Archivos de etiquetas: rebeldía y soberbia

EL PECADO, PECADO ES


“Lo que está mal, ESTÁ MAL, aunque lo haga todo el mundo. Lo que está bien, ESTÁ BIEN, aunque no lo haga nadie.” Papa san Pío X

La Verdadera Historia de Cómo el Movimiento Homosexual se hace Prevalente

Esta es la historia de lo que sucedió en EE.UU., y que marcó el camino para el desarrollo occidental de la estrategia gay.

Los grandes cambios sociales y culturales no suceden espontáneamente.

Sino que son consecuencia de situaciones y marcos filosóficos que vienen operando desde hace tiempo.

Hasta que en un momento histórico se despliegan políticamente y comienzan a prevalecer.

Y esto no tiene nada que ver con la justicia de sus causas.

Esta es la historia que sucedió en EE.UU. y que marcó el camino para el desarrollo occidental de la estrategia gay.

En alianza con sectores progresistas y reingenieros de la moral.

Robert Reilly ha escrito un libro muy lúcido y documentado acerca de una época de rápida transición. Él ha dicho una parte de lo que pasó y una buena parte de por qué, pero siguen habiendo preguntas.

‍Las ideas de Rousseau han estado circulando desde hace 200 años.

¿Cómo es que de repente ganaron?

EL DEBATE SOBRE LO QUE ES NATURAL Y NO ES NATURAL

Reilly explica que el debate se centra en la cuestión de lo que es natural y no lo es. Y cómo distinguir entre el bien y el mal.

‍Él describe cómo los griegos se enamoraron de la realidad al descubrir la naturaleza y que el propósito de las cosas era cognoscible e inmutable, incluso al capricho de los dioses.

Jean-Jacques Rousseau cambió la noción de naturaleza de Aristóteles en su cabeza.

Aristóteles decía que la Naturaleza define no sólo lo que el hombre es sino lo que debería ser.

Rousseau respondió que la naturaleza no es un fin, sino un principio: el fin del hombre es su comienzo o como Allan Bloom expresó:

Rousseau tenía un odio particular para la mayor limitante de las instituciones, la familia, él consideraba que era una construcción artificial.

Hizo un llamamiento para la educación de los niños, en que se tomaran de la familia y fueran dados al Estado.

Como Reilly dice:

Una vez que la sociedad se atomiza, una vez que la familia deja de interponerse entre el individuo y el Estado, el Estado es libre para transformar al individuo aislado a la fuerza.

Y sucede en cualquier versión de “hombre nuevo”, que los visionarios revolucionarios defiendan”.

Todo esto es para mostrar cómo el propósito del sexo se vio socavado por primera vez por un debilitamiento de la filosofía y la comprensión de la naturaleza.

‍Como Reilly dice,

Como se ha visto a través de la influencia de Rousseau, el caso de la homosexualidad es una vulgarización de un anarquismo filosófico que niega la existencia de la naturaleza teleológica.

Y por lo tanto la capacidad de discriminar entre el uso y el abuso de las cosas.

LA RACIONALIZACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL PECADO

Pero la vieja naturaleza es algo muy poderoso, y la naturaleza ligada a la conciencia es prácticamente irrefutable.

Sin duda irrefutable sin justificaciones y racionalizaciones.

Por eso Aristóteles escribió:

Los hombres comienzan cambios revolucionarios por razones relacionadas con su vida privada.

Una cosa que se nota en los debates de los HSH es cómo inmediatamente se convierte en personal y esto es precisamente porque es muy personal.

Reilly dice que la voz insistente de la conciencia debe ser amortiguada a favor del pecado persistente.

El pecador hace esto a través de la justificación interna y la racionalización y la insistencia, de que se acepte el pecado e incluso sea celebrado por la sociedad en general.

Reilly nos dice:

Las racionalizaciones para el mal comportamiento moral operan así. Cualquier persona que opta por un acto malo debe presentárselo a sí mismo como bueno; de lo contrario, como enseña Aristóteles, sería incapaz de elegirlo.

Cuando racionalizamos, nos convencemos de que los deseos prohibidos hasta ahora son permisibles.

En resumen, podemos afirmar que lo malo es bueno.

¿Y que hay del fracaso de la moral habitual? La conciencia debe ser “borrada”.

Esto lo vemos en las afirmaciones de que el aborto es un bien positivo.

Y matar a los enfermos de edad avanzada es bueno para ellos y para la sociedad.

¿Pero cómo marchó el movimiento homosexual?

LA MARCHA GAY SOBRE LAS INSTITUCIONES

Reilly muestra cómo la aceptación de la sodomía está ligada al caos sexual más grande en la sociedad.‍

¿Cómo puede un adicto a la pornografía, que ve regularmente actos sexuales explícitos de todo tipo, objetar en alguna forma la conducta homosexual entre dos hombres que supuestamente se aman y se supone que quieren un compromiso de por vida en el matrimonio?

Voy a aceptar tu proclividad si aceptas la mía. Como un acto moral, la sodomía debe ser normativa.

Si se trata de normativa, se debe enseñar en nuestras escuelas como una norma. Si se trata de una norma, se debe cumplir.

De hecho, la homosexualidad debe ser solemne: los homosexuales activos deberían ser ordenados como sacerdotes y obispos.

La sodomía debe sacramentada.

Y hacia eso estamos yendo ¿o no?

‍La mayor parte del libro de Reilly describe con gran detalle cómo el ethos HSH (hombres que tienen sexo con hombres) marchó a través de las instituciones: la ciencia, la crianza de los hijos, la educación, los Boy Scouts, los militares, e incluso la política exterior de EE.UU.

‍Él escribe:

“Hay dos concepciones radicalmente diferentes de la ciencia – una que es científica y una que no lo es.”

Una tiene que ver con la realidad. La otra que busca una falsa realidad.

‍La ciencia no científica, es un esfuerzo no tanto para entender lo que existe y cómo llevarlo a cabo, sino para ganar poder y fundamentalmente hacer transformaciones.

El hombre se convierte en el último maestro a través del ejercicio de su voluntad por el instrumento de la ciencia. Que hace nuevas todas las cosas de acuerdo a sus deseos.

¿Cómo el movimiento homosexual fue ‘doblándole el brazo’ a las instituciones?

LA OFENSIVA GAY SOBRE LOS PSIQUIATRAS

Él mira la campaña política dentro de la comunidad científica, que no buscaban la verdad, sino avanzar en la causa.

La eliminación de la homosexualidad como una enfermedad en el Manual de Diagnóstico y Estadístico (DSM) de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) fue esencial para la aceptación de los HSH.

El conocido activista Frank Kameny dijo:

Siento que todo el movimiento homófilo va a estar de pie o caer sobre la cuestión de si la homosexualidad es una enfermedad, y sobre nuestra toma de posición firme en esto.

Reilly postula:

Uno podría suponer que esto requeriría primero la exploración científica de la evidencia. Sólo después podría concluirse sobre si la homosexualidad es un problema psicológico.

Esto no es lo que pasó.

Lo qué sucedió fue una campaña política, que incluyó la invasión de reuniones, conspiraciones clandestinas y amenazas. Reilly cita al activista Donn Teal:

El 14 de mayo de 1970, los psiquiatras se convirtieron en presa.

Se produjo una invasión por la coalición de los “gay” y mujeres liberacionistas interrumpiendo la convención nacional de la Asociación Americana de Psiquiatría en San Francisco… para protestar por la lectura de un documento sobre la terapia de aversión”.

Los activistas invadieron muchas de esas reuniones. Pero ¿Por qué los miembros de la APA cedieron a esta presión, sobre todo porque no había base científica para justificar el cambio de clasificación?

Reilly pregunta.

La respuesta es que muchos de los psiquiatras eran ellos mismos hombres que tenían relaciones sexuales con hombres y estuvieron, por tanto, “fuertemente dedicados a la racionalización, por razones de su vida personal.”

El Presidente electo de la APA en 1973 fue el Dr. John P. Spiegel que era en el momento un hombre gay oculto.

De acuerdo con la nieta de Spiegal, Alix, ahora periodista de la Radio Pública Nacional, su abuelo comenzó a reunirse a escondidas en su despacho con un grupo de psiquiatras jóvenes.

‍Algunos de ellos ocultos por necesidad, porque la homosexualidad no estaba permitida dentro de la profesión. Y que estaban interesados en el mismo tipo de cambio como los agitadores externos.

En un programa de radio Alix Spiegel cuenta la historia de la noche de la convención anual de la APA en Honolulu cuando todo cambió.

‍El hombre clave para el cambio fue el Dr. Robert Spitzer, jefe del comité de nomenclatura de la APA.

Ron Gold, un miembro de la Alianza Activista Gay, había intimidado a Spitzer.

‍Spitzer le dijo que dudaba que hubiera algunos psiquiatras homosexuales.

Esto es lo que sucedió.

Había una reunión esa noche de la insurgencia psiquiátrica gay llamado GayPA, en el llamativo bar Tiki e invitó a Spitzer.

‍Spitzer se sorprendió al ver quienes estaban allí:

el jefe de la Asociación de Análisis Transaccional y el tipo que entregaba todo el dinero de formación en los Estados Unidos, y jefes de varios departamentos de psiquiatría de prestigio en varias universidades estaban todos allí.”

Un auténtico quién es quién de los poderosos colegas de Spitzer. ‍La presencia de Spitzer enervó a los hombres de GayPA y trataron de sacarlo pero Gold insistió en que a Spitzer se le permitiera quedarse.

Y entonces algo notable ocurrió. Un joven entró en el bar y reconoció a Spitzer a Gold y a la cabeza de GayPA.

Él era un psiquiatra del ejército que había oído hablar de Gold y fue inspirado para visitar un bar gay por primera vez.

Él se sintió tan conmovido al ver la aceptación obvia de la homosexualidad por la élite psiquiátrica, que se derrumbó en lágrimas.

Esa noche en el llamativo bar gay, Robert Spitzer se sentó y cambió las 81 palabras ofensivas en el DSM. Tal es la ciencia, hecha en la era de la no-ciencia.

¿QUÉ TAN RÁPIDO SUCEDIÓ TODO ESTO?

Hace cincuenta años, Frank Kameny fue arrestado en el parque Lafayette, entonces un notorio lugar de citas homosexuales frente a la Casa Blanca.

Kameny perdió su trabajo en el gobierno, demandó y perdió incluso en la Corte Suprema, pero en el proceso se convirtió en un icono gay.

En 2008 este héroe del movimiento gay escribió una carta pública en la que dijo:

“Vamos a tener un mayor y mejor disfrute de más y mejores perversiones sexuales, cualquiera que sea la definición, por más y más adultos que consienten…

Si el bestialismo con animales con consentimiento proporciona felicidad a algunas personas, déjenlos procurar su felicidad.

Este es el americanismo en acción”.

En 2009 Barack Obama dio a Frank Kameny un premio en la Casa Blanca.

La casa de Kameny en Washington DC aparece actualmente en el Registro Nacional de Lugares Históricos y sus papeles se encuentran archivados en la Biblioteca del Congreso.

Y aún, hay fotografías de Kameny como orador principal en las reuniones de la Asociación de Amor Hombre/Niño de América del Norte.

‍Nada de esto tiene sentido.

‍En sólo 50 años.

Pero es sólo una parte de la historia, la otra es el desarrollo político de esta pulsión sexual.

LAS SEIS ESTRATEGIAS

Cualquiera que esté preocupado por la influencia de la agenda homosexual en la remodelación de los valores tradicionales debe estar íntimamente familiarizado con las tácticas principales que comúnmente emplean los homófilos.

Las estrategas homófilas son muy hábiles para manipular a la opinión pública con un arsenal de seis tácticas que se basan en engaños y verdades a medias:

-Explotar su status de “víctima”;

-Utilizar los medios de comunicación afines;

-Confundir y neutralizar a las iglesias;

-La calumnia y el estereotipo a los cristianos;

-Ocultar su verdadera naturaleza, y

-La intimidación.

Una de las razones por las que estas tácticas han funcionado tan bien es que los activistas homófilos han tenido éxito en la comercialización de una imagen inofensiva y amable de su movimiento.

Han adormecido a las personas haciendo pensar que la sociedad en general no se ve afectada por su programa social radical.

Estrategas homosexuales, en muchos casos, bajo el tono en su retórica extrema, han envuelto su programa en un lenguaje suave.

Con el tiempo, sin embargo, estos han comenzado a pensar a los otros como “homófobos” o “enemigos” si se oponen a cualquier aspecto de la agenda de los derechos homosexuales.

O increíblemente, aún cuando sólo se los pregunten en sus propias mentes.

LA EXPLICITACIÓN DE LA ESTRATEGIA

Los generales y los abogados a menudo desean que sus adversarios escriban un libro.

Curiosamente, los líderes del movimiento de los “derechos de los homosexuales” hicieron exactamente eso.

Marshall Kirk y Hunter Madsen claramente establecieron este programa en las órdenes de marcha del movimiento, After the Ball: How America Will Conquer Its Fear & Hatred of Gays in the 90s.

Este libro es un absoluto tesoro de información para las personas favor de la familia, que participan activamente en contra de la agenda de los derechos homosexuales.

Con mucho, la táctica homófila más popular es la afirmación de la condición de víctima, que es un muy potente, casi paralizante

‍El arma que les da una clara ventaja en la escena pública.

Kirk y Madsen resumen la eficacia potente de la condición de víctima:

En toda campaña para ganarse al público, los gays deben ser presentados como víctimas que necesitan protección para que la balanza se incline por reflejo a adoptar el papel de protector…

El propósito de la imagen de víctimas es hacer sentir muy incómodo al interlocutor.

Es decir, tocar con la vergüenza el orgullo farisaico que normalmente acompañan y recompensan la beligerancia anti-gay.

Y sentar las bases para el proceso de conversión, ayudando a identificarse con los gays y simpatizar con su condición de desvalidos…

El público debería estar convencido de que los gays son víctimas de las circunstancias, que no pudieron elegir la orientación sexual que ellos hicieron, como por ejemplo, su altura, color de la piel, las aptitudes, o las limitaciones…

Los gays deben ser presentados como víctimas del prejuicio.

¿Te suena familiar?

Lo es si uno presta atención a la cobertura de los medios dominantes sobre estos temas polémicos, como ellos juegan afuera de la ley y la sociedad.

Sin embargo, la situación de víctima requiere una historia que la respalde.

ESCLARECIENDO LOS CRÍMENES DE ODIO

Tal vez el lamento más común del homófilo gira en torno a la supuesta “ola crímenes de odio anti-gay”.

Un análisis de las estadísticas del FBI sobre los crímenes de odio cometidos contra los homosexuales durante el período 2000-2008 muestra que la probabilidad de cualquier persona homosexual, de ser víctima de un crimen de odio durante el período de su vida entera es un poco más del uno por ciento.

Curiosamente, “los gays” son más propensos a cometer crímenes de odio contra los “heterosexuales” que al revés.

Según el FBI, hay 3.98 crímenes de odio cometidos por cada millón al año de heterosexuales contra los homosexuales.

Y hay 4.44 crímenes de odio cometidos por cada millón de homosexuales contra los heterosexuales al año.

La violencia contra los homosexuales se difunde en toda la prensa, pero es interesante observar que la gran mayoría de la violencia “anti-gay” es cometida por otros “gays”.

‍La Coalición Nacional de Programas Contra la Violencia (NCAVP) es el recopilador principal de la violencia contra “gays” en los Estados Unidos.

Según las estadísticas del NCAVP sobre la violencia contra los “gay”, el 83 por ciento de todos los actos de violencia cometidos en contra de “los gays” se lleva a cabo por otros “gays” en situaciones domésticas.

Esto ni siquiera se cuenta como actos de violencia “gay-sobre-gay” cometidos fuera del hogar.

LA BAJA TOLERANCIA AL CUESTIONAMIENTO DE LAS UNIVERSIDADES

Esta confusión es ahora dominante en la sociedad, y el cuestionamiento de la agenda simplemente no es tolerada – especialmente entre los jóvenes de Estados Unidos.

Por ejemplo, la noción clásica de que las universidades deben ser “espacios para el libre intercambio de ideas” ha sido desechada por completo en los Estados Unidos.

Más de tres cuartas partes de los colegios y universidades de EE.UU. ahora poseen códigos de conducta que prohíben el comportamiento y el discurso sobre lo que llaman “homofobia.”‍

El peligro que representan estos códigos a la libertad académica supera con creces su utilidad.

Esto ya ha sido ampliamente demostrado, ya que muchos colegios han castigado severamente a estudiantes por el mero deseo de debatir el tema de la homosexualidad.

‍El aplastamiento de las opiniones discrepantes sobre la homosexualidad en el aula ha estado ocurriendo por décadas.

En 1991, un estudiante de la Universidad de Michigan anunció su intención de establecer un programa de asesoramiento para ayudar a los homosexuales a abandonar su estilo de vida.

‍Él fue arrastrado ante un panel de administradores de la universidad, que por unanimidad, lo encontró culpable de “acoso sexual”, y fue expulsado de la universidad.

En el 2000, la Asociación de estudiantes de la Universidad Tufts votó oficialmente “dar de baja” a la Fraternidad Cristiana ( TCF) de la Tufts por tener en cuenta, a efectos de seleccionar a los líderes, las creencias de los miembros cuyos puntos de vista de la Escritura y la homosexualidad fueran como la suya.

El TCF fue despojado de la financiación, no se les permitió utilizar el nombre de Tufts, no se le permitió reunirse en cualquier habitación que requiera una reserva.

Y no se permitió hacer publicidad o anunciar cualquiera de sus eventos o reuniones.

En 2011, un estudiante de Fort Worth, Texas High School fue suspendido de la escuela por decir:

“Soy cristiano, y no creo que ser gay sea correcto”, durante una discusión en clase.

Y LOS MAESTROS NO LA TIENEN MÁS FÁCIL

En 2010 un profesor de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign, fue acusado de “incitación al odio” y relevado de sus obligaciones docentes por la enseñanza de la doctrina católica sobre la homosexualidad en su clase Introducción al Catolicismo.‍

El profesor de ciencias políticas Jean Betheke Elshtain, además de destacar los peligros presentados por los códigos contra el racismo, también señala las dificultades asociadas con todos los códigos punitivos de esta naturaleza:

“Mi impresión es que, en el largo plazo, el resultado de tales esfuerzos [los códigos de discurso de la universidad] no serán purificados, libres de racismo, de la conciencia colectiva de los estudiantes.

Sino que habrá una acumulación de resentimiento latente que ha sido etiquetada como racista, incluso si uno nunca ha cometido un acto racista o lanzado un insulto racista“.

LOS DERECHOS BÁSICOS DE LOS DEMÁS

Nadie pretende de negar a los homosexuales sus derechos humanos básicos, que son los mismos derechos básicos que todos tenemos como hijos e hijas de Dios.

Sin embargo, ha llegado al punto donde tenemos que luchar para preservar nuestros derechos básicos propios.

Los derechos a la libertad de expresión, religión, de reunión, y enseñar a nuestros hijos nuestros propios valores.

Con el fin de proteger a nuestras familias e instituciones propias.

Aquellos que promueven la homosexualidad por la fuerza están desgarrando cada vez más los derechos de los cristianos, y la situación se está deteriorando rápidamente.

‍¿Quién podría haber imaginado tan sólo hace unos años que las empresas iban a despedir a las personas por escribir artículos pro-familia en su propio tiempo?

¿O que los dueños de negocios fueran demandados por negarse a participar en ceremonias de uniones homosexuales?

UN CAPÍTULO PARA LA IGLESIA

Y un capítulo aparte es lo que está sucediendo en el cristianismo y en el catolicismo.‍

Entre los protestantes y evangélicos se ve que son cada vez más congregaciones que se deciden por aceptar los ‘matrimonios’ homosexuales, especialmente en EE.UU.

‍Y en el caso del catolicismo se nota una escalada desde adentro.

En primer lugar, hemos presenciado en el Sínodo de Obispos sobre la Familia en octubre de 2014 la maniobra de parte de algunos obispos y cardenales para celebrar la homosexualidad.

‍Con un alcance mayor que la mera aceptación y amor que todo cristiano debe tener por la persona de un homosexual, porque se destacaban los valores de las parejas homosexuales.

Pero lo más preocupante es que el famoso “quién soy yo para juzgar” se está convirtiendo en varias parroquias, o sea a nivel pastoral, en que aceptemos no solo a los homosexuales sino a su estilo de vida como legítimo al cristianismo.

Y esto viene asociado también a un movimiento de católicos homosexuales que se declaran célibes.

‍Pero que a la vez se declaran homosexuales y celebran la relación homosexual como cristianamente válida, aunque célibes.

Fuente: Foros de la Virgen María

N272 UN VIAJE INESPERADO 3


“BIENVENIDOS A LA ESCUELA CIBERNÉTICA DEL ESPÍRITU SANTO”

Acostumbrados como estamos a la Presencia de nuestro ABBA, recibimos con infinito agradecimiento la asistencia del Cielo entero, con nuestro sublime RECTOR MAGNIFICUS: EL ESPÍRITU SANTO y su cuerpo de catedráticos celestiales que confoman las autoridades docentes en nuestras aulas.

Así que aquí el Magisterio Celestial será el protagonista de nuestra instrucción religiosa…

Para comprender mejor la estructura del Reino de Dios, abriremos una nueva Página llamada “VIVIR MURIENDO” cuyas publicaciones llevarán la Letra “M” y ésta es la Introducción.

Porque iniciaremos nuestro viaje por el PURGATORIO, con una parada que nos está llevando directo al inicio de la Historia de la Iglesia y veremos cómo los primeros cristianos recibían la instrucción básica en su catecumenado, antes de solicitar voluntaria y libremente su Bautismo y lo que éste significaba.  

Este post es una reproducción del capítulo titulado LA PRUEBA 1 y que pertenece a nuestra página ENFRENTANDO A NERÓN.

Recordemos que la ‘Puerta del Cielo’ era la academia cristiana situada en la domus que Séneca había donado a la Iglesia para que fueran evangelizados los romanos.

En la Puerta del Cielo, en el recinto de las vírgenes; están todas reunidas en uno de los jardines, cuando llegan a avisar a Celina, que hay un mensajero de su casa esperándola en el atrium.

Ella se levanta un tanto intrigada y dice a sus amigas:

–           Enseguida regreso. Voy a ver qué sucede.

Cuando llega al atrium, la saluda un hombre de mediana edad y que la saluda amorosamente:

–          La paz sea contigo amita. Eladio me mandó con esta carta para ti. Espero por la  respuesta.

Celina toma la tablilla y dice:

–           La paz sea contigo, Raymundo. Gracias. -muy sonriente agrega- Cuando Recordarás que ya no soy tu ama. Tú eres mi hermano. Hace quince años que eres libre.

Raymundo le contesta:

–           Tú siempre serás mi amita por el amor.

Celina sonríe y mueve la cabeza. Luego rompe el sello y lee:

Eladio a Celina:

La paz sea contigo, mi niña.

Ha venido varias veces a buscarte, el noble Narciso Haloto. Y ayer uno de los jardineros del Palatino, escuchó una conversación cuando estaba trabajando. El ministro de Nerón, estaba con su liberto de confianza y le estuvo dando instrucciones.

Y de esta manera fue como se enteró del siniestro complot con el que pretende raptarte, para obligarte a que te cases con su hijo. Creyó oportuno avisarme, porque también él sabe que eres una virgen consagrada. Te lo ruego: Durante un buen tiempo no regreses, ni vayas a ningún lugar donde él pueda encontrarte.

Por lo que cuentan sus esclavos, sabemos que es un hombre infame y muy cruel.  Solo a Raymundo con quién te envío esta carta, dile en donde podré encontrarte para enviarte noticias.

Cuídate mucho. Que el poder del Altísimo te siga protegiendo. Adiós.

alex-celina

Celina se queda pensativa… Recuerda todo el trabajo que tienen y dice a Raymundo:

–           Dile que me quedaré aquí. Vete en paz hermano.

El hombre se retira y ella regresa nuevamente al jardín.

Diana al verla llegar, le pregunta:

–           ¿Qué pasó?

Celina les lee la carta…

Ariadna dice:

–           Te quedarás aquí.

Diana apoya:

–           También yo me quedaré contigo.

Celina sonríe con dulzura, como si ningún peligro la amenazara. La conversación se generaliza. Y todas vuelven a su tema preferido: JESÚS.

Mientras tanto en otro jardín de la misma mansión, sentados en una banca de mármol junto al estanque, Leonardo conversa con Sofía.

Sus grandes y expresivos ojos son muy diferentes… Reflejan una dulzura y veneración que antes no existían.

Tomando las manos de Sofía, las lleva a los labios, las besa. La mira conmovido y agradecido…

Luego le suplica:

–           Sofía… Amor mío.  Por favor ¡Perdóname! Ahora comprendo. Quiero que tu Dios, sea mi Dios.

Enséñame a amarlo como lo amas tú. Enséñame a conocerlo, como lo conoces tú. Enséñame sobre todo, a adorarlo y a servirlo como lo haces tú. Yo quiero ser cristiano, como tú.

ENAMORADOS dantea-thisbe

La sonrisa de Sofía se vuelve luminosa y tomándolo de la mano, se levanta y lo lleva hasta el Lararium.

Allí está la enorme cruz desnuda, con el sudario que pende de uno a otro de sus brazos.

Hay un cirio encendido a cada lado. Y hermosos jarrones llenos de lirios y azucenas.

Al frente, una balaustrada de mármol sirve como reclinatorio para arrodillarse.

Sobre el arco superior, están grabadas estas palabras:

DIOS ES AMOR’ 

Bajo el arco de la pared izquierda, hay un letrero tanto en griego como en latín:

‘EN ESTA CASA APRENDERAS A CONOCERLO, A AMARLO, A ADORARLO Y A SERVIRLO.’

cruz-de-madera-resucito

Bajo el arco de la pared derecha, igual se lee:

‘Para ser un verdadero hijo de Dios, aprende esta ciencia:

VIVIR MURIENDO

Y      

MORIR AMANDO

Cuando la domines, alcanzarás la Gloria.

Después de meditar un largo rato en estas palabras, los dos se dirigen a un amplio salón, donde está reunido un grupo de más de doscientas personas.

Leonardo se sienta en un banco junto a la pared de mármol gris.

Y la armoniosa voz de Sofía proclama las palabras de la Segunda Lección para los nuevos cristianos:

LA PRUEBA I

Cuando Dios creó a su Arcángel Predilecto, el Cielo entero enmudeció de admiración. Dios quiso a su lado a este maravilloso arcángel, cuando realizó la Creación del Universo.

El más bello de todos los ángeles, espíritu perfecto inferior solamente a Dios, fue llenado de dones: segundo en belleza de todo cuanto existe, una inteligencia privilegiada y poder.

Fue puesto al mando de la tercera parte de los Ejércitos Celestiales. Dirigía los coros angélicos. Y como intermediario entre Dios y los hombres, le fue dado el título de Dominador de las Naciones.

En las misiones destinadas a los hombres, él hubiera sido el ejecutor del querer divino y por eso se llamó:

LUCIFER = PORTADOR DE LA LUZ.

En los ángeles también hay Libertad de Arbitrio. En el orden perfecto del Universo, Lucifer abusó de su libertad. En su ser luminoso nació un vapor de soberbia, que él no dispersó:

Al verse en Dios. Al verse a sí mismo y compararse con sus compañeros, porque Dios le envolvía con su Luz y se gozaba en el esplendor de su arcángel.

Y porque los ángeles le veneraban como el espejo más acabado de Dios, se maravilló. Debía admirar solamente a Dios.

Más en todas las criaturas, se encuentran presentes todas las fuerzas buenas y malas que luchan entre sí, hasta que una de las dos partes vence para proporcionar bien o mal,

del mismo modo que en la atmósfera se encuentran todos los elementos gaseosos por ser necesarios y es la manera de usarlos la que determina que sean buenos o nocivosLucifer no era santo hasta el punto de ser todo amor. La medida del amor, Lucifer no quiso completarla y no rechazó la complacencia de sí mismo, que ocupaba en él un espacio en el que no podía haber amor.

De haber sido todo amor, no habría habido sitio en él para la soberbia, a la que también es justo llamar: desorden del entendimiento. Vapor de soberbia que él no dispersó.

Al contrario: lo condensó y lo cobijó. Y de esta incubación, nació el Mal.

Lucifer desarrolló la soberbia, la cultivó, la aumentó e hizo de ella, arma y seducción.

Dios había creado a un ministro glorioso y bellísimo. Y la libre voluntad del ángel creó a

SATANAS   =   ADVERSARIO.

La soberbia es la palanca que derriba los espíritus y los arranca de Dios. Lucifer quiso más de lo que era y de lo que tenía.

Él, que ya era tanto; quiso todo.

Y ésta fue la brecha por donde entró ruinosa, su depravación.

Siendo ella la causa de que no pudiera comprender ni aceptar al CRISTO-AMOR, compendio del Infinito, Único y Trino Amor.

Y se negó a servir.

Al conocer las futuras maravillas de Dios, quiso ponerse él en su lugar.

Con su mente turbada se vio a sí mismo al frente de los hombres futuros, adorado por ellos como poder supremo.

Y conociendo el secreto de Dios y sus designios, decidió que él podía terminar lo que Dios había comenzado y apoderarse del Reino que sería la Herencia de Jesús.

Sedujo a los menos reflexivos de entre sus compañeros, distrayéndolos de la contemplación de Dios como Suprema Belleza.

Y se rebeló contra Dios.

Los demás ángeles que estaban bajo su mando y que fueron débiles en el amor y la fidelidad hacia Dios, también se rebelaron.

Y así quedó orquestado el primer Golpe de Estado de la Historia.

Así se consumó, el PECADO DE LOS ÁNGELES.

Y partir de ese momento, fue su nombre: SATÁN.

Nombre dado por Dios, al Adversario. Al Enemigo Implacable en que se convirtió, el que fuera el más grande de todos los ángeles.

Y una Gran Batalla estalló en el Cielo. Batalla de inteligencia y de voluntad, combatida en la Presencia de Dios

y que determinó para la Eternidad, el futuro destino de los ángeles y de los hombres.

Fue un hecho histórico de importancia primaria, que incluyó Cielo y Tierra, pues la Historia de la Humanidad está atada y condicionada, a este acontecimiento.

Y Lucifer y los demás soberbios y desobedientes, fueron arrojados para siempre del Paraíso Celestial, por San Miguel Arcángel y sus ángeles.

Cuando los derrotados fueron castigados, Dios los congeló en su rebeldía y les quitó la capacidad de amar, (Dios se retiró de ellos para siempre) pero NO la necesidad de ser amados.

Y ésta se convirtió en IRA. El amor y la belleza, (atributos de Dios) les fueron quitados y de esta forma quedaron convertidos en demonios horrorosos.

El gran amor que los animaba se convirtió en Odio y fueron precipitados en el Infierno para ser devorados por la concupiscencia del espíritu… 

EN EL FUEGO DEL RIGOR DE DIOS

“Y creó Dios al hombre a su Imagen. A Imagen de Dios lo creó. Macho y hembra los creó. Dios los bendijo diciéndoles: ‘Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la Tierra y sométanla.” (Génesis 1, 28)

Dios no les prohibió a los hombres amarse. Solo que Él deseaba que su amor fuera perfecto y sin el desorden perjudicial de las pasiones desordenadas.

El uno y la otra se complementaban a la perfección. Y fueron hechos para amarse. La perfección es amor. El amor es armonía.

La armonía es orden. No hay armonía en donde es turbado el orden. No hay amor en donde es turbada la armonía. No hay perfección en donde falta el amor.

Así sucede en todas las cosas y las obras. En las humanas y sobretodo en las sobrenaturales.

La única limitación al inmenso poseer del hombre, fue la prohibición de coger los frutos del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.

Esto era inútil e injustificado, porque el hombre tenía ya la Ciencia que le era necesaria y en una medida superior a la establecida por Dios, no podía más que causar daño.

LA PRUEBA DE LA OBEDIENCIAEDEN-paraiso-terrenal_  Se había dado Él, Dios Mismo ¿Y prohibía mirar un fruto? Había dado al polvo la Vida, infundiéndole su hálito divino en el hombre, ¿Y prohibía de coger un fruto?

Había hecho al hombre Rey de todas las criaturas. Lo consideraba su propio hijo ¿Y prohibía comer un fruto?

Aunque este episodio pudiera parecer de una obstinación inexplicable, no es así.

El medio: el árbol y la manzana. Dos cosas pequeñas. Insignificantes si se las compara con las inmensas riquezas que Dios había concedido al hombre.

El árbol no era diferente de las otras plantas y como todo lo hecho por Dios, tenía sus frutos buenos, bellos y sabrosos. Pero era planta de Bien y Mal. Esto lo convertía según el comportamiento del hombre, no tanto por la planta, sino por la orden divina.

Obedecer es Bien. Desobedecer es Mal.

La manzana no era solo la realidad: fruto. Era también el símbolo: el símbolo del Derecho Divino y del Deber humano. Dios sabía que sobre aquel fruto andaría Satanás para tentar. Dios todo lo sabe.

El malvado Fruto era la palabra de Satanás, gustada por Eva.

El peligro de acercarse al árbol, estaba en la Desobediencia que haría que los Inocentes cayeran en la Trampa tendida por Satanás.

LA DESOBEDIENCIA

Eva fue al árbol. La curiosidad la arrastra para ver lo que había de especial en él. La imprudencia la empuja a no tener como útil la Orden Divina, puesto que Ella es fuerte y pura.

La Reina del Edén, en donde todas las cosas le obedecen y ninguna puede causarle mal.

La presunción la llevó a la ruina. La presunción es el fermento de la soberbia.

En el Árbol se encuentra al Seductor, el cual canta la Canción de la Mentira a su inexperiencia:

“¿Piensas que aquí hay algo de Mal? NO. Dios te lo prohibió porque os quiere tener como esclavos de su Poder. ¿Creéis ser reyes? No sois ni siquiera libres, como lo es la fiera.

Ella si puede amar de verdad. A ella se le ha permitido ser creadora como Dios. Ella engendrará hijos y los verá crecer y serán una familia feliz.

Pero vosotros, no. A vosotros se os ha negado esta alegría. ¿A qué fin os ha hecho macho y hembra, si debéis vivir de este modo?

¿Sois dioses y no sabéis lo que es ser dos en una sola carne, que crea una tercera y muchas más?

No creáis a las promesas de Dios de que tendréis una posteridad al ver que vuestros hijos procrean nuevas familias y dejan por ellas, padre y madre.

Os dio una apariencia engañosa de la vida: la verdadera vida consiste en conocer las leyes de la vida. Entonces seréis semejantes a dioses y podréis decir a Dios: ¡Somos tus iguales!…

Ven, acércate… Yo te enseñaré…”

Y la seducción continuó porque no había voluntad de rechazarla. Y lo que sí se quería, era conocer lo que no pertenecía al hombre.

Satanás sedujo a los hijos de Dios, con pensamientos de soberbia. Inoculó en los inocentes la sed de ser grandes de todas las grandezas: del Poder, del Saber y del Poseer.

A la ciencia pura que Dios les había dado, Satanás inoculó su malicia impura, que pronto fermentó también en la carne.

Pero antes corrompe el espíritu, haciéndolo rebelde y después el intelecto, haciéndolo astuto.

Y con todo esto lo lleva al pecado contra el Amor: la soberbia de la mente y del corazón, por el cual el hombre inocente se volvió culpable.

El tremendo pecado del ‘yo’ que quiere ser como Dios, cometido por Lucifer;

el mismo con el cual después seduce al hombre, para convertirlo al igual que él, en un Rebelde contra Dios.

Satanás robó la virginidad intelectual al hombre.

Y con su lengua serpentina acarició los miembros y los ojos de Eva, suscitando reflejos y agudezas que antes no había, porque la malicia no los había intoxicado.

Eva quiso conocer lo que de manera tan atractiva le fue presentado.

Lucifer la había seducido y ella deseó ardientemente, lo que solo Dios podía conocer sin peligro:

LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL 

Y el Árbol Prohibido fue mortal.

Porque de sus ramas pende el fruto del saber amargo que proviene de Satanás. Eva ‘vio’ y viendo quiso probar. La carne se había excitado.

Su seductor le enseñó con TEORÍA PRACTICADA Y EXPERIMENTO REALIZADO.

Y ‘comprendió’. La malicia bajó a morderle las entrañas.

Vio con nuevos ojos y oyó con nuevos oídos los instintos y las voces de los animales.

Y los anheló con loca ansiedad.

Y la Mujer se convirtió en Hembra.

Se corrompió en maldad y se volvió contra Dios con todos sus sentidos desordenados.

La Creación entera lloró amargamente la Inocencia de su Reina Profanada.

En lugar de arrepentirse y llamar al Señor, que la hubiera perdonado sin duda y le hubiera regenerado su pérdida, ella fue a seducir a su compañero.

Y con el fermento satánico en el corazón, fue a corromper a Adán y le enseñó todo lo que había aprendido.

De criatura se convirtió en creadora y al usar de este don indignamente, nada en el hombre quedó exento de Culpa…

Y todas las partes del ‘yo’ físico y moral, quedaron envenenadas con las tendencias al Mal.

Y con la voluntad cautiva para que fueran instrumentos para seguir pecando, convirtiéndolo así en esclavo de Satanás.

Eva inició sola el pecado. Lo llevó a término con su compañero.

Llegada a este nivel la carne, corrompido lo moral, degradado lo espiritual, conocieron el dolor y la muerte del espíritu privado de la Gracia y de la carne privada de la Inmortalidad.

Y por esto sobre la mujer pesa una condena mayor. Porque por ella el hombre se volvió rebelde a Dios y conoció la lujuria y la muerte.

Y es por causa de ella que el hombre ya no puede dominar sus tres reinos:

El del espíritu, porque permitió que el espíritu desobedeciese a Dios y con el pecado le dio la muerte.

El del alma, porque permitió que las pasiones lo dominaran.

Y el del cuerpo porque lo sometió a las leyes instintivas de los brutos.

A CAUSA DE LA MUJER Y POR SU GRAN PECADO 

DIOS TUVO QUE MORIR

LA REDENCIÓN NO HA TERMINADO…  

(Este es el verdadero motivo, por el cual las mujeres NO PODEMOS ser sacerdotizas y celebrar la Misa en la Iglesia católica)

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

12.- LA PRUEBA I


alex-george-lawrence-bulleid-tuttart-37

En la Puerta del Cielo, en el recinto de las vírgenes; están todas reunidas en uno de los jardines, cuando llegan a avisar a Celina, que hay un mensajero de su casa esperándola en el atrium.

Ella se levanta un tanto intrigada y dice a sus amigas:

–           Enseguida regreso. Voy a ver qué sucede.

Cuando llega al atrium, la saluda un hombre de mediana edad y que la saluda amorosamente:

–          La paz sea contigo amita. Eladio me mandó con esta carta para ti. Espero por la  respuesta.

Celina toma la tablilla y dice:

–           La paz sea contigo, Raymundo. Gracias. Cuando Recordarás que ya no soy tu ama. Tú eres mi hermano. Hace quince años que eres libre.

Raymundo le contesta:

–           Tú siempre serás mi amita por el amor.

Celina sonríe y mueve la cabeza. Luego rompe el sello y lee:

Eladio a Celina:

La paz sea contigo, mi niña.

Ha venido varias veces a buscarte, el noble Narciso Haloto. Y ayer uno de los jardineros del Palatino, escuchó una conversación cuando estaba trabajando. El ministro de Nerón, estaba con su liberto de confianza y le estuvo dando instrucciones.

Y de esta manera fue como se enteró del siniestro complot con el que pretende raptarte, para obligarte a que te cases con su hijo. Creyó oportuno avisarme, porque también él sabe que eres una virgen consagrada. Te lo ruego: Durante un buen tiempo no regreses, ni vayas a ningún lugar donde él pueda encontrarte.

Por lo que cuentan sus esclavos, sabemos que es un hombre infame y muy cruel.  Solo a Raymundo con quién te envío esta carta, dile en donde podré encontrarte para enviarte noticias.

Cuídate mucho. Que el poder del Altísimo te siga protegiendo. Adiós.

alex-celina

Celina se queda pensativa… Recuerda todo el trabajo que tienen y dice a Raymundo:

–           Dile que me quedaré aquí. Vete en paz hermano.

El hombre se retira y ella regresa nuevamente al jardín.

Diana al verla llegar, le pregunta:

–           ¿Qué pasó?

Celina les lee la carta…

Ariadna dice:

–           Te quedarás aquí.

Diana apoya:

–           También yo me quedaré contigo.

Celina sonríe con dulzura, como si ningún peligro la amenazara. La conversación se generaliza. Y todas vuelven a su tema preferido: JESÚS.

Mientras tanto en otro jardín de la misma mansión, sentados en una banca de mármol junto al estanque, Leonardo conversa con Sofía. Sus grandes y expresivos ojos son muy diferentes… Reflejan una dulzura y veneración que antes no existían. Tomando las manos de Sofía, las lleva a los labios, las besa. La mira conmovido y agradecido…

Luego le suplica:

–           Sofía… Amor mío.  Por favor ¡Perdóname! Ahora comprendo. Quiero que tu Dios, sea mi Dios. Enséñame a amarlo como lo amas tú. Enséñame a conocerlo, como lo conoces tú. Enséñame sobre todo, a adorarlo y a servirlo como lo haces tú. Yo quiero ser cristiano, como tú.

ENAMORADOS dantea-thisbe

La sonrisa de Sofía se vuelve luminosa y tomándolo de la mano, se levanta y lo lleva hasta el Lararium.

Allí está la enorme cruz desnuda, con el sudario que pende de uno a otro de sus brazos. Hay un cirio encendido a cada lado. Y hermosos jarrones llenos de lirios y azucenas. Al frente, una balaustrada de mármol sirve como reclinatorio para arrodillarse. Sobre el arco superior, están grabadas estas palabras:

DIOS ES AMOR’ 

Bajo el arco de la pared izquierda, hay un letrero tanto en griego como en latín:

‘EN ESTA CASA APRENDERAS A CONOCERLO, A AMARLO, A ADORARLO Y A SERVIRLO.’

cruz-de-madera-resucito

 

Bajo el arco de la pared derecha, igual se lee:

‘Para ser un verdadero hijo de Dios, aprende esta ciencia:

VIVIR MURIENDO

Y      

MORIR AMANDO

Cuando la domines, alcanzarás la Gloria.

Después de meditar un largo rato en estas palabras, los dos se dirigen a un amplio salón, donde está reunido un grupo de más de doscientas personas.

Leonardo se sienta en un banco junto a la pared de mármol gris.

Y la armoniosa voz de Sofía proclama las palabras de la Segunda Lección para los nuevos cristianos:

LA PRUEBA I

creador amorCuando Dios creó a su Arcángel Predilecto, el Cielo entero enmudeció de admiración. Dios quiso a su lado a este maravilloso arcángel, cuando realizó la Creación del Universo. El más bello de todos los ángeles, espíritu perfecto inferior solamente a Dios, fue llenado de dones: segundo en belleza de todo cuanto existe, una inteligencia privilegiada y poder.

Fue puesto al mando de la tercera parte de los Ejércitos Celestiales. Dirigía los coros angélicos. Y como intermediario entre Dios y los hombres, le fue dado el título de Dominador de las Naciones. En las misiones destinadas a los hombres, él hubiera sido el ejecutor del querer divino y por eso se llamó:

LUCIFER = PORTADOR DE LA LUZ.

En los ángeles también hay Libertad de Arbitrio. En el orden perfecto del Universo, Lucifer abusó de su libertad. En su ser luminoso nació un vapor de soberbia, que él no dispersó: al verse en Dios. Al verse a sí mismo y compararse con sus compañeros, porque Dios le envolvía con su Luz y se gozaba en el esplendor de su arcángel. Y porque los ángeles le veneraban como el espejo más acabado de Dios, se maravilló. Debía admirar solamente a Dios.

Más en todas las criaturas, se encuentran presentes todas las fuerzas buenas y malas que luchan entre sí, hasta que una de las dos partes vence para proporcionar bien o mal, del mismo modo que en la atmósfera se encuentran todos los elementos gaseosos por ser necesarios y es la manera de usarlos la que determina que sean buenos o nocivosLucifer no era santo hasta el punto de ser todo amor. La medida del amor, Lucifer no quiso completarla y no rechazó la complacencia de sí mismo, que ocupaba en él un espacio en el que no podía haber amor. De haber sido todo amor, no habría habido sitio en él para la soberbia, a la que también es justo llamar: desorden del entendimiento. Vapor de soberbia que él no dispersó. Al contrario: lo condensó y lo cobijó. Y de esta incubación, nació el Mal.

Lucifer desarrolló la soberbia, la cultivó, la aumentó e hizo de ella, arma y seducción. Dios había creado a un ministro glorioso y bellísimo. Y la libre voluntad del ángel creó a SATANAS   =   ADVERSARIO.

La soberbia es la palanca que derriba los espíritus y los arranca de Dios. Lucifer quiso más de lo que era y de lo que tenía. Él, que ya era tanto; quiso todo. Y ésta fue la brecha por donde entró ruinosa, su depravación. Siendo ella la causa de que no pudiera comprender ni aceptar al CRISTO-AMOR, compendio del Infinito, Único y Trino Amor.

Y se negó a servir.

Al conocer las futuras maravillas de Dios, quiso ponerse él en su lugar. Con su mente turbada se vio a sí mismo al frente de los hombres futuros, adorado por ellos como poder supremo. Y conociendo el secreto de Dios y sus designios, decidió que él podía terminar lo que Dios había comenzado y apoderarse del Reino que sería la Herencia de Jesús. Sedujo a los menos reflexivos de entre sus compañeros, distrayéndolos de la contemplación de Dios como Suprema Belleza.

Y se rebeló contra Dios.

Los demás ángeles que estaban bajo su mando y que fueron débiles en el amor y la fidelidad hacia Dios, también se rebelaron. Y así quedó orquestado el primer golpe de estado de la Historia.

Así se consumó, el PECADO DE LOS ÁNGELES.

Y partir de ese momento, fue su nombre: SATÁN.

Nombre dado por Dios, al Adversario. Al Enemigo Implacable en que se convirtió, el que fuera el más grande de todos los ángeles.

21Arcangel-MiguelY una Gran Batalla estalló en el Cielo. Batalla de inteligencia y de voluntad, combatida en la Presencia de Dios y que determinó para la Eternidad, el futuro destino de los ángeles y de los hombres. Fue un hecho histórico de importancia primaria, que incluyó Cielo y Tierra, pues la Historia de la Humanidad está atada y condicionada, a este acontecimiento.

Y Lucifer y los demás soberbios y desobedientes, fueron arrojados para siempre del Paraíso Celestial, por San Miguel Arcángel y sus ángeles. Cuando los derrotados fueron castigados, Dios los congeló en su rebeldía y les quitó la capacidad de amar, (Dios se retiró de ellos para siempre) pero NO la necesidad de ser amados. Y ésta se convirtió en IRA. El amor y la belleza, (atributos de Dios) les fueron quitados y de esta forma quedaron convertidos en demonios horrorosos.

El gran amor que los animaba se convirtió en Odio y fueron precipitados en el Infierno para ser devorados por la concupiscencia del espíritu… en el Fuego del Rigor de Dios.

“Y creó Dios al hombre a su Imagen. A Imagen de Dios lo creó. Macho y hembra los creó. Dios los bendijo diciéndoles: ‘Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la Tierra y sométanla.” (Génesis 1, 28)

Dios no les prohibió a los hombres amarse. Solo que Él deseaba que su amor fuera perfecto y sin el desorden perjudicial de las pasiones desordenadas. El uno y la otra se complementaban a la perfección. Y fueron hechos para amarse. La perfección es amor. El amor es armonía.

La armonía es orden. No hay armonía en donde es turbado el orden. No hay amor en donde es turbada la armonía. No hay perfección en donde falta el amor. Así sucede en todas las cosas y las obras. En las humanas y sobretodo en las sobrenaturales.

La única limitación al inmenso poseer del hombre, fue la prohibición de coger los frutos del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Esto era inútil e injustificado, porque el hombre tenía ya la Ciencia que le era necesaria y en una medida superior a la establecida por Dios, no podía más que causar daño.

LA PRUEBA DE LA OBEDIENCIAEDEN-paraiso-terrenal_  Se había dado Él, Dios Mismo ¿Y prohibía mirar un fruto? Había dado al polvo la Vida, infundiéndole su hálito divino en el hombre, ¿Y prohibía de coger un fruto? Había hecho al hombre Rey de todas las criaturas. Lo consideraba su propio hijo ¿Y prohibía comer un fruto?

Aunque este episodio pudiera parecer de una obstinación inexplicable, no es así.

El medio: el árbol y la manzana. Dos cosas pequeñas. Insignificantes si se las compara con las inmensas riquezas que Dios había concedido al hombre.

El árbol no era diferente de las otras plantas y como todo lo hecho por Dios, tenía sus frutos buenos, bellos y sabrosos. Pero era planta de Bien y Mal. Esto lo convertía según el comportamiento del hombre, no tanto por la planta, sino por la orden divina.

Obedecer es Bien. Desobedecer es Mal.

La manzana no era solo la realidad: fruto. Era también el símbolo: el símbolo del Derecho Divino y del Deber humano. Dios sabía que sobre aquel fruto andaría Satanás para tentar. Dios todo lo sabe.

El malvado Fruto era la palabra de Satanás, gustada por Eva. El peligro de acercarse al árbol, estaba en la Desobediencia que haría que los Inocentes cayeran en la trampa tendida por Satanás. 

LA DESOBEDIENCIA

Eva fue al árbol. La curiosidad la arrastra para ver lo que había de especial en él. La imprudencia la empuja a no tener como útil la Orden Divina, puesto que Ella es fuerte y pura. La Reina del Edén, en donde todas las cosas le obedecen y ninguna puede causarle mal.

La presunción la llevó a la ruina. La presunción es el fermento de la soberbia. En el Árbol se encuentra al Seductor, el cual canta la Canción de la Mentira a su inexperiencia:

“¿Piensas que aquí hay algo de Mal? No. Dios te lo prohibió porque os quiere tener como esclavos de su Poder. ¿Creéis ser reyes? No sois ni siquiera libres, como lo es la fiera. Ella si puede amar de verdad. A ella se le ha permitido ser creadora como Dios. Ella engendrará hijos y los verá crecer y serán una familia feliz.

Pero vosotros, no. A vosotros se os ha negado esta alegría. ¿A qué fin os ha hecho macho y hembra, si debéis vivir de este modo? ‘¿Sois dioses y no sabéis lo que es ser dos en una sola carne, que crea una tercera y muchas más? No creáis a las promesas de Dios de que tendréis una posteridad al ver que vuestros hijos procrean nuevas familias y dejan por ellas, padre y madre.

Os dio una apariencia engañosa de la vida: la verdadera vida consiste en conocer las leyes de la vida. Entonces seréis semejantes a dioses y podréis decir a Dios: ¡Somos tus iguales!… Ven, acércate… Yo te enseñaré…”

Y la seducción continuó porque no había voluntad de rechazarla. Y lo que sí se quería, era conocer lo que no pertenecía al hombre.

Satanás sedujo a los hijos de Dios, con pensamientos de soberbia. Inoculó en los inocentes la sed de ser grandes de todas las grandezas: del Poder, del Saber y del Poseer.

A la ciencia pura que Dios les había dado, Satanás inoculó su malicia impura, que pronto fermentó también en la carne. Pero antes corrompe el espíritu, haciéndolo rebelde y después el intelecto, haciéndolo astuto. Y con todo esto lo lleva al pecado contra el Amor: la soberbia de la mente y del corazón, por el cual el hombre inocente se volvió culpable.

El tremendo pecado del ‘yo’ que quiere ser como Dios, cometido por Lucifer, el mismo con el cual después seduce al hombre, para convertirlo al igual que él, en un Rebelde contra Dios.

Satanás robó la virginidad intelectual al hombre. Y con su lengua serpentina acarició los miembros y los ojos de Eva, suscitando reflejos y agudezas que antes no había, porque la malicia no los había intoxicado.

Eva quiso conocer lo que de manera tan atractiva le fue presentado. Lucifer la había seducido y ella deseó ardientemente, lo que solo Dios podía conocer sin peligro: La Ciencia del Bien y del Mal.

Y el Árbol Prohibido fue mortal. Porque de sus ramas pende el fruto del saber amargo que proviene de Satanás. Eva ‘vio’ y viendo quiso probar. La carne se había excitado. Y ‘comprendió’. La malicia bajó a morderle las entrañas.

Vio con nuevos ojos y oyó con nuevos oídos los instintos y las voces de los animales. Y los anheló con loca ansiedad. Y la Mujer se convirtió en Hembra. Se corrompió en maldad y se volvió contra Dios con todos sus sentidos desordenados.

La Creación entera lloró amargamente la Inocencia de su Reina Profanada.

En lugar de arrepentirse y llamar al Señor, que la hubiera perdonado sin duda y le hubiera regenerado su pérdida, ella fue a seducir a su compañero. Y con el fermento satánico en el corazón, fue a corromper a Adán y le enseñó todo lo que había aprendido.

De criatura se convirtió en creadora y al usar de este don indignamente, nada en el hombre quedó exento de Culpa y todas las partes del ‘yo’ físico y moral, quedaron envenenadas con las tendencias al Mal. Y con la voluntad cautiva para que fueran instrumentos para seguir pecando, convirtiéndolo así en esclavo de Satanás.

Eva inició sola el pecado. Lo llevó a término con su compañero. Llegada a este nivel la carne, corrompido lo moral, degradado lo espiritual, conocieron el dolor y la muerte del espíritu privado de la Gracia y de la carne privada de la Inmortalidad.

Y por esto sobre la mujer pesa una condena mayor. Porque por ella el hombre se volvió rebelde a Dios y conoció la lujuria y la muerte. Y es por causa de ella que el hombre ya no puede dominar sus tres reinos: el del espíritu, porque permitió que el espíritu desobedeciese a Dios y con el pecado le dio la muerte. El del alma, porque permitió que las pasiones lo dominaran. Y el del cuerpo porque lo sometió a las leyes instintivas de los brutos.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA