Archivos de etiquetas: muerte

70 INICIO DE LA PERSECUCIÓN


70 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

En el interior del Templo. Jesús está con los suyos, muy cerca del Lugar Santo, a donde sólo pueden entrar los sacerdotes.

Es un hermoso Patio, en donde oran los israelitas y donde solo los hombres pueden entrar. 

La tarde desciende a la hora temprana de un día nublado de Noviembre.

Entonces se oye un estrepitoso vocerío en que se escucha la voz estentórea y preocupada de un hombre que en latín dice blasfemias, mezclada con las altas y chillonas de los hebreos.

Es como la confusión de una lucha.

Y en el instante se oye una voz femenina que grita:

–     ¡Oh! ¡Dejadlo que pase! ¡Él dice que lo salvará!

El recogimiento del suntuoso Santuario, se interrumpe.

Hacia el lugar de donde provienen los gritos, muchas cabezas voltean.  Y también Judas de Keriot que está con los discípulos, la vuelve.

Como es muy alto; ve y dice:

–  ¡Es un soldado romano que lucha por entrar! ¡Está violando el lugar sagrado! ¡Horror!

Y muchos le hacen eco.

El romano grita:

–    ¡Dejadme pasar, perros judíos!

Aquí está Jesús. ¡Lo sé! ¡Lo quiero a Él! ¡No sé qué hacer con vuestras estúpidas piedras! El niño está muriendo y Él lo salvará. ¡Apartaos, bestias hipócritas! ¡Hienas!

Jesús, tan pronto como comprende que lo buscan a Él; al punto se dirige al Pórtico bajo el cual se oye el alboroto.  

Cuando llega a él, grita:

–     ¡Paz y respeto al lugar y a la hora de la Oferta!

Es el militar con el que habló en una ocasión, en la Puerta  de los Peces.

Y al ver Jesús le dice::

–      ¡Oh! ¡Jesús, salve! Soy Alejandro. ¡Largo de aquí perros!

Y Jesús, con voz tranquila dice:

–      Haceos a un lado. Llevaré a otra parte al pagano que no sabe lo que significa para nosotros este lugar.

El círculo se abre y Jesús llega a donde está el soldado que tiene la coraza ensangrentada.

 

Jesús, al verlo le dice:

–     ¿Estás herido? Ven. Aquí no podemos estar.

Y lo conduce a través de los pórticos, hasta el Patio de los Gentiles. 

Alejandro le explica:

–                 Yo no estoy herido. Es un niño…

Mi caballo cerca de la Torre Antonia, no obedeció el freno y lo atropelló. Le abrió la cabeza de una patada.

Prócoro, nuestro médico dijo: ‘No hay nada que hacer’. Yo no tengo la culpa. Pero me sucedió a mí y su madre está desesperada…

Como te vi pasar y sabía que venías aquí… pensé…’Prócoro no puede. Pero Él, sí’ y le dije: ‘Vamos mujer. Jesús lo curará.’

Pero me detuvieron estos locos. Y tal vez el niño ya está muerto.

Jesús pregunta:

–     ¿Dónde está?

–      Debajo de aquel pórtico. En los brazos de su madre.

–     Vamos.

Y Jesús casi corre, seguido por los suyos y por la gente curiosa.

En las gradas que dividen el pórtico; apoyada en una columna está una mujer deshecha, que llora por su hijo que está boqueando.

El niño tiene el color ceniciento. Los labios morados, semiabiertos, cosa característica en los que han recibido un golpe en el cerebro.

Tiene una venda en la cabeza. Sangre por la nuca y por la frente.

Alejandro advierte:

–     La cabeza está abierta por delante y por detrás.

Se ve el cerebro. A esta edad es tierno y el caballo, además de fuerte; tiene herraduras nuevas.

Jesús está cerca de la mujer que no dice una palabra; aturdida por el dolor, ante su hijo que está agonizando. Le pone la mano sobre la cabeza,

Y le dice con infinita dulzura:

–    No llores, mujer. Ten fe. Dame a tu hijo.

La mujer  mira atontada, la multitud maldice a los romanos y compadece al niño y a la madre.

Alejandro se encuentra atrapado entre la ira por las acusaciones injustas, la piedad y la esperanza.

Jesús se sienta junto a la mujer que es obvio que no reacciona.

Se inclina, toma entre sus manos la cabeza herida. Se inclina sobre la carita color de cera. Le da respiración de boca a boca. Pasa un momento…

Después se ve una sonrisa, que se percibe entre los cabellos que le han caído por delante. Se endereza.

El niño abre los ojitos e intenta sentarse.

La madre teme, pensando que sea el último estertor y grita aterrorizada, estrechándolo contra su corazón.

Jesús le indica:

–     Déjalo que camine, mujer. –extiende sus brazos con una sonrisa e invita- Niño, ven a Mí.

El niño, sin miedo alguno, se arroja en ellos y llora, no como si algo le doliera; sino por el miedo al recuerdo de algo acaecido.

Jesús le asegura:

–    Ya no está el caballo. No está. ¿Ves? Ya pasó todo. ¿Todavía te duele aquí?

El niño se abraza a Él y grita:

–   ¡No! ¡Pero tengo miedo! ¡Tengo miedo!

Jesús dice con calma:

–   ¿Lo ves, mujer? ¡No es más que miedo! Ya pasará. 

Mirando a los presentes, dice:

–     Traedme agua. La sangre y las vendas lo impresionan.

Luego ordena a su Predilecto:

–     Juan, dame una manzana. –después de recibirla, agrega- Toma, pequeñuelo. Come. Está sabrosa.

El niño la muerde con deleite.

El soldado Alejandro trae agua en el yelmo y al ver que Jesús trata de quitar la venda… grita:

–     ¡No! ¡Volverá a sangrar!…

La madre exclama al mismo tiempo:

–    ¡La cabeza está abierta!

Jesús sonríe y quita la venda. Una, dos, tres; ocho vueltas. Retira los hilos ensangrentados.

Desde la mitad de la frente hasta la nuca. En la parte derecha no hay más que un solo coágulo de sangre fresca en la cabellera del niño.

Jesús moja una venda y lava.

Alejandro insiste:

–     Pero debajo está la herida. Si quitas el coágulo; volverá a sangrar.

La madre se tapa los ojos para no ver.

Jesús lava, lava y lava. El coágulo se deshace. Ahora aparecen los cabellos limpios. Están húmedos, pero ya no hay herida.

También la frente está bien. Tan sólo queda la señal roja de la cicatriz.

La gente grita de admiración.

La mujer se atreve a mirar. Y cuando ve… no se detiene más. Se arroja sobre Jesús y lo abraza junto con el niño, llorando de alegría y de agradecimiento.

Jesús tolera esas expansiones y esas lágrimas.

Alejandro dice:

–     Te agradezco, Jesús. Me dolía haber matado a un inocente.

Jesús contesta:

–    Tuviste bondad y confianza. Adiós, Alejandro. Regresa a tu puesto.

Alejandro está para irse; cuando llegan como un ciclón, oficiales del Templo y sacerdotes.

El sacerdote que dirige le dice a Jesús:

–     El Sumo Sacerdote te intima a Ti y al pagano profanador por nuestro medio, para que pronto salgas del Templo.

Habéis turbado la Oferta del Incienso. Éste entró en el lugar de Israel. No es la primera vez que por tu causa hay confusión en el Templo.

El Sumo Sacerdote y con él, los ancianos de turno, te ordenan que no vuelvas a poner los pies aquí dentro. ¡Vete! Y quédate con tus paganos.

Alejandro; herido por el desprecio con el que los sacerdotes han dicho: ‘Paganos’,

responde:

–     Nosotros no somos perros.

Él dice que hay un solo Dios, Creador de los judíos y de los romanos. Si ésta es su Casa y Él me creó; puedo entrar también yo.

Mientras tanto Jesús que ha besado y entregado el niño a su madre.

Se pone de pie y dice:

–    ¡Calla, Alejandro! Yo hablo.

Y agrega mirando al que lo arroja:

–     Nadie puede prohibir a un fiel. A un verdadero israelita al que de ningún modo se le puede acusar de pecado, de orar junto al Santo.

El sacerdote encargado le increpa:

–     Pero de explicar en el Templo la Ley, sí.

Te has arrogado un derecho y ni siquiera lo has pedido. ¿Quién Eres? ¡Quién Eres! ¿Quién te conoce? ¿Cómo te atreves a usurpar un nombre y un puesto que no es tuyo?

  ¡Jesús los mira con unos ojos!…

Luego dice:

–    ¡Judas de Keriot! ¡Ven aquí!

A Judas no parece gustarle que lo llame.

Había tratado de eclipsarse en cuanto llegaron los sacerdotes y los oficiales del Templo.

Más tiene que obedecer, porque Pedro y Tadeo, lo empujan hacia delante.

Jesús dice:

–    Responde, Judas.

Y vosotros miradlo. ¿Le conocéis?… es del Templo… ¿Le conocéis?

A su pesar, tienen que reconocer que sí.

Jesús mira fijamente a Judas y le dice:

–    Judas, ¿Qué te pedí que hicieses, cuando hablé aquí por primera vez?

Y di también de qué te extrañaste y qué cosa dije al ver tu admiración. Habla y sé franco.

Judas está como cortado y habla con timidez:

–    Me dijo: ‘Llama al oficial de turno para que pueda pedirle permiso de enseñar’

Y dio su Nombre y prueba de su personalidad y de su tribu… y me admiré de ello, como de una formalidad inútil, porque se dice el Mesías.

Y Él me dijo: ‘Es necesario. Y cuando llegue mi hora recuerda que no he faltado al respeto al Templo; ni a sus oficiales.’

Ciertamente así dijo. Y debo decirlo por honor a la verdad.

Después de la segunda frase; con uno de esos gestos bruscos tan suyos y desconcertantes; ha tomado confianza y la última frase la dice con cierta arrogancia.

Un sacerdote le reprocha:

–     Me causa admiración que lo defiendas. Has traicionado la confianza que depositamos en ti.

Judas exclama iracundo:

–     ¡No he traicionado a nadie! ¡Cuántos de vosotros sois del Bautista!… Y… ¿Por eso sois traidores? Yo soy del Mesías y eso es todo.

Otro sacerdote replica con desprecio:

–     Con todo y eso. Éste no debe hablar aquí. Que venga como fiel. Es mucho para uno que se hace amigo de paganos; meretrices y publicanos…

Jesús interviene enérgica pero tranquilamente:

–     Respondedme a Mí entonces. ¿Quiénes son los ancianos de turno?

–     Doras y Félix, judíos. Joaquín de Cafarnaúm y José Itureo.

–     Entiendo. Vámonos.

Decid a los tres acusadores; porque el Itureo no ha podido acusar; que el Templo no es todo Israel e Israel no es todo el mundo.

Que la baba de los reptiles aunque sea mucha y venenosísima; no aplastará la Voz de Dios. Ni su veneno paralizará mi caminar entre los hombres, hasta que no sea la Hora.

Jesús se pone sobre los hombros su manto oscuro y sale en medio de los suyos.

Afuera del recinto del Templo; Alejandro, que ha sido testigo de la disputa; cuando llegan cerca de la Torre Antonia, le dice:

–     Lo lamento mucho. Que te vaya bien, Maestro. Y te pido perdón por haber sido la causa del pleito contra Ti.

Jesús le contesta tranquilo:

–     ¡Oh, no te preocupes! Buscaban un pretexto y lo encontraron.

Si no eras tú; hubiera sido otro… Vosotros en Roma, celebráis juegos en el Circo, con fieras y serpientes. ¿No es verdad?

Alejandro asiente con la cabeza y sin palabras.

–     Pues bien… Te digo que no hay fiera más cruel y engañosa, que el hombre que quiere matar a otro.

–     Y yo te digo que al servicio del César, he recorrido todas las regiones de Roma.

Pero entre los miles y miles de súbditos suyos; jamás he encontrado uno más Divino que Tú. ¡Ni siquiera nuestros dioses son divinos como Tú!

Vengativos, crueles, pendencieros, mentirosos… Tú Eres Bueno. Tú verdaderamente Eres el Hombre. Que te conserves bien, Maestro.

–     Adiós Alejandro. Prosigue en la Luz.

Alejandro se queda en la Torre Antonia y Jesús y los suyos siguen su camino…

P LA CRISIS DE FE


8. Os digo que les hará justicia pronto. Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿ENCONTRARÁ LA FE SOBRE LA TIERRA? LUCAS 18»

PROFECÍAS Y REVELACIONES

LOS SANTOS ARCÁNGELES

26.08.2012

Somos Seres de paz, de amor, de bondad, de sensibilidad, tanto que, aunque seamos rechazados y no amados, continuamos nuestra encomienda.

El hombre requiere ser conducido, al acercarse acontecimientos que probarán la Fe y estremecerán las entrañas mediante la injusticia, la impiedad y la ausencia de Amor de parte del Engendro del Mal.

15.01.2014

Permanezcan alerta, y para esto deben mantener una Fe en un constante crecimiento, no pueden detenerse y pensar que la Fe que poseen en este instante es suficiente, ¡NO! 

SAN MIGUEL ARCÁNGEL

2.05.2015

La humanidad decae, la Fe de un verdadero y fiel apóstol debe alimentarse continuamente.

No por mantenerse dentro de la Iglesia son salvos, sino por dar testimonio hasta el último instante de vida.

3.11.2015

Es necesario que el hombre en este instante, para que se mantenga siendo fiel y verdadero a Nuestro Rey,

conozca a Nuestro Rey, no por lo que le comenten otros hermanos, no por lo que escuchen que otros hermanos han experimentado. 

ES NECESARIO QUE CADA UNO TENGA SU EXPERIENCIA PERSONAL CON NUESTRO REY. 

Es necesario ese encuentro de cada creatura con su Creador  para que la Fe sea invencible,

de lo contrario una Fe forjada sobre la experiencia, sobre la vivencia y sobre la Oración de otros, es una fe de arenas movedizas que en cualquier instante caerá y no se levantará más.

20.05.2016

El hombre actual cree expresarse con autoridad, y miente al no poseer ese conocimiento que se logra por medio de la Fe y la convicción,

ESA ADHESIÓN IMPORTANTÍSIMA Y FUSIÓN CON LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

3.07.2016

De sitios lejanos llegarán a Europa, a América principalmente, criaturas inmorales, maliciosas, perversas, que como aves de rapiña se abalanzarán sobre los que confiesen la verdadera Fe en Cristo, nuestro Rey.

 Deseosos de aniquilar todo vestigio que recuerde a Cristo Rey, invadirán los lugares santos y tomarán gran botín, llevando el botín para grandes sacrilegios.

30.09.2018

Amados, la constancia, el esfuerzo, la Perseverancia, la Oración y el cumplimiento de la Ley Divina les da la fortaleza para mantenerse en los instantes difíciles.

La protección en sus hogares deben lograrla mediante la unidad a nuestro Rey y a nuestra Reina y Madre del Cielo.

 LA CONCIENCIA AL RECIBIR EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

LES DA LA FE Y FORTALEZA ESPIRITUAL

Para que ustedes sean luz en donde se encuentren.

La protección de cada uno es la relación espiritual que mantengan con la Trinidad Sacrosanta y con nuestra Reina y Madre,

los sacramentales les protegen en la medida en que cada uno de ustedes se encuentre en estado de Gracia, en la lucha permanente en contra del mal.

 Amados, algunas creaturas humanas dicen no ver, no sentir a Dios, han olvidado que la Fe se ejercita en la entrega de lo que aún no ven, pero saben que es verdad.

Y que Su Voluntad se manifiesta sobre Su Pueblo para conducirles a la Salvación Eterna.

1 DE SEPTIEMBRE DEL 2020

Solicito que la Bendición de la Trinidad sacrosanta se derrame sobre su pueblo,

REFORZANDO EN CADA UNO DE SUS HIJOS LA FE, SI DESEAN ACOGERLA.

 Llegó el momento en que la obediencia es imprescindible para la conversión; sin conversión la caridad es un monte empinado de gran altura difícil de escalar.

Llegó el momento en que es imprescindible LA FE PARA QUE NO DECAIGAN ni la espera les agobie (Cf. Heb 11,6),

Sino al contrario, disciernan y miren cuanto acontece con claridad.

Los embates naturales no son casualidades, como no son casualidades las pestes que el hombre crea por soberbia.

Todo este conjunto es consecuencia del mal obrar y actuar del hombre, que le señala el momento para que se preparen espiritualmente.

Pueblo de Dios:

Se alimentan para mantener con vida el cuerpo; de igual forma, sin la Oración, el Arrepentimiento y el Alimento Eucarístico no logran encontrar el Camino, la Verdad y la Vida.

Cuando no puedan recibir sacramentalmente a Nuestro Rey y Señor Jesucristo, (1) lo pueden vivir desde ese cofre interior (Cf. II Cor 4,7), en donde atesoran el Alimento Divino y gustarle para que no se debiliten.

Sean cautos, el Demonio con sus legiones se mantiene sobre la Humanidad a sabiendas de que esta oportunidad no la debe perder para arrebatar almas,

y miro a tantos hijos de Dios caer constantemente en las Trampas del Mal, doblegándoles y llevándoles a pensar que cuanto sucede es temporal.

¡La vida no volverá a ser la misma jamás!

La humanidad ha obedecido las directrices de la élite mundial y esta continuará azotando a la humanidad continuamente, dándoles cortos respiros.

El Pueblo de Dios es altanero, la iglesia de nuestro Rey y Señor jesucristo

SE AGOTA SIN SABER VIVIR DEL ESPÍRITU,

NO DISCIERNEN Y ACOGEN CON REGOCIJO LAS FALSAS NOVEDADES(Cf. Gal 1,8-9), despreciando la Voluntad Divina.

Llega el momento de la Purificación, la enfermedad toma otro rumbo y reaparece sobre la piel (*).

La humanidad cae una y otra vez, ES FLAGELADA por la ciencia mal empleada unida al Nuevo Orden Mundial empeñado en llevar a la inercia la espiritualidad que pueda existir en la Humanidad.

Pueblo de Dios:

Esta generación debe mantenerse postrada rostro en tierra ante la Misericordia Divina. El hombre no es digno de tan grande acto divino.

Oren hijos de Dios, oren por quienes son Perseguidos.

Oren Pueblo de Dios, oren para que la conciencia humana despierte y NO se someta al Demonio.

Oren Pueblo de Dios, oren por los que fallecen en estado de pecado, por los que abandonan a Nuestro Rey y Señor Jesucristo.

Pueblo de Dios, la Tierra se estremece como nunca antes y la Humanidad se confunde ante los hallazgos de la ciencia; que sin ser certeros,

los darán a conocer como ciertos,

DERRUMBANDO LA FE DE LOS HIJOS DE DIOS. 

Ustedes NO TEMAN, todas las Legiones Celestiales se encuentran a la espera de la Orden Divina para que se preparen constantemente. 

Como Pueblo de Dios mantienen una especial atención por parte de Dios Padre.

Siempre los fieles van a vencer, aunque sean pocas criaturas humanas, serán los fieles hasta el final de la batalla.

Bajo el mando de Nuestra Reina y Madre llegamos a rescatar al Resto Santo.

¡No teman! No desesperen por desear conocer la Voluntad Divina antes que sus hermanos, pueden caer en trampas.

Reina y Madre de los Últimos Tiempos, ten dentro de Tu Corazón al que te clama.

Con Mi Espada les abro paso hacia la permanencia en el Amor Divino.

 (*) La Santísima Virgen María ha indicado algunas plantas que favorecen el tratamiento de enfermedades de la piel, a saber: caléndula, artemisa, ortiga y geranio.  Leer aquí…

(1) Sobre la Sagrada Eucaristía …

Comentario del Instrumento 

Hermanos:

San Miguel nos alerta: EL CISMA se acerca dentro de la Iglesia de nuestro Rey y Señor Jesucristo. (2)

Los Signos de los Tiempos avanzan inexorablemente, hay que vivir en el Amor Divino para solicitar por adelantado a nuestro amado Cristo, la fuerza necesaria para mantenernos sin renunciar a la Salvación Eterna. 

No es solo saber lo que viene, sino discernirlo…

No es temer, sino mantener el valor que se desprende de la Cruz de nuestro Señor…No es alejarnos y escondernos, sino auxiliar a los hermanos y ser testigos verdaderos de la fortaleza que da el ser discípulo de Cristo. Amén. 

(2) Revelaciones sobre el Cisma de la Iglesia Católica…

5 DE SEPTIEMBRE DEL 2020

Amado Pueblo de Dios:

¡REGOCÍJENSE, FIELES DE DIOS!

¡REGOCÍJENSE, QUIENES SE ARREPIENTAN DE SUS ACTOS INDEBIDOS!

¡REGOCÍJENSE, AQUELLOS QUE SE NIEGUEN A ADENTRARSE EN LA TELARAÑA DEL MAL!

Criaturas religiosas son atrapadas por el Mal, enlodándoles en el fango que ensucia el alma; esto, al no ser espirituales.

Lo prohibido toma posesión del hombre, el que con complacencia camina sobre las densas y nauseabundas Tinieblas del Mal,

para extraviarse en el conjunto de sacrilegios con los que la Humanidad en este momento desprecia lo Divino.

LA CREACIÓN ES OBRA DE DIOS, NO DEL HOMBRE,

POR LO QUE LA MISMA CREACIÓN DESPLIEGA SU FUERZA MÁS TEMIBLE CONTRA EL HOMBRE,

PARA QUE EL HOMBRE VUELVA A DIOS

Y LE RECONOZCA COMO DUEÑO Y SOBERANO DE TODO LO CREADO.

Son el Pueblo de Dios, extraviado y confundido  (1), contaminado por el estiércol del Mal, al coquetear con el Mal…

Y permitirle suplantar lo Divino, renunciando así a ser verdaderos cristianos, celosos defensores de la verdadera doctrina.

¡NO ACEPTEN NOVEDADES!

Viven en medio de grandes eventos de toda índole, las rebeliones aumentan en la medida en que el hombre protesta contra el cautiverio.

Los medios de comunicación masiva son controlados por las grandes élites mundiales, embebidas en la supremacía de los poderosos sobre los débiles.

¡CUÁNTO DOLOR VIENE HACIA LA HUMANIDAD!

UNOS LO PADECERÁN PRIMERO Y OTROS DESPUÉS.

NO HABRÁ TIERRA SIN LAMENTO.

El hambre llegó en su caballo a tocar la Tierra…

Feroces plagas devoran extensiones de cultivos…

El agua inunda los cultivos en algunos lugares para sorpresa del hombre y en otros lugares el sol abrasador no permitirá que crezcan los cultivos…

¡Oh padecer de la Humanidad!

Vuelvan a nuestro Rey y Señor Jesucristo, adoren la Preciosa Sangre de nuestro Rey.

USTEDES, CRIATURAS DE FE, VIVAN CADA MOMENTO COMO SI FUESE EL ÚLTIMO.

EL TESORO DE LA CRISTIANDAD ES RESERVADO Y NEGADO AL PUEBLO DE DIOS.

En medio del caos del hombre ante la caída de la economía global, se impone el dragón con sus cabezas (Cf. Apoc 12,3; 13,1) privando a la cristiandad de lo que no les pueden roer. 

La élite que promueve al orden mundial (2) negocia con los países pequeños para marcarles el paso hacia el gobierno único, antes de que la economía caiga y tenga en sus garras a sus deudores.

Pueblo de Dios:

¿De dónde tan poca Fe en el PODER DIVINO?

TEMEN MORIR DE HAMBRE,

PERO NO TEMEN PERDER LA SALVACIÓN ETERNA

Pueblo de Dios:

La Tierra se estremece fuertemente y el mar se adentra en la tierra (3), permanezcan atentos ante tan devastadores terremotos, despierten no continúen dormidos.

Cuanto acontece es necesario, el hombre debe doblar rodillas y así comprender que debe ser espiritual para gustar de lo Divino, no sientan ser dueños de la Trinidad Sacrosanta,

aspiren a ser espirituales, luchen contra el ego humano mal empleado y sean humildes criaturas de Dios, poseedoras de gran amor y santidad.

Dos fuerzas luchan por las almas: el bien contra el Mal, ¿Quién posee el bien y quién posee el mal?… lo juzgan según lo que guardan en la conciencia.

Oren, reparen el mal cometido, amen al prójimo como a sí mismos, respeten la Ley Divina, sean verdaderos y no se alejen de Nuestra Reina y Madre de Cielos y Tierra.

El hombre sabio da de beber al sediento sin juzgar si es merecedor o no. ¡Hagan el bien que Cristo les depara el bien!

Llegará el Ángel de Paz como llega lo inesperado a la Tierra: sin que le esperen. Con la paz en su boca unirá corazones. (5)

 La humanidad recobrará con mayor fuerza la espiritualidad que ha perdido y se mirará renovada, por ello no le teman a la purificación, oren y mantengan la Fe,

Para que, como el Resto Fiel, sean libres por el Amor Divino y por el Triunfo del Corazón Inmaculado de nuestra Reina y Madre.

Oren, deseen el bien al hermano, sean amor y envíen ese amor hacia sus semejantes, deseen el bien.

La humanidad adúltera se mofa de lo divino adentrando en la Casa de Dios lo profano, este pecado es gravísimo a los Ojos de Dios.

Teman perder la Vida Eterna. 

Son protegidos por las Legiones Celestiales por Orden Divina.

No teman, no teman, no olviden hacer el bien, sean amor, no permitan que la impaciencia los lleve a ser soberbios.

¡NO TEMAN, HIJOS DE DIOS!

¡NO TEMAN!

Continúen en Fe, alimenten la Fe, cumplan la Ley Divina. (Cf. Mt 12,37-39)

Adoren a Dios en espíritu y verdad.

 (1) La gran confusión del hombre …

(2) Nuevo orden mundial …

(3) El gemir de tierra …

(4) El comunismo en el final de los tiempos …

(5) Revelaciones sobre el Ángel de Paz …

13 DE SEPTIEMBRE DEL 2020

Amado Pueblo de Dios:

En unidad, como Pueblo de Dios que camina sin desesperar ni perder la Fe, AVANCEN HACIA LA ETERNA FELICIDAD.

7. Entonces se entabló una batalla en el cielo: = Miguel = y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron,
8. pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos.
9. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él. Apoc. 12

Vengo con mi espada en alto, en señal de que la Purificación de la Humanidad se acelera y es cruenta como el mismo pecado del hombre.

Tienen que vaciar el ego humano de cuanto les mantiene apegados a la necedad y la soberbia, tienen que aplicarse a sí mismos la corrección y vivir, obrar y actuar dentro de la fraternidad y el Amor Divino.

¡CAMBIEN!, NO MAÑANA, ¡SINO HOY!

En este preciso momento para que no vaguen solitarios cuando necesiten de sus hermanos. Todos necesitarán del auxilio de los hermanos ante la Purificación que llega.

LA TIERRA NO SERÁ PURIFICADA CON EL AGUA, SINO CON EL FUEGO,

ESE QUE EMANA DE LA TECNOLOGÍA CREADA PARA DESTRUIR SIN COMPASIÓN.

En este mundo devastado, agitado y agobiado, el hombre dirige su mirada y sus fuerzas mal encauzadas contra lo que representa lo Divino.

Por ello, Pueblo de Dios, mírense en el interior y transformen los constantes reproches que profieren contra Dios en un ¡GRACIAS, PADRE! porque me pules con Tu Amor.

¿Qué sucede en la Tierra en este momento?

Deben aprender a ser caridad, paz interior, amor, fe y esperanza para que reciban lo mismo.

¡Prepárense!, al hombre le es mayormente llevadero cuanto acontece si se mantiene en Dios,

no así quien se mantiene en su yo soy, estas criaturas se saturan con facilidad, no son amor y por su voluntad caminan solas.

Ustedes Pueblo de Dios, ACTÚEN YA EN USTEDES MISMOS,

ALIVIANEN EL CAMINO, PARA QUE ESTE NO SEA MÁS PESADO,

SINO AL CONTRARIO, UN CAMINO BENDECIDO POR LA FE Y EL AMOR A DIOS.

La Iglesia de Nuestro Rey y Señor Jesucristo exhala el Lamento, no se pierdan, no teman,

sean coherentes y tengan la seguridad de la protección de la Reina y Madre que se encuentra con ustedes para guiarles si se lo permiten.

¡CRIATURAS DE DIOS! SEAN CRIATURAS DE FE,

NO DEBEN FORJARSE SOBRE LO QUE DESEAN COMO CRIATURAS HUMANAS,

SINO SOBRE LA VOLUNTAD DIVINA.

¡ESTE ES EL MOMENTO PARA QUE CAMBIEN, SE CONVIERTAN Y SE PREPAREN 

PARA LO QUE SERÁ MÁS FUERTE,

DE ELLO DEPENDE CÓMO CONTINUARÁN VIVIENDO,

EN EL LAMENTO CONTINUO O EN LA VOLUNTAD DIVINA QUE LES DA PAZ.

No desean ser renovados, es más placentero el fango del “EGO” que la conversión basada en el sacrificio.

Me alegra saber que de todos los ególatras, YO SOY el mejor de TODOS

Pueblo de Dios:

La Guerra destila por varias vertientes sin dejar de mirar el centro de la cristiandad como objetivo para que las ovejas sean amedrentadas.

¡FE,  FE,  FE!

Escuchan al Etna rugir, despiertan los colosos y la Humanidad siendo presa de sí misma desespera.

Despierta Pueblo de Dios, despierta, que el hambre espiritual cabalga sobre la Tierra,

el hambre física cabalga (Cf. Apoc 6,2-8) anunciando a la Humanidad lo venidero.

LA FE MANTIENE A LA CRIATURA HUMANA INAMOVIBLE.

¿POSEEN FE?

Comentario deL Instrumento:

Hermanos:

Nuestro amado San Miguel Arcángel, en este llamado a la conversión, nos da un recorrido por diferentes escenarios en los que vive y vivirá la humanidad.

En cuanto avanza el transcurrir de los días, así se acerca el cumplimiento de las Revelaciones. 

LA HAMBRUNA LLEGA ANTE UN HOMBRE QUE RENIEGA DE DIOS Y LE CULPA DE CUANTO ACONTECE.

¿Será que se levantarán contra el Pueblo de Dios y le perseguirán al señalarle culpable de lo acaecido? 

San Miguel Arcángel me permitió mirar a un grupo de personas, todos hombres decidiendo el próximo paso a dar en cuanto al destino de la humanidad.

Una humanidad golpeada en la salud es más vulnerable para llevarle a la desesperación social y al caos.

SOMOS ADVERTIDOS,

NO CAIGAMOS EN LA DESESPERACIÓN.

https://www.revelacionesmarianas.com/FE.htm

65 EL PRIMER APÓSTOL MÁRTIR


65 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Atraviesan el manzanar y los viñedos y siguen caminando hasta que se distingue la casa del fariseo.

Es una casa bien construida en medio de un huerto de árboles frutales, ya sin fruta.

Es una casa campirana rica y cómoda.

Pedro con Simón, van por delante para avisar.

aparece la casa del fariseo: ancha, baja, bien construida, entre árboles ya despojados de sus frutos. una casa de campo, pero rica y cómoda.

Pedro y Simón se adelantan para avisar.

Sale Doras.

Es un viejo con perfil duro y rapaz. Ojos irónicos y boca de sierpe que gesticula con una sonrisa falsa, entre la barba que es más blanca que negra.

Saluda familiarmente y con manifiesta condescendencia:

–    Salud Jesús.

Jesús responde sin darle la paz:

–   Tenla igualmente. 

–   Entra. La casa te acoge. Has sido puntual como un rey.

Jesús puntualiza:

–    Como hombre honrado.

Doras ríe con sorna.

Jesús se vuelve hacia sus discípulos que no han sido invitados:

–    Entrad. –y mirando al fariseo, agrega- Son mis amigos.

–    Que entren. Pero, ¿Aquel no es el alcabalero; el hijo de Alfeo?

Jesús, poniendo su mano sobre el hombro de Mateo, contesta con un tono glacial y majestuoso:

–    Este es Mateo; el discípulo del Mesías.

El fariseo entiende y ríe con más sorna que antes.

Doras querría aplastar al ‘pobre maestro galileo’ bajo la opulencia de su casa que por dentro es fastuosa. Grandiosa y fría.

Los siervos parecen esclavos, caminan inclinados, rápidos y temerosos siempre de ser castigados al menor pretexto.

La casa da la impresión de que en ella reina la crueldad y el odio. 

Doras dice con soberbia:

–    Mi suegro, Caifás; no creyó que vendrías.

Jesús no se deja aplastar con la ostentación de las riquezas, ni con recordarle la posición y el parentesco.

Y Doras que comprende la indiferencia del Maestro, lo lleva consigo por el jardín, en donde hay más árboles.

Le muestra plantas raras y le ofrece frutos de ellas, que los siervos han traído en palanganas y en copas de oro.

Jesús prueba y alaba la exquisitez de las frutas, algunas conservadas como en jalea y adornadas con duraznos bellísimos. Otras parecen peras de un tamaño raro.

Doras no pierde la oportunidad de manifestar:

–    Soy el único en Palestina que tengo estas frutas y creo que ni siquiera las hay en toda la península.

Las mandé traer de Persia y de lugares más lejanos todavía. La caravana me costó casi un talento. Pero ni siquiera los tetrarcas tienen estas frutas.

Probablemente ni el mismo César. Cuento las frutas y recojo todas las semillas. Las peras, sólo se comen en mi mesa, porque no quiero que se roben ni una semilla.

Le envío a Annás, pero tan solo cocidas, porque así ya son estériles.

Jesús dice:

–     Y sin embargo son plantas de Dios. Y los hombres, todos son iguales.

Doras se escandaliza:

–    ¿Iguales? ¡Nooooo! ¿Yo igual a… a tus galileos?

–     El alma viene de Dios y las crea iguales.

El ministro del Templo se esponja como un pavo real y parece erguirse lleno de soberbia cuando dice con manifiesta superioridad:

–           Pero yo soy Doras el fiel Fariseo…

Y continúa con una larga perorata de la supremacía de la clase sacerdotal del pueblo hebreo sobre todos los demás pobres humanos que habitan la tierra. 

Jesús lo atraviesa con sus ojos de zafiro que se encienden cada vez más; señal precursora en Él, de un acto de piedad o de rigor.

Jesús, de vestido purpúreo; es mucho más alto que Doras y domina imponente a este pequeño y encorvado fariseo, embutido en su vestido amplísimo y con una impresionante abundancia de franjas.

Doras, después de un tiempo de auto admiración de sí mismo, exclama:

–     Pero Jesús, ¿Por qué enviar a la casa de Doras el Fariseo puro; a Lázaro, hermano de una prostituta?

¿Lázaro es tu amigo? ¡No debe serlo! ¿No sabes que está en el Anatema, porque su hermana María es una prostituta también de los romanos?

–     El único Lázaro que conozco, es el de sus acciones honradas.

–    Pero el mundo recuerda el pecado de esa casa.

Y ve que su mancha se extiende también sobre los amigos. ¡No vayas! ¿Por qué no eres Fariseo? Si quieres… yo soy poderoso.

Puedo hacer que te acepten en el Sanedrín, no obstante que tú seas Galileo.

En el Sanedrín puedo todo. Annás está en mis manos, como este pedazo de paño en mi manto. Serás poderoso y temido.

–    Yo solo quiero ser amado.

–    Yo te amaré. Ve cuanto te amo, que te cedo atendiendo a tu deseo a Jonás.

–    Lo he pagado.

–    Es verdad. Y me sorprendió que pudieras disponer de tal cantidad.  

–    No fui Yo. Sino un amigo que lo hizo por Mí.

–    Bien, bien no indago. Digo: ve que te amo y quiero hacerte feliz.

Tendrás a Jonás, después de la comida. Sólo por Ti hago este sacrificio. – y su sonrisa destella con inaudita crueldad.

Jesús lo mira cada vez con mayor rigor. Con los brazos cruzados sobre el pecho.

Están todavía en el huerto del jardín, en espera de la comida.

Con ansiedad mal disimulada, Doras dice:

–    Me debes hacer un favor. Alegría por alegría. Te doy mi mejor siervo.

Me privo por tanto de una utilidad futura. Supe que viniste al principio del verano y tu bendición este año, me dio cosechas que hicieron célebres mis posesiones.

Bendice ahora mis ganados y mis campos.

Para el año próximo extrañaré a Jonás. Y mientras encuentro a otro igual a él; ven. Bendice. Dame la alegría de que se hable de mí por toda Palestina.

Y de tener rediles y graneros que revienten de abundancia. ¡Ven!     

Lo toma por el brazo y lo jala, tratando de llevarlo a la fuerza; empujado por la avaricia y la ambición de su desenfrenada sed por el oro.

Jesús se opone:

–    ¿Dónde está Jonás? –pregunta con energía.

Doras contesta evasivo:

–    En los arados. Ha querido seguir trabajando en agradecimiento a su buen patrón.

Pero vendrá antes de que termine la comida. Mientras tanto, ven a bendecir los ganados y los campos.  Los árboles frutales, las viñas y los olivares.

¡Todo! ¡Todo! ¡Oh! ¡Qué fértiles serán el año entrante! Ven, pues.

Jesús dice con un tono mucho más fuerte:

–    ¿Dónde está Jonás?

–    ¡Ya te lo dije! Al frente de los arados. Es el capataz y no trabaja: preside.

–    ¡Mentiroso!

–    ¿Yo? ¡Lo juro por Yeové!

–     ¡Perjuro!

–    ¿Yo? ¿Yo, perjuro? Yo soy el fiel más fiel. ¡Ten cuidado cómo me hablas!

–     ¡ASESINO!

Jesús ha ido levantando cada vez más fuerte la voz y la última palabra RETUMBA como si fuera un trueno.

Los discípulos se acercan a Él.

Los siervos se asoman por las puertas,  temerosos.

El Rostro de Jesús es formidable en su severidad. Parece como si sus ojos lancen rayos fosforescentes.

A Doras, por un momento lo sobrecoge el miedo.

Se hace más pequeñito, en su montón de tela finísima, junto a la majestuosa persona de Jesús; vestido con su túnica de lana pesada en un tono púrpura.

Más de pronto la soberbia se apodera de él otra vez y grita con voz chillona, como una zorra furiosa:

–  ¡En mi casa sólo yo doy órdenes! ¡Sal de aquí, vil galileo!

–  ¡Saldré después de haberte maldecido a ti, a tus campos, ganados y viñas; para este año y para los que vengan!

Doras chilla como fiera malherida:

–    ¡Nooo! ¡Esto no!

Sí, es verdad. Jonás está enfermo. Pero se ha curado. Se ha recuperado. ¡Retira tu maldición!

Jesús insiste:

–   ¿Dónde está Jonás? –y ordena implacable- ¡Que un siervo me conduzca a él, al punto! Yo lo pagué.

Y puesto que tú lo consideras como una mercancía. Como una máquina; como a tal lo tomo. Y como lo he comprado, lo quiero.

Doras saca un silbato de oro de entre su pecho y silba tres veces.

Acuden corriendo muchos siervos de la casa y del campo, ante su temido dueño.

Éste ordena:

–   ¡Llevad a éste a donde está Jonás y entregádselo! ¿A dónde vas?

Jesús ni siquiera responde.

Camina detrás de los siervos que se han precipitado más allá del jardín; hacia donde están las casuchas de los campesinos.

Entran en la paupérrima choza de Jonás.

Él, literalmente es un esqueleto semidesnudo que respira fatigosamente por la fiebre, sobre un lecho de cañas.

En el que sirve de colchón un vestido remendado. Y de cobija, un manto todavía más roto. Una joven lo cuida como puede.  

Jesús dice con infinita ternura:

–   ¡Jonás, amigo mío! ¡He venido a llevarte!

–   ¿Tú? ¡Señor, mío! ¡Me muero! ¡Pero soy muy feliz por tenerte aquí!

–    Fiel amigo, eres libre desde ahora. Y no morirás aquí. Te llevo a mi casa.

–    ¿Libre? ¿Por qué? ¿A tu casa? ¡Ah, sí! Habías prometido que vería a tu Madre.

Jesús es todo amor. Se inclina sobre el miserable lecho del infeliz pastor.

Y dice:

–     Pedro, tú eres fuerte. Levanta a Jonás.

Y vosotros, dadle el manto. Este lecho es demasiado duro para cualquiera en estas condiciones.

Los discípulos rápidamente se quitan los mantos.

Los doblan varias veces y le improvisan una camilla.

Pedro coloca su carga de huesos y Jesús lo cubre con su propio manto.

Cuando está listo Jesús pregunta:

–    Pedro, ¿Tienes dinero?

–   Sí, Maestro. Tengo cuarenta denarios.

–    Está bien. Vámonos.

Ánimo Jonás. Todavía un poco de molestia. Y después, habrá mucha paz en mi casa, cerca de María.

–     María. ¡Sí! ¡Oh! –en medio de su agotamiento, Jonás no hace más que llorar.

Jesús dice a la joven:

–     Adiós, mujer. El Señor te bendecirá por tu misericordia.

–    Adiós, Señor. Adiós Jonás. Ruega. Rogad, por mí. – y la joven llora.

Cuando están por salir, aparece Doras.

Jonás por un momento se llena de terror y se tapa la cara.

 Jesús le pone una mano sobre la cabeza y sale a su lado; más severo que un Juez.  

El miserable cortejo sale al patio y toma el camino del jardín.

Doras, en el colmo de la vileza, exclama:

–    ¡Este lecho es mío! ¡Te vendí el siervo, no el lecho!

Jesús le arroja a los pies la bolsa sin hablar.

Doras la toma. La vacía y cuenta…

–    Cuarenta denarios y cinco dracmas. ¡Es poco!

Jesús mira al avariento y repugnante hombre en tal forma, que es imposible describirla. No dice nada.

Doras insiste:

–   Dime al menos que retiras el anatema.

Jesús lo fulmina con una nueva mirada y una nueva frase:

–     Te pongo en manos del Dios del Sinaí.

Y pasa muy erguido al lado de la rústica camilla que llevan pedro y Andrés.

Doras, al ver que todo es inútil. Que su condena es segura,

Grita:

–    ¡Nos veremos, Jesús! ¡Oh! ¡Te atraparé! ¡Te haré guerra a muerte!

Llévate a esa piltrafa de hombre. Ya no me sirve. Me ahorraré el entierro. ¡Vete! ¡Vete! ¡Satanás maldito!

¡Pondré contra Tí a todo el Sanedrín! ¡Satanás! ¡Satanás!

Jesús aparenta no oír.

Los discípulos están consternados.

Jesús se preocupa sólo de Jonás. Busca los caminos más planos.

Pero desde el Esdrelón hasta Nazareth, el camino es largo y no se puede avanzar ligeros con la piadosa carga.

Continúan en silencio por el camino principal.

Jonás parece que duerme, pero no suelta la mano de Jesús.

Al atardecer son alcanzados por un carro militar romano.

Jesús levanta el brazo y dice:

–   En el Nombre de Dios, deteneos.

Los soldados se detienen. Del carro se asoma la cabeza de un tribuno militar.

Éste pregunta a Jesús:

–   ¿Qué quieres?

–   Tengo un amigo que se está muriendo. Os pido para él, un lugar en el carro.

–   No debería. Pero sube. Tampoco somos perros.

Suben la camilla.

El tribuno pregunta:

–     Tú amigo… ¿Quién eres?

–     Jesús de Nazareth. 

El oficial lo mira curioso y dice:

–     ¡Oh! ¿Tú? ¡Entonces sí eres tú!

Subid cuantos podáis. Basta con que no os asoméis. Así son las órdenes.

Pero sobre las órdenes está el ser humano. ¿O no? ¡Y Tú eres Bueno, lo sé! ¡Eh! Nosotros los soldados, todo lo sabemos. 7

¿Cómo lo sé? Hasta las piedras hablan en bien y en mal. Nosotros tenemos orejas para oír y servir al César.

Tú no eres un falso Mesías como los anteriores, sediciosos y rebeldes. Tú eres bueno. Roma lo sabe.

Observa mejor a Jonás y exclama:

–    Oye, pero… ¡Este hombre está muy enfermo!

Jesús responde:

–    Por eso lo llevo a casa de mi Madre.

–   ¡Ummm! ¡Poco tendrá que cuidarlo! Dale un poco de vino de esa cantimplora.

¡Áquila! –Llama al conductor y ordena-  Arrea los caballos.

–   ¡Quinto! Tú dame dos raciones de pan, de miel y mantequilla de las mías.

Y explica a Jesús:   

–    Es todo lo que tengo, pero le hará bien. Para la tos que trae, la miel le aliviará.

–    Eres bueno.

–    No. Soy menos malo que muchos. Estoy contento de tenerte conmigo.

Acuérdate de Publio Quintiliano de la Itálica. Estoy en Cesárea, pero ahora voy a Ptolemaida. Estoy en inspección de orden.

–    No me tratas como a enemigo.

–    ¿Yo? Soy enemigo de los malos. Jamás de los buenos. Yo también quisiera ser bueno. Dime, ¿Qué doctrina predicas, para nosotros los hombres de armas?

–   La doctrina es única para todos los hombres. Justicia, honradez, continencia, piedad. Ejercer el propio oficio sin abusos.

Aún en los duros momentos de la guerra, no olvidar al ser humano.

Buscar de conocer la Verdad; o sea, a Dios Uno y Eterno, sin cuyo conocimiento cualquier acción está privada de la Gracia y por lo tanto del premio eterno.

–   Y cuando esté muerto, ¿Qué me interesa el bien hecho?

–    Quién se acerca al Dios Verdadero, encuentra ese bien en la otra vida.

–   ¿Volveré a nacer? ¿Acaso seré emperador?

–    No. Te haces igual a Dios, al unirte con Él en la eterna beatitud del Cielo.

–    ¿Cómo? ¿Yo en el Olimpo? ¿Entre los dioses?

–    No existen los dioses. Existe el Dios Verdadero.

El que Yo predico. El que te oye y pone una señal en tu bondad y en tu deseo de conocer el bien.

–   ¡Esto me basta! No sabía que Dios se pudiese ocupar de un pobre soldado pagano.

–   Él te creó, Publio. Por eso te ama y quiere que estés con Él.

–   ¡Eh! ¿Por qué no? Pero nadie nos habla de Dios, jamás.

–   Vendré a Cesárea y me escucharás.

El romano extiende el brazo y afirma:

    ¡Oh, sí! ¡Iré a oírte! Allá está Nazareth. Quisiera llevarte hasta allá. Pero si me ven…  

–    Desciendo y te bendigo por tu buen corazón.

–    Salve, Maestro.

–    El Señor se os muestre. ¡Adiós, soldados!

Descienden y vuelven a caminar.

Jesús dice alentando al enfermo:

–    Jonás, en breve vas a descansar.

Jonás sonríe. Conforme la tarde avanza, está más seguro de estar más lejos de Doras. Y más tranquilo se muestra.

Juan con su hermano Santiago, corren adelante para avisar a María.

Y cuando el pequeño cortejo llega a Nazareth, que está casi desierto en la noche que cae; María está afuera, esperando a su Hijo.

Cuando se encuentran, Jesús dice:

–    Aquí está Jonás. Bajo tu dulzura comenzará a gustar de su paraíso. ¡Feliz Jonás!

–   ¡Feliz! ¡Feliz! –murmura el extenuado pastor, como en un éxtasis.

Entran en la casita y se le lleva a la habitación en donde murió José.

Jesús dice:

–    Estás en el lecho de mi padre. Aquí estamos mi Mamá y Yo, ¿Ves?

Nazareth se convierte en Belén y tú ahora eres el pequeño Jesús, entre dos que te aman.

Ellos son los que veneran en ti al siervo fiel. No ves los ángeles, pero revolotean a tu alrededor, con alas de luz y cantan las palabras del canto navideño.

Jesús derrama su dulzura sobre el pobre Jonás, que poco a poco va debilitándose.

Parece que hubiera aguantado tanto, solo para morir aquí. Pero es feliz.

Sonríe y trata de besar la mano de Jesús; la de María y decir… decir…

Pero la falta de aliento se lo impide.

María, cual madre lo conforta.

Jonás repite con un hilo de voz:

–   Sí. Sí. –con una sonrisa en su cara de esqueleto.

Los discípulos miran  conmovidos desde la puerta del huerto.

Jesús le dice:

–    Dios ha escuchado tu gran deseo.

La estrella de tu larga noche, se convierte ahora en la estrella de tu eterno amanecer. ¿Sabes su nombre?

El agonizante responde

–   Jesús. El tuyo, ¡Oh! ¡Jesús! Los ángeles…

¿Quién está cantándome el himno angelical. Mi alma lo oye. Pero también mis orejas lo quieren oír. ¿Quién lo canta para hacerme feliz?… tengo mucho sueño.

Estoy tan cansado. ¡Muchas lágrimas! Muchos insultos… ¡Doras!… yo lo perdono.

Pero no quiero oír su voz y la oigo. Es como la voz de Satanás que no quiere dejarme en paz.

¡Oh! ¿Quién me cubre esa voz, con palabras venidas del Paraíso?

Es María; que vuelve a cantar en voz baja y en el mismo tono, el cántico con el que arrullaba a Jesús Niño…

Y lo repite porque ve que Jonás se tranquiliza al oírla.  

Después de unos minutos, Jonás dice:

–           ¡Doras ya no habla más! Sólo los ángeles… era un Niño en un pesebre… entre un buey y un asno… Y era el Mesías… Y yo lo adoré… y con Él estaban José y María…  -la voz se apaga en un breve murmullo. Y sigue el silencio…

Jesús dice:

–           ¡Paz en el Cielo al hombre de buena voluntad! ¡Ha muerto! Lo pondremos en nuestro pobre sepulcro. Merece esperar la resurrección de los muertos, junto a  mi justo padre.  

D PURIFICACIÓN DE FUEGO 2


CUMPLIMIENTO

Capta un enorme remolino de fuego provocado por fuertes incendios forestales en California

Publicado:
Los fuertes incendios forestales, que arrasan California (EE.UU.) desde agosto, provocaron un tornado de fuego. 
En un video, publicado este viernes por un usuario de TikTok, se puede observar cómo el enorme remolino de llamas y humo está girando en el cielo nocturno y sigue extendiéndose.
Además, el internauta agregó un efecto de sonido de la sirena que avisa de tornados.
La pasada semana, el gobernador del estado, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia en cinco condados.
VIDEO: Capta un enorme remolino de fuego provocado por fuertes incendios forestales en California

El cielo de San Francisco se tiñe de rojo y capta miles de miradas por su aspecto apocalíptico

Publicado:
En las redes sociales se ha vuelto viral un video que, acompañado por la música de ‘Blade Runner 2049’, muestra el cielo de la ciudad de San Francisco teñido de un color rojo anaranjado, otorgándole un aire bastante apocalíptico.
El extraño fenómeno se debe a que el humo provocado por los incendios forestales, que recientemente azotaron la zona, se depositó sobre la capa de contaminación de la ciudad, bloqueando así la luz solar y causando su difracción.
VIDEO: El cielo de San Francisco se tiñe de rojo y capta miles de miradas por su aspecto apocalíptico

Al menos 29 muertos tras incendios forestales en la costa oeste de EE.UU.

Publicado:
En EE.UU., el jefe de bomberos de Oregón renunció de su cargo por las críticas por ceder la mayor parte de sus responsabilidades a su jefe adjunto en medio de los fuertes incendios forestales.
Las autoridades de California, Oregón y Washington reportan al menos 29 muertes a causa del fuego.

El cielo de San Francisco se tiñe de rojo y capta miles de miradas por su aspecto apocalíptico

Publicado:
En las redes sociales se ha vuelto viral un video que, acompañado por la música de ‘Blade Runner 2049’, muestra el cielo de la ciudad de San Francisco teñido de un color rojo anaranjado, otorgándole un aire bastante apocalíptico.
El extraño fenómeno se debe a que el humo provocado por los incendios forestales, que recientemente azotaron la zona, se depositó sobre la capa de contaminación de la ciudad, bloqueando así la luz solar y causando su difracción.
VIDEO: El cielo de San Francisco se tiñe de rojo y capta miles de miradas por su aspecto apocalíptico

Una enorme columna de humo naranja provocada por los incendios en EE.UU. se ve desde el espacio

Publicado:
Las imágenes satelitales fueron captadas por el Copernicus Sentinel-3 de la Agencia Espacial Europea.
FOTO: Una enorme columna de humo naranja provocada por los incendios en EE.UU. se ve desde el espacio

Una imagen captada este jueves por el satélite de la Agencia Espacial Europea, el Copernicus Sentinel-3, muestra una enorme columna de humo naranja que cubre casi la totalidad de la costa oeste estadounidense,

zona que ha sido afectada por alrededor de 100 incendios.

El humo producido por los múltiples incendios que azotan a los estados de California, Washington y Oregón se ha desplazado 2.000 kilómetros hacia el oeste de los fuegos activos, revelaron los datos de una misión adicional del satélite, informó la agencia.

Durante la semana, la gobernadora de Oregón, Kate Brown, afirmó que su estado se enfrenta a incendios forestales “sin precedentes” que han causado lo que estima “podría ser la mayor pérdida de vidas humanas y propiedades […] en la historia” estatal.

Del mismo modo, en el estado de California los incendios han arrasado con más de 11.100 kilómetros cuadrados de bosque y han causado al menos 10 muertes.

Además, el humo de estos ha cubierto algunas de las principales ciudades californianas, dándole al cielo un aspecto apocalíptico.

Un incendio en el mayor campo de refugiados de Europa deja a cerca de 13.000 migrantes desamparados

Publicado:
En la isla griega de Lesbos, un incendio en el mayor campo de refugiados de Europa deja a unos 13.000 migrantes desamparados.
El Gobierno aún no ha esclarecido las causas del siniestro.
Los medios reportan incidentes con personas que supuestamente se negaron a cumplir las medidas de aislamiento tras dar positivo al coronavirus.
En la isla se declaró estado de emergencia para los próximos cuatro meses, mientras la Unión Europea estudia posibles medidas de ayuda.

Argentina: Incendios forestales devoran cerca de 100.000 hectáreas en todo el paìs

Publicado:
En Argentina, los bomberos llevan más de una semana combatiendo a los incendios forestales que arrasan el norte y el centro del país.
Los focos principales están en Córdoba y el delta del Paraná.
Algunos están considerados intencionales, sin embargo, fueron agudizados por la sequía, fuertes vientos y altas temperaturas.
En total son unas 100.000 hectáreas bajo fuego en todo el país. Según los pronósticos, la situación no mejorará hasta la próxima semana.

Un informe oficial advierte a Australia que debe prepararse para incendios forestales “potencialmente peores” que los de 2019

Publicado:
La investigación analizó los fuegos que asolaron el estado de Nueva Gales del Sur el año pasado y determinó que el cambio climático jugó un “claro papel” en su nivel de devastación.
Un informe oficial advierte a Australia que debe prepararse para incendios forestales "potencialmente peores" que los de 2019

Australia ha presentado este martes un informe oficial sobre los “extremos y extremadamente inusuales” incendios forestales que entre 2019 y 2020 destruyeron 2.476 casas y 5,5 millones de hectáreas de tierra solo en el estado de Nueva Gales del Sur, un nivel de devastación nunca visto en la historia del país.

La investigación determinó que el cambio climático “claramente jugó un papel” en las condiciones que provocaron los fuegos, que fueron de tal virulencia y magnitud que los métodos tradicionales de extinción de incendios a menudo fracasaron.

“Está claro que debemos esperar que vuelvan a ocurrir temporadas de incendios como la de 2019-20 o potencialmente peores”, advirtieron los jefes de la investigación, el ex comisionado adjunto de la Policía de Nueva Gales del Sur, Dave Owens, y la exjefa científica del estado, Mary O’Kane, en su resumen de apertura.

El informe presenta 76 nuevas recomendaciones que el gobierno de Nueva Gales del Sur ya se ha mostrado listo para adoptar.

Entre ellas se encuentran la creación de un gran centro para la investigación de incendios forestales, proporcionar formación que aumente las capacidades de las autoridades en la gestión de desastres naturales y medidas que ayuden a proteger el medio ambiente.

Incendios en el delta del Paraná: los expertos dan la voz de alarma ante la tragedia ambiental en Argentina

Publicado:
Los especialistas en ecología de Argentina dan la voz de alarma ante la tragedia ambiental que está sucediendo en las islas del delta del Paraná debido a los incendios que se llevan registrando durante los últimos meses.
En una reunión con los senadores, los expertos reclamaron una ley de humedales que proteja una zona arrasada por el fuego que ya supera las 100.000 hectáreas.
  

Un infernal incendio devora una extensa área de la mayor reserva de Kenia

Publicado:
El fuego, que ardió por dos días consecutivos, puso en peligro a numerosas especies autóctonas.
FOTOS, VIDEO: Un infernal incendio devora una extensa área de la mayor reserva de Kenia

Un extenso incendio forestal se propagó el pasado domingo por el territorio del Parque Nacional de Tsavo West, en el sur de Kenia, informa la organización en defensa de la vida salvaje Sheldrick Wildlife.

El personal de la entidad compartió en la red un video que retrata la devastación y la tierra carbonizada que dejaron atrás las infernales llamas, que recién fueron controladas este lunes.

A su vez, la ecoactivista Vanessa Nakate denuncia que el fuego puso en peligro a numerosas especies autóctonas, entre ellas lobos de tierra, babuinos amarillos, murciélagos, búfalos cafre, gálagos del Senegal, antílopes jeroglífico, caracales y gatos del desierto.

El puerto de Beirut sufre un incendio un mes después de la explosión que destruyó media ciudad

Publicado:
Hasta el momento se desconoce la causa de este incidente.

El puerto de Beirut sufrió un incendio este 10 de septiembre, algo más de un mes después de la gran explosión que destruyó media capital de Líbano, informa la agencia Reuters.

Varios videos grabados por testigos y publicados en redes sociales muestran cómo asciende una gran columna de humo negro desde el lugar de los hechos.

Hasta el momento se desconoce la causa de este incidente. Una fuente militar aseguró que el fuego se declaró en un almacén que contiene petróleo y neumáticos. Los bomberos tratan de apagar las llamas y el Ejército de Líbano emplea helicópteros para ayudar en las labores de extinción.

George Kettaneh, jefe de la Cruz Roja en Líbano, apuntó que no se teme que se produzca un estallido del material dañado y subrayó que el suceso no provocó heridos, aunque algunas personas tuvieron problemas respiratorios.

Michel El Murr, jefe del equipo de rescate del Departamento de Bomberos, detalló al diario británico The Independent que el fuego podría haber comenzado por las chispas de unas sierras eléctricas que los trabajadores habrían empleado para cortar fragmentos de metal.

“Todavía no sabemos exactamente qué hay dentro del almacén que se está incendiando y no podemos excluir que contenga materiales explosivos, pero creemos que es poco probable”, explicó.

 

En total alrededor de 200 personas murieron y al menos 6.000 resultaron heridas el pasado 4 de agosto tras el potente estallido de una peligrosa carga almacenada en el puerto de la capital libanesa. Decenas de miles de personas quedaron sin hogar.

Expertos explican por qué las explosiones de Beirut causaron un hongo similar a una bomba nuclear

Publicado:
Un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts asegura que las explosiones fueron equivalentes a 240 toneladas de TNT, 20 veces más que el rendimiento de ‘la madre de todas las bombas’.
Expertos explican por qué las explosiones de Beirut causaron un hongo similar a una bomba nuclear

Las devastadoras explosiones que se registraron este martes en Beirut arrojaron una nube en forma de hongo similar a la que produciría una bomba nuclear. Varios expertos han explicado a través de redes sociales a qué se debe este fenómeno.

El físico teórico Jorge Díaz señaló que “la nube de hongo se produce cada vez que se forma una gran cantidad de gas poco denso a baja altura”.

Asimismo, mencionó que la esfera que se expande es una nube de Wilson, que ocurre cuando “la onda de choque produce la rápida condensación del aire húmedo”.

En estas condiciones, el “gas menos denso se eleva formando una columna (‘tallo’) y el espacio que deja es ocupado por gases más densos empujando todavía más a los gases menos densos”, precisó Díaz

agregando cuando los gases suben, se enfrían y posteriormente se expanden formando la “cabeza del hongo”.

La explicación del especialista se produjo poco después de varios rumores en la Red que apuntaban a una posible bomba nuclear como la causa de la tragedia.

Incluso, el gobernador de la capital libanesa, Marwan Abboud, calificó el incidente como “un desastre nacional parecido a Hiroshima”.

Sin embargo, los comentarios del funcionario hacían referencia a la magnitud de la catástrofe, que de momento se ha cobrado la vida de más de 100 personas y ha dejado más de 4.000 heridos.

Por otra parte, Viping Narang, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts que estudia todo lo relacionado con la proliferación y la estrategia nuclear, explicó que las explosiones de Beirut fueron equivalentes a 240 toneladas de TNT.

Esto último es 20 veces más que el rendimiento de una MOAB, conocida como ‘la madre de todas las bombas’, cuya explosión equivale aproximadamente a 11 toneladas de TNT, según el especialista.

Finalmente, Martin Pfeiffer, investigador de la historia de las armas nucleares y candidato a doctorado de la Universidad de Nuevo México,

añadió que el incidente no podía tratarse de una explosión nuclear porque en ese caso, debe haber “un destello cegador blanco”.

Además, “el calor de una detonación nuclear excede por mucho al químico, por lo que la nube se eleva más rápidamente”.

Las zonas afectadas de Beirut, un día después de las devastadoras explosiones

Publicado:
El Ministerio de Salud precisó que se han registrado más de 100 víctimas mortales y más de 4.000 heridos, además de cuantiosos daños materiales.
VIDEO: Las zonas afectadas de Beirut, un día después de las devastadoras explosiones

Un día después de las devastadoras explosiones en Beirut, varias zonas han quedado visiblemente afectadas. Este miércoles, la capital libanesa se muestra con múltiples edificios destruidos y una gran cantidad de escombros en las calles.

Las detonaciones dañaron también el aeropuerto internacional situado a varios kilómetros de distancia del epicentro. El impacto del estruendo fue tal, que incluso se llegó a sentir en Limasol, Chipre. Por su parte, sismólogos jordanos compararon la potencia de la explosión con la de un terremoto de magnitud 4,5.

El Ministerio de Salud precisó que se han registrado más de 100 víctimas mortales y más de 4.000 heridos, además de cuantiosos daños materiales. Entre los fallecidos se encuentra el secretario general del partido político de las Falanges Libanesas, Nazar Najarian.

Poco después de las explosiones, trascendió que los hospitales estaban saturados y que los heridos estaban siendo enviados a hospitales fuera de la capital.

Causas del desastre

Según el medio local LBCI, las conclusiones preliminares de las autoridades libanesas sitúan en el origen de la explosión unas 2.700 toneladas de nitrato de amonio que llevaban almacenadas en una bodega del puerto de la capital desde 2014.

Entretanto, expertos militares estadounidenses creen que la explosión no parece un accidente y sugieren que “una bomba de alguna clase” podría hallarse en el origen de la misma, según lo afirmó este martes el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una rueda de prensa en la que calificó lo ocurrido de “ataque”

Dron muestra un Beirut desolado a un mes de la explosión que devastó la ciudad

Publicado:
La deflagración dejó casi 200 muertos, más de 6.000 heridos y unas 300.000 personas sin hogar.
VIDEO: Dron muestra un Beirut desolado a un mes de la explosión que devastó la ciudad

Un dron hizo desde el aire tomas de la ciudad de Beirut en estado de completa desolación, transcurrido un mes de la explosión que devastó la capital del Líbano, según se aprecia en un video publicado este jueves por la agencia Ruptly.

En la grabación se observa la zona portuariatotalmente destrozada, con algunos vehículos circulando por las calles aledañas.

Las imágenes también muestran de manera detallada los graves daños que el incidente ocasionó en la infraestructura del lugar.

 

La deflagración ocurrida el pasado 4 de agosto en Beirut dejó casi 200 muertos, más de 6.000 heridos y unas 300.000 personas sin hogar.

Las investigaciones de las autoridades libanesas sitúan el origen del estallido en 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas de forma insegura en una bodega del puerto de la ciudad.

El incidente provocó además enormes pérdidas materiales, que podrían llevar a la economía libanesa a contraerse el doble de lo previsto para este año y profundizar, aún más, la crisis que enfrenta el país.

Cientos de manifestantes han salido a las calles para protestar contra el Gobierno, al que culpan de la trágica explosión.

Crisis política

Posteriormente, el 10 de agosto, el primer ministro del Líbano, Hassan Diab, anunció la dimisión de su Ejecutivo, afirmando que la explosión se produjo como consecuencia de la “corrupción endémica”.

En este sentido, aseguró que los políticos “deben sentirse avergonzados de sí mismos, porque su corrupción es lo que llevó a este desastre, que había sido escondido durante siete años”.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió que impondrá sanciones contra la “clase dominante” de Beirut si no implementa las reformas indispensables para responder a las necesidades de la población.

Concretamente, dio un plazo de tres meses, indicando que de no haber un cambio bloqueará el plan de rescate financiero.

Este miércoles, los equipos de búsqueda detectaron signos de vida bajo los escombros de un edificio de la capital libanesa.

Uno de los perros detectó el rastro de un posible superviviente en el barrio de Mar Mikhael, una de las zonas más afectadas por la onda expansiva.

Imágenes aéreas de dron muestran la magnitud de la destrucción de las mortíferas explosiones de Beirut

Publicado:
Dos semanas después del desastre, la grabación muestra un desolador panorama en las zonas aledañas al puerto.
VIDEO: Imágenes aéreas de dron muestran la magnitud de la destrucción de las mortíferas explosiones de Beirut

Imágenes aéreas captadas por un dron muestran la magnitud de la destrucción provocada en las zonas cercanas al puerto de Beirut por las explosiones ocurridas el 4 de agosto en el puerto de la capital libanesa.

Dos semanas después del desastre, las imágenes muestran un desolador panorama en el vecindario de Gemmayzeh,

donde se aprecian casas y edificios destruidos y abandonados a consecuencia de los potentes estallidos.

Las explosiones provocaron alrededor de 200 muertos, más de 6.000 heridos y dejaron a unas 300.000 personas sin hogar.

¿Cómo siguen los incendios de Argentina? 90.000 hectáreas quemadas y todavía puede empeorar

Publicado:
Además de los focos cerca del Río Paraná, que llenaron de humo a las ciudades de Rosario y Buenos Aires, en los últimos días hubo fuego en las provincias de Catamarca y Chaco.
¿Cómo siguen los incendios de Argentina? 90.000 hectáreas quemadas y todavía puede empeorar

Los incendios continúan en Argentina, registrando serios impactos ambientales en varios puntos del país y el despliegue de las fuerzas estatales para intentar apagar las llamas, aunque por ahora el fuego no da tregua.

Así, en las últimas semanas se produjeron importantes focos en la provincia de Entre Ríos, junto al río Paraná, causando complicaciones en varias zonas de esa nación, porque el viento esparció el humo.

En efecto, la urbe más complicada es Rosario, en la provincia de Santa Fe, que está ubicada justo al otro lado del caudal de agua. Y el miércoles, la humareda también llegó a la Ciudad de Buenos Aires. No obstante, las recientes precipitaciones ayudaron para limpiar el aire.

Frente a esta situación, 22 brigadistas de la Armada Argentina están trabajando en la zona, incorporándose al Plan Nacional de Manejo del Fuego del Ministerio de Seguridad.

Además, continúa a disposición el buque ARA ‘King’, que sigue junto a la ciudad de Rosario “brindando apoyo logístico”, reportaron desde el Ministerio de Defensa.

A pesar de los esfuerzos, las autoridades argentinas advirtieron que la situación puede empeorar: “Aún queda un período de sequía por delante y aumentarán los vientos,

así que las superficies [de incendios] se pueden incrementar”, sostuvo el director del Sistema Federal de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld.

“Por las características de la quema en el Delta, que tiene varios focos, primero se planteó sacar la nube de humo de las rutas y ciudades.

Pero con el incremento de la superficie y las condiciones climáticas, que hicieron que haya crecido tan rápido el incendio, se cambió la prioridad por la de protección de viviendas“, sumó aquel servidor público.

Así las cosas, se estima que ya hay al menos 90.000 hectáreas afectadas.

En ese marco, Bomberos Voluntarios sumó 14 uniformados de la Federación de Entre Ríos para contener los incendios, que se agregan a los 34 efectivos de la Federación Santa Fe, la Policía Federal Argentina (PFA) y el Ejército.

Como particularidad, muchos cibernautas destacaron que, producto del humo, la luna se vio con un color anaranjado o rojizo en las últimas horas.

El humo llegó a Uruguay

A su vez, las partículas de humo cruzaron la frontera y llegaron, en menor medida, a Uruguay.

Según precisó el 5 de agosto el Instituto Uruguayo de Meteorología, esta situación también se explica porque “se vieron incrementadas las quemas que habitualmente se realizan por estas fechas en el centro y norte de Sudamérica”.

Sin embargo, entre el jueves y el viernes el humo disminuyó por el cambio del aire.

Además, se espera que las lluvias colaboren para disipar estas partículas. Por otro lado, debido a su baja densidad, las autoridades aclararon que los daños en la salud no son tan considerables.

Los focos de Catamarca

En el desértico norte argentino, junto a la frontera con Chile, también se produjeron incendios.

Concretamente, en el paraje El Quebrachal, provincia de Catamarca, ya se consumieron más de 1.900 hectáreas.

En efecto, la zona del cerro Ancasti registra focos hace cuatro días.

Igualmente, “se logró controlar el flanco izquierdo de un incendio”, señaló este viernes la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales de Catamarca, citada por Minuto Ya.

Aquel foco ponía en riesgo a viviendas de la zona y una escuela.

“Durante el día de hoy se realizarán monitoreos para verificar que los pequeños focos que aún continúan con actividad se propaguen únicamente por cumbre, sin generar ningún peligro.

En caso de ser necesario se solicitará apoyo aéreo“, sumaron.

Aquella zona ya había tenido fuego en los últimos meses. De hecho, uno de los incendios más destacables ocurrió en junio.

Denuncian que los incendios de Chaco alteran el suministro eléctrico 

También en la región norteña, pero más próximo a la frontera con Paraguay, la provincia de Chaco presenta grandes quemas de pastizales.

El presidente de Servicios Energéticos Chaco Empresa del Estado Provincial (Secheep), Gastón Blanquet, dijo el viernes que ello produce “problemas en varias localidades” de esa jurisdicción, informa Télam.

Ese funcionario opinó que los incendios “son intencionales”, causando impactos negativos en las redes de media y alta tensión. “No solo afectan a la flora y la fauna, sino que también ponen en riesgo vidas humanas”, añadió.

Así, Blanquet detalló cuáles son los municipios afectados: Campo Largo, Avia Terai y Charata, junto a las localidades de La Leonesa y Las Palmas.

“Los incendios se descontrolan por los cambios de dirección del viento”, indicó.

Según el funcionario, “en las últimas tres semanas se han reemplazado más de 300 postes y distintos tipos de cables dañados por los focos de incendios”.

Y concluyó: “El costo de reposición de materiales es incalculable”

Fuertes incendios en Brasil arrasan los humedales más grandes del mundo

Publicado:
Brasil sufre fuertes incendios en la región de Pantanal, zona que concentra los humedales tropicales más extensos del mundo.
Las autoridades han registrado más de 4.000 focos y afirman que se trata de la mayor cantidad de casos durante un semestre en las últimas dos décadas.
El 16 de julio, el Gobierno federal emitió un decreto que prohíbe la quema en la región durante cuatro meses.
Sin embargo, solo en Pantanal se han confirmado más de mil nuevos focos desde que la orden entró en vigor.

Arde un área industrial cerca de Teherán, en medio de misteriosos incendios y explosiones en el país

Publicado:
La nación persa ha sufrido varios eventos similares en los últimos dos meses. Los incidentes han llevado a teorías que mencionan a presuntos saboteadores, posiblemente israelíes.
Irán: Arde un área industrial cerca de Teherán, en medio de misteriosos incendios y explosiones en el país (VIDEO)

Varios equipos de bomberos están trabajando para contener las llamas que arrasaron varios edificios industriales en las afueras de la capital de Irán, Teherán. Ultimamente, el país ha registrado numerosos incendios y explosiones alimentando especulaciones sobre un posible sabotaje.

El incendio se produjo en un área industrial en el distrito de Jajrud, en el condado de Pardis, según medios estatales, y hasta el momento no se reportan víctimas. Un funcionario del Departamento de Bomberos aseveró a la televisión estatal que todavía están tratando de determinar qué causó el hecho.

Las imágenes publicadas muestran un almacén consumido por las llamas y grandes oleadas de humo que llenan el aire.

 

Irán ha sufrido una serie de incendios y explosiones en los últimos dos meses.

La semana pasada, seis camiones de combustible estallaron en llamas en la provincia de Kermanshah, en el oeste de la nación. Se necesitaron alrededor de 100 bomberos para apagar el incendio.

En junio, una instalación de almacenamiento de gas ubicada cerca de la capital persa fue dañada por una explosión. A principios de ese mes, una gran explosión en el sitio nuclear de Natanz causó daños significativos.

Los incidentes han llevado a teorías que mencionan a presuntos saboteadores, posiblemente israelíes.

Teherán no ha respaldado públicamente tal especulación, mientras que Tel Aviv niega su participación.

La ONU advierte que la ola de calor en el Ártico tiene “repercusiones globales”

Publicado:
La región ártica “se está calentando más del doble de rápido que el promedio mundial”, según la Organización Meteorológica Mundial.
La ONU advierte que la ola de calor en el Ártico tiene "repercusiones globales"

En un informe presentado este viernes por la agencia meteorológica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se advierte que las temperaturas promedio registradas en Siberia el mes pasado fueron 10 ºC por encima de la norma,

y que estos fenómenos climáticos que afectan al Círculo Polar Ártico también influyen en todo el planeta.

“El Ártico se está calentando más del doble de rápido que el promedio mundial, impactando a las poblaciones y ecosistemas locales y con repercusiones globales”,

señaló el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas.

El organismo recordó que el pasado 20 de junio se registró una temperatura récord de 38 ºC en la ciudad rusa de Verjoyansk, considerada la urbe más fría del mundo.

La ola de calor en el Círculo Polar Ártico además de acelerar el derretimiento del hielo marino frente a la costa ártica de Rusia, también ha contribuido a avivar incendios en la región.

Los expertos climáticos consideran que todos estos cambios en los polos de la Tierra tienen el potencial de influir en las condiciones climáticas en otras latitudes, incluidas zonas con grandes urbes donde viven cientos de millones de personas.

“Lo que sucede en el Ártico no solo se queda en el Ártico”, recalcó Taalas.

Impacto del ser humano

El calor prolongado está relacionado con un extenso “sistema de presión de bloqueo” y un persistente giro hacia el norte de la corriente de chorro, permitiendo que el aire caliente entre en la región, según los científicos.

Pero un estudio reciente citado por la OMM también señaló que tal aumento de calor habría sido casi imposible sin el cambio climático causado por el ser humano.

Por segundo año consecutivo, múltiples incendios barren extensas superficies de vegetación dentro del Círculo Polar Ártico, que han sido evidenciadas en imágenes captadas por satélites.

Se estima que las emisiones de carbono totales a causa del fuego desde enero son las más altas en el registro de datos de 18 años del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico.

Asimismo, la ola de calor siberiana de la primavera pasada “aceleró la retirada de hielo” a lo largo de la costa rusa ártica, en particular desde finales de junio,

lo que condujo a una extensión muy baja del hielo marino en los mares de Laptev y Barents.

Los expertos advierten que la descongelación del permafrost puede liberar gas metano, lo que podría agravar la situación en los ecosistemas de toda la región.

Un estudio reciente también encendió las alarmas al presentar evidencia de que la mayoría de las poblaciones de osos polares desaparecerán para finales de este siglo si el calentamiento global continúa al ritmo actual.

60 DUELO EN LA FAMILIA


60 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

La tarde agoniza en medio de un gran arrebol de ocaso que, como un fuego que se va apagando, se vuelve cada vez más oscuro hasta asumir casi un color violeta rubificado.

Una coloración espléndida, rara, que pincela difuminándose lentamente el occidente, hasta desaparecer en el cobalto oscuro del cielo.

La noche avanza cada vez más con sus estrellas y con su arco de luna creciente, ya camino de la segunda fase.

Los agricultores acuden raudos a sus casas, las bajas casitas de Nazaret, que muestran ya los fogones encendidos y se nota por los aros de humo que salen de ellas.

Jesús está para entrar en la ciudad y contrariamente a cuanto desearían los otros, no quiere que ninguno vaya a avisar a su Madre.

Trata de calmarlos:

–      No va a suceder nada. ¿Por qué intranquilizarla antes?

Cuando entran en el poblado de Nazareth y el grupo camina por las calles, entre las casas sucede algo muy curioso, porque pasa de todo:

Algún saludo, algún cuchicheo después que han pasado, algún volverse de espaldas maleducado…  O incluso ruidosos portazos cuando pasa el grupo apostólico.

La gesticulación de Pedro es un verdadero poema, pero también los demás empiezan a inquietarse sorprendidos. 

Los hijos de Alfeo parecen dos condenados: caminan con la cabeza baja a ambos lados de Jesús, observando todo.

Y de vez en cuando se miran asustados entre sí o manifiestan temor por Jesús, según lo que sucede en su caminata a través del poblado.

Él, como si no pasara nada, responde a los saludos con su habitual afabilidad y se inclina para acariciar a los niños.

Los cuales en su simplicidad, no toman partido como los adultos y son siempre amigos de su Jesús, que siempre se muestra tan afectuoso con ellos.

Uno, un tonelito muy regordete de unos tres años, separándose del vestido materno, acude corriendo a su encuentro y le tiende los bracitos diciendo:

–     ¡Súbeme!

Y dado que Jesús lo complace y lo sutoma entre sus brazos, éste lo besa con su boquita toda embadurnada del higo que está chupando.

Y luego lleva su amor hasta el punto de… ofrecerle a Jesús un trocito de higo, diciendo:

–      ¡Toma! ¡Está bueno!

Jesús acepta el ofrecimiento y ríe cuando ese hombrecito naciente le mete el trocito de higo en la boca.

Isaac, cargado de ánforas, viene de la fuente.

Ve a Jesús, deja la  vasijas en el suelo y corre a su encuentro,

gritando:

–     ¡Mi Señor! Tu Madre ha vuelto ahora a casa. Estaba donde su cuñada. Pero…  ¿Recibiste la carta?

Jesús responde:

–     Estoy aquí por este motivo. No digas nada a mi Madre, por ahora. Primero voy a casa de Alfeo.

Isaac, prudente, no dice más que:

–     Te obedeceré.

 Y tomando sus ánforas, va directamente a casa.

Jesús dice a los primos:

–     Pongámonos en camino. Vosotros amigos, nos esperaréis aquí. Estaré poco tiempo en casa de Alfeo.

Pedro protesta:

–     ¡Nooo!

Nosotros no entramos en la casa del luto. Estaremos fuera, eso sí. ¿Verdad?

Los demás apoyan:

–      Pedro tiene razón. Nos tendrás cerca, aunque estemos en la calle.

Jesús cede a la voluntad de todos, pero sonríe… al comprender sus temores.

Y dice:

–      No me harán nada. Creedlo.

No son malos. Sólo están humanamente exaltados. Vamos.

Jesús encabeza la comitiva, detrás avanzan Tadeo y Santiago.

Llegan a la calle donde está la casa y avanzan hasta la entrada del huerto. Después de cruzarlo, en la cocina están los hermanos de Tadeo y Santiago, junto con otros familiares.

Encuentran a Alfeo, cocinando y… llorando.

En un ángulo, Simón y José con otros hombres, sentados en grupo. Entre ellos está Alfeo de Sara.

Están allí, callados como estatuas. ¿Será ésta, costumbre en los funerales?

Jesús entra saludando:

–      Paz a esta casa y paz al espíritu que la ha dejado.

La viuda emite un grito y hace un movimiento instintivo de cerrarle el paso a Jesús, interponiéndose entre Él y los otros.

Simón y José se levantan, hoscos y confundidos; pero Jesús no muestra darse cuenta de su actitud hostil.

Va hacia los dos hombres. Por su aspecto, Simón tiene ya rebasó los cincuenta y cinco años.

Jesús abre los brazos en amorosa iniciativa y los dos hombres se turban aún más, pero no se atreven a comportarse groseros.

Alfeo de Sara tiembla angustiado, sufre visiblemente.

Los demás se muestran reservados, en espera de una indicación.

Jesús pregunta gentil:

–   Simón, tú, ya cabeza de la familia, ¿Por qué no me recibes afablemente?

Vengo a llorar contigo. ¡Cuánto habría deseado estar con vosotros en la hora del duelo! Pero me encontraba lejos, no por culpa mía.

Eres justo, Simón. Y lo debes reconocer.

El hombre sigue con actitud reservada.

Jesús se dirige al otro:

–     Y tú, José, que tienes un nombre muy estimado por mí, ¿Por qué no acoges mi beso? ¿No me permitís llorar con vosotros?

La muerte es lazo para los verdaderos afectos. Y nosotros nos quisimos. ¿Por qué ahora debe haber desunión?

José responde con dureza:

–      Por ti nuestro padre ha muerto resentido.

Y Simón reclama:

–     Debías haberte quedado. Sabías que estaba agonizando. ¿Por qué te marchaste? Te quería a su lado…  

Jesús replica con tristeza:

–     No habría podido hacer por él más de cuanto hice. Y vosotros lo sabéis…

Simón, más justo, dice:

–     Es verdad. Sé que viniste y que te echó. Pero era un enfermo, un hombre afligido.

Jesús responde sin esconder su aflicción:

–     Lo sé. De hecho dije a tu madre y a tus hermanos: “No le guardo rencor, porque comprendo su corazón”.

Pero por encima de todos está Dios. Y Dios quería este dolor para todos. Para mí que creedlo, he sufrido como si me hubieran arrancado carne viva.

Para vuestro padre, que en esta pena ha comprendido una gran verdad, la cual durante toda la vida le había permanecido oscura;

para vosotros, que con este dolor tenéis el modo de ofrecer un sacrificio más beneficioso que el becerro inmolado.

Y para Santiago y Judas, que ahora ya no están menos formados que tú mi Simón;

porque tanto dolor, para ellos es la mayor carga y los oprime como rueda de molino y los ha hecho adultos de perfecta edad, ante los ojos de Dios.

José rebate con mayor dureza:

–     ¿Qué verdad ha visto nuestro padre? Una sola: que su sangre en la última hora, le era enemiga.  

Jesús corrige con firmeza:

–     No. Que el espíritu es más que la sangre. Ha comprendido el dolor de Abraham y por eso Abraham le ha ayudado.

–     ¡Ojalá fuera verdad! Pero ¿Quién lo asegura?

–     Yo, Simón.

Y más que Yo, la muerte de tu padre. ¿No ha anhelado mi Presencia? Tú lo has dicho.

–     Lo he dicho. Es verdad.

Quería que viniera Jesús. Y decía: “¡Al menos que no muera el espíritu! Él puede hacerlo. Lo he rechazado y no volverá. ¡Oh, muerte sin Jesús, qué horror eres! ¿Por qué le obligué a irse?“.

Sí, esto decía, como también: “Él me preguntó muchas veces: ¿Debo marcharme?’ y yo lo eché. Ahora ya no vuelve“. Te anhelaba, te anhelaba.

Tu Madre te mandó recado, pero no te encontraron en Cafarnaúm y él lloró mucho. Y con sus últimas fuerzas tomó la mano de tu Madre y quiso tenerla cercana.

A duras penas podía hablar, pero decía: “La Madre es un poco el Hijo. Me agarro a su Madre para tener algo de Él, porque tengo miedo de la muerte”. ¡Pobre padre mío!

Se produce una escena oriental de gritos y actos de dolor, en la que todos toman parte; también Santiago y Judas, que se han atrevido a entrar.

Jesús, que solamente llora, es el más tranquilo.

Simón pregunta:

–     ¿Lloras? ¡Entonces lo querías?

Jesús, con sus mejillas bañadas por el llanto, responde:

–     ¡Simón! ¿Lo preguntas?

Si hubiera podido, ¿Crees que habría permitido este dolor suyo? Yo estoy con el Padre, pero no por encima del Padre.

José replica con mucha aspereza:

–     Curas a los moribundos y a él no lo curaste.

–     No creía en Mí.

Simón observa:

–     Esto es verdad, José.

Jesús baja los brazos con gesto de derrota:

–     No creía y tampoco deponía el rencor.

Yo no puedo hacer nada donde hay incredulidad y odio.

Por eso, os digo: no sigáis odiando a vuestros hermanos. Vedlos. Que su congoja no resulte gravada por vuestro rencor.

Vuestra madre está más acongojada por este odio vivo que por la muerte, que termina en sí misma.

Y en vuestro padre termina en la paz porque su deseo de Mí le significó perdón de Dios.

Ni hablo de Mí, ni abogo por Mí. Yo estoy en el mundo, pero no soy del mundo. Aquel que dentro de Mí vive, me compensa lo que el mundo me niega.

Sufro con mi Humanidad, pero elevo el espíritu por encima de la Tierra y siento júbilo por las cosas celestes.

¡Pero ellos!… No faltéis a la ley del amor y de la sangre. Amaos. En Santiago y Judas no existe ofensa a la sangre. Pero, aun en el caso de que existiera, perdonad.

Mirad con ojo justo las cosas y veréis que los más ofendidos han sido ellos. Incomprendidos en las necesidades del alma raptada por Dios. Y a pesar de todo no guardan rencor, sino que sólo desean el amor. ¿No es verdad, primos?

Judas y Santiago, a los cuales la madre tiene estrechamente abrazados, asienten entre lágrimas.

Jesús amonesta dulcemente:

–     Simón, eres el mayor, da ejemplo…

Simón balbucea:

–     Yo… por mí… Pero el mundo… pero Tú…

–     ¡Oh, el mundo! Olvida y cambia a cada amanecer… Y Yo…

Ven, dame tu beso fraterno. Yo te quiero. Esto lo sabes. Despójate de estas escamas que te hacen duro y no son tuyas; sino que te vienen de persona a ti ajena y menos justa que tú.

Tú juzga siempre con tu recto corazón.

Simón, todavía un poco reticente, abre los brazos.

Jesús lo besa y luego lo conduce adonde sus hermanos. Se besan entre llanto y lamentos.

Jesús se dirige al otro:

–     Ahora tú, José.

–     No. No insistas. Tengo presente el dolor de nuestro padre.

–     En verdad tú lo perpetúas con tu rencor.

–     No importa. Soy fiel.

Jesús no insiste.

Se vuelve hacia Simón:

–      La tarde está avanzada. Pero, si quisieras… Nuestro corazón arde por el deseo de venerar sus restos mortales. ¿Dónde está Alfeo? ¿Dónde le habéis puesto?

–      Detrás de la casa. Donde el olivar cesa contra el barranco. Un sepulcro digno.

–      Te lo ruego. Llévame.

Y dirigiéndose hacia María de Cleofás,  exhorta: 

 –    María, sé fuerte. El esposo exulta porque ve a sus hijos en tu seno.

Quedaos. Yo voy con Simón. ¡Estad en paz! ¡Estad en paz! José, te digo a ti cuanto dije a tu padre: “No hay rencor en mí. Te quiero. Cuando quieras que venga, llámame. Vendré a llorar contigo. Adiós“.

Y Jesús sale con Simón…

Los apóstoles miran de reojo con curiosidad, pero se sienten contentos al ver a Jesús y Simón en armonía.

Jesús los llama:

–      Venid también vosotros. Son mis discípulos, Simón. Ellos también desean honrar a tu padre. Vamos.

Se van por el olivar y todo termina.

Jesús dice:

Como ves, Simón – menos obstinado – se rindió, si no completamente sí al menos en parte, a la justicia, con santa prontitud.

Es cierto que no se hizo discípulo mío y menos aún apóstol enseguida,  sino hasta después de otro encuentro,  por la muerte de Alfeo. Pero sí fue al menos, espectador y no enemigo.

Incluso fue tutor de su madre y de la mía en momentos en que había necesidad de que un hombre las protegiera y defendiera de las sátiras de la gente.

No fue fuerte hasta el punto de imponerse contra quien me llamaba “LOCO”.

Todavía era “demasiado hombre”,  se avergonzaba un poco de Mí y se preocupaba por los peligros que podía correr toda la familia a causa de mi apostolado contrario a las sectas.

No obstante, ya estaba en el camino del Bien por el cual luego, después del Sacrificio, supo proseguir cada vez más firme, hasta confesarme con la sangre.

La Gracia obra en ocasiones fulminantemente, otras veces lentamente, mas siempre obra en donde existe la voluntad de ser justo. Ve en paz. Queda en paz en medio de tus dolores. Lleva por Mí la Cruz.

Te bendigo, discípulo@ de los Últimos Tiempos.

57 EN EL UMBRAL DE LA MUERTE


57 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Y al día siguiente… El amplio taller de carpintería ha sido convertido en dormitorio. Con lechos bajos que han sido colocados junto a las paredes.

Y los discípulos están cenando en el gran banco que sirve de mesa.

Los apóstoles hablan entre sí y con el Maestro.

Judas de Keriot, pregunta:

–    ¿Vas de veras al Líbano?

Jesús responde con firmeza:

–    No prometo nunca, si no voy a cumplir.

Y en este caso lo he prometido dos veces: a los pastores y a la nodriza de Juana de Cusa.

He esperado los cinco días que le había dicho y he añadido aún hoy por prudencia. Pero ahora parto. 

Será un largo camino, aunque usemos la barca hasta Betsaida. No obstante, será para mi corazón motivo de gozo saludar también a Benjamín y a Daniel.

Ya ves qué almas tienen los pastores. ¡Oh!, merece la pena ir a honrarlos; efectivamente, ni siquiera Dios mengua honrando a un siervo suyo, antes bien acrecienta su justicia.

Apenas salga la luna, partiremos. El camino será largo; aun cuando usemos la barca hasta Betsaida. 

–    ¡Con este calor!

¡Apenas comienza el verano!  ¡Mira lo que haces! Lo digo por Ti.

–    Las noches están menos sofocantes.

El sol estará un poco más en León y las tormentas hacen menos abrasador el calor.  Además, os lo repito: no obligo a nadie a venir.

Todo es espontáneo en mí y en torno a mí. Si tenéis otras ocupaciones o si os sentís cansados, quedaos. Nos volveremos a ver después.

–       Eso, Tú lo has dicho.

Yo tendría que ocuparme de asuntos de mi casa. Llega el tiempo de la vendimia y mi madre me había rogado que viera a algunos amigos… Ya sabes que yo soy el hombre de mi casa y cabeza de la familia.

Pedro rezonga:

–       Menos mal que se acuerda de que la madre es siempre la primera después del padre.

Sea que Judas no oiga o no quiera oír, no da señales de comprender lo que ha dicho Pedro.

A quién por otra parte, Jesús refrena con una mirada. Mientras que Santiago de Zebedeo, sentado junto a Pedro, le jala el vestido para hacerlo callar.

Jesús dice:

–    Ve pues, Judas. Comprendo que debes ir. No hay que faltar a la obediencia a la madre.

–    Me voy al punto, si me lo permites. Llegaré a Naím a tiempo para encontrar hospedaje. Adiós, Maestro. Adiós, amigos.

Jesús le dice:

–    Sé amigo de la paz y merece tener a Dios siempre contigo. ¡Adiós!

Todos le saludan con un gesto simultáneo.

No hay ninguna aflicción al verlo partir. Al contrario…

Pedro, para que no se arrepienta, le ayuda a apretar las cintas de su alforja y a ponérsela. Lo acompaña hasta la puerta del huerto y se queda en el umbral para verlo partir.

Y cuando ve que se ha alejado hace un gesto de alegría y de irónico saludo. Y regresa restregándose las manos. No dice nada. Pero ya lo ha dicho todo.

Los que lo vieron, ríen para sus adentros.

Pero Jesús no lo advierte, porque está mirando fijamente  a su primo Santiago, que se ha ruborizado y entristecido, dejando de comer sus aceitunas.

Le pregunta:

–   ¿Qué te pasa?

Santiago de Alfeo contesta:

–    Has dicho: “No se debe desobedecer a la madre…”. ¿Y nosotros entonces?

–   No tengas escrúpulo. Como línea de conducta así es.

Cuando uno no es más que hombre y más que hijo. Pero cuando está uno cerca de otra naturaleza y de otra paternidad, no. 

Ella es más sublime si se le sigue según órdenes y deseos. Judas llegó primero que tú y que Mateo. Pero está muy atrás todavía. 

Es necesario que se forme. Y lo hará muy despacio. Tened caridad con él. ¡Tenla, Pedro! 

Pedro responde:

–    ¡Oh, Maestro! ¡Me es tan difícil con él…!

–    Lo comprendo, pero te digo: ten caridad. Soportar a las personas difíciles es una virtud. ¡Úsala!

–    Sí, Maestro… pero, cuando lo veo tan… tan…

Bien, cállate, Pedro, total… Tú comprendes. Tengo la impresión de ser una vela que está demasiado tirante por el viento… Crujo, me hace crujir este esfuerzo, y se me rompe siempre algo…

Ahora bien, Tú sabes, bueno… no sabes, porque como barquero no vales nada… Por tanto te lo digo yo: si a una vela, por demasiada tensión, se le rompen todas las amarras, te juro que le da un voleo tal al inexperto barquero, que lo atonta…

Bueno, pues yo siento que corro el riesgo de que se me rompan todos los lazos y entonces… Es mejor, sí, que de vez en cuando se vaya él.

Así la vela, faltándole el viento, se calma, y a mí me da tiempo de reforzar las amarras.

Jesús sonríe y mueve la cabeza, compadeciendo al justo y sanguíneo Pedro.

Un estrépito de cascos herrados y un vocerío de chicos llega de fuera.

–      ¡Aquí es! ¡Aquí es! ¡Para, hombre!

De pronto en el umbral de la calle, se asoma el cuerpo negro y sudoroso de un caballo; del que se apea un jinete que se precipita como un bólido y se postra a los pies de Jesús. Los besa con adoración.

Todos lo miran asombrados.

Jesús pregunta:

–           ¿Quién eres? ¿Qué quieres?

El hombre contesta:

–           Soy Jonathán.

Responde un grito de José, que, por estar sentado detrás del alto banco y por lo fulminante de la llegada, no ha podido reconocer al amigo.

El pastor corre hasta el hombre postrado:

–    ¡Tú! ¡Si eres tú!…

–    Sí. Adoro a mi Señor amado.

Treinta años de esperanza ¡Oh, larga espera! que florecen ahora como flor solitaria de agave; y florecen en un instante, en un éxtasis feliz.

Tanto más feliz aún que aquél, lejano. ¡Oh, mi Salvador!

Mujeres, niños y algún hombre, entre los cuales el buen Alfeo de Sara, que tiene todavía un pedazo de pan y queso en la mano, se arremolinan en la entrada y hasta dentro de la espaciosa estancia.

Jesús dice:

–    Levántate Jonathán. Estaba a punto de ir a buscarte. También a Benjamín y a Daniel.

–    Lo sé.

–    Levántate para darte el beso que he dado a tus compañeros.

Jesús se inclina y lo levanta para besarlo. 

Jonathán está muy conmovido:

–     Lo sé. –repite el  viajero robusto; bien parecido y lujosamente vestido- Lo sé.

Con gran emoción continúa:  

Ella tenía razón. No era delirio de agonizante. ¡Oh, Señor Dios! ¡Cómo te ve el alma y cómo te siente cuando Tú la llamas!

¡Oh, no os burléis de un hombre dichoso, vosotros que escucháis! ¡Dichoso y angustiado hasta obtener tu “Voy”! Ya sabes que estaba de viaje con la patrona moribunda.

¡Qué viaje! De Tiberíades a Betsaida fue bueno; pero luego, dejada la barca y tomado un carro, a pesar de haberlo acondicionado lo mejor que podía, fue una tortura. Se viajaba despacio y de noche, pero ella sufría.

En Cesárea de Filipo estuvo a punto de morir por los vómitos de sangre. Nos detuvimos…

A la tercera mañana, hace siete días, me manda llamar. De lo blanca y agotada que estaba, parecía ya muerta. Pero cuando la llamé abrió sus dulces ojos de gacela agonizante y me sonrió.

Me indicó con la manita helada que me inclinase, porque tiene sólo un hilo de voz y me dijo: “Jonatán, llévame a casa; pero inmediatamente”. ¡OBEDECE!

Era tan grande el esfuerzo de su orden, ella que es siempre más dulce que una buena niña, que se le colorearon las mejillas y durante un momento, recobraron el fulgor sus ojos. Continuó diciéndome:

“He soñado con mi casa de Tiberíades. Dentro estaba Uno con rostro de estrella, alto, rubio, con ojos de cielo y una voz más dulce que sonido de arpa. Me decía: “Yo soy la Vida. Ven. Vuelve. Te espero para dártela”. “

Jonathán quiero ir” Yo decía: “¡Pero, patrona!… ¡No puedes! ¡Estás mal! Ahora, cuando estés mejor, veremos”.

Lo consideraba delirio de moribundo. Pero ella se echó a llorar y luego…

Es la primera vez que lo ha dicho en estos seis años que la tengo como patrona. Estaba enojada, se sentó; ella, que no tiene fuerzas para nada. Y luego me dijo: “Siervo, lo quiero. Yo soy tu patrona. ¡OBEDECE!”

Y cayó envuelta en sangre. Creí que moría… Y me dije: “Démosle gusto. ¡Muerte por muerte!…

No sentiré el remordimiento de no haberla complacido al final, después de haber querido hacerlo siempre”.

¡Qué viaje! No quería descansar ella, aparte de las horas entre tercia y sexta. Casi he matado a los caballos para abreviar. Hemos llegado a Tiberíades esta mañana a la hora de nona.

Ester me ha referido… Entonces he entendido que eras Tú quien la había llamado, porque coincidían la hora y el día en que Tú prometías un milagro a Ester y te aparecías al espíritu de mi patrona.

Ha querido proseguir de inmediato y a mí me ha mandado adelante… ¡Oh, Salvador mío! Jesús, Salvador y Mesías nuestro, he venido a rogarte que vengas conmigo.

Jesús responde:   

–     Voy enseguida. La Fe merece premio. Quien me desea me tiene. Vamos.

–     Espera. He arrojado mientras venía una bolsa a un joven, diciendo: “Tres, cinco, los asnos que queráis, si no tenéis caballos; rápido a la casa de Jesús”.

Estarán para llegar. Así abreviaremos. Espero encontrarla cerca de Caná. Si al menos…

–     ¿Qué, Jonathán?

–      Si al menos estuviera viva…

–     Viva está. Pero, aunque estuviese muerta, Yo soy Vida. ‘Aquí está mi Madre.

La Virgen se acerca, seguida por María de Alfeo

Y pregunta:

–     Hijo, ¿Te vas?

–     Sí, Madre. Voy con Jonathán. Ha venido. Sabía que podría dártelo a conocer. Por eso he esperado un día más.

Jonathás cruza las manos sobre el pecho y la saluda inclinándose profundamente. Luego se arrodilla y besa la orla de su vestido, diciendo:

–           Te saludo, Madre de mi Señor.

Alfeo de Sara dice a los curiosos:

–     ¿Qué decís a esto? ¿No deberíamos avergonzarnos de ser sólo nosotros quienes no tenemos Fe?

Un estrépito numeroso de cascos se oye en la calle. Son los borricos. Pareciera que son todos los de Nazaret; y son tantos, que bastarían para un escuadrón.

Mientras Jonatán escoge los mejores y contrata, pagando sin escatimar y toma consigo a dos nazarenos con otros borricos,

por precaución a que algún animal por el camino, pierda las herraduras y para que puedan volver con toda esta rebuznadora recua.

María y la otra María ayudan a cerrar sacos y talegos.

María de Alfeo dice a sus hijos:

–     Dejaré aquí vuestras camas y las acariciaré… Me parecerá estaros acariciando a vosotros.

Sed buenos, dignos de Jesús, hijos… y yo… yo me sentiré feliz…» y mientras dice esto vierte gruesos lagrimones.

María ayuda por su parte a su Jesús y lo acaricia con amor, haciendo mil recomendaciones y encargos para los otros dos pastores libaneses, porque Jesús declara que no volverá hasta encontrarlos.

Se ponen en marcha. Ha caído la tarde y el cuarto creciente de la Luna se alza ahora.

A la cabeza va Jesús con Jonathán; detrás, todos los demás.

Mientras están en la ciudad van al paso, porque la gente se arremolina. Pero en cuanto salen van al trote, en una caravana sonora de cascos y cascabeles.

Jonathán explica:

–     Está en el carro con Ester. ¡Oh, patrona mía! ¡Qué alegría, hacerte feliz!

¡Llevarte a Jesús! ¡Oh, mi Señor! ¡Tenerte aquí, a mi lado! ¡Tenerte!… Tienes justamente el rostro de estrella que ella te ha visto, y eres rubio y con ojos de Cielo. Y tu voz es realmente un sonido de arpa…

¡Oh, pero tu Madre!… ¿La vas a llevar a la patrona un día?

–     Irá la patrona a Ella. Serán amigas.

–     ¿Sí?… Sí, puede serlo. Juana está casada y ha sido madre, pero tiene un alma pura como una virgen. Puede estar junto a María bendita.  

Entonces Jesús vuelve su rostro al escuchar una carcajada fresca de Juan, a la que hacen coro los demás…

Pedro explica:

–    Soy yo, Maestro, el que hago reír. En la barca estoy más seguro que un gato. Pero aquí arriba, ¡Parezco un barril de madera suelto en el puente de una nave, con el viento del sudoeste!

Jesús sonríe y lo anima prometiéndole que pronto terminará el trote.

Pedro contesta:

–    ¡Oh! No importa. Si los muchachos se ríen, no hay nada de malo. ¡Vamos! Vamos a hacer feliz a esa buena mujer.

Después de un rato, otra explosión de risas hace que Jesús voltee una vez más.

Pedro exclama:

–    ¡No! Esto no te lo digo, Maestro. Aunque pensándolo bien… ¿Por qué no? Sí que te lo digo…

Decía yo: ‘Nuestro supremo primer ministro, se roerá las manos cuando sepa que no estuvo cuando tenía que hacerla de pavo real, cerca de la dama’

Todos se ríen.

Y Pedro continúa: 

–     Pero así es. Estoy seguro que si hubiera sabido, no hubiera habido viñedos que cuidar.

Jesús no contradice.

Se recorre rápido el camino sobre estos borriquillos bien nutridos. Con el claro de luna dejan atrás Caná.

Jonathán dice:

–     Si me permites, te precedo. Paro el carro. Los movimientos bruscos la hacen sufrir mucho.

–     Ve, sí.

Jonatán pone el caballo al galope.

Siguen y siguen bajo la luz blanca de la Luna.

Luego aparece la forma oscura de un voluminoso carro cubierto, parado en el borde del camino.

El asno en que va Jesús, instigado por Él, alcanza un pequeño galope sesgado.

Jesús llega al carro. Se apea.

Jonathán anuncia:

–     ¡El Mesías!

La anciana nodriza se arroja del carro al camino, del camino al polvo.

Y suplica:

–     ¡Oh, sálvala! Se está muriendo.

–     Aquí estoy.

Y Jesús sube al carro, donde hay extendido, un considerable número de almohadones y sobre ellos un cuerpo macilento.

Hay un farolito en un ángulo y copas y ánforas. Y una joven criada llorando, está secando el sudor helado de la agonizante.

Jonatán acude con uno de los faroles del carro.

Jesús se inclina hacia la mujer decaída, verdaderamente moribunda.

No hay diferencia entre el candor del vestido de lino y la palidez, incluso ligeramente azulada, de las manos y del rostro esqueléticos.

Sólo las pobladas cejas y las largas pestañas negrísimas proporcionan un color a ese rostro de nieve.

Ni siquiera tiene ya ese rojo infausto de los tísicos en los pómulos descarnados. Los labios, semiabiertos por el respiro dificultoso, son apenas una sombra de un rosa violáceo.

Jesús se arrodilla a su lado y la observa. La nodriza le toma una mano y la llama, pero el alma, ya en los umbrales de la muerte, no oye nada.

Habiendo llegado los discípulos y los dos jóvenes de Nazaret, se agolpan en torno al carro.

Jesús pone una mano sobre la frente de la moribunda, la cual un momento abre los ojos nublados y vagos para volver a cerrarlos luego.

Esther gime:

–     Ya no oye nada – Y llora con más fuerza.

Jesús hace un gesto:

–     Madre, oirá. Ten fe.

Y luego llama:

–     ¡Juana! ¡Juana! ¡Soy Yo! Soy Yo quien te llama. Soy la Vida. Mírame. Juana.

La moribunda abre con una mirada más viva sus grandes ojos negros y mira al rostro que hacia ella se ha inclinado.

Manifiesta un movimiento de alegría y una sonrisa.

Mueve despacio los labios: una palabra que no llega a adquirir sonido.  

Y jesús la interpela:

–     Sí, Yo soy. Has venido y Yo he venido, a salvarte. ¿Puedes creer en mí?

La moribunda asiente con la cabeza.

Toda la vitalidad está concentrada en la mirada así como también toda la palabra, no pudiendo expresarla de otra manera.

–     Pues bien…

Jesús, aunque permanezca de rodillas y con la izquierda sobre la frente de ella, se endereza y toma el aspecto de milagro.

Y dice con autoridad:

–     Pues bien, Yo lo quiero, queda curada, levántate.

Quita la mano y se pone en pie.

Una fracción de minuto y Juana de Cusa, sin ningún tipo de ayuda, se sienta, emite un grito…

Y se arroja a los pies de Jesús gritando con voz fuerte y dichosa:

–     ¡Oh, amarte, toda mi Vida! ¡Para siempre! ¡Tuya! ¡Para siempre tuya!

¡Nodriza! ¡Jonatán! ¡Estoy curada! ¡Rápido! ¡Corred a decírselo a Cusa! ¡Que venga a adorar al Señor!

¡Oh, bendíceme, sigue haciéndolo, sigue, sigue! ¡Oh, mi Salvador!

Llora y ríe besando los indumentos y las manos de Jesús.

–     Te bendigo, sí. ¿Qué más quieres que te haga?

–     Nada, Señor. Sólo quererme y dejar que yo te quiera.

–     ¿Y no querrías un niño?

–     ¡Oh, un niño!…

En tus manos lo dejo, Señor. Yo te abandono todo: mi pasado, mi presente, mi futuro. Te debo todo, todo te doy. Da Tú a tu sierva lo que consideres mejor.

–     Entonces, la vida eterna. Sé feliz. Dios te ama. Yo me marcho. Te bendigo y os bendigo.

–     No, Señor. Quédate un tiempo en mi casa, que ahora es realmente rosal florido. Permíteme que vuelva a ella contigo…

¡Dichosa de mí! –     Voy. Pero tengo a mis discípulos.

–     Mis hermanos, Señor. Juana tendrá, tanto para ellos como para Tí, comida, bebida y todo tipo de refrigerio.¡Concédemelo. 

–     Vamos. Que se regresen los burros, seguidnos a pie.

El camino ya es poco. Iremos lentamente para que podáis seguirnos. Adiós, Ismael y Aser. Despedidme una vez más de mi Madre y de mis amigos.

Los dos nazarenos, estupefactos, parten con sus rebuznadores asnos, mientras el carro emprende el retorno con su carga de alegría, ahora.

Detrás van los discípulos en grupo comentando el hecho.

P PURIFICACION DE FUEGO


Septiembre 06_2020

Habla Dios Padre

El fuego consumirá todo aquello que no servirá para el Nuevo Mundo

Hijitos Míos, en las Sagradas Escrituras se os profetiza que el Día del Señor vendrá como el rayo, como el día del Diluvio,

que a pesar de que Noé avisó por tanto tiempo, de que vendría el Diluvio; muy pocos salvo su familia, fueron los que entendieron.

Burlas por todos lados, ataques, hasta que llegó el momento.

Se os viene avisando desde hace muchos, muchos años sobre los acontecimientos próximos a suceder.

¿Cuántos han entendido?, ¿Cuántos, realmente, han tomado Mi Palabra como cierta y han cambiado de vida?

Entended, Mis pequeños, que estáis obrando mal, que vivís en la  maldad, que le habéis abierto vuestro corazón a Satanás y os he venido previniendo de una muerte total, de una Muerte Eterna,

Y NO QUERÉIS ENTENDER. 

Mi Hijo se dio para abriros las Puertas del Cielo, que estaban cerradas por el Pecado,

¡Dichosos debierais estar por esto, Mis pequeños!, ¡Tanto tiempo con las Puertas cerradas!

Viene Mi Hijo con una Evangelización de Amor, con una Evangelización de Salvación, os trajo Luz, os trajo Vida y vosotros, ¿Qué habéis hecho? prácticamente nada.

No agradecisteis, pocos son los que lo han hecho y la gran mayoría de vosotros, persistís en la maldad, persistís en el desorden espiritual a donde os ha llevado Satanás.

Vivís en el mal, os ha llevado a sufrir y le seguís; en cambio, no seguís a Mi Hijo que os vino a traer la Paz, el Amor, el Orden; preferís la mentira, preferís el error, preferís el dolor.

¿En dónde están vuestros valores? Seguís al que os hace daño y hacéis a un lado Al que os vino a salvar. 

En el INFIERNO, EL REINO DEL ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

NO FUISTEIS CREADOS PARA QUE OS CONDENARAIS,

FUISTEIS CREADOS PARA VIVIR EN MI REINO, QUE ES VUESTRO HOGAR.

Qué tristeza Me dais la gran mayoría de vosotros. Os di lo mejor de Mí, que es Mi Hijo Jesucristo y Lo habéis despreciado,

habéis despreciado Sus Enseñanzas, Su Amor, Sus Milagros, Su Donación y persistís en seguir a aquél que os daña, que os lleva a la condenación eterna, al sufrimiento eterno, Mis pequeños.

¿En dónde tenéis la cabeza? ¿En dónde tenéis el corazón? Me dais pena, Mis pequeños, Me hacéis sufrir a Mí también.

Con la Donación de Mi Hijo, os di la Gracia tan grande, de ser también hijos Míos y, ni así entendéis.

¿NO OS DAIS CUENTA DE LA DIGNIDAD

A LA QUE FUISTEIS ELEVADOS EN EL MOMENTO DE LA CRUZ,

CUANDO MI HIJO, LE PIDIÓ A MI HIJA, LA SIEMPRE VIRGEN MARÍA,

QUE CUIDARA DE VOSOTROS?

Y no tomáis en cuenta todos estos momentos Santos, todos estos momentos Divinos, en los que todos vosotros, fuisteis incluidos

y con ello, obtener una dignidad altísima, de hermanos de Mi Hijo, hijos Míos, ¿Y despreciáis todo esto?

Os sigo insistiendo Mis pequeños, cambiad, os he dicho que el tiempo ya es muy breve, no pasarán los días de este año, os he hablado de semanas, 

en donde os daréis cuenta, la gran mayoría de los seres humanos que habitan este Mundo,  que errasteis al tomar el camino del Mal, al seguir a Satanás; pero tarde será cuando os deis cuenta de vuestro error.

Os quise tener Conmigo, pero preferisteis seguir a Satanás, fue vuestro libre albedrío y no Me echéis la culpa a Mí, vuestro Dios, de vuestra mala decisión.

Fue vuestra libre decisión y tendréis que padecer por ello.

Los que todavía tengáis un poco de razón, de Sabiduría, entended Mis Palabras, entended Mi Amor y cambiad, Mis pequeños,

OS ESTÁIS JUGANDO LA ETERNIDAD, PERO SOIS LIBRES

Y YO, RESPETARÉ VUESTRA DECISIÓN.

Hijitos Míos, vosotros no tenéis idea del mal con que os puede atacar Satanás.

Ya os he explicado, alguna vez, que si Satanás os quiere atacar, él tiene que venir a Mí y pedirMe permiso para atacaros…

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Y Yo, conociéndoos a cada uno de vosotros, ciertamente le doy permiso, porque él también tiene libertad; pero lo limito. 

Os conozco y sé hasta dónde podéis soportar su ataque y que este ataque produzca un Bien en vosotros.

Ved cómo os cuido, Mis pequeños, en cada momento.

Si tenéis una espiritualidad alta, ciertamente le voy a permitir que os ataque un poco más fuerte, que a aquél que tiene una espiritualidad baja,

que podría ser destruido fácilmente por Satanás, a diferencia de aquél que tiene esa espiritualidad alta.

Como os dije, Yo, vuestro Dios, os cuido en todo momento y de todo ataque de Satanás, siempre vais a salir con algo positivo, para poder vencer a Satanás en sus subsecuentes ataques.

Cuando estáis Conmigo, vosotros podéis sobrellevar ésos ataques. Satanás es muy poderoso, ya os lo he explicado, Yo lo puedo detener, porque Yo lo creé y Soy Infinitamente más poderoso que él,

Pero vosotros necesitáis de Mi ayuda para poder vencerle; lo malo es que la gran mayoría de vosotros, no tenéis un crecimiento espiritual favorable, con el cual lo podáis vencer fácilmente.

Y por eso, está causando tanto mal alrededor del Mundo, porque no os podéis defender de él, porque sois débiles en lo espiritual.

Él se las ha ingeniado para ir haciendo que vuestra espiritualidad decaiga y esto a través de los años, ha hecho que mengüe vuestra fuerza y no tengáis gran defensa contra él,

POR ESO, MUCHAS ALMAS SEGUIRÁN CAYENDO AL INFIERNO,

COMO HOJAS QUE CAEN EN EL OTOÑO

Y ESO ME CAUSA MUCHO DOLOR Y TRISTEZA

PORQUE PARECE QUE A VOSOTROS NO OS IMPORTA

Las almas caen al Infierno, como las hojas en el otoño…

PASAR UNA ETERNIDAD DE DOLOR

Ya os he dicho que, prácticamente, nadie, de todos vosotros, os habéis puesto a meditar esta frase, “que sufriréis eternamente en el Infierno”,

porque no supisteis ser verdaderos hijos Míos y en realidad, es que poco os importó hacerlo.

Mucho os he insistido en la Oración, en el Sacrificio, en el Ayuno, en la Penitencia, para que os podáis defender fuertemente contra los ataques de Satanás. 

Os he dado todo lo necesario para que pudierais salir victoriosos de sus ataques, pero no lo habéis hecho, no os habéis preparado.

Se os ha pedido mucha oración en estos tiempos por dos razones muy importantes:

Primeramente, para la salvación de aquellos que no están preparados para bien morir.

Estamos en Guerra Espiritual y el campo de batalla del Enemigo es nuestra mente

Pero la segunda razón es que son los Últimos Tiempos de Satanás

Y SUS ATAQUES SERÁN MUCHO MÁS FUERTES

QUE LO QUE HABÉIS SUFRIDO ANTERIORMENTE,

POR ESO NECESITARÉIS UNA ARMADURA ESPIRITUAL MUY FUERTE,

MUY RESISTENTE CONTRA LAS FUERZAS DE SATANÁS

Estos son tiempos de una gran lucha espiritual, y por eso os decía que una gran mayoría de personas en la humanidad no están preparadas para resistir las potencias malignas de Satanás.

Si aún aquellos escogidos sufren y vosotros lo sentís, lo sabéis los que estáis conMigo; ahora imaginad a aquellos que no toman en cuenta la Oración, la Penitencia y los Sacrificios;

ellos mismos dicen que no están de acuerdo con ello, que no son tiempos ya de sufrir de esa forma, que esos son actos de tiempos pasados

Y NO ES ASÍ, MIS PEQUEÑOS,

POR ESO EL SUFRIMIENTO PARA AQUELLAS ALMAS QUE NO ESTÁN PREPARADAS,

SERÁ MUY FUERTE.

ORAD POR ELLOS, MIS PEQUEÑOS,

ORAD POR ELLOS Y DADLES VOSOTROS LA FUERZA ESPIRITUAL QUE ELLOS NO TIENEN. 

DEJAD QUE MI SANTO ESPÍRITU OS GUÍE EN LA ORACIÓN,

¡ESTÁIS INDEFENSOS CONTRA EL ENEMIGO!

OS DÉ TODAS AQUELLAS PAUTAS EN LAS CUALES VOSOTROS

PODRÉIS AYUDAR A VUESTROS HERMANOS.

Dejad que Mi Santo Espíritu trabaje en vosotros para el bien de vuestros hermanos y para el bien vuestro. 

Es mucha la fuerza espiritual que vosotros adquirís estando conMigo y la podéis vosotros compartir con vuestros hermanos.

No se imaginan estos hermanos vuestros que no están preparados a lo que se van a enfrentar.

Vosotros mismos sabéis lo que son las fuerzas de Satanás, porque habéis sido preparados para ello; pero estos hermanos vuestros tendrán un enfrentamiento muy difícil y doloroso.

Ayudadles pues, Mis pequeños, con vuestra fuerza de Oración que os dará Mi Santo Espíritu.

El cristiano debe tener identidad de realeza con corazón de siervo.

Os he pedido mucho que os dejéis mover por Él, que no elucubréis y que os dejéis mover a donde os quiera llevar Mi Santo Espíritu.

Haced lo que Él os indique.

 En el Antiguo Testamento, cuando le pido a Moisés salvar al pueblo judío de Egipto, le voy dando Enseñanzas a este pueblo, que se había olvidado de Mí,

que muchos de ellos habían aceptado a los ídolos de la gente de Egipto, pero en Mi Promesa estaba cuidar de ellos.

Los saqué con Mi Mano Poderosa, con Mi Amor grande sobre ellos, pero ellos también dudaban de todo lo que pasaba y lo que fuera a pasar.

No entendían totalmente lo que estaba sucediendo y dudaban muchos de ellos, de Moisés.

Y de lo que sucedería con ellos en el desierto.

Pero aun así Mi Mano Poderosa los guiaba y Milagros portentosos vieron.

Yo los cuidaba, los alimentaba, como cuido de todas Mis creaturas,

pero éste era un pueblo infiel, un pueblo de cabeza dura, un pueblo difícil porque su Fe dejaba mucho que desear.

A PESAR DE LOS MILAGROS TAN PORTENTOSOS,

DUDABAN, Y SE REBELARON,

ME GRITABAN QUE YA ESTABAN HARTOS DEL MANÁ

Y QUE QUERÍAN CARNE,

Y LES MANDÉ LAS CODORNICES

 Yo los consentía pero también los iba reeducando para que tuvieran nuevamente una Fe plena en Mí,

una confianza absoluta en Mí, su Dios y ahora Yo vuestro Dios.

A lo que voy con esto es una Enseñanza, Mis pequeños.

Cuando Yo les decía que tomaran el maná y las codornices que pudieran comer en ese día, pero que si guardaban algo más se echaría a perder, así sucedía.

¿Qué os quiero decir con todo esto, Mis pequeños?

QUE YO, VUESTRO DIOS Y CREADOR,

Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?

QUE ASÍ COMO CUIDO A LAS PLANTAS, A LOS ANIMALITOS,

A LA NATURALEZA CREADA EN GENERAL,

PARA QUE TODO CAMINE SEGÚN MIS DESIGNIOS,

TAMBIÉN EL HOMBRE TIENE QUE APRENDER

A CONFIAR EN MÍ, VUESTRO DIOS 

Cuando no confiáis, cuando guardáis más allá de lo que necesitáis y que muchos más necesitan, caéis en la avaricia

Y la avaricia viene a ser la falta de confianza y de Fe en Mí.

Cuando Yo os doy algo, aceptadlo en totalidad, no pidáis más; os conozco y conozco vuestras necesidades.  Si pedís más, lo guardaréis y no lo usaréis.

Y lo que quiero que aprendáis, Mis pequeños, es a tomar a diario lo que necesitaréis para ese día,

Y deberéis aprender y aceptar, con total confianza, que Yo velo por cada uno de vosotros en todo momento.

Ciertamente, cuando José es tomado como administrador de Egipto y el faraón le permite ser el administrador de los bienes de Egipto,

por revelación Mía él supo que iba a haber un tiempo de angustia y que no iban a tener alimento por varios años,

y entonces mandó construir silos para que se guardara mucho grano para esos 7 años en que no tendría cosechas la población.

Parece contradictorio lo primero que os dije de no guardar porque se echaría a perder lo que guardarais.

UNA LECCIÓN DE PERDÓN… (Génesis 41 y 42)

Y aquí los silos estaban guardando alimento para que la población no sufriera. 

AQUÍ LA LECCIÓN, MIS PEQUEÑOS,

ES QUE ESE ALIMENTO, QUE SE ESTABA GUARDANDO,

IBA A SERVIR PARA PROTEGER LA VIDA,

NO SOLAMENTE DE GENTE DE EGIPTO SINO DE MUCHOS OTROS PUEBLOS A SU ALREDEDOR;

LLEVABA UN FINAL BUENO Y NO AVARICIOSO

 Cuando tenéis, Yo os lo doy para que os provea de vuestro alimento y vuestras necesidades de ese día y no guardéis lo demás, que no tendrá un fin inmediato

O próximo inmediato a usarse, a menos que sea para que lo compartáis con vuestros hermanos.

Cada milagro en la Biblia, fué originado por un problema que FUE RESUELTO CON LA FE

Ciertamente, esto lo debéis ir meditando, dejando que Mi Santo Espíritu os vaya guiando a que entendáis lo que quiero de vosotros,

PORQUE CIERTAMENTE SE PRESENTARÁN TIEMPOS DIFÍCILES:

HAMBRE, GUERRA, MUERTE

Y YO VELARÉ POR VOSOTROS

Y ACEPTARÉIS LO QUE YO OS DÉ

Y así como los animalitos y la Naturaleza entera no Me pide más allá de lo que Yo les doy, también vosotros debéis aprender a ser así como la Naturaleza,

tener una plena confianza en Mí, vuestro Dios, en que velaré para vuestro bien y para el bien de vuestros hermanos.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

De ahora en adelante, tratad de vivir así, en plena confianza conMigo, aceptando lo que Yo os dé para cubrir vuestras necesidades diarias.

Tiempos difíciles, como os digo, vendrán; pero tened plena confianza en que velaré por vosotros y por los vuestros, si vuestra confianza plena Me dais.

Yo Soy vuestro Dios, Yo Soy el Amor infinito, el Amor pleno y no Me gusta que sufráis, sobre todo cuando vosotros os estáis dando plenamente a Mí, cuando estáis aceptando Mi Voluntad.

Tendréis vuestro premio a vuestra plena confianza en Mí, vuestro Dios. 

REPASAD LAS ESCRITURAS Y OS DARÉ LUZ

PARA QUE COMPRENDÁIS LAS PALABRAS QUE OS DIGO Y DE ELLAS APRENDÁIS MÁS

Las preocupaciones terminan, donde la FE en Dios comienza…

Y ASÍ, CONOCIÉNDOME MÁS PROFUNDAMENTE,

OS DARÉIS CUENTA DE MI BONDAD Y MISERICORDIA,

MI AMOR INFINITO POR VOSOTROS.

OS AMO TANTO, PERO VOSOTROS ME TENÉIS MUCHA DESCONFIANZA,

PENSÁIS QUE NO VELO POR VOSOTROS

 Que distraído estoy por otras cosas y estáis en un grave error,

Yo velo por cada uno de vosotros porque Vivo en vuestro interior y os conozco plenamente.

10. ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en Mí es el que realiza las obras.
11. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en Mí. Al menos, creedlo por las obras.
12. En verdad, en verdad os digo: el que crea en Mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre.
13. Y todo lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Vuestra falta de confianza y Fe en Mí Me duele mucho, porque estáis desconfiando de Mí, vuestro Dios y Creador, Yo que os di la vida y cuido de esa vida.

Poneos pues, nuevamente en Mi Corazón y dejad que Yo actúe plenamente en vosotros y mueva vuestro corazón hacia la perfección.

Soy vuestro Dios y os amo infinitamente.

Todo será renovado, la Maldad será encadenada, todo lo que veis ahora, que está afectado por el pecado, será renovado.

Y Mi Luz invadirá todo lo Creado y lo veréis tal cual fue Creado; lo que ahora veis sucio, malo, cambiará a bello y bueno.

Todo fue Creado para que vosotros gozarais, desde lo más pequeñito, hasta lo más grande.

Los vientos, los mares, la misma Tierra ya no os atacará, el Fuego tampoco os hará daño.

Yo puse Amor en todo lo Creado y el Amor respeta, el Amor cuida, el Amor os ayuda a crecer.

EN ESTOS MOMENTOS, EN VUESTRO MUNDO,

ESTÁIS VIENDO Y VIVIENDO LO QUE SATANÁS HIZO CON TODO LO CREADO

LAS ESTACIONES SE HAN VUELTO CONTRA VOSOTROS,

LOS CALORES OS HACEN SUFRIR, LOS FRÍOS OS ENFERMAN,

EL AGUA DESTROZA PUEBLOS Y CIUDADES;

MATA LO QUE OS DEBIERA DAR VIDA.

LOS ANIMALES OS ATACAN,

TODO SE HA VUELTO EN CONTRA VUESTRA,

PORQUE SATANÁS ASÍ LO HA PROVOCADO.

El hombre fue creado en el último momento de la Creación,

porque fuisteis escogidos para ser los reyes de la Creación, con capacidades para cuidar y entender lo que Yo os di para vuestro bien,

pero Satanás lo volvió todo contra vosotros, porque el hombre se volvió contra Mí, al traicionar Mi Amor, al traicionar Mis Ordenes Divinas.

Esto es lo que os ha traído Satanás:

Muerte, destrucción, ataque de todo lo creado contra vosotros que de ser los reyes de la Creación, en un Principio, ahora sois esclavos. 

Habéis caído hasta lo más bajo, no cuidáis la Creación, no la cuidasteis; es más, la atacasteis y ahora, se ha vuelto contra vosotros.

OS HE PROFETIZADO QUE, EN ESTE TIEMPO,

EL FUEGO CONSUMIRÁ TODO AQUELLO QUE NO SERVIRÁ PARA EL NUEVO MUNDO

El agua, hizo su parte en el Diluvio, ahora el fuego hará su parte en esta Purificación, que dará pie para una nueva generación, renovada, santificada.

Todas las almas creadas habéis tenido la oportunidad de crecer y santificaros, de volver a tomar vuestra posición de reyes de la Creación, cuidando de todo lo creado,

Pero os aliasteis a Satanás e hicisteis todo lo contrario que Yo les pedí a vuestros Primeros Padres.

EL FUEGO DESTRUIRÁ A TODOS AQUELLOS

Y A TODO AQUELLO, AFECTADO POR SATANÁS,

NO QUISISTEIS LUCHAR CONTRA SU MALDAD

Y le dejasteis crecer, le apoyasteis y de ser en el Principio, una pequeña víbora, ahora es un monstruo inmenso, que ya no podéis controlar.

Os prometí estar siempre con vosotros para ayudaros, pero no Me invocasteis, no pedisteis Mi ayuda.

Vuestra soberbia os hizo sentir poderosos y con lo que ahora viviréis, os daréis cuenta de que NO SÓIS NADA  si no estáis Conmigo. 

Vuestra soberbia os llevará al Dolor, a la Desesperación y a blasfemar Mi Santo Nombre; pocos, muy pocos, reaccionarán y pedirán perdón y ésas almas se salvarán.

Generación tonta, cruel, mala, porque os aliasteis con Satanás,

Preferisteis seguirle y seguir sus mentiras y ahora estáis viviendo el resultado: os engañó y sufriréis por haberle creído.

TUVISTEIS A MI HIJO ENTRE VOSOTROS

EL AMOR VIVIÓ ENTRE LOS HOMBRES, LO DESPRECIASTEIS

Y LO SEGUÍS DESPRECIANDO

POCOS LE HABÉIS DADO CABIDA EN VUESTRO CORAZÓN,

SÓLO ASÍ OS SALVARÉIS Y GOZARÉIS LOS NUEVOS TIEMPOS

Mi Justicia Divina caerá sobre aquellos necios que pudiendo haber tenido todo, que es Mi Presencia Divina en vosotros,

Preferisteis la nada de Satanás, porque maldad buscasteis y la Maldad os condenará.

 Os burlasteis de aquellos que Me buscaron durante su vida y os daréis cuenta de ello ya tarde,

cuando la condenación os llegue en vuestro Juicio Particular.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento.

Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta prueba; prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva era de Mi Santo Espíritu por venir.

Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza, fuerza que ha de vencer a las fuerzas del mal.

Yo os amo y os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu por venir.

¡Llamadlo, hijitos Míos, llamadlo!

http://diospadresemanifiesta.com/

P EXPLICACIÓN DIDÁCTICA


Nuestro Señor Jesucristo me ha solicitado la adjunción de algunos comentarios que Él desea que hagan más clara la enseñanza que quiere compartir la Santísima Trinidad, para conocimiento de sus Apóstoles de los Últimos Tiempos,

Y que “sus Cristos actuales” entiendan la URGENCIA que encierran sus imploraciones de auxilio en que saciemos su sed de almas y también actuemos por nuestra supervivencia personal, por la inminencia del Aviso.  

Y además comprendamos mejor CÓMO debemos actuar, porque ya entramos al punto álgido de la Guerra Cósmica que se está librando entre las Huestes Celestiales y las infernales de Satanás, comandadas por el Anticristo.

De esta manera el resaltado azul señala nuestra tarea que debemos aprender, sin caer en escrúpulos absurdos, NI PÁNICO.

Como niños obedientes, somos escolares dispuestos…

EL PADRE PIO Y EL PURGATORIO

Cómo el Padre Pío Socorría a las Almas del Purgatorio

El Padre Pio tenía un conocimiento exacto del estado de un alma después de la muerte, incluyendo la duración del dolor hasta que llegaba a la purificación total.

El Padre Pío inculcaba el amor por las almas del purgatorio. Las almas iban a San Giovanni Rotondo a pedirle primero. Y luego a agradecerle a cuando ingresaban al Cielo.

Tuvo muchas visiones de almas purgantes que Jesús liberaba por sus oraciones y sufrimientos.

Veamos algunas anécdotas impresionantes.

Una anécdota es la de Fray Daniele que tuvo una experiencia Cercana a la Muerte. Y regresa a la tierra mediante la Intercesión del Padre Pío, con el propósito de hacer su Purgatorio en la Tierra.

En una historia conmovedora y llena de devoción.

ALGUNAS ANÉCDOTAS DEL PADRE PÍO Y LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Todo el que se reunía con el Padre Pío parecía convencido de que tenía una conexión directa con el más allá. ‍Incluso le preguntaban acerca de un pariente o amigo muerto. 

Cuando sóis corredentores y os unís a Mí con el Amor de Fusión, (1) es cuando experimentáis el “Cielo en la Tierra” y al estar fundidos Conmigo, SOY YO EL QUE ACTÚO y contesto a vuestras inquietudes.

Era fascinante, siempre había una respuesta.

‍Gerardo De Caro tuvo largas conversaciones con el Padre Pío en 1943. En sus notas escritas testifica:

“El Padre Pio tenía un conocimiento exacto del estado de un alma después de la muerte, Incluyendo la duración del dolor hasta que llegaba a la purificación total”.

El padre Pío decía también: “Más almas de los muertos del purgatorio que de los vivos suben a esta montaña para asistir a mis misas y buscar mis oraciones”.

En 1922 el obispo Alberto Costa preguntó al Padre Pio si alguna vez había visto un alma en el Purgatorio y le contestó:

“He visto a tantas de ellas que no me asustan más”.

Un fraile testificó: 

Todos estábamos en el comedor cuando el Padre Pío llegó de repente y se dirigió a la puerta del convento. La abrió y comenzó a tener una conversación.

Los dos hermanos que fueron con él no vieron a nadie y empecé a pensar que algo podría estar mal con el Padre Pío. 

Cuando vuestra alma está viva y fusionada Conmigo, yo os abro el mundo espiritual y caminaís siguiendo mis Mociones, asi es como os convierto en “instrumentos” de nuestra Voluntad Sacratísima.

En el camino de regreso a la zona del comedor Padre Pío me explicó:

“No se preocupe. Yo estaba hablando con algunas almas en su camino desde el Purgatorio al Paraíso. Llegaron a agradecerme que los recordara hoy en la misa

El Padre Francesco Napolitano informó que en 1945, Fray Pedro entrando en su celda por la noche, vio a un joven fraile sentado en su escritorio, con la cabeza gacha como si estuviera meditando.

Le preguntó quién era, pero él desapareció.

Aterrorizado fue a ver al Padre Pío.

El Padre Pio le acompañó de regreso a su celda y dijo:

“Ese joven fraile es un pobre principiante que está cumpliendo su Purgatorio en esta celda. Pero no se preocupe que no le molestará otra vez, y nunca le verá de nuevo”.

Yo me llevé a mi sufriente hijo, por la plegaria silenciosa e intercesora de mi poderoso instrumento, que no me negaba NADA de cuanto le solicitaba.

La vida de la Tierra es sólo un instante en la Eternidad y a veces permito que algunas almas vengan a solicitaros ayuda, para que recordéis esta realidad. 

En este momento están abiertas las Puertas del Infierno y TODOS sus habitantes andan dispersos por el mundo ayudando a las Huestes Infernales en la perdición de mis hijos.

Esto es muy patente por la proliferación de las nefastas invocaciones satánicas de mis pobres hijos engañados por el Mal.

La Justicia de Dios ES TERRIBLE, pero no olvidemos que su Misericordia también ES INFINITA.

(1) https://cronicadeunatraicion.com/2020/05/29/el-amor-de-fusion-1/

https://cronicadeunatraicion.com/2020/05/29/el-amor-de-fusion-2/

UN HOMBRE QUE PIDE MISAS AL PADRE PÍO PARA SALIR DEL PURGATORIO

Mientras estaba en el convento en una tarde de invierno después de una fuerte nevada, él estaba sentado junto a la chimenea una noche en la habitación, absorto en la Oración.

Cuando un anciano, vestido con una capa antigua todavía usada por los campesinos del sur de Italia, se sentó junto a él.

Respecto a este hombre dice el padre Pío:

No me podía imaginar cómo podría haber entrado en el convento en ese momento de la noche, ya que todas las puertas están bloqueadas.

Le pregunté: ¿Quién eres? ¿Qué quieres?”

El anciano le dijo:

“Padre Pío, soy Pietro Di Mauro, hijo de Nicolás, apodado Precoco. Yo morí en este convento el 18 de septiembre de 1908, en la celda número 4, cuando todavía era un asilo de pobres.

Una noche, mientras estaba en la cama, me quedé dormido con un cigarro encendido, el cual incendió el colchón y he muerto, asfixiado y quemado.‍

Todavía estoy en el purgatorio.

Necesito una Santa Misa con el fin de ser liberado. Dios permitió que yo venga a pedirle su ayuda.

De acuerdo con el Padre Pío, después de escucharlo, respondió:

Tenga la seguridad de que mañana celebraré la Santa Misa por su liberación.

Me levanté y le acompañé hasta la puerta del convento, para que pudiera salir y me di cuenta en ese momento, que la puerta estaba cerrada con llave.

La abrí y me despedí de él.

La luna iluminaba la plaza, cubierta de nieve.

Cuando yo ya no lo vi delante de mí, fui tomado por un sentimiento de miedo y cerré la puerta, volví a entrar en la habitación de invitados y me sentía débil.

Cuando experimentáis por primera vez el mundo sobrenatural y cuando NO PROFANÁIS con vuestra imprudencia mis Misterios, es lógico vuestro sobresalto.

Porque Soy un Padre Amoroso, es que envío a mis ángeles para que os vayan preparando al momento cuando decidiMos nuestra intervención más directa y podáis soportar un poco más nuestra Presencia. 

Unos días más tarde, el Padre Pío también contó la historia al padre Paolino.

‍Y los dos decidieron ir a la ciudad, donde miraron las estadísticas vitales para el año 1908.

Y encontraron el 18 de septiembre de ese año, un Pietro Di Mauro había de hecho, muerto de quemaduras y asfixia en la habitación número 4 en el convento, entonces utilizado como un hogar para personas sin hogar.

UN FRAILE CONDENADO AL PURGATORIO

Por la misma época, el Padre Pío le dijo a Fray Alberto de otra aparición de un alma del Purgatorio, que también se produjo en la misma época.

Él dijo:

Una noche, cuando estaba absorto en la Oración en el coro de la pequeña iglesia fui sacudido y perturbado por el sonido de pasos, y velas y jarrones de flores que se movían en el altar mayor.

Pensé que alguien debía estar allí, y grité:

“¿Quién es?”

Nadie respondió.

Volviendo a la Oración, me molestaron de nuevo los mismos ruidos.

De hecho, esta vez tuve la impresión de que una de las velas, que estaba en frente de la estatua de Nuestra Señora de Gracia, había caído. Con ganas de ver lo que estaba sucediendo en el altar, me puse de pie, me acerqué a la reja.

Y vi, a la sombra de la luz de la lámpara del Tabernáculo, un hermano joven haciendo un poco de limpieza.

Yo pensé que él era el Padre Leone que estaba reestructurando el altar; y como ya era la hora de la cena, me acerqué a él y le dije:

“Padre Leone, vaya a cenar, no es tiempo para desempolvar y reparar el altar”.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Pero una voz que no era la voz del padre Leone me contestó:

“Yo no soy el Padre Leone”,

“¿Y quién es usted?”, le pregunté.

“Yo soy un hermano suyo que hice el noviciado aquí, mi misión era limpiar el altar durante el año del noviciado. Desgraciadamente en todo ese tiempo yo no reverencié a Jesús Sacramentado, Dios Todopoderoso, como debía haberlo hecho, mientras pasaba delante del altar.

Causando gran aflicción al Sacramento Santo por mí irreverencia. Puesto que El Señor se encontraba en el tabernáculo para ser honrado, alabado y adorado. Por este serio descuido, yo estoy todavía en el Purgatorio.

Ahora, Dios, por su misericordia infinita, me envió aquí para que usted decida el tiempo a partir del del que yo podré disfrutar del Paraíso.

Y para que Ud. cuide de mí.”

Yo creí haber sido generoso con esa alma en sufrimiento, por lo que exclamé:

“Usted estará mañana por la mañana en el Paraíso, cuando yo celebre la Santa Misa”.

Esa alma lloró: Cruel de mí, que malvado fui.

Entonces lloró y desapareció. 

Siempre poneos en los zapatos del que os esté solicitando algo, especialmente en el ámbito espiritual. Y AYUDADLES como os gustaría a vosotros ser ayudados, así no cometeréis pecados de omisión.

Esa queja me produjo una herida tan profunda en el corazón, la cual he sentido y sentiré durante toda mi vida. De hecho yo habría podido enviar esa alma inmediatamente al Cielo.

Pero yo lo condené a permanecer una noche más en las llamas del Purgatorio.

OTRAS ALMAS

La Señora Cleonice Morcaldi de San Giovanni Rotondo fue una hija espiritual del Padre Pío; a un mes de la muerte de su mamá, el Padre Pío le dijo:

“Esta mañana tu mamá ha volado al Paraíso, la he visto mientras estaba celebrando la Misa.”

Lo que quiere decir que tuvo la gentileza de ofrecer la misa por el descanso eterno de su alma.

SOLDADOS MUERTOS

En otras ocasiones, el Padre Pío recibió almas –incluyendo soldados muertos en la Segunda Guerra Mundial– quienes hacían cola para su intercesión.

Una vez, un monje que vivió con él visualizó soldados extraños cerca de la chimenea del padre.

‍Preguntándose cómo habían entrado, el Padre Pio le explicó, que no eran soldados, sino espíritus de fallecidos que se acercaban pidiendo ayuda en su camino a la otra vida.

LA GRACIA DE VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA:

El testimonio de un íntimo amigo del padre Pío.

Fray Daniele pensaba que después de morir pasaría un tiempo en el Purgatorio. Pero el Señor le llevó allí en vida para hacerle reflexionar, y luego su vida cambió en su regreso.

Esta es lo que ahora se llama una experiencia cercana a la muerte, donde la persona muere, es llevada al cielo, se le muestran los pecados y regresa a la vida profundamente cambiada.

Sólo que Fray Daniele regresa a la tierra con el propósito de hacer su Purgatorio en la Tierra.

La experiencia de Fray Daniele, compañero inseparable del P. Pío, nos hace saber que un momento en el Purgatorio es mucho tiempo.

Una hora en el Purgatorio parece una eternidad.

No parece, ES. Porque el Tiempo lo instituí para vosotros, después del Pecado Original.

El relato está tomado del libro “Omagio a Fray Daniele”.

Fray Daniele Natale

EL TUMOR Y LA INTERVENCIÓN DEL PADRE PÍO

Este es el relato de Fray Daniele:

Inmediatamente después de la guerra, me encontraba en San Giovanni Rotondo, mi pueblo nativo, en el mismo convento del P. Pío.

Un poco tiempo después comencé con algunos dolores en el aparato digestivo y me fui a una consulta médica. Y el médico me diagnosticó un mal incurable: un tumor.

Pensando ya en la muerte, fui a referírselo todo al Padre Pío, el que -después de haberme escuchado- bruscamente me dijo: “Opérate.”

Yo Fui el que decidi convertir este episodio en la vida de mi predilecto, EN UNA LECCIÓN SOBRENATURAL que os instruyera en las verdades con que vuestra INCREDULIDAD ha devastado sobre los LUGARES que componen una parte de mi Creación.

Permanecí confuso y reaccionando le dije:

Padre, no me vale la pena. El médico no me ha dado ninguna esperanza. Ahora sé que debo morir.”

“No importa lo que te ha dicho el médico: opérate, pero en Roma en tal clínica y con tal profesor.”

El Padre me dijo esto con tal fuerza y con tanta seguridad que le contesté:

“Si Padre, lo haré”.

Entonces él me miró con dulzura y conmovido, añadió:

“No temas, yo estaré siempre contigo”.

Cuando nos crucificamos y Dios nos convierte en corredentores, somos pararrayos de la Justicia Divina…

LA OPERACIÓN

A la mañana siguiente salí ya en viaje para Roma.

Y estando sentado en el tren advertí al lado mío una presencia misteriosa: era el Padre Pío que mantenía la promesa de estar conmigo.

La promesa la hiciMos los DOS. Recordad como en la fusion nos volveMos Uno cuando os donáis a nuestra Trinidad y cumplís con vuestro cumplimiento al Primer Mandamiento.

Cuando llegué a Roma supe que la clínica era “Regina Elena”, y que el profesor se llamaba Ricardo Moretti.

Hacia el atardecer ingresé en la clínica. Parecía que todos me esperaban, como si alguno hubiera anunciado mi llegada, y me acogieron inmediatamente.

A las 7 de la mañana estaba ya en la sala de operaciones.

Me prepararon la intervención.

A pesar de la anestesia, permanecí despierto y me encomendé al Señor con las mismas palabras que Él dirigía al Padre antes de morir: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Comenzaron los médicos la intervención y yo sentía todo lo que hacían y escuchaba todo lo que decían.

Yo permití todo esto, porque así mi hijo al experimentar la diferencia entre el dolor terrenal y físico, del DOLOR SOBRENATURAL QUE EXPERIMENTA EL ALMA EN EL PURGATORIO…

Sufría dolores atroces pero no me lamentaba, al contrario, estaba contento de soportar tanto dolor que ofrecía a Jesús, ya que aquellos todos sufrimientos purificaban mi alma de mis pecados.

Un rato después me adormecí.

JUICIO Y CONDENA AL PURGATORIO

Cuando recobré la conciencia me dijeron que había estado tres días en coma antes de morir. 

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

En ese período me presenté delante del Trono de Dios.

Veía a Dios pero no como juez severo, sino como Padre afectuoso y lleno de amor.

Entonces comprendí que el Señor había hecho todo por amor hacia mí desde el primero al último instante de mi vida, amándome como si fuera la única criatura existente sobre la tierra.

No obstante me di cuenta también de que no solamente no me había cambiado este inmenso amor divino, sino que lo había descuidado totalmente.

Fui condenado a dos / tres horas de Purgatorio.

¿Pero cómo? -me pregunté- ¿Solamente dos / tres horas?

Y después podré quedarme siempre próximo a Dios eterno amor?

Di un salto de alegría y me sentía como hijo predilecto.

La visión desapareció y me volví a encontrar en el Purgatorio.

Las dos / tres horas de Purgatorio fueron dadas sobre todo por haber faltado al voto de pobreza, es decir, por haber conservado para mí unas pocas liras. 

En el INFIERNO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Mi Justicia es Perfecta como Yo. SOY EL AMOR. El que cumple mis Mandamientos vive bajo mi Protección y mi Amor en el Reino del Amor.

El que me rechaza, por su soberbia y su rencorosa venganza, VIVE Y VIVIRÁ en el Reino del Odio bajo el Yugo Riguroso de mi Divina Justicia, por eso mi Adversario está utilizando todos sus recursos para destruiros.

Vuestra Alma es una partícula de Mí y vosotros contribuís a destruirla con vuestras acciones. Si lográis salvaros del Abismo, en el Purgatorio CONOCERÉIS Y VIVIRÉIS mi Santa Justicia. (Mateo 5, 26) 

Con frecuencia me iba con la mochila en la espalda a pedir limosnas de puerta en puerta.

Hacía la compra todos los días para el convento. ‍

Todos me conocían y me querían bien.

Siempre que compraba alguna cosa me hacían descuentos.

Y aquellas pocas liras que recogía, en vez de entregárselas al superior, las conservaba para la correspondencia, para mis pequeñas necesidades y también para ayudar a los militares que llamaban a la puerta del convento.

LAS TRES HORAS EN EL PURGATORIO

El cuerpo espiritual es igual que el físico, pero con SENSIBILIDAD Y POTENCIAS DIVINAS…

Eran unos dolores terribles que no sabía de dónde venían, pero se sentía intensamente en los sentidos con los cuales había ofendido más a Dios en este mundo:

los ojos, la lengua… experimentaba mayor dolor y era una cosa increíble.

Lo mismo sucede en el Infierno, pero aumentado con el TREMENDO SUFRIMIENTO del Rigor de Mi Justicia Ofendida…

Y con el AGRAVANTE de la PREMEDITACIÓN en los pecados de la lujuria desenfrenada… TODO EL PLACER CONVERTIDO EN DOLOR, en los sistemas reproductores de vuestro cuerpo, que yo concebí santo…

la perfección de la CREACIÓN HUMANA por las Manos Divinas

Lo más sagrado con que doté a mis hijos, cuyo deleite deseaba regalaros y por eso OS LO DÍ y que, NO HABÉIS EXPERIMENTADO TODAVÍA…

Porque también eso os ha quitado mi Adversario….

Y os estáis degradando sin haber experimentado el placer sagrado con el que yo estaba por mimaros.

El cuerpo espiritual es igual que el físico, pero con SENSIBILIDAD Y POTENCIAS DIVINAS…

Pero en su Reino de Odio, SÍ OS ATORMENTARÁ con todas las potencias con qué os he dotado. Sufriréis lo que NO disfrutásteis, por su astucia maldita.

Porque allí abajo en el Purgatorio, uno se siente como si tuviese cuerpo y conoce / reconoce a los demás como sucede en el mundo.

Mientras tanto, aunque no había pasado más que unos instantes con aquellas penas, me parecía ya que fuera una eternidad.

Lo que más hace sufrir en el Purgatorio no es tanto el fuego -también muy intenso- sino aquel sentirse lejos de Dios.

Y lo que más aflige es haber tenido todos los medios a disposición para la salvación y no haber sabido aprovecharse de ellos.

Fue entonces cuando pensé ir a un hermano de mi convento para pedirle que rezara por mí que estaba en el Purgatorio.

Aquel hermano quedó maravillado porque sentía mi voz pero no me veía y me preguntó: “¿Dónde estás, porque no te veo?”

Yo insistía y viendo que no tenía otro medio para llegar a él, porque mis brazos se cruzaban pero no llegaban.

Tanto en el Infierno, como en el Purgatorio SÓIS ALMAS, además de varones y hembras.

Y la Justicia Ofendida por los pecados de Aborto los sufriréis por igual, ambos sexos, en vuestros cuerpos espirituales; con el DOLOR y el traumatismo sufrido por mis inocentes asesinados por vuestra malicia y vuestra impureza.

El “NO MATARÁS” martilleará también en vuestras cabezas con dolor infinito.

Todo esto que os digo, lo viviréis durante Mi Aviso…

Por eso os repito que OS PREPARÉIS, porque muchos serán los que no resistirán, NO REGRESARÁN y se quedarán en el LUGAR que habéis escogido con vuestras acciones…

Sólo entonces me di cuenta que estaba sin cuerpo.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA y los tormentos proporcionados por Satanás, merecidos por nuestro pecados

Me contenté con insistirle para que rezase mucho por mí y me sacara del Purgatorio.

¿Pero cómo? -me decía a mí mismo- ¿No debería estar solo dos / tres horas en el Purgatorio?

Y han transcurrido ya trescientos años.

Por lo menos así me parecía.

De repente se me aparece la Bienaventurada Virgen María y le pedí insistentemente, le supliqué diciéndole:

“¡Oh Santísima Virgen María, Madre de Dios, consígueme del Señor la gracia de volver a la tierra para vivir y trabajar solamente por amor de Dios!”.

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Acudí también ante el P. Pío e igualmente le supliqué:

“Por tus atroces dolores, por tus benditas llagas, padre Pío, ruega por mí a Dios para que me libere de estas llamas y me conceda continuar el Purgatorio en la tierra”.

Después no vi nada más, pero me di cuenta de que el Padre Pío hablaba a la Virgen.

Unos instantes después se me apareció nuevamente la Bienaventurada Virgen María: era Santa María de las Gracias, pero venía sin el Niño Jesús, inclinó la cabeza y me sonrió.

‍En aquel mismo momento volví a tomar posesión de mi cuerpo, abrí los ojos y extendí los brazos.

Después, con un movimiento brusco, me liberé de la sabana que me cubría.

‍Estaba contento, había recibido la gracia.

‍La Santísima Virgen me había escuchado.

SU VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Inmediatamente después los que me velaban y rezaban, asustadísimos, se precipitaron fuera de la sala a buscar enfermeros y doctores.

En pocos minutos la clínica estaba abarrotada de gente.

Todos creían que yo era un fantasma y decidieron cerrar bien las puertas y desaparecer, por cierto temor a los espíritus.

A la mañana siguiente me levanté muy pronto y me senté en una butaca.  

Los sufrimientos en el Purgatorio expían nuestros propios pecados, PERO YA NO TIENEN MÉRITOS DE CORREDENCIÓN, porque éstos se terminan con la muerte física…

A pesar de que la puerta estaba cuidadosamente vigilada, algunos lograron entrar y me pidieron les explicara lo que me había sucedido. 

Para tranquilizarles, les dije que estaba llegando el médico de guardia, al cual tenía que decir lo que me había pasado.

Corrientemente los médicos no llegaban antes de las diez, pero aquella mañana todavía no eran las siete y dije a los presentes:

“Mirad; el médico está llegando; ahora está aparcando el coche en tal puesto”.

Pero nadie me creía.

El Cuerpo Espiritual VIVIENTE, actúa con MIS Potencias.

Analizad TODO lo que os estoy instruyendo y entenderéis este suceso; porque es así como quiero trabajar en mis instrumentos que estáis leyendo esto…

Y yo continuaba diciéndole:

“Ahora está atravesando la carretera, lleva la chaqueta sobre el brazo y se pasa la mano por la cabeza como si estuviera preocupado, no sé que tendrá”…

Pero nadie daba crédito a mis palabras.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Entonces dije:

“Para que me creáis que no os miento, os confirmo que ahora el médico está subiendo en el ascensor y está para llamar a la puerta”.

Apenas había terminado de hablar, se abre la puerta y entró el médico quedando maravillados todos los presentes.

Con lágrimas en los ojos, el doctor dijo:

“Sí, ahora creo en Dios, creo en la Iglesia y creo en el Padre Pío…”.

Aquel médico que primero no creía o cuya fe era como agua de rosas, confesó que aquella noche no había logrado cerrar los ojos pensando en mi muerte, que él había comprobado, sin dar más explicaciones.

Dijo que a pesar del certificado de muerte que había escrito, había vuelto para cerciorarse qué era lo que había sucedido aquella noche que tantas pesadillas le había ocasionado.

Porque aquel muerto (que era yo) no era un muerto como los demás y efectivamente, no se había equivocado.

La experiencia vivida en el Purgatorio, le enseñó y lo impulsó fusionarse más y por eso…

DECIDIÓ VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA

Si unís vuestros sufrimientos a los Míos compartireMos nuestro Calvario y seréis acrisolados en la Tierra viviendo al mismo tiempo experiencias celestiales, que paliarán vuestros dolores y enjugarán vuestro llanto…

El sufrimiento es INEVITABLE, por eso lo mejor es santificarlo con la donacion voluntaria con la crucifixión de la voluntad.

Después de esta experiencia, Fray Daniele vivió verdaderamente el Purgatorio en esta tierra.

Purificándose a través de enfermedades, sufrimientos y dolores, conformándose siempre y en todo con la Voluntad de Dios.

Solamente recuerdo algunas intervenciones que sufrí: de próstata, coliscititis, aneurisma de la vena abdominal. Otra intervención después de un accidente callejero cerca de Bolonia. Prescindiendo ya de otros dolores no sólo físicos sino también morales.”

A la hermana Felicetta, que le preguntó cómo se sentía de salud, Fray Daniele le confió:

“Hermana mía, hace más de 40 años que no recuerdo que significa estar bien”.

Fray Daniele falleció el 6 de julio de 1994.

Mientras colocaban convenientemente sus restos mortales en la capilla de la Enfermería del Convento de los Hermanos Capuchinos, en San Giovanni Rotondo, se recitaba el Rosario en sufragio de su alma.

A algunos de los presentes les parecía que Fray Daniele moviera los labios, como para contestar al Ave María del Rosario”.

Después que el alma ya no estaba en el cuerpo de Fray Daniele, aun así, algunos de los presentes, veían como seguía orando al Señor.

“Y lo vieron más de uno.”

El cuerpo acostumbrado a tanta Oración, todavía permanecía como si estuviera bien vivo, aunque en ese mismo momento su alma ya gozaba de la presencia de Dios.

Se había convertido en instrumento de Oración, aun cuando su alma había quedado libre de aquel cuerpo bendecido por Dios.

La voz se difundió tan rápidamente, que el superior Padre Livio de Matteo para quedar tranquilo, quiso cerciorarse de que no se trataba de una muerte aparente.

Por este motivo hizo venir de la Casa Alivio del Sufrimiento próxima, al doctor Nicolás Silvestri, ayudante de Medicina Legal y al doctor José Pasanella, asistente también de medicina Legal.

Los cuales hicieron un electrocardiograma a Fray Daniele y le tomaron la temperatura, por lo cual confirmaron definitivamente su muerte.

Se cuenta también en la historia que ha habido personas que poco antes de morir, tuvieron deseos de pecar y acabaron en ruina perpetua.

Unos cuerpos se convierten en bendición y otros en maldición.

EL PADRE PIO Y EL PURGATORIO


Cómo el Padre Pío Socorría a las Almas del Purgatorio

El Padre Pio tenía un conocimiento exacto del estado de un alma después de la muerte, incluyendo la duración del dolor hasta que llegaba a la purificación total.

El Padre Pío inculcaba el amor por las almas del purgatorio. Las almas iban a San Giovanni Rotondo a pedirle primero. Y luego a agradecerle a cuando ingresaban al Cielo.

Tuvo muchas visiones de almas purgantes que Jesús liberaba por sus oraciones y sufrimientos.

Veamos algunas anécdotas impresionantes.

Una anécdota es la de Fray Daniele que tuvo una experiencia Cercana a la Muerte. Y regresa a la tierra mediante la Intercesión del Padre Pío, con el propósito de hacer su Purgatorio en la Tierra.

En una historia conmovedora y llena de devoción.

Los celos, la desesperación, el desconsuelo, el desaliento; son cosas ofrecidas por el enemigo y SI SON RECHAZADAS, no hay daño.

ALGUNAS ANÉCDOTAS DEL PADRE PÍO Y LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Todo el que se reunía con el Padre Pío parecía convencido de que tenía una conexión directa con el más allá. ‍Incluso le preguntaban acerca de un pariente o amigo muerto.

Era fascinante, siempre había una respuesta.

‍Gerardo De Caro tuvo largas conversaciones con el Padre Pío en 1943. En sus notas escritas testifica:

“El Padre Pio tenía un conocimiento exacto del estado de un alma después de la muerte, Incluyendo la duración del dolor hasta que llegaba a la purificación total”.

El padre Pío decía también: “Más almas de los muertos del purgatorio que de los vivos suben a esta montaña para asistir a mis misas y buscar mis oraciones”.

En 1922 el obispo Alberto Costa preguntó al Padre Pio si alguna vez había visto un alma en el Purgatorio y le contestó:

“He visto a tantas de ellas que no me asustan más”.

Un fraile testificó: 

Todos estábamos en el comedor cuando el Padre Pío llegó de repente y se dirigió a la puerta del convento. La abrió y comenzó a tener una conversación.

Los dos hermanos que fueron con él no vieron a nadie y empecé a pensar que algo podría estar mal con el Padre Pío.

En el camino de regreso a la zona del comedor Padre Pío me explicó:

“No se preocupe. Yo estaba hablando con algunas almas en su camino desde el Purgatorio al Paraíso. Llegaron a agradecerme que los recordara hoy en la misa

El Padre Francesco Napolitano informó que en 1945, Fray Pedro entrando en su celda por la noche, vio a un joven fraile sentado en su escritorio, con la cabeza gacha como si estuviera meditando.

Le preguntó quién era, pero él desapareció.

Aterrorizado fue a ver al Padre Pío.

El Padre Pio le acompañó de regreso a su celda y dijo:

“Ese joven fraile es un pobre principiante que está cumpliendo su Purgatorio en esta celda. Pero no se preocupe que no le molestará otra vez, y nunca le verá de nuevo”.

UN HOMBRE QUE PIDE MISAS AL PADRE PÍO PARA SALIR DEL PURGATORIO

Mientras estaba en el convento en una tarde de invierno después de una fuerte nevada, él estaba sentado junto a la chimenea una noche en la habitación, absorto en la oración.

Cuando un anciano, vestido con una capa antigua todavía usada por los campesinos del sur de Italia, se sentó junto a él.

Respecto a este hombre dice el padre Pío:

No me podía imaginar cómo podría haber entrado en el convento en ese momento de la noche, ya que todas las puertas están bloqueadas.

Le pregunté: ¿Quién eres? ¿Qué quieres?”

El anciano le dijo:

“Padre Pío, soy Pietro Di Mauro, hijo de Nicolás, apodado Precoco. Yo morí en este convento el 18 de septiembre de 1908, en la celda número 4, cuando todavía era un asilo de pobres.

Una noche, mientras estaba en la cama, me quedé dormido con un cigarro encendido, el cual incendió el colchón y he muerto, asfixiado y quemado.‍

Todavía estoy en el purgatorio.

Necesito una Santa Misa con el fin de ser liberado. Dios permitió que yo venga a pedirle su ayuda.

De acuerdo con el Padre Pío, después de escucharlo, respondió:

Tenga la seguridad de que mañana celebraré la Santa Misa por su liberación.

Me levanté y le acompañé hasta la puerta del convento, para que pudiera salir y me di cuenta en ese momento que la puerta estaba cerrada con llave.

La abrí y me despedí de él.

La luna iluminaba la plaza, cubierta de nieve.

Cuando yo ya no lo vi delante de mí, fui tomado por un sentimiento de miedo, y cerré la puerta, volví a entrar en la habitación de invitados, y me sentía débil.

Unos días más tarde, el Padre Pío también contó la historia al padre Paolino.

‍Y los dos decidieron ir a la ciudad, donde miraron las estadísticas vitales para el año 1908.

Y encontraron el 18 de septiembre de ese año, un Pietro Di Mauro había de hecho, muerto de quemaduras y asfixia en la habitación número 4 en el convento, entonces utilizado como un hogar para personas sin hogar.

UN FRAILE CONDENADO AL PURGATORIO

Por la misma época, el Padre Pío le dijo a Fray Alberto de otra aparición de un alma del purgatorio, que también se produjo en la misma época.

Él dijo:

Una noche, cuando estaba absorto en la oración en el coro de la pequeña iglesia fui sacudido y perturbado por el sonido de pasos, y velas y jarrones de flores que se movían en el altar mayor.

Pensé que alguien debía estar allí, y grité:

“¿Quién es?”

Nadie respondió.

Volviendo a la oración, me molestaron de nuevo los mismos ruidos.

De hecho, esta vez tuve la impresión de que una de las velas, que estaba en frente de la estatua de Nuestra Señora de Gracia, había caído.

Con ganas de ver lo que estaba sucediendo en el altar, me puse de pie, me acerqué a la reja.

Y vi, a la sombra de la luz de la lámpara del Tabernáculo, un hermano joven haciendo un poco de limpieza.

Yo pensé que él era el Padre Leone que estaba reestructurando el altar; y como ya era la hora de la cena, me acerqué a él y le dije:

“Padre Leone, vaya a cenar, no es tiempo para desempolvar y reparar el altar”.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Pero una voz que no era la voz del padre Leone me contestó:

“Yo no soy el Padre Leone”,

“¿Y quién es usted?”, le pregunté.

“Yo soy un hermano suyo que hice el noviciado aquí, mi misión era limpiar el altar durante el año del noviciado. Desgraciadamente en todo ese tiempo yo no reverencié a Jesús Sacramentado, Dios Todopoderoso, como debía haberlo hecho, mientras pasaba delante del altar.

Causando gran aflicción al Sacramento Santo por mí irreverencia. Puesto que El Señor se encontraba en el tabernáculo para ser honrado, alabado y adorado. Por este serio descuido, yo estoy todavía en el Purgatorio.

Ahora, Dios, por su misericordia infinita, me envió aquí para que usted decida el tiempo a partir del del que yo podré disfrutar del Paraíso.

Y para que Ud. cuide de mí.”

Yo creí haber sido generoso con esa alma en sufrimiento, por lo que exclamé:

“Usted estará mañana por la mañana en el Paraíso, cuando yo celebre la Santa Misa”.

Esa alma lloró: Cruel de mí, que malvado fui.

Entonces lloró y desapareció.

Esa queja me produjo una herida tan profunda en el corazón, la cual he sentido y sentiré durante toda mi vida. De hecho yo habría podido enviar esa alma inmediatamente al Cielo.

Pero yo lo condené a permanecer una noche más en las llamas del Purgatorio.

OTRAS ALMAS

La Señora Cleonice Morcaldi de San Giovanni Rotondo fue una hija espiritual del Padre Pío; a un mes de la muerte de su mamá, el Padre Pío le dijo:

“Esta mañana tu mamá ha volado al Paraíso, la he visto mientras estaba celebrando la Misa.”

Lo que quiere decir que tuvo la gentileza de ofrecer la misa por el descanso eterno de su alma.

SOLDADOS MUERTOS

En otras ocasiones, el Padre Pío recibió almas –incluyendo soldados muertos en la Segunda Guerra Mundial– quienes hacían cola para su intercesión.

Una vez, un monje que vivió con él visualizó soldados extraños cerca de la chimenea del padre.

‍Preguntándose cómo habían entrado, el Padre Pio le explicó, que no eran soldados, sino espíritus de fallecidos que se acercaban pidiendo ayuda en su camino a la otra vida.

LA GRACIA DE VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA:

El testimonio de un íntimo amigo del padre Pío.

Fray Daniele pensaba que después de morir pasaría un tiempo en el Purgatorio. Pero el Señor le llevó allí en vida para hacerle reflexionar, y luego su vida cambió en su regreso.

Esta es lo que ahora se llama una experiencia cercana a la muerte, donde la persona muere, es llevada al cielo, se le muestran los pecados y regresa a la vida profundamente cambiada.

Sólo que Fray Daniele regresa a la tierra con el propósito de hacer su Purgatorio en la Tierra.

La experiencia de Fray Daniele, compañero inseparable del P. Pío, nos hace saber que un momento en el Purgatorio es mucho tiempo.

Una hora en el Purgatorio parece una eternidad.

El relato está tomado del libro “Omagio a Fray Daniele”.

Fray Daniele Natale

EL TUMOR Y LA INTERVENCIÓN DEL PADRE PÍO

Este es el relato de Fray Daniele:

Inmediatamente después de la guerra, me encontraba en San Giovanni Rotondo, mi pueblo nativo, en el mismo convento del P. Pío.

Un poco tiempo después comencé con algunos dolores en el aparato digestivo y me fui a una consulta médica. Y el médico me diagnosticó un mal incurable: un tumor.

Pensando ya en la muerte, fui a referírselo todo al Padre Pío, el que -después de haberme escuchado- bruscamente me dijo: “Opérate.”

Permanecí confuso y reaccionando le dije:

Padre, no me vale la pena. El médico no me ha dado ninguna esperanza. Ahora sé que debo morir.”

“No importa lo que te ha dicho el médico: opérate, pero en Roma en tal clínica y con tal profesor.”

El Padre me dijo esto con tal fuerza y con tanta seguridad que le contesté:

“Si Padre, lo haré”.

Entonces él me miró con dulzura y conmovido, añadió:

“No temas, yo estaré siempre contigo”.

Cuando nos crucificamos y Dios nos convierte en corredentores, somos pararrayos de la Justicia Divina…

LA OPERACIÓN

A la mañana siguiente salí ya en viaje para Roma.

Y estando sentado en el tren advertí al lado mío una presencia misteriosa: era el Padre Pío que mantenía la promesa de estar conmigo.

Cuando llegué a Roma supe que la clínica era “Regina Elena”, y que el profesor se llamaba Ricardo Moretti.

Hacia el atardecer ingresé en la clínica. Parecía que todos me esperaban, como si alguno hubiera anunciado mi llegada, y me acogieron inmediatamente.

A las 7 de la mañana estaba ya en la sala de operaciones.

Me prepararon la intervención.

A pesar de la anestesia, permanecí despierto y me encomendé al Señor con las mismas palabras que Él dirigía al Padre antes de morir: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Comenzaron los médicos la intervención y yo sentía todo lo quehacían y escuchaba todo lo que decían.

Sufría dolores atroces pero no me lamentaba, al contrario, estaba contento de soportar tanto dolor que ofrecía a Jesús, ya que aquellos todos sufrimientos purificaban mi alma de mis pecados.

Un rato después me adormecí.

JUICIO Y CONDENA AL PURGATORIO

Cuando recobré la conciencia me dijeron que había estado tres días en coma antes de morir.

En ese período me presenté delante del Trono de Dios.

Veía a Dios pero no como juez severo, sino como Padre afectuoso y lleno de amor.

Entonces comprendí que el Señor había hecho todo por amor hacia mí desde el primero al último instante de mi vida, amándome como si fuera la única criatura existente sobre la tierra.

No obstante me di cuenta también de que no solamente no me había cambiado este inmenso amor divino, sino que lo había descuidado totalmente.

Fui condenado a dos / tres horas de Purgatorio.

¿Pero cómo? -me pregunté- ¿Solamente dos / tres horas?

Y después podré quedarme siempre próximo a Dios eterno amor?

Di un salto de alegría y me sentía como hijo predilecto.

La visión desapareció y me volví a encontrar en el Purgatorio.

Las dos / tres horas de Purgatorio fueron dadas sobre todo por haber faltado al voto de pobreza, es decir, por haber conservado para mí unas pocas liras.

Con frecuencia me iba con la mochila en la espalda a pedir limosnas de puerta en puerta.

Hacía la compra todos los días para el convento. ‍

Todos me conocían y me querían bien.

Siempre que compraba alguna cosa me hacían descuentos.

Y aquellas pocas liras que recogía, en vez de entregárselas al superior, las conservaba para la correspondencia, para mis pequeñas necesidades y también para ayudar a los militares que llamaban a la puerta del convento.

Esa cruz me pertenece Señor, ¡Crucifícame Jesús, porque te adoro sobre todas las cosas! Y ayúdame a Amar, haciendo Tu Voluntad y no la mía…´´

LAS TRES HORAS EN EL PURGATORIO

Eran unos dolores terribles que no sabía de dónde venían, pero se sentía intensamente en los sentidos con los cuales había ofendido más a Dios en este mundo: los ojos, la lengua… experimentaba mayor dolor y era una cosa increíble.

Porque allí abajo en el Purgatorio, uno se siente como si tuviese cuerpo y conoce / reconoce a los demás como sucede en el mundo.

Mientras tanto, aunque no había pasado más que unos instantes con aquellas penas, me parecía ya que fuera una eternidad.

Lo que más hace sufrir en el Purgatorio no es tanto el fuego -también muy intenso- sino aquel sentirse lejos de Dios. Y lo que más aflige es haber tenido todos los medios a disposición para la salvación y no haber sabido aprovecharse de ellos.

Fue entonces cuando pensé ir a un hermano de mi convento para pedirle que rezara por mí que estaba en el Purgatorio.

Aquel hermano quedó maravillado porque sentía mi voz pero no me veía y me preguntó: “¿Dónde estás, porque no te veo?”

Yo insistía y viendo que no tenía otro medio para llegar a él, porque mis brazos se cruzaban pero no llegaba.

Sólo entonces me di cuenta que estaba sin cuerpo.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Me contenté con insistirle para que rezase mucho por mí y me sacara del Purgatorio.

¿Pero cómo? -me decía a mí mismo- ¿No debería estar solo dos / tres horas en el Purgatorio? Y han transcurrido ya trescientos años.

Por lo menos así me parecía.

De repente se me aparece la Bienaventurada Virgen María y le pedí insistentemente, le supliqué diciéndole:

“¡Oh Santísima Virgen María, Madre de Dios, consígueme del Señor la gracia de volver a la tierra para vivir y trabajar solamente por amor de Dios!”.

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Acudí también ante el P. Pío e igualmente le supliqué:

“Por tus atroces dolores, por tus benditas llagas, padre Pío, ruega por mí a Dios para que me libere de estas llamas y me conceda continuar el Purgatorio en la tierra”.

Después no vi nada más, pero me di cuenta de que el Padre Pío hablaba a la Virgen.

Unos instantes después se me apareció nuevamente la Bienaventurada Virgen María: era Santa María de las Gracias, pero venía sin el Niño Jesús, inclinó la cabeza y me sonrió.

‍En aquel mismo momento volví a tomar posesión de mi cuerpo, abrí los ojos y extendí los brazos.

Después, con un movimiento brusco, me liberó de la sabana que me cubría.

‍Estaba contento, había recibido la gracia.

‍La Santísima Virgen me había escuchado.

SU VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Inmediatamente después los que me velaban y rezaban, asustadísimos, se precipitaron fuera de la sala a buscar enfermeros y doctores.

En pocos minutos la clínica estaba abarrotada de gente.

Todos creían que yo era un fantasma y decidieron cerrar bien las puertas y desaparecer, por cierto temor a los espíritus.

A la mañana siguiente me levanté muy pronto y me senté en una butaca.  

Los sufrimientos en el Purgatorio expían nuestros propios pecados, PERO YA NO TIENEN MÉRITOS DE CORREDENCIÓN, porque éstos se terminan con la muerte…

A pesar de que la puerta estaba cuidadosamente vigilada, algunos lograron entrar y me pidieron les explicara lo que me había sucedido.

Para tranquilizarles, les dije que estaba llegando el médico de guardia, al cual tenía que decir lo que me había pasado.

Corrientemente los médicos no llegaban antes de las diez, pero aquella mañana todavía no eran las siete y dije a los presentes:

“Mirad; el médico está llegando; ahora está aparcando el coche en tal puesto”.

Pero nadie me creía.

Y yo continuaba diciéndole:

“Ahora está atravesando la carretera, lleva la chaqueta sobre el brazo y se pasa la mano por la cabeza como si estuviera preocupado, no sé que tendrá”…

Pero nadie daba crédito a mis palabras.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

Entonces dije:

“Para que me creáis que no os miento, os confirmo que ahora el médico está subiendo en el ascensor y está para llamar a la puerta”.

Apenas había terminado de hablar, se abre la puerta y entró el médico quedando maravillados todos los presentes.

Con lágrimas en los ojos, el doctor dijo:

“Sí, ahora creo en Dios, creo en la Iglesia y creo en el Padre Pío…”.

Aquel médico que primero no creía o cuya fe era como agua de rosas, confesó que aquella noche no había logrado cerrar los ojos pensando en mi muerte, que él había comprobado, sin dar más explicaciones.

Dijo que a pesar del certificado de muerte que había escrito, había vuelto para cerciorarse qué era lo que había sucedido aquella noche que tantas pesadillas le había ocasionado.

Porque aquel muerto (que era yo) no era un muerto como los demás y, efectivamente, no se había equivocado.

DECIDIÓ VIVIR EL PURGATORIO EN LA TIERRA

El sufrimiento es INEVITABLE, por eso lo mejor es santificarlo con la donacion voluntaria con la crucifixión de la voluntad.

Después de esta experiencia, Fray Daniele vivió verdaderamente el Purgatorio en esta tierra.

Purificándose a través de enfermedades, sufrimientos y dolores, conformándose siempre y en todo con la voluntad de Dios.

Solamente recuerdo algunas intervenciones que sufrí: de próstata, coliscititis, aneurisma de la vena abdominal. Otra intervención después de un accidente callejero cerca de Bolonia.

Prescindiendo ya de otros dolores no sólo físicos, sino también morales.

A la hermana Felicetta, que le preguntó cómo se sentía de salud, Fray Daniele le confió:

“Hermana mía, hace más de 40 años que no recuerdo que significa estar bien”.

Fray Daniele falleció el 6 de julio de 1994.

Mientras colocaban convenientemente sus restos mortales en la capilla de la Enfermería del Convento de los Hermanos Capuchinos, en San Giovanni Rotondo, se recitaba el Rosario en sufragio de su alma.

A algunos de los presentes les parecía que Fray Daniele moviera los labios, como para contestar al Ave María del rosario”.

Después que el alma ya no estaba en el cuerpo de Fray Daniele, aun así, algunos de los presentes, veían como seguía orando al Señor.

“Y lo vieron más de uno.”

El cuerpo acostumbrado a tanta oración, todavía permanecía como si estuviera bien vivo, aunque en ese mismo momento su alma ya gozaba de la presencia de Dios.

Se había convertido en instrumento de oración, aun cuando su alma había quedado libre de aquel cuerpo bendecido por Dios.

La voz se difundió tan rápidamente, que el superior Padre Livio de Matteo para quedar tranquilo, quiso cerciorarse de que no se trataba de una muerte aparente.

Por este motivo hizo venir de la Casa Alivio del Sufrimiento próxima, al doctor Nicolás Silvestri, ayudante de Medicina Legal y al doctor José Pasanella, asistente también de medicina Legal.

Los cuales hicieron un electrocardiograma a Fray Daniele y le tomaron la temperatura, por lo cual confirmaron definitivamente su muerte.

Se cuenta también en la historia que ha habido personas que poco antes de morir, tuvieron deseos de pecar y acabaron en ruina perpetua.

Unos cuerpos se convierten en bendición y otros en maldición.

Fuente: Foros de la Virgen María

P LA GRAN PURIFICACIÓN


7. Entonces se entabló una batalla en el cielo: = Miguel = y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron,
8. pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos.
9. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él. Apoc. 12

AGOSTO 29 DE 2020 1:15 PM

LLAMADO DE SAN MIGUEL AL PUEBLO DE DIOS

¿Quién cómo Dios? ¡Nadie como Dios!

Pueblo de Dios, preparaos para la llegada de los días de la Gran Purificación, donde vuestra Fe será puesta a prueba y donde vosotros seréis purificados hasta brillar como crisoles.

La Creación y todas las criaturas, serán purificadas, sólo así, podréis mañana entrar en los Nuevos Cielos y en la Nueva Tierra, el Paraíso que el Altísimo le tiene preparado a su Pueblo Fiel.

Simiente de mi Padre, sólo si estáis preparados espiritualmente, podréis resistir los días de angustia, sufrimiento y purificación, que se os avecinan.

Os digo, que nunca antes se ha visto en la Tierra tribulación alguna como la que está por llegar.

Dejad ya de preocuparos por las cosas de este mundo, dejad los afanes y carreras, porque bien sabéis que muy pronto todo pasará;

PREOCUPAOS MÁS BIEN POR LA SALVACIÓN DE VUESTRA ALMA,

QUE ES EL MAYOR TESORO QUE DEBÉIS CUIDAR

Todo lo que conocéis y poséis, dejará de ser en fracciones de segundo, para dar paso a una nueva existencia, a una Nueva Creación.

La Tribulación que está por llegar os transformará por la Gracia de Dios en hombres nuevos, toda vuestra miseria y pecado desaparecerá en la purificación.

En los Nuevos Cielos y en la Nueva Tierra, seréis seres espirituales de naturaleza semejante a la de los Ángeles.

PREPARAOS PUEBLO DE DIOS PARA LA LLEGADA DEL AVISO

EL DÍA YA ESTÁ CERCA, MÁS CERCA DE LO QUE PENSÁIS

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

EN LA ETERNIDAD OS ESTÁ ESPERANDO EL TRIBUNAL SUPREMO

ESTÁIS AVISADOS MORTALES,

PARA QUE ESTE DÍA NO OS COJA POR SORPRESA..

Esta experiencia espiritual transformará vuestra vida, en la Eternidad veréis al Único y Verdadero Dios, Uno y Trino, Señor de señores y Dios de dioses;

Os daréis cuenta de la existencia del Cielo, Purgatorio, e Infierno.

Sentiréis en vuestra alma el fuego purificador del Purgatorio, o el fuego abrasador del Infierno, con el cual son atormentadas las almas condenadas.

Todo depende del estado en que se encuentre vuestra alma al momento de la llegada del Aviso.

Sólo unos pocos serán llevados al Cielo, la inmensa mayoría de la humanidad de estos Últimos Tiempos, será llevada a uno de los Purgatorios o al Infierno.

Apresuraos pues hermanos a hacer una buena confesión de vida y a reparar por vuestros pecados; buscad un Sacerdote y confesadlo todo, para que vuestra alma en su paso por la eternidad no sufra.

¿Qué estáis esperando humanidad pecadora, para reconciliaros con Dios?

Mirad, vuestras almas están en peligro de perderse eternamente; vuestra permanencia en este mundo está llegando a su fin, si continuáis pecando y pecando.

¿No habéis pensado en esto? De seguir pecando lo que os espera en la eternidad es la Muerte Eterna.

Recapacitad hermanos rebeldes, os queda muy poco tiempo; escuchad los mensajes del Cielo y ponedlos en práctica, porque ellos os llaman a la conversión.

No sigáis endureciendo vuestro corazón para que no tengáis de qué lamentaros mañana cuando lleguéis a la Eternidad, porque ya será muy tarde para vosotros.

Quedad en la Paz del Altísimo, Pueblo de Dios

Vuestro Hermano y Servidor, Miguel Arcángel

Dad a conocer Pueblo de Dios, los mensajes de salvación a toda la humanidad

AGOSTO 19 DE 2020 – 1: 15 P.M.

LLAMADO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Pueblo mío, mi Paz esté con vosotros.

Hijos míos, la Humanidad está por entrar en el tiempo de las grandes purificaciones que la acrisolarán, sólo los que perseveren en la fe y confíen en Dios, podrán superar estas pruebas que se avecinan.

Días de purificación como nunca antes se habían visto en la Tierra están llegando.

OS DIGO: TODOS LOS ELEMENTOS DE LA CREACIÓN ESTÁN YA EN TOTAL TRANSFORMACIÓN

Y ESTOS CAMBIOS QUE RENOVARÁN LA FAZ DE LA TIERRA

TRAERÁN DESASTRES, HAMBRUNA, DOLOR Y MUERTE A LA HUMANIDAD.

EL RELOJ DEL TIEMPO ESTÁ EN CUENTA REGRESIVA

Y YA FALTA MUY POCO PARA QUE TODO SE CONSUMA EN SU TOTALIDAD.

¡Corred, corred, insensatos a poner vuestras cuentas en orden, porque el Jinete de mi Justicia ya está cabalgando por la Tierra!

El día de mi Aviso ya fue fijado y millones de almas por no estar preparadas se van a perder en su Paso por la Eternidad.

Preparaos espiritualmente para que no os coja el Aviso, sin el perdón y la gracia de Dios; este transcendental día está tocando a la puerta de vuestra alma,

que os coja con las cuentas ajustadas y el aval de las buenas obras para que sea vuestro mayor gozo y no, vuestra peor pesadilla.

¡Oh, almas que vagáis errantes por este mundo sin Dios y sin Ley; oh, tibios de corazón que continuáis en tibieza sin definiros!

¿Qué estáis esperando pecadores y tibios para volver a Mí de corazón?

Acordaos que llegaré como ladrón en la noche a ajustar cuentas y si os encuentro dormidos por el pecado o sin definiros, y con las lámparas apagadas,

os aseguro que os apartaré de Mí, y os cerraré la puerta para que no podáis cenar conmigo.

¡Entonces, será el llanto y el crujir de dientes cuando despertéis en la Eternidad en las profundidades del Abismo!

¡Humanidad pecadora y tibia, el tiempo se os está agotando, el Aviso está llegando; despertad, despertad de vuestro letargo espiritual,

CREDO: Está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde alli ha de venir a Juzgar a los vivos y a los muertos…

porque de seguir en pecado y en tibieza, lo que os espera en la Eternidad, será el fuego abrasador del Infierno, de donde muchos no regresarán!

No ignoréis esto, para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. (2 Pedro 3. 8, 10)

Os pregunto entonces, tibios y pecadores: ¿Vuestras almas sí resistirán en el infierno por el tiempo que dure el Aviso?

¡Oh, mortales insensatos, si no recapacitáis y volvéis a Dios lo antes posible, os aseguro que en vuestro Paso por la Eternidad, os vais a perder eternamente!.

Son mis últimos llamados Humanidad tibia y pecadora, respeto vuestro libre albedrío; de vosotros depende la Vida o la Muerte Eterna.

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo, si está perdiendo su alma? (Mateo 16, 26)

¡Recapacitad hijos insensatos y no pequéis más, porque faltan ya milésimas de tiempo para la llegada del Aviso!

Haced una buena confesión de vida ante uno de mis Sacerdotes y reparad por vuestros pecados, para que cuando llegue el día de vuestro Paso por la Eternidad podáis sentir el Gozo y ver la Gloria de Dios.

Quedad en mi Paz, Pueblo mío

Vuestro Padre, Yahve, Señor de las Naciones

Dad a conocer Hijos míos mis mensajes de salvación, en todos los confines de la tierra

AGOSTO 13 2020 1: 15 P.M

LLAMADO DE JESÚS SACRAMENTADO A SU PUEBLO FIEL.

Mi Paz sea con vosotros, Pueblo mío

Hijos míos, grandes acontecimientos que cambiarán el destino de la Humanidad están por comenzar.

La Conmoción del Universo será uno de ellos y hará que muchas bolas de fuego entren a vuestro mundo, causando grandes tragedias y castigando por voluntad de mi Padre a las naciones impías. 

Los virus y pandemias seguirán azotando la humanidad y ésta, seguirá confinada por cuarentenas más prolongadas.

La Apostasía aumentará y con ella el culto a dioses extraños; la práctica del ocultismo e idolatría, despertarán la Justa Ira de Dios, que desaparecerá de un soplo a todos los obradores del Mal.

Rebaño mío, se están acercando los días de la Gran Purificación, permaneced orantes y vigilantes, porque el mundo está en poder de las Tinieblas.

Reprended sin temor y con el Poder de mi Sangre, a todo espíritu mental para que no caigáis en el engaño de los demonios, que buscan robaros la paz y si os descuidáis el alma.

Que vuestra Armadura Espiritual, esté bien aceitada con la Oración para que ninguna fuerza del Mal pueda tocaros; ya estáis hijos míos en días de combate espiritual.

No podéis relajaros con la Oración porque las fuerzas del Mal están al acecho y los espíritus malignos, os están atacando espiritual, mental y físicamente.

Hay millones de seres humanos poseídos ya por demonios y estos saben quién es de Dios, por eso, debéis de estar bien protegidos espiritualmente para que podáis combatirlos en mi Nombre

CONSAGRACIÓN: Consciente De mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus Pies y Te agradezco por los innumerables pruebas de Tu Gracia que Te has dignado derramar en tan ingrata creatura. En especial Te doy gracias por haberme liberado por Tu Preciosa Sangre del poder destructivo de satanàs. En presencia de mi querida Madre María Santísima, mi Ángel Guardián, mi Santo Patrono y de todas las Huestes Celestiales, me consagro voluntariamente y de todo corazón, oh Querido Jesús, a Tu Preciosa Sangre con La que redimiste al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. T e prometo, con la ayuda de Tu Gracia y con todas mis fuerzas, suscitar y promover la Devoción a Tu Preciosa Sangre, que es el Precio de nuestra Redención, para que tu Adorable Sangre sea honrada y glorificada por todos. De ésta forma quiero reparar mi deslealtad a Tu Preciosa Sangre de Amor y ofrecerte satisfacción por las muchas profanaciones que los hombres cometen contra el inestimable Precio de su Salvación. Que mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que haya cometido en el pasado contra Ti, oh Sangre Santa y Preciosa, queden borrados. Mira, oh Querido Jesús, te ofrezco el Amor, el Honor y la Adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido olvidar mi anterior falta de fe y frialdad y te pido que perdones a todos los que te hayan ofendido. Báñame, oh Divino Salvador, y a todos los hombres, con tu Preciosa Sangre, para que podamos, oh Amor Crucificado , amarte de ahora en adelante con todo nuestro corazón y que honremos dignamente el precio de nuestra Salvación. Amén
Bajo tu Amparo nos acogemos, oh Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita. Amèn

Y con el Poder de mi Gloriosa Sangre los enviéis a los pies de mi Cruz.

Atad y encadenad con mi Sangre y Llagas, toda fuerza del Mal que quiera robaros la Paz.

Mi Sangre es terror para los demonios que huyen en desbandada cuando con Fe, la invocáis; no tengáis miedo, vosotros sois Hijos de la Luz, que disipa las tinieblas.

Y la luz que habita en vosotros es mi Santo Espíritu, que es Camino , Verdad y Vida, el cual os dará la libertad.

Orad con intensidad rebaño mío, para que mis Casas nuevamente sean abiertas, porque hay toda conspiración y engaño de parte de los emisarios del Mal, para mantener cerrados mis Templos.

Mi Adversario sabe que el Poder de la Oración hecha por mis fieles congregados en mis Templos, destruye todos sus planes y maquinaciones;

es por eso, que está utilizando a sus emisarios que dirigen en secreto el destino de la Humanidad, para poner toda clase de trabas y condiciones, con el fin de mantener mis templos cerrados.

Quiere destruir mi Iglesia pero eso le será imposible, porque mi Iglesia soy Yo, y las puertas del Infierno no prevalecerán contra Ella.

El ataque no es contra otra religión o creencia religiosa, el ataque es contra mi Iglesia, porque es la única Santa, Católica, Apostólica y Romana, donde instituí mis Sacramentos.

Hijos míos, orad con el Rosario de mi Sangre y Llagas, con el Rosario de mi Madre y con el exorcismo de mi amado Miguel para que mis Casas sean reabiertas y mi Santo Sacrificio se reanude en presencia de mi Pueblo;

ORAD TAMBIÉN PARA QUE SEA ABOLIDA PARA SIEMPRE

LA PRÁCTICA SACRÍLEGA DE LA COMUNIÓN EN LA MANO,

QUE TANTO DAÑO LE HACE A MI DIVINIDAD EUCARÍSTICA

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Acordaos: todas las batallas las ganaréis, sólo si oráis en comunidad; el Poder de mi Rosario y Llagas, unido al Poder del Santo Rosario de mi Madre, y Exorcismo de mi Amado Miguel,

son más poderosos que cualquier bomba atómica.

Las batallas son vuestras, pero la victoria es de vuestro Dios, si ponéis vuestra fe y confianza en El.

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado

Dad a conocer mis mensajes de salvación a toda la humanidad, Rebaño mío.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html