Archivos de etiquetas: sabiduría

246 EL DIOS DESCONOCIDO DE LA AERÓPOLIS


246 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Después de cruzar el punto peligroso…

Jesús levantando la cabeza y dirigiendo su mirada adelante, hacia una maraña de zarzas…

Y otras plantas de largas ramas lanzadas al asalto de una voluminosa barrera de cactus;

situada más atrás, con sus palas tan duras cuanto flexibles son las ramas agresoras.

Jesús pregunta:

–      ¿Qué es lo que se mueve en aquellos zarzales?

Martha se espanta:

–      ¡Oh, no!

Y gime aterrorizada: 

–      ¿Otro cocodrilo, Señor?…

Pero el crujir de frondas aumenta y tras ellas aparece un rostro humano, de mujer.

Mira. Ve a todos estos hombres.

Duda entre huir por el campo o introducirse en la agreste galería.

Vence lo primero y huye hacia la campiña con un alarido.

Todos están asombrados y se preguntan perplejos:

–      ¿Leprosa?

–      ¿Loca?

–      ¿Endemoniada?

Pero la mujer regresa corriendo, porque de Cesárea que está ya cercana, 

viene un carro romano y se encuentra acorralada.

Es una joven muy bella, a pesar de sus vestidos desgarrados y su cabellera en desorden.

La mujer se ve como un ratón sin escapatoria.

No sabe a dónde ir,

porque Jesús con los suyos están ahora junto al matorral que le servía de  refugio y no puede volver.

Y hacia el carro no quiere ir…

Tras el intenso ocaso de un maravilloso crepúsculo…  

Entre las primeras sombras del anochecer que muestran que la noche se acerca de prisa.

Todavía se ve que es joven, hermosa y con donaire…

A pesar de estar harapienta y despeinada.  

Jesús ordena con imperio: 

–      ¡Mujer!

Ven aquí!

La mujer tiende los brazos hacia Él,

suplicando:

–       ¡No me hagas daño!

–      Ven aquí.

¿Quién eres?

No te voy a hacer ningún daño 

Lo dice tan dulcemente, que logra persuadirla.  

Ella se adelanta, se inclina y cae al suelo,

diciendo:

–      Quienquiera que seas, ten piedad de mí.

Mátame pero no me entregues a mi patrón.

Soy una esclava que se escapó…

–      ¿Quién era tu amo?

¿De dónde eres?

Se ve que no eres hebrea, por tu modo de hablar y tu vestido.

–      Soy griega.

La esclava griega de…

¡Piedad!

¡Escondedme!

¡El carro está llegando!.

¡El amo se acerca!…

Todos forman un círculo entorno a la infeliz que está agazapada en el suelo.

El vestido desgarrado por las espinas,

muestra su espalda surcada por golpes, latigazos y rasguños.

Jesús le pregunta:

–     ¿Por qué has huido

El carro pasa sin que ninguno de sus ocupantes muestre interés,

por este grupo parado junto al matorral.

–      Se han ido.

Habla.

Si podemos, te ayudaremos…

Y le pone la punta de sus dedos, sobre la cabellera despeinada.

–      Soy Síntica.

Esclava griega de un noble romano, del séquito del Procónsul.

Magdalena exclama:

–     ¡Entonces eres la esclava de Valeriano!

La infeliz suplica llorando:

–     ¡Oh! ¡Piedad!

¡Piedad! No me denuncies a él…

Magdalena responde:

–     No tengas miedo.

Jamás volveré a hablar con Valeriano.

Y dice el por qué a Jesús: 

–     Lo conozco.

Es uno de los romanos más ricos y más repugnantes que hay acá.

Es tan asqueroso, como cruel.

Jesús pregunta: 

–      ¿Por qué has huido?   

Ella levanta su cabeza,

Y responde con dignidad:

–     Porque tengo un alma.

No soy una mercancía.

El me compró, es verdad.

Podrá haber comprado mi persona para que embellezca su casa;

para que le alegre las horas con leerle.

Para que le sirva, pero nada más.

La mujer siente seguridad al ver que ha encontrado a personas compasivas.  

Y continúa: 

–      No soy una mercancía.

¡El alma es mía!

No es una cosa que se compre.

Y él quería también ésta.

–     ¿Cómo tienes conocimiento del alma?

–      No soy literata, Señor.

Soy botín de guerra desde mi más tierna edad.

Pero no plebeya.

Este es ni tercer dueño y es un fauno asqueroso.

Pero en mí todavía están las palabras de nuestros filósofos.

Y sé que no somos sólo carne. hay algo inmortal encerrado en nosotros.

Algo que no podemos definir claramente,

Pero hace poco he sabido su nombre.

Un día pasó un hombre por Cesárea, hace como un año.

Haciendo prodigios y hablando mejor que Sócrates y Platón.

Mucho se ha hablado de Él, en las termas y en los triclinios.

En los banquetes y en los Pórticos Dorados;

Ensuciaron su augusto nombre,

pronunciándolo en las salas de sus inmundas orgías.

Y mi amo me mandó leer otra vez, precisamente a mí;

que ya sentía dentro de mí algo inmortal que sólo le corresponde a Dios  

Me hizo leer otra vez las obras de los filósofos;

Volví a leerlas despacio para cotejar…

Y buscar si esta cosa ignorada; 

que el hombre que había venido a Cesárea había llamado “alma”,

estaba descrita en ellas.

Y que no se compra como si fuera una mercancía, en los mercados de esclavos.

¡El me hizo leer esto!…

Y después, de estas inmersiones en la sabiduría,

¡El quería que yo le complaciese en los sentidos!

¡A mí me lo hizo leer!

¡A mí a quien quería someter a su carnalidad!

Y mientras Valeriano con otros compañeros suyos, escuchaban mi voz… 

Y entre bostezos y eructos, trataban de comprender, parangonar y discutir.

De este modo, llegué a saber que esta cosa inmortal es el alma.

Porque yo unía lo que decían, refiriendo las palabras del Desconocido; 

a las palabras de los filósofos y me las metía aquí…

Con la mano apoyada sobre su pecho señala su corazón.  

Y prosigue: 

Y con ellas me construía una dignidad cada vez más  fuerte, para rechazar su libídine…

Porque yo unía las palabras del Desconocido, a las de los filósofos y las ponía de mi parte.

Con ellas me creaba una dignidad mucho mayor, que la simple humanidad animal; 

para rechazar su pasión insensata…

Hace unos días, una noche, me pegó salvajemente, 

Y me golpeó hasta casi matarme;

porque a mordidas lo rechacé…

Al día siguiente me escapé.

Hace cinco días que vivo entre aquellos matorrales, recogiendo por la noche, moras y tunas.

Pero terminaré por ser atrapada otra vez, pues sé que anda en mi busca.

Le costé mucho dinero.

Y le agrado demasiado, para que me deje en paz. 

¡Ten piedad, te lo ruego!

Ten piedad!

Eres hebreo y ciertamente que sabes en donde se encuentra Él.

Te pido que me conduzcas a ese Desconocido que habla también a los esclavos y a los galeotes.

Y que habla del alma.

Me han dicho que es pobre.

No me importa sufrir hambre, pero quiero estar cerca de Él;

para que me instruya y me levante otra vez.

Vivir en medio de los brutos, embrutece a uno, aunque se resista a ellos.

Quiero volver a tener mi antigua dignidad moral.

Con cierta admiración y una sonrisa radiante,

Jesús dice: :

–    El Hombre.

El Desconocido que buscas, está delante de ti.

Síntica lo mira asombrada y boquiabierta;

y dice:

–      ¿Tú? ¡Oh!

¡Dios Desconocido de la Aerópolis!

¡Ave!…

Yo te saludo…

Y se postra delante de Él, besando la tierra… 

–      Aquí no puedes estar.

Estamos cerca de Cesárea.

–       ¡No me dejes, Señor!

–       No te dejaré.

Estoy pensando…

Magdalena aconseja:

–     ¡Maestro!

Nuestro carro está, sin duda, en el lugar convenido, esperándonos.

Manda a avisar.

En el carro estará segura como en nuestra casa.

Martha suplica:

–      ¡Sí, confíanosla a nosotras, Señor!

Ocupará el lugar del anciano Ismael.

La instruiremos sobre ti.

Será una mujer arrebatada al paganismo.

Jesús le pregunta:

–     ¿Quieres venir con nosotros?

–      Con cualquiera de los tuyos.

Con tal de no volver con aquel hombre.

¡Pero… pero esta mujer ha dicho que lo conoce!

¿No me traicionará?

¿No irán romanos a su casa?

¿No…?

Magdalena la interrumpe, para tranquilizarla. 

Y dice: 

–      No tengas miedo. 

A Bethania no llegan los romanos y mucho menos los de esa clase.

Las mujeres se la llevan y la visten con un manto de Susana.

Jesús ordena: 

–      Simón y Simón Pedro, id a buscar el carro.

Os esperamos aquí.

Entraremos en la ciudad después.

Un tiempo más tarde… 

Cuando el pesado carro cubierto anuncia su presencia;

con el ruido de los cascos y las ruedas.

Y con el farol oscilante colgado de su techo.

Los que esperaban se levantan del ribazo donde han cenado y bajan al camino.

El carro se para, bamboleándose, en la orilla del camino deformado.

Bajan Pedro y Simón.

Inmediatamente después, baja una mujer anciana; 

es Noemí la nodriza que corre a abrazar a la Magdalena,  

diciendo:

–      Ni siquiera un momento.

No quiero dejar pasar ni un momento sin decirte que soy feliz.

Que tu madre exulta conmigo, que eres de nuevo la rubia rosa de nuestra casa;

como cuando dormías en la cuna después de haber mamado de mi pecho.

Y la besa una y otra vez.

María llora entre sus brazos.  

Jesús dice a la nodriza: 

–      Mujer… 

Te confío a esta joven y te pido el sacrificio de esperar aquí toda la noche.

Mañana podrás ir al primer pueblo de la vía consular y esperar allí.

Nosotros iremos antes del final de la tercia. 

Ella responde: 

–      Todo sea como Tú quieras.

¡Bendito seas!

Déjame sólo darle a María los vestidos que le he traído.

Y vuelve a subir al carro, con María Santísima, María y Marta.

Cuando vuelven a salir..

La Magdalena aparece como la veremos en lo sucesivo: 

Siempre: con una túnica sencilla, un lienzo fino y grande de lino como velo. 

 Y un manto sin adornos.  

Jesús se despide diciendo: 

–      Ve tranquila, Síntica.

Mañana vendremos nosotros. Adiós.

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

229 EL APÓSTOL DE LA LUZ


229 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

El grupo va caminando por una cañada que hay entre dos colinas verdes y muy bien cultivadas, desde abajo hasta la cima. 

Van todos avanzando por frescos atajos que conducen a Nazareth.

Las abruptas laderas de las colinas galileas, de tanto como la reciente tormenta las ha lavado…

Y junto con el rocío las conserva brillantes y frescas, al contacto con el sol mañanero

Parecen creadas esa misma mañana, frenesí rutilante bajo los primeros rayos del sol.

El ambiente está tan puro y radiante; 

que pone de manifiesto hasta los más mínimos detalles, de los montes más o menos cercanos;

produciendo una  sensación de ligereza y lozanía.   

El rocío las conserva brillantes y frescas, al contacto con el sol mañanero

Todos admiran el paisaje imitando a Jesús.

Solo María Magdalena recorre con sus ojos indagadores la cresta de los montes, como si no encontrase un lugar

Así llegan al picacho de un monte.

La vista se deleita en un pedazo de lago, bellísimo en esta luz matutina.

Todos, imitando a Jesús observan con admiración.

Pero María de Mágdala pronto desvía de ese punto la mirada y busca algo en otra dirección.

Sus ojos se posan sobre las crestas montanas situadas al noroeste del lugar donde se encuentra;

pero parece que no encuentra lo que busca.  

Susana, que también va con ella,

le dice:

–     ¿Qué buscas?

Magdalena contesta:

–      Quisiera reconocer el monte, en donde encontré al Maestro.

–       Pregúntaselo.

Obviamente Magdalena se refiere al Monte de las Bienaventuranzas…

Que se encuentra entre el montón de colinas que se agrupan a lo lejos.

Martha dice:

–    ¡Oh!…

No es necesario que lo perturbes.

Mira, ahora está hablando con Judas de Keriot.

Haciendo gestos muy expresivos con la mirada,

Susana cuchichea:

–    ¡Vaya!…

 ¡Qué clase de hombre es ese!….

Y sin que agregue nada más, se entiende lo que quiere decir. 

En ese preciso momento… 

Finalmente después de un examen panorámico más minucioso, 

Magdalena se vuelve hacia sus compañeras.

Mirando hacia los lagos y el Valle del Jordán, les señala un punto específico…

Y les dice: 

–     El monte es aquel, ciertamente…

No está por este camino; pero nunca olvidaré esa mañana.

¡Estaba fascinada con Él y cegada por Satanás…

Sólo me importaba el Hombre y no respeté su Divinidad…

Había decidido conquistarlo!…Era un día como éste, con tantas flores y tanta gente…

¡Sí! Algún día te llevaré allí, Martha.  

¡Allí comenzó mi liberación!

¡Oh, Martha!

¡Y tuve la desfachatez de presentarme con un vestido muy pecaminoso!… ¡

Y con unos amigos que…!

No, no puedes sentirte ofendida por las palabras de Judas.

Mueve la cabeza, antes de agregar: 

 –     Tampoco yo puedo ofenderme…

Me las merezco.

Todo me he merecido.

En este sufrimiento está mi expiación.

Todos recuerdan…

Y todos tienen derecho a decirme la verdad.

Yo debo guardar silencio.

¡Oh, si se reflexionara antes de pecar!

Quien me ofende, ahora es mi mejor amigo, porque me ayuda a expiar.

Su hermana un tanto molesta,

replica

–    Pero eso no quita que haya faltado.

Y Martha se vuelve hacia María,

preguntando:

–     Madre,

¿De veras tu Hijo está contento con ese hombre?

La posesión demoníaca perfecta NO PUEDE reverenciar a Dios, porque Satanás lo odia y a sus instrumentos, es lo que les trasmite… Y POR ESO SON TAN CRUELES

La Virgen contesta:

–     Es necesario rogar mucho por él.

Jesús así me lo ha dicho.

Mientras tanto, el grupo ha llegado a cierto punto del trayecto;

donde el Maestro da unas instrucciones específicas… 

Juan se separa de los apóstoles, para ir a ayudar a las mujeres,

en un lugar cuyo recorrido es bastante complicado.

Está escabroso, sembrado mucho más que el sendero, de piedras lisas como esquirlas de pizarra rojiza…

Y de una hierbecilla brillante y dura…

Muy traicioneras para el pie que si no se afirma, con seguridad. 

Y se camina con mucho cuidado, las sandalias resbalan…

Y la caída no sólo sería aparatosa, sino con consecuencias indeseables.

Simón Zelote lo acompaña y los dos apóstoles acuden al rescate. 

Y las discípulas apoyándose en ellos, suben el lugar peligroso.

Simón les dice:

–    Es un poco difícil este atajo.

Pero no tiene polvo, ni hay gente.

Además, es más corto.

María da un profundo suspiro.

Y dice

–    Es fatigoso, sí…

Lo conozco, Simón.

Vine a aquel pueblito que está en mitad de la pendiente…

Y lo recorrí con mis sobrinos, cuando Jesús fue arrojado de Nazareth.

Siempre amoroso y optimista,

Juan comenta:

–     Pero desde aquí es bonito el mundo.

Allí están el Tabor y el Hermón.

Y al norte los montes de Arbela.

Y allá en el fondo el gran Hermón.

¡Qué pena que no se vea el mar como se ve desde el Tabor!

Susana pregunta:

–     ¿Has estado allí, alguna vez?

Juan contesta:

–     Sí, con el Maestro.  

Zelote agrega:

–     Juan, con su amor por el infinito… 

Nos atrajo una gran dicha, porque Jesús allá arriba, habló de Dios…

Y este jovencito, con un arrobamiento como nunca habíamos oído;

nos dio

a todos una gran lección.

Y luego, después de tanto como habíamos recibido; obtuvimos una gran conversión.

Y volviéndose hacia Magdalena, agrega:

–     Lo conocerás tú también María.

Y se fortalecerá tu espíritu aún más de lo que ya lo está.

Encontramos a un hombre endurecido de odio, afeado por los remordimientos.

Y Jesús lo transformó en una persona de la que no dudo en decir, que será un gran discípulo.

Como tú, María.

Porque, cree en la verdad de lo que te digo:

nosotros los pecadores somos más dúctiles a la acción del Bien que nos alcanza,

porque sentimos la necesidad de ser perdonados, incluso por nosotros mismos» 

Magdalena, sonriendo le dice:

–     Es verdad.

Pero eres muy bueno diciendo “nosotros los pecadores“.

Tú has sido un desdichado, no un pecador.

–     Todos lo somos.

Quién más, quién menos.

Y quien cree que lo es menos, es el más;  sujeto a serlo si es que no lo es ya.

Todos lo somos.

Pero son los pecadores más grandes que se convierten, los que saben ser absolutos en el Bien,

como lo fueron en el mal.

–     Tu consolación me conforta.

Siempre has sido un padre para con los hijos de Teófilo.

–     Y como un padre…

Exulto por teneros a los tres como amigos de Jesús.  

–     ¿Dónde encontrasteis a ese discípulo gran pecador?

Juan responde:

–     En Endor, María.

Simón quiere atribuir a mi deseo de ver el mar el mérito de tantas cosas hermosas y buenas.

Pero si Juan el anciano ha venido a Jesús no ha sido por mérito de Juan el necio;

sino por mérito de Judas de Simón… 

Termina sonriendo el hijo de Zebedeo.

Martha pregunta con incertidumbre:

–     ¿Lo convirtió él? 

–     No.

Pero quiso ir a Endor y… 

Zelote comenta:

–     Sí, para ver el antro de la maga…

Judas de Simón es un hombre muy extraño…

Hay que tomarlo como es… ¡En fin!…

Y Juan de Endor nos guió a la caverna.

Luego se quedó con nosotros.  

Y mirando a Juan, agrega:

Pero, hijo mío, el mérito es tuyo de todas formas;

porque sin tu deseo de infinito, no habríamos ido por ese camino y no le habría venido a Judas de Simón,

el deseo de ir averiguar esa extraña cosa.    

Lo que para Simón es extraño, porque es distinto; nosotros lo llamamos satanismo en nuestra actualidad.. 

Para los hebreos era idolatría pura y por lo mismo, prácticamente incomprensible;

porque sus convicciones son contrarias y aman a Dios.

Magdalena, que conoce perfectamente las prácticas religiosas de los adoradores de dioses paganos; 

por su intenso contacto de forma tan continua, tanto con romanos como con griegos:… 

Y se enteró de sus creencias y pensamiento. 

Y esto aunado a su dolorosa experiencia personal con Satanás…

la hace entender perfectamente toda la compleja situación; 

que observa con su inteligencia despierta y bastante vivaz…. 

Suspira profundamente,

y dice:  

–     Me gustaría saber lo que dijo Jesús en el Tabor…

Y también reconocer el monte en que lo vi…  

Zelote responde:

–     El monte es aquel en que ahora parece encenderse un sol, por aquel pequeño estanque; 

usado por los rebaños, porque recoge agua de manantial.

Nosotros estábamos más arriba…

Donde la cima parece abrirse cual largo bidente, que quisiera pinchar las nubes,

para llevarlas a otra parte.

Por lo que respecta al discurso de Jesús…

Creo que Juan te lo puede referir.  

Juan se ruboriza y dice:

–     ¡Simón!

¿Puede acaso un muchacho repetir las palabras de Dios?

–     Un muchacho, no.

Tú, sí. Inténtalo.

Por complacer a tus hermanas y a mí, que te quiero más.

Juan se ruboriza todavía más,

cuando empieza a repetir el discurso de Jesús.

Dijo:

“He aquí la página infinita en que las corrientes escriben la palabra “Creo”.

Pensad en el caos del Universo, antes de que el Creador quisiera ordenar los elementos;

y constituirlos en maravillosa sociedad

que dio a los hombres la Tierra y cuanto contiene.

Y al firmamento los astros y los planetas.

Todo era todavía inexistente.

No existía ni como caos informe, ni como cosa ordenada, que Dios hizo.

Hizo pues primero los elementos que son necesarios, a pesar de que alguna vez parezcan nocivos.

Pero -pensadlo siempre- ni la más diminuta gota de rocío existe, sin su razón buena de ser;

no hay insecto, por pequeño y latoso que sea, que no tenga su razón buena de ser.

Y lo mismo:

No hay monstruosa montaña que escupa fuego e incandescente lapilli de sus entrañas

que no tenga su razón buena de ser.

Y no hay ciclón que exista sin un motivo.

Y no hay – pasando de las cosas a las personas- hecho, llanto, alegría, nacimiento, muerte,

esterilidad o maternidad prolífica, larga vida matrimonial o rápida viudez;

desventura de miseria y de enfermedad, prosperidad de medios y de salud;

que no tenga su razón buena de ser;

aunque no se le presente como tal, a la miopía y soberbia humanas;

que ve o juzga con todas las cataratas y ofuscaciones propias de las cosas imperfectas.

Mas el ojo de Dios ve, el pensamiento ilimitado de Dios sabe.

El secreto para vivir exentos de estériles dudas,

que dan a la jornada terrena nerviosismo, agotamiento, hieles;

está en saber creer que Dios todo lo hace por una razón inteligente y buena;  

Cuando estamos conscientes, de que TODO en la Tierra es pasajero…  

Que NADA nos pertenece realmente,

porque Dios nos lo ha entregado para ADMINISTRARLO…

Y que Dios hace lo que hace por amor…

Porque Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos CRECER espiritualmente...

Su Voluntad permite, las acciones de Satanás en los sucesos de nuestra vida; 

por Amor...

Y no por un estúpido intento de mortificar por mortificar.

Dios ya había creado a los ángeles.

Parte de ellos, por haber querido no creer que fuera bueno,

el nivel de gloria en que Dios los había colocado,,

se rebelaron y con su corazón agostado por la falta de fe en su Señor;

trataron de asaltar el inalcanzable Trono de Dios.

A las armoniosas razones de los ángeles creyentes;

habían opuesto su desacorde, injusto y pesimista pensamiento.

17. Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor. Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes. EZEQUIEL 28

Y el pesimismo, que es falta de fe, 

los hizo pasar de espíritus de luz, a espíritus entenebrecidos.

¡Vivan eternamente, aquellos que tanto en el Cielo como en la Tierra;

saben basar su pensamiento en una premisa de optimismo lleno de luz!

Nunca errarán completamente, aunque los hechos los contradigan.

¡No errarán, al menos por lo que se refiere a su espíritu,

que continuará creyendo, esperando;

amando sobre todo a Dios y al prójimo;

permaneciendo por tanto en Dios, por los siglos de los siglos!

El Paraíso había sido ya liberado de estos orgullosos pesimistas;

“Pues si Dios no perdonó a los Angeles que pecaron, sino que, precipitándolos en los abismos tenebrosos del Tártaro, los entregó para ser custodiados hasta el Juicio. 2 Pedro 2, 4 

que veían negrura incluso en las luminosísimas obras de Dios… 

De la misma forma que en la Tierra,

los pesimistas ven negrura hasta en las más claras y luminosas acciones del Hijo del Hombre.

Y queriendo aislarse dentro de una torre de marfil, pues se creen los únicos perfectos;

se auto-condenan a una oscura prisión que termina en las tinieblas del reino infernal;

el reino de la Negación;

porque el pesimismo es también Negación.

Dios hizo pues, la Creación.

Y, de la misma forma que para comprender el misterio glorioso de nuestro Ser Uno y Trino,

hay que saber creer y ver que desde el principio el Verbo existía y estaba con Dios;

unidos por el Amor perfectísimo que sólo puede ser espirado por Dos que Dios Son…

Siendo Uno…

Así igualmente para ver la Creación como realmente es;

es necesario mirarla con ojos de fe, porque en su ser;

de la misma forma que un hijo lleva el imborrable reflejo de su padre…

La Creación tiene en sí el indeleble reflejo de su Creador.

Veremos entonces que también aquí al principio fueron el cielo y la tierra;

luego fue la luz, que puede ser comparada con el amor, porque la luz es alegría como lo es el amor.

Y la luz es la atmósfera del Paraíso.

Y Dios, incorpóreo Ser, es Luz y es Padre de toda luz intelectiva, afectiva, material, espiritual;

en el Cielo y en la Tierra.

Al principio fueron el cielo y la tierra…

Y les fue dada la luz y por la luz todo fue hecho.

Y de la misma forma que en el Cielo altísimo habían sido separados los espíritus de luz de los de tinieblas;

en la Creación fueron separadas las tinieblas de la luz.

Y se hizo el Día y la Noche:

El primer día de la Creación se había cumplido, con su mañana y su tarde, su mediodía y su media noche.

Y cuando la sonrisa de Dios la luz, pasada la noche volvió la mano de Dios, su poderosa Voluntad,

se extendió sobre la tierra informe y vacía.

Y sobre el cielo por el que vagaban las aguas -uno de los elementos libres en el caos-

y quiso que el firmamento separase el desordenado errar de las aguas entre el cielo y la tierra,

para que fuera entre-cielo que protegiera de los rayos paradisíacos;

contención de las aguas superiores;

para que no cayeran los diluvios sobre la fermentación de metales y átomos,

Y erosionasen y disgregasen lo que Dios estaba reuniendo.

Estaba establecido el orden en el cielo.

El imperativo dado por Dios a las aguas que se extendían sobre la tierra, puso orden en ésta.

Y tuvo origen el mar, con las arenas de las playas como sus límites….

Ahí está.

En él, como en el firmamento, está escrito: “Dios existe”.

Cualquiera que sea la capacidad intelectual de un hombre y su fe;

O SU NO FE, ante esta página; 

en que brilla una partícula de la infinitud que es Dios y en que está testificado su Poder…

 Porque ningún poder humano ni ninguna ordenación natural de elementos pueden repetir,

ni siquiera en mínima medida, un prodigio semejante…

Está obligado a creer.

A CREER no sólo en el poder, sino también en la Bondad del Señor,

que a través de ese mar le da al hombre alimento y caminos, sales saludables.

Y mitiga el sol y da espacio al viento, semillas a las tierras lejanas entre sí;

da voces de tempestades para que llamen a la hormiga que es el hombre hacia el Infinito, su Padre.

Y da la forma de elevarse, contemplando visiones más altas, a más altas esferas.

En la creación todo es testimonio de Dios, mas tres son las cosas que más hablan de Él:

La luz, el firmamento y el mar:

el orden astral y meteorológico, reflejo del Orden divino;

la luz que sólo un Dios podía hacer;

el mar, esa potencia que sólo Dios, tras haberla creado, podía meter en sólidos confines…

Y darle movimiento y voz, sin que por ello, cual turbulento elemento de desorden, dañase a la tierra.

A esta tierra que lo sostiene sobre su superficie.

Penetrad el misterio de la luz que nunca se agota.

Levantad la mirada al firmamento en que ríen estrellas y planetas.

Bajad vuestra mirada hacia el mar.

Ved su verdadera realidad: no es algo que separe;

sino puente entre los pueblos, con los que están en las otras orillas, invisibles, incluso desconocidas;

pero en cuya existencia es necesario creer, por el simple hecho de que existe este mar.

Dios no hace ninguna cosa inútil.

Por tanto, no habría hecho esta infinitud si no tuviera como límite, más allá del horizonte que nos impide la visión,

otras tierras, pobladas por otros hombres, con origen todos ellos en un único Dios,

llevados allá por tempestades y corrientes, por voluntad de Dios, para poblar continentes y regiones.

Este mar trae en sus ondas, en el rumor de sus olas y mareas, invocaciones lejanas;

es elemento de unión, no de separación.

Esta ansia que le produce a Juan una dulce angustia, es la llamada de los hermanos lejanos.

Cuanto más señor de la carne se hace el espíritu;

más es capaz de oír las voces de los espíritus que están unidos, aunque medie separación entre ellos

(como están unidas las ramas nacidas de una única raíz; 

a pesar de que una ya ni siquiera vea a la otra porque un obstáculo se interpone entre ellas).

Mirad el mar con ojos de luz.

Veréis tierras y más tierras extendidas sobre sus playas, en sus confines.

Y, dentro de él, más tierras todavía…

Pues bien, de todas ellas llega un grito: “¡Venid! ¡Traednos esa Luz que poseéis, esa Vida que se os da!

¡Decidle a nuestro corazón esa palabra que ignoramos;

pero que sabemos que es la base del Universo: amor. 

Enseñadnos a leer la palabra que vemos escrita, en las páginas infinitas del firmamento y el mar:

D i o s .

Iluminadnos, porque sentimos que hay una luz aún más verdadera,

que la que arrebola el cielo y hace de pedrería la superficie del mar.

Dad a nuestras tinieblas esa Luz que Dios os ha dado tras haberla engendrado con su amor;

que os ha dado a vosotros, pero para todos,

de la misma forma que se la dio a los astros para que la dieran a la Tierra.

Vosotros sois los astros; nosotros, el polvo.

Pero formadnos, de la misma forma que el Creador creó con el polvo la Tierra,

para que el hombre la poblara y lo adorase, ahora y siempre,

hasta que llegue la hora en que ya no sea Tierra, sino que venga el Reino,

el Reino de la luz, del amor, de la paz, como el Dios Vivo os ha dicho que será.

Porque también nosotros somos hijos de este Dios y pedimos conocer a nuestro Padre”.

Sabed ir por caminos de infinito, sin temores, sin sentimientos de desdén, hacia aquellos que invocan y lloran,

hacia aquellos que os producirán, sí, dolor, porque sienten a Dios pero no saben adorarlo,

pero que os darán también la gloria, porque seréis grandes en la medida en que, poseyendo el amor,

sepáis darlo, conduciendo a la Verdad a los pueblos que esperan”.

Jesús habló así.

Mucho mejor de como lo he dicho yo.

Pero al menos su concepto es éste.   

Zelote:

–     Juan…

Has dado una exacta repetición del Maestro.

Sólo has dejado fuera lo que dijo sobre tu poder de comprender a Dios, por tu generosidad de donarte.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Eres bueno, Juan.

¡El mejor de entre nosotros!

Hemos recorrido la distancia sin darnos cuenta.

Allí está Nazaret, construida sobre su terreno ondulado.

El Maestro nos está mirando y sonríe.

¡Venga, vamos a alcanzarlo para entrar en la ciudad juntos!  

La Virgen dice: 

–     Gracias, Juan.

Por el gran regalo que has dado a la Mamá.

Magdalena: 

–     Yo también te doy las gracias.

También a la pobre María le has abierto horizontes infinitos…  

Cuando se reúnen con Jesús,

les pregunta: 

–     ¿De qué hablabais tanto? 

Zelote responde: 

–     Juan ha repetido tu discurso del Tabor.

Perfectamente.

Y hemos gozado de ello.

–     Me alegro de que mi Madre, cuyo nombre tiene que ver con el mar…

Y cuya caridad es vasta como él, lo haya oído.

–     Hijo mío,

Tú la posees como Hombre.

Y no es nada respecto a tu infinita caridad de Verbo divino.

¡Mi dulce Jesús!

–     Ven, Mamá.

A mi lado; como cuando volvíamos de Caná o de Jerusalén;

cuando era niño, que me llevabas de la mano.

Y se miran con su mirada pletórica de amor. 

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

226 ¿QUÉ ES LA VERDAD?


226 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Han llegado a los límites de la ciudad de Tiberíades y salen al camino polvoriento, que lleva a Caná.

A los lados hay huertos.

Jesús se adentra en uno y se detiene a la sombra de los árboles de tupido follaje.

Llegan las mujeres.

Y luego el jadeante romano, que realmente ya no puede más.

Se pone un poco separado, a una distancia donde puede escuchar;

no habla, pero mira.

Jesús dice:

–     Mientras descansamos…

Tomemos nuestros alimentos.

Allí está un pozo y cerca un campesino.

Id a pedirle agua.

Van Juan y Tadeo.

Vuelven con una jarra que gotea la fresca agua;

seguidos por el campesino, el cual les ofrece unos espléndidos higos.

Jesús lo bendice:

–     Dios te lo compense en tu salud y en tu cosecha.

El campesino pregunta:

–    Dios te proteja.

¿De veras eres el Mesías?

–    Sí.

–     ¿Eres el Maestro, verdad?

–     Lo soy.

–     ¿Vas a hablar aquí?

–     Nadie lo desea. 

El romano grita:

–     ¡Yo, Maestro!

¡Más que el agua, que tan buena es para quien tiene sed! 

Jesús le pregunta: 

–     ¿Tienes sed?

–     Mucha.

He venido corriendo detrás de Ti, desde la ciudad.

–     No faltan en Tiberíades fuentes de agua fresca.

–    No me comprendas mal, Maestro.

O no finjas no comprenderme.

He venido detrás de Ti, para oírte hablar.

–     ¿Por qué?

–     No sé por qué, ni cómo…

Fue al ver a esa mujer… (Y señala a la Magdalena)

No sé.

Algo me dijo desde mi interior: ‘Aquel Hombre te dará lo que todavía no sabes’ 

Y heme aquí.

Jesús ordena:

–     Dadle agua e higos.

Que el cuerpo cobre fuerzas.

–    ¿Y la inteligencia?

–     La inteligencia cobra fuerzas y refrigerio, en la Verdad.

–     Por esta razón te seguí.

He buscado la verdad en todas partes y encontré corrupción. 

En las mejores doctrinas hay siempre algo que no es bueno.

He llegado hasta el envilecimiento de tener asco de mí mismo y de causarlo;

sin otro futuro que la hora en que vivo.

Le dan al romano los higos, un pan y una botija con agua…

Jesús lo mira de hito en hito, mientras come el pan y los higos que le trajeron los apóstoles.

Pronto termina la comida.

Jesús, permaneciendo sentado, empieza a hablar;

como si estuviera exponiendo una simple lección a sus apóstoles.

Y todos se agrupan a su alrededor.

El campesino también se queda cerca.

–   Hay muchos que buscan la Verdad toda su vida, sin llegar a encontrarla.

Y es porque la buscan donde no está.

Parecen dementes que quieren ver teniendo una coraza de bronce que les tapa los ojos.

Y buscan con aspavientos espasmódicos, tan convulsamente, que se alejan cada vez más de la Verdad.

O la tapan arrojando encima de ella cosas que su propia búsqueda frenética remueve y hace caer.

No puede sucederles sino esto, porque buscan donde la Verdad no puede estar.

Para encontrar la Verdad es necesario unir el intelecto con el amor.

Y mirar las cosas no sólo con ojos sabios, sino también con ojos buenos,

Porque la bondad vale más que la sabiduría.

Quién ama siempre llega a descubrir una huella que lo lleva a la Verdad.

Amar no quiere decir gozar de la carne y por la carne.

Eso no es amor, es sensualidad.

Amor es amar al prójimo, para saber amar a Dios.

Este es el camino que lleva a la Verdad y la verdad es Dios.

Muchos son los que se pasan la vida buscando la Verdad, sin llegar a encontrarla. 

Amor es el afecto de corazón a corazón, de parte superior a parte superior;

por el que en la compañera no se ve esclava, sino la generadora de los hijos, sólo eso.

O sea, la mitad que forma con el hombre un todo que es capaz de crear una vida, varias vidas…

O sea, la compañera que es madre, hermana, hija del hombre;

que es más débil que un recién nacido o más fuerte que un león, según los casos.

Y que como madre, hermana, hija; debe ser amada con respeto confidencial y protector.

Lo que no es cuanto Yo digo, no es amor, es vicio.

No conduce hacia arriba sino hacia abajo.

No a la Luz sino a las Tinieblas, no a las estrellas sino al fango.

Amar a la mujer para saber amar al prójimo, amar al prójimo para saber amar a Dios.

¿Alguien conoce a otro Hombre que HAYA resucitado?

He aquí la vía de la Verdad.

La Verdad está aquí, hombres que la buscáis.

La Verdad es Dios.

La clave para comprender lo cognoscible está aquí.

Doctrina, sin defecto sólo la de Dios.

¿Cómo podrá el hombre dar respuesta a sus porqués, si no tiene a Dios que le responda?

¿Quién podrá descubrir los misterios de la Creación -aun sólo y simplemente éstos – ,

sino el Hacedor supremo que lo ha hecho?

Sólo Dios puede dar respuesta a los misterios de lo creado; porque

¿Cómo se puede comprender el prodigio viviente que es el hombre?

¿El ser en el que se funde la perfección animal, con lo inmortal que es el almapor la que somos dioses?

¿Cómo comprender el prodigio vivo que es el hombre,

ser en que se fusiona perfección animal, con aquella perfección inmortal que es el alma?

Si, dioses somos, si tenemos viva en nosotros el alma.

Todo en la Creación habla de Dios.

Todo explica a Dios.

Todo lo descubre y manifiesta.

Si la ciencia no se apoya en Dios, se convierte en error que envilece.

El saber no es corrupción, si es Religión.

Quién tiene su saber en Dios, no cae;

porque conoce su dignidad;

porque cree en su futuro eterno…

Y Jesús se explaya explicando ampliamente, La Sinfonía de la Creación… cap. 8 de Nerón, el 29 de Octubre de 2016,) (1)

Es decir, libre aquellas culpas que envilecerían incluso al animal…

Y que, no obstante, el hombre cumple y se gloría de cumplir.

A vosotros, buscadores de la Verdad, os digo las palabras de Job:

“Pregunta a los jumentos y te instruirán, a las aves y te lo indicarán.

Habla a la Tierra y ella te responderá, a los peces y te lo darán a conocer”.

Sí, la Tierra, esta tierra que verdece;

esta Tierra florida, esta fruta le va creciendo en los árboles, estas aves que procrean;

estas corrientes de viento que distribuyen las nubes;

este Sol que no yerra su alba desde hace siglos y milenios…

Todo habla de Dios, Todo da explicación de Dios, Todo descubre y revela a Dios.

Si la ciencia no se apoya en Dios viene a ser error.

¡Premio Nobel a la soberbia!… (Y lamento completo por su ceguera voluntaria, para lo espiritual)

Y no eleva; antes bien, degrada.

El saber no es corrupción si es religión.

Quien sabe en Dios no cae, porque siente su dignidad, porque cree en su futuro eterno.

Mas es necesario buscar al Dios real.

No fantasmas, que no son dioses, sino sólo delirios de hombres envueltos en las vendas de la ignorancia espiritual.

Por lo cual no hay traza de sabiduría en sus religiones ni de verdad en sus fes.

Toda edad es buena para venir a la sabiduría.

Es más, siguiendo con Job, se lee:

`Al atardecer te nacerá como una luz meridiana;

cuando te creas acabado, surgirás como la estrella de la mañana.

Te verás lleno de confianza por la esperanza a tí reservada”.

Basta la buena voluntad de encontrar la Verdad.

Y antes o después la Verdad se dejará encontrar.

Pero, una vez hallada, ¡Ay de quien no la siga!

Imitando a los obstinados de Israel, los cuales, teniendo ya en su mano el hilo conductor para encontrar a Dios

con todas las cosas que de Mí afirma el Libro, no quieren someterse a la Verdad.

Y la odian, acumulando en su intelecto y en su corazón, los cúmulos del odio y las fórmulas.

Y no saben que la Tierra, a causa del excesivo peso, se abrirá bajo su paso.

Que se cree victorioso, cuando en realidad no es sino un paso de esclavo de los legalismos,

del rencor, de los egoísmos…

Y se los tragará.

Y caerán al lugar de los culpables conscientes de un paganismo que es más culpable;

que el que algunos pueblos se han dado a sí mismos, para tener una religión con que conducirse.

¡¡¡Una verdad demasiado dolorosa…!!!

Yo, de la misma forma que no rechazo al hijo de Israel que se arrepiente,

no rechazo tampoco a estos idólatras, que creen en aquello que les fue propuesto, para que lo creyeran.

Y que dentro en su interior, gimen:

“¡Dadnos la Verdad!”.

Luego concluye diciendo:

He terminado.

Ahora descansaremos en este lugar verde, si el dueño lo permite.

Al atardecer iremos a Caná».  

Crispo dice; 

–     Señor, te dejo.

Esta misma noche me iré de Tiberíades, pues no quiero profanar la ciencia que me has dado.

Dejo esta tierra.

Me retiraré con mi siervo a las costas de Lucania.

Tengo allá una casa.

Mucho es lo que me has dado.

Comprendo que más no puedes darle al viejo epicúreo.

Pero con lo que me has dado, ya tengo con qué reconstruir mi vida y mi pensamiento.

Y… pide a tu Dios por el viejo Crispo, el único de Tiberíades que te escuchó.

Ruega porque antes del desfiladero de Líbítina pueda volver a escucharte.

Y con la capacidad que espero poder crear en mí, apoyándome sobre la base de tus palabras,

para comprenderte mejor y comprender mejor la Verdad.

Adiós, Maestro».

Y lo saluda a la usanza romana, como saludan los militares a su emperador… 

Pero luego, al pasar junto a las mujeres, que están sentadas un poco aparte,

se inclina ante María de Mágdala.

Diciéndole con admiración y gran respeto:

–     Gracias María.

¡Qué bueno es haberte conocido!

Has dado a tu viejo compañero de festines, el Tesoro buscado.

Si llego a donde ya estás, te lo deberé a tí, hermosa señora….

Adiós.

Y se va.

Magdalena se lleva las manos sobre el corazón, llena de júbilo.

Y con sus brazos cruzados sobre su pecho, con expresión asombrada y radiante.

Avanza de rodillas, sobre la tierra del huerto y se arrastra hasta donde está Jesús. 

Diciendo: 

–    ¡Oh! ¡Señor!

¡Señor, mío! ¡Mi Rabboní!

¿Entonces es verdad que puedo conducir otros al Bien?

¡Oh, mi Señor!

¡Esto es demasiada bondad!

Y postrándose hasta meter su rostro en la hierba, besa los pies de Jesús.

Y los humedece de nuevo con el llanto…

Ahora de agradecimiento.

de la gran enamorada de Mágdala.

 (1)LA SINFONIA DE LA CREACION

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

220 PARÁBOLA DE LOS PECES


220 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Están todos reunidos en la espaciosa habitación de arriba.

El violento temporal se ha resuelto en una lluvia persistente, ora leve hasta casi desaparecer,

ora intensa con repentina furia.

El lago, de ninguna manera, está hoy azul:

sino amarillento con estrías de espuma en los momentos de viento y aguacero;

gris plúmbico con espumas blancas, en las pausas del turbión.

Las colinas -todas chorreando agua, con las frondas tan cargadas de lluvia…

Que todavía están plegadas, algunas ramas colgando quebradas por el viento,

muchas hojas arrancadas por el granizo, muestran regatillos por todas partes.

Aguas amarillentas que llevan al lago hojas, piedras y tierra arrancada a sus pendientes.

La luz ha quedado turbia, verdosa.

En la habitación están, sentadas junto a una ventana que abre un panorama a las colinas;

María con Marta, la Magdalena y otras dos mujeres que charlan sosegadamente.

Sin duda, más que la Magdalena que está muy quieta, cabizbaja, pensativa, entre la Virgen y Marta

Se han vuelto a poner los vestidos que han sido secados al fuego y cepillados, para quitarles el barro.

La Virgen se ha puesto su vestido de lana azul marino.

la Magdalena tiene uno prestado, corto y estrecho para ella, que es alta y bien modelada.

Trata de remediar la escasez del vestido envolviéndose en el manto de su hermana.

Y se ha recogido la cabellera en dos gruesas trenzas anudadas a la altura de la nuca,

porque para sostener ese peso no bastan de ninguna manera, las pocas horquillas que ha podido juntar en ese momento.

En efecto, ella siempre ayuda a las horquillas con una cinta fina, que le sirve también casi de sutil diadema,

cuyo color paja se pierde en el oro de sus cabellos.

En el otro lado de la habitación, sentados unos en taburetes y otros en los alféizares de las ventanas,

están Jesús con los apóstoles y el dueño de la casa.

Falta el sirviente de Marta.

Pedro y los otros pescadores están estudiando el tiempo,

haciendo pronósticos para el día siguiente.

Jesús escucha, o responde, a unos o a otros.  

Santiago de Zebedeo,  mirando un momento hacia las mujeres.,

comenta: 

–     Si lo hubiera sabido,

le habría dicho a mi madre que viniera.

Conviene que esta mujer se sienta enseguida relajada con las compañeras

Tadeo mira a su hermano Santiago,

y pregunta: 

 –     ¡Ya!

¡Si lo hubiéramos sabido!…

Pero, ¿Y por qué mamá no ha venido con María?

Santiago de Alfeo responde: 

–     No lo sé.

Eso me pregunto también yo.

–     ¿No será que se siente mal?

–     María lo habría dicho.

–     Yo se lo pregunto –

Y Judas Tadeo va donde las mujeres.

Se oye la respuesta de la cristalina voz,

de María:

–     Está bien.

He sido yo, que le he ahorrado la paliza de este calor.

Nos hemos fugado como dos niñas, ¿No es verdad, María?

María llegó ya de noche y al alba hemos salido.

Sólo le he dicho a Alfeo: “Aquí está la llave. Volveré pronto. Díselo a María”.

Y he venido.  

Jesús agrega: 

–     Volveremos juntos, Madre.

Iremos todos juntos por la Galilea.

En cuanto el tiempo esté bien y María tenga un vestido.

Acompañaremos a las hermanas,, hasta el camino más seguro.

Así las conocerán también Porfiria, Susana y vuestras mujeres e hijas, Felipe y Bartolomé.

Dice: «las conocerán» y ello es exquisito.

Es por no decir: «conocerán a María».

También es fuerte, y abate todas las prevenciones y restricciones mentales, de los apóstoles hacia la redimida.

La impone, venciendo las resistencias de ellos, la vergüenza de ella y todo.

A Marta se le ilumina el rostro.

María Magdalena se ruboriza y mira suplicante, agradecida, turbada…

Sólo ella sabe, lo que piensa y siente…

María Santísima sonríe con su delicada sonrisa.  

Pedro pregunta:

–     ¿A qué lugar vamos a ir, Maestro?

–      A Betsaida.

Luego a Magdala, a Tiberíades, a Caná, a Nazaret.

Desde allí, por Jaffa y Semerón, iremos a Belén de Galilea, luego a Sicaminón y a Cesárea…

Un acceso de llanto de la Magdalena, interrumpe a Jesús.

Levanta la cabeza, la mira…

Y sigue hablando como si no hubiera sucedido nada:  

–     En Cesárea encontraréis vuestro carro.

Así se lo he ordenado al sirviente.

Iréis a Betania.

Nos volveremos a ver para los Tabernáculos.

Las principales fiestas hebreas, son:

La Pascua, que se celebraba durante el plenilunio de Nisán (marzo-abril)

Estaba seguida por la Pascua suplementaria, en el decimocuarto día del mes sucesivo;

para aquellos que no hubieran podido celebrarla;

Pentecostés o fiesta de las Semanas, cincuenta días después de la Pascua.

Los Tabernáculos o fiesta de las Tiendas, al final de las recolecciones de otoño;

Las Encenias o fiesta de las Luces; también llamada de la Purificación, de la Dedicación del Templo;

celebrada el 25 de Kisléu en Noviembre- Diciembre)

Magdalena recobra la tranquilidad al cabo de poco.

No responde a las preguntas de su hermana.

Sale de la habitación y se retira, rumbo la cocina, durante un tiempo.  

Martha, humilde y apurada,

explica: 

–     María sufre, Jesús.

Al oír que debe ir a ciertas ciudades.

Hay que comprenderla…

Lo digo más por los discípulos que por ti, Maestro.  

Jesús responde: 

–     Es verdad, Marta.

Pero debe suceder.

Si no afronta inmediatamente el mundo….

Si no ahoga ese horrendo tirano del respeto humano… 

Su heroica conversión quedará paralizada.

Por eso lo hará inmediatamente y con nosotros.

Pedro promete: 

–     Con nosotros nadie le dirá nada.

Te lo aseguro por mí y por todos mis compañeros, Marta.  

Tadeo confirma: 

–     ¡Pues claro!

La escudaremos como a una hermana.

María ha dicho que es hermana.

Y hermana será para nosotros. 

Zelote apoya: 

–    Además…

¡Somos todos pecadores!

¡Y el mundo no nos ha concedido inmunidad tampoco a nosotros!

Por tanto comprendemos sus luchas..

LIBRE DEL RESPETO HUMANO

Mateo agrega:   

–     Yo la comprendo más que todos.

En los lugares donde hemos pecado es muy meritorio vivir.

¡Las personas saben quiénes somos!…

Es una tortura.

Pero es también justicia y gloria el resistir allí.

Precisamente porque la potencia de Dios se manifiesta en nosotros con evidencia.

Somos medio de conversiones incluso sin hablar. 

Jesús dice: 

–     Como ves, Marta… 

Todos son comprensivos con tu hermana, todos la quieren.

Y la comprenderán y la querrán cada vez más.

Está llamada a ser signo indicador para muchas almas culpables y medrosas.

Y una gran fuerza también para los buenos.

Señor, enciende mi corazón en el FUEGO de tu AMOR ARDIENTE y ayúdame a AMAR como Tú Quieres que lo haga…

Y es que María, una vez que haya roto las últimas cadenas de su humanidad; será una llama de amor.

No ha hecho otra cosa sino cambiar de dirección, a la exuberancia de su sentimiento.

Ha colocado a nivel sobrenatural esta poderosa facultad de amar que tiene.

Y en este campo hará prodigios, os lo aseguro.

Ahora está todavía turbada;

pero cada día que pase la veréis calmarse y fortalecerse en su nueva vida.

En casa de Simón dije: “Mucho le es perdonado porque ama mucho”.

En verdad os digo ahora que todo le será perdonado; porque amará a su Dios con toda su fuerza;

con toda su alma, con todo su pensamiento, con toda su sangre, con toda su carne…

Hasta el holocausto.  

Andrés suspira, muy profundo,

CORAZÓN ARDIENTE

diciendo: 

–     ¡Dichosa ella, que se ha hecho merecedora de estas palabras!

Quisiera merecerlas también yo… 

Jesús exclama: 

–     ¿Tú?…

¡Pero si ya las mereces!

Ven aquí, pescador mío, que quiero narrarte una parábola, que parece pensada exactamente para ti.   

Martha suplica: 

–     Maestro, espera.

Voy por María.

¡Tiene mucha sed de conocer tu doctrina! …

Mientras Marta sale, los demás colocan los asientos en semicírculo en torno al de Jesús.

Vuelven las dos hermanas….

Y se sientan al lado de María Stma.

Jesús empieza a hablar:

–     Unos pescadores salieron a mar abierto…

Y echaron en el mar su red.

Pasado un tiempo la subieron a bordo.

Trabajaban fatigosamente, por orden de un patrón que les había encargado de la provisión de pescado selecto para su ciudad.

Les había dicho: “De los peces malsanos o de poca calidad no os preocupéis siquiera de sacarlos a tierra.

Devolvedlos al mar.

Otros pescadores los pescarán.

Pero, al ser pescadores de otro patrón, los llevarán a su ciudad:

pues allí se consumen cosas malsanas; cosas que hacen cada vez más abominable, la ciudad de mi enemigo.

Pero, en la mía: bella, luminosa, santa, no debe entrar ninguna cosa malsana”.

Subida pues a bordo la red, los pescadores empezaron su trabajo de discernimiento y selección.

Había muchos peces y de distintos aspectos, tamaños y colores.

Había peces de buen aspecto, pero llenos de espinas, con mal sabor;

con un grueso vientre lleno de lodo, gusanos, hierbas pútrida;

que hacían peor todavía el sabor, ya de por sí malo, de la carne del pez.

Había otros, por el contrario, de aspecto feo, con una cabeza que parecía la fea cara de un delincuente;

o de un monstruo de pesadilla;

pero los pescadores sabían que su carne era exquisita.

Otros, por ser insignificantes, pasaban desapercibidos.

Los pescadores trabajaban y trabajaban.

Ya las cestas estaban repletas de pescado exquisito.

En la red quedaban los peces insignificantes.

“Bueno, las cestas están repletas.

Vamos a tirar todo el resto al mar” dijeron muchos de los pescadores.

Pero uno, que había hablado poco mientras los otros cantaban las magnificencias;

o se burlaban, de todo pez que caía en sus manos, se quedó todavía hurgando en la red.

Y entre las menudencias insignificantes, descubrió todavía dos o tres peces y los puso encima de todo.

Los otros en las cestas. “¿Pero qué haces?” preguntaron los otros.

“Las cestas ya están completas y bien presentadas.

Las echas a perder poniendo encima atravesado, ese pez irrisorio.

Da la impresión de que lo quieres celebrar como el mejor.”

“Dejadme, respondió aquél, que conozco este tipo de peces, sus cualidades y su exquisitez.”

Ésta es la parábola, que termina con la bendición del patrón al pescador paciente, experto y silencioso;

que ha sabido discernir entre la masa los mejores peces.

Escuchad ahora su aplicación.

El soberano de la ciudad bella, luminosa y santa, es el Señor.

La ciudad es el Reino de los Cielos.

Los pescadores, mis apóstoles.

Los peces de la mar, la humanidad, compuesta por todo tipo de personas.

Los peces buenos, los santos.

El patrón de la ciudad abominable es Satanás.

La ciudad abominable, el Infierno.

Sus pescadores son el mundo, la carne, las pasiones malas encarnadas en los siervos de Satanás;

bien sean espirituales (demonios), o humanos (hombres corruptores de sus semejantes).

Los peces malos, la humanidad no digna del Reino de los Cielos: los réprobos.

Entre los pescadores de almas para la Ciudad de Dios,

habrá siempre unos que emularán la capacidad paciente del pescador;

que sabe buscar con perseverancia, en los estratos de la humanidad,

donde sus otros compañeros, más impacientes,

han separado sólo los que aparecían buenos a primera vista.

Y por desgracia, habrá también pescadores que, por ser demasiado distraídos y habladores…

Mientras que el trabajo de discernimiento exige atención y silencio;

para oír las voces de las almas y las indicaciones sobrenaturales;

no verán peces buenos y los perderán.

Y habrá otros que por demasiada intransigencia;

rechazarán a almas que si bien no son perfectas en cuanto a su aspecto exterior

son excelentes en todo lo demás.

No os debe importar que uno de los peces que capturéis para Mí, muestre signos de pasadas luchas…

O presente mutilaciones producidas por muchas causas…

Si su espíritu no está lesionado.

No debe importaros que uno de éstos, por librarse del Enemigo, se haya herido

y se presente con estas heridas;

si su interior da muestras de una clara voluntad de querer ser de Dios.

Almas probadas, almas seguras;

más que esas otras, que son como niñitos protegidos por sus pañales, su cuna y su mamá.

Y que duermen saciados y tranquilos, pero que en el futuro pueden, con la razón, la edad

y las vicisitudes de la vida que van viniendo;

dar dolorosas sorpresas de desviaciones morales.

Os recuerdo la parábola del hijo pródigo.

Oiréis otras parábolas, pues seguiré buscando la manera de infundiros recta inteligencia,

en vuestra manera de distinguir las conciencias y de elegir los modos,

con que guiar las conciencias; que son singulares.

Y cada una por tanto, tiene su modo especial de escuchar y reaccionar, respecto a las tentaciones y las enseñanzas.

No creáis que sea fácil discernir espíritus.

Todo lo contrario.

Se necesita ojo espiritual enteramente iluminado de luz divina;

intelecto penetrado de divina sabiduría infusa; posesión de las virtudes en forma heroica.

En primer lugar la caridad.

Se necesita capacidad de concentrarse en la meditación, porque cada alma es un texto oscuro, que hay que leer y meditar.

Se necesita una unión continua con Dios, olvidando todos los intereses egoístas;

vivir para las almas y para Dios;

superar prevenciones, resentimientos, antipatías;

ser dulces como padres y férreos como guerreros.

Dulces para aconsejar y animar.

Férreos para decir:

“Eso no te es lícito y no lo harás”

O: “Eso se debe hacer y tú lo harás”.

Porque -pensadlo bien- muchas almas serán arrojadas a los estanques infernales.

Pero no serán sólo almas de pecadores.

También habrá almas de pescadores evangélicos:

Las de aquellos que hayan faltado a su ministerio, contribuyendo a la pérdida de muchos espíritus.

Llegará el día, el último de la Tierra, el primero de la Jerusalén completada y eterna;

en que los ángeles, como los pescadores de la parábola, separen a los justos de los malvados;

para que, tras el decreto inexorable del Juez, los buenos pasen al Cielo y los malos al fuego eterno.

Entonces será manifestada la verdad acerca de los pescadores y los pescados.

Caerán las hipocresías y aparecerá el Pueblo de Dios como es;

con sus caudillos y los salvados por los caudillos.

Veremos entonces que muchos de entre los más insignificantes en su aspecto exterior.

O peor: tratados externamente, serán esplendor del Cielo.

Y que los pescadores calmos y pacientes, son los que más han hecho.

Y emitirán resplandor de gemas por el número de sus salvados.

La parábola queda así, dicha y explicada.  

Pedro mira a Andrés.

Lo mira, lo mira…

Luego mira a la Magdalena…

Y pregunta: 

–     ¿Y mi hermano?…

¡Oh! ¡Pero!… –   

Andrés dice con franqueza: 

–     No, Simón.

Respecto a ella no tengo mérito.

Lo ha hecho el Maestro solo.  

Felipe cuestiona: 

–     ¿Pero entonces los otros pescadores?…

¿Los de Satanás, cogen sólo los restos?

Jesús responde: 

–     Tratan de coger los mejores…

Los espíritus capaces de mayor prodigio de Gracia.

Y se sirven para ello de los propios hombres y de las tentaciones de éstos.

¡Hay muchos en el mundo que por un plato de lentejas renuncian a su primogenitura!  

Santiago de Alfeo dice:  

–     Maestro…

El otro día decías que muchos son los que se dejan seducir por cosas del mundo.

¿Serían también éstos de los que pescan para Satanás?

–     Sí, hermano mío.

En aquella parábola, el hombre se dejó seducir por el mucho dinero, que podía proporcionar mucho placer.

Y perdió así todos los derechos al Tesoro del Reino.

En verdad os digo que de cien hombres, sólo la tercera parte sabe resistir a la tentación del oro.

O a otras seducciones.

Y de esta tercera parte sólo la mitad sabe hacerlo heroicamente.

El mundo muere asfixiado, porque se carga voluntariamente de las ataduras del pecado.

Vale más estar despojado de todo, que tener riquezas irrisorias e ilusorias.

Sabed hacer como los joyeros sabios,

que, habiendo tenido noticia de que en un lugar ha sido pescada una perla rarísima;

no se preocupan de conservar en sus cofres muchas joyas modestas,

sino que se liberan de todo, para comprar aquella perla maravillosa.

Bartolomé cuestiona: 

–     ¿Pero entonces…?

¿Por qué Tú mismo estableces diferencias entre las misiones que das a las personas que te siguen?

¿Y dices que debemos considerar las misiones don de Dios?

Deberíamos renunciar también a ellas,

porque respecto al Reino de los Cielos, no son tampoco más que migajas. 

–     No migajas:

Son medios.

Serían migajas, o, más aún, sucias briznas de paja, si vinieran a ser objetivo humano en la vida.

Quienes se afanan para conseguir un puesto con miras a una ganancia human;

hacen de ese puesto, aunque sea santo, una brizna de paja sucia.

Mas si la misión es para vosotros obediente aceptación, gozoso deber, total holocausto;

haréis de ella una perla singularísima.

La misión, si se cumple sin reservas, es holocausto, martirio, gloria.

Chorrea lágrimas, sudor, sangre.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Pero forma una corona de eterna majestad real.

–     ¡No hay nada a lo que no sepas responder!

–     ¿Pero, me habéis entendido?

¿Comprendéis lo que digo con comparaciones sacadas de las cosas cotidianas;

iluminadas -eso sí- con una luz sobrenatural, que las hace ilustrativas de cosas eternas?

–     Sí, Maestro.

–     Acordaos entonces del método para instruir a las turbas.

Porque este es uno de los secretos de los escribas y rabíes: recordar.

En verdad os digo que cada uno de vosotros, instruido en la sabiduría de poseer el Reino de los Cielos;

es semejante a un padre de familia que saca de su tesoro aquello que necesita su familia; 

usando cosas viejas y nuevas.

Pero todas con la única finalidad de procurar el bienestar a sus propios hijos.

Ya no llueve.

Dejemos tranquilas a las mujeres.

Vamos donde el anciano Tobías, que está para abrir sus ojos espirituales, en las auroras del más allá.

Paz a vosotras, mujeres.

https://paypal.me/cronicadeunatraicion?locale.x=es_XC

UNA ESTIRPE DIVINA 4


El Nacimiento de la Virgen María.

Su virginidad en el eterno Pensamiento del Padre.

Veo a Ana saliendo al huerto – jardín. Va apoyándose en el brazo de una pariente (se ve porque se parecen).

Está muy gruesa y parece cansada, quizás también porque hace bochorno, un bochorno muy parecido al que a mí me hace sentirme abatida.

A pesar de que el huerto sea umbroso, el ambiente es abrasador y agobiante.

Bajo un despiadado cielo, de un azul ligeramente enturbiado por el polvo suspendido en el espacio, el aire es tan denso,  que podría cortarse como una masa blanda y caliente.

Debe persistir ya mucho la sequía, pues la tierra, en los lugares en que no está regada, ha quedado literalmente reducida a un polvo finísimo y casi blanco. Un blanco ligeramente tendente a un rosa sucio.

Sin embargo, por estar humedecida, es marrón oscura al pie de los árboles, como también a lo largo de los cortos cuadros donde crecen hileras de hortalizas.

Y en torno a los rosales, a los jazmines o a otras flores de mayor o menor tamaño (que están especialmente a lo largo de todo el frente de una hermosa pérgola que divide en dos al huerto,

hasta donde empiezan las tierras, ya despojadas de sus mieses.

La hierba del prado, que señala el final de la propiedad, está requemada; se ve rala.

Sólo permanece la hierba más verde y tupida en los márgenes del prado, donde hay un seto de espino blanco silvestre, ya todo adornado de los rubíes de los pequeños frutos.

En ese lugar, en busca de pastos y de sombra, hay unas ovejas con su pastorcito 

Joaquín, con otros dos hombres como ayuda, está dedicado a las hortalizas y a los olivos. A pesar de ser anciano, es rápido y trabaja con gusto.

Están abriendo unas pequeñas protecciones de las lindes de una parcela para proporcionar agua a las sedientas plantas.

Y el agua se abre camino borboteando entre la hierba y la tierra quemada, y se extiende en anillos que, en un primer momento, parecen como de cristal amarillento para luego ser anillos oscuros de tierra húmeda

en torno a los sarmientos y a los olivos colmados de frutos.   

Lentamente, Ana, por la umbría pérgola, bajo la cual abejas de oro zumban ávidas del azúcar de los dorados granos de las uvas, se dirige hacia Joaquín, el cual cuando la ve, se apresura a ir a su encuentro.

–       ¿Has llegado hasta aquí?.

–      La casa está caliente como un horno».

–      Y te hace sufrir.

–     Es mi único sufrimiento en este último período mío de embarazo.

Es el sufrimiento de todos, de hombres y de animales. No te sofoques demasiado, Joaquín.

–     El agua que hace tanto que esperamos…

Y que hace tres días que parece realmente cercana, no ha llegado todavía.  Las tierras arden. Menos mal que nosotros tenemos el manantial cercano y muy rico en agua.

He abierto los canales. Poco alivio para estas plantas cuyas hojas ya languidecen cubiertas de polvo.  No obstante, supone ese mínimo que las mantiene en vida. ¡Si lloviera!… 

Joaquín, con el ansia de todos los agricultores, escudriña el cielo.

Mientras Ana, cansada, se da aire con un abanico (parece hecho con una hoja seca de palma traspasada por hilos multicolores que la mantienen rígida).

La pariente dice:

–     Allí, al otro lado del Gran Hermón, están formándose nubes que avanzan velozmente.

Viento del norte. Bajará la temperatura y dará agua.  

Joaquin  está desalentado,

y dice:

–     Hace tres días que se levanta y luego cesa cuando sale la Luna.

Sucederá lo mismo esta vez

Ana, que de repente ha palidecido,

comenta:

–     Vamos a casa.

Aquí tampoco se respira; además, creo que conviene volver.

–     ¿Sientes dolor

–     No. Siento la misma gran paz que experimenté en el Templo cuando se me otorgó la gracia.

Y que luego volví a sentir otra vez al saber que era madre. Es como un éxtasis.

Es un dulce dormir del cuerpo, mientras el espíritu exulta y se aplaca con una paz sin parangón humano.  Yo te he amado, Joaquín.

Y cuando entré en tu casa y me dije: “Soy esposa de un justo”, sentí paz, como todas las otras veces que tu próvido amor se prodigaba en mí.

Pero esta paz es distinta. Creo que es una paz como la que debió invadir, como una deleitosa unción de aceite, el espíritu de Jacob, nuestro padre, después de su sueño de ángeles.

O semejante más bien, a la gozosa paz de los Tobías tras habérseles manifestado Rafael.

Si me sumerjo en ella, al saborearla, crece cada vez más. Es como si yo ascendiera por los espacios azules del cielo…

Y no sé por qué, pero desde que tengo en mí esta alegría pacífica, hay un cántico en mi corazón: el del anciano Tobit. Me parece como si hubiera sido compuesto para esta hora… para esta alegría…

Para la tierra de Israel que es su destinataria… para Jerusalén, pecadora, mas ahora perdonada… bueno… no os riáis de los delirios de una madre…

Pero, cuando digo: “Da gracias al Señor por tus bienes y bendice al Dios de los siglos para que vuelva a edificar en ti su Tabernáculo”,

yo pienso que aquel que reedificará en Jerusalén el Tabernáculo del Dios verdadero, será este que está para nacer…

Y pienso también que, cuando el cántico dice: “Brillarás con una luz espléndida, todos los pueblos de la tierra se postrarán ante ti, las naciones irán a ti llevando dones, adorarán en ti al Señor y considerarán santa tu tierra, porque dentro de ti invocarán el Gran Nombre.

Serás feliz en tus hijos porque todos serán bendecidos y se reunirán ante el Señor. ¡Bienaventurados aquellos que te aman y se alegran de tu paz!…”, cuando dice esto, pienso que es profecía no ya de la Ciudad Santa,

sino del destino de mi criatura, y la primera que se alegra de su paz soy yo, su madre feliz…

El rostro de Ana, al decir estas palabras, palidece y se enciende, como una cosa que pasase de luz lunar a vivo fuego, y viceversa.

Dulces lágrimas le descienden por las mejillas, y no se da cuenta.

Y sonríe a causa de su alegría. Y va yendo hacia casa entre su esposo y su pariente, que escuchan conmovidos en silencio.

Se apresuran, porque las nubes, impulsadas por un viento alto, galopan y aumentan en el cielo mientras la llanura se oscurece y tirita por efectos de la tormenta que se está acercando.

Llegando al fibra! de la puerta, un primer relámpago lívido surca el cielo.

El ruido del primer trueno se asemeja al redoble de un enorme bombo ritmado con el arpegio de las primeras gotas sobre las abrasadas hojas.

Entran todos.

Ana se retira.

Joaquín se queda en la puerta con unos peones que le han alcanzado, hablando de esta agua tan esperada, bendición para la sedienta tierra.

Pero la alegría se transforma en temor, porque viene una tormenta violentísima con rayos y nubes cargadas de granizo.  

Joaquin comenta:

–     Si rompe la nube, la uva y las aceitunas quedarán trituradas como por rueda de molino.

¡Pobres de nosotros!».

Joaquín tiene además otro motivo de angustia:

Su esposa, a la que le ha llegado la hora de dar a luz al hijo.

La pariente le dice que Ana no sufre en absoluto.

Él está, de todas formas, muy inquieto.

Y cada vez que la pariente u otras mujeres (entre las cuales está la madre de Alfeo)

salen de la habitación de Ana para luego volver con agua caliente, barreños y paños secados a la lumbre, que brilla en el hogar central en una espaciosa cocina…

Él va y pregunta…

Y no le calman las explicaciones tranquilizadoras de las mujeres.

También le preocupa la ausencia de gritos por parte de Ana.

Dice:

–     Yo soy hombre.

Nunca he visto dar a luz. Pero recuerdo haber oído decir que la ausencia de dolores es fatal….

Declina el día antes de tiempo por la furia de la tormenta, que es violentísima. Agua torrencial, viento, rayos… de todo, menos el granizo, que ha ido a caer a otro lugar.

Uno de los peones, sintiendo esta violencia,

dice:

–      Parece como si Satanás hubiera salido de la Gehena con sus demonios.

¡Mira qué nubes tan negras! ¡Mira qué exhalación de azufre hay en el ambiente.! También hay silbidos y voces de lamento y maldición! Si es él, ¡Está enfurecido esta noche!

El otro peón se echa a reír….

y dice:

–     Se le habrá escapado una importante presa…

O quizás Miguel de nuevo le habrá lanzado el rayo de Dios… Y tendrá los cuernos y la cola cortados y quemados.

Pasa corriendo una mujer y grita:

–     ¡Joaquín!

¡Va a nacer de un momento a otro! ¡Todo ha ido rápido y bien!

Y desaparece con una pequeña ánfora en las manos.

Entonces se produce un último rayo; tan violento, que lanza contra las paredes a los tres hombres.

En la parte delantera de la casa, en el suelo del huerto, queda como recuerdo un agujero negro y humeante.

Luego, de repente, cesa la tormenta

De detrás de la puerta de Ana viene un vagido… (parece el lamento de una tortolita en su primer arrullo).

Mientras, un enorme arco iris extiende su faja semicircular por toda la amplitud del cielo.

Surge, o por lo menos lo parece, de la cima del Hermón, la cual besada por un filo de sol, parece de alabastro… de un blanco – rosa delicadísimo.

Se eleva hasta el más terso cielo septembrino y, salvando espacios limpios de toda impureza, deja debajo las colinas de Galilea y un terreno llano que aparece entre dos higueras, que está al Sur,.

Y luego otro monte, y parece posar su punta extrema en el extremo horizonte, donde una abrupta cadena de montañas detiene la vista. 

Todos los presentes comentan: 

–    ¡Qué cosa más insólita!

¡Mirad, mirad!

–     Parece como si reuniera en un círculo a toda la tierra de Israel, y… ya…

¡Fijaos!, ya hay una estrella y el Sol no se ha puesto todavía.

¡Qué estrella! ¡Reluce como un enorme diamante!…

–    ¡Y la Luna, allí, ya llena y aún faltaban tres días para que lo fuera!

¡Fijaos cómo resplandece!.

Las mujeres irrumpen, alborozadas, con un envoltorio rosado entre cándidos paños.

¡Es María, la Mamá! Una María pequeñita, que podría dormir en el círculo de los brazos de un niño.

Una María que al máximo tiene la longitud de un brazo, una cabecita de marfil teñido de rosa tenue, y unos labios de carmín que ya no lloran;

sino que instintivamente quieren mamar, tan pequeñitos, que no se ve cómo van a poder coger un pezón.

Y una naricita diminuta entre dos mejillas redondeadas.

Si la estimulan abre los ojitos: dos pedacitos de cielo, dos puntitos inocentes y azules que miran, Y NO VEN.

Entre sutiles pestañas de un rubio tan tenue que es casi rosa. También el vello de su cabeza redondita tiene una veladura entre rosada y rubia como ciertas mieles casi blancas.

Tiene por orejas dos conchitas rosadas y transparentes, perfectas. Y por manitas… ¿Qué son esas dos cositas que gesticulan y buscan la boca?

Cerradas, como están, son dos capullos de rosa de musgo que hubieran hendido el verde de los sépalos y asomaran su seda rosa tenue;

abiertas, como están ahora, dos joyeles de marfil apenas rosa, de alabastro apenas rosa, con cinco pálidos granates por uñitas.

¿Cómo podrán ser capaces de secar tanto llanto esas manitas?

¿Y los piececitos? ¿Dónde están?

Por ahora son sólo pataditas escondidas entre los lienzos. Pero, he aquí que la pariente se sienta y la destapa…

¡Oh, los piececitos!

De la largura aproximada de cuatro centímetros, tienen por planta una concha coralina; por dorso, una concha de nieve veteada de azul;

sus deditos son obras maestras de escultura liliputiense, coronados también por pequeñas esquirlas de granate pálido.

Me pregunto cómo podrán encontrarse sandalias tan pequeñas que valgan para esos piececitos de muñeca cuando den sus primeros pasos,

y cómo podrán esos piececitos recorrer tan áspero camino y soportar tanto dolor bajo una cruz.

Pero esto ahora no se sabe.

Se ríe o se sonríe de cómo menea los brazos y las piernas.

De sus lindas piernecitas bien perfiladas, de los diminutos muslos, que, de tan gorditos como son, forman hoyuelos y aritos,

de su barriguita (un cuenco invertido), de su pequeño tórax, perfecto, bajo cuya seda cándida se ve el movimiento de la respiración y se oye ciertamente, si, como hace el padre feliz ahora,

en él se apoya la boca para dar un beso, latir un corazoncito…

Un corazoncito que es el más bello que ha tenido, tiene y tendrá la tierra, el único corazón inmaculado de hombre.

¿Y la espalda? Ahora la giran y se ve el surco lumbar y luego los hombros, llenitos.

Y la nuca rosada, tan fuerte, que la cabecita se yergue sobre el arco de las vértebras diminutas,  como la de un ave escrutadora en torno a sí del nuevo mundo que ve. 

Y emite un gritito de protesta por ser mostrada en ese modo;

Ella, la Pura y Casta, ante los ojos de tantos, Ella, que jamás volverá a ser vista desnuda por hombre alguno, la Toda Virgen, la Santa e Inmaculada.

Tapad, tapad a este Capullo de azucena que nunca se abrirá en la tierra, y que dará, más hermosa aún que Ella, su Flor, sin dejar de ser capullo.  

Sólo en el Cielo la Azucena del Trino Señor abrirá todos sus pétalos.

Porque allí arriba no existe vestigio de culpa que pudiera involuntariamente profanar ese candor.

Porque allí arriba se trata de acoger, a la vista de todo el Empíreo, al Trino Dios – Padre, Hijo, Esposo – que ahora, dentro de pocos años, celado en un corazón sin mancha, vendrá a Ella.

De nuevo está envuelta en los lienzos y en los brazos de su padre terreno, al que asemeja.  No ahora, que es un bosquejo de ser humano. Digo que le asemeja una vez hecha mujer.

De la madre no refleja nada.

Del padre, el color de la piel y de los ojos y sin duda, también del pelo; que si ahora son blancos, de joven eran ciertamente rubios a juzgar por las cejas.

Del padre son las facciones — más perfectas y delicadas en Ella por ser mujer, ¡Y qué Mujer!; también del padre es la sonrisa y la mirada y el modo de moverse y la estatura. 

Pensando en Jesús como lo veo, considero que ha sido Ana la que ha dado su estatura a su Nieto, así como el color marfil más cargado de la piel;

mientras que María no tiene esa presencia de Ana (que es como una palma alta y flexible), sino la finura del padre.

También las mujeres, mientras entran con Joaquín donde se encuentra la madre feliz, para devolverle a su hijita,

hablan de la tormenta y del prodigio de la Luna, de la estrella, del enorme arco iris.

Ana sonríe ante un pensamiento propio.

Y dice:

–     Es la estrella. Su signo está en el cielo.

¡María, arco de paz! ¡María, estrella mía! ¡María, Luna pura! ¡María, perla nuestra!.  

Joaquín pregunta:

–     ¿María la llamas?

–     Sí. María, estrella y perla y luz y paz…

–     Pero también quiere decir amargura…

¿No temes acarrearle alguna desventura?

–     Dios está con Ella.

Es suya desde antes de que existiera. El la conducirá por sus vías y toda amargura se transformará en paradisíaca miel.

Ahora sé de tu mamá… todavía un poco, antes de ser toda de Dios….

Y la visión termina en el primer sueño de Ana madre y de María recién nacida.

Dice Jesús:

Levántate y apresúrate, pequeña amiga. Siento ardiente deseo de llevarte conmigo al azul paradisíaco de la contemplación de la Virginidad de María.

Saldrás de él con el alma fresca como si tú también hubieras sido recientemente creada por el Padre, una pequeña Eva antes de conocer carne;

saldrás con el espíritu lleno de luz, pues te habrás abismado en la contemplación de la obra maestra de Dios; con todo tu ser repleto de amor, pues habrás comprendido cómo sabe amar Dios.

Hablar de la concepción de María, la Sin Mancha, significa sumergirse en lo azul, en la luz, en el amor.

Ven y lee sus glorias en el Libro del Antepasado:

“Dios me poseyó al inicio de sus obras, desde el principio, antes de la creación.

Ab aeterno fui erigida, al principio, antes de que la Tierra fuera hecha; aún no existían los abismos, y yo ya había sido concebida.

Aún no manaba agua de los manantiales, aún no se elevaban con su pesada mole los montes, aún las colinas no eran para el Sol collares… y yo ya había nacido.

Dios no había hecho todavía la tierra ni los ríos ni las columnas del mundo, y yo ya existía.

Cuando preparaba los cielos, yo estaba presente, cuando con ley inmutable clausuró el abismo bajo la bóveda, cuando fijó arriba la bóveda celeste y colgó de ella las fuentes de las aguas,

cuando al mar le establecía sus confines y daba leyes a las aguas, cuando daba leyes a las aguas de no sobrepasar su límite, cuando echaba los fundamentos de la tierra, yo estaba con Él ordenando todas las cosas.

Siempre alegre jugueteaba ante Él continuamente, jugueteaba en el Universo…”.

Las habéis aplicado a la Sabiduría, pero hablan de Ella: la hermosa Madre, la santa Madre, la Virgen Madre de la Sabiduría, que soy Yo, el que te habla.

He querido que escribieras, como encabezamiento del libro que habla de Ella, el primer verso de este himno, para que fuera confesado y conocido el consuelo y la alegría de Dios;

la razón de la constante, perfecta, íntima alegría de este Dios Uno y Trino que os sostiene y ama.

Y que del hombre recibió tantos motivos de tristeza.

81.- EL JUEZ ETERNO…


PETRONIO jardin volksgarten-600x399Aurora llevó a Diana a una habitación para huéspedes y dio orden de que la ayuden a estar cómoda y la atiendan en todo lo que necesite.

La joven cristiana dice:

–           No sabía que iba a quedarme. Necesito avisar a mi familia y traer mis cosas personales.

Aurora la tranquiliza diciendo:

–           No te preocupes por eso. Aquí hay todo lo que necesitas. Enviaremos un siervo a avisar a tu casa.

Mientras tanto en el triclinium,

Petronio dice a Marco Aurelio:

–           Váyanse a Sicilia. Tal como han pasado las cosas, nada los amenaza ahora por parte del César.

Pero Tigelino es capaz de recurrir aún al veneno, si no por odio a vosotros, sí por odio hacia mí.

Marco Aurelio le contestó sonriendo:

–           Ella estuvo entre las astas del toro salvaje y sin embargo Cristo la salvó.

Petronio no pudo reprimir un tono impaciente,

Al replicar:

–           Entonces ofrece en su honor una hecatombe. Pero, ¡Caramba!…

¡No le pidas que te la salve por segunda vez! Ya son demasiadas emociones, ¿No crees?…

reggia_di_caserta_a_cascata1_napoles_italia

–           ¿Cuándo te irás para Nápoles?

–           El próximo mes. ¿Por qué lo preguntas?

–           Bien. La próxima luna tú te irás para Nápoles y nosotros a Sicilia.

¡Por nada del mundo nos perderemos este aprendizaje! ¿Verdad, preciosa mía? –dice Marco Aurelio besando a su esposa.

Alexandra contesta sonriente:

–           Cómo crees que te vamos a dejar solo en tu renacimiento.

Es un acontecimiento único e incomparable y vamos a celebrarlo juntos, contigo.

Petronio, admirado y dichoso a la vez,

exclama:

–           Pero… Lo que nos van a enseñar, ¡Ustedes ya lo saben!

Marco Aurelio replica reflexivo:

–           Lo que es escuela de vida, es una enseñanza perfecta. Y aunque se estudie mil veces, siempre hay algo nuevo que aprender…

biblia gif

La santa Palabra de Dios dice que los recién casados deben vivir solos al menos un año, para aprender a conocerse verdaderamente…

Y hasta exime a los hombres del servicio militar, para no interrumpir un período de tiempo tan sagrado.

Si nosotros hemos esperado tanto para realizar plenamente nuestra unión…  ¡Qué no podamos esperar una luna más, para vivir junto contigo el acontecimiento más importante de toda tu vida!…

Para mí, después de Dios y de mi esposa, eres la persona más importante de este mundo.

Y tú mejor que nadie sabes que te amo como si fueras mi padre…

Petronio está tan pasmado, ¡Qué no sabe qué contestar!…

Alexandra ve a su esposo, con esa mirada que sólo las mujeres son capaces de enviar  y que suele trastornar totalmente a los hombres.

Marco Aurelio siente que su corazón se derrite por esta mujer incomparable, cuya alma está totalmente conectada con la suya…

Y confirma:

–           Es verdad Petronio.

Nosotros tenemos toda una vida, para deleitarnos con nuestra unión  y aprender a amarnos en el Señor…

Nuestro matrimonio tiene bases sólidas que ya han sido bastante probadas.

Ahora solo nos queda gozarnos con la voluntad de Dios en nuestras vidas…

Y se interrumpe porque en ese momento llega Aurora.

auroracristiana

Y dice a Petronio:

–           Mi amor, todo está listo. Diana ya está instalada y la habitación nupcial preparada.

Todo está tal y como lo dispusiste…

Petronio contesta complacido:

–           Bien…  Gracias delicia mía…

Y volviéndose hacia el joven militar, agrega:

–          Marco Aurelio, ven. Vamos a tomarnos una copa, en lo que tu esposa supervisa y termina de disponer vuestras habitaciones…

Y se lo lleva caminando a través de la enorme galería porticada, en dirección al tablinum.

Luego Petronio dice a su sobrino:

–           Es tu luna de miel. Después de tantos obstáculos, estarás ansioso por poseerla…

Marco Aurelio dice reflexivo:

–           Estuve hablando con Pedro y me dio algunos consejos…

Ya no soy el apasionado imprudente que la llevé a aquel infame banquete.

Ni tampoco el orgulloso indomable que la quiso raptar ayudado por Atlante…

Se detienen junto a una fuente donde se ve una escultura de Apolo y Dafne.

Y Petronio pregunta curioso:

–           ¿Qué tratas de decir con eso?

–           El cristianismo me transformó en un hombre nuevo y he aprendido a controlar mis pasiones…

Para nosotros los cristianos el sexo es sagrado y luego que te evangelices, comprenderás mejor de lo que hablo…

–           Pero… ¡Ella ya es tu esposa!

–           No se trata de haber obtenido permiso para tener sexo…

¿Recuerdas lo que una vez me dijiste, que en el amor hay que conquistar la plaza y como el buen vino: hay que beberlo, poco a poco?

–           Cualquier hombre inteligente, sabe que eso es lo que se debe hacer con las mujeres, para no estropear nuestros deleites…

–           Bien. Pues eso es exactamente lo que voy a hacer…

Paladear todo lentamente, mientras también te acompañamos en el gozo de volver a saborear la maravillosa experiencia que constituye alimentarse con el conocimiento de Dios…

Porque esto y los consejos de Pedro, harán que mi Luna de Miel,  sea la experiencia más memorable, que hombre alguno haya disfrutado jamás…

Petronio miró a Marco Aurelio en una forma…

marco

Marco Aurelio comprendió.

Y dijo:

–           No estoy loco. Sé que así va a ser…

Porque después del sufrimiento, Jesús siempre nos consuela con su Gracia…

Volveremos a hablar de esto, después que te hayas bautizado.

–           ¿También yo voy a enloquecer?

–           ¡JA! ¡JA! ¡JA! – La carcajada de Marco Aurelio resonó en el aire…

Y agregó:

–         No te preocupes por eso.

La locura de la Cruz, es algo que compartimos todos los cristianos.

Y a semejanza con nuestro Salvador… Porque también su familia lo consideró a ÉL un loco…

000palabra de Dios locura

Petronio se quedó asombrado y no supo que decir…

Y Marco Aurelio agregó:

–           Después que conozcas a Jesús y hayas leído el Evangelio de San Marcos, entenderás a lo que me refiero…

Y los dos llegaron al triclinium conversando animadamente.

Al día siguiente, en el hermoso jardín de aquel palacio, está el aula improvisada de la Puerta del Cielo…

Y Petronio asiste por primera vez, a su primera lección que lo convertirá en cristiano y que le enseñará lo valiosa que es su alma para Dios…

universo-mano-creacion

Diana comienza la instrucción de los nuevos cristianos,  con La Sinfonía de la Creación.

y sigue luego con los demás temas que todo catecúmeno debe aprender a la perfección…

Con el transcurso del tiempo, un día Junías está hablando a más de trescientas personas sobre una de las enseñanzas fundamentales que animan la fe de los cristianos…

Y la esperanza que los sostiene para fortalecerlos a la hora del Martirio…

Petronio escucha atentísimo la enseñanza que resuena, como si los ángeles mismos estuvieran tocando con trompetas celestiales:

LAS TRES MORADAS.  

EL JUICIO…    

  JESÚS ES EL JUEZ ETERNO

El Padre Celestial crea las almas y salen de Él, como pétalos de Luz.

Es un incesante desprenderse de nuevas almas bellas que alegres descienden a investir un cuerpo, por obediencia a su Autor y después de pasar la prueba de la existencia; sobreviene la muerte del cuerpo, cuando el alma que la animaba, es separada de él…

El Hijo, por celo por el Padre recibe y juzga sin detenerse a aquellos que finalizada la vida regresan al Origen para ser juzgadas con alegría, con Misericordia o con inexorabilidad.

Las almas, una vez separadas de los cuerpos, tienen Tres Moradas:

el Paraíso, el Purgatorio y el Infierno.

El Juicio Divino, no es descriptible en términos humanos.

Cierto es que el aspecto con el que Dios se manifiesta  es igual para todos, porque todo depende de las condiciones espirituales, de quién sufre el Juicio…

Para las almas que NO están unidas a Él por la Gracia, el Juicio es algo tan tremendo, que preferirían ser aniquiladas, antes que pasar de nuevo por una experiencia tan terrible…

Todos los que han pasado por esta experiencia, tienen unos testimonios impactantes…

Muerte quiere decir trasmigración del alma a otras zonas distintas de la tierra.

El alma cuando abandona la carne a la que daba vida, se encuentra inmediatamente ante la Divinidad, en su Juicio Particular.

Por un lado tiene a su Ángel de la Guarda y por el otro a Satanás…

Cuando el Juicio empieza, el alma queda totalmente sola ante Jesús, que en su Divina Majestad, enfrenta al alma en silencio.

En un instante pasa delante del alma, ¡Toda su vida!… Y ve a través de los ojos de Dios, todos y cada uno de los actos que cometió, la intención con que lo hizo y lo que repercutió en Dios y en el prójimo, ¡Con todas sus consecuencias cósmicas!

Y con los hechos; cada una de las palabras dichas…

Sólo el Rostro de Jesús revela los cambios en su expresión…

¡Qué fulgurante sonrisa, cuando ante Él se presenta un santo!

¡Qué luz de triste Misericordia, cuando debe separarse de uno que debe limpiarse antes de entrar al Reino!…

¡Qué relámpago de ofendida y dolorosa Ira; cuando debe repudiar eternamente a un rebelde!

El Juicio es veloz, como veloz fue la Creación.

En el átomo de un instante, el hombre comprende lo que no quiso comprender en su vida terrena, pues la tiene toda frente a sí, al verla a través de los ojos de Dios…

Ve las faltas grandes y las pequeñas…

Y su espíritu vivo o muerto que le acompaña en aquel momento, recibe la Primera Sentencia. 

Las últimas palabras de Jesús en la Cruz, fueron: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” Para enseñarnos que una sola cosa es preciosa en la vida y preciosa más allá de la vida: el espíritu.

Él debe tener todos nuestros cuidados durante la existencia y nuestra providencia en la hora de la muerte.

Todo cuanto poseemos en la tierra, es cosa que muere con la carne. Nada nos sigue a la otra vida…

Pero el espíritu queda. Más aún, el espíritu nos precede. Y es él, el que se presenta ante el Juez y recibe la Primera Sentencia. Y es él, el que sacudirá la carne, en la hora del Último Juicio y la hará vivir de nuevo…

Para escuchar el decreto que la hará bienaventurada con su espíritu o con él maldecida.

Siglos o instantes de muerte conocerá la carne delante de su resurrección…

Pero el espíritu no conoce más que una muerte y de aquella no se resucita…

¡Ay de aquellos espíritus muertos, que infundirán muerte a la carne que habitaron!

La Segunda Muerte que NO conoce resurrección, es la que debemos temer… Para este cuerpo que amamos más que el espíritu, por la estulticia humana que ha vuelto de cabeza los valores de las cosas, hay que tener piedad para nosotros mismos…

No desde el punto de vista humano, sino del sobrenatural. Al espíritu que se confía en Dios, poco puede perjudicarlo Satanás sobre la Tierra.

Al espíritu que en la agonía invoca a Dios, le serán ahorrados los terrores que la Bestia suscita como su última venganza…

Al espíritu que respira en Dios, verá abierto el Corazón de Dios y su muerte será un tránsito feliz a la Vida Eterna…

Justo premio serán dados con justa medida tanto a los que son cristianos, como a los que no lo son.

A los herejes, como a los que siguen otras religiones reveladas según lo que cada hombre crea verdaderamente y su ignorancia de la Verdadera Religión.

Premio al que sigue la justicia.

Castigo para quién obra el Mal.

Porque todo hombre está dotado de alma y de razón.

Y con esto tiene en sí, cuanto basta para ser guía y ley. Y Dios en su Justicia premiará o castigará, según su espíritu sepultado…

Más severamente por lo mismo, a los espíritus que tuvieron la Religión Revelada y Verdadera…

O según la fe del espíritu.

Porque si uno, aunque sea de la Iglesia separada, cree firmemente de estar en la fe justa, su fe lo justifica… Y si obra el bien por conseguir a Dios, Bien Supremo; tendrá un día el premio de su Fe y de su recto obrar y  con mayor benignidad Divina que la que será concedida a los católicos… 

Porque Dios calculará cuanto mayor esfuerzo debieron hacer los separados del Cuerpo Místico, los mahometanos, brahmanes, budistas, paganos, para ser de los justos; en los cuales la Gracia y la Vida no están y con Ellas sus dones y las virtudes que de esos dones brotan…

No hay la aceptación de personas delante de Dios.

Él Juzgará por las acciones cumplidas, no por el origen humano de  los hombres…

Y muchos serán los que creyéndose elegidos, porque son católicos;

se verán precedidos por muchos otros que sirvieron al Dios Verdadero y en su ignorancia siguieron la justicia…

Y al Final de los Tiempos, cuando tenga total cumplimiento la Sagrada Escritura del Apocalipsis de San Juan…

Entoncesla Creación que ha estado a la espera por milenios, SERÁ TRANSFORMADA…

Para recibir la Nueva Tierra en la que será establecido el Reino de Jesús…

A los hombres que permanezcan fieles a Jesús y a sus Mandamientos; a ellos vendrá la Revelación de los hijos de Dios…

el-anticristo1

Pues habiendo perseverado y vencido en el Imperio de Terror del Anticristo, también habrán sido levantados vivos por los ángeles…

Enseguida de la SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO… Será cuando los cuerpos resucitados de los santos que estén en la Gloria y reunidos con el espíritu ya bendito y glorioso, que ellos se juntarán a los elegidos de la Tierra.

Entonces TODOS entrarán en La Nueva Jerusalén,  para completar la Gran Familia Divina que Jesús redimió al Precio Infinito de su Martirio y su Sangre Preciosísima…

Y todas las cosas serán restauradas, tal cual Dios las había concebido antes de crearlas.

Mensaje de Jesús el Buen Pastor a su Rebaño, recibido por el Profeta de los Últimos Tiempos, Enoch:

¡TODO ESTÁ CONSUMADO!

Hijos míos, ovejas de mi Grey, que mi Paz esté con vosotros.

La Aurora de un nuevo amanecer está por despuntar. Todo está consumado…

La humanidad se dividirá, los que son de mi grey volverán a Mí. Y entrarán por la puerta de mi Nueva Creación.

Los que se apartaron y eligieron el camino ancho de la perdición, harán parte del otro rebaño.

venida JESUS VIENE TROMPETA

Grandes Acontecimientos anunciarán mi venida. Naciones enteras verán y sentirán el paso de mi Justicia. ¡Ay de vosotros los que vaciláis en la Fe, porque vienen grandes pruebas para vosotros hijos de doble ánimo!

O sois de mi Rebaño, o sois del rebaño de mi Adversario; os llegó el día de vuestra decisión.

Este Mundo con sus afanes y vanidades está por pasar, para dar comienzo a un nuevo mundo, a una nueva generación de seres renovados por la Gracia de mi Espíritu.

Hijos míos; vuestro destierro está por comenzar, pero no temáis, Yo no os abandonaré. Por muy dura que os parezca la Prueba, resistid y tened confianza en Mí. Sabed que una nueva vida os espera. Que vuestro sufrimiento será un sueño, pero vuestro despertar será un gozo.

Nada es eterno en este Mundo, todo es pasajero, el hombre es brizna, hierba, sombra y polvo. Todo lo pasado vuelve, más la Palabra de Dios perdura para siempre. Ya esperasteis lo mucho, ahora esperad lo poco, porque vuestra recompensa será la Vida Eterna.

bestias-del-apocalipsis

Os anuncio hijos míos, que todos los Acontecimientos que están escritos se cumplirán. “El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán”. ¡Escasez, escasez de alimentos y víveres se aproxima!; sed sensatos, de nuevo os digo; almacenad alimentos porque la hambruna se acerca.

Fenómenos extraordinarios en el Cielo y la Tierra, anunciarán mi Próxima Venida. Mi Tierra no dejará de gemir. Serán muchas las naciones donde se tambaleará como borracha: el deshielo de los polos aumentará el caudal de las aguas y los mares traerán tragedias.

El agua escaseará y muchas naciones morirán de sed y de hambre; el Caos reinará, las malas noticias seguirán una tras de otra; los hombres enloquecerán y mi creación se vestirá de llanto y luto. Pero vosotros, los que permanecéis fieles a Mí, no temáis, porque ni uno solo de vuestros cabellos se os perderá, si como el sarmiento os aferráis a la vid.

De nuevo os digo, que estos días tienen que venir, para que el mundo viejo y los hombres viejos pasen y pueda renacer la luz de un nuevo mundo con unos hombres nuevos purificados y renovados por la Gracia de mi Espíritu.

No os entristezcáis Ovejas de mi Grey, antes alegraos, porque muy pronto dejaréis de sufrir y de ser esclavos. Las cadenas que os oprimen se os soltarán y seréis libres y sabios. Y vuestro gozo nadie os lo robará.

apocalipsis 12

Los días de mi Venida están cerca; no temáis ovejas mías. Por muy dura que sea la Prueba tened confianza en Mí; sabed que no os dejaré huérfanas. Mi Madre y mis Ángeles cuidarán de vosotras. Por un tiempo ya no estaré con vosotras, mas en otro tiempo me volveréis a ver y vuestro gozo será mayor.

Me voy a prepararos moradas en mi Nueva Creación. Es necesaria vuestra purificación para que podáis brillar como crisoles en mis Nuevos Cielos y en mi Nueva Tierra. Acordaos que el Pecado debe morir con la Purificación; pues en mi Nueva Creación sólo el Amor, la Paz y La Comunión con el Espíritu os inundarán.

Mi Nueva Creación será el Paraíso que aguardará a mi Pueblo Fiel; ya no sufriréis, ni tendréis preocupaciones. La Gloria de Dios os cubrirá con sus alas y todo será armonía y plenitud. Vuestros cuerpos mortales por La gracia de mi Espíritu serán transformados en cuerpos espirituales.

Seréis sabios en la Sabiduría de Dios. Todas mis criaturas vivirán en completa comunión con el Creador. Morir de 100 años, será morir joven; ya no estaréis sujetos al deterioro del tiempo; pues viviréis en la voluntad de vuestro Padre que es: Amor, Vida y Plenitud.

000las-tierras-prometidas-del-eden-perdido-el-paraiso

Me llamaréis y me dejaré encontrar por vosotros, Yo seré vuestro alimento, se cumplirán las palabras del Padre Nuestro y se hará la voluntad de Dios en los Cielos y en la Tierra. Todo será gozo en el Espíritu y Yo estaré con vosotros y entre vosotros hasta la consumación de los siglos.

 ¡Animo Pueblo mío, mi Gloria os espera! NO desfallezcáis. La aurora de un nuevo amanecer aguarda por vosotros. Permaneced firmes y leales a Mí y Yo no dejaré que se os pierda ni uno solo de vuestros cabellos. Mi Reinado está cerca y las puertas de mi Jerusalén Celestial esperan por vosotros, mi Pueblo Fiel.

Que mi Paz esté con vosotros y permanezca siempre.

buen-pastor-puerta-ovejas

Que mi Paz os acompañe. ¡Ánimo, falta poco para vuestro renacer en el espíritu! Soy vuestro Padre, Soy vuestro Maestro y Pastor.

Dad a conocer mis mensajes hijos míos. La salvación de las almas está en juego.

Jesús el Buen Pastor de todos los Tiempos.

Y será el Nuevo Mundo…

La Jerusalén Eterna…

El Nuevo y Eterno Mundo en donde ya no habrá más Maldad, Dolor, Violencia, ni Muerte…

nueva-jerusalen

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

R85 CONVERSION Y PODER


maria reinaHijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Estoy con vosotros y con cada hijo Mío alrededor del Mundo y del Universo entero.

Mis pequeños, cada uno de vosotros es Mi hijo. A cada uno de vosotros os protejo de las Garras de Satanás. A cada uno de vosotros os llevo en Mi Corazón, como llevo a Mi Hijo Crucificado, porque Él se dio por cada uno de vosotros.

No puedo dejar de ver a Mi Hijo Sufriente al veros a cada uno de vosotros, Él Me dio ésa tarea en la Cruz. Os tomo, os cuido, os protejo, porque sois pequeños y débiles; NO habéis madurado espiritualmente y no tenéis las fuerzas porque NO queréis, para luchar contra las Fuerzas de Satanás.

batalla

Si os acercarais a Mi Hijo vuestro Dios y tomarais de Él todo lo que os heredó, podríais fácilmente luchar contra las Fuerzas de Satanás, pero estáis demasiado distraídos por las cosas del Mundo y caéis fácilmente en sus engaños.

Estos son Mis tiempos también, porque así el Padre Me lo concedió. Y por eso aquellos que están con Satanás, tratarán de hacerMe a un lado, para que NO os acerquéis a Mí, para que NO confiéis en Mis cuidados, en Mi apoyo, en Mis Consejos, en Mi protección contra las Fuerzas de Satanás.

ignorancia-odio-a-maria

Satanás TEME Y ODIA a la Vencedora, porque ante Ella debe arrodillarse pues ES TEMPLO Y SAGRARIO VIVIENTE DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD. Y comunica este ODIO a todos los que le pertenecen, por los pecados NO confesados Esta imágen es un patético esfuerzo por blasfemar a la que LO ESTÁ VENCIENDO OTRA VEZ… Y él no soporta tener que rendirle pleitesía a la que también, ES SU REINA Y SOBERANA…

Él sabe que es pequeño, MUY PEQUEÑO ante Mi Hijo y ante Mí… Y por eso, está tratando de eliminarNos del corazón de los hombres y mucho ha logrado en una gran mayoría de vuestros hermanos.

Recordad Mis pequeños, que cuando hay un alma llena de un amor verdadero, de un amor que solamente puede salir de la Divinidad, ésa alma se vuelve poderosísima y Satanás NO PUEDE contra ésas almas que son Instrumentos Absolutos del Amor de la Santísima Trinidad.

Yo quiero que cada uno de vosotros seáis de ésas almas. Tenéis el ejemplo de vuestros hermanos los santos que, aunque eran atacados fuertemente por Satanás, NO LOS VENCÍA, porque estaban protegidos totalmente con Nuestro Amor, con Nuestra Gracia, con la Vida espiritual a donde los llevaMos.

Sn. Juan María Vianney "CÓMO NO PUEDE ATRAPAR AL PÁJARO, VINO A QUEMARLE LA JAULA" (Cuando el Demonio lo arrastró y le inició un incendio en su habitación)

Sn. Juan María Vianney: “CÓMO NO PUEDE ATRAPAR AL PÁJARO, VINO A QUEMARLE LA JAULA” (Cuando el Demonio lo arrastró, le destrozó todo y le inició un incendio en su habitación)

Estos son Tiempos de los Míos, de Mis pequeñitos los que se han apoyado en su Madre Santísima.

Soy vuestra Madre, Mis pequeños. Una Madre nunca se olvida de los hijos, Soy como decís vosotros, una Madre bien nacida, una Madre llena de Amor. Una Madre que conoce Sus obligaciones y ama ésas obligaciones, porque vienen de Nuestro Dios y Señor.

Porque ciertamente, ahora hay madres que se olvidan, rechazan y asesinan a sus propios hijos. Ésas madres NO pueden ser llamadas así, Satanás las ha desviado, orad por ellas. Orad por esta generación, orad por el mundo entero.

tribulacion

Ciertamente Mis pequeños, tendréis un Tiempo de Purificación, que será benéfico para todo el Mundo. Sabéis que Nuestro Dios y Señor os tiene preparados inmensos regalos, que en éstos momentos NO alcanzáis ni siquiera a imaginar que puedan existir y que tendréis.

Son regalos de Su Sacratísimo Corazón para todas las almas fieles. Yo os quiero llevar a TODOS a que podáis gozar de éstos regalos futuros, que se os darán en las Nuevas Tierras que vendrán.

Agradeced a Nuestro Dios Su Infinito Amor por todos vosotros; pero en especial, por las almas necesitadas; porque para ellas envió a Su Hijo, para darles la salvación eterna.

juzgar

NO despreciéis a ninguno de vuestros hermanos, por más malo que vosotros consideréis que sea. NO conocéis su historia, NO conocéis su nacimiento, NO conocéis su crianza, entonces NO JUZGUÉIS. NO está en vosotros el juzgar a un hermano vuestro.

 El juzgar no os va a dar méritos de salvación, pero sí el Orar y el Interceder por ellos. NO los despreciéis. Amadlos, porque no os imagináis lo que ellos quizá puedan hacer por vosotros en lo futuro.

Un alma pecadora que cambia hacia el Bien, se vuelve un alma poderosa en la Oración y en su Donación total a Nuestro Dios. Ayudadles a que sean de ésas almas donadas y amantes de Nuestro Dios, a quien ahora NO conocen porque NO se Lo han enseñado.

apostoles

 Amaos los unos a los otros como Mi Hijo os lo pidió, porque eso es lo que os falta en la Tierra y en el Universo entero, que os améis como Mi Hijo os amó.

PedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor que os transforme en almas agradables a los Ojos de Nuestro Padre y Nuestro Dios. Vosotros mismos lo agradeceréis y Nuestro Padre y Nuestro Dios, Contento estará de vuestro cambio y sobre todo, de vuestra donación a Su Voluntad.

Hijitos Míos, en vuestro cuerpo todas las células palpitan al unísono del corazón. El corazón transmite vida a través de la sangre que circula por todas las células. Yo repito, todas las células palpitan al unísono con el corazón.

humildad

Mis pequeños, el Amor de Nuestro Padre, el Amor de Nuestro Dios tiene que palpitar en vuestros corazones al unísono con Él. Desgraciadamente la humanidad se ha alejado grandemente de éste palpitar Divino, ya el hombre, al distraerse en el pecado, en la maldad o simplemente, en hacer su propia voluntad, ya no atiende a éste palpitar Divino.

El palpitar Divino es vivir en la Voluntad de Nuestro Padre Dios en Su Santísima Trinidad, vosotros fuisteis creados para ello, para vivir bajo la Voluntad de Nuestro Padre Dios. NO podéis vivir de otra forma, Mis pequeños.

Porque si así quisierais, moriríais inmediatamente, porque si no estáis con Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad, no podéis estar con nadie, porque nadie más da Vida a vuestra vida espiritual.

obrdiencia voluntad santidad

Satanás no da vida, da muerte, él está en contraposición de todo lo que Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad Nos da. No os podéis salir de la Voluntad de Nuestro Dios y querer seguir viviendo en la Verdad y en el Amor.

Ciertamente satanás os engaña y os puede hacer creer que estáis viviendo como debe ser, pero realmente os está llevando a la muerte.

Sí Mis pequeños, os lleva a una muerte espiritual lentamente, creéis que estáis obteniendo cosas importantes, cuando realmente estáis invocando al Enemigo. Creéis que os está dando ése alimento que vuestra alma necesita, porque os consiente y os da cosas materiales.

dinero

Pero si realmente sois consientes de lo que está pasando, así como él os está dando cosas materiales y os sentís a gusto porque es lo que buscáis, por otro lado os está vaciando de vuestra vida espiritual. Y eso es lo que normalmente hace Satanás.

Desvía vuestra atención con los espejismos del mundo, porque estáis buscando prácticamente solamente eso: Mundo, ídolos, posesiones, poder, riquezas y cuando él os da todo esto, vosotros creéis que eso es lo que se necesita para vivir bien.

Porque podéis comprar todo lo que el hombre quiere con ése dinero que él os da y os llena vuestra vida, pero vuestra vida humana. Y si realmente sois sinceros con vosotros mismos, veréis que por tener tanto de lo material, ya no acudís a alimentar a vuestra alma y lo espiritual se va perdiendo.

000heredero

Pedid que haya Sabiduría, que haya Verdad en vuestra mente y en vuestro corazón, para que realmente os deis cuenta cómo os está atacando Satanás y hacia dónde os quiere llevar. Vosotros, tarde o temprano tendréis que dejar todo lo que obtuvisteis.

 Aun por medios buenos, que hayan sido Bendiciones de Nuestro Padre Dios o pueden ser también posesiones que adquiristeis por el Mal y tendréis que dejarlas en algún tiempo, cuando regreséis al Reino de los Cielos. ¿Qué os llevaréis al final?

Nada de lo material Mis pequeños, solamente quedarán vuestros buenos actos, lo bueno que hicisteis para crecer espiritualmente y lo bueno que hicisteis para ayudar a tantas almas que alrededor del mundo necesitan de vuestra Oración, de vuestro ejemplo, de vuestras palabras. De la vida espiritual que tengáis dentro de vosotros debéis dar de lo que adquiristeis.

juicio amor OBRAS CARIDAD

Si adquiristeis y permitisteis que el Espíritu Santo que habita en vosotros, se desarrollara plenamente, entonces daréis mucho fruto. Pero si no quisisteis y NO permitisteis que Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor se desarrollara perfectamente en vuestro interior, muchas almas dejaron de salvarse por falta de vuestra Oración…

Y quizá hasta vosotros mismos tampoco tendréis vuestra salvación, porque os distrajisteis con las cosas del Mundo, a donde os llevó Satanás.

Todo esto se os ha repetido tanto Mis pequeños y seguís cayendo en los tremendos errores y mentiras con que Satanás se ha metido a vuestra vida y en la de vuestros hermanos.

tibieza Cristianos Zero

Mucha Maldad os está rodeando y va en aumento y NO os queréis dar cuenta de todo esto. Cada vez seréis más engañados si no os acercáis a vivir en Nuestro Dios, en su Santísima Trinidad. Si NO buscáis los Sacramentos, si NO buscáis el estar en Gracia a través de la confesión.

Mis pequeños, el Mal se va adueñando del mundo, debéis prepararos para esto; para luchar contra el Mal, para que no lo dejéis entrar en vuestra vida y entrar en vuestro corazón y así NO SEÁIS instrumentos del Mal.

Recordad que seréis instrumentos de Nuestro Dios o seréis instrumentos de Satanás de acuerdo a vuestro actuar, a vuestro vivir, a vuestro pensar, a vuestro hablar. Debéis ser verdaderos hijos de vuestro Dios o de la otra forma seréis traidores al Amor que Nuestro Dios ha derramado sobre cada uno de vosotros.

LA CIZAÑA

Tened mucho cuidado de lo que hagáis, porque muy pronto se dará el Cambio para ésta humanidad entendedlo, YA NO HAY TIEMPO.

Venid a Mí vuestra Madre, para que Yo os proteja y os guíe en estos momentos de Obscuridad. Ciertamente os protegeré fuertemente contra las acechanzas de Satanás, pues éstos son Mis Tiempos. Tiempos de la Gran Lucha entre la Mujer y la Serpiente.

Porque Yo como Madre vuestra, voy cuidándoos y protegiéndoos contra todo lo malo que os rodea. Ciertamente Nuestro Padre os creó para que gozarais de Sus Bienes espirituales y materiales, pero Satanás ha llevado al hombre a una degradación a tal grado, que muchos de vuestros hermanos viven en condiciones infrahumanas.

familia-pobre

Desgraciadamente, esto los ha llevado también a apartarse de todo lo que es religioso, de todo lo que es alimento de vida espiritual y algunos de ellos hasta se han llenado de Odio hacia Nuestro Dios, porque Le echan la culpa de todos sus males, cuando de Nuestro Padre Dios solamente puede salir Bondad.

Pedid por ellos Mis pequeños, porque NO tienen un Discernimiento Santo que les indique que quien está afectando toda esta economía y les está afectando también con maldad, es vuestro mismo prójimo.

NO ES Nuestro Dios sino Satanás, que se ha introducido en todos los pueblos y gobiernos de la Tierra y que está causando tanto mal entre los hombres.

tuberculosis1

Para Satanás no hay fronteras, él ataca por igual a todos los hombres, llevándolos a la degradación, a la depravación, hacia la mortandad, pero de múltiples formas. Y muchas de ellas como os dije infrahumanas, donde hay hermanos vuestros que mueren de enfermedades que en otros países se podrían curar fácilmente.

O aún peor, de falta de alimentación, cuando también muchos de vosotros desperdiciáis el alimento que diario se os da por la Divina Providencia de Nuestro Dios.

Mis pequeños, Yo como Madre vuestra os voy cuidando, os protejo y os guío, pero vuestro corazón NO está abierto a Mis Consejos y a Mi llamado, preferís seguir actuando con vuestras propias fuerzas y vuestro actuar muchas veces está equivocado. Si NO actuáis con Sabiduría Divina NO podréis actuar correctamente.

sabiduría delmundo

Mis pequeños, os debéis mantener en la unidad con Nuestro Corazón, con Nuestro Corazón Celestial; para que sigáis pidiendo ayuda para todos vuestros hermanos que más lo necesiten, porque mientras el hombre no sea dignificado al menos con lo más necesario, seguirá enojado con Nuestro Padre Dios.

Ciertamente, hay algunos que quieren alimentar al cuerpo y creen que con eso ya cumplieron en darle al pobre lo que necesita para alimentar al cuerpo, pero si NO alimentáis el alma, tampoco el hombre se dignifica a sí mismo. NO podéis darle alimento solamente a partes.

El hombre necesita alimento de alma y de cuerpo. Si nada más le dais a uno y no le dais al otro, el hombre no se dignifica y tampoco va a poder actuar como es debido.

hombre cuerpo y alma

Sois cuerpo y sois alma porque estáis aquí en un mundo físico y Nuestro Padre Dios en Su Divina Omnipotencia, en Su Divino Poder, os ha dado a todos con Su Divina Providencia lo que necesitaréis al venir a cumplir una misión a la Tierra.

Pero es Satanás quien que ataca todo lo bueno que pueda llegar a vosotros, para que, precisamente os volquéis en contra de vuestro Creador, que Le echéis la culpa a vuestro Creador y no a él a Satanás, quien se merece que le reprendáis y que lo saquéis de vuestra vida.

Luchad Mis pequeños contra los engaños de Satanás, uníos a la Divina Providencia de Nuestro Dios y compartid de lo que tengáis con el pobre, con aquél que necesita tanto. Porque es a través de la Caridad de vosotros, compartiendo de lo que Nuestro Dios os ha dado, que ellos posiblemente llegarán también a conocer a Nuestro Dios.

caridad dar hasta que duela lo que necesitamos

Pero es vuestro ejemplo como el que os dio Mi Hijo, el ejemplo Santo en la transmisión de los Valores espirituales y que después de tenerlo a Él, obtenían todo.

Ciertamente el alma cuando obtiene su parte, lo demás se da por añadidura. Vosotros debéis llenar vuestra alma y por vuestra alma, actuaréis en el Bien. Inmediatamente la añadidura que son las necesidades de vuestro cuerpo, las necesidades de vida que tenéis cada uno de vosotros en los diferentes ámbitos del mundo, llegará sola.

Las riquezas humanas no son tan necesarias como las riquezas espirituales.

Mateo_6_26

Buscad lo espiritual y es Promesa de Nuestro Dios, que recibiréis inmediatamente lo material. Os Bendigo Mis pequeños os llevo Conmigo, Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María, que os protege y aboga continuamente, ante Nuestro Dios, por vuestra salvación.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os Bendiga; que Mí Hijo, Bendición de Mí Dios y Señor a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os Bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os Bendiga y recibíd también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura.

Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al Triunfo de la Verdad y del Amor.

mariaauxiliadora4bendicion

http://diospadresemanifiesta.com/

R58 LA VIDA DEL ALMA


17_virgen-madreHijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Así como el Padre Nuestro Padre, os cuida, os da vida, os consiente, os ama… Yo también Mis pequeños, estoy para cuidaros, guiaros, protegeros contra las fuerzas de Satanás.

Se os ha dicho que estos son tiempos de cambio, pero un cambio que será bello para los que han vivido en Fe y en Amor de Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad. Un cambio no muy agradable para aquellos que han traicionado al Amor de Nuestro Dios. Nuestro Padre, Nuestro Dios, es Justo; sobre todo, porque Él se da en totalidad.

Lo que veis en Mi Hijo, viene del Padre, Mi Hijo se dio en totalidad por todos vosotros. El Padre os da a manos llenas, Él no escatima nada por Sus hijos…Y así como Le pidió a Su Hijo darSe por vosotros, también Me lo pidió a Mí Su Hija, vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

Madre_ maria

Me pidió ver por la salvación de cada uno de vosotros. De esta forma, Me fui apareciendo en todos los países del Mundo, para MostrarMe a los hombres, para que os dierais cuenta de que Yo vuestra Madre, estoy velando continuamente por vuestro bien a tal grado, de que Él Me ha permitido en estos Últimos Tiempos, protegeros contra las fuerzas de Satanás; pero ya en una etapa final.

Y con esto Me refiero a que se le detendrá por un tiempo largo para que no os ataque, para que crezcáis en Virtudes y en Amor, para que viváis las Enseñanzas de Mi Hijo, para que viváis el Cielo en la Tierra.

Será vencido por Mí y Yo también Me daré por vosotros. Una madre se da también en totalidad por los hijos, se sacrifica, les ayuda a crecer, hasta muere por ellos con tal de que ellos puedan vivir.

-virgin-mary_p

Yo, así Me daré por las almas escogidas. Pero también por aquellas almas que no quedarán, porque no crecieron lo suficiente para tener un lugar en la Tierra, en este tiempo por venir.

Nuestro Dios es Justo y es Bondadosísimo: si no permaneciereis en la Tierra después de la Purificación, será por vuestra negligencia, por vuestra necedad, por vuestra falta de Fe o por vuestra falta de amor hacia vuestros hermanos.

Os estaré cuidando Mis pequeños y por eso os pido que recurráis a Mí en todo momento, estos son los tiempos de Mi Victoria sobre los Poderes de Satanás.

MADRE MÍA

La Virtud, el Amor, la Sencillez, la Humildad, con que Me dotó El Espíritu Santo, Mi Señor y Mi Dios; vencerán a la Soberbia y Maldad de Satanás. La Sencillez, la Humildad, siempre vencerán sobre la soberbia y la maldad.

Ahora estáis viendo entre los hombres, la Maldad de Satanás en ellos. Vuestros gobernantes la gran mayoría de ellos, no viven las Virtudes, no viven para el bien de su pueblo, no se dan en totalidad, se aprovechan de los bienes ajenos.

En la misma Iglesia hay fallas muy graves, que ciertamente en pocos se incrementan estas fallas, pero en muchos ya no hay ejemplo de vida espiritual.

AMOR Y SERVIR

La Verdad es difícil encontrarla en los labios y en el corazón de los hombres muchas fallas tenéis, no vivís para servir, sino buscáis el ser servidos.

Después de esta purificación, viviréis las bellezas del Cielo aquí en la Tierra. Deseadlo de corazón Mis pequeños, porque va a ser un cambio absoluto, será el otro lado de la moneda. Ahora estáis viviendo en la maldad, en la depravación, en el pecado… Y vivir en el Amor, en la santidad, en las Virtudes, es algo que no conocéis.

Pedid que el cambio se dé ya Mis pequeños, que es un gozo tremendo con que os va a regalar Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad; un regalo a las almas de Fe, a las almas que se han llenado del Amor de Nuestro Dios, a las almas que han respondido a Su Llamado, a las almas que se dejaron convencer por la Sencillez de Mi Hijo, vuestro Salvador.

madre MaryAngles-204x250

AgradecedLe a vuestro Dios, vuestro Creador, vuestro Salvador, lo que ha hecho y seguirá haciendo por cada uno de vosotros. Os ama de tal forma, en que nunca habéis sentido ése Amor tan bello. Viviréis en la Tierra el Amor del Cielo.

Preparaos Mis pequeños, como se os ha venido pidiendo. Vivid en estado de Gracia, transmitiendo Vida y amor a vuestros hermanos. Sed ejemplo del Amor de Nuestro Dios en vosotros y soltaos plenamente a la Voluntad de Nuestro Dios, como Yo os di Ejemplo con Mi “fiat”.

¡Bendita tarea la que Me encomendó Mi Hijo en la Cruz, Mis pequeños, Ser la Madre de todos vosotros!

cristo cruz mujer he ahi a tu hijo

La mujer tiene ése instinto maternal por naturaleza. Pero en particular, la Misión que Me estaba concediendo Mi Hijo era extender todavía mucho más, ése instinto maternal que Me llevaba hasta lo más profundo del ser de cada uno de vosotros, porque iba a ser el cuidado total de cada uno de vosotros.

Y con ello Me da la tarea de luchar contra Satanás para protegeros contra sus ataques; porque él no quiere que entréis de nuevo al Cielo. Especialmente vosotras las mujeres, él no desea que vosotras transmitáis no solamente vida de cuerpo, sino especialmente vida de alma.

Vosotras tenéis una misión grandísima, inmensa: dais vida de cuerpo y también junto con vuestro esposo, dais vida de alma.

El-Rosario-en-familia

Cuidáis el crecimiento sano del cuerpo, le vais protegiendo pero, principalmente, con vuestro ejemplo, vais llevando a vuestros hijos a que conozcan a Mi Señor y Mi Dios y Me conozcan a Mí, vuestra Madre Santísima.

¡Si pudierais ver vosotros las almas de vuestros hermanos! De aquellos que desde pequeños tuvieron la Bendición de que sus padres les hubieran enseñado a tener una vida espiritual, amándoNos ya desde pequeñitos…

Y luego aquellas almas a las cuales sus padres no les enseñaron a amarnos: éstas almas padecen mucho, no crecen integralmente. Y muchas veces terminan con problemas muy graves, porque les falta el alimento del alma.

niño AMOR VIRGEN

El alma necesita un alimento fuerte, que es el Amor. El Amor, primeramente hacia Nosotros: hacia Nuestro Padre, en Su Santísima Trinidad. Hacia Mí, vuestra Madre Santísima, hacia Mi esposo de la Tierra, San José, hacia los Santos Ángeles y Santos.

Cuando vosotros sabéis que hay alguien que os está viendo, que os está cuidando, que os protege de todo mal; vosotros, internamente os sentís seguros, camináis por la vida seguros de que estáis siendo protegidos, cuidados, guiados desde el Cielo. Crecéis en cuerpo y alma en una forma natural y sana.

En cambio, aquellos que no tienen ése soporte espiritual, que no se les dieron Enseñanzas de vida espiritual, crecen con temores. Las acechanzas de Satanás son más fuertes, porque sabe Satanás que no tienen protección y que las puede vencer fácilmente. No tienen guía espiritual porque no saben a quién acudir.

rosario en familiaLas almas que no tienen ese soporte desde pequeñitos, caminan erráticamente en el Mundo y tienen más problemas que aquellos que sí han tenido una protección espiritual, una Enseñanza desde pequeños, en el Amor de Dios.

Vosotras las que sois madres, vuestra responsabilidad es muy grande. Ciertamente, compartís la responsabilidad con vuestro esposo, pero la vuestra es mayor porque pasáis más tiempo con los hijos y ellos aprenden más del ejemplo que da la madre que del padre, por eso la madre debe estar llena de Virtudes.

Un alma femenina, virtuosa, es un tesoro porque va a transmitir Vida, la Vida espiritual que ella misma vive y se trasmite en forma natural; porque ésa alma sabe amar primeramente a Nuestro Dios y Señor, después a Mí, a los Ángeles, a los Santos. Estas almas respetan y aman la Vida del Cielo y transmiten ése amor a los hijos…

ROSARIO madre-rezando-con-hijo

 Y así, la descendencia de ésa madre que nos ama se va multiplicando y además, va siendo bendecida por Nuestro Dios y por Mí, porque está dando Vida, Vida del alma a sus hijos y a su descendencia.

Os ha dicho Mi Señor y Mi Dios, que se os tomará en cuenta lo que hicisteis con el alma de los hijos que se os encomendaron; si ésas almitas se llenaron de amor y lo transmitieron, lo vivieron y mueren en el amor, su salvación es segura. Pero si no les enseñasteis a vivir en el Amor, si no os preocupasteis en enseñar a amar a Nuestro Dios, a Mí, vuestra Madre, al Cielo…

 Éstas almitas en primera, no se desarrollarán perfectamente, como os dije. Vivirán con temores, pero también vivirán llenándose de pecados; porque no tienen el freno que les dan Nuestras Enseñanzas, las Enseñanzas de Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad y lo que Yo Misma os he dejado también en Mis Apariciones.

Virgen de Guadalupe - Tilma Juan DIEGO

Cuidados tenéis muchos, pero no acudís a ellos y no transmitís la Verdad a vuestra descendencia. Si ésas almitas, que se os encomendaron no se salvan, pagaréis por ello. Porque mucho de lo que pudieron haber hecho y no lo hicieron, fue por vuestra culpa.

NO LES ENSEÑÁSTEIS A VIVIR CÓMO SE VIVE EN EL CIELO.   Que es lo que os Enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Ciertamente hay muchas madres condenadas y otras sufriendo fuertemente en el Purgatorio, porque no supieron o no quisieron transmitir vida, vida espiritual. Un alma sin éste alimento espiritual, está vacía y no produce frutos…

_Purgatorio-

Y a eso vinisteis a la Tierra, a salvar almas con el ejemplo que debéis dar.

Cread Mis pequeños, almas virtuosas, para que lleguen a su santificación y de esta forma den mucho fruto, de padres a hijos, de hijos a nietos y demás descendencia. Y así serán bendecidas estas familias, que fueron criadas en el Amor y en las Virtudes.

Salvad almas Mis pequeños, salvadlas a través del ejemplo que deis; por que viváis ése amor de Mi Hijo en vosotros y lo transmitáis a vuestros hermanos.

rezar_rosario familia

Orad por ésas familias estériles en lo espiritual, que no han transmitido Vida. Y peor aún, pueden haber hasta destruido a ésas almitas, que pudieron haber hecho mucho. PedidMe por ellas.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. PedidMe por las almitas que no se han llenado del Amor de Nuestro Dios, pedidMe por su salvación. Mi Hijo, os lo agradecerá infinitamente.

Hijitos Míos, os pido que vuestra oración no cese en ningún momento, estáis viendo acontecimientos ya fuertes de la Purificación. El mismo sol os está afectando y está afectando a la Tierra. Desde hace tiempo os pedí Mis pequeños, que observarais al sol, porque en él se iban a dar muchos cambios que os irían afectando.

solar flare

Yo como Madre vuestra, estaré con vosotros en todo momento. En Mis Apariciones alrededor del Mundo, Nuestro Padre y Nuestro Dios, Me permitió irles anunciando de algunos acontecimientos que padeceréis.

Muchos de vosotros los habéis tomado en cuenta y en serio… Pero, muchos más no les han hecho caso y no se están preparando.

La Gracia de Nuestro Dios, permite que éstos acontecimientos se vayan dando poco a poco, para que la humanidad vaya reaccionando y os vayáis dando cuenta que ya éstos se están saliendo de la “normalidad”, de la que luego habláis.

clima1

Los mismos científicos, asombrados están porque ya no siguen parámetros humanos, ya no tienen con qué comparar lo pasado con lo presente…

Y esto lo está permitiendo Nuestro Dios y Señor, para que os deis cuenta de que ya lo que se está dando y se dará, no viene de los cambios normales de la Tierra o del Universo entero…sol

Sino que ya es obra directa de Nuestro Dios y de las fuerzas satánicas que os quieren destruir.

cambio-climatico nueva creacion

NACIMIENTO DE UNA NUEVA CREACIÓN

Nuestro Dios, os estará protegiendo y Yo Misma, estaré con vosotros también, para guiaros y para que sepáis qué hacer en estos momentos de purificación, que como os dijo Nuestro Padre y Nuestro Dios: serán para vuestro Bien, aun a pesar de que os duela lo que vendrá.

Mis pequeños, uníos en grupos de oración. Porque la oración conjunta, siempre será más poderosa que la individual.

Apoyaos los unos a los otros, tanto en lo material como en lo espiritual y ved todo lo que sucederá como algo positivo. Porque se os ha dicho ya, que se os cambiará de casa. Tendréis un Nuevo Hogar y será muy bello.

1-garden-of-eden

Vuestro sufrimiento en algunos será grande y en otros, menos fuerte, dependiendo de vuestros pecados y de vuestra espiritualidad. Esa es la Justicia Divina, ése es el Amor de Nuestro Padre y Creador.

Empezaréis a vivir una nueva época. Y así como el parto de una mujer que al principio duele cuando nace el bebé, se terminan las lágrimas y empieza la alegría y no solamente empieza la alegría por ver nacido el bebé, sino porque empiezan muchas expectativas, ¡Grandes expectativas!

Conoceréis grandes cosas que nuestro Dios os regalará y asombrados y alegres estaréis de tener todo ello. Es como el regalo nuevo que se le da al niño en su cumpleaños, recibe tantos regalos en un momento de fiesta, que no sabe cuál abrir primero… Y así estaréis vosotros.

000regalo sorpresa

Tantos regalos tendréis de parte de vuestro Dios, que vuestra alegría será inmensa. Agradeceréis de corazón a Nuestro Dios y os alegraréis, infinitamente, de haber sido obedientes y fieles a Su Amor y a Sus Leyes.

¡Cuánta tristeza Me causan vuestros hermanos! Que no tienen Fe a todo lo que se os dice y se os pide. Que por estar de parte de Satanás, tratan de hacer a un lado o de distorsionar Nuestras Palabras Santas para engañar a vuestros hermanos, haciéndoles creer que son mentiras.

 ¡Pobres almas de vuestros hermanos! Que así como los escribas y fariseos, que asesinaron a Mi Hijo y que han creado mentira tras mentira, a través de todos éstos años posteriores a la Muerte y Resurrección de Mi Hijo, quieren seguir haciéndolo con la humanidad. Ellos son seguidores de Satanás. Y Satanás es pura Mentira.

rey de la mentira

Orad por las almas de vuestros hermanos que dudan, porque ellas todavía pueden ser rescatables; aquellas que ya se han soltado totalmente a la Maldad de Satanás, difícilmente regresarán a la Verdad.

Alegraos pues vosotros los que habéis creído, los que a pesar de todas las mentiras y maldades de Satanás a vuestro alrededor, os habéis querido mantener en la Verdad porque estáis bien cimentados en Ella.

Manteneos así Mis pequeños, inamovibles en la tormenta. La Luz de la Verdad os guía y el Amor os unirá eternamente.

paz-tormenta

Sabéis que son Mis tiempos, sabéis que Yo he de buscar a las almas para su salvación y traerlas al redil de Mi Hijo. Busco afanosamente la forma de salvar a las almas.

Ciertamente, ya no sois almas dóciles, como en tiempos pasados, necesitáis situaciones inesperadas y Divinas que se salgan totalmente de vuestras capacidades de asombro. Ciertamente estáis acostumbrados ya, a través de los medios de comunicación, a ver muchas cosas increíbles, pero Nuestro Padre Dios sabrá mover vuestras almas a la conversión.

Soy vuestra Madre y una madre siempre va a buscar el bien por sus hijos. Os habéis descarriado ya demasiado, Mis pequeños. Esta humanidad, os hemos dicho que está peor que Sodoma y Gomorra.

familia de abraham

FAMILIA DE ABRAHAM

El amor a Nuestro Dios, se conserva solamente en pocos corazones.

Si Nuestro Padre Dios dejara que siguiera como va, difícilmente se salvarían las almas de muchos de vosotros.

Satanás ha ido destrozando vuestra alma poco a poco… Y vosotros ni siquiera os dais cuenta de ello; simplemente os dejáis llevar por lo que sucede a vuestro alrededor. Al haber abandonado la Oración. Al haber abandonado vuestros deseos de crecer espiritualmente…

000fin de semana

Vuestra alma, vuestro crecimiento espiritual, ha caído inmensamente. Os estáis dejando llevar por una vida fácil, una vida regalada, una vida llena de Pecado.

Lo que antes eran valores que debías vosotros cultivar para estar bien ante los Ojos de Nuestro Dios, ahora no los buscáis y ni siquiera os interesáis por ellos.

Ya no hay pureza en los corazones. La maldad es casi vuestra forma de vida y Satanás, astutamente os ha llevado a ello y os hace creer que si no estáis a la defensiva, se aprovecharán de vosotros y es mejor atacar y contraatacar; en lugar de buscar la paz, la sencillez y el perdonar a vuestros hermanos que se aprovechan de vosotros.

debilidad

SABIDURÍA HUMANA

Toda la Sabiduría la tenéis en las Sagradas Escrituras, la Sabiduría que os llevará a la santidad de vida. Satanás, os ha apartado de la Sabiduría Divina y ha llevado a esta humanidad a vivir más en lo terreno que en lo Divino. Os defendéis más en lo humano, que viviendo en las Virtudes.

Ciertamente, Nuestro Padre y Nuestro Dios, tiene que detener ya todo esto, porque como dicen las Escrituras, hasta los justos se perderían si toda ésta maldad y corrupción que estáis viviendo, sigue.

Despertad, Mis pequeños. Despertad, volved a las Enseñanzas de Mi Hijo, Cristo Jesús que os vino a salvar, vino a salvar a esta humanidad. Cuando vivía en la obscuridad, os trajo la Luz y esta humanidad volvió a regresar a las Tinieblas y estáis viviendo en Tinieblas y no queréis buscar la Luz de Mi Hijo nuevamente.

vida-maldad-

¿Qué os pasa, Mis pequeños? Satanás no os trae nada bueno a vuestra vida y aun así, ¿Le seguís? Quiere vuestra muerte total y vosotros aun así le seguís.

Mi Hijo es Vida, Mi Hijo es Luz, Mi Hijo es Amor y fuisteis creados para ello, no para las tinieblas, que es lo que estáis viviendo ahora.

La Maldad es Obscuridad, los vicios, el error, el pecado, es obscuridad; la guerra entre hermanos, el  no ver por el bien de vuestros hermanos, es obscuridad. Todo lo que no os deja paz en vuestro interior, todo lo que no os dé alegría, todo lo que no os haga crecer en virtudes, en Amor, viene de Satanás.

paradoja

Satanás os encadena al mal, al pecado, a la inmoralidad, a la perversión, al robo, al ultraje.

¿Dónde está vuestro deseo de vida? ¿Dónde están vuestros deseos de superación? Nada más buscáis lo material y lo buscáis hasta en forma enfermiza y pecaminosa. Ya no os conformáis solamente con los bienes de vuestro trabajo, sino que os ingeniáis para robar a vuestro hermano lo que no es vuestro. De igual forma, los gobiernos, se aprovechan de sus ciudadanos.

Tanta maldad que hay a vuestro alrededor y no entendéis. Os quejáis de ése mal, pero vosotros no cambiáis hacia ése bien, no dais ejemplo de virtud, no oráis, no atendéis a los Sacramentos que os dan Vida.

don sabiduria

Volved a las Sagradas Escrituras, llenaos de la Sabiduría Divina. Un Nuevo Mundo se acerca Mis pequeños, para aquellos que han dejado que ésa Sabiduría os transforme.

La nueva Estirpe, el Pueblo Escogido que será la vida del Nuevo Mundo, seguirán las Enseñanzas de Mi Hijo… Por eso os insisto tanto. Buscad la Sabiduría Divina, preparaos, vividlas, amadlas. Mi Hijo se dio por vosotros, dio todo Su Amor porque obtuvierais una Nueva Vida.

 Las almas que no sepan amar, no serán escogidas. Sois Mis hijos, una madre aconseja a los hijos para que obtengan el bien máximo que puedan encontrar o alcanzar en su vida; os estoy dando Consejos de una Madre llena de Amor.

Segunda_Venida_de_Cristo

El tiempo es corto y estáis sobre los acontecimientos. Vosotros mismos os iréis dando cuenta, cuando veáis los cambios que se darán en los Cielos, os avisarán y espero… Espero que seáis de los elegidos y os alegraréis por ello.

Mi Hijo os dijo: “amaos los unos a los otros” y Yo, como Madre vuestra os lo repito: amaos los unos a los otros y estad contentos los elegidos, porque veréis a Mi Hijo llegar de entre las nubes y cantaréis Glorias, Hosannas, al ver a vuestro Dios regresar para estar entre vosotros.

Os amo, Mis pequeños, gozad… Gozad LA PRESENCIA DE DIOS EN VUESTRO CORAZÓN.

segunda-venida-fano-color

El tiempo es próximo, se os ha ido preparando poco a poco. Orad por aquellos que no quieren entender todavía, estas Palabras que se os han venido diciendo de un tiempo para acá.

La Duda es una forma en como os ataca Satanás, para que no dejéis que el cambio espiritual llegue a vuestro interior. Sed como niños, como tanto os lo pidió Mi Hijo, ya que no ponen en duda lo que se les dice; simplemente, lo toman y lo aceptan en su vida.

Aprended siempre a agradecer lo que llegue a vuestra vida. Sea bueno o aparentemente malo, todo siempre será para vuestro bien. PedidMe a Mí, vuestra Madre, La Siempre Virgen María, que os ayude a caminar, aun cuando estéis rodeados en Tinieblas.

_satan-duda miedo desaliento

LOS DARDOS DE SATANÁS

Que nada os asuste, que nada os haga dudar.

Ved siempre la Luz de vuestro Dios al final del camino, siempre os estará esperando para daros la bienvenida. Estoy con vosotros, Mis pequeños, tomadMe de la Mano y camineMos juntos.

 Yo os llevaré hasta Mi Hijo y Él os llevará hasta Nuestro Padre.

amor perdon y elpadre

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga.

Y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura…

Y preparád vuestra voluntad a una libre donación, para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

corona victoria

http://diospadresemanifiesta.com/

N134 LA ALEGRÍA DEL AMOR


00dios-PADREHijitos Míos, os pido Me concedáis vuestra vida, Me concedáis vuestro corazón, Me concedáis vuestros pensamientos, para que Yo pueda purificar todo aquello que esté en vosotros o que salga de vosotros.

Vosotros, al haber abierto vuestro corazón a Mis Palabras, a Mis necesidades, al haber comprendido el por qué de vuestra estancia sobre la Tierra, al estar trabajando para que Mi Reino se difunda entre los hombres, habéis entendido las necesidades de Mi Corazón y las obligaciones de vuestra misión.

Os dais cuenta de lo mucho que hay que hacer todavía, para que se pueda consumar Mi Reino sobre la Tierra. Entendéis que el trabajo es mucho y los operarios van disminuyendo. Se va acabando la Fe en el mundo, se va acabando el amor hacia Mí, vuestro Dios.

apostasia1 (1)

Satanás sigue invadiendo todo lo creado y llegará a un punto en el que se creerá que él ha vencido. Pero la Fe en corazones como los vuestros, es lo que hará ése resurgimiento de Mi Amor sobre la Tierra y es lo que va a hacer que Mi Amor y Mi Poder se manifieste ante todos los hombres.

Este tiempo de Prueba en el que ya estáis, en el que veis que vuestros hermanos van abandonando sus obligaciones cristianas, os está llevando a que realmente valoréis de corazón todo lo que viene de Mí… Y lejos de apartaros de vuestras obligaciones y de Mi Amor, los que estáis Conmigo os arraigaréis más y vuestra Fe crecerá.

Ciertamente serán momentos difíciles, pero Yo estaré con vosotros. Os levantaré cuando caigáis, os daré lo necesario para que vuestro cuerpo se pueda mantener sano y podáis trabajar para Mí, vuestro Dios y para vuestros hermanos. Vuestra vida querrá ser arrebatada por los poderes del Mal, pero Yo vuestro Dios os estaré protegiendo y guiando en todo momento.

Salmos-27-1-TLA

Mucho amor habrá en vuestro corazón y ése amor será el que os protegerá contra las fuerzas de Satanás. Será una coraza fortísima contra sus acechanzas, él no puede hacer nada contra el Amor; por eso, éste es el Tiempo del Amor, Mis pequeños.

Porque es el Amor en pleno, Mi Amor el que luchará contra el Odio de Satanás y será vencido; como ya ha sido vencido tantas veces por Mi Amor.

El Amor transmitido por vosotros los que estáis Conmigo, será un ejemplo valiosísimo con el que muchas almas al veros, regresarán a Mí. Aquellos que se habían apartado de Mis Leyes y de Mi Amor, al ver la Fortaleza de Mis discípulos de éstos tiempos, de Mis Apóstoles santos; harán que muchos, muchos regresen a Mí.

TESTIMONIO AMOR Y PERDON niña cristiana irak

 Porque sabrán valorar en ése momento lo que es la virtud y el amor de aquellos que Me siguen y querrán tener ésas características santas para poder salir adelante y sobre todo, para poderse soltar de las cadenas con que Satanás los estará aprisionando.

Sí, Mis pequeños, seréis ejemplo grande ante vuestros hermanos de éstos tiempos. Pero entended que se tiene que mostrar el poderío de Satanás en pleno, para que luego Mi Amor y Mi Poder, lo aplasten. Confiad en Mí, vuestro Dios. No os desesperéis.

Porque si estáis Conmigo, seréis ésos instrumentos de salvación no solamente para vosotros, sino para muchos de vuestros hermanos.

pruebas y fe

Mi Amor os irá guiando, Mi Amor os irá protegiendo, Mi Amor irá purificando. Tened Fe, tened Fe en Mí vuestro Dios y no caigáis en los errores de Satanás. Recordad que él es el maestro de la mentira y así como ha envuelto a muchos de vuestros hermanos, os querrá envolver también a vosotros.

En Mí está la vida y la muerte, Yo puedo levantar aún a aquellos que hayan muerto y vosotros lo sabéis. Tened esto muy firme en vuestra mente y en vuestro corazón ésta Verdad. Así que no os preocupéis por vuestros seres queridos, si son llamados al sacrificio; Yo los podré resucitar y podrán tener la vida posteriormente.

Manteneos alegres, felices ante los Acontecimientos, no lo veáis como algo triste y difícil. Éste es solamente el preámbulo de una nueva vida y tomadlo así… No como destrucción, sino principio de una gran reconstrucción.

9del-reino-de-dios-1-638

Así como un edificio necesita unas bases firmes para que no se caiga, vosotros, los que estáis Conmigo, seréis las bases firmes del Nuevo Reino, de Mi Reino sobre la Tierra.

La sangre de los mártires, la lucha de aquellos que tienen Fe en Mí, las Verdades que Yo os he transmitido y que tenéis en vuestro corazón; pero sobre todo Mi Amor, siempre han sido bases poderosísimas para el porvenir.

Así que nuevamente os pido alegraos. Alegraos Mis pequeños de estar viviendo en éstos tiempos, tiempos de cambio; pero tiempos de poner las bases para los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas. Y ésas bases, serán vuestra Fe y vuestro Amor, vuestra fortaleza y vuestro afán de lucha por mantener lo Mío sobre la Tierra.

viviendo reino amor

Seréis vosotros los que Me ayudaréis a poner ésas bases. Y por eso, en vosotros Me confío.

Hijitos Míos, vuestra entrega a Mí debe ser sencilla, humilde y amorosa. Un siervo cuando trabaja para su amo, aprende a amarlo, porque el amo se comporta con el siervo de una manera humana, respeta al siervo. Porque no por el hecho de ser siervo deja de ser una persona, a la cual hay que darle todo el respeto debido.

 Y así el siervo amará al amo por ése respeto y amor que siente por él, pero sobre todo, porque le da dignidad. La dignidad que muchos de vosotros le quitáis a vuestros hermanos, porque según vosotros están haciendo un trabajo inferior, un trabajo que vosotros mismos menospreciáis; pero que es necesario para que vosotros tengáis las comodidades a las cuales estáis acostumbrados.

00oficios

El hecho de tener ése tipo de trabajos, que vosotros veis inferiores a los vuestros, no os hace a vosotros superiores. Os he dicho muchas veces que todos vosotros os necesitáis mutuamente, que todos vosotros necesitáis de vuestros hermanos. Aquél que hace, supuestamente, un trabajo de alta dignidad, necesita de aquél que hace el trabajo menor.

Todos vosotros sois iguales ante Mis Ojos, todos vosotros lleváis una tarea muy importante que desarrollar sobre la Tierra y no es el trabajo en el que estéis, con el cual recibís dinero para comprar cosas; sino el trabajo que hacéis con amor, el que importa y por el cual seréis juzgados.

Si en el trabajo que estáis, que según vuestro pensar es de alta dignidad y os hace ganar mucho dinero no lo hacéis con justicia, con amor, no lo hacéis para que vuestros hermanos obtengan de vuestro trabajo también una ganancia espiritual, estaréis haciendo mal vuestro trabajo.

profesionistas universidad

 Porque si no lo estáis haciendo honradamente, si no estáis poniendo primeramente el corazón en ello, no estáis llevando a cabo bien vuestra misión. O aquél que lleva un trabajo bajo, según vuestros ojos, pero que tampoco lo está haciendo debidamente, que se está quejando y aún blasfemando Mi Nombre, porque tiene ése trabajo y no recibe la remuneración económica que quisiera, también estará haciendo mal su trabajo.

Entended que lo que estéis haciendo, ya sea en vuestra vida de trabajo, en vuestra vida de hogar, en vuestra vida social; si no lo hacéis poniéndoMe a Mí antes, para que vuestro trabajo y lo que hagáis sea con amor y haga mella en el corazón de los hombres, estáis obrando mal y no estáis haciendo Mi Voluntad.

Os vuelvo a repetir, seréis juzgados en el amor, no importa en el medio en el que estéis, el trabajo que estéis realizando, si sea importante a los ojos de los hombres o no; debéis entender que lo que estéis haciendo debe ser importante a Mis Ojos, no según como el hombre lo ve, sino como Yo lo veo.

jesusmedico2

Si en vuestro trabajo no hay virtud, no hay dedicación, no hay ejemplo honesto, bueno y sobre todo, perfecto; no estaréis obrando de acuerdo a Mi Voluntad.

Tratad pues, Mis pequeños de que en el medio en el que estéis, seáis ejemplo de vida; seáis ejemplo para otros que han caído en la maldad, en la corrupción, en el pecado, en la indolencia por el pobre y con el necesitado.

Ayudad a todos aquellos que acudan a vosotros, ya sea económicamente, ya sea de palabra, ya sea de apoyo espiritual; ayudad con lo que tengáis, todos vosotros habéis obtenido dones de Mí, vuestro Dios y debéis compartir de lo que tengáis.

magnanimidad ayudando al enemigo

A veces concedo grandes dones a aquellos que el hombre ve inferiores y aquellos que se sienten grandes ante los hombres, porque su poder económico es fuerte, desdeñan Mis dones, no los utilizan y de ésta forma no están siendo grandes a Mis Ojos, aunque a los ojos de los hombres sean poderosos. Tened cuidado pues con vuestro juicio, porque vuestro juicio humano es muy diferente a Mi Juicio Divino.

Hijitos Míos, os pido que Me roguéis para que os dé una Sabiduría llena de humildad, porque con ella obraréis correctamente y os digo llena de humildad, porque muchas veces tenéis la sabiduría; pero al saber que la tenéis, os llenáis de soberbia y va perdiendo su valor y podréis perder la Sabiduría Santa que Yo concedo a todos aquellos que quieran vivir en el Amor y en la rectitud.

Mis pequeños, estáis viviendo tiempos difíciles, en los cuales, para que os podáis mover correctamente en vuestra vida, deberéis vivir realmente con una Sabiduría Santa, porque es tanta la Maldad que ha diseminado Satanás por toda la Tierra, que estáis obrando muchas veces en el error.

EUTANASIA CRIMEN ASISTIDO

CRIMEN ASISTIDO

Satanás contamina los corazones, contamina los pueblos de la Tierra con sus mentiras y llegó el momento en el que estáis creyendo vivir bien, cuando realmente estáis viviendo totalmente a espaldas de Mis Leyes.

Mis pequeños, la Sabiduría Santa, os va a ayudar a caminar por un camino recto durante vuestra vida, no os desviaréis, porque veréis las cosas tal y como son; a veces dolorosas, a veces las veréis como Yo las veo y serán bellas y gozaréis con ellas.

Con la Sabiduría Santa, podréis conocer realmente quiénes son vuestros hermanos confiables, a los cuales podréis seguir y que ellos os podrán seguir a vosotros.

MARTIR KOLBE

Conoceréis el mal, pero podréis ayudarles también, con la Sabiduría Santa, a recuperar el Bien, sobre todo cuando se ha implantado la maldad en el corazón de vuestros hermanos. La Sabiduría Santa os ayudará a que podáis convencer a vuestros hermanos a que regresen al buen camino.

 A que dejen el camino malo, torcido, erróneo, en el que viven actualmente y que puedan ver el camino recto, bello, para el cual ellos bajaron a la Tierra, para hacer un camino bueno, para que sus hermanos pudieran seguir.

La Sabiduría Santa os va a atraer primeramente hacia Mí, Mis pequeños. PedidMe pues, la Sabiduría Santa, para que podáis hacer lo debido durante vuestra misión sobre la Tierra, pero sobre todo, para que podáis ayudar a vuestros hermanos a que puedan encontrar el camino correcto.

reino de diosSalomón supo que necesitaba de la Sabiduría para poder guiar a su pueblo, vosotros ahora sois Salomones que deben ayudarMe a guiar a Mi pueblo por el buen camino y atraerlos a Mí, vuestro Dios. Con la Sabiduría Santa haréis grandes obras que Yo agradeceré grandemente a cada uno de vosotros.

 Trabajaréis fuertemente, pero al final, Mis pequeños, podréis ver la realidad de vuestro trabajo y gozaréis Conmigo lo que hicisteis para Mí, vuestro Dios.

 La gran mayoría de vosotros, como seres humanos, estáis acostumbrados a hacer planes para el futuro. Ya desde que nace el hijo en el hogar, los mismos padres ya están planeando su vida, ya están imaginando qué profesión puede tener, hacia dónde guiarán al hijo o a la hija, qué planes tienen para ellos para que no la pasen mal en éste mundo, etc., Tantas cosas que vosotros, como padres, primeramente deseáis para los hijos.

graduados

El hijo va creciendo y va adquiriendo conocimiento en la escuela, va llenándose, en algunos hogares, de capacidades espirituales que los padres les transmiten. Pero en muchos otros hogares ya se han olvidado de esto, Mis pequeños, de darles conocimiento espiritual, valores espirituales.

Va creciendo el hijo y empieza a abrirse camino en el mundo, y hace sus propios planes para el futuro y así va caminando según sus planes, según lo que a él le conviene, teniendo un ideal en su corazón, en su mente para lo que hará en el futuro; pero son pocos, muy pocos aquellos que antes de poner sus planes humanos Me anteponen a Mí, vuestro Dios.

Pocos son los que Me preguntan a Mí qué es lo que deben hacer de acuerdo a lo que Yo necesito de vuestra presencia en la Tierra. Sí, vosotros vinisteis a servirMe a la Tierra, Yo os necesito a vosotros. Vosotros necesitáis de Mí ciertamente, para que Yo os dé las capacidades necesarias para que podáis cumplir con vuestra misión humana, para que podáis llevar a cabo lo que viviréis en éste mundo material.

unam-doctorados-honoris-causa

 Pero debéis acudir a Mí para preguntarMe qué es lo que necesito Yo a través de vosotros, de cada uno de vosotros, que podáis transmitir a vuestros hermanos. Pocos, muy pocos de vosotros Me incluís a Mí, vuestro Dios en vuestros planes futuros y así camináis en lo humano y no en lo Divino.

Vuestra vida se va separando de lo Divino, de lo espiritual. Vais haciendo solamente planes para vivir cómodamente en lo humano, pero no vais haciendo planes para que Mi Reino se dé sobre la Tierra, que ésa es la misión primordial para la cual bajasteis a la Tierra.

Vais uniendo vuestra misión con vuestras necesidades humanas, pero siempre deberé de estar Yo primeramente en vuestras necesidades, deseos, planes. Si Yo no estoy primero, tened seguro que lo que planeáis no saldrá correctamente.

jesus me guía

Os he dicho que los ataques del Enemigo los tendréis constantemente y si vuestra vida no está consagrada a Mí, si vuestro caminar sobre la Tierra no está consagrado a Mí vuestro Dios, fallaréis. Caeréis, tendréis ataques muy fuertes del Enemigo, porque no estaréis protegidos, porque no tendréis el suficiente sustento espiritual para contrarrestar todo su ataque.

Con esto os quiero decir Mis pequeños, que volváis a lo que Yo os di como Primer Mandamiento, que Me tengáis a Mí primero, antes que a nada o a nadie en vuestra vida y así aseguraréis vuestro buen caminar, el actuar en Sabiduría y con precisión espiritual durante toda vuestra vida.

Si, si os alejáis de Mí sufriréis mucho, porque no estaréis Conmigo; Yo trataré de estar con vosotros, pero no me escucharéis de cualquier manera, porque tendréis puestos vuestros intereses solamente en lo humano, en lo material y no en lo Divino.

jesus marinero

Tened cuidado, Mis pequeños, no Me apartéis de vuestra vida, porque si no tendréis una vida con muchos problemas, con muchos dolores, con muchas caídas.

Hijitos Míos, vosotros como padres ó madres de familia, siempre buscáis el bien para vuestros hijos. Os sacrificáis por ellos, os dais por ellos, trabajáis a veces duramente por ellos; hacéis todo lo posible para que ellos no sufran lo que quizá vosotros sufristeis en vuestra vida, en vuestra niñez, en vuestra juventud.

Mis pequeños, si vosotros hacéis eso por vuestros hijos, entended lo que Yo he hecho por vosotros… Tenéis toda una historia de Salvación. Yo, como Padre vuestro le di al pueblo Judío primeramente las Leyes y Decretos con los cuales debían de guiarse para tener una vida perfecta en el Amor.

MOISÉS%20RECIBE%20LAS%20TABLAS%20DE%20LA%20LEY%203

Posteriormente mandé a Mi Hijo para que Él viviera lo que Yo antes había pedido para los pueblos de la Tierra, no solamente para el pueblo Judío, porque ellos tenían que ser los transmisores de Mis Leyes y Decretos.

Mi Hijo se dio en totalidad por vosotros y en lugar de que fuera aceptado como Mi Hijo y Mesías, no lo quisieron aceptar porque según ellos se les estaba pidiendo mucho.

Mis pequeños, Yo solamente os pido una cosa: Amor. Que os améis los unos a los otros. Todos los demás Decretos y Leyes saldrían sobrando si vosotros convivierais en el Amor.

reino

Con el Amor Mis pequeños, tenéis abiertas las puertas del Reino de los Cielos de par en par. Cuando vosotros vivís realmente en el Amor, tenéis todas las alegrías del Cielo con vosotros.

Ciertamente Satanás irá en contra de vosotros, porque él despreció el Amor y tratará de quitar el Amor de los corazones que lo estén cultivando.

Pero el Amor siempre será mucho más poderoso contra su fuerza, contra su poder malvado y satánico que quiere destruir todo lo bello que Yo creé para vosotros.

jess-y-el-reino-de-dios-1-728

Si vosotros vivierais realmente en el Amor, tendríais un mundo bellísimo, el mundo que Yo os pedí a través de Mi Hijo. Grandes cosas daríais y grandes cosas se darían, porque cuando vosotros tengáis el verdadero Amor, honesto, sencillo, humilde y sobre todo, dadivoso, podréis hacer grandes milagros por el bien de vuestros hermanos.

Con el Amor, vosotros podéis hacer grandes cosas para la salvación y recuperación del Reino para todos vuestros hermanos. El Amor puede destruir toda la Maldad que existe sobre la Tierra.

Si vosotros os dais cuenta de lo que está sucediendo a vuestro alrededor, os daréis cuenta de que no es por obra del Amor, sino por la falta de él.

VIDA SIN AMOR

En los corazones ya no se vive el Amor, se está viviendo la maldad; el aprovecharse los unos de los otros, el buscar solamente el bien particular y no hacer nada por el hermano.

 Y así vuestro egoísmo, la maldad, que habéis dejado ya reinar y gobernar, vuestros corazones están impidiendo que Mi Amor se disemine sobre la Tierra. ¿Hasta cuándo entenderéis, Mis pequeños? ¿Hasta cuándo entenderéis?

¿Necesitáis que todo sea un caos, una destrucción espiritual y humana; que ya no haya nada en que os pueda apoyar, que el mundo esté en contra vuestra para que volváis a Mí? ¿Hasta cuándo entenderéis que Yo necesito de vosotros para la recuperación del Reino?

nueva creacion

Os he dicho que el Tiempo ya está sobre vosotros, que estáis en cuenta regresiva para que Mi Reino se recupere sobre la Tierra, pero el Dolor de recuperación será mayor si en vuestro corazón no hay amor.

Tratad pues, de ser ejemplo vivo en vuestro ambiente que os rodea, para que se vaya dando ya Mi Reino y que éste paso que tenéis que dar ya todos vosotros los del mundo viejo, a los Nuevos Cielos y Tierras Nuevas que se os darán, sea menos doloroso.

Que vuestro amor, Mi Amor en vuestros corazones, aminoren todas las pruebas que se os vendrán, tanto en lo particular como en forma mundial. El cambio se tiene que dar, porque os veo sufrir mucho; pero sobre todo, porque veo que Yo ya no vivo en vuestros corazones ni en vuestra vida.

prueba ytestimonio

 Soy vuestro Padre y vuestro Dios y ya no hay cabida Mía en vuestro corazón, Me habéis hecho a un lado en vuestra vida y esto no puede ser. Recapacitad, Mis pequeños, regresad al Bien Supremo, que Soy Yo, vuestro Dios para que Mi Amor vaya reinando en vuestras vidas.

Que Mi Amor os cubra, os proteja y os llene de Bendiciones para que vayáis preparando el camino de regreso a vuestro Dios y Salvador entre los hombres.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

VENID BENDITOS

http://diospadresemanifiesta.com/

N110 SABIDURÍA DIVINA


trinidad03Hijitos Míos, existe una gran diferencia entre sabiduría e inteligencia. Podéis ser inteligentes, MUY inteligentes, pero no saber qué hacer con ésas capacidades que obtenéis a través de vuestro estudio ó de vuestra experiencia en la vida.

Si no estáis Conmigo, vuestra inteligencia se puede ir hacia el Mal y así, lo que pudiera ser para un bien mundial; se vuelve una maldad y una destrucción para todos vosotros.

A lo largo de la vida, a lo largo de la historia, habéis visto cómo grandes descubrimientos han servido para el bien; pero cómo otros se han desviado hacia el Mal.

bioetica

Unos han servido para que tengáis más facilidad en vuestra vida diaria, para que no sufráis tanto en vuestras necesidades y obligaciones de todos los días.

Pero otros descubrimientos que hace el hombre, ayudados por Mi Santo Espíritu de Amor; el hombre, al estar afectado por Satanás, los desvía y se utilizan para destrucción y maldad entre vosotros.

La Sabiduría viene de Mí, de vuestro Dios, de Mi Santo Espíritu. Podéis tener o no inteligencia, pero la Sabiduría siempre va a ser mayor que la inteligencia.

astronauta yurigagarin

La inteligencia no os dará la Vida Eterna, la Sabiduría sí. La inteligencia os puede llevar a una soberbia fatal. La Sabiduría os llevará a una humildad de Bendición Divina y así obtendréis Vida Eterna y no solamente para vosotros, sino para vuestros hermanos.

Se os pide en las Escrituras pedir la Sabiduría más que la inteligencia; porque con la Sabiduría se unirán los pueblos, alabarán Mi Santo Nombre, Yo los amaré por ser un pueblo sabio y eso os llevará hacia el Amor.

La inteligencia, aún si la utilizáis en el Bien; tardaréis más tiempo en encontrar lo que el hombre sabio puede encontrar rápidamente.

discusion religiosa

El inteligente se hace muchas preguntas, camina en zigzag, sus pensamientos no son rectos; porque por mucho conocimiento, no sabe encontrar la Verdad que encuentra rápidamente el sabio.

El sabio es humilde, el sabio es sencillo, el sabio es niño, se deja guiar fácilmente y avanza mucho más rápido que el inteligente. Pero aquél que es inteligente y sabio, es cuando puede dar mucho fruto y es cuando puede servir grandemente para Mis propósitos, para vuestra ayuda mundial.

Mis pequeños, Yo os he dado grandes cosas, os he dado dones, virtudes, para que avancéis en la misión que tenéis cada uno de vosotros y si los usáis sabiamente, éstos se os multiplicarán y daréis mucho fruto que servirá para la mejora del género humano, para vuestro crecimiento y recuperación de los dones que Yo les había otorgado a vuestros Primeros Padres.

fe e inteligencia

Así pues, Mis pequeños, pedidMe Sabiduría antes que inteligencia. PedídMela ya, porque Yo Me quiero derramar en Bendiciones sobre vosotros.

Difícilmente el inteligente pide Mi ayuda, porque se siente autosuficiente, el sabio se reconoce pequeño y reconoce que sin Mí, no puede hacer gran cosa.

¿Veis ahora la diferencia, Mis pequeños? El inteligente utilizará de sus capacidades para llenarse de bienes del mundo, será rico y poderoso entre los hombres, se aprovechará de vosotros.

astronautalisto

El sabio se llenará de Mí, de Mis capacidades Divinas; quizá sea pobre de las cosas del mundo, pero será inmensamente rico de las Celestiales. Escoged, Mis pequeños, que Mi Sabiduría os guié.

Por eso os pido Me pidáis la Gracia de no estar apegados a las cosas del mundo.

Podéis leer en las Escrituras que viváis como si no vivierais aquí en la Tierra, que actuéis como si no actuarais, que caminéis como si no caminarais y esto es que no estéis en el mundo, sino que estéis Conmigo.

CONVERSION-MUNDO

Que no estéis apegados a las cosas del mundo, sino que estéis Conmigo todo el tiempo.

En el Primer Mandamiento, os doy la respuesta a esto, tenerMe a Mí por sobre todas las cosas. Mi Amor no tiene igual en ninguna creatura, Yo Soy el Amor, Yo Soy el Creador de todo y no hay nadie que se iguale a Mí, vuestro Dios.

Vosotros Mis pequeños, pensáis a lo humano, os sentís grandes y poderosos. Cuando vuestra inteligencia superior que la del normal de vuestros hermanos os sentís grandes, poderosos y os aprovecháis de ello.

inteligencia

Pero, si esa inteligencia que Yo os he concedido; que no os habéis ganado, porque aún las capacidades que tenéis, la estructura de vuestro cerebro, Yo os lo di.

 Si no buscáis también Mi Sabiduría, vuestra inteligencia no será perfecta y tendrá muchas caídas y desviaciones.

Cuando os apegáis a las cosas del mundo sufrís, porque no confiáis en Mi Providencia Divina. No confiáis en que estando Conmigo obtendréis todo.

dos amos

Os falta mucha Fe y confianza en Mis Palabras y en Mi guía amorosa. Camináis por el mundo errados, cayendo y levantándoos cuando vivís solamente con la guía de vuestra inteligencia, cuando estáis apegados con las cosas del mundo.

Vosotros decís, cada cabeza es un mundo y ciertamente lo es, porque cada uno de vosotros piensa diferente, actúa diferente; cuando os dejáis guiar por la inteligencia. Porque cada uno de vosotros estáis viendo por vuestros propios intereses y así os desviáis y de ésa forma no le dais gusto a nadie.

En cambio, cuando os dejáis mover por Mi Sabiduría Divina, Santa, Única; TODO SE UNIFICA. Pensáis como Yo quiero que penséis, actuáis como Yo quiero que actuéis y así vuestros frutos serán los mismos; no importa que viváis en un país o en otro; los frutos serán los mismos, porque estaréis guiados por Mi Santo Espíritu.

0000don de sabiduría espíritu santo

 Se darán las mismas situaciones en un lado y en el otro; porque ésta unificación se va dando en el corazón del hombre y a eso es a donde os quiero llevar, Mis pequeños. Cuando encontráis a un hermano vuestro y decís que pensáis en lo mismo, es porque tenéis la Sabiduría en vuestro corazón y os dejáis guiar por Ella.

La humanidad se tiene que unificar, Mis pequeños. Ciertamente que no estoy afectando vuestra individualidad. Tendréis la inteligencia para moveros, según lo que cada uno de vosotros ha recibido en dones y en capacidades; pero el fin será el único: el que Mi Santa Sabiduría os pida.

Cada época de la vida en el ser humano, lleva diferentes metas; pero siempre guiadas por Mí y para vuestra mejora y crecimiento. Ahora tenéis capacidades y diferentes forma de vida que hace 200, 500, 1000, 2000 o diez mil años.

verdad

EL HOMBRE SIEMPRE ES EL MISMO.

Cuando os dejáis mover por Mí, por vuestro Dios, tenéis grandes avances en vuestra forma de ser y de vivir; pero cuando os dejáis llevar por vuestra inteligencia soberbia, pecaminosa, humana; es cuando se desenvuelven las guerras, se desarrollan las pasiones y en lugar de avanzar, caéis.

El pecado os vence y no avanzáis en lo absoluto, por eso os pido que no estéis unidos a las cosas del mundo, porque las cosas del mundo no pueden entrar al Reino de los Cielos.

Fano-salvacion-conversion

Uníos a Mí y al estar unidos a Mí, estaréis recibiendo las Bendiciones que tienen las almas del Cielo… Y así os iréis preparando para entrar fácilmente, al final de vuestra existencia, en el Reino de los Cielos.

No será un cambio difícil pasar de vuestra misión de la Tierra al Regalo del Cielo, porque estaréis unidos Conmigo desde toda vuestra vida.

Pero en cambio, aquellos que utilizando su inteligencia se apegan tanto a las cosas de la Tierra; para ellos dejar las cosas del mundo, soltar aquél lastre que solamente les está dañando tanto, que no avanzan ni ellos ni los que están a su alrededor. Para ellos sí será un cambio difícil…

dios-y-dinero

 Porque las cosas del mundo con las del Cielo no se llevan. Solamente cuando unís vuestra inteligencia a Mi Sabiduría Infinita.

Hijitos Míos un padre, una madre, siempre estarán presentes con los hijos para guiarles y protegerles en el mejor de los casos. Ellos siempre buscarán lo mejor, tanto en lo espiritual, como en lo físico y en lo material; para ayudar a los hijos y apoyarles en su misión en la Tierra.

Los padres tienen la sabiduría que Yo les he concedido cuando están Conmigo; para que vayan encontrando los hijos las cualidades, tanto espirituales como intelectivas y ellos os vayan guiando.

padrehijo1

Vosotros siempre como hijos, recibiréis la sabia guía de vuestros padres, la guía que Mi Santo Espíritu de Amor os da en vuestro interior.

Así es como Mi Voluntad se va dando entre los hombres, primeramente cuando sois pequeños a través de vuestros padres y ya cuando crecéis y Me buscáis; Yo, directamente os hablaré al corazón si vosotros Me buscáis, si os mantenéis en un estado de oración, de Gracia y de pureza, para que Yo pueda habitar en vuestro interior con gusto.

 DeleitándoMe de vuestros pensamientos y de vuestras obras. Así como los padres de la Tierra se deleitan con las buenas cosas que ven que hacen los hijos; Yo también, como vuestro Padre y Creador, Me voy deleitando de todo lo que hacéis y Me ofrecéis, porque sabéis que todo lo que tenéis, todos vuestros dones y capacidades os los he procurado Yo, vuestro Dios.

Padre enseñando a jugar

Nada se da por casualidad, lo sabéis. Todo lleva un plan… Pero si os salís de Mi Plan Divino, es cuando caéis. Es cuando Satanás os ataca más fuertemente, porque no buscáis Mi Protección y Mi guía.

Me hacéis a un lado y Satanás se aprovecha de ésta situación… Y os va desviando de vuestro camino. De un camino seguro, cuando estáis Conmigo. Y se vuelve un camino inseguro cuando os apartáis de Mis Leyes y de Mi Amor.

Mis pequeños, sois tan débiles; os apartáis tanto de Mí vuestro Dios, porque queréis hacer vuestra voluntad y así es como no completáis muchas veces, la Misión por la que vinisteis a la Tierra. 

mision-pix

Ciertamente cuando sois juzgados, Yo como Padre amoroso, solamente os haré ver que no cumplisteis. Pero de cualquier manera, lo que hayáis dado será bueno para que se propague Mi Reino sobre la Tierra.

Cuando no dais lo máximo, éste mejoramiento se atrasa; vuestro mismo mejoramiento se atrasa.

Mis pequeños, vosotros debéis ser una prolongación de Mi Gracia para con vuestros hermanos. Cuando os dejáis mover libremente por Mí vuestro Creador, se dan grandes cosas en la vida del hombre…

testimonio del cielo

Y así, todos los seres humanos se pueden alimentar de las experiencias que Yo permito en un alma.

Dejaos Mis pequeños, hacer por Mí. Dejaos mover por Mi Sabiduría y por Mi Amor.

Todos vosotros estáis llamados a la Perfección.

Ayúdame a amar a mi enemigo

Si no dais vuestro máximo es porque vosotros mismos estáis preocupados de otras cosas que no son las Mías. Os distraéis mucho con todo lo que hay a vuestro alrededor y aún, de las mismas Tentaciones de Satanás.

Venid a Mí, Mis pequeños y tendréis un lugar seguro en Mi Corazón y os protegeré en totalidad. Porque Satanás no podrá atacaros si estáis Conmigo, en Mi Corazón, bajo Mi Protección.

Muchos creéis que Yo Soy el que crea en vuestra vida los dolores, la maldad, la problemática que os rodea.

000la-depresión-la-angustia-y-la-ansiedad

Ciertamente existe porque Satanás es el Príncipe de éste Mundo; pero cuando estáis Conmigo, Yo voy limpiando vuestro caminar para que no tropecéis…

Cuando no me dejáis ayudaros, ni os abandonáis a mi Voluntad y mis cuidados; por eso seguís sufriendo sin consuelo, ni esperanza. 

Muchos creéis que Yo Soy el que crea en vuestra vida los dolores, la maldad, la problemática que os rodea. Ciertamente existe porque Satanás es el Príncipe de éste Mundo; pero cuando estáis Conmigo, Yo voy limpiando vuestro caminar para que no tropecéis…

amor-frutos

 Y al no estar embebidos con las cosas del mundo, estando Conmigo es cuando dais fruto abundante y eso es lo que quiero de cada uno de vosotros. Que estéis pensando en Mi, vuestro Dios, en Mis necesidades para con vuestra alma, para con vuestro crecimiento espiritual y el de vuestros hermanos.

¡Vosotros sois tan valiosos para Mí, Mis pequeños! ¡Valéis tanto y os amo tanto, que cuando no estáis Conmigo, un Dolor grande invade Mi Corazón!

¡Sí, habláis de Mi Amor Infinito, de Mi Alegría Infinita! Pero como Padre, como Creador, Yo no puedo estar contento, feliz viendo cuando las almas de muchos de vosotros, Mis pequeños, estáis perdiéndoos y os estáis condenando.

testimonio del infierno

 O estáis haciendo que muchos de vuestros hermanos pierdan la Fe y el amor a Mí. Y estáis destruyendo la vida de otros de vuestros hermanos en las luchas fraternas de pueblos contra pueblos.

Cambiad Mis pequeños. Cambiad de perspectiva, Mi Bondad es absoluta y es la que debéis seguir. No seáis Tibios, permitiendo en vuestra vida Bondad y Maldad…

 Los que son Míos, los que vienen de Mí y los que deben dar mucho fruto deben ser de una sola pieza. Ser verdaderos hijos Míos, defensores de Mis Verdades y de Mi Amor entre vosotros.

Eduardo-Verastegui

Ser ejemplo de vida y ser los triunfadores entre vuestros hermanos. Triunfadores porque estaréis llenos de Mi Vida y de Mis Bendiciones, aún en los momentos difíciles y de tribulación.

 Y así se os ha dicho que las almas que están Conmigo, con vuestro Dios, brillarán entre las Tinieblas y aún en el tiempo de la Prueba, nada les faltará.

Es Mi Palabra, es Mi Promesa y así será Mis pequeños, os amo, os amo inmensamente.

fe y confianza

Hijitos Míos, vosotros limitáis Mi Obra. Sí, Mis Bendiciones, Mi Amor, todo queda limitado cuando os falta Fe.

Mi Gracia sobre todos vosotros es como un torrente, como un río caudaloso que debiera llegar a todas las almas con fuerza impetuosa, para llenaros de Mis regalos.

Vosotros recibiendo esto, seríais felices, estaríais siempre colmados de Mis Bendiciones.

00fe autoridad de Dios

Vuestra vida espiritual estaría al máximo, daríais mucho. Vuestros frutos serían preciosos, abundantes, sublimes.

Todos vosotros os ayudaríais unos a otros a crecer, a alimentaros, a vivir en armonía, a vivir en Mi Paz y en Mi Amor.

Pero cuando vosotros os salís de Mis deseos y Mi Voluntad, cuando Me limitáis a Mí por vuestra falta de Fe y confianza en Mi existencia en vuestro corazón, es cuando Yo no Me puedo derramar sobre las almas.

vida-desconfianza-desmotivaciones

¡Podríais tener tanto, Mis pequeños! Pero vosotros no estáis actuando como verdaderos hijos y ni escuchais de Mis deseos. Vuestros intereses mundanos son tan diferentes de los Míos, de vuestro Dios.

Tenéis que aprender, Mis pequeños a escuchar Mi Voz dentro de vosotros, saber ver Mi Voluntad en los acontecimientos que os rodean. Ved lo bueno que Yo os envío y no veáis lo malo con que os ataca Satanás.

Preferís estar viendo los desastres, las calamidades, las destrucciones que Satanás provoca en el mundo y a las almas de vuestros hermanos; en vez de ver lo bello, los renuevos, lo santo. Todo lo que Yo voy haciendo para que vosotros no padezcáis en el mundo.

TESTIMONIOS DEL AMOR DE DIOS

TESTIMONIOS DEL AMOR DE DIOS

Sed positivos en vuestros actos, en vuestro pensar, en vuestro actuar, porque así es como estaréis preparando Mi Reino entre vosotros. Lo negativo solamente destruye y no crea.

Cuando vosotros estáis acostumbrados a ver al Mal, no dejáis que el Bien actúe, no dejáis que Mi Bien se esparza, se amplíe y destruya el mal que os ataca. Si solamente pensáis en el Mal, éste mejora, aumenta, se enriquece, se alimenta, toma fuerza y vosotros sentís su ataque fuertemente.

Si estáis Conmigo, se os ha dicho, ¿Quién contra vosotros? Porque tenéis Mi Fuerza, tenéis Mi Poderío y sobre todo, tenéis Mi Amor, que es el que le da la fuerza a todo aquel que está Conmigo.

hedonismo-definicion-mapa-conceptual-etica-y-valores

ESPEJISMO DE SATANÁS: LOS VALORES ACTUALES

Pero si actuáis en el mal, mal os atraéis y no buscáis la perfección a la que estáis llamados todos vosotros. Satanás os engaña. os hace creer que nada más estáis en éste mundo tan efímero, que si no aprovecháis vuestro tiempo de vida en él, se os va entre los dedos de las manos.

Mucho bien debéis dar, Mis pequeños; pero se os pasa el tiempo y no lo aprovecháis por estar atenidos solamente a vivir en el mundo y para el mundo.

Cuando vivís para Mí, el mundo sale sobrando. Yo os regalo Mi Propio mundo, mundo de bellezas inconmensurables. Os hago gozar de grandes regalos y así es cuando tenéis ésos regalos místicos…

00DON DE PROFECIA

 O aún regalos espirituales sobrenaturales, que pueden gozar las almas que están Conmigo y que éstas sobrepasan infinitamente a los regalos del mundo.

Yo voy cuidando vuestros pasos, os voy cuidando en el transcurso de vuestra vida y así, Mis regalos os van haciendo crecer.

000dones espiritu santo

¿Por qué no veis lo que Mi Voluntad requiere, Mis pequeños?

Y así como Yo os doy gustos y a veces inconmensurables…

DadMe a Mí vuestro Dios, los gustos que recibe del hijo amado el Padre, que tanto os ama y os cuida.

frase-la-santidad-es-hacer-siempre-con-alegria-la-voluntad-de-dios-para-eso-es-necesaria-la-fidelidad-teresa-de-calcuta-132026

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor-Sabiduría de Mi Santo Espíritu

00SantisimaTrinidad_

http://diospadresemanifiesta.com/