Archivos de etiquetas: pecados

F72 COMO NOSOTROS PERDONAMOS…


En el Libro Enfrentando a Nerón, tenemos la odisea de como un cónsul romano que NI idea tenía de lo que era el cristianismo, se convirtió en un formidable apóstol y dio testimonio de Jesucristo en el Coliseo, ante un enfurecido emperador Domiciano que también trató de exterminar a los cristianos en el primer siglo.

Entre las lecciones que recibió para instruirse en el cristianismo está la forma EN QUE APRENDIÓ A PERDONAR  y que estamos reproduciendo, para todos nuestros hermanitos actuales que estén interesados en hacerlo. Para esto transcribiremos los dos post que fueron escritos como enseñanza para los primeros cristianos…

Esperamos que los disfruten tanto, como sucedió con nosotros, cuando el Maestro nos los enseñó.

Así que DISFRÚTENLOS.

“Cuando Marco Aurelio termina de escribir, llegó Mauro a revisar a su paciente.

Y teniendo reunidos a todos los miembros de la casa, les anunció:

–           Bien Marco Aurelio, por disposición de Pedro, ya no seré solamente tu médico, sino también tu maestro. David, -dice dirigiéndose al joven- si hay cristianos catecúmenos que quieran escuchar la enseñanza, ve a llamarlos. Y mientras revisaré a mi querido hermanito. 

David respondió feliz:

–           Voy inmediatamente.

Mauro con gran delicadeza procedió a examinar a Marco Aurelio, que mira sonriente y extasiado a su esposa, que a su vez le sonríe con amor y dulzura.

Para sorpresa de Marco Aurelio, David regresa con una treintena de personas que se distribuyen en la habitación.

Y el tribuno escucha su primera lección particular, en la voz fuerte y sonora de Mauro:

“PERDONA NUESTRAS OFENSAS…”

Dios es Amor. Dios ama. Ama como padre a sus hijos. Como Jesús, Dios-Hombre a sus hermanos. Él siendo Amor, NO puede ser más que Justicia, porque solo quién no ama es injusto. Por lo tanto es siempre Justo, tanto en el castigar como en el premiar. Dios tuvo Misericordia y compasión desde antes de crear al Hombre, cuya Culpa futura NO era ignorada por su Creador.

Y esto, el haber creado al hombre para darle el Cielo y hacerse una Familia con la semejanza divina. Y haberlo creado conociendo su destino en el que por su propia voluntad sería un pecador, un rebelde, un prevaricador, un ladrón, homicida, violento, mentiroso, concupiscente, sacrílego, idólatra.

Y sobre todo, haberlo creado sabiéndolo capaz de matar a su Verbo. Que por el hombre tomaría un Cuerpo y por la Humanidad sería herido infinitas veces con sus pecados, desde su venida redentora hasta el Fin de los Siglos; da la medida exacta de la Infinita Misericordia y Compasión de Dios.

Él miraba en lo Eterno a su Verbo. Y su Pensamiento Eterno pensaba en todas las cosas que para el Verbo habría creado. Y contemplando en lo eterno la futura Creación, en la cual todo sería creado  ‘bueno´.. Vio a la Serpiente atacar, corromper, envenenar todas las cosas, llevándoles el Dolor.

Vio al hombre Decaído. Vio a Caín asesino de Abel; figura del otro Caín (Israel) que asesinaría al nuevo Abel: su Verbo.

Aún el más santo de los hombres, delante de un conocimiento similar; habría si NO odiado; sentir al menos surgir indiferencia por el Ingrato inútilmente beneficiado, Destructor de los bienes recibidos.

Dios, NO. Dios sabe todo. Pero su Misericordia y compasión NO murieron, NI languidecieron. Al contrario, oculto precisamente por este Conocimiento eterno; desde la Eternidad fue decretado que porque el Hombre y los hombres serían pecadores, homicidas de sí mismos en su parte eterna y de sus hermanos.

Para hacerlos de nuevo ‘vivos’, ‘hijos’, ‘coherederos’; ERA NECESARIO  sacrificar al Hijo.

Él sería el Hijo del Hombre. El Adán Fiel y Santísimo. El Abel y el Cordero Inmolado por los Caínes Deicidas.

Y de la Primera Culpa (aquella del Edén) y de la Segunda Culpa (la del Templo) vendrá la Redención. Y Dios será Compasivo y Misericordioso con todos aquellos que con su ‘buena voluntad’, querrán ser hijos de Dios, habiendo acogido con amor a Cristo.

Y seguido y practicado los Mandamientos y las enseñanzas de la Palabra Divina.

¡Y EL PERDON FUE PRIMERO QUE EL PECADO!

Dios quería perdonar al hombre y La Promesa de la Redención le fue dada al hombre en el Edén…

El Amor Perfecto e Infinito creó el medio para absolver al Culpable, antes de crearlo. ¡El Perdón es la Venganza de Dios!

¿CÓMO SE APRENDE A PERDONAR?

Para practicar esta enseñanza es necesario comprender, CÓMO FUNCIONA  el Perdón.

EL PERDÓN CONSTA DE SIETE PASOS DIVIDIDOS EN DOS PARTES.

La primera parte la da el Hombre, NO PUEDE puede darlos Dios.  Porque entra en juego algo de lo que Dios quiso que el hombre fuera el soberano absoluto: la voluntad.

La voluntad es el propio ‘yo’. Es un gran amigo. Un gran tentador. Un gran enemigo y un gran juez.

Es amigo fiel en el hombre bueno. Es amigo hipócrita en el que NO es bueno, porque después de servir de cómplice para las fechorías que incita, se convierte en juez inexorable y atormenta con reproches crueles. Es un gran enemigo en el hombre inclinado a la soberbia.

Pero la buena voluntad, el gran amigo que lleva al Heroísmo espiritual, es lo que se necesita para llevar a cabo los cuatro primeros pasos, en la Primera Parte del Proceso del Perdón.

Como el perdón depende en gran parte del libre albedrío concedido al hombre, por eso al hombre le toca realizar más de la mitad del ejercicio que debe hacerse al perdonar.

La palabra clave es: QUIERO.  

1°- QUERER  PERDONAR.

Independientemente de los sentimientos.

Aquí lo que importa es nuestra voluntad. No debemos mirar el agravio recibido, por grave que sea. Tampoco importa lo que sentimos. Eso es aparte.

Lo único que debemos tener en cuenta es el amor por nuestro Dios y el deseo de imitar a nuestro Salvador.

Debemos ‘forzar’ nuestro ‘yo indignado’ y como dueños de nuestra voluntad, uniéndola a la de Jesús que dijo: “Padre, hágase tu voluntad y no la mía…”, decir: ‘Quiero’.  “Quiero perdonar.”

2°- QUERER RECONOCER NUESTROS SENTIMIENTOS COMO PECADOS.

La Ira. La Furia. El Orgullo lastimado. La Soberbia herida. El deseo de Venganza. El Rencor. El Odio. ¿Qué son?…

PECADOS. CON LOS CUALES ESTAMOS OFENDIENDO A DIOS. NO importa lo que otro nos haya hecho. Importa lo que nosotros estamos haciendo.

Y esos sentimientos hieren al Amor y ofenden gravemente al Señor.

Cuando reconocemos esto, sabemos que es Satanás el que quiere derrotarnos con el Pecado, para apartarnos de Dios.

3°- QUERER ARREPENTIRSE…

Y pedir humildemente Perdón a Dios.

Al arrepentirnos por el dolor que hemos causado al Señor, le pedimos perdón.

Y cuando renunciamos a estos sentimientos-pecados, le entregamos nuestra alma herida y nuestro corazón desgarrado, para que Él los sane.

Y con la reconciliación con Dios, desaparecen las cadenas con las que Satanás nos había atrapado.

4°- QUERER ROMPER EL PAGARÉ DE NUESTRO DEUDOR.

Orando. PERDONANDO. Especificando la Ofensa recibida y el nombre del ofensor. Pidiendo las bendiciones de Dios, sobre nuestro enemigo.

Al declarar el perdón al ofensor por el agravio recibido, con esto cancelamos la deuda del culpable con nosotros.

Y oramos por él, para que la Gracia de Dios descienda sobre el que ha pecado contra nosotros.

Así devolvemos Bien por mal, al invocar las bendiciones de Dios sobre él.

Y aquí se acaba nuestra intervención

Para los pasos que da el hombre es necesaria la humildad. La fe. El Arrepentimiento…

Y MUCHO VALOR.

La entrega es necesaria, porque se requiere Poder, para vencer al Rencor.

Querer doblegar el amor propio herido, es un esfuerzo titánico y MUY doloroso.

Solo cuando lo intentamos por primera vez, lo podemos comprender. Es como dar un salto al vacío. Al llegar a este punto (cuarto paso), solemos quedarnos sin voz.

Y las palabras más angustiosas, son las que debemos obligarnos a pronunciar…

“Padre amado, YO PERDONO A…. Por haberme… Y te ruego que Tú también lo perdones y lo bendigas con la Luz de tu salvación…”

Cuando logramos vencer la parálisis momentánea y recuperamos la voz, nuestra alma desgarrada brota con cada sílaba.

Para esto es necesario un tremendo esfuerzo de voluntad.

Pero, ¡Vaya que vale la pena!

Para los pasos que da Dios, el hombre NO puede intervenir, porque está fuera de su capacidad.

Lo único necesario es la Fe.

¡Y el Gozo que se experimenta es tan maravilloso!

¡Cómo el bienestar que invade todo nuestro ser, al ver como Dios siempre cumple sus promesas! 

5°- DIOS ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN Y HACE LO QUE LE PEDIMOS.

Satanás YA NO puede acusar al culpable de habernos ofendido delante de Dios, porque nosotros ya le perdonamos. Y pierde su dominio sobre nosotros y sobre el instrumento que usó para dañarnos.

Tampoco puede acusarnos a nosotros, porque ya fuimos perdonados y NO tiene pecados con qué encadenarnos y torturarnos.

La Misericordia de Dios llega al ofensor para que se convierta y se salve. Y Dios recupera otra oveja perdida.

Y a nosotros, con esa misma misericordia nos llena de Gracia, con la cual regeneramos nuestra propia alma, para que alcance la perfección.

6°- DIOS TOMA NUESTRO CORAZÓN Y NUESTRA MENTE  Y SANA LOS RECUERDOS DOLOROSOS.

¡DEJAMOS DE SENTIRNOS OFENDIDOS!

LAS OFENSAS PIERDEN SU DIMENSION ¡Es como si le hubieran sucedido a otra persona ajena a nosotros y el corazón hubiera sido anestesiado! DEJAN DE DOLER.

El Amor de Dios es el bálsamo perfecto y santo. Nos fortalece y quita de las manos del ofensor, el arma con la que nos estaba destruyendo.

Al orar por nuestro ‘enemigo’ Dios NO puede resistir la Fuerza del Perdón, que es la Fuerza del Amor Perfecto.

Porque éste es amor operante que destruye el Odio y abre las fuentes de la Gracia, haciendo que cada día crezcamos en amor, santidad y perfección, hasta ser verdaderos hijos suyos.

7°- DIOS TOMA TODO NUESTRO SER Y LO LLENA DE AMOR.Jesús desde la cruz dijo: “Padre, perdónalos… porque no saben lo que hacen…” Y Él amó a sus asesinos mostrándonos con el ejemplo:

El Amor al Enemigo.

Es un Don que Dios nos da, después de que ya hicimos nuestra parte.

Él nos hace sentir el amor y la compasión por el alma que yace encadenada por Satanás. Que es el verdadero culpable de nuestro dolor, ya que el hombre pecador es su instrumento para destruirnos.

Con este amor sublime se rompe el círculo que Satanás ha tratado de crear por medio de la Venganza y el Rencor.

Dios ama a través de nosotros a esa alma desgraciada, que llena de odio nos aflige y trata de destruirnos.

Y a nosotros nos da la fortaleza necesaria para soportar las injurias y convertirlas en amor y en alegría, pues la dicha que se siente es incomparable.

Y para lograrlo, lo único que es necesario, ES LA DECISIÓN DE QUERER PERDONAR.

Sentir el Poder de Dios en el Perdón Total, es una de las experiencias más sublimes que el Espíritu Santo nos puede dar.

Alcanzar el amor a este grado de virtud, es lo que deifica al alma; porque se ha llegado a la Semejanza Perfecta con el Salvador.

Entonces es cuando somos y nos sentimos dioses.

Hijos verdaderos del Dios Único y Trino, el Altísimo Señor del Universo.

EL PERDON ES EL AMOR PERFECTO.

Jesús es el Hijo del Amor. Y como Hombre vino a instaurar el Amor en la Tierra. El amor es Paciencia y Perdón.

Jesús como Maestro enseñó:

“El holocausto perfecto es amar como a nosotros mismos a los que nos persiguen y nos guardan rencor. Quién haga esto poseerá la Paz.”

Está dicho: los mansos poseerán la Tierra y gozarán de abundancia y de paz.

En verdad os digo que el que sabe amar a sus enemigos, llega a la perfección y posee a Dios.

A vosotros os ordeno que améis, que perdonéis. Si en el mundo existe el Odio, en vosotros solo debe existir el Amor. Un amor para todos.

¡Cuántos traidores encontraréis en vuestro camino! Pero NO debéis odiarlos y devolverles mal por mal. De otra manera el Padre os odiará. Antes que vosotros Yo he sido objeto de Odio. Se me ha traicionado y sin embargo, siempre perdonado.

Es importante el dominio de sí mismos y tolerar las ofensas, que es la manifestación más sublime de la Caridad.

Esto solo lo pueden conseguir los que quieren que en su vida, NO haya otra ley que la Ley del Amor, que Yo proclamé y practiqué en toda su realidad.

NO podéis imaginar lo que significó para Mí, tener a la mesa al Traidor. Haberme dado a él en la Eucaristía. Humillarme ante él, al lavarle los pies. Tener que compartir con él, la Copa Ritual y poner mis labios en donde él había puesto los suyos.

Hay discusión sobre mi modo de haber muerto tan rápidamente. Es verdad que los golpes de la Flagelación enfermaron mi Corazón.

Pero también es verdad que estaba enfermo y despedazado por el esfuerzo de tener que soportar a mi lado al Traidor. Ya desde la Cena empecé a morir físicamente. Lo perdoné con mi silencio.  

Y lo amé al grado de que habría perdonado su Traición; si se hubiese arrepentido y venido a Mí, en lugar de suicidarse.

Porque un espíritu vale tanto, que es digno de que se superen cualquier repugnancia y resentimiento. El valor de un alma es tan grande, que aún a costa de morir por el esfuerzo, se debe perdonar para salvarla.

Y ese será siempre mi más grande dolor: NO HABER PODIDO SALVAR A JUDAS, PORQUE ÉL NO QUISO.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR

¿Se os calumnia? Amad y perdonad.

¿Se os golpea? Amad y perdonad. Presentad la otra mejilla a quién os abofetea.

¿Se os roba? Perdonad y regalad lo robado. Dad sin juzgar al culpable. Dios os recompensará y el inicuo pagará su pecado.

Ama a quién te odia. Ruega por quién te persigue. Justifica a quién te calumnia. Bendice a quién te maldice. Haz el bien a quien te hace daño. Sé pacífico con el furioso. Condescendiente con el que te desagrada.

NO critiques. NO juzgues. Tratad de amar y de haceros amar. NO penséis en lo que pasó y rogad por los infelices que os han causado daño. PERDONADLOS.

Si perdonáis a los hombres en sus errores, también vuestro Padre de los Cielos os perdonará los pecados.

Pero si tenéis rencor y NO perdonáis, tampoco vuestro Padre os perdonará. Si tú perdonas, Dios perdona. Es menester limpiar el corazón para obtener gracias. Debemos augurar al prójimo aunque sea malo, un mayor bien.

SEÑOR TE ENTREGO TODO LO QUE SIENTO Y FORTALÉCEME PARA SEGUIR AMANDO

El Perdón es rocío en la sed ardiente del culpable. Es una humedad de lágrimas que es consuelo y lluvia de gracias celestiales; que trae consigo la limpieza y jugos vitales espirituales.

Dios perdona todo a quién lo ama con todo su ser. Y el Perdón de Jesús hace dignos de orar y de ser escuchados.

Perdonad al culpable, como Dios perdonó. Amadlo, porque con el dolor que os dio, os ha proporcionado un medio para merecer un premio mayor en el Cielo. Unid a lo que él os proporciona, el Perdón. Y vuestro premio será mucho mayor.

La mirada que se niega al pariente pobre o al amigo que ha caído en desgracia, es igual a un puñal que se ha clavado en medio del corazón. De igual modo la mirada de odio, la de desprecio, que se lanzan al enemigo o al mendigo.

Hay que perdonar y amar al enemigo, aunque la carne se rehúse a hacerlo. El perdón es amor del espíritu. NO vengarse, es manifestación y mérito del espíritu. Haced a los demás, lo que queráis que se os hiciese. Y NO hagáis a otros, lo que no queráis para vosotros. ¡Amad! ¡Amad! ¡Amad! 

Amad a amigos y a enemigos. Para que seáis semejantes a Mí. Amad por respeto a Mí, que Soy Creador de vuestros enemigos. Quiero que en vosotros exista la perfección del Amor.

Es inútil presentar ofrendas ante el altar, si ANTES no se han sacrificado en el interior del corazón, todos los rencores por amor a Dios y NO se ha llevado a cabo el rito santísimo de saber perdonar.

Antes de presentar la ofrenda, haced la inmolación del amor propio y reconcíliate con tu hermano. Después trae tu ofrenda. Y solo entonces será santo tu sacrificio.

Vestid a los desnudos del espíritu, perdonando a quién os ofende. La ofensa es anti Caridad. La anti Caridad, despoja a Dios. Por eso el que ofende se desnuda y solo el perdón del ofendido lo vuelve a vestir. Porque lo trae hacia Mí y Yo estoy dispuesto a perdonar a quien ha sido perdonado.

Nadie hay que no haya ofendido a Dios. Yo perdono al que perdona. Se os tratará como tratéis. Perdonad por tanto, si queréis ser perdonados. Y os alegraréis en el Cielo, por la caridad que hayáis tenido.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR. Y pondré en las manos de quién fue generoso, una recompensa mucho mayor.

NO solo daré o que disteis, sino mucho más. Cuando vosotros decís: ‘Padre pequé. Perdóname.’ Vosotros sentís cuán dulce es el Perdón.

Así como lo es también para Mí, el perdonar. Pensad en vuestra propia condición. Pensad en que vuestra intransigencia NO se cambie en daño, al obligarMe a ser intransigente con vosotros. Sed misericordiosos para obtener Misericordia.

Nadie puede considerarse sin pecado para que pueda ser inexorable con el pecador. Es preciso compadecer y perdonar. Porque si la vida del hombre es frágil y mucho más frágil es su bienestar.

NO juzguéis el pecado de los culpables. Y NO os alegréis cuando lo estén expiando. PERDONAD pues, PARA QUE SE OS PERDONE.

Es menester perdonar como Dios perdona. Por más dolor que os produzca, PERDONAD. Perdonad siempre a quién os hace mal. Perdonad para ser perdonados; porque también habéis ofendido a Dios y a los hermanos.

El Perdón abre el Reino de los Cielos, tanto al perdonado como al que perdona. Como os comportéis, así seréis tratados.

PERDÓNANOS NUESTRAS OFENSAS, COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN… 

Hay deudas materiales, morales y espirituales. Es una deuda material el dinero o la cosa que se restituye, porque se la prestaron a uno. Es una deuda moral la honra ofendida y no reparada; Como el amor pedido y no recibido.

Es una deuda espiritual la obediencia a Dios, a quién pedir lo que se quiera siempre es poco. Es obediencia espiritual el amarlo.

El egoísta quiere tener pero NO dar. Este es el antípoda del Cielo. Tenemos deudas con todos. ¡Hay de quien NO perdona! NO será perdonado.

Dios no puede en Justicia, perdonar la deuda que tiene el hombre con Él, Ser Santísimo, si el hombre NO perdona a su semejante.

Yo Soy el Cristo Salvador. De Mí está dicho que Soy el que llevará la justicia entre las naciones. Es verdad. Porque si los ciudadanos de todos los países, hicieran lo que enseño; los odios, las guerras, los atropellos, tendrían fin.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR. 

LA DOCTRINA DEL AMOR Y DEL PERDON. Compendia el Mandamiento de ser perfectos como el Padre Celestial es Perfecto. Amando a Dios y al prójimo. Y ser justos con el prójimo es todavía más difícil, que ser amantes de Dios.

Porque Dios es Bueno y es fácil amar a quién es bueno. Dios es Consuelo y es fácil amar a quién conforta y consuela. Dios es sostén y es fácil amar a quién sostiene. Dios es Perdón y es fácil amar a quién perdona. Dios es amor y es muy fácil amar a quién ama.

Pero el prójimo; frecuentemente es malvado, injusto, pronto a afligir y a aumentar nuestro dolor con sus incomprensiones, obstinaciones, escarnios y durezas. Fácil a abandonarnos si nos ve agobiados e infelices; cuando no se hace cómplice de quién nos oprime, para tiranizarnos y afligirnos todavía más.

Duro para perdonar cuando se cree injustamente ofendido o perjudicado por nosotros, aunque seamos inocentes. Es durísimo para perdonar, cuando ha sido probada la culpa. Y por todo eso, amarlo es muy difícil.

Pero está dicho: “Amad a aquellos que os odian y seréis hijos del Altísimo.” ¿Por qué? Porque este es el amor Perfecto. La más grande semejanza e imagen con Dios.Así como cada hijo asume la vida que el Padre le trasmite con los genes. Y son incancelables en la sangre o en el aspecto. En el carácter, más que en el apellido, la herencia física paterna en el ser. Así se asumen los principales atributos de Dios, aquellos que son su Esencia al asumir la vida misma de Dios. Viviendo por Él, en Él y para Él.

Y convirtiéndonos en verdaderos hijos; no por igualdad de naturaleza y sustancia. Sino por sobre naturalización de la criatura, que así se diviniza por su participación relativa a las acciones de Dios Uno y Trino. Y por semejanza, haciendo lo que Él hace siempre: AMANDO.

El perdón es dulce. Los que perdonan son la réplica más acabada de Dios, puesto que Él perdonó y sigue perdonando. Así es como el hombre se hace espiritual y debemos imitar a Jesús, porque una de las armas favoritas de Satanás es inocular el Odio y fermentar el rencor. Porque así la carne es terreno propicio para cultivar los vicios satánicos.

El Odio es el antagonista del Amor y en donde está el Odio, está Satanás. El Odio está siempre cubierto por la soberbia y muchas veces se disfraza con la más refinada hipocresía. Se anida en los corazones vengativos y el corazón que odia, NO puede amar a Dios.Y Dios NO puede estar en un corazón que odia.

Continuará…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

33.- PERDONA NUESTRAS OFENSAS I


Cuando Marco Aurelio termina de escribir, llegó Mauro a revisar a revisar a su paciente. Y teniendo reunidos a todos los miembros de la casa, les anunció:

–           Bien Marco Aurelio, por disposición de Pedro, ya no seré solamente tu médico, sino también tu maestro. David, -dice dirigiéndose al joven- si hay cristianos catecúmenos que quieran escuchar la enseñanza, ve a llamarlos. Y mientras revisaré a mi querido paciente.

David respondió feliz:

–           Voy inmediatamente.

Mauro con gran delicadeza procedió a examinar a Marco Aurelio, que mira sonriente y extasiado a su esposa, que a su vez le sonríe con amor y dulzura.

Para sorpresa de Marco Aurelio, David regresa con una treintena de personas que se distribuyen en la habitación.

Y el tribuno escucha su primera lección particular, en la voz fuerte y sonora de Mauro:

“PERDONA NUESTRAS OFENSAS…”

Dios es Amor. Dios ama. Ama como padre a sus hijos. Como Jesús, Dios-Hombre a sus hermanos. Él, siendo Amor, no puede ser más que Justicia, porque solo quién NO AMA es injusto. Por lo tanto es siempre Justo, tanto en el castigar como en el premiar.

Dios tuvo Misericordia y compasión, desde antes de crear al Hombre, cuya culpa futura no era ignorada por su Creador. Y esto, el haber creado al hombre para darle el Cielo y hacerse una familia con la semejanza divina.

Y haberlo creado conociendo su destino, en el que por su propia voluntad sería un pecador, un rebelde, un prevaricador, un ladrón, homicida, violento, mentiroso, concupiscente, sacrílego, idólatra. Y sobre todo, haberlo creado sabiéndolo capaz de matar a su Verbo.

Que por el hombre tomaría un Cuerpo y por la Humanidad sería herido infinitas veces con sus pecados, desde su venida redentora hasta el fin de los siglos, da la medida exacta de la Infinita Misericordia y Compasión de Dios.

Él miraba en lo eterno a su Verbo. Y su Pensamiento Eterno pensaba en todas las cosas que para el Verbo habría creado y contemplando en lo Eterno la futura Creación, en la cual todo sería creado ‘Bueno’; vio a la Serpiente atacar, corromper, envenenar todas las cosas, llevándoles el Dolor.

Vio al hombre Decaído. Vio a Caín, asesino de Abel; figura del otro Caín (Israel) que asesinaría al nuevo Abel: su Verbo.

Aún el más santo de los hombres, delante de un conocimiento similar; habría, si no odiado; sentir al menos surgir indiferencia por el Ingrato, inútilmente beneficiado, destructor de los bienes recibidos.

Dios, no. Dios sabe todo. Pero su misericordia y compasión no murieron, ni languidecieron. Al contrario, oculto precisamente por este conocimiento eterno; desde la Eternidad fue decretado que, porque el Hombre y los hombres serían pecadores, homicidas de sí mismos en su parte eterna y de sus hermanos.

Para hacerlos de nuevo ‘vivos’, ‘hijos’, ‘coherederos’; era necesario sacrificar al Hijo.

Él sería el Hijo del Hombre. El Adán Fiel y Santísimo. El Abel y el Cordero Inmolado por los Caínes Deicidas. Y de la Primera Culpa (aquella del Edén) y de la Segunda Culpa (la del Templo) vendrá la Redención.

Y Dios será Compasivo y Misericordioso con todos aquellos que con su ‘buena voluntad’, querrán ser hijos de Dios, habiendo acogido con amor a Cristo. Y seguido y practicado los Mandamientos y las enseñanzas de la Palabra Divina.

-jesus-crucificado

¡Y EL PERDON FUE PRIMERO QUE EL PECADO!

Dios quería perdonar al hombre y la Promesa de la Redención le fue dada al hombre en el Edén…

El Amor Perfecto e Infinito creó el medio para absolver al Culpable, antes de crearlo. ¡El Perdón es la Venganza de Dios!  26hijo-prodigo

¿CÓMO SE APRENDE A PERDONAR?

Para practicar esta enseñanza es necesario comprender, cómo funciona el Perdón.

EL PERDON CONSTA DE SIETE PASOS, DIVIDIDOS EN DOS PARTES.

La primera parte la da el Hombre, NO puede darlos Dios.  Porque entra en juego algo de lo que Dios quiso que el hombre fuera el soberano absoluto: la voluntad.

La voluntad es el propio ‘yo’. Es un gran amigo. Un gran tentador. Un gran enemigo y un gran juez.

Es amigo fiel en el hombre bueno. Es amigo hipócrita, en el que NO es bueno; porque después de servir de cómplice para las fechorías que incita, se convierte en juez inexorable y atormenta con reproches crueles. Es un gran enemigo en el hombre inclinado a la soberbia.

Pero la buena voluntad, el gran amigo que lleva al heroísmo espiritual, es lo que se necesita para llevar a cabo los cuatro primeros pasos, en la Primera Parte del Proceso del Perdón.

Como el perdón depende en gran parte del libre albedrío concedido al hombre, por eso al hombre le toca realizar más de la mitad del ejercicio que debe hacerse al perdonar. La palabra clave es: QUIERO.  

1°- QUERER  PERDONAR.

Independientemente de los sentimientos. Aquí lo que importa es nuestra voluntad.

No debemos mirar el agravio recibido, por grave que sea. Tampoco importa lo que sentimos. Eso es aparte.

Lo único que debemos tener en cuenta es el amor por nuestro Dios y el deseo de imitar a nuestro Salvador.

Debemos ‘forzar’ nuestro ‘yo indignado’ y como dueños de nuestra voluntad, uniéndola a la de Jesús que dijo: “Padre, hágase tu voluntad y no la mía…”, decir: ‘Quiero’.  Quiero perdonar.

2°- QUERER RECONOCER NUESTROS SENTIMIENTOS COMO PECADOS.

La Ira. La Furia. El Orgullo lastimado. La Soberbia herida. El deseo de Venganza. El Rencor. El Odio. ¿Qué son?… PECADOS.

CON LOS CUALES ESTAMOS OFENDIENDO A DIOS.

No importa lo que otro nos haya hecho.

Importa lo que nosotros ESTAMOS haciendo. Y esos sentimientos hieren al Amor y ofenden gravemente al Señor. Cuando reconocemos esto, sabemos que es Satanás, el que quiere derrotarnos con el Pecado, para apartarnos de Dios.

3°- QUERER ARREPENTIRSE…

Y pedir humildemente Perdón a Dios.

Al arrepentirnos por el Dolor que hemos causado al Señor, le pedimos perdón.

Y cuando renunciamos a estos sentimientos-pecados, le entregamos nuestra alma herida y nuestro corazón desgarrado, para que Él los sane.

Y con la Reconciliación con Dios, desaparecen las cadenas con las que Satanás nos ha atrapado.

4°- QUERER ROMPER EL PAGARÉ DE NUESTRO DEUDOR.

PAGARES ROTOS

Orando. Perdonando. Especificando la OFENSA recibida y el NOMBRE DEL OFENSOR.

Pidiendo las bendiciones de Dios, sobre nuestro ‘enemigo.’

Al declarar el perdón al ofensor por el agravio recibido, con esto cancelamos la deuda del culpable con nosotros.

Y oramos por él, para que la Gracia de Dios descienda sobre el que ha pecado contra nosotros. Así devolvemos Bien por mal, al invocar las bendiciones de Dios sobre él.

Y aquí se acaba nuestra intervención

Para los pasos que da el hombre es necesaria la humildad. La fe. El Arrepentimiento y MUCHO VALOR. La entrega es necesaria, porque se requiere Poder, para vencer al Rencor.

Querer doblegar el amor propio herido, es un esfuerzo titánico y MUY doloroso.

Solo cuando lo intentamos por primera vez, lo podemos comprender. Es como dar un salto al vacío. Al llegar a este punto (cuarto paso), solemos quedarnos sin voz.

Y las palabras más angustiosas, son las que debemos OBLIGARNOS a pronunciar.

Cuando logramos vencer la parálisis momentánea y recuperamos la voz, nuestra alma desgarrada brota con cada sílaba.

Para esto es necesario un tremendo esfuerzo de voluntad. Pero, ¡Vaya que vale la pena!

Para los pasos que da Dios, el hombre NO PUEDE intervenir, porque está fuera de su capacidad.

Lo único necesario es la Fe.

¡Y el Gozo que se experimenta es tan maravilloso!

¡Cómo el bienestar que invade todo nuestro ser, al ver como Dios siempre cumple sus promesas! 

5°- DIOS ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN Y HACE LO QUE LE PEDIMOS.

Satanás ya NO puede acusar al culpable de habernos ofendido delante de Dios, porque nosotros ya le perdonamos. Y pierde su dominio sobre nosotros y sobre el instrumento que usó para dañarnos.

Tampoco puede acusarnos a nosotros, porque ya fuimos perdonados y NO tiene pecados con qué encadenarnos y torturarnos. 

La Misericordia de Dios llega al ofensor para que se convierta y se salve. Y Dios recupera otra oveja perdida. Y a nosotros, con esa misma Misericordia nos llena de Gracia, con la cual regeneramos nuestra propia alma, para que alcance la perfección.

6°- DIOS TOMA NUESTRO CORAZÓN Y NUESTRA MENTE  Y SANA LOS RECUERDOS DOLOROSOS.

¡Se olvidan las ofensas!

¡Es como si le hubieran sucedido a otra persona ajena a nosotros y el corazón hubiera sido anestesiado!

DEJAN DE DOLER.

El Amor de Dios es el bálsamo perfecto y santo. Nos fortalece y quita de las manos del ofensor, el arma con la que nos estaba destruyendo.

Al orar por nuestro ‘enemigo’ Dios NO puede resistir la Fuerza del Perdón, que es la Fuerza del Amor Perfecto. Porque éste es amor operante que destruye el Odio y abre las fuentes de la Gracia, haciendo que cada día crezcamos en amor, santidad y perfección, hasta ser verdaderos hijos suyos.

7°- DIOS TOMA TODO NUESTRO SER Y LO LLENA DE AMOR.

Jesús desde la cruz dijo: “Padre, perdónalos… porque NO saben lo que hacen…” Y Él amó a sus asesinos mostrándonos con el ejemplo: EL AMOR AL ENEMIGO

Es un Don que Dios nos da, después de que ya hicimos nuestra parte.

Él nos hace sentir el amor y la compasión por el alma que yace encadenada por Satanás. Que es el verdadero culpable de nuestro dolor, ya que el hombre pecador es su instrumento para destruirnos.  

Con este amor sublime se rompe el círculo que Satanás ha tratado de crear por medio de la Venganza y el Rencor. Dios ama a través de nosotros a esa alma desgraciada, que llena de odio nos aflige y trata de destruirnos.

Y a nosotros nos da la Fortaleza necesaria para soportar las injurias y convertirlas en amor y en alegría, pues la dicha que se siente es incomparable. Y para lograrlo, lo único que es necesario, ES LA DECISIÓN DE QUERER PERDONAR.

Sentir el Poder de Dios en el Perdón Total, es una de las experiencias más sublimes que el Espíritu Santo nos puede dar.

Alcanzar el amor a este grado de virtud, es lo que deifica al alma, porque se ha llegado a la semejanza perfecta con el Salvador.

Entonces es cuando somos y nos sentimos dioses. Hijos verdaderos del Dios Único y Trino, el Altísimo Señor del Universo.

EL PERDON ES EL AMOR PERFECTO.

Jesús es el Hijo del Amor. Y como Hombre vino a instaurar el Amor en la Tierra. El amor es Paciencia y Perdón.

Jesús como Maestro enseñó:

“El holocausto perfecto es amar como a nosotros mismos a los que nos persiguen y nos guardan rencor. Quién haga esto poseerá la Paz.

Está dicho: “los mansos poseerán la Tierra y gozarán de abundancia y de paz. En verdad os digo que el que sabe amar a sus enemigos, llega a la perfección y posee a Dios. A vosotros os ordeno que améis, que perdonéis. Si en el mundo existe el Odio, en vosotros solo debe existir el Amor.”

Un amor para todos.

¡Cuántos traidores encontraréis en vuestro camino! Pero no debéis odiarlos y devolverles mal por mal. De otra manera el Padre os odiará. Antes que vosotros Yo he sido objeto de Odio; se me ha traicionado y sin embargo, SIEMPRE HE PERDONADO.

Es importante el dominio de sí mismos y tolerar las ofensas, que es la manifestación más sublime de la Caridad. Esto solo lo pueden conseguir los que quieren que en su vida, no haya otra ley que la Ley del Amor, que Yo proclamé y practiqué en toda su realidad.

No podéis imaginar lo que significó para Mí, tener a la mesa al Traidor. Haberme dado a él en la Eucaristía. Humillarme ante él, al lavarle los pies. Tener que compartir con él, la Copa Ritual y poner mis labios en donde él había puesto los suyos.

Hay discusión sobre mi modo de haber muerto tan rápidamente. Es verdad que los golpes de la Flagelación enfermaron mi Corazón. Pero también es verdad que estaba enfermo y despedazado por el esfuerzo, de tener que soportar a mi lado al Traidor.

Ya desde la Cena empecé a morir físicamente.

Lo perdoné con mi silencio. Y lo amé al grado de que habría perdonado su Traición; si se hubiese arrepentido y venido a Mí, en lugar de suicidarse. Porque un espíritu vale tanto, que es digno de que se superen cualquier repugnancia y resentimiento.

El valor de un alma es tan grande, que aún a costa de morir por el esfuerzo, se debe perdonar para salvarla.

Y ese será siempre mi más grande dolor: NO HABER PODIDO SALVAR A JUDAS, PORQUE ÉL NO QUISO.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR.

infierno alma abismo la-condenacion-eterna

¿Se os calumnia? Amad y perdonad.

¿Se os golpea? Amad y perdonad. Presentad la otra mejilla a quién os abofetea.

¿Se os roba? Perdonad y regalad lo robado. Dad sin juzgar al culpable. Dios os recompensará y el inicuo pagará su pecado.

Ama a quién te odia. Ruega por quién te persigue. Justifica a quién te calumnia. Bendice a quién te maldice. Haz el bien a quien te hace daño. Sé pacífico con el furioso. Condescendiente con el que te desagrada.

No critiques. No juzgues. Tratad de amar y de haceros amar.

NO penséis en lo que pasó y rogad por los infelices que os han causado daño. PERDONADLOS.

Si perdonáis a los hombres en sus errores, también vuestro Padre de los Cielos os perdonará los pecados. Pero si tenéis rencor y NO perdonáis, tampoco vuestro Padre os perdonará. Si tú perdonas, Dios perdona. Es menester limpiar el corazón para obtener gracias. Debemos augurar al prójimo aunque sea malo, un mayor bien.

El Perdón es rocío en la sed ardiente del culpable. Es una humedad de lágrimas que es consuelo y lluvia de gracias celestiales; que trae consigo la limpieza y jugos vitales espirituales.

PIEDAD, PERDÓN POR MI PECADO...

PIEDAD, PERDÓN POR MI PECADO...

Dios perdona todo a quién lo ama con todo su ser. Y el Perdón de Jesús hace dignos de orar y de ser escuchados.

Perdonad al culpable, como Dios perdonó. Amadlo, porque con el dolor que os dio, os ha proporcionado un medio para merecer un premio mayor en el Cielo. Unid a lo que él os proporciona, el Perdón. Y vuestro premio será mucho mayor.

La mirada que se niega al pariente pobre o al amigo que ha caído en desgracia, es igual a un puñal que se ha clavado en medio del corazón. De igual modo la mirada de odio, la de desprecio, que se lanzan al enemigo o al mendigo.

Hay que perdonar y amar al enemigo, aunque la carne se rehúse a hacerlo. El perdón es amor del espíritu. No vengarse, es manifestación y mérito del espíritu. Haced a los demás, lo que queráis que se os hiciese. Y NO hagáis a otros, lo que no queráis para vosotros. ¡Amad! ¡Amad! ¡Amad!

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

LEY DEL AMOR Y EL PERDÓN

Amad a amigos y a enemigos. Para que seáis semejantes a Mí. Amad por respeto a Mí, que Soy Creador de vuestros enemigos. Quiero que en vosotros exista la perfección del Amor.

Es inútil presentar ofrendas ante el altar, si antes no se han sacrificado en el interior del corazón, todos los rencores por amor a Dios y no se ha llevado a cabo el rito santísimo de saber perdonar.

Antes de presentar la ofrenda, haced la inmolación del amor propio y reconcíliate con tu hermano. Después trae tu ofrenda. Y solo entonces será santo tu sacrificio.

Vestid a los desnudos del espíritu, perdonando a quién os ofende. La ofensa es anti Caridad. La anti Caridad, despoja a Dios. Por eso el que ofende se desnuda y solo el perdón del ofendido lo vuelve a vestir. Porque lo trae hacia Mí y Yo estoy dispuesto a perdonar a quien ha sido perdonado.

Nadie hay que NO haya ofendido a Dios. Yo perdono al que perdona. Se os tratará como tratéis.

Perdonad por tanto, si queréis ser perdonados. Y os alegraréis en el Cielo, por la caridad que hayáis tenido.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR.

Y pondré en las manos de quién fue generoso, una recompensa mucho mayor. No solo daré lo que disteis, sino mucho más. Cuando vosotros decís: ‘Padre pequé. Perdóname.’ Vosotros sentís cuán dulce es el Perdón.

Así como lo es también para Mí, el perdonar. Pensad en vuestra propia condición. Pensad en que vuestra intransigencia no se cambie en daño, al obligarMe a ser intransigente con vosotros. Sed misericordiosos para obtener misericordia.

Nadie puede considerarse sin pecado para que pueda ser inexorable con el pecador. Es preciso compadecer y perdonar. Porque si la vida del hombre es frágil, mucho más frágil es su bienestar.

No juzguéis el pecado de los culpables. Y NO os alegréis cuando lo estén expiando. PERDONAD PUES, PARA QUE SE OS PERDONE.

Es menester perdonar como Dios perdona. Por más dolor que os produzca, perdonad.

Perdonad siempre a quién os hace mal. Perdonad para ser perdonados; porque también habéis ofendido a Dios y a los hermanos.

El Perdón abre el Reino de los Cielos, tanto al perdonado como al que perdona. Como os comportéis, así seréis tratados.

PERDÓNANOS NUESTRAS OFENSAS, COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN… 

Hay deudas materiales, morales y espirituales. Es una deuda material el dinero o la cosa que se restituye, porque se la prestaron a uno. Es una deuda moral la honra ofendida y no reparada; Como el amor pedido y no recibido. Es una deuda espiritual la obediencia a Dios, a quién pedir lo que se quiera siempre es poco. Es obediencia espiritual el amarlo.

El egoísta quiere tener pero no dar. Este es el antípoda del Cielo. Tenemos deudas con todos. ¡Hay de quien no perdona! No será perdonado. Dios NO PUEDE en Justicia, perdonar la deuda que tiene el hombre con Él, Ser Santísimo, si el hombre no perdona a su semejante.

Yo Soy el Cristo Salvador. De Mí está dicho que Soy el que llevará la Justicia entre las naciones. Es verdad. Porque si los ciudadanos de todos los países, hicieran lo que enseño; los odios, las guerras, los atropellos, tendrían fin.

EL INFIERNO ESPERA A LOS QUE NO SABEN PERDONAR. 

LA DOCTRINA DEL AMOR Y DEL PERDON.

Compendia el Mandamiento de ser perfectos como el Padre Celestial es Perfecto. Amando a Dios y al prójimo. Y ser justos con el prójimo es todavía más difícil, que ser amantes de Dios. Porque Dios es Bueno y es fácil amar a quién es bueno.

Dios es Consuelo y es fácil amar a quién conforta y consuela. Dios es sostén y es fácil amar a quién sostiene. Dios es Perdón y es fácil amar a quién perdona. Dios es amor y es muy fácil amar a quién ama.

Pero el prójimo; frecuentemente es malvado, injusto, pronto a afligir y a aumentar nuestro dolor con sus incomprensiones, obstinaciones, escarnios y durezas. Fácil a abandonarnos si nos ve agobiados e infelices; cuando no se hace cómplice de quién nos oprime, para tiranizarnos y afligirnos todavía más.

Duro para perdonar cuando se cree injustamente ofendido o perjudicado por nosotros, aunque seamos inocentes. Es durísimo para perdonar, cuando ha sido probada la culpa. Y por todo eso, amarlo es muy difícil.

Pero está dicho: “Amad a aquellos que os odian y seréis hijos del Altísimo.” ¿Por qué? Porque este es el Amor Perfecto. La más grande semejanza e imagen con Dios.

Así como cada hijo asume la vida que el Padre le trasmite con los genes. Y son incancelables en la sangre o en el aspecto. En el carácter, más que en el apellido, la herencia física paterna en el ser. Así se asumen los principales atributos de Dios, aquellos que son su Esencia al asumir la vida misma de Dios.

Viviendo por Él, en Él y para Él. Y convirtiéndonos en verdaderos hijos; no por igualdad de naturaleza y sustancia. Sino por sobre naturalización de la criatura, que así se diviniza por su participación relativa a las acciones de Dios Uno y Trino. Y por semejanza, haciendo lo que Él hace siempre: amando.

El perdón es dulce. Los que perdonan son la réplica más acabada de Dios, puesto que Él perdonó y sigue perdonando.

Así es como el hombre se hace espiritual y debemos imitar a Jesús, porque una de las armas favoritas de Satanás es inocular el Odio y fermentar el rencor. Porque así la carne es terreno propicio para cultivar los vicios satánicos.

El Odio es el antagonista del Amor y en donde está el Odio, está Satanás. El Odio está siempre cubierto por la soberbia y muchas veces se disfraza con la más refinada hipocresía.

Se anida en los corazones vengativos y el corazón que odia, no puede amar a Dios. Y Dios NO puede estar en un corazón que odia.

El perdón es dulce. Los que perdonan son la réplica más acabada de Dios, puesto que Él perdonó y sigue perdonando. Así es como el hombre se hace espiritual y debemos imitar a Jesús, porque una de las armas favoritas de Satanás es inocular el Odio y fermentar el rencor.

Porque así la carne es terreno propicio para cultivar los vicios satánicos.

El Odio es el antagonista del Amor y en donde está el Odio, está Satanás.

El Odio está siempre cubierto por la soberbia y muchas veces se disfraza con la más refinada hipocresía. Se anida en los corazones vengativos y el corazón que odia, no puede amar a Dios. Y Dios no puede estar en un corazón que odia.

Continuará…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA

R83 DIOS Y HOMBRE VERDADERO


000,MariaReinaDeLaPaz,1Septiembre 01 2016

Su Pasión, Su Donación no fue. ES, día a día. Debéis tomarlo como algo particular

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. La Pasión de Mi Hijo, es un libro abierto con miles de Enseñanzas, con un Infinito Amor, fue el culmen de Sus Enseñanzas en la Tierra, de Su Vida sobre la Tierra, de Su Amor Infinito sobre vosotros.

Como Dios, Se ofreció a los hombres, como Hombre, Se ofreció al Padre.

the_pasion_of_the_christ

Mis pequeños, poco habéis meditado la Vida de Mi Hijo, pero sobre todo, Su Pasión Dolorosa. La habréis visto, leído, por muchos años.

PERO POCO MEDITÁIS SOBRE ELLA…

 Y debéis pedirLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os enseñe a entresacar de Sus Enseñanzas, lo que vosotros debéis aprender, para poner en práctica en vuestra vida, TODO lo que un Dios hizo por vosotros.

pasion-de-cristo

Es inmensamente grande lo que os dejó Mi Hijo, empezando con Su Humildad, Su Sencillez… En ningún momento queriendo sobresalir, a pesar de Ser Quien Es.

Aceptó dócilmente las Órdenes de Su Padre, Nuestro Dios. Pero por otro lado, sabiendo Mi Hijo que con Su Donación salvaría infinidad de almas, Se donó con Amor.

Es Dios y es Hombre. Como Dios, ciertamente entendía Su Misión y deseaba darSe a los hombres, por ése inmenso Amor que os tiene, para abriros nuevamente las Puertas del Cielo.

CADA DÍA NUESTRO DOLOR Y SUFRIMIENTO SON MAYORES Y MÁS AMARGOS

CADA DÍA NUESTRO DOLOR Y SUFRIMIENTO SON MAYORES Y MÁS AMARGOS

Ciertamente como Hombre, el Dolor no es agradable y vosotros mismos cuando lo habéis padecido, tratáis de rechazarlo lo antes posible…

Pero en Mi Hijo, ES un Dolor inmenso, porque tomó TODOS vuestros pecados: los pecados desde el Primer hombre, Adán y de su mujer Eva, hasta estos momentos que estáis viviendo.

Ninguno de vosotros resistiríais el conocer todos los pecados que el hombre ha cometido a lo largo del Tiempo, desde el Pecado Original.

00ateismo EPICURO

Y LOS SEGUIDORES DE SU HEDONISMO, COMPARTEN SU RAZONAMIENTO

Satanás, se ha ENSAÑADO contra Nuestro Dios y ha hecho que el hombre se vuelque contra su Creador, contra su Redentor, contra el Amor que es el Espíritu Santo.

Poco meditáis os repito, la Grandeza de la Donación de Mi Hijo por vosotros… Y menos agradecéis de corazón, el que Se haya dado por vuestros propios pecados, por los que vosotros cometéis todos los días.

Él Mismo os ha dicho que Su Donación, la podéis tomar en lo particular; Él Se dio por cada uno de vosotros. Cuando generalizáis Su Donación, vuestra mente desvanece el Mérito de Su Donación. Pero debéis tomarlo todos vosotros, como algo particular.

000cristo-crucificado-dali

Su Donación se dio por vuestra particular salvación.

A partir de ahí arrodillaos, Mis pequeños y PEDIDLE PERDÓN POR VUESTROS PROPIOS PECADOS.

 PedidLe Misericordia. PedidLe que os dé vida futura, que os ayude en vuestra salvación y en el gozo eterno. 

Llorad Mis pequeños vuestros pecados… 

00-salvacion-por-el-crucificado

Lloradlos de corazón, porque…

 NO tenéis idea CÓMO DAÑÁIS CADA UNO DE VOSOTROS, el Corazón de vuestro Dios, en Su Santísima Trinidad.

Él os ha dado la Vida y vosotros no habéis respondido como debierais, a ésta Gracia tan grande. Arrepentíos de corazón Mis pequeños. E imaginad la Pasión de Mi Hijo… Haced a un lado la muchedumbre que lo rodeaba y… poneos solamente vosotros… 

adoración amor te amo niño cruz

SOLAMENTE CADA UNO DE VOSOTROS ANTE ÉL,

 SiguiéndoLe paso a paso, hasta el Calvario.

Su Sufrimiento, Sus caídas, Su Dolor, Lo hizo por vosotros, por CADA UNO de vosotros.

conversion

A lo largo de vuestra existencia, Le habéis blasfemado, Le habéis golpeado con vuestros pecados, Le habéis escupido cuando habéis proferido palabras contra vuestros hermanos y quizá, contra vuestro propio Dios.

Lo habéis visto caer y no Le ayudasteis a levantarse porque teníais muchas cosas qué hacer, antes que estar junto a Él. NO Le limpiasteis Su Rostro, como la Verónica NI Le ayudasteis a cargar la Cruz, como el Cirineo.

ESTÁIS SOLOS JUNTO A ÉL…  

flagelado-pasion

Y ¿Qué habéis hecho a lo largo de vuestra existencia, como para que al menos, Le pudierais haber ayudado en algo durante Su Pasión?

Estáis viendo cómo los soldados Lo castigan, Lo azotan y ¿Vosotros qué hacéis? ESTÁIS INDIFERENTES.

 Yo, vuestra Madre, la Madre de Mi Hijo… Estoy ahí también, acompañándoLo y acaso,

calvario maria-y-jesus

¿Os habéis acercado a Mí para ayudarMe a soportar éste Dolor tan grande? ¿Para decirMe algunas palabritas de aliento? NO.

Estáis en lo vuestro, estáis en el Mundo. Se os olvida que Mi Hijo, día a día está padeciendo por cada uno de vosotros. Su Pasión, Su Donación NO FUE…

ES…  Día a día y NO hay una palabra de aliento, para Él ni para Mí.

donacion calvario

Vosotros seguís vuestra vida NO Le acompañáis, preferís lo del Mundo, preferís todo lo que os atrae del Mundo. Vuestras preocupaciones, gozos, diversiones. Vuestros propios problemas y…

NO Nos acompañáis en ningún momento, a Mi Hijo NI a Mí, vuestra Madre.

PECADO PUEBLO CRUCIFICANDO HIPOCRESIA

CADA UNO DE MIS PECADOS, ES UN CLAVO QUE REMACHO EN TUS HERIDAS Y EN TU SACRATÍSIMO CORAZÓN…

¡Qué corazón tan duro tenéis Mis pequeños, qué corazón tan duro!

Os repito:

DÍA A DÍA, se vuelve a repetir la Pasión de Mi Hijo, Su Donación, Su Muerte, por cada uno de vosotros.

 Y ¿En qué forma Le agradecéis que haya abierto las Puertas del Paraíso, por cada uno de vosotros, dándoSe Él en expiación por vuestros pecados?

cristo-rey-del-universo-5-638

 NO tenéis idea CÓMO DAÑÁIS CADA UNO DE VOSOTROS,

el Corazón de vuestro Dios, en Su Santísima Trinidad.

agonia mirada pasion a redencion-pecados

(La ley romana indicaba que en la cruz de los condenados hubiera un letrero con el nombre del malhechor y el delito por el cual estaba siendo ajusticiado. Físicamente en el Pretorio, Barrabás fue salvado por Jesús cuando Poncio Pilatos intentó salvarlo y el pueblo exigió el indulto para el ladrón y asesino convicto, que tuvo que ser liberado…  Y casi todos gritaron pidiendo ‘el Crucifige’ para Jesucristo, que causó el lavatorio de manos del Procónsul, tal y como lo relata el Evangelio. 

escrito-quedaEspiritualmente… y FRENTE AL TRONO DE DIOS PADRE, quién está leyendo esto, acaba de ser INDULTADO en la persona de Barrabás.

Y Jesús está pagando en la Cruz… 

POR MÍ

En este letrero debiera estar mi nombre, junto a ese Pecado al que NO estaba dispuesto@ a Renunciar…)

jesus-nazareno-rey-de-los-judios

Meditad esto Mis pequeños…

Y SI LO HACÉIS, fácilmente podréis alcanzar vuestra santificación. Uníos a Mi Hijo y Él os elevará, espiritualmente, a niveles muy altos.

AgradecedLe, en todo momento que os acordéis, por tanto Bien que os ha dado y que vosotros, ya ni siquiera Lo tomáis en cuenta.

san francisco de asis

San Francisco de Asís bajando a Jesús de la Cruz y pidiéndole su lugar diciendo: ‘yo soy quién debo estar crucificado, porque yo soy el pecador y Tú Mi Redentor…’ Y Jesús le concedió también Sus Estigmas.

Para la gran mayoría de vosotros, todo esto sucedió en el Tiempo…

Para Nosotros, para Mi Hijo, TODO ES EN UN ETERNO PRESENTE. 

000estigmas padre pio

Padre Pio recibiendo los estigmas

Os repito, NO FUE en aquél tiempo, ES en este Tiempo que Mi Hijo Se está dando por vosotros…

Porque todos vosotros necesitáis de Sus Bendiciones, necesitáis de Su Donación para vuestra salvación y Se sigue dando. 

Hasta el último hombre que nazca, Él Se seguirá dando por su salvación.

CRUZ ARREPENTIMIENTO Y AMOR

Hijitos Míos, fue un gran Honor que Mi Dios Me haya escogido para Ser Madre del Salvador. Es el Fruto de Mi Vientre, es la Bendición de Ser Madre.

Mi Pequeño, Mi Dios en Mi Vientre y Yo, gozando con Su Presencia en Mi Vientre y en Mi Corazón. ¡Cuánto Amor de Mi Dios, el haberMe escogido para Ser Madre del Salvador!

Mis pequeños, vosotros sois Mis hijos, sois hijos de Mi Corazón. Yo engendro a las almitas también, para que se acerquen a Mi Hijo, para que se llenen con Su Amor.

no aborto madre_VMariaEmbarazada_1

Vosotros sois Creación de Dios, sois hechura de Dios y Yo cuido el Amor de Su Santísima Trinidad, en vuestro ser.

Cuando vosotros os llenáis del Amor de Nuestro Dios, vosotros os volvéis pequeños Cristos.

Mi Hijo Fue engendrado en Mi Ser, vosotros por el Amor, también sois engendrados de Amor. Os volvéis hijos de Dios por Mi Hijo Jesucristo, que Se dio por vosotros.

siervos e hijos

Si vosotros meditáis este Misterio de Amor, acabaréis agradeciendo de rodillas y de todo corazón, el que hayáis sido escogidos por Nuestro Padre Dios, para que se os diera vida y vinierais a servir a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad.

Se os ha dicho que la Gracia Infinita del don de la Vida, es para servir a Nuestro Dios, como los mismos Ángeles Lo sirven, en Su Santísima Trinidad.

Mientras más vivís en el Amor, más os agrandáis ante los Ojos Divinos de Su Santísima Trinidad.

trinidad luz

Vosotros no podéis dimensionar estas bellezas de Nuestro Dios, porque son Infinitas. No tenéis capacidades para que siquiera podáis vosotros explicaros a vosotros mismos, éstas Palabras que os digo.

Pero cuando vuestra alma deje vuestro cuerpo, es cuando vosotros gozaréis y en forma Infinita, ése Regalo de Amor que vuestro Padre Dios os dio, al daros el Don de la Vida.

Se os ha explicado esto antes Mis pequeños, porque vosotros pasáis por el Mundo, como si estuvierais obligados a vivir en él. No le dais el valor del Don de la Vida, que se os concedió.

armados con el rosario antosPioTeresaJuanPabloII_071015

Armados con el Santo Rosario se ganan batallas, se vence al Maligno, se rescatan almas del Purgatorio, se le arrebatan pecadores a Satanás, se fortalecen a los cristianos perseguidos, se detienen los huracanes como Patricia el año pasado, se implora la Misericordia Divina Y SE OBTIENEN LOS MILAGROS DEL EVANGELIO, para quién los necesita en cualquier parte del Mundo…

 Pensáis solamente en todo lo malo que veis a vuestro alrededor, lo que os falta de lo material, lo que no podéis lograr en vuestra vida. Y NO vivís una vida profunda espiritual, que eso haría que vuestra vida cambiara.

PedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os vaya Revelando esta realidad vuestra. Vuestra Casa Eterna, NO está en la Tierra, está en los Cielos. Es una vida espiritual, inmensamente grande y bella.

Vinisteis a la Tierra a servir a Nuestro Dios y así ganar méritos, para tener un lugar más alto en el Reino de los Cielos, a vuestro regreso.

purgatorio

AMOR EN ACCIÓN CON EL ROSARIO

Vosotros estáis acostumbrados a competir en la Tierra, para ganar un primer lugar en muchas cosas… ¿Por qué no pensáis en competir para ser el mejor hijo de Dios aquí en la Tierra?

Porque os puedo asegurar, que vuestro premio en el Reino de los Cielos, será inmensamente más grande que cualquier primer lugar que se os pueda otorgar aquí en la Tierra, en cualquier tipo de competencia.

Tratad de ser los primeros para servir a Nuestro Dios. Pero sobre todo, para que podáis darle Vida Eterna a hermanos vuestros, que NO han querido entender esta realidad tan grande, del Don de la vida.

purgatorio padre pio

Vosotros los que estáis en la Tierra, los que estáis llevando a cabo una misión que se os pidió, tenéis una gran oportunidad de obtener al final de vuestra existencia, una posición más cercana al Corazón de Nuestro Dios, de acuerdo a los méritos ganados en vuestra misión, aquí en la Tierra.

No desperdiciéis Mis pequeños, ni un segundo de vuestra existencia, ofreced todo, amad todo. Todo lo que tenéis a vuestro alrededor y lo que pasa en vuestra vida, Nuestro Padre lo permite para vuestro bien. Tratad siempre de sacar un bien, del aparente mal que está llegando a vuestra vida.

Todo tiene una razón de ser y nada escapa a los Ojos Providentes de Nuestro Dios. AgradecedLe en todo momento. AmadLe en todo lo que llegue a vuestra vida. PedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, la Sabiduría para poder conocer el trasfondo de cada Prueba o de cada situación que Nuestro Dios permite en vuestra existencia.

job pruebas pobreza de espíritu

No desperdiciéis ningún momento para agradecerLe a Nuestro Dios, todas Sus Bondades, Su Providencia, Su Amor, Sus Cuidados, Su Vida en vosotros. ¡Hay tanto, tanto qué agradecerLe a Nuestro Dios! Su Bondad es Infinita, Su Amor por vosotros, ¡Inconcebible!

Comprenderéis Su Amor, solamente cuando regreséis al Reino de los Cielos. Mientras tanto amadLe, amadLe con todo vuestro corazón y pedidLe a Mi Hijo Jesucristo, que os lleve por ésos caminos de Perfección que Él os Enseñó, para llegar fácilmente al Reino de los Cielos.

¡Os Amo tanto Yo también, Mis pequeños! Soy vuestra Madre y guío vuestros pasos, os llevo de la Mano, os llevo hacia Mi Hijo, para que Él os lleve al Padre.

MADRE MÍA

Os amo, Mis pequeños, gracias por vuestro Amor.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os Bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os Bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os Bendiga…

 Recibíd también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura. Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al Triunfo de la Verdad y del Amor.

mariaauxiliadora4bendicion

http://diospadresemanifiesta.com/

A45 EL PERDÓN ABSOLUTO


perdon otorgadoEn los últimos Mensajes recibidos, nuestro Padre Celestial nos ha puntualizado una indicación muy importante: SU PERDÓN ABSOLUTO A TODOS LOS PECADORES, que queramos acogernos a su Infinita Misericordia, antes de la Avalancha de su Santa Justicia sobre toda la Humanidad.

Los que lo amamos, estamos conscientes que vamos a ser envueltos por la Furia Destructiva del Adversario y sufriremos los Acontecimientos junto con nuestros hermanos rebeldes, que no aceptan las verdades reveladas.

La única diferencia es que nosotros además, tenemos la responsabilidad de mantenernos como columnas fortalecedoras de los que van a ser arrollados y ni siquiera se enteran de lo que verdaderamente está sucediendo.

En la santidad express que nuestro ABBA provee para nuestra absoluta miseria, este Perdón Absoluto tiene dos signos visibles: uno finaliza el 20 de Noviembre (dentro de cuatro meses) y el otro nos lo explicará Nuestro Padre Santísimo en un mensaje que publicaremos próximamente y que tiene relación con este artículo.

También para que nos PREPAREMOS Y AL COMULGAR EL LUNES 01 de AGOSTO IMPLOREMOS EL SELLO, los que no lo hayamos hecho y lo hagamos extensivo a los seres que amamos y que nos preocupan, porque se sienten fastidiados con nuestros ‘delirios apocalípticos’.  

papa-benedicto-xvi-dando-la-comunion

Ahora amados y benditísimos hermanitos, enterémonos juntos de esto, que Nuestro Abba proveyó para estos Últimos Tiempos, HOY hace exactamente Ocho Centurias…

INDULGENCIA

La Doctrina de las Indulgencias es un concepto de la teología católica estrechamente ligado a los conceptos de Pecado, Penitencia, Remisión y Purgatorio. En su formulación actual consiste en que ciertas consecuencias del pecado, como la pena temporal del mismo, puedan ser objeto de una remisión o indulgencia (del latín  indulgentia: ‘bondad, benevolencia, gracia, remisión, favor’) concedida por determinados representantes de la Iglesia y bajo ciertas condiciones.

Esta institución se remonta al cristianismo antiguo y tanto su práctica como su formulación, han evolucionado a lo largo del tiempo. La doctrina protestante no la acepta por considerar que carece de fundamento bíblico. Por tal razón a partir de la Reforma, solo fue objeto de desarrollo en el ámbito de la Iglesia católica.

almas del purgatorio

En la doctrina católica la indulgencia, a diferencia del Sacramento de la Penitencia o Reconciliación, NO perdona el pecado en sí mismo, sino que exime de las penas de carácter temporal que de otro modo los fieles deberían purgar, sea durante su vida terrenal o luego de la muerte en el Purgatorio.

papa-confesionario

La indulgencia no es un sacramento como la Penitencia. Puede ser concedida por el Papa, los obispos y los cardenales, a quienes recen determinada oración, visiten determinado santuario, utilicen ciertos objetos de culto, realicen ciertos peregrinajes o cumplan con otros rituales específicos.

Aunque se trata de un concepto teológico secundario, las indulgencias jugaron en su momento un rol central en la historia del cristianismo. En el siglo XVI, los abusos y el tráfico económico al que dieron lugar, constituyeron el motivo principal que indujo a Martín Lutero a enfrentarse con la Iglesia Católica.

9lutero

EL CRISTIANISMO ANTIGUO

Los primeros antecedentes de la práctica de indulgencias se remontan al siglo III. En el cristianismo antiguo, la penitencia impuesta a los pecados confesados era severa. Y la correspondiente a los pecados considerados especialmente graves como la apostasía o el homicidio, además era pública. En los casos más graves, el pecador pasaba a formar parte del llamado ordo poenitentium y estaba entre otras cosas, obligado a vestirse sólo con pieles de cabra para ser objeto de oprobio y ridículo frente a la comunidad.

Debía además, portar el cilicio para infligirse mayor sufrimiento. Esta situación ultrajante que podía durar largos años, no facilitaba ni la rehabilitación, ni el reingreso a una vida normal.

cilicio penitencial

Posteriormente, surgieron prácticas tendentes a reducir el rigor de dicha pena para facilitar el reingreso en la comunidad a miembros que habían cometido apostasía en razón de persecuciones: los llamados lapsi (‘los caídos, los que han tropezado’).

Así surgió la costumbre de visitar a confesores apresados que esperaban el martirio solicitándole que intercedieran en su favor frente al obispo. Si el futuro mártir estaba de acuerdo, le otorgaba una carta denominada libellum pacis, para que en virtud del sacrificio que iba a tener lugar, el obispo redujese por razones piadosas la pena del requirente. En esta fase, la indulgencia no era dependiente de una acción o prestación que el pecador debía realizar, sino de una especie de compensación mística de los sufrimientos de uno, contra la remisión de la pena por los pecados de otro.

Las indulgencias subsisten tanto en la doctrina católica como en la práctica. En particular, el cánon 992 del Código de Derecho Canónico define la indulgencia en los siguientes términos:

“La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los Santos”.

jubileomisericordiaweb

Indulgencia del Jubileo de la Misericordia

Carta del Santo Padre “Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión. Igualmente dispongo que se pueda ganar la indulgencia en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como Jubilares.

VATICANO-JUBILEO_8343343

Es importante que este momento esté unido ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con un reflexión sobre la misericordia. Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo”.

Como obtener la Indulgencia Jubilar

Es necesario realizar los siguientes pasos (1-8):

Para obtener cualquier indulgencia es necesario: Sacramento de reconciliación (hasta 20 dias antes o después de la Obra de indulgencia); Y en el día en que se ha hecho (o se va a hacer la Obra), recibir la Eucaristía, decir un padrenuestro y un avemaría por el Santo Padre.

confesiocc81n

1) Reconciliación – reconciliación con rechazo, o sea, es necesario tener la intención de no repetir los problemas (hacer esa intención, mentalmente o vocalmente, al decir cada uno de los pecados);

2) Eucaristía – es preferible, antes de la Eucaristía, tener en mente la intención de recibirla para ganar la Indulgencia;

3) Oración por el Santo Padre. Decir un Padrenuestro y un Avemaría por él;

Para obtener la Indulgencia Jubilar, además de eso (1-3), el mismo día de la Obra (el día de la peregrinación hasta la Puerta), es necesario (4-8);

4) Decir la profesión de fé; (CREDO)

5) Oraciones por el Santo Padre;

El-papa-emerito-Benedicto-XVI-_

6) Oración por las intenciones del Santo Padre “para el bien de la Iglesia y de todo el mundo”. Es necesario verificar cuales son las intenciones que el Santo Padre ya dejó planeadas para cada mes (Intención Universal e Intención por la Evangelización – los sitios del Apostolado de la Oración suelen disponibilizarlas);

7) Hacer una un reflexión personal sobre la Misericordia. Hay textos que pueden ayudarnos a comenzar. Por ejemplo el Salmo 135 (“eterna es su misericordia”) o el Diario de Santa Faustina en el 949 (“Las letanías a la Divina Misericordia”).

8) Hacer la Obra – Hacer la peregrinación hasta la Puerta “como signo del deseo profundo de auténtica conversión”. Caminar hasta la Puerta…

PUERTA SANTA 1

SAN FRANCISCO Y LA PORCIÚNCULA:

Sepa cómo obtener Indulgencia Plenaria

REDACCIÓN CENTRAL, 01 Ago. 13 / 04:34 pm (ACI).- Cada año todos los fieles que visiten una iglesia franciscana en cualquier lugar del mundo desde el mediodía de hoy 01 de agosto y todo el 02 de agosto, podrán obtener la llamada Indulgencia Plenaria de la Porciúncula. Este don requiere además las condiciones habituales de Confesión Sacramental, Comunión Eucarística y la Oración por las intenciones del Papa.

En declaraciones para ACI Prensa, el Hno. Gonzalo Cateriano, exprovincial de los Franciscanos Capuchinos en el Perú, resaltó el “gran deseo de San Francisco de Asís de que todas las almas se salven” y que los fieles “con piedad y devoción” reciban la Indulgencia cumpliendo las disposiciones de la Iglesia.

FranciscoDanielIbanez_SanFranciscoDeAsis_250116

Señaló además que “antiguamente era muy difícil que la Iglesia conceda indulgencias” ya que solo se obtenían en peregrinación a algunos lugares como Tierra Santa, por tanto es un gran regalo que San Francisco obtuvo por su amor a las almas.

“Ahora el Perdón de Asis se puede obtener en todas las iglesias franciscanas del mundo desde la víspera de la fiesta central” e invitó que todas las personas se acerquen para recibirla.

En 1966 el Papa Pablo VI publicó la Carta Apostólica “Sacrosancta Portiunculae ecclesia” con ocasión del 750º Aniversario de la concesión de la Indulgencia de la Porciúncula, donde expresó que “la institución de esta indulgencia sea celebrado de manera que verdaderamente la Porciúncula sea aquel lugar santo donde se consigue el Perdón Total y se hace estable la Paz con Dios”.

Porciuncula_Wikipedia_GeorgesJansoone_CC_BY-SA_3.0

La pequeña iglesia conocida como Porciúncula que San Francisco de Asís dedicó a Santa María de los Ángeles, se encuentra dentro de la gran Basílica que lleva el mismo nombre de esta Advocación mariana.

En Julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que todo el que contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una Indulgencia Plenaria, como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas y otros que sostenían con sus ofrendas, las iniciativas de la Iglesia.

  1. S. Benedicto XVI
    Ángelus del Domingo 02 de agosto de 2009
  2. Benedicto-XVI-Angelus last
    EL «PERDÓN DE ASÍS»

…Hoy contemplamos en san Francisco de Asís el ardiente amor por la salvación de las almas, que todo sacerdote debe alimentar constantemente: en efecto, hoy se celebra el llamado “Perdón de Asís”, que obtuvo del Papa Honorio III en el año 1216, después de haber tenido una visión mientras se hallaba en oración en la pequeña iglesia de la Porciúncula.

Apareciéndosele Jesús en su gloria, con la Virgen María a su derecha y muchos ángeles a su alrededor, le dijo que expresara un deseo. Y Francisco imploró un “perdón amplio y generoso” para todos aquellos que, “arrepentidos y confesados”, visitaran aquella iglesia. Recibida la aprobación pontificia, el santo no esperó ningún documento escrito, sino que corrió a Asís y al llegar a la Porciúncula, anunció la gran noticia: “Hermanos míos, ¡Quiero enviaros a todos al paraíso!”.

SAN FRANCISCO DE ASIS

A partir de entonces, desde el mediodía del 01 de Agosto hasta la medianoche del 02, se puede lucrar, con las condiciones habituales, la Indulgencia Plenaria también por los difuntos, visitando una iglesia parroquial o franciscana.

HISTORIA DE LA INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA

El sábado 16 de julio de 1216, Jacobo de Vitry llegaba a Perusa, donde temporalmente residía la Corte pontificia.

«El Papa que acaban de elegir -escribe Jacobo de Vitry- es un anciano excelente y piadoso, un varón sencillo y condescendiente, que ha dado a los pobres casi toda su fortuna».

Francisco debió de alegrarse al saber la elección de un Papa renombrado por su piedad y amor a los pobres. Quizás pensó que Dios mismo tomaba en sus manos la causa del Santo Evangelio y un día del verano de 1216, el Pobrecillo partió para Perusa, acompañado del hermano Maseo.

La noche anterior, Cristo y su Madre, rodeados de espíritus celestiales, se le habían aparecido en la capilla de Santa María de los Ángeles:

Y el Señor le dijo:

— Francisco, pídeme lo que quieras para gloria de Dios y salvación de los hombres.

Francisco respondió:

— Señor, os ruego por intercesión de la Virgen aquí presente Abogada del género humano, concedáis una Indulgencia a cuantos visitaren esta iglesia.

asis6

La Virgen se inclinó ante su Hijo en señal de que apoyaba el ruego, el cual fue oído. Jesucristo ordenó luego a Francisco se dirigiese a Perusa, para obtener allí del Papa el favor deseado.

Ya en presencia de Honorio III, Francisco le habló así:

— Hace poco que reparé para Vuestra Santidad una iglesia dedicada a la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios. Ahora vengo a solicitar en beneficio de quienes la visitaren en el aniversario de su dedicación, una Indulgencia que puedan ganar sin necesidad de abonar ofrenda alguna.

El Papa observó:

— Quien pide una indulgencia,  conviene que algo ofrezca para merecerla… ¿Y de cuántos años ha de ser esa que pides? ¿De un año?… ¿De tres?…

— ¿Qué son tres años, santísimo Padre?

— ¿Quieres seis años?… ¿Hasta siete?

— No quiero años, sino almas.

— ¿Almas?… ¿Qué quieres decir con eso?

— Quiero decir que cuantos visitaren aquella iglesia, confesados y absueltos, queden libres de toda culpa y pena incurridas por sus pecados.

800px-S.Maria.degli.Angeli11

— Es excesivo lo que pides. Y muy contrario a las usanzas de la Curia romana.

— Por eso santísimo Padre, no lo pido por impulso propio, sino de parte de nuestro Señor Jesucristo.

— ¡Pues bien, concedido! En el nombre del Señor, hágase conforme a tu deseo.

Al oír eso, los cardenales presentes rogaron al Papa que revocara tal concesión, representándole que la misma desvaloraría las indulgencias de Tierra Santa y de Roma, que en adelante serían tenidas en nada.

Mas el Papa se negó a retractarse. Le instaron sus consejeros que al menos restringiera todo lo posible tan desacostumbrado favor.

Dirigiéndose entonces a Francisco, Honorio le dijo:

— La indulgencia otorgada es valedera a perpetuidad, pero sólo una vez al año. Es decir, desde las primeras vísperas del día de la dedicación de la iglesia hasta las del día siguiente.

Ansioso de despedirse Francisco inclinó reverente la cabeza y ya se marchaba, cuando el Pontífice lo llamó diciendo:

— Pero, simplote, ¿Así te vas sin el diploma?

San Francisco de Asís

— Me basta vuestra palabra, santísimo Padre. Si Dios quiere esta Indulgencia, él mismo ya lo manifestará si fuere necesario. Que por lo que me toca, la Virgen María es mi diploma, Cristo es mi notario y los santos Ángeles son mis testigos.

Y con el hermano Maseo se puso en camino para la Porciúncula.

Una hora habrían andado, cuando llegaron a la aldea de Colle, situada sobre una colina, a medio camino entre Asís y Perusa. Allí se durmió Francisco, rendido de fatiga; al despertar tuvo una revelación que comunicó a su compañero:

— Hermano Maseo, has de saber que lo que se me ha concedido en la tierra, acaba de ratificarse en el Cielo.

Celebróse la dedicación de la capilla el día 02 del siguiente Agosto.

La liturgia de la fiesta, con las palabras que Salomón pronunciara en la inauguración del templo de Jerusalén (1 Re 8,27-29.43), parecía como hecha para aquella circunstancia.

Desde un púlpito de madera, en presencia de los obispos de Asís, Perusa, Todi, Spoleto, Gubbio, Nocera y Foligno, anunció Francisco a la multitud la gran noticia:

– Quiero mandaros a todos al paraíso -exclamó-, anunciándoos la Indulgencia que me ha sido otorgada por el Papa Honorio. Sabed pues que todos los aquí presentes, como también cuantos vinieren a orar en esta iglesia, obtendrán la remisión de todos sus pecados. Yo deseaba que esta Indulgencia pudiese ganarse durante toda la octava de la dedicación, pero no lo he logrado sino para un solo día. 

SAN FRANCISCO DE ASIS 11

Tal es el Origen del famoso Perdón de Asís.

LA INDULGENCIA DE LAS ROSAS
por Emilia Pardo Bazán

…Corría el tiempo sin que Honorio, ocupado en atender a las Cruzadas, a la lucha con los maniqueos y a la pacificación de Italia, formalizase los despachos autorizando la proclamación de la otorgada indulgencia; el retraso atribulaba a Francisco.

En mitad de una fría noche de enero se encontraba abismado en rezos y contemplaciones. Impensadamente le asaltó una sugestión violentísima; pensó que obraba mal, que faltaba a su deber trasnochando, macerándose y extenuándose a fuerza de vigilias, siendo un hombre cuya vida era tan esencial para el sostenimiento y prosperidad de su Orden.

Discurrió que tanta penitencia pararía en enflaquecer y enajenar su razón, tocando en las lindes del suicidio y le entró congoja. Para desechar esta tentación, nacida quizás del propio cansancio y debilidad de su cuerpo, se levantó, se desnudó el hábito, corrió desde su celda al obscuro monte y no pareciéndole mortificación bastante el frío cruel, se arrojó sobre una zarza, revolcándose en ella.

san francisco

Mientras manaba sangre de su desgarrada piel, se cubría el zarzal de blancas y purpúreas rosas, fragantes, turgentes, frescas, como las de mayo. Exhalaba suave aroma la mata recién florida y las hojas verdes, salpicadas con la sangre del Santo, se tachonaban de pintas bermejas o gotas de carmín.

Una zona de blanca y fulgurosa luz radió disipando las tinieblas y Francisco se encontró rodeado de innumerables ángeles:

— Ven a la iglesia. Te aguardan Cristo y su Madre -cantaban a coro sus inefables voces.

Francisco se levantó transportado y caminó entre un ambiente luminoso. En torno suyo revoloteaban como mariposas de fuego los serafines y esplendían cual luciérnagas magníficas, las aladas cabezas de los querubines. El monte se abrasaba todo sin consumirse en aquel sobrenatural foco de luz y resonaban acordes de deliciosa melodía. El suelo estaba cubierto de ricas alfombras y tapices de flores, sedas y oro. Sobre su propio cuerpo veía Francisco una veste cándida, transparente como el cristal, relumbradora como los astros.

zurbaran468

Cogió Francisco de la zarza florida doce rosas blancas y doce rojas, entrando en la capilla. También deslumbraba el humilde recinto. Le bañaban ríos de claridad semejantes a oro líquido; envueltos en aureolas más inflamadas aún y en brillantes nubes de gloria, estaban Cristo y su Madre, con innumerables milicias celestiales, constelaciones de espíritus.

Francisco cayó de rodillas, y fijo el pensamiento en sus constantes ansias, impetró la realización de la suspirada indulgencia, como si la vista de las hermosuras del cielo le impulsase a desear con más ardor que se abriesen sus puertas para el hombre.

María se inclinó hacia su Hijo y éste habló así:

— Por mi Madre te otorgo lo que solicitas; y sea el día aquel en que mi apóstol Pedro, encarcelado por Herodes, vio milagrosamente caer sus cadenas [01 de agosto].

san pedro liberado por un angel

— ¿Cómo, Señor -preguntó Francisco-, haré notoria a los hombres tu voluntad?

— Ve a Roma -repuso- como la primera vez. Notifica mi mandamiento a mi Vicario; llévale por vía de testimonio rosas de las que has visto brotar en la zarza. Yo moveré su corazón y tu anhelo será cumplido.

Francisco se levantó; entonaron los coros de ángeles el Te Deum y con un último acorde de vaga y deleitosa armonía se extinguió la música, desvaneciéndose la aparición.

Fue Francisco a Roma con Bernardo de Quintaval, Ángel de Rieti, Pedro Catáneo y fray León, la ovejuela de Dios. Se presentó al Papa llevando en sus manos tres rosas encarnadas y tres blancas de las del prodigio, número designado en honra de la Trinidad. Intimó a Honorio de parte de Cristo que la indulgencia había de ser en la fiesta de San Pedro ad Víncula. Le ofreció las rosas, frescas, lozanas y fragantes, que se burlaban del erizado invierno.

Se reunió el Consistorio y ante las flores que representaban en enero la material resurrección de la primavera, fue confirmada la Indulgencia, resurrección del espíritu regenerado por la gracia.

RESURRECCION ESPIRITUAL

Escribió el Papa a los obispos circunvecinos de la Porciúncula, citándoles para que se reunieran en Asís el primer día de Agosto, a fin de promulgar la Indulgencia solemnemente. «En el día convenido -escribe uno de los cronistas del suceso-, concurrieron allí puntuales. Con ellos gran multitud de las regiones comarcanas acudió también a la solemnidad.

Apareció Francisco en un palco prevenido al efecto, con los siete obispos a su lado. Y después de ferviente plática sobre la indulgencia obtenida, terminó diciendo que en el mismo día y todos los años perpetuamente; quien confesado y contrito entrase en aquella iglesia, lograría plena remisión de sus pecados.

Oyendo los obispos a Francisco anunciar indulgencia semejante, se indignaron exclamando que si bien tenían orden de hacer la voluntad de Francisco, no lograban creer que fuese la intención del Papa promulgar el Indulto Perpetuamente.

En consecuencia se adelantó el obispo de Asís resuelto a proclamarlo, sólo por diez años.Pero en vez de esto repitió involuntariamente las palabras mismas que Francisco había pronunciado. Unos después de otros, pensando cada cual corregir al anterior, reprodujeron los obispos el primer anuncio. De esto fueron testigos muchos, tanto de Perusa cuanto de las inmediatas villas.

San Francisco de Asis

Así quedó solemnemente publicada y promulgada la gran indulgencia de la Porciúncula, rival por el concurso y la importancia de los más célebres jubileos de la Edad Media.

Por muchos años, fue sólo conocida oralmente la indulgencia de la Porciúncula. Y hasta medio siglo después del tránsito de Francisco hallamos el primer documento auténtico de Benito de Arezzo, que dice así:

«En el nombre de Dios, Amén. Yo fray Benito de Arezzo, que estuve con el beato Francisco mientras aún vivía, y que por auxilio de la divina gracia fui recibido en su Orden por el mismo Padre Santísimo; yo que fui compañero de sus compañeros, y con ellos estuve frecuentemente, ya mientras vivía el santo Padre nuestro, ya después que se partió de este mundo, y con los mismos conferencié frecuentemente de los secretos de la Orden…

murillo600

declaro haber oído repetidas veces a uno de los susodichos compañeros del beato Francisco, llamado fray Maseo de Marignano, el cual fue hombre de verdad y clarísimo en su vida, que estuvo con el hermano Francisco en Perusa, en presencia del señor papa Honorio, cuando el santo pidió la Indulgencia de todos los pecados para los que, contritos y confesados, viniesen al lugar de Santa María de los Angeles (que por otro nombre se llama Porciúncula) el primer día de las calendas de agosto, desde las vísperas de dicho día hasta las vísperas del día siguiente.”

La cual indulgencia, habiendo sido tan humilde como eficazmente pedida por el beato Francisco, fue al cabo muy liberalmente otorgada por el Sumo Pontífice, aunque él mismo dijo no ser costumbre en la Sede Apostólica conceder tales indulgencias.

Y así fue como conmovió el Anuncio del Perdón, a toda la cristiandad.

Fuente: http://www.franciscanos.org/enciclopedia/indulgencia.htm

056 Saint Francis

A10.- FLAGELACIÓN DE LA IGLESIA


1sumo-sacerdote-Jesus-Caifas-Sanedrin-Juicio

La noche del Jueves Santo, después de la Oración en el Huerto de Getsemaní, Jesús fue apresado y llevado ante el Sanedrín para ser juzgado. Había sido traicionado por Judas, sacerdote-escriba del Templo de Jerusalén. Y fue condenado por el Gran Consejo formado por la Jerarquía del Templo de Jerusalén.

El Dios que se adoraba en el Sancto Sanctorum, fue desconocido como Mesías y fue torturado en las mazmorras de la casa de Caifás, el Sumo Sacerdote de aquel año en el Templo de Jerusalén.

¡Y qué torturas habrá tenido que soportar,  no mencionadas en el Evangelio, porque los únicos que estaban presentes eran los posesos llenos de Odio satánico, que eran sus detractores!

Lo único que sabemos es que en el trayecto de los diferentes juicios, donde anduvo de Herodes a Pilatos, estaba cubierto  de escupitajos e inmundicias; mientras soportaba una lluvia de diversos proyectiles, lanzados para denigrarle y torturarle.

2JESUS ES SENTENCIADO

A causa de la insistencia de los miembros del Gran Consejo, Jesús fue condenado a la Crucifixión y fue flagelado en el Pretorio de Pilatos; sentencia que fue llevada a cabo por los gentiles e idólatras romanos.

El Varón de Dolores comenzó su Calvario y la Iglesia su Esposa Santa, debe seguir sus huellas. Sólo contemplando las torturas del Redentor Santísimo, es posible entender y reflexionar en el calvario personal que los cristianos católicos actuales, tenemos que recorrer. Especialmente los elegidos al sacerdocio…  Es posible rectificar el camino y pedir al Espíritu Santo su ayuda para morir amando, si es que no fuimos capaces de vivir muriendo…

SI HEMOS FALLADO CON LA MISIÓN y el llamado a ser pastores y guías de la grey que nos fue encomendada… Y por el contrario, hemos contribuido a diezmar el rebaño, por evitar el dolor y el sufrimiento, nos hemos acomodado a un mundo idólatra y pagano que ahora nos flagela.

Y por no ser signo de contradicción en este mundo ateo, materialista y apóstata; con nuestros propios pecados, nuestra cobardía y nuestra complicidad con el espíritu del Maligno;

LUCIFER PORTADOR DE LA LUZ

LUCIFER PORTADOR DE LA LUZ

hemos negado enfáticamente la existencia del Demonio, del Purgatorio y del Infierno; motivando a no escandalizarse ante nada, aumentando la HEREJÍA engañosa sugerida por SATANÁS de que: “DIOS ES BUENO, ES AMOR Y PERDÓN Y NO CASTIGA. Y SI PAGÓ UN PRECIO TAN ALTÍSIMO POR NUESTRAS ALMAS, NO LAS DEJARÁ PERDER. Mientras tanto, comamos y bebamos que mañana moriremos…”

Olvidándonos completamente de su Justicia y de la recompensa obtenida por la maldad en nuestras obras.

Actuamos así, por la falta de arrepentimiento que nos lleva a la impenitencia final y por respeto humano, por no ser señalados y juzgados; tomamos la Parusía y las promesas de Jesús, como algo que no sucederá en nuestro Tiempo. Y hemos acomodado y tomado del Evangelio nuestra propia interpretación, para adaptarla a nuestra manera de vivir.

¡DESPERTEMOS!…  Podemos arrodillarnos ante el Santísimo Sacramento y pedirle perdón por nuestra indiferencia y nuestra incredulidad. PIDÁMOSLE LA GRACIA DEL ARREPENTIMIENTO Y LA CONVERSIÓN.

¡INVOQUEMOS A LA MADRE SANTÍSIMA: AVE MARÍA PURÍSIMA!

1Foto-Virgen-Medjugorje

La Madre ha venido a la Tierra a caminar con Sus Hijos, a compartir con Sus Hijos; porque, como Su Hijo Divino no deja a la humanidad sola y menos en estos instantes. Ella no olvida que al pie de la Cruz acogió a toda la humanidad, sea cual sea su profesión religiosa.

Ella, como Madre y Maestra, se ha dispuesto a ayudarnos con una continua ola de llamados, previendo el sufrimiento de la humanidad y el gran acto de misericordia de Su Hijo mediante “El Aviso”. La Madre alerta para que el mayor número de almas se salve. Alerta para que el hombre sea consciente de su vacío espiritual y alejamiento de Dios, con el que lo tratan; porque le miran lejano, como se les ha enseñado: un Dios lejano que está en el Cielo, feliz de mirar a Sus Hijos vivir como viven….

1-sin identidad

¡LLOREMOS AMARGAMENTE POR NUESTRO PECADO! ¡AÚN ES TIEMPO! Y CORRAMOS a levantar la Cruz Caída y a enjugar las lágrimas de nuestro Redentor Santísimo, devolviéndole al menos un poquito del infinito Amor que lo llevó a empurpurarse en el Calvario, por causa nuestra.

3-IX%20ESTACION%20800_jpg_595

Y si por desgracia pertenecemos a una congregación donde inocentemente pagamos los pecados ajenos, ¿Acaso no fue exactamente eso lo que le pasó a Jesús, cuando fue pospuesto por Barrabás?

Jesús dijo: “FELICES LOS QUE SON PERSEGUIDOS POR CAUSA DEL BIEN, PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS. FELICES USTEDES, CUANDO POR CAUSA MÍA LOS INSULTEN, LOS PERSIGAN Y LES LEVANTEN TODA CLASE DE CALUMNIAS” ¿Entonces? ¡Alegrémonos y demos gracias por la oportunidad maravillosa de poder ofrecer nuestro sufrimiento unido al del nuestro Redentor Santísimo! Dios conoce la verdad y su Opinión es la ÚNICA que debe importarnos.  

Cuando elegimos consagrarnos no fue a una determinada nominación religiosa.

4

Consagramos nuestra vida A DIOS, para ser apóstoles de los Últimos Tiempos y ministrar las ovejitas del Rebaño de Jesús. Recordemos esto y levantemos el rostro para recibir los escupitajos y las inmundicias.  Jesús lo vivió primero. Hagámoslo por amor a Él.  Y mientras el mundo nos flagela con su desprecio y sus infernales ataques; pidámosle al Señor la fuerza y el amor; para no tirar nuestra cruz y abandonar huyendo, el Camino del Calvario.

5SEGUNDA CAIDA

Escuchemos al Señor:

(A María de la Misericordia) Fragmentos

Jueves 3 de octubre de 2013 a las 22:35 hrs.

Mi amadísima hija, a medida que la Crucifixión de Mi Iglesia sobre la tierra comienza, ustedes deben estar atentos por todas las señales, las cuales fueron predichas.

Los enemigos de Dios emularán cada aspecto de Mi Propia Crucifixión, comenzando con la profanación de Mi Cuerpo.

Cuando fui arrastrado ante Mis verdugos me desnudaron, con el fin de burlarse de Mí y me causaron vergüenza.

Enseguida me vistieron de rojo – el color asociado con la Bestia.

Corearon obscenidades, me abofetearon y golpearon, me patearon en el estómago y rugieron como salvajes. Me profanaron en todos los sentidos para mostrar a todos aquellos quienes presenciaron Mi Muerte en la Cruz, que Yo estaba siendo castigado por Mis supuestas malvadas mentiras.

Fui asesinado para mantenerme callado y para evitar que la Palabra de Dios llegara a las almas.

6(Consummatum_Est)_-_James_Tissot

Lo mismo ocurrirá pronto. No será suficiente para Mis enemigos cambiar la Presentación de Mi Eucaristía –profanarán Mi Cuerpo una vez más. Me profanarán de maneras similares. El color rojo será utilizado; harán gestos ante Mi Cruz y me insultarán por sus nuevos rituales.

Solo aquellos quienes reconocen las señales discernirán cómo estos sacrilegios serán presentados entusiastamente al mundo, en medio de gran pompa y esplendor.

Nunca deben aceptar promesas, las cuales contradicen Mi Palabra. Cuando vean estas cosas suceder sabrán que han sido traídas a ustedes por el espíritu del mal, con el fin de destruir su oportunidad de salvación eterna.

Su Jesús

Viernes 25 de octubre de 2013 a las 23:55 hrs.

El hombre ha sufrido incontables penurias debido a Satanás. Tantas personas no comprenden cuánto él destruye vidas. Destroza sus relaciones con otras personas, los atrae a vicios, los cuales los destruyen, los cambia y los atrapa. No importa lo que les dé, siempre se sentirán vacíos.

7thCAFO6EAI

Seguirán cayendo y cayendo hasta que se involucren con actos depravados y antinaturales y no encontrarán ninguna satisfacción. Solo Yo, Jesucristo, puedo traerles verdadera paz, amor y salvación.

Conforme su vida en la Tierra será cambiada más allá de su comprensión por el Anticristo, tengo que advertirlos.

Hago esto, no para traerles miedo, sino para prepararlos para la Verdad. Solo la Verdad los liberará de la maldad de aquellos quienes viven, respiran y quienes morirán, debido a su lealtad a Satanás y sus demonios.

Solo Yo, Jesús, Soy su camino a buscar alivio de la persecución; la cual esta gente malvada, astuta y engañosa esgrimirá en el mundo.

Su Jesús

8coliseo_romano

IGLESIA TRAICIONADA POR SUS MINISTROS

(Dos muestras de la corrupción que la carcome)

A Juan Pablo II se le ocultó la verdad sobre Marcial Maciel

La información quedó trabada en la burocracia. En un nuevo libro,  “Viví con un Santo”, lanzado a principios de noviembre, el Cardenal Stanislaw Dziwisz, quien fuera secretario personal del Papa Juan Pablo II durante más de 40 años, aseguró que el futuro santo nunca supo la verdad sobre la vida inmoral que llevaba el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel.

9BEATO JUAN PABLO 11

Dziwisz dijo que la reunión que Juan pablo II tuvo con Maciel fue sólo un ejemplo de una grave falta de comunicación en la Curia romana, que el Papa Juan Pablo trató, en gran medida sin éxito, de reformarla. “Razonando a posteriori, el Santo Padre nunca debió haber recibido a ese individuo. Pero Juan Pablo II cuando lo encontró ¡No sabía nada, absolutamente nada!”

IGLESIA DESNUDADA Y CUBIERTA DE OPROBIO

Según explicó el Arzobispo de Cracovia, para Juan Pablo II Maciel “¡era todavía el fundador de un gran orden religiosa y basta, ninguno le había dicho nada! ¡Ni siquiera de los rumores que corrían!”. En los últimos años de su vida, surgieron diversos informes que revelaron la doble vida que llevaba Marcial Maciel, con hechos que comprendían el abuso sexual, hijos secretos e incluso adicción a drogas. En 2006, Benedicto XVI determinó que Maciel se abstuviera de ejercer el ministerio sacerdotal públicamente y fue conminado a “una vida de oración y penitencia”. El fundador de los Legionarios de Cristo falleció el 30 de enero de 2008.  El Cardenal Stanislaw Dziwisz explicó que la lenta reacción ante las denuncias de abusos se debió a la burocracia en el Vaticano. “Son, por desgracia, las consecuencias de una estructura aún extremadamente burocrática”, lamentó.

Fuentes: National Catholic Register, Signos de estos Tiempos

Superior de la orden de los Camilos secuestra a dos opositores para ser reelegido

Trama de corrupción aparentemente sale a luz en una prestigiosa orden. El superior general de la Orden los Camilos, Renato Salvatore, fue detenido por la Policía italiana, acusado del secuestro de dos religiosos de su orden, retenidos para que no pudieran votar en las elecciones internas de la Orden y que supuso su reelección al frente de la congregación.

Pero este hecho destapó una serie de irregularidades y sospechas de corrupción interna, que afectan tanto a Salvatore como a sus opositores.

RELIGIOSOS CAMILOS EN CHILE

RELIGIOSOS CAMILOS EN CHILE

Un nuevo escándalo mayúsculo estalló este jueves y envuelve a una de las órdenes más antiguas y prestigiosas de la Iglesia y a su superior general que ha sido encarcelado junto con otras cinco personas, entre ellas otro cura y dos oficiales de la Guardia de Finanzas; la institución militarizada italiana que se ocupa de los delitos financieros en daño del Estado. La Misericordiosa Orden de San Camilo de Salles, presente en 38 países, gestiona en el mundo 200 hospitales, clínicas, casas de cura y tiene un patrimonio de cientos de millones de euros.

Lo que ha explotado es una lucha por el poder interno entre grupos de corrupción, que protagonizó el padre Renato Salvatore de 58 años, jefe de una institución religiosa que cuenta con 1.200 religiosos, de los cuales 655 son sacerdotes. Envuelto en maniobras de extensa y profunda corrupción, Salvatore no dudó en hacer secuestrar durante unas horas con engaños a dos sacerdotes de la orden que le iban a votar en contra el 13 de mayo, en el cónclave, en el que por un par de sufragios el superior logró controlar la supremacía.

Este hecho inaudito, que recuerda las historias de maquinaciones  non sanctas en la Iglesia medieval, y por si hacía falta; refuerza la acción de limpieza radical que emprendió el Papa. Francisco fue informado y debe haber quedado turbado por un escándalo de grandes dimensiones, porque el foco infeccioso se extiende de los institutos financieros vaticanos a una de las más antiguas y prestigiosas órdenes de la Iglesia. Y no hay duda que Francisco usará la tolerancia cero.

11thCAQ11F42

La Guardia de Finanzas, la Dirección Antimafia y otras estructuras de seguridad habían comenzado a investigar lo que ocurría en la Misericordiosa Orden, que en Italia maneja numerosos hospitales, algunos de su propiedad, y cuenta con enormes recursos. Los “financieros” descubrieron que el monje negro detrás del superior padre Salvatore era nada menos que un viejo conocido: el mediador de negocios Paolo Oliverio, hombre de mil “affari” que siempre salió airoso de las acusaciones por negocios turbios de alto vuelo. Oliverio ha sido tambien encarcelado. Las interceptaciones telefónicas y ambientales, que incluían la casa generalicia en Roma, descubrieron en la lucha feroz entre facciones una variante increíble. El padre Salvatore y su cerebro de negocios sucios conversaban por teléfonos “pinchados” el problema de la reelección del superior. El llamado “grupo criminal” no podía perder el poder porque se descalabrara todo.

Salvatore informó a Oliverio que bastaban dos votos en contra para sucumbir. El asesor le propuso entonces inventar un interrogatorio falso de dos miembros poderosos de la orden, los padres Rosario Messina y Antonio Puca, enemigos jurados del superior; convocándolos a un cuartel de la policía tributaria a la hora en que se iba a realizar el 13 de mayo último, la votación. Dos oficiales de la Guardia de Finanzas ahora presos, llevaron adelante el falso interrogatorio y retuvieron a los sacerdotes. El padre Salvatore pedía por teléfono que los demoraran “porque todavía falta otra votación”.

Al final anunció aliviado a Oliverio: “Ganamos, nunca me olvidaré de este día”. Por dos votos, el superior mantenía el poder y cubría todos los desaguisados. Entonces los dos sacerdotes quedaron en libertad. Al parecer los opositores padre Messina y Puca también están sospechados de negocios turbios en los hospitales de las regiones del sur de Italia. Por las interceptaciones telefónicas, Messina puso dos residencias suyas a nombre de la propietaria de una farmacia, “con la cual mantiene relaciones sentimentales”.

12 homilia

Puca iba y venía maniobrando negocios ilícitos en las contrataciones públicas de las obras millonarias que gestiona la orden en los hospitales y clínicas.

La Misericordiosa Orden es una Caja de Pandora de hechos delictivos y ahora el superior encarcelado debe responder a los interrogatorios reales, junto con los otros detenidos, entre los cuales hay un sacerdote vecino al padre Salvatore. El destape de los negocios ilegales y robos, están en poder de la justicia coordinando las investigaciones con el fiscal Giuseppe Cascini. Están en juego muchos millones de euros y el desprestigio de una orden religiosa con siglos de fama impecable.

Fuentes: Religión Digital, ACI Prensa, Vatican Insider, Signos de estos Tiempos

IGLESIA FLAGELADA

1la_flagelacion_de_nuestro_senor_jesucristo_1880_

Signos de inviabilidad para el reflote de los Legionarios de Cristo, fundados por Marcial Maciel

Crisis emocional, renuncia del segundo al mando… En medio de una gran crisis emocional, la desgajada orden Legionarios de Cristo ve que su segundo al mando, y posible nuevo líder, renuncia a la orden y se incardina en la diócesis de Brasilia. Un golpe duro por el gesto y por lo que ha trascendido sobre las dificultades para darle viabilidad a la orden fundada por el pederasta y drogadicto Marcial Maciel.

Esta renuncia cae tres meses antes de que se realice la asamblea interna que aprobará los nuevos estatutos y sustituirá a la directiva y que está prevista para enero de 2014.

LA CRISIS EMOCIONAL DE LOS LEGIONARIOS

Dolor, desconfianza mutua, incomprensión, tensiones, desencanto e inquietante inseguridad por el futuro son algunos de los sentimientos que prevalecen entre los Legionarios de Cristo. Para algunos de ellos parece ser demasiado pesada la herencia del inmoral fundador, Marcial Maciel Degollado. No obstante su proceso interno de reforma y los esfuerzos de purificación.

LEGIONARIOS DE CRISTO

LEGIONARIOS DE CRISTO

El vicario general de la congregación Sylvester Heereman, que funge temporalmente como superior tras el alejamiento del director Alvaro Corcuera; trazó un crudo pero realista análisis del “estado emocional de los legionarios”. Lo hizo durante una conferencia el 22 de septiembre, cuyo contenido trascendió hace poco. Aunque destacó que la “grandísima mayoría de los miembros” se ha involucrado en la reforma con “serenidad y buen ánimo”,  reconoció que muchos de ellos padecen inquietudes. La lista de sufrimientos fue muy amplia y detallada, señal de que muchos legionarios aún no se reponen de la crisis en la cual los metió su otrora guía espiritual.

Hace más de tres años el entonces Papa Benedicto XVI ordenó que la Legión se sometiese a un profundo proceso de reforma, con el objetivo de hacerle dejar atrás los escándalos provocados por el fundador.

14marcial

Hace unas semanas el responsable de guiar la renovación, el cardenal Velasio De Paolis, convocó a un Capítulo Extraordinario. La asamblea interna que aprobará nuevos estatutos y sustituirá a la directiva está prevista para enero de 2014.

Pero la “recta final” a esa reunión está plagada de turbulencias. Según Heereman varios legionarios sufren por la pérdida de compañeros y amigos que ya no están en esa familia religiosa tras haber salido por pensar distinto o haber dicho la verdad. “Otro dolor vivido de muchas diversas maneras está relacionado con todo el tema del fundador. En algunos es el dolor del desencanto, el sentimiento de haber sido engañados, en otros es el dolor por la pérdida del modelo de un fundador santo. Algunos otros, muy pocos, aún batallan los hechos negativos de su vida y sus consecuencias. También se padece la pérdida del renombre de la Legión. Antes presentarse como legionario en muchos lados era visto como algo agradable y hoy no siempre es así”, describió. El vicario señaló que permanecen heridas abiertas a causa de las críticas, de uno y otro lado por igual: los que fueron tildados de “rebeldes” o quienes tuvieron algo que ver con el fundador, quienes se sienten juzgados y rechazados.

15thCA2Z6DWJ

EN ESTE CLIMA, LA RENUNCIA DEL NÚMERO DOS DE LOS LEGIONARIOS

El número dos de la Legión de Cristo, su máximo responsable durante años en España, quien sonaba con fuerza para convertirse en el líder de la congregación fundada por el pederasta Marcial Maciel, el segundo consejero general de la congregación, abandonará la congregación para incardinarse en la diócesis de Brasilia. Según confirmaron fuentes cercanas al religioso, Deguedes renunciará tras constatar que “no hay esperanzas por el cambio” en la Legión. “Lo que se está haciendo es tratar de contentar a unos y otros para dejarlo igual que antes”.

Fuentes cercanas al religioso apuntan a que el abandono de Deguedes “busca dejar claro antes del capítulo que el camino es muy oscuro y al parecer no hay ningún tipo de esperanza”. En una carta, enviada a los miembros de la Legión y del Regnum Christi, Deguedes deja caer algunas de las razones de su marcha, que fuentes cercanas al religioso han asegurado tiene que ver con la falta de voluntad renovadora en el interior de la congregación, y con una “llamada de atención” al Papa Francisco para que impulse un cambio radical, “en personas y actitudes”.

16image001

Según se lee en la misma, Deguedes resalta que “he pedido tres años de exclaustración para hacer un discernimiento más sereno sobre mi permanencia en la Legión (…), y el cardenal Velasio De Paolis, con dolor, pero con mucha comprensión y bondad me ha concedido un año para que pueda recuperar fuerzas y completar este discernimiento personal”.

Fuentes: Clarín, Periodista Digital, Signos de estos Tiempos17-ST

RESPUESTA DIVINA A CULPABLES E INOCENTES

Sábado 26 de octubre de 2013 a las 17:52 hrs.

Mi amadísima hija, cuando la gente intenta determinar a cuáles de los hijos de Dios deseo traer Mi Misericordia,  la respuesta es A TODOS ellos. No discrimino, porque amo a cada alma nacida, cada una de las cuales fue creada por Mi Padre. Ningún alma puede ser excluida de esta Mi Misión final para salvar a la humanidad. Vengo a traer la salvación a todos.

Pregunten a cualquier buen padre si sacrificaría a un hijo sobre otro y les diría esto: “No importa cuán mal se comporten o me lastimen, nunca puedo rechazarlos, porque ellos son parte de mi carne.” 

SONY DSC

Lo mismo es cierto de los enemigos de Dios. Lo ofenden y le causan gran dolor, pero Él aún los ama, porque vinieron de Él, aunque ellos están hambrientos, debido al pecado de la humanidad.

¿Cómo es que pueden preguntar, si puedo perdonar a aquellos quienes me lastiman más? ¿A quienes azotan a otros y les causan dolor y sufrimiento? Es porque los amo. Siempre amaré al pecador. Sus pecados me repugnan, pero siempre estaré esperando para acogerlos.

Esta misión es acerca del perdón. Es toda acerca de salvar sus almas. Aunque Mis palabras puedan ser a veces duras, les son dadas porque los amo y no puedo soportar los pensamientos de perderlos. Aquellos quienes me han traicionado debido a las ambiciones de la vida, nunca deben tener miedo de venir a Mí y pedir Mi ayuda. Los extraño. Estoy afligido, pero utilizaré toda intervención sin violar la Alianza de Mi Padre del libre albedrío, el cual siempre seguirá siendo suyo hasta el nuevo comienzo. Nada que hagan los separará de Mí cuando me pidan que los perdone.

19HIJO PRODIGO

Envolveré al mundo en Mi Misericordia y por cada acto malvado realizado por Mis enemigos, para arrastrarlos al error, prometo que intervendré.

No los echaré a los lobos, quienes quieren devorarlos. No me quedaré a un lado mirando mientras destruyen sus vidas, las cuales pueden ser suyas por la eternidad. Los sostendré justo hasta el momento cuando tendrán que tomar la decisión final. No soltaré su alma tan fácilmente. Morí una muerte muy  cruel para salvarlos.

Esta vez, presenciarán una poderosísima Intervención Divina para reconquistarlos. Ustedes son Míos. Yo Soy de ustedes. La bestia no conquistará almas fácilmente, ya que Yo Soy Dios, una fuerza formidable. YO Soy Todopoderoso.

20La-Marca-de-la-Bestia

Satanás no tiene nada, pero su astucia atraerá a aquellos débiles entre ustedes. Insto a todos ustedes, quienes me aman, a que recen para que el débil acepte Mi Intervención Divina con amor en sus corazones.

Su Jesús

Sábado 26 de octubre de 2013 a las 11:15 hrs

Mi amadísima hija, la fe de todos los hijos de Dios, independientemente de a cuál denominación pertenecen, es tan débil que muchos de aquellos quienes conocen la Verdad, hallarán muy difícil practicar su religión abiertamente, sin crítica.

Tantos en el mundo me rechazan a Mí, Jesucristo, en este momento de la historia; que ya no es aceptable en la mayoría de las naciones, hablar de Mí en público. Muy rara vez oirán Mi Nombre ser dicho en los medios de comunicación, a menos que sea para cuestionar Mi Existencia.

Rara vez oirán a las personas proclamar abiertamente su amor por Mí en público, ya que lo hallarían demasiado embarazoso. Incluso aquellos siervos sagrados Míos ya no están dispuestos a declarar la Verdad por miedo al ridículo. Aquellos quienes sí me siguen hallarán cada vez más difícil proclamar Mi Santa Palabra. Tantos, quienes una vez me amaron, ya no lo hacen. Y Mi desolación y tristeza corta Mi Corazón, como si una espada fuera clavada a través de él.

21the-passion-of-the-christ

¿POR QUÉ, OH POR QUÉ, ME HAN ABANDONADO? ¿Por qué aquellos de ustedes quienes creen en Mí y quienes me conocen, hieren a tantos de sus hermanos y hermanas? ¿Por qué el odio prospera en sus corazones?

¿POR QUÉ SIENTEN LA NECESIDAD DE CUESTIONAR LOS EVANGELIOS AHORA, CUANDO HAN EXISTIDO POR TANTO TIEMPO?

¿Quién les dio la autoridad de malinterpretar Mi Palabra dada a Mis apóstoles? ¿Por qué las están torciendo y por qué no creen lo que dije? Mi Palabra es muy clara. Cuando hablo, quiero decir lo que digo. Si digo una cosa, no quiero decir otra.

¿Por qué por ejemplo, me contradiría a Mí Mismo y especialmente ahora en esta Misión?

Lo que es dado a los profetas de Dios es la Verdad. Cualquier cosa que contradice estos Mensajes, de las bocas de aquellos quienes afirman que Yo hablo con ellos, debe ser rechazada por ustedes. Yo nunca competiría con Mi Propia Voz, porque debo asegurarme de que a ustedes les sea dada la Verdad.

¿QUÉ DEBO HACER PARA HACERLOS QUE ESCUCHEN? ¿Qué debo hacer para detener su deambular y búsqueda de otras formas de excitación? ¿Por qué no confiarán en Mí? Desperdician tan precioso tiempo buscando adivinación del futuro, el cual fluye como veneno de las bocas de los así llamados místicos y buscadores de sensación, que me insultan al alejarse de Mí.

YO ESTOY AQUÍ. Estas son Mis Palabras. ¿Qué más buscan, ya que solo hallarán la Verdad de Mi Boca?

22The-Good-Shepherd-_James-Powell-1888

Yo hablé la Verdad cuando caminé la Tierra. Dejé un legado de gran esperanza y salvación. Yo hablo la Verdad ahora, conforme les traigo Mis Palabras Finales, en este tiempo, porque el Gran Día amanecerá y pronto el mundo sin fin comenzará.

Cuando hablo, deseo que escuchen. No los puedo forzar. Pueden mirar por doquier y tratar de encontrar Mis Mensajes, dados para preparar al mundo para Mi Segunda Venida en este tiempo… Y no los encontrarán. Mis Mensajes públicos para prepararlos para esta, la etapa final antes de que Mi Alianza sea cumplida, solo pueden ser hallados en el Libro de la Verdad.

La Palabra es Mía. Mis Palabras serán oídas en todas las naciones. Nadie me detendrá, ya que Mi Poder es Todopoderoso.

Su Jesús

http://jesusalahumanidad.com/Mensajes-Recientes.php

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA (fragmento)

7 DE NOVIEMBRE DEL 2013

24rostro de jesús

Amado Pueblo Mío:

MI VOLUNTAD LES LLAMA…

EN MI CORAZÓN PERMANECE TODA CREATURA HUMANA, SIN DISTINGOS.

Miro la libertad humana, sin apartarme de un constante llamar a la puerta de vuestros corazones. Yo les recibo con Mis Brazos abiertos.

Con cada uno sufro y sufriré cada desolación, cada invasión, cada injusticia, cada abuso contra el Don de la Vida, cada flagelo causado por los brazos desoladores de las fuerzas del mal en contra de Mi Pueblo y cada abuso del poder en contra de los débiles y sencillos.

EL ABUSO DEL PODER ES UNO DE LOS FLAGELOS DE MI PUEBLO.

1Vaticano

En este instante de los instantes, Mi Pueblo se enfrenta nuevamente a faraones más poderosos y más peligrosos que en el pasado.

LES LLAMO UNA Y OTRA VEZ A SER CREATURAS ESPIRITUALES QUE PASEN POR SOBRE LO HUMANO y miren desde arriba a los hermanos para que no les miren los defectos, sino, como espejos Míos, miren las cualidades y calidades de cada uno de los hermanos.

LA HUMANIDAD NO AVANZARÁ SI USTEDES NO SE DISPONEN A TRANSFORMAR DE UNA SOLA VEZ Y PARA SIEMPRE EL “YO HUMANO”, CAUSANTE DE LOS MAYORES DESASTRES DE TODAS LAS GENERACIONES.

25

El egoísmo suprime la sensibilidad y el amor, dando lugar para que el mal posea al hombre.

LES LLAMO A DESPERTAR EN CADA UNO LA VERDADERA RAZA ESPIRITUAL.

Renuévense por dentro con espíritu generoso, mantengan Mis Enseñanzas, no las miren en la superficialidad que acostumbran, sino en la esencia de las mismas.

Amados Míos, el dolor de Mi Corazón es un dolor actual. Yo moro en cada uno, me duelo con Mi Pueblo y camino con Mi Pueblo en unidad.

El camino de la Cruz no es únicamente de sufrimiento, sino de plenitud de gozo en la entrega…

El camino de la Cruz es signo de Resurrección, de Purificación y en Ella el amor se edifica; quien no conoce Mi Cruz, no Me conoce.

No he abandonado a Mi Pueblo y no les abandonaré.

NO TEMAN, AMADO PUEBLO MÍO; SUS ORACIONES Y SOBRE TODO SU COMUNIÓN CON MIS PRECEPTOS Y MANDAMIENTOS CON MI CUERPO, MI SANGRE Y DIVINIDAD SERÁ UNA CORAZA FUERTE QUE LE IMPEDIRÁ AL ENEMIGO EL LLEVARLES A CAER. Mi Madre: Puerta del Cielo y Estrella de la Mañana, alumbrará el corazón de los Míos.

26madre de la iglesia

Les bendigo, les amo, les imparto Mi Bendición para que sobre todo aquel que viva y medite a profundidad este Llamado Mío, sea colmado de Sabiduría.

Les bendigo en el Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre y en el del Santo Espíritu. Amén.

Su Jesús.

http://revelacionesmarianas.com/luz_de_maria.htm

LUZ DE MARÍA

LUZ DE MARÍA

1.- APÓSTOLES DE LOS ULTIMOS TIEMPOS


aparicioncenaculo

Los apóstoles están reunidos en el Cenáculo, alrededor de la mesa donde se celebró la Pascua. Están sentados alrededor de Jesús igual que la noche del Jueves, cuando instituyó la Eucaristía. La única diferencia es que ahora es Tomás el que está sentado enseguida de Juan.

Jesús dice:

–           Comed amigos.

Pero nadie tiene hambre. Rebosan de alegría… La alegría de contemplarlo…

Jesús distribuye los quesos, la miel y los alimentos ofreciendo, dando gracias y bendiciendo; como lo ha hecho siempre. Echa vino en las copas y lo da a sus amigos. Y cena con ellos, comiendo y bebiendo parcamente, como es su costumbre…

Juan, como lo hace siempre; apoya su cabeza sobre la espalda de Jesús.

El Maestro lo atrae sobre su pecho y en esta posición, empieza a hablar:

–           Vosotros habéis estado conmigo en mis pruebas… Y lo estaréis también en mi gloria. No bajéis la cabeza. La noche del Domingo, cuando me aparecí a vosotros por vez primera después de mi Resurrección, os he infundido el Espíritu santo… –Mirando a Tomás, agrega- Que también sobre ti que no estabas presente, descienda…

ESPRIT~1

Y mirándolos a todos continúa:

–           ¿No sabéis que la infusión del Espíritu Santo es como un bautismo de fuego, porque el Espíritu es Amor y el amor borra las culpas? El pecado que cometisteis cuando me abandonasteis, os está perdonado.

Y al decir esto, Jesús besa la cabeza de Juan que no lo abandonó.

Juan llora de alegría.

Jesús prosigue:

–           Os he dado el poder para perdonar los pecados; pero no se puede dar lo que no se tiene. Debéis convenceros de que este poder lo tengo completo y lo empleo en favor vuestro, que debéis estar limpios en tal forma; que podáis limpiar a quién sucio del pecado, venga a vosotros… Amigos, pensad en vuestra dignidad de sacerdotes.

penitencia

Yo estuve entre los hombres para juzgar y perdonar. Ahora regreso donde el Padre. Regreso a mi Reino. La facultad de juzgar la tengo en mis manos, pues el Padre me la ha conferido. Todos los hombres, cuando hayan abandonado su cuerpo mortal vendrán a Mí y Yo los juzgaré por primera vez en su juicio particular… Después, habrá el Juicio Universal y la raza humana retomará su vestido de carne, para separarse en dos partes: Los corderos con su Pastor y los machos cabríos, con el que los atormentará eternamente…

Pero, ¿Cuántos hombres habría con su Pastor si después del Bautismo no haya quién los perdonase en mi Nombre? Por esto he creado sacerdotes: para salvar a los que salvé por mi Sangre, que es salvadora. Los hombres siguen cayendo en la muerte, una y otra vez y es necesario que con vuestra potestad, los lavéis siempre en mi Sangre, setenta veces siete; para que no sean presa de la muerte. Vosotros y vuestros sucesores lo haréis, por esto os absuelvo de todos vuestros pecados… El vuestro es un gran ministerio: juzgar y absolver en mi Nombre.

confesion 4

Cuando consagraréis para vosotros el pan y el vino y hagáis que se conviertan en mi Cuerpo y en mi Sangre, realizaréis una cosa sublime y sobrenatural. Para realizarla dignamente debéis ser puros; porque tocaréis a Aquel que es  la Pureza y os alimentaréis de la Carne de un Dios.

Puros de corazón, de inteligencia, de cuerpo y de lengua debéis ser. Porque con el corazón amaréis la Eucaristía y no deben mezclarse con este amor celestial, amores profanos que sería un sacrilegio.

Puros de mente, porque debéis creer y comprender este Misterio de Amor y la impureza de pensamiento, mata la Fe y la inteligencia. Puros de cuerpo, porque a vuestro pecho bajará el Verbo, así como descendió al seno de María por obra del Amor. Tenéis ante vosotros el ejemplo vivo de como debe ser el pecho que acoge al Verbo que se hace carne. El ejemplo es la Mujer sin la culpa de origen y sin culpa personal…

sacramento

¡Oh, amados míos! Amigos que mando sobre los caminos del mundo, para continuar la obra que he empezado y que continuará mientras permanezcan los siglos… Recordad estas palabras mías. Os las digo para que las repitáis a los que consagraréis al ministerio, para el que os he consagrado.

Veo… Miro en los siglos. El tiempo y las multitudes infinitas de hombres que están ante Mí… Veo calamidades, guerras, paces mentirosas y hecatombes humanas. Odio, robos, sensualidad y orgullo. De vez en cuando un oasis: un período en que se vuelve a la cruz. Como un obelisco que señala una senda entre la seca arena del desierto.

Mi Cruz será levantada con amor, después que el veneno del Mal haya inyectado a los hombres con su rabia… Veo a hombres, mujeres, ancianos, niños, guerreros, estudiosos, doctores, campesinos… Todos vienen y pasan con su fardo de esperanzas y dolores. Veo que muchos vacilan, porque el dolor es demasiado y la esperanza ha sido la primera en caer hecha pedazos, al dar contra el suelo… Al sentirse pisoteados y abandonados… Al sentirse morir, porque la caridad se ha enfriado y es demasiada la maldad, llegan a odiar y maldecir…

bs

Pobres hijos! Entre todos éstos heridos por la vida y que caen abrumados por la desolación más dolorosa;  mi amor esparcirá intencionalmente samaritanos piadosos, que serán cómo faros en la noche, para que los débiles encuentren ayuda y consuelo. Mis profetas benditos cuya luz hará que se vuelva a oir la Voz que dice: ‘Espera. No estás solo. Sobre ti está Dios. Contigo está Jesús que está Vivo y Resucitado…’

ENOCH

ENOCH

¡Mis Apóstoles de los Últimos Tiempos!…

vassula

vassula

¡Mis profetas benditos que serán lapidados por la Jerarquía de la Iglesia, que con el Racionalismo habrá perdido la Fe!

Conchiglia de la Santísima Trinidad

Conchiglia de la Santísima Trinidad

Pero que aunque sean tratados como Jerusalén trató a sus antecesores y a Mí, serán antorchas ardientes de amor, de fuego y de luz…

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

Continuadores vuestros que serán caridades activas, para que mis pobres hijos no mueran en sus almas y continúen creyendo en Mí que soy Caridad, al ver en mis ministros mi reflejo.

Pero, ¡Oh Dolor que hace que vuelva a sangrar la herida de mi Corazón, cómo cuando fue abierto en el Gólgotha! ¿Qué están viendo mis ojos divinos?…  ¿No hay acaso sacerdotes entre las multitudes infinitas y mi divina invitación ya no resuena en los corazones? ¿Ya no es capaz el corazón humano de oírla?

I€0

En el correr de los siglos habrá seminarios y en ellos levitas. De ellos saldrán sacerdotes, porque en su adolescencia mi invitación se hará oir con una voz celestial, en muchos corazones y ellos la seguirán. Pero con la juventud y la maduréz, oirán otras voces… Y la mía no se escuchará más.

Mi Voz que habla a través de los siglos a sus ministros, para que sean lo que vosotros sois ahora: Los apóstoles en la escuela de Jesús. El vestido lo siguen teniendo… Pero el sacerdote, ha muerto…

Durante el correr de los siglos, a muchos sucederá esto: Sombras inútiles y borrosas no serán fermento de masa; cuerda que jale; fuente que quite la sed; trigo que sacie el hambre; corazón que sepa compadecer; luz en las tinieblas; voz que repita lo que el Maestro le ordena… Sino que serán para la pobre raza humana un peso de escándalo, parásitos, putrefacción igual a los sepulcros blanqueados del Templo que Dios ha abandonado…

¡Horror! ¡En el futuro los más grandes Judas, los tendré entre mis sacerdotes!…

sacerdotes

A Jesús se le ha demudado el semblante, demostrando que aun siendo Verdadero Dios, continúa siendo Verdadero Hombre… Sus bellísimos ojos color zafiro, se inundan de lágrimas que bañan sus pálidas mejillas…

Los apóstoles lo miran pasmados y no saben que decir. Su corazón se angustia y no pueden consolarlo.

Jesús explica:

–           Amigos… Estoy en la Gloria y sin embargo lloro. Tengo compasión de estas multitudes infinitas… Greyes sin pastores… O con demasiado pocos. Siento una piedad infinita. Pues bien: Lo juro por mi Divinidad que les daré pan, agua, luz, voces, que los elegidos a esta Obra no quieren hacer. Repetiré en el correr de los siglos el milagro de los panes y los peces. Con unas pocas almas humildes y laicas, daré de comer a muchos y se saciarán.

LUZ DE MARIA

LUZ DE MARIA

Y habrá para todos, porque tengo compasión de este pueblo y no quiero que perezca.

                        Benditos los que merecerán ser tales; porque lo habrán merecido con su amor y su sacrificio.

PADRE WILSON SALAZAR

PADRE WILSON SALAZAR

Y tres veces benditos los sacerdotes que permanecerán apóstoles: pan, agua, luz, voz, descanso y medicina de mis pobres hijos. Resplandecerán en el Cielo con una luz muy especial. Os lo juro Yo, que soy la Verdad.

PADRE KELLY

PADRE KELLY

Levantémonos amigos y venid conmigo para que os enseñe una vez más, cómo orar. La Oración es la que alimenta las fuerzas del apóstol, porque lo une con Dios.

Jesús se pone de pie y se dirige a la escalerilla que está a la puerta del Cenáculo…

Los apóstoles se ponen sus mantos y preguntan perplejos:

–        ¿A dónde vamos Señor?

Pero cuando llegan al corredor que hace de vestíbulo, Jesús ha desaparecido…

La casa está silenciosa y desierta y todas las puertas están cerradas.

antiguas-calles-de-jerusalen-el-metro-de-edad

Salen hacia la calle. La mayoría de los habitantes de Jerusalén están reunidos en sus casas para la cena y la ciudad muestra sus calles vacías. Todos los forasteros se han ido, aterrorizados con los terremotos… Unos con el del Viernes y los valientes que se quedaron, con el del amanecer del Domingo.

La tarde está cayendo y pronto anochecerá. Se alejan mientras comentan…

Andrés dice:

–        Estoy pensando en los enfermos. ¿Recuerdan a la mujer de ayer, que estaba desesperada?

Todos se miran mutuamente y dicen:

–        Si… Ninguno de nosotros se sintió capáz de imponerle las manos.

Tomás dice a Juan:

–        Tú podías haberlo hecho. Tú no huiste ni lo negaste. Y tampoco has sido incrédulo…

Juan inclina la rubia cabeza y confiesa:

–        También yo pequé contra el amor, igual que ustedes. Cerca del arco de la casa de Josué, aprisioné por el cuello a Elquías y estuve a punto de estrangularlo, porque ofendió a la Virgen. Y también… He odiado y maldecido a Judas de Keriot…

Pedro contesta aterrorizado:

–        ¡Cállate! No pronuncies ese nombre. Es de un demonio y me parece que lo estuviéramos invocando… Que no estuviera en el Infierno y que ande entre nosotros, para hacernos pecar otra vez.

Infierno-3

Andrés dice:

–        ¡Oh! Con todo lo que ha pasado, él está refundido en los Infiernos… Pero aunque estuviese aquí, su poder ya se acabó. Tuvo todo para haber podido ser un ángel y eligió ser un demonio. Y Jesús ha vencido a Satanás.

–        Así será… Pero es mejor no nombrarlo. Tengo miedo. Ahora comprendo cuán débil soy. Pero tú Juan, no te sientas culpable. Todos los hombres maldecirán al que entregó al Maestro… –Y Pedro se estremece.

Tadeo que jamás pudo aceptar a Iscariote, exclama:

–        ¡Y con mucha razón!

Juan dice:

–        No. María ha dicho que le basta el juicio de Dios y que debemos fomentar un solo sentimiento: el de agradecimiento de no haber sido nosotros los traidores. Y si Ella no maldice… Ella, la Madre que vio los tormentos de su Hijo, ¿Debemos hacerlo nosotros? Mejor olvidémoslo…

maria en el calvario

Santiago su hermano contesta:

–        ¡Seríamos unos tontos!

–        Y sin embargo es la palabra del Maestro, por los pecados de Judas… –Juan dice esto, se calla y suspira…

Varios le dicen al mismo tiempo:

–        ¿Qué cosa?

–        ¿Hay otros?

–        Tú sabes…

–        ¡Habla!…

Juan dice:

–        He prometido olvidar y me esfuerzo en hacerlo. Respecto a Elquías, lo que hice no estuvo bien… Pero aquel día cada uno de nosotros tenía su ángel y su demonio… Y no siempre escuché al ángel de la luz…

deslave

Zelote informa:

–        ¿Sabéis que Nahúm está paralítico y que su hijo Annás fue aplastado por una pared de su palacio, que se derrumbó con el terremoto y el deslave del monte? Lo encontraron porque ya apestaba… Nahúm estaba con otros de su calaña y fue golpeado con una piedra que se desprendió y le pegó en el cuello. Sólo tiene una mano sana y con ella agarró por la garganta a Caifás, cuando fue a visitarlo y le gritaba: ‘¡Por tu culpa! ¡Por tu culpa!’  Tampoco comprende nada y parece una bestia… Babea, aulla y se la pasa maldiciendo. Si no hubieran acudido los siervos, quién sabe que hubiera sido del Pontífice…

Los demás lo miran asombrados y preguntan:

–        ¿Y tú cómo lo supiste, Simón?

Zelote responde lacónico:

–        Ayer vi a José de Arimatea.

Han llegado al puentecillo del Hebrón? y se detienen…

Pensativos, miran el suelo y las casas.

Andrés palidece y señala una casa que en lo blanco de la pared, tiene una gran mancha rojiza…

El apóstol más tímido, exclama:

–           ¡Es sangre! Sangre del Maestro tal vez… ¿Había empezado aquí a perder sangre? ¡Oh! Por favor decídmelo…

_Christ_On_The_Road_To_Calvary_f

Santiago de Alfeo responde desconsolado:

–           Y ¿Qué quieres que te digamos, si ninguno de nosotros lo siguió?

Santiago de Zebedeo responde:

–           No inmediatamente. Mi hermano Juan me ha dicho que lo siguieron desde  la casa de Malaquías… Aquí no estuvo ninguno de nosotros…

Todos miran la mancha como si estuvieran hipnotizados.

Tomás observa:

–           Ni siquiera la lluvia la ha lavado. Tampoco el granizo que cayó tan fuerte en estos días, la ha arrancado… Si estuviese seguro de que es sangre suya, la quitaría de allí…

Mateo propone:

–           Preguntémosle a los de la casa… Tal vez ellos sepan.

–           No. Nos podrían reconocer por sus apóstoles. Pueden ser enemigos del Mesías y…

Santiago de Alfeo da un gran suspiro y dice:

–           Nosotros todavía somos unos cobardes…

Todos estan mirando fijamente, la pared que los acusa…

mujer-pozo

Y pasa una mujer que viene de la fuente con sus cántaros…

Los mira atentamente y les grita:

–           ¿Estáis viendo esa mancha sobre la pared? ¿Sois discipulos del Maestro? Me parece que lo sois… porque el miedo se dibuja en vuestras caras. Aunque no os vi detrás del Señor cuando pasó por aquí… Cuando lo llevaban a la muerte… Lo que me hace pensar que un discípulo que sigue al Maestro cuando todo va bien y que se gloría de ello… Que está dispuesto a dejar todo por seguir al Maestro… Debe también seguirlo cuando le va mal… Yo no os ví…  ¡NO!…

jesus-maria-calvario

Y si no os vi, señal es de que yo; una mujer de Sidón… Fui detrás de Aquel a Quien sus discípulos no siguieron… Él me hizo un gran favor… Vosotros… ¿Vosotros no recibisteis nada de Él? Me extraña. Porque hacía el bien a gentiles y samaritanos. A pecadores y aún a ladrones, al darles la Vida Eterna. ¿No os amaba acaso?…

Entonces es señal de que sois peores que los escorpiones y que las hienas apestosas; aún cuando creo verdaderamente que Él fue capáz de amar a las víboras y a los chacales, no por lo que son sino porque su Padre los creó…

samaritan%20woman%20at%20well

Lo que estáis viendo es sangre. Sangre de una mujer de la costa del gran mar. Una vez fueron tierras filisteas, cuyos habitantes son despreciados todavía por los hebreos… Y con todo, ella supo defender al Maestro, hasta que el marido la mató… Arrojándola con tanta fuerza, después de haberla golpeado, que hasta le abrió la cabeza… Se le salieron los sesos y quedó estampada con su sangre, sobre la pared de su casa donde ahora lloran sus hijos huérfanos… Pero había recibido un beneficio del Maestro… Le había sanado a su marido que moría de una enfermedad inmunda.

1Mater_Dolorosa

Sí… La mató el mismo marido que recibió el milagro del Maestro. Por este beneficio, amaba al Mesías. Y lo amó hasta morir por su causa…Cuando lo vió pasar torturado, cuando lo llevaban a la casa de Caifás. Lo precedió en el seno de Abraham…

También otra mujer que era madre, lavó el camino con la sangre de su vientre, que su perverso hijo le abrió por defender al Maestro. Y allá… –señala otra casa distante unos cincuenta metros- Una anciana murió de dolor cuando lo vió pasar herido a Él, que le había devuelto la vista a su hijo.

Mujer-cananea_02

También un anciano mendigo que salió en su defensa, murió porque recibió en su cabeza, la pedrada que estaba destinada a la cabeza herida de vuestro Señor.

Porque así lo considerabais, ¿No es verdad? Los valientes de un rey, mueren a su alrededor; pero ninguno de vosotros murió por Él. Estabais lejos de los que lo golpeaban…

¡AH! ¡Uno murió! Pero no de dolor, ni por haber defendido al Maestro. Primero lo vendió, luego lo señaló con un beso y finalmente se suicidó. Ya no le quedaba otra cosa que hacer para aumentar su iniquidad. Estaba completa como la de Belzebú. El mundo lo habría lapidado, para que la tierra se viese libre de él. Él lo sabía, Dios permitió su último crimen contra sí mismo, para que el mundo NO se manchase las manos con su sangre. Quiso que no hubiera verdugos que vengasen al Inocente…

Conforme habla, los ha estado mirando con un desprecio que va en aumento, Sus grandes ojos negros tienen la mirada como afilados cuchillos de obsidiana, con una dureza implacable, que deja al grupo congelado e incapaz de reaccionar.

Entre dientes, gruñe y escupe la última palabra:

–           ¡Bastardos!

La%20Samaritana%20web

Recoge sus cántaros y se va. Satisfecha de haber vomitado su desprecio contra los discípulos que abandonaron al Maestro…

Los apóstoles se quedan aniquilados. Con la cabeza agachada, los brazos caídos y sin fuerza… La verdad los aplasta. Meditan sobre la consecuencia de su cobardía. No articulan palabra. No se atreven a mirarse.

Ni siquiera Juan y Zelote, que fueron los únicos que no fueron cobardes y que comparten el dolor que sienten, al verse impotentes para curar la herida producida por las palabras de la airada mujer, en el corazón de sus compañeros.

La oscuridad los rodea. Una luna menguante ilumina apenas la noche y el silencio, es absoluto. Solo se escucha el murmullo del cercano Cedrón fluyendo con sus aguas cantarinas. Todos se sobresaltan cuando de repente…

Se escucha la dulce voz de Jesús que pregunta:

–           ¿Qué estáis haciendo aquí? Os estaba esperando a la entrada del Huerto de los Olivos…

Nadie contesta.

Jesús añade:

–           ¿Por qué estáis mirando cosas muertas, cuando os espera la Vida?

Jesús, que ha venido del Getsemaní en su busca se detiene a su lado y mira la mancha que mantiene como hipnotizados a los apóstoles y dice:

–           Esa mujer ya está en paz. Ha olvidado el dolor. ¿Qué no piensa en sus hijos? No. Lo hace mucho mejor. Los santificará, porque no pide otra cosa a Dios.

mujer-cananea

Jesús empieza a caminar y los apóstoles lo siguen en silencio. Después de caminar algunos metros, Jesús se vuelve y pregunta:

–           ¿Por qué decís dentro de vuestros corazones: “¿Por qué no pide que se convierta su marido? No es santa si lo odia…”  Yo os digo que no lo odia. Lo perdonó cuando la mataba. Alma que entra en el Reino de la Luz, ve con sabiduría y justicia. Y ella ve que su marido, ni se convertirá, ni será perdonado. Rechazará la salvación y Dios respetará su decisión. Vuelve ahora su plegaria en favor de quién puede conseguir el bien. Esa no es mi Sangre. Y sin embargo perdí mucha por este camino. Las pisadas de mis enemigos la han borrado, al mezclarse con el polvo y la suciedad. La lluvia la ha hecho desaparecer, pero hay algo que todavía puede verse… Porque manó tanto, que ni los pasos ni el agua la han borrado del todo. Caminaremos juntos y veréis mi Sangre derramada por vosotros…

Los apóstoles se preguntan mentalmente a sí mismos:

–           ¿A dónde?

–           ¿A dónde quiere ir?

–           ¿Al lugar donde oró?

–           ¿Al Pretorio?

–           ¿Al lugar donde la hierba está bañada con su Sangre?

Los apóstoles no han dicho una palabra…

Jesús que camina adelante como siempre, se voltea y dice:

–           Al Gólgota. Hay tanta, que el polvo se ha endurecido como si fuesen piedras. Y hay quienes ya se les han adelantado…

JESS%2~1

Bartolomé exclama alarmado:

–           ¡Es un lugar inmundo!

Jesús lo mira con una sonrisa compasiva y responde:

–           Cualquier lugar de Jerusalén después del horrible pecado, es ahora inmundo. Y sin embargo no os preocupáis de otra cosa, fuera del miedo que sentís por la gente…

–           Es que ahí siempre han muerto ladrones…

Jesús puntualiza:

–           He muerto Yo. Y para siempre lo he santificado En verdad te digo que hasta el fín de los siglos, no habrá lugar más Santo que ese… Y que a él vendrán de toda la tierra a besar su polvo. Y hay alguien que os ha precedido, sin temer las burlas y las amenazas. Sin temer a contaminarse. Y quién os precedió, tenía doble motivo para temer.

Pedro le pega levemente con el codo en las costillas a Juan… Y la reconocida señal es interpretada…

Juan pregunta:

–           ¿Quién fue Señor?

mredimida

Jesús contesta:

–           Magdalena. Así como recogió las flores que hollaron mis pies el domingo de Ramos y las repartió como un recuerdo de júbilo entre sus compañeras discípulas; asi subio ahora al Calvario y con sus manos ha excavado la tierra que se endureció con mi Sangre y la ha depositado en las manos de mi Madre.

No ha tenido miedo. Era conocida como la ‘pecadora’ y como la discípula. No tuvo miedo de contaminarse, porque adora esa Sangre que la ha redimido. Mi Sangre ha borrado todo. Santo es el suelo donde cayó. Mañana, antes de la hora sexta subiréis al Gólgota. Os alcanzaré. Pero quién quiera ver mi Sangre, ahí la tiene.-Y señala un balaustre del puente agregando- Aquí mi boca pegó y brotó sangre… De ella no habían brotado más que palabras santas y palabras de amor… ¿Por qué entonces fue golpeada? ¿Y no hubo nadie que la hubiera curado con un beso.

Los apóstoles se sienten aplastados.

Y Jesús los conduce hasta un portón nuevo que impide la entrada al huerto de los Olivos y que forma parte de una fuerte empalizada con estacas agudas, alta y con su nueva cerradura.

Jesús trae una llave de metal, nueva y resplandeciente…

Felipe le alumbra la noche cerrada, con una antorcha que ha encendido y el Maestro abre el cerrojo.

Los apóstoles miran sorprendidos la nueva construcción que impide la entrada al huerto…

Y comentan:

–           No estaba antes, ¿Por qué ahora?

–           Ciertamente Lázaro ya no quiere a nadie aquí.

–           Mira allá. Piedras, ladrillos y cal.

–           Ahora es de leños, mañana será una pared.

 19th-Century Print

Jesús dice:

–           Venid. No os ocupéis de cosas muertas, os lo digo… Ved. Aquí estuvisteis… Aquí me rodearon y aprehendieron. –Extiende su brazo y señala- De allí huisteis… Si hubiera estado esta valla entonces, no hubierais podido huir con tanta rapidez. Pero ¿Cómo iba a pensar Lázaro, que se moría de ansias por seguirme, qué ibais a huir? ¿Os hago sufrir? Primero sufrí Yo. Quiero borrar aquel dolor… ¡Bésame Pedro!

Pedro grita espantado:

–           ¡No Señor, no! ¿Repetir lo que hizo Judas aquí, a la misma hora? ¡No!

Jesús insiste:

–           Bésame. Tengo necesidad de qué hagáis con amor sincero, lo que Judas no hizo. Después seréis felices. Acércate Pedro. Bésame.

Pedro no solo lo besa. Con sus lágrimas lava la mejilla del Señor. Se retira cubriéndose la cara con sus manos temblorosas y se sienta en el suelo para llorar.

Los demás, uno tras otro lo besan en el mismo lugar. Y todos terminan llorando de dolor y arrepentimiento.

Luego Jesús dice:

–           Os retiré de Mí aquella noche, después de que os robustecí con mi Cuerpo y con mi Sangre y pocas horas después caísteis. Recordad siempre cuán débiles fuisteis y que sin la ayuda de Dios no podríais permanecer en la justicia, ni siquiera una hora.

beso

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

222.- LA SEÑAL…


2abandonado

Increíblemente, en medio de este infinito sufrimiento Jesús sonríe, con su pobre boca herida…

Luego mira a  la ciudad que apenas se distingue toda blanca…   En medio de la lobreguez, que ha dejado la luz que ha huido. Y hacia el cielo negro cerrado. Que parece una laja de pizarra…

Superando con la fuerza de su voluntad de héroe; con el ansia de su alma angustiada, el impedimento de sus mandíbulas tiesas, su lengua abultada y el edema de su garganta…

Jesús emite un fuerte grito:

–                       ¡Eloí, Eloí, lamma scebactani!

Siente morirse en medio de un completo abandono del Cielo y lo declara abiertamente.

2abandonado

Este supremo tormento espiritual, que tortura a los condenados en el Infierno, provoca el lamento de cómo su Padre lo trata…

La chusma ríe y lo befa…

Lo insulta:

–                       ¡Dios no sabe qué hacer contigo!

–                       ¡Él maldice a los demonios!

–                       ¡Veamos si Elías al que ha invocado, viene a salvarlo!

–                       Dadle un poco de vinagre para que se limpie la garganta.

–                       Sirve para limpiar la voz.

–                       Elías o Dios, porque no se sabe lo que ese loco quiere; están lejos…

–                       ¡Grita más para que te oigan!…

Y se carcajean como hienas endemoniadas.

Pero ningún soldado le da agua y nadie baja del Cielo para consolarlo. Es la agonía solitaria. Total. Cruel. Hasta sobrenaturalmente cruel de Jesús-Víctima…

Torna el alud de dolor sin consuelo que en Getsemaní lo aplastó…

3agonia

 Tornan las olas de los pecados de todo el Mundo. Torna la avalancha de acusaciones de Satanás, que hace que se sienta convencido de ser un condenado y de estar separado de Dios para siempre. Es el Hombre Culpable. El Océano de culpas lo sumerge en su amargura…

Torna sobre todo la sensación más dura que la misma Cruz… Más cruel que cualquier tormento: de que Dios lo ha abandonado y de que su plegaria no llega a Él… 

zpassion_colgado2

Es el tormento extremo, el que apresura la muerte; porque exprime las últimas gotas de sangre de los poros. Porque machaca las restantes fibras del corazón. Porque acaba con el que el saberse abandonado había empezado: La Muerte.

4a-muerte

Esta fue la primera causa de la muerte de Jesús.

5 la Muerte (6)

 ¡Oh, Dios mío que lo castigaste por nosotros! Después de tu abandono… Por causa de él, ¿Qué es el hombre? O un loco o un muerto.

Jesús no podía enloquecer, porque su inteligencia es divina. Y espiritual como es; la inteligencia se sobrepone al golpe recibido de Dios. Muere pues, el Inocente. El Santo muere. Muere El que Es la Vida.  Matado por el Abandono de Dios y por nuestros pecados.

5dolor

La oscuridad es más densa.

Jerusalén desaparece. El mismo Calvario parece como si no tuviera faldas.

Solo la cima es visible. Como si las tinieblas la conservasen arriba para dejar pasar la última luz, ofreciéndola como un regalo con su trofeo divino y sobre un lago de ónix líquido, para que el odio y el amor la vean.

6pasion-cristo

Entre la oscuridad se oye la voz lastimera de Jesús:

–                       ¡Tengo sed!

Se siente en verdad un viento que produce sed aún en los sanos. Un viento que se ha vuelto violento, lleno de polvo, frío. Un viento pavoroso. Que contribuye a torturar aún más al Agonizante.

Un soldado toma un vaso donde los verdugos echaron vinagre con hiel para que su amargor aumente la salivación de los condenados al suplicio.

7sponjavinagre

Toma la esponja que estaba dentro de la bebida; la pone sobre una caña delgada y la ofrece a Jesús, que la espera con ansia. Parece un niño hambriento que busca el seno materno.

María ve esto, llora y apoyándose en Juan…

La Virgen dice:

–                       ¡Oh! ¡Y yo ni siquiera le puedo dar una gota de llanto!… ¡Oh, seno mío que no tienes leche! ¡Oh, Dios! ¿Por qué, por qué nos abandonas?

1mater-dolorosa

¡Haz un milagro a favor de tu Hijo! ¿Quién me levanta para calmarle su sed con mi sangre, pues ya no tengo leche?…

Jesús que ha succionado ávidamente la agria y amarga bebida; tuerce su cabeza ante el desagradable sabor, que ha sido como un corrosivo en sus labios heridos y abiertos…

8eponja

 Se retrae. Se encoge. Se suelta… De las caderas para arriba está separado del palo y así se queda.

La respiración se hace más jadeante y más parece un estertor que un respiro. De vez en cuando tose… y con la tos aparece en sus labios una espuma rojiza.

La separación entre cada respiración se hace cada vez mayor. El abdomen no tiene movimientos. Sólo el tórax los tiene; pero fatigosos y separados.

La parálisis pulmonar se acentúa mucho.  Y cada vez más débil…

Vuelve a repetir su lamento infantil:

–                       ¡Mamá!

María contesta:

–                       Aquí estoy tesoro mío.

1vista nublada

Y cuando la vista se le nubla:

–                       ¡Mamá! ¿Dónde estás? Ya no te veo. ¿También tú me abandonas?

Su voz es un murmullo que María oye más con el corazón que con los oídos de quien recoge cada suspiro del Agonizante…

Ella responde:

–                       ¡No, no, Hijo! ¡No te abandono! Óyeme querido mío… Mamá está aquí… Aquí está… Sólo sufre por no poder llegar a donde estás…

9maria-llanto

Es un desgarro del alma…

Juan llora abiertamente.

Jesús oye ese llanto, pero no habla…

Longinos ha tomado la actitud, como si estuviese junto al trono imperial. En sus ojos hay un brillo de lágrimas que controla la disciplina militar.

Los otros soldados que estaban jugando a los dados, dejan el juego y se han puesto de pie. Todos están como estatuas.

El silencio es absoluto.

Luego resuenan en la oscuridad completa, las palabras:

–                       ¡Todo se ha cumplido!

10oracion y sacrifificio

Pasa el tiempo…

Entre estertores que se van espaciando cada vez más…

Luego se oye a Jesús que ora con infinita dulzura:

–                     ¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!…

Y se viene la última contracción de Jesús.

11todo se ha cumplido

Una convulsión atroz que parece querer arrancar el cuerpo enclavado. Por tres veces empieza de los pies a la cabeza. Recorre los nervios torturados. Levanta el abdomen de un modo anormal. Es un arco tenso, vibrante y luego un grito fuerte…

Con la primera sílaba de la palabra:

–                       ¡Ma-má!…

Y luego… Nada. La cabeza cae sobre el pecho. El cuerpo está hacia delante. El respiro termina…  Ha muerto.

Pasan unos segundos impactantes…

12crucificado

Y la tierra responde al grito del que acaba de morir, con un poderoso bramido…

13terremoto-en-japon-11

Parece como si miles de gigantescas trompetas arrojasen un solo sonido y en este tenebroso acorde, se escuchan las notas separadas de los  relámpagos que rasgan el Cielo en todas direcciones, cayendo sobre la ciudad, sobre el Templo. Sobre la gente…

Los rayos son la única luz intermitente que permite ver algo…

1relámpago7

Y de repente, junto con las descargas fulmíneas, la tierra se sacude violentamente. Al terremoto le sigue un ciclón y se juntan para dar un castigo apocalíptico a los blasfemos.

14terremoto-en-japon-increible-remolino-gigante-video-imagen1

La cima del Gólgota se balancea y se mueve, como un plato en la mano de un loco. Las cruces danzan en tal forma que parece que van a saltar.

Todos se agarran de donde pueden para no caer…

Los soldados se refugian en el centro de la explanada. Para que los peñascos no los arrojen hacia abajo.

Los ladrones aúllan de terror.

15terremoto-japon-

La multitud igual y tratan de escapar, pero no pueden.  Caen unos sobre otros y se pisotean. Mientras que otros se precipitan por las hendiduras del terreno.

Por tres veces se sucede el terremoto y el ciclón. Luego, todo queda inmóvil y en silencio…

16JESUS MUERE EN LA CRUZ

Es impactante ver cómo relámpagos sin trueno, corren por el firmamento iluminando a los judíos que huyen enloquecidos por el terror.

 17relampago

Poco a poco la oscuridad disminuye y así es posible ver que hay muchos que fueron fulminados y yacen tirados en el suelo.

Así como también, muchas casas están ardiendo.

18terremoto-en japon-2

Las llamas se elevan y son un punto rojo, en el verde ceniciento de la atmósfera.

María levanta su cabeza del pecho de Juan y mira a su Hijo. No lo distingue bien por la poca luz y porque sus ojos están anegados en lágrimas.

Lo llama:

–                       ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús!…

Es la primera vez que lo llama por su Nombre desde que está en la Cima del Calvario. Finalmente, al resplandor de un relámpago que refulge como una corona sobre la cresta del Gólgota, lo ve inmóvil, pendiente hacia delante.

19jesus-muere

Con la cabeza inclinada en tal forma… Que comprende y tiende sus brazos y sus manos temblorosas hacia la Cruz…

Y gime:

–                       ¡Hijo mío! ¡Hijo mío! ¡Hijo mío!…

Luego escucha…tiene la boca abierta, por el estupor. No puede creer que su Hijo haya muerto…

Juan, que ha comprendido que todo ha acabado, la abraza…

Y le dice:

–                       Ya no sufre.

Ella grita:

–                       ¡No tengo más Hijo!  -y caería desvanecida si Juan no la sostuviera…

Las mujeres acuden llorando para auxiliarla…

20redencion

Los soldados hablan entre sí…

–                       ¿Has visto a los judíos?

–                       ¡Ahora sí estaba aterrorizados!

–                       Y se golpeaban el pecho.

–                       Los más espantados eran los sacerdotes.

–                       ¡Qué miedo! He sentido otros terremotos…

–                       Pero como este… ¡Jamás!

–                       ¡Mira! La tierra está llena de hendiduras.

21terremoto

–                       Allí se ve el hundimiento del camino ancho.

–                       Hay muchos cuerpos…

–                       ¡Déjalos! Mientras menos sierpes, mejor.

–                       ¡Oh! ¡Hay otro incendio en la campiña!…

–                       Pero, es muy pronto.

–                       ¿De veras ha muerto?

–                       Y ¡No lo estás viendo!…

-crucifixion-crowd

–                       ¿Todavía dudas?

Por detrás de la roca, se asoman José y Nicodemo. Se refugiaron detrás del baluarte del monte, para librarse de los rayos.

Se acercan a Longinos y le dicen:

–                       Queremos el cadáver.

Longinos contesta:

–                       Sólo el Procónsul lo concede. Id aprisa porque he oído que los judíos van a ir al Pretorio para pedir el crurifragio. No quisiera que a Él le rompan las piernas.

22longinos2

Nicodemo:

–                       ¿Cómo lo sabes?

–                       Informes del alférez. Id. Os espero.

Los dos corren camino abajo, por la abrupta pendiente. Desaparecen tras un enorme peñasco…

Ahora es Longinos el que se acerca a Juan y le dice algo en secreto.

Juan asiente con la cabeza…

Longinos pide a un legionario una lanza. Mira a las mujeres que están atendiendo a María que poco a poco recupera sus fuerzas.

24lanzada-longinos

Todas están de espaldas a la Cruz y no lo están viendo…

Longinos se pone frente al Crucificado. Estudia bien el golpe…

Y arroja la larga lanza, que penetra profundamente de abajo para arriba. De derecha a izquierda. 23lanzada

Juan, que se encuentra entre el deseo y el horror de ver, vuelve por un instante sus ojos…

Longinos dice:

–                       Está hecho, Amigo.  –y mirando a Juan concluye-  Es mejor así. Como a un valiente. Y sin romperle los huesos… ¡Era en realidad un hombre justo!

De la herida gotea mucha agua y un hilito insignificante de sangre, que tiende a coagularse.

1muerto2

Mientras que en el calvario no hay más que tragedia, José y Nicodemo bajan por una vereda que acorta mucho el camino al Pretorio y tratan de llegar más pronto.

Están casi en la falda, cuando se encuentran con Gamaliel, que al parecer va a usar la vereda con el mismo propósito, pero hacia arriba…

25gamaliel1

Viene despeinado, sin capucho, sin manto. Con su vestidura que siempre está impecable y ahora está sucia de tierra, rasgada por las espinas de las zarzas del camino.

Un Gamaliel muy diferente del estirado de siempre. Un Gamaliel que corre subiendo jadeante. Con la manos en los cabellos ralos y muy canosos, propios de su avanzada edad. Conversan por unos momentos…

José y Nicodemo dicen asombrados:

–                       ¡Gamaliel!

–                       ¿Tú?

Gamaliel:

–                       ¿Y tú José? ¿Lo abandonas?

26jarimatea

José de Arimatea:

–                       Yo no. Pero, ¿Por qué tú por aquí? ¿Y así?

Gamaliel exclama aterrorizado:

–                       ¡Cosas horribles! ¡Estaba yo en el Templo! ¡La señal…! ¡Los quicios de las Puertas del Templo abiertos!

27velo rasgadoEl velo de color púrpura y jacinto,
está colgando, desgarrado de arriba abajo. ¡El Sancta Sanctórum al descubierto!
¡Anatema sobre nosotros!

28sanctorum

Ha hablado corriendo como loco hacia la cima, impresionado por la prueba de la que fue testigo…

Los dos lo miran irse… Se miran entre sí.

Y dicen al mismo tiempo:

–                       “¡Estas piedras se estremecerán con mis últimas palabras…!”   

1rostro de cristo

–                       ¡Se lo había prometido!…

Y continúan con su carrera hacia el Pretorio…

1(Consummatum_Est)_-_James_Tissot

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

74.- FLOR DE GRECIA


El mar es un verdadero milagro de belleza. Majestuosamente mueve sus olas coronadas de espuma. El crepúsculo tiñe de oro y violeta el horizonte.

Jesús dice a las discípulas:

–                     Pronto terminará en Cesárea vuestra fatiga, hermanas y también nosotros descansaremos. Vuestro carro os estará esperando y nos separaremos… ¿Por qué lloras, María? ¿Tendré que ver que todas las Marías lloran? –pregunta Jesús a Magdalena.

Martha trata de excusarla:

–                     Le duele dejarte.

María hace señal con la cabeza de que no llora por eso.

Y Zelote da la explicación:

–                     Tiene miedo de no ser siempre buena sin tu cercanía. Teme que será tentada muy fuertemente, cuando no estés cerca para alejar al Demonio. Hace poco me hablaba de ello.

Jesús dice:

–                     No tengas miedo por esto. Jamás retiro la Gracia que di. ¿Quieres pecar?

–                     No.

–                     ¿No? Entonces no te intranquilices. Está atenta, eso sí. Pero no tengas miedo.

–                     Señor. lloro también porque en Cesárea… Cesárea está llena de mis pecados. Ahora los veo todos… Tendré que sufrir mucho en mi ser humano.

–                     Me alegro de saberlo… Entre más sufras, mejor. Porque después no sufrirás con estas penas inútiles. María de Teófilo, quiero recordarte que eres hija de un valiente y que eres un alma fuerte. Yo quiero hacerte fortísima.

Compadezco las debilidades en las otras, porque han sido siempre mujeres mansas y tímidas, incluyendo a tu hermana. En ti no lo soporto. Te forjaré con el fuego y en el yunque; para que estés tan templada y no eches a perder el milagro de tu voluntad y la mía.

Esto tenlo en cuenta y quien de los presentes o de los ausentes pueda pensar que Yo porque te quiero mucho, voy a ser débil contigo. Te permito que llores por arrepentimiento y por amor. No por otra cosa. ¿Has entendido? – Jesús es claro y severo.

María de Mágdala lucha por controlar sus lágrimas y sollozos. Cae a los pies de Jesús. Se los besa y los moja con sus lágrimas.

Trata de decir con serenidad:

–                      Sí, Señor mío. Haré lo que quieres.

–                     Levántate y está tranquila.

Continúan caminando a lo largo de la costa. Llegan a una zona que está llena de gente que pasea a la luz de las antorchas o linternas que portan esclavos y que respira el aire y la brisa que viene del mar. Un gran consuelo para los pulmones cansados del bochorno estival.

La larga playa parece un salón vastísimo lleno de ricos paseantes a la hora más social. Pasar por ahí significa que lo desmenucen a uno completamente.

Y sin embargo, Jesús pasa por allí… a lo largo de la playa, sin importarle que lo vean; que hablen de Él; que se rían…

Lidia la romana, está sentada en una silla plegadiza a la orilla de la vía. Se pone de pie y pregunta:

–                     ¡Maestro! ¿Tú aquí? ¿A esta hora?

Jesús contesta:

–                     Se me ha hecho tarde en busca de alojamiento.

–                     Te diría que aquí está mi casa. –y señala una hermosa villa, detrás de ella- pero no sé si…

–                     No. Te lo agradezco. Vienen conmigo muchas personas y dos de ellas ya se adelantaron a donde vamos a llegar. Buenas noches, Lidia.

–                     Adiós, Maestro.

Jesús sigue adelante y los ojos de Lidia recorren las caras de las mujeres y al punto descubre a Magdalena.

Y exclama:

–                     ¡María! ¿Tú? Pero, ¿Entonces es verdad?

En los ojos de María hay una mirada de cierva acorralada. Una mirada llena de tormento. Y tiene razón, porque no solo a Lidia debe hacer frente; sino a muchos que la están mirando… Pero también ella mira a Jesús y cobra fuerzas.

Respira hondo sonríe y dice con firmeza:

–                     Es verdad.

–                     Entonces, ¡Te hemos perdido!

–                     No. Me habéis encontrado. Por lo menos espero volver a encontrarte algún día y con una amistad mejor en el camino que por fin encontré. Dilo a todos los que me conocen, te lo ruego. Hasta la vista Lidia. Olvida todo el mal que me viste hacer. Te ruego que me perdones…

–                     Pero María, ¿Por qué te envileces? Hemos vivido la misma vida de ricas desvergonzadas y no hay…

–                     No. Llevé una vida peor. Pero he salido de ella y para siempre.

–                     Dime la verdad, ¿Estás verdaderamente convencida?

–                     Convencida no. Feliz de ser discípula. Sólo una cosa lamento y es no haber conocido antes la   Luz. Y también haber comido fango en lugar de haberme alimentado de Ella. Hasta la vista, Lidia.

La respuesta suena clara en el silencio que rodea a las dos mujeres. Ninguno de los presentes se atreve a decir nada.

María se vuelve rápida y trata de alcanzar al Maestro. Pero un joven romano, se le para por delante.

–                     ¿Es tu última locura? –dice tratando de abrazarla, pero como está medio borracho, no lo consigue.

Y María se le escapa gritándole:

–                     No. Es mi única sabiduría.

Alcanza a sus compañeras que van cubiertas con sus velos como si fueran mahometanas.

Martha le pregunta:

–                     María, ¿Has sufrido mucho?

–                     No. Tiene razón el Maestro. Ya no sufriré más por esto. No vale la pena.

Y siguen su camino.

Al día siguiente al atardecer, el sol se hunde en el horizonte. El mar parece que hierve de rojo, porque refleja el cielo; con ese rojo tan avasallador, que parece irreal. Es como si el firmamento se hubiera bañado de sangre.

A pesar de la brisa marina, todavía hace calor. Van caminando a la orilla del mar, para esquivar el ardor del terreno seco. Muchos se han quitado las sandalias y levantado los vestidos para ir en el agua.

Pedro afirma:

–                     Si no estuvieran las discípulas, me metería desnudo a nadar.

Pero debe salir también de allí, porque Magdalena dice:

–                     Maestro, conozco muy bien esta zona. ¿Ves allá donde el mar tiene aquella mancha amarilla, en su azul? Allí desemboca un río y es necesario saber vadearlo…

Pedro exclama:

–                     ¡Oh! ¡Hemos vadeado tantos! ¡No será el Nilo! Este también lo vadearemos.

–                     No es el Nilo, pero en sus aguas y en sus riberas, hay animales nocivos. Es necesario pasar con cuidado y no quitarse las sandalias, para no hacerse daño.

–                     ¡Oh! ¿Qué clase de bichos son? ¿Leviatanes?

–                     Dijiste bien, Simón. Se trata de cocodrilos. Aunque pequeños, son lo suficientemente grandes, para no dejarte caminar por un espacio.

–                     ¿Y qué hacen ahí?

–                     Creo que los fenicios los trajeron por razón de culto. Son pequeños y muy agresivos. Hay algunos grandes. Los romanos suelen venir aquí, para cazarlos y para divertirse… También yo venía con ellos. Las pieles son bellas y sirven para muchas cosas. Dejad que mi experiencia os guíe.

Pedro dice:

–                     Está bien. Me gustaría verlos.

–                     Tal vez veremos alguno, a pesar de que la caza los está exterminando.

Dejan la ribera y siguen por el camino principal. Llegan a un puente que cruza un río grande, que por ahora no lleva mucha agua. Hay muchas espadañas y cañas que forman pequeños islotes. La ribera tiene zarzas y árboles tupidos.

Revisan bien y no ven ningún animal, dejando a varios desilusionados. Pero cuando están a punto de atravesar el puente, Martha grita y retrocede aterrorizada. Un animal que se parece mucho al cocodrilo, está atravesado sobre el camino, como si estuviese dormido.

Magdalena dice:

–                     No tengas miedo. Cuando están allí no son peligrosos. Lo malo es cuando se esconden y pasa uno sin verlos. – y tomando una piedra, se la tira. Éste al sentirse golpeado en el costado, escapa entre la arena y se sumerge en el agua lodosa.

Pedro dice:

–                     De veras que es feo.

Judas pregunta:

–                     ¿Es verdad, Maestro que en otros tiempos les daban de comer víctimas humanas?

Jesús contesta:

–                     Se le consideraba un animal sagrado y así como nosotros ofrecemos un sacrificio a nuestro Dios, los idólatras lo hacían a su manera.

Susana pregunta:

–                     Pero, ¿Aún lo hacen?

Juan de Endor contesta:

–                     Sí. En algunos lugares idólatras.

–                     ¡Dios mío! Pero se los darán muertos, ¿O no?

–                     No. Se los dan vivos. Niños y niñas. Las primicias del pueblo.

Las mujeres lo miran espantadas.

Martha gime aterrorizada:

–                     ¡Oh! ¿Y si hay más animales de esos?…

Ermasteo dice:

–                     No tengas miedo. Basta con hacer algo de ruido y escapan. Soy práctico, he estado varias veces en el Bajo Egipto.- y golpea entre sí un par de varas.

Después de cruzar el punto peligroso…

Jesús pregunta:

–                     ¿Qué es lo que se mueve en aquellos zarzales?

Martha se espanta:

–                     ¡Oh, no! Otro cocodrilo…

Las hojas se mueven y se asoma una cara humana. Es una mujer que los mira y huye hacia la campiña con un alarido.

Todos preguntan perplejos:

–                     ¿Leprosa?

–                     ¿Loca?

–                     ¿Endemoniada?

Pero la mujer regresa corriendo, porque viene un carro romano y se encuentra acorralada. Es una joven muy bella, a pesar de sus vestidos desgarrados y su cabellera en desorden.

Jesús le dice con imperio:

–                     ¡Mujer! ¡Ven aquí!

Ella extiende sus brazos suplicantes:

–                     ¡No me hagas daño!

–                     Ven aquí. ¿Quién eres? No te haré ningún mal. –Y su voz es tan dulce que la persuade.

Ella se adelanta, se inclina y cae al suelo, diciendo:

–                     Quienquiera que seas, ten piedad de mí. Mátame pero no me entregues a mi patrón. Soy una esclava que se escapó…

–                     ¿Quién es tu patrón? ¿De dónde eres?

–                     Soy griega. La esclava griega de… ¡Oh, piedad! ¡Escondedme!… ¡El amo se acerca!…

Todos forman un círculo entorno a la infeliz que está agazapada en el suelo. El vestido desgarrado por las espinas, muestra su espalda surcada por los golpes y rasguños. El carro pasa sin que nadie de los que van en él, muestre interés por el grupo.

Jesús dice:

–                     Se han ido. Habla. Si podemos, te ayudaremos… -y le pone la punta de sus dedos, sobre la cabellera despeinada.

–                     Soy Síntica. Esclava griega de un noble romano, del séquito del Procónsul.

Magdalena exclama:

–                     ¡Entonces eres la esclava de Valeriano!

La infeliz suplica llorando:

–                     ¡Oh! ¡Piedad! ¡Piedad! No me denuncies a él…

Magdalena responde:

–                     No tengas miedo. Jamás volveré a hablar con Valeriano. –Y dice el por qué a Jesús- Es uno de los romanos más ricos y más repugnantes que hay acá. Es tan asqueroso, como cruel.

Jesús le pregunta:

–                     ¿Por qué has huido?

Ella levanta su cabeza con dignidad:

–                     Porque tengo un alma. No soy una mercancía. El me compró, es verdad. Podrá haber comprado mi persona para que embellezca su casa; para que le alegre las horas con leerle. Para que le sirva, pero nada más. ¡El alma es mía! No es cosa que se compre. Y él quería también ésta.

–                     ¿Qué sabes tú del alma?

–                     No soy literata, Señor. Soy botín de guerra desde mi más tierna edad. Pero no plebeya. Este es ni tercer dueño y es un fauno asqueroso. Pero en mí todavía estás las palabras de nuestros filósofos. Y sé que no somos sólo carne. hay algo inmortal encerrado en nosotros. Algo que no podemos definir claramente, pero hace poco que sé su nombre.

Un día pasó un hombre por Cesárea, hace como un año. Haciendo prodigios y hablando mejor que Sócrates y Platón. Mucho se ha hablado de Él, en las termas y en los banquetes o en los Pórticos Dorados; ensuciando su dulce Nombre al pronunciarlo en las salas de las inmundas orgías.

Y mi patrón; exactamente a mí, que ya sentía tener algo inmortal que pertenece solo a Dios y que no se compra como si fuera una mercancía; en los mercados de esclavos me hizo leer otra vez las obras de los filósofos; para comparar y buscar si esta cosa que ignoramos; que el Hombre que llegó de Cesárea, la llamó con el nombre de ‘alma’, estaba descrita en ellos. ¡El me hizo leer esto!…

Luego, ¡El quería que yo le complaciese en los sentidos! De este modo, llegué a saber que esta cosa inmortal es el alma. Y mientras Valeriano con otros compañeros suyos, escuchaban mi voz… y entre bostezos y eructos, trataban de comprender, parangonar y discutir.

Yo unía las palabras del Desconocido, a las de los filósofos y las ponía de mi parte. Con ellas me creaba una dignidad mucho mayor, para rechazar su pasión insensata…

Una noche, hace poco, me golpeó hasta casi matarme; porque a mordidas lo rechacé… Al día siguiente huí. Hace cinco días que vivo entre aquellos matorrales, recogiendo por la noche, moras y tunas.

Pero terminaré por ser atrapada otra vez, pues sé que anda en mi busca. Le costé mucho dinero y le agrado demasiado, para que me deje en paz.

¡Ten piedad, te lo ruego! Eres hebreo y ciertamente que sabes en donde se encuentra Él. Te ruego que me lleves al Desconocido que habla a los esclavos y galeotes. Y que habla del alma. Me dijeron que es pobre. No me importa sufrir hambre, pero quiero estar cerca de Él, para que me instruya y me levante otra vez.

Vivir en medio de los brutos, embrutece a uno, aunque se resista a ellos. Quiero volver a tener mi antigua dignidad moral.

Jesús dice con cierta admiración y una sonrisa radiante:

–                     El Hombre. El Desconocido que buscas, está delante de ti.

Síntica lo mira asombrada y dice:

–                     ¿Tú? ¡Oh! ¡Dios Desconocido de la Aerópolis! Yo te saludo… -y se postra delante de Él.

–                     Aquí no puedes estar. Estamos cerca de Cesárea.

–                     ¡No me dejes, Señor!

–                     No te dejaré. Estoy pensando…

Magdalena aconseja:

–                     ¡Maestro! Nuestro carro nos espera en el lugar convenido. En nuestra casa estará segura.

Jesús le pregunta:

–                     ¿Quieres venir con nosotros?

–                     Con cualquiera de los tuyos, con tal de que no sea ese hombre. Pero, ¡Esta mujer dice que lo conoce! ¿No me traicionará? ¿Y si me buscan los romanos, no…?

Magdalena le asegura:

–                     No tengas miedo. A Bethania no llegan los romanos y mucho menos los de esa clase.

Las mujeres se la llevan y la visten con un manto de Susana. Luego prosiguen a través de la campiña.

Al día siguiente atraviesan la espléndida llanura de Sarón; exuberante de flores y de frutos. Hay abundancia de manantiales y todo está muy verde y florido.

Pero los apóstoles no aprecian la belleza que los rodea, porque avanzan de mal humor. Parecen cansados, desilusionados y no hablan.

El camino traza una cinta blanca en esta campiña fertilísima y como todavía es temprano, encuentran mercaderes y viajeros que van a Cesárea.

Como si concluyera un discurso mental, Pedro dice:

–                     ¡Para lo que sirvió! No valió la pena haber caminado tanto…

Santiago de Zebedeo, agrega:

–                     ¡Pues claro! ¿Para qué fuimos a Cesárea, si ni siquiera dijo una palabra? Yo pensé que haría algún milagro sorprendente para persuadir a los romanos y sin embargo…

Tomás declara:

–                     ¡Nos expuso a la chacota y basta!

Judas remata:

–                     Y nos hizo sufrir. A Él le gustan las ofensas y piensa que también a nosotros.

Zelote observa tranquilo:

–                     Pero en realidad la que sufrió en esta ocasión; fue María, la hija de Teófilo.

Judas revienta:

–                     ¡María! ¡María! María se ha convertido en el centro del Universo. Nadie sufre, sino ella. Nadie es héroe, sino ella. Nadie tiene que formarse, sino ella. Si hubiese sabido, me hubiese hecho ladrón y homicida, para ser objeto de tanta deferencia.

Santiago de Alfeo, observa:

–                     La vez anterior que vinimos a Cesárea y que Él curó a la niñita romana y evangelizó; nosotros le dimos aflicción con nuestro mal humor, porque lo hizo.

Juan dice con serenidad:

–                     Es que no sabemos lo que queremos, hace de un modo y nos irritamos. Hace al contrario y refunfuñamos. Somos defectuosos.

Judas estalla con su ironía:

–                     ¡Oh! ¡Ahora tenemos al otro sabio que habla! Lo cierto es que hace tiempo que no hace nada bien.

Mateo le refuta:

–                     ¿Nada, Judas? ¿Y la griega? ¿Y Ermasteo, Abel, María, etc.…?

Judas replica fastidiado:

–                     Él ciertamente no fundará su Reino con estos inútiles. –obsesionado como está, con la idea de un  imperio y un triunfo terrenal.

Tadeo dice:

–                     Judas, te ruego que no juzgues las obras de mi hermano. Es algo tan ridículo como si un niño quisiera juzgar a su maestro. Sin reconocer que es una nulidad que quiere sentirse superior. –y se esfuerza por reprimir su profunda antipatía hacia Judas de Keriot.

Judas replica sarcástico:

–                     Te agradezco que te hayas limitado a llamarme ‘niño’. En realidad esperaba que después de haber servido tanto tiempo en el Templo, se me juzgara al menos como un adulto.

Andrés se lamenta:

–                     ¡Oh! ¡Qué fastidiosas son estas disputas!

Mateo observa:

–                     ¡Tienes razón! En vez de formar un solo haz, mientras más vivimos juntos, parece como si más nos separásemos. Hay que recordar que en Sicaminón dijo, que tenemos que estar unidos con la grey. ¿Cómo podremos hacerlo si como pastores no lo estamos?

Judas le replica:

–                     ¿Entonces no se debe hablar? ¿Jamás podremos manifestar nuestro pensamiento? Creo que no somos esclavos.

Simón le responde con calma:

–                     No, Judas. No somos esclavos, pero somos indignos de seguirlo, porque no lo comprendemos.

–                     Yo lo comprendo muy bien.

–                     No. No lo comprendes. Y nosotros tampoco. En mayor o menor grado, todos lo criticamos. Comprender es obedecer sin discutir, porque está uno persuadido de la santidad de quién guía. –insiste Zelote.

–                     ¡Ah! ¡Pero tú te refieres a comprender su santidad! Yo me refería a sus palabras. ¡Su Santidad es indiscutible! –se apresura a afirmar Judas.

–                     ¿Y puedes dividir su santidad de sus palabras? Un santo siempre poseerá la sabiduría y sus palabras serán sabias.

–                     Es verdad. Pero comete acciones que causan daño. Claro que es por demasiada santidad. Lo concedo. Pero el mundo no es santo y Él se busca problemas y malos ratos. Ahora por ejemplo, ¿Crees que nos sirva para algo este filisteo que ha sido agregado al grupo?

Ermasteo dice mortificado:

–                     Si soy causa de algún daño, me retiro. Vine con la idea de honrarlo y pensé que hacía una cosa recta.

Santiago de Alfeo contesta:

–                     Le causarías dolor, si te fueras por esta razón.

–                     Pensará que cambié de idea. Ahora le diré adiós y me voy…

Pedro interviene brusco:

–                     ¡No! ¡Tú no te vas! No es justo que por los nervios de otro, el Maestro pierda un buen discípulo.

Judas replica sarcástico:

–                     Pero si por cosa tan pequeña se quiere ir, es señal de que no está seguro de su voluntad. Déjalo que se vaya.

Pedro pierde la paciencia:

–                     Le prometí a Él, cuando me concedió a Marziam, que sería paternal con todos. Y me desagrada faltar a mi promesa, pero tú me empujas a ello. Ermasteo está aquí y aquí se queda. ¿Sabes una cosa? Tú eres el que metes confusión en la voluntad de los demás y los haces inseguros. Eres uno que separa y mete desorden. Esto es lo que eres y avergüénzate de ello.

–                     ¿Y qué eres tú? El protector de…

–                     Sí, señor. Dijiste bien. protector de la mujer velada. Protector de Juan de Endor, de Ermasteo y de cuantos ha encontrado Jesús. Y no son los magníficos ejemplares pavoneados del Templo.

Los pabilos que humean a alpechín del Templo, fabricados con sagrada argamasa y telarañas del Templo. Los pabilos que humean a alpechín del Templo, ¡Como tú! Para decirlo en una palabra y hacer más inteligible parábola. Si el Templo es gran cosa, a no ser que me haya vuelto estúpido, el Maestro es más que el Templo y tú le faltas al respeto…

Pedro grita tan fuerte, que Jesús se detiene y voltea. Intenta ir hacia ellos, dejando a las mujeres.

Juan dice:

–                     ¡Oyó! Ahora se afligirá…

Tomás dice rápido:

–                     No, Maestro. No vengas. Discutíamos… ¡Para no aburrirnos en el camino!

Jesús se detiene. Los discípulos se acercan a Él.

–                     ¿De qué discutíais? ¿Una vez más debo deciros que las mujeres os superan?

El dulce reproche toca el corazón de todos. Callan bajando la cabeza.

–                     ¡Amigos míos! No os hagáis objeto de escándalo, para los que apenas están naciendo a la Luz. ¿No sabéis que hace más daño una imperfección en vosotros, para redimir a un pagano; que todos los errores que hay en el paganismo?

Nadie responde. Porque nadie sabe qué decir para justificarse o para acusar.

Continúan caminando. Cerca de un puente donde hay un río seco, está parado el carro de las hermanas de Lázaro y éstas se despiden.

María Magdalena se arrodilla a los pies de Jesús y le dice:

–                     Te doy gracias por todo y también porque me hiciste hacer este largo viaje. Tú eres la Sabiduría. Ahora me voy despojada de los restos que quedaban de la María de otro tiempo. Bendíceme Señor para que me fortifique cada vez más.

Jesús pone su mano sobre su cabeza y dice:

–                     Te bendigo. Alégrate en tus hermanos que se forman según mis deseos. Hasta pronto, María. Martha. Dile a Lázaro que lo bendigo. Os confío a esta mujer. No os la doy. Es mi discípula. Pero quiero que le ayudéis a entender mi Doctrina. Luego iré Yo.

Hasta pronto, Síntica, Flor de Grecia, que supiste comprender por ti misma, que hay algo más que la carne. Ahora florece en Dios y sé la primera de las flores de la Grecia del Mesías.

Síntica besa la orla del vestido de Jesús y suben al carro. Éste se pone en movimiento…

Jesús dice:

–                     Y ahora vamos a buscar un poco de sombra…

Cómo María de Alfeo llora en silencio, Jesús le pregunta:

–                     ¿Tanto te desagrada, María;  que se hayan ido?

María de Alfeo contesta:

–                     Sí. son muy buenas.

–                     Las volveremos a ver pronto. Y vendrán más… Todo es amor. Bien sea el materno como el fraterno. –la consuela Jesús.

Judas de Keriot dice entre dientes:

–                     Con tal de que no cause molestias…

Jesús pregunta:

–                     ¿Causa molestias el amarse?

–                     No. Molestias el tener personas de otra raza y otra cultura.

–                     ¿Te refieres a Síntica?

–                    Sí, Maestro. Porque ella pertenece al romano y apropiársela está mal. Lo irritará contra nosotros y nos echaremos encima a Poncio Pilatos, que es tan cruel.

Pedro dice:

–                     ¿Pero tú crees que le moleste a Pilatos, que un funcionario suyo pierda una esclava? ¡Lo conocerá por lo que vale! Y si es un poco honrado, como pretende serlo. Por lo menos en lo que se refiere a su familia, dirá que esta mujer hizo bien en huir. Si es deshonesto, dirá: “Eso te mereces. Tal vez así la encuentre yo” Los deshonestos no son sensibles a los dolores de los demás.

Y luego, ¡Oh! ¡Pobre Poncio! Con todos los disgustos que le damos, no creo que vaya a tener tiempo de oír las quejas de alguien que le diga que su sierva se escapó.

Muchos le dan la razón, burlándose de las quejas del lascivo romano.

Jesús lleva la disputa a un terreno más alto:

–                     Judas, ¿Conoces el Deuteronomio?

Judas contesta:

–                     Ciertamente, Maestro. Y no dudo en decir que lo sé cómo pocos.

–                     ¿Qué piensas de él?

–                     Que es el portavoz de Dios.

–                     Portavoz. Por lo tanto repite las palabras de Dios. ¿O no?

–                     Exactamente así.

–                     Haz contestado bien. ¿Entonces por qué juzgas que no está bien hacer lo que ordena?

–                     Jamás he dicho eso. Al revés. Creo que lo descuidamos mucho al seguir la nueva Ley.

–                     La nueva Ley es el fruto de la antigua. Es la perfección a la que ha llegado el árbol de la fe. Ninguno de nosotros lo hace a un lado; porque Yo soy el primero en respetarlo y en impedir que otros lo descuiden. –Jesús es punzante al decir estas palabras y continúa- el Deuteronomio es intocable.

Cuando triunfe mi Reino y con él, la nueva Ley; con sus nuevos códigos que están basados en el Libro Mosaico, porque es el fundamento de mi modo de obrar y de mi enseñanza. En el Deuteronomio está escrito: “No entregarás al patrón, al esclavo que se ha refugiado contigo. Habitará contigo en el lugar que le pareciere. Estará contigo en una de tus ciudades. Y no le infligirás ningún mal.”

Esto en el caso de que alguien se vea obligado a huir de una esclavitud inhumana. En mi caso y en el de Síntica, la fuga no es por una libertad limitada; sino por la Libertad Ilimitada del Hijo de Dios.

¿Y quieres tú que Yo ponga de nuevo a esta alondra que huye de las trampas de los cazadores, del hielo y la devuelva a su prisión, para quitarle aún la esperanza de llegar a ser libre? ¡No! ¡Jamás!

Bendigo a Dios que así como el haber ido a Endor trajo un hijo al Padre, la ida a Cesárea me trajo a Mí, a esta criatura, para que la lleve al Padre.

En Sicaminón hablé de la Fuerza de la Fe. Hoy os hablaré de la luz de la Esperanza. Pero antes quedémonos bajo esta arboleda a descansar y a comer. Porque el sol quema como si el Infierno estuviese abierto.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

 

 

26.- EL PREDILECTO


Al día siguiente, en una fría mañana invernal, sobre el improvisado púlpito del establo, Jesús va a predicar a la multitud…

Y Pedro lo hace que se incline y le dice en voz baja:

–           Detrás del muro está la mujer velada. La he visto. Está desde ayer. Vino siguiéndonos desde Betania. ¿La arrojo o la dejo?

Jesús ordena suavemente:

–                     Déjala. Lo he dicho.

–                     ¿Pero si es una espía, como dice Iscariote?

–           No lo es. Ten confianza en lo que digo. Déjala y no digas nada a nadie. Respeta su secreto.

–                     No he dicho nada, porque pensé que estaba bien.

–                     Procura que no se le perturbe y respétala.

Hay por lo menos el doble de gente que ayer. Y algunos no parecen campesinos. Tienen su burro amarrado y toman su comida bajo el cobertizo. El día es frío pero sereno.

La gente habla entre sí:

–                     Pero, ¿Es más que Juan?

–                     No. Es diferente. Yo era de Juan; que era el Precursor. La Voz de la Justicia. Éste es el Mesías, la Voz de la Sabiduría y de la Misericordia.

Varios preguntan:

–                     ¿Cómo lo sabes?

–                     Me lo dijeron tres discípulos del Bautista, que siempre han estado con él. Ellos lo vieron nacer. Isaac es uno de los pastores y es mi amigo. Estaría bien decir a los Betlemitas que fuesen buenos. Ni en Belén, ni en Jerusalén pudo predicar.

–                     ¡Sí! ¡Imagínate si los escribas y fariseos van a querer sus palabras! ¡Son unas víboras y hienas, como los llama el Bautista!

–                     Yo querría que me curase. ¿Ves? Tengo una pierna con gangrena. He sufrido lo indecible al venir en burro hasta aquí. Lo busqué en Sión, pero ya no estaba.

Alguien responde:

–                     Lo amenazaron de muerte.

–                     ¡Perros!

–                     Sí. ¿De dónde vienes?

–                     De Lidda.

–                     ¡Mucho camino!

Otro muy abatido, dice:

–                     Yo… yo quisiera decirle un error mío. Se lo dije al Bautista y me escapé con tantos reproches que me dijo. Pienso que no puedo ser perdonado.

–                     ¿Qué fue lo que hiciste?

–                     Mucho mal. Se lo diré a Él. ¿Qué pensáis? ¿Me maldecirá?

Un viejo imponente responde:

–                     No. Lo oí hablar por casualidad en Betsaida. Hablaba a una pecadora. ¡Qué palabras! ¡Ah! ¡Yo hubiera querido ser ella; para merecer su perdón…!

Varios gritan:

–                     ¡Mírenlo! ¡Ahí viene!

–                     ¡Misericordia! ¡Me avergüenzo! –dice el culpable haciendo el intento de huir.

Y se oye su Voz misericordiosa:

–           ¿A dónde huyes hijo mío? ¿Tienes tanta lobreguez en el corazón, como para odiar la Luz y huir de Ella? ¿Has pecado tanto, como para tener miedo de mi Perdón? Pero, ¿Qué pecado pudiste cometer? Ni aunque hubieses matado a Dios, deberías de tener miedo, ¡Si hay en ti un verdadero arrepentimiento! No llores. Más bien ven, que lloraremos juntos.

Jesús, que había estirado su brazo para detener al que iba a huir; lo estrecha contra Sí y luego se dirige a los que lo están esperando y dice:

–                     Sólo un momento. Debo aliviar este corazón. Luego regreso.

Y se va más allá de la casa. Rozando al dar vuelta en el ángulo, a la mujer velada. Jesús la mira fijamente por un momento.

Avanza unos diez pasos y se detiene. Pregunta al hombre que llevaba abrazado:

–           ¿Qué hiciste, hijo?

El hombre cae de rodillas. Tiene como cincuenta años. Una cara quemada por muchas pasiones y consumida por un tormento secreto.

Extiende sus brazos y grita:

–                     Para gozar de toda la herencia paterna, maté a mi madre y a mi hermano. Para gastarla en mujeres. No he tenido jamás paz… mi comida: ¡sangre! Si sueño, son pesadillas. Mi placer… ¡Ah!… en el pecho de las mujeres y en sus gritos de lujuria; sentía el frío de mi madre muerta y la asfixia de mi hermano envenenado. Malditas mujeres del placer que sois áspides, medusas, murenas insaciables. ¡Ruina! ¡Ruina!…  ¡Ruina, mía!

Jesús dice:

–                     ¡No maldigas! ¡Yo no te maldigo!

–                     ¿No me maldices?

–                     ¡No! ¡Lloro y tomo sobre Mí tu pecado!… ¡Qué pesado es! ¡Me quiebra! Pero lo abrazo fuerte, para destruirlo por ti…y a ti te doy el perdón. ¡Sí! ¡Te perdono tu gran pecado!

Extiende sus manos sobre la cabeza del hombre que solloza y dice estas palabras en Oración: ‘Padre. También por él mi sangre será derramada. Pero ahora mira el llanto y la plegaria. Padre, perdona porque él se ha arrepentido. Tu Hijo, en cuyas manos se ha confiado todo juicio, ¡Así lo quiere!…

Por algunos minutos sigue en esta actitud. Luego se inclina. Levanta al hombre y le dice:

–                     La culpa se te ha perdonado. Te toca ahora expiar con una vida de penitencia lo que queda, por tu delito.

–                     Dios me ha perdonado… ¿Y mi madre?… ¿Y mi hermano?

–                     Lo que Dios perdona, lo perdonan todos. Vete y no peques más.

El hombre llora más fuerte y le besa la mano. La mujer velada hace un movimiento como para salirle al encuentro; pero luego baja la cabeza y no se mueve. Jesús pasa delante de ella sin mirarla.

Va hasta su lugar y dice en voz alta y fuerte:

–                     Paz a vosotros que buscáis la Palabra…

Y Jesús da una extensa lección sobre los Mandamientos de la Ley de Dios…

La semana siguiente…

Los discípulos están muy agitados. Parece un enjambre provocado.  Hablan; miran a todas partes… Jesús no está.

Pedro ordena a Juan:

–                     Vete a buscar al Maestro. Está en el bosque junto al río. Dile que venga pronto para que diga lo que debemos hacer.

Juan va a la carrera.

Judas de Keriot, dice:

–                     No entiendo por qué tanta confusión y tanta descortesía. Yo habría ido y lo habría recibido con todos los honores. Es un honor suyo y también para nosotros. Así pues…

Pedro advierte.

–                     Yo no sé nada. Él será diferente a su pariente… pero a quién está con hienas se le pega el olor y el instinto. Por lo demás, tú querrías que se fuese aquella mujer… ¡Pero ten cuidado! El Maestro no quiere y yo la tengo bajo mi protección. Si la tocas… ¡Yo no soy el Maestro! Te lo digo para tu conducta futura.

Judas dice con ironía:

–                     ¡Hummm! ¿Quién es pues? ¿Tal vez la bella Herodías?

–                     ¡No te hagas el chistoso!

–                     Tú eres el que me hace serlo. Le has hecho la guardia real alrededor como si fuese una reina.

–                     El Maestro me dijo: ‘Procura que no se le perturbe y respétala’ Y eso es lo que hago.

Tomás pregunta:

–                     ¿Pero quién es? ¿Lo sabes?

Pedro dice:

–           Yo no.

Varios insisten:

–                     ¡Ea! ¡Dilo! ¡Tú lo sabes!

–                     Os juro que no sé nada. El Maestro lo sabe. Pero yo no.

–                     Hay que preguntárselo a Juan. A él le dice todo.

Judas pregunta:

–                     ¿Por qué? ¿Qué cosa especial tiene Juan? ¿Es acaso un dios tu hermano?

Santiago de Zebedeo responde:

–                     No, Judas. Es el más bueno de nosotros.

Santiago de Alfeo dice:

–                     Por mí ni me preocupo. Ayer mi hermano la vio cuando salía del río con el pescado que le había dado Andrés y se lo preguntó a Jesús. Él respondió: ‘Tadeo. No tiene cara. Es un espíritu que busca a Dios. Para Mí no se trata de otra cosa y así quiero que sea para todos.’ Y lo dijo en tal forma: ‘Quiero’ que os aconsejo de no insistir.

Judas de Keriot dice:

–                     Yo voy a donde está ella.

Pedro se enciende como un gallo de pelea y replica:

–                     ¡Haz la prueba! Si eres capaz…

–                     ¿La harás de espía para acusarme con Jesús?

–                     Dejo ese encargo a los del Templo. Nosotros los del lago ganamos el pan con el trabajo y no con la delación. No tengas miedo de que Simón de Jonás la haga de espía. Pero no me provoques y no te atrevas a desobedecer al Maestro, porque yo soy…

–                     ¿Y quién eres tú? ¡Un pobre hombre como yo!

–                     Sí, señor. al revés. Más pobre, más ignorante, más vulgar que tú. Y no me avergüenzo. Me avergonzaría si fuese igual a ti en el corazón. El Maestro me confió este encargo y yo lo hago.

–                     ¿Igual a mí en el corazón? Y… ¿Qué cosa hay en mi corazón que te causa asco? ¡Habla! ¡Acusa! ¡Ofende!…

Bartolomé interviene:

–                     ¡Judas! ¡Cállate! Respeta las canas de Pedro.

–                     Respeto a todos. Pero quiero saber qué cosa hay en mí…

Pedro estalla:

–                     Al punto eres servido. Déjame hablar… hay tanta soberbia que con ella se puede llenar esta cocina. Hay falsedad y hay lujuria.

Judas casi se ahoga:

–                     ¿Yo falso?…

Todos se interponen y Judas debe callar.

Simón, con calma dice a Pedro:

–                     Perdona amigo, si te digo una cosa. Él tiene defectos, pero tú también los tienes. Y uno de ellos es el de no compadecer a los jóvenes. ¿Por qué no tomas en cuenta la edad? ¿El nacimiento y… tantas otras cosas? Mira. Tú obras por amor a Jesús. Pero, ¿No has notado que estas disputas le causan hastío? A él no le digo nada. –señala a Judas- pero a ti, sí. Porque eres un hombre maduro y muy sincero, te hago esta súplica: ¡Él tiene tantas penas por sus enemigos y dárselas también nosotros! Hay tantas guerras a su alrededor. ¿Por qué provocar otra en su nido?

Tadeo confirma:

–                     Es verdad. Jesús está triste y ha adelgazado. En las noches oigo que da vueltas en su cama y suspira. Hace algunos días, me levanté y ví que lloraba, orando. Le pregunté: ‘¿Qué te pasa?’ Él me abrazó y me dijo: ‘Quiéreme mucho. ¡Qué fatigoso es ser ‘Redentor’!

Felipe agrega:

–                     También yo me di cuenta de que había llorado en el bosque junto al río. Y a mi mirada interrogante respondió: ‘¿Sabes qué diferencia hay entre el Cielo y la Tierra, además de no ver a Dios? Es la falta de amor entre los hombres. Me estrangula como una soga. He venido a darles granos a los pajaritos, para que me amen los seres que se aman.’

amor animal

Escuchar todo esto, resquebraja por un momento el gran egoísmo de Judas. Siente una oleada de amor por su Maestro y el conocer su sufrimiento, se le clava como un puñal en su corazón. Y se deja caer, llorando como un niño.

Y en ese preciso momento, entra Jesús con Juan:

–           Pero, ¿Qué sucede? ¿Por qué ese llanto?

Pedro responde:

–                     Por mi culpa, Maestro. Cometí un error. Regañé a Judas muy duramente.

Judas replica entre sollozos:

–                     No… yo… yo… el culpable soy yo. Yo soy el que te causa dolor. No soy bueno… Perturbo… Pero, ¡Ayúdame a ser bueno! Porque tengo algo aquí en el corazón… algo que no comprendo… que me obliga a hacer cosas que no quiero hacer. Es más fuerte que yo. Y te causo dolor a Ti, Maestro; al que debería dar gozo. Créelo; no es falsedad.

Jesús dice:

–                     Sí, Judas. No lo dudo. Viniste a Mí, con sinceridad de corazón; con verdadero entusiasmo. Pero eres joven… Nadie. Ni siquiera tú mismo te conoces como Yo te conozco. ¡Ea! ¡Levántate y ven aquí! Luego hablaremos los dos solos. Mientras tanto, hablemos de aquello por lo que me mandasteis llamar. ¿Qué hay de malo en que venga Mannaém?

¿No puede un hermano de leche de Herodes, tener sed del Dios Verdadero? ¿Tenéis miedo por Mí? Tened fe en mi palabra. Este hombre ha venido con fines honestos.

Pedro:

–                     ¿Entonces por qué no se dio a conocer?

Jesús:

–                     Precisamente porque viene como un ‘alma’; no como hermano de Herodes. Se ha envuelto en el silencio, porque piensa que ante la Palabra de Dios, no existe el parentesco con un rey. Respetaremos su silencio.

Andrés:

–                     Pero si por el contrario… ¿Él lo envió?

–                     ¿Quién?…  ¿Herodes?… No. No tengáis miedo.

Tadeo:

–                     ¿Quién lo manda entonces?

Santiago:

–                     ¿Cómo se ha informado de Ti?

–                     Es discípulo de mi primo Juan. Id y sed con él corteses; como con los demás. Id. Yo me quedo con Judas.

Los discípulos se van.

Jesús mira a Judas, que está todavía lloroso y le pregunta:

–                     ¿Y? ¿No tienes nada que decirme? Yo sé todo lo tuyo. Pero quiero saberlo por ti. ¿Por qué ese llanto? Y sobre todo, ¿Por qué ese desequilibrio, que te tiene siempre tan descontento?

–                     ¡Oh, sí Maestro! Lo dijiste. Soy celoso por naturaleza. Tú sabes que así es… Y sufro al ver que… Al ver tantas cosas. Esto me saca de quicio, porque soy injusto. Y me hago malo, aun cuando no quisiera. No…

–                     ¡Pero no llores de nuevo! ¿De qué estas celoso? Acostúmbrate a hablar con tu verdadera alma. Hablas mucho. Hasta demasiado…  Pero, ¿Con quién? Con el instinto y con tu mente. Tomas un fatigoso y continuo trabajo, para decir lo que quieres decir: hablo por ti. De tu ‘yo’. Porque cuando tienes que hablar de otros y a otros, no te pones cortapisas, ni límites. Y lo mismo haces con tu carne. Ella es un caballo bronco. Pareces un jinete a quien el jefe de las carreras, le hubiese dado dos caballos locos para hacer el paso de la muerte…  

Uno es el sentido. Y el otro… ¿Quieres saber cuál es el otro? ¿Sí?…

Judas asiente con la cabeza.

Jesús continúa:

–           Es el error que no quieres domar. Tú…  Jinete capaz pero imprudente. Te fías de tu capacidad y crees que basta. Quieres llegar primero… no pierdes tiempo ni siquiera para cambiar de caballo. Antes bien, los espoleas y pinchas. Quieres ser el ‘vencedor’… quieres aplauso. ¿Acaso no sabes que la victoria es segura cuando se conquista con constante, paciente y prudente trabajo?… Habla con tu alma. De allí es de donde quiero que salga tu confesión. O, ¿Debo decirte lo que hay dentro?

Una sombra cruza por la mirada de Judas antes de responder:

–                     Veo que también Tú no eres justo. Y no eres firme y esto me hace sufrir.

–                     ¿Por qué me acusas? ¿En qué he faltado a tus ojos?

–                     Cuando quise llevarte con mis amigos, no te gustó. Y dijiste: ‘Prefiero estar entre los humildes.’ Luego Simón y Lázaro te dijeron que era bueno que te pusieras bajo la protección de un poderoso y aceptaste. Tú das preferencia a Pedro, a Simón, a Juan. Tú…

–                     ¿Qué otra cosa?

–                     Nada más, Jesús.

–                     Nubecillas… pompas de espuma. Me das compasión porque eres un desgraciado  que te torturas, pudiendo alegrarte. ¿Puedes decir que este lugar es de lujo? ¿Puedes decir que no hubo una razón poderosa que me obligó a aceptarlo?… ¿Si Sión no me hubiera arrojado, estaría refugiado en un lugar de asilo?

–                     No.

–                     ¿Entonces cómo puedes decir que no te trato como a los demás? ¿Puedes decir que he sido duro contigo cuando has faltado? Tú no fuiste sincero… las vides… ¿Qué nombre tenían esas vides?…

No fuiste complaciente con quién sufría y se redimía. Ni siquiera fuiste respetuoso conmigo. Y los otros lo vieron. Y con todo; una sola voz se levanta incansable en tu defensa: la mía. Los demás tendrían el derecho de estar celosos. Porque si ha Habido uno que fuera preferido y protegido, eres tú.

Judas, avergonzado y conmovido, llora.

–                     Me voy. Es la hora en que soy de todos. Tú quédate y reflexiona…

–                     Perdóname, Maestro. No podré tener paz, si no tengo tu perdón. No estés triste por mi causa. Soy un muchacho malvado… Amo y atormento… Así sucedía con mi madre. Así es ahora contigo. Y así será con mi esposa, si algún día me caso… creo que sería mejor que me muriese.

–                     Sería mejor que te enmendases. Estás perdonado. ¡Hasta luego!

Jesús sale.

Afuera está Pedro, que le dice:

–                     Ven, Maestro. Ya es tarde. Hay mucha gente. Dentro de poco se pondrá el sol. Y no has comido. Ese muchacho es causa de todo.

–                     ‘Ese muchacho’ Tiene necesidad de todos vosotros para no ser el causante de estas cosas. Procura recordarlo, Pedro. Si fuese tu hijo, ¿Lo compadecerías?

–                     ¡Uhmmm! Sí y no. Lo compadecería. Pero le enseñaría también algunas cosas. Aunque fuese adulto le enseñaría como a un jovencillo mal educado. Bueno… si fuese mi hijo, no sería así…

–                     ¡Basta!

–                     Sí, ¡Basta, Señor mío! Mira, allí está Mannaém. Es el que tiene el manto rojo muy oscuro, que parece casi negro. Me dio esto para los pobres. Y me preguntó que si podía quedarse a dormir.

–                     ¿Qué respondiste?

–                     La verdad. ‘No hay más que para nosotros…’

Jesús no dice nada. Deja a Pedro y va a dónde está Juan y le dice algo en voz baja.    Luego va a su puesto y comienza a hablar sobre el Segundo Mandamiento…

Cuando termina, no hay ningún enfermo. Jesús se queda con los brazos cruzados y mira a los que se van yendo, después de que los ha despedido y bendecido.

El hombre vestido de rojo oscuro, parece que no sabe qué hacer.

Jesús no lo pierde de vista, cuando lo ve que se dirige hacia su caballo, lo alcanza y le pregunta:

–                     ¡Oye! Espérame. Ya va anochecer. ¿Tienes dónde dormir? ¿Vienes de lejos? ¿Estás solo?

El hombre contesta titubeante:

–                     De muy lejos… Y me iré. No sé… si en el poblado encontraré… o hasta Jericó. Allí dejé la escolta en la que no confiaba.

Jesús le dice:

–                     No. Te ofrezco mi cama. Ya está lista. ¿Tienes que comer?

–                     No tengo nada. Creí que este lugar sería más hospitalario.

–                     No falta nada.

–                     Nada. Ni siquiera el odio contra Herodes. ¿Sabes quién soy? 

–                     Los que me buscan tienen un solo nombre: ‘Hermanos, en el Nombre de Dios’. Ven. Juntos compartiremos el pan. Puedes llevar el caballo a aquel galerón. Yo dormiré allí y te lo cuidaré.

–                     No. Esto jamás. Yo dormiré ahí. Acepto el pan; pero no más. No pondré mi sucio cuerpo donde Tú pones el tuyo, que es santo.

–                     ¿Me crees santo?

–                     Sé que eres santo. Juan, Cusa, tus obras… tus palabras. El palacio real es como una concha que conserva el rumor del mar. Yo iba a donde estaba Juan… y luego lo perdí. Él me dijo: ‘Uno que es más santo que yo, te recogerá y te elevará’ no podrías ser otro, sino Tú. Vine en cuanto supe en dónde estabas.

Zelote regresa del río, después de bautizar y Jesús bendice a los últimos bautizados. Luego le dice:

–                     Esta persona, es el peregrino que busca refugio en el Nombre de Dios. Y en el Nombre de Dios lo saludamos como amigo.

Simón se inclina y el hombre también. Entran en el galerón y Mannaém amarra el hermosísimo caballo blanco, con gualdrapas de color rojo que penden de la silla, adornadas con plata, en el pesebre.

Juan acude con hierba y un cubo con agua.

Acude Pedro también, con una lámpara de aceite, porque ya está oscuro.

Mannaém dice:

–                     Aquí estaré muy bien. Dios os lo pague.

Jesús le pone la mano en el hombro y le dice:

–           Ven amigo mío. Vamos a compartir el pan…

Luego entran todos en la cocina, donde arde una tea y se reúnen para cenar…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA

83.- JUEZ ETERNO II


¿CUANDO SUCEDERÁ EL GRAN AVISO? 

Tiempo de Caos y Confusión

Según se desprende de varias revelaciones que la Santísima Virgen ha hecho en varios lugares, particularmente en Garabandal, se ha dicho respecto al aviso que poco antes de que suceda, la situación en la Iglesia será mala hasta el punto de que va a ocurrir un suceso que será doloroso y desgarrador.

Efectivamente, Serafín el hermano mayor de Conchita González, afirma haber oído a su hermana anunciar durante un éxtasis, que el Aviso vendría después de un doloroso desgarramiento de la Iglesia, “algo como un cisma”.

De tal forma, el Aviso será contrapunto de un misterio doloroso para la Iglesia.

Del mismo modo, Mari Loli, una de las cuatro niñas de Garabandal, también afirmó “que el Papa tampoco podría estar en Roma abiertamente… a él también se le perseguiría y tendría que esconderse como todos los demás.”

Y esto ocurriría un poco antes del Aviso.

Recordemos la visión que tuvo el Papa Pío X, que ya se ha citado en el capítulo de Fátima, sobre la huida de un Papa de Roma sobre los cadáveres de sus sacerdotes.

Esta visión de San Pío X es muy similar a la visión de Lucía que nos dio a conocer la Jerarquía de la Iglesia como el supuesto tercer secreto de Fátima, en la que “el santo Padre atravesaba una ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena; rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino.”

En este sentido resulta muy esclarecedor el mensaje de la Santísima Virgen que tuvo la vidente Sadie Jaramillo, el 21 de agosto de 1998, respecto de cuándo ocurriría el Aviso:

“Estas visiones son para que tú comprendas el cumplimiento de las palabras que te he dado y a muchos otros; de que pronto, en los términos en que entiendes esta palabra, la iluminación de tu conciencia y del estado de tu alma ocurrirán. ¿No se te he dicho que este gran evento vendrá en medio de un gran caos y confusión?”.

Una revolución en Roma y que vendrá vinculada a una “victoria del comunismo es muy común en muchos videntes.

De hecho la Santísima Virgen en Garabandal profetizó de ello y por esa razón Jacinta González, en agosto de 1989 tal y como lo hemos expuesto anteriormente, afirmó que “el Aviso estaba vinculado a una “invasión” en Roma, en la que el comunismo jugaba un papel muy importante.

Y que estos acontecimientos tendrían lugar antes del Aviso, que ocurriría cuando la situación estuviera en “su peor momento.”

Finalmente, una vez que ha tenido lugar la muerte de Juan Pablo II y la elección de Benedicto XVI, las profecías se han vueltos más claras en cuanto a su comprensión y realización.

En este sentido, el Aviso no podrá ocurrir hasta que no tengan lugar los siguientes eventos:

Crisis mundial identificada por un caos económico y una incipiente guerra mundial.

   Aumento de catástrofes en número e intensidad (terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, epidemias…etc)

  El Cisma de la Iglesia

    Una violenta revolución en Roma con gran derramamiento de sangre.  Como consecuencia de lo anterior, el Santo Padre se ve obligado a huir de la Ciudad Eterna

  Proclamación del Dogma Mariano de la Co-redención.

Como notará el lector, el Gran Aviso de Dios es el último de una serie de sucesos profetizados que ya han empezado y que tomarán mayor fuerza y crudeza, trayendo consigo cientos de miles de pérdidas humanas.

Así, aunque dicho acontecimiento ya está cercano, todavía debe la humanidad entera pasar por un gran sufrimiento y ciertos cambios políticos, económicos, históricos, religiosos, naturales y sociales.

El Gran Aviso será el último de una serie de preavisos y el primero de una serie de grandes acontecimientos que desembocarán en el reinado del Anticristo y la Gran Tribulación.

En el campo de la Iglesia, tiene primero que terminar el Pontificado de Benedicto XVI, sólo entonces se hará visible y sin ninguna duda para el mundo completo el enfrentamiento de dos Papas.

Poco tiempo después y como efecto de un recrudecimiento militar en Medio Oriente y de un enfrentamiento de civilizaciones, es que tendrá lugar un ataque árabe-comunista en Europa, particularmente en Italia; en cuya revolución el Santo Padre (Pedro Romano) se verá precisado a huir de Roma.

Entonces, el Aviso está ligado a un acontecimiento doloroso para la Iglesia y ese acontecimiento desgarrador no será otro que el Gran Cisma.

Asimismo, el Aviso no vendrá hasta en tanto el Santo Padre, según la visión de San Pío X y la visión del Secreto de Fátima; huya de Roma sobre los cadáveres de sus sacerdotes.

Así pues, el Aviso vendrá en medio de un gran caos y confusión.

Todo esto lo confirman múltiples videntes serios y auténticos.

Otro hecho que para muchos pasa desapercibido es que una vez que venga el cisma y aparezcan los dos Papas, una de las principales líneas de autenticidad del legítimo y verdadero Papa será su adhesión a la Eucaristía y a María Santísima…

Y precisamente en momentos de gran confusión para la Iglesia, el Papa verdadero proclamará a María como Corredentora. Esto ocurrirá poco antes del Aviso.

En 1990 una vidente en Colorado, USA, T. López, recibió un mensaje de la Santísima Virgen de que el momento del gran silencio, donde nuestro interior nos sería revelado, ocurriría cuando se proclamara su último título (de estos tiempos).

Además del Aviso, la Santísima Virgen ha prometido un Milagro que podrá ser visto por millones de personas.

INSTRUCCIONES DIVINAS

Podemos escuchar la voz directa de Jesús… Y contemplar al Dios Amorosísimo, Salvador y Redentor, en todo su maravilloso esplendor… Y deleitarnos con su Infinita Misericordia.

Al atravesar por esta importantísima experiencia mística… En vida probaremos el Cielo, el Purgatorio o el Infierno… Dependiendo del lugar en donde pasaríamos la eternidad, cuando seamos sorprendidos por el Gran Aviso…

Por eso es muy importante prepararnos, obedeciendo las instrucciones divinas; para que esta dolorosa experiencia sea un motivo para unirnos más a Dios.

María de la Divina Misericordia es una Profeta de estos Últimos Tiempos; que tiene la sagrada misión de Revelar Los Misterios que encierra el Libro del Apocalipsis… Y está sufriendo los ataques de un Satanás tan enfurecido; que no sería injusto compararla con Jeremías…

La Santísima Trinidad la bendiga y la fortalezca por el cáliz que está compartiendo como alma-víctima con nuestro Señor Jesucristo… Y la proteja para que termine la Misión Santa que guía a la Iglesia Remanente…

En sus mensajes, que en su original en inglés se pueden leer completos en el sitio http://www.thewarningsecondcoming.com/ o en español www.jesushabla.com

Aquí ponemos solo unos cuantos fragmentos de esos mensajes.

Último Mensaje dado por:

Dios el Padre Eterno:

Voy a Pelear en la Batalla de Armagedón con la Jerarquía en los Cielos

Sábado, 09 de junio 2012 @ 15:45

Ten confianza dulce hija que Yo, vuestro Padre celestial, haré cuanto esté en mi poder para salvar a todos Mis hijos en la tierra.

Aunque debo respetar el don del libre albedrío, otorgado por Mí como uno de los mejores regalos para asegurarme que en la humanidad me aman por su propia voluntad y no por la fuerza.

Voy a hacer maravillas y crearé milagros para traer a mis niños conmigo, a Mi Casa…

Como Dios de la Justicia, Yo nunca podría tolerar o aceptar el mal. Pero voy a perdonar a todos aquellos que se vuelvan de nuevo a Mi Hijo y busquen la redención cuando estén conscientes de los contenidos en el Libro de la Verdad.

Pelearé en la Batalla de Armagedón con la Jerarquía en los Cielos y  lo prometo: voy a derrotar al enemigo y a los demonios engendrados por la mano de Lucifer.

Ha llegado la hora a Satanás para ser desterrado durante 1.000 años y ¡Ay del hombre que no renuncie a él o su maldad!…

Es la Hora de mostrar a todos mis hijos, Toda la verdad de Mi Amor Divino y mi deseo de que  mi Reino espléndido, mi paraíso, sea compartido con todos mis niños…

Cada intento a través de Mis profetas, ha sido esbozado para que vayan a los brazos de Mi Hijo.

Hijitos míos, no me abandonen ni se olviden de Mí, su Padre Amoroso.

Vengan al escuchar mi llamado.

No rechacen su herencia.

Ahora se enfrentan a la mayor crisis que ha habido desde la creación de la raza humana, porque ha llegado  el momento para que ustedes tomen la decisión final.

Tengan en cuenta que cada mentira, cada tentación de buscar consuelo en los brazos de Satanás y sus demonios; hará que ellos roben  sus almas.

Sólo aquellos que dedican tiempo para proteger su fe a través de la oración y los sacramentos, serán lo suficientemente fuertes como para resistir su poder.

Recuerden que Satanás no puede ganar porque no tiene el poder.

Él ahora está atacándolos a todos… Incluso  a las almas de los elegidos, para que me rechacen a Mí y a mi amadísimo Hijo Jesucristo.

Porque va a absorberlos hacia un abismo de oscuridad y confusión…

Y se encontrarán atrapados en una red intrincada de engaño…

 La que serán  incapaces de desenredar y escapar.

¿Me escuchan?… 

Ha comenzado la Batalla Final.

No cometan el error de rechazar esta llamado, hecho desde mi Trono en el Cielo…

Porque significará que sus almas se perderán por toda la eternidad…

O presenciarán  la Gran  Tragedia de las almas, que rechazarán la Copa de la Salvación.

Como su Padre que Soy, debo señalar los peligros a  que enfrentan…

¿Por qué no desean escucharme?

Si ustedes creen en Mí, entonces saben que Yo mandaría a mis profetas para advertirles.

¿No hice esto antes?… ¿Escucharon?…

¡No! No

Muchos no lo hicieron y entonces la profecía se desarrolló ante sus ojos incrédulos.

Esta vez vengo a anunciar que el tiempo del regreso de mi Hijo Jesucristo,

el Verdadero Mesías que vendrá de nuevo, está cerca…

Satanás lo sabe.

Y su odio para Mí es tan poderoso, que hará todo lo posible para arrebatar a mis hijos lejos de Mí.

Yo Soy tu Dios, el Principio y el Fin.

He creado el mundo en el principio  y será por mi mano que el mundo, como ustedes lo conocen… Llegará a su fin.

Sin embargo para mis hijos amadísimos que renuncian a Satanás… 

El Nuevo Mundo, el Nuevo Paraíso en la Tierra, les espera en todo su esplendor…

No le des la espalda…

No permitan que el deficiente razonamiento humano evite que ustedes y sus seres queridos entren en este Espléndido Paraíso, donde no les faltará nada.

Seleccionen Mi Paraíso de Amor… La alegría y la belleza completas…

Un lugar especial donde van a vivir en perfecta armonía, en la mente, cuerpo y espíritu.

Sin la corrupción. Ahí no hay pecado. Sólo el amor, donde van a vivir en unión Conmigo y con Mi Voluntad Divina.

Su amoroso Padre Celestial: Yehové Sebaot

Dios el Altísimo

El GRAN AVISO, un regalo de la Misericordia

Lunes 22 de noviembre del 2010 a las 14:00 hrs.

Este GRAN AVISO de misericordia y amor; como último regalo a Mis hijos, acontecerá pronto. A cada uno de Mis hijos, se le mostrará su vida, sus pecados, sus acciones equivocadas y cada uno de los insultos que profirió contra sus hermanos, todo durante una experiencia mística. Ni un solo hombre, mujer o niño en esta Tierra, será excluido.

Algunos estarán profundamente conmocionados y entristecidos por sus pecados en esta vida e inmediatamente se volverán a Mí, su Justo Juez y se redimirán. Por amor y dolor, pedirán misericordia.

Otros estarán tan enfermos y conmocionados por la forma en que sus pecados se les revelarán, que caerán muertos antes de que tengan oportunidad de pedir perdón.

Y después estarán esos que siguen al Engañador. Ellos, en su terror, cuando vean sus terribles pecados, en su vida pasada, relampaguear frente a ellos, huirán. Tratarán de esconderse pero no habrá donde ir…

Escondiendo la cabeza y buceando ellos también aceptarán lo que ven y preguntara por perdón, ahí y entonces, lo recibirán… O se marcharán lejos y se retorcerán de vergüenza y horror, pero no pedirán perdón.

Después está el pecador impenitente final… Cuando sus pecados le sean mostrados; todo lo que hará es discutir y negar que cometió esas graves ofensas en contra de los Mandamientos de Dios. Simplemente negará la verdad y dará la espalda en la oscuridad del Infierno Eterno.

Nadie será excluido de Mi misericordia
¿Por qué, hijos Míos, no entienden esto? Si se arrepienten genuinamente y desean venir a vivir conmigo en la Tierra Nueva, en donde el Cielo y la Tierra serán uno, ¿Por qué no piden perdón? Nadie será excluido de Mi justa misericordia si muestran arrepentimiento. Sin embargo, tan atrapados están en perseguir sus metas egoístas, que ellos fallan en comprender las consecuencias.

Despierten todos ustedes. Acepten que con los cambios que están a punto de atestiguar, por las malas acciones de la humanidad, son los signos que han sido predichos y los cuales adelantarán Mi regreso a la Tierra.

Déjenme guiarlos al Paraíso
A través de este profeta y el Libro de la verdad, Yo les pido una vez más por Mi precioso amor por ustedes, que se vuelvan a Mí antes de que el tiempo se acabe. Déjenme abrazarlos. Dejen Mi amor fluir por su mente, cuerpo y alma. Abran sus corazones y déjenme guiarlos al Paraíso en la Tierra, en donde disfrutarán la Vida Eterna. ¿Por qué escogerían el camino predestinado a ninguna parte cuando la verdad ha sido revelada?

Mi corazón palpita con preocupación y tristeza cuando pienso en Mis hijos que simplemente se rehúsan a aceptar la verdad de Mi promesa…

Yo digo una vez más, vuélvanse a Mí y háblenme. Pídanme que regrese a sus corazones. Me haré acoger entre su alma.

Les hago esta promesa: incluso a los más endurecidos de alma… Solo una palabra es necesario decir…

Pídanme que les muestre Mí presencia diciendo: Jesús me siento perdido/a. Abre mi corazón para aceptar tu amor y muéstrame la verdad para que yo sea salvado/a.

Mis palabras de advertencia no son una amenaza. Este evento ha sido conocido desde Mi muerte en la cruz. ¿Por qué creen que no pasará? La verdad se encuentra en la Escrituras para que todos las entiendan. Actuaré como su Salvador hasta el último minuto antes de que venga como Justo Juez, para que finalmente pueda llevar a Mis hijos, a Mi familia de mi gran amor, gozo y felicidad; en donde todos viviremos en armonía por la Eternidad.

Satán y sus seguidores serán precipitados en las tinieblas por siempre.

Mi familia redimida atestiguará el gozo y los Cielos Divinos en donde ningún hombre estuvo, para vislumbrar solo una probada de lo que les he prometido.  Si ustedes supieran, nadie le volvería la espalda a esta pura felicidad en el Reino de Mi Padre.

Lucharé por ganarlos a todos ustedes de vuelta
Morí por todos ustedes y lucharé por ganarlos de nuevo a todos ustedes para Mí, a pesar de la oscuridad de la maldad en el mundo, hasta el último momento.

Por favor déjenme mostrarles cuánto los amo, una vez más. Tomen Mi mano ahora, pongan su cabeza en mi hombro y su alma gentil se encenderá con un amor que jamás olvidarán.

Su amado Salvador, Jesucristo

Cómo el Gran Aviso es un don para la humanidad

Domingo 2 de enero del 2011 a las 9:45 hrs.

Es porque les amo a todos ustedes que ahora muestro Mi Misericordia a través de estos mensajes. Vengo primero como Salvador para todos para liberarles y así cada uno se beneficiará de la Salvación.

Mi muerte en la cruz fue para darles una segunda oportunidad de entrar al Reino de Mi Padre. Esta vez regreso como Justo Juez.

Por mi Amor hacia ustedes, ahora les está siendo primero mostrada, Mi Misericordia. Esta Misericordia toma la forma de un Aviso adelantado,  (GRAN AVISO) para ayudarles a ustedes a poner sus vidas de nuevo en orden antes de que Yo regrese en el Día del Juicio.

La alegría en la Tierra no puede ser comparada con la alegría en el Cielo
Den la espalda al pecado, arrepiéntanse y traigan la oración de regreso a sus vidas. Es a partir de la Misericordia que les debo advertir de la verdad.

El GRAN AVISO es un don
Mi Misericordia está siendo traída a ustedes como un don. Acéptenla. Disfrútenla. Vengan a Mí, todos ustedes. Yo soy su balsa salvavidas en un enfurecido mar que está lleno de corrientes inesperadas y erupciones.

Sálvense ahora o enfrenten ser absorbidos por una corriente de tal magnitud que si esperan a decidirse en el último minuto, para aceptar ser alzados a la balsa…

Ya no tendrán fuerzas para subir…

La purificación en el mundo continúa
Como la purificación continúa en la Tierra y aumenta en velocidad, ahora es el tiempo de llamar a Mis hijos.

Terremotos y otros desastres globales
Nunca teman a las tormentas, terremotos, Tsunamis, inundaciones, volcanes y olas de calor que descenderán sobre el mundo; para ayudar a DETENER al Anticristo y su ejército.

Mis seguidores estarán a salvo en el conocimiento de aquello que les espera en el Nuevo Paraíso y que resultará cuando el Cielo y la Tierra se fundan como uno.

Estas cosas deben pasar. No pueden ser detenidas porque se han predicho…  Estos eventos, no obstante para Mis hijos, serán de corta duración.

Ustedes, Mis creyentes, serán recompensados por su fe y soporte frente a la enorme oposición. La alegría, entonces, hijos Míos, será dura de comprender. Aquellos de la Luz serán envueltos con la gloria y el amor que les espera. Aquellos en la oscuridad, no serán capaces de pararse en la Luz. Pueden desear hacerlo, pero les dañará tanto que tendrán que esconderse, pero no habrá dónde ir excepto a la guarida de oscuridad que está dirigida por el Rey de la Oscuridad en persona, el Maligno. ¿Es esto lo que quieren?

El GRAN AVISO – La Segunda Venida cerca – Oportunidad de salvar sus almas
Miércoles 12 de enero del 2011 a las 15.00 hrs.

Hija Mía, Mi mensaje ayer fue duro. Muchos al leerlo dirán “esta no es la manera en que el Señor habla” ¿Pero cómo lo saben ellos? Es por el sufrimiento que está siendo soportado por Mis amados hijos por manos de otros, que debo hablar claro.

Hablo claro por Mi Divina Misericordia en orden de ayudar a salvarles, hijos Míos, para que así podamos estar unidos como una sola Sagrada Familia en el Nuevo Paraíso.

No quiero perder una sola alma, en manos del Engañador.

Es importante que Mi voz sea escuchada.

No es el Juicio Final…  Pero será una prueba de cómo será éste…
Esto es un acto de Misericordia de Mi parte. Verán sus pecados y entenderán inmediatamente cómo aparecen ante Mí…

 Instantáneamente entenderán claramente qué ofensivos y equivocados están…

Esta es su oportunidad hijos, para arrepentirse. No es el Día del Juicio pero sí una prueba de cómo será.

Por Misericordia se les está dando el regalo más grande de todos antes del Día del Juicio, la oportunidad de arrepentirse y cambiar sus vidas antes del Día Final, el tiempo cuando vengo de vuelta a esta Tierra.

Vengo como saben, no como un Salvador entonces, pero como un Juez Justo.

El tiempo está cerca ahora, hijos Míos. No teman, les amo a todos. Están en Mi Corazón. Permítanme entrar al suyo ahora y déjenme guiarlos hacia el Reino de Mi Padre.

Nunca teman a la muerte, la muerte será siempre un paso hacia una nueva y hermosa vida de maravillosa eternidad, llena de amor, paz y felicidad.

Les amo a todos. Me regocijo porque sé que muchos más de Mis hijos regresarán a Mí y a Dios, el Padre Eterno…

Así como el tiempo para el Final de los Tiempos está muy cerca ahora. Estén preparados.

Prepárense para el GRAN AVISO, la Iluminación de la conciencia
Martes 28 de enero del 2011 a las 12:15 hrs.

Al mundo, hija Mía, se le está dando este don especial, el Libro de la Verdad… Para enseñarles a Mis hijos lo que deben hacer en orden de prepararse para el GRAN AVISO, la Iluminación de la conciencia, que está siendo dada a la humanidad para ayudarle a prepararse adecuadamente para Mi Segunda Venida.

Es un Evento místico que será experimentado por todos por encima de los 7 años de edad…

Por Mi ejemplo, imítenme y Me ayudarán a convertir a Mis hijos perdidos. Rezando duro por ellos, los pueden atraer más cerca de Mí…

A través del sacrificio y la aceptación del sufrimiento en unión conmigo, pueden salvar almas. Esto incluye aquellas almas que están esperando el juicio en el Purgatorio.

Recen la Divina Misericordia
Recen, recen, recen Mi Divina Misericordia por sus propias almas y aquellas de los no creyentes ahora. Los grupos de oración ayudarán a propagar la verdad, instilar fe en aquellos que han perdido todo sentido de quiénes son y de donde vinieron.

Lo que ustedes experimentarán durante el GRAN AVISO y una oración para perdón instantáneo

Sábado 16 de abril del 2011 a las 10:00 hrs.

Dile al mundo que este evento les va a salvar…

Muchos se arrepentirán durante esta experiencia mística. Sentirán una sensación de quemadura, no muy diferente a la que es experimentada por las almas del purgatorio. Esto les dará una idea de lo que las almas que no están totalmente limpias, tienen que pasar antes de que puedan ver la gloriosa Luz del Cielo.

Simplemente aceptando que este evento pueda suceder, lo pueden sobrevivir. Vuélvanse a Mí y digan: “Jesús, por favor guíame hacia la Luz y bondad de Tu Gran Misericordia y perdóname mis pecados” y Yo les perdonaré instantáneamente.

Entonces después del GRAN AVISO experimentarán una gran paz y alegría en sus almas.

Recuerden, hijos Míos, Mi gloriosa promesa. Yo triunfaré al final…

Satán, el Engañador, simplemente no sobrevivirá. Por favor déjenme protegerles y llevarles conmigo. No le den a Satán su alma…

Les amo a todos. Manténganse pidiéndome la fortaleza de su convicción, cada día.

LOS CIELOS SE ABRIRÁN DURANTE EL GRAN AVISO

Lunes 23 de mayo del 2011 a las 14:40 hrs.

El GRAN AVISO será un evento dramático       
Conmocionará a mucha gente en el mundo ya que será un evento dramático, donde los cielos se abrirán y las llamas de la Misericordia serán lanzadas a través de todo el planeta.

Porque mucha gente no entenderá lo que está pasando, tan conmocionados estarán, que ellos equivocadamente, creerán que están presenciando el fin del mundo.

Díganles que se regocijen cuando sean testigos de Mi Gloria;

 porque si están apropiadamente preparados para esto; será el más espectacular ejemplo de Mi Misericordia desde el día de Mi Crucifixión.

Estas hijos Míos, serán sus gracias de salvación y van a prevenir a aquellos que de otra manera habrían sido condenados a entrar a las profundidades del infierno.

A todos Mis hijos en todas partes deben advertir a las almas perdidas qué esperar… Úrjanles a buscar reconciliación a través de confesar sus pecados ahora…

 Es importante que tanta gente como sea posible, estén en estado de gracia de antemano porque pueda que no sobrevivan este evento debido al choque.

Es mucho mejor atestiguar este Divino y Espectacular evento primero…

 En lugar de no estar preparados en el día del Juicio.

Manténganse fuertes todos ustedes…

 Regocíjense si son devotos seguidores, porque se les mostrará un vislumbre de Mi Divina Presencia, que sus ancestros nunca vieron durante su vida. Recen por el resto de Mis hijos… Díganles la verdad ahora, mientras pueden…

Ignoren sus burlas, para que tomen medidas ahora, rezando por el perdón de sus pecados, que les agradecerán, después de que este gran milagro se lleve a cabo.

Mis seguidores deben mostrar valor para preparar a otros para el GRAN AVISO

Martes 14 de junio del 2011 a las 19:00 hrs.

Denles detalles por adelantado para que cuando ellos vean el cielo rojo, destellando… En un reflejo de Mi Gran Misericordia, sabrán que no hay nada que temer…

En cambio, deben regocijarse porque aquí; al fin para muchos de Mis hijos alrededor del mundo, estará la prueba que han estado buscando todas sus vidas.

Gran regocijo entre Mis hijos es lo que anhelo, no lágrimas de tristeza.

Cuando vean Mi cruz, todos sabrán la pasión de Mi amor por todos ustedes.

Muchos lloraran lágrimas de gran alegría, porque ellos sabrán que he venido a inundar sus almas, con la gracia de la redención. Para otros que no Me conocen, estarán asustados porque entonces la verdadera comprensión de la gravedad de sus pecados, será evidente.

Discípulos Míos en toda partes, les llamo para que muestren gran valentía, diciéndole a Mis hijos que, no deben temer cuando presencien el Divino espectáculo desplegado, de Mi Gran Misericordia, para la humanidad. Tráiganles, preparándoles, de regreso a Mi aprisco.

Si no escuchan, recen por ellos.

Mis hijos se enfrentarán a Mí por primera vez durante el GRAN AVISO

Lunes 20 de junio del 2011 a las 11:45 hrs.

Mi amada hija, prepara a Mis hijos ahora, porque muy pronto ellos vendrán delante de Mí en toda Mi gloria y compasión.

Me mostraré a cada hombre, mujer y niño sobre la edad de la razón (~7 años), muy pronto.

Este maravilloso día cuando Yo les mostraré Mi Misericordia; como oposición a Mi justicia, debe ser bienvenido por todos.

Regocíjense porque Me enfrentarán, cada uno y todos ustedes, por primera vez.

Porque muchos estarán llenos de amor y felicidad porque esta es una maravillosa reunión. Pero otros estarán temerosos, pero no hay nada que temer porque les amo a todos

El pecado será la única división… Pero si se arrepienten y aceptan la verdad de sus ofensas a Mí y a Mi Padre Eterno; se darán cuenta de la maravillosa Misericordia que les está siendo proporcionada…

Para aquellos que estarán temerosos, tengo esto que decirles: con el pecado en su alma, estarán distanciados de Mí. Acepten sus pecados por lo que son, una debilidad humana. Entonces mírenme y Yo les conduciré a la vida eterna y a la verdad.

Mi Gran Misericordia trae maravillosas noticias
Mi Gran Misericordia, trae maravillosas noticias, para Mis hijos de todo el mundo. Porque cuando éste: el GRAN AVISO se lleve a cabo, les será dada una oportunidad de cambiar sus vidas para siempre.

Cuando la verdad de Mi existencia sea revelada, entonces la conversión será extendida.

Entonces y solo entonces… Después de que el GRAN AVISO se lleve a cabo le será dado al mundo una oportunidad de resistir el GRAN CASTIGO que seguirá…

Si los pecadores no se arrepienten en multitudes. Porque entonces la mano de Mi padre caerá por todas partes, sobre todos los que se rehúsan a escuchar la verdad; aquellos que le volvieron la espalda al amor… Amor por Mí y sus hermanos y hermanas.

La Gran Misericordia que voy a mostrar durante el GRAN AVISO, es la solución para una nueva era de paz…

Acéptenla y el GRAN CASTIGO será apartado… Rechácenla y solo aquellos seguidores Míos podrán ser salvados…  Será muy tarde para el resto de ustedes.

Su Amante Salvador, Justo Juez, Jesucristo

El GRAN AVISO es una manifestación de Mi Divina Misericordia dada a sor Faustina

Domingo 26 de junio del 2011 a las 18:00 hrs.

La verdad, cuando sea revelada, salvará a muchos de las llamas el infierno

El Espíritu Santo presente en Mis hijos por todas partes, ayudará a vencer los trabajos del Maligno.

Todos ustedes deben propagar la Palabra, acerca de cómo la humanidad necesita preparar sus almas por adelantado…

 Incluso los creyentes deben entender que ellos también encontrarán esto emocionalmente perturbador, ver su propio comportamiento pecador pasado tal como aparece ante Mí.

Hago un llamado a todos ustedes ahora para que busquen confesión.

Los demás cristianos, arrodíllense y recen por redención. Aquellos que están inseguros de estas profecías, por favor, mantengan sus corazones abiertos, para que cuando presencien estos ecológicos pero sobrenaturales eventos; es importante que ustedes entiendan que este es el milagro más grande que ustedes jamás van a ver y que es Mi gran regalo para todos ustedes.

Consideren esto: Esto es cómo el Día del Juicio Final se va a desplegar, solo que esta vez no serán condenados. Les será dado un nuevo contrato de arrendamiento de vida, cuando su alma sea salvada, para facilitarles restaurarla al nivel que Yo deseo.

Ateos y científicos dirán que el GRAN AVISO fue una ilusión

Domingo 3 de julio del 2011 a las 18:30 hrs.

Este es el tiempo más importante en la historia del mundo. Todas las señales han sido dadas a Mis visionarios, a través de los últimos siglos… Sin embargo son ignoradas y puestas a un lado, mientras ellos entierran sus cabezas en la arena.

Es precisamente en estos tiempos, que Mis siervos sagrados, deben predicar acerca de la importancia de Mi retorno a la Tierra. Ellos deben preparar las almas recordándoles de las consecuencias de fallar en redimirse, mientras estén en esta Tierra, porque ellos no pueden pedir perdón después de la muerte.

Por favor, hijos, permitan al GRAN AVISO salvarles a todos.

Acepten que este milagro ayudará a salvar a millones…

Quienes de otra manera se hubieran perdido, pero aquellos que no quieren cambiar sus vidas, habrán escogido la casa de Satán.

Sin oración, no hay esperanza para ellos; porque habrán perdido el derecho a las llaves del Nuevo Paraíso en la Tierra. En cambio, ellos arderán en las llamas del infierno.

No estéis temerosos a causa del GRAN AVISO, sino esperadlo con alegría
Miércoles, 7 de Septiembre del 2011, a las 23:45 hrs.

Mi muy querida hija, di a Mis preciosos hijos que no tengan miedo ante el GRAN AVISO. Muchos se sentirán atemorizados, y Yo puedo entenderlo.

Pero tienen que escucharme atentamente. Voy a venir a cada uno de vosotros. Vosotros Me veréis y Me sentiréis en vuestro corazón y en vuestra alma. Mi Presencia desbordará vuestra alma con el amor más puro y con misericordia; por tanto deberíais estar llenos de alegría…

Por fin Me veréis y vuestra alma se llenará de amor y de entusiasmo.

En lo que respecta a los pecadores y a los que no tienen fe: la mayoría de ellos estarán simplemente aliviados de que Yo exista.

Porque su testimonio de Mi Presencia será la sangre, que es necesaria para inundar sus almas del alimento que durante tanto tiempo les ha faltado…

 Muchos sufrirán los tormentos como Yo los soporto, cuando vean cómo serán presentados sus pecados ante sus ojos.

Serán desgraciadísimos cuando vean cómo Me han herido y Me pedirán que les perdone.

Los niños que han llegado a la edad de tener uso de razón (~7 años), verán igualmente cómo también ellos Me han herido por sus pecados.

En muchos casos, correrán hacia Mí, aún aquellos niños que rechazan Mi existencia; aunque sean conscientes de la verdad.

Me pedirán que los abrace y no querrán que les deje ir.

Incluso la mayoría de los pecadores empedernidos no impedirán  que no les turbe interiormente este suceso sobrenatural.

Hijos, debéis ignorar los rumores. No os aflijáis con historias sensacionalistas. No hay nada de lo que tengáis que atemorizaros…

El GRAN AVISO ha de ser esperado con verdadera alegría en vuestros corazones.

Con mucho amor en Mi Corazón espero este momento en el que derramaré Mi Misericordia Divina sobre cada uno de vosotros, en todo el mundo.

Este es el momento en el que vosotros –más tarde-  comprenderéis qué suerte tiene esta generación. ¿Cómo es que no podéis reconocer la Misericordia que se muestra a la humanidad?…

En el pasado murieron tantas almas en pecado mortal. Y ahora entenderán todos los pecadores por fin, la verdad.

No es fácil para Mis hijos reconocer Mi Existencia o la de Mi Padre Eterno.

Sin una prueba de tipo material, muchos no quieren conocerme…

Muchos no tienen ningún interés en el Reino de Dios o no creen en él. Este acontecimiento les hará reconocer con sus propios ojos, el sencillo hecho de que la vida no acaba aquí en la Tierra. Continúa por toda la Eternidad. Por esta razón tienen que preparar sus almas.

El GRAN AVISO les mostrará lo que tienen que hacer para rectificar esto.

No olvidéis, hijos, que Yo soy vuestro Salvador. Os amo a todos de un modo incomprensible para vosotros.

Esperen Mi llegada con amor y serenidad. No temáis el dramático espectáculo del Cielo ni los colores de los rayos que se extenderán por todas partes como señales de Mi Llegada. Esto os preparará para el momento.

Por favor, recen para que todos los hombres sientan alegría en sus corazones, pues este acontecimiento va a significar la salvación para la humanidad; en una magnitud tal que salvará a muchas almas y les dará la posibilidad de entrar en el Nuevo Paraíso en la Tierra.

Consecuencias del GRAN AVISO
Jueves 29 de setiembre del 2011 a las 20:45 hrs.

Será por el glorioso acto de puro amor, que más de un tercio de la humanidad, se puede salvar para disfrutar la era de paz en la Tierra…

 Agradezcan que estan viviendo estos momentos, porque millones de ustedes serán salvados… Quienes, de otra manera, nunca habrían entrado por las puertas del Cielo…
Los preparativos están listos… Preparen sus casas con candelas benditas, un suministro de agua y comida para que dure por un par de semanas.

Las consecuencias serán difíciles, pero ustedes no deben asustarse…

En cambio sean relevados de los sufrimientos que son ofrecidos en acción de gracias por la vida eterna; que está ahora siendo ofrecida a Mis preciosas almas que abrazan este don…  
Estén en paz. Confíen en Mí, recordando que Yo soy su Salvador y ofrezcan a esas fieles almas, protección en todo momento…

Camino con ustedes; les guío, les tomo las manos con tierno amor.

Ustedes son Míos y nunca les dejaré ir de Mi Sagrado Corazón.

Ustedes, Mis seguidores, están rodeados con las gracias que necesitan para sobrevivir el GRAN AVISO…

El GRAN AVISO es una forma de confesión global

Viernes 21 de octubre del 2011 a las 20:30 hrs.

El GRAN AVISO es una forma de confesión global, será el momento cuando se espera que todo el mundo pida el perdón de sus pecados o encare el rechazo…

Muchas almas en tinieblas rechazarán Mi mano de Misericordia y se alejarán de Mí…

Yo hablo a todas las religiones y denominaciones, a través de estos mensajes, no excluyo a nadie…

Pues todos ellos son hijos de Dios…

Solo hay un Dios y este es Mi Padre Eterno, Dios Altísimo…

Vengan junto a Mí hijos y trabajemos como uno solo, para salvar a Mis almas; por todo el mundo, rápidamente.

Solo por medio de la oración Me pueden ayudar a salvar el mundo.

El tiempo empezará a mostrar señales extrañas
Miércoles 2 de noviembre del 2011 a las 19:40 hrs.

Mi muy querida y amada hija, el tiempo empezará a mostrar señales extrañas, mientras la Tierra se mueve hacia un nuevo estado como preparación para Mi Acto de la Divina Misericordia (GRAN AVISO); mientras vengo a salvarles a todos ustedes, una vez más.

Voy a aniquilar el odio. Voy a poner un sello a los planes del hombre de infligir terror en su hermano. Aniquilaré la arrogancia de sus almas. Todo pecado será revelado a ustedes como aparece en su cruda fealdad ante Mis ojos.

¡El GRAN AVISO no es el Fin del Mundo!

Señales aparecerán primero en el cielo. ¡El sol girará!

Viernes, 11 de noviembre del 2011 a las 16:00 hrs.

Una vez más las señales aparecerán primero. Mucha gente se incorporará y prestará atención a los cambios en el cielo.

Contemplarán al sol girar como nunca antes, entonces verán la cruz. Esto sucederá inmediatamente después de que las estrellas choquen en los cielos y cuando Mis rayos de la divina Misericordia cubran la tierra.

El silencio sobrevendrá, para que cada alma esté en un estado de absoluta privacidad cuando vengan a Mí…

Dile a Mis hijos lo que deben tener en cuenta, porque ellos no deben tener miedo. Esto no es un evento de temer, más bien ustedes deben darle la bienvenida a este encuentro.

Todos Mis hijos deben aceptar que soy Yo el que se presenta ante ellos. No deben pensar que esto es el fin del mundo, porque no lo es. Es el comienzo de un nuevo período en el tiempo, en donde todos Mis hijos sabrán la verdad finalmente. 

La Segunda Venida sucederá pronto después del GRAN AVISO

Miércoles, 14 de diciembre del 2011, a las 19:15 hrs.
El GRAN AVISO sucederá inesperadamente y cuando el hombre sea tomado por sorpresa.
El tiempo es muy corto, así es que pasen lo más posible del tiempo rezando mucho para salvar almas… Todas las almas.
El castigo ha sido retenido y solo sucederá si el hombre falla en arrepentirse y vuelve en gran número, de vuelta a sus caminos perversos, después del GRAN AVISO.

Mi Padre ha dado permiso para anunciar Mi Segunda Venida, en un período muy corto de tiempo, en la Tierra. Sucederá poco tiempo después del GRAN AVISO. Todas las almas deben estar plenamente preparadas. 

Durante el GRAN AVISO, aquellos que se redimieron ante Mis Ojos; no sufrirán la pena del Purgatorio
Jueves, 24 de mayo del 2012, a las 18:30 hrs.
Las dos estrellas colisionarán y muchos estarán con miedo.

No hay nada que temer, porque este es el mayor don que Yo traigo, para que así ningún alma se pierda en las llamas del Infierno.
Entonces, Mi Cruz aparecerá en los cielos y ninguna persona dejará de notarlo. Muchos caerán al suelo del miedo y una gran sacudida, como un terremoto, será sentida. Entonces vendrá el silencio.
Siempre prepárense para este día, como si fuera mañana. Busquen la redención ahora y revélenme a Mí sus pecados.
Los católicos deben ir a confesión.
Aquellos, que no son católicos, deben rezar la Cruzada de Oración (24) la doy al resto del mundo para Mi Indulgencia Plenaria.
Este don de Mi Indulgencia Plenaria es para todos los hijos de Dios de todo credo y ofrece una gran limpieza.¡ No rechacen este Don! ¡Acéptenlo!

Entonces durante el GRAN AVISO; todos aquellos que se han redimido ante Mis Ojos, no sufrirán la pena del Purgatorio.
Aquellos, que vean sus almas reveladas delante de ellos, como vista a través de Mis Ojos, estarán conmocionados.
Muchos encontrarán difícil aceptar cuán ennegrecidas están sus almas.
Aquellos, que lo hagan y muestren arrepentimiento, Me pedirán que les perdone, y Yo lo haré.
Pero algunos no estarán arrepentidos y defenderán en su corazón las atrocidades, que ellos cometieron, tal como aparecen delante de Mis Ojos. Ellos no se arrepentirán y Me abofetearán en Mi rostro.

De cualquier manera, las llamas de la purificación y el sufrimiento serán sentidas por todos los pecadores. La duración del tiempo dependerá de la gravedad de sus pecados.
Nadie, sino Mi Padre, conoce la fecha de Mi Segunda Venida.
El tiempo entre los dos eventos no será tan largo como ustedes piensan.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONOCELA