Archivos de etiquetas: persecucion

100 UN LLAMADO


100 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Jesús ha ido a dar las gracias, al administrador de las posesiones de Lázaro en Aguas Especiosas y a despedirse. 

El hombre le dice:

–      Señor, yo no he hecho sino cumplir con mi deber ante Dios, ante mi jefe y ante la honestidad de conciencia.

He estado atento a esa mujer durante este tiempo en que ha sido huésped mía, y siempre la he visto honesta. Habrá sido una pecadora.

Bien. Ahora no lo es. ¿Por qué razón tengo yo que indagar sobre un pasado que ella misma ha tachado para anularlo?

Yo tengo hijos en edad joven y no feos. Pues bien, no ha mostrado nunca su rostro, realmente muy hermoso, ni ha hecho oír su palabra.

Puedo decir que conocí el tono de su voz de plata, cuando gritó a causa de las heridas.

De hecho ella lo poco que pedía, siempre a mí o a mi mujer, lo susurraba tras su velo.

Y tan bajo que casi no se entendía.

Date cuenta de lo prudente que fue: cuando temió que su presencia pudiera ser causa de algún perjuicio, se marchó…

Yo le había prometido protección y ayuda. Y sin embargo, ella no quiso aprovecharlo. ¡No, así no se comportan las mujeres perdidas!

Yo rogaré por ella, como ha pedido; incluso sin este recuerdo. 

Y alarga hacia Jesús un valioso brazalete, cuajado de piedras preciosas…

Mientras agrega:  

–   Tenlo, Señor.

Empléalo como limosna para bien suyo. Dándola Tú, ciertamente, recibirá a cambio paz.

Ha sido el encargado quien ha hablado a Jesús y lo ha hecho respetuosamente.

Es un hombre todavía joven y de buena apariencia. rostro honesto y cuerpo recio.

Detrás de él hay seis galanes, jóvenes, parecidos al padre, seis rostros de aspecto franco e inteligente.

También está su esposa, una mujercita grácil y todo dulzura, que escucha a su marido como escucharía a un dios, asintiendo continuamente con la cabeza.

Jesús recibe el brazalete de oro y se lo pasa a Pedro diciendo:

–      Para los pobres.

Luego se dirige al encargado en estos términos:

–      No todos tienen tu rectitud en Israel.

Tú eres sabio, porque distingues el bien del mal y sigues el bien sin sopesar la utilidad humana que el cumplirlo pueda comportar.

En nombre del eterno Padre, te bendigo a ti, a tus hijos, a tu esposa y tu casa.

Manteneos siempre en esta disposición de espíritu y el Señor estará siempre con vosotros, y tendréis la vida eterna.

Yo ahora parto. Pero no quiere decir que no nos volvamos a ver nunca. Yo volveré… Y vosotros podréis siempre llegaros hasta Mí.

Por todo lo que habéis hecho por Mí y por esa pobre criatura, Dios os dé su paz.

El encargado, los hijos y por último, la mujer, se arrodillan y besan los pies de Jesús…  

El cual, tras un último gesto de bendición, se aleja con sus discípulos, dirigiéndose hacia el pueblo.  

Felipe pregunta:

–     ¿Y si están todavía esos granujas? 

Tadeo responde:

–     A nadie se le puede impedir que vaya por los caminos de la Tierra.

–     No.  Pero nosotros para ellos somos “anatema”.

–     ¡Déjalos, hombre! ¿Te preocupa?

Pedro refunfuña entre dientes:

–     Yo no me preocupo sino porque el Maestro no quiere violencia. Y ellos, que lo saben, se aprovechan…

Sin duda, piensa que Jesús, que está hablando con Simón y con el Iscariote, no está oyendo.

Pero sí ha oído y se vuelve, mitad severo, mitad sonriente…

Y dice:

–     ¿Tú crees que Yo vencería haciendo violencia?

Esto es un pobre sistema humano que sirve por un tiempo, para victorias de los hombres. 

¿Cuánto tiempo dura la opresión? Hasta que no produzca en los que la sufren, reacciones que al unirse, engendren una violencia mayor, que abate el atropello que existía antes.

No quiero un reino temporal. Quiero un Reino Eterno: el Reino de los Cielos. ¿Cuantas veces os lo he dicho? ¿Cuántas os lo deberé decir?

¿No lo entenderéis jamás? Sí. Vendrá el momento cuando lo entenderéis.

Pedro dice:

–      ¿Cuándo, Señor mío?

Tengo prisa por entender para ser menos ignorante.

–     ¿Cuándo? Cuando seáis triturados como el trigo entre las piedras del dolor y del arrepentimiento.

Podríais, es más, deberíais, entender antes. Pero para ello, deberíais quebrantar vuestra humanidad y dejar libre al espíritu…

Y no sabéis todavía, haceros esta violencia. Pero entenderéis… entenderéis.

Entonces entenderéis también cómo no podía hacer uso de la violencia, que es un medio humano, para instaurar el Reino de los Cielos: el Reino del espíritu.

Pero, mientras esto se cumple, no tengáis miedo.

Esos hombres que os preocupan no nos harán nada. Les basta con haberme arrojado.

Tomás advierte:

–      ¿No era más fácil mandar un recado al sinagogo para que viniese a la casa del administrador o que nos esperase en el camino principal?

–     ¡Oh! ¡Qué prudente estás hoy, Tomás mío!

Era más fácil pero no sería justo. Él ha demostrado heroísmo por Mí y se le injurió en su hogar por causa mía.

Es justo que Yo vaya a consolarlo a su casa.

Tomás se encoge de hombros y ya no habla más.

Ya se ve el pueblo, vasto pero de aspecto marcadamente rural, con casas entre huertos, que ahora están desnudos y con muchos apriscos.

Debe ser un lugar apto para el pastoreo, porque se oye por todas partes, un denso balar de rebaños que van a los pastos de la llanura o que vienen de ellos.

Tiene el consabido cruce de caminos con la plaza y su fuente en el centro en el lugar donde aquéllos confluyen.

Y ahí está la casa del jefe de la sinagoga.

Abre una mujer anciana con claros signos de llanto en su rostro.

No obstante, al ver al Señor experimenta un sentimiento de alegría y profiriendo palabras de bendición, se postra.

Jesús le dice:

–     Levántate, madre.

He venido para deciros adiós. ¿Dónde está tu hijo?

Ella señala una habitación en el fondo de la casa. 

Y dice:

–     Está allí…

 ¿Has venido a consolarlo? Yo no soy capaz…

–     Entonces, ¿Está afligido por algo?

¿Le duele el haberme defendido?

–     No, Señor.

Pero siente un escrúpulo. Bueno, Tú lo escucharás. Lo llamo.

–     No. Voy Yo. 

Y se vuelve hacia los discípulos diciendo:

Vosotros esperad aquí. Vamos, mujer.

Jesús recorre los pocos metros del vestíbulo, empuja la puerta, entra en la habitación.

Se acerca despacio a un hombre que está sentado, inclinado hacia el suelo, absorto en una dolorosa meditación.

Jesús lo saluda:

–     Paz a tí, Timoneo.

–     ¡Señor! ¡Tú!

–     Yo. ¿Por qué tan triste?

–     Señor… Yo… me han dicho que he pecado.

Me han dicho que soy anatema. Yo me examino… y no creo que lo sea. Pero ellos son los santos de Israel y yo el pobre jefe de la sinagoga.

Sin duda tienen razón. Yo ahora no me atrevo a levantar la mirada hacia el rostro airado de Dios, a pesar de que me sería muy necesario en este momento.

Yo le servía con verdadero amor. Trataba de darlo a conocer.

Ahora quedaré privado de este bien, porque el Sanedrín me ha maldecido. 

–      Pero, ¿Cuál es el dolor?

¿El de dejar de ser el jefe de la sinagoga? o ¿El de quedar imposibilitado para hablar de Dios?

–     Es precisamente esto, Maestro, lo que me produce dolor.

Supongo que cuando dices que si me duele el no ser jefe de la sinagoga te refieres a las ganancias y a los honores que ello conlleva.

Eso no me preocupa. Sólo tengo a mi madre. Ella es nativa de Aera y allí tiene una pequeña casa. Techo y sustento, para ella, hay.

Para mí… yo soy joven. Trabajaré. Pero ya jamás osaré hablar de Dios, pues he pecado.

–     ¿Por qué has pecado?

–     Dicen que soy cómplice del…

¡Señor…, no me hagas decirlo…!

–      No. Yo lo digo. Bueno, ni siquiera lo digo.

Yo y tú conocemos sus acusaciones. Y Yo y tú sabemos que no son ciertas. Por tanto, tú no has pecado. Yo te lo digo.

–       Entonces, ¿Puedo todavía levantar la mirada hacia el Omnipotente?

¿Todavía puedo…?

–      ¿Qué, hijo?

Jesús es todo dulzura mientras se inclina hacia el hombre, que se ha detenido bruscamente, como con miedo. 

Lo que sucede, es que ante los ojos de Timoneo, Jesús ha sufrido una transformación espiritual…

A través del velo de su Carne, El Padre Celestial se está manifestando con su propia Persona, en la persona de Jesús y mira a Timoneo con infinita ternura…

El afligido hombre, ha servido con fidelidad en la sinagoga al Dios Trino al que ama sobre todas las cosas y Jesús es el Tabernáculo Viviente y purísimo, que le está concediendo un privilegio extraordinario…

Mirando a Jesús casi aterrorizado, al hombre le cuesta trabajo asimilar que a través de Jesús, pueda entrever la Presencia de…

Pero Jesús se lo confirma diciendo: 

–      ¿Qué? Mi Padre busca tu mirada, la quiere.

Y Yo quiero tu corazón y tu pensamiento. Sí, el Sanedrín descargará su mano sobre ti; Yo abro los brazos y digo: “Ven”.

¿Quieres ser un discípulo mío? Yo veo en ti todo lo necesario para ser un obrero del Dueño eterno.

Ven a mi viña….

–      ¿Lo dices en serio, Maestro?

Madre… ¿Estás oyendo? ¡Yo me siento feliz, madre! Yo… bendigo este sufrimiento porque me ha procurado este gozo tan inmenso. 

¡Celebrémoslo a lo grande, madre! Luego me iré con el Maestro y tú volverás a tu casa.

Voy enseguida, Señor mío; Tú, que me has librado de todo temor y dolor. Y también del miedo a Dios.

Jesús objeta:

–      No. Esperarás la palabra del Sanedrín, con corazón sereno y sin rencor.

Quédate en en tu puesto, mientras se te permita que sigas. Luego te juntarás conmigo en Nazaret o en Cafarnaúm.

Adiós. La paz sea contigo y con tu madre.

–     ¿No te vas a quedar un tiempo en mi casa?

–      No. Iré a casa de tu madre.

–      Es pueblo poco fiel.

–      Le enseñaré la fidelidad.

Adiós, madre. ¿Te sientes feliz ahora?

Jesús la acaricia, como hace siempre con las mujeres ancianas, a las cuales les da casi siempre el nombre de “madre”.

La mujer llora ahora, pero de felicidad…

–       Feliz, Señor. Había criado y educado a un varón para el Señor.

El Señor me lo toma como siervo de su Mesías. Bendito sea por ello el Señor. Bendito seas Tú que eres su Mesías.

Bendita sea la hora en que has venido aquí. Bendito sea mi hijo, que ha sido llamado a tu servicio.

–       Bendita sea la madre santa como Ana de Elcana.

La paz sea con vosotros.

Jesús sale, seguido de madre e hijo.

Se junta con sus discípulos, saluda una vez más y luego inicia el regreso hacia la Galilea.

99 EXPULSADO DE TIERRA SANTA


99 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús atraviesa junto a sus apóstoles los campos llanos de Agua Especiosa.

El día está lluvioso, el lugar desierto.

Debe ser aproximadamente mediodía, porque el simulacro de sol que de vez en cuando sale de detrás del telón gris de las nubes, cae perpendicularmente.

Jesús está hablando con Judas y lo manda al poblado,  para hacer las compras más urgentes.

Cuando se queda solo se le acerca Andrés, que tímido como siempre, dice en tono bajo:

–     ¿Puedo decirte una cosa, Maestro?

Jesús responde:

–     Sí. Ven adelante conmigo.

Y alarga el paso seguido por el apóstol, adelantándose unos metros respecto a los demás.

–     La mujer ya no está, Maestro – dice Andrés apenado.

Y explica:

–     Le han pegado y ha huido, iba herida y sangrando.

El encargado la ha visto. Me he adelantado, diciendo que iba a ver si nos habían tendido alguna insidia, pero la verdad es que quería ir a verla enseguida.

¡Tenía una gran esperanza de conducirla a la Luz! ¡He orado mucho estos días por ello!… Ahora ha huido. Se perderá. Si supiera dónde está, iría…

Esto no se lo diría a los otros, pero a Tí sí te lo digo porque me comprendes. Tú sabes que esta búsqueda no está dictada por el sentido, sino que se justifica sólo por el deseo

¡Tan grande que se hace tormento!  de poner a salvo a una hermana mía…

–     Lo sé, Andrés.

Y te digo: Aun habiendo sucedido las cosas así, tu deseo se cumplirá.

Nunca se pierde la oración realizada en ese sentido. Dios la usa. Ella se salvará.

–     Si eres Tú quien lo dice… ¡Mi dolor se mitiga!

–     ¿No quisieras saber qué es de ella?

¿No te importa ni siquiera el no ser tú el que la conduzca a Mí? ¿No preguntas cómo lo hará? 

Jesús sonríe dulcemente, con todo un brillar de luz en sus pupilas azules inclinadas hacia el apóstol, que va caminando a su lado.

Es una de esas sonrisas y de esas miradas que constituyen uno de los secretos de Jesús para conquistar los corazones.

Andrés, con sus dulces ojos castaños, lo mira…

Y dice:

–      Me basta con saber que viene a Tí.

Luego, yo u otro, ¿Qué importancia tiene? ¿Cómo lo hará? Esto Tú ya lo sabes, no es necesario que yo lo sepa.

Tú lo has asegurado, ya tengo todo. Y me siento feliz.

Jesús le pasa el brazo por los hombros de su tímido apóstol y lo estrecha contra Sí, con un abrazo afectuoso, que hace entrar en éxtasis al buen Andrés.

Y teniéndolo así, habla:

–      Éste es el don del verdadero apóstol.

Mira amigo mío, tu vida y la de los apóstoles futuros será siempre así. En alguna ocasión seréis conscientes de ser los “salvadores”,

Pero la mayoría de las veces salvaréis sin ser conscientes de haber salvado a las personas que más querríais salvar.

Sólo en el Cielo veréis que os salen al encuentro o que suben al Reino eterno, vuestros salvados.

Y por cada uno de los salvados aumentará vuestro júbilo de bienaventurados.

En alguna ocasión lo sabréis ya desde la Tierra. Son los contentos que os doy para infundiros un vigor aún mayor para nuevas conquistas.

Pero, ¡Dichoso aquel sacerdote que no tenga necesidad de estos incentivos para cumplir su propio deber!

¡Dichoso aquel que no se abate por no ver triunfos y dice: “Ya no hago nada más, puesto que no encuentro una satisfacción”

Pastoreando al rebaño de Nicaragua, enmedio de la Persecución…

La satisfacción apostólica, en cuanto único incentivo para el trabajo, muestra una no formación apostólica, rebaja el apostolado, que es una cosa espiritual, al nivel de un común trabajo humano.

Jamás debe uno caer en la idolatría del ministerio.

No sois vosotros los que tienen que ser adorados, sino el Señor Dios vuestro.

A Él sólo la gloria de los salvados.

A vosotros os corresponde la obra de salvación, dejando para el tiempo del Cielo la gloria de haber sido “salvadores”.

Pero me decías que el capataz la había visto. Cuéntame.

–      Tres días después de habernos marchado, vinieron unos fariseos a buscarte.

Naturalmente, no nos encontraron.

Recorrieron el pueblo y las casas de los campos como si estuvieran vivamente interesados en Tí; pero ninguno lo creyó.

Se albergaron en la posada, obligando con soberbia a desalojarla a todos los huéspedes, porque decían que no querían contactos con extranjeros desconocidos, que podían incluso profanarlos.  

Y todos los días iban a la casa. Pasados algunos días encontraron a esa pobrecilla, que iba siempre allí porque quizás esperaba encontrarte y conseguir su paz.

La hicieron huir, siguiéndola hasta su refugio en el establo del encargado.

No la agredieron inmediatamente, dado que el encargado y sus hijos habían salido armados de garrotes.

Pero luego por la tarde, cuando ella salió de nuevo, volvieron. Y venían con otros.

Y cuando la mujer fue a la fuente empezaron a apedrearla, llamándola “meretriz” y señalándola para que sufriera el vituperio de las gentes del pueblo.

Y dado que ella se echó a correr queriendo huir, la alcanzaron, le pegaron, le arrancaron el velo y el manto para que todos la vieran.

Y siguieron pegándole, tratando de imponerse con su autoridad al arquisinagogo, para que la maldijera y fuera así lapidada.

Y para que te maldijera a Tí, que la habías traído al pueblo.

Pero él no quiso hacerlo y ahora está esperando el anatema del Sanedrín.

El encargado la arrancó de las manos de esos canallas y la socorrió.

Pero por la noche, ella se marchó dejando un brazalete con una palabra escrita sobre una tira de pergamino. Había escrito: “Gracias. Ruega por mí”.

El encargado dice que es joven y que es bellísima, aunque esté muy pálida y muy delgada.

La ha buscado por los campos, porque estaba malherida, pero no la ha encontrado.

Y no se explica cómo haya podido alejarse mucho. Quizás haya muerto así, en algún lugar… Y no se haya salvado…

–     No.

–     ¿No?

¿No ha muerto, o no se ha perdido?

–     La voluntad de redención es ya absolución.

Aunque hubiera muerto estaría perdonada, porque ha buscado la Verdad, poniendo bajo sus propios pies el Error.

Pero no ha muerto. Está subiendo las primeras pendientes del monte de la redención. Yo la veo…

Encorvada bajo el peso de su llanto de arrepentimiento.

Ahora bien, el llanto la fortalece cada vez más, mientras que, por el contrario, el peso va decreciendo. Yo la veo.

Va hacia el sol. Una vez que haya subido toda la pendiente, se encontrará en la gloria del Sol-Dios.

Está subiendo… ayúdala orando.

–     ¡Oh…, mi Señor!

Andrés se siente casi aterrorizado por el hecho de poder ayudar a un alma en su santificación.

Jesús sonríe con mayor dulzura aún.

Y dice: 

–      Habrá que abrir los brazos y el corazón al arquisinagogo, que sufre la persecución.

E ir a bendecir a ese buen encargado. Vamos donde los compañeros, a decírselo a ellos.

Pero, mientras recorren en sentido inverso el camino andado para unirse a los otros diez.

Los cuales, habiendo comprendido que Andrés estaba en coloquio secreto con el Maestro, se habían detenido aparte. 

Entonces llega corriendo Judas.

Viene muy rápido, con su manto ondeando a sus espaldas, haciendo además un verdadero carrusel de gestos con los brazos,

de modo que parece una mariposa gigantesca en veloz vuelo por el prado.

Pedro pregunta:

–      Pero ¿Qué le pasa? ¿Se ha vuelto loco?

Sin dar tiempo a que nadie le responda, Judas ya cerca, con el aliento entrecortado.

Y dice a gritos:

–      ¡Detente, Maestro!

Escúchame antes de ir a la casa… Están al acecho. ¡Qué ruines!… –

Sigue corriendo… ya ha llegado.

Finalmente explica:

–     ¡Maestro, ya no se puede ir allí!

Los fariseos están en el pueblo y todos los días van a la casa. Te esperan con malas intenciones.

Despiden a quienes vienen buscándote. Los aterrorizan con horribles anatemas.

Habrá que resignarse. Aquí te perseguirían y tu obra quedaría anulada…

Uno de ellos me ha visto y me ha agredido. Un feo viejo narigudo que me conoce, porque es uno de los escribas del Templo.

¡También hay escribas!, Me ha agredido, apresándome con sus garras e insultándome con su voz de halcón.

Mientras no pasaba de insultarme a mí y de arañarme. ¡Mira! dice, mostrando una muñeca y una mejilla  decoradas con claras marcas de uñas.

–    Lo he dejado, que lo hiciera sin defenderme.

Pero cuando te ha profanado con su baba, lo he agarrado por el cuello…

Jesús grita:

–     ¡Judas! 

–     No, Maestro.

No lo he ahogado. Solamente le he impedido que blasfemara contra Tí.

Luego lo he dejado marcharse. Ahora está allí medio muerto de miedo por el peligro que ha corrido…

Pero nosotros nos vamos, te lo ruego. ¡Total, ya nadie podría venir a Tí!…

Los apóstoles intervienen:

–     ¡Maestro!

–     ¡Es horrible!

–     ¡Judas tiene razón!

–     ¡Están al acecho como hienas!

–     ¡Fuego del cielo que caíste sobre Sodoma! ¿Por qué no vuelves?

–     Sí señor, ¡Así se hace, muchacho!

¡Lástima que no haya estado también yo; te habría ayudado!

Judas confirma:

–     ¡Oh…. Pedro!

Si hubieras estado tú, ese halconzuelo hubiera perdido para siempre las plumas y la voz.

–     ¡Hombre!

Lo que no entiendo es cómo has podido quedarte a mitad.

–     ¡Bah!…

Una luz repentina en la mente, el pensamiento venido vete a saber de qué cavidad del corazón: “El Maestro condena la violencia” Y me detuve.

Lo cual me ha supuesto un choque interior más profundo aún que el que recibí al pegarme con la pared contra la que me había tirado el escriba cuando me agredió.

Me quedé con los nervios deshechos… Hasta el punto de que después no hubiera tenido ya fuerza para ensañarme con él.

¡Qué esfuerzo supone vencerse!…

–     ¡Sí señor, Judas, magnífico!

¿Verdad, Maestro? ¿Qué piensas de esto?

Pedro está tan contento de lo que ha hecho Judas, que no ve cómo Jesús ha pasado de tener el luminoso rostro de antes,

a mostrar una cara severa que le oscurece la mirada y le comprime la boca, pareciendo ésta hacerse más delgada.

La abre para decir:

–      Yo digo que estoy más disgustado por vuestro modo de pensar que por la conducta de los judíos.

Ellos son unos desdichados que están en las tinieblas.

Vosotros, teniendo la Luz, sois duros, vengativos, murmuradores, violentos. Sóis de los que aprueban como ellos, un acto brutal.

Os digo que me estáis dando la prueba de que seguís siendo los que erais cuando me visteis por primera vez y esto me duele.

Respecto a los fariseos, sabed que Jesucristo no huye. Vosotros retiraos. Yo los afrontaré. No soy un mezquino.

Una vez que haya hablado con ellos sin haber podido persuadirlos, me retiraré.

No debe decirse que Yo no haya tratado por todos los medios de atraerlos hacia Mí.

Ellos también son hijos de Abraham. Yo cumplo con mi deber enteramente.

Es preciso que la causa de su condena sea únicamente su mala voluntad y no una falta de dedicación mía hacia ellos.

Y Jesús camina hacia la casa, que muestra su bajo tejado tras una fila de árboles deshojados.

Los apóstoles lo siguen cabizcaídos, hablando bajo entre sí.

Ya están en la casa.

Tomás vuelve a hacerse cargo de su oficio…

Entran en silencio en la cocina y se ponen manos a la obra con el hogar de la chimenea.

Jesús se sume en su pensamiento.

Van a empezar a comer, cuando un grupo de personas se presenta en la puerta.

Judas dice muy bajito:

–      Ahí están.

Jesús se levanta inmediatamente y va hacia ellos.

Su aspecto impone tanto que, por un instante, el grupito se arredra; pero el saludo de Jesús les permite volver a sentirse seguros:

–      La paz sea con vosotros. ¿Qué queréis?

Entonces estos hombres viles creen que pueden atreverse a todo.

Y arrogantemente, con tono impositivo, dicen:

–      En nombre de la Ley santa, te ordenamos dejar este lugar.

A Tí, perturbador de las conciencias, violador de la Ley, corruptor de las tranquilas ciudades de Judá.

¿No temes el castigo del Cielo, Tú, burdo imitador del Justo que bautiza en el Jordán,? ¿Tú, que proteges a las meretrices?

¡Fuera de la tierra santa de Judá! Que tu hálito, desde aquí, no traspase el recinto de la Ciudad sagrada.

Jesús responde con calma:

–     Yo no hago nada malo.

Enseño como rabí, curo como taumaturgo, arrojo los demonios como exorcista.

Estas categorías,  queridas por Dios, existen también en Judá.

Y Dios exige respeto y veneración hacia ellas por parte vuestra.

No pido veneración.

Pido sólo que se me deje hacer el bien a aquellos que padecen alguna enfermedad en la carne, en la mente o en el espíritu.

¿Por qué me lo prohibís?

–     Eres un poseso. Vete.

–     El insulto no es una respuesta.

Os he preguntado por qué me lo prohibís, mientras que a los otros se lo permitís.

–     Porque eres un poseso y arrojas demonios y haces milagros con la ayuda de los demonios.

–     ¿Y vuestros exorcistas, entonces? ¿Con la ayuda de quién lo hacen?

–     Con su vida santa. Tú eres un pecador.

Para aumentar tu potencia te sirves de las pecadoras, porque en este contubernio se aumenta la posesión de la fuerza demoníaca.

Nuestra santidad ha purificado la zona de esa mujer, cómplice tuya.

Pero no permitimos que sigas aquí como reclamo de otras mujeres.

Pedro inquiere:

–     Pero ¿Es vuestra casa ésta?

Que ha venido junto al Maestro con aspecto poco halagador.

–      No es nuestra casa.

Pero todo Judá y todo Israel están en las manos santas de los puros de Israel.

Judas se ha acercado a la puerta:

–     ¡0 sea, vosotros!…- y concluye con una risotada burlona.

Luego pregunta:

–      ¿Y el otro amigo vuestro dónde está?

¿Temblando todavía? ¡Desvergonzados, marchaos de aquí! Y enseguida, si no os haré arrepentiros de…

Jesús ordena:

–      Silencio, Judas.

Y tú, Pedro, vuelve a tu puesto.

¡Oíd vosotros, fariseos y escribas, por vuestro bien, por piedad hacia vuestra alma, os ruego que no combatáis contra el Verbo de Dios.

Venid a Mí. Yo no os odio. Comprendo vuestra mentalidad y deseo ser indulgente con ella.

Pero quiero conduciros a una mentalidad nueva, santa, capaz de santificaros y de daros el Cielo.

Pero ¿Es que acaso creéis que he venido para ir contra vosotros? ¡Oh no!

Yo he venido para salvaros, para esto he venido. Os tomo en mi corazón. Os pido amor y entendimiento.

Precisamente por el hecho de que sois los que más sabéis en Israel, debéis comprender la verdad más que los demás. Sed alma, no cuerpo.

¿Queréis que os lo suplique de rodillas?

Lo que está en juego, vuestra alma tiene tal valor, que Yo me metería bajo las plantas de vuestros pies, para conquistarla para el Cielo,

con la seguridad de que el Padre no consideraría errónea esta humillación mía. ¡Hablad! ¡Estoy esperando una palabra!

–      Maldición, decimos.

Jesús concluye:

–      Bien. Dicho queda.

Podéis marcharos. Yo también me iré de aquí.

Y Jesús, volviéndose, regresa al sitio de antes. Inclina la cabeza sobre la mesa y llora.

Bartolomé cierra la puerta para que ninguno de estos hombres crueles que lo han insultado…

Y que se marchan profiriendo amenazas y blasfemias contra el Cristo, vea este llanto.

Un largo silencio.

Luego Santiago de Alfeo acaricia la cabeza de su Jesús.

Y dice:

–       No llores.

Nosotros te queremos, incluso por ellos.

Jesús levanta el rostro y dice:

–      No lloro por Mí.

Lloro por ellos, porque sordos como son a toda llamada, procuran su propia muerte».

Santiago de Zebedeo pregunta:

–     ¿Qué vamos a hacer ahora, Señor? 

–     Iremos a Galilea.

Mañana por la mañana saldremos.

–     ¿No hoy, Señor?

–     No.

Tengo que saludar a las personas buenas de este lugar. Vosotros vendréis conmigo.

A IGLESIA INFILTRADA 1


CUMPLIMIENTO

Cómo es la Infiltración del Demonio en la Iglesia en los Tiempos Finales

Probablemente estemos viviendo en los días de una de las pérdidas de Fe más grandes de la historia.

Laicos individuales, grupos o parroquias, denominaciones enteras, se están apartando de las enseñanzas de Jesús.

Y aun así se siguen llamando cristianos.

Algunos ni se dan cuenta que están abandonando la Fe.

Vemos denominaciones cristianas enteras que por ejemplo, abogan por el aborto y ordenan pastores homosexuales militantes.

Y las encuestas nos muestran que una abultada cantidad de católicos son pro aborto y pro redefinición del matrimonio,

a pesar de la expresa condena por el Catecismo de la Iglesia Católica.

Y ni que decir de la cada vez más extendida idea de que Satanás no existe, así como tampoco el Infierno.

La deriva está llevando a estas denominaciones, grupos y personas cada vez más lejos de la verdadera Fe bíblica.

Y les hacen la guerra a quienes permanecen fieles uniéndose a los enemigos declarados del cristianismo.

Pero es particularmente peligroso cuando estos lobos se disfrazan de ovejas y hacen esfuerzos dentro de las iglesias para desviarlas.

¿Qué debemos hacer al respecto?

‍Dios nos dio libre albedrío.

Podemos seguir taxativamente lo que nos dice la Biblia o tratar de amoldarla paulatinamente al mundo.

‍Es nuestra decisión y nuestra conciencia y hay varias bibliotecas al respecto.

 LA INFILTRACIÓN DEL ENEMIGO

Jesús informó a sus discípulos que el Reino de los Cielos (su presencia en la tierra a través de la iglesia) sería infiltrada por los enemigos de Dios (ver Mateo 13:24-30,36-43).

Profetizó que mientras todo el mundo durmiera, un enemigo (el diablo) vendría a sembrar cizaña entre el trigo.

El trigo (es decir, los creyentes) y malezas (hijos del maligno) crecerían juntos en el mundo.

En el fin del mundo, Jesús enviará a sus ángeles para recoger las hierbas para quemar y para cosechar el trigo.

Él lo expresa de esta manera:

“El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los que causa el pecado y todos los que hacen el mal” (Mateo 13:41).

Jesús advirtió de una época en que

“muchos se apartarán de la fe” y “muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos” (Mateo 24:10-11).

Hemos visto esta profecía cumplida en varias ocasiones a lo largo de la historia.

Y sin embargo, lo que vemos que sucede hoy en la Iglesia no tiene parangón con lo que se había visto antes.

Aspectos del final de “Gran Apostasía” se hablan en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21.

En Hechos 20:29-31, después de amonestar a los presbíteros de la iglesia de Efeso sobre vigilar el rebaño puesto bajo su cuidado por Dios, San Pablo nos advierte:

“Yo sé que después de mi partida, vendrán lobos feroces entre vosotros y no perdonarán al rebaño.

Y de vosotros mismos se levantarán algunos que enseñarán falsedades para arrastrar a los discípulos tras ellos.

Así que estad en guardia.

Recuerden que durante tres años no he cesado de amonestar a cada uno día y noche con lágrimas.”

La Biblia nos advierte de un día, en que el mundo llegará a ser tan corrupto que incluso los llamados “creyentes” podrán desaparecer.

Separándose de los verdaderos cristianos mostrarán que no son de ellos (ver 1 Juan 2:19).

Vemos estas Escrituras cumpliéndose hoy.

En la medida que denominaciones, líderes y creyentes usan al Señor para servirse a sí mismos y al reino de las Tinieblas.

APOSTASÍA ANTES Y AHORA

No era extraño que en la iglesia primitiva hubiera cizaña entre el trigo.

En 1 Timoteo 1:19-20, vemos el caso de Himeneo y Alejandro, a quienes dice Pablo que había “naufragado su fe” al rechazar la fe y la buena conciencia.

Pablo les entrega a Satanás,

“para que aprendan a no blasfemar” y más adelante advierte:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:01). .

Luego dice:

Porque vendrá tiempo cuando no aceptarán la sana doctrina, sino que, llevados por sus propios deseos, se rodearán de una gran cantidad de maestros que les dirán lo que quieren oír.

Ellos apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las mitos” (2 Tim. 4:3-4).

En los primeros siglos de la iglesia, podemos ver que la profecía de Pablo actuó en los judaizantes, arrianos y los gnósticos que continuamente sangraron la iglesia.

En cierto modo, eran las herramientas de poda en la mano del diablo, sirviendo a los propósitos de Dios.

En siglos más recientes, hemos visto que la apostasía en curso a través del surgimiento de diversos cultos evangélicos, así como los Mormones y los Testigos de Jehová.

Hoy, sin embargo, vemos la apostasía que tiene lugar principalmente dentro de las estructuras de las propias iglesias protestantes, ortodoxas y católica romana.

Cuando Dios comienza a someter a la iglesia visible a una mirada más intensa y santa, partes de ella se desintegran en polvo.‍

Las malezas de Satanás están siendo expuestas y sólo tienen el poder, el dinero y la pretensión de mentiras para perpetuar su farsa.

Vemos líderes dentro seminarios cristianos, denominaciones e iglesias que pretenden ser siervos de Dios, sin embargo niegan deliberadamente la palabra clara de la verdad que se encuentra en las Escrituras.

Sin embargo, millones de personas permanecen en las iglesias, y no hacen nada para corregir la situación.

Lo que es peor, siguen financiando la apostasía continúa con sus diezmos y ofrendas y son engañados como castigo por su colusión.

En 2 Tesalonicenses 2, leemos los comentarios de Pablo acerca de una “rebelión” y de cómo están los que “[rechazan] amar la verdad” y quienes se “[deleitan] en la maldad”.

Pablo los ve como colaboradores o agentes del reino de las tinieblas.

En 2 Corintios 11 habla de ellos como que enseñan “otro Jesús” y transmiten un espíritu diferente del evangelico.

En los versículos 13-15, escribe:

“Estos hombres son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

No es de extrañar, entonces, que sus ministros se disfracen como ministros de justicia.

Su fin será conforme a sus obras”.

En 2 Timoteo 3:1-7, Pablo habla de los “últimos días” de nuevo.

Y dice que se caracterizan por la existencia de aquellos que son “amadores de sí mismos” y “amantes de los deleites más que de Dios”.

Él dice que “[tendrán] una forma de piedad, pero [negarán] su poder” [el de Dios].

En la medida que Satanás, a través de su apariencia de luz, extiende la oscuridad más intensa en toda la Tierra, Dios está al mismo tiempo aumentando la intensidad de su Luz.

La hipocresía, el compromiso, la inmoralidad que Él vio que es adoptada por su pueblo, ya no es capaz de soportar la refinación de su luz.

Y sus devotos están cambiando aún más flagrantemente para el reino que sostiene a las tinieblas – la sinagoga de Satanás (ver Apocalipsis 2:09, 3:9).

LA IGLESIA DE JUDAS

Lo que estamos viendo en nuestros días es el surgimiento de la “Iglesia de Judas”.

Judas Iscariote, el que traicionó a Cristo, era más que un individuo.

Él era un estereotipo.

Su vida y sus acciones representan un patrón que se ha repetido a lo largo de historia de la iglesia y que finalmente ha culminado en nuestros días como la Gran Apostasía.

Judas era alguien que fingía ser un fiel seguidor de Cristo, sin embargo, le robó al que él llamaba el Señor, llegando a ser un traidor (véase Juan 12:4-6, Lucas 6:16).

De manera similar, la iglesia de Judas roba a Dios y a su pueblo en forma material y espiritual.‍

Y al final se vuelve traidora al Señor y lleva a todos a la perdición (ver Mat. 23:15).

Al igual que Judas Iscariote, los líderes de esta apostasía pretenden compartir el pan de nuestro Señor.

Y se ponen trajes para disfrazar su unión con Baal, llevan las túnicas blancas instituidas por Dios en el Sinaí para reflejar la santa vocación del sacerdote (ver Éxodo 28:39-43; Lev 16:04).

Con declaraciones de amor por Cristo que le han de entregar, por así decirlo, con un beso, vendiendo su alma por el poder, el prestigio y piezas de plata.

EL FUTURO DE LA IGLESIA

Debido a su duplicidad en curso, llegó un tiempo en que Satanás entró en Judas, el cual salió a traicionar al Señor (Lucas 22:1-6).

Es por eso que hay denominaciones que han estado viviendo en el compromiso de apoyo al asesinato de niños en el vientre de sus madres, ordenando a sabiendas homosexuales practicantes y adúlteros.

Y renunciando a la Palabra de Dios como su guía infalible para la Fe y la doctrina, y enseñando a otros a hacer lo mismo.

Cuando ves la Abominación en el lugar santo, ya es demasiado tarde.

En otras palabras, cuando ves desplegada la apostasía en la mayoría de los líderes dentro de una denominación, Satanás ya ha ganado mucho terreno para que la comunidad sea salvada.

Lamentablemente, las noticias nos traen que muchas iglesias, denominaciones y grupos parroquiales son culpables de apostasía.

La Iglesia Judas se puede encontrar en todas partes y bajo cualquier pretexto.

¿Cómo respondemos?

Miramos hacia otro lado y fingimos como si no pasara nada, o  exponemos la oscuridad y declaramos la verdad de la Palabra de Dios.

El pastor anglicano y escritor John RW Stott escribió:

Nuestro Señor y sus apóstoles no se encogen cuando es necesario la tarea de denunciar y derribar las falsas enseñanzas.

Desagradable e incluso peligroso es esto, pero no podemos conscientemente evitar la misma tarea para nosotros mismos.

De hecho, en la iglesia de hoy, devastada por muchos lobos rapaces, hay una gran necesidad de buenos y fieles pastores, que no sólo alimentarán a las ovejas, sino derrotarán a los lobos”.

San Pio X

LA SÍNTESIS DE TODAS LAS APOSTASÍAS: EL MODERNISMO

Muchos se preguntan ¿Por qué existen hoy día tantos errores dentro de la Iglesia?

Existen “católicos” que apoyan el aborto y las uniones homosexuales, entre otros errores y horrores morales.

Existen quiénes convierten la misa en una reunión social, una cena conmemorativa.

Existen quienes han reformado los mismos rituales, quitando subrepticiamente todo el sentido de lo sobrenatural y de lo sacro.

Errores todos estos, provenientes y derivados de la actitud y fe modernistas y liberales.

Lo que hoy llamaríamos “catolicismo liberal” o simplemente “progresismo religioso”, con sus diferentes matices pero que en esencia son impulsados por la filosofía del modernismo.

En muy resumidas palabras, el modernismo es aquel error filosófico que intenta transformar a la Iglesia (y a todas sus creencias) en algo subjetivo desligándola a esta misma de toda trascendencia.

Aquí seguimos un consistente resumen realizado por el sacerdote dominico Jean-Dominique, de lo que ha creído siempre la Iglesia y de lo que cree el modernismo, para ilustrar a quienes no han sido informados.

¿QUÉ ES EL MODERNISMO?

Los juicios del magisterio de la Iglesia contra el modernismo son de una vehemencia impresionante.

La doctrina es calificada como: “veneno de error”, “monstruosidad”, “plaga terrible”, “resumidero de todas las herejías”, que “conduce al panteísmo” y a “la destrucción de la religión”, etc..

“Tenemos que luchar contra hábiles enemigos”, afirma el Papa San Pío X“contra un género muy pernicioso de hombres, los modernistas traman la ruina de la Iglesia”.

Estos adversarios están embargados de una “sed de novedades, una habilidad nueva y con frecuencia pérfida son enemigos que se ocultan en el seno y en el corazón mismo de la Iglesia los peores enemigos de la Iglesia”.

Así, los modernistas son tanto más de temer cuanto que

“su insidiosa táctica consiste en no presentar jamás sus doctrinas metódicamente y en con­junto”.

¿POR QUÉ TAMAÑA CONDE­NA?

El término “modernista” nos provee ya una indica­ción.

‍“Moderno” significa aquello que pertenece o convie­ne al tiempo presente o a una época relativamente re­ciente.

En consecuencia, el modernismo consiste en la tendencia a conciliar la exégesis cristiana con los presu­puestos de la crítica histórica y la filosofía moderna.

El modernismo quiere adaptarse al gusto del día; no quiere quedar al margen de la sociedad.

La Igle­sia —dicen— debe adaptarse a las costumbres y a la ma­nera de pensar de la época, las cuales nacieron de una fi­losofía racionalista y subjetivista.

Por decirlo de alguna manera, el modernista que­rrá hacer un maridaje entre la fe tradicional y las nove­dades salidas del Protestantismo y de la Revolución Francesa.

Lejos de subordinar el pensamiento humano a las exigencias de la fe, pide a la Iglesia que tome la filosofía contem­poránea tal como ella es.

Es probable que se conserve el lenguaje tradicio­nal, pero se le dará un sentido nuevo.

El modernismo, en consecuencia, aparece a primera vista como una pretensión de poner al día a la Iglesia, en el sentido de una adopción sincera de los datos de la fi­losofía reinante.

Una consecuencia inmediata es el ecumenismo.

Da­do que el hombre fabrica su religión y que es el maestro de su aproximación a Dios, será suficiente que cada uno siga su conciencia, que practique su propio culto.

Fuente: Foros de la Virgen María

95 LA HIPOCRESÍA FARISAICA


95 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Cuando Jesús, subida la última pendiente, llega al páramo, ve Betania, toda esplendorosa bajo un sol de Diciembre que quita tristeza a los campos desnudos.

Y hace menos oscura la fronda de los cipreses, chaparros y algarrobos que crecen aquí o allá y parecen cortesanos en ademán de saludar a alguna que otra palma altísima verdaderamente regia, que se eleva solitaria en los jardines más bellos.

Y es que Betania no ostenta sólo la bonita casa de Lázaro, sino también otras moradas de ricos habitantes de Jerusalén, que prefieren vivir aquí, cerca de sus bienes.

Ya que sus villas,de voluminosa y bella arquitectura, con jardines bien cuidados, destacan sobre el conjunto de las casitas de los aldeanos.

Produce una extraña sensación ver en un terreno ondulado todavía alguna palma evocadora del Oriente, con su tallo esbelto y el penacho duro y rumoroso de sus hojas, tras cuyo verde jade instintivamente, se busca la inacabable amarillez del desierto.

Aquí sin embargo, el fondo es de olivos verde y plata y de campos arados con  trigo y de esqueléticos conjuntos de árboles frutales de troncos oscuros y de ramajes enmarañados.

Y ve también enseguida a un servidor de Lázaro puesto de centinela.

Éste saluda con gran reverencia y pide permiso para llevar a los señores la noticia de su llegada; obtenido el permiso, se marcha presuroso.

Entretanto, del campo y de la misma ciudad, acuden a saludar al Rabí y tras un seto de laurel, que circunda con su verde perfumado una hermosa casa, se asoma una joven mujer que ciertamente, no es israelita.

Su peplo y su estola larga hasta formar una pequeña cola amplia, de suave lana blanquísima a la que da viveza una greca bordada de intensos colores en que destacan brillantes hilos de oro, ceñida a la cintura por un cinturón igual que la franja.

Y su tocado, una redecilla de oro que mantiene un complicado peinado: por delante, del todo hecho de pequeños bucles; luego liso, para terminar en un moño grande sobre la nuca, la delatan que es griega o romana.

Con curiosidad, incitada por los gritos cantarines de las mujeres y los gritos de júbilo de los hombres, luego sonríe despreciativamente al ver que se dirigen hacia un pobre hombre…

Que carece hasta de un burro en que ir montado y que camina rodeado de un grupo de personas como él, que despiertan aún menos interés.

Se encoge de hombros y con un gesto de aburrimiento se aleja, seguida como si fueran perros, de un grupo de aves zancudas variopintas entre las que hay blancas ibis y multicolores flamencos.

No faltan dos zancudas del color del fuego con una coronita trémula sobre la cabeza que parece de plata, único candor de su espléndido plumaje de llama dorada.

Jesús la mira un instante, luego continúa escuchando a un anciano que querría no padecer la debilidad que padece en las piernas.

Jesús le acaricia y le exhorta a tener paciencia; que dentro de poco vendrá la primavera y con el buen sol de abril se sentirá más fuerte.

Entonces llega Maximino, que precede en unos metros a Lázaro.

–     Maestro… me ha dicho Simón que… que Tú vas a su casa… Le va a dar pena a Lázaro… pero es comprensible…

–    Hablaremos de ello luego. ¡Oh, amigo mío!

Jesús se acerca rápido a Lázaro, el cual parece sentirse violento y lo besa en la mejilla.

Entretanto han llegado a una callejuela que conduce a una casita situada entre otros huertos de árboles frutales y el de Lázaro.

Lázaro pregunta:

–     Entonces, ¿Estás decidido a ir donde Simón?

Jesús responde:

–     Sí, amigo mío.

Traigo conmigo a todos los discípulos y lo prefiero así…

Lázaro encaja mal esta determinación, pero no replica.

Sólo se vuelve a la pequeña aglomeración de gente que los sigue…

Y dice:

–     Marchaos. El Maestro necesita descansar.

Todos, oídas estas palabras hacen una reverencia y se marchan, mientras Jesús se despide de ellos con su dulce:

–     «Paz a vosotros. Os avisaré de cuándo voy a predicar».

–     Maestro – dice Lázaro ahora que están solos, adelantados respecto a los discípulos, los cuales, algunos metros más atrás, están hablando con Maximino.

… Maestro… Marta está llorando desconsoladamente; por esta razón no ha venido. Luego sí vendrá. Yo lloro sólo en mi corazón.

Pero hay que reconocer que es justo. Si hubiéramos pensado que ella venía…

pero no viene nunca en las fiestas… ¿Es que, acaso, ha venido alguna vez?… Yo digo: precisamente hoy tenía que traerla aquí el demonio.

–     ¿El demonio?

Y, ¿Por qué no su ángel por mandato de Dios? De todas formas créeme, aunque ella no estuviera, Yo habría ido a casa de Simón.

–     ¿Por qué, mi Señor? ¿No te dio paz mi casa?

–     Tanta paz que después de Nazaret, es el lugar que más estimo.

Y ahora, respóndeme: ¿Por qué tu misiva de que dejara Agua Especiosa? Por la asechanza que se avecina, ¿No es así?

Pues entonces Yo vengo a las tierras de Lázaro, pero no pongo a Lázaro en la situación de que lo insulten en su casa.

¿Piensas que te respetarían? Para pisotearme a Mí, pasarían incluso por encima del Arca Santa…

Déjame hacerlo como pienso, por ahora al menos. Más tarde iré. Y además, nada me impide comer en tu casa, como nada impide que tú vengas a donde me alojo Yo.

Deja que se diga: “Está en casa de un discípulo suyo”.

–     ¿Y yo no lo soy?

–     Tú eres el amigo.

Es más que discípulo para el corazón, es distinto para donde hay malicia. Déjame hacer las cosas como he pensado. Lázaro, esta casa es tuya…

Pero no es tu casa, la bonita y rica casa del hijo de Teófilo. Y para los pedantes, eso cuenta mucho.

–     Eso es lo que dices… pero es porque… es por ella… eso es.

Yo estaba ya casi decidido a perdonar… pero si ella es causa de que Tú te apartes, ¡Vive Dios que la odiaré!

–     Y me perderás del todo.

Depón este pensamiento enseguida o ahora mismo me pierdes… Aquí viene Marta. Paz a ti, mi dulce hospedera.

–     ¡Oh, Señor!

Marta, de rodillas, llora.

Se ha bajado el velo, que lleva sobre el tocado hecho en forma de diadema, para no mostrar mucho su llanto a los extraños; pero a Jesús no piensa ocultárselo.

–      ¿Por qué este llanto?

¡Verdaderamente estás desperdiciando estas lágrimas! Hay muchos motivos para llorar y para hacer de las lágrimas un objeto precioso.

Pero, ¡Llorar por este motivo!… ¡Oh! ¡Marta! ¡Parece como si ya no supieras Quién Soy Yo! Del hombre como sabes, no tengo más que lo que se ve; el corazón es divino y palpita como divino.

¡Vamos, levántate y entra en casa!… Y a ella… Dejadla. Aunque viniera a burlarse de mí, dejadla os digo. No es ella.

Es el que la posee quien la hace instrumento de turbamiento. Pero aquí hay Uno que es más fuerte que su amo. Ahora la lucha es entre él y Yo, directamente.

Vosotros orad, perdonad, tened paciencia y creed. Y nada más.

Entran en la casita que es una pequeña casa cuadrada rodeada de un pórtico que la hace más extensa.

Dentro hay cuatro habitaciones divididas por un pasillo en forma de cruz.

Una escalera exterior  conduce a la parte alta del pequeño pórtico, que por tanto, aquí es una terraza, que da acceso a una vastísima estancia de las mismas dimensiones que la casa.

En el pasado estaba destinada para las provisiones, ahora está enteramente libre y limpia, absolutamente vacía.

Simón, que está al lado de su anciano criado  llamado José , hace los honores de la casa.

Y dice:

–     Aquí se podría hablar a la gente o si no, comer… Como Tú quieras.

–     Ahora veremos.

Entretanto, ve a decirles a los demás que después de la comida la gente puede venir. No defraudaré a la gente buena de este lugar.

–     ¿Dónde digo que vayan?

–     Que vengan aquí.

El día está templado. El sitio está resguardado de los vientos. Los árboles frutales, desnudos como están, no sufrirán daño si la gente viene.

Hablaré aquí, desde la terraza. Ve.

Se quedan solos Lázaro y Jesús.

Marta, de nuevo la “buena hospedera” al tener que ocuparse de atender a tantas personas, trabaja abajo con los criados y con los mismos apóstoles, disponiendo lo necesario para las mesas y para el descanso.

Jesús pone un brazo sobre los hombros a Lázaro y lo conduce fuera de la sala, a pasear por la terraza que rodea la casa,  bañada con el sol que calienta algo el día.

Y desde arriba, observa el trabajo de los criados y de los discípulos.  Le sonríe a Marta, la cual va de aquí para allá y levanta su rostro serio sí, pero ya menos turbado.

Mira también el bonito panorama que rodea al lugar y nombra con Lázaro distintas localidades y personas…

Para terminar preguntando a quemarropa:

–     Entonces, la muerte de Doras fue como agitar una vara dentro del nido de serpientes, ¿No?

–     Maestro, me ha contado Nicodemo que la sesión del Sanedrín fue de una violencia nunca vista.

–     ¿Qué le he hecho al Sanedrín para que se inquiete?

Doras se murió por sí mismo, ante los ojos de todo un pueblo; la ira lo mató. Yo no permití que se actuara irrespetuosamente con el cadáver. Por tanto…

–     Tú tienes razón.

Pero ellos… Están locos de miedo. Y.. ¿Sabes que han dicho que hay que pillarte en pecado para poderte matar?

–     ¡Entonces, quédate tranquilo!

¡Van a tener que esperar hasta la Hora de Dios!

–     ¡Pero, Jesús! ¿Sabes de quién se habla?

¿Sabes de qué son capaces fariseos y escribas? ¿Sabes qué alma tiene Anás? ¿Sabes quién es su segundo? ¿Sabes?…

Pero, ¿Qué estoy diciendo? ¡Tú sabes! Por tanto, es inútil que te diga que se inventarán el pecado para poderte acusar.

–     Ya lo han encontrado.

Ya he hecho más de lo que necesitan. He hablado a romanos, he hablado a pecadoras… Sí, a pecadoras, Lázaro.

Una – no me mires tan asustado – … una viene siempre a oírme y ha recibido de tu capataz alojamiento en una cuadra, a petición mía, porque, para estar cerca de Mí, se había establecido en una pocilga…

Lázaro es la estatua del estupor.

Ha quedado inmóvil. Mira a Jesús tan pasmado, como si estuviera ante una persona asombrosa y totalmente extraña.

Jesús lo zarandea un poco, sonriendo.

Y le pregunta:

–     ¿Has visto a Satanás?

–     No… La Misericordia he visto.

Pero… pero yo sí lo entiendo. Sin embargo ellos, los del Consejo, No. Y dicen que es pecado.

¡Entonces es verdad! Yo creía… Pero ¿Qué has hecho?

–     Mi deber, mi derecho y mi deseo:

Tratar de redimir a un espíritu caído. Esto te hará ver por tanto, que tu hermana no será el primer cieno que voy a conocer, ni el primero hacia el que me voy a inclinar; como tampoco será el último.

En el cieno Yo quiero sembrar flores y hacerlas nacer: las flores del bien.

–     ¡Oh! ¡Dios! ¡Dios mío!…

Pero… ¡Oh!, Maestro mío, Tú tienes razón. Estás en tu derecho, es tu deber y es tu deseo; pero, las hienas no lo comprenden.

Son carroña tan fétida, que no sienten el olor, no pueden sentir el olor de las azucenas.

Y hasta en donde éstas germinan ellos, esas carroñas poderosas, sienten olor de pecado; no comprenden que proviene de su sentina…

Te lo ruego, no permanezcas largo tiempo en un lugar; muévete, cambia continuamente de sitio para no darles la posibilidad de encontrarte.

Sé como un fuego nocturno que danza sobre los tallos de las flores, veloz, inaprensible, de paso desconcertante. Hazlo; no por cobardía,

sino por amor al mundo, que necesita que Tú vivas para ser santificado. La corrupción aumenta; contraponle la santificación… ¡La corrupción!…

¿Has visto a la nueva habitante de Betania? Es una romana casada con un judío. Él es observante, pero ella es idólatra y al no poder vivir tranquilamente en Jerusalén,

porque debido a sus animales, surgieron disputas con los vecinos, se ha venido aquí. Llena de animales, para nosotros impuros, está su casa. Y… la más impura es ella, porque vive burlándose de nosotros y con licencias que…

Yo no puedo criticar porque… Pero sí digo que, mientras que no se pone pie en mi casa porque está María, que pesa con su pecado sobre toda la familia, a casa de esa mujer sí que van.

Pero es que claro, le ha caído en gracia a Poncio Pilato y vive sin su marido. Él, en Jerusalén; ella, aquí. Así fingen, él y ellos, no profanarse viniendo y no constatar que se profanan.

¡Hipocresía! Viven metidos en la hipocresía hasta el cuello; ¡No tardarán en perecer ahogados en ella!

El sábado es el día en que celebran el festín,..

¡Y entre ellos hay también miembros del Consejo! Un hijo de Anás es el más asiduo.

–     La he visto. Sí.

Déjala que haga lo que quiera y a ellos también.

Cuando un médico prepara un fármaco, mezcla los productos… y el agua parece como si se contaminase, porque agita la mezcla y el agua se enturbia.

Pero luego las partes muertas se depositan, el agua recupera su limpidez, a pesar de estar saturada de la sustancia de esos productos saludables. Esto mismo sucede ahora.

Todo se mezcla y Yo trabajo con todos. Luego, las partes muertas se depositarán y serán arrojadas afuera.

Y las otras, vivas, permanecerán activas en el gran mar del pueblo de Jesucristo.

Bajemos. Nos llaman…

D EL GOBIERNO INVISIBLE 3


Dentro del marco de la pandemia mundial que estamos viviendo (y que fuera anunciada en estas revelaciones) nos encontramos frente a grandes cambios que llevarán a la humanidad hacia un nuevo orden, amparado bajo el justificativo de la salud por las organizaciones mundiales…

Como consecuencia de esta delicada situación sanitaria, vemos el comienzo del desplome de la economía mundial, la que será determinante en la consolidación de esta ingeniería social planificada en las sombras de las más altas y secretas esferas de poder mundial.

La conjunción de varios factores críticos ha llegado, el cumplimiento de las profecías son una realidad que nos urge a una preparación en todos los órdenes de la vida, porque ya no será igual.

Profecías sobre el NUEVO ORDEN MUNDIAL, leer…

23. El habló así: «La cuarta bestia será un cuarto reino que habrá en la tierra, diferente de todos los reinos. Devorará toda la tierra, la aplastará y la pulverizará.
24. Y los diez cuernos: de este reino saldrán diez reyes, y otro saldrá después de ellos; será diferente de los primeros y derribará a tres reyes;
25. proferirá palabras contra el Altísimo y pondrá a prueba a los santos del Altísimo. Tratará de cambiar los tiempos y la ley, y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y tiempos y medio tiempo.
26. Pero el tribunal se sentará, y el dominio le será quitado, para ser destruido y aniquilado definitivamente.  Daniel 7

PROFECÍAS Y REVELACIONES

NUEVO ORDEN MUNDIAL

GOBIERNO ÚNICO, MONEDA ÚNICA, RELIGIÓN ÚNICA

SAN MIGUEL ARCÁNGEL

31.05.2019

La humanidad en su letargo ayuda a que el mal se acreciente y que este avance a pasos agigantados por toda la Tierra,

apresurando la llegada del Nuevo Orden Mundial.

12.10.2019

La humanidad es como un corcel que corre hacia donde le obligan.

El gobierno único mundial ejerce su poder en secreto sobre los hombres, girando instrucciones solapadas desde las instituciones y organismos que fueron creados con un buen fin,

pero como la mente humana desea ejercer el dominio sobre cuanto puede, así lo hace en este instante de la humanidad.

10.12.2019

La humanidad es probada, sumamente probada, en especial en la Fe sobre la que el hombre de Dios cree en un Solo y Único Dios; para que luego ya sin Fe, acepte pertenecer a una religión única.

En lo social: para que la humanidad pierda su identidad.

En lo político: para que la humanidad se una a las ideologías que lidera el Demonio y atropellan a los hombres con crueldad, sin compasión.

En lo económico: porque Satanás sabe bien que el hombre cuando se siente desestabilizado económicamente, es capaz de todo y olvida el bien.

19. Sabemos que somos de Dios y que el mundo entero yace en poder del Maligno.

EL ESCENARIO HA SIDO CUIDADOSAMENTE DISEÑADO

Y EL PUEBLO DE DIOS CEDIÓ A LOS CAPRICHOS DEL MAL,

POCO A POCO. 

YA SABRÁN QUE MIS PALABRAS NO SON EN VANO.

POR ELLO

¡APELE CADA UNO A LA MISERICORDIA DIVINA Y ARREPIÉNTANSE PROFUNDAMENTE, YA!

16.02.2020

¡Manténganse atentos!, la partida del Defensor del verdadero Magisterio de la Casa de Dios causará gran dolor al Pueblo de Dios,

lo que festejarán quienes le miran como un obstáculo para llevar hacia la religión única al Pueblo de Dios.

REINA DE LOS PROFETAS

 LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

07.11.2009

Hacen caso omiso a Mis llamados, e ignoran deliberadamente que están viviendo “sólo” el inicio del cumplimiento de todo cuanto les he anunciado,

Buscan una explicación más para huir de la realidad.

Permanecen sordos a la Palabra que el Cielo les envía, se burlan de cuanto es Dios,  lo desprecian, hasta desean hacerlo desaparecer.

Esto no es, sino el producto del deseo de poder de quienes están preparando un gobierno único,

una moneda única, mediante lo cual someterán a la humanidad para entregarla en manos del Anticristo,

¡Que esto no les haga retroceder¡ no caminan solos, mantengan la Fe!

13.05.2012

Amados Míos, no continúen renunciando a Mis llamados, esto es parte de la dolorosa realidad de la humanidad,

enrumbada al dominio de los poderosos y a la dolorosa lucha por un gobierno único.

29.10.2013

Amados Míos, detrás de la aparente paz y aparentes esfuerzos de paz se esconde el gobierno único que establecerán los poderosos del mundo.

Con el establecimiento del gobierno único, la humanidad en general se encontrará a merced de los caprichos de los altos gobernantes

y por ende se establecerá la moneda única y una sola religión.

16.06.2014

Mentes poderosas alrededor del mundo, planean el destino de la humanidad.

Las monedas serán un recuerdo, ante una caída económica establecerán un gobierno único.

 MANTENGAN LA FE EN ESTOS INSTANTES,

RECIBAN A MI HIJO EN LA SAGRADA EUCARISTÍA

Y SEAN PORTADORES DE ESPERANZA. 

Con el Santo Rosario Meditamos TODA LA VIDA de Jesús y el Amor del Padre, que lo envió para salvarnos… LE ARREBATAMOS LAS ALMAS A SATANÁS Y VENCEMOS EN TODAS LAS BATALLAS

CONFÍEN EN MI HIJO Y OREN PARA LOGRAR LA UNIDAD DE TODOS,

sólo en la unidad de Mis hijos crecerá la Verdad y despertarán ante esta amenaza.

29.09.2014

EL ANTICRISTO NO ES UNA INVENCIÓN,

ES EL ENGENDRO DE SATANÁS

Y ustedes esperan que reprenda con dureza, que él luche abiertamente contra la Iglesia de Mi Hijo para reconocerle,

esperan esto porque no conocen el ardid preparado por él mismo y sus secuaces:

todos aquellos que unidos le preparan un trono, un gobierno único, una moneda única, una religión única, un mandato único.

Ugobierno que será flagelo del Cuerpo Místico de Mi Hijo, al cual miraré con tristeza reducido a un pequeño número de almas.

MAITREYA

Cuanto les manifiesto hoy, será desarrollado en silencio para que la humanidad no le culpe, sino le mire como a un salvador.

31.01.2015

Ustedes, hijos, NO SE ACERQUEN A LA NEW AGE, propiciada para instaurar un gobierno único y eliminar la religión que Mi Hijo instituyó.

10.02.2015

EL HOMBRE DEJARÁ LA VERDADERA FE

POR IDEOLOGÍAS O PRÁCTICAS QUE LE LLEVARÁN HACIA EL MAL,

DOMINANDO LA MENTE CON LA FALSEDAD,

CAMINO A UNA RELIGIÓN ÚNICA

QUE EXIGIRÁN LOS DESPIADADOS SEGUIDORES

DEL ANTICRISTO.

MAITREYA

30.06.2015

Hijitos, existen grandes organizaciones secretas que controlan el mundo,

al que llevan aprisa hacia un gobierno único, que será la clave de la entrada del Anticristo.

21.09.2015

Hijos, no vayan por otros caminos, miren de frente la Verdad que les ocultan,

es necesario que la economía caiga para que quienes deciden en este instante sobre la humanidad,

TOMEN LAS RIENDAS TOTALMENTE

PARA AGILIZAR EL PROYECTO DEL MAL,

UNIFICAR LOS PODERES EN TODO EL MUNDO

Y ASÍ TOMAR CONTROL DE TODA LA HUMANIDAD,

Mediante una moneda única, un gobierno único y una religión única, bajo el pretexto de eliminar fronteras, esas que el mismo hombre creó.

MAITREYA

28.02.2016

Amados hijos,  no atesoren tesoros en la Tierra que éstos caerán dentro de poco y se mirarán vacíos.

Atesoren, conozcan, adéntrense en el Conocimiento de Mi Hijo.

La economía cae y se levantará la moneda única para toda la humanidad.

07.10.2016

La unidad de pensamiento en quienes abastecen a esta generación con alimentos, medicamentos, vestuario, implementos tecnológicos y demás,

es condicionarles para que se conformen con la creación de un único gobierno, que regirá al mundo bajo una moneda única.

Y la instauración de una religión única.

Esta religión única eliminará la religión que Mi Hijo instauró.

Esa cruz me pertenece Señor, ¡Crucifícame Jesús, porque te adoro sobre todas las cosas! Y ayúdame a Amar, haciendo Tu Voluntad y no la mía…´´

25.11.2016

EL PUEBLO DE MI HIJO NO DISIMULA EL PECADO

NI PACTA CON EL DEMONIO,

A SABIENDAS DE QUE LOS INTERESES MALVADOS

LLEVAN A LA HUMANIDAD,

A LA DECLARACIÓN DE UNA RELIGIÓN ÚNICA

QUE ADORARÁ A SATANÁS

30.11.2016

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, Me duelo por Mis hijos que Me desprecian, no porque desprecien las Palabras de esta Madre,

SINO QUE AL DESPRECIARME

andando de tu mano…

Y NO TOMAR DE MI MANO EL CAMINO CORRECTO,

ESA DESIGNACIÓN PARA SER INTERCESORA Y CONDUCTORA

HACIA LA SALVACIÓN ETERNA,

ES IMPEDIDA POR USTEDES MISMOS.

Buscan caminos equivocados y esos caminos más cortos,

son precisamente los que les conducen hacia la religión única en donde el rey es el IMPOSTOR

13.05.2017

El anticristo no decrece, sino crece por medio de grandes conspiraciones, a través de la mentira y de compromisos

a los que se han adherido voluntariamente grupos poderosos del mundo a favor de la instauración de un gobierno único,

el cual perseguirá al Pueblo de Mi Hijo con la finalidad de tomar posesión de lo que es propiedad de Dios.

24.05.2017

YA LES HE MENCIONADO EL DEVENIR DE LA HUMANIDAD,

AUN ASÍ, CONTINÚAN ENSIMISMADOS EN USTEDES MISMOS,

Y NO CAMBIAN SUS PRIORIDADES.

 La humanidad presa de su propio devenir, vivirá la dureza de la opresión de las naciones que se han preparado para combatir a los hijos de Dios

CON LA FINALIDAD DE INSTAURAR UNA RELIGIÓN

EN DONDE DIOS NO EXISTA,

SINO EL LIBRE ALBEDRÍO PERMITIRÁ

QUE CADA CRIATURA HUMANA DENTRO DE ESA RELIGIÓN ÚNICA

VIVA SEGÚN SU CONCIENCIA, …

precisamente porque el hombre de este instante no le da uso a la conciencia sino actúa por imitación y por obstinación

19.09.2019

Las novedades de una moneda única proliferan en las altas esferas políticas,

dominadas por sectores de la humanidad que mantienen el control de la humanidad,

incrustando intereses oscuros en todas las naciones a las que de una u otra forma dominan.

29.02.2020

Miren el avance del comunismo y la opresión en que sumergen a los pueblos quienes no se declaran abiertamente comunistas.

OPRESIÓN A FAVOR DE UN GOBIERNO ÚNICO,

DE UNA RELIGIÓN ÚNICA, DE UNA MONEDA ÚNICA,

DE UNA ENSEÑANZA ÚNICA

A FAVOR DE LA MUERTE DEL CUERPO Y DEL ALMA.

26.07.2015

Amados, la solución a las penumbras en que vive el hombre actual, no serán mejoradas con un “Nuevo Orden Mundial”…

Hijos, tengan certeza de que esta imposición será la temible Persecución contra el Pueblo de Mi Hijo, no sólo la persecución religiosa,

sino permitirán que el poder de destrucción de la energía nuclear sea una constante amenaza en todo conflicto.

01.09.2015

Hijos, la crisis que han vivido en el aspecto económico no ha concluido, ésta se acentuará más, creando un caos y un desequilibrio jamás visto.

El amo de la humanidad caerá y el hombre sin dinero, pierde el control de sus actos llegando a ser irreconocible.

Éste será el instante en que el Mal ofrecerá formar un gobierno único como salvación para el hombre,

instante aprovechado a la vez para ejecutar actos terroristas de gran envergadura y sumergir al hombre en la lucha por la supervivencia.

28.01.2016

ESTE NO ES UN INSTANTE CUALQUIERA,

ES EL INSTANTE DE LOS INSTANTES EN QUE DIEZ NACIONES

SERÁN LAS QUE TOMARÁN EL PODER EN LA TIERRA

Y SUS DIEZ LÍDERES SERÁN LOS QUE REPRESENTEN

DANIEL 7, 7

AL NUEVO ORDEN MUNDIAL.

07.05.2018

MIS HIJOS EN EL CONTINUO PROSEGUIR DE SUS AFANES, SIN MIRAR A SU ALREDEDOR,

NO HAN LOGRADO CONCIENTIZAR

EN EL NÚCLEO DE LO QUE LES HA LLEVADO COMO HUMANIDAD

A ESTE INSTANTE TAN DIFÍCIL Y DE CONFUSIÓN.

Amados hijos, han vivido atropelladamente,

mientras mentes poderosas se aprovecharon del descuido de esta generación, para apoderarse del obrar y actuar humano.

Algunos de ustedes lo saben, otros no lo imaginan y otros, sabiéndolo, lo niegan.

La Humanidad es conducida por un grupo de creaturas humanas que dictan paso a paso el acontecer mundial…

Poco a poco fueron injertando en la humanidad una novedosa forma de vivir, dentro de una generación llevada a gustar de lo prohibido, transgrediendo toda ley, norma y valor.

En Mis Apariciones por todo el mundo, les llamé a que miraran el rumbo que estaba tomando la Humanidad y Me desobedecieron.

Y en Mis Llamados, les fui alertando sobre un poder que, con objetivos determinados,

estaba conduciendo al hombre y le llevaba hacia lo que es en este instante,

en que ha llegado a dominar al hombre en todos los aspectos de la vida,

a través del poder económico, mediante el cual ha sujetado a su antojo el obrar y actuar de la humanidad.

El Orden Mundial mantiene el dominio de la humanidad en todos los aspectos, aun en aquellos que ni siquiera imaginan.

Ante Mis Anuncios de la llegada de un Anticristo y el poder que le preparaba la llegada,

el hombre con una idea encapsulada, esperó y espera ver ante sí mismo la aparición del Anticristo.

Sin percibirlo permitieron que ese poder se adentrara en la humanidad en general y POR MEDIO DE SUS TENTÁCULOS:

Se posesionara de todo lo que el hombre necesita para continuar su paso por la vida…

Se posesionara de toda innovación para hacer del hombre un esclavo de la tecnología mal empleada…

Se posesionara de la mente del hombre a través del cine, de la televisión y de algunos medios escritos…

El subconsciente está controlado por la emoción, no por la razón..

Se posesionara de la mente del hombre deformando la educación hasta hacerla inadecuada e inmoral.

Por medio de las modas ha logrado incitar a la desviación sexual y a través de algunas llamadas religiones modernistas…

AMADOS HIJOS MÍOS, SE ENCUENTRAN SOMETIDOS SIN DESEARLO,

SOMETIDOS AL PODER DEL ORDEN MUNDIAL. SIN DESEARLO,

PERO SE HAN ACOSTUMBRADO A TRAVÉS DE LO COTIDIANO

Y LA MENTE.. 

El pensamiento mira lo indebido como un ideal a alcanzar.

La psiquis del hombre se ha endurecido ante el bien y se ha abierto poco a poco hacia el Mal,

vivo en un país donde los estudiantes somos terroristas y los malandros, héroes de la patria.

hasta que en este instante ve el mal, lo indebido, como algo natural y correcto.

El Orden Mundial se levantó con la acogida del género humano que en este instante se encuentra bajo la opresión de este.

HAN LLEGADO A GUSTAR

CONSCIENTEMENTE DE LO QUE LES INJERTARON

Y ALGUNOS QUE NO AMAN EL DON DE LA VIDA,

SE REGOCIJAN AL SER SEGUIDORES DEL MAL

HASTA LLEGAR A PACTAR CON EL DEMONIO,

Pacto con Lucifer a cambio de poder, dinero y fama… O de venganzas insatisfechas….

ENTREGÁNDOLE EL ALMA

08.11.2018

Amados Míos, la humanidad se afianza en la economía,

por ello para el Orden Mundial es imprescindible desestabilizar a la humanidad mediante la caída de la economía.

La constante inseguridad en la economía mundial, es parte del plan de quienes dictan el rumbo de los países.

Esta inseguridad ha llevado crecimiento a naciones, que solapadamente se preparan para estremecer al mundo, invadiéndole inesperadamente.

28.01.2020

Hijos Míos, la sujeción de los gobiernos hacia el Nuevo Orden Mundial no les toma en cuenta a ustedes, al contrario, la orden es contra la humanidad.

https://www.revelacionesmarianas.com/nuevo%20orden%20mundial.html