Bartolomé.

Jesús lo saluda:

–         He aquí un verdadero israelita en quien no hay engaño. La paz sea contigo, Nathanael.

–        ¿Cómo me conoces?

–          Antes de que Felipe fuera a llamarte, te he visto debajo de la higuera.

Usando los ojos con la mirada espiritual.

Nathanael exclama:

–          ¡Maestro, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel!

–          ¿Porque he dicho que te he visto pensando debajo de la higuera, crees? Cosas mucho más grandes que éstas verás.

 En verdad os digo que los Cielos están abiertos y vosotros por la Fe, veréis a los ángeles bajar y subir sobre el Hijo del Hombre: Yo, quien te está hablando. 

 –          ¡Maestro! ¡Yo no soy digno de tanto favor!

–           Cree en mí y serás digno del Cielo. ¿Quieres creer?

–           Quiero, Maestro.

Mientras tanto en la terraza, que está llena de gente.  Otras personas están en el huertecillo de Pedro.

Luego Jesús llega.

Y saluda diciendo: 

–      Paz a los hombres de buena voluntad. Paz y bendición a sus casas, mujeres y niños. La Gracia y la Luz de Dios reinen en ellas y en los corazones que las habitan.

Deseabais oírme. La Palabra habla. Habla a los honestos con alegría, habla a los deshonestos con dolor, habla a los santos y a los puros con gozo, habla a los pecadores con piedad. No se niega.

Ha venido para derramarse como río que riega tierras necesitadas de agua y que de él reciben alivio de olas y nutrición de limo.

Vosotros queréis saber qué se requiere para ser discípulos de la Palabra de Dios; del Mesías Verbo del Padre, que viene a reunir a Israel para que oiga una vez más las palabras del Decálogo santo e inmutable, y se santifique en ellas.

Para estar limpio, en la medida en que el hombre puede hacerlo de por sí, para la hora de la Redención y del Reino. Mirad.

Yo digo a los sordos, a los ciegos, a los mudos, a los leprosos, a los paralíticos, a los muertos:

“Levantaos, sanad, resucitad, caminad, ábranse en vosotros los ríos de la luz, de la palabra, del sonido, para que podáis ver, oír, hablar de mí”.

Pero más que a los cuerpos, esto se lo digo a vuestros espíritus.

Hombres de buena voluntad, venid a mí sin temor.

Si el espíritu está lesionado, Yo le devuelvo la salud. Si está enfermo, lo curo; Si muerto, lo resucito. Quiero sólo vuestra buena voluntad.

¿Es difícil esto que os pido? No.

No os impongo los cientos de preceptos de los rabinos. Os digo: seguid el Decálogo. La Ley es una e inmutable.

Muchos siglos han pasado desde la hora en que fue promulgada:

Hermosa, pura, fresca, como criatura recién nacida; como rosa recién abierta en el tallo. Simple, sin mancha, ligera de seguir.

Durante los siglos, las culpas y las inclinaciones la han complicado con leyes y más leyes menores, pesos y restricciones, demasiadas cláusulas penosas.

Yo os conduzco de nuevo a la Ley como ésta era cuando el Altísimo la dio.

Pero, os lo ruego por vuestro bien; recibidla con el corazón sincero de los verdaderos israelitas de entonces.

Vosotros susurráis, más en vuestro corazón que con los labios; que la culpa está arriba.

Más que en vosotros, gente humilde. Lo sé.

En el Deuteronomio está dicho todo lo que debe hacerse, y no era necesario más. 

Pero no juzguéis a quien actuó no para sí, sino para los demás. Vosotros haced lo que Dios dice.

Y sobre todo, esforzaos en ser perfectos en los dos preceptos principales.

Si amáis a Dios con todo vuestro ser, NO PECARÉIS. no pecaréis,

PORQUE EL PECADO PRODUCE DOLOR A DIOS

QUIEN AMA NO QUIERE CAUSAR DOLOR.

Si amáis al prójimo como a vosotros mismos;

Sólo podréis ser hijos respetuosos para con los padres, esposos fieles a los consortes, hombres honestos en las transacciones.

Sin violencias para con los enemigos, sinceros a la hora de testificar sin Envidia de quien posee, sin deseos de Lujuria hacia la mujer del prójimo.

No queriendo hacer a los demás lo que No querríais que se os hiciera a vosotros,

NO robaréis, NO mataréis, NO calumniaréis,

NO entraréis como los cucos en el nido de los demás.

Pero incluso os digo: “Portad a Perfección vuestra Obediencia a los Dos Preceptos de Amor:

Amad también a vuestros Enemigos”.

¡Oh, si sabéis amar como Él, cómo os amará el Altísimo, que ama al hombre transformado en Enemigo suyo por la culpa original y por los pecados individuales.

Hasta el punto de enviarle el Redentor, el Cordero que es su Hijo, Yo, quien os está hablando, el Mesías, prometido para redimiros de toda culpa!

 

AMAD. El amor sea para vosotros escalera por la cual hechos ángeles, subáis (como vio Jacob) hasta el Cielo, oyendo al Padre decir a todos y a cada uno:

“Yo seré tu Protector dondequiera que vayas.

Y te traeré de nuevo a este lugar: al Cielo, al Reino Eterno”.

La Paz esté con vosotros.

La gente manifiesta su conmovida aprobación y se va lentamente.

Se quedan Pedro, Andrés, Santiago, Juan, Felipe y Bartolomé.

Pedro pregunta:

–          ¿Te vas mañana, Maestro?

Jesús replica:

–          Mañana al amanecer, si no te desagrada.

–          Desagradarme el que te vayas sí, pero la hora “NO“; es incluso propicia.

–          ¿Vas a ir a pescar?

–          Esta noche, cuando salga la Luna.

–          Has hecho bien Simón Pedro, en no pescar durante la pasada noche. Todavía no había terminado el sábado.

Nehemías en sus reformas, quiso que en Judá se respetara el Sábado.

Ahora también demasiada gente en sábado, prensa en los lagares.

Transporta haces: carga vino y fruta. 

Y vende y compra pescado y corderos.

Tenéis seis días para esto.

El sábado es del Señor.

Sólo una cosa podéis hacer en sábado:

El bien a vuestro prójimo, pero sin ningún tipo de afán de lucro. Quien viola por lucro el sábado sólo puede obtener de Dios el Castigo.

¿Gana algo?: Lo perderá con creces en los otros seis días. ¿No lo gana?: se ha esforzado en vano el cuerpo, no concediéndole ese reposo que la Inteligencia ha establecido para él,

airándose el espíritu por haber trabajado inútilmente, llegando incluso a proferir imprecaciones.

Sin embargo, el día de Dios debe transcurrirse con el corazón unido a Dios en dulce oración de amor. Hay que ser fieles en todo.

–          Pero… los escribas y doctores, que son tan severos con nosotros… No trabajan durante el sábado. Ni siquiera le dan al prójimo un pan por evitar el trabajo de dárselo…

Y sin embargo, fían préstamos abusivos aun en sábado, ¿Se puede hacer esto en sábado porque no sea trabajo material?

–          No. Nunca. Ni durante el sábado ni durante los otros días. Quien presta abusivamente es deshonesto y cruel.

–          Los escribas y fariseos, entonces…

–          Simón no juzgues. Tú no lo hagas.

–          Pero tengo ojos para ver…

–          ¿Sólo el mal está ante nuestros ojos, Simón?.

–          No, Maestro.

–          Entonces, ¿Por qué mirar sólo el mal?

–          Tienes razón, Maestro.

–          Entonces mañana al amanecer partiré con Juan».

–          Maestro…

–          Simón, ¿Qué te sucede?

–          Maestro… ¿Vas a Jerusalén?

–          Ya lo sabes.

–          Yo también voy a Jerusalén para la Pascua… y también Andrés y Santiago….

–          ¿Y entonces?… Quieres decir que desearías venir conmigo ¿No? ¿Y la pesca? ¿Y la ganancia? Me has dicho que te gusta tener dinero y Yo me ausentaré durante muchos días.

Primero voy donde mi Madre y a Jerusalén a la vuelta. Me quedaré allí predicando. ¿Cómo te las arreglarás?…

Pedro se muestra dudoso, vacilante…

Pero al final se decide:

–          Por mí… voy contigo. ¡Te prefiero a ti antes que al dinero!

Andrés:

–          Yo también voy.

Santiago:

–          También yo.

Bartolomé:

–          Y nosotros también, ¿verdad, Felipe?

Jesús los invita:

–          Venid, pues. Me serviréis de ayuda.

Pedro se emociona ante la idea:

–          ¡Oh!… ¿En qué te podemos ayudar?

–          Os lo diré. Para actuar bien sólo tendréis que hacer cuanto os diga. El obediente siempre actúa bien. Ahora oraremos y luego cada uno irá a realizar sus cometidos.

–          ¿Y Tú, Maestro?

–          Oraré más. Soy la Luz del mundo, pero también soy el Hijo del hombre. Por ello siempre tengo que beber de la Luz para ser el Hombre que redime al hombre. Oremos.

Jesús ora: 

“Quien reposa en la ayuda del Altísimo vivirá bajo la protección del Dios del Cielo. Dirá al Señor: “Tú eres mi protector, mi refugio. Es mi Dios, en Él está mi esperanza. Él me libró del lazo de los cazadores y de las palabras agresivas… (Salmo 91)

5 EL “SIGNO” DE LA GUERRA


 5 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Juan llama a la puerta de la casa donde hospedan a Jesús.

Se asoma una mujer y viendo quién es, avisa a Jesús.

Se saludan con un gesto de paz.

Jesús dice:

–        Has venido solícito, Juan.

–        He venido a comunicarte que Simón Pedro te ruega que pases por Betsaida. He hablado de Tí a muchos…

No hemos pescado esta noche; orado sí, como sabemos hacerlo; renunciando con ello al lucro porque… el sábado todavía no había terminado.

Luego esta mañana, hemos ido por las calles hablando de Tí. Hay gente que quisiera oírte… ¿Vienes, Maestro?

Jesús responde:

–        Voy. Aunque debiera ir a Nazaret antes que a Jerusalén.

–        Pedro te llevará desde Betsaida a Tiberíades, con su barca. Llegarás incluso antes.

–        Vamos, entonces.

Jesús coge manto y bolsa. Pero Juan le toma esta última.

Y después de saludar a la dueña de casa, se marchan.

Llegando a la salida del pueblo comienzan el viaje hacia Betsaida, donde los esperan a la entrada, Pedro, Andrés y Santiago y con ellos algunas mujeres.

Jesús los saluda:   

–         La paz sea con vosotros. Aquí me tenéis.

–         Gracias, Maestro, en nombre nuestro y de los que esperan. No es sábado, pero ¿No les vas a hablar a los que esperan tus palabras?

–         Sí, Pedro. Lo haré. En tu casa.

Pedro se muestra jubiloso:

–          Ven entonces: ésta es mi mujer, ésta es la madre de Juan, éstas son amigas de ellas. Pero también te esperan otros parientes y amigos nuestros.

–          Diles que partiré esta noche y que antes les hablaré. Cuando salimos de Cafarnaúm se estaba poniendo el sol, los he visto llegar a Betsaida por la mañana.  

Pedro solicita:

–          Maestro… te ruego que te quedes una noche en mi casa. Es largo el camino hacia Jerusalén, aunque te lo abrevie hasta Tiberíades con mi barca. Mi casa es pobre, pero honesta y amiga. Quédate con nosotros esta noche.

Jesús mira a Pedro y a todos los demás que esperan. Los mira escrutador.

Sonríe y dice:

 –          Sí.

Nueva alegría de Pedro.

Algunos miran desde las puertas y se hacen señas.

Un hombre llama por el nombre a Santiago y le habla en voz baja señalando a Jesús.

Santiago asiente y el hombre va a hablar aparte con otros que están parados en un cruce de caminos.

Entran en la casa de Pedro.

Una cocina amplia y humosa. En un rincón, redes, sogas y cestas para pesca; en medio, el hogar ancho y bajo, por ahora apagado.

Por las dos puertas, una frente a otra, se ve el camino y el huerto pequeño, con la higuera y la vid.

Más allá del camino, el celeste ondear del lago. Más allá del huerto, la pared oscura de otra casa.

Pedro dice:

– Te ofrezco cuanto tengo, Maestro, y de la forma que sé hacerlo…

Jesús responde:

– No podrías ni mejor ni más, porque me lo ofreces con amor.

Le dan a Jesús agua para refrescarse y luego pan y aceitunas.

Jesús come un poco, en realidad para que vean que lo acepta y luego con un gesto de agradecimiento, indica que no quiere más.

Unos niños curiosean desde el huerto y el camino.

Pedro mira severamente a estos niños impetuosos, para que no se acerquen.

Jesús sonríe y dice:

–         Déjalos.

–         Maestro, ¿Quieres descansar? Ahí está mi habitación, allá la de Andrés. Elige. No haremos ruido mientras estés reposando.

–        ¿Tienes una terraza?

–         Sí. Y la vid, aunque esté todavía casi sin hojas, da un poco de sombra.

–         Llévame a la terraza. Prefiero descansar arriba. Pensaré y oraré. 

–         Como quieras. Ven.

Desde el huertecillo, una pequeña escalera sube hasta el tejado, que es una terraza rodeada por una pared baja.

También aquí hay redes y sogas. ¡Cuánta luz de cielo y cuánto azul de lago!

Jesús se sienta en un taburete con la espalda apoyada en el murete.

Pedro trata de ingeniárselas extendiendo una vela por encima y al lado de la vid, para hacer un sitio donde poder uno resguardarse del sol.

Se siente brisa y silencio.

Jesús se deleita en ello.

–         Yo me voy, Maestro.

–         Vete. Tú y Juan id a decir que a la hora de la puesta del Sol hablaré aquí.

Jesús se queda solo y Ora durante mucho tiempo.

 Aparte de dos parejas de palomas que van y vienen desde los nidos y un trinar de gorriones, no hay ruido o ser vivo alrededor de Jesús orante.

Las horas pasan calmas y serenas.

Después Jesús se levanta, da alguna vuelta por la terraza, mira al lago.

Mira y sonríe a unos niños que juegan en la calle y que le sonríen.

Mira a la calle, hacia la placita que está a unos cien metros de la casa. Luego baja.

Se asoma a la cocina:

 –        Mujer, voy a pasear por la orilla.

Sale y efectivamente va a la orilla, con los niños.

Les pregunta:

–        ¿Qué hacéis?

–        Queríamos jugar a la guerra. Pero él no quiere y entonces se juega a la pesca.

El “él” que no quiere es un niño, ya un hombrecito de constitución menuda, pero de rostro muy luminoso.

Quizás sabe que siendo grácil como es, se llevaría palos de los demás haciendo “la guerra” y por ello sostiene la paz.

Pero Jesús aprovecha la ocasión para hablarles a esos niños:

–         Él tiene razón. La guerra es pena impuesta por Dios para castigo de los hombres. Y Signo de que el hombre ha venido a menos en su condición de verdadero hijo de Dios. 

Cuando el Altísimo creó el mundo, hizo todas las cosas:

El Sol, el mar, las estrellas, los ríos, las plantas, los animales, pero no hizo las armas.

Creó al hombre y le dio OJOS para que tuviera miradas de amor; BOCA para pronunciar palabras de amor; OÍDOS para oírlas, MANOS, para socorrer y acariciar; PIÉS para correr con rapidez hacia el hermano necesitado.

Y CORAZÓN CAPAZ DE AMAR.

 Dio al hombre inteligencia, palabra, afectos, gustos. Pero no le dio el Odio. ¿Por qué?

Porque el hombre, criatura de Dios, debía ser amor, como Amor es Dios.

Si el hombre hubiera permanecido TAL como criatura, habría permanecido en el amor. Y la familia humana no habría conocido guerra ni muerte.

El niño, con su lógica infantil, insiste:

–         Pero él no quiere hacer la guerra porque pierde siempre.

Jesús sonríe y dice:

–         No se debe no querer lo que a nosotros nos lesiona porque nos lesione. Se debe no querer una cosa cuando lesiona a todos. Si uno dice: “No quiero esto porque me produce una pérdida“, es egoísta.

 Sin embargo, el buen hijo de Dios dice:

“Hermanos, yo sé que vencería, pero os digo: no hagamos esto porque significaría un daño para vosotros”.

¡Cómo ha comprendido éste el precepto principal!

¿Quién me lo sabe decir?

En coro, las once bocas dicen:

–          Amarás a tu Dios con todo tu ser y a tu prójimo como a tí mismo”.

–          ¡Sois unos niños excelentes! ¿Vais todos al colegio?

–          Sí.

–          ¿Quién es el más listo?

–          Él (es el niño grácil que no quiere jugar a la guerra).

–          ¿Cómo te llamas?

–          Joel.

–          ¡Gran nombre! Joel habla así: “… el débil diga: “¡Soy fuerte!”. Pero ¿Fuerte en qué? En la Ley del Dios verdadero, para estar entre los que Él en el valle de la Decisión juzgará como santos suyos.

Mas el JUICIO está próximo: NO en el valle de la Decisión, sino en el Monte de la Redención.

Allí, entre Sol y Luna oscurecidos de horror y estrellas temblando llanto de piedad, serán discernidos los hijos de la Luz de los hijos de las Tinieblas.

Y todo Israel sabrá que su Dios ha venido.

Dichosos los que lo hayan reconocido:

Recibirán en su corazón miel, leche y aguas claras y las espinas se les transformarán en eternas rosas.

¿Quién de vosotros quiere estar entre aquéllos a los que Dios juzgue santos?.

–           ¡Yo!

–           ¡Yo!

–           ¡Yo!.

–           ¿Amaréis entonces al Mesías?

Y el coro de voces infantiles responde:

–           ¡Sí!

–           ¡Sí!

–           ¡A Tí!

–           ¡A Tí!

–           ¡Te amamos a Tí!

–           ¡Sabemos quién eres!

–           Lo han dicho Simón y Santiago y también nuestras madres.

–          ¡Llévanos contigo!.

–           En verdad os tomaré conmigo si sois buenos. Nunca más, palabras feas. Nunca más, abusos. Nunca más, riñas. Nunca más, malas respuestas a los padres.

Oración, Estudio, Trabajo, Obediencia.

Y Yo os amaré y os acompañaré en vuestro camino. 

 

Los niños están todos en círculo alrededor de Jesús.

Parece una corola policroma ceñida en torno a un largo pistilo azul oscuro.

Un hombre bastante anciano se ha acercado, curioso.

Jesús se vuelve para acariciar a un niño que le está tirando del vestido y lo ve.

La VISIÓN ESPIRITUAL, entra en acción…

Detiene en él intensamente su mirada.

El anciano se limita a saludar ruborizándose.

Jesús lo llama:

 –       Felipe, ¡Ven! ¡Sígueme!

El hombre responde:

– Sí, Maestro.

Jesús bendice a los niños y al lado de Felipe vuelve a casa. Se sientan en el huertecillo.

Jesús le pregunta:

–         ¿Quieres ser mi discípulo?

–         Lo quiero. Y no oso esperar serlo.

–         Yo te he Llamado.

–         Lo soy entonces. Heme aquí.

–         ¿Tenías conocimiento de mí?

–         Me ha hablado de ti Andrés. Me ha dicho: “Aquel por quien tú suspirabas ha venido“. Porque Andrés sabía que yo suspiraba por el Mesías.

–         No queda frustrada tu espera. Él está delante de ti. 

Jesús se transfigura ante el hombre lo ha anhelado tanto.

O sea, que permite que Felipe vislumbre la DIVINIDAD oculta en Él.

Felipe exclama emocionado:

–         ¡Mi Maestro y mi Dios!

–         Eres un israelita de recta intención. Por esto me manifiesto a ti. Otro amigo tuyo como tú, sincero israelita espera.

Ve a decirle: “Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, hijo de José, de la estirpe de David, aquel de quien hablaron Moisés y los profetas”. ¡Ve!   

Jesús se queda solo hasta que vuelve Felipe con Nathanael – Bartolomé.

Jesús lo saluda:

–         He aquí un verdadero israelita en quien no hay engaño. La paz sea contigo, Nathanael.

–        ¿Cómo me conoces?

–          Antes de que Felipe fuera a llamarte, te he visto debajo de la higuera.

Usando los ojos con la mirada espiritual.

Nathanael exclama:

–          ¡Maestro, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel!

–          ¿Porque he dicho que te he visto pensando debajo de la higuera, crees? Cosas mucho más grandes que éstas verás.

 En verdad os digo que los Cielos están abiertos y vosotros por la Fe, veréis a los ángeles bajar y subir sobre el Hijo del Hombre: Yo, quien te está hablando. 

 –          ¡Maestro! ¡Yo no soy digno de tanto favor!

–           Cree en mí y serás digno del Cielo. ¿Quieres creer?

–           Quiero, Maestro.

Mientras tanto en la terraza, que está llena de gente.  Otras personas están en el huertecillo de Pedro.

Luego Jesús llega.

Y saluda diciendo: 

–      Paz a los hombres de buena voluntad. Paz y bendición a sus casas, mujeres y niños. La Gracia y la Luz de Dios reinen en ellas y en los corazones que las habitan.

Deseabais oírme. La Palabra habla. Habla a los honestos con alegría, habla a los deshonestos con dolor, habla a los santos y a los puros con gozo, habla a los pecadores con piedad. No se niega.

Ha venido para derramarse como río que riega tierras necesitadas de agua y que de él reciben alivio de olas y nutrición de limo.

Vosotros queréis saber qué se requiere para ser discípulos de la Palabra de Dios; del Mesías Verbo del Padre, que viene a reunir a Israel para que oiga una vez más las palabras del Decálogo santo e inmutable, y se santifique en ellas.

Para estar limpio, en la medida en que el hombre puede hacerlo de por sí, para la hora de la Redención y del Reino. Mirad.

Yo digo a los sordos, a los ciegos, a los mudos, a los leprosos, a los paralíticos, a los muertos:

“Levantaos, sanad, resucitad, caminad, ábranse en vosotros los ríos de la luz, de la palabra, del sonido, para que podáis ver, oír, hablar de mí”.

Pero más que a los cuerpos, esto se lo digo a vuestros espíritus.

Hombres de buena voluntad, venid a mí sin temor.

Si el espíritu está lesionado, Yo le devuelvo la salud. Si está enfermo, lo curo; Si muerto, lo resucito. Quiero sólo vuestra buena voluntad.

¿Es difícil esto que os pido? No.

No os impongo los cientos de preceptos de los rabinos. Os digo: seguid el Decálogo. La Ley es una e inmutable.

Muchos siglos han pasado desde la hora en que fue promulgada:

Hermosa, pura, fresca, como criatura recién nacida; como rosa recién abierta en el tallo. Simple, sin mancha, ligera de seguir.

Durante los siglos, las culpas y las inclinaciones la han complicado con leyes y más leyes menores, pesos y restricciones, demasiadas cláusulas penosas.

Yo os conduzco de nuevo a la Ley como ésta era cuando el Altísimo la dio.

Pero, os lo ruego por vuestro bien; recibidla con el corazón sincero de los verdaderos israelitas de entonces.

Vosotros susurráis, más en vuestro corazón que con los labios; que la culpa está arriba.

Más que en vosotros, gente humilde. Lo sé.

En el Deuteronomio está dicho todo lo que debe hacerse, y no era necesario más. 

Pero no juzguéis a quien actuó no para sí, sino para los demás. Vosotros haced lo que Dios dice.

Y sobre todo, esforzaos en ser perfectos en los dos preceptos principales.

Si amáis a Dios con todo vuestro ser, NO PECARÉIS. no pecaréis,

PORQUE EL PECADO PRODUCE DOLOR A DIOS

QUIEN AMA NO QUIERE CAUSAR DOLOR.

Si amáis al prójimo como a vosotros mismos;

Sólo podréis ser hijos respetuosos para con los padres, esposos fieles a los consortes, hombres honestos en las transacciones.

Sin violencias para con los enemigos, sinceros a la hora de testificar sin Envidia de quien posee, sin deseos de Lujuria hacia la mujer del prójimo.

No queriendo hacer a los demás lo que No querríais que se os hiciera a vosotros,

NO robaréis, NO mataréis, NO calumniaréis,

NO entraréis como los cucos en el nido de los demás.

Pero incluso os digo: “Portad a Perfección vuestra Obediencia a los Dos Preceptos de Amor:

Amad también a vuestros Enemigos”.

¡Oh, si sabéis amar como Él, cómo os amará el Altísimo, que ama al hombre transformado en Enemigo suyo por la culpa original y por los pecados individuales.

Hasta el punto de enviarle el Redentor, el Cordero que es su Hijo, Yo, quien os está hablando, el Mesías, prometido para redimiros de toda culpa!

 

AMAD. El amor sea para vosotros escalera por la cual hechos ángeles, subáis (como vio Jacob) hasta el Cielo, oyendo al Padre decir a todos y a cada uno:

“Yo seré tu Protector dondequiera que vayas.

Y te traeré de nuevo a este lugar: al Cielo, al Reino Eterno”.

La Paz esté con vosotros.

La gente manifiesta su conmovida aprobación y se va lentamente.

Se quedan Pedro, Andrés, Santiago, Juan, Felipe y Bartolomé.

Pedro pregunta:

–          ¿Te vas mañana, Maestro?

Jesús replica:

–          Mañana al amanecer, si no te desagrada.

–          Desagradarme el que te vayas sí, pero la hora “NO“; es incluso propicia.

–          ¿Vas a ir a pescar?

–          Esta noche, cuando salga la Luna.

–          Has hecho bien Simón Pedro, en no pescar durante la pasada noche. Todavía no había terminado el sábado.

 

Nehemías en sus reformas, quiso que en Judá se respetara el Sábado.

Ahora también demasiada gente en sábado, prensa en los lagares.

Transporta haces: carga vino y fruta. 

Y vende y compra pescado y corderos.

Tenéis seis días para esto.

El sábado es del Señor.

Sólo una cosa podéis hacer en sábado:

El bien a vuestro prójimo, pero sin ningún tipo de afán de lucro. Quien viola por lucro el sábado sólo puede obtener de Dios el Castigo.

¿Gana algo?: Lo perderá con creces en los otros seis días. ¿No lo gana?: se ha esforzado en vano el cuerpo, no concediéndole ese reposo que la Inteligencia ha establecido para él,

airándose el espíritu por haber trabajado inútilmente, llegando incluso a proferir imprecaciones.

Sin embargo, el día de Dios debe transcurrirse con el corazón unido a Dios en dulce oración de amor. Hay que ser fieles en todo.

–          Pero… los escribas y doctores, que son tan severos con nosotros… No trabajan durante el sábado. Ni siquiera le dan al prójimo un pan por evitar el trabajo de dárselo…

Y sin embargo, fían préstamos abusivos aun en sábado, ¿Se puede hacer esto en sábado porque no sea trabajo material?

–          No. Nunca. Ni durante el sábado ni durante los otros días. Quien presta abusivamente es deshonesto y cruel.

–          Los escribas y fariseos, entonces…

–          Simón no juzgues. Tú no lo hagas.

–          Pero tengo ojos para ver…

–          ¿Sólo el mal está ante nuestros ojos, Simón?.

–          No, Maestro.

–          Entonces, ¿Por qué mirar sólo el mal?

–          Tienes razón, Maestro.

–          Entonces mañana al amanecer partiré con Juan».

–          Maestro…

–          Simón, ¿Qué te sucede?

–          Maestro… ¿Vas a Jerusalén?

–          Ya lo sabes.

–          Yo también voy a Jerusalén para la Pascua… y también Andrés y Santiago….

–          ¿Y entonces?… Quieres decir que desearías venir conmigo ¿No? ¿Y la pesca? ¿Y la ganancia? Me has dicho que te gusta tener dinero y Yo me ausentaré durante muchos días.

Primero voy donde mi Madre y a Jerusalén a la vuelta. Me quedaré allí predicando. ¿Cómo te las arreglarás?…

Pedro se muestra dudoso, vacilante…

Pero al final se decide:

–          Por mí… voy contigo. ¡Te prefiero a ti antes que al dinero!

Andrés:

–          Yo también voy.

Santiago:

–          También yo.

Bartolomé:

–          Y nosotros también, ¿verdad, Felipe?

Jesús los invita:

–          Venid, pues. Me serviréis de ayuda.

Pedro se emociona ante la idea:

–          ¡Oh!… ¿En qué te podemos ayudar?

–          Os lo diré. Para actuar bien sólo tendréis que hacer cuanto os diga. El obediente siempre actúa bien. Ahora oraremos y luego cada uno irá a realizar sus cometidos.

–          ¿Y Tú, Maestro?

–          Oraré más. Soy la Luz del mundo, pero también soy el Hijo del hombre. Por ello siempre tengo que beber de la Luz para ser el Hombre que redime al hombre. Oremos.

Jesús ora: 

“Quien reposa en la ayuda del Altísimo vivirá bajo la protección del Dios del Cielo. Dirá al Señor: “Tú eres mi protector, mi refugio. Es mi Dios, en Él está mi esperanza. Él me libró del lazo de los cazadores y de las palabras agresivas… (Salmo 91)

D104 ¡¡¡IGLESIA TRAICIONADA!!! 4


Noviembre 01 de 2019

Habla Dios Padre

Pueblo mío, heredad mía, mi Paz sea con vosotros

La decadencia moral, social y espiritual, va en aumento; esta Humanidad cabalga al despeñadero por la falta de Dios en su corazón.

Los días de la Gran Tribulación cada vez están más cerca y van a ser muy pocos los que la resistan; la falta de Fe, unida a la falta de Oración y compromiso con vuestro Padre Celestial, hará que muchos por su TIBIEZA perezcan.

Pueblo mío, acostumbraos a convivir con las altas y bajas temperaturas, porque éstas van a intensificarse más, haciendo invivibles muchos lugares de la Tierra.

Las noches en muchos lugares van a ser heladas y en otros el calor será intenso; esto va a afectar el ecosistema terrestre y marítimo, trayendo la escasez y la hambruna en toda la Tierra.

Por un tiempo vais a tener carencia de aguas lluvias que refresquen la tierra, será un tiempo seco y árido, otra señal que el Cielo os dará, buscando vuestra conversión.

Orad, Ayunad y haced Penitencia en aquellos días, para que vuelvan las aguas lluvias, porque de lo contrario vendrá un tiempo de sequía y hambruna, que asolará a toda la Humanidad.

Se acercan pues heredad mía, días de escasez a nivel mundial y la gran mayoría de la humanidad por su rebeldía y apatía a mis Llamados, no va a estar preparada para afrontarlos.

La Tierra en aquellos días próximos a comenzar, sólo dará malos frutos, la hambruna y la sequía, traerán las plagas y las pestes. Y gran parte de la humanidad morirá de hambre y sed, por no querer atender a mis Llamados Celestiales.

Nuevamente os repito: días de escasez y de hambruna se aproximan; los que podáis, id almacenando productos no perecederos y mucha agua, para que tengáis reserva.

LOS QUE CARECÉIS DE MEDIOS ECONÓMICOS, NO TEMÁIS,

LO MUCHO O LO POCO QUE TENGÁIS LO MULTIPLICARÉ

Si compartís con vuestros hermanos y lo pedís con Fe, así como lo hice con la viuda de Sarepta en tiempos del Profeta Elías (1 Reyes 17. 8 al 24)

Pueblo mío, el agua se está agotando en vuestro planeta, no la malgastéis; proteged las reservas hídricas, los manantiales y cuencas de los ríos, para que no se sequen.

Dadle un buen uso a este bien natural esencial para la Creación y supervivencia de todas las criaturas, incluida la especie humana.

El cambio climático en la Tierra es causado por todo el maltrato que le estáis dando al planeta. ¡Reforestad, reforestad, cuanto antes la Tierra.

Cuidad las reservas naturales y el agua y no sigáis contaminando el planeta, para que éste pueda volver a respirar y vuestros hijos mañana puedan seguir gozando de este paraíso!.

Los días  ya están siendo más cortos, la maldad de esta humanidad ha hecho que todo cuanto está escrito se acelere.

De no acortarse los días ni los justos se salvarían; no quedarían sobrevivientes que habitaran los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra.

El acortamiento de los día es otra Señal que el Cielo os da para que estéis preparados.

La maldad y el pecado de esta humanidad está rompiendo la armonía de todo lo creado. Todo en el universo se desincroniza por el pecado y la maldad de los hombres; acordaos lo que ya os dije:  

“Sois seres espirituales en un universo espiritual; el pecado de un solo hombre afecta a muchos y el pecado de muchos afecta el Universo entero.”

Se acercan los días de la gran hambruna, id acostumbrándoos a vivir con lo necesario; no derrochéis vuestra comida, porque vienen día de escasez; días donde tener un pedazo de pan, será tener un tesoro.

De nada servirá vuestras riquezas materiales, ya que no habrá qué comer. Serán días de lamentaciones y de gran sequía, la Tierra se rebelará contra el hombre y solo malos frutos dará.

El grito y la desesperación se apoderará de muchos y será tan grande la hambruna que muchas mujeres cocinarán a sus hijos y ellos le servirán de comida (Lamentaciones 4,10).

Pueblo mío, escuchad: Tribulación como nunca antes se ha visto en la Tierra se aproxima. La Guerra será el comienzo de todo;

la contaminación nuclear se expandirá por los aires y el sol perderá su brillo; en muchos lugares habrá tinieblas y el Clima cambiará totalmente.

La Tierra contaminada no volverá a reverdecer, ni a dar frutos; la contaminación nuclear hará de muchos lugares un desierto.

El Jinete de la Hambruna ha comenzado a derramar su Copa sobre los habitantes de la Tierra.

¡Corred a poner vuestras cuentas en orden Pueblo mío, porque está cerca la Noche de mi Justicia!.

Mi Aviso es la última puerta abierta de mi Misericordia.

Estad preparados porque ese Día está cerca, que no os coja la noche para cuadrar vuestras cuentas; porque bien sabéis que la noche es tiempo de Justicia y ya no habrá quien os escuche.

Acordaos que vengo a pediros un balance de vuestra vida y obras; y muchos por no querer escucharMe se van a perder y no despertarán más a este Mundo.

¡Apresuraos pues, porque el Día grande y terrible del Señor está cerca!.

Hijito Mío, mi pequeño Teófilo, alguna vez te enseñé los Portones que se abrirán para el Resto Fiel. Portones inmensos, bellos, que al abrirse traen una luminosidad Divina y una Paz que solamente puede venir de Mí.

No todos los portones que se abren traen Mi Presencia. Ve, ve ahora éstos Portones que te enseño, son grandes, no comparables a los que te enseñé para el Resto Fiel,

pero ve cómo al abrirlos no hay luz, está obscuro, muy negro, son apariencias.

Son grandes, pero lo que hay dentro, no viene de Mí. ¡Cuánta obscuridad!, ¡Cuánta Maldad se encierra en donde, ciertamente, debiera estar lleno de Mi Bien!

Ve cómo no sale Luz, no sale Paz, no sale Vida,

YO NO ESTOY AHÍ, SATANÁS ES EL QUE REINA AHÍ.

Anunciado estaba en las Escrituras y este es el tiempo en el que se están realizando ésas Profecías dadas en las Escrituras.

Las mismas Escrituras os dicen, cuando Mi Hijo fue atacado por Satanás en el desierto: “no sólo de pan vive el hombre si no de la Palabra que sale de Boca de Dios”.

Satanás os ha dado un pan que no alimenta, ha mostrado su Maldad que la estáis viviendo alrededor del Mundo y pocos, muy pocos hacéis algo para contrarrestar toda ésa Maldad.

Y esto lo hacéis principalmente a través de la Oración, de buscar la vida en la Gracia, de recibir Mis Sacramentos, de transmitir Mi Vida y Mi Amor a través de vuestro ejemplo y vuestras palabras.

MI IGLESIA FALLA, MI IGLESIA ESTÁ OBSCURA,

YA NO SALE LUZ DE ELLA

Y LO QUE SALE ES MENTIRA, FALSEDAD, ENGAÑO

Mi Iglesia verdadera está en el corazón del Resto Fiel.

Y ÉSA IGLESIA VERDADERA, EN MI RESTO FIEL, ES LA QUE INICIARÁ UN NUEVO MUNDO

Un Mundo lleno de bellezas, como Mi Cielo lo es de Verdad, la Verdad que solamente puede venir de Mí y que da Vida a todo, una Iglesia de Virtud, donde se vea cómo debe ser el alma a Imagen y Semejanza Mía.

¡POBRE DE MI IGLESIA!

A PESAR DE QUE LAS PUERTAS ESTÁN ABIERTAS,

UNA OBSCURIDAD TERRIBLE HAY DENTRO DE ELLA

¡Ay!, hijos Míos, ministros de Mi Iglesia, Soy Jesús, vuestro Salvador, vuestro Maestro, vuestro Guía.

Mi Iglesia, ¡Ay! de Mi Iglesia, cómo la habéis pisoteado muchos de vosotros, que fuisteis escogidos para ser ministros de Ella.

Fuisteis llamados a la Vida y se os dio una Gracia especial de ser sacerdotes, de ser ministros, de ser ejemplo ante vuestros hermanos.

El ser sacerdotes os confiere una Gracia especial, un don especial, que debéis compartir con vuestros hermanos.

Vuestra posición sobre la Tierra es altísima, ser sacerdote de Mi Iglesia, es una bendición muy grande para un alma.

Pero cuántos de vosotros almas escogidas, habéis desperdiciado todas las Gracias y Bendiciones que pudieron haber caído sobre vosotros, para que las repartierais a vuestros hermanos.

Cuántos de vosotros habéis pisoteado Mis Enseñanzas, Enseñanzas de Vida.

Cuántos de vosotros, en lugar de haber sido faro de salvación, faro que debiera dar luz en las tinieblas que rodean al Mundo,

fuisteis todo lo contrario y en lugar de ser luz, fuisteis también tinieblas y llevasteis al error a muchos hermanos vuestros.

¡Ay!, de aquellos ministros de Mi Iglesia que en vez de salvar almas,

con su mal ejemplo, con sus palabras malintencionadas, con enseñanzas muy diferentes a las que tenéis en las Sagradas Escrituras, llevasteis a muchas almas al Error y con ello, hasta a la condenación eterna.

Pagaréis fuertemente por todas las almas a las cuales condenasteis por vuestro mal ejemplo, por vuestras malas enseñanzas, por vuestro desamor hacia Mí, vuestro Dios.

¡Ay! de vosotros, malos ministros, que en lugar de ser ésa Luz de salvación entre vuestros hermanos, los llevasteis a una Obscuridad más profunda, que aquella en la que ya vivían.

¡Ay!, de vosotros que por vuestro mal ejemplo hicisteis que se apartaran de Mi Iglesia y buscaran otros tipos de espiritualidades muy diferentes a lo que Yo quiero para las almas.

¡Ay! de aquellos, que en lugar de vivir para un crecimiento espiritual propio y para el de vuestros hermanos, os dedicasteis a atesorar bienes de la Tierra

y de ésta forma, le quitasteis al pobre lo que le correspondía, porque no compartisteis de los bienes que Mi Iglesia tenía.

¡Ay! de vosotros, que vivís en el pecado de la carne, que buscáis lo que no debéis buscar, porque con ello, dais un mal ejemplo y vuestra alma se llena de pecado.  

Y sobre todo, porque desperdiciáis Mi Bien del sacerdocio que Yo os he conferido.

¡Arrepentíos! En estos últimos momentos que os quedan antes del gran momento de la Purificación; porque cuando estéis ante Mí, vuestro Dios y Señor, querréis que los montes os aplasten para que no veáis Mi Ira y Mi castigo caer sobre vosotros.

Ya no sois faros de salvación, ya no sois faros que dan Luz en las tinieblas, ya no sois Vida para las almas, os dejasteis vencer por Satanás, no cuidasteis el Tesoro tan grande que Yo os pedí cuidarais y que os comprometisteis a hacerlo.

Permití que cuidarais el Tesoro más grande que existe sobre la Tierra, que es Mi Iglesia y sus Sacramentos y vosotros los habéis pisoteado, habéis jugado con ellos, habéis desobedecido lo que os he pedido.

Pero sobre todo, vuestro mal ejemplo hizo que muchas almas se apartaran de Mí y eso lo pagaréis fuertemente, DE MÍ NO ESCAPARÉIS

Mi Ira caerá sobre vosotros, porque vuestro puesto en el sacerdocio en el ser ministros, era para salvación y no para perdición de las almas.

Mucha maldad habéis propagado, vuestra burla ha sido grande contra Mí y os repito, Mi Ira caerá sobre vosotros y no sabréis dónde esconderos para no verMe a los Ojos.  

Me habéis causado mucho Dolor, habéis causado mucho dolor a vuestros hermanos, no habéis sido ejemplo digno de ser Mis servidores y servidores de vuestros hermanos al ser ministros de Mi Iglesia.

Os dolerá mucho haberMe ofendido a tal grado. Llorad pues vuestros pecados, antes de que Mi Ira caiga sobre vosotros.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os dije:

“NO TENDRÉIS OTRO DIOS FUERA DE MÍ”

Y ahora os lo quiero explicar.

Todo lo que esté fuera de Mí, tiene sus raíces en lo humano y por ser así, todo es imperfecto.

Todo aquello que esté basado en el materialismo humano o peor aún, en el orgullo humano, nunca va a poder igualar a las obras de vuestro Dios.

Ved, observad todo y a todos aquellos que están fuera de Mí y que no se guían por Mí Santa Voluntad,

TODO SE CORROMPE,

CORROMPEN A LOS QUE LOS SIGUEN

Y TERMINAN CON TODO Y NO DE MUY BUENA FORMA

Recordad en la antigüedad a los pueblos idólatras, a los pueblos soberbios, a los pueblos ricos de los bienes de la Tierra, ¿En dónde están ahora?

Tanto ellos como sus ídolos de piedra o de metal han desaparecido, sólo queda su recuerdo, recuerdo con el cual debéis aprender, para forjar vuestro futuro.

No puede haber ningún dios fuera de Mí porque ninguno podrá actuar con el Amor y con la Misericordia con la que Yo actúo.

Sí, Mis pequeños, Mí Amor y Mí Misericordia SON INIGUALABLES y nadie puede actuar con ellos si antes no ha sido escogido por Mí, vuestro Dios.

Sólo Yo puedo amar más que nadie. Sólo Yo puedo amar de igual modo, al bueno que al malo, al que está cercano a Mí Corazón, como al que está alejado, al hombre justo como al injusto.

Sólo Yo persigo, hasta encontrar, al alma perdida en el pecado, para rescatarla y hacerla vivir.

Sólo Yo puedo cambiar el corazón destruido por el pecado, del pecador arrepentido, por un corazón digno para ser llamado hijo de Dios.

NO PUEDE HABER NINGÚN DIOS FUERA DE MÍ

PORQUE NINGUNO OS PUEDE DAR AL HIJO QUE YO OS DI

Sí, existen pueblos basados en las enseñanzas de hombre buenos, de hombres sabios, de hombres iluminados: pero, al fin y al cabo, hombres, quienes fuera de su vida ejemplar, seguían cayendo en los errores propios de la naturaleza humana.

Sí, su amor era grande en algunos de ellos, pero su fragilidad humana pronto los delataba.

NO puede haber otro Dios fuera de Mí, PORQUE NADIE HA HECHO NI HARÁ, las grandes Obras y Portentos que Yo, vuestro Dios y Creador, puedo hacer.

Han existido y existirán guías espirituales basados en el mal, respaldados por Mí Enemigo y que han podido hacer “obras grandes a ojos humanos”.

Pero siempre están rubricados con las señales de él; obras cuya finalidad son por lo general el ganar fama, fortuna, soberbia, reconocimiento puramente humano.

Son, en pocas palabras, obras intranscendentes y fútiles. Sólo lo Mío SÍ perdura; sólo lo Mío SÍ libera; sólo lo Mío sana, sólo lo Mío os da lo que tanto necesita vuestra alma.

Sólo Yo Soy Amor en pleno. Sólo Yo Soy Misericordia Infinita. Sólo Yo Soy Divinidad perfecta e inmutables.

Yo Soy el mismo Dios ayer, hoy y siempre y no Soy de una forma de ser para unos y de otra forma de ser para otros, adecuándoMe a deseos o exigencias humanas.

La naturaleza humana está acostumbrada a manipular a sus semejantes según le convenga. 

YO SOY DIOS Y NO HAY OTRO SOBRE MÍ

Yo, como Padre y Creador de todos vosotros y de todo cuanto existe, Mí única “conveniencia” es la de haceros regresar al hogar Eterno,

para amaros con Mí Amor infinito y desinteresado, desinteresado porque nunca vais a poderMe dar más de lo que Yo os pueda dar. 

Mi deseo es solamente manteneros en la calidad en la que fuisteis creados: SANTOS.

Sólo Yo, vuestro Dios, busco vuestro bien, el bien de cada uno de vosotros, porque de Mí salisteis y lo Mío,

TODO LO MÍO, DEBE ESTAR SELLADO POR LA PERFECCIÓN DEL AMOR

Todo aquello que no esté sellado de Amor no puede ser Mío ni pertenecer a Mí y todo lo que es Mío, todo lo que sale de Mí, produce frutos en el Amor.  

Por eso, NO PUEDE haber otro dios fuera de Mí, porque Yo Soy el verdadero Dios del Amor, pero del Amor Divino, no del amor carnal, humano, al que ahora muchos de vosotros seguís.

NO es dejéis confundir por aquellos que os hablen de amor, tened la sabiduría de preguntaros: ¿A dónde me quieren llevar con lo que me están proponiendo?

¿Buscan mí crecimiento interior o sólo me están buscando para darme frutos de la tierra?

Vuestra corrompida naturaleza tiende fuertemente a unirse a las cosas del Mundo y por ello vuestro discernimiento deber ser más profundo y éste sólo se consigue a través de la Oración y la oración sólo os lleva a Mí.

Por eso, si realmente queréis crecer en el Amor verdadero, vuestra Oración debe ir en Mí búsqueda y es ahí en donde encontraréis la Verdad.

La Verdad, Mí Verdad, habita en vosotros, pero debéis encontrarla a través de la Oración profunda y HUMILDE; os remarco, humilde, porque nunca Me podréis encontrar si no Me buscáis a Mí y a Mís intereses antes de buscar los vuestros.

Mateo 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Romanos 8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 2 Corintios 6:14 (14) No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? Santiago 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

No busquéis otro dios fuera de Mí, porque en lugar de haceros crecer, os disminuirá.

El ser humano no fue creado para que su humanidad fuera grande en sí misma, sino para que las obras que salieran de él, dirigidas por un corazón amoroso, les dieran la calidad de hijo de Dios.

Es vuestra alma, envuelta en Mí Amor y en Mís Virtudes, la que debe dar a cada ser humano su dignidad y su reconocimiento y sólo así prevaleceréis por los siglos de los siglos.

Si vuestro dios es un dios de barro –vuestra carne– o de metal –las riquezas de este mundo-, estáis sentenciados a durar tanto como lo material dura en esta tierra.

SÓLO LO DIVINO, SÓLO LO SANTO,

SÓLO LO QUE ESTÁ BASADO EN EL AMOR DE VUESTRO DIOS, PUEDE PERDURAR

 Entended bien esto, Mís pequeños.

Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el Nombre de Mí Hijo Jesucristo y en el Nombre del Amor de Mí Santo Espíritu.

CUMPLIMIENTO

9 de octubre de 2019 12:11 pm

Indígenas y religiosas hacen rituales amazónicos en iglesia católica cerca al Vaticano

Redacción ACI Prensa

Una imagen del ritual amazónico realizado hoy en una iglesia cerca al Vaticano. Crédito: ACI Prensa

La iglesia romana de Santa María en Traspontina, situada en la Via de la Conciliazione a pocos metros del Vaticano, acoge diariamente del 4 al 27 de octubre un evento de marcado carácter sincrético en el que se mezclan tradiciones indígenas del Amazonas con referencias cristianas.

Esto ocurrió hoy en la Iglesia Santa María en Transpontina en Roma, a pocos metros del Vaticano en el marco del #SinodoAmazonico #SinodoDeLaAmazonia

El evento, denominado “Momentos de Espiritualidad Amazónica”, es organizado por “Amazonía Casa Común”, un espacio de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM),

establecido de forma temporal en esta parroquia encomendada a los Carmelitas en el contexto del Sínodo de la Amazonía, que se desarrollará en el Vaticano hasta el 27 de octubre.

ACI Prensa presenció el ritual el 8 y 9 de octubre. El primero comenzó a las 9:45 a.m.

¿Y TODOS LOS SACRÍLEGOS BORRACHOS DE TEOLOGÍA,

SIQUIERA VIERON CON OJOS ESPIRITUALES EL TREMENDO ERROR QUE COMETIERON?

Dentro de la iglesia y frente al lugar donde se ubica el Santísimo Sacramento y junto al altar principal, se extendieron unas telas y una red de colores con diversos objetos,

como pequeñas canoas, imágenes de aves, instrumentos, estatuillas, cuencos con alimentos, entre otras.

Y en el centro un cesto de mimbre dentro del cual estaba la imagen de una mujer embarazada desnuda.

Esta imagen se usó en el ritual realizado por la REPAM y la Orden de los Franciscanos Menores en los Jardines del Vaticano el 4 de octubre ante el Papa,

Y en la oración con la que se inició los trabajos del Sínodo en la Basílica de San Pedro el día 7.

Fue descrita por Vatican News en portugués como “Nuestra Señora de la Amazonía”.

Asimismo, varios de los objetos mencionados también fueron usados en estas dos ceremonias.

Entre los participantes del evento en la iglesia de Santa María en Transpontina,

había varias religiosas católicas, una sacerdotisa anglicana, varios frailes franciscanos, laicos e indígenas amazónicos.

El evento de la REPAM empezó con una mujer que llamó a los participantes a formar un círculo alrededor de los objetos depositados en el suelo.

Cada uno de los participantes llevaba en la mano un objeto como los ya descritos.

Pidió que todos se entrelazaran con los brazos y comenzaron una serie de cánticos y discursos.

Donde se mezclaban referencias a la naturaleza, la creación, expresiones como “todos somos uno”, con mensajes cristianos como “hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios”, y alguna lectura bíblica.

La dirección del evento iba pasando de una persona a otra.

En un momento dado, los participantes depositaron sus objetos en la tela a modo de ofrendas.

Luego, los indígenas pusieron en el cesto de mimbre tierra de la Amazonía.

A continuación, todos se quitaron los zapatos, se pusieron de rodillas y se inclinaron tocando el suelo con la cabeza.

Uno de los indígenas se acercó al cesto con la tierra, tomó en sus manos parte de la tierra y la alzó hacia arriba diciendo algunas palabras en voz baja.

Su ritual pagano fué una ENTREGA a su deidad, la respectiva Potestad la recibió y TODO a Satanás le salió perfecto…      

Me pregunto sí hubieran seguido tan embelesados, de ver como LA POTESTAD de la Pachamama se estuvo burlando del Santísimo Sacramento mientras recibía las almas de TODOS LOS PARTICIPANTES.  

Después y para concluir el acto se leyó un fragmento del libro del Éxodo en el que Dios, en la zarza ardiente, le pide a Moisés que se descalce porque está en tierra sagrada.

Al preguntar sobre el significado del acto a algunos de los participantes, estos explicaron que los objetos simbolizan los dones de Dios.

A la pregunta sobre si era una ceremonia cristiana o amazónica, respondieron que las dos cosas son lo mismo. ¡¡¡TOTALMENTE DELEZNABLE!!! 

El problema es que su serena majestad Pachamama ES un arcángel caído. A ver si siguen tan embriagados de fervor en el Infierno.

Clasica respuesta pachamámica, para sus idiotizados espectadores embriagados por su estupidéz.

El acto del 9 de octubre comenzó en el atrio de la iglesia con algunos cantos y luego los participantes caminaron al interior del templo en donde siguió el ritual,

en el que destacó la participación de Mons. Raúl Vera, Obispo de Saltillo (México), conocido por la promoción del estilo de vida homosexual y su apoyo al lobby LGBT.

En enero de este año Mons. Vera afirmó sobre la homosexualidad que “hay una parte de la población mundial que nace en esa condición” y que esta “viene en su naturaleza”,

Algo que ha aprendido “porque estoy cerca de ellas y de ellos”.

En octubre de 2015, el Prelado pronunció una conferencia en Roma en la que dijo al lobby gay que “son los salvadores de la Iglesia”.

Momentos del evento realizado ayer en la Iglesia Santa María en Transpontina cerca al Vaticano #SinodoAmazonico #SinodoDeLaAmazonia

Una vez en el interior del templo y frente al altar del Santísimo, algunos de los participantes levantaron una canoa sobre la que estaba sentada una joven.

Como el día anterior, en esta zona había una serie de elementos amazónicos como la imagen de “Nuestra Señora de la Amazonía”, descrita así por Vatican News en portugués. 

Después de una vida religiosa tan sacrificada, ¡Le entregaron su alma GRATIS a Satanás, solo por no pertenecer a una iglesia “Obsoleta” según uds.! ¡Qué fabuloso negocio hicieron! 

Para concluir el evento, se rezó el Padre Nuestro, el Ave María y se hizo una reflexión con una lectura bíblica.

Algunos de los participantes indicaron que el ritual irá variando a lo largo de los días en los que se realice para poder mostrar cómo es la “espiritualidad amazónica”.

En varias capillas de la iglesia, los responsables de “Amazonía Casa Común”, iniciativa de la REPAM, han establecido unas muestras sobre los llamados mártires amazónicos.

En el suelo de las capillas han colocado otros objetos, fotos e imágenes relacionados a la Amazonía y la problemática de la región.

En una de ellas, también se puede ver una pancarta en la que se quiere representar las palabras del Papa Francisco en la encíclica Laudati si’: “Todo está conectado”.

Para ello se emplea la fotografía de una mujer indígena que con un brazo sostiene a su hijo pequeño y con el otro amamanta a un lechón

A su alrededor una flecha dirige la mirada hacia la fotografía del hijo con las palabras “otro-yo”.

Del hijo sale otra flecha hacia la fotografía del lechón con las palabras “otro-naturaleza-cosmos”.

Por último, la flecha dirige de nuevo a la fotografía de la madre bajo la palabra “yo”.

Además, mediante una flecha de cambio de sentido se explica que el proceso puede ser a la inversa.

La iniciativa “Amazonía Casa Común” celebrada en la iglesia de Santa María en Traspontina, contrasta con las palabras pronunciadas el 17 de junio del Cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, durante la presentación del Instrumentum laboris del Sínodo.

En aquella ocasión, el Cardenal rechazó que el Sínodo sobre la Amazonía pudiera abrir alguna posibilidad a una Iglesia sincrética donde se diera cabida a sensibilidades filosóficas o religiosas de origen pagano.

El Cardenal aseguró que no veía “ningún sincretismo” en el Sínodo y que en el Instrumentum laboris o documento de trabajo “se habla de Jesús, se habla de la Creación. (Los diablos también creen y sin embargo ¡TIEMBLAN!  Santiago 2,19)  

Si hay alguna filosofía, u otras religiones, que hablan de la Creación, eso no quiere decir que si hablamos de la Creación haya sincretismo”.

En un texto enviado a ACI Digital –agencia en portugués del grupo ACI– Mons. José Luis Azcona, Obispo Emérito de Marajó en el delta del Amazonas en Brasil,

explicó que la iniciativa “Amazonía Casa Común” puede ser “un puente de escándalo para toda la Iglesia, desde Roma, y con ocasión del Sínodo”.

“Algunas preguntas sobre la ‘Amazonía Casa Común’ son legítimas y están justificadas.

Como, por ejemplo, sobre esos rituales indígenas que lógicamente, van a ser diferentes, ¿qué tipo de espíritus van a ser invocados?

Porque estos pueden ser de distinto tipo.

¿Son espíritus de hechicería, incompatibles con el evangelio y al mismo nivel que el pecado de idolatría, como explica Pablo?” 

“¿O pueden ser espíritus invocados en la misma ‘Amazonía Casa Común’ mediante sus místicas, rituales, oraciones que pertenecen al ámbito de la magia, como las ve de nuevo el Apóstol a la luz del peor mal posible?

¿O son extrañas ‘autoridades’ y ‘poderes’ (‘malos espíritus’ para Pablo) subordinados al control del Príncipe del Mal Satanás?”

“¿O es que acaso los responsables de ‘Amazonía Casa Común’ no creen verdaderamente que Cristo derrotó todas esas fuerzas por su obra redentora

y que, exaltado sobre todos ellos, mantiene para siempre y de modo absoluto su soberanía de Señor?”, se preguntó.

“Amazonía Casa Común” está impulsada por la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) junto con otras organizaciones.

Además de los “Momentos de Espiritualidad Amazónica” en la iglesia de Santa María en Traspontina, se han programado otros eventos como conferencias y exposiciones en diferentes lugares de Roma

y otras ciudades de Italia en ocasión del Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía.

16 de octubre de 2019 9:21 am | última actualización 16 de octubre de 2019 4:25 pm

¿Esta imagen amazónica representa a la Virgen María? Autoridad del Vaticano responde

Por walter sánchez silva | ACI Prensa

Paolo Ruffini, Prefecto del dicasterio para la Comunicación del Vaticano se pronunció sobre la polémica imagen de una mujer desnuda embarazada, presente en distintos eventos del Sínodo de la Amazonía

y que se ha identificado de distintas formas: como la madre tierra, como un símbolo de la vida y la fertilidad e incluso como la Virgen María.

“Creo que fue una estatua que banal o fundamentalmente representaba la vida y basta.

Creo que ver símbolos de paganismo o de otro tipo es ver el mal donde no hay”, dijo Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano durante la rueda de prensa realizada este miércoles 16 de octubre en la Sala Stampa.

Este ebrio de soberbia y teología, seguro es otro masón TRAIDOR como JUDAS y que poco le importa las almas que pueda arrastrar con él, hasta los ABISMOS más profundos del Infierno, donde acompañarán al apóstol idiotizado, que le creyó a Satanás TODAS sus promesas falaces…

Precisando que lo dicho es su opinión personal y que no hablaba como prefecto del dicasterio o presidente de la comisión de información del Sínodo,

Ruffini dijo además que la imagen “representaba la vida.  La he visto y era así. Representaba la vida en el momento en que se hace vida a través de la mujer y basta”.

En cuanto a la presencia de la imagen en el evento realizado el 4 de octubre en los Jardines del Vaticano en presencia del Papa Francisco, Ruffini indicó que fue “organizado por la REPAM con el Movimiento Católico para el Clima”.

Oseas 4, 6 MI PUEBLO FUE DESTRUIDO PORQUE LE FALTÓ CONOCIMIENTO…

“Ninguno ha dicho que es la Virgen María”, precisó.

A su turno, el P. Giacomo Costa, sacerdote jesuita que colabora con las comunicaciones del Sínodo y que está presente en las ruedas de prensa diarias en la Sala Stampa, dijo que la imagen “no es nada sagrado”. 

Es una indígena que porta la vida, que representa la vida. No es la Virgen María ¿Quién ha dicho que es la Virgen María?”.

“Me parece que es una figura femenina que no tiene ningún valor sagrado o pagano”, aseguró.

La imagen no solo estuvo en la ceremonia en los Jardines del Vaticano sino en la oración con la que se iniciaron los trabajos del Sínodo el 7 de octubre

y está de modo permanente en la iglesia Santa María in Transpontina donde diariamente se realiza un ritual amazónico de carácter sincrético titulado “Momentos de espiritualidad amazónica”, y que tiene como uno de sus organizadores a la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).

Fuentes de REPAM indicaron a ACI Prensa que la imagen no es “Nuestra Señora de la Amazonía” como se dijo el 4 de octubre a través del canal de youtube de Vatican News en portugués,

pero otra fuente de la misma organización comentó que al principio no se pensó de esa forma pero que ahora algunos la han comenzado a reconocer como una advocación mariana.

23 de octubre de 2019 6:10 pm

La inculturación exige la purificación de las culturas, afirma Cardenal

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Flaviz Guerra / Wikipedia (CC BY-SA 3.0)

El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, Cardenal Kurt Koch, explicó que cuando se habla de la inculturación en la Amazonía es importante recordar la necesidad de purificar aquellos elementos que no son buenos en las culturas. (¡¡¿Los purificaron poniéndolos frente al Santísimo.?!!)

Si tuvieran los ojos espirituales abiertos, VERÍAN EN LO QUE ESTÁN PARTICIPANDO y si pudieran ver a Satanás con toda su belleza, que ya no la tiene; morirían de terror y se darían cuenta, como paraliza su mirada escalofriante de Odio y de Maldad. A ver si seguirían siendo tan idiotas…

En entrevista concedida a Matthew Bunson de EWTN News, el Cardenal señaló que durante el Sínodo de la Amazonía en el que participa, se ha hablado mucho de la inculturación del Evangelio pero no de la purificación.

“Tengo la impresión de que durante este Sínodo los obispos han hablado sobre todo de la inculturación y no mucho sobre la purificación.

He preguntado sobre esto también en mi grupo (círculo menor) cuáles son los elementos que tenemos que purificar y no he recibido una respuesta clara”, dijo el Purpurado el 23 de octubre.

El Cardenal Koch explicó asimismo que “la evangelización siempre necesita la inculturación porque el Evangelio debe ser entendido en distintas culturas”.  ¿¿¿??? ¡¿Acaso nunca LEEN meditando el Libro de los Hechos de los apóstoles?! ¿Prefieren su satánica Teología de la Liberación?

Más que asombrosa, es totalmente decepcionante la manera tan estúpida en que Satanás los atrapó.

¡Pónganse a meditar la vida de los apóstoles, eran pescadores sin cultura especial excepto Judas que era sacerdote! Y solamente DOCE, EVANGELIZARON EL MUNDO. En lugar de teología habían de estudiar la historia de la Iglesia Niña de los primeros siglos y quitar de su idiotizada cabeza, que el martirologio es hagiográfía novelesca y absurda…

En este sentido, resaltó, “tenemos que considerar dos cosas: primero que nada la inculturación y de otro lado la purificación de la cultura, porque no todas las cosas en otras culturas son buenas”.

“Tenemos diferentes desafíos y distintos problemas, y estos tienen que pasar por un claro discernimiento de espíritu sobre qué cosas podemos aceptar y recibir de estas culturas para la mejor comprensión del Evangelio”, subrayó.

¿Qué es la inculturación?

La Comisión Teológica Internacional publicó hace unos años un texto titulado “La fe y la inculturación”, en la que se puede encontrar una definición de este término que resulta de gran actualidad.

“El proceso de inculturación puede definirse como el esfuerzo de la Iglesia por hacer penetrar el mensaje de Cristo en un determinado medio socio-cultural, llamándolo a crecer según todos sus valores propios, en cuanto son conciliables con el Evangelio”, indica.

Fray Juan de Zumárraga lo único que inculturizó; fué cuando sepultó el panteón azteca, incluida Coatlicue, la de la falda de serpientes, (la pachamama mexica) junto con todo el centro ceremonial del Templo Mayor y sobre sus ruinas edificó la catedral metropolitana de la Cd de México. 

Huitzilopochtli y todos sus compinches, terminaron enterrados en el fango del Lago de Texcoco. Y los mexicanos no tenemos problemas, más que con la santa muerte, (Némesis)  a la que rinden culto todos los que buscan satánicas venganzas…  

“El término inculturación incluye la idea de crecimiento, de enriquecimiento mutuo de las personas y de los grupos, del hecho del encuentro del Evangelio con un medio social”, prosigue el texto.

El documento también afirma que “tenemos que desarrollar una capacidad de analizar las culturas, de percibir sus incidencias morales y espirituales.

Se impone una movilización de toda la Iglesia, para afrontar con éxito la tarea sumamente compleja de la inculturación del evangelio en el mundo moderno”.

“Este esfuerzo supondrá en los responsables de la evangelización:

1) una actitud de acogida y de discernimiento crítico;

2) la capacidad de percibir las expectaciones espirituales y las aspiraciones humanas de las nuevas culturas;

3) la aptitud para el análisis cultural en orden a un encuentro efectivo con el mundo moderno”.

24 de octubre de 2019 5:47 am

Teólogo del Sínodo Amazónico:  ¿Y qué si hubo un rito pagano en San Pedro?   

¡A ver si te atreves a dar la misma respuesta, cuando en el AVISO quedes cara a Cara con el Padre Celestial y  SI ANTES NO TE ARREPIENTES, VISITES EN EL INFIERNO EL LUGAR QUE TE CORRESPONDE Y SALUDES A TU AMBICIOSO CAMARADA, JUDAS DE KERIOT!

Por walter sánchez silva | ACI Prensa

Paulo Suess. Crédito: Vatican News alemán / Una imagen de la ceremonia del 7 de octubre en San Pedro. Crédito: Youtube VaticanNews

El teólogo alemán Paulo Suess, que participa en el Sínodo Amazónico como colaborador del secretario especial, restó importancia a las denuncias que calificaron de “rito pagano” a la ceremonia realizada en la Basílica de San Pedro el lunes 7 de octubre -al inicio de los trabajos de la cita sinodal-, en presencia del Papa Francisco.

Para Suess, conocido exponente de la teología india y la teología de la liberación, “definitivamente hay un claro sentimiento contra el Sínodo por parte de ciertos medios”.

¡NO CONTRA EL SÍNODO, sino contra su Maligno Estratega! Somos GUERREROS DEL DIOS VIVIENTE, luchando el Armagedón y ¡Las treguas con Satanás son mortales!

“Cuando se realizó el rito inicial, con el Papa en la Basílica de San Pedro, nos reunió a nosotros y a los indígenas.

Había una canoa y prontamente alguien escribió que esto era un rito pagano”, dijo el sacerdote de 81 años, actual asesor teológico del Consejo Indigenista Misionero (CIMI) de Brasil.

¿Y qué? Incluso si hubiera sido un rito pagano, lo que ocurrió era aún un servicio de adoración. ¿A QUIÉN?

Un rito siempre tiene algo que ver con la adoración y el paganismo no puede ser apartado como si nada”, indicó el sacerdote en una entrevista concedida a Vatican News en alemán.

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos la mayor parte del tiempo? Es el nombre de mi ídolo…

“¿Qué es pagano? En nuestras grandes ciudades no somos menos paganos que en la selva. Eso es algo que tenemos que pensar”, agregó. (En esto tiene razón, los que navegan en dos aguas y no se han convertido, no están enamorados de Dios y son idólatras.)

¿Qué ocurrió en San Pedro?

El lunes 7 de octubre, poco antes del inicio de los trabajos del Sínodo de la Amazonía,

un grupo de indígenas y representantes de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) realizó una oración con cantos e invocaciones propias de la región, junto al Papa Francisco y los padres sinodales sobre la tumba de San Pedro en la Basílica Vaticana.

Durante la ceremonia, el Papa estuvo en un momento algo apartado del grupo. Cuando se acercó, le colocaron una vincha o bandana, que se retiró casi inmediatamente.

El rito continuó con una procesión hasta el Aula del Sínodo en la que cargaron una canoa con la polémica imagen femenina descrita por Vatican News en portugués como “Nuestra Señora de la Amazonía”, y por otros funcionarios vaticanos como símbolo de vida y fertilidad.

Al llegar a la entrada del Aula del Sínodo, algunos obispos y el Papa recibieron la canoa e ingresaron con ella al recinto.

Ese día, los objetos acompañaron los trabajos del Sínodo y luego fueron colocados en la iglesia Santa María in Traspontina cerca al Vaticano.

Los mismos fueron usados en el Vía Crucis Amazónico” del pasado sábado 19 de octubre.

El lunes 2 desconocidos robaron cinco tallas de la imagen femenina y las lanzaron al río Tíber.

¿Quién es Paulo Suess?

Paulo Suess nació en Colonia (Alemania) el 2 de abril de 1938. Fue ordenado sacerdote en 1964 y desde 1966 vive en Brasil.

Es doctor en teología fundamental y experto en Teología inculturada y pastoral en Amazonía entre los pueblos indígenas. Participa en el Sínodo como colaborador del secretario especial.

Ha servido durante años como asesor teológico del Consejo Indigenista Misionero (CIMI), una entidad de la Conferencia Episcopal Brasileña.

En esta labor promueve desde hace años la ordenación de hombres casados en la Amazonía.

En noviembre de 2017, en una entrevista sobre el Sínodo de la Amazonía afirmó que “en la Iglesia primitiva eran los ancianos los que celebraban la Eucaristía”

y anticipó que “retomar esta antigua tradición, hoy referida a la expresión viri probati (hombres casados de probada virtud), seguramente va a ser una propuesta del Sínodo”.

Suess también participó en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y el Caribe en Aparecida (Brasil) en 2007 como asesor teológico del CIMI

y uno de los líderes del grupo “Amerindia”, organización que reúne a intelectuales vinculados a la teología de la liberación.

En ese entonces el CIMI era presidido por Mons. Erwin Kräutler, Obispo Emérito de Xingu (Brasil), quien también participa ahora del Sínodo de la Amazonía y que ha expresado públicamente su apoyo a la ordenación de diaconisas y sacerdotes casados.

En junio de 2007, el CIMI filtró la versión final del documento de Aparecida antes de la aprobación del Vaticano, una decisión que fue tomada por los asesores teológicos del organismo.

En los últimos días se supo que el CIMI recibe financiamiento de la Fundación Ford, una organización que promueve el aborto y la ideología de género.

Entre los años 2006 y 2018, el CIMI recibió unos dos millones de dólares de esta fundación.

¡¡¡ADVERTENCIA A MÉXICO!!! 1


En rosa los estados que reconocen los derechos del ‘no nato‘ como individuo con protección jurídica

Los que conocemos y amamos al Señor Dios Altísimo Único y Trino, temblamos ante su Divina e inexorable Justicia y nos mantenemos postrados implorando misericordia por TODOS los hijos que Él ama tanto.

También conocemos como funciona su Justicia y sabemos que Dios JAMÁS nos envía ningún mal, éstos los genera Satanás por el ODIO implacable que tiene contra Dios, por su frustración y su venganza.

Son nuestros pecados los que funcionan como un imán que atrae poderosamente la Justicia Divina y lo que la gente llama “castigos”, es únicamente el repliegue que el Señor hace de su Protección, porque su Presencia ES la que impide que el Maligno actúe con todo su poder destructor.

El Señor retira su Protección y el resultado es palpable y evidente:

Cuando suena la ALERTA SÍSMICA, se nos olvida el “Pater Noster”…

Si meditamos y comprendemos plenamente esto, entenderán la indignación que sentimos los que estamos luchando por doblegar las fuerzas satánicas, que nos mantienen hundidos y atascados en una vorágine de creciente Maldad.

Y a TODAS las mexicanas que marcharon por su “DERECHO A ASESINAR” y trasgredir flagrantemente el Mandamiento de NO MATARÁS, les preguntamos:

¿Qué van a hacer el día que fustigue el Flagelo que ACCIONARON cuando intentaron quemar la Catedral?

¿También irán a la Cd. de México, A PALIAR LAS CONSECUENCIAS y mostrar caridad; el día que ruja el Popocatépetl, al mismo tiempo que otro terremoto más devastador…?

¡¿Y les recuerden que la Vida es un Privilegio Divino y NADIE tiene derecho a quitarla, más que EL que la DA?!

Si su rebeldía contra Dios es tan gigantesca, ¿Por qué no simplemente se ligan las trompas de Falopio y así solamente es su propia alma la que lanzarán al Infierno, sin arrastrar la de nadie más?

Así harán uso de su exclusiva libertad personal, sin tanta alharaca y sin escandalizar a nadie.

Si tanto aman a Lucifer, ¡Síganlo solas por favor!…

 

28 de septiembre de 2019 10:10 am

Iglesias de Ciudad de México amanecen con muro humano de oración ante amenazas abortistas

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Fieles se congregaron en oración a los pies de iglesias del Centro de Ciudad de México, ante amenazas de vandalismo de colectivos feministas. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.

La iglesia de San Francisco y el vecino Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, en el centro de Ciudad de México, amanecieron con cercos de metal y un “muro humano” de jóvenes y adultos en oración para evitar vandalismo a manos de promotores del aborto.

Reunidos desde alrededor de las 7:00 a.m. (hora local), los fieles rezaron el Rosario, y cantaban La Guadalupana –tema en honor a la Virgen de Guadalupe–, Viva Cristo Rey y Tú Reinarás.

David Ramos@YoDash

Así amanecieron las iglesias del Centro Histórico de Ciudad de México ante la amenaza de vandalismo a manos de abortistas: con fieles rezando el Rosario y dando gritos de ¡Viva Cristo Rey!

En los últimos días, colectivos feministas convocaron para la mañana de este 28 de septiembre una manifestación en el espacio conocido como el Atrio de San Francisco, al pie de la iglesia del mismo nombre.

Ambos templos fueron vandalizados con pintas a favor del aborto el 8 de marzo de este año.

ACI Prensa pudo conocer de diversas iniciativas difundidas entre los católicos mexicanos para proteger los templos del Centro Histórico de Ciudad de México, entre ellos la Catedral Metropolitana, de cualquier agresión a manos de los promotores del aborto.

La Arquidiócesis de México, sin embargo, tomó distancia con las campañas, pues “respeta la libertad de expresión, misma que exige un respeto irrestricto a quienes manifiestan una opinión diferente”.

Alrededor de las 8:30 a.m., las feministas comenzaron su manifestación, restringida a esa calle, con gritos como “saquen sus rosarios de nuestros ovarios” y “hay que abortar al sistema patriarcal”.

David Ramos@YoDash

Con cantos como La Guadalupana y Viva Cristo Rey, católicos y provida mantienen cerco humano de oración ante campaña de abortistas en el centro de Ciudad de México

Sin embargo, lejos de caer en provocaciones, los fieles congregados respondieron con oración y cantos a Dios y a Santa María.

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial / Cúpula de iglesia. Crédito: David Ramos / ACI.
Un colectivo feminista anunció que usarán el atrio de una iglesia católica en el centro de Ciudad de México para una campaña de promoción del aborto.

El grupo, denominado “Marea Verde MX”, anunció en redes sociales que el 28 de septiembre tomarán “todos los espacios posibles con el símbolo del pañuelo verde”,

Y convocaron a los promotores del aborto a reunirse en el atrio de la iglesia de San Francisco, en el centro de la capital mexicana, a las 7:00 a.m. (hora local).

Para el P. Hugo Valdemar, canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, la intención de las promotoras del aborto es “provocar”, pues “habiendo miles de lugares para manifestarse escogen el atrio de una iglesia”.

Señaló que esto “no es solo una descarada provocación sino incluso una profanación, pues el atrio es parte del templo y por lo mismo un lugar sagrado, no se puede dar ahí culto a Satanás”.

“Esas manifestaciones abortistas no son sino actos satánicos, para darle culto a quien Jesús llamó el ‘Homicida y Mentiroso desde siempre’”.

El sacerdote, que durante 15 años fue vocero de la Arquidiócesis de México durante el gobierno pastoral del Cardenal Norberto Rivera, dijo que “por supuesto” que se puede detener eventos como este, pues “la autoridad civil debe vigilar para que no haya provocaciones que ofendan a la fe y los lugares sagrados de los católicos”.

“Es curioso que estas mujeres diabólicas y asesinas hayan escogido el atrio del templo de San Francisco, que está junto al templo expiatorio donde está expuesto el Santísimo Sacramento.

La intención es clara: Ofender a Nuestro Señor y burlarse y herir la fe de los católicos”, dijo.

El P. Valdemar remarcó que “el Estado tiene el deber de cuidar la paz social y el respeto a la libertad religiosa, por lo que tiene la obligación de no permitir este tipo de manifestaciones, que no son una muestra de libertad de expresión sino una provocación y ofensa a los creyentes”.

El sacerdote recordó que “así sucedió, por ejemplo, en la Catedral Metropolitana, cuando después de 27 agresiones tuvieron que poner vigilancia pública para no permitir las agresiones a los fieles y al entonces Cardenal Norberto Rivera”.

29 de septiembre de 2019 9:30 am

Arzobispo de México tras ataques de abortistas a Catedral: Defendamos diálogo y tolerancia

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Catedral Primada de México. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.
Ante los ataques realizados por violentas feministas a la Catedral Metropolitana, el 28 de septiembre, el Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, pidió defender “el diálogo, la tolerancia y el amor”.

En un mensaje publicado a través de su cuenta oficial en Twitter la noche del 28 de septiembre, el Cardenal Aguiar Retes señaló que “saludo y reconozco a todas las personas que hoy se unieron para orar, y para cuidar los templos en el centro de la Ciudad de México, así como para hacer valer el derecho a la manifestación en libertad y en paz”.

Carlos Aguiar Retes

@ArzobispoAguiar

Saludo y reconozco a todas las personas que hoy se unieron para orar, y para cuidar los templos en el centro de la Ciudad de México, así como para hacer valer el derecho a la manifestación en libertad y en paz. La Iglesia rechaza tajantemente toda forma de confrontación violenta

Carlos Aguiar Retes

@ArzobispoAguiar

entre mexicanas y mexicanos, por diversas que sean sus ideas o formas de pensar. Defendamos el diálogo, la tolerancia y el amor al prójimo como herramientas para construir el país de todas y todos.

“La Iglesia rechaza tajantemente toda forma de confrontación violenta entre mexicanas y mexicanos, por diversas que sean sus ideas o formas de pensar”, añadió.

“Defendamos el diálogo, la tolerancia y el amor al prójimo como herramientas para construir el país de todas y todos”, dijo.

La tarde del 28 de septiembre un colectivo feminista, en el marco de su marcha para promover la legalización del aborto en todo el país, atacó la Catedral de México, intentó incendiarla y realizó pintas en su cerco exterior y en los alrededores.

El intento de incendio fue frenado por los bomberos locales y la policía finalmente protegió el templo.

David Ramos@YoDash

Así la turba de violentas feministas intentó prender fuego a la Catedral Metropolitana de México http://bit.ly/2mJ1QKZ 📹 Mauricio Alfonso Guizar / Guardia Nacional Cristera

 

David Ramos@YoDash

La marcha de abortistas vandalizó con pintas el exterior del cerco de la Catedral Metropolitana de México http://bit.ly/2mJ1QKZ 📸 @ACNWebMX

El tuit del Cardenal contrasta con el comunicado publicado por el Arzobispado el 27 de septiembre en el semanario arquidiocesano.

Desde la Fe, en el que se distanciaba de las campañas convocadas en redes sociales y servicios de mensajería para defender los templos ante las amenazas de los abortistas.

En diálogo con ACI Prensa, Javier Rodríguez, director de Comunicación de la Arquidiócesis de México, justificó el comunicado en que los sacerdotes locales habían recibido “mensajes “en los que se convoca a defender los templos incluso armados.

Sin embargo, desde la mañana del 27 de septiembre las iglesias del Centro Histórico de Ciudad de México amanecieron con grupos de católicos pacíficamente reunidos como “muro humano” para defenderlas de cualquier vandalismo a manos de abortistas.

Al pie de la iglesia de San Francisco y el vecino Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, vandalizada con pintas el 8 de marzo,

decenas de católicos rezaron el Rosario, gritaron “¡Viva Cristo Rey!”, mientras las abortistas realizaban proclamas como “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”.

David Ramos@YoDash

Con cantos como La Guadalupana y Viva Cristo Rey, católicos y provida mantienen cerco humano de oración ante campaña de abortistas en el centro de Ciudad de México

El Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Alfonso Miranda, también a través de Twitter dijo que “nos solidarizamos y unimos al Card. Carlos Aguiar, Arzobispo de México ante los lamentables hechos de violencia perpetrados afuera de la Catedral de México.

‘No permitas Señor que nos dejemos vencer por el mal, antes danos tu fuerza para que venzamos al mal a fuerza del bien’”.

Alfonso Miranda

@monsalfonso

Nos solidarizamos y unimos al Card. Carlos Aguiar, Arzobispo de México ante los lamentables hechos de violencia perpetrados afuera de la Catedral de México.

“No permitas Señor que nos dejemos vencer por el mal, antes danos tu fuerza para que venzamos al mal a fuerza del bien”

https://twitter.com/ArzobispoAguiar/status/1178142105098698758 

Carlos Aguiar Retes

@ArzobispoAguiar

Saludo y reconozco a todas las personas que hoy se unieron para orar, y para cuidar los templos en el centro de la Ciudad de México, así como para hacer valer el derecho a la manifestación en libertad y en paz.

La Iglesia rechaza tajantemente toda forma de confrontación violenta

Frente Nacional@FNxFamilia

El día de hoy más de 20 mil yucatecos decidieron defender la , la y las . Agradecemos a cada unos de los asistentes por este gran esfuerzo sigamos @FNFYucatan

Cortés alentó además a exigirle a las autoridades mexicanas, especialmente a Claudia Sheinbaum, gobernadora de Ciudad de México, que “haga lo que tiene que hacer:
cumplir con la ley y proteger tanto los templos físicos, que están destinados para el culto, como el ejercicio fundamental de la creencia religiosa”.

“Exijamos de manera muy puntual a Claudia Sheinbaum y a las autoridades en México, para que hagan su deber:

que se respete la ley y que se respeten los derechos fundamentales”, expresó.

México: Miles de mujeres salen a las calles a exigir la legalización del aborto

Publicado: 29 sep 2019 01:20 GMT
Este sábado, miles de mujeres salieron a protestar en varias ciudades de México en el marco del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro.

En la capital, las manifestantes generaron disturbios, tratando de incendiar la sede de la Cámara de Comercio, rompiendo cristales y pintando las fachadas.

Diversos comercios cerraron sus puertas a causa de las protestas.

Las participantes de las marchas exigen la despenalización del aborto y el acceso a los servicios seguros para realizarlo.

Mujeres de 14 ciudades mexicanas se movilizarán para exigir la despenalización del aborto

Publicado: 27 sep 2019 02:26 GMT

Las manifestaciones ocurren después de que Congreso del estado de Oaxaca (sur de México) permitiera la interrupción voluntaria del embarazo.

Mujeres participan en una manifestación proaborto en Ciudad de México, el 28 de septiembre de 2019.
Edgard Garrido / Reuters

Mujeres mexicanas se alistan este fin de semana para realizar actividades y protestar en al menos 14 ciudades del país, un día después de la histórica despenalización del aborto en el estado sureño de Oaxaca.

El viernes 27 de septiembre, organizaciones feministas participarán en una jornada de parlamento abierto en el Congreso de Ciudad de México, para discutir sobre aborto legal, seguro y gratuito.

El sábado 28 de septiembre, considerado por organizaciones como el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto en América Latina y del Caribe,

el Instituto Simone Beauvoir y el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) anunciaron una “marea verde” en Francisco I. Madero, una calle del Centro Histórico que comunica el Zócalo de Ciudad de México con sitios emblemáticos como Bellas Artes y la Torre Latinoamericana.

“¡Sé parte de la marea que inundará Madero! Estaremos rodando un video para mostrarle al mundo que queremos #AbortoParaTodoMéxico“, se lee en la convocatoria de las organizaciones sociales.

Inst Simone Beauvoir@ISBeauvoir

¡Nos vemos el sábado 28 de Septiembre, en el Día de Acción Global por el Acceso al y Seguro.

La inundará la calle de Madero.
💚💚
Regístrate aquí http://bit.ly/Registro_Video_MareaVerde 

Ver imagen en Twitter

Por la tarde, las mujeres se concentrarán en el Monumento a la Madre.

Las organizaciones pidieron a las asistentes acudir vestidas de blanco, morado y verde.

Al conmemorar el “Grito Global por el Aborto Global”, mujeres mexicanas se congregarán también en las ciudades de:

Aguascalientes, Cancún, Chihuahua, Guadalajara, Hermosillo, León, Matamoros, Mérida, Monterrey, Tijuana, Tuxtla Gutiérrez, Toluca y Veracruz.

“Apoyemos en la búsqueda por el derecho al acceso a un aborto legal, seguro y gratuito.

Exijamos un trato digno para las mujeres que decidan hacerlo”, se lee en la convocatoria de Aguascalientes, en donde convocan a reunirse a las 17:00 horas en el monumento de Exedra, en la Plaza Patria.

Oaxaca

El pasado miércoles, el Congreso de Oaxaca aprobó la interrupción de embarazo por voluntad de la mujer.

Con esta decisión, Oaxaca se convirtió en la segunda entidad de la nación latinoamericana en aprobar una normativa que autoriza la interrupción del embarazo hasta la semana 12 de gestación,

doce años después de que lo hiciera Ciudad de México.

En esta entidad, una de las más pobres de México, se tiene registro anual de unos 2.300 abortos, aunque la cifra podría ser más de 9.000 al año,

en vista de que el temor de muchas mujeres a una denuncia, evita que se contabilicen oficialmente.

En México, solo el aborto por violación es legal en los demás estados del país.

¿Por qué es histórica la legalización del aborto en el estado mexicano de Oaxaca?

Publicado: 26 sep 2019 21:01 GMT | Última actualización: 27 sep 2019 12:42 GMT
Algunos detalles para entender la importancia de la decisión, tomada en una de las entidades más pobres y con mayor desigualdad social de la nación latinoamericana.
Manifestantes a favor del aborto celebran después de que los legisladores aprobaron una legislación que lo despenaliza afuera del congreso local en Oaxaca, el 25 de septiembre de 2019.
Jose Luis Plata / Reuters

El aborto en México y en Oaxaca

En México, solo el aborto por violación es legal en todo el país y, a partir de ahora, Oaxaca y Ciudad de México permiten el la interrupción de embarazo por voluntad de la mujer.

En el resto del territorio, dependiendo de la entidad, se puede acceder al él por otras causales como riesgo a la vida, a la salud, alteraciones graves en el producto y razones socioeconómicas.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud de Oaxaca, al año se practican 2.300 abortos clandestinos en la entidad,

sin embargo, se estima que por cada interrupción de la que se tiene conocimiento, hay tres de las que no hay registro, por lo que la cifra podría ser más de 9.000 anuales.

En Oaxaca, el aborto es la tercera causa de muerte materna, según el Consejo Nacional de Población.

“La despenalización del aborto en Oaxaca es un acto de justicia social que amplía libertades y protege la vida y la salud de las mujeres que viven en una de las entidades con grandes brechas de desigualdad;

ahora, quienes se encuentran en mayores condiciones de marginación y vulnerabilidad tendrán acceso al servicio de aborto sin poner en riesgo su salud y su vida, y dejarán de ser perseguidas por el Estado”,

celebró el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), una de las organizaciones que más ha pugnado por el tema en México.

El 62 % de la población de Oaxaca, un estado divido en ocho regiones, se encuentra en situación de pobreza. De ese porcentaje, 23 % se encuentran en condición de pobreza extrema, según los más recientes datos oficiales.

En qué consiste la reforma

El Congreso aprobó la reforma a los artículos 312, 313, 315 del Código Penal local, eliminando las sanciones que establecían cárcel y multas para parteras o médicos que realizaran esta práctica médica.

Mientras que en el caso de las mujeres, se adoptan medidas para que cuando lo soliciten, el Estado procure las condiciones para la interrupción del embarazo.

Entre 2015 y enero de 2019 se tienen registradas 2.184 carpetas de investigación por abortos en el estado.

“A partir de ahora, en el primer trimestre de embarazo no se puede meter a la cárcel a las mujeres por abortar. No es un delito, pero ahora hay que ver cómo es que se da el acceso en los servicios de salud para que sea legal,seguro y gratuito“, señaló Teja.

Poder Legislativo Oaxaca@CongresoOaxLXIV

🗞 Aprueba Congreso permitir la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación 🔗 https://bit.ly/2lSOUlt

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

La reforma al Código Penal contempla seis meses de prisión, así como 300 días de trabajo comunitario a quien interrumpa el embarazo después de las 12 semanas de gestación,

y hasta seis años de cárcel a quien obligue a abortar a una mujer contra su voluntad.

La reforma de ley entrará en vigor una vez publicada por el Ejecutivo estatal, aproximadamente en 15 días.

Diez años de lucha

La coordinadora del grupo parlamentario de Morena en Oaxaca, Laura Estrada Mauro, expuso en redes socialesque la iniciativa busca privilegiar el respeto a la vida privada y las decisiones de las mujeres.

La reforma se considera histórica, no solo por ser la segunda entidad en México en despenalizar el aborto, sino porque la iniciativa había sido presentada infructuosamente 10 años atrás.

“Es una lucha feminista de hace muchos años. Hace 10 años se presentó esta iniciativa, sin embargo, no se contaba con el contexto político para poder hacerla realidad”,

manifestó en entrevista con un medio local la diputada local, Hilda Pérez Luis, del partido oficialista Morena.

La reforma enfrentó las presiones de diferentes grupos religiosos, que pugnaron para que no fuera aprobada y ayer asistieron al Congreso local a protestar, mientras grupos a favor de la iniciativa celebraron la aprobación.

Sofy Valdivia@sofyvaldivia

se convierte en el segundo estado en despenalizar el aborto, 24 votos en favor y 10 en contra, se despenalizó el aborto hasta las 12 semanas.

Video insertado
Este jueves, el Arzobispo de Antequera, Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, emitió un comunicado difundido por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en el que aseguró que la despenalización del aborto causaba un “grave deterioro moral“.

El año pasado, la Arquidiócesis de Antequera fue denunciada por presunto encubrimiento a curas pederastas

y el antecesor de Villalobos, José Luis Chávez Botello, pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales perpetrados por curas en Oaxaca, antes de dejar su puesto como arzobizpo.

Liberar a las mujeres encarceladas

Aunque la reforma ya está aprobada, Teja destaca que paralelamente se deberá comenzar a luchar sobre cómo liberar a las mujeres que están en la cárcel por haber abortado o por delitos relacionados a la interrupción del embarazo,

“porque se está aceptando públicamente que no debería estar en el Código Penal”.

Según datos oficiales obtenidos por GIRE, de enero 2007 a diciembre de 2016 en Oaxaca, cinco mujeres fueron denunciadas por abortar, siete enfrentaron juicios penales y tres fueron sentenciadas.

El pasado 16 de septiembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de Ley de amnistía que beneficiaría a mujeres encarceladas por aborto.

Sin embargo, solo sería aplicable a acusadas a nivel federal, sin que se considere a las imputadas a nivel estatal.

Para la activista de Fondo María, el aborto es un acto común en la vida de una mujer y no requiere amnistía, pues no es delito ni un acto que requiera perdón.

“Hasta 2016 no hay mujeres en cárceles federales por aborto y la amnistía no está contemplando a las mujeres a nivel local.

La amnistía, además, perdona un delito y simbólicamente tendría que perdonar a las mujeres porque hicieron algo malo, y nosotros no creemos eso,

es una experiencia muy común en la vida de las mujeres, una de cada cinco mujeres en México ha tenido al menos un aborto”, concluye Teja.

Marchan por el aborto

Este viernes 27 y sábado 28 de septiembre, México se une al Grito Global por el Aborto Global, convocado desde Argentina.

Las actividades arrancarán el viernes a las 11 horas (local) en la Cámara de Diputados de México, donde se realizará un parlamento abierto, para continuar con una serie de manifestaciones el sábado en Ciudad de México. Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Guadalajara, Hermosillo, León, Matamoros, Monterrey, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Tijuana, Toluca, Veracruz y Yucatán.

N241 EL DECÁLOGO


Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, Mis pequeños, Mis amados de Mi corazón. Yo vuestro Dios y Creador, he puesto Una Ley en vuestro corazón, os he dado Mis Preceptos para que al ser cumplidos, pudiérais vivir en la libertad en la que fuisteis creados

Y al daros a Mi Único Hijo, os doy al rango de hijos del Padre y coherederos de Mi Reino.

Así como Mi Hijo os explicó en el pasado Mensaje, sobre lo que está sucediendo y sucederá en breve en vuestro Mundo,

Yo ahora os quiero ayudar a que reflexionéis sobre vuestro comportamiento pasado y presente, para que podáis afectar el futuro, con vuestra mejora de vida espiritual.

Yo, vuestro Dios, Dios de todas las generaciones, dí a Mi pueblo escogido, 10 Mandamientos a cumplir,Haciéndoles hincapié en que si los llevaban a cabo, Yo, vuestro Dios, su Dios, los consentiría siempre.

Aún desde el principio, Mi pueblo escogido fue terco y falto de Fé para Conmigo, aun a pesar de haberles mostrado Mi Poder con grandes prodigios, con los que los iba guiando y protegiendo de los otros pueblos que los querían destruir.

Les di profetas, les di reyes, los di de las mejores tierras;; les di grandes hombres que fueron muchas veces, ejemplo para los otros pueblos y aún así Me dieron la espalda.

Les di a Mi propio Hijo y burlándose de El, lo mataron.

El Mal ha atacado siempre a Mi Obra y en ella sin excepción, os encontráis todos vosotros.Hoy os quiero recordar algunas cosas y a poneros en guardia, para que os deis cuenta como el Demonio os ha atacado durante todo el tiempo de la Creación, desde que hubo vida humana sobre la Tierra.

Yo os dí 10 Mandamientos que aunque Mi Hijo os dijo que lo ideal sería que se resumieran en dos, os los di para que os comportarais como verdaderos hijos Míos al cumplirlos.

El Maligno ha atacado Mis Mandamientos y los ha ridiculizado ante todos vosotros, por lo cuál vosotros ya ni los tomáis en cuenta

Y caéis en la soberbia y con ella él os ha tapado los ojos del alma.Al vivir ciegos espiritualmente, actuáis como seres libertinos, que NO queréis aceptar ni seguir ley alguna, con lo cuál

Habéis permitido que el pecado se haya implantado fuertemente en el Mundo y sea la causa de que vaya rápidamente a su destrucción total.

Al Primer Mandamiento:

Amarás al Señor tu Dios, con todo tú corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas…

Y a tu prójimo como a ti mismo,

el Maligno os envuelve en su mentira para alejaros de Mí.

Os endiosa a vosotros mismos, a través del embellecimiento de vuestro exterior, volviéndoos dioses de carne.Os ha llevado a exaltar a vuestro propio ego, ya en lo físico, ya en lo intelectual.

Os ha hecho creer que valéis muchísimo porque es vuestra belleza exterior y vuestras capacidades intelectuales las que realmente cuentan.

Ahora sois bellezas reales, estatuas labradas vivientes, hermosuras que van de un lado a otro causando sensación en algunos y envidias en otros.

Sois ahora estatuas bellísimas al estilo griego, pero frías como el granito y vacías de Mi Vida Divina en vuestro corazón.

Sois ídolos de carne y hueso y que al igual que los ídolos de madera o de piedra que NO saben AMAR y no saben ADORAR a su verdadero Dios, así ahora estáis vosotros viviendo en este mundo de falsedad.

Al Segundo Mandamiento:

NO jurarás el Santo Nombre de Dios en vano.

El Mal, con sus mentiras, os hace jurar por alguien más, ya que tan falsos os habéis vuelto, que tenéis necesidad de anteponer Mi Nombre o el nombre de una persona respetable, porque ya vuestra persona ha perdido toda veracidad y respetabilidad.

Al jurar en Mi Nombre o en el de otros, estáis mostrando vuestra inseguridad en vuestro valer. Juráis en mi Nombre porque vuestro nombre, vuestra honra ya no es fidedigna, ya no es lo suficientemente valiosa como para ser respetada por los demás.El Maligno os ha llevado a la deshonra total, al fango, al pecado mortal; para que por medio de vuestra caída se deshonre Mi Obra Creadora.

Al Tercer mandamiento :

Santificarás Mis Fiestas,

Os ha llevado a haceros olvidar lo que el Domingo y las Fiestas de Guardar deben significar para un verdadero hijo Mío.

En la antigüedad era un honor poder acercarse al Arca de la Alianza o posteriormente, poder ir a la sinagoga. Sólo la gente preparada podía hacerlo.

Se preparaban para que su presencia ante Mi Presencia fuera del máximo respeto y del máximo gozo al permitírseles conocer Mi Palabra y poder usarla para poder comunicarse más respetuosamente con su Dios.Esperaban con ansia el Día del Señor, la Fiesta Divina en la que el hombre podía entrar en la Casa de su Señor y su Dios.

Aún su vestimenta era la mejor, para presentarse ante su Dios y se purificaban antes de entrar al recinto sagrado.

Se interesaban en estudiar Mis Palabras, dadas a través de Mis profetas, y todo era gozo inmenso, por estar ante Mi Presencia.

Todo el día era consagrado a su Dios y ahora, ¿Qué os ha sucedido, Mis pequeños?

Os habéis dejado embaucar por el Maligno y con sus ataques ha desviado vuestra atención hacia la cosas del Mundo en el día que Me pertenece.Si no salís de “día de campo” con la familia, os sentáis ante el televisor a ver un juego de pelota u os reunís con los amigos a platicar de algún tema de “interés” tomando bebidas alcohólicas, que sólo van a adormilar más vuestros sentidos para que el Día se pase sin que Me toméis en cuenta.

Tomáis Mi Día como vuestro día de descanso total y Yo, que deseo estar con Mi familia terrena en Mi Casa, no lo puedo tener, porque Mi familia se ha olvidado de su Padre Celestial.

Al Cuarto Mandamiento:

“Honrrarás a tu Padre y a tu Madre”,

El Maligno os ha llevado a la destrucción de la familia.

De hecho, ya muchos de vosotros, vais al Sacramento del Matrimonio con la firme idea de NO concebir, lo cual de inmediato anula al sacramento, ya que se pone en contra de Mi Orden Divina de “Creced y Multiplicaos”.

La soberbia os ha negado tanto que ya NO respetáis las canas de vuestros progenitores. Se os vuelven carga y los abandonáis, si NO en asilos u hospitales, sí en sus hogares y casi nunca los visitáis.Llega con otros a tal grado su soberbia y su falta de agradecimiento a sus progenitores,

Que por ser de cuna humilde y que a pesar de que ellos se dieron con gran sacrificio para darle una carrera al hijo o a la hija, estos al sentirse en mejor posición económica y social, niegan a sus padres.

¡Cuanta maldad ha puesto Mi enemigo en el corazón del hombre!

Oíd bien esto, aquél que NO respete a su padre o a su madre, NO merece vivir Conmigo en el Reino de los Cielos.

 El Quinto Mandamiento: 

“NO Matarás”,

El Maligno os ha llevado a destruiros unos a otros de palabra y de obra. De palabra, como ya antes os he explicado, con la crítica, afectando a la honra de vuestros semejantes. Y de obra, al matarles cuerpo y alma.Os habéis vuelto fraticidas, al matar a vuestros hermanos con el mal ejemplo… 

Llevándolos a una vida sin Dios, a una vida en el pecado, a una vida vacía en los vicios y en las drogas.

Matáis a vuestros hermanos al ser cómplices de aquellos que, convirtiéndose en instrumentos del Mal, producen muerte moral y espiritual por medio de las revistas o publicaciones inmorales y pornográficas.

O por medio de programas de televisión o de cine y vosotros permitís que vuestros hijos los vean.

Y por último, quizá sean los que menos hay, que están pecando contra éste Mandamiento, sean los asesinos, que por asaltar matan a sus hermanos.Por ello os dijo Mi Hijo Jesucristo: “Temed más a aquél que pueda matar vuestra alma”.

 El Sexto Mandamiento:

NO fornicarás NI cometerás actos impuros”,

El Maligno os ha llevado a ver con “naturalidad” lo que va en contra de ésto Mi Mandamiento, que afecta a la pureza en la que creé al Primer hombre y a la Primera mujer.

Os hace creer que el amor consiste en el goce sexual simplemente y así os ha engañado en tal forma que ahora lo véis tan “normal” en películas y revistas,

Que aquél que no ha tenido experiencias sexuales pre-matrimoniales, lo consideran raro, enfermo o anticuado.Ya os he explicado que  os puedo decir como algunos de vosotros sois peor que animalitos, ya que ellos siguen un instinto de reproducción para mantener la especie.

Ellos no piensan si sea bueno o malo, ellos sólo se guían por el instinto que puse al crearlos.

Vosotros NO Yo os dí un alma y con ella la inteligencia y demás capacidades que dá el ser racionales.

La reproducción en el ser humano no se dá por instinto sino por AMOR y con él, el respeto a la persona amada y todo esto con fines de PROCREACIÓN para dar alegría a vuestro Dios.

El acto sexual es un acto superfluo y falto de vida, sólo lleva a cabo el goce corpóreo, pero NO en el alma, ya que en la gran mayoría de los casos, como ahora lo utilizáis,

El instinto sexual NO ES UNA NECESIDAD VITAL. Es un apetito que PUEDE ser dominado completamente, con la ayuda Celestial, (esto lo afirma alguien que estuvo casado 19 años y procreó tres hijos adultos- también lleva 26 años CÉLIBE) Y todo cristiano que ha enfrentado a Satanás en este asunto particular, lo sabe perfectamente. La Tentación siempre viene disfrazada con la necesidad de amar y ser amados. Los que NO conocen al Señor, siempre son arrastrados por ella…. 

Vais a impedir la vida por medio de los artificios que el Maligno os ha dado para que NO prosigáis con Mi Obra Creadora.

 El Séptimo Mandamiento: 

 “NO hurtarás”,

El modelo de vida que os ha propuesto el Maligno es el de “mientras más tengas, más vales” y así el hombre NO respeta ahora la forma de obtener en dinero y las cosas materiales,

Aplasta, destruye, humilla, pasa por sobre lo que sea, por sobre quién sea, para “ser alguien en la vida” y así el hurto se vuelve la mejor forma.

LA MAYOR TRAGEDIA MEXICANA

Se le roba al cliente en los mercados alterando las balanzas, se le roba al pueblo tomando sus bienes para bien propio, se le roba al que más tiene, por envidia,

Se le roba al pacífico por “dejado”. Se le roba al prójimo en estos tiempos, a todos niveles y en todos los medios posibles.

 El Octavo Mandamiento: 

“NO levantaréis falsos testimonios NI mentiréis”.

Mi Enemigo, siendo el padre de la Mentira, la ha enseñado a todos vosotros para conseguir todo, lo que en forma deshonesta o  injusta, deseéis conseguir.

De hecho, prácticamente, NO existe sobre la Tierra, hijo Mío que NO use de la mentira todos los días, para obtener una u otra cosa. Desde el pequeñín hasta el anciano, la mentira, grande o pequeña, deshonra sus labios y mancha su corazón.

 El Noveno Mandamiento:

“No desearás la mujer de tu prójimo”,

Es parecido al Sexto Mandamiento, pero ahora peor, puesto que el Maligno, contra éste Mandamiento, os hace voltear hacia la mujer casada y al dañarla con la seducción, os lleva a la destrucción de la familia.

La mujer, seducida por el placer sexual o por la seducción al dinero y las cosas materiales, es arrancada del núcleo familiar por hombres sin escrúpulos vendidos al Mal.

La falta en la vivencia de Mis Sacramentos y de la Oración, os debilita. Debilita vuestra alma y la hace fácil presa de las pasiones de la carne.

La falta de oración en la familia os vuelve vulnerables a los ataques destructivos del Mal. Y así, el mal ejemplo diseminado a través de los medios de comunicación, hace estragos en las familias.Por querer seguir patrones nefastos transmitidos en los medios de comunicación viniendo de “países desarrollados”, os hacen enlodaros al igual que están ellos.

Cuando tarde recapacitáis del mal en el que caísteis, “por gusto o por conveniencia”, la destrucción familiar se ha dado y desgraciadamente, con repercusión futura en sus miembros.

 El Décimo Mandamiento:

“No codiciarás las cosas ajenas”,

El Maligno os lleva a desear en forma enfermiza, multitud de cosas, para crearos un status de vida con el cuál podáis presumir a vuestros semejantes.

Así os lleva, en una gran mayoría de veces, a gastar aún del dinero que no poseéis, lo que os llevará a hipotecar vuestros bienes primarios, como casa, coche

Y a veces es tal el problema en el que caéis, quo hasta “vendéis” la vida del cónyuge o de algún hijo o hija, con tal de obtener el bien deseado.

Os llenáis de cosas, vivís para obtener cosas, morís por obtener cosas y os olvidáis de buscar afanosamente, para obtener lo más importante para el hombre: a su Dios.

Cuando el hombre aprende a buscar a su Dios y lo llega a poseer, todo lo demás le salió sobrando.Las cosas del mundo adquieren su propio valor y así sevuelven insignificantes en comparación al Bien obtenido, que Soy Yo, vuestro Dios.

Hijitos Míos, espero que esta pequeña explicación a Mis Mandamientos, os haga reflexionar sobre cómo el Maligno os está atacando actualmente

Y con ellos os lleve a un cambio de vida en donde busquéis afanosamente los verdaderos valores que deben vivir en el alma de cada uno de vosotros.

Tratad de vivir más profundamente en Mí y así el Baligno nada podrá contra vosotros.

Yo os Bendigo con la Gracia y los Dones de Mi Santo Espíritu y os lavo con la Sangre Preciosa de Mi Hijo Jesucristo, para devolveros vuestra dignidad, la de ser Mis hijos para toda la eternidad.

http://diospadresemanifiesta.com/

DIA 9


Amado Pueblo Mío:

Oren el Santo Rosario a las seis de la tarde de cada país…

Y soliciten a Mi Madre cada día,

Las Intenciones que les recomiendo.

09 de Mayo

Mi Pueblo le ora a Mi Madre en este primer día del mes dedicado a Ella y le solicita Su Intercesión por:

NO MATARÁS…

Oren a Mi Madre por los inocentes que son abortados sin conciencia de sus madres.

Y por los hombres que dan muerte a sus hermanos por NO valorar la vida.