Archivos de etiquetas: persecucion

R154 UN DON DIVINO


Octubre 02 de 2019 

LLAMADO URGENTE DE MARÍA, SEÑORA DE TODAS LAS NACIONES A LOS HIJOS DE DIOS

Hijitos de mi Corazón, que la Paz de Dios esté con vosotros y mi Amor y protección Maternal os acompañen siempre.

Hijitos, las fuerzas del Mal han se han desplegado por toda la Tierra y su ataque a los hijos de Dios es cada vez más fuerte.

Muchos profetas y ungidos de estos Últimos Tiempos serán desprestigiados y puestos en el patíbulo público.

Sed muy cautelosos y astutos mis niños, porque los lobos andan camuflados y vestidos de ovejas para engañar al Rebaño de mi Hijo.

Ya están dentro del Rebaño dividiendo las ovejas, creando cizaña, trayendo confusión, para luego dispersarlas y así hacerlas perder.

Y TOMAR LA DECISIÓN SABIA

Probad los espíritus, pedid mucho Discernimiento al Santo Espíritu, porque no todo el que diga vengo de parte del Señor es del Rebaño de mi Hijo.

Acordaos que los lobos son astutos, dividen el rebaño primero y luego lo separan para devorarlo y hacerlo caer en el despeñadero.

La Antigua Serpiente volverá a engañar a muchos, acordaos mis hijitos de lo que dice la Santa Palabra de Dios: “Un poco de levadura basta para fermentar toda la masa.” (1 Corintios 5. 6) Guardaos de la levadura de los fariseos. (Marcos 8. 15).

La lengua venenosa de la Serpiente difamará a los profetas y ungidos de Dios de estos Últimos Tiempos, así como lo hizo Jezabel con el profeta Elías (1 Reyes 19 1 al 4).

Les hará la guerra difamándolos y persiguiéndolos, para que las ovejas no los escuchen y así poderlas desviar del Camino.

¿Cuántos se perderán por prestar atención a espíritus engañadores y falsas doctrinas?

Por eso hijitos míos os pido que confirméis los mensajes del Cielo con la Santa Palabra de Dios, para que no seáis engañados y así no perdáis vuestra alma.

Os recuerdo mis niños, que todos los Acontecimientos que están por suceder ya fueron escritos en la Santa Palabra de Dios a través de los profetas de la antigüedad y confirmados por mi Hijo en su Santo Evangelio.

Mi Padre os los está recordando y confirmando a través de sus profetas y ungidos de estos Últimos Tiempos para que prestéis atención, recapacitéis y volváis a retomar el camino que lleva a la gloria de Dios.

No caigáis pues hijitos en las trampas de mi Adversario, pedid la luz y sabiduría del Santo Espíritu de Dios y confirmarlo todo con su santa Palabra,

PORQUE MENSAJE QUE VENGA DEL CIELO NO DIFAMA, NI DIVIDE

 Antes por el contrario, invita a la conversión, al perdón, al arrepentimiento, al amor, a la esperanza y confianza en Dios.

Os alerto pues mis hijitos, porque mi Adversario ha comenzado una campaña de desprestigio a los profetas y ungidos de Dios; no os dejéis confundir.

Leéd la Palabra de Dios que es alimento para el espíritu y pedid mucho discernimiento a su Santo Espíritu para que podáis permanecer en la verdad;

Los hijos de la oscuridad han comenzado a mostrarse, por sus frutos los conoceréis. Mi Adversario y sus instrumentos buscan siempre llamar la atención,

¡Qué tristeza siento en mi Corazón de Madre de la Humanidad al ver a tantas almas que le sirven en este mundo a mi Adversario y han vendido su alma a cambio de fama, poder y dinero!

¡POBRES ALMAS, CREEN QUE TODO ES UN JUEGO

Y NO SABEN LO QUE LES ESPERA EN LA ETERNIDAD!

Por el RECHAZO a la conversión, en el Infierno se sufre el mayor de los tormentos SIN NINGÚN PALIATIVO.

Además de todos los causados por los pecados y la Ausencia total de Dios,

el alma padece el Calvario y la Crucifixión Completa,

de todo lo que sufrió el Redentor Santísimo con el FLAGELO ÍNTEGRO DE LA JUSTICIA DIVINA.

Entended mortales que vosotros no le interesáis para nada a mi Adversario, a él lo que le interesa es robaros el alma. En el Seol seréis atormentados por todos los Demonios a los cuales les servisteis en este mundo.

Millones de almas le sirven hoy a mi adversario: artistas, políticos, gobernantes, príncipes, reyes, hombres de ciencia, escritores, deportistas,

E incluso muchos dentro de la Iglesia de mi Hijo; muchas almas se han dejado seducir por el Reino de la Oscuridad.

Mis jóvenes, la inmensa mayoría está perdida por el dios de la tecnología, la droga, el sexo, el dinero, la soberbia, apostasía, alcoholismo, ocultismo y demás dioses de este mundo y de la carne.

Este mundo está en poder de las Tinieblas, porque le ha dado la espalda al Dios de la vida. Han sacado a Dios de sus vidas, y de sus hogares.

Si el hogar que es la primera sociedad está en crisis, ¿Qué se puede esperar de las demás sociedades?.

Sólo caos, apostasía y decadencia moral y espiritual, eso es lo que hoy reina en este mundo.

Os digo, si mi Padre no os enviara EL AVISO, serían muy pocos los que habitarían la Nueva Creación; porque al paso que va esta humanidad, sin la Intervención Divina la Creación correría el riesgo de desaparecer.

Hijitos todo está por desatarse, las campanadas de misericordia están llegando a su fin y cuando esto suceda ya no habrá marcha atrás.

La inmensa mayoría de la humanidad no cree en lo que está por venir y como en el tiempo de Noé, siguen en su cotidianidad sin prepararse espiritualmente.

Cuando despierten de su letargo espiritual van a lamentarse y ya será muy tarde para esas almas.

Os digo pequeños, si los Acontecimientos descritos en la Santa Palabra de Dios no se han desatado, es porque mi Padre espera pacientemente a que se consuma el último segundo de Misericordia; porque espera al pecador a ver si en el último instante se arrepiente.

Vosotros pensáis como hombres, mas Dios tiene otros planes y todos ellos están encaminados a la salvación de las almas.

El hombre está destinado a repetir su historia porque su esencia es el pecado y donde reina el pecado nace la soberbia y con ella la destrucción y la muerte.

Dios es temido por su paciencia y ¡Qué tristeza que esta humanidad de estos Últimos Tiempos tenga que conocer la Justicia Divina para poder enderezar el rumbo de sus vidas!

Siguen negándose a acogerse al Amor y Misericordia de Dios; siguen llamando bien a lo que es mal y mal a lo que es bien.

Mis lágrimas no cesan de brotar, mi Hijo y Yo, estamos manifestándonos con señales y prodigios por el mundo entero esperando que esta humanidad cambie.

Pero el corazón de los hombres de estos Últimos Tiempos cada vez es más duro e insensible al Llamado del Cielo.

Nunca antes se habían enviado tantos instrumentos al mundo como sucede al presente.

Por todos los medios el Cielo está agotando los recursos, porque mi Padre no quiere que os perdáis, sino que viváis con Él eternamente.

Qué tristeza siento al ver que los enviados de mi Señor hoy son despreciados, perseguidos, criticados, puestos en duda y medidos con la vara de la ingratitud y el señalamiento;

Cuando lleguen los días de angustia os vais a lamentar por no haberlos escuchado.

Ayer como hoy la historia se repite. Pedid pues Discernimiento al Santo Espíritu de Dios y dejaos conducir por su luz y sabiduría;

leed la Santa Palabra de Dios y confrontadla con los mensajes que os estamos enviando y así sabréis discernir quién viene de Dios y quién es instrumento del adversario.

Desgarrad vuestros corazones porque se acerca el Regreso Triunfal de mi Hijo.

Mis pequeños, los días que estáis viviendo son de Purificación, permaneced en la Gracia de Dios y orando a todo instante; porque bien sabéis que las fuerzas del Mal están activas y no os dan tregua.

Si os relajáis con la Oración y os apartáis de Dios, corréis el riesgo de perderos.

Acordaos mis niños que vuestro Enemigo no es de carne y hueso, vuestra lucha es con espíritus malignos, los cuales tienen mando y poder sobre este mundo oscuro. (Efesios 6. 12)

Vuestra lucha es con entidades malignas que ya se encuentran en el espacio de vuestro mundo, buscando hacer perder el mayor número de almas.

SON DEMONIOS VENIDOS DEL AVERNO,

NO SON EXTRATERRESTRES PARA QUE NO OS DEJÉIS ENGAÑAR

Las armas para vencerlos no son materiales, sino espirituales.

Los demonios sólo son vencidos con la Oración, el Ayuno, la Penitencia, la Mortificación; estando en Gracia de Dios y colocando vuestra Fe y confianza en Él.

Si no estáis preparados espiritualmente, no entabléis combate con las fuerzas del Mal, porque corréis el riesgo de perderos.

Hijitos, vuestro campo de batalla es vuestra mente, los demonios buscan tomar control de ella, para luego apoderarse de vuestro cuerpo.

Por eso debéis de estar en gracia de Dios, Orando a todo instante, para que podáis repeler los dardos incendiarios del Maligno.

Nuevamente os digo: “cuando os llegue el dardo incendiario a vuestra mente decid: llevo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo.” (2 Corintios 10. 5) O decid:

AVE MARÍA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA (3 veces)

“Ave María Purísima, venid en mi auxilio, Madre Santísima”

Os aseguro que los demonios de la mente huirán de vosotros.

Hijitos, muchas almas están siendo poseídas porque la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, le ha dado la espalda a Dios.

Tened mucho cuidado y pedid mucho Discernimiento al Santo Espíritu, porque ya hay muchos demonios encarnados en medio de vosotros.

No entréis en peleas ni en discusiones estériles; sellaos y sellad a vuestros hermanos con la Sangre de mi Hijo, para que no os vayáis a llevar sorpresas desagradables que os hagan correr la sangre o perder la vida.

La mirada de un alma poseída es agresiva. Y de su boca, sólo malas palabras y blasfemias salen. Su fuerza es descomunal.

Los demonios huyen cuando invocáis la Sangre de mi Hijo, o cuando me invocáis; basta que digáis: “Ave María Purísima”, para que huyan de vosotros.

Cubrid todo con la Sangre de mi Hijo, para que podáis distinguir y discernir el bien del mal y vuestra alma no se pierda por falta de conocimiento.

Que la Luz y la Sabiduría de Dios os conduzcan a la verdad y mi protección Maternal os asista siempre.

Os instruyo mis niños para que podáis defenderos de los ataques de mi Adversario y sus huestes del Mal.

Y así, salgáis victoriosos en el combate espiritual de cada día.

Nuevamente os recuerdo que debéis colocaros la Armadura Espiritual de (Efesios 6. 10, 18) todos los días a mañana y noche, con el refuerzo del Salmo 91, haciéndola extensiva a vuestros hijos y familiares, para que también a ellos les alcance la Protección del Cielo. 

Llevad siempre colgado en vuestro cuello mi Santo Rosario y el Rosario de la Sangre de mi Hijo, para que estéis bien protegidos y los demonios no puedan tocaros ni haceros daño.

Acordaos que mi Adversario sabe quién es de Dios, por eso debéis de estar bien protegidos, para que no pueda robaros el alma.

Estáis pues avisados mis niños, para que nada ni nadie os coja por sorpresa. Hogar donde se ore con mi Santo Rosario, mi Adversario no podrá tocarlo.

Yo vuestra Madre, tengo cubierto con mi Manto a todos los hogares donde se ora con mi Rosario.

Comportaos pues niños como Hijos de la Luz, apartaos del pecado y todo aquello que os lleve a pecar; permaneced en Gracia de Dios y fortaleced vuestra Fe, con la Oración, el Ayuno y la Penitencia,

Para que os convirtáis en verdaderos soldados espirituales y os unáis a Mí y a los Ejércitos Celestiales.

Y JUNTOS DERROTEMOS DE LA FAZ DE LA TIERRA LAS FUERZAS DEL MAL.

Y allanemos el camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo.

Vuestra Madre María, Señora de todas las Naciones.

Es urgente que deis a conocer este mensaje a todos mis hijitos.

El Señor es mi Luz y mi salvación, ¿A quién podré temer? (Salmo 27.1).

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Habla la Santísima Virgen María

Mis pequeños, Mi Vida fue de Silencio, de donación. Mi Silencio se daba porque Mi Vida estaba totalmente en Presencia de Mi Dios y Señor.

Ciertamente estaba en el Mundo y hacía lo que tenía qué hacer en el Mundo; pero tan pronto podía, Me iba a Mi Mundo Espiritual, a la Presencia de Mi Dios.

ERA UNA VIDA CONSTANTE EN LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Con Mi Hijo, en una unión íntima que a pesar de que Él Evangelizaba lejos de donde Yo estaba, por una Gracia Divina, Yo estaba siempre junto a Él.

Vivía en ése Silencio Divino al estar con Él, al estar con el Padre, al estar con el Espíritu Santo, por eso vivía el Cielo en la Tierra.

Hacía lo que tenía qué hacer en la Tierra, en lo del Mundo; pero en lo espiritual, estaba totalmente donada a Mi Dios en Su Santísima Trinidad.

¡Cuánto gozo Me concedió Mi Dios y Señor con ésta Gracia!  

El Dolor de Mi Hijo en Su Pasión, en Su Muerte, LO PADECÍ YO TAMBIÉN, porque estábaMos íntimamente unidos.

 ¡Cuánto Dolor sentía Yo, cuando Mi Hijo lo sentía también!

Por eso os conozco a todos vosotros en lo íntimo, en lo profundo de vuestro corazón; porque Mi Dios, en Su Santísima Trinidad, Me lo permitió

Y por eso como Madre, os puedo ayudar más, Mis pequeños.

En general, el hijo acude primero a la madre para ser ayudado en lo que necesita. Y la gran mayoría de vosotros Mis pequeños, venís primeramente a Mí para ser ayudados

Y Yo os llevo a que comprendáis a dónde os está llevando Nuestro Dios y Señor, antes de que reneguéis de Él, porque sois muy dados a eso,

Ya que apenas permite pruebas Mi Dios y Señor en vuestra vida para acrisolaros, para llevaros a la santidad, RENEGÁIS.  

Le dais la espalda, Lo abofeteáis y os vais. Lo dejáis Solo, cuando Él está haciendo grandes cosas con vosotros.

Cuando no estáis viviendo en una intimidad espiritual, con Nuestro Dios y Señor, no entendéis el porqué de lo que sucede en vuestra vida y a vuestro alrededor.

TODO TIENE UN PORQUÉ ESPIRITUAL Y DIVINO

Si Nuestro Dios permite algo en vuestra vida, que vosotros lo veis como malo, pedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os guíe a entender lo que Nuestro Dios y Señor quiere con vosotros en ése momento.

Veréis lo que antes no veíais, conoceréis lo que antes no conocíais y juzgaréis en diferente forma, porque sois muy dados a juzgar a Nuestro Dios.  

PASE LO QUE PASE EN VUESTRA VIDA

 Estáis siendo guiados hacia la perfección por Nuestro Dios y Señor; de eso, no dudéis nunca, Mis pequeños,

Nada se da por casualidad en la vida de cada uno de vosotros por la Misericordia de Nuestro Dios.

Agradeced en todo momento Mis pequeños, tantas Bendiciones que llegan a vuestra vida y sobre todo, cuando no entendáis algo,

Agradeced de todas maneras, porque más tarde conoceréis el porqué de lo que en ése momento no entendisteis;

 Sobre todo, mantened siempre el respeto y el amor hacia Nuestro Dios, porque si vosotros en momentos difíciles Le dais la espalda a Su Infinita Bondad y Misericordia.

Porque no tenéis el Discernimiento para reconocer el Bien que hay detrás de esa prueba,

Después os avergonzareis de haber dudado y atacado a Nuestro Dios, en la Prueba que os puso para que os perfeccionarais.

Tened mucho cuidado con esto Mis pequeños, de faltar al respeto a Nuestro Dios, que es Todo Amor,

Él solamente está viendo por vuestro Bien y os repito, aunque no entendáis lo que está pasando en vuestra vida, agradecedLe de corazón, lo que está haciendo por cada uno de vosotros.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Padre y el vuestro,  en Nombre de Mi Hijo, el Salvador, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Amor de vuestro Dios y en Mi Nombre, Virgen y Madre

http://diospadresemanifiesta.com/

P281 LOS OTROS CRISTOS


Septiembre 09 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, hoy os quiero hablar de la Gracia tan grande que debéis pedir y que para ella vinisteis a la Tierra a servirMe y es la Gracia de llegar a ser otros Cristos.

Esta Gracia es la sublimación de cada alma que baja a la Tierra, es la misión y la vida, por excelencia, que debe tener cada alma, porque así se vive en el Cielo y Mi Reino Celestial se debe de vivir en la misma forma,

transmitiendo a Mi Hijo en cualquiera de Sus facetas o virtudes, viviendo, realmente, el Amor Celestial como El se los manifestó en todas Sus Obras.

La Vida de Mi Hijo se debe manifestar en cada una de las almas que bajan a la Tierra.

Cada alma baja impregnada de Mi Amor, amor que se debe ir desarrollando, primero, con la ayuda y guía de los padres que os ha tocado tener

Y posteriormente, con la ayuda interna que cada uno de vosotros deberá escuchar en su interior,

Para que sea Mi Santo Espíritu el que os lleve a crecer y consumar el amor infinito que Yo puse en cada uno de vosotros para el crecimiento y redención del género humano.

Yo os conozco perfectamente a cada uno de vosotros. Yo os guío a cada uno de vosotros en forma particular.

Ninguno es igual a otro y todos necesitáis unos de otros para vuestro buen desarrollo y desenvolvimiento humano y espiritual.

Yo os creé limitado manteniendo esas necesidades en vosotros y en vuestro prójimo, para que así vivierais en santa humildad,

apreciando con ella que sin la ayuda de vuestros hermanos, no podríais subsistir, ni humanamente ni espiritualmente, por las enseñanzas que transmito a algunos de vosotros.

He puesto Mi Conocimiento parcialmente en cada uno de vosotros para que, con necesidad humilde os acercarais los unos a los otros,

Pero en vez de aceptar con humildad vuestras limitaciones y así pedirlas, os ensoberbecéis con lo que tenéis, que es ilimitado y no permitís que aflore de cada uno de vosotros vuestra humildad

Y preferís comprar y a veces con altanería y desprecio, los bienes que vuestro prójimo os puede dar para completar lo que necesitáis.

Sólo Mi Hijo ha bajado sin tener la limitación de las Gracias Divinas y teniéndolas todas,

las puso a vuestra disposición para que de ellas os sirvierais para vuestro crecimiento espiritual, para vuestro crecimiento en el Amor.

Se quiso humillar haciéndose pequeño y pobre y así enseñaros que hasta El mismo necesitaba de Su prójimo para subsistir humanamente.

Aceptó la ayuda de ricos y pobres y así también, de los desprecios de ricos y pobres.

Tuvo que trabajar de carpintero, para que con Su trabajo ayudara a otros y con la remuneración de Su trabajo ayudara a Su Familia para la subsistencia diaria.

Quiso aceptar todos los acontecimientos que a diario se Le presentaron y que ahora se os presentan a cada uno de vosotros, tanto humanos como espirituales.

Quiso tomar una a una todas las situaciones de la vida para así irlas purificando, santificando y que ellas así se volvieran ocasiones de vida,

de crecimiento espiritual, de ocasión de sacrificio y para intercesión por todas las almas y de todos los tiempos.

Os quiso dar ejemplo de aceptación a Mi Voluntad al permanecer oculto, llevando vida normal como de cualquier ciudadano,

Vida “aparentemente” sin importancia, haciendo cosas normales “sin importancia” para la sociedad

Pero fue una Vida Oculta obediente y vasta para la salvación de todos vosotros, porque El permanecía en Mi en todo momento.

Quiso pasar desapercibido 30 años, como muchos de vosotros pasáis, quizá, toda vuestra vida, bien desapercibidos para el mundo,

pero viviendo profundamente para Mi, haciendo Mi Voluntad.

Quiso santificar cada trabajo, cada vida, ordinaria o importante, cada momento.

En Su Vida Pública trató a gente de todos niveles sociales y económicos y se hizo uno en cada uno de ellos, menos en los soberbios y en el pecado,

pero sí comprendiendo a los pecadores y ayudándolos a salir del abismo, a veces tan profundo en el cuál habían caído por su pecado,

que los mismos conciudadanos deploraban y castigaban, a veces, hasta mortalmente los que así procedían, como en el caso de la mujer adúltera que iba a ser lapidada.

Mi Hijo bajó a llevar salvación en la caridad y en la comprensión por conocer vuestra pequeñez y vuestra debilidad.

Os mostró cómo El mismo fue tentado por el Maligno y le hizo saber como Su tarea en la tierra dependía de Mi, Su Padre,

y de ésta forma tomaba fuerza extraordinaria para vencerlo fácilmente en todas las ocasiones en las que se le presentó.

Cuando arrojaba a los demonios, éstos Lo ponían en evidencia ante el pueblo dándoles a conocer que El era el Mesías, el Hijo de Dios Altísimo y El en lugar de envanecerse, los hacía callar.

La Humildad ante todo, Mi Hijo, Dios en Mi Mismo, el Humilde por excelencia, el Verbo hecho carne, el Amor vivo entre vosotros.

El os enseñó, a través de la vida con Sus discípulos, Mis necesidades de salvación, viviendo y enseñando Mi Sabiduría

y a la vez acompañada con prodigios grandísimos venciendo, hasta lo humanamente imposible, la muerte.

El os enseñó que viviendo Su Vida, Sus enseñanzas, siempre viéndoMe a Mi primero y a Mi Voluntad, podrían lograr todo.

Así se lo confió a Sus discípulos y les dijo: “Id y predicad a todas las naciones y aquellos que Me sigan podrán hacer las mismas cosas que Me han visto hacer y las harán aún mayores.

Este es un privilegio que Mi Hijo os ha dejado y es para todos aquellos que realmente quieran seguir la Vida Divina de Mi Ser Infinito.

Vosotros conocéis la vida de los discípulos cuando, bajando el Espíritu Santo en Pentecostés, los confirma como los verdaderos seguidores de Su Palabra y de Sus Obras.

Vosotros conocéis la predicación de cada uno de ellos y los prodigios que realizaban porque se volvieron otros Cristos.

Vosotros conocéis la vida de los santos de vuestra historia que, sin llegar muchos de ellos a tener una vida de tanto trabajo y tanta donación como la tuvo Mi Hijo y luego Sus discípulos,

han podido también hacer prodigios grandísimos gracias al volverse otros Cristos en alguna de Sus Virtudes.

Vosotros, Mis hijitos, sois limitados, no podéis tener todas las virtudes de Mi Hijo, pero cada uno de vosotros debe desarrollar la que Mi Santo Espíritu os ha otorgado,

haciéndola crecer en humildad, en el servicio desinteresado para con vuestros hermanos, pero interesado en hacer Mi Voluntad.

Esa virtud o virtudes os llevarán a vuestra santificación y ayudaréis a la santificación de muchos de los vuestros al lograr, como muchos lo han logrado,

hacer de la virtud ó el don que poseen, por Mi Gracia, actos heroicos de amor.

Es una misión sublime a la que todos vosotros estáis llamados y que para ello bajasteis a servirMe, la de ser otros Cristos

y poner todos vuestros dones y virtudes al servicio Mío y al de vuestros hermanos, para su salvación eterna.

No bajasteis para hacer vida en lo material efímero y egoísta, sino en los bienes espirituales, que os darán vida eterna y amor infinito por parte de vuestro Dios.

Podéis ser ama de casa ó renombrado cirujano, podéis ser uno de Mis hijos que limpia vuestras calles o encumbrado magnate, etc.

ninguno de vosotros está completo en dones ni en virtudes, porque así lo he querido, para que os deis cuenta de que todos necesitáis de todos

y todos necesitáis de Mi.

NO lo he hecho por egoísmo, lo he hecho para bien vuestro, para que al daros cuenta de vuestras limitaciones,

os cuidarais los unos a los otros, creciendo en amor y en servicio mutuo y para el buen desarrollo de vuestro Mundo.

Entended hijitos Míos, que hasta que no os deis perfecta cuenta de que si no vivís como Mi Hijo os enseñó, hasta que no os volváis otros Cristos según los dones obtenidos en cada uno de vosotros,

MI Reino no se podrá dar sobre la Tierra.

Vosotros deberéis daros cuenta de que debéis cambiar personalmente, aceptando vuestras limitaciones con humildad;

al veros limitados y humildes Me pediréis que Yo venga a vivir libremente en vosotros y así es como se dará el cambio favorable,

cambio que ya muchos ansían y así terminar con la maldad que ahora cubre a vuestro mundo.

Dejad que la luz, Mi Luz, que habita en vosotros, aflore y empiece a encender corazones.

Que vuestro trato de amor hacia los demás deje vivir a Mi Hijo en vuestros actos diarios y por consiguiente, se empiece a destruir el odio y la maldad que ahora vive entre vosotros.

Dad luz de amor, Mi Presencia Viva en vosotros, a vuestros semejantes

Y AYUDADME A HACER NACER NUEVOS CRISTOS,

Después de permitir que en vosotros sea El el que os habite.

TraedMe almas, levantad pecadores con vuestra comprensión y ayuda espiritual, como Mi Hijo lo hacía.

Preparad Mi Reino entre vosotros apartando miedos y egoísmo personal.

¿Acaso le teméis a la luz del día? ¿Acaso le teméis al Amor sincero y verdadero?

¿Acaso no queréis caminar por vuestras calles con confianza y alegría al existir paz y amor entre vuestros semejantes?

¿Acaso no queréis tener trato directo con vuestro Dios y Señor?

¿Acaso no queréis vivir vida de amor fraternal desinteresado en bienes materiales e interesado en el crecimiento de las potencialidades espirituales que Yo os dí?

“Vosotros podréis lograr todo lo que Me visteis hacer y lo haréis mayor cuando, por fin, queráis venir en pos de Mi”,

Os dijo Mi Hijo Jesucristo y lo respaldo Yo, Su Padre y Dios vuestro.

Haced la prueba y Me veréis en los resultados.

Actuad con amor verdadero y desinteresado para con vuestra persona, sólo viéndome a Mi y a los intereses de superación espiritual que deis a vuestros hermanos y os aseguro que podréis lograr todo.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el del Amor Redentor de Mi Hijo y en el del Amor y Vivificador de Mi Santo Espíritu.

Acudid a la guía materna de vuestra Madre Santísima para que os lleve a alcanzar la plenitud del Amor y de Mi Hijo Amado.

Y PARA QUE ENTENDÁIS PLENAMENTE ESTA ENSEÑANZA.

Mirad cómo la aprendieron los primeros cristianos, con Mi Sabiduría que mi Apóstol Pablo PREDICÁBAMOS, al ser Portador de Mi Presencia y un dócil Instrumento,

ASÍ INSTRUÍMOS a los romanos que serían mis testigos, en el Coliseum convertido por Satanás en el que sería el más portentoso Altar, para el sacrificio de mis preciosas Almas Víctimas… 

En la Iglesia de la santa Cruz, que es el salón porticado en el jardín de la Puerta del Cielo,

Pablo de Tarso está hablando a una multitud de cristianos, de todas las edades:

“Así pues hermanos míos, os ruego encarecidamente por la misericordia que Dios les ha manifestado, los exhorto a que se ofrezcan ustedes mismos como una ofrenda viva.

OFRECED VUESTROS CUERPOS COMO UNA OSTIA O VÍCTIMA VIVA,

SANTA Y AGRADABLE A DIOS.

PORQUE EN ESTO CONSISTE EL VERDADERO CULTO.

No se dejen transformar por los criterios de este mundo, sino más bien renovad vuestros espíritus y dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente,

Para que sepan distinguir cual es la Voluntad de Dios a fin de acertar que es lo bueno, lo más agradable, lo perfecto, que Dios quiere de vosotros.

SACRIFICIO VIVIENTE   =    CULTO VERDADERO

Los sacrificios eran la base y la forma de la religión antigua. Todo se impetraba y todo se expiaba mediante sacrificios.

Con el sacrificio se intentaba honrar a Dios o aplacarlo, agradecerle por una victoria o sanación.Era la época del sacrificio material, porque no había otro rito, ni otro modo manifiesto, para honrar al eterno y conseguir su ayuda.

La Ley de los libros mosaicos, dice como las hostias de los sacrificios y las oblaciones de flor de harina, aceite, incienso, deben tener sal, pero no levadura, ni miel.

Y deben ser tostadas y trituradas, antes de ser ofrecidas y siempre rociadas de aceite unidas al incienso.

La Ley también dice que de  aquellos que pertenecían a la estirpe de Aarón, la estirpe sacerdotal;

estaban excluidos del sacerdocio, los que tenían cualquier defecto físico o enfermedad incurable.

Cuerpo perfecto de construcción y de salud, debía ser el oficiante delante del Creador del hombre.

El Altísimo que había dado al hombre perfección de miembros, de sentidos, de sentimientos

Y para el Cual, el ver la enfermedad y la deformidad que eran el testimonio de la Rebelión del Hombre y del desprecio de Satanás a la obra más preciosa para Dios y por lo mismo también eran desprecio a Dios.

La Benignidad de Dios había indicado la forma de expiar los pecados.

Todos menos uno: el Pecado Original. Éste solo podía ser lavado por una Víctima Perfecta y no existía en la Tierra.

El hombre no había sido instruido por el Verbo Encarnado y faltaba la Víctima Santa para el Sacrificio Perpetuo y Perfecto.

Sintiendo la necesidad de adorar al Dios Verdadero, le hacía oferta de los dones que Él Mismo había dado al hombre.

Recogía los animales y los frutos de la tierra y los consumía en el fuego para que realmente fueran sacrificados.

Pero ¿Eran Sacrificio Viviente?

NO.

Eran sacrificios de animales y productos vegetales.

Ya muertos los primeros y arrancados de la tierra que los nutría, los segundos.

No eran víctimas ‘vivas’ consumiéndose a sí mismas, para honrar a Dios.

Y muy relativo era el sacrificio, aunque fuesen animales de mucho valor material. sacrificio azteca

En las religiones idolátricas Satanás enseñó a los hombres a adorarlo con sacrificios humanos.

Para el Dios Verdadero se le daba honor y reparación, con la inmolación de los animales que substituían sobre el altar, al verdadero Culpable.

Sacrificio relativo e imperfecto.

Antes del Cristo Cordero, Inmolado para expiar las culpas humanas y aplacar la Ira Divina,

NUNCA un hombre había sido sacrificado al Dios Verdadero, para darle honor y reparación perfecta.

Para que el espíritu del hombre fuese recreado en Gracia y reintegrado a su dignidad de hijo de Dios y coheredero del Cielo,

Para que la Justicia Divina fuera aplacada y el Mal Vencido, se necesitaba una Víctima Perfecta.

UNA VÍCTIMA ÚNICA QUE SIENDO DIOS

COMO EL DIOS OFENDIDO,

PAGASE DE DIOS A DIOS, EL RESCATE DEL HOMBRE,

COMO HOMBRE SANTÍSIMO

Y EXPIASE POR EL HOMBRE PECADOR

Sólo el Hombre-Dios podía aplacar a Dios y redimir al hombre, siendo Verdadero Dios y Verdadero Hombre.

Y EL VERBO SE HIZO CARNE

Jesús se hizo Hombre y Jesús fue Inmolado.

Pero su Sacrificio no fue consumado sobre su carne muerta,

SINO EN UN CUERPO VIVO,

SOBRE EL CUAL FUERON ARROJADOS TODOS LOS TORMENTOS Y EXPIADAS TODAS LAS CULPAS,

POR LAS CUALES EL INOCENTE FUERA GRAVADO, PARA CONSUMIRLAS TODAS.

1Cristo Sindonico

SACRIFICIO TOTAL

Del espíritu del Cristo, probado por el Abandono del Padre, para reparar la Culpa de Adán, culpable de haber abandonado a Dios y a su Ley.

Del Intelecto Perfecto del Hijo del Hombre, para redimir la soberbia de Adán.

De la Carne Inocente del Cordero de Dios, para reparar la Lujuria de Adán.

Y para que el mundo siempre pecador, tuviese siempre una víctima perfecta, adelantó la Inmolación del Cristo y Pontífice Eterno,

CONSTITUYENDO EL SACRIFICIO PERPETUO:

EL EUCARÍSTICO

En el cual está todavía y siempre, Cristo en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.

Y es consumado y ofrecido en todos los altares de la Tierra…

SACRIFICIO PERPETUO Y SACRIFICIO VIVIENTE

El Nuevo Sacrificio de la Religión Perfecta.

Pero al sacrificio viviente que se consuma sobre los altares, el hombre debe unir su propio e individual sacrificio.

Sacrificio que incluye la parte carnal, moral y espiritual.

Enfermedades, pobreza, trabajo extenuante, por la parte material.

Injusticias, calumnias, incomprensiones, por la parte moral.

Persecuciones por parte de los hombres o abandono de Dios para probar la fidelidad de su siervo, por la parte espiritual.

Y todavía más: fidelidad a la Ley conservando castos, justos y amorosos, los cuerpos, los pensamientos, los sentimientos y los espíritus.

PORQUE ESTO,

MÁS QUE LOS RITOS EXTERIORES,

ES LO QUE CONSTITUYE EL VERDADERO CULTO A DIOS

No la forma solamente, sino la sustancia del Culto a Dios.

Y la sustancia es dada del renovarse.

La sustancia del culto a Dios  es dada por un continuo, fatigoso y a veces muy doloroso ascenso hacia la perfección,

para hacer la voluntad de Dios y poder llegar a ser santos y subir a la morada del Padre en la Eternidad.

Esta renovación, esta transformación, este ascenso a la Perfección, se hace con la voluntad humana unida al Espíritu del Hijo, dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo,

de tal forma que con todos sus dones activos, se va haciendo todo lo que Dios propone hacer, en el modo como Dios lo propone, en la medida en que Dios lo señala.

Un continuo renovarse, espiritual y moralmente, para hacerse una humanidad nueva, alcanzando la Fusión Total con Dios, hasta poder decir:

“A FIN DE VIVIR PARA DIOS, ESTOY CRUCIFICADO CON CRISTO.

Y AHORA NO VIVO YO, SINO QUE ES CRISTO QUIEN VIVE EN MÍ.”

La Palabra de Dios es levadura que hace fermentar la harina pura, la Harina de Hostias, para que esa harina con su perfección, sea levadura en la Gran Masa.

Cuando el ama  de casa quiere hacer su pan, no toma la harina impura llena de salvado.

Sino toma la harina más pura, la baña de agua y la pone a fermentar para que la levadura la levante y la convierta en un delicioso pan.

Es necesario que las Hostias, en un espiritual Sacrificio,

VENGAN Y SE PONGAN A SÍ MISMAS

“CRUCIFICAME SEÑOR MIO Y DIOS MIO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS…”

SOBRE EL ALTAR DEL SACRIFICIO

Dios les pide expiación, reparación, perfección de Caridad, a las víctimas que son las columnas de la Iglesia que sostienen el Templo de Dios

Y que son las estrellas que señalan el Camino que termina en el Corazón de Cristo.

Soldados del Dios Verdadero. Atletas de la Religión Santa.

Sacerdotes y víctimas del tiempo nuevo, que deben salarse con la sal de la voluntad heroica, la cual tuesta y cauteriza, pero fortifica las partes débiles.

ELLAS DEBEN TOSTARSE Y TRITURARSE

EN EL FUEGO DE LA CARIDAD

Y EN LA MUELA DE LA MORTIFICACIÓN,

PARA CONVERTIRSE EN HARINA DE HOSTIAS.

‘Flor de Harina’ rociándose con la santa unción de las virtudes y olorosas por el abundante incienso de la Adoración,

Ofreciéndose, inmolándose, diciendo las perpetuas palabras de Cristo:

“Aquí estoy Padre, para hacer tu Voluntad y no la mía.”

La infamia de la Tierra es tanta, que sube con fuerza sacrílega hasta los Cielos con la fetidez del Infierno.

Hay que purificar la Inmensa Catedral del Creador, para que Dios pueda todavía mirarla con Piedad que salva.

Y es una bendición ser elegidos.

Es un privilegio de Dios, esta función de

Hostias, ‘Redentores’, Continuadores, Completadores de la Pasión de Cristo.

Porque: LAS ALMAS-HOSTIAS-VICTIMAS,

VIVEN LA CRUCIFIXIÓN TOTAL.

El alma que se ofrece a sí misma en una oblación perfecta y crucifica su voluntad, para hacer exclusivamente la Voluntad de Dios.

Y decide amar lo que Dios Ama y hacer lo que Dios hizo:

VIVIR MURIENDO Y MORIR AMANDO 

Obedeciendo con una obediencia perfecta.

IMITANDO A JESÚS EN TODO.

Él Mismo personalmente, enseña a caminar paso a paso, siguiendo sus huellas ensangrentadas, por el Camino de la Cruz…

LA CRUCIFIXIÓN MORAL.

ES PRECISO MATAR EL ‘YO’ Y RENUNCIAR A TODO.

Se crucifican los afectos, aún los más legítimos y se abraza totalmente ‘la locura de la Cruz’.

Se mata el respeto humano aceptando el desprecio del mundo.

Y deja de interesar la etiqueta que con burlas y escarnios, se debe soportar: ‘locos y endemoniados’.

Lo único que importa es lo que se es a los ojos de Dios.

Y Él es el que, al cáliz de la amargura que el mundo hace tan cruel, le infunde su divina dulzura.

Recordar al Maestro al que juzgaron igual, es el pensamiento que fortalece y ayuda.

El alma se vuelve profeta y apóstol y corre la misma suerte.

El amor por su Dios le aporta:

la PERSECUCIÓN. 

LA CRUCIFIXIÓN FÍSICA

En enfermedades permitidas por Dios, el cuerpo se destruye en lenta agonía que sirve para expiación y redención.

Se crucifica la carne con todas sus apetencias y naturales inclinaciones.

Se doblegan todos los instintos en una sumisión absoluta al espíritu.

Con la ayuda de Jesús, que vive en el interior, el alma logra el total dominio y se obliga a vivir los mandamientos del Evangelio.

La carne gime, pero el espíritu triunfa.

EN UNA CRUCIFIXIÓN AUTÉNTICA

EL CUERPO SUFRE LOS DOLORES FÍSICOS QUE SUFRIÓ JESÚS

En la medida en que Él Mismo con ternura paternal, va imprimiendo su semejanza en el alma que ha sellado como suya y conforme el alma lo va soportando…

Y su semejanza de ‘Redentor’ va siendo grabada con divina precisión.

Las manos y los pies duelen y los clavos se sienten; al igual que las espinas y los azotes de la flagelación.

Hay un dolor soportable, junto con un gozo muy intenso.

Cuando se ha avanzado tanto que Jesús deja que se experimente su dolorosísima agonía,

La Misericordia Divina ayuda a nuestra debilidad y

HACE QUE SEA POSIBLE AMAR EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO

SANTA RITA DE CASIA

En casos excepcionales, esta crucifixión sale al exterior y los estigmas se vuelven visibles.

Por lo general, las almas víctimas no quieren que nadie sepa su secreto

Y pasan inadvertidas en medio del mundo, llevando silenciosamente su martirio interior.

Las almas hostias mueren sobre la Cruz, con el martirio del Amor Total  

A esta crucifixión completa contribuyen:

LOS HOMBRES

Que dominados por el mundo no pueden comprender al que vive estas realidades espirituales.

La incomprensión y la soledad se vuelven compañeras inseparables del alma- víctima.

Lo único que la sostiene y la compensa de todas sus amarguras:

es Dios y su amor.

SATANAS

Que en una permisión divina, fustiga con todo su odio y su furia, al que se ha convertido en su mortal enemigo.

En esta batalla, Satanás utiliza a los hombres dominados por él…

Y LOS CONVIERTE EN FLAGELOS HUMANOS

El hombre es el más cruel enemigo del hombre.

Y los primeros enemigos son los propios familiares,

LAS BATALLAS DE LAS VÍCTIMAS SE DESARROLLAN

ENTRE EL PARAÍSO Y EL INFIERNO

El alma se debate en un mar que le lleva oleadas de dolor, de amargura, de angustia, en la oscuridad y la incertidumbre.

De las que solo es rescatada, por la Infinita Bondad de Dios, que vuelve a llenarla de paz y alegría.

Con sus lágrimas y oraciones obtienen gracias de Dios y Él las conforta para que esperen más bendiciones.

Es la Hora de Satanás.

Y las víctimas llevan al culmen su sacrificio hasta el tormento de la Hora Nona.

LOS CRISTIANOS MARTIRIZADOS POR EL ESTADO ISLÁMICO…

Y si es necesario derraman también su sangre en un martirio cruento.

Y permanecen fieles en aquel océano de desolación.

Y dicen junto con Él:

¡Dios mío!… ¡Dios mío!… Llenando de plegarias el Cielo, hasta que el Padre Celestial sienta fundirse en Piedad su Indignación y su Justicia sea aplacada. Una vez más.

DIOS MISMO

Los pecadores muertos a la Gracia no son felices.

Parece que lo sean, pero no es así. Y aunque los momentos de ebriedad por los placeres, no los dejan comprender su estado;

no faltan nunca las horas en las que un reclamo de la vida, les hace sentir su condición de separados de Dios.

Y es entonces la Desolación. Aquella tortura que Dios hace gustar a sus predilectos, para que sean como su Verbo: ‘salvadores’

En la hora crucial, el tormento de los tormentos: LA AUSENCIA DE DIOS.

Dios prepara a su atleta espiritual y en cierta manera lo prueba contra Sí Mismo.

El alma prueba su fidelidad en lo que pareciera el Abandono del que es su propia vida. ¡El Abandono de Dios!

ES EL HORROR MÁS GRANDE DE LA MUERTE

Y si es horrorosa para aquellos para quienes es únicamente ‘prueba’, es demoledor para las almas víctimas, para las que se convierte en una desgarradora realidad.

Porque ellas deben abrevar este cáliz, para perpetuar la Obra Redentora y salvar a los hombres que perecen en la desesperación.

CUANDO ESTO SUCEDE,

SATANÁS ATACA CON PEOR FEROCIDAD Y ATROZ TORMENTO

El alma libra un mortal combate en el que habrá un solo vencedor.

El Espíritu Santo es la única y suficiente Fuerza que sostiene la voluntad para que sobrevenga la victoria.

Y el dolor es compensado con las gracias sobrenaturales, con las cuales Dios consuela a su amada.

El alma de las víctimas que perseveran, jamás se pierde.

 Son los verdaderos adoradores en espíritu y en verdad.

Son las esposas-reinas del Esposo-Rey.

Las que conocen sus secretos y guardan una intimidad y una unión tan completa, que el Amado les imprime su Imagen en una semejanza perfecta.

Y el alma sabe que Dios está encima de ella, Invisible pero Presente.

Está protegida, por más que se crea sola, cuando le tocan las desolaciones.

El amor nunca falta sobre las agonías y los sacrificios, de quienes trabajan por la Gloria de Dios y la Redención de las almas.

EL CRISTIANO VERDADERO, SIEMPRE ES UN ALMA VICTIMA.

Todos los cristiano auténticos, son Hostias-vivientes.

Liberados de la esclavitud del pecado; sostenidos por la Gracia, ya no deben conocer la muerte del espíritu, si voluntariamente no se hacen siervos de la Culpa.  

Y Dios le ha dado alas a los espíritus liberándolos de las cadenas para que volasen muy alto al encuentro de Aquel que siguieron, conquistados por Jesucristo y por su Doctrina.

Los predestinados a la Gloria son los que no permanecieron sordos a su llamada, ni se detuvieron para seguirlo.

Y con heroísmo emprendieron el camino de la perfección.

No desfallecieron o desconsolaron, ni cuando el amor de predilección del Señor, fue una secuela de pruebas y de penas.

Y no se creyeron menos amados por ello.

Al contrario, supieron convertir las aparentes derrotas, en aplastantes victorias…

Pablo calla…

Un gran silencio se extiende por todo el lugar.

Todos los cristianos meditan en sus palabras. Y se podría oír el zumbido de una mosca.

De pronto, Pablo siente un ligero tirón a su túnica por detrás y voltea.

Hay dos niños y los reconoce: son Cástulo y Fabio.

Pablo se inclina y mira de cerca la hermosa carita llena de inocencia y gravedad.

Los grandes ojos azules de uno y castaños del otro. Los cabellos rizados y oscuros.

Y la túnica blanca con una franja roja en los bordes.niño romano cástulo

Los dos niños están tomados de la mano. Tienen alrededor de seis años.

Los grandes y hermosos ojos azules de Cástulo parecen hacerse más grandes cuando miran a Pablo con mucha seriedad y con su vocecilla infantil, pregunta:

–           ¿Eso que dijiste es solo para los grandes?

Pablo parece reflexionar y responde con gravedad como si estuviera con un adulto:

–           No. Pero ¿Has comprendido de lo que hablé?

–           Sí. –Resuena la vocecita decidida- Fabio y yo queremos ser hostias.

–           Veamos… ¿Qué entendiste de lo que dije?

–          Que Dios me quiere tanto, que quiso morir por mí. Y que si yo lo amo a Él, también debo morir por Él.

Que no tengo por qué preocuparme, porque Satanás estará muy enojado…  Pero si me hace la guerra le va a ir muy mal, porque Dios me protegerá siempre y me va a llevar al Cielo.

–           Es un compromiso muy serio. ¿Comprendes que si lo haces, Dios te lo tomará y tú deberás cumplir?

Cástulo parece elevarse y dice muy firme:

–           Sí.

Fabio confirma a su vez:

–           Yo quiero ser hostia.

Cástulo insiste:

–           Yo amo a Jesús y quiero ser hostia. ¿Dime cómo lo hago?

–           Pues, deberán decírselo a Jesús… Vamos a orar.

Y Pablo se arrodilla frente a la Cruz, junto con los dos niños que oran en voz alta…

Y cada uno hace su ofrenda viviente…

En todas las caras se dibuja una sonrisa.

Cástulo resumió en unas cuantas frases, la enseñanza de ese día.

Y todos recordaron porqué Jesús ama tanto a los niños.

Diana también recordó su propia ofrenda cuando era niña…

Con aquellos ejemplos ¿Quién puede mostrarse cobarde?

A92 LA SANTA MISA 2


18 de Marzo de 2019

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Jesús, Dios Encarnado que he venido a llevar a cabo la Obra de la Redención; enseñándoos el Pensamiento de Nuestro Padre Dios y viviendo en su Voluntad.

Mi Padre, vuestro Padre, dio al pueblo judío Sus Leyes y Decretos y así el pueblo escogido podía vivir más dé acuerdo a la “mentalidad divina de su Dios”, que al seguir éstas regIas, podían vivir como verdaderos hijos de su Dios.

Viviendo en el Amor y compartiéndolo NO sólo entre ellos, sino siendo ejemplo de Él ante todos los pueblos con los que tenían contacto.

Os he explicado que el Amor verdadero es la vida, que debe dar vida a vuestra alma y que los preceptos que Mi Padre os dio en el Sinaí, son los preceptos de todo un Dios que desea que cumplan todos aquellos de deseen pertenecer a Nuestra Familia Real.

El Mal se introdujo en el Mundo, por el Pecado de Adán y Eva y con él entró la muerte y todos los pecados que afectan a la vida en la gracia del alma.Mi Enemigo, al que vine a poner en evidencia ante todos vosotros y al que ataqué y vencí con el Amor Verdadero, siempre ha querido destruir la Obra de Mi Padre y para ello, en las diferentes épocas de la Humanidad, ha ideado la forma de destruiros, primeramente en la Fe y en la confianza en vuestro Dios.

Y posteriormente a la Naturaleza entera, causando desastres “naturales”, epidemias, etc., por lo que os quiero nuevamente, prevenir de sus ataques, tanto para vuestra alma, como para vuestro cuerpo.

Yo vine a ponerlo en evidencia y lo ataqué venciéndolo y los que vivieron en Mi época en la Tierra, claramente vieron el resultado de Mi Presencia y de Mis Ordenes, al obligarle a dejar libres a las almas por él atacadas.

El Mal nunca va a dejar de atacar a la Obra de Mi Padre, tanto a las almas como todo lo creado, hasta el Juicio Final. Pero tenéis Mi Fuerza y Mi Poder para vencerlo fácilmente, siempre y cuando viváis según los Mandamientos que Mi Padre os dió.

La vida del ser humano se desenvuelve un “campo de batalla”, que es la Tierra, y todos vosotros estáis expuestos a su ataque. Esto, Os lo dije claramente cuando os expresé que el Demonio es el Príncipe de este Mundo.El trata de mantener el odio, la perversión, el ataque la Obra de Nuestro Padre  y la muerte de las almas al llevarlas al pecado  mortal.

El sabe que cada alma que baja a la Tierra trae consigo un grandísimo deseo de derramar amor entre las almas que ya viven en ella, para vencerlo.

Y de ahí que sus ataques se vuelvan más fuertes contra aquellas almas fervorosas, buenas y santas, puesto que son un peligro para destruir su reino.

Mientras más busquéis la Verdad y el Amor que os vine a predicar, más ataques tendréis del Maligno.

Este ataque puede ser espiritual cuando os lo da directamente a vuestra mente y a vuestro corazón. O a través de personas a veces muy allegadas a vosotros y que al NO vivir una vida de piedad y de orden espiritual, se vuelven instrumentos del Mal.Y así podréis tener ataques de vuestros padres, hermanos, amigos o aún de “ministros” de Mi propia Iglesia.

De aquí que hoy os quiero prevenir de los ataques que supuestos ministros de Mi Iglesia, provocan en las almas de los fieles.

Para que os deis perfecta cuanta de sus ataques, primeramente deberéis vivir en estado de gracia, ésto es sin pecados mortales en vuestra alma.

Luego, deberéis vivir de acuerdo a Mis Enseñanzas, para que con ellas en vuestro corazón, podáis comparar aquellas que ellos prediquen.

Además, debéis pedir a Mi Santo Espíritu el Don del Discernimiento para que con su ayuda podáis daros cuenta en donde las Trampas del Maligno se encuentran, porque su sutileza es tan aguda que a veces os hace ver cosas malas como buenas.  Por último, también deberéis pedir a Mi Santo Espíritu el Don de Humildad y del Amor para que sean vuestro escudo contra la soberbia, arma preferida por el Demonio y aquella que normalmente vence a las almas.

La pauta para conocer si un ministro pertenece a Mi Iglesia y es un verdadero hijo Mío, os la dará su vida; la cual irá en concordancia con los Mandamientos de Mi Padre y con el ejemplo vivo de Mis Enseñanzas, que Yo os dí en la Tierra.

Todo aquél que no lleve a cabo “al pié de la letra” lo que del Cielo se os dio, NO merece ser Mi Ministro, Mi otro Yo, quien debe ser ejemplo para todos vosotros.

Todos aquellos que causan mal físico o espiritual en los fieles, NO son ministros Míos, son instrumentos del Mal para crear confusión y así apartaros de Mi Verdadera Iglesia.

Todo aquél que predique falsas doctrinas o nuevas ideologías argumentando estar basados en Mi Ley; si NO siguen Mis Preceptos NO son cabeza de Mi Iglesia.   Son error para Ella, porque su predicación la basan en la soberbia, en las conveniencias humanas y materiales, antes que ver por Mis Intereses Divinos.

Mi predicación la basé para la salvación de las ALMAS, no de los cuerpos. Yo vine a traer vida a las almas que deambulan por este Mundo sin pastor. Les traje la LUZ para iluminar su camino. Les vine a enseñar a VIVIR la vida que se vive en el Cielo, vida de Amor entre todas las almas.

Todo aquél que aparte a Mis fieles de Mis Decretos y Enseñanzas, NO es digno de llamarse ministro de Mi Iglesia.

Os vengo nuevamente a prevenir que la Serpiente Infernal se ha introducido desde hace mucho tiempo, en Mi Iglesia.

Y ahora su ataque se volverá más fuerte.

Aún dentro del mismo Vaticano, el Mal vive atacando a su verdadera cabeza, la santa cabeza de Mi Iglesia en la persona de Mi amado hijo Benedicto XVI y después de haber logrado su “renuncia”, La presión continúa sobre mi Vicario reinante: el Papa Francisco.

El vive una eterna agonía soportando la cruz del Sufrimiento, siendo, atacado por supuestos obispos y cardenales, por “teólogos” desviados de las verdades del Amor, por fieles corruptos que solo desean vivir en la inmundicia del pecado.

Pidiéndole que acepte leyes que destruyan la vida, aún desde sus inicios dentro del vientre materno y otras abominaciones que se vivieron en los pueblos destruidos por la gravedad de sus pecados: Sodoma y Gomorra.

Sí hijitos Míos, os quiero prevenir, de los ataques de éstos supuestos ministros Míos introducidos en Mi Santuario, que con su mal ejemplo y sus desviaciones morales y espirituales, os hacen creer que son verdaderos guías Míos…

Y lo único que desea el Maligno a través de ellos, es causar escándalo para que vosotros os retiréis de Mi Iglesia al ver su mal ejemplo.Desgraciadamente a vosotros os gusta generalizar en todo y así habláis en plural, incluyendo a buenos y a malos ministros Míos,

Que salen afectados por vuestra crítica al hablar de un ministro y con vuestra crítica mal fundada, afectáis el honor de buenos sacerdotes y provocáis la disidencia en los fieles.

Por otro lado, cuando os encontráis con verdaderos Ministros Míos, como vuestra conveniencia humana ya se acostumbró a malas enseñanzas y a un mal ejemplo de otros malos ministros, ya NO aceptáis sus palabras NI su ejemplo; porque se os hace difícil hacer las cosas bien y hasta los atacáis creyéndolos obsoletos o anticuados.

Ahora en una gran mayoría de vosotros, aceptáis más a los malos ministros “modernistas que sí os entienden”, porque os aceptan el Aborto, Anticonceptivos y a hasta les permiten a “parejas” divorciadas vueltas a unir y en flagrante adulterio les permiten recibir Mi Cuerpo Eucarístico.

O a aquellos ministros que alegran vuestros oídos, al escucharles sus abominables sermones anunciándoles un Jesús guerrillero.  Un Jesús que vino primero a alimentar cuerpos, señalándoos las injusticias sociales y después de llenarles el estómago ya se les puede dar el Alimento del alma.

O a un Jesús que ya no es tan “Severo” y que ya acepta teologías extrañas al gusto de la gente.

¡NO, Hijitos Míos! el Mal se ha introducido a Mi Iglesia y si queréis que ella permanezca como debe ser, pura, santa y verdadera,

Vosotros deberéis luchar por mantener Mis Leyes, Mis Decretos y Mis Enseñanzas en base en la Oración, en la búsqueda de la Verdad en la Sagrada Biblia y apartándose de las malas influencias de los malos ministros.

Vuestra vida eterna y la de los vuestros dependen de ello.Este es el Tiempo de la lucha entre la Mujer, Mi Madre Santísima y la Serpiente Infernal.

Mi Madre está reuniendo a Mi Rebaño, a Mi verdadero rebaño, que está defendiendo Mi Vida y Mis Enseñanzas aún a costa de su propia vida.

Vosotros Mis hijitos, ¿De qué lado estáis ahora?

¿De las conveniencias humanas y del deterioro moral y espiritual? o ¿Del lado del Amor y de la Verdad de vuestro Dios? “O estáis Conmigo o estáis contra Mí”, NO hay más.

Amáis más a un ser querido cuando lo conocéis mejor y esto se dá cuando lo procuráis ‘seguido’ y así conocéis sus palabras, sus reacciones, observáis su ejemplo de vida ante los demás.

Lo mismo sucede Conmigo.  Para que NO os puedan desviar con falsas enseñanzas, debéis conocerMe mejor a través de las Sagradas Escrituras, a través de libros de santos en donde ellos, al querer parecerse a Mí, su Dios y Guía perfecto, alcanzaron una vida santa y ejemplar, etc.

BuscadMe y Me encontraréis y aprenderéis a amarMe, a respetarMe, a defenderMe de los malos ministros y de los malos fieles de Mi Iglesia.

La Purificación del Mundo y de Mi Iglesia ya se está dando. NO perdáis más el tiempo hijitos Míos. Vuestra Vida Eterna depende de vuestro cambio inmediato de vida y NO sólo para proteger vuestra alma,

Sino la de muchísimos de vuestros hermanos en todo el Mundo, que han caído en las garras del Demonio, con sus mentiras y su mal ejemplo, transmitidos por falsos guías de Mi Iglesia.

Os vuelvo a repetir, conocédMe mejor, para que podáis ser protegidos por la Verdad y podáis hacerle frente a la Mentira, a pesar de que “os convenga”. Esta conveniencia al Mal y las malas enseñanzas, sólo os llevarán a la muerte eterna, pero recordad que Yo os he venido a salvar con la Verdad y con el Amor.

Sí, Mis pequeños, al hablaros del camino ancho y del camino angosto que os lleva hacia Mí, el camino ancho se refiere precisamente a toda ésa falsedad espiritual, a todos esos caminos falsos que, en lugar de llevaros hacia la interiorización del Amor de vuestro Dios,

Hacia el camino de la Verdad, hacia el camino de Justicia, hacia el camino del crecimiento espiritual…

Os lleva a todo lo contrario, a ésa humanización, a ése desprendimiento de lo espiritual con lo humano, dejáis a un lado lo espiritual, para dejar crecer lo humano.

Crecéis en lo fácil de la vida del hombre, los modernismos, todo aquello que se ajusta a vuestra vida humana lo aceptáis fácilmente y a ello os está llevando el Mal, a hacer de Mi Vida una vida fácil, una vida de cambio, una vida amoldada a vuestros gustos humanos. Mis pequeños, la Ley de Dios es muy diferente a todo esto. Al daros Yo el Camino angosto, las enseñanzas para elevaros hacia la perfección espiritual, era para que vosotros pudierais luchar contra todas éstas insidias del Mal,

Os estaba Yo abriendo los ojos ante todo aquello en donde el Mal os pueda acomodar vuestra vida para hacerla más fácil, más llevadera; hacer que vuestros pecados se vean normales y ya NO sintáis ése remordimiento que os lleva a la perfección.

Al hacer permisiva vuestra vida humana, vuestra concupiscencia, ya NO sentís ése dolor por vuestros pecados, eso solamente os va llevando a la mediocridad espiritual de la que os hemos hablado.

Mis pequeños, aún Mi propia Vida sobre la Tierra fue difícil, atacada. Blasfemias tuve, dolores tuve, persecución tuve y todo ello, para venir a enseñaros el camino, el Camino de la Cruz que os va a llevar a la Gloria.

Ahora Mis pequeños, se le mostró a la vidente en Fátima cómo caían las hojas del árbol, ejemplificando con ello  la caída de almas al Infierno y al Purgatorio, porque YA NO HAY almas santas que quieran buscar ésa perfección espiritual.  Ciertamente la vida del espíritu es difícil, pero con ello lograréis grandes cosas durante vuestra vida y NO solamente es para vosotros ésa perfección, ésa perfección os debe llevar a dar el buen ejemplo, a dar vida a vuestros hermanos a través del ejemplo, primeramente,

Luego a través de la palabra, a través de vuestra vida interior, a eso estáis llamados y obligados en el Amor, a dar ejemplo de ser otros Cristos; a dar vida, pero vida real, vida perfecta, vida Divina.

Sois hijos de un Dios Verdadero de Un solo Dios, del Único Dios.

Yo vine a mostraros ése Dios Verdadero, ésa Perfección que todos debéis seguir.

Pero el hombre, aceptando los modernismos actuales, trata de evitar todo trabajo, llevar al Cruz, evitar los dolores que os puedan propiciar vuestros hermanos a través de las burlas, de las ofensas de las blasfemias. 

NO, Mis pequeños, si habéis tomado vuestra Cruz por seguirMe, deberéis aguantar eso y más, pero Yo os daré la Fuerza y la Sabiduría para lograrlo. Seguid adelante Mis pequeños, porque estos, ciertamente como se os ha dicho, son tiempos de Confusión.

Pero es causado porque el hombre ha aceptado ése modernismo, esa fragilidad espiritual que os va llevando a la vida fácil, a la vida relajada y por eso el hombre ya no quiere luchar por las Verdades de su Dios, por las Verdades de su Salvador.

Seguid adelante, Mis pequeños, aunque cueste; pero sabéis de antemano que el Premio será grande, porque si vuestra Cruz es grande, el premio será de esa misma forma. Yo estaré con vosotros, padeceréis ahora, pero gozaréis inmensamente en lo futuro.

Yo os Bendigo, en el Santísimo Nombre de Mi Padre, en Mi Santísimo Nombre, Redentor vuestro y en el Santísimo Nombre del Dios Amor. Luz y Verdad del Mundo.

Gracias, Mis pequeños. Os bendigo en Nombre de Mi Santo Padre, Señor y Creador de todas las cosas, en Mi Nombre, Vuestro Jesús y Redentor y en Nombre de Mi Santo Espíritu de Amor.  

http://diospadresemanifiesta.com/

A91 INSTITUCIÓN DIVINA 1


15 de Marzo de 2019

Hijitos Míos, así como Yo vuestro Dios, he escogido a Mis Profetas a todo lo largo de vuestra historia y los seguiré escogiendo para guiar a Mi Pueblo, hasta el Fin del Mundo; Mi Enemigo ha escogido a los suyos para poner a Mi Creación en contra de su Dios.

Si Yo pido Amor, él dirá Odio, Si Yo digo Vida, el promulgará Muerte. Si Yo pido Paz, el proveerá Guerra. El siempre irá en contra de Mis Leyes, en contra de Mi Amor, en contra de su Creador.

El Me tuvo y Me perdió por su soberbia y ahora NO desea que vosotros os salvéis.

El hace y ha hecho todo lo necesario para desviaros del Camino, camino de Amor que Yo he trazado para cada uno de vosotros y que he puesto en vuestro corazón.

La vida que Yo pido, es la vida que dí a vuestros Primeros Padres; vida de Presencia Viva y continua entre Mi, vuestro Dios y Su creatura.

Yo os creé para amaros, para compartir Mi Vida Espiritual la cuál materialicé, primeramente en el Paraíso para vuestros Primeros Padres, junto con toda la Creación Universal.  Por causa del Pecado Original todo quedó coartado; pero luego, con Mi Hijo Jesucristo os devolví la Vida Espiritual, a través de la Sagrada Eucaristía:  Su Cuerpo y Su Sangre Preciosos, para que a través de Ellos, junto con los demás Sacramentos, pudiérais tener nuevamente vuestro Paraíso Terrenal.

Os lo he repetido innumerables veces: “Mi Reino no es de éste Mundo”. Mi Reino es espiritual, ES Mi Propia Vida en cada uno de vosotros, vida de Amor que poseéis por tener en vuestro interior a Mi Santo Espíritu.

Vuestra vida sobre la Tierra es una misión espiritual, una misión de Amor, una misión de corredención, una misión de salvación de almas que actualmente están en la Lucha; así cómo de las que ya estuvieron en ella pero que aún NO entran a Mi Reino Eterno porque les falta purificación.

Mi Hijo os dio enseñanzas de vida, de vida para vuestra alma. Os dio alimento para crecimiento espiritual y para que tuvierais Vida Eterna.

Vuestro paso por la Tierra es temporal, por ello es ilógico que busquéis afanosamente los bienes y placeres de éste mundo; cuando ellos en la Tierra se quedarán y que además os pueden desviar del camino verdadero, para vuestro buen regreso a la Casa Paterna. En la Iglesia os dejé el Tesoro de mi Poder y en los Sacramentos tenéis todo lo necesario para Vencer a Satanás y regresar triunfadores de vuestro paso por el Mundo y las insidias de la Carne…

La gran mayoría de vosotros sabéis lo que las fuerzas del Demonio han tratado de hacer contra Ella a través de los siglos. Ha habido guerras en las que los pueblos apartados de la cristiandad, trataron de destruir los Lugares Santos y a todos aquellos que seguían Mis Enseñanzas… Y NO pudieron.

Ha habido Papas que vendían puestos dentro de Mi Iglesia, buscando así primero lo material, antes que lo divino y ni aún así Mi Iglesia fue destruida.

Y además, a pesar de la materialidad de éstos hijos Míos, guías de Mi Iglesia de ésos tiempos, cuando Mí Santo Espíritu tenía que dar algún Mensaje o guiar a Mi Iglesia en la Fé, para bien de toda la cristiandad; lo hacía a través de aquellos que eran guías o cabezas de Mi Iglesia; aunque aparentemente, NO fueran lo más idóneo para guiarla.

Han habido épocas de una casi total destrucción de la Fé y del derrumbamiento de Mi Iglesia. Y entonces he hecho que a través de pequeñas almas escogidas, den ejemplo de Mi Poder sobre las poderes del Mal y de su influencia negativa sobre las almas.Así tendremos a una Juana de Arco, a un San Francisco de Asís, a una Santa Teresa y a muchas otras más almas “raras” en su tiempo; quienes haciéndose instrumentos sencillos y donadas a Mi Voluntad, han dado ejemplo de Mi Poder y cuidado espiritual sobre Mi iglesia.

Mi Hijo os lo prometió: “los poderes del Infierno no prevalecerán sobre Ella”, así es y así será.

Ha sufrido Obscuridad por vuestra falta de espiritualidad y la volverá a sufrir. Ahora de hecho, la estáis viviendo y ésta ha sido causada par vuestro poco o nulo interés en preservar, cuidar, alimentar lo que es Mío.

Yo Soy vuestro Dios, Soy vuestro Padre y debéis cuidar lo que es Mío. Y si sois Mis verdaderos hijos, deberéis cuidar lo que a vosotros también, os pertenece.

Porque Mi Casa, Mi Reino, Mi Iglesia, os pertenecen también a cada uno de vosotros y si dejáis que el Ladrón tome posesión de lo que es vuestro ¿A dónde iréis?El Ladrón se introdujo ya en el lugar más santo que tenéis sobre la Tierra: Mi Iglesia.

El soldado, el atleta, todo aquél al que se le ha asignado una misión y la cumple lo mejor posible, porque ha puesto todo su empeño en ello, tiene derecho a la corona del triunfo, a la medalla de oro, al reconocimiento público por su gran desempeño.

Imaginad Mis pequeños, si el hombre, en su imperfección paga así, ¿Cómo os imagináis que pagaré Yo, que Soy vuestro Dios al dar vuestro máximo en vuestra misión sobre la Tierra?

Estáis en el campo de batalla, estáis en una lucha real cuidando de Mis Bienes; podéis salir triunfantes o caer muertos eternamente y muchos de vosotros NO queréis percataros de ello.

La lucha, se os ha dicho muchas veces, ES ESPIRITUAL y afectará por consecuencia, también lo material.

Muchos de vosotros, una gran multitud, habéis salido al “campo de batalla” sin protección; NO estáis revestidos con Mi Gracia para poder combatir contra las fuerzas del Mal.Os ha engañado el que es Mi Enemigo y el vuestro. Y os ha hecho creer que NO necesitáis protegeros contra él, ya que TAMPOCO  existe tal batalla.

Él mismo ha infiltrado su gente, sus instrumentos entre vosotros, aún en los más altos puestos de la sociedad y de Mi Iglesia.

Y así os ha llevado al Gran Engaño, preparándoos así para el ataque final, en el cual tratará de destruiros y destruir Mi Creación; para vengarse de su derrota cuando fue corrido de los Cielos por su Traición.

Le habéis dejado recuperar su poder por vuestra falta de Oración y de vida en la Gracia. Os despreocupasteis de proteger Mis Intereses, que gozabais, porque Yo os los presté.

Os dejasteis llevar por la vida fácil y de pecado, en una palabra, dejasteis que el ladrón entrara a robaros y ahora pagaréis las consecuencias.

Cuando un ladrón os roba vuestras pertenencias, sufrís y trabajáis fuertemente por recuperarlas y ahora es lo que sufriréis.

DANIEL 12

El Ladrón se introdujo ya en el lugar más santo que tenéis sobre la Tierra: Mi Iglesia. Os va a ir quitando lo que tanto Me costó daros, pero como se os dio gratuitamente, NO lo apreciasteis,

Ahora os costará recuperarla, pero será con vuestra propia sangre y así la Iglesia será renovada y fuertemente cuidada y apreciada; porque la recuperaréis con vuestro esfuerzo y vuestra sangre.

Ya se os habían profetizado estos momentos y NO quisisteis  entenderlos NI poner de vuestra parte para evitarlos o aminorarlos.

El mundo entero vivirá la convulsión causada por vuestro descuido. Vivirán la Desolación del lugar Santo, NO tendrán apoyo del que lleva el mando en Mi Iglesia.

Las Fuerzas de la Naturaleza se desencadenarán fuertemente, porque ahora estaréis bajo las potencias del Mal.

Los Flagelos que golpearán a las naciones os harán recapacitar y os harán arrepentiros de vuestro mal proceder y de vuestro olvido hacia Mis Leyes. El Inicuo se burlará de vosotros y de vuestros dirigentes y en ése momento os daréis plena cuenta del mal que os atrajisteis para vosotros y para vuestros hijos.

Las naciones reconocerán su error y cuando arrepentidos se arrodillen a pedirMe perdón, Mi Ira se apagará y Mi Misericordia volverá a derramarse sobre aquellos que hayan permanecido fieles y sobre los arrepentidos.

Entonces el Demonio, la Serpiente Antigua, será vencida y veréis bajar a Mi Hijo de los Cielos, Triunfante y Glorioso, a convivir nuevamente con vosotros.

Mis pequeños, AÚN PODÉIS DISMINUIR LOS ACONTECIMIENTOS, NO PERDÁIS UN SEGUNDO MÁS.

 Os amo, os reprendo porque os amo y deseo lo mejor para vosotros. Sois Mis hijos, hijos del Dios Verdadero, ¡OS AMO TANTO!

¡Y VOSOTROS NO OS CONMOVÉIS! 
Hijitos Míos, os he hablado mucho de la mediocridad espiritual, pero quiero mostraros palpablemente lo que sucede al vivir así.

Mis pequeños, fuisteis creados para un bien Superior, para un bien magnífico, para una santidad altísima. Al manteneros en ésa mediocridad, NO podéis lograr lo que Yo quiero de cada uno de vosotros, que viváis como hijos de Dios.

Al vivir como verdaderos hijos de Dios estaríais gozando plenamente de ésa Libertad espiritual que os lleva a volar a alturas altísimas y llegar hasta Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

El Amor, el Amor en pleno en vuestro corazón, os lleva a ésa libertad en la que fuisteis creados.

El Amor, la vida en la Virtud, la vida en Mí, estando en Mí posesión y Yo siendo vuestra posesión, os lleva a gozar de los Bienes que tengo reservados para todas las almas.   Cuando os salís y por vuestro libre albedrío preferís lo que el Demonio, con todas sus falsedades y trucos, con sus mentiras, os llevan a separaros de Mí, ¿Qué es lo que os pasa?

Ya NO tenéis ésa protección que tenéis por medio del Amor, de la Virtud, de la pureza de corazón.

Poco a poco, vuestra alma se va sensibilizando por las cosas del mundo, va evitando todo lo que venga de Mí, porque se le hace pesado al alma mantenerse en la virtud; le cuesta trabajo mantenerse en la virtud, en la vida del sacrificio, en la vida de penitencia, en la vida de donación por sus hermanos.

Las almas al vivir una vida disipada, ya NO quieren sufrir como Mi Hijo sufrió por cada uno de vosotros.

Al separaros de Mí, de Mis Leyes, de Mis Decretos, mantenéis ésa vida de pecado sin daros cuenta, ya no dais fruto, empezáis con el pecado de omisión.

Muchos decís: “no hago el mal a mis hermanos”, pero TAMPOCO estáis haciendo el Bien que debierais, que es el dar vida con el ejemplo, es el dar vida con la palabra, es el dar vida con la Oración.  Os mantenéis solamente en las cosas del Mundo, os empezáis a dañar al manteneros viviendo para el Mundo y por el Mundo. Sí, os distraéis con clases particulares de esto o de aquello y ciertamente NO dañáis, pero ¿Qué ejemplo estáis dando, Mis pequeños?,

El tiempo, vuestro tiempo, que es Mi tiempo, NO lo estáis utilizando para el crecimiento y salvación de vuestros hermanos.

Y así, son tantas las mentiras, tanta la falsedad a la que os lleva el Mal y no os dais cuenta que cuando se os presenta el Bien y se os pide que hagáis el bien; se os hace casi imposible lograrlo, porque ya estáis acostumbrados a vivir en la falsedad del Mundo.

Cada uno de vosotros tiene debilidades y Satanás las conoce perfectamente, os va tentando os va confundiendo, os va llevando hacia eso, hacia lo que más queréis del mundo.

Yo, a través de Mi Hijo os dije que era difícil mantenerse en la virtud, mantenerse en la vida de la Gracia estando en la Tierra trabajando para Mí; pero os di todo lo necesario para ello, os di los Sacramentos, os di la Oración, os di la Vida de Mi Hijo…  Os he dado tanto, Mis pequeños, y vosotros mismos despreciáis todo ello, porque os evitan ésa vida regalada, ésa vida que queréis llevar sin preocupaciones.

Al llevar ésa vida regalada, vida de omisión, es cuando empiezan los problemas para el alma. El mismo Demonio, al llevaros a ésa confusión, os empieza a llenar de problemas.

Tenéis problemas en familia, tenéis problemas en el trabajo, tenéis problemas en la sociedad, tenéis problemas en el mundo, todo se vuelve un caos a vuestro alrededor, porque NO estáis viviendo vida de Oración.

Mi Hijo os dijo que estando con Él, podríais hacer grandes cosas y aún más grandes que las que le visteis hacer a Él.

Vuestra vida espiritual en Mí, puede producir grandes frutos, grandes milagros, grandes conversiones. Podéis manipular las fuerzas de la Naturaleza en favor de vuestros hermanos.  Podéis lograr grandes, grandes conversiones aún en almas totalmente perdidas en el pecado, en la maldad.

Por eso ahora veis nuevamente muchas posesiones satánicas, porque os ha quitado toda defensa Satanás, el que es todo mentira. Ya NO tenéis protección, os ha sacado de ésa vida de protección, que es la vida de la Gracia, que es la vida de entrega totalmente a Mí.

Mis pequeños, debéis daros cuenta de ello, creéis que ganáis mucho en ése libertinaje espiritual en el que habéis caído al ya NO sentir presión espiritual por los pecados que ahora cometéis.

Ya os sentís libres de obrar, porque ya está afectado vuestro pensar y ya se os ha dicho que tal o cual pecado, ya NO lo es, porque todo mundo lo hace.

Al manteneros así Mis pequeños, lo único que os estáis atrayendo es destrucción espiritual y eso os lleva a una degradación tanto humana, como espiritual; por eso estáis viendo tantos cambios mundiales.   Al NO haber virtud, al NO haber vida espiritual, que detengan los males de Satanás, él se está adueñando de todo y por eso estáis padeciendo tanto. Y si NO hacéis caso a Mis Palabras pronto, muy pronto veréis lo que él puede hacer sobre vosotros.

Orad, Mis pequeños, porque os puede llevar a una degradación mayor, a un olvido total hacia Mí, vuestro Dios y así sufriréis doblemente, lo que algunos ya están sufriendo, en cuerpo y alma.

NO os dejéis engañar por sus falsedades, por ése libertinaje, por ésa vida regalada. Vosotros mismos decís que lo bueno, cuesta mucho, mucho trabajo obtenerlo. Que debéis trabajar mucho por conseguir las cosas que valen la pena.

Y ésa vida espiritual, ésa vida santa a la que estáis llamados, es lo que más vale la pena para el alma.

Luchad, luchad Mis pequeños para obtenerla y entonces veréis lo que es la libertad del alma al vivir totalmente libres en Mi Amor.   Hijito Mío, ¿Recuerdas aquella visión que te di en la cual veías al mundo entero en Tinieblas, en obscuridad total y solamente unas cuantas lucecitas encendidas.

Este es el momento Mis pequeños, en que se está llevando a cabo ésa visión profética: el Mundo a obscuras y solamente unos cuantos llevan la Verdad alrededor del mundo.

Difícil, difícil tarea, porque la Obscuridad es grande. También os dije: creed, aún enmedio de la Obscuridad y esto era, manteneros en la Sabiduría Divina y NO en la sabiduría humana, que os lleva precisamente a ésa obscuridad espiritual.

Mis pequeños, ¿Cómo podréis lograr producir Luz entre vuestros hermanos?

TRASMITIÉNDOME.

Una chispa puede producir un incendio y vosotros sois ésas chispas que deben transmitir la Verdad, pero primeramente viviéndola.Os he hablado mucho de atacar vuestro “yo” humano, para que el “Yo” Divino, en donde Yo debo habitar, se plenifique, se dé a vuestros hermanos.

Me debéis dejar actuar libremente, mientras más detengáis vuestro “yo” humano, el “Yo” Divino Mi Presencia en vosotros, fluirá y se empezará a dar la Luz.

Al ser ésas luminarias en la obscuridad, atraeréis a muchas almas hacia vosotros, almas buenas, que tratarán de seguir vuestras palabras, las Verdades que fluirán a  través de vosotros que serán las Mías.

Pero por otro lado, también atraeréis las miradas de aquellos que viven en el error y que quieren mantenerse en ése error y que se sienten atacados porque ven que NO están haciendo lo que Yo mando.

Por eso os pido Mis pequeños, que os mantengáis firmes.

Pero os hago conocer esto para haceros entender que vuestra tarea va a ser difícil, aún hasta a costa de vuestra propia vida; porque al Demonio, la Serpiente Antigua NO le gusta que el Amor se difunda en su reino.Vosotros deberéis ser ésas lucecitas de Amor que incitarán a otras almas a vivir el Verdadero Amor.

Manteneos Mis pequeños en Mí, y Yo NO os dejaré caer. Seréis luces en la Tierra y grandes estrellas en los Cielos cuando Yo os recoja.

Dad vuestro máximo Mis pequeños, por bien de vuestros hermanos, por el bien de Mi Reino, por la salvación de tantas almas que viven en el error.

Dad vuestro máximo, Mis pequeños y NO os arrepentiréis.

La Iglesia es de institución DIVINA y por ser así, las Fuerzas del Mal con su influencia, NO pueden predominar sobre Ella.

El Mal puede obscurecer vuestros sentidos espirituales para que NO vayáis a obtener el alimento de vida por parte de Mis ministros; quienes aún a pesar de sus errores humanos.TIENEN el Don DIVINO que he depositado en ellas y les confiere la Gracia de poder alimentaros con Mis Enseñanzas, con la Oración, con Mis Sacramentos.

Mi Iglesia es de Institución Divina y Ella os provee de vida, de Mi Vida aún a pesar de que os desarrolláis en un mundo que pertenece al Mal y que está al acecho para destruir todo lo que venga de Mí.

Por más que las fuerzas del Mal quieran atacar a Mi Iglesia, NO podrán destruirla, porque todo Mi Poder se encuentra en Ella y a Ella debéis acudir para obtener lo que os haga falta durante vuestra estadía sobre la Tierra.

Ella es vuestra maestra, os guía a través de Mis Enseñanzas. Os da vida espiritual, a través de los Sacramentos.

Os da seguridad en Mí, para que vosotros mismos os convirtáis en otros Cristos y de ésta forma podáis seguir transmitiéndoMe, primero en vuestra familia, luego ante la sociedad y después ante el Mundo.

Mi Iglesia es de Institución Divina y vive en cada uno de vosotros, por eso a la Iglesia NO la hace el edificio hermoso, cual tabernáculo majestuoso que alberga el Cuerpo de Mi Hijo.  Mi Iglesia es constituida por Mi Santo Espíritu, quién habita también en vosotros. El le dá vida. El la guía. El provee de Dones y Gracias para que prevalezca. El la guarda de las ataques del Maligno. El la llevará a su triunfo a través de las almas puras.

La Iglesia es de origen espiritual, NO material. Por ello la Iglesia la constituís todos vosotros, por llevar al “Instrumento Espiritual” por excelencia, a Mi Santo Espíritu, dentro de vosotros.

Por ello, la Iglesia se desarrolla en la reunión de almas, unidas bajo una sola intención, la alabanza a su Dios y ello proviene del corazón de las personas y NO del edificio construido a tal efecto. También Mi Hijo os lo dijo: “Dónde dos ó más estén reunidos, ahí estaré Yo.

Con esto Mi Hijo os quiere asegurar la unidad entre lo Divino y lo humano. No importa el lugar de la reunión, cuando dos o más se reúnan en Mi Nombre, ahí estaremos presentes en Nuestra Santísima Trinidad.

¿Ahora os dais cuenta del poder tan grande que tiene la Oración? ¡Hacéis presente a vuestro Dios cuando os reunís con sagrada intención de amarNos, de buscarNos, de alabarNos!

Ante las almas sencillas y dispuestas a estar ante Nuestra Divina Presencia, NO podemos negarNos.  Podrán destruir los templos. Podrán cerrar los edificios bellísimos construidos para albergar el Santo Cuerpo de Mi Hijo. Podrán impedir la reunión de almas baja el techo de las Iglesias o Catedrales.

Pero NUNCA podrán impedir que Mi Iglesia subsista, porque “donde dos o más estén reunidos para amar a su Dios y para alabar Mi Santo Nombre, ahí estareMos presentes”.

Os digo esto, porque vendrá un tiempo NO lejano, en que se os quitarán vuestros templos, -los edificios materiales- ­pero Mi Iglesia seguirá Viva, cómo se dio con los primeros tiempos de la Cristiandad, con la reunión de almas, de vuestras almas, con vuestro Dios.­

Así que no temáis, hijitos Míos, a los ataques, cada vez mayores del mal porque Yo estaré con vosotros hasta el fin de los siglos.

Yo seguiré suscitando almas religiosas, almas que mantengan la vitalidad de Mi Iglesia, almas que den vida al enseñaros Mis Verdades y Mis deseos de salvación.Yo haré crecer a Mi Iglesia, en cada uno de vosotros, tanto como me lo permitáis. Vosotros sois Mi Iglesia, Sois y deberéis seguir siendo los depositarios de Mis Leyes de Amor y de Mis Verdades, para que sigan subsistiendo de edad en edad.

DádMe vuestra vida y Yo os colmaré de Mi Vida.

Mis Pequeños, vivid enamorados de Mí, vuestro Dios y así, el paso a la Vida Eterna NO os costará y por el contrario, hasta lo desearéis, ya que pasaréis del acto de Fé a la realidad Divina.

¡Cómo espero, Mis pequeños, ése momento! el reencuentro del alma con su Dios, momento sublime, momento ganado por el alma por servir a su Dios.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el del Amor donado de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor Inspirador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

D68 EL JINETE DE LA HAMBRUNA 3


UN RAYO DE ESPERANZA

Noviembre 07 de 2018

¡Cuánta maldad aún hay en vuestros corazones y NO os dais cuenta de ello por vuestra soberbia!

Quiero salvaros, quiero llevaros al Gozo Eterno, del cuál podríais ya desde ahora estar gozando; pero vuestra falta de Fé, vuestra falta de Confianza, vuestra falta de donación, frenan Mis deseos de poder complaceros.

¡Os amo, hijitos Míos, os amo! Y deseo teneros apretados a Mi Corazón, al Corazón del Padre que os creó y que os conoce perfectamente, más que vosotros mismos os conocéis.

No habéis dado aún todo lo que podéis dar. La misión que cada uno de vosotros tiene, sobre la Tierra, es sublime, ¡Sois corredentores!  Junto con Mi Hijo, para la salvación del género humano.

Vuestra carnalidad NO os permite daros cuenta de ésta bellísima realidad y tan altísima tarea que os he encomendado.Tenéis la posibilidad de producir vida. Vida espiritual en vuestros hermanos. Podéis ayudarMe a levantar almas caídas en el pecado y en el Mal, como Mi Hijo lo hizo.

Tenéis la posibilidad de producir milagros tan grandes o MAYORES

Cómo los que Mi Hijo hizo, a través de vuestra vida de Oración y de vuestra vivencia en el Amor.

Así como Yo Me manifestaba a través de Mi Hijo para enseñaros Mis Secretos de Amor y de producir grandes milagros de sanación de almas y cuerpos,

AHORA VOSOTROS TENÉIS ÉSA MISMA CAPACIDAD,Al volveros instrumentos de Mi Voluntad, como Mi Hijo lo fue. Al permitirMe actuar en vosotros, Mi Presencia Viva se manifiesta en vosotros.

Como ahora se manifiesta ya en muchos de vuestros hermanos alrededor del Mundo. Al tenerMe, tenéis el Cielo y así comenzáis a vivir el Cielo en la Tierra y Me poseéis gracias a la libre donación de vuestra voluntad a la Mía.

Muchas veces os lo he repetido pero pocos, MUY POCOS dan cabida a Mis Palabras en su corazón y aún menos de vosotros, las ponen en práctica.

Son tan pocos los “nuevos Cristos” con los que puedo contar sobre la Tierra en estos momentos, que esto hace que se retrase vuestra liberación del Mal.

Por eso os vuelvo a repetir, NO os quejéis si los acontecimientos os van llevando a soportar situaciones terribles en vuestra vida diaria y en la vida de los pueblos. Vuestro mal proceder y vuestra poca o nula donación a Mi Voluntad, Voluntad de Amor que quiere destruir el Mal, permiten al Mal aumentar su poder destructor.

Mis pequeños, pedidme Fe, UNA FE FUERTE, UNA FE A PRUEBA DE TODO.

El Demonio sabe que si os arrebata la Fe NO podéis hacer nada, porque un alma sin Fe es un alma perdida. Pedidme pues ésa Fe inquebrantable, esa Fe que se mantenga a toda prueba.

Los embates del Enemigo son fuertes, pero con la Fe y el Amor lo podéis vencer fácilmente.

Mi Amor logrará todo, logrará los grandes milagros; pero por la Fe que tengáis vosotros y por la Fe que dejéis en vuestros hermanos.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

La Fe ésa Virtud Teologal que os hará grandes, que os hace fuertes en el Mundo, no debéis perderla, mantenedla en todo momento, orad por ella y pedidme por ella en todo momento.

Que las pruebas fuertes NO os hagan desfallecer, NO os hagan dudar de Mi, de Mi Presencia, y de Mi Cuidado en vosotros y para vosotros en todo momento.

Ya os había Yo dicho anteriormente, que en el tiempo por venir, en el momento culminante de la lucha, cuando todo pudiera faltar; NO os faltará nada de alimento, ni en lo material ni en lo espiritual.

¿Por qué os apegáis tanto a los bienes materiales si vuestra vida se debiera basar en los bienes espirituales? ¿Aún NO os dais cuenta que lo espiritual mueve y ordena a lo material?

¿NO os demostró Mi Hijo Jesucristo con Sus Milagros, que todo lo material es alterable por lo espiritual?Tenéis Mis Enseñanzas en el Santo Libro. Tenéis Mi Vida en él, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo.

Tenéis infinidad de ejemplos a través de la vida de las almas santas de la Tierra, quienes por medio del Nombre de Mi Hijo Jesucristo, realizaron infinidad de milagros,

QUE NO SON OTRA COSA QUE MI PODER ESPIRITUAL

AFECTANDO A LAS LEYES NATURALES

Y aún así, teniendo todo éste legado divino de siglos, ¿Os dejáis vencer por la duda del Mal?Hijitos Míos, éste ya no es tiempo para dudar, éste ya es tiempo para escoger si queréis vencer en la Fé y en el Amor y lograr un Mundo Nuevo en el cuál he de reinar Yo, vuestro Dios.

U os daréis por vencidos por vuestra falta de Fé y de espiritualidad y así el Mal os hará vivir  como esclavos del error y destrucción por el resto de vuestra vida.

Ciertamente Satanás irá en contra de vosotros, porque él despreció el Amor y tratará de quitar el Amor de los corazones que lo estén cultivando;

Pero el Amor siempre será mucho más poderoso contra su fuerza, contra su poder malvado y satánico que quiere destruir todo lo bello que Yo creé para vosotros.

Si vosotros vivierais realmente en el Amor, tendríais un mundo bellísimo, el mundo que Yo os pedí a través de Mi Hijo, grandes cosas daríais y grandes cosas se darían, porque cuando vosotros tengáis el verdadero Amor, honesto, sencillo, humilde y sobre todo dadivoso.PODRÉIS HACER GRANDES MILAGROS POR EL BIEN DE VUESTROS HERMANOS.

Con el amor, vosotros podéis hacer grandes cosas para la salvación y recuperación del Reino para todos vuestros hermanos. El Amor puede destruir toda la maldad que existe sobre la Tierra.

Se os ha dicho que un corazón lleno de Amor Puro y Santo puede hacer grandes Milagros, éstos son los corazones que Yo quiero, que vean más por sus hermanos antes que por sí mismos.

Almas desprendidas al servicio de su Dios y NO aquellas que buscan su salvación y su protección, evitando el dolor, evitando las penas, debéis Mis pequeños llenaros de Mi Amor.

Todo está sometido al Amor, os lo vuelvo a repetir y así las almas que viven en perfecta unión Conmigo, en el Amor, SON INSTRUMENTOS CLAVES para éstos tiempos,Porque actuarán según Mi Moción en su corazón, estarán en íntima comunicación Conmigo y Yo las podré mover para la salvación de todos vosotros y de vuestros hermanos.

Abandonaos y dejad que Yo os mueva, que Yo os guíe, para que podáis luchar contra las fuerzas del Mal,

Os Bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

Ya es de noche cuando Jesús regresa a la casa.

Entra sin hacer ruido. Sube la escalera.

En la gran habitación de arriba, están todos. Nadie habla y nadie duerme.

Jesús entra despacio y Tomás es el primero que lo ve.

Pega un brinco y dice:

–      ¡Oh, Maestro!

Todos se acercan y Jesús con voz cansada, como de quién ha sufrido mucho; responde a las condolencias que le muestran:

–       Lo comprendo. Pero solo quien no cree, puede sentirse desolado ante la muerte. Nosotros sabemos y creemos. Juan no se ha separado de nosotros. Ahora, él está cerca de Mí. ¿Ya cenasteis?

Pedro dice:

–        No, Maestro. Te estábamos esperando. Ya estábamos preocupados por tu retraso.

–       ¡Ea! Preparad la cena, porque luego iremos a otras partes. Tengo necesidad de aislarme entre mis amigos. Y mañana, si nos quedamos aquí, nos veremos rodeados de gente.

–       Yo te juro que no lo soportaría. Y mucho menos a esas almas viperinas de los fariseos. ¡Y sería muy duro que se les escapase una sonrisa en la sinagoga al vernos!

–       Bien Simón. También pensé en esto y por eso vine para llevaros.

Rodeado de los suyos, ofrece y distribuye el parco alimento que comen sin ganas. La cena termina en unos minutos.

Jesús dice para animarlos:

–      Contadme qué habéis hecho.

Pedro dice:

–      Estuve con Felipe en la campiña de Betsaida. Predicamos el Evangelio y curamos a un niño.

Felipe, que no quiere apropiarse de una gloria que no le pertenece, dice:

–     Fue Simón quién lo curó.

Pedro dice:

–    ¡Oh, Señor! No sé cómo lo hice. Rogué mucho con todo el corazón. Sentí mucha compasión por el niño. Lo ungí con el aceite y lo froté con mis manos ásperas… Y se curó. Cuando ví que el color volvía a su carita y abrió sus ojitos. Que revivía, en una palabra; casi hasta tuve miedo.Jesús le pone la mano en la cabeza, sin decir nada.

Tomás dice:

–       Juan llamó la atención, porque arrojó a un demonio. Pero a mí me tocó hablar.

Mateo añade:

–      También lo hizo tu hermano Judas Tadeo.

Santiago de Alfeo agrega:

–      Pues también Andrés.

Bartolomé relata:

–     Simón Zelote curó a un leproso. ¡Oh! ¡No tuvo miedo de tocarlo! A mí me dijo después: ‘No tengas miedo. A nosotros nos se nos pega ningún mal físico, por voluntad de Dios.’

Jesús confirma:

–      Dijiste bien, Simón. ¿Y vosotros dos?

Santiago de Zebedeo estaba hablando con los tres pastores, discípulos del Bautista.

Y Judas está solo y con la cara mustia.

Santiago de Zebedeo:

–      ¡Oh! Yo no hice nada. Pero Judas hizo grandes milagros: curó a un ciego, un paralítico y un endemoniado. A mí me pareció que era un lunático. Pero la gente así lo afirmó…

Pedro pregunta:

–     ¿Y por qué estás con esa cara, si Dios te ayudó?

Judas responde con altanería:

–      También sé ser humilde.Santiago continúa:

–       Hasta fuimos huéspedes de un fariseo. Yo me sentí mal. Pero como Judas tiene mucho tacto, se adaptó y le quitó los humos. El primer día estaba muy soberbio. Pero luego… Todo cambió… ¿Verdad Judas?

Éste asiente sin decir una palabra.

Jesús dice:

–    Muy bien. y lo haréis siempre mejor. La próxima semana, estaremos juntos. Simón, ve con Santiago a preparar las barcas.

Pedro objeta:

–        ¿Para todos, Maestro? No cabemos.

–       ¿No puedes conseguir otra?

–        Si se la pido a mi cuñado, sí. Voy a verlo.

–        Ve. No le des muchas explicaciones.

Parten los cuatro pescadores. Los demás bajan a tomar sus alforjas y mantos. Se queda solo Mannaém con Jesús.

Mannaém pregunta:

–     ¿Maestro, vas lejos?

Jesús contesta:

–     Están cansado y afligidos. También Yo. Pensaba ir a Tariquea. Por los campos, para aislarme en medio de la paz…

–     Traigo caballo, Maestro. Si me permites, te seguiré a lo largo del lago. ¿Estarás mucho tiempo fuera?

–      Una semana. No más.

–      Entonces regresaré, Maestro. Bendíceme esta vez que es la primera en que nos despedimos. Quítame un peso del corazón.

–     ¿Cuál Mannaém?   –      El remordimiento de haber abandonado a Juan. Tal vez si hubiera estado…

–      No. Era su hora. Yo sé que él estuvo contento al ver que venías a verme. No tengas este peso. Más bien trata de librarte pronto del único peso que tienes: el gusto de ser hombre. Hazte espíritu Mannaém. Lo puedes. Tienes la capacidad para hacerlo… Hasta pronto, Mannaém. Mi paz sea contigo.

Mannaém se arrodilla y Jesús lo bendice. Lo levanta y lo besa.

Vuelven a entrar los demás y regresan los pescadores.

–       Está arreglado, Maestro. Podemos irnos.

–       Está bien. despídanse de Mannaém que se queda aquí, hasta mañana por la tarde. Recoged los alimentos y el agua para el camino y vámonos. No hagáis ruido.

Todos se despiden de Mannaém que se queda en el umbral y se van por la calle solitaria, bañada por la luna. Se dirigen al lago y suben a las barcas…

Varios días después…

Cuando Jesús pone pie en la ribera del Jordán, cerca de Tariquea. Mucha gente lo está esperando. Y le vienen al encuentro sus primos, con Simón Zelote.

Éste dice:

–       Maestro, las barcas nos denunciaron… tal vez Mannaém fue también una señal.

Mannaém se excusa:

–      Maestro, partí de noche para que nadie me viera y no hablé con nadie. Créemelo. Cuando me preguntaron que donde estabas, siempre respondí: ‘Ya partió’ Creo que la culpa la tiene un pescador, que dijo que te había dado su barca…

Pedro grita:

–     ¡Ése imbécil de mí cuñado! ¡Y se lo dije que no hablase! ¡Le dije que íbamos a Betsaida y que si hablaba le arrancaba la barba! ¡Y lo voy a hacer! ¡Oh, que si se la arranco! ¿Y ahora? ¡Adiós paz, aislamiento y descanso!…

Jesús dice:

–      Está bien Simón. Nosotros ya tuvimos nuestros días de paz. Además, parte de lo que me proponía lo obtuve: adoctrinaros, consolaros y tranquilizaros; para impedir ofensas y choques con los fariseos de Cafarnaúm.

Ahora vamos con esas personas que nos aguardan. Vamos a premiar su Fe y su amor. ¿Y acaso no es este amor, algo que consuela? Sufrimos por el odio. Aquí hay amor y por lo tanto, gozo.

Pedro se calma como un viento que se apacigua en un instante.

Jesús va hacia el grupo de enfermos que lo esperan con el deseo clavado en su rostro. Cura a uno por uno con amor y con mansedumbre.

Incluyendo al hijo de un escriba que le dice:

–       ¿Lo ves? Huyes. Pero es inútil hacerlo. Odio y amor son sagaces en encontrar. Aquí te encontró el amor, como se dice en el Cántico. Para muchos, eres ya el Esposo del Cántico. Se acerca uno a Ti como la Sulamita; desafiando los guardias de ronda y las cuadrigas de Aminadaf.

–       ¿Por qué dices esto? ¿Por qué?

–       Porque es verdad. Venir es peligroso, pues eres odiado. ¿No sabes que Roma te espía y que el Templo te aborrece?

–      ¿Por qué me tientas? Pones trampas en tus palabras para trasmitir al Templo y a Roma, mis respuestas. No te curé a tu hijo con trampas…

El escriba, al oír el suave reproche; avergonzado baja la cabeza  y confiesa:

–        Veo que realmente lees en los corazones de los hombres. Perdóname. Veo que realmente eres santo. Perdóname. Vine trayendo dentro de mí el fermento que otros me pusieron…

–         Y que encontró un  lugar propicio…

–         Así es. Es la verdad. Pero ahora regreso sin este fermento. Esto es, me voy con uno nuevo.

–         Lo sé. Y no te guardo rencor. Muchos son culpables por su voluntad. Otros por la ajena. Diferente será la medida con que Dios los juzgará. Tú escriba, trata de ser justo y de no corromperte en lo futuro, como eras antes. Cuando el mundo te presione mira la gracia viviente que es tu pequeño hijo, que fue salvado de la muerte… Y sé agradecido con Dios.

–        Y contigo.

–        Con Dios. A Él se le dé toda gloria y alabanza. Soy su Mesías y Soy el primero en alabarlo y glorificarlo. El primero en obedecerlo. Pues el hombre no se envilece honrando y sirviendo a Dios en verdad. Se envilece sirviendo al pecado.

–         Dices bien. ¿Siempre hablas así? ¿Para todos?

–         Para todos. La verdad es sólo una.

–         Habla entonces. Porque todos estamos aquí, mendigos de una palabra tuya o de una gracia tuya. Y una vez más…  Perdóname. Era sincero en mis convicciones. Creía servir a Dios combatiéndote.

–         Eres sincero y por esto mereces comprender a Dios, que no es mentira. Pero tus convicciones no han muerto todavía. Yo te lo digo. Son como la grama que se quema. Por arriba parece muerta, pues el fuego es duro. Pero las raíces están vivas. Si no vigilas te verás nuevamente invadido por la grama. ¡Israel es duro para morir!

–          ¿Por qué debe morir Israel? ¿Es una planta mala?

–          Debe morir para resucitar.

–         ¿A una reencarnación espiritual?

–          A una evolución espiritual. No hay reencarnaciones de ninguna clase.

–          Hay quienes creen en esto.

–          Están en un error.

–          El helenismo nos ha traído también estas creencias. Y los doctos se alimentan de ellas y se glorían como de un alimento delicadísimo.

–          Contradicción absurda en que incurren los que lanzan el anatema, a los que no observan los seiscientos trece preceptos menores.

–          Es verdad. Pero las cosas son así. Agrada imitar lo que más se odia.

–          Entonces imitadme, pues me odiáis. Y será mejor para vosotros.

El escriba no puede evitar sonreír ante esta inesperada salida de Jesús.

La gente los escucha con la boca abierta.

–          Pero Tú en confianza dime, ¿Qué crees que sea la reencarnación?

–          Un error. Ya te lo dije.

–           Hay quienes dicen que los vivos nacen de los muertos. Y los muertos de los vivos porque lo que existe no se destruye.

–         Lo que es eterno, en realidad no se destruye. Pero dime según tú, ¿El Creador conoce límites?

–         No, Maestro. ¡Ni pensarlo!

–         Dijiste bien. ¿Puede entonces imaginarse que Él permitiría que un espíritu se reencarne porque no puede haber otros espíritus?

–          No se debería pensar en esto y con todo, hay quién lo piensa así.

–          Y lo que es peor: En Israel se piensa en ello. El pensamiento en la inmortalidad del alma, debería ser perfecto en un israelita. El espíritu no trasmigra sino del Creador a la existencia y de ésta, al Creador… Ante quién se presenta después de la vida, para que se le juzgue digno de vida o muerte. Ésta es la verdad. Y a donde se le envía, allí se queda para siempre.

–          ¿No admites el Purgatorio?

–          Sí. ¿Por qué lo preguntas?    –          Porque dijiste: ‘A donde se le envía, allí se queda’ El Purgatorio es temporal.

–         Exactamente. Al decir vida eterna, lo introduzco en este pensamiento. El Purgatorio es ya vida. Amortecida pero vital…

Después de la estadía temporal en el Purgatorio, el espíritu conquista la vida perfecta.

La alcanza sin límites. Dos cosas quedarán: El Cielo y El Abismo. El Paraíso y El Infierno.

Dos categorías: los Bienaventurados y los condenados.

Pero de los tres reinos que ahora existen, ningún espíritu volverá a revestirse de carne; sino hasta que llegue la Resurrección Final que terminará para siempre con la encarnación de los espíritus en los cuerpos, de lo inmortal en lo mortal.

–          De lo eterno, ¿No?

–          Eterno es Dios. La eternidad consiste en no tener ni principio, ni fin. Y esto es Dios. La inmortalidad consiste en seguir viviendo, desde el momento en que se empezó a vivir. Y esto es el espíritu del hombre. He aquí la diferencia.

–          ¿Y Tú?

–          Yo viviré, porque también Soy Hombre y al espíritu divino uní el alma del Cristo en cuerpo humano.

–          Dios es llamado ‘El que vive’.

–          Y así es. No conoce la muerte. Él es vida. Vida inagotable. No vida de Dios, sino Vida. Sólo esto. Son minucias, ¡Oh, escriba! Pero es en las minucias donde se esconde sabiduría y verdad.

–         ¿Así hablas  a los gentiles?

–         No así. No entenderían. Les muestro el sol, como lo mostraría a un niño que ha sido ciego y corto de inteligencia. Y que curado milagrosamente, recibe también una gran capacidad intelectual. Pero vosotros de Israel no sois ciegos, ni cortos de inteligencia. Hace siglos que el dedo de Dios os abrió los ojos y despejó vuestra mente…

–         Es verdad, Maestro. Y sin embargo somos ciegos y cortos de inteligencia.

–         Os habéis hecho así. No queréis el milagro que os ama.

–          Maestro…

–         Es verdad, escriba.

Éste baja la cabeza y calla.

Jesús lo deja y sigue avanzando. Al pasar cerca de Marziam y del hijo del escriba que juegan con unas piedras de colores, los acaricia.

Horas más tarde los rayos del sol se filtran a través de los árboles, tiñéndolos con el tinte grisáceo del atardecer.

Los apóstoles se lo hacen notar a Jesús, que continúa adoctrinando.

–       Maestro, ya es tarde. El lugar es solitario y no hay caseríos o poblados. Dí al pueblo que se vaya a Tariquea o a los poblados, para que compre alimentos y busque alojamiento.

–        No es necesario que se vayan. Dadles de comer. Pueden dormir igual que como lo hicieron por esperarme.

–        No quedan sino cinco panes y dos pescados, Maestro. Lo sabes.

–        Traédmelos.

Andrés va a buscar a Marziam que es el que trae la bolsa.

Lo encuentra jugando con otros niños.

Y le dice:

–                     Ven, Marziam. ¡El Maestro te necesita!

Marziam deja plantados a sus amiguitos y rápido va.

Los otros niños lo siguen y pronto, Jesús se ve rodeado del grupo de pequeñuelos.Los acaricia mientras Felipe saca de la bolsa un envoltorio con pan y dos gruesos pescados asados.

Le presentan al Maestro estos alimentos que son insuficientes para los dieciocho que forman la comitiva apostólica.

Jesús dice:

–       Está bien. Traedme cestos. Diecisiete. Cuantos sois vosotros. Marziam dará comida a los niños…

Jesús mira detenidamente al escriba que no se separa de Él y le pregunta:

–       ¿Quieres también tú dar comida, a los que tienen hambre?

–        Lo querría, pero ni yo mismo la tengo.

–        Dales de la mía. Te lo permito.

–        Pero… ¿Piensas dar de comer a cinco mil hombres; además de las mujeres y los niños con dos pescados y esos cinco panes?

–         Sin duda. No seas incrédulo. Quién cree, verá realizarse el milagro.

–         ¡Oh! ¡Entonces yo también quiero distribuir la comida!

–         Bien. Haz que te den un canasto.

Regresan los apóstoles con canastos de todos tamaños. Grandes y pequeños.

–         Está bien. Poned todo delante. Haced sentar a la gente en orden, en líneas regulares, lo más que se pueda.

Y mientras hacen esto, Jesús levanta el pan con los pescados encima. Los ofrece, ora y los bendice.

El escriba no le quita los ojos de encima, ni un instante.

Enseguida Jesús despedaza en dieciocho partes, los cinco panes y  los dos pescados. Pone uno de cada cosa en cada cesto.

Y dice:

–       Tomad ahora y dad cuanto quieran. Id. Marziam, vete a dar a tus compañeritos.

El niño levanta el cesto que le correspondió y se lo lleva a los otros niños.

Y exclama:

–        ¡Oh, qué pesado! –Y camina penosamente como si llevase una carga muy pesada.   Los apóstoles, los discípulos, Mannaém, el escriba; miran dudosos su andar…

Luego toman sus canastos y moviendo la cabeza, se dicen mutuamente:

–       ¡El niño se burla!

–       ¡No pesa más que antes!

Aun así se dirigen todos hacia la gente y empiezan a distribuir.

Dan. Dan. Dan.

Y de vez en cuando se vuelven sorprendidos, siempre avanzando más lejos.

Y miran a Jesús que con los brazos abiertos, apoyado en un árbol, sonríe de su admiración.La distribución es larga y abundante.

El  único que no muestra sorpresa es Marziam.

Que feliz regresa y dice a Jesús:

–       Dí mucho, mucho, mucho… Porque sé lo que es el hambre.

Jesús le sonríe y lo acaricia. Y el niño se poya en Él.

Poco a poco regresan todos los apóstoles y los discípulos; mudos por el estupor.

El último, es el escriba que no dice una sola palabra; pero que hace algo que es más elocuente que un discurso:

Se arrodilla y besa la orla del vestido de Jesús…

Que sonriente dice:

–       Tomad vuestra parte y dadme un poco. Comamos la comida de Dios.

Comen pan y pescado.

Cada uno según su apetito.

Entre tanto la gente, que ya está harta; cambia impresiones.

Los que están alrededor de Jesús, se atreven a hablar, al ver que Marziam después de que terminó su pescado, se pone a charlar con sus compañeritos.El escriba pregunta:

–       Maestro, ¿Por qué el niño experimentó al punto el peso y nosotros no? Yo hasta lo registré por dentro y vi que eran los mismos. Comencé a sentir el peso cuando me dirigí a la multitud.

Pero si hubiese pesado lo que di, hubiese sido necesario un par de mulas, para que lo cargasen. Y hubiese sido necesario no un canasto, sino un carro grande, lleno de comida.

Al principio me mostré parco, pero luego me puse a dar mucho y para no ser injusto, volví a pasar por los primeros, para darles otra vez; porque a ellos les había dado poco y sin embargo bastó.

Juan dice:

–        También yo experimenté que pesaba mucho el cesto, cuando empecé a caminar. Y al punto di mucho, porque comprendí que era un milagro.

Mannaén por su parte:

–        Yo por el contrario. Me detuve y me senté para echar en el manto el peso y ver… Y ví panes, panes y más panes. Y muchos pescados… Entonces me fui a repartir, dando gracias a Dios… ¡Me sentí tan feliz!…Bartolomé comenta:

–        También yo los conté porque no quería hacer el ridículo. Eran cincuenta pedacitos de pan. Me dije: ‘Le daré a cincuenta personas’ conté.

Pero al llegar a cincuenta, el peso era el mismo.Miré adentro y todavía había panes y pescados. Seguí adelante y di a cien más.

Pero jamás disminuían y seguí dando, dando y dando…

Tomás suspira, avergonzado inclina la cabeza y dice:

–       Yo  dije: ¿Y para qué sirven?’ ¡Jesús ha querido jugarnos una broma!…

Y los miraba… Y los miraba, oculto detrás de un árbol.

Con la esperanza y desesperanza, de ver que aumentasen… ¡Pero siempre eran los mismos!

Iba a regresar, cuando pasó Mateo diciendo:

–        ¿No has visto qué hermosos son?

Pregunté desconcertado:

–        ¿Qué?…

–         Los panes y los pescados.

–        ¿Estás loco? Yo veo siempre los mismos pedazos…

Mateo sonrió y me dijo:

–          Ve a distribuirlos con Fe y verás…

Eché en el cesto los pedazos y me fui a regañadientes. Y luego…

¡Perdóname Jesús, porque soy un pecador!

Jesús objeta:

–         No. Eres un hombre con el espíritu del mundo. Y razonas como el mundo…Judas de Keriot confiesa:

–        Entonces también yo, Señor. Hasta pensé en dar una moneda junto con el pan, diciendo dentro de mí: ‘Comerán en otra parte.’ Esperaba ayudarte para que hicieses un buen papel. Pues… ¿Qué cosa soy yo? ¿Cómo Tomás o peor que Tomás?

Jesús lo mira fijamente y dice serio:

–        Más que Tomás, ‘Tú eres Mundo’…     –        ¡Pero pensé en hacer una limosna para ser ‘Cielo’! Se trataba de dinero mío, personal…

–        Limosna para ti mismo. Para tu orgullo. Limosna para Dios, el cual no tiene necesidad de ella. Y la limosna para tu orgullo es culpa; no mérito.

Judas baja la cabeza y calla.

Entonces Pedro pregunta a los primos de Jesús:

–         ¡Y ustedes?

Tadeo dice con gravedad:

–        Nos acordamos de Caná…   Y Santiago de Alfeo complementa:

–          Y no dudamos.

El escriba se guarda un mendrugo.

Pedro pregunta:

–        ¿Para qué lo quieres?

–        Para… recuerdo.

–        También yo tengo uno. –dice Pedro- Lo meteré en una bolsita que colgaré al cuello de Marziam.

Juan dice:

–       Yo llevaré uno a nuestra mamá.

Los demás dicen apenados:

–      ¿Y nosotros?

–        Nos comimos todo…

Jesús dice:

–        Levantaos. Id nuevamente con los canastos y recoged lo que haya sobrado. De entre la gente, escoged a los pobres y traedlos aquí. Despediré a la gente; después de que haya provisto con más a los pobres. Luego nos iremos a las barcas.

Los apóstoles obedecen y regresan con doce canastos llenos de restos sobrantes y una treintena de personas…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

DIA 3


Amado Pueblo Mío:

Oren el Santo Rosario a las seis de la tarde de cada país…

Y soliciten a Mi Madre cada día,

Las Intenciones que les recomiendo. 03 de Mayo

Mi Pueblo le ora a Mi Madre en este primer día del mes dedicado a Ella y le solicita Su Intercesión por:

Solicito a Mis hijos rogar a Mi Madre por los que son PERSEGUIDOS Y MARTIRIZADOS  por ser fieles a Mi.

P250 EL DESTRUCTOR


Septiembre 23 de 2017

NO quisieron entender con Mis Palabras…

Mensaje de Dios Padre a J.V.

Hoy en la mañana, estando en Misa, a la hora del rezo del Padre Nuestro, veo a Dios Padre y le digo: “Padre, no quieren entender, les he transmitido lo que me has dicho y no quieren hacer caso”

Y en seguida me responde:

“No quisieron entender con Mis Palabras que les diste, ahora tendrán que entender con las Obras” 

(O sea, con los Desastres que se vendrán).

Septiembre 14 de 2017

Hijitos Míos, os he dicho que los Acontecimientos que se darán, acontecimientos de la Naturaleza, irán purificando a esta pobre Humanidad.

Entended Mis pequeños, que Yo NO quiero vuestra destrucción, sufro cuando os veo sufrir. También os he dicho que Satanás, es el que está tomando las Fuerzas de la Naturaleza para acabar con vosotros, de la Naturaleza que os rodea y de vuestros bienes materiales.

Él ya no puede entrar al Reino de los Cielos y tiene envidia de vosotros, sabe que, si hacéis los méritos necesarios, regresaréis al Reino de los Cielos, a donde pertenecéis.

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños? ¿Cuándo entenderéis, que Yo deseo vuestra salvación eterna y qué Yo os doy muchas oportunidades de Salvación, muchas oportunidades de Arrepentimiento, muchas oportunidades para que, tengáis vida en vuestro corazón?

Si vosotros estuvierais en Mi lugar y Yo os permitiera ver a toda la Humanidad desde el Reino de los Cielos, os daríais cuenta a qué Me refiero.

Veo al Mundo… y veo corazones cerrados. Veo mucho pecado dentro de vosotros, mucha Maldad en algunos más. Se os ha dado mucho y NO habéis respondido.

Los Acontecimientos de la Purificación se irán aumentando, si vosotros NO ponéis de vuestra parte.

Estoy permitiendo que estos Acontecimientos se vayan dando, para que vosotros os deis cuenta que os estoy diciendo la Verdad, que las Profecías que Yo os doy, tarde o temprano se realizan. 

Os pregunto de nuevo, ¿Por qué sois tan tercos y necios?, Ya NO tenéis tiempo, EL TIEMPO SE TERMINÓ. 

La Purificación está sobre vosotros, pero todavía, PODÉIS AMINORARLA. 

Ciertamente, YA NO la podréis detener; pero podréis aminorar los Acontecimientos.

Si NO os arrodilláis, perderéis esta oportunidad, que os estoy dando.

Otra vez más derramo Mi Amor sobre vosotros. Os aviso, os educo, os doy la oportunidad de detener vuestro propio castigo, queda en vosotros la decisión final, ¿Responderéis o NO?

¡Qué corazón tan duro tenéis, Mis pequeños! ¡Y os digo que los corazones duros, NO entran al Reino de los Cielos!

Yo os estoy acompañando en todo momento, os conozco a todos vosotros, pero NO os puedo presionar, porque tenéis el libre albedrío. Y esto es muy importante que lo comprendáis, Mis pequeños, que os respeto en vuestra forma de ser y de pensar.

Pero ¡Cuidado!, así como os respeto y podéis hacer lo que queráis, también tendréis repercusiones. Si actuáis en el Bien, Yo os premiaré.

Si actuáis en el Mal, Padeceréis por toda la Eternidad.

Todo lo que hagáis, todo lo que penséis, tiene un premio o un castigo y esto lo tenéis que tener muy presente, Mis pequeños.

Ya os he dicho que hay almas muy santas que han detenido guerras o desastres fortísimos con su Oración.

Y esto os lo digo, para que penséis: ¿Por qué NO se han detenido todos estos Acontecimientos, sino por el contrario, se van aumentando?

Es para que os deis cuenta que desgraciadamente, NO hay las almas santas que se necesitan para estos tiempos…

Para Detener estos Acontecimientos que estáis viviendo y que todavía, vendrán otros más destructivos.

Se os han dado todas las oportunidades para detener los Acontecimientos que estáis padeciendo y padeceréis, pero NO os interesa escuchar, NO os interesa vivir en estado de Gracia…

NO os interesa seguir todo aquello que se os ha enseñado y que está en las Sagradas Escrituras. NO os interesa buscar vuestra santidad de vida.

Entonces, ¿Qué queréis que Yo haga con vosotros? ¿Os dais cuenta que al actuar así, sois Cizaña?

Y ¿Qué dicen las Sagradas Escrituras sobre la cizaña?

SE QUEMA, va al horno para ser quemada.

Todo está escrito, Mis pequeños, Yo NO os estoy tomando desprevenidos, quiero lo mejor para el Mundo que os he dado. Os he consentido de múltiples formas, y vosotros NO respondéis.

Me seguís atacando, seguís permitiendo que se hable mal de Mí, NO Me defendéis ante vuestros hermanos cuando Me blasfeman, cuando Me hieren con palabras injuriosas, con acciones sacrílegas…

Y aun así, queréis que Yo os consienta cuando de vuestra parte, solamente hay un interés: el de vivir bien, el de vivir sin problemas.

Pero NO hacéis NADA para cambiar en lo profundo de vuestro corazón.

Vuestra Maldad, vuestra Traición ha llegado a límites Insoportables.

Y os vuelvo a prevenir: si NO detenéis vuestra forma de ser, si NO ponéis de vuestra parte para cambiar, si NO os arrepentís desde lo más profundo de vuestro corazón…

Y si NO actuáis con verdadero amor y respeto hacia Mí y hacia vuestros hermanos, SUFRIRÉIS COMO NO OS IMAGINÁIS.

Estáis muy confiados en vosotros mismos. Espero que los Acontecimientos vayan ablandando vuestro corazón y esto os lleve al Arrepentimiento…

Antes de que sucumbáis y si estáis en pecado grave, ello os lleve a vuestra condenación eterna.

Os estoy advirtiendo, YO NO OS ESTOY ENVIANDO LAS CATÁSTROFES  que estáis viviendo y vendrán.

Satanás os está atacando…  Me ha pedido permiso para probaros y se lo he dado. Ciertamente, quedarán los que están Conmigo, quedará el trigo bueno; la cizaña, desaparecerá.

Me duele mucho deciros todo esto Mis pequeños, os amo a todos porque Yo os creé. Pero vuestros actos, NO merecen el que Yo sea condescendiente con vosotros.

Sabéis que Soy el Perfecto y Me gusta la Perfección, quedarán las almas que han luchado para su perfección.

Entended ANTES de que sea demasiado tarde, porque hay una gran cantidad de almas, que NO quieren mover su corazón al Arrepentimiento.

Septiembre 05 de 2017

Arrepentíos ahora, que todavía es tiempo

Que la Paz sea con todos vosotros, Mis pequeños. Os he dicho que vosotros deseéis esa Paz, que solamente puedo otorgar Yo.

Cuando vosotros la deseáis hacia vuestros hermanos, Yo Soy el que la va a conceder para que vosotros la viváis. La verdadera Paz viene de Mí, vuestro Dios y esa es la que quiero que se vaya transmitiendo alrededor del Mundo.

Ciertamente, os he dicho que la Humanidad tiene que ser Purificada.

No habéis respetado Mis Designios, NO os habéis mantenido guiados por Mis Mandamientos, los que Yo os di como Leyes Divinas, para que todo ser humano las cumpliera.Y NO HAN SIDO OBEDECIDAS.

Sabéis que NO sois perfectos, el Pecado Original os llevó hacia la imperfección. Cuando Yo le di a Moisés las Tablas de la Ley, con ellas al cumplirlas vosotros ibais a llevar una vida más perfecta, guiada por Mí.

Y en donde Yo os iba también, a dar la fuerza para que los cumplierais.

Sí, Mis pequeños, NO habéis cumplido lo que Yo os pedí y todo se ha vuelto un Caos. Cuando el hombre tomó su voluntad por sí mismos y NO Me dejáis a Mí vuestro Dios, guiaros por senderos seguros y perfectos, necesariamente caéis.

Cuando el hombre NO Me pide Mi Guía Perfecta, Divina y os queréis mover con vuestra inteligencia humana, que deja mucho que desear, caéis.Y es así como estáis ahora y como se ha venido dando a lo largo de la historia. Por eso, Mi Hijo os dio la Parábola del Hijo Pródigo, sois ésos hijos pródigos que salisteis del Seno Divino.

Del Cielo, vinisteis a la Tierra a servirMe, pero NO quisisteis tomar Mi Voluntad, que era vuestro Tesoro en el Reino de los Cielos.

Os dejasteis guiar por Satanás, quien siempre os va a llevar a hacer todo lo contrario de lo que Yo os pido y necesariamente erráis el camino, erráis en vuestras decisiones y caéis.

Como os dice la Parábola del Hijo Pródigo, sois necios porque NO solamente caéis una vez; caéis cientos de veces, a lo largo de vuestra vida y NO entendéis.

Y especialmente, porque NO tratáis de vivir en la Virtud y en el Amor.

Ciertamente, cuando caéis y os levantáis y tratáis de mejorar con la lección que tuvisteis, si NO mejoráis, volveréis a caer muy rápidamente.

Pero si Me buscáis y pedís Mi Ayuda para vivir en las Virtudes, se alargará el tiempo de la siguiente caída e iréis mejorando en vuestra forma de ser, en vuestra forma de agradarMe y de agradar a vuestros hermanos, tratándoos como debéis ser, cada uno de vosotros, hermanos en Cristo Jesús, Mi Hijo.

Vivís en tanto error en vuestra vida sobre la Tierra. Son pocas las almas, MUY POCAS las que realmente entienden la Parábola del Hijo Pródigo, al tratar de NO caer. A tratar de mantenerse viviendo bajo Mi Voluntad, viviendo en Mi Amor y transmitiendo vida espiritual.

Cuando os dejáis mover por Mí, con Mi Sabiduría Divina, dais mucho fruto; pero cuando os queréis mover con vuestra voluntad, dejáis mucho que desear.

¡Cuánto error, cuánta maldad salen de vuestros actos, de vuestras palabras y pensamientos!

¡Cuánto error transmitís a vuestros hermanos! ¡Cuántas vidas echáis a perder de hermanos vuestros que están a vuestro alrededor, cuando dais un mal ejemplo! Cuando decís una palabra que debisteis haber callado…

O cuando dais una opinión errada sin fundamentos o quizá con intención de ofender y destruir la vida, la vida moral de algún hermano vuestro. Es error tras error, maldad tras maldad y NO entendéis.

Y seguís día a día, cometiendo faltas que Me ofenden y que destruyen la vida de hermanos vuestros.

Por eso, os he hablado tanto de que debéis padecer una Purificación, que os hará meditar todas vuestras maldades y os hará reflexionar…

Y aceptar el castigo que Yo os imponga para vuestro bien. Entended esto, para vuestro bien.

Ya os había enseñado antes, que si vivierais como Mi Hijo os enseñó: bajo Mi Voluntad, en Oración, en vida de sacrificio y penitencia.

Imponiéndoos vosotros mismos algunos pesares, como ayunos, dolores, para purificar vuestro ser.

Y lo que vosotros os impusierais con vuestra voluntad, siempre iba a ser menos doloroso que lo que Yo os impusiera.

Ciertamente, cuando vosotros os imponéis un sacrificio o penitencia, tiene más valor; porque vosotros mismos estáis negando vuestro bienestar y Me lo ofrecéis, por el bien de vuestra alma y la de muchos.

Pero como la gran mayoría de vosotros queréis vivir siempre de una manera agradable, sin dolores de ninguna especie, rechazáis el dolor que Yo os mando…

Y buscáis inmediatamente, cómo eliminarlo. De esta forma, os estáis perdiendo que vuestra alma se purifique.

Por vuestro bien, Yo tengo que imponeros algún padecimiento, como los que estáis viendo alrededor del Mundo. Y se irán acrecentando, hasta que NO os arrodilléis todos y Me pidáis perdón.

Estos dolores los debéis aceptar, porque os los merecéis.Porque al darMe la espalda, también le habéis dado la espalda a Mis Órdenes con respecto a la Naturaleza.

Porque les dije a vuestros Primeros Padres que cuidaran de todo aquello que Yo creé, para que los cuidara toda la Naturaleza a vuestro alrededor, pero NO lo hicisteis.

Y ahora la Naturaleza está en vuestra contra. La dañasteis y ahora, viene en contra vuestra.

Aunque yo NO lo comprenda, si Dios es lo más importante de mi vida… YO LE DOY LA RAZÓN Y OBEDEZCO…

Debéis entender Mis pequeños, que todo lo que venga a vuestra vida, siempre tendrá un bien posterior.

Aceptadlo y eso os dará vuestra santificación.

 Pero si os ponéis, en contra de Mi Voluntad y de lo que suceda a vuestro alrededor. Y además Me blasfeméis por esto, perderéis vuestra Oportunidad de Purificación, de mejora y sobre todo, de vida futura eterna Conmigo, en el Reino de los Cielos.

Entended que Yo siempre estoy viendo por vuestro Bien. Sois Mis hijos y Yo Soy el mejor Padre que pueda existir.

Soy Puro Amor y quiero lo mejor para vosotros y lo mejor para vosotros, es vivir eternamente, en el Reino de los Cielos.

Pero ahí solamente podréis entrar purificados, limpios, santos.Si aceptáis de corazón, TODO lo que suceda en vuestra vida a vuestro alrededor, que os afecte en lo físico, en lo económico, en lo moral, os va a llevar a una perfección espiritual.

Todo lo que sucede en lo material, se va reflejar en lo espiritual. Vuestra alma es espiritual, vuestra vida eterna, es espiritual.

Aprovechad pues Mis pequeños, lo que estáis padeciendo y padeceréis en lo físico, en lo moral; para que crezca, para que se purifique vuestra vida espiritual.

Vuestra alma vale muchísimo, Mis pequeños. Vuestra alma es parte de Mí y NO puede entrar al Reino de los Cielos un alma que esté sucia, un alma que NO Me ame perfectamente.Así pues Mis pequeños, respetad todo lo que Yo envíe a vuestra vida, aceptadlo y seguid adelante.

La Humanidad tiene que ser purificada, os lo he venido diciendo; pero NO queréis entender y os asustáis con los Acontecimientos que estáis viendo y es solamente el principio, Mis pequeños.

si NO entendéis y si NO os arrodilláis, como os digo y Me pedís perdón por vuestras faltas y por las de vuestros hermanos… 

CONOCERÉIS lo que es la Maldad de Satanás, totalmente suelta.

Yo lo he limitado, vosotros NO soportaríais su Maldad en totalidad; el mayor o el menor grado de ataque que podáis tener, de él depende de la respuesta que deis a lo que os he estado diciendo.

Arrepentíos AHORA, que todavía es tiempo.

Os aseguro que NO queréis ver la Maldad de Satanás… Y MENOS QUE OS ATAQUE CON TODA SU FUERZA.

Amaos los unos a los otros, os ha pedido Mi Hijo y os lo pido ahora, Mis pequeños.

Soy todo Amor y NO quiero que sufráis, pero si NO queréis aceptar Mi Voluntad y si NO queréis cambiar, para vuestro bien y el de los vuestros, mucho Dolor Padeceréis.

Yo NO puedo Detener lo que vuestra voluntad tampoco Quiera DETENER.

Vosotros tenéis la respuesta.

Acercaos a Mí, pedidMe perdón de corazón, por todo el Daño que Le habéis causado a Mi Sacratísimo Corazón…

Y recibiréis Mi Perdón y Eliminaré la Maldad que os rodea y que os aqueja, pero esto depende de vosotros.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial.

Venid ante Mí, ataviados con alma pura y con aromas de sencillez…

Y os atraeré hacia Mí, para escuchar de vuestros labios vuestras peticiones de amor, juntito a Mí Corazón.

Os amo y Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija la Siempre Virgen María.

CRUCIFICADOR ARREPENTIDO

http://diospadresemanifiesta.com/

P248 ¡CRISTIANOS AL GRITO DE GUERRA!


Septiembre 07 de 2017

Hijitos Míos, el Mal se inició a partir del Pecado Original, éste siempre ha existido y existirá hasta el Fin del Mundo, cuando Yo divida al Cielo del Infierno; cuando los cierre a ambos y entonces los buenos, los escogidos vivirán Conmigo y los que prefirieron vivir en el Mal, estarán con Satanás.

La Humanidad NO se da cuenta bien, de este significado del Bien y del Mal.

Generalmente ponéis todo en lo material, pensáis más en lo tangible, en lo que veis y tocáis. Pero en lo intangible, en lo que es precioso en vosotros que es vuestra alma, NO le dais la importancia debida.

La Humanidad desde sus inicios, se ha movido así, en el Bien y en el Mal. Se han dado las guerras, se han dado los robos, los asesinatos, infinidad de pecados relacionados con ello. El Mal vive en vosotros, porque vosotros mismos le habéis dado cabida.

Veis lo que sucede a vuestro alrededor, entre esa lucha del Bien y el Mal.

Guerras entre hermanos, destrucción, muerte. NO os respetáis los unos a los otros, la Maldad se ha ido incrementando, porque vosotros mismos NO le habéis puesto un freno.

Ciertamente, veis lo que está sucediendo a vuestro alrededor, pero NO entráis a vuestro interior. Si a vuestro alrededor hay una gran lucha entre el Bien y el Mal… Interiormente, también, la tenéis.Una gran lucha, en donde los combatientes son muy poderosos. A vuestro interior habéis dejado entrar el Bien: pero también, el Mal.

Prácticamente, NO le podéis echar la culpa a nadie de esta lucha interna que tenéis… Porque vosotros mismos sois los autores de esa lucha interna.

Nadie más que vosotros podéis abrir la puerta a vuestra mente, para que entre de todo lo que tenéis a vuestro alrededor, Bueno y malo.

Y así como a vuestro alrededor, veis que NO termina esta lucha: en vuestro interior debierais vosotros mismos, de tratar de eliminar todo aquello que os está apartando de Mí.Bien sabéis y os lo he repetido varias veces, que nadie entra al Reino de los Cielos con el corazón sucio, con una mente sucia, con Maldad en vuestro interior…

Por eso es la Purificación que Yo permito tanto en lo personal, como en los pueblos de alrededor del Mundo y del Universo.

Si realmente vuestra intención al final de vuestro tiempo, es acompañarMe eternamente en el Reino de los Cielos; vosotros mismos debéis provocar esa lucha interior, para eliminar todo aquello que os está apartando de esa entrada fácil al Reino de los Cielos.

Fácil, cuando vosotros estáis luchando por eliminar todo lo malo que os daña y también daña a Mi Corazón.Ciertamente, Satanás puso las tentaciones a vuestro alrededor. Pero vosotros, en vuestro libre albedrío y ayudados por Mí, a tener más fuerza para DETENER esa Maldad; pudisteis haber luchado para que NO entrara esa tentación a vuestra mente y a vuestro corazón.

Ciertamente, Yo Vivo en vosotros y conozco vuestras intenciones. Sé si realmente estáis luchando contra esa maldad interior que lleváis, que habéis ido permitiendo entrar a lo largo de vuestra existencia…

O por otro lado, puedo conocer si habéis sido permisivos…

Si habéis dejado entrar esa Maldad que os ha venido haciendo daño y NO habéis luchado contra ella, sino que la gozáis en vuestro interior.Conozco perfectamente vuestras intenciones, tanto buenas como malas.Y por eso, Soy el Único que os puedo Juzgar perfectamente.

Ni vosotros mismos os podéis juzgar correctamente, porque Yo conozco las intenciones y el resultado de vuestra lucha contra ellas o vuestra permisividad para mantenerlas en vosotros.

No conocéis el grado de Maldad, tanto el que vosotros dejáis entrar y con el que también vosotros atacáis a vuestros hermanos, infundiéndoles malos ejemplos, malos tratos, desamor, maldad.

Ciertamente, Satanás NO quiere que vosotros regreséis al Reino de los Cielos, él os conoce muy bien y sabe cómo actuáis en general.Conoce vuestras pasiones, conoce vuestra humanidad…

Y con muchos de vosotros, NO necesita hacer una gran tarea para destruiros espiritualmente. Simplemente os pone la tentación, ésta entra en vosotros y vosotros mismos en lugar de eliminarla, empezáis a jugar con ella.

Si os dais cuenta, Satanás ya NO os está atacando; él, simplemente puso la Tentación y vosotros, le dais muchas vueltas a esa tentación, deleitándoos con ella…

Y cayendo en pecados cada vez más graves.Cuando NO vivís en estado de Gracia, cuando NO vivís preparados para la lucha, cuando NO queréis realmente vivir en pureza y en santidad, os volvéis presa fácil de Satanás.

Cuando Yo os he dado los Sacramentos, cuando Yo os he dado el Ejemplo de Mi Hijo Jesucristo, cuando Yo os he dado el Conocimiento del actuar de Mi Hija la Siempre Virgen María, la Pura, la Santa, la Inmaculada, la Llena de todos los Dones y Gracias… Para que con todos ellos tuvierais un Ejemplo de Vida.

Si NO ponéis de vuestra parte, si NO queréis realmente, buscar la santidad en vuestra vida; estáis en serio peligro de NO poder regresar a vuestro Hogar, en el Reino de los Cielos.

Ciertamente cuando Yo os doy el Don de la vida, para que podáis bajar a servirMe a la Tierra; os doy todas las capacidades para que os podáis defender contra los ataques de Satanás…Él es muy sutil y va buscando por donde atacaros. Pero si utilizáis todas las armas necesarias, para que os podáis defender… Difícilmente, caeréis en sus garras.

Cuando un alma Me busca, cuando un alma quiere mantenerse limpia ante Mi Presencia, Yo la ayudo; porque sé que sois pequeños, que sois débiles y sé que los ataques de Satanás os pueden hacer caer fácilmente, SI NO estáis bien preparados para combatirlos.

Estas almas que luchan por mantenerse en el Bien, Yo las ayudo fuertemente.

Porque además estas almas, al estar tratando de buscar una perfección espiritual, serán más atacadas por Satanás, porque él está viendo la valía de vuestra alma.Un alma que trata de mantenerse en santidad, le puede quitar muchas almas por su Oración, por su Ejemplo, con su vida de Gracia.

Son almas que han entendido la vida Crística en la Tierra… Y por eso son más atacadas, pero difícilmente caen.

El gran problema está en las almas débiles, en aquellas que NO les importa vivir en Gracia, almas apáticas, almas que ya se han acostumbrado a vivir en el error y en el pecado.

Estas almas, si NO se acercan a Mí a pesar de que las busco en todo momento, para que Me encuentren; difícilmente podrán salvarse.La Diferencia entre un alma santa y un alma mediocre, está en vosotros mismos. En la lucha y en el deseo que pongáis vosotros para salir adelante, a pesar de los Ataques de Satanás.

Ciertamente, las almas santas son almas que luchan fuertemente, son almas que NO se dejan vencer fácilmente.

Son almas que si caen, por los golpes fuertes de Satanás, SE LEVANTAN Y CONTRAATACAN CON MAYOR FUERZA….

Y esto es, creciendo más en Virtudes, en Amor, en vida espiritual y en unión íntima Conmigo.Os he dicho, las almas apáticas, caen y prácticamente, NO les interesa levantarse. Viven en el Mal…

Desgraciadamente, gozan vivir en el Mal… Y estas almas NO PUEDEN entrar al Reino de los Cielos, porque el Mal NO existe en el Reino de los Cielos.

Haced pues un recuento de vuestra vida. Abrid vuestra mente y vuestro corazón, ante Mi Presencia y mostradMe cómo está vuestra vida espiritual.

Sois almas de lucha, sois almas heroicas, sois almas que NO se dejan vencer fácilmente…O sois almas apáticas, almas que ya se dejaron vencer, almas que NO quieren su perfección. Vosotros mismos conocéis la respuesta por vuestra forma de ser y de vivir.

Por la forma en que os comportáis con vuestros hermanos y sobre todo, cuánto amor Me tenéis a Mí vuestro Dios. Cuánto amor vivís y compartís a vuestros hermanos.

Os he dicho que NO podéis dar lo que NO tenéis. Si estáis Conmigo, podéis dar mucho y hasta milagros lograréis hacer…

Porque Yo estoy con vosotros y Me alegro de estar con vosotros, porque sois almas que Me dan plena confianza.Son las almas de las que se habla en las Sagradas Escrituras, que se les dio poco, pero que lo trabajaron bien y Yo puedo después, daros mucho.

Porque Tengo confianza plena en que también trabajaréis en lo mucho, como trabajasteis en lo poco.   

Ciertamente hay muchas almas que desperdician la oportunidad que Yo os doy de vivir para Mí…

Y es una grave falta ante Mis Ojos el que NO deis vuestro cien por ciento o que NO tratéis de dar lo más que podáis. ¿No os dais cuenta, Mis pequeños, que muchas almas dependen de vosotros para su salvación?

Estáis en la Tierra, de la misma forma, en la que Le pedí a Mi Hijo que bajara para serviros. Estáis en la Tierra para servirMe y servir a vuestros hermanos, como lo hizo Mi Hijo.

NO podéis regresar ante Mí, al final de vuestra existencia, con las manos vacías.

Estáis obligados a producir fruto, al treinta, al sesenta, al cien por ciento.El alma que baja a la Tierra, es un alma escogida, es un alma especial, es un alma a la que le doy muchos atributos espirituales y humanos.

Pero son desperdiciados cuando NO estáis Conmigo y cuando NO queréis vivir según Mi Voluntad.

Benditos seáis vosotros los que entendéis vuestra tarea, al estar sirviéndoMe en la Tierra. Si os he dado mucho y lo aprovechasteis, tendréis todavía más cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Porque bajar a la Tierra, luchar contra todos aquellos ataques de Satanás, mantenerse limpios y regresar a Mí, requiere muchas acciones heroicas…Y os lo digo así Mis pequeños, porque cuando regreséis a Mí y os deis cuenta de lo que erais, ante la potencia grandísima y gravísima de Satanás, sabréis que fuisteis ese David contra Goliat, también vosotros.

La potencia de Satanás ante vosotros, es inmensa y salir victoriosos de una lucha de muchos años, de toda una vida es para almas heroicas, para almas que Me aman. Para almas que entendieron perfectamente bien cuál era su misión.

Pero sobre todo, que entendieron bien cuál ES su lugar en la Creación. Todos tenéis un lugar muy importante en la Creación y las almas heroicas lo comprenden bien…

Y ponen toda la fuerza de su ser, en cumplir con lo que Yo os pido.Por eso, Yo premio abundantemente a las almas heroicas, porque tienen que luchar tremendamente contra los Poderes del Mal.

Como os dije, todas las almas que bajan a servirMe, son atacadas por las Fuerzas de Satanás. Pero cuando él se da cuenta que un alma sobresale, que NO cae fácilmente a sus ataques, a sus seducciones…

Entonces, la ataca más fuertemente y esto va forjando su carácter.

Y por eso hablo de que son almas heroicas, porque los ataques de Satanás son más fuertes contra ellas, que contra las demás almas.  Ciertamente caen, pero SE LEVANTAN Y TOMAN MAYOR FUERZA, porque les duele haberMe ofendido.

Os pido pues Mis pequeños, que seáis de esas almas heroicas. Porque en este tiempo, las necesitaré.

El Poder de Satanás será más fuerte contra vosotros en este tiempo y SI NO ESTÁIS PREPARADOS, caeréis fácilmente en su ataque.

Os he repetido esto, pero NO le habéis puesto la atención debida. Esto es una verdadera Lucha. Una lucha descomunal, deberéis darle el valor que se merece.PedidMe pues, que os dé lo que necesitaréis para poder vencer a Satanás, en lo personal y en grupo. Y hablo en grupo, porque os uniréis todas las almas alrededor del Mundo, para luchar contra las Fuerzas de Satanás.

Tenéis un Enemigo en común y éste es él. Lo podréis vencer, porque Yo estaré con vosotros.

Ayudad a vuestros hermanos que viven en una gran debilidad espiritual. A aquellas almas apáticas, débiles, que NO buscan luchar por el bien propio y por el bien de sus hermanos.

Ayudad a cuanta alma podáis y NO os deis por vencidos. Por eso, os quise explicar lo que era el alma heroica…

Y así os quiero ver a cada uno de vosotros, luchando sin desfallecer. Luchando por imponer nuevamente, Mi Bien en todo lo Creado.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que por vuestras propias fuerzas, NO podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños. Recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero.

ORAD, orad, Daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

P221 LA JUSTICIA DE DIOS


27 de Marzo de 2017

Hoy hijitos Míos, os quiero prevenir sobre los falsos profetas.

Así como Yo vuestro Dios, he escogido a Mis Profetas a todo lo largo de vuestra historia y los seguiré escogiendo para guiar a Mi pueblo, hasta el Fin del Mundo, Mi Enemigo ha escogido a los suyos para poner a Mi Creación en contra de su Dios.

Si Yo pido Amor, él dirá Odio; Si Yo digo Vida, el promulgará Muerte. Si Yo pido Paz, el proveerá Guerra. El siempre irá en contra de Mis Leyes, en contra de Mi Amor, en contra de su Creador. El Me tuvo y Me perdió por su Soberbia y ahora NO desea que vosotros os salvéis.

El hace y ha hecho todo lo necesario para desviaros del Camino, camino de Amor que Yo he trazado para cada uno de vosotros y que he puesto en vuestro corazón.

La vida que Yo pido, es la vida que dí a vuestros Primeros Padres, vida de Presencia Viva y continua entre Mi, vuestro Dios y Su creatura.

Yo os creé para amaros, para compartir Mi Vida Espiritual la cuál materialicé, primeramente en el Paraíso para vuestros Primeros Padres, junto con toda la Creación Universal. Por causa del Pecado Original todo quedó coartado…

Pero luego, con Mi Hijo Jesucristo os devolví la Vida Espiritual, a través de la Sagrada Eucaristía. Su Cuerpo y Su Sangre Preciosos, para que a través de Ellos junto con los demás Sacramentos, pudiérais tener nuevamente vuestro Paraíso Terrenal.

Os lo he repetido innumerables veces: “Mi Reino NO es de éste Mundo”. Mi Reino es espiritual, es Mi Propia Vida en cada uno de vosotros, vida de Amor que poseéis por tener en vuestro interior a Mi Santo Espíritu.

Vuestra vida sobre la Tierra es una misión espiritual. Una misión de Amor, una Misión de Corredención, una misión de salvación de almas que actualmente están en la Lucha; así cómo de las que ya estuvieron en ella, pero que aún NO entran a Mi Reino Eterno porque les falta Purificación.

Mi Hijo os dio enseñanzas de Vida, de vida para vuestra alma. Os dio alimento para crecimiento espiritual y para que tuvierais Vida Eterna.

Vuestro paso por la Tierra es temporal, por ello es ilógico que busquéis afanosamente los bienes y placeres de éste Mundo, cuando ellos en la Tierra se quedarán y que además os pueden desviar del Camino verdadero, para vuestro buen regreso a la Casa Paterna.

Mi Hijo os avisó que tuvierais cuidado con los falsos profetas. Os lo dijo El Mismo y a través de Mis Profetas en la antigüedad. Os indicó que para el Fin de los Tiempos, gran cantidad de falsos profetas se presentarían por toda la Tierra.        

¿Quién sería entonces un falso profeta? Ya os he dicho que si Yo digo Vida, el Mal os va a decir Muerte. Si Yo os digo Paz, él os dirá Guerra. Si Yo os digo Vida Espiritual, él os dirá vida carnal. Si Yo os digo Amor, él os dirá Odio. Si Yo os digo unión, él os dirá Separación.

Si Yo os digo “Amarás al Señor, tú Dios”, él os dirá, ámate a ti mismo. Con esto podríais sacar vuestras propias conclusiones, pero os lo indicaré con más precisión.

Las Escrituras os dicen: Cuando se os diga, el Mesías está aquí o allá, NO VAYÁIS. Muchas “nuevas culturas religiosas” os invitan a un crecimiento personal, a un crecimiento de vuestras propias facultades, tanto conocidas como desconocidas, “de las que no habéis aún aprovechado”.

Os proponen el daros a conocer el “Conocimiento” y los “Poderes” ocultos de vuestro interior. Os proponen “Potencializar” vuestras facultades mentales, vuestros poderes “Dormidos”. En una palabra, os proponen “ser como dioses”, llevándoos a prescindir de vuestro Dios, de Mi, vuestro Padre.

Mi Hijo siendo Dios, NO os vino a enseñar “técnicas de meditación” para encontrarMe.

El os dijo: “Buscad en vuestro interior, el Reino de Dios habita en vosotros”. Son muy claras y sencillas Sus Palabras, son dos entidades diferentes, vosotros mismos y Mi Reino que habita en vosotros en la Presencia Divina de Mi Santo Espíritu.

El ES la Vida que mueve vuestra alma. El es la Esencia Divina de Mi Ser, El os habita. La Divinidad os habita. La Divinidad  NO SÓIS vosotros NI la Seréis, puesto que vosotros sólo la TRANSPORTÁIS.

La dejaréis que Obre en vosotros si se lo permitís y para ello sólo necesita vuestra libre aceptación, unida a la vida en la Gracia y ayudada con la recepción de Mis Sacramentos.

SÓLO DIOS ELEVA HASTA SÍ MISMO… A TRAVÉS DEL MISTERIO DE LA CRUCIFIXIÓN

NINGUNA, oídlo bien, NINGUNA secta o doctrina extraña os llevará a vivir ésa Divinidad y menos aún, os hará divinos.

Divino sólo Yo vuestro Dios, porque la Divinidad es Pura, es Santa, es Inigualable y TODOS vosotros sois creaturas, creadas por Mi Poder de Amor. Y por causa del Pecado Original, nunca podríais ser puros y menos santos, si NO os acercarais a Mi, vuestro Dios.

El simple hecho de querer alcanzar una Divinidad que NO os corresponde ya os está quitando la posible santidad, puesto que estáis cayendo en una profunda Soberbia.

Cuando NO dependéis de vuestro Dios y Señor, flaqueáis. Os debilitáis en la Gracia y fácilmente sois presa del pecado de la carne y anuláis la vida de Mi Espíritu. Coartáis Su Acción en vosotros al depender de vuestras propias fuerzas y NO en la Fuerza Divina que viene de vuestro Dios.

TODO aquello que os lleve a hacer una entidad separada e INDEPENDIENTE de vuestro Dios, termina por sucumbir. Si NO buscáis tener Alimento por la vía de Mi Santo Espíritu y de los Sacramentos que Mi Hijo instituyó, pronto tendréis muerte en vuestra alma.

Mi Hijo os dijo también: Por sus frutos los conoceréis. Cualquier hijo Mío que pertenezca a diferente religión, Mi Santo Espíritu puede vivir plenamente en él, siempre y cuando se proponga producir AMOR.

Aquéllos hijos Míos que produzcan amor espiritual, unión, vida familiar y de los pueblos, ésos son Mis hijos y están Conmigo. Cuando se vive en íntima unión con Mi Vida Espiritual en vuestro interior, por consecuencia se vive y se transmite Mi Esencia Divina que es la del Amor y la de la Paz de las que tanto os habló y a lo que vino Mi Hijo a la Tierra.

Si os estáis “entrenando” para buscarMe mediante prácticas puramente humanas y si vuestras Obras NO os están llevando a ésa transmisión y vivencia en el Verdadero Amor y Vida Espiritual, NO ESTÁIS VIVIENDO EN LA VERDAD…

Los Falsos Profetas de éste vuestro Tiempo, os llevarán a envaneceros. A crearos una vida propia basados en el conocimiento de vuestro yo interior, basados en el potencializar y ejercitar vuestras propias capacidades y en él de haceros vivir en el amor superfluo, CARNAL, el cuál sólo os dará placer efímero, placer que terminará por hastiaros…

Ya que lo que es de la carne pronto se acaba, pronto aburre por más bello que sea, porque lo estarán separando de lo espiritual, de lo que es Mío y que todo lo vivifica, que todo lo hace eterno, que todo lo hace santo.

Buscáis vuestra propia vida, vida que se vuelve egoísta porque impedís se desarrolle más vida por la Procreación que limitáis. Nuevamente coartáis la transmisión de Mi Amor a través de las almas que Yo envío a la Tierra en cada uno de los hijos que tenéis.

¿Cómo podéis decir que vuestras creencias y doctrinas sean doctrinas de vida y de amor, si estáis limitando a vuestro Dios?

Los Falsos Profetas os hablan de vida, de amor y de paz… Y por debajo están provocando Guerra, Muerte, Destrucción, tanto individual como en los pueblos del Mundo.

Yo Soy Vida, Yo Soy el Camino para obtener la Verdadera Sabiduría… Y para alcanzarla se necesita de mucha HUMILDAD, virtud de la que carece Mi Enemigo y los que lo siguen. “Por sus frutos los conoceréis”, éstos falsos profetas de vuestro tiempo, os llevan al Goce del Mundo…

A los Vicios, a la Depravación de los pueblos, a la Muerte espiritual dada por la ausencia de la vida en la Gracia y de la permisibilidad de todos los actos…

De la aceptación y publicación de todo tipo de pornografía y literatura que os lleve a Gozar “plenamente” de vuestra CARNALIDAD.

 Pero evitando todo tipo de responsabilidad, como es el de llevar una familia bien constituida y procreando, para cumplir con Mis Leyes y Preceptos de Amor.

 Cuánta frialdad existe ahora en vuestro corazón cómo para permitirMe vivir en él. Cuánta vida efímera habéis escogido, en vez de la Vida Eterna que os está esperando Conmigo.

Cuánta falsedad aceptáis tan fácilmente en vuestra mente y en vuestro corazón, porque conviene a vuestra carnalidad y a vuestra escasa espiritualidad.

Cuánto Mal producís, porque YA NO dejáis actuar el Bien que os habita…

Cuánta Soberbia domina vuestro ser, porque NO queréis vivir en la libertad que os da la Humildad. Cuántos desengaños sufrís, por seguir falsas expectativas, porque NO os acercáis a la Fuente Divina de la Palabra que Mi Hijo os heredó.

Buscáis “tesoros ocultos”, poderes NO potencializados de vuestras escasas capacidades humanas. Os “guían” falsos maestros de lo desconocido, a daros a conocer lo que NO alcanzáis a ver, cuando aún ellos mismos viven ciegos a la realidad espiritual que se debe de vivir Conmigo.

Ya os lo dicen las Escrituras, cuando un ciego guía a otro ciego, sólo os puede llevar a tener un accidente; el cuál en muchos casos, puede resultar hasta fatal. En éste caso, FATAL para vuestra alma.

OS ESTÁIS SEPARANDO DE MÍ, DE MI VIDA, DE MI LEY y de Mis Enseñanzas, ¿Qué obtendréis de todo ello, si estáis prescindiendo de lo que os puede salvar eternamente?

Los falsos profetas os invitan a tener experiencias sobrenaturales. Os invitan a tener vida de milagro, os invitan a lograr producir actos sobrehumanos que NO cualquiera puede llegar a tener…  En pocas palabras, os invitan a crecer en Soberbia.

Pecado primero que provocó la Caída de los ángeles del Principio y que provocó la Caída de vuestros Primeros Padres. Lo que NO venga de Mi, está en contra de Mi. Lo que NO salga de Mi Sabiduría, vive en la mentira. Lo que NO busca la Luz de Mi Verdad, camina por la Obscuridad y termina en la Desesperación.

Los Falsos Profetas provocan Incertidumbre; mientras que Mi Vida Espiritual produce Seguridad y Paz interior. Ellos nunca os podrán dar las experiencias espirituales, las experiencias de Dios”, que Yo os puedo dar.

Podréis tenervisiones y sueños” por las vías que ellos os enseñan, pero nunca os dejarán enseñanzas claras y bellas, además de la seguridad del saber que estáis actuando para vuestro Dios.

ANHELO DE INMORTALIDAD ALMA

Ellos os podrán llevar a ésas experiencias a través de drogas o autohipnotismo, pero nunca serán lo bello como Yo regalo a los que son Míos, a los que Me buscan…

A los que buscan agradarMe al tratar de vivir en Mi Vida de Gracia y Conmigo, a pesar de las múltiples Tentaciones que éstos falsos profetas os puedan prometer.

Permaneced hijitos Míos en la vida de la Gracia, Produciendo AMOR a los vuestros, con vida humilde y donada a vuestros semejantes y así Me encontraréis fácilmente y NO TEMÁIS  a lo que os digan y prometan.

Confiad en vuestro Dios, que El os regalará la Verdadera Vida Espiritual y la Vida Eterna.

Hijitos Míos, estos son tiempos de Gran Tribulación espiritual. Satanás os quiere Destruir, pero antes quiere destruir Mi Presencia entre vosotros.

Vosotros Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que Me habéis dado vuestro “fiat”, podéis reconocer en estos tiempos, el actuar de Satanás.

Vosotros os dais cuenta lo que está haciendo dentro de la Iglesia, lo que está haciendo en los gobiernos de la Tierra, lo que está haciendo en la sociedad, en la familia. Vosotros lo podéis detectar, porque Mi Santo Espíritu habita en vosotros y vosotros Le habéis abierto vuestro corazón.

Y Él os va guiando, os va indicando los peligros que hay a vuestro alrededor, porque hay innumerables almas que NO se percatan de estos hechos, que para vosotros son claros, como el cristal.

Los que coquetean con Satanás a través del Ocultismo y el Esoterismo, NO imaginan lo peligrosísimo que es jugar con los supuestos poderes que  les proporcionan sus ‘espíritus guías’ pues TODO EL PLACER POR SENTIRSE PODEROSOS, LO PAGARÁN MUY CARO E EL INFIERNO…

Pero ellos NO saben reconocerlos, porque NO hay sintonía con su forma de ser de su espiritualidad, para Conmigo, vuestro Dios.

Por eso vosotros, tenéis gran dificultad de hablar de estos temas con vuestros hermanos, porque NO todos os entienden, porque NO están Conmigo. La gran mayoría de vuestros hermanos, buscan solamente el Mundo y lo que de él viene…

Y Satanás, os conoce perfectamente, sabe cómo atraeros hacia las cosas del Mundo… O sea hacia el Pecado y hacia el Olvido de todo lo que venga de Mí, vuestro Dios.

Por eso os he dicho que el Rebaño Fiel es muy pequeño y es por esto precisamente Mis pequeños, porque NO están en una sintonía espiritual Conmigo.

Cada quien ha buscado su vida y también como ellos dicen, hasta su propia espiritualidad. Pero ésta, dista de la Verdad y la Verdad Soy Yo, vuestro Dios.

Gran tribulación espiritual se vendrá en toda la Tierra y aquellos que NO estén preparados, fácilmente serán presa de Satanás y con ello, su Condenación Eterna.

Os he venido advirtiendo de esto por mucho tiempo atrás. Pero hay mucha gente, gran cantidad de hermanos vuestros que NO quieren y otros, que NO pueden ver esta realidad. Y por ellos pido que vosotros oréis, por su salvación.

Son tantas y tantas las almas que buscan vivir el Bien que ellos han escogido. Pero ese bien, en la gran mayoría de los casos, para Mí es pecaminoso. Ellos NO lo aceptan así, lo toman como un bien, porque les trae placer. Y esto en lugar de llevaros hacia vuestra santificación, os lleva hacia la Muerte espiritual.

Satanás es muy hábil para Engañar a las almas y este tiempo de gran cambio, lo está utilizando para eso. Os está presentando como un bien, lo que es gravemente pecaminoso; porque se Me está atacando fuertemente, aún dentro de Mi propia Iglesia.

Tened pues cuidado, Mis pequeños. Lo que escucháis, lo que veis, lo que os cuentan y después, DISCERNID. No os dejéis llevar por las noticias tal y como os las dicen, estos son tiempos de gran mentira, por parte de Satanás y de sus secuaces.

Y deberéis utilizar el Discernimiento Santo. El cual muchas veces, os he dicho que pidáis a Mi Santo Espíritu.

Vivid pues junto a Mí, para que NO tengáis problema en pasar estos Tiempos de Prueba y de Tribulación espiritual. Caminando Conmigo, aseguraréis vuestro éxito. Si os salís del Camino en el cual Yo os voy a cuidar y buscáis el caminar solos o el caminar siguiendo a alguien diferente a Mí, CUIDADO. Podréis sucumbir eternamente.

Tened mucho cuidado Mis pequeños por dónde vais, qué decís, a quién señaláis…

PORQUE TAMBIÉN SON TIEMPOS DE TRAICIÓN Y DE MALDAD.  

 Anunciado estaba de que en estos tiempos, falsos mesías aparecerían.

Por eso os he dicho que pidáis insistentemente la Luz de Mi Santo Espíritu, para que NO caigáis en todas estas Trampas de Satanás.

Dice J. V.: “Te pido, Padre Santo, por estos hermanos nuestros, que viven engañando a nuestros hermanos”

Mis pequeños, Mi Luz es Única… Todo lo que venga de Mí Mis pequeños, siempre os dejará Paz, Alegría en vuestro corazón y un deseo grande de servirMe y de estar Conmigo. 

Todo aquello que NO viene de Mí, NO os permite vivir en Paz.

 Mi Santo Espíritu os hace sentir el Error que os están enseñando estos hermanos vuestros. Ellos se encuentran alrededor del Mundo. Así como también los que vienen de Mí, se reúnen en Mi Nombre alrededor del Mundo.

Todo lo que venga de Mí, os dará Paz, Armonía, crecimiento espiritual. Vida profunda de Oración y un Deseo grande de NO separarse de Mí.

Hay mucha Mentira a vuestro alrededor Y Mis Mismas Palabras se utilizan para Bien y para Mal. Se manipulan las Sagradas Escrituras, para ENGAÑAR engañar a vuestros hermanos…

Y arrebatarles sus Bienes, prometiéndoles a Cambio bienes Celestiales. Los cuales NUNCA llegarán. Porque NO ESTÁN aquellos que supuestamente os Guían, Y Os están llevando por el “Camino correcto”.

Os he dicho muchas veces que las Mentiras de Satanás, son muy sutiles… Y vosotros solos UNA, que lo que viene de Mí; tiene que ser guiado por Mi Santo Espíritu.

Vosotros debéis ser guiados por Mi Santo Espíritu en estos momentos de Gran Tribulación. 

Entended Mis pequeños, que estáis caminando entre sombras, todo ya es Obscuridad. TODO es Maldad: Pero los que NO estáis Conmigo,  todo lo veis normal… Y hasta se atreven a decir que siempre ha sido así.

La Maldad os acecha, la Maldad os quiere destruir, vosotros sois Luz. Vosotros, los que habéis escogido Mi Caminar. El Mundo está padeciendo YA su Purificación y la padeceréis en donde más os Duele.

Porque ya os había dicho que cada uno de vosotros iba a padecer en forma individual su purificación y que también tendríais una Purificación general.

Para Mí, cada uno de vosotros sois diferentes a vuestros hermanos, porque cada uno de vosotros, lleváis una misión qué cumplir diferente… Y así, tanto vuestra purificación como vuestros premios para el Reino de los Cielos, serán diferentes para cada individuo.

Padeceréis primeramente, esta purificación personal y luego se vendrá la general. Y esto lo hago Mis pequeños, para que muchas almas se salven. Para que entendáis primeramente, cómo es que NO cumplisteis vuestra misión personal o cómo SÍ la cumplisteis y que también tendréis un premio.

Y al hacer así vuestro escrutinio espiritual, muy personal, tendréis tiempo del arrepentimiento y de cambio, para estar preparados para la Gran Purificación y podáis salvaros. Aunque NO necesariamente, quedaréis para los Cielos Nuevos y para las Tierras Nuevas.

Mucho tiempo he invertido en cada uno de vosotros. Y no quiero que ese tiempo y ese Amor que puse en vosotros, se desperdicie y se pierdan vuestras almas. Os amo infinitamente a cada uno de vosotros. Y por eso, quiero hacer esta Purificación Personal primero, para que entendáis vuestros errores y os arrepintáis.

Los que estáis Conmigo y seréis purificados para luego entrar a los Cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas, también tendréis vuestra purificación, pero más leve.

Habéis estado Conmigo, os habéis sentado a la mesa Conmigo, habéis partido el Pan junto Conmigo y Me habréis tomado muchas veces, porque ése Alimento Divino que es mi Cuerpo, os ha llevado a un crecimiento espiritual mayor que a aquellos que NO QUISIERON aprovechar la Cena.

LA COMUNIÓN EN LA MANO ES UN SACRILEGIO

Todos tuvisteis la Oportunidad, pero NO todos la aprovechasteis. Por eso, al buen hijo se le da mejor trato, porque saben Obedecer, porque saben responder al Amor, porque se parecen a  Su Maestro y SE DAN, como su Maestro se dio por su salvación.

Sois almas envueltas en Mi Amor y Yo NO puedo castigar severamente a estas almas que son ejemplo para las almas del Cielo y de la Tierra. Por eso recibirán mejor trato y mayores cuidados durante la Purificación tanto personal, como general.

SOY JUSTO y AQUÍ es donde conoceréis Mi Justicia, Mis pequeños.

Yo os Bendigo y os pido confiar plenamente en Mí, en Mi Amor, en Mi Misericordia Infinita. Porque daré a cada quien, lo que su alma haya ganado.

Pedid la Luz de Mi Santo Espíritu, Quién os habita. PedídLe con humildad, el DON DEL DISCERNIMIENTO, para que os Guíe por el Camino de la Verdad. Y NO TEMÁIS, que “Yo estaré con vosotros hasta el Fin del Mundo”.

Yo os Bendigo y os protejo con Mi Amor de Padre, por medio de Mi Hijo y con el Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

¿QUÉ ES UN ALMA VÍCTIMA?


parthenon

EL VERDADERO CULTO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

En la Iglesia de la santa Cruz, que es el salón porticado en el jardín de la Puerta del Cielo, Pablo de Tarso está hablando a una multitud de cristianos, de todas las edades:

“Así pues hermanos míos, os ruego encarecidamente por la misericordia que Dios les ha manifestado, los exhorto a que se ofrezcan ustedes mismos como una ofrenda viva. Ofreced vuestros cuerpos como una ostia o víctima viva, santa y agradable a Dios. Porque en esto consiste el Verdadero Culto.

No se dejen transformar por los criterios de este mundo, sino más bien renovad vuestros espíritus y dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente, para que sepan distinguir cual es la Voluntad de Dios a fin de acertar que es lo bueno, lo más agradable, lo perfecto, que Dios quiere de vosotros.

SACRIFICIO VIVIENTE   =    CULTO VERDADERO.

Los sacrificios eran la base y la forma de la religión antigua. Todo se impetraba y todo se expiaba mediante sacrificios. Con el sacrificio se intentaba honrar a Dios o aplacarlo, agradecerle por una victoria o sanación.

Era la época del sacrificio material, porque no había otro rito, ni otro modo manifiesto, para honrar al eterno y conseguir su ayuda.

La Ley de los libros mosaicos, dice como las hostias de los sacrificios y las oblaciones de flor de harina, aceite, incienso, deben tener sal, pero no levadura, ni miel. Y deben ser tostadas y trituradas, antes de ser ofrecidas y siempre rociadas de aceite unidas al incienso.

La Ley también dice que de  aquellos que pertenecían a la estirpe de Aarón, la estirpe sacerdotal; estaban excluidos del sacerdocio, los que tenían cualquier defecto físico o enfermedad incurable.

Cuerpo perfecto de construcción y de salud, debía ser el oficiante delante del Creador del hombre.

grande-sumo-sacerdote

El Altísimo que había dado al hombre perfección de miembros, de sentidos, de sentimientos y para el Cual, el ver la enfermedad y la deformidad que eran el testimonio de la Rebelión del Hombre y del desprecio de Satanás a la obra más preciosa para Dios y por lo mismo también eran desprecio a Dios.

La Benignidad de Dios había indicado la forma de expiar los pecados. Todos menos uno: el Pecado Original. Éste solo podía ser lavado por una Víctima Perfecta y no existía en la Tierra. El hombre no había sido instruido por el Verbo Encarnado y faltaba la Víctima Santa para el Sacrificio Perpetuo y Perfecto.

Sintiendo la necesidad de adorar al Dios Verdadero, le hacía oferta de los dones que Él Mismo había dado al hombre. Recogía los animales y los frutos de la tierra y los consumía en el fuego para que realmente fueran sacrificados.

Pero ¿Eran Sacrificio Viviente? NO.

Eran sacrificios de animales y productos vegetales. Ya muertos los primeros y arrancados de la tierra que los nutría, los segundos.

No eran víctimas ‘vivas’ consumiéndose a sí mismas, para honrar a Dios. Y muy relativo era el sacrificio, aunque fuesen animales de mucho valor material.

sacrificio azteca

En las religiones idolátricas Satanás enseñó a los hombres a adorarlo con sacrificios humanos.

Para el Dios Verdadero se le daba honor y reparación, con la inmolación de los animales que substituían sobre el altar, al verdadero Culpable. Sacrificio relativo e imperfecto.

Antes del Cristo Cordero, Inmolado para expiar las culpas humanas y aplacar la Ira Divina, nunca un hombre había sido sacrificado al Dios Verdadero, para darle honor y reparación perfecta.

Para que el espíritu del hombre fuese recreado en Gracia y reintegrado a su dignidad de hijo de Dios y coheredero del Cielo, para que la Justicia Divina fuera aplacada y el Mal Vencido, se necesitaba una Víctima Perfecta.

Una Víctima Única que siendo Dios como el Dios Ofendido, pagase de Dios a Dios, el rescate del Hombre, como Hombre Santísimo y expiase por el hombre pecador.

Sólo el Hombre-Dios podía aplacar a Dios y redimir al hombre, siendo Verdadero Dios y Verdadero Hombre.

Y EL VERBO SE HIZO CARNE.

Jesús se hizo Hombre y Jesús fue Inmolado. Pero su sacrificio no fue consumado sobre su carne muerta, sino en un Cuerpo Vivo, sobre el cual fueron arrojados todos los tormentos y expiadas todas las culpas, por las cuales el Inocente fuera gravado, para consumirlas todas.

1Cristo Sindonico

SACRIFICIO TOTAL.

Del espíritu del Cristo, probado por el Abandono del Padre, para reparar la Culpa de Adán, culpable de haber abandonado a Dios y a su Ley.

Del Intelecto Perfecto del Hijo del Hombre, para redimir la soberbia de Adán. De la Carne Inocente del Cordero de Dios, para reparar la Lujuria de Adán.

Y para que el mundo siempre pecador, tuviese siempre una víctima perfecta, adelantó la Inmolación del Cristo y Pontífice Eterno, constituyendo el Sacrificio Perpetuo: el Eucarístico.

En el cual está todavía y siempre, Cristo en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Y es consumado y ofrecido en todos los altares de la Tierra…

SACRIFICIO PERPETUO Y SACRIFICIO VIVIENTE 1Cristo%20SacerdoteEl Nuevo Sacrificio de la Religión Perfecta.

Pero al sacrificio viviente que se consuma sobre los altares, el hombre debe unir su propio e individual sacrificio. Sacrificio que incluye la parte carnal, moral y espiritual.

Enfermedades, pobreza, trabajo extenuante, por la parte material.

Injusticias, calumnias, incomprensiones, por la parte moral.

Persecuciones por parte de los hombres o abandono de Dios para probar la fidelidad de su siervo, por la parte espiritual.

Y todavía más: fidelidad a la Ley conservando castos, justos y amorosos, los cuerpos, los pensamientos, los sentimientos y los espíritus. Porque esto, más que los ritos exteriores, es lo que constituye el verdadero Culto A Dios. 

8cristoluminoso

No la forma solamente, sino la sustancia del Culto a Dios. Y la sustancia es dada del renovarse. La sustancia del culto a Dios  es dada por un continuo, fatigoso y a veces muy doloroso ascenso hacia la perfección, para hacer la voluntad de Dios y poder llegar a ser santos y subir a la morada del Padre en la Eternidad.

Esta renovación, esta transformación, este ascenso a la Perfección, se hace con la voluntad humana unida al Espíritu del Hijo, dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo, de tal forma que con todos sus dones activos, se va haciendo todo lo que Dios propone hacer, en el modo como Dios lo propone, en la medida en que Dios lo señala.

Un continuo renovarse, espiritual y moralmente, para hacerse una humanidad nueva, alcanzando la Fusión Total con Dios, hasta poder decir: “A fin de vivir para Dios, estoy crucificado con Cristo. Y ahora no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí.”

La Palabra de Dios es levadura que hace fermentar la harina pura, la Harina de Hostias, para que esa harina con su perfección, sea levadura en la Gran Masa.

Cuando el ama  de casa quiere hacer su pan, no toma la harina impura llena de salvado. Sino toma la harina más pura, la baña de agua y la pone a fermentar para que la levadura la levante y la convierta en un delicioso pan.

Es necesario que las hostias, en un espiritual sacrificio, vengan y se pongan a sí mismas sobre el Altar del Sacrificio.

Dios les pide expiación, reparación, perfección de Caridad, a las víctimas que son las columnas de la Iglesia que sostienen el Templo de Dios y que son las estrellas que señalan el Camino que termina en el Corazón de Cristo.

Soldados del Dios Verdadero. Atletas de la Religión Santa. Sacerdotes y víctimas del tiempo nuevo, que deben salarse con la sal de la voluntad heroica, la cual tuesta y cauteriza, pero fortifica las partes débiles. Ellas deben tostarse y triturarse en el Fuego de la Caridad y en la muela de la mortificación, para convertirse en Harina de Hostias.

‘Flor de Harina’ rociándose con la santa unción de las virtudes y olorosas por el abundante incienso de la Adoración, ofreciéndose, inmolándose, diciendo las perpetuas palabras de Cristo:

“Aquí estoy Padre, para hacer tu Voluntad y no la mía.”

La infamia de la Tierra es tanta, que sube con fuerza sacrílega hasta los Cielos con la fetidez del Infierno. Hay que purificar la Inmensa Catedral del Creador, para que Dios pueda todavía mirarla con Piedad que salva. Y es una bendición ser elegidos.

Es un privilegio de Dios, esta función de hostias, ‘redentores’, continuadores, completadores de la Pasión de Cristo.

Porque: LAS ALMAS-HOSTIAS-VICTIMAS, VIVEN LA CRUCIFIXIÓN TOTAL.

El alma que se ofrece a sí misma en una oblación perfecta y crucifica su voluntad, para hacer exclusivamente la Voluntad de Dios. Y decide amar lo que Dios Ama y hacer lo que Dios hizo:

VIVIR MURIENDO Y MORIR AMANDO. 

Obedeciendo con una obediencia perfecta. IMITANDO A JESÚS EN TODO. Él Mismo personalmente, enseña a caminar paso a paso, siguiendo sus huellas ensangrentadas, por el Camino de la Cruz…

LA CRUCIFIXIÓN MORAL.

ES PRECISO MATAR EL ‘YO’ Y RENUNCIAR A TODO.

Se crucifican los afectos, aún los más legítimos y se abraza totalmente ‘la locura de la Cruz’. Se mata el respeto humano aceptando el desprecio del mundo.

Y deja de interesar la etiqueta que con burlas y escarnios, se debe soportar: ‘locos y endemoniados’.

Lo único que importa es lo que se es a los ojos de Dios. Y Él es el que, al cáliz de la amargura que el mundo hace tan cruel, le infunde su divina dulzura. Recordar al Maestro al que juzgaron igual, es el pensamiento que fortalece y ayuda.

El alma se vuelve profeta y apóstol y corre la misma suerte. El amor por su Dios le aporta: la PERSECUCIÓN. 

persecucion

LA CRUCIFIXIÓN FÍSICA

En enfermedades permitidas por Dios, el cuerpo se destruye en lenta agonía que sirve para expiación y redención.

Se crucifica la carne con todas sus apetencias y naturales inclinaciones. Se doblegan todos los instintos en una sumisión absoluta al espíritu. Con la ayuda de Jesús, que vive en el interior, el alma logra el total dominio y se obliga a vivir los mandamientos del Evangelio. La carne gime, pero el espíritu triunfa.

En una crucifixión auténtica, el cuerpo sufre los dolores físicos que sufrió Jesús, en la medida en que Él Mismo con ternura paternal, va imprimiendo su semejanza en el alma que ha sellado como suya y conforme el alma lo va soportando…

Y su semejanza de ‘Redentor’ va siendo grabada con divina precisión.

Las manos y los pies duelen y los clavos se sienten; al igual que las espinas y los azotes de la flagelación. Hay un dolor soportable, junto con un gozo muy intenso.

000persecucion

Cuando se ha avanzado tanto que Jesús deja que se experimente su dolorosísima agonía, la Misericordia Divina ayuda a nuestra debilidad y hace que sea posible amar el Dolor y el Sufrimiento.

En casos excepcionales, esta crucifixión sale al exterior y los estigmas se vuelven visibles.

Por lo general, las almas víctimas no quieren que nadie sepa su secreto y pasan inadvertidas en medio del mundo, llevando silenciosamente su martirio interior.

Las almas hostias mueren sobre la Cruz, con el martirio del Amor Total. 

A esta crucifixión completa contribuyen:

LOS HOMBRES.

Que dominados por el mundo no pueden comprender al que vive estas realidades espirituales.

La incomprensión y la soledad se vuelven compañeras inseparables del alma- víctima.

Lo único que la sostiene y la compensa de todas sus amarguras: es Dios y su amor.

hijos de maria apocalipsis

SATANAS.

Que en una permisión divina, fustiga con todo su odio y su furia al que se ha convertido en su mortal enemigo.

En esta batalla, Satanás utiliza a los hombres dominados por él y los convierte en flagelos humanos.

El hombre es el más cruel enemigo del hombre. Y los primeros enemigos son los propios familiares, las batallas de las víctimas se desarrollan entre el Paraíso y el Infierno.

El alma se debate en un mar que le lleva oleadas de dolor, de amargura, de angustia, en la oscuridad y la incertidumbre. De las que solo es rescatada, por la Infinita Bondad de Dios, que vuelve a llenarla de paz y alegría. Con sus lágrimas y oraciones obtienen gracias de Dios y Él las conforta para que esperen más bendiciones.

Es la Hora de Satanás. Y las víctimas llevan al culmen su sacrificio hasta el tormento de la Hora Nona. Y si es necesario derraman también su sangre en un martirio cruento. Y permanecen fieles en aquel océano de desolación.

Y dicen junto con Él:

¡Dios mío!… ¡Dios mío!… Llenando de plegarias el Cielo, hasta que el Padre Celestial sienta fundirse en Piedad su Indignación y su Justicia sea aplacada. Una vez más.

hijos de la luz

DIOS MISMO

Los pecadores muertos a la Gracia no son felices. Parece que lo sean, pero no es así. Y aunque los momentos de ebriedad por los placeres, no los dejan comprender su estado; no faltan nunca las horas en las que un reclamo de la vida, les hace sentir su condición de separados de Dios.

Y es entonces la Desolación. Aquella tortura que Dios hace gustar a sus predilectos, para que sean como su Verbo: ‘salvadores’

En la hora crucial, el tormento de los tormentos: LA AUSENCIA DE DIOS.

Dios prepara a su atleta espiritual y en cierta manera lo prueba contra Sí Mismo.

El alma prueba su fidelidad en lo que pareciera el Abandono del que es su propia vida. ¡El Abandono de Dios! ES EL HORROR MÁS GRANDE DE LA MUERTE.

Y si es horrorosa para aquellos para quienes es únicamente ‘prueba’, es demoledor para las almas víctimas, para las que se convierte en una desgarradora realidad.

Porque ellas deben abrevar este cáliz, para perpetuar la Obra Redentora y salvar a los hombres que perecen en la desesperación.

Cuando esto sucede, Satanás ataca con peor ferocidad y atroz tormento. El alma libra un mortal combate en el que habrá un solo vencedor. El Espíritu Santo es la única y suficiente Fuerza que sostiene la voluntad para que sobrevenga la victoria.

Y el dolor es compensado con las gracias sobrenaturales, con las cuales Dios consuela a su amada. El alma de las víctimas que perseveran, jamás se pierde.

 Son los verdaderos adoradores en espíritu y en verdad. Son las esposas-reinas del Esposo-Rey. Las que conocen sus secretos y guardan una intimidad y una unión tan completa, que el Amado les imprime su Imagen en una semejanza perfecta.

Y el alma sabe que Dios está encima de ella, Invisible pero Presente. Está protegida, por más que se crea sola, cuando le tocan las desolaciones. El amor nunca falta sobre las agonías y los sacrificios, de quienes trabajan por la Gloria de Dios y la Redención de las almas.

EL CRISTIANO VERDADERO, SIEMPRE ES UN ALMA VICTIMA.

Todos los cristiano auténticos, son hostias-vivientes.

Liberados de la esclavitud del pecado; sostenidos por la Gracia, ya no deben conocer la muerte del espíritu, si voluntariamente no se hacen siervos de la Culpa.

Y Dios le ha dado alas a los espíritus liberándolos de las cadenas para que volasen muy alto al encuentro de Aquel que siguieron  conquistados por Jesucristo y por su Doctrina.

Los predestinados a la Gloria son los que no permanecieron sordos a su llamada, ni se detuvieron para seguirlo. Y con heroísmo emprendieron el camino de la perfección.

No desfallecieron o desconsolaron, ni cuando el amor de predilección del Señor, fue una secuela de pruebas y de penas. Y no se creyeron menos amados por ello. Al contrario, supieron convertir las aparentes derrotas, en aplastantes victorias…

Pablo calla…

Un gran silencio se extiende por todo el lugar.

Todos los cristianos meditan en sus palabras. Y se podría oír el zumbido de una mosca.

niñoromano

De pronto, Pablo siente un ligero tirón a su túnica por detrás y voltea.

Hay dos niños y los reconoce: son Cástulo y Fabio.

Pablo se inclina y mira de cerca la hermosa carita llena de inocencia y gravedad.

Los grandes ojos azules de uno y castaños del otro. Los cabellos rizados y oscuros.

Y la túnica blanca con una franja roja en los bordes.

niño romano cástulo

Los dos niños están tomados de la mano. Tienen alrededor de seis años.

Los grandes y hermosos ojos azules de Cástulo parecen hacerse más grandes cuando miran a Pablo con mucha seriedad y con su vocecilla infantil, pregunta:

–           ¿Eso que dijiste es solo para los grandes?

Pablo parece reflexionar y responde con gravedad como si estuviera con un adulto:

–           No. Pero ¿Has comprendido de lo que hablé?

–           Sí. –Resuena la vocecita decidida- Fabio y yo queremos ser hostias.

–           Veamos… ¿Qué entendiste de lo que dije?

–          Que Dios me quiere tanto, que quiso morir por mí. Y que si yo lo amo a Él, también debo morir por Él.

Que no tengo por qué preocuparme, porque Satanás estará muy enojado…  Pero si me hace la guerra le va a ir muy mal, porque Dios me protegerá siempre y me va a llevar al Cielo.

jesus-with-his-children-website-header

–           Es un compromiso muy serio. ¿Comprendes que si lo haces, Dios te lo tomará y tú deberás cumplir?

Cástulo parece elevarse y dice muy firme:

–           Sí.

Fabio confirma a su vez:

–           Yo quiero ser hostia.

Cástulo insiste:

–           Yo amo a Jesús y quiero ser hostia. ¿Dime cómo lo hago?

–           Pues, deberán decírselo a Jesús… Vamos a orar.

Y Pablo se arrodilla frente a la Cruz, junto con los dos niños que oran en voz alta…

Y cada uno hace su ofrenda viviente…

En todas las caras se dibuja una sonrisa.

Cástulo resumió en unas cuantas frases, la enseñanza de ese día.

Jesusniño

Y todos recordaron porqué Jesús ama tanto a los niños.

Diana también recordó su propia ofrenda cuando era niña…

Con aquellos ejemplos ¿Quién puede mostrarse cobarde?

00jniño

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA