Archivos de etiquetas: POBREZA DE ESPIRITU

77.- MARTIRIO DE UNA MADRE


000colosseum_gladiator(EL DIARIO DE REGINA)

La ausencia de Marco Aurelio, le impidió ver cómo se agravó la enfermedad de Alexandra.

Bernabé velaba su inconsciencia con ardientes plegarias.

Regina, la que en la Puerta del Cielo enseñara a los catecúmenos el tema de ‘La Pobreza de Espíritu’ también fué arrestada.

Y ahora va a dar el más estremecedor testimonio de todo lo que enseñó. 

El tribuno encargado trataba muy duramente a los prisioneros pues temía que se escaparan de la cárcel…

Por arte de un mágico encantamiento.

Regina se lo reclamó:

–           Nosotros no escaparemos. ¿Por qué no nos concedes ningún alivio, a nosotros que somos presos tan distinguidos?

¡Nada menos que del César y hemos de combatir en su Natalicio!

¿No aumentaría tu gloria, si nos presentásemos más gordos y saludables?

El militar se sintió desconcertado y enrojeció de vergüenza.

Luego ordenó que se les tratara más humanamente.

Permitió a los parientes que entraran a la cárcel y se reconfortaran mutuamente, a excepción de Marco Aurelio.

Pues había recibido órdenes terminantes, por parte de Tigelino.

alex-virg-2

En el segundo calabozo, Alondra se halla en el octavo mes del embarazo pues fue detenida cuando estaba encinta.

Al aproximarse el día del espectáculo sufre mucha tristeza, temiendo que su martirio fuese postergado a causa de su estado, ya que la ley prohíbe que las mujeres encinta sean expuestas al suplicio.

No quiere quedarse atrás de los cristianos y que más adelante tenga que derramar su sangre inocente, entre los demás criminales.

Y tampoco sus compañeros de martirio quieren dejar atrás a tan excelente compañera.

Tres días antes de los juegos, todos se unieron en una misma súplica al Señor Jesús y  apenas terminaron la Oración, enseguida le vinieron los dolores de parto.

Debido a lo prematuro y por razón natural, ella sufre y gime…

Entonces un carcelero le dijo:

–           Si tanto te quejas ahora… ¿Qué harás cuando seas arrojada a las fieras de las que te burlaste al no querer sacrificar?

RostroJesusNasa

Ella respondió:

–           Ahora soy yo la que sufro. Pero allá en la arena, habrá Otro en mí que padecerá por mí…

Pues yo también padeceré por Él.

Alondra dio a luz una niña a la que una cristiana adoptó como hija.

Entonces un joven llamado Lewis se acercó al grupo donde estaba Regina…

Y les dijo:

–           Acabo de tener una visión: Ya habíamos sufrido el martirio y habíamos salido de nuestro cuerpo. Cuatro ángeles nos transportaban hacia el Oriente, pero sus manos no nos tocaban.

Íbamos trepando por una pendiente suave. Pasado el primer mundo, vimos una luz inmensa y le dije a Regina que venía a mi lado: ‘He aquí lo que el Señor nos prometió y ya recibimos la recompensa’

Mientras éramos llevados por los cuatro ángeles, se abrió ante nuestros ojos una gran llanura que era como un vergel poblado de rosales y de toda clase de flores.

Y sus hojas caían incesantemente.

En el vergel, había cuatro ángeles más resplandecientes que los demás.

Al vernos nos acogieron con grandes honores.

Y dijeron a los otros ángeles con admiración: ‘¡Son ellos! ¡Son ellos!

angeles cielo

Entonces los cuatro ángeles nos dejaron en el suelo.

Y nosotros caminamos la distancia de un estadio, por una ancha avenida.

Allí encontramos a  Daniel, Xavier y Joshua, que habían sido quemados vivos en la misma persecución.

Y a Ramón, que había muerto en la cárcel.

Les preguntamos qué en donde estaban los demás,

Pero los ángeles nos dijeron:

–           Vengan. Antes entren y saluden al Señor.

Llegamos a un palacio cuyas paredes parecen edificadas de pura luz.

Delante de la puerta había cuatro ángeles que antes de entrar, nos vistieron con vestiduras blancas.

Entramos y oímos un coro que repetía sin cesar:

‘Agios, Agios, Agios = Santo, Santo, Santo.’

PADRE-santa-faz-rostro-real-de-dios-padre-mensajesdediosalmundo-blogspot

En la sala vimos sentado a un anciano canoso, con cabellos de nieve, pero con rostro juvenil.

No vimos sus pies. A su derecha y a su izquierda, había cuatro ancianos.

Y detrás estaban de pie, otros innumerables ancianos.

Avanzamos asombrados y nos detuvimos ante al trono.

Cuatro ángeles nos levantaron en vilo.

Besamos al Señor y él nos acarició la cara con la mano.

Los demás ancianos dijeron:

–           ¡De pie!

Y de pie nos dimos el beso de paz.

Después los ancianos nos dijeron:

–           Vayan y jueguen.

Y yo dije a Regina:

–           Ya tienes lo que anhelabas.

Y ella me contestó:

–           ¡Gracias a Dios! Fui dichosa en el mundo, pero aquí soy más dichosa todavía.

Cuando salimos del Palacio, reconocimos a muchos hermanos que ya habían sufrido también el martirio.

Todos nos sentimos alimentados y saciados por una fragancia inefable.

Entonces me desperté lleno de gozo.

Cuando Lewis terminó su relato…

El sacerdote Damián, dijo:

–           El poder del Espíritu Santo, es idéntico por esto. ¡Qué abran bien los ojos, quienes valoran este Poder!

¡Que fue enviado para distribuir todos los Carismas, en la medida que el Señor los distribuye a cada uno de nosotros, para que se fortalezca nuestra Fe!

Tanto en el carisma del martirio como en el de las revelaciones, Dios cumple siempre sus promesas, para confundir a los incrédulos y sostener a los creyentes…

Tal como está escrito:

En los últimos días, dice el Señor, derramaré mi Espíritu sobre todos los hombres y profetizarán sus hijos y sus hijas. Los jóvenes verán visiones y los ancianos tendrán sueños”…

La voz del sacerdote resuena en las paredes de la prisión.

Cuando termina de hablar, Regina retoma la escritura que tan cuidadosamente está llevando:

“Unos días antes de que fuéramos arrestados, fuimos bautizados y el Espíritu Santo me inspiró estando dentro del agua, que no pidiera otra cosa que poder resistir, el amor paternal.

Cuando nos hallábamos todavía con los guardias, mi padre impulsado por su cariño, deseaba ardientemente alejarme de la Fe con sus discursos y persistía en su empeño de conmoverme.

Yo le dije:

–           Padre ¿Ves ese cántaro que está en el suelo? ¿Esa taza y esa jarra?

–           Lo veo. –me respondió.

–           ¿Acaso se les puede dar un nombre diferente del que tienen?

–           ¡No! –me respondió.

–           Yo tampoco puedo llamarme con un nombre distinto de lo que soy: ¡Cristiana!

Entonces mi padre, exasperado se arrojó sobre mí para sacarme los ojos, pero solo me maltrató.

Después, vencido se retiró con sus argumentos diabólicos. Durante unos días, no volvió.

Por eso di gracias a Dios  y sentí alivio por su ausencia.

Luego fuimos encarcelados.

Yo experimenté pavor, porque jamás me había hallado en tinieblas tan horrorosas ¡Qué día tan terrible!

El calor era insoportable por el amontonamiento de tanta gente. Los soldados nos trataban brutalmente.

Y sobre todo, yo estaba agobiada por la preocupación… ¡Mi hijo está tan pequeño!

MAMA Y BEBE

Leonel y Santiago, benditos diáconos que nos asistían, consiguieron con dinero que se nos permitiera recrearnos por unas horas, en el lugar más confortable de la cárcel.

Saliendo entonces del calabozo, cada uno podía hacer lo que quisiera.

Yo amamantaba a mi hijo casi muerto de hambre.

Preocupada por su suerte, hablaba con mi madre, confortaba a mi hermano y le recomendaba a mi hijo.

Yo me consumía de dolor al verlos a ellos consumirse por causa mía.

Durante muchos días, me sentí abrumada por tales angustias.

Finalmente logré que se quedara conmigo en la cárcel.

Al punto me sentí con nuevas fuerzas y aliviada de la pena y la preocupación por el niño.

MAMA Y BEBE

Desde aquel momento, la cárcel me pareció un palacio y prefería estar en ella más que en cualquier otro lugar.

Un día mi hermano Josué me dijo:

–           Domina hermana, ahora estás elevada a una gran dignidad ante Dios. Tanta que puedes pedir una visión y que se te manifieste si la prisión ha de terminar en martirio o en libertad.

Yo podía hablar familiarmente con el Señor, del que había recibido muchos favores y por eso,

confiadamente le prometí:

–           Mañana te daré la respuesta.

Me puse en Oración y tuve la siguiente visión:

Vi una escalera de bronce tan maravillosamente alta, que parecía tocar el cielo, pero tan estrecha, que solo se podía subir de a uno.

En los brazos de la escalera estaban clavados toda clase de instrumentos de hierro: espadas, lanzas, arpones, puñales, cuchillos…

Si uno subía descuidadamente sin mirar a lo alto, quedaba atravesado y hubiera dejado jirones de carne enganchados en los hierros.

dragon

Al pie de la escalera estaba echado un dragón de extraordinaria grandeza, que tendía asechanzas a los que subían y los asustaba para que no subieran.

Lewis subió primero.

Él nos había edificado en la Fe y al no estar presente cuando fuimos arrestados, se entregó después voluntariamente, por el amor que nos profesaba.

Al llegar a la cumbre de la escalera, se volvió hacia mí

Y me dijo:

–           Regina, te espero pero ten cuidado, para que ese dragón no te muerda.

Yo le contesté:

–           No me hará daño en el nombre de Cristo.

Y el dragón parecía como si me tuviera miedo.

Sacó lentamente la cabeza de debajo de la escalera y yo se la pisé, usándola como si fuera el primer peldaño y subí.

Después vi un inmenso prado, en medio del cual estaba sentado un anciano alto, de rostro juvenil y muy hermoso. Con el cabello completamente cano y en traje de pastor, ocupado en ordeñar sus ovejas.

Muchos miles de personas vestidos de blancos hábitos, lo rodeaban.

Levantó la cabeza, me miró y dijo:

–           ¡Seas bienvenida, hija!

Me llamó y me dio un bocado del queso que estaba preparando.

Yo lo recibí con las manos juntas y comí.

Todos los circunstantes dijeron:

–           ¡Amén!

Sus voces me despertaron mientras yo seguía saboreando algo dulce.

En seguida conté a mi hermano la visión y  los dos comprendimos que nos esperaba el martirio…

Desde aquel momento empezamos a perder toda esperanza en las cosas de esta tierra.

Días después corrió la voz de que seríamos interrogados.

Mi padre, consumido de pena, llegó de prisa a la ciudad, se me acercó con intención de conmoverme…

Y me dijo:

–           Hija mía, apiádate de mis canas. Apiádate de tu padre si es que merezco que me llames padre. Con estas manos te he criado hasta que llegaste a la flor de la edad y te he preferido a todos tus hermanos.

No es para esto que te engendré. Entre todos mis hijos te he amado, alegría y luz de mi casa.

Y ahora tú quieres tu ruina y no te importa destruir también al pobre padre tuyo, que siente morir su corazón por el dolor que le das.

Desde que dijeron que dejarían libres a los que hicieran sacrificios a nuestros dioses.

familia-romana

Hija; llevo semanas rogándote. Tú has querido resistir y has conocido la cárcel. Tú, nacida y criada entre el lujo y las comodidades.

Y yo le contesté:

–           Es por el amor que siento por ti y por él, que permanezco fiel a mi Señor.

Ninguna gloria de la tierra dará a tu cabello blanco y a este inocente tanto decoro, como el que te dará mi muerte.

Tú llegarás a la Fe y…

¿Qué dirás entonces de mí, si tuviese la bajeza de haber renunciado en un momento de debilidad, a la Fe?

–           ¡Oh, dioses! ¡¡Ayúdenme!! Regina escucha por favor: Inclinando mi espalda ante los poderosos, te he obtenido un arraigo domiciliario, para que puedas estar todavía en tu casa como prisionera.

Le he prometido al juez que te doblegaría con mi autoridad paterna.

Ahora él me escarnece, porque no me haces caso. ¿No es esto lo que debería enseñarte, la doctrina que dices que es perfecta?

¿Cuál Dios es el que sigues  que te inculca de no amar y no respetar, al que te ha engendrado? Porque si me amaras no me darías tanto dolor.

Tu obstinación, que ni siquiera la piedad por tu inocente ha vencido; te ha costado el ser arrancada de la casa y encerrada en esta mazmorra.

Pero ahora ya no se habla más de prisión. Se habla de muerte… Esto es atroz. ¿Por qué? ¿Por Quién? ¿Por quién vas a morir tú?

¿Ese Dios tuyo tiene necesidad de tu sacrificio y del nuestro, el mío y el de tu criatura, que ya no tendrá más madre? ¿Su triunfo tiene necesidad de tu sangre y de mi llanto, para cumplirse?

¿Pero cómo? La fiera ama a sus cachorros… y tanto más los ama cuanto más los ha tenido en el seno.

amamantar

Tú no eres una bestia. Has sido la hija más perfecta y una madre ejemplar. Pero ahora no te comprendo. Porque te conozco, por eso te obtuve el que pudieras amamantar a tu niño. Pero tú no cedes.

Y después de haberlo nutrido, de darle calor, de servirle de almohada a su sueño, ahora lo rechazas y lo abandonas sin pesar. ¡Por Júpiter! ¿Qué es lo que te pasa?

No sé qué hacer. ¡Ya no te entiendo! No te ruego por mí, sino por él. No tienes el derecho de hacerlo un huérfano. Ya perdió a su padre en Britania y ahora te perderá a ti también.

No tiene derecho ese Dios tuyo para hacer esto.

¿Cómo puedo creerlo bueno, más que los nuestros, si requiere estos sacrificios tan crueles? Tú me haces que lo odie y lo maldiga siempre más…

–           Mi Dios no tiene necesidad de mi sangre y de tu llanto para triunfar. EL YA TRIUNFÓ. Pero tú sí tienes necesidad de llegar a la Vida Verdadera. Y también este inocente tiene que quedarse para conocerla.

Por la vida que me espera y por la alegría que él me ha dado, yo les obtengo la Vida que es verdadera, eterna, feliz. No. Mi Dios no enseña el desamor por los padres y por los hijos, sino el verdadero amor.

Ahora el dolor te hace delirar, padre. Pero después la luz se hará en ti y me bendecirás. Yo te la mandaré desde el Cielo.

–           ¡LOCA! ¡PERDIDA! Pero ¡NO! ¡NO! ¡NO! ¿Qué estoy diciendo? ¡Oh, Regina perdona! ¡Perdona a tu viejo padre al que el dolor enloquece! ¿Quieres que ame a tu Dios? Le amaré más que a mí mismo, pero quédate entre nosotros.

Di al magistrado que te doblegas. Después le adoraremos entre los dioses de la tierra. Después harás de tu padre esto que tú eres: seré cristiano. Te lo juro.

No te llamo más hija. Ya no seré tu padre, sino tu siervo y tu esclavo y tú serás mi señora.

Domina, ordena y yo te obedeceré. Pero ¡Piedad! ¡Piedad! ¡Sálvate mientras todavía puedes hacerlo! El tiempo ya se terminó.

alex-virg-2

Tu compañera ha dado a luz a su criatura. Yo lo sé y nada más falta la sentencia. Te será arrancado el hijo y no lo verás nunca más. Quizás mañana, quizás hoy mismo.

¡Piedad, hija! ¡Ten piedad de mí y de él, que no sabe hablar todavía! Pero ¿Lo ves cómo te mira y sonríe? ¡Cómo invoca tu amor!

¡Oh! Señora mía. Luz y reina de mi corazón. Luz y alegría de tu bebé, ¡Piedad! ¡Piedad!

Y se arrodilló y besó la orla de mi vestido. Y se abrazó a mis rodillas.

Buscó mi mano y la besaba, bañándola con sus lágrimas.

Y yo tenía la otra sobre mi corazón, mientras oraba y me contenía ante el  más terrible ensañamiento humano.

Esta tortura era más feroz que cualquiera imaginada por el verdugo más brutal y despiadado.

Pero no me doblegué y le dije:

‘A  este inocente no es que yo lo ame menos, ahora que estoy vaciada de sangre para nutrirlo.

Si la ferocidad pagana no se hubiera desatado contra nosotros los cristianos, yo sería para él una madre amantísima y él sería el motivo más precioso de mi vida.

madre-e-hijo

Pero más que la carne nacida de mí, es más Grande mi Dios.

Y el amor que Él ha dado, ES INFINITAMENTE MÁS GRANDE. Posponer su amor, por el de una criatura… ¡¡¡No!!! ¡No!

Tampoco serás el esclavo de tu hija. Yo para ti soy tu hija y en todo obediente, fuera de esto: de renunciar al Verdadero Dios por ti.

Deja que el querer de los hombres se cumpla.

Y sí me amas, sígueme en la Fe. Y encontrarás a la hija tuya para siempre, porque la verdadera Fe da el Paraíso.

Mi Pastor Santo, ya me ha dado la bienvenida a su Reino.’

Y entonces tomé al niño que había dejado durmiendo sobre mi manto, saciado y contento. Después de besarlo suavemente para no despertarlo, lo consagré a Jesús.

Era mi corderito sacrificado junto conmigo, por la salvación de sus almas.

Y mojando mi dedo con mis lágrimas, también lo bendije, trazando una cruz sobre su frente, sobre sus manitas, sobre su pecho y sus piecitos.

Mi niño me sonrió como si sintiera mi ternura y la dulzura de mis caricias.

Luego se lo di a mi padre.

Entonces él me suplicó llorando:

–           ¡No me hagas ser la vergüenza de los hombres! Piensa en tus hermanos,  piensa en tu madre y en tu tía materna.

Piensa en tu hijito que no podrá sobrevivir sin ti. ¡Cambia tu decisión y no nos arruines a todos! ¡Ninguno de nosotros se atreverá a presentarse en público, si eres condenada!

Así hablaba mi padre, movido por su cariño.

¡Cuánta compasión me inspiraba mi pobre padre! ¡Pues él sería el único de mi familia, que no se alegraría con mi martirio!

Traté de consolarlo diciendo:

–           Allá en el tribunal, sucederá lo que Dios quiera. Has de saber que nosotros no somos dueños de nosotros mismos, sino que pertenecemos a Dios.

Y él se retiró de mí desconsolado.

Otro día mientras estábamos almorzando, nos sacaron de repente para ser interrogados y llegamos al Fórum.

Había un gentío inmenso, subimos al estrado.

Mis compañeros fueron interrogados y confesaron su Fe.

Por fin llegó mi turno.

Bruscamente apareció mi padre con mi hijo en brazos y me arrastró fuera de la escalinata, suplicándome:

–           ¡Compadécete del pequeño!

El procurador Emilio que tenía el Ius Gladii o poder de vida y muerte, insistió:

–           Apiádate de las canas de tu padre y apiádate de la tierna edad del niño. Sacrifica por la salud del emperador.

Yo respondí:

–           No sacrifico.

–           ¿Eres cristiana?

–           Sí. Soy cristiana.

Mi padre se mantenía firme en su intento de conmoverme.

Por eso Emilio dio orden de que lo arrojaran de ahí y hasta le pegaron con una vara.

Sentí los golpes a mi padre, como si me hubieran apaleado a mí…

¡Cuánta compasión me daba su infortunada vejez!

Entonces Emilio pronunció sentencia contra nosotros, condenándonos a las fieras. Y volvimos a la cárcel muy contentos.

Como el niño estaba acostumbrado a tomarme el pecho y a permanecer conmigo en la cárcel, enseguida envié al diácono Antonio a reclamarlo a mi padre. Pero mi padre no se lo quiso entregar. Entonces, gracias al Querer divino, ni mi niño extrañó los pechos, ni éstos me causaron ardor. De esta manera cesaron mis preocupaciones por la criatura y por el ardor de mis pechos.

A los pocos días, mientras estábamos en Oración, súbitamente se me escapó la voz y nombré a Vicente. Me quedé pasmada porque nunca me había venido a la mente, sino hasta ese momento.

Y sentí compasión al recordar cómo había muerto. También comprendí que yo era digna y que debía orar por él. Empecé a hacer mucha Oración por él y a gemir delante del Señor.

Seguidamente aquella misma noche tuve esta visión:

Vi a Vicente salir de un lugar tenebroso, donde también había muchos otros. Venía sofocado por el calor y sediento. Con un vestido sucio y rostro pálido. Llevaba en la cara la herida que tenía cuando murió.

Vicente era mi hermano carnal de siete años de edad. Murió de un cáncer tan terrible en la cara, que daba asco al mundo.

Yo hice Oración por él. Pero entre él y yo había una gran distancia, de tal manera que  era imposible acercarnos el uno al otro.

Además en el mismo lugar en que estaba Vicente, había una piscina llena de agua, pero el borde estaba más alto que la estatura del niño. Vicente se estiraba como si quisiera beber.

Yo me afligía al ver la piscina llena de agua, pero con el borde demasiado alto para que pudiera hacerlo y beber hasta saciarse.

Entonces me desperté y comprendí que mi hermano estaba sufriendo, pero confiaba en que podría aliviar sus sufrimientos.

Por esto, oraba por él todos los días.

Hasta que fuimos trasladados a otra cárcel, porque debíamos combatir en los Juegos Militares, para celebrar el cumpleaños del César.

Y continué orando por él, día y noche, con gemidos y lágrimas para alcanzar la gracia.

El día que estuvimos en el cepo, tuve una nueva visión:

Vi el lugar que había visto antes y a Vicente limpio de cuerpo, bien vestido y lleno de alegría.

Donde antes tenía la llaga, vi solo una cicatriz. El borde de la piscina estaba más bajo y llegaba hasta el ombligo del niño. Sobre el borde había una copa de oro, llena de agua.

Vicente se acercó, bebió, pero la copa no se agotaba nunca.

Saciada su sed, se retiró del agua y se puso a jugar, gozoso, como lo suelen hacer los niños.

En esto me desperté y comprendí que ya no sufría.

Pocos días después James, encargado ayudante de la cárcel, empezó a tenernos gran consideración, por comprender que el Señor nos favorecía con su Gracia y permitió que mucha gente nos visitara, para confortarnos mutuamente.

Mientras tanto se aproximaba el día del espectáculo.

Mi padre consumido de pena, vino a verme y empezó a arrancarse la barba, a arrojarse al suelo y a pegarse en su  rostro.

Maldecía sus años y decía tales palabras, que hubiera podido conmover a cualquiera.

¡Qué compasión sentía por su infortunada vejez! Pero mi Señor me sostuvo. Aumentó su fortaleza…

El día anterior a nuestro combate, tuve otra visión:

El diácono Antonio venía a la puerta de la cárcel y llamaba con fuerza. Yo salí y abrí. Venía vestido con túnica blanca, sin cinturón y llevaba chinelas muy elaboradas con variados colores.

Y me dijo:

–           Regina, te estamos esperando. Ven…

Me tomó de la mano y empezamos a caminar por lugares ásperos y tortuosos. Por fin llegamos jadeantes al Anfiteatro.

Y Antonio me llevó en medio de la arena y me dijo:

–           No tengas miedo. Yo estaré contigo y combatiré a tu lado.

Y se marchó.

Entonces vi a un gentío inmenso, pasmado.

Yo sabía que había sido condenada a las fieras, por eso me sorprendía que no las soltaran contra mí.

Entonces avanzó contra mí, un egipcio de aspecto repugnante, acompañado por sus ayudantes.

Ansioso de luchar conmigo.

Al mismo tiempo se me acercaron unos jóvenes hermosos, mis ayudantes y partidarios.

Me desnudaron y quedé convertida en varón.

Mis ayudantes comenzaron a frotarme con aceite, como se acostumbra en los combates.

Y frente a mí, vi al egipcio que se revolcaba en la arena.

Entonces sobrevino un hombre de extraordinaria grandeza. Tanta, que sobrepasaba la cumbre del Anfiteatro.

Llevaba una túnica flotante con un manto de púrpura, abrochado por dos hebillas en medio del pecho y calzado con chinelas de oro y plata.

Tenía una vara de lanista o entrenador de gladiadores y un ramo verde del  que colgaban manzanas de oro.

Pidió silencio y dijo:

–           Si el egipcio vence a la mujer, la pasará a filo de espada. Pero si ella vence al egipcio, recibirá este ramo.

Y se alejó.

Nos acercamos el uno al otro y empezamos un combate de pugilato.

Él trataba de sujetarme los pies y yo golpeaba su cara a puntapiés.

Entonces fui levantada en el aire y yo comencé a castigarle sin pisar tierra.

Cuando tuve un momento de respiro, junté las manos trenzando los dedos y aferré su cabeza.

Cayó de bruces y yo le aplasté la cabeza.

El pueblo me vitoreó y mis partidarios entonaron un canto.

Yo me acerqué al lanista y recibí el ramo.

Él me besó y me dijo:

–           Hija. La paz sea contigo.

Radiante de gloria, me dirigí a la Puerta de los Vivos.

Entonces me desperté y comprendí que yo debía de combatir,  no contra las fieras; sino contra el Diablo, pero estaba segura de la victoria.

Para este tiempo, Aiden el lugarteniente de la cárcel había abrazado la Fe.

La víspera de los Juegos tuvimos la última cena, llamada también ‘Cena de la Libertad’. Pero la convertimos en ‘Ágape’ o ‘Cena de la Fraternidad’.

Interpelaban a los curiosos con la acostumbrada intrepidez y los intimidaban con el Juicio de Dios.

Proclamaban la dicha de su martirio y se reían de los majaderos.

Lewis les decía:

–           ¿No les basta el día de mañana para contemplar a los que detestan? ¿Hoy amigos, mañana enemigos?

Fíjense cuidadosamente en nuestros rostros para que nos puedan reconocer en el Día del Juicio.

Todos se retiraban de allí confundidos.

Y muchos de ellos se convirtieron…

Regina escribió éstas últimas frases, antes de entregar su escrito a Aiden:

–           Hasta aquí relaté lo que nos sucedió la víspera del combate.

Si alguien quiere escribir el combate mismo, ¡Que lo haga!…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

N154 RIQUEZA ENSANGRENTADA


yahveh-sebaod dios padre
Noviembre 03 de 2016

La Sangre de los Mártires transforma y renueva la Iglesia, os mejora a vosotros.

JV)  Me deja ver primero Nuestro Dios, una Cruz dorada, con un fondo rojo obscuro, entonces Me dice Papá Dios:

Acostúmbrense hijos Míos, a que en cada lugar a donde vosotros lleguéis, bendecid el lugar. Recordad Mis pequeños, que Satanás es el Príncipe de este Mundo y todo lo ha contaminado.

Cuando vosotros lleguéis a un lugar sea cual fuere, bendecidlo como Mi Hijo os enseñó: ‘Que la Paz esté en este hogar o que la Paz esté en este lugar’

Para que en ése momento, se entronice Mi Presencia Divina y de esta forma, al estar Yo ahí Presente, todo será renovado, todo será purificado y todo dará el fruto que vosotros buscáis.

CIELO APOSTOLADO

Mi Presencia elimina la Presencia de Satanás. Vosotros llevaréis Mi Presencia a todos lados a donde vayáis. Y así, vosotros lo iréis transmitiendo a vuestros hermanos y se irá recuperando el Mundo para Mí.

Le habéis permitido a Satanás tomar a vuestro Mundo, porque os falta Oración, porque os falta regresarMe a Mí, lo que Me pertenece. Yo creé todo lo visible e invisible. Todo lo que está a vuestro alrededor Me pertenece y en vuestros deseos, vosotros Me iréis regresando lo que Me pertenece y le iré quitando a Satanás, lo que Me ha ido arrebatando, porque vosotros NO cuidasteis lo que os pedí que cuidarais, que es la Creación.

Recordad pues Mis pequeños, esto que es muy importante. Porque así Mi Hijo se lo enseñó a los apóstoles y a la gente de ese tiempo, que Mi Presencia esté en todos los lugares a donde vayáis.

univ cielo dios

De esta forma, así como lo vayáis vosotros enseñando y todos lo vayáis haciendo, se irá recuperando el Mundo para Mí. Mi Paz, Mi Amor, llegará a todos lugares y decidlo así, Mis pequeños: que la Paz yel Amor de Nuestro Dios esté en este lugar y en los que en este lugar habiten. Todos lo repetiréis y todo se irá renovando por ese deseo de amor hacia Mí.

 El Cielo es vastísimo. Yo creé infinidad de almas, todos pertenecéis al Cielo, de ahí salisteis y ¡Cómo quisiera que todas regresarais después de vuestra misión sobre la Tierra! La Maldad de Satanás Me quita a muchas almas y eso Me duele muchísimo, Mis pequeños. Y prácticamente, NO Reparáis por ello.

Vosotros Mis pequeños, los que estáis Conmigo, podéis hacer mucho. Y especialmente en estos tiempos que estáis viviendo y los que han de venir en breve. Podéis regesarMe muchas almas al Cielo. Vuestra Oración, vuestra donación, vuestra unión Conmigo, pueden lograr Milagros, pero vosotros debéis poner de vuestra parte.

000universo1

Poneos en Mi lugar, Mis pequeños. Imaginad que vosotros creasteis a todos los hombres, a todo lo que veis y no os digo lo que no veis, porque no tenéis un parámetro para saber qué es lo que está creado y que no conocéis. Pero simplemente con lo que veis, que es inmenso, que es infinito.

Como os dije, imaginad que vosotros creasteis todo con delicadeza, con amor, pensando en qué es lo ibais a hacer y pensando en la creación de cada cosa. Y de repente, viene el Enemigo y os empieza a quitar todo lo que vosotros creasteis con amor y con delicadeza. Las almas creadas os empiezan a dar la espalda, ya no quieren saber de vosotros, ya no quieren saber nada de su creador.

Imaginad vosotros que hasta os empiezan a Traicionar y entre ellos discuten, se convencen unos a otros de ya NO regresar Conmigo. Vosotros, tomando Mi lugar, sentiríais muy doloroso todo esto.

ancianos olvido-y-abandono

Cuando vosotros tenéis familia y esa familia responde, gozáis su unión. Pero cuando la familia se desperdiga y no quieren saber de vosotros, que fuisteis sus padres, os duele en lo más profundo de vuestro corazón… Y eso es lo que Me pasa, Mis pequeños. Yo como Dios, como Creador, os creé a cada uno de vosotros con cuidado, con delicadeza, con Amor y ¿Cuántos quedáis ante Mí?

¿Cuántos Me seguís? ¿Cuántos, realmente, buscáis el agradarMe y el seguirMe? Eso es lo que os está pasando actualmente. Y necesariamente, tendrá que venir una división. Los que están Conmigo y los que están en contra Mía. Y ciertamente en medio, los TIBIOS.

Pero los tibios como os he explicado antes, es gente mala, es gente convenenciera, es gente a la que no se le puede tener seguridad, credibilidad, porque os pueden traicionar fácilmente.

trinidad

Mi Corazón está muy Adolorido, porque después de todo lo que he hecho por vosotros y aun enviando a Mi Hijo por vuestra salvación, NO QUERÉIS ESTAR Conmigo. Me traicionáis y los que estáis Conmigo, NO hacéis lo suficiente para Reparar y para traerMe alegría.

Sois muy descuidados, seguís queriendo todo para vosotros y NO hay nada para Mí, prácticamente. Si NO os lo estoy recordando continuamente, Me falláis continuamente, os olvidáis de Mí, NO Me buscáis. ¡Qué ingratitud del hombre! ¡Qué ingratitud de corazón! Por eso tengo ya, que purificar a esta generación malvada, traicionera, convenenciera.

Aceptad Mis pequeños, lo que os voy a mandar para purificaros. NO veáis todo esto como negativo, ya que muchos de vosotros, sois tibios y necesitáis crecer espiritualmente. Os pido busquéis vuestro crecimiento espiritual de la mejor forma. No presumáis de los dones que os he dado a cada uno de vosotros. Cada uno de vosotros Me serviréis. Unos más, otros menos, pero Me serviréis para este Cambio.

cambio-climatico nueva creacion

Orad, orad mucho y reparad por vuestros pecados y por los de vuestros hermanos. El Tiempo es breve, preparaos ya. Soy vuestro Padre y Creador de todo lo que existe. Todo Me pertenece. Pero así como a algunas cosas, vosotros les dais buen uso, hay otras a las que les dais mal uso.

La humanidad se ha venido peleando por los bienes de este Mundo, por sus riquezas, por lo que vosotros consideráis que vale. Se le ha dado un valor muy alto a ciertas cosas y que no lo tienen. Pero el hombre, busca tener de todo aquello que os puede hacer valer ante el Mundo y acumuláis riquezas que ante Mis Ojos, no lo son.

En las Sagradas Escrituras, podéis encontrar lo que se habla acerca de las riquezas y que todo es vano. Perdéis el tiempo inútilmente, os llenáis de lo que vosotros llamáis bienes. Pero que en la realidad os causan muchos problemas, a tal grado que hasta guerras se han producido por arrebatarse los bienes que buscáis.

wallpapers-troya

¡A cuánto error os ha llevado Satanás! Y no tenéis ése Discernimiento Santo, que lo da precisamente la vida en la Gracia y en el estudio de las Sagradas Escrituras.

Vosotros os llenáis de esos valores del Mundo y hacéis a un lado los bienes, que realmente os regresarán al Reino de los Cielos.NO os imagináis Mis pequeños, cuántas almas regresan a Mí con las manos vacías. Dejaron sus bienes inútiles en la Tierra. Pero tarde se dan cuenta de que lo que acumularon, de nada les servirá para llegar ante Mí.

Los bienes que debéis buscar o que debisteis más bien haber buscado, son los del alma. Los valores del alma, las Virtudes, el amor que lo hicisteis a un lado, especialmente aquellos que buscaban afanosamente, las riquezas del Mundo. Hicisteis muchos negocios que os llenaron de bienes del Mundo.

amor pobreza de espíritu

Riquezas a las cuales les disteis mucho valor. Pero ante Mis Ojos, no valen nada y ésas riquezas del Mundo, en lugar de engrandeceros ante Mis Ojos, es el lastre que os va a llevar a vuestra condenación eterna.

¡Cuántas riquezas no están ensangrentadas!, Que con tal de tenerlas, matasteis. ¡Cuánto pecado hay tras de muchas riquezas que se acumulan! ¡Cuánto mal se hace con ellas!

Por eso os dije que os iba a ir quitando lo que vosotros consideráis vuestras riquezas y lo que os causa un apego al Mundo. Y que así como os iba a ir quitando las riquezas del Mundo, os iba a ir llenando de los bienes del Cielo.

SUFRIMIENTO Y POBREZA DE ESPIRITU

Ya os dais cuenta y lo estáis padeciendo, que los bienes del Mundo ya no os alcanzan para vivir. Este es el momento en que debéis reflexionar todo lo que os he dicho y pedidMe que os vaya llenando de los bienes del Cielo. Porque también tenéis en las Sagradas Escrituras, que buscarais primero el Reino de Dios, Mi Reino y que lo demás se os daría por añadidura.

El hombre, erróneamente se dejó aconsejar con las Mentiras de Satanás, él os llevó a buscar añadidura y os vaciasteis de los bienes del Reino. No tenéis en vuestro corazón, las riquezas de Mi Reino y seréis llevados a Juicio, se pondrá en la balanza lo bueno y lo malo. ¿Cuánto podréis poner en el lado que os va a ayudar a ganar el Reino de los Cielos?

¿Qué hicisteis con vuestra alma? ¿Cómo pusisteis a trabajar los bienes espirituales, de los cuales os debisteis haber llenado? Cuando estéis ante esa Balanza, os daréis cuenta de vuestro error. Prácticamente NO tendréis nada qué poner, porque os dedicasteis a buscar los bienes del Mundo.

balanza-dinero-vs-amor-e1337716597206

Satanás, astutamente os llevó a eso, a desviaros a los bienes del Mundo y NO os llenasteis de los bienes del Cielo. Tomasteis caminos errados, desviasteis vuestra misión y en lugar de buscar Mi Amor y Sus Riquezas, Satanás os llevó por el camino erróneo y os llenasteis de Lastre que NO os dejaba volar hacia Mí.

Tuvisteis muchas oportunidades de enmendar el camino, pero el vicio, la egolatría de querer ser grandes ante los ojos de vuestros hermanos, por tener mucho de las riquezas del Mundo, NO os permitió razonar debidamente. Pero ya ante Mi Presencia, ya no podréis enmendar vuestros errores.

Recapacitad, arrepentíos y venid a Mí. Un arrepentimiento de corazón, como el del buen ladrón, os puede ayudar a regresar a Mí. Pero si os mantenéis en vuestra soberbia, si seguís defendiendo vuestros bienes del Mundo, acabaréis en el Lugar del Castigo, por necios y porque no hubo Sabiduría en vuestras acciones y pensamientos.

-diamante-en-bruto

Venid a Mí, recapacitad, orad, para que Mi Santo Espíritu os dé la Luz que NO quisisteis tomar a lo largo de vuestra existencia. No perdáis estas últimas oportunidades que se os dan, para salvar vuestra vida espiritual.

 Así como a un diamante cuando está en bruto, NO se le nota su belleza sino hasta que se le corta, resalta el brillante que debe ser. Así os he ido a vosotros, transformando. Os he tomado y os he ido puliendo. No os habéis dado cuenta de ello en totalidad, pero os he ido llevando paso a paso a todos vosotros, los que estáis Conmigo.

Que desde años para acá, cambiasteis vuestra vida y Me escogisteis. Me habéis buscado, habéis aprendido, os he enseñado, habéis cambiado, habéis reflexionado y habéis encontrado el camino correcto.

RENUNCIA sin equipaje VEN Y SÍGUEME

Algunos, se han ido. Otros han venido, otros han regresado. Pero las almas que se mantienen, empiezan a brillar. He ido eliminando todas las asperezas, toda esa roca que NO permitía que saliera el brillo de vuestra alma. Toda esa roca externa significa todo lo que es del Mundo, todo aquello a donde Satanás os llevó y que obscurecía la belleza de vuestro interior, que es el brillante que pronto ha de salir de cada uno de vosotros.

Seréis como esa oruga que se hace crisálida y de ahí saldrá, un tiempo después, la mariposa y volará. Y así como el brillante transmite colores bellísimos, fulgores de colores, que brillan y llaman vuestra atención: la mariposa también está llena de colores, muy diferente a la oruga que entró al capullo.

Habéis sido transformados, Mis pequeños y ya va a ser el Tiempo en que se os quitarán las últimas capas de roca que cubre la belleza del diamante, para llegar a ser el brillante que gozaréis vosotros y gozarán vuestros hermanos… O también, ya será el tiempo en que saldréis del capullo, de la transformación de la crisálida y volaréis hacia Mí.

conversión

Os habéis dejado mover por Mí, habéis aprendido lo que es el Amor, os he ido cuidando y transformando, para que seáis los hijos que Yo quiero que viváis en las Nuevas Tierras que os daré.

Ciertamente, todavía Mi Santo Espíritu dará los últimos toques para eliminar lo más posible, aquello que os detiene en la Tierra y que NO os deja volar hacia Mí. Pero para ello, vosotros debéis retomar y ofrecerMe vuestro “Fiat”, en total libertad y en un amor inmenso por agradarMe.

Como veis Mis pequeños, Yo no presiono, todo ha sido paulatino, en total libertad. NO os presioné para que os juntarais a orar, os llevé con delicadeza, para que naciera de vosotros el gusto en la reunión para estar Conmigo. Dejasteis las pláticas del Mundo y empezasteis las pláticas de Dios. Sois Míos, fuisteis creados para servirMe. Pero para servirMe en el Amor, en total libertad y amándoMe tiernamente.

evang fusion0

Habéis respondido a Mi Llamado y Yo os cuidaré, como a la niña de Mis Ojos. Me pertenecéis, porque Yo, ya habito en vuestro interior. Ya NO queréis salir al Mundo, porque el mismo Mundo os rechaza. Ya no buscáis el Mundo, porque os parece vacío y vano. Estando Conmigo os sentís satisfechos, alegres y estando en el Mundo, sufrís.

¿Os dais cuenta, ahora, cómo os transformé? Sois Míos y gozaréis de lo Mío, todo lo Mío, todo lo Creado. Todas las bellezas que aún ahora NO comprendéis, serán vuestras. Me agradeceréis y Yo, contento estaré con vuestra alegría y vuestros agradecimientos.

Venid a Mí Mis pequeños, compartidMe vuestra alegría, agradecedMe de corazón que el Tiempo de ese gusto que os prometo, ya llega. Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y agradezco vuestro Amor.

Sabéis Mis pequeños, que de todo mal que en cierta forma Satanás provoca y que Yo permito que se dé, siempre de ahí, surge un bien.

exterminio persecucion

Veis la mortandad de tantos hijos Míos, que están defendiendo sus creencias. TODA ESA SANGRE, UNIDA a la de Mi Hijo purificará a muchas almas, tanto de la Tierra, como del Purgatorio.

Todo se va renovando, todo se va mejorando. La Sangre de los Mártires transforma y renueva la Iglesia. Os mejora a vosotros, porque veis el ejemplo santo de vuestros hermanos.

Os he dicho que si sois llamados al Martirio, Mi Hijo tomará vuestro lugar, sufriréis lo mínimo, si confiáis en Mi Voluntad. Pero gozaréis lo máximo en el Reino de los Cielos, porque hay un lugar especial reservado para los mártires que defendieron Mi Palabra, Mi Amor con su donación.

primeros_martires_roma

Vuestra cruz de cada día, ciertamente es un martirio. Y cuando vosotros lleváis a cabo vuestra misión diaria, con amor y ofreciéndoMe todos vuestros actos, con la mayor perfección posible, eso es un martirio. Especialmente cuando Satanás os ataca para que NO llevéis a cabo vuestra misión lo más perfectamente posible.

Vuestra cruz de cada día es vuestro diario quehacer. Ciertamente algunas cosas gozaréis en hacerlas, pero otras cosas que se salen de lo que vosotros estáis acostumbrados a llevar a cabo, que os causan problemas, dolores, preocupaciones, aún enfermedades; también Me las debéis ofrecer, para vuestra purificación y para la de vuestros hermanos.

Así como os doy cruz, también os doy gustos, NO soportaríais vivir en pura cruz de dolor. Voy mediando vuestra vida, os conozco perfectamente y nunca os voy a dar más allá de lo que podáis soportar, lo sabéis muy bien. Pero lo que NO todos quieren, es la aceptación de la cruz y tratan de evitarla a toda costa, reniegan de ella y blasfeman contra Mí, por lo que está llegando a su vida.

cireneo

Muchas veces, vosotros os causáis ésa cruz y la hacéis más pesada, porque NO hacéis las cosas correctamente. No os basáis en las Virtudes y en el Amor y hacéis muchas cosas en la maldad y en los vicios. Y eso, va haciendo que vuestra cruz se vuelva más pesada, porque NO estáis actuando correctamente.

Cuando un alma se deja llevar por Mi Voluntad, su cruz no se hace tan pesada. En lugar de cruz se vuelve alegría, porque esa alma ofrece todo lo que hace y que lo hace bien.

La Vida de Mi Hijo, fue Cruz por un lado y grandes alegrías por otro. Cuando Él llevaba alegría a vuestros hermanos, cuando les recobraba la salud, cuando le daba vida nuevamente, a los muertos. Cuando curaba NO solamente dolores físicos, sino también espirituales. También bromeaba, también reía y todo eso Me lo ofrecía.

000estad-siempre-alegres-1-728

Os he dicho que vosotros debéis vivir en la alegría, porque el Amor os lleva a eso. También tendréis dolor en el amor, porque  nunca podréis separar el dolor del amor y eso, también Me lo ofreceréis. Alegrías y tristezas son parte de vuestra vida y todo lo quiero compartir con vosotros, Mis pequeños.

No Me ofrezcáis solamente dolores, porque vuestra vida no es solamente dolor. DadMe también lo bueno que he permitido en vuestra vida o lo que os doy para que gocéis y descanséis de las maldades que os rodean.

Un alma agradecida y sabia, Me dará todo esto. Busco estar con vosotros en todo momento, NO Me apartéis de vuestra vida. Quiero continuidad en vuestra vida, NO vengáis a Mí, solamente en algunos momentos y Me olvidéis en otros. Quiero desde lo más sencillo, hasta lo más complicado.

NO LO DUDES. ¡JESÚS SERÁ TU CIRENEO!

NO LO DUDES. ¡JESÚS SERÁ TU CIRENEO!

DadMe todo, como Yo os he dado totalmente a Mi Hijo. Sois Mis hijos y también os quiero en totalidad. DadMe ese gusto, el mismo gusto que Mi Hijo Me dio en Obediencia y en Amor por vuestra salvación. Daos por completo a Mí, para que salvéis muchas almas por la Obediencia que como Mi Hijo tuvo hacia Mí, al aceptar Su Misión por vuestra salvación.

Os he dicho que todo será renovado y lo que veis ahora, ya NO lo volveréis a ver. Cuando os he prometido un Nuevo Mundo, es para que vosotros gocéis de cosas que NI os imagináis.

Es tener una nueva casa, es tener un nuevo futuro, es olvidar toda la maldad. Es una nueva renovación espiritual y física. Es recuperar las capacidades de vuestros Primeros Padres, es vivir enamorados de Mi Amor, es vivir como una Verdadera Familia.

CIELO

Cuando os dije que la Purificación se tenía que dar y que NO os fijaras tanto en ella, sino que pusierais toda vuestra atención y vuestros deseos en el Regalo que os iba a dar después, es esto Mis pequeños. Es vivir prácticamente como se vive en el Cielo, aquí en la Tierra.

Ahora vivís rodeados de esa maldad de satanás. Y en cierta forma, os habéis acostumbrado a ella. Vivís en los temores, vivís en las intrigas, vivís en la maldad total entre vuestros hermanos. Y todo eso será eliminado.

Difícilmente os podéis imaginar lo que es el bienestar espiritual que tendréis, porque ya estáis tan contaminados con el mal que diseminó Satanás, que NO podéis vosotros imaginar un mundo que no tenga maldad. Nacisteis en ella, habéis vivido en ella, os habéis aprovechado de ella… Y por eso debéis ser purificados, porque estáis contaminados por esa Maldad, porque os aprovechasteis de ella durante vuestra vida.

tierra-nueva11

El Nuevo Mundo es vida en Virtud, es vida en Amor, es vida en Paz, es vida en crecimiento, en todos sentidos. Vuestras capacidades intelectuales crecerán grandemente. Descubriréis nuevas cosas que Mi Santo Espíritu os infundirá y que os servirán para tener una vida más agradable, más placentera y sobre todo, respetando Mi Creación.

Cuidaréis de ella y ella, os respetará y os cuidará también a vosotros. Os he dicho que toda la Creación está viva y podréis vivir y sentir toda esa vida a vuestro alrededor. Vuestra misma mente será transformada, porque NO estáis capacitados ahora, para apreciar todas las bellezas que os rodean.

Creéis haber avanzado mucho desde que vuestros Primeros Padres cayeron y que perdieron todo. Pero no habéis avanzado gran cosa Mis pequeños, Satanás ha ido deteniendo vuestra recuperación, de las capacidades de vuestros Primeros Padres.

0vida-moderna-y-actual-consumismo

Os he dicho que NO hay evolución del hombre, sino recuperación de las capacidades que tenían vuestros Primeros Padres. No habéis avanzado gran cosa para recuperar lo que ellos tenían. Yo cuando creo algo, lo creo en perfección. Y ellos fueron creados en perfección y vosotros ahora distáis mucho de ello, pero mucho, Mis pequeños. No hay comparación de lo que ellos poseían antes del Pecado Original a lo que ahora vosotros poseéis.

Por eso, os he dicho que lo que ahora tendréis será como un parto, dolerá el proceso, pero en el alumbramiento, que va a ser la entrada al Nuevo Mundo que os daré, os hará olvidar el dolor pasado. Bellezas inimaginables conoceréis. No os podéis imaginar lo que Yo, como Dios, puedo proveer al hombre. Simplemente, dejaos mover por Mí y gozad lo que os daré. No elucubréis, porque NO os imagináis Mis Grandezas.

Ved el cielo en la noche, simplemente observad las grandezas del firmamento. NO tenéis capacidades para entender cómo está creado y está ahí, ante vuestros ojos. Cómo NO entra nada en caos y en Mi Poder, está todo ante vosotros, en orden.

eden

Y así será con vosotros en este Cambio, entraréis nuevamente al Orden constituido al Principio de la Creación. Ahora estáis en Caos, tendréis que pasar estos momentos, como os dije, como el parto y volverá todo después, como al Principio. Confiad y agradeced desde ahora Mis pequeños, lo que gozaréis.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador. Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la serpiente del mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa. Hijitos Míos, ¡Cuánto os amo!

Os amo, Mis pequeños príncipes y os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador.

bend trinidad padre creador GUADALUPANA

http://diospadresemanifiesta.com/

R81 LA VERDADERA POBREZA


00 MADRE alma de niña y corazón de fuegoHijitos Míos, Mis pequeños. Mi Maternidad fue un acto amorosísimo de Nuestro Dios para con todos vosotros. Fui el instrumento sencillo para que con él hiciera grandes obras. ¡Mi Dios tomando a Su pequeña esclava para la Redención del género humano!

¡Cuánta dicha, cuánto Amor! La Inmensidad de Nuestro Dios haciéndose pequeñito para entrar en Mi Vientre Virginal y así comenzar Su Vida de Amor en la Tierra.

Misterio insondable del Amor de Nuestro Padre. Derramamiento excelso de Amor para con todos vosotros.

misterio de la encarnacion

En todos y en cada uno de vosotros pensó vuestro Dios, vuestro Creador, al enviar a Su Unico Hijo a la Tierra para la Redención. A CADA UNO de vosotros vio, amó y deseó su salvación, con el envío de Su Hijo Jesucristo a la Tierra.

Cada uno de vosotros ha sido formado, ha sido tomado a Su Servicio, ha sido guiado para ser corredentor junto con Su Hijo Jesucristo. Cada uno de vosotros vale muchísimo. Dios mismo ha puesto toda Su atención y Su Amor al crearos.

Al daros el don de la vida, al confiaros una misión de amor, para la salvación de todas las almas, pasadas presentes y futuras. Cada uno de vosotros ha sido llamado y preparado para ser Presencia de Mi Hijo en la Tierra.

00paDRE-bebe

¡Meditad éste honor tan grande! ¡Cada uno de vosotros ser presencia Viva de Dios en la Tierra! Tenéis todo para ello. Tenéis un alma que es la misma Esencia y Vida de Dios.

Tenéis el Don de la vida como lo tuvo Mi Hijo Jesucristo. Tenéis Sus Enseñanzas de Vida, las cuáles al tomarlas, al vivirlas y al transmitirlas, estaréis prolongando la Vida de Mi Hijo sobre la Tierra.

Hijitos Míos, daos cuenta de la misión tan sublime que tenéis sobre la Tierra, ¡La de ser otros Cristos! Ser Vida, al ser salvación de almas y cuerpos para con vuestros hermanos. Todos vosotros bajasteis para ello.

madre nuestra

En todos vosotros ha puesto Su Confianza vuestro Padre y a Mí vuestra Madre Santísima, se Me ha dado la Gracia de teneros como Mis hijos…

Y al ser Madre Soy Guía, Maestra, Protectora e Intercesora, para obteneros de vuestro Padre Celestial, todo lo que necesitáis y necesitaréis de acuerdo a vuestra misión y a vuestra donación.

Si os donáis a la perfección, vuestro Padre podrá hacer con vosotros lo que Conmigo hizo: grandes obras. Pero cuánta infidelidad existe ahora para con vuestro Dios, cuánto rechazo al abandono a Su Voluntad, cuándo olvido para realizar vuestra misión, cuánta falta de agradecimiento a tantos dones recibidos a vosotros mismos y para vuestra familia.

redencion,donacion, salvacion

Hijitos Míos, ya se os ha dicho antes, valéis muchísimo para vuestro Dios y le habéis costado mucho dolor, lágrimas, sacrificios, blasfemias, traiciones, en la Vida de Mi Hijo Jesucristo. El se dio por cada uno de vosotros para libraros de las Garras del Mal.

Ha invertido muchísimo en cada uno de vosotros porque os ama y lo seguirá haciendo porque os quiere regalar Su Reino por toda la Eternidad.

El Mal conoce vuestra valía y os ataca tanto porque os envidia. Porque él negó y atacó a la Gracia de Dios y como nunca la va a poder recuperar, no desea que vosotros la ganéis. Y así os ha atacado desde vuestros Primeros Padres y lo seguirá haciendo hasta el Final, porque estaréis tomando el lugar celestial que él y sus ángeles malos despreciaron.

ANGELES CAIDOS

Hijitos Míos, daos ya perfecta cuenta de lo que valéis espiritualmente y no os dejéis confundir con las asechanzas del Mal, en las que él os hace fincar vuestras esperanzas e ideales en vuestra apariencia exterior y en la materialidad de la Tierra.

¿Cuántas veces no habéis constatado y vivido éste hecho? Hermanos vuestros, actuales y pasados, de apariencia hermosa, que al paso de su vida pierden ésa hermosura…

¿En dónde quedó su valor exterior? ¿Para qué les sirvió ésa hermosura exterior?

dorian grayBien sabéis cómo muchos de ellos le han sacado un provecho material y pecaminoso a su exterior, llevando a la perdición eterna a la verdadera hermosura de su alma, Esencia Divina de vuestro Dios y Creador.

Desperdiciáis mucho tiempo en adornar y consentir a la envoltura que cubre a vuestra alma, olvidándoos de cuidar, alimentar, hacer trabajar los dones recibidos en vuestra alma. No es vuestra hermosura exterior lo que os va a dar la Vida Eterna. Y sí os puede servir como lastre para perderla.

¿De qué hubiera servido que Mi Jesús hubiera sido un hombre hermosísimo y que hubiera venido a la Tierra a que fuera admirado por Su belleza exterior?

crucificado-jesus-cristo-1

La belleza que El tenía, se la daba la Belleza de Su Ser Divino interior. Su Santidad excelsa traspasaba Su cuerpo. Su Divinidad era apreciada a pesar de Su cuerpo “normal”.

Conocéis la vida de santos y santas en quienes se traslucía la Presencia de Mi Hijo en ellos, porque habían permitido Su Nacimiento en ellos. Era Su Vida en ellos y llegaron a ser lo que son por haberLe permitido a Mi Hijo, vivir plenamente en ellos.

Y son reconocidos por vosotros en su santidad y en su valía, por sus hechos y no por su apariencia “hermosa y vanidosa”.

santa_rosa_de_lima

El valor de vosotros está EN vosotros, no fuera de vosotros. Ya Mi Hijo os lo dijo: “El Reino de Dios-Mi Presencia Viva- está en vosotros”. Al permitirLe vivir y actuar en vosotros, estaréis haciendo Su Voluntad y así, cumpliendo perfectamente la misión por la que vinisteis a la Tierra.

REFLEXIONAD Y EXAMINAD, PERFECTAMENTE SOBRE VUESTRA VIDA.

 MEDITAD en qué habéis usado el tiempo que os concedió vuestro Dios para servirLe; para que reflexionéis el momento y el estado actual de vuestra alma ante la Presencia Divina de vuestro Dios y Creador. Y para que actuéis como los verdaderos hijos de Dios deben actuar.

1hija,madre y esposa

Dejaos guiar por Mi Corazón de Madre, Esposa e Hija de Nuestro Dios.  Por Su Gracia Yo Me dí en totalidad y Le serví con una total entrega de amor. Vuestro Dios no se merece las sobras de vuestro tiempo. Estáis usando Su Tiempo y sólo os acordáis de El, generalmente en vuestras necesidades y desdichas.

El tiempo Le pertenece y se os concedió para la salvación de vuestros hermanos y para dejaros hacer y dejar translucir a Mi Hijo en vosotros. Os ha prestado un tiempo para ayudaros a alcanzar más Gloria en Su Reino al terminar satisfactoriamente vuestra misión en la tierra.

Os ha prestado Su tiempo para que Le ayudarais a llevar Su Reino por toda la Tierra y así prepararos a que se haga La Voluntad de Dios en ella cómo en el Cielo y preparar con ello Su Segunda Venida.

Segunda_Venida_de_Cristo

Tenéis una misión sublime cada uno de vosotros. Por favor hijitos Míos, no desperdiciéis el Tiempo de Dios que os ha encomendado para servirLe. Retomad vuestro tiempo pasado y desperdiciado y presentadlo a vuestro Padre, uniéndolo al Tiempo que vivió Mi Jesús en la Tierra y así reparad el desperdicio que habéis tenido con el tiempo de Dios

Y ofrecedlo por la conversión y santificación de todas las almas y de todos los tiempos. De cada segundo de vuestra existencia, de cada segundo que vuestro Padre os concedió por vuestra libre petición para servirLe en la Tierra, se os tomará cuentas.

Pero Su Misericordia es muy grande y en un Instante podréis reparar lo que no habéis hecho en años, de la forma como os lo acabo de explicar. Es el tiempo de Dios bien usado el que alcanza la salvación de las almas.

intercesion

Orad, hijitos Míos. Orad mucho y entregaos perfectamente a vuestro Padre, quién os ama con un Amor tan grande que no podéis ni imaginar y por ello os da tantas oportunidades para vuestra salvación.

Reflexionad en éste tiempo de Gracia, por todos sus Favores recibidos. Y agradecédLe de corazón todo lo que os ha concedido. Y también pedídLe de corazón, perdón por todo el tiempo desperdiciado y las faltas cometidas a Su Amor Infinito y Misericordioso.
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, Madre del Verbo Encarnado, Madre del Amor. VOY A HABLAROS DE MI VIDA y quiero que reflexionéis sobre ESTA CONFIDENCIA: vida de Dolor, pero también de Gozo… y que de ella toméis ejemplo para que os podáis proteger de las insidias del Maligno.

Yo, Madre vuestra al haber sido la Madre de Dios Encarnado, podríais pensar que Mi Vida fué muy cómoda, que fuí consentida por Dios Padre. Que no sufrí nada, por haber llevado una Misión tan Sublime.

maria entregadaltemplo

No, Mis pequeños. Se podría decir que fui la Mujer del Amor y la Mujer del dolor. Desde muy pequeña, a la edad de tres años fuí apartada de Mis padres: San Joaquín y Santa Ana, para ser entregada al Templo y así ser preparada para servir toda Mi Vida a Dios, nuestro Creador.

Vosotros os podéis imaginar Mi dolor por la separación de Mis padres terrenos. A esa edad en donde todavía se necesitan las caricias, los besos, los apapachos de alguien que nos ama. Prescindí de ello para entregarMe de lleno a las delicias de Mi Padre. Delicias que no se pueden tener de alguien de la Tierra.

Fuí creciendo y tuve el segundo gran dolor, otra separación: Se Me ordenó dejar el Templo, ¡Dejar de servir a Mi Dios en Su Casa!… Para contraer nupcias con el señor San José. Sí, era un hombre justo y muy bueno, pero nunca como Mi Señor. Y por Obediencia acepté ésta segunda separación.

matrimonio-de-san-jose-y-la-virgen-maria

Poco tiempo después tengo un gozo tremendo, infinito, divino, Mi Inmaculada Concepción. Sí, fué un momento exquisito para Mi Alma donada a Mi Señor. Se Me indicó la Magnitud de Mi tarea, pero también se Me indicaron los múltiples sufrimientos que seguirían, los cuáles no se hicieron esperar.

Y el primero fue cuando Mi futuro esposo San José Me vió encinta del Salvador del Universo. Nuevamente Me ví despojada, en su mente Me vió falla en Mis Virtudes, especialmente de la Pureza. CALLÉ, pero el Ángel del Señor vino a reivindicar Mis Virtudes ante Mi esposo terreno.

Yo deseaba un lugar preciosísimo para que naciera Mi Bebé, Mi Dios, Mi Señor. Pero nuevamente Me veo despojada, ahora de la comodidad de las cosas de la Tierra. Y prácticamente MENDIGANDO, encontramos un lugar indigno para que el Dueño del Universo naciera, ¡Cuánto Dolor y a la vez, cuánto Gozo!

HUÍDA A EGIPTO

Poco tiempo después de Su Nacimiento, el Ángel del Señor Nos ordena abandonar Nuestro Hogar porque Herodes quería matar a Mi Hijo. Vuelvo a ser despojada y ahora de lo poquito que tenía: Mi pobre casita de Nazareth. Y nos tuvimos que ir a un país extraño, hasta que el tirano muriera.

Va creciendo Mi Hijo y unos años después vuelvo a ser otra vez despojada. Y es ahora de Mi esposo San José, que por más de cinco lustros había sido mi compañero y nuestro protector terreno… Nuevamente un gran dolor.

Mi Hijo Jesús mantiene Nuestro Hogar y paso momentos de Cielo a Su lado, hasta que llega a Su Plenitud. Y empieza Su Misión Pública, en donde cada vez lo voy perdiendo más y más…

1familia voluntad de dios

El, al llevar la Palabra del Padre, tenía que recorrer gran cantidad de pueblos y Yo ya sólo lo veía de vez en vez, hasta que decido acompañarlo junto con las discípulas, a muchos lugares de predicación. Lo vela más que antes, pero aun así, la separación era cada vez mayor.

El Mundo ganaba a su Dios y Yo iba perdiendo a Mi Hijo. Fue un despojo paulatino y muy doloroso, porque sabía en qué iba a terminar todo.

Llega el tiempo de la Traición y de Su Muerte. Las que son madres y han perdido a un hijo podrán entender aunque sea un poquito, Mi gran Dolor.

-virgEn-mary-calvario-dolorosa

Sí, resucita y viene a Mí. Y está un tiempo más acompañándoMe aquí en la Tierra, pero luego viene Su Ascensión Divina y prácticamente Me quedo sola… DESPOJADA de Su Presencia Humana, porque la Divina nunca se separó de Mi Corazón.

Este último despojo duró varios años, hasta que fuí llamada por Mi Dios a unirMe en cuerpo y alma a Mi Hijo, en el Reino de los Cielos.

Con todo esto, os quiero hacer notar que la vida de aquél que se da a  Nuestro Dios, lleva una vida de Dolor, de

despojo-total-pobreza

DESPOJO A TODO LO QUE SEA DE LA TIERRA,

A todo aquello que lo pueda a uno apartar del Bien Eterno.

, ciertamente se vive el dolor y la pena, pero eso es recompensado en momentos de la Tierra con innumerables “besitos divinos”, que son momentos que tiene el alma de éxtasis y de regalos divinos palpables, durante su misión terrena. Y culminan con el Gran Gozo al final de sus días en el reino de Nuestro Padre Dios.

SÍ, se llega a sufrir mucho cuando uno se da en pertenencia a su Dios, pero los momentos de gozo que se ganan por ello, lo mantienen a uno lleno de felicidad y de deseo de seguir sirviendo a Aquél por quién vivimos.

000despojo-renuncia

El Maligno no es quien nos despoja de las cosas del Mundo al contrario, él es quien las provee, porque con ellas os quiere hacer presas para la perdición eterna. Es nuestro Dios quien os está cuidando constantemente de que no os arraiguéis a las cosas del Mundo, de forma que así pudiérais perder el Reino de los Cielos.

Pocos de vosotros entendéis bien esto. Las riquezas exageradas, los bienes superfluos, la vida desenfrenada, sólo os llevan a la separación con vuestro Dios y os están abriendo camino a la perdición. Si en algún momento de vuestra vida sois despojados de algo o de alguien, no es por maldad ni por causaros daño, ¡ES PARA SALVAROS!

Las muchas riquezas, el mucho desvío de lo divino, lleva a la pérdida de lo espiritual. Por eso muy claramente es lo dijo Mi Hijo Jesucristo: “No se puede servir a dos amos, o a Dios o al dinero”.

25diosdinero

Ellos son diametralmente opuestos, no se puede vivir en los grandes lujos y tener el corazón lleno de amor por los necesitados.

Como regla general en donde sí hay excepciones, los que viven en grandes lujos no llegan a darse cuenta de las necesidades reales de sus hermanos pobres o simplemente no las creen o no les interesan. Por ello, el dinero en exceso y la caridad, van muy separadas una de la otra.

Nuevamente os repito. si os véis despojados de algo o de alguien, primeramente antes de maldecir, haced un balance de vuestra vida ante vuestro Dios. Ved en vuestro interior qué lugar ha ocupado vuestro Dios en los últimos años y ved qué bienes espirituales habéis adquirido a través de los bienes materiales que atesorasteis.  

balanza-dinero-vs-amor-e1337716597206

Poned sinceramente vuestra vida espiritual en la balanza y juzgad vuestro comportamiento con vuestro Dios y con vuestros hermanos… Y así, si actuáis humildemente, Mi Esposo el Santo Espíritu os hará reflexionar y AGRADECER el despojo que recibisteis.

Atended más a vuestro interior, para que podáis entender más a vuestro Dios. Él os cambiará lo mundano por lo divino y así vuestro Gozo será mayor.

Yo Vuestra Madre, oro por cada uno de vosotros estéis en donde estéis, hagáis lo que hagáis, viváis en la Luz Verdadera que Mi Hijo os mostró o no.

madre intercesora del mundo

Yo Soy la Madre del Consuelo, Soy la Madre del Amor, Soy la Madre de todo ser creado por Mi Dios a imagen y semejanza de Él.

Venid a Mí, para que os lleve a Mi Hijo y seáis purificados en Su Santísimo Amor. Venid a Mí para que se logre en vosotros también, la Encarnación.

La Donación de Salvación abarca a todos los tiempos y siempre se vive en un continuo presente. La actualidad de las Palabras de Mi Hijo son de Verdad. MADRE MÍA

Venid hijitos Míos, venid al regazo de Vuestra Madre Celestial para consentiros, mimaros y amaros como a Mi Hijo.

Venid hijitos Míos, acercaos a Mí y permitidme que os tome de la mano para llevaros a Mi Hijo,  a vuestro Dios hecho Hombre y agradecédLe Su Presencia entre vosotros y en vosotros. Que se dio y se quedó para vuestro cuidado, para vuestro crecimiento y para salvación de cada uno de vosotros.

Que el Amor Infinito del Padre, de Mi Hijo y del Espíritu Santo quede con cada uno de vosotros y Mi Amor de Madre os proteja y Me permita llevaros de regreso a la Casa Celestial.

trini Coronacion_de_la_Virgen

http://diospadresemanifiesta.com/

P170 YO OS HE CREADO


dios padreAgosto 16 de 2016

Las ovejas escuchan la Voz del Pastor y Le siguen.

Hijitos Míos, ciertamente cada uno de vosotros, tiene su propia personalidad. Y al decir vuestra propia personalidad, os estoy también diciendo que cada uno de vosotros fuisteis dotados con ciertas características espirituales muy personales, para que vosotros dierais vuestro máximo en la Misión que se os ha encomendado.

Os he puesto en diferentes estratos sociales, en diferentes países, en diferentes situaciones económicas, sociales, aún espirituales; para que vosotros deis lo que debéis dar. Para ir recuperando el Cuerpo Místico de Mi Hijo.

Como os dije, tenéis una personalidad propia espiritual. Y deberéis dar ésa vida espiritual particular, para los bienes de la humanidad, para los bienes de la Iglesia, para los Bienes del Cielo.

crucificado encristo

Por otro lado, cuando vosotros os donáis plenamente a Mí, es Mi Voluntad la que debe trabajar en vosotros. Ciertamente, mantendréis vuestra personalidad, pero vuestra personalidad va a ser guiada bajo Mi Voluntad.

Y de esta forma, lo que vosotros tengáis que dar de acuerdo a la Misión que Yo os he encomendado, va a salir perfecta porque vosotros daréis lo máximo.

Esto es algo muy bello que vosotros debéis entender. Que cuando vosotros actuáis solos, vuestra actuación siempre va a ser imperfecta. Cuando vosotros actuáis bajo Mi Voluntad, vuestra actuación va a ser perfecta.

fe-y-razon0

LA FE COMIENZA DONDE LA RAZÓN SE ESTRELLA

Mientras más os vayáis dejando mover por Mí, más perfectas van a ser vuestras acciones. Siempre, el hombre va a poner algo de lo suyo por no confiar plenamente en Mí; porque a veces os pediré cosas que se salen completamente de la razón humana y entonces pondréis vuestra parte y ahí es donde empieza la imperfección.

Pero es natural Mis pequeños, que hagáis esto en un principio. Porque se sale como os dije, completamente de vuestra lógica humana. Cuando vosotros os dais cuenta de que aquello que aparentemente os pedí, que no era lo que vosotros, en lógica humana creíais que saldría bien…

Y realmente sale bien, entonces os vais a ir dejando mover por Mí plenamente. Y es cuando vosotros mismos, os vais a asombrar de lo que salga de vosotros. Porque es que Yo ya estaré actuando casi en forma total, a través de vosotros.

evang APOSTOLES fusion amor

Como os dije, siempre habrá imperfección humana. Pero mientras más os acerquéis a Mí y os dejéis mover por Mí, vuestras acciones cada vez van a ser mejores. Y así se va a ir dando totalmente Mi Voluntad en la Tierra, que es la misma que se da en el Cielo.

Os pedí que hicierais un recuento de vuestra vida pasada, desde el momento en que fuisteis tomados por Mí, por Mi Amor.

Vosotros mismos sois testigos de cómo os tomé. Sois vuestros propios jueces de cómo erais antes y cómo sois ahora.

amor mundo ambicion rique

Lo que antes os gustaba, lo que era del Mundo, los placeres, la vida de fiesta que antes tanto gozabais; ahora os dais cuenta que eso os aburre. Ya no es el gozo que antes teníais, ya lo veis en su dimensión real: era pérdida de tiempo.

Estáis a otro nivel espiritual, Mis pequeños. Os levanté del suelo, vivíais para el Mundo y os aparté de él poco a poco, sin que os dierais cuenta. Os fui transformando. Fui haciendo de vosotros, nuevas almas. Del barro que erais antes, os volví a modelar…

Yo Soy el Alfarero Bendito, Divino e hice una nueva pieza de cada uno de vosotros. 

alfarero

Habéis sido transformados y lo sabéis, Mis pequeños. Y os he llevado lentamente, sin que casi vosotros os dierais cuenta. No os presioné, respeté vuestra libertad en totalidad. Os fui dando nueva vida que ahora estáis gozando. Os fui apartando del Mundo, porque NO pertenecéis al Mundo…

 Sois Míos, sois Obra Mía. Yo os creé para que estuvierais Conmigo siempre, Eternamente.

Os he dado dones especiales que a lo mejor no os dais plena cuenta de ellos. Pero que ya vuestra misma presencia, vuestras palabras y oraciones, van transformando a vuestros hermanos con los que tenéis contacto o a los que queréis ayudar.

dones-instrumentos-elprofeta

Cuando habláis de Mí, ya Soy Yo, a través de vosotros. Ya no son vuestros conceptos de hace diez, veinte años, treinta. Ya habláis con la Verdad, con Mi Verdad. Ya no tomáis conceptos humanos, sino Divinos. Ya movéis a las almas con Mis Palabras.

Con Mi Presencia en vosotros, movéis corazones a la conversión. Porque Yo estoy en vosotros. Vuestra Transfiguración ya se está dando y va a llegar a su culmen dentro de poco. Y os veréis como Yo os veo.

Seréis Transfigurados para hacer la tarea que habéis venido haciendo, pero en una forma más grande. Ya sois almas que vivís en Mí, aunque estéis en el Mundo.

tesoro pobreza de espiritu

El Mundo, aunque os coquetea ya no caéis en él. Me preferís a Mí, que Soy vuestro Dios y porque Yo os doy muchísimo más de lo que os da el Mundo.

Os he llevado a que conozcáis Mis Riquezas, a que conozcáis Mi Amor, a que conozcáis Mis Promesas, a que conozcáis vuestro futuro eterno. Y eso no os lo va  a dar Satanás, quien representa el Mundo.

Lo que Yo os he dado y a donde os llevo es infinitamente más grande, más bello que lo que os puede dar Satanás. Él perdió todo eso, no os lo puede dar, porque NO le pertenece.  

ANGELCAIDO

Yo Soy vuestro Creador, vuestro Dios y os he ido preparando para que gocéis plenamente, lo que Yo sí os puedo dar y que os he Prometido.

Grandes cosas viviréis, porque ya estáis Conmigo. Porque habéis sido preparados para ello. Estáis viviendo situaciones que la gran mayoría de la humanidad, no vive: Me tenéis con vosotros.

Estoy más cerca de vosotros, porque Me habéis abierto vuestro corazón. Ciertamente esto conlleva una responsabilidad, que es el que Me deis con vuestra presencia a vuestros hermanos. Que mováis corazones. Que también los acerquéis a Mí, como Yo os he acercado a Mi Corazón.  

apostolado

Mucho todavía os daré, pero también vosotros, mucho debéis dar a vuestros hermanos. Cuando seáis transfigurados, comprenderéis mucho mejor vuestra Función aquí en la Tierra…

Y Mi Santo Espíritu os tomará para que Él os mueva y deis lo que tenéis qué dar, para que Mi Reino se implante en los corazones que serán escogidos para los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas.

Yo en Mi Sencillez de Padre Amoroso  hacia vosotros, os seguiré ayudando a crecer así como os he llevado; lentamente, delicadamente, amorosamente.

APOSTOLADO

Dejaos mover, que todavía os falta gozar de grandes bellezas y de Mi Amor en pleno. Todavía tengo grandes sorpresas con las que os voy a enamorar más de Mi Amor.

Sed sencillos, sed como niños como os pidió Mi Hijo, que Yo os voy a consentir y todo esto, porque vosotros os habéis dado a Mí.

Hijitos Míos, ved a los cielos. Veis estrellas, planetas. Todo lo que existe en el Firmamento, es un regalo inmenso que tengo para vosotros. Vuestros Primeros Padres lo gozaron en pleno, porque fue Mi Creación y ellos conocían perfectamente todo lo que Yo Creé.

UNIVERSO

Le pusieron nombre a cada planeta, estrella, a todo lo que hay en el Firmamento. Conocían todo y gozaron todo, antes de la caída en el Pecado. Se deleitaban con Mi Obra, gozaban con Mi Obra, se transportaban al Firmamento cuando querían y lo gozaban.

Esas capacidades que tenían vuestros Primeros Padres, las estáis recuperando. Y con esta Purificación que se os avecina, recuperaréis muchísimo y empezaréis a gozar plenamente de lo que ellos gozaron en los Principios de la Creación; sobre todo, el interactuar con Mi Creación que es Mi Regalo a vosotros.

Cuando vosotros tenéis un animalito que se os regala para que lo cuidéis, vosotros empezáis a interactuar con ése ser vivo. El animalito os conoce y vosotros también lo conocéis. Os entendéis y vais creciendo en ése entendimiento y llega a haber un amor muy particular entre el animalito y vosotros.

encantadordeleones-shedsenn

Ahora, poned esto en una proporción inmensamente mayor, que fue lo que Yo os di con la Creación. Os he dicho que la Creación completa, está viva.

Aunque vosotros veáis aparentemente inertes la tierra, las rocas, el viento que no veis, pero que lo sentís; el agua, todo está vivo. En este cambio que tendréis, gozaréis ésa vida que Yo he puesto a vuestro alrededor.

Ella os cuida, la vida de la Naturaleza os cuida y por eso, Yo les pedí a vuestros Primeros Padres que la cuidaran también.

rey de la selva

Cuando os concentráis en una vida ajena, os amáis en cierta forma. Vosotros dais y por otro lado recibís y a la inversa, os dan y vosotros dais también. Así se vive en el Cielo, así se vive en Mí, vuestro Dios y Creador.

Yo os he Creado. Pero pedidMe, pedidLe a Mi Santo Espíritu que os haga entender esta frase: “Yo os he Creado”

Porque lo que se deriva de esta frase, es inmenso. Fuisteis Creados por Mí, vuestro Dios. Y de ahí se derivan infinidad de cosas a vuestro favor.

creacion7

Para haberos Creado, primeramente hubo Amor. Pero el Amor de parte Mía todavía es incomprensible para vosotros, es inmenso.

Y el haberos dado vida es un acto de Amor de parte Mía, que no entendéis todavía. Y os pido Le pidáis a Mi Santo Espíritu, que os dé las capacidades para que entendáis este Misterio tan grande de Mi Amor.

El que os haya dado vida para servirMe, es un regalo inmenso para un alma. Es un regalo de Mi Corazón.

creacion_01

Cuando os he dado vida, os he dado también Mi Amor, Mis Cuidados, Mi Guía, Mis Delicias y un futuro eterno, bellísimo.

Cuando pensé en vosotros para daros vida, os estaba ya regalando inmensidades de Mi Corazón. Por eso, es necesario que vosotros le pidáis a Mi Santo Espíritu, que os deje comprender todo esto que os digo, y entraréis en un éxtasis hermoso. 

Fuisteis escogidos por Mí vuestro Dios, para que Yo os diera vida y que os diera una misión muy especial, muy particular, a cada uno de vosotros.

creado por dios

¡Pensé en vosotros solamente! Os Creé en lo particular. Os he ido llevando a una perfección espiritual muy grande y estáis destinados cada uno de vosotros a algo más grande, pero para servirMe para servir a vuestro Dios.

PedidLe a vuestros Santos Ángeles que os enseñen y os expliquen, lo que es el Gozo de servir a su Dios. O sea a Mí, vuestro Padre, vuestro Creador.

Los Ángeles gozan al estar ante Mi Presencia. Es una Gracia muy grande que os he dado, Mis pequeños. El Cielo goza por haber sido Creados para estar ante Mí. Les irradio Mi Amor, les irradio Mis Bendiciones, les irradio Vida y ellos reciben todo esto.

000eden creacion

Gozan inmensamente y Me aman más. Mientras más recibo su amor, irradio más vida sobre ellos, sobre toda creatura que Me ama, sobre todo aquello que ha sido Creado para vivir en Mí y para Mí.

Soy vuestro Dios. La Creación se realizó para que vosotros crecierais y vivierais en Mi Amor. Os he dicho que Mi Amor es dinámico que no se puede detener. Cuando tenéis Mi Amor, lo dais necesariamente a vuestros hermanos. Lo dais de regreso a Quien os Creó, que Soy Yo vuestro Dios.

Vivir en Mí, es un Torbellino de Amor, Amor que nunca se termina. Y no solamente esto, sino que crece, CRECE  y CRECE. Por eso vosotros no podéis todavía vivir Mi Amor en pleno, porque vuestro cuerpo no soportaría tanto Gozo.

TRANSFIGURACION

Mi Amor está limitado todavía en vosotros, porque vuestro cuerpo afectado por el Pecado Original, no puede soportar tanto Amor. Por eso debéis ser Transfigurados. Porque vuestro cuerpo no puede soportar y digo así: “SOPORTAR” tanta Belleza de Amor.

Por eso las almas cuando salen ya de vuestro cuerpo, gozan. Gozan infinitamente, se expanden y llegan a un gozo inconmensurable. Las almas, ya libres de las ataduras del cuerpo tienen un Gozo Infinito y a eso estáis destinados vosotros si os mantenéis en Mí. Si Me seguís buscando, si gozáis en Mí y si vivís para Mí.

Es tanto lo que os quiero amar. DejadMe Mis pequeños que Me derrame plenamente, sobre vosotros. Que os siga dando Mi Vida en pleno. GozadMe desde ahorita aun cuando sois limitados.

la fe y los milagros

Vuestra Fe os está engrandeciendo. Aceptáis en Fe lo que os digo y eso tendrá un regalo muy grande cuando vuestra alma, ya libre de vuestro cuerpo Me goce plenamente. Espero ése momento Mis pequeños.

Espero cuando regreséis a Mí y os pueda dar ése regalo tan grande que os quiero dar, por haber vivido en Mí y por haberMe servido para la salvación de las almas y para la expansión de Mi Gloria en el Universo entero.

Yo os bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

amor perfecto

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la Serpiente del Mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

Hijitos Míos, ¡Cuánto os amo!

Yo os amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en del Amor de Mi Santo Espíritu.

bendicion_del_padre

http://www.diospadresemanifiesta.com

E4 VEN Y SÍGUEME…


afiche maria auxiliadoraJunio 30 de 2016

El Amor, Puro y Santo, el Amor Divino, lo ES todo.

Hijitos Míos, cuando Yo os dije que la Iglesia se iba a mantener hasta el fin del Mundo, es Mi Promesa. Satanás la ha querido destruir desde que fue creada por Mí, cuando vivía Yo en la Tierra y cuando fui reuniendo a los primeros apóstoles y a aquellos que iban a transmitir Mi Palabra y Mi Amor a todo el Mundo.

PADRE Y REY Sagrado%20Corazón%20de%20jesús%203

Yo Soy Todo Amor, Mi Evangelización es Amor. Porque Mi Evangelización os va a preparar para llegar al Reino de los Cielos y en el Reino de los Cielos, se vive el Amor.

Por eso, Satanás ataca tan fuertemente a Mi Iglesia que es vuestra Iglesia también.

Porque vosotros al buscarMe a Mí, estáis buscando el Amor. Pero no es un amor común y corriente, un amor humano, es un Amor Divino.

amor de dios

 Un Amor que ciertamente el mismo Satanás lo vivió, pero que perdió por su Soberbia, por su Traición, por su Maldad.

Todos vosotros estáis llamados a vivir en el Amor, pero tenéis que ejercitarlo. Ciertamente, Yo os lo he dado desde el momento de vuestro Bautismo; pero son pocas las almas que se mantienen haciéndolo crecer.

Vinisteis a la Tierra a transformar a este Mundo. El Padre, vuestro Padre, Creó todo por amor y todo se desarrolla en el Amor. Así que si vosotros no estáis buscando el Amor, difícilmente entraréis al Reino de los Cielos.

apostoles del amor

Ciertamente cuando morís, se os Juzga y vemos qué tanto Amor tenéis. Qué tanto Amor cultivasteis en la Tierra. Cómo tomasteis todas las oportunidades que se os dieron para amar, para ser amados y para que Me trajerais almas para que Me amaran.

Poco pensáis en ello Mis pequeños. El Amor, Puro y Santo, el Amor Divino, lo es todo. Debéis buscarlo a como dé lugar. E ir erradicando de vuestra persona, todo aquello que haga crecer en vosotros lo que viene de Satanás, como es la Maldad, el Odio, la Perversión, la Muerte, la Destrucción y tantas y tantas cosas negativas, a donde os lleva Satanás, engañándoos.

Ciertamente necesitáis el Discernimiento Santo, que os he dicho que lo pidáis continuamente.

juicio amor

Recordad que todo aquello que vosotros deis a vuestros hermanos, se os regresará a vosotros y a vuestra familia. Lo que les hagáis a ellos, Me lo estaréis haciendo a Mí. Así que si vosotros no estáis amando, NO estáis difundiendo Mi Amor y por consiguiente, cambiando a este Mundo de Maldad a un Mundo de Bien.

Buscad siempre primero agradarMe a Mí vuestro Dios, antes que a vosotros. Dejad Mi Amor en vuestros hermanos. Dejadles alegría, bienestar y si no tienen de lo material y de lo espiritual, ayudadles. Yo os lo regresaré al ciento por uno.

Estad seguros Mis pequeños, que Yo siempre estaré junto a vosotros y especialmente, cuando hagáis el Bien a vuestros hermanos.

00obras_misericordia

Hijitos Míos, os he dado las obras de Misericordia, para que con ellas pudierais crecer espiritualmente. Pero ¿Qué hacéis la mayoría de vosotros, cuando os pongo delante de vosotros a un hermano vuestro, a quien podéis ayudar?

Pasáis de largo, volteáis para otro lado para no ver su cara de dolor, de desesperación o de deseo de ayuda. Cerráis vuestro corazón, cerráis vuestro bolsillo, no compartís de lo que ni siquiera es vuestro, porque todo os lo he dado Yo,

Y ¿Así queréis el Reino de los Cielos?, Cerrando vuestro corazón y guardando para vosotros lo que no os pertenece, aunque ciertamente lo hayáis trabajado, pero Yo os he dado todas las capacidades necesarias para que tuvierais de lo material.

amorvsdinero-300x204

Todo se pondrá en la balanza, Mis pequeños, éstos serán tiempos en que deberéis vivir las obras de Misericordia.

Desde ahora, os voy adelantando lo que viviréis, para que os vayáis preparando, para que meditéis y no seáis como aquellos que pasaron ante el hombre herido de la Parábola, y nadie lo quiso atender, sino aquél que era enemigo de raza del herido.

Ponéis muchos pretextos para no ayudar a vuestros hermanos necesitados y no os dais cuenta que lo que no estáis haciendo con vuestro hermano, no Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios.

Colosenses

Yo estoy en cada uno de vosotros, Yo estoy en el alma de cada uno de vosotros… Y al Vivir Yo en cada uno de vosotros, es vuestra tarea y sobre todo vuestra compasión, el verMe a Mí en vuestros hermanos necesitados.

Aprovechad Mis pequeños, estas oportunidades, que todavía tendréis para ejercitar vuestro amor, viviendo ésas obras de Misericordia para que no cerréis ya vuestro corazón ante vuestros hermanos.

Y de esa forma, no os arriesguéis a que Yo vuestro Dios Jesucristo que vivió entre vosotros, a la hora en que lleguéis ante Mí para ser juzgados, Yo os desconozca, os diga que no os conozco porque no estáis actuando o no actuasteis como debierais.

Las obras de caridad materiales y espirituales

Dad amor, Mis pequeños. Y Yo os lo regresaré en grandes cantidades, nunca Me ganaréis en Amor. 

Vosotros dais poco, porque no sois perfectos, pero ése poco que vosotros deis y lo deis con amor, con una verdadera entrega, se os regresará multiplicado infinitamente.

MostradMe ante vuestros hermanos. Porque así como deberéis ver en vuestros hermanos Mi Presencia y por eso les ayudaréis; ellos Me verán también en vosotros, verán Mi Misericordia a través de vosotros.

amor de fusion y caridad

Y así por todos los que veáis como vuestro prójimo, por ellos seréis Bendecidos eternamente por Mi Amor.

 Os he venido diciendo que Le pidáis a Mi Santo Espíritu el Don del Discernimiento, porque Satanás os irá atacando cada vez más fuerte, en este periodo de Purificación Mundial.

Él tratará de desviaros, desviar vuestra atención que debéis mantener en lo espiritual. Sus ataques serán en lo material y en lo que más os interesa a vosotros, que es en lo económico. 

tornado-oklahoma-efe1

Os he dicho que se os irá quitando lo económico; pero al mismo tiempo, Yo os iré dando un crecimiento cada vez más fuerte en lo espiritual.

Vosotros NO habéis sido creados para vivir en lo material y de lo material.

Vuestro cuerpo, ciertamente necesita de un alimento material que lo tendréis; pero no necesitáis excesos materiales, que es en lo que habéis vivido y a donde os ha llevado Satanás toda vuestra vida.

materialismo (2)

Satanás os quiere desviar, para que vosotros no estéis preparados en lo espiritual y así, pueda tomar fácilmente vuestra alma y llevarla a la condenación eterna.

Si vosotros no os preparáis en lo espiritual, si no tomáis el alimento espiritual que viene de Mí y que principalmente, no tomáis las Sagradas Escrituras, la Santa Misa y la Oración; entonces no estaréis preparados y Satanás os podrá derrotar fácilmente.

Tratad de vivir más en lo espiritual, porque como os digo, Satanás os estará atacando en lo que más os interesa. Os pelearéis por lo material. Os preocuparéis porque vuestros bienes perderán valor y…

crisis-economica-1

¿Cuántas veces no os he dicho Yo, que vuestros bienes no están aquí en la Tierra, sino en el Reino de los Cielos? 

Pedid el don del Discernimiento Mis pequeños, para que podáis ver el trasfondo de todos los Acontecimientos que tendréis a vuestro alrededor.

Mantened la Paz. Analizad con Sabiduría, lo que esté pasando…

crisis_-optimizada

Y luego, estudiad también con Sabiduría Santa, si lo que está sucediendo en vuestra vida, os va a servir para vuestro crecimiento espiritual o para quitaros la Paz y destruir lo que habéis ganado por años, que es la vida del alma.

Ciertamente he tomado a varios de vuestros hermanos y a vosotros mismos, para prepararos para estos momentos de lucha espiritual.

Pero si vosotros que ya habéis sido preparados por tanto tiempo ESTÁIS DUDANDO,  es que no habéis tomado de corazón, todas Mis Enseñanzas y todo Mi Trabajo en vosotros.

paz tormenta milagro

Los que están Conmigo, deberán tener una Paz a toda prueba.

Pero sobre todo, una Confianza total en Mí, vuestro Dios.

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador, sois Mis Cristos en estos tiempos. Sois los Apóstoles de éstos Últimos Tiempos.

apostoles

Yo protejo a los Míos y especialmente a vosotros, a quienes he preparado por años y no os puedo abandonar.

Vosotros haréis mucho por el Reino de los Cielos.

Si Satanás os quiere desviar quitándoos lo material, DEJÁDSELO.

crisisfinanciera

Yo os puedo dar lo que necesitéis.

Vosotros servidMe, porque para eso fuisteis preparados:

Para servir a vuestro Dios.

apostolado fruto

La vida en la santidad, no permite duda en Mis acciones sobre vosotros. Por eso, debéis tener plena confianza en lo que Yo haga en vuestra vida.

Si Me habéis ya dado permiso de que Yo haga en vosotros Mi Santa y Divina Voluntad, ¿Por qué dudáis?

obra rechazo

No seáis incrédulos, como también les dije a Mis apóstoles cuando estaban en periodo de preparación.

NO DUDÉIS. Soy vuestro Dios y Estoy con vosotros en todo momento.

La Fe, os va a dar un poder muy grande sobre las Fuerzas de Satanás.

La Fe, es poderosísima en las almas de aquellos que confían en Mí,

dominio sobre los elementos

NO DUDÉIS Mis pequeños. Os Amo, sois Míos, os cuidaré.

Mis pequeños Yo, vuestro Dios Jesucristo, Dios hecho Hombre bajé. Bajé para serviros.

Yo, Todo Un Dios, sirviendo a Su creatura porque os Amo.

00JESUS-LAVA-LOS-PIES-

Yo bajé del Cielo por Voluntad de Mi Padre, para daros las Bellezas del Cielo. Para daros la Sabiduría de Nuestro Padre.

Sabiduría Divina que compartí con los hombres y que ahora vosotros tenéis y vivís.

Yo fui reuniendo al Rebaño. Algunos se acercaban por curiosidad. Otros se acercaban porque Mi Palabra tocaba sus corazones; pero se quedaban ahí…

rebaño de jesus

Nada más los tocaba. La meditaban un poco y se apartaban nuevamente, porque el Mundo los llamaba.

Pero otros La tomaron y La hicieron Vida… y de entre ellos aparté a Mis Apóstoles.

Apóstoles que llevaron Mis Enseñanzas alrededor del Mundo; de las cuales vosotros estáis gozando. Y estáis gozando porque también abristeis vuestro corazón y Las tomasteis para Vida propia y para enseñarlas.

Ven%20y%20sígueme00

Esta Herencia Divina es para todos los Hombres y debe darse a todos los Hombres.

Esa es Mi Promesa, esa fue Mi Misión.

Y todos vosotros debéis seguirla ayudándoMe a llevarla a vuestros hermanos.

ven y sígueme no mires hacia atras

Esa es la Promesa de Nuestro Dios: Que todo ser sobre la Tierra, pudiera algún día recibir esta Herencia Divina.

El libre albedrío, la voluntad del hombre es La que acepta o La que rechaza. El que La ama o el que La ataca.

Mis pequeños, en vosotros está el ser discípulos o el ser apóstoles, el tomarla por un tiempo, gozar por un tiempo Mi Palabra e iros hacia el Mundo nuevamente.

64-EL-JOVEN-RICO

 O manteneros en Mi Palabra y en Mis Enseñanzas y transmitirlas a vuestros hermanos.

Es mucha la diferencia: estar con vuestro Dios o estar en contra de vuestro Dios.

Tomad de Nosotros todo lo que necesitéis. Si os mantenéis como Apóstoles tomad de Mi, vuestro Dios Encarnado,

evang levi mateo

Vuestro Dios que os entiende porque también tomé materia Humana: Sufrí, Viví, Padecí, estuve entre vosotros.

Conozco bien la naturaleza humana, por eso os digo Mis pequeños: tomad de Mi, que Yo os voy a fortalecer para que superéis la prueba…

Para que os volváis otros Cristos, para seáis verdaderos apóstoles de la Vida Divina, del Mandato de Nuestro Dios.

29pescadores

Sois Mis hermanos, confiad en Mi, que ya os conozco. Conozco vuestro interior perfectamente, tenedme confianza. Dejadme llevaros por los caminos que Yo mismo debía Caminar, pero que ahora vosotros tenéis esa oportunidad de servir a vuestro Dios a través de Mi Guía Amorosa y Sabia.

Transitemos por el Mundo unidos, vuestro Dios Jesús en vosotros:

Tomándoos de la mano, aconsejándoos y haciendo Milagros por vosotros y en vosotros, para vuestros hermanos para su conversión, para su salvación eterna.

00resucitados

Vayamos juntos. Yo no os voy a llevar por éste Mundo solos: Yo Estoy con vosotros, Mi Madre está con vosotros.

 El Poder de vuestro Dios está en vosotros, si con humildad y con aceptación, aceptáis que Vivamos y os Llevemos…,

DejadMe ser en vosotros, dejadMe Vivir en vosotros, dejad que vuestro Dios Camine nuevamente sobre la Tierra a través de vosotros.  Y  anticipadamente por vuestro “FIAT”
Gracias, Mis pequeños, gracias Mis hijitos.

jesus-y-la-samaritana

Hijitos Míos, recordad aquél pasaje en el cual Yo le pido agua junto al pozo a esa pecadora, a esa mujer a la que le tuve que llamar la atención.

Le dije que si Me daba agua para apagar Mi Sed; ella sintiéndose pecadora, sintiéndose menos, porque era Un Judío, Un Israelita quien le pedía agua; se sentía menos por su pecado.

Aquí tenemos dos enseñanzas Mis pequeños:

Una, que vuestro Dios, Yo, Jesucristo entre vosotros, siempre Me voy a acercar al pecador. Nunca desprecio al pecador. Siempre voy en su búsqueda para su salvación.

orgullo gay

Segundo: Yo le decía que Yo le podía dar un Agua que siempre le iba a apagar la sed, pero que además iba a necesitar de Ella para seguir apagando su sed siempre. Y ella pidió de esa Agua.

En ese momento ella se dio cuenta de su pecado. Se dio cuenta Quien era Yo. Se dio cuenta del maravilloso regalo que Yo le estaba dando, que Yo le estaba ofreciendo… Y dijo ella: “yo quiero de esa Agua”.

Mis pequeños, vuestra misión es esa: llevad esa alegría espiritual que vosotros ahora tenéis. Ese Alimento de Vida que os he regalado, a todos vuestros hermanos, especialmente a los más enfermos. Especialmente al pecador, a aquél que no quiere aceptarMe.

gays MUNDO IMPUREZA

A aquel que vive para el Mundo, aquel que vive en el Mal, no importa quien sea. No importa su maldad. Mientras estén Conmigo, Yo os iluminaré. Yo os daré las Palabras, para que vuestra disposición sea total, Mis pequeños. Mi Sabiduría, Mi Amor: fluirán a través de ustedes, de cada uno de ustedes.

Os presentaréis ante grandes pecadores, pero hablaréis con Palabras Santas. Con Palabras que convencerán aún a los más sabios que estén en el Error.

Y DADLES, dadles de Mi Alimento y a que entiendan su error. Predicadles.

apostole4

Vuestro corazón ansioso estará de darles Mi Alimento. Vosotros mismos pedidMe esa Gracia, de que vuestro corazón esté ansioso de la predicación. Que esté ansioso de dar Vida a vuestros hermanos que están muertos a la Gracia.

Y cuando veáis que vuestros hermanos responden, que abren su corazón, que responden a Mi Gracia; vosotros mismos gozaréis y alabaréis a vuestro Dios, por haber sido escogidos como Instrumentos de Amor.

Gozad Conmigo, Mis pequeños. gozad Conmigo la Predicación y la conversión de vuestros hermanos.

pies apostolado

Es un Don grande es un Don Bello, es un Don Celestial el ser predicadores, el ser apóstoles, el dar Vida a aquellos que están muertos.

Mis pequeños, Yo Soy esa Agua Viva, esa Agua, que todo lo que toca lo hace florecer.

Vosotros Mis pequeños habéis sido tomados del Mundo, pero respeto vuestra libertad. Si queréis Mis pequeños aceptar el Regalo que os daré, es vuestra libertad la que lo aceptará.

Os regalo ser manantiales de ésta Agua Viva.

agua viva

un manantial que nunca se termina, que da Vida a todo aquello que toca, hace florecer almas que han sido estériles, dan fruto porque ésta Agua Viva que Yo os doy a beber y que vosotros daréis a vuestros hermanos, dará muchos frutos en vuestros hermanos.

Si aceptáis Mis pequeños, Yo os regalaré de ésta Agua Viva, seréis manantiales que nunca se secarán.

Solamente aceptad, aceptad Mi Voluntad, para que Yo trabaje en vosotros y Mi Agua Viva fluya a través de vosotros.

00AGUA VIVA

Apagad la sed Mis pequeños, de todos aquellos que se acerquen a vosotros. Dadles Alimento como dije en Mi Predicación, la Predicación que escucharon Mis Apóstoles. Dad Vida a todo lugar en donde vayáis y os encontréis.

Lo que suceda en vuestra vida lo aceptaréis como Mi Voluntad y os llevaré a lugares donde se necesitará de ésta Agua Viva, de ésta Luz Divina que vosotros llevaréis y que Yo daré a través de vosotros. Dad el primer paso, que Yo os cargaré y Yo daré los otros.

El “fiat” que se os pidió al principio, es el primer paso.

cruz

La negación a vosotros mismos sería el segundo y la disposición a servir a vuestro Dios a ojos cerrados sería el tercer paso.

CRUZ Cristo murio por mi

Entregad vuestro ser a Mi Voluntad. Y dejad que Yo vuestro Dios os purifique, remueva de vosotros todo aquello que no os sirve, que no sirve para Mi Misión.

DejadMe Mis pequeños que Yo os divinice, Viviendo Yo en vosotros. DejadMe, Mis pequeños que sean ahora ya Mis pasos y no los vuestros. Y que Yo Camine en lugar de vosotros y que Me vean a Mí y no a vuestro ser.

Es vuestra negación, Me estaréis dando vuestra pequeñez y Yo os estaré dando Mi Divinidad.

pobreza de espiritu1

Y HACERLE ENTREGA CON AMOR, DE TODO LO QUE SATANÁS NOS VAYA QUITANDO, COMO A JOB

Diríais que es un cambio injusto, os estoy dando más del ciento por uno como os Prometí, porque aquél que se niega a sí mismo, merece a vuestro Dios.

Mis pequeños, seguirme es difícil, si actuáis bajo vuestras propias fuerzas.

Yo Jesús vuestro Dios, sufrí como Hombre. Tomé esta constitución Humana para asemejarme a vosotros, pero también para poneros el ejemplo.

cruz

He sufrido como Hombre, He sufrido como Dios, pero para dar ese ejemplo que debéis seguir cada uno de vosotros.

El Camino del Amor lleva mucho sufrimiento, porque estáis en el Mundo. Y el Mundo se contrapone a todo aquello que viene de Mí, que viene de Mi Padre.

Todo aquello que puede producir Amor y Salvación, ése es el Camino Angosto.

Ahora podéis comprender por qué es un Camino angosto; porque la misma Humanidad no desea seguir Mi Ejemplo, Mi Palabra, Mis Obras.

persecucion1

Son POCOS, muy pocos los que quieren seguir éste Camino y el de sufrimiento; porque tal es el Mundo que ataca a las almas.

Las envanece, las llena de soberbia, las llena de sus necesidades; que son pocas las almas que transitan por la Verdad y al hacerlo son atacadas…

 Porque las demás almas que ya caminan para el Mundo al ver la virtud, al ver la luminosidad de esas almas sienten la envidia de no estar como ellas.

persecucion odio

Y ATACAN. No soportan ver la virtud y prefieren mantenerse en la obscuridad de su pecado y tratan de atacar y apagar la luz de las almas virtuosas, destruyéndolas de una forma u otra.

Por eso es un camino pesado, porque sois Luz. Luz para las almas… Y al ser luz que es Mi Luz, ésta Luz actúa como Juez, ante ésa Obscuridad.

Ante esa Maldad que llevan ellas… Se sienten mal y así tratan de apagar y destruir esa Luz que los juzga.

persecucion

Pero Mis pequeños, no temáis y recordad que después de éste Camino difícil, angosto, atacado, las Puertas del Paraíso se abrirán ampliamente para que entréis por Ellas.

Vuestro triunfo será grande. El triunfo de las almas que llevan la Luz de la Verdad en su corazón, es bien remunerado.

Así que Mis pequeños, confiad en Mí, que Yo trabajo a través de vosotros, el Amor trabaja a través de vosotros, trabaja en vosotros, os ha cambiado, sois otros ya.

pobreza de espiritu

Sí, tenéis vuestro libre albedrío. Y es un dolor grande para el Cielo, cuando un alma que ya ha sido llena de ésta Luminosidad, prefiere apagarse y volcarse por las cosas del Mundo. Sí, es mucho dolor. Pero Yo insisto a las almas y las sigo enamorando para que vuelvan a ésta Luz.

Seguid Mis pequeños, confiad en Mí, que Yo ya transité éste camino. Fui atacado, pero vencí. Venid Conmigo, tomaos de Mi Mano, que Yo os llevaré por caminos seguros de triunfo…

Y entraréis Conmigo por la Puerta ancha del Reino de los Cielos.

cruz

Mis pequeños, las caídas que tuve llevando Mi Cruz, reparó las caídas que tenéis vosotros durante vuestra vida.

Caéis en el pecado y os levantáis, pero hay muchos que caen y no se levantan. Y se quedan ahí en el fango, cubiertos de fango cubiertos de mugre y no quieren limpiarse.

Yo he sufrido por vosotros, Me he dado por vosotros. Los Méritos están ahí, para que los toméis y de ellos toméis Fuerza para seguir adelante.

evang ven y sigueme

Pedid Mis pequeños, por todos aquellos que cayeron y no quisieron levantarse. Y al contrario, se enlodaron más.

Tomad de Mi Méritos, repartidlos a toda la humanidad. Dadlos a todos vuestros hermanos.

Llevad Mi Medicina a todos los enfermitos del corazón, de la mente.

0000sanacion

Ayudadles a que se levanten y que vean nuevamente el Triunfo de Mi Cruz. Llevadlos a gozar dentro del Dolor… Y os digo gozar, porque no os imagináis el gozo del alma cuando ve almas que se levantan y se salvan por el dolor que tenéis vosotros…

El dolor que ofrecéis a vuestro Dios.

Cuando caminaMos Juntos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo es inmenso. Todo es fructífero, todo es para la Gloria de Nuestro Padre.

icrucificados

No desperdiciéis momento alguno, Mis pequeños, como Yo no lo desperdiciaba. Que todo sea Salvación, que sea Oración, que sea interés por servir para las cosas de Nuestro Padre.

Gracias Mis pequeños, gracias y manteneos en Nuestra Familia. Familia que ve por sus hermanos en una forma desinteresada, honesta y amorosa.
Os vuelvo a repetir esto nuevamente, esto que en múltiples profecías se os dieron desde antiguo y que ya os alcanzaron.

Sí, ¡Ya estáis viviendo ahora ésas profecías! Id a los Libros Sagrados, leed y ACTUAD lo ahí revelado y NO TEMÁIS, DIOS ESTA CON VOSOTROS.

0profecía de joel apocalipsis

Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí, que Yo vencí al pecado, a la muerte y al maligno.  Uníos a Mí y la prueba será fácil de pasar, Yo os iré indicando qué hacer, si en Mí confiáis.

Yo os bendigo en el Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Hijitos y hermanos Míos, aprended y tratad de ser UNO Conmigo, como Nosotros somos UNO en Nuestra Santísima Trinidad y al permitirnos vivir plenamente en vosotros:

fe y caridad, papa

EduqueMos, PrediqueMos, DeMos buen ejemplo.

Vivamos por la salvación de vuestros hermanos y muraMos por su salvación eterna. Y así, a vuestro regreso sigaMos Unidos eternamente en un solo Amor.

Yo os bendigo en el Santo Nombre de Mí Padre, en el de Mí Amor Redentor y en el del Amor de Vida de Mí Santo Espíritu.

jesusbendice

http://diospadresemanifiesta.com/

R66 ¡PADRES Y MAESTROS!


REINA DEL UNIVERSOJUNIO 23 2016 2:25 P.M

Hijitos de mi corazón, la Paz de Dios esté con vosotros.

Pequeños, si los gobernantes de este mundo aprueban las leyes de la ideología de género, las sociedades transgénero mañana, imbuidas por el espíritu del mal van a ser junto con todas las sectas, las mayores perseguidoras del pueblo de Dios.

Os digo, que cada día estas sociedades transgénero están tomando más fuerza; tienen como objetivo acabar con el matrimonio católico, con la familia compuesta por el padre, la madre y sus hijos, que conforman la primera y más importante de las sociedades.

1SagradaFamiliaLa ideología de género es obra de mi Adversario, que quiere destruir la familia como núcleo esencial de las demás sociedades.

Acordaos lo que dice la Santa Palabra de Dios en el libro del Génesis: “Y creó Dios al hombre a imagen suya. Y los creó hombre y mujer. Y les dijo: Creced y multiplicaos y llenad la tierra y sometedla.” (Génesis 1. 27,28)

¿Desde cuándo dos hombres o dos mujeres unidos maritalmente, pueden procrear y dar origen a otra vida?

FAMILIA-gays

¡No os equivoquéis vosotros sodomitas! ¡Sois hijos de la Iniquidad; esclavos de la impureza que le servís al Príncipe de este Mundo!

Hijitos, en el tiempo del último reinado de mi Adversario, las grandes naciones van a estar dirigidas por gobernantes transgéneros.

Ellos impondrán a la fuerza su ideología y sus costumbres y todos aquellos que no obedezcan sus leyes, serán encarcelados, torturados y muchos perderán la vida, por no seguir ni aceptar esta ideología.stvg-farandula-caitlyn-brucer-jenner-nc-super-tv-guia-1210-642x400-main-2-640x400Las más grandes persecuciones al pueblo de Dios, vendrán de parte de estas sociedades transgénero. El mundo será tomado por ellos en todos los campos: social, económico, religioso, político, cultural y deportivo.

¡Levantaos pueblo de Dios, despertad de vuestro letargo, porque se aproximan los días de oscuridad! Preparaos espiritualmente, porque en aquellos días no va a haber tregua.

Los ataques os vendrán por todos lados y vuestra mente será un gran campo de batalla, donde solo la oración y la confianza en Dios, os darán la libertad.

opresion mente

En el tiempo que dure el último reinado de mi Adversario, el Infierno se trasladará a la tierra y todo aquel que se aparte de Dios o camine en tibieza espiritual, se perderá.

No soltéis mi Rosario pequeñitos, orad a todo instante. Sellad todos los días vuestra mente con la Sangre de mi Hijo. Su Poder, junto con mi Rosario, son armas poderosas para combatir el Reino de las Tinieblas.

Consagraos todos los días a la preciosa Sangre de mi Hijo y consagrad vuestras familias, para que en los días de oscuridad que se aproximan, ninguno se pierda.

Sangre preciosa de Jesús-Presentación3

Si no oráis, mi Adversario y sus Demonios irán tomando poder sobre vosotros; es por eso que desde ya debéis de empezar a hacer de vuestra mente un fortín de oración, para que permanezcáis firmes en la fe y podáis repeler todos los dardos incendiarios que mi Adversario os envía.

Vuestra mente representa el alma, no permitáis que se pierda por falta de oración.

Cada dardo que recibáis en la mente, debéis de repelerlo inmediatamente con jaculatorias a la Preciosa Sangre de mi Hijo o llamándome y diciendo: “Ave María Purísima, venid en mi auxilio.”

smiguel_anim

Y Yo vuestra Madre, volaré en vuestro socorro. Llamad también a Miguel, haced su oración de Combate todos los días diciendo:

Bendito San Miguel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes. Y tú Príncipe de la Milicia Celestial, armado del poder divino, arroja al infierno a Satanás y a los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén”

Preparaos pues hijitos míos, porque los días de la gran batalla espiritual, están por comenzar. Apartaos de las cosas y afanes de este mundo.

CONVERSION-MUNDO

Abrid vuestros corazones al amor de Dios y al amor de ésta Madre, que tanto os ama y no quiere que ninguno de sus hijitos se pierda. Poned pues en práctica todo cuanto os digo, para que podáis permanecer en paz y en victoria.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html reina paz

Jun 09 de 2016

Habéis sido almas escogidas en la Tierra para esta gran misión de salvación de almas

¡Mis hijos, Mis hijos! ¡¿Qué habéis hecho con ellos? !Cuánta maldad ha entrado en el corazón de Mis pequeñitos vuestros hijos…! ¡Los que debisteis haber cuidado! Han perdido la inocencia desde muy pequeños, no les cuidasteis ésa vida sencilla, buena. ¡Cuánto mal ha contaminado el alma de estos pequeñitos!

Satanás se ha encargado primeramente, de destruir vuestra espiritualidad. Y vosotros, no  habéis cuidado la espiritualidad de vuestros pequeñitos, ¡Mis hijos!

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y voy cuidando al rebaño y especialmente, a los más pequeñitos.

juicio ante el tribunal de dios

Cuántos de vosotros os esconderéis o querréis esconderos, en el momento de vuestro Juicio. Le pedisteis a vuestro Padre Dios y Creador bebés, para criarlos.

Pero, ¿Qué hicisteis con ellos?

Se os juzgará severamente por la vida de vuestros pequeñitos, por lo que inculcasteis en ellos, por los valores que pusisteis en su corazón o la maldad con que destruisteis los valores que Yo pongo en cada pequeñito que baja a la Tierra.  

jesus_llora_por_el_mundo

Querréis esconderos, para que no veáis Mis Ojos llenos de Ira. Ira Divina Mía, de Jesucristo vuestro Salvador.

Mi Madre cuida de los pequeños, Yo los recibo de Ella, querréis apartaros del Juicio tan severo que vendrá sobre vosotros, los que no cuidasteis el alma de los pequeños que se os dieron, para que los criarais, los llenarais de Vida, de Mi Vida y de Mi Amor.

¿Qué cuentas Me daréis cada uno de vosotros, de los hijos que se os encomendaron?

padres educacion

Recordad que los pequeños llevan como primera educación, la que toman de sus padres y ésa será la base para toda su existencia. Si no les disteis buenas bases, desde ahí empezasteis a destruir el alma de los pequeños.

Muchas veces, será difícil que tratéis de cambiar lo enseñado a vuestros hijos. Que hagan a un lado la maldad que inculcasteis en un principio por vuestra irresponsabilidad y por no pedirMe ayuda.

Y si estos, vuestros hijos, llegan a dar mucho problema en la Tierra, en cierta forma vosotros como padres, recibiréis un castigo por lo que les enseñasteis o por el ejemplo que disteis.

padres_irresponsables_28w_wide

Os di la vida de vuestros hijos, que son Mis hijos. Y vuestros hijos debieron ser criados en el Amor y ¿Qué hicisteis con sus almas?

Preparaos para vuestro Juicio, si destruisteis el alma de vuestros pequeños. Y para que se alivie en algo vuestro castigo orad insistentemente, para que tengaMos Misericordia sobre vosotros los que no llevasteis a cabo correctamente, vuestra tarea de educar a vuestros pequeños.

Muchos llegáis a destruir la Obra, Obra Divina, porque no modelasteis el almita de vuestros hijos y ¿Qué haréis con ésas almas?

ejemplo padres

Acercaos a Mí, para que Mi Santo Espíritu os ilumine y podáis ayudarles a vuestros hijos a enmendar el camino.

Orad por aquellos que han hecho tanto mal, al no importarles el alma de sus hijos.

Os perdono, si realmente queréis enmendar el camino. Ciertamente lo que hicisteis mal, difícilmente lo podréis arreglar.

bebe CON TATUAJES

Pero pedidMe a Mí vuestro Dios, que salve ésas almas que se os encomendaron para hacerlas almas de Bien y que vosotros destruisteis; porque no tomasteis en serio la maternidad y la paternidad que se os concedió.

descuido y tecnologia

“Amaos los unos a los otros”, os pidió Mi Hijo, cuando dejaba la Tierra, cuando regresaba al Reino de los Cielos.

¿Por qué sois tan duros de corazón, Mis pequeños? Os peleáis por las cosas del Mundo y de ahí se toma Satanás para que haya discordias entre los hombres.

Si vosotros meditáis con Sabiduría lo que han causado las guerras en el pasado, veréis cómo lo que estáis viviendo en el presente, todo es causado por lo material.

Nabucodonosor destruye jerusalen

No os amáis, porque Satanás está en medio de toda guerra, de problemas familiares, de problemas sociales. Si os unierais en oración y con una sola intención, la de destruir el Mal que os rodea, lo lograríamos. Porque Yo estaría con vosotros ayudándoos.

Os he dicho, Mis pequeños,  que la unión os dará la Fuerza para destruir las fuerzas de Satanás, su poder es limitado ante Mis Poderes Divinos. Mi Hija la Siempre Virgen María, en cada Aparición cuando llevaba Mis Designios Divinos, os pidió el rezo del Santo Rosario.

Si lo rezarais de corazón y todos unidos, destruiríais inmediatamente, el poder de Satanás.

35David_vs_Goliath

Os  he dado el ejemplo de cómo David venció al gigante Goliat con una honda. Un arma pequeña, insignificante, contra un gigante poderoso, muy fuerte. Y fue vencido, porque Yo estaba dándole fuerza a David, el pequeño.

Vosotros sois como David, pequeños, insignificantes, débiles. Pero tenéis ésa arma poderosísima, que es el Santo Rosario.

Y muchas veces a lo largo de la historia, habéis constatado con ejemplos que se os dan, de cómo el rezo del Santo Rosario, ha vencido las fuerzas de Satanás en múltiples ocasiones; ya fuera en guerras, ya fuera en ataques directos, ya fuera a Satanás a través de otras personas, hermanos vuestros que han sido instrumentos de él.

cristianos rezando el rosario isis--assyrian-christians-in-syria-

Si siguierais Mis indicaciones, Mis pequeños y os unierais a rezarlo, con todo fervor, con todo vuestro corazón, destruiríais el poder de satanás y de todos aquellos que están con él.

Os he dado tanto para que lo podáis destruir, pero no os unís porque no tenéis Fe, porque no tenéis confianza, porque no sois como niños. O porque, queréis seguir siendo manipulados y atacados por Satanás y eso sería una gran tontería de vuestra parte.

En vosotros está la respuesta para destruir su poder, Yo ya os di las armas. Ya os he dado los Consejos Divinos que os pueden servir para que os liberéis de las ataduras de Satanás.

rebeccabrownelvinoadarlibertadaloscautivos500x772

El Rosario está al alcance de todos vosotros, de grandes y pequeños, ¿Queréis vencer a vuestro enemigo? Ahí está el Santo Rosario para que lo logréis.

Si queréis seguir siendo esclavos de sus ataques y de su maldad, seguid como estáis; pero luego no os quejéis Conmigo, de que Yo no os ayudo. Vosotros tenéis la respuesta a vuestros problemas.

Tomad o dejad Mi Ayuda; vosotros os podéis liberar ya en cualquier momento, todo depende de vuestra voluntad. Os Bendigo mis pequeños. Gracias por atender mis llamados.

ROSARIO madre-rezando-con-hijo

Hijitos Míos, estáis viendo la Confusión por todos lados. Soy vuestra Madre la Siempre Virgen María que os protege, que os guía, en estos Tiempos de Tribulación. Todo esto que estáis viviendo estaba profetizado, pero no a todos les interesó el conocer la Palabra Divina y no se protegieron.

En las Sagradas Escrituras tenéis muchos ejemplos en los cuales, aquellos que se interesaron en salir adelante de una situación a veces fatal, pudieron sobrellevar la prueba y vencieron.

Las Vírgenes Prudentes, son un ejemplo que debierais tomar todos vosotros: estar esperando al Esposo. Pero sobre todo, amar al Esposo.

25Bodas-cordero

Muchos de vuestros hermanos han escuchado que ya son tiempos de cambio, en los que de alguna forma, se va a manifestar Mi Hijo pronto. Y muchos Lo esperan con gran amor hacia Él como Dios, aún como Hombre, como Salvador, con una admiración y respeto al Hijo de Dios que os abrió las Puertas del Cielo con Su Donación.

Estas almas son las que saben amar, las que se van a ganar el Premio por estar preparadas al cambio y sobre todo, serán protegidas de la confusión.

Hay tantas almas que actúan solamente por curiosidad. Escuchan que va a haber un cambio fuerte, que viene ya Mi Hijo; pero no toman en serio este Acontecimiento tan importante y no se preparan. 

bodas-del-cordero

Satanás está dando sus coletazos de ahogado, está tratando de destruir la espiritualidad de cuantas almas pueda. Pero a infinidad de almas parece que no les interesa su futuro eterno, no se preparan, no se protegen.

De tal forma que son presa fácil, muy fácil para que Satanás las destruya espiritualmente y a veces, hasta físicamente… Y estas almas con toda seguridad, se condenarán.

Nuestro Dios y Señor y Yo Misma vuestra Madre, os Hemos venido preparando, avisando, advirtiendo, desde muchos años atrás, para estos momentos tan importantes para la humanidad. Pero sobre todo, muy importantes para vuestra alma… Y ¿Cuántas almas se han preparado para ello?

doncellas sabias y necias

Os he dicho que el Resto Fiel es muy pequeño. Eso quiere decir, que  un gran porcentaje no están preparados para estos Acontecimientos y ciertamente muchas almas se condenarán, porque no quisieron hacer caso de Nuestros Mensajes de Amor y de protección.

 Tenéis el libre albedrío y de toda la información que se os dio por años, para vuestro Bien. Algunos los tomasteis en serio y muchos, no lo quisisteis tomar para vuestra protección. Sois libres, vosotros escogéis lo que creéis que es bueno para vuestra alma y para vuestra vida sobre la Tierra.

Os ayudo a que entendáis lo que viviréis, pero si no os interesa escuchar y sobre todo, llevar a cabo lo que os pido o lo que os sugiero, Yo no os puedo presionar.

Nuestra Señora de La Salette llorando, fondo calamidades

Mi Padre, vuestro Padre, Me ha dado la Gracia de ayudaros en estos momentos de la humanidad. Yo como vuestra Madre, os quiero llevar hacia el Bien Supremo, hacia vuestra salvación eterna, hacia vuestra santidad de vida.

Pero muy pocos abrís vuestro corazón y aceptáis lo que se os da. ¡Qué tristeza Nos da en el Reino de los Cielos, ver vuestro estado espiritual y vuestra casi nula búsqueda de la perfección espiritual!

Se os advirtió por muchísimo tiempo sobre estos momentos que YA estáis viviendo y padeceréis, pero no quisisteis prepararos para salir avante de la Prueba. Vuestro error para la gran mayoría de vosotros, os costará la Condenación Eterna.

alma condenada infierno

Gracias, Mis pequeños. Que la Gracia de Nuestro Dios y en Su Santísima Trinidad y Mi Amor de Madre, quede con todos vosotros.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

trini marycoronation_velasquez_crop

 

 

http://diospadresemanifiesta.com/

77.- MARTIRIO DE UNA MADRE


(EL DIARIO DE REGINA)

La ausencia de Marco Aurelio, le impidió ver cómo se agravó la enfermedad de Alexandra. Bernabé velaba su inconsciencia con ardientes plegarias. El tribuno encargado trataba muy duramente a los prisioneros pues temía que se escaparan de la cárcel, por arte de un mágico encantamiento.

Regina se lo reclamó:

–           Nosotros no escaparemos. ¿Por qué no nos concedes ningún alivio, a nosotros que somos presos tan distinguidos? ¡Nada menos que del César y hemos de combatir en su Natalicio! ¿No aumentaría tu gloria, si nos presentásemos más gordos y saludables?

El militar se sintió desconcertado y enrojeció de vergüenza. Luego ordenó que se les tratara más humanamente. Permitió a los parientes que entraran a la cárcel y se reconfortaran mutuamente, a excepción de Marco Aurelio; pues había recibido órdenes terminantes, por parte de Tigelino.

En el segundo calabozo, Alondra se halla en el octavo mes del embarazo pues fue detenida cuando estaba encinta. Al aproximarse el día del espectáculo sufre mucha tristeza, temiendo que su martirio fuese postergado a causa de su estado, ya que la ley prohíbe que las mujeres encinta sean expuestas al suplicio. No quiere quedarse atrás de los cristianos y que más adelante tenga que derramar su sangre inocente, entre los demás criminales. Y tampoco sus compañeros de martirio quieren dejar atrás a tan excelente compañera.

Tres días antes de los juegos, todos se unieron en una misma súplica al Señor Jesús y  apenas terminaron la Oración, enseguida le vinieron los dolores de parto. Debido a lo prematuro y por razón natural, ella sufre y gime…

Entonces un carcelero le dijo:

–           Si tanto te quejas ahora ¿Qué harás cuando seas arrojada a las fieras de las que te burlaste al no querer sacrificar?

Ella respondió:

–           Ahora soy yo la que sufro. Pero allá en la arena, habrá otro en mí que padecerá por mí, pues yo también padeceré por Él.

Alondra dio a luz una niña a la que una cristiana adoptó como hija.

Entonces un joven llamado Lewis se acercó al grupo donde estaba Regina y les dijo:

–           Acabo de tener una visión: Ya habíamos sufrido el martirio y habíamos salido de nuestro cuerpo. Cuatro ángeles nos transportaban hacia el Oriente, pero sus manos no nos tocaban. Íbamos trepando por una pendiente suave. Pasado el primer mundo, vimos una luz inmensa y le dije a Regina que venía a mi lado: ‘He aquí lo que el Señor nos prometió y ya recibimos la recompensa’ Mientras éramos llevados por los cuatro ángeles, se abrió ante nuestros ojos una gran llanura que era como un vergel poblado de rosales y de toda clase de flores. Y sus hojas caían incesantemente. En el vergel, había cuatro ángeles más resplandecientes que los demás. Al vernos nos acogieron con grandes honores. Y dijeron a los otros ángeles con admiración: ‘¡Son ellos! ¡Son ellos!’

Entonces los cuatro ángeles nos dejaron en el suelo y nosotros caminamos la distancia de un estadio, por una ancha avenida. Allí encontramos a  Daniel, Xavier y Joshua, que habían sido quemados vivos en la misma persecución y a Lucas, que había muerto en la cárcel. Les preguntamos qué en donde estaban los demás, pero los ángeles nos dijeron:

–           Vengan. Antes entren y saluden al Señor.

Llegamos a un palacio cuyas paredes parecen edificadas de pura luz. Delante de la puerta había cuatro ángeles que antes de entrar, nos vistieron con vestiduras blancas. Entramos y oímos un coro que repetía sin cesar: ‘Agios, Agios, Agios = Santo, Santo, Santo.’ En la sala vimos sentado a un anciano canoso, con cabellos de nieve, pero con rostro juvenil. No vimos sus pies. A su derecha y a su izquierda, había cuatro ancianos.

Y detrás estaban de pie, otros innumerables ancianos. Avanzamos asombrados y nos detuvimos ante al trono. Cuatro ángeles nos levantaron en vilo. Besamos al Señor y él nos acarició la cara con la mano. Los demás ancianos dijeron:

–           ¡De pie!

Y de pie nos dimos el beso de paz. Después los ancianos nos dijeron:

–           Vayan y jueguen.

Y yo dije a Regina:

–           Ya tienes lo que anhelabas.

Y ella me contestó:

–           ¡Gracias a Dios! Fui dichosa en el mundo, pero aquí soy más dichosa todavía.

Cuando salimos del Palacio, reconocimos a muchos hermanos que ya habían sufrido también el martirio. Todos nos sentimos alimentados y saciados por una fragancia inefable. Entonces me desperté lleno de gozo.

Cuando Lewis terminó su relato, el sacerdote Damián, dijo:

–           El poder del Espíritu Santo, es idéntico por esto. ¡Qué abran bien los ojos, quienes valoran este Poder! ¡Que fue enviado para distribuir todos los carismas, en la medida que el Señor los distribuye a cada uno de nosotros, para que se fortalezca nuestra Fe! Tanto en el carisma del martirio como en el de las revelaciones; Dios cumple siempre sus promesas, para confundir a los incrédulos y sostener a los creyentes…Tal como está escrito: En los últimos días, dice el Señor, derramaré mi Espíritu sobre todos los hombres y profetizarán sus hijos y sus hijas. Los jóvenes verán visiones y los ancianos tendrán sueños”…

La voz del sacerdote resuena en las paredes de la prisión. Cuando termina de hablar, Regina retoma la escritura que tan cuidadosamente está llevando:

“Unos días antes de que fuéramos arrestados, fuimos bautizados y el Espíritu Santo me inspiró estando dentro del agua, que no pidiera otra cosa que poder resistir, el amor paternal.

Cuando nos hallábamos todavía con los guardias, mi padre impulsado por su cariño, deseaba ardientemente alejarme de la Fe con sus discursos y persistía en su empeño de conmoverme.

Yo le dije:

–           Padre ¿Ves ese cántaro que está en el suelo? ¿Esa taza y esa jarra?

–           Lo veo. –me respondió.

–           ¿Acaso se les puede dar un nombre diferente del que tienen?

–           ¡No! –me respondió.

–           Yo tampoco puedo llamarme con un nombre distinto de lo que soy: ¡Cristiana!

Entonces mi padre, exasperado se arrojó sobre mí para sacarme los ojos, pero solo me maltrató. Después, vencido se retiró con sus argumentos diabólicos. Durante unos días, no volvió. Por eso di gracias a Dios  y sentí alivio por su ausencia.

Luego fuimos encarcelados.

Yo experimenté pavor, porque jamás me había hallado en tinieblas tan horrorosas ¡Qué día tan terrible! El calor era insoportable por el amontonamiento de tanta gente. Los soldados nos trataban brutalmente. Y sobre todo, yo estaba agobiada por la preocupación.

¡Mi hijo está tan pequeño!

Leonel y Santiago, benditos diáconos que nos asistían, consiguieron con dinero que se nos permitiera recrearnos por unas horas, en el lugar más confortable de la cárcel. Saliendo entonces del calabozo, cada uno podía hacer lo que quisiera.

Yo amamantaba a mi hijo casi muerto de hambre. Preocupada por su suerte, hablaba con mi madre, confortaba a mi hermano y le recomendaba a mi hijo. Yo me consumía de dolor al verlos a ellos consumirse por causa mía. Durante muchos días, me sentí abrumada por tales angustias. Finalmente logré que se quedara conmigo en la cárcel. Al punto me sentí con nuevas fuerzas y aliviada de la pena y la preocupación por el niño.

Desde aquel momento, la cárcel me pareció un palacio y prefería estar en ella más que en cualquier otro lugar. Un día mi hermano Josué me dijo:

–           Domina hermana, ahora estás elevada a una gran dignidad ante Dios. Tanta que puedes pedir una visión y que se te manifieste si la prisión ha de terminar en martirio o en libertad.

Yo podía hablar familiarmente con el Señor, del que había recibido muchos favores y por eso, confiadamente le prometí:

–           Mañana te daré la respuesta.

Me puse en Oración y tuve la siguiente visión:

Vi una escalera de bronce tan maravillosamente alta, que parecía tocar el cielo, pero tan estrecha, que solo se podía subir de a uno. En los brazos de la escalera estaban clavados toda clase de instrumentos de hierro: espadas, lanzas, arpones, puñales, cuchillos… si uno subía descuidadamente sin mirar a lo alto, quedaba atravesado y hubiera dejado jirones de carne enganchados en los hierros. Al pie de la escalera estaba echado un dragón de extraordinaria grandeza, que tendía asechanzas a los que subían y los asustaba para que no subieran.

Lewis subió primero. Él nos había edificado en la Fe y al no estar presente cuando fuimos arrestados, se entregó después voluntariamente, por el amor que nos profesaba. Al llegar a la cumbre de la escalera, se volvió hacia mí y me dijo:

–           Regina, te espero pero ten cuidado, para que ese dragón no te muerda.

Yo le contesté:

–           No me hará daño en el nombre de Cristo.

Y el dragón parecía como si me tuviera miedo. Sacó lentamente la cabeza de debajo de la escalera y yo se la pisé, usándola como si fuera el primer peldaño y subí.

Después vi un inmenso prado, en medio del cual estaba sentado un anciano alto, de rostro juvenil y muy hermoso; con el cabello completamente cano y en traje de pastor, ocupado en ordeñar sus ovejas.

Muchos miles de personas vestidos de blancos hábitos, lo rodeaban. Levantó la cabeza, me miró y dijo:

–           ¡Seas bienvenida, hija!

Me llamó y me dio un bocado del queso que estaba preparando. Yo lo recibí con las manos juntas y comí. Todos los circunstantes dijeron:

–           ¡Amén!

Sus voces me despertaron mientras yo seguía saboreando algo dulce.

En seguida conté a mi hermano la visión y  los dos comprendimos que nos esperaba el martirio… Desde aquel momento empezamos a perder toda esperanza en las cosas de esta tierra.

Días después corrió la voz de que seríamos interrogados. Mi padre, consumido de pena, llegó de prisa a la ciudad, se me acercó con intención de conmoverme y me dijo:

–           Hija mía, apiádate de mis canas. Apiádate de tu padre si es que merezco que me llames padre. Con estas manos te he criado hasta que llegaste a la flor de la edad y te he preferido a todos tus hermanos. No es para esto que te engendré. Entre todos mis hijos te he amado, alegría y luz de mi casa. Y ahora tú quieres tu ruina y no te importa destruir también al pobre padre tuyo, que siente morir su corazón por el dolor que le das. Desde que dijeron que dejarían libres a los que hicieran sacrificios a nuestros dioses hija; llevo semanas rogándote. Tú has querido resistir y has conocido la cárcel. Tú, nacida y criada entre el lujo y las comodidades.

Y yo le contesté:

–           Es por el amor que siento por ti y por él, que permanezco fiel a mi Señor. Ninguna gloria de la tierra dará a tu cabello blanco y a este inocente tanto decoro, como el que te dará mi muerte. Tú llegarás a la Fe y… ¿Qué dirás entonces de mí, si tuviese la bajeza de haber renunciado en un momento de debilidad, a la Fe?

–           ¡Oh, dioses! ¡¡Ayúdenme!! Regina escucha por favor: Inclinando mi espalda ante los poderosos, te he obtenido un arraigo domiciliario, para que puedas estar todavía en tu casa como prisionera. Le he prometido al juez que te doblegaría con mi autoridad paterna. Ahora él me escarnece, porque no me haces caso. ¿No es esto lo que debería enseñarte, la doctrina que dices que es perfecta? ¿Cuál Dios es el que sigues  que te inculca de no amar y no respetar, al que te ha engendrado? Porque si me amaras no me darías tanto dolor. Tu obstinación, que ni siquiera la piedad por tu inocente ha vencido; te ha costado el ser arrancada de la casa y encerrada en esta mazmorra. Pero ahora ya no se habla más de prisión. Se habla de muerte… Esto es atroz. ¿Por qué? ¿Por Quién? ¿Por quién vas a morir tú? ¿Ese Dios tuyo tiene necesidad de tu sacrificio y del nuestro, el mío y el de tu criatura, que ya no tendrá más madre? ¿Su triunfo tiene necesidad de tu sangre y de mi llanto, para cumplirse? ¿Pero cómo? La fiera ama a sus cachorros… y tanto más los ama cuanto más los ha tenido en el seno.

Tú no eres una bestia. Has sido la hija más perfecta y una madre ejemplar. Pero ahora no te comprendo. Porque te conozco, por eso te obtuve el que pudieras amamantar a tu niño. Pero tú no cedes. Y después de haberlo nutrido, de darle calor, de servirle de almohada a su sueño, ahora lo rechazas y lo abandonas sin pesar. ¡Por Júpiter! ¿Qué es lo que te pasa?

No sé qué hacer. ¡Ya no te entiendo! No te ruego por mí, sino por él. No tienes el derecho de hacerlo un huérfano. Ya perdió a su padre en Britania y ahora te perderá a ti también. No tiene derecho ese Dios tuyo para hacer esto. ¿Cómo puedo creerlo bueno, más que los nuestros, si requiere estos sacrificios tan crueles? Tú me haces que lo odie y lo maldiga siempre más…

–           Mi Dios no tiene necesidad de mi sangre y de tu llanto para triunfar. EL YA TRIUNFÓ. Pero tú sí tienes necesidad de llegar a la Vida Verdadera. Y también este inocente tiene que quedarse para conocerla. Por la vida que me espera y por la alegría que él me ha dado, yo les obtengo la Vida que es verdadera, eterna, feliz. No. Mi Dios no enseña el desamor por los padres y por los hijos, sino el verdadero amor. Ahora el dolor te hace delirar, padre. Pero después la luz se hará en ti y me bendecirás. Yo te la mandaré desde el Cielo.

–           ¡LOCA! ¡PERDIDA! Pero ¡NO! ¡NO! ¡NO! ¿Qué estoy diciendo? ¡Oh, Regina perdona! ¡Perdona a tu viejo padre al que el dolor enloquece! ¿Quieres que ame a tu Dios? Le amaré más que a mí mismo, pero quédate entre nosotros. Di al magistrado que te doblegas. Después le adoraremos entre los dioses de la tierra. Después harás de tu padre esto que tú eres: seré cristiano. Te lo juro. No te llamo más hija. Ya no seré tu padre, sino tu siervo y tu esclavo y tú serás mi señora. Domina, ordena y yo te obedeceré. Pero ¡Piedad! ¡Piedad! ¡Sálvate mientras todavía puedes hacerlo! El tiempo ya se terminó.

Tu compañera ha dado a luz a su criatura. Yo lo sé y nada más falta la sentencia. Te será arrancado el hijo y no lo verás nunca más. Quizás mañana, quizás hoy mismo. ¡Piedad, hija! ¡Ten piedad de mí y de él, que no sabe hablar todavía! Pero ¿Lo ves cómo te mira y sonríe? ¡Cómo invoca tu amor! ¡Oh! Señora mía. Luz y reina de mi corazón. Luz y alegría de tu bebé, ¡Piedad! ¡Piedad!

Y se arrodilló y besó la orla de mi vestido. Y se abrazó a mis rodillas. Buscó mi mano y la besaba, bañándola con sus lágrimas.

Y yo tenía la otra sobre mi corazón, mientras oraba y me contenía ante el  más terrible ensañamiento humano. Esta tortura era más feroz que cualquiera imaginada por el verdugo más brutal y despiadado. Pero no me doblegué y le dije:

‘A  este inocente no es que yo lo ame menos, ahora que estoy vaciada de sangre para nutrirlo. Si la ferocidad pagana no se hubiera desatado contra nosotros los cristianos, yo sería para él una madre amantísima y él sería el motivo más precioso de mi vida. Pero más que la carne nacida de mí, es más Grande mi Dios. Y el amor que Él ha dado, ES INFINITAMENTE MÁS GRANDE. Posponer su amor, por el de una criatura… ¡¡¡No!!! ¡No! Tampoco serás el esclavo de tu hija. Yo para ti soy tu hija y en todo obediente, fuera de esto: de renunciar al Verdadero Dios por ti. Deja que el querer de los hombres se cumpla. Y sí me amas, sígueme en la Fe. Y encontrarás a la hija tuya para siempre, porque la verdadera Fe da el Paraíso. Mi Pastor Santo, ya me ha dado la bienvenida a su Reino.’

Y entonces tomé al niño que había dejado durmiendo sobre mi manto, saciado y contento. Después de besarlo suavemente para no despertarlo, lo consagré a Jesús. Era mi corderito sacrificado junto conmigo, por la salvación de sus almas.

Y mojando mi dedo con mis lágrimas, también lo bendije, trazando una cruz sobre su frente, sobre sus manitas, sobre su pecho y sus piecitos. Mi niño me sonrió como si sintiera mi ternura y la dulzura de mis caricias. Luego se lo di a mi padre.

Entonces él me suplicó llorando:

–           ¡No me hagas ser la vergüenza de los hombres! Piensa en tus hermanos,  piensa en tu madre y en tu tía materna. Piensa en tu hijito que no podrá sobrevivir sin ti. ¡Cambia tu decisión y no nos arruines a todos! ¡Ninguno de nosotros se atreverá a presentarse en público, si eres condenada!

Así hablaba mi padre, movido por su cariño. ¡Cuánta compasión me inspiraba mi pobre padre! ¡Pues él sería el único de mi familia, que no se alegraría con mi martirio! Traté de consolarlo diciendo:

–           Allá en el tribunal, sucederá lo que Dios quiera. Has de saber que nosotros no somos dueños de nosotros mismos, sino que pertenecemos a Dios.

Y él se retiró de mí desconsolado.

Otro día mientras estábamos almorzando, nos sacaron de repente para ser interrogados y llegamos al Fórum. Había un gentío inmenso, subimos al estrado. Mis compañeros fueron interrogados y confesaron su Fe. Por fin llegó mi turno. Bruscamente apareció mi padre con mi hijo en brazos y me arrastró fuera de la escalinata, suplicándome:

–           ¡Compadécete del pequeño!

El procurador Emilio que tenía el Ius Gladii o poder de vida y muerte, insistió:

–           Apiádate de las canas de tu padre y apiádate de la tierna edad del niño. Sacrifica por la salud del emperador.

Yo respondí:

–           No sacrifico.

–           ¿Eres cristiana?

–           Sí. Soy cristiana.

Mi padre se mantenía firme en su intento de conmoverme. Por eso Emilio dio orden de que lo arrojaran de ahí y hasta le pegaron con una vara.

Sentí los golpes a mi padre, como si me hubieran apaleado a mí ¡Cuánta compasión me daba su infortunada vejez!

Entonces Emilio pronunció sentencia contra nosotros, condenándonos a las fieras. Y volvimos a la cárcel muy contentos.

Como el niño estaba acostumbrado a tomarme el pecho y a permanecer conmigo en la cárcel, enseguida envié al diácono Antonio a reclamarlo a mi padre. Pero mi padre no se lo quiso entregar. Entonces, gracias al Querer divino, ni mi niño extrañó los pechos, ni éstos me causaron ardor. De esta manera cesaron mis preocupaciones por la criatura y por el ardor de mis pechos.

A los pocos días, mientras estábamos en Oración, súbitamente se me escapó la voz y nombré a Vicente. Me quedé pasmada porque nunca me había venido a la mente, sino hasta ese momento.

Y sentí compasión al recordar cómo había muerto. También comprendí que yo era digna y que debía orar por él. Empecé a hacer mucha Oración por él y a gemir delante del Señor. Seguidamente aquella misma noche tuve esta visión:

Vi a Vicente salir de un lugar tenebroso, donde también había muchos otros. Venía sofocado por el calor y sediento. Con un vestido sucio y rostro pálido. Llevaba en la cara la herida que tenía cuando murió. Vicente era mi hermano carnal de siete años de edad. Murió de un cáncer tan terrible en la cara, que daba asco al mundo.

Yo hice Oración por él. Pero entre él y yo había una gran distancia, de tal manera que  era imposible acercarnos el uno al otro. Además en el mismo lugar en que estaba Vicente, había una piscina llena de agua, pero el borde estaba más alto que la estatura del niño. Vicente se estiraba como si quisiera beber. Yo me afligía al ver la piscina llena de agua, pero con el borde demasiado alto para que pudiera hacerlo y beber hasta saciarse. Entonces me desperté y comprendí que mi hermano estaba sufriendo, pero confiaba en que podría aliviar sus sufrimientos. Por esto, oraba por él todos los días. Hasta que fuimos trasladados a otra cárcel, porque debíamos combatir en los Juegos Militares, para celebrar el cumpleaños del César. Y continué orando por él, día y noche, con gemidos y lágrimas para alcanzar la gracia.

El día que estuvimos en el cepo, tuve una nueva visión:

Vi el lugar que había visto antes y a Vicente limpio de cuerpo, bien vestido y lleno de alegría. Donde antes tenía la llaga, vi solo una cicatriz. El borde de la piscina estaba más bajo y llegaba hasta el ombligo del niño. Sobre el borde había una copa de oro, llena de agua. Vicente se acercó, bebió, pero la copa no se agotaba nunca. Saciada su sed, se retiró del agua y se puso a jugar, gozoso, como lo suelen hacer los niños. En esto me desperté y comprendí que ya no sufría.

Pocos días después, James; encargado ayudante de la cárcel, empezó a tenernos gran consideración, por comprender que el Señor nos favorecía con su Gracia y permitió que mucha gente nos visitara, para confortarnos mutuamente. Mientras tanto se aproximaba el día del espectáculo. Mi padre, consumido de pena, vino a verme y empezó a arrancarse la barba, a arrojarse al suelo y a pegar su faz en el rostro. Maldecía sus años y decía tales palabras, que hubiera podido conmover a cualquiera. ¡Qué compasión sentía por su infortunada vejez!

El día anterior a nuestro combate, tuve otra visión:

El diácono Antonio venía a la puerta de la cárcel y llamaba con fuerza. Yo salí y abrí. Venía vestido con túnica blanca, sin cinturón y llevaba chinelas muy elaboradas con variados colores. Y me dijo:

–           Regina, te estamos esperando. Ven…

Me tomó de la mano y empezamos a caminar por lugares ásperos y tortuosos. Por fin llegamos jadeantes al Anfiteatro.

Y Antonio me llevó en medio de la arena y me dijo:

–           No tengas miedo. Yo estaré contigo y combatiré a tu lado.

Y se marchó.

Entonces vi a un gentío inmenso, pasmado. Yo sabía que había sido condenada a las fieras, por eso me sorprendía que no las soltaran contra mí. Entonces avanzó contra mí, un egipcio de aspecto repugnante, acompañado por sus ayudantes. Ansioso de luchar conmigo. Al mismo tiempo se me acercaron unos jóvenes hermosos, mis ayudantes y partidarios.

Me desnudaron y quedé convertida en varón. Mis ayudantes comenzaron a frotarme con aceite, como se acostumbra en los combates. Y frente a mí, vi al egipcio que se revolcaba en la arena.

Entonces sobrevino un hombre de extraordinaria grandeza. Tanta, que sobrepasaba la cumbre del Anfiteatro. Llevaba una túnica flotante con un manto de púrpura, abrochado por dos hebillas en medio del pecho y calzado con chinelas de oro y plata. Tenía una vara de lanista o entrenador de gladiadores y un ramo verde del  que colgaban manzanas de oro. Pidió silencio y dijo:

–           Si el egipcio vence a la mujer, la pasará a filo de espada. Pero si ella vence al egipcio, recibirá este ramo.

Y se alejó.

Nos acercamos el uno al otro y empezamos un combate de pugilato. Él trataba de sujetarme los pies y yo golpeaba su cara a puntapiés. Entonces fui levantada en el aire y yo comencé a castigarle sin pisar tierra. Cuando tuve un momento de respiro, junté las manos trenzando los dedos y aferré su cabeza. Cayó de bruces y yo le aplasté la cabeza. El pueblo me vitoreó y mis partidarios entonaron un canto. Yo me acerqué al lanista y recibí el ramo. Él me besó y me dijo:

–           Hija. La paz sea contigo.

Radiante de gloria, me dirigí a la Puerta de los Vivos.

Entonces me desperté y comprendí que yo debía de combatir,  no contra las fieras; sino contra el Diablo, pero estaba segura de la victoria.

Para este tiempo, Aiden el lugarteniente de la cárcel había abrazado la Fe. La víspera de los Juegos tuvimos la última cena, llamada también ‘Cena de la Libertad’. Pero la convertimos en ‘Ágape’ o ‘Cena de la Fraternidad’. Interpelaban a los curiosos con la acostumbrada intrepidez y los intimidaban con el Juicio de Dios. Proclamaban la dicha de su martirio y se reían de los majaderos. Lewis les decía:

–           ¿No les basta el día de mañana para contemplar a los que detestan? ¿Hoy amigos, mañana enemigos? Fíjense cuidadosamente en nuestros rostros para que nos puedan reconocer en el Día del Juicio.

Todos se retiraban de allí confundidos. Y muchos de ellos se convirtieron…

Regina escribió éstas últimas frases, antes de entregar su escrito a Aiden:

–           Hasta aquí relaté lo que nos sucedió la víspera del combate. Si alguien quiere escribir el combate mismo, ¡Que lo haga!…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA