Archivos de etiquetas: purgatorio

A94 EL CALVARIO DE LA IGLESIA


OCTUBRE 02 2019 1: 10 P.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A SU PUEBLO FIEL

Hijos míos, mi Paz sea con vosotros

Pequeños míos, la Tierra y la Humanidad muy pronto van a ser purificadas con Fuego que caerá del cielo; Fuego que limpiará vuestro mundo de toda cizaña de pecado y maldad.

¡Ay de las Naciones impías, porque van a conocer el poder del Brazo Justiciero de mi Padre, que se descargará contra ellas!

Cuando más segura se sienta la Humanidad, llegarán los días de angustia y tribulación. En fracciones de segundo todo cambiará y lo que hoy conocéis dejará de existir.

ESTA HUMANIDAD NO ALCANZARÁ A LEVANTARSE,

CUANDO YA LE ESTARÁ LLEGANDO OTRA CALAMIDAD

Se acercan los días de la Gran Prueba, días de escasez, hambruna y tribulación, como nunca antes se habían visto en la Tierra.  

¡Qué tristeza que sea a través del dolor, el sufrimiento y la purificación, como despierte esta Humanidad!

El Cisma marcará el comienzo de los Dolores y, ¡Ay de aquellos que continúen adormecidos por el pecado, porque en verdad os digo, que no habrá más amanecer para ellos!

Hijos míos, muy pronto mis Casas serán cerradas, mi Culto diario suspendido y mis Tabernáculos profanados; muchos me buscarán y no me encontrarán, sólo me dejaré hallar por mi Pueblo Fiel.

La angustia y la desesperación se apoderarán de la humanidad tibia y pecadora; mi Espíritu apartaré de la inmensa mayoría que camina en el pecado y la tibieza espiritual.

ENTONCES, SABRÉIS HUMANIDAD INGRATA,

QUÉ ES VIVIR SIN EL ESPÍRITU DE DIOS QUE DA LA VIDA

Las tinieblas y su Amo se apoderarán del Mundo y será tanta la oscuridad que sólo brillarán como cocuyos, las lámparas encendidas con la Oración de mi Pueblo Fiel.

REINA DE LOS MARTIRES

REBAÑO MÍO, SE ACERCA EL CALVARIO PARA MI IGLESIA,

LOS ESCÁNDALOS EN SU INTERIOR

Y LA MALA INTERPRETACIÓN DE LAS NUEVAS REFORMAS,

HARÁN QUE ESTALLE EL CISMA

EL CUAL SERÁ EL MÁS DESTRUCTIVO EN TODA LA HISTORIA DE MI IGLESIA

Mi Iglesia será flagelada por el azote de la división, los rebeldes se apartarán de ella y arrastrarán consigo un gran número de almas.

Una nueva Iglesia fundarán y ésta le servirá totalmente a mi Adversario; otro Papa será nombrado, Roma perderá la Fe y arderá en sus siete colinas.  

La nueva iglesia será la cloaca de los Demonios, donde no habrá moral, sino libertinaje y pecado.

Todo está listo para dar comienzo a la Iglesia de la Nueva Era, dirigida por la masonería eclesiástica y orientada por mi adversario.

Millones de almas van a perder la Fe y se apartarán de mi Iglesia y muchos por falta de conocimiento se unirán a los rebeldes.

La iglesia de la nueva era adorará a Satanás y le rendirá culto; será la iglesia del libertinaje y pecado, donde no habrá compromiso ni cruces, ni camino angosto ni estrecho.

Todo será permitido, ninguno será pecador; bajo el lema del Amor todos serán absueltos de sus pecados.

¡OH JUDAS, VESTIDOS DE PÚRPURA!

¡MUCHOS DE VOSOTROS SERÉIS MIS VERDUGOS!

 ¡NUEVAMENTE ENTREGARÉIS AL HIJO DEL HOMBRE, REPRESENTADO EN SU IGLESIA!

¡EN MANOS DE MI ADVERSARIO!

Vuestra Hora se acerca, lo que tenéis que hacer, HACEDLO PRONTO. 

¡Ay de aquellos que entregarán a mi Iglesia que soy Yo, porque en verdad os digo, que vuestra paga será la Muerte Eterna!

Discípulos míos, venid a consolarMe, me embarga la soledad y la tristeza AL VER LA TRAICIÓN  que sufriré de parte de aquellos que dicen ser mis familiares y que juraron serme fieles.

Mi Dolor es grande al recibir los Azotes de la Traición, las Espinas de la Ingratitud y la Cruz de la División de mi Iglesia.

MI CALVARIO SE APROXIMA, NO ME DEJÉIS SOLO

SOY EL PRISIONERO DE AMOR QUE MENDIGA VUESTRA COMPAÑÍA,

TENGO SED DE ALMAS CONSOLADORAS QUE VENGAN A MIS SAGRARIOS

A MITIGAR MI SUFRIMIENTO

No paséis de largo por mis Casas, entrad a visitarMe.

Soy el Amado que no es Amado que os pide como un Mendigo una Limosna de amor y compañía. Os estoy esperando no tardéis.

Rebaño Mío, la Humanidad apartada de Mí, está cayendo en la desesperación y en la intolerancia; los actos violentos están llegando a extremos por la falta de Dios en el corazón de muchos hombres.

Tened mucho cuidado y sed muy prudentes en el hablar y actuar, porque de ello dependerá vuestra tranquilidad.Sellaos y sellad vuestros hijos, familiares, personas y lugares donde vais a estar en el día, antes de salir de vuestros hogares.

Porque espíritus de intolerancia, violencia y agresividad, andan sueltos haciendo correr la sangre y trayendo muchas desgracias.

Sin vuestra Armadura Espiritual puesta, NO SALGÁIS A LA CALLE, porque corréis el riesgo de ser atacados por espíritus de intolerancia que moran en los cuerpos de aquellos que viven sin Dios y sin Ley.

Acordaos que el pecado y la Maldad van en aumento y hacen parte de la vida de una gran mayoría de la humanidad.

Si queréis vivir en Paz, no entréis en discusiones estériles, ni alcéis la voz, ni impongáis vuestra forma de pensar, para que no se rompa la armonía.

Porque la intolerancia anda suelta y por culpa de ella, muchas desgracias y muertes innecesarias se están presentando.

Acordaos, es mejor perder una discusión, que perder un amigo o la vida.

Apartaos de los hombres violentos, porque estos sólo buscan hacer correr la sangre.

Respetad la opinión ajena y los derechos de los demás, para que podáis convivir en paz y no olvidéis que el torpe y el ignorante también tienen su propia verdad.

El silencio y el respeto son el mejor antídoto para evitar los problemas de intolerancia; cuando alguien sin motivo os agreda o intimide, selladlo con mi Sangre y con mis Llagas

y el Poder de mi Sangre y Llagas, apartará de la mente de esa persona el espíritu de intolerancia o agresividad.

Rebaño mío, haced uso del Poder de mi Sangre y Llagas, para que podáis protegeros de los ataques de los espíritus del mal.

Las grandes pruebas para mi Rebaño están por comenzar y sólo si ponéis vuestra confianza en Mí, y hacéis uso del poder de mi Sangre y Llagas, podréis salir victoriosos.

Os recuerdo nuevamente mis Palabras: “La pelea no es con gente de carne y hueso, sino contra malignas fuerzas espirituales bajadas del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio, sobre este mundo oscuro.” (Efesios 6. 12)

El Poder de mi Sangre y Llagas, unidos al Rosario de mi Madre os protegerán, si con Fe esta Armadura utilizáis.

Aplicadlas sobre los espíritus malignos encarnados y las fuerzas espirituales que vagan por los aires, para que salgáis victoriosos en las batallas de cada día.

Sólo con vuestra Armadura Espiritual puesta a mañana y noche, con el Poder de mi Sangre y Llagas y el Rosario de mi Madre, podréis vencer las fuerzas del Mal.

Tened pues en cuenta estas instrucciones Rebaño Mío, para que podáis repeler los ataques y engaños de los espíritus malignos.

Los días de la Gran Prueba se están acercando,

¡Oh Humanidad, no queréis acogeros a mi Misericordia, seguís dándole la espalda a mis Llamados, preferís el Camino ancho y espacioso que lleva a la Muerte Eterna; que esa sea pues vuestra paga!

  Muy pronto llegaré como Ladrón en la noche y a muchos encontraré dormidos.

Ya no van a poder despertar de nuevo a este Mundo,

YA NO VAN A TENER TIEMPO DE ARREPENTIRSE,

PORQUE LO DEJARON TODO PARA LO ÚLTIMO,

INCLUYENDO SU SALVACIÓN

Después de mi Pentecostés comenzarán a cumplirse cada una de mis Palabras escritas para estos Últimos Tiempos.

Preparaos para la Venida de mi Santo Espíritu, haced una buena preparación para este Pentecostés que se aproxima,

para que mi Espíritu os de la Fortaleza, la Templanza, y todas las gracias que necesitáis para poder enfrentar los días de Prueba que se os avecinan.

Estad pues listos Rebaño Mío, porque después de mi Pentecostés todo comenzará a cumplirse conforme a los designios de mi Padre.

Os digo que una Señal Grande se os dará en el Cielo para que os preparéis para la Llegada de mi Aviso; todos los Acontecimientos se han acelerado por la Maldad de los hombres de estos Últimos Tiempos.

Por eso hijos míos, debéis de estar orantes y vigilantes; porque NO sabéis el día, ni la hora, en que llegará vuestro Amo.

Cuando menos lo penséis estaré tocando a la Puerta de vuestras Almas, para mostraros el estado en que se encuentran con respecto a vuestro Dios y vuestros hermanos.

Haced buenas Confesiones de Vida os lo pido hijos míos; recibid con mayor frecuencia mi Cuerpo y mi Sangre, para que cuando os presentéis espiritualmente ante Mí…

Podáis ser justificados y no tenga vuestra alma que sufrir los padecimientos que sufren las almas del Purgatorio y las almas que se condenan.

Porque bien sabéis que vuestra alma será llevada al LUGAR que le corresponde según sus faltas.

VisitadMe en el Sagrario, porque estoy derramando abundantes bendiciones a todos aquellos que se acerquen a platicar Conmigo.

Estoy sanando corazones heridos y maltratados. Y concediendo indulgencias plenarias que os servirán para borrar vuestras faltas y limpiar vuestra alma.

Acordaos que estoy por partir para que se cumpla todo lo que está escrito para estos Últimos Tiempos; de nuevo nos volveremos a ver en mi Nueva y Celestial Jerusalén donde estaré ya con vosotros hasta la consumación de los tiempos.

Venid pues, porque la Fuente de mi Misericordia se está derramando más abundantemente en estos días; venid porque quiero atraeros a Mí, para que podáis gozar mañana de la Vida Eterna.

Haced mis Primeros Viernes y mi Hora Santa; ofrecedlo todo por la sanación de vuestro árbol genealógico y por vuestros familiares difuntos y antepasados

Y VERÉIS GRANDES CAMBIOS EN VUESTRA HEREDAD Y EN VUESTRAS VIDAS

Ayudadme a rescatar con vuestras oraciones, ayunos, sacrificios y santas misas; a las almas más necesitadas de mi Misericordia.

NO solo a las que yacen en la Eternidad, sino también a las que vagan por este Mundo sin Dios y sin ley.

Acordaos que respeto vuestro libre albedrío y todo lo hago dependiendo de vuestras oraciones y súplicas.

Os estoy esperando en el silencio de mi sagrario; yo soy el tesoro escondido que andáis buscando; yo soy vuestra salvación.

Mi Padre ha ampliado por un corto espacio de tiempo su Misericordia, esperando que se promulgue el Quinto Dogma de mi Madre y la Consagración de Rusia.

Por petición de mi Madre amplió el Tiempo de su Misericordia, a la espera de que estos Acontecimientos se cumplan.

Hijos míos, AYUDADME A RESCATAR ALMAS,

ORAD POR LAS MÁS NECESITADAS DE LA MISERICORDIA DE DIOS EN ESTE MUNDO

Y POR LAS QUE SE ENCUENTRAN EN EL ESTADO MÁS PROFUNDO DEL PURGATORIO

Ofreced el Santo Sacrificio de la Misa por ellas y os aseguro que muchas serán rescatadas.

El poder de mi Santo Sacrificio que se celebra incruentamente en cada Santa Misa, libera a muchas almas del Fuego del Purgatorio y rescata en este mundo a las que en más peligro están de condenarse.

Hay almas que llevan siglos de vuestro tiempo en el Purgatorio, esperando que vosotros ofrezcáis por ellas una Santa Misa o un Santo Rosario, para poder subir a la Gloria Eterna.

Hijos míos, cuando ofrecéis el Santo Sacrificio de la Misa, el Rosario de los Misterios Dolorosos, el Rosario de mis Llagas, de mi Preciosísima Sangre; vuestros ayunos y penitencias por las almas del Purgatorio y por las almas más necesitadas de la Misericordia de Dios en este Mundo,

El Amor y la Misericordia de mi Padre, eleva a muchas a la Gloria Eterna, libra de condenarse a las que yacen moribundas y en pecado mortal aquí en la Tierra, rescata a las que vagan en Tinieblas y da alivio a las más necesitadas en el Purgatorio.

Necesito hijos míos, liberar el Purgatorio de millones de almas que yacen en el olvido, porque la inmensa mayoría de la Humanidad NO se volvió a acordar de orar por ellas.

Orad por el eterno descanso de las almas del Purgatorio y mi Padre os lo agradecerá y tendrá en cuenta cuando lleguéis a la Eternidad.

Por cada alma que ayudéis a rescatar de este Mundo o del Purgatorio, ganaréis indulgencias que os servirán a vosotros o a vuestros familiares más necesitados cuando lleguen a la Presencia de Dios.

Cada alma que es elevada a la gloria eterna por vuestras oraciones, ofrecimientos y sacrificios; se convierte en intercesora vuestra en este Mundo y en vuestro Paso por la Eternidad.

Mi Padre que es infinitamente Misericordioso os pagará el ciento por uno,

POR CADA ALMA QUE LE AYUDÉIS A RESCATAR DE ESTE MUNDO

Y POR CADA ALMA QUE LE AYUDÉIS A LIBERAR DEL PURGATORIO

Las almas del Purgatorio son grandes intercesoras, orad por ellas y ellas os ayudarán en el combate espiritual.

Un Padrenuestro que ofrezcáis por ellas, hecho con Fe, librará a muchas del Fuego del Purgatorio y dará descanso a las más necesitadas.

El orar por las almas es de gran provecho para vuestra alma, porque os une a la gran misericordia de mi Padre.

Orad por las almas más necesitadas de la misericordia de Dios en este mundo y por las que yacen más abandonadas en el purgatorio y mi Padre os lo agradecerá y os dará su paga.

La Hora de la Gran Misericordia está próxima, preparad vuestros corazones y limpiad vuestras moradas de toda mancha de pecado, porque se acerca el Día en que pasaréis por la Eternidad y veréis el estado de vuestra alma.

La Gloria de Dios espera por mis justos y purificados hijos.

El Purgatorio espera por mis hijos que aún tienen cuentas y deudas pendientes.

Y el Averno espera a todos aquellos que caminan por la senda del pecado, quebrantando mis Preceptos y dándoMe la espalda y no la cara.

Mi Juicio Personal está muy cerca, ¿Qué esperáis insensatos para poner vuestras cuentas en orden y volver a Mí?

Vuestra soberbia y vuestros pecados os tienen vendados y no os dejan ver el grave estado de vuestras almas.

Una Gran Luz en el firmamento anunciará la llegada de mi Aviso.

Mi Gloriosa Cruz será la Señal que os anunciará que vuestro Paso por la Eternidad ha llegado.

Por siete días con sus noches mi Gloriosa Cruz os acompañará.

Muchos recibirán sanación y liberación, otros se convertirán y los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno celeste y muchos creerán en sus palabras.

Se necesita Fe para comprender el Misterio del Amor de Dios; se necesita Fe para comprender el Plan que Dios tiene para salvar a la Humanidad.

Mi Gloriosa Cruz os fortalecerá en el espíritu y sanará el alma de mis creyentes hijos.

Después de que desaparezca mi Gloriosa Cruz, vendrá para vosotros mi Despertar de Conciencias que os llevará por el poder de mi Santo Espíritu a la Eternidad.

Donde se os mostrará el estado de vuestra alma para que al regresar a este Mundo, toméis muy en serio vuestra salvación y podáis sobrellevar los días de la Gran Purificación.

Si no os enviara mi Aviso, NO seríais capaces de afrontar los días de la Prueba.  

Mi Amor y mi fidelidad son eternos, mi Misericodia es infinita; no quiero veros perder, Sufro y revivo mi Pasión y mi Calvario con cada alma que se me pierde.

No me hagáis sufrir más, atended a mis Llamados que os estoy haciendo a través de mis Mensajeros; escuchad mi Voz y poned en práctica mis Preceptos, para que seáis mi Pueblo y yo sea vuestro Dios.

Hijos míos de nuevo os digo, el día de mi Llamado está muy cerca, corred a poner en orden vuestras cuentas para que vuestro Paso por la Eternidad sea de paz y de gozo y no una amarga y dura experiencia.

Muchas almas que ya han pagado sus deudas en este Mundo, cuando llegue mi Aviso, se quedarán conmigo en el Paraíso y no regresarán más.

Los que estén vestidos de blanco me verán y contemplarán la Gloria de Dios.

Los de traje gris y gris oscuro, conocerán los diferentes estados del Purgatorio

Y los que vienen sin el traje apropiado serán separados por mis Ángeles y entregados a los carceleros, para que los lleven al Lugar que les corresponde en las profundidades del Abismo.

Venid pues hijos rebeldes y reconciliaos Conmigo y con vuestros hermanos; no sea que por falta de Perdón, tengáis que conocer las cárceles de la Eternidad y habitar en sus calabozos.

Despertad hijos rebeldes, porque estoy llamando a vuestras puertas. ¡Abridme tengo un mensaje de salvación para vosotros!

No me cerréis la puerta, hoy vengo como Padre, escuchadMe y acogeos a mi Amor y a mi Misericordia y os daré mi Perdón.

Mis brazos están abiertos esperándoos; si os arrepentís de corazón os aseguro que no me volveré a recordar de vuestros pecados.

Son los últimos llamados que os hago como Padre, RECAPACITAD Y VOLVED lo más pronto posible al Redil, para que mañana no tengáis que conocer al Justo Juez y su Justicia, porque entonces ya será muy tarde para vosotros.

Todo está llegando a su límite, así mi Padre lo ha dispuesto.

El Tiempo de la Misericordia se está agotando, falta muy poco para que se consuma en su totalidad.

Muy pronto vendrá el Tiempo de la Justicia y todo cuanto veis en la Creación será transformado; con el aviso y Milagro terminará el tiempo de la Misericordia.

El Cielo sigue advirtiéndole a la Humanidad para que se prepare a este gran acontecimiento que transformará sus vidas.

Qué tristeza que muchos no quieren creer y continúan en su cotidianidad haciendo caso omiso a nuestros llamados; hijos de poca Fe.

Si los acontecimientos descritos en la Santa Palabra y en los mensajes que venimos dándole a la humanidad a través de los profetas de estos últimos tiempos no se han cumplido,

es por Misericordia de mi Padre que se ha abstenido por la Intercesión de mi Madre, a que todo se cumpla.

El Cielo junto con mi Madre intercede por esta humanidad, pero cuando se agote el último segundo de Misericordia, todo se desatará.

Entended que mi Padre no se complace con la muerte del pecador.

Orad en cadena hijos míos, para que sea abolida en mi Iglesia la comunión en la mano y los laicos dando comunión, porque este sacrilegio hace llorar al cielo y entristece a mi Padre.

Acordaos que el poder de la Oración en cadena, el ayuno y la penitencia, todo lo derrumba.

Me duele y entristece ver cómo muchos laicos y religiosas profanan mi divinidad, tomándome en la mano y otros dándome, como si yo fuera un objeto material o un pedazo de pan.

No se dan cuenta que Soy Yo Vivo y Real quien se hace vida en vosotros en la sencillez de una hostia consagrada.

Mirad cómo me ultrajáis, ¿Éste es el pago que recibo por mi Amor?

Muchas almas están en las profundidades del Purgatorio y otras se han condenado por esta vil profanación.

NOLI ME TANGERE, ¡NO ME TOQUES!

PORQUE VUESTRAS MANOS NO SON DIGNAS DE RECIBIRME Y DE DARME

Este ministerio sagrado solo lo he conferido a mis Sacerdotes, Obispos, Cardenales y el Papa,

SÓLO MANOS CONSAGRADAS POR LA UNCIÓN SACERDOTAL PUEDEN TOCARME

Haced buenas confesiones, mortificad vuestros sentidos y orad con el salmo 51, que le di a mi siervo David antes de recibirme.

Si no participáis de mi Cena Pascual, no podéis alimentaros de mi cuerpo y de mi sangre; os digo esto, porque muchos llegan al final del Santo Sacrificio a recibirMe como si fuera algo mundano lo que reciben.

Otros me reciben en pecado mortal, no sabiendo que con esto se están bebiendo el cáliz de su propia condenación.

Debéis de confesaros mínimo cada mes, pero si cometéis faltas graves debéis de hacerlo de inmediato;

muchos llevan meses sin confesarse, porque según ellos no tienen pecados; os digo, que todos sois pecadores, solo Dios es Santo.

2. (4) lávame a fondo de mi culpa, y de mi pecado purifícame.
3. (5) Pues mi delito yo lo reconozco, mi pecado sin cesar está ante mí;
4. (6) contra ti, contra ti solo he pecado, lo malo a tus ojos cometí. Por que aparezca tu justicia cuando hablas y tu victoria cuando juzgas.
5. (7) Mira que en culpa ya nací, pecador me concibió mi madre.
6. (8) Mas tú amas la verdad en lo íntimo del ser, y en lo secreto me enseñas la sabiduría.
7. (9) Rocíame con el hisopo, y seré limpio, lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
8. (10) Devuélveme el son del gozo y la alegría, exulten los huesos que machacaste tú.
9. (11) Retira tu faz de mis pecados, borra todas mis culpas.
10. (12) Crea en mí, oh Dios, un puro corazón, un espíritu firme dentro de mí renueva;
11. (13) no me rechaces lejos de tu rostro, no retires de mí tu santo espíritu.
12. (14) Vuélveme la alegría de tu salvación, y en espíritu generoso afiánzame;
13. (15) enseñaré a los rebeldes tus caminos, y los pecadores volverán a ti.
14. (16) Líbrame de la sangre, Dios, Dios de mi salvación, y aclamará mi lengua tu justicia;
15. (17) abre, Señor, mis labios, y publicará mi boca tu alabanza.
16. (18) Pues no te agrada el sacrificio, si ofrezco un holocausto no lo aceptas.
17. (19) El sacrificio a Dios es un espíritu contrito; un corazón contrito y humillado, oh Dios, no lo desprecias.
18. (20) ¡Favorece a Sión en tu benevolencia, reconstruye las murallas de Jerusalén!
19. (21) Entonces te agradarán los sacrificios justos, – holocausto y oblación entera – se ofrecerán entonces sobre tu altar novillos.

¡Oh qué engañados que estáis y qué falta de evangelización en mi Iglesia!. Os recuerdo las palabras de mi salmo 51 cuando dice: en maldad yo fui formado y en pecado me concibió mi madre (Salmo 51, 7).

Qué tristeza siento al ver a muchos de mis hijos, recibiendo mi Cuerpo y mi Sangre, sin haberse confesado primero.

La apostasía ha entrado a mi Casa, muchas de mis Casas permanecen vacías y otras en museos se han convertido y yo, permanezco olvidado en el silencio de sus sagrarios.

¡Oh, qué ingratitud, la soledad y la tristeza me embargan! ¡Qué dolor siento al ver a la inmensa mayoría de la humanidad tan perdida!.

Cuando lleguen los días de oscuridad, ya no vais a tener mis casas abiertas, entonces, clamaréis: Señor, Señor, dónde estáis, ven sálvanos y ya no habrá quien os escuche.

Venid a visitarme, no me dejéis solo, es vuestro Padre y vuestro Salvador quien os espera;

no desaprovechéis la fuente de mi misericordia que os estoy brindando; venid a calmar vuestra hambre y a saciar vuestra sed; os estoy esperando con los brazos abiertos, para daros mi amor, mi perdón y mi vida en abundancia.

Vuestro Amado, Jesús Sacramentado.Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.  Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.  Soy vuestro Jesús Sacramentado, el Amigo que nunca falla.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

E35 INSTRUMENTOS DIVINOS Y PERFECTOS


Octubre 05 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos Yo, vuestro Señor Jesucristo, vuestro Salvador, vine a la Tierra para traeros la Sabiduría del Cielo y otra orden tajante que se os dio fue:

El que crecierais en Fe, en Amor, el que crecierais en todo lo enseñado por Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad; para que llegarais a la Perfección.

El ser perfectos es dejar que Nosotros, Nuestro Ser Divino entre en vosotros con vuestro permiso y en humildad, os dejéis mover por Nosotros, para que os deMos lo que Nosotros quereMos que tengáis cada uno de vosotros, para que podáis entrar al Reino de los Cielos.

 No es lo que vosotros penséis que se necesita,

ES LO QUE NOSOTROS DESEAMOS QUE TENGÁISY esto lo tenéis que entender perfectamente, Mis pequeños.

EL CIELO ES NUESTRO, NO ES VUESTRO

 La forma en que os debéis de mover, de actuar, de pensar en el Cielo, es Nuestra forma de Pensar, no es la vuestra.

Vosotros seréis invitados a pasar toda la eternidad con Nosotros, en Nuestro Cielo y vosotros en humildad, tenéis que aceptar esto y aprenderlo.

Por eso, Mi Padre Me pidió que bajara a la Tierra a enseñaros cómo os debéis comportar para entrar al Reino de los Cielos.

Mi Padre os dio los Mandamientos, Yo os los vine a explicar. Me visteis actuar y es como vosotros debéis actuar en el Reino de los Cielos.

Si NO estáis actuando como Yo actué, NO sois todavía dignos de entrar al Reino de los Cielos, NO estáis entrando a la Perfección que Nosotros quereMos que tengáis para entrar al Reino de los Cielos.

Entended que el Reino de los Cielos es un lugar de Perfección, ES UN LUGAR DIVINO,

Es un lugar en donde os debéis mover según como Nosotros quereMos; para que gocéis plenamente lo que os vaMos a dar de premio.

Yo, vuestro Salvador Jesucristo, que os di toda una Lección de Amor estando aquí en la Tierra y que plasmado está en las Sagradas Escrituras.

Si Me buscáis en ellas, encontraréis cómo debe ser vuestra forma de actuar para alegrarNos, para que veaMos que estáis cumpliendo con la Lección, como en la escuela.

Si NO estáis creciendo según lo que se os ha dado, NO SÓIS DIGNOS os repito, para entrar al Reino de los Cielos.

VEDME, vedMe en las Sagradas Escrituras, tratad de ser como Yo. COPIADME, copiad Mi Vida, copiad Mis Palabras, copiad Mis Pensamientos.

DejadMe que Yo entre en vosotros y vaya limpiando todo vuestro ser desde vuestro interior, eliminando todo aquello que os pueda llevar a la soberbia

Y ASÍ, EMPEZARÉIS A ENTRAR EN LA PERFECCIÓN

PORQUE YO EL PERFECTO, ESTARÉ EN VOSOTROS

Pensad por un momento, cómo sería el Mundo, si todos fueran como Yo; que ya hubieran aprendido a ser como Yo,  empezaran a actuar en Humildad, en Sencillez.

Y ayudándoos unos a otros con los dones recibidos y siempre actuando en la honradez…

Y DIGO EN LA HONRADEZ, EVITANDO TODO TIPO DE MENTIRA

El mundo cambiaría, el mundo sería otro, gozarías inmensamente, sería un mundo de Paz donde viviríais Mi Perfección, donde viviríais la Divinidad.

Fuisteis creados para ello, se os dio el Don de la vida, para que se logre esto en la Tierra y en el Universo entero.

Si no estáis Conmigo, estáis contra Mí.

Si no estáis actuando como Yo os enseñé, no podéis entrar todavía al Reino de los Cielos.

Os tenéis que mejorar y si no os mejoráis aquí,

EL PURGATORIO OS ESPERA, POR UN CORTO O LARGO PLAZO

A la Perfección estáis llamados, vosotros ponéis el tiempo, vuestra mejora aquí o vuestra mejora en el Purgatorio y os aseguro que aquí sufriréis menos que en el Purgatorio.

Por eso os digo que sí principalmente os doy alimento para vuestro cuerpo, porque vuestro cuerpo os lo pide, pero vosotros debéis aprender a escuchar a vuestra alma, que también os pide Alimento, pero vosotros la acalláis.

 Esto es muy grave, Mis pequeños, porque así no avanzaréis en lo espiritual.

Ya os he hablado sobre el poder del alma, sus capacidades que son inmensas pero que éstas, no se desarrollan si vosotros no ponéis de vuestra parte.

Para que se desarrollen todas las capacidades con las que Yo os puedo dotar, necesitáis estar en estado de Gracia, necesitáis buscar afanosamente, el estar en estado de Gracia.  

Vosotros, desgraciadamente ya veis el pecado como algo normal en vuestra vida.

 Y si realmente meditáis, cualquier día de vuestra existencia todo lo que hicisteis y en qué pensasteis, os daréis cuenta claramente, de esto que os digo.

Cuando vosotros os vencéis a vosotros mismos, tratáis de mantener esa comunión íntima Conmigo, para no buscar y pensar en las cosas del exterior de vuestra alma que os puedan dañar, entonces os ayudaMos.

Mi Santo Espíritu que habita en cada uno de vosotros, os dará Fuerza y Sabiduría, para ir venciendo esos deseos del Mal,

esos deseos o esos pensamientos impuros a donde os lleva Satanás, para que no estéis en lo Mío, que debe ser vuestra meta en vuestra vida.

Y esto os lo digo Mis pequeños porque, mientras menos pecados tengáis,

cuando os presentéis ante Mí, más pronto entraréis al Reino de los Cielos y menos sufriréis en el Purgatorio.

Pocos, muy pocos sois en el Mundo, con los que realmente cuento, para que oréis por vuestros hermanos.

Pocos sois los que estáis en íntimo contacto Conmigo,

y sois aquellas almas que Yo busco, para que intercedáis por vuestros hermanos, por vuestra familia, por vuestro pueblo, por vuestras ciudades, por el Mundo entero.

pero aún entre vosotros que estáis Conmigo, pocos sois los que realmente intimáis Conmigo, que Me buscáis como os pedí antes, con deseos de venceros y de ganar Mi Gracia para vuestra santificación

Y así obtener un poder, sí, pequeños, un poder sobre Mí,

que Me haga derramar Mis Bendiciones sobre todas las necesidades que la Humanidad necesita en la Tierra y en el Universo entero.

Recordad cómo a veces, un alma que se dejó llenar de Mi Amor, salvaba a un pueblo entero con su intercesión.

Podéis lograr grandes milagros cuando Me llegáis a Mi Corazón, cuando Me vencéis con vuestro pequeño amor, PERO LLENO DE MI AMOR

Y ES CUANDO PODÉIS LOGRAR MILAGROS PARA VUESTROS HERMANOS,

PARA VUESTRAS CIUDADES,

PARA EL MUNDO ENTERO, PARA EL UNIVERSO QUE OS RODEA

En una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda, la lava se detuvo milagrosamente a las puertas de la ciudad cuando los pobladores pidieron su intercesión. Por eso la ciudad de Catania y las regiones aledañas al Etna, la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes.

Daos cuenta que la vida es como una preparación para un viaje eterno. Aquí en vuestra vida, día a día, os vais preparando

Y debéis de ir buscando qué es lo que vais a necesitar para la vida eterna y esto es, el Amor, básicamente el Amor.

Yo os dejé todo lo necesario para que vosotros os llenarais de él pero no solamente es tenerlo, sino es darlo, como alguna vez os lo heMos dicho: el Amor es dinámico,

Aquél que ha abierto su corazón y que heMos puesto Nuestro Amor en vuestro corazón, es tanta la alegría que vosotros adquirís, que no soportáis tanto, tanto gozo e inmediatamente, lo dais a vuestros hermanos,

Pero ¿Cuántos de vosotros realmente, estáis viviendo, esta alegría, en estos momentos en la Tierra?

Son pocos, muy pocos los que han permitido que Nuestro Amor Viva en vuestro corazón.

Mis pequeños, estáis viendo cosas tremendas a vuestro alrededor.

Satanás, os he dicho ya antes, que causa todo esto para distraeros,

solamente estáis buscando en cómo cuidar vuestras posesiones materiales, pero el mayor Tesoro que tenéis, ni siquiera veis por Él. 

El Amor lo es todo, Mis pequeños, todo se mueve en el Amor, la vida es Amor, Yo, en Mi Santísima Trinidad, SoMos Amor, todo fue creado en el Amor.

 Y si vosotros, no tenéis ese boleto de entrada al Reino de los Cielos, tendréis que adquirirlo con dolor en el Purgatorio, antes de poder pasar al Reino de los Cielos;

Y OS PUEDO DECIR QUE DUELE,

DUELE MUCHO PASAR UN TIEMPO AHÍ.

Dad ahora lo que podáis, para purificaros en todo lo que podáis, porque necesitaréis estar limpios de corazón y sobre todo, haber movido almas también, hacia el Amor.

Hijitos Míos, cuando Yo os he dicho que debéis ser perfectos, como el Padre Es Perfecto, es quitar todo aquello que os aparte de la Perfección, que es el Amor.

Mis pequeños, Yo os vine a Enseñar lo que se vive en el Cielo, y os he dicho, que lo que se vive en el Reino de los Cielos, es el Amor.

Vuestros Primeros Padres fueron creados, para vivir el Amor y para transmitirlo. Satanás se introdujo en la Creación, por envidia, por maldad y afectó esta finalidad, de que todo fuera tocado por el Amor.

La perfección fue afectada, satanás se introdujo en su corazón y vuestros Primeros Padres tuvieron que ser sacados del Paraíso, de ese lugar bello que había creado el Padre para que se iniciara la Obra de la Creación.

 TODO, todo quedó afectado, la Maldad de Satanás ha afectado todo lo Creado y le ha quitado el Amor a todo lo Creado.

VIVIR EN EL AMOR ES LA FINALIDAD DEL HOMBRE Y DE TODO LO CREADO

El Amor lo es todo y el Amor os va a llevar a vivir eternamente con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Al quedar vosotros afectados por el Pecado Original, habéis dejado entrar no solamente el Amor que os heMos enseñado,

sino todo aquello que Satanás provocó y que va contrario al Amor

Todo lo que estáis viviendo ahora, los odios, guerras, maldades, traiciones y podría seguir nombrando infinidad de situaciones que van en contra del Amor, las ha producido Satanás.

 Vosotros no fuisteis creados para vivir toda esa maldad, pero la lleváis en vuestro corazón.

Actuar en perfección es un trabajo personal, es ir eliminando todo aquello que os aparte con vuestros actos, del Amor.

Todo lo que vosotros actuáis, pensáis, habláis, que no vaya en la línea del Amor, os separa de la perfección.

La santidad es el triunfo que se propusieron las personas que desearon vivir en la perfección.

SE LES CONSIDERA SANTOS,

PORQUE BUSCARON EL DAÑAR LO MENOS POSIBLE NUESTRO CORAZÓN

Y como os he dicho, la perfección se logra eliminando todo aquello que Nos daña y es personal.

Vosotros os conocéis, y Mi Santo Espíritu os va indicando en qué estáis mal y lo vayáis eliminando.

Si vosotros vais procurando cambiar desde aquí en la Tierra, en vuestra misión, fácil será entrar al Reino de los Cielos,

SI NO, TENDRÉIS QUE PASAR UN TIEMPO, CORTO O LARGO

DE PURIFICACIÓN EN EL PURGATORIO,

Para que ahí, entonces sí hagáis lo que os estoy diciendo, entrar en lo profundo de vuestro corazón e ir evitando todo aquello que Nos daña.

¿Cómo podéis vosotros pues, buscar la pureza, la santidad, la perfección, si no hay amor en vuestro corazón?

¿Cómo podréis entrar al Reino de los Cielos, si no estáis buscando el vivir como otros Cristos?

Yo, Cristo Jesús, os vine a traer el Amor, el Amor del Cielo.

Os vine a dar todas las armas espirituales necesarias, para vencer a Satanás, cuando os ataque y os quiera apartar del amor y de la unión a Nuestra Santísima Trinidad.

Os dejáis manipular fácilmente por Satanás y se empiezan a causar problemas entre vosotros.

Si hay tanta Maldad, si hay tanto error a vuestro alrededor, si no veis las iglesias llenas, si no veis el trato amoroso de unos con otros,

Es que han fallado las almas, no han vivido correctamente, no Me buscaron para transmitirMe. Por eso, tengo que purificar a la Tierra.  

Siento mucho dolor, Mis pequeños, en tener que hacerlo, pero como está escrito en las Sagradas Escrituras, que si Yo permitiera que el error prosiga, aún hasta las almas escogidas se perderían.

 Os vuelvo a repetir, vosotros os imagináis a satanás, ciertamente, como un personaje malo, del cual os podéis burlar y hacer con él, lo que queráis,

Y ESTÁIS MUY EQUIVOCADOS,

TAN EQUIVOCADOS, QUE POR ESO ESTÁIS VIVIENDO EN SU MALDAD

Y NO EN MI AMOR.

La humanidad entera, cada vez se llena más de su Maldad, y la humanidad no busca Mi Amor.

Os ha engañado, estáis viviendo una falsedad, estáis viviendo en el error, estáis preparando, con vuestra forma de actuar, vuestra condenación eterna.

Os vuelvo a repetir, en el Reino de los Cielos se vive el Amor en todas sus facetas, ¿qué estáis haciendo, realmente, para que os podáis ganar el Reino de los Cielos?

El pueblo judío, en su pequeñez, en su nada,

EN LUGAR DE CUIDAR A SU DIOS,

EN LUGAR DE VER A SU DIOS ENTRE ELLOS,

ME DESTROZARON, SIN MÁS NI MÁS  

Y guiados por los mismos fariseos y escribas, azuzados por ellos en su odio hacia Mí, su Mesías, su Salvador, Me destrozaron.

Satanás, hizo su tarea, se vengó de Mí, porque fue eliminado del Reino de los Cielos, pero no Me pudo detener en la Muerte.

RESUCITÉ PARA MOSTRARLE A ESA MISMA GENTE QUE ME ASESINÓ

QUE REALMENTE YO ERA SU MESÍAS

Y a pesar de ello, Me siguen negando, Me siguen haciendo a un lado, no buscan el crecer en la espiritualidad Perfecta.

Meditad estas Palabras, “en Mi Espiritualidad Perfecta”

Y el hombre, prefiere seguir engañado y se deja llevar por las invenciones de Satanás y así el hombre hasta presume,

DE HABER ENCONTRADO LA VERDADERA ESPIRITUALIDAD,

SIGUIENDO A OTRAS ALMAS, AZUZADAS POR SATANÁS

Buscáis lo novedoso, buscáis lo fácil, buscáis lo que os conviene, lo que no exija la mejora, lo que no busca la perfección.

Y así, el hombre se sigue dejando llevar por Satanás, por caminos equivocados y que al final, os van a llevar a una obscuridad espiritual en donde la mayoría de vuestros hermanos, no sabrán qué hacer y se desesperarán,

¿Acaso no os dais cuenta de los errores a donde os lleva Satanás?  

¿Qué estáis pensando ganar en esas corrientes espirituales que Satanás ha inventado para apartaros de la Verdad?

No buscáis la perfección, simplemente, buscáis lo novedoso.

No buscáis la perfección porque ni siquiera os tomáis el tiempo para leer las Escrituras, para que alimenten vuestra alma, para que sintáis lo que es verdaderamente bello.

Os dejáis llevar por lo novedoso y eso va creando confusión, que así vivís la gran mayoría de vosotros, en pura confusión.

Retomad las Sagradas Escrituras, si realmente queréis tener la espiritualidad perfecta que os va a llevar al Amor.

Retomad Mi Vida, para que en el actuar vuestro, viváis como Yo viví y eso os lleve a la Perfección.  

Entrad a vuestro interior y pedidLe a Mi Santo Espíritu, que os vaya indicando vuestros errores, con la delicadeza con la que Él actúa en cada alma.

 Aceptad con humildad, lo que os indique Mi Santo Espíritu y vosotros, poned de vuestra parte, con Nuestra ayuda y con la ayuda de Mi Santo Espíritu,

A IR ELIMINANDO TODO AQUELLO QUE DAÑA NUESTRO CORAZÓN

NO DEJÉIS SALIR DE VOSOTROS LA MALDAD QUE YA LLEVÁIS CADA UNO

Satanás ha sembrado en vuestro corazón maldades, todo tipo de maldades, pero está en vosotros impedir que salgan de vuestra mente y de vuestro corazón, con Nuestra ayuda.

PedídNosla, dejad que Nosotros os vayaMos perfeccionando, evitando que salga todo el mal que tenéis en vuestro interior y por el contrario, dejad que sí salga de vosotros, todo el Bien que Yo Mismo os enseñé.  

Cuando hayáis logrado esto Mis pequeños, será señal de que ya estáis encaminados hacia la santidad.

Hacia la vida espiritual perfecta, a la que estáis llamados todos vosotros y así las Puertas del Reino de los Cielos se abrirán de par en par, para dejar entrar a las almas perfectas,

a las almas que supieron vencerse a sí mismas e impidieron que la maldad que anida en vuestro corazón y en vuestra mente no saliera, pero que sí saliera de vosotros todo el Amor que Yo, vuestro Dios Jesucristo, os enseñé.

Hijitos Míos, Yo caminé sobre la Tierra, os evangelicé, os dejé Sabiduría Divina para que vosotros supierais caminar y llegar al Reino de los Cielos;

es un caminar seguro, un caminar santo pero sí, ciertamente es un caminar difícil y no por el hecho de que sea difícil en sí, sino que Satanás os ataca.

Ataca a todos aquellos que se han soltado totalmente a Mi Voluntad, a todos aquellos que quieren ser otros Cristos, a todos aquellos que quieren dejar paz, amor, vida espiritual a sus hermanos aquí en la Tierra.

Esa es vuestra misión Mis pequeños, dejarMe en la Tierra, transmitiendo el mismo Ejemplo que Yo os di, las mismas Palabras, el  mismo Amor,

PORQUE SI OS HE DICHO QUE SEÁIS OTROS CRISTOS,

TENÉIS QUE CUBRIR TODAS ESTAS NECESIDADES ESPIRITUALES

Y AÚN HUMANAS A VUESTROS HERMANOS

No podéis ser solamente humano ni podéis ser solamente espiritual. Lleváis esas dos entidades en vosotros mismos, porque si Me dejáis a Mí, vivir en vosotros, guiaros, enseñaros, Yo estoy en vosotros

y cuando vosotros tomáis esa tarea tan grande, que es la de transmitirMe, entonces, estáis llevando a cabo la misión para la que fuisteis creados, que es una misión espiritual, Mis pequeños.

Ya os he dicho que no vinisteis a la Tierra a llenaros de las cosas del Mundo, vuestra alma trasciende y todo lo que hacéis a nivel espiritual va a trascender y por toda la Eternidad.

Son tantas cosas bellas que podéis sacar de Mí, de Mis Enseñanzas, de Mi Ejemplo, de Mi Amor,

por eso, os pido que leáis continuamente las Sagradas Escrituras y Mi Santo Espíritu os irá llevando hacia la Verdad que vosotros necesitáis saber, para que seáis otros Cristos sobre la Tierra.

Cuando vosotros os dejáis mover por Nuestra Santísima Trinidad, os dais cuenta de lo que vuestros hermanos necesitan. Esta Gracia os la da Mi Santo Espíritu.

Os agradezco, Mis pequeños los que estáis Conmigo, los que habéis tomado en serio vuestra vida, los que hacéis todo lo posible, para que muchos hermanos vuestros Me vayan conociendo cada vez más,

se enamoren de Mi Amor y que Me sirvan para la salvación de todas las almas y de todos los tiempos.  

Ciertamente, vuestra tarea no es fácil, porque así como Me atacó Satanás, porque sabía Quién era Yo y Me quería sacar de la contienda espiritual,

ahora os toca a vosotros ser atacados por él, porque daréis mucho fruto y si no es ahora, será un poco de tiempo después en que salvaréis almas.

No os confiéis de lo que os digan, que todo será bello, será hermoso, que el cambio será como un despertar de un día para otro,

¡NO! Mis pequeños, en las Sagradas Escrituras es muy claro lo que os digo,

que aquél que Me siga también tendrá que padecer como Yo, vuestro Maestro y al padecer Mis pequeños, esta será parte de vuestra purificación,

 para que no tengáis que pasar mucho tiempo en el Purgatorio y luego, paséis al Cielo a gozar eternamente Conmigo.

Mucho Amor os está esperando, Mi Presencia os dará una vida espiritual muy grande en el Reino de los Cielos.

Manteneos firmes en lo que se os ha pedido, no sucumbáis a los ataques de satanás, no temáis a lo que él os envíe, como tentaciones, castigos, maldades.

Yo estaré siempre junto a vosotros para protegeros de todo esto que os quiera hacer satanás. Yo, vuestro Jesús, estoy con vosotros, sigo en la Tierra.

 Estoy día a día con vosotros, en las Misas, en las oraciones de vuestros hermanos y las vuestras, en los sacrificios y penitencias ofrecidos.

No Me separaré de vosotros en ningún momento, manteneos unidos a Mí y grandes cosas hareMos.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre  a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

P284 EL AMOR ABSOLUTO


Septiembre 23 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Yo, como Hermano vuestro, que caminé entre los hombres, viví las maldades que el hombre puede causar, viví entre el pecado.

Sufrí los ataques de aquellos que luego Me asesinaron por envidia, por maldad, por falta de Fe e incredulidad.

Vosotros tenéis el conocimiento de la destrucción de Sodoma y Gomorra, un acto muy doloroso, pero necesario.

Dos pueblos con un grado de pecado, de inmoralidad, de maldad, tan grande, que no se podía dejarlos seguir actuando, y esto, debido a la protección por darles a los pueblos aledaños.

La Maldad que sale de Satanás, es como un cáncer que va destrozando los tejidos buenos, los tejidos sanos y ya no puedo permitir eso, Mis pequeños.

Hay demasiada maldad alrededor vuestro, queda ya muy poco sano de Mi Cuerpo Místico que sois vosotros, los que estáis Conmigo,

Y no puedo arriesgar ya, a esta parte sana que Me ha seguido, que Me ha buscado, que ha querido crecer en Mi Conocimiento, en Mis Leyes y, sobre todo, en Mi Amor.

Ya os había dicho que quedarán muy pocos de la población mundial y aun universal, después de la Purificación; del 25% del que hablan las Escrituras.

Todavía es mucha la cifra, será menor a eso y Me duele mucho, Mis pequeños.

Pensar que desde la época de Sodoma y Gomorra, que fue prácticamente aniquilación total, salvo por Lot y su familia; la humanidad no ha mejorado gran cosa,

A pesar de que vine y estuve entre los hombres, enseñándoos, guiándoos, amándoos y ni aun así, habéis querido mejoraros.

Satanás os ha desviado tanto, os ha puesto tantas tentaciones, y las habéis seguido.

Y ese es vuestro gran pecado, haber seguido al Mal, a pesar de que Yo os dejé todo lo necesario para poder atacar ese mal, e hicisteis caso omiso a todo ello.

Vuestro libre albedrío tomó la  maldad como medio de vida y no quisisteis luchar contra esa maldad que lleváis dentro de vosotros, y que además, os rodea.

Se os ha tratado como hijos consentidos, a pesar de haber sido hijos groseros, altaneros; se os ha tratado con todo Amor, se os ha perdonado mucho.

Y NO HABÉIS ENTENDIDO QUE SE OS QUIERE SALVAR,

Y PARECE QUE ESO NO OS IMPORTA.

No habéis querido mejorar en vuestro crecimiento espiritual, que de esa forma Mi Santo Espíritu os estaría guiando, enseñando y evitando que la maldad influyera sobre vosotros para que tomarais el buen camino, que os llevaría a la salvación eterna.  

Y sí en cambio, tapasteis vuestros ojos, tapasteis vuestros oídos, cerrasteis vuestro corazón a todo lo bueno y aceptasteis repito, con vuestro libre albedrío. Y vuelvo a repetir,

CON VUESTRO LIBRE ALBEDRÍO, LA MALDAD EN VUESTRA VIDA

Y lo repito, porque con esto os estoy dando a entender que vuestra CONDENACIÓN SERÁ ABSOLUTA,  si seguís apoyándoos en el Mal.

Tuvisteis muchas oportunidades, tuvisteis Nuestro Amor en Nuestra Santísima Trinidad en abundancia, y así ha sido, en abundancia se os ha dado el Perdón muchas veces.

Y no os quisisteis acercar a vivir en el estado de Gracia, evitabais el vivir en el Bien, como si realmente fuera todo lo contrario, como si realmente fuera el Mal que os destrozaba, que os hiciera sufrir, que os llevaba por caminos de perdición.

Seguís siendo ese pueblo de cabeza dura, un pueblo tonto, un pueblo infiel, un pueblo malvado; pero vosotros habéis escogido el ser vuestros propios destructores,

Habéis destruido vuestra alma, habéis destruido vuestro corazón. Nadie, más que vosotros mismos habéis intervenido en vuestra destrucción espiritual,

Y LO PEOR DE TODO, ES QUE NI ESO OS IMPORTA

Ha llegado el tiempo ya, en que veréis el resultado de lo que vosotros escogisteis, en total libertad con vuestro libre albedrío.

Muchas veces a través del tiempo, se os ha indicado lo que es el Dolor Eterno.

Y tampoco eso ha movido vuestra mente ni vuestro corazón a cambiar de vida.

Os habéis ganado la condenación, porque libremente la escogisteis; pero eso también Me duele inmensamente, porque sufrí por vosotros.

Sufrí para que vosotros, a pesar de vuestros pecados, pudierais vivir eternamente, con una sola condición: el arrepentimiento, pero ni eso os importa.

Lo hecho, hecho está, SUFRIRÉIS, los que quisisteis apartaros del buen camino.

Porque el tiempo de la cosecha ha llegado. Recordad la Parábola en donde el sembrador, el buen sembrador deposita el buen grano, pero luego llega Satanás y también, siembra cizaña alrededor del buen grano.

Se le pregunta al sembrador, al dueño, que si arrancan la cizaña; dice él:

“esperen hasta que crezcan; ya, entonces, cuando se vea, realmente, cual es la cizaña y en qué lugar está el buen grano, será más fácil de arrancar lo malo y dejar lo bueno.”

Estáis ya en ese tiempo, en donde será tomada la cizaña arrancada de la tierra y echada al Fuego Eterno.

Mis pequeños, os he dado mucho tiempo para cambiar, muchas oportunidades para vivir en el Bien, pero la gran mayoría de vosotros no las quisisteis tomar, preferisteis seguir siendo cizaña, viviendo la maldad alrededor de vuestros hermanos.

No quisisteis venceros a vosotros mismos, erradicando la maldad que traéis en vuestro interior, acercándoos a Mí; tomando Mi Palabra, tomando Mis Mandamientos, tomando Vida, Verdadera Vida en el Sacramento de la Eucaristía.

No quisistéis vivir en la Oración, no quisisteis dejar ese mal al que profetizado estaba que si seguíais en él, moriríais eternamente en el Fuego Eterno.

Y ¿QUÉ PASÓ? ¿QUÉ PASÓ CON VUESTRA ALMA?

NO QUISISTEIS AYUDARLE A VUESTRA ALMA EN SU SALVACIÓN

Preferisteis las cosas del Mundo, el pecado del mundo venido de Satanás. No quisisteis dejar todo aquello que os llevaba hacia el Mal.

Y no alimentabais a vuestra alma para vivir el Bien que Mi Hijo os enseñó.

¡Cuántas oportunidades tuvisteis a lo largo de vuestra existencia y no las tomasteis! Vuestra negligencia, vuestra maldad, os venció. 

Sabíais perfectamente que estáis rodeados de maldad, porque también avisado está en las Sagradas Escrituras, que estáis en el Mundo, pero no pertenecéis a él.

Vinisteis para una misión espiritual grande, bella, que era la de mover a las almas de vuestros hermanos hacia la salvación eterna, pero empezando con la vuestra.

Vosotros debisteis haber seguido lo que Mi Santo Espíritu os dictaba dentro de vuestro corazón y Él os iba a llevar hacia la Verdad Absoluta, que solamente viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad.

Pero NO, la gran mayoría de vosotros habéis preferido los goces del Mundo, NO quisisteis venceros a vosotros mismos, viviendo primeramente los Mandamientos que Mi Padre os dio en el pasado.

No os dejasteis mover por la Palabra, por Mis Obras, que Yo os dejé cuando bajé y estuve entre los hombres.

No se movió ni se conmovió vuestro corazón cuando Me di por vosotros para vuestra redención. No habéis meditado en Mis Dolores todo lo que Me dejé hacer por vosotros.

Imaginad Mi Cara ensangrentada, llena de escupitajos, inflamada por los golpes de los soldados y el pómulo roto.

Después Mi flagelación; una flagelación que se salió de lo normal, porque Me dieron muchísimos más golpes de flagelo de los que normalmente se debían dar.

Mis Carnes desgarradas, sangrantes, dolientes. Mis huesos se podían ver por entre Mis Carnes, que desgarradas estaban; prácticamente, no había ningún lugar sano en todo Mi Cuerpo.

Dolores extremos, que ningún ser humano hubiera soportado.

Pero lo que más Me dolía, era el saber que la gran mayoría de vosotros en el futuro,

NO SE IBAN A CONMOVER ANTE TODO ESTO Y NO CAMBIARÍAN DE PARECER

 Seguirían cometiendo faltas. Y faltas graves que dañarían todavía más, todas las heridas de Mi Cuerpo; pero sobre todo, de Mi Alma.

¡Qué corazón tan duro tenéis, Mis pequeños! ¡Cuánto dolor Me causáis!

Y todo por tener una vida disipada, pecaminosa y sin ni siquiera tener un deseo futuro de cambio.

Después de ello, habéis tenido la oportunidad de Mis Apariciones, de Mis Milagros a lo largo de la historia.

Y los de Mi Madre, la Siempre Virgen María, ayudándoMe a convenceros para cambiar de vida, a arrepentiros y volver a Mí, pero no cambiáis.

Y vuestros pecados, cada vez son peores; VUESTRO CORAZÓN ES TAN MALO,

QUE HASTA ME RECLAMÁIS POR LO QUE OS SUCEDE

Me blasfemáis, porque no podéis tener o no queréis hacer una vida buena, echándoMe la culpa a Mí por vuestras limitaciones,

Y a Mí, ni siquiera Me habéis buscado para cambiar de vida, apoyándoos en todas las Enseñanzas que Yo os dejé.

Queréis que se os consienta, cuando vosotros vivís en pecado grave, Me estáis dando la espalda en todo momento.  

Le dais la espalda a Mis Leyes, Mandamientos y sobre todo, a Mi Amor, y aun así queréis que se os consienta. No, Mis pequeños, ya no.

Tuvisteis mucho tiempo para cambiar, para reflexionar, para que vuestro corazón se doliera al ver Mi Donación por vuestra salvación y ni eso aprovechasteis.

EL TIEMPO LLEGÓ.  Los que entendieron, serán tomados, los que no quisieron entender, serán dejados.

LOS QUE ALCANZÉIS A SALVAROS

EN EL PURGATORIO ENTENDERÉIS TODO CON EL SUFRIMIENTO EXPIATORIO

Cuando estáis en el Mundo, con MI JUSTICIA DIVINA, el castigo es para causaros dolor por el mal cometido.

 En cambio en el Purgatorio, el castigo que Yo os impongo, os va causando alegría; porque vosotros mismos os dais cuenta de que vuestro error ha manchado vuestra alma,

Ha manchado vuestras vestiduras y no podréis entrar al Reino de los Cielos si vuestras vestiduras no están blancas,

SI NO ESTÁIS PREPARADOS PARA AMAR; QUE EN ESO SE RESUME VUESTRA PURIFICACIÓN..

El Reino de los Cielos es un Reino de Amor; vosotros al cometer pecados, al cometer faltas, se traduce en falta de amor; primeramente hacia Mí, vuestro Dios y enseguida hacia vuestro prójimo.

¿Cómo podrías entrar a un Reino de Amor, al Reino de los Cielos SI NO SABÉIS AMAR,

SI AL ENTRAR ESTÁIS MANCHADOS DE MALDAD?

Causaríais problemas en donde todos saben amar.

El alma, ella misma se juzga cuando llega ante Mí, siente Mi Amor, vive el Amor que se vive en el Reino de los Cielos.

Y el alma siente ése Amor pero a la vez, siente todavía maldad, la maldad de los pecados que la contaminaron y el alma pide ser purificada, porque no se sentiría a gusto con ésa maldad que todavía trae en su corazón y vivir en un lugar que es puro Amor.

LAS ALMAS SE ALEGRAN DE SER PURIFICADAS

Ciertamente, el Purgatorio no es un lugar agradable, ciertamente sufrís, pero sufrís porque negasteis Mi Amor, porque atacasteis a vuestros hermanos en diferentes formas, les causasteis dolor o las llenasteis de vuestra maldad.

Pensad más en las almas de vuestros hermanos en el Purgatorio. Sufren, pero porque aman y quieren ser purificadas, para amarMe más, para amar como deben amar a sus hermanos,

ES UN DOLOR QUE NO COMPRENDÉIS, PERO QUE VIVIRÉIS

Orad por ellas, porque cuando os toque a vosotros estar en el Purgatorio, si les ayudasteis a vuestros hermanos a salir de ahí, ellos os ayudarán después.  

Ciertamente se sufre en la EXPIACIÓN, pero cuando vais alcanzando la purificación de vuestra alma, de vuestras vestiduras, os vais alegrando.

Ayudad con vuestra Oración, a vuestros hermanos día a día, a que salgan infinidad de almas del Purgatorio.

Y ésa alegría que les daréis a las almas que ayudasteis a salir, os transformará también a vosotros; es una realidad que viviréis, ayudadles y ellos os ayudarán después.

Este tiempo que estáis desperdiciando, lo querréis después, cuando estéis en el Purgatorio y desearéis haber ganado méritos, para pasar menos tiempo en reparación, al daros por Mí, como Yo Me di por vosotros.

¿Qué habéis hecho en este tiempo de preparación espiritual? ¿Lo utilizasteis para bien? ¿Qué habéis hecho con vuestro tiempo? ¿Qué habéis hecho para vuestra salvación y para la salvación de vuestros hermanos?

La Oración, Mis pequeños, es indispensable. Yo, siendo Dios, que vine a la Tierra para salvaros, para ofrecerMe como el Cordero que se toma para el sacrificio.

ASÍ ES COMO OS PUDE SALVAR, OBEDECIENDO, DONÁNDOME,

PERO SOBRE TODO, TOMANDO FUERZA EN LA ORACIÓN

Continuamente hablaba con Mi Padre, Él Me aconsejaba y a través de la Oración, Yo Me mantenía en el Cielo.

El hombre necesita acercarse más a Mí, os he dicho que Yo velo por vuestras necesidades; pero vosotros debéis velar por las Mías y ¿Cuáles son Mis necesidades?

Os lo dije en la Cruz: “DÁDME ALMAS, TENGO SED DE ALMAS”.

Ciertamente, estáis tan distraídos en las cosas del Mundo, que no podéis ni siquiera imaginaros el valor de un alma y cómo pago Yo aquí en el Reino de los Cielos, el que vosotros Me salvéis un alma.  

Muchas veces, os imagináis que solamente con un Padre Nuestro o un Ave María, podréis salvar a un alma y no es así, Mis pequeños. Se necesita a veces años de Oración, de sacrificios, penitencias, ayunos, para salvar a un alma, para sacarla del Purgatorio.

Imaginad todo el tiempo que pasan las almas en el Purgatorio, porque no hay almas dedicadas por su salvación.

Recordad, que lo que hagáis ahora por ellas, tanto por las que están purificándose, como las almas que ahora están en la Tierra, como lo estáis cada uno de vosotros,

QUE ESTÁN SIENDO PRESENTADAS ANTE EL TRIBUNAL DIVINO

POR LA GRAN TRIBULACIÓN QUE YA OS ESTÁ FLAGELANDO

¡RESCATADLAS AUNQUE SEA PARA EL TERCER PURGATORIO!

Llegará el momento en que vosotros estaréis, también, en el Purgatorio y necesitados de oración.

Tantas, tantas almas en el Purgatorio que ciertamente en algún tiempo tendrán su salida de ahí; pero también tantas y tantas almas que caen al Infierno y que nunca saldrán de ahí.

Si realmente hubiera amor en vuestro corazón, si realmente tomarais con seriedad lo que Yo os pido y sobre todo, que os dierais cuenta de vuestra vocación de almas militantes.

O sea, lo que implica el ser un alma militante, todo lo que podéis abarcar, mientras tenéis el Don de la vida.

Si vosotros Le pidierais a Mi Santo Espíritu que os explicara vuestra función, vuestras obligaciones y vuestros derechos, cambiaríais inmediatamente.

Ciertamente os podéis tratar de mantener aislados del Mundo haciendo el bien, EN ORACIÓN CONTINUA pero aislados del Mundo, enmedio del trajinar del mundo; entonces, os daríais cuenta de esta realidad espiritual.

Ser alma del Purgatorio, ser alma militante, son dos situaciones muy diferentes. El alma militante, puede hacer grandes cosas por las almas necesitadas y no lo estáis haciendo.

Esa es vuestra tarea, Mis pequeños. Yo velo por vosotros y vosotros debéis velar entre tantas cosas, también por el bien de vuestros hermanos, ya sea que estén por morir o ya sea, que estén en el Purgatorio. Eso es ser un verdadero hermano.

Tratad pues Mis pequeños de darMe ese gusto de tomar realmente vuestra posición de almas militantes: SALVADORAS.

Y sobre todo, que vosotros las ayudéis a sobrellevar ese castigo-purificación que las almas necesitan, para regresar a Mí.

Porque las almas del Purgatorio, viven en la Esperanza de llegar a Mí, pero también viven en tristeza y preocupación, al ver que NO hay suficiente Oración de parte de las almas militantes, para que puedan salir rápidamente del Purgatorio.

Os pido que tratéis de entender esta realidad, la cual, tarde o temprano, cada uno de vosotros, padeceréis y os vuelvo a repetir,

 Lo que hagáis por vuestros hermanos del Purgatorio, más tarde lo recibiréis vosotros.

Hijitos Míos, tened una gran devoción por las Benditas Almas del Purgatorio, en estos tiempos muy necesitadas están, porque no hay suficientes Misas y oraciones para poderlas sacar del Purgatorio lo más pronto posible y,

SUFREN, Y SUFREN MUCHO

Que vuestras oraciones, vuestras Misas, el rezo del Santo Rosario y todo lo que podáis hacer por ellas, les alcance un alivio pronto en el Reino de los Cielos, para que puedan salir rápidamente, porque su sufrimiento es muy grande.

Ciertamente un alma en el Purgatorio, saldrá en un determinado tiempo, pero también, dependiendo del nivel en el que se encuentre.

HAY NIVELES MUY BAJOS Y DOLOROSOS, TODAVÍA CERCANOS AL INFIERNO

EN DONDE EL ALMA SUFRE MUCHÍSIMO

ESTÁ TAMBIÉN ATORMENTADA, NO POR DEMONIOS,

PERO SI POR SUS PECADOS Y POR SU PROPIO DOLOR.

El Purgatorio es un lugar de purificación y arrepentimiento, un tiempo de meditación, en el cual, el alma se da cuenta de todo el mal que sus pecados causaron.

Hay pecados que pueden hacer solamente daño a la persona que los comete, pero hay pecados que causan mucho mal, porque muchas almas los toman como propios y los repiten causándoles quizá, hasta una muerte eterna o causándoles también, una estancia muy larga en el Purgatorio.

Mientras estéis en la Tierra reparad, haced penitencias, ayunos, por el bien de vuestra alma; porque si por algún tiempo en vuestra vida disteis mal ejemplo y muchos os vieron y repitieron ese mal ejemplo, tendréis que padecer por vuestros propios pecados y por el mal que hicieron esas almas por causa vuestra.

En cambio, os ganaréis más Gloria, más Amor, más cuidados Divinos, cuando vuestros actos o vuestras palabras, fueron buenos, disteis un buen ejemplo y ese buen ejemplo fue tomado también por hermanos vuestros y lo repitieron y a la vez, otras y muchas almas más lo volvieron a repetir.

Tendréis una corona de Gloria, porque fuisteis verdaderos Cristos, enseñando el Bien; fuisteis apóstoles Míos, porque eso es ser un apóstol, es ser otra imagen Mía entre vuestros hermanos.

Seréis muy recompensados por todo ese bien que causáis en otras almas.

Ya os he dicho que no vinisteis a la Tierra a llenaros de las cosas del Mundo, vuestra alma trasciende y todo lo que hacéis a nivel espiritual va a trascender, y por toda la eternidad.

Sí, Mis pequeños, vuestras acciones os marcan para toda la eternidad, acciones buenas, Conmigo, acciones malas, para Satanás y quedáis  marcados.

Y se os conocerá, ya sea en el Cielo, ya sea en el Infierno, se os conocerá por las acciones que llevasteis a cabo.

 

Vuestra misión, Mis pequeños, es dejar Mi Sombra, como le decían a San Pedro, “hasta su sombra sanaba”, eso cuando ya llegasteis a un alto grado de espiritualidad.

Vosotros no os dais cuenta de la trascendencia de vuestra vida aquí en la Tierra, pero lo sabréis después, cuando regreséis y estéis ante Mí.

Para algunos será demasiado tarde, porque NO podrán componer nada de lo malo que hayan hecho; para otros, será una alegría inmensa, saber que movisteis las almas de vuestros hermanos que os observaban.

Es un honor inmenso el que se os dé el Don de la Vida y para eso es Mis pequeños, para que llenándoos de Nuestra Vida, podáis dar Vida a vuestros hermanos.

Son tantas cosas bellas que podéis sacar de Mí, de Mis Enseñanzas, de Mi Ejemplo, de Mi Amor; por eso os pido que leáis continuamente las Sagradas Escrituras y Mi Santo Espíritu os irá llevando hacia la Verdad que vosotros necesitáis saber, para que seáis otros Cristos sobre la Tierra.

No os confiéis de lo que os digan, que todo será bello, será hermoso; que el cambio será como un despertar de un día para otro. ¡NO! Mis pequeños, en las Sagradas Escrituras es muy claro lo que os digo,

QUE AQUÉL QUE ME SIGA, TAMBIÉN TENDRÁ QUE PADECER,

COMO YO, VUESTRO MAESTRO

Y al padecer Mis pequeños, esta será parte de vuestra purificación; para que no tengáis que pasar mucho tiempo en el Purgatorio y luego, paséis al Cielo a gozar eternamente Conmigo.

Yo, vuestro Jesús estoy con vosotros, sigo en la Tierra. Estoy día a día con vosotros en las Misas, en las oraciones de vuestros hermanos y las vuestras, en los sacrificios y penitencias ofrecidos.

No Me separaré de vosotros en ningún momento, manteneos unidos a Mí y grandes cosas hareMos.  

Preguntaos vosotros mismos ¿En qué os puede ayudar a ganar el Reino de los Cielos, un hermano vuestro que es soberbio, que no os quiere porque pertenecéis a una clase social o económica más baja que vosotros? En nada.

EL SOBERBIO ANTE MIS OJOS,

SI NO CAMBIA, SERÁ QUEMADO, PORQUE NO SIRVE

NO SIRVE PARA MIS PLANES DE SALVACIÓN DE LAS ALMAS.

Os he dicho que debéis ser otros Cristos y especialmente en estos momentos, en los que satanás os ha ido distorsionando vuestra realidad.

Pedid, os lo he repetido muchas veces, pedid el Discernimiento Santo, para que podáis encontrar el camino correcto que os llevará hacia el Reino de los Cielos.  

Amor, Amor, Amor es lo que debéis vivir. Pero un Amor Limpio, Sano, Santo, Puro, porque así son las almas que viven en el Reino de los Cielos. Por eso, la gran mayoría de vosotros,

TENDRÉIS QUE PASAR PRIMERO UNA PURIFICACIÓN EN EL PURGATORIO

Y LUEGO ENTRARÉIS A VUESTRO HOGAR ETERNO.

Yo, vuestro Señor Jesucristo, vuestro Salvador, vine a la Tierra para traeros la Sabiduría del Cielo

 Y otra orden tajante que se os dio fue el que CRECIERAIS en Fe, en Amor, el que crecierais en todo lo enseñado por Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, para que llegarais a la Perfección.

Esto lo tenéis que entender muy bien, Mis pequeños. Ciertamente, por vosotros mismos, nunca podréis llegar a la Perfección que se os pide. 

PARA QUE TENGÁIS DERECHO DE ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS

Tenéis que contar con Nosotros, con Nuestra Gracia, con Nuestro Amor, con Nuestro Deseo de ayudaros y que vosotros tengáis la Humildad suficiente, para PedirNos el ser mejores.

El Cielo es Nuestro, no es vuestro. La forma en que os debéis de mover, de actuar, de pensar en el Cielo, es Nuestra forma de Pensar, no es la vuestra. 

Vosotros seréis invitados a pasar toda la eternidad con Nosotros, en Nuestro Cielo y vosotros en humildad, tenéis que aceptar esto y aprenderlo.

Por eso Mi Padre Me pidió que bajara a la Tierra a enseñaros, cómo os debéis comportar para entrar al Reino de los Cielos.

Entended que el Reino de los Cielos es un lugar de Perfección, ES UN LUGAR DIVINO. Es un lugar en donde os debéis mover según como Nosotros quereMos, para que gocéis plenamente, lo que os vaMos a dar de premio.

Vosotros tenéis que ser cambiados totalmente, transfigurados, renacidos en el Amor, en la Fe y aún en vuestra alma.  Tenéis vosotros que cambiar y eso lo hareMos Nosotros, no vosotros; pero esto solamente lo lograréis en la Humildad.

 Si no estáis creciendo según lo que se os ha dado, no sois dignos os repito, para entrar al Reino de los Cielos.

VedMe, vedMe en las Sagradas Escrituras, tratad de ser como Yo, copiadMe.

copiad Mi Vida, copiad Mis Palabras, copiad Mis Pensamientos.

DEJADME QUE YO ENTRE EN VOSOTROS

Y VAYA LIMPIANDO TODO VUESTRO SER DESDE VUESTRO INTERIOR

 ELIMINANDO TODO AQUELLO QUE OS PUEDA LLEVAR A LA SOBERBIA

Y así, empezaréis a entrar en la Perfección, porque Yo, el Perfecto, estaré en vosotros. Para que vuestros hermanos empiecen a darse cuenta, de que sí se puede llegar a ser perfectos, dejándoMe Vivir en vosotros.

Pensad por un momento cómo sería el mundo, si todos fueran como Yo, que ya hubieran aprendido a ser como Yo, que hubieran querido dejar su vida pasada de error, de soberbia, de maldad.

Y empezaran a actuar en Humildad, en Sencillez y ayudándoos unos a otros con los dones recibidos y siempre actuando en la honradez y digo en la honradez, evitando todo tipo de mentira.

El mundo cambiaría, el mundo sería otro, gozarías inmensamente; sería un mundo de Paz,

DONDE VIVIRÍAIS MI PERFECCIÓN, DONDE VIVIRÍAIS LA DIVINIDAD

Fuisteis creados para ello, se os dio el Don de la vida, para que se logre esto en la Tierra y en el Universo entero.

Sois parte del Universo, de las creaturas a las que se les ha dado vida y que tienen esa misión, la de producir Amor, la de llevar Nuestro Amor a todo lo Creado, visible e invisible,

SI NO ESTÁIS CONMIGO, ESTÁIS CONTRA MÍ

Si no estáis actuando como Yo os enseñé, no podéis entrar todavía, al Reino de los Cielos,

Os tenéis que mejorar y si no os mejoráis aquí, el Purgatorio os espera, por un corto o largo plazo.

A la Perfección estáis llamados, vosotros ponéis el tiempo, 

VUESTRA MEJORA AQUÍ O VUESTRA MEJORA EN EL PURGATORIO

Y OS ASEGURO QUE AQUÍ SUFRIRÉIS MENOS QUE EN EL PURGATORIO.

Os lo he dicho muchas veces, que Yo no os puedo imponer Mis Deseos espirituales; que ojalá pudiera, porque os llevaría inmediatamente a la santidad.

Seríais quienes Yo deseo que fuerais, que fuerais como vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original.

Eso es lo que Yo quisiera de cada uno de vosotros, pero

VOSOTROS NO ME PEDÍS SER MEJORES

NO ME PEDÍS QUE OS AYUDE A APARTAROS DEL PECADO,

NO ME PEDÍS SER SANTOS.

Vosotros, desgraciadamente, ya veis el pecado como algo normal en vuestra vida.

Y si realmente meditáis, cualquier día de vuestra existencia, todo lo que hicisteis y en qué pensasteis, os daréis cuenta claramente de esto que os digo.

Cuando vosotros os vencéis a vosotros mismos, tratáis de mantener esa comunión íntima Conmigo, para no buscar y pensar en las cosas del exterior de vuestra alma, que os puedan dañar. Entonces, os ayudaMos.

Mi Santo Espíritu que habita en cada uno de vosotros, os dará Fuerza y Sabiduría, para ir venciendo esos deseos del Mal.  

Esos deseos o esos pensamientos impuros a donde os lleva Satanás, para que no estéis en lo Mío, que debe ser vuestra meta en vuestra vida. Y esto os lo digo, Mis pequeños, porque

MIENTRAS MENOS PECADOS TENGÁIS

CUANDO OS PRESENTÉIS ANTE MÍ,

MÁS PRONTO ENTRARÉIS AL REINO DE LOS CIELOS

Y MENOS SUFRIRÉIS EN EL PURGATORIO

Pocos, MUY POCOS sois en el Mundo con los que realmente cuento, para que oréis por vuestros hermanos. Pocos sois los que estáis en íntimo contacto Conmigo.

Santa Águeda detuvo la lava del Etna a las puertas de la ciudad de Catania, en sicilia.

Y sois aquellas almas que Yo busco, para que intercedáis por vuestros hermanos, por vuestra familia, por vuestro pueblo, por vuestras ciudades, por el Mundo entero.

Recordad cómo a veces un alma, UN ALMA que se dejó llenar de Mi Amor, salvaba a un pueblo entero con su intercesión.

Podéis lograr grandes milagros cuando Me llegáis a Mi Corazón, cuando Me vencéis con vuestro pequeño amor, pero lleno de Mi Amor.

Y ES CUANDO PODÉIS LOGRAR MILAGROS

PARA VUESTROS HERMANOS, PARA VUESTRAS CIUDADES,

PARA EL MUNDO ENTERO, PARA EL UNIVERSO QUE OS RODEA

Yo os mostré, en Mi Persona, en Mis Palabras, lo que es la Vida del Cielo.

Yo vine a hacer lo que Mi Padre Me pidió, Yo os mostré Vida de Cielo, que se desarrolla en el Amor, EN LA DONACIÓN, en el cuidado por los demás, a tal grado que uno se da por los demás, aún a costa de su propia vida.

VOSOTROS A ESO LE TEMÉIS INMENSAMENTE, OS PREGUNTÁIS:

¿ACASO TENEMOS QUE MORIR POR EL HERMANO, POR EL NECESITADO?

No necesariamente es muerte física, es el morir a vuestros intereses mezquinos.

Cuando os he dicho SER OTROS CRISTOS, es Caridad, es Amor, es Vida de Cielo, pero sois muy egoístas.

Ciertamente, veis las necesidades materiales y espirituales de vuestros hermanos, pero difícilmente os acercáis a ellos, preferís haceros a un lado y no entablar conversación con vuestro hermano necesitado.

El Cielo, vuestro Hogar, se gana con vuestra donación, se gana con el trabajo espiritual que hagáis hacia vuestros hermanos,

pero ese trabajo espiritual, debe ser lo que exista profundamente en todo vuestro ser y, principalmente, en vuestro corazón.

Es el amor el que debe ser también vuestra esencia; si os llenáis de Mi Amor, fácilmente lo daréis a vuestros hermanos.

Pero si vosotros mismos impedís que fluya de vosotros ése Amor que recibisteis gratuitamente y si no lo dais,

TENDRÉIS QUE PADECER UNA PURIFICACIÓN LARGA

EN LA TIERRA Y EN EL PURGATORIO

PARA PODER ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS

El Amor debe ser también vuestra esencia.

Tened pues cuidado, Mis pequeños, con la Caridad,

DADLA, dadla, dadla a manos llenas para que recibáis, también de Nuestra Santísima Trinidad, a manos llenas; desde ahora y por toda la eternidad; compartid lo que gratuitamente se os dio.

Y los que os mantuvisteis en el Bien, gozaréis, porque vosotros sí entendisteis la lección; vosotros que quisisteis vivir eternamente en el Amor, sufristeis al estar rodeados de tanto mal.

“CRUCIFICAME SEÑOR MIO Y DIOS MIO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS…”

Y éste mal os atacaba continuamente, os hacía sufrir, en cuerpo y en alma, dolores físicos y espirituales, que pudiera Yo decir, parecidos a los Míos,

porque sufríais, realmente, por manteneros Conmigo y aquellos que os rodeaban, no os querían ver, porque vivíais en la Virtud y en el Amor.

Vuestro premio está próximo, manteneos así, Mis pequeños, y tratad, todavía, de dar un poco más, de lo que Me habéis dado a lo largo de vuestra existencia.

Son momentos difíciles y, ciertamente, seréis, todavía, muy atacados porque satanás os tiene mucha envidia, porque lograsteis vencerlo con Mi Gracia y con Mi Amor.

Seguid adelante, Yo os protegeré, tomad de Mí, Mis pequeños.

Mucho he dado, mucho Me sobra todavía por dar, tomad de ahí, para vuestro Triunfo Eterno.

Venid, benditos de Mi Padre, porque fuisteis misericordiosos Conmigo, vuestro Salvador, Me habéis acompañado en las buenas y en las malas, en Mis Dolores y en Mis bellos momentos, compartiendo Mi Palabra, Mis Milagros y Mi Amor.

Vosotros sois los que gozaréis el nuevo tiempo por venir, seréis buena semilla.

Iniciaréis un nuevo tiempo, en donde, al menos al principio, todo será amor, armonía, vida plena, paz, infinidad de regalos que derramaré sobre vosotros en Nuestra Santísima Trinidad.

Seguid adelante, Mis pequeños, y seguid orando por las almas, para que algunas, todavía, puedan ser tocadas por Mi Gracia y pueda Yo salvarlas.

Os bendigo, Mis pequeños, y llevad Mi Bendición a todos aquellos que vosotros queráis y traédMelos a Mi Corazón.

Vuestro Dios os ama infinitamente, ¡Agradecédselo!

Yo os Bendigo en el Santísimo Nombre de Mi Padre. En Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Santo Espíritu.

Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones

http://diospadresemanifiesta.com/

N267 LOS GUERREROS CELESTIALES


Septiembre 13 de 2019

Habla Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, pequeñitos de Mi Corazón, os quiero hablar sobre algo que padecéis a diario en múltiples formas, LA TENTACIÓN.

El Demonio, cuando perdió la batalla ante Mi Arcángel Miguel, él se constituyó el enemigo acérrimo de Mi Obra y de las almas de todos vosotros

Y así, el ángel caído, desde que se convirtió en demonio, ha tratado de destruiros, de destruir la Gracia que Yo os regalé, la Gracia Divina que existe en vuestro corazón, que es la pureza en la que os constituí y que es vuestro gran tesoro.

Así llevó al pecado a vuestros Primeros Padres, así llevó al pecado a Caín y así ha llevado al pecado, en mayor o menor grado, a casi todas las almas que he enviado a la Tierra.

La Tentación es algo con lo que tenéis que lidiar todos los días y se os presenta en muchas facetas.

El Demonio os conoce bien a cada uno de vosotros y así, la tentación que él utiliza no es la misma para un alma como para otra.

Todos vosotros sois diferentes y así como Yo os he dado a cada uno de vosotros dones especiales para que realicéis vuestra personal misión,

el Maligno os ataca por donde vuestra fragilidad se refleja a través de vuestras obras.

Él os va estudiando desde pequeños. Conoce vuestro entorno familiar, la protección o descuido espiritual que vuestros padres os dan,

vuestra personal respuesta a la Gracia que Yo os he dado, las obras que realizáis, etc. Así, en poco tiempo, él ya sabe de qué “pié cojeáis” y por ahí ataca.

A diferencia de vuestro Enemigo, Yo os conozco en vuestro interior y Yo os conozco mejor que Mi Enemigo y por lo tanto os trato de proteger de él continuamente.

Yo no deseo que el alma sucumba a la tentación, pero como sois libres, eso se dará según el grado de protección que vosotros mismos os hagáis con vuestro crecimiento espiritual.

El guerrero tiene que entrenar muchos años para fortalecerse contra el enemigo, cuando se enfrente ante él en la batalla.

Su entrenamiento es duro desde pequeño y sabe que si no se aplica, la pérdida puede ser muy grave: su propia vida.

La vida en la Tierra es un continuo campo de batalla en donde, si no os fortalecéis desde pequeños; al principio con la ayuda de vuestros padres y posteriormente vosotros mismos, podréis sucumbir fácilmente.

A pesar de que no tuvierais ésas enseñanzas, ésa protección en vuestra familia,

YO SIEMPRE HE DE PROVEER  conocimiento, Gracias, Bendiciones, Virtudes, a Mis almitas que vienen a servirMe a la Tierra.  

Yo nunca os voy a desamparar, hasta que vosotros libremente no aceptéis Mi ayuda, la rechacéis o la ataquéis.

Desgraciadamente el problema no queda solo aquí. En mayor o menor grado casi todos vosotros, en una o  en varias ocasiones, os habéis vuelto cómplices del Demonio al haber sido causa de tentación.

Mujeres seduciendo a hombres, sin importarles edades o rango, entre ellos a Mis sacerdotes.

Hombres seduciendo a mujeres sin importarles su estado social: solteras, casadas, viudas, religiosas o menores de edad.

Jóvenes de ambos sexos causando problemas a todos niveles y a todas edades.

Y a veces aún a casi niñas que han sido maleadas por el mal ejemplo de los adultos, ya destruyendo vidas humanas y espirituales.  

Todo es ya podredumbre, sabéis que no estoy hablando por hablar y esto os lo recuerdo para que escudriñéis bien en vuestro corazón y pidáis perdón por todas aquellas ocasiones durante toda vuestra vida,

en que os volvisteis cómplices del Demonio y le ayudasteis a llevar a las almas de Mis pequeños, de vuestros hermanos, a la tentación o a la muerte eterna.

Los medios masivos de comunicación se han vuelto, también en su mayoría, junto con algunos de sus empleados a los que llamáis “artistas”,

un medio único y eficiente para el Demonio, para transmitir sus errores, de tal manera que ya ni los mismos padres pueden controlarlos sin recibir regaño de sus propios hijos.

Ya de esto os he hablado antes y debéis de retomar nuevamente éste consejo.

Si estáis permitiendo que se transmitan eso programas, o si no los evitáis de alguna forma, todos vosotros os estáis convirtiendo en cómplices del Mal.

Obviamente no todo lo que se transmite por éstos medios es nocivo, por eso debéis ser selectivos, es vuestra alma y la de vuestros hijos las que están en juego.

Meditad esto con honestidad en vuestro corazón y os daréis cuenta de la realidad a la que os lleva.

Aún Mi propio Hijo fue tentado por el maligno en el desierto, pero Él se protegió con la Oración y el Ayuno, cosa que para la mayoría de vosotros se os hace obsoleto e impracticable.

Aún sin hablar de ayuno, lo cual se os hace “excesivo” a vuestra corta espiritualidad, simplemente el hablar de Oración ya se os hace pesado.

Os vuelvo a recalcar, estáis en el Mundo, EN UN CAMPO DE BATALLA REAL  y no os estáis protegiendo como debierais.

El guerrero enemigo, el Demonio, os acecha las 24 horas del día y vosotros no caéis en la cuenta por donde os está atacando

Y ESTO OS SUCEDE PORQUE AL FALTAROS LA ORACIÓN

NO SE OS HAN ABIERTO VUESTRAS CAPACIDADES

PARA DISCERNIR LO QUE SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR

Y saber si lo que sucede en vuestra vida es bueno o es malo y termináis dejándoos conducir como borreguitos: hacéis lo que la mayoría hace.

‘Si la mayoría lo hace, es bueno’, es ahora vuestra errónea sabiduría.

No os habéis percatado de las múltiples facetas utilizadas por el Mal para llevaros a una pobreza espiritual. No sois más que soldados vencidos antes de entrar a la batalla.

Si no os acercáis a Mí, a la Fuente de todo Bien, a la Fuente de la Sabiduría, a la Fuente de toda Enseñanza, no podréis manteneros firmes en la Fe y con posibilidades de luchar contra vuestro Enemigo quién es muy fuerte.

No os estáis alimentando como debierais y por eso caéis fácilmente en los primeros ataques que os propina el mal.

En pocas palabras, ya no sois guerreros a los que se les pueda confiar una misión, porque no estáis preparados para defender lo que es de vuestro Padre.

Os habéis vuelto almas débiles, almas cobardes, almas sin deseos para defender, aún a costa de vuestra vida, los bienes de vuestro Rey.

Hijitos Míos, meditad en éstos días de PURIFICACIÓN sobre el estado real de vuestra alma.

Y sobre las ocasiones en las cuales os habéis vuelto también demonios, al haber llevado a vuestros hermanos al pecado mortal ó a su condenación eterna.

Soy duro ahora, pero es la realidad, porque no Me gusta perder almas, Mis almas a manos de otras de Mis almas que se vendieron al Mal,

ESO ES TRAICIONARME, eso es muy grave a Mis ojos,

¡SÓIS OTROS CAÍNES, ASESINOS ESPIRITUALES DE VUESTROS HERMANOS!

Arrepentíos de corazón, que Yo os perdonaré, si realmente tratáis de enmendaros.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Entended, hijitos Míos, que el tiempo que os queda es breve, pero con la Oración comunitaria podréis lograr muchísimo,

porque Yo os indicaré lo que deberéis hacer para que seáis protegidos y también el cómo deberéis de proteger a vuestros hermanos de todo el Mundo.

BUSCADME EN VUESTRO INTERIOR EN DONDE YO HABITO DE SIEMPRE

PonedMe ahora en primer lugar de vuestra vida y vayamos juntos a uniros con vuestros hermanos para adquirir esa fuerza comunitaria la cual unirá Cielo, Purgatorio y Tierra en una sola entidad,

Para que la salvación del género humano y Mi Segunda Venida a la Tierra, se realicen.

Ya sea que os deis con Oración profunda y de corazón por las almas de vuestros semejantes en el Purgatorio…

O al otro lado del Mundo, a quienes no conocéis,

también dad de corazón y con amor, de lo que Mi Padre os ha dado gratuitamente en Su Providencia a cada uno de vosotros, a todos aquellos que se os acerquen a pedir una caridad.

Un amor sin obras se olvida muy pronto. Por eso Mi Padre Me envió a Mí, a Su Hijo, a evangelizar y ahora Yo le pido a los Míos de éste tiempo, hacer lo mismo

Y LES DIGO LO QUE LES DIJE A MIS APÓSTOLES DE AQUÉL TIEMPO:

“ID Y PREDICAD A TODAS LAS NACIONES”.

Todo lo que hagáis por vuestros semejantes, por todos vuestros hermanos, Mi Padre os lo recompensará con creces.

Ahora, en los tiempos en los que vosotros vivís, sucede exactamente lo mismo.

Satanás no puede cambiar su actuación contra el hombre, porque es el mismo de siempre, sus mentiras y sus ataques son los que usó en la antigüedad, porque su caída lo limitó para siempre,

pero le siguen dando resultado, porque el hombre sigue sin protegerse, por alejarse de su Dios.

A los Míos es estos tiempos, se les ataca, se les ridiculiza, se les asesina.

Quizá los métodos actuales sean más sutiles, pero la finalidad es la misma, tratar de destruir Mí Obra y destruirMe del corazón del hombre.

Yo les previne a Mis Apóstoles y Discípulos, cuando los mandé a predicar, haréis grandes cosas, pero también seréis perseguidos por Mí causa.

Y la “causa” es de lo más noble y de la mayor magnitud que un alma puede tener, el servir a su Dios.

EL SERVIR A SU DIOS,

EL SALVAR ALMAS POR MEDIO DE MÍ PALABRA,

EL MORIR POR SU DIOS,

SON REGALOS HERMOSÍSIMOS PARA UN ALMA,

Pero debido a vuestra fragilidad humana, no podéis comprender perfectamente la magnitud del Regalo que os doy.

Al pertenecer a vuestro Dios, por medio de vuestro fiel servicio, estáis asegurando un tesoro grandísimo en el Reino de los Cielos,

PORQUE SI OS ESTÁIS VOLVIENDO UNOS CRISTOS EN LA TIERRA,

ESTARÉIS ALCANZANDO LA GLORIA DE UN CRISTO EN EL REINO DE LOS CIELOS.

Mí Padre paga en forma infinita a todos aquellos que son Nuestros.

Que han sabido mantenerse con Nosotros. Que Nos han transmitido a los demás y que puedan vivir por Nosotros.

Padre Maximiliano Kolbe

El morir por alguien, el dar la vida por un hermano, es la acción más loable que un ser humano puede realizar.

Le está regalando su propia vida por proteger la de él. Humanamente los llamáis héroes, porque dieron su vida por alguien o por un ideal.

Imaginaos lo que sois ante los Ojos de Mí Padre cuando os dais por Nuestra Obra, por Nuestros intereses, cuando os dais por Mí, Su Hijo, esto es algo que no alcanza a abarcar vuestra pequeña mente,

pero os puedo asegurar que el regalo que recibe un mártir en el Reino de los Cielos, es de los más altos y deseados por todas las almas.

EL VALOR DEL MÁRTIR NO TIENE PARANGÓN

Primero, porque se vuelve otro Cristo Conmigo y con ello alivia a una gran multitud de almas de las penas del Purgatorio, alcanzando con éste hecho, una gran Gloria al regalarLe éstas almas a Mí Padre.  

Y por otro lado, el mártir se vuelve ejemplo vivo desde antes de su martirio, de lo que debe ser la vida de un verdadero hijo de Dios, ayudando con ella a muchas almas a cambiar de vida y ayudándoles en su salvación.

Vosotros decís que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra y éste vale para lo bueno y para lo malo, pero si vosotros habéis escogido el camino bueno, entonces os estáis entregando a vuestro Dios y Él no os puede olvidar.

Os he dicho y os lo recuerdo, como decía Mi apóstol, “estáis en el mundo pero no debéis pertenecer a él”.

Esto provoca una lucha continua y tremenda, entre el cuerpo que busca las leyes del Mundo y el alma que tiende a las Leyes Divinas.

Si buscáis la ayuda de las fuerzas de Dios -Sus virtudes, Gracias y Bendiciones-, la lucha se le hace más fácil al alma; pero si no contáis con ellas, porque no os interese, porque no lo queráis,

pronto el alma sucumbe a las fuerzas del Mundo, a las fuerzas del Mal.

Cuando os dais cuenta por Mi Gracia, que lo que debéis hacer en el Mundo es el buscar vuestra salvación y la de vuestros hermanos,

entonces el alma debe luchar fuertemente contra las fuerzas del mal y es cuando os debéis hacer la guerra a vosotros mismos.

Lo que el mundo os ofrece es placer, descanso, goce material de toda índole, pecados enmascarados con una supuesta paz familiar ó paz económica que cubre “todas vuestras necesidades”.

El demonio os puede “consentir” para que al estar enfrascados en los goces  y placeres del mundo, os olvidéis de Mi y de la tarea de corredención que cada uno de vosotros traéis.

Si él logra que os olvidéis, vuestra estancia en la Tierra es estéril para el Cielo.

Muchos de vosotros podéis decir: “Yo no hago mal a nadie ni cometo los pecados graves que cometen mis hermanos.”

Apocalipsis 3, 14-22

“Yo gozo del mundo y de sus cosas. Yo estoy bien.”

Sí, es verdad que no cometéis faltas graves, que vivís para vosotros mismos, pero ésa no es la razón de vivir de un hijo de Dios que ha venido a la Tierra a servirMe.

El alma que baja a la Tierra a servirMe tiene que hacerlo ayudando a la redención del género humano en todas sus facetas: Donación, crecimiento espiritual por medio de la palabra y el ejemplo,

sacrificio y penitencia para expiar por los propios pecados y por los de sus hermanos, vida en la Gracia, en la pureza y en la humildad.

Si no venís para levantar a vuestra alma a niveles espirituales Divinos y para ayudar en lo mismo a la de vuestros hermanos en la Tierra y del Purgatorio, vana es vuestra estancia en la Tierra.

No hacéis el mal, pero tampoco hacéis algún bien.

Se purifican en el Purgatorio bajo la inexorable Justicia Divina

Os tenéis que hacer la guerra a vosotros mismos negando vuestras comodidades terrenas y no buscando afanosamente cómo gozar más.

Mi Vida Pública, la de Mis profetas y seguidores siempre ha estado estampada de sacrificios, penitencias, dolores, ayunos, rechazos, muerte física.

Mis seguidores sufren en el mundo, porque el mundo los ataca, los considera “negativos” para la vida que se desarrolla en el Mundo,

Porque pueden ayudar a la salvación de las almas, cosa que al demonio, Príncipe del Mundo, no le interesa.

Si sois Míos, si pertenecéis a vuestro Dios, si realmente os consideráis parte del Cielo, debéis defender en vosotros todo aquello que os mantenga Conmigo.

Si el Mundo os pide goces desordenados, vosotros deberéis atacar con la prudencia y la virtud.

Si el Mundo os pide muerte espiritual, vosotros deberéis buscar a vuestro Dios a toda costa.

Si el Mundo os pide gula y exageración de gustos a todos vuestros sentidos, vosotros deberéis atacarlo con el sacrificio y la penitencia.

Si vosotros buscáis satisfacción corporal, en donde no puede vivir Mi Santo Espíritu, vosotros deberéis luchar contra él imponiéndoos ayunos.

TODOS Mis profetas antiguos, actuales y Yo mismo hemos aprovechado el valor tan grande que tiene el Ayuno.

Mi Madre Santísima en Sus Apariciones os lo ha recomendado multitud de veces.

El Ayuno de alimentos, limita al cuerpo y a sus leyes y os eleva a niveles Divinos.

El Ayuno aligera vuestra carga terrena y os permite volar hacia vuestro Dios.

El Ayuno une vuestra alma con Mi Corazón, porque el alma, al sentirse libre de algo tan básico del mundo, al no sentirse ya necesitada primordialmente de las necesidades de la carne,

ADQUIERE LA FÁCIL LIBERTAD PARA DIRIGIRSE A SU DIOS

El alma se libera cuando se le vence a la carne y es cuando el alma se potencializa porque entra en comunión con su Creador.

“Una sola gota Mi Sangre sería capaz de salvar a mil mundos”.

Yo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. No hay mejor alimento ni medicina para el alma, que el recibirMe, en estado de Gracia, en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios.

La gran mayoría de vosotros no le permitís al alma alcanzar este gozo entero, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del mundo.

Pronto sabréis el regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y no sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe, su gozo es tan grande que no pueden contener todo Mi Poder de Amor, e inmediatamente lo empiezan a transmitir,

primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así, las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

Somos una familia y con vuestra ayuda puedo actuar en vuestros hermanos.

El que en Mí confía, se ayuda a sí mismo y ayuda, a que Mis Gracias y Bendiciones sigan cayendo sobre sus hermanos.

Quizá alguna vez os hayáis preguntado qué hicisteis para haber recibido tal o cuál regalo, económico o espiritual, precisamente en el momento que más lo necesitabais y sin haberlo, ni siquiera, pensado ó pedido.

Esto sucede porque Yo voy viendo por vuestras necesidades espirituales y materiales en cada uno de vosotros,pero necesito de las Oraciones de Intercesión que se Me ofrecen de todas partes del Mundo, por vuestros hermanos, que ni conocéis y que continuamente se Me dan para ayudaros.

Tales oraciones, sacrificios, Misas, comuniones, rosarios, la cruz de cada día o aún su misión, aceptada y ofrecida con amor; son los que _ logran que otra alma, quizá del otro lado del Mundo, reciba Mis Bendiciones.

Esto, como ya os había explicado, SE LLAMA LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS,  por lo que vuestras oraciones y actos piadosos que salen de vuestro corazón amoroso,

también llegan al Cielo y al Purgatorio, pero ésas almas también oran por vosotros que aún estáis en la lucha aquí en la Tierra.

Todos vosotros, en el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, sois hermanos y todos vosotros necesitáis de Mis Gracias y de Mi Amor.

Por favor, no desperdiciéis, ya más, vuestros, actos, dolores, alegrías, todos ellos valen muchísimo, siempre y cuando, con Fe y con Amor, los unáis a los Míos.

POR ESO TANTAS VECES OS HE DICHO QUE JUNTOS, PODREMOS LOGRAR LA SALVACIÓN DE TODA LA TIERRA.

Hijitos Míos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo aquello que hacéis por las almas es un rocío santificante para las almas del Cielo,

un rocío refrescante para las ánimas del Purgatorio y un rocío Salvífico para todas las almas de la Tierra.

Vuestras oraciones nunca, nunca se desperdician y todas ellas producen fruto que vuela hacia el Cielo.

Como Yo os decía, Mi Palabra es como esa gota de agua que cae de la nube, llega a la tierra, fecunda y regresa dando frutos al Cielo.

Yo os enseñe a orar, Yo os enseñe a vivir en la Tierra, para eso bajé, para que fuera Maestro, Guía, Luz, Verdad aquí en la Tierra.  

Y ahora vosotros estáis haciendo lo mismo, con vuestra oración, con vuestras penitencias, con vuestros sacrificios.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que lo que Yo permito en vuestra vida, lo permito para vuestro bien.

Sabéis que nada sucede por casualidad y siempre va a ser para bien.

Así que Mis pequeños, confiados en esto que os digo, no despreciéis cuando Yo os mande alguna prueba ó un dolor,  alguna molestia a vuestro cuerpo o a vuestra alma,

OFRECÉDMELO, que Yo Me di en totalidad por vosotros. Unios inmediatamente a Mis méritos para que salvemos a muchas almas y especialmente a la vuestra.

Obviamente, es más valioso el regalo que Me dais cuando sale de vosotros mismos, que son las penitencias y los sacrificios que vosotros mismos os imponéis,

Porque de ésta forma estáis venciendo vuestro “yo”, estáis venciendo vuestras comodidades y así, vuestro acto tiene un doble valor.

Pero cuando el alma no está dispuesta a ofrecerse de ésa forma, Yo tengo que permitir que le sobrevenga algo, para que le ayude a esa purificación, a su santificación.

O a moverla nuevamente a regresar al camino indicado por Mí desde toda la Eternidad.

Todo siempre va a ser para vuestro bien, aceptadlo y agradecedlo, Mis pequeños,

PORQUE ES PREFERIBLE MITIGAR AQUÍ VUESTROS DOLORES CAUSADOS POR VUESTRO PECADO,

QUE MITIGARLOS EN EL PURGATORIO

QUE AHÍ SE IMPONDRÁN ESOS DOLORES PARA VUESTRA PURIFICACIÓN.

Aprovechad todos los momentos de vuestra vida para ofrecerlos, no necesariamente todos serán de dolor.

También las alegrías, también la convivencia con vuestro Dios, el hacerle caso a su Dios, a Mí, que se Me olvida tanto, que se Me aparta tanto de la vida del hombre,

esos momentos que también Me dais en compañía, también son grandes a Mis Ojos y también son reparadores para el alma.

Así que dadMe todo, Mis pequeños, todo lo que suceda en vuestra vida, que siempre será para vuestro bien y para el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, vosotros, los que ahora estáis misionando sobre la Tierra, unid vuestro clamor al clamor de los Cielos y del Purgatorio.

Para que la Justicia Divina, Mi Misericordia Infinita, se muestre ya sobre la Tierra y purifique a todos los pueblos, para que esto prepare Mi Segunda Venida y que conviva ya entre vosotros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, a los que he instruido, a los que habéis aceptado Mi Voz, Mi llamado; VENID, venid a Mí y en paz, en amor, levantad vuestro clamor.

Tantas injusticias que se dan entre vosotros, tanta falta de amor que existe en los corazones, tanta maldad que se produce por los corazones alejados.

Esto Mis pequeños, no se puede quedar impune; la Maldad está destruyendo lo que Me pertenece, lo que le pertenece a Nuestro Padre.

Por mucho tiempo se os ha instruido y habéis desperdiciado todo ése tiempo. No es justo ya y lo digo Yo, vuestro Dios y Señor; para las almas buenas, que sigan sufriendo por las almas necias.

Por eso os pido a las almas justas que elevéis más fuertemente vuestro clamor y así uniéndoos al clamor del Cielo, del Purgatorio y entre todos vosotros de la Tierra,

Implorad a Mi Padre Mi pronta llegada a la Tierra, es necesario ya, Mis pequeños, es necesario ya.

Satanás como veis, prácticamente se ha adueñado de todo cuanto existe y de una gran multitud de almas que ya no viven para vuestro Dios.

Hijitos Míos, sigo aquí en el Huerto de los Olivos, orando y sufriendo.

Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos. Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

No se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros no comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. No os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

Y YA SEA EN LOS CIELOS,

EN EL PURGATORIO O EN EL INFIERNO

 ES CUANDO COMPRENDERÉIS CÓMO OS AMAMOS.

La noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.

Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños?

¿OFRECERÉIS VUESTROS SUFRIMIENTOS, QUE ESTÁIS YA PADECIENDO,

Y ALGUNOS PADECERÉIS TODAVÍA PEORES,

PARA ALIVIAR MIS DOLORES EN EL HUERTO?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso,

¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, no tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

Por eso insisto en vuestra perfección,

PORQUE OS TENÉIS QUE IR PREPARANDO

PARA VIVIR EN EL REINO DE LOS CIELOS,

DONDE TODO ES PERFECCIÓNCuando no lucháis por obtener ésa perfección aquí en la Tierra, siendo un ejemplo para vuestros hermanos y ayudándoles también a lograrlo,

Os tendréis que purificar, si es que vuestros méritos no os alcanzan para vuestra salvación,

EN EL PURGATORIO: LUGAR DIFÍCIL, DOLOROSO

QUE CIERTAMENTE EN ALGÚN TIEMPO SALDRÉIS DE AHÍ

PERO EL SUFRIMIENTO ES TREMENDOYo os vine a mostrar el Camino, Mis Palabras fueron obras, no dije una cosa y obré de otra forma, como ciertamente los fariseos hacían, tenéis que ser de una sola pieza.

El Amor no miente, el Amor no traiciona, el Amor no critica, el Amor ayuda a levantar al hermano que vive en el error.

El Amor perfecciona, el Amor da vida espiritual y Paz Celestial, el Amor es el Alimento de los Cielos.

Debéis empezar a vivir el Amor, para que podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Acudid a Mí, vuestro Hermano, vuestro Dios, para que os Guíe, os Enseñe y os lleve a amar verdaderamente a vuestros hermanos y a Mí, vuestro Dios;

Como Yo os amo, como Yo os amé, cuando Me di por cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre, vuestro hermano y en Nombre de Mi Espíritu de Amor, a quién deberéis acudir para que os cambie vuestro corazón de piedra, por un corazón como el Mío.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

Yo os Bendigo y os amo con el Amor de Mi Padre, con el Amor de Mi Redención y con el Amor Purificador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

P282 EL GRAN MISTERIO DE NUESTRA MISION


Septiembre 16 de 2019

Habla Dios Padre

Queridos hijitos Míos, hoy os quiero hacer una ligera semblanza didáctica sencilla, pero entendible, sobre el Cielo, el Purgatorio y la Tierra.

El Cielo es vuestro hogar en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis aún antes de bajar a servirMe.

El Cielo siempre ha existido, no tiene principio ni tendrá fin, ya que es parte de Mí; como lo sois también vosotros.

EL CIELO Y SU GOZO LO CONSTITUYE MÍ AMOR

Cuando el alma decide, por propio libre albedrío, bajar a servirMe, como Mí Hijo lo hizo, atendiendo una necesidad de Mí Corazón,

en la ayuda a sus hermanos y la difusión de Mí Amor como alimento y vida, Yo le concedo el Don de la Vida.

El Don de la Vida, como ya os he explicado, es un Don excelso, concedido a algunas almas, a las que Yo escojo para bajar a servirMe.

No todas las almas tienen la oportunidad de bajar y el tener el Don de la Vida, es un honor grandísimo para el alma y un gozo para Mí, vuestro Dios,

AL VER QUE EL ALMA

SE OFRECE A SU DIOS EN AMOR Y SACRIFICIO,

PARA SERVIRME EN LA TIERRA.

El alma goza en el Cielo antes de bajar, pero podría decirles que su gozo es limitado, según su nivel de creación.

El alma que regresa, después de su misión por la Tierra, alcanza niveles superiores de gozo,

porque fue escogida por Mí, se donó, se sacrificó por Mí en sus hermanos, no sucumbió a las tentaciones fortísimas del Mal y regresó triunfante.

El gozo del alma triunfante se vuelve superior, porque Yo así premio su donación libre y espontánea por servir a su Dios.

Mi hijo Pablo, apóstol de Mí Hijo Jesucristo, os habló algo de ésto, al deciros sobre la existencia de “varios Cielos” a los que otra gran santa les llama “Moradas”.

Según haya sido vuestro desempeño, con la misión que os concedí para llevar a cabo sobre la Tierra, podréis alcanzar diferentes niveles de gozo en el Cuelo a vuestro regreso.

En todos los niveles, el gozo es total, pero, como sabéis, no es lo mismo llenar hasta el borde, un recipiente grande que uno pequeño.

Si amasteis y os distéis por completo durante vuestra vida, por Mí, en vuestros hermanos, vuestro “recipiente”, vuestra capacidad de gozar en Mí Cielo, será mayor.

Si os distéis menos por los demás, para Mí Amor a vuestros hermanos, vuestro gozo será menor.

Si casi no os distéis, pero al menos algo pequeñito distéis, el gozo que os dé será casi del mismo nivel que teníais antes de bajar.

El gozo que os dé en cada nivel será total, de modo que no podréis envidiar el gozo que tenga un alma en un nivel superior, debido a que Yo colmaré plenamente el “recipiente”, vuestra alma,

según lo crecida que regrese después de su paso por la Tierra, por haber vivido en el Amor y haberlo dejado en las almas de sus semejantes.

Si distéis mucho amor y alimentasteis correctamente a vuestra alma, ella llegará muy crecida, muy madura en el Amor y ella será colmada, como premio a ésa donación.

Si en cambio, no distéis mucho amor, distéis lo mínimo u os salvasteis por intercesión de otros, no por méritos propios; vuestra alma llegará pequeña, raquítica, pero aún así la colmaré.

Su gozo será pequeño, como pequeño y raquítico fue el amor que dejó en la Tierra.

No podrá desear más, porque no supo amar más y tampoco envidiará a las almas más crecidas y con más gozo, porque no le podrá “caber más amor” a su recipiente pequeño, a su alma poco crecida.

Esto Mí Hijo os lo ejemplificó con los talentos. Aquella alma rica en talentos, ella admira Mí obra en ella, siente la responsabilidad, pero se dá a sus hermanos y dá todo.

Por eso, “al regresar al amo”, o sea a vuestro regreso a Mí Reino, a vuestro Hogar, Yo le agradezco su buen servicio y le doy más, porque fue fiel en lo poco y ahora le doy mucho más en Mí Reino.

Al que se le dieron menos talentos y también los puso a trabajar, se le dá de la misma forma que al primero y se le premia según su nivel de donación.

Pero no así al que, aunque se le dio poco y sintió la responsabilidad con su Dios, tuvo miedo y no hizo nada por Mí Reino entre vosotros.

A éste no sólo se le quita lo que se le dió, sino se le reprende y lo que tenía se le dá al que se le dió más, porque es un alma en la que puedo confiar para trabajar en las cosas de Mí Reino.

La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella.

Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse, TODO LO CREADO sufrió por tal pecado.

La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo.

Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

El alma baja de la misma forma que bajó Mí Hijo, con una donación total, la diferencia estriba en que la Esencia Divina de Mí Hijo, no se podía manchar por el Pecado Original.

Esto es porque Soy Yo Mismo, en Mí Segunda Persona y como Dios, Yo tengo todo el poder y la Gracia Divina para no mancharMe con algo que es infinitamente más pequeño que Yo:

el Pecado Original, causado por la desobediencia de vuestros primeros padres.

El Pecado afectó a la materia creada de la cual tomáis cuerpo y al ENCARNAROS, vuestra alma va a ser afectada en vuestro desenvolvimiento sobre la Tierra.

Si el alma toma del alimento debido –oración, vida de amor, Eucaristía-, esa alma estará fuerte para vencer las insidias del Mal, en el campo de batalla.

Si el alma no se alimenta bien, esa alma estará muy atacada y si no es vencida, por lo menos MUY HERIDA QUEDARÁ a su regreso a Mí Reino, cuando Yo la mande llamar.

Este campo de batalla –Tierra- está ahora al mando del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas,

ADEMÁS DE TRATAR DE HACEROS CAER EN LA PERDICIÓN ETERNA

PARA QUE NO PODÁIS REGRESAR A MÍ REINO, VUESTRO HOGAR.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo. Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas

Y como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos.

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha, os volvisteis instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.

El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión.

Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia al final de su vida, todas han sufrido “heridas”

Y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves que, aunque ya perdonados sus pecados, tienen que purgar por su mal proceder.

El Purgatorio “sanará” todas esas heridas que el Demonio os causó, porque vosotros lo permitisteis en alguna etapa de vuestra vida.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras,

para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al Gozo Eterno.

Hijitos Míos, que esta pequeña explicación os haga reflexionar sobre vuestro paso por la Tierra y tened presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

Os he concedido el Don de la Vida porque fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para ayudarMe a levantar la Creación al nivel Divino del Principio.  

He puesto Mí Confianza en cada uno de vosotros, dándoos diferentes talentos para ser puestos al servicio de la salvación eterna de vuestros hermanos y según los uséis, así será vuestro premio eterno.

El tiempo es corto y tampoco sabéis cuándo os he de llamar a cuentas, así que reparad vuestro camino pasado y emprended ya desde ahora, un nuevo camino basado en Mis Leyes y en Mí Amor.

Yo Soy el Buen Dios que perdona todo un pasado lleno de maldad y al olvidarlo os da la oportunidad de ganaros un buen lugar en Mí Reino, vuestro Hogar de Siempre.

Hijitos Míos, en las Escrituras, se os habla de que no podéis entrar a la fiesta, o sea, al Reino de los Cielos, si no estáis bien arreglados, si vuestras ropas no están limpias y puras

Y POR ESO, HE CREADO EL PURGATORIO

Para que vosotros seáis purificados en él. Pero ciertamente ahí conoceréis todo el daño que Me hicisteis y el que le hicisteis a vuestros hermanos.  

Ciertamente, tendréis la oportunidad, en el tiempo que Yo decida, para purificaros y para que os ganéis la entrada al Reino de los Cielos.

La estancia, para algunos, será muy dolorosa; otros, vivirán en la esperanza, en la alegría de saber que en cualquier momento, estarán Conmigo para siempre.

Mis pequeños, poco os acordáis del Sufrimiento de las ánimas del Purgatorio, poco hacéis para aliviar sus penas.

Si realmente os amarais, como decís que lo hacéis, debierais tener, no solamente el alma de vuestros seres queridos, sino también de todos vuestros hermanos de todo el Mundo, continuamente en vuestros pensamientos y sobre todo,

EN LOS MOMENTOS EN QUE PODÉIS LOGRAR PARA ELLOS,

UN ALIVIO A SUS DOLORES Y PENAS.

Habréis escuchado, una o varias veces, del Sufrimiento que tienen las almas allí, en ése lugar de purificación.

Para que entendáis un poco esto, os quiero decir, que así como vuestra alma, cuando está en vuestro cuerpo vivo, no puede gozar todo el gozo que Yo le puedo dar, porque vuestro cuerpo no soportaría tanto gozo.

De igual manera, vuestra alma no podría vivir el Sufrimiento de Purificación que se sufre en el Purgatorio estando en vuestro cuerpo, porque moriríais inmediatamente, os estoy hablando a nivel espiritual.

Cuando vuestra alma sale de vuestro cuerpo, vuestras potencias cambian, se engrandecen, se vuelven también infinitas.

Porque si vosotros salisteis de Mí, si Yo os creé a Imagen y Semejanza Mía,

ENTONCES VUESTRA ALMA ES INFINITA Y VUESTRAS POTENCIAS TAMBIÉN

Por eso no entendéis perfectamente, cuando os hablo de Amor, porque estoy hablando de un Amor a nivel espiritual,

con potencias que vuestra mente humana y vuestras capacidades humanas, no pueden ni sentir ni imaginar, porque vuestro cuerpo limita las potencias del alma.

Esto os lo digo para bien, ya que es Mi Amor el que se debiera manifestar en vosotros; pero cuando es de purificación, es lo mismo,

vuestra alma está libre ya de vuestro cuerpo y está en el Purgatorio.

LAS PENAS, LA PURIFICACIÓN QUE TENDRÉIS AHÍ,

ES A NIVEL ALMA, O SEA,

CON VUESTRAS POTENCIAS YA LIBRES

Y EL DOLOR ES INMENSO

Os digo esto para que entendáis la gravedad y el dolor tan grande que se vive en el Purgatorio donde, ciertamente, hay una esperanza de salir de ahí.

Y que también ésa esperanza, ya a ciertos niveles, va minimizando el dolor del padecimiento de purificación que tenéis.

De igual manera, quiero que entendáis el Dolor que se vive en el Infierno.

TAMBIÉN ES INFINITO

 Porque como os dije, ya que vuestra alma es infinita y son dolores que vosotros no imagináis que puedan existir, porque vuestras capacidades se ven minimizadas por vuestro cuerpo.

Pero también si el alma llega al Cielo, a vuestro Hogar, Mi Reino, igualmente tendréis un gozo que, en éstos momentos tampoco os podéis imaginar.

Ciertamente, he dado a conocer estos gozos y estos sufrimientos a almas que escojo, pero ni aún ellas os pueden explicar.

Ciertamente, son gozos y dolores tremendos, que los viven a nivel espiritual y por eso no los entendéis.

Reflexionad sólo esto, de que vuestra alma fuera de vuestro cuerpo, tiene gozos y dolores indecibles, inimaginables para vuestras pobres potencias humanas.

 AMAD Y AUXILIAD A VUESTROS HERMANOS

QUE OS NECESITAN TANTO EN SU SUPLICIO ESPIRITUAL

PORQUE SÓLO VOSOTROS QUE ESTÁIS ENCARNADOS, PODÉIS HACERLO

TENED CARIDAD, Amad pues y haced todo lo posible por vuestros hermanos que sufren indeciblemente en el Purgatorio.

y uníos, también, a las alegrías tremendas, inimaginables, que vuestros hermanos están gozando en el Reino de los Cielos

y pedidles, a unos, ayuda para no seguir cayendo en faltas y que hagan que vuestra alma tenga que ser purificada más tiempo en el Purgatorio

Y a vuestros hermanos, en el Reino de los Cielos, pedidles que os ayuden a lograr llegar a donde Yo, vuestro Padre y vuestro Dios os espero, para que viváis eternamente Conmigo.

Antes de continuar con el siguiente Misterio, Dios Padre dice:

Imaginad un recipiente pequeño y lo llenáis con ese tipo de algodón que se puede compactar y, con fuerza, llenáis ese pequeño bote con ese algodón, ciertamente, va a caber, pero está apretujado en ese recipiente.

Ese recipiente es vuestro cuerpo, vuestra alma para que lo entendáis, sus potencias, están apretujadas dentro del cuerpo.

Cuando vosotros morís, vuestra alma sale del cuerpo, como sale también ese algodón del envase y al abrir el envase, todo ese algodón se expande.

Y entonces, os dais cuenta de la inmensidad de algodón que estaba adentro de ese pequeño envase, se vuelve algo grandísimo y no os imagináis cómo podía caber tanto en ese pequeño envase.

Así está vuestra alma y así es Mis pequeños para que entendáis mejor:

Vuestra alma, al liberarse del cuerpo, se expande y al expandirse, tiene más recepción de lo bueno y de lo malo.

LLEGA A MÍ Y ENTIENDE INFINIDAD DE COSAS QUE ANTES NO ENTENDÍA

Y por eso también vuestro sufrimiento es mayor, porque es mucha la Naturaleza del alma.

Ya salió del cuerpo y así como veis muy grande el volumen de esa masa de algodón, ya expandido, así será vuestra alma también.

Esto es para que entendáis por qué se sufre tanto o porqué se goza tanto cuando vuestra alma ya está fuera de vuestro cuerpo.

Hijitos Míos pedidMe, con todo vuestro corazón, que venga Mi Santo Espíritu, que os haga ver vuestro interior.

Que os haga ver qué es lo que os mereceríais EN ESTE MOMENTO si estuvierais ante Mi Presencia, IGUAL QUE SERÍA en el momento de vuestra muerte.

IGUAL QUE SERÁ CUANDO VIVÁIS LA ILUMINACIÓN DE CONCIENCIAS

EN EL GRAN AVISO

LO QUE QUIERO HACER CON VOSOTROS, MIS PEQUEÑOS

ES HACEROS PALPABLE LA EXISTENCIA REAL

DEL CIELO, DEL PURGATORIO, DEL INFIERNO

SON UNA REALIDAD

Y ESTARÉIS ETERNAMENTE EN EL CIELO O EN EL INFIERNO

No habéis meditado Mis pequeños, profundamente, lo que la palabra eternamente significa. PedidMe que Mi Santo Espíritu, os haga entender esta realidad,

De los que estarán en el Reino de los Cielos, porque su vida fue de búsqueda del Amor y de la donación de sí mismos; de los que buscan Mis Enseñanzas, que os llevan a un crecimiento espiritual alto.

De los que oran por las obras de Misericordia para sus hermanos; de los que buscan el Bien, para ayudar a sus hermanos que viven en el mal.

Las almas buenas, tendrán su purificación y pasarán eternamente al Reino de los Cielos.

Pero lo que os pido, es que intercedáis, ante Mi Santo Espíritu, para que os haga vivir esta realidad, la eternidad en el Cielo, lo que significa y lo que viviréis.

Así cómo la realidad que podréis vivir en el Infierno, en el lugar del castigo y que también  será eterno.

ETERNO significa: no poder salir jamás, de un lugar donde seréis atormentados día y noche, si se puede decir así; sin descanso y aun, entrando en la desesperación.

No habrá momento de descanso y seguiréis siendo atacados por Satanás y por sus demonios eternamente.

Poco meditáis en esta palabra y por eso, os pido que Le pidáis a Mi Santo Espíritu que os haga vivir esta palabra, antes de que os presentéis ante Mí, vuestro Dios.

Para que al entender lo que significa eterno, os arrepintáis y no sufráis, lo que Yo no quiero que sufráis eternamente.

Que es un dolor que no se acabará nunca y que no quiero que padezcáis. Amor es lo que quiero que viváis.

HacedMe caso, Mis pequeños, Soy vuestro Dios de Amor, no quiero vuestro sufrimiento, aún a pesar de vuestra maldad.

Arrepentíos y venid a Mí, os perdonaré y quiero que os la paséis gozando, Conmigo, eternamente.

Mis pequeños,

SATANÁS ES UN SER PERVERSO, NO CONOCÉIS SU MALDAD

Ciertamente conocéis algo de la maldad del Mundo y también toda ésta maldad está controlada y aconsejada por satanás…

AUNQUE YO NO HE PERMITIDO QUE SE DÉ EN PLENO,

 Pero si vosotros no ponéis de vuestra parte, mucho sufriréis.

Cuidaré a los Míos, a los que sí han entendido lo que tanto os he dicho y os he pedido; pero aquellos que han hecho oídos sordos, sufrirán su negligencia, su tontería.  

Entended ya Mis pequeños, entended que Satanás es poderoso contra vosotros y os puede dañar muy fuertemente en lo físico y en lo espiritual.

No dejéis que esto suceda todavía vuestra Oración puede hacer mucho por vuestro bien.

 Recordad que os dije que si os permitiera ver la maldad espiritual que os rodea, quizá moriríais de inmediato,

ya que la maldad que ha provocado Satanás ha liberado figuras horrorosas, infernales que os rodean y no estáis preparados para ver todo eso, aunque lo habéis vivido de alguna forma a lo largo de vuestra vida.

Pero por otro lado, también os puedo decir que hay ángeles a vuestro alrededor que os están cuidando, que os protegen contra toda ésta fuerza satánica,

que está queriendo destruir a las almas y destruir la Creación que Yo he creado para vosotros.

Tened confianza, Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que queréis estar Conmigo y con vuestros hermanos, en el tiempo por venir, en el tiempo prometido; confiad en que Yo os cuidaré, aún a pesar de todo esto que os estoy revelando.

Como Yo amo Mi Creación y en Mi Creación los principales sois vosotros, os cuidaré con todo Mi Poder y tanto como vosotros queráis.

Y esto depende de vuestra confianza en Mí, la cual puede ser plena o parcial, si tenéis vuestras dudas.

De cualquier manera Mis pequeños, estáis bajo Mi Cuidado, el Mal seguirá aumentando porque el hombre no responde.

El hombre es muy ingrato, Me creen tonto; sí, Mis pequeños y suena feo esto y lo habéis visto a lo largo de la historia, cómo el hombre se ha querido aprovechar hasta de Mí, vuestro Dios.

Se querían aprovechar de Mi Hijo, Lo seguían para que les diera sanación de su cuerpo, alimento para su cuerpo, pero no querían cambiar en su actitud hacia los demás y menos hacia Mí

Y eso se comprobó cuando gritaban “¡CRUCIFÍCALE!”

si realmente hubieran querido a Mi Hijo, Lo habrían defendido a como diera lugar y eso indicaría que habían hecho realmente un cambio de actitud espiritual, pero no era así. Y así sigue siendo.

Buscáis el bien porque os conviene, pero no queréis cambiar para el bien de vuestra alma y ésta se sigue perdiendo, aún a pesar de todo lo que Yo hago por vosotros para salvar vuestra alma.

Yo por un lado, trato de rescatar vuestras almas y vosotros por otro lado, las seguís hundiendo.

El hombre solamente quiere ver por su propio bien, sin ningún compromiso. Maldad es lo que estáis buscando y la maldad es la que os está ahogando.

Por más que os llamo no queréis responder; pero cuando empiezan a suceder acontecimientos ya fuera de vuestras capacidades entonces sí, es cuando empezáis a ver que se os viene algo fuerte.

Y, COMO NO QUISISTEIS CAMBIAR POR AMOR,

CAMBIARÉIS POR TEMOR Y CON CASTIGO,

VOSOTROS OS LO GANASTEIS

Yo no quería llegar a éste punto, pero vuestra terquedad en permanecer haciendo vuestra voluntad, aunque una voluntad errónea, una voluntad que os ahogaba a vosotros mismos y no quisisteis luchar con ella.

Así sois y cambiaréis cuando el Dolor ya llegue a extremos muy altos.

Lo siento, Mis pequeños, os quise ayudar con todo Mi Corazón, pero vosotros no quisisteis responder. MUY POCOS, muy pocos respondieron y ésos tendrán derecho a Mi Amor en pleno.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que Mi Creación está viva. Aún cuando veáis cosas inertes, a vuestra forma de pensar, hay una vida que Yo puse también en las cosas.  

Y ahora os puedo decir que vuestro Mundo está convulsionando son los dolores del parto, es el cambio que tiene que venir a vuestro Mundo.

No le habéis cuidado y tiene que venir un castigo del Mundo contra todos vosotros, porque no quisisteis cuidar lo que Yo os pedí cuidarais.

ACONTECIMIENTOS MUY GRAVES Y FUERTES VERÉIS, TENDRÉIS DESTRUCCIONES MASIVAS

Surgirán nuevas tierras de debajo de las aguas, se hundirán grandes porciones de tierra, será un cambio fuerte para que recordéis en lo futuro lo que sucedió

Y de esta forma enmendéis vuestro camino y recordéis que Mis Leyes debéis respetarlas, porque Yo Soy vuestro Dios y no debéis jugar con Mis Preceptos, con Mis Órdenes.

Todo lo que Yo os he pedido era para que el género humano lo llevara a cabo hasta el Fin del Mundo.

Y deberemos pagar las consecuencias TODOS

Me habéis tratado como un Ser obsoleto porque os creísteis más listos que Yo, eso solamente demuestra vuestra falta de Sabiduría y vuestra soberbia.

Si fuerais pequeños, habríais crecido con más Sabiduría, no como ahora que os creéis superiores a Mí. Os dejáis engañar fácilmente por satanás, os envuelve con sus mentiras y éstas os apartan de Mí.

Hablasteis de que Yo Soy obsoleto, que prácticamente no hay lugar en vuestra vida para Mí.

OS MOLESTO, SEGÚN VOSOTROS, VUESTRA VIDA

No os dejo actuar con la libertad que vosotros habéis escogido para actuar, haciendo a un lado Mis Leyes.

Le creísteis a Satanás, os engañó y ahora veréis el resultado de haberMe dado la espalda.

Ciertamente, conozco vuestra pequeñez, vuestra falta de Sabiduría, vuestra falta de amor hacia Mí, pero aún así estoy dispuesto siempre a perdonar cada una de vuestras tonterías.

Venid a Mí, vosotros los que estáis agobiados con vuestro pecado; sobre todo vosotros, los que ya habéis entendido la lección y que os ha hecho ver Mi Santo Espíritu vuestro error.

Prefiero vengáis ahora arrepentidos, para que Yo os pueda perdonar en éstos INSTANTES previos A LA ABOMINACION DE LA DESOLACIÓN

Y no cuando ya estéis en ella y os sea más difícil encontrar a un sacerdote que os pueda perdonar vuestras tonterías,

Porque será difícil encontrar alguno en los momentos álgidos de la Tribulación.

No os imagináis Mis pequeños, el DOLOR que Me causáis por vuestros pecados, pero también el dolor que Yo veré en vuestra purificación particular.  

Hay pecados graves que llevan mucho tiempo para ser purificados en vuestra alma; ciertamente, Yo os perdono cuando confesáis ésos pecados graves,

Pero la purificación en vuestra alma tarda mucho tiempo, aunque ciertamente os ayudará a que podáis entrar al Reino de los Cielos limpios y orgullosos de haber dejado atrás un pasado que Me causaba mucho dolor.

OJALÁ ENTENDIERAIS Y SINTIERAIS

ÉSE DOLOR QUE ME CAUSÁIS POR VUESTRAS FALTAS,

SOBRE TODO, CUANDO ME HACÉIS A UN LADO DE VUESTRA VIDA

Tratad de entender esto, Mis pequeños:

Imaginad que salís a la calle, nadie os hace caso, vais a donde trabajáis y lo mismo, nadie os hace caso y a todos lugares a donde vais, nadie os hace caso.

Tarde o temprano, de alguna forma, trataréis de que os vean, de que os hagan caso o hasta podríais enloquecer; porque parecería que fuerais un fantasma entre los hombres, en donde nadie os ve.

Y además, que no quieren tener ningún tipo de trato con vosotros

Y ESO ES LO QUE YO SIENTO, MIS PEQUEÑOS

Y es terrible ésta sensación de Ser un Ser olvidado, cuando además Yo estoy velando continuamente por vosotros, os cuido del  poder de Satanás y os doy nueva Vida.

Meditad esto, Mis pequeños; porque si esto Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios, vosotros lo padeceréis en el Purgatorio.

DADME VUESTRO AMOR

EL TELEFONO CELULAR DE DIOS ES LA ORACION Y LAS VISITAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO, EL ABRAZO QUE ÉL ESTÁ ESPERANDO

Y QUITADME LA SOLEDAD

CON LA QUE ME HABÉIS TRATADO POR TANTO TIEMPO

De cualquier manera, Mis pequeños, os sigo esperando, estoy con vosotros, os sigo llamando y Soy paciente para vuestra respuesta.

Siempre estaré esperando por vuestro regreso, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y siempre espero al hijo pródigo.
Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

N266 EL JUICIO PREVENTIVO 2


Septiembre 07 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Mi Padre hizo una alianza con el pueblo judío, en un principio y les pidió que se cumplieran al pie de la letra los Mandamientos para que vosotros pudierais estar en bien con Él.

Luego vine Yo, vuestro Hermano Jesucristo y todo ese Amor, de Mi Padre, lo viví, os lo enseñé para que fuera un complemento a los Mandamientos que Mi Padre os había enviado.

Sí, Mis pequeños, todo lo que Nosotros os hemos pedido, es para que alcancéis, primeramente, vuestra santidad aquí en la Tierra, al cumplir al pie de la letra lo que se os dio, a través de Mi Padre y lo que Yo os enseñé personalmente.

No hay excusas, no hay pretextos, todos tenéis la misma obligación.

Si ciertamente, os decís hijos de Dios, debéis cumplir lo que se os ha dado, se os juzgará en base a esto y en base al Amor,

El amor que vosotros tengáis en vuestro corazón y al que viváis en lo personal y el amor que deis a vuestros hermanos.

ESTA ILUMINACIÓN O JUICIO PARTICULAR

 Será dado para toda la humanidad y todos entenderán que es vuestro Dios, el Único Dios Verdadero, el que os está Juzgando,

PERO ES UN JUICIO PARTICULAR Y UN JUICIO PREVENTIVO

 Para que, si no estáis actuando según Mis Mandamientos dados y según Mis Enseñanzas, vosotros retoméis el camino.

Tenemos que estar recordándoos continuamente sobre esto, Mis pequeños, porque os olvidáis fácilmente de Nuestras Palabras.

Os distraéis fácilmente, pero sobre todo, os habéis llenado del Mundo y de sus pecados.

Y de esta forma, le habéis dado la espalda a Mis Enseñanzas y a Mis Leyes dadas.

Os gusta apuntar con vuestro dedo hacia vuestros hermanos, haciéndolos ver a ellos como malos, perversos, pecadores,

Queriendo hacer creer a vuestros demás hermanos que vosotros tenéis la razón de vuestros actos, que vosotros estáis actuando en el bien, cuando tenéis vosotros una viga en vuestros ojos.

Sí, Mis pequeños, no queréis ver vuestra realidad, no queréis aceptar vuestras fallas, solamente veis las fallas de vuestro prójimo y al no quererlas ver en vuestra vida, no os arrepentís de ellas,

Y ES POR ESO QUE VUESTRO DIOS, NUESTRO PADRE

VA A INTERCEDER Y SE VA A PRESENTAR EN VUESTRA VIDA

Haciéndoos ver que el error es vuestro y que debéis regresar al buen camino con humildad, con arrepentimiento y aceptando vuestras faltas.

Sí, Mis pequeños, si vosotros NO tenéis humildad y no os presentáis ante Mí así, humildemente, vuestras oraciones y pedimentos, no sirven de nada.

Para que vuestro corazón se mueva hacia la perfección y vuestros pecados puedan ser perdonados, debéis ser humildes y debéis aceptar en vosotros mismos, que faltasteis a los Mandamientos dados y a las Enseñanzas que Yo os di.

No permitáis que haya soberbia en vuestra vida, en vuestros actos, en vuestras palabras y pensamientos, Mis hijos verdaderos, llenos están de humildad.

Al momento en que vosotros sois soberbios, perdéis muchísimo, Mis pequeños. 

Tan pronto os deis cuenta de vuestra soberbia, pedidMe perdón, volved a la docilidad, a la inocencia y de esta forma, Yo os ayudaré a que podáis regresar al Reino de los Cielos.

Cuando sois pequeños, vuestros actos son inmensos, cuando sois soberbios, destruís todo lo que tenéis y podríais hacer.

Mis pequeños, insisto, en que vosotros hagáis mucha oración, penitencia, ayunos, lo más posible, Mis pequeños, para que os podáis presentar ante Mí, vuestro Dios, limpios,

RELUCIENTES EN EL MOMENTO DE VUESTRO JUICIO

Y eso hará que vosotros podáis recibir muchas bendiciones de parte de la Santísima Trinidad.

Sed sencillos, sed humildes, vivid para Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, porque tendréis toda una eternidad en que Nosotros os consentiremos.

Imaginad lo que es ser consentido por todo un Dios, no os lo podéis ni siquiera imaginar.

Orad pues, para que lleguen ésos momentos llenos de Vida, llenos de Mi Amor y llevándoos a la Santidad eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que no véis, en Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

Septiembre 05 de 2019

Ovejas de mi Grey, mi Paz sea con vosotras,

Rebaño mío, el Mal se está acrecentando y sus Tentáculos se están expandiendo por la maldad y el pecado existentes.

MUY PRONTO COMENZARÁ EL TIEMPO DE JUSTICIA

SOLO FALTA EL AVISO Y MILAGROPARA DAR POR TERMINADO MI TIEMPO DE MISERICORDIA

Ya no faltan sino estos Dos Acontecimientos para que la humanidad comience a caminar por el Desierto de la Gran Purificación.

Nuevamente os digo Rebaño Mío, que la llegada de mi Aviso, os coja en Gracia de Dios para que vuestro Paso por la Eternidad sea vuestro mayor gozo.

Todo lo creado se encuentra conmocionado, la creación muy pronto no dejará de moverse; por lo tanto, debéis de estar ya preparados para afrontar los días de la gran prueba que están por llegar.

¡Humanidad pecadora, Tibios de Corazón, si continuáis adormecidos por el pecado y en tibieza espiritual, os aseguro que os vais a perder eternamente, cuando toque a la puerta de vuestra alma!

¡Despertad, despertad, porque vuestro paso por la eternidad está llegando!  

¡Acordaos que vendré como Ladrón en la noche y si os encuentro dormidos, corréis el riesgo de no volver a despertar!

¡Parad de pecar, humanidad ingrata, no sigáis en tibieza espiritual, hijos de doble ánimo!

Mirad que la noche está llegando y con ella el tiempo de Justicia; retomad cuanto antes el sendero de la salvación, porque bien sabéis que no quiero vuestra muerte, sino que viváis eternamente.

¡Apresuraos porque la noche y sus tinieblas están llegando y el Amo de la Oscuridad y sus lobos, ya andan buscando a quién devorar!

Ovejas rebeldes, os estoy llamando, vosotras sois mis ovejas perdidas; atended a mi llamado y corred presurosas al redil.

VENID vuestro Eterno Pastor os espera, no tardéis porque el lobo anda suelto y os está acechando para devoraros.

No tengáis miedo, no os haré ningún reproche por vuestro extravío, bien sabéis que os amo; Apresuraos, porque cuando se cierre la puerta del Redil, ya no habrá quien os escuche y abra.

Responded con balidos a mis últimos llamados, porque ya está entrando la noche.

MI AVISO, MILAGRO Y CASTIGO, MARCARÁN EL INICIO DE VUESTRA PURIFICACIÓN

Estad preparados con vuestras lámparas encendidas con la Oración y en gracia de Dios, porque el Juicio a las Naciones está por comenzar.

Vuestro tiempo pararé y

TODO QUEDARÁ SUSPENDIDO AL PASO DE MI PEQUEÑO JUICIO

 Vuestras almas sentirán soledad y sed de Dios.

Os miraréis a sí mismos y veréis el interior de vuestras almas con toda su miseria y pecado.

Sentiréis dolor por todas las ofensas y agravios con que habéis ofendido al Dios Uno y Trino.

Se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos por todos los pecados que cometieron.

Seréis juzgados en el amor; el justo será juzgado en su justicia y el impío en su pecado y desamor.

Si os acogéis a Mí, con corazones contritos y humillados, encontraréis Misericordia; mas si os apartáis de Mí, conoceréis mi Justicia.

OS ANUNCIO, HIJOS REBELDES

QUE MI AVISO SERÁ MI ÚLTIMA PUERTA DE MI MISERICORDIA ABIERTA;

Si después de haber visto y sentido todo esto, persistís en vuestro pecado, es porque no sois ovejas de mi Rebaño, entonces os entregaré al Lobo para que disponga de vosotros.

Hijos míos, ovejas de mi Grey: todos los Acontecimientos descritos para estos Últimos Tiempos están por cumplirse; mi Aviso os mostrará que la decisión equivocada de un solo hombre afecta a muchos;

que los pecados de obra, palabra y omisión, desencadenan violencia espiritual y rompen con el equilibrio de la Creación que es amor en esencia.

¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD!

¡PORQUE SE ACERCA LA VENIDA DE VUESTRO DIOS Y SALVADOR!

Convertíos de una vez y dejad de pecar,

PORQUE MUY PRONTO VERÉIS LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE

QUE VIENE A REUNIR SU REBAÑO,

que viene a separar el trigo de la cizaña y las ovejas de las cabras.

Preparaos pues habitantes de la Tierra, porque escucharéis mi Voz que retumbará en vuestras conciencias, que será vuestro Juez, que os mostrará el desierto de vuestras vidas.

Y QUE OS HARÁ SENTIR EN VUESTRAS ALMAS EL DOLOR QUE PRODUCE EL PECADO

Acercaos ovejas de mi Grey a la fuente del perdón y la reconciliación; alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre;

practicad la justicia y el derecho para que cuando el Amo toque a vuestras puertas estéis preparadas y podáis cenar con él.

Los días de mi Venida están cerca, pero antes, la Humanidad y la Creación, deben ser purificadas.

Ninguna criatura habitará la Nueva Creación de mi Padre, sin antes haber pasado por el horno de la purificación.

El dolor y el llanto muy pronto se apoderarán de los hombres; unos desearán estar muertos, pero la muerte no los escuchará.

Otros maldecirán mi Nombre y se perderán y unos pocos, los que alcancen la corona de la vida, serán mi Rebaño, mi Pueblo elegido.

Los días de la Prueba ya han comenzado,

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS ESTÁ TOCANDO A LA PUERTA

la Humanidad sabrá que yo soy su Dios, el Dios de todos los tiempos, el que todo lo ve, todo lo escucha y habla en el silencio.

Muy pronto me manifestaré a la humanidad, para que no vuelva a poner en duda mi existencia.  Yo Soy el que Soy, el Dios Uno y Trino,

el Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, Señor de todo lo visible e invisible, Dios de Dios, Luz de Luz, Señor de Señores.

Mi Gloriosísima Cruz está a punto de aparecer e iluminará los cielos de oriente a occidente, de norte a sur; será visible a vuestros ojos y por siete días con sus noches la veréis; ella, os anunciará mi Aviso.

Acordaos que llegaré como ladrón en la noche y mi Voz os despertará y vuestras almas por unos minutos, pasarán de este plano terrenal al espiritual.

Todo mortal será examinado, pesado y medido, por mi Justicia Divina.

Veréis el estado en que se encuentran vuestras almas con respecto a Dios y vuestros hermanos; toda vuestra vida y obras se os mostrarán y seréis juzgados en el amor.

MI PEQUEÑO JUICIO OS MOSTRARÁ LA GRAVEDAD DEL PECADO

Y LA FORMA COMO AFECTA MI CREACIÓN;

todo pecado mortal os quemará el alma con el fuego con que son quemadas las almas que se condenan.

El cielo y el infierno se os mostrarán, para que sepáis que son una realidad.

Allí se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos, por todos los pecados cometidos.

MI PEQUEÑO JUICIO NO SERÁ TAN DURO PARA MI PUEBLO FIEL

 se os mostrarán los pecados que debéis de confesar y especialmente vuestras omisiones y faltas de caridad para con vuestro Dios y vuestros hermanos;

sentiréis dolor por haberme ofendido y será como un purgatorio para vuestras almas; os digo, que la suma de los pecados veniales no confesados, se van volviendo en faltas graves que ofenden a mi Divinidad;

POR  ESO MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS ES TAN IMPORTANTE,

para que enderecéis vuestro caminar y retoméis la senda de vuestra salvación.

No olvidéis que sois miembros del Cuerpo de Cristo, de este Cristo que se entregó por vosotros para la redención de vuestros pecados; por eso cada vez que pecáis, mi Cuerpo sufre y mi Santo Espíritu se entristece.

¡Ay de aquellos que están en pecado mortal, porque mi Aviso les va a ser sentir el peso de sus pecados y sus almas sentirán el fuego de las tinieblas!

TODOS  AQUELLOS QUE ME HAN DADO LA ESPALDA,

SUS ALMAS VAN A SENTIR EL DOLOR DE LAS ALMAS QUE SE CONDENAN,

VERÁN EL INFIERNO

Y ESTARÁN EN ÉL,

POR EL TIEMPO QUE DURE MI PEQUEÑO JUICIO

Así se darán cuenta de la existencia del Reino de las Tinieblas y del Amo que les espera si continúan en su camino de perdición y pecado.

¡Oh humanidad, estad preparada porque ya viene mi Juicio a las Naciones, que mi Aviso os coja en gracia de Dios, para que podáis resistir a mi juicio!.

Pueblo mío, Rebaño mío, no temáis; vuestras deudas os serán recordadas, para que os reconciliéis conmigo.

Vosotros los que andáis en tibieza espiritual, os pido que os defináis de una vez, para que cuando mi justicia os juzgue, no tengáis de qué lamentaros.

Porque en verdad os digo, que ningún tibio de corazón, podrá habitar la Nueva Creación.

La Nueva Creación que mi Padre creará, será el premio para los valientes que pasen la prueba; mi juicio fortalecerá en la fe a mis ovejas, para que puedan sobrellevar los días de purificación.

Muchos veréis mi rostro y me contemplaréis en todo mi esplendor, este será mi regalo para mis leales y fieles hijos.

  De nuevo os digo, que después de mi Aviso, ya no seréis los mismos;

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS PREPARARÁ A UNOS PARA EL CUMPLIMIENTO DE SUS MISIONES

a otros para el combate espiritual y a otros tantos los despertará de su letargo y mi Milagro se encargará de terminar la transformación.

Las 2/3 partes como está escrito se perderán y harán parte del rebaño de mi Adversario y serán separadas de mi Grey.

Luego de esto mi Adversario reinará por un corto tiempo y después se dará comienzo a la batalla final por vuestra libertad.

Mirad pues hijos míos, que mi Aviso y Milagro os darán la oportunidad de que os salvéis y seáis nuevas criaturas fortalecidas en la fe, el amor y en el conocimiento de Dios.

MI AVISO SERÁ UN PENTECOSTÉS

PARA TODOS AQUELLOS QUE ESTÉN INSCRITOS EN EL LIBRO DE LA VIDA

Mis profetas y ungidos se darán a conocer y hablarán a mi pueblo sin temor.

Mis dos testigos profetizarán en aquellos días y destruirán las herejías de mi Adversario.

Y junto con mi Madre, mi amado Miguel, mis Ejércitos Celestiales y terrenales, allanarán el camino para mi Regreso Triunfal.

MUCHOS NO VAN A SOPORTAR MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

Y SUS ALMAS SE VAN A PERDER

 Porque no han querido atender a mis Llamados a la Conversión;

La inmensa mayoría anda perdida en el pecado y las preocupaciones de este mundo; otros tantos vagan en la tibieza espiritual y no han podido definirse;

por eso vengo insistiéndole a la humanidad para que se arrepienta y haga confesiones de vida e incluya los pecados de omisión,

PARA QUE CUANDO SE PRESENTE ANTE EL TRIBUNAL SUPREMO

PUEDAN SER JUSTIFICADOS

Y NO TENGAN QUE PASAR POR LAS PRUEBAS DE MI AVISO

Acordaos que vuestras almas serán juzgadas en el estado en que se encuentren en ese momento;

si estáis en pecado mortal, seréis llevados al Infierno, porque si en ese momento murierais, esa sería vuestra paga.

Recapacitad pues y acogeos a Mí, lo más pronto posible, porque nadie tiene segura la vida.

Mi Aviso despertará a muchos pecadores que andaban en tinieblas y a muchos tibios que andaban sin definirse; os digo que es mi última oportunidad para que os salvéis y reintegréis a mi Rebaño.

SI DESPUÉS DE MI AVISO CONTINUÁIS PECANDO O EN TIBIEZA ESPIRITUAL,

OS SEPARARÉ DE MI REBAÑO Y OS ENTREGARÉ A MI ADVERSARIO,

PARA QUE DISPONGA DE VOSOTROS.

La hora de la Gran Misericordia está próxima, preparad vuestros corazones y limpiad vuestras moradas de toda mancha de pecado, porque se acerca el día en que pasaréis por la Eternidad y veréis el estado de vuestra alma.

La gloria de Dios espera por mis justos y purificados hijos;

el Purgatorio espera por mis hijos que aún tienen cuentas y deudas pendientes

y el Averno espera a todos aquellos que caminan por la senda del pecado quebrantando mis Preceptos y dándome la espalda y no la cara.

Mi juicio personal está muy cerca, ¿qué esperáis insensatos para poner vuestras cuentas en orden y volver a Mí?.

Vuestra soberbia y vuestros pecados os tienen vendados y no os dejan ver el grave estado de vuestras almas.

Una gran luz en el firmamento anunciará la llegada de mi Aviso.

Mi gloriosa cruz será la señal que os anunciará que vuestro Paso por la Eternidad ha llegado.

POR SIETE DÍAS CON SUS NOCHES MI GLORIOSA CRUZ OS ACOMPAÑARÁ

MUCHOS RECIBIRÁN SANACIÓN Y LIBERACIÓN

otros se convertirán y los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno celeste y muchos creerán en sus palabras.

Se necesita fe para comprender el misterio del amor de Dios; se necesita fe para comprender el plan que Dios tiene para salvar a la humanidad.

Mi gloriosa cruz os fortalecerá en el espíritu y sanará el alma de mis creyentes hijos ;

DESPUÉS DE QUE DESAPAREZCA MI GLORIOSA CRUZ,

VENDRÁ PARA VOSOTROS MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

EL INFIERNO ES EL FUEGO DEL AMOR OFENDIDO, CUYO PERDÓN FUÉ DESPRECIADO…

QUE OS LLEVARÁ POR EL PODER DE MI SANTO ESPÍRITU A LA ETERNIDAD

donde se os mostrará el estado de vuestra alma para que al regresar a este mundo toméis muy en serio vuestra salvación y podáis sobrellevar los días de la gran purificación.

Si no os enviara mi Aviso no seríais capaces de afrontar los días de la Prueba.

Mi amor y mi fidelidad son eternos, mi Misericodia es infinita; no quiero veros perder, sufro y revivo mi Pasión y mi Calvario con cada alma que se me pierde.

No me hagáis sufrir más, atended a mis llamados que os estoy haciendo a través de mis mensajeros; escuchad mi voz y poned en práctica mis preceptos, para que seáis mi pueblo y yo sea vuestro Dios.

Hijos míos de nuevo os digo, el día de mi llamado está muy cerca, corred a poner en orden vuestras cuentas para que vuestro paso por la eternidad sea de paz y de gozo y no una amarga y dura experiencia.

MUCHAS ALMAS QUE YA HAN PAGADO SUS DEUDAS EN ESTE MUNDO

CUANDO LLEGUE MI AVISO, SE QUEDARÁN CONMIGO EN EL PARAÍSO

Y NO REGRESARÁN MÁS

Los que estén vestidos de blanco me verán y contemplarán la Gloria de Dios.

Los de traje gris y gris oscuro conocerán los diferentes estados del Purgatorio.

Y los que vienen sin el traje apropiado serán separados por mis Ángeles y entregados a los carceleros, para que los lleven al lugar que les corresponde en las profundidades del Abismo.

Venid pues hijos rebeldes y reconciliaos conmigo y con vuestros hermanos, no sea que por falta de perdón, tengáis que conocer las cárceles de la Eternidad y habitar en sus prisiones;

DESPERTAD hijos rebeldes, porque estoy llamando a vuestras puertas;

¡Abridme tengo un mensaje de salvación para vosotros!

Los días de Misericordia están llegando a su fin.

La humanidad muy pronto estará en los días de Justicia Divina, donde muchos por falta de conocimiento, tibieza espiritual o pecado, van a sucumbir.

Los días del último reinado del Príncipe de este Mundo, están por comenzar.

Serán 1.290 días, donde el pueblo de Dios, será puesto a prueba y pasado por el horno de la tribulación.

Esos días están llegando.

SÓLO FALTA QUE MI PADRE OS ENVÍE EL AVISO

PARA QUE SE TERMINEN LOS DÍAS DE MISERICORDIA

Y TODO CUANTO ESTÁ ESCRITO SE CUMPLA A CABALIDAD.

Esta humanidad conocerá la justicia divina y la inmensa mayoría se lamentará, por no haber querido escucharme. Serán días de ayes por doquier;

serán días de angustia, caos, desolación y purificación; días que si no estáis preparados espiritualmente, correréis el riesgo de perderos.

La fe de mi Pueblo, será puesta a prueba; seréis probados como se prueba el oro en el fuego; muchos últimos serán primeros y muchos primeros, serán últimos.

Este mundo hijos míos, muy pronto pasará y con él, toda la maldad y todo el pecado; nada impuro y pecaminoso podrá entrar en la Nueva Creación.

Orad, ayunad, haced penitencia y una buena confesión de vida, para que vuestro Paso por la Eternidad os sea llevadero y podáis al regresar a este mundo, ser portadores de la verdad;

Verdad que será vuestra fortaleza y os mantendrá firmes en la Fe, para que podáis sobrellevar la etapa final de la purificación.

Hijos míos, se está acercando el día en que el reloj del tiempo se parará y todo en este mundo dejará de funcionar.

Entonces, vuestro espíritu será tomado y por espacio de entre quince y veinte minutos de vuestro tiempo, seréis llevados a la eternidad y allí seréis juzgados en el amor, como si hubiera llegado vuestra hora.

Conoceréis la existencia del Único y Verdadero Dios, Uno y Trino. Señor de la Vida. El Gran Yo Soy.

MIS ÁNGELES, DESPUÉS DE MI PEQUEÑO JUICIO

OS LLEVARÁN AL LUGAR EN LA ETERNIDAD QUE OS CORRESPONDE

SEGÚN VUESTRAS FALTAS.

¡Ay de los tibios de corazón y de los que estén en pecado mortal, porque si no se definen de una vez y se arrepienten!

¡Cuando lleguen a la Eternidad, van a conocer muchos,

LA OSCURIDAD Y EL FUEGO PURIFICADOR DEL TERCER PURGATORIO

Otros, junto con la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, si no se arrepienten, van a conocer el Infierno y allí,

¡Sentirán el fuego que quema y no se extingue con el cual son atormentadas las almas condenadas!.

Todo esto en el tiempo señalado; muchos por su maldad y pecado, no lo resistirán y morirán eternamente.

La inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora, conocerá las diferentes moradas del Infierno,

para que los que regresen por la Misericordia de mi Padre, tomen conciencia de una vez de que el pecado solo conduce a la muerte eterna;

se arrepientan, conviertan y caminen de nuevo por la senda que conduce a la salvación.

Hijos míos, después del Aviso de mi Padre, quedarán separadas las ovejas de las cabras y mi Pueblo sabrá quién es de Dios y quien le sirve a mi Adversario; por sus frutos los conoceréis.

En vuestro paso por la eternidad todo el pueblo de Dios, recibirá las Gracias y Dones que necesitará para enfrentar la gran batalla final que os dará la libertad.

Estas serán las armas espirituales para que combatáis con todo el poder de Dios a mi adversario y sus huestes del Mal.

Hijos míos, todo aquel que tenga puesta la Armadura Espiritual, no será tocado por mi Adversario.

Prestadle atención a lo que os digo y acatad mis instrucciones; una vez más os recuerdo: no salgáis a la calle sin vuestra Armadura Espiritual puesta, porque estáis en días de batalla espiritual

y muchas entidades malignas que vagan por el aire, vienen apoderándose ya de los cuerpos de aquellos que están alejados de Dios o le sirven a mi adversario.

Atended pues a mi llamado, para que no os llevéis sorpresas desagradables. Cada día de estos postreros días, la batalla espiritual será más fuerte.

DESPUÉS DEL AVISO Y MILAGRO,

VENDRÁ LA BATALLA FINAL QUE OS DARÁ LA LIBERTAD.

Os instruyo de todo esto, para que permanezcáis firmes en la Fe y como buenos soldados estéis alerta y vigilantes, para que nada ni nadie os tome por sorpresa.

Rebaño mío no temáis, permaneced en mi amor, que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

Preparaos con buenas confesiones de vida para la llegada de mi Aviso, que ya está tocando a la puerta de vuestras almas.

Mi deseo no es veros sufrir en vuestro Paso por la Eternidad, sino que os convirtáis sin tener que conocer el sufrimiento.

Consagraos a nuestros dos corazones lo más pronto posible y consagradnos vuestras familias,

para que ninguno se pierda en el Paso por la Eternidad y puedan al regresar a este mundo cumplir con la misión que se les asignará.

Os digo:

TODO MORTAL QUE TENGA USO DE RAZÓN

VA A PASAR POR LA ETERNIDAD

Y VA A SER JUZGADO POR EL TRIBUNAL SUPREMO

CON BASE EN EL AMOR..

Os exhorto a que os perdonéis los unos a los otros, para que cuando lleguéis a la eternidad, vuestras almas no conozcan el Lago del Purgatorio,

donde yacen las almas que murieron sin perdonar y sin ser perdonadas.

Almas que les faltó amar y perdonar en este mundo y deben de purgar por ello en la Eternidad.

El purgatorio para estas pobres almas es largo y penoso, allí deben de expiar toda la falta de amor y perdón que no tuvieron en este mundo para con sus hermanos.

Muchas de estas pobres almas llevan muchos años de vuestro tiempo en este lugar, porque en vida en este mundo se negaron a perdonar.

Su dolor es grande y necesitan de vuestras oraciones, ayunos, penitencias y santas misas, ofrecidas por ellas, que les serán de gran ayuda en su proceso de amor.

ORAD POR LAS ALMAS RESENTIDAS,

SU FALTA DE AMOR EN ESTE MUNDO

LAS LLEVÓ A CERRAR SU CORAZÓN AL PERDÓN

y hoy yacen en la eternidad sedientas y necesitadas de vuestras oraciones para poder expiar sus penas y disminuir su estadía en el purgatorio.

Tened pues en cuenta ovejas mías esta instrucción que os doy, para que abráis vuestro corazón al perdón y os pongáis en paz con vuestros hermanos,

para que cuando llegue el día de mi Aviso, vuestro paso por la eternidad no sea de dolor, sino de gozo y paz.

El día y la hora de mi Aviso ya fueron señalados por el Tribunal Supremo.

HAY QUE CAPACITARLO PARA AMAR DE NUEVO

Solo falta que se consuman unos pocos instantes de misericordia, para que en Divina Voluntad todo se cumpla.

PREPARAOS REBAÑO MÍO,

PORQUE VUESTRO PASO POR LA ETERNIDAD SE ESTÁ ACERCANDO

Consagraos a nuestros Dos Corazones,

nuevamente os lo digo; reconciliaos con vuestros hermanos y practicad la justicia, para que en Eternidad podáis ver la Gloria de Dios y no el suplicio del Purgatorio o el tormento del Infierno. 

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Alegraos ovejas de mi Redil, porque se acerca vuestro Eterno Pastor.

Vienen los días en que seréis mi pueblo y Yo, seré vuestro Dios.

Que alegría cuando me dijeron:  Vamos a la casa del Señor, ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén.

Os ama, vuestro Eterno Pastor Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

N258 DESVENTAJA MORTAL


27 de Junio de 2019

Habla Dios Padre

Ciertamente hijitos Míos, vosotros sois débiles ante el ataque de Satanás. Necesitáis de Mí vuestro Dios, para protegeros, tanto en cuerpo como en alma.

 Mis pequeños, MUCHO AMOR necesitáis para poder evadir y aún aplastar el poder de Satanás.

Pero falláis continuamente y vuestra vida ya no está ni llena de Amor ni hay suficiente Fe en Mí porque no Me buscáis,

porque no estáis Conmigo, porque no creéis en Mi Amor y muchas veces, ya ni siquiera creéis en los ataques de Satanás ni en su existencia.

 Entended Mis pequeños, que con esto ESTÁIS EN DESVENTAJA AL NO CREER EN SATANÁS, como muchos ministros Míos, así lo proclaman.

Entonces, SATANÁS TRABAJA ABIERTAMENTEY vosotros, al no preocuparos de esa situación, no os protegéis.

Y por eso Satanás se lleva a muchas almas al Infierno, porque no estáis advertidos, porque no habéis creído en las Palabras de las Sagradas Escrituras, porque no os preocupáis por llevar una vida santa.

LA FE, ES IMPRESCINDIBLE PARA VUESTRA SALVACIÓN,

SI NO TENÉIS FE, NO TENÉIS NADA

 La Fe es la que os lleva primeramente, a creer en Mí, vuestro Dios.

A creer en que Yo Soy el Creador de todo lo que tenéis, lo que veis y lo que no veis.Si no tenéis Fe y no Me buscáis, precisamente por ello, nuevamente os repito:

ESTÁIS DESPROTEGIDOS.

¿Cómo queréis tener protección y cuidados de alguien en quien no creéis?

Si no creéis en Mí no creéis en Mi Existencia, si no creéis en Mi Existencia, NO Me llamaréis en los momentos difíciles de vuestra vida,

por lo tanto, trataréis con vuestras propias fuerzas, salir adelante de vuestros problemas y generalmente, no lo lograréis.

Buscáis nada más las cosas que os satisfacen del mundo; buscáis, entre lo que está a vuestro alrededor lo que llena vuestros placeres carnales,Pero no buscáis lo que va a trascender y os va a dar un premio eterno y esto nuevamente, porque no creéis, porque no tenéis Fe, porque no Me buscáis.

Mis pequeños, ciertamente vuestros Primeros Padres, a pesar de que eran fuertes en la Fe y en el Amor, porque Me veían, porque estaban Conmigo, porque Me amaban inmensamente,

EN UN MOMENTO DE DEBILIDAD Y DE DUDA,

CAYERON

Imaginad el potencial espiritual que ellos tenían.

Yo los creé perfectos y perfección quiere decir santidad, que es a donde os he pedido tantas veces que vosotros vayáis, que seáis perfectos como Yo, vuestro Padre, Soy Perfecto y Yo Soy el Santo de los Santos,Entonces, ellos, teniendo esa Perfección en el Amor, eran santos.

Por eso el Pecado Original fue tan grave, porque

ESTANDO EN UN ESTADO DE SANTIDAD

ME NEGARON, ME TRAICIONARON, ME DIERON LA ESPALDA,

PREFIRIERON SEGUIR A SATANÁS,

 Y no os alarméis Mis pequeños, porque vosotros estáis igual o peor.

MUERTE ESPIRITUAL. MUERTE. FÍSICA. MUERTE. ETERNA.

Ciertamente, el Pecado de ellos fue grave, porque de un momento de estar en estado de santidad, pasaron a estar en un estado de pecado gravísimo.

Vosotros, ciertamente, no estáis en un estado de santidad, como estaban ellos, el pecado os ha llevado a una disminución espiritual tremenda, por un lado,

porque la humanidad ha ido cayendo y estáis muy debilitados en Fe y en Amor

y, por otro lado, no Me buscáis y, al no buscarMe, no estáis llenándoos de ese poderío espiritual a donde estáis llamados,

a donde os quiero llevar para que regreséis al estado de santidad en el que estaban vuestros Primeros Padres.

Así que, por favor, Mis pequeños, no habléis mal de vuestros Primeros Padres.  Ciertamente cometieron un error grave, pero Mi Hijo en Su Obediencia total, restituyó la Gracia que ellos perdieron y que vosotros podéis ganar también, al seguirLe y al pedirla.

Pero desgraciadamente Mis pequeños, la gran mayoría de vosotros estáis muy distraídos en las cosas del Mundo, porque os atraen.

Os atrae la maldad y no buscáis estar junto a Mí, unidos en Mi Corazón, unidos al Corazón del Santo de los Santos, como lo estaban en un Principio vuestros Primeros Padres, Adán y Eva.

¿Qué esperáis pues, Mis pequeños? ¿Qué esperáis para regresar a Mí?

Conmigo tenéis todo, tenéis Vida, tenéis libertad, tenéis Mi Amor, tenéis Mi Providencia Divina, todo lo que tenéis de bueno, viene de Mí.

Satanás nunca os va a dar algo bueno y si os lo da en un principio, será como el anzuelo que lanza el pescador para atrapar el pez.IRÉIS TRAS EL ANZUELO, TRAS ESA CARNADA JUGOSA, AGRADABLE, QUE ESO ES EL PECADO 

 Y cuando ya caéis en la falta, os dais cuenta de ello.

Lo agradable, como veíais el pecado, se volverá doloroso, desagradable y lloraréis, LLORARÉIS porque perdisteis la Gracia, perdisteis la amistad Conmigo.

¡Ojalá todos llorarais vuestros pecados!, es una Gracia, muy grande, que Yo concedo al alma arrepentida; llorar vuestros pecados y, con esto, os quiero decir que hay arrepentimiento en vuestro corazón.

Cuando el alma arrepentida llora por sus pecados, Yo Me alegro, Mis pequeños, porque he recuperado un alma que estaba en pecado grave, que estaba traicionándoMe, porque prefirió abrir su corazón a satanás,

pero regresará a Mí. Mi Amor siempre os está esperando, Mis pequeños, Mi Corazón está abierto siempre para todos vosotros.Os he dicho tantas veces que vosotros pertenecéis al Reino de los Cielos, vosotros no pertenecéis a la Tierra

y con eso quiero os decir que no pertenecéis a Satanás, que es el Príncipe de este Mundo.

Fuisteis creados para gozar de Mi Reino y de todas sus bellezas y solamente os he pedido fidelidad, obediencia y amor a Mí y se os hace tan difícil.

Se os hace tan difícil esto Mis pequeños, principalmente porque no hay amor en vuestro corazón hacia Mí.

Vosotros estando en la Tierra, cuando recibís de alguien un favor, agradecéis,porque sabéis que eso es lo mínimo que debéis darle a la otra persona de la que estáis recibiendo un favor que os va a ayudar mucho o poco, pero que os va a ayudar.

Y Yo, que os doy todo, que estoy velando día y noche por vuestro cuerpo, por vuestra alma, por vuestras necesidades y no recibo de casi nadie, un agradecimiento a todas Mis Bondades.Poneos en Mi lugar, ¿Qué sentiríais, Mis pequeños? De no recibir ningún agradecimiento en vuestro hogar, de no ser tomados en cuenta,

de ser sólo un simple proveedor de vuestras necesidades y ni siquiera, tener ese detalle de agradecimiento por el bien recibido.

Y ahí, es en donde demostráis que tampoco hay amor hacia Mí.

Yo os amo, porque Soy vuestro Padre, porque Yo os creé y, además, Yo Me prometí a Mí Mismo cuidaros. Y lo hago a pesar de vuestros pecados.

Vosotros, primeramente, no agradecéis y segundo, os confiáis demasiado, sentís que os merecéis todo y seguís pidiendo y a veces, hasta exigiendo Mis Favores,

Pero, ciertamente, habrá un momento, en donde se pondrá en la balanza todo lo que hicisteis en vuestra existencia.  ¿Cómo estaréis? ¿Cómo habréis respondido a Mi Amor? ¿Cómo habréis respondido a lo que os he pedido?

Primeramente, para salvar vuestra alma, para acrecentar Mi Amor en vuestro corazón, para que trabajarais por vuestra propia salvación y en seguida, por la salvación de los que os rodean.

Vinisteis a eso, a llenaros de Mi Vida y a transmitirla a vuestros hermanos.

Satanás no se cansa de burlarse de vosotros; os ve pequeños, abatidos, aplastados por el pecado.

¿No os dais cuenta, Mis pequeños, que os estáis arrastrando por el Mundo? Que NO CAMINÁIS CON DIGNIDAD porque los pecados que lleváis sobre vuestras espaldas os doblegan, os hacen menos,

Y vosotros mismos os sentís poca cosa ante vuestros hermanos, porque habéis destrozado vuestra alma y vuestro corazón con los pecados que lleváis.

 

Pero, a pesar de que os sentís así, no buscáis la forma de liberaros de toda esa carga de pecados que traéis sobre vosotros.

Sois necios, tercos, tontos, porque Yo os he dado todo para que volváis a ese estado de Gracia, y no lo buscáis.

Mi Hijo Jesucristo, os vino a traer todas Mis Promesas, Mi Amor, Mi Perdón, pero, pocos,

MUY POCOS habéis reaccionado a todo ese tesoro que os trajo Mi Hijo para vuestra salvación y para que recuperarais la paz en vuestro interior.

¡Sois necios y desperdiciáis tanto de Mi Gracia! Por eso son tan pocos los que se van a salvar y ¿Vosotros creéis que eso Me agrada?

ME ENTRISTECE, ME DUELE QUE VOSOTROS REACCIONÉIS ASÍ Que no busquéis por vuestra perfección, que no busquéis la santidad de vida, para que seáis como vuestros Primeros Padres antes del Pecado Original.

Entended que ellos eran Mis consentidos, los creé como os dije perfectos, santos y Me gozaba al estar con ellos, platicar con ellos, compartir de Mis Secretos con ellos.

Es una desgracia que el hombre se acostumbre a lo grande, a lo bello y cuando os acostumbráis a las cosas grandes, vosotros mismos las disminuís de valor.

No os dais cuenta lo que es la grandeza de estar Conmigo, de contar Conmigo, de vivir para Mí y hacerMe gozar de vuestro amor.

¡Sois tan poca cosa! cuando contáis con vosotros mismos, porque vosotros mismos no os respetáis como lo que sois.

Entended que sois Mis hijos, que Soy vuestro Padre, sois hijos de un Dios que os ama infinitamente, Soy un Padre que os ama a tal grado, de que mandé a Mi Único Hijo para vuestra salvación.¡Es tanto lo que Yo he hecho por vosotros, es tanto lo que Yo os he dado! ¡Cuánta negligencia! ¡Cuánta terquedad de parte vuestra!

Queréis seguir haciendo las cosas por vosotros mismos, las hacéis como os agrada a vosotros y eso, está muy lejos de la perfección.

¡Con cuánto error camináis en el Mundo y poniendo en riesgo vuestra vida! porque si camináis, viviendo en el Error, éste os aconseja mal.

Si vivís en el error, no es posible que lo que hagáis sea perfecto o que os salga bien. No estáis buscando la Luz que despeja las tinieblas, porque casi todos vosotros vivís en las Tinieblas.

Vuestra mente está obscurecida, taponeada, no permitís que entren cosas bellas y santas a vuestra mente y a vuestro corazón.

Despreciáis todas las Enseñanzas que Yo os di en el Antiguo Testamento y las que Mi Hijo os dio en el Nuevo Testamento.¿A dónde creéis que vais, llevando tanto error en vuestra vida, en vuestra actuación, en vuestra mente y en vuestro corazón? Creéis que vais por caminos correctos

Y SATANÁS OS SIGUE ENGAÑANDO

 Debéis poner más de vuestra parte, si queréis vivir eternamente Conmigo.

Ciertamente, Yo perdono vuestros pecados y Me olvido de ellos.

Los tiempos son difíciles ya, y YA SE HA DESATADO LA FURIA DE LOS ELEMENTOS contra vosotros, ¿Tendréis, acaso, tiempo, para prepararos para la gran prueba?

Ciertamente que no estáis preparados, la gran mayoría de vosotros.Si en este momento, SUFRIÉRAIS UNA GRAN CATÁSTROFE  y no pudierais confesaros, ¿Cómo estaríais?

Haceos vosotros mismos esta pregunta: ¿Cómo estaríais ante Mi Presencia, si en estos momentos murierais y os presentarais ante Mí?

¿Lograríais entrar al Reino de los Cielos u os perderíais por vuestros pecados, por toda la eternidad? Os digo, la gran mayoría de vosotros, moriría eternamente.

¡CUÁNTO DOLOR ME CAUSÁIS, PORQUE NO ME AMÁIS!

 Y si no estáis preparados para bien morir, que esto es, viviendo en estado de Gracia, quiere decir que no Me amáis, que no os interesa morir en estado de Gracia.

Por tanto, vosotros mismos, estáis preparando vuestro futuro eterno. Me duele ver vuestra actitud, en la cual veo que no os importa si morís en Mí o no.Pero desgraciadamente, cuando os presentéis ante Mí y al ver vuestra vida, veáis que no tenéis los suficientes méritos para estar Conmigo eternamente, en ese momento, os daréis cuenta de vuestra torpeza

Y SERÁ YA, DEMASIADO TARDE

Ya no habrá tiempo de vuestro arrepentimiento. Por eso os pido que estéis preparados, Mis pequeños, en cualquier momento seréis llamados,

¿CÓMO ESTARÉIS ANTE MI PRESENCIA?

Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros no conocéis. En el Cielo hay diferentes niveles de gozo, en el Purgatorio, hay diferentes niveles de purgación, en el Infierno, hay diferentes niveles de dolor, de castigo.

Y todo esto os lo digo, Mis pequeños, por aquellos que se creen no valer nada y creen que su vida aquí sobre la Tierra no sirvió para nada.Estáis muy equivocados Mis pequeños, si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna

Y puse toda Mi confianza en vosotros para que Me ayudarais a que las almas se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor,

para que su gozo fuera aumentando día a día y aún para que las almas del Infierno no sufrieran tanto. Sí, son cosas que no conocéis o en las que no reparáis.

Mucho se necesita de cada uno de vosotros,

DE VUESTRAS ORACIONES, DE VUESTRA DONACIÓN, DE VUESTRA INTERCESIÓN.

Ciertamente las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia y por sus méritos propios,Pero una manera Mis pequeños, de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres, de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos, es el agradecimiento.

Por ello y VUESTRA INTERCESIÓN DE AMOR

hacia ellos, las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones, todo lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos

Y POR EL CÍRCULO DORADO DE LA PERFECCIÓN

Y ellos van subiendo de gozo, por vosotros, ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo, con su Dios así su gozo será tremendo y gracias a vosotros, Mis pequeños.

Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos.Y así, las almas que estaban en niveles bajos, sufriendo mucha purificación, les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio,

a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor y se puedan unir ya a Mí, eternamente.

LAS ALMAS EN EL INFIERNO, TAMBIÉN TIENEN NIVELES DE DOLOR.

En Mi Misericordia, Yo pido que ésas almas no sufran tanto, os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello.

Ciertamente han negado el Amor, ciertamente no quieren saber de Mí, pero aún en Mi Misericordia, porque son hijos Míos, no deseo que sufran.

Ypor eso permito que estén en un nivel de menos dolor cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.  Cuando vosotros, Mis pequeños, ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día, el ofrecimiento de vuestras obras, TODO

TODO, TODO LO QUE HACÉIS A DIARIO POR MÍ

y por vuestros hermanos, todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.

Estad siempre pendientes de todo esto Mis pequeños, para que vuestra vida tenga un mayor sentido, para que realmente os deis cuenta de que no estáis en la Tierra solamente para sufrir, como muchos dicen.

Sino que cada uno de vosotros trae una misión específica y ésa misión es la salvación de las almas y su mejora en la purificación y en la santificación.

Así, vosotros, en vuestras oraciones estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio, a que las del Infierno no sufran tanto, vosotros pedís a ésos tres niveles y también pedís por vosotros mismos.Cuando ofrecemos todo POR EL CÍRCULO DORADO DE LA PERFECCIÓN, BAÑADO CON LA SANGRE PRECIOSÍSIMA de nuestro Señor Jesucristo…

Estamos orando desde por el nivel más bajo del Infierno, recorriendo todos los niveles también del Purgatorio y hasta por los del Cielo, para que aumente su nivel de gloria y perfección.

Y de pasada universalmente, por los que están luchando por salvarse, donde estamos incluídos nosotros.

Las almas del Purgatorio ofrecen su purificación también por las del Cielo y por vuestra salvación, almas de la Tierra.

Y las almas del Cielo piden por todos vosotros, almas del Purgatorio y almas de la Tierra.

Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros y éste conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual. Y ofrezcáis más concientemente vuestra vida, VUESTRA CRUZ, vuestras alegrías, sufrimientos, todo lo que tenéis, para la salvación de todas las almas.

Os necesito a cada uno de vosotros, no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo, Mi confianza, en cada uno de vosotros.

Yo no os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

TODO PUEDE CAMBIAR CON VUESTRA INTERCESIÓN AMOROSA

O PODÉIS HACER CASO OMISO A ESTA IMPLORACIÓN PATERNA

Y TODO SEGUIRÁ EMPEORANDO CADA VEZ MÁSEscoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os Bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo.

Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

N256 LAS CUATRO MORADAS


JESUS ORÓ Y OBTUVO EL MILAGRO

Jesús está en el Huerto cerca de la tumba desde donde emergió Lazaro, convertido en el exponente vivo de su Poder Divino y habla a un grupo de extranjeros, que junto con Manahém Nicodemo, algunos gentiles amigos de Lázaro y parte de su colegio apostólico, constituyen una nutrida reunión de exponentes de lo que en el futuro será la Iglesia.

Mirando a Lázaro, dice Jesús:

–       “El hombre se quedó allá abajo. ¡El hombre! Tu corazón… Tú sabes lo que sucede al hombre después de la muerte…”.

Lázaro interrumpe con energía:

–     “No, Señor, no recuerdo nada de lo que sucedió”.

Jesús sonríe y le responde:

–      “No me refería a tu saber personal, a tu experiencia propia. Me refería a lo que cualquier creyente sabe lo que le sucede cuando muere”.

Lázaro:

–     “¡Ah!, el juicio particular. Lo sé. Creo. El alma se presenta ante Dios y la juzga”.   

Jesús es el Maestro Divino que evangeliza con amor, a este grupito de almas sedientas de Dios:

–     “Es así. El juicio de Dios es justo e inmutable. Es de infinito valor. Si el alma juzgada es mortalmente culpable, es condenada eternamente. Si es levemente culpable se le envía al Purgatorio. Si es justa va a la paz del Limbo en espera de que Yo abra las puertas del Cielo.

Así, pues, yo he llamado a tu espíritu habiendo sido ya juzgado él por Dios. Si hubieras sido un condenado no te habría podido llamar a la vida porque al hacerlo, habría anulado el juicio de mi Padre: para los condenados no hay cambio.

Son sentenciados para siempre. No estabas, pues, en el número de los condenados. Por lo tanto: o estabas en la categoría de los bienaventurados o en la de los que lo serán después de la purificación.

Piensa bien, amigo mío. Si la voluntad sincera de arrepentimiento que puede tener el hombre siendo todavía hombre o sea, carne y alma, tiene un valor de purificación.  Si un rito simbólico de bautismo en las aguas, que el corazón aceptó por contrición, tiene para nosotros los hebreos fuerza purificadora de las fealdades contraídas en el mundo y por la carne.

¿Qué valor no tendrá el arrepentimiento, más real y perfecto, mucho más perfecto, de un alma ya liberada de la carne, que comprende lo que es Dios, iluminada acerca de la gravedad de sus errores,

Iluminada acerca de la inmensidad de la alegría que ha alejado de sí por horas, años o siglos: la alegría de la paz del Limbo, que poco después será la alegría de la posesión de Dios?

¿Qué será la purificación doble, triple del arrepentimiento perfecto, del amor perfecto, del baño en el ardor de las llamas encendidas por el amor de Dios y por el amor a los espíritus?

¿En el cual y por el cual los espíritus se despojan de toda impureza y surgen bellos como serafines, con una corona que ni siquiera los serafines tienen: con la de su martirio terreno y ultraterreno contra los vicios y por el amor?

¿Qué será? Dilo, pues, amigo mío”.Lázaro reflexiona y contesta:

–     “No sé… una perfección. Mejor… una re-creación”.

Jesús confirma:

–     “Has dicho la palabra exacta. El alma queda como recreada. Se hace semejante a la de un niño. Es nueva. Desaparece todo el pasado, su pasado de hombre.

Cuando desaparezca la Culpa Original el alma, ya sin mancha o sombra de ella, será super-creada y digna del Paraíso.

Yo llamé a tu alma que ya se había re-creado, porque amaba el Bien, por la expiación de los sufrimientos y de la muerte. Y por tu perfecto arrepentimiento y perfecto amor alcanzados aun después de la muerte.

Tú tienes pues, el alma completamente inocente, de un recién nacido.

Si eres un niño recién nacido ¿Por qué quieres poner sobre esta infancia espiritual los vestidos pesados del hombree adulto? Los niños tienen alas y no cadenas para su espíritu alegre.

Los niños me imitan fácilmente, porque no han adquirido todavía ninguna personalidad. Se hacen como Yo soy, porque en su alma limpia de huellas se puede imprimir, sin confusión de rasgos, mi figura y mi Doctrina.   Tienen el alma libre de humanos recuerdos, resentimientos, prejuicios. No hay nada en ella. Y puedo Yo estar en ellas Perfecto, Absoluto, como estoy en el Cielo.

Tú, que te encuentras como un recién nacido, uno que ha nacido nuevamente, porque en tu nueva carne la capacidad motora es nueva, no tiene pasado, ni mancha, ni huellas de lo que fue.

Tú que has vuelto para servirMe, solo para esto, debes más que todos, ser como Yo soy.

Mírame. Mírame bien. Mírate en Mí cual en un espejo. Dos espejos que se miran para reflejar mutuamente la presencia de lo que aman. Tú eres un adulto y un infante.

Adulto por la edad, infante por la limpieza de corazón. Superas a los infantes porque conoces el Bien y el Mal. Y porque supiste escoger el Bien aún antes del bautismo en las llamas del amor”.

“Pues bien, Yo te lo digo, a ti, que te has purificado: «Sé perfecto como lo es nuestro Padre celestial, y como lo soy Yo. Sé perfecto, esto es, sé semejante a Mí que te amé tanto, que he ido contra todas las leyes de la vida y de la muerte, del Cielo y de la Tierra.

(Un milagro sin igual) Para tener de nuevo en la Tierra a un siervo de Dios, a un verdadero amigo mío. Y en el Cielo a un bienaventurado, a un gran bienaventurado».  Esto lo digo a todos: «Sed perfectos».

Y ellos, la mayoría, no tienen el corazón que tú tenías, digno del milagro, digno de ser tomado como instrumento para esta glorificación de Dios en su Hijo. Y ellos no tienen tu deuda de amor para con Dios… Puedo decírtelo, puedo exigírtelo a ti.

Y en primer lugar lo exijo en una cosa: en no guardar rencor a quien te ha ofendido y me ofende.

Perdona. Perdona, Lázaro. Fuiste sumergido en las llamas del amor. Debes ser «amor», para que no tengas otra cosa más que el abrazo de Dios”.

Lázaro:

–     “Y si hago así ¿Habré cumplido la misión para la que me resucitaste?”.

Jesús:

–     “La habrás realizado”

–      “Basta, Señor. No quiero preguntar ni saber más. Mi ideal es servirte. Si te he servido en lo poco que pude, cuando estuve enfermo o muerto, si logro servirte mucho ahora que estoy sano, mi sueño se habrá realizado y no pido más. ¡Sé bendito, Jesús y Maestro mío! Y que también lo sea Aquél que te envió”.

–     “Bendito sea siempre el Señor Dios Omnipotente”.

El tribuno romano Publio Quintiliano interviene:

–     “Dijiste que no conocías las palabras socráticas. ¿Cómo es que sabes entonces estas que dices?”.

Jesús responde:

–     “Yo sé todo. El pensamiento de los hombres —cuanto es pensamiento bueno— no es sino el reflejo de un pensamiento mío. Cuanto no es bueno no es mío, pero lo he leído en los siglos históricos y he sabido, sé y sabré, cuándo fue, es y será dicho. Yo sé”.

–     “Señor, ven a Roma, faro del mundo. Aquí estás rodeado de odio, allí te rodeará la veneración”.

–     “Rodeará al hombre. No al Maestro de lo sobrenatural. Yo he venido para lo sobrenatural, que debo ofrecer a los hijos del pueblo de Dios, a pesar de que sean los más duros con el Verbo”.  El griego Alejandro:

–     “¿Roma y Atenas no te conocerán, entonces?”.

–     “Me conocerán. No temáis. Me conocerán. Los que me quieran, me conocerán, me tendrán”.

–     “Pero si te matan…”.

–     “El espíritu es inmortal. El de cada uno de los hombres. ¿No lo va a ser el mío, Espíritu del Hijo de Dios? Iré con mi Espíritu que obrará… Iré… Veo las muchedumbres infinitas y las Casas elevadas en honor de mi Nombre… Están en todos los lugares… Hablaré en las catedrales y en los corazones…

Nunca terminaré de predicar… El Evangelio recorrerá la Tierra… todos los buenos vendrán a Mí… y he aquí… que me pongo a la cabeza de mi ejército de santos y lo llevo al Cielo. Venid a la Verdad…”

Octavio el centurión exclama:

–      “¡Oh! ¡Señor! Tenemos el alma envuelta en fórmulas y en errores. ¿Cómo lograremos abrir sus puertas?”. Jesús:

–     “Yo abriré las puertas del Infierno, abriré las puertas de vuestro Hades y de mi Limbo. ¿No voy a poder abrir las vuestras? Decid: «Quiero» y como cerraduras hechas con alas de mariposa, caerán pulverizadas al paso de mi Rayo”.

Valeria pregunta:

–      “¿Quién vendrá en tu Nombre?”.

Jesús señala hacia la entrada del huerto diciendo:

–       “¿Veis a aquel hombre que viene hacia aquí junto con otro poco más que adolescente? Ellos irán a Roma y al Mundo. Y con ellos muchos otros. Tan diligentes, como ahora, por el amor a Mí que los impulsa y que no les deja hallar descanso sino a mi lado.

Irán, por el amor de los redimidos por mi Sacrificio, a buscaros, a reuniros, a conduciros a la Luz. – Jesús los llama- ¡Pedro! ¡Juan! Venid.

He terminado, creo. Ahora estoy con vosotros. ¿Tenéis algo más que decirme?”.

Alejandro:

–      “Sí, Maestro. Que nos vamos y llevamos con nosotros tus palabras”.

Jesús:

–     “Germinen en vosotros con raíces eternas. Id. La paz sea con vosotros”.

–       “Salve a Ti, Maestro”.

Se retiran los militares conversando entre sí.

Entonces Jesús se vuelve hacia los que se quedaron y dice con solemnidad:

–      Ahora voy a revelar una gran verdad. Recordadla. Transmitidla a vuestros sucesores. No esperéis siempre a que el Espíritu Santo aclarezca la verdad después de años o siglos de oscuridad. Escuchad.Tal vez diréis:

–    «Pero entonces, ¿Qué razón hay de pertenecer a la religión santa, si al Fin del Mundo seremos tratados de igual modo que los gentiles?».

Os respondo: la misma razón que hay —y es verdadera justicia— para los que, aunque hubieran pertenecido a la religión santa, no serán bienaventurados porque no vivieron como santos.

Un pagano virtuoso, que vivió virtuosamente, convencido de que su religión era buena, alcanzará el Cielo.

¿Cuándo? Al Fin del Mundo, cuando de las Cuatro Moradas en que pueden estar los muertos, (PARAÍSO, PURGATORIO, LIMBO E INFIERNO) queden solo dos: el Paraíso y el Infierno.

Porque la Justicia, en ese momento, deberá conservar y dar estos dos reinos eternos respectivamente, a quien del árbol del libre albedrío escogió los frutos buenos y a quien quiso los malos.

Pero ¡Cuánta espera antes de que un pagano virtuoso llegue a ese premio!… ¿No lo pensáis?

Y esa espera, especialmente desde el momento en que la Redención con todos los consiguientes prodigios, se realice. Y el Evangelio sea predicado en el mundo entero,

Será la purgación de las almas que vivieron con justicia en otras religiones, pero que no pudieron entrar en la Fe verdadera, después de haberla conocido como existente y efectivamente real.  Ellos estarán en el Limbo durante siglos y siglos hasta el Fin del Mundo.

Los creyentes en el Dios verdadero, que no supieron ser heroicamente santos, en el largo Purgatorio, que para algunos podrá terminar en el Fin del Mundo.

Pero después de la espera y expiación, los buenos, cualesquiera que fuera el lugar de donde vinieren, estarán a la derecha de Dios.

Los malvados, cualquiera que sea el lugar de donde vinieren, a la izquierda. Y luego al horrible Infierno.

El Salvador entrará con los buenos en el Reino eterno”.

Romanos 2 – Biblia de Jerusalen

El Justo Juicio de Dios

  1. que no hay acepción de personas en Dios.
  2. Pues cuantos sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y cuantos pecaron bajo la ley, por la ley serán juzgados;
  3. que no son justos delante de Dios los que oyen la ley, sino los que la cumplen: ésos serán justificados.
  4. En efecto, cuando los gentiles, que no tienen ley, cumplen naturalmente las prescripciones de la ley, sin tener ley, para sí mismos son ley;
  5. como quienes muestran tener la realidad de esa ley escrita en su corazón, atestiguándolo su conciencia, y los juicios contrapuestos de condenación o alabanza…
  6. en el día en que Dios juzgará las acciones secretas de los hombres, según mi Evangelio, por Cristo Jesús.

Habla el Espíritu Santo

“La gran misericordia de Dios resplandece más luminosamente aún en las palabras de Pablo que, inspirado, proclama cómo únicamente perecerán aquellos que no reconocen ley alguna —natural, sobrenatural ni racional—

Mientras que aquellos que conocieron la Ley y no la cumplieron, serán condenados por la misma Ley que salva.

Y más aún: que los gentiles que no tienen la Ley sino que, natural y racionalmente, hacen lo que la Ley para ellos desconocida prescribe —entregándose por la sola luz de la razón, por su rectitud de corazón, por sumisión a las voces del Espíritu,Desconocido pero presente, único maestro para su espíritu de buena voluntad. Por obediencia a aquellas inspiraciones que ellos siguen porque su virtud las ama sin saber que de modo inconsciente, sirven a Dios-

Que estos gentiles, que con sus actos dan a entender que la Ley se halla en su corazón virtuoso, serán justificados en el día del Juicio.

Estas tres grandes categorías las observamos en el Juicio Divino y por ellas resplandecen una Misericordia y Justicia perfectas:

Primera categoría:

“Aquellos que no reconocen ley alguna: natural, sobrenatural ni racional, perecerán”.

“Los que no reconocen ley alguna natural, humana, y por tanto racional, ni sobrenatural, ¿Quiénes son? ¿Los salvajes? NO.

Son los Luciferes de la Tierra cuyo número va creciendo progresivamente con el correr de los tiempos cuando por el contrario,

la civilización y la difusión del Evangelio con la predicación inexhausta del mismo, deberían hacer que su número se fuera reduciendo cada vez más.Mas la paz, la justicia y la luz están prometidas a los hombres de buena voluntad y ellos lo son de mala voluntad. Son los rebeldes a toda ley, aún la natural.

Y por tanto, inferiores a los brutos.

Reniegan voluntariamente de su naturaleza de hombres, seres racionales dotados de inteligencia y de alma.

Hacen cosas contra la naturaleza y contra la razón. No merecen sino desaparecer de entre el número de los hombres que fueron creados a imagen y semejanza de Dios.

Y en efecto, perderán su condición de hombres tomando la de demonios querida por ellos”.

. Segunda categoría:

“Aquellos que conocieron la Ley y no la practicaron serán condenados por la misma Ley que salva”.

“Segunda categoría: los hipócritas, los falaces, los que se burlan de Dios. Los que, teniendo la Ley, teniéndola sólo, no la practican.

Y ¿Puede decirse que la tienen de verdad sacando beneficio alguno de Ella? Son semejantes a aquellos que, poseyendo un tesoro lo dejan improductivo y abandonado.

No extraen del mismo frutos de vida eterna ni ventajas para antes de su muerte y Dios les condenará porque tuvieron el Don de Dios.  Y no hicieron uso de él en reconocimiento al Donante que les puso en la parte escogida de la Humanidad: en la de su Pueblo marcado con el signo cristiano”.

Tercera categoría:

“Los gentiles, que no tienen Ley sino que hacen lo que la Ley prescribe. 

Y que llevados por la sola luz de la razón y sumisión a la voz del Espíritu, desconocido y único maestro para su espíritu de buena voluntad sirven a Dios, serán justificados. 

 Será la muchedumbre inmensa sobre la que en el último día aparecerá impreso el sello del Dios vivo”.

“Tercera categoría: los gentiles. Hoy en día damos tal calificación a quienes no son cristianos católicos.

Llamémosles así mientras meditamos las palabras de Pablo. Ellos que sin tener la Ley, hacen naturalmente lo que la Ley prescribe— y es para ellos su ley, mostrando así cómo su espíritu ama la virtud y tiende al Bien supremo

Ellos, cuando juzgue Dios por medio del Salvador las secretas acciones de los hombres, serán justificados. Estos son muchos, en gran número.  Será la muchedumbre inmensa… de toda nación, tribu, pueblo, lengua, sobre la cual en el último día, por los infinitos méritos de Cristo inmolado hasta el derramamiento de la última gota de sangre y humor acuoso,

Aparecerá impreso, como prenda de salvación y premio, antes del último e inapelable Juicio, el Sello del Dios Vivo.

Su virtud, su obediencia espontánea a la Ley les habrá bautizado sin más bautismo, les habrá consagrado sin otro crisma que los infinitos méritos del Salvador”

El Limbo para los gentiles.

 “Y en la tarde los Tiempos, en atención a su Fe, Cristo, por sus méritos, les absolverá del hecho de no haber pertenecido a su grey”.

“El Limbo no será ya en adelante morada de los justos, pues como sucedió en la tarde del Viernes Santo, que el Limbo se vació de los justos que en Él había, porque la Sangre derramada por el Redentor habíales purificado de la Mancha Original

Así será en la Tarde de los Tiempos en que los méritos de Cristo, Triunfador de todos sus Enemigos, les absolverá del hecho de no haber sido de su Grey en atención a su Fe firme de pertenecer a la religión justa.

Y les premiará las virtudes que ejercitaron en vida.

Si así no fuese, Dios defraudaría a estos justos que se impusieron una ley de justicia y defendieron la justicia y la virtud.

Y Dios no defrauda jamás, por más que a veces, se demore su realización; pero siempre es cierto su premio”.

F109 EL CREDO 20 (3)


Y LA VIDA ETERNA … LOS TRES REINOS

¿Qué Vieron los Videntes de Medjugorje cuando fueron Llevados al Purgatorio?

A través de los siglos hemos oído a muchos místicos y videntes describir el lugar intermedio que se llama Purgatorio. Nuestra Señora llevó a los videntes de Medjugorje para que vieran ese Purgatorio.

Este mismo lugar ha sido visitado por algunos de aquellos que han tenido experiencias cercanas a la muerte, (incluso que no son católicos).

En algún momento nos enteramos que hay muchos niveles en la otra vida; que de hecho, todo estaría dividido en 3 lugares:

El Cielo, donde se vive la Vida Eterna junto a Dios.  El Purgatorio, que es un lugar de penas donde nos purificamos para pasar al Cielo.

Y el Infierno, que es el lugar de castigo eterno, del que nunca se podrá salir.

Los videntes de Medjugorje fueron además llevados al Cielo y al Infierno, como pasó a los de Fátima y Kibeho entre otros.

En el Purgatorio vieron cosas sorprendentemente dolorosas.

EL SIGNIFICADO DEL PURGATORIO Y SUS NIVELES

De lo que sabemos del Purgatorio, el Nivel más Bajo es similar al Fuego del Infierno, con el mismo grado de dolor y tormento… Pero tienen el conocimiento que finalmente alcanzarán el Cielo.

Mientras que NO estamos en el Infierno, somos salvos.

Eso es porque una vez que morimos ya NO hay libre albedrío, ya que NO estamos en la Tierra y por lo tanto, NO hay posibilidad de pecado. Tampoco tenemos el mérito de la Fe que es la que nos salva y nos acerca a Dios.

Tras la muerte, todas las almas tuvieron el gozo inefable de contemplar a Jesús durante su Juicio personal. La FE pierde su objetivo, pues ya conocen muchas cosas que estaban veladas por ella  y  El alma solamente anhela volver a verlo y unirse a Él.

Por eso que la mayor tortura en el Purgatorio, es el Deseo del Cielo.  Los niveles más bajos del Purgatorio pueden ser extremadamente graves y MUY DOLOROSOS.

A través de revelaciones, nos han informado que la soledad, la angustia y el Dolor en el Purgatorio, son peores que cualquier sufrimiento y tormento en la Tierra.

Que un minuto en él, es más difícil que toda una vida de dolor. Y en el nivel más bajo, la única diferencia con el Infierno es que allí NO se maldice a Dios; porque se tiene la Esperanza, de alguna vez reunirse con Él.

Pero su Tormento es tan grande, que tampoco faltan los Demonios que fueron invocados en vida, por una existencia plagada de vicios y pecados…

En una palabra, es una Cámara de Penas y Sufrimiento Expiatorio.

Algunos han revelado que hay castigos comparables al Infierno, porque son torturados por los demonios con los mismos instrumentos de pecado, que fueron utilizados para TRASGREDIR las Leyes del Amor. (Mateo 5,29)Y las condiciones extremas de calor o frío, que ambientan ese Lugar en especial, suele ser un Tormento insoportable.

Otros son torturados por los Recuerdos. Ellos reviven cómo hicieron sentir a otros y Experimentan el Odio que una vez dirigieron a los demás…

Si disfrutaron de la malicia en la Lujuria, se encuentran ahora con un Lugar que está más allá de lo asqueroso… Y el placer de la pornografía, se convierte en un abrasador dolor en sus ojos.

Según las revelaciones de una monja del siglo XIX, un alma aquí está tan desesperada en busca de ayuda – por una misa, por una sola oración – como un hombre sediento de agua en un desierto.

Se afirma que como parte de su sufrimiento, NO se les permite orar por ellos mismos y NI siquiera pueden beneficiarse de las oraciones de los demás, hasta que están en un nivel superior.

Éste NO es un lugar para los peores pecadores; sino para los pecadores que en el último momento aceptaron a Cristo y evitaron el Infierno.

LA EXPERIENCIA DE LOS VIDENTES DE MEDJUGORJE CON EL PURGATORIO

Después de las experiencias de los videntes de Medjugorje con el Purgatorio, la responsabilidad de Orar por las almas que están expiando allí, se colocó firmemente en sus corazones.

Esto sucedió al comienzo de las apariciones, en los primeros años de la década de los ‘80’…

Nuestra Señora también les mostró lo mucho que las almas en el Purgatorio sufren y lo mucho que dependen de nuestras Oraciones.

EL CASO DE VICKA

Vicka estaba profundamente disgustada por lo que experimentó en el Purgatorio, al ver el gran sufrimiento de las almas que fueron abandonadas; que NO tenían a nadie que rezara por ellas.

Vicka entonces le pidió a Nuestra Señora si Ella podría ayudar a las pobres almas de alguna manera.

Nuestra Señora le habló a Vicka sobre la gravedad de lo que estaba pidiendo… Y le dijo que antes de que ella aceptara su petición; fuera con su director espiritual y confesor: el Padre Janko Bubalo.

Y hablara con él sobre ello.

El Padre Bubalo le pidió a Vicka Orar y Ayunar por tres días, para que pudiera tener la Fuerza y la Perseverancia para aceptar cualquier sufrimiento o sacrificio, que le fuese solicitado y así ayudar a las pobres y benditas almas que sufren en el Purgatorio.

Después de orar y ayunar durante tres días, el P. Bubalo dio permiso a Vicka para sacrificarse por las almas sufrientes…

Casi inmediatamente después que Vicka habló a Nuestra Señora de esto.

Ella fue afectada por un tumor cerebral. Y sufrió mucho con un dolor severo en la cabeza. Incluso cayó en un coma profundo que duraría horas.

Vicka aceptó esta enfermedad y el sufrimiento, con gran alegría. Sabiendo que estaba ayudando a las almas del Purgatorio que estaban sufriendo.

Varios exámenes médicos, radiografías, etc. Mostraron evidencia inequívoca de un quiste cerebral inoperable. Nada se podía hacer. Vicka NI siquiera quería ir a los médicos, ya que querían enviarla al hospital de Zagreb para ver si se podía hacer algo.

Sólo cuando Jakov preguntó a Nuestra Señora si debía ir y Ella contestó…El 15 de noviembre 1982, Nuestra Señora dijo :

“Es necesario enviar a Vicka a Zagreb.”

Esto condujo a más pruebas irrefutables de una condición médica que NO podía ser curada. Un quiste cerebral en una parte de su cerebro, que la mataría si intentaban quitarlo.

El sufrimiento y el ayuno fueron tan debilitantes, que Nuestra Señora le dio finalmente una fecha, para que se curara milagrosamente de la aflicción extraordinaria que había ofrecido por las almas del Purgatorio

¿Intercedieron las almas del Purgatorio? 

La Virgen dio la fecha exacta de su curación, 6 meses antes de que fuera a producirse.

Fue así:

El Padre Janko Bubalo junto con otros 2 testigos, recibió una carta de Vicka de fecha 4 de febrero de 1988. Y se les decía que abrieran la carta el 25 de septiembre de 1988…

Cuando se abrió la carta, Vicka dejó de tener dolores, tal como se predecía en la carta.Entonces tenemos que durante varios años, la vidente Vicka había estado sufriendo de un quiste cerebral inoperable, que le causaba terribles dolores de cabeza.  Durante el curso de su enfermedad, la Virgen continuó apareciéndose.

Y una vez, en el camino al hospital de Zagreb, la Virgen le ofreció dos opciones diciendo:

“Yo te daré la salud sin apariciones… O te daré tu cruz con apariciones.”

Debido a que ella había estado sufriendo tan tremendamente eligió la salud; pero más tarde se arrepintió.

La dureza de su sufrimiento fue tan severo, que la Virgen le quitó el dolor durante un período de 40 días.

En este período sin embargo, hubo un sufrimiento más difícil para Vicka, ya que ella NO tuvo apariciones durante todo el período.

Pero durante el período de cuarenta días Vicka añoraba las apariciones tanto, que ella oraba para aceptar el Dolor de la Aflicción Milagrosa de vuelta, junto con las apariciones.  Después de cuarenta días de NO tener apariciones, la Virgen se le apareció y le dio la Oferta una vez más.

Ella tomó con alegría la Cruz de las Apariciones.

Después de leer la descripción de Vicka del Purgatorio, se entiende por qué se sacrificó con un inmenso y terrible sufrimiento, por las almas del Purgatorio.

Vicka dice que es una alegría sufrir por estas Almas del Purgatorio.

Así es como lo describe:

El Purgatorio es un espacio infinito del color ceniciento. Era bastante oscuro. Podía sentir a la gente sofocada y en sufrimiento allí. La Santísima Madre nos dijo que deberíamos estar orando por las almas varadas en el Purgatorio. 

Ella dijo que sólo nuestras oraciones y sacrificios, pueden Liberarlos de ese Lugar…  La gente allí es impotente. Ellos realmente están sufriendo muchísimo. Podemos ser un poco como Jesús, si acabamos de hacer alguna Penitencia Voluntaria por las almas en el Purgatorio…

Especialmente para los que son abandonados por sus familias en la Tierra…

Soy consciente de su Sufrimiento. Conozco algunos de sus tormentos. Sé lo desesperadamente que necesitan nuestras oraciones.

Ellas están tan solas, que es casi enfermizo recordar esos momentos que estuve allí.

Es realmente una gran alegría hacer Penitencia por las pobres Almas del Purgatorio; porque lo mucho que les ayuda …  

Muchos de nuestros familiares que han muerto… Desesperadamente necesitan nuestras Oraciones.

La Santísima Virgen dice que debemos orar con valentía por ellos, para que puedan ir al Cielo… Porque son incapaces, de ayudarse a sí mismos”

DESCRIPCIÓN DE MIRJANA DEL PURGATORIO

“Hay varios niveles en el Purgatorio. Cuanto más se ora en la Tierra, MAYOR será tu Nivel en el Purgatorio…

El Nivel más bajo en el Purgatorio… Es el más Cercano al Infierno, en donde el Sufrimiento es el más intenso…

El Nivel más alto, es el más cercano al Cielo. Y allí el Sufrimiento es menor. En qué nivel estarás,.. DEPENDE DEL ESTADO DE PUREZA DE TU ALMA y la capacidad de Amar que hayamos desarrolado.

Cuanto menor es el Nivel del Purgatorio en que está la persona; menos es capaz de Orar y MÁS  se sufre…

Cuanto más alto sea el Nivel del Purgatorio en el que estéis… Más fácil será Rezar y amar,

EL CRISTIANO VERDADERO más disfruta orando…  Menos sufre… 

La Santísima Virgen Nos ha pedido rezar por las almas del Purgatorio; porque son incapaces de orar para ellas mismas.

A través de la Oración en la Tierra, PODEMOS HACER MUCHO, para ayudarlos. La Santísima Virgen me dijo que cuando las almas dejan el Purgatorio, es porque ya están aptas para vivir en el Cielo…

Había mucho sufrimiento físico… Pude ver a la gente temblando, golpeada y retorciéndose de dolor… Vi este lugar por un tiempo corto…La Santísima Madre estaba conmigo. Ella me explicó que ella quería que yo viera el Purgatorio.

Dijo que muchas personas en la Tierra, hoy en día NI siquiera saben sobre el Purgatorio… Y  muchas personas que mueren, están abandonadas por sus seres queridos.

Ellos NO pueden ayudarse a sí mismos en el Purgatorio.

Ellos son totalmente dependientes de las Oraciones y Sacrificios de las personas generosas en la Tierra, que les recuerdan.

Nuestra Santísima Madre espera que Sus propios hijos ayuden a las almas en el Purgatorio con la Oración, el Ayuno y Penitencias diversas por las pobres almas, por la restitución de ellos… Los que han muerto ya no tienen libre albedrío como lo habían hecho en la tierra. Ya no tienen un cuerpo.

Y ya NO es posible para ellos, compensar las cosas que hicieron cuando tenían su cuerpo, que puede herir y perjudicar a sí mismos y a los demás”.

El 24 de julio de 1982, la Virgen dijo:

‘Vamos al Cielo en plena conciencia de la separación del cuerpo y el alma. Es falso enseñar a la gente que renacemos muchas veces y pasamos a distintos organismos.

Uno nace sólo una vez. El cuerpo extraído de la tierra, se descompone después de la muerte. Nunca vuelve a la vida de nuevo. El hombre recibe un cuerpo transfigurado.

El que ha hecho mucho mal durante su vida, puede ir directamente al Cielo si se confiesa, si está verdaderamente arrepentido de lo que ha hecho y recibe la Comunión en el final de su vida’

 Las almas del Purgatorio pueden ver a sus seres queridos, durante los momentos en que oramos por ellas por su nombre”.DESCRIPCIÓN DE MARIJA DEL PURGATORIO

Marija a través de varias entrevistas, describe el Purgatorio así:

“El Purgatorio es un lugar grande… Es nebuloso. Es de color gris ceniza. Es brumoso. NO se puede ver a la gente allí. Es como si se sumergiesen en las nubes profundas.

Puedes sentir que la gente en la Niebla está viajando, golpeándose entre sí. Pueden orar por nosotros, pero NO por ellos mismos. Están desesperadamente en necesidad de nuestras oraciones.

La Santísima Madre nos pide que oremos por las pobres almas del Purgatorio, porque durante su vida aquí, pensaron que NO había Dios y tampoco aprendieron a amarlo. Y luego se fueron al Purgatorio donde vieron que hay un Dios…

Lo Conocieron y constataron el Amor y el júbilo que es vivir junto a Él… Y ahora necesitan perentoriamente nuestras oraciones. Con nuestras oraciones, les podemos enviar al Cielo.

El mayor sufrimiento que las almas en el Purgatorio tienen es ver que hay un Dios, pero ellos NO lo aceptaron en la Tierra y ahora lo único que anhelan es acercarse a Dios.

Ahora sufren tan intensamente, porque reconocen lo mucho que hicieron daño a Dios. ¡Cuántas posibilidades tuvieron en la Tierra y cuántas veces hicieron caso omiso a Dios!”.

DESCRIPCIÓN DE IVÁN E IVANKA

Iván habla muy poco acerca de sus experiencias en el Cielo, el Infierno y el Purgatorio.

Cuando se le preguntó sobre el Purgatorio, compartió lo siguiente:

“La Santísima Virgen me dijo que los que van al Purgatorio son los que oraban y creían sólo ocasionalmente, que estaban llenos de dudas, que NO estaban seguros de que Dios existiera. NO sabían cómo orar mientras estaban en la Tierra o si sabían, NO oraban…

Las Almas del Purgatorio sufren. Si nadie reza por ellas, sufren aún más“.

Se le preguntó Ivanka por qué la Virgen les muestra el Cielo y el Purgatorio:

E Ivanka responde:

“Ella quiere recordar a sus hijos los resultados de sus elecciones aquí en la tierra, tal como se predecía en la carta.

Los videntes de Medjugorje han afirmado que además de la aparición, la Virgen María también les ha mostrado lo que hay en el Más Allá.

Dando su testimonio ante una catedral de Viena llena el 23 de septiembre de 2010, la vidente Marija explicó lo que la Virgen María le ha dicho y mostrado acerca de la vida futura.

Hay un Cielo, un Infierno que son eternos. Y un reino medio que cesará un día y que se llama Purgatorio.

El profesor Craig R. Lundahl, que ha escrito numerosos trabajos sobre las Experiencias Cercanas a la Muerte, (ECM) es autor de un artículo en la Revista de Estudios Cercanos a la Muerte llamado:

“Una comparación de las Percepciones del otro Mundo por Experimentadores Cercanos a la Muerte y por los Videntes Marianos de Medjugorje”.

El punto del artículo es comparar las visiones del Más Allá que los videntes de Medjugorje tuvieron, con lo que han vivido miles de personas que han tenido Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM).

La experiencia cercana a la muerte constituye un encuentro con “otro mundo” en el que una persona que ha perdido toda actividad cerebral, deja su cuerpo y relata haber experimentado otra dimensión, un mundo espiritual más allá de éste.  

Los hallazgos del Prof. Lundahl, las revelaciones de la otra vida entre los videntes de Medjugorje y las experiencias cercanas a la muerte, son bastante sorprendentes.

Y hay una clara conexión entre las dos.

¿QUÉ SE LES MOSTRÓ A LOS VIDENTES DE MEDJUGORJE?

Los Tres Reinos de la vida futura que se les mostraron,  los han descrito así:

El Cielo, de acuerdo con los videntes de Medjugorje es un gran lugar de grandes luces, belleza y alegría inmensa. Prados, montañas, colinas, bellas zonas presentes en todos lados.

Las personas poseen una luz interior, una alegría serena que irradia de su Presencia.

El Purgatorio es un lugar muy triste y escalofriante.Un vidente lo describió como una zona brumosa, con niebla gris, a través de la cual se podía escuchar a las personas temblando, llorando, gimiendo. Y donde una extrema soledad impregna la tristeza de la atmósfera.

El Infierno es aún más preocupante.
Los videntes lo han descrito como un gran lugar con mucha gente y un gran mar de fuego en el centro.
De acuerdo con los videntes, la gente en el Infierno está enfurecida, maldiciendo. Ocupada por una ira sin fin, entran en incendios tortuosos desnudos…

Y salen horribles, ya no tienen forma humana, están muy oscurecidos, con la piel ennegrecida…Según el profesor Lundahl, los individuos que registran experiencias cercanas a la muerte…

“Describen la vida después de la muerte como un conjunto de dos divisiones principales, con la posibilidad de una tercera división”.

La primera división que el Prof. Lundahl analiza es la “Ciudad de las Luces”, que es inmensamente similar a lo que los videntes de Medjugorje describen como el Cielo.

Numerosas personas que han tenido encuentros cercanos a la muerte han descrito ver estas Ciudades de Luz.

Prof. Lundahl explica cómo los experimentadores han descrito este Reino:

“Esta división contiene campiñas con bellos paisajes de montañas, colinas, valles, campos de hierba y flores de oro, prados, caminos, senderos, carriles, carreteras, grandes bosques, arroyos, ríos, estanques, lagunas y lagos.

La vida de las plantas incluye césped, flores, árboles de todo tipo, arbustos y huertas y jardines.

Hay una gran variedad de vida animal e insectos como mariposas y abejas. Edificios tales como casas y algunos edificios más grandes también se encuentran en las campiñas”.

No sólo las descripciones de los videntes de Medjugorje son similares y a veces idénticas al hablar de campiñas hermosas, montañas, colinas y praderas.

Sino también hay similitud en la luz radiante que los videntes han tenido en el Cielo. Las ciudades en la primera división emanan luz.

Por ejemplo, cuatro que tuvieron ECM lo describieron de esta manera:

“Mi guía siguiente (un ángel) me llevó a una ciudad. Era una ciudad de la luz. Era similar a las ciudades en la tierra en que había edificios y caminos, pero los edificios y caminos parecían estar construidos de materiales que consideramos muy valiosos en la tierra.

Se veían como mármol, oro y plata.

Y otros materiales brillantes, sólo que ellos eran diferentes.

Los edificios y las calles parecían tener un brillo propio.

Toda la escena era de indescriptible belleza…

Había un sentimiento de amor y paz.

Tras haber subido por un tiempo, ella (el ángel) me sentó en una calle de una ciudad fabulosa de edificios hechos de reluciente oro y plata y bellos árboles.

Una luz hermosa estaba en todas partes, brillando, pero no lo suficientemente brillante como para que entrecerrara los ojos.

Y luego vi infinitamente lejano, demasiado distante para ser visible en detalle, una ciudad…

Una ciudad aparentemente interminable. Brillante, lo suficientemente brillante como para ser vista de todas las distancias inimaginables.

Este brillo parecía salir desde las mismas paredes y calles de este lugar. Y se podía discernir a los seres moviéndose dentro de ella.De hecho, la ciudad y todo en ella parecía estar hecha de luz…

La belleza del paisaje era increíble, pero aún no podía comparase con el esplendor de la ciudad debido a la luz

¿Y HAY SIMILITUDES RESPECTO AL INFIERNO Y AL PURGATORIO?

El segundo ámbito que el Prof. Lundahl describe en los Estudios Cercanos a la Muerte, lo llama el reino de Espíritus Aturdidos (o desconcertados).

El Prof. Lundahl describe

“Esta división es como un ambiente oscuro, sombrío, y hostil, donde millones de personas infelices y malvadas son de color gris. Desconcertados, confundidos, tristes, angustiados, enojados. Y no parecen comunicarse.

Están confinados hasta que puedan resolver algún problema que tengan, que al parecer los mantiene allí”.Una vez más, en este Reino vemos muchas similitudes con lo que los videntes de Medjugorje han descrito como el Purgatorio:

Un ambiente oscuro, sombrío y gris ocupado por la miseria, por almas infelices y confusos.

El Prof. Lundahl también se pregunta si lo que los investigadores de experiencias cercanas a la muerte consideran como el “Reino de los Espíritus Aturdidos” podría tener otra división, que es el Infierno.

Porque reconoce que muchos de los que entran en el Reino de los Espíritus Aturdidos, lo describen como una experiencia infernal, algunos más brutal que otros.

Cita a un experimentador que se encontró este ámbito:

“La siguiente cosa que recuerdo es que fui aspirado por una gran vórtice negro como un remolino y me encontré en un lugar que sólo puedo describir como el Infierno de Dante.  Vi un montón de otras personas que parecían grises y tristes y había olor a humedad.

También hubo una abrumadora sensación de soledad sobre el lugar”.

Mientras que los investigadores cercanos a la muerte no han separado oficialmente el Reino de los Espíritus Aturdidos en dos divisiones, el Prof. Lundahl sugiere que tal separación puede ser necesaria.

En otras palabras, muchos experimentadores que han encontrado un reino oscuro e inquietante en la otra vida, pueden de hecho haberse encontrado con dos realidades diferentes, una peor que la otra…

Casos como el relato de Don Brubaker, que experimentó una experiencia infernal cercana a la muerte.

O el más famoso caso de Howard Storm – cuyo encuentro cercano de la muerte infernal es recordado en su libro “Mi Descenso a la muerte”, apuntan a la posibilidad que exista un Tercer Reino, aún más oscuro y más profundo que el que se entiende como el Purgatorio.

Este reino es el Infierno.

“Las observaciones de los videntes de Medjugorje sobre el otro mundo, sugieren la posibilidad de una tercera división o reino; de lo cual investigadores de experiencias cercanas a la muerte aún no son conscientes”, explicó el profesor Lundahl.

“Estas observaciones permiten a su vez un mayor estudio de las ECM aterradoras, para determinar si esos que tuvieron una ECM que viajaron a peores regiones, pueden haber pasado por dos lugares separados en lugar de uno.

Varios casos de ECM aterradores sugieren que esto podría ser una posibilidad”.

El Prof. Lundahl ha llegado a la conclusión que en última instancia, los videntes de Medjugorje tuvieron visiones de la vida después de la muerte “que corresponden estrechamente con las de una ECM. Las consecuencias son fuertes.

Este conocimiento profundo nos conduce a preguntas personales profundas, sobre nuestros propios destinos, sobre nuestras propias vidas

¿CUÁNTOS DE NOSOTROS IREMOS A ESTOS REINOS TEMIBLES DEL INFIERNO Y EL PURGATORIO?

EN LUGAR DE A LOS CIELOS

De acuerdo con los videntes de Medjugorje, la Virgen les ha dicho que en estos días la mayoría de las personas que mueren van al Purgatorio.
Un segundo mayor número, va al Infierno…

Y muy pocos van directamente al Cielo.

Hay esperanza que a través de las oraciones y el ayuno de los que viven en la Tierra, las almas del Purgatorio se puedan purificar, APRENDAN A AMAR y un día alcanzar el cielo.

Sin embargo, las imágenes perturbadoras del Purgatorio nos muestran el proceso doloroso que es estar allí.

Por desgracia, gran parte del mundo moderno ha abandonado la vida espiritual y las realidades sobrenaturales como la Vida Más Allá.Para concentrarse nada más en el actual reino materialista, como si NO hubiera nada más.

Y las consecuencias, como demuestra la muerte, son fenomenales. Demasiado grandes para describir.

En la catedral de San Esteban de Viena, la vidente Marija explica mejor la situación:

“Tenemos tantas preocupaciones a veces. Tenemos tantas ocupaciones… Pero todos los días vemos que la Virgen quiere que tengamos más de la ayuda de Dios. Y Ella nos pide que encontremos un equilibrio entre las cosas materiales y las cosas espirituales.

Nuestra Señora dice que nosotros pensamos demasiado en cosas que son mundanas… Dijo que hay muchas personas que NO CREEN creen que exista el Cielo, el Infierno y el Purgatorio.

Y a través del mensaje que nos dio, ella dijo que nuestra vida ES como una flor y que estamos aquí sólo de forma pasajera. Sólo la Vida Eterna no pasa.

Por esa razón nos insta y Ella nos pide, pensar más en la vida espiritual y del Paraíso.

Ella quiere que pensemos en el Infierno y el Purgatorio.

Dijo que nuestra vida será muy diferente, nuestra actitud hacia la vida será muy distinta cuando pensemos en la Vida después de ésta.

Y ella dijo vamos realmente a entender que esta vida solamente está pasando EFÍMERA, como una flor y que aquí estamos en este mundo, en una trayectoria que pasa”.

F107 EL CREDO 20 (1)


CREO EN LA VIDA ETERNA

Dios Resucita a un Sacerdote para darle una Misión

Murió clínicamente.

Fue Llevado al Cielo, al Infierno y al Purgatorio.

Y volvió con un encargo.Tendemos a pensar habitualmente, que quienes han tenido experiencias cercanas a la muerte son laicos que NO tienen un entrenamiento profundo en teología.

Y por eso muchas de las cosas que ven cuando son trasladados a otras dimensiones – Cielo, Purgatorio, Infierno – NO tienen una interpretación si se quiere profesional. Pero este no es el caso.

Ahora nos encontramos con el testimonio del padre Joseph Maniyangat, nacido en la India, que tuvo un accidente mientras iba a celebrar misa. Murió en el hospital y su ángel de la guarda lo llevó al Infierno, al Purgatorio y al Cielo…

Donde el Señor le esperaba para pedirle una misión en la Tierra.

BREVEMENTE SU HISTORIA

Fr. Joseph Maniyangat es el pastor de la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida, donde dirige una Ministerio de sanación espiritual, mental y física.

Nació el 16 de julio de 1949 en Kerala, India; de sus padres, Joseph y Theresa Maniyangat.

Fue el mayor de siete hermanos: Joseph, Mary, Theresa, Lissama, Zachaaríah, Valsa y Tom.

A la edad de catorce años, entró en el Seminario Menor de Santa María en Thiruvalla para empezar a estudiar para el sacerdocio.

Cuatro años más tarde, fue al Seminario Mayor Pontificio San José en Alwaye, Kerala, para proseguir su formación sacerdotal.

Después de completar los siete años de filosofía y teología, fue ordenado sacerdote el 1 de enero de 1975 para servir como misionero en la diócesis de Thiruvalla. 

Mientras enseñaba en el seminario menor de San Thomas en Bathery en 1978, se convirtió en carismático y comenzó a realizar retiros carismáticos y conferencias.

El Padre José trabajó en la Diócesis de Idaho entre 1987 y 1989.

En 1992, el padre José entró en la Diócesis de San Agustín donde fue asignado a distintos destinos.

En julio 2011 el padre José fue trasladado a la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida El Padre José, es el Director Espiritual Diocesano de la Legión de María y tiene un ministerio eucarístico y carismático de sanación.

Lleva a cabo misiones de sanación en la parroquia, las principales ciudades de los Estados Unidos y países de ultramar.

EL ACCIDENTE

Cuenta el padre José:

El domingo 14 de abril de 1985, en la Fiesta de la Divina Misericordia, iba a celebrar misa en una iglesia de la misión en la parte norte de Kerala… Y tuve un accidente fatal.

Yo estaba en una motocicleta cuando fue impactado de frente por un jeep conducido por un hombre que estaba borracho después de un festival hindú.

Me llevaron a un hospital a unos 35 kilómetros de distancia.En el camino, mi alma salió de mi cuerpo y experimenté la muerte.

Inmediatamente, encontré a mi Ángel de la Guarda.

Vi mi cuerpo y las personas que me estaban llevando al hospital.

Les oí llorando y orando por mí.

En este momento el ángel me dijo:

“Voy a llevarte al Cielo, el Señor quiere verte y hablar contigo.

Dijo también que en el camino, él quería mostrarme el Infierno y el Purgatorio.

EL INFIERNO En primer lugar, el ángel me escoltó al Infierno. ¡Era un espectáculo horrible!

Yo veía a Satanás y los Demonios, un fuego que nunca se apagará de alrededor de 2.000 grados Fahrenheit.

Gusanos arrastrándose, la gente gritando y peleando, otros torturados por los demonios.El ángel me dijo que todos estos sufrimientos se debían a pecados mortales no arrepentidos.

Entonces, comprendí que había siete grados o niveles de sufrimiento…

De acuerdo con el número y tipo de los pecados mortales cometidos en sus vidas terrenales.

Las almas se veían muy feas, crueles y horribles.

Fue una experiencia terrible. Vi a gente que conocía, pero NO estoy autorizado a revelar sus identidades.

Ésta es mi mano. Está sosteniendo a mi bebé, Ezequiel. Lo entregué el 20 de enero de 2016. Su corazón se detuvo a las 11 semanas 2 días. Tuvo un latido. Un sonido tan dulce ¡Tenía vida! No era una mancha. Era muchos más que un grupo de células. Él se formó. Perfecto. Fíjense en los detalles. Sus dedos dulces. Sus deditos de los pies. Tengo la suerte de ser su madre “.

Los pecados que los condenaban eran principalmente el aborto, la homosexualidad, la eutanasia, el odio, el rencor y el sacrilegio.

El ángel me dijo que si se hubieran arrepentido, habrían evitado el Infierno. Y hubieran ido al Purgatorio.

También entendí que algunas personas que se arrepienten de estos pecados, pueden ser purificados en la tierra a través de sus sufrimientos.

De esta manera pueden evitar el Purgatorio e ir directamente al Cielo.

Me sorprendí cuando vi en el Infierno hasta los sacerdotes y obispos, algunos de los cuales nunca me esperaba ver.

Muchos de ellos estaban allí por haber guiado con enseñanzas erróneas y mal ejemplo. EL PURGATORIO 

Después de la visita al Infierno, mi ángel de la guarda me acompañó hasta el Purgatorio.

También en este caso, hay siete niveles de sufrimiento y Fuego que nunca se apaga.

Pero es mucho menos intenso que en el Infierno y NO hay peleas NI conflictos.

El principal sufrimiento de estas almas es su separación de Dios.

Algunos de los que están en el Purgatorio cometieron pecados mortales, pero se reconciliaron con Dios antes de su muerte.

A pesar de que estas almas sufren, gozan de paz y el conocimiento de que algún día verán a Dios cara a cara…

Tuve la oportunidad de comunicarme con las almas del Purgatorio.Me pidieron que orara por ellos y que le diga a la gente que oren por ellos también, para que puedan ir al Cielo rápidamente.

Cuando rezamos por estas almas, recibimos su agradecimiento por medio de sus oraciones, y una vez que entren en el Cielo, sus oraciones se vuelven aún más meritorias.

EL CIELO

Después, mi ángel me escoltó hasta el Cielo pasando a través de un gran túnel, deslumbrantemente blanco.

Nunca experimenté tanta paz y alegría en mi vida.

Inmediatamente después, el Cielo se abrió. Y percibí la música más deliciosa, que nunca había oído antes.

Los ángeles estaban cantando y alabando a Dios.

Vi a todos los santos, especialmente a la Santísima Madre y San José. Y muchos santos piadosos obispos y sacerdotes que brillaban como estrellas.

Y cuando aparecí ante el Señor, Jesús me dijo:

“Quiero que vuelvas al mundo. En tu segunda vida serás un instrumento de paz y sanación para mi Pueblo. Caminarás en tierra extranjera y hablarás en una lengua extranjera. Todo es posible para ti con Mi Gracia”.

Después de estas palabras, la Virgen me dijo:

“Haced lo que Él os diga. Yo te ayudaré en tu ministerio”

Las palabras no pueden expresar la Belleza del Cielo.Allí nos encontramos con mucha paz y felicidad, que excede millones de veces nuestra imaginación.

Nuestro Señor es mucho más hermoso que cualquier imagen puede transmitir. Su cara es radiante y luminosa, más bella que mil soles en ascenso.

Las imágenes que vemos en el mundo son sólo una sombra de su Magnificencia.

La Santísima Madre estaba junto a Jesús, Ella es muy hermosa y radiante.

Ninguna de las imágenes que vemos en este mundo puede compararse con su belleza real.

El Cielo es nuestro verdadero Hogar, todos hemos sido creados para alcanzar el Cielo y gozar de Dios para siempre.

Entonces, volví al mundo con mi ángel.

Es difícil para mí describir lo hermoso que es mi ángel de la guarda. Él es radiante y luminoso.Él es mi compañero constante y me ayuda en todos mis ministerios, especialmente mi ministerio de sanación.

Experimento su presencia donde quiera que voy y estoy agradecido por su protección en mi vida diaria.

VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Mientras mi cuerpo estaba en el hospital, el médico completó todos los exámenes necesarios y fui declarado muerto.

La causa de la muerte fue hemorragia.

Mi familia fue notificada. Y ya que estaban muy lejos, el personal del hospital decidió llevar mi cuerpo muerto a la morgue.

Debido a que el hospital no tenía aire acondicionado, estaban preocupados de que el cuerpo se descompondría rápidamente.

A medida que fueron moviendo mi cuerpo muerto a la morgue, mi alma volvió al cuerpo.

Sentí un dolor insoportable a causa de tantas heridas y huesos rotos.

Empecé a gritar. Y entonces la gente se asustó y salió corriendo gritando.

Uno de ellos se acercó al médico y le dijo:

“El cuerpo muerto está gritando“.

El médico vino a examinar el cuerpo y descubrió que estaba vivo.

Así que le dijo: “El padre está vivo, es un milagro. Llévalo de vuelta al hospital”. 

Ahora de vuelta en el hospital, me hicieron una transfusión de sangre y me llevaron a una cirugía para reparar los huesos rotos.Trabajaron en mi mandíbula, costillas, pelvis, muñecas, y pierna derecha.

Después de dos meses, me dieron de alta del hospital, pero mi médico traumatólogo dijo que nunca volvería a caminar.

Entonces le dije:

“El Señor, que me devolvió la vida y me envió de vuelta al Mundo, me curará”.

Una vez en casa, todos rezamos por un milagro.

Aún después de un mes y cuando me sacaron el yeso, yo no era capaz de moverme.

Pero un día, mientras rezaba, sentí un dolor espantoso en la pelvis. 

Después de un rato el dolor desapareció por completo y oí una voz que decía:

“Estás curado. Levántate y anda”

Sentí la Paz y el Poder sanador en mi cuerpo. De inmediato me levanté y caminé. Alabé y agradecí a Dios por el milagro.

Fui a mi médico con la noticia de mi curación y él se quedó asombrado.

Él dijo:

“Tu Dios es el Dios verdadero. Tengo que seguir a tu Dios”.

El médico era hindú. Y me pidió que le enseñara sobre nuestra Iglesia.

Después de estudiar la FE, lo bauticé y se hizo Católico. Tras el mensaje de mi ángel de la guarda, yo vine a los Estados Unidos el 10 de noviembre de 1986, como un sacerdote misionero…

Fuentes:

Son Muchos los que Irán aI InfiernoMensajes de la Virgen María a Christina Gallagher

Christina Gallagher fue una vidente irlandesa de los ’80.

Recibió muchos mensajes de María entre ellos sobre el Purgatorio y el Cielo.

Y una sombrosa afirmación:

La mayoría irá al Purgatorio. Y aquellos que irán al Cielo provendrán del Purgatorio.

Las palabras de nuestra Madre relacionadas con los 3 estados de la vida después de nuestra muerte son muy claros

 VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

En su mensaje a fines de Octubre de 1992, nos informó:

“Hay muchas calamidades que vendrán al Mundo. El alma de la Humanidad será limpiada, Dios desea que venga a muchas partes del mundo para prevenir a mis hijos.

Algunos responden por un tiempo, otros NO desean oírMe, otros NO desean conocerMe. Habrá muchos que irán al Infierno. La mayoría irá al Purgatorio, y aquellos que vayan al Cielo, irán desde el Purgatorio…

Mi corazón está perforado y lleno de amargura. Deseo darles a mis hijos muchas gracias y Paz.

Ellos desean continuar en la oscuridad y el pecado y correr tras todos los deseo de la carne y del mundo.

PURGATORIO

Christina ha visto el Purgatorio muchas veces. Una vez miró almas en el Purgatorio que fueron permitidas venir ante ella.

Ella describe el sentimiento de compasión, como el que siente una madre al mirar a sus hijos atrapados en el sufrimiento, pero sin poder llegar a ellos.

En ocasiones por separado, Christina ha visto Tres diferentes Niveles del Purgatorio.

Uno de ellos le fue mostrado por Jesús quien la acompañó. Fue una experiencia dolorosa, lastimosa y detestable, tanto que ella estaba convencida que debía ser el Infierno.

Esto sucedió cuando Christina fue tomada por Jesucristo a las profundidades, como en un pasaje de arenas movedizas.

Cuando se acercaron, se abrieron automáticamente ante ellos unas portones enormes, un tufo repulsivo lo envolvía todo, la gente que vio vestían atuendos con capuchas cafés.

Vinieron hacia ella un sacerdote y un seglar a quienes ella conoció durante su vida en el mundo aunque de manera superficial.

Sus cabezas estaban agachadas como si estuvieran cargando un gran peso de sufrimientos.

La vivencia en su totalidad impactó a Christina, así lo relató:

“El piso era de apariencia fangosa y despedía un hedor. Pude sentir un sentimiento particular de agonía y tristeza por esas almas, no conocía personalmente a esa gente.

Solamente conocía de vista a un sacerdote y un seglar, pero en el momento en el que estaba ahí, me pareció que eran tan cercanos a mí como mi propia madre o padre.

Los amaba tanto. Obviamente, Dios los estaba amando a través de mí y haciendo que les tuviera lástima mediante Su propio amor hacia ellos. Cuando me ofrecí a sufrir en su lugar, Jesús se fue.

Entonces quedé atrapada en lo que parecía ser una pared, es difícil de describir, no me podía mover, pero no me importaba, tan sólo gritaba:

“Jesús, por favor libera esta dos almas y si es Tu voluntad, déjame quedarme aquí, pero libera a estas dos almas”.

Durante esta experiencia, me resigné a esperar ahí, de pasar por todo lo que tuviera que sufrir y soportar.

Vi demonios jugando con fuego que tomaban en sus garras y que arrojaban hacia mí en mi estado de indefensión.Era más doloroso que cuando en la vida terrenal te quemas tu cuerpo.

Sin embargo mi simpatía por estas dos almas para que fueran liberadas era algo más allá de lo que podía entender.

Después de esto, una enorme bola de luz blanca vino y fui atraída hacia ella. Todo había acabado.

Jesús más tarde le confirmó a Christina que esas dos almas habían sido liberadas. Le dijo que éste no era el nivel más bajo del Purgatorio, el cual se llamaba la Cámara del Sufrimiento y que Christina no estaba lista para verlo, aún.

Ella espera nunca verlo debido al grado de sufrimiento que testificó en el nivel que le fue revelado.

En otra ocasión Christina NO sólo observó el sufrimiento de las almas en el Purgatorio, sino que tuvo que sufrir ella misma sus sufrimientos.

Sucedió cuando fue conducida en un pasadizo embotador y lúgubre. en el cual se abrían una serie de portales a cada lado.El final del pasadizo conducía a una puerta más amplia. Esta puerta en particular provocaba a Christina una especial repulsión.

Aunque intentaba apartarse, era atraída directamente hacia ella, no tenía opción alguna.

Durante el camino hacia ella, tenía que parar en cada portal en donde soportaba las agonías íntimas, que afectaban las diferentes almas que estaban dentro de cada caverna.

La última era la más horrenda. Al preciso momento en que se rindió a fin de ir ahí, se vio envuelta en una bola de luz.

En noviembre 2 de 1993, Christina recibió una experiencia que describe el sufrimiento de aquellos en el Purgatorio.

“Las almas en el Purgatorio, las puedo ver en un mar de nubes grises tratando de alcanzarme y llamándome por mi nombre:

“Christina, reza por mí, reza por mí, señalándome mi Rosario”. Y en diciembre 4 de 1993, ella los volvió a ver implorando por su ayuda con sus manos en alto.

Christina dice que le recordaba la forma en que los peregrinos levantan las manos tratando de tocar al Santo Padre.

Christina ha sido visitada por muchas almas en el Purgatorio -sacerdotes, laicos, hasta obispos- todos pidiéndole sus oraciones, todos deseando ser liberados.

Un obispo que vino ante ella justo después de su muerte le suplicó que Christina ofreciera una semana de sus sufrimientos por él.Esta persona en particular, en vida creía en las apariciones de Nuestra Señora a Christina, pero no deseó conocer a Christina o hacer cualquier cosa para poner en práctica los mensajes de Nuestra Señora.

Esto ocasionó que Christina le preguntara, porqué debía ayudarlo ahora cuando él la ignoró mientras vivía.

Ella dijo que inclinó la cabeza avergonzada y con tal arrepentimiento que por lástima a él, ella ofreció los sufrimientos que necesitaba.

En la Fiesta de Todos los Santos, noviembre 2 de 1994, Christina vio que el Purgatorio se abría ante ella estando en su propia casa.

Sucedió de esta forma:

Vio una gran extensión y almas santas elevándose como si no tuvieran peso por encima de lo que parecía ser humo gris.

Algunos gritaban el nombre de Christina y, como en forma de canto, le pedían “reza por mí”.Lo que sintió Christina fue una profunda tristeza y simpatía, había miles de gentes, requerían de un gran esfuerzo para elevarse por encima del “humo” gris en el que estaban sumergidos

En el día de Navidad de 1994, durante la Misa, en el momento de la Oración Eucarística “Venimos hacia Ti Padre, con alabanzas y en agradecimiento a través de Jesucristo, Tu Hijo…”

Una gran muchedumbre de almas provenientes del Purgatorio fue vista por Christina.

Levitaban pero inclinaban sus cabezas con gran reverencia por la Consagración en la Misa.

Al momento de la consagración, una luz proveniente de la Hostia los envolvió. Después de alrededor de dos minutos cuando se disipó la luz, se fueron. En diferentes ocasiones, como en febrero 25 de 1996, durante la Misa, Christina vio a las almas individuales que les han otorgado su libertad del Purgatorio las cuales son atraídas a la Hostia Sagrada y desaparecen en ella.

En febrero 25 de 1996, vio a miles aparecerse en una forma miniatura avanzando para ser consumidos en el Corazón Latiente de Jesús, que provenía de la Hostia.

LA REALIDAD DEL DEMONIO

“Es una experiencia que sacude al alma, sacude cada célula de tu cuerpo“, dice Christina respecto al Demonio.

Su presencia oscura, es “gélida y de gran odio”, permea el aire y la llena de escalofríos espeluznantes.

“Inmediatamente, me volví hacia Dios, Empecé a alabar a Jesús y a Dios Nuestro Padre y al Espíritu Santo.

Empecé a alabar a Dios a mi estilo, con lo que llega primero a mi corazón. Frecuentemente ofrezco el mismo ataque que estoy sufriendo, ese lapso de tiempo, de lo que Satanás está tratando de hacer; lo ofrezco a Dios.

Luego Satanás parece desaparecer, de cierta forma me siento atraída a hacer Oración a un nivel más profundo con más sinceridad y amor. Luego todo termina”

Nuestra Santísima Madre le dijo a Christina del vacío y dolor que hay detrás de Satanás y cómo él medra con nuestro temor:

“El temor los está reteniendo, el temor no proviene de Dios, sino del Príncipe de la Oscuridad. El los mantiene en la oscuridad. Hagan todo por el amor de mi Hijo, Jesús”

Christina es ahora más fuerte en contra de los ataques de Satanás. Ella aconseja a la gente que:

“Tenemos siempre que recordar que Dios es Luz y que Satán es Oscuridad. Y aunque la oscuridad de una habitación pueda asustarnos, la luz puede instantáneamente desaparecer toda oscuridad.

Al abrir nuestros corazones a Dios, Quien es Luz, vencemos el poder diabólico de la Oscuridad y ya no debemos temer.El único poder que tiene es el que Dios le permite.

El hombre también puede darle un ámbito de acción a través de nuestra libre voluntad, al omitir rezar y al rehusar vivir dentro de los Mandamientos de Dios.

No hay Paz, no hay Amor, sólo distracciones. Somos atraídos hacia todo. En lugares del mundo NO hay consideración o amor hacia los demás. Requerimos de Dios. Y con Dios y a través de la gracia y ayuda de Dios, obtendremos la Paz.

Nuestra Madre Bendita desea que reconozcamos las necesidades de los demás.

Debemos amarlos, porque Dios desea que nos amemos unos a otros así como El nos ama.

Cuando el Demonio intenta distraernos y molestarnos, perdemos nuestra Paz. Y cuando NO tenemos nuestra paz y nos sentimos distraídos, NO podemos realmente orar con propiedad.

Ahora bien, es diferente cuando alguien trata de orar y se percata que su mente se encuentra vagando en algo que sucedió ese día.Podrían estar preocupados en lo que están pensando. Esto es diferente a cuando el Demonio constantemente intenta separarnos de la oración.

Si estamos rezando el Rosario, podemos encontrar muchas dificultades.

Enfado y molestia pueden originarse en nuestras familias entre aquellos que desean rezar el Rosario y los que NO lo desean. Todo esto es el Demonio que intenta detenernos, pero la gente debe darse cuenta que cuando han optado por Dios, pueden vencer a Satanás y sus ataques…

Por la gracia del amor de Dios a través de la Intercesión de nuestra Madre Bendita. Entonces podrán realizar la voluntad de Dios y liberarse de las tentaciones.¿Cómo podemos vencer las tentaciones de Satanás? Mediante los Sacramentos, la Oración fervorosa, el ayuno y sacrificándonos por amor. Todas estas cosas, Satanás no las soporta.

Lo que más odia satanás es que los humanos amemos y confiemos en Dios”.

Debido a la maldad esparcida por el mundo, la gente en ocasiones culpa a Dios y se pregunta porqué Dios lo permite.

Christina nos explica que es nuestra libre voluntad. Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza, por lo tanto somos libres.

Dios nunca nos retira nuestra libre voluntad, la respetará por siempre. Por lo tanto, sólo puede invitarnos, nunca nos forzará.

Christina nos dice:

“Debido a nuestra libre voluntad Dios nos dice, que recordemos usarla debidamente mediante discernimiento y la oración. Estamos llamados a hacer las decisiones correctas. Sin embargo Satanás también nos llama.

Mediante la Oración y los Sacramentos, se fortalece nuestra voluntad para realizar la Voluntad de Dios.

Pero Satanás mediante tentaciones y engaños, también está siempre presente. Está constantemente intentando influenciar nuestra libre voluntad, para que rechacemos a Dios”.

La batalla entre Dios y Satanás, entre el Bien y el Mal, depende de nuestro uso de nuestra libre voluntad que Dios nos ha otorgado.

Christina dice:

“Pero no debemos temer a la oscuridad si estamos en la luz, si permitimos y autorizamos a Jesús que viva en nuestras vidas.

Esto es lo que Nuestra Bendita Madre me ha enseñado.

Mientras menos le temo a Satanás y confíe más en Dios, estoy más capacitada para aceptar la Voluntad de Dios”.

Pero NO debemos negar la existencia de Satanás.

Christina dice que Nuestra Madre le comentó que si negamos la existencia de Satanás, negamos la existencia del Pecado.

Cuando negamos el pecado, negamos a Cristo y a Su Sacrificio de Redención en el Calvario, que es un sacrificio hecho, – subraya Nuestra Madre- para “redimirnos de nuestros pecados”.

La negación de Satanás, como la negación del Infierno, dice Christina, nos causa que “bajemos nuestra guardia y pongamos nuestras almas en peligro que es precisamente lo que Satanás siempre ha buscado obtener”.

EL INFIERNO

Después de mostrarle a Christina el Infierno en marzo 29 de 1989, Jesús le dijo:

Este es el Abismo del Pecado, el Infierno, para todos aquellos que no aman a Mi Padre Hija mía, une tu debilidad a Mí, Quien Soy toda Fortaleza.

Christina recuerda:

“El Infierno era solamente fuego, Jesús estuvo conmigo durante toda la experiencia.

Era aterrador, más allá de cualquier palabra, nunca deseo experimentarlo de nuevo.

Era una gran oscuridad y aterrador.

Todo lo que podía ver era un interminable Océano de Fuego. Y de alguna forma podía ver a través de ello, flamas atravesando flamas; ahí había figuras de cuerpos como en el mar, nadando entre el fuego. Los cuerpos eran negros y las inmensas llamas los atravesaban.

Había una grandísima cantidad de cuerpos. Sentí un espantoso sentimiento de terror.

No podía hacer mas que temblar y recé por que nadie tuviera nunca que ir al Infierno“.

En una ocasión, después de 5 semanas de sufrimientos extenuantes, Christina fue invitada a ofrecerse a ser “crucificada”.Christina cumplió, diciéndole al Señor “si es necesario, crucifícame”.

Después de esto Christina atestiguó la presencia de muchos demonios encolerizados.

Al día siguiente, Jesús le informó que a través de su sufrimiento, cinco mil almas fueron salvadas del borde del Infierno.

Esas almas estaban aún en vida, Jesús le explicó.

Y cuando Christina le preguntó; “¿Y si vuelven a su vida pecadora?

Jesús le respondió:

“Los he tocado de forma tal que se salvarán. 

Christina dice que aquellos que van al Infierno eligen su destino.

“Según lo entiendo yo, tiene que ver con la libre voluntad y el pecado” dice Christina.“Ustedes saben, algunas personas NO están conscientes que están cometiendo pecado.

Ahí es donde los pastores de la Iglesia tienen que intervenir.

Tienen que hacer que la gente se percate de la realidad del Pecado.

Demasiada gente NO reconoce la existencia del pecado. Pero Dios es misericordia y está lleno de amor, así que alguien que NO está consciente del pecado puede pasar por grandes sufrimientos para concientizarse. Esto es como una purificación.

Dios desea la salvación de todos pero eso depende por completo de nosotros, acercarnos y buscar la mano auxiliadora de Dios, y si lo hacemos, estaremos a salvo.

Pero, hay algunos que saben que están haciendo mal y de todas formas no tienen intención alguna de cambiar.

Estas gentes pueden desear todo lo mundano por encima de Dios: poder, lujos y saben que está mal.

Conscientemente se percatan de ello y saben que están sirviendo al Demonio.

El es el Príncipe o el rey de este mundo. Este mundo es su reino.

Ahora me percato de qué forma nos tienta la carne. La carne es débil. Debemos volver a Dios y suplicar por su gracia mediante la oración y los sacramentos.

Debemos disminuirnos y permitir que el Espíritu de Dios crezca en nosotros. La oración, ayuno y todo lo que podamos ofrecer, es lo que Dios nos pide que hagamos.

Dios nos da su fuerza a través de Su gracia, mediante la oración y mediante los sacramentos.

Así que cuando el hombre intencionalmente se aleja de Dios y NO quiere reconocerlo, debe comprender claramente que el camino que lleva es el camino que conduce al Infierno.

Así pues, el hombre elige por sí mismo el Infierno por sus acciones“

Después de la aterradora escena del Infierno, Nuestra Madre Bendita informó a Christina:

“Hija mía, no tengas miedo de aquellos del mundo. Pon todo lo mundano bajo tus pies, y trabaja solamente por la salvación.

La purificación está próxima. Muchos se perderán por los pecados del mundo y los pecados de la carne Tú, hija mía, debes hacer reparación por aquellos que blasfeman contra mi Hijo. El sucesor de Pedro Mi hijo está rodeado por muchos cuyos corazones están llenos de Odio y Celos…