Archivos de etiquetas: pecadores

E4 VEN Y SÍGUEME…


afiche maria auxiliadoraJunio 30 de 2016

El Amor, Puro y Santo, el Amor Divino, lo ES todo.

Hijitos Míos, cuando Yo os dije que la Iglesia se iba a mantener hasta el fin del Mundo, es Mi Promesa. Satanás la ha querido destruir desde que fue creada por Mí, cuando vivía Yo en la Tierra y cuando fui reuniendo a los primeros apóstoles y a aquellos que iban a transmitir Mi Palabra y Mi Amor a todo el Mundo.

PADRE Y REY Sagrado%20Corazón%20de%20jesús%203

Yo Soy Todo Amor, Mi Evangelización es Amor. Porque Mi Evangelización os va a preparar para llegar al Reino de los Cielos y en el Reino de los Cielos, se vive el Amor.

Por eso, Satanás ataca tan fuertemente a Mi Iglesia que es vuestra Iglesia también.

Porque vosotros al buscarMe a Mí, estáis buscando el Amor. Pero no es un amor común y corriente, un amor humano, es un Amor Divino.

amor de dios

 Un Amor que ciertamente el mismo Satanás lo vivió, pero que perdió por su Soberbia, por su Traición, por su Maldad.

Todos vosotros estáis llamados a vivir en el Amor, pero tenéis que ejercitarlo. Ciertamente, Yo os lo he dado desde el momento de vuestro Bautismo; pero son pocas las almas que se mantienen haciéndolo crecer.

Vinisteis a la Tierra a transformar a este Mundo. El Padre, vuestro Padre, Creó todo por amor y todo se desarrolla en el Amor. Así que si vosotros no estáis buscando el Amor, difícilmente entraréis al Reino de los Cielos.

apostoles del amor

Ciertamente cuando morís, se os Juzga y vemos qué tanto Amor tenéis. Qué tanto Amor cultivasteis en la Tierra. Cómo tomasteis todas las oportunidades que se os dieron para amar, para ser amados y para que Me trajerais almas para que Me amaran.

Poco pensáis en ello Mis pequeños. El Amor, Puro y Santo, el Amor Divino, lo es todo. Debéis buscarlo a como dé lugar. E ir erradicando de vuestra persona, todo aquello que haga crecer en vosotros lo que viene de Satanás, como es la Maldad, el Odio, la Perversión, la Muerte, la Destrucción y tantas y tantas cosas negativas, a donde os lleva Satanás, engañándoos.

Ciertamente necesitáis el Discernimiento Santo, que os he dicho que lo pidáis continuamente.

juicio amor

Recordad que todo aquello que vosotros deis a vuestros hermanos, se os regresará a vosotros y a vuestra familia. Lo que les hagáis a ellos, Me lo estaréis haciendo a Mí. Así que si vosotros no estáis amando, NO estáis difundiendo Mi Amor y por consiguiente, cambiando a este Mundo de Maldad a un Mundo de Bien.

Buscad siempre primero agradarMe a Mí vuestro Dios, antes que a vosotros. Dejad Mi Amor en vuestros hermanos. Dejadles alegría, bienestar y si no tienen de lo material y de lo espiritual, ayudadles. Yo os lo regresaré al ciento por uno.

Estad seguros Mis pequeños, que Yo siempre estaré junto a vosotros y especialmente, cuando hagáis el Bien a vuestros hermanos.

00obras_misericordia

Hijitos Míos, os he dado las obras de Misericordia, para que con ellas pudierais crecer espiritualmente. Pero ¿Qué hacéis la mayoría de vosotros, cuando os pongo delante de vosotros a un hermano vuestro, a quien podéis ayudar?

Pasáis de largo, volteáis para otro lado para no ver su cara de dolor, de desesperación o de deseo de ayuda. Cerráis vuestro corazón, cerráis vuestro bolsillo, no compartís de lo que ni siquiera es vuestro, porque todo os lo he dado Yo,

Y ¿Así queréis el Reino de los Cielos?, Cerrando vuestro corazón y guardando para vosotros lo que no os pertenece, aunque ciertamente lo hayáis trabajado, pero Yo os he dado todas las capacidades necesarias para que tuvierais de lo material.

amorvsdinero-300x204

Todo se pondrá en la balanza, Mis pequeños, éstos serán tiempos en que deberéis vivir las obras de Misericordia.

Desde ahora, os voy adelantando lo que viviréis, para que os vayáis preparando, para que meditéis y no seáis como aquellos que pasaron ante el hombre herido de la Parábola, y nadie lo quiso atender, sino aquél que era enemigo de raza del herido.

Ponéis muchos pretextos para no ayudar a vuestros hermanos necesitados y no os dais cuenta que lo que no estáis haciendo con vuestro hermano, no Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios.

Colosenses

Yo estoy en cada uno de vosotros, Yo estoy en el alma de cada uno de vosotros… Y al Vivir Yo en cada uno de vosotros, es vuestra tarea y sobre todo vuestra compasión, el verMe a Mí en vuestros hermanos necesitados.

Aprovechad Mis pequeños, estas oportunidades, que todavía tendréis para ejercitar vuestro amor, viviendo ésas obras de Misericordia para que no cerréis ya vuestro corazón ante vuestros hermanos.

Y de esa forma, no os arriesguéis a que Yo vuestro Dios Jesucristo que vivió entre vosotros, a la hora en que lleguéis ante Mí para ser juzgados, Yo os desconozca, os diga que no os conozco porque no estáis actuando o no actuasteis como debierais.

Las obras de caridad materiales y espirituales

Dad amor, Mis pequeños. Y Yo os lo regresaré en grandes cantidades, nunca Me ganaréis en Amor. 

Vosotros dais poco, porque no sois perfectos, pero ése poco que vosotros deis y lo deis con amor, con una verdadera entrega, se os regresará multiplicado infinitamente.

MostradMe ante vuestros hermanos. Porque así como deberéis ver en vuestros hermanos Mi Presencia y por eso les ayudaréis; ellos Me verán también en vosotros, verán Mi Misericordia a través de vosotros.

amor de fusion y caridad

Y así por todos los que veáis como vuestro prójimo, por ellos seréis Bendecidos eternamente por Mi Amor.

 Os he venido diciendo que Le pidáis a Mi Santo Espíritu el Don del Discernimiento, porque Satanás os irá atacando cada vez más fuerte, en este periodo de Purificación Mundial.

Él tratará de desviaros, desviar vuestra atención que debéis mantener en lo espiritual. Sus ataques serán en lo material y en lo que más os interesa a vosotros, que es en lo económico. 

tornado-oklahoma-efe1

Os he dicho que se os irá quitando lo económico; pero al mismo tiempo, Yo os iré dando un crecimiento cada vez más fuerte en lo espiritual.

Vosotros NO habéis sido creados para vivir en lo material y de lo material.

Vuestro cuerpo, ciertamente necesita de un alimento material que lo tendréis; pero no necesitáis excesos materiales, que es en lo que habéis vivido y a donde os ha llevado Satanás toda vuestra vida.

materialismo (2)

Satanás os quiere desviar, para que vosotros no estéis preparados en lo espiritual y así, pueda tomar fácilmente vuestra alma y llevarla a la condenación eterna.

Si vosotros no os preparáis en lo espiritual, si no tomáis el alimento espiritual que viene de Mí y que principalmente, no tomáis las Sagradas Escrituras, la Santa Misa y la Oración; entonces no estaréis preparados y Satanás os podrá derrotar fácilmente.

Tratad de vivir más en lo espiritual, porque como os digo, Satanás os estará atacando en lo que más os interesa. Os pelearéis por lo material. Os preocuparéis porque vuestros bienes perderán valor y…

crisis-economica-1

¿Cuántas veces no os he dicho Yo, que vuestros bienes no están aquí en la Tierra, sino en el Reino de los Cielos? 

Pedid el don del Discernimiento Mis pequeños, para que podáis ver el trasfondo de todos los Acontecimientos que tendréis a vuestro alrededor.

Mantened la Paz. Analizad con Sabiduría, lo que esté pasando…

crisis_-optimizada

Y luego, estudiad también con Sabiduría Santa, si lo que está sucediendo en vuestra vida, os va a servir para vuestro crecimiento espiritual o para quitaros la Paz y destruir lo que habéis ganado por años, que es la vida del alma.

Ciertamente he tomado a varios de vuestros hermanos y a vosotros mismos, para prepararos para estos momentos de lucha espiritual.

Pero si vosotros que ya habéis sido preparados por tanto tiempo ESTÁIS DUDANDO,  es que no habéis tomado de corazón, todas Mis Enseñanzas y todo Mi Trabajo en vosotros.

paz tormenta milagro

Los que están Conmigo, deberán tener una Paz a toda prueba.

Pero sobre todo, una Confianza total en Mí, vuestro Dios.

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador, sois Mis Cristos en estos tiempos. Sois los Apóstoles de éstos Últimos Tiempos.

apostoles

Yo protejo a los Míos y especialmente a vosotros, a quienes he preparado por años y no os puedo abandonar.

Vosotros haréis mucho por el Reino de los Cielos.

Si Satanás os quiere desviar quitándoos lo material, DEJÁDSELO.

crisisfinanciera

Yo os puedo dar lo que necesitéis.

Vosotros servidMe, porque para eso fuisteis preparados:

Para servir a vuestro Dios.

apostolado fruto

La vida en la santidad, no permite duda en Mis acciones sobre vosotros. Por eso, debéis tener plena confianza en lo que Yo haga en vuestra vida.

Si Me habéis ya dado permiso de que Yo haga en vosotros Mi Santa y Divina Voluntad, ¿Por qué dudáis?

obra rechazo

No seáis incrédulos, como también les dije a Mis apóstoles cuando estaban en periodo de preparación.

NO DUDÉIS. Soy vuestro Dios y Estoy con vosotros en todo momento.

La Fe, os va a dar un poder muy grande sobre las Fuerzas de Satanás.

La Fe, es poderosísima en las almas de aquellos que confían en Mí,

dominio sobre los elementos

NO DUDÉIS Mis pequeños. Os Amo, sois Míos, os cuidaré.

Mis pequeños Yo, vuestro Dios Jesucristo, Dios hecho Hombre bajé. Bajé para serviros.

Yo, Todo Un Dios, sirviendo a Su creatura porque os Amo.

00JESUS-LAVA-LOS-PIES-

Yo bajé del Cielo por Voluntad de Mi Padre, para daros las Bellezas del Cielo. Para daros la Sabiduría de Nuestro Padre.

Sabiduría Divina que compartí con los hombres y que ahora vosotros tenéis y vivís.

Yo fui reuniendo al Rebaño. Algunos se acercaban por curiosidad. Otros se acercaban porque Mi Palabra tocaba sus corazones; pero se quedaban ahí…

rebaño de jesus

Nada más los tocaba. La meditaban un poco y se apartaban nuevamente, porque el Mundo los llamaba.

Pero otros La tomaron y La hicieron Vida… y de entre ellos aparté a Mis Apóstoles.

Apóstoles que llevaron Mis Enseñanzas alrededor del Mundo; de las cuales vosotros estáis gozando. Y estáis gozando porque también abristeis vuestro corazón y Las tomasteis para Vida propia y para enseñarlas.

Ven%20y%20sígueme00

Esta Herencia Divina es para todos los Hombres y debe darse a todos los Hombres.

Esa es Mi Promesa, esa fue Mi Misión.

Y todos vosotros debéis seguirla ayudándoMe a llevarla a vuestros hermanos.

ven y sígueme no mires hacia atras

Esa es la Promesa de Nuestro Dios: Que todo ser sobre la Tierra, pudiera algún día recibir esta Herencia Divina.

El libre albedrío, la voluntad del hombre es La que acepta o La que rechaza. El que La ama o el que La ataca.

Mis pequeños, en vosotros está el ser discípulos o el ser apóstoles, el tomarla por un tiempo, gozar por un tiempo Mi Palabra e iros hacia el Mundo nuevamente.

64-EL-JOVEN-RICO

 O manteneros en Mi Palabra y en Mis Enseñanzas y transmitirlas a vuestros hermanos.

Es mucha la diferencia: estar con vuestro Dios o estar en contra de vuestro Dios.

Tomad de Nosotros todo lo que necesitéis. Si os mantenéis como Apóstoles tomad de Mi, vuestro Dios Encarnado,

evang levi mateo

Vuestro Dios que os entiende porque también tomé materia Humana: Sufrí, Viví, Padecí, estuve entre vosotros.

Conozco bien la naturaleza humana, por eso os digo Mis pequeños: tomad de Mi, que Yo os voy a fortalecer para que superéis la prueba…

Para que os volváis otros Cristos, para seáis verdaderos apóstoles de la Vida Divina, del Mandato de Nuestro Dios.

29pescadores

Sois Mis hermanos, confiad en Mi, que ya os conozco. Conozco vuestro interior perfectamente, tenedme confianza. Dejadme llevaros por los caminos que Yo mismo debía Caminar, pero que ahora vosotros tenéis esa oportunidad de servir a vuestro Dios a través de Mi Guía Amorosa y Sabia.

Transitemos por el Mundo unidos, vuestro Dios Jesús en vosotros:

Tomándoos de la mano, aconsejándoos y haciendo Milagros por vosotros y en vosotros, para vuestros hermanos para su conversión, para su salvación eterna.

00resucitados

Vayamos juntos. Yo no os voy a llevar por éste Mundo solos: Yo Estoy con vosotros, Mi Madre está con vosotros.

 El Poder de vuestro Dios está en vosotros, si con humildad y con aceptación, aceptáis que Vivamos y os Llevemos…,

DejadMe ser en vosotros, dejadMe Vivir en vosotros, dejad que vuestro Dios Camine nuevamente sobre la Tierra a través de vosotros.  Y  anticipadamente por vuestro “FIAT”
Gracias, Mis pequeños, gracias Mis hijitos.

jesus-y-la-samaritana

Hijitos Míos, recordad aquél pasaje en el cual Yo le pido agua junto al pozo a esa pecadora, a esa mujer a la que le tuve que llamar la atención.

Le dije que si Me daba agua para apagar Mi Sed; ella sintiéndose pecadora, sintiéndose menos, porque era Un Judío, Un Israelita quien le pedía agua; se sentía menos por su pecado.

Aquí tenemos dos enseñanzas Mis pequeños:

Una, que vuestro Dios, Yo, Jesucristo entre vosotros, siempre Me voy a acercar al pecador. Nunca desprecio al pecador. Siempre voy en su búsqueda para su salvación.

orgullo gay

Segundo: Yo le decía que Yo le podía dar un Agua que siempre le iba a apagar la sed, pero que además iba a necesitar de Ella para seguir apagando su sed siempre. Y ella pidió de esa Agua.

En ese momento ella se dio cuenta de su pecado. Se dio cuenta Quien era Yo. Se dio cuenta del maravilloso regalo que Yo le estaba dando, que Yo le estaba ofreciendo… Y dijo ella: “yo quiero de esa Agua”.

Mis pequeños, vuestra misión es esa: llevad esa alegría espiritual que vosotros ahora tenéis. Ese Alimento de Vida que os he regalado, a todos vuestros hermanos, especialmente a los más enfermos. Especialmente al pecador, a aquél que no quiere aceptarMe.

gays MUNDO IMPUREZA

A aquel que vive para el Mundo, aquel que vive en el Mal, no importa quien sea. No importa su maldad. Mientras estén Conmigo, Yo os iluminaré. Yo os daré las Palabras, para que vuestra disposición sea total, Mis pequeños. Mi Sabiduría, Mi Amor: fluirán a través de ustedes, de cada uno de ustedes.

Os presentaréis ante grandes pecadores, pero hablaréis con Palabras Santas. Con Palabras que convencerán aún a los más sabios que estén en el Error.

Y DADLES, dadles de Mi Alimento y a que entiendan su error. Predicadles.

apostole4

Vuestro corazón ansioso estará de darles Mi Alimento. Vosotros mismos pedidMe esa Gracia, de que vuestro corazón esté ansioso de la predicación. Que esté ansioso de dar Vida a vuestros hermanos que están muertos a la Gracia.

Y cuando veáis que vuestros hermanos responden, que abren su corazón, que responden a Mi Gracia; vosotros mismos gozaréis y alabaréis a vuestro Dios, por haber sido escogidos como Instrumentos de Amor.

Gozad Conmigo, Mis pequeños. gozad Conmigo la Predicación y la conversión de vuestros hermanos.

pies apostolado

Es un Don grande es un Don Bello, es un Don Celestial el ser predicadores, el ser apóstoles, el dar Vida a aquellos que están muertos.

Mis pequeños, Yo Soy esa Agua Viva, esa Agua, que todo lo que toca lo hace florecer.

Vosotros Mis pequeños habéis sido tomados del Mundo, pero respeto vuestra libertad. Si queréis Mis pequeños aceptar el Regalo que os daré, es vuestra libertad la que lo aceptará.

Os regalo ser manantiales de ésta Agua Viva.

agua viva

un manantial que nunca se termina, que da Vida a todo aquello que toca, hace florecer almas que han sido estériles, dan fruto porque ésta Agua Viva que Yo os doy a beber y que vosotros daréis a vuestros hermanos, dará muchos frutos en vuestros hermanos.

Si aceptáis Mis pequeños, Yo os regalaré de ésta Agua Viva, seréis manantiales que nunca se secarán.

Solamente aceptad, aceptad Mi Voluntad, para que Yo trabaje en vosotros y Mi Agua Viva fluya a través de vosotros.

00AGUA VIVA

Apagad la sed Mis pequeños, de todos aquellos que se acerquen a vosotros. Dadles Alimento como dije en Mi Predicación, la Predicación que escucharon Mis Apóstoles. Dad Vida a todo lugar en donde vayáis y os encontréis.

Lo que suceda en vuestra vida lo aceptaréis como Mi Voluntad y os llevaré a lugares donde se necesitará de ésta Agua Viva, de ésta Luz Divina que vosotros llevaréis y que Yo daré a través de vosotros. Dad el primer paso, que Yo os cargaré y Yo daré los otros.

El “fiat” que se os pidió al principio, es el primer paso.

cruz

La negación a vosotros mismos sería el segundo y la disposición a servir a vuestro Dios a ojos cerrados sería el tercer paso.

CRUZ Cristo murio por mi

Entregad vuestro ser a Mi Voluntad. Y dejad que Yo vuestro Dios os purifique, remueva de vosotros todo aquello que no os sirve, que no sirve para Mi Misión.

DejadMe Mis pequeños que Yo os divinice, Viviendo Yo en vosotros. DejadMe, Mis pequeños que sean ahora ya Mis pasos y no los vuestros. Y que Yo Camine en lugar de vosotros y que Me vean a Mí y no a vuestro ser.

Es vuestra negación, Me estaréis dando vuestra pequeñez y Yo os estaré dando Mi Divinidad.

pobreza de espiritu1

Y HACERLE ENTREGA CON AMOR, DE TODO LO QUE SATANÁS NOS VAYA QUITANDO, COMO A JOB

Diríais que es un cambio injusto, os estoy dando más del ciento por uno como os Prometí, porque aquél que se niega a sí mismo, merece a vuestro Dios.

Mis pequeños, seguirme es difícil, si actuáis bajo vuestras propias fuerzas.

Yo Jesús vuestro Dios, sufrí como Hombre. Tomé esta constitución Humana para asemejarme a vosotros, pero también para poneros el ejemplo.

cruz

He sufrido como Hombre, He sufrido como Dios, pero para dar ese ejemplo que debéis seguir cada uno de vosotros.

El Camino del Amor lleva mucho sufrimiento, porque estáis en el Mundo. Y el Mundo se contrapone a todo aquello que viene de Mí, que viene de Mi Padre.

Todo aquello que puede producir Amor y Salvación, ése es el Camino Angosto.

Ahora podéis comprender por qué es un Camino angosto; porque la misma Humanidad no desea seguir Mi Ejemplo, Mi Palabra, Mis Obras.

persecucion1

Son POCOS, muy pocos los que quieren seguir éste Camino y el de sufrimiento; porque tal es el Mundo que ataca a las almas.

Las envanece, las llena de soberbia, las llena de sus necesidades; que son pocas las almas que transitan por la Verdad y al hacerlo son atacadas…

 Porque las demás almas que ya caminan para el Mundo al ver la virtud, al ver la luminosidad de esas almas sienten la envidia de no estar como ellas.

persecucion odio

Y ATACAN. No soportan ver la virtud y prefieren mantenerse en la obscuridad de su pecado y tratan de atacar y apagar la luz de las almas virtuosas, destruyéndolas de una forma u otra.

Por eso es un camino pesado, porque sois Luz. Luz para las almas… Y al ser luz que es Mi Luz, ésta Luz actúa como Juez, ante ésa Obscuridad.

Ante esa Maldad que llevan ellas… Se sienten mal y así tratan de apagar y destruir esa Luz que los juzga.

persecucion

Pero Mis pequeños, no temáis y recordad que después de éste Camino difícil, angosto, atacado, las Puertas del Paraíso se abrirán ampliamente para que entréis por Ellas.

Vuestro triunfo será grande. El triunfo de las almas que llevan la Luz de la Verdad en su corazón, es bien remunerado.

Así que Mis pequeños, confiad en Mí, que Yo trabajo a través de vosotros, el Amor trabaja a través de vosotros, trabaja en vosotros, os ha cambiado, sois otros ya.

pobreza de espiritu

Sí, tenéis vuestro libre albedrío. Y es un dolor grande para el Cielo, cuando un alma que ya ha sido llena de ésta Luminosidad, prefiere apagarse y volcarse por las cosas del Mundo. Sí, es mucho dolor. Pero Yo insisto a las almas y las sigo enamorando para que vuelvan a ésta Luz.

Seguid Mis pequeños, confiad en Mí, que Yo ya transité éste camino. Fui atacado, pero vencí. Venid Conmigo, tomaos de Mi Mano, que Yo os llevaré por caminos seguros de triunfo…

Y entraréis Conmigo por la Puerta ancha del Reino de los Cielos.

cruz

Mis pequeños, las caídas que tuve llevando Mi Cruz, reparó las caídas que tenéis vosotros durante vuestra vida.

Caéis en el pecado y os levantáis, pero hay muchos que caen y no se levantan. Y se quedan ahí en el fango, cubiertos de fango cubiertos de mugre y no quieren limpiarse.

Yo he sufrido por vosotros, Me he dado por vosotros. Los Méritos están ahí, para que los toméis y de ellos toméis Fuerza para seguir adelante.

evang ven y sigueme

Pedid Mis pequeños, por todos aquellos que cayeron y no quisieron levantarse. Y al contrario, se enlodaron más.

Tomad de Mi Méritos, repartidlos a toda la humanidad. Dadlos a todos vuestros hermanos.

Llevad Mi Medicina a todos los enfermitos del corazón, de la mente.

0000sanacion

Ayudadles a que se levanten y que vean nuevamente el Triunfo de Mi Cruz. Llevadlos a gozar dentro del Dolor… Y os digo gozar, porque no os imagináis el gozo del alma cuando ve almas que se levantan y se salvan por el dolor que tenéis vosotros…

El dolor que ofrecéis a vuestro Dios.

Cuando caminaMos Juntos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo es inmenso. Todo es fructífero, todo es para la Gloria de Nuestro Padre.

icrucificados

No desperdiciéis momento alguno, Mis pequeños, como Yo no lo desperdiciaba. Que todo sea Salvación, que sea Oración, que sea interés por servir para las cosas de Nuestro Padre.

Gracias Mis pequeños, gracias y manteneos en Nuestra Familia. Familia que ve por sus hermanos en una forma desinteresada, honesta y amorosa.
Os vuelvo a repetir esto nuevamente, esto que en múltiples profecías se os dieron desde antiguo y que ya os alcanzaron.

Sí, ¡Ya estáis viviendo ahora ésas profecías! Id a los Libros Sagrados, leed y ACTUAD lo ahí revelado y NO TEMÁIS, DIOS ESTA CON VOSOTROS.

0profecía de joel apocalipsis

Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí, que Yo vencí al pecado, a la muerte y al maligno.  Uníos a Mí y la prueba será fácil de pasar, Yo os iré indicando qué hacer, si en Mí confiáis.

Yo os bendigo en el Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Hijitos y hermanos Míos, aprended y tratad de ser UNO Conmigo, como Nosotros somos UNO en Nuestra Santísima Trinidad y al permitirnos vivir plenamente en vosotros:

fe y caridad, papa

EduqueMos, PrediqueMos, DeMos buen ejemplo.

Vivamos por la salvación de vuestros hermanos y muraMos por su salvación eterna. Y así, a vuestro regreso sigaMos Unidos eternamente en un solo Amor.

Yo os bendigo en el Santo Nombre de Mí Padre, en el de Mí Amor Redentor y en el del Amor de Vida de Mí Santo Espíritu.

jesusbendice

http://diospadresemanifiesta.com/

P51 INVITACIÓN CELESTIAL


jesusbendice

Publicado el 23/04/2014por Y María del Getsemaní

DOMINGO 27 DE ABRIL

CELEBRACIÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA DE JESÚS

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Si esta Fiesta fue instituida es por la APREMIANTE NECESIDAD de que así se hiciera. Ya millones de almas caían a los infiernos porque no se atrevían a acudir a Mí.

Habían olvidado que Yo vine a la tierra por los más pecadores, no tanto por los Santos. Ellos Necesitan de Mí, pero ¡Cuánto más vosotros los pecadores!

Y así ha sido, miles y miles de almas se han salvado por apelar a ella.

¿No fuiste tú, Pequeña Muy Mía, Muy Nuestra, entre quienes no se atrevían a acercarse a Mi Santa Iglesia por creer que estaba hecha para Santos?

La Santidad es el final del Camino, pero el pecado es el principio.

camino-vida

Todo aquel que llega, viene con su traje manchado y viene a Mí con el anhelo, con la esperanza, con el vehemente deseo de ser limpiado por Mí.

No vais al médico cuando estáis sanos, sino cuando algo os duele y es síntoma o señal de que estáis enfermos.

De la misma manera quiero que quienes acudan a Mí y apelen a Mi Santa, Infinita e Inconmensurable Misericordia, lo hagan porque les duele el alma; porque por más que acumulan logros y monedas no encuentran saciedad, paz ni contento alguno.

Sois vosotros los pecadores, quienes más necesitáis de Mí,

confesiones

y es por eso precisamente, que os He abierto Mis Santas llagas para que veáis a Vuestro Cristo Crucificado, Agonizando y Sangrante:

Así llegáis a Mí, Mis Pequeños. Así Me agradáis y ya entre Mis brazos os puedo mimar y limpiar.

No esperéis a estar sanos para ver al médico; no esperéis a dejar de ser pecadores para acudir a Mí:

1la-oveja-perdida

Venid con vuestras miserias, con vuestros harapos Y DEJADLOS el Día de Mi Santa y Divina Misericordia,

que Yo sabré perdonaros, limpiaros, asearos y blanquearos; pero debéis acudir a Mí y solicitar Mi Perdón, Mis Pequeños.

Aún quienes no estuvieron Conmigo en estos pasados días santos, pueden acudir este Domingo 27 de Abril, a la Santa Iglesia y encontrarán perdón de sus pecados y finalmente, la tan anhelada paz.

ACUDID, ACUDID, ACUDID A RECIBIR MIS SACRAMENTOS

y dejadMe abrir Mi Sacratísimo Corazón y derramar tantas Gracias que tengo para vosotros;

confesiocc81n

pero si no abrís las manos, si no os colocáis de rodillas frente a Mí,

¿Cómo podré hacerlo si vuestro corazón está en las cosas del mundo y vuestros ánimos pendientes de cometer el pecado de lo que anhelan?

No os cerréis más, Mis Niños, QUE EL TIEMPO YA NO ES TIEMPO, porque se ha agotado la Paciencia del Padre Eterno y estáis viviendo en tiempos de Tribulación Tremenda que no ha de disminuir, sino que se irá incrementando.

2009_9_30_PHOTO-c83ebd10c43ef952680b5ffb1d0fad3a-1254310129

CreedMe cuando os lo digo que Mi Palabra es Verdad. Ya  habéis podido comprobar a lo largo de vuestra Historia cómo Mi Palabra siempre se ha cumplido, se cumple y se cumplirá.

No os desaniméis pensando que vuestro pecado es mayor que Mi Misericordia porque, os lo digo, no lo es;

pero necesito de vuestra voluntad, de vuestra santa disposición para llenaros de perdón, de Amor, de Paz y de todo Bien que tengo reservado para vosotros.

DivinaMiseric_23Agos

Id: compartid Mi Banquete y veréis que vuestro corazón comenzará a sentir el amor y la tan anhelada Paz.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)

Niños Míos:

Os lo Dice Mi Amadísimo Hijo Jesucristo (Nuestra Madre se hinca en reverencia), os lo pide, os exhorta, os suplica que abráis las manos para que podáis recibir aquello que tiene reservado para vosotros. ¡Hacedlo ya, que no hay tiempo!

manos oracion2ewrq

(HABLA DIOS PADRE)

Os exhorto, Pequeños Míos, a acudir a La Santa Invitación de Mi Amadísimo Hijo.

(HABLA UN ÁNGEL DEL SEÑOR)

Aprovechad las Fiestas que el Cielo ha reservado para otorgaros Perdón y Gracias, os lo Ha Dicho Nuestro y Vuestro Padre. No es tiempo de desperdiciar ni una migaja, que el hambre es grande en el alma

Y no hay banquete comparable al de LA SANTA Y DIVINA MISERICORDIA DE NUESTRO Y VUESTRO SEÑOR JESUCRISTO REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

confesion

Aún estáis a tiempo de alcanzar vuestra salvación. ID, ID, ID.

(HABLA SAN JOSÉ)

Pequeños,

Habréis de saber que un alma rescatada es un goce sin par en el Cielo.

Sed Hijitos bien agradecidos, sed esa almita que tanto goce de al Cielo en esta Fiesta. Os lo suplico.

Y a vosotros, Hijitos que ya estáis en Gracia, convenced a un solo pecador que os acompañe en este día instituido ESPECIALMENTE para los pobres pecadores.

papa francisco2

PROMESA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A SANTA FAUSTINA SOBRE LA FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA:

Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión y reciban la Santa Comunión el día de la Fiesta de Mi misericordia. (Diario 1109).

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO

Este es un Recordatorio Del Cielo de Diálogos anteriores, pero este año -como en ningún otro- será en el Día de la Canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII. Es un día irrepetible.

Divina Misericordia - JPII

Por favor lleven  a aquellos cuya salvación está en riesgo, que  este día tan grande no se repetirá y  puede ser la diferencia entre la Salvación y la condenación para un pecador.

“QUIENES CONMIGO AGONIZAN, CONMIGO RESUCITAN.”

Publicado el 20/04/2014 por Y María del Getsemaní

(Nuestro Señor Jesucristo Resucitado)

the-appearance-of-christ-to-mary-magdalene

“QUIENES CONMIGO AGONIZAN, CONMIGO RESUCITAN.”

(Dios Padre)

“TU ABBA DESCANSÓ EL SÉPTIMO DÍA, DESCANSEN TAMBIÉN VOSOTROS QUE ACOMPAÑARON A MI DIVINO HIJO.”

(Vuestra Santísima Madre María de Nazaret)

“GRACIAS, NIÑOS AMADOS DE MI INMACULADO CORAZÓN POR HABER ACOMPAÑADO A MI DIVINO HIJO AMADO Y RESUCITADO. LOS BENDIGO.”

SAN JOSÉ NOS BENDICE.

san-jose-obrero

Domingo de Resurrección

(Abril, 20)

Año de El Señor 2014

Y María Del Getsemaní

http://tambienestuya.com/

P4.- ENGAÑO MORTAL


CRISTO REY

CRISTO REY

El mayor error que podéis cometer

es suponer que sólo los pecadores empedernidos

 son echados al fuego del infierno

02.03.2013 13:41

Domingo 24 de Febrero, 2013 a las 22:00 hrs.

1hell

Mi amadísima hija, cuando el mundo experimente el Gran Aviso se dividirá en dos partes.

La primera parte consistirá en aquéllos que han aceptado la Confesión y cuyas almas han sido envueltas por el Espíritu Santo. Desde ese día, su conversión será completa y debido a esto, ellos sufrirán a manos de aquéllos que rechazan Mi Mano de Misericordia.

La segunda parte se compone de aquellas almas endurecidas cuya lealtad es para la Bestia y que se han comprometido en cuerpo y alma a Satanás, deliberadamente y con pleno conocimiento de lo que están haciendo. Pues ellos creen en el así llamado paraíso que él (Satanás) les ha prometido, que por supuesto NO EXISTE. Su destino es el sufrimiento eterno en el fuego del Infierno.

2freemasonnewage

También están aquellas almas que no creen en Dios o en Mí, su Salvador Jesucristo. Mi Misericordia no será aceptada por muchos de ellos. Éstos no se preocuparán por el estado de sus almas, porque creen que no tiene importancia.

Éstos son los ateos, muchos de los cuales son personas de buen corazón, pero que creen que ellos controlan sus propias vidas y que sus anhelos de los placeres mundanos les mantendrán en esta vida; y que esto será suficiente para traerles paz y satisfacción, que por supuesto, no puede ser, porque es imposible mientras el pecado no sea erradicado.

Su terquedad significa que, a menos que cambien y me acepten a Mí, Jesucristo, no pueden ir a Mi Padre. No se les puede dar acceso al paraíso que Él ha creado para todos Sus hijos.

3 anti-cristao1

El mayor error que podéis cometer es suponer que sólo los pecadores empedernidos son echados al fuego del Infierno.

Lamentablemente todos los que rechazan a Dios, no pueden estar cerca de Dios, ni tampoco pueden ser obligados a aceptarlo. Su libre albedrío, (voluntad) es el gran Regalo que Dios les ha dado. Este no puede ser arrebatado por la fuerza de ningún tipo.

Será por su propia voluntad, que ellos mismos dictarán su destino. O bien eligen Mi Mano y entran en el Paraíso.

 O aceptan las mentiras sembradas en sus mentes por Satanás, lo que sellará su destino.

4satan-02

Vuestro Jesús

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

libro de la verdad

N2.- COMPARTIENDO CON JESÚS


01

MI SANGRE ESTÁ BROTANDO ABUNDANTEMENTE

Mensaje del Dia 20 de febrero de 2013- LA VERDADERA VIDA EN DIOS

11.06.1987

Para ahora ya se han llevado la mayor parte de los muebles y tengo que buscar una silla para sentarme a escribir. La casa está todavía en desorden, después de que se fueron los hombres de la mudanza. Hay montones de papeles, y por aquí y por allá, hay zapatos, botellas, papeles, cinturones en todos los escritorios. Sin embargo, en toda esta mudanza, y las cenas que tuvimos que preparar para las despedidas (una para 80 personas y otra para 30), la Mano de Dios no me abandonó ni un poco siquiera. Siempre encontré tiempo para Él, para escribir durante dos o tres horas al día. Él me da una fuerza increíble y no siento el mínimo cansancio. Estoy en una paz total: en Su Paz.

VASSULA

VASSULA

Vassula, querida de Mi Alma, quédate junto a Mí, mírame a la Cara, deja que Mi Dedo toque tu Corazón. Hija Mía, si supieras cuánto te amo.                        

Yo te guiaré hasta el final. Sacrifícate más por Mí. ¿Sufrirías por Mí?
Sí, Señor, haz lo que Te agrade.
(Ya me lo había pedido antes y yo había dudado, tenía miedo. Ahora Él me lo pide de nuevo.)
Vassula ¡estoy tan feliz! ¿Te sacrificarías por Mí como un cordero?
Haz lo que Te agrade, Señor.

SOBRE EL ALTAR

SOBRE EL ALTAR


Nada será en vano,
todo será por la Paz y el Amor. Mi Sed es grande, Vassula. Yo te guiaré a
tierras áridas donde tus ojos verán lo que jamás han visto.


Te conduciré con una
Fuerza Divina hasta las profundidades de Mi Cuerpo Sangrante, te mostraré con
Mi Dedo, todos los pecadores entre los sacerdotes que son las espinas de Mi
Cuerpo.

Yo no los perdonaré.
Estoy agotado.

Mis Llagas están más abiertas que nunca, Mi Sangre está brotando abundantemente.

Estoy siendo crucificado nuevamente por los Míos, ¡Mis propias
almas sacerdotales!

humo-infiernoDios mío, ¡me causas tanto dolor! ¿Por qué Te hacen esto? ¿Por qué?

Vassula, no saben lo que están haciendo

Bienamada, esfuérzate con tu Dios, estáte
dispuesta a afrontar Mis Sufrimientos y compártelos Conmigo.

Lo haré para consolarte. ¡Acuérdate de aquellos que Te aman!

Ellos son los amados de Mi Alma. Yo tengo necesidad de estas almas que
inmolan sus corazones por Mí.

Yo las amo, confío en ellas, se alimentan de Mí, son Mi sacrificio, son los pétalos suaves que sustituyen Mis Espinas, son Mi
mirra. 

rosas-y-petalos-

Vassula, no temas, nosotros penetraremos aún más profundamente donde prevalecen las tinieblas. Yo te guiaré.  

                     
Más tarde, mi alma comenzó a sentir la amargura de Dios. Todo, cada alimento o bebida que tomaba en mi boca me sabían amargos. Él me hizo beber de Su Cáliz. Después, tuve problemas al respirar, me dolían el alma y el cuerpo.


04GUIRNALDA

Fragmento del post 38.- EL VERDADERO CULTO A DIOS, publicado en la página ENFRENTANDO A NERÓN el 27 de Abril de 2012

ieucaristiamisa2jesus

SACRIFICIO PERPETUO Y SACRIFICIO VIVIENTE

El Nuevo Sacrificio de la Religión Perfecta.

Pero al sacrificio viviente que se consuma sobre los altares, el hombre debe unir su propio e individual sacrificio. Sacrificio que incluye la parte carnal, moral y espiritual.

Enfermedades, pobreza, trabajo extenuante, por la parte material.

Injusticias, calumnias, incomprensiones, por la parte moral.

Persecuciones por parte de los hombres o abandono de Dios para probar la fidelidad de su siervo, por la parte espiritual.

eucaristia

Y todavía más: fidelidad a la Ley conservando castos, justos y amorosos, los cuerpos, los pensamientos, los sentimientos y los espíritus. Porque esto, más que los ritos exteriores, es lo que constituye el verdadero Culto A Dios.

Es necesario que las hostias, en un espiritual sacrificio, vengan y se pongan a sí mismas sobre el Altar del Sacrificio. Dios les pide expiación, reparación, perfección de La Palabra de Dios es levadura que hace fermentar Caridad, a las víctimas que son las columnas de la Iglesia que sostienen el Templo de Dios y que son las estrellas que señalan el Camino que termina en el Corazón de Cristo.

sacerdote supremo

Soldados del Dios Verdadero. Atletas de la Religión Santa. Sacerdotes y víctimas del tiempo nuevo, que deben salarse con la sal de la voluntad heroica, la cual tuesta y cauteriza, pero fortifica las partes débiles. Ellas deben tostarse y triturarse en el Fuego de la Caridad y en la muela de la mortificación, para convertirse en Harina de Hostias. ‘Flor de Harina’ rociándose con la santa unción de las virtudes y olorosas por el abundante incienso de la Adoración, ofreciéndose, inmolándose, diciendo las perpetuas palabras de Cristo:

“Aquí estoy Padre, para hacer tu Voluntad y no la mía.”   

AQUI ESTOY SEÑOR

La infamia de la Tierra es tanta, que sube con fuerza sacrílega hasta los Cielos con la fetidez del Infierno. Hay que purificar la Inmensa Catedral del Creador, para que Dios pueda todavía mirarla con Piedad que salva. Y es una bendición ser elegidos. Es un privilegio de Dios, esta función de hostias, ‘redentores’, continuadores, completadores de la Pasión de Cristo. Porque: LAS ALMAS-HOSTIAS-VICTIMAS, VIVEN LA CRUCIFIXIÓN TOTAL

TERESA NEUMAN

TERESA NEUMAN

El alma que se ofrece a sí misma en una oblación perfecta y crucifica su voluntad, para hacer exclusivamente la Voluntad de Dios. Y decide amar lo que Dios Ama y hacer lo que Dios hizo: vivir muriendo y morir amando. Obedeciendo con una obediencia perfecta. IMITANDO A JESÚS EN TODO. Él Mismo personalmente, enseña a caminar paso a paso, siguiendo sus huellas ensangrentadas, por el Camino de la Cruz…

LA CRUCIFIXIÓN MORAL.

ES PRECISO MATAR EL ‘YO’ Y RENUNCIAR A TODO.

Se crucifican los afectos, aún los más legítimos y se abraza totalmente ‘la locura de la Cruz’. Se mata el respeto humano aceptando el desprecio del mundo. Y deja de interesar la etiqueta que con burlas y escarnios, se debe soportar: ‘locos y endemoniados’. Lo único que importa es lo que se es a los ojos de Dios. Y Él es el que, al cáliz de la amargura que el mundo hace tan cruel, le infunde su divina dulzura. Recordar al Maestro al que juzgaron igual, es el pensamiento que fortalece y ayuda. El alma se vuelve profeta y apóstol y corre la misma suerte, QUE LOS PROFETAS Y LOS APÓSTOLES. El amor por su Dios le aporta: la persecución. 

alma victima

LA CRUCIFIXIÓN FÍSICA.

En enfermedades permitidas por Dios, el cuerpo se destruye en lenta agonía que sirve para expiación y redención. Se crucifica la carne con todas sus apetencias y naturales inclinaciones. Se doblegan todos los instintos en una sumisión absoluta al espíritu. Con la ayuda de Jesús, que vive en el interior, el alma logra el total dominio y se obliga a vivir los mandamientos del Evangelio. La carne gime, pero el espíritu triunfa.

En una crucifixión autentica, el cuerpo sufre los dolores físicos que sufrió Jesús, en la medida en que Él Mismo con ternura paternal, va imprimiendo su semejanza en el alma que ha sellado como suya y conforme el alma lo va soportando…

Y su semejanza de ‘Redentor’ va siendo grabada con divina precisión. Las manos y los pies duelen y los clavos se sienten; al igual que las espinas y los azotes de la flagelación. Hay un dolor soportable, junto con un gozo muy intenso.

Cuando se ha avanzado tanto que Jesús deja que se experimente su dolorosísima agonía, la Misericordia Divina ayuda a nuestra debilidad y hace que sea posible amar el Dolor y el Sufrimiento. ES CUANDO SE DEJA DE SER CRISTIANOS BEBE LECHE, PARA SER CRISTIANOS MADUROS… 

almavictima2

En casos excepcionales, esta crucifixión sale al exterior y los estigmas se vuelven visibles. Por lo general, las almas víctimas no quieren que nadie sepa su secreto y pasan inadvertidas en medio del mundo, llevando silenciosamente su martirio interior.

Las almas hostias mueren sobre la Cruz, con el martirio del Amor Total.

crucificados-circo

Son los verdaderos adoradores en espíritu y en verdad. Son las esposas-reinas del Esposo-Rey. Las que conocen sus secretos y guardan una intimidad y una unión tan completa, que el Amado les imprime su Imagen en una semejanza perfecta.

Y el alma sabe que Dios está encima de ella, Invisible pero Presente. Está protegida, por más que se crea sola, cuando le tocan las desolaciones. El amor nunca falta sobre las agonías y los sacrificios, de quienes trabajan por la Gloria de Dios y la Redención de las almas.

EL CRISTIANO VERDADERO, SIEMPRE ES UN ALMA VICTIMA.

Letanía (4): Para mitigar el castigo de Dios Padre

Oh Dios Altísimo.

Te suplicamos Misericordia por los pecados de Tus hijos.

Te agradecemos el Don de la Tierra.

Te agradecemos el Don de la vida humana.

Atesoramos el Don de la vida.

Defendemos el Don de la vida.

Te agradecemos el Don de Tu Hijo, Jesucristo.

Te agradecemos el Don de la Redención.

Ensalzamos Tu Divinidad.

Nos rendimos, completamente, delante de Ti,

para que Tu Santa Voluntad pueda ser completada,

en la Tierra, como lo es en el Cielo.

Te agradecemos el Don de la Iluminación de la Conciencia.

Te agradecemos la promesa de vida eterna.

Damos la bienvenida al Nuevo Paraíso.

Te suplicamos que salves a todas las almas, incluyendo aquellas que Te atormentan y aquellas que están perdidas para Ti.

Te agradecemos el Amor que muestras a todos Tus hijos.

Te agradecemos el Don de la profecía.

Te agradecemos el Don de la oración.

Te pedimos que nos concedas paz y salvación. Amén.

JESUSHABLA.COM

Libro de la VerdadNOTA IMPORTANTE:

En el post original, mencionado anteriormente, la enseñanza de esta lección para los catecúmenos romanos la imparte San Pablo. Y LOS PRIMEROS QUE CONTESTAN SON DOS NIÑOS DE SIETE AÑOS QUE LUEGO DARÁN TESTIMONIO EN EL CAPITULO DE LAS PEQUEÑAS HOSTIAS. El martirio y el nombre son los originales, pasen a ver la lección de dos pequeños gigantes cristianos, que motivaron a los adultos de su congregación…

206.- EL CRIMEN PERFECTO


1maria-dolorosa

Pero María que ha estado orando sin cesar, se da cuenta que se han ido…

¡El Poder de la Oración de María! Jesús lo conoce y por eso, a pesar de ser Dios hecho Hombre en su vientre purísimo, ha invocado su ayuda…

Y Ella ha obtenido la promesa de un consuelo para su Hijo.

Todos los sufrimientos de Jesús, están entrelazado íntimamente con los de su Madre…  Como se entrelazan y se cruzan las enredaderas en las selvas tropicales. No se puede cortar una rama sin cortar otra. Algo así como no se puede hacer morir a una madre embarazada, sin que muera el hijo.

María estuvo unida a Jesús, no solo durante los nueve meses de gestación, sino durante toda su vida…

Sus corazones están unidos por fibras espirituales y siempre palpitan al unísono.

corazones unidos_jesus_maria

No hay lágrima de María que no moje a Jesús.

Y no hay lamento del Hijo que no encuentre un eco fortísimo, en el Corazón Inmaculado de María. Pues desde que lo concibió y aceptó ser la Madre del Redentor, supo que Jesús sería condenado a muerte. Y cuando besaba los tiernos miembros de su cuerpecito de Niño, sabía que serían destrozados por el flagelo.

corazones_jesus_maria

María habría muerto un millón de veces, con tal de impedir que llegara esta Hora: cuando Jesús adulto debe ser inmolado.

Las profecías son muy explícitas y Ella sabe que debe desear esta Hora, para aceptar plenamente la Voluntad de Dios. Para Gloria de Él y para beneficio del Linaje Humano.

No existió una alegría más larga y culminada en un Dolor más grande, que la de la Madre de los Pecadores.

maria madre

¡Pobre Madre! También Ella está saboreando la amargura del abandono del Padre. Por este dolor tan inmenso y que se agudiza al oír que su Hijo va al encuentro de su destino… Se dobla hasta que su cara toca el piso y ofrece este dolor por la Redención. Este ofrecimiento obtiene para Jesús el poder superar la Angustia en el Huerto de los Olivos y llevar a cabo la Pasión, bajo todas sus múltiples durezas…  Destinadas cada una de ellas a lavar y reparar, tanto cualquier forma de pecado, como sus medios para cometerlo… ¡Cuánto cuesta devolverle los hijos al Padre Celestial!

Mientras tanto en la ciudad…

El silencio nocturno sólo es roto por el chorro de una fuente que cae en el hueco de una piedra. La luna brilla sobre los techos de las casas, pero bajo los puentes que unen casa con casa, hay una oscuridad completa.

1calle-jerusalen

Bajo la luz de la antorcha que lleva  Simón, se ve el rostro majestuoso y tranquilo de Jesús; que sin embargo revela un cierto cansancio y marca en él, líneas que nunca había tenido.

Juan que va a su lado, lanza una mirada dolorosa a todo lo que ve. Parece un muchacho aterrorizado buscando ayuda.

Simón, que va al otro lado de Jesús, tiene una expresión airada que revela dolorosos pensamientos. Después de Jesús, es el que se mantiene más digno.

Los otros divididos en dos grupos, se cambian frecuentemente y son un fermento. De vez en cuando la voz ronca de Pedro o la de barítono de Tomás, resuenan de un modo extraño. Discuten sobre lo que tiene que hacerse y todos proponen distintas soluciones.

Pedro dice furioso:

–                       Me lo hubieran dicho antes.

Tomás truena amenazador:

–                       Yo presentía que algo andaba mal. Lo dije: ‘Vayamos a morir con el Maestro’ ¿Recordáis? Pero, ¡Por nuestro Santísimo Dios! Si hubiera sabido que Judas de Simón era…

Bartolomé lo interrumpe:

–                       ¿Y qué hubieras querido hacer?

–                       ¿Yo? Lo mismo que ahora si me ayudáis.

–                       ¿Qué? ¿Irías a matarlo? Y ¿A dónde?

–                       No. Me llevaría al Maestro. Es más sencillo.

–                       No aceptaría.

–                       No se lo pediría. ¡Lo robaría como se rapta a una mujer!

1Giambologna_raptodasabina

Pedro exclama:

–                       ¡No sería mala idea!

E impulsivo como es, regresa y se mete en el grupo de los dos hijos de Alfeo, que junto con Mateo y Santiago de Zebedeo, hablan en voz baja como conjurados.

Pedro les dice:

–                       Oíd. Tomás dice que se lleva a Jesús. Todos juntos, se podría… De Getsemaní a través de Betfagé hasta Bethania y de allí… A cualquier otra parte… Lo esconderemos… ¿Lo hacemos? Lo ponemos a salvo. Luego regresamos y acabamos con Judas.

Santiago de Alfeo replica:

–                       Es inútil. Todo Israel es una trampa.

Mateo confirma:

–                       Y está a punto de cerrarse. Ya se presagiaba… ¡Tanto Odio!

Pedro le apostrofa:

–                       Pero Mateo, ¡Me das rabia! ¡Tenías más valor cuando eras pecador!…  –se vuelve hacia el otro apóstol que camina silencioso y dice- ¡Felipe, di algo!

Felipe que camina solo y parece hablar consigo mismo, alza la vista y se detiene.

Pedro le da alcance  y hablan entre sí, en voz baja. Después se juntan con el grupo anterior.

Felipe propone:

–                       Yo diría que el mejor lugar es el Templo.

Bauernfeind,_Gustav_-_At_the_Entrance_to_the_Temple_Mount,_Jerusalem_-_1886

Los primos protestan:

–                       ¿Estás loco?

Mateo:

–                       Pero, ¡Si es allí donde lo quieren muerto!

Santiago de Zebedeo:

–                       ¡Pss! ¡Qué tontería!

Felipe confirma:

–                       Yo sé lo que digo. Lo buscarán por todas partes, menos allí. Tú y Juan tenéis buenos amigos entre  los criados de Annás. Se da un buen bocado de oro… ¡Y todo está hecho! ¡Creedme! ¡El mejor lugar para esconder a un perseguido es en la casa del carcelero!

Santiago de Zebedeo protesta:

–                       Yo no lo hago. Pide el parecer de los demás. Primero el de Juan. ¿Y si después lo arrestan?  No quiero que se vaya a decir que he sido yo el traidor…

Pedro se queda aniquilado…

Y dice:

–                       En esto no había pensado… ¿Y entonces?

Tadeo propone:

–                       Diría que solo hay una cosa piadosa. La única que podemos hacer. Llevarnos a la Madre…

–                       ¡Exacto! Pero ¿Quién va? ¿Qué se le dirá? Ve tú. Eres su pariente.

–                       Yo me quedo con Jesús. Es mi obligación. Tú ve.

Pedro dice excitado:

–                       ¿Yo? Me he armado con una espada. Para defender a mi Jesús y heriré sin compasión. Si me matan no importa. Lo habré defendido.

Espada

Felipe pregunta a Tadeo:

–                       Pero, ¿Estás seguro de que es Judas de Keriot?

Tadeo responde:

–                       Lo estoy. Ninguno de nosotros tiene corazón de víbora. Sólo él… Ve tú Mateo a donde está María y dile…

Mateo protesta:

–                       ¿Yo? ¿Engañarla? ¿Verla a mi lado ignorante de todo y después…?  ¡Ah, no! Estoy dispuesto a morir, pero no a traicionar a aquella paloma…

Las voces entretejen un susurro…

Simón dice a Jesús:

–                       ¿Oyes? Maestro, nosotros te amamos.

Jesús contesta:

–                       Lo sé. No tengo necesidad de esas palabras, para saberlo. Y si me brindáis paz en el corazón, me hieren el alma.

–                       ¿Por qué, Señor mío? Son palabras de amor.

–                       De un amor completamente humano. En verdad que en estos tres años no he logrado nada. Porque sois tan humanos como al principio. Se revuelven en vosotros, todos los miasmas. Pero no es vuestra culpa…

Juan implora:

–                       ¡Sálvate, Jesús!

passioncaviezel0222_big

–                       Me salvo.

Juan se reanima:

–                       ¿De veras? ¡Oh, Dios mío, Gracias! ¿A dónde vamos?

–                       Yo  la muerte. Vosotros a la Fe. 

El predilecto pierde el ánimo:

–                       ¿Pero no acabas de decir que te salvarías?

Jesús dice con firmeza:

–                       Me salvo. En verdad que me salvo. Si no obedeciese al Padre, me perdería. Por esto, me salvo. ¡Pero no llores así! Tienes menos valor que los discípulos de aquel filósofo griego, de quién te hablé un día. (Sócrates) Estuvieron junto al maestro que moría con la cicuta y lo confortaban con su valor varonil. Tú… tú pareces un chiquillo que hubiera perdido a su padre.

–                       ¿Y no es así? Más que si perdiera a mi padre. ¡Te pierdo a Ti!…

–                       No me pierdes porque sigues amándome. Se pierde al que se separa de nosotros por el olvido de la tierra y por el juicio de Dios en el más allá. Pero nosotros nunca estaremos separados. Jamás. Ninguna cosa nos separará.

Pero Juan no entiende razones.

042%20Jesus%20Christ%20

Simón se acerca más a Jesús y  en voz baja y en tono confidente, le dice:

–                       Maestro, yo y Simón Pedro esperábamos haber hecho una cosa buena… Pero Tú qué sabes todo, dime: ¿Dentro de cuantas horas crees que vas a ser capturado?

Jesús contesta:

–                       Cuando la luna apenas haya llegado a su centro.

Simón da muestras de dolor y de impotencia.

Dice con rabia:

–                       Entonces todo fue inútil… Maestro. Ahora te lo explico. La noche del lunes, impresionado por tus palabras; Pedro fue a donde yo estaba durmiendo y me dijo: ‘Yo confío en ti. Tú y yo debemos hacer algo por Jesús’ También Judas dijo que quería ocuparse de ello. ¿Cuándo te diste cuenta de que Judas era el Traidor?

–                       Siempre lo he sabido. Aún antes de que fuese uno de los discípulos. Y para que su crimen no fuese perfecto, tanto en el aspecto humano como en el divino, traté en todas las formas de alejarlo de Mí. Yo no le pedí que me siguiera. Tú lo sabes. Él insistió a pesar de que al principio lo rechacé.

_Jesus_and_Judas

Los que quieren que yo muera son los verdugos de Dios. Él, mi discípulo y amigo es también el Traidor. El Verdugo del Hombre. Es mi primer verdugo; porque me mató con el esfuerzo de tenerlo a mi lado y de tener que protegerlo conmigo Mismo, contra vosotros.

–                       ¿Y nadie lo sabe?

–                       Juan. Se lo dije ya casi al final de la cena. ¿Pero qué hicisteis?

–                       ¿Y Lázaro? ¿De veras que no sabe nada Lázaro? Hoy estuvimos en su casa, porque vino muy de mañana, hizo el sacrificio y regresó sin detenerse ni siquiera en su palacio. Tampoco fue al Pretorio. Él siempre va allí, por costumbre heredada de su padre. Pilatos lo sabe. Se encuentra en la ciudad en estos días…

–                       Sí. Todos están presentes. Está Roma la nueva Sión, con Pilatos. Está Israel con Caifás y Herodes. Está todo Israel, porque la Pascua ha convocado a todos los hijos de este pueblo,  al altar de Dios. ¿Has visto a Gamaliel?

–                       Sí. ¿Por qué esta pregunta? Mañana lo veré otra vez…

gamaliel

–                       Gamaliel se encuentra esta noche en Betfagé. Lo sé. Cuando hayamos llegado a Getsemaní, irás a su casa y le dirás: ‘Dentro de poco tendrás la señal que durante veinte años has estado esperando.’ Nada más. Después regresarás con tus compañeros.

–                       Pero cómo sabes, ¡Oh, Maestro mío! ¡Pobre Maestro que no tiene siquiera el consuelo de ignorar las obras de los demás!

–                       Dices bien. ¡El consuelo de ignorar! ¡Pobre Maestro! Porque las obras malas son más que las buenas. Pero también veo las buenas y me regocijo.

–                       Entonces Tú sabes que…

–                       Simón. Es la hora de mi Pasión. Para hacerla más completa, el Padre me retira la luz conforme se aproxima la hora. Dentro de poco no tendré más que Tinieblas y el espectáculo de lo que son las tinieblas: que son todos los pecados de los hombres. No puedes… No podéis comprenderlo.

1jhuerto

Nadie, a no ser que Dios lo llame a una misión especial; comprenderá esta pasión dentro de la Gran Pasión. Y dado que el hombre es material, aun cuando ama y reflexiona, habrá alguien que llorará y sufrirá por los golpes que Yo reciba.

Por los tormentos que soportaré, pero no se podrá igualar esta tortura espiritual, que creedlo vosotros que me estáis escuchando, será la más atroz…

Habla pues, Simón.  Guíame por el sendero a donde te trae la amistad que sientes por Mí, porque yo soy un pobre que enceguece y ve fantasmas de cosas que no son reales…

Juan se pega Jesús y le pregunta:

–                       ¿Qué? ¿No ves más a tu Juan?

1arcangel-lucifer-portador-de-luz1

–                       Te veo. Pero los fantasmas surgen de las tinieblas de Satanás. Visiones de pesadillas y de dolor. Todos estamos envueltos esta noche en estos miasmas del Infierno. En Mí trata de crear cobardía, desobediencia y dolor.

En otros, aun cuando no son miedosos ni criminales, fomentará la delincuencia y el pavor.  En otros que son ya de Satanás, fomentará la perversión sobrenatural…

Digo esto porque su perfección será a tal grado, que supere las posibilidades  humanas y alcance la cumbre de lo sobrehumano.

Simón dice:

–                       Sí. Desde el martes caminamos mucho para informarnos, para prevenir, para buscar ayuda.

Jesús pregunta:

–                       ¿Y qué pudisteis hacer?

–                       Nada. O muy poco.

–                       Y lo poco será ‘nada’ cuando el pavor paralice los corazones…

–                       Me he disgustado aún con Lázaro. Es la primera vez que me sucede. Me disgusté porque me parece que no hace nada… él podría hacer algo. Es amigo del Gobernador. ¡Es el hijo de Teófilo!

Desechó todas mis propuestas… Lo dejé, gritándole: ‘Pienso que el amigo de quién habla el Maestro, seas tú. ¡Me causas horror!’ Y no quise regresar a su casa… Esta mañana me llamó y me dijo: ¿Puedes todavía creer que yo sea el Traidor?

Había yo visto antes a Gamaliel, a José y a Cusa. A Nicodemo, a Mannaém y a tu hermano José. Y le dije: ‘Perdona Lázaro, siento que la cabeza me da más vueltas que cuando yo era leproso’ Y así es, Maestro. Siento que yo no soy más yo… Pero, ¿Por qué sonríes?

RostroJesusNasa

–                       Porque eso viene  confirmar lo que te dije antes.  La neblina de Satanás te envuelve y te turba. ¿Qué respondió Lázaro?

–                       Dijo: ‘Te comprendo. Ven hoy con Nicodemo. Tengo necesidad de verte.’ Y fui, mientras Simón Pedro fue con los Galileos. Porque tu hermano José, estaba junto con la familia de Caná.’ Pues bien, José supo por un amigo suyo que es pariente político de uno del Templo, que tu captura estaba decidida y dijo a Pedro: ‘Siempre he estado en desacuerdo con Él, pero ha sido por amor. Hasta el momento en que todavía era el Fuerte. Pero ahora que parece un niño en manos de sus enemigos… Y soy su pariente y siempre lo he amado. Estoy con Él. Es deber de sangre y de corazón.’

Jesús sonríe, recordando por un momento, un rostro sereno de aquellas horas de alegría…

Jesus-carpinteria

Zelote continúa:

–                       Y  José dijo a Pedro: ‘Los fariseos de Galilea son unos áspides, como todos los demás fariseos. Pero la Galilea no es toda farisaica. Aquí hay muchos galileos que lo aman. Vamos a decirles que se reúnan para defenderlo. No tenemos más que puñales. Pero dado el caso, los bastones son armas, si se les maneja bien. Y si no llegan los soldados romanos, habremos dado cuenta de esa vil canalla que son los esbirros del Templo.’

Pedro fue con él y yo fui a la casa de Lázaro, para que viniese con nosotros y abriese su casa para estar contigo. Nos dijo: ‘Debo obedecer a Jesús y estar aquí a sufrir el doble…’ ¿Es verdad?

Jesús confirma:

–                       Es verdad. Yo le di esas órdenes.

–                       Pero me dio dos espadas. Son suyas. Una para Mí y otra para Pedro. También Cusa quería darme espadas. Pero… ¿Qué son dos pedazos de hierro contra todo el mundo?

barbarian-espadas

Cusa no puede creer que sea verdad cuanto Tú dices. Jura que no sabe nada y que en la corte no hay otro deseo, más que el gozar de la Fiesta… Un pasatiempo más, como de costumbre. Tanto es así, que dijo a Juana que regrese a una de las casas que tienen en Judea. Pero Juana quiere quedarse aquí. Encerrada en su palacio, como si no estuviese presente. No se va.

Y con ella están Plautina, Ana, Nique y dos romanas de la casa de Claudia: Valeria y Plautina. Ruegan, lloran y hacen rogar a los niños inocentes. Pero no es tiempo de oraciones. Lo es de sangre. Siento que retorna en mí el Zelote y ardo en deseos de matar, por venganza…

Jesús se muestra muy severo:

–                       ¡Simón! Si hubiera querido dejarte morir como un maldito, no te hubiera sacado de la desolación.

Zelote se muestra compungido y dice:

–                       ¡Oh! ¡Perdón Maestro, perdón!… Estoy como borracho. Como uno que delira.

Saint_Simon_(Palermo,_Martorana,_12th_c_)

–                       ¿Qué dice Mannaém?

–                       Que no puede ser verdad. Y que si lo fuese. Te seguirá hasta el suplicio.

–                       ¡Ved como todos vosotros confiáis en vosotros mismos!… ¡Cuánta soberbia hay en el hombre! Nicodemo y José. ¿Qué saben?

–                       No más que yo. Tiempo hace que en una asamblea, José se puso en mal con el Sanedrín porque los llamó ‘Asesinos. Pues quieren matar a un inocente’ y les dijo: ‘Aquí todo es contra la Ley. Él dice bien. la Abominación está en la Casa el Señor. Este altar va a ser destruido porque ha sido Profanado’

fariseo

No lo lapidaron porque se trata de él. Pero desde entonces le han ocultado todo. Tan solo Gamaliel y Nicodemo siguen siendo amigos suyos. Pero Gamaliel no habla y Nicodemo… Tanto él como José no fueron llamados al Sanedrín, para las resoluciones definitivas.

Ellos se reúnen ilegalmente en diferentes casas, a diversas horas por el miedo que sienten por sí mismos y de Roma. ¡Ah! Me olvidaba…  Los pastores. También ellos están con los Galileos. ¡Pero somos tan pocos!… ¡Si Lázaro hubiera querido escucharme y hubiera ido al Pretor! Pero no nos escuchó… Dijo que todo era inútil…

–                       ¿Qué dijo el rabí?

–                       Dijo: “No conozco exactamente los intentos de Caifás. Pero os digo que la profecía se refiere tan sólo al Mesías. Y como yo no reconozco en este profeta al Mesías, no encuentro por qué deba uno excitarse.

gamaliel2

Un hombre bueno, amigo de Dios será matado. Pero, ¿De cuántos semejantes a Él, Sión no ha bebido su sangre?” Y como insistiéramos en tu Naturaleza Divina, repitió terco: “Cuando vea la Señal, creeré” Y prometió abstenerse de votar contra Ti y así tal vez persuada a los demás a que no te condenen. ¡No cree, no cree!… Si se pudiese llegar a mañana… ¡Oh! ¿Qué haremos?

Simón está desconsolado.

Jesús ordena:

–                       Tú irás a la casa de Lázaro y tratarás de llevarte contigo a los más que puedas. No sólo de los apóstoles, sino también de los discípulos que entraréis extraviados en los campos. Procura ver a los pastores y dales esta orden: la casa de Bethania es la casa de la buena hospitalidad. Quién no tenga el valor de enfrentarse al odio de todo un pueblo, que se refugie allí a esperar…

–                       Pero nosotros no te dejaremos.

–                       No os separéis. Divididos  no valéis nada. Unidos seréis todavía una fuerza. Simón: prométeme esto. Tú eres sereno, leal; eres un hombre de palabra y tienes preponderancia sobre Pedro. Tienes conmigo una gran deuda. Te lo recuerdo por primera vez, para obligarte a obedecerme. Mira: estamos ya en el Cedrón. De allí viniste a Mí, leproso y de allí saliste limpio. Por lo que Yo te di, da al Hombre. Ahora el leproso soy Yo…

1jesus triste

Los dos discípulos gimen al mismo tiempo:

–                       ¡Nooo! ¡No lo digas!

–                       ¡Así es! Pedro y mis hermanos serán los que más anonadados se sentirán. Mi honrado Pedro se sentirá como un criminal y no tendrá paz. Y mis hermanos no tendrán valor para mirarse, ni mirar a mi Madre… Te los encomiendo.

Juan dice:

–                       ¿Y yo, que seré, Señor? ¿No piensas en mí?

Jesús dice con mucha dulzura:

–                       ¡Oh, pequeñito mío! Tú estás confiado al Amor. Y es tan robusto que te guiará como una madre. Te dejo sobre las aguas del amor, que son tranquilas y profundas y no me hacen dudar nada de tu futuro.

1juan-jesus

Se vuelve a su otro apóstol y agrega:

–                        Simón. ¿Has entendido? ¡Prométeme! ¡Prométeme!… ¡Antes de vengan los demás!…

Parte el corazón ver a Jesús tan angustiado.

Zelote contesta afligido:

–                       Te lo prometo, Señor.

–                       ¡Oh, gracias! ¡Seas bendito!

Se reúne todo el grupo.

1en el huerto

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

177.- POSESIÓN DIABÓLICA PERFECTA


1hombre_demonio

Judas se enfurece y recupera su diabólica audacia…

Casi se arroja contra Jesús y grita:

–        Mandaste a que me espiaran para quitarme la honra. Que me espiara ese muchacho estúpido, que ni siquiera sabe guardar silencio. Que me avergonzará delante de todos. ¡Esto era lo que querías! Por lo demás… ¡Sí! ¡Esto también lo busco yo! ¡Lo quiero! ¡Qué me arrojes! ¡Qué me maldigas! ¡Qué me maldigas! ¡Qué me maldigas! He hecho todo lo posible para que me arrojaras…

Su voz es muy ronca y  jadea como si algo lo estrangulase…

Jesús le repite en voz baja, pero terrible:

–          ¡Ladrón! ¡Ladrón! ¡Hoy Ladrón y mañana asesino como Barrabás!  ¡Y peor que él!

Mientras el Maestro se ha ido acercando cada vez más. El aliento de Jesús y su mirada escalofriante, llegan hasta la cara de Judas…

Éste le contesta desafiante:

–          Sí. Ladrón y por culpa tuya. Todo el mal que hago es por tu culpa y no te cansas nunca de llevarme a la ruina. Salvas a todos. Amas y honras a todos. Acoges a pecadores. No te causan asco las prostitutas y tratas como amigos a los ladrones, a los usureros, a los proxenetas de Zaqueo. Acoges como si fueses el Mesías al espía del Templo.

¡Eres un necio! Nos diste como jefe a un ignorante. Hiciste tesorero a un recaudador de impuestos y de tus confianzas a un estúpido. A mí me das lo mínimo…  No me das ni un céntimo. Me tienes cerca como un galeote amarrado al banco.

1galeote

No quieres que nosotros que yo, reciba los óbolos de los peregrinos. Y para que no toque yo el dinero, has dado órdenes de que no se reciba de nadie… Y todo esto es…  ¡Porque me odias!

Pues bien, ¡Yo también te odio! No te atreviste a pegarme, ni a maldecirme. Tu maldición me hubiera convertido en cenizas…  ¿Por qué no me la arrojaste? La hubiera preferido a verte así: inútil, debilucho, como un hombre sin fuerzas, como un vencido…

Jesús ordena:

–           ¡Cállate!

–          ¡No! ¿Tienes miedo de que Juan oiga? ¿No quieres que comprenda quién eres y te abandone?…  –Judas se ríe con la misma risa escalofriante y solapada de sus últimas manifestaciones… Y grita triunfante-  ¡Ah, esto es lo que temes!…

1risa_de_demonio

Judas está agachado y parece un perro feroz a punto de lanzarse sobre su presa. Se acerca  Jesús y en su cara hay una transformación satánica… Sus manos parecen garfios. Los brazos, pegados al cuerpo y los ojos fulgurantes de rabia.

1judas-dem

Jesús lo encara sin miedo, esperando sin hacer ningún gesto, ni decir una palabra, a que la furia de Judas se calme, pues se desata como una avalancha…

Y su voz suena como un latigazo…

–      ¡Temes! ¡Tú que te crees un héroe!… ¡Temes! Me tienes miedo… ¡Me temes! Por esto no pudiste maldecir. Por esto finges amarme, cuando en realidad me odias. Para ablandarme. Para mantenerme quieto… ¡Sabes que yo soy una fuerza! ¡Sabes que soy la Fuerza! La Fuerza que te odia y que te vencerá…  

Te prometí que te seguiría hasta la muerte, ofreciéndote todo y todo te he ofrecido…

1 hombre demonio (2)

Estaré cerca de Ti, hasta tu Hora y mi hora. ¡Valiente rey que no puede maldecir y arrojar a uno! ¡Un rey payaso! ¡Un rey ídolo! ¡Un rey necio! ¡Un rey mentiroso! Eres un traidor de tu mismo destino.

1 hombre demonio (1)

Desde nuestro primer encuentro me has despreciado… No me has correspondido. ¡Te crees un sabio y eres un estúpido! Te señalaba el camino recto, pero Tú… ¡Oh, Tú eres el Puro!

Eres la creatura que es hombre, pero también Dios y te atreves a despreciar los consejos del Inteligente…  

Desde el primer momento te equivocaste y sigues equivocándote.  Tú… Tú Eres… ¡Ahggg!…

El torrente de palabras cesa de golpe. Hay un silencio lúgubre…

1fuego_del_alma (2)

Jesús ha estado callado, mirando con infinito dolor al desgraciado apóstol, elevando una plegaria silenciosa… Cuando de pronto, Jesús abre los brazos horizontalmente  y toma la postura de un crucificado. Es cuando Judas ha callado con un ahogado ¡Ah!…

En un momento de clara posesión diabólica, Satanás ha hablado por boca del apóstol pervertido, cercano ya al umbral del mayor delito, condenado por su propia voluntad.

El torrente de palabras cesó, dejando al apóstol como atolondrado… Pasa un larguísimo minuto…

Luego Judas parece como si saliera de un delirio y se pasa la mano por la frente perlada de sudor… Piensa… Recuerda… Las fuerzas lo abandonan y cae por tierra llorando…

Jesús baja los brazos.

Y con voz queda pero clara, le dice:

–         ¿Y luego?…  ¿Te odio?…  Podría pegarte con el pie y aplastarte llamándote ‘gusano’ Podría maldecirte, así como te he librado de la fuerza que te hacía delirar…

1fuego_del_alma (1)

Has creído que el no maldecirte es debilidad de mi parte. No lo es. Soy el Salvador y el Salvador no puede maldecir. Quiero salvar. Dijiste: ‘Soy la fuerza que te odia y que te vencerá’

Yo Soy la Única Fuerza y es Amor no Odio. El Amor no odia. No maldice, jamás. La Fuerza podría vencer las batallas individuales, como ésta entre Yo y Satanás, que está en ti. Quitarte tu patrón para siempre, como acabo de hacerlo. Tomando la actitud de la TAU, la Señal que salva y que Lucifer no puede ver.

Pero, ¿De qué serviría traspasar las reglas perfectas de mi Padre? ¿Sería justicia? ¿Habría mérito? ¡NO! Ni una cosa, ni la otra. No sería justicia para con los culpables, a los que no se les quitó la libertad de serlo. Los cuales podrían en el último día, preguntarme porqué fueron condenados y echarme en cara el haber sido parcial contigo.

1hdemo

Habrá miles y miles de hombres, que cometerán tus mismos pecados: que se permitirán ser presa del demonio; ofensores de Dios; torturadores de sus padres; asesinos, ladrones, mentirosos, adúlteros, lujuriosos, sacrílegos y hasta deicidas…

Matando materialmente al Mesías dentro de poco tiempo; matándolo espiritualmente en sus corazones, en tiempos venideros…

Todos podrían decirme, cuando venga a separar a los corderos de los cabros. A bendecir a los primeros y a maldecir;  entonces sí, a maldecir a los otros. A maldecir porque ya no habrá más Redención. Sino Gloria o Condenación…  

A volverlos a maldecir después de haberlos maldecido individualmente, cuando murieron y fueron juzgados. Porque el hombre y lo sabes, porque lo he dicho muchísimas veces: puede salvarse mientras le dura la vida. Aún en sus últimos momentos basta un instante, para que todo se arregle entre el alma y Dios. Para que se pida perdón y se alcance absolución…

1hd

     Todos los condenados podrían decirme: “¿Por qué no nos amarraste al bien, como hiciste con Judas?” Y tendrían razón…  Porque cada hombre nace con los mismos elementos.

Y mientras unos adornan su alma secundando el querer de Dios; haciendo fructificar sus dones gratuitos. Con una perfección cada vez más heroica. Tú por el contrario, has destruido tu alma y los dones que Dios le entregó. ¿Qué has hecho de tu libre albedrío? ¿Qué de tu inteligencia? ¿La has conservado libre? ¡NO! Tú que no quieres obedecerme a Mí. No digo a Mí Hombre,  pero ni siquiera a Mí, Dios. Obedeces a Satanás como un esclavo.

1vampiro

Empleas tu inteligencia y tu libertad, para comprender a las Tinieblas. Voluntariamente. Delante de ti se te han puesto el Bien y el Mal. Y has elegido el Mal. Aún más: se te ha puesto delante solo el Bien: Yo el Eterno, Tu Creador, que ha seguido el desenvolvimiento de tu alma y te ha puesto delante solo el Bien, porque sabe que eres más débil que un alga seca.

Me echaste en cara que te odio y esta acusación la has lanzado contra Dios, Uno y Trino. Contra Dios Padre que te creó por Amor. Contra Dios Hijo que se Encarnó por Amor, para salvarte. Contra Dios Espíritu que te ha hablado muchas veces, para darte buenos deseos. Has acusado a Dios Uno y Trino que tanto te ha amado que te ha traído a mi Camino.

1LUCIFER

     Haz rechazado el Bien y libremente te has entregado al Mal. Con tu libre albedrío has querido esto y descortésmente siempre has rechazado mi Mano; que te he ofrecido para sacarte del remolino. Y siempre te alejas de Mí, para sumergirte en el enfurecido mar de las pasiones, del Mal. ¿Cómo puedes acusarnos de que te hemos odiado?

Me has echado en cara que quiero tu mal… También el niño enfermo se enoja contra el médico y contra su madre, porque le hacen beber medicinas amargas y porque le niegan cosas que le harán daño. ¿Te ha cegado tanto Satanás que ya no comprendes la verdadera razón de las providencias que he tomado por tu bien?

1 averno de dante

¿Y te atreves a llamar mala voluntad y deseo de llevarte a la ruina lo que es providencia amorosa de tu Maestro, de tu Salvador, de tu Amigo que quiere curarte? Te he impedido que tocases ese metal infame que te enloquece, para que su veneno no te llevase a la muerte.

¿No sientes que es como uno de esos brebajes mágicos que provocan una sed insaciable que inocula en la sangre un ardor, una rabia que llevan a  la muerte? Leo en tu pensamiento que me estás reprochando: “Entonces, ¿Porqué por tanto tiempo me permitiste que administrase el dinero?”

1-cerebro

     ¿Por qué? Porque si te  lo hubiera impedido desde el principio. Te habrías vendido antes. Habrías robado antes. De todos modos te vendiste, porque poco podías robar. Yo tuve que impedirlo sin hacer violencia a tu voluntad. El oro es tu ruina. Porque por causa del oro te has hecho lujurioso y traidor.

Judas exclama:

–          ¡Eso! Te han informado mal. Yo no soy…

–          ¡Cállate!

Parece el eco de un trueno. Jesús lo ha dicho con Ira. Severamente mira a Judas, que se encoge y se queda callado.

En el silencio se escucha el esfuerzo que Jesús hace por dominarse. Luego vuelve a hablar con su tono dulce, enérgico, persuasivo, conquistador…

Sólo los demonios pueden resistir a esta voz:

–                       No necesito que nadie me diga para conocer tus acciones. ¡Oh, desgraciado! ¿Sabes delante de Quién estás?…  

Dijiste que ya no comprendías mis palabras, ¡Pobre Infeliz! Ni siquiera te comprendes a ti mismo. Ya ni siquiera distingues el Bien del Mal. Satanás, al que has obedecido en todas las tentaciones que te ha presentado, te ha vuelto estúpido.

Pero hubo un tiempo en que me comprendías. ¡Creías que Yo Soy Quien Soy! Y este recuerdo no se apagado en ti. ¿Puedes creer que el Hijo de Dios? ¿Qué Dios tenga necesidad de las palabras de un hombre, para saber el pensamiento y las acciones de otro?

Aún no estás del todo pervertido, que no creas que Soy Dios. Y en esto está tu mayor culpa. Lo demuestra el miedo que tienes a mi Ira. Sientes que no luchas contra un Hombre, sino contra Dios Mismo y tiemblas. Y pese a que sabes Quién Soy, luchas contra Mí…

1Alienwasp

Si te maldijera no sería más el Salvador. Querrías que te arrojase y dices que todo lo haces, para que te arroje. Esta razón no justifica tus acciones, porque no hay necesidad de pecar, para separarte de Mí…

Puedes hacerlo, te lo he dicho. Desde que regresaste a Nobe, lleno de mentiras y de Lascivia; como si hubieras salido del Infierno para caer en el fango de los cerdos o con los libidinosos monos.

Y tuve que hacerme fuerza a Mí Mismo, para no arrojarte a puntapiés, como un harapo asqueroso. Y para refrenar la náusea que sentía, no solo en el corazón, sino aún en las entrañas.

1muertov

Siempre te lo dije aún antes de aceptarte, antes de que vinieras con nosotros. Pero quisiste quedarte… ¡Para tu ruina! ¡Tú, mi más grande dolor! Pero andas pensando y diciendo que soy superior al Dolor; tú, el primero de los herejes que vendrán…

NO. Sólo al Pecado soy superior. Sólo a la ignorancia lo soy. Al pecado porque soy Dios. A la ignorancia porque no puede existir en el alma que no ha sido herida por la Culpa Original. Y Yo soy superior al Pecado por mi propia voluntad, porque no quiero pecar.

Vine al Mundo para devolver a los hombres su realeza de hijos de Dios, enseñándoles a vivir como dioses. He querido demostrar que se puede vivir como enseño…  Y para mostrarlo, tuve que tomar un cuerpo verdadero. Para poder sufrir las tentaciones humanas y decir al hombre después de haberlo instruido: ‘Haced como Yo’

Todos los hombres pueden ser tentados pero solo son pecadores los que quieren serlo. No hay pecado donde no se consiente a la tentación, Judas. Existe el pecado dónde aún sin consumarlo, se consiente a la tentación y se mira con buenos ojos. Será pecado venial, pero ya es una preparación para el pecado mortal, que se desenvuelve en vosotros.

Porque acoger la tentación y pensar en ella siguiendo mentalmente las fases del pecado, es debilitarse a sí mismo. Satanás lo sabe y por eso lanza repetidos ataques, esperando que penetre uno; pues es fácil que el hombre tentado se haga culpable.

Y tú eres un hombre en el que la tentación rechazada no se calma… No se calma, porque no la rechazas totalmente…  No realizas el acto, pero cobijas su deseo y así lo has hecho hasta que caes en la realización del pecado. Por eso te  enseñé que pidieses la ayuda del Padre, para que no te dejase entrar en tentación.

1Eterno_Padre

      Yo, el Hijo de Dios. Yo, el Vencedor de Satanás; he pedido ayuda al Padre, porque soy humilde. Tú no lo eres. Eres un soberbio y por eso te hundes… ¿Recuerdas esto?

¿Puedes comprender ahora lo que significa para Mí, verdadero Hombre con todas las reacciones humanas y verdadero Dios, con todas las reacciones de Dios?…  ¡Verte así: lujurioso, mentiroso, ladrón, traidor, homicida! ¿Sabes cuáles son los esfuerzos a los que me sujetas, para tenerte cercano a Mí? ¿Sabes lo que me cuesta dominarme como ahora, para que mi misión en ti, se realice completamente?…

Cualquier otro hombre te habría cogido por la garganta, al sorprenderte forzando los cofres y apoderándote del dinero, al saber que eres un traidor y más que un traidor… Te hablo con compasión. Mira…  no es verano y por la ventana entra ya el aire fresco del atardecer. Y sin embargo estoy sudando como si hubiera hecho un trabajo demasiado duro.

1JAVHE

¿No te das cuenta de los que me cuestas?  ¿De lo que eres? ¿Quieres que te arroje? No. Jamás. Cuando alguien se está ahogando, es un asesino el que lo deja que se hunda. Te encuentras en medio de dos fuerzas que te jalan: Yo y Satanás.

Si te dejo, solo lo tendrás a él. ¿Y cómo te salvarás? Y con todo me abandonarás… Ya me abandonaste en tu corazón.  Y Yo tengo todavía conmigo, la crisálida de Judas: tu cuerpo privado de la voluntad de amarme. Tu cuerpo inerte para el bien. Lo detengo hasta que exijas también este despojo, para unirlo al espíritu y pecar con todo tu ser…

Judas, ¿No me hablas? ¿No encuentras una palabra que decir a tu Maestro? No te exijo que me digas: “¡Perdón!” muchas veces te he perdonado sin resultado.  Sé que esa palabra saldría solo de tus labios, no de tu espíritu arrepentido. Quisiera que saliese de tu corazón.

1jnoche

 ¿Estás tan muerto que no eres capaz de formar un deseo? ¡Habla! ¿Me temes? ¡Oh, si fuera realidad! ¡Por lo menos esto! Pero no. Si me temieses te diría las palabras que te dije aquel día ya lejano, en que hablamos de las tentaciones y los pecados: “Te aseguro que aún después del Mayor Crimen que se cometerá,   si el culpable de él corriese a los pies de Dios con verdadero arrepentimiento y llorando pidiese perdón, ofreciéndose a expiar confiadamente, sin desesperarse; Dios lo perdonaría.  Y por medio de la expiación salvaría su alma.

Judas si no me temes, aun así, Yo todavía te amo. ¿No tienes nada que pedir ahora, a mi amor infinito?…

La voz de Jesús es una caricia dulcísima…

1bES

Judas responde con altanería:

–         No. Mejor dicho sí. Una sola cosa. Que impongas silencio a Juan. ¿Cómo quieres que pueda reparar, si seré la vergüenza entre vosotros?

1el-egoismo-maligno-

–        ¿Y así hablas? Juan no hablará. Pero Yo te pido que al menos tú, obres de tal modo, que nada trasluzca tu ruina. Recoge esas monedas y ponlas en la bolsa de Juana… Trataré de cerrar el cofre, con el alambre que empleaste para abrirlo…

La voz de Jesús tiene un timbre de derrota y está impregnada con un infinito Dolor.

1jreden

Mientras Judas de mala manera, recoge las monedas desparramadas sobre el suelo.

Jesús se apoya sobre el cofre abierto abrumado por el cansancio. Aunque la luz es débil, permite ver que llora en silencio; mirando al apóstol encorvado, que está recogiendo las monedas.

Cuando Judas termina se acerca al cofre; toma la gruesa y pesada bolsa, mete adentro las monedas, la cierra y dice:

–        Aquí están.  –y se hace a un lado.

Jesús toma la ganzúa y con mano temblorosa, hace girar la chapa y cierra el cofre. Caen lágrimas sobre su vestido blanco de lino.

Judas lo ve y finalmente tiene un impulso de arrepentimiento. Se cubre la cara con las manos y en medio de un sollozo…

Judas dice:

–      ¡Soy un maldito! ¡Soy el Oprobio de la tierra!

Jesús contesta:

–       ¡Eres el desgraciado eterno! ¡Y pensar que si quisieras, podrías todavía ser feliz!

1Little_Demon

Judas grita:

–        ¡Júrame! ¡Júrame que nadie se enterará de esto!… ¡Y yo te juro que me redimiré!

1egolatría

–        No. No digas ‘me redimiré.’ No puedes. Solo Yo puedo redimirte. Solo Yo puedo vencer al que habló por tus labios… Pronuncia la palabra de humildad: “Señor, Sálvame.” Y te libraré de tu opresor. ¿No comprendes que espero esta palabra con más ansias que un beso de mi Madre?…

Judas llora…  Pero no la pronuncia… 

Después de un minuto que parece un siglo.

Jesús dice:

–       Vete. Sube a la terraza. Vete a donde quieras, pero no hagas ninguna comedia. Vete, vete. Nadie te descubrirá, porque Yo me preocuparé de ello. Desde mañana tendrás el dinero. ¡Es inútil todo ya!…

Judas sale sin replicar.

Jesús se queda solo. Se sienta sobre una silla que hay cerca de la mesa. Y con la cabeza apoyada sobre sus brazos, llora angustiosamente.

Pocos minutos después, llega Juan. Se detiene un momento en el umbral. Está pálido como un muerto y corre hacia Jesús.

Lo abraza suplicando:

–       ¡No llores, Maestro! ¡No  llores! Te amo también por ese infeliz.

Juan ve las lágrimas de su Dios y llora a su vez.

1jesus-lloro

Jesús lo abraza. Y las dos cabezas rubias, juntas se intercambian las lágrimas y los besos.

Jesús pronto se domina y dice:

–       Juan, por amor mío. Olvida todo esto. Lo quiero.

Juan contesta:

–       Sí. Señor mío. Trataré de hacerlo. Pero no sufras más… ¡Ah, qué dolor! Me hizo pecar, Señor mío. Mentí. Tuve que mentir porque vinieron a agradecerte los samaritanos. Les nació felizmente un varoncito. Les dije que habías ido al monte… Luego vinieron las discípulas y volví a mentir, diciendo que tal vez estarías en la casa de Ada… Yo estaba atolondrado.  Tu Madre me vio que tenía lágrimas y me preguntó angustiada: ¿Qué te pasa Juan? Volví a mentir: Estoy conmovido por la felicidad de Ada… ¡A tanto puede llevar el estar cerca de un pecador! ¡A la mentira!… ¡Perdóname, Jesús mío! 

1lizardman_

–           Quédate en paz. Olvídate de estos momentos. No ha pasado nada. Es sólo un mal sueño…

–           Sufres. ¡Qué cambiado estás, Maestro! Respóndeme sólo esto: ¿Se arrepintió Judas?

–           ¡Quién puede comprenderlo, hijo mío!

–           Ninguno de nosotros. Pero Tú sí.

Jesús no responde. Nuevas lágrimas silenciosas corren por su cansado rostro.

Juan comprende aterrado:

–        ¡Ah! ¡No se arrepintió!

–        ¿Dónde está ahora? ¿Lo viste?

–         Sí. Asomándose a la terraza, mirando si había alguien. Y al verme que estaba solo, sentado bajo la higuera, bajó corriendo y salió por la puerta del huerto. Entonces me vine…

–        Hiciste bien. Pongamos las sillas en su lugar. Recoge la jarra. Que no queden huellas de nada…

–         Luchó contigo.

–        No, Juan. No.

–        Estás muy turbado Maestro, para quedarte aquí. Tu Madre comprendería y sufriría…

–         Tienes razón. Salgamos. Me adelanto al arroyo en dirección al bosque…

Jesús sale y Juan se queda a poner todo en orden. Luego, sale detrás de Jesús…

Lo encuentra sentado sobre una piedra.

1jmed

Él se vuelve al oír los pasos de su apóstol. Su figura resalta a la luz del atardecer. Juan se sienta a sus pies y recuesta la cabeza sobre sus rodillas. Ve que todavía llora…

Juan dice:

–       ¡No sufras, más! ¡No sufras más, Maestro! ¡No soporto verte sufrir!

Jesús contesta:

–        ¿No puedo sufrir por esto? ¡Es mi mayor dolor! Recuérdalo Juan: ¡Este será para siempre mi mayor dolor! Y todavía no puedes comprender todo… Mi mayor dolor…  -Jesús está totalmente abatido.

1demonio-soberbia

Juan se aflige por no poder consolarlo…

Jesús levanta su cabeza. Abre sus ojos, que tenía cerrados tratando de contener las lágrimas y dice:

–        Recuerda que somos tres los que sabemos: el culpable, Yo y tú. Y que nadie más debe saberlo.

–        Nadie lo sabrá de mi boca. ¿Pero, cómo pudo hacerlo? Cuando se apropiaba el dinero de la bolsa común, ¡Paciencia!… ¡Pero esto! ¡Creí que estaba yo loco, cuando lo vi!… ¡Horror!

–       Te he dicho que lo olvides.

–        Me esfuerzo Maestro, pero es muy horrible…

–        ¡Horrible! Sí, ¡Horrible!

Jesús apoya su cabeza sobre la espalda de Juan y vuelve a llorar de dolor. Las sombras de la noche bajan rápidamente y los envuelven…

1anochecer

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

30.- ODIO, VENGANZA Y MIEDO


Días después…

Jesús ha curado a un romano que estaba poseso.

–                 ¡Salve, Maestro! Que el Dios verdadero te guarde.

Los dos romanos se van y llaman a los siervos, para que traigan el carro.

–                 ¡Y ni siquiera sabían que tenían alma! –murmura un anciano.

Jesús contesta:

–                 Sí, padre. Pero han sabido aceptar mi Palabra, mejor que muchos en Israel. Ahora que han dado una limosna tan grande, daremos más a los pobres de Dios. Y que los pobres rueguen por estos benefactores; más pobres que ellos mismos. Para que lleguen a la verdadera y única riqueza que existe: ‘Conocer y amar a Dios.’

La mujer velada llora y se escuchan sus sollozos.

Pedro dice:

–                 Esa mujer llora. Tal vez se le acabó el dinero. ¿Se lo damos?

Jesús dice:

–             No llora por eso. Pero ve a decirle estas palabras: ‘Las patrias pasan pero queda el Cielo. Y es de quién sabe tener fe. Dios es Bondad y por eso ama también a los pecadores. Y te hace beneficios para persuadirte de que vayas a Él.’ Ve. Así dile. Y déjala que llore. Es veneno que sale.

Pedro va hasta donde está la mujer que ya se dirigía al campo. La llama y ella regresa. Cumple el encargo y vuelve a Jesús. Le dice:

–                 Se puso a llorar mucho más. Creí que la iba a consolar.

–                 Sí se ha consolado. También llora de alegría.

–                 ¡Uhmm! ¿Estaré contento cuando le vea la cara? ¿Se la veré alguna vez?

–                 En el día del Juicio.

–                 ¡Válgame Dios! ¡Para entonces ya habré muerto! ¿Y qué sacaré con verla? Entonces miraré sólo al Eterno.

–                 Hazlo desde ahora. Es la única cosa útil.

–                 Sí. Pero, Maestro. ¿Quién es?…

Todos sueltan la risa.

Y Jesús dice:

–                 Me lo preguntas otra vez y nos iremos al punto. Así la olvidarás.

–                 No, Maestro.

–                 Esa mujer es un beneficio y una primicia. –contesta Jesús muy sonriente.

–                 ¿Qué quieres decir? No te entiendo.

Jesús lo deja plantado y se va.

Andrés explica:

–           Ve a la casa de Zacarías. Tiene a su mujer agonizando. Me mandó a que te lo dijera.

Pedro se desahoga contra su hermano, porque Jesús no le dijo nada:

–                 ¡Me haces enojar! Sabes todo. Haces todo. Y no me dices nada.

Andrés responde tranquilo:

–           Hermano, no te enojes. Vamos a sacar las redes del agua. Ven.

Al día siguiente…

Mateo exclama:

–                 ¡Cuanta gente!

Y Pedro añade:

–           ¡Eh, mira! ¡También hay galileos! Y… ¡Ay! ¡Ay! ¡Digámoslo al Maestro! Son tres honorables desvergonzados.

–           Tal vez vienen por causa mía. Hasta aquí nos persiguen…

–           No, Mateo. No te equivoques. El tiburón no come pescaditos. El hombre quiere una buena presa. Tan solo si no lo encuentra, se atraganta con un pez grande. Yo, tú y los demás; somos pececitos… una insignificancia.

–           ¿Lo dices por el Maestro?

–           Y entonces, ¿Por quién? ¿No ves cómo miran por todas partes? Parecen fieras que husmean los rastros de la gacela.

–           Voy a decírselo.

–           ¡Espera!… ¡Vamos a decírselo a los hijos de Alfeo! Él es muy bueno. Una Bondad inerme cuando cae en esas fauces.

–           Tienes razón.

Van hacia el río, a llamar a Santiago y a Judas Tadeo. Cuando llegan a donde se encuentran ellos, les informan:

Pedro:

–                 Venid. Hay unos tipejos… buenos para el suplicio.

Mateo:

–                 Que ciertamente han venido para molestar al Maestro.

Santiago:

–                 Vamos. ¿Dónde está Él?

Mateo:

–                 Ahorita, en la cocina.

Pedro:

–                 Vamos pronto; porque si se da cuenta; no va a querer.

Santiago:

–                 Sí. Y le hace daño.

Tadeo

–                 También yo digo lo mismo.

Se acercan como casualmente y oyen:

–                 … Las palabras deben apoyarse en los hechos.

–                 ¡Y Él así lo hace! ¡Ayer curó a un romano endemoniado! –dice un campesino.

Sadoc:

–                 ¡Horror! ¡Curar a un pagano! ¡Escándalo! ¿Lo oyes, Elí?

Elí responde:

–                 Hay toda clase de culpas en Él: amistad con publicanos y prostitutas. Trato con paganos y…

Tadeo contesta:

–           Y paciencia con los que maldicen. También esto es una culpa. A mis ojos la más grave. Pero ya que Él no sabe y no quiere defenderse a Sí Mismo. Hablad conmigo. Soy hermano y mayor que Él. Y éste otro también es su hermano y mucho mayor. Hablad.

Calascebona:

–           Pero, ¿Porque te sulfuras? ¿Crees que entre nosotros se habla mal del Maestro? ¡Oh, no! Venimos desde lejos, atraídos por su fama. Lo estábamos diciendo a éstos…

Es tan notoria la hipocresía y la falsedad, que éstas resaltan de manera repugnante y Tadeo exclama:

–                 ¡Mentirosos!… me causas tanto asco, que te vuelvo la espalda.

Y Tadeo prefiere irse para no faltar a la caridad para con el enemigo.

Sadoc:

–           ¿Acaso no es verdad? ¡Decidlo vosotros!…

Los otros no quieren mentir y no se atreven a desmentir. Prefieren guardar silencio.

El Fariseo Elí el galileo dice con fingida inocencia:

–                 Ni siquiera sabemos cómo se llama.

Entonces Mateo le pregunta con ironía:

–                 ¿No lo insultaste en mi casa? ¿O una enfermedad te ha hecho perder la memoria?

Los tres se van sin responder.

Pedro le grita:

–                 ¡Bribón!

–                 Querían decir pestes de Él. –explica un hombre- Pero nosotros sabemos cómo son los fariseos.

Después de que Jesús ha hablado, curado a los enfermos y los discípulos han terminado de bautizar y socorrer a los pobres, están cenando en la cocina. Tienen las lámparas prendidas y un viento frío, obliga a tener todo cerrado. Entonces se oye la voz de Juan que saluda lleno de felicidad.  Los demás ayudan a los tres recién llegados a quitarse las alforjas de la espalda, mientras los saludan con amor.

Hay una confusión alegre, familiar, por el gozo de estar de nuevo juntos.

Jesús dice:

–                 Os saludo, amigos. Tuvísteis días serenos gracias a Dios.

Judas de Keriot contesta:

–                 Sí, Maestro. Pero no noticias serenas. Lo preveía.

La curiosidad se despierta y varios preguntan:

–                 ¿Qué hay?

–                 ¿De qué hablas?

–                 ¿Qué pasa?

Jesús dice:

–                 Primero dejad que se repongan un poco.

Simón dice:

–                 No, Maestro. Primero te daremos lo que traemos para Ti y para los demás.

Le entregan a Jesús una carta de María.

Mientras todos con ojos alegres y exclamaciones felices; extraen de las alforjas los paquetes con los vestidos, sandalias, miel y alimentos que han enviado las mamás y las esposas.

Jesús está triste y distraído. Lee y vuelve a leer la carta de su Madre. Se ha arrinconado con una lamparita en la esquina más retirada de la mesa. Con una mano hace sombra para sus ojos y parece que medita; pero la verdad es que sufre…

María, entre otras muchas cosas, le escribe:

“A Jesús mi dulce Hijo y Señor, paz y bendición. A hace casi un año que no estás conmigo, Luz mía y Luz del mundo. Será la primera vez que me diga, mi Niño cumple un año más y yo no tengo a mi Niño. Pero Tú cumples con tu misión y yo con la mía. Y ambos hacemos la voluntad del Padre y trabajamos para la Gloria de Dios. Esto enjuga mis lágrimas…

Querido hijo, me entero de lo que haces, por lo que se me cuenta…

Como las olas de un mar abierto llevan las voces del inmenso océano a una solitaria y encerrada bahía. De igual modo el eco de tu santo trabajo, llega hasta nuestra quieta casita. A tu Mamá que se regocija y tiembla, porque si todos hablan de Ti; no todos lo hacen con igual corazón. Vienen amigos que han recibido beneficios de Ti para decirme: ¡Sea bendito el fruto de tu vientre!…

Y también vienen tus enemigos a herir mi corazón, diciéndome: ‘Que Dios lo maldiga’  Yo ruego por éstos; porque son más infelices que los paganos que vienen a preguntarme: ‘En donde está el Mago’…

Ruego por los que vienen a buscar salud para lo que muere, a fin de que encuentren salud para el espíritu eterno… te ruego que no te aflijas por mi dolor.  Se me compensa con la alegría que me dan los curados en el cuerpo y en el alma. José de Alfeo quiere que sepas que en un viaje reciente que hizo a Jerusalén por razón de negocios; fue detenido y amenazado por causa tuya.

Eran unos hombres del Gran Consejo. Te digo esto para obedecer a María y quisiera estar contigo para darte consuelo. Simón estaba a punto de ir contigo; porque se nos dijo como una amenaza que Tú ya no puedes permanecer en donde estás… en Aguas Hermosas, peligras…

¡Hijo mío! ¡Adorado y santo Hijo mío! Estoy con los brazos levantados como Moisés los tuvo en el monte para rezar por Tí, en la batalla contra los enemigos de Dios y tuyos. Jesús mío a quién el mundo no ama…

Jesús les lee éste párrafo a los apóstoles.

Pedro ruge:

–                 ¡Hasta esa casa llegan estos desvergonzados!

Tadeo exclama:

–                 Mi hermano José… ¡Pudo haberse guardado esa noticia en su pecho! ¡Pero gozó en darla!

Felipe sentencia:

–                 Gritos de hiena, no infunden temor a los vivos.

Judas dice:

–                 Lo malo es que no son hienas, sino tigres. Buscan una presa viva. –y volviéndose a Zelote, agrega- dí todo lo que hemos sabido.

Simón responde:

–                 Sí, Maestro. Judas tenía razón en temer. Fuimos a casa de José de Arimatea y de Lázaro. Les urge que vayas pronto; durante estas fiestas. Que es por tu bien. Luego Judas y yo; como si hubiese sido un amigo de su infancia; fuimos a casa de algunos amigos suyos y dijeron: ‘.Mira que ya está decidido el ir a sorprenderlo, para acusarlo. Exactamente en estos días de fiesta en que no hay gente Que se retire por algún tiempo para engañar a estas víboras. La muerte de Doras ha llenado de cólera, su veneno y su miedo. El miedo les hace ver lo que no hay. Y el odio los hace decir hasta mentiras.

Judas explota:

–                 ¡Todo lo nuestro lo saben! ¡Es una casa odiosa! ¡Y todo lo alteran! Lo que no es, lo inventan. Tengo náuseas y me siento desquebrajado. Quisiera desterrarme. ¡Irme lejos!… No sé… Lejos de Israel… Allí todo es un pecado…

Judas está totalmente deprimido.

Jesús dice:

–                 ¡Ea! ¡Ea! No fáciles entusiasmos en los triunfos. Y no fáciles abatimientos en las derrotas.

Judas responde:

–                 Bueno… pero vete de aquí. Nosotros no somos todavía fuertes para enfrentar al Sanedrín. Yo los conozco y sí les tengo miedo… los demás, no sé. Creo que sería una imprudencia el probarlo.

Todos opinan:

–                 Sí, Maestro. Es lo mejor.

–                 Es prudente.

–                 Judas tiene razón.

–                 Ves que también tu Madre y familiares…

–                 Y Lázaro y José de Arimatea…

–                 Hagamos que vengan en balde.

Jesús abre los brazos y dice:

–                 Sea como queréis. Pero luego regresaremos aquí. Véis cuantos vienen. No fuerzo y no tiento a vuestra alma. Sé que todavía no está preparada. Rehaced los bultos y poned todo en su lugar. No es la hora de que seamos capturados. Y no lo seremos a media noche, a la luz de la luna. Iremos a Betania. No avisaremos a nadie y así, nadie podrá mentir diciendo que no sabe en dónde estamos. Si a vosotros os interesa no ser perseguidos; a Mí, el no dar molestias a Lázaro.

Andrés se acerca a Jesús y dice:

–                 ¿Y aquella mujer?

                       

–                 Ve a decirle que regresaremos dentro de algunos días y que no olvide nuestras palabras… Ve. Hazlo pronto y que nadie te vea. En realidad en este mundo de malos. Los inocentes deben tomar la apariencia de pérfidos…

La mañana del último día en Aguas Hermosas, antes de que llegaran Judas, Juan y Simón de Jerusalén; Jesús dijo a Pedro:

–                 Vamos al pueblo. Tengo una limosna secreta. Un anillo que quiero vender. ¿Sabes cómo lo obtuve? Me llegó una piedra a los pies, mientras oraba junto a ese peñasco. En la piedra venía un pequeño envoltorio con un pedazo de pergamino. Dentro del envoltorio estaba el anillo. En el pergamino la palabra: ‘Caridad’

Pedro indaga:

–                 ¿Me dejas verlo?

Jesús se lo entrega y Pedro dice:

–                 ¡Oh! ¡Es muy hermoso! De mujer. ¡Qué dedo tan pequeño! Cuanto oro. ¡Y es una esmeralda!…

–                 Ahora tú vas a venderlo. Yo no sé cómo hacer eso. El fondista compra oro. Lo sé. Te espero cerca del horno. Vé, Pedro.

–                 Pero, ¿Y si no lo hago bien? Yo y el oro… Yo no entiendo de joyería…

–                 Piensa que es pan para el que sufre hambre y haz lo mejor que puedas. Hasta pronto.

Y los dos van al poblado.

Por la noche, después de que toman la decisión de salir de Aguas Hermosas…

En los primeros albores de un triste amanecer invernal, entran en el pueblo de Docco y preguntan a un campesino la dirección de la mujer que está muriendo.

El hombre le da las instrucciones y Jesús se dirige allá. Los apóstoles lo siguen…

Jesús llega hasta la casucha más pobre del poblado y llama al portón- sale una niña como de diez años. Pálida y despeinada.

El Maestro dice con dulzura:

–                 ¿Eres la nieta de Mariana? Dile a la anciana que Jesús está aquí.

La niña corre a avisar. Y regresa con una anciana seguida por seis niños. Ella exclama:

–                 ¡Oh! ¡Has venido! ¡Hijos, venerad al Mesías! Llegas oportunamente a mi pobre casa. Mi hija se está muriendo. No lloréis, niños. Que no oiga. ¡Pobres criaturas!… no lloréis. Tenemos a Jesús.

Jesús confirma:

–                 Sí. No lloréis. La mamá se curará. El papá regresará. No tendréis muchos gastos y ya no pasaréis hambre. ¿Son éstos los dos últimos?

–                 La pobre criatura ha dado a luz por tres veces gemelos… Y está enferma del pecho.

Pedro rezonga entre dientes:

–                 ¡A unos mucho y a otros nada! –Y tomando a un pequeñín, le da una manzana para hacerlo callar. Inmediatamente lo rodean los demás.

Y mientras Pedro reparte fruta; la anciana Mariana lleva a Jesús a la habitación en donde llora una mujer muy joven que es un esqueleto.

La anciana dice:

–                 Yerusa. Es el Mesías. Ahora ya no sufrirás. ¿Ves que ha venido? Isaac jamás miente. Lo dijo. Creo que así como vino, Él te puede sanar.

–                 Sí, buena madre. Sí, señor mío. Pero si no me puedes curar, has al menos que me muera. Las bocas de mis hijos a los que alimenté con dulce leche, han hecho de mis pechos, fuego y amargura. Sufro mucho, Señor. ¡Cuesto mucho! Mi marido se ha ido lejos en busca de pan. Mi madre se está acabando y yo me muero. ¿Con quién quedarán mis  hijos cuando yo haya muerto de la enfermedad?

–                 Dios cuida de los pájaros y también de los niños. No morirás. ¿Te duele mucho aquí? –y Jesús intenta poner su mano en el seno cubierto de vendas.

La enferma grita:

–                 ¡No me toques! ¡Me lastimaría y me aumentaría el dolor!

Pero Jesús pone con delicadeza su larga mano, sobre los pechos enfermos.

Y dice:

–                 Realmente tienes dentro el fuego, pobre Yerusa. El amor maternal se te convirtió en fuego. Pero no detestas a tu esposo, ni a tus hijos, ¿Verdad?

–                 ¡Oh! ¿Por qué habría de hacerlo? Él es bueno y siempre me ha amado… ¡Ellos!… me angustia dejarlos, pero… ¡Señor! ¡El fuego cesa! ¡Madre! ¡Madre! Es como si un ángel soplara aire del cielo sobre mi tormento… ¡Oh, que consuelo!… No quites tu mano, Señor mío. Antes bien, ¡Oprime!… ¡Oh! ¡Qué fuerza! ¡Qué alegría! ¡Mis hijos! ¡Quiero a mis hijos! ¡Venid!… ¡No muere más la mamá! ¡Oh!…

Y la joven madre llora de alegría. La anciana cae de rodillas, entonando el cántico de Azharías en el horno ardiente, con voz temblorosa por la emoción.

Luego dice:

–           ¡Ah! Señor, ¿Qué puedo hacer? No tengo nada para honrarte…

Jesús la levanta y le dice:

–                 Sólo déjame descansar, porque estoy fatigado. Y no digas nada. El mundo no me ama. Debo irme por un poco de tiempo. Te pido fidelidad a dios y silencio. A tí, a ella y a los niños.

–                 ¡Oh! No temas. Nadie viene a la casa del pobre. Puedes estar aquí, sin temor de ser visto. Los fariseos… ¿Eh?… Pero, ¿Y para comer?… sólo tengo un poco de pan…

Jesús dice a la curada:

–                 Quítate las vendas. Levántate y ayuda a tu madre. ¡Y alégrate! Dios te ha concedido este favor, por tus virtudes de esposa. Juntos compartiremos el pan. Porque hoy el Altísimo está en tu casa y conviene celebrarlo con una buena fiesta.

Jesús sale y llama a Judas de Keriot. Le ordena:

–                 Toma dinero y ve a comprar lo que sea necesario. Comeremos y descansaremos hasta la tarde, en casa de estas buenas personas. Ve y guarda silencio. No te midas en comprar. Compra mucho para que tengan para toda la semana. Nada nos faltará en la casa de Lázaro.

–                 Sí, Maestro. Y si me permites, tengo dinero mío… Hice voto de ofrecerlo porque te veas a salvo de tus enemigos. Lo cambiaré por pan. Es mejor emplearlo con estos hermanos, que en las gargantas insaciables del templo…

¿Me lo permites? El oro ha sido siempre mi serpiente. No quiero que me siga fascinando más. Pues me encuentro muy bien ahora que soy bueno. Me siento libre y soy feliz.

–                 Haz como quieras, Judas. Y que el Señor te de la paz.

Judas se va con Juan, para hacer las compras.

Jesús regresa con los discípulos y le dice a Pedro que entregue a Mariana el producto de la venta del anillo.

Y en aquella casa, hubo una gran   fiesta…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA