Archivos de etiquetas: ORACIÓN

PODEROSO SANTO ROSARIO 1


Octubre 13 2020

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, hoy os quiero hablar sobre el grandísimo favor concedido a Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, el Santo Rosario.

Todas las culturas, antiguas y modernas, tienen y han tenido la necesidad de alabar, agradecer, pedir, ofrecer holocaustos y sobre todo, AMAR A UN DIOS DETERMINADO. 

El alma tiene ésa necesidad intrínseca, la de buscar y tratar de hallar su espiritualidad, ya que ella tiende a lo eterno, a lo sublime, a lo que no es de la Tierra.

Toda alma encarnada sufre una transformación, está aprisionada por el cuerpo y sus debilidades.

Y así el alma, tiene necesidad de concentrarse más en las cosas espirituales para poder vencer los desvíos, pasiones, pecado, a donde el cuerpo la quiere arrastrar.

El alma inteligente, el alma que discierne, el alma buena, va a tender a luchar por mantener ésa espiritualidad con la que bajó.

Y así, el esfuerzo por mantenerse en ése estado, será grande, porque grandes son los ataques del Maligno por conquistar las almas hacia el Mal.

Por lo tanto el alma, después de discernir en la verdad, llega a la conclusión de que no hay otro camino para mantenerse en la salud espiritual;

que a través del alimento espiritual, el cuál consiste en la Oración y en la Vida de Amor.

Mi Hijo Jesucristo, antes de instituir la Sagrada Eucaristía, daba ejemplo grandísimo de lo que la Oración significa y debe también, significar para todos vosotros.

Las Sagradas Escrituras os lo exponen y os dicen: “Y Jesús, después de predicar se apartaba para orar al Padre”

Y también dicen: “Y Jesús se retiró a solas a orar” y en otro pasaje dice: “Jesús pasó toda la noche orando”, etc.

Muchos son los pasajes en los cuáles se os habla del valor de la Oración, tanto como alimento espiritual, como ayuda a prepararse ante las pruebas fuertes y así os lo narran las Escrituras:

Cuando iba a dar comienzo a Su Vida Pública, Jesús se apartó a orar y ayunar en el desierto durante 40 días.

Cuando iba a ser apresado os dicen las Escrituras: Y Jesús se retiró, junto con Sus apóstoles, en el Huerto de los Olivos.

Y así y en muchas otras ocasiones, tanto El cómo Mi Hija, la Virgen, Madre de Mi Hijo, os enseñan cómo orar a Mí, a Su Padre.

Siempre Su Oración iba dirigida a Mí y podía ser, oración de agradecimiento, oración de amor, oración de unión íntima, oración de petición, oración de intercesión, como la tenemos en las Bodas de Canaán.

Mi Hija intercediendo por los novios ante Su Hijo-Dios, así como todos aquellos que intercedían por algún semejante, para alcanzar sanación y vida, en cuerpos y almas.

Oración de Comunión Divina, al instituir la Sagrada Eucaristía.

Su Vida era Oración y así también vosotros debéis alimentar a vuestra alma, con la Oración continuada a vuestro Dios, de Quién todo recibís.

Hijitos Míos, a través de la Oración humilde, sencilla, confiada, podréis obtener todo de Mí,

siempre y cuando sea para la obtención y crecimiento de vida espiritual y para el mejor cumplimiento de vuestra misión sobre la Tierra.

Recordad que os he dicho que no desperdiciéis vuestro tiempo de oración pidiendo cosas materiales superfluas,

Yo velo constantemente por vuestras necesidades básicas y de vez en cuando os doy “regalitos extras”

para mantener vuestro cuerpo en el mejor estado para que podáis cumplir vuestra misión.

Cuando bajáis a la Tierra a servirMe y cuando buscáis primero Mi Reino, Yo os doy la añadidura, la cuál es la que concierne a vuestro cuerpo y sus necesidades.

La Oración en manos de un alma amorosa, olvidada de sí misma y que sólo vé por Mis necesidades para con vosotros, es poderosísima.

Así lo han entendido los grandes santos, por eso os he dicho que no importa la posición humana que tengáis, son vuestros deseos y vuestros actos los que cuentan,

porque son los deseos del alma, por servir a su Dios, los que valen.

Ha habido, entre vosotros almas encarnadas en reyes, en gente sencilla y hasta en mendigos…

Y la santidad, en altos niveles, se ha dado en todos ellos.

No es el dinero, ni la posición social la que va a dar poder a la Oración ni a la santidad del alma,

son los actos amorosos del alma, para Conmigo y para con sus hermanos, lo que la va a santificar.

Es la vida de Oración la que le va dando al alma el triunfo y el premio final y así,

ahora conocéis de almas que no salieron durante muchísimos años, de un pequeño cuarto, por estar postrados en cama y que son ahora grandes santos.

Por el contrario, también conocéis de grandes guerreros, defensores de la Fé, que dieron su vida o en batalla o al misionar otras tierras

llevando la Palabra de Mi Hijo a sus semejantes y que ahora son grandes santos.

SIN LA ORACIÓN HIJITOS MÍOS, NO SÓIS NADA. 

Tenéis lo más grande que os puedo dar el ALMA, pero sin la Oración SIN ELLA no puede crecer. 

Y así existen adultos de cuerpo pero con alma desnutrida, que no ha crecido, porque no le han dado alimento espiritual.

Ya que sólo se han dedicado a buscar la añadidura, esto es, sólo lo material.

En cambio, hay niños de cuerpo con alma adulta, madura, robusta, porque han entendido el grandísimo valor de la Oración,

la viven, la han puesto en práctica y han dado fruto abundante.

SÓLO YO

PUEDO VER LAS ALMAS Y SU DESARROLLO. 

Y qué sorpresas os llevaríais, si pudiérais vosotros también verlas… Y así veríais el alma de los que consideráis entre vosotros “grandes hombres”.

Gente “importante” a ojos humanos, gente “popular” que conocéis por sus méritos artísticos, deportivos ó humanos,

En los que su alma está raquítica o prácticamente muerta…

Porque, además de no haberle dado vida viviendo y transmitiendo el Amor limpio y sincero, 

LE HAN MATADO A LA GRACIA,  por su vida en el Pecado.

Ayúdame Señor Jesús a encontrarTe, para conocerTe y amarTe como debo hacerlo en la Eternidad

En cambio, podríais ver el alma de gente sencilla, “común y corriente y aún mendiga…

O haciendo labores despreciables, para la gran mayoría de vosotros,

que poseen almas bellas, almas grandes, almas heroicas en la virtud.

Esto os debe enseñar a no dejaros llevar pos las apariencias humanas que véis, sino que debéis respetar la vida real, verdadera, la que no alcanzáis a ver perfectamente,

ya que, por lo general, las almas que viven en estado de Gracia y en Oración, vosotros las notáis diferentes, raras, a ojos humanos.

Debéis comprenderlas, agradecerlas y apoyarlas, porque gracias a ésas almas de Oración, muchos males son detenidos y aún, anulados.

Cuánto mal se podría detener y destruir, si fuerais todos almas de Oración,

Viviríais el Cielo en la Tierra, porque el vivir en la Oración, es vivir Conmigo y Yo Soy vuestro Cielo, Yo Soy vuestro Dios.

Mi grande Amor Me ha llevado a daros la Gracia, a través de vuestra Madre Santísima, de regalaros el Santo Rosario.

Después de la Sagrada Eucaristía, el rezo del Santo Rosario ocupa un lugar grandísimo en Nuestro Corazón.

Es a través del rezo del Santo Rosario y a la devoción de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que una gran mayoría de los santos que conocéis, alcanzaron ésa santidad que poseen.  

Es a través del rezo del Santo Rosario que se han obtenido Gracias inmensas para pueblos enteros y aún para toda la humanidad.

Es a través del rezo del Santo Rosario, que el Cielo se ha acercado a la Tierra y así, con la ayuda de su rezo, la Tierra se va a purificar.

No podéis apartar la devoción, el amor grandísimo que le tenéis a Mi Hija Santísima, con el rezo del Santo Rosario.

Aquellos que han sido llamados a ser Mis hijos consentidos, Mis hijos en los cuáles Yo puedo confiar más íntimamente,

han venido a través del Corazón de Mi Hija Santísima y por consiguiente, a través del rezo de Santo Rosario.

Es tan poderoso su rezo, que será a través de él, que el maligno será vencido y luego encadenado.

Es a través del rezo del Santo Rosario, máximo exponente de la Oración, el que muchos de los acontecimientos adversos a la humanidad, se van a aminorar o a cancelar.

Es a través del rezo y devoción al Santo Rosario, que una gran cantidad de las almas actuales sobre la Tierra, se van a santificar.

Es a través del amor al Santo Rosario, que llegaréis a alcanzar al Sumo y Eterno Amor, para toda la Eternidad.

Reúne: Oración Activa, Meditación y Contemplación. Además de ACCIÓN GUERRERA por objetivos concretos; con los cuales SOMOS los guerreros de élite mas letales, contra las Huestes Infernales, comandadas por Lucifer.

El rezo del Santo Rosario es la Oración más completa que existe.

Sacrificáis vuestro tiempo en su rezo, para dármeLo a Mí, a través de Mi Hija.

Hacéis penitencia al rezarlo de rodillas y con toda delicadeza y amor.

Ayunáis a vuestras bajas pasiones, al permitir que sea vuestra alma la que ore en vosotros y así detenéis y obstruís, con vuestra concentración amorosa, las acechanzas del Enemigo.

Ofrecéis holocausto divino, al nombrar varias veces, con amor y respeto, Mi Nombre y el de Mi Hija.

Crecéis espiritualmente, con la ayuda de Mi Santo Espíritu, al meditar cada uno de los Misterios del Santo Rosario.

Os volvéis corredentores con Mi Hijo, al acompañarLo y viviendo, cada uno de Sus Momentos, en los Misterios que rezáis.

Me agradecéis profundamente las Gracias que recibís, al daros cuenta del regalo tan grande que habéis obtenido por la vida que os concedí.

Y por todos los méritos de Mi Hijo Jesucristo y de Mi Hija, la Virgen María, para vuestra salvación y para vuestra Gloria Eterna.

Vivís momentos místicos durante su rezo, ya que cuando lo rezáis unidos al Cielo, al Purgatorio y con vuestros hermanos sobre la Tierra.

YO ESTOY ENMEDIO DE TODOS VOSOTROS

y si Yo estoy con vosotros, Mi Vida está con vosotros y me manifiesto en vosotros y a vosotros en múltiples formas, como muchos lo habéis constatado.

El rezo del Santo Rosario os envuelve de Cielo aún en la Tierra.

Hijitos Míos, os he dado un Gran Poder que no debéis desperdiciar, un gran poder al alcance de todas las edades y de todas las condiciones sociales,

un gran poder que os alcanzará el triunfo final, si lo usáis con respeto, amor y confianza, el poder de la Oración y el del rezo del Santo Rosario.

Hijitos Míos, ensanchad vuestra vida espiritual, vosotros sois parte de Mí, vosotros, debéis hablar el mismo idioma que Yo.

Mi Amor en pleno os espera en el Reino de los Cielos pero, también, Me manifestaré a vosotros.

AHORA NO ESTÁIS PREPARADOS PARA LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS POR VENIR,

DEBERÉIS ORAR MUCHO, SI ES POSIBLE, AYUNOS, MUCHA ORACIÓN, REZO DEL SANTO ROSARIO,

PARA QUE OS FORTIFIQUÉIS PARA LOS MOMENTOS DE LA PRUEBA. 

Si NO estáis Conmigo, os he dicho que sucumbiréis.

Satanás ya os está atacando. Muchos de vosotros, estáis sintiendo, de alguna forma, sus asechanzas.

Deberéis uniros como verdaderos hermanos, ayudándoos los unos a los otros, en el momento de la Tribulación y de la falta de alimentos,

Ahí es donde realmente se verá de qué está lleno vuestro corazón.

Cada milagro en la Biblia, fué originado por un problema que FUE RESUELTO CON LA FE

Os deberéis soltar plenamente a Mi Voluntad, con una confianza a toda prueba 

Y el cómo salgáis de ella, os llevará a reflexiones profundas, que os ayudarán a alcanzar los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas prometidas.

Todo esto que Yo permitiré en vuestra vida, os llevará a una Purificación profunda, hasta llegar a las raíces del Mal.

Raíces que se empezaron a dar, desde el Pecado Original.

Desde el Principio de los Tiempos habéis sufrido y debéis poner ya un alto.

En la vida, en estas Tierras Prometidas que os daré, viviréis en una naturalidad espiritual perfecta,

amándoos los unos a los otros, pero con un amor que no conocéis aquí en la Tierra.

Mucho bien tendréis, cuando ACEPTÉIS vuestra maldad y Me pidáis perdón. 

Hacedle saber a vuestros hermanos.

Momentos sobrios tendréis y apreciaréis, porque lo superfluo desaparecerá.

Os daréis cuenta que con mucho menos de lo que ahora tenéis, viviréis más a gusto.

Os habéis llenado de lastre, de cosas superfluas que NO os han permitido crecer espiritualmente.

Será un nuevo comienzo, pero para pocos de vosotros, porque una gran mayoría, será eliminada.

Yo os estaré guiando en todo momento.

Los que estáis Conmigo, escucharéis Mi Voz y reconoceréis Mi Presencia en vosotros,

Alegraos Mis pequeños, alegraos, por estos momentos difíciles que se presentarán en vuestra vida. 

Dios NO le da las batallas mas duras a sus soldados más fuertes, ÉL FORMA A SUS SOLDADOS DE ÉLITE, a través de las batallas más duras.

Hijitos Míos, daos cuenta que todo esto que voy a permitir en vuestra vida, en vuestro Mundo, en el Universo entero, es para una renovación espiritual que, además, os unirá a todos. 

Vivís rodeados de mentira y falsedad, vivís llenos de temores y de ataques de Satanás en múltiples formas.

Vuestros hijos han perdido el contacto Conmigo, Satanás se ha encargado de distraerlos para que no estén Conmigo.

Lo que es bueno para vuestra alma, ya no se busca, buscáis solamente lo que va a agradar a vuestros sentidos, aunque sea por un poco tiempo.

Ya no buscáis lo que os va a dar gozo aquí, en ésta Vida y eternamente.

Mucho Bien de parte Mía, os está esperando; vuestras necesidades espirituales, son grandes y no las estáis satisfaciendo. 

Estáis viviendo, muchos de vosotros, una vida espiritual MEDIOCRE.

NO buscáis vuestro crecimiento espiritual, ¿Así cómo ayudaréis a vuestros hermanos a encontrarlo y a hacerlo crecer?  

EL SEXO ES DESEO, NO AMOR

Queréis amar y no sabéis cómo, puesto que Satanás se ha encargado de distorsionar, aún lo más bello, que es el Amor.

Mis pequeños, no os canséis de buscar vuestro bien, basados en Mi Amor, en Mis Enseñanzas.

Habéis tenido momentos valiosos en vuestra existencia.

Cuando Me he manifestado a los hombres, os he dejado conocimiento; pero también obligaciones que tenéis qué cumplir.

El Mal caerá, veréis actuar a Mi Justicia Divina.

Los que están ahora actuando en el Mal, se sienten protegidos por Satanás y, ¡Qué error tan grande! 

Buscad lo que a vuestra alma la hace crecer y desechad ¡YA!, en una forma imperante, lo que os lleva hacia el Mal.

El tiempo que YA NO es tiempo, os alcanzará de golpe; deseo que vuestras almas estén limpias y preparadas para lo que Yo os pueda pedir.

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

Os estaré guiando y protegiendo, NO DUDÉIS Mis pequeños; entended que solamente quiero vuestro bien y os quiero de regreso Conmigo.

Aquellos que llevan mucho tiempo desobedeciendo, tendréis pruebas mayores.

Lamentaréis no haber puesto años atrás, de vuestra parte para vuestro cambio espiritual.

BuscadMe en todo momento y Yo Me dejaré encontrar. 

Uníos fervientemente a Mi Hija, la Siempre Virgen María, para que apoyados en vuestra Madre, SALVÉIS AL MUNDO, 

Que ahora parece estar más en manos de Mi Enemigo, MÁS que en Mis Manos.

Vuestra oración sincera, humilde, amorosa, hará arder Mi Corazón en Misericordia y sus frutos de protección y de Salvación para todas las almas, los podréis ver de inmediato.

Confiad en Mí, confiad en Mi Amor, confiad en Mi Misericordia, confiad en el poder de la oración.

Os bendigo, Mis pequeños y agradeced toda esta preparación que Yo os daré para que quedéis purificados.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.