Archivos de etiquetas: oracion

N267 LOS GUERREROS CELESTIALES


Septiembre 13 de 2019

Habla Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, pequeñitos de Mi Corazón, os quiero hablar sobre algo que padecéis a diario en múltiples formas, LA TENTACIÓN.

El Demonio, cuando perdió la batalla ante Mi Arcángel Miguel, él se constituyó el enemigo acérrimo de Mi Obra y de las almas de todos vosotros

Y así, el ángel caído, desde que se convirtió en demonio, ha tratado de destruiros, de destruir la Gracia que Yo os regalé, la Gracia Divina que existe en vuestro corazón, que es la pureza en la que os constituí y que es vuestro gran tesoro.

Así llevó al pecado a vuestros Primeros Padres, así llevó al pecado a Caín y así ha llevado al pecado, en mayor o menor grado, a casi todas las almas que he enviado a la Tierra.

La Tentación es algo con lo que tenéis que lidiar todos los días y se os presenta en muchas facetas.

El Demonio os conoce bien a cada uno de vosotros y así, la tentación que él utiliza no es la misma para un alma como para otra.

Todos vosotros sois diferentes y así como Yo os he dado a cada uno de vosotros dones especiales para que realicéis vuestra personal misión,

el Maligno os ataca por donde vuestra fragilidad se refleja a través de vuestras obras.

Él os va estudiando desde pequeños. Conoce vuestro entorno familiar, la protección o descuido espiritual que vuestros padres os dan,

vuestra personal respuesta a la Gracia que Yo os he dado, las obras que realizáis, etc. Así, en poco tiempo, él ya sabe de qué “pié cojeáis” y por ahí ataca.

A diferencia de vuestro Enemigo, Yo os conozco en vuestro interior y Yo os conozco mejor que Mi Enemigo y por lo tanto os trato de proteger de él continuamente.

Yo no deseo que el alma sucumba a la tentación, pero como sois libres, eso se dará según el grado de protección que vosotros mismos os hagáis con vuestro crecimiento espiritual.

El guerrero tiene que entrenar muchos años para fortalecerse contra el enemigo, cuando se enfrente ante él en la batalla.

Su entrenamiento es duro desde pequeño y sabe que si no se aplica, la pérdida puede ser muy grave: su propia vida.

La vida en la Tierra es un continuo campo de batalla en donde, si no os fortalecéis desde pequeños; al principio con la ayuda de vuestros padres y posteriormente vosotros mismos, podréis sucumbir fácilmente.

A pesar de que no tuvierais ésas enseñanzas, ésa protección en vuestra familia,

YO SIEMPRE HE DE PROVEER  conocimiento, Gracias, Bendiciones, Virtudes, a Mis almitas que vienen a servirMe a la Tierra.  

Yo nunca os voy a desamparar, hasta que vosotros libremente no aceptéis Mi ayuda, la rechacéis o la ataquéis.

Desgraciadamente el problema no queda solo aquí. En mayor o menor grado casi todos vosotros, en una o  en varias ocasiones, os habéis vuelto cómplices del Demonio al haber sido causa de tentación.

Mujeres seduciendo a hombres, sin importarles edades o rango, entre ellos a Mis sacerdotes.

Hombres seduciendo a mujeres sin importarles su estado social: solteras, casadas, viudas, religiosas o menores de edad.

Jóvenes de ambos sexos causando problemas a todos niveles y a todas edades.

Y a veces aún a casi niñas que han sido maleadas por el mal ejemplo de los adultos, ya destruyendo vidas humanas y espirituales.  

Todo es ya podredumbre, sabéis que no estoy hablando por hablar y esto os lo recuerdo para que escudriñéis bien en vuestro corazón y pidáis perdón por todas aquellas ocasiones durante toda vuestra vida,

en que os volvisteis cómplices del Demonio y le ayudasteis a llevar a las almas de Mis pequeños, de vuestros hermanos, a la tentación o a la muerte eterna.

Los medios masivos de comunicación se han vuelto, también en su mayoría, junto con algunos de sus empleados a los que llamáis “artistas”,

un medio único y eficiente para el Demonio, para transmitir sus errores, de tal manera que ya ni los mismos padres pueden controlarlos sin recibir regaño de sus propios hijos.

Ya de esto os he hablado antes y debéis de retomar nuevamente éste consejo.

Si estáis permitiendo que se transmitan eso programas, o si no los evitáis de alguna forma, todos vosotros os estáis convirtiendo en cómplices del Mal.

Obviamente no todo lo que se transmite por éstos medios es nocivo, por eso debéis ser selectivos, es vuestra alma y la de vuestros hijos las que están en juego.

Meditad esto con honestidad en vuestro corazón y os daréis cuenta de la realidad a la que os lleva.

Aún Mi propio Hijo fue tentado por el maligno en el desierto, pero Él se protegió con la Oración y el Ayuno, cosa que para la mayoría de vosotros se os hace obsoleto e impracticable.

Aún sin hablar de ayuno, lo cual se os hace “excesivo” a vuestra corta espiritualidad, simplemente el hablar de Oración ya se os hace pesado.

Os vuelvo a recalcar, estáis en el Mundo, EN UN CAMPO DE BATALLA REAL  y no os estáis protegiendo como debierais.

El guerrero enemigo, el Demonio, os acecha las 24 horas del día y vosotros no caéis en la cuenta por donde os está atacando

Y ESTO OS SUCEDE PORQUE AL FALTAROS LA ORACIÓN

NO SE OS HAN ABIERTO VUESTRAS CAPACIDADES

PARA DISCERNIR LO QUE SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR

Y saber si lo que sucede en vuestra vida es bueno o es malo y termináis dejándoos conducir como borreguitos: hacéis lo que la mayoría hace.

‘Si la mayoría lo hace, es bueno’, es ahora vuestra errónea sabiduría.

No os habéis percatado de las múltiples facetas utilizadas por el Mal para llevaros a una pobreza espiritual. No sois más que soldados vencidos antes de entrar a la batalla.

Si no os acercáis a Mí, a la Fuente de todo Bien, a la Fuente de la Sabiduría, a la Fuente de toda Enseñanza, no podréis manteneros firmes en la Fe y con posibilidades de luchar contra vuestro Enemigo quién es muy fuerte.

No os estáis alimentando como debierais y por eso caéis fácilmente en los primeros ataques que os propina el mal.

En pocas palabras, ya no sois guerreros a los que se les pueda confiar una misión, porque no estáis preparados para defender lo que es de vuestro Padre.

Os habéis vuelto almas débiles, almas cobardes, almas sin deseos para defender, aún a costa de vuestra vida, los bienes de vuestro Rey.

Hijitos Míos, meditad en éstos días de PURIFICACIÓN sobre el estado real de vuestra alma.

Y sobre las ocasiones en las cuales os habéis vuelto también demonios, al haber llevado a vuestros hermanos al pecado mortal ó a su condenación eterna.

Soy duro ahora, pero es la realidad, porque no Me gusta perder almas, Mis almas a manos de otras de Mis almas que se vendieron al Mal,

ESO ES TRAICIONARME, eso es muy grave a Mis ojos,

¡SÓIS OTROS CAÍNES, ASESINOS ESPIRITUALES DE VUESTROS HERMANOS!

Arrepentíos de corazón, que Yo os perdonaré, si realmente tratáis de enmendaros.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Entended, hijitos Míos, que el tiempo que os queda es breve, pero con la Oración comunitaria podréis lograr muchísimo,

porque Yo os indicaré lo que deberéis hacer para que seáis protegidos y también el cómo deberéis de proteger a vuestros hermanos de todo el Mundo.

BUSCADME EN VUESTRO INTERIOR EN DONDE YO HABITO DE SIEMPRE

PonedMe ahora en primer lugar de vuestra vida y vayamos juntos a uniros con vuestros hermanos para adquirir esa fuerza comunitaria la cual unirá Cielo, Purgatorio y Tierra en una sola entidad,

Para que la salvación del género humano y Mi Segunda Venida a la Tierra, se realicen.

Ya sea que os deis con Oración profunda y de corazón por las almas de vuestros semejantes en el Purgatorio…

O al otro lado del Mundo, a quienes no conocéis,

también dad de corazón y con amor, de lo que Mi Padre os ha dado gratuitamente en Su Providencia a cada uno de vosotros, a todos aquellos que se os acerquen a pedir una caridad.

Un amor sin obras se olvida muy pronto. Por eso Mi Padre Me envió a Mí, a Su Hijo, a evangelizar y ahora Yo le pido a los Míos de éste tiempo, hacer lo mismo

Y LES DIGO LO QUE LES DIJE A MIS APÓSTOLES DE AQUÉL TIEMPO:

“ID Y PREDICAD A TODAS LAS NACIONES”.

Todo lo que hagáis por vuestros semejantes, por todos vuestros hermanos, Mi Padre os lo recompensará con creces.

Ahora, en los tiempos en los que vosotros vivís, sucede exactamente lo mismo.

Satanás no puede cambiar su actuación contra el hombre, porque es el mismo de siempre, sus mentiras y sus ataques son los que usó en la antigüedad, porque su caída lo limitó para siempre,

pero le siguen dando resultado, porque el hombre sigue sin protegerse, por alejarse de su Dios.

A los Míos es estos tiempos, se les ataca, se les ridiculiza, se les asesina.

Quizá los métodos actuales sean más sutiles, pero la finalidad es la misma, tratar de destruir Mí Obra y destruirMe del corazón del hombre.

Yo les previne a Mis Apóstoles y Discípulos, cuando los mandé a predicar, haréis grandes cosas, pero también seréis perseguidos por Mí causa.

Y la “causa” es de lo más noble y de la mayor magnitud que un alma puede tener, el servir a su Dios.

EL SERVIR A SU DIOS,

EL SALVAR ALMAS POR MEDIO DE MÍ PALABRA,

EL MORIR POR SU DIOS,

SON REGALOS HERMOSÍSIMOS PARA UN ALMA,

Pero debido a vuestra fragilidad humana, no podéis comprender perfectamente la magnitud del Regalo que os doy.

Al pertenecer a vuestro Dios, por medio de vuestro fiel servicio, estáis asegurando un tesoro grandísimo en el Reino de los Cielos,

PORQUE SI OS ESTÁIS VOLVIENDO UNOS CRISTOS EN LA TIERRA,

ESTARÉIS ALCANZANDO LA GLORIA DE UN CRISTO EN EL REINO DE LOS CIELOS.

Mí Padre paga en forma infinita a todos aquellos que son Nuestros.

Que han sabido mantenerse con Nosotros. Que Nos han transmitido a los demás y que puedan vivir por Nosotros.

Padre Maximiliano Kolbe

El morir por alguien, el dar la vida por un hermano, es la acción más loable que un ser humano puede realizar.

Le está regalando su propia vida por proteger la de él. Humanamente los llamáis héroes, porque dieron su vida por alguien o por un ideal.

Imaginaos lo que sois ante los Ojos de Mí Padre cuando os dais por Nuestra Obra, por Nuestros intereses, cuando os dais por Mí, Su Hijo, esto es algo que no alcanza a abarcar vuestra pequeña mente,

pero os puedo asegurar que el regalo que recibe un mártir en el Reino de los Cielos, es de los más altos y deseados por todas las almas.

EL VALOR DEL MÁRTIR NO TIENE PARANGÓN

Primero, porque se vuelve otro Cristo Conmigo y con ello alivia a una gran multitud de almas de las penas del Purgatorio, alcanzando con éste hecho, una gran Gloria al regalarLe éstas almas a Mí Padre.  

Y por otro lado, el mártir se vuelve ejemplo vivo desde antes de su martirio, de lo que debe ser la vida de un verdadero hijo de Dios, ayudando con ella a muchas almas a cambiar de vida y ayudándoles en su salvación.

Vosotros decís que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra y éste vale para lo bueno y para lo malo, pero si vosotros habéis escogido el camino bueno, entonces os estáis entregando a vuestro Dios y Él no os puede olvidar.

Os he dicho y os lo recuerdo, como decía Mi apóstol, “estáis en el mundo pero no debéis pertenecer a él”.

Esto provoca una lucha continua y tremenda, entre el cuerpo que busca las leyes del Mundo y el alma que tiende a las Leyes Divinas.

Si buscáis la ayuda de las fuerzas de Dios -Sus virtudes, Gracias y Bendiciones-, la lucha se le hace más fácil al alma; pero si no contáis con ellas, porque no os interese, porque no lo queráis,

pronto el alma sucumbe a las fuerzas del Mundo, a las fuerzas del Mal.

Cuando os dais cuenta por Mi Gracia, que lo que debéis hacer en el Mundo es el buscar vuestra salvación y la de vuestros hermanos,

entonces el alma debe luchar fuertemente contra las fuerzas del mal y es cuando os debéis hacer la guerra a vosotros mismos.

Lo que el mundo os ofrece es placer, descanso, goce material de toda índole, pecados enmascarados con una supuesta paz familiar ó paz económica que cubre “todas vuestras necesidades”.

El demonio os puede “consentir” para que al estar enfrascados en los goces  y placeres del mundo, os olvidéis de Mi y de la tarea de corredención que cada uno de vosotros traéis.

Si él logra que os olvidéis, vuestra estancia en la Tierra es estéril para el Cielo.

Muchos de vosotros podéis decir: “Yo no hago mal a nadie ni cometo los pecados graves que cometen mis hermanos.”

Apocalipsis 3, 14-22

“Yo gozo del mundo y de sus cosas. Yo estoy bien.”

Sí, es verdad que no cometéis faltas graves, que vivís para vosotros mismos, pero ésa no es la razón de vivir de un hijo de Dios que ha venido a la Tierra a servirMe.

El alma que baja a la Tierra a servirMe tiene que hacerlo ayudando a la redención del género humano en todas sus facetas: Donación, crecimiento espiritual por medio de la palabra y el ejemplo,

sacrificio y penitencia para expiar por los propios pecados y por los de sus hermanos, vida en la Gracia, en la pureza y en la humildad.

Si no venís para levantar a vuestra alma a niveles espirituales Divinos y para ayudar en lo mismo a la de vuestros hermanos en la Tierra y del Purgatorio, vana es vuestra estancia en la Tierra.

No hacéis el mal, pero tampoco hacéis algún bien.

Se purifican en el Purgatorio bajo la inexorable Justicia Divina

Os tenéis que hacer la guerra a vosotros mismos negando vuestras comodidades terrenas y no buscando afanosamente cómo gozar más.

Mi Vida Pública, la de Mis profetas y seguidores siempre ha estado estampada de sacrificios, penitencias, dolores, ayunos, rechazos, muerte física.

Mis seguidores sufren en el mundo, porque el mundo los ataca, los considera “negativos” para la vida que se desarrolla en el Mundo,

Porque pueden ayudar a la salvación de las almas, cosa que al demonio, Príncipe del Mundo, no le interesa.

Si sois Míos, si pertenecéis a vuestro Dios, si realmente os consideráis parte del Cielo, debéis defender en vosotros todo aquello que os mantenga Conmigo.

Si el Mundo os pide goces desordenados, vosotros deberéis atacar con la prudencia y la virtud.

Si el Mundo os pide muerte espiritual, vosotros deberéis buscar a vuestro Dios a toda costa.

Si el Mundo os pide gula y exageración de gustos a todos vuestros sentidos, vosotros deberéis atacarlo con el sacrificio y la penitencia.

Si vosotros buscáis satisfacción corporal, en donde no puede vivir Mi Santo Espíritu, vosotros deberéis luchar contra él imponiéndoos ayunos.

TODOS Mis profetas antiguos, actuales y Yo mismo hemos aprovechado el valor tan grande que tiene el Ayuno.

Mi Madre Santísima en Sus Apariciones os lo ha recomendado multitud de veces.

El Ayuno de alimentos, limita al cuerpo y a sus leyes y os eleva a niveles Divinos.

El Ayuno aligera vuestra carga terrena y os permite volar hacia vuestro Dios.

El Ayuno une vuestra alma con Mi Corazón, porque el alma, al sentirse libre de algo tan básico del mundo, al no sentirse ya necesitada primordialmente de las necesidades de la carne,

ADQUIERE LA FÁCIL LIBERTAD PARA DIRIGIRSE A SU DIOS

El alma se libera cuando se le vence a la carne y es cuando el alma se potencializa porque entra en comunión con su Creador.

“Una sola gota Mi Sangre sería capaz de salvar a mil mundos”.

Yo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. No hay mejor alimento ni medicina para el alma, que el recibirMe, en estado de Gracia, en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios.

La gran mayoría de vosotros no le permitís al alma alcanzar este gozo entero, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del mundo.

Pronto sabréis el regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y no sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe, su gozo es tan grande que no pueden contener todo Mi Poder de Amor, e inmediatamente lo empiezan a transmitir,

primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así, las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

Somos una familia y con vuestra ayuda puedo actuar en vuestros hermanos.

El que en Mí confía, se ayuda a sí mismo y ayuda, a que Mis Gracias y Bendiciones sigan cayendo sobre sus hermanos.

Quizá alguna vez os hayáis preguntado qué hicisteis para haber recibido tal o cuál regalo, económico o espiritual, precisamente en el momento que más lo necesitabais y sin haberlo, ni siquiera, pensado ó pedido.

Esto sucede porque Yo voy viendo por vuestras necesidades espirituales y materiales en cada uno de vosotros,pero necesito de las Oraciones de Intercesión que se Me ofrecen de todas partes del Mundo, por vuestros hermanos, que ni conocéis y que continuamente se Me dan para ayudaros.

Tales oraciones, sacrificios, Misas, comuniones, rosarios, la cruz de cada día o aún su misión, aceptada y ofrecida con amor; son los que _ logran que otra alma, quizá del otro lado del Mundo, reciba Mis Bendiciones.

Esto, como ya os había explicado, SE LLAMA LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS,  por lo que vuestras oraciones y actos piadosos que salen de vuestro corazón amoroso,

también llegan al Cielo y al Purgatorio, pero ésas almas también oran por vosotros que aún estáis en la lucha aquí en la Tierra.

Todos vosotros, en el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, sois hermanos y todos vosotros necesitáis de Mis Gracias y de Mi Amor.

Por favor, no desperdiciéis, ya más, vuestros, actos, dolores, alegrías, todos ellos valen muchísimo, siempre y cuando, con Fe y con Amor, los unáis a los Míos.

POR ESO TANTAS VECES OS HE DICHO QUE JUNTOS, PODREMOS LOGRAR LA SALVACIÓN DE TODA LA TIERRA.

Hijitos Míos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo aquello que hacéis por las almas es un rocío santificante para las almas del Cielo,

un rocío refrescante para las ánimas del Purgatorio y un rocío Salvífico para todas las almas de la Tierra.

Vuestras oraciones nunca, nunca se desperdician y todas ellas producen fruto que vuela hacia el Cielo.

Como Yo os decía, Mi Palabra es como esa gota de agua que cae de la nube, llega a la tierra, fecunda y regresa dando frutos al Cielo.

Yo os enseñe a orar, Yo os enseñe a vivir en la Tierra, para eso bajé, para que fuera Maestro, Guía, Luz, Verdad aquí en la Tierra.  

Y ahora vosotros estáis haciendo lo mismo, con vuestra oración, con vuestras penitencias, con vuestros sacrificios.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que lo que Yo permito en vuestra vida, lo permito para vuestro bien.

Sabéis que nada sucede por casualidad y siempre va a ser para bien.

Así que Mis pequeños, confiados en esto que os digo, no despreciéis cuando Yo os mande alguna prueba ó un dolor,  alguna molestia a vuestro cuerpo o a vuestra alma,

OFRECÉDMELO, que Yo Me di en totalidad por vosotros. Unios inmediatamente a Mis méritos para que salvemos a muchas almas y especialmente a la vuestra.

Obviamente, es más valioso el regalo que Me dais cuando sale de vosotros mismos, que son las penitencias y los sacrificios que vosotros mismos os imponéis,

Porque de ésta forma estáis venciendo vuestro “yo”, estáis venciendo vuestras comodidades y así, vuestro acto tiene un doble valor.

Pero cuando el alma no está dispuesta a ofrecerse de ésa forma, Yo tengo que permitir que le sobrevenga algo, para que le ayude a esa purificación, a su santificación.

O a moverla nuevamente a regresar al camino indicado por Mí desde toda la Eternidad.

Todo siempre va a ser para vuestro bien, aceptadlo y agradecedlo, Mis pequeños,

PORQUE ES PREFERIBLE MITIGAR AQUÍ VUESTROS DOLORES CAUSADOS POR VUESTRO PECADO,

QUE MITIGARLOS EN EL PURGATORIO

QUE AHÍ SE IMPONDRÁN ESOS DOLORES PARA VUESTRA PURIFICACIÓN.

Aprovechad todos los momentos de vuestra vida para ofrecerlos, no necesariamente todos serán de dolor.

También las alegrías, también la convivencia con vuestro Dios, el hacerle caso a su Dios, a Mí, que se Me olvida tanto, que se Me aparta tanto de la vida del hombre,

esos momentos que también Me dais en compañía, también son grandes a Mis Ojos y también son reparadores para el alma.

Así que dadMe todo, Mis pequeños, todo lo que suceda en vuestra vida, que siempre será para vuestro bien y para el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, vosotros, los que ahora estáis misionando sobre la Tierra, unid vuestro clamor al clamor de los Cielos y del Purgatorio.

Para que la Justicia Divina, Mi Misericordia Infinita, se muestre ya sobre la Tierra y purifique a todos los pueblos, para que esto prepare Mi Segunda Venida y que conviva ya entre vosotros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, a los que he instruido, a los que habéis aceptado Mi Voz, Mi llamado; VENID, venid a Mí y en paz, en amor, levantad vuestro clamor.

Tantas injusticias que se dan entre vosotros, tanta falta de amor que existe en los corazones, tanta maldad que se produce por los corazones alejados.

Esto Mis pequeños, no se puede quedar impune; la Maldad está destruyendo lo que Me pertenece, lo que le pertenece a Nuestro Padre.

Por mucho tiempo se os ha instruido y habéis desperdiciado todo ése tiempo. No es justo ya y lo digo Yo, vuestro Dios y Señor; para las almas buenas, que sigan sufriendo por las almas necias.

Por eso os pido a las almas justas que elevéis más fuertemente vuestro clamor y así uniéndoos al clamor del Cielo, del Purgatorio y entre todos vosotros de la Tierra,

Implorad a Mi Padre Mi pronta llegada a la Tierra, es necesario ya, Mis pequeños, es necesario ya.

Satanás como veis, prácticamente se ha adueñado de todo cuanto existe y de una gran multitud de almas que ya no viven para vuestro Dios.

Hijitos Míos, sigo aquí en el Huerto de los Olivos, orando y sufriendo.

Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos. Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

No se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros no comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. No os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

Y YA SEA EN LOS CIELOS,

EN EL PURGATORIO O EN EL INFIERNO

 ES CUANDO COMPRENDERÉIS CÓMO OS AMAMOS.

La noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.

Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños?

¿OFRECERÉIS VUESTROS SUFRIMIENTOS, QUE ESTÁIS YA PADECIENDO,

Y ALGUNOS PADECERÉIS TODAVÍA PEORES,

PARA ALIVIAR MIS DOLORES EN EL HUERTO?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso,

¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, no tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

Por eso insisto en vuestra perfección,

PORQUE OS TENÉIS QUE IR PREPARANDO

PARA VIVIR EN EL REINO DE LOS CIELOS,

DONDE TODO ES PERFECCIÓNCuando no lucháis por obtener ésa perfección aquí en la Tierra, siendo un ejemplo para vuestros hermanos y ayudándoles también a lograrlo,

Os tendréis que purificar, si es que vuestros méritos no os alcanzan para vuestra salvación,

EN EL PURGATORIO: LUGAR DIFÍCIL, DOLOROSO

QUE CIERTAMENTE EN ALGÚN TIEMPO SALDRÉIS DE AHÍ

PERO EL SUFRIMIENTO ES TREMENDOYo os vine a mostrar el Camino, Mis Palabras fueron obras, no dije una cosa y obré de otra forma, como ciertamente los fariseos hacían, tenéis que ser de una sola pieza.

El Amor no miente, el Amor no traiciona, el Amor no critica, el Amor ayuda a levantar al hermano que vive en el error.

El Amor perfecciona, el Amor da vida espiritual y Paz Celestial, el Amor es el Alimento de los Cielos.

Debéis empezar a vivir el Amor, para que podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Acudid a Mí, vuestro Hermano, vuestro Dios, para que os Guíe, os Enseñe y os lleve a amar verdaderamente a vuestros hermanos y a Mí, vuestro Dios;

Como Yo os amo, como Yo os amé, cuando Me di por cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre, vuestro hermano y en Nombre de Mi Espíritu de Amor, a quién deberéis acudir para que os cambie vuestro corazón de piedra, por un corazón como el Mío.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

Yo os Bendigo y os amo con el Amor de Mi Padre, con el Amor de Mi Redención y con el Amor Purificador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

R153 COMANDANTE SUPREMA


Septiembre 08 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, las delicadezas de Mí Corazón, son excelsas. Yo os cuido y os protejo como joyas preciosas. Sóis regalos de Mí Señor, hacia Mí, Su Sierva.

 El Mal os quiere destruir, Yo Vuestra Madre Santísima, tengo la Tarea Divina de rescataros de la inmundicia y del pecado que el Maligno os está inculcando.

Su bestialidad en poco tiempo se mostrará a lo máximo, pero no temáis Yo estaré con vosotros.

Yo Soy la Mujer Vestida de Sol que aplastará la cabeza de Satanás, él lo sabe y por eso ataca con furia a todo lo que es Mío y a los Míos,

Pero el Poder que viene de lo alto Me ha dado toda la fuerza para vencerlo, no temáis, Yo estoy con vosotros.

El os ha estado tratando de engañar a través de todos lo tiempos. Los errores en los que la humanidad ha caído por escucharlo, son ya demasiados y están llevándoos a la perdición de vuestros cuerpos y almas.

El Mal no respeta ni respetará nada. Yo, Vuestra Madre Celestial, os he de guiar a lugares seguros. Deberéis profundizar en la oración, no le déis un valor superfluo a ella, es poderosísima.

Vuestra oración, la cuál Yo tomaré, la purificaré y la levantaré en Ofrenda, junto con la oración de Mí Hijo, para ayuda vuestra, de los vuestros y de todos vuestros hermanos que vivís ahora éstos momentos de cambio.

No temáis, la Fuerza y el Poder de Vuestro Dios y Señor está con Nosotros.

La Sabiduría Eterna se mostrará y os mostrará vuestra pequeñez. Yo deseo llevaros a una santidad digna del Nuevo Reino, dejáos mover por Mí Ayuda y Mí Voluntad, que es la de Mí Señor y Mí Dios.

Hijitos Míos, Yo, Vuestra Madre, deseo hijos purificados en el Amor y para ello deberéis vivir en él. Apacentád el Rebaño de Mí Hijo con vuestra propia vida volcada a los intereses celestiales.

Varios de vosotros seréis nuevos guías de la Iglesia de Mí Hijo, dejád que la Gracia de Mí Esposo, el Santo Espíritu, fluya a través vuestro. Sus Potencialidades son máximas, son de Amor y Perfección.  

Un Nuevo Reino de Perfección se acerca y deberéis daros cuenta de que sóis pequeños y de que no podéis alcanzar esa perfección por vosotros mismos,

NECESITÁIS FUERZA Y GUÍA DE LO ALTO

Y PARA ESO LLEGO YO, VUESTRA MADRE Y MAESTRA

 Para guiar y educar la Nueva Estirpe del Amor.

Seréis Nueva Estirpe, Nación Consagrada a Vuestro Dios y Señor, por quién se vive y por quién viene la Salvación a todos los pueblos de la Tierra.

Viviréis eternamente agradecidos al ver las maravillas de Su Corazón, a la pequeñez del vuestro. Seréis colmados por Su Amor. Dejáos conducir y no os arrepentiréis.  

Almas volcadas en la Virtud Yo deseo. Almas volcadas en la Voluntad Divina Yo busco. Almas donadas al Amor, Yo espero ver, para poderlas conducir hasta la Presencia Real de Nuestro Dios y Señor.

Abandonáos perfectamente, como Yo Me abandoné a Mí Señor, con Fé, con Confianza, con Humildad y ya sabéis lo que Él hizo con Su Sierva, el regalo máximo de Su Amor que se desarrolló en Mí Vientre Virginal.

Vuestra pequeña donación, de corazón y en plena confianza, será coronada con las riquezas del Amor de Vuestro Dios, las cuales no tienen par sobre la Tierra y son omnipotentes e inigualables.

Bendecid en todo momento a Vuestro Dios, alabádLo, agradecédLe porque os ha permitido vivir estos momentos de cambio, en los cuáles veréis Su Misericordia y Su Amor en pleno, en vuestras vidas.

Y veréis maravillas a vuestros ojos que os harán ruborizar y humillar ante Su Poderío Divino.

Sóis pequeños comprendédlo, la Gracia sólo se puede manifestar en almas humildes.

Vivíd la pequeñez del hijo que apenas dá los primeros pasos y que necesita la ayuda de sus padres para ser guiado.

La gran mayoría de vosotros, apenas estáis dando los primeros pasos, dejáos guiar por Vuestra Madre para que Yo pueda hacer de vosotros joyas preciosas a los Ojos de Nuestro Padre.

Y Me pueda enorgullecer de haberos preparado en el Amor y en la total donación de vuestra voluntad.

ORAD CON MUCHO AMOR EL SANTO ROSARIO

Hijitos Míos, el medio más efectivo para manteneros unidos es la Oración.

Vosotros lo sabéis, y se os ha dicho que manteniéndoos unidos podréis hacer grandes cosas y que la oración siempre va a unir más a la familia, os va a unir a vosotros como hermanos, os va a unir como Pueblo Escogido de Dios.

Se os ha anunciado todo, pero no todos quieren tomar ésta Sabiduría Divina. La Oración del Cielo con la Tierra; de la Tierra con el Purgatorio; del Purgatorio con el Cielo, la debéis hacer ésa vida familiar.

Vosotros en la Tierra debéis procurarla, la oración une familias, une pueblos enteros, une al Mundo entero.

Hijitos Míos, a través de la Oración, podréis obtener todo, sabéis lo importante y necesaria que es la oración; que es la unión íntima con vuestro Dios.

Yo Soy la Madre que Guía al género humano, que os trata de llevar hacia esa intimidad que Yo siempre tuve.

Mis pequeños, manteneos unidos, manteneos en oración y así la Promesa de Mi Hijo se realizará, que cuando dos o más estén reunidos, Él estará en medio.

Mis pequeños, ésta es una Promesa que se da en realidad, y se adquiere una fuerza tremenda, porque es vuestro Dios el que está en medio de vosotros.

El Demonio, Satanás, esa fuerza invasora de las almas, siempre está tratando de desunir, de apartar a las almas de orar, de convivir con su Dios, entra en las familias, entra en la Iglesia, entra en los grupos.

Trata siempre de desunir, porque él sabe que aislados, seréis presa fácil de las pasiones, del error, del pecado; unidos siempre tendréis más fuerza, porque Nosotros Estaremos ahí, protegiéndoos, ayudándoos, levantándoos.

Siempre contaréis con Nosotros para haceros crecer espiritualmente, para protegeros contra las fuerzas del Mal, para ayudaros en vuestra Misión en la Tierra, para llevaros a la Perfección del Amor.

Nunca os separéis, Mis pequeños, manteneos unidos. Orad unos por otros, orad en familia, con la vuestra que tenéis aquí en el Cielo, unios siempre, unid el Cielo al Purgatorio así como lo hacéis;

Unidos todos, sois familia Mis pequeños, siempre, siempre debéis manteneros unidos, que vuestro Dios siempre esté en medio de vosotros,

que vuestro Dios que escucha todas vuestras oraciones, derrame siempre en vosotros las necesidades espirituales para cada uno de vosotros pedidLe.  

PedidLe sin cansancio para vuestro prójimo, para vosotros mismos; sois muy pequeños y no sabéis pedir Mis pequeños.

Acercaos a Mí, pedidMe Mi ayuda, para que Yo pida por vosotros.

No os desesperéis, no perdáis esa Paz en vuestro corazón, no estéis aislados para que no os sintáis aislados. Las Gracias se reciben más en grupo que en aislado.

Éstos, que son tiempos de la gran lucha, él está atacando ahora mucho más a Mi obra redentora junto con la de Mi Hijo.

Mi Presencia Salvadora, con la cual Mi Hijo Me dotó para levantar a todos aquellos de vuestros hermanos que están muertos a la Gracia, que se sienten sin Salvación que necesitan vida,

Yo ahí estoy, como Madre vuestra levantándoos, guiándoos,

Me sigo apareciendo en los pueblos para que acudan a Mí, para que vean que es una realidad de que el Cielo se preocupa por las almas de la Tierra. 

No estáis olvidados, Mis pequeños, y nunca lo estaréis. La Trinidad Sacrosanta está viendo por vosotros, Yo, vuestra Madre, estoy viendo por vosotros,

los Ángeles y los Santos del Cielo, están viendo por vosotros, las almas del Purgatorio, oran por vosotros, no estáis olvidados del Cielo, Mis pequeños, no estáis solos en ningún momento.

Sí, Mis pequeños, vosotros contáis con la fuerza de protección del Cielo, de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad, la Mía, de vuestra Madre.

De Mi Esposo, San José; mi esposo terrenal, que también os ama tanto y os conoce; de los ángeles, de los santos, de las benditas almas del Purgatorio.

Aquellos que se están basando solamente en vida terrena, que quieren tomar sus fuerzas y su protección solamente en lo terreno, terminan sucumbiendo, Mis pequeños.

Porque Satanás, que es también un ser espiritual, os engaña; os lleva a que os enamoréis solamente de lo terreno y cuando estáis ya embebidos en lo terreno, ataca vuestra parte espiritual y os destruye.

No os habéis percatado de ello la gran mayoría de vosotros, los que estáis inmersos en el mundo, él no quiere lo terreno que vosotros le podéis dar,

a él no le interesan los bienes de la Tierra, de los cuales os enamoráis, él ataca vuestra alma, la debilita, la destruye y os lleva a la condenación eterna.

Soy vuestra Madre, Mis pequeños, y lloro también como Mi Hijo, la pérdida de un alma que se condena

Ciertamente, estáis en proceso de purificación, que va a ser un bien supremo que Nuestro Dios os está dando a cada uno de vosotros.

Vosotros, ciertamente lo entendéis mal, porque veis que va decreciendo vuestra economía. Ya no podéis obtener los bienes materiales tan fácilmente como antes los obteníais y no en la cantidad que vosotros quisierais.

Y en muchos de vosotros, vuestros hogares han quedado destruidos, ya sea por el viento, por las aguas, por los terremotos, por el fuego.

Muchos de vosotros estáis siendo atacados por fuerzas malignas de gente armada, que van destruyendo vidas y que van causando mucho pánico en vuestra vida diaria.

Y así, cada país va siendo probado de diferentes formas, pero Yo os he dado el remedio en cada una de Mis Apariciones y el remedio ha sido el mismo Mis pequeños: la vida en la Gracia y el rezo del Santo Rosario.

Nuestro Dios no os pide cosas extraordinarias para vuestra salvación, Él se va a lo sencillo y es lo mismo que os estoy pidiendo que hagáis Mis pequeños, también para vuestra protección contra las fuerzas de Satanás.

En vuestras capacidades humanas, no podéis comprender que el rezo del Santo Rosario, algo aparentemente sencillo, pueda doblegar las fuerzas poderosas de Satanás, pero así es, Mis pequeños

Y por eso, Nuestro Dios os da el ejemplo de David y Goliat, un niño luchando contra un gigante poderoso, extremadamente fuerte, un guerrero entrenado para destruir.

Y ése niño aparentemente indefenso, con un arma sencilla, que hasta risa le dio al mismo Goliat, cuando se presenta a luchar contra él; pero era un arma que tenía la Fuerza Divina.

EL SANTO ROSARIO ES ÉSA HONDA DE DAVID

Es un arma aparentemente sencilla, pequeña, contra el poderío de Satanás, que también lo palpáis; pero que os falta Fe para saber que con el Santo Rosario lo podéis destruir.

Os he dado un arma poderosísima, es el Santo Rosario y si os unís Mis pequeños en confianza, en Fe, en amor, podréis doblegar las fuerzas de Satanás

Y DESTRUIR SU PODER MALIGNO SOBRE TODOS VOSOTROS,

SOBRE EL MUNDO ENTERO,

SOBRE EL UNIVERSO INFINITO

El Santo Rosario es realmente un arma de amor poderosísima y si lo rezáis con ésa Fe con la que se presentó David contra Goliat, veréis que el mal se irá terminando sobre la Tierra.

A pesar de que se os ha venido avisando de mucho tiempo atrás, muy pocas almas han detenido su paso en la vida y han cambiado de rumbo hacia el Bien.

Pero muchas otras, a pesar de que tuvieron el Llamado, no le hicieron caso o ni siquiera les interesó.

Los momentos de vuestro JUICIO PERSONAL os indicarán cómo está vuestra vida y vuestro interior, cómo os presentaréis ante vuestro Dios. Él es Justo y dadivoso en extremo, vosotros no.

NO OS IMAGINÁIS CÓMO OS AMA

LO CAMBIAMOS POR BIENES MATERIALES

Y VOSOTROS, CÓMO LE FALLÁIS

Soy vuestra Madre y voy buscando a cada alma para que regrese al Redil.

¡Veis la Bondad de la intención, pero no os interesa, pretextos tenéis a miles para no venir a donde Nuestro Dios quiere que estéis!

Vosotros mismos os juzgaréis en el momento indicado, ya no os podréis esconder,

Todo quedará claro ante vuestros ojos, sabréis perfectamente adónde iréis y vosotros mismos tomaréis el rumbo que vuestro corazón os indique.

Benditas aquellas almas que gozarán, porque verán a Nuestro Dios alegre, porque fuisteis almas que acudisteis a Su Llamado,

Le seguisteis y hasta sufristeis por manteneros en la Verdad y en el Amor de Nuestro Dios,

vuestro momento, de gran felicidad, también se acerca, mientras para unos será el sufrimiento y el llorar, para otros será la alegría y el reír.

Mientras tanto, Mis pequeños, Yo, como Madre vuestra, seguiré tratando de convencer a las almas alejadas, a regresar al Rebaño de Mi Hijo.

Vosotros, los que entendéis ésta problemática espiritual, orad, orad por aquellos que no buscan el vivir para Nuestro Dios, pero sobre todo, que no buscan una vida eterna en Nuestro Dios.

Entended, Mis pequeños, que os estáis jugando vuestra Vida Etern.

SI VAIS HACIA EL MAL,

En el INFIERNO SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

VUESTRO SUFRIMIENTO SERÁ ETERNO,

NO HAY VUELTA ATRÁS.

Meditad la palabra “eterna”, pedidLe ayuda a Mi Esposo, el Espíritu Santo, para que os haga entender lo que es la eternidad, estaréis sufriendo por toda una eternidad o estaréis gozando por toda una eternidad.

Ya no habrá tiempos, el tiempo desaparecerá.

Seréis parte, los que fuisteis malos, de un mal eterno y los buenos, seréis parte de un bien eterno. Obscuridad y Luz, totalmente separados unos de otros.

Son palabras fuertes, Mis pequeños, entended esta realidad y que os haga temblar el simple hecho de pensar que podríais estar en un ambiente de maldad eterno.

Vosotros los que estáis Conmigo, os he llevado hacia Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad, sois pequeñitos, insignificantes; pero Mi Señor y Mi Dios, está con vosotros y eso es lo que os da una fuerza inmensa, un poder Infinito.

Porque Mi Señor y Mi Dios trabaja a través de vosotros y de esta forma, le estáis quitando poder a Satanás y esto es lo que lo está avergonzando ante todo el Infierno, ante todo el Purgatorio, ante todo el Cielo, ante todo el Universo.

Está siendo vencido por Mí, por la Sierva del Señor y por Sus Creaturitas, vosotros Mi Calcañar.

Estos son tiempos de Gran Tribulación, estos son tiempos de gran purificación, estos son tiempos que recordaréis como un parteaguas en la Humanidad.

En donde se verá nuevamente la Mano Poderosa de Nuestro Dios, terminando con la Maldad de Satanás y regresando a esta humanidad al buen camino.

Vosotros no sabéis si quedaréis después de la Gran Tribulación, quiénes quedarán en la Tierra y quiénes serán tomados, ya sea para el Cielo o para el Infierno.

Los que quedéis, veréis un Mundo renovado, bellísimo y tendréis ésa obligación de amor que tienen aquellas almas que realmente aman de corazón a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre Santísima.

DeseareMos Vivir entre los hombres, porque el hombre habrá ya entendido su Misión, pero después de haber tenido una purificación dolorosa, bien merecida, porque os desviasteis del camino.

Sois Mis hijos, os amo, pero

HAY TANTOS DE VOSOTROS QUE LE HACEN TANTO DAÑO AL CORAZÓN DE MI HIJO

(Por creación nuestras almas son las ‘celulitas’ del Corazón de Dios y con nuestros pecados le ayudamos a Satanás a “DESTRUIRLO”)

Y ASÍ COMO LOS SOLDADOS ROMANOS LACERARON LAS CARNES DE MI HIJO

VOSOTROS, CON VUESTROS PECADOS, LACERÁIS SU CORAZÓN.

Habrá un tiempo, Mis pequeños, en que vosotros sentiréis el Dolor del Corazón de Mi Hijo, que se dio por vosotros.

Os habéis vuelto insensibles porque muchas veces habéis visto la representación de la Muerte de Mi Hijo y poco se mueve vuestra alma en compasión, en arrepentimiento.

Vuestra maldad es mucha y ciertamente viviréis en carne propia, una purificación para vuestro futuro particular.

ALGUNOS QUEDARÉIS PARA LOS NUEVOS TIEMPOS

OTROS SERÉIS TOMADOS AL REINO DE LOS CIELOS

OTROS AL PURGATORIO

Y OTROS A LOS INFIERNOS

Son tiempos en que por vuestra donación y aceptación a lo que os pase,

Si os toca ser asesinados por ser verdaderos apóstoles de estos tiempos o por defender Su Santo Nombre, como ahora lo estáis viendo allá, en las lejanías, en el Oriente,

ésas almas son tomadas directamente al Reino de los Cielos, como prometido está.

Sí, Mis pequeños, estáis llamados a ser poseedores del Amor de Nuestro Dios, no hay ninguna riqueza, en todo el Universo, comparable al Amor de Nuestro Dios,

El que tiene el Amor de Nuestro Dios, no necesita nada más, eso es el Cielo, la posesión Divina en vuestro ser.

Vosotros, cuando estáis misionando en la Tierra, no os dais cuenta, pero todas vuestras buenas obras os están llevando hacia ello, a poseer el Amor de Nuestro Dios.

SI SOIS INSTRUMENTOS DE NUESTRO DIOS,

IRÉIS ACORTANDO DISTANCIAS

ENTRE EL CORAZÓN DE NUESTRO DIOS Y EL VUESTRO.

Os iréis uniendo poco a poco, así como vuestras obras se vayan engrandeciendo en el Amor, para que al fin de vuestra existencia y después de ser purificados en el Purgatorio.

EL CAMINO DE LA CRUZ

 Podáis fusionaros al Amor de Nuestro Dios, por toda la eternidad.

Yo, como Madre vuestra os voy cuidando con vuestra misión en la Tierra, os tomo de la mano, os guío, os protejo, os ayudo a crecer y así, os voy presentando poco a poco ante Nuestro Dios,

Para que al momento que Él quiera, que vosotros regreséis a vuestro Hogar Eterno, estéis preparados para poseer Su Amor en pleno.

A veces, es tanta la distracción en ciertas almas, que prácticamente nunca en toda su vida, alcanzan a darse cuenta para qué vinieron a la Tierra.

Se conformaron solamente en trabajar para lo material y no dieron ningún fruto espiritual.

Esta es una gran desgracia para el Cielo, fue la pérdida de toda una vida de un alma, que no supo hacer la Voluntad del Padre.

¡Qué triste situación para ésa alma, cuando al fin, se encara con su Creador, Nuestro Dios!

Yo Soy Reina de todas las almas, Soy vuestra Madre y os protejo a todos vosotros.

Estoy en el Cielo, estoy en el Purgatorio, estoy en la Tierra, a cada uno de vosotros os voy cuidando de acuerdo a lo que necesitáis, pero, pocas almas se dan cuenta de ello.

Para muchos, prácticamente no existo, eso Me duele; os falta mucha confianza y mucha Fe, Mis pequeños.

Sabed que estos son Mis tiempos. Los que Me conocéis y Me amáis sabéis esto; pero hay tantas almas que no lo saben, porque estos son tiempos de la gran lucha.

Ciertamente, la destrucción en la cual primeramente teméis, es la de vuestro cuerpo. Pensáis en dolores, padecimientos fuertes, accidentes.

Pero la peor pérdida que podéis tener Mis pequeños, es la de vuestra alma y el Lobo rapaz se está haciendo cargo de ello, os está apartando de Mi Hijo. Os está llevando a vivir solamente en las cosas del Mundo.

Se os tiene que rescatar ya, porque si no, muchas almas aún buenas, serán destruidas por este Lobo rapaz que os está acechando y os quiere destruir.

Orad los unos por los otros, para que haya muchas conversiones y que sean muy pocas las almas que se condenen.

No juzguéis, porque no conocéis el interior de los hombres. Simplemente, orad. Orad de corazón, para que todos podáis salvaros.

Porque vosotros ya os conocíais antes de bajar a la Tierra y os amabais inmensamente.Orad, para que os volváis a reencontrar en el Reino de los Cielos y ése amor que solamente puede venir de Nuestro Padre Dios, siga en el Reino de los Cielos para todos vosotros.

¡Bendita tarea la que Me encomendó Mi Hijo en la Cruz, Mis pequeños, Ser la Madre de todos vosotros!

La mujer tiene ése instinto maternal por naturaleza; pero en particular, la Misión que Me estaba concediendo Mi Hijo, era extender todavía mucho más;

ése instinto maternal que Me llevaba hasta lo más profundo del ser de cada uno de vosotros, porque iba a ser el cuidado total de cada uno de vosotros.

Y con ello, Me da la tarea de luchar contra Satanás para protegeros contra sus ataques, porque él no quiere que entréis de nuevo al Cielo, pero especialmente con vosotras, las mujeres;

él no desea que vosotras transmitáis, no solamente vida de cuerpo, sino especialmente, vida de alma.

Cuidados tenéis muchos, pero no acudís a ellos y no transmitís la Verdad a vuestra descendencia.

Si ésas almitas, que se os encomendaron, no se salvan, pagaréis por ello, porque mucho de lo que pudieron haber hecho y no lo hicieron, fue por vuestra culpa,

no les enseñasteis a vivir cómo se vive en el Cielo, que es lo que os Enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Ciertamente, HAY MUCHAS MADRES CONDENADAS

Y OTRAS SUFRIENDO FUERTEMENTE EN EL PURGATORIO,

PORQUE NO SUPIERON O NO QUISIERON TRANSMITIR VIDA,

Vida espiritual. Un alma, sin éste alimento espiritual, está vacía y no produce frutos y a eso vinisteis a la Tierra, a salvar almas con el ejemplo que debéis dar.

Hijitos Míos Yo, como Madre vuestra, y vosotros, como Apóstoles de estos tiempos, os seguiré a donde vayáis; os acompañaré, enjugaré vuestras lágrimas, os daré aliento para que sigáis adelante sirviendo a Mi Hijo, vuestro Dios.

Yo os acompañaré en todo lo que hagáis

Y SI FUERA NECESARIO QUE DIERAIS VUESTRA SANGRE,

AHÍ ESTARÉ, MIS PEQUEÑOS

Pero no os preocupéis, vuestro Dios y Mi Dios, os está llevando por caminos de santidad, daréis mucho fruto.

Con esto no os quiero preocupar y que sintáis que un martirio fuerte pueda venir sobre vosotros.  

Se os ha explicado sobre el martirio incruento, el cual no os quita la vida, que es el ataque de Satanás y el de vuestros hermanos que se han satanizado,

para que vosotros no deis lo que nuestro Padre Dios, en Su Santísima Trinidad, quiere que cada uno de vosotros deis.

Yo acompañé a los primeros apóstoles, que fueron por todo el mundo llevando la Palabra de Mi Hijo, Su Ejemplo, Su Amor, Sus Enseñanzas.

Ahora, Él, también, os va a acompañar: Él está en vosotros, Sus Enseñanzas, Su Vida está en vosotros.

Recordad, Mis pequeños, que sois instrumentos y esto os debe facilitar vuestra tarea

Y OS AYUDARÁ TAMBIÉN A QUE NO OS PREOCUPÉIS,

– Ahora soy yo la que sufro, pero en la arena del circo será OTRO quien sufrirá por mí, ya que yo sufriré por Él. (MARTIRIO DE SANTA FELICIDAD)

PORQUE ÉL HARÁ TODO A TRAVÉS DE VOSOTROS

Él quiere vuestra presencia, Él quiere vuestra valentía, Él quiere vuestro amor, porque vosotros os presentaréis ante vuestros hermanos para su conversión.

Mi Hijo hablará a través de vosotros, Mi Esposo, El Santo Espíritu, hará obras excelsas a través de vosotros y vosotros os deberéis mantener como instrumentos que sois y, deberéis ser, en todo momento;

No hagáis nada por vosotros mismos.

NUESTRO DIOS HARÁ TODO A TRAVÉS DE VOSOTROS

SOLTAOS, CONFIAD, TENED FE

NUESTRO DIOS HABITA EN VOSOTROS

Cuando el alma está impura, vosotros mismos os tratáis de esconder, porque os avergonzáis de vuestro estado.

Satanás se ha dedicado a corromper vuestra mente, vuestro corazón, para llevaros a la impureza en la que ahora vivís.

Os ha hecho creer que muchos pecados, ya no lo son, que ya todo es normal,

Y eso, os va llevando a que vosotros no cuidéis del estado de vuestra alma. Y no solamente eso Mis pequeños, porque lo que tenéis en vuestra mente y en vuestro corazón, tarde o temprano se manifiesta en acciones

Y por eso, estáis viendo tanta maldad a vuestro alrededor, sobre todo de actos impuros.

¡TANTAS, TANTAS ALMAS, QUE HAY EN EL PURGATORIO

PARA PURIFICARSE DE ESTE GRAVE PECADO!

Cuando llegáis ante la Presencia de Mi Hijo, para ser juzgados, os dais cuenta, plenamente, de lo que es la Pureza, cuando veis a Mi Hijo, cuando Me veis a Mí, y cuando veis el estado de vuestra alma.

Os avergonzáis, no queréis estar ante Nuestra Presencia, a pesar de que estáis viviendo en ese momento un amor intenso.

Nosotros no os rechazaMos, el alma misma se aparta por vergüenza, porque no puede estar ante Nuestra Presencia Pura, Santa, Inmaculada.

Un alma no puede entrar al Reino de los Cielos, si está impura.

Un apóstol de la Santísima Virgen María, que está siendo fortalecido por Ella.

Venid a Mí, Yo os puedo llevar a esa Pureza, Mis pequeños. Os ayudaré a que alcancéis la santidad a la que estáis llamados todos.

Os ayudaré a que alcancéis la perfección de vuestros actos y pensamientos, para que estéis ante la Presencia de Nuestro Dios en esa sencillez del niño pequeño, que son una belleza ante Nuestros Ojos por su pureza.

Yo Soy Vuestra Madre, la Mujer Vestida de Sol con la Luna bajo Sus pies que vencerá a la Serpiente Antigua con la ayuda de Mis hijos: vosotros, Mis pequeños.

La lucha se inicia para vencer al Mal y para preparar el Reino de Mí Hijo.

Confiad hijitos, confiad en Vuestra Madre. Una madre guía, protege y hasta dá su vida por sus hijos. Vivíd en Mí como Yo vivo en Mí Señor.

La Corona del Triunfo será puesta en vuestra cabeza, para coronar vuestra ayuda en el cumplimiento de la Palabra y en la ayuda a la llegada del Reino.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga

Y recibíd también de Mí Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura…

Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

P282 EL GRAN MISTERIO DE NUESTRA MISION


Septiembre 16 de 2019

Habla Dios Padre

Queridos hijitos Míos, hoy os quiero hacer una ligera semblanza didáctica sencilla, pero entendible, sobre el Cielo, el Purgatorio y la Tierra.

El Cielo es vuestro hogar en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis aún antes de bajar a servirMe.

El Cielo siempre ha existido, no tiene principio ni tendrá fin, ya que es parte de Mí; como lo sois también vosotros.

EL CIELO Y SU GOZO LO CONSTITUYE MÍ AMOR

Cuando el alma decide, por propio libre albedrío, bajar a servirMe, como Mí Hijo lo hizo, atendiendo una necesidad de Mí Corazón,

en la ayuda a sus hermanos y la difusión de Mí Amor como alimento y vida, Yo le concedo el Don de la Vida.

El Don de la Vida, como ya os he explicado, es un Don excelso, concedido a algunas almas, a las que Yo escojo para bajar a servirMe.

No todas las almas tienen la oportunidad de bajar y el tener el Don de la Vida, es un honor grandísimo para el alma y un gozo para Mí, vuestro Dios,

AL VER QUE EL ALMA

SE OFRECE A SU DIOS EN AMOR Y SACRIFICIO,

PARA SERVIRME EN LA TIERRA.

El alma goza en el Cielo antes de bajar, pero podría decirles que su gozo es limitado, según su nivel de creación.

El alma que regresa, después de su misión por la Tierra, alcanza niveles superiores de gozo,

porque fue escogida por Mí, se donó, se sacrificó por Mí en sus hermanos, no sucumbió a las tentaciones fortísimas del Mal y regresó triunfante.

El gozo del alma triunfante se vuelve superior, porque Yo así premio su donación libre y espontánea por servir a su Dios.

Mi hijo Pablo, apóstol de Mí Hijo Jesucristo, os habló algo de ésto, al deciros sobre la existencia de “varios Cielos” a los que otra gran santa les llama “Moradas”.

Según haya sido vuestro desempeño, con la misión que os concedí para llevar a cabo sobre la Tierra, podréis alcanzar diferentes niveles de gozo en el Cuelo a vuestro regreso.

En todos los niveles, el gozo es total, pero, como sabéis, no es lo mismo llenar hasta el borde, un recipiente grande que uno pequeño.

Si amasteis y os distéis por completo durante vuestra vida, por Mí, en vuestros hermanos, vuestro “recipiente”, vuestra capacidad de gozar en Mí Cielo, será mayor.

Si os distéis menos por los demás, para Mí Amor a vuestros hermanos, vuestro gozo será menor.

Si casi no os distéis, pero al menos algo pequeñito distéis, el gozo que os dé será casi del mismo nivel que teníais antes de bajar.

El gozo que os dé en cada nivel será total, de modo que no podréis envidiar el gozo que tenga un alma en un nivel superior, debido a que Yo colmaré plenamente el “recipiente”, vuestra alma,

según lo crecida que regrese después de su paso por la Tierra, por haber vivido en el Amor y haberlo dejado en las almas de sus semejantes.

Si distéis mucho amor y alimentasteis correctamente a vuestra alma, ella llegará muy crecida, muy madura en el Amor y ella será colmada, como premio a ésa donación.

Si en cambio, no distéis mucho amor, distéis lo mínimo u os salvasteis por intercesión de otros, no por méritos propios; vuestra alma llegará pequeña, raquítica, pero aún así la colmaré.

Su gozo será pequeño, como pequeño y raquítico fue el amor que dejó en la Tierra.

No podrá desear más, porque no supo amar más y tampoco envidiará a las almas más crecidas y con más gozo, porque no le podrá “caber más amor” a su recipiente pequeño, a su alma poco crecida.

Esto Mí Hijo os lo ejemplificó con los talentos. Aquella alma rica en talentos, ella admira Mí obra en ella, siente la responsabilidad, pero se dá a sus hermanos y dá todo.

Por eso, “al regresar al amo”, o sea a vuestro regreso a Mí Reino, a vuestro Hogar, Yo le agradezco su buen servicio y le doy más, porque fue fiel en lo poco y ahora le doy mucho más en Mí Reino.

Al que se le dieron menos talentos y también los puso a trabajar, se le dá de la misma forma que al primero y se le premia según su nivel de donación.

Pero no así al que, aunque se le dio poco y sintió la responsabilidad con su Dios, tuvo miedo y no hizo nada por Mí Reino entre vosotros.

A éste no sólo se le quita lo que se le dió, sino se le reprende y lo que tenía se le dá al que se le dió más, porque es un alma en la que puedo confiar para trabajar en las cosas de Mí Reino.

La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella.

Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse, TODO LO CREADO sufrió por tal pecado.

La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo.

Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

El alma baja de la misma forma que bajó Mí Hijo, con una donación total, la diferencia estriba en que la Esencia Divina de Mí Hijo, no se podía manchar por el Pecado Original.

Esto es porque Soy Yo Mismo, en Mí Segunda Persona y como Dios, Yo tengo todo el poder y la Gracia Divina para no mancharMe con algo que es infinitamente más pequeño que Yo:

el Pecado Original, causado por la desobediencia de vuestros primeros padres.

El Pecado afectó a la materia creada de la cual tomáis cuerpo y al ENCARNAROS, vuestra alma va a ser afectada en vuestro desenvolvimiento sobre la Tierra.

Si el alma toma del alimento debido –oración, vida de amor, Eucaristía-, esa alma estará fuerte para vencer las insidias del Mal, en el campo de batalla.

Si el alma no se alimenta bien, esa alma estará muy atacada y si no es vencida, por lo menos MUY HERIDA QUEDARÁ a su regreso a Mí Reino, cuando Yo la mande llamar.

Este campo de batalla –Tierra- está ahora al mando del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas,

ADEMÁS DE TRATAR DE HACEROS CAER EN LA PERDICIÓN ETERNA

PARA QUE NO PODÁIS REGRESAR A MÍ REINO, VUESTRO HOGAR.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo. Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas

Y como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos.

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha, os volvisteis instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.

El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión.

Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia al final de su vida, todas han sufrido “heridas”

Y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves que, aunque ya perdonados sus pecados, tienen que purgar por su mal proceder.

El Purgatorio “sanará” todas esas heridas que el Demonio os causó, porque vosotros lo permitisteis en alguna etapa de vuestra vida.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras,

para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al Gozo Eterno.

Hijitos Míos, que esta pequeña explicación os haga reflexionar sobre vuestro paso por la Tierra y tened presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

Os he concedido el Don de la Vida porque fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para ayudarMe a levantar la Creación al nivel Divino del Principio.  

He puesto Mí Confianza en cada uno de vosotros, dándoos diferentes talentos para ser puestos al servicio de la salvación eterna de vuestros hermanos y según los uséis, así será vuestro premio eterno.

El tiempo es corto y tampoco sabéis cuándo os he de llamar a cuentas, así que reparad vuestro camino pasado y emprended ya desde ahora, un nuevo camino basado en Mis Leyes y en Mí Amor.

Yo Soy el Buen Dios que perdona todo un pasado lleno de maldad y al olvidarlo os da la oportunidad de ganaros un buen lugar en Mí Reino, vuestro Hogar de Siempre.

Hijitos Míos, en las Escrituras, se os habla de que no podéis entrar a la fiesta, o sea, al Reino de los Cielos, si no estáis bien arreglados, si vuestras ropas no están limpias y puras

Y POR ESO, HE CREADO EL PURGATORIO

Para que vosotros seáis purificados en él. Pero ciertamente ahí conoceréis todo el daño que Me hicisteis y el que le hicisteis a vuestros hermanos.  

Ciertamente, tendréis la oportunidad, en el tiempo que Yo decida, para purificaros y para que os ganéis la entrada al Reino de los Cielos.

La estancia, para algunos, será muy dolorosa; otros, vivirán en la esperanza, en la alegría de saber que en cualquier momento, estarán Conmigo para siempre.

Mis pequeños, poco os acordáis del Sufrimiento de las ánimas del Purgatorio, poco hacéis para aliviar sus penas.

Si realmente os amarais, como decís que lo hacéis, debierais tener, no solamente el alma de vuestros seres queridos, sino también de todos vuestros hermanos de todo el Mundo, continuamente en vuestros pensamientos y sobre todo,

EN LOS MOMENTOS EN QUE PODÉIS LOGRAR PARA ELLOS,

UN ALIVIO A SUS DOLORES Y PENAS.

Habréis escuchado, una o varias veces, del Sufrimiento que tienen las almas allí, en ése lugar de purificación.

Para que entendáis un poco esto, os quiero decir, que así como vuestra alma, cuando está en vuestro cuerpo vivo, no puede gozar todo el gozo que Yo le puedo dar, porque vuestro cuerpo no soportaría tanto gozo.

De igual manera, vuestra alma no podría vivir el Sufrimiento de Purificación que se sufre en el Purgatorio estando en vuestro cuerpo, porque moriríais inmediatamente, os estoy hablando a nivel espiritual.

Cuando vuestra alma sale de vuestro cuerpo, vuestras potencias cambian, se engrandecen, se vuelven también infinitas.

Porque si vosotros salisteis de Mí, si Yo os creé a Imagen y Semejanza Mía,

ENTONCES VUESTRA ALMA ES INFINITA Y VUESTRAS POTENCIAS TAMBIÉN

Por eso no entendéis perfectamente, cuando os hablo de Amor, porque estoy hablando de un Amor a nivel espiritual,

con potencias que vuestra mente humana y vuestras capacidades humanas, no pueden ni sentir ni imaginar, porque vuestro cuerpo limita las potencias del alma.

Esto os lo digo para bien, ya que es Mi Amor el que se debiera manifestar en vosotros; pero cuando es de purificación, es lo mismo,

vuestra alma está libre ya de vuestro cuerpo y está en el Purgatorio.

LAS PENAS, LA PURIFICACIÓN QUE TENDRÉIS AHÍ,

ES A NIVEL ALMA, O SEA,

CON VUESTRAS POTENCIAS YA LIBRES

Y EL DOLOR ES INMENSO

Os digo esto para que entendáis la gravedad y el dolor tan grande que se vive en el Purgatorio donde, ciertamente, hay una esperanza de salir de ahí.

Y que también ésa esperanza, ya a ciertos niveles, va minimizando el dolor del padecimiento de purificación que tenéis.

De igual manera, quiero que entendáis el Dolor que se vive en el Infierno.

TAMBIÉN ES INFINITO

 Porque como os dije, ya que vuestra alma es infinita y son dolores que vosotros no imagináis que puedan existir, porque vuestras capacidades se ven minimizadas por vuestro cuerpo.

Pero también si el alma llega al Cielo, a vuestro Hogar, Mi Reino, igualmente tendréis un gozo que, en éstos momentos tampoco os podéis imaginar.

Ciertamente, he dado a conocer estos gozos y estos sufrimientos a almas que escojo, pero ni aún ellas os pueden explicar.

Ciertamente, son gozos y dolores tremendos, que los viven a nivel espiritual y por eso no los entendéis.

Reflexionad sólo esto, de que vuestra alma fuera de vuestro cuerpo, tiene gozos y dolores indecibles, inimaginables para vuestras pobres potencias humanas.

 AMAD Y AUXILIAD A VUESTROS HERMANOS

QUE OS NECESITAN TANTO EN SU SUPLICIO ESPIRITUAL

PORQUE SÓLO VOSOTROS QUE ESTÁIS ENCARNADOS, PODÉIS HACERLO

TENED CARIDAD, Amad pues y haced todo lo posible por vuestros hermanos que sufren indeciblemente en el Purgatorio.

y uníos, también, a las alegrías tremendas, inimaginables, que vuestros hermanos están gozando en el Reino de los Cielos

y pedidles, a unos, ayuda para no seguir cayendo en faltas y que hagan que vuestra alma tenga que ser purificada más tiempo en el Purgatorio

Y a vuestros hermanos, en el Reino de los Cielos, pedidles que os ayuden a lograr llegar a donde Yo, vuestro Padre y vuestro Dios os espero, para que viváis eternamente Conmigo.

Antes de continuar con el siguiente Misterio, Dios Padre dice:

Imaginad un recipiente pequeño y lo llenáis con ese tipo de algodón que se puede compactar y, con fuerza, llenáis ese pequeño bote con ese algodón, ciertamente, va a caber, pero está apretujado en ese recipiente.

Ese recipiente es vuestro cuerpo, vuestra alma para que lo entendáis, sus potencias, están apretujadas dentro del cuerpo.

Cuando vosotros morís, vuestra alma sale del cuerpo, como sale también ese algodón del envase y al abrir el envase, todo ese algodón se expande.

Y entonces, os dais cuenta de la inmensidad de algodón que estaba adentro de ese pequeño envase, se vuelve algo grandísimo y no os imagináis cómo podía caber tanto en ese pequeño envase.

Así está vuestra alma y así es Mis pequeños para que entendáis mejor:

Vuestra alma, al liberarse del cuerpo, se expande y al expandirse, tiene más recepción de lo bueno y de lo malo.

LLEGA A MÍ Y ENTIENDE INFINIDAD DE COSAS QUE ANTES NO ENTENDÍA

Y por eso también vuestro sufrimiento es mayor, porque es mucha la Naturaleza del alma.

Ya salió del cuerpo y así como veis muy grande el volumen de esa masa de algodón, ya expandido, así será vuestra alma también.

Esto es para que entendáis por qué se sufre tanto o porqué se goza tanto cuando vuestra alma ya está fuera de vuestro cuerpo.

Hijitos Míos pedidMe, con todo vuestro corazón, que venga Mi Santo Espíritu, que os haga ver vuestro interior.

Que os haga ver qué es lo que os mereceríais EN ESTE MOMENTO si estuvierais ante Mi Presencia, IGUAL QUE SERÍA en el momento de vuestra muerte.

IGUAL QUE SERÁ CUANDO VIVÁIS LA ILUMINACIÓN DE CONCIENCIAS

EN EL GRAN AVISO

LO QUE QUIERO HACER CON VOSOTROS, MIS PEQUEÑOS

ES HACEROS PALPABLE LA EXISTENCIA REAL

DEL CIELO, DEL PURGATORIO, DEL INFIERNO

SON UNA REALIDAD

Y ESTARÉIS ETERNAMENTE EN EL CIELO O EN EL INFIERNO

No habéis meditado Mis pequeños, profundamente, lo que la palabra eternamente significa. PedidMe que Mi Santo Espíritu, os haga entender esta realidad,

De los que estarán en el Reino de los Cielos, porque su vida fue de búsqueda del Amor y de la donación de sí mismos; de los que buscan Mis Enseñanzas, que os llevan a un crecimiento espiritual alto.

De los que oran por las obras de Misericordia para sus hermanos; de los que buscan el Bien, para ayudar a sus hermanos que viven en el mal.

Las almas buenas, tendrán su purificación y pasarán eternamente al Reino de los Cielos.

Pero lo que os pido, es que intercedáis, ante Mi Santo Espíritu, para que os haga vivir esta realidad, la eternidad en el Cielo, lo que significa y lo que viviréis.

Así cómo la realidad que podréis vivir en el Infierno, en el lugar del castigo y que también  será eterno.

ETERNO significa: no poder salir jamás, de un lugar donde seréis atormentados día y noche, si se puede decir así; sin descanso y aun, entrando en la desesperación.

No habrá momento de descanso y seguiréis siendo atacados por Satanás y por sus demonios eternamente.

Poco meditáis en esta palabra y por eso, os pido que Le pidáis a Mi Santo Espíritu que os haga vivir esta palabra, antes de que os presentéis ante Mí, vuestro Dios.

Para que al entender lo que significa eterno, os arrepintáis y no sufráis, lo que Yo no quiero que sufráis eternamente.

Que es un dolor que no se acabará nunca y que no quiero que padezcáis. Amor es lo que quiero que viváis.

HacedMe caso, Mis pequeños, Soy vuestro Dios de Amor, no quiero vuestro sufrimiento, aún a pesar de vuestra maldad.

Arrepentíos y venid a Mí, os perdonaré y quiero que os la paséis gozando, Conmigo, eternamente.

Mis pequeños,

SATANÁS ES UN SER PERVERSO, NO CONOCÉIS SU MALDAD

Ciertamente conocéis algo de la maldad del Mundo y también toda ésta maldad está controlada y aconsejada por satanás…

AUNQUE YO NO HE PERMITIDO QUE SE DÉ EN PLENO,

 Pero si vosotros no ponéis de vuestra parte, mucho sufriréis.

Cuidaré a los Míos, a los que sí han entendido lo que tanto os he dicho y os he pedido; pero aquellos que han hecho oídos sordos, sufrirán su negligencia, su tontería.  

Entended ya Mis pequeños, entended que Satanás es poderoso contra vosotros y os puede dañar muy fuertemente en lo físico y en lo espiritual.

No dejéis que esto suceda todavía vuestra Oración puede hacer mucho por vuestro bien.

 Recordad que os dije que si os permitiera ver la maldad espiritual que os rodea, quizá moriríais de inmediato,

ya que la maldad que ha provocado Satanás ha liberado figuras horrorosas, infernales que os rodean y no estáis preparados para ver todo eso, aunque lo habéis vivido de alguna forma a lo largo de vuestra vida.

Pero por otro lado, también os puedo decir que hay ángeles a vuestro alrededor que os están cuidando, que os protegen contra toda ésta fuerza satánica,

que está queriendo destruir a las almas y destruir la Creación que Yo he creado para vosotros.

Tened confianza, Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que queréis estar Conmigo y con vuestros hermanos, en el tiempo por venir, en el tiempo prometido; confiad en que Yo os cuidaré, aún a pesar de todo esto que os estoy revelando.

Como Yo amo Mi Creación y en Mi Creación los principales sois vosotros, os cuidaré con todo Mi Poder y tanto como vosotros queráis.

Y esto depende de vuestra confianza en Mí, la cual puede ser plena o parcial, si tenéis vuestras dudas.

De cualquier manera Mis pequeños, estáis bajo Mi Cuidado, el Mal seguirá aumentando porque el hombre no responde.

El hombre es muy ingrato, Me creen tonto; sí, Mis pequeños y suena feo esto y lo habéis visto a lo largo de la historia, cómo el hombre se ha querido aprovechar hasta de Mí, vuestro Dios.

Se querían aprovechar de Mi Hijo, Lo seguían para que les diera sanación de su cuerpo, alimento para su cuerpo, pero no querían cambiar en su actitud hacia los demás y menos hacia Mí

Y eso se comprobó cuando gritaban “¡CRUCIFÍCALE!”

si realmente hubieran querido a Mi Hijo, Lo habrían defendido a como diera lugar y eso indicaría que habían hecho realmente un cambio de actitud espiritual, pero no era así. Y así sigue siendo.

Buscáis el bien porque os conviene, pero no queréis cambiar para el bien de vuestra alma y ésta se sigue perdiendo, aún a pesar de todo lo que Yo hago por vosotros para salvar vuestra alma.

Yo por un lado, trato de rescatar vuestras almas y vosotros por otro lado, las seguís hundiendo.

El hombre solamente quiere ver por su propio bien, sin ningún compromiso. Maldad es lo que estáis buscando y la maldad es la que os está ahogando.

Por más que os llamo no queréis responder; pero cuando empiezan a suceder acontecimientos ya fuera de vuestras capacidades entonces sí, es cuando empezáis a ver que se os viene algo fuerte.

Y, COMO NO QUISISTEIS CAMBIAR POR AMOR,

CAMBIARÉIS POR TEMOR Y CON CASTIGO,

VOSOTROS OS LO GANASTEIS

Yo no quería llegar a éste punto, pero vuestra terquedad en permanecer haciendo vuestra voluntad, aunque una voluntad errónea, una voluntad que os ahogaba a vosotros mismos y no quisisteis luchar con ella.

Así sois y cambiaréis cuando el Dolor ya llegue a extremos muy altos.

Lo siento, Mis pequeños, os quise ayudar con todo Mi Corazón, pero vosotros no quisisteis responder. MUY POCOS, muy pocos respondieron y ésos tendrán derecho a Mi Amor en pleno.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que Mi Creación está viva. Aún cuando veáis cosas inertes, a vuestra forma de pensar, hay una vida que Yo puse también en las cosas.  

Y ahora os puedo decir que vuestro Mundo está convulsionando son los dolores del parto, es el cambio que tiene que venir a vuestro Mundo.

No le habéis cuidado y tiene que venir un castigo del Mundo contra todos vosotros, porque no quisisteis cuidar lo que Yo os pedí cuidarais.

ACONTECIMIENTOS MUY GRAVES Y FUERTES VERÉIS, TENDRÉIS DESTRUCCIONES MASIVAS

Surgirán nuevas tierras de debajo de las aguas, se hundirán grandes porciones de tierra, será un cambio fuerte para que recordéis en lo futuro lo que sucedió

Y de esta forma enmendéis vuestro camino y recordéis que Mis Leyes debéis respetarlas, porque Yo Soy vuestro Dios y no debéis jugar con Mis Preceptos, con Mis Órdenes.

Todo lo que Yo os he pedido era para que el género humano lo llevara a cabo hasta el Fin del Mundo.

Y deberemos pagar las consecuencias TODOS

Me habéis tratado como un Ser obsoleto porque os creísteis más listos que Yo, eso solamente demuestra vuestra falta de Sabiduría y vuestra soberbia.

Si fuerais pequeños, habríais crecido con más Sabiduría, no como ahora que os creéis superiores a Mí. Os dejáis engañar fácilmente por satanás, os envuelve con sus mentiras y éstas os apartan de Mí.

Hablasteis de que Yo Soy obsoleto, que prácticamente no hay lugar en vuestra vida para Mí.

OS MOLESTO, SEGÚN VOSOTROS, VUESTRA VIDA

No os dejo actuar con la libertad que vosotros habéis escogido para actuar, haciendo a un lado Mis Leyes.

Le creísteis a Satanás, os engañó y ahora veréis el resultado de haberMe dado la espalda.

Ciertamente, conozco vuestra pequeñez, vuestra falta de Sabiduría, vuestra falta de amor hacia Mí, pero aún así estoy dispuesto siempre a perdonar cada una de vuestras tonterías.

Venid a Mí, vosotros los que estáis agobiados con vuestro pecado; sobre todo vosotros, los que ya habéis entendido la lección y que os ha hecho ver Mi Santo Espíritu vuestro error.

Prefiero vengáis ahora arrepentidos, para que Yo os pueda perdonar en éstos INSTANTES previos A LA ABOMINACION DE LA DESOLACIÓN

Y no cuando ya estéis en ella y os sea más difícil encontrar a un sacerdote que os pueda perdonar vuestras tonterías,

Porque será difícil encontrar alguno en los momentos álgidos de la Tribulación.

No os imagináis Mis pequeños, el DOLOR que Me causáis por vuestros pecados, pero también el dolor que Yo veré en vuestra purificación particular.  

Hay pecados graves que llevan mucho tiempo para ser purificados en vuestra alma; ciertamente, Yo os perdono cuando confesáis ésos pecados graves,

Pero la purificación en vuestra alma tarda mucho tiempo, aunque ciertamente os ayudará a que podáis entrar al Reino de los Cielos limpios y orgullosos de haber dejado atrás un pasado que Me causaba mucho dolor.

OJALÁ ENTENDIERAIS Y SINTIERAIS

ÉSE DOLOR QUE ME CAUSÁIS POR VUESTRAS FALTAS,

SOBRE TODO, CUANDO ME HACÉIS A UN LADO DE VUESTRA VIDA

Tratad de entender esto, Mis pequeños:

Imaginad que salís a la calle, nadie os hace caso, vais a donde trabajáis y lo mismo, nadie os hace caso y a todos lugares a donde vais, nadie os hace caso.

Tarde o temprano, de alguna forma, trataréis de que os vean, de que os hagan caso o hasta podríais enloquecer; porque parecería que fuerais un fantasma entre los hombres, en donde nadie os ve.

Y además, que no quieren tener ningún tipo de trato con vosotros

Y ESO ES LO QUE YO SIENTO, MIS PEQUEÑOS

Y es terrible ésta sensación de Ser un Ser olvidado, cuando además Yo estoy velando continuamente por vosotros, os cuido del  poder de Satanás y os doy nueva Vida.

Meditad esto, Mis pequeños; porque si esto Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios, vosotros lo padeceréis en el Purgatorio.

DADME VUESTRO AMOR

EL TELEFONO CELULAR DE DIOS ES LA ORACION Y LAS VISITAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO, EL ABRAZO QUE ÉL ESTÁ ESPERANDO

Y QUITADME LA SOLEDAD

CON LA QUE ME HABÉIS TRATADO POR TANTO TIEMPO

De cualquier manera, Mis pequeños, os sigo esperando, estoy con vosotros, os sigo llamando y Soy paciente para vuestra respuesta.

Siempre estaré esperando por vuestro regreso, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y siempre espero al hijo pródigo.
Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

D101 ESPAÑA, ¡¡¡DESPIERTA!!! 3


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Agosto 28 / 2013 – 8:45 a.m.

Ovejas de mi Grey, paz a vosotras.

La manipulación genética va en contra de las Leyes de la vida. ¡Hombres de ciencia de este mundo, estáis creando monstruos, estáis manipulando la vida y esto os va a salir muy caro!

Vuestra tecnología de muerte se revertirá en contra de vosotros; vuestras ansias de poder y vuestra soberbia, serán vuestra muerte.

Toda criatura manipulada genéticamente es una afrenta a las leyes de la Creación.

LA MANIPULACIÓN GENÉTICA DE LOS ALIMENTOS

TRAERÁ GRAVES PROBLEMAS DE DEFORMACIONES

Y ENFERMEDADES INCURABLES EN LA POBLACIÓN QUE LOS CONSUMA

Todos aquellos que consuman carne, vegetales y alimentos manipulados genéticamente,

adquirirán diversos tipos de cáncer, sufrirán malformaciones ellos y su descendencia.  

La manipulación genética traerá virus, pestes, enfermedades desconocidas por la ciencia humana

y creará una sociedad de seres deformes con mutaciones en diferentes partes del cuerpo, que harán de estas pobres criaturas, monstruos.

¡Pobres seres, serán el repudio de la humanidad!

¡Oh pueblo mío, los hombres de ciencia se creen dioses y traerán muchas desgracias a la creación!

La manipulación genética es obra de mi Adversario que quiere burlarse de la vida que Dios creó.

Rebaño mío, absteneos de consumir alimentos manipulados genéticamente, porque los reyes de las naciones poderosas quieren exterminar gran parte de la humanidad.

Y será la población de las naciones menos desarrolladas los conejillos de indias de esta manipulación macabra.

Las naciones poderosas están invirtiendo grandes cantidades de recursos en la investigación genética,

argumentando que deben prepararse para una escasez mundial de alimentos y que la ciencia genética sería la solución para abastecer el mundo de comida. 

¡CUIDADO REBAÑO MÍO,

PORQUE SERÉIS CONVERTIDOS EN ESCLAVOS Y EUNUCOS

AL SERVICIO DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL!

Se vienen haciendo experimentos genéticos con diferentes clases de ganado y manipulando genes humanos con genes de animales, lo cual va en contra de las Leyes de la creación.

Asímismo están haciendo con los productos agrícolas.

Todos sus fracasos serán enviados a los países menos desarrollados…

Y éstos pagarán el precio de la macabra manipulación genética.

Los reyes de este mundo quieren acabar con la población de las naciones más pobres, porque según ellos,

LA CLASE TERCERMUNDISTA DEBE DESAPARECER,

PARA QUE SÓLO REINE LA POBLACIÓN DE LAS NACIONES DESARROLLADAS.

¡Oh Pueblo mío, qué dura y pesada es la cruz que os espera!

No tengáis miedo, yo estaré con vosotros; todo esto hace parte de vuestra purificación.

Aferraos a Mí, como el sarmiento a la vid, y no se os perderá ni uno sólo de vuestros cabellos. Acordaos: Sólo los que perseveren alcanzarán la corona de la vida.

Mi Paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro y Pastor, Jesús el Buen Pastor de todos los tiempos.

Dad a conocer mis mensajes, ovejas de mi grey.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.htmlMAYO 14 DE 2009

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, escuchad: el hombre ha entrado en una carrera vertiginosa, cruel, no sabe a dónde ir ni qué hacer.

Los valores humanos y Divinos se han afectado a tal grado, que ya el mismo hombre no sabe qué es bueno y qué es malo.

Mi Divinidad, pisoteada, ya no es seguida por el hombre,

Y no buscáis ya vuestro crecimiento espiritual buscando la Divinidad en todo lo que os rodea.

Y con esto quiero decir, que el hombre ya no busca el seguir Mis Leyes y Preceptos que es lo Divino en vuestra vida.

MI DIVINIDAD DETIENE VUESTRA HUMANIDAD,

PERO HABÉIS HECHO A UN LADO MI DIVINIDAD,

LA HABÉIS PISOTEADO

Y vuestra humanidad es la que ahora está en una carrera desenfrenada, que no se puede detener, que os está causando mucho mal,

mientras el hombre va por ésta carrera desenfrenada, buscando humanidad, buscando pecado, buscando la carne,

VED AHORA CÓMO ESTÁN SUELTOS YA LOS JINETES DEL APOCALIPSIS.

Sí, Mis pequeños, vosotros corréis destrozando Mi Divinidad; los Jinetes vienen purificando lo que vosotros habéis destruido.

Sí, los Jinetes vendrán destruyendo vuestra maldad, destruyéndoos a vosotros, los que habéis destrozado Mi Divinidad entre los hombres.

Los Jinetes vendrán a hacer una limpia de toda la humanidad.

Son momentos difíciles para vosotros, pero lo habéis permitido en vuestra vida y así será.  

El Mal no puede prevalecer en lo que Yo he creado, vosotros tuvisteis la oportunidad de mejorar lo que el Pecado había destrozado.

Yo creé un mundo para que lo pudierais vivir, para que la Naturaleza os protegiera, os cubriera, os alimentara y tampoco la cuidasteis.

Pudisteis haber crecido a niveles altísimos de inteligencia y sabiduría, no los aprovechasteis y os fuisteis al otro lado, a vuestra autodestrucción;

por no cuidar vuestro entorno, por no cuidar lo que Yo os di para vuestra protección, para vuestro cuidado, para vuestro alimento, para que pudierais tener vida y vida larga entre los hombres.

Le disteis libertad a Satanás porque os apartasteis de Mí y preferisteis el pecado a vivir en la Gracia y en el Amor

y de ésta forma liberasteis a Satanás para que él os siguiera atacando y cada vez más fuerte

Hasta llevaros a la muerte, primeramente a vuestra muerte espiritual y por consecuencia, luego a vuestra muerte física.

Mis pequeños, todavía no llegáis a lo álgido de vuestra purificación, lloraréis y os lo he dicho, lloraréis vuestro error, sufriréis lo que Me habéis hecho sufrir.

Os daréis cuenta de vuestra tontería, pero ya será tarde,

TENDRÉIS QUE SUFRIR LA MALDAD QUE DESATASTEIS,

LE SOLTASTEIS LAS CORREAS AL LEÓN

Y AHORA ÉL OS ATACARÁ

HASTA LLEVAR A LA MUERTE A MUCHOS DE VUESTROS HERMANOS.

No quisisteis entender Mis advertencias, dadas a través de los siglos, a través de Mi Hijo, a través de Mi Hija, a través de vuestros hermanos que os profetizaron.

Hicisteis a un lado las advertencias y los avisos que se os dieron,

LA MISMA IGLESIA TAPÓ SUS OÍDOS Y TAPÓ SU BOCA

y ahora tendréis que padecer vuestra negligencia.

HABÉIS SOLTADO PLAGAS, ENFERMEDADES, GUERRAS,

HAMBRE, MUERTE, FRÍOS, CALORES

Y TANTAS COSAS MÁS QUE EL HOMBRE TEME.

Padeceréis vuestro error y os acordaréis tarde de Mis Palabras,

Vuestras lágrimas irán deteniendo los acontecimientos, porque Yo no permitiré que se den éstos a un nivel tan destructivo,

con el cual pudierais morir eternamente, que eso es lo que quiere Satanás.

Detendré su Maldad en un determinado momento, cuando vuestras lágrimas y vuestro arrepentimiento alcancen Mi Misericordia.

Así como a Mi Hijo se le crucificó y no hubo lágrimas, más que de unos cuantos, ahora tendréis lágrimas también, porque estaréis sufriendo vuestra cruz.

SÍ, SERÉIS CRUCIFICADOS POR LOS DOLORES

Y ESTO TRAERÁ VUESTRA PURIFICACIÓN

Y EL REGRESO A MIS LEYES, A MIS DECRETOS Y AL AMOR.

Entenderéis vuestro error y vuestra Traición, entenderéis que todo esto os lo ganasteis, porque no quisisteis entender todo el Amor que se derramó sobre la humanidad y de todos los tiempos, a través de Mi Hijo.

Os burlasteis de Él, lo hicisteis a un lado de vuestra vida, no quisisteis aprovechar Sabiduría y Amor Divinos, os creísteis más fuertes y más valiosos que Mi Hijo.

¡Qué error de vosotros! No os dais cuenta que sois polvo y que nada valéis si no tomáis de Mí lo Divino.

Muchos de vosotros os quedasteis en el polvo, porque a eso os llevó Satanás; no os dejó crecer, no permitió que pudierais ser llamados hijos Míos, hijos de Dios.

¡Si hubierais tomado lo Divino que se os enseñó! ¡Tantas Bendiciones desperdiciadas para muchos de vosotros!

¡TANTO AMOR DESPERDICIADO!

Y,

¡AMOR DE TODO UN DIOS QUE BAJÓ PARA AYUDAROS!

Mi Paciencia llegó ya a un límite, os dí mucho tiempo para que recapacitarais y de nada sirvió ése tiempo. Mientras más se os daba, para que comprendierais vuestro error y os arrepintierais,

Al contrario, vosotros tomabais ése tiempo de Gracia, que se os daba para crecer como hijos de Dios, y vosotros lo aprovechasteis para destruir más vuestra alma y llenarla de más polvo, de más mugre, de más pecado.

No os dais cuenta del valor de vuestra alma, no os dais cuenta de lo que vale un alma impregnada de Mi Divinidad,

Cuando os mantenéis en estado de Gracia, cuando os mantenéis llenos de oración y de vida espiritual, que solamente puede venir de Mí, vuestro Dios.

Echasteis a perder vuestro tiempo sobre la Tierra. ¡Cuánta maldad!¡Cuánto error!¡Cuánta hipocresía!¡Cuánta negligencia!

Os arrepentiréis, ciertamente, de vuestros errores, pero porque ya habréis llorado vuestra estupidez. Me habéis dañado mucho, pero os llamo todavía Mis hijos

Y espero de todo Corazón vuestro arrepentimiento porque os amo, porque conozco vuestras debilidades, porque sé que sois polvo y por eso os doy tantas oportunidades para que regreséis a Mí,

pero aún a pesar de todos éstos llamados y de todo lo que veréis, muchos de vosotros sé que no regresaréis a Mí, vuestro Dios,

porque os habéis llenado de orgullo, de soberbia satánicos y aún creéis que por vuestras propias fuerzas todavía os podéis liberar de los acontecimientos que vendrán.

No seáis tontos, Mis pequeños, sois débiles, no podréis luchar contra la maldad de satanás si no venís primeramente Conmigo.

Vuestra soberbia os llevará a sufrir cada vez más, hasta que entendáis vuestro error y os arrodilléis y os cubráis de lágrimas de dolor.

Regresad, Mis pequeños, os estaré esperando Yo, vuestro Dios, esperándoos, como al hijo pródigo.

Ciertamente estáis muy sucios, pero Yo os daré nuevas vestiduras y limpiaré vuestro cuerpo, vuestra alma, todo vuestro ser con Mi Gracia y con Mi Amor.

No importa cómo os veáis, Mis pequeños que, ciertamente, si hay humildad en vosotros, os veréis tal cual sois,

sucios, pecadores, traidores, tontos y así, en humildad, podréis regresar a Mí, vuestro Dios y Yo os perdonaré de todo Corazón.

Os he dicho que los Jinetes del Apocalipsis están sueltos ya, vosotros los soltasteis,

pero los podéis detener si regresáis a Mí arrepentidos, si reparáis por vuestros pecados y por los de vuestros hermanos, si enmendáis vuestra vida y si volvéis al Amor.

Tratad pues, Mis pequeños, tratad, de regresar al buen camino y, sobre todo, a las bellezas que Yo os he prometido y os sigo prometiendo.

De vosotros depende vuestro dolor futuro, en vuestras manos está la llave para hacer que fluya más dolor ó para terminarlo.

Esto depende de vuestra conversión, de vuestro actuar humano, de vuestro crecimiento espiritual, de vuestro regreso a Mí, vuestro Dios.

El tiempo corre, sigue avanzando y las plagas siguen, las guerras crecen, el hambre empeora, la muerte se multiplica.

 ¡Detenedlos!¡podéis detenerlos!, de vosotros depende.

Os he dado el remedio, de vosotros depende vuestro dolor futuro, lo podréis aminorar

ó ¿dejaréis que éste se alargue?, eso depende de vosotros.
Gracias, Mis pequeños.

Yo os Bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

MENSAJES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

11 DE MAYO DEL 2014

Amados Míos:

Al Águila que ostenta su orgullo al surcar las alturas, mira todo lo que se mueve en la tierra y hiere, para que sus presas no escapen de sus garras, YO le Cortaré sus garras.

Amados:

El Oso se mueve altanero y con su gran poder, trata de amedrentar a todo cuanto logre moverse y se acerca con aparente dulzura a su presa; pero su fuerza la Reduciré en el instante preciso.YO SOY EL QUE SOY

OREN, AMADOS MÍOS, OREN;

EL COMUNISMO SE ESPARCE COMO EL AGUA POR LOS RÍOS CUANDO LLUEVE

Y EL CAUDAL ES IMPETUOSO.

Pueblo Mío, no me alejo de Mis fieles, Mi Pacto con Mis fieles, lo exige.

Mi Madre acude presurosa hacia las almas sedientas de Mi Amor y de Su Maternidad.

21.06.2010

No olviden a España, un dolor le rodea.

26.02.2011

Oren por España, padecerá grandemente.

17.05.2011

Oren por España y Japón, el dolor asoma.

09.06.2011

Oren Mis hijos, oren por España, el dolor llega.

10.08.2011

Oren por España, un hecho lamentable se dará en España.

04.03.2012

Oren por España, padecerá, su pueblo padecerá.

20.10.2013

Oren, amado Pueblo Mío, oren por España, su corazón sangrará.

24.11.2013

España sufrirá y la realeza padecerá.

19.02.2014

Pueblo Mío, oren por España,

24.01.2015

Oren hijos, por España, padecerá con dolor.

05.09.2015

En instantes en que ante la humanidad se levantan los tambores de la guerra, Europa sufrirá más a causa de esta guerra,

Aunque la Batalla será Universal, extendida por los aliados del Anticristo,

atacando fuertemente a España y persiguiendo como ya lo hacen, a Mis fieles.

16.11.2015

Oren, hijos Míos, oren por España, el dolor asoma cuando el sol aún brilla.

11.12.2015

Oren por España e Italia, lamentarán.

11.05.2016

Oren hijos, oren por Europa, sufrirá atentados fuertes por quienes se rebelan contra Europa. España entregará Mis Templos a la abominación.

17.05.2016

Oren, hijos Míos, donde nunca ha temblado, temblará. Oren por España y por Argentina.

08.07.2016

Oren, de España escucharán lamentos, llegan también de Asia. La Tierra no se detiene, los cambios llegan y el hombre no los mira.

09.08.2016

Oren, hijos Míos, oren por el padecer de Francia, Inglaterra y España, serán sorprendidas por el terror, y la Naturaleza les azotará.

28.08.2016

Oren hijos Míos, España padecerá…

20.11.2016

Amado Pueblo Mío, ora por España, será tomada por sorpresa y los que no Me aman flagelarán a Mi Pueblo, vaciarán Mis Templos y arremeterán contra los Míos sin temor, con gran maldad

25.01.2017

Oren por España, se levanta el pueblo. Lamenta por la Naturaleza.

14.02.2017

Oren hijos Míos, oren por España, el dolor llevará consigo a inocentes.

26.02.2017

Oren hijos Míos, oren por España, padece con prontitud.

08.03.2017

Oren hijos Míos, oren, España padece y el Sol muestra la sangre.

26.06.2017

Oren hijos, España lamenta con dolor las ofensas contra Mi Casa.

06.08.2017

Oren hijos, oren por España, el terrorismo lleva el dolor

25.09.2017

Oren hijos por España, será sorprendida por el terrorismo y por la Naturaleza.

12.10.2017

Oren hijos, oren, Italia y España se estremecen. Italia padece el fuego de sus volcanes.

20.10.2017

Oren hijos, oren por Estados Unidos, por Chile, por Centroamérica, por Italia y España

24.10.2017

Oren hijos, oren por España, la sangre corre y su suelo estremecido será flagelado

12.06.2018

Oren hijos Míos, oren por España, para que retorne a Mí.

28.01.2019

Oren hijos Míos, oren, España es sorprendida, la muerte se asoma.

11.09.2019

“EL HOMBRE ATRAE SU PROPIO CASTIGO”.

Oren hijos Míos, oren por España e Italia, graves conflictos reverdecen y Mis hijos se sumergen en el caos total.

Oren hijos Míos, oren, el comunismo con su lento transitar posee poder a su antojo y enviará su armamento…

Oren hijos Míos, oren,  Bolivia, México, Centroamérica, Estados Unidos se estremecen con fuerza.

LAS LLUVIAS AUMENTARÁN EN NIVELES IMPENSABLES,

DONDE LA SEQUÍA PERMANECE, LOS ALIMENTOS ESCASEAN

Argentina,  esta nación amada, padece.

Consagren esta Nación al Inmaculado Corazón de MI MADRE Y A MI SAGRADO CORAZÓN,

PARA QUE LA ANGUSTIA NO LES LLEVE A PADECER EN DEMASÍA.

SAN MIGUEL ARCÁNGEL

29.03.2019

España será conmocionada, ante esto los hombres se levantan y España vive gran dolor.

https://www.revelacionesmarianas.com/

N266 EL JUICIO PREVENTIVO 5


Septiembre 07 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, Mi Misericordia siempre está lista para derramarse sobre vosotros, pero recordad, que Mi Justicia está presta, para que también se dé sobre vosotros.

Vosotros mismos lo sois en vuestros hogares, les dais regalos y buenos tratos a vuestros hijos, cuando se portan bien, y castigáis cuando se portan mal.

Yo vuestro Padre y vuestro Dios, que veo en vuestro interior, Soy más Justo, en ése sentido, porque vosotros, a veces, os podéis equivocar con vuestro juicios, buenos o malos, pero Yo no, Mi pequeños.

Y en éste tiempo por venir, que está pronto por alcanzarlos, os voy a dar lo que cada uno de vosotros habéis ganado con vuestra actuación en la Tierra.

Una sola pregunta, ¿Cuánto me habéis amado?

De ahí se basará el principio de Mi Juicio y con esto seguiría la segunda pregunta: ¿Cuánto tiempo, realmente, habéis vivido para servirMe?

Hay almas que han vivido muchos años sobre la Tierra y desperdiciaron Mi Tiempo, porque vuestra vida es Mi Tiempo.

Llegan a ancianos y prácticamente, no hicieron nada para servirMe, para transmitir Mi Amor, para salvar almas.

En cambio, hay pequeñitos que desde temprana edad son tocados por Mi Santo Espíritu y responden inmediatamente y dan mucho más fruto, que como os dije,

almas ancianas que desperdiciaron su vida y no dieron prácticamente, NADA, para ganarse su lugar en el Cielo, para ganarse Mi Beneplácito.

¡Cuánto error y cuanta falsedad hay en el mundo!, porque Satanás se ha encargado de ello y eso ha pasado porque os ha faltado oración.

Si vosotros oráis continuamente no hay lugar para que entren cosas del mundo a vuestra mente y a vuestro corazón,

Pero, si vosotros estáis distraídos y no oráis, el Mundo siempre está al acecho vuestro.

El Mundo está representado por Satanás, él os pone infinidades de ocasiones de pecar y de alejaros de Mí, ésa es su meta específica, el que vosotros no deis fruto.

Meditad, Mis pequeños, esta lección de vida, y juzgaos primeramente vosotros, honestamente. Ciertamente,

YO OS CONOZCO PERFECTAMENTE

Y SERÉIS JUZGADOS POR MI MANERA DE VER LAS COSAS

Y NO POR VUESTRA MANERA DE JUZGAROS

Yo juzgo en la realidad, vosotros juzgáis en la conveniencia.

El tiempo apremia, preparaos, Mis pequeños, para que podáis estar ante Mí, sonrientes; estar ante Mí, seguros de que estaréis Conmigo eternamente.

Aprovechad estos instantes, para que os preparéis con la Confesión, con el perdón de vuestros pecados, con la Oración.

Todavía, podréis hacer algunos méritos para salvar algunas almas, hacedlo, Mis pequeños, no desperdicíeis Mi Tiempo, que es vuestra vida.

PORQUE DE ELLO TAMBIÉN OS JUZGARÉ

Y OS PREGUNTARÉ:

¿QUÉ HICISTE CON MI TIEMPO?

Hijitos Míos, la humanidad es terca, de la misma forma Yo Me quejaba del pueblo judío, después de haberlos sacado de Egipto.

Ése pueblo de cabeza dura ahora lo estáis representando vosotros mismos. 

Debierais estar contentos de que Yo, vuestro Dios os haya escogido, a todos vosotros.

Ciertamente, el Pueblo judío perdió la primogenitura por el Deicidio,

Y todos los demás pueblos recibieron esta Gracia, de ser los primogénitos.

Alegres debierais estar, en extremo, hijos de Dios, Hijos de vuestro Creador, Hijos Míos, porque vuestro Padre, Soy Yo.

Pueblo de cabeza dura, que sabéis Mis Mandamientos, que sabéis lo que necesito de vosotros para que sea fácil vuestro regreso ante Mí,

para que al ser juzgados no tenga Yo ningún rechazo hacia vuestros actos y os podáis ganar fácilmente, el Reino de los Cielos.  

Pero Me dais la espalda, Me rechazáis, hacéis vuestra vida en lo íntimo, a escondidas de Mi Vista, cuando ciertamente lo sé todo por más escondidos que estéis.

Pueblo de cabeza dura que habéis tenido Bendiciones inmensas de parte Mía y en lugar de aprovecharlas y hacerlas crecer,

para que al final de vuestra existencia, Me pudierais regresar dos o tres veces más de lo que Yo os di en talentos, las desaprovecháis.

En lugar de encontrar por vuestra buena actuación, vuestra santidad,

OS VAIS A ENCONTRAR CON UN JUICIO ANTE MI PRESENCIA,

QUE NO OS VA A GUSTAR

Porque poco o MUY POCO, habéis dado para alegrarMe, para que Yo esté contento de que vosotros entréis al Reino de los Cielos y permanezcáis Conmigo eternamente.

Hay almas que han sido despreciadas por vosotros mismos, almas sufrientes de cuerpo y de alma.

Una gran mayoría de vosotros, no les apoyáis, simplemente, las dejáis morir; estas almas que han producido tanta maldad, al estar ante Mí sabrán perfectamente cuál es su futuro eterno.

Tontamente os habéis apartado de Mí, por haberle hecho caso a Satanás; bromeáis que el estar con Satanás va a ser divertido, os da risa,

PERO ¡NO!, MIS PEQUEÑOS,

OS ESTÁIS JUGANDO UNA ETERNIDAD DE DOLOR

Satanás no bromea, Satanás destruye.

Satanás quiere destruir Mi Obra en vosotros, que es vuestra alma, primeramente.

Pueblo de cabeza dura que pudisteis haber ganado fácilmente el Reino de los Cielos, siguiendo Mis Mandatos, Mis Leyes y viviendo en Mi Amor, y Me disteis la espalda.

Hicisteis a un lado lo que Yo os pedía, para que os conservarais Conmigo y alcanzarais la santidad que os abriría las Puertas del Cielo inmediatamente, a vuestra llegada.

Pero parece que habéis hecho todo lo contrario adrede, para ganaros vuestra condenación eterna.

Tanto que he hecho por vosotros, Me he dado plenamente por vuestra salvación;

Os he buscado cuando he visto que ibais por caminos errados y os ayudé a regresar, para que os llenarais de Mi Sabiduría, de Mis Gracias, de Mi Amor.

Os llamaba y vosotros os soltabais de Mi Mano Y preferíais seguir pecando y dandoMe la espalda.

PREOCUPAOS, MIS PEQUEÑOS

PORQUE DENTRO DE POCO TIEMPO,

MENOS DEL QUE OS IMAGINÁIS,

ESTARÉIS ANTE MÍ Y EMPEZARÁ VUESTRO JUICIO

OS AMO, PERO PARECE QUE VOSOTROS, NO.

Hijitos Míos, veréis los Cielos abrirse, veréis la Señal del Hijo del Hombre aparecer entre las nubes,

Una gran Luz os iluminará y conoceréis Mi Amor, Mi Misericordia Infinita,

conoceréis vuestros errores, pero tendréis el apoyo infinito de Mi Misericordia.

Lloraréis vuestro pecado, lloraréis vuestros errores, pero os daré el apoyo de Mi Misericordia,

ése Amor Infinito que se derrama constantemente y que se derramó por todos vosotros en la Persona de Mi Hijo, en Su Sacrificio Eterno y en la recuperación del Cielo para todos vosotros.

Grandes cosas veréis, Mis pequeños, tendréis la oportunidad de conocer Mi Voluntad y aunque sea doloroso el momento por un lado, porque veréis vuestra pequeñez, veréis vuestros errores, vuestros pecados, vuestra traición.

Por otro lado, al estar apoyados con Mi Amor, gozaréis y sabréis cómo os he amado.

Lloraréis el no haber aprovechado tanto Amor, tanto Amor que se derramaba sobre vosotros, tesoros infinitos de Gracias, de Bendiciones, de apoyo espiritual, de crecimiento vivo.Lloraréis no haber querido tomar todo ése raudal de bellezas inimaginables que Yo os ofrecía y que no quisisteis tomar por vuestra falta de Fe, por vuestra negligencia, por vuestra maldad.

Sí, Mis pequeños, muchos habéis preferido la maldad, el dolor en el mundo por estar de parte de Satanás,

Me negasteis y atacasteis todo el Amor, Mi Misericordia, Mis Bendiciones, dones, regalos espirituales que Yo os daba, porque no quisisteis creer en ellos, pero Mi Misericordia está con vosotros.

Aceptaré vuestro arrepentimiento, vuestro corazón contrito hará que Mi Misericordia os invada y os revista nuevamente de Gracia y así, conociendo Mi Misericordia, gozaréis un nuevo principio de vida para vuestra alma.

Me olvidaré de vuestro pasado y empezaréis una nueva vida, una nueva vida que no solamente vosotros gozaréis por tenerMe ya,

sino Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, gozaré, porque habré recuperado al hijo perdido, a la oveja que se descarrió.

¡Cuánto espero ése momento, Mis pequeños!, en que puedo mostrar Mi Amor a todos vosotros,

Y de ésta forma recuperar a tantas almas perdidas actualmente, por el pecado que habéis permitido crecer en vuestra alma y en vuestro corazón.

¡Os amo tanto, Mis pequeños, os amo tanto! Que haré hasta lo imposible, a ojos humanos, para poder recuperar vuestra alma, para poderla gozar eternamente, para poderla consentir.

Porque vosotros no conocéis el Amor tan grande que tengo por vosotros.

¡Cómo quisiera poder consentiros ya! Pero vosotros Me apartáis de vuestro corazón, no queréis entrar en Mi Corazón.

Os pido que oréis para que éste momento se dé, que se dé ya para toda la Humanidad, para que ya os pueda reunir, para que la Familia esté completa.

Y por otro lado Orad Mis pequeños, vosotros, los que ya Me conocéis y Me amáis, por vuestros hermanos que viven en el error.

Por aquellos que no quieren acercarse a Mí, que necesitan ése momento, para que lo hagan llegar a su alma lo antes posible,

Para que no desperdicien ya su tiempo sobre la Tierra.

¡Cuánto os amo, Mis pequeños!, ¡cuánto os amo!. Que el Amor de Mi Corazón se derrame ya,

sobre cada uno de vosotros y empiece su transformación en la santidad, porque a todos os quiero santos, a todos os quiero renovados en Mi Amor.

Y podamos así gozar de los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, en donde habitaréis, gozando plenamente de Mi Amor.

Hijitos, muchos de vosotros actuáis como aquella muchedumbre que seguía a Mi Hijo, cuando Él sobre la Tierra predicaba, hacía Milagros y curaba a la gente.

Muchos, muchos de vosotros, Me pedís vuestra curación, Me pedís estar bien en vuestro cuerpo, sanos, así como se acercaban a Mi Hijo,

Pero realmente, ¿Cuál era el cambio interior?  

NO LO HABÍA, querían estar sanos para sentirse bien y seguir pecando,

NO TENER MOLESTIAS EN SU CUERPO, PERO PARA SEGUIR PECANDO.

Os he dicho que el dolor, la enfermedad, en muchos de vosotros, llega para vuestra purificación.

O PARA LA DE MUCHOS, CUANDO VOSOTROS OS DONÁIS A TRAVÉS DE MI HIJO

Mis pequeños, es tiempo en que os deis cuenta de esto, debéis tener un cambio en cuerpo y alma cuando pedís curación, cuando venís hacia Mí.

Ciertamente Yo os quiero sanos, pero vosotros debéis estar sanos íntegramente, en cuerpo y alma.

¿De qué os va a servir para vuestra vida eterna, el estar solamente sanos de cuerpo y enfermos del alma?

La monjita que murio de cáncer sonriendo. Cuando vives el calvario JUNTO con Jesús, ABBA lo dulcifica con su Felicidad. 

Yo Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios y si Yo veo que necesitáis mantener algún tipo de molestia, dolor, enfermedad, en vuestro cuerpo.

Para que con ello os limitéis y no pequéis más y eso os sirva para vuestra salvación eterna, lo haré, Mis pequeños.

Cuando Yo veo que habéis crecido en la virtud y en el amor, que ya sois maduros en el amor, en la vida íntima Conmigo, puedo aminorar vuestros dolores,

PORQUE SÉ QUE VOSOTROS MISMOS DARÉIS,

A TRAVÉS DE VUESTRA PROPIA DONACIÓN,

EN EL SACRIFICIO Y EN LA PENITENCIA

Os he dicho que el dolor ofrecido, aquel que vosotros mismos os procuréis, siempre será menor que el que Yo permita en vuestra vida.

Y además, dará más frutos, porque vosotros mismos os estáis ofreciendo, como Mi Hijo se ofreció.

Cuando Yo permito que haya dolor en vuestra vida, penas, enfermedades y vosotros aceptáis esto en vuestra vida, ciertamente, el dolor será mayor,

pero también os servirá a vosotros para vuestra purificación y la de otros muchos de vuestros hermanos.

NO DESPRECIÉIS EL DOLOR,

PORQUE MI HIJO NO LO DESPRECIÓ

Y A TRAVÉS DE SU DOLOR

HUBO SALVACIÓN PARA TODOS VOSOTROS

Esto no lo olvidéis nunca, Mis pequeños,

Él transformó ése dolor, que satanás hizo que entrara al mundo a través del Pecado Original,

Mi Hijo lo transforma en salvífico, en vivificador y no quedó como muerte, como satanás quería.

Ahora, a través del dolor, del sufrimiento, de la donación, a través de la penitencia, del sacrificio, podéis vosotros mismos, unidos a los Méritos de Mi Hijo,

ayudar a tantos, tantos de vuestros hermanos que rechazan el dolor, blasfeman Mi Santo Nombre por el dolor que tienen.

Rechazan todo aquello que les pueda quitar toda ésa comodidad a la cual los ha llevado Satanás.

Aceptad con amor, aceptad Mi Voluntad cuando os venga todo esto a vuestra vida, porque estaréis sanando vuestra alma y la de muchos de vuestros hermanos.

Llegará un tiempo, Mis pequeños, en que estaréis ya sin molestias, sin dolores, gozando del Reino de los Cielos,

esperad ése momento que llegará pero, mientras tanto, dadMe la alegría de la salvación de vuestros hermanos que necesitan, necesitan de vosotros.

No despreciéis lo que Yo permita en vuestra vida, siempre será bueno, os lo aseguro.

Si, hijo Mío, esto es lo que estás viendo… Es la Tierra, envuelta en obscuridad, en nubes que obscurecen la entrada de Mi Gracia,

Nubes de maldad, nubes satánicas que no permiten, aparentemente, que Mi Gracia llegue hasta vosotros;

pero ves ahora, esos lugares donde se ve fuego, fuego grande, explosiones, que empiezan a producir el fuego en las almas de vuestros hermanos.  

Sí, os he dicho que Soy un Dios de Amor, pero vuestra necedad ha creado ésta nube densa que cubre a la Tierra entera.

El Pueblo judío Me daba la espalda y así como ellos se cubrían con esa nube densa de obscuridad, porque permitían la entrada de la maldad a su corazón,

Maldad que se reflejaba en los ídolos que aceptaban en su culto, la prostitución con otros pueblos idólatras, tanto mal que aceptaban ellos, cuando habían sido escogidos para lo grande,

Vosotros estáis igual ahora, os habéis prostituido, habéis prostituido vuestra alma, habéis dejado entrar en vuestra alma la maldad, el error.

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos la mayor parte del tiempo? Es el nombre de mi ídolo…

Otros ídolos os han llevado a vuestra muerte espiritual, tendréis que padecer la maldad que permitisteis en vuestro corazón, tendréis que entrar en la realidad que aceptasteis en vuestra vida.

Así como Yo iba cuidando al pueblo judío de los enemigos a su alrededor, Yo os he prometido que os cuidaré de los ataques satánicos cuando estéis Conmigo.

Ahora Satanás va tomando el mundo, sentiréis sus golpes, sentiréis dolor,

Llegará el momento en que no soportaréis más sus ataques y es cuando voltearéis nuevamente hacia Mí, vuestro Dios, para pedir Misericordia, para pedir perdón.

Es cuando os daréis realmente cuenta de vuestro pecado, de vuestra maldad, del olvido hacia Mí, vuestro Dios.

Mucho mal habéis hecho a Mi Corazón Divino, cuando Yo os daba todo, os proveía de todo y vosotros mismos preferisteis el vivir la vida que satanás os daba.

No sabíais al principio lo que habíais permitido, pero creció éste mal y no lo quisisteis detener, aún a pesar de que ya sentíais el sufrimiento y la escasez.

Ciertamente que os levantaré en el momento en que pidáis perdón de corazón.

Pero ahora, todavía ahora, no os queréis dar cuenta de lo que está sucediendo y de lo que sobrevendrá por vuestra negligencia.

Llegará el momento, con vuestras lágrimas, que Me buscaréis y ahí estaré, Mis pequeños, ahí estaré.

Aceptaré vuestro sufrimiento, enjugaré vuestras lágrimas, os levantaré y viviréis nuevamente bajo el Amparo de Mi Amor.

¡Cómo quisiera que entendierais ya, que os arrepintierais antes de que viniera lo más grave!, ¡Ojalá Mis pequeños, entendierais ya!

Os amo, os amo infinitamente, os amo, Mis pequeños y Me duele vuestra negligencia y vuestro pecado en vuestra vida.

Hijitos Míos, cuando Yo os he dado a cada uno de vosotros diferentes dones y capacidades,

Esto lo he hecho de la misma forma con la finalidad como creé en la Naturaleza la diversidad de las flores, de los árboles frutales, de los animales, etc.,

Cada uno de vosotros aceptaréis las enseñanzas venidas de aquella persona con la cual os podáis comunicar de la mejor forma.

Esto puede ser desde la escuela, puede ser en el hogar, pueden ser las enseñanzas de la Iglesia y así tendréis diversidad de opiniones,

pero todas deberán tender siempre hacia lo que Mi Hijo os ha enseñado y hacia Mi Amor infinito.

Tenéis el ejemplo en los grandes santos de la Iglesia, cada uno se dejó guiar por diferentes dones, escogieron de Mi Hijo la diversidad de dones y se dejaron guiar por uno.

Muchos de vosotros seréis afines al pensamiento de ése santo o de esa santa, otros lo seréis de otros y así, tendréis afinidad por diferentes maestros, si os lo puedo decir así.

Mis pequeños, lo que os quiero decir es que no importa por quién os dejéis guiar, pero lo que hagáis, lo hagáis con amor.Que toméis de las Enseñanzas que os dio Mi Hijo, para que vosotros mismos después podáis enseñar lo que se os ha dado con Amor.

Mi Hijo se dio por todos vosotros, llegó a todos los corazones.

Todos o muchos de los que le oyeron, tuvieron afinidad a Su Amor, porque el Amor es uno y a todos los corazones llega.

Eso es lo que os va a unir al final, no la inteligencia humana, no el conocimiento humano, sino el Amor Divino.

A eso debéis tender Mis pequeños, por eso vuestra misión es esa, unirse todos en el Cuerpo Místico de Mi Hijo, en el Amor que Él os enseñó, con las Enseñanzas que Él os trajo.

Todas las almas, os repito, tienen afinidad al Amor, porque ésa es vuestra esencia de vida: EL AMOR.

Vosotros mismos, al llenaros de Mi Amor, tendréis seguidores; pero dependiendo de vuestra forma de ser, de vuestro carácter, algunos serán afines a vosotros y otros no.No os sintáis por ello, todos estáis llamados a venir a Mí.

¿Tenéis la suficiente humildad, Mis pequeños, para reconocer esto que os digo?

Y éste es el punto al que quería llegar, la humildad, aún en la enseñanza.

Llevad, llevad a vuestros hermanos lo que se os dé en vuestro corazón y reconoced, como os he dicho, que no todos os seguirán a vosotros,

Otros seguirán a hermanos vuestros, los cuales serán afines, también, al carácter de aquellos.

Proseguid vuestra misión, Mis pequeños, proseguidla con Amor y con entrega y traedMe muchas almas, para que sean llevadas, como vosotros, al Reino de los Cielos.

Hijitos Míos, el enseñar, el instruir a los demás, es un don Divino, muy delicado, lo podéis volver un arma de dos filos.

Os he dicho que las almas llegan a la Tierra dispuestas a servirMe, pero las almas adultas, igual podrán llenarlas de Bien o podrán llevarlas al Mal.

Un alma que enseña, un alma que instruye, debe ser un alma que esté Conmigo, un alma que haya pedido Mi Sabiduría, un alma que se deje llevar por Mi Voluntad.

Aunque sea un alma que instruya a nivel escolar, enseñando lo del mundo, debe enseñar lo correcto y no debe meter enseñanzas negativas que destruyan a ésa alma en lo espiritual.

Más aún, más responsabilidad tendrán aquellos instructores, en la vía espiritual, que deberán llenar a las almas con Mi Sabiduría,

Con Sabiduría Divina y no con sabiduría de hombres, que los puedan desviar y destrozar eternamente.

Mis pequeños, vosotros, los que instruís a vuestros hermanos en cualquier campo que podréis ser padres de familia, podréis ser maestros de escuela, podréis ser educadores ó instructores universitarios,

Podréis ser sacerdotes o misioneros, podréis tener cargos elevados en los gobiernos de la Tierra,

Tenéis una grave responsabilidad Conmigo, con vuestro Dios, os deberéis dejar guiar por Mi Santo Espíritu,

para que con la enseñanza y el ejemplo que deis, vayáis dejando vida, vida real, vida Mía, en las almas de vuestros hermanos.

Si vosotros destruís las almas que están a vuestro cargo, que dependen de vosotros, en cualquier etapa de su vida, vuestro castigo será grande.

Pero vuestro premio va a ser inmenso si las llevasteis por el camino correcto y les disteis de Mi Vida y les ayudasteis a crecer, porque ellas a su vez, harán crecer a otros.

Ved la responsabilidad ahora, Mis pequeños, ved qué tan grande es vuestra responsabilidad al enseñar.

Muchos, muchos de vuestros hermanos se han condenado por una mala instrucción que recibieron a lo largo de su vida, en alguna etapa de su vida,

pero aquellos que también la enseñaron mal y que por su culpa, ésas almas se perdieron, también recibirán un castigo eterno.

Tened cuidado pues Mis pequeños, en lo que digáis o en el ejemplo que deis, vuestra responsabilidad es muy grande.

Y ahora haced un examen de conciencia, repasad vuestra vida, repasad los momentos de vuestra vida en los cuales, vosotros instruisteis en alguna forma a vuestros hermanos,

¿Les disteis un Bien y ellos lo aprovecharon y son ahora grandes entre los hombres?

O les disteis un mal ejemplo o una mala palabra ¿Y ellos a su vez, ahora están haciendo que otras almas se vayan por el camino del Mal y se están condenando?

Repasad bien vuestra vida, meditad vuestro pasado y mejorad vuestro futuro.

Hijitos Míos, empezad a gozar, ya desde ahora, los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas que os daré.

A vuestros ojos humanos, a vuestro entendimiento pequeño, se os va a hacer extraordinario y de hecho, lo es.

El vivir como se vive en el Cielo, que es lo opuesto de lo que estáis viviendo ahora.

Satanás os fue llevando poco a poco, a ir destruyendo Mi Obra en vosotros.

A vosotros se os ha hecho natural, vivir en la Maldad de Satanás todos los días y de repente, cuando Yo os dé, a los que os habéis ganado ésas Tierras Nuevas que viviréis.

No entenderéis, si no sois preparados antes por mi Santo Espíritu, el cómo es posible que no os dierais cuenta en los errores que vivíais todos los días.

Os digo nuevamente, Satanás os fue llevando a una degradación espiritual y aún humana, que habéis vivido como algo normal en vuestra existencia, cuando realmente estáis viviendo cosas abominables a Mis Ojos.

CUANDO VOSOTROS TENGÁIS LA EXPERIENCIA DE LA ILUMINACIÓN DE VUESTRAS CONCIENCIAS,

EMPEZARÁ EL CAMBIO FUERTE DE VUESTRA VIDA

Os enseñaré ahí, lo que debisteis haber vivido, cómo os debisteis de haber comportado, primeramente, Conmigo, en Mi Santísima Trinidad;

cómo debisteis haber respetado a Mi Hija, la Siempre Virgen María, al Señor San José, a los Santos Ángeles; cómo convivir con el Cielo, con los Santos.

Os daréis cuenta cómo desperdiciasteis vuestro tiempo, tiempo de vida que Me pertenece, porque Yo os di el don de la vida

y vosotros desperdiciasteis tantas oportunidades para vuestra perfección y para el bien de vuestros hermanos, ayudándoles en su crecimiento espiritual.

Lloraréis todo lo que hicisteis.

Si, realmente, en vuestro corazón hay arrepentimiento y el reconocimiento de vuestros errores,

ÉSTA ILUMINACIÓN DE VUESTRAS CONCIENCIAS

OS DARÁN LA PAUTA DE CÓMO OS DEBERÉIS IR MEJORANDO,

Porque el error o los errores en los que habéis vivido toda vuestra vida, han causado asco en el Cielo.

 Y perdón que lo diga así Mis pequeños, pero vuestra forma de actuar día a día, viviendo en vicios, en maldad, en la podredumbre,

No puede causar otra cosa que eso, Mis pequeño. Y os daréis cuenta de ello cuando Yo os deje ver cómo se vive en el Reino de los Cielos.

No vivís en la Bondad, en las Virtudes, en el Amor, en el cuidado de unos para con los otros, en el recrearse en todo momento en las Palabras que Yo os dejé en las Sagradas Escrituras,

En los Ejemplos, en la Vida que os dejó Mi Hijo en Su paso por la Tierra.

Ahora no gozáis los momentos de la Vida de Mi Hijo, que Se dio por vosotros, por vuestra salvación.

Hay tantas Delicias, tanta Sabiduría, tanto Amor en lo que os heMos dejado en las Sagradas Escrituras y vosotros, ni siquiera abrís el Libro, para tomar de él, la Sabiduría Celestial que se os ha dejado.

 No os tomáis el tiempo, cuando menos, de leer algún pasaje todos los días y meditarlo.

Mi Santo Espíritu os ilumina, cada vez que lo abrís con el deseo de perfeccionaros.

En el mejor de los casos, le tenéis un lugar reservado al Libro, a las Sagradas Escrituras, a la Santa Biblia, en vuestro hogar;

pero ahí está, en un lugar muy importante en vuestro hogar,

PERO SOLO, SIN ABRIRLO,

SIN TOMAR DE ÉL LA RIQUEZA ESPIRITUAL

QUE, DESDE EL CIELO, OS HEMOS ENVIADO

Tenéis tanto qué aprender, creéis que sabéis mucho, pero os he dicho que estáis en párvulos y que sois malos estudiantes.

Os conformáis con tan poco, no queréis ser de los mejores estudiantes; no queréis ser de Mis mejores hijos, que hayáis leído las Sagradas Escrituras

y que lo toméis como un Libro de consulta continua, para sacar de él, su gran Sabiduría, Sabiduría Divina que he puesto en la Sagrada Biblia.

De esto y de muchas otras cosas os daréis cuenta

CUANDO VENGA LA ILUMINACIÓN DE VUESTRAS CONCIENCIAS,

de cómo habéis desperdiciado el tiempo del Cielo en la Tierra.

Ciertamente, lloraréis vuestros errores y se os dará una oportunidad más, para que os mejoréis, pero ¿Realmente aprovecharéis esta otra oportunidad para mejoraros?

Yo os Bendigo y os envío a Mi Santo Espíritu para que de El toméis la Sabiduría y la Fortaleza que necesitaréis en el tiempo inmediato por venir.

http://diospadresemanifiesta.com/

N266 EL JUICIO PREVENTIVO 4


Septiembre 07 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, una gran Luz en la Creación hizo que se separaran la obscuridad y la luz.

Fue Mi Luz Creadora la que inició todo, todo lo que Yo os di, Mis pequeños, la Creación entera al servicio del hombre.

Ésta Luz vino a dar vida, vida que tenéis en el Universo entero, vida de amor, vida en servicio para vosotros, pero el pecado llevó nuevamente a ésta luz a la obscuridad.

Luego vino Mi Hijo, les envié nuevamente la Luz a través de Él, vine a separar nuevamente la Obscuridad, la obscuridad del pecado y les trae Luz,

para que el hombre vuelva a guiarse por Mis Preceptos, por Mis Leyes, pero principalmente por Mi Amor.

El hombre le había dado la espalda a todo lo que Yo le había dado, todas las bellezas de la Creación quedaron suspendidas por el Pecado Original,

Pero en lugar de guiarse por ésa Luz del Principio y tratar de sacar adelante la Luz del Principio y vivir en ella, le dieron la espalda.

Viene Mi Hijo y aunque les enseñó nuevamente la Luz, las Verdades Celestiales; nuevamente el hombre cae en el pecado, cae en la obscuridad, no cuida la Luz;

se aparta de Mis Verdades, de Mis Preceptos, de Mis Leyes…

Y PRINCIPALMENTE, DE MI AMOR.

Una tercera oportunidad tendrá la Humanidad,

VENDRÁ UNA GRAN LUZ, DADA POR EL ESPÍRITU SANTO

Espíritu de Vida, Espíritu de Amor, Espíritu de Orden, orden universal traerá nuevamente la Tercer Persona de Mi Divinidad.

La Humanidad nuevamente tendrá la oportunidad de conocer la Verdad, Mi Luz, Mi Amor.

Mis pequeños, ¿Estáis preparados ya, para recibir ésa Gran Luz?

¿Estáis preparados, después de dos oportunidades, de cuidar ésa Gran Luz?

Son Oportunidades Mis pequeños, que Yo os doy como hijos Míos.

Yo, el Amor Increado os doy Mi Amor nuevamente para que lo cuidéis, para que conviváis como verdaderos hermanos, hijos de todo un Dios.

Mis pequeños, una Tercera Oportunidad más os daré, para que entendáis qué es Mi Amor y cómo Mi Amor os ha cuidado.

Vivid pues, como verdaderos hermanos, hijos de un solo Dios. Cuidad, cuidad Mi Luz, cuidad las Verdades que se os darán nuevamente, que se os recordarán.

Mi Hijo, Personalmente os las dio, pero vosotros les habéis dado la espalda.  

Ésta Luz os dará a conocer vuestros pecados y vuestros aciertos, vuestra vida pasada, vuestra vida actual, para que vosotros preparéis vuestra vida futura.

Todo lo creado está a vuestra disposición, es Mi regalo como Padre y como Dios el daros tantas bendiciones y tantos regalos porque os amo, Mis pequeños, os amo con todo Mi Corazón.

Tomad pues, ésta tercera oportunidad que se os dará para que podáis corregir vuestro pasado, el pasado de vuestros hermanos y sigáis adelante en la Verdad, guiados por la Luz, por Mi Luz Infinita de Amor y de Verdad.

Si actuáis en el Amor, no necesitaréis Leyes.

El Amor lo cubre todo, el Amor lo alivia todo, el Amor a todo da vida. Dad vida pues, Mis pequeños a la nueva oportunidad de vida que se os dará.

Pequeños Míos, en breve se os quitará el velo sin el cuál podréis ver vuestra alma, en el estado en el que se encuentra,

PODRÉIS VER VUESTROS ACTOS PASADOS,

PODRÉIS VER EL AMOR QUE FALTÓ EN VUESTROS ACTOS,

PODRÉIS VER LO QUE DEJASTEIS DE HACER.

Mis pequeños, vuestra vida se os dio para que dierais vida a vuestros hermanos. 

Vuestra posición en la Tierra es DAR, dar cosas buenas, dar cosas santas, actuar para el Cielo, vivir para el Cielo, orar por vuestros hermanos, en una palabra,

ES DONACIÓN TOTAL DE VUESTRO SER

 para vuestros hermanos, en la reconstrucción del Reino.

Mis pequeños, Yo permito esto en vuestra vida por un acto grande de Misericordia, por un acto grande de Mi Amor.

El Mundo está tan envuelto ya en tinieblas, en error, en maldad; que muchos, MUCHOS de vuestros hermanos han crecido sin ninguna vida espiritual, sin enseñanzas de parte de sus padres.

Ésta es la generación actual que no está dando fruto, que se está dejando llevar por las Mentiras del Mal.

Es un mal mundial Mis pequeños, por eso, salir de ésta falsedad que el Demonio ha puesto ante los hombres, es algo difícil ya para vosotros mismos.

Porque aún los mismos consagrados no quieren evangelizar

Y los que quieren no se dan a basto.

Vosotros, los laicos, los que estáis Conmigo,  a muchos os gustaría evangelizar pero no podéis y los que pueden tampoco se dan abasto.

Muchos, muchos otros viven en ésa mediocridad, querer recibir pero no dar, en ésa comodidad de no querer trabajar para Mí, vuestro Dios.

En pocas palabras, en resumen, estáis viviendo en un caos espiritual y eso lo sabéis, Mis pequeños y solamente la ayuda que venga de lo alto os podrá salvar.

El error se ha diseminado por todos lados, ésta generación actual ya no sabe lo que es bueno y lo que es malo, simplemente se deja llevar por los instintos,

y la concupiscencia del hombre los lleva a ése instinto malo, al instinto de la carne; por eso veis ahora tanta maldad, tanta corrupción, tanto sexo -pero mal llevado, Mis pequeños-, porque él en sí es bello.

Yo os lo regalé para la procreación, pero el Demonio os lleva nada más al puro goce superfluo y si llegan a procrear lo hacen fuera del matrimonio o sin responsabilidad.La juventud, es manipulada por la falsedad de los hombres adultos, llevan a la juventud hacia los vicios por negocio, por destrucción de valores, por aniquilamiento al mismo hombre.

Muchos de vosotros no os dais cuenta de tanta inmundicia que hay o no os ponéis a recapacitar realmente en esto que tanto afecta a Mi Corazón.

Vivís en las cosas superfluas y no os dais cuenta de que el mundo realmente necesita de almas de oración, de almas en donación.

Sacrificios, ayunos, penitencias, mucha oración y vida en acción para restaurar toda ésta maldad.

QUIERO QUE SINTÁIS EL DOLOR DE MI CORAZÓN AL DECIROS ESTO,

Yo que solamente quise poner el Bien en vuestra vida, que dierais bien, que vivierais según las Bondades de Mi Corazón.

Y es ahora todo lo contrario, se está destruyendo el mundo, se están destruyendo las almas y no queréis luchar por mantener la perfección que Yo puse en Mi Obra en la creación, tanto en vosotros como en todo lo que os rodea.

Mis pequeños,

¡DESPERTAD YA, DESPERTAD!

¡NECESITO DE VOSOTROS!

Necesito de vuestra Oración, necesito de vuestra vida para restaurar lo que se está perdiendo y lo que ya se perdió, Yo puedo restaurar todo, pero necesito de vosotros,

Necesito que os deis cuenta, para que realmente se mueva vuestro corazón, al amor, que se mueva vuestro corazón en compasión por vuestros hermanos,

Que se mueva vuestro corazón a desear ésta restauración de todo lo que Yo creé.

Necesito de vosotros, porque sois Mis hijos y es vuestra familia, es vuestra casa lo que se ha destruido, restauradla junto Conmigo, Mis pequeños.   

Soy vuestro Padre y necesito que estéis unidos a Mí para restaurar todo lo que se ha perdido.

Hijitos Míos, cuando vosotros sois padres de familia, tenéis la intención de lograr una familia lo más perfecta posible, en donde nada os falte,

que estéis unidos, que podáis cumplir con todo lo necesario para que vuestros hijos sean personas de bien y que sean ejemplo ante el mundo.

Ciertamente, estoy hablando de un matrimonio cristiano, un matrimonio con ideales de perfección y santificación.

Pero, ¿Qué sucede cuando, a pesar de todas vuestras intenciones e intentos, vuestros hijos se desvían y prefieren el mal al bien que vosotros habéis deseado y enseñado a vuestros hijos?

Os sentís mal porque, el ataque de Satanás es muy fuerte y vuestros hijos son engañados por sus artimañas y caen.

Eso mismo Me sucede a Mí, Mis pequeños.

Yo, como vuestro Dios y Creador, os he dado el don de la vida, para que vosotros bajarais a la Tierra, a llevar Mi Vida y llevarla a los vuestros.

Para que vuestro ejemplo, vuestras palabras, vuestros deseos, oraciones, intenciones, fueran cambiando el entrono en donde vivís y al mundo entero.

Pero el hombre prefiere desviarse y aceptar la Maldad de Satanás.

Las almas se vuelven estériles, las almas se vuelven malas, no hay vida espiritual que las soporte, no hay vida espiritual que las salve.

Y así, muchas almas, que han bajado a la Tierra, en lugar del bien que debieron haber hecho, causaron mucho mal a la misión que Yo les encomendé.

Y que era para vuestra salvación y la de los vuestros.

Mis pequeños, un alma es valiosísima ante Mis Ojos, un alma puede hacer grandes cosas.

Inmensas, cuando el alma vive en Mí, cuando el alma se apoya en Mí, cuando el alma se santifica a través Mío.

Os he dado a Mi Hijo como Ejemplo, para que vosotros lograrais vuestra santificación y también lograrais la santificación de vuestros hermanos.

Las almas que viven con esta intención, son almas santas, son almas que hacen mucho bien a otras almas, son almas que producen mucho fruto,

son almas en las cuales Me deleito y bendigo mucho; porque también mucho han tomado de Mí y Yo Me congratulo con ellas.

Mis pequeños, ¿Por qué ser de ésas almas que Me traicionan y traicionan también a sus hermanos?

CUANDO VOSOTROS ACTUÁIS EN EL MAL,

OS VOLVÉIS INSTRUMENTOS DE SATANÁS

SI SOIS INSTRUMENTOS DE SATANÁS,

¿A QUÉ ESTÁIS ASPIRANDO?

Ciertamente, muchas de éstas almas que Me traicionan, son las que luego se voltean contra Mí y Me exigen un bienestar y bendiciones que no se merecen.

Actuáis por conveniencia y actuáis en mentira.

No vivís de acuerdo a lo que Yo os pido, pero sí exigís que todo os vaya bien en vuestra vida, ¿No se os hace esto incongruente, Mis pequeños?

Vosotros mismos en vuestra familia, ¿Acaso premiáis al hijo que se porta mal?

¿ACASO DEBO YO PREMIAR AL ALMA QUE SE PORTA MAL?

No, Mis pequeños, no os engañéis y no seáis injustos Conmigo, que Soy vuestro Dios, que Soy todo Amor y Soy todo Justicia.

Ciertamente, Mi Misericordia es muy grande y espero vuestra conversión, pero muchos de vosotros no buscáis vuestra conversión, y seguís actuando en el mal.

Mucho os he dado, principalmente, LA PRESENCIA DE MI HIJO ENTRE LOS HOMBRES

Tenéis Sus Enseñanzas, tenéis un Ejemplo de Perfección.

Las almas deben tomar Su Ejemplo, para que podáis dar mucho fruto, pero no os importa ya más, esto que os pido,

No os importa, ya más, agradarMe con vuestra presencia entre vuestros hermanos y dar Vida con vuestra vida, con vuestras palabras, con vuestra intercesión.

Vergüenza Me dan infinidad de almas que se comportan como verdaderos demonios.

Yo, que os di la vida, Yo que os doy el sustento, Yo que cuido por vosotros y vosotros, os volvéis muerte para muchos de vuestros hermanos.

VUESTRO EJEMPLO ES NAUSEABUNDO,

VUESTRAS PALABRAS, GROSERAS, DESTRUCTIVAS, PALABRAS DE MUERTE.

NO HAY AMOR EN VUESTRA VIDA NI EN VUESTROS ACTOS,

HAY DESTRUCCIÓN, HAY VICIO, HAY MALDAD.

No hay respeto a Mis Leyes, no respetáis lo que viene de Mí.

Sí, sois instrumentos de Satanás, porque de vosotros no sale vida, sino solamente muerte, maldad, destrucción espiritual.

Os podéis imaginar cuál será vuestro futuro eterno, que aunque ciertamente tratáis de acallarlo, tratáis de no pensar en él y creer que no hay un futuro eterno, equivocados estáis Mis pequeños,

PORQUE EL FUTURO ETERNO EXISTE

Y así, como vosotros os estáis ganando vuestra condenación, también las almas buenas se estarán ganando la Vida Eterna, la felicidad eterna Conmigo, en el Reino de los Cielos.

Yo Soy un Dios Justo, Soy un Padre Justo,

VOSOTROS SERÉIS VUESTROS PROPIOS JUECES,

CUANDO AL FINAL DE VUESTRA VIDA OS PRESENTÉIS ANTE MÍ

¿Podréis verMe a los Ojos cuando estéis ante Mí, o querréis ocultaros para que Yo no os vea?

Dependerá de vosotros cómo estaréis al final de vuestro tiempo, y qué cuentas daréis de la vida que Yo os concedí.

Meditad todo esto Mis pequeños, porque es una realidad de la cual no podréis escapar,

ESTÁIS YA A MOMENTOS EN QUE EL JUSTO JUEZ SE PRESENTE A VOSOTROS,

¿CÓMO ESTARÉIS ANTE MIS OJOS?

Porque todos sabéis, perfectamente, cómo está vuestra alma, ya que Mi Santo Espíritu habita en vosotros y Él os hace ver la realidad espiritual en la que vivís.

Cada alma que baja a la Tierra, lleva una misión y todos sois necesarios en la misión que se os confirió, para que Mi Cuerpo Místico se restaure.

Os dije: “sed perfectos, como Mi Padre es Perfecto” y vosotros os dais cuenta perfectamente si estáis tendiendo a ésa perfección.

Vuestra vida debe ser ascensional todo el tiempo. “Estáis en el Mundo, pero no sois del Mundo”, Palabras también de las Sagradas Escrituras y que todos debéis tomar en cuenta para vuestra existencia.

¿Qué habéis buscado cada uno de vosotros? ¿Vivir en Mí y para Mí, buscando ésa vida ascensional espiritual?

O estáis solamente para buscar lo del Mundo y que eso os va a llevar a una caída espiritual.

¿Cuántas son las almas que se desvían? Muchísimas, Mis pequeños.

¿Cuántas almas no van a arrepentirse y a llorar en el momento en que Mi Santo Espíritu os haga daros cuenta de todo lo que hicisteis y de lo que dejasteis de hacer ?

Y ESTO ES, CUANDO TENGÁIS VUESTRO JUICIO PARTICULAR

Otra oportunidad y ya de las últimas, para que os deis cuenta qué fue de vuestra vida, qué fue de vuestra existencia.

Os repito y os repito Mis pequeños, esta idea y esta realidad, porque se os olvida pronto y no le queréis hacer caso:

Satanás se está encargando con los Desastres, de PRESENTAROS DE IMPROVISO Y…

Todos seréis juzgados en algún momento de vuestra existencia,  cuando os haga regresar a Mí y os pida cuentas de lo que hicisteis y lo que dejasteis de hacer.

Será cuando os deis cuenta, como os dije, de que tuvisteis un Tesoro inmenso, Divino entre vosotros y no lo aprovechasteis,

todo el Conocimiento que os dejé en Palabras y Obras y no lo aprovechasteis,

¿Cuántos de vosotros os arrepentiréis y pediréis otra oportunidad? Pero ya no la habrá.

¡NO!, MIS PEQUEÑOS, LA VIDA ES UNA, LA OPORTUNIDAD QUE OS DOY, ES ÚNICA

 La vida es una, no hay posibilidad de otra existencia para reparar lo que no hicisteis o, tontamente, cuando habláis de reencarnaciones,

Como os dije, si realmente os interesara vuestra vida, el vivir en la Tierra y ayudar a vivir a otros de vuestros hermanos, como se vive en el Cielo, vuestra vida la habríais aprovechado correctamente.

Estáis para trabajar, para trabajar para vuestra propia salvación y para la de los vuestros y esto, es llevándoMe a las almas.

Primeramente, llenándoos vosotros mismos de Mí, de Mi Sabiduría, de Mi Presencia, de Mi Amor,

pero si a vosotros no os interesa esto, que fue para lo que se os dio el Don de la vida, no Me servís y terminaréis como en la Parábola: seréis arrojados al Fuego Eterno.

Meditad, Mis pequeños todo esto, el tiempo ya está sobre vosotros, el tiempo en que se os tomará en cuenta lo que hicisteis y lo que dejasteis de hacer.

VUESTRO JUICIO PERSONAL SE ACERCA,

¿Cómo estaréis, ante Mí, en ése momento?

No sabéis si será ésta noche, mañana, pasado, el tiempo es breve, ¿Cómo estaréis ante Mi Ojos?

Hijitos Míos, el regalo que os tengo preparado en el Reino de los Cielos, es inmensamente bello.

Tenéis las experiencias de algunos santos, a los que les he permitido vivir, aunque sea por breves momentos, lo que es el Reino de los Cielos.

San Pablo os dijo: “ni el ojo vio ni el oído escuchó lo que Dios tiene reservado para nosotros”.

Se os habla de moradas, de diferentes moradas a través de Santa Teresa.

Todo esto, Mis pequeños, se resume solamente en una cosa, en Amor, en el Amor que os tengo.

Ciertamente, vuestro cuerpo no puede soportar todas las bellezas que os tengo reservadas y por eso, os he pedido, que Me pidáis la transfiguración de cuerpos y almas,

Para que, cuando viváis los Nuevos Cielos y las nuevas Tierras, podáis gozar algo de las bellezas que viviréis eternamente, cuando terminéis vuestra misión sobre la Tierra.

Y digo “algo”, Mis pequeños, porque vuestro cuerpo no es eterno, vuestra alma, sí.

Y Yo, siendo Omnipotente, os puedo dar diferentes experiencias místicas, bellísimas, a lo largo de vuestra existencia eterna en el Reino de los Cielos.

Lo primero que experimentáis al estar Conmigo en el Reino de los Cielos, es la Paz, la Paz total en vuestra alma

Y esto lo sabe perfectamente Satanás y es lo primero que os quita, cuando de alguna forma, caéis en sus garras y en sus Mentiras.

Os he dicho que estáis rodeados de puras mentiras a vuestro alrededor, mientras vivís en la Tierra y con ellas os va quitando la paz, la paz interior.

Lo que os dé Satanás, aunque aparentemente sea agradable a vuestros sentidos, nunca,

NUNCA Mis pequeños, os va a dejar paz, paz absoluta en vuestro ser, solamente estando Conmigo, podréis tener ésa Paz.

Él tuvo ésa Paz del Cielo, antes de su pecado grave, él sabe lo que es vivir en el Reino de los Cielos y en su Envidia, porque no quiere que vosotros gocéis de Mis Bienes,

Os va atacando y os va desviando con múltiples mentiras que él utiliza para que vosotros no lleguéis al final de vuestra misión Conmigo, al Reino de los Cielos.

A muchas almas, especialmente cuando Me siguen, cuando Me buscan, cuando quieren estar Conmigo,

Les permito tener ésos momentos místicos, aunque sean por segundos, para que vayan viviendo lo que, solamente Yo, vuestro Dios, os puedo regalar por buscarMe.

Vosotros, todos vosotros, necesitáis la paz interior, porque es la única forma en que os podéis mover libremente sobre la Tierra y en el Cielo mismo.

La paz interior solamente la tenéis cuando no hay pecado grave, cuando buscáis Mi Amor, cuando tratáis de ser buenos hijos, cuando tratáis de ser hermanos, como os lo he pedido a través de Mi Hijo.

Cuando tenéis ésa paz, Mi Santo Espíritu, que habita en vosotros, no os está condenando.

Puntualicé el que no tuvierais pecados graves, porque ciertamente el pecado grave os va a apartar totalmente de Mí.

Vuestra imperfección os lleva a tener continuamente pecados más pequeños, que son fallas que todos tenéis continuamente y que debéis ir puliendo a lo largo de vuestra existencia

Y AL HACERLO, VUESTRA PAZ INTERIOR SE VA INCREMENTANDO

Esto es lo que debe constituir la normalidad de nuestro constante bienestar…

Solamente, cuando quitáis el pecado grave, con el Sacramento de la Confesión, inmediatamente, después de la absolución que os da el sacerdote, vosotros recobráis la Paz y la alegría

 Y si lo meditáis, muchas veces lo habréis vivido, cómo ésa absolución, que es Mi Gracia, a través del sacerdote, os devuelve ése estado de paz, tan bello, tan necesario para el hombre,

ES UNA GRACIA ESPECIAL QUE LE OTORGO A LAS ALMAS QUE ME BUSCAN

Luchad por ella, no la perdáis, Mis pequeños, manteneos en ella y la gozaréis eternamente cuando regreséis a Mí.

Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo, Mis pequeños. Os llevo en Mi Corazón. Amaos los unos a los otros, os lo pidió Mi Hijo.

Bendecid estos momentos en vuestra vida y agradecedMelos… Son momentos de Gloria.

Os amo, os amo, Mis pequeños. Y dejadMe ser vuestro Dios en vuestra vida, en total libertad. Os amo, Mis pequeños y os Bendigo en Mi Santísima Trinidad.

http://diospadresemanifiesta.com/

N266 EL JUICIO PREVENTIVO 2


Septiembre 07 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Mi Padre hizo una alianza con el pueblo judío, en un principio y les pidió que se cumplieran al pie de la letra los Mandamientos para que vosotros pudierais estar en bien con Él.

Luego vine Yo, vuestro Hermano Jesucristo y todo ese Amor, de Mi Padre, lo viví, os lo enseñé para que fuera un complemento a los Mandamientos que Mi Padre os había enviado.

Sí, Mis pequeños, todo lo que Nosotros os hemos pedido, es para que alcancéis, primeramente, vuestra santidad aquí en la Tierra, al cumplir al pie de la letra lo que se os dio, a través de Mi Padre y lo que Yo os enseñé personalmente.

No hay excusas, no hay pretextos, todos tenéis la misma obligación.

Si ciertamente, os decís hijos de Dios, debéis cumplir lo que se os ha dado, se os juzgará en base a esto y en base al Amor,

El amor que vosotros tengáis en vuestro corazón y al que viváis en lo personal y el amor que deis a vuestros hermanos.

ESTA ILUMINACIÓN O JUICIO PARTICULAR

 Será dado para toda la humanidad y todos entenderán que es vuestro Dios, el Único Dios Verdadero, el que os está Juzgando,

PERO ES UN JUICIO PARTICULAR Y UN JUICIO PREVENTIVO

 Para que, si no estáis actuando según Mis Mandamientos dados y según Mis Enseñanzas, vosotros retoméis el camino.

Tenemos que estar recordándoos continuamente sobre esto, Mis pequeños, porque os olvidáis fácilmente de Nuestras Palabras.

Os distraéis fácilmente, pero sobre todo, os habéis llenado del Mundo y de sus pecados.

Y de esta forma, le habéis dado la espalda a Mis Enseñanzas y a Mis Leyes dadas.

Os gusta apuntar con vuestro dedo hacia vuestros hermanos, haciéndolos ver a ellos como malos, perversos, pecadores,

Queriendo hacer creer a vuestros demás hermanos que vosotros tenéis la razón de vuestros actos, que vosotros estáis actuando en el bien, cuando tenéis vosotros una viga en vuestros ojos.

Sí, Mis pequeños, no queréis ver vuestra realidad, no queréis aceptar vuestras fallas, solamente veis las fallas de vuestro prójimo y al no quererlas ver en vuestra vida, no os arrepentís de ellas,

Y ES POR ESO QUE VUESTRO DIOS, NUESTRO PADRE

VA A INTERCEDER Y SE VA A PRESENTAR EN VUESTRA VIDA

Haciéndoos ver que el error es vuestro y que debéis regresar al buen camino con humildad, con arrepentimiento y aceptando vuestras faltas.

Sí, Mis pequeños, si vosotros NO tenéis humildad y no os presentáis ante Mí así, humildemente, vuestras oraciones y pedimentos, no sirven de nada.

Para que vuestro corazón se mueva hacia la perfección y vuestros pecados puedan ser perdonados, debéis ser humildes y debéis aceptar en vosotros mismos, que faltasteis a los Mandamientos dados y a las Enseñanzas que Yo os di.

No permitáis que haya soberbia en vuestra vida, en vuestros actos, en vuestras palabras y pensamientos, Mis hijos verdaderos, llenos están de humildad.

Al momento en que vosotros sois soberbios, perdéis muchísimo, Mis pequeños. 

Tan pronto os deis cuenta de vuestra soberbia, pedidMe perdón, volved a la docilidad, a la inocencia y de esta forma, Yo os ayudaré a que podáis regresar al Reino de los Cielos.

Cuando sois pequeños, vuestros actos son inmensos, cuando sois soberbios, destruís todo lo que tenéis y podríais hacer.

Mis pequeños, insisto, en que vosotros hagáis mucha oración, penitencia, ayunos, lo más posible, Mis pequeños, para que os podáis presentar ante Mí, vuestro Dios, limpios,

RELUCIENTES EN EL MOMENTO DE VUESTRO JUICIO

Y eso hará que vosotros podáis recibir muchas bendiciones de parte de la Santísima Trinidad.

Sed sencillos, sed humildes, vivid para Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, porque tendréis toda una eternidad en que Nosotros os consentiremos.

Imaginad lo que es ser consentido por todo un Dios, no os lo podéis ni siquiera imaginar.

Orad pues, para que lleguen ésos momentos llenos de Vida, llenos de Mi Amor y llevándoos a la Santidad eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que no véis, en Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

Septiembre 05 de 2019

Ovejas de mi Grey, mi Paz sea con vosotras,

Rebaño mío, el Mal se está acrecentando y sus Tentáculos se están expandiendo por la maldad y el pecado existentes.

MUY PRONTO COMENZARÁ EL TIEMPO DE JUSTICIA

SOLO FALTA EL AVISO Y MILAGROPARA DAR POR TERMINADO MI TIEMPO DE MISERICORDIA

Ya no faltan sino estos Dos Acontecimientos para que la humanidad comience a caminar por el Desierto de la Gran Purificación.

Nuevamente os digo Rebaño Mío, que la llegada de mi Aviso, os coja en Gracia de Dios para que vuestro Paso por la Eternidad sea vuestro mayor gozo.

Todo lo creado se encuentra conmocionado, la creación muy pronto no dejará de moverse; por lo tanto, debéis de estar ya preparados para afrontar los días de la gran prueba que están por llegar.

¡Humanidad pecadora, Tibios de Corazón, si continuáis adormecidos por el pecado y en tibieza espiritual, os aseguro que os vais a perder eternamente, cuando toque a la puerta de vuestra alma!

¡Despertad, despertad, porque vuestro paso por la eternidad está llegando!  

¡Acordaos que vendré como Ladrón en la noche y si os encuentro dormidos, corréis el riesgo de no volver a despertar!

¡Parad de pecar, humanidad ingrata, no sigáis en tibieza espiritual, hijos de doble ánimo!

Mirad que la noche está llegando y con ella el tiempo de Justicia; retomad cuanto antes el sendero de la salvación, porque bien sabéis que no quiero vuestra muerte, sino que viváis eternamente.

¡Apresuraos porque la noche y sus tinieblas están llegando y el Amo de la Oscuridad y sus lobos, ya andan buscando a quién devorar!

Ovejas rebeldes, os estoy llamando, vosotras sois mis ovejas perdidas; atended a mi llamado y corred presurosas al redil.

VENID vuestro Eterno Pastor os espera, no tardéis porque el lobo anda suelto y os está acechando para devoraros.

No tengáis miedo, no os haré ningún reproche por vuestro extravío, bien sabéis que os amo; Apresuraos, porque cuando se cierre la puerta del Redil, ya no habrá quien os escuche y abra.

Responded con balidos a mis últimos llamados, porque ya está entrando la noche.

MI AVISO, MILAGRO Y CASTIGO, MARCARÁN EL INICIO DE VUESTRA PURIFICACIÓN

Estad preparados con vuestras lámparas encendidas con la Oración y en gracia de Dios, porque el Juicio a las Naciones está por comenzar.

Vuestro tiempo pararé y

TODO QUEDARÁ SUSPENDIDO AL PASO DE MI PEQUEÑO JUICIO

 Vuestras almas sentirán soledad y sed de Dios.

Os miraréis a sí mismos y veréis el interior de vuestras almas con toda su miseria y pecado.

Sentiréis dolor por todas las ofensas y agravios con que habéis ofendido al Dios Uno y Trino.

Se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos por todos los pecados que cometieron.

Seréis juzgados en el amor; el justo será juzgado en su justicia y el impío en su pecado y desamor.

Si os acogéis a Mí, con corazones contritos y humillados, encontraréis Misericordia; mas si os apartáis de Mí, conoceréis mi Justicia.

OS ANUNCIO, HIJOS REBELDES

QUE MI AVISO SERÁ MI ÚLTIMA PUERTA DE MI MISERICORDIA ABIERTA;

Si después de haber visto y sentido todo esto, persistís en vuestro pecado, es porque no sois ovejas de mi Rebaño, entonces os entregaré al Lobo para que disponga de vosotros.

Hijos míos, ovejas de mi Grey: todos los Acontecimientos descritos para estos Últimos Tiempos están por cumplirse; mi Aviso os mostrará que la decisión equivocada de un solo hombre afecta a muchos;

que los pecados de obra, palabra y omisión, desencadenan violencia espiritual y rompen con el equilibrio de la Creación que es amor en esencia.

¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD!

¡PORQUE SE ACERCA LA VENIDA DE VUESTRO DIOS Y SALVADOR!

Convertíos de una vez y dejad de pecar,

PORQUE MUY PRONTO VERÉIS LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE

QUE VIENE A REUNIR SU REBAÑO,

que viene a separar el trigo de la cizaña y las ovejas de las cabras.

Preparaos pues habitantes de la Tierra, porque escucharéis mi Voz que retumbará en vuestras conciencias, que será vuestro Juez, que os mostrará el desierto de vuestras vidas.

Y QUE OS HARÁ SENTIR EN VUESTRAS ALMAS EL DOLOR QUE PRODUCE EL PECADO

Acercaos ovejas de mi Grey a la fuente del perdón y la reconciliación; alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre;

practicad la justicia y el derecho para que cuando el Amo toque a vuestras puertas estéis preparadas y podáis cenar con él.

Los días de mi Venida están cerca, pero antes, la Humanidad y la Creación, deben ser purificadas.

Ninguna criatura habitará la Nueva Creación de mi Padre, sin antes haber pasado por el horno de la purificación.

El dolor y el llanto muy pronto se apoderarán de los hombres; unos desearán estar muertos, pero la muerte no los escuchará.

Otros maldecirán mi Nombre y se perderán y unos pocos, los que alcancen la corona de la vida, serán mi Rebaño, mi Pueblo elegido.

Los días de la Prueba ya han comenzado,

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS ESTÁ TOCANDO A LA PUERTA

la Humanidad sabrá que yo soy su Dios, el Dios de todos los tiempos, el que todo lo ve, todo lo escucha y habla en el silencio.

Muy pronto me manifestaré a la humanidad, para que no vuelva a poner en duda mi existencia.  Yo Soy el que Soy, el Dios Uno y Trino,

el Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, Señor de todo lo visible e invisible, Dios de Dios, Luz de Luz, Señor de Señores.

Mi Gloriosísima Cruz está a punto de aparecer e iluminará los cielos de oriente a occidente, de norte a sur; será visible a vuestros ojos y por siete días con sus noches la veréis; ella, os anunciará mi Aviso.

Acordaos que llegaré como ladrón en la noche y mi Voz os despertará y vuestras almas por unos minutos, pasarán de este plano terrenal al espiritual.

Todo mortal será examinado, pesado y medido, por mi Justicia Divina.

Veréis el estado en que se encuentran vuestras almas con respecto a Dios y vuestros hermanos; toda vuestra vida y obras se os mostrarán y seréis juzgados en el amor.

MI PEQUEÑO JUICIO OS MOSTRARÁ LA GRAVEDAD DEL PECADO

Y LA FORMA COMO AFECTA MI CREACIÓN;

todo pecado mortal os quemará el alma con el fuego con que son quemadas las almas que se condenan.

El cielo y el infierno se os mostrarán, para que sepáis que son una realidad.

Allí se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos, por todos los pecados cometidos.

MI PEQUEÑO JUICIO NO SERÁ TAN DURO PARA MI PUEBLO FIEL

 se os mostrarán los pecados que debéis de confesar y especialmente vuestras omisiones y faltas de caridad para con vuestro Dios y vuestros hermanos;

sentiréis dolor por haberme ofendido y será como un purgatorio para vuestras almas; os digo, que la suma de los pecados veniales no confesados, se van volviendo en faltas graves que ofenden a mi Divinidad;

POR  ESO MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS ES TAN IMPORTANTE,

para que enderecéis vuestro caminar y retoméis la senda de vuestra salvación.

No olvidéis que sois miembros del Cuerpo de Cristo, de este Cristo que se entregó por vosotros para la redención de vuestros pecados; por eso cada vez que pecáis, mi Cuerpo sufre y mi Santo Espíritu se entristece.

¡Ay de aquellos que están en pecado mortal, porque mi Aviso les va a ser sentir el peso de sus pecados y sus almas sentirán el fuego de las tinieblas!

TODOS  AQUELLOS QUE ME HAN DADO LA ESPALDA,

SUS ALMAS VAN A SENTIR EL DOLOR DE LAS ALMAS QUE SE CONDENAN,

VERÁN EL INFIERNO

Y ESTARÁN EN ÉL,

POR EL TIEMPO QUE DURE MI PEQUEÑO JUICIO

Así se darán cuenta de la existencia del Reino de las Tinieblas y del Amo que les espera si continúan en su camino de perdición y pecado.

¡Oh humanidad, estad preparada porque ya viene mi Juicio a las Naciones, que mi Aviso os coja en gracia de Dios, para que podáis resistir a mi juicio!.

Pueblo mío, Rebaño mío, no temáis; vuestras deudas os serán recordadas, para que os reconciliéis conmigo.

Vosotros los que andáis en tibieza espiritual, os pido que os defináis de una vez, para que cuando mi justicia os juzgue, no tengáis de qué lamentaros.

Porque en verdad os digo, que ningún tibio de corazón, podrá habitar la Nueva Creación.

La Nueva Creación que mi Padre creará, será el premio para los valientes que pasen la prueba; mi juicio fortalecerá en la fe a mis ovejas, para que puedan sobrellevar los días de purificación.

Muchos veréis mi rostro y me contemplaréis en todo mi esplendor, este será mi regalo para mis leales y fieles hijos.

  De nuevo os digo, que después de mi Aviso, ya no seréis los mismos;

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS PREPARARÁ A UNOS PARA EL CUMPLIMIENTO DE SUS MISIONES

a otros para el combate espiritual y a otros tantos los despertará de su letargo y mi Milagro se encargará de terminar la transformación.

Las 2/3 partes como está escrito se perderán y harán parte del rebaño de mi Adversario y serán separadas de mi Grey.

Luego de esto mi Adversario reinará por un corto tiempo y después se dará comienzo a la batalla final por vuestra libertad.

Mirad pues hijos míos, que mi Aviso y Milagro os darán la oportunidad de que os salvéis y seáis nuevas criaturas fortalecidas en la fe, el amor y en el conocimiento de Dios.

MI AVISO SERÁ UN PENTECOSTÉS

PARA TODOS AQUELLOS QUE ESTÉN INSCRITOS EN EL LIBRO DE LA VIDA

Mis profetas y ungidos se darán a conocer y hablarán a mi pueblo sin temor.

Mis dos testigos profetizarán en aquellos días y destruirán las herejías de mi Adversario.

Y junto con mi Madre, mi amado Miguel, mis Ejércitos Celestiales y terrenales, allanarán el camino para mi Regreso Triunfal.

MUCHOS NO VAN A SOPORTAR MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

Y SUS ALMAS SE VAN A PERDER

 Porque no han querido atender a mis Llamados a la Conversión;

La inmensa mayoría anda perdida en el pecado y las preocupaciones de este mundo; otros tantos vagan en la tibieza espiritual y no han podido definirse;

por eso vengo insistiéndole a la humanidad para que se arrepienta y haga confesiones de vida e incluya los pecados de omisión,

PARA QUE CUANDO SE PRESENTE ANTE EL TRIBUNAL SUPREMO

PUEDAN SER JUSTIFICADOS

Y NO TENGAN QUE PASAR POR LAS PRUEBAS DE MI AVISO

Acordaos que vuestras almas serán juzgadas en el estado en que se encuentren en ese momento;

si estáis en pecado mortal, seréis llevados al Infierno, porque si en ese momento murierais, esa sería vuestra paga.

Recapacitad pues y acogeos a Mí, lo más pronto posible, porque nadie tiene segura la vida.

Mi Aviso despertará a muchos pecadores que andaban en tinieblas y a muchos tibios que andaban sin definirse; os digo que es mi última oportunidad para que os salvéis y reintegréis a mi Rebaño.

SI DESPUÉS DE MI AVISO CONTINUÁIS PECANDO O EN TIBIEZA ESPIRITUAL,

OS SEPARARÉ DE MI REBAÑO Y OS ENTREGARÉ A MI ADVERSARIO,

PARA QUE DISPONGA DE VOSOTROS.

La hora de la Gran Misericordia está próxima, preparad vuestros corazones y limpiad vuestras moradas de toda mancha de pecado, porque se acerca el día en que pasaréis por la Eternidad y veréis el estado de vuestra alma.

La gloria de Dios espera por mis justos y purificados hijos;

el Purgatorio espera por mis hijos que aún tienen cuentas y deudas pendientes

y el Averno espera a todos aquellos que caminan por la senda del pecado quebrantando mis Preceptos y dándome la espalda y no la cara.

Mi juicio personal está muy cerca, ¿qué esperáis insensatos para poner vuestras cuentas en orden y volver a Mí?.

Vuestra soberbia y vuestros pecados os tienen vendados y no os dejan ver el grave estado de vuestras almas.

Una gran luz en el firmamento anunciará la llegada de mi Aviso.

Mi gloriosa cruz será la señal que os anunciará que vuestro Paso por la Eternidad ha llegado.

POR SIETE DÍAS CON SUS NOCHES MI GLORIOSA CRUZ OS ACOMPAÑARÁ

MUCHOS RECIBIRÁN SANACIÓN Y LIBERACIÓN

otros se convertirán y los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno celeste y muchos creerán en sus palabras.

Se necesita fe para comprender el misterio del amor de Dios; se necesita fe para comprender el plan que Dios tiene para salvar a la humanidad.

Mi gloriosa cruz os fortalecerá en el espíritu y sanará el alma de mis creyentes hijos ;

DESPUÉS DE QUE DESAPAREZCA MI GLORIOSA CRUZ,

VENDRÁ PARA VOSOTROS MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

EL INFIERNO ES EL FUEGO DEL AMOR OFENDIDO, CUYO PERDÓN FUÉ DESPRECIADO…

QUE OS LLEVARÁ POR EL PODER DE MI SANTO ESPÍRITU A LA ETERNIDAD

donde se os mostrará el estado de vuestra alma para que al regresar a este mundo toméis muy en serio vuestra salvación y podáis sobrellevar los días de la gran purificación.

Si no os enviara mi Aviso no seríais capaces de afrontar los días de la Prueba.

Mi amor y mi fidelidad son eternos, mi Misericodia es infinita; no quiero veros perder, sufro y revivo mi Pasión y mi Calvario con cada alma que se me pierde.

No me hagáis sufrir más, atended a mis llamados que os estoy haciendo a través de mis mensajeros; escuchad mi voz y poned en práctica mis preceptos, para que seáis mi pueblo y yo sea vuestro Dios.

Hijos míos de nuevo os digo, el día de mi llamado está muy cerca, corred a poner en orden vuestras cuentas para que vuestro paso por la eternidad sea de paz y de gozo y no una amarga y dura experiencia.

MUCHAS ALMAS QUE YA HAN PAGADO SUS DEUDAS EN ESTE MUNDO

CUANDO LLEGUE MI AVISO, SE QUEDARÁN CONMIGO EN EL PARAÍSO

Y NO REGRESARÁN MÁS

Los que estén vestidos de blanco me verán y contemplarán la Gloria de Dios.

Los de traje gris y gris oscuro conocerán los diferentes estados del Purgatorio.

Y los que vienen sin el traje apropiado serán separados por mis Ángeles y entregados a los carceleros, para que los lleven al lugar que les corresponde en las profundidades del Abismo.

Venid pues hijos rebeldes y reconciliaos conmigo y con vuestros hermanos, no sea que por falta de perdón, tengáis que conocer las cárceles de la Eternidad y habitar en sus prisiones;

DESPERTAD hijos rebeldes, porque estoy llamando a vuestras puertas;

¡Abridme tengo un mensaje de salvación para vosotros!

Los días de Misericordia están llegando a su fin.

La humanidad muy pronto estará en los días de Justicia Divina, donde muchos por falta de conocimiento, tibieza espiritual o pecado, van a sucumbir.

Los días del último reinado del Príncipe de este Mundo, están por comenzar.

Serán 1.290 días, donde el pueblo de Dios, será puesto a prueba y pasado por el horno de la tribulación.

Esos días están llegando.

SÓLO FALTA QUE MI PADRE OS ENVÍE EL AVISO

PARA QUE SE TERMINEN LOS DÍAS DE MISERICORDIA

Y TODO CUANTO ESTÁ ESCRITO SE CUMPLA A CABALIDAD.

Esta humanidad conocerá la justicia divina y la inmensa mayoría se lamentará, por no haber querido escucharme. Serán días de ayes por doquier;

serán días de angustia, caos, desolación y purificación; días que si no estáis preparados espiritualmente, correréis el riesgo de perderos.

La fe de mi Pueblo, será puesta a prueba; seréis probados como se prueba el oro en el fuego; muchos últimos serán primeros y muchos primeros, serán últimos.

Este mundo hijos míos, muy pronto pasará y con él, toda la maldad y todo el pecado; nada impuro y pecaminoso podrá entrar en la Nueva Creación.

Orad, ayunad, haced penitencia y una buena confesión de vida, para que vuestro Paso por la Eternidad os sea llevadero y podáis al regresar a este mundo, ser portadores de la verdad;

Verdad que será vuestra fortaleza y os mantendrá firmes en la Fe, para que podáis sobrellevar la etapa final de la purificación.

Hijos míos, se está acercando el día en que el reloj del tiempo se parará y todo en este mundo dejará de funcionar.

Entonces, vuestro espíritu será tomado y por espacio de entre quince y veinte minutos de vuestro tiempo, seréis llevados a la eternidad y allí seréis juzgados en el amor, como si hubiera llegado vuestra hora.

Conoceréis la existencia del Único y Verdadero Dios, Uno y Trino. Señor de la Vida. El Gran Yo Soy.

MIS ÁNGELES, DESPUÉS DE MI PEQUEÑO JUICIO

OS LLEVARÁN AL LUGAR EN LA ETERNIDAD QUE OS CORRESPONDE

SEGÚN VUESTRAS FALTAS.

¡Ay de los tibios de corazón y de los que estén en pecado mortal, porque si no se definen de una vez y se arrepienten!

¡Cuando lleguen a la Eternidad, van a conocer muchos,

LA OSCURIDAD Y EL FUEGO PURIFICADOR DEL TERCER PURGATORIO

Otros, junto con la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, si no se arrepienten, van a conocer el Infierno y allí,

¡Sentirán el fuego que quema y no se extingue con el cual son atormentadas las almas condenadas!.

Todo esto en el tiempo señalado; muchos por su maldad y pecado, no lo resistirán y morirán eternamente.

La inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, conocerá las diferentes moradas del Infierno,

para que los que regresen por la Misericordia de mi Padre, tomen conciencia de una vez de que el pecado solo conduce a la muerte eterna;

se arrepientan, conviertan y caminen de nuevo por la senda que conduce a la salvación.

Hijos míos, después del Aviso de mi Padre, quedarán separadas las ovejas de las cabras y mi Pueblo sabrá quién es de Dios y quien le sirve a mi Adversario; por sus frutos los conoceréis.

En vuestro paso por la eternidad todo el pueblo de Dios, recibirá las Gracias y Dones que necesitará para enfrentar la gran batalla final que os dará la libertad.

Estas serán las armas espirituales para que combatáis con todo el poder de Dios a mi adversario y sus huestes del Mal.

Hijos míos, todo aquel que tenga puesta la Armadura Espiritual, no será tocado por mi Adversario.

Prestadle atención a lo que os digo y acatad mis instrucciones; una vez más os recuerdo: no salgáis a la calle sin vuestra Armadura Espiritual puesta, porque estáis en días de batalla espiritual

y muchas entidades malignas que vagan por el aire, vienen apoderándose ya de los cuerpos de aquellos que están alejados de Dios o le sirven a mi adversario.

Atended pues a mi llamado, para que no os llevéis sorpresas desagradables. Cada día de estos postreros días, la batalla espiritual será más fuerte.

DESPUÉS DEL AVISO Y MILAGRO,

VENDRÁ LA BATALLA FINAL QUE OS DARÁ LA LIBERTAD.

Os instruyo de todo esto, para que permanezcáis firmes en la Fe y como buenos soldados estéis alerta y vigilantes, para que nada ni nadie os tome por sorpresa.

Rebaño mío no temáis, permaneced en mi amor, que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

Preparaos con buenas confesiones de vida para la llegada de mi Aviso, que ya está tocando a la puerta de vuestras almas.

Mi deseo no es veros sufrir en vuestro Paso por la Eternidad, sino que os convirtáis sin tener que conocer el sufrimiento.

Consagraos a nuestros dos corazones lo más pronto posible y consagradnos vuestras familias,

para que ninguno se pierda en el Paso por la Eternidad y puedan al regresar a este mundo cumplir con la misión que se les asignará.

Os digo:

TODO MORTAL QUE TENGA USO DE RAZÓN

VA A PASAR POR LA ETERNIDAD

Y VA A SER JUZGADO POR EL TRIBUNAL SUPREMO

CON BASE EN EL AMOR..

Os exhorto a que os perdonéis los unos a los otros, para que cuando lleguéis a la eternidad, vuestras almas no conozcan el Lago del Purgatorio,

donde yacen las almas que murieron sin perdonar y sin ser perdonadas.

Almas que les faltó amar y perdonar en este mundo y deben de purgar por ello en la Eternidad.

El purgatorio para estas pobres almas es largo y penoso, allí deben de expiar toda la falta de amor y perdón que no tuvieron en este mundo para con sus hermanos.

Muchas de estas pobres almas llevan muchos años de vuestro tiempo en este lugar, porque en vida en este mundo se negaron a perdonar.

Su dolor es grande y necesitan de vuestras oraciones, ayunos, penitencias y santas misas, ofrecidas por ellas, que les serán de gran ayuda en su proceso de amor.

ORAD POR LAS ALMAS RESENTIDAS,

SU FALTA DE AMOR EN ESTE MUNDO

LAS LLEVÓ A CERRAR SU CORAZÓN AL PERDÓN

y hoy yacen en la eternidad sedientas y necesitadas de vuestras oraciones para poder expiar sus penas y disminuir su estadía en el purgatorio.

Tened pues en cuenta ovejas mías esta instrucción que os doy, para que abráis vuestro corazón al perdón y os pongáis en paz con vuestros hermanos,

para que cuando llegue el día de mi Aviso, vuestro paso por la eternidad no sea de dolor, sino de gozo y paz.

El día y la hora de mi Aviso ya fueron señalados por el Tribunal Supremo.

HAY QUE CAPACITARLO PARA AMAR DE NUEVO

Solo falta que se consuman unos pocos instantes de misericordia, para que en Divina Voluntad todo se cumpla.

PREPARAOS REBAÑO MÍO,

PORQUE VUESTRO PASO POR LA ETERNIDAD SE ESTÁ ACERCANDO

Consagraos a nuestros Dos Corazones,

nuevamente os lo digo; reconciliaos con vuestros hermanos y practicad la justicia, para que en Eternidad podáis ver la Gloria de Dios y no el suplicio del Purgatorio o el tormento del Infierno. 

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Alegraos ovejas de mi Redil, porque se acerca vuestro Eterno Pastor.

Vienen los días en que seréis mi pueblo y Yo, seré vuestro Dios.

Que alegría cuando me dijeron:  Vamos a la casa del Señor, ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén.

Os ama, vuestro Eterno Pastor Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

N265 ENAMORARSE DE DIOS 3


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR

ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre 

¡Oh!, Humanidad entera, ¿Cuándo aprenderéis a verme a Mí, vuestro Dios, an­tes que a todo lo que os rodea? Yo os he dado TODO, pero os dejáis lle­var por la materialidad porque vuestras almas, faltas de Fe, no saben apreciar la espiritualidad que Yo, vuestro Dios, os he donado desde el momento de vuestra concepción.

Vivid la verdadera vida del espíritu, vi­vid la vida de Mi Eterno Hijo Jesús.

Sabiendo vuestra necesidad de uti­lizar vuestros sentidos para creer, por eso os envié a Mi Hijo, para que tuvierais en Él el ejemplo a seguir y así no tuvierais pretexto de que vuestro Padre no se ocupa de vosotros.

¿Y qué hicisteis con Él? Las per­sonas de ése tiempo lo crucificaron, Y ¿Qué hacen las personas de éste tiempo? Peor todavía,

LO DESPRECIAN, LO BLASFEMAN, LO NIEGAN, LO APARTAN DE SUS VIDAS

Ya se les mostró la verdad y la rechazan, se quieren mantener en las tinieblas del pecado. ¿Por qué, Hijos Míos, obráis así?

¿Qué más os puedo dar? Os he dado todo en Mi Hijo Jesús. Os daré a Mí Santo Espíritu de Amor, y ¿Ni así creeréis?

No Me ataquéis a Mí, atacad mejor vuestra debilidad, vuestra concupiscencia que os arrastra al mal y a las tinieblas.

Miraos, mirad vuestro interior, ¿Estoy Yo, acaso, como lo primero, como vuestro Rey y Padre en vuestro corazón; como vuestro principio y fin de vuestra existencia?

Si no es así, Me estáis fallando. Habéis pactado un Pacto de Amor y servicio al principio de vuestra existencia. (en el momento de bajar del Cielo, antes de nuestra concepción)

Os he conce­dido el don de la vida, para que actuando en caridad hacia vuestro Dios y hacia vuestros hermanos, pudierais servirme en la salvación de las almas, y

¿Qué habéis hecho con vuestra promesa?

HABÉIS PREFERIDO EL MUNDO Y SUS TINIEBLAS

Y ME HABÉIS APARTADO DE VUESTRAS VIDAS

Y ¿AHORA QUE SOY PARA VOSOTROS?

Algunos Me consideran un terrible Juez, otros Me consideran un Ser obsoleto cuyas leyes “antiguas” no pueden prevalecer más.

Para otros Soy una molestia en sus vidas, en donde quisieran actuar, no en libertad, sino en libertinaje sin tener quién les pida cuentas de su actuación.

Y para muy pocos Soy quién debo serel Amor, el respaldo total de sus vi­das, la luz en el camino, la verdadera Vida y el Eterno Amor, el Padre que protege y levanta a sus hijos de las caídas por vuestra fragilidad.

Esto es lo que Soy, y más, Soy vuestro Creador quién reclama cada alma, puesto que Sois parte de Mí, Y el dueño reclama lo que le pertenece.

Vosotros Me pertenecéis por entero, pero respetando vuestra voluntad, tan voluble, que hace que se Me niegue lo que es Mío.

Mis sacerdotes, mis queridos ministros de Mi Amor.

Los necesito tanto para que a través de ellos se cumpla Mi obra de salvación, pero cuanta frialdad y cuanto desamor encuentro en la mayoría de ellos.

Me duele decirlo, Me duele muchísimo ver que Mis sacerdotes, ministros supremos, Me estén fallando.Yo ya lo veía desde el principio de la Cristiandad, Mis mismos apóstoles estaban llenos de defectos, pero aún así los tomé para ser mis primeros Obispos.

Reconozco vuestra flaqueza, pero aún así os amo y os necesito.

Tenéis que acercaros más a Mi corazón. Os habéis desviado de vuestro ministerio, habéis hecho de vuestra vida consagrada reflejo de carne y vicio en muchos de vosotros.

Os he dado más que a la mayoría de Mis crea­turas y así os habré de pedir, en la justicia y en el amor.

Vosotros fuisteis escogidos para ser otros Cristos vivientes, transmitiendo virtud, transmitiendo verdad, transmitiendo amor, viviendo Mis en­señanzas y siendo un ejemplo fiel de vuestro primer y máximo maestro, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Hijos Míos, Mis consagrados, todavía hay tiempo. Volved a la virtud, apartaos de la Tierra y de cuanto mal hay en ella.

NO OS DEJÉIS ENSUCIAR VUESTRAS SAGRADAS TÚNICAS SACERDOTALESHABRÉIS DE PRESENTÁRMELAS CUANDO VUESTRO TIEMPO DE SERVICIO TOQUE A SU FIN.

La balanza está esperando sobrepesar ambos lados.

Vuestra concupiscencia os aparta de Mí. ¿Qué me vais a entregar al final? Muchas almas se lleva Mi Enemigo por la frialdad de vosotros, Mis consagrados.

Vuestro compromiso es muy grande, pero también os doté de bellísimos dones y ¿Qué habéis hecho con ellos? También vosotros os habéis dejado arrastrar por el mundo.

VUESTRA MISIÓN ES EXCELSA ¡COMPRENDEDLO, EXCELSA!

Yo perdono aún al pecador más obstinado, siempre y cuando se acerque con espíritu contrito, vosotros lo sabéis, ¿Por qué entonces voso­tros no os acercáis a Mí?

¡DEJAD EL MUNDO Y SUS OBRAS DE UNA VEZ POR TODAS!

Vosotros sois Míos, vuestra misión es del Cielo, NO de la Tierra.

Vues­tro tiempo es totalmente Mío y para Mí, en la salvación de vuestros her­manos.

Vivid la pureza del cuerpo y del alma hijitos Míos, apartaos de todo aquello que os lleve a la impureza, eso daña mucho Mi corazón.         ­

No hijitos Míos, no estáis actuando completamente de acuerdo a vuestra suprema misión. No os hagáis tontos, vuestra vida debe ser de virtud y de ejemplo.

Muchísimas almas se pierden por vuestro mal ejemplo, vosotros lo sabéis.

Nuevamente os lo repito, os necesito, no Me fallen por favor, por el amor a Mis almas, por el amor a Mis creaturas.

El tiempo se acerca, el tiempo de la Tribulación ya está, ¿Qué haréis vosotros cuando Yo mismo y vuestros hermanos van a necesitar más de voso­tros?

Sólo la vida en la virtud os mantendrá con la Fe y la Fortaleza necesarias para ayudarme a salvar almas en la Tribulación.

Os doy Mi Espíritu Santo, os doy Mi perdón de corazón, pero tratad de vivir en el camino que os he trazado desde hace 2000 años.

OS NECESITO Y EL MUNDO OS NECESITA. LLEVAD A LAS ALMAS A LA SALVACIÓN

Sed buen ejemplo de virtud y amor y venced vuestro egoísmo y vuestras pasiones.

VOSOTROS ME PERTENECÉIS POR COMPLETO, NO LO OLVIDÉIS.

LA JUSTICIA SERÁ MÁS SEVERA CON VOSOTROS, PERO EL AMOR SERÁ MÁS AGRADECIDO POR IGUAL.

Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto y santos como vuestro Cristo lo es.

Las necesidades de todos Mis hijos deberían ser sólo una, Yo, vuestro Dios.

No hay nada más sublime sobre la Tierra que el pensar y en el actuar en los intereses de vuestro Padre.

Mis intereses son de salvación, de Amor, de providencia hacia vosotros.

¿No os dais cuenta de que cuando véis por Mis intereses, estáis actuando sobre los vuestros?

Yo vuestro Padre sólo necesito el amor que vuestros corazones puedan producir.

Todo en el Cielo es Amor, se habla de amor, se vive del más puro y santo amor, porque ya todos viven plenamente en Mí.

Vosotros, Mis hijos, que aún vivís sobre la Tierra, podréis empezar a vivir del Amor del Cielo, cuando Me entreguéis vuestra voluntad sin recatos.

Todo lo vuestro Me pertenece, pero Yo respeto vuestra voluntad y vuestra respuesta a Mi Gracia.

Yo espero, pero pensad

¿Vosotros, todos, tendréis el suficiente tiempo para vuestra salvación?
Si vosotros mismos no os podéis ayudar a sí mismos

¿Cómo podréis ayudar a vuestros hermanos en su salvación?

Pensad hijos Míos, el tiempo apremia, el Mal se lleva a muchos de los Míos, y vosotros ¿Qué hacéis para evitarlo?

Sois pequeños, necesitáis una guía superior a vuestra naturaleza pobre.

Acercaos a Mí, pedid ayuda a vuestra Madre Celestial, pedid ayuda Divina.

Recordad, vosotros sois pequeños y el niño pequeño tiene que ser ayudado por un adulto.

Venid a Mí con espíritu contrito y Yo vuestro Padre, abriré Mis brazos para estrecharos a Mí corazón de donde no permitiré os volváis a salir.Dadme todo vuestro amor, toda vuestra voluntad y Yo os daré la Mía y os haré ricos en el Amor, que es la máxima riqueza de Mi Corazón.

Satanás quiere destruir vuestra alma, porque es lo valioso que tenéis cada uno de vosotros y especialmente si ésa alma ama y Me ama.

Si vuestra alma Me tiene a Mí en su interior, él está celoso y él quiere destruir a ésas almas que aman. Tened cuidado, Mis pequeños, no permitáis que Satanás destruya lo más valioso que tenéis.

El Discernimiento Santo os hará entender sus trucos y sus maldades, no le sigáis, Mis pequeños, si vosotros Me conocéis,

conocéis lo que Mi Amor os pide, que es lo que os ha pedido siempre, que es vivir en Virtudes, en Amor, en humildad, en sencillez, en docilidad.

Y ASÍ ALCANZARÉIS LA HERENCIA DIVINA QUE OS CORRESPONDE

Todos vosotros venís de una familia determinada y en ella se tienen ya reglas, costumbres, etc. impuestas por sus predecesores…

Y que a sus descendientes les han parecido bien para que con ellas se perpetúe el nombre y el respeto del “apellido”.

Y así conocéis a familias que hacen tal o cual cosa, en determinadas ocasiones, ya sea para bien familiar o para bien del pueblo en el cual viven.

El respeto a esas costumbres van uniendo a la familia y quizá algunas otras familias se les adhieran porque se les hace bueno perpetuarlas.

TODOS VOSOTROS PROVENÍS DE MI FAMILIA

Todos vosotros habéis nacido de Mis Primeros Hijos, Adán y Eva y así como adquiristeis sus bienes, también adquiristeis sus males, pero no por ello dejáis de pertenecer a Mi Familia.

En una familia hay elementos humanos buenos y malos, pero cuando la familia es unida de corazón, se reúnen sus familiares para estudiar de qué manera se le puede ayudar al o a los miembros de la familia para resolverles sus problemas.

Yo escogí a un pueblo en la antigüedad, de entre todos los que habitaban en el Mundo, porque ellos primeramente Me escogieron a Mí.

La gran mayoría de los pueblos antiguos, por la caída en el pecado, se volvieron idólatras, ya que al caer en el Pecado de Origen, quedaron a merced del Maligno, quien los llevó a la idolatría con el ofrecimiento de vidas humanas y de la sangre de las víctimas para él.

El único pueblo que no aceptó esos sacrificios y holocaustos al Maligno, fue el pueblo judío y Me tomaron a Mí como a su Dios, como a su UNICO DIOS

Y por consiguiente Yo los tomé como a Mis hijos predilectos y así los empecé a formar según Mis Decretos de Amor.

Por eso el pueblo judío fue tan bendecido en la antigüedad por Mi Mano Poderosa y por ello de este pueblo salieron grandes hombres que cambiaron el curso de la historia.

Es el pueblo de Mi Heredad y en ellos puse toda Mi confianza a pesar de ser un pueblo testarudo e infiel en muchas épocas de la historia.

1. El pacto de obras entre Dios y Adán; 2. El Pacto de Redención entre Dios y Cristo, el segundo Adán; 3. El Pacto de la gracia entre Dios / Cristo y sus elegidos.

Yo Soy vuestro Dios y cuando Yo hago un pacto con Mis hijos, nunca Me desdigo.

Ciertamente mataron a Mi Hijo cuando se los envié y con ello se ganaron la maldición que ellos mismos se lanzaron: “Que Su Sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos”.

Yo no puedo maldecir a Mis hijos, Soy vuestro Padre y Yo sólo busco el bien de Mis hijos, buenos o malos, pero seguís siendo Mis hijos.

En la antigüedad, Mi pueblo, al llegar a otras ciudades, a veces se mezclaron y se adhirieron a sus costumbres y llegaron a adorar a  otros dioses.

Ellos al poco tiempo, se daban cuenta, a través de los profetas que les enviaba, de que Yo no estaba contento con lo que hacían…

Y al Yo apartarme un poco de ellos, por preferir a otros dioses, empezaban a sufrir las consecuencias por olvidar el pacto hecho con su Dios.

Cuando, por fin, se daban cuenta de su error y volvían a Mí, Yo olvidaba su traición y Me entregaba a ellos nuevamente y muchos regalos les daba para que se sintieran consentidos y amados por su Dios.

Yo les di Mis Leyes, Mis Decretos, les di Mi herencia Divina.

Les marqué fechas a guardar, fechas para fiestas especiales, fechas para la siembra, fechas para recordar episodios importantes de su historia, de nuestra historia en la cual Yo, su Dios, hacía tal o cuál prodigio para salvarles o ayudarles de una u otra forma.

Ellos las respetaban y Yo era su Dios y ellos eran Mi pueblo.

Con la venida de Mi Hijo, por insidias del Mal y por causa de la dureza de su corazón, no quisieron aceptarLo y Me volvieron a traicionar.

Por causa de ello, Mi Herencia se abrió para todos los pueblos que Me quisieron acoger como a su único Dios y de esta forma surge el Cristianismo, en donde la Herencia del judaísmo se comparte a todos los pueblos de la Tierra.

Así como Yo no forcé al pueblo Jadio a aceptarMe como a su Dios en los principios de la historia, ahora tampoco obligo a los pueblos y a las personas actuales a aceptarme como a su Dios en sus vidas.

De ésta forma Mi Herencia se vuelve UNIVERSAL y podéis daros cuenta de cómo de un aparente error, surge un gran bien para todos, niega Mi pueblo a Mi Hijo amado y El se vuelve herencia para todos.

No por el hecho de que Mis hijos judíos Me hayan negado una vez más con la muerte de Mi Hijo, Yo Me he de apartar de ellos, sólo esperaré con Amor Paternal nuevamente su retorno.

Mi Amor se vuelve universal, que aunque ya lo era, no era libremente aceptado. El amor obligado no es amor.

Todos vosotros, de ésta forma, os volvéis coherederos de Mi Reino y Mis Bendiciones alcanzan a todos aquellos que Me aceptan en su corazón.

Y más que todo, aquellos que al aceptarMe como a su único y verdadero Dios, Me transmiten, primero en su familia y, luego, a, todos sus hermanos por toda la Tierra.

Yo Soy el Bien Supremo y aquél que Me tiene, aquél que Me posee, es tan fuerte Mi Presencia Divina en él, que se vuelve transmisor de Mi Herencia para todos mis hijos.

Al Amor nadie lo puede esconder. No es un tesoro que se pueda esconder en cajas fuertes o encerrarlo en un closet o ponerlo debajo de la cama.

El que adquiere Mi Verdadero Bien, el Amor, lo vive, lo transmite, lo goza, porque el Amor es en verdad Mi Herencia Divina para todos Mis Hijos.

Os he dicho que en el Cielo sólo se vive de Amor y se vive en el Amor, así que aquél o aquellos que Me acogen, Yo les hago partícipes de su Herencia ya desde su vida en la Tierra.

No hay alimento más grande para un alma, que el alimento del Amor de su Dios.

Toda la Predicación de Mi Hijo sobre la Tierra se centró en ello: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo”.

Así que os pido hijitos Míos, como herederos de vuestro Dios, que empecéis a transmitir y a compartir lo que vuestro Dios os ha dado, su verdadero y puro Amor.

Haced de vuestro mundo material, un Mundo Espiritual. Llenadlo de Mi Amor, para que el Amor Encarnado pueda ya vivir, en pleno, entre vosotros.

Pueblo Mío,

MI HERENCIA ES PARA TODOS Y TODOS TIENEN DERECHO A ELLA.

Hacedla por favor llegar a todos aquellos que aún no la conocen y así os volveréis verdaderamente, pueblo Mío.

Uniéndoos para estudiar en que forma se le puede ayudar a tal a cuál hermano vuestro o a tal o a cuál pueblo de la Tierra.

Yo os aseguro que la mejor herencia que les podréis dejar a un hijo o a un hermano vuestro, es la es la de enseñarles a amar y a respetar a su Padre Dios, porque con ello les estaréis asegurando el derecho que tienen “de familia”, de ganar su Herencia Eterna en el Reino de los Cielos.

Yo os bendigo con el Amor de Mi Corazón y lo vuelvo a entregar en pleno para todos aquellos que se acerquen a tomar de la Fuente que brota de Mi Corazón

Pedid a Mi Madre que os guíe hasta Mi presencia, que os enseñe el camino a vuestro Padre, que os muestre Mi Amor en pleno

y que con la ayuda de Mi Santo Espíritu de Amor, os dé todo lo necesario para volverlos santos y teneros conmigo por los siglos de los siglos.  ­

¡VOLVAMOS A LA VIDA!

Yo Vuestro Padre de Amor, Vuestro Jesús, Vuestro Amor os llama, os bendice, os necesita. Vosotros sin Mí no sois nada, pero vuestra nada Yo la necesito.
Os amo, hijitos Míos, entendedlo, OS AMO.

Volved a Mí, creaturas de Mí Corazón.

Cuanto os amo, hijitos Míos, cuanto os amo

Os Bendigo, hijos Míos, en Mí nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima; os quiero decir que no os separéis.

La Familia de Dios, pertenecéis a una sola Familia, la familia de la Tierra que se tiene que reunir con la Familia del Cielo.

No sois diferentes familias, todos sois hermanos, y todos debéis velar por el bienestar de cada uno de vuestros hermanos.

Estáis unidos por el Cuerpo Místico, descendéis de Un Solo Dios.

Nosotros Somos vuestros Padres, todos vosotros Nuestros hijos. Lo que afecta a uno en lo individual, afecta a toda la Familia.

Estáis acostumbrados a pensar que tal o cual persona que está haciendo el mal, pertenece a otra familia y lo apartáis; intuitivamente, como creyendo que es otra familia,

y no, Mis pequeños, estáis unidos en esa Fraternidad Divina, y así el Bien que haga a uno, llega a todos; como el mal que haga a otro, también llegará a todos.

Debéis veros así, como hermanos de una sola familia, y vuestra oración debe ser así, familiar, una sola familia, no diferentes familias; para que estéis atentos en lo que pasa a vuestro alrededor.

Y lo que deseéis para vosotros deberá ser universal.

Una sola Familia, Mis pequeños.

Hijitos Míos, Yo vuestra Madre Santísima; Viví sumergida en esa Omnipotencia, en ésa Omnipresencia, de Nuestro Dios.

Yo Vivía para Mi Dios, Conocía a Mi Dios, Sus Intenciones y Necesidades. Por eso Me mantenía en oración profunda, Me mantenía en el silencio, para escuchar la Voz de Mi Dios.

Vida Divina, Vida de Cielo, Vida de Amor, Vida de Enamoramiento.

Esa Pasión del alma nunca encuentra su fin; porque el Ardor que produce el Amor de Nuestro Dios la mantiene siempre sensible a Sus Bondades, a Su Llamamiento.  

El alma que se enamora del Amor de su Dios, vive en éxtasis, vive, como ustedes dicen, en otro mundo.

Es verdad, en la Tierra se vive en la Tierra, pero el alma se mantiene en el Cielo con su Dios.

Mis pequeños, se os ha pedido esa vida interior, esa vida profunda, el conocimiento de Nuestro Dios que lo tenéis en vuestro corazón.

Apoyaos en Mí, dejadMe que Yo, vuestra Madre, os lleve a conocer en vuestra intimidad a vuestro Dios.

DejadMe que Yo os presente ése Nuevo Mundo que encontraréis en vuestro interior. Para ello os pido que Me acompañéis a esa profundidad en vuestro corazón.

Daos momentitos durante el día, durante la noche, en lo callado del Mundo; tomadMe de la Mano,  Y dejadMe que Yo os lleve, que os vaya abriendo las puertas, que os vaya revelando los secretos de vuestro corazón.

Y así encontréis los Secretos del Corazón de Nuestro Dios en la Trinidad Sacrosanta que Habita en cada uno de vosotros.

Sed dóciles, sed sencillos, simplemente dejaos llevar por vuestra Madre.

 Entrad primeramente a vuestro corazón, os puede causar temor, os puede dar miedo, porque no conocéis a dónde vais, podéis creer que es un túnel oscuro, frío;

PERO RECORDAD MIS PEQUEÑOS,

QUE ESE ES EL PASO QUE DEBE DE DAR EL HOMBRE,

UN PASO EN FE

Dejaos conducir, aún a pesar de que no escuchéis nada, de que no veáis nada, de que no sintáis nada, CONFIAD.  Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí, vuestra Madre.

Entrad, entrad en la profundidad,

sabiendo que después de pasar ése túnel oscuro, frío, que es la humanidad del hombre, su esclavitud en el pecado;

encontrará internamente la Luz, la Luz que le dará esa Libertad, ese vuelo.

Volará el alma hacia vuestro Dios, la Puerta se le abrirá al hombre que busca a su Dios.

Es un Cielo Inmenso, son Ángeles…, es Luz, es Vida.El alma se encuentra realmente, en ése Mundo Interior, en ése Reino Divino.

Se encuentra la Libertad que tanto anhela, es Paz, es un abismo de Luz, una Belleza Interior que no se imagina que exista en sí mismo, y vuela y goza y va hacia la Luz que la atrae.

TODO ES LUZ EN EL INTERIOR, ES UN CIELO EN SU INTERIOR.

Abandonaos a Mí, vuestra Madre, para que os lleve a ese Mundo Interior, a esa Paz Interior, a ese Gozo Divino.

Mis hijitos, ya aquí dentro de vuestro corazón, vayamos a buscar la Luz del Padre, estáis en la Luz, estáis gozando la Libertad de vuestro ser en el interior de vuestro Dios.

Vayamos a buscar esa Luz, que es La Divinidad, el Amor de Nuestro Dios en el interior de cada alma.

Dejad que os atraiga Su Amor, que os atraiga Su Paz, volad hacia Él.  

Es un espacio infinito, se os abre todo un universo en vuestro interior.

Ved las estrellas, cuántas hay… ése gozo y esa Paz, volad, dejaos atraer por vuestro Dios que os espera.

Ya estáis llegando, Él os espera, Él os llama…,

Presentaos ante vuestro Dios, con toda sencillez, como niños, sois luz y estáis ante la Luz…

Aquí está Vuestro Dios…

Él os extiende Sus Brazos, os manda llamar con Sus Manos, Él os recibe y os da el Beso…,

Aquí está vuestro Dios…, sois pequeñitos, agradeced a vuestro Dios… agradeced, agradeced a vuestro Dios…

(JV: gracias, gracias Mi Padre por Tu Llamado, gracias Padre, porque Estás en nosotros)…, Gozad con vuestro Padre, platicadLe, estáis ante Él en vuestro interior.

Éste es vuestro Mundo Interior, éste es el Universo Interior que tenéis que os ha regalado vuestro Dios, para que estéis con Él, para que gocéis con Él, para que compartáis con Él.

Y así juntos podéis volar, podéis dirigiros a cada una de esas estrellitas que ahora veis.

Acompañad a vuestro Dios, acompañad a vuestro Padre, tomadLe de la Mano, volad, gozad, id con alegría acompañado a vuestro Dios…,

ID Mis pequeños, id con Él, Él os espera, Él espera éste encuentro más que vosotros… gozad, gozad.

Os He traído a vuestro interior, porque Yo como Madre os llevo hasta el Padre, a la Trinidad, por medio de la Trinidad os llevo y vuestro gozo, se vuelve Mi Gozo.  

Gozad, id a Diós Mi pequeño@, ve con tu Padre, aquí os espero.

Hijitos Míos, penetrad  a éstas Aguas Límpidas, a éstas Aguas Santas; dejad que toda la mugre, todo lo malsano quede en ellas y salid de éstas Aguas cristalinas, puros, santos, ávidos del Amor de Nuestro Dios.

Dejad que éstas Aguas os purifiquen; gozad de éstas Aguas, ved, ved lo limpio que están, se puede ver hasta el fondo, entrad, nadad en ellas, gozad…,

Levantaos ya, creced, creced en el Amor, en la Fe, en ésa Esperanza de saber que vuestro Padre y Dios que os ha Creado, que os ha dado Vida espera por cada uno de vosotros.

Tantos, tantos Regalos que tiene vuestro Dios para cada uno de vosotros, Él es tan Bueno, Él es tan Santo, Él es tan lleno de Vida, Él es La Vida, el Universo entero está a Sus Pies.

ÉL SE DA TODO POR VOSOTROS 

Cuánta Paz, cuánto Amor, cuánto crecimiento podréis alcanzar al entrar en Su Interior, en vuestro interior.

Dad a vuestros hermanos ésta Vida, al haber sido llenados vosotros mismos de Ella.

Él os puede satisfacer perfectamente, abrid cada vez más vuestro corazón, para que Sus Bendiciones que son Infinitas penetren como Gracias Nuevas, como cataratas a vuestro interior.

Él se quiere derramar totalmente en cada alma, pero vosotros no os queréis abrir así en totalidad.

AMADLO, AMADLO CADA VEZ MÁS; CONOCEDLO CADA VEZ MÁS;

PermitidLe a Mi Esposo que os lleve a ésa Profundidad del Conocimiento de vuestro Dios, y así al Conocerlo gozaréis infinitamente de lo que es El Desconocido Amor de Nuestro Dios…

Es un Mundo de Amor, es un Océano Infinito de Bendiciones y de Gracias, es una Luz Divina que no permite oscuridad en vuestro ser.

Todo esto en Su Infinidad es para cada uno de vosotros…, este es el Gozo de la Creación, lo que vuestro Dios Creó para cada uno de vosotros…, éste es el Destino de las almas…,

éste Gozo Infinito, éste Océano Infinito, éste Espacio Infinito de Amor, volad con vuestro Dios, gozad con vuestro Dios, acompañad a vuestro Dios.

Agradeced a vuestro Dios con todo vuestro corazón por todo lo que Ha Hecho por vosotros, por todas las almas, ¡cuánto gozo, cuánto regalo! ¡Oh! Mis pequeños, ¡Oh! Mis pequeños,

Gracias, gracias, Padre… Gracias por lo que das a cada hijo, Tuyo y Mío, gracias…

N265 ENAMORARSE DE DIOS 1


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR, ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre:

Yo, para muchos, Soy el Dios desconocido, el Dios escondido, el Dios que no se dá sino a unos cuantos.

Si vosotros os acercárais a Mí, Vuestro Padre, encontraríais y gozaríais las delicadezas de Mí Amor.

Yo os tenía en Mí Pensamiento y en Mí Amor antes de que fueráis. Ya os amaba, ya os gozaba.

El hecho de saber que cada uno de vosotros iba a nacer, Me llenaba de un amor indefinible. ¡Cuánta alegría en Mí Ser Entero por cada uno de vosotros!

Vosotros gozáis con la venida de un bebé a vuestras vidas, lo esperáis con ansia, la madre lo siente en su vientre, sus movimientos, sus pataditas, alcanzan a escuchar sus latidos, se alegran de esa pequeña vida, dentro de su vida.

Si ésa alegría os invade y os llena de un gozo pleno, ¿Qué no sentiré Yo, Vuestro Creador, que conozco célula a célula a cada uno de vosotros?Conozco todo lo vuestro y no sólo la hechura de vuestro cuerpo, sino las reacciones de vuestra alma y cuando, con el tiempo, esa alma se vuelca a Su Creador y reconoce en Él todas las cosas que existen.

Y reconoce en Él la ternura y la delicadez que puso en sí para poder ser alguien en el Mundo, Yo gozo con una alegría de naturaleza inimaginable para vosotros.

Es ahí cuando gozo en pleno con la hechura de cada una de Mís pequeñas creaciones.

Vosotros gozáis cuando al dar educación, vuestra propia educación, modales y vivencias a vuestros hijos y que con el tiempo, vosotros os veís reflejados en vuestros hijos,

vuestro gozo es grande, porque vuestro prójimo reconoce los rasgos de familia, tanto físicos como de educación y hasta de los modales.

Ahí, en esos pequeños detalles personales se reconoce la procedencia de las personas.

LO MISMO Y MÁS GOZO YO, CUANDO VEO EN VOSOTROS MÍ REFLEJO DE BONDAD,

 Amor, respeto mutuo, donación hacia los demás y todas Mís demás virtudes.

Cuando sóis Mís verdaderos hijos y además lo proclamáis no sólo de palabra, sino de obra, entonces gozo Mí Creación.

Porque Yo Creé todo para vosotros, cada pétalo de una flor, su textura, su color, su aroma, su belleza general; los amaneceres y atardeceres con sus múltiples facetas de colores y formas;

los diferentes frutos de los árboles y plantas con sus diferentes sabores y usos para daros diversidad de alimentos para vuestro cuerpo.

El recreo de vuestro vista en Mís bellezas creadas, el recreo de vuestros oídos en los cantos naturales, en el de vuestros instrumentos musicales y en el de vuestras voces, a veces angelicales,el recreo de vuestro olfato al haber creado diversidad de aromas, tanto para gozarlos de la Naturaleza, como para poderlos usar vosotros mismos;

el deleite de vuestro espíritu al conocer que fue un Dios Amantísimo y Delicadísimo en extremo, el que Creó todas éstas cosas para vosotros y además,

os creó todavía más perfectos a cada uno de vosotros, tanto en el cuerpo como en el alma, para gozar, Yo mismo, también de Mí Creación en vosotros.

Hijitos Míos, si vosotros os imaginárais cuanto os amo,

CUÁNTO ES MÍ DESEO DE QUE RECONOZCÁIS QUIÉN ES REALMENTE VUESTRO PADRE,

el que realmente os dio la luz, el que os ha mimado aún antes de que naciérais a la vida terrena.  Si os diérais cuenta realmente del cuidado tan delicado que pongo en cada DETALLE en la vida de cada uno de vosotros y si Me tuviérais una gran confianza al saber que conozco TODO en vosotros…

Y aún así, BUENOS Y MALOS, OS AMO CON LOCURA,

Correríais a Mí y Me daríais el abrazo amoroso y pleno que tanto deseo de vosotros.

Es tanto Mí Amor por vosotros, que si os presentáis ante Mí con vuestro corazón arrepentido y deseoso de amarme verdaderamente, Yo Me olvido de vuestro pasado,

OS PERDONO Y VUELVO A CREAR UNA NUEVA VIDA

PARA CADA UNO DE VOSOTROS EN MÍ AMOR.

Comprended que Mí Amor TODO lo puede restaurar, todo lo puede comenzar nuevamente, aún cuando os quedaran sólo escasos días de vuestra existencia sobre la Tierra, YO PUEDO REHACER TODA VUESTRA VIDA

Y PODRÍAIS ENTRAR GLORIOSOS A NUESTRA CASA CELESTIAL

Es Nuestra, porque vosotros salísteis de Ella y debiera ser vuestro deseo el regresar a Ella y gozar Conmigo por toda la Eternidad.

Nos os sintáis afligidos si habéis cometido faltas tremendas en vuestras vidas, TODO tiene arreglo en Mí Corazón y en Mí Amor.

No hay imposibles para Mí. Lo que vosotros conocéis, es un conocimiento muy limitado en todos sentidos de vuestras humanas capacidades,

Y nunca podríais, ni siquiera imaginar Mís Capacidades Omnipotentes que existen en Mí, para vosotros y para todo lo creado.

Es tanto Mí Amor para aquellas almas que se sueltan a Mí Amor, que al derramarMe en ellas, en su libre voluntad hacía Mí, que empiezan a vivir cosas insospechadas a vuestras pequeñas capacidades.

Sois tan pequeños y Me deleito tanto en vuestra pequeñez, que cuando os soltáis a Mí, como bebés desprotegidos buscando los brazos paternos, para sentir su seguridad en sus brazos,

Yo os tomo y os abrazo contra Mí Corazón y os amo y os gozo porque os siento realmente Míos, ya que os confiasteis, por fin, a Vuestro Padre y Creador.

Hijitos Míos, buenos y malos, grandes y pequeños, de la raza que seáis, de la condición social que seáis, de las ideas espirituales que seáis, TODOS, volved a Mí, Vuestro Creador.

Yo os necesito para derramar en todos vosotros Mí Amor íntegro que sólo puedo hacerlo cuando Me déis vuestra confianza plena y cuando Me reconozcáis verdaderamente como vuestro Padre,

Quién os cuida, Quién vela por vosotros en cada momento de vuestras vidas, Quién os ha amado antes de que fuérais en cuerpo y alma.  Volved a Mí, volved porque no hay nada más bello y más grande en TODO el Universo que el vivir y compartir plenamente el Amor de Vuestro Padre Dios.

¡Cuánto Amor tengo aún en Mí por compartir con vosotros! ¡Ayudádme a derramarlo sobre vosotros!

Dádme vuestro amor, dádme vuestra confianza, dádme vuestro ser y Yo os colmaré hasta niveles inimaginables.

Ampliad los horizontes de vuestra alma, dejad que el Espíritu os guíe y veréis Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, os prometo, Yo, Vuestro Dios y Creador.

Yo, Vuestro Dios, os he escogido, os he amado desde antes de que fueráis. Yo, Vuestro Padre, os he amado y os he compartido lo más bello que hay en Mí, que es Mí Esencia, es Mí Amor.

Ahora, vuestra pequeñez humana, no alcanza a vislumbrar lo que realmente significa la palabra Amor. Vuestros sentidos están opacados, vuestras capacidades están casi inmóviles, vuestros deseos son falsos.

Cuando se dé el nuevo amanecer, cuando vuestras potencialidades espirituales se abran y Yo les pueda dar plenamente la Luz del Amor,

entonces comprenderéis lo que ésta palabra significa realmente y lo dinámico que resulta ser el Amor Verdadero de Vuestro Dios.

SÍ OS PUEDO DECIR QUE EL AMOR, MÍ AMOR,

MUEVE TODO EL UNIVERSO

Todo vive en el amor, todo se manifiesta en el amor, todos los misterios están comprendidos en el amor. Todo PALPITA en el Amor.

Entonces os daréis plena cuenta que, si realmente queréis crecer en todos los sentidos, a niveles infinitos, deberéis empezar, precisamente, con el Amor.Sin amor, nada se puede dar. El abre las puertas a todo, a las Gracias, a los Dones, a las potencialidades del alma.

ES LA LLAVE CON LA CUÁL TODO SE ENCIENDE

Al amar en lo profundo y con sinceridad de corazón, no encuentra ningún obstáculo. El Amor verdadero vence todos los obstáculos. Nada se puede interponer al Amor de Vuestro Dios.

PODRÁ SER ATACADO, PERO NUNCA ELIMINADO

Y DEL ATAQUE AL AMOR, SURGE,

DE LO QUE RESULTA, UN AUMENTO AL MISMO

El Amor siempre renace, aún de las caídas que sufra por ataques del Mal.  El amor, en sí, es vida profunda. Os lo repito nuevamente:

TODO, ABSOLUTAMENTE TODO

 Vive en el amor y por el amor.

Hijitos Míos, Yo, Vuestro Padre Celestial, os he regalado la joya más precios de Mí Ser. Aprovechádla, cuidádla, hacédla crecer y transmitídla.

Nunca se arrepentirán, ni ante vuestros hermanos y, menos, ante Mí, por haber vivido, obrado y transmitido Mí Amor a vuestro prójimo.

El Amor es luz en las tinieblas, el Amor es confianza plena, el Amor es Verdad Pura y Santa, el Amor es guía inconfundible.  Si vosotros os empeñáis en hacer crecer vuestro amor y de transmitirlo, estaréis seguros que iráis, sin tropiezos, por el camino verdadero.

Cuando entre vosotros os deseáis unos a otros: “Que el Amor de Dios esté contigo y con los tuyos”, no os imagináis de la grandiosidad de ése deseo.

Estáis deseando lo más bello, lo más santo, lo más poderoso, lo más sublime, porque estáis pidiendo para los demás Mi Propia Vida, Mi Propia Esencia,

Estáis pidiendo Mi Omnipotencia entera, ya que todo lo que Yo Soy y todo lo que de Mi se crea, es siempre bajo Mi cuidado en el Amor.

Nada se puede dar de Mí si no está revestido de Amor.

Pero os quiero explicar a vuestro pequeño entender, algo de lo que Mi Amor significa, ya que es tan grande, porque es la esencia de Mi Poder y de Mi Omnipotencia,

¡O MULTIPLICAR PANES Y PESCADOS!

Que vosotros, Mis pequeñitos, no podríais comprender la totalidad de lo que significa la palabra Amor en Mi Entender.

Yo, vuestro Dios, el Omnipotente, el Eterno, Vivo en Mí, Me desarrollo en Mí y Mi Amor lo llena TODO.

Yo, en Mi Eterno Amor decidí crear primeramente a Mis Ángeles, para que ellos pudieran compartir las delicias de Mi Amor.

Los creé, no porque los necesitara, sino porque deseaba compartir lo más bello de Mí. Como os lo dije antes, el amor, Mi Amor, llena todo,

Pero como consecuencia del mismo amor,

EL AMOR AL POSEERLO, SE SIENTE LA NECESIDAD DE DARLO

Y al momento de darlo, se recibe más del que se tenía.Y al poseer más, uno vuelve a dar, pero ahora en mayor cantidad…

Y así, mientras más se tiene, más se dá y más se recibe, ocasionando una ascensión interminable, infinita, como Infinito Soy Yo.

Así pues, Mi Amor creaba los ángeles para compartir con ellos Mi Amor.

Creaturas bellísimas, purísimas, recibiendo Mis Bendiciones de Amor, recibiendo una creación por Amor.

Estas creaturas bellísimas fueron creadas en total libertad, porque el Amor, el verdadero Amor, no puede esclavizar, no puede obligar a amar a alguien.

El amor debe ser espontáneo, sincero y agradecido al verse creado y envuelto por el Amor de los Amores.Un autómata hace lo que se le ha programado, no tiene libertad para salirse de su programa preajustado…

Y no tiene espontaneidad para responder a estímulos mayores o menores cuando éstos se presenten.

El autómata no piensa, no razona, no sabe agradecer y menos “de corazón”, sino que sólo repite la información preestablecida,

En fin, el autómata es una creación egoísta ya que va a repetir lo grabado por su mismo constructor y repetirá siempre lo mismo para vanagloria de su mismo constructor.

MI CREACIÓN NO ES DE AUTÓMATAS

Yo puse en Mis Ángeles, primero y en vosotros después, el LIBRE ALBEDRÍO,

con el cuál os pudiérais dar plena cuenta de lo que Mi Amor os daba y que pudiérais AGRADECER o RECHAZAR lo que de Mí se derrama en Gracias y Bendiciones.

Mi Amor creó además, los Cielos con todos sus astros, cada uno de ellos es una joya, ¿el por qué? una alabanza de Mi Amor para con vosotros.

Con delicadeza suprema fui creando cosa por cosa para daros gusto, para que al admirar Mi Obra en los cielos vierais reflejada en ésa estrella, en ése planeta, en ésa nebulosa, en la belleza de todos los astros y galaxias, en su belleza sin fin,

MI AMOR POR VOSOTROS.

Los creé así para que cuando voltearais a ver a los cielos, en ésas noches apacibles y bellas, os dierais cuenta que esas piedras preciosas suspendidas en el espacio, fueron creadas para vosotros,

para alegrar vuestros sueños, para compartir con el ser amado, para admirar Mi Obra Omnipotente y bella en la cuál Mi Amor se volcaba en cada uno de vosotros.Luego creé la Tierra para beneplácito vuestro.

Quise hacer una cuna de flores, de frutos, de animalitos para que acompañaran a la perfección de Mi Obra, el ser humano.

Con delicadeza que no podéis comprender, pensé en cada uno de los detalles que rodearon Mi Primer Creación, afectada gravemente después por la maldad del Pecado.

¡Cuánta belleza de Mi Corazón amoroso nació para vosotros! ¡Con cuánta ternura fui creando cada cosa para daros gusto!

Cada flor, distinta en color, en aroma, en hechura fue creada por Mí para daros gusto.

Cada fruto con su aroma, con su delicia al paladar fue creado para vuestro beneplácito.

Yo pensaba en cada uno de vosotros y sabía lo que a cada uno le iba a gustarY COMO IBA A REACCIONAR EN AGRADECIMIENTO DE SU CORAZÓN PARA CONMIGO.

Cada detalle fue pensado para consentir a Mi Creación Suprema y que es Mi regalo supremo, vosotros, Mis hijitos.

El amanecer, con sus luces y sombras anunciando un nuevo día, para estar presentes con vuestro Dios, para compartir con vuestro Dios, para vivir, agradecer y alabar a vuestro Dios.

El día se os dio para vivir conscientes y compartir conscientes lo que Yo, en Mi Delicadeza os preparo para cada día.

El atardecer que os prepara con su belleza particular a entablar una comunicación de amor y agradecimiento con vuestro Dios, por las bendiciones recibidas,

por las alegrías y tristezas, por todos los momentos vividos durante el día y el agradecimiento a Mi Providencia Divina al no faltaros nada, ni en lo material ni en lo afectivo.

La noche, con sus lucecitas en el firmamento, con sus astros bellos, con su aroma nocturno,

TODO pensado para vosotrosPara que fuera el descanso del alma en los brazos amorosos y reconfortantes de vuestro Dios,

para daros una nueva vida en cada noche al permitirle a vuestro Dios que el alma por entero, se ponga en contacto con su Dios

mientras el cuerpo reposa con merecimiento ganado al trabajar para Mí, en bien de vuestros hermanos.

Cada detalle que Yo creé lo hice para agradaros.

El rocío de lluvia sobre las flores y sobre la vegetación,

¡los pajarillos y las mariposas que alegran vuestro oído y vuestra vista!

¡El ir y venir de las olas del mar!¡Las altas montañas con sus nieves perpetuas que les dan una belleza singular!

¡Los valles reposados¡ para que hagan sus delicias los hijos de Mis hijos! ¡Los pececillos multicolores con su variedad de tamaños y formas, los colores del cielo!

¡Los colores del mar! ¡Los multicolores de toda la Naturaleza!

¡TODO FUE CREADO POR MI AMOR!

CON MI DELICADEZA PARA SER OFRENDA DE VUESTRO DIOS

¡PARA TODOS VOSOTROS! MIS HIJITOS!

Cada detalle, cada forma, cada comportamiento tanto animal, vegetal o mineral, fue creado para vuestro servicio.

Todo fue creado para daros alegría y vosotros, al daros cuenta de Mis cuidados amorosos con los que Yo os había consentido,

Yo deseaba el reconocimiento y agradecimiento a Mi Amor por parte vuestra

Y en ése agradecimiento, nacido en vuestro corazón pequeñito y amoroso para con vuestro Dios y Creador,

Yo lo iba a recompensar con mayores regalos, con mayor alegría, con mayor Amor.

Ya os lo dije, Mi Amor es infinito y al ser agradecidos, al dar amor, se recibe más amor y así, Mi consentimiento de Amor,

se vuelve infinito para con todos aquellos que saben agradecer a Su Dios y Creador Sus bondades.

Lo que vosotros llamáis maravillas de la Naturaleza, no son sino una PEQUEÑA MUESTRA de lo que Yo, vuestro Dios,

Os dejo gozar ahora de las maravillas infinitas que tendrán Mis verdaderos hijos por toda la Eternidad. Vuestras decisiones y vuestros agradecimientos deben ser espontáneos y libres y en ello Me complazco, porque sale vuestro agradecimiento de un corazón sincero y amoroso.

Es vuestra libertad amorosa la que Me subyuga y Me obliga a daros más.

Yo Me derramo en bendiciones y regalos en aquellas almas que recapacitan en sus vidas y se dan cuenta de todas las bendiciones que han obtenido desde antes de su nacimiento y durante su vida,

Cuando se dan cuenta de los cuidados que he puesto en cada alma que vive sobre la Tierra y como a cada uno le doy en forma particular y privada lo que cada uno necesita.

No he creado dos almas iguales y así, por lo tanto, cada agradecimiento a Mí, vuestro Dios, es diferente, como colores, formas, aromas puse en Mi Creación para alegraros.

Hijitos, os doy ésta pequeñísima semblanza de Mi Amor que he puesto en vosotros y he hecho para vosotros,

PARA QUE OS DEIS CUENTA QUE EL SER AGRADECIDOS Y CONSCIENTES DE MI AMOR EN VOSOTROS

Y PARA VOSOTROS

Al agradecerMe con corazón sincero, RECIBIRÉIS MÁS, porque infinito es Mi Amor y así también es mi deseo de agradaros.

Acercaos más a Mí, íntimamente. ContádMe las confidencias de vuestro corazón, con la delicadeza que Yo puse al crear cada cosa para alegrar vuestra existencia en el Mundo

Que, primero, fue creado para vuestro recreo terreno, pero que el pecado destruyó.

Aún se puede rehacer Mi Obra, Mi Primer Obra de Creación con la ayuda vuestra.

Volved a ésos Primeros Tiempos en los cuáles el Paraíso Terrenal fue creado, agradeced ése Paraíso y pedidlo de nuevo.

AgradecedMe y comportaos como verdaderos hijos Míos y pedídMe el Nuevo Reino,

hágase tu Voluntad en la Tierra como en Cielo…

Que Mi Reino venga pronto, porque será otro Paraíso para todos aquellos que con Fé y confianza plena Me pidan Mi Estancia, nuevamente, entre vosotros.

No os imagináis como Mi Corazón se derrite de Amor al escuchar de vuestros labios o de vuestro corazón, ésas palabritas sinceras y amorosas diciéndoMe, ¡GRACIAS PADRE!

Yo Soy Amor, el Amor de vuestro Dios no tiene par, ni en toda la Creación ni en todo el Universo.

Yo os he creado por Amor, os he dado vida por Amor, os conduzco por la vida para que deis Mi Amor y al final de vuestra misión en la Tierra, es Mi Amor el que os espera y os recompensa.

Vosotros estáis muy acostumbrados a recibir durante vuestra vida “amor a medias” y esto es debido a que vuestro ser es imperfecto por causa del Pecado,

Por ello vuestro amor no puede nunca compararse al AMOR de vuestro Dios, el cuál es puro, es santo, es infinito y se da en totalidad.

Todas las Obras que Mi Hijo realizó las hizo por Amor a Mí y a vosotros.

Su Tiempo entero estuvo totalmente entregado a Mí y entregado a vosotros a través de Su Predicación.

El prácticamente no tenía tiempo para sí mismo

Y el tiempo en el que podía descansar, era Oración profunda en Mi Presencia.

La donación libre y espontánea que os enseñó Mi Hijo, es lo que Yo deseo de cada uno de vosotros.

Yo no os presiono en lo absoluto, porque¿Qué tipo de amor sería aquél en el cuál se le obligue, se le “pague” o se le chantajeé con algún tipo de regalo a alguien, para ser “amado”?

El amor dado en total libertad, el que más se parece al Mío, es el de los niños. Los pequeñitos, simplemente, se dan.

Ellos aún son susceptibles a sentir el amor sincero de una persona y al sentirlo se dan en totalidad.

Sus abrazos y sus besitos son sinceros, no así cuando se sienten obligados por los padres a saludar a alguien por quien no sienten afecto.

El amor se irradia, el amor nace en el corazón, crece en Mi Presencia y se da en forma espontánea y bella a la persona amada.

El amor de la madre hacia su bebé, es también total y sincero.Es un amor donado en el sacrificio y por ello es bendecido, muy bendecido por Mí,

porque Me estáis regalando otro ser que va a ser enseñado a amarMe.

La madre tiene un lugar muy especial en Mi Corazón.

Ya os he dicho que Yo le di a todas las mujeres un corazón muy lleno de Mi Amor para que éste fuera compartido con sus hijos.

Y pelea por ellos como una leona, especialmente contra Satanás…

El amor que una madre da a sus hijos los va enseñando a acrecentar el amor incipiente de su corazón, para que ellos puedan, en lo futuro, transmitirlo a sus hermanos sobre la Tierra

Y, además, se vayan acostumbrando a gozar de lo que en el Cielo vivirán.

En el Cielo sólo se vive de Amor, puesto que todo lo que de Mi sale, sale impregnado de Mi Esencia Amorosa.

Nada brota de Mi Corazón creativo que no vaya impregnado de Amor y cuando ése amor fructifica, a través de vuestras obras, Yo Me deleito y bendigo vuestra vida.

Una vida humana que no produzca amor, que no sea una productora de vida en mi Amor, es una vida estéril, es una vida inútil.

Mi Hijo os ejemplificó esto con la higuera que no quería dar frutos.

«De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

Lo “normal” era que ésa higuera, en ése determinado tiempo del año, debiera estar repleta de higos, y no los tenía y por no tenerlos la maldijo y amaneció seca el otro día.

Yo deseo que reflexionéis en ésta parábola. Estáis en la Tierra, en vuestra misión de corredención, para dar frutos de amor, para la salvación de vuestros hermanos.

Este tiempo es el tiempo vuestro, concedido por Mí, vuestro Padre, para ayudarMe a ayudar a vuestros hermanos.

Este es el tiempo en el que debéis dar fruto y fruto abundante, como la higuera, Y NO HABRÁ OTRA OPORTUNIDAD

 No habrá otra vida posterior en la cuál podríais llevar a cabo otra misión terrena.

Yo os pregunto, ¿Si Mi Hijo se presentara ahora ante vosotros, podría encontrar frutos para presentármelos, como los que quería tomar de la higuera?

¿Con cuántos frutos os encontraría en estos momentos? ¿Vuestra estancia en la Tierra ha producido buenos frutos? o¿Habéis sido “plaga” que ha atacado a los frutos o al árbol (el alma), de otros de vuestros hermanos?

El tiempo de la poda se acerca.

Vuestro tiempo pronto será llevado ante el Juez, quién pondrá en la balanza la cantidad de frutos buenos y la cantidad de frutos podridos,

que han sido vuestros actos ó acciones pecaminosas y destructivas, obras que han eliminado la consecución de Mi Obra en otras almas.

Cuando os llenáis de Mi Amor, lo regáis, lo abonáis…

Y lo compartís para que otros de vuestros hermanos se deleiten con las mieles del fruto de Mi Amor, donado por vosotros,  Mi Amor tiene consecución y ello lleva a producir más tierra fértil en los corazones vecinos para que Mi Amor se vaya propagando por toda la Tierra.

Pero si vuestro corazón no se ha abierto al Amor, no ha sido regado, abonado, cuidado para dar fruto, ésa alma no sirve, es estéril, se arranca y se hecha al fuego.

Vosotros mismos alguna vez habréis sembrado o un árbol frutal o una plantita que dé flores o un grano que pueda dar espigas con más fruto.

Cuando no produce lo que esperabais, de mala gana la arrancáis y la echáis a la basura o al fuego,

¿Cómo creéis vosotros que Yo, vuestro Dios, vuestro Padre, quien os ha dado Gracias, Bendiciones, Mi Guía Amorosa, todo lo necesario para que podáis vivir y producir en la Tierra,

Me pueda sentir al ver que no deis fruto y es más, que muchas veces hasta os habéis hecho cómplices del Maligno para destruir Mis “plantitas”?Yo, como Padre amorosísimo y paciente, abono, riego y espero con ansía 1, 2, 3 o más años o toda vuestra vida, para que deis fruto.

Os ayudo en innumerables formas para que os acordéis de que ésta vida es para dar frutos y no la aprovecháis y hasta Me los negáis.

¿Qué puedo Yo hacer para lograr frutos de vosotros y poder posteriormente, regalaros bendiciones en Mi Reino Eterno?

No seáis plantas estériles y menos, cizaña.

Mi Amor es infinitamente paciente, pero Mi Santa Justicia es justa e irrevocable.

No hay otras vidas, como algunas sectas o religiones creen, en las cuáles dicen que os iréis purificando hasta alcanzar la perfección. Esto es un error, ya que ellos buscan perfección humana.

La perfección consiste en encontrar el amor, Mi Amor; aceptarlo, abonarlo para que fructifique…

Y se transmita a otros para que ellos también puedan hacerlo crecer y lo hagan fructificar aún más, si es posible.

Vuestra misión es grandísima y Divina, porque todo se debe centrar en la producción y difusión de Mi Amor, que es Mi Vida Misma,

Si lográis esto en vosotros y en los demás, estaréis haciendo Mi Voluntad y Yo os recompensaré eternamente haciéndoos crecer por toda la eternidad, en Mi Amor Divino, el cuál no tiene fin.

La mayor alegría que pueda tener un alma, es la de vivir sumergida en Mi Amor.

Reflexionad hijitos Míos y poneos a producir, para que el Sembrador, que ya viene, no os encuentre sin frutos.Yo os bendigo y comparto Mis Dones a quienes con confianza Me los pide.

Venid a Mí y vivid en Mi Amor, dejándoMe que os colme de él y él mismo, por su acción vivificante os hará transmitirlo a los demás y así se  Mi Reino pronto se dará en el Mundo.

Recibid todos vosotros Mi Paz y Mi Amor, llevadlos a todos vuestros hermanos

Yo os Bendigo y os deseo de todo corazón, que Mi Amor, lo poquito que ahora entendéis y Mi Omnipotente Amor, esté con todos vosotros y con los vuestros

Recibid Mís Bendiciones y todo Mí Amor en la Santa Trinidad de AmorYo, Vuestro Dios y Señor, os espero al final del camino, camino angosto y pedregoso, difícil ciertamente;

pero llevadero y alegre, cuando es el Amor el que va acompañando al alma que transite por el.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, el Santo Nombre del Amor, en el de Mí Hijo, Verbo y Amor encarnado y en el del Espíritu Santo, Fuente Viva del Amor.

N264 ENTENDER LA PRUEBA


07 de Agosto 2018 

Hijitos Míos, la Renovación se tiene que dar, renovación de la Humanidad, renovación de la Iglesia, renovación en la sociedad, renovación en vosotros mismos.

Mis pequeños, todo tiene que ser renovado. Satanás se ha encargado de destruir la obra que Yo, desde un Principio, creé para todos vosotros.

El hombre, en su debilidad y ya afectados por el Pecado Original, ha permitido que su corazón se fuera marchitando en el Amor.

Sí, Mis pequeños, vuestros corazones se han marchitado y deben ser renovados para que como una flor, volváis a dar ese aroma bello que es el Amor.

Yo Soy el Amor y vosotros sois copartícipes de éste Amor que os creó; vosotros debierais estar produciendo el Amor en pleno; pero le habéis hecho caso a Satanás, habéis sido afectados por él

Y él no deja que vuestro aroma se disperse entre los hombres.Vosotros debéis volver a Mí para que Yo os cuide, os alimente, os riegue con Mis Bendiciones.

Y así, crezcáis nuevamente sanos, fuertes, bellos y el aroma de cada uno de vosotros y que además es diferente, se vaya dispersando

 Y Yo, como Padre vuestro, reciba el aroma del amor de cada uno de vosotros de tal forma, que éste mundo vuelva a ser esa belleza que Yo creé en el Principio de los Tiempos, donde todo era perfecto, bello, aromático.

Sí, Mis pequeños, todo volverá como al Principio, pero vosotros debéis poner de vuestra parte.

Os debéis disponer ante Mí vuestro Dios, para que aceptando vosotros el error en el que habéis crecido, os consagréis a Mí y Yo os pueda ayudar a ésta conversión de corazón que se tiene que dar en vosotros.

Yo respeto vuestra libertad, os lo he dicho; pero vosotros os debéis dar cuenta que no estáis dando lo que debierais dar, que no sois ahora lo que debierais ser.Ciertamente vosotros os veis los unos a los otros como lo que sois, seres humanos con vuestras características y peculiaridades, pero habéis decrecido por el mal y por el pecado.

CreédMe Mis pequeños, no sois ni la sombra de lo que debéis ser. Cuando todo sea renovado, entenderéis lo que os estoy diciendo ahora.

Cuando Yo hablo de perfección, hablo de niveles altísimos que ahora vosotros no podéis entender.

Vosotros, al ser afectados por el pecado perdisteis mucho, tanto en lo espiritual, como en lo material y hablo también de vuestro cuerpo y de sus capacidades, todo lo recuperaréis cuando venga la Purificación.

Por eso os digo que la esperéis con gusto, que aunque veáis que todo se vuelve adverso, esto se tiene que dar, pero será para vuestro Bien, Mis pequeños

Porque después de ella, vosotros llegaréis nuevamente a ésa perfección en la que fuisteis creados y entonces sí gozaréis vuestro nuevo cuerpo y vuestra nueva alma.Y cada uno de ellos con capacidades extraordinarias, que muchas de ellas ni siquiera conocéis y que se perdieron por el mismo pecado.

BENDECID la Purificación, que está ya sobre vosotros, porque vosotros ganaréis muchísimo y Yo os volveré a ganar plenamente como Mis hijos que sois.

Y que vuestro corazón no sienta la obligación de “tener que” amarMe, os lo pido. Poneos en Mí lugar,

imaginad que os presentan a alguien que vosotros no conocéis y así de repente, en ese primer encuentro os dicen que vosotros tenéis la obligación de querer a ésa persona, vosotros mismos rechazaríais ésa situación.

No se puede amar nada más así, por obligación; el amor viene a través del trato y debéis empezar poco a poco.

Vosotros mismos debéis ser muy cautelosos cuando siendo padres de familia, estáis enseñando a hermanitos vuestros: vuestros hijos. Debéis de llevarlos poco a poco a que Me vayan conociendo, hablándoles de Mí.

Enseñándoles de cómo Mi Amor trabaja en las almas, hablándoles de Mis Milagros, de Mi Hijo, de la Creación, de tantas cosas bellas que Yo os he dado.

Y así, poco a poco, adentrando a vuestros hermanitos a ésa vida íntima Conmigo, a ésa vida espiritual, es como empezarán a amarMe.

Cuando su alma ya vaya tomando de Mí su alimento diario, a través de la Oración, a través de ésa búsqueda constante que el alma debe tener Conmigo,

Porque si realmente vosotros Me amáis y queréis estar Conmigo, si vuestra alma sabe que sin Mí no sois nada y que el alimento del alma Soy Yo,

Entonces el alma Me buscará para alimentarse todos los días y así es como vosotros mismos vais gozando el estar Conmigo.

Gozáis en el buscarMe, gozáis de las Bendiciones que Yo derramo sobre vosotros, aprendéis a reconocerMe en vuestros acontecimientos diarios y así es como el alma va intimando Conmigo,Se vuelve una vida íntima de Dios, Yo, vuestro Padre, con la creatura.

Yo os puedo llamar y vosotros reconoceréis Mi Voz y vosotros mismos os preocuparéis de guardar ésos momentitos que Me merezco para platicar Conmigo

Y también el alma tendrá la oportunidad de llamarMe y Yo ahí estaré también para asistiros. Y así es como se va dando ésa relación familiar que quiero de cada uno de vosotros.

Ésa vida íntima del alma es la que más gozo y vosotros también; pero se tiene que ir dando poco a poco, Mis pequeños.

Os repito, no presionéis a vuestros hermanos, ya sean vuestros hijos, ya sean conocidos, ya sean otras almitas a las que vosotros les vais a enseñar poco a poco, Mis pequeños

Y así es como se va gozando ése crecimiento en el Amor, que durará primeramente toda vuestra vida en la Tierra y posteriormente, en la eternidad.  Mi Amor siempre es gratificante. Cuando tenéis problemas, cuando os sentís apesadumbrados, tristes y afligidos, el remedio siempre será Mi Amor, Mi Presencia en vosotros, vuestra donación total.

Yo os conozco perfectamente y sé que con la Fuerza de Mi Amor, con la Fuerza de Mi Santo Espíritu, vosotros os reanimáis perfectamente.

Las pruebas siempre vendrán a vuestra vida, no luchéis contra ellas, Mis pequeños, son parte de vuestra existencia, es Mi Voluntad y Yo las permito para que vosotros crezcáis.

Ciertamente contáis con Mis capacidades, contáis con Mi Amor, contáis con la Fuerza que viene de Mí, para que vosotros podáis resolver exitosamente éstas pruebas que siempre os van a hacer crecer, os van a dar Sabiduría,

Os van a ayudar a que vosotros, al dar vuestra experiencia a vuestros hermanos, también ellos crezcan.

Cuando todo lo hacéis Conmigo, todo será positivo, cuando vosotros tratáis de resolver todo con vuestras capacidades, es cuando sufriréis, Mis pequeños.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

Si Yo permito algo en vuestra vida, aceptadlo de corazón.

Pero no os quedéis ahí, pedidMe inmediatamente que os dé la Sabiduría para saber entender la prueba, el por qué vino y cómo os va a servir.

Inmediatamente cuando venga el problema, buscadMe, no tratéis de resolver a solas lo que venga a vuestra vida y a la de los vuestros, siempre buscad Mi ayuda,

Buscad la Sabiduría Santa para que vosotros podáis ayudaros a vosotros mismos o podáis ayudar a vuestro prójimo.

A lo largo de vuestra vida tendréis muchas pruebas en el camino, éstas son inevitables, Satanás os ataca constantemente, pero Yo os voy cuidando.

Yo permito el ataque, pero limito el poder de Satanás para que NO os destruya,

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Esto entendedlo muy bien, Mis pequeños, nunca estaréis totalmente a merced de las fuerzas totales de Satanás.

Yo limito su ataque para que vosotros no os desesperéis ni cometáis algún error con vuestra vida o con la de los vuestros.

Al pedir Mi ayuda, al pedir Mi Sabiduría, vosotros os estáis humillando, os estáis reconociendo pequeños y es cuando Yo puedo actuar perfectamente en vuestra vida y eso no lo soporta Satanás,

él quiere que vosotros actuéis en soberbia, creyéndoos fuertes, creyendo que podréis superar el problema con vuestras fuerzas y eso nunca será, os repito.

Pero en la humildad, todo lo podréis resolver, porque en ése momento Me estáis tomando de la Mano a Mí vuestro Dios y Señor y no seréis vosotros los que actuaréis, seré Yo, vuestro Padre y vuestro Dios.

Recordad cuando erais pequeños, que ibais de la mano con vuestros padres, al momento del problema,

Es el padre ó la madre los que salen a resolver el problema y os evitan el dolor, os defienden, os cuidan y os protegen hasta con su propia vida.Así estoy Yo ahora Mis pequeños, con cada uno de vosotros; ya la vida la dio Mi Hijo por vosotros, tenéis ya una gran protección; contáis Conmigo, con vuestro Padre, contáis con la Luz del Espíritu Santo, tenéis protecciones inmensas.

Así pues, os pido os mantengáis en la humildad y siempre reconociendo vuestra pequeñez; para que pueda salir Yo, vuestro Dios a defenderos, a cuidaros, a levantaros y sobre todo, a aconsejaros,

Para que vosotros seáis cada vez más grandes, más fuertes en la virtud y en el Amor, llenándoos con Mi Sabiduría Santa, que ésta va creciendo siempre ante la prueba.

Hijitos Míos, os pido no elucubréis sobre los acontecimientos venideros, ésos son Mis Misterios; vosotros no tenéis las capacidades para imaginar cómo vendrá la purificación del hombre,

LO QUE SÍ DEBÉIS QUITAR DE VUESTRO CORAZÓN Y DE VUESTRA MENTE,

ES LA DUDA Y EL TEMOR.Deberéis tener siempre presente Mi Amor primeramente, ante todo.

Mucho os he hablado de Mi Amor, os he ido preparando en Mi Amor y en el Amor, hay inmensidad de bendiciones y cuidados para todos vosotros que sois Mis hijos.

Un padre amoroso como Soy Yo, vuestro Dios, no puede gozar en el dolor de la creatura, por más mal que se haya portado ésta con su padre.

Que si, se vienen momentos angustiosos para todos vosotros, siempre estaré Yo presente en vuestro corazón para aliviaros, para reconfortaros, para que vosotros no padezcáis lo que sufriríais si estuvierais solos.

Por eso he insistido Mis pequeños, alrededor del mundo, que la creatura se acerque a Mí, que Me busque, se arrepienta de corazón de sus faltas, que Me vea como Arca de Salvación para que no sufra,

Porque tenéis también la Promesa que os dio Mi Hijo, que si fuerais llamados al martirio, Él tomará vuestros dolores.Yo, como vuestro Padre y Creador, os conozco y conozco vuestra debilidad y vosotros podríais cometer múltiples errores en éstos tiempos de prueba, por eso es necesario que entendáis esto que os estoy diciendo.

Que, si realmente sois humildes, vengáis a Mí, os cobijéis bajo Mi Providencia Divina y la prueba resultará muy fácil de pasar.

Confiad en Mí Mis pequeños, os vuelvo a repetir que os amo infinitamente y os lo he dicho infinidad de veces, Yo no quiero gozarMe en el dolor que padeceréis,

Quiero gozarMe en vuestro arrepentimiento y en el que regreséis a Mí, amándoMe, respetándoMe y teniéndoMe como lo primero en vuestra vida, que sea Yo vuestro Alimento de vida, que sea Yo el todo para vosotros.

A ESO OS QUIERO LLEVAR, MIS PEQUEÑOS

Y MIENTRAS MEJOR LO ENTENDÁIS, MENOS SUFRIRÉISPorque la humanidad va a ser llevada a esto, esto es la finalidad de la Purificación que padeceréis, que regreséis a Mí, arrepentidos y adoloridos de corazón por haberMe hecho a un lado de vuestra vida,

Que Me tengáis como Alimento de vida, que Me tengáis como guía de vuestra vida, que Me tengáis como el Verdadero Padre que Soy y al que debisteis haber respetado durante toda vuestra existencia.

Si vosotros lo entendéis desde antes, gozo habrá en vuestro corazón y esto os protegerá fuertemente contra los Acontecimientos que se vendrán y contra las acechanzas de Satanás.

Si vosotros ya lo comprendisteis así, ayudad a vuestros hermanos a que lo comprendan y especialmente que vean en vosotros esa confianza plena en vuestra vida,

QUE PASE LO QUE PASE NO OS ATEMORICÉIS

 QUE PASE LO QUE PASE, INMEDIATAMENTE RECURRÁIS A MÍ,

DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO

QUE PASE LO QUE PASE, EL AMOR SIEMPRE ESTÉ EN VUESTROS LABIOS

EN VUESTRA MENTE, EN VUESTRO CORAZÓN Y EN VUESTROS ACTOS.

Así estaréis mostrando a vuestros hermanos que realmente Yo Soy lo primero en vuestra vida y que, si aún a pesar de los destrozos que estén causando satanás a vuestro alrededor,

Vosotros estaréis bien cuidados por Mi Providencia y estaréis gozando aún dentro de los acontecimientos adversos que se den a vuestro alrededor.  (el gozo y la paz te los dan, la Presencia tangible de ABBA)

Hijitos Míos, estos momentos de tribulación que pasarán alrededor del Mundo, hará que muchos de vuestros hermanos hasta pierdan la razón, que se suiciden, que haya pleitos fraternos.

Mucha maldad se dará en éstos tiempos, porque mucha maldad hay en el corazón del hombre.

Os habéis apartado de Mí, de Mi Amor, de Mis Enseñanzas, de la Virtud, que solamente os puede dar el estar Conmigo.  Virtud que da Vida, pero que ahora, al no estar Conmigo, vuestros hermanos viven en la muerte.

Muerte espiritual que se han ganado por hacerMe a un lado de su vida.

Mis pequeños, vosotros estáis en la Vida porque estáis Conmigo, os he preparado para ello, para que vosotros podáis dar vida a vuestros hermanos.

Esa es la misión que tendréis en estos tiempos, ser vida para vuestros hermanos que viven en la muerte, que Me han hecho a un lado de su vida, que no Me toman en cuenta,

O si Me toman en cuenta, solamente es para blasfemarMe o recriminarMe lo malo que sucede en sus vidas,

Sin darse cuenta que ellos son los causantes de todo ello, porque se han apartado de Mí y no han querido tomar de Mí, Mis Gracias, Mis Bendiciones, Mi Amor, porque todo ello conlleva un compromiso y no lo quieren tomar.

Mis pequeños, ellos quieren vivir para el mundo, vosotros habéis escogido la mejor parte y estáis Conmigo.Yo quiero que vosotros mantengáis la paz en vuestro interior, la paz en vuestro corazón y muy a pesar de que los demás, los que no están Conmigo, se estén desesperando, sufran y no sepan qué hacer,

Si vosotros os mantenéis en paz, ecuánimes, pero sobre todo, viviendo con la Sabiduría Santa que os dará Mi Santo Espíritu,

Quiero que seáis vosotros los que deis ejemplo de que Yo Vivo en vuestro interior, que todo se va ir dando de acuerdo a Mi Voluntad y que esto siempre será bueno para vosotros.

Os he hablado antes de la paz interior, paz que debéis mantener, porque vosotros seréis ejemplo para muchos en estos tiempos; porque si no es así, os podrán recriminar vuestro proceder.

Vosotros decís estar Conmigo, pero al momento de la tribulación, podéis alejaros y ser un mal ejemplo para vuestros hermanos, porque mucho os he prometido y esto se da; pero vosotros en vuestra falta de Fe y confianza hacia Mí impedís que se dé en vosotros lo que Yo quería daros.

Por eso Mis pequeños, quiero que viváis en Oración profunda continuamente, para que estéis Conmigo, con vuestro Dios, para que estando así, en Oración profunda, Yo os pueda platicar acerca de los acontecimientos por venir,Pero sobre todo, para que Yo os pueda instruir y podáis ayudar a vuestros hermanos con Mi instrucción Divina, para saberse comportar como los hijos de Dios se tienen que comportar en éstos tiempos y en los futuros.

Que vuestra Oración sea universal, sin tiempo y en forma muy amorosa y confiada; solo así es como obtendréis Mis Delicias, Mis Bendiciones, Mis cuidados.

Cuando hagáis Oración, hacedla de corazón, lenta, bien pensada y siempre con un agradecimiento al final, porque os he dicho que cuando dos o más estáis unidos en oración, Yo estaré ahí, en medio de vosotros,

Escuchando vuestras peticiones o vuestras necesidades y resolviéndolas, si éstas son para vuestro Bien. No dudéis en ello, Mis pequeños, Yo estaré con vosotros.

Yo estoy cuidando el Rebaño de Mi Hijo y lo voy acrecentando y éste se va acrecentando por vuestras oraciones y pedimentos.

Vosotros no creéis que un alma mala se pueda convertir y Yo os digo que estáis equivocados.Hay más almas malas o distraídas convertidas, que aquellos que se creen buenos y que no necesitan más. Éstos, por su soberbia, quizá no puedan ni llegar a salvarse.

Aquellos que arrepentidos han venido, es más seguro que lleguen a ganar el Reino de los Cielos.

Por eso os repito, vuestra Oración Mis pequeños, vuestra oración es importantísima, os he enseñado a orar, os he enseñado a confiar en Mí, os he enseñado a amar a vuestro prójimo

AHORA ACTUÁD Mis pequeños, para que éstas almas alcancen a conocerMe y al conocerMe, Me amen y por ese amor reciban el Reino Eterno.

Porque quiero que lejos de que os preocupéis, por la materialidad que se irá perdiendo, por lo que se os irá quitando en estos tiempos, por los acontecimientos que veáis,

Que éstos se vuelvan Oración inmediatamente en vuestro corazón.

Os he hablado de la oración y de su importancia, pero no llegáis todavía a medir en vuestra mente y en vuestro corazón, las capacidades y la fuerza que tiene la oración y sobre todo, cuando oráis con el Cielo.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Os habéis ganado y he permitido toda esta tribulación, que no debiera suceder si estuvierais Conmigo, para que vosotros vayáis reaccionando ante las necesidades del alma.

Ved que no os estoy hablando de las necesidades del hombre, necesidades materiales. El hombre también necesita de un desarrollo espiritual,

vosotros sois alma, cuerpo y espíritu, pero estáis viviendo ahora en desproporción, porque le estáis dando mucho más al cuerpo, a vuestra vida terrena, a vuestras posesiones,

A todo aquello que tarde ó temprano dejaréis aquí, cuando Yo os mande llamar de regreso, para que Me deis cuenta de todo lo que hicisteis en la Tierra.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, espero con confianza el que regreséis a Mí, os he preparado como el padre prepara al hijo, os he instruido como los padres instruyen a los hijos y os he amado como el mejor Padre que podáis tener.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

Inicio