Archivos de etiquetas: orar

P19 ¡URGENTÌSIMO! ¡ORANDO POR LA PAZ!


1-AEnoch

¡EL PODER DE LA ORACIÓN EN CADENA DERRIBA FORTALEZAS Y CAMBIA PROFECÍAS!

18 DE ABRIL DE 2013 – 8:50 A.M.

LLAMADO DE JESÚS DE NAZARETH AL MUNDO CATÓLICO

(Y TAMBIÉN A TODOS LOS CRISTIANOS, VER MENSAJE DE VASSULA, AL FINAL DE ESTE MENSAJE)

Hijos míos, paz a vosotros.

Orad para que la guerra sea detenida, porque la paz está a punto de desestabilizarse.

MISILES NUCLEARES

Si Rusia no es consagrada lo más pronto posible al Corazón Inmaculado de mi Madre, os aseguro que traerá muchas desgracias y propagará su doctrina herética al mundo entero, haciendo que todos los acontecimientos se den antes del tiempo señalado por la voluntad divina.

Hijos míos, escuchad: Mi Padre respeta vuestro libre albedrío y no os impone nada; acordaos que estáis en el no tiempo, debéis de orar, ayunar y hacer penitencia, para detener el curso de los acontecimientos que están por desatarse.

El poder de la oración en cadena derriba fortalezas y cambia profecías.

Oracion y Ayuno_

Por vuestras oraciones, ayunos, súplicas y penitencias, os envié un Papa que hará la voluntad de Dios, siempre y cuando el mundo católico no lo abandone en la oración.

Si oráis por el Papa Francisco, él hará la voluntad de mi Padre,

más si descuidáis la oración por él, mi adversario y sus instrumentos infiltrados en la sede de Pedro, lo llevarán a cometer errores en contra de la fe, el evangelio y doctrina de mi Iglesia.

Hijos míos, os digo todo esto para que despertéis espiritualmente y comencéis a hacer de la oración vuestra mayor prioridad.

003-angeles-y-demonios-guerra-espiritual

Acordaos que estáis en tiempos de batalla espiritual y no podéis descuidaros con la oración, ayuno y penitencia, ya que estas son vuestras fortalezas y armas espirituales que os protegerán de los ataques de mi adversario y sus huestes del mal.

guerra-espiritual

La voluntad de mi Padre es que yo no pierda a ninguno de los que él me ha dado, sino que los resucite en el último día. (Juan 6, 39).

Hijos míos, no es voluntad de Dios que la humanidad sufra, es vuestro libre albedrío quien elige el camino.

Cuando la humanidad se aparta de Dios y sus preceptos de vida, cae en el desamor y la injusticia; es el hombre apartado de Dios quien sojuzga a su propio hermano y lo esclaviza y esto no hace parte de la voluntad divina.

Aprended de los habitantes de Ninive que estaban apartados de Dios, pero por la predicación de Jonás se convirtieron y Dios se arrepintió del castigo.

Jonas-foi-a-Ninive

Haced lo mismo en estos tiempos para que vuestra purificación os sea más llevadera. Porque en verdad os digo: Si no os arrepentís, todos pereceréis.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro y Pastor. Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org

 1

VASSULA

APRENDAN EL SANTO ROSARIO
SEÑALES DEL FIN DE LOS TIEMPOS

LLAMADO URGENTE A ¡TODOS LOS CRISTIANOS!

SANTO ROSARIO

SANTO ROSARIO

02.06.88
Era ya el tercer día que rezaba el Rosario completo, así como las tres oraciones que el Señor desea que recemos.
– ¿Señor?
Yo Soy. Vassula mía, la perseverancia 1 debilita al demonio, disminuye el mal. Aprendan el Santo Rosario. Embellece Mi Iglesia.
El Señor quiere decir que los Ortodoxos, los Protestantes, así como otras Iglesias, que no rezan el Santo Rosario, deberían aprenderlo, enriqueciendo así a la Santa Iglesia, alejando al demonio y aplastándolo.

BATALHA

De este modo, disminuirán la herejía y la apostasía que se han infiltrado en la Iglesia, a causa de la infidelidad y la desobediencia.

– Sí, Vassula, el Amor aumentará y el mal disminuirá.                        

Y para aquellos que sostienen que esto no ha sido dicho por Mí 2 les haré ver cuán faltos de sentido son sus argumentos, cómo su celo está desviado y cómo no parecen ver claramente Mi Rectitud.

Ellos afirman únicamente sus propias ideas y estarían dispuestos a desconocerme. 3 Sorprendidos por el pobre instrumento que Yo escogí para manifestarme, te rechazarán como enviada por Mí. Han olvidado lo que dicen las Escrituras. 4

37

Las Escrituras dicen: “Me he dejado encontrar por los que no me buscaban, y Me he revelado a aquellos que no preguntaban por Mí”.                        

Así, Yo, El Señor, les digo: ¡Abran sus corazones, no sus mentes!
Vassula de Mi Sagrado Corazón, tú Me has oído susurrar en tu oído 5 . Yo quiero mostrarte en Timoteo 1 y 2, todo lo que ha sido predicho para los últimos días de tu era.

Mi Creación se ha degenerado y ha caído mas bajo que los Sodomitas.

sodoma

Las Tinieblas han caído sobre ella como un velo mortal enviado por Satanás. Satanás ha enviado a muchos falsos maestros y falsos profetas, que se presentan hoy en día como filósofos, enseñando dogmas que no proceden de Mí, tu Señor. Mis hijos, cegados por su ignorancia, caen en estas trampas tendidas por Satanás.
Deseo que estos pasajes de Timoteo se lean públicamente como advertencia:
1 Timoteo 4, 1-16; y 6, 20-21 y 2 Timoteo 2, 14-26 — estas profecías fueron especialmente dichas para tus tiempos.
                       

Luego en 2 Timoteo 3, 1-17, el pasaje predice el estado de tu era, tal como se encuentra en la actualidad, porque estos son los últimos días antes del Fin de los Tiempos.

Solemnemente, les pido a todos, que redoblen sus oraciones para Mi “Retorno”. Mi Sagrado Corazón está abierto a toda alma que se arrepienta y quiera volver a Mí.

thCAR0W6X1

Flor, busca siempre el Espíritu de Verdad y de Discernimiento, antes de escribir Conmigo.

El Amor te ama y te guiará.                        

Ven, descansa en Mi Sagrado Corazón. Yo no te abandonaré jamás. ¿Nosotros?
– Sí, Señor. Sí, Santa Madre. 

1 Esforzándome por agradar a Nuestra Señora y a Jesús, rezando el Santo Rosario, obedeciendo Su Santa Voluntad
2 Rezar el Rosario

Virgen_Rosario
3 Al afirmar que estos Escritos no vienen de Dios, porque muchas cosas escritas por Dios aquí, no se ajustan a sus conveniencias
4 Isaías 65,1-2
5 Hace dos noches, Jesús susurró en mi oído que tenía que leer en la Biblia la 1ª y 2ª epístolas a Timoteo

VASSULA

R5.- ¡UNA GOLONDRINA NO HACE VERANO!


CORAZÓN INMACULADO

¡ORAD HIJITOS PARA QUE MI QUINTO DOGMA SEA PROMULGADO Y RUSIA SEA CONSAGRADA A MI CORAZÓN INMACULADO!
ABRIL 9 DE 2013 – 1:15 P.M.

LLAMADO URGENTE DE MARÍA ROSA MÍSTICA AL MUNDO CATÓLICO

Hijitos de mi Corazón, que la paz de Dios esté con vosotros.

Pueblo de Dios, no temáis, vuestra Madre no os abandonará; yo cuidaré el rebaño de mi Hijo, lo protegeré y guiaré amorosamente en su paso por el desierto.

Orad por el Papa Francisco, para que promulgue mi quinto dogma como: María Medianera, Corredentora y Abogada, Señora de todos los Pueblos. Debéis de orar mucho por el Papa Francisco, porque los enemigos de la Iglesia infiltrados en la Sede de Pedro, acortarán sus días de pontificado si él hace la voluntad de mi Padre.

Hijitos míos, fortaleced al Papa con vuestras oraciones, ayunos y penitencias, para que pueda hacer la voluntad de Dios y ninguna fuerza del mal pueda desviarlo del camino y la misión que el cielo le ha encomendado.

francisco I

Estás en tiempos de gran confusión y división, la Iglesia de mi Hijo se encuentra dividida en dos bandos, unos a favor y otros en contra de la elección del Vicario de mi Hijo.

Os recuerdo hijitos que nada se mueve en la creación, ni una hoja, sin el consentimiento de mi Padre, No os dejéis pues dividir por mi adversario,

tened en cuenta que cuando oráis, ayunáis y hacéis penitencia, la voluntad de mi Padre siempre será favorable a vosotros.

el-san1

Os pido que tengáis confianza en las decisiones de mi Padre y que oréis mucho con mi Santo Rosario

 y con el Rosario de la Preciosísima Sangre

SANGRE-DE-jESUSy Llagas de mi Hijo,

ROSARIO SANTAS LLAGAS

para que el Papa Francisco pueda guiar la Barca de Pedro, en medio de las aguas torrentosas de la apostasía y masonería de estos últimos tiempos.

De vuestra oración depende que el Vicario y la Iglesia permanezcan firmes por el tiempo que mi Padre necesita para llevar a cabo su Santa Voluntad.

Orad hijitos para que mi Quinto Dogma sea promulgado y Rusia sea consagrada a mi Corazón Inmaculado. Haced una cadena de oración a nivel mundial con mi Santo Rosario, pidiéndole al Padre Celestial por esta gran petición.

guerra_nuclear

Orad también por la paz del mundo tan amenazada en este tiempo por el ansia de poder y expansionismo de algunos reyes de la tierra. No descuidéis la oración, porque estáis en tiempos de gran agitación; si oráis todo será detenido por un tiempo mientras se promulga mi dogma. Si descuidáis la oración vendrán las guerras entre las naciones y todo comenzará a desestabilizarse.

Os pido pues hijitos mucha oración para detener el curso de todos estos acontecimientos tan nefastos para la humanidad. Acordaos que una sola golondrina no hace verano es un dicho popular vuestro.

Golondrina4

Por eso es importante que oréis en cadena ya que la unión hace la fuerza y derrumba fortalezas.

Tened fe y confianza en Dios, Él es vuestra victoria y Yo soy vuestra Capitana y Señora, que os guiará en compañía de Miguel y los Ejércitos Celestiales a las puertas de la Jerusalén Celestial.

Hijas mías, os pido que volváis a colocaros la mantilla en vuestras cabezas a imitación mía y como un signo de amor y respeto a Dios. No sabéis cuánto os lo agradecería esta Madre y cómo se alegraría el cielo con vuestro acto de piedad.

Decidme que sí lo haréis hijas mías; ¿Cuento con vosotras?, Quiero que acojáis esta petición amorosa que os hago, para que volváis a la Casa de Dios con vuestra mantilla sobre la cabeza y rindamos culto de honor y gloria al Dios Uno y Trino.

Quedad en la paz del Señor. Vuestra Madre, María Rosa Mística.

ROSA MISTICA

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org

1enoch (2)

N10.- POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS…


CRISTO REY

CRISTO REY

Uno de los otros líderes políticos, de quien hablé hace un tiempo, pronto será asesinado

04.03.2013 20:30

Traducción Latinoamérica

Martes 26 de Febrero, 2013 a las 22:00 hrs.

Mi amadísima hija, uno de los otros líderes políticos, de quien hablé hace un tiempo, pronto será asesinado.

Deseo que reveles a todos, quién es esta persona. Luego, a través de la prueba dada a ti y a otros, de modo que más(personas) acepten la Verdad de los Mensajes.

Esta pobre alma escapó de la muerte hace algún tiempo, pero su nueva popularidad lo pondrá en peligro. Él es un enemigo de las fuerzas masónicas y ellos no van a tolerar su liderazgo por mucho tiempo.

PROFECIA CUMPLIDA

PROFECIA CUMPLIDA

Cuando vosotros, Mis seguidores, veáis que las profecías dadas a un alma elegida tienen lugar, sabréis que dicen la Verdad y que se les ha dado esto desde el Cielo, porque ellas serían incapaces de inventarlo.

Es Mi deseo demostrar a quienes desprecian Mis Mensajes, que soy Yo, vuestro amado Jesucristo, Quien habla al mundo a través de esta profetisa.

Si bien me da mucha alegría ver lo mucho que me amáis y seguís las oraciones dadas a vosotros desde el Cielo, es a los escépticos a quienes necesito abrazar.

Muy pronto una división se producirá en Europa,

todo lo cual está conectado a la Unión Europea y al país en donde la Sede de Pedro está situada.

BESTIA DE LOS DIEZ CUERNOS

BESTIA DE LOS DIEZ CUERNOS

Esto dará lugar a una guerra, la cual será de un tipo de guerra diferente a otras guerras. Pero va a ser atroz*.

La gente se levantará, unos contra otros, en Alemania, Italia y Francia.

 Debéis orar para que Mis seguidores se mantengan firmes y aseguraos de que los Grupos de Oración Jesús a la Humanidad crezcan rápidamente en estos países.

Ha llegado el momento para Mí, Jesucristo, el Cordero de Dios, de revelar más información contenida en los Sellos.

JESUCRISTO EL CORDEROABRIENDO LOS SELLOS

JESUCRISTO EL CORDERO
ABRIENDO LOS SELLOS

Voy a hacer esto minuciosamente, mientras debéis estar preparados tanto física como espiritualmente. Como Dios de Justicia, me aseguraré de guiaros a todos vosotros y bendeciros con Mi Fortaleza, a medida que cada etapa se revele, una a la vez.

Vuestro amado Jesús

* Atroz = cruel, grave, muy desagradable, fiero..

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

114.- UN CRIMEN EN LA PASCUA


Al día siguiente…

En el amanecer de un hermoso día. Jesús está solo en la terraza del palacio de Lázaro. Mira el Gólgota…

Su mirada, llena de valor varonil, está llena de reflexión. No muestra miedo. Es la mirada de un héroe que contempla el campo de su última batalla. Luego se voltea a contemplar las colinas que dan al sur de la ciudad y murmura:

–                       ¡La casa de Caifás!

Y con la mirada parece seguir todo un itinerario desde allí, hasta Getsemaní y luego al Templo. Sigue más allá de las murallas de la ciudad, en dirección al Calvario…

El sol que ya se levanta en el horizonte, ilumina con sus rayos toda la ciudad.

En el portón de palacio se oyen fuertes golpes. Leví abre y escucha el Nombre de Jesús, que repiten tanto hombres como mujeres.

Se apresura a bajar diciendo:

–                       Aquí estoy. ¿Qué se os ofrece?

Hay una confusión. Hablan al mismo tiempo los apóstoles y los discípulos, entre los que viene Jonás; el que cuida el Getsemaní.

Y no se comprende nada.

Jesús ordena que no hablen. Se acerca y pregunta:

–                       ¿Qué pasa?

Pedro aclara el asunto:

–                       Llegó Jonás. Fueron muchos a buscarte al Getsemaní. ¿Qué hacemos? ¡Tenemos que celebrar la Pascua!

Jonás, el custodio del Getsemaní está espantadísimo y dice:

–                       Así es. Hasta me maltrataron porque dije que no estabas y no sabía cuándo regresarías. ¡No me vayas a hacer algún mal, Maestro! Tú sabes que siempre te he recibido con cariño y esta noche padecí por Ti… pero… pero…

Jesús dice con dulzura:

–                       ¡No tengáis miedo! De hoy en adelante no correrás ningún peligro por Mí. No me hospedaré más en tu casa. Me limitaré a pasar sólo cuando vaya a orar… Eso no puedes impedírmelo…

Pero Magdalena, con su fuerte y melodiosa voz, grita:

–                       ¿Desde cuándo tú Jonás, te has olvidado de que eres un criado y que solo por condescendencia nuestra, permitimos que te creas el dueño del olivar? Sólo nosotros podemos decir al Rabí: “No vengas más porque puedes hacer daño a nuestras posesiones”… Pero no lo decimos. Somos amigos del Amor. ¡Déjalos que vayan! ¡Que destruyan! ¿Qué importa? Basta con que nos ame y no le pase nada a Él.

Jonás se ve preso entre el miedo a los enemigos y el que tiene a su excitada patrona. Dice en voz baja:

–                       ¿Y si a mi hijo le hacen algún daño?

Jesús lo consuela:

–                        No tengas miedo. Te lo aseguro. No me hospedaré más. ¡No, Magdalena! ¡Es mejor así! ¡Déjame! ¡Te agradezco tu generosidad!… Todavía no es mi Hora… ¿Fueron los Fariseos, verdad?

–                       Y sinedristas, herodianos y saduceos… Y soldados de Herodes. No puedo sacudirme el terror que traigo… He venido corriendo a avisarte.

Jesús dice sonriendo con bondad:

–                       Regresa tranquilo a tu casa. Mandaré a recoger las alforjas.

Jonás se inclina ante Magdalena y ésta le dice:

–                       Diré a Lázaro que para el banquete de la Fiesta… Vaya a buscar buenos y gordos pollos a Getsemaní.

–                       Ni siquiera tenemos un gallinero, patrona.

–                       ¡Tú, Marcos y María, son tres magníficos capones!

Todos se ríen por la salida irónica y significativa de Magdalena que está enojada, al ver el miedo en sus trabajadores.

Jesús dice:

–                       ¡No te intranquilices! ¡Paz! ¡Paz! No todos tienen tu corazón intrépido.

Juan dice:

–                       ¡Ay, no! ¡Y es una desgracia!

Judas dice en voz baja:

–                       Veremos si cuando se acerquen los guardias del Templo y sigue siendo tan valiente…

Hay un murmullo entre los hombres…

Magdalena lo oye y responde:

–                       ¡Claro que lo veremos! ¡Nada me hará retroceder con tal de que pueda servir a mi Maestro! Sí, servirlo. ¡Se sirve en las horas de peligro, hermanos! En las otras… ¡Oh! ¡En las otras, eso no es servir!… ¡Es gozar!… ¡Y al Mesías no se le sigue para gozar!

Los hombres sienten la puya y bajan la cabeza.

Magdalena se acerca a Jesús:

–                       ¿Qué quieres que se haga, Maestro? Es la Parasceve. ¿Dónde celebras la Pascua? Ordena… Y si he encontrado gracia ante tus ojos; permite que te ofrezca esta casa y mandaremos traer a nuestro hermano…

–                       Gracia has encontrado ante los ojos del Padre y ante su Hijo… Acepto. Pero déjame que como buen israelita, vaya al Templo a sacrificar el cordero…

Varios preguntan:

–                       ¿Y si te apresan?

–                       No lo harán. Osan hacerlo en la noche. En la oscuridad como los rufianes. Pero no en medio de las turbas que me veneran. ¡No me hagáis aparecer como un cobarde!

Judas grita:

–                       ¡Y además, ahora está Claudia! ¡El Rey y el Reino ya no están en peligro!…

Jesús le dice:

–                       ¡Judas, por favor no hagas que se derrumbe en ti! ¡No los pongas en peligro, dentro de ti! Mi Reino no es de este mundo. No soy un rey como los que tienen sus tronos en la tierra.

Mi Reino es del espíritu. Si lo envileces al compararlo con un reino humano, lo pones en peligro y lo haces que se derrumbe en ti.

–                       Pero Claudia…

–                       Claudia es una pagana. Aún ignora muchas cosas del espíritu. Ya es mucho si intuye y apoya a quién toma como un Sabio… Muchos en Israel, ni siquiera por eso me toman… ¡Pero tú no eres un pagano, amigo mío!… Tu providencial encuentro con ella, procura que no se te convierta en daño. Así como también procura que los dones de Dios que se te dan; sirvan para robustecer tu Fe y tu voluntad de servir al Señor. Y no se conviertan en ruina espiritual.

–                       ¿Y cómo puede suceder eso?

–                       Fácilmente. No solo en ti… Si se concede un don a cualquier hombre para ayudar su debilidad y en lugar de servirle para querer los bienes sobrenaturales o sencillamente los morales, lo hace que se apegue más a los apetitos humanos y lo separa del camino recto; entonces el don es un mal.

La venida de Claudia debe hacerte considerar lo siguiente: si una pagana ha visto la grandeza de mi Doctrina y la necesidad de que triunfe; tú y todos los discípulos con mayor fuerza, debéis sentir todo esto. Y por lo tanto entregaros a ello de corazón. Pero siempre en el sentido espiritual. ¡Siempre!…

Vámonos al Templo a demostrar que quien está cierto de Obedecer al Altísimo; no tiene miedo y no es un cobarde. Vamos. A quien se quede le dejo mi paz….

Jesús baja el último tramo de la escalinata. Atraviesa el vestíbulo y  sale con sus discípulos a la calle repleta de gente.

Cuando llega al recinto del Templo y entra en él, desde los primeros pasos que da, fácil es comprender la mala voluntad que se le tiene. Ojeadas. Órdenes a los guardias, para que vigilen al ‘Perturbador’. Órdenes dadas en voz alta para que todos las oigan. Palabras de desprecio y hasta empujones intencionales a los discípulos.

Los brillantes fariseos, escribas y doctores están llenos de Odio y lo manifiestan de una manera brutal.

Jesús pasa sereno como si nadie lo mirase. Es el primero en saludar, apenas descubre a quién está revestido de alguna dignidad sagrada o es superior a Él en la jerarquía hebrea.

Si no se le responde, no por eso se conturba. Su rostro se ilumina cuando lo aparta de uno de estos soberbios y la dirige hacia los humildes. Muchos de ellos fueron huéspedes del banquete del día anterior y gracias al óbolo recibido, pueden ahora celebrar una Pascua, como tal vez no la habían celebrado en la   Gran Fiesta de los Ácimos.

El pueblo lo mira con amor y admiración.

El rumor de lo sucedido el día anterior es como una ola que va cubriéndolo todo:

–                       ¡Pensadlo! Ayer nos reunió. Nos dio de comer. Nos vistió, nos curó y muchos han encontrado trabajo y ayuda con los discípulos ricos. En verdad que todo nos ha venido como una gran bendición por su causa. ¡Qué Dios lo salve siempre!

Un escriba, rechinando los dientes de rabia, dice a otro:

–                       ¡Apuesto a que compra de este modo a la plebe, Él sedicioso que es; para echárnosla encima!

Un fariseo contesta señalando a Jesús a quien sigue el pueblo:

–                       ¡Dices bien! Pero si moviéramos un solo dedo, nos harían pedazos.

Y de esta manera, se tragan su rabia y su impotencia, para destruir al que se ha convertido en su mortal enemigo.

Por la noche, la cena se desarrolla según el rito…

Jesús está feliz, en medio de sus discípulos fieles. Una vez que han bebido el último cáliz. Cantado el último Salmo; todos se reúnen a su alrededor adorándole y disfrutando de su Presencia en este día sagrado.

De pronto se oyen golpes en el portón, la alarma brota entre los presentes:

–                       ¿Quién es?

–                       ¿Quién puede ser en la noche de Pascua?

–                       ¿Soldados? ¿Fariseos? ¿Herodianos?

Mientras aumenta la excitación aparece Leví, el custodio del palacio:

–                       Perdona, Rabí. Hay allí un hombre que quiere verte. Está en la puerta. Parece que está muy afligido.

Pedro grita:

–                       ¡Vamos que esta noche no es noche para hacer milagros! Que regrese mañana.

Jesús replica:

–                       ¡No! Cualquier noche es noche para hacer milagros y para mostrar misericordia…

Jesús que se pone de pie y va hacia el portón, acompañado de Leví.

En el atrio semioscuro se ve un hombre anciano presa de la agitación.

Jesús se le acerca.

El hombre le dice:

–                       Espera, Maestro. Tal vez he tocado a un muerto y no quiero contaminarte. Soy pariente de Samuel el prometido de Analía. Estábamos cenando. Samuel bebía  y bebía… Como no debe hacerse. Hace tiempo que parece estar un poco fuera de sí. ¡El remordimiento, Señor! Medio ebrio, decía: ‘De este modo no me acuerdo de haberle dicho que lo odio. ¡Porque sabedlo vosotros! ¡Yo he maldecido al Rabí! ¡Mi iniquidad es demasiado grande, no merezco perdón! Tengo que beber para no recordar.

Porque está dicho que  quien maldice a su Dios, será reo de pecado y de su muerte.’ De este modo deliraba cuando entró en la casa un pariente de la madre de Analía, para preguntarle porqué la repudió.

Él ha mentido diciendo que Analía lo abandonó para convertirse en tu discípula. Y no admite que la verdadera razón es que se comprometió, con una rica heredera.

Semiebrio, Samuel le contestó con malas palabras. El otro lo amenazó con llevarlo ante el magistrado por el daño que causa a la honra de la familia. Samuel le dio unas bofetadas. Fue él quien empezó. Se liaron a golpes… Yo ya estoy viejo igual que mi hermana y mis criados. ¿Qué podíamos hacer nosotros cuatro y las dos hermanas pequeñas de Samuel?

Gritamos y tratamos de separarlos, pero Samuel tomó el hacha con que partimos la leña y le pegó con ella en la cabeza. No se la abrió porque le pegó con la parte posterior, no con el filo. El otro vaciló y cayó por el suelo… No gritamos más, para no atraer a la gente… Nos encerramos aterrorizados en la casa…

Está muriendo. Yo me vine corriendo a llamarte. Sus familiares lo buscarán y van a encontrarlo muerto en nuestra casa… Y Samuel, según la Ley, debe morir…

Señor, ya estamos deshonrados… ¡Pero que esto no suceda! ¡Ten piedad de mi hermana, Señor! él te maldijo… Pero su madre te ama. ¿Qué debemos hacer?

–                       Espérame un momento. Voy contigo.

Jesús regresa a la sala y dice:

–                       Judas de Keriot, ven conmigo.

Judas se levanta inmediatamente y pregunta:

–                       ¿A dónde, Señor?

–                       Lo sabrás. Todos vosotros quedaos en paz. Pronto regresaremos.

Salen de la casa y van por las calles solitarias y oscuras. Pronto llegan.

Judas pregunta perplejo:

–                       ¿La casa de Samuel? ¿Por qué?…

–                       Silencio, Judas. Te traje conmigo porque tengo confianza en tu buen juicio.

Entran y suben a la habitación a donde llevaron al herido.

Judas exclama:

–                       ¡Un muerto, Maestro! ¡Nos contaminamos!

Jesús responde:

–                       No está muerto. ¿Ves que está respirando y oyes que agoniza? Ahora lo voy a sanar.

–                       ¡Sí le han pegado en la cabeza! ¡Aquí se ha cometido un crimen! ¿Quién fue? ¡Y en el día de la Pascua!  -Judas está espantadísimo.

–                       Él fue. –dice Jesús señalando a Samuel que se ha arrinconado en un ángulo, lleno de espanto.

Temblando de terror, con la extremidad de su manto sobre la cabeza, para no ver y para que no lo vean. Fuera de su madre, todos lo miran aterrorizados; pues sobre él pesa la férrea sentencia de muerte de la Ley de Israel.

Jesús continúa:

–           ¿Ves a que conduce un primer pecado? A esto, Judas. Comenzó por ser perjuro con Analía, luego con Dios. Luego calumnió, mintió, blasfemó, se embriagó y ahora es un homicida. De este modo se convierte el hombre en posesión de Satanás. Tenlo presente, Judas… No lo olvides.

Los gestos de Jesús son terribles al señalar a Samuel.

Luego mira a su madre que trata de levantarse a duras penas; sacudida por un temblor, como si también ella estuviera próxima a morir.

Y con una tristeza desgarradora dice:

–                       De este modo Judas, mueren las madres, sin otra arma que la del crimen del hijo. ¡Pobres madres!… Me causan compasión. Tengo piedad de ellas, Yo el Hijo que no verá a alguien que se compadezca de su Madre…

Jesús llora.

Judas lo mira estupefacto, sin saber qué decir.

Jesús se inclina sobre el herido, le pone su mano sobre la cabeza. Ora.

El herido abre los ojos, parece como si estuviera ebrio. Mira sorprendido… Vuelve completamente en sí. Se sienta, apoyando los puños contra el suelo.

Mira a Jesús, pregunta:

–                       ¿Quién eres?

–                       Jesús de Nazareth.

–                       ¡El Santo! ¿Por qué estás junto a mí? ¿Dónde estoy? ¿Dónde está mi hermana y su hija? ¿Qué pasó? –trata de recordar.

–                       Oye. Tú me llamas Santo. ¿Crees que lo sea?

–                       Sí, Señor. Eres el Mesías del Señor.

–                       ¿Mi Palabra es sagrada para ti?

–                       Sí.

Jesús se pone de pie. Su gesto es imperioso:

–                       Entonces… -Jesús se pone de pie. Su gesto es imperioso- Entonces Yo como Maestro y Mesías, te ordeno que perdones. Viniste aquí y se te ofendió.

El hombre recuerda:

–                       ¡Ah, Samuel! ¡Sí!… ¡Lo denun…! -dice incorporándose.

–                       ¡No! ¡Perdona en Nombre de Dios! Por esto te he curado. Quieres mucho a la madre de Analía, porque sufre mucho. La de Samuel sufrirá mucho más. Perdona.

El hombre vacila un poco. Mira con rencor al que lo hirió. Mira a su madre angustiada. Mira a Jesús… No sabe que decidir…

Jesús abre sus brazos, lo atrae sobre su pecho diciéndole:

–                       Perdona por el amor que me tienes.

El hombre se pone a llorar.

¡Estar entre los brazos del Mesías, sentir su aliento sobre sus cabellos y un beso donde antes había sido herido!… llora…llora…

Jesús pregunta:

–                       Es verdad, ¿O no? ¿Perdonas por el amor que me tienes? ¡Oh, Bienaventurados los misericordiosos! ¡Llora! ¡Llora sobre mi pecho! ¡Destruye con tus lágrimas cualquier rencor! Para que así se haga nuevo, puro, tu corazón. Bueno y compasivo como debe serlo un hijo de Dios…

El hombre levanta su cara y entre lágrimas dice:

–                       ¡Sí! ¡El amarte es algo muy dulce! ¡Tiene razón Analía! ¡Ahora la comprendo!… –se vuelve a la madre- Mujer, no llores más. Lo que pasó, pasó. Nadie sabrá nada por mi boca. Quédate con tu hijo y ojala que pueda hacerte feliz. Hasta pronto. Me voy a mi casa. –y trata de irse.

Jesús le dice:

–                       Me voy contigo. ¡Adiós madre! ¡Adiós, Abraham! ¡Adiós muchachos!

Ni una palabra a Samuel, que a su vez tampoco sabe decir nada.

Su madre le quita el manto de la cabeza. Y presa de emoción por lo pasado, le grita:

–                       ¡Da las gracias a tu Salvador, corazón de piedra! ¡Dale las gracias, hombre desvergonzado!

Jesús dice:

–                       Déjalo mujer. Sus palabras no tendrían ningún sabor. El vino lo ha entorpecido y su corazón está cerrado. Ruega por él. ¡Adiós!

Desciende y se junta en la calle con Judas y con el otro hombre.

Despide al viejo Abraham que quiere besarle las manos y bajo los primeros rayos de la luna, regresa a casa.

–                       ¿Vives lejos?

–                       A los pies del Monte Moria.

–                       Entonces tenemos que separarnos.

–                       ¡Señor, me has conservado la vida y así puedo vivir con mis hijos y con mi esposa! ¿Qué cosa debo hacer por ti?

–                       Ser bueno. Perdona y no digas nada. Nunca, ni por cualquier razón. ¿Me lo prometes?

–                       ¡Lo juro por el Sagrado Templo! Aunque me duele que no podré decir que me has salvado la vida.

–                       Sé un hombre justo y te salvaré el alma. Esto sí que lo podrás decir. ¡Adiós! ¡La paz sea contigo!

El hombre se arrodilla, saluda y se separan.

Cuando se quedan a solas, Judas exclama:

–                       ¡Qué cosas! ¡Qué cosas!

Jesús contesta:

–                       ¡Sí! ¡Horribles! ¡Judas, tú tampoco dirás palabra alguna!

–                       No, Señor. Pero, ¿Por qué quisiste que viniera contigo?

–                       El hombre se sirve fácilmente de la mentira. No sabe que al obrar así se pone en el sendero del mal. Basta el primer paso. Un paso. Para no poderse librar más. Es un laberinto… Una trampa en descenso…

Quise que meditaras hasta donde puede conducir la mentira, la ambición de dinero, la embriaguez, las prácticas inertes de una religión que no se vive, que no se siente espiritualmente. ¿Para Samuel qué significaba el simbólico banquete? ¡Nada! Una ocasión para embriagarse. Un Sacrilegio. Y en medio de él se convirtió en homicida.

Y en el porvenir muchos serán como él. Y todavía con el sabor del Cordero en su lengua… Y no de un cordero físico, sino del Cordero Divino, irán a cometer crímenes.

¿Por qué? ¿Cómo es posible? ¿No te lo preguntas? Yo Mismo te lo estoy diciendo: porque se habrán preparado para aquella hora. Con muchas acciones cometidas por distracciones al principio; por terquedad después. Tenlo siempre presente, Judas.

–                       Así lo haré, Maestro. ¿Qué vamos a decir a los demás?

–                       Que había un hombre muy grave. Es la verdad.

Atraviesan rápidos por una calle y llegan al Palacio de Lázaro…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA